*80 SLUI (2.a EPOCA) NOK. 2120
*80 SLUI (2.a EPOCA) NOK. 2120

SABADO 12 DE NOVIEMBRE DE 192?

SÓLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

JG
r

3BQHE

3C

FRUITS EN G R O S

Oí
TI

8PECI ALITE EN ORANGE8 ET MANDERINES

DENTINA TORREN S

Arbona RuIIán Berna!
CASA CENTRAL. Calle Burriana, 20

III III III Calmante poderoso para
todas las enfermedades
de la boca y garganta. III III III

VILLARREAL - Castellón (España)

OE VENTA: En Farmacias y Perfumerías a 1’30 ptas. frasco.

L][

ÜE

][

EE0EIEE3E

J Telegramas: RRUBE-Villarre a 1

OE

11

1
FRUTOS FRESCOS Y — IMPORTACIÓN DIRECTA —
MH DAVID MARCH FRÉRES «♦ ~ J. ASCHERI & C.“

Antigua casa

¡1BIH X

FUNDADA H¡ 3SI 1SSO

Expediciones de frutos, prlmeurs y legumbres del país.

M. SegUl Sucesor EXPEDIDOR

Especialidad en espárragos, melones, tomates y todo clase de futa de primera calidad.
ANTONIO FERRER

70, Boulevard Garibaldi (antiguo Museé), MdffSGlLLG
Teléfono n.° 37-82. ♦ ♦ ♦ Telegrama: Marchprim.

46, Pkux du Chaielet—HALLES CENTRALES—ORLE A NS.
mmmrnwmmm

COLL, MICHÉL y casanovas

44, Cours Julien, MARSEILLE

Teléfono: Manuel 2-37

Telegramas: Colmicas

Importación •$£ Exportación ¿fe Erutos secos y primerizos

especialidad en naranjas, mandarinas, bananas y dátiles .

Servicio directo para la importación de naranjas y mandarinas desde el puerto de Gandía a los de Port-de Bouc, Marseille y Niza, por los veleros «Isabel Vanrell», «Lareño» y. «Nuevo Lareño» dotados de potentísi¬ mos motores «Bolinders» de 180, 150 y 120 H. P. respectivamente. Esta casa acaba de aumentar su to¬ nelaje con dos nuevos buques: Mallorquín de 280 HP. y P. y C. de 200 HP.

JOSE BERNAL Ltda.
EXRORTATEU R S

/b\\ TRADE /o\\ MARK

(Siege Social) MALAGA (ESRAGNE)

MAISON FONDÉE EN 1900

ESPECIAL! TES: RAISIN SECS ET FRAIS — FIQUES — ORANGES - CITRONS — ET PULPE DE TOUTES SORTES DE FRUITS. DATTES MUSCADES

Maison d‘ acha.t et confection a

B I S K RA
(ALQER1E)
BOULEVARD CARNOT -TEL. 1. 18

iM \\rl i, \_ *oentLü- ener*I l t*
L E T H O R — TEL. 30
(Vaolouse)

TOUGGOURT
(ALQERIE) PLACE DU MARCHÉ

H X
2< *¡§O
"3 tí
>4 Wg
**5 «3 o
I
►4
<
«*
02 Cfl
¿i
D O*
S ■
Cu <
O w
J [tí H
DJ (/> CO BJ C¿ O <

SOLLER

ORANGES vFRUITSrPRIMEURS

SPÉCIALITÉS: oranges, mandarines, cerises, bigarreaux, péches, abricots, prunes, poires William, melons cantaloups et muscats, raisins chasselas, pomraes de terre nouvelles, petits pois, artichauts, etc.

F. MAYOL & Freres

6, Rué Croix Gautier, SAINT-CH AMOND (Loire)

X 3 «O <U
ií
“z Z lü
5o
a.

Mayo!

(MAISON CENTRALE)

Télégrammes ' Téléphone Saint-Chamond — 2.65

MAISON RBCOMANDÉB

Cavaillon
Chavanay
Boufarik*

— 1.48
•- 2
— 1.11

Fondée en 1916
EMBALAGE8 TRES SOIGNES

ALMACÉN DE MADERAS
Carpintería movida a vapor

f SoMiers de inmejorable calidad f
con sujeción a los siguientes tama¬
ños:

ESPECIALIDAD EN MUEBLES,

PUERTAS Y PERSIANAS

ay* ■

—™" 1

1

| iípel felem

i^

—

w

Calles de Mar y Granvía

?

S O DDEr;- (Mallorca) |

ANCHOS

De 0l60 a
De 071 a a De 0s8í a s De 0‘9Í a
De 1‘01 a
De 1‘11 a
De 1*21 a
£3 De 1*31 a De 1*41 a
§ V Be i‘li á

070 m. 0‘80 m. 0‘80 m. 1‘00 m, rio m, 1*20 m. 1*30 m. 1 *40 m. 1*50 m.
1 *50 m. § piezas

¡¡ IM PORTATI®W EXPORTATIOX

•

MAISON RECOMMANDÉE

||| pour le gros marrón doré ET OHATAIGrNE, noix Marbo

♦

et corne fraiche et séche.

|

EXPÉDITION IMMEDIATE

| Pierre Tomas
% Rué Cayrade DECAZEVILLE (Aveyron)
m

llKIálM AfiSllá it Mí lili
lnüpertatiosi - ®2xp®rtaíIoii
FRUITS FRAIS, secs et primeurs
/Maison principale á MARSEILLE. 92, Cours Julien
Téféph. 15-04—Telégrammes: ABEDE MARSEILLE
Succursale á LAS PALMAS: calle Perojo y calle Canalejas Télégrammes: ABEDÉ LAS PALMAS PARIS
Maison de Commission et d’Expéditions SANANES, FRUITS SECS FRAIS, LÉGUüfSES
8,10 et 14 Rué Berger-Télégrammes: ARBONA-PARIS-Téiéphone: Central 08-85
mmmm mmmmm

dbdbdbdbdbdbcfedbdbclfyltbc^dbdbjbdbdbdbdbKjbrljxfctfcdbijb
«
Société Franco-Espagnole
DE JTRANSIT & DE TRANSBORDEMENTS

David MARCB, ROCARIES & C

AGENTS EN DO GANE

Siége Social ó CERBÉRE (Pyrées-OrientIes)

ife

qp

TÉLEPHONE:

Cerbero N.° 25

Maison A PORT-BOU (Espagne)

TÉLEGRAHMES:

ife

qp TRASBORDO - ERBÉRE
CETTE par H. Mlchel BERNAT TRASBORDO—P0RT-B00

Cette N.° 4.08

Quai Aspirant-Herber, 8

Michel BERNAT-CETTE

¿genis de la Gompagnie Uaritime NAVEGACION S0LLERENSE

qpqpqpqpqpqpqpiqpi^jpqiX^jqpiqpqpxqpqpqrxqpcqpqpqpiqpqpqpqp

SI AISO V

FRUITS FIAIS 8ECN FRIREURS
D’EXPEDITIOH, C09IISI0V,

TRA1SIT

LA MORABITA LLOC

BARTHELEMY

COLL IMPD?RRETc\\TEON

MARQUE DÉPOSÉE

3, JPlace Notre - Dame - JDu - Mont, 3

Marque E3. O. DEPOSEE

TELEFH0NE 57-21

MARSEILLE

TELEGRAMMES: LLOC MARSEILLE

MAISON D’ ACHATS |POUR LES DATTES A TOUQGOURT - ^ALQERIE : : : SPÉCIALITE POUR LES EXPÉDITIONS PAR WAGONS COMPLETS : : :

ARACHIDES, BANANES,

n

“:"oc
Barcelona

CASA COLL CALLEj¡PRINCESA, 33

Teléfono: S. P. 1356

ONA XLIII 2.a EPOCA) NUM. 2120

SABADO 12 DE NOVIEMBRE DE 1927

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR V DIRECTOR PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

EN PRO DE UNA IDEA LAUDABLE

COLABORACIÓN

En una de las páginas agrícolas de nuestro semanario, nuestro muy estimado colaborador D. Jaime Coll Arbona, que ha venido distinguiéndose y especiali¬ zándose desde hace cierto tiempo en las cuestiones económico-agrarias, lan¬ zaba una idea laudabilísima en pro de uno de los problemas planteados en nues¬ tra comarca, que mereció desde el primer momento todas nuestras simpatías. Dicha idea consistía en la agrupación o sindicación de nuestros hortelanos para
la venta mancomunada de sus tomates para evitar los abusos ¿|ue cometen con
ellos algunos negociantes especuladores poco escrupulosos. Esta iniciativa, que parecía haberse perdido en lanada, fué recogida y tra¬
tada últimamente en la conferencia que el señor Ingeniero Jefe del Servicio Agronómico de Baleares, D. Arnesto Mestre, dió hace unas semanas en esta ciudad, con lo cual ha tomado nueva actualidad el tema. Es por este motivo que nos es grato recogerlo y llevarlo hoy a estas columnas para someterlo de nuevo a la consideración pública y contribuir en lo que podamos a su crista¬
lización.
El motivo primordial en que se fundó el Sr. Coll para exponer su idea fué, ante todo, el deseo de que el agricultor sollerense recogiera íntegramente el producto de su trabajo, que hoy va a parar en buena parte a manos de agentes revendedores que se aprovechan de la falta de unión entre los campesinos y de sus pequeñas rivalidades. Para ello, citaba ;el ejemplo de sus compañeros de Bañalbufar que han conseguido, gracias a esta unión una envidiable posición económica y una excelente clase de tomates que tiene gran aceptación en los mercados de esta misma isla y de la Península.
Hay otros motivos igualmente poderosos que aconsejan en todos los casos la unión de cuantos se dedican a obtener unos mismos productos, no sólo para alcanzar un beneficio en la venta inmediata, sino para buscar mejores mercados dónde colocar la producción en condiciones inmejorables y para obtener selec¬ ciones del fruto que cultivan en forma que solos les habría de ser de difícil ob¬
tención.
No importa insistir, creemos, en exponer la conveniencia de las agrupacio¬ nes cooperativas para la equitativa y acertada explotación de cualquier clase de productos, ya sean agrícolas ya industriales. El convencimiento es tan general y su evidencia tan abrumadora, que habría de ser ciego quien no la viera y no reconociera sus múldples beneficios. En la práctica, las entidades de esta natu¬ raleza han venido a confirmar en un todo el favorable concepto que inspiraban a cuantos gustan de estudiar los problemas agrícolas en su doble aspecto social y económico, y buena prueba de ello son las bodegas de Felanitx y Manacor y la almazara de Sóller, tres ejemplos a la vista y al alcance de la mano, como quien dice, que proclaman con la elocuencia de los números el acierto de todo el sistema en que se fundan.
No ya sólo existen agrupaciones cooperativas para la elaboración y venta de aceites y vinos, sino que este sistema se aplica, además, a cuantas otras activi¬ dades se cree pertinente y tan varias como la venta de huevos y el suministro de flúido eléctrico. Con más motivo, por consiguiente, ha de ser factible la creación de una cooperativa para la venta de tomates, y, por ende, de las frutas y legumbres que produce nuestro valle, que hoy se colocan en el mercado de la^ capital y de los puebles del interior en condiciones, no siempre todo lo favora¬ bles que debieran para el agricultor que ha contribuido a su producción, peno¬ samente, con el sudor de su frente.
Porque aquí, como es sabido, el agricultor no se dedica exclusivamente al cultivo de una sola clase de hortaliza, como en otras regiones (Bañalbufar, con sus tomates, la Puebla con sus judías), y por esta circunstancia necesita más que otros la sindicación para poder colocarlas ventajosamente, compitiendo con las demás comarcas que tienen organizado una sola producción de legumbre,'no ssolo en su exportación y venta sino también en su producción en gran escala.
Queremos suponer que los agricultores sollerenses respondiendo al llama¬ miento que se les ha hecho y en bien de sus propios intereses, no echarán en saco roto esta iniciativa que nos ocupa y querrán estudiarla y llevarla a la prác¬ tica en bien de todos. Ellos no necesitarán, como los que han fundado la «Tafo-
na Cooperativa», ni solar, ni edificio, ni maquinaria que les obligue a grandes desembolsos. Sin dispendio alguno pueden fácilmente conseguir el fin propues¬ to, porque lo único que falta es la suficiente unión para que la idea halle entre ellos el calor.necesario para germinar. El «Sindicato Agrícola» les llama con los brazos abiertos para que se constituyan en su seno en sección independiente que ellos mismos regirían y administrarían, porque el resultado sería el mayor incremento de una de las distintas variedades agrícolas que en conjunto defien¬ de y favorece el mencionado Sindicato. En su provecho está, pues, el atender aquella petición, y después de haber examinado los beneficios que a los olivare¬ ros de esta población habrá producido la instalación de la Tafona, y a los vini¬ cultores de levante los Cellers de Felanitx y Manacor, y a los payeses de Ba¬ ñalbufar su sindicación para la venta y exportación de los tomates, no querrán ser píenos que todos estos elementos mencionados, y al igual que ellos, tomando ejemplo del que más sabe, se agruparán en haz fraterno para obtener de la tie¬ rra madre y venderlos luego en las condiciones más favorables, los frutos que ella les conceda,

Divulgaciones sanitarias

Algunas consideraciones a propósito de las infecciones tíficas

Este año, como en años anteriores,
después de los primeros chubascos, han aparecido las fiebres infecciosas de ori¬ gen intestinal que han preocupado al vecindario de ordinario poco atento a
los asuntos sanitarios.
Lo que de momento puede hacerse en bien de la salud pública queda hecho. Se han publicado, para ilustración de los vecinos en general, las indicaciones conducentes a evitar la propagación de estas enfermedades y se ha puesto en práctica la vacunación contra las mis¬ mas, dando para ello facilidades al ve¬ cindario; y es de esperar que todas, ab¬ solutamente todas las personas que tie¬
nen relación con los enfermos, se vacu¬
nen, con cuyas medidas es de esperar que cedan las invasiones.
Cubiertas, pues, las indicaciones de momento, voy a ocuparme de las medi¬ das de carácter general que convendría tomar para evitar la repetición anual de estas dolencias, medidas que son del dominio de la Higiene pública y que in¬
teresan, no sólo al individuo, sino a las autoridades y al público en general, que debe prestar atención a estos asuntos y debe coadyuvar, aún a costa de peque¬ ños sacrificios, a la implantación de me¬ didas conducentes al saneamiento de la
población, pues sin la ayuda y coopera¬ ción del vecindario se hará muy difícil
el tener verdadera sanidad.
Es preciso repetir una y otra vez que hay un cierto número de enfermedades, entre las que se encuentran precisamen¬ te estas infecciones de que tratamos, que pueden desaparecer de las poblacio¬
nes con un buen sistema de saneamien¬
to de las mismas que por eso se las ha llamado evitables. Contraen, pues, una grave responsabilidad las autoridades y el público en general si no atienden pri¬ mero y principalmente a implantar las reformas convenientes a este objeto, con lo que se evitarían los dispendios y mo¬ lestias que suponen los enfermos en una casa, y, lo que es más sensible, la pérdida de seres queridos que se hu¬ bieran podido evitar.
Veamos, pues, lo que convendría ha¬ cer. Mas, para orientarnos mejor, exa¬ minemos someramente cómo se'produ¬ cen y propagan estas afecciones. La causa de ellas es un micro-organismo, ün microbio, cuyo nombre no hace aho¬ ra al caso, que entra por la boca con los alimentos o bebidas o con cualquier objeí© contaminado que se lleve a los labios; se desarrolla en el tubo intesti¬ nal y cargadas de él salen las deyeccio¬ nes, que son lasque principalmente las propagan aún después de curado el
enfermo.
De aquí resulta que esta enfermedad se puede adquirir: por contacto con el
enfermo, por alimentos sin previa coc¬ ción, por bebidas, especialmente la le¬ che y de un modo principal por el agua. Está demostrado que la causa principal de las epidemias tíficas que han pade¬ cido las poblaciones, se debe a la con¬ taminación de las aguas de abasteci¬ miento público, y por lo que se refiere a nuestra población la experiencia con¬ firma lo mismo. En la epidemia qúe es¬ tos años pasados se desarrolló en la Huerta, los análisis practicados demos¬

traron qúe al agua de los pozos de que se surtían aquellos vecinos, estaba con¬ taminada; y actualmente el análisis del agua del pozo de que se surtían los ve¬
cinos de la calle de Ramón Lull ha de¬
mostrado ser nociva. Y aunque por el análisis el agua de este pozo hubiera resultado indemne ¿qué significa que en el espacio de dos días hayan enfer¬
mado de la misma afección diez o doce
individuos de una pequeña calle? Siendo pues, el agua un factor tan importante en el desarrollo del tifus, conviene nos
detengamos un poco en el estudio de las
condiciones de la misma.
Tiempo atrás parecía cosa fácil de¬ terminar la bondad de una agua cual¬ quiera. Para adquirir este concepto bas¬ taba que fuera límpida, que no tuviera olor ni sabor, que disolviera bien el ja¬
bón y cociera bien las legumbres. Con
estas circunstancias, que podían apre¬
ciar hasta nuestras cocineras, se decla¬
raba el agua potable. Mas vino Pasteur
con sus descubrimientos portentosos,
se averiguó que muchas enfermedades eran debidas a seres pequeñísimos que sólo el microscopio podía descubrir y
la Medicina entró en úna fase nueva y se creó un nuevo tratado: la microbiolo¬
gía. Examinada el agua a la luz de estas nuevas ideas, se ha visto que podía con¬ tener multitud de estos gérmenes mi¬ croscópicos, y por tanto que a! mismo tiempo que servía para apagar la sed, podía ser causa de contraer graves en¬ fermedades y en las poblaciones un modo rápido de propagar una epidemia.
No basta, pues, que el agua sea agra¬ dable ai paladar y aparentemente buena: es necesario, además, que no esté con¬ taminada ni pueda fácilmente contami¬ narse, y como rio es posible hacer cons¬ tantemente un análisis de la misma hoy en día para el abastecimiento de las po¬ blaciones, se atiende principalmente, cuando es posible a tomar el agua de sitios donde no se pueda contaminar fácilmente y a que su conducción esté también exenta de posibles contamina¬
ciones.
¿Cómo está bajo este punto de vista nuestra población?
Sóller cuenta con un caudal abundan¬
te de agua; gran parte del agua de llu¬ via absorbida por los montes que la cir¬ cundan, no queda retenida en el interior de los mismos, sino que, pasando a tra¬ vés de huecos y grietas, desciende hasta el subsuelo de la población, formando una extensa capa o sábana que atravie¬ sa luego la parte de la Huerta para ir a desembocar en el mar. Esta agua, de que se alimentan los múltiples pozos de la población y sus afueras, debe ser mirada siempre como sospechosa. El agua está a poca profundidad y los te¬ rrenos del suelo son poco filtrantes y muy permeables en muchos sitios, y por tanto se ponen fácilmente en con¬ tacto con el agua, los detritos de la su¬ perficie y de las primeras capas infec¬ tadas en muchos puntos por materias procedentes de letrinas, estercoleros, pocilgas, etc.
A estas causas generales de infección del terreno y posible contaminación de las aguas de nuestros pozos, hay que añadir otro muy importante: el defec-

SOLLER

ooso alcantarillado. Este, qüe cons¬
truido convenientemente y desembocan¬
do en sitio adecuado, sería ün factor importantísimo para el saneamiento de la población, tal como está construido
y sigue construyéndose, es un motivo más y grave de infección del subsuelo. La permeabilidad del mismo se ha de¬ mostrado ostensiblemente en múltiples
ocasiones: la falta de declives conve¬
nientes hace qüe se estanquen en algu¬ nos de sus tramos los detritus, forman do una capa pestilente; y si esto no fue¬
ra bastante, la circunstancia de desem bocar dentro de la población, en el cau¬ ce de los torrentes, convierten a éstos ■en verdaderos estercoleros, que ame¬ nazan constantemente la pureza de las
. aguas de la Huerta, que ya se han visto
contaminadas en ocasiones, incluso la
Viilalonga, que se tenía como agua in¬
mejorable. Continuando en el estudio de las con¬
diciones de las aguas que usa este ve¬ cindario, debemos mencionar dos ma¬
nantiales caudalosos: la fuente de
6’ Olla y la de S' Uyet cuyas aguas son de buena calidad y que si se cap¬ taran en su origen y fueran conducidas por una tubería apropiada serían exce¬ lentes; pero estos manantiales, que mue¬ ven varios molinos, sirven en algunos puntos de lavaderos y se emplean por fin sus aguas para el riego de los cam¬ pos, pasan por la población por medio de acequias descubiertas, que los veci¬ nos aprovechan para echar toda clase de desperdicios, convirtiéndolas en ver¬
daderas cloacas. Parte del vecindario
se aprovecha de estas aguas, pero creo inútil advertir el riesgo que hay en ello.
Queda por examinar el agua de cis¬ terna, que se va generalizando. No ca¬ be duda q»ue esta agua puede ser buena; pero es a condición de que al recogerla de los tejados éstos estén limpios y que los depósitos sean completamente impermeables y estén bien cerrados. No se debe tener, a pesar de eso, una confianza absoluta en la pureza de esta agua, pues son ya varios los depósitos que, por mala construcción o por otras circunstancias, se han visto contami¬
nados.
Resumiendo podemos decir qüe el modo adecuado y eficaz de evitar la repetición de infecciones como la que actualmente padecemos, sería disponer
de un buen abastecimiento de agua, y ün adecuado alcantarillado. Mientras
esto llega—y a juzgar por los síntomas, hay para rato,—lo prudente es, mientras duren las presentes circunstancias, be¬ ber el agua hervida.
Y por lo que se refiere al alcantarilla¬ do, mientras no se tenga confeccionado ün plan adecuado, cosa que no veo tampoco muy cerca, me atengo a lo acordado últimamente por la Junta Mu¬ nicipal de Sanidad, que aconeeja no se construya por ahora ni un palmo más de alcantarillado y se obligue a los ve¬ cinos a construir fosas fijas o tanques sépticos o pozos Mouras completamen¬ te impermeables, adquiriendo para el
vaciamiento de los mismos aparatos adecuados para la extracción por el va¬
cío.
He dejado intencionadamente de ocu¬ parme de las fuentes públicas porque es asunto importante que trataré en otro
artículo.
Juan Marqués Frontera,
LOS ENEMIGOS Y LOS AMIGOS
DE LAS PLANTAS
Cuanto más se interna en la frondosa
selva de la «entomolegia aplicada», más sorpresas y más satisfacciones nos es¬ peran. Ayer vimos ün insecto fitófago y So midamos sin importancia; este insec¬ to, gracias a su gran proliferación ha llegado a ser hoy el más perjudicial de nuestros cultivos. Al averiguar el por qué de su enorme proliferación, descu¬ brimos qüe los enemigos que le comba¬ tían, y por ende frenaban su desarrollo,

