El Heraldo de Cristo 1942, n. 388
Ilví?

■V ''

v:; ■ , ■ ■/

-■'r-’W'.

Vr^/v'Uí-X.ï:,

|ü.Sati/^

■

, ;-

■• . 'y'-' ,, '■■ ■ '*' ■,■■'

í;
.

A -

.

-

f , • -

Estamfia cle ta\\ieja CJudad de
Mallorca. Campanario de San
Felipa Neri. (Díb. de D. Frañ-
1^ cisco Salvà de l’AHepassa),
Jl
-Aí

AÑQ XXXIV • FEBRERO 1942 • NÜM. 388
, O.

'\\ ^ NV
A\\
■'
\\
V'-.:

F A B R I C'a s'
DE
tui^rJIes, Alparqalas y\_ L•na».
/'
y
S. L.

Almacenes

^

\\

CAN BOU

rTejidos y nove^'

’

des para Señora

‘

■

Lencería,- Lanería, ,
Pañería y , tpda clase de géneros para caballerea

OBRAS DE/BALMITO

C A S A^ D E CONFIANZA

Lonjeta. 14 Teléfono 1761
PALMA DE MALLORCA

Precios limitados

¿i

'

W’ ■ .

Siete Esquinas, 14 P A L M À

El Dtpejo Malí orquín
EUNAS, VIDRIOS./.
y'C R I S'T A, LES .
Tallares y Oei|iac|ioí'
Archiduaue Luís Salvador. 11 al 15 Conde de Ampurias, 16 ál 24
’
/
Teléfono 2121 falma dç Mallorca Balearas

fálitica lie latea flfo y lilata

Rosários y Collares Plata y Co¬ llares Oro en' Cadena Alpaca-^

Restauración
,

de

objetos

Religiosos

''
\_ Especialidad de la casa

BARBADA LIMADA de

Antonio Va lis
¿y.
Vollerióla

Calle Zavellá, 23 -1- Baleares
PALMA DE MALLORCA

.

,

Esmero y prontitud en

hervir a sus clieates

EL HERALDO DE CRISTO

Afño XXXV

Palma de Mallorca Febrero 1942

Núm. 388

MENSAJE DE NAVIDAD DE S. S. PIO XII A LA HUMANIDAD EN GUERRA

11

La técnica debe expiar gu pecado
Sacaría una falsa deducción de nuestras palabras contra el materialismo del último siglo y del tiempo presente quien dedujese de ellas una condena del
proareso técnico No. Nos no condenamós lo que es don de Dios. Quien, así
como hace nacer el pan de los terrones de tierra, así escondió en los días de, la creación dnl mundo en las entrañas más profundas del suelo tesoros de fuego, metales, piedaas preciosas, que habrían de ser utilizados por la mano del hom¬ bre para sus necesidades, sus obras y su progreso. La Iglesia, Madre de tantas Universidades de Europa, que todavía no cesa de enaltecer y reunir a los más intrépidos maestros de las ciencias, investigadores de la Naturaleza, no ignora, sin embargo, que todo bien y del mismo albedrío se puede hacer un uso digno de alabanza y premio o, por el contrario, de reprensión y condena. Así ha suce¬ dido que el espíritu y la tendencia con que muchas veces se usó del progreso técnico hayan sido la causa de que en la hora que vivimos la técnica deben ex¬ piar su error y ser casi la vengadora de sí misma, creando instrumentos de ruina que destruyen hoy lo que ayer había sido edificado. Frente a la magnitud del desastre, originado por los errores indicados, no se ofrece otro remedio sino la vuelta a los altares, al pie de los cuales innumerables generaciones de creyentes adquirieron en otros tiempos la energía moral necesaria para el cumplimiento de los propio# deberes; la vuelta la fe, que iluminaba individuos y sociedades; y enseñaba los derechos y los deberes propios de cada uno; la vuelta a las sa¬ bias e inquebrantables normas de un orden social, las cuales, tanto en el terreno «acional como-en el internacional, oponen una eficaz barrera contra ol abuso de la libertad, lo mismo que contra el abuso del Poder.
Los tratados de paz
Pero el llamamiento a estas benéficas fuentes debe resonar alto, persistente, universal, en la hora en que la vieja ordenactón esté para desaparecer y ceder el paso y el sitio a otra nueva. La futura reconstrucción podrá presentar y dar
preciosas posibilidades de promover el bien, no exentas también del peligro de caer en errores, favorecer el mal, y exigirá seriedad prudente y madura refle¬ xión, no sólo por la gigantesca dificultad de la obra, sino también por las graves consecuencias que, en caso de fallar, ocasionaría en el campo material y espiri¬ tual. Exigirá entendimientos de amplios horizontes y voluntades de firmes pro¬ pósitos, hombres valerosos y trabajadores; pero, sobre todo y antes de todo, coxeicHcias qu« en los designios en las deliberaciones y en las acciones estén

m

El Heraldo de Cristo

animadas, movidas y sostenidas por un vivo movimiento de responsabilidad y no rehúsen inclinarse delante de las santas leyes de Dios, porque si a la fuerza plas¬ madora en el orden material no se juntase una gran ponderación y un sincero
propósito en el orden moral, se verificaría sin duda, la sentencia de San Agustín; «Corren bien, pero no corren por el camino; cuanto más corren, más yerran;
porque se apartan del camino». Y no sería la primera vez que hombres que están para céñirse los laureles de victorias de guerra soñaran con dar al mundo una nueva ordenación, señalando nuevos caminos que conducen, a su parecer, al bienestar, a la prosperidad y al progreso. Pero todas las veces que cayeron en la tentación de imponer sus propias construcciones contra el dictamen de la razón, de la moderación, de la justicia y de la noble humanidad, se vieron caer y se asombraron al contemplar los restos de las esperanzas fallidas y de los pro¬
yectos fracasados. De aquí enseña la Historia que los tratados de paz, estipulados
con espíritu y condiciones que estén en contraste, ya con los dictámenes mora¬ les, ya con una genuina prudencia política, no consiguieron más de una vida breve y mezquina, poniendo asi,en evidencia y testimonio un error de cálculo, humano, sin duda alguna, pero no por eso menos funesto.
Ahora bien; las ruinas de esta guerra son ya demasiado enormes para aña¬ dirles también una paz frustrada y decepcionante, y por eso, para evitar tan
grave desgracia, conviene que con voluntad sincera y enérgica, con propósito de generosa contribución, cooperen a ello, no sólo este o aquel pueblo, sino todos los pueblos; más aún, la Humanidad entera. Es una empresa universal de bien común que requiere la colaboración de la cristiandad, dados los aspectos
religiosos y morales del nuevo edificio que se desea construir. Hacemos, pues, uso de un derecho nuestro, o mejor cumplimos un deber nuestro si hoy, en la
víspera de la Navidad, auro,a divina de esperanza y de paz para el mundo, con la autoridad de nuestro ministerio apostólico y el ardiente estímulo de nuestro corazón, llamamos la atención y la reflexión del Universo entero sobre los peli¬
gros que acechan y amenazan a una paz que sea base apta para una nueva y verdadera ordenación que responda a las esperanzas y los votos de los pueblos
por un porv.énir más tranquilo. Tal ordenación nueva, que todos los pueblos desean ver realizada, después de las pruebas y las ruinas de esta guerra, tiene
que ser edificada sobre la roca inconmovible de la ley moral, manifestada por el Creador mismo por medio del orden natural y esculpida por El en los cora¬ zones de los hombres con caracteres -indelebles; ley moral, cuya observancia debe ser inculcada y promovida por la opinión pública de todas las naciones y de todos los Estadós, con tal unanimidad de voces y de fuerza que ninguno
pueda atreverse a ponerla en duda o a atenuar su fuerza obligatoria. Como un faro resplandeciente ejla debe, con los rayos de sus principios, dirigir el curso de la actividad de los hombres y de los Estados, los cuales tendrán que según sus indicaciones amoñestadoras, saludables y provechosas si no quieren conde¬ nar a la tempestad y al naufragio todo trabajo y esfuerzo para establecer un
nuevo orden.

