El Heraldo de Cristo 1966, n. 672
MARZO

MANUFACTURAS
C. CRUZ, 1S - TEU. 168

INCA (MALLORCA)

CANA * CREMADILLO
2 Calidades insuperables

Destillepias VALLS

CREMADILLO

CANA VALLS

(Copa de fuego)

Cicija estas dos marcas, únicas en calidad

J1

la

iji m

ni\_\_

calidad

M. ''''yy/my/yy,. ^•j'^^:yyyy:

di wd dllU

0116 BrI

’'yyy///y///yy/,.

invierno

r
EL HERALDO

DE CRISTO

s.

^^

REVISTA MENSUAL DE LOS P P. FRANCISCANOS DE LA T. O. R.

MARZO 1966

Año LVII - Núm. 672
REDACCIÓN Y ADMÓN:
CONVENTO DE SAN FRANCISCO
TELÉFONO 12695
PALMA DE MALLORCA
IMPRESIÓN: ARTES GRÁFICAS GIMÉNEZ

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

ORDINARIA. . . . 50 PTAS.

NUEVA

60 «

BIENHECHOR 100 ... «

PROTECTOR

200 ...

€

DEPÓSITO LEGAL P. M. 340-1958

NUESTRA PORTADA
Calvario. Cristo en la Cruz ha sido, desde veinte siglos, fuente de inspira¬ ción para los artistas de todas las ten¬ dencias, de todas las culturas. El ha presidido nuestra vida y seguirá presi¬ diéndola porque la Cruz de Cristo es el símbolo de la realidad más humana y divina a la vez: el sufrimiento.
L

Los nuevos Cristianos

Fray Junípero Serra y Abraham

Lincoln

....

Nuevo Obispo de la T. O. R.
Verdadero sentido de la unción de los enfermos

La misa, pascua cristiana. Nuestras misiones
....
Acaso a tí, también

Página Literària

...

La Mare de Déu de Fàtima

Nuestra pequeña historia Elogi de la Cama-rotja (poesía) Página del Terciario
Cuestiones Lulianas

Bibliografía

Página de humor ....

. 10 . 11 . 13 . 14 . 16 . 18 . 19 . 21 . 23 . 25 . 27

i

RIEGO POR ASPERSION proyectos y presupuestos GRATIS
a LOMPART
PALMA - MANACOR - LA PUEBLA
RADIO - PHILIPS - TELEVISION
V^istritfuidor cxclusioo desde 1928
B>^cEiien^ t9lr2574S •Rafeas San miQuetjOQ
€-tectrodomésiicos en general
FACILIDADES DE PAGO
2

EDITORIAL
LOS HUEVOS CRISTIAHOS
El titulo de estas lineas nada tiene que ver, si no es su pura evocación de nombre, con «Los nuevos curas» de Michel de SaintPierre, una novela con demasiados prejuicios para ser auténtica. Hacemos esta aclaración para que nadie dude de la seriedad y es¬ píritu de bien con que vamos a exponer nuestras ideas.
Dos meses largos hace que se cerró la última sesión del Vatica¬ no II. Y todos —el Papa, el primero— estam.os más o menos con¬ vencidos de que es ahora cuando empieza propiamente el Concilio. El Vaticano II no es una conclusión, sino un comienzo. Los otros Concilios del pasado cerraban más bien una época, ponían fin a una discusión o definian ciertas verdades. El Vaticano II abre una nue¬ va. época para la Iglesia, de cara a la nueva realidad que se cierne sobre nosotros, la cual requiere un nuevo tipo de cristianos.
Hasta ayer, como quien dice, la Iglesia daba la impresión de formar un grupo aparte, una especie de ghetto en este ducho mun¬ do que crece y se hace más uno de cada día. Y nosotros, los cris¬ tianos, consciente o inconscientemente, acudíamos a esta Iglesia, ta¬ llada a la buena de Dios, como quien acude a una compañía de se¬ guros para poner a salvo sus intereses espirituales contra todo ries¬ go de la tierra. Nos sentíamos muy seguros en los dogmas de una Iglesia replegada sobre sí misma. Pero la Iglesia noxida del Conci¬ lio —llaméntosla una Iglesia de nueva frontera— ha comprendido que su misión es estar en el mundo y para el mundo, so pena de
traicionarse a si misma.
En esta perspectiva, no es difícil señalar las características del nuevo tipo de cristianos que exige el «aggiornamento» conciliar. ¿Ha¬ brá que recordar a los cristianos de hoy que deben amar este mun¬ do en que Dios les ha puesto, siendo así que Dios lo amó tanto que dio su propio Hijo para salvarlo? Todo el Vaticano II ha sido un impresionante esfuerzo para mejor comprender y amar la grandeza y miseria de este mundo que nos ha tocado vivir.
Para encontrar de nuevo al Dios vivo, al Dios del amor, no hay más que un camino: amar a nuestros hermanos (I Juan 4, 20). Y ya se sabe, para amar a uno, precisa antes conocerle, escucharle, dia¬ logar con él. La primera necesidad del hombre es el hombre.
Diálogo, comunión, testimonio, he aquí tres términos que resu¬ men la conducta de los cristianos de hoy. Y todo ello en un sano clima de libertad y verdad. El diálogo importa una dimensión de es¬ cucha y una dimensión de entrega. El diálogo sincero nos llevará a la comunión con los demás, a compartir sus alegrías y sufrimientos. En este espíritu comunitario hay que situar nuestro testimonio. El mundo está harto de palabras bellas, pide hechos. Para que nuestra vuelta a los orígenes, a la verdad pura del Evangelio, no se quede a mitad de camino, debemos estar dispuestos a repetir el testimonio de los primeros cristianos que vivían tan unidos, que «tenían todos
sus bienes en común» (Art. 2, 44)..
3

FRAY JUNIPERO SERRA Y ABRAHAM LINCOLN

El día 12 del pasado mes de febrero, la Asociación AMIGOS DE FRAY JUNIPERO SERRA celebró en Petra, villa natal del Colonizador de California, un solemne y re¬ presentativo acto para conmemorar el 157 Aniversario del nacimiento de Abraham Lincoln, el primer Presidente de los Estados Unidos de América que honró oficialmente la obra de Fray Junípero Serra. Con tal motivo el Sr. Stephen A. Kusak pronunció un interesante discurso, que nos complacemos en reproducir íntegramente en nuestras
columnas.

Distinguidas autoridades, señoras y ca¬
balleros:
Estamos reunidos aquí hoy para conme¬
morar el 157 aniversario del nacimiento
de Abraham Lincoln, décimosexto presi¬ dente de los Estados Unidos, que ha pa¬ sado a la historia como el Gran Emancipa¬
dor.
Vamos a repasar brevemente los princi-

pales hechos de la vida de Abraham Lin¬ coln. Nació en una granja de Kentuckey de padres labriegos. A los ocho años Lin¬ coln con su familia se fue a un poblado en un gran bosque en el Estado de Indiana, donde a muy temprana edad le pusieron un hacha en las manos para ayudar en la limpieza del bosque y así poder sembrar. La pobreza de la familia Lincoln se ve muy claramente en la casita en la que pa-

4

saron su primer invierno. Era una caba¬ ña con sólo tres paredes, la cuarta total¬
mente abierta a los elementos. En esta po¬
bre comunidad, entre gente pobre, vivió Lincoln hasta la edad de veintiún años, cuando la familia se fue a una granja en Illinois y Lincoln se marchó a trabajar al pueblo de New Salem. A los 23 años fue candidato para la legislatura, pero no le eligieron. A la edad de veinticinco años volvió a presentarse como candidato y esta vez sí fue elegido. La más evidente mues¬ tra de su posición con respecto a la escla¬ vitud la dio cuando, a la clausura de la sesión de la legislatura en 1837 (solamen¬ te tenía 28 años) introdujo una resolución, afirmando que “la institución de la escla¬ vitud está basada en injusticia y mala po¬
lítica”.
Lincoln seguía monetariamente pobre. Intentó llevar el negocio de una tienda y fracasó. El cargo de Jefe de Correos de
New Salem no le daba lo suficiente para
vivir. De un libro que le prestaron apren¬ dió, con extraordinaria rapidez mental, to¬ pografía. La dominó de tal manera que pudo vivir con el dinero que sacaba prac¬ ticándola. Estudió y se hizo abogado, y a los 28 años abrió su despacho en Springfield (Illinois). Cinco años más tarde, a la edad de 33, se casó con Mary Todd. To¬ davía seguía escaso de dinero. Después de una ausencia de diez años de la política fue elegido para el Congreso y desempeñó el cargo desde 1847 hasta 184i9, cuando cuumplió 40 años, manifestando una vez más su posición contra la esclavitud. El partido republicano, no muy satisfecho con el desempeño de su cargo en el Congreso,
no le volvió a nombrar como candidato. Entonces se dedicó durante los siguientes cinco años a su carrera de abogado en la
cual por fin prosperó, a la edad de 45
años.
A esta edad, en el famoso discurso de Peoria contestó a Stephen A. Douglas so¬ bre la apertura a la esclavitud de los te¬
rritorios del noroeste. El noble discurso
pronunciado este día contra la inhumani¬ dad de la esclavitud le hizo famoso. Aque¬
llo fue un cambio radical de su fracaso

