AÑO Lili (2 * EPOCA) NUM. 2615
AÑO Lili (2 * EPOCA) NUM. 2615

SABADO 8 DE MAYO DE 1937

SEMANARIO INDEPENDIENTE

\\ FUNDADOR Y DIRECTOR PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona

V-

■

-

=====

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

'

■

-

~

0

La eficacia de la retaguardi j

Los graves y elocuentes acontecimientos que se han producido durante esia semana en Barcelona nos confirman en nuestra arraigada convicción de que uno de los factores más decisivos para ganar toda guerra es la situación, el
orden, la disciplina y la moral de la retaguardia. Ya durante la guerra europea vimos como la retaguardia de los imperios centrales se desmoronó antes que la de sus contrarios, arrastrando con ello la victoria que había ido labrando el ejército a fuerza de esfuerzos y sacrificios. En la presente guerra española, no cabe duda que la retaguardia ha de contribuir igualmente al triunfo de los que luchan en el frente. Y de la diversa manera cómo ayudan a sus combatientes las retaguardias roja y la azul, es fácil colegir el resultado final de la contienda.
Queremos acentuar una vez más la influencia que en el desarrollo de todo conflicto armado tiene el comportamiento de los que asisten al mismo de un modo indirecto. Al igual que en la explotación de un comercio o de una industria cualquiera resulta tan necesario como la calidad del producto en venta una bue¬ na y ordenada administración, así también en el curso de toda acción de guerra precisan tanto como soldados valientes y aguerridos y directores decididos y capacitados, servicios rápidos y eficientes de abastecimientos en la retaguardia y orden y entusiasmo para hacerlos funcionar y producir. La guerra no es u n choque fulminante y fugaz, sino una acción intensa y duradera. Y el triunfo es siempre para aquel que mejor haya sabido organizar sus aprovisionamientos.
En la zona nacional nadie dudaba de qué lado estaba el orden y la buena administración. Sabíase que se trabajaba con entusiasmo y confianza en el porvenir. Talleres y fábricas producen cuánto hace falta a los que están en el frente. Los campos, sembrados y prometedores, auguran opimas cosechas que asegurarán, como hasta aquí, el abastecimiento de la población liberada. La vida sigue en ella su curso plácido y sereno, sin otras inquietudes y dolores que los propios de la dura lucha fratricida a que nos hallamos abocados. Existía, pero, la incógnita de la verdadera situación de la retaguardia adversaria. ¿Existiría, ciertamente, el hambre y el desbarajuste de que nos hablaban nuestra pren¬ sa y nuestras radios? ¿No habría en todo ello un poco de la natural exageración
propia del presente período febril? La incógnita ha quedado aclarada con las propias manifestaciones de los
rojos, con los tiros que se han podido oir a través de las ondas etéreas. En donde se producen hechos como los que ensangrientan estos días las calles barcelonesas ya puede juzgarse del estado en qué estarán todos los servicios de la retaguardia y de ía utilidad que pueden prestar a los combatientes. ¿Y es con esta retaguardia que pensaban ganar la guerra?
Pero esta incógnita no lo era en el extranjero, donde conocíase ya la exacta situación de cada una de las retaguardias. Pese a la preferencia que en Inglate¬ rra y en Francia hase venido demostrando por nuestros adversarios, a la hora de valorar las posibilidades de unos y otros no han vacilado en cotizar muy supe¬ riormente nuestra moneda por encima de la del gobierno de Valencia, a pesar de no disponer nosotros de áureas reservas. Y todos estos síntomas, manifiestos,
evidentes, indiscutibles, son las más claras e infalibles demostraciones de que
nuestra retaguardia es la única que asiste abnegadamente, confiadamente, al lento y penoso forjeo de la victoria inminente.—M. M. C.

DEL ARCHIVO MUNICIPAL
EN EL SIGLO XIX
1852
El día 20 de Abril Sóller se viste de
gran fiesta. Recibe la visita de S. E. R. el Duque de Montpensier, esposo de la Se¬ renísima D." Luisa Fernanda de Borbón, Infanta de España y hermana de S. M. la
Reina D.a Isabel II.
El Ayuntamiento y pueblo de Sóller recibieron dignamente a tan alta perso¬
nalidad.
Los puntos céntricos de la población se adornaron con profusión de cuerdas de mirto de las cuales colgaban numerosas naranjas rojas que daban al conjunto un bonito aspecto. Se levantaron varios ar¬ cos con inscripciones alusivas y las casas lucían iluminaciones por la noche, en que tocó la música y hubo animado baile en
honor del ilustre visitante.
Recibió el Duque de Montpensier alo¬ jamiento en la señorial masión de don Juan Rubert, gastándose el Ayuntamien¬ to en el adorno y mueblaje de la habita¬ ción a aquél destinada la cantidad de diez y siete libras.
Visitó lo más notable de la villa, que¬ dando satisfechísimo de la misma.
El Ayuntamiento se gastó para agasa¬

jarle la cantidad de ciento noventa y dos
libras.

\\

*

,

Vuélvese a discutir la conveniencia de

negociar los créditos que tiene el Ayun¬ tamiento de Sóller contra el Estado, cu -
yos justificantes obran en poder del ve ciño de Palma D. Antonio Maura, quién los recibió ya en 1842 para este efecto,
conforme vimos en el noticiario corres¬

pondiente. Trátase ahora de canjear dicho crédito
en papel del tres por ciento (?), por lo cual se procede al nombramiento de un Agente residente en Madrid.

*

El Ayuntamiento faculta al Alcalde pa¬ ra proceder en su nombre al repartimien¬ to y recaudación de los sumarios o bulas
de la Santa Cruzada.
*

El empresario de la obra del matadero don Juan Bta. Muntaner comunica al Ayuntamiento que las obras del mismo están terminadas y que debe verificarse
su entrega. Nombra la Corporación una comisión
encargada de recibirlas y, en vista del buen estado y perfección de las mismas, se acuerda darlas por terminadas, reci¬ bidas y verificadas con arreglo al plano previamente confeccionado y aprobado.
R. Fqrteza,

COLABORACIÓN
Santa María de la Cabeza

Después de nueve meses de asedio Causa y Pueblo que se impondrán aplas-
íuvo que rendirse el Santuario de San¬ j lando a los que les combaten. Y la Pa¬
ta María de la Cabeza. Agotadas las tria volverá a ser grande.

municiones y los víveres y más que

Lo quiere España, lo quiere el Gene¬

diezmada la pequeña guarnición, el pu¬ ralísimo Franco y lo quieren los que a

ñado de héroes que durante tantísimo diario, como los héroes de Santa Ma¬

tiempo resistió toda clase de embestidas ría de la Cabeza, ofrendan su vida para

y ataques, hubo de rendirse ante la que resurja el Pueblo español.

enorme superioridad de las hordas bol¬ cheviques que en grandes contingentes y con numeroso material, incluso doce

Sóller, Mayo de 1937.

M. P.

tanques rusos, arrasaron el Santuario. 3’

*■—

B~~*¿ "B--" 1B ~ t^- ni y

AÑOS ATEfÁg Todavía se defendieron entre los es¬
combros y teniendo más del setenta y CUARENTA

cinco por ciento de bajas, pero, al fin, no quedó más recurso que declararse

8 Mayo de 1897

vencidos.
Hay victorias que honran al vencedor al poner de relieve su superioridad mo¬ ral y material, como las que obtuvieron,
en tantísimas batallas, los famosos
Tercios castellanos. Hay también vic¬ torias que honran por igual a vencidos

El laboratorio para el análisis de las sus • tandas alimentidas que a nuestro puerto se importen, queda definitivamente instalado en las ofidnas de la Dirección de Sanidad Ma ritima, y según nos ha manifestado nuestro amigo el Sr, Pastor, nada falta en él quenecesario sea para el exacto cumplimiento de la

y vencedores, como ocurrió en Trafal- disposición gubernativa a que dicha instala¬

gar, por lo que se refiere a ingleses y ción obedece.

españoles. Y hay finalmente victorias

El domingo por la noche, hasta las ocho y

tan poco honrosas para los vencedores media, quedó la población a oscuras, y no fue¬

como enaltecedoras del valor y herois ron pequeños los trastornos que causó la falta

mo de los vencidos.

de gas a los propietarios de cafés y tabernas

Lo ocurrido el 2 de Mayo dé 1808 en que a la hora de encender tenían sus estable¬

Madrid y en Santa María de la Cabeza cimientos llenos de gente. En la mayoría de

hace unos días, pertenece a este último las casas apresuráronse a quitar el polvo a los

grupo.

quinqués y en todas las tiendas vendióse en

Nadie admira ni considera a las tro¬ poco tiempo gran cantidad de petróleo y ex pas de Napoleón contra las que se su¬ traordinario número de bujías. La falta de

blevaron, con santa indignación, los fluido obedeció a que para canalizar la parte

patriotas madrileños. En cambio es de de calle del Mar comprendida entre la anti -

todo el mundo conocida la gesta que gtta entrada a la población a la fábrica det

con su sangre generosa escribieron gas había convenido aislar ésta, cerrando las;

Daoiz y Velarde, comienzo de la cam¬ compuertas de salida del gasómetro, y como

paña que había de acabar con el pode¬ durante el día consumióse en las cocinas el

río del Emperador francés.

gas que quedaba en las cañerías, llenáronse

Los mártires de la Independencia fue¬ estas de aire, que necesitó luego mucho tiempo

ron como la semilla del árbol frondoso para salir cuando, terminadas las soldaduras que dió por fruto la retirada de las águi¬ de empalme y demás trabajos de la nueva ca¬

las imperiales.

nalización, fueron de nuevo abiertas las men¬

En la lucha actual, derrotados los cionadas compuertas.

marxistas siempre que se han enfrenta¬

Aunque no con la prodigalidad que hacían

do con el ejército del General Franco, esperar los densos nublados que han cruzado

fracasados todos sus ataques a las este valle, han caído esta semana en el mismo

posiciones nacionales y sin valor para regulares lluvias que han beneficiado nuestros

defender a Euzcadi, cayeron como cuer¬ campos algo agostados ya por la falta de

vos sobre la víctima despedazada, dan¬ aguas y el calor de un sol casi canicular. En

do ocasión a que la España auténtica la noche del lunes se desprendieron algunos

escribiera una página más de sublime chubascos de importancia, bajando al día si¬

heroísmo.

guiente un caudal algo considerable de agua

El espíritu de Namancia, de Sagunto por el torrente que cruza esta población, cau¬

y de Rocroy alentaba a los defensores dal que ha disminuido mucho estos últimos

de Santa María de la Cabeza, segados días.

por la metralla y, combatidos con todos

Unánimes aplausos ha merecido la orden de

los elementos que el oro robado ha la Alcaldía ordenando el derribo de las case¬

proporcionado a los traidores de la tas que, para la expendición de tripas y de¬

Patria.

más accesorios de las reses degolladas en el

Este hecho que carece de importancia Matadero, existían a la entrada de la calle

desde el punto de vista militar, no in¬ del Viento, adosadas a la pared de la iglesia.

fluye en lo más mínimo en el desarrollo La permanencia de las referidas casetas en de la campaña que continuará, con arre¬ dicho sitio, sobre ser un foco perenne de poco

glo al plan del Generalísimo, de victoria agradables perfumes y sitio de veraneo para

en victoria. Pero ha servido para poner las moscas, constituía un atentado contra el

de relieve el elevado espíritu de los que buen gusto; por esto, repetimos, su derribo ha

luchan por Dios y por la Patria.

merecido la general aprobación.

Su sacrificio no será estéril; serán

La llovizna impidió el lunes, día de la In¬

cumplidamente vengados; y todos ve¬ vención de la Santa Cruz, efectuar en la plaza

neraremos a los héroes que, en un rin¬ de la Constitución la acostumbrada bendición

cón de la provincia de Jaén, mantuvie¬ de los frutos de la cosecha pendiente de los

ron bien alto el sagrado nombre de árboles, cuya religiosa ceremonia verificóse

España.

en el cancel del portal mayor de la iglesia

Cuando se lucha en las trincheras como se lucha, cuando se muere como se muere—ha dicho el Generalísimo-

parroquial. Latente aún la dolorosa impresión produ -
cida en nuestro amigo D. Pedro Serra Cañe -

es que hay una Causa y hay un Pueblo.

