AÑO XL (2.* EPOCA *U*. ¿S62
AÑO XL (2.* EPOCA *U*. ¿S62

VIEBNES 31 DE 0C1U3BE DE 1924
/

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR PROPIETARIO: D, Juan Marqués Arbona

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

TEMASJETERNOS
Vil
La enseñanza y la cultura
Demos fin con el artículo de hoy al tema de la educación, que desde hace dos semanas venimos tratando, a fin de
que puedan tomar la palabra para expo¬ nernos su peculiar modo de verlo y re¬
solverlo otras personas que se preocu¬
pan de él. Deseamos vivamente que cuantos sienten simpatías por la causa escolar y deseen ver como se resuelve tan delicado problema cojan la pluma y
aborden resueltamente el tema para que,
conocido su criterio pueda formarse del de todos un plan verdadero que satisfa¬ ga todas nuestras necesidades en esta
materia.
Ahora que empieza a hallar eco en la opinión una campaña persistente y se¬
cundada sobre la enseñanza, es la hora
de no dejar el asunto de la mano hasta que haya hallado una solución verdade¬ ra, pues si no son los actuales ediles que lleven a la práctica el deseo de construcción de edificios para escuelas, a causa, hemos de creer, de su interini¬ dad en el usufructo del poder, serán los próximos, los elegidos por la libre vo¬ luntad de los ciudadanos, los que lo afronten y resuelvan, que la buena fama y la conveniencia de Sóller así lo re¬
clama.
Por esto, para allanarles el camino en lo posible y resolverles muchas dificul tades que se les pueden presentar, es por lo que quisiéramos que todos los sollerenses expusieran su opinión, pues de la de todos ha de salir el proyecto perfecto. Cuantas menos dificultades se opongan, tanto más pronfo se realizará, y es de conveniencia propia que se rea¬ lice pronto. Y no hay que dudar que per¬ sonas emprendedoras y entusiastas que llevaran a la práctica esa meiora de la construcción de edificios para escuelas ya encontraríamos algunas, aunque po¬ cas, y que de ese interés que en torno de esta cuestión empezamos a observar
saldrían las colaboraciones necesarias.
Posteriormente a lo que escribimos
en el último artículo sobre el modo de
resolver el asunto de la construcción
de edificios para escuelas, en el cual apuntábamos la creencia de que el Estado ayudaba pecuniariamente a ello, ha caí¬ do en nuestras manos, gracias a la ama¬ bilidad, que agradecemos, de un muy que¬ rido amigo competentísimo en materia de enseñanza, un folleto explicativo de la clase de ayuda que presta el Estado
ala construcción de edificios escolares.
Esta puede llegar a ser el total del coste de las obras, pero esta ayuda, aunque ello pueda parecer una parado¬ ja, no es la que más conviene a los in¬ tereses del Municipio, pues obliga a ce¬ der el solar y a la conservación del in¬ mueble sin que el edificio sea propiedad del Ayuntamiento.
La ayuda más conveniente para el Municipio es la que regula el R. D. a que nos referimos en sus disposiciones ge¬ nerales, que para mayor claridad trans¬
cribimos a continuación:
Ia A los Ayuntamientos que quieran construir, por sí mismos sus edificios escola¬ res, el Ministerio de Instrucción priblic» y Bellas Artes les facilitará gratuitamente, cuando lo soliciten y como auxilio, los pla¬ nos, el presupuesto y la dirección facultativa
de las obras.
'2.a Podrán concederse también subven¬
ciones en metálico para la construcción de