como político en el Congreso de hacía cin¬ co años. Lincoln llegó a ser uno de los más prominentes líders de sus días. Los debates políticos con Douglas le mante¬ nían bajo constante observación pública. En el año 1860 a la edad de 51, en la Convención Nacional del Partido Republi¬ cano en Chicago, fue nombrado candidato a la Presidencia y subsecuentemente ele¬ gido como tal. Sirvió como Presidente de
la Nación desde 1861 hasta su muerte
por asesinato en 1865 a la edad de 56. Su¬ yos fueron los complicados problemas de la guerra civil y su Proclama de Emanci¬ pación tiene todavía hoy sus repercusio¬ nes. Abraham Lincoln fue un gran presi¬ dente y un gran hombre y es justo que to¬
dos los americanos en todo el mundo le
paguen algún pequeño tributo en el ani¬
versario de su nacimiento.
Nos reunimos en esta ocasión en el pue¬
blo de Petra en la isla de Mallorca, Es¬ paña, lugar de nacimiento de Fray Juní¬ pero Serra, el misionero franciscano que vivirá siempre en la historia de California y de los Estados Unidos. ¿Por qué nos reunimos en Petra y por qué visitamos los lugares de importancia en la juventud de Fray Junípero Serra? ¿Podemos estable¬ cer comparaciones de los dos hombres cer¬ teramente? ¿Hay algo sobre estos dos hom¬ bres que nos permita hacer generalizacio¬ nes sobre su grandeza? Fray Junípero Se¬ rra es tan importante a la historia de Ca¬
lifornia como Abraham Lincoln lo fue pa¬ ra la de los Estados Unidos. Hemos visi¬
tado hoy el sencillo y blanqueado lugar de nacimiento de Fray Junípero Serra. No es difícil imaginar los días de su juventud y la vida sencilla que llevaba con sus padres campesinos. Los orígenes humildes de los dos hombres son muy parecidos. Ambos hombres vivieron en distintas épocas y culturas, pero los dos influyeron profun¬
damente en la historia de los Estados Uni¬
dos. Fray Junípero Serra y Abraham Lin¬ coln fueron empujados por los ideales ba¬ sados en la emancipación del hombre de la esclavitud; Fray Junípero Serra, de la esclavitud del paganismo y de la ignoran¬ cia y Lincoln, de la degradante esclavitud
de servidumbre humana. El otro eslabón

5

entre Fray Junípero Serra y Lincoln es que éste fue el primer presidente de los Estados Unidos que honró públicamente la obra de Fray Junípero Serra. Al declarar¬ se California estado de la Unión, el Pre¬
sidente Lincoln devolvió las misiones ca-
lifornianas a la Iglesia Católica. Las escri¬ turas de la Misión de San Luis, Rey de Francia y de la de San Juan de Capistra¬ no fueron firmadas por Lincoln menos de
un mes antes de su asesinato.

Hay otro punto interesante entre la ban¬ dera del estado de California, el sobrino de la Sra. Lincoln y la Misión San Fran¬ cisco Solano, la última en establecerse. Era el año 1846. México había declarado
su independencia de España hacía 24 años y California estaba bajo mando mexicano. Los yankis en California querían que Ca¬ lifornia se declarase independiente de Mé¬ xico. Tenían como ejemplo a Texas. En¬ tonces 33 de los primitivos hijos de Ca¬ lifornia cayeron sobre el fuerte de Sono¬ ma en la Misión de San Francisco Solano, a primeras horas de la mañana, y captu¬ raron al general mexicano Vallejo. Arria¬ ron ios colores mexicanos del mástil e hizaron la de la “República de Califor¬ nia”. Esta bandera fue hecha en aquel mismo momento por William L. Todd so¬ brino de la Sra. Lincoln. Cogió un trozo de tela y pintó a su izquierda una estre¬ lla roja, a su derecha un oso y debajo las palabras “República de California”. Poco después de tres semanas, el 9 de Julio, la joven bandera del oso era sustituida por la de barras y estrellas. Desde entonces la bandera del oso se convirtió en el em¬
blema oficial del Estado de California.
Para terminar estas palabras me gusta¬ ría decir que no solamente celebro hoy el
aniversario del nacimiento de Abraham
Lincoln, sino también la feliz coincidencia de ser el cumpleaños de mi mujer y mi primer hijo. Gracias.

NUEVO OBISPO DE LA T. 0. R.
El Excmo. y Rdmo. P. Jerónimo A. Pechillo, T.O.R., Prelado Nullius de «Coronel Oviedo» (Paraguay), Obispo Titular de Novasparsa.
En el diario vaticano «L’Osservatore Romano»
de día 23 de octubre del pasado año apareció la gratísima noticia de que el Santo Padre Pau¬ lo VI se había dignado nombrar al Excmo. y Rdmo. P. Jerónimo A. Peehillo, T.O.R., de la Provincia de la Inmaculada Concepción dí> Norteamérica, que ya era desde el 7 de octubre
de 1961 Prelado Nullius de «Coronel Oviedo»
(Paraguay), Obispo Titular de Novasparsa, Nu¬
midia.
El nuevo Obispo nació día 15 de mayo de 1919 en Brooklyn, Nueva York. Ingresado en nuestra Orden y estudiadas humanidades y he¬ cho el noviciado, emitió la profesión religiosa el 20 de septiembre de 194'1 y recibió la orde¬ nación sacerdotal el 10 de junio de 1947. En su Provincia desempeñó muchos e importantes ofi¬ cios; fue Maestro de Seminaristas, Prior del Seminario Seráfico y, últimamente. Ministro Provincial desde 1956 a 1961, año en que fue
nombrado Prelado.
El Excmo. y Rdmo. P. Jerónimo A. Pechillo recibió la consagración episcopal en Altoona Pa. (U.S.A.) el 25 de enero pasado.
«El Heraldo de Cristo» felicita con la mayor
alegría al nuevo Obispo de la Tercera Orden Regular y le augura un pontificado altamente provechoso para la grey que le ha sido enco¬ mendada y para la gloria de Dios y de nuestra
Orden.

6

Verdadero sentido de la unción de los enfermos

^ 1 sacramento de la «unción de los enfer¬ mos» es muy poco conocido. Muchos fie¬
les tienen una idea, si no falsa, al menos in¬ exacta de este sacramento. Muchos no perciben
su verdadero sentido.
Todos los sacramentos, conviene recordarlo, son actos de Cristo. No son cosas. No son píl¬ doras prefabricadas. Son acciones vivas de Cris¬
to que está presente en su Iglesia. Es Cristo quien obra, de tal manera que cuando Pedro bautiza es Cristo quien bautiza; y así de los
restantes sacramentos.
Cada uno de los sacramentos es un acto de
Cristo vivo por el cual se nos comunican los frutos de su Pasión, Muerte y Resurrección.
Mediante los sacramentos nos ponemos en con¬ tacto con el Misterio Pascual de Cristo.

El hombre, el sacerdote es un instrumento. Dios es la causa principal. Sólo Dios puede ser la fuente de la vida divina. Nada hay tan evi¬ dente. Pero es preciso que nuestra piedad y es¬ piritualidad se acuerden de respetar esas evi¬
dencias.
Cristo resucitado está presente en sus sacra¬
mentos. En ellos es Cristo quien obra.
#♦♦
Una vez hecha esta consideración general y común a todos los sacramentos, pasemos al sa¬ cramento de la «unción de los enfermos», a fin de entender su auténtico sentido y obrar des¬ pués conforme a ello.
La «extremaunción» parece, por su nombre, que ha de ser el último de los sacramentos.

7

INCOMPARABLE POR SU CALIDAD
8

Cuando decimos «fulano acaba de recibir los últimos sacramentos», todos entendemos que es¬
tá agonizando y que en el número de estos úl¬ timos sacramentos figura, desde luego, la «ex¬
tremaunción». Y damos a dicho enfermo por desahuciado.
Pues bien; todo esto no es completamente exacto. La «extremaunción», a pesar de lo que indica su nombre, no es principal ni exclusiva¬
mente el sacramento de los moribundos. Es sen¬ cillamente el sacramento de los enfermos.
En la Constitución sobre la Sagrada Liturgia, el Concilio Vaticano II se expresa así: «La ex¬ tremaunción, que también, y mejor, puede lla¬ marse «unción de los enfermos», no es sólo el sacramento de quienes se encuentran en los úl¬ timos momentos de su vida. Por tanto, el tiem¬ po oportuno para recibirlo comienza cuando el cristiano ya empieza a estar en peligro de muer¬ te por enfermedad o vejez» (CSL, 73).
La «unción de los enfermos», como todo sa¬ cramento, fue instituida por Cristo. Cristo sen¬ tía un amor especial por los enfermos. Para con¬ vencerse de ello basta abrir el evangelio. Ellos, los enfermos, acuden a su paso, le gritan con fe para que los cure; llegan a El en tan gran número, que hasta le impiden comer.
Cristo tuvo realmente compasión de los en¬ fermos y los curaba. Sanando los cuerpos cura¬
ba también las almas. «Y le llevaban todos los
enfermos, nos dice el evangelio, atacados de do¬ lencias y tormentos varios... y los curaba» (Mt. 4, 23-24; Le. 6 17-18; Me. 3, 7-11; Me. 1, 3234). El lisiado curado junto a la piscina de Bazatba, oye estas palabras: «Ya estás curado; no peques más, no sea que te acontezca algo peor» (Jn. 5, 14). Al ciego de nacimiento Je¬ sús le ofrece, además de la luz del día, la luz y el esplendor más brillante de la fe: «¿Crees en el Hijo del hombre? ¿Quién es para que yo crea en él? Le estás viendo y es el que habla contigo. Creo, Señor» (Jn. 9, 35-37).