(Termina en la página 3)

5 m-

3QLLEQ *w

^Wajüri'MmgWFJJawsaagaa-aewwi

A través de la España reconquistada
MÁLAGA LA ROJA

La primera noche qüe pasamos en Málaga, sugestionados, sin duda, por la idea de la larga y reciente ocupación en qüe estuvo la ciudad, quisimos per¬ cibir el efecto que presentarían aquellas mismas calles y plazas pocos días antes, cuando sus ocupantes eran oíros que los de ahora y cuando el espíritu que presidía la vida toda de la ciudad era diameíralmeníe opuesto al que la habían devuelto nuestras tropas victo¬
riosas
A las doce de la noche y antes de
retirarnos al hotel donde nos hospedá¬
bamos, situado en la misma calle de
Larios, y, por consiguiente, en plena
zona donde el furor incendiario de los
marxistas se había dejado sentir de una manera más violenta, quisimos hacer este recorrido de la ciudad mártir para verla a través de esta auto-sugestión. El escenario qüe habíamos de recorrer era el mismo que acababan de ocupar los anarco-comunisías, y la huella de su paso era aún reciente en el polvo de la calle La hora, de poco tránsito y de escasa luz, estupenda para lograr el efecto apetecido En estas condiciones nos lanzamos a aquella inocente aven¬ tura para conseguir la sensación que
buscábamos de «vivir» unos momentos
en la zona roja para contrastarla con la
vida de la zona azul.
A los pocos instantes de recorrer los puntos más castigados del centro ur¬ bano, ya habíamos conseguido la im¬ presión subjetiva que perseguíamos. Ya Málaga se nos figuraba una ciudad en poder aún de los milicianos de ia F. A I y de la C. N. T. Sin gente y sin apenas iluminación por las calles; los estable
cimientos de comercio, cerrados y apa¬
gados sus escaparates; sólo algún café restaba aún abierto, y en él algunos poeos soldados que, como los que pasaban por la calle, con su fusil al hombro, no
era difícil transformar «in mente» en
aquellos fascinerosos qüe iban a regis trar ¡as casas particulares para apode rarse de lo que hallaban de valor y pora Jlev ir a la muerte a sus pacíficos habi¬
tantes.
Con este estado anímico, recorrimos la calle de Larios asomándonos a las
fauces ennegrecidas de sus edificios in¬ cendiados y dando la vuelta a algunas manzanas que fueron totalmente pasto de las llamas. Luego proseguimos hasta la Alameda. Allí, la impresión era aún más completa. Los edificios incendiados no aguantaron en pie ni siquiera sus paredes laterales, y por consiguiente

eran sólo moniones de ruinas, ilumina
dos por unos débiles faroles de gas que daban un aspecto más tétrico a aquella
frondosa avenida. La concurrencia de
personas era casi nula en aquellos ins¬ tantes si exceptuamos algunos marinos —iguales en indumentaria a los que ha¬ bían traicionado la causa de España y asesinado a la oficialidad—que monta¬ ban la guardia en los muelles oscuros y desiertos. Y para mayor abundamiento, en los postes de los tranvías y en al¬ gunos estancos la bandera de la Repú¬ blica aún exhibía la vergüenza de su faja
morada.
Continuando nuestro paseo, adentré¬ monos por la barriada marítima que queda entre la Alameda y el muelle, casi
totalmente en ruinas. Muchas manzanas
están derribadas del todo. En otras, no
queda en pie más que alguna de sus paredes exteriores, que han tenido que ser apuntaladas para qüe no se derrum¬ ben. E! piso de sus calles está levantado
por los bombardeos aéreos y ofrece en grandes trechos el repugnante espectá¬
culo de sus cloacas al descubierto. En
este barrio no había otra luz que la de la luna creciente, ni se veía alma vi¬
viente, de modo que la impresión de tristeza y de terror que producía era más absoluta que en parte alguna.
Habíamos acertado en hallar el am¬
biente propicio y la impresión de ha liarnos en la Málaga roja se había pro¬ ducido en nosotros por ley natural, Tal como la veíamos en aquellos instantes estaba hacía ün mes, hacía quince, ocho días. Y sobre aquella visión fuimos te jiendo todo un mundo de reflexiones de esas graves y penosas reflexiones qüe desde el principio del Movimiento acuden a nuestra mente y la sumen en hondas meditaciones. La Málaga roja no podíamos imaginaria de otro modo que de aquella manera, uniendo sü re
cuerdo al de ruinas, crímenes, miserias...
¡Triste sino el de un régimen incapaz de inspirar otros sentimientos qüe los del terror y de la repulsión!
¿Cuánto tiempo estuvimos vagando y pensando por aquellos lugares? ¿Cuán tas horas llegamos a mantener aquella ficción imaginativa? No sabríamos con cretarlo, pero lo cierto es que llegó a
influirnos mucho más intensamente de
lo que nosotros habíamos llegado a suponer Cuando nos retiramos al ho¬ tel, obligados por el frío y por la hume dad de la madrugada, teníamos frío en los miembros pero la cabeza nos abra saba y sentíamos una angustia punzante que nos atenazaba el corazón.

La colectivización de la economía malagueña

¿Cuál fué la organización sovieíiza
da o colectivizada que rigió en esta bella población durante I03 meses de su ocupación por los marxistas? En los diversos recorridos que hicimos
en tranvías se nos daban unos billetes
que rezaban así: «Tranvías Colectiviza¬ dos de Málaga». Luego vimos por la
calle camiones de las industrias colecti¬
vizadas de la leche, del pescado, etc., que
ostentaban aún los rótulos indicadores
de! régimen económico a que habían pertenecido Eilo movió nuestra curio¬ sidad por conocer la organización que se había dado a la industria y al comer¬ cio malagueños. Y hechas las consultas del caso, vinimos en conocimiento de
qüe aquellos nombres pomposos eran
sólo bellos eufemismos con queseen cubría una cosa tan simple como esta:
medios de apoderarse de lo ajeno.
En la forma de apoderarse de los bie¬ nes reunidos por los «asquerosos bur gueses* solían emplear los marxistas dos procedimientos, qüe llamaremos al üno expedito y a! otro legal, pues de alguna manera hemos de llamarlos. El

primero consistía simplemente en ir a por el dinero, a las buenas o a las ma¬ las. A quien tenía reunido un fajo de bi¬ lletes de Banco iban a pedírselo sin ro¬ deos, y en bastantes casos, para aho¬ rrar al usurpado el disgusto que ello inevitablemente habría de producirle, lo mataban, y así no había disgusto. Cía ro que ellos no le llamaban matar a es to, sino «dar un paseo», paseo del cual no se volvía, naturalmente, pero que
servía, cuando menos, para librar la
conciencia del remordimiento de un ase¬
sinato. Porque ¿a quién iba a remorder le la conciencia por haber hecho dar un paseo?
El otro procedimiento, o sea el legal, consistía , en aplicar a las industrias y comercios las leyecitas sociales, nuevas y flamantes, que habían creado tan pron
to fueron ellos ios amos del cotarro
marxisía Según estas leyes, eran lega
les la incautación, la colectivización y el control. Por la incautación se apode
raban de los géneros que encontraban, los vendían o malvendían y se guarda ban bonitamente su importe. Sólo en

una fábrica, la de Industrias malagüe ñas, hallaron existencias por valor de ocho millones de pesetas, que realiza ron como pudieron con la mayor cele
ridad y se guardaron el dinero. Con la
incautación, también podían apoderarse de las cuentas corrientes de los Bancos,
ponerlas a sus nombres y gastarse ale¬ gremente el saldo. Habiendo estos me dios tan eficaces y tan prácticos, ¿qué
necesidad tenían de mancharse de san¬
gre las manos aquellos qüe eran más escrupulosos?
La colectivización fué sólo un mito.
Mientras hubo materias primas para ira bajar, y fondos en las cuentas corrien¬ tes, la colectivización fué tirando, gas íando lo que había organizado la bur guesía. Pero en cuanto se acabaron es¬ tas reservas, se vino abajo todo el íin
glado colectivista, que demostró tota! mente su incapacidad creadora y de organización.
Y el control consistió en apoderarse
de los pequeños comercios, convirtien do al dueño de los mismos en un depen diente más. sin sueldo primero, con sueldo después, e ingresando las utili¬
dades en la cuenta corriente del control.
Los dueños que pudieron librarse del «paseíío» tenían la obligación de abrir y
cerrar el establecimiento, y permanecer en él durante toda la jornada. En cambio
el persona! entraba y salía a su antojo y se fijaba los sueldos que quería. ¡Una verdadera ganga!
Un régimen semejante a la fuerza ha bía de ser una delicia para los felices mortales qüe podían gozar de él. Era el programa electoral izquierdista del habano y la mecedora puesto en prácíi ca. Pero pronto se dejaron sentir los

efectos de ir contra las leyes por las que se rige, bajo el régimen que se quiera, la economía. La industria y el comercio iban paralizándose por mo¬ mentos, hasta que fué imposible conti¬
nuar subsistiendo. Y entonces vino la
paralización y el hambre, que se fué extendiendo a extensas capas de pobla¬ ción proletaria.
Pero, al menos, para una cosa buena habrá servido este ensayo de colectivi¬ zación: para demostrar su incapacidad y su impotencia, no ya para reorganizar
la economía sobre unas bases más fir¬
mes y más justas que las actuales, sino ni siquiera para poder subsistir ni un minuto más que el que le permitieron
las reservas acumuladas con el «nefas¬
to» régimen actual. ¡Qué tremendo fra¬ caso para esas doctrinas «redentoras» qüe habían de convertir el mundo pro letario en ün nuevo paraíso terrenal! ¡Qué enorme responsabilidad la de quienes sembraron la cizaña de la rebe¬ lión en el corazón del pueblo trabajador para provocar el hundimiento violento
de todo un sistema económico, sin tener la preparación ni los conocimientos ne¬ cesarios para sustituirlo por otro, fuera más bueno o más malo!
Confiamos que de entre las angustias y sinsabores de esta guerra surja la centella resplandeciente qüe ilumine tan¬ tas y tantas conciencias ofuscadas, y permita restablecer sobre unas verdade ras bases de justicia social el equilibrio y la armonía entre los diversos elemen¬ tos que intervienen en la producción, so¬ bre la que habrá de levantarse la pros¬ peridad y grandeza futuras de la Espa¬
ña nueva que renace.

La ayuda a la hermana recuperada

No sabemos si cada vez que se pro¬
duzca la caída de cada una de las capi¬
tales que en el presente viene detentando aún la chusma roja se producirá en el territorio nacional esta magnánima generosidad con que se ha acudido esta vez a mitigar el hambre de las clases humildes de Málaga. Si así fuera, habría que enjuiciar y elogiar como se merece la fraternidad e hidalguía de los españo¬ les como una de las primeras virtudes
de la raza
Porque la aportación de alimentos y de artículos de primera necesidad que han afluido a esta capital desde todos los confines de la España reconquista¬ da ha sido una cosa enorme, imponde rabie. Camiones y más camiones em¬ banderados y con cariñosas y patrióti¬ cas inscripciones, vagones y trenes en¬ teros, y hasta vapores y otras embarca ciones como algunas qüe los mallorqui¬ nes conocen, hemos visto llegar carga dos de víveres de todas clases y de to das procedencias, para la población ma
lagueña necesitada. Y en pocos días, el
abastecimiento de la ciudad que nues¬ tras armas acaban de unir de nuevo al
florón glorioso de la Patria, dejaba, por obra y gracia de ía generosidad de las provincias hermanas, de ser problema y
preocupación para el Mando. Bastó un simple requerimiento del in¬
signe general Queipo de Llano, qüe ha bía sido el artífice de la conquista ma¬
lagüeña, para que empezara primero de las provincias limítrofes y luego de las
del resto del territorio nacional esa es¬
pléndida aportación de víveres y comes¬ tibles para socorrer a los pobres mala¬ gueños. Con ello terminó el espectáculo callejero de tantos vagabundos ham¬ brientos que acosaban a los viandantes, y se pudo satisfacer las necesidades pe rentorias de estos infelices, muchos de los cuales creyeron en las teorías pseudo redentoras, que en realidad no han servido para otra cosa que para llevar
al límite su miseria inveterada.
Ahora, gracias al desprendimiento y organización de la España fascista, que tanto odiaron sin conocerla, ya en Mᬠlaga volvía a comer todo el mundo, y no sólo los dirigentes como en su reciente época roja; ya la población necesitada era objeto de la atención de los que se
preocüpan del bienestar ue todos los

españoles; ya terminó para tanto incau¬ to el período de ayunos y de comida escasa y deficiente'. España entera ha¬ bía volcado sus graneros y su despensa sobre la hermana necesitada y dilecta, qüe sufrió tan duramente el martirio de
ver en sí misma el resultado de las doc¬
trinas disolventes que tanto admiró y
difundió.
Visitamos los inmensos comedores y
cocinas populares situados en uno de los grandes almacenes del puerto; vi¬ mos la gran muchedumbre que desfilaba con sus cacerolas y cantimploras ante los enormes calderos humeantes y olo rosos a recoger su ración y la de los suyos; estuvimos en los vastos depósilos de víver >s en donde el Ayuníamien to recoge y acumula las donaciones y envíos qüe le llegan sin cesar. Y ante
tanta cantidad de existencias de chaci¬
nas y granos de todas clases, de vinos, aceites, ganado vivo y de todo género de vituallas allí reunidas, capaces de sa¬
tisfacer las necesidades de muchos me¬
ses, no pudimos menos de reconocer esta virtud del desprendimiento del pue blo español qüe, ante el caso apremian¬ te en qüe se encontraba una parte de sí mismo, acudía presuroso y munífico a
satisfacerlo.
El caso de Málaga se reproducirá igualmente, de seguro, ante cada üno de los que vayan repitiéndose en el curso de la presente guerra de reconquista. Es cierto que la capital mediterránea era ün poco la ciudad mimada de la España
nacional, tal vez la qüe más se ansiaba reconquistar de cuantas gimen aún bajo la férula marxisía. Trabajada más que ninguna por el anarco bolcheviquismo, parecía qüe España entera quería borrar
a fuerza de cariño la influencia de las
organizaciones criminales Por esto, al conocer el estado de depauperación en
qüe la dejaron sus falsos apóstoles re¬ dentores, acudió presurosa y espléndi¬
damente a socorrerla. Pero esta misma
solidaridad nacional se reproducirá tan¬ tas veces como la realidad lo exija, por¬ que es en la necesidad que los pueblos han de demostrar los vínculos que los unen. Y de esta solidaridad y fraterni¬ dad hispánicas surgidas en las horas de dolor y de infortunio, saldrá más fuerte y más pujante que nunca la unidad de la
nueva España que se está forjando en
los actuales momentós.

