SUPLEMENTO AL NUM. 2222
SUPLEMENTO AL NUM. 2222

SABADO 26 DE OCTUBRE DE 1929

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

LA MEMORABLE JORNADA DEL DOMINGO

El homenaje a la Vejez del Marino La inau¬ guración de la sucursal de la Caja de Pensiones
La simpática fiesta infantil
El pueblo sollerense, cordial y efusivamente se sumó a los actos celebrados, que alcanzaron una tan alta brillantez y una tan delicada espiritualidad. Día de jubilo y de optimismo para todos.

UNA FIESTA EJEMPLAR

Homenaje a la Vejez

El domingo último Sóller tuvo ocasión de asistir jubilosamente a una fiesta
altamente simpática y emocionante; a una fiesta en que se instauraba un culto
permanente a la Ancianidad para compensar con el calor del cariño y del respe¬ to la frialdad con que los años van envolviendo a quienes al peso de la dura lu¬ cha con la vida ven encanecer sus cabellos y doblarse hacia la tierra madre.
Coincidiendo con esta hermosa fiesta, vimos nacer a la vida social de Sóller la
Sucursal de la «Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros», cuyo organis¬ mo viene a tomar carta de naturaleza entre nosotros para hacer llegar hasta el
más oculto repliegue de nuestro valle los beneficios de su organización social y cultural. Estos dos sucesos, por su profunda significación y trascendencia y por
lo que indudablemente habrán de influir en la vida sollerense, merecen ser seña¬ lados con piedra blanca en los anales de nuestra historia local.
Una fiesta a la Vejez, tanto a la de quien ha curtido su piel al embate de los cierzos marinos como a la de quien la ha encallecido bajo el peso del trabajo,
que ambas fueron reverenciadas el domingo último, forzosamente ha de desper¬ tar en el pecho de todo bien nacido un profundo sentimiento de cariño y vene ración. Nunca pudo adquirir esta fiesta una más alta idealidad que cuando expre saba la gratitud y filial afecto que el pueblo sentía por sus viejecitos y lo procla¬ maba públicamente en un acto memorable. Nosotros, que estamos plenamente convencidos del valor educativo y cultural de estas solemnidades, por el ejemplo
que representan para la juventud, y que en distintas ocasiones hemos abogado para que fueran instauradas otras idénticas a la Madre, al Arbol, etc., no pode¬
mos menos de celebrar entrañablemente la instauración de esta otra festividad
cívica que viene a enseñar a grandes y a chicos el amor que debemos a los an¬ cianos y las atenciones y ternuras que debemos reservarles para proporcionar¬ les una vejez exenta de inquietudes y un regazo amoroso en donde descansar.
E igualmente saludamos con efusión la venida de esa benemérita «Caja de Pensiones» que tiene en su historial como su galardón más preciado el honor
de haber sido la creadora de estos Homenajes a la Vejez, especialmente a los
de humilde condición, que por no poder disfrutar de los beneficios que las vigen¬ tes leyes conceden a los obreros, no han podido prepararse una tranquila ancia¬ nidad. Nadie puede dudar de la afectuosa complacencia con que ha sido recibida por el vecindario, que desde el primer momento la ha honrado con su simpatía y a cuyo calor irá aquélla desenvolviendo su vasto y benéfico apostolado.
La Caja de Pensiones puede decirse ha entrado por la puerta grande en el pecho de todos los sollerenses, gracias a su simpática finalidad y a las exce¬ lentes dotes de organización y de trato de gentes que hemos podido constatar
en su ilustre Director General, D. Francisco Moragas, alma de la entidad y
principal propulsor de sus innumerables obras benéficas. El ha sido quien en tan breve espacio de tiempo ha dirigido todos los trabajos de instalación desde la adquisición del edificio social hasta los más nimios detalles de la inauguración, y a él se debe el incremento de la Institución y los beneficiosos resultados que ya empiezan a percibirse. Como fruto de esa ímproba labor está el hecho de que
no han transcurrido aún ocho días desde la bendición de su edificio social y
cuenta ya la sucursal sollerense con varios miles de impositores, la más elo¬ cuente prueba de confianza y aprecio que merece de nuestros paisanos.
En este momento en que ve no sólo realizados sus anhelos sino colmados en proporciones impensadas, nos complacemos en tributarle nuestra más efu¬ siva felicitación, que hacemos extensiva a esos hombres como los señores Mer¬ cader, Millán y Coll Blanca, que tan poderosamente le secundaron en la orga¬ nización de la ejemplar fiesta que tan perdurable huella dejará en nuestra ciudad, al par que hacemos fervientes votos para que consiga arraigar profunda y per¬
petuamente en el corazón de todos los sollerenses.

Empiezan los actos
Previo el profuso reparto de diversas hojas de propaganda, que se verificó por la ciudad y sus afueras en los últimos días de la semana anterior, conteniendo vibrantes y entusiastas alocuciones al vecindario para que se sumara a los actos que debían tener lugar el domingo en homenafe a la Vejez, fueron iniciadas el domingo de buena mañana las fiestas que se habían organizado para honrar con todo esplendor el doble suceso de homenajear la Vejez y de proceder a la inauguración de la Sucursal en Só¬ ller de la «Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros».
La ciudad aparecía, principalmente en sus calles y plazas más céntricas, en¬ galanada con colgaduras, respondiendo así al llamamiento que se le hizo en este
sentido. La banda de música de la «Li¬
ra Sollerense* efectuó un alegre pasa¬
calle invitando a todos los vecinos a
tomar parte en los actos que iban a ce¬
lebrarse a 'continuación. El cielo su¬
móse a la fiesta ofreciendo an día es¬
pléndido. A las ocho y media íbase congregan¬
do en la plaza de la Constitución un enorme gentío e iban llegando a la
Casa Consistorial en sendos autos ce¬
didos galantemente por sus propieta¬ rios, los viejecitos en cuyo honor iban a celebrarse las fiestas de aquel día, acompañados de sus bellas madrinas.
Llegada de invitados
En el tren que llegaba a las 8’45 vi¬ nieron algunas personalidades de la capital y a esperarles acudieron las au¬ toridades locales y los organizadores de los festejos. En el andén vimos al señor Comandante de Marina, D. Carlos Coll Blanca; al Director General de la «Caja de Pensiones*, D, Francisco Moragas; al Inspector de Sucursales de la men¬ cionada entidad, D. Leopoldo Mercader; al juez Municipal, D. Ramón Escalas; al Administrador de Aduanas, D. Gabriel González; al Teniente de Carabineros,
D. Carlos Simarro, al cabo del Soma¬ tén, D. Cristóbal Trías; al Presidente de la «Cruz Roja», D. Salvador Elias;
al Jefe de la estación radiotelegráfica, D. Cipriano Blanco y a otras persona¬

lidades y numeroso público que nos es imposible recordar.
Los señores de Palma que contribu¬ yeron con su presencia a la brillantez de la fiesta fueron los siguientes: El barón de Pinopar, que llevaba la repre¬ sentación del señor Alcalde, acompaña¬ do del maestro de ceremonias D. Jaime Muleí; D. Emilio Toríosa, administrador de Rentas Públicas de Baleares, que lle¬ vaba la del Delegado de Hacienda; don Guillermo Costa, presidente accidental de la Diputación Provincial; D. José Ara¬ gonés, que representaba al Presidente de la Audiencia; el asesor de Marina de Sóller, D. Jacinto Feliu; el miembro del Consejo General de ia «Caja de Pen¬ siones», D. José Felia, el que hasta aho¬ ra ha sido delegado de esta entidad en Baleares, D. José Vilasau, y el que lo es en la actualidad, D. Mariano Millán; el Delegado de Inca, D. Juan del Agua y señora, y los representantes de la pren¬ sa señores D. José Fernández, de «La Ultima Hora»; D. Jaime Torres, de «El Día»; D. Sebastián Sabater, de «Correo de Mallorca», y D. Juan Bauzá, de «La
Almudaina».
Una vez cumplimentados en la esta¬ ción los recién llegados por las perso¬ nalidades representativas que Ies espe¬ raban, se dirigieron todos juntos a la Casa Consistorial, donde fueron recibi¬ dos por el señor Alcalde, D. Antonia Castañer y Teniente de Alcalde y Su¬ plente de idem, Sres. D. José Bauzá y D. José Canals, respectivamente.
Solemne misa en la
Parroquia
Poco antes de las nueve, desde el
Ayuntamiento donde se hallaban los viejecitos y viejecitas, se dirigieron a pie estos y su distinguida comitiva a la iglesia parroquial, donde debía celebrar¬
se solemne misa rezada.
Figuraban en primer lugar los ancia¬ nos objeto del homenaje, acompañados por sus madrinas respectivas, y las au¬ toridades, personalidades citadas y una enorme concurrencia que llenó en su to¬ talidad el vasto templo, el cual lucía ri¬ cas galas y profusa iluminación, presen¬ tando bello golpe de vista.
Los ancianos y sus madrinas fueron ocupando sitios preferentes a la dere-

