ANO XLIX (2.a EPOCA) NUM. 2411
ANO XLIX (2.a EPOCA) NUM. 2411
/

SABADO 10 DE JUNIO DE 1933

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

i FUNDADOR Y DIRECTOR PROPIETARIO: D, Juan Marqués Arbona

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

¡POR FIN, LA CRISIS!
Después de haber vencido tantos y tantos embates como desde hace muchos meses venía aguantando el Gobierno presidido por el señor Azaña, después de tantas y tan enconadas tentativas con que pretendieron abatirlo los partidos de la oposición, alguna tan dura e intensa como la obstrucción a toda su obra par¬ lamentaria; cuando, después de haber conseguido la aprobación de las leyes de Congregaciones y del Tribunal de Garantías, parecía más afirmado en su puesto y más sólidamente asido al Poder, le vemos venirse abajo en medio de la sorpre¬ sa de amigos y adversarios. El Gobierno ha caído cuando menos lo esperaban sus naturales impugnadores. Lo que no pudo conseguir la acción estridente, pe¬ ro ineficaz, de las oposiciones; lo que no consiguieron con los ataques destem¬ plados de los elementos opuestos a la política que se venía desarrollando desde el Gobierno, se consiguió casi expontáneamente, por la simple fuerza de las mis¬ mas circunstancias. El ministerio Azaña, como el fruto maduro que se desprende
del árbol, se ha venido al suelo, no cuando han sacudido las ramas los elementos
interesados en su caída, sino cuando su labor política y sus grandes desaciertos han sazonado el fruto por completo y han hecho imposible su continuación al frente de los destinos del país.
¿Qué ha pasado aquí para que se produjera este acontecimiento político que anhelaba una gran parte de la opinión? Pues... casi nada; simplemente que ha funcionado la maquinaria constitucional de España y lo ha hecho con una perfec¬ ción tal, que cuantos no estábamos acostumbrados a la justeza y pulcritud de un trabajo semejante no sabemos avenirnos a que ello sea en España donde ha suce¬ dido. Todo legal, todo jurídico, todo constitucionalmente. El poder moderador, ante una iniciativa del poder ejecutivo hace uso de sus prerrogativas y quiere co¬ nocer antes el parecer délos demás partidos republicanos. El Gobierno que, de grado o por fuerza, lefacilita su labor y se aparta. Y el país, representado por sus diversos partidos políticos, que va desfilando por el palacio presidencial para exponer su posición y su criterio ante el estado actual de la política española. Nada más y nada menos que eso.
No es nuestra intención comentar las causas de esta crisis que se va trami¬ tando en el momento de escribir estas líneas, ni analizar su origen, ni menos for¬ mular un vaticinio sobre su posible solución, que correría el riesgo de verse desmentido a la misma hora en que fuera escrito. Esto es más bien para ser tra tado una vez resuelto el problema político que en el momento en que se halla en su mayor efervescencia. Lo único que deseamos es subrayar el modo perfecto cómo funciona todo el actual sistema político-parlamentario, que no llega a des¬ baratar la pasión con que se producen actualmente los acontecimientos que vemos desarrollarse en el pleno de la vida nacional, lo cual, junto con el grado de madurez política que vemos empieza a alcanzar el pueblo y del cual fué una muestra el resultado de las elecciones parciales del mes de Abril último, da pie al optimismo con que oteamos el porvenir por encima de las dificultades y de las obcecaciones presentes. Y esto es lo importante.
Existía el temor de que los actuales gobernantes, con tal de sacar adelante sus procedimientos de gobierno y de imprimir a la vida política española su propia y partidista fisonomía, intentaran pasar por encima de todo. Ello no hubiera sido legal ni jurídico; pero en nombre de la revolución se hubiera consu¬ mado el atropello. Ahora, con la misma satisfacción con que constatamos en el pueblo el deseo de resolver por la única vía legal del sufragio una situación po¬ lítica de la que, al imponerle una legislación opuesta en absoluto a su manera de sentir de cada día se sentía más divorciado, asistimos al mismo deseo legalista en las altas esferas de la gobernación del Estado y celebramos con júbilo ver como obedecen a la voluntad del mando todos los resortes de la nueva situación. Porque lo esencial no está propiamente en el contenido de las leyes, que puede variarse cada vez que así lo acuerde la mayoría del país, sino en que exista por parte de todos, en los de arriba y en los de abaje, un hondo res¬ peto a la Ley, sea ésta como sea, y un verdadero deseo de no apartarse de ella. Dentro de la Ley podrá variarse el texto de aquellas que no representen la vo¬ luntad de la mayoría. Fuera de la Ley, o por encima de ella, sólo se va a la anar¬ quía y al caos. ¿Se comprende, ahora, el optimismo que nos inspira él ver cómo gobernantes y gobernados se sujetan voluntariamente al imperio de la Ley?
El mal de un país no está en que se produzcan crisis, sino en que se pro¬ duzcan a deshora o forzadas por poderes tenebrosos que actúan en la sombra. Cuando, como en este caso, los hechos se producen normalmente y son produc¬ to del natural desgaste del Gobierno al apartarse de la voluntad popular que lo elevó al sitio que ocupaba, nada hay que temer respecto a !a suerte de las ins¬ tituciones ni al desenvolvimiento de sus órganos. Al contrario, en este caso la crisis es saludable, ya que tiende a suprimir un posible foco de perturbación, o, cuando menos, a reducir los efectos de su política contraria al pensamiento de la opinión nacional. Cuando llega este caso, lo que procede es substituir esa política por la opuesta; pero esto no siempre puede hacerse bruscamente sin producir hondos trastornos eu la gobernación del país. Lo que no pueda o no convenga hacerse bruscamente puede irse haciendo en varias etapas, y es evidente que si esta crisis de ahora, que comentamos, no produce de repente un cambio radical en la política española, será siempre un frenazo a la política extremadamente iz¬ quierdista que se venía desarrollando y puede ser el punto inicial para una recti¬ ficación de procedimientos que habrán de tener su punto de concreción en unas próximas elecciones.—M. M. C.

CRÓNICA DE CATALUÑA
Sólo es cuestión de un cambio

Siempre, cuando ha habido úna época de trastornos o de intranquilidad políti¬ ca, se ha resentido considerablemente la vida soeial y política del Estado, y sobre todo la cultura, no dejando que
ésta floreciera.
Recordemos como füé durante el pe*
riodo de luchas que produjo la Revolu¬ ción francesa cuando más se resintió,
especialmente aquel país y en parte los demás, debido a su influjo, de la poca vitalidad y progreso de la literatura y
demás artes.
En nuestro país, desgraciadamente, conocemos también este ejemplo, como tantos otros, por haberlos experimenta¬ do repetidas veces, sobre todo durante el pasado siglo, pródigo en aconteci¬ mientos que socavaban nuestro patri¬ monio moral y espiritual.
Ahora, en nuestros días, contempla¬ mos cómo el progreso en la literatura, en la pintura, etc,, son completamente nulos. Nadie escribe, ni pinta, ni hace nada, pues a nadie le queda tiempo ni humor para dedicarse a estos trabajos.
Hoy todo el mundo sólo piensa en lo que va a pasar en las Cortes, si el Go¬ bierno caerá por no tener el «quorum»; en los atracos, buscando en seguida las estadísticas de los müeríos y heridos que haya habido; en las declaraciones que haya hecho tal o cual jefe polííi co, etc. Nos preocupamos más por lo externo que por lo interno.
Con esta poca tranquilidad de ánimo, ¿cómo queréis que salgan escritores y que prospere la cultura? Encontramos muchos que escriben,, o, mejor, que in¬ tentan escribir, pero ¿cuántos hay que sepan lo que dicen?, ¿cuántos de estos contribuyen a que se adelante en cual¬ quier aspecto de la vida social?

En oíros tiempos se dejaba para unos pocos el dedicarse a los trabajos inte¬ lectuales. Hoy, no; pues encontraréis pocos que tengan la modestia de confe¬ saros qüe verdaderamente no sirven pa¬ ra estos trabajos y que por lo tanto na intentan, pues, hacerlo.
¿Y la culpa de esto, quién la tiene?; na podemos culpar a uno solo, ni al de
arriba ni al de abajo. Lo único que podemos decir es que»
con más confianza, la templadez del espíritu renacería. Y para que haya con¬ fianza, ¿qué necesitamos?
Cambiar muchas cosas, muchísimas»
aunque sepa mal a aquellos qüe no obs¬ tante el poco tiempo que hace qüe las hicieron, (no me refiero a nada del que cabe dentro de la Ley de Defensa de la República, pues no están los tiempos para líos), empiezan a creer qüe son y
han de ser eternas.
Hemos de reconocer que no todos servimos para una misma cosa, pues si fuera así arreglado estaría el mundo. Si uno no sabe escribir, hará un gran bien a la humanidad, y sobre todo a aquellos que por casualidad lo lean, no escribiendo; si otros no saben inspirar confianza, que se marchen, pues se lo agradeceremos todos los que tenemos qüe aguantarles, y que vayan a ocupar su antiguo y honesto sitio, si es qüe a éste lo desempeñaban con acierto,
Parece sencillo ¿no? Todo es cues¬ tión de un simple cambio de personas, pues no es extraño que a causa de la actual desorientación y turbulencias en nuestro país, se hayan equivocado en la distribución de papeles.
Jaime Martí de Andrés.
Barcelona, Junio, 1933.

GLOS SARI
LA REL />’ UN MAL
Quan V observadó deis fets que es succeeixen en la vida del nostre país ens ha fet constatar V existéncia d' unes causes anteriors, és de hades que vulguem pres¬ cindir d' aqüestes causes en diagnosticar els mals que el país sofreix actualment.
Ara mateix ja era casi totalment oblidada, entre nosaltres, una causa del profund malestar que ha vingut amb la Repiiblica; peró és amb qualsevol pretext que aquella es posa de maniféstenforma
ben ostensible.
Era al mlting que els tradicionalistes varen celebrar; un estol d'infelissos situats al carrer pretenien sabotejar V acte. Per quina raó? Probablemente perqué no els venia de gust que es celebras. Amb quin dret? Perqué—es devien pensar—
tothom té el dret de dificultar les mani-
festacions de tota opinió que no compti amb la protecció oficial.
Error funest! Aberració monstruosa, que de tan arrelada en els costums del nostre país, ha semblat a molts que tenia
estat de llei.
Quantes vegades la manifestació del sentir d' uns homes no s' ha vist ofegada, atropellada, per la *gent d' ordre», per les autoritats de quan no hi havia Repú¬
blica? *

Ara es repeteix exactament el mateix cas: és el mateix mal que duray sinó que ara es manifestó, en sentit contrari. A les esferes governamentals dominen idees i passions contraríes de les passions i les idees dominants tres o quatre anys enrera, i semblantment apar que tothom tengui el dret de molestar, d' atropellar, tota manifestació que no sia de V esperit que avui senyoreja dins les institucions de
govern.
Qué és aixó més que intoleráncia? Qué era aixó—aleshores—més que una estú¬ pida incomprensió del dret que tothom té de que li respectín el propi pensar i sentir
si amb ells i amb llur exterioritsació no
infringeix les liéis ni ocasiona dany al
pro'isme? Només una, certa maduresa d' esperit
deturá en el camí de la revenja V home que sofrí opressió en sa persona o en sos sentiments. Ija és ben hora que P esperit de tots maduri. Amb carácter col’lectiut aquest madurament no és fácil d' acti¬ var., peróho és si operam individualmente
i cadascú sobre si mateix.
No cal, sinó, formular-nos sovint aques¬ ta pregunta: «jQué faria jo an aquests que ara m’ importunen a mi, si «els meus» comandaven?• Peró en fer-nos-la hem de pensar en la tolerancia, /’ esperit de convivéncia i el demés que invocam en pro deis nostres sentiments, de les nostres idees ifins deis nostres interessos.
M. Arbona Olí ver.

SOLLER

NOTAS DE ARTE
JULIO RAMIS
El solo acto de enfrentarse con la crí-
tica encierra ya un valor muy estimable. La exposición de «eso» que uno lleva dentro y que en una u otra modalidad toma forma plástica, entraña, a mi en¬ tender, y siempre en los terrenos del arte puro, un hondo deseo de perfeccio¬ namiento, cosa tanto más apreciable cuanto más rara es en nuestros tiempos.
Por ello entendí siempre que la labor del crítico, al tratar de un artista que se halla en el pórtico de su vida artística, ha
de ser de orientación. Cuando el artista
llega a la cima de su personalidad, viene entonces la labor de su catalogación, de la fijación del coeficiente de su valía en el penlágrama del Arte.
A veces, empero, la labor de orienta¬ ción resulta casi imposible. Me refiero a aquellos casos en que la subjetividad del artista crea una visión que a primera vista se os antoja incluso descabellada, pero que una serena contemplación de la plasmación del momento espiritual, os conduce al hallazgo de trazos de innega¬ ble valor, cuando no fuera por otra cosa, por el que precisa para que, sin la suje¬ ción a una orientación a escuela ningu¬ na, el artista diga con su paleta o con su cincel algo de cuánto fulguró en su inte¬ rior en aquel dulce o atormentado mo¬ mento psicológico. Si el artista logra que su vibración interior haga vibrar también el alma del que le contempla, entiendo que entonces ha triunfado plenamente. Ese ha sido el primordial valor que he considerado siempre en toda obra de arte: que el arte ha de salir del alma para llegar al alma. El ropaje es accidental.
Para llegar a ello, empero, para lograr la cima de la luz propia, precisa el cami¬ no de un calvario. Camino que llega a producir honda zozobra y para cuyo se¬ guimiento es indispensable una fortaleza psicológica muy estimable. ¡Cuántos son los que comienzan y se rinden a la mitad
del camino!
Y aquí de la delicada labor del crítico.
***
Al pisar el salón del Círculo Mallorquín donde Julio Ramis, joven pintor sollerense, tiene expuestas sus telas, recibí en seguida la impresión de la honda tortura por qué el joven artista está pasando. Así comprendí su temor de enfrentarse francamente con el colorido, contrastan¬ do con el vigor de su trazo, que revela un experto dibujante.
Julio Ramis está en un momento deli¬
cadísimo: el momento de crisálida. De
este capullo en el que está encerrado y cujm interior sólo él conoce, puede salir tanto la esplendente mariposa, gala del cielo q ue le vió nacer y de colorido in¬ mortal,- como otro ejemplar cualquiera de alas grises y de vida efímera que la más leve llama puede destruir.
Pero en Julio Ramis, a pesar del ermetismo de la mayoría de sus producciones, nodejan.de concurrir, bien claros, los trazos de un mañana pletórico de las más risueñas esperanzas. Diríais que a veces intenta recordaros a Vázquez Díaz En esta torturante búsqueda de sí mismo yo vislumbro a un pintor decorativo de gran¬
de estima.
Como, lógicamente, debía suceder en quien, como en Julio Ramis, sabe gozar de un delicado subjetivismo, considero uno de sus más valiosos aciertos la plás¬ tica del momento psicológico. Así su «Desferra humana», elocuente síntesis de
una vida desbocada en un retrato casi
abocetado; así su «Pensativa» de deliciosa dulzura y emotividad; así el retrato de A. Pizá, de un gran parecido, física y psicológicamente. Tres telas de un solo motivo: la figura, y de matiz y finalidades completamente distintas.
Donde más ermético se me antoja es en el paisaje. Sin el propósito de caer en un torpe panteísmo, os diría que no logró plasmar el alma de la naturaleza. Su tor¬ tura interior le condujo a una visión casi igual en motivos completamente distin¬ tos. Es aquí donde se me perfila más
claramente el temor de enfrentarse fran¬
camente con el colorido fulgurante de nuestros panoramas. Un temor muy comprensible, por cuanto entiendo que se apoya en la inseguridad propia de quien no llegó a definir claramente las vías a seguir en las huertas del Arte.
Sin embargo, ello no quita que hallemos en el conjunto definiciones concretas. Así «El Cornador», así «Contrallum, ametllés» y así «Contrallum» n.° 22 del Catᬠlogo, en cuyas telas supo lograr emotivi¬ dades deliciosas de trazo y de colorido.