SOLLER
Al mismo ritmo de la España liberada PAGINAS ANTOLOG1CAS

A medida que han ido transcurriendo los días y la población malagueña ha podido reponerse de las emociones de los meses de ocupación marxista, la
ciudad ha ido recobrando sü aspecto
ordinario y ha unido su ritmo vital al del resto de la España reconquistada. Al abandonarla ya después de unos días de permanencia en ella, se diría qué, externamente, nada la diferencia
de las otras ciudades de la zona nacio¬
nal si no fuera por las cicatrices pro¬ fundas que en la materialidad de sus piedras tiene al descubierto.
Como el tren que ha de devolvernos a Sevilla no parte hasta muy entrada la mañana, nos da tiempo para dar un último paseo por sus lugares más re¬ nombrados y para visitar aquellos otros que no pudimos ver hasta entonces, como el castillo de Gibralfaro y el paseo del Rompeolas.
Del castillo, por sus condiciones de defensa militar, no pudimos ver más que sü parte exterior: pero desde la al¬ tura en que está situado, que domina maravillosamente la ciudad y el puerto, pudimos contemplar a ésta extendida a nuestros pies y el paisaje soberbio de la vega malagueña que la circunda de verdor. Y salpicando con trágicas man chas el casco de población percibíanse los huecos de las casas hundidas y las tiznaduras de las que fueron incendia¬ das, como llagas sangrantes de la exten¬ sa herida que le asestaron quienes se
llamaban sus redentores.
El muelle empezaba a animarse tam¬ bién. Ya no era sólo refugio de marinos desnaturalizados y sin conciencia y prisión de gente de bien. Era de nuevo una puerta abierta a los caminos infini¬
tos, por la '"que había entrado reciente¬
mente la verdadera libertad. Movimiento
de entradas y salidas de buques, esce¬ nas marinas de pescadores dedicados a su faena, alegría de puerto y de mar que cuantos nos hemos criado junto a ellos
tanto echamos de menos en cuanto nos
aparramos de su vera... Y al pensar que tras la línea del horizonte, tras aquella inmensidad azul que se pierde en la lejanía está nuestra Mallorca bella
y dalce compartiendo fraternalmente con el resto de la España liberada la alegría y ansiedad de estos graves mo
mentos actuales, el corazón se nos en*
(Viene de la página 1)
lias por la muerte de su hermano D. Francis¬ co, ha venido estos días a avivar su dolor el ver segada casi repentinamente la tierna exis tencia de su hijo único, Pepito, precioso niño de diez y ocho meses de edad que constituía la sola distracción y encanto de sus padres. Tras aguda enfermedad sucumbió la angelical cria¬ tura en la madrugada del domingo último.
Sabemos que con objeto de que muchos de los hijos de este pueblo residentes en la vecina re pública puedan venir con motivo de las pró ximas Ferias y Fiestas de la Victoria, el va¬ por *León de Oro* hará un viaje extraordi nario desde Gette y Barcelona a este puerto. Dicho viaje no ha podido anunciarse con más anticipación a causa del retraso con que el mencionado buque ha efectuado últimamente otros varios, temiéndose pudiera estar en Gette el día que convenía para ello. Ahora puede anunciarse ya que, salvo fuerza mayor, sal¬ drá de Gette para Barcelona el viernes próxi mo, día 14, y de Barcelona para ésta el sá
hado día 15 a las siete de la noche. De este
puerto para Barcelona y Gette saldrá de nue¬ vo el martes día 18, al anochecer.
Procedente de la Habana llegó a este pueblo días pasados nuestro antiguo amigo D. José Puig, y en el último vapor correo han venido otros distinguidos amigos nuestros: D. Anto¬ nio Bullán, D. Miguel Vicens, D. Pedro Bei nés, D. Pedro Antonio Ganáis y D. Fran¬ cisco Bullán, procedentes de Puerto-Bico los cuatro primeros y de Tábasco este último, to¬ dos con el fin de pasar una temporada al lado de sus respectivas familias.

sanchaba y Una íntima placidez anegaba
nuestro espíritu...
La vida ciudadana volvía a ser inten
sa y tranquila. La muchedumbre que la animaba con sü ir y venir incesante, finida la preocupación constante por el legítimo afán de vivir, se entregaba de nuevo a sus actividades de siempre. Ya las tiendas y comercios reanudaban sus transacciones, que habían de poner en
circulación de nuevo las fuentes de ri¬
queza y de prosperidad del país; ya los mercados de abastos, bien surtidos de todo género de subsistencias, atendían su función de poner al alcance del ve¬ cindario los productos que .necesitaba para sü diario sustento; ya el tráfico Urbano daba otra vez a la ciudad, des¬ pués del colapso marxista, el aspecto de metrópoli moderna y activa. Era la vida entera la que se había reanudado en Málaga con la entrada de nuestras fuerzas victoriosas, que en adelante continuaría su plácido deslizamiento a la sombra augusta de la cruz sacrosanta y de la bandera de sangre y oro de nuestra España bendita. La ocupación roja quedaba atrás como una pesadilla siniestra, que la alegría de la Primavera que llegaba con aquellos días esplén • didos y luminosos iba a cegar y a olvi¬ dar para siempre. Ya el corazón de Málaga reconquistada latía jubilosa¬ mente al mismo ritmo de la España na cional y fundía con los suyos sus anhelos y sus inquietudes para compar¬ tir ün mismo riesgo presente y un mis¬ mo glorioso destino, que empieza a
concrecionar en la albada que apun¬ ta...
Miguel MARQUÉS COLL.
Sevilla, Febrero, 1937.

El amigo enemigo
Estuve paseando un rato entre los muer¬
tos. Aún no olían. Los cuervos no tenían
noticias aún de aquel festín. Primero, desde una loma, había intenta¬
do contar el número. Se hablaba de cuatro¬
cientos. No era posible contar así, entre los olivos, y empleé una medida agronómi¬
ca: unas dieciséis aranzadas de olivar sem¬
bradas de cadáveres. Esto quedaba de la batalla del Alberche. El campo de los muertos era lo más tranquilo de la vanguar¬ dia. La noche avanzaba del lado enemigo como para cubrir la derrota. Pero aún que¬ daba luz para conocerle «su muerte» a cada uno de los muertos: Aquél murió disparan¬ do, aquél huyendo, aquel otro aturdido, éste indeciso, el de allí rezando, otro im¬ plorando. Y aquel que subió al olivo y quedó atravesado en la cruz del árbol, con los brazos extendidos, apuntando ala tierra con los diez dedos separados, ¿cómo habría muerto? La guerra endurece. Tiré de la cremallera de su bolsillo repleto. Un pa¬ ñuelo, un block, un lápiz, la cartilla de militarizado y un carnet de la F. A. I. a nombre de Andrés X. Sí, era él, porque me encaramé un poco sobre el tronco para ver¬ le la cabeza descubierta. Eras tú, mi amigo, compañero de colegio en los Jesuítas del Puerto. Eras tú; y yo sin conmoverme, sin encontrarme a mí mismo, en olvido abso¬ luto de mi sensibilidad. De simple curioso con el fusil en la mano izquierda y con la derecha registrándote. Eras tú, Andrés, y yo te veía muerto, colgado de un árbol, abandonado, y no lloraba por ti, como llo¬ ré en el colegio aquel día de nuestros diez años, cuando otro chiquillo te hizo una mosqueta a tí, que eras mi mejor amigo.
Hoy, sobre mi mesa, al hacer un paquete

I ROMANCE DE LOS MUERTOS '

I

ENELCAMPO

s

'■

S ■

•

|

í Ay los muertos de la guerra—sin mármoles y sin cruces!

|

¡Ay los muertos de la guerra! con su epitafio de vientos

|

y de nubes!

j

|

El sol de este nuevo otoño—¡cómo en España reluce!

|

Almohadas son los ribazos—los valles son ataúdes.

|

Ni carrozas de caballos—ni lentas músicas fúnebres

|

|

juvieron, ni compañía—de emperadores y duques.

§

Las yerbecitas del campo—fingiéndose manos dulces

de madres y enamoradas—los amortajan y cubren.

¡Qué paradoja estos muertos—que entre los tréboles verdes

|

apenas un palmo suben!

§

|

No sobrepasan las flores—¡y sobrepasan las cumbres!

j

|

Los lechos donde se duermen—cunas son que no ataúdes.

|

Hoyos parecen abiertos—para las cepas de octubre.

|

|

Paradoja de una muerte—que tanta vida produce:

|

movimiento de gusanos—sobre las frías quietudes.

|

Espuma de margaritas-abierta una boca escupe.

Macetas de jaramago—son unos ojos sin luces.

1

¡Paiadoja de la guerra:—miseria de donde nacen

I

futuras exeelsitudes!

ES

3E

|

Paradoja de la guerra—la misma infinita y dulce

|

paradoja redentora—que nuestras miserias cubre:

|

La muerte que engendra vida—la niebla que esconde luces...

|

¡El monte aquel de aquel viernes—y sobre el monte tres cruces!

^

ü

i

Campos de España infinitos—caminos de aquel octubre...

|

¡Qué olor de Historia naciente-entre tanta podredumbre!

j

§§

®

Y aquellos héroes caídos—¡qué humildes entre las yerbas

I

y entre las flores, qué dulces!

|

¡Cómo la anchura del campo—y el cielo los disminuye!

|

¡Y cómo iguala la muerte—los rojos y los azules!

¡Qué amor de sol los acerca! —Qué paz de tierra los une!

I

Nadie es nada. Todos son-sílabas que se resumen

J

i

en un romance sin nombre—y en un olvido sin cruces.

j

|

¡Cómo se achica aquel bravo—y aqm 1 capitán se pudre!

Y la miliciana aquella—de entreabiertos ojos dulces

j

con su fusil y su «mono»—muerta, en la yerba, de bruces...

j

|

¡Qué montoncillo tan leve—de campanillas azules!

|

i v

g

Pero Dios sabe los nombtes—y Jos separa en las nubes.

1

José M.a Pemán.

f¡

para enviar a tus parientes la documenta¬ ción que te cogí, te ofrezco como una ora¬ ción el presente de mi sensibilidad despier¬ ta. Hoy, día primero de octubre, vuelven los niños al colegio. Hoy hace años que
volvíamos al Puerto a empezar nuestro curso de bachillerato. Fueron siete años de
entrar y salir el mismo día. La campana que tocaba Paco Oliva, las razones que lle¬ vaba Pepe Rojas, las declamaciones de Je¬ sús Pabón, las travesuras de Juan Antonio Estrada. El hermano enfermero, el agua fría y tu sonrisa. Tu paciencia para sopor¬ tar nuestras bromas, tu genarosidad, tu fer¬ vor, tu bondad, en fin, porque eras el me¬ jor.
Nadie como tú sufría un castigo para evitárselo a un compañero. Tu fervor reli¬ gioso no era ficción para predisponer a los superiores. Tú nunca querías nada, sino
usar de tu eterna sonrisa. Por sonreirte con
bondad te castigaron más de una vez y has¬ ta el castigo lo recibías sonriendo y sonrien¬ do lo cumplías.
Se hablaba de tu vocación. El padre espiritual te sacaba en los recreos y pasea¬ bais por la galería de la huerta. Desde allí se ve la bahía con Cádiz al fondo, preciosa maqueta, uno de los paisajes más bonitos
del mundo. Las ranas caían en el agua co¬
rno pedradas al pasar y repasar junto al estanque. Los canarios de aquella canariera no cantaban nunca; pero realizaban vuelos vistosos dentro de su quiosco. Algunos padres leían sus horas entre los nísperos y los naranjos. Una muía alazana sacaba agua, y la tranquilla de la noria era instru¬ mento musical en aquellos pacíficos atar¬ deceres en que tú dabas cuenta al padre Abreu de las inquietudes, de tu espíritu.
Nosotros te veíamos desde el patio de juego. Una tarde cayó el balón fuera y fui a recogerlo. Al acercarme oí que decías al padre: «Pero si no puedo evitar la sonrisa, es como el pestañeo; y no comprendo por qué han de castigarme por sonreír, si todas las noches me sonríe a mí la Virgen en la capilla.
El padre Abreu tuvo que interceder para que aquel Hermano inspector no tomase tu sonrisa como una falta de respeto. Tu sonrisa fué, al fin aceptada por todos, y hasta el silencio del estudio y la seriedad de la clase era tu sonrisa palmatoria cor¬ dial, germen de ternura.
¿Y cómo has muerto, Andrés?. Ya la no¬ che estaba encima y hube de alumbrar luz para verte la cara, buscándote la sonrisa. De tus facciones, que no veía desde enton¬ ces, apenas quedaba para reconocerte. ¡Y tu gesto era tan distinto...!
He oído tu caso. Conozco tu historia de
amores desgraciados. Oí hablar de tus días malos, de tu pobreza. Y, al fin, de tu reac¬ ción. Como a otros, porque tenías talento, te buscó el enemigo y te fuiste con él. Es¬ toy seguro que antes de decidirte miraste en torno y no encontraste ayuda entre los tuyos, entre los nuestros. Fuiste anarquista por abandono de tu clase, por desespera¬
ción.
Ahora tus ojos miraban al cielo, desen¬ cajados. Tú conocías a Dios, Andrés. En el mismo sitio aprendimos de su infinita mi¬ sericordia; por esto no sufro por el destino de tu alma. Mi gran curiosidad al verte muerto era por tu sonrisa. Quería saber si habías muerto con ella, si te había durado hasta el final. Y no lo conseguí. Gasté una caja de cerillas, te enjugué la sangre de la boca y hube de renunciar, dejándote el pa¬
ñuelo sobre la cara.
Y me traje tu libreta y tu confesión a la mujer lejana, de la que se sacaba que no morías por la Acrecía sino por ella y contra
la causa de los suyos.
Si yo te hubiese podido gritar cuando es¬ tabas actuando entre las filas rojas: «Tira el fusil y vente». La Falange ha resuelto en un mes tu problema...
Y luego, al llegar a nuestras líneas, en voz baja hubiese terminado de decirte: Por¬ que ahora, Andrés, podrás o no hacerla tu¬ ya; pero su padre, su madre, sus hermanos, no te echarán el barro de su automóvil.
Con eso hemos acabado ya.
Manuel Halcón