LUNES, 14-APERTURA
GARAGE "LOSADA,, (antes Alfonso XIII)
Reparación, custodia y limpieza de Automóviles* Carga, reparación y conservación de Acumuladores
Calle Reina Esclaramunda (junto Plaza Toros) PAUMA

este año no existen. ¿Cuántas plantas
hubieran dejado de existir si sus enemi¬ gos no los hubieran tenido muy nume¬ rosos? Cuantos insectos quedan redu¬ cidos a la más mínima proporción nu¬ mérica, por el enorme desarrollo de sus contrarios, y cuantos son plaga en un sitio, mientras dejan de serlo en otro,
debido únicamente a la existencia de
sus parásitos.
En ciertas regiones del norte de Afri¬ ca, la mosca del olivo no puede prospe¬ rar por el desarrollo de sus parásitos el «Opius concolor» y «Eülophus longü lus», y aun en ciertas partes cuando in¬ crementa uno de estos dos himenópteros, deja de hacerlo el otro.
En estas líneas hablaremos de unas
interesantes observaciones que hicimos en unas pitas el año pasado en el campo de Tarragona, parasitadas por «Aspidio-
tüs hedorae». Esta cochinilla es de las
más perjudiciales a los cultivos, parási¬ ta a varios árboles: algarrobos, olivos, naranjos, palmeras, limoneros, etc.
Las observaciones que hicimos en la pita pueden referirse igualmente en el olivo y algarrobo como a los otros ár¬ boles parasitados por dicha cochinilla. Diariamente visitábamos dos grupos de pitas igualmente infectadas por «Aspidiotus». Los dos grupos estaban al pro pió tiempo defendidos por «Exhochomus 2-pustulatüs», o sea una «marieta de Nostre Senyor», que es útil en estado larvario y en el de insecto perfecto al agricultor, por devorar una gran canti¬ dad de hijuelos de la cochinilla «Aspidiotus» y de otras igualmente perjudi¬
ciales a los cultivos.
En nuestras visitas diarias observa¬
mos que en un grupo las «marietas» iban escaseando, mientras que en el otro continuaban prosperando y dismi¬ nuía la cochinilla. Nuestras sospechas fueron, y tendieron a averiguarlo, si las
«marietas» estarían también combatidas
por otros insectos o si padecerían algu¬ na enfermedad bacteriana; para averi¬ guar la certeza de nuestras presuncio¬ nes procedimos de la manera siguiente: de las pitas que desaparecían las «ma¬ rietas» cogimos hojas infectadas por la cochinilla y al mismo tiempo tuvieran larvas de las «marietas» y las pusimos en un tubo de vidrio, tapándolo con al¬ godón hidrófilo.
En otro tubo procedimos de la misma manera, pero con hojas del grupo de pitas donde las «marietas* iban prospe¬ rando y «Aspidiotus» desaparecía.
Pasados unos 20 días, las «marietas» en este tubo prosperaban y los «Aspi¬ diotus» estaban secos, sin que pudiera
observarse nada más. Pasaba en este
tubo lo mismo que en la pita, trincaba el amigo del agricultor, triunfaban las
«marietas» devorando la cochinilla.
En el primer tubo observamos por entre el algodón que servia de tapón, unos diminutos himenópíeros, apenas visibles a simple vista, conocidos por los entomólogos por «Homolotylüs flaminus», uno de los pocos encirtidos contrarios a la agricultura, por ser pa¬ rásito de los coccinélidos, que la mayo¬ ría son útiles a la Agricultura. En este primer tubo no puede triunfar el insecto útil, en este tubo el contrario prospera
porque el insecto útil es combatido por
otro insecto. Pasa en este tubo lo mismo
que pasa en el grupo de las pitas obser¬ vadas: el encirtido «Homolotylüs flaminus» hace sus puestas dentro del cuerpo
de las larvas de las «marietas» que nos

defienden del «Aspidiotus», y antes qüe estas larvas lleguen a su completo de¬ sarrollo, «Homolotylüs», que vive en su cuerpo, las mata para desarrollarse del todo y así parasitar nuevos insectos.
Eh el tubo pasa lo mismo que en la naturaleza; la cochinilla «Aspidiotus» vive parasitando la pita, con sus pica¬ das la savia sale de sus corrientes y la planta se debilita, pero «Chilocorüs», comiendo las pequeñas hijuelas de «Aspidioíús» defiende la pita, mas «Homolotylus», parasitando a «Chilocorüs», éste no puede defender a la pita de las picadas de «Aspidiotus*, o sea la cochi¬ nilla, y la pita sucumbe.
Estas relaciones de los insectos ex¬
plican por qué una enfermedad qüe mu¬ chas veces comienza con gran intensi¬ dad, desaparece sin que de momento sepamos explicarnos el por qué.
Por esto decíamos al principio, que cuanto más se profundiza en los estu¬ dios de «entomología aplicada», más sorpresas y más satisfacciones nos espe¬ ran. Por esto es muy fácil equivocarse al pretender hacer calendarios referentes a la intensidad de una plaga producida por un insecto. No depende esta sola¬ mente del insecto fitófago, sino del des¬ arrollo mayor o menor de los enemi¬ gos de este insecto y aun de la existen¬ cia de los parásitos de insecto útil, o sea de los parásitos secundarios, como los llaman los entomólogos. Y la exis¬ tencia de los parásitos primarios, en nuestro caso de las «marietas», y aun la existencia de los parásitos secundarios, en nuestro caso «Homolotilus», depende
de la coexistencia de otros insectos. En
la naturaleza todo se relaciona, todo es¬ tá subordinado y dirigido de tal manera qüe, para que exista el equilibrio, son necesarias varias ruedas, faltando una de ellas en ciertas órdenes, el equilibrio desaparece.
Recordamos qüe en 1919 apareció en los avellanos de un término municipal del campo de Tarragona, una mariposa cuya larva de mayo a junio devoraba las tiernas hojas y brotes del avellano;
los tratamientos insecticidas que se usa¬
ron, no llegaron a extinguir la plaga. Al año siguiente, desconfiados de los tra¬ tamientos que habían empleado el año an¬ terior, ni quisieron emplearlos propieta¬ rios de aquel término municipal ningún
sistema de lucha contra la larva de aque¬
lla mariposa, y cual no sería su sorpresa agradable, al ver que la infección, que
había comenzado con el m:smo incre¬
mento qué el año anterior, iba desapariciendo de una manera rápida, que fun¬
dadamente creían salvados sus avella¬
nos.
Al pretender averiguar el motivo de aquella infección, obtuvimos unas mos¬ cas y unas himenópteros qüe, por sü
enorme desarrollo, habían frenado y reducido a tales límiteslaslarvas de aque¬
llos avellanos, que la mayor parte de ellas no llegaron a crisalidar, y las qüe
lo hicieron llevaban en su entraña el
parásito destructor. Mientras tales mos¬ cas y los himenópteros no estén frena¬ dos por otros enemigos, éstos siempre tendrán a raya a las larvas de aquella mariposa que tan enormemente prospe¬ ró en 1919, en Casíellvel!.
Si las condiciones del medio trófico y del medio ambiente favorecen a los in¬
sectos auxiliares, éstos bastan para fre¬ nar el desarrollo de una plaga.
Juan Aouiló y Garsot

CUARENTA AÑOá ATENAS
12 Noviembre de 1887
El domimgo último fueron cogidos infraganti por el señor Alcalde varios jóvenes que en las afueras de la población se entretenían inocentemente con una baraja. Parece que, al acercarse al grupo el Sr. Serra, huyéron¬ los muchachos dejando baraja y dinero; no obstante, fué cogido uno y éste descubrió a los demás, quienes fueron llamados a la Casa Consistorial y se les impuso la correspondien¬
te multa.
La' Excma. Diputación Provincial en la última sesión que ha celebrado acordó, entre otras cosas, conceder 500 pesetas al Ayunta¬ miento de este pueblo con cargo al crédito de calamidades públicas, y 400 con cargo al cré¬ dito de carreteras. Por lo que se ve, no es in¬ sensible dicha corporación al ruego que se le hace, estando éste basado en la razón y la jus¬
ticia.
Después de haber pasado los meses del fini¬ do verano en este su pueblo natal el eximio historiador de Sóller D. José Pulían, Presbí¬ tero, marchó el jueves de esta semana al de Establiments, en el que tiene su residencia durante la época del frío.
Se ha dado ya principio este año al embar¬ que de la naranja verde, por cuyo motivo se ha iniciado también la emigración temporal de los que a su venta se dedican en la vecina nación. Los precios de dicho fruto, que al¬ canzaron al principio a 8’75 pesetas carga, han sufrido la baja de costumbre, vendiéndose actualmente a 7i50 pesetas.
La recaudación por Consumos en los dife¬ rentes fielatos de esta población durante los días comprendidos entre el 22 de Octubre y 11 del actual, inclusives, ha importado la suma de 5.493‘44 pesetas.
El movimiento de buques en este puerto du¬ rante la semana que fine hoy ha sido de cua¬ tro embarcaciones fondeadas y ocho despacha¬ das, de éstas cuatro para distintos puertos de Francia con cargamento de naranjas y cajo¬ nes de higos.
Un comerciante de esta localidad al mar¬
char á Francia llevóse una pequeña cantidad de manzanas con el objeto de probar si obten¬ dría buena acogida este fruto, a pesar de ha¬ berlo en gran abundancia en aquel mercado, y, según parece, el resultado ha sido satisfac¬ torio. No sólo vendió aquéllas, sino que ha pedido se le mandaran más, una cantidad bas¬ tante respetable, lo que prueba que el ensayo ha sido muy favorable. Si otros siguen el ejemplo de este comet ciante, es probable que en los años venideros alcance dicho fruto un pre¬
cio más elevado todavía del de las 3’75 pese¬
tas carga a que se vende hoy. En la sesión ordinaria que celebró el Ayun¬
tamiento el día 10 del actual, se ocupó espe¬ cialmente del Cementerio, y acordó elevar
al Excmo. señor Gobernador civil de la pro¬
vincia el proyecto de ensanche de dicho cemen¬ terio para poder continuar las obras empren¬ didas en el mismo; que los propietarios de se¬ pulturas que no tengan puesto el número co¬ rrespondiente, procedan desde luego a verifi¬ carlo, debiendo ser dicho número inteligible e indeleble, a fin de evitar confusiones; y que no pueda enterrarse cadáver alguno en sepultura cuyo dueño no haya antes presentado el título de propiedad.
Mateo Palmer Palmer
Rey Sancho, 29 PALMA DE MALLORCA (Baleares)
COMPRA VENTA A COMISION DE
ACEITES DE OLIVA, HARINAS Y
CEREALES

H- SOLLER

ni»

PAGINA CINEMATOGRAFICA

mr

¡mención, innovación, vocación

cinematografía decadente o decadentis¬ ta a la que alardea de traernos una ra¬
dical transformación del todo innecesa¬

Acaba de cumplir sus treinta años el invento del cinematógrafo. No el inven¬ to propiamente, que no hay ninguno

ria en un arte nuevo: a la película de tesis, a la película abstracta (¡...!), al caligarismo y a su falsificación francesa,
más detestable aún. Admiramos mucho

que no sea hijo de mil intentos y otros el malabarismo de las ideas de Pirandei-

tantos fracasos, pero si en sü realiza¬ ción plena, su primera prueba ante el público que, realizada por los hermanos Lumiére, tuvo efecto en el café de la

.

Io expresadas sobre el «antigua» farsa, porque mente, el fruto de esa

tablado de la son, precisa¬ «antigüedad»,

Paix, de París, el 28 de- diciembre de pero no imaginamos cómo ni por qué

1895. Esto es lo que rezará la placa con¬

puede llevarse a la pantalla lo que nos ha sido enunciado ya. Bien es verdad

memorativa que el Ayuntamiento de Pa¬
rís va a colocar en dicho café.

que también se anuncia a Dostoiewski en el cine, cuando aún está en el recuer¬

El «Paramoünt Magazine», de Norte¬ do de todos el fracaso de Los hermanos

américa, remonta a un año antes la in¬ vención y nos cuenta cómo el 9 de oc¬ tubre de 1894, el doctor Black, hoy co¬ nocido novelista y entonces entusiasta del arte cinematográfico, presentó (con fracaso rotundo) a ¡os artistas William
Coürtenay y Blanca Bayliss en una se¬ sión de «moving síereopíicon», en que ya se dió al público una intriga de amor, periodismo y negocios, cuyo argumento iba relatando el propio doctor Black
desde detrás de la pantalla y que se titulaba Miss Jerry. Este dafo, segura¬ mente ignorado durante largo tiempo en Francia, ya que no se le dió, en mo¬ do alguno, categoría de acontecimiento y, por lo tanto, no habló de él la prensa, no quita un ápice de su gloria a los her¬
manos Lumiére. Los maliciosos siste¬
máticos pueden ahorrarse el, para ellos gratísimo, trabajo de escudriñar ante¬ cedentes, comprobar fechas y apuntar suspicacias. Porque había llegado su momento, porque flotaba en el aire la chispa del invento brotó en dos lugares, entre sí bien apartados a la vez.
Los antecedentes—la vacilante y fe¬ cunda chispa originaria — no son ya ningún secreto, Se remontan a otros treinta años más atrás. En 1864, Ducos
du Harón obtenía en la Escuela de Artes
y Oficios de París la patente de un «apa¬ rato destinado a reproducir fotográfica¬ mente cualquier . escena con todas las transformaciones que experimente du¬ rante un tiempo determinado*. Diez años más tarde, jaüssen construye un revólver fotográfico «con el que podía tomar sobre una sola placa varias imᬠgenes sucesivas de un solo movimien¬ to». Este aparato se perfecciona merced

Karamazoff como obra teatral. Por¬ que el cerebralismo, la abstracción, las ideas, hallan su expresión y su lugar adecuado en el libro: en el teatro, y aún más en el cinematógrafo, son la pasión, el sentimiento, ¡la vida!, los que han de palpitar.
* **
Nada, en la naturaleza, niíel espíritu, procede a saltos. Nada permanece in¬ móvil tampoco. Por ello, entre la inmo¬ vilidad absoluta y la innovación rotun¬ da, hay un camino seguro, una pendien¬ te suave, que es la evolución. El cinema¬ tógrafo no precisa aún de revoluciones; sí de evolución, y cuanto más lenta, más concienzuda sea ésta, mejor. Si el ca¬ mino es largo, en él irá deslizándose de cuanto le estorba para llegar a la sere¬ nidad, a la plenitud, a la madurez. ¿Có¬ mo los que quieren revolucionar la ci¬ nematografía, substituyendo—con bas¬ tante inocencia, por cierto—la natura¬ leza por los decorados caligáricos más detonantes y absurdos, no ven, por ejemplo, el desacuerdo que existe entre esto y esos interminables y pretensiosos epígrafes, de que precisamente suele estar pródigamente dotada esa clase de producción? Porque la mayor edad del arte cinematográfico habrá llegado, pre¬ cisamente, el día en que pueda atenerse sólo a sus propios medios, y para se¬ guir la acción de un film resultan inne¬ cesarios los lemas, títulos o epígrafes, como hoy nos lo sería el relato del ar¬ gumento que, en el año 1897, hacía de¬ trás de la pantalla el precursor doctor
Black.
F. C.

al esfuerzo de Marey, quien en 1890

logra fotografiar los diversos movimien¬ to del vuelo de los pájaros, utilizando

HADA91E

LTCT

pirata de los dientes blancos El ya la película perforada, que, a su vez,
era invención de Reynaüd. También se

atribuyen los inventos de Marey a su colaborador y amigo Demeny, Toda esta primera «chispa» resulta algo con¬ fusa y, sin embargo, es sólo de ayer.

Dos chistosísimas comedias «Pro-Dis-Co»
dnT1wS=m=Ízo5!

Es de ayer. Sólo de ayer. Y si se tie¬ ne en cuenta que todo esto pasaba en el secreto de los laboratorios, que sólo trascendían al público—a un escasísimo público— tentativas aisladas y poco fe¬ lices, y que la pantalla no fué conside¬ rada espectáculo artístico hasta muchos años después, no resultará aventurado asegurar que el arte cinematográfico es de hoy.
Y he aquí que siendo de hoy, esto es, no habiendo podido aún llegar— por muy «cinematográfica» que sea la ve¬ locidad que le impulse—a la madurez, a la plenitud, se intenta proceder con él a saltos de cíclope, y en trayectoria por ningún arte seguido, se intenta lle¬ varle por los peligrosos y excéntricos caminos de la decadencia (o decaden¬ tismo, lo que expresa mejor cuanto al arte que de decadente presume se refie¬ re) antes de haber alcanzado la serena
razón.
Y para que esto no parezca en exceso vago a las buenas gentes que, como aquel célebre maestro de Una obra de
Dickens, piden, ante todo, «¡hechos!, ¡hechos!», diremos que consideramos

El cinematógrafo, de año en añodesde 1895—ha ido progresando con¬ siderablemente. En Madrid existen mul¬
titud de salas dedicadas a ese arte, al
séptimo arte. Algunas de ellas son real¬ mente cómodas, espaciosas, elegantes.
En cambio, en muchos teatros, la inco¬ modidad para el espectador se está sintiendo desde el momento en que el espectador se sienta en su butaca. El teatro español, después del florecimien¬ to de los últimos treinta años, se ha estacionado. El cinematógrafo continúa
progresando. La fórmula dramática que
ha servido durante esos treinta años
se halla agotada. En la psicología hu¬ mana—yen el arte, consecuentemente—, las investigaciones científicas han ido modernamente explorando todo Un vas¬ to y, misterioso mundo. El mundo de
lo subconsciente se nos va revelando
de un modo prodigioso. Trasladado al arte ese mundo, son imágenes nuevas, estados novísimos de espíritu, sensa¬ ciones peregrinas, lo que tal mundo representa. Naturalmente, con tan vasta aportación, el campo del arte se ensan¬ cha sobremanera. El cinematógrafo, arte joven, rápido en sus medios, de

TeATRO “DeFENSORA SOLLERENSE.,

SABADO Y DOMINGO PROXIMOS DIAS 19 y 20 Estreno de la impresionante y realística película
LA CRUZ DE

LA

HUMANIDAD
Película recomendada a todas las mujeres del mundo
¡Un film que causará sensación!

una sensibilidad exquisita, después de apoderarse del mundo de las imágenes exteriores—primera etapa del séptimo arte- se ha apoderado también de las

imágenes del mundo de la subconscien¬ cia. Las películas que se han hecho so¬ bre esos temas, aprovechando esos
elementos, son bellísimas. El cinemató¬

grafo puede, pues, hoy disponer de
efectos, de recursos artísticos, de me¬

dios de expresión a que no alcanza el
arte teatral. Y no alcanza, en parte por¬
que, al menos en España, la literatura dramática se niega a dar entrada en la escena a tales recursos y tales efectos. En otras partes, en Francia, en Italia, en Rusia, el mundo déla subconscien¬

cia está enriqueciendo, renovando el
teatro. Los elementos tradicionalistas,

en España, ponen su veto, de modo formal, categórico, decidido, a tal irrup¬
ción de elementos nuevos en el arte

teatral.

(De Azorin, en «A. B. C.»)

í- as:

-sr-

EL JURAMENTO
DE LAGARDEftE

Serie de la misma época y del mismo éxito de «Los tres mosqueteros»
*t «ISrV—8 Sí?— '45--•£.

LOS GRANDES FILMS DE ACTUALIDAD

CURRITO DE LA CRUZ

y la gloria volvieron a sonreír a quien tan
bien sabia amar.
Técnica. En esta película se ha sabido llevar a la pantalla, con la veracidad y el respeto que se debe a la tierra andaluza, toda el alma que palpita en esta santa tie¬ rra, con sus alegrías, su sol de fuego, sus flores, sus pasos de Semana Santa y sus mujeres. Todo esto ha sido reproducido en la película de un moda magistral y con el gran acierto que en todas sus obras ha demostrado siempre el ilustre escritor Don A. Pérez Lugin, que ha sabido penetrar y comprender toda le poesía y encanto que encierra Sevilla, para ofrecerla al público, poniendo en ello todo el empeño de su al¬ ma de exquisito poeta y de artista.
Interpretación. El nombre de cuantos artistas toman parte en ella son por sí solo verdaderos prestigios de la escena hablada, y su labor en esta obra, no desmerece en nada a la fama de que gozan, sino que, muy al contrario, la cimentan y se acreditan ade¬
más como verdaderos artistas que poseen
eminentes cualidades para la escena muda.
Fotografía. Los jardines andaluces, sus hermosos paisajes, sus monumentos, la Se¬ mana Santa y cuanto típico y bello encie¬ rra esta hermosa ciudad, han sido impresio¬
nados con una* extraordinaria maestría, ofreciendo cuadros maravillosos, a cuya
vista parece respirarse todo el ambiente perfumado de la alegre Andalucía.