Èl ^Qtciatío a laò ^uanteó Çtacia
V. EUCARISTIA: COMUNIÓN

condición y ley irrefragable de iodo ser viviente el que busque fuera de si los medios

para conservar su vida, y llegar al perfecto desarrollo: es la ley de la nutrición. La diminuta hierbecilla^del valle, al igual que el soberbio cedro del Líbano, hinca sus

raíces en la tierra para asimilarse el humus del suelo, y expande al aire sus ramas para

respirar el oxígeno. El,’‘microbio en el organismo que ataca, el pez en el agua, el ave en el

aire, y el mamífero sobre la tierra, necesitan del alimento para vivir, y obedeciendo a la

imperiosa ley de lafnaíuraleza, lo buscan con afán, con apetito.

«Por eso, fijan en ti sus ojos, oh Señor, las criaturas todas; y tú les das a su tiempo el

alimento necesario. Abres tu liberal mano y colmas de bendiciones a todos los vivientes».

(Salmo 145, 15-16).

El mismo ángel, espíritu puro, obedece a esta ley. «Yo me sustento de un manjar invi¬

sible,'^ y de una bebida que no puede ser vista por los hombres», le dice a Tobías el angélico

compañero de viaje. El¿manjar del ángel es la verdad. Sólo Dios, el Ser absoluto que no

puede recibir desafuera aumento ni menoscabo, sólo El se basta a sí mismo.

y fijémonos que cada criatura, se nutre con alimentos proporcionados a su naturaleza:

la materia con materia, el espíritu con espíritu. Por eso el hombre, cuyo cuerpo busca el

alimentoúerreno como los otros vivientes inferiores, y cuya alma anhela la verdad como

los espíritus'Soberanos, no hallaba sustento apropiado: un manjar material y espiritual a la

vez, como espíritu y cuerpo es el hombre.

¡Y admirad la largueza del Creador! El que dijo: «Yo soy la "Verdad», dijo también: «Yo

soy el Pan de vida». Y la^jVerdad se hizo Pan,- y el Pan invisible de los ángeles se hizo

visible, palpable, sabroso Pan de los moríales.

¿Sueño plaíónico?*¿Uíopía?-¡No, divina realidad! Abrid el Evangelio, Jesús acaba de

saciarla varios miliares de personas en el desierto, multiplicando milagrosamente unos

panes. La muchedumbre entusiasta quiere proclamarle Rey. El se escabulle y desaparece.
Al otro día le dice el Maestro a la muchedumbre en Cafarnaum: «Me buscáis porque os

hartasteis de pan en el desierto. Pues sabed que hay otro Pan más sustancioso que el que

multipliqué en el desierto. Este Pan es mi carne. Yo soy el Pan vivo bajado del cielo. Vues¬

tros padres en el desierto comieron el maná y sin embargo murieron,- mas el que coma del
Pan qu9 yo le daré no morirá jainás. Mi carne es verdaderamente comida y mi sangre es verdaderamente bebida: el que coma mi carne y beba mi sangre, vivirá eternamente...»

Esa es la promesa del que lleva por nombre «El Fiel». (Apoc. 19,11). Veamos ahora su cum¬

plimiento. Es elJueves Santo, víspera de su muerte. Jesús toma el pan en sus santas manos creá-

doras, y levantando los ojos al cielo, dando gracias al Padre, bendice el pan, lo rompe, y se lo reparte a los apóstoles, sus comensales, diciendo^ «Tomad y comed, este es mi Cuer¬

po». Y luego coge una copa de vino, y dando también gracias bendiciéndola dice: «Tomad

y bebed todos, éste es el cáliz de mi Sangre, la Sangre de la Nueva y Eterna Alianza, que va a ser derramada por vosotros y por muchos, por cuantos quieran aprovecharse de mi

Redención».

Entonces se acordaron los apóstoles de aquellas palabras que les dijera un año antes

en Cafarnaum: «Mi carne es verdaderamente comida y mi Sangre es verdaderamente be^
bida». ¡Han comido la carne del Hijo de Dios! ¡Han bebido su sangre! ¡Han comulgado!

Aquella cena no fué un hecho transitorio. Como el sacrificio del Gólgoía se reitera cada día sobre los altares, reitérase también la Cena Eucarística. «Un hombre-dice el

Maestro-hizo un gran festín de bodas y convidó a muchos. Las puertas de aquel festín no

se ha cerrado aún,- no se han levantado todavía los manteles de aquella Mesa divina y

los invitados somos... nosotros.

Decíales un día un profesor incrédulo a sus discípulos católicos: Creéis vosotros que

el Hijo de Dios se halla en la Hostia, y que el que comulga come el Cuerpo de Jesucrristo. Esa es vuestra fe, fundada en la palabra divina. Pues permitidme, añade, que dude de la

sinceridad de vuestra fe, pues si lo creyérais cada día iríais a comulgar.

Terciario amigo: ¿Podría recaer sobre tu fe semejante sospecha? Si en los tiempos

de carestía que corremos, se instalara una oficina donde se distribuyera pan, gratis, ¿quién

se dejaría morir de hambre? ¿No acudirían en tropel los famélicos? ¿No sería preciso po¬

ner guardias para prevenir un asalto?... Pues «no de pan solo vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de

Dios». Y Ved ahí al Verbo Eterno, a la Palabra Sustantiva de Dios qu9 se hace Pan, para

que de un solo bocado alimente nuestro cuerpo y nuestra alma. Jesús es el Pan de vida, y el Sagrario es el perenne Belén- Casa de Pan-donde se

reparte todos los días. «¡Dichosos los que son convidados a la cena de las bodas del Cordero!» (Apoc, 19-9)

¡Dichosos si acuden a la invitación!

Fr. Mateo Ramis, T. O. R,

ESTUDIOS
Las Lecciones Lulianas en el Con¬
vento de San Francisco de Palma
ambíenie. Las Fersonalidadies.
Evocar la figura y los escritos y la gloria del Beato Ramón Lull cabe la sombra bienaventurada de su sepulcro glorioso ¡que belleza! La Sala de Actos de la V. O. T. de San Francisco dista solamente unos 50 pasos del sacóríago ala¬ bastrino que encierra los huesos trepidantes, y las cenizas humeantes, del infa¬ tigable Apóstol. Si con verdad se dice que la muerte de los justos es tan sólo un sueño de paz, bien pudiera oirnos el bienaventurado Maestro y, seguir, palabra por palabra, el filo de todas y cada una de las nueve lecciones. Esta circunstancia de lugar, más bien que imprimir terror en los lectores infúndeles bríos, y les anima en su grata tarea de divulgación iuiiana. Estamos en la escue¬ la del Maestro y él sólo ocupa la cátedra y los demás sólo, aun los mismos lectores escuchan y son sus discípulos! ¡Arriba, pues, les corazones! La Sala de actos de ía V. O. T. es severa y capaz como una aula universitaria me¬ dieval. Sus paredes aparecen revestidas de preciadas pinturas del Beato y de muchas y variadas antiguas estampas lulianas,* la mayor parte de ellas obsequio
del Rdo. Sr. Dr. D. Francisco Surada Blanes al Museo Luliano de Cura, Si el
Rdo, Sr. D. Francisco es siempre bondadoso y liberal, lo es sobre todo cuando se trata de Ramón Lull, a quien consagra alma, vida y corazón.
Despacio y silenciosamente, como si fuera un templo, se llena la Sala de gente estudiosa y selecta. Primero lo hacen las Autoridades de la Provincia que quieren rendir devoto homenaje de pleitesía al gran Polígrafo Mallorquín asis¬ tiendo, al menos, a la primera Lección Luliana. Primeramente el Sr. Capitán Ge¬ neral de Baleares Sr. Espinosa de los Monteros y, en pos de él, el Gobernador Civil, Sr. Rodríguez Miguel; el Almirante Jefe de la Base Naval, Sr. Garcés de los Fayos; el Jefe Provincial del Movimiento, Sr. Boloqui; el General Jefe de Ar¬ tillería, Sr. Martínez de Tejada; el M. I. Sr. Dr. D. Andrés Cairaeri, Canciller-Se¬ cretario del Obispado, en representación del Sr. Arzobispo-Obispo de la Dióce¬ sis, que está indispuesto,* el Delegado de Hacienda, Sr. Fons; el Comandante d® Marina, Sr, Jáudenes,* el Coronel de Infantería Sr, Lacy, en representación del Sr. Gobernador Militar de la Plaza,* el M. Rdo, P. Ginard Amorós, Provincial de los Terciarios Regulares Franciscanos en España, y el M. Rdo. P. Cerdei, Custodio Provincial... El Alcalde de la Ciudad, en carta al M. Rdo. P. Provincial excuaó
su asistencia.
Primera Lección: «El estilo y sentido de los eeiudios iuiistas contemporáneos» portel Rdo. Sr. Dr. D. Francisco Suréda y Blanes, Decano de la «Libera Schola Lulismi».
Aquí, como en todas las demás Lecciones, sólo daremos una síntesis de ellas, en gracia a la brevedad y con perdón de los lectores.
Hay gran expectación. Comienza el Dr. Suieda agradeciendo la presencia de las Autoridades. Su amable presencia-dice-, es estímulo providente y tes¬ timonio decidor de como el Estado quiere atender a la primera de las tareas trascendentales de la cultura,* tarea que ha de enlazar el pensamiento sabio tra¬ dicional con el pensamiento sabio de un mundo nuevo, cuyos vagidos se oven en medio del estado caótico en que agoniza la llamada Edad Mod.ema,
Agradece a su vez, en nombre de la "Schola Libera Lullismi, Studiorum Pe¬ nates Mediterraneorum Hispaniíaíis", la fineza de la Tercera Orden Regular, confiándole la apertura del Curso,* y siente hacerlo él, al que, dice, eligieron Decano los 72 profesores que la integran, cuando bien quisiera que fuese algu¬ no de ellos. Habla de los "remansos" en medio de la tragedia del mundo, que

