ARO XLI1I (2.a EPOCA) ROM. 2088
ARO XLI1I (2.a EPOCA) ROM. 2088
SÓLLER

SABADO 2 DE ABRIL DE 1927

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLL.ER (Baleares)

FRUITS EN GROS
SPECIALITE EN ORANGES ET BANDERINES
Arbona Rullán Bernat

CASA CENTRAL. Calle Burriana, 20

VILLARREAL - Castellón (España)

.

Telegramas: ARRUBE-Villarreal

b

|j^r=====^ir========iF^=^^SE=3gi^¡E:FE=:==ll^^^^ir-~^^1I^!

DENTINA TORREN S
m ni ni Calmante poderoso para
todas las enfermedades
de la boca y garganta. - III III III
DE VENTA: En Farmacias y Perfumerías a 1’30 ptas. frasco.

i FIUÍTOS FRESCOS Y SEC' N — IMPOSTACIÓN DIRECTA —
¡ «H DAVID MARCH FRÉRES «* ** J. ASGHERÍ A C.la
M. Seguí Sucesor EXPEDIDOR
70, Boulevard Garibaldí (antiguo Mus&é). M$K56iLU£ f
Teléfono n.°.37-82. ♦ ♦ ♦ Telegrama: ^archprim.

mm

HMNNHMI

Antigua casa PA

o Fiain

: :

FUNDADA HlSSr 1SSO

Expediciones de frutos, primeurs y legumbres del país.
Especialidad en espárragos, melones, tomates y todo clase
de futa de primera calidad.

ANTONIO FERRER

•

46, Place du Chatelet—HALLES CENTRALES—0 R L E A N S - •

IMMHMt»)*

COLL, MICHEL Y CASANOVAS

7G, Boulevard Garibaldi, MARSEZIl—LB

Teléfono: Manuel 2-37

Telegramas: Colmicas

Importación $§£ Exportación ■$£ Erutos secos y primerizos

especialidad en naranjas, mandarinas, bananas y dátiles

Servicio directo para la importación de naranjas y mandarinas desde el puerto de Gandía a los de Port-de Bouc, Marseille y Niza, por los veleros «Isabel Vanrell», «Lareño» y «Nuevo Lareño» dotados de potentísi¬
mos motores «Bolinder’s» de 180, 150 y 120 H. P. respectivamente. Esta casa acaba de aumentar su to¬
nelaje con dos nuevos buques: Mallorquín de 280 HP. y P. Y C. de 200 HP.

♦♦♦♦
❖

♦

D

ífe

* EXPORTACION DE FRUTAS A TODO EL MUNDO

| ExportcióndeNararijis, Minlirinasy Cereales } m

ESPECIALIDAD:

& Üí

ESPECIALIDAD EN NARANJAS I LIMONES MAS, DE MURCIA

*
V Naranjas, mandarinas, imperiales vernas y limones *
*

UVAS REAL y OHANES, DE ALHAMA (Murcia) y ALMERIA
SUCURSALES en

MARCO INESTft I*

e

AtA
Víf
iV '4

♦

CARCAGENTE (Valencia) y BENIAJAN (Murc'a) y PUIG (Valencia)

♦D ite V
♦ ¿’i

Cí?5í7 Central MANUEL (Valencia)
ESPAÑA
SUCURSALES:

V
*

B. CARBONELL

¿’4 CARCAGENTE (Valencia)
Vjf ARCHENA (Murcia)
V ¿’4

Telegramas: MARCO, MANUEL D

Teléfono, 64

D

Dirección telegráfica: CARBONELL-PUEBLA LARGA

UVAS DE FRANCIA

AV

Di

*1*
❖
♦

(España) PUEBLA LARGA (valencia)
TELÉFONO P. 21

*♦♦♦
♦>
❖

V
¿V'4 Especialidad:

Chasselas

por

vagones

completos.

D

Di

CLERMONT L’HERAULT

$ D

V

=♦$♦ ♦ ♦♦♦ ♦♦♦ *> ♦=

2

SOLLER

¡lililí

0RANGES»FRU1TS*PRIMEURS

SPÉCIALITÉS: oranges, mandarines, cerises, bigarreaux, péches, abricots, prunes, poires William, melons cantaloups et muscats, raisins chasselas, pommes de terre nouvelles, petits pois, artichauts, etc.,

F. MAYOL & Freres

6, Rué Croix Gautier, SAINT-CHAMOND (Loire)

(MAISON CENTRALE)

Télégrammes — Téléphone

X

d <n

Saint-Chamond — 2.65

< til

a. te

\_r

II

i i v Caavvaau illiounii

— 1.48

S S May01 Chavanay

5ü

f

Q.

V Boufarik"

—

2

— 1.11

MAISON RECOMANDÉE
Fondée en 1916
EMBALAGES TRES SOIGNES

I ALMACÉN DE MADERAS i Somiers de inmejorable calidad

con sujeción a Sos siguientes tama¬

Carpintería movida a vapor

ños:

*

I ESPECIALIDAD EN MUEBLES,

I¡¡

PUERTAS Y PERSIANAS

Miguel ifiloin
ox..
Calles de Mar y Granvía
| jS O JQ Er B E¡ - (Mallorca) |

/

ANCHOS

o ,

s De 0‘60 a . . 070 m.
J i De 071 a . . 0‘80 m.

a
De 0*81 a . , 0‘80 m.

55 ,

De 0*91

a.

.

roo m.

- De roí a . . rio m.

i De i*ii a . . 1*20 m.

De 1*21 a . , 1*30 m.

eS
«1

De 1*31

a.

.

1 ‘40 m,

De g \\

1*41 a . . 1*50 m.

” De 1*41 a , . 1*50 m.

89 •4*3fc'«JíS3&-«Sr'^^r»^3fir'*4ÍSíaaair* ixMi

»®8WW
IBiláili lililí it su lili
Ixaaportotilon - XSxportatlon
FRUITS FRAIS, secs et primeurs
Maison principale á MARSEILLE: 28, Cours julien
Téléph. 15-04—Teíégrammes: ABÉDE MARSEILLE Succursale á LAS PALMAS: 28, Domingo J. Navarro
Télégranimes. ABEDÉ LAS PALMAS
PARIS — Maison de Commission et d* Expéditions ,
SAMANES, FRUITS SECS, FRAIS, LÉGUHIES 8 et 10, Rué Berger—Télógrammes: ÁRBGNA-PARIS—Téléphone: Central 08-85

m 9

mPOBTATIOlV EXPOBTATIODÍ

MAISON RECOMMANDÉE

©

pour le gros marrón doré BT 0H4TAIGNTE, noix Marbo

9

et corna fraiebe et séche.

t

EXPÉDITION IMMEDIATE

I Pierre Tomas

• Rué Cayrade

DECAZEVILLE (Aveyron)
%
¿fecifeofctítbáf^áfecfecífe

iété Franco-Espagnole

DE FRANSIT & DE TRANSBORDEMENTS

efe

qp

¿fe

David MÁRCH, ROCARIES <6 C” qp

AGENTS EN DOCJANE

Siége Social á CERBÉRE (Pyrées-Orient,es)

¿fe qp

*fb
<qp

TÉLEPHONE:

Maison í PQRT-BQU (Espagne)

tÉLEGRAMMES:

efe

qp TRASBORDO - ERBÉRE

¿fe Cerbére N.° 25 Roprésentés A CETTE par M. Michel BERNAT TRASBORDO—PORT-BOU

qp Cette N.° 4.08

Quai Aspirant-Herber, 8

Michel BERNAT-CETTE

ágents de la Gompagnie Maritime NAVEGACION SOLLERENSE

qp qpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpqpopqpqpqp

H A I S O ST

FBUITS FIAIS SE€S PBUHEURS
D’ EXPEDITION, COHISSIOS,

TBAA8IT

LA MOR ABIT A
LLOC BARTHELEMY COLL

MARQUE DÉPOSÉE

3, JPlace JSLotre - Dame - Du - JVLont, 3

Marque E3. O. D E POSEE

TELEFHONE 57-21

MARSEILLE

TELEGRAMMES: LLOG MARSEILLE

MAISON D’ ACHATS POUR LES DATTES A TOUGGOURT - ALGERIE
: : : SPÉCIALITE POUR LES EXPÉDITIONS PAR WAGONS COMPLETS : : :

ARACHIDES, BANANES, DATTES
Hm. —Voir les prix et comparez la marchandise avant de passer les ordres ailleurs les grandes quantites de dattes regues a la commission
en plus d’ achats importants, permettant de faire des prix exceptionnels.

ANO XLIII (2.a EPOCA) NUM. 2091

SABADO 2 DE ABRIL DE 1927

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

EL MOMENTO PRESENTE

TEMAS DEPORTIVOS

y III

En vísperas del gran partido

Enesosúltimostiempos ha empezado a dibujarse levemente «algo» que podría ser una solución al problema que la emigración crea en el momento presente a esta ciudad: a la crisis comercial que en mayor proporción que en el resto de la isla y de la península se deja sentir y al desamor que como consecuencia de la emigración de varias generaciones de sollerenses empezamos a hallar doloro¬ samente en algunos de estos. Precisa que todos impulsemos aquella oportunidad para que florezca de nuevo el sentimiento filial de los jóvenes sollerenses ausen¬ tes, ese sagrado cariño por la tierra de sus mayores que tan augustas y heroicas acciones supo inspirar a los de antaño, y para que renazca aquella pujante vida de Sóller de hace una quincena de años,o de no tantos.
Este «algo» incorpóreo, que va tomando forma de una manera inconsciente, es, sencillamente, la ocupación en Sóller del esfuerzo y del trabajo de los sollerenses; el retorno del hijo pródigo a los lares ancestrales, hoy que la conquista del áureo vellocino encuentra de cada día más y más fuertes dificultades en el ex¬ tranjero.
Cuando un pueblo tiene un exceso de vitalidad ha de hallar una espita que dé salida a la misma, so pena de exponerse a graves trastornos interiores. Él pueblo italiano, por ejemplo, se halla en este caso; por esto acaricia aventuras coloniales y sueños nacionalistas como el reciente de Albania, que estuvo a punto de provocar otra guerra europea, y mantiene una intensa emigración a la Améri¬ ca latina. La terapéutica antigua en casos idénticos de exceso de vida aconse¬ jaba las sangrías; pero cuando a fuerza de repetirlas se ha llegado a la exte¬ nuación del orgnismo, asólo un severo régimen reconstituyente es capaz de de volver el vigor perdido.
Así también Sóller para volver a la lozanía anterior necesita este periodo
reconstituyente. El suelo soílerense no es más ni menos ingrato que el de
otros lugares cuando se le destinan los afanes mismos que nuestros paisanos no suelen regatear a los de otras latitudes. Falta sólo encauzar hacia él las iniciativas y las empresas que hoy se llevan a cabo fuera de la tierra natal.
Hemos dicho que esta solución empieza a tomar estado, aunque de una mane¬ ra inconsciente, y ello es debido en gran parte a la persistente baja del franco, cuyo porvenir no hace concebir esperanzas más halagüeñas que las presentes; a ios enormes impuestos con que el fisco francés grava a todos los que se de¬ dican al comercio, en su país, y a las medidas onerosas para los extranjeros que el Gobierno francés ha tomado para favorecer su industria y comercio naciój
nales.
Todas estas circunstancias, difíciles de contrarrestar, han hecho abrir los ojos a algunos de nuestros paisanos, que ya no ven en la república vecina y amiga a la antigua tierra de promisión que brindaba generosa sus riquezas a aquellos que iban a buscarlas, sino que han vuelto su mirada hacia este pueblo que meció su cuna y a él han dirigido sus pasos en busca de nuevos horizontes para sus inicia¬
tivas.
Se ha iniciado ya, más o menos intensamente, esta nueva corriente que se nos ofrece como una solución al problema planteado en la actualidad y que queremos consignar por lo que de estimulante pueda tener su conocimiento.
Nuestro pueblo puede muy bien absorber, para atender a sus necesidades normales en tiempos de más intensa vida social, buena cantidad de brazos y cerebros que hoy afluyen en gran parte de fuera. Para ello basta recordar los primeros meses de la conflagración mundial, en que nuestra ciudad alcanzó con el precipitado retorno de muchos expatriados una vida exuberante e in¬ sospechada. Para buen número de hijos hallaría medios de invertir capitales con buenos [rendimientos, y los que no hallaren marco adecuado para sus facul tades en este valle, lo hallarían en Mallorca mismo, a lo sumo en la península, pero nada más. Háganse a la convicción de que los negocios de frutos, bares y restaurantes, a que preferentemente se han dedicado, pueden ser instala¬ dos en todas partes y con tan buenos resultados como en Francia. Podríamos citar en apoyo de este argumento, si fuera preciso, bastantes casos recientes, que son los que nos inspiran las líneas presentes, pero su misma evidencia es tan manifiesta y son tantas las personas que podrían dar fe de ello que nos excusa de tener que detallarlos.
Además, hay otras mil maneras de ocupar la inteligencia e invertir capita¬ les y energías. En la Agricultura, por ejemplo. Esas possessions que cada día van adquiriendo sollerenses en esta misma isla, demuestran que se ha iniciado una forma nueva de trabajar, y el número de adquisiciones nos indica hasta dónde ha cundido el ejemplo. Hasta sabemos de amigos que han liquidado sus comercios de Francia para meterse a agricultores en el llano de Mallorca, con unos resultados tan brillantes, que los propios interesados son los primeros sor¬ prendidos.
Estos casos aislados que hemos visto podrían servir de ejemplo a aquellos de nuestros paisanos que están a la mira de una oportunidad, y contribuirían poderosamente al retorno al seno materno de tanto hijo pródigo como hay desparramado y con él al antiguo progreso y esplendor de Sóller, reducidos hoy a la mínima expresión.

Los que hemos tomado con calor y entusiasmo la implantación del deporté en nuestra ciudad, vemos con emoción
avecinarse la fecha de mañana. Estamos
en vísperas del partido decisivo para los colores deportivos que han merecido durante doce meses seguidos nuestra atención y nuestro apoyo.
Es verdad que hará ya un año, cuan¬ do fundamos la S. D. S., no pensamos ni siquiera imaginamos llegar en tan poco tiempo al alto nivel deportivo en que estamos hoy. Pero por el buen nom-’ bre y conservación de estos triunfos,
necesitamos vencer mañana. Nuestros
bravos muchachos del Sóller F. B , en lucha reñida se disputarán mañana el primer título ansiado por todo equi¬ po que empieza a triunfar: el de cam¬ peón de su Grupo. Esa gloria bien se la merecen y bien se la merece también nuestra sociedad deportiva.
Para llegar allí donde estamos, las luchas no han sido pocas y los esfuer¬ zos en gran número; pero, a pesar de todo, vencimos.
Hoy no es mi intención el entrar en discusión sobre algún tema deportivo. El tiempo apremia y en estas últimas horas de indecisión y duda, hace falta obrar y no discutir.
Lo esencial es que todos los solle¬ renses se den cuenta de la importancia del partido de mañana. Empatados a puntos con el Atlétic F. B. C, mañana en campo neutral nuestro equipo irá
decidido a deshacer este empate, para
ver quien es capaz de proclamarse
campeón del Grupo A.
Es verdad que vamos a un campo
neutral, pero no hay que olvidar que nuestro contrincante es de la capital, y a la capital vamos a jugar. Mañana sería necesario que acompañasen a nuestro equipo muchos sollerenses. No
desconfiamos de la caballerosidad del
público palmesano, pero para la moral de nuestro equipo, es necesario que
vaya bien acompañado.
Hemos hecho cuanto hemos sabido
para dar al público soílerense toda cla¬ se de facilidades. Quisiéramos que su¬ piera aprovecharlas en bien de nuestra causa, y mañana es la causa deportiva de Sóller contra la de Palma, la que se
pone a prueba. Este es el objeto de estas líneas es¬
critas a vüela pluma. Animar a todos los sollerenses que puedan, para que mañana vayan a Palma, a acompañar a los nuestros. Nuestros amigos, nues¬ tros aficionados, nuestros entusiastas ya sabemos que no faltarán, pero que¬ remos más, mucho más, algo que, aunque difícil, es también muy posible porque ningún soílerense permanece
indiferente cuando se le llama en nom¬
bre de su pueblo.
Quisiéramos que nuestros enemigos, los que no han dejado de obstruccionar¬
nos durante estos doce meses últimos,
los apáticos y los oposicionistas por sistema; todos los que por una cosa u otra no han dejado de crearnos dificul¬ tades; aquellos a quienes nuestra manera de obrar no haya sido nunca simpática y los a quienes hayamos podido moles¬ tar, sin querer, con nuestras enérgicas

actuaciones; todos, en fin, sin distinción, a todos nos dirigimos: Mañana conce¬ dednos una tregua, un corto armisticio. Nuestra manera de obrar, y nuestra orientación deportiva ha sido siempre guiada de la más buena voluntad. Y en
nombre de esa buena voluntad os pe¬
dimos: Mañana ¡id todos a Palma! No es por nosotros que os lo pedimos; es por el triunfo del equipo que lleva el nombre de la ciudad querida. Conce¬ dednos una tregua, repito, y haced lo posible para que ia excursión de mañana a Palma sea un éxito completo.
Cumpliendo los nuestros, ya sabemos de antemano que lo será; pero si a este magno esfuerzo contribuye todo el pue¬ blo, prestando a los jugadores todo el calor de su simpatía y la ayuda moral de su desplazamiento, aunque sea por un sólo día, será más grande, más be¬ llo y más rotundo el triunfo que alcan¬
zaremos.
Y de veras quisiéramos que así fuese, no por nosotros no por mera satisfacción personal sino por el buen nombre de¬ portivo de Sóller y por el cariño que todos debemos a la ciudad que nos vió
nacer...
José Magraner Vicens.
Sóller 1 de Abril de 1927.
CUARENTA AÑOS ATI^ÁjS
2 Abril de 1886.
Parece que no ha obtenido el Municipio de esta villa la baja que\\esperaban el Ayuntamiento y el vecindario, por concepto de consumos. De• bulo a ello, el cupo que debe cubrirse va a re¬ sultar en mucho superior a nuestras fuerzas, y por esta razón aconseja el Sóller a la Cor¬ poración municipal y asociados que anden con pies de plomo, estudiando los medios de poder
cubrir tan exorbitante cantidad con la deten •
don que requiere un trabajo tan delicado co¬ mo espinoso.
Se ha encargado del mando de esta sección de Carabineros el Teniente de dicho Cuerpo D. Bartolomé Martínez, en sustitución de D. Guillermo Serrano, que ha venido prestan¬ do el mencionado servicio hasta la fecha.
Según noticias, se debate una cuestión entre nuestro Ayuntamiento y la Delegación de Hacienda de esta provincia, originada por diferencias de apreciación en algunas de las leyes vigentes.
Se están efectuando unas obras para el de¬ corado de la planta baja de la torre de la pla¬ za de la Constitución, y es muy probable que den hoy terminadas. En dicho local ha de ins¬ talarse una sociedad que, según se dice, tiene por objeto la formación de nn gran partido defensor de los intereses de Sóller, por lo que es muy digno de aplauso el pensamiento de
instalar este casino.
El día 23 del actual debe celebrarse en el
despacho del señor Gobernador de la provincia la subasta de acopios de piedra machacada para reparar la carretera de Palma a\\Sóller en su prolongación hasta el puerto de la capi¬ tal, bajo el tipo de su presupuesto de contrata de 6.92V23 pesetas,
Mariana, domingo de Ramos, y lo mismo en todos los días de la próxima semana, se cele¬ brará en la iglesia parroquial de esta villa, con la acostumbrada solemnidad, las funciones religiosas que prescribe la sagrada liturgia.

PAGINA

MUSICAL * **•

Sóller y el centenario de Beethoven

La Tragedia de Luis Van Beethoven
iMúsico y sordo! ¡Horrible y no menos triste paradoja! Beethoven, cuando to¬ do le augura una existencia fácil y glo¬ riosa, se siente atacado de una enfer¬
medad terrible, la catástrofe más horri¬ ble para un músico: la sordera. La en¬ fermedad del oído, iniciada en 1797,
acomete a Beethoven y él la rehuye, llo¬ ra y... la acepta. ¡Sublime resignación la del genio que ve como se escuchan sus grandes creaciones de las que sólo su autor no puede oir nada! ¡Viva au¬ reola de gloria y de santo sufrir rodea¬
rá eternamente la memoria del gran ar¬ tista!
El es el primero que rehúsa conven¬ cerse de la amarga duda y ocultarse su propio estado; sin embargo, ruidos ex¬ traños, sentidos doloridos y experien¬
cias terriblemente confirmadas le reve¬
lan la verdad desnuda y triste. Entonces empieza para el artista la gran tragedia de su vida. Beethoven pierde el oído, se vuelve sordo y... quiere ocultarlo. Gran secreto misteriosamente ocultado. ¡Qué horribles congojas se apoderan del mú¬ sico, al principio de sú carrera triunfal,
para ocultar su secreto, tanto más que imposible!
Esta fatalidad modifica su carácter:
se vuelve huraño, sombrío, triste, mi¬ sántropo. Se aparta de la vida social y trato de los hombres, se odia a sí mis¬
mo y a la humanidad, cambia con fre¬ cuencia de domicilio y hasta tiene tres o cuatro a un tiempo para librarse de sus admiradores, quienes pronto notan a sü vez el aspecto equívoco del Maestro. Tiene rarezas y brusquedades y sus sentimientos de violencia y desespera¬ ción, lo mismo que su extrema irritabili¬ dad, le proporcionan serios conflictos entre sus amistades y protectores, que disminuyen considerablemente por mo¬ tivos de guerra entre Austria y Francia.
¡Pobre y sordo; qué horrible situación
la del artista!
Beethoven cada día se vuelve más
sombrío y extraño y no poco aumentan la amargura de su vida les desengaños amorosos, que dejan huellas imborra¬ bles en su alma vehemente y apasio¬
nada.
Hacia esta época Beethoven escribe a su fidelísimo amigo y confidente Wege-
ler: «Arrastro una vida miserable. De
dos años a esta parte, voy siempre solo porque no puedo hablar con la gente, como los demás; soy sordo. En cual¬ quiera otra profesión esta desgracia se¬ ría tolerable, en la mía me crea una si¬
tuación terrible.»
Como término de sus sufrimientos
llega a pensar seriamente en el suicidio, aunque desiste de ello porque «le parece imposible dejar el mundo sin haber pro¬ ducido antes todo lo que comprende que tiene el deber de producir.» Con es¬ tos pensamientos de muerte eincertidumbre de la vida escribe en Heiligenstadt,
valle delicioso donde se retira a vivir,
su famoso «Testamento de Heiligenstadt. En los párrafos que vamos a continuar está de manifiesto su trágica vida de sufrimiento y resignación. «...Mi incli¬ nación natural hacia la compañía de los hombres me obligaba a quebrantar mis propósitos; pero ¡cuánto no tenía que arrepentirme! ¡Qué tristeza y que des¬ aliento cuando, por ejemplo, no podía percibir los sonidos de una flauta cam¬ pestre o la voz de un pastor que otros
escuchaban resonar claramente a lo le¬
jos! Tales experiencias me arrojaban en una profunda desesperación y poco ha faltado para que acabase con mi exis¬
tencia. El amor hacia mi arte es lo úni¬
co que me ha detenido en esta pendien¬ te fatal.,. La paciencia es el único recur¬