Marca:

Troya-Film

Programa: Troya-Film

Metros:

2.900

Director:

A. Pérez Lugiw

Intérpretes: ANA ADAMUZ, ROME¬ RO, Sres. GONZALEZ,
TORDESILLAS y CALVO

Cine en que
se proyecta: TEATRO VICTORIA

Asunto. Abandonado por sus padres a la Inclusa, Currito de la Cruz, creció sin tener cerca de él una persona a quien con¬ fiar toda la ternura que inundaba su noble corazón, hasta que conoció a Rocío, la hija
del célebre matador de toros Carmona.
Desde entonces, Currito cifró toda su vida en poder llegar a ser dueño de aquél tesoro y para conseguirlo decidió seguir la misma carrera que su padre y conquis¬
tarse un nombre en el difícil arte del
toreo.
Cuando la fama y la gloria rodeaba ya su nombre y cuando más cerca le parecía estar del corazón de Rocío, ella, que ama¬ ba a un canalla, huyó con él, dejando a Currito sumido en el más profundo dolor.
Pasaron dos años y el nombre de Currito de la Cruz, que vivía solamente para el recuerdo de su amada, no se oía por parte
alguna y gracias a la caridad de buena mu¬ jer podía ir tirando de su dolor. Pero el
seductor de Rocío hizo con ella lo que con
todas, abandonarla, y la pobre, muerta de hambre recurrió al único hombre que de verdad sabía la quería. Y nuevamente Cu¬ rrito, por el cariño de aquella mujer, supo ofrecer, con temerario arrojo, su vida a las astas de los toros, y el amor, la fortuua

¿Quiere Vd. hacerme su esposa?

Marca:

Encoré Pictures

Concesionaria: Principe Films Sdad.

Lda.

Metros:

1.800

Intérpretes:

ALICE JOYCE, VIRGI¬
NIA LEE PARRY y

Me. GREGOR.

Cine en que se TEATRO DEFENSO-

proyecta:

RA SOLLERENSE.

Asunto: En el hogar de Felisa, joven viuda, digna y enamorada de Laurencio,
causa una gran perturbación el regreso de su hija Rosaura, educada frívolamente, has¬ ta el extremo de comprometer el honor y la
felicidad de su madre, al acudir ésta a una
cita de Rosaura, en la que, para salvar el buen nombre de su hija, tiene que sacrifi¬ car su buena reputación. Pero nc tarda Laurencio en comprender el sublime sa¬ crificio de Felisa y, evitando el escándalo, una aurora de felicidad brilla para los dos amantes, a la vez que Rosaura promete
rectificar su conducta.
Crítica: Por su asunto comprenderá el lector que se trata de una comedia pura¬
mente americana de estilo moderno. Tiene
esta película en su favor la buena presen¬ tación con qué está hecha, varias escenas de gran sentimentalidad y la magnífica in¬ terpretación de sus personajes, sobresa¬ liendo entre todos, la elegante figura de Alice Joyce, que realiza una magnífica
creación.

6

SOLLER

En el Ayuntamiento
Sesi<5n d© la Comisión Permanente
del día 9 de Noviembre de 1927
LA SESIÓN
La presidió el señor Alcalde, D, Miguel Casasnovas, y a la misma asistieron el se¬ ñor Primer Teniente D. Bartolomé Sampol Colom y los señores suplentes D. José Morel! y D. Bartolomé Arbona.
ORDEN DEL CIA
Fué leída y aprobada el acta de la sesión
anterior.
Se acordó satisfacer: A la sociedad «El
Gas», 13’87 ptas. por el flúido eléctrico suministrado, durante el verano último; para el alumbrado del edificio de Santa
Catalina, del Puerto, donde estuvo insta¬ lada la Colonia escolar provincial de niños. A D. José Socías, Capataz de la brigada municipal de obras, 135877 ptas. por los
jornales y materiales invertidos, durante el mes de Septiembre último, en obras realizadas por administración municipal. A D. Bernardo Castañer, 48’15 ptas. por unos viajes efectuados en auto al Puerto de esta ciudad para acompañar al señor Ingeniero Sub-director de Obras del Puerto de Barcelona. A D. Jerónimo Estades, 1770 ptas. por 13 sacos cemento suministrados, durante el mes de Octubre último, para varias obras realizadas por administración municipal. A D. Andrés Arbona, 475 ptas. por diversos gastos suplidos por cuenta de este Ayuntamiento,
durante el mes de Octubre último.
Después de la lectura de los respectivos informes emitidos por el Capataz de la brigada municipal de Obras, se acordó dar de baja del Padrón general de arbitrios municipales a los siguientes vecinos:
A D. Juan Morro Busquéis, propietario de la casa n.° 21 de la calle de San Pedro, por el concepto de pozo negro, por no existir ninguno en la citada casa.
AD.a Margarita Payeras Muntaner, pro¬ pietaria de la casa n.°48de la calle de Isabel II, por el concepto de pozo negro, por tenerlo impermeabilizado.
A D. José Joy, propietario de la casa nú¬ mero 135 de la calle de la Luna, por el concepto de pozo negro, con motivo de estar temporalmente cerrada dicha casa.
AD. Sebastián Sbert Cafíellas, propieta¬ rio de la casa n.° 7 de la Plaza de Antonio
Maura, por el concepto de pozo negro, por no existir ninguna en la misma, debiendo empero tributar en concepto de acometida
a la alcantarilla.
A D.a Catalina Pastor Mayol, propieta¬ ria de la casa n.° 12 de la calle de Ozonas, por el concepto de pozo negro, por no existir en dicha casa ninguno.
Previa la lectura de las correspondien¬
tes instancias, se acordó conceder los si¬
guientes permisos: A D. José Morell Colom, como encar¬
gado de D. Bartolomé Castañer Ripoll, para enlucir la fachada lateral de la casa
n.° 64 de la calle de la‘Victoria, modificar las puertas persianas de una de las ven¬ tanas, abrir un portillo en la pared de un
huerto contiguo a dicha casa para colocar una verja de hierro y construir una balus-
trada de cemento armado.
A D. Gabriel Pascual Bisquerra, como encargado de D. Jaime Muntaner, para reparar el alero del tejado de la casa «i.° 4 de la calle de Balitx, colocar una canal con tubo de bajada y conducir las aguas sucias y pluviales de dicha casa a la alcantarilla pública.
Al mismo D. Gabriel Pascual Bisquerra, como encargado de D.a Catalina Soler Pastor, para enlucir la fachada de la casa n.° 150 de la manzana 42,-colocar una canal en el tejado de la misma con tubo de bajada y modificar las puertas persianas
de una de las ventanas de la casa de re¬
ferencia.
A D. Martín Cifre Orell, como encar¬ gado de D. Antonio Vicens, para reparar pequeños desperfectos existentes en la
entrada de la casa n.° 68 de la calle de
Santa Catalina, de la barriada del Puerto.
Se enteró la Comisión del informe emi¬
tido por el señor Director del Laboratorio Municipal de Palma, referente al examen químico-bacteriológico practicado del agua

procedente de la fuente de S’ Uiet de esta ciudad, del cual resulta que dicha agua no contiene ni en cantidad ni en ca¬ lidad nada anormal, ni se han hallado en
ella bacterias patógenas ni características de contaminación, pudiendo calificarse co¬
mo de buena calidad.
Se enteró también la Comisión de otro
informe emitido por el mismo señor Direc¬ tor del Laboratorio Municipal de Palma, referente éste al examen practicado del agua procedente de un pozo de la calle de Ramón Lluíl, que ha sido clausurado por orden del señor Alcalde, de cuyo análisis resulta que dicha agua es de buena calidad y está en buen estado de conservación, no
habiéndose hallado en la misma bacterias
patógenas, pero de las características de
contaminación se ha hallado el B. coli en
número superior a un germen por centíme¬ tro cúbico, debiendo por lo tanto calificar¬
se de contaminada.
OTROS ASUNTOS
El señor Presidente dijo que para poder
dar clase de noche en la 2 a escuela gra¬
duada de niños de esta ciudad es preciso alumbrar la sala de clase, y a este efecto propuso verificar la instalación eléctrica que sea necesaria a la mayor brevedad por ser ésta una mejora de imprescindible nece¬ sidad y que precisa realizar inmediatamen¬ te para que los jóvenes puedan aprovechar las enseñanzas durante la presente esta¬
ción.
La Comisión, considerando que se trata de una mejora necesaria y que ha de favo¬ recer la instrucción de los jóvenes de esta ciudad, por unanimidad, acordó verificar la instalación propuesta.
El señor Morell dijo estar enterado de que ia alcantarilla de la calle de la Luna,
en el tramo comprendido entre las calles
de Batach y de San Juan, tiene filtraciones que causan perjuicio a algunos vecinos propietarios de fincas cuyas casas tienen sótano, y después de indicar la conveniencia de reparar la alcantarilla en los puntos que sea necesario, propuso que se hagan las obras necesarias para impermeabilizarla al objeto de evitar que en adelante haya fil¬
traciones.
La Comisión, compartiendo la opinión del señor Morell, acordó que por la brigada municipal de obras se hagan las reparacio¬ nes que sean necesarias en el tramo de
alcantarilla citado.
El señor Sampol dijo que, al objeto de poder atender a sus asuntos, se vió obliga¬ do a dimitir el cargo que, en representa ción de la sociedad «Defensora Soilerense», viene desempeñando en este Ayuntamiento; pero que en vista del interés que le habían manifestado sus compañeros de la Junta Directiva de la citada sociedad y de que la Corporación municipal no había aceptado su renuncia, y además por las muestras de aprecio recibidas de la Comisión que le ex¬ presó ios deseos de esta Corporación de que se reintegrara en el puesto de honor que el Ayuntamiento le confirió, había
decidido continuar esforzándose para cum¬
plir bien la misión que le está confiada, asegurando que en adelante, como hasta hoy, pondría toda su buena voluntad para laborar, en unión de todos los señores con¬
cejales, en la Administración de los intere¬
ses comunales.
El señor Alcaide se congratuló de que el señor Sampol hubiese accedido a los
deseos de la sociedad «Defensora Solle-
rense» y del Ayuntamiento, deseos que, dijo, son los de Sóller, ya que el señor Sam¬ pol ha demostrado en todo momento el ma¬ yor celo por los intereses de la ciudad. Agradeció al señor Sampol el haberse rein¬ tegrado y, expresó su satisfacción por po¬
der contar en adelante en el Consistorio
con la ayuda de tan buen compañero. El señor Morell se adhirió a las palabras
del señor Alcalde, felicitando a! propio tiempo al señor Sampol por haber vueito a ocupar el cargo de Primer Teniente con que el Ayuntamiento le distinguió.
El señor Arbona se sumó a las anterio¬
res manifestaciones y abogó para que en adelante se labore con espíritu de compa¬ ñerismo, reinando en todo momento la ma¬
yor harmonía. Dijo que para hacer labor provechosa era indispensable que todos los concejales asistiesen a las reuniones pre¬ paratorias tanto de la Comisión Permanen¬ te como'del Ayuntamiento pleno, pues es

indispensable conocer la opinión de todos los componentes de la Corporación para resolver ios asuntos planteados o que en lo sucesivo se planteen, y terminó propo¬ niendo que el señor Alcalde en adelante invite a todos los señores concejales a di¬ chas reuniones preparatorias.
La Comisión, compartiendo el criterio expuesto por el señor Arbona referente a
la manera de encauzar el funcionamiento
de la Corporación, acordó de conformidad con lo propuesto.
No habiendo más asuntos a tratar ni nadie
que quisiera usar de ia palabra, a las 7 y
diez minutos se levantó la sesión.
Sesión del Pleno del día 11 de
Noviembre de 1927
A las 6’35 dió principio y estuvo presi¬ dida por el señor Alcalde, D. Miguel Ca¬ sasnovas, y a la misma asistieron los seño¬ res D. Bartolomé Sampol, D. Cipriano Blanco, D. Bartolomé Arbona, D. José
Morell, D. José Ballester, D. Mateo Co¬ lom, D. Manuel Rullán, D. Juan Bta. Ma¬ yol y D. Antonio Castañer.
Se dió lectura y fué aprobada el acta de
la sesión anterior.
A continuación fué leída la siguiente
comunicación del Excmo señor Gobernador
civil de esta provincia:
En contestación a sus oficios números 874
y 887 de fechas 29 y 81 del mes de Octubre próximo pasado, y en confirmación de mi telegrama fecha 5 del actual, participo a Vd. que, en uso de las atribuciones que me están conferidas, he tenido a bien aprobar la resolución del Ayuntamiento de su digna presidencia, respecto a la aceptación de la dimisión que de sus cargos presentó D. José Bauza Llull y la no aceptación de la que en su mismo dia presentó ante esa Corporación D. Bartolomé Sampol Colom,
Al propio tiempo significo a Vd, que para cubrir una de las vacantes de Concejal existente en ese Ayuntamiento, he tenido a bien designar Concejal en propiedad al suplente D. Antonio Colom Frontera.
Lo que comunico a Vd. para su conoci¬ miento, el de la Corporación Municipal, el de los interesados y demás efectos.
Dios guarde a Vd. muchos años.—Palma
7 de Noviembre de 1927.—P. Llosas Badla.
La Corporación, después de enterarse de la transcrita comunicación, acordó cum¬ plimentar lo ordenado por el Excmo. se¬
ñor Gobernador civil.
A continuación el señor Arbona enteró
al Ayuntamiento de que la Comisión nom¬ brada para visitar al Sr. Sampol e interesar que siguiese desempeñando el cargo de Primer Teniente de Alcalde, había obtenido éxito en su gestión y que, en consecuencia el señor Sampol asistió ya esta semana a
la sesión de la Comisión Permanente.
El señor Sampol dijo que asuntos par¬ ticulares no le permitían poder disponer del tiempo necesario para desempeñar bien el catgo de concejal y que por este motivo dimitió, pero en vista de los deseos que le expuso la Comisión que le visitó, con¬ tinuará en su paesto ayudando en ia me¬ dida que se lo permitan sus fuerzas.
Hizo constar su agradecimiento por las pruebas de amistad y compañerismo reci¬
bidas.
El señor Arbona manifestó la satisfac¬
ción que sentía por la vuelta del señor Sampol, porque—dijo—se trata de un buen compañero, querido y apreciado de todos y cuya labor puede ser provechosa para
Sóller.
Debiendo dar posesión al concejal de¬ signado por el Excmo. señor Gobernador civil de esta provincia, se levantaron de su sillón, al objeto de ir a recibirle, los señores Sampol y Arbona, quienes al poco
rato volvieron a entrar en el Salón Ca¬
pitular en unión de D. Antonio Colom
Frontera.
Después de cambiarse los^saludos de rúbrica entre todos los señores concejales asistentes y de ocupar su asiento el nuevo edil, el señor Alcalde dióle la bienvenida y dijo que el Excmo. señor Gobernador había acertado a! designar para ocupar la vacante de concejal existente en este Ayuntamiento, a persona tan honorable como el señor Colom Frontera, de quien espera la más eficaz colaboración en los asuntos de este Municipio.
Pidió la palabra el Sr. Colom (D. An¬ tonio) y al serle concedida por la Presi¬

dencia dijo que no haría ningún discurso por no estar acostumbrado a ello, que que¬ ría limitarse a corresponder a los saludos y a la bienvenida que se le había dado, y ofrecer, además, la seguridad de que en cuanto de él dependa ayudará con todas sus escasas facultades a cuanto haya de redundar en beneficio de nuestro pueblo.
A continuación se dió lectura a las di¬
misiones presentadas por los Sres. don Miguel Coll, D. José Cenáis, D. Cristóbal Castañer, D. Antonio Castañer Bernat y D. Pablo Seguí, todas las cuales dicen como sigue:
El que suscribe, Concejal del Magnífico Ayuntamiento de su Presidencia, con el
mayor respeto expone: Que: Las causas que motiváronla dimisión
del Concejal Sr. Bauzá, han ocasionado en el seno de este Ayuntamiento divergencias de criterio ta i opuesto, entre sus componen¬ tes, que forzosamente han de redundar en perjuicio del buen nombre de esa Corpora¬ ción, y, deseoso de evitar en lo posible que se interrumpa la buena armonía que debe imperar entre los encargados de Ja Admi¬ nistración Municipal, he resuelto presentar, como presento, la dimisión de mi cargo de Coúcejal.
Al tomar esta determinación, que confirmo, lo hago respondiendo a los dictados de mi conciencia para dejar a salvo el prestigio de mi dignidad personal.
Sóller 21 de Octubre de 1927.
Después de preguntar el señor Alcalde si se aceptaban y no habiendo unanimidad de pareceres, se acordó someterlas a vota¬ ción secreta, a lo cual se procedió, ofre¬ ciendo la votación el siguiente resultado:
La del señor Coll fué admitida por 9
votos contra 2.
La del señor Canals se aceptó por 10
votos contra 1.
La del señor Castañer Ripoll se admitió por 8 votos contra 3.
La del señor Castañer Bernat fué acep¬
tada por 7 votos contra 4. La del señor Seguí se admitió por 6
votos contra 5.
En vista del resultado de la votación,
se declaró admitidas todas las dimisiones
presentadas, y en consecuencia se acordó
dar cuenta de las mismas al Excmo. señor
Gobernador civil de esta provincia. El señor Alcalde dijo que lamentaba la
separación del Sr. Bauzá, que durante mu¬ chos meses ha sido compañero de Consis¬ torio, y propuso constara en acta su ma¬
nifestación.
La Corporación así lo acordó. El señor Rullán preguntó como se en¬
contraba el asunto del «Diccionari Cata-
lano-Balear», que propuso adquirir y cuya proposición el Ayuntamiento tomó en con¬
sideración.
Después de contestarle el señor Alcalde que todavía no se había estudiado, el señor Mayol propuso que se resolviese en la se¬ sión del Pleno que se estaba celebrando.
Discutióse algo este asunto, y la Corpo¬ ración por unanimidad resolvió que el se¬ ñor Alcalde haga las gestiones necesarias y que dé cuenta del resultado de las que haya hecho en la próxima reunión.
No habiendo más asuntos a tratar ni
nadie que quisiera usar de la palabra, a
las 7’15 levantóse la sesión.
SE AL^riLA
La casa n.° 134 de la calle de Mar, tanto
amueblada como sin amueblar. Para infor¬
mes, Antonio Castañer calle Rectoría 5.
ücAvison
L.A CASA
ANDRÉS EDADES
F»iaza d& Cort, S, PALMA
Liquida sus enormes existencias a precios baratísimos por Traslado al Edificio de su Propiedad si¬ tuado en la misma PI aza de Cort,
23 y 24 (Antigua Taberna de las Copiñas).

SOLLER

¿Queréis asegurar el porvenir de vuestros hijos?

ToTbT los previsores del porvenir

como lo ha hecho S. M. el Rey D. Alfonso XIII, inscribiéndose él y sus augustos hijos.

ULTIMA INSCRIPCIÓN 350.258

***#

CAPITAL 123.775,000 PTAS.

Futbolístiqucs
Demá Y Alfonso per la copa del
Príncep, en obsequi a totes Ies
solleriques, actives i honora¬
rios, per Ies quals la entrada
será lliure
S’ han confirmats els rumors que apuntávem en la «Jarrera crónica, i aixt veim que demá es jugará en el camp d’ En Mayol el primer deis dos partits que han de jugar-se entre el Sóller i l’ Alfonso per decidir la possessió de l’ hermosa copa que ha cedit per aquesta competido amb la seva generosidat acostumada el Príncep Salah-el Din
Fuad.
L’ altre partit deurá jugar se al camp de 1’ Alfonso, tal vegada el diumenge vinent, i si (cosa no probable) quedassen empatats a punts arabdós clubs després deis dos par¬ tits, aixó donaría lloc aun altre partit de cissiu a Sóller. Lo qual, com ja deim, es
arriscat d’ esperar,
Realment será aque3t partit de demá amb 1’ Alfonso el plat fort deis partits amistosos que es jugaran a Balearse i fins i tot pot prendre més importáncia que els de campio-
nat mateixos.
Es, sens dupte, el partit mes disputat que pot organitzar-se entre els equips del Bloc Balear, i el fet de que el Sóller en els dos darrers partits jugats amb 1’ Alfonso ha ja fet millor paper que la seleceió de clubs, fa que sla més justa la expectació amb que se 1’
espera.
La superioridat que reconeixem en l’equip de F Alfonso, i que el manté digne campió de Balears, radica al nostre entendre en la davantera i en la porta. Peí demós els va¬ lora d’ un i altre equip són molt equivalents. I el Sóller, en el seu camp i en un deis seus bons partits, pot equilibrar ben bé 1’ actuació deis campions, avui en forma magnífica, cal regoneixer-ho.
Tot cons’steix en que mitjos i defenses es mantenguen al nivell habitual, i en que el porter i davanters actuin serenament procurant rendir el máxim de les seves possibilidats, com han fet altres vegades, per exemple en el partit jugat el dia de Sant Bartomeu quantre el mateix Alfonso.
E! Sóller presentará el segiient equip: Valles — Ametller, Fernández — Vidal, Arnau, Prats—Mestres, Carrasco, Frontera, Petro, Arcas.
L' Alfonso aliniará probablement el ma¬ teix equip que baté diumenge passat per 5 a 2 a la seleceió mallorquína, compost per: Ferrer — Henales, Camps— Vich, Llauger, Tomás—Cerdá, Martinez-Sagi, Felip Ferrer, Mulet, Hernández.
* **
La Junta Directiva de la S. D. S. amb
molt d’ encert, al nostre entendre, dedica aquest partit al bell sexe en general, en ob¬ sequi del qual ha establert que per aquest partit tan important i prometedor debon joc, d’ emoció i de bellesa, sia absolutament
lliure 1’ entrada a totes les dones de tota
edat i estament, fadrines, casados i viudes, per mes que ens atreviríem a dir que ós més per les fadrines de bon pareixer que va el pollastre.
Així dones es de desitjar que elles corresponguia el galant oferiment de la directiva i jugadors del Sóller F. B , i acudesquen quan menys per curiosidat en crescut nom¬ bre per veure i admirar ei joc del formidable equip campió de Balears, 1* Alfonso, vence¬ dor del Valencia, del Murcia i d’ altres bons equips del continent, i al mateix temps apre¬ ciar la válua del notable onze que defensa els colors locáis, llegitim orgull deis aficio¬ náis sollerics, tant deis qui habiten a la nostra valí com deis qui están escampats arreu per continents diversos, ais quals principalment se deu que la fama del Sóller sia estesa i reconeguda a Franca, America i mes endins que el Moro.
Hala ido, atlotes, demá a veure totes el Sóller i 1’ Alfonso5
El partit de diumenge passat
InternacionalF C., O Sóller F. B. (mixte) 4
En veritat, considerant la victória recent