Or V O

♦ CRONICA LOCAL ♦

Tropas mallorqoiDas a la Península
La prensa palmesana ha dado cuenta de que durante la anterior semana embarca* ron en el puerto de Palma, con rumbo a la Península, dos batallones del Regimiento número 36 para cooperar con los hermanos que allí luchan para la salvación de Es* paña.
Les despidieron en el muelle el Excelen¬
tísimo Sr. General Comandante Militar
acompañado de su Estado Mayor, el
Excmo. Sr Gobernador Civil de la Pro¬
vincia, el Excmo. señor Almirante Jefe de la Base NaVal de Baleares, el limo, señor Alcalde de Palma y todos los primeros Jefes de Cuerpo de la guanición, así como también muchos Jefes y Oficiales.
Al levar anclas sonaron los acordes del
Himno Nacional y se sucedieron los vivas a España y al Generalísimo, testimonio de la alegría con que marchaban aquellos mu¬ chachos que tan bien supieron portarse cuando la invasión roja en la Isla y a quie¬
nes muchas veces les olmos decir sus de¬
seos de cooperar con sus hermanos de la Peninsula en la noble empresa que hoy España está realizando.
Antes de cerrar la noche del día de la
marcha y cuando todavía se divisaba la silueta de Mallorca, un toque de atención
llevó a formar sobre cubierta a los expe
dlclonarios, que escucharon todos la alen¬ tadora Orden de despedida de nuestro Excmo. Sr. Comandante Militar, que decía
asi:
«Vais a compartir con nuestros hermanos
de la Peninsula la victoria de nuestra cau¬
sa. La lucha, aunque próxima a su fin, es fuerte. Si en ella os sentís desfallecer, acordaos que desde esta vuestra «Roqueta» os contemplan vuestras madres y hermanos llenos de fe en el triunfo y gritando siem¬ pre: ¡Arriba España! ¡Viva España! ¡Viva Franco!—Vuestro Genersl, Benjumeda».
Podemos asegurar que los barcos tun rendido viaje sin contratiempo y con una travesía sumamente placentera, durante la cual no decayó un momento el entusiasmo de la gente.
Por radiograma del Jefe del Grupo de Infantería expedicionario recibido el sába¬
do dia l.° del actual en la Comandancia
Militar, nos enteramos de la feliz llegada de nuestras tropas a Sevilla.
Para tranquilidad de las familias damos estas noticias, que son sin duda anticipo de otras que recibirán de sus allegados muy en breve.
Una gestión del Sr. Alcalde a favor
de los soldados naturales de Sillar
Sabemos que el señor Alcalde, D. Jaime Casasnovas Pastor, accediendo a los de¬
seos de las familias de los soldados de
esta ciudad que actualmente se hallan en filas, ha dirigido atenta petición al Exce¬
lentísimo señor General Comandante Mi¬
litar de Baleares, rogándole que, si las circunstancias se lo permiten, conceda permiso para que puedan trasladarse aqui el domingo y lunes próximos, días 9 y 10 del actual, los hijos de Sóller que prestan servicio en los distintos Cuerpos de esta
isla, como solia efectuarse en los años anteriores ¿n que se acostumbraba celebrar
festejos el segundo domingo de Mayo en
conmemoración de la victoria alcanzada
por los sollerenses sobre las huestes de Ochialí que en el año 1561 invadieron esla
ciudad.
Hogaño, aunque no se celebren festejos populares, debido a la critica situación que atravesamos, la Iglesia celebrará diversos actos religiosos conmemorativos de la citada y heroica gesta. Con tal motivo y a fin de que los soldados sollerenses pue¬ dan abrazar a sus respectivos familiares y pasar en su compañía los dos citados dias de fiesta, es por lo que el señor Alcalde ha gestionado y conseguido como siempre de la primera Autoridad Militar de esta provincia estos dos días de permiso para
nuestros soldados.

Para la entrega en Correos de la correspondencia
Disposición a tener en cuenta por los expedidores
El señor Administrador de Correos de
esta ciudad, D. Bartolomé Canals, nos ha notificado para que lo pongamos en conocimiento del público, que según las recien¬ tes disposiciones de la Superioridad ha de ser entregada abierta toda la correspon¬ dencia que se desee enviar desde esta ciudad, incluso la que vaya destinada al
interior de la isla.
Las horas de recepción de esta corres¬ pondencia son todas las que permanezcan abiertas las oficinas de esta estafeta, si bien para facilitar su rápido despacho se recomienda no se entreguen a última hora, pues entonces no podrá alcanzar la expe¬
dición del mismo día.
Como es sabido, actualmente sólo hay una expedición diaria que sale de esta ciudad para Palma con el tren de las 9'15.
Para facilitar la tarea de censura de toda
la correspondencia y descongestionar la central de Palma, por la autoridad militar de Sóller han sido designados dos censores del Ejército que ejercen su función en la
Administración de Correos de esta ciudad.
La disolución de la Federación Patronal
de Mallorcay entidades similares
Nos hemos enterado de una disposición
dictada el día 6 del actual por el Excelen¬
tísimo señor General Comandante Militar
de Baleares, mediante la que declara di¬
suelta la Federación Patronal de Mallorca
y cuantas similares pudieran existir en és¬
ta provincia. La expresada Autoridad Militar funda la
citada disposición en las determinaciones adoptadas por S. E, el Generalísimo de los Ejércitos nacionales y Jefe del Estado para la constitución de un estado nuevo, totalitario y corporativo, en el que es pre clso—dice en la parte expositiva del bando publicado—que las organizaciones sindica¬ les, tanto patronales como obreras, cam¬ bien radicalmente su modo de ser y de funcionar. Añade que los sindicatos obre¬ ros han sido ya disueltos en vías de casti¬ go por haber desarrollado, la mayoría de ellos, una actuación destructora de la eco¬ nomía nacional y de la propia existencia de España, y que las viejas agrupaciones pa tronales, aunque casi siempre—dice—se hayan inspirado en no perjudicar a su Pa¬ tria y hayan trabajado últimamente con
entusiasmo en favor del Movimiento Na¬
cional, deben hoy día apartarse para dejar paso a los nuevos organismos llamados a forjar e! nuevo Estado.
La restricción del consumo
de gasolina
Ultimamente han sido dictadas unas dis¬
posiciones por el Excmo. señor G neral Comandante Militar de esta provincia en¬
caminadas a la restricción del consumo de
gasolina. Según lo dispuesto, en lo sucesivo no se
expenderá gasolina al público sin auíori zación expresa de la Comandancia Militar de Baleares, y sólo se concederá dicha autorización a los que acrediten plena¬ mente la necesidad del empleo del referido
combustible.
Las peticiones deberán hacerse por es¬ crito, sin necesidad de reintegro alguno, a la 4.a Sección del Estado Mayor, antes del jueves de cada semana para el consumo correspondiente a la semana siguiente.
Las autorizaciones que se faciliten por la Comandancia Militar deberán entregarse por los Interesados en los surtidores que les provean de gasolina, y los encargados
de los surtidores las remitirán a las ofici
ñas de la C.A.M.P.S.A., la que semanal
mente dará conocimiento a la 4.“ Sección
de E. M. del total de gasolina facilitada a particulares.

Jura de la Bandera de los
nuevos reclutas
El domingo último, fiesta patriótica del dos de Mayo, después de la tradicional misa militar que se celebra todos los do¬ mingos en 1a iglesia del Convento, tuvo lugar en el mismo patio de este edificio la solemne Jura de la Bandera de los nuevos reclutas de Artillería que todavía no lo ha¬
bían hecho.
Asistieron al acto representaciones de todas nuestras Milicias, que, en correcta formación, le dieron gran realce.
La enseña de la Patria del grupo mixto
de Artillería fué traída desde Palma con
escolta, acompañada del Comandante de
Artillería Sr. Cerdó.
Ocuparon la presidencia las autoridades militares, civiles y eclesiásticas de esta
ciudad.
Tomó el juramento el señor Comandante Militar de este Sector'D. Antonio Salgado, quien dirigió patriótica arenga a todos los reunidos, explicando el alcance de aquel
hermoso acto.
Se dieron entusiastas vivas a España y a Franco, desfilando luego todas las fuer¬
zas ante las autoridades, Numeroso público se asoció al acto,
aplaudiendo a soldados, falangistas, requetés y milicianos durante la patriótica cere¬
monia.
Próxima rennión de la Comisión
Municipal Gestora y de la Junta
Pericial del Catastro
Para el próximo lunes, día 10 del ac¬ tual, han sido convocados a reunión ex¬ traordinaria los señores que forman parte de la Comisión Municipal Gesiora y de la Junta Pericial del Catastro de esta ciudad, que debe tener lugar a las once de la ma¬ ñana, al objeto de examinar y, en su caso, aprobar y acordar fijar si público, a efec¬ tos de reclamación, el apéndice al amillaramlento que ha de servir de base para la formación del repartimiento de la contri¬ bución territorial de la riqueza rústica y pecuaria de este término municipal para el
venidero año de 1938.
El canje del oro depositado en el Banco de España
Por el Excmo. señor General Comandan¬
te Militar de Baleares ha sido publicado un edicto disponiendo que las personas que hayan depositado oro en el Banco de Es¬ paña deberán personarse en dicho Banco para canjear el recibo que se les entregó por otro ajustado a las instrucciones reci¬ bidas de Burgos y que podrán también, si así lo desean, percibir en billetes o en plata y al cambio oficial, el importe del oro amonedado que hayan depositado.
El plazo que fija para estas operaciones terminará el dia 22 del corriente, amplian¬ do también hasta dicho día el plazo que se señaló para hacer éstos depósitos.
Exposición en el Convento de Her¬
manas de la Caridad
En el vasto local-escuela del mencionado
convento ha quedado instalada una Exposi¬ ción de labores, prendas y ornamentos sa¬ grados confeccionados y regalados por esta ciudad de Sóller para las devastadas igle¬ sias de la España liberada.
Verificarán la apertura las Autoridades locales mañana, domingo, a las nueve y media, y podrán vlstarla en dicho día y sucesivos en que permanezca abierta todas fas personas que tengan gusto de hacerlo.
Nos complacemos en dar publicidad a
esta noticia, seguros d$que a muchos de
nuestros lectores ha de serles grato co¬
nocerla.

Alistamiento del reemplazo de 1938
Cumplimentando las disposiciones de la Autoridad militar, actualmente se procede a la formación dei alistamiento para el reemplazo del Ejército correspondiente al año de 1938, el cual debe quedar terminado esta noche para ser entregado mañana en la caja de reclutas de Palma.
Por medio de un bando, el señor Alcal¬ de, D. Jaime Casasnovas Pastor ha pre¬ venido al vecindario la obligación que tie¬
nen todos los mozos'nacídos en el año 1917
de solicitar su inclusión en e! referido alis¬
tamiento, cuya obligación alcanza también a los padres, tutores y encargados de di¬ chos mozos si estos descuidan su cumpli¬
miento.
Las operaciones de inclusión y clasifica¬
ción en el citado alistamiento se verificaron
ayer por la mañana, desde las nueve a las doce, y prosiguen en el día de hoy.
Según se nos informa, los mozos a quie* nes alcanza esta disposición han respondi¬ do con el mayor Interés y patriotismo al llamamiento, facilitando de este modo los trabajos burocráticos.
Una bella acción de un Flecha
Nos enteramos de que el balilla Andrés Orell Sslvá acompañado de su padre don Bartolomé Orell, Escultor, ha hecho en¬ trega al señor Alcalde D. Jaime Casasno¬ vas Pastor, de una cantidad que ha encon¬
trado esta meñana.
El señor Alcalde ha elogiado la honra¬ dez del mencionado niño y tiene la referi¬ da cantidad a disposición de la persona que
acredite ser suya.
Lo que publicamos psra general cono¬ cimiento al propio tiempo que enviamos al citado balilla nuestra felicitación por este hermoso rasgo que tanto le honra, felici¬ tación que hacemos extensiva a sus padres y demás familiares.
La suspensión de las Ferias y Fiestas
de este año
Conforme adelantamos en nuestro pen¬ último número, en el presente año, en atención a las circunstancias por qué pasa
nuestra querida Patria, nuestro Ayunta¬ miento decidió, con muy buen acuerdo, su¬ primir los acostumbrados festejos con que anualmente, tal día como mañana y pasado, conmemoraba nuestra ciudad el glorioso hecho de armas que registra nuestra his¬
toria local.
En su consecuencia, en estos próximos días no tendrá lugar ninguno de los tra¬ dicionales festejos conmemorativos de la brillante victoria de nuestros antepasados, excepto aquellos de carácter religioso que la Iglesia celebra y que consistirán en el trastedo de la imagen de Nuestra Señora
de la Victoria desde la Iglesia del Hospital a la Parroquia en el atardecer de hoy, en
el solemne Oficio de mañana en el que
pronunciará el hermoso sermón de circuns¬ tancies el Rdo. D. José Morey, en la pro¬ cesión de la tarde y en la del lunes al ano¬ checer para devolver la imagen de la Vir¬ gen a su camarín del Hospital.
El lunes será considerado totalmente día laborable,
La parte de Ferias es posible que no quede suprimida totalmente, ya que el Mercado que se celebrará mañana quedará prolongado en la misma forma que se ce¬
lebraba en los años anteriores en esta mis¬
ma fecha. Por de pronto, han venido tres o cuatro casetas de churros, rifa, tiro y de¬ más chucherías, que se han situado en el lugar de costumbre en la Plaza de España y es posible que el mercado de objetos ca¬
seros se vea también más concurrido que de ordinario.
No obstante la supresión de festejos, tendrán lugar mañana la concentración de Flechas y la Tómbola que prepara el Cen¬ tro Nacional-Sindicalista de Palma, de cuyos actos se da cuenta ampliamente de las respectivas Secciones que insertamos en otro lugar del presente número.