La Iglesia y
La efervescencia que en los espíritus de España entera vino provocando la discusión y aprobación de la Ley de Confesiones y Congregaciones religio¬ sas, ha sido serenamente superada por la Encíclica que acaba de dictar el Papa Pío XI. Como en un mar encrespado la acción calmante del aceite, ese docu¬
mento pontifical ha tenido la excelsa
virtud de dominar el alborotado tumulto
de las pasiones sectarias. De ahí su bienhechora importancia.
Entre todos los errores que hayan podido cometer los gobernantes repu¬ blicanos, ninguno fué tan intempestivo, tan inútil, tan absurdo como el de ofen¬ der las conciencias y menospreciar los derechos de los católicos españoles. Y
la demostración es obvia. Si al triunfo
de la República hubiera precedido una
encarnizada hostilidad del catolicismo
indígena contra ella; si los que trajeron el régimen actual hubiesen sido exclu¬ sivamente los antirreligiosos, los anti¬ clericales, y especialmente los enemigos de la Iglesia romana, no sería en mane¬ ra alguna recomendable, pero al menos resultaría humanamente comprensible que, una vez alcanzada la victoria, los triunfadores hubiesen querido vengarse de la oposición, la resistencia y la ene¬
mistad de los católicos.
Pero ha sucedido todo lo contrario.
La República vino gracias a que la vo taron la mayoría de los españoles, por
lo tanto una inmensidad de católicos.
Entre los que padecieron persecución por la República se cuentan varias figu¬ ras de católicos ilustres; no citaremos
más que uno: el actual Jefe del Estado,
el señor Alcalá Zamora. Todos recor¬
daremos entre nuestras amistades o
nuestros conocidos, el entusiasmo con
que tantos curas y frailes, tantos varo¬ nes de acendrada religiosidad, votaron por el nuevo régimen. ¿Con qué razón, pues, con qué motivo, a cuenta de qué
—como no sea de un sectarismo abo¬
rrecible y obtuso—se ha querido privar
a los católicos de los derechos qüe se
arrogan exclusivamente los laicos, con¬ virtiendo así a una infinidad de españo¬ les a quienes la República debe su exis¬ tencia, tanto como al que más, en ciu¬ dadanos de segunda clase? ¿Ese es el pago que se da a su republicanismo? ¿Y eso es lo que la misma República ne¬ cesitaba para afianzarse y fortalecerse en España? Parece mentira: pero, vis¬ tas las cosas con el más escrupuloso patriotismo, si el contenido de esa Ley de Congregaciones parece francamente malo en el plano de la religiosidad, en el orden político es abominable.
Pues bien: lo exquisito de la encíclica Dilectissime Nobis, que acaba de dictar Pío XI, es la templanza, la contensión, la verdadera superioridad de ánimo con qüe él, representante de los atacados,
contesta a los atacantes. Si el Gobierno
actual de la República hubiese experi¬ mentado, de parte del Vaticano una em¬ bestida como la que Roma acaba de re¬ cibir de Madrid, ¿cuál hubiera sido la re¬ acción, por ejemplo, de los socialistas
De ser ésta la tónica general de la expo¬ sición casi hubiéramos podido lanzar el «eureka» que deseamos para el joven ar¬
tista.
Julio Ramis, por su juventud, por los sabrosos frutos que ya dió de sí, por el amplio horizonte que se abre ante sus pupilas, puede estar más que satisfecho del juicio que han merecido sus obras ex¬ puestas. De querer escuchar un consejo, le diríamos que marchara decidido a su concreción, huyendo algo de la vanguar¬ dia para llegar a una más clara defini¬ ción, sin que con ello queramos decir que tenga que caer en la vulgaridad de las torpes concesiones a la galería, cosa que
sería, además, impropia de su alma selec¬ ta y que malograría su alto valor espiri¬
tual, que ya se perfila claramente. Desconocido paisano: Un abrazo y una
sincera enhorabuena.
Manuel Andreu Fontirroig.
(De La Almudaina).

la República
o los radicales socialistas gubernamen¬ tales? Uno tiene que taparse los oídos, sólo de pensarlo. El Papa, en cambio, se duele, naturalmente, de la herida fresca y sangrante. Se lamenta con pro¬ fundo y humano dolor, Pero en seguida, desde sus primeras palabras, desde el proemio de la Encíclica, que es su parte principal y más significativa, contesta al agravio con una contundente declara¬ ción amistosa: a la ofensa, con una in¬
vitación discretísima a la concordia: a
la herida, con la promesa del perdón. Devolver bien por mal: esto es loque hace el Papa, y pocas veces se habrá practicado mejor el precepto evangélico. Oíd las propias palabras pontificales:
«No se crea—dice Pío XI, saliendo al paso de los que quisieran presentar a la Iglesia católica como antirrepublicana por principio, o servirse de sus tribula¬ ciones actuales para turbios fines polí¬ ticos—; no se crea que nuestra palabra esté inspirada en sentimientos de aver¬ sión contra la nueva forma de Gobierno
o contra otras innovaciones puramente políticas que recientemente han tenido
lugar en España». Y añade en seguida: «Pues todos saben que la Iglesia cató¬ lica, no estando bajo ningún respecto, ligada a una forma de Gobierno más qüe a otra, con tal de que queden a sal¬ vo los derechos de Dios y de la con¬ ciencia cristiana, no encuentra dificultad
en avenirse con las diversas institucio¬
nes civiles, sean monárquicas o repu¬ blicanas, aristocráticas o democráticas».
La claridad es perfecta, La Iglesia no quiere la guerra con la República. Lo único que pide, y con razón, es que no se la hagan a ella. La Iglesia distingue con meridiana lucidez la República de los gobernantes que ésta pueda tener, Contra la República la Iglesia nada tiene qüe decir. «Prueba manifiesta de ello — continúa Pío XI—son, para no citar más que hechos recientes, los numerosos Concordatos y acuerdos estipulados en estos últimos años y las relaciones diplomáticas qüe la Santa Sede ha en¬
tablado con diversos Estados en los
cuales, después de la última gran gue¬ rra, a Gobiernos monárquicos han sus¬ tituido Gobiernos republicanos». Las quejas de la Iglesia, por lo tanto, para nada afectan al régimen. Se dirigen úni¬
camente contra las medidas ocasionales
qüe, dentro de él, puedan tomar gober¬ nantes y situaciones más ocasionales
todavía.
Estas medidas dañinas e injustas, co¬
mo la Ley de Congregaciones, es lo que hay qüe modificar. ¿Por qué medio?

¿Devolviendo mal por mal? ¿Apelando a la violencia? ¿Contestando al ataqúe sectario con un contra ataque partidista y político? De ninguna manera. Ya en
la declaración reciente del episcopado español—que sin duda se correlaciona y enlaza, en el pensamiento de la fina diplomacia romana, con la Encíclica de
Pío XI—se recomendaba a los católicos
españoles, con pluma certera: «No os desaniméis ni caigáis en la tentación de la ira por una vindicta que corresponde
sólo a Dios.»
El medio que aconseja la Iglesia, con
ün buen sentido intachable, es la actflación legal, incesante, creciente; no la
negación, sino la afirmación. ¿Qué di¬ cen los socialistas, por ejemplo? Qüe hay que socializar la República. Y los liberales dicen que hay que liberalizarla. Y si hubiese negros en España, lo justo
sería que aspirasen a ennegrecerla. El
ideal de los católicos ha de ser, pues, no el de hundirla, sino catolizarla. Y su
primer objetivo, el que señala Pío XI en su Encíclica, al abogar de manera in directa, pero clarísima, con un recatado deseo que se trasparenta entre líneas, por un acuerdo entre el Vaticano y la República española.
Pues lo importante es qüe el Papa quiere ardientemente la paz. Su anhelo es de llegar cuanto antes a un Concor¬ dato justo. Y todos los españoles que no hayan perdido el juicio han de desear lo mismo. La paternal disposición de Pío XI no puede ser mejor. Y para com¬
prenderlo basta saber leer estas grávi¬ das y nobles palabras del Papa, que condensan todo sü pensamiento: «Las
nuevas Repúblicas—dice, refiriéndose a las qüe, siendo todavía recientes, como la española, concertaron Concordatos con Roma—no han tenido jamás que
sufrir en sus instituciones ni en sus
justas aspiraciones a la grandeza y al bienestar nacional, por efecto de sus
amistosas relaciones con la Santa Sede
o por hallarse dispuestas—(fijaos bien en esto)—a concluir con espíritu de
mutua confianza, en las materias que
interesan a la Iglesia y a! Estado, con¬ venios adaptados a las nuevas condi¬ ciones de los-tiempos.»
Roma ha hablado insuperablemente. Ha dado, además, una buena lección de cristiana conducta. Al empujón cerril y a la ofensa declarada, ha contestado con un gesto apostólico y un signo in¬ citante a la conversación Y, pese a todos los sectarismos, quien ve claro es Pío XI. Para bien de la República y para bien de la Iglesia, no habrá más reme¬ dio, a la corta o a la larga, que iglesia y República entablen amistosamente ese diálogo que el Papa, ya desde ahora, propugna, y qüe es del todo necesario a ambas. —(De La Vanguardia)

CRESPONES Y CRÉPE-SATÍN
seda artificial

clase superior y otros artículos fantasía, así como géneros de algodón; por liquidación de existencias, : : : se venden a precios reducidos. : : :

B. FRONTERA PIZÁ y C.a
s. en c.

Calle Quadrado n.° 8
SÓLLER.

VENTA DE FINCAS

Posesiones de olivar y algarrobos, Almendral y huertos.
Casas de reciente construcción en el Ensanche, suburbios

e interior de Palma.

E

Se facilitan detalles por correspondencia

i

MIGUEL BERNAT

ir
Calle del 31 de Diciembre, 5-2,° PALMA

IÉ

SOLLER
Mitin de propaganda tradicionalista

Conforme se anunció tuvo lugar en la saludaba con el simbólico saludo de ¡her¬

noche del pasado lunes en el «Teatro Vic¬ manos! que Cristo tantas veces usó aún

toria» de esta ciudad el acto de propagan¬ en sus momentos más solemnes.

da tradicionalista, organizado por los ele¬

Ensalzó la distinguida figura de la

mentos de esta población afectos a este Srta. María Rosa Urraca Pastor, que nos

ideario. A la hora de dar principio al recuerda la valerosa Agustina de Aragón

acto ya resultaba insuficiente el local que se enfrentó directamente con el ene¬ debido a la numerosa concurrencia, es¬ migo. Es realmente una mujer simbólica

pecialmente mujeres, que allí .se había que enseña a los hombres faltos de sen¬ congregado, ávida de oir la autorizada timientos y de valor lo que tienen que

palabra de los oradores anunciados.

hacer para luchar en los momentos pre¬

Y esto que, como se anunció oportuna¬ sentes en que todo lo que de bueno hay

mente, se reservaba el derecho de admi¬ en la historia española se viene o ha ve¬

sión, lo que ocasionó no pocos disgustos nido ya al suelo. Componen—dijo—su al verse privados algunos individuos de nombre dos flores: Rosa por su cuna y

entrar en el local, a pesar de presentarse Margarita por su filiación política. Valor con la correspondiente papeleta-invita y espiritualidad de sentimientos.

Concesionario JUAN FORTEZA CORTÉS - Calle Bauza, 12 - SÓLLER

ción, habiendo algunas de estas personas

Al presentar a D. Rafael Díaz Aguado

que seguidamente se retiraban, pero no todos lo hicieron así, permaneciendo es¬ tacionados fuera del local, gritando e insultando a los organizadores del acto y asistentes al mismo. Suerte que no pa¬ saron de aquí las cosas, ya que parecía que aquello forzosamente tenía que aca¬
bar mal.
Alguien aconsejó que cuando se reser¬ vara el derecho de admisión, en casos semejantes, sería bien que se pusiera la correspondiente nota en la misma invi¬ tación para evitarse así disgustos, ya que al verse privado uno de entrar en el local se ve desagradablemente sorprendido por ser, aunque de ideas contrarias a los organizadores, persona de orden e incapaz de promover alboroto ni disturbio de nin¬ guna clase. Nos parece lo mejor y acon¬ sejamos la práctica de esta diligencia.
Unidos los gritos de los de fuera y que el tiempo iba transcurriendo sin que se presentaran los oradores, empezó a cun¬ dir la desanimación, a pesar de que rei¬ teradamente se avisaba al público desde la tribuna que los oradores no podían tardar, as: que poco a poco se iba vacian¬ do el local y viendo los alborotadores que sucesivamente salían personas y fa¬ milias enteras se pensaron a lo mejor que el miedo se apoderaba de ellos, por cuyo motivo arreciaron más en sus in¬ sultos y griteríos turbulentos.
Así las cosas, a las diez y media llega¬
ron los oradores a la sala de conferen¬
cias, reproduciéndose la correspondiente
bronca de los de fuera mezclados sus
gritos con los entusiastas aplausos y ví¬
tores de los de dentro.
Sería bien que por los dirigentes de es¬ tos elementos alborotadores, que nos abs¬ tenemos de calificar, se tuviera presente que no sirven sino para dar más anima¬ ción a los actos que precisamente se pro¬ ponen evitar o suspender, como aconte¬ ció el pasado lunes en que con su actitud provocaron más animación y dieron oca sión a los oradores a que con más entu¬ siasmo se expresaran, de un modo par¬ ticular al tratar de asuntos que los con¬
trarios al ideario tradicionalista no hubie¬
ran disfrutado en escuchar. Mediante las
correspondientes formalidades, cada in¬ dividuo y cada entidad tiene derecho, admitido por todas las civilizaciones, a reunirse y a expresarse conforme bien le parezca. Se tiene cada cual lo que se busca, y en nombre de la libertad misma no se debe tratar de impedir lo que la
autoridad ha autorizado.

Salaberry dijo que nos recuerda la figura de las guerras civiles con su faz noble y serena. El—dijo—os expondrá un progra¬ ma casi desconocido por vosotros. Han llegado ya las horas de combate. EL pro¬ grama tradicionalista puede salvar a Es¬ paña. Los hombres se han acobardado y las mujeres no han tenido más remedio que salir de sus hogares para defender precisamente el mismo hogar. Las boinas de la tradición han de hacer de España una España grande. Quien tenga valor para seguirnos, que nos siga; los otros
que no vengan con nosotros, pero que tampoco se interpongan en nuestro ca¬ mino, que será el camino de la salvación, ya que seguimos las rutas gloriosas que nos muestran los brazos de la Cruz.
María Rosa Urraca Pastor
Empezó diciendo que bien quisiera que los que fuera del local !es insultaban estu¬ vieran presentes, porque no les conocía y hasta parecía que querían impedir el
acto como si tuvieran miedo de, lo que pu¬
dieran decir. ¡Cuán pobre debe ser la se¬ guridad de su ideario cuando tanto temen lo que pueda decir una pobre mujer! Has¬ ta por civismo es preciso tener serenidad ante el enemigo.
Dijo que era costumbre de los tradicionalistas respetar las opiniones ajenas, pe¬ ro esas opiniones producto de conciencias honradas que saben defender sus doctri¬ nas ante sus adversarios y están dispues¬ tos a poner sus intereses y hasta su vida misma en servicio de su ideario, como
son los mismos tradicionalistas.
Hizo notar que antes la situación de la mujer española era poco menos que nula en la vida política. La política a las muje¬
res no nos interesaba. Bien lo sabéis vos¬
otras. Pero como la política se metió con nosotras, cuando menos por egoísmo he¬ mos tenido que salir de nuestras propias casas. Y hasta puede que por falta de
hombres o cobardía de los mismos.
La anarquía destruye a España y sus efectos perniciosos hasta han llegado a
esta bella Mallorca. En la hora del dolor, en la hora del sufrimiento, aún en el su¬
frir físico, la mujer tiene más valor que el hombre. ¿Qué sabe el hombre de hacer frente a las enfermedades y padecimien¬ tos de sus hijos? La nación es una gran familia, nuestro puesto es, pues, el de una mujer en la misma. Tenemos que ser la visión de paz en los odios, en las luchas y en las huelgas, sin pensar en gloria ni en brillo y sí sólo en salvar corazones con el

amor y la dulzura del convencimiento.
Estas han de ser nuestras armas en esta
batalla desigual que nos vemos obligadas
a sostener y en que se nos ataca nuestros
más preciados tesoros: nuestros hijos y nuestros esposos. Y si no, vamos a verlo.
El problema actual español puede di¬ vidirse en tres aspectos: el religioso, el político y el social. Brevemente tratare¬ mos del religioso y social ya que del político lo hará con su acostumbrada maestría el señor Díaz Aguado Salabe¬
rry.
Al hablar del problema social lo pri¬ mero que tiene que tenerse en cuenta es
la encarnizada lucha entre dos grupos:
de una parte los obreros que nada tienen y de otra los ricos que aspiran a tener más. Al grito de viva la libertad, el débil se enfrentó con el poderoso, fracasando la justicia, con lo que comenzó la lucha de clases que en España ha adquirido proporciones alarmantes. El Tradiciona¬ lismo aspira al bienestar del obrero en todos los órdenes, y el mismo obrero ha de llegar día en q ue se ha de percatar de ello, porque todos los que se han erigido en sus protectores van fracasando.
Divididas las clases de personas en
proletariado, media y burguesa, resulta que las últimas gravitaban sobre las dos primeras. ¿Solución a tanto mal? Que el proletariado gravite sobre la burgue¬
sía. Se invierten los términos. De ello
han nacido la anarquía y el socialismo, que trabajan contra la propiedad. Desen¬ gañarse: nadie trabaja por nada. Hoy sabemos cuál es la clase privilegiada en España: la de aquellos que se pasan la vida sin trabajar vigilando como trabajan
los otros.
Se debe remediar el problema de lucha entre la burguesía y el proletariado. Para ello doctrinas y normas tiene la Iglesia católica que resuelven eficazmente las cuestiones que se derivan. El Tradicio¬ nalismo, que ama al obrero, que quiere el bien de la clase media, no puede tam¬ poco trabajar contra la clase rica. Eso
sería invertir los términos. Pero la clase
rica debe saber que tiene obligación de no acumular por acumular, sino repartir entre el menesteroso y el necesitado lo que no le hace falta para el desenvolvi¬ miento de su vida y actividades. ¿Está
esto claro? Pero debe hacerlo con noble¬
za, con honor y con amor. Se entretiene en largas consideracio¬
nes sobre las diversas clases de obreros

y los clasifica en campesinos, industria¬ les y obreros de la inteligencia, lo que le
da ocasión de desarrollar bellos concep¬
tos sobre las diversas clases de trabajo. De una manera particular habla de los
militares, cuya profesión es la de las ar¬ mas, haciendo notar que el programa tradicionalista admite la milicia, pero no con carácter forzoso sino voluntario, aun
cuando admite la conveniencia de saber
el ciudadano algo del manejo de las ar¬ mas por si la patria puede necesitar de éL
El corazón humano siente diversos y
numerosos anhelos, el primero de los cuales es el que le dirige hacia la Divini¬ dad. Por esto la madre quiere el hijo bau¬ tizado. Se acoge a la confesión después
de las faltas cometidas. Y en la hora de
la muerte aun el mismo ateo siente tem¬
blar y caerse el edificio de sus teorías y doctrinas. En la hora de la muerte, hora de las verdades, aún el ateo sólo ve en la derecha y en la izquierda la soledad y el abandono, enfrente una muerte afrento¬ sa y arriba a Dios que le promete una
eternidad feliz. Cita el caso del Gober¬
nador de Vizcaya.
Volviendo a las clases sociales, expuso que éstas tienen perfectísimo derecho a agruparse para la defensa de sus ideales y de sus intereses. Asentó el principio de que de todos modos el salario debe ser su¬ ficiente para cubrir las necesidades, dis¬ frutar de una higiénica vivienda y aun de facilitar a los hijos el acceso a las clases superiores del saber.
¡Fuera, fuera! Gritan los que perma¬ necen al exterior y en verdad que no saben lo que predicamos, que es preci¬ samente un programa redentor para ellos mismos, que fueron tras individuos que les prometieron lo que ahora no les pue¬ den dar, convirtiéndose en aburguesados señores con coche. Viene la República que les prometieron y los obreros alar¬ gan ahora la mano exigiendo el pago. ¿Cuál es la respuesta? Ahí va el caso de Casas Viejas, en que todo un pueblo se
ve bárbaramente asesinado por unos
hombres pagados con el presupuesto de
la Casa Real.
El problema religioso no existía antes en España, pero no ha habido más reme¬ dio que crearlo. El pueblo pedía pan y trabajo y se le ha dado carne de curas y frailes para que se vaya entreteniendo. En el interior del hogar se ha introducida el enemigo: ahí ya llega el divorcio. Se entretuvo en largas consideraciones, fus-

Como llevamos dicho, a las diez y me¬ dia dio principio el acto, dirigiendo en primer lugar su palabra al auditorio el distinguido joven D. José Cladera, secre¬ tario del Círculo Tradicionalista de Pal¬
ma.
En tonos elevados hizo la presentación

dbdb efe ífecfc<ífe¿f¿>dbdb¿fe cfcdb ífecfedbdbdbdfecfcáb ifccfcdbcfeifedbdb

dbábdbJbcfccfe ífc

<3

9*

IMPORTACION - EXPORTACION - COMISION

9-

9*

43 de los oradores, empezando por pregun¬
tar si efectivamente el pueblo de Sóller congregado fuera del local era el que les

DATILES-BANANAS

9*
9*

recibía con el' grito de ¡fuera, fuera! Un grito unánime de ¡No! fué la contestación

9»

rotunda.
Empezó diciendo que bien sabía que los gritos de los de fuera no eran del hon¬ rado y noble pueblo de Sóller. Si algún

€ €

JACQUES

VICENS 9* 9» 9*

«6 pueblo hay en Mallorca que tenga que
ser tradicionalista es forzosamente el
43 pueblo de Sóller, que late de entusiasmo,

15, Une des* Troli Mages

9* 9*

religión y patriotismo al recordar las ges¬
tas gloriosas del Capitán Angeláis, les Valentes Dones y el valor de sus ante¬

Teléfono 06.19 Colbert

MARSELLA

9*
Telegramas «VERFRUIS» 9»

pasados. La tradición, para Sóller, es un
43 sello indeleble, ya que es un sello de gloria.