de 1’ Inter damunt el Júpiter, cróiem que el citat equip donaria mes joc davant 1’
equip mixte que el Sóller presenta, compost deis jugadors següents:
Bauzá—Ametller, Socias—Colom I, Vidal, Colora II—Ferrá, Castanyer J., Prats, Suau,
Arcas.
Pero els visitants, que al dir del seu delegat, sortiren al camp amb la idea de que eren molt inferiors ais nostres, jugaren sem-
pre sense coratge i com a desmoralisats, lo qual els perjudica molt, puix que efectiva ment 1’equip juga per costum, bastant mi¬ llor de lo que ho feu diumenge.
Els nostres, jugant millor, no feren tampoc cap partit extraordinari. Destacá, aixó si, la formidable tasca de la linia mitja, t.ot voluntat i braó per la part d’ En Vidal, molt de habilidat i d’ encert pels mitjos ales. N’ Ametller, molt treballador, i En Socias, segur i col'locat com mai. contribuiren a que els davanters internacionals no es poguessen acostar an En Regalat, el homena¬ jeado, més que ben clares vegades i sense gaire compromís.
La davantera local fou la part flaca de 1’ onze. En Ferrá, molt fiuix, jugá més que res per esperit de disciplina, i aixímateix feu unes quantes jugados bones, entre elles el primer gol, úníc del primer temps que marcáelld’unxut alt, col locadíssim reculiint una passada del seu voluntarios interior, un deis elements joves que poden millorar en quant a ciencia i domini. L’ ala esquerra hauria brillat més de donar-se-li més joc, que casi sempre aná per la dreta i el centre. En Prats, molt individual i poc afortuaat en xuts i driblings. Si que a 1’ equip contrari hi havia un mig centre ben desxondit i un por¬ ter molt aficadis, d’ estii estrany i inverossímii que aclaria situacions de la manera més inesperada)
Els defenses cumplien prou bé, ara tot lo demés de 1’ equip no eferi gaire dificultat pels nostres.
Estant encara a zero, En Prats perdoná
un penalty amb que es castigá un hands dins 1’ área, completament involuntari, degut a la nerviosidat d' un mig ala i un de¬
fensa de 1’ Inter.
El segon gol del Sóller el feu En Prats, rem&tant de cap esplendidament un córner que tregüé N’ Arcas. El tercer el feu En Prats mateix de penalty. I el quart En Vi¬ dal d’ un free kik llemjat rás i fortíssim de prop de la retxa.
Arbitrá moit encertadament 1’ aficionat
local Josep Cortés.
El match «R. S. Alfonso XIII»
8e!ecció del Bloc
Guanyá 1’ Alfonso per 5 a 2, grácies a l’efica<¿ acoplament de la seva davantera, el qual no existí més que en part en la davan tera seleccionada on sois s’ hi véié lligam
entre el centre Bertrán i 1’ala dreta com¬
posta pels defenses del Sóller, Mestres Ca¬ rrasco, Aquest marcá un de s gols de la seíeccié. L’ altre el marcá García, de penalty.
Del’ Alfonso destacá la immillorable ac¬ tuado de Martínez - Sagi i Felip Ferrer qui
conduiren admirablement la davantera a
pesar de 1’ espléndida actuació deis mitjos i defenses seleccionats. Segons La Almudaina, el millor deis vint i-dos jugadors fou el mig centre de la Seleceió i equipier del Só¬ ller, Antolín Arnau. En Vallés, segons sem¬ bla, tengué un deis seus dies grisos degut en part a no estar prou compenetrat amb els defenses, individualment molt bons juga¬
dors.
Assistí al partit un públic bastant mésnotnbrós que el que solia assistir ais partits que es jugaven darrerament; la prova es que, malgrat lo baratíssim deis preus, correspongué a cada un deis reclutas futbolistes destináis a Africa, un billet de vint-i-
cinc.
El partit fou interessant de bon-de-veres, duít a un tren molt viu, veient-s’ hi, ademes d’ una absoluta correcció, un seguit de bo¬ lles i bones jugados. Els concurrents en sortiren satisfets de tot, i tota la Premsa ciutadana expressa el seu desig de que el partit se repetesca, amb un o altre pretexte.
Arbitrá el Sr. Rosselló, i constituiren la Seleceió: Vallés—Cerdá, Penya—Moyá, Ar¬ nau, Gregorio—Mestres, Carrasco, Bertrán, García, Pizá.
RefiiY.

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Mañana, do¬ mingo, día 13.— Fiesta de la Cofradía de las Almas.—A las siete y media, comunión ge¬ neral. A las nueve y media, Horas menores y a las diez y cuarto Oficio, con sermón a cargo del Rdo. P. Pascual, de los SS. CC. Por la tarde, explicación del Catecismo y el ejercicio mensual propio de las Madres Cris¬ tianas. A las cuatro, Vísperas y Completas. Al anochecer, rosario y sermón doctrinal. A las diez de la noche, Vigilia extraordinaria, en sufragio de los Adoradores difuntos,
Miércoles, día 16,—A las seis y media, ejercicio mensual en honor de Ntra. Sra. del
Carmen.
Sábado, día 19.—A las seis y media, ejer¬ cicio mensual consagrado al Patriarca San
José.
Domingo, dia 20.—Tercera Dominica del
Santísimo Sacramento.
En la iglesia de Ntra. Sra. de la Visita¬ ción. (Convento).— Mañana, domingo, día 13. —A las cuatro menos cuarto de la tarde, se practicará el ejercicio de las Almas y fun¬ ción en honor de los SS. CC., con exposición y sermón.
Viernes, día 18.—Al anochecer, a las cin¬ co y tres cuartos, función consagrada al
Santo Cristo.
Sábado, dia 19.—Durante la Misa primera se practicará el ejercicio mensual dedicado
al Patriarca San José.
Domingo, día 20,—En la Misa délas seis, comunión general para los Terciarios Fran¬
ciscanos.
En la iglesia de las MM. Escolapias.— Mañana, domingo, dia 13.—A las siete y me¬ dia, Misa conventual.
Martés, dia 15.—A las seis y media de la tarde, se empezará un Setenario en honor del Bto. Pompilio, a intención de una devota
persona.
Sábado, dia 19.—A las seis y media, du¬ rante la Misa conventual se practicará el ejercicio mensual consagrado at Patriarca
San José.
MOVIMIENTO MARITIMO
El movimiento de buques registrado en nuestro puerto, durante las dos últimas se¬ manas (29 Octubre al 11 Noviembre) ha sido el siguiente:
Entradas:
Día 7 Noviembre. —Laúd Virgen Dolorosa, patrón Gómez, procedente Alcudia, con car¬ gamento harina de trigo de Barcelona.
Día 11.—Vapor María Mercedes, capitán Garcías, procedente de Cette y Barcelona, con carga y pasaje,
Salidas:
Día 29 Octubre.—Vapor María Me»'cedes, capitán Garcías, destino Barcelona y Cette, con carga y pasaje.
Buques en puerto ayer.
Vapor María Mercedes, Laúd Virgen Do¬ lorosa y Balandro Buenaventura,
Registro Civil
Nacimientos
Día 3.—Antonia Adrover y Alonso, hija de
Francisco e Isabel.
Día 4.—María Bernat y Pons, hija de Pedro-Antonio y Catalina.
Día 9—Amador Colom y Bennasar, hijo de Amador y María.
Matrimonios
Día 5.—Pedro Casasnovas Colomer, con Antonia Frontera Marqués, solteros,
Día 9.—Juan Bisbal Alcover, con Catalina Vives Marroig, solteros.
Defunciones
Día 6.—Pedro Coll Ballester, de 64 años, casado, manzana 44, núm. 61.

SUSCRIPCION

abierta por el Magnífico Ayuntamiento de Sóller para tributar un homenaje a
D. Jerónimo Estades Llabrés
Pesetas

Suma anterior. .

D. Mariano Rovira Sellarás. .

Círculo Sollerense. .

D. Pablo Mora Borrás. .

» Pablo Mora Alcover, .

» Miguel Vicens Mayol . » Juan Monserrat Fullana.

» Pedro Sampol Guardiola . » Miguel Frontera Trías.
» Andrés Canals Arbona.

Rdo. D. Pedro. A. Magraner

Coll

......

D. Juan Rullán Frau, Sania

Victoria (R. A )

D.a María Frau Marqués . » Isabel M.a Sampol Colom. » Rosa M.a Ripoll Gamundí.

D. José Ripoll Arbona.

» Juan Ripoll Magraner.

15.613*85 ÍO’OO 20’00 5’00 5’00 2’00 5’00 TOO 2’00
“ÍO’OO
5’00
50’00 5’00 5’JO 5’00
25’00 25’00

Total pías, y sigue. 15.797’85

MATABIKf

Reses sacrificadas, en el Matadero público

de esta ciudad desde el 6 al 12 de Noviera

bre.

Corderos

47

Ovejas

2

Carneros .

.

Ó

Cabritos. .

.

.

.

1

Cabras

2

Terneros

0

Lechooas

0

Cerdos.

,

.

...

2

Total

54

Aves

91

Conejos

10

Cambios de monedas extranjeras

Bolsa de Barcelona
(del 31 al 5 de Noviembre)

Francos Libras Dólares Belgas

Lunes, día 8 23‘20 28‘67 Martes, » 9 23’3G 28‘78 Miércoles, » 10 23‘25 28‘70 Jueves, » 11 23’25 28 68 Viernes, » 12 2315 28‘65 Sábado, » 13 00‘00 OO'OO

5‘88 82'00 5‘90 82‘35 5‘88 82‘20 5‘88 82‘25 5‘87 82‘00 0‘00 00 00

OCCASION A SAI SI R
Situation d‘ Avenir
Bon commerce a remettre, bien achalandé, situation unique, plien centre de la Ville, tres importante, distante 7 kilometres de Charleroi, grand bassin huilleur d’ une aglomeration de 500 mille habitants, marches tres importants, Communications fáciles.
Long hall á convenir, prix á debatre S’ adresser á Monsieur A. Alcover, place du Perron, 27, á
CHATELET Belgiqúe.
JOVEN
de treinta años desea colorcación en casa de comercio de Francia. Buenas referencias
Informarán en la imprenta de este sema¬
nario.

Use Vd. siempre ei
JABOTI SOLLER

8
m

m

SOLLER —■■■■■■

-l

SECCION LITERARIA

m

«*

MATERNIDAD
Luisa—¿De compras? Isabel.—Si. El pan muestro de cada día; el pan que traen los hijos debajo del brazo, según dicen... Un vestido para el ama. A ver, ¿qué te parece? Mira... Luisa.—Muy bueno, ya lo creo... Es un merino riquísimo... doble de ancho... ¿La vistes de pasiega? Isabel.—Sí; entró con esa condición. Es vizcaína, pero como el traje de pasiego es más caro... Hay que agradecer que
no sea moda de vestirlas de sultanas...
Pues lo de menos es la tela, luego eche usted botones y collares... ¡Y comer!
Luisa.—Sí, no me digas. Yo lo veo en casa de mi hermana. Por eso yo haré todo lo posible por criar a mi hijo, y mi pena mayor sería no poder criar.
Isabel.—Sí, es una pena... Yo crié al primero y empecé a criar al segundo...
Luisa —Y de seguro has sentido no
criar a éste...
Isabel.—Sí, lo he sentido; pero sintién¬ dolo y todo, te aconsejo que no críes.
Luisa.—¡No me lo digas! Soy fuerte, no creo que me perjudique.
» Isabel.—La salud es lo de menos. Nun¬
ca me he encontrado mejor que cuando
criaba.
Luisa —¿Entonces? ¿Qué es mucha su¬ jeción, que por fuerza ha de privarse una de teatros, de diversiones? ¡Si vieras qué poco me importa!
Isabel —Lo supongo... Pero tampoco
es eso.
Luisa.—Explícate. Isabel.—Mira; cuando yo criaba a mis hijos y con una niñerita modesta que los
llevaba en brazos salía con ellos a paseo,
al pasar entre dos filas de nodrizas, in¬ sultantes de lujo, recargadas con galones de oro y cadenas de plata; al considerar¬ me objeto de sus burlas groseras, despi¬ que del despecho, porque yo era para ellas una emancipada de su tiranía insu¬ frible... ¡si vieras qué orgullosa mesentía! ¡Unica madre en aquella huelga de madres! No comprendía cómo por como¬ didad o por lujo hubiera mujeres que se resistieran a cumplir deber tan bien re¬ compensado con sólo cumplirlo... Ahora lo comprendo... Yo cumplía con los de¬ beres de la maternidad, pero... huelga de madres o huelga de esposas, hé aquí el problema. ¿Has comprendido?
Luisa.—Comprendo que si tú cumplías con tu deber, alguien faltaba al suyo... ¡Pero es infame!...
Isabel. —Eso dije yo, infame, porque entonces nos han engañado... La santa maternidad! Y mientras tu aceptas sus deberes como un sacerdocio, tií marido...
Luisa. —¡Ay! En ese sacerdocio tu ma¬ rido no puede decir misa, ni siquiera ayu¬
dar a ella.
Isabel.—Pero al menos podía oirla con
respeto. ¿Qué dirían los hombres si en
una enfermedad, en una ausencia suya,
siguiéramos su ejemplo? Luisa —A ellos todo les disculpa. Isabel.—Tienes razón en todo...Yo qui¬
se separarme de él para siempre, y todo

el mundo se burló de mí. ¡Separarme por una pequeñez!... ¡Por un pecadillo que to¬ dos los maridos cometen y todas las mu jeres toleran!... Mi familia estaba escan¬ dalizada: mi madre misma; el antiguo médico de casa se hartó de llamarme ig¬ norante, corque no me conformaba con lo que, según él, era ley déla Naturaleza... ¿Qué más? El confesor sólopu lo decit me: «¿Qué quieres,hija mía? Si tu esposo vinie¬ ra por aquí, yo le diría más de cuatro co¬ sas; a tí. sólo debo decirte que perdo¬ nes!..» ¡Ah! Nos engañan miserablemen¬
te... Antes de casarnos debían enseñarnos
esas leyes naturales de que hablaba el doctor, y al casarnos, debían leer dos epístolas diferentes: una para los hom¬ bres, otra para nosotras, ya que no reza
lo mismo con ellos que con nosotras...
Luisa. —¡Vaya, cálmate! Ya sabes a que atenerte .. y yo también.
Isabel.—Ya lo sabes. No críes a tus
hijos. Un ama de cria no puede robarte su cariño; cualquier mujer puede robarte el cariño de tu esposo. Que no quede por tí,.. Los hombres lo quieren. ¡Huelga de
madres!
J. Benavente.
LA ERMITA, LA FUENTE Y EL RIO
La Ermita para empezar
una mañana a vivir; la fuente, para sufrir, y el río, para llorar.
En este cantar está condensado todo
el argumento del drama, en verso, de Eduardo Marquina del mismo título con que encabezamos estas líneas, que ha re¬
corrido triunfalmente todos Ioí escena¬
rios de España y que el miércoles de la presente semana nos fué dado poder sa¬
borear en las tablas del teatro de la «De¬
fensora Sollerense».
No queremos privara nuestros lecto¬ res de las exquisiteces de una obra lite rana de esta naturaleza, y con este ob¬ jeto, insertamos a continuación un suma-
rísimo resumen del drama como motivo
para reproducir algunos trozos felicísi¬ mos de la bella producción dramática:
* **
En medio del bullicio y de los prepara¬ tivos para la romería, en las inmedia¬ ciones de la ermita, florece el amor de la ingenua Lucía por el hombre a quien
secretamente ama su hermana «Desea¬
da», ávida de amor en su juventud que
declina.
El drama se insinúa ya desde las pri¬ meras escenas, en que el viejo cura se¬ ñala a «Deseada» el peligro de su incli¬
nación.
DON ANSELMO A (DESEADA)
Ya, a mi edad, nadie me quita
de sentarme, como ves, a la sombra del ciprés,
en el atrio de la ermita:
tal vez porque estoy tan viejo que ensayo mi sepultura, o tal vez por el consejo

que el buen ciprés me procura. Si; cada vez que suspiro desmayando en mi doctrina, lo miro, y él me encamina los ojos, cuando lo miro; que al pie de su verde escala,
no he menester otro credo:
me basta con ese dedo
y el hito que me señala.
Casi humano en la postura, firme en su planta y robusto, se apoya en tierra, lo justo para lanzarse a la allura; y, a su destino es tan fiel, tan bien conoce la senda,
que no hay una rama en él que, empujándole, no ascienda. Depuración de una vida
que es toda ansiedad y anhelo, sed de crecer, convertida en sed de espacio y de cielo, se obstina, insiste, y, triunfal, recorta en el aire, pura, su férvida arquitectura de aguja de catedral. Aguja viva, en combate consigo misma afinada, que no es fe petrificada, sino devoción que late...
Brota de arcillas groseras,
hierve la savia en sus frondas,
se cuentan las primaveras
en su relieve, por ondas de profusión vegetal; la luz lo empapa, lo anega, pero él, recio, se despega de su engarce terrenal y austero y noble, en su brío, verde, undoso, se le ve romper el aire vacío con la majestad de un rio
que se pusiera de pie!
En el acto segundo el chismorreo de las comadres junto a la fuente prepara el conflicto que ha de estallar luego entre Manuel, cuyo cariño «Deseada», incons¬ cientemente, robó a su hermana, y el rico ganadero Lorenzo que a su vez está
locamente enamorado de «Deseada». Los
celos hacen esgrimir las navajas a los dos rivales y Lorenzo cae malamente
herido.
En el tercer acto, junto al río, «Desea¬ da» se siente feliz por el sólo hecho de haber sido amada y haberse jugado Ma¬ nuel la vida por ella; esto le basta y en aras del cariño inmenso que siente por su hermana, se da por satisfecha con sólo aquella demostración, y sacrificará su amor a la felicidad de Lucía: vivirá
del recuerdo de aquella hazaña, expre¬ sión suprema del cariño del hombre
amado.
Pero éste, que durante su reclusión en un presidio sintió calmarse su pasión irreflexiva, declara a «Deseada» que el amor propio y no el cariño fué lo que le impulsó a reñir de muerte con su ri¬ val, y ante esta decepción, «Deseada», en¬ loquecida, se arroja a la presa del molino.
LORENZO A (DESEADA)
Déjame hablar; vine aquí, y te quiero dar, de todo, cuenta y razón.

Recuerdo el consentimiento
que dices y en qué momento
lo hube de escuchar... Cobarde
temblaba en el aposento la luz de un cielo de tarde; se encendía, en el hogar, un leño entre llamas; era su hermosa muerte ejemplar, y, yo enfermo y tu enfermera,
lo mirábamos quemar.
Yo, viéndolo, recordaba pedazos de la agonía con que tu amor me mataba; como tantos, aquel día,
mi herida cicatrizaba
y mi corazón se abría. Dejó en mi pecho caer la cabeza torva, triste...
y mi abatimiento al ver
tú a consolarme viniste.
—«¿Cómo se deja abatir por el dolor de una herida? ¡Animo! Vuelve la vida, Don Lorenzo... ¡Hay que vivir!» A tus palabras tranquilas volví el rostro, sonriendo; cegaron Jas mías, viendo lágrimas en tus pupilas; y fué cuando, para hacerme olvidar otros agravios, pude escuchar de tus labios que estabas pronta a quererme.
Ni una sola condición
ponías; ni el más pequeño reparo: la sumisión
de una esclava ante su dueño.
Y es que había, en tus cariños, no los raptos que deliran; la piedad que nos inspiran los enfermos y los niños... «¡Don Lorenzo, hay que vivir!» Ya se ve: para evitar que a otros pudieran culpar, yo no debía morir, y a cambio de los servicios de mi salud recobrada,
no te parecían nada los mayores sacrificios: pasar las noches en claro,
perder, mintiendo, los días, vivir en el desamparo de un mundo sin alegrías; y, lograda la inocencia de quien, callando, adorabas, compartir, con el que odiabas, para siempre, la existencia! Ya sé: para conseguir
su libertad, generosa, mi vida te era preciosa:
«Don Lorenzo, ¡hay que vivir! «¿Sufre usté? No es para tanto; «¿desea morirse?, ¡espere! »Yo le quiero... ¿qué más quiere? »Si llora, trague su llanto; »pero ¡viva!» y de mi herida para que no me faltara la vieja sangre perdida, quisiste darle a mi vida
los colores de tu cara;
¡todo, con tal que, al clamor reviviera, de tp ruego! ¡Todo, basta prenderme ciego
en el señuelo de amor
de tus dos labios de fuego!

Folletín del SOLLEF5 -45-
LA DAMISELA DEL CASTILLO
cruces surgiendo del suelo y destacándo¬ se de entre grupos de maleza iluminados por la luna; y, por fin, una mujer de ca¬ bellos blancos y sueltos, de rostro pᬠlido, de traje hecho girones, a quien con¬ tribuían a dar cierta apariencia sobre¬ natural la hora, el sitio, el misterio y la luz de la luna, se presentaba como guar¬ da de los Sepulcros junto a la puerta de aquella mansión de los muertos.
Era la que había lanzado la exclama¬ ción de sorpresa al ver caer al conde.
El cazador nocturno, sobrecogido, quizás por primera vez en su vida, de una especie de estupor, reconoció en aquella anciana a la que casi había atro pellado con su caballo aquella tarde al
salir del castillo.
—¡Oh, Dios me lo envía! exclamó
Amaltrudis.
Y se dirigió hacia el señor de Mongrony, que permanecía inmóvil, atónito ante lo que veía, absorto ante lo que pa¬
saba.

