El Heraldo de Cristo 1970, n. 724 y 725
CRISTO

JULIO

AGOSTO 19 7 0^
B

Artes Gráifica.s
o I AX É N e: z

FOLLETOS - CATÁLOGOS ■ REVISTAS - CARTAS - SOBRES TARJETAS - ETIQUETAS COLORES • PUBLICIDAD COMERCIAL CREACIÓN DE DIBUJOS Y MARCAS

FACTURAS

Lulio, 12

Teléfono 211708

PALMA DE MALLORCA

^
MISSA
**FRATERNIT AT I JOIA<<
del Mestre P. A. MARTORELL, T. O. R.
Edicíó CANT I ORGUE Se ven a les llibreries i cases de música, a la
Cúria diocesana de Mallorca i a l'Administració de «Heraldo de Cristo».
L'acompanyament rítmic complet es pot demanar a la Comissió Diocesana de Litúrgia i a l'Administració de «Heraldo de
Cristo».

DISC DE LA MISSA «FRATERNITAT I JOIA»
gravat per R C. A. Espanyola està en venda a les cases discogràfiques i a l'Ad¬ ministració de «Heraldo de Cristo» (Convent de Sant Francesc, Palma de Mallorca, telèf. 2'2695).
^^

REVÍSTA MENSUAL DE LOS P P. FRANCISCANOS DE LA T. O. R
•
JULIO - AGOSTO 1970

Año LXI - Núm. 724-725

•

REDACCIÓN Y ADMÓN:

CONVENTO DE SAN FRANCISCO

TELÉFONO 212695

PALMA DE MALLORCA

•

DIRECTOR:

\\

P. MIGUEL COLOM MATEU, T. O. R.

ADMINISTRADOR: Fr. JAUME TUGORES MESTRE, T. O. R.

•

CON LICENCIA ECLESIASTICA

j

•
IMPRESIÓN: ARTES GRÁFICAS GIMÉNEZ

•
PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

(A partir de enero 1969)

ORDINARIA. . . . 65 PTAS.

BIENHECHOR ... 100 t

PROTECTOR

500 ...

«

•
DEPÓSITO LEGAL P. M. 340 -1956

NUESTRA PORTADA
CONSOLACIÓ DE SANTANYÍ.-Lasa/-
turas cercanas a los pueblos de Mallorca tienen todas su santuario. Recordarlo es ya un tópico. Y casi todos nuestros santuarios son, tópicamente, lo mismo: una pequeña iglesia o ermita donde preside una tMare de Déuf milagrosamente hallada. En nuestro grabado, junto al santua¬ rio, la ‘porxadat acogedora de peregrinos, de
nuestros antiguos peregrinos, no turistas, que se contentaban con un frugal yantar de 'pa i oli¬ ves’ y con un corto sueño sobre un jergón de <paia d'ordi’ que generosamente le^ ofrecía la hospedería del santuario.
V

lea en e(9te números

A la hora del relevo

,

.

.

.

3

Galería de Terceros ilustres (España).

4

De Narciso a Prometeo ....

5

Tiempos nuevos

■

.

.

.

7

El número de adictos a las drogas

ha aumentado en cuatro años en

un 300 por 100 en Europa

9

Fisonomía de San Francisco

11

Mons. Damián Nicolau, Obispo de

Huamachuco, en Mallorca . . 11

Cançoner popular de Mallorca del P.

Rafel Cínard Bauça, T. O. R.

12

Página literària.

.

.

.14

Miquel del Sants Oliver ... 16

Flors eucarístiques (poesia)

.

.

17

Fray Juan Llabrés Castell, T. O. R. . 18

Nuestra pequeña historia ... 19

Página del terciario

21

Carta del Sr. Obispo de Mallorca al

General de la T. O. R.

.

23

Huamachuco (Perú), también víctima

del último terremoto ...

24

¿Tempestad en la Iglesia? . . . 25

Bibliografía ...

.26

El sacerdote y el hombre en Sudamé-

rícá

27

FOIOGIMFIA<^^-tágú
(FRENTE ADIPUTACION)-PALMA

CRECIMfENTOS ACELERADOS
ÍNDICES DE CONSUMO ÍNFIMOS
con

CDtscoieca

Honderos, 95

Teléfono 222072

PALMA DE MALLORCA

♦

«

isvBllBBOs, 2 Y 4-Pelai7et, 32

Tetéleno 22393?

PALMA DE MALLORCA

M V B B I. B S - BBCOBACltfM - TAPICBBIa
HIJOS DE JOSÉ LLABRÉS

Sindicato, 26 al 32 - Tel. 221213 - PALMA DE MALLORCA

TALLER DE TAPICERÍA
\\/icQntQ ‘l·l^tnàndoí'^
Especialidad en cortinajes, sillones gran confort, salones y muebles de encargo

Arquitecto Reynés, 3

Teléfono 211451

PALMA DE MALLORCA

2

EDITORIAL
A LA HORA DEL RELEVO
posible que más de uno, al correr de los seis últimos años, haya especulado sobre el pensamiento del que ha llevado, más o me¬ nos a rastras, el peso de la dirección de esta revista durante dicho sexenio. Por si a alguien, menos sagaz, se le ofreciesen dudas, vamos a manifestar claramente cuál ha sido nuestra postura en lo tocante al ideario de la. publicación. Lo primero que hemos intentado ha sido permanecer fieles al fin por que fue fundado HERALDO DE CRISTO, fin que hasta marzo de 1934 vino expresado en su misma cabecera: Revista mensual ilustrada, dedi¬ cada al fomento y propagación de la Tercera Orden de San Francisco. Con todo, nuestra publicación, en vistas a mayor amenidad y a un mayor interés para los lectores, desde su mismo nacimiento admitió ya en sus páginas el trato de muchas y variadas materias, como lite¬ ratura, apologética, historia, etc., rebasando lo estrictamente francis¬
cano.
También nosotros hemos querido practicar el pluralismo, hoy tan decantado, no sólo en cuanto a temas sino hasta a puntos que vienen suscitando discrepancias, sobre todo a partir del Vaticano II o ya de poco antes.
Por eso hemos ido insertando, no sin la frecuente protesta de los inmovilistas, trabajos de plumas jóvenes, difusoras de ideas jóvenes, casi sin ninguna cortapisa, salvando meramente nuestra responsabili¬ dad, eso sí, con la inofensiva advertencia de que la dirección no se solidarizaba necesariamente con los conceptos vertidos por sus redac¬ tores o colaboradores. No extrañe a nadie esta actitud, pues nosotros admitimos como válida una sentencia de monseñor Suquía, que leíamos no ha mucho: «Un hombre de cincuenta años que hable del mundo actual y no se acerque a la juventud es un utópico».
Si ocasionalmente nos hemos atrevido a poner una breve nota al pie de dichos trabajos, ha sido sólo para aclarar alguna idea o para que algún manjar demasiado fuerte o insólito no provocase la náusea en estómagos excesivamente débiles, para que no se irritase la piel de los que sienten alergia por todo lo nuevo.
Habrá desagradado a más de uno la repetida aparición de textos, bien del Papa, bien de otras personas constituidas en autoridad o, en alguna ocasión, hasta de simples particulares —tal vez no siempre expresión de la mente de la dirección en este último caso— que pare¬ cían querer zaherir tendencias y actuaciones muy en boga en nuestros días. Mostrando reparos y diversidad de pareceres hemos querido que aquellos escritos obrasen como ducha fría en el sudoroso correr hacia horizontes que están aún muy lejos de presentarse claros y despejados.
Sólo nos falta proclamar que a nosotros no nos asustan las nove¬ dades, y entendemos que tanto a la sociedad civil como a la misma Iglesia les falta andar aún mucho camino para alcanzar los ideales que deben ser los de toda persona razonable. Pero al mismo tiempo
{Continua al final de siguiente página)
3

GALERÍA DE TERCEROS ILUSTRES (ESPAÑA)
VBLE. P MAESTRO, FR. GABRIEL DE MAQUEDA

N. R. y Vble. P. Maestro, FR. GABRIEL de MAQUEDA, hijo de esta Provineia, fue varón insigne en la Facultad escolástica y predicable. Y tan honesto que lloraba con amar¬ gura las ofensas que se cometían contra Dios en las casas dedicadas para las mujeres públicas. Debido a un discurso apologético que dedicó a la Majestad del Sr. D. Felipe IV (1) se puso fin a tan infernal permiso (2). Murió a los 57 de su edad. Año 1633.
Cuadro del Museo de Bellas Artes de Granada.
P. Francisco AMENGUAL, T.O.R.
(1) INVECTIVA en forma de DISCURSO contra el uso de las casas públicas de las mu¬ jeres rameras. (En B. N. de Madrid: Sig. R-6854).
(2) Actualmente en España están suprimidas por Decreto-Ley de 3 de marzo de 1956.

Editorial

f Viene de la página anterior)

pensamos que se ha de ir a ellos con tiento y bajo guías prudentes y autorizados, evolucionando y no revolucionando y dando trompazos y batacazos. Los bienes de la civilización son estupendos y muy desea¬ bles, pero no tan imprescindibles que se haya de armar una revuelta porque los indios de la selva del Amazonas no tienen aún los electro¬
domésticos.

4

ftarciso a Prometeo (W)

OTRA PERSPECTIVA PARA COMPRENDER
LA SITUACIÓN DEL HOMBRE DE HOY

El mito de Prometeo brinda otra pers¬
pectiva excelente para comprender algu¬ nos aspectos de la situación del hombre de hoy. Prometeo, uno de los titanes, es bien acogido por los dioses, pero, por haber favorecido a los hombres y robado el fuego del cielo, cae en desgracia y es castigado por Júpiter, que le encadena a una roca del Cáucaso, donde im buitre le devora el hígado durante el día, volvien¬ do a regenerarse durante la noche, para que su tortura sea interminable. Hasta que, por fin, aplacada la ira de los dioses, es liberado por Hércules.
La figura de Prometeo, creada por He¬ siodo y Esquiles, sufrió multitud de co¬ rrecciones, pero se mantiene sustancial¬
mente la misma. En ella el arte ha en¬
contrado un motivo de gran riqueza ins¬ piradora, de manera especial en el Pro¬
meteo encadenado. Y su contenido sim¬
bólico continúa y continuará siendo fuen¬ te de reflexión para escudriñar la com¬ pleja trama del espíritu humano.
De Prometeo provienen la ciencia y el progreso desacralizado, convertidos en ima barrera que impide a los hombres ver más allá de su obra; y si algo se vis¬ lumbra, se ve como hostil y enemigo de la vida. Por eso es prometeica la idea de que «Dios ha muerto y por eso ha naci¬ do el hombre», como lo es, en tono me¬ nor. el afán de convertir a Dios, a su Pa¬ labra y a su Iglesia en servidores y me¬ dios para alcanzar ima vida mejor aquí en este mundo. La afirmación del texto evangélico «Buscad primero el Reino de Dios y su justicia y lo demás se os da¬ rá por añadidura» se hace prometeica cuando se la convierte en «buscad, ante todo, los valores humanos y el resto se
os añadirá».