Hizo notar que para empezar su corta
disertación, cuyo fin era la presentación

43

€ de los oradores, no usaba de palabras

IMPORTACION DIRECTA DE BfNANAS DE LAS ISLAS CANARIAS
AGENTE EXCLUSIVO DE LAS PRINCIPALES MARCAS

9*
9»
9*

acostumbradas en tales casos, como la de

9»

señores ni camaradas, tan fría una como

inexpresiva y hueca la otra, sino que

SOLLER

tigando y exponiendo diversos argumen¬ tos para hacer ver sus consecuencias per¬ niciosas. Respecto a la educación misma de los hijos, sí que es realmente lamenta¬ ble la intromisión del Estado, quien trata nada menos que de impedir su instruc¬ ción religiosa. Trata de Ja escuela laica y de la escuela católica respecto del con¬ cepto que deberían merecer a un Estado neutro, que según parece sólo sabe cum¬ plir sus palabras a medias.
Al tratar .de la solución a tanto mal, re¬
cuerda que los pueblos antiguos, además de sus gestas heroicas, se distinguieron también por su culto a sus divinidades. En la Edad Media la Religión inflama a los homdres de buen corazón y les prepa¬ ra para grandes empresas, y también en la época moderna se realizan muchas obras a la sombra de la Cruz. Es que la conciencia del deber es la fragua de la Religión. España nos pedirá cuenta el
día de mañana de nuestra actitud en los
momentos presentes. Si faltan hombres, estamos las mujeres. La opinión poco de¬ be importarnos. La opinión es como el viento del desierto que con la misma fa¬ cilidad que levanta montañas de arena luego las desmorona. Estos hombres que en privado sienten como católicos y en público obran como impíos no son hom¬ bres de verdad. Es preciso forjar el al¬ ma de los niños en buen temple y engar¬ zarla en platino.
Preconiza la libertad de enseñanza. Los
hijos no son del Estado, son de los padres, y vuestros hijos son de Dios. Dios crea al hijo, al que dota de estos sentidos ad¬ mirables no habiendo otro poder que el
de Dios.
¡Santa libertad! El pensamiento de los padres sobre la propiedad de los hijos debe ser intangible. La infancia es todo un poema del amor de madre.
En épocas anteriores se decía en Espa¬ ña que la Religión es cosa de la mujer. Pues bien, si lo era, también lo es. Es pre¬ ciso salir a defenderla, sin la cobardía de Pilatos contra los que profanan la Cruz. Es preciso sostener muy alto a la Cruz. Yo desde aquí—dijo—veo muchas muje¬ res que, como yo misma, llevamos una cruz sobre nuestro corazón. ¡A ver si hay hombre valiente que sea capaz de quitárnosla!
Vuestros aplausos me son simpatizan¬
tes. Los Tradicionalistas lo que perse¬
guimos es la verdad. Sin cobardía y sin
miedo. Ha sonado la hora de la verdad.
El pueblo español es bueno y sus aspira¬ ciones son como aspiraciones del corazón que aspira a la perfección. Nuestros ma¬ les son contingentes debido a una mala organización social El pueblo español está envenenado y es preciso descubrir su alma pura y cristalina. *
Habla de cómo las masas obreras evo¬
lucionan hacia el Tradicionalismo, re¬
cordando al efecto un reciente caso acae¬
cido en Sevilla en que 200 obreros, que se sentían defraudados, ingresaron en masa en nuestra asociación. El pueblo español se muere de hambre y lo están engañando contándole cuentos de una Monarquía, con la cual nosotros nada tenemos que ver. Siglos gloriosos los de España cuando se observaba el programa tradicionalista. Lo que ha pasado es el
fracaso de nuestros abuelos cuando em¬
pezamos a copiar del Extranjero, de este Extranjero mismo que hoy se levanta como Italia, Alemania y la misma Fran¬
cia.
España no puede seguir por encamino que va. España se había perdido y es preciso salvarla. La persecución que nos ha deparado la República tenemos que agradecerla como un bien que nos ha hecho, y el día de mañana tendremos que engarzar a la Real Corona una nueva perla: la de la persecución. España ne¬ cesita hoy de buenos defensores, y en cuanto a la mujer, necesita mujeres va¬ lerosas, católicas y monárquicas, que se¬ pan defender una Monarquía mejor que
la caída.
Al terminar con estas palabras la ora¬
dora su conferencia estalló en la sala una
calurosa ovación. Durante el transcurso
de su disertación y en los puntos más
culminantes de la misma fué interrum¬
pida con entusiastas aplausos de la nu¬
merosa concurrencia.
Rafael Díaz Aguado Salaberry
Al levantarse a hablar el orador es re¬
cibido con una cariñosa ovación, que duró largo rato.
Empezó por dirigir un caluroso saludo a los reunidos que veían en él un entu¬ siasta propagandista del ideal tradicio\_ nalista, saludo, dijo, que también quería que fuera cariñoso para los que desde

«Sil I ■III

■EHH

•' S r : ti»! I ■ I! I BB1 I XBIÉl ■ lili
■1151 ■lili ■lili
■lili aun tSBSIl

56 BflBI asan
85 nana ■aaa
85 ■ ■■■ ■■■■
56 CMOS
AY K399 C\\\\' flSQB
56 SSSS
85

■Bill

S355

<»■■■

■lili

■ lili

a"¡S

■lili ■lili
■ lili

■■*■
'S/, ** cuaja
■■■■

■ ■lliilliilí

■«■■

ssss ■lili
■mi ü 'Y/

■Bill

*■■■

■ Bill I ■ lili eisiis
■mi ,

■Su■m■a9n
asas
■sao

'

BHPB

■III!
GVI
■■Blilllilllíü]

QBIOB
■■■n nnaa assK $■■■

■Biiiin ■ Cllll i ■mu KBIIII

!f

■■1■11n11u1i}l!i ci./;i

■mili! ¡ ■II111H I M,

■■mil]
■■¡mu

(Vi

SSSS
««■51 ■ ■Bfl
«■KM SHHS

■limu

■■«mi1

■mili]; ■ ■!li!!l

'V

■lililí]

anuí]]

baiiiiii ■■mui ■ Bllllli
Biimil ■
«lililí! ■lililí) Blllllil ■ lililí]
9EIIIIII ■ lllllli
-
: :j:¡ HBIIIIU ■IIIIIH
■lililí!
■lllllli SBIIIlL'

■¡asa» sosa BBBD
sane» QQRC HRRB 3BI5B
■■■a Boca OEM*

■iiiiii!
s:¡!¡!¡! :
■HiirJ ■iiiiii ■ifiiin
■Bsllílmlliill ■iiiiiii ■iimii ■anuo
Biiui
1|| ■mu
■inir .
¡:¡!¡¡m & ■muí
■mir

esnaa
II
SSSS
BBBB STJttJH B8»E
flBii
KR&B

1

L

mmmammcmmmmmmmmmmtmammmmmmmmmmmmmmmémimmmm wmiii i

■ mu

Rogad a Dios por el alma de

D.a Paula Timoner Ripoll fallecida en Sóller el día 31 de Mayo, a las 4 de la tarde HABIENDO RECIBIDO LOS SANTOS SACRAMENTOS == (A e:. r. i. r. )

Sus desconsolados esposo, D. Sebastián Oiiver Liinás; hijos, D. Marcos, D. Bartolomé, D. Sebastián y D. Jaime; hijas, D.a María, D.a Jerónima, D.a Paula y señorita Francisca; hijos políticos, D. Felipe Reynés, D. Mateo Rosselló y D. Juan Arbona; hija política, D.a Margarita Pons; hermanas, D.a María y D.a Jerónima; hermanos políticos D. Bernardino Celiá y D. Joaquín Joy; hermanas políticas, D.a Margarita Bauzá y doña María Vicens; sobrinos y sobrinas y demás parientes participan a sus amigos y cono dos tan sensible pérdida y les ruegan se sirvan tener presente en sus oraciones el alma de la finada, por lo que recibirán especial favor.

Iii
.J8 .. ««■■■■■■! vL II lili
itÜM
anca! S'
^ SSSS
aaaa, «2 ■■■■ i Sí aaaa I aaaa¡>£
ansa
■■■■ i -Vn
aaaa
s? ana»
san»
SI aaaa % siqbI
:••••'
33 1 sa«»
i SSSS
■■■■ HMHB ¡SBSE
W. bhbh
»■■«
■ ■■■ Ej¡
%■ ■■■■
3BBBI
% nasa
acsas
I»C1
™ K'cJia" !
aaa ■ ■«O UBEB

99B5 «sea

AHI ■■■a ■■■■ svra
asa« «■■■
7RDN •SRB3

!R

uli

m 8? ¡*$ &

f
Ib,1 i iii aKaSaaSMí-j^.1i.íi.i.i

a«BD

J|5

jjjj ¡té fll

SSSS «iü

| | SSS!
■aaa. M. l

aaaa «í|!{{!

■aaa

Nm

ssss m

aaan »» Mi

f¡RilIil«íü

■U»Mn

|

—

- ■ ,L--

|

\_ — ■- |

|

■ -■ —

■

■■ —

- ... —

■«■■■i¡S!:S5Z«3a»£EuSSS535*£5555*£5S5a35355525533533333S335S3333335S333S33555i35S33»S»3Sa SBS3¡3333 35335S3333335333333333S3S33355SÍS53S355333335SSS353355353SS333S3335S3333SSSSSSaa

fuera seguían gritando, a propósito de
los cuales recordó un chiste que se cuenta de la anterior República. Con estos gri¬ tos se demuestra lo que esa gente entien¬
de por Libertad. Precisa que la humanidad sea amante
de la tolerancia. Para los Tradicionalis¬
tas la tolerancia es algo esencial. El pueblo de Sóller no puede en mane¬
ra alguna dejar de ser tradicionalista. En su historia hay páginas que están y esta¬ rán presentes en la mente de todos sus moradores: páginas de dolor y de gloria: de religión, de patriotismo y de obedien¬ cia a los poderes, y esto es la Tradición.
Al referirse a la organización de la Re¬ pública de que seguimos disfrutando, hace notar que las cosas se desenvuelven en un mismo plano que anteriormente, sólo que en vez de las dinastías borbónicas hay la dinastía republicana. Así Salme¬ rón I, Salmerón II,, etc. Respecto a Azaña, no se dará el caso porque no tiene hi¬ jos, pero puede que le suceda Largo Ca¬ ballero, así habrá el I, el II y quizás el III. Compara los hijos de reyes, que a lo me¬ jor podían no tener grandes cualidades, con los hijos de los magnates republi¬ canos, que, por sólo llevar el hombre de sus padres, se les quiere encumbrar: así cita el caso del hijo de Blasco Ibáñez que califica de poco menos de nulidad y el de Pi y Margall que con toda su gloria fic¬ ticia no deja de ser un médico mediocre.
Por eso es que somos Tradicionalistas, convencidos de que la farsa, si es que la haya entre nosotros, también se halla en¬ tre ellos en mayor escala
Narra como antes de dirigir la palabra
al auditorio de Sóller se le había puesto
en sus manos un libro que cuenta la his¬
toria de Sóller en lo relativo a la invasión
de los moros en 1561. Se refiere a los mo¬
mentos presentes, haciendo notar como se repite la historia, con una sola peque¬ ña diferencia: que primero fueron los sarracenos y ahora son los genízaros.
Así, pues, dijo parece que no hay más ley que la del fuerte. Esta ley es como un
circulo alrededor del cual se forman otros
círculos. ¡A ver, pues, que círculo llega¬ rá a ser mayor: ese será el que vencerá.
Volviendo al 11 de Mayo de 1561 hizo notar que mientras los hombres en pleno campo defendían sus intereses y su reli¬ gión a las órdenes del capitán Angeláis, las mujeres defendían en la población sus hogares y hasta su honor, a cuyo efecto recuerda y teje unos bellos concep
tos de las Valentes Dones.
Así, pues, hay cosas que como el hogar y el matrimonio deben defenderlas exclu¬ sivamente las mujeres, que es la que más perjudicada queda con su ruina. La doc¬
trina católica en el matrimonio es bien
clara y es un escudo contra el enemigo del mismo matrimonio, por esto es que
hay que tenerla presente en estos mo¬ mentos en que del matrimonio se quiere hacer una especie de baile de rigodón.
Al tratar de la llamada escuela laica,
niega que pueda ésta existir teóricamen¬ te. Así, por ejemplo,—dice—¿qué podrá

decir el maestro al niño de la creación del
mundo? Al preguntarle el niño quién era Jesús, no sé en verdad lo que le podrá contestar el maestro, a no ser una colec¬
ción de absurdos más o menos disfraza¬
dos.
Amplía los anteriores conceptos res¬ pecto de la escuela laica y de la confe¬ sional. En cuanto al ateísmo, niega la existen cia del ateo teórico, y en cuanto al práctico su admisión confirma la falta de moralidad del individuo que lo practi¬ ca o pretende practicarlo.
En cuanto al progreso, pretende el ora¬ dor que es lo que menos se busca en estas cuestiones sociales, cuyo despres¬ tigio ya es evidente en Europa, aún en
Francia donde diversos autores, que no
son precisamente los Santos Padres, cla¬
man contra estas modernas orientacio¬
nes sociales.
Las madres, los padres, son los dueños de sus hijos. Tienen aquéllos la obliga¬ ción de cuidarse de la nutrición, de la alimentación y de los vestidos de los ni¬ ños, ¿porqué, pues, no se han de cuidar de lo concerniente a su alma y a su inteli¬ gencia que valen mucho más que el cuer¬ po? El Estado quiere ser en este caso el amo y dueño de lo más elevado del niño.
Desengañémonos. Si el Estado dice que es neutro peor para él. Ya sabemos que precisamente lo neutro es lo que no vale
nada.
Hace presente que los Tradicionalistas no tienen miedo, sino que, al contrario, afrontan la discusión pública ya sea en forma de mitines ya de controversias.
Hace historia de los diversos aconte¬
cimientos sociales y políticos desde la ve¬ nida de la República el 14 de Abril, desde cuyo tiempo las cosas han empeorado tanto que hasta el mismo Prieto ha adel¬ gazado. La República hizo promesas que luego no pudo cumplir, y a la hora de pagar lo ha hecho sí, pero con la boca de los fusiles, a cuyo efecto recuerda el caso de Casas Viejas.
Califica de falsos redentores del obre¬
ro a los magnates del socialismo espa¬ ñol, a los que califica de grandes burgue¬ ses con coche y todo, entendiendo que si con su buen capital no se trasladan al extranjero a disfrutar tranquilamente de sus rentas es por que temen con sobrado motivo por su seguridad personal, y en¬ tonces lo perderían todo.
Prefiere al verdadero Redentor que es
Jesucristo, que con los brazos abiertos en la Cruz recibe a todos con amor, así al
pobre como ai rico, así al blanco como al negro, imponiendo como única condición que lleguen con dolor de las faltas come¬ tidas, pern con dolor de pecho y no de estómago.
En brillantes párrafos termina su dis¬ curso el orador, tratando del programa tradicionalista que en los momentos pre¬ sentes es quizá el único que puede salvar a España.
Al acabar su brillante disertación el
orador es ovacionado con entusiasmo por
la numerosa concurrencia, que también

le interrumpió en el transcurso de su parlamento en los momentos de más inte¬
rés.
El númeroso público congregado en el «Teatro Victoria» despidió a los confe¬ renciantes con aplausos de verdadero ca¬ riño, con lo cual se dió por terminado el
acto.
A la salida del local, de los oradores y del público, se reprodujo el griterío de los individuos que habían permanecido frie¬ ra del teatro con el propósito, al pare¬ cer, de armar bronca; pero suerte que no pasaron de aquí las cosas, con lo cual se evitaron una buena colección de disgus¬ tos tanto para unos como para otros.
De todos modos, estos actos no tendrían
que repetirse, y confiamos que terminará por imponerse el buen sentido en forma de que sea comprendida sinceramente la verdadera libertad, que es para todos, así para los de la derecha como para los de la izquierda.
X.

Sociedad Deportiva Solfease

Cantidades aportadas por titulares So¬ cios Propietarios y depositadas en los Bancos locales para oroceder a la ad¬
quisición del Camp d’ En Mayo!, propie¬ dad representada por 104 títulos de qui¬
nientas pesetas.

Primera lista

Pesetas

» Miguel Ripoll Msgraner .

» Miguel Arbona Rullán
» Aifonso Castañer Casasnovas,

» Pedro Mari ....

*

» Jaime Bernat.
» Mateo Frontera Pizá.

r> Juan Pizá Ensefíat

•

» Juan Lladó Colom. .

» Migue) Lladó Colom . , •

» José Puig More!!.

«

» Juan Puig Rullán.

» Juan Magraner Oiiver

» Daniel Deyá.

* Miguel Bernat Colom

•

» José Alcover ColS

» Miguel Pizá Arbona .

•

» Damián Mayo! Marqués . •

» Lorenzo Mayol Castañer .

» Lucas Fíorit Maríorell

•

Sres. José y Guillermo Florit. D. Jaime Reynés Bennássar.
Banco de Sóller.... •

Crédito Balear .... •

D. José Bauzá L!ul!.

•

500 500 500 500 500 500 500 500 500 500 1000 500 500 500 500 500 500 500 500 500 500 1,000 1.000 500

Suma.

14.000

(iContinuará.)

Me desea alquilar
una casa amueblada. Para informes, dirigir¬ se a anuncio n.° 13, en esta Administración

SOLLER

gggjggj "j

En el Ayuntamiento

Sesión ordinaria celebrada el día 6 de Junio de 1933

Celebróse bajo la presidencia del señor Alcalde accidental, D. José Forteza For-

teza.

