El Heraldo de Cristo 1940, n. 374
EL HERALDO DE CRISTD

py ": ',- ''

^'

9S ■■■■■■^·

MM

*^-*-.4)^*».k?r^;*í k^ ‘.<r

■:4;í4^;
-, :>*>.—z

^>'r^*i^()¡ir¿' '*3’^ ÍC '•i’’'”' 'i' '**' ’■i' A

/»-
jfé'. í'i M

:%vt' '1

0
i\_a Purísima Virgen María, Paírona de España y de la Or>
den Franciscana en el misterio
de su Inmaculada Concepción

AÑO XXXIII

DICIEMBRE 1940

Núm. 374

CALZADOS
MINERVA

Reservado para MERCERIA
La Pairi a 1

PALMA

Bolsería, 16
PALMA DE MALLORCA

M.otro

DROGUERIA

JOSÉ VILA COLL

Aparatos, prodoctos, material fotugiáfico, drogas, colores, píxiuras, esmaltes, barnices,
brochas, pinceles, jabo¬ nes, telís, tubos y colo¬
res al ó'eo, acuarelas y
pastel.

P, Sta. Eula’ia, 2

Palma

Panadería, Confitería, Pastelería FORN DE PLASSA
Especialidad en Ensaimadas
Plaza Mayor, 3Q y 40
con sucursal en la
calle de San Miguel, 33 esquina O a t e r

COMER GALLETAS
pero Osll^tSS
CETRE
FABRICA Y DESPACHO
Bolsería, 7
PALMA DE MALLORCA

Sòd M4d> menta

IV CENTENARIO DE LA
COMPAÑÍA DE JESÚS

^^UNQUE brevemente, no podemos menos de hacernos eco del fausto acon¬ tecimiento que pregona el epígrafe que va al frente de estas líneas: el IV centenario de la Compañía de Jesús, compañía santa que, aparte de muchos otros varones insignes que han muerto en olor de santidad o cuya causa
está en trámite, ha dado a la Iglesia 24 santos y 141 beatos, muchos de ellos abri¬ llantados con la púrpura de los mártires de Cristo, y algunos de los cuales en la hora de la pasión mezclaron su sangre generosa con la de los Terciarios de San
Francisco, como en el caso de los famosos Mártires del Japón, conmemorados en
nuestro Breviario Seráfico-Romano día 5 de febrero.

Muchas son y sin nombre las actividades que en el orden científico, social y
religioso despliega esta benemérita Compañía de Jesús, que casi parece profeti¬ zaba el Bienaventurado Maestro Ramón Lull, cuando decía en el versículo 157 del Libro del Amigo y del Amado: «Grandes ejércitos y grandes multitudes se han juntado de experimentados amantes, y llevan divisa de amor, en que está la
figura y señal del Amado,* y no quieren llevar en su compañía a ningún hombre que sea sin amor, para que su Amado no quede disgustado». Limitándonos al
campo misional,-asunto que no es singularmente simpático, no sólo por su trans¬
cendental importancia sino, también, porque en las vastas MÍisiones de Patna
(India), recientemente encomendadas a la Tercera Orden Regular de San Fran¬
cisco, nuestros religiosos trabajan en santa hermandad con los abnegados Hijos de San Ignacio,-brindamos a nuestros lectores los siguientes datos estadísticos de las Misiones de los Padres Jesuítas, datos correspondientes al año 1939:

Misiones (de infieles)

54

Habitantes de estas Misiones .... 173.422.268

Misioneros

3.785

Seminarios en las Misiones

40

Seminaristas indígenas

2.273

El Heraldo de Cristo

327

Universidades

Estudiantes

Escuelas superiores o Colegios (medios).

Alumnos de ídem. .

.

.

.

Normales para Maestros

Escuelas industriales

.

.

Escuelas populares
Orfanatrofios

Hospitales

Dispensarios

Tipografías.

.

Publicaciones

10 8.380
160 51.734
67 95 7.817 155 70 349 25 115

Y volviendo, aunque sólo sea de paso, al Beato Ramón Lull, plácenos anotar que entre los miembros de la esclarecida Compañía de Jesús ha habido fervoro¬ sos devotos y sabios amantes del Doctor Iluminado que pusieron muy alto el nombre de Lull. ¿No dijo Benedicto Plaza S. I. que fué Ramón Lull el primero que en las escuelas saludó a Ja Virgen Inmaculada? ¿No dijo Nicolás Causino S. I.? «fué el primero (Ramón Lull) que tuvo el designio, que tan gloriosamente executó después nuestro padre San Ignacio; porque quiso hacer seminarios de hombres doctos y esforzados, que se repartiesen por el mundo, predicasen el Evangelio, y se sacrificasen por la propagación de la fe. Con este ánimo multiplicó viajes a Roma, León de Francia, París, y Aviñón, solicitando e induciendo a los Pontífices a una obra tan excelente, sin que pudiese tener logro.»
Y es el lulisía P. Cusíurer S. I. quien cuenta entre los escritores de la Compa¬ ñía, favorables al Beato, a los siguientes: «Alarcón, Kirker, Moragues, Mariana, Vasquez, Pineda, Belarmino, Possevino, Salelles, Causino, Pusieres, Claudió Cle¬ mente, Briecio, Izquierdo, Compton, San-Iure, Ptholomeo, Raynaudo, Doms, Fe¬ rrando, Roldan, Nadal, Salazar», omitiendo nosotros en grancia a la brevedad, las muchas lecciones lulianas que se dieron en el viejo ColQgio de Montesión, por muchos años cerrado y, ahora, a Dios gracias, reabierto.
¿Qué la Compañía de Jesús ha sido uno de los Institutos religiosos persegui¬ dos con más saña por los enemigos de la Iglesia? Mas esto es uno de sus timbres más nobles y gloriosos, como bien lo dice S. S. Pío XII en la Carta «Medi-
tantibus nobis»:
«Si los enemigos del divino Redentor y de la Iglesia han perseguido a vues¬ tra Compañía con especial odio y saña, no cede esto en vuestra deshonra, sino, al contrario, en la mayor de las alabanzas; ya que quien sigue a nuestro Señor con la máxima fidelidad y amor celoso, es en cierto modo necesario se concite contra sí la envidia y la execración de los hombres malvados... Por con¬
siguiente, no decaiga vuestro ánimo en medio de toda clase de persecuciones y calumnias,- por el contrario, acordándoos de aquella palabra: «Bienaventurados los que padecen tribulación por la justicia, porque de ellos es el reino de los cie¬ los» (Matth., 10), proseguid vuestras obras santísimas con todo entusiasmo, gozán¬ doos como los Apóstoles «de que os han tenido por dignos de padecer por el nombre de Jesús» (Cf. act., 5, 41).
Hacemos votos para que la mano próvida del Señor, que jan liberal se mos¬ tró en Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía, continúe dirigiendo, difun¬ diendo y conservando este gran Instituto, «ad majorem Dei gloriam,» para su mayor gloria, que es el lema de la Compañía de Jesús.