Prometeo lleva a los hombres al ateís¬
mo, por desconocimiento de Dios o por
animosidad contra El. Dios no existe o
Dios es el enemigo de la Humanidad por¬ que la enajena; es el «opio del pueblo», que le impide comprender su propia grandeza y le roba su libertad. El único Dios es el propio hombre, sus inventos, su progreso, su orgullo. Cada avance en la investigación científica o en la técnica
es visto como im retroceso de Dios en la
ordenación del cosmos, proclamando que
la idea del Creador no era sino un mito
para encubrir la ignorancia. Así se forja la ilusión de un futuro en que la idea de Dios no será necesaria, porque no que-
Werld R«g Trade Mark Made in Spain
Producidas por INDUSTRIA española DE PERLAS, S. A
MANACOR (Mallorca) Distribuidores mundiales
INDUSTRIAS HEUSCH REUNIDAS, S. A
Numancla, AS ac. BARCELONA (Eapaña)

5

dará lugar para El en el universo ni en
el corazón de los hombres.
No importa que a la expulsión de Dios no siga mayor libertad, sino crueles tira¬ nías, que la esperanza mantenida por la
fe en lo sobrenatural se convierta en uto¬
pias absurdas, que la proclamación de la paz imiversal y la igualdad entre los hom¬ bres se vea continuamente negada por guerras, explotaciones y crímenes, que invaden como marea negra la realidad de cada dia. Todo esto pasará y los hombres vivirán felices su paso por la Tierra, sin preocuparse de im más allá quimérico.
Pero Dios no ha muerto ni morirá. Los hombres rebelados contra El se ven en¬ cadenados a la roca de un materialismo
seco y estéril, .en el que, por mucho que lo proclamen, no encuentran reposo. Quien niega a Dios se cierra el camino de la esperanza. Al Adán rebelde y prometeico se le expulsa del Paraíso y se le obliga a purgar su pecado trabajando con dolor y ganándose el sustento con el su¬ dor de su frente, pero se le promete un Redentor; la tierra, al fin, proporciona algo y sirve de apoyo para esperar. Al rebelde prometeico ateo no se le da la tierra, sino la roca, en la que en vano buscará un consuelo o un rayo de luz que ilumine su destino. Para éste, el in¬ fierno del Dante, donde no se puede es¬ perar nada, ha comenzado ya. En vano se acumulan riquezas, poderlo y fuerza. El sobresalto y el miedo consume todas las energias para defender una amenaza¬

da seguridad, cercada por quienes tam¬ bién quieren ser ricos y poderosos sa¬
liendo de su miseria.
Pero la tortura no acaba ahí. Cuande
se intenta ahogar al espíritu, se le con¬
vierte en buitre que roe las entrañas del alma. Lo peor del alejado de Dios es que no consigue convencerse de que es un mero animal, que acaba con la muerte. El ansia de inmortalidad, de justicia, de amor y de verdad absoluta no muere nunca, y sí no se le da ima respuesta sé convierte en angustia. Baudelaire, cuando
intentó suicidarse a sus veinticinco años, escribió: «Me mato porque no puedo vi¬
vir, porque la fatiga de dormirme y la fatiga de despertar me son insoportables. Me mato porque soy inútil para los de¬ más y peligroso para mí mismo. Me mato» porque me creo inmortal y porque yo espero.» Así se hubiera expresado Pro¬ meteo, y también habría intentado suici¬ darse; pero no podía. Y sí hubiera bus¬ cado la muerte, su propósito, al igual que en Baudelaire, quedaría frustrado. Algu¬ nos hombres pueden suicidarse, pero la
Humanidad entera no. Cuando se niega a creer se condena a vivir esperando sin saber qué ; anhela una redención, aunque no acepte al Redentor. Porque esto sólo
llega para quienes se reconcilian con los dioses e imploran con humildad su mise¬
ricordia.
César VACA

MAQUINARIA INDUSTRIAL Y AGRICOLA RIEGO POR ASPERSION

PALMA - MANACOR
6

LA PUEBLA - CIUDADELA

TIEMPOS NUEVOS

por Gregorio Mateu, T. O. R.

NO que intenta vivir el ritmo diario de los acontecimientos, se encuentrafrecuentemente con el choque violento de mentalidades caducas, cuya intransigen¬
cia alcanza límites alarmantes. Se cree
que las nuevas fórmulas teológicas, so¬ ciológicas, morales, etc., carecen de con¬ tenido. Como si el hombre, a través de su dilatada historia, no hubiera manifesta¬ do su pensamiento por medio de térmi¬ nos más o menos expresivos. Hoy habla¬ mos de «signos de los tiempos», de «metanoia», de «compromiso temporal», como en otros tiempos se hablaba de «censura», «fundaciones pías, «catecismo», etc.
Las nuevas fórmulas tienen un conte¬
nido real, mal que les pese a muchos. Y no son el signo manifiesto de una tem¬ pestad desatada que tienda a destruirlo todo. ¿Es que se ha olvidado que la doc¬
trina de Cristo fue un violento revulsivo
contra la mentalidad de su tiempo? Cris¬ to provocó, con su doctrina y con su con¬ ducta, la tempestad ideológica más es¬ pectacular de todos los • tiempos. A su presencia tuvieron que arriarse las ban¬ deras de un legalismo absurdo, de una sistemática incomprensión, de una hipo¬
cresía desmedida.
SIGNOS DE LOS TIEMPOS
La historia y el hombre-historia son todo aquello que el ser humano preten¬

de penetrar, escudriñar, estudiar. El ser
humano va corriendo en el tren de la his¬
toria. El que se para en una estación, im¬ presionado por las filigranas arquitectó¬ nicas de los edificios, ha detenido la mar¬
cha de una necesaria evolución. El saber
leer los signos de los tiempos significa cargar con toda ima numerosa serie de realidades actuales que van más allá de
lo meramente anecdótico.
Ha nacido una sensibilidad nueva, te¬
jida de anhelos, aspiraciones, derechos,
intuiciones. Una sensibilidad que congre¬
ga a millones de hombres por un mismo deseo de paz, libertad, por una misma lu¬ cha contra el hambre, el analfabetismo, el racismo. La nueva sensibilidad nos per¬ mite conocer razas, culturas, naciones, ideologías. Ha florecido una conciencia de la fraternidad universal, verdadera¬ mente optimista.
Las relaciones humanas han aumentado
progresivamente. Los Congresos interna¬
cionales están a la Orden del día. Hom¬
bres de distintas ideologías se reúnen para unificar criterios en el campo de la técnica de la medicina, etc. Hoy, más que nunca, sentimos todos la necesidad de un organismo universal que regulase las re¬
laciones entre todas las naciones. He¬ mos entrado en una cultura de dimensio¬ nes nlanetarias. Los discos, las revistas,

7

los programas de radio y televisión son compartidos por juventudes de América, Europa, Asia, Africa y Oceania. Hoy po¬ demos contemplar, desde nuestros hoga¬ res, los mismos partidos internacionales que se están celebrando en Méjico. Un mismo programa, compartido por todos los hombres del planeta.
Los movimientos de independencia de una gran parte de Africa y Asia llevan en su entraña, envuelta en impurezas, una afirmación constante de libertad sentida
como bien fundamental del hombre. Li¬
bertad frente a tantos nuevos colonialis¬
mos: el de la propaganda, el de la econo¬ mia, el de la técnica. Y esa es la gran hora de la Iglesia, el momento de los cris¬ tianos, teóricos pregoneros de la libertad. Tenemos que salir de nuestras comuni¬ dades cerradas, unirnos a todos los hom¬ bres de buena voluntad, para descubrir en el hombre, al hermano y en el herma¬ no a Cristo. Ha llegado la hora de aban¬ donar nuestros «ghettos» para encontrar¬
nos con. el mundo en todas sus facetas.
La Iglesia vive en nuestros dias toda la riqueza y ambigüedades de la sociedad contemnoránea. Se ve conmocionada por los nuevos estudios de la teologia biblica,
por el encuentro del hombre con el cos¬ mos. Se están revisando seriamente las
bases de la formulación de la fe. Coin¬ cide en una sociedad en «estado critico»
con una teologia de la muerte de Dios.
UN FENOMENO: CONTESTACION
El mundo joven despierta con sobre¬ saltos a generaciones perfectamente es¬ tabilizadas. Se ha llegado a im fenómeno de permanente contestación aun dentro de la Iglesia. Ha irrumpido un fenómeno de explosión de sexualidad, una crisis de ideologias, aparición del mundo ateo, y el despertar de los militantes cristianos. Muchos no comprenden estas distintas mentalidades dentro de una misma Igle¬ sia. He aqui un claro testimonio de esta realidad :«¿Se puede imaginar alrededor de una misma eucaristia y proclamándo¬ se bajo una misma fe al Cardenal Spellmann que ha animado la guerra del Viet¬ nam y al Cardenal Lercaro que ha con¬ denado este genocidio? ¿Al Cardenal Con¬ cha que sostiene la clase dominadora en Colombia y a Camilo Torres que ha muer¬ to para librar las masas de esta clase do¬ minadora? ¿Al gran propietario omnipo¬ tente y al hombre que explota pagándole un salario de miseria? Al fin, todos se abrazan y se van («podéis ir en paz») unos para explotar, otros para ser sus

victimas. Y luego todo vuelve a comen¬ zar, y esto todos los domingos... Permi¬ tidme que os diga que no veo ninguna
diferencia entre esta comtmidad cristia¬
na alrededor de la eucaristia y una co¬ munidad hindú alrededor de una vaca
sagrada, o una tribu de Oceania alrededor
de un idolo de madera» (Jalles Costa.
«Croissance des jeunes nations», núm. 80) Creemos que lo que nos debe unir a to¬
dos los cristianos es la caridad. Y éste debe ser el testimonio que demos a un mundo que nos está observando.
El sentido de la grandeza del hombre actual se expresa por la repulsa de to¬ das aquellas formas que supongan para el hombre de nuestro tiempo una pos¬ tración. El descubrimiento de la grande¬ za y dignidad del ser humano es para los cristianos un maravilloso signo de gracia. Es por ello que se quiere hoy una Iglesia en constante estado de proclamación de los derechos, del sentido y de la voca¬ ción del hombre frente a todo aquello que tiende a empobrecerlo o aniquilarlo.
Tras el manifiesto contestatario se en¬
cuentra, en muchos casos, la repulsa por lo que sucede en el Vietnam, Biafra,
Oriente Medio. El hombre nuevo tiene
aspiraciones de libertad dignidad, respe¬ to, participación y comunicación huma¬ na y, por otra parte, se siente encogido, alienado, encorsetado por una sociedaa de consumo que tiende a anularle su volimtad. A partir de ahí podríamos detec¬ tar la dinámica del fenómeno hippy.
Con el tiempo hemos ido desvirtuando la doctrina de Cristo. Hemos presentado una falsa imagen de la doctrina que nos legó Jesús. Y nos encontramos con la pa¬ radoja de que el hombre actual busca
fuera del cristianismo valores que son
genuinamente cristianos: comunicación y socialización de los bienes, libertad, dig¬ nidad de la persona humana...
Es necesario vivir estos tiempos nuevos siguiendo la dinámica de la historia con todos los riesgos que ello suponga. El miedo a ultranza, el apocamiento, la in¬ decisión, la desconfianza no son valores cristianos. Y sí lo son el riesgo, la entre¬ ga, la generosidad, el optimismo. No po¬ demos ver en toda manifestación juvenil unas intenciones aviesas y revoluciona¬ rias. También el Espíritu Santo puede ac¬ tuar a través de los jóvenes. Sigue siendo cierto hoy que «aquellos que evitan una evolución necesaria, provocan una revo¬
lución violenta».