—Conde Arnaldo, prosiguió la anciana con cierta solemnidad en su acento; esta tarde he seguido tu caballo mientras he tenido fuerzas, y cuando he visto que me faltaban y que me sería imposible alcanzarte, me he arrastrado hasta la puerta de este cementerio. Algo me de¬ cía en mi interior que un día supremo
como éste no se terminaría sin que yo
te viera y que Dios te enviara a mí. Dios te ha enviado, Oyeme, pues, conde Ar-
náldo.
El conde contempló a aquella mujer que se le aparecía como una pitonisa antigua, y volvió a mirar en torno suyo Trató de hacerse fuerte, de rebelarse contra la especie de congoja que sentía y la especie de autoridad con que le
hablaba la anciana.
—¿Qué lugar es éste?, exclamó. ¿Quién eres tú que me hablas en nombre de
Dios?
—¿Quién soy? dijo, Amaltrudis con amargo acento. Es inútil que te diga mi nombre, no le conocerías; pero en este momento soy... soy acaso la voz de tu conciencia. Seré breve, continuó la an¬ ciana, ¡óyeme! ¿Conoces este medallón?
Y Amaltrudis, adelantándose hacia el conde, le mostró a la luz de la luna el

medallón que le hemos visto arrebatar al cadáver de Rogerio. El de Mongrony lanzó un grito, cogió la joya y exami¬
nándola exclamó:
— ¡Dios eterno! ¿Cómo ha venido a pa¬
rar a tus manos?... Este medallón...
—Este medallón se lo diste tú hará
veinte años a una joven que se llamaba
Elda.
—¡Oh! exclamó el conde cubriéndose
el rostro con las manos como si la an¬
ciana hubiera evocado con aquel solo
nombre un recuerdo fatal de su histo¬
ria.
—Sí, dijo Amaltrudis solemnemente, bien puedes ocultar el rostro, conde Arnaldo, para que la luz de la luna no descubra tu confusión y tu vergüenza. ¿Te acuerdas, no es verdad, te acuerdas de Elda, aquella pobre niña inocente, casta como el primer rayo del sol, a quien yo, servidora antigua de su casa,
arrullé en la cuna con mis cantos y me¬ cí en la falda con mis caricias?
El conde parecía aterrado. Amaltru¬ dis prosiguió con voz sombría:
—Para robarla a tu persecución, sus padres la enviaron al monasterio de San Juan de las Abadesas. No queriendo dártela por manceba, la dieron por es¬

posa al Señor. ¡Ay, que ellos ignoraban lo que sucedía en el monasterio de San Juan! ¡Ay, ellos no sabían, nadie sabía que el claustro de aquellas vírgenes del Señor, recibía a deshora de la noche
las visitas misteriosas del conde Arnal¬
do y de otros amigos suyos tan descas¬ tados como él y como él tan impíos y sacrilegos! El rayo del cielo y la ira del supremo pontífice han caído por fin so¬ bre aquel sitio, convertido por vosotros en teatro de horrores y de iniquidades. Elda, la inocente, la pura, la hermosa Elda, fué tu víctima. No pudiste robár¬ sela a sus padres y fuiste, infame y sa¬ crilegamente, a robársela al Señor. Cier¬
ta noche la sacaste del monasterio por
un camino subterráneo y la llevaste a casa del judío Abraham-ben-Aben Herza, y allí, entre la desesperación, la ver¬ güenza y el llanto que jamás se borraba de sus ojos, la infeliz Elda dió a luz un hijo, que me fué confiado. En aquellos momentos supremos la pobre joven se acordó de la antigua servidora de su ca¬ sa, y me envió a buscar. Abandonada por tí en la morada inmunda de un judío, que no se cuidaba de ella, perdida, des-
(Continuará)

SOLLER

9

'üc§£

L’AGRE DE LA TERRA

¿i

JOC DE RIALLES
— Mira te ’l! Ja riu! I quina rábia que em fa aque8t horae!—Aixi s’ exclamava la Mont¬
serrat, en veu baixa, tot adrepant les seves passes, menudea i lleugeres, per la vorera dreta del carrer de Ferran, en direcció a la Rambla I a les galtes Ii florien dues roses, mese a de rubor i de coratge. A 1'altra vorera, un home d’ uns trenta anys, amb el cap descobert, com si fos a casa seva, s’estava sol, recoizat a la porta d’ una botiga, i reía.
La Montserrat era una noia alta, plena, pero no pas grassa; ben plantada; amb els ulls castanvs, grans i expressius; el rostre d’una morenor pál’Iida, que li esqueia molt; i un cabell abundós i rullat, que no havia volgut sacrificar a la moda. Tenia vint-i dos anys, i era viva de génit, seriosa i decidida. No li feia por res; no es deixava tampoc seduir per les falagueries i les bromes de la jovenalla; i tenia sempre la má a punt per reparar una ofensa de qualsevol atrevit, encara que sois fos de paraula. Vivia al ca¬ rrer d’ Avinyó, amb la seva mare i una ger¬ mana gran. Cada tarda, poc abans de les tres, passava peí carrer de Ferran, per diri gir-se a un despatx de la Rambla, on treballava de mecanógrafa.
—Deu esser boig! Qnin poca solta!—seguía dient-se la Montserrat, mirant se de cua d’ uli aquell botiguer que fumava, la mirava
fixament i reia, reía sempre. Feia massa díes que durava la broma. En
passar, cada tarda, peí mateix lloc, es trobava, no ja amb aquell home a la porta de Ja botiga, sino amb una rialla, persistent, iró¬ nica, accentuada.—No hi havia pas dubte: aquella rialla era per ella, aquell home de 1* esguard maligne i la tialla cínica es burlaya d* ella.
La Montserrat bó hauria volgut canviar el trajéete, travessar el carrer de Ferran per Avinyó, i trencar per la Boqueria, per arribar a la Rambla, pero no hp podía fer; la rialla persistent d’ aquell home, un dia i altre, 1’ obsessionava; la ofenia i, no obstant, desitjava veure-la esclatar; hauria volgut destruir-la com qui destrueix una alegría malsana, voldria apagar la com un foc
malófic. I en arribar a la cantonada del ca¬
rrer, maquinalment, passava a la vorera dreta i seguía avall. De lluny ja la veia aquella rialla, aquella rialla burleta. L’ ho¬ me havia desaparegut al darrera de la seva rialla, que era talment una máscara, que omplia ja tota la porta de la botiga, d’ aque¬ lla rialla cínica, persistent, desesperant...
***
Al mati havia plogut. Estava núvol i els carrers tots plens de fang. La Montserrat portava el paraigua, un paraigua de moda, curt, amb el pal gruxut i el llarg mánec
d’ ós.
El mal temps i certes petltes contrarietats havien sens dubte posat de mal humor la mecanógrafa. Al despatx 1’ havien renyada per un descuit en la correspondencia de 1’ amo; i desprós, a casa, es barallá amb la seva germana per un acte d’ independencia d'ella. En travessar del carrer d’Avinyó a la vorera dreta del de Ferran, un auto, que

anava massa de pressa, li va esquitxar el paraigua i el vestít. Aixó acabá de posar-lí els nervis de punta; els-ulls li lluíen d’ira; amb la sevA má dreta, va estrónyer, amb for<;a, el puny del paraigua, i li donava, tot caminant, movimeuts de bastó i d’arma ofensiva. Amb totes aqüestes preocupacions havia oblidat en quin carrer es trobava; i, de sobte, aixecá els ulls i es topá amb aque lia rialla persisteut, desesperant, aquella rialla que, avui, li semblava més cínica, tnés desvergonyida, 1 plena d’ ultratges com mai. Va sentir que la sang li pujava al cap, se li encengueren el rostre i els ulls, se li va en telar 1’ esguard; plena de coratge, aixecant el paraigua en actitud agressiva, va tra¬ vessar el rodal, i píantant-se al davant d’
aquell home, que reia sempre, que encara reia, li diguó amb paraules agres i amena¬ zadores;
—Per que riu, vosté, sempre que jo passo peí davant de casa seva?
L’ home va respondre, amb una veu dolqa i humil, per ella inesperada:
—I vosté, per que passa peí davant de casa meva sempre que jo m’ estic rient?
*. **
D’ aleshores emjá les coses canviaren bon xic. La Montserrat seguía passant cada tar¬ da, peí carrer de Ferran, peí davant de la
botiga de 1’ home que reia. El primer dia, desprós d’aquella escena, ja li vasetrblar que la rialla d’ aquell home era tota una altra, rialla amable i de joia, i la va correspondre, per primera vegada, amb un somris. Els dies que seguiren, les rialles de tots dos esdevingueren preludis i epilegs d’ efectuósos acotaments de cap. No s’ havien tornat a parlar d’ en<;á d’ aquella tarda. La Montse rrat, no obstant, sabia ja que 1’ home de la rialla es deia Pere, i que era 1' amo de la botiga. A poc a poc s’ adoná que 1’ obsessionant rialla, que omplia tota la porta, eclip sant 1'home que la feia, anava disminuint i endolcint se, retornant a les seves justes pro-
porcions i deixant, en primer terme, la
persona.
—No es lleig del tot. Ni té mala figura—es deia la mecanógrafa en havent passat peí seu davant.—I trobo que li escau aquesta
riaüeta!
Una tarda, pero, desprós de cinc o sis dies de correspondre ’s, de vorera a vorera, amb rialletes i salutacions d’ afecte, la Montserrat passava, a l’hora de costum, més joiosa i mes bella que mai. Eli estava, com sempre, a la porta de la botiga, pero, cosa estranya!, no reia. Aixó va intrigar la molt. En passar just peí davant d’ ell, la Montserrat accentuá i allargá el seu deliciós somris, i remarcá, encara mes, la reveréncia. Eli contestá
amb un rígid acotament de cap, serios, sense aquella rialla que per a la gentil mecanógra¬ fa havia esdevingut una troballa espiritual.
—Es la primera vegada que no el veig riure!—es deia la Montserrat, amoínada.— Sembla que está trist. Potser malhumorat... Els negocis... Tal vegada una desgráciade fa milia. Será casat i tindrá algún fill malalt..,?
Aquest darrer pensament el refusá del tot, no volgué seguir-lo, car veia que la portaría per molts i diferents viaranys sembráis de poc agradoses suposícions. La preocupació posá una ombra en el seu rostre.—Perqué

no reia? — seguía preguntant se. Arribada que fou al capdavall del carrer, quan ja anava a tombar la Rambla, no poguó més, i desfeu el camf, fias a la botiga. Ell seguia a la porta, sense riure. En veure-la al seu davant, no va immutar se gens ni mica, continuá serios. Ella, un xic torbada i amb molta amabilitat, com si amanyaguós les paraules, li diguó:
—Escolti, dispensi ’m, per qué no ha rigut, avui, quan jo passava?
Ell respongué, molt seriosament: —Perqué avui, per primera vegada, ha passat vosté quan jo no reia.
* **
Desprós d’ Un auy, En Pere i la Montserrat
eren casats.
Aquell joc de rialles havia d’ acabar
així.
£*-•):
Epíleg: Ell no tingué altra remei que viure amb la sogra i amb la cunyada, la quai, peí seu mal génit, no hi havia manera de trobar li promés. Passá temps. En Pere i la Montse¬ rrat tingueren filis: set, vuit, nou. La sogra visque molts anys. La cunyada es quedá
fadrína...
El matrimoni va passar, com tots, penes i alegries. Tingueren époques d’ abundor i
altres d' escassesa económica. Els moments
difícils o dolorosos els suportaren amb resignació,
Sois quan ell es barallava amb la sogra, o amb la cunyada, o renegava per 1’augment de les despeses diáries, o cridava per qualque malifeta deis nois, ella, amb el seu deliciós somris, plena de bondat i amb pa¬ raules gentils i amorosos, li demanava aquella rialla en el seu rostre, que fou motiu de la naixenqa del seu amor, aquella rialla ilarga que floria en els seus llavis, cada tarda, a les tres, en passar ella peí ca¬ rrer de Ferran, i que havia estat el fort liigam de les dues ánimes.
—Per qué no rius ara, com en aquells
dies?—li deia,
Aleshores, la rialla invocada amb tants d’ afalacs i dolaos records, es reproduía, un xic forjada, en el rostre d’ ell; i materialitzat, com a bon comerciant, i amb menys delicadesa que ella, contestava, invariable-
ment.
— «D’ aquellos rialles vénen les ploralles».
Miqubl Duran i Tortajaoa.
LES REVISTES
Publicávem en aqüestes mateixes colum-
nes ara fa dues setmanes un bell article com
tots els seus, del benvolgut amic i col'Iaborador qui s’amaga baix del pseudónim de «J. Bona Ventura», tocant el tema de les re¬
vistes. Per la coincidencia de criteri que
existeix entre lo que exposava el no<tre amic i aquest artic)e que segu6ix ós que ens hem decidit a reproduir-lo, sens perjudici de que quan tenguem mes lleguda donem la nostra opinió en aquest assumpte de les malaguanyades revistes mallorquines.
Quan, ja fa mes de tres anys, vam fundar

la Revista de Cataluyna, amb prou feines

hi havia revistes a casa nostra. L’ esfor<¿ per¬

sistent de López Picó sostenía amb penes i trebalfs la seva Revista, que havia perdut la periodicitat normal. Des d’ aleshores hi ha

hagut a Catalunya una bella florida de re¬ vistes, tant a la capital com a !a contrada. Es aquest un fet que ens plau. I si nosaltres hi haguóssicn contribuit poc o molt, seuliríem una mica d’ orgull.
Avui fa bonic de mirar els números de les

revistes nostres. Josep María Junoy ha arribat a consolidar, segons ell mateix ens diu,

La Nova Revista; i per tal de fer viables al¬

guna deis projectes relacionáis amb la seva

gran publicació, ha demanat recentment

l'ajut del piíbüc i deis qui poden fer a porta-
tacions de carácter económic. La Nova Re¬

vista i el seu director mereixen aquest ajut.

De vegades, amb una quaDtitat relativament pefita, un hom fa viables les millors obres de cultura. I els qui faciliten aqüestes

obres aconsegueixen, en el carop moral, un

guany de mil per u. No hi ha cap esonerQament de diners que tingui una virtualitat tan poderosa com 1’ ajut a les obres cultu¬ ráis i literáries Tanl cora s’esmerqa en luxes i vanitats i vicis, bé és just de pensar en aquellos coses que són el nodriment de 1’ es-

perit. Creim que Josep M.a Junoy obtindrá les
aportacions que demana. I La Nova Revista, consolidada avui, podrá desplegar demá tot
T art multicolor de les seves iniciaiives edi-

torials. Qualsevol negoci de resultat dubtós

engoleix més diners que la publicado d'una excel’lent revista. Les quantitats que són necessáries per a sostenir la representen una

suma relativament tan petita, que faria

avergonyir el fraeás d’ una d’ aqüestes obres

per motius económics. D’ altra banda, Junoy

saq donar una aplicació adeqüada sis rr.it-

jans materials que són posats a la seva dis-

posició.

Al costat de les revistes de Barcelona fan

un bon paper algunes de Ies revistes que es publiquen fora de la capital. N’ hem parlat diverses vegades amb to d’elogi. No passacap

mes que no tinguem ocasió de repetir Ies nost res lloances. Pón notables, sobretot, els nú¬

meros extraordinaris que aqüestes revistes publiquen. Setmanes enrera, La Publicitat
va dedicar un «Comentar!»—encara inédit—

a la Revista d' Olot. Altres vegades hem parlat de Ciutat, de Manresa, de Pía i Mun-

tanya, de Vida Lleidatana, etc. Avui tenim
damnnt la taula l’últim extraordinari de

Pía i Muntanya. de Balaguer, que ós admi¬ rable peí seu contingut i per la seva presen¬ tado. Els nostres aroics balaguerins són ja

meFtres en aquesta classe d’ extraordinaris.

Les revistes constitueixen un complement

indispensable de l’obra de cultura que realitzen els diaris per un costat, i els llibres

per un altre. Quan hi havia a casa nostra

poques revistes, nosaltres en sentíem el

buit, i ens en planyíem. Ara que Ies x-evistes abunden, ens compíaem a constatar

aquest fet falaguer i a adrerjar ais qui les escriuen i Ies editen la nostra lJoanga sin¬

cera.

A. Rovira i Virgtli.

(De Xa Publicitat),

Folletí del SOLLER -21-
EL NEBOT
PER MARCEL
—I tu qu’ encara creus qué no li han donada carabassa? Quan els cans lladren qualque cosa hi ha.
—Estic amb aquesta idea, i, sobre tot,
a la collita se veurá es fesol.
Aquell dia el va passar la madona Te¬ resa com si estás entre brases; no tenia repós pe ’n lloc, tan nirviosa estava. ¡Bé ne va fer de pensaments! Ara pensava amb la burla de que havien estats objecte i feia sabonereta; llavors girava fulla, i amb la seva imaginació contemplava En Miquel tot trist, amb els ulls plorosos, i llavors el seu cor se omplia de tristesa i els ulls se banyaven de llágrimes...
Amb aixó se va fer el vespre, hora en que solia arribar la diligéncia, i tan impacient estava esperant que arribássen don Benet—que aquest era el mestre—i En Miquel, que els minuts li pareixien
hores.
A la fi varen arribar, i En Miquel, tot xelestet, va anar a besar les mans a 1’

onclo i a la tia. Aquesta, fent la llagrimeta i amb veu compungida, li va dir:
—Com ha estat aixó, Miquel? Qué t’ has retgirat?
—Los hombres de talento nunca se
amedrentan—va. dir don Benet.
—Vol dir ha anat bé la cosa?—va dir
1’ amo En Pere. —Com una seda; no podía anar més bé,
ha estat es qui huha fet millor de tots—va
dir don Benet.
-E-husents, Teresa? Aquesta vegada el cor t’ha mentit,—va dir l’amo En Pere.
—Val més que siga així. — Qué no sap, don Benet, que nTi ha haguts qu’ han fet córrer sa veu de que li
havien donada carabassa?
—¡Qué me deis! —Ha estat un rum-rum per dins la vila—va dir la madona Teresa.
—Aixó és tot enveja de gent sense conciéncia ni vergonya, que té sa llengo vi¬ perina, que no és mereixedora d' altra cosa més que de que li dónin algunes puntades de peu a lo delgado de la ra¬ badilla. He dit aixó per no dir un’ altra paraula... A bons entenedors poques pa¬
raules...
—¡Ja té raó, don Benet!—va dir la ma¬
dona Teresa.

—Madona, no fasseu cas d’aquesta gentussa. Teniu un nebot que ferá retxa; té cap i és aplicat.
—Ja estic contenta. —Me ’n vaig a arribar a port. Que tot vos siga enhorabona.
—Grácies—varen dir tots dos.
Se ’n va anar don Benet, quan foren
totsols la madona Teresa va dir a n' En
Miquel.
—Vol dir has sortit bé?
—De primera, tia; he sabudes totes ses preguntes sense aquivocar cap parau¬
la.
Amb aixó se va presentar la criada a donar la benvinguda a n‘ En Miquel.
—En Miquel, María, ha sortit de pri¬ mera. Ja ho dirás a n'aquelles de sa botigueta que no han de venir aqui, a cercar
carabassa.
—Bono, bono,—va dir 1‘ amo En Pere— Que no se parli més de tal cosa. Que el Bon Jesús assistesca, allá on són, a n‘ els qui han fet córrer tal falsedat.
—Ja tens raó, Pere. —Lo que ara hem de resoldre és a veure a on ha d’ estar a Ciutat.. —I a tu a on te pareix?—va dir la ma¬
dona Teresa.
—Jo trop que er» lloc estaría millor que

a cá donya Carme; que cree que no hi fará dos mots quan li diguem de teñir lo.
—Jo ho cree així. -I tu, Miquel, a on estimes més estar: a cá donya Carme o dins un colTegi?
—Allá on voldreu será es meu gust.
—Idó, saps que has de fer, Pere? Te ‘n vas a Ciutat, que qui envía no hi va, i parles amb donya Carme.
—Ben pensat, així se fará. Aquella nit ja no varen parlar més de
tal cosa. Se ‘n varen anar a dormir tots
iranquils sense que cap idea mc-lesta les
desberatás el so.
X,
Eren les dotze de la nit i lf amo En Pere i En Miquel, amb companyia d’altres passatgers, partien cap a Ciutat.
Dos cavalls magres estiraven a n‘ els carruatge, fent sonar els cascavells de les cabazades a compás de son trotí de diligéncia.
Al piincipi del camí la conversa deis passatgers era animada; peró a poc a poc va anar decaiguent; perque amb el moviment del carruatge, i les altes hores en que se trobaven de la nit, les va agafar
{Seguird)

10

SOLLER

Crónica Local

Noticias va r i a s
Se está llevando a cabo con toda cele¬
ridad el afirmado del piso de la carretera de Palma a nuestro puerto, en el trozo comprendido en los primeros kilómetros de ia misma, o sea a la salida de la capital.
Además del afirmado del piso con el macadam corriente, se le da un riego de brea, el cual contribuye bastante ala mayor duración del piso en buen estado y evita las formaciones de nubes de polvo al paso de cada vehículo y .los lodazales en las temporadas de lluvias. Este sistema, aún cuando no sea todo lo perfeccionado que las necesidades de hoy aconsejan, siempre representa un avance en la forma de con¬ servar limpios y lisos los pisos de las carreteras, por lo que, dado el tráfico creciente por las mismas, debiera tenerse un especial cuidado en que se hallaran siempre en condiciones de prestar el ser¬ vicio que de las mismas se exige.
Según nuestras noticias, la reparación de la carretera con el riego asfáltico ha de
continuar efectuándose hasta las inmedia¬
ciones de Son Sardina, a donde se llegará, de continuar trabajándose con la actividad /con que lo hacen actualmente, dentro de
breves semanas.
Y preguntamos nosotros: ¿Se ha hecho alguna gestión para cuando esté terminada esta reparación poder realizar el mismo riego dé alquitrán en el trozo de carretera comprendido entre Sólier y el Puerto, con¬
forme indicábamos en un número anterior
de este semanario? Estamos ahora en una situación única
para obtenerlo, porque en todo lo largo del tramo citado hay dispuesta para proceder¬ se a la recomposición del piso una buena cantidad de piedra triturada.
S- no se hacen estas gestiones que in¬ dicamos, se procederá al arreglo de la carretera sin dicho riego y habremos per¬ dido tontamente la oportunidad de ver sin polvo el paseo predilecto de los sollerenses, lo que para muchos puede parecer una quimera y no obstante es perfecta¬
mente factible.
* **
Además de las reparaciones de que nos ocupamos, también se procede en la actua¬ lidad al acopio de piedra machacada en el sitio comprendido entre la plazuela de Je¬ sús (entrada de la población) y el Pont
d En Valls.
En la población, se ha arreglado—pero esto por parte del Ayuntamiento—el piso de las calles de San Jaime, entre la de Mcragues y la plaza de Antonio Maura; el de la dtl Viento, y el de ta de Santa
Bárbara.
Para el caso de que accediera Obras Públicas a! riego asfáltico de ia.carretera del Puerto, sería conveniente que por par¬ te del Ayuntamiento se procediera al arre¬ glo del piso de la calle del Mar, que, no obstante ser carretera, el Estado no cuida de su conservación por ser interior de población, y de este modo podría ser re¬ gada esa calle con dicho procedimiento si se encaminaran las gestiones a tal ob¬ jeto.
Esperamos que nuestra primera autori¬ dad municipal tomará mucho interés en este asunto, a fin de que no se malogre esta oportunidad, y que en breve podremos
informar a nuestros lectores del éxito de
las gestiones que se lleven a cabo.
E! representante en Sólier de «Los Pre¬ visores del Porvenir», nuestro particular amigo D. Guillermo Castañer Devá, nos ruega hagamos público desde estas co¬ lumnas que, habiéndose hecho cargo pro¬ visionalmente de la sección de Fornalutx, iodos los asociados de aquella sección pue¬ den pasar por su domicilio- calle de la Lu¬ na, 39—para hacer los pagos correspon¬
dientes.
Lo que, dando cumplimiento al ruego mencionado, nos complacemos en dar a ia noticia de referencia la consiguiente publi¬
cidad.