El

SOLLER

5s

♦ CRONICA LOCAL ♦

Las funciones del domingo último
Faeron dos las que se celebraron en esta ciudad en dicho d(a que merecen les
dediquemos sitio preferente en nuestra «Crónica» de hoy: una por la tarde, en el colegio de las MM. Escolapias, y la otra por la noche en el «Teatro Victoria», ane¬
xo al domicilio social del «Centro Nacional
Sindicalista, organizada por esta misma entidad. De ambas tenían ya noticia nues¬ tros lectores, pues que las anunciamos en nuestra edición anterior y adelantamos de las mismas el programa respectivo.
Nos complacemos en ampliar la referida información diciendo, ante todo, que tanto la una como la otra resultaron agradabilí¬ simas, y que de ellas salló sumamente sa¬ tisfecho el numeroso público que había
asistido.
La del Colegio de las MM. Escolapias
Fué una brillante tarde literario-musical, a la que con toda propiedad se había dado en los anuncios el sugestivo título de fun¬ ción «patriótica». En efecto, en todas las poesías que se recitaron, en todas las com¬ posiciones musicales que se cantaron y en todos los discursos que se pronunciaron vibró, sobre todas las demás, la nota del más acendrado patriotismo, que llenó dj
entusiasmo santo los corazones y en repe¬
tidas ocasiones también de lágrimas los ojos de muchas de las personas que forma¬
ban el selecto auditorio.
El acto, al que asistieron las Autorida¬ des locales y un público muy distinguido y culto, que llenaba por completo el vasto salón, dió principio a las cinco, y estuvo presidido por la imagen de la Inmaculada Concepción que, colocada entre los escu¬ dos de la ciudad y del colegio calasancio, destacaba de un fondo de rojo damasco, teniendo cubierta la peana—y lo mismo lo estaba el piano—con la bandera bicolor.
Se cantó el Himno Nacional, que escu¬ charon los asistentes puestos en pie, y re¬ citó seguidamente Antonia Alemany la poesia «Canto a España», del P. Calasanz Rebsza. Luego un grupo de alumnas can¬ tó el coro «Las Exploradoras», de gimna sia rítmica, cuyos variados movimientos ejecutaron con admirable precisión y uní formidad las bellas coristas. Acto seguido dijo con la mayor naturalidad la conocida poesia de D. Bernardo López García «El dos de Mayo», la Srta. Antonia Frontera; a continuación cantó otro coro de señoritas, con mucho ajuste, una composición a tres voces titulada «Al pueblo español». Y ter minó la primera parte con un elocuente discurso del señor Alcalde de Palma, don Mateo Zaforteza Masóles, en el que des arrolló el tema «¿Qjé fué España?» apo¬ yado en una bien sólida argumentación.
Dió principio la segunda parte con la recitación, por la Srta. Catalina Rullán, de la poesia «Plegaria», de D. José M.a Pemán, y la siguió el canto del solo «Mi Patria», en cuya interpretación estuvo muy acertada la Srta. Catalina Bauzá. La poesia «A mi patria España», del P. Calazanz ELbaza, fué recitada con singular maestría por la Srta. Antonia Lopategui. El ya mencionado coro de señoritas cantó, con las mismas afinación y ajuste de la an¬ terior, la composición a dos voces «Triste¬ za», y, al terminarla, la Srta. Antonia Bernat declamó maravillosamente la poesía «Alma española», que bien podríamos de¬ cir de palpitante actualidad no obstante no ser producción reciente del inspirado Pa¬ dre Calasanz R ibaza. Fueron muy elogia¬ das y aplaudidas tanto la visión profética del autor como la sentida Interpretación
que obtuvo por parte de la simpática reci¬ tadora. Y después del canto del «Ave Ma ría Stella», bonita composición a dos voces, por el ya repetido coro de señoritas, ter¬ minó la segunda parte con un bello parla¬ mento de nuestra joven paisana y distin guida colaboradora Srta, Francisca Ateover, en el que desarrolló con notable eru dición, florido estilo y elevados conceptos el señalado tema de «¿Qué es España?, y |o hizo con tan fina observación y clari¬

videncia, que a la gran mayoría de los oyentes la veraz disertación conmovió.
La tercera parte empezó con la recita¬ ción de la preciosa poesía «Fe», de Ga¬ briel y Galán, que dijo muy bien la señori¬ ta Francisca Bosch. Cantó luego el suso¬ dicho coro un «Himno a la Inmaculada»,
preciosa composición a cuatro voces, que fué muy de! sgrado de los dilettanti allí presentes. La Srta. Catalina Frontera de clamó, también estupendamente, la patrió tica y emocionante poesía «Las dos Españas», del Rdo. D. José García Jimeno, y, después de cantarse por el coro la compo¬ sición a tres voces «La Caridad», finalizó dicha tercera parte con un brillante discur¬ so de D. José Ramis de Ayreflor, Presi¬ dente de la «Asociación de Padres de Fa¬
milia», en el que expuso con la mayor claridad y lógica su criterio en contesta¬ ción a la pregunta «¿Qué debiera ser Es paña?», que era el tema que se le había señalado y que elocuentemente desarrolló.
A petición de algunos de sus íntimos, nos dió a conocer luego nuestro estimado amigo y colaborador D. José María Tous y Maroto una bellísima poesía inédita, ti tulada «España», que recitó el mismo magistralmente y fué calurosamente aplaudi¬ da, como lo habían sido todos ios números
del tan variado como exquisito programa. Y con el canto del Himno Nacional, y unos entusiastas vivas a España, al Generalísimo Franco y a Cristo Rey, se dió el cultísimo y patriótico acto por terminado.
Faéron generales los elogios que a los asistentes mereció éste, y unánimes las fe¬ licitaciones por él tributados a las reve¬ rendas Madre Superlora y Comunidad de religiosas Escolapias, que lo hablan or¬ ganizado—en especial a la Madre Car¬ men Mustieles profesora de música del Co¬ legio, que dirigió y acompañó al piano to¬ dos los cantos y a cuya ímproba labor fué debido el brillante éxito que obtuvo la parte musical—y a todas las alumnas y ex-alumnas que en él tomaron activa parte y con tanto acierto supieron cumplir su co¬ metido respectivo.
Unan también a dichos aplausos y feli¬ citaciones los nuestros muy sinceros.
***
La del «Teatro Victoria»
Ya dijimos que era con el fin de festejar la fecha histórica del glorioso 2 de Mayo de 1808, en su aniversario, que había or¬ ganizado esta función el «Centro-Nacional Sindicalista» de esta ciudad, y sin duda por esto correspondió el patriótico público so ilerense aún más gustosamente a la invita¬ ción. Tenía, además, otro atractivo para
muchos el anunciado festival: el de conocer
el drama de actualidad, en dos actos, escri
to parte en prosa y parte en verso por el Presidente de dicho Centro, camarada Urbano Rossalló, titulado Un Caballero
Legionario, que se debía estrenar. Llena por completo la platea del teatro
y con numerosos espectadores en las ga lerías, dióse, a las nueve, principio al es pectáculo con los Himnos de las Milicias Nacionales unificadas, que tocó la orquesta de la Agrupación Nacional Sindicalista y coreó el numeroso público puesto en pie y con el brazo extendido. Ejecutó luego dicha orquesta agradable sinfonía.
Y púsose en escena seguidamente el mencionado drama, en el que interpretaron muy acertadamente todos, actrices y acto¬ res-entre los que se contaban el propio autor y su hijito Juan—su respectivo papel. Es la producción dramática del Sr, RosseItó obra sencilla sí, pero muy verídica, de circunstancias, en la que éste, sin pretensio¬ nes, con suma modestia, ha querido poner de relieve, como saludable enseñanza muy
oportuna en los momentos actuales, a qué extremos conduce a las masas engañadas por falsas predicaciones la fanática ofuscación, y la influencia que puede esperarse de la realidad de los hechos para que los obce¬ cados abran los ojos a la luz de la razón. Sentimos faltar de espacio para publicar en amplio extracto—como lo ha hecho nuestro colega «Milicias»—el argumento de la obra en cuestión; con ello nuestros

lectores, al ver el modo como se mueven y ! como opinan los distintos actuantes, ten¬
drían una idea más acabada de la opor¬
tunidad y eficacia de los medios de que se vale el Sr. Rosselló para conseguir el fin que se había propuesto. Limltámonos a decir que, en efecto, a nuestro modesto modo de ver lo habrá conseguido.
La impresión que causó en el público fué de meditada aprobación en unos, de gran entusiasmo en otros, y todos, convencidos de la utilidad de la moraleja que la obra entraña, aplaudieron calurosamente al au tor, al que obligaron a salir varias veces para corresponder, cortés y agradecido, a la prolongada ovación.
La Srta. María Magdalena Marroig eje¬ cutó con soltura y singular precisión una danza clásica titulada «Ensueños», música
de Schuman. Y la Rondalla Nacional Sin
dfcalÍ8ta interpretó con pulcritud algunas selectas composiciones que le valieron, lo mismo que antes a la Srta. Marroig, uná nimes aplausos.
Pero lo que en verdad entusiasmó de un modo extraordinario al público, y aplau¬ dió éste frenéticamente, fué el número final del programa: una melodía de Rubistein, fina, cadenciosa, que danzaron admirablemente ocho bellas y graciosas señoritas: Inés Helén Pascual, Antonia Scarxell, Carmen B'anco, Isabel Pal¬ mer, Francisca Frontera, Antonia Arbona, Catalina Cerdá y María Magdalena Ma¬ rroig, alumnas de la profesora de danzas
clásicas Srta. Carlota Bcésser. Vestidas
todas de blanco y con vaporoso chal, in¬ terpretaron con gran maestría la mencio da composición que, no obstante ser larga y de múltiples y variadas combinaciones y movimientos, el público no se cansó de admirar, y tanto es así que obligó con sus p rolongados y frenéticos aplausos a la re¬ petición.
Con los himnos «Cara al so!» y «Gloni nezza», que tocó la orquesta y corearon los concurrentes, se dió fin a la cultural y
atractiva diversión.
Al señor Rosselló, nuestra cordial enho¬ rabuena, y a todos los demás que al éxito de este festival contribuyeron: actrices y actores de la representación teatral, Ron¬ dalla y orquesta de la Agrupación Nacio¬ nal Sindicalista, señoritas intérpretes de las danzas clásicas, etc, nuestra efusiva
felicitación.
En el “Foment de Cultora de la Dona,,
Misa en honor de Nuestra Señora
de la Victoria

La fiesta del 2 de Mayo
También en Sóller quiso solemnizarse la fiesta patriótica que el pasado domingo se celebró en toda la España nacional para festejar la fecha del 2 de Mayo, y aonqae modestamente pues la mayoría de festejos quedaron centralizados en Palma, se quiso que aquí quedara recuerdo de esta con¬
memoración.
Ya por la mañana ondearon las banderas
nacionales en todos los edificios oficiales y
públicos de esta ciudad. También la falta del tradicional mercado de los domingos que había sido adelantado al día anterior, sirvió para dar a ese día un aspecto desa¬ costumbrado, Y la jora de la bandera de los nuevos reclutas y Iss veladas del Co¬ legio de las Madres Escolapias y del Cen¬
tro Nacional-Sindicalista fueron actos que
también realizaron esa patriótica solemni¬
dad.
En Palma tuvieron lugar las Bodas co¬ lectivas que la C. O. N. S. había organi¬ zado para ese día y que alcanzaron una tan
inusitada brillantez. En esas bodas debían
unir sus destinos dos parejas de novios de esta ciudad pero por no haber recibido a tiempo su documentación no pudieron ha¬
cerlo.
J -sr B=ass=e~sg. B=^s?^e--sr=8--rsr -3---==-4
Notas de Sociedad
SALIDAS
El martes embarcó, para Nancy, nuestro apreciado amigo el comerciante D. Antonio
Rullán Rullán.
El mismo día salieron para Limoges don Lucas Coll Enseñat y su hijo.
Deseamos hayan tenido todos un viaje
feliz.
NATALICIO
El hogar de nuestros amigos los esposos D. Andrés Marroig Oliver y D.a Margari¬ ta Amengual Estarellas vióse alegrado el*
lunes último con la venida ai mundo de una
preciosa niña, que, al administrarle ayer el santo sacramento del Bauthmo, recibió el nombre de María Magdalena.
Nos asociamos sinceramente al gozo de los esposos Marroig Amengual y les envia¬
mos cordial enhorabuena.
OPERADO

La Junta del «Foment de Cultora de la Dona» nos ruega que, por medio de estas columnas, participemos e invitemos a sus asociadas para asistir a la misa que en ho¬ nor de Nuestra Señora de la Victoria, pa
trona de dicha sociedad, se celebrará el
próximo martes día 11, alas 8, en la iglesia del Hospital.
Desea y suplica la citada Junta la asis¬ tencia de todas para implorar protección de so excelsa Patrona y la paz tan necesa¬ ria y deseada para nuestra patria España.

El miércoles de esta semana, ha sido operado en la clínica del Dr. Valdés, de Palma, nuestro amigo D. Juan Bauzá
Rullán, Secretario de Falange Española
de esta ciudad.
Sabemos que el resultado de la opera¬ ción ha sido felicísimo y que el paciente se encuentra ya en plena convalecen¬
cia.
Deseárnosle un rápido y completo res¬
tablecimiento.

NECROLOGICA

DonatiYO para las Cocinas Económicas
Tenemos conocimiento de que el señor Comandante Militar del Sector de Sóller, D. Antonio Salgado, ha recibido un dona¬ tivo para las cocinas económicas de esta
dudad de la cantidad de cien dolares que ha remitido el sollerense residente en
Mayagii-z (Puerto Rico), D. R»món Arbo¬ na, cantidad que ha sido entregada al se¬
ñor Alcalde.
Mucho nos satisface poder dar cuenta de esta noticia que revela el patriotismo de este compatriota nuestro que en estas
actuales circunstancias se acuerda de sus hermanos necesitados de auxilio.

La prensa de Buenos Aires llegada es¬
tos días a Palma da cuenta del fallecimien¬
to, ocurrido en aquella ciudad, del lite¬ rato y periodista mallorquín Juan Torrandell (q. e. p, d).
El señor Torrandell ejerció el periodismo en esta isla durante larges años, ocu¬ pando la dirección de nuestro colega «La
Ultima Hora».
También en América ejerció fa profe¬ sión periodística, destacándose como crí¬ tico de arte, colaborando en el gran rota¬
tivo bonaerense «La Nación».
Su muerte ha sido muy sentida. A su afligida familia, enviamos el tes¬
timonio de naestro sincero pesar.