J HS
i
i
i:
1.

NOTA IMPORTANTE DE LA ADMINISTRACIÓN
TV partir del próximo año de 1941, la suscripción anual de
«EL HERALDO DE CRISTO» será de 5 pesetas, en vez de 3,
precio que venía rigiendo desde el año 1933. El discreto lector se dará perfecta cuenta de que, si tomamos tal determinación, es que nos vemos absolutamente obligados a ello, mal que nos pese. Así y lodo -y lo decimos con verdadero conoci¬
miento de causa-, nuestra revista continuará siendo, en su gé¬
nero, de las más económicas de España. ¿Es que habrá alguien, por ventura, entre nuestros lectores, que niegue a Dios y a la Buena Prensa 5 pesetas anuales que, quizás, se apresurará a dar, de una sola vez, para una cajetilla de cigarrillos? ¿Es que de alguno de nuestros lectores podrá decirse lo que se dijo de
un acaudalado señor que, queriendo disminuir sus copiosos
gastos, no se le acudió otra manera de hacerlo que apagando
una débil lamparilla de aceite que ardía, en sus jardines, ante una gruta de Nuestra Señora de Lourdes?
Esperamos que nuestros lectores harán gustosos este nuevo sa¬
crificio en bien de nuestra revista, que, también, es suya. Mas aún: confiamos que muchos de ellos, principalmente aquellos
a quienes la mano munífica del Señor proveó, en abundan¬ cia, de bienes de fortuna, y admirando como todavía poda¬
mos dar nuestra revista a tan módico precio, espontánea¬
mente y, por tanto, con más mérito ante Dios, al pagar nuestra revista, depositarán en las manos de nuestros Corresponsales no 5 pesetas sino lo que su generoso corazón les dicte. Sobre ellos y sobre todos los demás caiga la Bendición de N. P. San Francisco, en el nombre del Padre, dél Hijo y del Espí¬
ritu Santo. Amén.

a’.i
y\\Lí\\'lÁil(í tj

Ác
y\\]nCVC

EL HERALDO DE CRISTO

/ñ^ alma. - Puerta principal de la Iglesia de Ntra. Se¬ ñora de Montesión de los Padres Jesuítas, donde se veneran las reliquias de San Alonso Rodríguez.

EL HERALDO DE CRISTO felicita al nuevo Ministro
Provincial e implora su paternal Bendición.

ó1 Muy Rdo. P. Rafael Ginard
Amorós, nuevo Ministro Pro¬
vincial de la Seráfica Pro¬
vincia de Mallorca.

Xa Jíueva Curia provincial

Día 13 del próximo pasado mes de noviembre quedó constitui¬ da nuestra nueva Curia Provincial según el orden siguiente:

MinistrofProvincial: Muy Rdo. P. Rafael Ginard Amorós Custodio'Provincial: Muy Rdo, P. Pedro J. Cerdá Colom

Definidor:

Rdo. P. Rafael Ginard Baucá

»

Rdo. P. Miguel Salom Sansó

»

Rdo. P. Bartolomé Nicolau Roig

»

Rdo. P. Antonio Pericás Melis

Secretario Provincial: Rdo. P. Matías Horrach Amengual.

El nuevo Ministro Provincial es natural de Artá y cuenta cua¬
renta y dos años de edad. Es Licenciado en Teología y Filosofía, y ha desempeñado los cargos de Secretario Provincial (1923-1928); Prior del convento de Palma (1923-1925); Definidor Provincial (19281931; 1934-1937); Superior del Colegio de La Porciúncula (1927-1928; 1928-1931; 1934-1940). Durante su estancia en La Porciúncula, el nue¬ vo Ministro Provincial ha regentado varias cátedras, entre ellas la de Filosofía, siendo de notar el gran impulso que siempre ha dado
al arte musical,

Questionario í{eliffio$ó

Pregunta 54: Reverendo Padre: Leyendo la Historia Sagrada, veo que Adán y Eva tuvie¬ ron tres hijos, llamados Caín, Abel y Sel. ¿Cómo pudo seguir la generación sin alguna mujer? ¿Será, acaso, que la Historia que he leído es reducida y no lo nan-a todo?.—Jaime Tugores. Ariany.
Respuesta: En la Historia que tu lees, al igual que en el Libro del Génesis, no se encuen¬ tran sino los nombres de tres hijos de Adán y Eva: Cain, Abel y Set. Pero refiérese muy deta¬ lladamente en el mismo Génesis que Adán, a más de esos tres, tuvo otros hijos e hijas; y en el
versículo 17 del capítulo IV, háblase de la mujer
de Cain. Luego ya ve Vd. como pudo seguir la generación. Si no acierta a explicarse como no se nombra a alguna de las hijas de Adán y Eva, tenga en cuenta lo que dicen los comenta¬ ristas: que Moisés, autor del Libro, no las men¬ ciona, porque estas no entraban en la serie de las genealogías; ni tampoco se ocupa de los de¬ más hijos, porque no los juzgaría necesarios pa¬
ra ordenar la serie de sucesión desde Adán has¬ ta el Mesias.
Pregunta 55: ¿Es permitida la lectura de las novelas de Mario D'Ancona, cuyos títulos son: «Gorriones sin nido», «Madre» y «Sin justi¬ cia»?-Libet. Campos del Puerto.
Respuesta: Conocedor de las citadas obras desde cuando aparecieron en entregas protegi das por unas páginas, en donde se ofrecían al público objetos de cristalería, loza, aluminio y plata meneses a bajo precio, mirando por el bien espiritual e intelectual de Vd., debo decirle que las rechace, pues son malas, tanto en mate¬ ria de fe, como por lo que a literatura se refiere. No digo que haj'^a obras más barato; pero sí, las hay mejores
Pregunta 56: Quisiera noticias de aquellos dos santos que en mallorquín llamamos «Sant Llop» y «Sant Gall»; pues me parecen más bien nombres humorísticos que nombres de santo. ¿Qué dice a ello?-Idem. Campos del Puerto.
Respuesta: He de decirle que estos dos nombres corresponden a aquellos dos que en español suenan San Lupo y San Galo; uno y otro hombres de gran santidad. El primero, que tam¬ bién es llamado Lope, nació en Toul, cerca de Metz (Lorena) en el año 373. Casó con Piménida, hermana de San Hilario, con la que vivió siete años, pasados los cuales, por común con¬ sentimiento, se consagraron al Señor, ingresan¬ do Lupo en un monasterio, y siendo elegido pa¬ ra U sede episcopal de Troyes en el año 426.