so que me queda... Mi estado tal vez mejore, tal vez no; ¡no importa: ya es¬ toy resignado! Pero tener que refugiar¬
se a los veintiocho años en esta indife¬
rencia filosófica no es cosa fácil, y pa¬
ra un artista menos que para nadie. ¡Dios mío! tu mirada penetra desde las alturas en las profundidades de mi alma. Tú conoces mi corazón y sabes cierta¬ mente que no respira sino amor al pró¬ jimo y deseo del bien!...»
Entonces Beethoven se anima, com¬
prende que no ha concluido su misión, quiere vencer el destino y se entrega por completo a su arte. El lo ha dicho:
«El amor hacia mi arte es lo único que
me ha detenido en esta pendiente fatal». Ahora, escribiendo a Wegeler, dice: «Tengo la firme resolución de oponer la más fuerte presencia de espíritu a los rigores de la suerte; pero hay momen¬ tos en que soy la criatura más desgra¬ ciada del mundo. Os ruego que no des¬ cubráis mis confidencias y no digáis na¬ da a nadie, ni siquiera a Leonora... ¡Re¬ signémonos! ¡Qué horrible porvenir! Y, sin embargo, es el único que me queda.»
Su sordera le aparta del trato y ac¬ ción social y trabaja entonces con más entusiasmo que nunca y con obstina¬ ción impetuosa, cual si pretendiera ol¬ vidar, con la actividad y esfuerzo men¬ tal, las amarguras de su vida. Así la obra beethoviana que es grande, su¬
blime en calidad no lo es menos en can¬
tidad, que acusa a su autor de una acti¬ vidad sorprendente.
Su fatalidad no fue perjudicial a su arte. La música del Maestro, principal¬ mente en sú tercer estilo, es selvática¬ mente virgen de reminiscencias contem¬ poráneas que de otro modo le hubiera sido difícil esquivar. La música de Beethoven, quizá por esta causa, es completamente original. Goethe, el fa¬ moso poeta alemán, en una carta escribe: «En Teplitz he conocido a Beethoven, cuyo talento prodigioso me ha asom¬ brado; pero desgraciadamente es ün ser indomable. Cree que este mundo es una invención detestable, y aunque tai punto de vista sea justo, no es el más apropó¬ sito para hacer la vida más tolerable ni a Beethoven mismo ni a los que le ro¬ dean. Sin embargo, hay que excusarle y compadecerle, pues va perdiendo el oído del todo, y esta enfermedad aún le es más perjudicial para sus relaciones sociales que para su arte. Ya muy ca¬ llado por su propia naturaleza, aún lo
será más a consecuencia de esta catás¬ trofe».
¡Cuán sugestiva y bella es la figura de Beethoven cuando, una vez produci¬ das sus grandes obras, se esfuerza para percibir algunos sonidos de los que su cabeza le bulle, como algo incompleto} ¡Pobre Beethoven; corre alocado tras un fantasma que huye de él... y se des¬ espera y llora! El día del extreno de la Novena Sinfonía y de la Misa en re, és¬ ta juzgada por él mismo como su obra magna, se sienta Beethoven en medio de la orquesta, de espaldas al público y tratando de percibir, con cierto aspec¬ to misterioso, algún sonido; vuelve las hojas mudas de su partitura como si fuera siguiendo la ejecución, pero pron¬ to se nota que no las pasaba oportuna¬ mente; cuando se acabó el final aún se¬
guía el Maestro volviendo hojas.,. ¡Cuán sublime es el amor que Beetho¬
ven hacia el arte siente! Bien es verdad
que solo él hizo del Maestro el genio, el coloso de Bonn, En sus primeros años odiosamente se le impone el estudio del
arte; más jovencito necesita del arte pa¬ ra sostener las borracheras del padra; en mitad de su carrera pierde la protec¬ ción necesaria para su desenvolvimien¬ to artístico; finalmente una sordera com¬
pleta le priva de emociones artísticas
que atormentan su cerebro falto de ellas;

y para que nada faltara, toda su vida la acompañan enfermedades, desilusiones, disgustos de familia. ¡Ah! es que el ge¬ nio se había dicho: «¿Es preciso? ¡Pre¬ ciso es!» Y Beethoven era un genio, «¿Quién sabe si para comprender al ge¬ nio se necesita serlo también?», ha dicho
Schumann.
R. Forteza.
Sóller 26 Marzo de 1927.
BEETHOVEN
En el primer centenario de su muerte, (1827-1927)
Conmemoró el mundo musical, el día 26 de este mes, una de las fechas más notables y trascendentales de sü brillan¬ te historia. Las más importantes pobla¬ ciones de todo el orbe que van al frente del continuo y agitado desenvolvimiento del divino arte no dejaron, en fecha tan señalada, de honrar dignamente en Una u otra forma la memoria de aquella so¬
berbia e inmortal Aguila de Bonn, que
al extender sus inmensas alas sobre la
Humanidad para emprender el raudo vuelo de su inconcebible fantasía, fué para no abatirlas ante ella ya jamás... Sóller, este pequeño valle encantado y encantador, este risueño rinconcito en el que apercibimos, más de cada día, un tenue pero constante latir de corazón artista, no quiso tampoco dejar de ren¬ dir, aunque humilde fuese, su público
testimonio de veneración hacia el gran
Beethoven; y así fué que, al noble im¬ pulso de unas damas de todos conoci¬ das por su prestigio musical, se celebró el martes último, en el seno de la pujan¬
te entidad «Foment de Cultura de la Do-,
na», un pequeño festival artístico que, además de honrar a aquel genio glorio¬ so, nos dignificó a todos, nos enalteció; enorgullecemos podemos de ello.
* íf* -í-
Sería pretensión inútil el querer refe¬ rir aquí, con toda extensión, la acibara¬ da vida de Luis Van Beethoven; exigi¬ ría ella un tiempo y un espacio no permi¬ tidos en los moldes de un simple artícu¬ lo. Haremos, pues, solamente un.resu¬ men sumarísimo de sus días, junto con el de la genial obra que produjo para legar a la posteridad, y sea esto nuestra modesta adhesión al general y justo ho¬ menaje que se ha tributado este año'a aquel formidable y divino héroe de la música, con motivo de cumplirse el pri¬
mer centenario de su óbito.
Nació Beethoven el 16 de Diciembre
de 1770 en la ciudad de Bonn (Alema¬ nia), situada cerca de Colonia y a orillas del Rhin, el río de las baladas
alemanas... Venido a este mundo en el
mísero hogar de une familia holandesa, descendiente de músicos, establecida desde hacía largo tiempo en aquel im¬ perio, a la temprana edad de cinco años ya fué obligado a un penoso estudio del piano y del violín por su pa¬ dre, un músico mediocre, grosero y bo¬ rracho, tenor y violinista de la capilla del Príncipe-Arzobispo de aquella ciu¬ dad. Su niñez fué triste y dolorosa, na¬ da apacible y propicia para consagrarla al estudio de la música; pero debido a su temperamento privilegiado el peque¬ ño Beethoven supo imponerse y sufrir con resignación los injustificados malos tratos que recibía del autor de su vida, consolándose con la esperanza de un porvenir más dichoso y feliz... (¡!)
Descubiertas las naturales disposicio¬ nes del niño y juzgándose su padre in¬ experto para cultivarlas, fué confiado por éste, para su educación musical, al maestro Pfeiffer y después a von der Eeden, organista de la Corte, progre¬ sando con este último rápidamente. Más tarde, cuando Beethoven contaba nueve años, volvió a su ciudad natal prosi¬ guiendo sus estudios con Neefe, direc¬ tor de la orquesta del Teatro de Bonn,

llegando a afirmar en público su profe sor que el inteligente Luís dominaba los repertorios de Bach y de Haendel y que podía considerarse como ün dig¬ no sucesor de Mozart. He aquí como el nombre del genial Beethoven sonó bien pronto con los de aquellos tres grandes maestros!...
A los trece años asombraba a cuan¬
tos le oían y fué nombrado segundo or¬ ganista de la Corte. A los diez y siete años el Elector Maximiliano, hermano del Emperador José II, le envió a Viena, recomendado a Mozart, cuando este
compositor precisamente se encontraba en los últimos momentos de su gloriosa
existencia. A esta edad fué cuando
Beethoven empezó a componer varia¬ ciones, lieders, etc., obras que no te¬ nían aún indicio de su genio inmortal.
Permaneciendo en Viena recibió la
ingrata noticia de la grave enfermedad que padecía su amada madre, nueva que le obligó a volver a Bonn. Poco tiempo después de su llegada, vió bajar al se¬ pulcro aquel ser tan querido... En esta época el muchacho se ve precisado a tomar a su cargo el sostenimiento de sü familia y la educación de sus dos her¬ manos; cinco años más tarde vió su¬ cumbir a su padre víctima de la embria¬
guez.
Influyó mucho en que el ánimo del jo¬ ven artista no decayera ante tanta des¬ gracia y tanta aflicción, el afecto since¬ ro que le tenía la familia Breuning, cuya bella hija Eleonora supo despertar en el noble corazón de Beethoven sus pri¬
meros y tímidos amores, y las pruebas numerosas e indudables de aprecio y admiración que recibía siempre en las grandiosas fiestas musicales que se ce¬ lebraban a la sazón en la Corte y en los
salones aristocráticos, donde destacaba
el eminente músico entre otros notables artistas.
Protegido por uno de sus mejores ami¬ gos y admiradores, el conde Waldstein, y a la vez por el Elector, volvió nueva¬ mente a la capital de Austria para am¬ pliar sus estudios bajo la dirección de otro gran maestro, Haydn, pues Mozart ya había fallecido (1792). La Revolución francesa acababa de proclamarse en¬ tonces y empezaba a agitar Europa.
Beethoven se relacionó en Viena con
los franceses, en especial con el gene¬ ral Bernadotte, despertándosele poco a poco los sentimientos republicanos que tanto habían de influenciar en su espí¬
ritu.
Además de Haydn tuvo por maestros Albrechtsberger y el italiano SalierL quienes se dedicaron también a la edu¬ cación científica y literaria de Beethoven, que si tan deficiente y descuidada la te¬ nía había sido por haberse dedicado hasta aquel entonces solamente al es¬
tudio de la música.
Después de realizar algunas excursio¬ nes artísticas que le acrecentaron su fa¬ ma como pianista, a los veinticinco años escribió los Tres tríos, para piano, violín y violoncelo, op, 1, y las 7res sonatas para piano solo, op. 2, que de¬ dica a Haydn; después un Quinteto de cuerda, op. 4, Dos sonatas para piano y violoncelo, op. 5, la Gran sonata para piano, op. 7 y el Gran concierto para piano y orquesta obras en donde co¬ mienza a dibujarse la originalidad de sü autor aunque en ellas predominen las influencias de Mozart y de Haydn, y que le valieron elogios de la crítica, Más adelante publicó el Gran Septimino, su primera Sinfonía en do mayor, y sus Seis primeros cuartetos de cuerda, op. 18, composiciones que bien pronto se popularizaron y extendieron por do¬ quier los grandes méritos de Beethoven como compositor de altos vuelos. En todas estas obras y otras que dejamos de mencionar — que pertenecen al gran primer período, llamado de «asimilación» (1793-1801) de los tres en que se ha que¬ rido dividir la prodigiosa floración beethoviana, para facilitar su estudio — su autor respeta la tradición clásica de

SOLLER

sus precitados maestros. Será en la So¬ nata patética donde irá acusando más la influencia romántica de su tiempo, anun¬ ciando nuevos horizontes, y si bien apa¬ rece en esta obra, como han hecho no¬
tar críticos famosos, úna evidente afec¬
tación, cierta falta de naturalidad y un efecto algo rebuscado, al lado de ella
vendrán las otras Sonatas (op. 10) nú¬ mero 1 y n.° 3, en las que aparecerá el Beeíhoven serio, profundo, concibiendo su obra y consagrándose entero a ella.
Como si no hubieran sido bastantes
los sufrimientos padecidos por Luis van Beeíhoven durante su infancia, en
plena juventud, cuando empezaba a sa¬ borear un dulce gozar de la vida, se apercibe de los primeros síntomas de sordera... Esto, naturalmente, modificó su carácter, influyendo de una manera
decisiva en su modo de ser y en sus costumbres,
En amores fué también desgraciado; vió casarse a Eleonora Breuning, la primera mujer que incendiara su cora¬ zón, con e¡Dr. Wegeler; enamoróse, sin atreverse a declarárselo más que dedi¬ cándola varias obras, de la condesa de
Keglewiez; adoró después a una italiana llamada Cristina Qherardi; amó a la cé-
lebrecaníanteMagdalena Villmam, quien le despreció, y así fueron sucediéndosele durante su juventud varios conatos de amor hasta que surgióle una nueva y seria pasión: Julieta Guicciardi, para quien escribe Beeíhoven la celebrada
sonata Clair de Lune. Mas no duraron
mucho tampoco estos amoríos; Julieta no fué constante y casóse con el conde de Gallenberg. Tan tremendo desenga¬ ño, unido a un recrudecimiento de su
teriible enfermedad, obligó a Beeíhoven
a substraerse casi en absoluto a la vida
social y a retirarse al apacible valle de Heiligenstadt (1802) donde pensó más de una vez en quitarse la vida, hacién¬ dole desistir siempre de ello el intenso cariño que sentía hacia su arte... En Heiligenstadt escribió su famoso «Tes¬ tamento»: ¡el grito de sus sufrimientos lanzado ante Dios, ante la Naturaleza, ante la Humanidad!... Citemos alguno de sus sentidos párrafos: «Venido al mundo con un alma ardiente y un tem¬ peramento sensible, creado yo para las relaciones entre las gentes, me he visto * obligado desde muy pronto a alejarme de todos y a pasar mi existencia en la soledad y el aislamiento.»
En el principio del segundo período, llamado también segundo estilo o se¬ gunda manera (1801-1805) de !a obra
de Beethoven, florecen, afirmando más
su personalidad, las Sonatas para pia¬ no, op. 27, n.° 1 yn.° 2,quas¿ una (fan¬ tasía)\\ la Sonata en do menor, la Sona¬ ta para piano y violín dedicada a Kreutzer, los Lieder religiosos, en cu¬ yas composiciones se reflejan sus alter¬ nativas de desesperación y confianza. Viene luego la Segunda sinfonía, en la cual ya se demuestra vencedor de la crisis pasada y decididamente dispuesto
a domar su sino adverso.
Partidario Beethoven de la libertad
ilimitada y de la independencia nacional y confiando en que Napoleón Bonaparte
establecería las bases de la felicidad y del bienestar humano, escribió una nue¬
va Sinfonía que tituló Bonaparte; mas al saber el coronamiento de Napoleón y que éste amenazaba invadir Alemania, rompió la dedicatoria diciendo: eEs un ambiciosocomo ios demás» y escribió en su lugar: Sinfonía heroica compuesta para solemnizar el recuerdo de un gran hombre. Se ha dicho y asegurado que en 1821, al enterarse Beethoven de la
deportación de Napoleón a Santa Ele¬ na, exclamó: «Hace diez y siete años que escribí la mUsica de este triste acon¬ tecimiento», e indicaba en la marcha
fúnebre de aquella sinfonía el presenti¬ miento del trágico fin de aquel conquis¬
tador.
Pertenece también a este período su opera Fidelio (llamada más tarde Eleo¬ nora) que se estrenó en Viena 1805, no con toda solemnidad por la circunstan¬ cia de hallarse ocupada dicha capital por los franceses. Se afirma que es ésta
na de sus obras más sinceras y más

nobles. En aquel entonces la situación económica de Beethoven era apurada y, no habiendo podido conseguir realizar un contrato como compositor con el Teatro Imperial, decidíase a aceptar el nombramiento de maestro de capilla de Cassell con el que quería favorecer el Jerónimo Bonaparte rey de Wesffalia; pero al.saber esto varios de sus protec¬ tores, entre ellos el archiduque Rodolfo y el Príncipe Lobkowiíz, acordaron ofrecerle una pensión vitalicia de 4.000 florines si permanecía en Austria, que el gran maestro aceptó conmovido.
En 1806 entabló relaciones amistosas
con la familia Malfaíti y de nuevo ena¬ moróse apasionadamente el artista de una de las hijas de aquella familia, lla¬ mada Teresa, bella, buena y cantatriz inteligente, quien supo corresponder a Beethoven. Esta época, apacible, y feliz, vió nacer la Cuarta sinfonía, desbor¬ dante de alegría, de ternura y de espe¬ ranza; la célebre Sonata Apassionatta y la Sonata op. 78, Siguieron luego la Sinfonía en do menor o Quinta Sinfonía, una de las más populares y caracterís- 1 ticas composiciones beethovianas, y la Sexta Sinfonía (Pastoral), dedicada a la Naturaleza que tanto amaba, en la
cual nos describe admirablemente y nos
transmite sus intensas impresiones sen¬
tidas ante las bellezas naturales.
Tampoco llegó a casarse Beethoven con Teresa Malfaíti; en 1810 renunció,
no se sabe por qué, a toda esperanza
de unirse con ella. En 1812 tuvo ocasión
de tratar a Goethe en los baños aristo¬
cráticos de Teplitz, en medio de una sociedad brillante de príncipes, literatos y artistas, y a pesar de no intimar mu¬ cho con él, pues jamás supieron com¬ prenderse aquellos dos artistas, tuvo a bien poner mUsica a algunas de sus poesías y hasta el propósito, que no llegó a realizar, de escribir un Fausto. En Teplitz compuso la Séptima sinfonía de construcción rítmica, llamada por
Wagner «/a apoteosis de la Danza». De la Octava sinfonía, que siguió después, dícese que es graciosísima y humorís¬ tica y que fué escrita, por contraste en¬
tre ¡as disputas domésticas de su autor con su hermano y su cuñada.
Es el año 1814 Beeíhoven ya había llegado a! punto culminante de su gloria y de su apogeo. En Viena recibía los homenajes de todos los príncipes de Europa; era comensal de las más no¬ bles y encumbradas casas; se veía tratado como un soberano y fué con¬
siderado como el mUsico oficial de
aquellos tiempos. Mas... ¡oh, cruel sar¬ casmo del destino! Bien pronto llegó la descensión; sus protectores iban muriendo; sumíase de cada día en la
mayor pobreza. En 1818 escribió: «Es¬ toy casi reducido a la mendicidad y he de hacer ver que no me falta nada!» Cuéntase que muchas veces no podía salir de casa por falta de calzado. Arre¬ glaba, con el fin de poder vivir, lieders para un editor de Londres y otras com¬ posiciones sin la menor importancia. «Qué dura cosa es—es decía—trabajar de esta forma para procurarse el pan!»
A estas desdichas uniéronse serios
disgustos de familia nacidos entre él, su hermano y su cuñada, una señora de genio y costumbres nada pacíficas. Su sobrino Carlos, hijo de este'matrimonio,
a quien quería como un padre, fué para con él muy ingrato. Todo esto acentuó la taciturnidad de su carácter, sólo encon¬ traba en la mUsica consuelo para su in¬ mensa tristeza. Su salud iba menguando por momentos... Entonces fué cuando Beethoven, alejado por completo del mundo y aislado en sí mismo, encontró que aUn había hecho poco para su arte y, menospreciando todas sus primeras producciones, quiso subir a las más al¬ tas claridades del genio, elevándose so¬ bre todo lo que admirablemente había producido y creando un arte humano, popular, en el más noble sentido, pro¬ fundo y emocionante, sin complicacio¬ nes de forma, de inspiración libre e ingénua, es decir: ün arte que deja de ser clᬠsico para convertirse esencialmente en romántico. Mas es de observar aquí que acertadamente se ha dicho que el roman¬

ticismo de Beeíhoven será siempre el
romanticismo de un clásico.
Hemos llegado al tercer y Ultimo pe¬ ríodo de la portentosa creación del «co¬ loso de Bonn», del «divino sordo» como también se le ha llamado (1815-1827).
Este tercer estilo o tercera manera es
la completa sublimación del genio, la depuración del espíritu inmensamente creador. Entre las obras que pertenecen a este período, debemos especial mención a las siguientes: Dos sona¬ tas para violoncelo, op. 10; las cinco últimas sonatas para piano; los seis úl¬ timos cuartetos[óz cuerda; la Misa so¬ lemne, en re, una de las más colosales obras de Beethoven y que él mismo en¬ contraba la más completa que había es¬ crito, y la gran Novena sinfonía con co¬ ros que ha sido la obra resumen de toda su vida. Después de su muerte se en¬ contraron en la mesa de trabajo del maestro los primeros esbozos de una Xa Sinfonía «que debía principiar por cánticos religiosos y terminar por una fiesta dionisiaca», segUn escribió poco antes de fallecer a su amigo Moschales, de Londres. Tuvo también el proyecto de adaptar mUsica a la Melusina de Grillparzer, al Fausto de Goethe, como ya dijimos, y a un oratorio bíblico Saúl y David.
La salud de Beethoven, desde el año 1816, era muy delicada: durante el in¬ vierno de 1817 había padecido una gra¬
ve bronquitis, en 1821 tuvo ictericia y en 1825 una grave enteritis, de la que jamás pudo curar; así es que en 1827, a los cincuenta y siete años de edad, se sentía completamente abatido por los sufrimientos físicos y morales que tuvo que soportar desde su infancia y que han dejado su huella indeleble en tantas pro¬ ducciones de aquel genio sublime... Una congestión pulmonar que se le declaró
en el mes de Diciembre de 1826 le hizo
guardar cama, ya esta enfermedad si¬ guieron trastornos digestivos y de la circulación que el temperamento atlético
de Beethoven resistió durante tres me¬
ses. El 26 de Marzo de 1827, mientras se desencadenaba una fuerte tempestad sobre Viena, excitáronse sus nervios haciéndele erguir amenazador sobre el ¿echo y, agotadas sus energías, cayó desplomado sobre el mismo para no levantarse más; el compositor Hiitíenbreamer le cerró los ojos; en la casa no había nadie más que éste, el hermano del mUsico y el pintor Teltscher; más tarde llegaron el Ultimo discípulo de Beethoven, Schindler y su viejo amigo el doctor Breuning.
Su entierro constituyó un sentido y popular homenaje, al que se dignó unir¬ se la Corte de Austria y la intelectuali¬ dad contemporánea de toda aquella na¬ ción, y en los solemnes funerales que se celebraron en sufragio del alma del glo¬ rioso maestro, el bajo Labach cantó el Réquiem, inacabado, de Mozart.
* **
Ha sido la vida de Luis van Beethoven
la vida de artista que representa la abnegación y el dolor más sublimes y admirables. Cuando más quisiéramos ahondar en ella, más nos sentiríamos
impulsados a contemplar su obra. ¡Que la Humanidad entera no deje de pronun¬ ciar jamás el n®mbre de Beethoven con fuerte emoción y profunda reverencia!...
M. Oliver Maimó.
Sóller, 31 Marzo 1927.
sr. g-.T=r~B-^-t
La velada musical del martes
La anunciamos en nuestra crónica
del sábado Ultimo, pero hubimos de ha¬ cerlo escuetamente por falta de datos. No nos fué posible incluir en el anuncio el programa de esta fiesta, como tene¬ mos por costumbre y hubiera sido nues¬ tro deseo, porque, por enfermedades en la familia de las señoras que habían tomado a su cargo la organización de aquélla y la ejecución de buena parte de los nUmeros que dicho programa habían de constituir, no pudo ser éste confeccionado definiíivámente hasta
Ultima hora. Esto no obstante, el salón-