8

EL NÚMERO DE ADICTOS A LAS DROGAS HA AUMENTADO EN CUATRO AÑOS EN UN 300 POR 100 EN EUROPA

Declaraciones del Magistrado Don Antonio Sabater Tomás, Juez Especial de Vagos y Maleantes de Cataluña y Baleares

La ley de Vagos y Maleantes constitu¬ yó un avance técnico indiscutible y supu¬ so un paso acertado en la política crimi¬ nalista de protección y defensa social. Pe¬ ro los cambios operados en la sociedad, los avances tecnológicos y su repercusión en los valores morales, así como las mo¬ dificaciones que han experimentado las ideas normativas del buen comportamien¬ to humano y la aparición de estados pe¬ ligrosos característicos de los paises des¬ arrollados, han requerido que se redac¬ tara un proyecto de ley de Peligrosidad Social, que se ha enviado a las Cortes Españolas.
Sobre tal proyecto de ley opina hoy una de las personalidades más representati¬ vas de nuestro país, don Antonio Sabater Tomás, que ha sabido conquistar un au¬ téntico prestigio; es magistrado juez de Vagos y Maleantes para el territorio de Cataluña y Baleares.
—¿Quiere decimos, señor Sabater, qué representa la peligrosidad social en nues¬
tros días?
—La peligrosidad social descansa hoy —igualmente que cuando se promulgó la ley de Vagos y Maleantes— en la concep¬ ción social y realista del fenómeno cri¬ minal, pues, a diferencia de la concepción jurídica y abstracta que persigue el cas¬ tigo del delito y la reparación de sus con¬ secuencias, lo que se pretende es no tanto reprimir como evitar aquellas conductas o situaciones que no se ajusten a las condiciones básicas y mínimas de la vida social. Lo que hay, empero, es que han aparecido nuevas formas de comporta¬ miento antisocial, tales como las activi¬ dades juveniles en pandilla, grupo o ban¬ da; actos de vandalismo, delitos sexuales, alcoholismo, toxicomanía, gamberrismo, hurtos o «préstamo» de vehículos a mo¬ tor, etc., a las que denomino «nuevás» por su gravedad, alcance, violencia y fal¬ ta de aparente motivación o también por¬ que aparecen envueltos grupos o sectores de la sociedad que hasta ahora no lo ha¬ bían estado en forma especial.

EL AZOTE DE LA TOXICOMANIA
—La toxicomanía me preocupa y nos
preocupa a todos, y pregunto: ¿a qué se debe su especialísimo interés en esta hora y en este país?
—La toxicomanía constituye, sin duda,
un verdadero azote de las civilizaciones
modernas por su creciente aumento y extensión. En el reciente congreso de Zurich sobre estupefacientes, celebrado en febrero pasado, se puso de manifiesto que el número de adictos a las drogas había aumentado en Europa, en los úl¬ timos cuatro años, en un trescientos por ciento. Y, según estadísticas americanas por el consumo de las drogas hay casi tantos fallecimientos como la suma de asesinatos, suicidios, accidentes y otras causas. En España, no obstante, el pro¬ blema de las drogas no se manifiesta en la forma alarmante de otros países, por lo que es cabalmente el momento más apropiado para la aplicación de medidas preventivas, tanto a los toxicómanos ha¬ bituales como a los dueños de clubs, ba res, etc., donde se trafique o se consu¬ man drogas, lo que va resultando fre¬ cuente en zonas de gran afluencia turís¬ tica.
PROSTITUCION Y HOMOSEXUALIDAD
—La prostitución es un tema tabú en
nuestros ambientes. Pero lo cierto es que se trata de im fenómeno social de ahora
y de siempre que coexiste a nuestro la¬ do. ¿Cómo ve este problema en esta ho¬ ra de España?
—La prostitución clandestina ha au¬ mentado considerablemente, porque se ejerce en casas y lugares dedicados a fa¬ vorecerla. El Estado tiene el derecho y
el deber de intervenir en la vida sexual
para procurar el bienestar y la paz so¬ cial, y ésta no es posible en un ambiente de inmoralidad porque se altera el or¬ den jurídico e incluso la higiene y la sanidad. Además, la prostitución, aun

9

desde el punto de vista de la economía nacional, produce evidentes quebrantos porque induce al ocio y a la vagabunde¬ ría. Por ello cuando la prostitución trasciende, es decir, cuando no se limita a una esfera de discreción e intimidad, debe incluirse entre los estados peligro¬ sos, con lo que contribuiremos a la co rrección de estas inclinaciones parasita^ rías y estériles y a la lucha contra la explotación de esta triste industria.
—Aunque parezca paradójico, la homo¬ sexualidad es tema de moda y está per¬ diendo gran parte de esa clásica repul¬ sa española. ¿Quiere hablamos de la ho¬
mosexualidad como manifestación de es¬
tado peligroso?
—Diré, en primer término, que si la homosexualidad está perdiendo gran par¬ te de la repulsa social, se debe a la fal¬ sa creencia de que las legislaciones ex¬ tranjeras no la castigan, cuando es todo lo contrario, porque la propia Inglaterra
solamente tolera las relaciones entre ma¬
yores de edad, sin publicidad. En cuanto a su peligrosidad social, es tan grave co¬ mo notoria, especialmente por parte de aquellos sujetos que se dedican a la se¬ ducción de niños y jóvenes o a la prosti¬
tución masculina, porque promueven y fomentan la impudicia de los verdade¬ ros homosexuales, a los que explotan co¬ mercialmente haciéndoles objeto de un auténtico chantaje.

PELIGROS DEL CINE Y LA TELEVISION
—Una pregunta muy concreta: el cine y la televisión, ante la peligrosidad siocial. ¿Quiere hablamos de este interesan¬
tísimo tema?
—El cine y la televisión, sobre todo pa¬ ra la juventud, pueden constituir un gran peligro social y moral, porque la segrega de la realidad, induce a la pasi¬ vidad y excita la morbosa curiosidad, la brutalidad de los instintos sexuales re¬ primidos. Además va contra la rmión fa¬ miliar (¿No es cierto, de todos modos, señor Sabater, que la televisión y su pan¬ talla es un nuevo centro de reimión, ca¬
si la mesa camilla de nuestros días?). Puedo citar el caso de un muchacho que
ignoraba hasta la profesión de su padre por su desmedida afición a la televisión. Los continuos programas de crímenes, brutalidades, erotismos, que se propa¬ gan en cine y televisión en porcentajes que exceden del 70 por 100, inciden sen¬
siblemente en la delincuencia de los ni¬
ños y adolescentes. Todos deseamos que los programas dedicados a la juventud en cine y televisión hagan posible que junto a la amenidad sirvan de guía cor¬ dial, afectuosa e inteligente.
LERCANO

ALCOHOLISMO CRECIENTE
—¿Qué signo tiene hoy el alcoholismo? ¿Aumenta? ¿Decrece? ¿Se transforma? ¿Cómo ve su actual líeligrosidad social?
—Puedo decirle que el consumo del al¬ cohol en ciertas proporciones es tan gra¬ ve como la radiación atómica. Su aumen¬
to y gravedad en nuestra patria se ha puesto de manifiesto por la Sociedad Es¬ pañola contra el Alcoholismo, de Barce¬ lona, que ha advertido que el número de alcohólicos aumentó en una proporción de uno a cinco; a iguales conclusiones se llegó en el Congreso de Patología Diges¬ tiva, celebrado en mayo de 1968. El con¬ sumo de alcohol, como sabe, se ha des¬ plazado de la taberna a las salas de fies¬ ta, a los clubs nocturnos y la antigua embriaguez se ha transformado en algo de buen tono, caro, rápido; diríamos, motorizado, y, por ende, de fatales con¬ secuencias. Las jefaturas de tráfico se¬ ñalan nada menos que un porcentaje del 60 por 100 de accidentes de circulación debidos al estado de embriaguez. ¿No le parece que la cifra es aleccionadora?

CONSTRUCCIONES MUT, S. A.
Contratistas de obras

Santiago Rusiñol, 4

Tel. 211342

PALMA DE MALLORCA

e

M

10

Tisonotnia de San francisco

DE LA CIGARRA

Junto a la celda del siervo de Dios, en la Porciúncula, una cigarra que vivía en cercana higuera entonaba sus cantos con su acostumbrada suavidad; un día el Santo, extendiendo la mano, llamóla suavemente con estas palabras: Hermana mía cigarra, ven acá. Y ella, como dotada de inteligencia, al instante se vino a su mano, y entonces Francisco le dijo: Canta, canta, hermana mía cigarra, y alaba con tu regocijo al Señor Criador. Esta, perfecta obediente, comenzó a cantar y no cesó hasta tan¬ to que el siervo de Dios juntó a sus cantos sus alabanzas y le ordenó que volara a su ordinario lugar. Allí permaneció continuamente, cual si estuviera atada, por espacio de ocho días. Cuando el Santo salía de su celda, acariciándola siempre con su mano, la mandaba cantar, y ella, so¬ lícita, cumplía sus órdenes. Por fin, el Santo dijo a sus compañeros: De¬ mos ya licencia a nuestra hermana cigarra, que hasta ahora nos ha re¬ creado con sus cantos, no sea que nuestra carne se gloríe vanamente. Apenas le dio licencia, voló a otra parte, y no apareció más allí. Viendo tales maravillas, quedaban sumamente estupefactos los religiosos.
CELANO.—VIDA DE SAN FRANCISCO SEGUNDA, Cap. XIX, p. CXXX.

MONS. DAMIÁN NICOLAU, OBISPO DE HUAMACHUCO, EN MALLORCA

principios de junio llegó a
Mallorca Mons. Damián Ni¬
colau, T. O. R., Obispo de Huamachuco, la prelatura misional que, como se sabe, está encomendada a los religiosos de nuestra Provincia franciscana española. Se nos dice que Mons. Nicolau, después de pa¬ sar una temporadita de descanso entre nosotros, ha de trasladarse a Roma para su visita «ad limina».