6

SOLLER

TALLERES DE CARPINTERIA Y EBANISTERIA ALMACEN DE MADERAS DE

MI6U6L COLOM

Construcción de muebles de lujo, estilos clásico y

moderno : -: Especialidad en puertas y persianas
enrollables sistema americano : •: Persianas catala¬

nas

Restauraciones de todas clases

Decora¬

ción e instalación general de mobiliarios

CALLE DEL MAR, 77

SÓLLER (Mallorca)

AVENIDA DEL GENERAL GODED (Antes Gran-Vía)

'V—^

0

o

0

ALMACENES DE MUEBLES

o

0 AFAEL MOR

o Calle del Mar, 4, 5 y 6

Bauzá, 16 - SÓLLER

Extensa variedad en modeios económicos y de lujo

Q

o Q GRANDES EXISTENCIAS para poder satisfacer el gusto

o

de todos los clientes

Q

& VISITE NUESTRAS EXPOSICIONES i

o

o

SECCIÓN DE LOZA Y CRISTAL

o Gran surtido en juegos de café, vajillas, cristalerías y

objetos para regalos

Vida Religiosa
La fiesta de Ntra Sra. de la Rosa
Precedida de solemnes Completas en la vigilia se celebró el domingo último en la Parroquia la mencionada iiesta, consistente—después de practicarse por la mañana dos ejercicios: uno a las seis y media, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, y otro, el ael Mes de Maria, a las siete y media, ambos durante las misas de turno en dichas horas—en canto de Horas menores y de la Misa mayor a continuación. Fueron el celebrante y los ministros los Rdos. vicario D. Gabriel
Ferrer y los Sres. D Antonio Rullán y D. Nicolás Frau, respectivamente. Ocupó la sagrada cátedra el Rdo. D. Jerónimo Pons, vicario, quien demostró con elo¬ cuente argumentación y apoyado en hechos históricos que es el Santúimo ‘R jsario arma poderosa para vencer a 5 - enemigos del alma, de la Iglesia y de
España. P-jr la tarde, a las tres, cantó la Comu¬
nidad Vísperas y Completas, y seguida¬ mente se verificó la procesión del Santf imo Rosario, que tuvo hogaño el ca¬ rácter de pública rogativa para impetrar del Allíiimo la pronta pacificación de nuestra querida Patria. Con tal piotivo fué muchísimo mayor que de costumbre la asistencia de fieles, así de hombres como de mujeres de todas edades y con¬ dición, al religioso acto de referencia. Con gran orden y seriedad recorrió dicha procesión Las calles de Buen Año, Médico Mayol, San Bartolomé, Batach y 'Luna, plaza de Calvo Sotelo y calles de Bauzá, Rectoría, Quadrado, Tamany, Je.»ús, Vuelta Piquera, Obispo Nadal, 'Juan Marqués Arbona, plaza de España y calle del General Franco, entrando en el templo por el portal mayor, por el que había salido. Durante el trayecto cantóse ei R osario por la capilla y escolanía pa¬ rroquiales, con las correspondientes ja¬ culatorias en cada uno de los Misterios.
Una vez en la iglesia se cantaron la Salve y Letanía lauretana, y volvió el Rdo. señor Pons a dirigir la palabra a los asistentes, glosando las excelencias del Rosario y de la Virgen Santísima comu Reina de la Paz,
AI anochecer, empezando a las siete, se rezó el Rosario y se practicó solem¬ nemente la devoción del Mes de María, con meditación y cánticos, a cuyo acto
asistió también numerosa concurrencia.
Otras funciones en lá iglesia parroquial
El lunes, martes y miércoles, por la mañana, verificó la Comunidad las pro¬ cesiones dichas de «Letanías menores»,
recorriendo en cada una de ellas las ca¬
lles de distintos barrios de esta ciudad.
Y en el primero de los mencionados días, en que celebra la Iglesia la fiesta de la Invención de la Santa Cruz, verifi¬ cóse, antes de la Misa mayor, la ceremo¬ nia de la bendición de los campos de este término y frutos de la próxima cosecha. Este acto tuvo lugar en la plaza de Es¬
paña, en donde se había levantado al
efecto un altar. Procesionalmente diri¬
gióse a él la Comunidad, llevando bajo p lio el Lignum Crucis, y a la función
asistieron también los párvulos de las
escuelas que regentan las Hermanas de la Caridad y otros niños, con sendas cru¬
ces adornadas con flores, y buen número de fieles. Cantó los cuatro Evangelios el Rdo. D. Nicolás Frau y verificó la bendición el Rdo, D. Rafael Sitjar, Pá
rfoco-Arcipreste,

El jueves, festividad de la Ascensión del Señor, a las doce, fué expuesto el Santísimo Sacramento, y durante la misa cantaron la Comunidad y el coro de Acción Litúrgica la Hora Canónica, con acompañamiento del órgano: los salmos primero y segundo en los majestuosos tonos l.° y 6 ° gregoriano, y el último en el festivo y solemne tono pascual. La concurrencia a este acto fué también muy
numerosa.
Y ayer, a las siete, tuvo lugar la Co¬ munión general para el Apostolado de la Oración, con plática, propia del Primer
Viernes de cada mes, en el altar de la capilla dedicada al Sagrado Corazóa de Jesús.
La fiesta de San Juan Bautista
de la Salle
Ya dijimos en nuestro número anterior que se celebraría esta fiesta, organizada, como todos los año?, por el Director y Profesores del Colegio Obispo Nadal, el jueves de esta semana, fiesta también de la Ascensión del Señor, y cuáles serían los actos religiosos constitutivos de la misma. Al reseñarla hoy hemos de aña¬ dir que lo mismo el miércoles por la no¬ che, en que se cantaron solemnes Com¬ pletas como función preparatoria, que a la Comunión general que se efectuó a las siete y media de la mañana siguiente pa¬ ra dicho profesorado y alumnos y ex¬ alumnos del mencionado colegio, y que a la Misa mayor y al acto de conclusión por la noche el número de las personas asistentes fué extraordinario, estando en
cada una de las iadicadas funciones lleno
el templo casi por completo. Eq el altar lateral del ábside de la
parte del Evangelio había sido colocada entre flores y luces la imagen del Santo festejado y en los actos ctel culto a El dedicados lució el templo su espléndida
iluminación, Durante la Comunión cantaron los es¬
colares apropiados motetes; en el Oficio, después de la Epístola, la secuencia de San Juan en latín, y lo mismo a la termi¬ nación de aquél que al final de la función
de la noche el Himno en honor del Santo Fundador de las Escuelas Cristianas.
Fué el celebrante en la Misa mayor el vicario Rdo. D. Jerónimo Pons, asistido por los ministros Rdos. D. Pedro Anto¬ nio Magraner y D. Antonio Rullán, y antes del Ofertorio el elocuente ora¬
dor sagrado Rdo. D. Valentín Herrero tejió bello panegírico de San Juau Bau¬ tista de la Salle, ensalzando sus méritos y sus glorias como pedagogo inteligente y abnegado, fiel imitador de Aquel que dijo «dejad a los niños que se acerquen a mí*. La capilla parroquial interpretó, con acompañamiento de armonium, bajo la dirección del organista, Rdo. D. Mi¬ guel Rosselló, la partitura «Santísimo Sacramento», del maestro Ribera.
Por la noche, después del ejercicio del Mes de María, se practicó otro, también con meditación y cánticos, dedicado a San Juan Bautista de la Salle, en el que ocupó nuevamente la sagrada cátedra el referido orador, Rdo. Sr. Herrero. Con notable erudición, y brillante estilo desarrolló el ya anunciado tema: Obra social del insigne Fundador de las Escuelas Cristianas y actuación de los Hermanos en España, fijándose de un modo especial en la desarrollada en Mallorca, y sobre todo en Sóller, a la que debe buena parte de nuestra juven¬ tud su cultura y su piedad.
Loa actos cultuales en la iglesia
de la Visitación
El próximo pasado domingo, a las seis tuvo lugar la Comunión mensual para lo

SECCION DE ARTICULOS VARIOS

Lanas, Hules, Tapices, Alfombras, etc., y demás objetos

propios para la decoración del hogar.

o

Cofrades del Santo Cristo y los Asocia¬ dos de los Sagrados Corazones, practi¬
cándose también a la misma hora la de¬
voción del Mes de María.
A las nueve se celebró la misa para las fuerzas de Artillería, de Falange, Requetés y Milicias Infantiles, a la que asistie¬ ron, precedidas perla Banda Municipal de Música aquéllas, y estas últimas de las suyas respectivas de tambores y cor¬ netas, desfilando después marcialmente ante las Autoridades locales apostadas
frente a la Casa Consistorial.
Por la tarde, a las cinco, practicóse el Retiro espiritual y seguidamente el ejer¬ cicio del Mes de María, con plática por el Rdo. P. José Vanrell. El jueves por la tarde y a la misma hora celebróse idén¬ tica función, predicando el Rdo. P. Gui¬
llermo Pont.
Ayer, primer viernes del mes, hubo ia acostumbrada Comunión general propia de este día, en la misa primera, y al ano¬ checer se practicó el ejercicio semanal dedicado la milagrosa figura del Santo
Cristo.
Conclusión de los Ejercicios espirituales

En la forma que anunciamos en la sección de «Cultos Sagrados» de nuestra

anterior edición verificáronse el próxi¬

mo pasado domingo las solemnes funcio¬ nes de conclusión de los Santos Ejerci¬

cios que se habían practicado durante la semana en la iglesia de los PP. Filipen-

ses bajo la inteligente dirección del

Rdo. P. Francisco Oliver, de la Congre¬

gación del Oratorio.

Fueron muy lucidos y estuvieron en extremo concurridos dichos actos reli¬

giosos, asi las distintas Comuniones que

se efectuaron por la mañana, como la

solemne procesión por la tarde, la cual

recorrió, como

dijimos. /

las

calles

de

Ozonas, Alquería del Conde, Luna,

Santa Teresa, San Jaime y Rullán y Mir,

regresando luego por las dos primeras a a aquella iglesia. Durante el recorrido

rezaron el Rosario y practicaron el

Via-Crucis. con cantos de las correspon¬

dientes jaculatorias, los numerosos fieles

asistentes, que iban precedidos por la

veneranda figura del Santo Cristo de la

Salud. Un nutrido coro de señoritas de

aquella barriada tuvo a su cargo los mencionados cantos, y cuatro de ellas

llevaron en andas la devota imagen de

la Virgen Milagrosa, a la que seguía un

muy considerable número de mujeres. Después de la procesión dirigió el P. Oli¬
ver una vez más la palabra al numero¬

sísimo auditorio, apiñado en las calles de

Ampurias, de Ozonas, la plaza de la

iglesia y en buena parte de ia carretera de Biniaraix, desde un púlpito situado en

dicha plaza junto al portal del templo.

La piadosa función terminó con la ado¬ ración de la mencionada figura de Jesús

Crucificado.

CULTOS SAGRADOS

En la iglesiai del Hospital—Sábado, día 15, vigilia de la Pascua de Pentecostés, em¬ pezará la oración de Cuarenta-Horas en honor de la preciosa Sangre del Salvador. A las siete y media, misa y exposición del
Santísimo Sacramento. Por ia tarde se prac¬

ticará un devoto ejercicio, y por la noche, después del Mes de María en la Parroquia, se cantará el Trlsaglo y se verificará la re¬ serva de su Divina Majestad.
En la iglesia de las MM. Escolapios,—Ma¬ ñana, domingo, día 9: A las siete y media, Misa conventual. Por la tarde, a las cuatro y media, exposición del Santísimo, Rosario y luego el ejercicio del Mee de las Flores co¬ mo acto impetratorio, y después de la reser¬
va se cantará un Te-Deum al Diclno Niño
Jesús de Praga a intención de una devota persona por un favor que ha alcanzado por
su Intercesión.
Jueves, día 18: A las siete de la tarde, exposición del Santísimo, rezo del Rosario, y luego se practicará la Hora Santa.

DEPORTIVAS

Fútbol

El «C. D. Sóller» venció a la Selección militar

C. D. Sóller

4

Reclutas de Artillería 2

Poca animación en el campo el domingo último. Hay que reconocer que la afición está bastante más decaída, que hace meses. Y no es extraño. Cuanto más tiempo pasa, más se apercibe uno de que la guerra nos
va quitando humor. Ya nos resarciremos en
cnanto podamos. El partidofuémuy entretenido, El C. D. Só¬
ller, teniendo en sns filas muchos elemento»
blsoños, dió de si bastante más de lo que se podía suponer.
Y los reclutas por su parte, presentaron también nc conjunto más que aceptable,
de) cual destacan tres o cuatro elementos
muy buenos, a quienes ei entusiasta Presi¬
dente, D. Antonio, es de suponer ya les habrá echado ojo encima a estas horas.
El resaltado puede considerarse justo, pe¬ ro el día en que los artilleros presenten la selección completa del destacamento y le falte al Sóller alguno de los soldados que ahora le refuerzan, es muy probable que se
inviertan los términos.

Mañana, festival de Flechas

Como nno de los actos principales de la concentración de Flechas de Palma y de varios pueblos cercanos al nuestro, que se celebrará mañana, habrá por la tarde un gran festival en el Campo de Deportes de
(a S. D S.
Aparte de ejercicios gimnásticos y cantos a cargo de los Flechas, se disputará nn par¬ tido de fútbol entre el equipo de los Flechas de Sóller y otro formado por Flechas alum¬
nos del Instituto de Palma de Mallorca.
Como en ambos se van a alinear muy bue¬ nos elementos, se puede anticipar que el partido será muy interesante y vistoso.
Se nos indica hagamos público que los señores socios de la Agrupación Deportiva
Nacional Sindicalista de esta ciudad tendrán
entrada libré al festival citado, lo mismo que los señores Socios Propietarios de la
S. D. S. Los carnets de estos últimos señores
tendrán vigencia durante todo el año actual,
aún cuando llevan fecha de 1986.
Rbfly.

SOLLER

7

Noticiario de Falange

Española de Sóller
EL CRIMEN DE LOS NIÑOS
Cómo está organizado en todo el mundo el rapto de los niños españoles

Banco Español de Crédito

MADRID

s

Capital.

.....

>

desembolsado

Reservas ....

