AÑO Lili (2* EPOCA) NUM. 2618 r
AÑO Lili (2* EPOCA) NUM. 2618 r

SABADO 29 OE MAYO DE 19?7

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

> FUNDADOR Y DIRECTOR PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona

Wf ■■

I

■

I

’Jla! 1".'.

"""'i' —

1

.— ...I ..— ■■■ — I- I I .. -

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)
■.

A través de la España reconquistada
Ante la ciudad prohibida

La llegada a las trincheras de primera iínea nos prodajo una intensa emoción. Ailí, en aqaella zanja cenagosa e inhós¬ pita, terminaba la España nacional. Aquella hendidura en la tierra era la
línea divisoria de dos modalidades an¬
tagónicas, de dos concepciones de la patria diametralmente opuestas, que no püdieron convivir bajo una misma so¬ beranía. Aquella raja en el suelo era el linde que nosotros fijábamos en Sóller todos los días sobre la carta geográfi¬ ca. Hasta ahí, llegaba el poder del ge¬ neralísimo Franco, con el orden, la
buena administración, el excelente avi¬
tuallamiento de sus masas, el entusias¬
mo por la causa que defendían, la fe en el triunfo final; más allá de esta línea ya se entraba en los dominios de la aníipatria, del odio, de la anarquía...
La trinchera es el invento más nausea¬
bundo del hombre de guerra, que sirve para hacer más dura la lacha a campo
raso. Hemos visto írincheras de todas
formas y estilos, desde la modesta zanja de dos palmos de profundidad, como una acequia, hasta los modernos refu¬ gios de cemento armado y revestidos con techos de bigueías de hierro y grue¬ sa capa de tierra, como una mina o una
alcantarilla Esas de Carabanchel eran
del tipo medio: hondas de más de un metro y medio y de 80 a 90 centímetros de ancho. Permitían circular por ellas sin molestar a quienes estaban en los puestos vigilantes y sin tener que an¬ dar a gachas.
Por efecto de las lluvias anteriores y
recientes, eran ün verdadero lodazal,
en el que los pies se hundían hasta el empeine. A trechos eran charcos in¬ mundos de los que emergían algún cajón de municiones o algún saco te¬ rrero que se utilizaba para tener los pies fuera del agua. Sus paredes, blan¬ das por el reblandecimiento de sus
costras laterales, enlodaban al menor
coñtacto. Y, no obstante, los soldados
habían de refugiarse en ellas como úni¬
co medio de conservar la vida, pues
fuera de esta quebradura se estaba al
alcance de los tiros del adversario.
Al irrumpir nosotros en esa trinchera con los ejemplares de «Imperio» que lle¬ vábamos, aquel puesto avanzado se ani¬ mó como por encanto. Los soldados acu dían presurosos a buscar un número y nos saludaban con efusión. Todos nos acometían y estrechaban nuestra mano con una cordial y sincera cama¬ radería, como si hiciera mucho tiempo que ya nos conociéramos.—Tú vienes en el puesto de Gironella ¿verdad?— nos decían. Y al conocer nuestra con¬
dición periodística, todos querían refe¬ rirnos anécdotas y acciones de guerra en que habían tomado parte.
¡Qué muchachos aquellos! Buenos, simpáticos, amables, dicharacheros, bien pronto nos hicieron olvidar el ries¬ go de aquella avanzada y nos infundie¬ ron su buen humor y su optimismo ili¬ mitados. Los tiros que chasqueaban tan cerca ya nos parecían menos peligrosos y hasta nos atrevimos, en un rápido
movimiento, a sacar la cabeza fuera del
parapeto para ver las líneas rojas. Nos
hicimos la ilusión de haberlas visto y
no insistimos por aquel día en querer ver lo qué había más allá de nuestro mundo nacional. Era una impresión

muy fuerte, y con lo hecho hasta enton¬ ces ya teníamos bastante.
Hubimos de complacer, luego, la na¬ tural curiosidad de aquellos intrépidos
luchadores dándoles noticias de la re¬
taguardia y del curso de la guerra en
los otros frentes. Prometimos traerles
los otros días periódicos de otros sitios, principalmente de Sevilla, y entonces empezaron a agobiarnos con sus encar¬ gos. Desde la carta para la novia o el paquete de ropa para lavar hasta la com¬ pra de los objetos que necesitaban, todo
nos era encomendado. Nos convertimos
en recaderos y en cosarios de toda la po sición, teniendo ocasión, en nuestro de¬ seo de complacerles, de prestar buenos servicios a aquellos falangistas y sol¬
dadnos.
El tiempo transcurría velozmente y era preciso partir cuanto antes, pues de lo contrario íbamos a llegar demasiado tarde a los otros puestos que esperaban el periódico. Guadamillas y Ramos, los dos compañeros de penas y fatigas, nos tuvieron que arrancar a tirones de la presencia de aquellos muchachos, que por su gusto no nos hubieran dejado partir nunca.
Una noche en
Es verdad que la guerra llega a ser cosa de costumbre, a la que termina uno por habituarse y amoldarse. Si el espec¬
táculo de las muchachas iennistas no
nos lo hubiera revelado con la clara
elocuencia de los hechos, lo hubiéramos llegado a concluir por nosotros mismos. La segunda vez que llegamos a las írin¬ cheras, ya no nos pareció ün hecho tan
extraordinario y arriesgado como la primera, y poco a poco fué perdiendo ante nuestra propia conciencia su ca¬ rácter de proeza para quedar en lo que era en realidad: un hecho simple y nor¬ mal que realizaban todos los días miles y miles de españoles.
En cambio a los tiros no llegamos a acostumbrarnos del todo. Las ráfagas de disparos, el tableteo de las ametralla¬ doras, el mismo estampido de las bate¬ rías lejanas llegaron a sernos familiares
sin conmovernos en lo más mínimo ni
acelerar poco ni mucho el ritmo de nuestras pulsaciones. En cambio ios tiros aislados, secos, inesperados, que punteaban en ocasiones las pausas silenciosas que se abrían entre uno y otro combate o en la tranquilidad de alguna tarde llena de quietud, nos co¬ gían siempre de sorpresa y nos sobre¬
saltaban más o menos intensamente,
según la mayor o menor distancia de la detonación. Sin poderlo evitar, los ner¬ vios vibraban al chasquido de la explo¬ sión cercana y fueron precisas muchas jornadas para familiarizarnos con esos disparos sueltos e intermitentes.
Cuando ya nos hubimos acostumbra¬
do a la vida de las írincheras, ana vez
quisimos percibir por nosotros mismos la emoción de pasar una noche entera en ellas. La vida, allí, era rica en sen¬ saciones y por esto queríamos perma¬ necer en aquel mismo lugar el mayor tiempo posible. No sería la primera noche pasada en el frente de lucha bajo la luz incierta de (os luceros parpadean-

. Ya de regreso a la Editorial Castro, a cuya vera había quedado el coche en el que hacíamos el recorrido, y con las mismas precauciones de a la ida, fuimos alejándonos de Carabanchel para pro seguir el reparto de «Imperio». Antes de abandonar Carabanchel Alto, presen¬ ciamos un detalle que nos produjo pro¬ funda extrañeza. Un grupo de mucha¬ chas que no bajaría de seis a siete, to¬ das ellas de quince a veinte años, con sus vestidos claros y con la raqueta bajo el brazo, iban o venían de jugar una partida de tennis como si se encon¬ traran en la mejor y más tranquila ciu¬ dad de la retaguardia, Y en aquel mismo
instante, cruzaban el firmamento que después ue la lluvia de pocas horas an¬
tes volvíase más azul y más diáfano, el silbido de unas balas y en la lejanía oíase el retumbar de los cañones. Aque¬ llas muchachas, indiferentes a todo, avezadas a este ruido y a estos peligros, demostraban palpablemente que hasta al duro y horroroso espectáculo de la guerra es posible habituarse y conside¬ rarlo una función normal, incapaz de turbar las plácidas y pacíficas costum¬ bres de la vida cotidiana. jY nosotros que nos considerábamos casi héroes, por el simple hecho de haber cruzado, entre temores y sobresaltos, aquel po¬ blado que ahora cruzaban tranquilamen¬ te aquel grupo de núbiles y alegres chi¬ quillas!
las trincheras
tes. Ya en Mallorca, en los campos de Porto Cristo, habíamos gustado del sabor emotivo de la guerra en la noche-
Pero ahora la aventura tendría un ca.
rácter distinto y la emoción prometía
ser también mucho más intensa.
Algunas tardes, al llegar a aquellas avanzadillas, deseábamos prolongar
nuestra estancia en las trincheras el
mayor tiempo posible y para ello procu¬ rábamos convencer a los compañeros del servicio de reparto del diario tole¬ dano para que partieran sin nosotros. Ello nos permitía asistir al relevo de las guardias y a los duelos de artillería que solían producirse en los atardeceres. Y luego ya nos arreglábamos para re¬ gresar a Toledo en cualquiera de los ca¬ miones de transporte que iban para allá, o bien en el autocar que cubría el ser¬ vicio ordinario entre Leganés y To¬
ledo.
Pero en una ocasión en que la farde be¬ lla y tibia invitaba a ello, quisimos cono¬ cer la dureza y el atractivo de una noche pasada al raso ante las líneas del ene¬ migo que de vez en cuando daba señales de vida paqueando o quebrando el si¬ lencio crepuscular con breves ráfagas de disparos. Solicitado y obtenido el correspondiente permiso, nos unimos a aquellos muchachos y con ellos comimos del rancho sabroso y humeante que nos
sirvieron como a un soldado más y
probamos la rica carne en conserva procedente de los stocks rusos que po¬
cos días antes habían sido tomados a los rojos.
Pronto las tinieblas nocturnas fueron
cayendo sobre aquellos campos que se llenaron con su manto de misterio y de silencio. La oscuridad era completa y sólo en la lejanía, en donde caía la si¬
tuación de la ciudad madrileña, brillaba
fugazmente algún que otro punto lumi¬ noso que prontamente desaparecía otra vez en la negrura de la noche.

En la bóveda celeste rebrillaban las
estrellas. En la tierra, humedecida y
empapada por los aguaceros y por el relente, el silencio se hacía más denso por instantes, y una calma opresora caía sobre las almas como losa de plo¬
mo. El oído estaba atento al menor
ruido, que por insignificante que fuera se percibía agrandado por la sensibi¬ lidad despierta y vigilante. De vez en cuando oíase el runruneo de algún camión que transitaba por caminos alejados o el respirar detonante de alguna mofo que se acercaba, pero al punto el silencio nocturnal, como una negra y densa ola ahogadora, lo traga¬ ba en su sima profunda y la paz volvía a imperar sobre aquellos campos de
guerra.
Los minutos pasaban lentos, intermi¬ nables. La humedad que ascendía de la tierra se filtraba carne adenlro y el frío empezaba a apoderarse de los miembros
semi-entumecidos. En las concavidades de las trincheras trataban de conciliar e
sueño o defenderse del frío, envolvién¬ dose como un ovillo en sus tabardos, los soldados que no debían vigilar en aqüe líos instantes. En cambio, en su sitio» junto al parapeto, el centinela rasgaba con sus ojos la obscuridad acechando a través de las sombras el menor movi¬
miento del enemigo. Un ruido, una som¬ bra que pareciera moverse, era repelida a tiros. El enemigo contestaba en la mis¬ ma forma y el tiroteo se generalizaba» La noche llenaba su oquedad con el inesperado tableteo sonoro de fusiles y ametralladoras, y durante buen espacio de tiempo, sobre las líneas adversarias, punteaban las tinieblas con vivos res¬ plandores, la rojez de los fogonazos.
Luego, vuelta al silencio más absolu¬ to, sólo interrumpido por quedas órde¬ nes de mando que llegaban de boca en
boca. De la llanada invisible ascendía un.
acre perfume de tierra mezclado con otros olores indefinibles que podían ser
de restos de comida o de carnaza inse¬
pulta. Y ün frío agudo y cruel se hacía más duro por momentos y llegaba a ser
difícil de resistir.
Así, en esa calma relativa y en esa
tiritante espera iba transcurriendo pere¬
zosamente el resto de la noche. A poca
más de las doce se presentó la patrulla de vigilancia que nos invitó a marchar con ella a reponer fuerzas. Y en un ca¬ fetín de Carabanchel, entre sorbos de
café y de coñac, fuimos reaccionando y entonando de nuevo el organismo que,
perdido ya todo recato, temblaba de frío como un azogado.
Claro está que las horas que faltaban hasta el clarear del día fueron pasadas en blanco junto al fuego de! hogar. Pero tan pronto como en la lejanía asomó la
primera claridad de la aurora nos mar¬
chamos de nuevo hasta la trinchera para
apurar hasta lo último la emoción de aquella noche.
Por nuestra espalda empezaba a ama¬
necer y frente a nosotros, en la grisácea claricia del cielo, se iba recortando la
silueta de la ciudad doliente. Entre las
sombras surgían y se concretaban los pináculos de los edificios y sus perfi les tomaban cuerpo y se iban desta¬ cando poco a poco. El día, empero, ne¬ gaba sus caricias a la ciudad réproba y
una cortina de bruma la fué envolviendo como en un sudario de muerte.
Miguel MARQUÉS COLL.
Toledo, Marzo, 1937.

2«

-■i-

SOkLRt?