■mzsnxM

9

tresraasBssBMMw» «awwMjw^mww

SOLLE&

BESE"

cha del alfar mayor, y a la izquierda fue¬
ron colocándose las autoridades pro¬
vinciales y locales por el siguiente or¬ den: el señor Gobernador, representado por el Alcalde de Sóller, D. Antonio Casíañer; Presidente de la Audiencia, representado por D. José Aragonés; De¬ legado de Hacienda, representado por D. Emilio Tortosa; Diputación provin¬ cial, representada por el Diputado don Guillermo Costa; Alcalde de Palma, re¬ presentado por el Teniente de Alcalde señor Barón de Pinopar; Comandante de Marina de Sóller, D. Carlos Coll Blanca; Ayuntamiento representado por el Teniente de Alcalde D. José Bauzá Llüll y Juez Municipal D. Ramón Esca¬
las.
Tomaron asiento, también, en lugar de preferencia; el reniente de Carabine¬ ros, D. Carlos Simarro; el Jefe de la Estación radioíelegráfica de Muleta, D. Cipriano Blanco; el Administrador de la Aduana de Sóller, D. Gabriel Gon¬ zález; el Cabo de Somatenes, D. Cris¬ tóbal Trías, y los señores de la «Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros», D. Francisco Moragas, D. Jaime Vilasaü, D. José Feliu, D. Jacinto.Feliu, don Jaime Lleal, D. Juan del Agua, D. Leo¬ poldo Mercader, D. Mariano Millán y
otros.
A las nueve dió comienzo la misa, siendo el celebrante el Rdo. Cura Párro¬
co, D. Rafael Sitjar. Durante el transcurso de la misma, el
organista parroquial, Rdo. D. Miguel
Rosselló, ejecutó con la pulcritud y pre¬ cisión acostumbradas las siguientes composiciones, adecuadas al acto que
se celebraba:
Preludio, de Durant; Ofertorio, de Leprévost; Variaciones, de Fessy; Ele¬ vación, de Blondel, y Pieza de concier¬ to,, de Falionard.
En el teatro de la De¬
fensora Sollerense
Una vez terminado el santo sacrifi¬
cio de la Misa, inicióse el desfile de los numerosos concurrentes a la misma, ha¬ ciéndose difícil la salida ya que el nu¬ meroso gentío agolpóse frente a la es¬ calinata para presenciar la salida de los ancianos, madrinas y autoridades.
Lentamente fueron apareciendo aqué¬ llos, apoyados del brazo de sus gentiles acompañantes, pues algunos bajo el pe¬ so de los años o de los achaques ape¬ nas si podían andar, mientras que por el
fotógrafo Sr. Brangulí, de Barcelona, se iban impresionando algunas placas. En los mismos automóviles en que habían llegado a la Casa de la Villa se iban
acomodando los 24 viejecitos y sus madrinas para dirigirse al teatro de la «Defensora Sollerense», donde debía
tener lugar seguidamente el simpático acto de Homenaje a la Vejez, en general, y en particular a la del Marino, y entre¬ ga de las libretas de pensión a los an¬
cianos favorecidos.
El mencionado teatro estaba artística¬
mente adornado con damascos, guir¬ naldas y macetas, y ocupado totalmente por una numerosa y selecta concurren¬ cia, en sus palcos y butacas de platea
y antepalco, y por los niños y niñas de
las escuelas en las localidades de pa¬ raíso.
En el fondo del escenario, se veía
magnífico dosel sobre una bandera es¬ pañola de grandes dimensiones, y bajo de éste figuraba el retrato de S. M. el Rey D. Alfonso XIII. Los ancianos y sus madrinas, a medida que iban subien¬ do para ocupar las localidades del fon¬ do que se les había reservado, eran objeto de cálidas y cariñosas ovaciones.
En los dos lados se acomodaron las
autoridades y representaciones ya men¬ cionadas, y además los miembros del Patronato lecal de la Vejez del Marino,
Abierto el acto por el Sr. Coll Blanca,
en la representación del señor Coman¬
dante de Marina de la provincia, que ostentaba, fué iniciado con el canto de la Marcha Real por un nutrido coro de niños de las escuelas públicas y priva¬ das de la localidad, acompañados por

una ajustada orquesta formada por las señoritas Adelaida Lédesma (piano), Ana Puig y Margarita Castañer (violines) y por los señores D. Bartolomé No¬ guera y don Salvador Sastre (violines), D. Mateo Oliver (clarinete), D. Mateo Galmés (flauta), D. Miguel Negre (trom¬ peta), D. José Liado (violoncelo) y don Jaime Rullán (contrabajo), uno y otra a las órdenes de la inteligente batuta del profesor de música D, Antonio Rot-
ger.
Adhesiones
Una vez terminado el himno nacio¬
nal, que fué escuchado religiosamente por la muchedumbre, de pie, el Secreta¬
rio del Patronato de Homenajes a la Ve¬
jez del Marino, Sr. Feliu, dió lectura a una carta del Vice-Presidente de la Caja
Central del Crédito Marítimo del Minis¬
tro de Marina, que conocen nuestros lectores por haberla transcrito en nues¬ tro penúltimo número, y que, no obstan¬ te, nos complacemos en reproducirla nuevamente por creer debe quedar in¬ cluida en la presente reseña. Dice así:
«Hace tres años se instituyeron en Es¬ paña por iniciativa de la Caja Central de Crédito Marítimo, los Homenajes a la Ve¬ jez del Marino. No fué una iniciativa de esta Institución; es justo reconocer que los primeros Homenajes a la Vejez se ve¬ rificaron en Barcelona hace ya algunos años y fué alma de los mismos el señor Moragas, Director de aquella Caja de Ahorros y uno de los apósroles de la pre¬ visión en nuestro país. Pero el propósito
de acudir directamente en socorro de los
viejos marinos, está en relación con la obra social que la Caja viene realizando; constituye uno de sus principios funda¬
mentales, principios que comienzan con la protección a los hijos de los pescadores para que se conviertan en ciudadanos úti¬ les y termina con el apoyo de los viejos marinos, que por viejos, precisamente, no pudieron alcanzar los beneficios de la Ley de retiro obligatorio.
»Desde que se instituyó esta obra de los Homenajes a la Vejez, hemos llevado a muchos hogares de viejos lobos de mar, la tranquilidad que necesitaban en los úl¬ timos años de su vida; hemos podido con¬
tribuir a hacer menos sensible la miseria
de estos hombres, luchadores que dieron en su juventud el esfuerzo máximo para el progreso de la nación y hemos secado muchas lágrimas y acabado con muchas inquietudes.
*En estos momentos en que se celebra la fiesta del Homenaje, organizada por ese Patronato, conviene decir, porque es muy justo hacerlo así, que corresponde al Pa¬ tronato y a la Caja Colaboradora de esa región, toda la gloria que pueda significar el resultado de la fiesta, ya que fueron esas instituciones las que lograron formar con las aportaciones de las personas gene¬ rosas y humanitarias, las cantidades pre¬ cisas para acudir en auxilio de los viejos
necesitados.
»La Caja, que ha seguido con todo fer¬ vor la obra realizada por las Juntas de Pa¬ tronato de España, no ha podido aún con¬ tribuir como hubiera querido a engrosar los fondos de los Patronatos de Homenaje a los viejos marinos, pero tiene el propósito de hacerlo, tan pronto como las condiciones económicas de la misma lo permitan. Quizá al finalizar este año pueda cumplir este propósito tan sentido. De lo que pueden estar seguros los Patronatos, es de que siguimos con todo cariño su obra y que deseamos que cada día se acentúen más los sentimientos de solidaridad, porque asi será posible evitar en lo sucesivo que los ancianos, a quienes |tanto debemos, sufran las miserias y las privaciones, precisamen¬ te en los momentos en que es obligado ofrecerles la tranquilidad, el bienestar y
la paz.
»Nos asociamos de todo corazón a la
fiesta de Homenaje a la Vejez del Marino que celebra ese Patronato y felicitamos con todo entusiasmo a los que supieron
convertir esa obra en la hermosa realidad
presente. Madrid Octubre 1929.—-El Vice-Presi¬
dente, Rafael Riaux.»
También diósc cuenta de otras adhe¬

siones, entre ellas la de! Excmo. señor Capitán General, excusando su asisten¬ cia al acto que se celebraba, y otra de las Rdas MM. Escolapias de Sóller.
Los discursos

D. José Bauzá

Los inició a

continuación ,

en

nombre

del Magnífico Ayuntamiento, el Segundo

Teniente de Alcalde y Presidente del
Comité local de la «Unión Patriótica»,

D. José Bauzá, quien en brillantes pá¬

rrafos, dijo:

La circunstancia de ocupar cargos pú; blicos, obliga a veces a intervenciones que no están en consonancia con las aptitudes
de muchas personas que los desempeñan. Y esto, señores, me sucede a mí en estos momentos y, claro está, que no sabría enal¬ tecer como se merece la importancia ni la
significación de esta bellísima y encanta¬
dora fiesta.
Pero mi misión no es la de hacer aquí
ningún discurso, ni siquiera una alocución; mi intervención es solamente para que la voz del pueblo, representada por el Mag¬ nífico Ayuntamiento, sea ia que inicie los parlamentos que se pronunciarán por per¬ sonas capacitadas para explicar el alcance y el fundamento humanitario por qué se creó el Homenaje a la vejez del Marino.
Y al cumplir mi cometido haciendo cons¬
tar nuestra entusiasta adhesión que me
honro en proclamar en nombre de esta hospitalaria ciudad, permitidme que haga un llamamiento al corazón generoso de to¬ das las familias sollerenses para que, ante este consolador espectáculo que presencia¬ mos con íntima emoción, no olviden nunca
de proteger con su auxilio al fondo creado para que a estos pobres, pero honrados viejecitos, no les falte ningún día el sus¬ tento indispensable para poder seguir vi¬ viendo sin sufrimientos de los que puede mitigar la caridad del hombre.
Los viejos... esos venerables ancianos,
por su edad merecen todos los respetos y todas las consideraciones, pero cuando lle¬ gan a serlo después de muchas amarguras, después de muchas penalidades y después de haber perdido ¡as fuerzas físicas de tan¬ to trabajar, su mentalidad se vuelve como la de los niños,., y pasan muchos días, muchas semanas y algunos muchos años que miran y contemplan las cosas de la vida con semejante ilusión, con la misma inocencia de la de estos pequeños escola¬ res, que tan acertadamente se ha hecho vinieran aquí para tomar parte y para que les sirviera de ejempio y estímulo.
Pero,., no es solamente a los de corta
edad a quienes debemos infiltrar los sen¬ timientos de amor al prójimo, todos; gran¬ des y pequeños, debemos colaborar con cristiana intención para conseguir el fo¬ mento y desarrollo del Homenaje a la Ve¬ jez. Los pobres por ser pobres y los ricos por temor a serlo.
A la brillantez de este Homenaje ha querido sumarse para darle el mayor im¬ pulso y prestarle su valioso apoyo, el Con¬ sejo de la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros cuya benemérita en¬ tidad inaugurará esta tarde una sucursal en esta población, la que indudablemente prestará un servicio de gran importancia
social en beneficio de las clases necesita¬
das.
Al terminar quiero rendir un elogio para estas distinguidas señoritas que con su bue¬ na voluntad se han prestado a ser las ma¬ drinas de los viejos homenajeados. Vuestra colaboración—señoritas—acompañando por
nuestras calles a estos humildes hombres
hace resaltar vuestra belleza física y enno¬
blece vuestros sentimientos. Esta gentile¬ za vuestra, Sóller no la olvidará nunca, y vosotras no os arrepentiréis jamás de haber sido humildes con quienes represen¬ tan precisamente la humildad.
Sean mis últimas palabras de enhora¬ buena para la persona del señor Coman¬ dante de Marina que tanto se ha preocu¬ pado por el éxito de este Homenaje, ha¬ ciendo votos para que todos juntos procu¬ remos en años sucesivos poder celebrar otras fiestas como ésta y con tanto o más esplendor.—He dicho.