También se encuentra de vaca¬
ciones en Mallorca, el Muy Bdo. P. Bartolomé Nicolau, Deñnidor Gene¬ ral, con residencia actual en Civi¬ tavecchia, Italia, y los PP. Antonio Martí, Antonio Terrassa y Juan
Riera. Estos tres últimos tienen su
campo de trabajo en América. Sean todos bien venidos y ten¬
gan una feliz permanencia en su
tierra de nacimiento.

11

CANCONER POPULAR DE MALLORCA /
DEL
P. RAFEL GINARD BAUÇA, T. O. R
VOLUM TERCER
II
Fra Miquel Colom, T. O. R.
Encara que hàgim de córrer el risc de repetir conceptes o observacions ja aparegudes (juan fèiem les recensions dels dos primers volums de l’obra del P. Ginard, no ens sabem estar de traslladar aquí una petita part de les notes que hem preses tot llegint el tercer volum del CANÇONER. Es que hi ha tant i tant de material acumulat i és tan ric i saborós de coses nostres, que un hi podria fer, no un, sinó una multitud d’estudis monogràfics i difícilïnenifc quedaria exhaurit el contengut. Nosaltres, no fugint molt d’allò que constitueix el nostre tema preferit, el llenguatge, direm encara qualque cosa sobre el mateix, sempre en referència a les cançons del present volum.
FONETICA.—^Dins les cançons hi apareix, ja ho diguérem, la nostra fonètica amb tots els trets pròpiament mallorquins. Com és natural, un lector català no mallorquí', llegint les nostres cançons, n’adaptarà la pronúncia a la de la seva regió. Però l’entrebancarà la rima„ si no se mallorquinitza, quan hagi de llegir, per exemple, els versos «Bons mariners, rohau-lè... i ella no ho vol esser» (MARINA I PESCA, c. 193). ja que dins el cajtalà continental,) quagi per tot arreu, el verb esser es pronuncia bé com un mot pla, bé com im mot agut, amb la e tancada i no neutra, com en mallorquí. En quant al primer mot de la rima, el P. Ginard o l’editor, encertadament, transcriuen robau-le i no robau4a, per tal d’ajudar el lector. Es podrien citar altres exemples semblants.
Un altre tret fonètic ben mallorquí és l’accentuació ocasional oxítona de la segona persona singular de l’imperatiu. Seguit el verb de pronom o d’adverb àtons és aquesta la regla general en tota la conjugació, com ja es sap. No ens referim a això, sinó solament a dita segona per¬ sona. Es freqüentíssim el cas de tirè (= tira), mot emprat interjeccionalment per a animar a fer consentir alguna cosa: «Tirè, pesa’n un poc més / que encara veig una blanca» (MARINA I PESCA, c. 173). Però les cançons registren altres casos iguals. Per* exemple: «voguè», rimant defectuosament amb «fugiré» (MARINA I PESCA, c. 158); «Vet aquí foc i fumè... com quan te veig passar pler» (VIDA HUMANA, c. 194); «Bona amor, surt i vinè... estan per a pegar-
sè» (IB., c. 954). El cant afavoreix aqueixa pronunciació. Recordam que quan érem infants en el nostre poble —tal vegada encara se fa—, per a fer-se sentir d’una que hagués nom Maria, Margahda i noms semblants acabats amb -a átona, es cridava així: Ma-ri-e, Mar-gaAi-de, amb la e neutra, elevant el to en la darrera síl.laba i allargant-la.
En alguna ocasió les cançons transparenten —ho indica Moll en la Introducció— la pro¬ nunciació subdialectal: «Diuen que ca ple no quèça (= caça)... creis-me. Guiem, m’ha fet vessa»
14

humana, c. 517), on la e oberta de queça, procedent d’una a inflexionada per la pa¬ latal anterior, delata el carácter sineuer de la cançó. També és producte! autèntic de Sineu això altre: «és ver que m’han dit que et queses (cases)... En Julià farà gerres» (IB., c. 1789). El subdialecte de Felanitx, on pronuncien com a e tancada tota e tònica oberta, apareix en la rima «encara no és es temps: j los me menjaria a querns» (IB., c. 531). Com es sap„ quasi per tot Mallorca el mot quern té la e oberta, no rimant amb temps. Cita també En Moll aquest exemple en la seva Introducció. Creim, emperò, que no l’encerta quan atribueix paternitat felanitxera a la c. 727 (LOCALITAT), recollida a Artà. I això per la raó que hem donada abans, que a Felanitx pronuncien com a e tancada la e tònica oberta. Per tant, pensa (= pansa, amb la a que hauria estat inflexionada cap a e oberta d’acord amb l’especial fonètica de Felanitx) no rimaria amb Pollença, com sigui que aquest mot, segons la llei que hem mencionada, es pronxmcia amh e tancada. Pel mateix motiu ens fallaria també la rima interna «Llorença, cara de
pensa», ja que Llorença es pronuncia a Felanitx amb la e tancada i pensa, amb la e oberta. S’haurà de cercar, doncs, una altra explicació. Aquesta pot esser: o que el glosador erudit coneix i juga amb la pronunciació felanitxera, emprant pensa per pansa, o que fa una creació arbitrària isòfona (perdoni’s el neologisme, si ho és) per aconseguir la música de la rima interna» sem¬ blant a la de «Jaume, Pataume» (INFANTILS, c. 109) o allò altre també infantil: «Idò^ què et pensaves? ¿Un plat de faves? ¿Què et pensives? ¿Un plat d’olives?».
Una altra cosa que pot cridar l’atenció dels lectors no mallorquins és la freqiièncija de l’afèresi de la a o de la e àtones en els mots que comencen amb aquests sons (e neutre). Exem¬
ples: «’ximateix» = aiximateix (LOCALITAT, c. 1211), «’rabassar» = arrabassar (IB., c. 1276), «’ribaràs» = arribaràs (MARINA I PESCA, c. 33), «’caben», = acaben (IB., c. 68), «’moreta» = amoreta (IB., c. 158), i VIDA HUMANA, c. 1675», «’questes» = aquestes (RE¬ LIGIOSES, c. 682), «’Lacant» = Alacant (MARINA I PESCA, c, 31, amb retorn inconscient a l’àrab Likant, coexistent amb Alikant, del 11. Lucentum), «’Dam» = Adam (RELIGIOSES, c. 153), i moltes formes dels verbs haver i anar. Citem encara l’altre tret mallorquí, amplament reflectit en les cançons, de la pèrdua de la a final (o de la e), precedida immediatament d’una
i átona, en mots proparoxítons, que esdevenen així paroxítons. Exemples: «glorP» = glòria (LOCALITAT, c. 1199 i c. 1218), «Eulari’» = Eulària (IB., c. 1173 i c. 1355), «grac4’» = gràcia (IB., c. 1199 i c. 1213). Presenta afèrisi i apócope «’Poloni’» = Apolònia (LOCALI-* TAT, c. 1551). S’expliquen com a casos d’ultracorrecció les formes epenjtètiques «esteranger» = estranger (LOCALITAT, c. 660, MARINA I PESCA, c. 11, RELIGIOSES, c. 592), «parat»
= prat (VIDA HUMANA, c. 206).
Es coneguda també la reducció del sufix nominal -esa (passant per -ea) a è. Exemples: «Sa Devè — Sa Devesa (11. defensa), quedant així el mot bo per a rimar amb «fe» (LOCALITAT, c. 1341), «Son Fortè» = Son Fortesa (IB., c. 1472 i c. 1473).
Referent a la prommciació estranya d’alguns mots ja diguérem qualque cosa (H. de C., jimy de 1968) sobre el «doublet» prosòdic Alcúdia (esdrúixol) i Alcudia (pla):{ «sense bocí de camia... de la ciutat d’Alcudia» (BOCALITAT, c. 397). Tal volta s’hagi de veure damunt aqueixa segona forma l’influx de «curia» = alquería, forma que es troba en «Curia Blanca» (LOCALITAT, c. 692, c. 764, c. 769 i c. 771) i en «Curia d’Avall» (IB., c. 1347). Es possible que la confusió de l’accent sigui només atribuïble a algú no nadiu d’aquella localitat. Les can¬ çons registren també el mot «injuria», pronunciat de manera plana: «M’has tirat per injuria...
tots l’hi mengen cada dia» LOCALITAT, c. 442, i VIDA HUMANA, c.- 826, que és una lleu¬ gera variant de l’anterior). Dita accentuació obeeix al fet de prendre’s el mot com un post¬ verbal d'injuriar: ell injuria (mot pla). Citem, finalment, cl mot pavora: «Es segadors de sa Torre... si carreguen de pavora, (LOCALITAT, c. 1372). Aquí, si es dóna per bona l’etimologia pólvora, la dislocació de l’accent quasi porta el mot al terreny de la morfologia.
Dissentint potser d’En Moll, opinam que dins un treball de caràcter folklòric és millor transcriure dobberets, cloveietes, que no doblerets, clovelletes, com es fa en INFANTILS, c. 196.
13

PA GINA

1. I T E R À R I

EL

FONER

Esgarriat i ombrívol, enèrgic, indomable, d’aquells que no se vinclen al jou de Vestranger, quan Villa té retuda Cartago formidable, rondeja, en les nits clares, un desditxat foner.

¿Què ha vist damunt el dolmen, antic i venerable, que el pas detura i s’inflen els músculs com d’acer? Es de Baal un ídol, lluent i espaventable,
que ha dut de llunyes terres el poble mercader.

Pel cos del baleàric freda suor degota;
del fons del pit li puja com un frenètic clam; descorda sa bassetja, per pendre un roc s’acota,

brunzint se’n va la pedra més ràpida que el llamp, i amb vigorós estrèpit se sent que, lluny, rebota, de l’ídol sanguinari ferint el front d’aram.

EL

CASTELL BUIT (Fragment)

Curiós he entrat a veure castell, parc i jardins.

El vent ha dispersada l’arena dels camins. Tot trist, tot solitari, abandonat, sens força, dels lànguids eucaliptus a trinxes cau l’escorça. No corre en les ciquioles un fil d’aigua perdut. Ressecs estan els marbres, el gran safareig eixut, tirades les mangueres, totes les claus ermusses i sedentes i grogues les ondulants pelusses. Vora latànies mortes i dèbils tamarells,
Vadelfa, com un simbol, esponja sos ramells. Columnes, bancs, estàtues, res el vigor conserva: un braç perdé Saturne, sens llança està Minerva, i lentament s’afonen glorietes, miradors, ponts rústecs i cascades i estufa i brolladors. De tot s’enseyoregen paràsits i formigues, i arreu els planters s’omplen de malves i d’ortigues. Sols els horribles cactus s’estenen, triomfants,
just monstres o quimeres o boes repugnants.