CUARENTA AÑOS ATIBAS

COLABORACIÓN

DEL ARCHIVO MUNICIPAL

29 Mayo de 1897
Cinco vapores había anclados en nuestro puerto él lunes de la anterior semana: el «Bellver» y el «Cataluña», de la Isleña Mari' tima; el «Lnón de Oro»; el «Nixe» de S. A. el Archiduque; el cañonero «Atrevida» y el vaporcito «Salvador», de la Compañía Arren dataría. Los dos primeros marcharon el mismo día, continuando el viaje de recreo a Palma el «Bellver» y regresando a Barcelona con el
correo el «Cataluña», El «León de Oro» car¬
gó el martes y miércoles, saliendo para Bar¬ celona y Cette al anochecer de este último día. Y el «Isleño», procedente de Palma, el jueves, y después de cargar un pico de naran¬ jas y embarcar algún pasaje salió ayer para Cette y Marsella.
El jueves de la semana que fine hoy, día de la Ascención del Stñor, se celebró en la iglesia de Biniaraix la fiesta de conclusión del Mes de María. A la Comunión general y al Oficio, como también al ejercido de la tarde, asistió numeroso público.
Págase la naranja a 25 reales la carga. A este precio ha cargado ayer y hoy el laúd «San José», de esta matrícula, y cargarán probablemente los vapores «León de Oro» y «Lúlio», él jueves próximo y mañana, res¬ pectivamente. Algunos grandes propietarios que habíanse negado a coger cuando la baja de dicho fruto, de que dimos cuenta oportu¬ namente, se kan decidido ahora aprovechan¬ do esta pequeña alza, y han hecho bien en nuestro concepto, pues que, según noticias, empiezan a abundar en Francia otras clases de fruta y esto ha de dificultar cada día más a venta de naranjas. Por fortuna quedarán ya pocos cargamentos después de haber em barcado las que se han podido y que deben llevarse los vapores antes mencionados.
Los limones páganse actualmente a seis pe¬ setas la carga, habiendo alcanzado algunas partidas hasta siete, y hay de este fruto bas¬ tante demanda, confeccionándose estos días gran cantidad de cajas.
Después de penosísima enfermedad que le obligó a venir desde Puerto Rico a Europa, el sábado pasó a mejor vida nuestro paisano y antiguo amigo D. Antonio Oliver y Morey, La esposa de éste y dos de sus hijos, llegados en el último correo de las Antillas, pudieron apenas recoger el último aliento de su querido e infortunado esposo y padre respectivo, pues que falleció a las pocas horas de estar aqué¬ llas en este pueblo.
Sabemos que la compañía «Isleña Maríti¬ ma», con motivo de haber llegado la época en que suelen regresar a este pueblo los muchos sollerenses que han residido en Francia du rante ei invierno, ha dispuesto para mayor comodidad de éstos que el vapor «Lulio» salga de este puerto directamente para Cette el pró¬ ximo jueves, conforme queda anunciado, y que regt ese directamente a este puerto saliendo del de Cette el domingo, día 6 de Junio, a las
once de la mañana.
Anteanoche algunos jóvenes aficionados, de esta localidad, representaron en el teatro de la «Defensora Sollerense» el drama de D. José Zorrilla Es Puñal del Godo y otro titulado El mal amigo y el bueno, del que es autor uno de los improvisados «artistas». Hubo un leño completo, lo que no es extraño dado el precio de la entrada, que ya más bajo no pu¬ do ser: se entraba gratis. ¡A esto si que se llama trabajar por amor al arte!
Según noticias había de venir a dar fun ción mañana en dicho teatro una compañía de Palma; mas, habiendo sabido ha de haber en él pueblo fiesta popular con motivo de la clau¬ sura de la Exposición Balear, ha desistido aquéllas aplazando dicha función al domingo próximo, día 6 de Junio. Se pondrá e» escena
el hermoso drama de Pérez Escrich E* cura
de 8ldea, y suponemos que también una zar¬ zuela para fin de fiesta.
mm ALQUILA
a familia recomendable una casa de moder
na construcción con />gna a presión, coarto de baños y demás comodidades. Es muy ven tilada y soleada. Es la n.° 49 de la calle de
Santa Teresa,
Para informes: Ramón Colom, Costa de Oa ’n Lloren^
Cwlehonero
«frece ana servicios de colchonero D. Miguel Daniel —Calle Vuelta Piqaera, 14, Só.ler.

Los bombardeos de la retaguardia

Los bombardeos de la retaguardia no tienen objetivo militar alguno, y, aunque causen víctimas inocentes y destrozos en los edificios, no se persigue con ellos la destrucción material del enemigo.
Otro es el fin perseguido, de orden moral. Pero ocurre, con frecuencia,
que se obtiene un resultado muy dis¬ tinto del que se esperaba.
A veces, las multitudes, presas del pánico, son elemento muy apropósiío para que adversarios emboscados hagan prender en ellas el desaliento e intenten quebrantar la unidad que constituye el más firme puntal de la victoria.
La retaguardia roja, minada por las disensiones que hace poco hicieron ex¬ plosión ensangrentando las calles de Barcelona y otras poblaciones de Ca¬ taluña, se halla profundamente desmo¬
ralizada.
Las continuas derrotas en los campos de batalla, el malestar constante, el en¬ carecimiento extraordinario de la vida,
la escasez de pan, la falta de trabajo, el desorden monetario y las rivalidades
entre asociaciones sindicales y grupos
políticos, son hechos que, por más que se oculten, no tardan en traslucirse y ser conocidos por toda la población.
El desánimo y el deseo de terminar
con tantas calamidades es unánime.
Bastó el rumor de que el nuevo Gobier no de Valencia, que preside Negrín y dirige Prieto, iba a negociar un armis¬ ticio, para que en Barcelona se organi¬ zaran manifestaciones espontáneas en favor de la paz, que fueron disueltas
más o menos violentamente.
En un ambiente semejante, la avia¬ ción, ai bombardear objetivos militares,
puede producir una catástrofe moral que precipite los acontecimientos.
Pero en la zona nacional, fuertemente
unida, con una confianza absoluta en
el Generalísimo y la disciplina y el or¬ den más completos, el bombardeo de la población civil nó hace más que
excitar el odio a la canalla marxisra que
lo planea sin objetivo militar alguno. Las víctimas hacen comprender si
hay alguien que no lo ha comprendido todavía, la imprescindible necesidad de aplastar a un enemigo que no sabe ven¬ cer en el frente de combate y que en el aire rehuye el encuentro con nuestros cazas, poniendo así de relieve su moral da asesino, apto para apuñalar por la espalda, pero incapaz de luchar cara a cara y en igualdad de condiciones.
La población civil nacionalista ha su¬ frido últimamente varios bombardeos,

pero en todas partes ha sido idéntico el clamor de protesta y condenación de los atentados, reanimándose, al mismo
tiempo el sentimiento patriótico y la con¬
fianza en la victoria.
La explosión de las bombas, lanzadas en vaelo rápido y fugaz, son como los estertores de la agonía de un sistema de sangre y miseria espiritual y material, que, para bien del mundo civilizado, precisa hacer desaparecer.
Los aviones últimamente adquiridos por los rojos dan señales de existencia con hechos que en nada pueden alterar
las vicisitudes de la guerra, pero que ponen de relieve eí sentido inhumano
de los dirigentes marxistas. A los cuales nada Íes valdrá. Segui¬
rán perdiendo en todas partes, y sus aviones serán derribados por nuestra gloriosa aviación, qüe ya ha abatido algunos de los que últimamente entra¬
ron en la lid. Y así ocurrirá con todos
los que acepten combate.
Para vencer es necesario tener cora¬
zón y fe en los destinos de la Patria, y en la zona roja no hay nada de lo que para los nacionales es tan sacrosanto
como querido. Los rojos asesinan, roban, destruyen
e incendian, sin respetar siquiera la
casa de Dios.
Los nacionales, en cambio, llevan a las regiones conquistadas eí orden y espíritu jerárquicos.- reconstruyen igle¬ sias y edificios de todas clases, prote gen el culto y sus ministros, y dejan sentir su prudente influencia en todos los aspectos de la vida española, que se ennoblece y dignifica en el altar del sa¬ crificio.
Cuando en la retaguardia suframos un zarpazo de la fiera comunista, acor¬ démonos de los qüe luchan en las trin¬ cheras, prontos a derramar su sangre y a dar la vida por librar a España de las
hordas marxistas.
Comprenderemos entonces que la Es¬ paña de Franco, a pesar de los críme¬ nes de los sicarios de Rusia, volverá a
ser grande, fuerte y libre, porque frente a ellos esgrime el lema de Dios y Patria que hace de cada soldado un héroe y de cada ciudadano un hombre digno, dis¬ puesto a todo menos a transigir con la barbarie y los enemigos de la civili
zación.
Y descubriéndonos respetuosamente
ante las víctimas, seguiremos gritando con toda firmeza y entusiasmo {Arriba España! y ¡Viva Franco!
M. P.

VISTO Y LEIDO
Ellos tanto y nosotros tan poco

Desde el principio de la guerra colec¬ cionamos en forma esquemática las noti¬ cias dadas por los partes oficiales rojos. Las hemos reducido a números y hoy podemos asegurar lo que sigue:
Son 56.789 los aviones nacionales que ellos han derribado.
Son 15.420 kilómetros los que han avan¬ zado, Hay que suponer que en estos mo¬
mentos están tomando la ciudad de Pekín.
Son 2.456 520 los muertos que nos han hecho en combate y 3 450.360 el número de prisioneros que hemos dejado en su poder.
Son 75 ciudades de Toledo las que han tomado, sin contar la Toledo de Ohio, en América del Norte, que es, por lo visto, la que les falta en la colección.
Son 563 Ciudades Universitarias las
que hay en Madrid. Todas ellas han caído en su poder.
Son 456.390 camiones y 765.430 coches ligeros los que hemos abandonado en nuestras 76.467 fugas precipitadas.
Etc. etc.

Hay que rendirse a la evidencia: ¡eso es hermoso! Y nosotros, ¿qué podemos
ofrecer en cambio, a la admiración del mundo? Apenas podemos ofrecer nada...
Total, una toma de Badajoz, una toma de Talavera, una toma de Toledo, una toma de Irún; otra de San Sabastián, otra de Málaga... ¡Pero una sola! Una sola de¬ fensa del Alcázar de Toledo, una sola
defensa de Oviedo... ¡Pero una sola! Cua¬ trocientos treinta y tres aviones dert ibados, pero cuatrocientos treinta y tres so¬ lamente. Hemos llegado a conquistar las dos terceras partes del territorio nacio¬ nal, pero ni un kilómetro más.
Tan avergonzados nos tiene este ba¬ lance, como contraste del que presenta el enemigo, que estos días hemos tenido que tomar media provincia de Vizcajra y estamos a la puerta de Bilbao, para que no se diga...
Y tendremos que mentir y decir que eso que hacemos es muy importante para q ue no nos desprecie el mundo. ¡Qué ver¬ güenza!
i

EN EL SIGLO XIX...
i854
I
En este año se inauguran con todo es¬ plendor las hoy tradicionales Ferias y
Fiestas de Nuestra Señora de la Victoria.
Así dice el acuerdo que en este sentido tomó el Ayuntamiento en sesión extraor¬
dinaria de día 28 de Enero: «...teniendo
presente la autorización concedida a los Ayuntamientos por Real Decreto de veinte y ocho de Septiembre último para establecer, suprimir o trasladar las ferias y mercados que hayan de celebrarse en sus respectivos distritos, habida cuenta del estado de progresivo adelanto en que
se halla la industria manufacturera de
este pueblo, lo mucho que aumenta la
concurrencia de forasteros a medida que
los trabajos de la interesante carretera
de Palma facilitan el tránsito de carrua¬
jes y las demás circunstancias locales que le favorecen, se acordó establecer por ahora una feria que se celebrará en este pueblo el segundo domingo del mes de Mayo empezando en el presente año, y que esto contribuya a hacer más me¬ morable el glorioso hecho que en este mismo pueblo el día once del mes de Mayo del año mil quinientos sesenta y
uno con motivo de la decantada invasión
de Moros y la célebre victoria que contra los mismos alcanzaron sus antiguos mo¬ radores, trasladando al efecto a igual día la fiesta que anualmente se dedica a Nuestra Señora el mismo once de Mayo y que este acuerdo se comunique al Go¬ bernador de la provincia para su apro¬
bación...» No tan sólo se comunicó este acuerdo
a la citada autoridad civil, sino que tam¬ bién se le invitó para que personalmente efectuara su inauguración y asistiera a
los solemnes festejos que se tenía en proyecto celebrar. La contestación del
señor Gobernador fué cariñosa *■ n extre¬
mo, aprobando la resolución v prometien¬
do su asistencia. Entonces se cursaron
iguales invitaciones a las primeras auto¬ ridades de la provincia, y, a juzgar por los varios acuerdos y determinaciones que sucesivamente se fueron tomando, cabe suponer un entusiasmo extraordina¬ rio para la celebración de las Ferias y Fiestas, respecto de las cuales «...se pro¬ puso que se celebre con la mayor pompa y esplendor la festividad destinada a
solemnizar la conmemoración de la céle¬
bre victoria alcanzada contra los moros
el día 11 de Mayo de 1561...» La Comisión nombrada para cuidarse
de todos los extremos relacionados con
estas Ferias y Fiestas estaba integrada por el Alcalde D. Juan Castañer y los Regidores D. Francisco Serra, D. Pedro Lucas Ripoll, D. Ramón Oliver, D. An¬ tonio Albertí y D. Andrés Oliver.
Lo primero que se tuvo en cuenta para que la Feria se viera muy concurrida y las Fiestas resultasen dignas y del mayqr lucimiento, fué el que se diera la mayor divulgación a la noticia de su celebra¬ ción, a cuyo efecto se remitieron a todos
los Alcaldes de la Isla unos bandos im¬
presos, con el encargo explícito de darles la mayor publicidad para conocimiento de sus vecindarios respectivos.
Se refiere en el citado bando la institu¬
ción e inauguración de la Feria «...la im¬ portancia y ventajas de esta población, su agricultura, floreciente fabricación,
extensas relaciones mercantiles de su
vecindario y demás circunstancias que desde muy antiguo le han granjeado cierto renombre en el país...» Termina con las siguientes palabras. «...El ade¬
lanto obtenido en la interesante carretera
de Palma viene facilitando sobremanera
su transporte, al propio tiempo que va acortando la distancia de otros pueblos. Ai anunciar, por tanto, la inauguración de dicha Feria podría extenderme más sobre las ventajas que ofrece para ello este pueblo, si no temiera se me tache de interesado en su encomio; dejándolo para que juzguen por sí mismos los que con¬ curran, o lo han visitado en estos últimos años y se hallan en el caso de apreciar debidamente su riqueza, posición, adelan¬ to y bellezas naturales que encierra...»
Pregón tan entusiasta, forzosamente debía conseguir el efecto apetecido. La
concurrencia fué realmente extraordina¬ ria.
Entretanto, el Capitán General había manifestado su propósito de asistir a es¬ tas Ferias y Fiestas de la Victoria, y para dar más brillo y realce a las mismas dis-