Acta anterior

Fflé leída y aprobada el acta de la sesión
anterior.

Los que asisten

Asistieron a dicha sesión los señores
D, Juan Casasnovas Escales, D Bartolomé Mayol Mayo!,D. José Aguiló Pomar, don Ramón Pastor Arbona y D. Pedro Coll
Bauza,
Pagos

Se acordó satisfacer: A D. Miguel Se¬ guí, 76’57 ptas. por 44 sacos de cemento ordinario y 910 kgrs. de cemento armado suministrado durante el mes de Mayo úl¬ timo para diversas obras realizadas por administración municipal. A D. Antonio Fraü Puig, 795’00 ptas. por habas, alfalfa y avena suministrada para pienso de los caballos propios de este Municipio, A doña Magdalena Arrom, 425 ptas. por los jornales Invertidos en efectuar la limpieza del Matadero público durante el primer
semestre de este año. A D. Andrés Pizá,
13301 ptas. por cemento suministrado du¬ rante el mes de Mayo último para diferen¬ tes obras efectuadas por la brigada muni¬
cipal. (En este momento ocupó su asiento don
José Serra Pastor.) El señor Mayo! se interesó para que en
adelante se compre también cemento a un naevo vendedor, y el señor Alcalde acci¬ dental le contestó que averiguaría el pre¬ cio a que lo vende y si es el mismo que los otros vería de atender su indicación.

Permisos para obras

Después de la lectura de las correspon¬ dientes instancias, se acordó conceder los siguientes permisos:
A D. Bernando Bisbal Oliver, como en¬ cargado de D. Antonio Deyá Ozonas, para construir un piso sobre el de la segunda vertiente de la casa n.° 32 y 33 de la plaza de la Constitución y para modificar varios tabiques de la misma.
A D. Bartolomé Coll Trías, para cons< truir un pequeño desembarcadero provisio¬ nal con unos maderos en la playa del puer¬ to de esta ciudad, frente a la casa de su
propiedad sita en las inmediaciones del
«Hotel Marina».
El señor Serra dijo que considera un mal precedente la concesión de dicho per¬ miso y abogó por la construcción de un desembarcadero público frente al kiosco
proyectado. La Corporación acordó estudiar la con¬
veniencia de construir el referido desem¬
barcadero público y obligar a retirar el provisional concedido construir al señor Coll una vez terminada la temporada de
baños.
Gastos de festejos
Dióse cuenta de una relación de cuentas
del importe de los festejos celebrados du¬ rante los días. 13, 14 y 15 de Mayo últi¬ mo con motivo de las Ferias y Fiestas de la Victoria, la cual asciende a la suma de 4,659’65 ptas.
La Corporación resolvió facultar al se¬ ñor Presidente para satisfacer dichas caentas y las que se presenten con la conformi¬ dad de la Comisión de Festejos, debiendo, una vez liquidadas todas las cuentas, pre¬ sentar una relación completa de las factu¬ ras que se haya satisfecho por dicho con¬ cepto.
Ingresos
Se acordó aprobar las relaciones de can¬ tidades recaudadas por la Administración Municipal de Arbitrios, durante el mes de Mayo último, por arbitrios ordinarios y extraordinarios, las cuales ascienden res¬ pectivamente a las sumas de 12.35778 ptas. e ingresar dichas cantidades en la Caja municipal.
Se aprobó otra relación de cantidades cobradas por la misma Administración de Arbitrios, durante el expresado mes, en concepto de atrasos por débitos de arbi¬ trios municipales de anteriores ejercicios,

I | COMISIONISTAS EXPORTADORES DE FRUTAS

Yalcaneras y Golomj

Sucesores de 3uaq Valcañeras

Jj

ALCIRA (Valencia) - España I
1 Especialidad en naranjas, mandarinas y limones

Telegramas: CREM AT-ALCIRA

«m

Teléfono n.° 14

la cual asciende a la suma de 62’65 ptas. cuya cantidad se acordó ingresar en la Caja del Municipio.
(En este estado entró en el Salón Capi¬ tular el concejal D. Pedro Rullán Pastor).
Una habilitación de crédito
Con la lectura del expediente al efecto tramitado dióse cuenta de que no se ha presentado reclamación alguna contra la
habilitación de crédito acordada realizar
para satisfacer el importe de las obras de
construcción de una cisterna en la finca
denominada Ca’ l Bisbe, de la cantidad de 2.000 pesetas, cuya suma se aplicará del sobrante del ejercicio anterior al Capítulo 7.° art.° l.° del vigente presupuesto.
La Corporación se dió por enterada.
Fijación de un caño de agua
Pasando a fijar el caño de agua necesa¬ ria para abastecer la parte Sur de esta po¬ blación, el señor Serra propuso que la Co¬ misión especial d« aguas estudie el asunto.
El Ayuntamiento por unanimidad acordó de conformidad a lo propuesto por e! señor
Serra. Situación económica
Dióse cuenta de la situación económica
del Ayuntamiento en 31 de Mayo último, de la que resulta que ia existencia anterior era de 61.994’37 ptas., que los ingresos efectuados durante e! mes de Mayo ascien¬ den a la suma de 18 166’06 ptas. o sea en total 80.160*43 ptas., y que los pagos or¬
denados durante dicho mes se elevan a la
suma de 25.375’11 ptas., quedando por consiguiente una existencia de 54.785’32 ptas. La Corporación se dió por enterada.
Sobre la adquisición de agua
Se reprodujo ia lectura de ia proposición presentada por ia Comisión especial de Aguas, mediante la que se propone adqui¬
rir determinado número de horas de agua
de la fuente denominada d' bn Joq para
atender convenientemente los servicios de
riego y limpieza de esta población, de cuyo documento ya tienen conocimiento nuestros lectores por haberse pubíicado en la reseña
del acta de la sesión anterior.
El señor Presidente manifestó que de
acuerdo con lo convenido en la sesión an¬
terior había hecho gestiones con el señor Joy referente a las horas de agua de su fuente que el Ayuntamiento se propuso adquirir, pero que no !e había sido posible obtener contestación definitiva, por cuyo motivo cree que lo más conveniente es de¬ jar el asunto sobre la mesa para resolverlo en momento oportuno.
El Ayuntamiento, compartiendo e! pare¬ cer expuesto por el señor Presidente, acor¬
dó de conformidad con ei mismo.
Ruegos y Preguntas
Ei señor Serra dijo que a principio de semana recibió carta del Abogado que de¬ fiende al Ayuntamiento ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo en el pleito que ante éste se sigue contra ios Rdos. Pa¬ dres de los SS. CC. por el asunto de
la cesión del edificio ex Convento de Fran
císcanos, en la cual le participa que el pró¬ ximo miércoles ha de tener lugar la vista de dicho asunto y que cree conveniente asista al acto una representación de este Ayuntamiento.

En vista de las manifestaciones del señor
Serra el Ayuntamiento acordó que los se¬ ñores Serra y Rullán asistan al acto de
referencia.
El señor Casasnovas interesó saber qué gestiones se han hecho por adquirir el ma¬ terial necesario para las escuelas de párvu
ei los últimamente acordadas crear, y señor
Serra ie contestó que primero deben arre¬ glarse los edificios, pero que como estamos a final de curso no urge hacer nada y que durante las vacaciones se harán las obras, a fin de tener dispuestas las escuelas para el mes de Septiembre, en cuya fecha se
nombrarán también los maestros para re¬
gentarlas.
El mismo señor Casasnovas interesó que
se provea de material a las escuelas de ni¬
ños a las cuales hace falta.
Los señores Serra y Aguiló contestaron queei Consejo local no había solicitado nada del Ayuntamiento y que procede que los maestros que lo necesiten, lo pidan pri mero del Consejo local el cual transmitirá su petición a este Ayuntamiento, quien, después de oír el informe de dicho Conse¬ jo, acordará lo que estime procedente.
También preguntó el señor Casasnovas en que estado de realización se encuen¬ tra el plan escolar, a lo que respondió el señor Serra que no se había hecho nada esperando ver como quedaba la cues¬ tión de la enseñanza en la Ley de Confe¬ siones y Congregaciones religiosas. Aho¬ ra, ya visto esto, se había convocado a una reunión para el próximo domingo, al objeto de tratar de la creación en esta ciu¬
dad de un Instituto de 2.a Enseñanza.
El señor Pastor se interesó para que sean colocadas unas cortinas en las escue¬
las de Ses Marjades, y el señor Presidente dijo que estudiaría el asunto y vería si es posible complacer al señor Pastor en el deseo expresado.
No habiendo más asuntos a tratar, se
levantó la sesión.
O as- I
Registro Civil

Nacimientos

Día 31 de Mayo.—Margarita Vidal Riera, hija de Juan y de Margarita.
Día 8 de Junio.—Margarita Marqués Bes* tard, hija de Miguel y Antonia.

~ 8^-nñi 3 -Tr~ fl m—~r" 3

Q ■ ■ -

Cambio de monedas extranjeras

(del 5 al 9 de Junio de 1933)
1 j Lunes Martes Mierc. Jueves Viernes

Francos 46’25 4615 46’10 46’20 4625

Libras

3970 39’55 39’55 39’55 3975

Dólares 9’95 9’88 980 9’65 974

Belgas 164’00 16375 163’50 16375 164’00
Suizos 227’20 22690 22675 227’00 227’00

Marcos

273 272 272 273 275

Liras

61 ’IO 60’90 60’95 61*10 61*25

3

3

SE V1HDE

casa y corral, sita en la calle de Moragues,
número 25.
Para informes: Calle de la Unión, n.° 6.

Futbolerías
Mañana, interesante match amis¬
toso «Sóller» - «Mediterráneo F. C.»
Mañana, domingo, día 11, a las 4’45 de la tarde, disputarán un interesante encuentro amistoso en el campo de esta ciudad nuestro team titular y el del Mediterráneo F. C. reor¬ ganizado hace unos cuantos meses.
En el team del Mediterráneo, ai cual re¬
cordarán los aficionados como a uno de los
equipos históricos deí fútbol mallorquín y que ha sido durante largos años adversario temible en campeonatos, Copas y competí ciones así para el Mariá Sportiu (hasta 1926) como para el Sóller F. C. en lo sucesivofiguran varios de sus antiguos elementos que han venido actuando en otros clubs, y ha sustituido i&s obligadas bajas con nota¬ bles jugadores pertenecientes en su mayoría al conocido team del Olímpico, que tan bue¬ nos partidos ha venido efectuando en ei
Torneo Fomento del Fútbol.
El Sóller presentará a sus mejores elemen¬ tos a fin de que el match sirv* de eficaz entrenamientt y puesto a punto ante el en¬ cuentro decisivo del Torneo que el próximo domingo día 18 debe disputar en Paima
frente al Recreativo.
El próximo domingo a Palma, «Re¬
creativo» - «Sóller»
El domingo día 18, en el campo de Son Canals, de Los Hostalets, se jugará el parti¬ do decisivo de! segundo grupo del Torneo Fomento del Fútbol, entre ios leaders, Re¬ creativo y Sóller, habiendo para dicho en¬ cuentro comprensible expectación. Segu¬ ramente serán no pocos los aficionados loca¬ les que marcharán a presenciar dicho par¬
tido. Linesman.

Tafona Cooperativa
Es posa en coneixement deis socis d’ aques¬ ta entidat que els diumeuges, dies 11 i 18 d’ aquest mes, de 9 i mltja a 11 del matí, eu el domieiii social—Mar, 15—es fará el pri¬ mer repartiment a eompte de la collita d’ oli,
1932-33
Sóller, 8 de Juny de 1933.—El Presidenta
Salvador Frontera.
sr -8—
VJS3ÍTA
Se vende una finca de unas 15 cuartera-
das, sita en Manacor, con casa rústica y ur* baña, vistas expandidas.—Informarán: No¬ taría del Sr. Domenge.
ORIGINAL VINO TINTO
DE BINIAGUAL (Binisalem)

Venta: A. CANALS—Alquería del Conde 19. Por encargo se sirve a domicilio
Precio corriente.
3íO ÜT
Dos parcelas de tierra para solares de 4.560 metros en el Campo Serralta.
Buena situación, facilidades en el pago* Informarán Brossa, 21-1 Palma.

"VTTnn
■A. U JL

Setfmmmo humorístico de fútbol.
Venta; San Bartolomé, 17.

■m

SECCION LITERARIA

LA PROCESIÓN DEL CORPUS
Las claras voces de las campanas,
en los cristales del dalce ambiente, quiebran las notas de sa armonía con nn confuso rumor alegre.
Los resplandores del sol se funden sobre la plata de la Castodla,
como se funden en los crisoles las ascuas de oro color de aurora.
Brillan las sedas de las casullas, esparce aromas el incensario,
y entre racimos de agraz y espigas se alza la gloria del Pan sagrado.
Bajo floridos arcos triunfales pasa entre albores la Eucaristía, y laten todo3los corazones como palomas estremecidas.
J. Muñoz San Román.
EL TESORO DE SEVILLA
Alrededor de Paco Sevilla, de aquel optimista, franco y simpático muchacho, se había extendido una creencia, una murmuración que muchos daban por cier¬ ta, porque hasta parecía desprenderse así de su misma persona. Y la tal creen¬ cia consistía sencillamente en que fami¬ liares y amigos y deudos suponíanle, si no rico, porque esto lo desmentía la obli¬ gación de su empleo forzoso y cotidiano, al menos hombre que vivía cómodamen¬ te, con bastante desahogo, sin que nunca le faltara dinero. Hasta sus compañeros de oficina, de aquel mismo negociado del Ministerio, abundaban en igual suposi¬ ción, aun no conociéndole otro medio de ingresos que el único de la nómina oficial que todos ellos tenían.
Y, realmente, Paco Sevilla, al parecer, vivía bien, no vestía mal, solía holgar en la tertulia del café, a veces veíasele en los teatros y no se privaba de ciertas fiestas. Evidentemente Paco Sevilla de¬ bía tener un tesoro oculto, una mina so¬ terrada, algo, en fio, que aumentara sus medios; porque con el sueldo exclusiva¬ mente no era posible vivir de modo tan holgado, ya que a quién más, a quién me¬ nos, con lo mismo, si no le faltaba pa¬ ra lo más preciso, apenas si le llegaba para lo necesario. ¿En qué consistiría, pues, el tesoro de Sevilla? ¿Dónde estaba la fuente de aquellos ingresos extraordi¬ narios que le serían imprescindibles?
De dónde ni de cómo se las valía, nadie podría adivinarlo; y era preciso conocer su integridad moral, su cabal honradez, su proceder intachable, su conducta rec¬ ta y prudente, aun a pesar de sus joviaidades y expansivo carácter, para no

poder sospechar nada ofensivo a su per¬
sona.
Pero, como mejor prueba de la holgu¬ ra de su vida, estaban aquellos frecuen¬ tes sablazos, sabidos de todos, que le pro¬ pinaban unos y otros, y que él sufría pa¬ cientemente, sin rechazo.
Ya se sabía. Cuando alguno de los ca¬ maradas de empleo tenia un apremio y acudía a cualquiera de los otros en de¬ manda de un transitorio auxilio, de un préstamo a breve plazo, la escogida víc¬ tima recomendaba siempre, excusándose hábilmente del compromiso, con la mis¬
ma salida:
—¡Si vieras cuánto lo siento...! iSi yo pudiera...! No lo dudes... Pero estoy peor que tú. ¡Ni se cómo voy a terminar el
mes!
Y acababan, invariablemente, mandan¬ do a paseo al peticionario, aunque pare¬ cía que le aconsejaban irse de viaje:
—Mira... ¿por qué no te vas a Sevilla? ¡Ese sí te servirá...! ¡Nunca le faltan cin¬
co duros!
Y, claro está, como el billete resultaba
económico—diez céntimos de tranvía, y
a veces ni esto, porque le asediaban en la misma oficina—y la solución cómoda, al pobre Sevilla iban a parar los golpes.
La natural debilidad de su carácter,
su proverbial bondad, mejoraba, aunque parezca redundancia, o la cualidad ende¬ ble de aquél languidecía, ante el relato de ajenos apremios y necesidades, que
metían el corazón de nuestro hombre en
un puño.
***
Un día, uno de sus más íntimos, de sus más queridos amigos, Fabián Eoderiz, que podía contarse entre los pocos que nunca le asaltaran con puntos crematísti¬ cos, vióse precisado a recurrir a Paco. Y, descontando por adelantado el triun¬ fo, por descontar algo, ya que iba a tra¬ tarse de un préstamo, encaminóse Fa¬
bián a casa de Sevilla.
Entró. Recibió la sensación del confor¬
table ambiente déla risueña vivienda en
que el turbador se figuraba que toda co¬ modidad tendría su asiento. Y, por de pronto, Enderiz halló comodidad en un asiento del despacho de su amigo. Ha¬
blaron... Fumaron... Y así transcurrió
largo rato, sin que Fabián abordara el único objeto de su entrevista, que Sevilla no pudo presumir, aun siendo desusada la presencia de aquél en su casa.
Al fin levantóse Fabián, despidiéndose. Se iba; era tarde... Pero ya en pie, antes de salir, según costumbre en tales diplo¬ macias, aprovechó un inciso, como al descuido, sin querer dar importancia a sus palabras, para decirle con ese fingi¬ do tono que quiere ser frívolo y despreo¬ cupado:

— ¡Hombre... perdóname...! A propósi¬ to, yo tenía que decirte tambiéD... Claro que, en caso que pueda ser, buenamen¬
te...
Con viveza,..tan cortés como desorien¬ tado, Paco Sevilla ofreció:
—¡Nada, chico! Di lo que sea. Sabes bien que estoy a tus órdenes. ¡Lo que de mí dependa..,!
La expresiva cordialidad alentó a En¬ deriz. Y ya sin prejuicios, con esa serie¬ dad justificativa con que parece impri¬ mirse carácter a las peticione?, rogó mis¬
terioso:
—¡Pues, cuestión de poco! Querría que me prestaras, si te es posible, diez duros.
Sólo hasta dentro de ocho días.
Replicó Sevilla con gesto de contrarie¬
dad y sorpresa:
—¡Ah!... ¿Era eso? Pues... —¡Nada, nada...! Si no puede ser... —No, no puede ser... y lo siento. ¡Pero no tengo, créeme...! Radicalmente se operó en Enderiz esa transición de irónica impertinencia que suele asomar, desvergonzada, tras la ca¬ ra de quien parece pedir con vergüenza, ante una rotunda negativa. Y es que se tolera mejor cualquier fracaso que el de no obtener socorro de aquel a quien son mostrados los Intimos sinsabores y los secretos ahogos. Como, ante todo, Fabián era un mu¬ chacho bien educado, reprimió su enojo,
excusándose:
—¡Perdona entoncesl Recurrí a tí por¬ que me habían dicho que sueles tener dinero,.,, que das a unos y a otros...
—¡Tener yo! ¿Por qué? Y sí, como tú dices, lo doy, ¿cómo he de tenerlo?
—¡Claro! Es verdad. — ¡Yo podría jurarte que no tengo una
peseta! ¡Vivo al día, como tú y como to¬
dos 1
Fué tan exaltadamente sincera la jus¬ tificación,, que Enderiz lo creyó sin re¬ celo?. Y, palmoteándole a Sevilla en la espalda, pareció perdonarle su enojo, convencido de su sinceridad, a tiempo que le confidenciaba:
—¡Pues hombre, yo sí; pero otro no te creería! ¡La gente cree que tienes dine¬
ro!
—La gente sabe únicamente que lo gano, pero no debe creer que lo tengo, lo cual no es igual.
—¡Que vives bien...! —¡Las apariencias! Aunque, verdade¬ ramente, no carezco de lo preciso; pero jamás disfruto de lo superfluo. —En resumen, Sevilla; ¡que vas a ter¬ minar por hacerme tú a mi ahora mi misma petición! —No, ¡tanto como eso...! Pero es moles¬ to que le supongan a uno con dinero... ¡Se entera Raffles...!