Escuelas graduadas, hechas directamente por los Municipios; pero su cuantía no exce¬ derá de 10.000 pesetas por cada sección que permita instalar el edificio construido, y el pago de estas subvenciones sólo podrá ha¬ cerse después de terminadas e inspecciona¬
das convenientemente las obras.
Como puede verse, la parte que pare¬ cía más difícil de solventar, la económi¬
ca, se nos aparece resuelta. Con esta ayuda podrían construirse los edificios de las escuelas de las barriadas y los dos de las graduadas del casco de la población. Para éstas, si se tratara de escuelas de cinco grados, la subven¬ ción del Estado llegaría a 50.000 pese¬ tas, con lo que, de faltar, faltaría muy poco para cubrir su coste total. Con es¬ to, además de haber resuelto un proble¬ ma capitalísimo, habríamos aumentado el patrimonio municipal en varios miles de Juros, y vale la pena de pensar en
ello.
Para emprender de verdad esta cues¬ tión y resolverla con probabilidades de éxito, proponemos sea ampliada la ac¬ tual Junta Local de Instrucción pública,
dando entrada en ella a cuantos se han
preocupado de la cuestión de la Ense¬ ñanza. Creemos que, de este modo, se habría dado un gran paso, y muy eficaz dada la actividad y competencia que re¬ conocemos en algunos de ellos, para la realización del plan que esbozamos en el artículo anterior para cubrir las nece¬ sidades escolares que siente Sóller en
la actualidad.
* **
El otro extremo que abarca el subtítulo con que encabezamos las preceden¬
tes líneas también debería ser resuelto
en fecha relativamente corta. Hasta la
actual, que sepamos, sólo se ha pro¬ cedido a la creación de la plaza de Ar¬ chivero Municipal, que no por falta de persona indicada, o de reconocida ido¬ neidad para ocuparla, seguramente se habrá dejado de cubrir. Todo lo restan¬ te está aún por hacer.
No cuenta Sóller, a pesar de la im¬ portancia creciente que va adquiriendo de cada día, con una sencilla biblioteca
pública para estudio y solaz de sus mo¬
radores, ni con un humilde museo que reúna el tesoro artístico que poseemos
desperdigado en distintas casas particu¬ lares, para poder enseñar a los extran¬ jeros que nos visitan* Tampoco posee¬ mos ninguna colección de Historia Na¬ tural ni de Mineralogía para enseñanza y provecho de la población escolar, ni, co¬ mo en tiempo de! benemérito hijo ilustre de Sóller D. José Rufián, ninguna estación meteorológica, como la tienen muchas poblaciones de menos categoría que la
nuestra. Nos faltan bastantes cosas que
con un poco de cariño y voluntad po¬ drían irse adquiriendo con el tiempo y que son de las que dan lustre y fama de cultos a los pueblos.
Consignando una pequeña cantidad anualmente para atender á estas necesi¬ dades de orden espiritual, en pocos años habríamos conseguido, aunque en pequeño, todas estas mejoras culturales que señalamos. Porque al insignificante esfuerzo económico que realizaría el Municipio para conseguirlas, se agre¬ garían sin duda otros que realizaran los particulares por patriotismo y amor al
estudio, los cuales, muchas veces, an¬
tes que vender un cuadro o un mueble antigo preferirían cederlo para el Mu¬ seo, con lo que paulatinamente se iría engrosando y avdlorando. No pasaría pintor por esta comarca que no cediera, gratuitamente o a bajo precio, algunas de sus producciones pictóricas, y de las

almonedas en que se subastan por ínfi¬ mas cantidades muebles de época, ob¬ jetos de cerámica, telas y demás de al¬ gún mérito artístico se procuraría fue¬ ran a parar al Museo municipal la ma¬
yor parte posible de los mismos. Hasta con obras «de prestado» podría enrique¬
cerse, pues que muchas familias que no quieren desprenderse definitivamente de algún mueble u obra de arte de méri¬ to, y no obstante en sus casas lo tienen arrinconado, podrían cederlo al Museo condicionalmznte, conservando del mis¬ mo la propiedad.
La biblioteca, al igual, se formaría en su mayor parte de las aportaciones de los particulares, autores y organismos oficiales que ceden a veces importantes colecciones, y hasta «de prestado» tam¬ bién podría aumentarse.
Todas estas cosas resultan más fáci¬