També quan s’han obertes del gran palau les portes
sentia la besada d’un vent de coses mortes.
Com un fosser decrèpit que dorm. en el fossar, mostrant-me el lloc, sol.lícit, me deia el guardià:

—Aquesta casa immensa que lentament s’enruna proclama les mudances de la humanal fortuna.
De sa cruel història n’he vist tots els extrems:
el gran silenci d’ara, les festes d’altre temps, convits, jovent, cantúries i gales i carrosses i les gentils caçades i els bells saraus de noces... Després, fredors, divorci, contractes i albarans i deutes, amb la tropa de jutges i escrivans. Salons, alcova i cambra estan com les tancaren; dins el palau tot queda talment com ho deixaren. Mireu aquest rellotge: l’hora en què parà el toc. Mireu aquestes cendres: són les del darrer foc.

14

Mireu per tot el signe de cores i de goteres, i del cel ras esqueixos penjant com a banderes; la solfa, preparada com pel darrer concert, i a mig llegir el llibre, sobre el bufet, obert; les branques d’aqueix gerro resseques i pansides; les opulents estofes caient descolorides,
i arnats tots els tapissos del majestuós saló. Això és el llit de gala i aquest el tocador. Daurades les motllures, forrat de setins perla,
aquesta fou la gàbia d’aquella tortorel.la
que, com plomes caigudes, deixà el sabó encetat
i la percinta blanca i un guant abandonat, i els vells carnets que conten els balls que se ballaren, i aquells capolls, memòria de flors que es canviaren, la transparent bugia que fou son darrer llum, i els pots oberts que exhalen un rastre de perfum...

PARÍS

(Fragment)
Com al qui en tren camina seguint el llarg viatge li apar que ell està immòbil i fuig el paisatge i passen les masies com passen els ramats i els arbres són exèrcits corrent adalerats; així, davant ma vista que la inquietud inflama, sorgí dins la nit fosca l’esplèndid cosmorama de la ciutat que tanca l’infern i el paradís. Cor de la vida humana és la gegant París!

Pàtria de tota raça i alberg de tota gent,

empori de la idea, fornal del pensament,

del foc en què s’abrusa a totes parts arriba o la calor interna pel raig de la llum viva

que atreu, juntes, l’alosa i l’àliga cabdal:

aquella a l’agonia i aquesta a lo immortal. Bull de passions diverses i de remors estranyes s’aixeca com d’un cràter, del fons de ses entranyes,

furors inconoclastes de destructors martells,

carícies primoroses de delicats cisells,

crits de la bèstia humana cap a l’abisme empesa,

remors d’ales tenyides del blanc de la puresa,
sensualitats morboses de roses autumnals

i de violetes tendres frescors primaverals.

Encara, encara aixequen ses ares inexhaustes,

més alt que els dels incendis, el fum dels holocaustes,

i, com el riu que hi corre, rep l’aigua de dos rius

que entre fangals s’estanca o brolla en regadius.

En ses superbes vies l’eixam dels que gaudeixen

passa fregant les tribus que ploren o pateixen

i d’un terrible auspici desperten la visió

del somni que torbava les nits a Faraó.

Mes si de la malura s’hi estenen les set plagues,

en sos laboratoris més bàlsams fa que llagues.

Qui alcés contra tal soca la fúlgida destral d’un cop destroncaría l’arbre del bé i del mal,

1

fent caure entre les runes del colossal empori, ídols de fang i arcàngels, bordells i tors d’ivori,

¡oh vila, de què pugen en bàrbara ferum

essències de Gomorra i de Capharnaum...!

Miquel dels S. OLIVER (1864-1920)

15

MIQUEL
DELS SANTS OLIVER

1^0 *

és aquesta la primera
que duim el gloriós nom de

vegada
Miquel

dels Sants Oliver a nostra «Pàgina lite¬

rària». Es un escriptor que ens és sim¬

pàtic. La seva extensa obra dins el

camp de les lletres ens convenç. Es clar

que no deixa d’esser un fill del seu

temps. Com la majoria, o la totalitat, de les figures cabdals de la Renaixença dó¬

na proves constants d’una amor forta, indefectible a les coses nostres; sense

cap aparença de xauvinisme malsà; amb

comprensió, i enfocant sempre els pro¬

blemes des d’un punt de vista ample; no

ignorant la història ni la geografia.

Hem anomenat la història. Com tots

els nostres grans mestres de la literatu¬

ra i tal vegada —encara que altres ho

neguin— com a deixalla del romanticis¬

me acabat de morir, M. dels S. Oliver

sent una evident flaquesa per la degus¬

tació i glorificació del nostre passat.

La poesia de Miquel dels Sants Oliver

té molta personalitat, un especial relleu

que la distingeix notablement de la dels seus contemporanis. No es que es desen¬

tengui dels temes mallorquins, dels que

tots solien tocar —ja ho hem dit Sr

bans—; però ell estén la seva mirada,

guaita a fora Mallorca i, precursora-

ment, la seva poesia mostra ja trets

d’europeïtat. L’europeisme caracteritza,

segons nosaltres, Tobra literària, vista

en conjimt, de nostre poeta campaneter.

Ell és periodista i director de periòdics. El telègraf el posa en constant comuni¬
cació amb les nacions del nostre conti¬

nent i amb les de tot el món. Ell sap tot

allò que passa per tots els indrets de la

terra. No es sent, doncs, cohibit per cap

estretor insular i per això el temari dels seus versos sobrepassa els límits habi¬ tuals als quals es subjectaven els altres poetes del seu temps. I així ens pot fer penetrar dins «El castell buit», que no és mallorquí, i ens pot menar al «París» de «la belle époque» que ell coneix «de vi¬ su» pels seus viatges i a través de les
seves lectures. La Venus de Milo. sense
braços, del museu del Louvre farà vi¬
brar les cordes de la seva sensibilitat i
un clave del segle XVIII, dins la sala d’un palau abandonat, que tampoc no és de la nostra terra, li inspirarà les pre¬ cioses estrofes esculturals «A Clori», es¬ trofes que, quan no sigui més que pel nom de Tinstrument, recorden la famo¬ sa composició de Rubén Darío, «El cla¬ vicordio de la abuela», del qual arranca una pavana «en el castillo, fresca, linda, / la marquesita Rosalinda», Del seu pas per les sales de concert en recollirà ima petita garba de «Medallons musicals»: Mozart, Beethoven, Wagner, Schuman, Chopin, Grieg. I fins i tot dins els sens poemes més de casa sovint hi compareix
la nota de cultura i erudició tot euro-
pees, com, per exemple, en «Rambla ve¬ lla (Palma)» que acaba amb una al.lusió al passeig d’un gran filòsof alemany: «tal com passejava Kant a Koenisberg».
Miquel dels Sants Oliver i Tolrà nas¬ qué a Campanet Tany 1864 i morí a Bar¬ celona dia 9 de gener de Tany 1920. Val¬ guin aquestes retxes com una petita co¬ rona de llorer posada damunt el seu vas en el primer cinquantenari del seu tras¬ passament.
Fra M. C-, T. O. R.

16

FLORS FUCi\\.RÍS TIQUES
ROSES
Cinc roses crem. Quiscuna al seu brot frèvol i els brots lligats amb un brinet d’espart. Es veu que és un manoll duit al Santíssim, però deixat als graons de l’altar.
Malgrat la forma anònima i modesta, és ben gentil l’obsequi de qui el féu; l’agraeix, per son Fill, des del retaule, complascuda, la Verge del Roser.
Un raig de sol, que baixa del cimbori, mustigarà prest sa lluent tendror i / adéu, perfum! Mes sura sempre el merit del qui —esperit en flor— presentà el do.
Roses crem: finor, amor.
ESTEPA I ROMANÍ
A l’Ermita, prenc banc dins la capella penombral, de pur silenci mesella.
Sempre aquí gaudeix mon cor pels sentiments que agavella meditant amb humilitat o en plor. Ja em distreu veure, al mig de la predella, com quelcom hi remarca, color d’or, la claror pàl.lida que descabdella
la claraboia del chor
quan l’aura mou sa cortineta vella.
Amanyaga el vell Sagrari
el llantió solitari. L’altar ostenta brancons de muntanya
i l’aroma llur no enganya:
flors d’estepa i romaní —tal volta mel l’abella anà a xupar-hi pei dreceretes de feble briscanya—
En un gran vas crestallí, flors d’estepa i romaní quasi besant el Sagrari..., jo us felicit, cap enclí.
B. Guasp, Pr.
17

PARTIERON HACIA LA CASA DEL PADRE

Día 25 de junio de 1970 entregó su alma a Dios, en el Convento de Llucmajor, nuestro hermano en re¬ ligión FRAY JUAN LLABRES CAS¬ TELL, T.O.R., a los 78 años de
edad.
Había nacido en Llubí el 12 de
diciembre de 1891. En 1916 ingre¬ só como postulante en nuestra Or¬ den, vistiendo el hábito el 25 de agosto de 1918. Hizo la profesión de votos simples el 18 de septiem¬ bre de 1919 y la de votos solemnes, el 19 de septiembre de 1922.
Después de residir por breve tiempo en nuestros Conventos de Palma, Artá e Inca, en 1922 fue destinado al de Llucmajor donde ha permanecido hasta su muerte. Era de carácter amable y delicado, diligente cumplidor de su deber. Dedicado a la enseñanza prestó muy buenos servicios en este cam¬ po durante los cuarenta y ocho
años de residencia en el Convento

de Llucmajor, El Ayuntamiento de aquella ciudad, el 23 de junio de 1961, rindió a nuestro religioso un homenaje, otorgándole un diploma en justo reconocimiento de la me¬ ritoria labor docente ejercida en
beneficio de la citada ciudad.
En esos últimos años, imposibi¬
litado para el ejercicio de la ense¬ ñanza debido a su precaria salud,
era visitado con frecuencia por
muchas personas agradecidas. Ofi¬ ció las exequias y presidió la con¬ celebración Mons. Damián Nicolau, T. O. R., Obispo de Huamachuco. Estaban presentes el Muy Rdo. P. Miguel Pascual, Ministro Provin¬ cial, religiosos de todos nuestros Conventos de Mallorca y gran nú¬
mero de fieles.
Que el Señor le recompense al extinto sus trabajos y le conceda
el descanso eterno. A sus familia¬ res, nuestra sincera condolencia.