Bromearon después, y volvió a acen¬ tuar, buceador, el amigo Fabián:
—¡Pues creen por ahf que tienes un tesoro! Porque tu persona parece prego¬ nar eso... Vistes, alterna6, disfrutas...
Sevilla, invitando a Enderiz a sentarse de nuevo, y encendido que hubieron unos cigarrillos, dijo sentencioso, volviendo a su aire jovialmente pintoresco:
—¡Oye, Fabián; si te he de ser franco, verdaderamente poseo un tesoro! Pero un tesoro que sólo me alcanza a no care¬ cer, como antes te dije, de lo necesario, aunque me priva poder complacerte en
tu demanda. Sin ese tesoro no serla ex¬
plicable que, con igual asignación que mis compañeros y con las mismas nece¬ sidades, me alcanzase para vivir como vivo, mientras a otros les ahoga la penu¬ ria. El tal tesoro que yo tengo me hace llevar las camisas impecables, el traje limpio, las botas relucientes; y si me ha¬ ce parecer bien porque de la gente se opina por lo que parece, y «lo que antes parece es el vestido», todo se debe a él. Un tesoro que, como proverbia*mente se dice, hace de una peseta dos, en fuerza de economías, regateos y miramientos.
Y si entramos en las virtudes de ese te¬
soro, bastará que sepas que de ellas se refleja mi optimismo, mi felicidad, y este bienestar de pobre—porque también en Ja pobreza, sabiendo cada ruai amoldar¬ se a su suerte, hay bienestar—que me hace conformarme con mi vioa y meditar en la décima calderoniana de aquel «sa¬ bio que un día...»
Hubo un silencio. Y cuando en los asombrados ojos de Eoderiz fulgu-ó una
curiosa mirada interrogante, Paco Se¬ villa, todo amable, se adelantó a satisfa¬ cerla con una muda respuesta, haciéndo¬ le pasar a un gabinete contiguo.
Allí, a requerimiento de Sevilla, ade¬ lantó hacia Fabián una muj^r joven, grácil y bella, tendiéndole cortesmente la mano, a tiempo que aquél lisonjeaba:
—¡Tengo ei mayor gusto en presentar¬ te a mi esposa...! ¡El tesoro de que te
hablara antes...!
J. db Lucas Acbvado.
HUMORADAS
Los mortales son siempre ios mortales; y en el mar, en la tierra, cerca o lejos, los juegos de los niños son iguales, como lo son los sueños de los viejos.
Preguntas ¿qué es amor? Es un deseo en parte terrenal, en parte santo: lo que no sé expresar, cuando te canto; lo que yo sé sentir, cuando te reo.
Campoamok.

Folletín del SOLLE^ -2-
SOR CECILIA
POR ROBERTO MOLINA
—¡Y qué nochel—dijo Quito, encen¬ diendo por cuarta vez el fósforo.
A lo lejos brilló un relámpago, y estu¬ vimos atentos un rato aguardando el trueno. La tormenta alejábase a toda prisa, arrastrada por aquel viento que estremecía los cristales del coche. Iba cesando la lluvia y renacía la tranquili¬ dad en el angustiado espíritu de los via¬ jeros. Eramos cinco: el llamado Antrue¬ jo, hombre rudo y joven; sor Cecilia, que viajaba acompañando a dos niñas de unos diez o doce años de edad, y yo, que tendría entonces mis buenos quince años. La diligencia hacía un servicio diario desde Salitreno a la capital. Saliendo del pueblo a las diez de la mañana, de¬ bía llegar a su destino a las seis de la
tarde.
—Estamos en Abril, y hace un frío de Enero. La tormenta de hoy no es propia del tiempo—dijo Quito.

—Nube temprana, cosecha cercana— añadió Antruejo.
—Estos días ha hecho calor-me atreví
a decir desde mi rincón, frontero al de sor Cecilia, y a quien dirigía con amoro sa obstinación tímidas miradas de sim¬
patía. Pero sor Cecilia arropaba con mater¬
nal solicitud a las dos niñas, mareadas por el vaivén del coche, y repasaba las cuentas de su rosario con dulce y conti nuo bisbiseo, como refugiada en su pro¬ pia plegaria, sin atender a la iniciada
conversación.
—Qué ¿seguimos?—preguntó al mayo¬ ral el hombre que viajaba con nosotros.
Por toda respuesta, Quito restalló en el aire la fusta y dió dos gritos para ani¬
mar a los caballos. Hubo un fuerte es¬
tremecimiento de todo el coche y un vi yo cascabeleo de collerones, pero el ca¬ rruaje no avanzó ni un paso. Apeóse del pescante otra vez Quito, y con voz repen¬ tina, que tenía fuerte vibración de. susto y sorpresa, llamó al hombre.
—¡Antruejo, haga usté el favor un mo-
mentol
Apeóse Antruejo. Recuerdo que habla¬ ron en voz baja y dieron una vuelta aire
dedor del coche. Desde dentro veíamos

las primeras estrellas. Las niñas seguían
como dormidas. Sor Cecilia me miró ahora con dulzura, sonreía. Ni ella ni
yo sospechábamos la tragedia que se acere iba calladamente, con el bárbaro empuje de las fuerzas ciegas de la Natu¬
raleza,
El aviso de los caballos
Antruejo y Quito subieron a la baca, donde teníamos nuestros equipajes, cu¬ biertos por una tela impermeable. Desde dentro oíamos el crujido de sus pasos. Sin comprender lo que sucedía. Como había cesado el viento, abrí una de las
ventanillas. En el silencio oímos que ve¬ nían de lejos voces que parecían esas
canciones de los campesinos cuando re¬ gresan del trabajo, en el crepúsculo.
En la obscuridad vi con sorpresa, a la luz del farolón que alumbraba por aquel lado del carruaje, que tenían los caballos hundidas las p;.;tas en el agua y que ro deaba ésta todo el coche, como si nos ha’lásemo0 dentro de una balsa. Observé
que el agua se movía como empujada hacía adelante, y parecíame que por mo¬ mentos iba la masa líquida cubriendo las patas de aquel caballo que yo desde mi ventanilla miraba. Luego vi flotar nn

bulto, y otro, y otro, que pasaron cerca, y supe después que eran corderos ahoga¬
dos.
En seguida, habiendo examinado bien la situación desde lo alto de la baca, y en lo que alcanzaba la corta luz de una lúr terna, Antruejo y Quito bajaron por la escalenta de hierro y sentáronse en el pescante. Sor Cecilia, extrañada ya por aquella larga parada, me preguntó con una vocecita ahilada y velada:
—¿Por qué no seguimos? —Creo que no podemos—dije. —¿Tienen ustedes mantas?—preguntó desde el pescante Quito, volviende la cabeza hacia el interior del carruaje—. Lo digo porque vayan ustedes preparán dose a pasar aquí la noche. —¡Jesús!—exclamó atribulada sor Ce¬ cilia, estremecida, y acercándose a mí como en demanda de amparo—.¿Qué su¬
cede?
—La inundación, hes mana—replicó el
mayoral—. Se nos ha echado encima de repente, y no nos podemos mover. Quiera Dios que no se nos llene de agua el ca¬ rruaje.
—¡Ave María Purísima!—exclamó otra
{Continuar á)

ir
DE

•

SOLLER

L’AGRE DE LA

agas^ra«raim^3«¡B>jBB8^^
TERRA

C$ nmaam

*£

íM

VE LA CUSTODIA
De Iluny, de Iluny avancen
les testes tonsnrades
1 els filets de veus blanqnes qne regallmen salms... Al sol de Jnny T or pélid
tremola en les casulles
i cromen groes e!s ciris en mans deis capellans.
Les Mises de tot 1’ any
se ’n van totes plegados enfora, i la tenebra esperant-les es consnm: se’n van murmuradores,
se ’n van enlluernades
per les obertes vles 1 els aires plens de llum.
Al! proeessó, i que et tornes blanca i esgrogueida llangant les lleus fumeres d’ encens blau per 1’ espai! Qaé duus, que ja pressento el cegament de carnes 1’ esllanguiment de testes i aquell suprem destnal...?
Joan Maragall.
impressions i reoulls
Paperets per a la proeessó de Cops
Qnan érem infants, la proximitafc del Cor¬ pus ens portava un trftfec extraordinarl. Aquellos preocupacions 1 tréfecs de la malnada que no té altra cosa per pensar que
dlvertir-se i cercar novetats.
En acostar-se la festa del Corpus Christl, era qliestió de recuperar el temps perdut durant l’anyada, enllestint la confecció casolana deis paperets per a la proeessó.
Avui día, a totas les cantonados 1 a tots els adroguers i adroguerets us venen els pa¬ quete de confetti, 1 resultarla rldícul far¬ sa’Is un mateix; el retallat de paperets erA gaudi i entreteniment molt barcelonl, i a
voltea constituía el motiu familiar deis diu*
menges a la tarda, després d’ haver-se pres aquell cafó amb marrasqul que durava fias
ben tard de la vetlla.
S1 arreplegaven durant mesos tots els papers de colors que queien a les mans, envoltoris de totes mides 1 gruixárles, i es posa¬
ren en el caixó o calalxos destinats ais pa
perets. Al principi 1’arreplega era magra, peroblit o per mandra, pero, próxima la diada de Corpus, tot eren angúnies davant el migrat de les existéncles, car ht havia en perspectiva molts mocadors graos a omplir, molts compromisos, í tambó maltes proces¬
aos.
Llavors venia, naturalment, 1’ auxili pa¬ tera, i s’ anava a casa el paperaire o a la bo tlgade les auques i ventalle a comprar fulls de paper, virolats 1 provocatius, cómprate en plena junta, aquells fulls de tots colors que eervlen per a les sortiges estíuenques, per ais plomalls deis barrets de paper, i les res¬

tes deis quals anaven, inexorablement, al caixó deis paperets de Corpus.
Retalla qne retallar As, els paperets tallats
portaven ben bé la marca del temperament de cada infant. N’ hl havia de grossos, felxucs, de mennts i remenntp, de ben quadrats, d’irregulara, tallats en triangle, de bialx, de ben estótfcs i de ben barrocs i barroer?. N’ ht havia que assenyalaven en el seu autor instlnts d’ esta! vi, altres revela ven un esperit curió?, 1, nova grafologia, eren els paperets nn tractat de conóixer infanta i
carácters.
El caixó deis paperets s’ anava omplint a capes geológlques; ara 1’ época deis groes, després la deis blaus i els verts, amb els carmlns que es descolorían només de mirar los la llum. Mós correntment els blaccs vulgarots i els marges de dlarl, que eren els que mós mandrosament retallAvem. Tambó pela colors podía endevinar-se el granad’ amor en el treball de tlsora, mós amorÓ3 com mós vi¬
rolats i exótics ereD.
Després, vlnga remanar els paperets, els de dalt a baix i els del fons al cim, amb frui¬ do de mainada, com si es remene«sln aque¬
llos calderos d’ En Pere Botero de la ronda¬
lla, o la panxa del bou d’ En Patufet, ou no neva nt pión.
Erem Iluny encara del paperet uniforme, d’un sol color, que els anys portaren, oblígant-hl 1’ autoritat per precanció higiénica
i fios diríem estética.
S’ esgotaven llavors totes les tisores de la casa, sortien també Ies de la cnina, i en els borglts deis dljons i diumenges a la tarda, precursora de la diada de Corpus, per da
munt la xerrameca se sentía el soroíl de re*
tallar paper, amb les consegüents ganyotes i caragolades de llengna, tan característiques de la mainada.
Quan podía arreplegar se paper daurat, i aixó era de tard en tard, hom podía consi¬ derar-so un xicot feli?. Paper daurat que es perdía, pero, en aquella mar de policromía sense fre, de qué eu resultava el clásslc to lleig de totes les barreges poca-solte?. Per més inutllitat, el daurat era d' una sola ca¬ ra, i molts deis quadradets retallats queien del cantó blanc. I llavors no gosAvem a re¬ manar els paperet?, per por de no venre més 1’or, fias que altres colors i altres reta¬
llados escalonaven la nostra atenció.
Una vegada el nostre boa pare ens portá
del taller de daurador nns llibrets d’ or imi¬
tado. Paperets daurats per a la proeessó— crldArem tot seguit—. Peró, fatalment volatilitzats a les nostres mans innocents, sois arribaren al caixó algunos bolves desento¬
nados i rugosos.
Tambó es podrein escrlure anóedotesYT un tema tan infias, si es furguós un xlc. Recor¬ dó que a casa la nostra Avia, al cel sia, hi havia un mosso que hl va ésser tota la vida. El coneguórera ja vell, i el bon Antonet, que aixl es déla, ens ajudava a retallar pa¬ perets en vlgllies de Corpus. Qains paperets! Les seves mans tremoloses ja no guiaven les tisores, i sortien e!s qnadrets talment com daus, grossos i més grossos. I era de venre com el matí mateix de la diada, en fer-se el repartiment, conelxfem tot seguit els pa¬ perets de T Antonet, un a un, espills del seu

autor, el veli i fidel mosso que havia estat velar, menjava mltges qiiarnes, i morí fet
una bola.
Ea fer se, com dólem abans, el répartlment, sempre teníem una desll’lusió, Gnardant-los sense pensar, semblava que de pa¬ perets n’ hi havia molts, peró en posar los ais mocadors, apretats, sempre es vela que
s’ havia fet curt.
El paperet tingué totes les simpaties, eontrastant amb la ginesta que, apart el sen perfum i stmbolisme, sofrl tots els penjament?. Tacava la roba, la mastegava la quitxalla i sois servia per tirar-la abundosa ais ÍDfell<;o3 de Ies trampas, que havien do aguantar tre3 hores seguidos la pluja de la ginesta agressiva.
I heus ací una curiosa estampa barcelonlna que enyorem. Infants amb mocadors curulls de paperets casolans, refleetits pels co¬ lors de domassos 1 penjarolie?, 1’alegría ais ulls i els caramels de goma i menta a les butxaqnes, abillats amb jaqueta de pnnxa i gorra amb visera damunt el ñas, amb armilla blanca, il lusionats per a veure passar els gegants i la magnificencia de la Custodia resplendent, que recull tots el3 paperets deis infants, totes les fiors i també tot el perfum de la ginesta de les nostres muntanyes.
J. R.
JUNY
Com cada any al mes de juay, T horta ós plena de garberes; ares del temple on retruny T eterna cangó de Ceres.
Com cada any al mes de jany, resplandeixen les fogueres; primavera que a’ esmuny, alegría de les eres.
Flama encesa, glop de sol, trena, a 1’ arbre el rossinyol,
les darreres melodles.
Qaan sa veu s’ apagaré juny avul desgranaré un rosar! d’ elegios.
Miquel LletjóS.

Tot i dedicar sovint coraentaris afectuosos
al nostre moviment cultural, Torrendell, domicüiat a Buenos Aires, o’ha cousagrat de pie a la literatura americana. La seva autoritat ós d’ una soüdesa potser única. En un medí, on la majoria deis que fan crítica &’arrapen amb preferóncla a l’obra de les grans figures europeos, ell ha tingut la mo¬ destia o la coquetería do crear-se una grossa reputado, tot classificant i explicant els va¬
lora antóctons.
Torrendell, crítle de Sudanórica, hasabufc fer-se escoltar, sense caure en la Invectiva ni en el ditirambo slstemétics. Els sens e'ogís
i les seves censares s’han distribuxt amb
tant d’ equilibrl i de tacte al llarg de la seva tasca, que tothom ha acabat per recocelxerhl el fruit d’una consciéncla molt fina, po¬ sada al serve! d' una inteligencia clarivldent i d’ una sensíbilltat Agil i sense com¬ promisos.
E! jovenll Blandengue—amb aqnest pseudóaim signava les seves critiques de El Dia montevideano—ha esdevingut el respectable Don Juan Torrendell. de «El Hogar» i «La Nación» de Buenos Aires. Els anys que han afioat la seva persplcécia nadiua i han enriqult la seva experiencia, no han aconseguit fer-!o pactar amb la mediocritat pretenciosa ni amb la baidor vestida de novetat. Es, tanmateix. un paladl deis corrents non?; els seus cincuanta anys, la seva formado ciésslca, co el priven de valorar amb indepen-
dónela d’ enamorarle de 1’ audéda sola que
vagi acompanyada del talent. Es menys rudo, 03 menys impetuós, ós menys definirla que a la primeria: aquesta ós l’única dife-
róncla. Ha sentlt tota la vida 1’ atrácelo dol
teatro; ha fet dos drames en catalá: «Els encarrílate» I «Els dos esperits». Tots dos
vareD ésser estrenats a Barcelona amb óxit.
Són dues notables temptatlves d' Implantar
en la nostra escena el teatre d’ idees que
aleshores dominava arrea d’ Europa. De tota manera, entre aqüestes activitata
que ha assajat i d’ altres que hauria pogat assajar, la seva vocacló critica ha estat Túnica vencedora Els escriptors amertcans e! reverencien i a nosaltres, els seus compatriotes, sois ens escau enyorar-lo.
L’ HORA DEL CREPUSCLE

JOAN TORRENDELL
Un catalá de Mallorca que ha esdevingut
V árbitre de la literatura sudamericana
Torrendell, el nom del quál mal no ha deixat de sonar en el món literarí barceloní, va néixer a Mallorca. Molt jove va emigrar a Montevideo on va fundar 1’ any 1890 la primera tribuna de crítica literária en els dlarls urngnaian?. Va casar-se amb una montevideana de réncia nissaga i va venir a Barcelona on durant deu anys es lllnré al periodismo.
Va ésser director de «La Veu de Catalu¬
nya*, peró, com a tants emigrats, 1’enyoranga va tornar-lo a arrossegar enllé de la
mar. No n’ ha tornat.