les de adquirir o reunir de lo que a pri¬ mera vista parece, y sólo falta que al¬ guien quiera tomarse la molestia de ha¬ cerlo y que no se canse, pues que la constancia, después que ha puesto uno La voluntad, es lo que hace resulte la
labor eficaz.
Para el Museo nombraríamos una jun¬

ta encargada de la tarea de formarlo y conservarlo, compuesta por un conjunto de personas cuyo nombre solo fuera una garantía de buen gusto y de que el dinero que se invirtiera por este concep¬
to no había de ser dinero tirado. Para la

vigilancia bastaría con la presencia de un guardia municipal, por turno, o del conserje de la Casa Consistorial, con
lo cual nada costaría la conservación y custodia.

Encargaríamos la formación de la bi¬ blioteca al Archivero Municipal, que a
su vez sería también el bibliotecario.

Por este lado tampoco vendría ningún aumento de gastos en el presupuesto del Municipio y con pocos medios re¬
solveríamos la cuestión.
La estación meteorológica y la colec¬ ción de Historia Natural y Mineralogía correría a cargo de otra Junta formada por los maestros nacionales y munici¬ pales, y su conservación también resul¬ taría gratuita. El gasto de instalación sólo sería por una vez, y no se trata tampoco de invertir en esta mejora un

gran capital.

'

La instalación del Museo, Biblioteca

y colecciones de Historia Natural y Mi¬ neralogía claro está que donde estaría mejor sería en un edificio a propósito, que situaríamos en el parque de Ca ’n Puigderrós, apartado del «mundanal rui¬ do»: en el mismo edificio actual amplia¬ do y reformado ad hoc\\ pero como ha¬
bríamos de atenernos a la realidad y
ésta a lo menos en mucho tiempo no ha de permitir se realice tan útil y bella mejora, la efectuaríamos provisional¬ mente en los bajos de la Casa Consis¬

torial, que serían modificados conve¬
nientemente en caso de que no se cons¬
truyera un edificio nuevo como se tiene proyectado. En el zaguán, en donde hay las oficinas de Consumos y de Deposi¬ taría, podrían habilitarse tres salas a este fin, con lo cual se tendría resuelto
también el asunto de su custodia, que
podrían hacer muy bien los empleados municipales, ya que siempre uno u otro permanecen de guardia allí.
Y la estación meteorológica podría si¬
tuarse en la torre donde está instalada

la campana del reloj. De este modo, con un gasto ínfimo,
se resolvería—o a lo menos se empeza¬
ría a resolver—el aspecto de la cultura, tan olvidado hoy aquí de todo el mundo.

Miguel MARQUÉS COLL.