Las últimas palabras del Sr. Bauzá fueron acogidas con grandes aplausos,

y acto continuo ocupó la tribuna el Jefe
de Secciones de la «Caja de Pensiones
para la Vejez y de Ahorros»,
D. Jaime Lleal
quien con fácil palabra y clara dicción dijo:
«Día de gloria para Sóller es la jorna¬ da de hoy ya que en él estáis realizando dos actos que hacen honor a vuestra ciudad: uno espiritual que responde al dictado que gozáis de ciudad noble y generosa y otro material que refleja la
bondad de vuestro excelente corazón.
Me refiero al Homenaje a la Vejez del Marino y a la inauguración de la Su¬ cursal de la «Caja de Pensiones* que tendrá lugar por la tarde. Acto merito¬ rio por un lado porque con él defendéis la vida del anciano al apartarle de la miseria, y por otro laboráis no sólo por el engrandecimiento de vuestro pueblo, sino que también por el de nuestra que¬ rida patria.»
Añadió a continuación que a la insti¬ tución de la «Caja de Pensiones» le cabe el honor de haber creado los homenajes a la Vejez. La obra, respondiendo a este espíritu, está fructificando en la forma que se ve. Añadió que dejaba para el Sr. Moragas el hablar de la significación de la misma, y que sólo quería limitarse a tratar en pocas pala¬
bras de su finalidad.
«La finalidad de estas fiestas está en
la conciencia de todos: enaltecer la idea
del ejemplo; fomentar entre la niñez y entre la juventud ideales de previsión y de ahorro, encaminados a crearse un
sustento para cuando llegue el fin de su vida y se vean impedidos para el
trabajo.
Si contemplamos la sociedad actual,
veremos cuán necesario es enaltecer la
idea de honrar y respetar a los ancianos. En algunos hogares los viejos no son considerados como el rey de los mismos,
como tienen derecho a ser, sino que son tenidos como un estorbo, como el lastre
de la familia. Ese viejo para quien deben ser todas las ternuras, le vemos en un
rinconcito aguardando a que se apague para siempre la lucecilla de su vida, como temiendo importunar con su pre¬
sencia. Este cuadro lo hemos visto con
frecuencia, y los actos de homenaje
están en camino de acabar con ellos
y a inculcar idea de que el viejo tiene
derecho a todos los honores, a todos
los cariños y a todos los respetos como rey único del hogar.
Hay que inculcar en la niñez, semilla y esperanza de la patria, el concepto de previsión encaminado a procurar una buena vejez; hay que enseñarle a aho¬ rrar lo que no es necesario para que se ponga a cubierto de las contingencias de la vida; a que ame al viejo y le vene¬ re y le auxilie en su pobreza a fin de que esa pensión sea como una lucecilla que ilumine sus horas postreras».
Dijo que sabía que en Sóller no existe mucha necesidad, pero que no por esto debía desatenderse la previsión, porque nadie sabe la suerte que le está reser¬ vada para el día de mañana. Añadió que era para Sóller un honor el acto que se celebraba, cuya asistencia le honraba, agregando que demostraba ser un pue¬ blo capaz de más altas cosas, «ya que
esta brillante concurrencia da idea de
que os habéis percatado de la alta sig¬
nificación de este acto. Ante este es¬
pectáculo tan brillante por todos con¬ ceptos, yo os pido que este homenaje de hoy no sea sólo flor de un día. En cada hogar hay un viejo. Dadle un vivir cari¬ ñoso y afectuoso convirtiéndolo en tem¬ plo donde se le tribute la más sentida
veneración.»
Dirigiéndose a los ancianos, les dijo qüe con aquellos actos no se hacía li¬
mosna a nadie sino que se rendía un tributo de justicia a unas vidas endure¬ cidas por el trabajo y la lucha, que eran
bien merecedoras de aquel homenaje cordial del pueblo que les ama y ben¬
dice.
Terminó dirigiendo algunas palabras de afecto y gratitud a las autoridades qüe con su concurso han hecho que los actos de aquel día alcanzaran una tan extraordinaria brillantez, y a la población

K:asiBiaB«sgBaraas^:^g3^^

SOLLER

5

agradeciéndole también el celo que se ha tomado en honrar a sus viejecilos.
Dirigiéndose a las madrinas se permite decirles que pocas veces habrán dado sü brazo con mayor delicadeza que hoy en auxilio de los viejecitos. Las instó para que continuaran por el camino de respetar la ancianidad, tan gallardamen¬ te iniciada. Pidió un cálido aplauso para el Sr. Moragas, creador de esta admi¬ rable obra social, que el público tributó, finalizando su elocuente peroración con estas palabras que el público acogió en¬ tre atronadoras salvas de aplausos: «Pueblo que honra a sus viejos, asimis¬
mo se honra.»
D. Francisco Moragas
Acto continuo el coro de niños y la orquesta citada entonaron, bajo la di¬ rección del Sr. Rotger, el «Himno a la Vejez del Marino», que fué escuchado atentamente por la concurrencia y fuer¬ temente aplaudido a su terminación. Seguidamente levantóse para hablar el Sr. Moragas, director General de la «Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros», cuya presencia en la tribuna fué recibida con una cariñosa ovación.
Hecho el silencio, el señor Moragas empezó saludando al pueblo de Sóller por la fiesta de amor que estaba celebran¬ do, añadiendo que se hallaba complacido de que se hubiera podido emparejar con la de la inauguración de las oficinas de la «Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros» que debía tener lugar por la tarde, que se complacía en ofrendar, como homenaje, a los viejecitos solle-
renses.
Con minuciosidad de detalles hizo
historia de la obra que realiza la «Caja de Pensiones» que comenzó en 1904, se¬ ñalando las vicisitudes y obstáculos
que tuvo que vencer por no haberse comprendido en sus comienzos la im¬ portancia de la gran labor iniciada. Vi¬ no el triunfo, luego, que fué grande y
definitivo; tan grande, que incluso con¬ siguió gozar pronto no sólo de la con¬ fianza sino de la protección del Go¬
bierno.
Entrando en el examen del significado de los Homenajes a la Vejez, dijo que en su espíritu y en sus realidades sin¬
tetizaban el alma de la «Caja de Pensio¬
nes para la Vejez y de Ahorros,» que se
encarnó en la misma al celebrarse en
San Sadurní de Noya, el día 5 de Abril de 1915, el primero de los Homenajes
a la Vejez.
Al calor de esta obra, la vida de la Caja dé Pensiones fué espiriíualizándo • se y añadiendo a sus actuaciones eco¬
nómicas y de previsión las sociales y benéficas, que enumeró, explicando el
desarrollo de la obra antituberculosa,
de la de amor a los inválidos con sus
organismos protectores de Ciegos, de Sordo-mudos y de mutilados, la Obra Cultural, la de educación de la infancia, la del Bon Mot y la del Instituto de la
Mujer que trabaja.
El.Sr. Moragas, después de explicar el alcance y los objetivos de las obras
indicadas anteriormente, entró en la ex¬
posición de las actuaciones de inver¬ sión que realiza la Caja de Pensiones, detallando las colocaciones de fondos
que efectúan en préstamos personales, edificios para escuelas, viviendas popu¬
lares y demás similares. Refiriéndose a todas estas actuacio¬
nes hizo constar que el Consejo de Ad¬
ministración de la Caja de Pensiones había tomado el acuerdo de hacerlas
extensivas a las Islas Baleares, colocan¬ do en esta provincia los fondos corres¬
pondientes a las operaciones de ahorro, de previsión y de retiros obreros reali¬
zadas en las mismas.
Añadió que igual acuerdo había toma¬ do con respecto a sus organismos so¬ ciales y benéficos, y que en aplicación de este acuerdo la Caja de Pensiones estaba organizando ya en Mallorca la Obra Cultural y el Instituto de la Mujer que Trabaja, que funcionarán en la Su¬ cursal de Sóller con su Biblioteca pú¬ blica y con sus oficinas de Socorro Mulúo y sus Dispensarios.
Después de exponer las funciones y

*• Wl '*3£3»’o'<m*ri 'Cí¡&re'*¡sas>e
u©

; «.¿«a. '*£& >-*■*£&»'* Si2aT« VWS»*

•¿tmas.y
'i&rA&i&í ^

CAJA DE PENSIONES PARA LA

VEJEZ V DE AHORROS
CONDICIONES
de: las
LIBRETAS DE AHORRO
IMPOSICIONES
En las libretas de LA CAJA DE PENSIONES PARA LA
VEJEZ Y DE AHORROS pueden imponerse libremente cuan¬ tas cantidades se desee, ganando los saldos existentes hasta el máximo de 15.009 pesetas, el interés compuesto anual del 3 por 100.
Las imposiciones no están sujetas a limite de tiempo ni de cantidad. Pueden hacerse en la forma y en la cuantía que se quiera y pueden ingresarse todos los días laborables y los do¬ mingos por la mañana, durante las horas reglamentarias.
DEVOLUCIONES O REINTEGROS
Los saldos existentes en las libretas de ahorro de la CAJA DE PENSIONES PARA LA VEJEZ Y DE AHORROS, están
CONS7AN7EMEN7 E A DISPOSIC70N de los imponentes o ti¬ tulares de las libretas, que los PUEDEN RETIRAR 707AL O PARCIALMEN7 E SIEMPRE QUE QUIERAN sin tener necesi¬ dad de dar ningún aviso previo, pues los fondos de las libretas
de ahorro son RIGUROSAMEN7 E A LA VIST A, bastando la
presentación de la libreta y la petición del imponente, para el
PAGO EN EL ACTO de las cantidades solicitadas.