El Heraldo de Cristo

177

constiluyen los esíudios sosegados que pueden' llevarse en el aislamiento y la
soledad. Analiza íilosóíicameníe el concepto de "Destino" y de "Sino", y lo aplica a las circunstancias históricas y doctrinales, y más concretamente al Lulismo, intuido con un alto destino superador del tiempo y de las fronteras, uni¬ versalista y universalizador en el más justo y elevado sentido iraperialista. Es¬ tudia la vocación filosófica del pueblo español y el surgir del Genio de la Estir¬ pe para intuir un sistema de tanto sentido trascendental como el platonismo, el arisíoíelismo, el tomismo, el hegelianismo. Marca el poder intelectual del Lulismo, señalando primero el sino adverso de las circunstancias a su difusión y sobre iodo a su ampliación, despues, el carácter de apología y vindicación de los !ulislas de ios siglos pasados urgido por las circunstancias históricas y el nuevo "sentido" de los estudios ya iniciados, precisamente, cuando, derrumbadas las antiguas cátedras luiianas de Alcalá, Sevilla, Salamanca, etc. se destruye alevo¬ samente la gloriosa Universidad Luliana, último reducto universitario del Lulismo, en 1833. Este renacimiento tiene un sentido de crítica y de revisión de
valores:
Enumera los trabajos hechos en muchas ciudades universitarias de Europa y América, citando numerosos autores, calculando que en lo que va de siglo se han duplicado las producciones luiianas impresas. Llama la atención sobre el esta¬ do caótico de la especulación contemporánea y las coincidencias del Lulismo como filosofía, con la parte de verdad de los postreros sistemas y doctrinas posírenacentistas. Historià la fundación de la Escuela de Lulismo, y con ello-con pᬠrrafos altamente emocionantes-la labor callada, constante y eficaz de nuestro Prelado, el Dr. Miralles Sbeí, al que se deben dos decretos que—dice-llenan de rubor a mi modesta persona,- el uno, autorizándome para explicar filosofía luliana en toda la diócesis,- el segundo, el de la fundación "ad experimentum" de la Schola, consiguiente al ruego dé innumerables escritores extranjeros y españo¬ les que lo solicitaban, a fin de poder establecer un intercambio intelectual y un
centro donde se reuniese todo el movimiento lulisía del mundo. Cuenta el mar¬
tirio de la Schola y por fin su reaíirmación, y los trabajos de los 72 profesores d® la misma, de 14 naciones distintas.
"Todavía vivimos-cóncluye-de las migajas del festín intelectual de Ate¬ nas". "Cuando comprenda España lo que significa la Ciencia luliana, universalizadora, podrá aspirar a un imperio que no fenecerá,- a la hegemonía intelec¬ tual en el mundo porque se hará digno de esclarecer y difundir sobre las fronte¬
ras geográficas una sabiduría que transcenderá al tiempo y al espacio".^
Al terminar la conferencia, el público premió con una gran ovación la la¬ bor del Rdo. señor Sureda y Blanes, siendo éste calurosamente felicitado por las autoridades y personas asistentes ai acío.
Seguidamente el señor Capitán General entregó diplomas de la "Schola Li¬
bera Lullismi" a varios estudiosos luiistas.

Segunda Lección: "Concepciones Geográficas luiianas" "por el Rdo-^P. Antonio Nicolau Burdils, Licenciado en Filosofía y Letras.
El tema es sugestivo y el Director del Colegio de enseñanza media "Beato Ramón Lull", de Inca, es escuchado con vivo interés. Lo mismo que en la prime¬ ra Lección la Sala está repleta de distinguido público. Presiden el Jefe Provin¬ cial del Movimiento, Sr. Boloqui, el Alcalde de Palma, Sr. de Oleza, el General Jefe de Artillería, Sr. Martínez de Tejada, el M. I. Sr. Dr. D. Andrés Caimari, Se¬ cretario-Canciller del Obispado, en representación del Prelado, y el M. Rdo. P.
Provincial de los Franciscanos.
Empezó el P. Nicolau diciendo que Ramón Lull, es ante todo filósofo, após¬ tol y santo, y, si en la ciencia geográfica no fué una estrella de primera magni¬ tud, fué porque su afán seguía otros ideales mas elevados y universales, y por¬ que, en general, los siglos de la Edad Media no fueron muy propicios para su desarrollo científico. No obstante, muy bien puede comparársele a los mejores

Í7l

£l Heraldo de C^rí$ie

geógrafos del Medioevo, tanto es así que en los textosprogramas de Geografía en las .Uhiversídades'figura entre losniejofes geógrafos de su época, tales como
Sacrobusto, Pedro Álbano, Paulo Orosio, Rogerio Sacón, Edrisi, Abuifeda, etc.,
e incluso superándolos en algunos aspectos, adeláníándpse al sabéi geográfico en casi dos siglos, ya por el modo de concebir la tierra, ya por' los adelantos que introdujo en dicha ciencia- Ramón Lull influyó, con sus doctrinas ^speculativas,
a que Goldn, probablemente conocedor de ellas, las llevara á la práctica. La geografía es ciencra eminentemente experimental debiendo sus mayores
progresos a los datos aportados, por viajeros en paises remoíos; precisamente Raimón Lull fue un viajero infatigable, recorriendo en su largo y continuo apos¬ tolado gran parte de.Europa, el occidente de Asia> el iioríe de Africa y llegando tal vez en sus correríás hasta el Sudán y Senegal. El Doctor Iluminado es el pri¬

mero que nqs da noticias de estos territorios.

Sigue diciendo el P. Nicolau que Ramón Lull fue conocedor y creador íe-

cundisimó en la ciencia geográfica, tratando sobre los fenómenos atmosféricos,

concibiendó lá ésfericidád de la tierra, propagando y perfeccionando inventos y

creando otros útilísimos para la navegación. Trazó un astrolabio para que los

naveganres pudieran conocer la hora durante la noche,- inventó otro Ç)ara poder
conocer el rumbo que sigue la nave y poder determinar en cualquier momento

su situación.

*

Pero en lo que el Bío. Ramón Lull fué creador fecundísimo es en la concep¬ ción intuitiva de la existencia del Nuevo Mundo afirmando que "en la otra
parte del continente que nosotros vemos y conocemos, existe otro continente que aquí estando no podemos ver ni conocer..." Y es tan sólido y tan seguro el pensamiento de Lull en esta materia, y acierta en tal forma, que el rígido y pre-

Jl'auciciieonsodoLiettxréc,epacliócnoma esnutacrlroudean cersíttaiccaueasntitóilnu,linaonap,ueqduee mveerndoasdedreampreonctleamLaurl,l
tiene clarividencia.