Este poder de curar a los enfermos Jesús lo comunicó a sus apóstoles. El fimdamento escri-
turístico de nuestro sacramento lo encontramos
en la Carta de Santiago. Dice así: «¿Enferma alguno de vosotros? Haga llamar a los pres¬ bíteros de la Iglesia, y que oren por él, un¬ giéndole con óleo en nombre del Señor; la ora¬ ción de la fe salvará al enfermo y el Señor le restablecerá y le serán perdonados los pecados que hubiese cometido» (Sant. 5, 13-16).
Fijémonos en que los beneficiarios son los en¬ fermos, no los agonizantes: «Enferma alguno de
vosotros...».
La materia de este saeramento es la uneión del óleo. La medieina moderna utiliza todavía linimentos a base de aceite. El aceite es uno
de los remedios que el buen samaritano aplica sobre las llagas del hombre que yacía herido al horde del camino. Los discípulos de Jesús, enviados en misión durante la vida pública del Maestro, practicaron unciones de aceite (Me. 6, 13).

Y en éstas sólo se pide una cosa: la curación del enfermo, su retorno a la vida normal y a sus ocupaciones habituales. Ni una sola referen¬ cia a la agonía, a la muerte, al juicio.
He aquí unas cuantas peticiones sacadas del ritual de la unción de los enfermos. Después que el sacerdote ha deseado a todos los de la casa que la paz del Señor sea con ellos, dice: «Oremos. Señor Jesucristo... que con nuestra humilde venida lleguen a esta casa la dicha sin fin, las bendiciones divinas, la alegría serena,... la salud que dura para siempre...».
Y más adelante: «Oremos. Dios y Señor nues¬ tro... Te rogamos que con la gracia del Espí¬ ritu Santo cures la debilidad de este enfermo, sanes sus heridas y perdones sus pecados. Apar¬ ta todo cuanto puede afligir su alma y su cuer¬ po; devuélvele la perfecta salud espiritual y cor¬ poral, para que, restablecido por tu bondad, pueda volver al cumplimiento de sus acostum¬ brados deberes». «...Que se sienta pronto cura¬
do».

Se señala, además, otro elemento esencial que forma el signo sacramental. Es ésta la palabra de la fe: «Que los presbíteros oren por él, un¬ giéndole con óleo en nombre del Señor». En efecto, la unción con óleo va acompañada de tma plegaria: «Que por esta santa unción y por su paternal misericordia, el Señor te perdone todos los pecados que has cometido con la vis¬ ta,... el oído,... el olfato,... el gusto,... la pa¬ labra,... el tacto».

Y en la última oración: «...libre de la en¬
fermedad y recuperada la salud, lo levantes con tu mano, lo fortalezcas con tu vigor...».
¡Qué penosa ironía, dice el P. Roguet, pro¬ nunciar estas plegarias, impregnadas de espe¬ ranza, sobre un enfermo moribundo cuya cura¬ ción representaría im milagro extraordinario, ca¬
si una resurrección!
CONCLUIRA.

Además, en el rito actual, las unciones van precedidas y seguidas de abundantes oraciones.

P. Bernardo NEBOT, T. O .R.

S’eenceua

aiem

CREACIONES OE PARÍS

ARTICULOS CHRISTIAN DIOR: GUANTES Y MEDIAS, BORDADOS

DE TODAS CLASES, LENCERIA FINA, RUCALOS DISTINGUIDOS

i^an oA^lcoláS,

-fZ^yS - ^alrna eie oACa&i-^ca

9

LA MISA, PASCUA CRISTIANA

y santa Misa, en su aspecto dogmático, puede considerarse como Misterios de Pascua. Ella ocupa,
por disposición divina, el lugar de la comida pascual, sacrifical del cuerpo y de la sangre de Cristo; y en ella somos fortalecidos para la peregrinación desde la cau¬ tividad de Egipto, esto es, del pecado, hasta la tierra prometida de nuestra patria, el cielo. En la Eucaris¬ tía se cumplen aquellas palabras que la Iglesia, entu¬ siasmada ante el Misterio de Cristo, canta en la gran velada pascual, en la Vigilia Pascual: «Estas son las fiestas pascuales en las que es inmolado el verdadero Cordero, cuya sangre consagra las puertas de los fie¬ les». Estas palabras aluden a la orden dada por Dios a Moisés para transmitirla al pueblo: en señal de pro¬ tección divina untarán las puertas de sus casas con sangre del cordero pascual. Esto era una figura de lo que sería para el nuevo Israel el Cordero inmolado en la Cruz y lo que es para la Iglesia el Cordero de Dios, que se sacrifica sobre nuestros altares. Con la sangre del Cordero, del verdadero Cordero pascual. Cristo, sangre que fluye de la Eucaristía, son sellados todos los días los que participan de este mismo Cor¬
dero.
La santa Misa es un Misterio Pascual porque al misvio tiempo que representa la Pasión del Señor, supo¬ ne también su Resurrección. La representación del sa¬ crificio cruento de la Cruz en la Eucaristía necesita de la glorificación. Cuando el Señor, el Jueves Santo, ce¬ lebró los Misterios de su Cuerpo y Sangre, suponía ya su glorificación. El mismo lo dio a entender en la oración sacerdotal: «Padre, viene la hora, glorifica a tu Hijo para que tu Hijo te glorifique a Ti». La re¬ presentación del Sacrificio de la Cruz se hace por la presencia del cuerpo glorificado, en cuyas cicatrices sigue visible la Pasión y en cuyo corazón late aún el amor al sacrificio.

vida, a la resurrección; la muerte germina y engendra la vida, la vida brota de la muerte, como la flor bro¬ ta de la planta; así pues, no se 'debe ver en la Pasión y Resurrección de Cristo, la enumeración de dos ac¬ tos sucesivos, sino que es esencial considerar la Re¬ surrección; el Salvador da la vida por su Muerte, no solamente a sí mismo, sino a todos sus miembros, a todo su Cuerpo Místico. Este recibe la vida por aquel tránsito de su Cabeza.
Dom Casel ha subrayado, de una manera fuerte, como es costumbre en él, ese dinamismo de la Pascua hebrea, cuyo conocimiento es indispensable para com¬ prender la Pascua cristiana. La consideraba como el paso de una frontera: «Si se quiere dar a Pascua su carácter más íntimo, se debe decir que es el paso del ayuno a la fiesta, un punto fronterizo, el acto de atra¬ vesar la línea de demarcación entre la muerte y la vida, o mejor aún, entre la vida de este siglo y la del siglo futuro». La Pascua, propiamente dicha, en el sentido fuerte caseliano, es el «transitus», el paso de la línea fronteriza que se encuentra entre la vida de pecado, de este mundo, dentro del territorio de la muerte, y la vida futura, en la resurrección; en pocas palabras, en el reino de la Vida, en el reino de Dios. San Pablo ha resumido estas dos vidas y el paso de una a la otra cuando dice: «En tanto que ha muerto una sola vez al pecado por todos; en tanto que vive, vive para Dios».
Recordemos que la Eucaristía es la Pascua cristia¬ na, por expreso deseo del Señor, manifestado en la Ultima Cena. Toda Eucaristía, cualquiera que sea el día en que se celebra, es pascual. «Cuando reunidos, comemos la carne del Señor y bebemos su sangre, escribía San Atanasio, es su Pascua que nosotros cele¬ bramos».

El objeto de la Pascua nunca fue otro que el de la economía de la salvación por la Muerte y Resurrec¬ ción de Cristo. La palabra «Pascua» según la etimolo¬ gía hebrea significa «tránsito». Si la Pasión y Resurrec¬ ción de Cristo se hallan tan unidas a la Pascua, es debido a que el Misterio de nuestra salvación, el acto salvador en sí mismo, en su más estricto sentido, es precisamente «tránsito», el paso de la muerte a la

Toda Eucaristía es una vivencia de la Pascua, con todo el dinamismo que hemos expuesto, con la misma fuerza, que nos hace salir de la vida de pecado, de tinieblas, de tibieza espiritual, de soberbia, de egoís¬ mo, y nos resucita comunicándonos el resplandor de la misma Resurrección de Cristo y haciéndonos vivir en Cristo y para Cristo en unión del Espíritu vivifi¬ cador de la Iglesia, para gloria del Padre.

P. Jaime Fe Corró, t. o. r.

10

nuestras
misiones

iÑ>as 'Religiosas Tranciscanas en Verá

( alladitas, pero con eficacia, van ha¬
ciendo una magnífica labor las Re¬ ligiosas Franciscanas, preciosas auxiliares
de nuestros misioneros en Perú. Con gus¬ to recogemos algunas noticias sobre su vida y actividades para que se enteren sus Hermanas de España, y se animen a seguir sus huellas.
El «Colegio Santa Teresa» Las noticias que nos llegan sobre el funcionamiento del Colegio Santa Teresa en Tayabamba son muy consoladoras. La vida espiritual de las 106 actuales alum¬ nas son una bella recompensa para el tra¬ bajo de las Franciscanas que dirigen este
centro de enseñanza.
Las pobres costillas de la Superiora de Tayabamba
Como buen soldado en el campo de ba¬ talla, la Superiora de Tayabamba fue la primera víctima. Era la vigilia de su fies¬ ta onomástica, Nuestra Señora del Car¬ men. Entrada ya la noche y terminadas por fin sus ocupaciones, empezó a subir la escalera para ir a descansar; resbaló a los primeros peldaños, y varias costillas rotas. Pero no hay que turbar el merecido

descanso de sus hermanitas ni romper el silencio... Arrastrándose como pudo lle¬ gó a la celda. Es fácil imaginar la delicio¬ sa noche que pasaría. Sólo al día siguien¬ te se dieron cuenta las Hermanas. Pero se quiso celebrar con solemnidad el onosmástico. Mons. Nicolau, que se hallaba en¬ tonces en Tayabamba, quiso rezar su mi¬ sa en el dormitorio de la enferma, que con su habitual buen humor no se cansa¬ ba de repetir: ¡Nunca en mi vida había celebrado con tanta solemnidad mi fiesta onomástica!
Escribe el P. Bustos
“Después de haber terminado de escri¬ bir la carta, la he dejado encima de la mesa, y con el P. Ramón hemos salido a visitar las monjitas; durante la visita ha caído tal tempestad de agua que nuestra casa ha quedado toda inundada. Las ca¬ mas se han mojado de tal forma que só¬ lo ha quedado seca la del P. Ramón, Esta carta se la envío mojada.
La «Escuela de Hogar»
en Huamachuco
Va a ser pronto realidad la Escuela de Hogar en Huamachuco, bajo la dirección