\\;

SOLLER

3

puso que pasasen a esta villa una Com¬ pañía de Granaderos y la de Cazadores del Regimiento de Infantería de Isabel
II con la banda militar del mismo, com¬
puesta de cuarenta y cinco músicos. Se dispuso su alojamiento en el suprimido convento de Franciscanos, máxime te¬
niendo en cuenta la gran afluencia de forasteros y parientes y familiares que se esperaba vendrían a esta villa.
La Rda. Comunidad de Presbíteros de
la Parroquia nombró por su parte una Comisión, para que, puesta en inteligen¬ cia con la del Ayuntamiento, todos los
•
actos religiosos alcanzaran el máximo esplendor.
Reseñemos brevemente los actos que se celebraron.
La víspera de las Fiestas se cantaron en la iglesia parroquial solemnísimas Completas a toda orquesta, a las cuales asistieron las Autoridades y puede de¬ cirse que el pueblo todo. Seguidamente después de esta función religiosa se can¬ tó el Himno de N. S. de la Victoria, com¬ puesto exprofeso para esta festividad. Debió ser un espectáculo soberbio y mag¬ nífico el de todo un pueblo cantando de viva voz las glorias de sus mayores.
A estos actos ya asistieron el Capitán General, Excmo. D. Fernardo Cotoner,
y el Gobernador Civil, Excmo. D. Felipe Puigdorfila. El pueblo de Sóller corres¬ pondió noblemente a la atención de tan ilustres visitantes, así que, a más de un
cariñoso recibimiento, les dedicó dos ar¬
cos de triunfo de los cuatro que se levan¬ taron en las entradas del rectángulo de la plaza mayor de la villa, la cual fue convertida en una especie de templete en cuyo interior se exhibían en exposición telas fabricadas por los tejedores de esta población.
El domingo, día de la gran fiesta, se celebró en la parroquia solemne oficio, que se cantó a toda orquesta. Fué el ce¬ lebrante el M. I. Sr. D. Mateo Jaume,
Canónigo Magistral de la Catedral de Palma, a quien asistió en calidad de diácono el Canónigo Penitenciario don Bernardo Gajmés, rector que había sido de esta villa. Ocupó el pulpito, por en¬ cargo explícito de la Corporación Muni¬ cipal, el Rdo. don Pedro M.a Colom, Rec¬ tor de Marratxí y natural de esta villa.
Por la tarde se verificó una extraordi¬
naria procesión. Con un emocionante
bando la Alcaldía invitó al vecindario
para que se sumara a ella. Abrían marcha
cuatro batidores a caballo del Batallón
de Caballería de Mallorca; seguían luego todos los artesanos del pueblo de Sóller agrupados tras los pendones de sus gre¬ mios respectivos; la banda de música de la villa dirigida por D. Vicente Escales; las asociaciones religiosas establecidas en las iglesias de la población; la tranca de Ca 'n Tamany, que era llevada por el
Gobernador Militar del Castillo de Pie-
drapicada, sosteniendo las cintas que pendían de dicha tranca el Gobernador Militar del Castillo del Puerto y el Co¬
mandante del Destacamento de Carabi¬
neros; venían después niños y niñas re¬ presentando los personajes históricos que intervinieron en la gloriosa gesta del 11 de Mayo de 1561; la antigua imagen de Ntra. Sra. de la Victoria, que era llevada en andas, y el clero parroquial, siguiendo luego los caballeros de la villa, las pri¬ meras Autoridades civil y militar de la Provincia con el Ayuntamiento, la mú¬ sica del Regimiento de Infantería de Isa¬ bel II con la Compañía de Cazadores de dicha Unidad y una Compañía de Grana¬
deros.
Por lo que respecta a los festejos popu¬ lares, resultaron solemnes y animados de
verdad. La Banda de música de la villa
y la Música militar no cesaron de animar las calles y plazas de esta población, ya sea dando conciertos ya amenizando ani mados bailes hasta muy entradas horas de la noche, en la cual se dispararon unos vistosos «fuegos de artificio» pre¬ parados por Paulino Millo, quien per¬ cibió por su trabajo 326 reales.
La Feria o mercado se vió en extremo
animada, mereciendo el Ayuntamiento las felicitaciones de los distinguidos visi¬ tantes por el feliz acierto en su organi¬
zación.
El «Firó» no se instituyó hasta el año siguiente, conforme veremos en el Noti¬ ciario correspondiente.
En el mes de Mayo de 1930 publicamos
en estas columnas tres artículos con el
título de «Feriasy Fiestas de Ntra. Seño¬ ra de la Victoria», en los cuales se estu¬ diaban con alguna amplitud de detalles la institución, inauguración y desarrollo
de las mismas en años sucesivos.
A estos artículos remitimos a nuestros
lectores R. Forteza.

PAGINAS ANTOLOGICAS

El señor Calvo Sotelo
ha sido asesinado (*>
Gran hombre y gran señor. «Como
Dios no lo remedie, una buena ma¬ ñana apareceremos asesinados»
Era un arquetipo de salud moral y de fortaleza espiritual. Cuerpo y alma, espí¬ ritu y materia, se acompasaban en él tan perfecta y absolutamente, que pocas ve¬ ces podía decirse con mayor certidumbre:
«Su rostro era el trasunto de su corazón.»
Hace pocos días—el jueves—dialogába¬ mos, como tantas otras veces, y reanudᬠbamos el debate de siempre sobre temas políticos y sobre amarguras y remedios de España. Yo le decía:
—Usted en el fondo cree en el parla¬ mentarismo, en los escaños del Congreso, en el salón de conferencias, en los discur¬ sos, en «su señoría tiene la palabra», en
«rae levanto, señores, a rectificar...»
El me contestaba, sonriente. —Usted, en cambio, exagera su falta de
fe en las vías parlamentarias. Tiene us¬ ted la posición de un «cenetista».,.
—¡Hombre! ¡De un cenetista precisa¬ mente...!—le interrumpí.
El se sonrió con aquella sonrisa suya, tranquila, reposada, de hombre de buena salud, y se despidió exclamando:
—¡Qué le vamos a hacer! Como Dios no lo remedie, una buena mañana aparece¬
remos asesinados...
Yo me creí en el caso de rebatirle:
—Ahora es usted quien exagera. Y nos dijimos adiós. Lo hallé más en¬ febrecido que nunca de amor a España, más hondamente preocupado que nunca de los destinos nacionales. Bosquejó, pa¬ ra mi ilustración, un panorama de la eco¬ nomía española, tal como aparece a los ojos de los técnicos en el actual momento. Le apesadumbraba un grave pesimismo, aunque no tan grande que no le quedaran esperanzas de redención. Creía en Espa¬ ña como cree un católico en Dios Padre, y en el Hijo y en el Espíritu Santo. Espa ña era para él, antes que nada, un con-
(*) Este artículo fué publicado en vísperas del alzamiento y bajo un régimen de rigurosa cen¬ sura. Dictado por teléfono al Heraldo de Aragón donde apareció, es un modelo perfecto del perio¬ dismo más vivo y palpitante. Y por tal concepto y como homenaje al proto-mártir del Movimien¬ to Nacional, mereció Mención Especial del Ju¬ rado que adjudicó el Premio Maiiano de Cavia 1936 instaurado por el diario A B. C. de Sevilla

cepto religioso y un concepto histórico.
No odiaba a sus adversarios. No alimen¬
taba rencores en su corazón. «Si muchos
de los republicanos quisieran—recuerdo que me dijo—, se podría llegar a la for¬ mación de un Frente Nacional, construc¬ tivo y patriótico, desentendido de cual¬ quier problema de régimen, libre de te¬ mores y de suspicacias. Entre todos aún podríamos levantar a este país a un con¬ siderable plano de esplendor. ¿Quién se acuerda ahora de cuestiones previas? Lo que necesitamos es asegurar la continui¬ dad de la vida nacional, salvar a España de la quiebra como Estado y como na¬
ción.»
La adversidad de los últimos tiempos y los sufrimientos que el espectáculo espa¬
ñol le causaba habían aclimatado su alma
a la lucha y la habían dispuesto muy bien para el combate. Del hombre frío, lento, estadístico, concreto, metódico, que era hace unos meses, se había convertido en
un patriota exasperado, transido de emo¬ ciones, casi lírico. Iba despertando en él una fuerza que parecía por siempre dor¬ mida: la imaginación, Estaba aprendien¬ do de conocer a España-como tema de poesía pura, y no solamente como nación protagonista de un proceso económico. Le seguían unos agentes de Vigilancia. Advirtió que yo les miraba y dijo:
—Sí. Es la policía que me guarda. Unos cuantos españoles tenemos ese triste pri¬ vilegio.
Han pasado unas cuantas horas desde que la tremenda noticia se ha hecho pú¬ blica y todavía me resisto a creer la ver¬ dad. Todo mi ser parece negarse a la re¬ signación, y se dice a sí mismo: «No pue¬ de ser; no puede ser.»
Su trato, su amistad, su cortesía, su ca¬
ballerosidad, su elegancia, su distinción espiritual, eran un verdadero tesoro para quienes tenían la fortuna de llamarse amigos suyos. Poseía el don nativo del
señorío. Llevaba en sí un alma de hidal¬
go. Quienes le contemplaban con ojos apresurados, o solamente le conocían por la apresurada noticia o el informe mali¬ cioso, no llegaban a descubrir el fondo de viva cordialidad en que se resolvían a la postre sus reacciones. Su expresión, en fuerza de sobriedad, podía parecer a ve¬ ces adusta. Su dialéctica se producía en formas tajantes, secas, ariscas; no era partidario de echar sus palabras al vuelo del viento. Cuidaba de no aminorar aquel empaque sin el cual los hombres públicos bajan hasta la popular camaradería, lin* dante con la frivolidad; ponía mucho tino en no prodigarse alborotada y frívola¬

ROSAS EN TU CARNE

La roja flor de la sangre,

s

con sus pétalos de seda,

envuelve toda tu carne.

I

SE

|

Es el vestido de gala

que te ha puesto la Falange.

Tu novia en la azul camisa,
con su mano blanca de ángel, cinco flechas bajo el yugo
bordó con hilos de sangre.

Y la mano de la patria

j

en la seda de tu carne

te ha encendido cinco heridas

en la noche del combate.

|

Cinco heridas, cinco soles

que en tu cuerpo joven arden.]

J

Cinco heridas, cinco rosas

en el jardín de Falange.

Con dolores de martirio 5=
se forjan victorias grandes.

(, M.'¡

. •; -y' .

B

¡Arriba España!

Que pase,

bajo los brazos tendidos,

el escuadrón de los, mártires.

§

Joaquín Arbeloa.

J

V

I

mente... Y por encima de todo se había entregado por entero a Es oaña, le había hecho ofrenda de todo su ser, y para Es¬ paña luchaba, para España consumía ho¬ ras y horas de vigilia y de estudio; para España se desazonaba tratando de des¬ entrañar y de descubrir los secretos dej alma de su pueblo.
iGran hombre y gran señor! No conci¬ bo que se le pudiera odiar; no sé cómo quien se sintiera español, aun situado en los antípodas de la política que él defendía, pudiera desear su muerte. Le sonaba el alma a político de veras, a gran militante del arte de gobernar.
Ahora, todos los que le queríamos, aún cuando no fuéramos sus correligionarios, tenemos que verle en el calvario de su muerte: maltratado, humillado, vejado, asesinado... Una larga hora de agonía cruel, que él no había merecido jamás; una larga hora que nos avergüenza y que nos consume. ¿Dónde estamos? ¿En qué mundo vivimos?
«—Una buena mañana apareceremos asesinados...»
La limpia luz del amanecer de un ve¬ rano madrileño ha confirmado, junto a las tumbas del cementerio del Este, la
bárbara sentencia. Un día trece le abre
las puertas de la popularidad, del mundo,, del Gobierno, de la elevación a las altas jerarquías. Otro día trece le ha franquea¬ do entre crujir de huesos y rechinar de dientes, las puertas de la eternidad. ¡Cuántos sueños desvanecidos, cuántas nobles ilusiones desparramadas, igual que un puñado de arena seca; cuántos fervorosos anhelos convertidos en áspe¬ ra ceniza! Quien tenga la fortuna de recorrer las estancias en que vivía y con ■
templar la mesa en que trabajaba y ho¬ jear los libros de la biblioteca en donde solía refugiarse a estudiar, encontrará, centenares y aun millares de cuartillas escritas, de hojas de carnet apuntadas, de libros anotados, de páginas subrayadas. Y en todas partes, un pensamiento sobre España, un parecer sobre el problema que había de debatirse o que se había de¬ batido ya; un esquema de métodos de Gobierno; una observación repentina que no quiso olvidar, una evocación lejana que le traía recuerdos gratos, conforta¬ ciones necesarias o alientos para conti¬
nuar luchando.
Ha muerto no sólo en la confesión de la
fe cristiana, sino en el más profundo acendramiento de las creencias religio¬ sas. Era de los buenos creyentes: De los que no comprenden la existencia de más fe que la del carbonero. —Pero, ¿es que hay otra?—De los que,- al final de sus preocupaciones, de sus diálogos, de sus monólogos, resumía su vida entera en las palabras del Credo. Ha muerto sin miedo y sin tacha, siguiendo las rutas que la vida, con su ritmo providencial, le iba señalando; comportándose, a lo largo del camino, como todo un hombre. Merecía,
sin duda, otra forma de sacrificio. Dios
ha querido que ese sacrificio fuera como
fué:
Atroz, agónico, bárbaro. ¡Que la eterna beatitud haya iluminado con sus resplandores el alma de D. José
Calvo Sotelo!
Manuel Aznar.

Ayuntamiento de Sóller

Suscripción abierta para recaudar fondos al objeto de contribuir a los
vastos de construcción del nuevo bu¬
qué de guerra«España*
Pesetas

D Jaime Casasnovas Pastor. » Juan CasaBnovas Trias
Sra. Viuda Oliver LUnás.
D. Antonio Bisbal Puig . » Mariano Viladomiu Frau .
» José Forteza Forteza . » Antonio Frontera Ruilán . » Cristóbal Frau Oliver.
Rdo. D Pedro A. Magraner Coll.
D. Pedro Llaneras Fiol.