De las premisas asentadas por Lull, que la tierra es redonda,- que existen los
antípodas,- que es necesaria las existencia de costas occidentales al Atlántico,- de¬ dúcese recta y sencillamente el concepto que dedujo Colón: que navegando hacia el Occidente, las naves no serían lanzadas al abismo, sino que llegarían a las costas que Lull concebía como necesarias.

Según pruebas sacadas a base de concordancias históricas, hubo gran rela¬

ción entre las doctrinas de Lull y el descubrimiento de Colón,- estas relaciones

resultarían más evidentes de poderse probar con certeza la caíalanidad de Co¬

lón, sostenida por el sabio director de la Biblioteca Nacional de Lima, D. Luis de

Ulloa, y en verdad que los argumentos aducidos para probarlo disíári mucho de

sor despreciables.

'

Ramón Lull y Colón convienen de una manera sorprendente en niúltiples

aspectos; tales y tan difíciles coincidencias en manera alguna p.ueden atribuirse

a la obra de la casüalidad.

El Rdo. P. Nicolau termina su inteligente disertación diciendó que si Cristó¬

bal Colón, buscando una cosa distinta del nuevo continente que halló, y por ha¬

berlo hallado, es digno de eterna alabanza y de vivir en la memoria délos hom¬

bres, nuestro bienaventurado Mártir por haber tenido profunda, convicción de

tal existencia, y haberla manifestado, merece también por ello eterna alabanza y

tal vez el título de revelador del descubrimiento que se atábuye a.Colón que

supo sacar á luz lo que dormía en el, polvo de los viejos libros iulianos.

Una gran ovación premió la labor del conferencianíe.

..

En los próx/ntos números de . nuestra revista nos ocupareniás de las demás
lecciones.

Palma, 28 Enéro, 1942.

EXPECTATOR

^ióctetotioó
de ‘l·/etma-
naó y
mano5 d.Q
^ alma.
Discretorio de Her" manas. De izquier' da a derecha:
De pie: D.® Fran¬ cisca Bosch (Dis¬ creta), D® Marga¬
rita Sureda deRi-
bas de Pina (Dis¬
creta), Sta.M® Ana de Oleza Gual (Enfermera), Sta. María Truyols Dezcallar (Discreta), Sta. Concepción Fortuny Marqués (Enfermera), Sta. Margarita Puig (Discreta), Sta. Catalina Florit (Discreta), D.“ Luisa Montaner de López de Soria (Discreta), D.® Juana Garau (Discre¬ ta) y D.® Antonia Ferrer de Oliver (Discreta).
Sentadas: D.® Tomasa Guasp, Vda. de Balles¬
ter (Vice-Tesorera), Sta- Rosa Jaume (Vice-
Maestra de Novicias), D® Juana Rullán (Maes¬ tra de Novicias), D.“ Eugenia Vanrell de Mir
y Peña (Maestra de Novicias), D.® María<A.
Sbert de Ramis de Ayreflor (Secretaria), Sta. María Antonia Calvet (Tesorera), D“ Concep¬
ción Ripoll Vda. de Lopez-Pinto (Enfermera),
D.® Enriqueta Salvé de Giménez (Enfermera).
Faltan en la fotografía D.“ Rosa Blanes de Na dal (Vice - Ministra), D." Margarita Fustei Puigdorfila (Discreta) D.“ Catalina Rullán Torrelló (Discreta) y Sta. María Sureda y Bla¬ nes (Vice-Secretaria).

Discretorio de Hermanos.
De izquierda a derecha:
De pie: D. Guillermo Colom (Discreto-Propagandista), D. Juan Vicens (Discreto), P. Anto¬ nio Barceló (Visitador de los Hermanos), D. José Mir (Discreto), D. Salvador Morell de Oleza (Enfermero), D. Francisco Pons (Vice¬ secretario), D. Mateo Palmer (Tesorero-Re¬ caudador), D. Jorge Dezcallar (Enfermero), D. Francisco Colom (Sacristán o auxiliar del Vicario de culto), D. Nicolás Dameto (Enfer¬ mero), D. Antonio Pujol (Sacristán o auxiliar del Vicario de culto). Sentados: D.^Valentín Herrero, Pbro. (Discreto- Propagandista), D. Rafael Vich, Pbro. (Maestro de Novicios), M. 1. Dr. Andrés Caimari, canónigo (Ministro), M. Rdo. P. Provincial, P.Rafael Ginard Amorós,
D. Joaquín Gual de Torrella (ViceMinistro), D. An¬
tonio Jiménez
(Maestro de novi cios,D José Picornell (Secretario).
Faltan en la pre¬
sente fotografía
D. Lorenzo Llom-
part Pbro. (Dis¬ creto), y D.Juan Alcover, Pbro. (Maestro de cere¬ monias y Vicario de Culto), D. Pe¬
dro Morell Fortu¬
ny (Síndico o Procurador)yD.Juan Nadal (Discreto).

NOTAS AL MARGEN

Jla.

7leói& del /Se ato

|

Centenares y centenares de alumnos del Seminario Conciliar, del «Instituto Ramón Lull» y de otros Colegios de enseñanza media, de Palma de Mallorca, día 25 de enero, en que la Iglesia Mallorquina conmemora la Conversión del Beato, desfilaron devotamente ante el sepulcio glorioso del Bienaventurado Maestro y Mártir de Jesucristo, Ramón Lull, Terciario Francisca¬
no, cantando el Himno escolar de nuestro poeta Tous y Maroto, que empieza así:

«Apóstol y luchador, de ciencia clara lumbrera,

guía con tu resplandor,
inflama en tu santo ardor

la juventud que en ti espera...»

En el tributo de homenaje y pleitesía rendido por los escolares mallorquines al Maestro Bar-

baflorida -como lo llamaban en La Sorbona de París- han tenido también su parte importan¬

te los Colegios de enseñanza media «Beato Ramón Lull» de Inca, Colegio Municipal, de Ma¬

nacor, y Colegio de San Buenaventura de Lluchmayor que, bien el día de su Conversión,

bien el domingo infra-octavam dedicaron sendos cultos religiosos y actos culturales al

santo Polígrafo mallorquín.

:

Ni podemos callar, tampoco, que las Hermandades de Terciarios Franciscanos de la Isla, aten¬

diendo a la cálida invitación de fomentar la devoción de nuestro Beato, que les dirigiera nues¬

tro M. Rdo. P. Provincial, en su primera Carta, dedicaron solemne fiesta a nuestro esclarecido

Hermano, el domingo infra-octavam de su Conversión. Plácenos citar en la orden del día,

para ejemplo y estímulo de las demás, a las Hermandades de Terciarios, de Palma, de Manacor,

de Inca, de Artá y de Lluchmayor, cuyas fiestas lulianas reseñamos brevemente, lo¿mismo.que

a las de los escolares mallorquines, en Crónica Franciscana.

Es por demás decir que muchas Hermandades Franciscanas ya celebraron la^fiesta ¿del ínclito

Mártir de Jesucristo en el mes dg- julio.

i

¡Que no se apague este sagraddfiuego luliano que honra a Mallorca ante la Iglesia y, la Patria!

DETALLE DE LA URNA ALABAST RIÑA

LAMPARA DE PLATA QUE ARDE ANTE LAS RELI¬ QUIAS DEL BIENAVENTU-
RADQ MÁRTIR

Áiaeótto
J^amón ^uU

MILAGROS OJ SAN T¿0: C,R I SiT O
DE MANACOR
À/ect&ló^ic ai
D. Guillermo
Puig Salvé,
Delineante de la
Diputación
de Baleares.
D.“ Juana Com¬
pany Serra de
La Puebla.

¿VU CUENTO PARA CADA MÉSf ' '
¡NO! ¡SON VERDADES ESTA VEZ!

Los Milagros de San
=—^ Anfomos=--r^:.^

! OS milagros de San Aantonio abundan en todas partes. Entresacamos algunos de

IL

relaciones enviadas por misioneròs desde Colombo, isla de Geíián, en Asia. Allí
han levantado, en honor de San Antonio, uñó iglesia llamada de Koíchikadé y a

ella acuden los devotos, irnplorando protección al Santo. Y, él Santo consuela a

aquellas pobres gentes, que ni si quiera son católicos muchos de ellos Un enfermo, atacado de ujiq pierna, es admitido en ei hospital. Tiene en la ma¬
no, con veneración, una modesta estampa de San Antonio. Este debe ser un católico.
Al entrar en la sala, la enfermera lo aborda con el saludo habitual: «Buenos días se¬

ñor».