11

de las Franciscanas. Parece que el próxi¬ mo abril podrá ser inaugurada. Los be¬ neficios que aportará a la juventud feme¬ nina serán grandes. Se piensa dar a las chicas una formación muy completa, adiestrándolas en todo lo que se requie¬ re para dirigir bien un hogar. El nivel de vida va a subir en modo notable, dig¬ nificándose en muchos de sus aspectos. Para esto las Religiosas ofrecen una ga¬ rantía y unas posibilidades insuperables.
Y Bolívar .. se prepara una nueva fundación de Franciscanas
Firmado por todos los habitantes de Bolívar que saben hacerlo, llegó a Mons. Nicolau un documento que dice así: “Por unanimidad se ha acordado otorgar al P. Maimó plenos poderes para vender todas las charcas y el solar de lo que fue ca¬ pilla de Chiquiquirá, para la construcción de la casa parroquial, y EL CONVENTO Y COLEGIO QUE SERA REGENTADO POR LAS MADRES, cuyas obras se harán con la venta de los terrenos y el apoyo del pueblo” (siguen cinco páginas de fir¬

mas). LAS MADRES a que se refiere el documento son las Religiosas Francisca¬ nas, las únicas que allí se conocen, y las únicas que han pisado aquellas tierras en
toda la historia.
A prepararse. Madre y futuras funda¬
doras del convento de Bolívar...
Mallorca y Perú En mi reciente visita a Mallorca pude constatar el espíritu misionero con que vibran muchas almas buenas, que con ora¬ ciones y sacrificios acompañan a nues¬ tros misioneros y misioneras. Pero el caso que más me impresionó fue el de
una niña del Sanatorio de las Francisca¬ nas de Son Gotléu. Paralítica y en cama,
aquel ángel de once años dijo: Sé que se requiere un milagro para curar, pero si no se hace el milagro, yo ofrezco los dolores de toda mi vida para las Misiones. Esto
no necesita comentario. Es uno de tantos
milagros que Dios obra a través de estas beneméritas Religiosas.
P. Bartolomé Nicolau, T. O. R.
Roma 2 de febrero de 1966.

¡Muchas gracias!
Mons. Damián Nicolau, Prelado N. de Huamachuco, en una car¬ ta escrita en el mismo avión que le llevaba de nuevo a su Prelatu¬ ra, después del Concilio Vaticano II y de la visita que hizo a Mar
Horca escribe:
«QUIERO HACER PUBLICO MI AGRADECIMIENTO A TODAS LAS PERSONAS DE MALLORCA QUE ME HAN ENTREGADO SUS DONATIVOS PARA NUESTRA POBRE PRELATURA. NO PODRE OLVIDAR LOS NOMBRES DE ARTA, MANACOR, VILLAFRANCA, SAN JUAN, PAL¬ MA DE MALLORCA, LA PUEBLA, LLOSETA, etc. CADA DIA TENDRE PRESENTES EN LA MISA A TAN GENE¬ ROSOS BIENHECHORES».
Muy de corazón nos unimos al Prelado de Huamachuco para re¬ petir con él a los buenos y eficaces amigos de nuestras Misiones:
¡MUCHAS GRACIAS!
12

encaso a ii también...

í hesterton, el gran literato inglés, es¬
cribió una hermosa fábula sobre un mu¬
chacho que iba recorriendo el mundo en busca de un país cuyo color fuese el más perfecto de todos. Después de viajar muchos años por tie¬ rras de color verde, de color azul, de color ro¬ jo, llegó por fin a un país cuyo tono de color respondía al que él buscaba; pero se dio el ca¬ so que éste era precisamente el color de la tie¬ rra que hacía tante tiempo había abandonado. Tal vez en la moraleja de Las tierras de colo¬ res, de Chesterton, se halle la respuesta a tu
vocación.
A lo mejor tú, igual que otros tantos jóve¬ nes, podrías descubrir que el destino de tu vida no está en los trajes, en los coches, ni en el vagabundeo inútil o en los vulgares pasatiem¬ pos, sino en el serio estudio de algo que das siempre por sabido; TU MISMO.
vtSi conocieses el don de Dios...», si comen¬ las zases de una vez a examinar una por una maravillas que ha obrado el Señor en tu al¬
ma...
En el bautismo ya empezó Cristo a vivir en
ti. Y ahora desea actuar a través de ti, ser¬
virse de tu persona para cumplir sus designios. Eres tú un posible canal por donde el Salvador del mundo quiere derramarse sobre los hom¬ bres. Y tú puedes colaborar para que el mundo
se cambie en el reino de Cristo sobre la tierra.
Pero antes de que puedas emprender la res¬ tauración de la sociedad, tienes que redescu¬ brirte a TI MISMO. Tú eres la imagen viva, vibrante, magnífica de Cristo que mora en ti, esperando sólo que la desenvuelvas, que la ex¬
preses en tu persona.
Tus esfuerzos para ganar el mundo para Cris¬
to no van a ser como los de un hombre que es¬

tá metido en un combate sin esperanza, sino el trabajo de Cristo que se mueve dentro de ti y que va despertando en los otros hombres el sen¬ timiento de su responsabilidad en el Cuerpo Místico de Cristo. Y una vez que ya esté re¬ vitalizada toda la cristiandad, entonces nada po¬ drá impedir que el mundo entero se convierta
en el reino de Cristo sobre la tierra.
El ejemplo más impresionante del impacto causado por un hombre en el mundo, es el del Poverello, Francisco de Asís. En una época en que sólo había sed de riquezas y la indigencia era despreciada, cuando no regía otro derecho que el de la fuerza y se tenía por nada aplas¬ tar a los indefensos, Francisco toma por novia a la pobreza. Francisco permitió verdaderamentr que Cristo pudiese laborar por sus miembros, predicando el evangelio. Y sin ninguna clase de preparativos inició él solo una revolución
cristiana de carácter mundial.
Hoy los problemas del mundo van marcados con sello parecido. Y lo que hace falta son hom¬ bres como San Francisco, hombres que, recono¬ ciendo su propia impotencia, dejen que Cristo se valga de ellos para transformar el mundo. Son muchos los que han acudido ya a promo¬ ver los ideales de san Francisco, ya como laicos, llevando la obra de Cristo a la calle y a la pla¬ za piíblica, ya como...
Cristo llama a algunos jóvenes a una mayor intimidad, al círculo más allegado de su fra¬ ternidad. A éstos les pide, no su dinero, sino su persona. A éstos les dice: «En adelante ya no os llamaré siervos, sino amigos».
¿TE OFRECE CRISTO UNA INVITACION
PERSONAL PARA UNIRTE AL GRUPO DE SUS APOSTOLES?
Fr. M. C. trad.

13

PÀGINA.
DE «A.VE MARIA»
1. Ave Maria és salutació que l’àngel Sant Gabriel feu a la beneyta verge: Sancta Maria saluda lo seu fill pels peccadors qui en ella esperen.
2. Lo Fill de Déu tramès salutació a nostra Dona per ço que en aquella se feés hom: Sancta Maria a la salutació de Sant Gabriel consentí per ço que per ella los peccadors fossen saufs.
3. Sant Gabriel saludà nostra Dona ab vortut: la Mare de Déu los peccadors saluda ab misericòrdia.
10.Nostra4. SantGabrielnostraDonaabmiraclessaludà:SanctaMarialospeccadors
saluda ab pietat, humilitat e caritat.
5. Sant Gabriel saludà nostra Dona ab amor: los peccadors saluden la verge gloriosa ab devoció e esperança.
6. Sant Gabriel saludà la dona dels àngels ab gràcia: Sancta Maria respòs a la salutació de l’àngel ab humilitat.
7. Sant Gabriel nostra Dona saludà ab flma del Sant Esperit: com los pecca¬ dors són en tribulació saluden nostra Dona ab llur memòria.
8. Sant Gabriel saludà nostra Dona per ço que fos font de misericòrdia: los peccadors saluden nostra Dona per ço que beguen de la sua misericòrdia.
9. L’àngel Gabriel saludà nostra Dona per ço que fos mare de Déu: Sancta Maria a la salutació de l’àngel Gabriel consentí per ço que fos mare dels hòmens peccadors.
DE «GRATIA PLENA»
1. Sancta Maria és plena de gràcia del seu fill Déu home: lo peccador qui ha esperança en nostra Dona és ple de gràcia en nostra Dona.
2. Sancta Maria és plena de gràcia per la concepció de son fill Jesu Christ: lo peccador és ple de gràcia car membra e ama nostra Dona.
3. Sancta Maria és plena d’amor del senyor de tot lo món: lo peccador qui serveix a nostra Dona és ple de la sua misericòrdia e pietat.
4. La beneyta verge és plena de virginitat: la dona qui ama Sancta Maria és plena de castedat.
5. La bonea de nostra Dona és plena de la bonea de Déu: les bonees dels àn¬ gels e dels hòmens sants e sanctes són plenes de la bonea de Sancta Maria.
6. Car nostra Dona és plena de gràcia fa als peccadors gràcia: car lo peccador sab que nostra Dona és plena de gràcia, demana d’ella gràcia e misericòrdia.
7. Nostra Dona és font plena de virtut: lo peccador prega Sancta Maria que’l complesca de caritat. Peccador! Prega Sancta Maria que’t do contricció, devoció e
humilitat.
8. La gloriosa verge de consell e de pietat és plena: Peccador! Prega nostra Dona que’t do penitència e esperança.
9. Nostra Dona és plena de llibertat e de tot bé: Peccador! Demana a Sancta Maria que’t faça gràcia de consolació, de paciència e de indulgència.
Dona és plena de bellea: Peccador! Prega nostra Dona Sancta Maria que’t faça gràcia que la pusques veer.
LLULL, Hores de Sancta Maria, psalms 43 i 44.
14