2500 2500 1000 10 00 ÍO’OO 100*00 25’00 25’00
5 00 10’00

Suma

245*00

Donativos en oro Srta. Rosa Mayol, una moneda de 40 francos

SE VBHDB
Casa, en Palma, por 15.000 pesetas. Renta 37 pesetas mensuales.
Iufortnes en esta Administración, Anun¬
cio n ° 97,

♦ CRONICA LOCAL ♦

Fallecimiento de ñu falangista de
Sóller en Ei Ferrol
Nos enteramos de que en El Ferrol, don¬ de había sido hospitalizado después de su¬ frir fuerte hemorragia, murió por la Patria el jaeves, día 20 del corriente nuestro paisano el falangista D. Damián Arbona
Moyá que, janto con los demás falangistas
de Sóller, forman parte de la dotación del vapor «Ciudad de Palma», habilitado como auxiliar de la Marina de gaerra naciona¬
lista.
Al divalgarse en Sóller, la noticia de su muerte causó genera! sentimiento.
El señor Comandante militar, Sr. Sal gado, fué el encargado de comunicar a la familia del finado tan sensible noticia, te¬
niendo para sus padres palabras de pésame y de consuelo.
Con tan triste motivo enviamos a la
familia del bravo muchacho, que halló la muerte lejos de los suyos cumpliendo con sus deberes para con la Patria, la expresión
de nuestra más viva condolencia.
Implantación de la hora de verano
Cumpliendo las disposiciones emanadas de la Autoridad superior, el próximo pasa¬ do lunes, al anochecer, el señor Coman¬ dante Militar y Jefe de este Sector, don Antonio Salgado Muro, hizo seber al ve cindario, por medio de Bando, que a partir
de la media noche del mismo día 24 debían
ser adelantados en tina hora los relojes, siendo en aquel momento la hora oficial la una de la madrugada del día 25, por la que deberían regirse, a partir de esta fecha, las compañías de ferrocarriles y demás empre¬ sas con horario fijo.
La disposición indicada fué cumplida al pie de la letra: se adelantó en una hora el reloj de la Casa Consistorial, el de la esta dón del Ferrocarril y todos los demás pú bllcos y particulares de la ciudad, quedan
do establecida de este modo la hora oficial
que hemos dicho «de verane», con arreglo
a la caal se verifican todos los servicios.
El público se ha adaptado inmediata¬ mente al nuevo horario y esta medida ha empezado a rendir sus beneficios esta vez sin la menor molestia para el vecindario.
Prnebas de las sirenas de alarma
Ante los repetidos ataques aéreos de que ha sido objeto la ciudad de Palma en los primeros días de la presente semana por parte de los aviones rojos y prevlnien do la posibilidad de ,que esta ciudad pudiera ser objeto de una idéntica cobarde agresión, nuestro Alcalde, D. Jaime Ca sasnovas Pastor, ha deseado probar el fun clonamlento de los aparatos de alarma ins talados en esta ciudad después de varios
meses de no haber sido usados.
Por este motivo, el miércoles de esta semana, a las doce de la mañana, fueron puestos en marcha la sirena instalada en lo alto de la fachada de la iglesia Parroquial y el pito que existe en la fábrica de gas, después de haber sido avisado el veclnda fio, por medio de bando, de los motivos que determinaban squel toque.
Dicciooari Catató - Valencia - Balear
ha publicado ei fascículo 37 (tomo ¡II) de esta importante obra iniciada por el distinguido filólogo Mn. Antonio María Alcover y continuada por D. Francisco de B. Molí Casasnovas. En SUS 48 páginas comprende desde la palabra compadit
hasta la de condensar. Hornos rtc b do en esta Redacción un
ejemplar del referido fascículo, al igual que de los anteriores, atención de la Em¬ presa edi orla! que muy sinceramente le agradecemos.

El festival a beneficio de la suscrip¬ Nueva profesora de piano

ción “Pro acorazado España,,

La Srta. Catalina Ballester aprueba

Se aplaza para el próximo domingo día 6 de Junio, si la autoridad

brillantemente los tres últi¬
mos cursos

lo permite

Nos hemos enterado, con verdadera sa¬

tisfacción, de que en los exámenes cele¬

Una disposición general que afecta a brados el miércoles de esta semana en el

todo Mallorca, suspendiendo por orden del Conservatorio Oficial de Música, de Balea¬

Excmo. señor Comandante Militar de Ba¬ res, nuestra distinguida paisana Srta. Ca-

leares todos los espectáculos anunciados I telina Ballester Cruellas, inteligente y
para mañana, como demostración de duelo aventajada alumna de dicho Conservatorio,

por las víctimas de los bombardeos recien¬ terminó con notas brillantísimas la carrera

tes a la capital, y particularmente por la de Plano, aprobando los cursos 6.°, 7.° y

desgracia de los seis Oficiales de la Mari 8.° de dicha asignatura y obteniendo, por na italiana fallecidos a consecuencia de consiguiente, el titulo de Profesora.

uno de dichos bombardeos, ha obligado ai

Celebramos el éxito que ha coronado los

aplazamiento del festival que se habla or¬ estudios verificados en el referido centro

ganizado para mañana. Dicho festival, co¬ musical por nuestra simpática e ilustrada

mo es sabido, era patrocinado por el digno amiga Srta. Ballester, y a! felicitarla efu¬ Comandante Militar de este sector, don sivamente por este motivo debemos hacer

Antonio Salgado, y su organización corría extensiva nuestra sincera felicitación a su

a cargo de una comisión constituida por señora madre, D.a Rosa Cruellas, Vda. de

elementos deportivos locales y represen¬ Ballester, y a su distinguida familia.

tación del Ejército y la Armada, bajo la

presidencia del Alférez de Artillería don

Francisco Sírgala. El festival, en la misma forma que se
proyectaba para mañana, se celebrará el próximo domingo, día 6 de Junio.

Los refugios para casos de
bombardeo aéreo

Por la mañana, a las 10’30, habrá una carrera ciclista, llegándose al Puerto y
a Fornalutx.

Deberán encontrarse abiertos constantemente

Por la tarde a las 3’30 una carrera a pie que se empezará ante la Casa Consistorial, dando la Vuelta a Sóller y terminando en el campo de futbo».
En el campo, a las 4 de la tarde, empe¬ zará el festival propiamente dicho, que constará de partido futbil entre los equi¬ pos de la Tercera Batería Pesada y de la Base Naval de Sóller, de un"partido de Basket-ball y de diversas pruebas atlé ticas: tirar de la cuerda, 100 metros lisos,
100 metros vallas, carrera americana de
diez vueltas por relevos, y saltos de altura, todo ello a cargo de los soldados y marinos de esta guarnición y demás de* portfstas soilerenses.

Por disposición del señor Comandante Militar de este Sector ha sido reproducido en esta ciudad el bando publicado por el
Excmo. General Comandante Militar de
Baleares el día 24 del actual, en el que se ordena que todos los locales que se en¬ cuentren habilitados como refugios para el caso de bombardeo aéreo, tanto en depen¬ dencias oficiales como particulares, debe¬ rán encontrarse abiertos constantemente.
Se advierte en el expresado bando que el incumplimiento de la referida disposi¬ ción será castigado con multa de 5 000 pe¬ setas, y que en caso de alarma se conside¬

Es conveniente que todos los que deseen participaren alguna de las pruebas oes
rreras se Inscriban en el local de la A. D.
N. S. (teatro Victoria) antes del viernes dia 4, a las diez de la noche, aunque se admitirán inscripciones hasta dos horas antes de empezar la prueba respectiva.

rará como reo de auxilio a la rebellón a la
persona responsable de que en dichos mo¬ mentos se encuentre cerrado algún refu¬ gio.
Además se expresa que en todos los ca¬
sos serán considerados como directamente
responsables los propietarios de los locales

de referencia, o !gs Jefes de las dependen¬

de la Contribución El pago

cias cuando se trate de organismos oficia¬
les.

Conforme anunciamos a nuestros lecto¬
res en nuestro número anterior, el próximo viernes, día 4 de Junio, empezará en Só¬
ller la cobranza de las Contribuciones e
Impuestos del Estado correspondientes a los dos primeros trimestres del año actual, la cual se verificará, como de costumbre, en ei zaguán de la Casa Consistorial, a las
horas ordinarias de oficina. Esta cobranza alcanzará hasta el dia 10
del citado mes de Junio.
La declaración de legumbres, cebada, avena y paja
Esta mañana ha sido publicado un bando por la Alcaldía de esta ciudad recordando a los propietarios de fincas rústicas de este término municipal la obligación que
tienen de declarar en la Administración
Municipal de Arbitrios las cantidades de legumbres de todas clases, asi como de la cebada, avena, paja, etc., recolectadas en
sus fincas.
Termina advlrtlendo en el expresado bando que los que dejaren de cumplir eatB ob'igación Incurren en responsabilidad y serán rigurosamente castigados con arre glo a la ley.

El tiempo reinante
Una serie de días serenos, completa¬ mente despejados, ha seguido a aquella
otra de frecuentes variaciones atmosféri¬
cas en que abundaron en esta comarca ios nublados y ventosos, algunos bastante molestos, que hubieran preferido los agri¬
cultores verlos convertidos en lluviosos
«de verdad», ya que las lloviznas que repetidamente cayeron apenas si bastaron para calmar la sed del arbolado, aumen¬ tada todavía más por la sequedad en que dejaba las tierras el viento.
Del estado actual del tiempo no hay motivo para quejarse, pues que es el pro¬ pio de la presente estación, y lo mismo puede decirse respecto a temperatura. No estando velado el sol por ninguna
nube desde su orto al ocaso se mantiene
caldeada la atmósfera, por lo que elévase aquélla considerablemente en algunas ho¬ ras del día, y durante las mismas es, so¬ bre todo para las personas que trabajan en el campo, como 8i estuviéramos ya en
la canícula.
En cambio, las noches y amaneceres son templados, de ambiente agradable: el que corresponde a la primavera, en la que, según el calendario, nos hallamos de pleno todavía.

Los actos celebrados por la 0. N. S. el domingo último en Palma
El domingo próximo pasado tuvieron lu¬ gar en la Capital varios actos organizados por la O. N. S. con motivo de la clausura de la semana de fas Escuelas de Trabajo Nacional-Sindicalistas que resultaron en
extremo lucidísimos.
Para tomar parte en los mismos se tras¬ ladó a Palma una nutrida representación de los Sindicatos Nade nales de esta cladad, que llevaba ¡a bandera de dicha orga¬ nización, acompañada de la Banda munici¬ pal de música afiliada a la misma.
Los referidos actos consistieron en la bendición de las banderas de los Sindica¬ tos, la cual efectuóse en la Casa Primo de
Rivera por el limo, señor Arzobispo-Obis¬ po de Mallorca y a la que asistieron el
Excmo. Sr. General Comandante Militar
de Baleares, el Excmo. Sr. Gobernador civil, el señor Alcalde de Palma, el señor Jefe de Estado Mayor, el Jefe de la O. N. S. señor Fernández Hidalgo y otras
autoridades.
Terminado dicho acto las organizaciones
sindicales, con sus estandartes y acompa¬ ñadas de varias bandas de música, se diri¬
gieron a la plaza de Ramón Luli, para asis¬ tir a la misa de campaña.
La citada plaza, lo mismo que las am¬ plias avenidas adyacentes, presentaba un Imponente aspecto, debido a la Ingente mu¬ chedumbre que se reunió en aquel sitio pa¬ ra presenciar el religioso y emocionante espectáculo.
Antes de la misa el limo, y Rvdm©. Pre¬ lado procedió a la bendición de los estandartes de las Escuelas de Trabajo Nacional Sindicalistas de Palma, Manacor, Felanllx, Slneu y Lluchmayor, celebrán¬ dose después el Santo Sacrificio.
Terminado éste empezó e! desfile ante las autoridades, el cual siguió por las calles de Vía Roma, Unión, Constitución, Con¬ quistador, Victoria y G-neral Goded, y terminó en el Palacio de la Aimudaina, cuyo acto resultó verdaderamente admi¬
rable.
En la Capitanía General y en Sa escalera
de dicho Palacio recibió a ia manifestación el Excmo. Sr. General Comandante Mili¬
tar, acompañado de sus Ayudantes y otros Jefes militares, disolviéndose ésta entre clamorosos y entusiastas vítores a España y al Generalísimo Franco.
Llamamiento a filas de los indhidnos
pertenecientes al reemplazo de 1933
de la Armada
Ha sido hecho público en esta ciudad un bando del Excmo. Sr. A mirante Jefe de la Base Naval de Baleares, por el que se llama a filas a todos los individuos perte¬ necientes al reemplazo de 1933 para el servicio activo de la Armada que pertene¬ cen a esta Provincia marítima y a los que, siendo del mismo reemplazo, se hallen acci¬
dentalmente en estas islas. Dichos individuos deberán verificar su
presentación en la Com»ndancia Militar de Marina de dicha Base Naval, antes de las veinticuatro horas del próximo lunes, día
31 del corriente mes.
Adviértese que los que no hicieran su presentación sntes de terminar el referido plazo, si no demuestran la absoluta impo¬ sibilidad de hacerlo, serán considerados como desertores al frente del enemigo y juzgados en juicio sumaríslmn.
COMERCIANTES
¡ Atención!
Gran surtido de bolsas
y papel de embalaje
IMPRENTA MARQUÉS
San Bartolomé, 17 - SÓLLBR