biblioteca del «Fomení de Cultura de la
Dona» estuvo animadísimo, rebosante de publico, desde mucho antes de em¬ pezar esa cultural diversión, siendo la
concurrencia, a la par que numerosa, verdaderamente y por todos conceptos selecta.
El ilustrado sacerdote, muy estimado colaborador nuestro, D. Jerónimo Pons, dió principio a la velada leyendo la ex¬ presiva dedicatoria que encabeza el «Programa» con qué las personas asis¬ tentes fueron obsequiadas a su entrada-
en el salón. Dice así:
El «Foment de Cultura de la Dona» es
plau en ofrenar aquest entusiasta i modest homenatge al gran Beethoven, al descloure ’s et ¿egon segle de son traspás a les eternals mansions. Que en l( urna gloriosa on es depositen les purés devocions al Geni immortal que inflamá V Art creador de la Música, s' hi recullesca la que amh tota amor li oferim.
Y seguidamente, tan luego quedó res¬ tablecido el silencio que interrumpieran los calurosos aplausos con qué fué acogida la dedicativa manifestación, prosiguió el Sr. Pons en el uso de la palabra, pronunciando bello parlamento para desarrollar el tema «Semblanza de Beethoven» que figura como nUmero preliminar del referido programa. Nos presentó con él el Sr. Pons al emi¬ nente mUsico en cuyo obsequio se ce¬ lebraba la fiesta, en el primer centenario de su muerte, bajo los diferentes aspec¬ tos en que puede y debe ser estudiada su elevada y singularísima personali¬ dad. Sa vida, V home, y Ses obres fueron los tres puntos principales que expuso con sü peculiar claridad de ex¬ presión y ameno estilo ei erudito diser¬ tante, siendo escuchado por el culto
auditorio con verdadera delectación y
aplaudido unánime y entusiásticamente
al terminar.
Como entra en nuestros propósitos dar a conocer íntegra a nuestros lec¬
tores la circunstanciada labor del señor
Pons, la publicaremos en el próximo
nUmero.
El concierto estuvo dividido en tres
partes, constituyendo la primera los nU¬ meros Obertura bgmont, pieza a cuatro manos, por la profesora D.a Catalina Pomar de Conté y su hijita, precoz ar¬ tista (12 años) Srta. Miguí, y los dos Valses, por la bella y simpática señori¬ ta Catalina Püig Morell. La segunda parte estuvo constituida por las piezas Rondó déla Patética, por la espiritual Miguí Conté; Sonata op. 2 largo, apassionato, scherzo, rondó gracioso, por D.a Catalina P. de Conte; y Romances en fa y en sol, para piano y violín, por Da. Rosa Cruellas de Ballesfer y D. Joa¬ quín Portas. Y la tercera lo estuvo por la Sonata op. 14 allegro, allegretto y allegro cómodo, por D.a Rosa Cruellas de Ballester, y la Sinfonía 4f adagio, allegro, vivacce, a cuatro manos, por las
Sras. D.a Rosa Cruellas de Ballester y D.a Catalina P. de Conte.
Como se ve, un programa colosal, y si a esto añadimos que la interpre¬ tación acertadísima, maravillosa, que obtuvieron todas las piezas que lo com¬ ponían fué tal que ya más no se podía desear, podrán formarse una idea los que lean nuestra información de cuánto pudieron gozar los inteligentes en mU¬ sica y hasta los simplemente dilettanti en las tres horas que duró la agrada¬
bilísima fiesta. No lo ocultaron, ni les fuera posible ocultarlo si lo hubieran intentado, porque su satisfacción, sü complacencia, su fruición, hallábase
retratada en sus semblantes y lo exte¬ riorizaba, además, el respetuoso silen¬
cio con que eran escuchadas las fili¬ granas musicales del gran compositor y los aplausos frenéticos—muy mere¬ cidos, por cierto—con que fué premiada a ios inteligentes y hábiles intérpretes, al final de cada uno de los nUmeros, su admirable ejecución. Los «Romances
en fa y en so/», de piano y violín, los obtuvieron de un modo especial tan calurosos y prolongados, que obligaron a los virtuosos Sra. Cruellas y Sr. Por¬ tas a tocar, fuera de programa, el scher¬ zo de la sonata n.°5, que obtuvo una

6

SOLLER

interpretación como la de los antedichos Romances, igualmente magistral.
En una palabra, para terminar: una velada digna en un todo del gran Maes¬ tro Beethoven, en cuyo honor se cele¬ braba, y digna al mismo tiempo de Só11er y de la cultural entidad que se la dedicara. Plácemes mil, pues, al «Foment de Cultura de la Dona»; a las or¬
ganizadoras y al mismo tiempo ejecu¬ tantes, Sras. Catalina Pomar de Conte
y Rosa Cruellas de Bailester; a sus co¬ laboradores Srtas. Catalina Püig, Miguí Confe, y Sres. Pons y Portas, y a cuan¬ tos otros contribuyeron en una u otra
forma al éxito brillante que ese memora¬
ble homenaje alcanzó.
FESTIVAL BEETHOVEN
El pequeño festival de arte, con que qui¬ so solemnizar la fecha del primer centena¬
rio del fallecimiento de Beethoven la Sec¬
ción Filarmónica del «Foment de Cultura
de la Dona», aunque modesto, por no ha¬ ber permitido fuese más esplendoroso la falta en esta ciudad del elemento indispen¬ sable para ello, resultó sin embargo mag¬ nífico, debido a que las personalidades que en él tomaron parte son suficientes para asegurar de antemano el éxito de esta cla¬
se de actos musicales.
Como número preliminar del programa anunciado, el Rvdo. Sr. D. Jerónimo Pons, orador erudito y elocuente, hizo una Sem¬ blanza de Beethoven, bastante acertada, que fué del agrado dei público, selecto y asaz inteligente, que asistió al cultural ac¬ to; premiándose la labor del Rvdo, señor Pons con un aplauso unánime.
Seguidamente dióse principio al concier¬ to con la ejecución al piano, a cuatro ma¬ nos, de la obertura de Egmont, a cargo de la conocida e inteligente profesora señora Pomar de Conte y de su pequeña hija Srta. Miguí, la precoz niña que nos hizo recordar !o que nos refiere la Historia de
la música ai hablar de la asombrosa preco¬
cidad de Beethoven. Ambas interpretaron dicha composición de la manera que siem¬ pre saben hacerlo: con viva expresión, con un correcto sentido del ritmo, atendiendo a los matices y concibiendo con acierto la obra y su estilo. ¡Lástima de que la sonori¬ dad del instrumento que pulsaban, antipáti¬ ca especialmente en los bajos, no respon¬ diera del todo a su pulcra ejecución!
Varios historiadores coinciden en que
Beethoven no compuso más que una ópera, Fidelio', otros dicen que escribió otra titu¬ lada Egmont. La historia de la Música no habla tampoco de esta última obra lírica. No obstante, sabiendo que tuvo la intención de escribir otras óperas, fácil es suponer que diera principio a Egmont, llegando a com¬ poner sólamente la obertura que se nos dió a conocer y a la que no podemos negar la paternidad de Beethoven con una simple
audición.
La distinguida señorita Catalina Puig ejecutó, al final de la primera parte, unos bellos y expresivos Valses, en cuya inter¬ pretación estuvo acertadísima, demostrán¬
donos haber realizado un concienzudo y
provechoso estudio de aquellas clásicas composiciones.
De la autenticidad de estos valses tam¬
bién se ha dudado porque no figuran en el catálogo de obras de Beethoven, pero como este artista publicó bastantes composicio¬ nes sin que se expresen en el mismo, ya sea por su escasa importancia u otros mo¬ tivos, difícil es negarles aquélla.
La pequeña Miguí Conte empezó la se¬ gunda parte del programa ejecutando con
sobriedad admirable el Rondó de la Sonata
Patética, luciendo una vez más su ágil mecanismo y su temperamento artístico na¬
da común.
La señora Pomar de Conte tocó después los tres tiempos (largo apassionato, scherzo y rondó gracioso) de la Sonata op. 2, en cuya interpretación no sólo ci¬
ñióse a la estructura técnica de la obra
beethovian8, sino que procuró también co¬
municarnos su sentimiento hondamente
dramático.
Finalizó esta parte con la ejecución de las Romanzas en fa y en sol, para piano
y vi0lín, a cargo de la inteligente pianista

Sra. Cruellas de Bailester y del rerombrado profesor de violín de Palma, D. Joaquín Portas. En ella hallamos motivos de justa admiración y digno elogio. El señor Por¬ tas exhibió su arte atildado, diáfano y ex¬
quisito, pero recogido, que no se abando¬
na en alas de la fantasía ni desarrolla efec¬

tos de potencia, sino de preferente delica¬ deza; sacando de su violín finas sonorida¬ des. La señora Cruellas de Bailester dijo

su parte con aquella su peculiar pulcritud y conciencia artística que en más de una ocasión hemos alabado. Constituyó este número del programa una verdadera frui¬ ción auditiva para el público, quien obligó a dichos ejecutantes a tocar de plus algu

na otra pieza, ofreciéndonos aquéllos, con amabilidad, las delicias del scherzo de la

Sonata op. 5. En la tercera y última parte del concier¬
to tocó sola la señora Cruellas la Sonata

op. 14, para piano, compuesta de los tres tiempos allegro, allegretto y allegro có¬ modo, y en cada uno de ellos su interpre¬ tación adquirió siempre el más subido in¬ terés; ninguna frase ni ningún pasaje apa¬ reció descuidado ni frío; se advertía en ella un criterio magníficamente orientado.
Y como número final, apoteosis de la fiesta, vino la Sinfonía IV, con sus tiem¬ pos adagio, allegro vivacce y allegreto non tanto, que interpretaron magistral¬ mente, a cuatro manos, las señoras Crue¬ llas de Bailester y Pomar de Conte, sin el menor esfuerzo, ni violencia alguna, ni el más ligero abandono; con cálida expresión y con una encantadora amalgama de fogo¬ sidad y serenidad.
El público que había escuchado, con reli¬

giosidad, premió la inteligente labor de los diversos ejecutantes con largos y espontá

neos aplausos.

M. O. M.

Sólier, 31 Marzo 1927.

Futbolístiques

Una suspensió i una altra victoria

Sólier F. B.

4

Español F. C. 1

Els lectors que té el Sóller eu terres llunyanes, molts deis quals, ja per afició, ja per esser aixó una de les manifestacions
de la actividat i actualidat sollerica, se-
gueixen amb interés aquesta secció i es preocupen de les coses del fútbol local, s’ estranyaran segurament de que no hi haja avui el resultat del partit de desempat que
anunciávem dissabte entre els finalistas del
Grup A, Sólier F. B. i Atlétic. La causa es senzillament que no es jugá
el partit. Aquesta temporada resulta que hi
ha Missió a Palma i un deis actes havia d’
esser una magna processó al Cementeri.
Relacionant-ho amb aixó el Governador
civil de Balears suspengué els partits de fútbol que havien de jugar se a Ciutat.
La noticia de la suspensió fou coneguda a Sólier casi a última hora del dissabte, quan hi havia despatxades gran nombre de localidats i blllets del viatge.
No hi ha que dir que aqueixa suspensió originá for?a de comentaris, amb la frissor que tothom duia de que es fés aviat el partit.
Aquest será demá, si no hi torna haver impediment.
***

Per conservar T entrenament i la forma
actual espléndida del nostre equip, se concertá amb la pressa propia del cás un partit amb Y Español de Palma, actualment un deis equips que fan més retxa dins ia segona categoría, augraentant encara més el seu prestigi 1’ haver adquirit el camp que ocupava el disolt Regional F. C., i 1’haver-se reforgat de fá poc amb alguns molt nota¬
bles elements.
Feia quinze dies que 1’ Atlétic 1’ hi havia guanyat amb moltes penes, per 2 a 1,
A Ies quatre i quart a les ordres del senyor Miquel, molt apreciat aquí per\_les seves excel lents actuacions, s’aliniaren els
equips peí següent ordre: Sólier F. B.\\ Galmés—Araetller, Ense-
nyat—Vidal, Castanyer, Arnau II— Puig, Carrasco, Arnau, Frontera, Castro.
Español F, C.: Durán—Jou, Thomás — Solé, Colom, Marti I—Martí II, Pallarás, Bertrán, Bauzá, Vidal.
El Sólier presentava un suplent, el mig esquerra, i 1’ Español dos, els dos extrems,
AI primer temps, els primers quinze mi¬ li uts jugaren els nostres amb una apatía

Estampas, Carnets, Devocionarios
y objetos para regalos propios para
PRIMERA COMUNIÓN
En la imprenta de Juan Marqués Arbona, calle de San Bartolomé, 17, se ha recibido un extenso, variado y artístico surtido a precios económicos.
VISITE DICHO ESTABLECIMIENTO Y HA-
: : : : LLARÁ LO QUE DESEA : : : :

considerable, i els de 1’ Español amb un
entusiasme gran.
El desencert amb que actúa ven casi tots els del Sólier feía beneir 1’ hora en que el Governador havia suspes el partit. | ¡A la poca estona en un brillant aventj d’ En Pallarás i En Bertrán, rematá aquest fort i col locat a la xerxa fent inútil el plongeón d’ En Galmés.
Seguí atacant 1’ Español un estona, pero
a la fi els nostres se decidiren a reaccionar
i comentaren a fer unes jugades meraveIlores que entusiasmaren la concurréncia. El seu joc de combinado comen<já a maretjar els espanyoiistes que aguantaren algún temps grácies al formidable esforQ del porter i defenses visitants,
En una d’ aqueixes situacions sense sortída, se produí un penalty que aprofitá N’ Arnau per convertir lo en el primer gol del Sólier amb la manya de costura.
Poc abans del descans en un deis bons
avenaos deis locáis En Carrasco passá fluix i adelantat an En Puig que s’havia internat en previsió de la jugada, i aquest re¬ matá d’ un xut creuat i fortissim que aná a gol sense remei.
Fins a mitjan segon temps el joc fou anivellat, encara que dominant falaguerament el Sólier, després els forasters s’ anaren desmoralisant a mesura que s’ accentuava la superioridat deis nostres, traduida en dos gols maguifics, de brillant preparació i consemblants de factura, marcat el primer p’ En Carrasco i 1’ altre per N’ Arnau. J^Destacá en tot el partit la tasca deis dos porters. espléndida de debo, ja que En Gal¬ més se mostrá en forma mai igualada, i el del Español feu també coses prodigioses.
Del Sólier sobressortiren ademés els dos
defenses, deis quals N’ Ensenyat se rescabalá d’ algunes actuacions menys afortunados,
En Castañer i el tercet central de la da-
vantera. En Castro feu algunes coses de mórit, pero En Puig, Uevat de en el seu gol, realment molt brillant, i en les tretes de córner no pareixia ell. Durant el segon temps se li veren ganes de millorar 1’ ac¬ tuado, pero allavors li serviren poc joc i encara molt malament. Creim que podría treure més partit de la seva rapides, no
refiant-se tant de la sova táctica d’ esperar al contrari
Cridá molt 1' atenció la gran compenetrae;ó existent en la davantera sollerica, que arriba a un terme fins ara insospitat.
Creim que jugant aixi i rematant com han demostrat sebre’n, se pot confiar bastant en el felig éxit de les jornades futuros.
L’ Español causá bona impressió. Sobretot al principi semblá que havien de guanyar i imposar-se. Tenen una bona defensiva i una davantera molt decidida i perillosa. Adoleixen de insuficient compenetració, pero quan 1’ hajen adquirida será un equip ben potent, davant el qual els nostres hauran de treure tot el suc per no quedar raa-
lament.
No tenen tampoc els seus jugadors tant de fons i resistencia com els nostres per lo qual al segon temps han d’ afluixar molt.
En ressum un bon partit i una bona pre¬ paració peí gran partit de demá.
Demá, a Ciutat
Atlétic-Sóller
Lo que havia d’ esser diumenge passat
será demá si no sofreix dificultáis a darrera
hora, que no serán en tot cas del carácter de la que ho impedí diumenge passat.
Considerin els lectors que repetim tot lo que llavors deiem, i no tendrem que afegirhi res més sino que l’ interés i 1’ entusiasme no sembla haver minvat cap mica.
Les possibilidats del Sólier són encara més satisfactorios ja que podrá jugar hi En Mo¬ ra qui diumenge passat estava en Hit convalescent de curta malaltia, havent repres en¬
tre setmana 1* acostumat entrenament.
L’equip podrá, dones, presentar-se au grand complet’ Galmés —Ametller, Ense¬ nyat—Vidal, Castanyer, Mora—Puig, Ca¬ rrasco, Arnau, Frontera, Castro.

321.°—TEalnmbiéLaFederadoBalear,donantalpartit1’
importancia que es mereix ha prohibit la celebració de partits en els demés camps de Palma, per lo qual es segur que en el camp de 1’ Alfonso s’ hi donaran cita demá tots ais aficionats ciutadans, i ja no en par¬
lara deis de Sólier.
L’ aniversari
El dilluns passat, 28 de Mar? se cumplí el primer aniversari de la presentado en el camp d’ En Mayoljdel primer equip del Só-
UerF. B.
Com recordaran els llegidors, el partit, en que es disputava la copa d’ Inaugurado regal d’ un entusiasta, fou quantre el Lluchmayórense, i el Sólier guanyá per 2 a 1.
L’ equip que representa en aquell primer partit els colors del Sólier el constituien els segíients jugadors: Bauzá. — Martorell, So¬ das —Mas, Castanyer, Daviu.—Castro, Pizá Ferrá, Ledesma (al segon temps En Vicens),
Arcas.
En Castanyer i en Castro s‘ empagaíran un poc de veure ’s els únics supervivents d’ aquell onze heróic. Els felicitara cordial* ment per la supervivencia.
Amb el partit de desempat de demá, que marca el grau d‘ enaltiment que ha alcan(jat 1’ equip del Sólier no perdent desde el Novembre en<já amb ningú més que amb el primer de 1’ Alfonso, en camp extern, s‘ hauria de poder commemorar aqueix aniver¬ sari amb una nova victoria que seria per aquest motiu doblement ben acollida.
La nostra enhorabona a tots els jugadors passats i presents i de tota categoría del
Sólier i a 1' entusiasta Junta Directiva,
Refly II.
NOTAS OFICIOSAS
De la «S. D. S»
Para el gran partido Final de Grupo de campeonato que tiene que celebrarse ma¬ ñana, domingo; a las cuatro de la tarde, en Palma en el campo de la «R. S. Alfon¬ so XIII» y el buen orden del encuentro por lo que pueda interesar a los numerosos sollerenses que deseen asistir, hacemos pú¬ blico lo siguiente:
nuestro domicilio social—Plaza
d^ la Constitución 31, l.er piso—y en las
Oficinas del «Ferrocarril de Sólier» se des¬
pachan billetes de primera y segunda clase. El billete de primera costará 4’30 pese¬
tas y el de segunda 3’30, ida y vuelta,
en nuestro local social se
despachan Entradas Generales y de socio a fin de evitar que los que asistan tengan que formar cola a la entrada del campo.
tren expedicionario saldrá de Sólíer q la una y media de la tarde en punto y de Palma, en viaje de regreso, a las 7 y
15 minutos de la noche.
La Junta Directiva de la «S. D. S.» apro¬ vecha la ocasión para dirigir un atento saludo a la afición sollerense, llamándole la atención sobre la importancia del partido de mañana. La presencia de todos los bue¬ nos deportistas en Palma mañana es de im¬ prescindible necesidad, con el fin de afian¬ zar en lo posible la victoria a nuestro equipo.
La lucha de mañana en el campo del «Alfonso XIII» es decisiva, y por eso hemos hecho todo lo posible en dar toda clase de facilidades para que a este encuentro asis¬
ta todo Sólier.
Esperamos confiados que todos los sollerenses sabrán corresponder a ese esfuer¬ zo, por el triunfo hermoso y noble del equi¬ po que lleva el nombre de la ciudad que¬
rida.
Sólier 2 de Abril de 1927.

-

-

-

SOLLER ——

■■■■

————j—a y '-ra.-w-at

ATLETIC F. B. C. - SOLLER F. B.
¿CUAL SERÁ EL CAMPEÓN?
Si es Vd. amante del deporte y buen sollerense, vaya mañana a Palma a alentar con su presencia a los nuestros para que obtengan el anhelado título.

Del Comité de División
de Mallorca
Para el próximo domingo, día 3 del ac¬ tual, solamente tiene acordado este Comi¬ té la celebración de un partido de campeo¬ nato, siendo los equipos contendientes el «Sólier F. B,» y «Atlétic F. B. C.» el que se celebrará en el campo de la «R. S. Al¬ fonso XIII» a las 4 de la tarde, habien¬ do sido solicitado para arbirar este en cuentro el Presidente de este Colegio Balear, D. Joaquín Llauger, de común
acuerdo de ambos Clubs.
Siendo este partido el de la máxima emo¬ ción entre los Clubs del grupo A de segun¬ da categoría, este Comité ha tenido a bien ordenar que no se celebre otro partido en Palma dicho día, con el único fin de no
restar interés al mismo.»

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial. — Mañana, do¬ mingo, día 3.—A las siete y media, ejercicio mensual dedicado al Sagrado Corazón de Jesús con exposición del Santísimo. A las nueve y media, Horas menores y a las diez y cuarto Oficio, con sermón cuaresmal. Por la tarde, explicación del catecismo; a las tres, Vísperas, Completas y continuación del Quincenario dedicado a la Preciosa Sangre
de Nuestro Señor Jesucristo con sermón cua¬
resmal.
Miércoles, día 6.—Ayuno. A las seis y me dia, ejercicio en honor del Patriarca San José; al anochecer, rosario y continuación del Quincenario dedicado a la Preciosa San¬ gre de Nuestro Señor Jesucristo, con sermón
cuaresmal.
Viernes, dí¿ 8.—Ayuno con abstinen¬ cia de carne. A las seis y media, ejercicio mensual en honor de la Inmaculada Concep ción; a las siete, Misa de comunión general en la capilla de Ntra. Sra. de los Dolores para las Madres Cristianas. Por la tarde, a las tres y cuarto, se practicará el piadoso ejercicio del Via- Crucis. Al anochecer, rosa¬ rio y sermón cuaresmal,
Sábado, día 9.—Ayuno. Domingo, día 10. — Dominica de Ramos. A las siete y media, comunión general para
las Madres Cristianas.
En la iglesia de Ntra. Sra. de la Visita¬ ción. (Convento). Mañana, domingo, día 3. Conclusión de los Ejercicios Espirituales.— A las seis y media, Misa de comunión gene¬ ral con plática, a cargo del Rdo. Sr, D. Ra¬ fael Sitjar, Arcipreste. Por la tarde, a las cuatro y cuarto, rosario, sermón, bendición papal y función en honor de los SS. CC.
Viernes, día 8 —Al anochecer, a las seis y media, el piadoso ejercicio del Via Crucis y
función en honor del Santo Cristo.
En la iglesia de las MM. E&colapias.— Mañana, domingo, día 3. — A las siete y me¬ dia, Misa de comunión general para los Con¬ gregantes del Niño Jesús de Praga; por la tarde, a las cuatro y media, ejercicio consa grado al Divino Niño,
Viernes, día 8. — A las siete, durante la Misa conventual, se practicará el ejercicio consagrado a la Inmaculada Concepción.