0 0 m m 0 0 0 0 0
0
0 0 0
0 0

servicios propios de estos organismos, el Sr. Moragas terminó ofreciéndolos efusivamente a la Ciudad de Sóller, ex¬
presando el deseo de que la obra de la Caja de Pensiones fuese comprendida
en esta ciudad.
AI hablar de la inauguración de la «Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros» en Sóller, dijo: que se creaba para ofrecer al laborioso pueblo los be¬ neficios de cuánto queda más arriba explicado, ya que, por su tendencia pro¬ gresista, tiene derecho a las mejoras y más acentuadas ayudas. «Os daremos— añade—una Biblioteca para que podáis educar vuestro espíritu, aperos de la¬ branza para cultivar las tierras, os ha¬ remos préstamos y seguros como os convenga y queráis, como organizare¬ mos, también el seguro de la mujer que trabaja, operación de un beneficio social marcadísimo. En fin, haremos pa¬ ra Sóller cuánto oor su importancia tiene derecho a que se haga y con¬
venga.»
Saludó a las autoridades y al pueblo de Sóller, a quienes felicita por el éxito
resultante con motivo de la celebrada
fiesta relativa a la Vejez del Marino. Las últimas palabras del señor Direc¬
tor General de la «Caja de Pensiones» fueron fuertemente aplaudidas.
Reparto de libretas
A continuación procedióse al reparto de libretas ente los viejecitos objeto del
Homenaje, el cual se efectuó en medio
de las ovaciones de la muchedumbre
que llenaba el local.
Primeramente fueron llamados los dos
viejos marinos D. Tomás Costa Benesim y D. Francisco Casasnovas Noguera a quienes fué entregado por el Sr. Mo¬ ragas una libreta de la «Caja de Pen¬ siones» de pensión vitalicia de una pe¬ seta diaria. Luego fué entregada otra libreta semejante a los ancianos doña Catalina Pastor y D. Miguel Coll Pizá.
Igualmente fueron entregadas libretas
de ahorro con la imposición inicial de cincuenta pesetas a los veinte ancianos siguientes:
D. Pedro Juan Casasnovas » Simón Arbona Marqués » Antonio Sampol » Bartolomé Bennasar Marqués
» Damián Vicens

D.a Maria Buenaventura Ginard
» Antonia Magraner Serra D. Damián Miquel Estrany D.a Francisca Mayol Solivellas
D. Bartolomé Castañer Pons
D.a Margarita Homar Rufián
D. Bernardo Alberíí Frau
D.a Florentina Pons Magraner D. Onofre Carbonell Palíicer D.a Catalina Alcover Joy
D. Lorenzo Bauzá Escalas. D.a María Pomar Bonnín
D. Antonio Marqués Solivellas
D. Pedro A. Arbona
y D.a Ana Vila Coll
Todos los ancianos homenajeados tienen más de 75 años de edad.
Durante la distribución de libretas
fueron impresionadas, al magnesio, al¬ gunas placas fotográficas.
Las madrinas
Un grupo de bellas y encantadoras
señoritas de esta localidad, graciosamen¬ te ataviadas con airosa peineta y la clᬠsica mantilla española, realzaron con su presencia y sus encantos los actos que se celebraron en honor de la Vejez al apadrinar cariñosa y delicadamente a estos venerables ancianos que fueron objeto del cordial homenaje que se les
tributó.
Las señoritas que contribuyeron con su gracia y su belleza al mayor esplen¬ dor de los actos realizados, fueron las siguientes:
Catalina Frontera Rosa M.a Ledesma Antonia Liado Francisca Alcover Manola Coll
María Mayol María Deyá Catalina Marroig
María Pizá Catín Frontera Antonia Bauzá Anita Castañer María Arbona
Margarita Arbona
Catín Vicens
Esperanza Mayol Magdalena Sampol
Catalina Arbona Catalina Oliver Catalina Bernat

Catalina Ferrer
María Fraü
Catalina Püig
Adeliía Oliver
Termina el acto
El señor Comandante de Marina, don
Carlos Coll, que presidía el acto de Ho¬ menaje en representación del de la pro¬ vincia, hizo uso de la palabra breve¬ mente para cerrar los discursos y su¬
marse a la brillantez del acto que se ce¬ lebraba.
Al levantarse a hablar fué recibido
también con una efusiva salva de aplau¬ sos, y al terminar éstos dió las gracias a todos los reunidos por la cooperación prestada en todos las órdenes que die¬ ron por resultado el magnífico e imbo¬ rrable Homenaje, del que quedará impe¬
recedero recuerdo.
Encareció a grandes y chicos la ne¬ cesidad de respetar y proteger al an¬ ciano, pues de no hacerlo se correría el peligro de que no se nos respete a nos¬ otros cuando seamos viejos. Al efecto, y dirigiéndose a los niños presentes, hi¬ zo una amena descripción de un cuadro que en cierta ocasión había visto, en el cual un padre que no respetaba al suyo recibía una oportuna lección de un hi¬ juelo que con su candor le hizo ver la gran injusticia e ingratitud que revelaba su conducta, con la que terminó su bre¬ ve parlamento que fué como los restan¬ tes calurosamente aplaudido.
A continuación y mientras por el coro y orquesta eran repetidos la Marcha Real y el «Himno a la Vejez del Marino»
inicióse el desfile de los ancianos, que
el público congregado en el teatro de la «Defensora Sollerense» presenció de pie y saludando con ovaciones la salida de cada viejecito que bajaba del estrado presidencial del brazo de su respectiva madrina, dándose con ello por termi¬ nada esta simpática fiesta, que promete dejar imperecedera estela de gratos re¬
cuerdos.
El banquete de los viejitos
En los mismos autos en que fueron llevados los homenajeados al teatro de
la «Defensora» fueron conducidos luego
al Hotel del Ferrocarril, en donde se les
tenía preparado excelente comida con el esmero peculiar en el Sr. Sastre,
dueño del citado hotel. En el vasto comedor del piso princi¬
pal de dicho Hotel se sentaron a la mesa los veinticuatro homenajeados sirvién¬ doles las respectivas madrinas el si¬ guiente menú:
Sopa de pasta.
Dentón al horno.
Alubias .salteadas. Pollo asado. Crema a la española. Vinos, Café y cigarros puros. La comida transcurrió animadamente, mostrándose todos los viejecitos su¬ mamente complacidos de las innumera¬ bles atenciones que se tenían con ellos. A su terminación, el viejo marino don Tomás Costa Benesim (a) «tío Mazo» pronunció pintoresco discurso, para
agradecer, en nombre propio y de los
restantes homenajeados, los beneficios
y honores que les habían concedido, e hizo votos para que Dios proteja a los que honran y se acuerdan de los viejos y Ies dé largos años de vida para que puedan continuar haciéndoles el bien.
«Yo, en nombre de los viejos aquí reu¬ nidos, dijo, saludo cordíalmeníe a todos, y en especial a nuestras bellas madrinas, y les doy las gracias por las atenciones que inmerecidamente nos han dispen¬
sado.» La anciana D.a María Forteza también
pronunció algunas frases de agradeci¬ miento que, como las del «tío Mazo» fueron acogidas por las autoridades que presenciaron la comida con calurosos aplausos.
Seguidamente y en los autos que los habían llevado por la mañana a los di¬ ferentes actos en que habían tomado parte, fueron, acompañados siempre por sus gentiles madrinas, a sus respectivos

4

hhkjhmh Aiatxjcgggacry- ün*:

SOLLER gggi

domicilios, agradecidos y emocionados ante las inequívocas manifestaciones de cariño y respeto de que habían sido objeto en el día de aquella solemnidad.
El banquete de los
invitados