Al bes de plaer que atrau ruborosa la tarda en 1’ ubaga, joiosa s’esmuny; I és T hora volguda que anhela T esposa quan torna vera ella, 1’ espós que era Iluny.
Apar que sospirin les copes deis arbres canQons amorosos, apreses de cor, i el sol que s’amaga daurant els frets marbrea encen un idllli perenne d’amor.
I romp la poncella... la llum que s’ apaga envolta lea plantes de céllds sentors deixant emporprada de f.omnis la ubaga,
i suren com Atoras de llum i d' olors
perfuma de celistía, que el golg ubrlaga plaent, com en télam etern d’ uns amors.
Emili.

Folletf del SOLLER 28-
LA R1QUESA D’ EN MARTÍ
PER MARCEr.
ni morir, lalerta que es tir no te surti per
sa culassal
—Ma mare, no importa que vos enfaden per aixó; no hi ha tant per tant.
Bé sa mare la va predicar pintant-li amb colors llamatius lo regalada que es¬ taría i lo respectada que seria de toíhom; peró tots els seus esforgos varen ésser fer retxes dins raigo, lladrar ais estels dins un basskt; estava renegada, havia posada esquena a paret, i tot el que li deia sa mare per una orella li entrava i per 1'altra li sortia; no hi havia medí de fer-la entrar peí cavat.
Cansada se mare de predicar-la en va, tota morrotosa, la va deixar anar.
Quan Na Rosa quedá sola va entrar en sí; comensá a pensar loque li havia
dit sa mare i trobá que no anava
aquesta tan fora camí com ella se pensava. La seva vanidat ja havia pres cartes en l’assumptei li va pintar de má mestre quina seria la seva situació. I da¬

vant tai bellera va quedar la dona enlluernada; no pogué resistir: estava venguda. La vanidat havia ofegat 1’ amor.
La mare no s’havia donada per vengu
da i al vespre ja torr á a sa moreta. I se quedá agradablement sorpresa quan va
veure P actitud sotmesa de la seva filia.
La primera passa estava ja donada; sois faltava trobar un motiu—que no se¬ ria gens difícil es trobar-lo—-per rompre amb En Miquel, i llavors ja podrien po¬ sar fil a 1’ agulla.
Sabedor don Martí del bon resuúat de
les seves gestions, va teñir una entrevis¬ ta amb Na Rosa i acordaren que després d’haverse desfet d’Eo Miquel estarien encara una mesada a casar se, a ñ de llevar dubtes de si aquella rompuda de
relacions obeia a una tal determina ció.
Passaren uns quants dies i don Martí va notar que el seu nebot estava trisí, cabüós, que no deia més que les pa¬
raules necessáries: va veure totduna
que tot alió obeia a que Na Rosa ja 1’ ha¬ via despaíxat. Fent el desentés li preguntá:
—Miquel, qué no estás bó?
—Sí, senyó.
—Idó, qué tens? Qualque cosa te passa. Qué has tengut cap disgust amb ca teva?

—No, senyó. —Esplica ’t, digués lo que tens. —Es que he tengut un disgust amb Na
Rosa.
—Aixó és tot?
—Qué troba que no basta? —No’n fassis cas. Disgusts d’ enamo¬
ráis, prest tenguts prest passats.
—Es. que hem romput per complet. —Es un mal aquest que és molt bo de
curar.
—No tant com vosté se pensa.
—Qué no saps que diu sa cangó?
—No sé res de cangons.
—Idó sa cangó diu així: •Si dices que no me quieres no me da pena maldita; porque la mancha de la mora con otra verde se quita *
—Aixó és lo que has de fer tu ara: Cer¬ ques una altra atlota, que no haurás de trescar molt per trobar-la, te poses a festetjar amb ella, i aquesta será sa raóra verda que llevará sa taca de s’ altra mó-
ra. M’ has entés?
—Ja l'he entés ja; peró me crega, hi ha petjades que T amor deixa gravades an el cor, que no s’ esborren mai.
—Aixó són vuits i nous i caries que no
Uiguen; deliris d’enamorats que no tenen

experiéncia del món. Creu-me a mi, que som homo experimentat: un amor nou
mata un amor vell.
Dit aixó, don Martí va donar la con¬ versa per acabada i se'n ará dins sa cam¬
bra.
Si en aquell instant haguésem pogut pegar una ullada dins aquells dos cors,
hauríem vist adir s el de don Marti la.
alegría i la satisfacció que T omplien per complet, mentres que a dins el d’En Mi quel hi hauríem vist la tristor que ’l tenia
engrunat.
Com és ben ver que an aquest món sempre n’hi ha que riuen i altres que ploren...1
X
Era un dematí tíel mes d’Abril, hoia en que la gent no havia sortida de ca seva, quan don Martí, vestit amb la seva millor mudada i Na Rosa tota enjoiada, acompanyant-la els seus pares, se dirigten cap a la igiésia, tots gojosos, amb la cara riallenta, com aquell matí, que
estava net de tota nuvolada.
Al mateix temps que la comitiva se dirigia alegre a la iglésia, se’n anava en direcció contrária un jovenet amb un bo-
{Seguirá)

10

SStiBESBEPSS

SOLLER 2

agggw&.BBrn'iri

Crónica Local

Noticias varias
E( miércoles de esta semana, ante el Tribunal Provincial de lo Contencioso-Ad-
ministrativo, de Palma, tuvo lugar la vista del asunto promovido por el Ayuntamiento de esta ciudad al objeto de obtener la de¬
claración de lesividad del acuerdo tomado
por la Corporación municipal de renunciar al usufructo del exConvento .de Francis¬
canos.
Los Rvdos. Padres de los Sagrados Co■raz jnes se opusieron a los deseos del Ayuntamiento de Sáller y estuvieron re¬ presentados en dicha vista. Defendióles el abogado D. Jjime Enseñat.
La pretensión del Ayuntamiento fué sos¬ tenida por el Abogado Sr. Feliu.
Ei asunto se halla ahora pendiente de fallo, que debe dictar el mencionado Tribu¬
nal de lo contencioso-administrativo en
plazo de diez días; de modo que en el pró¬ ximo número podremos informar a nuestros lectores con respecto ai particular.
Estas últimas semanas ha terminado la
recolección de oliva y también la extrac¬
ción del aceite en las almazaras de esta
población. La cosecha ha sido, a juicio de los enten*
didos en esta materia, la mayor que se ha obtenido desde la campaña de 1832 33 (hace exactamente cien años), campaña que An aquel entonces quedó registrada en las crónicas como la de mayor rendimiento, de
cuantas se recordaban.
Ei aceite obtenido ha sido, en general, de mejor calidad que el de los años ante¬
riores.
De la Tafona Cooperativa hemos obte¬ nido los siguientes datos:
«En este Sindicato se han presentado pa?u la molturación durante esta última campaña 677,662 kilos de aceituna, o sean 3,388 íruiades y 62 kiios.
El aceite extraído alcanza 165.968 litros.
Ei orujo ha pesado 242 554 kiios, en
Iota!.»
E! ¡unes de esta semana, conforme anun¬ ciábamos en naestro número anterior, por la mañana, se personó en esta ciudad el Ar¬ quitecto autor del proyecto del kiosco de la piaya, D, Carlos Qarau Tornabells, el cual ayudado por nuestro amigo el Vigi¬ lante de Obras de este Municipio, D. An¬ tonio Sagristá, procedió al replanteo del citado kiosco, determinando la situación del mismo en la plazoleta que para su em¬ plazamiento se señaló oportunamente en el proyecto redactado por el mismo señor Arquitecto para la urbanización y aprove¬ chamiento de la playa d’ En Repic.
También el Sr. Qarau Tornabells dió
las oportunas instrucciones relativas a la forma en que han de desarrollarse los trabajos de cimentación del futuro kiosco, así como las características de la placa de asiento, que ha de construirse de cemento
armado.
Las obras de construcción, que, según se nos informa, corren a cargo del industrial de esta ciudad, especialista en construc¬ ciones de esta índole, D, Juan Colom Alcover, ya han dado comienzo, y se trabaja en ellas activamente, estando en la actua¬
lidad casi terminada ia excavación en la
zona que comprende la citada placa de asiento, sobre la que han de levantarse
los cimientos.
De continuarse los trabajos como en la forma iniciada, puede darse como seguro que el kiosko de que nos ocupamos, estará terminado antes del plazo fijado en el plie¬ go de condiciones que se redactó para regular el concarso de adjudicación, cuyo plazo finaliza el día 30 del próximo Agos¬ te, sea que es muy probable que este mismo verano ya pueda abrirse al público el despacho de comidas y bebidas en el re¬
ferido kiosko.
No fueron muy afortunados esta vez la Empresa de la Plaza de Toros de Palma ni
los muchos aficionados a las corridas que

hay en esta población y en toda la isla. Se habla anunciado un espectáculo taurino que tenía todas las probabilidades de ser de primer orden, debiendo actuar los me¬ jores espadas con que cuenta actualmente el toreo español y con reses de acreditada ganadería. Pero el tiempo lluvioso que se inició en la tarde del domingo aguó ia
fiesta.
A consecuencia de la gran propaganda que oportunamente se habla hecho y de ofrecer esta corrida, por lo que queda di¬ cho, un atractivo especial, se había despa¬ chado todo el papel; así es que hubiera presentado, sin duda algana, e! monumen¬ tal coliseo el bello espectáculo de un lleno completo si la corrida aquel día se hubiera podido realizar. Desde aquí, en los trenes de la mañana y en el extraordinario de las tres de la tarde, organizado a! efecto por la Compañía «Ferrocarril de Sólier», se
trasladaron a Palma muchísimas personas,
ya en gran parte provistas de su corres¬ pondiente entrada adquirida con antelación; mas como ia función hubo de suspenderse, tuvieron que regresar cariacontecidas a esta ciudad. Se devolvió el dinero a quien le convino reclamarlo, pero como la corrida quedó aplazada para la tarde del martes, la gran mayoría de aficionados de esta población guardaron las entradas para vol* ver a ia capital el expresado día,
No obstante el aplazamiento, la entrada fué la misma que hubiera sido el domingo; y ei lleno de ia plaza, como igualmente el entusiasmo y contentamiento que dejó la corrida a los asistentes, fueron buena compensación a la Empresa de los disgus¬ tos que los excepcionales acontecimientos le hablan causado. También nuestros pai¬ sanos que habían asistido regresaron sa¬ tisfechos a esta ciudad, de lo que nos ale¬
gramos.
Se nos comunica que por la autoridad eclesiástica de esta localidad ha sido ya in¬ teresado oficialmente el permiso de la Al¬ caldía para poder celebrar la tradicional procesión del Corpus, y también la del Sa¬ grado Corazón en los días 15 y 23 del co¬ rriente, respectivamente, debiendo reco¬ rrer esta última el siguiente itinerario: ca¬ lles de Rea!, Unión, lgualtat, Palma, Sol, Pastor, Estiradors, Santa Teresa, Obispo Colom, San Bartolomé, Buen Año y plaza de la Constitución. Los altares para las visitas han de estar en las siguientes ca sas: Rdo.D. Bartolomé Col!, en ia calle de Real, de doña Margarita Ferrá, en la calle de la Palma; de D.a Francisca Valls, en la calle de Santa Teresa; y de las Madres Escolapias, en la del Obispo Colom.
Sabemos que el señor Alcalde, haciendo uso de las facultades que le concede la Ley de Confesiones y Congregaciones re¬ ligiosas, últimamente votada por las Cor¬ tes, ha autorizado la celebración de dichos
actos.
Ha pubiieado la prensa diaria de Palma la siguiente noticia, que, por referirse a dos distinguidas señoras que tienen su re¬ sidencia temporal en esta ciudad, reprodu¬ cimos, lamentando sinceramente el des¬
graciado accidente:
«El día 3 del corriente las súbditas ame¬
ricanas Hary Richardson yjeddy Jallott salieron de Palma en un automóvil, propie¬ dad de la primera, marchando por la carre¬ ra de Sóiier, y ai llegar a la altara de Son Sardina, debido a querer evitar el atrope¬ llo de un ciclista que cruzó la carretera, la que guiaba hizo una maniobra con la cual fueron a parar sobre un montón de piedras, chocando luego el coche con una máquina apisonadora situada a un lado de
la carretera.
Las dos ocupantes fueron despedidas, re¬ sultando la primera con hematoma de la región frontal izquierda, con fismes de hueso, rasgüfios en la cara y cuello y sec¬ ción incompleta del labio inferior, además
de diversas contusiones en todo el cuerpo.
Su estado se calificó de pronóstico reser¬
vado.
La segunda resultó con una herida de
7 u 8 centímetros de extensión en la rodilla

derecha y contusión con hematoma en la ceja izqaierda de pronóstico leve».
Debido a las lluvias caídas esta semana,
que han refrescado considerablemente la temperatura, la Empresa de «Unión Cine¬ ma» ha creído conveniente aplazar para la próxima semana el dar principio a las fun¬
ciones de verano.
Si el tiempo lo permite, el próximo jue¬ ves, festividad del Corpus Christi, se Inaugurará la temporada de cine al aire li¬
bre.
Como ya anticipamos, dichas proyeccio¬ nes se harán hogaño con aparato sonoro de la marca «Cinemeccánlca», que tanto éxito alcanzó el año anterior, por ser éste de los más perfeccionados que se conocen.
Anoche debía tener lugar la conferencia que, formando parte de! ciclo organizado por «Unió Republicana» de esta ciudad,
debía dar en el Teatro Victoria el licen¬
ciado en Letras y Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Palma D. Francisco de S. Agüitó, bajo ei tema de «Autonomía»
Por dificultades de organización esta conferencia no pudo darse anoche, hablen do sido aplazada hasta el próximo viernes, a las nueve de la noche, en el mencionado
teatro.
Dada ia*personalidad del conferenciante y lo interesante del tema que va a desarro¬ llar, es de esperar que asistirá a esta con¬ ferencia una numerosa y selecta concu¬ rrencia, en la que figurarán en primer tér¬ mino cuantos se preocupan del porvenir de nuestra querida Mallorca.
Mañana, domingo, organizada por la Casa Pizá de esta ciudad y patrocinada por el Hotel Costa Brava, del Puerto, tendrá lugar una interesante prueba ciclista, ex¬ clusiva para corredores principiantes, la cual, dado el entusiasmo que reina entre los elementos ciclistas de aquí, promete ser
un éxito.
Para regular esta carrera ha sido pu¬ blicado en ia prensa e! correspondiente Re¬ glamento, del cual entresacamos los si¬ guientes datos:
E! recorrido será: Sólier, Bañóla, Santa
María, Pont d‘ Inca, Palma, Valldemosa, Deyá y Puerto de Sólier. Total 85 kiló¬
metros.
La inscripción de corredores estará
abierta en la Casa Pizá hasta esta noche
a las nueve. Mañana, a las seis y media,
deberán hallarse todos ios inscritos frente
al local de ia casa organizadora. A las sie¬ te tendrá lugar ia salida.
La llegada será frente a la consigna de! puerto de Sólier.
El Jurado lo compondrán ios siguientes señores: don José Pizá, don Antonio Daviu, don Guillermo Enseñat, quien actuará como jefe de salida y llegada.
Los premios que se disputarán son los siguientes: l.° 75 peseias, 2,° 50 pesetas 3.° id. y 4.° 10 id.
Del resultado de esta carrera informa¬
remos a nuestros lectores en el próximo
número.
Por el señor Alcalde accidental, don Jo¬ sé Forteza Forteza, ha sido pubiieado hoy un bando recordando a los propietarios de fincas de este término municipal la obliga¬ ción que tienen de declarar en la Adminis¬ tración de Arbitrios la cantidad de legum¬ bres de todas clases, así como la de ceba¬ da, avena, paja, etc., recolectadas en sus fincas en la presente época, y advirtiendo que los que dejaren de cumplir esta obli¬ gación incurren en responsabilidad y serán rigurosamente castigados con arreglo a la ley.
Damos publicidad a esta noticia por si puede interesar a alguno de nuestros lec¬
tores conocerla.
Tenemos noticias de que el Excmo. señor Gobernador civil ha contestado a la peti¬ ción que le formulóla «Sociedad de Caza¬ dores» de esta ciudad para poder organizer, previas las formalidades correspon¬ dientes, batidas para perseguir animales dañinos en este término municipal, de cuya petición tienen ya conocimiento nuestros
lectores. El señor Gobernador ha accedido
a la petición concediendo la debida autori¬ zación siempre que los que tomen parte en las batidas de referencia estén provistos de

la correspondiente licencia de uso de ar¬
mas de caza y para cazar,
Nos alegramos de que dicha entidad ha¬ ya visto atendidas sus aspiraciones, por lo que enviamos nuestra enhorabuena a
sus directivos.
El «Boletín Oficial» correspondiente ai pasado sábado publica la relación délos mozos nacidos en e! año 1914 que deben ser alistados en la Marina por el trozo de Só¬ lier, cuyos nombres publicamos a continua¬
231.°ción: Damián Gericó Vicens, hijo de Wences¬ lao y María, natura! de Sóiier.
Miguel Baiaguer Meiis, hijo de Sebas¬ tián y Margarita, natural de Sólier.
Francisco Santamaría Cruces, hijo de Antonio y Juana, natural de Solanes.
Pedro Enseñat García, hijo de Jaime y Catalina, natura! de Angouleme.
Damián Vicens Fontanet, hijo de Bario lomé y Catalina, natural de Sólier.
Vicente Melis Fontanet, hijo de Ssbasbastión y Bárbara, natural de Sólier.
Como recordarán nuestros lectores, en el mes de Octubre del año 1931, un grupo
de padres de familia de Sólier dirigió al Ayuntamiento una instancia en la caal so¬
licitaban la creación en esta ciudad de un
Colegio de segunda enseñanza, subven¬ cionado por el Estado.
No se hizo entonces nada esperando ver cómo quedaba, en ia Constitución y en Ley de Confesiones y Congregaciones religio¬ sas el asunto referente a la enseñanza, y hoy que ya existe orientación fija se ha creido
conveniente volver a tratar esta cuestión.
Para mañana, a las once, han sido con¬ vocados los firmantes de la aludida peti¬ ción a una reunión que tendrá lugar en ls Casa Consistorial, en la que se estudiará la manera de poder implantar un Colegio de segunda enseñanza en esta ciudad, con arreglo a las normas fijadas en ei Decreto de 25 de Septiembre de 1931. Esta reunión será pública, y a ella podrán asistir todas las personas que lo deseen.
Conviene recordar que para el estable¬ cimiento de alguno de dichos Colegios es indispensable que los Ayuntamientos se sujeten a las condiciones siguentes:
Que dispongan de local suficiente a juicio de la Inspección de 2.a Enseñanza.
Que garanticen la estabilidad de ios profesores, en lo que se refiere al percibo de sus haberes y a la independencia en el ejercicio de su función.
Que satisfagan los gastos del per¬ sonal subalterno y material necesario para el normal funcionamiento de! colegio.
En caso de incumplimiento de alguna de
las anteriores condiciones, el Ministro po«
drá proceder a la clausura del colegio. De lo que se resuelva en la reunión que
ha sido convocada daremos cuenta en
nuestro próximo número.
Ha visitado nuestra Redacción un nuevo
colega semanal, que ve la luz pública en Palma y tiene su Redacción y Administra¬ ción en la calle de San Jaime, n.° 27, 4.°. Titúlase «Reconquista», y es porta¬ voz del ideario tradicionaiista y órgano del partido que en esta isla lo sustenta.
Correspondemos ai afectuoso saludo qae dirige a la Prensa, «a todos sus colegas de los diferentes matices que como ella salen, como ella luchan y como ella se afanan»,
entre los cuales nos consideramos com¬
prendidos, y, al dejar establecido con
el referido semanario el cambio con que
nos brinda, expresárnosle nuestros más vñ'os deseos de que sea larga, próspera y exenta de dificultades y sinsabores su
vida.
Por exceso de original nos vemos obli¬ gados a dejar para la próxima edición al¬ gunos artículos que tenemos compuestos,
Entre ellos, y para salvar su actualidad, mencionamos uno de nuestro Redactor Jefe D. Miguel Marqués Coll, titulado «i4«fointerviú— Visió económica d' Espanya», que publicaremos, Dios mediante, en nues¬ tro próximo número.
Aun estando ya muy adelantada la esta¬ ción primaveral, los ardorosos rayos del sol
en los días serenos de la anterior semana
eran un presagio de que iba a variar el es-