—Buenos días, Madre de Dios...

—¡Madre de Dios!... Pero no me llame Vd. asi...

,

—Perdón, no quería ofenderla, mi buena madre de San Antonio.

—¡Madre de San Antonio!..,,Pero así tampoco.

—¡Oh dispense buena santa Madre! Perdón, nO se cómo decir.

—¿Quién eres pues?

—Soy mahometano.

.

,

*

.

—¿Mulsumdn?’ ¿Por qué tienes entonces esta estampa de San Antonio?

—Perdón, good holy Mother (buena santa Madre). Si, yo soy musulmán, tengo

un amigo católico. En una de sus últimas , visitas me trajo esta estampa, instándome

a invocar a San Antonio y a prometerle una ofrenda si me curaba. Siguiendo sus

consejos hice voto de hacer arder dos velas por valor de una rupia y de colgar en

su altar una pierna de plata en ex-voto. Luego, mi amigo, me indujo o hacerme cui¬

dar aquí, asegurándome que Vd. es tan buena como San Antonio y creo que así es

en efecto. ¡Oh! holy Mother, ¡quiero tanto a San Antonio! Cuando de noche no duer¬

mo, cojo su estampa y la beso.

—¿Has ido alguna vez a la iglesia de Kotchikadé?

—Sí, pero sólo para ver. En cuanto me cure volvoré por agradecimiento y dán¬ dole ¡as gracias a San Antonio, le llevaré mis cirios. El ex-voto vendrá un poco más tarde, es preciso hacerlo primero.
Durante su estancia en el hospital, repitió sin variación la historia a todo el que quería oirie. Su desconfianza no se desmintió un instante, y contra toda probabili¬ dad, el musulmán curó perfectamente.

Hace dos años, fué, incluso uno de los que «echan la buena ventura», quien aconsejó a su cliente el dirigirse al gran Antonio de Kotchikadé para devolver la sa¬ lud a su hijo. Los padres fueron inmediatamente a la iglesia y vendieron el bebé al
taumaturgo según la costumbre. A partir de este día el pequeño' Antonio no ha esta¬
do enfermo.

■ Una mujer moría en ei hospital. Llevaba una sortija de oro que la enfermera lai¬
ca le quitó y la colocó provisionalmente en el cajón de Iq mesa. Llamada de impro¬ viso a otra sala, la enfermera se fué olvidándose de la alhaja; cuando Volvió a Ídus-
carla para entregársela a! administrador, había desaparecido. Echaron la culpa a la enfermera, v como tras largas pesquisas, la sortija no se encontraba, la pobre mu¬
jer se vió ooligada a pagar las siete rupias que se estipuló valía la alhaja.

184

Él Heraldo de Cristo

Siete rupias eran mucho para la pobre Cingalesa, pero ¿qué diremos de la vergüenza de ser tratada de ladrona? En su angustia, corre a la ‘iglesia de Kotchikadé, y allí prosternada ante la estatua milagrosa del gran taumaturgo, golpeando de vez en cuando la frente contra la piedra, llora, ruega...
Al día siguiente, quitando de un sitio un jarrón de flores para limpiar el polvo de un corredor de! hospital, vió rodar a sus pies una cosa brillante. Era la sortija. ¿Cómo estaba aüí? jMisterio!... o por mejor decir, secreto de San Antonio. Rebosan¬ do de dicha, cuenta enseguida la enfermera su alegría a su inspector budista, el cuani responda con tono convencido: «Con San Antonio pasa siempre lo mismo.»
A la hora de la consulta se detiene delante del Hospital General un auto llega¬ do de Moratuva. El bonzo de traje amarillo que acompaña a rica familia cingalesa y un hijito de once años, enfermo, indican claramente su religión. Al primer examen, el médico declara necesaria una operación; quiere fijarla para el día siguiente. La madre interviene y no quiere operar a su hijo antes de hacer una peregrinación a la iglesia de San Antonio de Kotchikadé.
«¿En qué piensas? interrumpió su marido. Somos budistas; vamos al templo, si quieres, pero ¿qué tenernos que ver con San Antonio?»
El bonzo, tío del enfermito, iníervierne a su vez, pero réplicas, razones, insistencia.s, buslas, no consiguen nada. Le insta un voto hecho esta vez a San Anto¬ nio por la ofrenda cordón talismán de Buda. El auto espera todavía delante de la puerta, y el padre y la madre suben con el niño; el bonzo, descontento se queda. El enfermo es puesto solemnemente bajo la protección de San Antonio; sobre su ropa colocan el brazalete habitual; tejido ligero conteniendo algunas piezas de moneaa, testimonio exterior del voto. Algunos días más tarde, el niño estaba curado. Antes de entrar en Moratuva, la familia budista se detenía en Kotchikadé para cumplir con holgura sus promesas.

Mota, mu^ Imp&ti&nie à&L·ts de -^ésiinencie. y -Otjan»
Según consta en el Boletín Oficial del Obispado de Mallorca de 31 de enero de 1942, pp. 29-33:
l.°—El Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo-Obispo de Mallorca, haciendo uso de la facultad que el Sumo Pontífice ha otorgado a todos los obispos, y por el tiempo que dure la presente guerra, ha tenido a bien dispensar de la ley eclesiástica de ayuno y abstinencia de carnes a todos los eclesiásticos, tanto seculares como regulares, y a las religiosas y a ¡os fieles todos de esta Diócesis, bajo las siguientes condibionos:
a) Quedan únicamente exceptuados de la dispensa los días de Miércoles de Ce¬ niza y de Viernes Santo.
fo) No alcanza esta dispensa a los sacerdotes seculares y a los fieles en general si no toman lo Santa Bula de Cruzada y el indulto de ayuno y abstinencia que a cada uno corresponde según sus rentas y posición social; salvo los notoriamente pobres, o los que disfruten de fuero castrense, o los regulares que no la tomaban antes.
2°—Los que no están incluidos en esta dispensa a tenor de lo espresado en el núm. 1. b) quedan obligados al cumplimiento de la ley eclesiástica en toda su exten¬ sión, debiendo guardar:
Abslmericia y ayuno el miércoles de Ceniza, todos los viernes y sábados de Cuaresma, miércoles, viernes y sábados de las cuatro Témporas y las vigilias de Pente¬ costés, Asunción de la Santísima Virgen, de Todos los Santos y Natividad de Nuestro
Señor.
Abstmencia sin ayimo, todos los viernes del año. Ayuno sin abstinencia, todos los restantes días de cuaresma, excepto los do¬ mingos y el sábado santo después de Mediodía.

CRONICA FRANCISCANA

La fiesla de ié Conveir- Muy lucidos

ssón del Beato, en San resultaron

Francisco de Palma.

los cultos

que, como
en años anteriores, consagraron al Bienaven¬ turado Maestro Ramón Lull, en la fiesta de su
Conversión, el Seminario Conciliar de Ma¬
llorca, el Instituto «Ramón Lull» de ense¬ ñanza media, de la ciudad, y la Causa Pía Luliana. La Víspera hubo Completas solem¬ nes que cantaron los alumnos del Seminario,
actuando de Preste el Rdo. P. Antonio -Bar-