TAFONA COOPERATIV A DE SÓLLER
VENTA DE ACEITE PURO DE OLIVA

Al regreso de las madrinas de acom¬ pañar a sus ahijados y después de im¬ presionarse algunas fotografías de las mismas en el patio de la Estación, tuvo lugar er. el Hotel del Ferrocarril un espléndido banquete con que la «Caja de Pensiones para la Vejez y de Aho¬ rros» obsequiaba a aquéllas, a las au¬ toridades provinciales y locales, a los representantes de las fuerzas vivas de Sóller que tomaban parte en los actos de aquel día.
En torno de las bien dispuestas mesas
que llenaban el vasto comedor del citado
hotel fueron acomodándose los invita¬
dos en número de 108. En la mesa
presidencial tomaron asiento el Coman¬
dante de Marina, Sr. Coll Blanca, en
representación del de la provincia; el Alcalde de Sóller, D. Antonio Castañer,
en la del señor Gobernador; D. losé
Aragonés en la del presidente de la
Audiencia; D. Emilio Tortosa en la del
Delegado de Hacienda; D. Guillermo Costa en la del presidente de la Dipu¬
tación; el Barón de Pinopar en la del Alcalde de Palme; D. José Canals, don
Ramón Escalas y el Rvdo. D Rafael Sitjar por las autoridades locales y don Francisco Moragas y D. José Feliu por
la «Caja de Pensiones».
En el centro, y a modo de gentil ra¬ millete, las lindas madrinas contribuían
a la vistosidad y alegría del banquete.
En las restantes mesas tomaron asien¬
to los miembros del Patronato local de
la Vejez, Sres. D. Rafael Mora, D. To¬ más Campins y D. José Forteza; el Se¬
cretario del Patronato de Palma, D. Ja
cinto Feliu; Jefe de la «Unión Patrióti¬ ca», D. José Bauzá; D. Joaquín Reynés, director de la Sucursal del «Crédito
Balear»; D. Jaime Morell, por «El Gas»; D. Bartolomé Canals, Administrador de Correos; D. Guillermo Marqués, Secre¬
tario del Ayuntamiento; D. Antonio Gay, por el «Tiro Nacional»; D. Francisco Agüiló, por el «Centro Maurista»; el príncipe Salah elDin Fouad, por la «So¬ ciedad Deportiva Sollerense»; D. An dres Cabellas, por la «Tafona Coope¬ rativa»; D. Salvador Elias, por la «Cruz Roja» local; D. Jaime Muleí, maestro de ceremonias del Ayuntamiento de Palma; los representantes de la prensa de Pal¬ ma, Sres. Bauzá, de «La Almudaina»; Torres, de «El Día»; Sabater, de «Correo de Mallorca»; y Fernández, de «La Ulti¬ ma Hora», D.José Ferrer.Oliver, por «La Unión»; los maestros nacionales seño res D. Cristóbal Barceló y D. Vicente Moratal; D. Baltasar Marqués, fiscal municipal; D. Miguel Rosselló, Pbro. por la «Lira Sollerense»; D. Cipriano Blanco Jefe de la estación radiotelegráfica de Muleta; el Teniente de Carabineros, don Carlos Simarro; el Administrador de Aduanas, D. Gabriel González; el no¬ tario, D. Francisco Jofre; el cabo del Somatén, D. Cristóbal Trías; el oficial de Telégrafos, D. Bartolomé Gumbau; el profesor de música, D. Antonio Rotger; el Teniente de Alcalde D. Vicente Sastre; los concejales D. Francisco Forteza, D. Ramón Pastor, D. José Mo rell, D. Ramón Colom Crespí, D. Se¬ bastián Alcover y D. Miguel Berñat; los
señores D. Francisco Bujosa, D. Bar¬
tolomé Noguera, D. Nicolás Casellas y D. Juan Mareé; los miembros de la «Caja
de Pensiones» Sres. Mercader, MilJán y
Vilasau, representantes de la prensa lo¬ cal y otras personas que sentimos en
este momento no recordar.
Con la esplendidez y buen gusto pe¬ culiares en aquella casa, fué servido el siguiente menú:
Entremeses.
Arroz Paella valenciana.
Dentón al horno. Pollo asado, con patata risolada. Mantecado.
Frutas
Vinos de varias marcas.

GRAN REBAJA D

PRECIOS

VENTAS AL POR MAYOR: Desde una mesura (16 litros) en adelante.

Edificio de la «Tajona», los jueves desde lasftres a las nueve de la tarde. Precio: 36 duros sumada® (97 litros).

VENTAS AL DETALL: Locales que lo expenden:
Sindicato Agrícola, calle del Mar. Tienda de comestibles de D. Juan Mayol, calle de Pastor.

Precio
Superiores: 2’00 litro
Corriente: 1*80 »

m\\

Cigarros habanos. Café, Champagne y licores. El ágape transcurrió en medio de la mayor animación y jovialidad. A los postres, levantóse el Sr. Coll Blanca y dijo que, como presidente del Patronato de la Vejez del Marino, daba
las gracias al Director General de la Caja de Pensiones, D. Francisco Mora¬ gas, por su valiosa y entusiasta aporta¬
ción a los actos celebrados, a la que se
debía en su mayor parte el éxito logrado. Igualmente agradeció a las señoritas madrinas y a todas las demás personas que en una ü otra forma habían contri¬
buido al éxito de la fiesta.
Terminó brindando por la entidad que
se inauguraría dentro de breves mo¬ mentos, a la que deseaba muchas pros
peridades.
Seguidamente levantóse a hablar el Sr. Moragas para agradecer las pala¬ bras del Sr. Coll, y añadió que, antes de ir a inaugurar y a bendecir la nueva Sucursal, quería dirigir un ruego a las madrinas. Quería pedirles que del mis¬
mo modo como han sido madrinas de
los viejecitos quieran serlo también de la Biblioteca. La representación de la
Iglesia y del Magisterio la han visto y la han aprobado por su moralidad y sü
criterio cultural. Vosotras aportaréis a
la misma un rayo de espiritualidad y
gentileza y donde hay espiritualidad hay amor, qae hace fecundas a las obras.
Las instó a que sean lectoras y ma¬ drinas, aconsejando a los niños y a los
obreros que acudan a honrar la biblio¬
teca con su frecuente asistencia Añadió
que se sentía feliz de haber venido a Sóller, ya que veía que la semilla que esparcía la Caja iba a dar aquí opimos
frutos.
«La Caja, dijo, se preocupa más de sus obras sociales que de sus taquillas.
Es verdad que trabaja con sQ primera materia, que es dinero, pero luego des¬
tina éste a sus obras de beneficencia y
de cultura», y terminó con un brillante párrafo dedicado a las mujeres, que son las más indicadas para hacer llegar a
todos los rincones los consuelos y las
luces de aquellas dos virtudes.
Una salva de aplausos recogió las úl¬ timas palabras del Sr. Moragas, aplau¬
sos que se reprodujeron al levantarse el
Sr. Aragonés.
Empezó manifestando que quería decir
únicamente dos palabras para sumarse en nombre de la autoridad judicial que re
presentaba a los brillantes actos de aquel día: una expresión de gratitud por
haber sido invitado a los mismos, a los
que asistía más en espíritu que en cuer¬ po, y otra de adhesión a los elevados conceptos que en los mismos se hon
raban y enaltecían. «Sin duda, añadió, uno de los actos
más bellos es el que está representado
por el ejercicio de la caridad y que acü
de a remediar necesidades donde quiera
que existan. Esta caridad íntima que ejercita la «Caja de Pensiones para la Vejez» y que mitiga tantos dolores físi¬

cos como los nombrados por el señor Moragas esta mañana, demuestran que esta institución, con sus filiales benéficas y las que representan ün carácter espi¬ ritual, tiene más alma que cuerpo, al preocuparse de las dos infancias, so¬ bre todo de la segunda, de la que a
fuerza de embates ve acercarse el tér¬
mino de la existencia».
Terminó levantando su copa y brin-

dando por esta Institución y por las be¬ llas señoritas allí presentes, que daban realce a la fiesta, como hermoso mano¬
jo de flores de incomparable colorido y exquisita fragancia, representativo de la hermosa ciudad de Sóller, florón de Ma¬ llorca y ésta de España.
Nutridos aplausos coronaron las elo¬
cuentes frases del ilustre magistrado, que dieron por terminado aquel acto.

Inauguración de la Sucursal de la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros

Bendición del edificio
Terminado el banquete, todos los invitodos se dirigieron a la casa número 19 de la plaza de la Constitución, adquirida, como se sabe, para Sucursal de la «Caja
de Pensiones».
Terminadas las obras que en ella se efectuaron durante las últimas semanas, presentaba la fachada bello y sobrio aspecto. Sobre el balcón y cubriéndolo en toda su extensión, ha sido colocado un rótulo de grandes proporciones de cobre y sobre fondo negro se destaca la ins cripción CAJA DE PENSIONES PA¬ RA LA VEJEZ Y DE AHORROS en caracteres romanos y letras doradas y en relieve, circundada por una cenefa
también de cobre.
A ambos lados del edificio y a la altura del primer piso se leen las siguientes ins¬ cripciones: «Biblioteca pública gratuita» e «Instituto de la Mujer que trabaja», en letras de cobre, incrustadas en la pared.
La bendición tuvo lugar a las tres y
media de la tarde. La efectuó en la sala
del primer piso, en donde han sido colo¬ cadas provisionalmente las oficinas de la entidad, el Cura-Párroco, D. Rafael Sitjar. Seguidamente procedióse a la bendición de la Biblioteca, colocada en el segundo piso, y a la de las habitaciones anejas destinadas al Instituto de la Mujer que Trabaja, que fué presenciada por extraor¬ dinaria multitud que llenaba todas las dependencias.
Dado lo avanzado de la hora, y estando ya en la plaza los niños y niñas de todas las escuelas de Sóller, que aguardaban para tomar parte en la fiesta infantil, no se pronunciaron discursos, limitándose los invitados a visitar las dependencias que se inauguraban en aquel momento, mientras el Sr. Brangulí impresionaba algunas placas.
Las dependencias y
Biblioteca
Dada la premura de tiempo con que ha tenido que procederse a la instalación de las oficinas e instituciones de la «Caja de Pensiones», es realmente asombroso que
hayan podido ser habilitadas la mayor

parte de las piezas del edificio adquirido. Las habitaciones de la planta baja no han podido serlo aún, pero todas las restantes se hallan completamente terminadas de
decoración e iluminación.
Merece destacarse principalmente la destinada a Biblioteca, situada en una espaciosa y clara habitación del segundo piso que da a la plaza, y que reúne ex¬ celentes condiciones para el fin a que se
la destina.
En varias artísticas estanterías se han
colocado unos 1.500 volúmenes, elegante¬ mente encuadernados, de obras de lite¬ ratura y ciencias abundando las de carác¬ ter científico y [de estudio. Hay, además, un ejemplar de la Enciclopedia Espasa, la valiosa obra de consulta, y una sección de novelas, aún cuando estas sean en pe¬ queña proporción.
Ha presidido la formación de esta bi¬ blioteca un depurado gusto que evidencia una excelente dirección, y sabemos que en lo sucesivo será aumentada y ampliada con nuevas obras, escogidas siempre den¬ tro el más sano criterio moral y pedagó¬ gico.
Para la lectura hay colocadas en la ci¬
tada habitación hasta cinco mesitas in¬ dividuales, todas ellas con su correspon¬
diente luz, y nos es grato poder informar que desde que se inauguró dicha Biblio
teca se hallan en todas las horas que
permanece abierta totalmente ocupadas, de muchachos en ,su mayor parte de 14 a 20 años, y en algunos momentos de mu¬ chachas que acuden a solazarse e ins¬
truirse en la misma.
Cuidan de la Biblioteca con carácter
provisional las Bibliotecarias Srtas. Coll y Pelegrí, Secretaria de la Obra de Bi¬ bliotecas de la Caja y Bibliotecaria de Badalona, respectivamente, que han ve¬ nido para catalogarla.
Y se nos informa que ha sido nombrada para ocupar este cargo la maestra priva¬ da de esta localidad Srta. Antonia Rullán, por cuya distinción la felicitamos cordialmente.
HUEVO MUNDO
Revista semanal
Se vende al precio de 0’50 pías, en la librería de J. Marqués Arbona, San Barto¬ lomé, 17.