100.000 . ooo.— de 61.365. 5oo.—
70.592.95434

Ptas.
> ,

París 12. — La masonería internacional
aliada al marxismo, activa diabólicamente «la trata de niños españoles». En Francia funciona un comité que tiene el cinismo de apellidarse «pro-niños», cuando debería lla¬ marse «infanticida». Lo preside León Jouhaux, Secretario general de la C. G. T. Es el padre del Jouhaux «petit», condenado en Bélgica por contrabando de armas para la España roja.
Este comité actúa en connivencia con la
Liga de los Derechos del Hombre, cuyo presidente es Víctor Basch, judío, el cual preside a su vez el Comité de Solidaridad con el Frente popular español, de que es secretario el mismísimo que ejerce igual cargo en el Socorro Rojo de Francia, Jean
Chauset.
Por donde podrá verse que la C. G. T., el Socorro Rojo, Los Derechos del Hombre y los judíos están todos complicados en el gran crimen.
«"La Publicitat», de Barcelona, nos tiene al corriente de las expediciones de peque¬ ños desterrados que parten a embrutecerse y envenenarse al extranjero. Los de Catalu¬ ña parece que van principalmente a Méjico.
En Barcelona se ha organizado el «Comité Ibero-americano», integrado — según nos cuenta Luis Antonio Cruz, en «Mirador» —
por representaciones antifascistas de todos los países de América latina... El Comité ha formado batallones que luchan en los frentes con un verdadero espíritu revolu¬ cionario. Ha organizado en Barcelona bu¬ ques de niños refugiados en Méjico y una serie de actos de agitación entre las organi¬ zaciones obreras y antifascistas...
Por cierto, que estos «escribidores» lla¬ man a los gobernantes dignos que se opo¬ nen a los manejos soviéticos en América «dictadores criollos» y hablan de la colabo¬
ración de todos en la liberación de «Indo-
América». Sus preferencias salvajes no las pueden disimular.
Los vascos exportan la dolorosa mercan¬ cía-pedazos del corazón de España —a Francia, a la isla de Olerón.
«rLe Soir», el periódico rojo de París, nos da noticias amplias de todo esto.
En toda Francia funcionan una decena de
colonias organizadas por la C. G. T. En la que califica el papel rojo de «gran¬
de y bella» de Olerón, dice que los niños
«recibirán la misma instrucción que en Es¬
paña» (la que les dan ahora entre marxistas).
Para que se juzgue de esa instrucción, la
Prensa escarlata de París relata la salida de
la costa vasca del navio «Arkardasuna», a
bordo del cual iban a Francia doscientos
diecinueve niños de cuatro a doce años.
«Protegía» la expatriación un contrator¬ pedero británico, cuyos marineros fueron
transbordando a los pequeños. Todos ostentaban en el ojal la insignia
roja. De pronto, «sin haber recibido ningu¬ na orden»—miente el repórter marxista — empezaron a cantar «La Internacional» y «La Marsellesa». (Los maestros habían en¬ sayado muy bien a su «troupe»). Y levanta¬ ron los puños con gesto amenazador...
De la costa mediterránea muchos hijos de personas decentes asesinadas van a Ru¬
sia.
En París, la C. G. T. organiza póstulas «pro-niños españoles».
La noble pluma de Georges Calzant, en «L’ Actíon Fran^aise», pone en guardia a las personas honradas de Francia.
Fotografías de niños muertos en 1918, cuando la gran guerra, son exhibidas como si se tratase de crímenes perpetrados por el fascismo español. Muchas personas senti¬ mentales y caritativas muerden el anzuelo y aflojan la bolsa.
¿Dónde va ese dinero? —pregunta el pe¬ riódico nacionalista francés—. ¿Va aúna
obra de socorro a los niños? No; servirá
para colaborar en una obra infame.» «Hace falta que este escándalo vergonzoso
para nuestro país acabe».
A seguida comenta con merecido elogio la iniciativa de Falange Española, por voz de Manuel Hedilla, cuando recurrió a la Sociedad de las Naciones y suplicaba el apoyo de la Prensa.
La Sociedad de las Naciones, después de un mes de retraso en la respuesta, contestó que el secretario (comunista) no tiene atri¬

400 SUCURSALES EN ESPAÑA Y MARRUECOS
CORRESPONSALES EN LAS PRINCIPALES CIUDADES DEL MUNDO
EJECUCION DE TODA CLASE DE OPERACIONES DE BANCA Y BOLSA

INTERESES QUE ABONA:

CUENTAS CORRIENTES

IMPOSICIONES A PLAZO FIJO

A la vista

1’2S 0/o

A 3 meses

»

6

»

2 50 o/£
3

LIBRETAS DE AHORRO 2'SO °/q

* 12

»

3’5C

(Tipos máximos autorizados por el Consejo Superior Bancario)

DEPARTAMENTO DE CAJAS FUERTES DE ALQUILER

SUCURSAL DE PALMA DE MALLORCA - Calle Palacio, 4 9 - Teléfono, 2514

buciones para tramitar una petición «que
no emana de fuente oficial». Los mismos

que parecen interesarse por la suerte del

bandido ras Desta y los de su «partida».

Y el aguerrido periódico termina:

«Es hora de que tal escándalo cese; hay

que crear en España o en Francia una zona en que la política no tenga acceso (iniciati¬

va de Falange Española), donde los desgra¬

ciados niños españoles, al abrigo de los

bombardeos, podrán olvidar los horrores y

los medios de la guerra civil.

|

Jouhaux, padre del traficante en armas, y

el judío húngaro revolucionario Víctor

Basch, no tienen ninguna calidad para or¬

ganizar esta obra.

Que se cree una especie de comité Nau-

sen (que prestó en otro tiempo tan buenos

servicios a los desterrados rusos), que rea¬

lice un voto tan humano y tan bello como

el dirigido en Febrero por Manuel Hedilla.

Jouhaux, Basch y Compañía tendrán que

restituir los fondos robados a los franceses

caritativos que ignoraban el vergonzoso

empleo que había de hacerse de su dinero. Y en cuanto a Ginebra, sabido es cómo

ofende a sus mangoneadores el elocuente

cuadro de miss Violet Vaklay, que se titula

«Cristo en Ginebra», y figura todavía en la

entrada de la sala central del palacio de la

Liga.

El lago y el Mont Blanc al fondo, Jesús

lava los pies a los... diplomáticos ginebri-
nos sentados a la mesa del cenáculo. Allí

están el difunto Chamberlain, Paul Bon-

cour, etcétera.

Lo peor es que a los capitostes de aquel

palacio no basta con lavarles los pies, sino
las conciencias.

(De F. E. de Sevilla)

—Q. 'gi—S 1.5 — .££ . g.1

B=ts—f

Luis Pomar

MEDICO - OCULISTA
Consulta todos los jueves de 1 a 4 y media
P. Antonio Maura 14 (antes Arrabal)

COMPRA-VENTA Y
ADMON. DE FINCAS PRESTAMOS HIPOTECARIOS
LUCAS CWDERA
CORREDOR MATRICULADO
Avda. A. ROSSELLO, 86
TEL.° 1870 PALMA DE MALLORCA

Casa, en Palma, por 15. ÓOO pesetas. Renta
87 pesetas mensuales. Iuformes en esta Administración, Anun¬
cio n 0 97
i - .-s pr-ass^..aa^.-e--aas&rE^ass=&aass=e=as^
COMPRARIA
casa en Sóller en el casco de ¡a población dirigir los ofrecimientos en esta administra¬
ción anuncio n.° 9.

De Teatros
FANTASIO
Constituyó un verdadero éxito e! estre¬
no del film musical de la «Radio» Sombre’
ro de copa, una comedia musical magni¬ fica, cuyo vibrante atractivo se encumbra
sobre sus antecesoras.
El público se deshizo en elogios acerca de lo bien llevada que está la acción y del Ingenioso sostenimiento del enredo, apre¬ ciando la suma pulcritud, verdaderamente artística, con que se inician y resuelven las situaciones musicales, las canciones que canta Fred Astaire y las danzas de! mismo con Ginger Rogers, que son la expresión, matizado y subrayado de conquista amoro¬ sa más actual que pueda darse en la inter¬ pretación moderna de pasiones por ei rit¬
mo.
De complemento fué proyectada la pro¬ ducción dramática ti monstruo al acecho, bellísimo poema sentimental, creación de Ja gentil Jean Parker y el joven galán Tom
Brcwn.
En las funciones de anteayer, jueves, fueron presentadas las cintas Aves sin rumbo, en español, por el trio argentino Irusta, Fugazot y Demare, y la graciosa comedia, en francés, Sueño dorado, por Lllian Harvey, Henry Garat y Plerre
Brasseur.
En las funciones de esta noche y maña¬
na se estrenará en este salón la gran pro
ducclón nacional Nobleza baturra, film «Cifesa», realizado por Fíorlan Rey.
Nobleza baturra es una película que
retrata admirablemente el ambiente en que
se desarrolla el argumento. Presenta la hermosa y sana reglón aragonesa, pueblo da trabajadores, de los que luchan por el pan de cada día, brava como la menciona la historia y de una gran lealtad. Todo el espíritu de Aragón, la noble entereza de
esta raza, el alma de este pueblo que es
capa entre las notas arrancadas de la gui¬ tarra, todo ello ha sabido de manera irre¬ prochable llevarlo a ia pantalla el gran ta¬ lento animador que es FJorlán Rey.
Ante ia cámara tomaron vida ios perso¬
najes de Joaquín Dicenta, hijo; vida agita¬ da por una mala pasión, en unos; vida sen¬ cilla, tosca, natural, en otros. Todos ellos, personajes de arraigada estirpe popular y aragonesa, fueron conducidos por una ma¬ no experta, hábil, conocedora de los se¬ cretos del cinema, para llegar ala nota emocionante y tierna.
Entre esos tipos, hay uno que los supe ra a todos por subrio dramático: el de «María del Pilar», la «maña» que anda en coplas y en entredichos. Admirable tipo de mujer, que podemos conceptuar, sin te mor, come una de las grandes encarnado nes que se han hecho en el cinema univer
sal.
Imperio Argentina, la que ayer encar¬ nara insuperablemente el alma de Anda lucía en La Hermana San Sulpiclo, pro¬ tagoniza esta obra, encarnación vigorosa del alma aragonesa. Imperio se muestra en

este film más artista que nunca. Su arte, su simpatía, su destreza en cantar, su buen gusto al cantar, todo su personal modo de actuar ante la pantalla, lucen esplendoro¬
samente en Nobleza baturra.
A Imperio Argentina la secundan Migue! Ligero, el cómico más selecto que conoce la pantalla española y de más dúctil sensi¬ bilidad artística; Juan de Ordüña, ei galán romántico, de gran ímpetu juvenil; Juan Domínguez Luna, acertada caracteriza¬ ción del mozo rural aragonés; la belleza Ingenua de Carmen de Lucio; la gracia zumbona típicamente aragonesa de Juan Espantaleón; la sobria entereza de Pepe Calle, y el arte fino de Pilarín Muñoz.
En Nobleza baturra concurren, pues,
y se aúnan todas aquellas cosas que hacen
de un film una verdadera obra de arte: un
argumento emocionante en el que el ele¬ mento dramático surge del chocar de pa¬ siones, fuertemente sentidas y hondamente
enraizadas en ios corazones, con ios más
elevados y delicados sentimiento?; un di« rector, que sabe, entre otras muchas cosas esenciales, adecuar a cada personaje su intérprete, para lograr películas totalmen¬ te homogéneas; una estrella máxima, Im¬ perio Argentina, guapa porque lo es, y artista de gran categoría porque lo lleva en ei alma; y con ella y enmarcando esta primerísima figura un elenco excepcional, un ambiente adecuadísimo y una música inspirada y popular.
Como complemento de programa se proyectará el interesantísimo documental de palpitante actualidad Homenaje a Portugal, con la tumba del glorioso Ge¬ neral Sanjurjo, el Radio Club Portugués con sus simpáticos locutores, desfiles mi¬ litares, festejos, etc. etc., otro notable e
instructivo documental bn rio bien apro¬
vechado, y la hilarante cinta Fumistas modernos, por los aplaudidos cómicos Charles Murray y Georges Sydney.
KURSAAL
Fueron presentadas el domingo último, tarde y noche, las cintas Caballeros rús¬ ticos, de la «Universal», y El hombre del bosque, de la «Paramount».
En las dos fundones de! jueves, fiesta de la Ascensión, se proyectó ei film «Warner Bros» ti qaso del perro aulla¬ dor, por Warren William, y buidos vence remos, por Lew Aires y Sal|y Blane, d
la «Universal». Para mañana está anunciada la película
«Warner Bros* Los diablos del atre¡ por
James Cagney.
COMERCIANTES
¡Atención!
Gran surtido de bolsas
y papel de embaiage
IMPRENTA MARQUÉS
San Bartolomé, 17 - SÓLLER