L. I T E R À R I A

ANCJ.J.1.A DOMINI I
Maria, estrella blanca
de mos camins obscurs! Quan beneeix la branca els aires blaus i purs, i a son amor primera somriu la terra en flor, de nou la primavera tornau dins el meu cor,
Vós qui el neguit calmàveu del cor i dels sentits, i amb dolça mà allunyàveu l’angoixa de mes nits.
II
Jo us consider, Maria, en Nit de resplendors, postrada a l’establia entre àngels i pastors.
I de la turba hebrea
lluny del tropell confús, seguint per Galilea les passes de Jesús. I amb vesta dolorosa, damunt el cel morat, girant els ulls plorosa
al Fill cruciflcat...
III
Mes ara, que al nou día florí el lliri gentil de l’Angel qui anuncia la joia de l’abril.

i humida de rosada
i d’hivemal frescor,
la violeta es bada
al sol de Passió,
a dins un nimbe oèlic
jo us veia amb nou encís, com us veié Fra Angèlic, pintor del Paradís:
IV
Ulls baixos, inclinada, flor mística del cel,
atenta a l’ambaixada
de l’àngel Gabriel.
Banyada d’humilesa i amb vesta de candor, en I’actitud sotmesa d’esclava del Senyor.
L’albor de la coloma
posada en vostra faç,
i el nard vessant aroma immòbil dins el vas.
V
Humil Verge Maria, estel de mon camí,
mon cor dins ell voldria
guardar-vos sempre així.
Si al punt que el goig ens mena l’Anunci venturós, i tot el món omplena la gràcia que és en Vós,
de tèrboles malures
guaríeu l’esperit,
amb vostres mans tan pures
plegades sobre el pit!
Miquel FERRA (1885-1947)
15

La> Affare de Déu de Fàtima

Al Rnd. P. Antoni Pericas, T. O. R., Rector, a Madrid, de la parroquia de Sant Diego, que sempre ha posseïda la franciscana habilitat d'escampar alegria, de sortir a comí i d'obrir
la mà. Cordialment.
I

els tres pastorets, Llúcia, Francesc i Jacinta a qui va aparèixer la Mare de Déu. Són, en veritat, una de les meravelles de Fàtima i van xmits per a sempre a la història divina i humana de les aparicions. Els tres hu¬ mils i pobres confidents de la Purissima vénen a esser l’exaltació de la pobresa i de la humili¬
tat.
«Fàtima» fou el nom d’una il.lustre princesa mora i tenim a Mallorca almenys tres turons ba¬
tejats amb aquest famós nom aràbic.
Llúcia neix l’any 1907. Els dos germanets, co¬ sins de Llúcia: Francesc, l’any 1908 i Jacinta, l’any 1910. Compten, dones, amb deu, nou i set
anys quan se’ls revela (1917) Nostra Senyora
Santa Maria. Els tres pastorets, rics de germans, són els caganius de les respectives nierades. La seva vida podria figurar entre les més càndides contarelles dels Evangelis no canònics o de les Floretes del Pare Sant Francesc. Passen per la terra com tres àngels eixalats i ens orienten en la devoció a la Mare de Déu i ens inviten a do¬ nar tm repàs als principals capítols de la Doc¬ trina Cristiana: la Santíssima Trinitat, l’Encar¬ nació, l’Eucaristia, el Cel i l’Infern, la Repara¬
ció i la Penitència i el Sant Rosari.
Les tres innocents i privilegiades criatures per¬

tanyen a la manera ordinària d’esser de la Serra de Fàtima: infants rabassudets, massissos, llambriners, de pell colrada, gens aviciats, sans d’àni¬
ma i de cos. Res d’esser fantasiosos o d’im na¬ tural exaltat. No saben de lletra, procedeixen amb ima absoluta bona fe: mai, per tant, hau¬
rien sabut compondre històries i, llavors, sense embullar-se, sostenir-les heroicament Les coses que relaten ofereixen les màximes garanties de
fets viscuts.
Situem-nos un poc abans de les confidències de la Mare de Déu als tres pastorets. Viuen molt units i no saben estar un sense l’altre. El pròxim parentesc, el moure’s en im clima d’innocència i l’amor al jocs fomenten la mútua compenetra¬
ció.
Una frase resumeix el seu caràcter: «pobrets i alegrets». L’existència dels tres menuts és com
una matinada fresca i rossa o com un ram de
cascavells. Entremaliadures, corredisses i crits. 1 qualque pedrada. Jacinta, la més ballaruga. Ple¬ na d’alegria i de mxisica vital, riu, balla i bota. Quin eneís, aquells salts, revolts i braços a l’aire; aquella bellugor d’argent viu, dansarina tota transfigurada a l’impuls de la seva lluminosa ale¬ gria! Encalça papallones, cull floretes ventureres. Llúcia i Francesquet són igualment tallats de lluna per ballar i folgar.

16

Tan afectats n’eren que se’n pensen una digna d’un misser o moralista mànegues amples, A missers i a moralistes, els atribueixen —injusta¬ ment, és clar— que, en importar-hi, saben treu¬ re recursos per complir amb Déu i amb la llei sense sacrificar les pròpies conveniències. Així els pastorets de Fàtima cerquen —i troben— un procediment per conciliar el desig d’esser obe¬ dients amb la seva irreprimible juguera. Els han comanat que, després del berenar del capvespre, resin, cada día, el Sant Rosari. Emperò el Ro¬ sari els sembla massa llarg i ells consideren que els acursa, a no poder tolerar-ho, els seus puerils entreteniments.
Els tres petits deliberen. El creure és criança i ells volen creure. Sobre aquest punt, cap vacil. lacio. Ara que el Rosari dura en excés, i en això també hi concorden. ¿Què fer, doncs, per interrompre sols durant un temps mínim els sa¬ borosos esplais i no comprometre però la cons¬ ciència? Ja està. Han elaborada una satisfactòria solució del problema. Val més enginy que força. Enlloc de l’Avemaria sencera, únicament diran dues paraules: «Ave Maria». I, en acabar la de¬ sena, altres rònecs dos mots: «Pare nostre». I per envant! Així adrecen considerablement i, en tma exhalado, deixen enllestit el Sant Rosari. I, au! De bell nou, a jugar a penyores o a pedral-
tes o a enfilar-se roques amunt...

Els tres xavalets, en la tendror de la infància, ja perceben la bellesa que, com una aroma, se desprèn de la creació. No raonen ni examinen, assaboreixen. Són poetes sense adonarse'n, que es el modo millor d’esser poetes. I això explica que s’embadaleixin amb les postes de sol i amb les nits de lluna. Se proven a veure qui compta¬
rà més estels. El sol és la llàntia de la Purissi¬
ma. Els estels, fanalets o ciris que els àngels en¬ cenen a les finestres del cel. Jacinta gaudeix en fer repetir als ecos l’Avemaria. Ha vista ima es¬ tampa del Bon Pastor. Doncs, la menuda inten¬ ta, llavors, reproduir la divina imatge i, amb un anyellet als braços, se col.loca enmig de les
ovelles.
Adorables menudències, insignificàncies, monjoies, brolleries, puerilitats, petiteses, que amb tots aquests vocables se poden anomenar les mimíscules i plàcides idees de les tres ingènues criatures. I els amables lectors que ho perdonin si, en certes ocasions, un no segueix la tan re¬
comanada i recomanable sobrietat en l’estil i obri
els calaixos de la nostra Llengua per mostrar, de passada, les seves joies i vestits de Pastora i
de Princesa.
P. Rafael Ginard Bauçà, T. O. R.

\\S 0 R D 0 Sí

Presenta el sensacionol y revo¬
lucionario audífono microtímpano ’’ORAVOX 18”
Todo dentro del oíd^o
El aparato más pequeño del mundo Potente, seguro, liviano, invisible y sin averías
} Admírelo y
compruébelo sin
compromiso en:
Pje. Maneu, 38 (Junto Pza. San Antonio) Tel, 22951 PALMA