SOLLER

LA FIESTA INFANTIL Caja de Pensiones para la Vejez Caja de PeDsiones para la Vejez

Terminado el acto de la inauguración grarnos todos porque ello significa no so¬

y de Ahorros

y de Ahorros

de la Sucursal de la «Caja de Pensiones lamente que viene a difundir en Sóller su

BIBLIOTECA POPULAR GRATUITA

para la Vejez y de Ahorros», tuvo lugar en la plaza de la Constitución la fiesta in-
iantil.
En el tablado donde es costumbre to¬
que la música, habíanse colocado buen
número de sillas, en las que tomaron asiento las Autoridades, presididas, como en los demás actos, por el Sr. Alcalde, D. Antonio Castañer Bernat, quien, como

obra benéfica y de previsión—que esto ya es bastante—sino que además viene a completar ésta con otra obra si cabe más importante que las citadas: la cultural, re¬ presentada por su Biblioteca pública y gratuita instalada en el local que acaba¬ mos de inaugurar.
Uno de los aspectos de actuación de la «Caja de Pensiones para la Vejez y de

Durante el pasado mes de Septiembre la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros ha recibido por imposiciones 20.077 654 pesetas y ha pagado por rein¬ tegros de Ahorro, plazos mensuales de Pensión y Capitales diferidos reservados 18 994.235 pesetas, resultando una dife' rencia a favor de las imposiciones de

Por tener que procederse a la cataloga¬
ción de los libros, durante !a semana en¬
trante o sea desde el día 28 del corriente
al 2 de Noviembre, solo estará abierta al público, de 4 a 8 de la tarde.
COMERCIO DE COMESTIBLES

ya hemos dicho, llevaba la representa¬
ción del Excmo Sr. Gobernador civil.
En el rectángulo de la plaza se habían
colocado todos los alumnos de las escue¬
las públicas y privadas de esta localidad y frente a las Autoridades se había situa¬ do un grupo dirigido por el profesor de música D. Antonio Rotger Femenías, que cantó admirablemente el «Himno a la Bandera» y «Al viejo Marino», «La filadora», «Les formigues» y «Rataplin rataplán», que oyeron de pie todos los
presentes y que fueron todos ellos cálida¬
mente ovacionados por la multitud que
presenciaba desde los cuatro lados de la plaza la simpática fiesta.
Seguidamente dirigió la palabra a los niños y niñas el Sr. Moragas, quien dijo:
«Niños y niñas de Sóller:
Aquí tenéis frente vuestro, formando el marco de esta plaza, la casa de Dios, que es la casa de vuestras almas, y la Casa del Ayuntamiento, que es la casa de vuestra ciudadanía, y desde hoy tendréis también en adelante la casa de la «Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros», llamada a ser la casa y el hogar de vuestros ahorros y de
vuestra economía doméstica, a la vez que
templo de vuestra cultura con su Biblio¬
teca.

Ahorros» que esta mañana nos han conmo¬ vido, ha sido el del Homenaje a la Vejez al que llamaría sublime porque ha sido la glorificación de unos hombres y unas mu¬ jeres honrados que después de las luchas de la vida han llegado a alcanzar una edad que merece de los jóvenes todos los respe¬ tos y solicitudes. «Son ellos—como dijo en cierta ocasión el señor Moragas—el lazo que une la Vida con la Eternidad, la luz que al extinguirse para las cosas de la tie¬ rra, alumbra más que nunca con los res¬ plandores de la voluntad de Dios».
Otro aspecto de la mencionada institu¬ ción que se nos ha dado a conocer, es su obra de Mutualidad escolar, con la que los niños aprenden la teoría de la Previsión y se habitúan a su práctica y al aprecio de los pequeños esfuerzos perseverantes, que son los que realizan grandes obras. El que ahorra, educa su voluntad, adquiriendo
costumbres que le apartan del vicio y del desorden, iniciándole en el camino de su
perfección moral. Por esto hemos de aplau¬ dir este otro aspecto de la «Caja de Pen¬ siones para la Vejez y de Ahorros» porque su actuación en esta ciudad ha de producir
un gran bien entre la juventud escolar en lo que tiende a inculcar en los pequeñuelos
los hábitos del ahorro.
Sea, pues, bienvenida la «Caja de Pen¬

1.083.419 pesetas.
En 30 del referido mes el saldo de ope¬
raciones de la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros, ascendía a 359 millones 174.048 pesetas, de las que co¬ rresponden 294.332,441 a Ahorros a la vis¬ ta; 13.062.593 a Ahorros diferidos y 51
millones 779.014 a Seguros Sociales.
En el citado mes abonó 368 Subsidios
de Maternidad de importe total 18.400 pe¬ setas, concedidos a las madres obreras que
han acreditado hallarse inscritas en el Ré¬
gimen de Retiros Obreros y haber cum¬ plido las demás cláusulas que regulan la concesión del Subsidio. Por pagos de Pen¬ siones de Capitalización a favor de obre¬ ros que han llegado ya a los 65 años, la Caja ha satisfecho 38.388’05 pesetas y así mismo ha abonado 82.900 pesetas en concepto de 14 Bonificaciones extraordi¬ narias de 350 pesetas cada una, y 195 de 400, concedidas a 209 ancianos mayores de 65 años que, habiendo solicitado el im¬ porte de su cuenta de Capitalización, han sido comprendidos en el reparto de la can¬ tidad procedente del Recargo para el Re¬
tiro Obrero sobre las transmisiones de
bienes por herencias entre parientes desde el quinto grado colateral, inclusive, o en¬ tre personas sin vínculo de parentesco.

y
Obra de palmito de toda clase
Condiciones ventajosas
Gabriel Moya Ferrer
CAPDEPERA C. faerto, 37
La revista “Radio Barcelona,,
órgano oficial de la entidad de este nom¬ bre, se vende al precio de 0’30 pías, en ia Librería de |. Marqués Arbona, San Bar¬ tolomé, 17.
A L GO
Semanario Ilustrado Enciclopédico y de buen humor
Pr®oío 0*25 pts. Se vende en la
Librería de J. Marqués Arbona San Bartolo¬
mé 17.

Cuando penetráis en la Casa de Dios, siones para la Vejez y de Ahorros» y que

lleváis con vosotros el libro de oraciones, la Sucursal qüe acabamos de inaugurar

que es el libro de los rezos de vuestra sea para proporcionar a Sóller el mayor

alma; cuando entráis en el Ayuntamiento progreso y bienestar.»

a cumplir con vuestros deberes ciudadanos, os sometéis a las ordenanzas municipales,
que es el libro de vuestras obligaciones

Al pronunciar el señor Canals las últi¬ mas palabras, fué objeto de una gran ova
ción.

Banco Popular de los

cívicas; cuando en lo sucesivo queráis pa¬

La banda de música de la «Lira Solle-

sar el umbral de la «Caja de Pensiones rense» amenizó el acto, dirigida por su di¬

para la Vejez y de Ahorros», podréis ha¬
cerlo con las libretas que vamos a entrega¬
ros, que son la ofrenda que os hace esta «Caja», para que tengáis también el libro

rector, D. Miguel Oliver, e interpretó du¬ rante el mismo algunas composiciones de su repertorio.
Se hizo después el reparto de libretas

“Previsores del Porvenir,,

de enseñanzas y prácticas de ahorro y pre¬ de ahorro con la imposición de tres pese

visión para vuestra futura vida de hombres tas a cada uno de los 1.10o alumnos de las

titiles a la sociedad y de padres y madres
de familia.
Niños y niñas de Sóller: cuando entréis en esta nueva casa que hoy se inaugura,

escuelas públicas y privadas de esta ciu dad, y finalmente'los niños volvieron a cantar el «Himno a la Bandera», con lo que dióse por terminado el acto.