celó, T. O. R. E! día de la fiesta, a las ocho de la mañana, hubo Misa de Comunión Ge¬ neral para los alumnos de los Colegios de Palma, Terciarios de N. P. S. Francisco, miembros de la «Juventud Seráfica» y de¬ más devotos del Beato, y a ella asistieron
Iss dos Discreíorios de la V. O. T. y nume¬
rosos alumnos y fieles. A. las diez y media cantóse Misa Mayor, siendo el celebrante el M. I. Sr. D. Francisco Ortega de la Lorena, Canónigo, asistido de diácono, subdiácono
y presbítero asistente, respectivamente, por los Rdos. Sres. D. Pedro Amorós' Esteva, Profesor del Instituto, D. Bartolomé Jaume y D. Francisco Payaras, Profesores del Semi¬ nario. La escolania del Seminario Conciliar, admirablemente dirigida por su Maestro el Rvdo. Sr. Nigorra, cantó alternando con el pueblo fiel, la «Misa de Angelis», y ensalzó las glorias del Beato el Rvdo. Sr. D. Pedro Amorós Bestard, Profesor del Seminario.
Asistieron a los divinos cultos el Clautro
de Profesores del Semirxario con su Rector
M. I. Sr. D. José Rossell Santomá, el Claus¬
tro de Profesores del Instituto «Ramón Lull»
con su Director Rdo. Sr. D. Bartolomé Bosch,
representaciones de otros centros docentes y miembros de la Causa Pía Luliana. El vas¬
to templo estaba atestado de fieles, predo¬
minando el elemento escolar. El Seminario
Conciliar, ©1 Instituto «Ramón Lull» la Es¬ cuela de Comercio y los demás centros do¬ centes, no sólo oficiales sino también parti¬ culares de la ciudad, estuvieron espléndi¬ damente representados. Terminada la Misa
Mayor, los Profesores, alumnos y demás fie¬ les desfilaron ante el sepulcro del Beato, adorando la Reliquia de la Quijada y can¬ tando el himno luliano: «Apóstol y Luchador».
Por la noche concluyóse la solemne no¬ vena que la Comunidad de PP. Francisca¬ nos dedicó al Beato, y a la que asistieron no pocos fieles, especialmente niños y niñas de las escuelas de las Religiosas Francisca¬ nas y Hermanas de la Caridad, que circun¬
dan el convento.

La Hermandad de Teresa-
ríos Franciscanos y el Colegio Municipal de Enseñanza media de Manacor al Beato Ramón Lull

Hogaño 1 a Hermandad
de Terciarios franci scanos de Manacor

J'iael C«Roalemgóion

Lull» de la misma ciudad se aunaron en san¬
ta hermandad para rendir solemne homenaje ie amor y devoción al Bienaventurado Maestro y Mártir de Jesucristo Bto. Ramón Lull. En dos partes dividióse ia fiesta lulia¬ na: la religiosa y la cultural. La parte reli¬ giosa desenvolvióse según el programa siguiente: Día 25, a las ocho de la mañana, Misa de Comunión General, que dijo el Re¬ verendo Sr. Ecónomo de la ciudad, D. Monserrate Binimeiis. A las diez. Misa Mayor que celebró el M. Rdo. P. Rafael Ginard Amorós, Provincial de los Franciscanos. Se
cantó la «Misa Pontificalis» del Maestro Pe¬
rosi y ocupó la sagrada cátedra el Rdo. P. Matías Horrach, Superior del Convento de
San Francisco de Palma. Al final cantóse
solemne Te-Deum ante ia capilla del Beato.
Asistieron a la Misa Mayor el Ayunta¬ miento presidido por su digno Alcaide D. Francisco Riera, el Sr. Juez del partido de Manacor D. Antonio Ferrer Rosselló, el Jefe local de Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S. D. Miguel Riera, el Capitán de la Guardia Civil D. Jaime García, el Claustro de Profesores del Colegio Munici¬ pal de enseñanza media presidido por el Sub-Director D. Juan Bonnín, Abogado,- un Delegado del Comandante Militar, Jefe de la Compañía de Defensa Química, los alumnos del Colegio Municipal, «Ramón Lull», las alumnas del Colegio de la Pureza (pensionado y externado), y comisiones de las Escuelas de instrucción primaria, con sus
maestros.
El acto cultural tuvo lugar en el Salón Parroquial según el orden siguiente: l.-Himno de la Peregrinación Franciscana de Ma¬ llorca, cantado por todos los asistentes. 2.Saludo y presentación por el Rdo. D. Pedro Domenge, Director de la Tercera Orden
Franciscana de Manacor. 3.-«Los Motivos
del Lobo», poesía de Rubén Darío, por el
alumo de 7.° curso de Bachillerato Antonio
Riera. 4.-Memoria ‘ del Primer Certamen
Científico-literario del Colegio Municipal de Enseñanza media, por el Secretario del
mismo D. Guillermo Tur. 5. - Lectura de
fragmeiríos de los trabajos premiados, por sus autores. 6.-«Hermandad» por el Subdi¬ rector del Colegio don Juan Bonnín. 7.-
Himno al Bto. Ramón Lull. Letra de D. Lo¬
renzo Riber y música del Maestro Antonio Torrandell, 8.-«Motivos lulianos» por el Rdo. P. Matías Horrach, Franciscano. 9.- Himno
Nacional Franciscano «Las Huellas del Cau¬
dillo» por todos los asistentes. 10.- «Movi¬ miento luliano moderno» por el M. Rdo. P.
Provincial de los Franciscanos. 11.- Himno
Nacional.
Formaban la Presidencia el Rdo. Sr. Ecó¬
nomo de Manacor, D. Monserrate Binimeiis, el Si. Alcalde, D. Francisco Riera, el Jefe de Falange Española Tradicionalista y de las J. O. N. S. D. Miguel Riera, el M. Rdo. P.

lé6

Eí Heraldo de Òristo

Provincial de los P. Franciscanos P. Rafael
Ginard Amorós, el Superior de los’PP. Do¬ minicos, P. Arsenio Sánchez Puerto, el Di¬ rector de los Terciarios de Manacor, D.íPe-
dro Domenge, el' Subdirector del Colegio «Ramón Lulla D. Juan:Bonnin, el-Secretario
del mismo^colegio D. Guillermo Tur, ”el Di¬ rector de los Terciarios Dominicos P. Pebrer,
delegados del Sr. Comandante Militar de Manacor, el Jefe de Compañía de Defensa Química y el’Rdo. P. Esteban Amer, T. O. R.
En los palcos tomaron asiento el Rdo. Clero Parroquial, los Hnos. de las Escuelas Cristianas, las Juntas de Acción Católica,
los Discretorio de Terciarios Franciscanos y
Dominicos, Claustro de Profesores del Colé¬ alo «Ramón.Lull»,y otros distinguidos invi-
íodos.

Distinción al Rdo. Sr. D. Al final del

Pedro Dómenge, Director acto cultural
de los Terciarios de Ma- el Sr. Secre-

Kiacor

tario del Co¬

legio « R a -

món Lull» de Manacor leyó un Diploma que

el M. Rdo. P. Provincial de los Franciscanos

había extendido a nombre del Rdo. Sr. D.

Pedro Domenge, y por medio del cual, para .premiarla ingente labor franciscana que el benemérito sacerdote ha desplegado en Manacor, y usando de los privilegios
pontificios otorgados a nuestra Orden, ha¬ cíale participante de las gracias espirituales y buenas obras de nuestra Seráfica Provin¬ cia de España, fineza que el Rdo. Sr. Do¬ menge recibió con gran emoción de su alma. Dicho Diploma es una filigrana de

arte y hemos sabido, con gran satisfacción nuestra, que los’Discretorios de Terciarios
de Manacor han tomado a su cargo costear

el marco correspondiente al fino y valioso

Diploraa, un marco que será «lo más rico posible», según nos decía un relevante Ter¬ ciario de Manacor. ¡Bien sa lo merece el

br. Domenge!

^

El Colegio del Beato Ra- Muy solem-

món Lull, de lúea, a su ex- nes resulía-

celso patrón

ron también
los cultos

que, como todos ios años, el Colegio de en¬
señanza media del Reato Ramón Lull, de

Inca, dedicó al Bienaventurado Maestro, día 26 de enero, fiesta de la Conversión. En la
vigilia cantáronse Completas en la iglesia de San Francisco, y el día de la fiesta, en la misma iglesia, a las ocho de la mañana hubo
Misa de Comunión General que dijo el M.
Rdo. P. j^dro J. Cerdá, Custodio Provincial,

ex-Direcíor y Profesor del Colegio, y a las diez y, media. Misa Mayor que cantó el
Rdo. P. Miguel Salom T. O. R. Superior del Convento, asistido por los Rdos. Padres Ber¬

nardo Vallespir y Antonio Ferrer, T. O. R.
Ocupó la sagrada cátedra el M. R. P. Cerdá, T. O. R. Asistieron a la Misa Mayor, además del Claustro de Profesores presidido por su Director, el Rdo. P. Antonio Nicolau Burdils
T. O. R., el limo. Sr. Coronel de Infantería
D. Enrique Esquivias, el Alcalde de la ciu¬ dad, D. Miguel Daviu al frente de una re¬
presentación del Ayuntamiento, el Coman¬
dante-Jefe de la Guardia Civil del puesto
de inca, y el Teniente-Jefe del puesto de
Carabineros.