■miimii mi iiiiiiiiiiiii m i

mi inimniniiw mm—¡y

50LLER

♦ CRO NICA

§5
LOCAL ♦

Un recargo del 10 por ciento a be¬
neficio del Subsidio Pro-Combatientes
Por el señor Alcalde, D. Jaime Casasnovas Pastor, ha sido trasladada ai pueblo sollerense por medio de un bando la re¬ ciente disposición del Gobierno de Burgos en la que se establece un impuesto sobre
la venta de determinados artículos a be¬
neficio del Subsidio a las familias de los
combatientes.
Por el intererés que encierra la citada disposición insertamos integramente a
continuación el referido Bando de la Al¬
caldía:
«Creado por Decreto núm. 174 (B. O. del Estado n.° 83) con carácter provisional,
un subsidio a las familias de combatientes
en el frente, estableciendo a este fin un
recargo de tipo indirecto equivalente al 10 por 100, a los siguientes productos y
servidos:
Venta de tabacos de todas clases,
Billetes de entrada a espectáculos pú¬
blicos.
Consumiciones en cafés, bares, confi¬ terías y servicios similares.
Servicios y consumiciones extraordina¬ rios en hoteles, pensiones, fondas, hos¬ pedajes y posadas.
Perfumes.
El cobro de los recargos establecidos por este Decreto se verificará siempre por fracción completa de cinco en cinco cén¬
timos.
A este efecto se proveerá al cliente o comprador del correspondiente billete jus¬
tificativo de dicho aumento.
Estos billetes pueden adquirirse por los comerciantes o expendedores en la Junta Municipal, que al efecto se ha constituido en el Ayuntamiento de cada localidad.
Se consideran gravadas todas las con¬ sumiciones que se realicen en cafés, bares, con inclusión del vino al copeo, cerveza, vermouth, licores, gaseosas, refrescos y
vino al detall o copeo.
En las confiterías y dulcerías se consi¬ derarán gravados los bombones, carame¬ los, pasteles y demás clase de pastelería, frutas confitadas y secas, pactas, turrones, peladillas y toda clase de dulces similares a las anteriores, venta de vinos y licores al detall y por copas sueltas.
Eh los hoteles, fondas y posadas se consideran comprendidos en este Decreto
no las comidas normales del medio día y
de la noche, aunque sean sueltas o fuera de pensión, sino única y exclusivamente a aquello que pueda considerarse super¬ fino en las mismas, como es el vino de marca, copas de licor, cafés, etc.
Como perfumes quedan gravados todos los artículos de tocador y perfumería, cualquiera que sea el establecimiento don¬ de se expendan.
Las consumiciones de precio inferior a 30 céntimos quedarán exentas del im puesto en el término de Palma y las infe¬ riores a 20 céntimos en los pueblos de Mallorca e Ibiza,
En la venta de Tabacos las cajetillas de cigarrillos de precio inferior a 40 cén¬ timos y los cigarros puros de precio infe¬ rior a 30 céntimos quedan exentos de este impuesto. Para mayor eficacia de es te servicio en cuanto a la venta de tabacos,
se concertará directamente en los Alma¬
cenes de la Compañía Arrendataria de
Tabacos.
Recibida en la Junta Municipal del Sub sidio Pro Combatiente de este Ayunta miento la remesa de los correspondientes billetes, ios cuales han quedado repartidos esta misma mañana, se previene al público que desde esta fecha quedan en vigor to¬ das las disposiciones referentes al partí
cular.
Lo que se hace público por este medio para general conocimiento y su más exacto cumplimiento, previniéndose que esta Al¬ caldía impondrá las sanciones precisas a los que dejen de sujetarse a lo dispuesto en el presente bando».

Consejos de Gnerra en Palma
Por los trámites del juicio sumarísimo se instruyó por el Teniente Coronel de Infan tería D. Jaime Soler Obrador la causa se¬
guida contra el paisano Bartolomé Jover M^scaró, por el delito de excitación a la
rebelión.
El acto tuvo lugar el miércoles de la presente semana, a las seis y media de la tarde, en el local que ocupa la Escuela de Artes y Oficios de Palms.
Abierta la sesión, el señor Juez dió lectu¬ ra al apuntamiento de la causa, del que se desprende que a eso de las seis de la tarde del día 6 del actual el encartado, que era el dueño del café Sport del puesto de Sóller, estando discutiendo sobre el Movimiento
con unos artilleros les dijo que la situación de Barcelona no era tan grave como de¬ cían; pues él todas las noches oía la radio; que él era de izquierda republicana; que no era de acción pero ello no quería decir que no lo fuera.
El encartado negó las manifestaciones que se le atribuían.
El señor Fiscal en su informe mantuvo
la acusación y pidió para el procesado la pena de seis años de prisión mayor, acceso¬ rias y costas.
La defensa manifestó en su informe que
no entendiendo probados los cargos pidió para su patrocinado una sentencia abso
lutoria.
El Consejo quedó reunido en sesión se¬ creta para dictar sentencia,
Otro Consejo de Guerra tuvo lugar en la tarde de ayer, a las seis y media, en el
mismo antes indicado local de la Escuela
de Artes y Oficios. En él se celebró la vista de la causa, seguida por el Juez Te¬
niente Coronel de Infantería D. Federico
Muñoz Guí, contra ios paisanos Antonio Ochogavla Cervera, Francisco Illana Mar¬ tínez y Miguel Mir Villalonga, por los
delitos de retención ilícita de armas e in
ducción a la rebelión el primero; por el de inducción a la rebelión el segundo y por el
de adhesión a la rebellón el último.
Presidió el Consejo el Coronel de In¬ fantería D. Juan Verd Sastre y actuó de
Vocal Ponente el Teniente Auditor de 2.a
D. José María Alfín Delgado.
La acusación de los encartados estuvo a
cargo del Alférez agregado ai Cuerpo Jurídico Militar D. Félix Pons.
La defensa del encartado Ochogavla estuvo a cargo del Capitán de Artil'ería D. Tomás Trenor Ascarrege; la de Fran¬ cisco Illana, a cargo del Capitán del mismo Cuerpo D. Angel Aparicio y la de Miguel Mlr, a cargo del Capitán del repetido Cuerpo D. Sebastián Feliu Blanes.
Abierta la sesión el señor Juez dió lec¬ tura al apuntamiento; se desprende que el encartado Ochogavla, que era delegado de
la Casa del Pueblo de los ferroviarios del
tren de Sóller, el día 19 de Julib indujo a dichos obreros a que no se presentaran al trabajo, lo cual tampoco lo efectuó, y prac
tlcado un reconocimiento en su cosa le fué
ocupado un carnet de la U G,T., un revól¬ ver Smlt y una navaja; que los otros dos encartados tampoco se presentaron al tra¬ bajo, el día 19 de Julio, e indujeron a los ferroviarios a la huelga, negándose el Mir
más tarde a firmar su adhesión al Glorioso Movimiento Nacional.
E> señor Fiscal en su informe mantuvo
la acusación contra cada uno de los proce¬
sados y acusó al O 'hogavia de un delito de tendencia ilícita de armas y de otro de inducción a la rebellón; al I lana de un de lito de inducción a la rebelión, y al Mir de un delito de adhesión a la rebelión y pidió oara el primero la pena de muerte; para e| I lana la pena de doce años de prisión ma yor por un delito de inducción a la rebe •ión y para el Mir la pena de treinta 8ños de reclusión temporal, por un delito de ad
hesión a la rebelión.
El Capitán señor Trenor, defensor de O hogavia, pidió para\\ su defendido la ab solución por e< delito de tenencia ilícita de armas y la de 6 ^ñjs de prisión por el de
tito de inducción a la rebelión.

El Sr. Torres cesa en su Notas de Sociedad

cargo de Gobernador

SALIDAS

Ha sido destinado a Sevilla
El Sr. Quiñi Zaforteza Gobernador
interino

El lunes emprendieron viaje de regreso aMaysgífaz, después de pasar aquí, con sus familiares, larga temporada, los espo¬ sos D. Francisco Enseñat Canals y doña
María Teresa Perea.

El martes, al recibir ei Sr. Torres Bes-
tard a ios periodistas palmesanos en el Gobierno Civil, Ies manifestó que fiBbía cesado en el cargo de Gobernador de ia provincia, habiendo sido destinado a Se¬ villa, a las órdenes del General-Jefe del Ejército del Sur, Sr. Quefao de Llano.
También les dijo que htbía sido nombra¬ do para el cargo de Gobernador civil, Inte¬ rinamente, el Presidente de la Diputación, D. José Quint Zaforteza.
Este, que se encontraba en el despacho, manifestó que había sido nombrado interi¬ namente, sintiendo la separación del señor
Torres.
A! despedir nosotros también al señor Torres, queremos exteriorizar a éste su sentimiento por la marcha, felicitándole, al propio tiempo, por su nombramiento.
Un bando sobre el consu¬
mo de gasolina

Deseárnosles un feliz visj?.
NATALICIOS
El domingo último vióse alegrado eí hogar de nuestros distinguidos amigos,
los esposos D. Sebastián Alcover Colom v
D.a Catalina Puig Morell, con el feliz nacimiento de un agraciado niño, al que ha sido impuesto el nombre de Juan.
Enviamos nuestra efusiva enhorabuena
a los venturosos padres y demás familiares del angelito.
Están también de plácemes nuestros
amigos, 103 esposos D. Francisco Fontenet y D.a Margarita Oilver, por el nacimiento de su hljita, una preciosa criatura que vino
ai mundo el miércoles de esta semana, la
que se ñamará Rosa. Nos asociamos al gozo de los esposos
Fontanet Oliver y les enviamos sincera
felicitación,
MEJORÍA

Por el Excmo. Sr. Comandante Militar j
de Baleares ha sido publicado un bando mediante el que participa que, desapare¬ cidas las causas que motivaron la restric¬ ción en el consumo de gasolina, ha dis¬ puesto que a partir del día 23 de este mes se restablezca la venta de gasolina en las mismas condiciones que se efectaaba antes

Ha regresado de la clínica del Dr. Val* dés nüestro apreciado amigo y laborioso Secretarlo de Falange D. Juan Bauzá, quien se halla ya muy mejorado de la enfermedad que le ha tenido larga tem¬ porada en cama.
Deseamos sinceramente al Sr. Bauzá un
pronto y total restablecimiento.

de la publicación del edicto de día 4 del
actual.
Según lo dispuesto en al bando de refe¬ rencia, los particulares que tengan necesi¬ dad de proveerse de gasolina coloreada,
deberán solicitar de la Comandancia Mili¬
tar (4.a Sección), por escrito y sin necesi¬ dad de reintegro alguno, antes del jueves de cada semana, ia que necesiten para el consumo de la semana siguiente.
Los encargados de ios surtidores no podrán facilitar cantidad alguna de gaso¬ lina coloreada sin la presentación de los vales expedidos por dicha Comandancia.
Para la adquisición de nn nuevo acorazado “España,,

El canje de los billetes del Banco de España
Conforme estaba anunciado, el martes terminó el plazo para el cange de los bille¬ tes del Banco de España por los de la nue¬ va emisión. Desde el día siguiente sólo tienen validez (os modernos y (os antiguos han dejado de tener circulación.
Por el Excmo. Sr. Presidente de la Jun¬ ta Técnica del Estado se ha dispuesto en relación con este asunto, que ninguna en¬ tidad ni particular, salvo ei Banco de Es¬ paña, vienen obligados a aceptar billetes legalmente estampillados de ese estable¬ cimiento después del día 25 del corriente

mes.

Atendiendo la patriótica indicación que el señor Comandante de este Sector, don Antonio Salgado Muro, hizo a nuestros paisanos desde estas mismas columnas, tenemos la satisfacción de anunciar que ha sido abierta en Sóller una lista de suscrip¬
ción, que tan pronto ha sido conocida del público se ha visto aumentada con Impor¬
tantes aportaciones en metálico. En el presente número empezamos a pu¬
blicar esta nueva lista, que, dado e! patrio¬ tismo de ios sollerenses y el objeto a que ha de destinarse su montante, es de esperar

Y que los tenedores de tales billetes pueden presentarlos en las dependencias del Banco de España para su canje por los
de la nueva emisión hasta el 31 inclasive
del mes actual, entendiéndose que trans¬
currida esta última fecha los billetes es¬
tampillados de referencia carecerán eri
absoluto de validez.
Ya lo saben, pues, aquellas personas a las cuales hubiera quedado sin cambiar al¬ gún billete: hasta el próximo lunes pueden canjearlos aún, llevándolos para ello a la sucursal del Banco de España, en Palma.

alcanzará pronto una elevada cifra.

El domingo y lañes último por parte de las falangistas de esta dudad se efectuó por calles y plazas una cuestación con este mismo objeto.
Para esta suscripción se admiten, además de cantidades en metálico, los donativos de monedas de oro viejas y deterioradas que
se posean y todo otro objeto de este metal.

Comisión liquidadora de Acción Popular
Todos los tenedores de obligaciones del billar, pueden pasar mañana de 1 a 4 de la tarde a hacerles ofeetivas previa la presen¬
tación de las mismas.

Los que tengan créditos contra la sociedad deben pasar también a las iedicadas hora»

La defensa de Illana, Capitán señor Apa rielo, pidió para el mismo una sentencia ab solutoria, y en caso de que el Consejo le considerara culpable se le impusiera la pena de prisión menor.
El señor Feliu Blanes, defensor del Mlr, pidió la absolución, y si el Consejo opinaba lo contrario, que se tuviera en cuenta los antecedentes del procesado.
El consejo quedó reunido en sesión se¬ creta para dictar sentencia.

pira cobrar. Los que adenden papeletas a la sociedad
se les ruega pasea mañana por el que fuá local social para hacer efectivos sus débitos.
Se raega a todos los interesados pa-ea mañana por el local: Banzá 8, con el fin de
poder cerrar la liquidación mañana mismo. Las personas a quienes Interese comprar
Icb muebles sobrantes pueden pasar por la calle de Qaadrado, n.° 5, donde se Icb ente
rara de los preclo3. Sóller 29 Mayo 1937.—La Comisión liqui
dadora.