VULGARIZACIÓN CIENTÍFICA
HUMO DE TABACO
—¿Un cigarrifo, doctor? —Gracias, no fumo. — ¿Desde cuando? — Desde hace quince días Vengo fu¬
mando durante treinta años, y creo que
al cabo de tanto tiempo ya tengo dere¬ cho a unos días de vacación. Me gusta ver fumar a los demás y no siento en¬ vidia. El aire impregnado por el humo del tabaco es para mí una grata remi¬ niscencia. Lo respiro con cierta volup¬ tuosidad, ya ve usted que no soy hipó¬
crita.
—Temo que, durante sus vacaciones de fumador, va usted a decirnos horro¬
res del tabaco.
—Nada de eso. El tabaco tiene sus
indicaciones y contraindicaciones; el fumar tiene sus ventajas y sus inconve¬ nientes. Yo nunca he sido exclusivista; me gusta transigir cuando la transigen¬ cia es posible.
El fumador es un tipo muy digno de estudio, casi siempre pintoresco y un tanto indefinible, incapaz, de realizar un trabajo continuado e incapaz asimismo de permanecer ocioso mucho tiempo.
La pipa o el cigarrillo son la expre¬ sión de un armisticio pactado entre la inercia y la actividad.
Fumando no se trabaja y, sin embar¬ go, se hace algo; algo que a veces resul¬ ta inexplicable, por ejemplo: escribir con la cabeza torcida y un ojo cerrado, soportando todas estas molestias con tal de no soltar el cigarrillo. Quemarse los labios apurando una cdilla y sofo¬ car incendios parciales que dejan su huella en el pantalón y chaleco de todo
fumador.
Pero estas molestias y los incon¬ venientes de mayor transcendencia que al tabaco pueden imputarse, desapare¬ cen a la vista del fumador, veladas por la neblina de azules gasas con que viste
sus ensueños,
Quitad al artista su pipa, y le habréis quitado la inspiración.
La mayor parte de los periodistas son capaces de prescindir de la pluma, dic¬ tando sus crónicas al linotipista, eoñ tal de que tengan la cajetilla muy al alcance
de la mano.
Un fumador que deja de fumar está positivamente enfermo, y cuando pide permiso para encender su cigarrillo es prueba evidente de que ya recobra su normalidad fisiológica.
El fumar no es una costumbre reco¬
mendable, pero resulta positivamente peligroso el .interrumpirla bruscamente.
Conviene hacer de vez en cuando lo que
yo llamo ejercicios de voluntad, consis¬ tentes en interrumpir nuestros hábitos para adquirir el convencimiento de que no estamos vergonzosamente esclavi¬ zados por ellos y somos siempre due¬ ños de nosotros mismos. Estos ejerci¬
cios son variadísimos. Pasarse todo uro
domingo (es ti día más difícil) sin fumar y tener el refinamiento de hacer cigarri¬ llos. No leer periódicos durante un par de días o prescindir del vino en las co¬ midas'por espacio de una semana.
La privación del tabaco constituye siempre el más doloroso de los sacrifi¬ cios, porque la costumbre de inhalar
humo mezclado con el aire atmosférico
llega a ser para el fumador una necesi¬ dad respiratoria.
A duras penas conseguí cierto día, en Barcelona, que uno de mis amigos

Vea Vd. mañana, sábado, día i.° de Noviembre de 1924, en el Teatrq Defensora Sollerense,
VENGANZA JAPONESA
* LOS MISTERIOS DE PARIS
y asista también, domingo, a la representación del popular drama del inmortal José Zorrilla
DON JUAN TENORIO

abandonase su tertulia del café y me
acompañase a los pinares de Vailvidrera. Se puso malísimo, sentía vértigos y
dolor de cabeza. Tenía una borrachera
de oxígeno. Lo conduje a un bar de las
Ramblas, donde se reúne la marineríde las cinco partes del mundo y sólo se
respira 'humo de pipas y vahos da whisky, y en aquella atmósfera pesti¬
lente comenzó a revivir.
Uno de mis compañeros de redacción, verdadero artista, que por azares del destino hace vida bohemia, me decía:
— Vengo de pasar unos días con mi madre, y traigo el estómago estropeado a consecuencia de la vida metódica y el orden y arreglo de las comidas.
El factor costumbre entra por mucho en la fisiología de cada individuo. Un médico hábil que sepa utilizar con opor¬ tunidad este recurso, puede contar con éxitos inesperados.
Un capataz de una fábrica de tejidos sufrió la luxación del húmero, y fué trasladado a su casa;-reducida la dislo¬ cación, quedó el enfermo perfectamente bien, sin dolores y sin fiebre, pero no podía dormir, lo cual le producía gran excitación nerviosa. Se pensó en admi¬ nistrarle algún narcótico para combatir el insomnio, pero el médico que le asis¬ tía dijo:
—No es necesario. Traigan de la fá¬
brica uno de los motores que se usan
para la ventilación; enchúfenlo en la luz y pónganlo en movimiento durante la
noche.
El zumboneo producido por la rota¬ ción del aparato fué suficiente para que durmiese aquel hombre, cuyo insomnio dependía de la falta del ruido a que des¬ de hacía muchísimo tiempo estaba acos¬
tumbrado.
Yo procuro sustraer a mis enfermos a la influencia perjudicial del tabaco, dosifico al mínimun el número de ciga¬ rrillos que han de fumar, y llego a la supresión total metódicamente, pero nunca digo: «Deje usted de fumar para siempre». La palabra siempre me parece
demasiado definitiva.
Ahora, treinta añitos de descanso. —Y después oíros treinta fumando— añadió mi interlocutor.
— ¡Ya lo creo—repliqué sin vacilar—; aunque sea en pipa, y que usted lo vea!
Dr. Juan López de Regó
Fuíbolístiques
La excursió del «Mariá Sportiu»
a Andraitx.
Un partit tot bailesa i emoció
La eixida deis equipiers del Mariá Sportiu i deis qui els acompanyávem no pecá certament d‘ incolora i monótona. D‘ incidents i peripécies que 1‘ amenisassen nl hi hagué per llarg. El niés sério fou la panne del camió que ens obliga a la fi a fer a peu la entrada triomfal a
dins Palma a les tres hores d‘haver sor-
tit de Sól'er.
S‘ hagué de deixar el camió per inútil i no hi hagué més remei que arribar a Andraitx amb automóvils de lloguér. Pe¬ rú dever tida si que ho fou de bon de ve¬
res 1‘ excursió.
A T aribar a Andraitx, a les onze i mit Ja, fórem rebuts molt amablement en el local magnífic del C. D. Andraitx pels