Cambios de monedas extranjeras

Bolsa de Barcelona
(del 28 Marzo al l.° Abril)

Francos Libras Dólares Belgas

Lunes, día 28 21 70 2691 Martes, » 29 21‘75 26‘88 Miércoles,» 30 21'90 27‘00 Jueves, .» 31 22‘00 27‘ 16 Viernes, » 1 21 95 27‘08 Sábado, » 2 00‘00 00‘00

5‘53 77‘10 5‘53 76‘90 5‘55 77‘25 5‘59 77‘50 5‘57 77‘25
0‘00 00‘00

Registro Civil

Nacimientos
Día\_12,—Emeterio Juan Alianza\_Morro,
hijo de Francisco y Francisca, n --vi. Día 16. —Francisco Font Llobera, hijo de
Juan y Magdalena. w Bonifacio Mauresa García, hijo de Miguel y María.
Dia 19.—Margarita Ferriol Vicens, hija de Juan y\_Catalina,
Día 22.—Antonio Reynós Castañer, hijo de Antonio y Julia.
Dia 27.—Jaime Coll Trias, hijo de Pedro y Antonia.
Día 27.—Nicolás Canais Bennassar, hijo de Juan y Juana.
Dia 29.—Bárbara Socias Vicens, hija de Jaime y Francisca.
Defunciones
Día 18.—Antonio Rullán Arbona, de 36 años, casado, manzana 63, núm. 21.
Día 25 —Rafaela Colora Alcover, de 72 años, casada, manzana 54, núm. 8.
Día 28.—Catalina Vidal Martorell, de 81 años, viuda, calle de la Luna, núm. 111.
Dia 29—Rafael Mas Mayol, de 16 meses, manzana 54, núm. 1,
Día 31.—Catalina Cañellas Bujosa, de 3 años, Celler, núm. 4.
g- |gw a... «tn.i Q-laii "*Q SS, ~0 ¡S" -Q-- i*B []
BOLSA DE MADRID Y BARCELONA

COTIZACIONES OFICIALES DEL 30 CORRIENTE

(ÚLTIMAS CONOCIDAS)

Deuda perpetua

»

»

4 °10 Interior. .
4 » Exterior. .

. 70'60
. 85’00

»

amortizable 5 » emisión 1917 . 93’50

«

»

5»

>

1920 . 93’50

»

Ferroviaria del Estado 5 °1° . .10270

Cédulas hipotecarias Banco de España 6 ®10 107’00

Acciones Banco de España

647‘00

OBLIGACIONES

Tesoro 5°10 emisión 1 Enero 1925 ('carpetas). OOO’OO

»

»

»

4 Febrero 1924. . . OOO’OO

»

»

»

»

» 15 Abril 1924 .

.

»

4 Nvmbre. 1924 .

. OOO’OOO . OOO’OO

»

»

»

5 Junio. 1926 .

.

. OOO’OO

»

»

»

8 Abril 1926 . . . 000’0()

Gas Madrid S. A. 6 °10

104‘50

Hispano Americana de Electricidad 6 °10 . 102‘25

Unión Eléctrica Madrileña 6 °10 . . . 104’00

C.aTrasatlántica 6 °10 emisión 1920. . . 101‘25

»

»

»

»

1922.

.

. 104'00

»

» 5 1/2 ®L » 1925 (especiales) 96’15

» de los Caminos de Hierro del Norte de

España (1.a serie) 3 °10

72'35

Id. Id. especiales norte 6 °10 . . . 104‘50

F. C. de Madrid a Zaragoza y a Alicante 6 °1# 103‘35

C.a de los Ferrocarriles Andaluces 6 °1„. . 100‘85

C.a Gral. de los Ferrocarriles Catalanes6 °[„. 76‘00

Gran Metropolitano de Barcelona S. A. 6 °la. 92’00

C.a General de Tranvías de Barcelona 5°10. 86‘25

Sdad. Madrileña de Tranvías 6°10. . . 104*00

Ferrocarril de Tánger a Fez 6 °10 . . . 100‘50

Barcelonesa do Electricidad 6 °10 . . . 9875

Catalana de Gas y Electricidad 6 °18 . . 98‘85

Energía Eléctrica de Cataluña 6 °10 . . 97‘85

Compañía de Tranvías de Sevilla 6°10 ■ . ÍOO’OO

Tranvías Eléctricos de Granada 6#1® . . 93’00

Manufacturas de corcho 60l® .... 94’50

—R~——R1 —R—

MATADERO

Reses sacrificadas en el Matadero público
de esta ciudad desde el 18 al 31 de Marzo

Corderos.

Ovejas.

.

...

.

.

Carneros

Cabritos.

Cabras.

.......

Terneros. .......

Lechoaas

Cerdos

129 11 1 1 0 0 0 0

Total. Aves
Conejos

......

142 147
27

Modista con „Corte Martí11

Ofrece al público\_sus\_servicios a precios

reducidos,

j

sa^Dirigirse: Carretera del Puerto, n.°727.
C a'n Perús)

TEATRO
La cooperación agrícola en Pnerto Rico
En el pueblo de Adjuntas, de la isla de Puerto Rico, acaba de fundarse una coope¬ rativa de crédito y producción con el titu¬ lo de «Cafeteros de Adjuntas, Inc.» cuya Junta Directiva por medio de circular de fecha 2 de Febrero próximo pasado—que ha tenido la atención de dirigirnos—parti¬ cipa al público que ha sido debidamente incorporada, de acuerdo con las Leyes de Puerto Rico, y que, formando el octavo Distrito, se federaciona a «Cafeteros de Puerto Rico, Inc». Trabajará en conexión con el Banco Federal de Crécitos Agríco¬ las, y el Banco de Crédito intermediario, para refaccionar a los agricultores cafete¬ ros que lo soliciten y pignorar el café, quedando establecido el almacén público, que funcionará de acuerdo con la Ley so¬ bre esta materia vigente en dicha isla.
Publica en la referida circular los nom¬
bres de los señores propietarios de cafeta¬ les y vecinos de Adjuntas que han suscrito las cláusulas de incorporación, y nos ha satisfecho en gran manera el ver que mu¬ chos de ellos son paisanos y muy aprecia¬ dos amigos nuestros: D. Miguel Alemany, por la casa Sucesores de Castañer, don Juan Bennassar, D. Juan Mayol, D. Jaime Rullán y D. Jaime Castañer, con los seño¬ res D. Santiago Petri, D. Benito Cabassa, D. Andrés Grillasca (por Suc. Trani), don Félix González y D. Víctor Fusté, a quie¬
nes no tenemos el honor de conocer.
Fueron elegidos los Directores para re¬ gir los destinos de la nueva entidad «Cafe¬ teros de Adjuntas, Inc», y recayó la elec¬ ción en los señores siguientes:
Presidente, D. Miguel Alemany.— Vice¬ presidente, D. Aniel Pietri.—Secretario D. Jaime Castañer. — Tesorero, D, Victor Fusté.— Vocales: D.Juan Bennassar, don Santiago Pietri y D. Juan Mayol.— Su¬ plentes: D. Felipe Romero, D. Joaquín Castañer, D. Benito Cabassa, D. Camilo Rodriguez, D. Jaime Rullán, D. Juan de la Cruz Bosch y D. Félix González.
A quienes felicitamos, deseándoles el mayor acierto en su delicada gestión.
* **
El programa de la importante asociación «Cafeteros de Adjuntas, Inc», sumamente sugestivo,—que sentimos nos falte espacio para reproducirlo—demuestra de una ma ñera clara la heterogénea finalidad de aquélla y lo mucho que han de beneficiar los propietarios cafeteros incorporados con una tan esperanzadora federación.
Se dijo siempre que «la unión hace la fuerza», y es precisamente esto mismo lo que, con ese paso ventajosísimo que aca-

La película cumbre de 1927

ban de dar, no ha de quedar ahora, que se ría quizás por primera vez, desm entido.
Que el éxito más lisonjero corone su obra es lo que muy de veras el Sóller
desea a los propietarios de cafetales de Adjuntas y de toda la isla de Puerto Rico que, para la defensa desús intereses.se han unido, primero, y confederado des¬ pués.

HVBlilTá

Por acuerdo del Consejo de familia de la

incapaz D.a María Busquéis y Sastre, se

subastará el día 10 de los corientes a las 10>

de la mañana, en el estudio del Notario don

Jaime Domenge, la finca Ca Na Cavina del

término de Fornalutx. El tipo mínimo será de

2.000 pesetas en los títulos de propiedad y

pliego de condiciones, están de manifiesto en

la expresada notaría,

Vsr

8=ss=8 ass-S -s---8=sr=£

»E VENDE
Una casa situada en la calle del Obispo Colom, n.°58, esquina de la de Rullán y Mir,. y el taller de maquinaria situado en la
misma.
Informarán: Calle Obispo Colom, 58.

$£2 TEIDE

Una finca compuesta de casa y pequeña porción de tierra en el punto conocido por Ca ’n Guidoia, de este término.
Informarán en la notaría de D. Francisco
Jofre, Romaguera n.° 21, Sóller.

I

O r D r 3-SS- 9--as -£fass^

A VENDRE

Un comerce de fruits et légumes en gros, dans une ville de 1’ Est de France, avec un
bon materiel pour exercer ce commerce. Peux de locatión—Gros chiffre d’ affaires.
Le vendeür s’ engage a mettre au conrant
1’ acheteur.
S] adresser au journal.

La Moda Elegante Ilustrada
trajes de krimavera de gran vistosidad publica La Moda Elegante Ilustrada en su segundo número de Marzo. En los noventa modelos de trajes para paseo, noche, sport podéis encontrar las primeras novedades primaverales. Publica también modelos para niños, niñas, ropa blanca, etc. Labores prác¬ ticas y elegantes. Artículos de masaje facial, para evitar y hacer desaparecer las arrugas. Mosaicos sobre cuero, revista parisién, un capitulo de la nueva e interesante novela Las Eternas Mironas, de José María de
Acosta; consejos, curiosidades, cosas raras y dos interesantes novelas, una encuadernable
Pidan número de muestra a la Adminis¬
tración de La Moda Elegante Ilustrada: Costanilla de los Angeles, 18 (esquina a la Plaza de Santo Domingo).—Apartado, 45 Madrid, y en Sóller en la librería de J. Mar¬ qués Arbona, San Bartolomé, número 17,

8 *>

srrrrHErr.

SOLLER

SECCION LITERARIA

La llave del misterio
La señora Franca de Siffredi mante
nía unas relaciones culpables. Las cul¬ tivaba con tal astucia, que por el cerebro analítico de su marido, catedrático de
filosofía en una Universidad del rei
no, no había cruzado jamás la sospecha de que era traicionado.
Contaba diez y siete años más que su mujer, pero era todavía un hombre ga¬ llardo, muy admirado por sus alumnas, las estudiantes de la Universidad, que elogiaban la distinción de sus modales y su elegancia. Humberto Siffredi repre¬ sentaba el tipo moderno del hombre su perior, nada pedante ni huraño, amable, indulgente y mundano.
Sin embargo, Franca, su bella esposa, amaba con todo el fervor de su segunda juventud al ingeniero Hermán de Miran¬ da, gentilhombre de cuna, apuesto como un gladiador, ágil como un gimnasta, frecuente vencedor en torneos de esgri¬ ma, pero tan impulsivo e imprudente en su papel de enamorado, que ella se veía obligada a mantener una severa vigilan¬ cia, a f¡n de que el profesor, ya fuera por una conversación telefónica inoportuna, por una carta enviada fuera de hora o por un ramo de flores llegado sin razón aparente, no pudiera descubrir su peca¬
minoso secreto.
Ella y su joven amigo se encontraban
con mucha frecuencia en el ambiente
perfumado v discreto de un pequeño nido,
situado en las afueras de la ciudad.
Faltaban dos días para la fiesta de Año Nuevo, cuando una noche, saliendo con Hermán de su amoroso refugio, Franca lo invitó a la reunión que solía ofrecer a sus amigos en la noche del 31 de di¬
ciembre.
—Acepto con entusiasmo—murmuró, introduciendo una mano bajo el brazo de su amante, envuelta en una capa de pie¬ les—.Para mí siempre es una dicha visi tartucasa; primero, por la alegría deestar a tu lado, y después porque me divierto mucho frente al importantísimo persona¬ je que es tu marido, pensando que esta¬
mos riéndonos de él con tanta destreza.
Si supierás cómo me regocijo cuando re¬ flexiono que, a pesar de su aire de agudo investigador, todavía no ha investigado ni sospechado nada sobre nuestra con ducta. El hombre que teoriza doctrina¬ riamente, sobre la esencia de las cosas, debería poseer olfato suficiente como pa¬ ra percibir a su alrededor el olor del
adulterio.
— Alégrate, como me alegro yo, de que le falte ese don—expresó Franca con ex¬ presión medrosa.—Ignoro lo que haría si llegara a sospechar la existencia de nuestras relaciones; pero, con su carác¬ ter frío y enigmático como un jeroglífico egipcio, no sería desde luego nada agra¬
dable...
Llamó un taxi y saludó a su amigo con
cierto ardor.
—Queda convenido, que te espero pa¬

sado mañana. No te fíes demasiado de la
abstracción filosófica de mi marido, y, mucho menos, de la fingida despreocupa¬ ción de los demás. Sé prudente, no me hables en voz baja y trátame con los ade¬
manes más ceremoniosos.
Miranda asintió, besándole la mano por última vez, en la forma obsequiosa que ella exigía en público; y el auto partió, desapareciendo a lo largo de la calle.
*** En la noche de fin de año, los salones de la villa Siffredi acogían * los amigos del profesor y a las amigas de Franca, a los acordes de una orquesta escondida entre mármoles majestuosos y bronces
artísticos. No tardó en caldearse el am¬
biente con las conversaciones vivaces de
las personas maduras y con las danzas de los jóvenes, que eran en parte discípulos predilectos del dueño de la casa: unos discípulos que no desdeñaban las diver¬ siones mundanas, aun cuando estudiasen filosofía y estuvieran destinados a ense¬
ñarla.
Entre estos discípulos figuraba la seño¬ rita Drogovitc, una estudiante rusa del último curso, fea de rostro, pero muy gra¬ ciosa y tan bien dotada de espíritu que bas¬ taba por sisóla para alejar en cualquier fiesta todo peligro de aburrimiento o de
malestar.
A las tres de la madrugada, cuando la reunión terminaba y algunas señoras co¬ menzaban ya a envolverse en sus capas y abrigos, la señoiita Drogovitc propuso
—como final de fiesta—bailar la danza
nacional rusa, y preguntó si alguno de los invitados se atrevía a acompañarla.
Hermán de Miranda, que había apren¬ dido la danza en Petrogrado, adonde fue¬ ra con motivo de un torneo de esgrima, se ofreció a bailar con ella, y la estudian¬ te, batiendo alegremente las manos, pi¬ dió a dos amigas de Franca sus mangui¬
tos de astracán. Calóse uno de ellos, hasta las orejas, sobre sus rubias trenzas,
y puso el otro sobre los negros y rizados cabellos de Hermán. Luego, disfrazados graciosamente de rusos, al sonido de una canción eslava de Rimsky Korsakoff, ejecutada con sordina por la orquesta, los dos jóvenes, con las manos enlazadas
detrás de la nuca, comenzaron a inclinar¬ se a derecha e izquierda, a girar sobre sus talones, a doblarse sobre Jas rodillas,
lanzando gritos guturales y mostrando el blanco de los dientes y de los ojo?, co
mo dos verdaderos bailarines caucásicos
de un teatro de variedades.
Fueron aplaudidos con mucho entu siasmo y hasta el señor Siffredi, el profe¬ sor de filosofía, los felicitó, sonriendo, a su alumna, estrechándole las manos..,
mientras Franca envolvía a sú amigo
Hermán en una mirada de admiración.
A la mañana siguiente, el profesor Sif¬
fredi entró con retraso en su estudio.
Llevaba trabajando una hora, cuando
llamaron discretamente a la puerta y en¬
tró un criado, trayendo sobre la palma de la mano, como un objeto precioso, una
llave de acero.
—He hallado esta llave en el salón cen¬

tral, junto al ángulo donde estaba la or¬ questa. ¿Acaso la ha perdido el señor?
Siffredi la miró con indiferencia, sacó
del bolsillo de su chaqueta de casa un manojo de llaves y constató que no le fal¬ taba ninguna. Entonces, con ademán ne gativo y negligente, dejó la llave sobre la mesa de escritorio, y prosiguió la lectura y corrección de su obra.
Algunos minutos después, miró el reloj y, percatándose de que faltaba poco para el almuerzo, levantóse y entró en su al¬ coba, que comunicaba con el estudio.
Franca no había regresado todavía de su paseo matutino, que le servía general¬ mente para las visitas al tailleur y al perfumista, a los negocios de modas y de libros, y del que regresaba casi siempre sonriente y llena de animación.
Al pasar junto a un mueblecito japonés que sostenía sobre tabla laqueada varias porcelanas, el profesor descubrió entre éstas, como si hubiera sido arrojado allí distraídamente, el manojo de llaves de su mujer. Experimentó la curiosidad de exa¬ minarlo y, de pronto, su frente, un poco calva, se contrajo fuertemente a causa de una desagradable sorpresa.
Entre aquellas llaves, casi todas de for¬ ma rebuscada y coquetona, reunidas por un anillo de plata sellada, acababa de ver una muy parecida a la que el sirvien¬ te encontrara en un ángulo del salón cen¬ tral. Fué a buscarla a su mesa de trabajo v las comparó. No cabía duda: eran
iguales. Oyó la voz de Franca que regresaba, y
se guardó el manojo de llaves en el bol¬ sillo derecho y la llave suelta en el bolsiUa izquierdo,¡recobrando su expresión ha¬
bitual de fría serenidad.
Sentáronse a la mesa el uno en frente al
otro, y comentaron animadamente los pormenores de la velada de la noche an¬ terior. Franca, que se hallaba de muy buen humor, criticó benévolamente los vestidos de sus amigas y ensalzó las dan¬ zas de la señorita Drogovitc.
Siffredi sonrió, encendiendo su cigarro, y el matrimonio pasó a un saloncito con¬ tiguo, donde solían tomar el café. Minu¬ tos más tarde, se presentó un valet para anunciar la inesperada visita del ingenie¬ ro Miranda, quien, sin quitarse el gabán entró saludando a los cónyuges.
—Amigos míos, perdónenme si les mo¬ lesto a esta hora, pero me ha sucedido un pequeño incidente que me obliga a
distraerles por un momento.
Franca lo acogió cor, una sonrisa gentil demostrando algún es upor y Siffredi lo
invitó cortésmente a que se sentara.
—Anoche me porté un poco alocada¬ mente, bailando y agitándome en forma excesiva—dijo Hermán, riendo—,y debo haber perdido aquí una llave que tenía en el bolsillo, Esta es la razón de mi ino¬
portuna visita. Vengo a preguntarles si no ha sido encontrada por alguno de sus
sirvientes.
Franca se levantó, con el evidente pro¬ pósito de oprimir el timbre eléctrico; pero el profesor ¡a detuvo con un gesto y, di

rigiéndose a Miranda, le preguntó con la calma absoluta del psicólogo a cuyo cere¬ bro afluyen varias y diferentes hipótesis:
—¿Qué clase de llave era? — ¡Oh, una llave vulgar!—respondió Hermán, sorprendido ante aquella inte¬ rrogación, pero ostentado cierta calma. —Quisiera saber—insistió Siffredi con perfecta cordialidad—si se trata de la lla¬ ve de un mueble, de un baúl, de una caja de seguridad, de una llave de cerradura inglesa o bien... —Nada de eso, querido profesor,—de¬ claró Miranda, sonriendo.—Se trata de una llave vulgar... la llave de un piso. — ¡Ah! ¿De veras? La ambigua sonrisa que se diseñó en
1 >s labios sutiles del filósofo hizo c orrer
un temblor de hielo por las venas de su mujer. Por primera vez sintió la esposa aletear a su alrededor el soplo helado de un peligro inminente, y miró a su amante con ojos espantados. El profesor contem¬ pló por algunos segundos, con mirada penetrante, el semblante demacrado de su
mujer y la cara desconcertada de Her¬ mán; luego, sacó de su bolsillo la llave extraviada, y de otro el llavero de Fran¬ ca, y, acercando con toda tranquilidad las dos llaves, las puso bajo la mirada de Miranda y le preguntó con una irónica
mueca:
—¿Cuál de las dos es la suya? No esperó la respuesta. No concedió a ninguno de los dos el tiempo de formular en sus mentes agitadas una explicación o una excusa cualquiera, y continuó con su imperturbable calma: — ¿Cuál de las dos? ¿Esta que ha sido hallada hace una hora en el jardín de in¬
vierno, cerca de donde usted bailó ano¬ che la danza rusa, o esta otra que se encuentra todavía en el llavero de mi
esposa? Miró fijamente a los dos culpables, que
no despegaban los labios, aturdidos, y prosiguió:
—Aquí no hay error posible. La lógica me enseña que, aun cuando ustedes no me respondan, yo debo sacar de este he¬ cho una afirmación indiscutible, es decir, que el señor de Miranda y mi mujer po¬ seen ambos la llave de un mismo aloja¬ miento, el cual sirve evidentemente para
sus secretas citas amorosas... La conclu¬
sión a que luego debo llegar—y que usted con su inteligencia ya habrá comprendido —es también muy sencilla y expeditiva... Voy a telefonear a mi abogado de con¬ fianza, que, además, es un gran especia¬ lista en las causas sde separación conyu¬ gal, y le pediré se digne celebrar conmi¬ go, inmediatamente, una entrevista...
Guardóse las dos mudas y elocuentes pruebas de la culpa, sacudió en un plati¬ llo de porcelana la ceniza de su cigarro y, con un levísimo gesto, saludó, saliendo tranquilamente del gabinete. ¡Franca y Hermán, perplejos, anonadados, estupe¬ factos, como clavados en sus respectivos asientos, no tupieron ni el valor de cam¬
biar una mirada!
AM4.LIA GuGLIELMINETTI.