Lloseta.—^Día 17 de mayo y a los 62 años de edad, don Miguel Pou Catalá. Al día siguiente, su hija, Catalina Pou Beltrán, que tenía solamente 31 años. El caso produjo fuerte consternación en la villa. El padre y la hija eran suscriptores ae
esta revista.
Ariany.—^Día 21 de mayo, la señorita Magdalena Mestre Lledó, hermana de Sor Margarita, Religiosa franciscana Hija de
la Misericordia.
Muro. — Las terciarias franciscanas

Martina Oliver Marimón, Magdalena Puigserver Muntaner y Catalina Martorell Poquet, durante el pasado mayo.
Palma.—El suscriptor don Manuel Car¬ deli Capellà, día 22 de mayo, a los 79 años
de edad.
Petra.—^Día 12 de junio y cuando conta¬ ba 70 años de edad, don Juan Vanrell Riera, padre de nuestro estimado hermas no en la T. O. R., el Rdo. P. Bartolomé Vanrell, Coadjutor en nuestra parroquia de S. Benito (Nueva York, USA).

18

NUESTR4 pequeña
HISTOKIA

THedia siglo atrás,

cababa de ser elevada al honor de los
altares la terciaria franciscana Juana
de Arco. Por eso ocupaba la primera página del HERALDO DE CRISTO de julio de 1920, la figura de la nueva Santa.
Una semblanza de la misma Santa, titula¬
da «Santa Juana de Arco», era insertada en
segunda plana. Se hacía resaltar el carácter de hermana, de hermana terciaria, de la in¬ trépida pastorcilla de Domremy. Venía a con¬ tinuación otro grabado que representaba el
«Martirio de Santa Juana de Arco».
También El Repórter, en su recorrido men¬ sual «Por esos mundos de Dios», se detenía
en primer lugar en «reportar» la canoniza¬ ción de Juana de Arco, hecho ocurrido el 16 del mes de mayo anterior. Muy bien sabía manejar la pluma nuestro anónimo reportero.
La poetisa María Josefa Amer y Penya es¬ cribía versos sencillos, sin alharacas. «Són els infants lliris bells, / lo que a Jesús més agrada; / qui no es fa petit com ells / en el Cel no hi tendrá entrada», dice una de las estrofas que publicaba bajo el título de
«Obra de la Santa Infancia.—Jesús i els in¬
fants».
D.“ María ignacia Verd y Reure había sido un precioso modelo de dama cristiana. Ter¬
ciaria fervorosa de nuestro Padre San Fran¬
cisco, fus decidida protectora de nuestros religiosos. Había fallecido el 23 de abril
anterior. Se le dedicaba una extensa nota
necrológica, escrita probablemente por el
P. Cerdá.
Aún otro grabado referente a Santa Juana de Arco. Ahora sus reliquias eran el tema.
Se iba a confeccionar el Anuario de la
Prensa en España y se pretendía que no dejasen de figurar en el mismo todas las publicaciones de carácter católico. A eso estaban dirigidas las dos páginas escritas por Eduardo Navarro Salvador, con el epígra¬ fe «A la Prensa Católica de toda España».
Un nuevo estupendo cuadro costumbrista mallorquín de Daniel (P. Cerdá). En «Vaja un matrimoni» dialogan unos personajes realísimos de nuestra sociedad de hace cin¬
cuenta años... y de ahora. En «Crónica franciscana», reseñas de la
«Instalación de la Reserva en el Convento
de Franciscanas», de Deyá, y de la «Fiesta de las Hijas de María», de Llucmajor.

En la «Necrología», destacadas las de D. Melchor Bestard Gili, de Artà, padre de Na María Melsiona, la que durante tantos años fue casi exclusiva confeccionadora de los hábitos de nuestros religiosos: de D.“ María García Vingut, hermana de nues¬ tro también fallecido P. Juan A.; y la de D.“ Catalina Vidal Vaquer, madre de D. An¬ tonio Jiménez, a cuya pluma tanto debe esta revista en su aspecto literario y artístico.
En el número de agosto de 1920 se leía en primer término «Fa noranta-sis anys...!» Es un episodio seráfico sacado de las cró¬ nicas del franciscano Wadingo, donde se cuenta cómo un viejecito que aún había hos¬ pedado en su casa a nuestro Padre San
Francisco, hacía noventa y seis que iba to¬ dos los años, el día de Santa Marta, desde su ciudad de Perusa a la Porciúncula (Asís) para lucrar la famosa indulgencia.
Una nueva síntesis de los sucesos del
mes anterior vistos a través de la lente
de «El Repórter». Destacaba la construc¬ ción de una Universidad Católica en Chicago (U.S.A.), con las aportaciones de los cató¬ licos de aquella ciudad, contraponiendo aque¬ lla actitud con la de «los tranquilos españo¬ les, que vamos matando el tiempo en las playas veraniegas o aplaudiendo y sacando en hombros al torero que despachó seis bi¬ chos en la Monumental de Barcelona, o, a lo más, diciendo hermosos discursos y pro¬
nunciando notables conferencias».
D. Manuel Señante, el famoso luchador y orador católico, jefe del Integrismo español y fervoroso terciario franciscano, había ve¬ nido a Mallorca. Le dedicaba una «Salutació»
en verso, Fra Jaume Rosselló, T. O. R.
Las tres páginas siguientes, encabezadas con la foto del ilustre personaje, estaban de¬ dedicadas asimismo a D. Manuel Señante, di¬
putado a Cortes por Azpeitia, Ministro de
la Hermandad de Terciarios establecida en
San Fermín de los Navarros (Madrid) y
«campeón de la causa católica en España».
Había estado en Mallorca del 19 al 27 del
mes de junio anterior. Su paso y sus con¬ ferencias por los pueblos de la isla habían tenido un éxito apoteósico. La Hermandad de San Francisco de Palma obsequió a su her¬
mano franciscano con un acto de fraternidad
en el salón biblioteca del Convento. Des-

♦
Signo Ue Calidad
eKO
La moderna bebida que da
a la leche
el més delicioso sabor
eon leol&e es lómico! 20

pués de unos cincuenta años de olvido vol¬ vemos a recordar que en aquella tarde lite¬ raria un tal D. Matías Fiol recitó «la inspi¬ rada poesía Idili Franciscà», unos versos muy primerizos del que ahora desempolva tales noticias. Asimismo el «corista fray Ra* fael Ginard (el actual P. Ginard Bauçà) leyó en selecto mallorquín unas inspiradísimas cuartillas». Cerró aquel acto el mismo señor Señante con un magistral discurso que arrancó continuos y calurosísimos aplausos. Se produjo una ovación delirante cuando di¬ jo que al morir Nocedal sólo se puso en la esquela, por estimarse el mejor título; «Ha fallecido D. Ramón Nocedal, terciario fran¬
ciscano». Para los no enterados digamos que D. Ramón Nocedal fue un brillante pe¬ riodista, fundador (1875) de El Siglo Futuro, periódico que libró grandes batallas en de¬ fensa de la integridad de la religión católica. No ignoramos que tales recuerdos suscitan actualmente una sonrisa de olímpico, digo, social desprecio, tachándoselos de triunfa¬
listas.
D. Cosme Bauza Adrover, Pbro. T., publi¬ caba otro fragmento de su trabajo histórico
titulado «Terciarias Franciscanas en el Arci-
prestazgo de Felanitx». Historiaba ahora las fundaciones de Ses Salines y de Porreres.
En Gostinet, que continuaba aún en su París imaginario, continuaba también con sus «boutades» o arranques contra la moda de aquellas calendas: las chicas y señoras de misa y comunión diaria con su medalla de la Inmaculada o del Sagrado Corazón sobre el desnudo pecho... Las amplias tragaderas de hoy ya no reparan en tales menudencias.
Era extensa la «Crónica franciscana» de
aquel mes. Para asistir al Capítulo General de la Orden se habían dirigido a Roma, el 18 de julio, el P. B. Salvá, Ministro Provin¬ cial, el P. Juan A. García, Custodio, y el P. Miguel Vidal, Secretario. Por encargo del Sr. Obispo de Mallorca, el P. Salvá se había llevado, y lo había presentado a la Sagrada Congregación de Ritos, el proceso supleto¬ rio para la canonización de la Beata Catalina
Tomás. Se reseñaba la instalación de la re¬
serva en el Convento de Franciscanas de
Lloseta, el 13 de junio; la fiesta def Bto. Ra¬ món Llull en Palma y en Inca; la fiesta de San Buenaventura, en Palma; y la vestición, en Artà, de los jóvenes estudiantes Antonio Esteva y Bartolomé Alorda (ambos salidos), Sebastián Ginard y Guillermo Colom (falle¬ cido éste al finalizar el noviciado).
Debido al hecho de ser entonces Obispo de Tenerife el mallorquín D. Gabriel Llompart, de vez en cuando llegaban «Ecos tinerfeño-seráficos», como podía verse en aquel
número.
En la «Necrología» de aquel tiempo, mu¬ chas vidas segadas en flor, víctimas de la tuberculosis, enfermedad que todavía no se
combatía racionalmente.

pAgina» diel terciario

BRILLANTE JORNADA ANUAL DE FRATERNIDAD

Presidió ei Rvdo. P. LUIGI SECONDO,
Ministro General de lo T. O. R.

37 grandes autocares y numerosos turismos lleva> ron a BUNYOLA cerca de dos mil terciarios y ami¬ gos de S. Francisco de Asís

Fue este año, en la riente y frondosa villa de Bunyola, donde los seglares fran¬ ciscanos «contemplaron con gozo y acción de gracias las huellas de Dios en todas las criaturas.» (Constituciones, Art. 54).
La magna concentración, dicho sea en honor a la verdad, tuvo el cálido entu¬ siasmo de la numerosísima concurrencia y los vivos resplandores de la liturgia en
la Mesa Eucarística celebrada con sus
diez Ministros del Altísimo. (1)

Glosó el cumplimiento de la voluntad 4e Dios. «Cristo nos ha enseñado cuál sea la voluntad de Dios respecto de nosotros y nos lo ha dejado consignado en las mis¬ mas palabras del Evangelio. En él encon¬ tramos expresada su voluntad, sus man¬ damientos, sus consejos, sus deseos». Por
esto debemos tenerlo en mucha estima y
cumplirlo como N. P. S. Francisco.
La participación en la Eucaristía fue apoteòsica porque comprendió a la to¬
talidad de los fieles.

Una auténtica Cena Pascual. El memo¬ rial del Divino Maestro actualizado bajo
la bóveda del templo parroquial y con » la melodía de las voces escogidas de la
coral polifónica de aquella localidad, va¬ rias veces galardonada en la isla y fuera
de ella.
La homilía, a cargo del Muy Rdo. P. Provincial de la T. O. R., fue una profun¬ da lección evangélica:
(1) Consignamos Ies nombres de los Ministros concelebrantes: Rdmo. P. Luigi Secondo, General de la T. O. R.; Rdo. D. Bartolomé Bosch, Párroco de Bu¬ nyola, Muy Rdo. P. Miguel Pascual, Ministro Provin¬ cial de la T. O. R (hijo de Bunyola); Rdo. P. Jaume Tugores, Comisario Provincial déla T. O.F./ Rdo. P. Matías Horrach, Secretario de Visita del P. General; D. Ramón Riera, Director de la T. O. F. (Manacor) y Vocal P. de la T. O. F.; Rdo. P. Antonio Pericós, Direc¬ tor de la T. O. F. en la Basílica de San Francisco, Palma (hijo de Bunyola) y los Rdos. P. Jaime Font y P. Gregorio Mateu, también de la T. O. R., e hijos de Bunyola.