SOLLER

interesante conferencia en Palma
B1 coronel de Ingenieros de la Ar¬
mada D. *José Rubí Rubí ¡en una brillante disertación se ocupa de Nuestra Técnica Naval
Formando parte del ciclo de conferencias que viene desarrollando el «Centro Cultu¬ ral Mallorquín» de Palma, el jueves por la
tarde, festividad da la Ascensión del Se¬
ñor, el culto coronel de Ingenieros de la Armada y Jefe déla Base Naval de esta ciudad D. José Rubi Rubí disertó acerca
del interesante tema «La Marina no es
caro».
Presidió el acto el Almirante Jefe de la Base Naval de Palma, señor Bistarreche,
asistiendo al mismo las autoridades civiles
y militares y otras numerosas y distingui¬ das personalidades
Empezó diciendo el coronel Rubí,— quien fué recibido, ai subir al estrado, con gran íes aplausos por el numeroso pú¬ blico que llenaba el local—que continuaba la cadena sucesiva de conferencias y dando las gracias por la acogida que se le había dispensado.
Luego, al adentrarse en su tema, dijo que había escogido como tema esta frase, porque ia época que vivimos es época de antídotos, ya que el envenenamiento de nuestra Patria había llegado a ponerla en trance de muerte y uno de los venenos in filtrados por políticos y vividores era el consabido tópico «¡Ah! ¡La Marina! Muy hermosa, sí; obj ;to de lujo de las naciones ricas; pero nosotros no podemos tenerla. ¡Es tan cara!» Y al amparo de esta cares
tía del material se estancó el desarrollo de
nuestra Marina, cercenando, asimismo, y con mayor ahinco, aun, los malvados diri¬ gentes del País durante ios últimos años, algo que en pesetas era muy barato, si¬ quier* tenga un valor moral, que eilos eran ncip ices de comprender: el honor de la
Armada.
E*e honor, que no vale una peseta y que sin embargo y paradójicamente no hay oro instante en el mundo para comprarlo, era otro tesoro moral que la Marina no podía sostener, y así, aquellos contados marinos que por indignos fueron separados del ser¬ vicio, por ley biológica de defensa del es¬ píritu de la Corporación, fueron reintegra¬ dos a sus puestos y no por humanitarismo, que jamás sintieron los que nos goberna¬ ban, sino como exaltación del mal—no desmintiendo el fundamento diabólico de
sus ideas—a fin de que aquella manzana podrida fuera contagiando a todas la» de la cesta y llegar a formar esa podredumbre que corroyó las dotaciones de ios barcos, convirtiendo en fieras a quienes debieron ser hombres, haciéndoles capaces de entre
abrir su sádica sonrisa ante el crimen asiá¬
tico y salvaje de arrojar ai mar, trincadas las manos, a sus dignos y heroicos oficia¬ les. ¡Esto sí que es caro! ¡Una Armada que valía más de mil millones, arrojada al fon¬ do del mar, pues con el valor de aquellos
oficiales fondeados se hundió también la
eficacia de la Escuadra, como jos hechos han probado con su inutilidad, que sería ridicula si no fuera trágica, por tratarse de barcos robados a España.
Para una nación como España no es cara una Marina que sólo necesita mar, hierro, cobre, plomo, carbón, madera, saltos de agua, cerebros inteligentes y brazos es¬ forzados. Todo ello lo tiene España, que puede tener una Marina «gratis». Quien no puede tener Marina, aunque la pague q precio de oro, es Suiza.
La base de esta posibilidad está en que el Pais posea y produzca todo lo necesa¬ rio para hacer sus barcos; entonces no será cara (a Marina que se construya. ¡Cuánto cuesta escuchar al mejor tenor del mundo y qué barato le resulta a su espesa oir sas trinos mientras se baña! ¡Qué fortuna re¬ presenta ponerse en manos del mejor oper-idur y sin embargo, que económico es p r» el hijo del operado por su padre! ¡Q té todo quede en casa! Esta es la clave deludas las posibilidades y estas posibi lid uíes las tiene España, pues aparte de la» m iterlas primas, con las que siempre contó, tiene establecidas sus industrias en forma de poder atender a la construcción naval, en todas sus facetas.
La primera vez que entró el «Canarias»

en nuestra bahía oí cerca de mí, en e! mue¬
lle, los siguientes comentarios: «Es un bar¬ co traído de Alemania—No, hombre, es es¬
pañol— Quita de ahí, si no hay más que ver su forma extraña; en España no pueden
hacerse barcos como ese.» Y era natural;
quienes esto hablaban no concebían otros astilleros que los del Mollet. No sabían ellos que en Ferrol existe una factoría na¬ val, cimentada sobre la vieja solera de do¬ ce gradas (llamadas ios Apóstoles) de las que ya salieron los gloriosos navios de
nuestra edad de oro. Esos Astilleros pue¬
den competir con los más perfectos del mundo y en ellos pueden construirse aco¬ razados de ios más potentes. Hay allí magníficos talleres de herreros de ribera, espléndidas instalaciones de maquinaria, capaces de producir turbinas de las mayo¬ res potencias, diques, muelles de armamen¬ to, servicios accesorios; todo lo necesario
para construir y armar las grandes unida¬ des. Allí se empezó, el año 1909, la cons¬
trucción de los tres acorazados, constru¬
yéndose luego los cruceros tipo Victoria Eugenia, Blas de Lezo, Almirante Cervera y ios actuales «Canarias» y «Bileares». Once buques de gran porte, además de dos grandes trasatlánticos: «Cristóbal Colón» y «Marqués de Comillas», y de una serie de
barcos auxiliares.
Ei orador fustigó con gran energía el separatismo vasco (al igual que el catalán), que hasta hace poco hacia presa de todo Vizcaya,
Los Altos Hornos bilbaínos producen un material espléndido y un acero de inmejo¬ rable calidad. Cerca de los Altos Hornos, Reinosa, factoría que produce también acero y maquinaria de muy buena calidad y es la factoría más moderna qae existe en el mundo. Híy allí hornos eléctricos, que, a su vez, producen acero eléctrico. Naturalmente, esa factoría necesitaba dos cosas: electricidad barata—ya la tendre¬ mos, utilizando lós saltos del Duero—y técnicos; éstos los tenemos. E! acero eléc¬
trico es muy poco conocido, incluso en la industrial Inglaterra.
Continuó diciendo el coronel Rubí:
Si del Norte pasamos ai Sur, tenemos
Cádiz, de abolengo marítimo tradicional y en donde se construyeron nuestros na¬ vios que estuvieron en Trafalgar. La polí¬
tica ha deshecho todo ello. Pero basta que
el Generalísimo lo diga para que se
dé comienzo a las arduas tareas. En Cádiz
hay factorías, en las cuales se construyó el «Magallanes», y otras especializadas en
la Artillería Naval.
Cartagena. Allí se consumaron los crí¬ menes más repugnantes contra dignísimos jefes y oficiales de nuestra Armada. Allí se desencadenó lía barbarle más completa y asiática. Allí se consamaron traiciones y desiealtades que todos, para vergüenza y confusión de los malos españoles, conoce¬ mos. En Cartagena se construyó toda ia
flotilla de destructores. A! estallar el Mo¬
vimiento Nacional había en aquella Base los cascos de dos submarinos de la serie D, serie que hace siete años se conceptuaba como lo mejor en técnica naval submarina de su tonelaje.
De los astilleros de Valencia, que los mallorquines seguramente conoceréis, han
salido estas motonaves con toda clase de
comodidades, que cruzaban estos mares. Cataluña, en cambio, que en otro tiempo
dominó el mar, no ha intervenido ni poco
ni mucho en la regeneración de nuestro poderío naval: sí prodace mucha manufac¬ tura de algodón. Esperemos que pronto, conquistada, rendirá servicios a la Marina.
Todo lo dicho, en caanto a industria manufacturera, pero en lo que a concep¬ ción y proyecto se refiere tenemos un plantel de técnicos capaz de desarrollar toda la labor necesaria, y de ello es ejemplo elocuentísimo el proyecto de submarino hecho, hace 7 años, por un Ingeniero Naval español y que siendo, en su día, el más brillante del mundo, está hoy, después del tiempo transcurrido, en la línea más des¬ tacada de todos los que se construyen.
Esta es la situación de la industria espa
ñola para hacer una Marina, situación de
privilegio que es preciso conservar y mejorar con el auxilio de todos, convenci¬ dos de que no está en su desarrollo la
carestía inabordable, sino todo lo contra
rio. ¡Qué cara resulta la falta de poder! que obliga a tratados comerciales onerosos,

al /transporte de nuestros frutos, que ape¬
nas valen nada, vendidos en el árbol, al
extranjero y que luego van integrando una fortuna integrada por fletes en barcos ex¬ traños y ganancias de trusts de otras naciones, en los que España no juega nada. Así la naranja y ei plátano, que dejan unos pocos céntimos a los labradores de Levan¬ te y de las islas Canarias, para ir incre¬ mentando su valor camino de la Europa del Norte, en buques y manos extrañas, para ir a deleitar con su jugo y aroma paladares extranjeros y dejar el noventa por ciento del coste de ese deleite en manos que nada tienen de españolas.
Vosotros lo sabéis bien con vuestra
producción de almendra. La cuidáis, co¬ rréis el riesgo de la cosecha, la recogéis con vuestro afán y la entregáis al precio que os dictan. Y, ¿qalenes dictan este precio? ¿Otros productores, en competen¬ cia? ¡No! Los mercados de compra, los que no tienen almendras y si la necesidad de ellas, pues secularmente regalan su paladar con las de Mallorca... pero tienen, en cambio, muchos cruceros y, claro está, mandan. Pues eso es lo que hay que hacer: mandar, y para ello basta con querer. Ese ejercicio de la voluntad, dejando la abulia Infecunda que nos trajeron tantos años de mal gobierno, es el que hemos de fomentar.
Y tú, Mallorca, isla privilegiada, expo¬ nente sublime de la paz, delicada madre¬ perla que (como decía días pasados una insigne oradora mallorquína), se ofrece a España, en la sublime concha azal de su cielo y de su mar, ¿qué papel vas a jugar
en la reconstrucción de nuestra Armada?
No tienes hierro, ni carbón, ni piorno, ni cobre, ni fábricas (acaso para tu fortuna), que cambió esas riquezas por la paz de tus hijos, las bellezas de tus paisajes, la felicidad de tu vida. No tienes, repito, aquellas materias; pero tienes, en cambio, una situación privilegiada que puso Dios para apoyar, como centro, el inmenso com¬ pás con que describió el Mediterráneo occidental. Y ese centro estratégico quedó surcado por calas y bahías para que de ellas Irradiara la perenne vigilancia de aquel mar. Tienes, pues, casi todo hecho, para dar acogida a esa Armada portadora del honor y de la bandera de España. He dicho casi todo, porque Dios quiso reser¬ varte el mérito de completar, con tu labo¬ riosidad y tu trabajo, la obra por Ei Ini dada. Remata esa obra, cierra esas bahías
acogedoras, para que lo sean en todo tiempo. Dirige tus esfuerzos a tener an puerto amplio y seguro que sea, en tiempo de paz, alto apacible para el navegante y en tiempo de guerra, que tú, Mallorca, harás siempre, como hoy, por las causas grandes y santas sea apoyo eficaz para nuestra fiota, qae en los puertos de Ma¬ llorca ha de ver los brazos de una madre, donde confortar su espíritu para nuevas horas de sacrificio, donde restañar sus heridas, si las tuviera, donde reposar tranquila para disfrutar los encanto de una sonrisa de mujer mallorquína, que con una hora de ilusión compensen una vida entregada bravamente en el mar, por su Dama y por España.
***
Terminado el discurso del Sr. Rubi, éste requirió a nuestro estimado compañero en la prensa don José M.a Toas y Maroto para que recitara la poesía «España» que ha compuesto adrede.
El señor Tous y Maroto fué ovacionado al terminar la lectura de las poéticas
estrofas.
I r n-ror qt
Nota suplicada de Acción Popular
Ordenada por reciente Decreto del Jefe del Estado, Generalísimo Franco, la diso¬ lución de los partidos políticos, «Acción Popular» de esta ciudad, en reunión te¬ nida por su Junta Directiva, acordó su disolución, y en la imposibilidad de reunir a todos los socios, se lo participa por me¬ diación de esta nota, al mismo tiempo que les agradece la colaboración que en todo momento les prestaron.
Al dirigirse por última vez a sus aso¬ ciados, les recomiendan no dejen nunca
de estar lncondicionalmente a las órdenes
del Generalísimo, ayudándole en su nobl-

Festival deportivo de flechas en Sóller
Sabido es que en esíe mes de Mayo, ya en plena primavera, Sóller es el ver¬ gel de Mallorca cual bello jardín de flores y poesía. Así ha sido cantada por los poetas de la tierra.
Cada año, en este mismo mes de Mayo, Sóller canta con sus tradiciona¬ les Ferias y Fiestas el poema simbólico de su locha por la Iglesia y por la Patria.
Hogaño, en atención a las presentes circunstancias, se han suprimido estas fiestas por lo que efecía a so aspecto popular.
Pero gracias al Azul de Falange, Azul cual manto de la Santísima Virgen de la Victoria, que también es de victoria el azul de Falange, Sóller tendrá en so segundo domingo de Mayo un día gran¬ de de fiesta Azul, que ya es de Victoria,
Por la mañana llegarán en tren ex¬ traordinario a esta ciudad un ingente número de Flechas de Palma y de oíros pueblos limítrofes a Sóller. No seré precisamente una concentración de Fle¬ chas, ya que, debido al poco tiempo de que se dispone, difícilmente podrían
acomodarse los 27.000 Balillas de Ma¬
llorca que aquí podrían reunirse.
Se desarrollarán diversos actos en
les cuales los Flechas visitantes, junto con los de Sóller, tomarán marcada parte activa.
A las once asistirán en formación a
la misa que cada domingo se celebra en ia Iglesia del Convento para las Milicias de Sóller. Después de esíe acto religioso se organizará Un brillantísimo desfile
militar.
A ia hora de la comida los pequeños Falangistas, héroes del mañana, encon¬
trarán asiento en la mesa de todas las
casas de Sóller.
A las tres y media, en el magnífico campo de deportes de las C. O. N. S. se celebrará ün magno Festival Depor¬ tivo, que por su organización y cuidado de detalles será seguramente una gran solemnidad gimnástica. Después de esta fiesta tendrá lugar ün extraordi¬ nario partido de fútbol entre una Selec¬ ción del Instituto de Palma y otra de los
Flechas de Sóller.
Se gestiona cerca de la Compañía
del «Ferrocarril de Sóller» el poder con¬ seguir una rebaja en los trenes ordina¬ rios de este día para que puedan trasla¬ darse a esta ciudad las personas y fa¬ milias que quieran hacerlo aprovechan¬ do cierta ventaja económica.
Auguramos a este Festival Deportivo de Flechas un gran éxito
¡Mallorquines! Domingo próximo, a
Sóller.
¡¡Arriba y Viva España!!
Jefatura de P. y P.
de F. E. de Sóller.
“De Falange Española,,
Boletín del Centro Nacional
Sindicalista
Martes próximo y a petición de numero¬ sos soltereases, reposición del drama patrió tipo «Un Caballero Legionario» que tanto éxito alcanzó el pasado domingo.
La velada será completada con un saínete de gran risa y amenizada por la orquesta
Nacional Sindicalista.
Detalles por programas.

Registro Civil
Nacimientos
Día 29 —Josefa Urrea Gambin, hija de Francisco y Josefa.
Día 29.—Miguel Oltver Morell, hijo de Juan y Marta.
Día 2 de Mayo.—María Magdalena Marroig Amengual, bija de Andrés y Marga¬
rita.
Día 3,—Mateo Cifre Rlpoll, hijo de Jo3Ó y
Antonia.
Día 5.—Margarita ArbonaBauzá, hija de Jorge y Antonia.

Ifsimo empeño de unión de todos los espa¬ ñoles para lograr la España una, grande e Imperial que todos anhelamos.

¡Viva España!

¡Viva Franco!

i