Folletín del SOLLCf^ 18-
LA DAMISELA DEL CASTILLO
—Es que estoy triste, damisela Dulce, y en vano me pregunto, y en vano trato de adivinar la causa. Un presentimiento que no me acierto a explicar me prensa el corazón y me ahoga. Somos bien infeli¬ ces, damisela. Como los criminales, sólo podemos vernos de noche, y mientras tú pasas el día encerrada en tu solitaria ha¬ bitación, yo gimo entre los muros de la pobre casa de mi abuela, sin atreverme a salir, porque se me figura que todos han de leer pintado en mí rostro el amor que tengo a la damisela del castillo. Si vieras cuanto envidio la suerte de las avecillas que algunas veces se detienen en el ante¬ pecho de mi ventana. ¡Ay! ellas son li¬ bres y cantan su libertad.
—¿Deseas pues ser libre, Rogerio? ¿De¬ seas partir acaso?
—No, eso no. Tu amor puro de ángel re¬ compensa todos mis sufrimientos, paga con usura toda mi esclavitud, pero algunas veces pienso que en lugar de permanecer, tú tras de esa reja, yo en la pobre casa

que tiembla cuando pasa el huracán, po¬ dríamos, libres como el aire, recorrer los prados y las vegas, mirándome yo en el cristal de tus ojos, dejando tú caer la frente sobre mi pecho, que palpitaría es tremecido de amor a su contacto. ¿Qué importa que abandonases un palacio, un séquito de servidores y una nube de guardias? En cambio yo te daría bóvedas de follaje que balanceándose sobre nues¬
tras cabezas nos inundarían con una llu¬
via de aromas, campos de flores que ex¬ tenderían sus alfombras a tus plantas, horizontes inmensos que te formarían un rico dosel de azur bordado de estrellas, y pájaros y aves que entre la enramada cantarían nuestro amor y nuestra ventu¬
ra.
—Rogério, Rogerio, es un delicioso sueño que ya has tenido otras veces y del que te ha sido forzoso despertar. Yo no puedo, yo no debo abandonar al pobre anciano que, fijos los ojos en el reloj, cuenta los granos de arena que le faltan para bajar a la mansión de los sepulcros.
—Es verdad, murmuró Rogerio, y des¬
cansó su abrasada frente en los helados
hierros de la reja.
Hubo uu instante de silencio entre los
dos amantes.

El viento gemía meláncólicamente en tre el follaje, y de cuando en cuando fu¬ riosas ráfagas iban a azotar con hálito
abrasador el rostro de nuestros dos aman¬
tes. La luna, que poco antes brillaba pu¬ ra y tersa en el horizonte, se escondió en un torbellino de nubes que invadieron el espacio y que comenzaron a rodar sus negruzcas olas por el cielo. Entre una de las ráfagas que fué impetuosamente a estrellarse entre las paredes del edificio y a introducirse con lúgubres silbidos por la reja, llegó, cortada de su tallo, una de esas peregrinas flores de azahar, que dando contra uno de los hierros de la
ventana, cayó marchita casi y descolori¬ da entre los dos jóvenes.
Rogerio se bajó a cogerla. —¡Pobre flor, pobre hermosa [planta!, dijo. El soplo de la tempestad te ha arran¬ cado a tu nutridora rama, y, combatida por los vientos, juguete de la tormenta, has ido a morir lejos del árbol que perfu¬ mabas con tu incienso. ¡Pobre flor! Mi
corazón es todo amor como has sido tú
aroma. Sañudos vientos de borrasca ven¬
drán algún día a combatir este amor, y Dios quiera que no se deshojen sus flores
llevadas en alas de los huracanes.
Y Rogerio volvió a dejar caer su fren¬

te sobre los hierros de la reja. Dulce pa¬ só su blanca mano por entre la reja y la depositó entre las manos calenturientas de su antiguo paje.
Comenzó entonces entre ambos una conversación llena de encanto y de ter¬
nura, de melancolía y de goces íntimos, conversación que duró hasta que el cielo, que desde un principio amenazaba tem¬ pestad, comenzó a arrojar gruesas gotas
de lluvia sobre su frente.
—Rogerio, exclamó Dulce entregándo¬ le una banda, toma esta banda que para tí he bordado. Su lema dice: Lealtad, amor y esperanza. Sé, pues, leal, sé amante, ten esperanza, mi pobre paje, y Dios vendrá a nuestra ayuda.
—Dulce, preguntó el paje, entregado por entero a sus impresiones y tomando maquinalmente la banda que a través de la reja le alargó su amada, ¿quién es un judío que de algunos días a esta parte
habita en el castillo?
—Un médico rabino que el conde Ar» naldo ha presentado a mi abuelo como un famoso sabio, conocedor de muchos secretos y de muchas plantas para alivio
de las dolencias.
(Continuará.)

aTgl^aftLMnS^JTSK

SOLLER mBBeBsmsauxaBssatssaMsi^assasss^sssss^sarssssss^ssmiis^xm^iKsisismiís^^KasaK^xstei

ixl*

DE L’AGRE DE LA TERRA

íe&8

t¿£

L’ ART DE FIDIA5 A CIUTAT
Fa uns quants dies vaig llegir damuDt la premsa de Palma, ia ressenya de la darrera reunió tenguda per la comissió del monu-
ment a don Antoni Maura. Totes les forces
vives del país s’hi trobaven representades, i el secretari, don Antoni Pinya, va donar
lectura a unes cartes creuades entre el
senyor president de la comissió i 1’ autor del projeete, don Marian Benlliure. Dins aqüestes lletres a’ hi debat un punt importantissior 1’ e&tátua alTegórica que, al peu de don Antoni Maura, —qui perora eloqüentment enfilat dalt d’ una escala,—ofereíx a P insigne orador una corona o un ratn de llorer, segons ós costum d’ aquesta casta d' estátues, ha de representar própiament «la Verdad desnuda», o «la Verdad velada»? Vet aquí el problema ardu que preocupa els esperits de la nostra illa. Sembla que el Sr. Benlliure, qui es fa cárrec, (Fidias no hauria sabut de que li parlaven), davant les observacions «hechas por algunos señores»,
s’ inclina benévolament a una solució ecléc¬
tica:
«Aunque la figura de la Verdad —diu— por lo que representa, debe ser desnuda, ya en el boceto he procurado con el paño que la envuelve en parte, por la posición del brazo cubriendo el pecho, que solamente se pueda adivinar la línea exterior, siendo además mi pensamiento, ai modelarla al tamaño definitivo, que solamente se pudiese apreciar—aparte de la cabeza y brazos—el conjunto de ella, porque mi idea es que esta figura quede como algo inmaterial; además, para que su significación sea más elocuente, debe quedar como algo indefi¬ nido, por ejemplo, de la misma manera que se representan los Angeles, tanto en la Pin¬ tura como en la Escultura; es necesario tam¬ bién tener presente que en el mármol, por su calidad y blancura, no acusando la forma interior, sólo puede apreciarse la silueta.,.»
En contestació an aquesta Metra tan gen¬ til, s’ acordft enviar-n’ hi una altra, agraínt les explicacions al Sr Benlliure i demanantli «que se tome la molestia de enviar una indicación al lápiz de su concepción defini¬ tiva con respecto a la expresada «Verdad» al objeto de disipar ciertas dudas sobre esté punto, que la carta recibida no ha desva¬ necido, en opinión de algunos de los reu¬
nidos.»
En efecte, convó puntualisar. I potser fins seria oportú constituir una altra co¬ missió autorisada, com la que havia de dictaminar sobre la falda curta, que fixás bó els pams de roba que han de dur les estátues per poder anar pels carrers. Si no he compres malament del tot la Iletrado 1’ autor del projeete, lo que ell proposa es d’ abillar la «Verdad» amb lo que les senyores diuen una «nube», o cosa seroblant, que, al mateix temps que 1’ idealisi, permeti apreciarme la silueta. Es ciar que a les senyores potser encara les deixará mal a pler aixó de la silueta.
Jo, que de cada dia entenc manco els moralistes de poblé,—lo qual no vol dir que
defensi en art els furs de la sensualitat
pervertida, que no són els de la puresa ar-

tística,—he de confessar que no estic per lo vaporós, ni que es tracti d’ áagels i en pin¬ tura. Fra Angólic, qui semblava haverlos vist, els donava una forma i unes ales
ben concretes: res de volatilisacions «immaterials» i «indefinides», I no die res si
els hagués hagut de fer en pedral Voldria sebre qué opinen sobre aquest soufflé esculp tóric 1’ ángel del portal de la nostra Llonja i el Sant Miquel qui corona el d’ aquesta parroquia Cap deis dos sembla malalt de deliqüescéncia.
Senyores i senyors, si em vol en ereure, no cerquin termes mitjos: deixem la «Ver¬ dad» «desnuda» o tapem la amb un bon llengol, i do fassem més el ridicul amb aqüestes discussions, indignes d’ una ciutat
amb tramvies.
Alanís.
EL ROSARI DE L’ AURORA
D’ eixa matinadt o el suau encis!
Del jorn ja se bada 1’ ull blau, indecis.
S’ obri en la follia del fai d’ un cel pur com una novia vestida d’ atzur.
No sé quin misteri sura per 1’ ambent el cor de platxeri bat tant dolgament!...
Peí cel hi ha boirina d’ una nit que mor;
peí món, 1’ aura fina
d’ un amor en flor.
I, augusta, en la calma de 1’ aubada pia cimbretja la palma
de 1' Ave María...
*
Solemne i sagrada i’ església es commou:
al bes de 1’ aubada la rosa es desclou.
I per la íerida de 1’ eclosió,
brolla un fil de vida
feta processó,
lenta, acompassada .. Té un prec argentí...
Mulla de roada
i de serení,
fila en la dolcesa deis carrers humils
arborant,corpresa, sens gales sutils.
I a cada finestra i a cada baleó
penja ardida, i destra
un ramell d’ oló:
Mistiques cadéncies lüüPiP'' que enlairen la vida

donant trasparéncies a la nit finida;
Fe, que armoniosa
fa trontollá el cor
regant-lo abundosa amb gotes de plor;
Prec, que mel destilóla,
mel de romaní... L’ ánima titila d’ una amor sens fi...
*
L’ estrella de 1’ auba
just ara es dormí
tremolosa i bauba... El sol vol sorii.
Tota sutilesa, tota pietat, tota gentilesa perfum í beutat.
Torna la renglera de ia processó; com una quimera fuig de la claró,
Deixa un llarg seguici d’ embaumat ambent;
i amb un lleu desfici
de defalliment,
lenta, acompassada
ha fínit el vol
dins la ñau sagrada...
Ara surt el sol!...
Manuel Andreu Fontirroig.
UNA TARA
Mare i filia discutien amb mi. Llurs punts d’ albir, un xic distanciats aparentment, en el fons coincidien.
Malgrat i els trenta anys que es portaven (suposada edat aproximada de la noia), hi havia una idéntica quantitat de gasivitat en les dues dones aquelles, esposa i mare, filia i germana, respectivament, de dos dependents de comen?, els quals es devien portar tambó una diferencia d’ edat sem-
blant a la de les esmentades.
Parlávem deis ideáis; de com ós precís nc deixar-los; deis perills que comporta l’ósser conseqüent, per a la propia llibertat, per a la propia tranquilitat.
Parlávem deis homes qui, per ideáis, anaven a la presó.
I la mare deia:
—Desenganyi ’s: una tara, una tara que no la treu ningú.
—Com una tara!—responíem nosaltres,— Un honor! Amb el cap ben alt pot anar aquell qui ha estat empresonat per un ideal. Amb el cap més alt que cap altre home!
I la filia reprenia la mare amb una semi-
refutació del seu criteri: —No tant, no tant!—deia la noia tren-
tenária.—Ea ciar! Es ciar! No ós el mateix. Es ciar!...
Pero, en definitiva, no deia res, no afir-
mava res.

Aleshores jo els vaig dir: —Vostós, els seus espós i fi 11—pare i germá-són dependents, veritat? Vostós están contentissimes que no més treballin vuit hores cada dia feiner, i cap els diumenges, i que cada istiu tinguin quinze dies de repós sense deixar de cobrar la paga, veritat? — Naturalraent, que n’estem contentes—
afirmaven ambdues.
— Dones, bó: saben a que ós degut T

avantatge de tan poques hores i el del .complot descans dominical, etc.? Dones, és degut a qué fa anys, uns homes idealistes propugnaren per tot aixó. Era quan hom treballava dotze, catorze hores diáries, i tot el diumenge i totes les testes que no eren diumenges; i si a 1’ «amo» li convenia comengar una feina una hora abana i aca¬ bar-la tres hores després, hi assoeiava els

dependents. Aleshores uns homes comenta¬ ren de demanar menys hores, més llibertat, més igualtat, més humanitat o humanita-
risme; i d’ells, els uns eren empresonats, els altres patien misória perqué ningú no els volia donar treball; i tots, tota, eren maltractats no sois pels patrons, fins i tot
pels mateixos dependents! I En Pau era un embaucador deis honrats treballadors; i En Pere un poca-vergonya que vivía a 1’ es¬ quena deis infeligos obrers, i en Berenguera un lladre de la riquesa deis il’lusos i sécs

que el seguien, sense veure que nomós laboraven per llur propia perdició...
I ja ho veuen! A conseqüóncia de la «poca-vergonya» d’ aquells «embaucadore» i del «lladronici» d’aquells «vividora», que sois treballaven per llur propi benestar, i 1’ única cosa que cercaven era el viure amb 1’esquena dreta, ara, avui, 1’espós i el fill, el pare i el gernaá de vostós, entren a les nou i surten a la una; tornen a entrar a les tres i surten a Ies set; 1 Ies mitges festes no hi van, i els diumeDges, ni pensar-hi; i cada any fan quinze dies de repós; i i’ «amo» els ha de pagar segons els anys que fa que treballen; i si prenen mal durant les hores de la feina, els passaran soldada i metges
i medicines.
Ah! I els «embaucadors» de fa trenta

anys o quaranta, han mort pobres. Pero els «amos» i els dependents tots han millorat. Par bé que així com els «amos» han destinat llurs guanys a «princeses» i automóbiís, a joies i viatges luxosos, a mantenir gossos (llops o d’ aigües, peters o mossegaires) i a anar forga a la moda, els obrers o els depen¬ dents, creguts que també els sobren els diners, convenguts que llur millorament ha estat obra deis patrons o deis governants, no estalvien per a ells, í, el que és pitjor, no reserven una part deis guanys ni tan sois una part de les despeses supórflues per aquells altres qui, ara com ahir, emprendran la nobilíssima tasca de Tnillorar, de

propugnar per la llibertat del poblé, per

la igualtat social, i pagaran amb presó i

amb mUéria i encara hi haurá qui els digui

que són Madres i poca-vergonyes i embau¬

cadors.

I si vostós saben que aquells homes han

eixit de la presó, dirán que tenen una tara,

una tara que no se la podran treure mai

del damunt. .

k

Vícents A. Ballestee.

Folletí del SOLL6R -6-
EL FORASTER
PER FRANCESC OLIVES SIMÓ
pécies de son Uarg romiatge, arribaren
a casa.
En Ramón, donat el desconeixement en que havia viscut de lo que feien els seus, semblava un amic a qui no s’ha vist des de molts anys i a qui cal posar al corrent de tot. Aixís pogué veure que els que ell deixá petits s’havien fet ho¬ mes, i els que vingueren al món trobantse ell fora de la patria eren plangons en ufanós espandiment.
De sos germans, Enjaume indiferent ais estudis, opta per seguir el comer?, i després de sólida preparació, — havia obtingut el títol de tenedor de llibres i sigut dependent durant quatre anys en una importantíssima raó social —s’ estᬠbil peí seu compte i avui tenia, junt amb En Miquel Dalmau, una botiga de mer¬
cería i novetats que navega va ven en

popa. Preocupat en fer-se una posició,
no illuminaren son ánima les alimaries
de 1’ amor, ofegant les xardoroses ones de sa pomposa joventut en ares d' arrelar se ben ferm i convengut de que una dona, aixis com pot signar-nos salvadora el nostre destí, obrint camins de llum a 1‘ ideal, també de vegades ensorra per sempre el més somrient pervindre. Mes ara si, ara tenia formáis relacions amb una germana del seu soci, la Cleméncia,
i 1‘ idolatrava de veres... havia arribat
1‘ hora suprema del seu viure en que
faria ofrena de sos serens entusiasmes
a la dona preferida. L‘ Albert cursava la carrera de metge
amb envejable aprofitament, dones en
els examens obtenía satisfactóries notes,
i en quant a les noies, les dues havien
rebut una sólida instrucció en un pen-
sionat i podien alternar amb la bona societat sens temenga de fer cap ridícol. La major, la Marta, tenia trenta anys i la pretenia un enginyer industrial que 1‘ adorava amb fonda passió; era
alta, d‘ ulls brillants, blanca de cara, i dotada d‘ una intelligéncia gens vulgar i de sentiments nobilíssims; era reaiment una opulenta matrona 1‘ extraordinária bellesa de la qual atréia les mirades de

molts galantejadors. La més jove, la Car¬ me, tenia un tipus completament oposat; menudeta, esprimatxada, rostre color d‘ ivori antic i grans ulls blaus: son cor de verge somniava en mistiques adoracions i en éxtassis religiosos; semblava una heroína de llegenda i fugint del bullici mundanal, tota la seva inclinació era envers les hermanas del Coblegi, fent preveure aital deferéncia que a no trigar seria una companyona d‘ aquelles dones admirables que sacrifiquen a 1’ amor del Divinal Espós les més falagueres glóries
d** la térra.
Els pares respectaven sa vocació, i si el seu goig era fer-se religiosa no hi posarien entrebanes, dones no volien tórcer
el curs natural de Its humanes inclina-
cions, convenguts de que una tossuderia
sistemática du a voltes ais filis a irre-
meiable i tardana desesperació. De manera que 1‘ ambient d‘ aquella
llar era patriarcal i encantador. En Jaume, dedicat de eos enter a la seva tasca i a les vetlles desgranant 1‘ enfilall de ses il lusions amb la Cleméncia, tota enjoiada també d‘ esperances Uuminoses; la Marta ajudant a Donya Laura en els afers doméstics i esponjani son cor al novell amor que ia commovia amb su-

prem braó, i la Carme entre llegir obres deis grans místics i les visites a les iglésies i al pensionat, deixava llisqar la
seva vida com un rieró s lenciós que
remoretja mansament entre flors boscanes. La nota més alegre la donava 1‘ Albert a les vacances, dones en aquells venturosos mesos d‘ esplai tancava els llibres i amb sa sorollosa jovialitat omplia la casa de fortes riallades, infiltrant a la restant familia les esgangallaires expansions del seu bon humor d‘ estu¬
dia nt.
Esvatdes les primeres impressions i encalmat el petit transtorn que s* originá amb 1‘ arribada d' En Ramón, dones fins
se celebrá 1‘ aconteixement amb un es-
pléndit festí on s' hi abocá tot lo més triat de la cuina francesa i que BrillatSavarin hauria acceptat com a perfecta obra culinária, la vida d‘ aquella casa recomengá la seva mansoia serenitat
d‘ abans.
Ll Americano, com íntimament nomenava la familia a En Ramón, s‘aixe« cava tard; els dies eren per a ell tots iguals. Com no tenia de preocupar se de res i la febra del negoci no marte-
(Seguirá).

SOLLER

L~W<m

Crónica Local

Noticias varias
Siguiendo la costumbre de años anterio¬ res, en el presente será implantado tam¬ bién el horario de estío, que se ha hecho norma en las principales naciones europeas.
A tal fin, el señor Gobernador civil de
esta provincia ha publicado en el «Boletín Oficial» la siguiente circular:
«Dispuesto por el artículo primero del Real decreto del 23del actual, «el día 9 de Abril próximo, a las veintitrés horas, será adelantada la hora legal en sesenta minu¬ tos»; y con el fin de que por todas las Cor¬ poraciones, entidades, empresas de ferro¬ carriles, fábricas, etc., tenga el debido cumplimiento dicho precepto, los señores Alcaides procederán tan pronto reciban la presente, a hacer pública dicha disposición por medio de bando o pregón.
Palma, 29 de Marzo de 1927.—El Go¬ bernador, Pedro Llosas Badía.»
Por lo tanto, el sábado próximo, a las once de la noche, será adelantada la hora legal e implantado el horario de verano que anualmente viene siendo objeto de tantas y tan encontradas discusiones.
* **
El día 10 del actual, y coincidiendo con ei adelanto de la hora oficial, en los trenes de la Compañía del «Ferrocarril de Sóller» empezará a regir también el hora¬
rio de! verano.
Este, como se recordará, experimenta algunas variaciones sobre el que rige actualmente. El tren de la tarde, que sale de Palma a las 2'30, lo efectuará en ade¬ lante a las 3, y el que sale de Sóller a las 5 los días laborables y a las 5’30 los días
festivos lo hará a ¡as 6. El tren extraor¬
dinario de la una y cuarto de los domin¬ gos, también retrasa un cuarto su salida.
Por consiguiente, el horario que regirá a partir del domingo día 10 del actual será como sigue:
Salidas de Sóller: a las 6, 9’15 y 18. Salidas de Palma: a las 7’40, 3’5 y 20. Los domingos y días festivos, de Palma a las 11*30 y de Sóllera la 1’30.
El exceso de material compuesto nos obligó a retirar algunas gacetillas y a re¬ ducir la parte que publicamos de las confe¬ rencias de los Sres. D. Antonio Pons, Pbro. y D. Emilio Darder, al compaginar nuestra edición anterior. Entre aquéllas
figuraban algunas «Notas de Sociedad», por medio de las cuales dábamos cuenta de haberse despedido de nosotros algunos paisanos y amigos que emprendieron viaje para distintos puntos del extranjero o de la península, y de la llegada de otros tam¬ bién de distintas procedencias.
Lo sentimos y procuramos subsanar la referida omisión, aunque la información parezca ya extemporánea, en la crónica de hoy.
A mediados de la presente semana que¬ dó embaldosada la iglesia de L Horta. después de tres semanas de trabajo.
La mejora ha sido muy aplaudida de to¬ dos los morádores de dicha barriada, pues con el piso tan pésimo de antes hacíase por demás molesto asistir a dicho templo, por su evidente incomodidad.
Se nos dice que, aún no disponiendo de los medios necesarios, se ha realizado di¬ cha mejora, en espera de que las buenas personas no dejarán de contribuir con sus limosnas a enjugar el crecido déficit a que han dado lugar tan inaplazables obras.
Celebramos la mejora introducida y deseamos que pronto se disponga de la suma necesaria para pagar su coste, con el fin de que puedan realizarse pronto otras mejoras de que necesita dicha templo.
Nuestro particular amigo D. Joaquín Portas, conocido profesor de violín de Pal¬ ma, que el martes de esta semana estuvo en esta ciudad para tomar parte en el pe¬ queño festival Beethoven que celebróse en
el «Foment de Cuitura de la Dona», nos su¬

plicó diésemos publicidad por medio de este semanario a la noticia de que el martes próximo, en el Teatro Lírico de la capital, a las 6 y media de la tarde, se celebrará
también un festival Beethoven, tomando
parte en dicho acto valiosos elementos
musicales, y en el que serán inter¬ pretados: el 7 rio en ao menor, op. 1, n.° 3, para piano, violín y violencelo; el Cuarteto en re, op. 18n.°3 de cuerda, y el Gran Septimino, op. 20. El obje jo de publicar esta noticia es por si
los aficionados de esta ciudad a la buena
música, a! conocerla, se deciden a asistir a tan importante y cultural acto.
Queda complacido el señor Portas.