SOLLER

tado atmósférico muy en breve en esta comarca, y, en efecto, ya el sábado mismo verificóse el cambio, y fué éste, en reali¬ dad, muy notable.
Desencadenóse furioso vendaval, que tomó a ratos, durante la noche, las propor¬ ciones de verdadero huracán. Causó, como no podía menos de suceder dadas su direc¬ ción y su ímpetu, daños de mucha conside¬ ración en el arbolado de este valle por el desgaje de ramas en los olivares, y diez¬ mando en muchos sitios y echando a per¬ der por completo en otros las cosechas de algarrobas en los vecinos montes y de al* baricoqaes, ciruelas y otros frutos en la huerta, con desgaje también de ramas en los limoneros, cargados todavía de fruto por falta de demanda en el mercado, y en los demás árboles, hasta en los de jardín.
Sopló el viento aún todo el domingo, y antes de amainar inicióse copiosa lluvia, que continuó con intermitencias toda la noche siguiente y el lunes, martes y miér coles, arrendando por momentos en estos
dos últimos días bastante más. La cantidad
de agua caída—afortunadamente sin causar estragos ni grandes arrastres de tierras está vez—fué asimismo may considerable, dejando ios campos en buen tempero y motivando la crecida de las fuentes, como lo indica el gran caudal de agua que los
torrentes han llevado esta semana al mar.
Anteayer, jueves, el día amaneció des¬ pejado, y sin nubes que empañaran el her
moso azul del cielo continuó hasta el ano
checer, brillando e! sol desde el orto al ocaso con todo su esplendor; pero ya por la noche volvieron a cruzar por el horizon¬ te densos nubarrones, y nuboso, si bien de atmósfera tranquila, continuó el de ayer. Hoy desde el amanecer ha estado cubierto el firmamento, y a cosa de mediodía, con gran aparato de relámpagos y trüenos, ha caído ligera lluvia.
Notas de Sociedad
LLEGADAS
De Elbelfeld vino el martes nuestro
apreciado amigo el propietario D. Pablo
Frontera Pizá.
Con motivo del grave estado de salud de su madre, Da Paula Timoner Ripoil, de cuya defunción damos cuenta en otro lugar de! presente número, vinieron de Bordesux los esposos D. Mateo Rosselló yD.a Jerónima Oiiver, con sus hijitos Ca¬ talina, Paulita y José Luis.
El viernes de la anterior semana regre¬
saron a esta ciudad los esposos D. Ramón Colom Ruüán y D.a Antonia Barceló. Mique!.
Con objeto de permanecer unos meses en compañía de su familia, llegó el martes último nuestro apreciado amigo D. Jaime Deyá Ripoil.
También vino e! lunes, procedente de Alcira, el joven D. Francisco Colom Oliver, de ia casa «Cardeli y Colom», de la
citada ciudad valenciana.
El domingo último tuvimos e! gusto de saludar al joven D. Luis Gérico Vicens, recién llegado de Carcagente.
Sean todos bienvenidos.
SALIDAS
Para tomar parte en ana de las excur¬ siones a Roma, organizadas con motivo del Año Santo, embarcaron el lunes nues¬ tros distinguidos amigos el Rdo. D. Jorge Company, vicario; D. Guillermo Mora Alcover; los esposos D. Miguel Pizá Arbona y D.a Catalina Ferrer Ripoil; y las hermanas de éstos últimos Srtas. Marga¬ rita y Catalina Pizá Arbona.
El mismo dia salieron para Lyon los es¬ posos D. Vicente Bujosa y D.a Isabel Rotger, esposa de D. Miguel Bujosa.
Después de corta temporada pasada en esta ciudad, salió el martes, para Langres, D.a Rosalte Miqirjl.. esposa de D. Antonio Ripoil, con sus hijitos Miguel y Anita.
Marcharon con ellos su padre D. Antonio
Miquel y su hermano D. Antonio.
El mismo dia embarcó, para Bourges (Cher), D.a Ana Moreil de Ruüán.
Con ella marchó la señorita María Te¬

resa Serra y Noguera, que se dirige a Fonrchambault (Névre) a reunirse con sus padres.
El jueves salió para Espalion (Aveyron) D.a Rosa Bisbal, esposa de nuestro amigo
D. Antonio Fontanet.
Después de machos años de ausencia,
llegó el viernes de la semana anterior,
procedente de Angers, nuestro paisano y amigo D. Juan Barceló Mique), acompa¬ ñado de su señora e hijo.
El Sr. Barceló y acompañantes llegaron por Irún, San Sebastián, Madrid y Valencia, y ayer salieron de nuevo para Barcelona y
Bourdeos.
Deseárnosles que su breve estancias! lado de sus familiares les haya sido pla¬
centera.
En e! vapor correo de Valencia embarca¬ ron e! miércoles, después de anas semanas de permanencia en esta población junto a los suyos, la distinguida señora D.a Juana Vlalette Pouget, esposa de nuestro amigo D. José Forteza Forteza, y su tía D.a Ca¬ talina Pomar, Vda, de Forteza.
Pasados unos días en la bella región le¬
vantina, dichas señoras emprenderán el
viaje de regreso a Toulouse, donde tienen
su residencia habitual.
Deseamos hayan tenido todos un viaje
feliz. EXAMENES
Nos enteramos de que en los exámenes
de fin de curso en la Universidad de Bar¬
celona ha aprobado todas las asignaturas con brillantes notas el joven D. Damián Basquéis Trías, a quien, por tal motivo,
felicitamos sinceramente.
BODA
Eí jueves día 1,° de! corriente se unieron
en matrimonio, en la capilla del Rosario de nuestra iglesia parroquia!, nuestro particu¬ lar y estimado amigo D. Juan Mayo! Ense ñat y la distinguida señorita Magdalena Mayol Enseñat.
Bendijo la unión el Rdo. D. JuanEnseñat Oiiver, cura-párroco de Alcudia y primo de! contrayente.
Apadrináronla boda, por parte de! novio: sus padres, D. Mateo Mayol Barceló y doña Francisca Enseñat Oiiver, y por parte de !a novia sus padres ,D. Nicolás Mayo! Morell y D.a Margarita Enseñé Colom.
Firmaron el acto como testigos por par¬ te de! contrayente el propietario D. Cris¬ tóbal Magraner Moreil y D. Joaquín Reynás Colom, Administrador en la sucursal dei «Crédito Balear», y por la de la novia su tío D. José Enseñat Colom y el comer¬ ciante D. Salvador Oiiver Bailester.
Reciban ios novios y sus familias nues¬
tra más sincera enhorabuena.
NECROLÓGICAS
El último dia del pasado mes de Mayo se durmió en la paz del Señor la anciana D.a Paula Timoner Ripoil, después de su¬ frir con paciencia y cristiana resignación larga y penosa enfermedad, y fué su maer*
te, entre las numerosas amistades de ia di
funta y de sus deudos, muy sentida.
Tuvo el consuelo la infortunada Sra. Ti¬
moner de verse rodeada en su hora postre¬ ra de todos sus hijos, a pesar de vivir cuatro de ellos—D.a Jerónima, D.a Paula, D. Sebastián y D. Jaime—habitualmente fuera de esta localidad, quienes, avisados
oportunamente dei estado de gravedad en que se hallaba su querida madre, sin pér¬ dida de momento vinieron, llegando toda¬ vía a tiempo de verla con vida.
Merecía, en verdad, la bondadosa ancia¬ na esta atención, y otras mayores, de todos Sos a quienes diera el ser, pues que fué siempre para ellos una madre cariñosa y abnegada, solícita en extremo de su edu¬ cación y de su bienestar material, habién¬ dose desvivido, no reparando nunca en sa¬ crificios para proporcionárselos. También en sus hijos ha tenido exacta aplicación aquello de «amor con amor se paga», pues que la tuvieron siempre un gran respeto y la quisieron entrañablemente, como mere¬
ció.
Dicho esto, huelga añadir que la desapa¬ rición de este mundo de la que fué exce¬ lente esposa y madre ejemplar deja al espo¬ so e hijos sumidos en la mayor aflicción, e igualmente a les deudos que la sobreviven', pues que de todos supo atraerse, por su carácter afable y por sus bondades, slngu
lar aprecio.
Eí día siguiente a! de la defunción, des¬ pués del rezo dei rosario en ia casa mor¬ tuoria, se verificó la conducción del cadᬠver al Cementerio, a cuyo acto asistieron ia música de capilla—que cantó allernando con el clero el Miserere durante el trayec¬

to—y numerosos vecinos con sendos blan¬
dones o cirios. El viernes día 2 de este mes
se celebró en la Parroquia solemne funeral en süfrsgio de la finada, al que asistió tam¬
bién numerosa concurrencia.
Acompañamos en su dolor a los atribula¬ dos esposo, hijos e hijas, hijas e hijos po¬ líticos, hermanas, hermanos políticos y de¬ mas allegados de la difunta, y con ellos pedimos a Dios conceda al alma de ésta la
eterna bienaventuranza.
El domingo último nos sorprendió la tris¬
te noticia de haber fallecido el día anterior en Barcelona el maestro nacional D. Mi¬
gue! Porcel Riera, donde se había trasla¬ dado hacia unos dias con objeto de sufrir una operación en la vista.
Con el señor Porcel desaparece la pri mera figure, indiscutiblemente, del magis terlo mallorquín durante largos años. El surco que sa actuación trazó es bien visi¬ ble en Mallorca, donde son legión los maes tros que de él aprendieron y a miles los discípulos que modeló su mano cariñosa y competente.
Cargado de merecimientos y de obrss logradas, desaparece de este mundo el se¬ ñor Porcel, que estuvo dorante largos
años al frente de la Escuela Graduada ane
ja a la Normal y. en ésta, antes de la reor ganizaefón de 1914, desempeñóla Cátedra de Pedagogía. Fué hombre que se ade¬ lantó a su tiempo en las cuestiones escola¬ res. Más de 30 años han pasado del en que visitara las escuelas de Suecia y trajera a Mallorca lo que entonces era novedad: ios trabajos manuales.
Destacó también el finado como autor de
libros de texto, r.o superados aún en cali¬ dad, destinados a las escuelas de primera enseñanza, Introdujo en estos libros la en señanza cíclica, por grados; y tanto fué su fama que hoy sus libros tienen mercado pingüe en la América española.
Cuando el rigor cronológico de la ley cortó la vida oficia! del señor Porcel, el Magisterio isleño íe rindió un cordial ho¬ menaje, tributo merecido a una existencia
votada a la escuela.
Descanse en paz el maestro de varias generaciones, y reciba su familia, en espe¬ cial sus hijos D. Fernando, profesor, y don José, Director de Sanidad Exterior, y su hijo político don Juan Capó, Inspector Jafe de primera enseñanza, la expresión de
nuestra sincera condolencia.
Vida Religiosa
La oración de Cuarenta Horas que se
celebró en la iglesia dei Hospital, dedicada a la Preciosa Sangre de! Salvador, dió principio e! sábado de la anterior semana, y, conforme anunciamos en esta misma sec¬ ción del número correspondiente a aquel día, y continuó el domingo y terminó el lu
nes, De las funciones constitutivas de esta
solemnidad, fueron las más lucidas las de
la noche de los dos mencionados días últi¬
mos, y también las más concurridas, sien¬ do en gran número ios fieles que en ellas tomaron parte, no obstante haber llovido capiosamente desde antes de empezar.
Después del rosario, ocupó la ssgrada cátedra el Rdo. P. Castel!, Filipense, y terminado e! sermón se rezó y cantó el Trisegio. Previo el canto del Himno Euca¬ ristía) efectuóse seguidamente la reserva
del Santísimo.
En la Parroquia se celebró el domingo la fiesta de Pentecostés, cantándose a las nueve y media Horas menores y acto se guido la Misa mayor, en la que fué el cele¬ brante el vicario de semana, Rdo. D. Juan Sueca, ministrado por ios Rdos, D. José Morey y D. Bernardo Pujo!, y explicó el mis¬ terio dei día desde el pulpito el Rdo. Pᬠrroco-Arcipreste, D. Rafael Sitjar.
Por la tarde dióse principió a una tanda de Ejercicios Espirituales para la asocia¬ ción de Madres Cristianas, como prepa¬ ración de la solemne fiesta que dedican
anualmente a su excelsa Patrona, la Vir¬
gen de los Dolores, que ha de celebrarse mañana. Dirige los referidos Santos Ejer ¬ cicios el Rdo. P. Jaime Castell, Filipense.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia de las RR. MM. Escolapias. Mañana, domingo, día 4.—A las siete y me¬
dia, Misa conventual; por la tarde a las cía co, ejercicio dedicado ai. Sagrado Corazón de Jesú?, y acto seguido se cautará uu Te-Deum al Divino Niño Jesús de Praga, a intención de una piadosa persona.
Jueves, día 15.—Fiesta del Santísimo Cor¬
pus Christi. Se solemnizará dicha fiesta con Misa cantada a !as siete y medía,

De Teatros
DEFENSORA SOLLERENSE
Se estrenó en este teatro en las funcio¬
nes de la anterior semana Ja gran produc¬ ción dialogada en español Marfil, en la
cua! se suceden una serie de escenas llenas
de interés y emoción, entre las que se des¬ tacan varias espeluznantes lachas entre fieras y hombres.
Los famosos artistas Jack Mulhall y Frar k Mayo realizan en ella una admirable Lbor en sus respectivos papeles de héroe y
bandido.
En la noche del miércoles se celebró la acostumbrada función de todas las sema¬
nas.
Base del programa presentado fué la graciosa película «Cinaes» El expreso del amor, comedia sentimental, saturada de un fino humorismo que derrocha el simpᬠtico galán Roger Trevllle.
Dicha cinta proporcionó un rato agra¬
dabilísimo a la distinguida concurrencia.
Para esta noche y las dos funciones de
mañana se anuncia, en este teatro, el estre¬ no de una gran superproducción cinemato¬
gráfica, dialogada en español. Se (rata del film El proceso de Mary
Dagan, obra universalmente conocida por haberse representado en casi iodos los es¬
cenarios deí mundo.
Forman el reparto de este film ia céle¬ bre María Fernanda Ladrón de Guevara, José Crespo, Ramón Pereda, E'vira Mor¬ ía, Juan de Landa, Romualdo Tirado, en una palabra, la crema de los artistas espa¬ ñoles en Hollywood.
A rafz de su estreno en Barcelona, la
revista «Arte y Cinematografía» djo res¬ pecto a este film:
«El proceso de Mary Dagan es un dra¬ ma intenso, en el que su autor logra que no decaiga ni un momento el interés dei espectador. Nada diremos de su argumen¬ to, pues es de sobra conocido; pero sí debe hacerse constar que esta película, totalmente hablada en español, supera en
fuerza emotiva a la obra teatral, pues con esta nueva modalidad se ofrece al espec¬ tador mucha más riqueza de detalles.
Lo que más avalora esta cinta es la irre¬ prochable labor de sos intérpretes; todos ellos en su papel respectivo hacen una la¬ bor tan set bada que debemos enorgulle¬ cemos de que los artistas españoles vayan adueñándose de la pantalla. María F. La¬ drón de Guevara encarna a «Mary Dagan» tal como ia forjó en su imaginación el au¬ tor. Su maldad y sus pecados ante ía ¡so¬ ciedad no fueron impulsados por un alma viciosa ni por la codicia del lujo; el amor que sentía por su hermano y el afán de que éste llegara a ser algo grande en la vida, h'zo que vendiera sus caricias para lograr su anhelo. María F. Ladrón de Gue¬ vara da ja sensación de su bondad en todo momento, y en sus ojos vamos leyendo cuanto pasa por su alma. José Crespo nos convenció plenamente por su arte en su papel de «Jimmy Dugan s, el hermano que comprende todo el sacrificio de «Mary» y lucha con tesón psra salvarle. Juez impla¬ cable se muestra Rivelles, captándose las antipatías del público por su severidad, que rsya en algunos momentos en refinada crueldad. Pereda en su ingrato papel y Lan¬ da en el del policía se ajustan plenamente a sus personajes.»
Como ven nuestros lectores, trátase de
una importante y magnífica producción; y dado ei interés que ei anuncio de su estre¬ no ha despertado entre los aficionados lo¬ cales, no creemos pecar de optimistas si auguramos a las proyecciones de El pro~ ceso de Mary Dagan soberbias entradas.
TEATRO VICTORIA
Se estrenaron en este cinema el pasado domingo las producciones «Fox» Chantage, por Joan Bannet y Hardie Albright, y Nunca es tarde, por Wiüy Rogers y Fifi d’ Orsay.
Para mañana hay anunciado el estreno de Tres de cara a Oriente, por Constance Bennet, y Veloz como el rayo, por
Tom Tiler.
KURSAAL
Tuvo lugar en este teatro en las funcio¬ nes de la pasada semana la proyección del fi!m francés Una hermanita deliciosa,
por Mary Giory y Noel Noel. En la noche de! jueves se exhibió la cin¬
ta documental de la «Paramount» Tabú.
Hay anunciado para esta noche ia pelí¬ cula Primavera en Otoño, por Catalina Bárcena y Raoui Roulien.