Murió en 479, y su fiesta se celebra el 29 de Ju¬ lio. De San Galo se sabe que nació en Antioquia, también en los primeros siglos del cristianismo, que fué investido de la dignidad consular, que
vivió ejemplarmente, y que, después de su muerte, fue elevado a la dignidad de los altares,
celebrándose su fiesta el 22 de Febrero. Conó-
cense, además, otros cuatro santos varones de¬ signados con el mismo nombre, cuyas fiestas celebra la Iglesia los días: 3 de Marzo, 17 de Abril, 1." de Julio y 1,“ de Septiembte.
Pregunta 57: Reverendo Padre: Desearía saber si pueden celebrarse las Misas Gregorianas a intención del donante mientras vive, i, ade¬ más, si cuando se celebra una Misa en altar pri¬ vilegiado puede aplicarse la indulgencia plenaria
de dicha Misa por una persona distinta del cele¬
brante que aun vive. - A. Riera. Palma.
Respuesta: Las misas Gregorianas, según
fúosaddoifsuanmtoesntleo sqeuecreuen,a pirnodduulcgeennciean pellenaalmriaa,deo
sea la remisión ante Dios de las penas debidas a los pecados ya perdonados, en cuanto a la culpa. Nada impide que se celebren las Treinta Misas Gregorianas por el alma de un vivo, si bien hay que tener en cuenta que el efecto de estas Misas será pagar por las penas debidas por los pecados ya cometidos, pero no por las penas debibas por los pecados que se cometan después. - Aprovecho la ocasión para decirle que, según enseñan los me¬ jores moralistas, más aprovechan al alma los su¬ fragios que se celebren en vida que los que se ce¬ lebren después de la muerte. (Gfr. Benedicto XV, A. A. S. XIII, 334 yVermeerach, S. J. S. M., N.“ 315. En cuanto a lo segundo, hay que dis¬ tinguir: Si es altar privilegiado para vivos y di funtos, entonces la indulgencia se aplica al alma por la cual se apHca la Misa, tanto si es de un
vivo, como de un difunto. Pero si es privilegiado
sólo para difuntos, entonces la indulgencia se aplica únicamente al alma del difunto por la cual se aplica la Misa.
Pregunta 58: Al ver que ha sabido Vd. en -
contrar la etimología de no pocos nombres, me
fileegrmaritounoprellagmunatrasrele: Pe¿Cpeomf-oUxideesJtousdé iapnutdeo.
Palma.
Respuesta: Antiguamente, al escribir el nombre de San José, solían añadirle estas pala¬ bras: «Padre putativo del Niño Jesús». Más ade¬ lante sólo se puso: «Padre putativo». Luego, abreviando: «P. p.» y de la pronunciación de
estas dos iniciales resulta el nombre de que no»
ocupamos Curioso, ¿no?
P. Delgado

literaiurà

Tpoistoralc
mS..
S

(lane iwsssa
PAItUTtartüXO
i

jtos-tor-ei-llos, ve—ít-tà a ^e-lia, a ver Itlt

> 'illitli iT"IH
i'Oí, <^i?e-s^eyi«Isra-el, a, vi^v aI tuesí-«Sj/j^ufeis^ey iJels^*

1
LA INVITACIÓN
ZAGAL
“Venid, pasíorcillos, venid a Belén, a ver al Mesías, que es rey de Israel.
La Virgen María, virgen como es, ha parido un Hijo que da gozo ver.
Si bella es la Madre, su Hijo es el edén; la Madre es el alba, el Hijo el sol es.
Su cabello es rubio, Y nivea su íez; su leve boquiía semeja un clavel.
Cuando llora el Nene
¡dulce lloro a fe!: miles de jilgueros
cantan a la vez.
Do pone sus manos este tierno rey,
relucen gotitas de leche y de miel.

Ángeles del cielo bajando en tropel diz que se pelean
para^el Nene ver.

II
LA ADORACIÓN

PASTORES

PASTORES
- ¿Qué le traeremos que le sienta bien a tan pequeñito Y delicado Rey?
-Dos blancos polluelos que, al amanecer, despierten al Niño, piando a sus pies.
-Una cacerola
de leche, recién quitada del fuego, que diga: ¡bebed!
-Una dulce torta
para la lamer el pequeño Nene,
si de su gusto es.

-Ved ahí a la Vara
Y Flor de José: la Virgen María con él su Hijo ved.
Decidnos, Zagala, si os place, diréis: ese Jesusito,
luz del astro rey,
iris de los cielos,
de su tribu prez,
decidnos. Zagala, mujer de José:
Infante tan majo, ¿hijo vuestro él es? ¡Oh, feliz doncella, sea parabién!
ZAGAL

-Una garrafita de vino aguamiel que espante las penas
Y apague la sed.

-José ríe y llora de puro placer, mirando a la Madre,
mirando al Bebé... .

Las flores más lindas
de mejor oler brotan por ensalmo debajo sus pies.

-Un tierno cordero
de suave baler
que arrulle al Infante Y calor le dé.

Que, maguer sus barbas,
el feliz José
si no baila es porque no se mofen de él.

PASTORES

ZAGAL

-Decidnos, si os place, María y José:
¿qué son estas perlas que en las pajas véis?

-Buenos pastorcillos, de hinojos caed,
y ofreced los dones al pequeño Rey.

MARÍA Y JOSÉ

PASTORES

Los nuestros rebaños
tuyos deben ser, es tuya la leche, la lana, también.
Aquestos pastores que ves a tus pies serán pajecillos del Niñito Rey.

- ¿Qué ion estas perlas? vaislo, ya, a saben
lágrimas del Niño,
divino Emanuel.

. -Cordero divino, divino Emanuel,
todos los pastores adoramosté.

Y araaránte siempre,
- juramoslotémás que a las serranas
rubias de Israel.

Fr. Miguel Caldenley, T. O. R.

Sección varia NOTAS DE ARTE

mcyl·il·LH'icl·itaí r

de to^iftartíi

i ianLa^

IL

ñálliCd
arman

/
ista parcial del Nacimien¬
to: La adoración del Niño
Jesvts por los Reyes Magos.
tro detalle del Nacimiento: Una pastora
acompañada
de su herma¬ no se encami¬
na a Belén, con presentes para el Niño
Dios.