Suscripción de 4.500.000 pesetas en accio¬

pensad que es vuestra, que para vosotros 3=f=8==s=€1 -r Q ~~

as-

existe y que en ella hallaréis facilidades

nes de este Banco, exclusivamente para sus

para cuidar de vuestro presente económico y para velar por vuestro porvenir.
Una salva de aplausos premió las pa¬ labras del Sr. Moragas.
A continuación el señor Alcalde entre¬
gó unas cuartillas al Suplente de Primer Teniente, D. José Canals Pons, interesan¬ do su lectura por estar él acatarrado.
El señor Canals, con voz fuerte y dis¬ tinguido ademán, dijo:
«Señoras: Señores:

Se Tendeo las siguientes fincas

Casa de Ca ’n Qultarró junto ai molino de
Ca ’n Pentinat —Un olivar y bosque sitúa do en el Coll —El huerto de Ca ’n Guitarro
situado en la calle de Isabel II.—Y una
casa y corral de 43 destres y 6 minutos de agua en la ealle de Iabel II, n.® 80.
Informes: calle de Ramón Luli, 32

rrfigerB = o ~

■=• t

—r ■

Semanario humorístico de fot bol

-3LU i De venta: San Bartolomé, 17

nny

actuales Accionistas
Para informes a! Representante
D. Guillermo Castañer

Acabáis de oír, de labios de los distin¬

guidos oradores que me han precedido, el motivo por qué se ha celebrado en esta ciudad el acto de Homenaje a la Vejez, acto que ha coincidido con la inauguración

r

ii

3E

3BSEK

FRUITS EN GROS

de la Sucursal en Sóller de la «Caja de

Pensiones para la Vejez y de Ahorros» y que ha dado ocasión a que pudiera celebrarse

SPECIALITE EN ORANGES ET MANDERINES

esta hermosa fiesta; al levantarme yo para

dirigiros la palabra en la doble represen¬ tación que ostento: la del Excmo. señor Gobernador civil de esta provincia, que

Arbona RuIIán Bernat i

me ha honrado con tal deferencia, (que

agradezco profundamente), y la de esta po¬

blación por el cargo de Alcalde-Presidente de su Ayuntamiento, con el que mis com¬

CASA CENTRAL. Calle Burriana, 20

pañeros de Consistorio me distinguieron,

he de manifestaros que es para mí motivo de satisfacción el ver que la mencionada entidad, cuya actuación en sus múltiples

VILLARREAL - Castellón (España)

aspectos os ha sido explicada elocuentísimamente, viene «a naturalizarse y quie¬

Telegramas: ARRUBE-Villarreal

57

re, con firmeza y entusiasmo, adquirir car¬

ta de vecindad», de lo cual hemos de ale¬

SOLLER
PAGINA CINEMATOGRAFICA

LOS GRANDES FILMS PARAMOUNT
UN PREFACIO DE PAUL MORAND PARA “CHANO,,

Paul Morand ha escrito un prefacio para la narración que P. Humbourg ha publicado acerca de la película Chang (Gatlimard, editor, París). He aquí la traducción de este brillante prefacio,
que gustosos tomamos de «Cinea/>, la popular revista parisiense.
El día primero de Septiembre de 1925 embarqué en Singapur con destino a Bangkok. De los cuatro pasajeros blancos que viajaban en el buque, dos de ellos eran
americanos. Durante los cuatro días que
duró la travesía del golfo de Siam fuimos arrojados de un lado para otro como lo exigen los mapas que señalan en mil tor¬ bellinos de flechas las corrientes y peligros del golfo, y así tuvimos ocasión, a bordo -del pequeño vapor de unos cuantos cientos úe toneladas, de conocernos y de tratarnos. Yo hablé, de silla a silla, con los dos ame¬ ricanos vestidos impecablemente en traje de campaña, los trípodes plegados, las cámaras gigantes, las marmitas termóge¬ nas y los aparatos de precisión, que tanto
me interesaron. Los dos americanos se
dieron a conocer como geómetras, lo que me hizo creer que eran realmente dos exploradores poco deseosos de que se les siguieran los pasos, de esas terribles gen¬ tes que todo lo abaten a golpes de su impacable hacha para hacer planos topogrᬠficos. Schoedsack y Cooper—esos eran ellos—se dirigían, en realidad, a Bangkok para obtener permiso del gobierno siamés para internarse en la selva, pues todos los bosques que hay en ella son propiedad de la corona, y tomar una película. La selva siamesa ofrece la particularidad de que
está aún intacta. Cuando los fusiles auto¬
máticos de Dalat habrán despoblado de animales el norte de la Conchinchina, lo
cual no es asunto más que de unos cuantos años; cuando el ferrocarril que próxima¬ mente unirá Angkor y Bangkok haya po¬
blado de aficionados a la kodak los bos¬
ques de la Camboya occidental, no queda¬ rá nada más allá de la inaccesible Sumatra,

esta cacería con el esplendor tradicional de antaño, fué hace unos treinta años. Mas como quiera que el rey de Siam carece de
los medios económicos necesarios para
llevarla a cabo, la Paramount pudo darse ese lujo (un verdadero lujo es reunir tan gran número de batidores indígenas), pues hay que tener en cuenta que el agrupa-
miento de los elefantes dura varias sema¬
nas, y distribuir con toda generosidad re¬ galos y presentes a diestra y siniestra, pero el resultado de todo ese gasto ha sido Chang, que vale por todos los trofeos y
todos los cuadros de caza del mundo.
Había olvidado ya, después de tanto tiempo, a mis dos compañeros de viaje, cuando el año pasado, encontrándome en la oficina de Jesse L. Lasky, en Nueva York, vi entrar un gigante que de momen¬ to no pude reconocer. Ese gigante resultó ser nada menos que Schoedsack que acaba¬ ba de llegar de Siam con su película Chang. Se me encerró en la sala de proyección dej palacio que la Paramount posee en el Ti¬ mes Square, y allí, lejos del ruido que sube del Broadway, me sentí repentina¬ mente transportado en pleno encanto tro¬ pical, respirando el hedor de los animales salvajes, la fetidez de las flores y el almiz¬ cle de los reptiles a través de una vida primitiva y de una epopeya zoológica.
Lo que Nanuck fué para los hielos del Artico, Chang es para la selva asiática. Mañana, cuando ésta habrá desaparecido por completo, y cuando nuestros hijos irán en taxi de París al mar de la China, se
consultará Chang como un documento único. E! hombre desempeña en el film el ínfimo papel que nuestros antepasados desempeñaron en los bosques cuaternarios. Los sociólogos no han dado nombre aún a sus congregaciones de aldeas, sino que las distinguen por «manchas de población
humana». El esfuerzo realizado por esos
dos solitarios, infatigables rodadores de la manivela, encerrados durante meses
enteros en la selva impenetrable, fotogra¬

fiando lo mismo a los reyes que a los hu¬ mildes de los bosques, picados por toda clase de mosquitos, rasgadas sus carnes por ortigas gigantes, succionada su san¬ gre por enormes sanguijuelas, luchando contra el tedio y ¡a trágica soledad de la selva, se ha visto coronado por el más brillante éxito porque han acertado a dar a los occidentales, sedentarios que somos, esta última instantánea del paraíso te¬
rrestre.
Paul Morand.
N. de la R.—Paul Morand, de quien son las líneas que anteceden, es uno de los
escritores más destacados de la litera¬
tura francesa contemporánea. Diplomático, huésped de honor de magnates y potenta¬ dos indios, viajero infatigable, este nove¬ lista insigne acaba de regresar de un viaje
al Africa, a donde fué en busca de materia¬
les para su libro Magia Negra, de inmi¬ nente aparición. La opinión de Paul Morand acerca de Chang, una de las películas do¬ cumentales más notables que se han lleva¬ do a la pantalla, es, por todos conceptos, digna de ser tomada en cuenta por todos los verdaderos amigos del novísimo arte.
Ud editorial acerca de “Chang,,
El diario neoyorkino The World publi¬ có a raíz del estreno en aquella populosa urbe de esta película las siguientes líneas que, ante la inminente proyección en esta ciudad, nos complacemos en reproducir:
«Para muchos de nosotros la nueva pe¬
lícula Chang tendrá más valor que una docena de produciones cinematográficas filmadas a razón de dos millones de dó¬ lares la pieza, pues esta película tiene una cualidad de la cual carecen muchas pelícu¬ las: verismo. La dificultad con la mayoría de las películas consiste no tanto en la re¬
lativamente trivial cuestión de arte, como en la irritante artificialidad que pesa sobre ellas, no importa cuan ingenioso sea el
argumento o cuan bella la fotografía. Cual¬ quier persona medianamente culta que se
encuentre frente una de esas producciones, echará inmediatamente de ver que los in¬

cidentes que desfilan ante sus ojos son el colmo de lo imposible. En esta película no ocurre, afortunadamente, nada de esto. Dudar de lo que se ve en la pantalla sería dudar de sus propios ojos. Y esto es debi¬ do a que los que la produjeron buscaron los materiales de que está formada en la
Naturaleza misma.
»AI igual que en la película Grass, en
la cual se echó de ver la mano de Mr. Me-
rian C. Cooper, Chang se refiere a la lu¬ cha de un pueblo primitivo contra los ele¬ mentos de la Naturaleza. En aquella pelí¬ cula fué la laboriosa jornada de un pueblo nómada del Asia que iba en pos de los pas¬ tos con que alimentar sus ganados; en ésta es la lucha inaudita que los salvajes de Siam sostienen contra los peligros de la selva inexplorada. Y esta selva, con sus leopardos, monos, boas, tigres, panteras, chacales y elefantes que la habitan, no podía en modo alguno falsificarse. Tenía que afrontarse honradamente, pacientemen¬ te y, a veces, con gran riesgo personal, y
el resultado ha sido uno de los más gran¬
des documentos cinematográficos que se
han llevado a cabo. Uno de los momentos
más emocionantes de la película, acaso el más escalofriante de todos ellos, es aquel en que una manada de elefantes enfureci¬ dos se lanza como una rugiente avalancha hasta unos cuantos pasos de la cámara. La sensación que el cameraman y sus compa¬ ñeros deben haber experimentado en aquel momento, no puede describirse con pala-
labras.
»Chang es una película como deben ser las películas, y ojalá que el cinematógrafo
nos diese en lo futuro muchas más como
ella.»
Desea colocación
en una misma casa un matrimonio joven—23 y 20 años—bien sea en Francia o en cual¬ quier otro punto, El marido es chófer mecá¬
nico.
Para informes: D. Cristóbal Vicens Tan¬
ques d' En Canyelles — Biniaraix.
b- ar -
Radio Barcelona
Organo Oficial de Radio Barcelona
Precio 0’30 en la Librería de J. Mar¬
qués Arbona—San Bartolomé 17.

de verdadero esplendor vegetal, que las
selvas siamesas. Allí es, verdaderamente,

donde se halla el «éxtasis verde» de que nos habla Lafcadio Hearn. Es, sobre todo

al sur de la frontera de la Malasia, al oeste,

a lo largo de la costa birmana, remontando el Mé-Nam, hacia el Yumán, que el bosque
se halla aún en plena época de las edades fósiles, rico en antiguas esencias y en be¬ llísimos animales, respetado de los hombres,

Teatro Defensora Sollerense - Martes próximo:
INUSITADO ACONTECIMIENTO CINEMATOGRAFICO

quienes hoy hacen saltar los árboles con dinamita, como los puentes, tal como los
silvanos lo cultivaron cuando los dioses

con la presentación

Sesión Especial de

amaban la tierra. Las bestias viven en la

selva libremente, pues contrariando las costumbres de los negros, todos ellos grandes cazadores, los siameses budistas
no matan a los animales más que en caso
de absoluta necesidad. Lo que Chang

muestra es la guerra defensiva de los tiem¬ pos prehistóricos; la lucha del hombre dé¬
bil contra los monstruos de la selva que

surgían de sus cavernas, que lo acechaban por entre las malezas, dando a esa lucha constante el aspecto de un sitio más que
de una cacería.