El lunes por la mañana fondeó en nues¬ tro puerto el jabeque «Antonieta», proce¬ dente de Barcelona, conduciendo variados efectos para el comercio e industria locales.
El citado velero emprendió nuevo viaje para Barcelona el jueves por la noche,
llevándose buena cantidad de limones, te¬
jidos y otras mercancías.
El vapor «María Mercedes» continúa de¬ dicado al transporte de bocoyes de vino entre Tarragona y Cette, siendo probable dure este tráfico hasta últimos del próximo mes de Mayo.

El martes próximo, y siguiendo el ciclo
de conferencias en desarrollo en el local
del «Foment de Cultura de la Dona», dará
la segunda parte de la suya sobre la lucha
contra las enfermedades evitables, el culto Doctor en Medicina y notable Bacteriólo¬
go D. Emilio Darder Cánovas. El interés que despertó la primera parte,
al exponer el distinguido disertante los co¬ nocimientos indispensables para entrar de
lleno en el estudio de las enfermedades in¬
fecciosas, y de un modo especial de las de la infancia, hace presagiar acudirá a escu¬ char el final numerosa concurrencia, pues son muchas las personas que esperan poder sacar de estas explicaciones provechosas
enseñanzas.
Este acto, como los precedentes que vie¬ nen celebrándose en aquel local, tendrá lugar a las ocho y media.

Por medio de atenta circular, que re¬
cibimos el sábado de la anterior semana

entradas ya en la máquina las formas de

nuestra última edición, nos participa

nuestro antiguo y apreciado amigo don Bartolomé Castañer que, a su ruego, las

compañías de seguros «La Catalana»,

«Covadonga», «La Anónima de Acciden¬

tes», «Caja de Previsión y Socorro», y
«Assicurazioni Generali» con domicilio en

Barcelona han conferido su representación

a D. Cristóbal y a D. Gabriel Castañer,

hijos ambos del firmante de la circular de

referencia; rogándonos, además, que pres¬
temos a los nuevos Comisionados de las

nombradas Compañías la misma asistencia

con que a él le favorecimos.

r'i i

* **

Y los mencionados señores, D. Cristó¬
bal y D. Gabriel Castañer, también por medio de circulares respectivas, a aquella adjunta, nos part icipan haberse posesio¬ nado de los cargos de Agente principa!, el primero, por esta provincia, de las com¬ pañías de seguros «La Anónima de Ac¬ cidentes» (Individuales), «Caja de Pre¬ visión y Socorro» (Accidentes del Trabajo) y «Assicurazioni Generali» (Transportes y Marítimos); y el segundo de Comisionado Principal por Baleares de la compañía «La Catalana» y Agente de la ídem «Cova■'donga» (Coaseguros), ambas de seguros
contra incendios.
Uno y otro manifiestan que la oficina
continuará en el mismo domicilio de antes—
calle del Sindicato, n.° 187, 1.° — ; que la correspondencia debe ser dirigida a mismo bajo la indicación de «Agencia Castañer», y que han nombrado apodera¬ dos, para auxiliarles en su gestión, ambos al padre y los dos hermanos mutuamente,

suplicándonos tomemos nota de sus firmas respectivas.
Agradecidos a la deferencia que con
nosotros han tenido D. Bartolomé Casta¬
ñer y sus hijos D. Cristóbal y D. Gabriel, nos complacemos en manifestárselo, al mismo tiempo que les deseamos muchas operaciones y pingües beneficios.
El lunes de esta semana se reunió la
Junta local de Sanidad con objeto de infor¬ mar las diferentes proposiciones hechas por
el señor Segundo Teniente de Alcalde de
nuestro Ayuntamiento, D. Miguel Col! Mayo!, referentes a la construcción de un nuevo Cementerio civil y construcción de la casa habitación para el Sepulturero, cuyas proposiciones publicamos en nuestro
número anterior.
Asistieron a la reunión, que estuvo pre¬ sidida por el señor Alcalde, los señores Rdo. D. Rafael Sitjar Picornell, D. Juan Marqués Frontera, D. Jaime Torrens Calafat, D. Guillermo Marqués Col!, don Cristóbal Trías Roig y D. Jaime Barceló
Pastor.
La Junta por unanimidad acordó infor¬ mar favorablemente ¡as referidas preposi¬ ciones, de las cuales no nos ocupamos hoy ccn la extensión que se merecen por falta de tiempo. Lo haremos en nuestra próxima
edición.
La Caja de Ahorros y Montepío «Un sol cor», de Sa Pobla, nos ha obsequiado con un ejemplar de la Memoria correspon¬ diente a las operaciones efectuadas en el año 1926, que aprobó la Junta General de
Subvencionistas en sesión celebrada el día
13 de Febrero último.
Son sumamente interesantes los datos
que dicha Memoria contiene, y es por esto que sentimos vivamente no poder transcri¬ birlos íntegramente, en estas columnas. Basta decir, para que nuestros lectores puedan formarse una idea de la importan¬ cia que ha llegado a adquirir esta benéfica entidad, que el movimiento de Caja alcan¬ zó la suma 2.282.816’31 pesetas, durante ese ejercicio, con un aumento de 450 mil 64976 sobre el que obtuvo en 1925.
Y para que se tenga idea de la utilidad práctica de esta altruista institución en
bien de la clase necesitada, diremos tan
sólo que, aparte del valioso apoyo presta¬ do a las personas honradas que se esfuer¬ zan en mejorar su situación económica por medio del trabajo, ha invertido 22.411*47 pesetas en la adquisición de un edificio pa¬ ra domicilio social y ha distribuido en cali¬ dad de beneficencia 922’50, quedándola aún por liquidar un beneficio de 4.469’98 pese¬
tas.
Realmente merece toda clase de conside¬
raciones y de protección una entidad tan simpática, verdadero baluarte contra el cual han de estrellarse la avaricia y la usu¬
ra. Nosotros celebramos infinito el auge
de «Un sol cor», de La Puebla, y al mismo tiempo que agradecérnosla la atención de que nos ha hecho objeto, le deseamos larga y de cada día más próspera vida.
Nos enteramos de que la Comisión nom¬ brada para organizar el homenaje que el Ayuntamiento tiene acordado tributar a D. Jerónimo Estades Llabrés, ha sido am¬ pliada con los Sres. D. Juan Puig Rullán, D. Pedro A. Alcover Pons y D. Antonio
Forteza Piña.
El lunes de esta semana se reunieron
los nombrados, para constituir la Comisión organizadora, y después cambiaron impre¬ siones acerca de los trabajos a realizar para que el homenaje obtenga el mayor éxito.
Según nos ha manifestado uno de los miembros de la Comisión, el próximo mar¬ tes se reunirán al objeto de tomar acuer¬ dos para empezar seguidamente los tra¬ bajos.
No nos cabe duda de que las personas designadas han de obtener el mejor resul¬ tado en su gestión.
La epidemia del sarampión, que hace al¬ gunas semanas hizo su aparición en esta ciudad, ha ido tomando últimamente alar¬ mante incremento. Quizás nunca una en¬ fermedad infecciosa se había generalizado como ésta en Sóller, pues que son ya a es-

tas horas contadísimas las familias que se
vean, o se hayan visto, de ella libres, ha¬ biendo en casi todas las que hay criaturas
de corta edad una o varias de ellas ataca¬ das.
Suerte es que se haya presentado hasta la hora actual con un carácter muy benig¬ no, como lo prueba el número de las de¬
funciones en relación con el exorbitante de
los enfermos; y de desear fuera que, ya que no es posible librar a los pequeñuelos con medidas preventivas de la peligrosa erupción cutánea, no adquiriera ésta mayor virulencia ni vinieran complicaciones con otras enfermedades que pudieran dar lugar
o un resultado fatal.
Habíamos de tener «de todo ur« poco»
antes de que el variable mes de Marzo terminara, y nos faltaba una granizada, Quizás fué por esto que el lunes de esta semana el cielo nos la regaló.
Afortunadamente fué de corta duración, por lo cual no causó, sin duda, los daños que, de haber continuado con la misma
fuerza y tamaño del granizo, hubiera cau¬ sado a las hortalizas y al arbolado de los frutales, actualmente en el delicado estado de su completa floración.
Era natural que con un tan brusco cam¬ bio atmosférico experimentara 'también el consiguiente descenso la columna termométrica, y así fué, en efecto, llegando a una mínima de 8 grados. Lo cual equivale a decir que no nos hemos de dejar engañar por algunos días templados de ambiente primaveral que nos es dable disfrutar en cuanto se suceden algunos de atmósfera despejada y deslumbrante sol; hay que ser prudentes para aligerarse de ropa, aún cuando en tales días nos estorbe, te¬ niendo presente aquel sabio refrán de «hasta cuarenta de Mayo...»
Notas de Sociedad
LLEGADAS
Procedente de Peronne, del departamen¬ to francés del Somme, llegó a esta ciudad nuestro apreciable paisano y amigo don Juan Frontera, comerciante que tiene su importante establecimiento en la mentada población. Vino para pasar breve temporada de descanso al lado de sus familiares aquí
residentes.
También con igual fin ha llegado la ama¬ ble esposa de nuestro amigo, el suscriptor al Sóller y anunciante D. Francisco Lla¬ brés, de Marsella, D. Ana Seguí.
Nuestros apreciados amigos, los esposos D. Juan Alemany y D.a Magdalena Pizá, llegaron también, la anterior semana, con objeto de procurarse una temporada de descanso en esta ciudad, alejados de los negocios a que dedican su actividad en la población de Belfort (Francia), donde
desde hace muchos años los tienen instala¬ dos.
De Puerto Rico llegaron ayer mañana a esta ciudad nuestros paisanos y distingui¬ dos amigos D. Miguel Pastor y su esposa D.a Antonia Serra, residentes en Cíales; D. Miguel Bernat y su esposa D.a Cata¬ lina Frontera, y D. Juan Casasnovas, en Lares, y D. Bartolomé Castañer y D. Juan B. Frau, enjayuya. Vienen con el propósi¬ to de permanecer entre nosotros durante la próxima temporada veraniega.
Dárnosles a todos cordial bienvenida, y celebraremos les sea sumamente grata su estancia, corta o larga, en esta su ciudad
natal.
SALIDAS
Para Marsella ha salido, después de bre¬ ve permanencia en esta población, el joven D. Damián Llabrés, de la casa comercial «Llabrés padre e hijo», establecida en la
referida ciudad francesa.
Para Charleville, en el departamento francés de los Ardennes, emprendió viaje de regreso nuestra distinguida paisana D.a María Morell Castañer, esposa de nuestro apreciable amigo D, Gabriel Mayol, que vino, según dijimos semanas atrás,

SOLLER

11 “

para pasar breve temporada de descanso al lado de su anciana madre y demás fa¬ miliares aquí residentes.
Para Alcira embarcó también días pasa¬
dos la gentil Srta. María Arbona, hija de nuestro amigo eí comerciante D. Francis¬ co, la que, acompañada de su abuela, ¡a anciana madre de éste, va a pasar en com¬ pañía de su padre y demás deudos residen¬ tes temporalmente en la indicada pobla¬ ción valenciana una corta temporada.
Despidióse de nosotros a principios de la semana actual nuestro querido amigo D. Bartolomé Pastor Qomila, quien va a emprender en el próximo vapor correo pa¬ ra jas Antillas viaje con destino a Puerto Rico, al objeto de pasar algunos meses en su finca cafetal, situada en la jurisdicción de Jayuya.
Para Limoges (Francia) han salido tam¬ bién nuestros paisanos los comerciantes D. Bartolomé Castañer y el Sr. Estarellas, de la casa «Socías y Estarellas», estable¬ cidos en la importante capital del depar¬ tamento de la Aita Viena, que vinieron a
Sólier para pasar unas pocas semanas en¬ tre los suyos.
Deseamos hayan tenido, o tengan, todos ellos una travesía feliz y que sea pronto su regreso a esta ciudad.
Vida Religiosa
Durante la semana pasada, en la barria¬ da del Puerto predicóse la Santa Misión, que corrió a cargo de los PP. Pons, Crespí y Queralt, de la Misión,
Según se nos informa, los actos se vie¬ ron muy concurridos y ha sido copioso el fruto cosechado por dichos PP., con nota¬ ble aprovechamiento espiritual de los mo¬
radores de dicha barriada.
El domingo, por la tarde, tuvo lugar el acto de la conclusión, que revistió gran solemnidad. Celebróse lucida procesión, a
la cual asistió el Rdo. señor Párroco y otros sacerdotes de Sólier. Durante la mis¬
ma se cantaron los hermosos cánticos pro¬
pios de la Misión y, de regreso al templo, el Rdo. P. Crespí dirigió fervorosa plática de despedida a la multitud visiblemente emocionada, que se hace lenguas de la fructuosa predicación de los referidos Mi¬
sioneros.
Deseamos ardientemente que los felices
resultados obtenidos sean duraderos y con
tribuyan a la mejora espiritual de los sim¬ páticos moradores del Puerto.
De Teatros
DEFENSORA SOLLERENSE
Las funciones del domingo, en que fué inaugurada la nueva máquina de proyec¬ ción recién adquirida en este teatro, cons¬ tituyeron un triple éxito que puede apun¬ tarse en su haber la actual Empresa, ya sea por la numerosa concurrencia que asistió a las mismas, ya por la calidad de los films proyectados, y ya por el feliz resultado de la proyección, que ni en claridad ni en fije¬ za ya más no se puede pedir.
Las películas. La madona de las rosas y Una dama enmascarada fueron dos cintas bellamente emocionantes y cautivavadoras, que dejaron sumamente satisfe¬ chos a cuantos tuvieron ocasión de verlas, tanto por lo delicado de sus argumentos como por la notable labor de los intérpre¬
tes.
En dichas funciones debíase presentar, además, la primera jornada de Sesenta horas en Zeppelín, pero por la excesiva extensión del programa fué retirada para proyectar hoy y mañana junto con la se¬ gunda.
El jueves hubo en este teatro otra fun¬ ción extraordinaria, en la que fueron pre¬ sentados al público sollerense dos números de variedades que habían actuado en el
«Teatro Balear». Fueron éstos la renom¬
brada cupletista y bailarina Pilar, her¬ mana de La Argentinita, y Rodex, el hombre del estómago de acero, que se tragaba duros, huevos, peces vivos y de¬ más cosas indigestas y bebía gasolina a la salud del público. Demostró plenamente ser un personaje de.,, grandes tragaderas.
La señorita Pilar, una de laa cupletitas

más delicadas que han pisado las tablas de nuestro teatro en estos últimos tiempos, cosechó muchos y merecidos aplausos co¬ mo premio de su fina labor.’
En dicha función fué proyectado, ade¬ más, un notable programa de cine, sobre¬ saliendo la película El Alcalde de Zala' mea, según la obra de Calderón de la
Barca.
***
Esta noche se estrena un nuevo y es¬
3421.°acogido programa, que promete resultar
sumamente interesante.
Se proyectarán la primera y segunda jornada de la película instructiva en tres, Sesenta horas en zeppelin\\ la famosa producción española en cuatro partes, Pedrucho, según la obra del Duque de Tovar, e interpretada por el renombrado matador de toros Pedrucho, y la cinta cómica El artista, por el famoso cómico «Lucas».
Este mismo programa se proyectará en las funciones de mañana por la tarde, a las tres y media, y por la noche, cuya función empezará a las nueve a fin de dar lugar a que los aficionados al fútbol puedan acudir a esperar el equipo local que re¬ gresará en el tren de la noche.
Con un programa tan selecto no duda¬ mos asistirá a presenciar la función en sus varias proyecciones numerosa concurren¬
cia. TEATRO VICTORIA
La serie de La mujer sin miedo, que viene proyectándose en este popular y concurrido teatro, viene alcanzando mayor éxito y despertando mayor interés a medi¬ da que va desarrollándose su intrigante y atractivo argumento. En la jornada que se proyectó el domingo último este interés alcanzó el punto máximo, y así no es de
extrañar si cuantos aficionados la vieron
salieron en extremo satisfechos.
También gustaron las demás cintas pro¬ yectadas, principalmente la titulada El en¬ gaño de la Ilusión.
Mañana, en ambas funciones se proyec¬ tarán las siguientes películas que alcanza¬ rán, sin duda, un ruidoso éxito:
La hora aciaga, drama del Oeste americano, en despartes.
La Mujer sin miedo, tercera jor¬
nada.
El hombre de pecho triunfa. drama en cinco partes, por Dustin Farnum.
Meñique admirador de Baco, có¬ mica, en dos partes.
* **
Para e! día de Pascua anúnciase en este
salón el estreno de la famosa serie El te¬
rror de los viles y la chistosísima gran producción de Charlot, en cuatro partes,
Carmen.
En el Ayuntamiento
Sesión de la Comisión Permanente
de día 30 de Marzo de 1927
LA SESIÓN
Bajo la presidencia del señor Alcaide, D. Miguel Casasnovas, dió principio a las
8’50 de la noche del miércoles la sesión
ordinaria de la Permanente correspondien¬ te a la presente semana. A la misma asis¬
tieron los Tenientes de Alcalde D. Barto¬
lomé Sampol, D. Miguel Col! y D. José
Bauzá.
ORDEN DEL DIA
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se acordó satisfacer a D. Antonio Oli-
ver, 12’35 ptas. por 40 kilógramos de car¬ bón suministrado para la calefacción de la dependencia de la Casa Consistorial que utilizan los serenos al estar de guardia. A la sociedad «El Gas», 37’45 ptas. por 15'800 kgs. de plomo invertido en trasladar de sitio el contador de gas existente en la Ca¬
sa Consistorial.
Previa la lectura de las respectivas ins¬ tancias, se acordó conceder los siguientes permisos:
A D. José Morell Casasnovas, como en¬ cargado de los Sres. Mayol, Frontera y C.a. S. en C,, propietarios de jla fábrica de tejidos lindante con la calle del Lavade¬ ro, para reparar o cambiar el tubo conduc¬ tor de agua que atraviesa dicha calle.
Al mismo D. José Morell, como encar¬ gado de D.a Antonia Bernat, para modifi¬

HOTEL FALCÓN Barcelona

En la Rambla del Centro y Plaza del Teatro
CASA FAMILIAR - AGUAS CORRIENTES - BAÑOS CALEFACCIÓN - ASCENSOR
Pensión diaria de 16 a 20 pesetas

52341..°°Quecarelpisodelzaguándelacasan.°41de
la calle de la Luna.

A D. José Serra Pastor, como Secreta¬ rio de la «Sociedad Deportiva Sollerense»,

para fijar dos letreros en la fachada de la casa n.° 32 de la plaza de la Constitución.
A D. Luís Cerdá López, para colocar
un cartel en la fachada de la casa n.° 9 de

la calle del Príncipe. Previa la lectura de las respectivas ins¬

tancias, fueron aprobados los siguientes

traspasos de sepulturas: La señalada con el n.° 246, registrada
actualmente a nombre de D. Antonio Co-

lom Casasnovas, a favor de D. Juan Arbo¬

na Morey. La señalada con el n.° 245, registrada
también a nombre de D. Antonio Colom

Casasnovas, a favor de D. Alfonso Bauzá

Castañer.

La señalada con el n.° 213, registrada a nombre de D. Simón Marqués Bernat

(difunto), a favor de su hijo D. José Mar¬

qués Bernat.

PLAGAS DEL CAMPO

Seguidamente dióse lectura a la siguien¬
te comunicación:
«Magnífico señor: Reunida la Junta local de Plagas del Campo en sesión extraordinaria el día 25 del actual, después de estudiar detenida¬ mente la forma más práctica de combatir las plagas que atacan el arbolado de este término municipal, acordó interesar su apo¬
yo para realizar los trabajos conducentes a
extinguir los insectos que tanto daño cau¬ san a los naranjos y otros árboles frutales,
y en consecuencia proponer a Va. Magda, lo siguiente:
adquiera los cinco toldos que
para la fumigación de los árboles han ad¬ quirido varios socios del Sindicato Agrí¬ cola Católico de San Bartolomé, cuyo im¬
porte podría reintegrarse a la Caja de este Municipio, cobrando de los propietarios
que los utilicen el 5 por °/0 de su valor hasta que esté dicho su importe amortiza¬
do.
Que entregue a esta Junta en calidad de anticipo reintegrable la cantidad de qui nientas pesetas, al objeto de tener efectivo para poder satisfacer semanalmente los jornales y demás gastos que ocasione la fumigación, cuyos gastos han de ser satis¬ fechos por los propietarios de los huertos en que se verifiquen dichos trabajos en la forma que establezca esta Junta.
Que facilite a esta Junta un carro

con caballo y un hombre para transportar

los toldos y demás materiales necesarios

para la fumigación.

Que se abonen de los fondos muni¬

cipales durante el tiempo que la brigada

preste servicio, los jornales de dos hom¬

bres que ayudarán en todas las operacio¬

nes que realice la mencionada brigada de

fumigación.

Que ponga a disposición de esta Jun¬

ta un local en donde poder guardar los tol¬

dos y demás materiales que utilice la bri¬

gada, una vez terminada la temporada de

fumigación.

Dada la plausible finalidad de la campa¬

ña que se va a emprender, espera esta

Junta que V.a Magda., protector de los in

tereses de todos los vecinos, prestará su

valiosa ayuda a esta obra que tanto ha de

favorecer a la agricultura de esta localidad,

accediendo a las anteriores peticiones.»