Los Terciarios Francisca- También los

nos Y el Colegio de S. Bue-
navenáura de Lluchmayor,
al 3ío, Ramón Lull

Terciarios
Franciscanos y el Colegio
de enseñan¬

za media de San Buenaventura, de Lluch¬

mayor conmemoraron por la mañana con inusitado esplendor la Conversión del Bea¬

to, con funciones religiosas, consistentes en una ívdisa de Comunión General y Misa Ma¬

yor con sermón por el Rdo. P. Rafael Ginard Beuzá T.O.R. y, por la tarde,' en el Salón-Tea¬ tro del Patronato, con un acto liíerario-musi-

cal, cuyos puntos más salientes fueron la In¬ troducción que hizo el P. Director P. Juan

Caldentey T. O. R. y la Conferencia luliana

que dió el Rdo. P. Rafael Ginard Bauzá sobre
varias faceías franciscanas del Beato.

Oirá fiesta a! Beato, en También 1 ai

Aríá

Comunidad

de PP. Eran-

ciscanos de Aríá, juntamente con la Her¬ mandad de Terciarios y nuestras Escuelas de San’Buenaventura de la misma villa, ce¬
lebraron solemnemente la Conversión del

Beato con Misa de Comunión General y con
Misa Mayor que celebró el Rdo. P. Francis¬
co Amengual, asistido por los Rdos. Padres Antonio Mójer T. O. R. y P. Miguel Ferrer, T. O. R., predicando el panegírico del Beato el Rdo. P. Rafael Nadal Cantó, T. O. R.

Más manifestaciones de Otras mani-

devoción al Beato

fes t a clones

entusiastas

de devoción al Beato, contempla¬
mos, con placer, en el pasado mes de enero tales como la Misa y Te-Deum queda Socie¬ dad Arqueológica Luliana, con asistencia de todos sus miembros, todos los años hace celebrar y cantar, respectivamente, en la
Capilla del Beato, el domingo inmediata¬

mente siguiente a la fiesta de su Conversión y la misa que se rezó ante el se¬
pulcro del Mártir, el día .del Patrón, de la Buena Prensa, San Francisco de Sales, y a la
que asistieron la mayoría de los periodistas
de Mallorca.

AiíúcüLánea. ^t&ncíicana

^05

mastín

cción Católica y Ter¬
cera Orden colaborando
en el Canadá
Escribe a este propósito el P. Leblanc eft la Revue Franciscaine de Montreal, 1941, p. 324 Y s.: "Monseñor J. Poitevin, asistente-director de A. C,, en una con¬ ferencia pronunciada en S.-Senicn de Bagot el 14 de mayo último, expuso con gran complacencia la colaboración be¬
neficiosa reinante en la diócesis de San
Jacinto, entre la Acción Católica y la
Tercera Orden. En cóníormidad con los
deseos manifestado por la Autoridad eclesiástica, los Terciarios, individual¬ mente, se asocian a la actuación de Ac¬ ción Católica, Y la Acción Católica pro¬ cura, a su vez, traer a la Tercera Orden sus miembros militantes y dirigentes. En San Jacinto, son ya muchos los feligre¬ ses influyentes de Acción Católica afi¬
liados a las Hermandades Franciscanas
de las parroquias de la Catedai, de Cris¬ to Rey, y de San José. Lo propio sucede en las parroquias rurales de San Dáma¬ so, le Presentación etc".
¡Cuán bien se sigueivallí las orienta¬ ciones pontificias promulgadas a tal ob¬ jeto!
San Juan de los Reyes
vuelve a los franciscanos
El ochó de noviembre íuó entregado
solemnemente a la Orden Seráfica el ar-
íísticç convento de San Juan de los Re¬ yes, de Toledo, coincidiendo esta entre¬ ga con el aniversario de la muerte del gran Cardenal Cisneros, que allí había
ceñido el cordón del Serafín de Asís. Asistieron al acto el Nuncio de Su Santi¬
dad, el Obispo Auxiliar de la diócesis y gran número de Eclesiásticos y Religio¬ sos por parte del Clero, y el Ministro de Hacienda rodeado de altos representan¬ tes dignatarios del Estado, civiles y mililares, pór parte del Estado. Nofabilísimos han sido los dsscurso del Sr. Obispo Au¬ xiliar, como representante de la Iglesia de Toledo,- del P. Legísima como repre¬ sentante de la Orden Franciscana y el del Sr. Ministro de Hacienda que habló en nombre propio y en el del Generalí¬ simo, haciendo resaltar la transcenden¬ cia nacional de la cesión que estaba ce‘ lebrándose.
COLLECTOR

La Puebla.-Después de larga y penosa enfermedad, sufrida con gran resignación, entregó su alma al Creador, confortada con los santos sacramentos, la Terciaria d e N. P. S. Francisco D.® Juana Company Se¬ rra,- de 63 años de edad. Mujer de bondado¬ so corazón, de arraigada fe, y de grandes virtudes cristianas y domés.icas, solícita en grado sumo de la educación de sus hijos.
Nuestro pésame a su atribulado esposo e
hijos. Deyá.-Día 10 del pasado noviembre dur¬
mióse dulcemente en el Señor la fervorosa
Terciaria fraiyaiscana D.® Magdalena Baúzá Marroig, de ^63 años de edad. Su mayor
placer era aaistir a la santa Misa, y recibir la sagrada Comunión, y su nombre figuraba en todas las Asociaciones reli¬ giosas compatibles con su estado de madre
cristiana.
Reciban su esposo, hijas, hijo político, nietas y hermanas nuestro pésame.
-Día 14 del mismo mes falleció también
en Deyá, con la muerte de los justos, la Ter¬
ciaria de N. P. S. Francisco D.® Antonia Coll
Bauzá, viuda, de 81 años de edad. Amada de Dios Y de los hombres, .constituían su mejor corona sus hijas queJá idolatraban y a las que dejó, como preciada prenda, el ejemplo de sus muchas virtudes.
Reciban sua hijas, hijos políticos, herma¬ no y nietos, nuestro sentido pásame.
Palma.— Día 2 del pasado enero entregó dulcemente su alma a Dios, el Terciario asi¬ duo y muy devoto de N. P. San Francisco y . muy enamorado del Beato Ramón Lull, nuestro particular amigo D. Guillermo Puig Salvó, Delineante de la Exorna. Diputación de Baleares por más de 50 años, "bueno y honrado trabajador" como decía el comuni¬ cado de pésame de la misma a los familiares
del difunto.
Nuestro pésame a su hija D.® Margarita Puig, Discreta del Discretorio de Hermanas
de nuestra Hermandad de Palma.
Mercadal (Menorca).-Día 11 del pasado
mes de enero durmióse en él Señor la vir¬
tuosa señorita D.® Juana Siníes Pellicer, hija del difunto Secretario del Ayuntamiento e insigne protector de las Religiosas Francis¬ canas de este pueblo, D. Juan Sintes. Era la
finada modelo de jóvenes cristianas V ejem¬
plar Terciaria de N. P. S. Francisco-Muy devota de Jesús Sacramentado, al que reci¬
bió con frecuencia en el curso de su en¬
fermedad, poco antes de morir guitó tres veces ¡Viva Cristo Rey! y recitó el himno
"Cristo vence..."

Nuestro pésame a su familia.