Q

I cabe, hoy, a la Tercera Orden Regular de

San Francisco la ventura de poseer un monu¬

mental Nacimiento único más que raro en el mundo

lo debe al gesto magnánimo de los nobles esposos

D. Enrique Cataldo y D.® Rafaela Perricelli. Ved

ahí la apreciada carta que, fechada en Roma el 7

de enero de 1939, enviaron a nuestro Reverendísi¬

mo P. General, P. Juan Parisi, al hacer donación
del monumental Nacimiento a la Tercera Orden

tros dos pastorcillos, esposo

Regular de San Fiancisco:

y esposa, llevando dones al

«Los esposos que abajo suscriben, Enrique Ca¬

divino Emmanuel.

taldo y Rafaela Perricelli, realizando una aspira¬

ción ya vieja en nosotros, donamos, de común

acuerdo, en don a Vos, y, por medio de Vos, a la Tercera Orden Regular de San Francisco, un Nacimiento napolitano de nuestra propiedad, recuerdo de familia. La donación está vinculada

al compromiso, de parte Vuestra y de la Orden, de custodiarlo con gran cuidado, sin cederlo

jamás a nadie, y de tenerlo expuestç, en perpétuo, a la veneración de los fieles, a fin de que
gocen de la bella y mística visión. Únicamente a los hijos de San Francisco, que fué el que lo
ideó, donamos con ánimo grato, si bien con cierta nostalgia nuestro Nacimiento, convencidos de que ellos sabrán custodiarlo escrupulosamente. Tenednos presentes en vuestras oraciones.-

Roma, 7 enero 1930-XVII.-Devotos vuestros. - Rafaela Ferricelli.- Enrico Cataldo (Firmado)». Al aceptar el munífico don, la Curia Generalicia de la Tercera Orden de San Francisco no

perdonó trabajo alguno para restaurar y colocar inmediatamente, bajo la dirección artística del

mismo donante, el maravilloso Nacimiento en la vetusta y monumental Basílica de los Santos

Cosme y Damián, en Roma, restauración y colocación en la cual se empleó un año de conti¬

nuo y paciente trabajo.

De esta manera, de frente al maravilloso mosaico del siglo VI de la dicha Basílica, que en una filigrana de oro canta la gloria del divino Redentor, en el mismo lugar en donde estaba el catastro del Imperio romano, y de donde, por consiguiente, partió la orden que’ condujo a María y a José de Nazaret a Belén, por una admirable y casi providencial coincidencia, viene

a ser colocado este grandioso Nacimiento que contiene toda la alegría con que, en el siete-

ciento, el puelo napolitano celebraba la noche de Navidad.

El Nacimiento mide 15 metros de largo, 9 de alto y 7 de profundidad. Es una obra de arte úni¬

ca en su género, en donde no se sabe si admirar más el genio del artista, la serenidad del paisa¬

je, la belleza de los pastores, -algunos de ellos atribuidos a renombrados artistas del sieteciento

como Scheítino, Sammartino, Gori, Mosca, Celebrano-, la riqueza de los vestidos regionales, o la miniciosodad de los detalles. Todo, la luna, las estrellas, el perfil de los montes lejanos y de los valles henchidos de rientes casas, coronando a Belén y a Jerusalén, el Jordán, el cortejo

de los Reyes Magos, las chozas, los enseres domésticos, desde el rústico horno hasta las clási¬

cas linternas de petróleo y las lámparas de aceite en el interior de las casas, todo ha sido tra¬

bajado pacientemente a mano, casi siempre esculpido en ricas maderas. Gomó un detalle de la

naturalidad y riqueza de los objetos, baste decir que los huevos contenidos en las castillas de

los pastores son de marfil.

Acabaremos diciendo que la Prensa romana, no dudó en calificar este Nacimiento de «ver¬

dadero joyel de arte, digno de Roma», haciendo votos para que nunca fuera substraído a la ad¬

miración del pueblo que «en el Nacimiento halla alimento y virtud por la abundancia de vida

divina y humana, social e italiana que» de él se exhala, en forma vivísima y muy artística. Vaya

también para los generosos donantes, la veneración y agradecimiento de los hijos de Mallorca

en siglos pasados tan rica en preciosos Nacimientos y artísticos pastorcillos, como los del Adriá.

c^eccián ah ten a
Doce fraile franciscane años tenía, cuando día vió le l amaba señas un que por un que atravesaba aquellos lugares en que él cuidaba de sus cerdos. -Me he «desorientado,» hijo mío, ¿Puedes.decirme por dónde se va a Ascoli? -Sí, Padre. Si quiere V., yo le «nseñaré el camino», dijo el niño. Y sin aguardar res¬ puesta, se puso en marcha, saltando alegremente, y parándose y mirando de vez en cuando para ver si le seguía el religioso, el cual, encantado de la gracia y a:legría de aquel pobre
rapazuelo, le dijo: -¿Cómo te llamas? -Félix, para servir a Dios y a V., Padre. -¿Qué edad tienes? -Voy a cumplir doce años. -¿En qué se ocupa tu padre? -Es pastor en el lugar que llaman de las Grutas. -¿Y por qué guardas, tú, cerdos? -Antes guardaba carneros,- pero, como se me escaparon algunos, me han dejado
de porquero.
-!Pero, ¡hombre! ¿y cómo es que te dejabas escapar los carneros? !Te distraerías jugando ¿verdad?
-IJugando, no, Padre! Pensando es como me distraigo muchas veces. ¡Pienso
tantas cosas!...
-A ver, a ver, Félix-, ¡dime alguna de esas cosas en que piensas! -Pues, en la hermosura del campo y del cielo,- en lo sabio y en lo bueno que es Dios,- y sobre todo, en que yo no sé nada y querría saber mucho, mucho. -¿De modo que sientes pena por no tener quien te enseñe? -¡Oh, muchísima. Padre!... Daría la mitad de mi vida por saber lo que yo quisiera aprender. -Pues mira, hijo mío, para saber mucho, tendrías que renunciar a tu amada libertad; tendrías que pasarte los días de tu vida encerrado, trabajando sin descanso. -¡Con qué gusto lo haría!... -¿Crees estar seguro de lo que dices? ¡Sí, Padre! -¡Está bien, Felix! No te desanimes, que puede ser que pronto venga en tu busca. Los ojos del rapaz brillaron de alegría. -¿De veras, Padre, ¿se interesará por mí? -Si eres bueno como inteligente pareces y de buena voluntad, sí. -No soy malo. Padre, y tal deseo tengo de saber; que, como me enseñaran, honraría
a mis protectores.
El fraile, mejor impresionado cada vez, marchó un largo rato sin hablar,- y Félix, a su lado, parecía entregado a profundas meditaciones. Al fin el buen franciscano se paró y dijo:
-Ya reconozco el camino, hijo mío. Veo allá lejos el campanario del convento adon¬ de voy. Te doy gracias por tu compañía. Puedes volverte, y está seguro que no te olvidaré.
Félix permaneció inmóvil... El fraile le dijo: ¿No me has oído, Félix? -Si; ¡pero yo le suplico a V.!... contestaba el niño juntando las manos en ademár\\
de ruego...
-¿Qué me suplicas? ¿Qué quieres? -¡Que me lleve V. al convento!