Según nos enteramos, mañana debe te¬ ner lugar en el campo de Tiro de Es Tra¬
vés un concurso de carabinas de calibre de
6 milímetros, organizado por la represen¬ tación local del «Tiro Nacional», dispután¬ dose entre sus socios y como premios al¬ gunos objetos de arte.
Además tendrá lugar un entreno de fu¬ sil, CGn vistas a la Tirada de Pichón que se efectuará el domingo siguiente, día 20, ex¬ clusiva para los socios.
Se suplica a los que quieran tomar parte
en dicha tirada se inscriban en el local so¬ cial antes del viernes de la semana en¬
trante.
Visitaron días pasados esta Redacción los Sres. D. Joaquín Sanchis Nadal, redac¬ tor de la «Semana Gráfica», revista ilus¬ trada que ve la luz pública en Valencia, y D. Angel Fernández, corresponsal en Pal¬
ma de ia mencionada revista.
El objeto de! viaje del primero a Mallor¬
ca es el de dar a conocer a los isleños
amantes de la cultura la referida publica¬ ción y su creciente importancia, con el fin
de aumentar todavía más el número,
ya crecido, de sus lectores. El Sr. Fernán¬ dez, más conocedor del país, secunda al
Sr. Sanchis admirablemente en su inteli¬
gente labor. Dado el acierto con que llevan a cabo
sus gestiones, es de esperar obtendrán el éxito que anhelan. Así se lo deseamos nos¬ otros, y a! mismo tiempo que les haya sido grata y provechosa su breve permanencia
en esta ciudad.
Después de haber limpiado fondos en el dique de Barcelona, ayer, viernes, por ia mañana, fondeó en nuestro puerto el vapor «¿María Mercedes», siendo portador de variados efectos para ia industria y comer¬ cio de esta plaza.
Dicho buque ha salido esta mañana con rumbo a Palma, en donde ha de recoger
diversas mercancías destinadas al mercado
francés. Se le espera de regreso el martes, para salir para Barcelona y Cette el miér¬ coles próximo por la noche.
Según nos comunica el señor Alcalde, D. Migue! Casasnovas Castañer, desde el
día l.° del corriente mes están abiertas las
clases nocturnas gratuitas para obreros en las escuelas nacionales graduadas núme¬ ros 1 y 2 de esta ciudad, establecidas, como es sabido, en los edificios del camino del Fossaret y del ex-Convento de Francisca¬ nos, y se nos ruega demos publicidad a la noticia a fin de que llegue a conocimiento
de todos.
Es de esperar que los jóvenes que du¬ rante el día no pueden asistir a la escuela, por impedírselo sus ocupaciones, asisti¬ rán a dichas clases, cuyas enseñanzas pue¬ den ser para ellos en extremo provechosas.
Hemos recibido atenta invitación de
nuestro Párroco-Arcipreste, Rdo; D. Ra¬ fael Sitjar, para asistir a la Asamblea con¬ tra la pública inmoralidad, que ha de tener lugar mañana, domingo, a las cinco de la tarde, en el salón de actos del Colegio de las Madres Escolapias.
Agradecemos ia deferencia, y, corres-' pondiendo a ella, nos proponemos asistir y dar a nuestros lectores la correspondien¬ te información en nuestro próximo nú¬
mero.
Esta mañana hen estado en esta ciudad
ios señores Inspector Provincial de Sani¬ dad, D. Juan Durich, y el Médico de Palma
D. Emilio Darder. Como dichos señores tenían anunciada
su visita, el Médico Titular de este Munici¬ pio, D. Juan Marqués Frontera, había con¬
vocado a los señores Médicos de esta ciu¬
dad a una reunión, que ha tenido lugar a las nueve y media en la Casa Consistorial, habiendo asistido los señores D. Jaime An¬ tonio Mayol, D. Guillermo Ripoll, D. Ma¬ riano Rovíra, D. Miguel Colom, D. Da¬ mián Deyá y D. Miguel Arbons. Ha pre¬

sidido dicha reunión el señor Alcalde don
Miguel Casasnovas Castañer. El señor Durich ha explicado a los
señores nombrados el resultado de los
análisis que ha hecho en unión del se¬ ñor Darder, con motivo de los diferentes casos de fiebre que se han declarado en esta ciudad, indicándoles al propio tiempo las reglas que conviene se observen para evitar la propagación de las enfermedades.
También ha indicado el Sr. Durich la
conveniencia de que todas las personas se preserven de las fiebres vacunándose en la forma cómo ellos, los señores Médicos reu¬ nidos, indiquen, quienes gratuitamente fa¬ cilitarán la vacuna. Igualmente facilitarán gratis los desinfectantes que sean necesa¬
rios.
Sabemos que el señor Inspector Provin¬ cial de Sanidad ha elogiado la actuación del señor Marqués Frontera, declarando que había acertado a! aconsejar a la Junta municipal de Sanidad las medidas que con¬ viene adoptar para evitar la propagación de las. fiebres infecciosas, cuyas medidas, que ya publicamos en nuestro penúltimo número, son las siguientes:
La propagación de estas fiebres se hace: por contacto con ei enfermo, por alimen¬ tos contaminados (leche, verduras, fruías) y principalmente por el agua.
Aislamiento de los enfermos, a quienes no deben visitar más que las personas que los cuiden, y desinfección de las habitacio¬ nes, ropas, vasijas, platos, etc.
Desinfección de retretes y urinarios. Limpieza esmerada y antiséptica de las personas encargadas de los enfermos. No teni ¡ndo seguridad absoluta de la pureza del agua, hervirla previamente an¬ tes de usarla, y hacer lo mismo con la
leche.
No comer verduras ni frutas que hayan
estado en contacto con el suelo, a no ser
cocidas o debidamente desinfectadas.
Desinfectar convenientemente las eva¬
cuaciones del enfermo, poniendo previa¬ mente en los recipientes alguna solución
desinfectante, continuando esta desinfec¬
ción algún tiempo aún después de curado el individuo, pues está probado que los gérmenes patógenos persisten en las de¬ yecciones después de la curación y pueden
ser causa de nuevas infecciones.
Ha insistido el señor Durich en la reco¬
mendación que ya se hizo al vecindario de que la leche, el agua y las verduras se
beban o coman una vez hervidas.
También se ha de recomendar a todas
ias personas que cuiden algún enfermo que se ¡aven las manos cada vez que tengan algún contacto con él y que de ma¬ nera especial se desinfecten antes de co¬
mer.
Son dichas medidas de mucha importan¬ cia para evitar la propagación.
Por último, e! señor Durich ha expresa¬ do su satisfacción no sólo por la buena orientación demostrada por el señor Mar¬ qués Frontera sino también por ia buena disposición hallada en el señor Alcalde de facilitar la labor y de secundar a los seño¬ res Médicos, apoyándoles en los acuerdos que adopten. *
La crisis municipal declarada hace al¬ gunas semanas, ha entrado estos días en una nueva fase. Ha sido aceptada por el señor Gobernador la dimisión presentada por e! Tercer Teniente, D, José Bauzá Llull, y para sustituirle ha sido designado el propietario D. Antonio Colom Frontera, quien en ¡a sesión que anoche celebró el Ayuntamiento pleno tomó posesión de su
cargo.
Las cinco dimisiones que dijimos habían sido presentadas, o sea las de ¡os señores Col!, Castañer Bernat, Canals, Castañer Ripoll y Seguí, fueron admitidas por la Corporación Municipal, y acordado dar co¬ nocimiento de las mismas a la primera au¬ toridad civil de la provincia.
Suponemos que en breve será conocida la resolución del Gobernador, y, de con¬ siguiente, que se procederá a la reconsti¬ tución del Ayuntamiento a fin de que éste pueda continuar normalmente su labor.
Al señor Colom Frontera, que ha sido distinguido con el cargo de concejal, en¬ viamos nuestra sincera felicitación y al propio tiempo deseárnosle el mejor acierto en el desempeño del mismo.

La semana que fine hoy ha sido de las va¬ riables que suele ofrecernos anualmente la estación otoñal. Empezó siendo vento¬ sa, con días despejados, y ha terminado con densos nublados y un pequeño conato de lluvia en el de hoy.
Lo dicho, con relación al estado atmos¬
férico; por lo que se refiere a la tempera¬ tura, hemos tenido también bastante va¬ riación. Los vientos de ios primeros días fueron más bien cálidos que fríos, y en los ya normales que les siguieron, hasta ayer, el ^ambiente conservóse templado hasta el punto de que las personas que veíanse obligadas a moverse con alguna rapidez sentían verdadero calor. Hoy ha vuelto a bajar la temperatura, y conse¬
cuencia de ello ha sido sin duda la llovizna
que empezó a caer a cosa de los ocho.
E¡ termómetro durante la semana ha
oscilado entre una máxima de 22 grados y una mínima de 11 y 2 décimas.
Con un atento B. L. M. del nuevo Di¬
rector de la estación Enotéctica de España en Cette, el Ingeniero Agrómono D. Ela¬ dio Asensio Villa, hemos recibido un ejem¬ plar de la Memoria de dicho centro corres¬ pondiente al año' 1926, y a! acusar recibo de este obsequio nos es grato expresar al referido Director, por su deferencia, nues¬ tra más profunda gratitud.
Esta Memoria contiene gran copia de ex¬ plicaciones y de datos interesantísimos, que
demuestran de un modo elocuente la utilidad
e importancia de la mencionada Enotéctica y la ímproba labor, la inteligencia y Is gran fuerza de voluntad que su dirección repre¬
senta. Forma un folleto en 4.° de un cente¬
nar de páginas, y de la exactitud de nues¬ tra anterior aserción podrán juzgar nuestros lectores con sólo fijarse en el índice del documento en cuestión, que es el siguiente:
Introducción.—Resumen de los trabajos practicados en la Estación Enotéctica du¬
rante el año 1926.—Número de análisis
practicados en la Estación Enotécnica des¬
de e! 1,° de Enero al 31 Diciembre 1926.—
El alcohol de sarmientos,—La cosecha de
vinos en Francia en 1926.—Cosecha de vi¬
nos en Francia por departamentos en 1926,
—Cosechas de vinos en Francia desde el año
1861 al Í926 inclusive.—Cuadro gráfico
de las cosechas de vinos en Francia duran¬
te los diez últimos años. —Superficie de viñedo en Francia por departamentos en 1925 y 1926.—Cuadro gráfico del precio
medio de los vinos en el mercado de Mont-
pelüer durante las campañas vitícolas de 1919-1925.—Cuadro gráfico del precio de los vinos en el mercado de Montpellier du¬ rante la campaña vitícola 1925 1926.—Es¬ tadística de la producción vitícola en Es¬ paña en 1926.—Estado comparativo de la producción de uva y mostos en España du¬ rante el último quinquenio.—Porcentages para la calificación de la cosecha vitícola española de 1926.—Cuadro gráfico de la producción de vinos en España desde 1919
a 1926,—Producción mundial de vinos en
el año 1926.—Exportación de naranjas es¬ pañolas efectuada en los años 1925 26 y 1926-27.—Exportación de nuestros princi¬ pales productos agrícolas a Francia duran¬
te el año 1926.
Comercio general'. Producción, importación y exportación de vinos en Francia (Metrópoli) durante
ios años 1903 a 1926.—E! comercio de
Francia con el extranjero en 1925 y 1926 (particularmente en io que se refiere a be¬ bidas).—Exportación de vinos españoles a Francia en 1926.—Cuadro gráfico de la exportación a Francia de vinos españoles (ordinarios y de licor.—Exportación de naranjas, limones y mandarinas españolas a Francia durante los años 1925 y 1926.
Comercio especial:
Comercio especia! de vinos españoles (mistelas comprendidas) en Francia en 1926 —Exportación española de arroz a Francia en el año 1926.—Exportación de patatas españolas a Francia durante el nño 1926,— Importación francesa en España en 1926.— Exportación española a Francia en 1926.— Tránsito de mercancías por el puerto de
Cette en 1926,—Movimiento de vinos
(ordinarios y de licor) por el puerto de
Cette del año 1921 al 1926 inclusive.—
Mercancías importadas por el puerto de Cette en 1926.—Mercancías exportadas

por el puerto de Cette en 1926.—Produc¬ ción, importación, exportación y consumo anual de vino por habitante en los diferen¬ tes paises.—Vino por habitante en los dife¬ rentes paises.—La nueva legislación de
vinos en Suiza,
Por un bando que ha publicado hoy la Alcaldía, nos enteramos de que el jueves y viernes próximos estará de nuevo en esta ciudad, al objeto de continuar la cobranza de los créditos que tiene el Municipio
contra los vecinos deudores de arbitrios
municipales, el agente ejecutivo señor
Endols.
Se ha ido demorando el embargo de los bienes de los deudores porque han sido muchos los que han satisfecho sus débitos, pero se nos dice que ya el jueves se pro¬
cederá definitivamente a ello.
El señor Alcalde ha designado depo¬ sitario de los objetos embargados'y el lo¬ cal para depósito, y, según se nos ha in¬ formado, también se halla tramitado el ex¬ pediente de los deudores contra quienes se ha de dirigir la acción de apremio des¬ pués de transcurridos los plazos reglamen¬ tarios, cuyos plazos terminaron ya hace tiempo, por cuyo motivo el mismo jue¬ ves algunos de ellos se verán desposeídos de bienes por valor de lo que adeudan.
Llamamos la atención por si alguno de los vecinos que aún no han satisfecho la cantidad que adeudan quieren evitarse los gastos y los consiguientes disgustos que causa el procedimiento que forzosa¬ mente se ha de seguir para que la Admi¬ nistración comunal no pierda sus créditos por la falta de voluntad que tienen algunos vecinos en cumplir sus obligaciones.
Notas de Sociedad
LLEGADAS
Procedentes de Nevers llegaron el miér¬ coles a esta ciudad D.a Lucía Ferrer, esposa de nuestro distinguido amigo el comercian¬ te y ex-concejal del Ayuntamiento D. Ga¬ briel Darder Vicens, y su agraciada hija
Srta. María.
Procedente de Le Thor llegaron el do¬ mingo último a esta ciudad, con objeto de permanecer en ella una corta temporada, nuestro buen amigo D. Damián Vinent, su señora esposa, Mme. Eva, e hijiía, acompañados de D. Pedro Vinent y señora.
Dárnosles a todos cordial bienvenida.
SALIDAS
Para Carcagente salieron días pasados la Sra. Viuda de D. Miguel Estades, su hijo D. Miguel y, sus simpáticas hijas seño¬ ritas María, Bárbara y Margarita, en cuya ciudad valenciana piensan permanecerdurante la próxima temporada de exportación a Francia de los frutos de aquella región.
Con igual objeto embarcaron también el miércoles, para Alcira, otros antiguos y muy apreciados amigos nuestros: los comer¬ ciantes-exportadores Sres. D. Juan Ripoll Magraner, su hijo D. José Ripoll Arbona y la esposa de éste, D.a Ana Colom Rullán, con sus hijitos.
Igualmente salió para Alcira, con el fin de dar comienzo a las operaciones de la próxima temporada comercial de expedi¬ ción ¿de naranjas y demás frutos a lá na¬ ción vecina, nuestro amigo D. Jaime Casasnovas Pastor, en compañía de su espo¬ sa, D.a Catalina Castañer Rullán, e hijo.
Deamos hayan tenido todos ellos una
travesía feliz.
Vida Religiosa
Conforme anunciamos en la sección de
«Cultos Sagrados» de nuestro número anterior, el domingo último celebróse fies¬ ta solemne en la capilla del Cementerio, dedicada a la Sangre de N. S. Jesucristo y en sufragio de los difuntos. Asistió con tal motivo al Campo Santo numerosa con¬ currencia, que hubo de colocarse en su mayor parte fuera de la mencionada ca¬ pilla, por insuficiencia de ésta para con¬ tenerla, y lo mismo el púlpito desde el

SOLLER

cual dirigió la palabra a los asistentes el Rdo. P. Martorell, de la Congregación del
Oratorio.
Después de cantar la Comunidad parro¬ quial y escolanía Horas menores, se cantó la misa mayor, y pronunció el mencionado orador sagrado un sermón de circunstan¬
cias, demostrando la necesidad de los su¬
fragios y explicando el modo cómo, por medio de ellos, podemos aligerar de sus penas a las Almas del Purgatorio, por las que tenemos obligación de orar.
Por la tarde, conforme anunciamos tam¬
bién, dicha Comunidad se trasladó de nue¬ vo al Cementerio, procesionalmente, con el fin de cantar los responsos sobre las sepulturas que no pudo el martes de la anterior semana por habérselo el mal tiem¬ po impedido.

atención y fué recibida con agrado por los
aficionados a las danzas modernas.
*
El martes, en la función extraordinaria que se celebró en dicho día, fué exhibida la interesante producción española La Mal¬ casada, que venía precedida de mucho renombre. Asistió a presenciarla un públi¬ co muy numeroso y éste la aplaudió a su terminación, buena prueba de que había sido de su agrado. El desfile de personali¬ dades españolas nos hizo recordar la pelí¬ cula mallorquína Flor de espino, per tener ambas muchos puntos de contacto. En La Malcasada sobresalen un argumento su¬ mamente interesante, a pesar de su exten¬
sión, una fotografía clarísima con unos pai¬ sajes y vistas de obras de arte muy nota¬
bles.

2314....°°°°^■iiaiiwiiHnniiiwinirw—bs—dbbb>

*| j

«s

En la función de esta noche se proyec¬
tará el siguiente y selecto programa: Charlestón en seis lecciones (se-
gu nda lección). A fuerza de arrastrarse, drama, en
cuatro partes.
¿Quiere Vd. hacerme su esposa? regocijante comedia, en cinco partes, por

Alice Joyce.

Sandalio está de suerte, cómica,

en dos partes.

Este programa volverá a repetirse en las dos funciones dé mañana, y por la fama

de que vienen precedidas algunas películas

de las que lo forman, es de suponer que se

verá estos días el teatro de la calle de

Real sumamente concurrido.