17

UESTRA PEQUEÑA HISTORIA

(Mace cincuenta años.,

Ocupaba la primera plana de nuestra
revista la noticia d.e la elección de nuevo
Obispo de Mallorca para suceder al di¬ funto Obispo Campins. Se daba cuenta así: «El día 2 del corriente anunció el telé¬
grafo que S. M. el Rey había firmado el Decreto presentando para la Sede de Ma¬ llorca al Canónigo M. I. Sr.Dr. don Rigoberto Domènech y Valls, actual Rector del Seminario de Valencia». Y se insertaban
los datos biográficos del Prelado electo. En segunda plana figuraban su fotografía.
Seguía a continuación un tema cuares¬ mal. Bajo el epígrafe «Penitencia» se ha¬
cían consideraciones sobre los horrores
de la guerra: «A la vista está para qué sir¬ ven las conquistas de la ciencia y las in¬
venciones de la industria humana». Re¬
cuérdese que fue en la guerra mundial de 1914 cuando hicieron su primera apa¬ rición las terribles armas modernas que vienen causando tanto destrozo y tantas lágrimas en el mundo. El articulista, con muy buen sentido, para aplacar la justi¬ cia divina que castiga con las guerras los pecados de los pueblos, proponía una con¬ traofensiva de penitencia.
Trataba Fr. Silvestre otro asunto hagiográfico: el Bto. Pedro de Sena. Y Fr. Fran¬
cisco Lliteras y Francisco Torrens llena¬ ban sus respectivas secciones con los temas iniciados en números anteriores.
En la Crónica Franciscana se anuncia¬
ba la Peregrinación del año: al santuario de Ntra. Señora de la Bona Pau, en el Puig de Sant Miquel, de Montuiri. La Pe¬ regrinación se celebraría en mayo.
En la iglesia de San Francisco de Pal¬
ma, del 13 al 20 de febrero se dio una
tanda de Ejercicios espirituales para los Terciarios y demás fieles. Los dirigió, con éxito extraordinario, el popularísimo y celosísimo P. Jaime Rosselló, Misionero de los SS. CC. Se dice que el último día se repartieron unas dos mil comuniones.
Se daba cuenta de varias vesticiones y.

además, de la renovación de los Discre-
torios de la Hermandad de Terciarios de
la villa de San Juan.
En la sección «Noticias y Variedades» figuraba una extensa nota sobre la santa
muerte del Obispo de Vich, el insigne Dr. Torres y Bages, hecho ocurrido el 7 de febrero. El Dr. Torres y Bages, famo¬ so autor de La tradició catalana, era her¬
mano político del Sr. Prat de la Riba. Como se sabe, ambos personajes tuvie¬ ron y tienen profundísima significación en el terreno religioso, cultural y políti¬
co de Cataluña.
En la «Necrología» se relataba amplia¬ mente el fallecimiento de la ilustre dama doña María Caro Caro, Condesa de Ayamans, piadosísima terciaria y gran bien¬ hechora del pueblo de Lloseta, donde
ocurrió su muerte el 20 de enero de 1916.
En la sección «Juventud Seráfica» apa¬ recían en primer término los telegramas
cruzados entre la Juventud y el Obispo electo de Mallorca. Seguían unos versos sobre el nuevo pendón de la Juventud Se¬ ráfica y D. B. Miralles decía, entre otras
cosas: «Sobre el montón humeante de
ruinas, —^recuerdo del ayer—, un pendón
se enarbola de esperanza: su lema es
«Paz y Bien». Día 27 de febrero la Sección Literaria
de la Juventud, «con un éxito que pocas veces se contempla», organizó un acto li¬
terario. musical. «Para contener a la con¬
currencia, que era tan numerosa como
distinguida, el espacioso local resultó in¬
suficiente». La entrada era gratuita. En la presidencia, doce relevantes persona¬ jes casi todos ya desaparecidos. En el grupo de los que actuaron, de nombres muy conocidos y entrañables, en el trans¬ curso de los cincuenta años, se han ido produciendo también bajas. El niño' Fran¬ cisco Amengual recitó Jocs de nins. Siem¬
pre Amengul, el niño bonito del curso
(trajecito azul, zapatitos negros, calceti¬ nes blancos). ¿Verdad que sí, P. Fran¬ cesco? Pero no; es que realmente decla¬ maba bien nuestro condiscípulo, a pesar de sus qué sineuenses. Al final del acto se efectuó una rifa en la que se sortea¬ ron nada menos que treinta y dos rega¬
los.
Y el domingo último de Carnaval, con objeto de apartarlos de peligrosas diver¬ siones, los Jóvenes realizaron una excur¬ sión al Oratorio de Ntra. Señora de los Angeles, de La Porciúncula.

ELOGI DE LA CAMA-ROTJA
VERSOS TRIVIALS
No us amoïni que I’elogi us faci de nostra cama-rotja. El gran Horaci, amb tota Vestufera diodes i epodes tan endiumenjat, poetitzava la salubritat de la malva lleugera pel cos afeixugat, I la volia per la seva taula, ensems amb les olives, fent memòria també de la xicoria; i que la cama-rotja amb tal paraula ell designava, és cosa ben notòria (1). Doncs bé, amb vostre perdó, fa avui el meu tambor, des del seu trivi, una novella crida que a menjar cama-rotges us convida:
«Si ja estàs embafat de veure tots els jorns perdiu o fotja, o pollastre estofat, posa dins el teu plat la fresca cama-rotja».
«Si tens el cap feixuc i no pots dir que va com un rellotge el teu cos malastruc, menja la cama-rotja».
«Si Varrepentiment del sant temps quaresmal dins tu s’allotja,
i ta salut consent
dieta penitent, trempa la cama-rotja».
La cama-rotja és pobra i camperola, sense exigència, com la corretjola, el card, la cosconilla, la rosella. Però, dins la pobresa, s’enjoiella, quan vénen maig i juny, pel tronc nuós, d’una floreta bella, com si fos una finoia margarida, planxadeta i polida,
d’un color cel molt net, com de roba esbaltida amb blavet.
Mes a la cama-rotja, nom i fama li vénen per la cama, que és de color rotgenca, i per la fulla, una mica reülla, d’un verd obscur; és aquesta la part que pots menjar fins que n’estiguis fart.
(1) «Et gravi malvae salubres corpori» (Epode II, versos 57-58). aMe pascunt olivae, me cichorea, levesque malvae» (Lib. I Oda 31, versos 15-16).

Lm cama-rotja fa de bon trobar
—és sòbrUí i onsevulla sap estar.
No fas més que sortir i la veus ja a la vora del camí. Pern sol ésser, aquesta, amarga i forta i el que té el gust una miqueta fi,
amb ella no es conhorta.
Romandràs satisfet si la vas a collir dins el guaret. Sovint la relia n’entra endins l’arrel; i és llavores que l’ull, cercant el cel, tresca, a les fosques, de la terra el gruix, traient, la cama-rotja, un blanc caluix, que pel bon paladar res millor ja no hi ha,
«Cama-rotges menjau, vellard, vellarda, els de l’hora pansida de la tarda; així vostre ronyó, la sang, el fetge no hauran mester receptes de cap metge».
«Per vosaltres també, petits i grans, si us fuig, com un aucell d’entre les mans, la gana, és beneit un plat de cama-rotges, amanit amb vinagre, oli i sal, per guarir-vos del mal d’agut desmenjament que us entristeix com un enyorament».
«La cama-rotja té per tu, donzella,
encara una altra meravella:
sap descobrir el secret de ton amorEn resa una verídica cançó (2): «La que la cama-rotja haurà menjat,
de nit somniarà l’enamorat».
I doncs, belles fadrines, menjau, menjau cama-rotgetes fines».
P. Miquel Colom, T. 0 .R.
(2) ccSa qui menja cama-rotges somia s’enamorat; i jo que no n’he menjades
lo mateix he somiat».
fCançó popular, Campos)

Distribuidor exclusivo!
FRIGORIFICOS LAVADORAS COCINAS

ÜIS! MOTOCICLETAS

UL.TaCO

Gral. Ricardo Ortega, 3 al 11 - Tel 21742 (3 líneas) - PALMA DE MALLORCA

20

pagina, del teroia,rio

CursiUo Hacionat de dirigentes seglares de la ZT. O, T,

Tendrá lugar en Madrid durante los días 19-22 mayo 1966.

En la asamblea celebrada recientemente en la Capital de España por los PP. Co¬ misarios Nacionales y Provinciales de la Tercera Orden Franciscana, quedó aprobada la celebración de un cursillo para terciarios y terciarias con cargos directivos dentro
de la Orden Tercera del Seráfico Padre.
Asimismo se concretaron las fechas arriba indicadas y se acordó que fuese tratado el temario que, en síntesis, gustosamente reproducimos:

1.° SANTIDAD LAICAL EN LA IGLE¬
SIA. a) Vocación universal a la santidad (Análisis de los principios asentados por la Constitución Conciliar), b) Santidad
estrictamente laical: en qué consiste según
los mismos documentos conciliares, c)
Problema teórico que esta doctrina con¬ ciliar plantea a la T. O. F. Coloquio.
2.“ VOCACION DEL TERCIARIO A
LA SANTIDAD, b) La santidad del ter¬ ciario: la misma santidad “seglar”, pero con matices y medios propios, c) Sentido de la profesión en relación con el bautis¬ mo y la vida cristiana. Coloquio.
43 DIRIGENTES PARA LA T. O. F.
DE HOY. a) Talla espiritual y humana de los dirigentes, b) Capítulos fundamentales de su formación franciscana, c) Su pro¬
yección en la Hermandad, d) ¿Escuela de dirigentes? Coloquio.
5.“ COMO DEBE DE FUNCIONAR
UNA HERMANDAD SEGUN LA REGLA
Y LAS CONSTITUCIONES. (Junta de
Gobierno, reuniones de Fraternidad, responsabilización en los cargos, etc.). Colo¬ quio.
PRESENCIA DE LA T. O. F. EN
EL MUNDO, a) Las Fraternidades: espí¬ ritu que debe animarlas a la luz de la le¬ gislación y del Concilio, b) Su proyección en la Iglesia: actividad de los terciarios en las obras diocesanas y parroquiales. Sus relaciones con la Jerarquía, Conferencia Nacional, UNAS, etc.) Su proyección en la sociedad: testimonio colectivo de las Her¬ mandades. Cultivo de minorías... Equipos
86matrimoniales... Coloquio. LA JUVENTUD EN LA T. O. F.
7.°“a) Necesidad de grupos juveniles, b)

pondido a la campaña organizada por el
Discretorio Provincial de los terciarios de
Baleares con el fin de allegar fondos para el nunca bien ponderado Sanatorio-Escuela
“Mater Misericordiae”. Son 135.800 ptas. las recogidas por el citado Discretorio. 125.000 fueron entregadas a la Dirección del Centro, día 6 de ñero, y 10.800 a últi¬
mos del mismo mes. Sabemos que es un
donativo que ya ha sido aprovechado pa¬ ra las niñas subnormales, y esto nos ale¬
gra.