SOLLER

Vida Religiosa
La fiesta dedicada a la Virgen
Dolorosa
El próximo pasado domingo celebróse en la Parroquia la esplendorosa fiesta que dedica anualmente la archicofradía
de Madres Cristianas a su excelsa Patro-
na, Nuestra Señora de los Dolores. Fué preparada, como saben nuestros lectores, con una tanda de piadosos Ejercicios ba¬ jo la inteligente dirección del Rio. Padre Lorenzo Salcedo, S. J. y con el canto de Completas en la vigilia.
A las siete y media de la mañana del mencionado día festivo tuvo lugar la Co¬ munión general para la indicada asocia' ción, que estuvo sumamente concurrida, y a las nueve y media se cantaron las ¿doras menores, con Tercia solemne. E«i la Misa mayor, que se cantó a continua¬ ción, la capilla parroquial interpretó, con acompañamiento de armonium y bajo la dilección del organista Rdo. D. Miguel Rosselió, la composición «Benedicamus Domino» del maestro Perosi. Ofició el vi¬
cario Rdo. D. Jerónimo Pons, asistido por los Rdos. D. Antonio Rullán y D. Pedro Antonio Magraner y ocupó la sagrada cᬠtedra el Rdo. P. Salcedo, quien tejió, su¬ mamente inspirado, bello panegírico de laSantisima Virgen como Madrearmrosa y abnegada, que todas las que ostentan
este honroso título deben imitar.
Por la tarde se cantaron Vísperas y Completas, a las tres, y a las cinco se practicó ei ejercicio mensual propio de la Asociación, con sermón final de los Santos Ejercicios por su elocuente Di¬ rector. A las siete se rezó el Rosario, se
practicó la devoción del Mes de María, y, como celebraba la Iglesia en dicho día la fiesta de la Santísima Trinidad, se cantó después elTi isagio angélico.
Con motivo de la reseñada fiesta estu¬
vo bellamente adornada la capilla de la Virgen Dolorosa con gran profusión de vistosas fiores, artísticamente colocadas en el altar y nornacina y con buen nú¬ mero de preciosas macetas en el suelo. La iluminación, espléndida con la combi¬ nación de cirios y bombillas eléctricas y
aumentada aun más cod la reverberación
de las luces en los dorados del retablo, presentaba un aspecto encantador.
La solemnidad del «Corpas Christi»
Anteayer celebróla esta ciudad con gran bril.antez y magnificencia, lo mismo en ei templo parroquial que en todas las ca¬ lles y plazas de la población. En la facha¬
da de la Casa Consistorial ondearon las
banderas nacional y mallorquína desde por la mañana y estuvieron adornadas las ventanas con los tapices, como en las más solemnes fiestas populares. Tam¬
bién fué enarbolada la bandera nacional
en las del Juzgado y demás edificios pú¬ blicos, sociedades y colegios, y las ven tanas y balcones de las casas particula¬ res aparecieron adornadas con vistosas colgaduras. Notóse igualmente durante todo el día, en todas partes, una inusita¬
da animación.
En la Parroquia hubo, por la mañana, a las siete y media, una concurridísima Comunión general, para los Caballeros de Ntra Sra. de la Victoria, asociación de las Marías de los Sagrarios y demás ‘instituciones y cofradías parroquiales, y seguidamente verificóse la exposición
de. Santísimo Sacramento.
A las nueve y media se cantaron so¬
lemnemente las Horas menores, con
acompañamiento del órgano, y a con li¬ cuación la Misa mayor, en la que fué el celebrante el Rdo. Párroco-Arcipreste, D. Rafael Sitjar, al que asistieron de diácono y subdiácono, respectivamente, los Ríos. D. Gabriel Ferrer, vicario, y D. Nicolás Frau, capelláa de Biniaraix. El sermón estuvo a cargo del joven sacerdote Rdo. D. Bernardo Pujol, quien glosó con palabra elocuente las excelen¬
cias de la Santa Eucaristía e historió la
singular festividad del Cuerpo de Cristo de*de su origen hasta nuestros días, se¬ ñalando las distintas épocas en que adquu ió, en su constante desarrollo, un ma¬ yor esplendor.
La capilla cantó la Misa de Valdés en
combinación con el coro de Acción Li-
tú gica, y lo mismo la Secuencia propia de este día, que repitieron luego durante
la «Oferta».
Avstieron al Oficio las Autoridades
m itares y civiles ae esta ciudad y un muy considerable número de fieles,
Pur la tarde, a las tres, practicó la

asociación de las Marías de los Sagra¬ rios un devoto ejercicio, con pláctica que les dirigió el Rdo. Párroco-Arcipreste, Sr Sajar, y acto seguido verificóse la imposición de medallas a las aspirantes al ingreso en dicha congregación. A las cuatro tuvieron lugar los actos corales y seguidamente se practicó la devocióa del
Mes de María.
La procestón, como siempre lucida, re¬ vistió hogjño un carácter de majestuosi¬ dad que en épocas normales, de paz ma¬ terial y espiritual, no solía tener, debido sin duda al gran número de fuerzas ar¬ madas que rindieron acatamiento a Je¬ sús Sacramentado y al mayor recogi¬ miento del público, más serio y preocu¬ pado que en aquéllas en razón de las dolorosas circunstancias por que atraviesa
nuestra Patria infortunada. La salida de
su Divina Majestad de la iglesia, salu¬
dada con los bellos acordes del Himno
Nacional y con los vibrantes sones de las cornetas y tambores militare!!; con las armas presentadas de las tropas que cu¬ brían la carrera,y se le rendía al pasar, y adorándola rodilla en tierra una multitud
ingente de personas de toda edad, sexo, estado y coodición, que llenaba la espa¬ ciosa Plaza, fué un acto grandioso, ver¬ daderamente imponente y conmovedor. E igualmente lo fué el final, cuando des¬ de lo alto del atrio del templo dió la ben¬ dición con la Sagrada Hostia el Rdo. Pᬠrroco Arcipreste a la gran muchedumbre allí congregada, llenando también el es¬ pacio los marciales sones, rindiéndosele a ia Divinidad las banderas y las armas, y estando todos los concurrentes en de¬
vota adoración.
Recorrió ia procesión las calles y pla¬
zas de circunvalación del casco de la
ciudad, y formábanla, precedidos por una pareja de ia Guardia civil a caballo, ios parvulitos de ías escuelas que regentan las Hermanas de la Caridad; una sección de «Pelayos» y otra de «Flechas», con sus banderas respectivas; los ricos estan¬ dartes de las cofradías parroquiales con sus obretías; una representación de la asociación de la Cruz Roja, con su ban¬ dera, y nutridas representaciones tam¬ bién de distintas asociaciones piadosas: Caballeros de Ntra Sra. de la Victoria,
Cofrades del Santísimo Sacramento y Adoradores Nocturnos. Intercaladas en
la larga comitiva eran llevadas en andas las imágenes de San Bartolomé, Patrono de esta ciudad; de San Vicente de Paúl; de la Inmaculada (por jóvenes asociadas Hijas de María) y de la Santísima Virgen bajo la advocación de Reina de Cielos y Tierra. Seguía la Cruz y clero parro¬ quial, ai que iban agregados los PP. Mi¬ sioneros de los Sagrados Corazones y los PP. Filipenses, revestidos unos y otros con sus mejores ornamentos. Llevaban
los señores sacerdotes sobre hombros el
rico tabernáculo que contenía la Sagrada Forma, bajo palio, cuyas varas sostenían distinguidos jóvenes de la localidad, y a la que daba escolta de honor un piquete de la Guardia civil con uniforme de gala, y detrás iban el Párroco, Rdo. D. Rafael Sitjar, de Preste, con los ministros reve¬ rendos PP. Bernardo Martorell, Prepó¬ sito de la Congregación del Oratorio y Guillermo Pont, Director de esta Re¬ sidencia de Misioneros de los Sagra¬ dos Corazones, y las Autoridades mili¬ tares y civiles de esta ciudad, la Banda Municipal de música,—que tocó durante el largo trayecto escogidas marchas al¬ ternando con los cantos litúrgicos—y ce • rraban la marcha, con armas y bayone¬ ta calada una compañía de Artillería.
De regreso al templo parroquial y ya desde la puerta de entrada entonó el Rdo. Cura-Arcipreste el Te-Deum, que fué cantado por un nutrido coro, con acompañamiento del órgano, y efectuóse
seguidamente la reserva, cantándose por ei público durante la misma el Himno Eucarístico, con lo que se dió por termi¬ nada esta solemne función.
La fiesta de Santa Rita
En la iglesia del Hospital se celebró el sábado último, conforme en nuestra cró¬
nica anterior habíamos indicado. Consis¬
tió en Misa de Comunión, a las siete y media, y Oficio solemne, a las diez, can¬ tándose por la escolaoí^ parroquial y el pueblo, con. acompañamiento del armo¬ nium, la composición gregoriana de Angelis, Fué el celebrante el Rdo. D, Pedro Antonio Magraner, ministrado por los Rdos. D Bartolomé Coil y don Gabriel
Ferrer.
La función de la noche, como todos los aña>s popularísima, consistió en rezo del Rosario, sermón-panegírico de la glorio¬

TALLERES DE CARPINTERIA Y EBANISTERIA ALMACEN DE MADERAS DE

MK5U6L COLOM

Construcción de muebles de lujo, estilos clásico y moderno : -: Especialidad en puertas y persianas
enrollabies sistema americano : -: Persianas catala¬

nas

Restauraciones de todas clases

Decora¬

ción e instalación general de mobiliarios

CALLE DEL MAR, 77

SÓLLER (Mallorca)

AVENIDA DEL GENERAL GODED(Antes Gran-Vía)

sa Santa Rita de Casia por el elocuente orador sagrado Rdo. P. Lorenzo Salce¬ do, S. J. y ejercicio en honor de dicha Santa, terminándose con la adoración de su imagen, situada en el altar mayor en¬ tre flores y luces, por ante la cual desfi¬ laron los numerosísimos asistentes.
Como tuvo este año- la referida fiesta
el carácter de rogativa, para impetrar de Dios por mediación a la Santa festeja¬ da ia próxima pacificación de nuestra querida Patria—conforme indicó el Rec¬ tor de esta iglesia, Rdo. D. Miguel Rosselló—se suprimieron los acostumbrados adornos en el exterior del templo y la asistencia de la Banda de música, que en
los anteriores solía amenizar el acto del
besamanos tocando en el patio del bené¬
fico establecimiento. En su sustitución cantaron ios fieles durante el largo des¬
file los gozos dedicados a Santa Rita.
Oración de Cuarenta Horas en honor
de San Felipe Neri
Ea la iglesia de los PP. Filipenses se dió principio en la mañana de ayer a una
solemne oración de Cuarenta-Horas en honor del Santo Fundador del O atorio,
habiéndose verificado la exposición del
Santísimo a las seis. Al anochecer se re¬
zó el Rosario, hubo después sermón, por el Rdo. D. José Morey, se practicó la de¬ voción del Mes de María y efectuóse luego la reserva de su Divina Majestad.
Hoy se ha verificado la exposición a la misma hora y seráa los actos cultua¬
les de la noche idénticos a los de ayer,
con la sola diferencia de que el sermón estará a cargo del Rdo. D. Bernardo Pujol.
Y mañana, día principal, habrá Misa de Comunión general a las siete y media; Oficio solemne a las diez (después del canto de Tercia), con sermón por el reve¬ rendo D. Jerónimo Pons, vicario, y des¬ pués se verificará la exposición del San¬ tísimo. Por la noche se rezará el Rosario, habrá sermón por el mencionado orador y se efectuará la reserva después del
canto del 7e-Deum.
CULTOS SAGRADOS
!
En la iglesia de las MM. Escolapios.—Ma¬ ñana, domingo, día 30: A las siete y media, Misa conventual. Por la tarde, a las cuatro y media, exposición del Santísimo, estación, rosario y ejercicio del Mes de las Flores, como acto impetratorio.
Lunes, día 31: Fiesta a Ntra. Sra. como final del Mes de María. A las seis y medía, Misa conventual; a las diez y cuarto, Oficio solemne, en qne predicará el Bdo. don Jeró¬ nimo Pons, vicario. Por la tarde, a las cua¬ tro y media, conclusión de! ejercicio del Mes de las Florea y Besamanos a la Inmaculada.
Jueves, día 3 de Junio: A las siete de la tarde se practicará la Hora Santa, con mani¬
fiesto.
De Teatros
FANTASIO
Se estrenaron en este cine, el sábado y domingo últimos las producciones El hijo del carnaval en español, y Su señoría se
divierte.
Aiexander Woikoff, realizador de El hi¬ jo del carnaval ha tenido la habilidad de ofrecernos un melodrama vuelto del revés, con todos ios rasgos y detalles de una concepción moderna.

Ivan Mosjouklne realiza una labor admi¬
rable de elasticidad cómico-dramática.
Junto a él Tania Fedor encarna perfecta¬ mente un tipo que va may bien a su tem¬ peramento.
Su señoría se divierte, de la «Metro es una divertida parodia de ios films poli¬ cíacos, realizada a un ritmo justo y en la que abundan tas escenas de buen humor, que le dan un aspecto suave a este género de películas folletinescas.
Posee una fotografía excelente y una interpretación impecable por parte de Maureen O’Sullivan, Edmund Gwenn y
Lucile Watson.
En la noche del jueves, festividad del Corpas Christi, se estrenó la película espa¬ ñola Diez dias millonario, interpretada por Luis Peña y Milagritos Leal. Resultó ser una película mediocre, que honra may poco la producción nacional.
En dichos días se repuso, además, la graciosa y bella opereta de la «Ufa», lo de dia, tu de noche, magníficamente pro¬ tagonizada por la gentil Kate de Nsgy y Willy Fritsch.
Para esta noche y mañana se ha anun¬
ciado otro interesante estreno: El noveno
mandamiento, un drama vigoroso que se yergue entre hermanos, enmarcado en un trozo de paisaje alemán, admirablemente trasladado a! lienzo por la «Ufa*.
Pasiones desatadas... sostenidas y pun¬
zantes rivalidades... el drama que acecha{ una realización de gran poder patético y una interpretación profundamente humana —a cargo de la bellísima Frledel Plsetta y Walter Grlep, secundados por PauiKInger y Robert Müller—hacen de El noveno
mandamiento, uno de los más renombra¬ dos films artísticos de la temporada.
Este film será presentado en su ver¬ sión en español.
Glhger Rogers y Fred Astaíre, los re¬ yes de la danza, aparecerán de nuevo es¬ tos dias en la pantalla del «Fantasio» con La alegre divorciada la super-joya masical de la «Radio» que causó la admiración
de todos a! ser estrenada.
La alegre divorciada, reane muchos y preciados valores para ser vista con agradabilldad suma una y otra vez: su trama de enredo, de fino humorismo; su presen¬ tación espectacular, de distinción, de cos¬ mopolitismo; un derroche de melodías em¬ brujadas; un elenco insuperable y esa pa¬ reja, Fred Astaire y Glnger Rogers, ver* daderos virtuosos de ia coreografía que arrebatan al público clamores de entusias¬
mo a cada actuación.
KURSAAL
Fueron proyectadas en este salón en las de! funciones domingo las cintas Ahi viene el novio, de la «Paramount* y Contra el imperio del crimen, de la «WarnerBros».
Anteayer, jueves, fiesta del Corpus Crhlsti, se presentaron los films El pan nuestro de cada dia, de «Artistas Aso¬
ciados» y A las doce en punto, de la
«Warner Bros».
Para mañana está anunciada la produc¬ ción «Warner Bros» El pai/aso del circo por Bocazas, y la de la «Universal» Alas sobre el Chaco, por Lapita Tovar y José Crespo.

i

SOLLER

CREDITO BALEAR S.A.