TEATRO VICTORIA

* **

Con una concurrencia muy numerosa tu¬

Ayer se celebró en la iglesia de las

Al día siguiente, miércoles, y conforme vieron lugar en este teatro, el demingo úl¬

MM. Escolapias de esta ciudad esplendo¬ adelantamos en nuestra edición anterior, timo, las funciones de costumbre, en las

rosa fiesta religiosa dedicada al abnegado tuvo lugar el debut de la compañía de co¬ que fueron proyectadas películas escogidas

Fundador de las Escuelas Pías, San José medias que dirigen los primeros actores y muy selectas, que llamaron la atención

de Calasanz, y conmemorativa al mismo
tiempo de la fecha del cincuentenario de la bendición de dicha iglesia. Decorado el templo con plantas y flores, luciendo

D.a María Fortuny y D, Ramón Quadreny. Artísticamente, puede calificarse de
acontecimiento, tanto por lo completo del conj unto de la compañía como por lo se¬

por el interés que despertaron y por la moralidad que en todas sus escenas podía constatarse. Sobresalió la titulada Laprincesita rubia, que dejó muy complacidos

espléndida iluminación y lleno por com¬ lecto y escogida, cada una en su género, a cuantos la presenciaron.

pleto de fieles, presentaba hermosísimo de las obras que nos ofreció. Económica¬

Pero cuando promete verse el teatro lle¬

aspecto. Cantó el orfeón del colegio, mente fué, como de costumbre, un desas¬ no, como en sus mejores días, es mañana,

con acompañamiento del armonium, una tre más, que justifica plenamente la con¬ en que será exhibida la preciosa película

bella partitura.

ducta de las Empresas al no avenirse a dar española Currito de la Cruz, según la no¬

Fué el celebrante el M. I. Sr. D. Anto¬ otras funciones que las cinematográficas y vela de A. Pérez Lugín, primera película

nio Canals, Canónigo, dignidad de Arci¬ a lo sumo de arte frívolo. El público de de las grandes super-prcducciones que este preste de la S. I. C. B. de Mallorca, quien Sóller no corresponde, por lo que a funcio¬ salón tiene contratadas, y cuyo anuncio-ha

llevaba la representación de S. I. el Obis¬ nes teatrales se refiere, a los sacrificios^ venido despertando enorme interés.

po de la Diócesis, Dr. Llompart, asistién¬ que se hacen en : u obsequio y continúa

El hecho de haberse proyectado dicha

dole en calidad de diácono, subdiácono y de presbítero asistente, respectivamente, los Rdos. Sres. D. Jerónimo Pons, D. Antonio

retrayéndose, no sabemos si por falta de afición, o por otras causas.
El miércoles la concurrencia íué muy

cinta en esta ciudad no será obstáculo pa¬
ra que su proyección se vea muy concu¬ rrida, pues el hecho de haberse pasado

Rullán y D. Bartolomé Coll. Ocupó la sagrada cátedra nuestro distinguido pai¬ sano y amigo el Rdo. D. Juan Enseñat, Cura-Párroco de Alcudia, quien, con pala¬ bra elocuente y entusiasmo de verdadero patriota sollerense, tejió hermoso panegí¬
rico del Santo Patrón del Instituto Cala-
sancio después de dedicar la primera parte

selecta, pero escasa; al siguiente día fué algo más numerosa pero no lo suficiente, ni de mucho, para atender a los dispendios
que el desplazamiento de una ccmoañía como la que nos ocupa representa, E¡ío es, en verdad, lamentable, porque ha de pri¬ varnos de poder presenciar con la misma frecuencia con que concurren a Palma las

en una única función, y aún ésta en día labo rabie, y dado el gran número de perso¬ nas que quedaron sin verla, deseándolo, es de esperar que el teatro de la calle de la
Vi ctoria obtendrá mañana un triunfo muy resonante.
Muchas personas que vieron dicha pe¬ lícula quedaron con deseos de volverla a

de su discurso a historiar con gran copia de detalles la fundación del colegio de las MM. Escolapias, la venida a Sóller de és¬ tas, la construcción del suntuoso edificio
en que está aquél instalado, la protección que le dispensaron los amantes de la en¬ señanza y de la futura cultura de esta po¬ blación, Sres. D. Jorge Frontera, Secre¬ tario del Ayuntamiento, Rdo. D. Pedro José Llompart, Párroco; el propietario don Guillermo Castañer y el franciscano ex¬ claustrado P. Antonio Casasnovas, de un
modo especial, y la solemnidad con que se verificó la bendición de dicha iglesia, de cuyo acto se estaba celebrando el cincuen¬ tenario. En la elección del tema y en el
modo de desarrollarlo estuvo en verdad

compañías de comedia o de zarzuela, que de otro modo en su tournée por la isla nos
visitarían.
Para debutar fué puesto en escena el drama de Eduardo Marquina La er¬ mita, la fuente y el río, obra que
ha vaiido a su autor uno de los mayores
triunfos como poeta y como dramaturgo, pues que está admirablemente versificada y es toda ella un tejido de brillantes imᬠgenes y felicísimos pensamientos.
Contra lo que suele ser costumbre en las producciones escénicas, en ésta forman admirable consorcio la inspiración poética y la intensidad de la acción, completándose
mutuamente. El autor ha buceado en el
alma humana creando tipos de recia con¬

ver, lo cual basta para juzgar de la belleza del film, ya que la obra es tan conocida y popul ar que puede afirmarse que no hay nadie que no la haya leído.
Para el próximo jueves la Empresa nos participa tiene contratada la interesante serie de acción, en seis jornadas, La senda del 1 error, que promete ser del agrado del público que suele concurrir a la fun¬
ción de ese día.
Foment de Cultura de la Dona
Suscripció oberta per fer el Regqlo de
Nadal a la Biblioteca

muy acertado el mencionado orador.
Terminóse la función cantándose el le-
Deum y verificándose seguidamente la
reserva de S. D. M. Por la tarde tuvo
lugar la conclusión de la novena en honor de San José de Calasanz, y a este solem¬
ne acto asistieron también numerosos fieles.
De Teatros
DEFENSORA SOLLERENSE
Pródiga en noticias agradables que
incluir en esta crónica semanal de los
teatros locales, ha sido la semana que va desde el sábado último a hoy. No es de extrañar, pues, si esta crónica va a tomar alguna mayor extensión que la que qui¬
siéramos concederla.
Ya el sábado y domingo últimos, con

textura al mismo tiempo que regala el oido con el ritmo de las estrofas y la belleza de los pensamientos, de lo que son buena prueba algunos fragmentos que reproduci¬ mos en !a página literaria de este número.
En la interpretación estuvieron todos
muy acertados, sobresaliendo la labor de la Sra. Fortuny en el tipo de «Deseada», personaje central y la del Sr. Quadreny en
el de D. Lorenzo. La Srta. Montesinos
y el Sr. Dallo encarnaron perfectamente la ingenuidad de Luisa, aquélla, y la fogosi¬
dad de Manuel Bellido éste.
Al final de todos los actos y de algu¬ nos diálogos de mayor intensidad dramᬠtica, resonaron cálidos aplausos.
Anteayer, jueves, dióse la segunda y úl¬ tima función, estrenando la mencionada
compañía el juguete cómico en tres actos de Tristán Bernard, adaptación castellana de Antonio F. Lepino y Federico Reparaz, Mi cocinera, obra que durante la tempora¬

D.a María Mayol ....

* Antonia Rullán de Colom.

.

» Francisca Rotger de Colom.

»Catalina Marqués.

.

.

.

» Catalina Puig. ....

» F ancisca Oliver Frontera. .

» Margalida Coll ....
» Francisca Oliver Rullán . .

» Rosa Cruelles de Ballester. .

* Isabel Coll. ?

> Margalida F. Vda. de Castañer

» Josefina Garau de Losada.

.

.

* Jeronia Pujol

» Antonia Vaquer .... » Rosa Mayol

» Pilar Feliu de Jofre. . . .
» Catalina N. Vda. de Cambro-

ñero

» María Trías Oliver. .

,

.

Suma i segueix ....

Pesetas
5’00
5’00
5’00 5’00 5’00
5 00
5’00
5’00 5’00 l’OO
3’00 2’00 0’25 TOO l’OO 2’00
1 ’OO 4’00
60’25

la proyección de la cuarta y última jornada da anterior estrenó con gran éxito en Ma¬

de la serie Sin familia, que haciendo uso drid la compañía titular del teatro Infanta

d.e una expresión del argot del cine (y que Isabel.

en este caso no es hiperbólica) puede

Este juguete cómico es una obra de en¬

decirse que ha batido el record del éxito, se registraron en nuestro primer teatro
extraordinarias entradas de personas que

redo, de esas en que en cada nueva situa¬ ción va enredándose más la madeja, abun¬ dando las de gran fuerza cómica y suce-

habían seguido con interés el desarrollo diéndose los chistes de buena ley, que fue¬

del film.

ron reídos unánimemente. La trama es,

GRAN VÍA, 11

En dichas funciones se proyectaron, ade¬ además, interesante, estando admirable¬

- ar-B=g=^E

más, otras películas interesantes, sobre¬ mente concebida y escenificada. El público

saliendo por su originalidad la titulada escuchó complacido toda la obra, aplau¬

Charlestón en 6 lecciones, de la que se diendo al final de cada acto.

proyectó la primera, que llamó mucho ia i

Tv "TV

EL CAI D preciosa novela de L. Noel.—5 pesetas.
Librería de J. Marqués Arbona

12

SOLLER

VIDA DE MUJER

CONSEJOS Y ADVERTENCIAS

La obra más perfeccionada dentro de las imperfecciones de la naturaleza cuan¬ do la miramos con los ojos materiales de nuestro ser, es la mujer. Ese ser delicado y sensible parece creado para sentir y glosar la virtud en sus más altas mani¬
festaciones. Veámosla en el escalón más
humilde de la sociedad; desde niña, sien¬ te y sufre sus juegos infantiles; no dan gozo completo a su corazón, la amargu¬ ra de pesares que su sensibilidad exqui¬ sita le hace percibir; es la gota de hiel que empieza artera a caer sobre su almita, en donde anidan e incuban los gér¬ menes de los grandes sentimientos, de los grandes y secretos heroísmos. De adolescente, ayuda con su trabajo a les suyos, se mortifica, se priva casi siempre de sus más ínfimos gustos, por los suyos, sin sentirlo casi, que én ella ya es innato el espíritu del sacrificio. Su corazón des¬ pierta a las palabras dulces, y falaces casi siempre, del hombre que la acecha, y de .ahí que de ese instante de su vida depen¬ de siempre su felicidad o su desgracia. Juzga por su corazón sencillo,- el del hombre que le habla, halagando primero su amor propio de mujer, luego sus sen¬ timientos que, como flor que espera con ansia el rocío que acaricia sus pétalos abiertos, ellos esperan las palabras lle¬ nas ae pasión para sentir las dulces e mo dones por ellas producidas; que también son caricias las palabras, ¿pero son siem¬ pre éstas sinceras? Si lo son, la dignifican, pero no la redimen de la vida abnegada que la espera. Ella siente amor por otro ser que llena su existencia, su pensamien¬ to todo, su alma entera, y llega el mo¬ mento en que promesas sagradas la unen para siempre al hombre querido; nueva vida con nuevas obligaciones le traen pesares y alegrías; por cada una de éstas, ¿cuántos de aquéllos? Los hijos, el amor santo de madre, inunda su alma, la ambición por la felicidad de ellos la lleva lejos a luchar junto con el compa¬ ñero que deparó el destino, para asegu¬ rar a aquellos pedazos de su alma el bienestar moral y material que ella no tuvo; y casi siempre a pesar de sus es¬ fuerzos no puede lograr para sus hijos lo que se propuso; y la muerte o la vejez sorprenden a la heroica, a la ignorada... Vida de trabajo, de lucha, de amor, de sacrificio, de abnegación, es la vida de la mujer; ¿quién la recompensa? Sólo Dios justo, haciendo de una de ellas la
madre del Redentor del mundo.
Amapola.
Lñ RECETH DE INVIERNO
Ha llegado el momento para todo cro¬ nista de modas que se estime, de formu¬ lar la receta de invierno, la cual no pue¬ de ser más agradable puesto que consis¬ te en prescribir el uso de las pieles.
Las pieles, adornan a la mujer más aún que las alhajas; son el marco más dulce para e! rostro y la envoltura más elegan¬ te para un cuerpo esbelto. Desde la edad de las cavernas en que ya las pieles constituyeron el vestido de nuestros leja¬
nos abuelos, hasta nuestros días los ani¬
males más diversos han sido desollados
implacablemente, para nuestro abrigo y
embellecimiento.
En la actualidad, la moda se compla¬ ce en martirizar las pieles aún después de curtidas, esquilando el astracán y el .conejo. Toda una técnica científica ha invadido el arte de la peletería y el de la costura, para ofrecernos los pelos más extraños e inesperados, bien que todos sean atrayentes.
Hablemos por de pronto de las pieles suntuosas que valen pequeñas fortunas. La marta zibelina, sigue siendo la sobe¬ rana, pero ya no se la ve apenas porque se ha hecho tan cara que no se halla al alcance más que de las multimillonarias, y las que no lo son, no se atreven a com¬ prarse ni una .simple corbata. A falta de ella, disponemos de visón, primo herma¬ no de la marta, que, bien preparado, resulta muy parecido a ella, aunque

PARA ELLAS...

Tres mudanzas perjudican más que
un ince dio.— Franklin.
El precio de la virtud es esta misma.—
Séneca.

doloroso es decirlo, su precio no es muy
inferior al de la marta zibelina.
El kólinski, parece hacer esfuerzos para reaparecer, pero por el momento, triunfa el renard rubio, sedoso y dulce, que proporciona las mejores corbatas, cuellos y adornos. Casi el mismo grado de favor, alcanzan el armiño y el astra¬
cán con todos sus derivados. En este
mismo rango, figuran también el castor y la nutria y el topo, aunque este último ha perdido mucho con la prodigiosa ma¬ nera con que actualmente se trabaja la piel de conejo. Se ha adquirido un tal arte para preparar la piel de este mo¬ desto roedor, que resulta verdaderamen¬ te difícil distinguirle bajo los nombres con que se le disfraza. Al igual que las pieles más suntuosas, se la trabaja, esqui¬ la y tortura, tiñéndola luego delicada¬
mente hasta obtener los resultados más
asombrosos.
Así se ha podido llegar al conejo zibelinado o astracanado, que las mejores modistas emplean sin inconveniente para el adorno de vestidos y abrigos.
La piel de la liebre, se reserva para las imitaciones del renard y cumple su misión a las mil maravillas; desgracia¬ damente, tiene el grave defecto de ser mu3T poco consistenté, lo cual hace que la desechen las mujeres prácticas.
Estas pieles tan diversas, son emplea¬ das todas de la misma manera por la alta costura, que las prodiga sobre los abri¬ gos, tanto de día como de noche, sobre los vestidos de tarde, con un poco más de
discreción en los tailleurs y con una
exquisita prudencia en los vestidos de
noche.
Los abrigos, si no son enteramente de piel, se adornan ampliamente con ella y algunas veces con notoria exageración. Grandes cuellos rodean la cara y des¬ cienden luego hasta la rodilla. Por si esto no es bastante, se aplica la piel
también sobre las faldas formando am¬
plios volantes o sobre los puños de las
mangas.
Estas mismas fantasías, un poco más moderadas, se aplican también sobre los vestidos de tarde. Los tailleurs, se con¬
tentan con adornarse con una orlita de
piel, pero es bastante raro, porque por lo general se prefiere llevar con el tailleur, la piel agradable y ligera de un
buen renard.
Empieza, pues, el reinado de la piel bajo los mejores auspicios, ya que la mo¬ da al imponerla, la ha puesto al alcance de todas las fortunas, haciendo con la piel del conejo australiano verdaderos alardes de lujo y de buen gusto. Esta conquista de la industria, ha hecho que se exagere algo la nota, habiéndose llegado a lanzar una especie de sombre¬ ros a ia cosaca, todos ellos de piel, un poco fuera de las buenas normas. Pero la mujer que es elegante por instinto, sabe siempre elegir de manera que cada cosa esté en el lugar que le corresponde.
A. D’enery.

i-"

' '3 "■ 3" ' - —G

E

ELLAS Y ELLOS

DE LA LEYENDA ENCANTADA
Triste camina la moza—en busca de su
cabaña,—conduciendo las ovejas—que por los breñales saltan.—Va pensando en sus amores—y va pensando en sus ansias —y en los cariños traidores—que pertur¬ baron su alma...—Príncipe de sus ensue¬
ños—se lo encontró una mañana,—cuan¬
do el {rebaño del monte— a la pradera
bajaba.—Era el cazador galante—y de apostura muy maja;—era su cabello ne¬ gro—y muy dulce su mirada;—era risue¬ ño.su porte,—y su apostura gallarda.
Ante la moza, un instante,—detuvo el
joven la marcha:

«¿Puede decirme la joven—en dónde está la morada—de la pastora más bella —que ha nacido en la comarca?»—«¿Para qué quieres saberlo?»—«Para poder feste¬ jarla.»—«Pues lo ignoro.»—«No es posible» —«No conozco más estancia—que el humil-
decaserío—en dondeduermenlas cabras.»
—«¿Cómo te llamas?» «Pastora—es como me llaman.»—«¿Tienes padres?» «Vivo so¬ la.»—¿Naciste?» En la montaña,—y vivo como las flores,—que sin cuidados ni guar¬ das-nacen, crecen, se marchitan—y se mueren cuando manda—quien crió lo mis¬ mo flores—que pájaros y zagalas.»—«¿Por qué no vienes al pueblo?»—«Porque allí no perdí nada.»—«Eres bonita y no debes —pasar la vida entre cabras.»—«Cada
uno está en el sitio—en donde Dios se lo
manda.»—Lucirías en el pueblo—tus en¬ cantos y tu gracia.»—«¡Y vos guarderéis en tanto—mis ovejas y mis cabras!»—«No sé oficio de cabrero,» -«Ni yo el oficio de dama.»—«Puedes aprenderlo pronto.» — «He sido siempre holgazana,—y en mate¬ rias de aprender—nunca llegaré a ser sa¬ bia.»—Yo tú maestro seré.»—«No me po-
$rá enseñar nada—que le convenga a mi avío:—sé rezar, curo las cabras,—guiso lo que he de comer—y sé lo que Dios nos manda—para guardar nuestro honor.— No quiero saber más nada,»—«¿Ni de co¬
sas de cariño?»—«Sólo cariño me falta.»—
«Pues cariño vengo a darte »—«De gente
tan encumbrada—ni aun cariño cuadra
bien—para una pobre muchacha.—¡Que Dios guarde al cazador!» —«¡Vaya con El la zagala!»
Y pensando en los amores—que pertur¬ baron su alma,—triste camina la moza,— en busca de su cabaña.—«Pasó, ¡madre mía!, dice—elamorde queme hablabas;— pasó para no volver,—como en los cuen¬ tos de hadas.—¡Era cazador el Príncipe —de tu leyenda encantada!»
Buenaventura L. Vidal

La vanidad y la pobreza siempre están en pleito.—Selanti.
En amor se aniquila al instante el en¬ canto del sentimiento con la primera pa¬ labra que necesita calcularse antes de pronunciarla.—Princesa de Salm.
Ser coqueta es prometerse a varios hombres y no pertenecer a ninguno.—
Balsac.
Un hombre honrado no hallará mejor amiga que su esposa.—Rousseau.
Las mujeres hacen los poetas.— Mus-
set.
La viuda más sensata es siempre bas¬ tante loca para volver a casarse,—La
Chaussée.
Lo que vale cada hombre está en rela¬ ción con el respeto que haya tenido a su madr e.—Dupanloup.
En el matrimonio puedes encontrar una de las tres cosas siguientes: o el purgatorio, o el infierno, o el paraíso.—
Mabire.
Si en la senda del mal te ves perdida, no sigas adelante.
Para volver al bien, en esta vida, todo momento es el supremo instante.
Campodmor.

Timbrados en relieve

de papel para cartas y sobres
Confección de dibujos y escudos
a gusto del cliente
—i** La máxima elegancia y dis»unción
Solicite muestras y precios a JUAN
MARQUÉS ARBONA, San Bartolomé, 17

Modista con “Corte Martí,,
Ofrece al público sus servicios a precios
reducidos.
Dirigirse: Carretera del Puerto, n.° 72T
Ca ‘n Perús.

El símbolo de la fuerza, de la energía, del humor
y del poder
lo constituye el Jarabe de
HIPOFOSFITOS
SALUD
Vigoriza la sangre y el sistema nervioso; fortifica los músculos y es el remedio más eficaz con¬
tra la neurastenia, inapetencia,
eserofuiismo y todas aquellas
enfermedades derivadas de la
anemia y que son causa de la consunción y del agotamiento
Más de 35 años de éxito creciente.
Aprobado por la Real Academia de Medicina
AVISO: Rechace todo frasco qnc no lleve en la etiqueta exterior HIPOFOSFITOS SALUD
impreso con tinta roja

SOLLER

13 ==

TEATRO VICTORIA

¡COLOSAL ACONTECIMIENTO CINEMATOGRAFICO!
Presentación de la famosa y esperada gran producción española

CURRITO de la CRUZ
Adaptación magistral a la pantalla de la popularísima. y exquisita novela de
A. PEREZ LUGIN
La película que obtiene tantos éxitos como proyecciones

EDUARDO MARQUINA
Salud, fragancia y elevación, como en las cunbres, hay en la obra de este gran poeta catalán, de origen aragonés, Eduardo Marquina. El arte, como toda maternidad, es abnegación y austeridad, y a él ha con¬ sagrado el autor insigne de Una noche en Venecia lo más puro de su esfuerzo y lo más engalanado de sus efusiones. Marqui¬ na es uno de los cuatro o seis poetas es¬ pañoles que nadie intentó aún destronar. Su musa ha cantado porfiadamente, con unción y con ímpetu; y lo mismo en el escenario que en el libro, que al margen de la actualidad fugitiva, en el periódico, ha sabido avasallarnos y conmovernos sin desmelenarse nunca, sin desfigurarse en crispaciones y muecas, es decir, mante¬ niendo su gallarda continencia y su hon¬
dura decente de buena ama.
Como dramaturgo, como poeta civil, como lírico, sobre las embusteras luces de la escena, los tumultos de la ciudad y las claras castidades del campo, sigue preva¬ leciendo. Fué innovador en su tiempo, y ahora, veinte años después, su corazón,
abierto como una flor, húmedo de rocío,
como si no hubiera dejado nunca de ama¬ necer en él su arte, figura en la vanguar¬ dia. Vale porque no quiso envejecer, y porque ha ido melificando sus versos, que siempre fueron panales. Desde Vendimión a El Dobrecito carpintero, la ternura desbordante, la fantasía opulenta del gran creador de imágenes originales y resplan¬ decientes, fluye con incontinencia moceril. Ni siquiera el éxito, demasiado inminente y perturbador del teatro, le desvió de su senda cenobítica de artista honrado; y recuérdese que Doña María la Brava, En Flandes se ha puesto el sol El re•
labio de Agrellano y La ermita, la fuen¬ te y el río han constituido los éxitos más
resonantes de estos últimos veinte años.
Ya el mi^mo poeta lo ha dicho: «En este arte nuestro no depende todo de andar un poco cada día. Para llegar pronto, lo esen¬
cial es dar con el buen camino, y eso no
está en nuestra mano...»
No lo está cuando la mano tiembla, con¬ vencida de su misión de sembradora y de acariciadora; no lo está si se piensa que, en arte, nunca se acaba de llegar...
Esta clara mañanita de invierno, en el
claro gabinete de trabajo del maestro, él charla y yo le escucho. Delicada anda su
salud, momentáneamente, pero su voz
pastosa y caliente se ilumina y agita como
una antorcha. Al fin, me atrevo a inte¬
rrogarle: —Todas sus obras, especialmente las
escritas en verso, saben aposentarse en
nuestra devoción. ¿A cuál de ellas quiere
más usted?
Reposadamente, Marquina responde: —Debo citar tres: Elegías, que es el ¡libro de mi corazón; Vendimión, que es

el de mis ideas, y Recogimiento—ahora en prensa,—que será el de mi alma.
Y, guardando un instante de silencio,
agrega:
—Después de todo, tal vez este último se lleve mi predilección.
—¿Y qué obra suya de teatro le merece mayor afecto?
—No sé; probablemente no está escrita
aún.
Sonríe y se pone a liar un pitillo de¬
lante de su meia ordenada. El sol y una
dulce quietud monástica resbalan por las paredes, lisas, en las que destacan viva¬ mente numerosos apuntes de Pichot y un óleo de Zuloaga,
—¿A qué poetas extranjeros prefiere?
—A Shakespeare.
—¿Por qué? —Porque, sin literatura, es el más huma¬ no, más denso y más vario. Y a Carducci, porque es el poeta de la dignidad civil. —Y de poetas españoles, ¿a quién admi¬ ra más gozosamente? —Entre los clásicos, a San Juan de la Cruz, por la finura de su sensibilidad y la trascendencia apasionada de su léxico. En¬ tre los modernos, a Antonio Machado, por la hondura y sinceridad de su verso.
La «finura de la sensibilidad» me recuer¬
da aquel poema de Marquina. Los leñado¬ res incluido en su libro Elegías, tan opti¬ mista, noble y sano. El poeta, lanzando una bocanada'de humo, ríe. Una grata me¬ moria le alegra el rostro.
—Ese libro lo escribí enamoradísimo,
cuando estaba ya a punto de casarme...—