Í5S6

Él Heraldo de Cristo

“¡Eso no puede ser, hijo mío!... Yo necesito el permiso de mis superiores y tú el de tus padres.
-Los superiores no se lo negarán, si yo le acompaño a solicitarlo. Y mis padres, como son muy pobres y me quieren mucho, se alegrarán en cuanto se lo escribamos.
-Pero, ¡y los cerdos!... -¡Oh, no se preocupe V. por ellos. Padre! ¡Saben muy bien el camino, y le aseguro que se irán solícitos a sus cochiqueras! ¡Se van solos tantos días mientras pienso yo en el cielo y en la tierra!... El fraile siguió «arguyendo,-» pero el niño insistió tanto, que al fin el buen religioso no encontró razones que darle,- y conociéndolo el niño, echó a correr alegremente gritando: -¡No conoce V. bien el camino. Padre! ¡Yo le llevo al convento! El fraile no insistió ya más, y le siguió pensando: -¡Sea lo que Dios quiera¡ ¡El corazón me dice que este niño será...! Cuando al acabarse el día llegaron al convento de Ascoli, adonde iba a predicar el Padre durante la Cuaresma, la sorpresa de los frailes fué grande al ver que el predicador famoso llevaba por compañero de viaje a un muchacho andrajoso. Por lo que contó en seguida su encuentro con el niño, y la conversación que con él tuviera. Y como a todas las preguntas que le hicieron unos y otros respondió con tal vivacidad y anhelo de saber, todos quedaron persuadidos de que aquel niño tenía excepcionales condiciones de espíritu, por lo cual se avisó a su padre enseguida; y como diera él su consentimiento, allí quedó Félix para instruirse. El grande afán de saber que mostraba el porquerillo, y el gran cariño que le había tomado hicieron prodigios. El predicador famoso empleó muchas oras del día, durante aquella Cuaresma, en enseñar a Félix. Y éste aprendía con facilidad pasmosa. Al marchar su protector, el niño fué atendido y educado por los buenos frailes aque¬ llos, que estaban encantados de su bondad y talentos singulares. Y tanto adelantó en sus estudios, que a los catorce años era ya novicio, entendiendo y «comentando» sus muchos
libros de estudio en latín.
Cantó misa, se doctoró con brillantísimos ejercicios, tomando el título de Montalto en recuerdo de su amado país natal. Hacia los cuarenta años fué nombrado General de su Orden, y muy pronto Obispo, y muy pronto Cardenal, y... en 1586 fué elegido Papa, y tomó el nombre de Sixto V. Y como Papa, su historia es interesantísima por las grandes obras que realizó como gobernante de la Santa Iglesia, como protector de ciencias y artes, de indus¬
trias y comercio.
Cuéntense muchos rasgos de su humildad y secillez: Poco después de ser elegido Papa, llegó a Roma su hermana, a quien había llamado a su lado. Y los Cardenales, creyendo complacerle con ello, fueron a recibirla, la hicieron vestir con gran lujo y la acompañaron después al Vaticano, En su presencia, Sixto V. fingió no conocerla, diciendo, con gran asombro de todos: -No, Yo no tengo más que una pobre hermana, y esa es una pobre aldeana, en las Grutas de Montalto, adonde yo fui porquero. Esta señora que me presentáis me parece una princesa romana. Habiéndola visto como en la aldea, hubiera pensado si sería mi hermanaa. Confundidos se retiraron todos. Pero cuando a las pocas horas volvió su hermana vis¬ tiendo su traje y acompañada solamente de sus hijos, con ternura grande la abrazó diciendo: -¡Ahora sí que te reconozco, hermana mía! Otra vez, como se hablara de él de títulos y grandezas de nacimiento, dijo:
-Seguro estoy de que en toda la Cristiandad no hay un religioso de más brillante cuna que la mía. Porque la casa de mis padres no tenía techo y la iluminaban espléndida¬ mente el sol y las estrellas, y tenía por colgadura el cielo azul...
¡La vocación! ¡Cuántos, que serían grandes hombres, pasan sin rastro, por no haber
acertado «su camino!»
ANGEL BUENO

CRÓNICA FRANCISCANA

Día luliano en el Cole- £1 Día Lulíano
gio de la Porcíúncula. que suele cele¬
brarse en el mes
de octubre en el Colegio de La Porcíúncula, uno de cuyos Patronos es el Doctor Ilumina¬ do, tuvo lugar día 27 del mismo mes, festi¬ vidad de Cristo Rey, de cuya augusta reale¬ za fué insigne defensor el Beato Ramón
Lull.
Por la mañana hubo Misa Mayor que ce¬ lebró el Rdo. P. Antonio Martorell, asistido de diácono y subdiácono, respectivamente, por el Rdo. P, Antonio Pericás y Rdo. P. José Roig, profesores todos tres del Colegio. Dijo
elocuente sermón de circunstancias el Reve¬
rendo P. Rafael Ginard Bauzá, Superior de
nuestro Convento de San Francisco de
Palma. La Capilla Seráfica del Colegio inter¬ pretó una partitura-selección de varios au¬ tores modernos. El altar mayor de la Capilla aparecía espléndidamente iluminado y per¬ fumado de abundantes y riquísimas flores.
Por la tarde en el Aula del Bío. Ramón
Lull, en cuyo estrado las manos delicadas y
hábiles de los coristas colocaran sobre una
nube de gloria la efigie del Bienaventurado Maestro, tuvo lugar un acto científico-musi¬ cal luliano, conforme al siguiente programa:
1. Himno al Bío. Ramón Lull del Maestro To-
rrandell y letra del Rdo. Sr. Riber, cantado por todos los alumnos. - 2. Poesía al Beato.
- 3. Adhesión del lulisía Rdo. Dr. D. Fran¬
cisco Sureda Blanes. - 4. Motete luliano a 4
voces mixtas, del Rdo. P. Bernardo Riuíorí, profesor del Colegio, cantado por la Capilla. - 5. Conferencia: Ramón Lull, «pedagogo» por el Rdo. P. Juan Caldeníey, Licenciado en Filosofía y Letras. Esta conferencia tuvo dos partes. En la primera el conferenciante expuso las líneas más salientes de la sana pedagogía. En la segunda el P. Juan, con ci¬ tas tomadas de las obras del Beato, demons¬ tró como todas o casi todas aquellas líneas estaban ya señaladas por el Bienaventurado Maestro. Una larga y sonora salva de aplau¬
sos coronó la erudita labor del conferen¬
ciante.
Como digno remate del acto cantóse, al final, por la Capilla, una Doxología, a 4 vo¬ ces mixtas, del Rdo. P. Antonio Martorell, profesor del Colegio.
La Fiesta del Cate- En la nueva y pujancismo en el caserío te villa de Saní Frau¬ de Sant Francesc, cese erizada de pin¬
torescos y vistosos molinos de agua, gracias al espíritu de apos¬ tolado de sus Religiosas Franciscanas y gra¬ cias, también, a la espléndida liberalidad de
las piadosas mujeres D.“ Catalina Vidal y