12

Baaaaaaa

SOLLER

SST»TÍ1

4^8

ECOS REGIONALES

tí»

Crónica Balear
Mallorca
El dlft 1,° de este mes, por la tarde, salió la primera tanda de niñas para !a Colonia Escolar de «Ca Jn Tápara», sito en San Agus¬ tín, propiedad de la Caja de Ahorros y
Monte de Piedad de las Baleares.
El número de colonias es de 21, las cuales permanecerán mes y medio en aquellos sanos y amenísimos parajes.
Como los años anteriores, va de Directora «le la Colonia la Maestra Nacional D.a Anto¬ nia Sancho.
Las niñas salieron del local social de la benéfica Asociación en un autocar, siendo
recibidas en «Ca 'a Tápara» por el Director del Establecimiento, el abogado D. Francisco Soclas y Ferragut, y algunos otros funcio¬
narios.
No el domingo día 28 Mayo, como dijimos en nuestra crónica anterior, sino el miércoles día. SI por la tarde, a las cuatro, salió para
Barcelona el hidroavión «Dornier Wall» que
llegó a nuestro puerto en viaje de pruebas para la implantación del correo aéreo entre Barcelona y Palma, llevando a su bordo al Director de la Compañía de Lineas Aé¬ reas Postales Españolas, señor Roa, conse¬ jeros de dicha entidad y jefes del servicio de
Aeronáutica.
Et htdro, después de dar dos vueltas sobre nuestra ciudad, tomando altura, marchó directamente a Barcelona pasando por en¬
cima del Coll de Sóller.
Con motivo de pretender la Junta de
Obras del Puerto de esta ciudad cobrar de¬
terminados arbitrios a les pescadores, en concepto de tráfico, y creyendo éstos que quien debe satisfacerlo son los compradores, se están realizando gestiones encaminadas a zanjar este asunto, pues caso de no resol¬ verse satisfactoriamente, están dispuestos a declararse en huelga. Se cree que no llegará
a este caso.
E! viernes de la anterior semana llegó, procedente de Barcelona, el vapor «Jaime I» una vez reparadas sus averías en el dique de aquel puerto.
Vino al mando del capitán señor Estela que mandaba la montonave «Ciudad de
Alicante».
El «Ciudad de Palma» quedó en aquel puerto para conducir uua excursión a Ro¬
ma con motivo del Año Santo.
Cubrirán, pues, la linea de Barcelona la motonave «Ciudad de Barcelona» y el vapor
•«Jaime I».
El «Boletín Oficial» de la provincia pubii ca la siguiente convocatoria:
«Anuladas ias elecciones Municipales cele¬ bradas el dia 23 del pasado Abril en la Sec¬ ción 1.a del Distiiío l.° de la villa de Campanet, se convoca a nuevas elecciones sólo para la expresada Sección, para el domingo día 23 del actual con arreglo a las instrucciones publicadas en el «Boletín Oficial» extraordi narlo correspondiente al dia 3 de abril últi¬
mo.
Palma l.° de junio de 1933.—El goberna¬ dor, Manuel Ciges Aparicio».
Con el concierto del martes por la Orques¬
ta Sinfónica de Madrid finalizaron los fes¬
tivales Chopin de este año. El programa era seleccionadísimo, dando
a conocer las impresiones fantásticas de «Don Quijote» de Strauss, finísimas de ma¬ tices, gratas y melódicas, que fueron acogi¬ das con muestras de aprobación.
«La vida breve» del maestro Falla también
figuraba en el programa, con la aportación de la «Capella Clásica de Mallorca» que mereció la distinción de compartir los aplau¬

sos con «La Sinfónica» y con el autor—que

se hallaba en la sala—de tan vibrante com¬

posición con todo el color y esplendor de un

Exportación Jtaranjas ^JlSianclarínas arte sinfónico delicadísimo. Completaban esta fiesta de arte el «Leo¬

de

nora* obertura de Beethoven—una «Con¬
cierto de Branderburgo» de Bach, de las más acabadas interpretaciones por «La Sin¬ fónica— «Catalonla» de AlbÓDiz y, como final,

Casa fundada en 1SS0 porJuan Jlba^ol

la Cabalgata de «Las Wallcyrias».

La brillante impresión de este conjunto de

composiciones mereció continuos y caluro¬

sos aplausos, que obligaron al maestro Arbós a dar de plus «Triana», de Albéniz,

ovacionándole la concurrencia—muy nu¬
merosa en esta última audición—de la que

participaron el ilustre Falla, don Juan

M.a Thomás, la Capella y los profesores de la admirable orquesta que tan gratos mo¬

mentos nos ha deparado en esta nueva ac¬

tuación.

El alcaide de la Puebla ha elevado una ins¬
tancia al ministro de Agricultura interesan¬ do del Gobierno que destine una cantidad para los cultivadores de aquella localidad para poder acometer la plantación y cultivo de alubias y tabaco, librándoles así de la mi¬ seria en que se ven amenazados.

El miércoles, a medio día, salieron para Valencia, en el «Mallorca», un grupo de alumnos de la Escuela Normal compuesto de quince señoritas y quince jóvenes de final de carrera, en viaje de estudios.
Visitarán Madrid, Toledo, El Escorial, Zaragoza, regresando por Barcelona, donde permanecerán varios días.
Dirigen dicho viaje de estudios los profe¬
sores de la mentada Escuela Normal: de
Historia, don José Eoseñat; de Dibujo, don Pedro Barceló; y la Regente de la Escuela Práctica, doña Rosario Moreno.
Además de la subvención del ministro de
instrucción y Bellas Artes, cuenta dicha excursión con las subvenciones siguientes: de 500 ptas del Ayuntamiento; 300 de la Diputación; 300 de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad; y 250 del Rotary Club.
El viaje está dedicado especialmente a estudios de cosas de Historia y Arte. Ea Madrid visitarán, además de ¡os principales Museos, los más Importantes grupos escola¬
res.

JllWól
V til arreal
(Castellón)
^Telegramas: JlDayola
vEeléfono núm. $4

Visto por la Comisión Gestora de la Di¬ putación Provincial un oficio del señor De¬ legado de Hacienda en el que manifiesta que el Patronato Administrador de bienes incautados a la Compañía de Jesús consulta
acerca de la institución de beneficencia que
se consideren puedan serle de utilidad los enseres que existan en el edificio incautado en esta ciudad, se acordó contestar que a juicio de esta Comisión la expresada circuns¬
tancia concurre en la institución Hermanitas de los PobreF.
Eu sesión que celebró el Rotary Club de Mallorca, a propuesta del rotarlo señor Ramis Togoreg, Profesor de la Escuela Nor¬ mal del Magisterio, se acordó conceder una
subvención de doscientas cincuenta pesetas para los gastos de un viaje de estudio por la península que realizarán durante este mes los alumnos de dicho centro que han terminado la carrera.»
El ministro de Agricultura, al recibir el lunes a los periodistas, les manifestó que en el Instituto de Reforma Agraria se habían recibido ya I03 datos del número de decla¬ raciones hechas por los propietarios ante los Registros de la Propiedad de las fincas afectadas por el proyecto de Reforma Agra¬
ria.
Corresponden a la provincia de Raleares 500 declaraciones que afectan a 1.395 fincas.

Se ha confirmado oficialmente la noticia
de la próxima venida de la escuadra france¬ sa, que también visitará otros puertos de Ma¬
llorca Durante su estancia en Palma se efec¬
tuará una recepción en el consulado de Fran¬
cia.
Los buques qué componen esta escuadra llegarán a Mahón ei día 18 del corriente mes y permanecerán en dicho puerto hasta el 23, que vendrán a esta isla.
Menorca
El competente personal de ia editora es¬ pañola «Cultura-Film» que con inteligencia y arte dirige el distinguido amigo Sr. Prunera, ha filmado estos días nuevas vistas del puerto de Mahón que comprenden un aspec¬ to panorámico y detalles de cala Rata, El Fonduco, cala Corp, cala Fons, cala Llonga, etc., etc.
Las nuevas vistas son otras tantaB adicio¬
nes a la pelicnla «Menorca», la isla blanca y azul» que pedrán contemplarse al ser ésta proyectada otra vez.
En el Andón de Poniente, y en el almacén número 15, propiedad de D. Jaime Huguet Slntes, se construye una cámara frigorífica de bastante capacidad, mejora que redun¬
dará en beneficio de este comercio.
Es la primera que habrá en esta ciudad,

Terminada la recolección de la cebada, en muchas ñucas han comenzado ya las fae¬
nas de trilla de dicho cereal.
La cosecha se presenta este año muy des¬
medrada.
El trigo se siega ya en algunas propieda des y en general la recolección de este gra¬ no será muy escasa y desde luego no tendrá punto de comparación con la excelente co¬
secha del año anterior.
Ibiza
Llegaron el día 31 Mayo de Mallorca más de un centenar de alumnos mallorquines para examinarse en este Institnto.
Con ellos llegaron sus profesores D. Rlcardo Cormenzsna, D. José Ordinas y don
Jaime Porcel
También llegaron otros profesores parti¬ culares y muchos padres y personas allega¬
das de los alumnos. El día l.° de este mes comenzaron los exá¬
menes de ingreso.
En el campo están en plena recogida de
las cosechas.
La de cebada no será muy abundante, y por contra el precio tampoco es muy conso¬ lador, pues únicamente se paga a 8 pesetas.
En cuanto al trigo, el precio es algo mejor, pues ya se han hecho algunos ajustes entre campesinos a 25 pesetas.

NARANJAS-MANDARIÑAS

CARDELL & COLOM

Sucesores de MIGUEL CARDELE. (Casa fundada en 1911)

Te!-gramas CARDELL
Teléfono 12 0.

ALCIRA

Marca registrada: «POUR VOUS»

De la mejor región los mejores productos

SOLLER

13

CUARENTA AÑOjS ATENAS
10 de Janio de 1893
la lista de suscripción que tenían abierta
en Marsella los señores J. Mayol y Compañía (place Notre Dame du Mont, 1) al objeto de socorrer a la viuda del infortunado marinero josé Mayol y Calafat, ha quedado definitiva¬ mente cerrada, arrojando un total de 424‘50
El Ayuntamiento en su última sesión ordi¬ naria acordó, además de ocuparse de otros asuntos y de tomar otras resoluciones, satisfa¬ cer a D. Federico Ciervo 459 pesetas por diez
y oc]lo faroles cuadrados con sus correspon¬
dientes cristales, repisas y demás para el alumbrado publico de esta villa,
A mediados de la anterior semana llegaron,
procedentes de Puerto Rico, nuestros paisanos y distinguidos amigos D. Damián Pizá, socio
de la casa Pizá y Gomp.a de Arecibo, agentes
generales del SóLLER en dicha isla, y los se¬
ñores D. Salvador Oliver, D. Onofre Canals
y D, Alfonso Castañer, que han venido para pasar en este pueblo una temporada de descan¬
so al lado de los suyos. El domingo próximo pasado tuvo lugar en
la Casa Consistorial de Fornalutx, bajo la
presidencia del señor Alcalde, la junta que se
había convocado con objeto de acordar los me¬ dios con qué se ha de cubrir el cupo de Consu¬ mos correspondiente al próximo ejercicio eco nómico de 1893-94. Por gran mayoría quedó acoidado que se siga, como en los años ante¬ riores, la recaudación del impuesto por ad¬ ministración municipal.
Ha alquilado una espaciosa casa de la calle de la Luna, frente a la conocida ferretería «La Catalana», sucursal de la casa Castellet, el industrial palmesano D. José Ferrá, con

objeto de instalar en ella un depósito de mue¬ bles de todas clases, a fin de que puedan esco ■ ger en el acto los que los necesiten, a menos que no sea una cosa muy exquisita lo que quieran adquirir, en cuyo caso se les facilitará el catálogo de los que tiene dicho señor en su ba¬ zar de la calle de las Miñonas, de Palma, y se los servirá aquélla central.
Habiendo descubierto el Dr, Ferrán que la enfermedad que ataca el ganado de cerda es la «roséola», o «ruget», y que dicha enfermedad puede provenirse por medio de inoculaciones del virus característico de la misma, la Al¬ caldía ha anunciado al público por medio de bando que se encuentra actualmente en esta is¬ la el sabio microbiólogo con él fin de dirigir la inoculación de referencia, cuya operación se practica gratuitamente, y que por lo mismo los vecinos de esta localidad que tienen cerdos y quieren sujetarlos a dichos ensayos se sirvan dar aviso en la Secretaría con objeto de poder remitir a la Diputación Provincial la nota de
solicitantes.
Anteayer llegó a este puerto, procedente de Rosas, el bergantín goleta «Temerario», des¬ pachado p ara Palma y con patente expedida en Marsella el día 26 del próximo pasado mes, por cuyo motivo no fué admitido a libre plᬠtica, sino que por disposición de esta Dirección de Sanidad fué despachado para el lazareto
de Maltón.
Almacén de Frutos y Licores
Tanto se vende, como se daría a mitad be¬
neficio a matrimonio joven conociendo di¬ cho comercio, y con promesa de venta a los
cinco años. Garautia mínima diez mii francos.
Dirigirse a anuncio n.° 14, en esta Admi¬
nistración.

ofisrrMrf M "
r Oran^e^ mandarines ^
citrims
CARCAGENTE- ESPAÑA

%

EXPORTACION DE FRUTAS AL EXTRANJERO

i

% %

Naranjas, Mandarinas y Limones

% %

%

Vda. de REDRO CARDELL

%

% % X

ALBERTI-MAYOL,

Seres.

% % %

% DESPACHO: Calle García Hernández, 65.

Teléfono, 53

%

.* ALMACÉN: Calle Burriana.

Teléfono, 108

■
%

S;
TÍ

Telegramas: FRUTA-VILLARREAL
VILLARREAL - (Castellón)

%
/F

I

••rrz

TELEGRAMAS-CASB A U
Teléfono N: 9>A.
TALLER DE EBANISTERIA Y CARPINTERÍA
DE
RAFAEL MORA Calles d& IV!air, 6 y do Bauzá,16

SÓLLER

FRUITS FRAIS ET SECS-PRIMEURS

Spécialité de

FIQUES,

DATTES, 4$ L.P.C fiR ORANGES,

BANANES,

C1TRONS

I LLÁBRES PERE ET FILS

Se han recibido para
la próxima temporada, 400 sillones de janeo con cenefas esmalte, propios para cafés y casas particulares.
Precios sin compe¬
tencia, desde 12 ptas.
CID
No dejen de visitar
mis almacenes en don¬ de encontrarán un
gran surtido en juegos
dormitorios, comedo¬
res y salones estilo cubista.
Los más modernos modelos.

* *

11 « 15 Cours Juiien (ansiennenent M. Mil)

t Adress* té yraphique: JASOSE ¡U HARSE1LLE

MARSEILLE

TELEPHONE 21-18

i EXPORTACION
«

>«*•««*»* DE FRUTAS

a

ESPECIALIDAD:

$

Casa MIGUEL MARTORELL
Fundada en 1904

JUAN REYNES sobrino

SUCESOR

Comisión exportación de:

Naranjas, Mandarinas, Sanguinas y Limones

Trabajo esmerado y de absoluta confianza

Caiie de Senia Bonastre, 7

CARCA6ENTE (Valencia)

Teléfono 91-Dlrección telegráfica: REYNES-CARCAGENTB^

| Naranjas, mandarinas, imperiales vernas y limones

IMARCO IÑeSTd •♦y»e

*
»

Casa L;t¡ ikTAlV IJJE7JL (TIalenda)

*

SUCURSALES:

*

ESPAÑA

& CARCAGENTE (Valencia) * JATIVA
¡g ARCHENA (Murcia)

Telegramas: MARCO, MANUEL Teléfono, 7

m

UVAS DE FRANCIA

ft

Especialidad: Chasselas por vagones completos.

|

CLERMONT L’HERAULT

ar^<g'ii

14

SOLLER

Exportación al Extranjero Naranjas, Mandarinas -

FRANCISCO FIOL

ALCIRA (VALENCIA)

CASA FUNDADA EN 1912

Telegramas: FiOL-ALCIf^A Teléfono, 91

Apartado de Correos, 9

Especialidad en naranjas de clase selecta y sanguinas ovales, finas y doble finas

HAISOI

FRÜITS FB AIS SECS PBI9E1JBS
»’EXFEDIfION, COHISSIOE, TBAI8II

LA M0RAB1TA

1MPORT AT10R

LLOC

BARTHELEMY COLL DIRECTE

MARQUE DhPOShE

3, Place Notre - Dame - Da - Moni, 3

Manías B. O. DEPOSB

Telephone f Samuel UTz

MARSEILLE

TELEGRAMMES: LLOC MARSEILLE

MAISON D’ ACHATS POUR LES DATTES A TOUGGOURT - ALGERIE : : : SPECÍALITE POUR LES EXPEDITIONS PAR WAGONS COMPLETS : : :

ARACHIDES, BANANES, DATTES

:rrc
IBarc«K»n*¡

casa coll CALLE FÜSINA. 15

Teléfono. 3. R. 1358

Haraní a.s9 Limones, J^ZLarLcLanrirLas

CARC AGENTE (Valencia-España)

SAN VICENTE, 5

r

JE

3E

FRUITS

Dirección Telegráfica: ALORDA CARCAGENTE

EN

3E

3E

Q RO S =5.

TI qpqpxqpqpiqpíqpqp Cjxjrqpqpqp PAPEL DE HILO

SPECIALITE EN ORANGES ET MANDERINE8

de las mejores clases y marcas

Arbona Rullán Bernaí

hasta las más económicas
en toda clase de rayados

|
íñ
til ALMACENES y DESPACHO: Piaza frente Estación F. C. Norte

IH horizontal, cuadriculado, diario
americano y mayor

si VILLARREAL - Castellón

L Telegramas: ARRUBE-Villarreal

BBE3E

(España) i

J Teléfonos 10 y 61

=dL

;1

Lo hallará en la Imprenta y Libre¬ ría de J. Marqués Arbona-San Bar' tolomé, 17.
dhdbdb dbdbdbdbdhxdb dbdbdb