CONCENTRACION DE TERCIARIOS CATALANES
Y MALLORQUINES EN LA BISBAL (COSTA BRAVA)
Con el fin de corresponder a la repre¬ sentación que la T, O. F. de Cataluña en¬ vía anualmente a la peregrinación francis¬ cana de la T. O. F. de Baleares, irá una representación de nuestras islas a la asam¬ blea que celebrarán los terciarios francis¬ canos de Cataluña en LA BISBAL (Costa Brava) el próximo día 17 de abril.
Se aprovechará ese viaje para visitar (los mallorquines) el Santuario de Mont¬
serrat.
Partida desde Palma: 15 abril, a las 22
horas.
Llegada: 7,30 de la mañana del 19.
En el próximo número se darán más
informes.

•

•

¿Qué son y para qué son las JUFRAS? c) Medios de captación, d) Funcionamien¬

MUEBLES ROMAR

to ideal de una JUFRA. Coloquio.

PROBLEMAS ACTUALES DE LA T. O. F. Coloquio.
ASAMBLEA GENERAL. Propuestas, conclusiones, consignas, clausura.

EXPOSICIÓN: Conquistador, 24-Tel. 503 TALLER Y ALMACÉN CON EXPOSICIÓN:

135.000 PIAS. PARA «MATER MISERICORDIAE» Nuestra felicitación a las Hermandades

Poz, 97,101 y 103-Tel 468 MANACOR (Mallorca)

de la T. O. F. de Baleares que han corres¬

21

MOTOCICLETA M. V.
CAMPEONA DEL MUNDO
tj ahora,,.
EL NUEVO MODELO 235 cc. 4 TIEMPOS
Distribuidor exclusivo en Baleares:
Honderos, 45 - Tel. provisional 15466
PALMA DE MALLORCA

V V 0 ^ «ül
Gran V/a José Antonio, sjn PALMA DE MALLORCA

en
FABRICACIÓN PROPIA • MCBRCRS TAPICBRtA • ORCORACIÓN

Contratista de Obras

Santiago Rusiñol, 4

Tel. 11342

PALMA DE MALLORCA

22

Plaza San Antonio, 25-27
PALMA DE MALLORCA

cuestiones lulia.na.s

cx7í\\.iie:saií^

La Cuaresma, en su aspeeto penitencial de limitación en la cantidad y calidad de los manjares, a fuerza de mitigaciones va camino de quedarse definitivamente encerrada en el arca de la historia, dejando, eso sí, prendidos
sus vellones en la zarza del folklore:
Set setmanes vénen ara,
totes set de dejunar, i set que ja n’hem passades totes de riure i folgar.
( Cançó popular)
Estamos ya alejadísimos de aquellos tiempos en que escribía San Jerónimo: «El seglar, en la cuaresma, digiere todos los hartazgos de su vientre, y viviendo, al modo de los caracoles, de su propio jugo, prepara el estómago para los banquetes y gordura por venir» (1).
Llull habla muy frecuentemente de la abstienencia y del ayuno como medios de peni¬ tencia, oponiéndolos al pecado de la gula o glotonía, contra el cual escribe siempre con mucha dureza, y pintándose a sí mismo como esclavo y servidor de tan repugnante vicio: «Aquells hòmens... si han natura de ésser... enfruns (glotones), recorren a abstinència... e a dejunis» (Contemplació II, pág. 71). «Los sants religioses... turmenten lurs cors ab de¬ junis e ab aspres vestiments» (Contemplació III, pág. 48). «L’escuder deu dejunar la vigí¬ lia de la festa, per honor del sant de qui és feta festa» (Doctrina Pueril, pág. 228, Libre de Cavalleria ).
«Nuil home, Sènyer, no està tan vilment ni tan sutzament a sa taula, con fa hom enfrú; car borne enfrú té son cap cli a sa taula, e fa grans bocades, e so que menuga, quax no n mastega re, de guisa s cuyta, e axí com a porc menuga ensutzant sa boca e ses mans e sos vestiments» (Contemplació III, pág. 272).
«Tant grans són, Sènyer Deus, les sabors e les dousors que jo trob en menjars e en boure, que catiu e sostmès són esdevengut de men¬ jar e de boure; o con m en vull abstenir de massa menjar e de massa boure, jo, Sènyer, me trop tot las e tot flac, a contrastar a la ma-

la custuma que Iones temps he usada» (Con¬ templació I, pág. 202). «Com jo mesquí aya tanta de sabor sentida en menjar e en beure, que per sobre menjar e beure sia estat moltes vegades sanefús (harto hasta el exceso) e embriac...» (Contemplació IV, pág. 336).
Pero escasean las referencias a la Cuaresma
propiamente dicha o, por lo menos, tenemos muy pocas registradas: «Nos veem que los aucells són pus gays e pus ysnells en lo temps del pascor que en altre temps del any, per so car és lo pus bell temps del any. On, asso és exempli a nos altres que en la quaresma deju¬ nem e plorem e ns confessem, per so car és lo pus profitós temps del any» (Contemplació III, pág. 43). «Com lo canonge hac anat tant que fo a 1 entrant de la ciutat on anava, ell encontrà un home qui donava a un pobre un diner per ço que Deus 1 agués per escusat de un jorn que havia trencat de la quaresma» (Blanquerna, pág. 260). «Encercant lo temps en lo qual ha peccat, si era de dia o de nit, en quaresma o en carnal, en festa o en dia feyner» (Doctrina Pueril, pág. 397, Art de Con¬ fessió ).
La palabra carnal designaba el tiempo opues¬ to a la Cuaresma, cualquier tiempo del año fuera de la Cuaresma. Era viva en Mallorca, y la tomamos del DCVB, la expresión «Topar¬ se es Carnal i sa Corema», significando el cho¬ que de dos personas de genio muy diferente. «De la pelea que ovo don Carnal con la Qua¬ resma» es el título de una larga poesía del Libro de buen amor, donde el Arcipreste de Hita vuelca, como siempre, sus desenfadadas agudezas: «De mi, doña Quaresma, justiçia de la mar, - alguaçil de las almas, que se han de salvar, - a ty. Carnal goloso, que non te cuydas fartar, - enbyote el Ayuno por mí a desafiar»... «Nos, don Carnal, poderoso, por la gracia de Dios, - a todos los xristianos, moros e judiós: - Salud con muchas carnes sienpre de nos a vos. - Byen ssabedes, amigos, en cómo ¡ mal pe¬ cado! - oy há ssiete semanas fuemos desafia¬ do - de la falsa Quaresma...».
P. Miguel Colom, T. O. R.

(1) «Saecularis homo, in quadragesima, ven¬ tris ingluviem decoquit, et in coclearum mo¬ rem suo victitans suco, futuris dapibus ac sa¬

ginae aqualiculum parat» (BAC, Cartas de S. Jerónimo, II, pág. 241),

23

TALLER DE TAPICERÍA
álcente ■fl^tnanda'^
Especialidad en cortinajes, sülones gran confort, salones y muebles de encargo

LEA Y PROPAGUE
EL
HERALDO DE CRISTO

Arquitecto Reynés, 3
Teléfono 11451 PALMA DE MALLORCA

CRECIMIENTOS ACELERADOS
ÍNDICES DE CONSUMO ÍNFIMOS
con

Honderos, 95

Teléfono 22072

PALMA DE MALLORCA

24

el alimento de la juventud

ibiiografía

J. García-Vicente y Ber¬ nard Háring, C. SS. R. — REGULACION DE NACI¬ MIENTOS. Editorial “El Perpetuo Socorro”. — Covarrubias, 19. — Madrid,
1965.
El actualísimo problema de la regula¬ ción de nacimientos es tratado a través de
dos interesantes artículos de los Profeso¬ res de la Academia Alfonsiana (Universi¬ dad Lateranense de Roma) los Rdos. PP.
J. García-Vicente y B. Haring. Es decir, un médico y un teólogo de gran nota dan sus puntos de vista sobre un debatido te¬ ma en muchas familias de hoy. Las ideas expuestas quedan claras y, a nuestro jui¬ cio, en la línea de pensamiento de las úl¬ timas expresiones pontificias. J. T.
ííí
L. Becqué. — ¡YA NO SO¬
MOS NIÑOS! — Editorial
“El Perpetuo Socorro”. — Madrid, 1964.
“Al habla con los jóvenes” es el subtí lulo de este nuevo folleto del P. Becqué, que ya publicó “Callejón sin salida”, una obra que gustó a la juventud y a los formadores de la misma por el estilo adecua¬ do, penetrante, de las cartas que formaron los distintos capítulos de dicha obra, esti¬ lo que se repite magníficamente en “YA
NO SOMOS NIÑOS”. J. T.
F. Blázquez, C. Pbro. — QUEREMOS CASARNOS
ENSEGUIDA. — Editorial
“El Perpetuo Socorro”. — Madrid, 1965,
De dos en dos hacia El, Técnica del ma¬ trimonio, Amor conjmgal, ¡Sí! una palabra que cambia la vida, un día os conocisteis, ¿Qué pensáis del matrimonio?. Lo que de¬ béis saber, El matrimonio indisoluuble y el derecho natural. Resolviendo dudas, y va¬
rios títulos más son los enunciados de los
distintos capítulos del pequeño libro que
también recomendamos con interés a nues¬ tros lectores. J. T.
A. Deisler. EL ANTIGUO TESTAMENTO Y LA MO¬ DERNA EXEGESIS CA¬ TOLICA. — Versión caste¬ llana de José M. Querol.
12,2 X 19,8 cm. 184 págs. Rtca. 90 pts. Editorial Her¬ der, Barcelona, 1965.