D.® Magdalena Sampol que saben premiar con preciadísimos dones la fidelidad y cons-tancia de los niños, funciona desde hace
muchos años la Escuela Dominical del Cate¬
cismo. Dicha escuela se hace en el convento
de las beneméritas Hijas de la Misericordia y a ella acuden crecido número de niños y niñas, muchos de los cuales vienen desde muy lejos.
El domingo día 20 del pasado mes de oc¬ tubre tuvo lugar la repartición anual de pre¬ mios a los niños que con más constancia
habían asistido a las lecciones del catecismo.
Ya en las dos misas de la mañana, habidas en la iglesia de las Religiosas Franciscanas, que es la única que hay en la villa, el cele¬ brante Rdo. P. Rafael Ginard Amorós, Supe¬ rior de la Porcíúncula, que desde hace más de 15 años regenta aquella iglesia, después de la explicación del Evangelio, invitó al vecindario a visitar la bella y valiosa expo¬ sición de premios visible en una de las salas de escuela del convento y no hay por qué decir como fueron muchos los elogios que
los numerosísimos visitantes hicieron de la
riqueza y variedad de los objetos allí ex¬ puestos, y en los cuales cifraban sus espe¬ ranzas y su felicidad la mayoría de los niños de la villa. Por la tarde, después del rezo del santo Rosario, de la exposición menor de S. D. M. y de un sermón de circunstancias, predicado por el P. Superior de La Pojrciúncula, T. O. R., pasaron los fieles a la sala mayor de las escuelas del convento de las Religiosas Franciscanas, en donde debía te¬ ner lugar la repartición de premios. Forma¬ ban la presidencia el Superior del Colegio de la Porcíúncula, la Madre Superiora de las Hijas de la Misericordia Sor Damiana de Jesús, y otras religiosas franciscanas. Antes de procederse a la repartición de premios recitaron hermosas composiciones, muy pro¬ pias del acto, los siguientes niños y niñas: José Busquets Rigo, Bartolomé Vidal Monserraí, Cosme Ramaguera Tomás, María Praís Campins, Francisca Salvá Jaume, Francisca Muleí Radó, Bárbara Barceló Bover y Cata¬
lina Serra Barceló.
Finalmente cada uno de los niños agra¬
ciados -y lo fueron todos, tanta era la abun¬ dancia de premios - pasó a recoger de la ancha mesa de la exposición el objeto que más le placía.
Mil plácemes a las Religiosas Francisca¬ nas de Saní Francesc, a las piadosas mujeres D.® Catalina Vidal y D.® Magdalena Sampol, y, también, a las incansables señoritas cate¬ quistas que, todos los domingos, han acudi¬ do a ayudar a las Hijas de la Misericordia en la grara tarea de enseñar la doctrina
cristiana a los niños de la villa de Saní
Francesc.

ECROLOGIA

D. Jaime Ferrer Jaume
de Lloret de Vista Alegre

Porreras.-En plena primavera de la vida

bajó al sepulcro, el día 22 de Octubre, la jo¬

Francisca Julia Llabrés ven de 16 años, Francisca Juliá Llabrés. Todo

de Porreras

bondad y simpatía, no obstante las agudas do¬ lencias que la molestaron por espacio de 16

meses, dió muestras d® extraordinaria piedad y resignación, profesan¬

do en la Tercera Orden Franciscana el día antes de fallecer. Nuestro

pésame a sus padres y demás familia, particularmente a su hermana Rda. Madre María de Lourdes de la Pureza, residente en Valencia.
-El día 12 del pasado Octubre, murió después de larga y penosa enfermedad, sufrida con ejemplar resignación, D. Monserrate Moia Lliteras, a la edad de 82 años. A. E. R. 1. P. A.
Lloret de Vista Alegre.-D. Jaime Ferrer Jaume (de Son Juan Arnau), fervoroso cristiano, bienhechor y protector de la iglesia de
aquel pueblo, falleció día 27 de Septiembre, a los 80 años de edaJ,
después de recibir los Santos Sacramentos y la Bendición Apostólica. Hombre de verdaderas convicciones religiosas, y de una cultu¬
ra no común, pudo con el aplauso de todos sus coterráneos entregar¬ se a las labores agrícolas y a las tareas del Juzgado Municipal.
En paz descanse; y a su farntilia, el más vivo testimonio de nues¬
tra condolencia.

^ D, Jaime Rubi Socias
de Lluchmayor

Lluchmayor.-A la avanzada edad de 86 años, el día 19 de Oc¬
tubre, durmióse en la paz del Señor, confortado con los santos sacra¬
mentos y la Bendición Apostólica, D. Jaime Rubí Socías, q.e.p.d. Era el finado, modelo de cristianos que supo combinar perfecta¬
mente el trabajo manual con los ejercicios de piedad, distinguiéndose
por su devoción a San José y a San Antonio de Padua. Como buen Dominicante mostró siempre un grande afecto a Jesús Sacramentado costeando varios actos de culto eucaríssico y haciendo donación por muchos años, del trigo necesario para las hostias de nuestra iglesia.
Nuestro más sentido pésame a su hermano el Rdo. Sr. D. Anto¬ nio Rubí, Pbro.
Villafranca de Bonany.-El 6 del pasado mes de octubre, a la edad de 82 años, entregó su alma a Dios, D.® Monserrate Barceló Ca¬
talà, habiendo recibido todos los auxilios espirituales. Piadosa cris¬ tiana y fervorosa Terciaria de N. P. S. Francisco, tuvo la satisfacción de ver a una de sus hijas escogida por Dios para Hermana de la Ca¬ ridad y a su hijo Juan, cuyo celo por las cosas del templo parroquial es de sobras conocido, elegido Maestro de novicios de la Herman¬ dad de Terciarios de San Francisco, en Villafranca.
A los dos, lo mismo que a los demás familiares, nuestro sentido

D. Guillermo Oliver Cataiá de St. Francesc

pésame. Sanl Francesc.-El 22 de septiembre y a los 34 años de edad
falleció confortado con los auxilios espirituales, nuestro suscriptor D. Guillermo Oliver Cataiá, modelo de esposos y padres cristianos y
muy devoto de San Antonio Abad en cuya fiesta, celebrada muy típicamente en este pueblo, nunca se desdeñaba de decir al Santo bonitos cantares, haciendo las delicias de los que le oían.
Nuestro pésame a su familia. -Día 10 de octubre durmióse en el Señor, confortado con los
santos sacramentos, nuestro suscriptor D. Jaime Vadell Grau, de

Son Mut, de 35 años de edad. Era fervoroso cristiano, muy amante
del trabajo y modelo de esposos y padres cristianos, no perdonando sacrificio alguno para educar religiosamente a su hijito.
A su afligida esposa, hijito, padres, hermanos y demás familia la expresión de nuestro pésame,