La Comisión, enterada de las transcritas

peticiones, teniendo en cuenta que han de

resultar muy beneficiosos para la agricul¬

tura los trabajos que han de realizarse

para extinguir la plaga que tan enorme

daño causa al arbolado de Sólier, acordó

acceder a todas ellas menos a la del ade¬

lanto del importe de los toldos que se pro¬

pone sean adquiridos por este Ayunta¬

miento, pues considera la Comisión más

procedente, toda vez que dichos toldos

han sido ya satisfechos, que sus actuales

propietarios perciban directamente de los

dueños de fincas que los utilicen el cinco

por ciento de su valor hasta que hayan ob¬

tenido el reintegro del importe total de los
mismos.
En vista de que a pesar de los reinterados avisos publicados por la Alcaldía al¬ gunos vecinos, no han satisfecho aún sus débitos por arbitrios municipales impuestos a los pozos negros y a las acometidas a la alcantarilla publica, y a los torrentes, correspondientes al ejercicio de 1924-25, y al objeto de liquidar dichos créditos mediante el ingreso de las respec¬ tivas cuotas en la Caja municipal, la Co¬ misión acordó que se publiquen las listas de deudores en el Boletín Oficial y en los periódicos de la localidad, procediendo dentro los plazos reglamentarios al embar¬ go y venta de los bienes de las personan que estén en descubierto.
SOBRE EL CAB ALLO ENFERMO
Se dió cuenta de un informe emitido por
el señor Inspector Veterinario, que dice como sigue:
«Magnífico señor: En contestación a su oficio n.° 242 de 22 del actual, tengo que comunicarle que en la mañana de ayer visité y reconocí el caballo propiedad de este Ayuntamiento que en él se cita, resul¬ tando padecer la enfermedad «Eufisema pulmonar crónica.»—En mi informe ante¬ rior digo que el animal no presenta sínto¬ mas de enfermedad alguna, dicho informe lo hice bastantes días después de estar el
animal al cuidado de los cocheros o encar¬
gados del Ayuntamiento, quienes a mis pre¬ guntas contestaron que no habían notado nada de disnea ni cansancio, y que muy al contrario era muy fuerte y tiraba sin can¬ sarse, además de hacer varias pruebas en presencia mía sin notar en él el menor sín¬ toma de enfermedad. Luego dicho animal enfermó padeciendo un catarro bronquial
bastante fuerte; ahora bien, dicho catarro
pudo muy bien exacerbar el eufisema si ya lo había padecido o lo padecía crónico y sin manifestaciones, o pudo también producirla el mismo catarro, pues es derivación la una de la otra. —Si digo que podía padecerla an¬ tes y sin manifestaciones es porque esta en¬
fermedad se encuentra en el cuadro de las
«Redibitorias» (o sea enfermedad que pue¬ de ocultarse) y la ley ya dice que si dentro los nueve días se presenta algún síntoma, el vendedor está obligado a recibir el ani¬ mal aun cuando éste haya sido reconocido por un Profesor veterinario.—Lo que me extraña y me hace pensar que este euficema es producido por el catarro bronquial que padeció, es que desde el día en que pasó a manos de les encargados del Ayun¬ tamiento hasta que yo emití informe, no notasen los que lo manejaban ningún sín¬ toma alarmante y que ahora se ven que
son las características de la enfermedad.—
Esto es todo cuanto tengo el honor de in¬ formar a Vtra. Mangificencia, cuya vida guarde Dios muchos años. Sólier, 24 de
Marzo de 1927.— El Veterinario munici¬
pal—Cristóbal Trías.»
También dióse lectura a otro informe del
Veterinario de Palma D. Raimundo Pina
que dice lo siguiente: «Don Raimundo Piña, Veterinario, con
domicilio en Palma, calle de Capuchinos n.° 4.—Certifico: Que en el día de hoy he reconocido un caballo propio del Ayunta¬ miento de Sólier, de cuyo examen resulta padecer «Euficema pulmonar» (asma), de¬ mostrando por su estado padecerla desde
varios meses anteriores a la fecha.—Y
para que conste expido la presente en Pal¬
ma a 26 de Marzo de 1927.—Raimundo
Piña.»
Una vez terminada la lectura de los
tr anscritos informes, la Comisión acordó a plazar por una semana más el tomar a cuerdo sobre este particular para estudiar-
lo más detenidamente.
Y no habiendo otros asuntos a tratar ni
nadie más que quisiera usar de la palabra, a las 9y 12 miuutos levantóse la sesión.
HÍODBIZ1
Joven de 23 años y leche de ocho días, de¬ sea criatura para criar en su casa.
Para más informes: Carretera del Puerto.
n.° 727 (Cafn Perús)

12

SOLLER

¿Queréis asegurar el porvenir de vuestros hijos?
LOS PREVISORES DEL PORVENIR

como lo ha hecho S. M. el Rey D. Alfonso XIII, inscribiéndose él y sus augustos hijos.

ULTIMA INSCRIPCIÓN 350.825

*#*$

CAPITAL 123.775.000 PTS

&

■& Representante en Sólier: GUILLERMO CASTAÑER, Luna, 39 & # %

“Des del Foment de
Cultura de la Dona,,

Moviment que hi ha hagut durant el mes de Marp

Concurrents f( ^27 aassssoocciiaatdses
Han circülat: 237 Ilibres

Donatius que s‘ han fet durant
el mes

«Associació per la Cultura de Mallor¬

ca» (Delegado de Sólier): 500 pts.
Mossén Antoni Pons: la seva obra

«Biografía de D. Pere d’Alcántara Pe-

nya».
D.a Magdalena Morell Vda. de Llinás: «Conferencias del P. Conejos».

D. Mateu Frontera Guardiola:

«E! román? de Tristan i d’ Isolda».
«Els camins del Paradís Perdut» de Ri-

ber.

«Paü i Virginia» de B. de Sainí-Pierre. «Romeü i Julieta» de Shakespeare.

«Antología de poetes catalans». «L’ illa de la Calma» de Russinyoh

«El Mísfic»

»

»

Obseqüis que molt agra'ím ais gene¬
rosos donants.

Durant aquesí mes exercirá de Biblio-
tecaria la Tresorera D.a Francisca

Rotger de Colom ajudada per l’ auxiliar
Síra. Rosa Colom Oiiver.

Hores que la Biblioteca estará oberta
Fins el día 9 en que deu fer-se el canvi oficial d’ hora seguirá com de cosrum pero del dia 9 envant s’ obrira:
Els diumenges de matí: de 10 a 12. Eis diumenges i dijous capvespres: de les quatre i miíja a les set.
Convit
Convidam a totes nostres associades
i associaís i llurs famílies a les excur-
sions que anam organisaní aquesta primavera. Per dilluns dia 4 a la una i miíja está designada 1’ excursió a Ses
Puntes.
Pregam a íots els qüi tengüin interés d’informar-se que es fixin en 1‘anunci que hi ha a la sala de la Biblioteca.
Queden suprimides les invitación s paríiculars.
* **
Cal que registrem dins les notes d’ aquest mes, els dos Concerís que en tan

bona fortuna ha organisat la nostra sec-
ció musical. No en farem una resenya
detallada per no repetir lo que ainb tota amplitud en digüé i en diu aquest seímanari; pero si volem expressar la nostra gratitud a Ies gentils senyores i senyoretes que hi han pres amablement part.
En el primer, la nostra companya en la direcció d’ aquesta casa Srta. Ca¬ talina Rotger, ens presenta un fioret de deixebles compost per les Sríes. Maria i Esperanca Mayol, Catalina Ferrer, Maria Arbona, Adelaida Ledesma, Rosa Deyá i Antonieta Bauza qüi interpreta¬
ren d’ una manera admirable un variat i
selectíssim programa de cant i de piano qui fou entüsiásticament aplaüdit per la nombrosa concurrencia. Com apéndix a tan bellíssima vedada, presenta 1’ esmentada professora el chor que comen¬
ta a organisar entre les nostres asso¬ ciades el qual canta amb tota jüsíesa «La Baienguera» en devota recordan?a al gran poeta Joan Alcover del qual pocs
dies abans havíem commemorat Y ani-
versari del seu íraspás. Del segon Concert en servam encara
fresca f emoció de V hora, qüi es tonifi¬ ca mes i mes en f agredolga fragancia de llorers i de glicines, flors qui orna¬ menten aquesta sala, dient-nos tota fexpressió de llur símbol.
Fou organitzat amb la noble intenció de retre homenatge al gran Beethoven «al descloure ’s el segon segle de son íraspás a Ies eternals mansions...» com diu la dedicatoria. En efecte, es passada la primera cenlúria qüi ha anat escampant el nom del Mestre per tots els ámbits on ha pogüt penetrar un eco de ci-
vilització. I ara es desclou la segona on
es mustien les glories efímeres i on creixen i s’ enforteixen les que el Geni escuIleix per l’immoríalidat. Dones, en aquest llindar sagrat, on entren tan pocs esculliís, ens hem fet un deure i un plaer de dir al gran Beethoven la nostra admira-
eió.
L’ organització i interpretació del pro¬ grama fou encarregaí a les distingides senyores D.a Catalina Pomar de Conte i D.a Rosa Cruelles de Ballesíer, cone-
gudes dins la sociedat sollerica per son ver dilectantisme ais clássics, Ies qüals ajudades peí membre d'aquest Con sell Direcíiu Srta. Catalina Puig i perT en-

En —Tm-

nx——■h

ur~ 1 ^bcsdbb

n

n

n

3

u

m

■

m m ■ M
■

R vi 1-1 á vi

M

n

■

M

■ ■ ■

Primer fotógrafo español y único en Baleares

foi

que con el procedimiento JOS-PE hace las

fotografía con todos los colores naturales.

S i b < , VEA LA GRAN EXPOSICIÓN DE DICHOS TRABAJOS

:b s
M ■ ■ H M N 1
m m M H B
©oJ

eh :©

M ■ M M ■ ■ H

m

IS

m M M 9

5
¡

0
!a

■ 9

j>

©

Palacio, 10 (Frente a la Diputación) Palma

B

m

BUL—

n:=33-

E

Eftrr. HEC°3BB

U

U

□

:n

an

cantadora i genial Miguí Conte digüeren la dificilíssima part de piano, essent la
part de violí a cárrec del virtuós D. Joa¬ quina Portas.
El ver amore que posaren tots a f execució els conquerí calorosos aplaudiments que nosaltres els repetim des d’ aquí amb la gratitud més fonda peí íreball que suposa organitzar i interpre¬ tar un tal programa. Amb flors de gra¬ titud i amb flors d’ estimulants fragáncies, voldríem enfortir el seu esperit
perque següissen sempre tan animades
a treballar al conreu de V Art di vi. I en¬
tre totes Ies flors oloroses que escam-
pam al seüs peüs, ens permetem esculíirne una de Ies més fragants per la gra¬ ciosa Miguí, qui en plena infantesa sap
dir coses tan ben dites. com el Rondo
de la Patética. Farem ressortir també
una frase, ün tribuí, peí senyor Portas, qüi volgüé enalíir aquesta verlada amb aquell expressiu sentimení que s’ oculta dins les cordes de son violí qui doná tanta for?a emotiva a les romances.
1 finalment regraciam a Mossen Jeroni Pons qui sempre dispost a secundar tota iniciativa laudable, contribuí a 1’ es¬ plendor de I’acte resumint en un bell parlament la vida i obra de Beethoven.
* **
També ens es molt agradable esmentar i agrair dins aquest mes Ies bellíssimes conferencies que organitzades per L Associació per la Cultura de Ma¬
llorca» han donat a casa nostra Mossén
Antoni Pons i el bacterióleg D. Emili
Darder.
El primer en ün llenyüatge afiligranat descorregüé el vel del sigle devuit pre-
sentant-lo-nos amb tot el seü color i
propieíat. Fou un íreball fi d’ orfebre i d’ historiador en el qual hom no sap que
admirar més si la finesa del cisell o la
recerca bibliográfica. El segon parlá de ciencia—i en se¬
guirá parlant encara—posant tot el seu gran talent a fer de sos profünds estudis científics una divulgació a f abaar de
son aüditori.
*** I ara dues páranles només sobre la
nostra labor mensual.
En el mes passat parlárem ja d’ orga¬

nisar dues seccions més dins la nostra
institució. La secció musical qüi ha quedat definitivament constituida per les senyores i senyoretes ja esmentades D.a Rosa Cruelles de Ballester, D.a Ca¬ talina Pomar de Conte, D.a Catalina
Rotger i D.a Catalina Puig a Ies qüals hem ajuntant la senyoreta D.a Joana Barceló—qüi en que residesca un poc enfora ens té sempre ben aprop de son cor—i les senyores D.a Margalida Trias Vda. de Busquets, D.a Adela Oiiver de
Ledesma i D.a Francisca Arbona de
Reynés de les quals esperam una vería-
dera coliaboració.
La secció d’ excursionisme qüedá també constituida havent-se designat com a Comissió organizadora de la mateixa a dos membres d’ aquesí Consell Direcíiu: D.a Francisca Rotger de Colom i Srta. Catalina Marqués i a les senyores del Paíronat: D.a Magdalena Morell Vda. de Llinás, D.a Margalida Coll Mayol, D.a Francisca Oiiver Fron¬ tera, D.a Catalina Pizá Arbona, D.a Ro¬
sa Bennassar Riutort i les associades
D.a Rosa Canals Pastor, D.a Barbre Bauzá Mayol, D.a Rosa Mayol Arbona, D.a Francisca Fullana i D.a Maria Mag¬ dalena Seguí.
Aquesta Comissió ha acceptaí amable ment el cárrec—deferéncia que agráím— i desiíjosa d’ impulsar aquesta secció a un pía d’ actividaí, organitzá ja la seva primera excursió el dia 28, la qual s’ en-
caminá al «Salí de Balitx». Está en sos
propósits de recorrer els llocs més importants del nostre terme i de fora íerme, així és, que algunes es faran a peu
i afires en carnes d’ altri.
Fou també acordat recorrer primer tota una comarca després de 1’ alíra comen?ant peí Llevant següint després cap a Mitjorn i després a Ponent. Com es veü els proyectes són llargs i... hi ha molt per caminar.
D’ una secció i altra, esperam ün éxit segur i rejovenidor per la vida d’ aques¬
ta sociedat. María Mayol.
Radio Saturno

E3á£=
Til
NO DUDE VD.

Hoy puede tener en su casa cualquiera de los artículos aquí anuncia¬ dos sin necesidad de pagar al contado. Con sólo el ahorro de unas pe¬ setas al mes puede Vd. poseer lo que antes le era casi imposible tener, pues la importante Casa de Crédito
S. LOI NAZ
de San Sebastián, le entregará con la máxima prontitud posible cual¬ quier artículo que pida por mediación de su Agente en Sólier.
Yea Yd. sus extesnos catálogos y verá que a unos precios sin competencia reúne el ser todo& de marcas reconocidas universalmente

i

Especialidades de la casa

ma LYO

de primer
orden

Aparatos fotográficos “Ernemann,,

Bicicletas “Rudge-Whitwort,

y “Areli,,

Baterías de cocina en aluminio

Bureaux americanos i

Cines “Pathé-Baby,, Escopetas de caza “Wolf„ y “Bronwning,

COCINA EXCELENTE.—SITUACION CENTRICA.—AGUA CO¬

Gemelos prismáticos “Goerz,, “Lumini,, y “Kraus,, Máquinas

RRIENTE, FRIA Y CALIENTE. - CALEFACCION RECIENTE¬
MENTE REFORMADA.—PRECIOS REDUCIDOS.

de escribir “Corana,,

Mesas para máquinas de escribir

Máqui¬ lí

nas parlantes “Solófono,, y “Vincitor,,

Radiotelefonía “Radio-

RAMBLA DEL CENTRO — PLAZA REAL
Entrada Ca lie Colón, 3

Marte,, Relojería “Invar,, y “Taf,, Discos “Pathé,,

Ventas a plazos.

Muchos meses de crédito.

—

BARCELONA

Pida catálogos y condiciones al Agente en Sólier: A. GONZALEZ Calle del Mar, 124
I!1

SOLLER

13

PADIQUEjS FEMENINO^
Esta larga carta, recibida por nosotros entre otras cien, pertenece al género con¬ fidencial, cartas interesantes siempre, y que en algunos casos equivalen a verda¬ deros «desnudos de almas». La firma, con el seudónimo «Desencantada», una esposa joven, cuyo hogar, «debiendo ser feliz, no lo es». Y con una sinceridad ab soluta, y en ciertos momentos conmovedo¬ ramente ingqnua, «Desencantada» nos hace confidentes de sus pesares, de sus decepciones más íntimas y de su fracaso en el empeño de ser feliz...
¿.Cómo unos esposos, pregunta dolori¬ da, que se han amado profundamente, tal vez locamente, llegan a la mutua in¬ comprensión, a las repetidas escenas des¬ agradables, y a vivir moralmente muy lejos el uno del otro?» «Tal es la historia, agrega, de muchas uniones, de muchos hogares; lo sé. ¿Pero, por qué ocurre así, y en qué consiste que así ocurra? Si usted, señor Teddy, contestase a esas pregun¬ tas...» La respuesta, joven señora y lec¬ tora, nos llevaría demasiado lejos para que fuese tan cumplida como desearía¬ mos: y decimos que nos llevaría dema¬ siado lejos porque, burla burlando y con tan sencillas interrogaciones, plantea usted todo un formidable problema psi¬ cológico, moral y educativo, respecto del hombre y la mujer. Pero sin ir a ese es¬ tudio, harto complejo y no apropiado a la índole ligera y práctica de estos Paliques Femeninos, es fácil hallar la causa, la pri mera causa, como si dijéramos, de esos fracasos matrimoniales a que usted alude en un error frecuente de ellos y de ellas, respecto del matrimonio y de la vida conyugal: error de frutos ácidos, disol vente de la dicha en el hogar, y que con
siste en ver el matrimonio como un fin.
Y, ¿oh, no!; el matrimonio, lejos de ser un fin, es un comienzo, ya que la felicidad dentro de él ha de ser, debe ser, una creación continuada y de todos los ins¬ tantes, no bastando que el amor más in¬ tenso y verdadero presida esas uniones y
encadene de momento las almas... Sin
duda ese amor verdad, hondo y sincero, limpio de pasiones caprichosas de por sí fugaces, como toda pasión simplemente carnal, es una garantía de dicha dentro del matrimonio, pero garantía relativa... Ya que ese amor no resiste a veces las duras pruebas de la existencia en común y prosaica, el choque inevitable de los gus¬ tos contrarios, de los caracteres, de la «manera» de ver la vida y... de vivirla.
Y cuando el amor de prometidos, y aún de recién casados, se encara con esas realidades, tan distintas de lo soña¬ do, el amor no basta para defender el gran tesoro de la felicidad conyugal; es preciso «crear» esa dicha, como decía¬ mos antes, a fuerza de tacto, de com¬ prensión, de pequeños sacrificios mutuos, de tolerancias, también mutuas, de gene¬ rosidad y de bondad. Hay, en fin, que proteger ese amor, acreciéndolo y en cierto modo renovándolo y adaptándolo, con todas las virtudes cristianas, las únicas capaces de hacer inexpugnable
nuestra dicha frente a la acción demole¬
dora de las pequeñeces y contrariedades

PARA ELLAS...

de alegría, y de una niñez sin regocijo, ¿que puede esperarse? Son como árboles sin flor; ¿pueden, pues, dar fruto?
El juego al niño le es necesario para su crecimiento; le es una necesidad natur al e indispensable para la vida. Si la niñez está empobrecida, pobte también
será el hombre.

múltiples que por fuerza han de vivir los que han hecho de dos vidas una vida sola y para siempre..i
En la carta de «Desencantada» hay un párrafo especialmente interesante, $ es aquel en que vemos cómo llega a des aparecer la alegría y la paz de ciertos hogares, poco a poco, insensiblemente, sin violencias, y sólo por una acumula¬ ción de pequeños disentimientos de fra¬ ses vivas de opiniones divergentes, que
considerados de una manera aislada na¬
da suponen, sino puerilidades insignifi¬ cantes, pero que, sin embargo, llegan poco a poco, multiplicándose, a crear alrededor de los esposos una atmósfera tormentosa, de agresividades y de mal¬ estar que los aleja... Ahora que eso llega por «algo»..., nunca porque sí.
Tenedlo bien presente, lectoras. Y ese «algo» lo descubrimos incluso en la mis¬
ma «confesión» sentimental tan dulce y
tan sincera, de una «Desencantada» Ved estos otros párrafos de su carta:
«Mi marido se aleja de mí; no sé atraerle, «recobrarle», pese a mi amor y a mi fidelidad. No le creo perjuro, pero tampoco me quiere como antes: de esto sí estoy segura, Su vida ha lle¬ gado a ser un misterio para mí; me ha desplazado poco a poco de ella. Vivimos juntos, tan juntos y tan... dichosos como antes, según la gente, que ignora el se¬ creto de nuestra separación moral; pero... vivimos cada día mas lejos el uno del otro. ¡Y, sin embargo, nada nos falta para ser felices! Nuestra vida es cómoda y fácil. Mi marido gana mucho dinero. Nuestra salud es perfecta. Ninguno de los dos hemos cumplido treinta años, y
además tenemos dos nenes encantadores.
¿Por qué no somos dichosos? ¿Por qué se han «ido» el amor y la ilusión de nues¬ tro hogar? ¡Ah! Y ese amor lo hemos sentido y conocido: no es un sueño irrea¬ lizado. Le quise con locura de novia, y después fné el novio y el marido por mi soñados, fué mi ideal hecho hombre.
¡Por eso he sufrido tanto, he llorado tan¬ to, y... le sigo queriendo tanto, a pesar del abandono moral en que me deja. Y, a pesar de ese abandono, espero todavía, ¡espero siempre que «retorne»! ¿Cree usted que «volverá»?,.. Mi conciencia no disculpa, pero si se explica, en parte, lo que él ha hecho... La verdad es que no he sido una mujer ordenada, aunque qui¬ se serlo; que no me he sometido nunca a sus gustos cuando contradecían los míos; que olvidé tal vez el mostrarme ilusionadora en lo físico a sus ojos, y quizás toda-, vía más, el mostrarme tierna, dulce, ex¬ presiva, como él me quería.jConfieso que, como buena niña mimada, soy volunta¬ riosa, caprichosa, viva de genio, y que
no he domado ese carácter. Y confieso
también que en ocasiones le he sacrifica¬ do sin piedad a mis deseos, desdeñando (en el vestir, por ejemplo) sus observa-

dones y hasta... sus rabietas. ¡Ahora deploro todo eso con toda mi alma! ¡Aho¬ ra que he perdido mi felicidad!»
Para hallarla de nuevo seguramente— contestamos—ahora que usted reconoce
por qué la perdió... Y corro ejemplo para ¡tantas!, ahí que¬
da esa interesante «Confesión».

En Amigo Teddy,

=8= =8=

=8=

ALGO SOBRE EDUCACIÓN

Un niño de semblante triste, es lamen¬ table espectáculo, es como capullo huma¬ no marchito, es una desgracia para la civilización. Son pasivas naturalezas que no podrán fructificar, porque habrán ca¬ recido de esparcimiento en su niñez.
Enseñemos en la escuela y en el hogar el júbilo a los niños para que más tarde
no sean hombres desdichados, procuran¬ do en ellos la formación de hábitos, a la
par que morales, joviales.
CONCEPCIÓN Juli.

¿Por qué existirán esos padres que en¬ señan a sus hijos a preocuparse de los accidentes desagradables cuando debie¬ ran combatir cuantos enemigos de su fe¬
licidad tuvieran?
Enseñad al niño a no alimentar pensa¬
mientos de odio, envidia y venganza, pensamientos que con el tiempo transmu¬ tan un carácter dulce y amable en agrio y repulsivo; no es posible exteriorizar un carácter benévolo mientras acaricie su
mente pensamientos maléyolos. Hay que acostumbrar al hombre desde
de la cuna a mirar la refulgencia de la vida, orientar hacia la felicidad su vida para que luego no se sienta abatido por el tedio, para que cuando sea hombre no sienta meláncolico el ambiente y sombría
su existencia. Fomentemos en la Escuela
hábitos de felicidad; si el niño se desen¬
vuelve en un ambiente feliz donde la
tranquilidad y la dicha sean habituales,
sentirá más tarde la felicidad de que
puede gozarse en la vida, no le parecerá la felicidad algo extraño e insólito, sino que verá como su éxito y poderío depen¬ den siempre de cómo se encuentre su
mente.
Si se siente el niño, más tarde, hombre melancólico o tedioso, sus trabajos care¬ cerán de vida, no adquirirán el éxito apetecido, con lo que aun aumentarán la inquietud al hombre; sentirán también la influencia de la melancolía, estarán me¬ lancólicos y sombríos.
Explayemos su natural alegría, no re¬ primamos la inclinación que sienten por el juego; reprimirla equivaldría a sofocar
sus facultades mentales. Si continuamen¬
te reprimimos sus inclinaciones acabará sintiéndose cobarde, no se atreverá a
nada por temor a una reprimenda, huirán de ellos el gozo y su encantadora ingenuidad; sus rostros jos veremos pronto melancólicos y tristes, sin indicios

LA EXCELSIOR
Pe rfumes y artículos higiénicos para la conservación de la belleza
Gran surtido de las principales marcas nacionales y extranjeras Para garantía del comprador y respeto serio al comercio he establecido en esta
casa el precio estrictamente fijo.
CARRASCOSA
Plaza de Cort, 25 PALMA DE MALLORCA Para encargos: En mi domicilio, de “Can Pereta,,
CASA TERRASA
LUNA, 22
Medias seda última novedad, en todos los colores imaginables.
Grandiosa variedad en clases, colores y precios.
La casa mejor surtida en artículos de vestir para señora y caballero.
Riguroso precio fijo
Casa de verdadera confianza
Use Vd. siempre el
JABOTI SOLLER

El símbolo de la tuerza, de la energía, de) humor
y del poder
lo constituye e) jarabe é¿

EN LA ANTIGUA CASA
Restaurant d’ es Replá
de Palma que ha sido adquirido recientemente por
D. CAYETANO POMAR
se han efectuado grandes mejoras, reunien¬
do ahora todas las comodidades del confort
moderno :: Servicio completamente nuevo.
El nuevo propietario ofrece a los antiguos parro¬ quianos y al público en general su establecimiento en el cual serán servidos con prontitud y esmero.