'

BIBLIOGRAFIA

MENTE i CORAZON Reflexiones para los jóvenes. Por José Zaffonato^ Phro. Versión de Iw 2. “ ed. italiana por Cipriano Montserrat. Pbro. 2. “ ed. - Un vol. de 9x13 1^2 cm., de 326 págs. En rústica, Ptas 4,50¡ en tela, Ptas, 6,50. (Por correo, Ptas. 0,40 más; por correo, contra reem¬
bolso, Ptas. 1,15.') huis Gili editor, Córcega, 415, Barcelona.
Esta obra fue acogida con gran simpatía por los jóvenes de Acción Católica,' quienes halla¬ ron en «Mente y Corazón» su libro de medita¬ ción, redactado por «un celoso sacerdote quenos dice Mona. Sargolini-ama paternalmente a los jóvenes, y que conoce a fondo sus hondas aspiraciones y sus serias necesidades», En reali¬ dad responde a la especial condición de los jóvenes, y hoy es ya el primero en su género; esto no quiere decir que no sea a propósito para toda clase de lectores pero de un modo espe¬ cial va dirigido a los católicos militantes.
Abarca cien meditaciones, distribuidas en
tres partes: Dios y el hombre, La gracia y el pe¬ cado y La justicia, y la misericordia, cada una de las cuales consta de dos puntos, para los que el autor pide sólo quince minutos todas las maña
ñas, y hasta cinco minutos para cada punto.
¿Quince o diez minutos de conversación interior cen Dios, es mucho pedir?
El atractivo y unción con que el autor trata los temas explica el lisonjero éxito que ha teni¬ do tan bella obra en Italia y en nuestra Patria. Quien se aficione a Mente y GobazÓn verá cuán
suave es el yugo que nos impone Dios, y se
enardecerá en la santa emulación de trocarse en
ardiente apóstol para atraer almas a Aquel ue llena de gozo a quienes le sirven con fidelidad.
La traducción es excelente, y la presentación editorial tan esmerada que convida a comprar el libro y poner manos a la obra.
BREVE TRATADO DE RELIGION Sucinta
exposición de la doctrina católica para uso de de las escuelas, institutos y circuios de estudios,
según el Catecismo publicado por orden de S. S. Pío X. Por José Montarino, Pbro. Texto aproba¬ do por la Sagrada Congregación del Concilio, Traducción dé la 8.°^ ed. italiana por Cipriano
Monserrat, Pbro. 5.® ed. - Un vol. de 11x16 cm.,
de 286 págs. En rústica, Ptas. 4; encvrtonado, Ptas 5. (Por correo, Ptas. 0,40 más; por correo,
contra reembolso, Ptas. 0,85.) — Luis Gili, editor,
Córcega, 415, Barcelona Mortarino es ya famoso entre nosotros; en
«Breve tratado de Religión» podemos presentar lo como uno de los más logrados que conoce¬ mos; su método es eminentemente pedagógico; el lenguaje, llano; el orden de las materias y las divisiones y subdivisiones facilitan no poco el estudio y la inteligencia del texto, esmaltado de ejemplos oportunísimos. En él los maestros y los catequistas en general han hallado un texto ideal para sus alumnos, que va conviiiiendose en manual clásico para la enseñanza elemental de la Religión cristiana, como lo prueham sus

dos numerosas ediciones españolas ya agotadas y la tercera que ha salido a luz recientemente-
Lo recomendamos sin reservas; quien lo adopte no se verá defraudado, bien al contra¬ rio, será su mejor propagandista.
DE PATRE ANTONIO LLINAS. COLLE¬
GIORUM MISSIONARIORUM IN HISPANIA
ET AMERICA FUNDATORE {163S 1693), por el P. Manuel R. Pazos O. F. M. - Vich, Edito¬ rial Seráfica 1936. Págs. l-5o2; 10 1)2 cms. por 18 1)2 cms.
La gran obra cultural y evangeiizadora que acompañó y siguió a la conquista de América durante todo el siglo XVI ha sido objeto de
numerosos estudios que ala publicidad han
dado ilustres hispanoamericamstas. Pero esa ohra, al menos en lo que toca a la parte evan¬ geiizadora, decreció mucho ya hacia la mitad del siglo XVII. Para continuar la evangeiización de América y emular en cierto modo los grandes trabajos de los primeros apóstoles del Nuevo mundo, se fundó en el siglo XVII una institución de genuino origen español, los C O L E G I O S DE MISIONEROS, que tuvieron por promotor al venerable franciscano mallorquín P. Antonio Llinás (1635-1^93), el cual coa su primer Colegio de Querétaro, en Méjico, y luego con otros fundados en España con el exclusivo fin de suministsar evangelizadores a América, abrió una nueva etapa de apostolado cuyos frutos son incalculables en la historia de la cultura y cristianización de las Repúblicas hispanoamericanas. Numerosas re¬ giones de Centroamérica entraron en comunitación con el mundo civilizado gracias a la ab¬ negada laboy de los hijos de estos COLEGIOS, y no podrán hacerse las historias de Méjico,
Guatemala, etc , sin tener en cuenta la actua¬ ción de los esclarecidos Misioneros qué muchas veces a costa de su sangre y de su vida, planta¬ ron en ellos la Cruz, y con la Cruz la civiliza¬
ción de aquellos pueblos.
En este estudio que ofrecemos a las Biblio¬ tecas y Centros Culturales, se exponen con es¬ crupulosa crítica los trabajos incansables del
vanerable fundador de los COLEGIOS DE MI¬
SIONEROS EN AMÉRICA Y ESPAÑA y lo.s resultados que obtuvo en la árdua labor que se
propuso.
Este estudio fue publicado ya en la Revista
«Archivo Ibero-Americano» años XXII-XXHI, números 117 121, aunque no completo, por no haberlo permitido la guerra que entonce,s se desencadenó en España. Las mismas circuus
lancias impidieron ponerlo a la venta antes de ahora. Hoy lo ofrecemos y presentanao:S íntegro y completo.
Precio: 5 pesetas, más los gastos de la expe*-
dieión. Dirigirse al P. Manuel R. Pazos-«Ar¬ chivo Ibero Americano», Juaquín Costa, 72.
Madrid.

Juan JBsiela
Arogón, óO’-Ralma de Mallorca-Tel. 2320
Especialidad en Mosaicí)S imitación mármoles y. maderas
NUEVO SISTEMA' Óe TEJA
Y teja BOVEDIELÀ
■PATENTADOS

L i q u i da m os
- '1.000 pares ^isps suela *’ Bonitos' y sólidos a ptás. ¿5

Grandes ocasiones
para Caballero y Niños

"Cáfzados Dados ii

y

Anselmo Cla;vé, 19

' Panadería, Confitería,, Pastelería FORN D E P LASSA
Especialidád en Ensaimadas
Plaz^ Mayor, 39 y 40 con 'Sucursal críala
^ calle de San Miguel,
33 esí^uiña Qater .

Encargue §u$ impresos
■ o'la
]mpr6F\\ta Politécnico
de A. FERRER GII^ARD Troncoso, 9 (At ladt $• Praniíaco)
TELEFONO 2660
id Librería Politécnica sigue en CalSe.Manra, 3 y S
PALMA aE MALOLRCa

Jabones ELINII DO

.

1

PRODUCTOS DE CALID:AP\_

B ,

K ' O .“L ■ À' .

MAL L O k C A

V

rc

.

..-c. ■\_ : ■' ,

/ -/

„ ■;/ '

'

'

Transportes leuníilas lie Mallorca. S. t.
J. Anselmo Clavé, 8 y IQ - Tel. 2*469 - PALMA DE l^ALLORCA ,
Transportes combinados, de
domicilió a domicilio con to¬ das las Poblaciones Nacionales.

» ■: ■

'/

CALZÁbOSÍ

/Reservado para

MERCERIA

Ill : "

I

.

■

MINE R V A

PAL IVl A

D k;. G G: Ü 'E R I- Ai

JOSÉ VILA COLL

'
^ . Aparatos, p^^'Oduete's, material f ó to g,r áf i c«<s'

L drogas, céleres,, pintu¬

ras, esmaltes, fcarnieès,

brochas, . pinceles, jabe-

BC6, tela^, tubos y^'^le-

G.

. res al éle©, aeüárélas y.

pastel. ,

P., Sta, Euljilia, 2

P á/ i m a

Bo'l sería', 16,

''

PALMA.. DE Mallorca

COLMADO

■, ''O ■ ' A. ,
>' Jainvé IL 29,-7 P alma
Para bueinps i«í^rtitos

General Goded, ÍÓ’ -7 PALMA

aurae

'.4

Cp N T R Á p S T A Di 06 R

'/
Á' ’ 1

4

í-, y7y.'-;

-\\j: h. ''7 .'\\l.
"/1'
L'GA :7
."•f A' 7';':' ' ■

.«éi

7 .,
:v- '
'•'í
A:'*

■
I ^.

A-

;, ^

:

■ 'V-¿^

‘■

fíalle Rubí, 9/2.®
Teléfono, 1342

P A L AA A D È

MA L LO RÇA

•r-

/

mim
IMV. P0UTÉGNÍCA