D. Jaime Vadell Grau de St, Francesc

«PARATE VIAM DOMINI»
Pasaban tristes los años y los siglos... El mundo, desde el pecado de Adán, yacía en la más triste oscuridad. Brillaba únicamente, cual lucecita en noche oscura, la esperanza del Redentor prometi¬ do. Los santos estaban pidiendo continuamente al Señor, en sus oraciones, se dignara enviar pronto, muy pronto, al Salvador.
Llegada la plenitud de los tiempos, en una cuevecita de Belén nacía un niño. Los ángeles del cielo bajaron para dar a los pastores la fausta noti¬ cia/el pequeñito de Belén es el Redentor prometido.
Estamos en Diciembre, el mes de los dulces re¬ cuerdos del Niño Dios, el mes del nacimiento de Jesús en Belén, como también el mes del naci¬
miento del dulce Parvulillo en el Belén íntimo de
muchos corazones.
Preparemos la venida del Señor. Purifiquemos nuestras almas con una de aquellas confesiones que dejan el alma limpia como un cristal y bella como un cielo estrellado, adornémoslas con las flores de actos de amor y de sacrificios a fin de que, en llegando la noche luminosa de Navidad, podamos decir al Niño reclinado en el pesebre, abriéndole de par en par las puertas de nuestro
corazón:
«No más peregrino
llamando a mi puerta,
entra y sé dueño del alma que no acierta
a vivir sin Tí».

CONCURSO DE 1940
Diciembre
¡ATENCIÚN NIÑOS, ATEHCIllN!
Los seis acertijos de este
mes son los últimos del Concurso de 1940. Con
que... a discurrir.
69) Cuatro notas musicales que siguen a una vocal nos dan el tiempo de
[verbo
que constituye el total.
70) À2 A.
71) Soy quien incendios [produce
soy quien incendios
[apaga,
soy quien de los aires
[cae
y a los aires se levanta,soy conductora del
[fuego.

soy conductora del [agua,
soy quien defiende y [ofende
soy quien extermina y
[salva.
72 «Prima-dos» todos tene-
[mos
la «tercera» es vegetal y el todo es un animal que en el campo en-
[contraremos.
73) «Prima» letra,- «dos» [pronombre;
el Todo es Dios.
La solución averiguar¬
la [vos.
74) Me fajaron al nacer,
mi vida ardiendo se
[pasa y ya viejo y consu-
[mado todos me arrojan de
[casa.

54. Antecedente.
58. Antepasado.
59. Asia. 60. Arboles. 61. Cama.
62. Va disminuyendo.

Números obtenidos

Francisca Fuster

4

Pedro González

3

Anita Planells

5

Antonio Vila

5

Al Niño Jesús

Dos ojos brillantes,
dos ricos diamantes

en tu faz engastados Tú tienes ¡Niño Bello!
Fino el cabello

con sus bucles dorados, labios de carmín,
manos de jazmín Tú tienes ¡dulce Niño!
Ven Jesús en mi alma

y con ella empalma para siempre tu cariño.

12 - XI - 40

Juan Bonafé.

El Capitán Bombón con su laureado Pelotón dirigiéndose al tren, deseoso de felicitar per¬
sonalmente a sus familiares y
admiradores, con motivo de las
fiestas de Navidad.

IND!CE

ccrrsspondienf® a los años

XXXI-XXXII

1939-1940

Artículos de fondo

Nueva Misión en la

India

Pag. 3

¡Viva Pío XII!

23

La guerra lia termi¬

nado

33

El Papa habló a Es¬

paña

51

En las fiestas de la

Victoria

62

Puntos Lulianos

80

Nuestras Misiones

99

Un mudo que reco¬

bra el habla

109

Tránsito de S. Fran¬

cisco

120

El mejor homenaje 128
La Cruzada no ha

terminado

191

La Santa Misión en

Palma

209

En el XIX Centena¬

rio del Pilar

224

Bodas de Plata de la

Porciúncula

236

Santa Gemma Galgani 270
El fallecimiento del

Primado de España 283
Amor de de S, Fran¬

cisco al hermano fue¬

go y al hermano sol 300
El Te-Deum de la rei¬

na arrojada de su cas¬

tillo

310

IV centenario de la

Compañía de Jesus 326

Artículos Varios

Semblanza del R. P.

Ripoll

5

Pío XI ha muerto

25

D. Pedro Cerdá Mon¬

taner

26

Las imágenes de Sto. ToraásMoro y S. Juan

Fisher regaladas a Es¬

paña

35

Viva la Marina espa¬

ñola

39

Ecos del frente

40

Dos caídos más

42

Ntra. Sra. de Cura

baja a Randa

54

Una luz en noche

obscura

65, 83'

Devolviendo una vi¬

sita

81

D.® Ana de Oleza y

de España

103

El carro triunfal de

la Beateta

105

La Providencia de

Dios y el cuerpo de

S. Pascual Bailón

121

La Asociación de los

Santos Médicos Cos¬

me y Damián

130

Bodas de plata de la

Porciúncula 144,165,175

Exposición de Don
Francisco Salvá de

l’Allapassa

166

Renacimiento luliano 176

Puntos lulianos

178

Patronato Social Fe¬

menino de Lluch-

mayor

194

Florecillas marianas (L.

de Ave - María del B. R.

Lull) 207, 230, 245, 263,

278, 285

La Santa Misión en

Palma

209

Obreras de S. José

de Artá

244

Beata Joaquina Be-

druna

247

Pepitas de oro del Li¬

bro del Amigo y del

Amado

255

La hora de la India 256

Excursión a Cabre¬

ra

273, 293

J. Seráfica. Memoria

anual (1939-40)

320

Notas biográficas del Ge¬

neralísimo 289, 302, 312

El billetito perfuma¬

do

305

Nuestro convento en

Viena

314

Impresiones de Me¬

norca

319

El Pesebre de) San

Cosme y San Da¬

mián

334

Pastor, Fraile, Papa 335

Ensalada mallorquina:
Ilei ha diners de so¬

bra

15

Casament per inte¬

rés

29, 46, 57

Sa guerra no s’es aca¬

bada

93

¡A muntanya!

101

Contarella luliana per in¬

fants 111, 133, 156, 167,

181,200

Movimiento franciscano:

Peregrinación de los
Terciarios deinca ala

Virgen del Pilar 139, 146
Notas de la T. O.