Fundada &n 1872

Casa Central; Sucursales:

PALMA DE MALLORCA
Andraitx, Felanitx. Ibiza, Inca, Lluchmayor, IVIanacor, Pcrreras y Sóller.

inmejorables condiciones para toda olasa da opora, otoños do BANCA y BOLSA on España y extranjero

Giros ■ Cheques - Compra y Venta de Valores - Cambio de Moneda Imposiciones - Préstamos, etc. etc.
Cámara acorazaaa para custodia de Valores y servicio de Cajas de Alquiler. Huchas para el ahorro a domicilio
RAPIDEZ Y ECONOMIA EN TODAS LAS OPERACIONES
Sucursal do Sóller; Plaza A. Maura, 1 - Teléfono, & Telegramas; Credllear

Por que nos batimos; por que venceremos

En este magnifico artículo, publicado originariamente en el periódico italiano *Stampa» y reproducido por diva sos periódicos americanos y
nacionales, el insigne Caudillo, Jefe del Estado Español, expone la gesta¬
ción del Glorioso Movimiento Salvador que ha de regenerar a España, víctima de la política egoísta, corruptora y sovielizante que la hundía por momentos en un abismo de dolor y de vergüenza.
Al traer a nuestras columnas las palabras escritas por el ilustre General
Franco, guía y paladín de la patria española, deseamos que su pensamiento directriz llegue hasta lo más hondo de todas las conciencias para que se mantenga viva y creciente en ellas la fe en su caudillaje providencial y las conforte con el optimismo inagotable de su espíritu.

14 de abril de 1931... La secular monar¬
quía, que hizo un tiempo de España el más grande imperio del mundo, está arruinada bajo las intrigas de los políticos ambiciosos. Su Majestad el Rey Alfonso XIII, engaña¬ do y traicionado por su mismo Gabinete, abandona su Patria. El populacho se arro¬ ja a las calles, gritando su alegría, pero es únicamente la plebe de las grandes ciuda¬ des, donde la propaganda comunista ex¬ tranjera ha cavado surcos profundos, satu¬ rado de veneno el espíritu de los trabaja¬
dores.
COMIENZA LA REPUBLICA
La campiña, siempre conservadora y los campesinos, siempre apegados a las tradiciones, se mantienen fieles al antiguo régimen. Y es la campiña la primera en dar jaque mate al sistema, que se dice de¬ mocrático. Este quiere el voto popular e invoca un idéntico derecho para cada hom¬ bre sea noble, campesino u obrero; esto no obstante, en las elecciones municipales de 1931, si bien la idea monárquica reúne veinte mil candidatos electos y la Repúbli¬ ca solamente cinco mil, se asiste al triunfo de la República que sofoca a la Monarquía y la obliga a desaparecer.
¿Cómo es posible un hecho tan increíble, en un país dirigido en una forma de go¬ bierno que se dice democrática? Simple¬ mente así: los cinco mil republicanos re presentan la opinión de las grandes ciuda¬ des y los veinte mil monárquicos reflejan los sentimientos de la gente del campo. La República, invocando la igualdad de los derechos del hombre, sube al poder a tra¬ vés del fallo de esos mismos derechos, que ella promete proteger y que ella misma
defrauda... confiriendo al voto de los ciu¬
dadanos un más gran valor que al voto de los rurale?, con el pretexto que los elec¬ tores de la campiña no han evolucionado a la par de los de las grandes ciudades, y que, en consecuencia, no se puede acordar más que una importancia relativa a su voto.
¿Pero la Democracia no ha invocado en todos los tiempos y no invoca la igualdad de los derechos, sin excepción?
Así tuvo comienzo el imperio de Ja Re¬ pública. Entre los nuevos leaders hay hom¬ bres que provienen de todos los sectores: republicanos, realistas, socialistas, comu¬ nistas, ocupándose todos ellos de sus pro¬ pios intereses personales más que de los intereses del País. La República española está ligada por vínculos ocultos: los jefes,
en mayoría, son masones y ponen, antes que los deberes hacia la Madre Patria, los
deberes hacia la Masonería.
El Ejército se dió exacta cuenta de este estado de cosas. Pero no corresponde a nosotros, soldados, dirigir al País. Nuestro deber es defender España sin respeto de nuestros sentimientos personales y nuestras

preferencias hacia esta o aquella forma de régimen; y nosotros servimos a la Repúbli¬ ca con la misma fidelidad con que servi¬ mos a la Monarquía. Sin embargo la Re¬ pública no tuvo confianza en nosotros. En dos años de régimen socialista bajo la pre¬
sidencia de Azaña, se realizaron dos años de persecuciones para el Ejército. Aquel Gobierno nos vilipendia, nos humilla, nos arruina; nosotros quedamos lealmente fir¬ mes en nuestros puestos. El marxismo se refuerza y agiganta favorecido por el mismo Gobierno. España corre ciega y rápida¬
mente hacia el abismo final...
Una breve etapa con el gobierno de las fuerzas de derecha: Lerroux, Gil Robles. Este último, entonces ministro de Guerra, reúne a los generales Fanjul, Goded y a mí, los tres investidos de altos poderes militares, y nos ordena reorganizar al Ejér¬ cito español que ha permanecido, como siempre, el sípibolo viviente de la defensa nacional. Lo más pronto posible nos po¬ nemos a la obra; pero la corrupción par¬ lamentaria, la disolución del mundo de los
políticos, con la caída del gobierno de de¬ recha, truncan brutalmente nuestros es¬ fuerzos. Gil Robles deja el ministerio de Guerra con lágrimas en los ojos.
UN ERROR DE ALCALÁ ZAMORA
Las izquierdas temen un golpe de estado de los militares. El ejército no está todavía listo para alzarse victoriosamente contra el Presidente de la República, Alcalá* Za¬ mora, que hoy indicamos no como al prin¬ cipal sino como al único responsable de la crítica situación en la cual yace España en estos momentos. Y yo mismo le digo el principal responsable: por que fué él, después de la revuelta comunista en As¬ turias en 1934, el que traicionó los esfuer¬ zos de los hombres que, legalmente sin duda, movidos por pur© patriotismo ha¬ bían hecho de todo para salvar a la Patria en régimen republicano.
Fué Alcalá Zamora, que a lo último, re¬ husó de suscribir el supremo castigo de los jefes revoltosos y quien conmutó las sen¬ tencias capitales emanadas del Tribunal especial.
Tal conducta de Alcalá Zamora no sor¬
prenderá apenas nos esforcemos en recor¬ dar que existían desde hacía tiempo, pactos secretos, a los cuales la masonería no eirá
extraña y que vinculaban a ella a muchos jefes de aquel movimiento revolucionario,
de carácter netamente comunista.
Vivíamos jornadas de trabajo y de an¬ gustia. Elecciones de 16 de febrero de 1936: la inesperada y formidable victoria del Frente Popular entrega a Azaña las rien¬ das del poder. Y Alcalá Zamora fué desti- • tuído por aquellos jefes del movimiento re¬ volucionario asturiano que él había librado
de la muerte.

¿0*000

cz>m

ALMACENES DE MUEBLES

o o

RAFAEL MORA o

Calle del Mar, 4, 5 y 6

Bauzá, 16 - SÓLLER

o o

Extensa variedad en modelos económicos y de lujo

o

GRANDES EXISTENCIAS para poder satisfacer el gusto Q

de todos los clientes

Q

^ VISITE NUESTRAS EXPOSICIONES

SECCIÓN DE LOZA Y CRISTAL

()

() Gran surtido en juegos de café, vajillas, cristalerías y

objetos para regalos

{)

o ———

SECCION DE ARTICULOS VARIOS

X

Lanas, Hules, Tapices, Alfombras, etc., y demás objetos A

propios para la decoración del hogar.

q

^OOOOOí

Era yo entonces jefe de Estado Mayor General. El nuevo gobierno no tardó en darme una brillante promoción, enviándo¬ me a las Canarias. Era exacto que era allí la más alta autoridad militar, pero los go¬
bernantes consideraban las Canarias sufi-
jcientemente lejanas, como para impedirme eventualménte ingerirme en sus negocios.
Por un momento dudé si debía o no acep¬ tar el nuevo destino. Partí: mi deber hacia
España era andar a donde se me mandaba, y España antes de cualquier cosa.
Desde allí presentí que el abismo final no podía estar muy lejano. Había estudia¬ do profundamente el problema ruso y co¬ nocía con exactitud las mentiras del régi¬ men soviético, habiéndome demostrado a mí mismo como él significaba esclavitud para las clases trabajadoras. Y por lo tanto me había profundamente dolorido, al com¬ probar como españoles eminentes, hom¬ bres de ciencia y de corazón, se dejaban seducir por aquella nefasta idea antinacio-
nalista.
EL EJERCITO Y LA MASONERIA
Muchos son aquellos que se preguntaban por qué el Ejército desde que vió clara¬ mente perfilarse el desastre que el triunfo del Frente Popular preparaba a España, se contuvo. La respuesta es muy sencilla: el Ejército no estaba suficientemente orga¬ nizado. Había debido cesar mi trabajo de reorganización cuando apenas estaba co¬ menzado, y no estaba en grado de dar di¬ rectivas al Ejército como habría debido, para una empresa de tan terrible respon¬
sabilidad. Había también elementos du¬
dosos; algunos porque eran partidarios de¬ clarados del Frente Popular después que habían obtenido promociones y adelantos del gobierno de Azaña; otros, por cobardía; pero los más, por compromisos secretos con la Masonería. Es un hecho comprobado que la mayor parte de los oficiales de las
fuerzas marxistas son masones.
Esto fué probado por lo menos por dos diferentes documentaciones: la primera fué dada por las publicaciones hechas en Ma¬
drid de un escrito titulado: «La Masonería
afirma su actividad»; la segunda está cons¬ tituida por todo lo que los Falangistas en¬ contraron en la Gran Regional del Centro de España, de Toledo. Según estas docu¬ mentaciones, los «masones que comandan grupos de milicianos» como el tristemente famoso coronel Mangada, son tratados
como «libertadores».
A mi juicio, fué la masonería, con todas sus ramificaciones internacionales, la causa fundamental de la ruina política de España: como también es responsable del asesinato de Calvo Sotelo, consumado en obediencia
a las órdenés recibidas del Secretario Ge¬
neral de la masonería de Ginebra, llevadas
a España por el señor Barcia, entonces ministro del Interior.
El asesinato de Calvo Sotelo, fríamente realizado por un grupo de Guardias de Asalto en uniforme, abrió una serie de de¬ litos que preludiaron la proclamación de un estado soviético en España. Esto nos¬ otros lo sabíamos y esto nos convenció que no debíamos perder tiempo si queríamos salvar a España de la ruina total.
Las islas Canarias, entretanto, me daban desilusiones; allí también el comunismo había cavado surcos profundos; fui infor¬ mado que el primero de mayo, fiesta del Trabajo en España, el Consulado inglés iba a ser atacado e incendiado para «celebrar

la jornada». Decidí que tal cosa no sucede¬ ría mientras yo representase la autoridad de la isla, y proveí al Consulado de una guardia armada. Inmediatamente el Go¬ bernador Civil me contestó que mi gesto era una provocación para las masas. Res¬ pondí que prefería provocar a las n¡iasas antes que esperar de brazos cruzados que las cosas sucedieran de modo irreparable, y agregué que la fuente de la cual tenía la
información merecía mi entera confianza.
Me amenazó entonces con dar la noticia de
lo que estaba sucediendo al gobierno de Madrid. Le dije que lo hiciese. Poco des¬ pués me llamaban al teléfono desde el Mi¬ nisterio de la Guerra: querían saber por qué había movilizado las tropas a mi ar¬ bitrio Di cuenta de la situación, y, conclu¬ yendo una larga discusión, obtuve que se
mantuvieran las medidas.
Llegó el primero de mayo. Las masas
desfilaron ante el consulado en camiones y
a pie, en orden perfecto; ni un puño se le¬ vantó en el famoso saludo soviético. Aún, cuando algunos de los manifestantes inten¬ taba tal gesto, todos sus compañeros se pre cipitaban sobre él y le bajaban el brazo.
La presencia de los soldados armados fué
suficiente.
18 DE JULIO DE 1936
Diez y ocho de Julio de 1936: el Ejército
levanta la bandera nacionalista en Marrue¬
cos.
Partí inmediatamente en avión. El Capi¬ tán Bolín había previsto y preparado aquel* viaje. Ninguno sabía, en la isla, cual era
mi meta. En Marruecos asumí el comando
de mis hombres. La guerra de liberación,
comenzó.
Los principios fueron duros. El Ejército no había tenido tiempo de prepararse ape¬ nas para la empresa, porque la inminencia de la proclamación del estado soviético lo
había forzado a moverse antes de hora.
Pero no podíamos permitir a los soviets actuar primero que nosotros.
Toqué bien pronto con la mano que la guerra civil española no debía ser «sola¬ mente aquello»... Nosotros, Nacionalistas, nos aprontamos a combatir no solamente a los marxistas españoles sino también a las potencias extranjeras que favorecían ai> comunismo. En efecto, Rusia, corrió inme¬ diatamente en ayuda del Frente Popular, con armas y hombres; pero la mayoría de los «voluntarios» enrolados én la U. R. S.
S., en nombre y por cuenta del Frente Po¬ pular, se componía de franceses, belgas, alemanes y desterrados italianos.
El término «voluntarios» define a aquella gente con mucha imprecisión: es gente «a sueldo», con grave dispendio, contratada principalmente en Burdeos, Marsella y en
la frontera franco catalana.
En cuanto al material bélico, en su ma¬ yoría son armas rusas; pero provienen también de Francia, de Checoeslovaquia y de Bélgica. Los aeroplanos son casi todos de tipo inglés, o construidos en Rusia por técnicos ingleses.
Y es el oro del Banco de España (millo¬ nes han sido robados y transportados a países extranjeros) el que paga las adqui¬ siciones de armas en el extranjero; pero muchas veces no paga más que embrollos y fraudes. Solamente hacía unos días que habíamos secuestrado un barco que llevaba material de guerra a Valencia. Transporta¬ mos este material a Sevilla y allí compro¬ bamos que se trataba de hierros viejos fue-