A las 10 de la mañana, en la entrada del pueblo, había im simbólico cordón franciscano formado por los treinta y siete autocares y numerosos coches lle¬ gados de Palma y de los pueblos más apartados de la capital.
Entre éstos contamos a las Herman¬
dades de Ariany, Artá, Cala Ratjada, Campos, Capdepera, Costitx, Inca, Llose¬ ta, Llucmajor, Manacor, María de la Sa¬ lud, Moscari, Muro, Palma (Basílica de San Francisco), Petra, Porreras, Sta. Eu¬ genia y S’Horta (Felanitx).
Contra lo previsto y anunciado ya en el programa, el acto de afirmación apostólico-franciscano, señalado para las 11’30, tuvo que trasladarse a primera hora, ya que era del todo imposible realizarlo en el teatro, no capaz para cobijar a cerca de dos mil peregrinos asistentes.
Bajo la presidencia del Rdmo. Ministro General de la T. O. R., P. Luis Secondo; del Cura Párroco, Rdo. D. Bartolomé Bosch; del Ministro Provincial, Muy Rdo.

21

gran protector de la T.O.F., y a la me¬
moria, del cual este Discretorio rendía fer¬
viente homenaje de gratitud. El humilde hijo de Francisco, fundador del Colegio Ramón Llull de Inca, unía a su gran ca¬ pacidad de trabajo un espíritu tan equi¬ librado y caritativo que llenaba de paz y
bien a las numerosas personas que acu¬ dían a él solicitando sus atinados y pru¬
dentes consejos.
Seguidamente, el P. Antonio Pericás, como hijo de Biinyola, agradeció a la
Junta Provincial el acierto en la elección
del lugar para celebrar la jomada anual
de fraternidad.

El Hno. Nicolás Dameto Squella habló de los distintos aspectos del pasado, pre¬ sente y futuro de la T.O.P., dejándonos certeras consignas para el próximo cur¬
so.

La representación de la Fraternidad de Inca fue otra
vez la más numerosa: casi 200 terciarios.

El P. Comisario leyó después, ante la asamblea, la carta (el texto de la misma puede leerse en la pág. 23) que nuestro
amadísimo Prelado envió al Ministto Ge¬
neral de la T. O. R., justificando su ausen¬
cia.

P. Miguel Pascual Negre; del Ministro Provincial de la T. O. P., Hno Nicolás Dameto y los Directores de las fraternida¬ des de Manacor y Muro y otros miem¬ bros del Discretorio, dio comienzo el
acto.
El P. Comisario, Rdo. P. Jaume Tugores dirigió atento saludo a las dignísi¬ mas Autoridades. Cabe consignar a la Corporación Mimicipal, con el Alcalde, don Miguel Brunet, que presidía la fun¬ ción, agradeciendo la deferencia de hon¬ rarnos con su presencia.
A continuación, el Párroco de Bimyola dio la bienvenida a los peregrinos que llenaban el templo hasta rebosar. Su be¬ llo y atinado parlamento terminó con unas estrofas de aquella terciaria insigne que fue María Antonia Salvá.
La Hna. que suscribe leyó la Memoria del presente curso, destacando, entre lo mucho y bueno que se ha realizado, el
cursillo de fraternidad celebrado en com¬
pleto retiro en el apacible Seminario de
la Porciúncula.
La Vice-secretaria, Hna. Concepción Ni¬ colau y de Montaner, leyó enjundioso trar bajo enalteciendo al pueblo de Bunyola por las numerosas vocaciones francisca¬ nas, entre las que merece especial men¬ ción, la del llorado P. Pedro G. Cerdá,

Cerró el acto apostólico el Rdmo. Mi¬ nistro General P. Luigi Secondo. Expre¬ só su satisfacción por el encuentro fra¬ terno de tantos hermanos a quienes une un mismo ideal, cual es seguir las huellas
del seráfico Padre Francisco de Asís y
nos dejó muy sabias orientaciones.
Terminada la Santa Misa, que como se ha dicho siguió a la asamblea, los ter¬
ciarios de Palma continuaron su ruta har
cia Raixa, Valldemossa y Sóller, para ter¬ minar a los pies de la Moreneta de Lluch con la plegaria mariana, la «Salve Regi¬
na».
Una jornada de bellísimos paisajes, ca¬
da imo de los cuales era un cántico de amor a Dios.

Isabel Ferretjans, Secretaria Provincial de la T. O. F.

r

N

Obsequie a sus familiares y amigos con una suscripción anual a

«HERALDO DE CRISTO»

Es una manera cordial de repetir 12 veces
€Me acuerdo de ti»

V

/

22

CARTA DEL SR. OBISPO DE MALLORCA
AL P. GENERAL DE LA T. O. R.
con motioo de ta jornada anual de la 'C, O, T.
Palma, 6 mayo 1970.
Rvdmo. P. Luigi Secondo,
Ministro General de la T. O. R. de S. Francisco.
Palma de Mallorca.
Muy querido Padre General:
Mi gran deseo hubiera sido poder compartir con Vd. la Asamblea Dio¬ cesana de lós Seglares Franciscanos, que mañana reunirá a los laicos ma¬ llorquines que alimentan su vida espiritual imitando al Pobre de Asís; pero al no ser posible, deseo adherirme por medio de estas letras a esta gozosa
reunión franciscana.
Tenga la seguridad de que aprecio altamente el apostolado de los Padres Franciscanos de la T. O. R., así como también de ios Franciscanos Menores, Capuchinos y Franciscanas Hijas de la Misericordia, que mañana igualmente se reunirán en BUNYOLA. Y ruego al Señor que bendiga continuamente este esfuerzo de todos ustedes por comunicar a ios hombres de hoy el mensaje de San Francisco de Asís, que no es otro que el proclamar a todos a Cristo Crucificado, a Cristo pobre y servidor de todos, a Cristo hermano de todos los que sufren tanto moralmente como físicamente, siendo su Resurrección
nuestra esperanza.
Aprovecho, al mismo tiempo que me dirijo a Usted, para dirigirme a todos ios Seglares Franciscanos de Mallorca, para rogarles quieran pedir de un modo especial en la Eucaristía, que mañana será el centro de su Jornada diocesana de fraternidad, para que la Iglesia y todos los que la formamos, sea fiel en reproducir sin cesar, en sus gestos y actitudes, los sentimientos del Corazón de Jesucristo, sentimientos de amor hacia todos, sin acepción de personas, sentimientos de plegaria hacia el Padre que está en los cielos, sentimiento de llevar, sin descanso, a cada hombre y mujer de la familia humana, la Buena Nueva de nuestra salvación.
Termino, querido Padre, pidiéndole quiera decir a todos los seglares franciscanos que, junto a su bendición estará la mía, y que al lado de su presencia de representante de San Francisco entre los suyos, estará mi humilde presencia de Pastor de esta porción del Pueblo de Dios, que es la
Diócesis de Mallorca.
f Rafael, Obispo de Mallorca
23

¡HUAMAGHUGO '(PERÚ),
TAMBIÉN VÍGTiMA DEL
ÚLTIMO TERREMOTO!
Monseñor Damián Nico>
lau, Obispo de aquella Prelatura misionera, espe¬ ra la ayuda económica
de nuestros lectores.
Cuando ya teníamos confeccionado el presente número de julio-agosto, nos hemos visto en la necesidad de preparar esta página para comunicar a nuestros lectores importantes y dolorosas novedades referentes a nuestra Prelatura misio¬
nera de Huamachuco.
Ha sido el propio Mons. Damián Nicolau, T. O. R., recién llegado a Mallorca, quien nos ha contado cómo también en su Prelatura ha hecho estragos el devas¬ tador seísmo del pasado 31 de mayo, del que se hizo eco toda la prensa del
mundo.
En las localidades de Aricapampa y Urpai ha quedado totalmente destruida la iglesia, además de la escuela, casas particulares, etc.
En Urpai está de Párroco el P. Sebastián Ramis, T. O. R., hijo de Llubí (Mallorca).
Las dos torres de la iglesia de Tayabamba habrán de ser demolidas para ser reconstruidas de nuevo, puesto que también han sido afectadas por el terremoto.
Y no se trata tan sólo de levanlar las iglesias destruidas. También nuestros misioneros habrán de ayudar a sus feligreses —^todos ellos muy pobres— para que puedan construir nuevos hogares. Volverán a ser pobres y humildes, como antes del terremoto, pero se impone la ayuda urgente a esas familias para que vuelvan a tener pronto su casita, ahora en ruinas.
Es por todo ello que el Obispo de Huamachuco se asoma a esta página y se atreve a tender la mano a nuestros lectores en súplica de una muy necesaria ayuda económica.
Esperamos que especialmente los miembros de la T. O. F. demostrarán su habitual generosidad.
Los donativos pueden ser entregados a:
1) Mons. Damián Nicolau: En su domicilio de Vilafranca de Bonany (Ma¬ llorca), o Convento de San Francisco. Palma de Mallorca.
2) Administración de esta revista: Convento de San Francisco, id. Id.
3) P. Comisario Provincial o Directores de la T. O. F.
Mons. Nicolau, regresa a Huamachuco a principios de agosto. Permanecerá en Mallorca, D. m., hasta finales de este mes de julio.
24

(Conclusión)