Franciscana en Ma¬

nacor

149

Peregrinación fran¬
ciscana Manacorense

a Artá

239

Peregrinación fran¬

ciscana inquense a

La Porciúncula

258

Crónica franciscana 17,
72,95,113,123,136, 153 170, 183, 187, 199, 232,

El Heraldo de Cristo

341

250, 267, 280, 296, 304,
322 337.
Cuestionario religioso
169, 180, 193, 218, 226, 241, 266, 272, 288, 303, 313, 330
Necrologías 18, 26, 27,
43, 55, 75, 92, 104, 117, 125, 139, 160, 171, 220, 233, 251, 268, 281, 298, 306, 323 338.
Página infantil 21, 31, 49
59, 78, 90,106,115,124, 140, 158, 172, 186, 188, 205, 219, 235, 249, 269, 282, 299, 308, 325, 339
Bibliografía 77, 141, 184,
222, 252, 268
Notas varias 2, 18, 32, 100, 122, 138, 152, 163, 186, 192, 221, 229, 250, 267, 275, 321, 328, 329

Poesías

Elegía en la muerte

de Pío XI

45

Vamos a la casa de

nuestra madre

135

Omina

148

La blanca sonrisa del

gamón

217

A mi querida Por-

ciúncula

254

A la Virgen del Mon¬

te Toro

318

Villancicos

331

Grabados

R. P, Antonio Ripoll 7

Estampas de la ciu¬

dad de Vich

10

Misioneros de la

T. O, R. en India

12

Rdmo. P. Juan Pari-

si, Min. Gral.

12

Basílica de los SS.

Cosme y Damián

13

Claustro de S. Gio¬

vanni Decollato

13

Catedral de Barce¬

lona

14

Santos canonizados

por Pío XI

24

D. Pedro Cerdá Mon¬

taner

26

El Generalísimo

Franco

38, 290

«El Baleares» y «Mar

Cantábrico»

39

Ecos del Frente

40

La Virgen de Cura 61,81

La Virgen de Cura

en Randa

53

La Virgen de Cura

en Palma

63, 64, 97

Conventos de las

RR. Franciscanas

con los fundadores

del Instituto

73

El Bto. Ramón Lull

predicando en Africa 79
Santuario de Cura 82, 98,

170

Monumento al «Ba¬

leares»

107

Gráficos del Monas¬

terio de la Real

108

El General D. Miguel

Ponte y Manzo de

Zúñiga

108

El Bto. Ramón Lull 108

Santuario de «Le

Carceri»

119

Tránsito de S. Fran¬

cisco

120

Monumento al Sa¬

grado Corazón en

Costitx

126

Consummatum est 127

El Arzobispo-Obispo

Dr. Miralles.

129

S. Cosme y S. Damián 130
Colegio de la Poreiúncu-
la 142, 143, 150, 164,

173, 174, 237, 254.
Calendario de 1940 151

Peregrinación in-

quense al Pilar

153

La Sagrada Familia 161

Dibujos a pluma 162

Museo-biblioteca de

Cura

163

Colegio de 2.“ ense¬
ñanza de la Puebla

en Cura

170

«El Pi deis Monca-

des»

177

Plaza de la Cuartera

de Palma

179

Dr. D. Honorato Ri¬

bas, Prelado Domés¬
tico de Su Santidad 189

Los Religiosos de la

T. O. R. que toma¬

ron parte en la Mi¬

sión de Palma

190

Patronato Social Fe¬

menino de Lluchma-

yor

195,196

Juventud Seráfica de

Lluohmayor

198

S. E. el Cardenal

Dr. Isidoro Gomá 206

Santa Misión en Pal¬

ma 212, 213, 214, 215
Procesión de Pascua 223

J. Seráfica de Palma

»

» Penitentes 227

»

» a Valldemosa 260

»

» a Cabrera

274, 292, 297
Pía Unión E. I. de

Inca

227

La Ascensión del Se¬

ñor.

224

Parroquia de S. Se¬
bastián de Palma,

proyecto y bendi¬

ción de la primera

piedra

228

Bergen y Copenhague 229

Waco. Iglesia y ni¬

ñas de la Comunión 242

El Rdo. P. Juan Do-

menge, T. O. R.

242

Obreras de S. José

de Artá

243

Xilografía del Bto.

Ramón Lull

253

Terciarios Inquenses
en la Porciúncula 259

Discretorio de la

T. O. de Manacor 261

Paracaidistas

276

Aviones

284

Sta. Isabel de Hun¬

gría

309

DIABÉTICOS
Encontraréis pan especial recomendado por los médi¬ cos en la panadeiia
LA MODERNA
Peletería, 22 - Telf. 1930
PALMA

DROGUERIA Y FERRETERIA
BLANCH Y
GRIMALT, S. L.
•
PALMA DE MALLORCA
Sindicato, 122 - Teléfono 1236

Relojería San Miguel
de
M . MIRO

Extenso y variado surtido en relojes de todas clases, Especialidad en composturas

S. Miguel, 127

-PALMA

6'^'; PASTAS^

W íon de

para VlAVKTORJA^r pura

SO PA^

A témoia

'

Fábrica, J A. Clavé, 14

Teléf. 1528

Despacho: Sindicato, 123

» 2520

PALMA DE MAl LORCA

Moeliles. Detotatiói Taplietia
Vda. de José llobrés
Fábrica: Socorro, 48 Despacho: Sindicato, 26 al 32
Teléfono núm, 1213 Palma de Mallorca

k

à

r

í

y

\\

OPTICA DE PRECISION OPTICO
Guillermo Soler Jaime II, 4 Palma de Mallorca

COLMADO
LA PAJARITA
San Nicolás, 55 - Tel. 1844
Palma de Mallorca
FIAMBRES Y EMBUTIDOS

Papelería y objefos de escritorio

CA’N PLANELLS
Vda. de ANTONIO CAÑELLAS
Papeles para femar de las mejores marcas
DEPOSITO DEL PAY-PAY

Sindicato, 59

Palma

Talleres de Escultura y Pintura
de
MIGUEL VADELL
Pl. S. Jerónimo, 15 y C. Caldés, 3-E.

Hija de
Sebastián Falconer
Juana Falconer
Almacén de Cordeleri" — Alpargatería L'enes y Obra de Palmito y. Simila es,
Teléfono.n.'* 2067 ■
Calle Sindicato, 66 Hostales; 43
Palma de Mallorca

ÍNO VACILE!
El mejor surtido en artículos de vestir los encontrará en los
ALMACENES

LA

PRIMAVERA
SASTRERIA - MODISTERIA Atendida por personal competente
ARTICULOS VIAJE

Qaint 6
Tel 2252
S Nicolás, 3

Pelaires y Jovellanos, 1
Tel 2350
faime II 78
Tel 1878

Almacenes
ENSEÑAT
S. Miguel, 119 al 123 - PALMA
Teléíono 1840
9
Los más surtidos en aitículos para
Señora y Caballero

' DED.FfíONascoBmíEsrÉÑ
RAMON LU LL 28 PA LM A DE M AUO R C A

Visite nuestros escaparates
IMP. POLITÉCNICA

Lector benévolo: Si tii conti-^
núos sieniáo suscripíor ele Heraldo de Cristo”, al pagar la
suscripción de 1941 (5 pesetas)/
recibirás GRATIS nuestro artístico
y religioso Calendario/ que pora el público en generdl se vend©
A UNA PESETA.