Dentro de la teología, quizá la ciencia bíblica sea la que más ha cambiado en el siglo XX. Cambio, por cierto, que repre¬
senta un enorme progreso. El escriturista veterotestamentario A.
Deisler, de Friburgo de Brisgovia, pre¬
senta en su obra una introducción a los
problemas de los libros del A.T. Con la encíclica “Divino afflante Spiritu” en la mano, habla de las bases de la moderna exégesis, de la cuestión de los autores y de los géneros literarios, y añade una se¬ lecta bibliografía.
Queda bien manifiesto el servicio que el libro ha de rendir a los estudiosos en
general y la ayuda que ha de prestar al sacerdote o al catequista en las funciones básicas de la enseñanza religiosa contem¬ poránea. — J.T.
M. Berenice Trachta. LA
CATEQUESIS, HOY. —
Versión castellana del Rdo.
Joseph R. Till. 244 págs. 14 X 20 cm. Rtca. 110 ptas. Editorial Herder, Barcelo¬ na, 1965.
La autora de la obra que nos ocupa ha conseguido una gran claridad expositiva
dentro del esfuerzo concienzudo por reu¬
nir —en forma ordenada, clara y sucinta—
todos los instrumentos eficaces modernos
del arte de enseñar la Religón. El objetivo de este manual es manifies¬
to: ayudar al catequista a ser un portador eficaz del mensaje de Cristo. Hay recur¬ sos concretos para aplicar los principios y la técnica de los métodos modernos de pedagogía a la formación de apóstoles se¬ glares.
Es otro libro, por tanto, que merece
nuestra recomendación. — J. T.
NUESTROS DIFUNTOS
BINIALI.—Dfa 4 de diciembre 1965, D.° Juana Aña Nicolau Llabxés, madre de Sor Margarita de los Ange¬ les, Religiosa Franciscana, Superioro de Cala Ratjada.
SON SERVERA. — D(a 3 de enero, D. Lorenzo Ser¬ vara, padre de nuestro hermano en Religión, Fr. Loren¬ zo Servero, T. O, R.
MADRID.—Ola 27 del mismo mes, D. Eduardo Rojo, padre de otro religioso de nuestra Seráfica provincia, el Rdo. P. Eduardo Rojo, T. O. R
LLUCMAJOR.—también durante el pasado enero,
los terciarios franciscanos O Sebastián Monserrat Gi-
nard y 0.^ Francisca Ramis Sastre. PETRA.—Sor Nicolasa de Jesús Massanet, a los
80 años de edad y 51 de vida religiosa en la Congrega¬ ción de Franciscanas Hijas de la Misericordia. Falleció
día 13 de febrero.
Mientras pedimos a nuestros lectores una oración por el eterno descanso de los finados, testimoniamos nuestra viva condolencia a sus familiares, especial¬ mente a los mencionados religiosos de nuestro Orden.

25

ESPAÑA, EN EL CONSEJO EUROPEO DE ENSEÑANZA POR CORRESPONDENCIA
En la UNESCO ha tenido lugar la reunión anual del CEC (Consejo Europeo de Enseñanza por Correspondencia) con asistencia de 25 miembros de 13 países y de obser¬ vadores y representantes de la UNESCO, Consejo de Europa, y de diversos Ministerios
de Educación Nacional.
Por unanimidad absoluta, ha sido admitido el Centro de Estudios CEAC, de Bar¬ celona a propuesta del Consejo de Presidencia, como representante de España, con lo que nuestro país ingresa en un organismo europeo, dentro de la línea de integración tan necesaria en todos los campos de la actividad española.
El Presidente Mr. Sloos, de Holanda, pronunció en correcto castellano, el discurso de bienvenida, como emotivo gesto de simpatía y afecto hacia España, que fue corre»pondido con una cerrada ovación de todos los asistentes.
Nuestra representación fue elegida para formar parte del Comité Pedagógico, en¬ cargado de estudiar los aspectos didácticos de la modalidad de enseñanzas por corres¬ pondencia, como uno de los medios más idóneos para la promoción cultural y profe¬
sional de adultos.
En esta reunión se estudiaron varias propuestas del Comité de Cooperación, asi como de los otros Comités, acordándose la celebración en Londres, de la próxima reu¬ nión anual del Consejo Europeo de Enseñanza por Correspondencia.
'
milJKBLKS - DECORACIÓN - TAPICERÍA
HIJOS DE JOSE LLABRES

Sindicato, 26 al 32

Tel. 21213

/•“

——

La prensa católica - escribió
Juan XXIII — «es uno de los
medios mós poderosos de que se puede servir la palabra de Dios para llegar a los hoga¬ res y hacerse comprender y
amar »

EL HERALDO DE CRISTO
es prensa católica.

PALMA DE MALLORCA
«

(FRENTE A LA DIPUTACION J-PALMA

TIENDA Y DESPACHO:

Costa y Lloboro, 3 - Tel. 13544

TALLER;

Nicolás do Pox, 79 y 81

PALMA DE MALLORCA

V

y

PRECAUCION
En un albergue de carretera penetra un turista, que dice:
—¿Tiene usted achicoria?
—Sí.
—Le compro toda la que tenga. El camarero va y viene, y, por fin, ie ofrece al turista quince paquetes de achi¬
coria.
—¿No tiene usted más?
—En absoluto.
—Bien; pues hágame usted ahora una
taza de café.
VISITA AL MUSEO
Un grupo de turistas visita un bello museo de pintura y escultura.
El guía les ha dado a los componentes del grupo todo género de explicaciones, y al final dice:
—¿Tienen ustedes alguna pregunta que
hacer? —Sí —dice una señora—; yo quisiera
saber de qué marca es el producto que utilizan para encerar el suelo. Tiene un brillo estupendo.
TEMPANO
Un explorador muy aficionado a contar tremendas aventuras decía una vez.
—En una ocasión estuve sobre un tém¬ pano de hielo a la deriva cerca de una
semana. Sobre el mismo témpano iba otro náufrago desconocido y estuvimos todo el tiempo sin cambiar ni una sola palabra.
—¿Es posible? ¿Y por qué razón? —Está clarísimo; por no romper el
hielo.

POCO A POCO
La madrina, al llegar el cumpleaños de su ahijadito que empezaba a ir a la es¬ cuela y al que convenía animar para que se aplicase, le regaló un libro adecuado.
Al cabo de algún tiempo le preguntó
cómo iba en su lectura.
—^¡Ah, madrinita! Es un libro que me encanta. Desde que me lo regalaste lo leo de noche y de día. Puede decirse que no lo suelto de la mano. Ya voy por la página diez.
POESIA
En un hermoso día de primavera el gran poeta y novelista Walter Scott se paseaba por el campo en compañía de su mujer.
Al pasar por delante de un prado don¬ de pastaban algunos corderinos, el poeta exclamó:
— ¡Qué encantadora escena! No me ex¬ traña que desde los tiempos más remotos los poetas hayan hecho siempre del cor¬ dero el emblema de la paz y de la ino¬
cencia.
—Tienes razón —dijo la mujer—; es un animal delicioso. Sobre todo, las chu-
letitas.
POCOS MERITOS
El ministro recibe un día a un amigo que le recomienda calurosamente a un pariente suyo para el que pide que se le
conceda una cruz. —Lo siento —dice el ministro— pero
no ha hecho nada para merecerse esa
cruz. Es muy buena persona, lo reconoz¬ co; pero nada más.
—En un santo. ¿Le negarías a un santo
su cruz?
—Ciertamente que no; pero no me la pediría para ponérsela en el pecho.

27

P>D SIMSO
I DULA

Distribuidor: D. JAIME ESTAPÉ MARQUÉS

Mistral, 30-36

PALMA DE MALLORCA

IÍ5 FRAU CASA

MUEBLES,
CARPINTERIA

PERSIANAS PIVROL·LABliKS

R. Esclaramunda, 9 al 17

Tels. 17129 y 17619

PALMA DE MALLORCA

PAPELES PINTADOS Y PINTURAS
ÓLEOS Y ACUARELAS PARA ARTISTAS
MARCOS Y'MOLDURAS
Casa Pomar Flores

S. Miguel^ 187

Teléfono 21483

PALMA DE MALLORCA

JiTilIaiios, 2 Y 4-PeIairei, 32

Teléiano 23933

PALMA DE MALLORCA

••

EL CALZADO DE MAYOR DURACION

OOIRDILA

Venta exclusiva en: Velózquez, 35

PALMA DE MALLORCA

Centenario
Tlerry

aire acendícioiiailo

l/£l(D/iKllAS INSTALACIONES CON
EQUIPO CENTRAL PARA REFRIGERACION.
UENTILACION V CALEFACCION.

wmsmm

-x.--

DISTRIBUCION

CONDUCTOR BAJO

NORMAS <Ia 1« "AMERICAN SOCIBTV

OP HBATINS AND Al» CONDITioniNO

CNaiNSBPtS"

Woiricmmnm

¡sr*"*—.

semc/0 rECA//¿x>
•

CASA BUADES

RNTDNia BURDES FERRER.S.R.

A!ylA.ROSSELLO,82 •

PIO XII v AV JAIME III

RECUPERE SU EQUILIBRIO

Eliminará sus dolores o molestias proporcionándole
bienestar y optimismo

r
TOI^ÁS OA-Rl^ER 1I.EVIA

Av. A. Roselló, 79

PALMA DE MALLORCA y