—Hay que arriar la vela de la separa¬ ción de sacerdotes y laicos. Y se izó la
vela del sacerdocio del laicado. Y se arrió la vela de la distinción del sacer¬ dote con los demás. La del sacerdote,
del que nos dice San Pablo que es «ex hominibus assumptus» —tomado de en¬ tre los hombres— «pro hominibus cons¬ tituitur in iis quae sunt ad Deum»— y puesto en favor de los hombres en lo re¬
ferente a Dios. Se le ha hecho mediador
entre el cielo y la tierra, puente de en¬ lace entre los hombres y Dios.
Y se arrió la vela de la sagrada distin¬ ción y separación. Separación y distin¬ ción no de desprecio, sino de amores, para hablar con Dios de los hombres, y
para hablarles a ellos de Dios. Se arrió la vela de la sagrada distinción y se izó la vela de la igualdad.
¿Frutos? Y ha venido el desprecio, la compasión hacia el sacerdote. Y ha sal¬ tado como im sarampión latente, como un florecer de ortigas en el pueblo de Dios, el anticlericalismo. En nuestro mis¬ mo pueblo católico español. Un anticle¬ ricalismo irónico, sangrante. Aun en la misma prensa. Son los tiempos nuevos.
¿Frutos? Y nos lamentamos de que faltan vocaciones. Que no vengan y se marchen muchos de los que ahora es¬ tán. ¿Qué aliciente de camino y meta puede ofrecer aquello que se compadece y desprecia?, ¿quién tiene como meta en su vida lo que se compadece?
Y el respeto sagrado que todos los pueblos, aun los más incultos, aim los
Sobre 2 tabletas —P. V. P. 1'90 Ptos.
Cala 10 » -P. V. P, 9'80 »

más antiguos, daban a sus ministros sa¬ grados, a sus sacerdotes, ahora ya se tie¬ ne como señal de progreso no dárselo. Al contrario. Y en países católicos.
Y se izó la vela de la teología protes¬ tante, porque hay que conocerla bien, para ver los puntos de verdad que tiene y poder llegar al abrazo y la unión de los hermanos. —'Hermoso fin, por cier¬ to—. Y se estudia la teología protestan¬ te y se explica la teología protestante en nuestras universidades católicas y ecle¬ siásticas. Y los nombres de Karl Barth, Oscar Cullman, Bultmann, Paul Tillich, Bonhoeffer, John A. Robinson están en el plato diario y en el elenco familiar de nuestros estudiantes teólogos universita¬ rios, mientras los grandes que fueron en nuestra Iglesia, los grandes teólogos y pensadores de ayer —Franzelin, Palmieri. Billot, Scheeben, Otten, Pesch, Hurter, Lennerz, Lercher, más de ayer Soto, Laínez, Suárez, Scoto y aún el mis¬
mo Santo Tomás se les cubre con mon¬
tañas obstinadas de olvido.
Cambios de velas en la nave de la Uni¬
versidad. Se izó la vela de los teólogos
protestantes de hoy y se arrió la vela de los teólogos católicos de ayer, por gran¬
des que fueran.
—^Más, más velas izadas y arriadas, pa¬ ra acabar pronto este recorrido de pelí¬ cula por la cubierta de la nave, de nues¬ tra nave, la Iglesia.
Se alza la vela de que hay que refor¬ mar estructuras humanas de la Iglesia para acomodarlas a los tiempos. Y es verdad. Pero se intenta rasgar con ello aun las divinas y dogmáticas. Arriarlas. Y surgen las nuevas teorías de la Euca¬ ristía. del Pecado Original, de los Ange¬ les, del Purgatorio.
Más: se alza la vela de un Juan XXIII
como santo y seña de progreso y de nue¬ vo avance en los tiempos nuevos con su «Mater et Magistra», con su «Pacem in terris» —magistrales documentos en ver¬ dad—. Y su nuevo modo de actuación en la Iglesia. Y se silencia, se arría la vela de Juan XXIII, que en su inmenso quehacer de Pontífice, aún le quedaba tiempo para rezar; así, para rezar diaria¬ mente las tres partes del rosario a la Virgen —¡el rosario precisamente!—,

25

porque confiaba mucho en la ayuda de la Señora y en la gracia de Dios, más que en lo que Angel José Roncalli, el di¬ plomático, el bueno, el sabio, el pontífi¬ ce de la Iglesia pudiera hacer y decir en su trabajo agotador. Confiaba más, mucho más en su Dios y la Señora. Y por eso rezaba, rezaba mucho.
Alzan la vela de Juan XXIII, el Papa del nuevo obrar y silencian al Juan XXIII cuyo lema de pontificado y de vi¬ da fue, como rezaba en su escudo, «Obedientia et pax». «Obediencia y paz». Una inquebrantable y leal obediencia siem¬ pre. «Et pax». Y fruto de la obediencia, la paz. Esta paz inalterable de su alma y de su corazón, que dejó caer sobre la Iglesia y sobre el mundo. ¡Qué poco abunda esa indiscutible señal de Dios, la paz de los buenos, la paz de corazón!

¿Es que acaso le hemos quitado imo de sus pedestales de apoyo, la obediencia?
—Se alza, por fin, para acabar esta somera filmación, la vela del Concilio. Y en esa vela se cuelga lo que se quiere.
Al Concilio se le hace decir lo que se
quiere y conviene. Se le cita, se le muti¬ la las frases. Y se habla de línea conci¬
liar auténtica. Y cada imo señala la au¬
tenticidad a su antojo. Y es el nuevo Primado de España quien tiene que de¬ cirnos, apenas tomada la posesión de su silla Primada, que «son el Papa y los Obispos los que tienen que decimos cuál
es la auténtica línea conciliar».
Abel MORA
(Extracto de su artículo aparecido en la Revista «Resurrexit», vol. XXIX, 1969).

bibliografia

Guillem Colom Ferrà. — PREGO
DE SETMANA SANTA. — Parrò¬
quia de Bimyola. - 1970.
Guillem Colom Ferrà, el conegut poe^ ta, degà de les nostres lletres, fou l’any 1970, el literat escollit per a fer el Pregó de la Setmana Santa de la Parròquia de Bunyola, on va ja esdevenint obligada aquesta manifestació literària que ser¬ veix de pòrtic a les funcions litúrgiques d’aquella Setmana Major, cloenda del temps quaresmal. Guillem Colom és un dels que saben i volen fer les coses bé. Per a enllestir el seu Pregó s’ha infor¬ mat, si ho necessitava, de la geografia i de la història de la vila bunyolina —^pel que es refereix a les tradicions i cos¬ tums quaresmals, l’autor ho confessa noblement, li ha prestat un bon servei, amb la seva «Consueta», im fill del mar teix poble, que és un excel.lent folkloris¬ ta— i després, amb la brillantor del seu estil, fa passar davant els nostres ulls tot el magnífic panorama d’allò que eren i encara són les nostres sagrades fun¬ cions des del Diumenge del Ram fins al Dissabte Sant. Per a nosaltres, que fa tant de temps que no vivim aquell antic fervor i entusiasme del nostre poble, re¬ sulta molt estimulant la lectura del Pre¬
gó on no hi manca cap detall d’allò que

fa més de seixanta anys excitava tan for¬ tament la nostra imaginació de nin. Des del Diumenge, amb els rams —el nostre el solíem portar de casa, ornat amb flors grogues de violer— i les caperutxes, mot que nosaltres, els bimyolins, amb ima amable metàtesi on hi ha intervengut se¬ gurament la paraula cara, pronunciam caraputxes, fins al Dissabte, amb el joiós repicar de les campanes que marcaven el final de la Quaresma llarga, magra i
austera.
Un nou i molt interessant opuscle que ve a augmentar la bibliografia referent a la nostra Parròquia i al nostre poble. Una felicitació sincera a l’autor i als qui han procurat l’edició de dit Pregó.

26

EL SACERDOTE Y EL HOMBRE EN 8ÜDAMÉRIGA

Querido lector de HERALDO DE CRIS¬ TO: ¡Cuánta tinta se ha gastado sobre los problemas de América Latina!
Grandes personalidades han tratado y discutido a fondo el problema social, po¬ lítico, económico y hasta religioso, echan¬ do mano de todas las lógicas habidas y por haber, buscando soluciones más o menos aceptables para este Nuevo Mun¬ do, campo de contradicciones.
Sólo un escrito más, un pasatiempo más quizá sea este articulillo mío.
Sin embargo, el P. José, botado como un grano de arena en la inmensidad de este continente, quisiera gritar, quisiera a veces hasta llorar por el mundo ente¬ ro que da la impresión de pretender des¬ ligar a Dios del hombre y buscar solu¬ ciones con elementos puramente huma¬ nos, dejando a Dios al margen.
Mi campo de acción en la Prelatura de Huamachuco, en equipo con otros her¬ manos, me inclina, desde hace dos años, a las grandes meditaciones. Y al hojear revistas y escritos procedentes del mun¬ do antiguo — que me llenan a veces de nostalgia y melancolía—, me siento muy adherido a la opinión de Malraux: «Si creen ustedes en verdad que el bienestar de la humíanidad depende de los guerri¬ lleros, deben ustedes ir a Bolivia y com¬ batir con ellos; de otra suerte, deben us¬ tedes guardar silencio sobre el asunto».
Solamente Dios puede dar solución a los problemas del hombre en todos los tiempos. Solamente Cristo y únicamente Cristo puede ganar el corazón del nati¬ vo de América y de cualquier lugar, en¬ gañado y engranado en este mosaico de injusticias, incomprensiones, materialis¬ mo, supersticiones, etc.
El hombre americano está saturado de
organizaciones humanas. Esta es la cau¬ sa de que todas fracasen.
Desde Europa nunca podremos dar so¬ luciones. La solución debe venir desde
Arriba.
Un gran número de sacerdotes podría
ser una lacra en Sudamérica. Y el dine¬
ro nunca llenará el corazón humano. El
empobrecerse con ellos pobres se toma¬ ría como manifestación de filantropía
exagerada. Entonces me preguntarás; En este ca¬
so, ¿dónde está la solución? Ni yo ni nadie te la puede dar.
Solamente el tiempo, fiel cosechador de los trabajos y sudores del sacerdote
de Cristo te lo dirá.

El testimonio de Cristo en medio de
una Iglesia de Pecadores, salvando todos los valores humanos, trazará entre el mundo antiguo y el nuevo la cruz reden¬ tora de los hijos de Dios.
Un trabajo en la tierra remunerado en el cielo apagará la sed de almas que un día fue proclamada en el Cerro del Do¬
lor.
La solución la debemos meditar tú y
yo en lo recóndito de la oración. Debe¬ mos pedirla, no buscarla; quererla, no darla; si no queremos correr el riesgo de caer en la aberración más grande que ha
existido.
Solamente dándonos al hombre encon¬
traremos a Dios; y Dios se cuidará de
actualizarnos en medio de los hombres sin Dios.
Al poner fin a mis renglones, no qui¬ siera, estimado lector, haberte conduci¬ do por el camino del pesimismo. Mi de¬ seo es mostrarte a Dios por el camino de las realidades. Subir hacia Dios por el mismo camino por donde un día El baja¬
ra hacia nosotros...
Con im cordial apretón de manos te
saluda tu hermano en Cristo.
Fr. José Gelabert Ferrer, T. O. R.

27

RADIO - PHILIPS - TELEVISION
^MribtUtLor e^eclusioo desHe 19Í18
^^^qii·isiTïiZet. 2J37S<l·
■Süf 7MWeíÍ99^
BíedradomésUcos en general
FACILIDADES DE PAGO
RECUPERE SU EQUILIBRIO

dolores o
bienestar

é dOLORÉS DÉ CAÈBIA
• DOLORES DE MUELAS
• JaqüeéaS
«« ENFRIAMIENTOS

• MOLESTIAS DE LA MUJER • ENFRIAMIENTOS • F A T I G A Fl S I C A E
INTELECTUAL

A. 0. 0IMÉNÉ2 - LULlO, 1S - PALMA