HIPOFOSFITOS SALUD

Vigorizo la sangre y ol sistema

9 nerviosa} fortifica los músculos
y es eá pemedfto más e>fka« con-

fra la neurastenia, inapetencia,

es&ofafósmo y todas aquellas

é©r£v>a4as

la

axtmm y qm son causa da te

ecmmdú* y éel agotamiento

Más de 33 años de éxito er«£ieiUe.
Aprobado p&r la Real Academia dé Medicina
AVISO: Rechace todo fraseo One no lleve en la
«rfiqneta exterior HLP OPOSITOS SALUD impreso con tinta roja.

14

SOLLER

«El

¿Quiere Yd, poseer un aparato de Radio de potente y clara audición?
no se deje engañar por propagandas de aparatos a,bajo precio; compre hoy mismo un Radio-Marte que le venderemos con la facultad de que, en caso de no gustar, podrá devolverlo dentro los 8 días de recibido.
CONCEDEMOS:
“20 meses de crédito,,
POR SOLO UNOS crasos DIARIOS TENDRÁ YD. EL MÁS PERFECTO Y MEJOR APARATO DE RADIO
Pida precios y catálogos al Agente en Sóller del Crédito S. L\_ O I M A Z
ABEL GONZALEZ, Calle del Mar, 124

Gran Hotel Restaurant del Ferrocarril
Este edificio situado entre las estaciones de los ferrocarri¬
les de Palma y Sóller, con fachadas á los cuatro vientos, reúno
todas las comodidades del confort moderno,
Luz eléctrica, Agua á presión fría ? caliente, Depar¬ tamento de baños, Extensa carta, Servicio esmerado ? económico.
Director propietario; Jaime Covas

Formado de ia Dona al segle XYIII
La sena influencia social i cultural
Conferéncia donada els dies 2 i 8 de Marp, per Mn. Antoni Pons i Pastor.
Les hores de amatenta companyia, passa*
des dins les sales, arribaren a esser pesa-
des i enuíjoses. Qaan 1’ aristocracia s’ (lau¬ ra emancipada totalment deis lligams, amb que el rei la tenia fermada, es mul¬ tiplicaran el nombre de sales i exigirán en les converses més agiiitat, més meta¬ física; en un mot, apareixerá lo que s’ anomena món, societat, resplandint de festa i alegría. En aqueix punt, donem la paraula, de beil nou, a la Duquesa d’ Abrantés, sempre tan iníeressant en les anécdotes i succeíts contats per ella, de una manera graciosa. «A París existien reunions no solament per a concerts sinó també per balis. Així, en penes pot compendre-se avui que les dames més elegants anassen a danzar al bal! de Thélussoni al de Richelieu; tots els estaments s’ hi trobaven
aplegats i confosos, i prou s’ entenien per
riure i saltar. Un día al bail de Thélusson
esdevingué a la senyora Da.,.s, qui al¬ gún pie hi acomp myava sa filia, una pas-
sada ben devertida: Arriba tard al gran
saló redó, ple’degom en gom, tant, que
no era possible trebar-s’ hi dos llocs buits. Amb tot, a forca de colzades i supliques arriben al bel! mig. La senyora Da.,.s, gens temorega, comenca a esguardar per tots vents si atraparía un indret, fixant l’ esguard en una jove garrida, voitat el cap d’ abundosa cabellera, d’ ulls grans, blaus, porugament oberts, semblava la imatge de la sllfide més attaient. Aqueixa jove era acondu'ída per Trenis al lloc seu; senyal de que era una hábil dangatriu. Després de saludar, un poc enrogida, la Vestris deis salons, s’ asseu devora la
germana major, el posat elegant de la qual captivava la curiositat i 1’ enveja de totes les dames presents.
Qui són aquelies senyores? demaná la dama Da.,.s al vell marqués d’ Hautefort, que li donava bracet.
—Com! no coneix ia vescomtesa de
de Beauharnais? Es ella mateixa en per¬
sona amb sa filia. Avui es ia senyora Bonapart. Repari que hi ha un lloc buit al seu costat. Vengui, a asseure-s’hi. Així retiovellará la coneixenqa.
La senyora Da...s, per tota resposta pega una sempenta al Sr. d’ Hautefort, que ’l fé tombar dins un deis petits salons qui confrontaven amb la gran rotonda. —Haveu tornat boig?, li demana ella, quan foren ja dins 1’ altre pega. El seny li man¬ ca, marqués!
—No, certament! Quin mal troba en que n’ Ernestina conega la senyora Hortensia
de Beauharnais? Si es una bella persona, dolca i amable!...
—I a mi, que se me ’n dóna?... D’ Hautefort, escoltant agó, aixecá les espatles i no contestá. —Déu meu! qui es aquella persona? s’ exciamá la senyora de Da...s, senyalant una dama, tot just arribada al saió, vers la qual girava ’s tothom. Tal senyora tenia una estatura molt in¬ ferior a la mitjana. Pero, una perfecte harmonía corporal torbava’s a destriar 1’ inconvenient de les persones més altes. Parexia la Venus del Capitoli; més garrida encara que i’ obra de Phidies. Podia
trobar-s’ hi els mateixos retrets purs; per-
fecció en els bragos, mans, i peus, visquent tot agó de 1’ expressió amatenta. L’ adreg

ESCUELAS MILITARES DEL TIRO NACIONAL
para
RECLUTAS DE CUOTA
El “Tiro Nacional posee Escuelas Militares en todas las poblaciones importantes de España yes la única entidad que disfruta de iguales ventajas que las Escuelas Oficiales.
Los parques militares entregan gratuitamente al Tiro Nacional 40 cartuchos pata cada alumno matri¬
culado en sus Escuelas.
El Ministro de la Guerra le concede anualmente medio millón de cartuchos para sus socios y una subvención de 80 mil pesetas.
Esto le ha permitido establecer matrículas muy reducidas y enseñar gratuitamente a los que acrediten ser pobres. Las clases se dan a las horas más cómodas, en locales adecuados y con las menores molestias posibles. Se enseña la instrucción completa para todas las Armas y Cuerpos del Ejército. Los alumnos, con solo el pajjo de su matrícula, son considerados como socios del Tiro Nacional durante un año, pueden consumir gratuitamente todos los cartuchos que necesiten para su instrucción de tiro concurrir a los concursos de tiro en iguales condiciones que los demás socios y tomar parte en los especiales que S2 organizan para ellos a fin de curso, ganando premios. Los reclutas de cuota son los únicos que no entran en sorteo para servir en Africa. El importe de la cuota disminuye cuando al padre le corresponde cédula de obrero o es empleado del Estado con poco sueldo y aún se reduce más si son varios hermanos. Conviene a todos preguntar cuanto les costaría ser de cuota antes de exponerse a servir en Africa. No matricularse en otra Escuela sin haberse enterado de las condiciones en que dan su enseñanza las
diferentes Escuelas d&\\ Tiro Nacional.

no acreixia la bellesa, puis no passava més
enliá de senzilla roba de mussolina de les
Indies, tallada a f usanga antiga, closa damunt les espatles per dos camafeus. Una cintura daurada cenyia el eos, closa, igualment, per un camafeu. Una ampia pulsera d1 or ajustava la mánega su baix del colze. E!s cabells, d' un negre sedós, curts i rissats penjaven entorn de la testa, pentinat que a Íes hores s’ anomenava a lo Titus. Rumbejava damunt 1’ espatla un xal de caxemira rotja, enjoiament, liavors, ben singular i prou recerca!.
—Es la senyora Tallien! respongué d’
Hautefort.
—La senyora Talüen? repetí la vella. Ah, Déu meu! ¿per quin mal fat, bon amic, m’ haveu duita aquí? Per la meva vida! Jo vos assegur que dins tot París, de bades es cercaría millor companyia que aquesta, I tot seguit una olor d’ esséncia de roses expandía ’s, penetrant, dins la cambra. Un moviment, sobtat i viu, feu córrer cap a la porta un estol de jovenea, al davant d‘ una jove, que arribava sola i tardana. L’ as¬ peóte era bru i graciós; 1’ esperit guaitava espirfetjant per 1’ esguard, un poc maligne,
si bé hi comandava totduna la bondat
de la criatura més humil. Rebérenda els
senyors Dupaty de Trenis i Laffite, tenguent aquella per cada ú, la seva, corres¬ pondencia graciosa i espiritual, repren-
guent e! pas, ventant les íleugeres drape-
ries perfumades, que embaumaven 1’ ha-
bitació.
Aqueixa bona olor que, cosa extranya! turmentava la senyora Da...s, comengá d’ agitar-la nirviosament al banquet a on seia, i no poguent aguantar pus f enuig visible que 1’ ofegava, acaba per algar la
veu i exclamar amb tó malhumorat i in-
discret.
—Veritabiement, hauré de creure que
es venguda la dona o la filia del perfumista Fargeón. N’ hi ha per marejar 1’ home
més robust.
—Es la senyora Hameliu! observá
d’ Hautefort...
—La senyora Hameliu! remugá la vella! la senyora Hameliu! Acosta't, filia meva Ernestina, afegí encara amb una veu que

la rábia feia tremolar. Posa ’t la teva pa¬
latina i anem-nos-ne! I talment com digué, fé. Bé la sermonetjaren amb polides pa¬ raules perque mudás la resolució presa, pero tot de bades».
Lo que ara anomenam societat distingida, món elegar.t, manifestava’s vers la pri¬ mera mitat dei segle XVIII al saló que obria a París la marescala de Luxembourg. E!s plers espirituals, els devertiments, trobáren se sostrets per lectures serioses i con¬ verses doctrináis. Aquí, desde Voltaire fins Chateaubriand hi donaren a tastar les primícies de Ies obres que, després de exides a lium, atenyerien els honors de la immortalidat. Aquí, la dona, amb les seves grácies naturals, inspiració i subtilidat d’ en-
giny, comengará d’exercir son vast i segur imperi; esmotlará aquella societat, plena d’ encant i refinament, que forjá el
carácter inconfondible de la literatura
francesa i que, abans de la revolució, deixava embadalida tota Europa, davant aqueix fogar nou de gust encisador. Des de liavors, mostrá ais demés pobles les condicions de vertader mestratge, mercés al seu geni poétic i artístic, eternament creador i original, acabant per imposar se, procreant-los a la seva imatge i semblanca.
La dona estimulá la cultura per 1’ espe¬ rit; la dignificació del to per la societat, allunyant d’ ella tota influencia plebéia i degenerada; lligá els dos sexes amb els' Magos de convivencia amable i natural, de urbanitat i bon gust; fongué com la neu tot un món de ficcions extravagants, que no deixaven viure com períoca va la vida, qui volava amb una ala fregant la térra. Dins els salons aquella aixecava el vol, afanyosa de nova llum i nous ideáis re¬ generador, no pressentint, tal volta, els germens que covaven per més endavant. Com els salons multipiicavent-se, prest, enfront de la senyora de Luxembourg obria el seu la marescala de Beauvau,
dama amatent i dolga, vertadera mestra en P art de conversar, que era la curolla i el mérit que liavors valia. La seva con¬
versa era plana, sens deixar d’ esser sutil i enlairada, plena de seny i de un caient de feminitat corprenedora.

Les Margues hores de companyia volien conversa viva i alada. Per aixó, tots els aconteixements de! dia hi troben llur eco, i els tertulians poden encomenar-se, a pler, a les déries própies de llur meditació i estudi. Així, meníres el Cardenal de Retz conta a pedres menudes els seus viatges, el senyor de Rochefoucauld es perd en di • V8gacions d’ ordre moral, i el segueix la senyora de La Fayette en reflexions que atanven al cor i que des-i-ara, talla la sopiada intervenció de la senyora de Sevigné, sobre coses que la feren d’ aprop respecte a Pamor maternal, o més ben dit, follia per la seva única filia. Oh, la ami¬ gable conversa, franca i oberta! Quants de pies s' allargá hores i més hores, as¬ peronada, no ja per la tendresa i curiosi¬ tat deis interlocutors, sinó també per ía galanía del lloc, a on s’ ajustaven, baix P ombra sedosa del pinar, a P hora somniosa del capvespre? La senyora de Sevigné Megia Rabelais, P Historia de les variacions. Montaigne, Pascal, Sant Joan Crisóstom, Tácit i Virgili, no. en traduccions, sinó amb tota la magestat del llatí
i de P italiá.
(Seguirá),
Radio Saturno
Ayuntamiento de Pornaiutx
Dia 15 de Abril próximo, a las 10 horas, tendrá lugar en esta Alcaldía, mediante pu¬ jas a la llana, la subasta de 500 pinos made¬
rables del Moute Comunal denominado La
Bassa, y punto conocido por la Coma d) En Gran y sus inmediaciones, cuyos árboles se hallan ya señalados con el marco oficial de este Ayuntamiento.
El tipo fijado para dicha subasta es el de
7,500 ptas.
Dicha subasta se regirá bajo las condicio¬ nes dispuestas en el pliego de condiciones que se halla de manifiesto en esta Secretaría
Fornalutx, 23 de Marzo de 1927,—El Al¬ calde, José Puig,

SOLLER

15

u
importaíion de Bananes u
toute Fannée

Expéditioq en gros de jananes §f

en tout état de maturité

J{

Téléphone 6-35-Téiégrammes: M/\\yOL, Minimes 4, Marsetíie

Caparó et Españajj

IJ

v 16, Rué Jean-Jacques Rousseau.—BORDBAUX

| EMBALLAGE SOIGNÉ

E|H Axdressse téolégrapohiqueo: Caopanca-Rmousseoau-oBORoDEoAUoX.—eTéloéphooneo38-c30 v

FRUITS FRAIS ET SECS-PRIMEURS
Spécialité de DATTES, BANANES, FIGUES
ORANGES, CITRONS

LLABRÉS PÉREETFILS

11 et 15 Cours Julien

MARSEILLE

ji;

Adresse tei ¿graphique:

gdmJnAwSgC¡HERI, MARSEILLE

TÉLÉPHONE
21-18

Transportes y Aduanas

Antonio Uayol y Martial Maillol
CEBBEBE (Pyr. Or.)
&

Martial Maillol - K 2 Quai Aspirant Herber, 2
Servicio especial para el transbordo de naranjas y toda clases de frutas.
COMPETENCIA Y SERIEDAD - RAPIDEZ Y ECONOMIA

CASAS EN jPORT-BOU
BARCELONA
TELEFONOS
CERBERE, 39 CETTE, 670 BARCELONA, 4384. A.

España.

Consulado 1 - 3.° Despacho 35.

TELEGRAMAS

CERBERE

- MAYOL

CETTE

MAILLOL

PORT BOU

MAYOL

BARCELONA

BANANAS

TRANSPORTES

C A S A S ' en

MARÍTIMOS y TERRESTRES
AGENCIA de ADUANAS

CETTE VALENCIA SOLLER PORT BOU

11 quai du Bosc 8-10 calle Llop
8 calle Bauzá
Espagne

ANTIGUA CASA BAUZÁ y MASSOT

S3 Jaques MASSOT et fils

jSDCBgORES

TELEFONOS

telegramas

GASA CENTRAL

CERBERE PORT-BOU SOLLER VALENCIA CETTE

8 21 iut
-
1291 3 - 37

MASSOT

Cerbére Cette Port-Bou VALENCIA

Cerbere
Pyr. Orles.
FRANCIA

MA ISON ÜACQUES MAYOL, FONDÉE EN 1880
Hiisr FACai i—iTEQ marche ohjntr.a.l,
4, RUE DE • MINIMES, 4— MARSEILLE
IMPORTATION DIRECTE de fruiís ei primeurs de toute natures Fournituers pour Expéditeurs, Compagnies de Navigation, Magasinier
revendeurs, comestibles, etc., etc.

ÍL- Restauran! 'Malina
TTlasó y 6ster
Inmejorable situación, próximo esta¬
ción y mueljes. Expiéndidas habitacio¬
nes recientemente reformadas para fa¬ milias y particuiares. Esmerado servicio a carta y cubierto. Nueva instalación, cuartos de baño y teléfonos, timbres y luz eléctrica en todos los departamen¬
tos de la casa.
Intérprete a la llegada de los trenes
y vapores.
Los dueños se complacen en mani¬ festar que regirán los mismos precios
anteriores a la reforma.
• teléfono 2869 ñ :

Plaza Palacio, lü-BARCELONAü

■imij

——^

Máquinas para coser y bordar
las de mejor resultado y las más elegantes
WERTHEIM
MAQUINAS ESPECIALES
de todas clases, para ia confección de ropa blanca y de co'ar, sastrería, co sés, etc , y ar s la fabri ’ cacióu de medias, calcetines y genero de punto.
Dirección general en España. RAPIDA S. A.
AVINO, 9 - APARTADO, 738
II BARCELONA
Pídanse catálogos ilustrados que se dan gratis

8888888888888888888888888888888888

8

V

8 EXPORTACION AL EXTRANJERO © NARANJAS Y MAN-

|| w PARINAS m LIMONES GRANADAS ARROZ Y CACAHUET
V
¡íe. V
A*.
¥ FRANCISCO FIOL
8

V

ALCIRA (VALENCIA)

8 8

8

Casa fundada en 1912

8

8

Telegramas: FIOL ALCIRA 8

8

888888888888888’

.888888888888888

16

SOLLER

FBUITU FRAIS - FBUITI 8E€S - PRIREURI

R I P O L L & C. 1MPORTATION

IE

J.XPORTATION

CONSIGNATION TRANSIT

15, COURS JULIEN, 15

Téléphone 21 - 50

MARSEILLE Télégrammes: RIPOLL - MARSEILLE

Importatión directe d’ oranges des meiileurs régions de Valencia par vapeur Unión et voiliers á moteur Nuevo Corazón, Providencia et San Miguel.

Spécialité pour les expéditions d’ oranges, bananes, dattes, figues et arachides par vagons complets.

m*

«•

♦

IMPORTATION: EXPORTATION

♦ ♦

VIUDA

DE

PEDRO

CARDELL

BP1CIALXTI DI BAÑARES IT DATTIS UTOS FIAIS XT BIOS

♦ Primo de Rivera, 45
♦

♦♦♦
(Castellón) ♦

Exportación de toda clase de frutas frescas y secas

J. Ballester

^ Especialidad en naranjas y mandarinas por vagones completos.
Telegramas: CARDELL V1LLARREAL ♦♦♦

2.a Rué Crudére. - MARSEIIjIjE

ftdresse télégraphique: Hormiga Marseiile

Téléphone Permanent 8-82
—

®
®ü

iBBBBBScseaanB :BBaaBiEsei

m ®

TRANSPORTES TERRESTRES Y MARITIMOS

LA SOMiEREBílSK

♦

♦
TUñlSON
♦

Michel

Aguiló |

30 Place ^frnaud Bemard

#

#

fOTJf¿€£U^E (Hante-daronne)

♦

# XapottiÜon © Coauaíisioa ® lipsft&tiea %

#

♦

♦ Oranges. Citrons, Mandarines, Grenades, Figues séches, ♦

♦

Fruits frais et secs, Noix, Chataignes et Marrona

#

♦ #

PRIMEURS

♦ ♦

♦

DE TOUTE PROVENANCE ET DE TOUTES SAISONS

LEGUMES FRAIS DU PAYS, ECHALOTTES

♦

(EXPEDITIONS PAR WAGONS COMPLETS)

♦

♦ POMMES DE TERRE ET OIGNONS SEOS DE CONSERVES

Adrésse Télégraphique: AGUÍLO-TOULOUSE Téléphone 34 Inter Toulouse

# ♦

r MAISON DEXPÉDITION DE FRUITS et primeurs de la Vallée du Rhóne et ardéche
Espécialité en cerises, péches, prunes reine, claudes et poires William, pommes a couteau, raisins.

A. Montaner &ses

10 —2 Place des Oleres 10-—12
SUCCURSALE: 5 Avenue Vietor-Hugo 5 — VALENCE sur Rhóne Téléphone; 94.—Télégrammes; Montaner Vaience.

MAISON~A~PRIVAS~CARDECHE)

Pour Pexpéditions en gros de chataignes, marrona et noix
MONTANB!H<

MAISON A CATANIA (ITALIA)

Exportation oranges, mandarines, citrons, fruits seos de Sicil©

et d‘Italie. VI JE* FISCHETTI, 2 A.

Téléphone 1001

Télégrammes: MONTANER FISCHETTI CATANIA

■■

Casa Principal en CERBERE

SUCURSALES EN PORT-VENDRE3 Y PORT-BOU

Corresponsales na
■B

CETTE: F. Recliioa & Vda. M. Ricart. — Quai du Pont M, ll

■B

BARCELONA; Sebastián Rubirosa—Plaza Palacio, 2

|p
Ü8H

ADUANAS, COMISION, OONSIGNAOION, TRANSITO
Agencia especial para el transbordo y la reexpedición de Frutos y primor»®
SBIRVIGIO RÁPIDO Y UOONÓMIOQ

Cerbére, Téiefono Cette,

S 3.08

CERBERE - José Coli
Telegramas cette - Ricart PORT-BOU - José Coll

Antes de hacer sus compras consulte a
JLA €AM 1>£ JLAH MEAMAi
F. R O I G
Roigfils: Puebla Larga Telegramas
Exportación; Valencia 2 ' Puebla Larga, 48 Carcagente
Teléfonos
[295 Grao—Embarques, 805 Valencia Dirección Postal: F. Roig, Puebla Larga (Valencia)
? # IMPORTATION » COMMISSIOI n EXPORTATION

—

15, Rué Henri Martin — ALGER

Exportation de pommes de terre nouvelles, artichauts tomates chasselas et tous produits d ‘ Algerie et d ‘ Oranie.

Espécialité de datte? mancadas du Souf et Biskra

AVIS.—Sur demande cette maison donne tous ses prix pour toute marchandises franco gare Marseiile.
Couriers tous les Jours.

#