SOLLER

ra de aso y sin ningún valor. Por lo tanto era un robo pagado caro por el gobierno
de Valencia con los fondos robados al Ban¬
co de España.
Hemos pasado siete meses de guerra cruel. La victoria nos ha acompañado cons¬ tantemente. Y yo no puedo menos de estar completamente satisfecho de la situación presente. Una vez más, España, salvándose a sí misma, salva a toda una civilización; nuestra guerra, en el fondo, no es más que una guerra entre el comunismo y el anti¬
comunismo.
ITALIA Y ALEMANIA
Muy seguido se pregunta en el exterior, qué ayuda ha sido dada por los países cu • yas concepciones políticas concuerdan con nüestro objetivo de patriotismo y de liber¬ tad, o sea Italia, Alemania y Portugal. Y también esta respuesta es sencilla: estos amigos no nos han dado más que una ayu¬ da moral, un apoyo que nos da, en la pro¬ fundo de nuestro espíritu, confianza y ale¬ gría.
Ni una pulgada de tierra española ha sido dada o prometida a nadie; y ningún extran¬ jero ha entrado en el ejército nacionalista
si no ha sido un auténtico voluntario; y aún así, ha entrado solamente en las filas
de la Legión Extranjera española, que co¬ mo su nombre lo indica, está en su mayo¬ ría compuesta por extranjeros de todos los países del mundo. Es aquí el caso de re¬ cordar que la Legión Extranjera no ha sido creada en previsión de esta guerra; ella existía desde hace muchos años y siempre ha combatido valerosamente por España.
Ni una sola pieza de nuestras armas he¬ mos recibido a título de «regalo» o de «con¬ tribución». Todo lo‘que hemos adquirido, desde el principio de la guerra, ha sido ín¬
tegramente y únicamente pagado con dine¬ ro español, perteneciente a españoles: No fiemos hecho empréstitos en ningún país extranjero, a pesar de las numerosas ofer¬ tas llegadas a nosotros de las dos orillas del Atlántico, que nosotros hemos rehusa¬ do invariablemente. La España naciona¬ lista soporta ella misma el peso de esta guerra libertadora y paga los gastos con el dinero puesto a su disposición gracias a los sacrificios de los verdaderos españoles.
Va de suyo que mañana, cuando España vuelva a ser libre e independiente, nuestras relaciones internacionales, sin duda alguna,
serán más favorables a las naciones que sostuvieron abiertamente a nuestro movi¬
miento patriótico que a las naciones que
nos fueron abiertamente hostiles o a aque¬
llas que prefirieron seguir con una conduc¬
ta indiferente la suerte de la guerra.
Me parece un poco extraño que ciertos países; por ejemplo, Inglaterra y Estados Unidos, den ‘ tanto crédito al gobierno de Valencia y que todavía hoy mantengan re¬ laciones diplomáticas regulares. Me parece que esos países tienen motivos secretos y para nosotros desconocidos, para poder justificar ampliamente esta conducta. No hemos sufrido, ni sufriremos de su escasa fe en nuestro movimiento... Ante todo, no¬
sotros combatimos por España; y de la opinión española y de los intereses espa¬ ñoles, en primer plano, es de lo que debe¬
rnos preocuparnos.
PRONTO EN MADRID
La España del pasado no existe más; no más privilegios a ninguno, por derecho de nacimiento o por posición económica. Y
aquí hay que aclarar otro punto ásperamen¬ te debatido en el exterior. Aquellos que, como Juan March, han sostenido financie¬
ramente nuestro movimiento, no han red¬
imido en cambio de esta ayuda nada y nada recibirán mañana. Ellos han procedido es¬ pontáneamente, como a millares, otros es¬
pañoles. Cada uno ha dado a la causa se¬ gún sus propios medios y ha dado libre y
voluntariamente. Así son todavía los espa¬
ñoles que aman a España y la recompensa que esperan por su devota oferta es una España más grande, mejor y más feliz. El extranjero deberá convencerse que el pa¬ triotismo español se ha despertado plena¬ mente; que los españoles no piensan en otra cosa que en España y en su destino y que ninguno piensa en amontonar ganan¬
cias y en multiplicar privilegios personales; y que hoy, todos los españoles, nobles o plebeyos, ricos o pobres, viejos o jóvenes, no miran más que a la victoria final de Es¬ paña sobre la España soviética.
Bien pronto Madrid será nacionalista. Y poco después toda España será nacionalista.
Solamente entonces terminará la lucha.
Limpiaremos el país del marxismo que lo ha envenenado por tantos años. Termina¬ remos con la falsa democracia que generó

Banco español de Crédito

ADRID

Capital

>

desembolsado

Reservas

loo.ooo. ooo. d® 51.355. Goo.—
70.592.95434

Ptas.
> >

400 SUCURSALES EN ESPAÑA Y MARRUECOS CORRESPONSALES EN LAS PRINCIPALES CIUDADES DEL MUNDO EJECUCION DE TODA CLASE DE OPERACIONES DE BANCA Y BOLSA

NTERESES QUE ABONA

CUENTAS CORRIENTES

IMPOSICIONES A PLAZO FIJO

vista

1'2S

LIBRETAS DE AMORRO 2'SO °/0

A3
»
» 12

meses
» »

2'SO 3 3'SO

(Tipos máximos autorizados por ei Consejo Superior Bancario)

DEPARTAMENTO DE CAJAS FUERTES DE ALQUILER

SUCURSAL DE PALMA DE MALLORCA l- Calle Palacio, 49

Teléfono, 2514

e hizo crecer desmesuradamente las intri¬
gas políticas. España se convertirá en un Estado Corporativo, en el cual la ley, el orden y los derechos del hombre serán ampliamente garantizados y protegidos.
No he emprendido el movimiento nacio¬ nalista para satisfacer ambiciones políticas. La política no me ha interesado nunca; ni me ha pasado por la cabeza el asumir el poder supremo. Soy un soldado y un pa¬ triota y como patriota como soldado he le¬ vantado en alto con mis camaradas, la bandera del Nacionalismo. España se hun¬ día en la anarquía: anarquía en el Parla¬ mento, anarquía en el mundo de los ne¬ gocios, anarquía por las calles; era ne¬ cesario que alguno surgiese para salvarla y salvar con ella la civilización occidental.
Esta certeza ha creado el movimiento na¬
cionalista; la certeza absoluta, definitiva,
de que si no se hiciese algo, España se ha¬ bría perdido para siempre.
¿A qué cosa he mirado yo ahora con esta nevitable efusión de sangre? A la salvación de España.
¿Cuál será el mañana? No lo puedo decir todavía. Decidirá el pueblo español.
Mantendremos la dictadura militar en
garantía de las leyes y del orden por cuanto tiempo necesite el país para reconquistar la confianza en si mismo y para escoger el régimen bajo el cual quiera ser dirigido en la Monarquía o la República. No podría decirlo. Repito: tocará a España pronun¬ ciarse, decidirse. Cuando haya decidido alguna cosa, la aceptaremos.
La lucha es tremenda y amarga. Los nacionalistas españoles se deben batir con¬ tra sus compatriotas envenenados por las ideas comunistas, pero al mismo tiempo contra fuerzas extranjeras.
Por lo que nos atañe, no aceptaremos mediaciones ni intervenciones, rehusand o definitivamente de tratar o de concluir
acuerdos con aquellos cuya acción interna¬ cional tiende a arruinar a España. Llevare¬ mos a término la guerra como la hemos co¬ menzado, con nuestra profunda fe patrió¬ tica. sin titubeos o desviaciones. Queremos a España una e indivisible, bajo la égida de un gobierno nuevo y fuerte. Un Gobier¬ no el cual posea aquel sentido de justicia social para el cual ningún hogar español quede sin fuego y ningún trabajador espa¬ ñol quede sin pan. Nos batimos por una España orgullosa de su historia, por una España fielmente católica, por una España que deberá ser respetada por todas las na¬
ciones. Esta meta está vecina. El día en que
yo vea a nuestra bandera, la bandera de la nueva España gloriosamente izada sobre toda la tierra española, consideraré mis
fatigas largamente recompensadas y mí meta alcanzada. España será salvada. Con su salvación una gloriosa página de más en
su historia, ya llena de gloria, será escrita,
mientras —afirmo una vez más —habrá sido
salvada Europa entera de la amenaza, del peligro del comunismo.
En los años venideros los campos de ba¬
talla de nuestro país, impregnados de la sangre de nuestros hermanos, serán recor¬ dados como los campos de batalla sobre los
cuales fué decidida la suerte de un Conti¬
nente y de una Civilización.

Bárbaro ataque aéreo a
Palma por los aviones rojos
Los aviones rojos realizaron en la ma¬ ñana del lañes, alrededor de las seis, un raid sobre Palma, lanzando buen número de bombas sobre la población civil. Han cometido una nueva salvajada, que hay que añadir a las que a diario realizan en las poblaciones abiertas.
Los aparatos piratas, en esa visita ¡le¬ garon volando a gran altura, y planeando, para que el ruido de los motores no llama¬ ra la atención de los encargados de ¡a vi¬ gilancia, llegaron hasta sobre la población, donde dejaron caer su infame carga, que causó 14 muertos y 40 heridos, todos ellos pertenecientes a las clases humildes.
Las bombas cayeron principalmente en las barriadas populares de la Plaza de San Antonio y de la del arrabal de Santa Cata¬ lina, derrumbándose algunos pisos de di¬ versas fincas y causando daños de más o menos Importancia en otras.
El mismo día por la tarde, cerca de la s seis, volvieron sobre dicha dudad los avio¬ nes rojos.
La alarma fué muy breve, durando el cañoneo con que se les recibió y las seña¬ les de alarma de nuestra defensa pasiva antiaérea pocos minutos.
Nuestros cazas, al aviso de la presencia dé los aparatos marxistas, se levantaron rápidamente, desapareciendo los aviones rojos, no sin lanzar algunas bombas sobre el mar y otras en el arrabal de Santa Ca talina, sin que causasen, afortunadamente, la menor desgracia.
Ei miércoles, por tercera vez, volvieron
a bombardear Palma los aviones adversa¬
rios produciendo naevas victimas y des¬ perfectos. Entre los primeros hay que con¬ tar 9 muertos y 17 heridos, de los cuales, seis eran Oficiales del buque de guerra ita¬ liano fondeado en el puerto, encargado del
control.
La misma mañana organizóse una gran¬ diosa manifestación de protesta contra la brutal agresión de los aviones piratas.
El entierro de las victimas, principal¬ mente de estos marinos, constituyó una imponente manifestación de duelo, at que
se asoció todo Palma.
Al general sentimiento de Mallorca en tera por la muerte de todas las victimas de la barbarie marxista, y en especial de
esos Caballeros de la Marina italiana, une
el Sóller el suyo más profundo.
¡DEPORTIVAS
El festival pro «España» queda apla¬
zado para el próximo domingo día 6
Para mañana estaba anunciado nn gran
festival, que por orden de la superioridad queda aplazado para e! domingo próximo, en la misma forma como se proyectaba.
Creemos qae el aplazamiento pnede hacer aún más interesante el' festival, ya qae los elementos qne deban participar en las prue bas atléticas podrán presentarse más entre
nados. Rbfly.

SE HA RECIBIDO
la segunda edición del inte¬
resante libro de actualidad
España en la cruz
del culto y eminente escritor ROGELIO PEREZ OLIVARES
Puede usted adquirirlo en
LIBRERIA MARQUES
S. Bartolomé, 17 — Sóller

Registro Civil
Nacimientos
Día 20.—Catalina Mayo! Castañer, hija de Miguel y María.
Día 23.—Juan Alcover Puig, hijo de Se¬ bastián y Catalina.
Día 25 —Vicente Carrió Gavaldá, hijo de Vicente y Nieves.
Día 26,—Rosa Fontanet Oliver, hija dé Francisco y Margarita,
Defunciones
Día 21.—Francisca Matas Fiol, de64 años, viuda, calle de Pons, n.° 17.
Día 28 —Vicente Carrió Gavaldá, 3 días, Mar, 135.

“De Falange Española,,

Donativos para las Cocinas Econó¬ micas recaudados por el C. N. S.
Pesetas

Suma anterior
Obreros de H. de P. A. Rallán .
Obreros de Rufián y Mayol.
Mateo Amlils 6 semanas. Amador Bernat y obreros
Obreros de José Agalló. Obreros de la Fea. Mayol y Ci*. Antonio Martín y obreros Bartolomé Colomar y obreros Pedro Ferrá y obreros . Amador Coll y obreros . Jnan Devá y obreros.
Snma.
Total publicado hasta hoy.

5.185?95
4’TO 26’60
2’40 4’95 08’0 14’60 5’00 15'00 1’80 5’05 4’80
8570
5.271’65

COMPRA-VENTA Y
ADMON. DE FINCAS PRESTAMOS HIPOTECARIOS
LUCIS CLADERA
CORREDOR MATRICULADO
Avda. A. RGSSELLO, 86
TEL° 1870 PALMA DE MALLORCA