Emocionante película de un verismo absoluto

Si el Siam carece del león africano, si el
señor tigre tropical no posee allí el pelaje hermoso de las regiones frías—la Siberia o Corea—puede decirse que el maciso sia¬
més es una zona extraordinaria de muestras

La selva trágica con sus luchas formidables
Film PARAMOUNT

del reino animal. En sus húmedas cuevas,
como en tos malos lugares donde sólo exis¬
te la vida durante ía noche, áé encuentran casi todas las clases de animales y más de
setenta especies de serpientes. La única caza que los siameses practican es la del
elefante, que persiguen en los bosques y, al que capturan para el servicio de la Corte. Esta ceremonia (a la que no podemos dar el nombre de deporte), descrita por todos los antiguos viajeros, ha desaparecido casi
por completo, sobre todo por motivos eco¬
nómicos. La última Vez que se practicó

Dirigido y filmado por júiriam C. Cooper y Crnest Schoedsak
Un film documental que no admite comparación con ninguno de los vistos hasta hoy
Iodos ios niños y niñas de las escuelas de Sóller serán invitados a presenciarlo.

INSCRIBID¬ LOS EN

SOLLER

7

¿Queréis asegurar el porvenir de vuestros hijos?

LOS PREVISORES DEL PORVENIR

como lo ha hecho S. M. el Rey . Alfonso XIII, inscribiéndose él y sus augustos hijos

ULTIMA INSCRIPCIÓN 397.126

©®©®

CAPITAL 127.500.000 PTAS.

® ® © Representante en Sóller: GUILLERMO CASTAÑER, Luna, 36 © © ©

ABEL GONZALEZ

* # EXPORTACION DE FRUTAS A TODO EL MUNDO

sastre:
Ofrece al público solierense su nuevo local

&

ESPECIALIDAD:

| Naranjas, mandarinas, imperiales yernas y limones

de Sastrería
Callo Luna 22-tienda
En donde encontrará, las últimas novedades en gé¬
neros de alta calidad.
Recibido los géneros de la presente temporada de Otoño e Infierno
Calle Cuna 22—tienda

¡MARCO e IÑeSTA

ft

Casa Centrai MANUEL (Valencia)

SUCURSALES:

ESPAÑA

*
CARCAGENTE (Valencia)

Telegramas: MARCO, MANUEL

* ARCHENA (Murcia)

Teléfono, 64

*

*

UVAS DE FRANCIA

*

3$ Especialidad: Chasselas por vagones completos.

$

62 &

REPRESENTACIÓN EXCLUSIVA PARA MALLORCA de
ESCOPETAS -VICTOR SARAS0UETA - EIBAR
PROVEEDOR Y FABRICANTE. DE S. M. EL REY D. ALFONSO XIII

m m
1
m

m
m

m
m

CLERMONT L’HERAULT «BE####****#*#*#
psyMH»

Expendeduría «Unión Española ce Explosivos S. A.»

JJj :SR Patente N.° 417 del CONSORCIO DEL PLOMO EN ESPAÑA

SOLLER

San Bartolomé, 12

jpej

~
1

I TRANSPORTES RAPIDOS
%

f

—

Servicio continuo de transportes en auto-

camión para todos los puntos de la isla

l RAPIDEZ Y ECONOMIA ES LOS SERVICIOS fe * Para encargos dirigirse: Calle del Viento, 11

%

a PEDRO SIMO y FRANCISCO CASTRO

ac

JABON COCO EXTRA PARA TOCADOR JABONES PARA USOS DOMESTICOS TODOS DE PUREZA GARANTIZADA

CAJA

UTUA POPULAR

VIA LAYETABÍA, 18

BABCELOAA

Sociedad Mtítua de Seguros sobre la vida, a prima fija. —Inscrita en el Registro de Sociedades de Seguros, por Real Orden del Ministerio de Trabajo, de 9 de Julio de 1926

Seguros en caso de muerte.—Seguros ea caso de vida y
supervivencia.—Los asegurados tienen derecho a los beneficios sociales como socios que son de esta Mutualidad.

Delegado ©r» Baleares: D. JOSÉ MASIP—Constitución, 39. RALMA DE MALLORCA

Autorizado por la Inspección Mercantil y de Seguros.

Agente recaudador en Sóller: PEDRO SAMPOL Príncipe, 18.

twom

Teatro

mBsenxrxnKr'i

SOLLER

“Defensora Sollerense,,

Esta noche
y mañana:

Grandiosa proyección de la extraordinaria super-producción dramática:

y la estupenda producción cinematográfica, de gran éxito, titulada:

Q

]

$
o

u
INTERPRETADA POR LOS SIMPATICOS ARTISTAS
POLA NEGRI,
Jen ¿yon. Jíoah Jeery y Jaymond Sriffith
La belleza de Lily (POLA NEGRI) es en esta película un arma siem¬ pre dirigida contra el corazón de la desdichada muchacha. Es el drama
de muchas mujeres, del que bien pudiera decirse que es esencialmente, el drama de la mujer.

Mi
Adaptación cinematográfica de la obra maestra del glorioso dramaturgo
D. BENITO PEREZ GALDOS
INTERPRETADA POP LA BELLISIMA ACTRIZ ESPAÑOLA
CARMEN VIANCE
protagonista que fué de L\_a Oasa da la "Troya y de Tierra Valenciana

Otros estrenos inminentes: Chang, film documental.—El príncipe Juan, por Paul Gide. Gavilanes, por Suzy Vernon.—El Circo, por Charles Chaplin.—Argel, por María Jacobini.—La princesa de opereta, por Aimé Simón Gerard.—Pánik, por Harry
Piel.—Rusia, por Wladimir Gaidaroff.—Ramona, por Dolores del Rio.

1 Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros i

Colaboradora en Cataluña y Baleares del

i

INSTITUTO NACIONAL DE PREVISION

1

Delegada de ,la

|jj|

É

CAJA CENTRAD DE CRÉDITO MARÍTIMO

M

LIBRETAS Y CUENTAS DE AHORRO.—IMPOSICIONES PREFERENTES DE AHORRO -SELLOS DE AHORRO POPULAR
PENSIONES INMEDIATAS VITALICIAS Y DIFERIDAS PARA LA VEJEZ.—RÉGIMEN OFICIAL DE MUTUALIDADES ESCOLARES RÉGIMEN OFICIAL DE SEGUROS SOCIALES

OFICINA CENTRAL: Vía Layetana, 56 A — Teléfono 14.740 AGRUPACIÓN DE SEGUROS SOCIALES: Junqueras, 2 — Tele'fono 13.004
BARCELONA

Sucursal en Sóller: Rlaza Constitución, 19
SUCURSALES
IGUALADA, GERONA, TARREGA, LÉRIDA, BADALONA, TARRAGONA, VICH, OLOT, GRANOLLERS, REUS, PALMA DE MALLORCA, BALAGUER, FIGUERAS, RUBÍ, BERGA, CERVERa, MANRESA, SEO DE URGEL, TORTOSA, SANTA COLOMA DE FARNÉS, VALLS, CALELLA, BAÑOLAS, VILLANUEVA Y GELTRÚ, SALLENT,
SAN JUAN DE LAS ABADESAS, SABADELL, PALAMÓS, ARENYS DE MAR, TREMP, LA BISBAL, SANT FELIU DE GUÍXOLS, VILLAFRANCA DEL PANADÉS, RIPOLL, VALLE DE ARAN: (LÉS-VIELLA), CANET DE MAR,
TORROELLA DE MONTGRÍ, HOSPITALET DE LLOBREGAT, SURIA, PORT-BOU Y BLANES.
INSTITUCIONES FILIALES
MONTE DE PIEDAD DE LA VIRGEN DE LA ESPERANZA: Préstamos prendarios sobre metales preciosos, valores, joyas,
ropas y objetos similares; prenda agrícola.
INSTITUTO DE LA MUJER QUE TRABAJA: Obra femenina de socorro mutuo, Asistencia médica y Seguro popular.
Dispensarios :: Clínica de Cirugía :: Clínica de Medicina :: Clínica Maternal :: Casa de Familia de Santa Madrona
Casa de Familia «Angeles Malea» :: Escuela y Servicio de enfermeras.
OBRA ANTITUBERCULOSA:—Dispensarios: Colonia Antituberculosa de 7orrebonica: Asistencia de tuberculosos en Departamentos fa¬ miliares. Sanatorio de la Virgen de Montserrat: Torrebonica (Tarrasa).
AMPARO DE SANTA LUCÍA, para ciegas.—INSTITUTO PARA SORDO-MUDAS Y CIEGAS.—INSTITUTO CATALÁN PARA CIEGOSINSTITUTO PARA LA REHABILITACION FÍSICA DE MUTILADOS—CASAS DE CULTURA Y BIBLIOTECAS PÚBLICAS.—CONGRE¬
GACION DE NTRA. SRA. DE LA ESPERANZA.—MONTEPÍO DE NTRA. SRA. DE LA ESPERANZA.—MUSEO SOCIAL.-OBRA DEL BON MOT—OBRA DE LOS HOMENAJES A LA VEJEZ-OBRA DE LAS COLONIAS INFANTILES.