Y, asociando ideas, vamos a dar con la
mujer, inspiradora de todo amor y de to¬ da congoja en arte...
—Qué heroína, de teatros o de novela le seducen más?—continúo. Marquina, con su cortés llaneza, sigue contestando;—Las que, por carácter, no se doblegan a la tira¬ nía de las circunstancias: «Porcia», más que «Desdémona».
—¿Qué libros daría usted a leer a sus hijas?
—Todos los que contienen una pura be¬
lleza de arte o una razón desinteresada:
los demás no son libros.
—Hablemos de la mujer española. ¿Qué virtudes tiene a juicio sayo?
Se detiene, frunciendo imperceptiblemen¬ te las cejas y pasándose por ellas la mano. Yo copio textualmente:
—En primer término y de principal mo¬ do, posee virtudes pasivas con yo no sé qué de negativo y neutro: sobriedad de apeti¬ tos, limpieza de alma, abnegación. Por en¬ cima de todo las que implican un sentido
de maternidad.
—¿Y cuál defecto de más relieve la ca¬
racteriza?
—No los ti^ne. Sus defectos nacen siem¬
pre de la fría permanencia, por rutina, en sus virtudes. Cristalizan en un concepto mezquino y pobre de su propia dignidad, que las incapacita para entrar en la corrien¬
te activa de la vida universal.
—¿Cree usted que la mujer española
lee mucho?
—Desgraciadamente creo todo lo contrario; pero, en proporción, sospecho que

aun lee más que cualquier español no obli¬ gado por su profesión a un comercio segui¬
do con los libros.
Esto me lleva a aludir rápidamente a sus viajes por América. Allá, por lo menos
enlaparte qi^e noV tocó visitar, ocurre algo análogo. El autc\\r de Alondra fre¬
cuentó lo más distinguido de aquella socie¬ dad, donde se le recuerda gratamente.
—¿Qué semejanza moral o parentesco halló entre la mujer de allí y la nuestra?
—Consideradas en sí, estáticamente,
me parece que el fondo humano, su «me¬ moria» característica, es en ambas igual.
La diversidad se inicia en la vida de rela¬
ción, para la que nuestrss españolas suelen recibir e! impulso de un fondo tradicional (sentimental), mientras que la sudamericana procede en virtud de determinaciones elec¬ tivas, más atentas al mundo exterior y
más finamente saturadas de mentalidad.
Por eso la española es bloque, estatuario y recio de carácter; pero la sudamericana la supera en condiciones de sociabilidad.
La charla se prolonga, ondula, se
desvía...
—¿Cómo se le ocurrió esa joya que se llama El pavo real?
—Amigo, eso de joya...—y sonríe, sin gazmoña modestia.—La idea de escribirlo y su asunto, tomado del Anillo de Sakunta* la y de un cuento de Oscar Wiide que no he leído, nacieron de conversaciones mías
con Gregorio Martínez Sierra. La estruc¬ tura de la obra, la forma y el tono surgie¬
ron del deseo de escribir una obra teatral,
con el mismo desinterés y la misma calidad

ESCUELAS MILITARES DEL TIRO NACIONAL
para
RECLUTAS DE CUOTA
El Tiro Nacional posee Escuelas Militares en todas las poblaciones importantes
de España y es la tínica entidad que disfruta de iguales ventajas que las Escuelas Oficiales Los parques militares entregan gratuitamente al Tiro IMacional 40 cartuchos
para cada alumno matriculado en sus Escuelas. El Ministro déla Querra le concede anualmente medio millón de cartuchos para sus socios y una subvención
de 80 mil pesetas.
Esto le ha permitido establecer matrículas muy reducidas y enseñar gratuitamente a los que acrediten ser pobres.
Las clases se dan a las horas más cómodas, en locales adecuados y con las menores molestias posibles. Se enseña la instrucción completa para todas las Armas y Cuerpos del Ejército.
Los alumnos, con solo el pago de sumatrícula, son considerados como socios del Tiro Nacional durante un año, pueden consumir gratuitamente todos los cartuchos que necesiten para su instrucción de tiro concurrir a loconcursos de tiro en iguales condiciones que los demás socios y tomar parte en los especiales que se organizan para ellos a fin de curso, ganando premios.
Los reclutas de cuota son los únicos que no entran en sorteo para servir en Africa.
El importe de la cuota disminuye cuando al padre le corresponde cédula de obrero o es empleado del Estado con poco sueldo y aún se reduce más si son varios hermanos.
Conviene a todos preguntar cuanto les costaría ser de cuota antes de exponerse a servir en Africa.
No matricularse en otra Escuela sin haberse enterado de las condiciones en que dan su enseñanza las diferentes Escuelas del Tiro ISJaoional. ¡No dejarse engañar por falsas propagandas!

14

SOLLER

de emoción artística con que habría podido escribir una obra de pura poesía lírica.
—¿Cree usted que el teatro debe reali¬ zar una misión social, de educación ética?
—Creo que la realiza, como toda obra de arte, substanciaimente bella, de un mo¬ do indirecto. Pero se enguiñaría el drama¬ turgo que se creyera obligado a producir con miras interesadas de pedagogía inme¬ diata La ejemplaridad social del teatro está en razón directa de su perfección
artística.
H bíemos de El pobrecito carpintero, estrenado por la Guerrero y Díaz de
Mendoza.
—Es—me avanza su autor—un «cuento
de pueblo» simple, hondo, ingenuo, escrito detenidamente, con miedo y con gozo.
Y lanzo ia pregunta fina': —Si no hubiese sido usted poeta y dra¬ maturgo, ¿qué ¡e hubiera gustado ser? —¡Nada!—repiica, enérgico y rotundo.
—Pero...
—¡Nada, nada!,—repite, dulcificando

con una sonrisa su terminante tono.—Lo
que se dice nada... ¡¡Na-daü
E. Ramírez Angel,
BIBLIOGRAFIA
El Tesoro del Presidente del Para¬
guay.—Novela de aventuras, de Emilio Salgar!.—Versión de Gonzalo Calvo.
La casa Editorial Maucci, de Barcelona, acaba de completar su colección de novelas escogidas de este famoso autor, con la que lleva por título: El Tesoro del Presidente del Paraguay.
Emilio Salgari ha sido y sigue siendo el
autor más leído en estos últimos treinta
años, y su muerte trágica causó un senti¬
miento universal. Hablar de la influencia
de este escritor y de sus contados, imitado¬ res sobre el espíritu de la juventud, es inútil. ¿Cuántos marinos y cuántos solda¬ dos-dice el prologuista Luigi Motta,—no

han dado a la patria las novelescas y poéti¬ cas aventuras de los libros de viajes, que ponderan las bellezas de la Naturaleza y la fuerza y la generosidad del carácter, y el heroísmo y la vida azarosa, pero fascina dora, del mar? ¡Ciertamente, no son los erotismos, las lucubraciones sociales y mu¬ cho menos las llamadas disquisiciones psí¬ quicas y las pornografías llamativas, los que maduran el bien y forjan la generosi¬ dad del carácter de la juventud!
Verdad es que existe algún enseñante que, ligado por ciertos dogmas, microcéfalo o literato fracasado, ostenta desprecio por los libros de aventuras y los combate en las públicas escuelas, pero éstos son ca¬ da día más raros, porque los maestros es¬ cogidos y de clara inteligencia saben que los jóvenes aprenden más historia, geogra¬ fía y ciencia con un libro de viajes y aven¬
turas, que con diez tratados técnicos e in¬
digestos. Y saben también que en Inglaterra y en
Norte América, países que marchan a la
cabeza del mundo civilizado, estas lecturas

son, no sólo apreciadas, sino recomenda¬ das, porque sirven para formar los futuros batidores de la conquista de los países le¬ janos y bárbaros, a los cuales llevan la ci¬ vilización de las propias patrias. Nadie, pues, pone ya en duda la influencia de esta sana y poética literatura en extremo bene¬
ficiosa.
En esta obra que da lugar a tan justos comentarios se pone de relieve la maestría de Salgari para cautivar la atención de los lectores, interesándoles desde laé primeras páginas con su admirable inventiva.
La presentación de esta novela, como las demás del mismo autor, y de su mejor discípulo Luigi Motta, en nada desmerece de las demás de la colección; .ostenta una bella y artística cubierta en colores, y va adornada con preciosas láminas en negro.
Precio: 5 pesetas, en las mejores libre¬
rías.

=s=

=8=

Semanario humorístico de fútbol. De venta: Plaza Constitución 15

HOTEL FALCÓN Barcelona

En la Rambla de! Centro y Plaza del Teatro
CASA FAMILIAR - AGUAS CORRIENTES - BAÑOS CALEFACCIÓN - ASCENSOR

Pensión diaria de 16 a 20 pesetas

V*? VVVV V V VWíiíV V ¥ Vjí ’íg V VV VVVjf VV V ¥ VV VVWV

—=9 ♦♦♦ $

***—■■■ ■ ■ —•

♦

♦

Exportación de Naranjas, Mandarinas Cereales 9 EXPORTACION DE FRUTAS A TODO EL MUNDO ®

9

&

9

ESPECIALIDAD:

¿¥ te

♦>

y

♦

9
¿fe Naranjas, mandarinas, imperiales vernas y limones ¥

EKIíLlI) I NARANJAS f LIMONES ME, DI

¥ ¿¥ '4

OVAS REAL y OHANES, DE ALMA (Murcia) y ALMERIA

MARCO IÑESTA 9
9
¿Va

e

¿¥te

¿¥te

♦

SUCURSALES EN

<♦

¿¥ *5, V

Casa CentraI MANUEL (Valencia)
ESF=APsJA

&♦ ♦

CARCAGENTE (Valencia) y BENIAJAN (Murca) y PUIG (Va'encia)

♦
«♦

9

SUCURSALES:

*

9
^ CARCAGENTE (Valencia)
^ A R C H E N A (Murcia)
¿te

¿te
Telegramas: MARCO, MANUEL <rt¡*

Teléfono, 64

¥ ¿te

B. CARBONELL

¥ ¿*&

UVA

DE! FRANCIA

Dirección telegráfica: CARBONELL-PUEBLA LARGA

Especialidad: Chasselas por vagones completos,

f

CLERMONT L’HERAULT

¿¥ »4

¿¥te

♦> (España) PUEBLA LARGA (valencia)

*

* TELÉFONO P. 21

# e* ♦ ~—•=<§> # #

| hotel" CAL AMAYOR i

I

PALMA DE MALLORCA

|

| Habitaciones amplias, con agua tría y caliente j j

? Espléndido servicio de RESTAURANT, a la carta y por cubierto |j|

j j Salones para Banquetes, Bodas y Bautizos j j

1 SITUACION INMEJORABLE, CON TERRAZAS AL BORDE DEL 7.

®

f

MAR Y PARADA DE TRANVIAS A LA PUERTA

8

I

PRECIOS PRÓDIGOS -Teléfono N.° 295

|

FRUITS FRAIS & SECS

PRIMEURS

1 M POR TA TION ♦♦♦
EXPORTA TION
SPEC1AL1TE DE BANANES n

CONSIQNAT 10 N TRANSIT
1MPORTATION D1RECTE

A

9, Place Paul Cézanne & 108, Cours Julien TÉLÉPHONE

MAJFíSEIJLEE

29-87

Télégrammes: PACOMAS

de primer
orden
COCINA EXCELENTE.—SITUACION CENTRICA.—AGUA CO¬
RRIENTE, FRIA Y CALIENTE. - CALEFACCION RECIENTE¬
MENTE REFORMADA.—PRECIOS REDUCIDOS.
RAMBLA DEL CENTRO — PLAZA REAL
Entrada Calle Colón, 3 BARCELONA —

1 Gran Hotel Restaurant del Ferrocarril §f Este edificio situado entre las estaciones de los ferrocarri¬
les de Palma y Soller, con fachadas á los cuatro vientos, reúne
todas las comodidades del confort moderno,

Luz eléctrica,

á presión fría f caliente, Depar¬

tamento de baños, Extensa carta, Servicio esmerado

f económico.

w

Dliliirector propietario: Jaime Covas

KXM

SOLLER

Téléphone 6-35-Télégramme: MñyOL, Mimmes 4, MarsálSle

Importation de Bananes 0

toute 1* année

|g

€xpédition en gros de jananes )(

en tout état de maturité

-M

16, Rile Jean-Jacques Rousseau.—BORDEAUX
EMBALLAGE SOIGNÉ
Adresse télógraphique: Capana-Rousseau-BORDEAUX.— Téléphone 38-30

FRUITS FRAIS ET SECS-PRIMEURS

Spécialité de D A T T E S, BANANES,

FIGUES, ORANGES,
C IT RO N S

LLABRÉS PÉRE ET FItS

11 et 15 Cours JuKen (anciiiuien
Adresse íélégraphique:
JASCHERI, MARSEILLE MÁ r\\OI±T.L Lu J±,
m

TÉLÉPHONE
21-18

■181

Transportes y Aduanas

Antonio Mayol y Martial Maillol
CEBBEBE (Pyr. Or.)

Martial Maillol -
2 Quai Aspirant Herber, 2
Servicio especial para el transbordo de naranjas y toda clases de frutas.
COMPETENCIA Y SERIEDAD - RAPIDEZ Y ECONOMIA

PORT-BOU - España.
CASAS EN
BARCELONA - onsulado 1 - 3.° Despacho 35.

TELEFONOS

TELEGRAMAS

CERBERE, 39
CETTE, 670
BARCELONA, 4384. A.

CERBERE

- MAYOL

CETTE

- MAILLOL

PORT BOU — MAYOL

BARCELONA - BANANAS

TRANSPORTES

CAS AS! en

MARÍTIMOS y TERRESTRES
AGENCIA de ADUANAS

CETTE VALENCIA SOLLER PORT-BOU

11 quai du Bosc 18 -10 calle Llop
8 calle Bauzá
Espagne

ANTIGUA CASA BAUZA y NIAS80T

Jacques MASSOT et fils

jSUCEjSOBEg)

TELEFONOS

CERBERE PORT-BOU SOLLER VALENCIA CETTE

8 21 iut
-
1291 3 - 37

telegramas
Cerbére

MASSOT

Cette Port-Bou

VALENCIA

OASA CENTRAL
Cerbere
Pyr. Ories.
FRANCIA

IMAISON JACQUES MAYOL, FONDÉE WM 1830

KIST

XjB] MARCHÉ OHS3SrTK.A.3L.

4, RUE DE*. MINIMES, 4 — MARSEILLE

IMPORTATION DIRECTE de fruits et primeurs de toute natures
Fournituers pour Expéditeurs, Compagnies de Navigation, Magasinier revendeurs, comestibles, etc., etc.

1 Hotel “ Restauran! *MsrÍIia
^^TÜasó y 6ster
Inmejorable situación, próximo esta¬ ción y muelles. Expiéndidas habitacio¬ nes recientemente reformadas para fa¬ milias y particulares. Esmerado servicio a carta y cubierto. Nueva instalación, cuartos de baño y teléfonos, timbres y luz eléctrica en todos los departamen¬
tos de la casa.
Intérprete a la llegada de los trenes
y vapores.
Los dueños se complacen en mani¬ festar que regirán ios mismos precios
anteriores a la reforma.
teléfono 2869 A ¡

Máquinas para coser y bordar
las de mejor resultado y las más elegantes
WERTHEIM
MAQUINAS ESPECIALES
de todas clases, para la confección de ropa blanca y de color, sastrería, co¡sés, etc., y ara la fabri' cación de medias, calcetines y género de punto.
Dirección general en España. RÁPIDA S. A.
AVINO, 9 - APARTADO, 738
BARCELONA Pídanse catálogos ilustrados que se dan gratis

ili

íjí EXPORTACION AL EXTRANJERO e NARANJAS Y MAN- ®

M DAR1NAS

LIMONES GRANADAS ARROZ Y CACAHUET

FRANCISCO FIOL
ALCIRA (VALENCIA)
Casa fundada en 1912
Telegramas: FIOL ALCIRA

16

SOLLER

FRUITS FE AII - FRUITI SE€S - FRIIEÜB8

IMPORT ATION EXPORTATION

R I POL L

&

C. IE

COMMISSION CONSIGN ATION

61, COURS JULIEN, 61

Téléphone 21 - 50

A R S E I L L E Télégrammes: RIPOLL - MARSEILLE

Importation directe d’ oranges des meilleurs zones de Valencia par vapeur Unión et voiliers á moteur Nueva Corazón, Providencia et San Miguel.
Spécialité pour les expéditions d‘ oranges, bananes, dattes, figues et arachides par vagons complets.

TÉLÉPHONE 42-28

MAISON “VALENCIA,, 3bníce” Télégrammes: VALENCIA NI CE

•m <§►

<£♦

♦♦♦

<%>

m IMPORTATION: EXPORTATION

❖
❖ VIDDA DE PEDRO CARDELE

SF1CXALITE BI BASTANSE IT DATTES 7BUITS FIAIS ET SECS

❖

♦X*

Primo de Rivera, 45 VIXíIjAMMEASí (Castellón) ♦>

*

<♦

❖

Exportación de toda clase de frutas frescas y secas

♦

J. Ballester

❖ Especialidad en naranjas y mandarinas por vagones completos. ♦

♦
❖

Telegramas: CARDELL V1LLARREAL

♦
*»

«.a Mué Crudére. - MABSEILLE

m-

ñdresse téiégraphique: Hormiga Marseille

Téléphone Permanent 8-82

S

m

r n MAISON D'EXPÉDITION DE FRUITS et primeurs de ia VJallée du Rhone et ardéche
Espécialitó en cerises, peches, prunes reine, claudes et poires William, pommes a couteau, raisins.

A. Montaner & ses fils

10 — 2 Place des Oleres 10-12
SUCCURSALE: 5 Avenue Vietor-Hugo 5 — VALENCE sur Rhóne Téléphone: 94.—Télégrammes: Montaner Valence.

MAISON™A~PRÍVA^cardeche>

Pour Pexpéditions en gros de chataignes, marrona et noix

TélAgrammea: MOHTAN1IR PRIVAS

MAISON A CATANIA (ITALIA)

Exportation oranges, mandarines, citrons, fruits secs de Sicile
et d‘Italie. VI JE> FISCHETTI, 2 A.

i Téléphone 1001

CATANI^JS Télégrammes: MONTANER FISCHETTI

ISIH

amasa ■■ lummui

TRANSPORTES TERRESTRES Y MARITIMOS

LA IOLLEBEK8E

Casa Principal en CERBERE
SUCURSALES EN PORT-YENDRES Y PORT-BOU

Corresponsales

CErTE: F, Rechina k fia. I. llicart,—Quai da Pont Neaf,
BARCELONA; Sebastián Rubirosa—Plaza Palacio, !

ADUANAS, COMISION, CONSIGNACION, TRANSITO

Agencia eapcciAi par* al transbordo y la raaxpadieión da Fr*vitos y- primor»!
SH3NLVIOIO RÁPIDO Y KCONÚMICO

Cerbéra, Téiefono Cette,

9 3.08

CERBERE - José Coll
Telegrama* cette - Ricart PORT-BOU - José Coll

©©©© SHSKSSSSSSm SSH85HSmmm ©©©©

Antes de hacer sus compras consulte a
L1 CASA DE liJLS SARAMAS

F. R O IG

„

,

( Roigfils: Puebla Larga

Telegramas J

\_

(Exportación: Valencia

j 2 Puebla Larga, 48 Carcagente
Teléfonos
295 Grao—Embarques, 805 Valencia

Dirección Postal: F. Roig, Puebla Larga (Valencia)

t IMPORTATION » COMMISSION h EXPORTATION
P1
15, Rué henri Martin — ALGER
Exportation de pommes de terre nouvelles, artichauts tomates chasselas et tous produits d ‘ Algerie et d ‘ Oranie.
Espéciallté de datte? milpeadas du Souf et Biskra
AVIS.—Sur demande cette maison donne tous ses prix pour toute marchandises franco %ere Marseille.
Couriers tous les Jours.
#

¥$ SPÉCIALITÉ PAR WAGONS COMPLETS

I

vñ

de CHASSELAS et GROS-VERT

1 COMMISSION

tt

1 EXPEDITION

¡FRANCISCO I
\\¡¿

ADRESSE TÉLÉGRAPHIQUE:

CARDELL

i s

1

FRANCISCO CARDELL

SI

le preNom est de rigueur

\\L k

TÉLEPHONE 18

i THOR

(VAUCLUSE)

1

J