directius del club que ens obsequiaren finamentambun refresquet. I vertaderament s’ excediren en prodigar atencions a
tots els arribats.
El diñar, molt ben servit, no hi ha que dir que transcorregué, com entre gent jove i per afegitó futbolista, dirs'el més
franc bon humor.
I preses algunes hores de convenient repós. se trasladaren jugadors i acompanyants al camp de fútbol d‘ aquell pro-
gressiu poblé. El camp es gran, de mides reglamentáries; está vallat com el nostre, perú no hi ha Jloc per seure. El pis, es un poquet desniveilat, perú pot anar. Lo que si está un poc mal orientat puix un
deis dos bándols contendents ha de teñir
el sol completament de cara.

El partit

C. D. Andraitx

0

Mariá Sportiu de Sóller 0

Minuts després de les tres, davant bastanta concurrencia, i a les ordres d' un
árbitre d1 Andraitx mateix, s‘aliniaren
els estols en la següent forma: C. D. Andraitx:—]otre—W\\r, Bosch—
Reus, Coil B.. Bonet—Pieras, Pujól, Culi J , Sastre, Seguí.
Mariá Sportiu: — Marques — Socias Martorell — Gay, Vicens, Fullana — Bo rrás, Mas, Velasco, Deyá, Cantarellas.
Després deis hurras de rúbrica comengá el partit que, ja desde un principi, se dugué a un tren formidable. De sortida ja atacaren briosament els nostres amb bell avang que aná a kik. Llavors tocá el torn an els andritxols que feren
lo mateix amb el mateix resultat. Pero
estigueren després bastant estona a tor¬ nar a inquietar els nostres defenses.
La pressió deis nostres sl accentuá per moments, i cal a dir que ho feien de pri¬ mera puix els nostres davanters, fent gala d‘ un joc de combinació perfectíssima, per ells fins a les hores encara inédit, anul-laven els esforgos que feien mitjos i defenses andritxols per esposar¬ se aquell domini, vertaderament inquie
tant.
I vengueren els moments d‘ emoció devant la porta d‘ En Jofre, en que, a cada instant se veia que havia de fer-se el gol.
Pero la lluita entre els nostres davanters
i mig-centre quantre el porter andritxol se decidí sempre per aquest, que actuá colossalment, i molt ajudat per la sort tot el capvespre. Per vuit vegades en menys de cinc minuts salvá aquell por¬ ter situacions dificilíssimes, i en aquell entremedi se llengaren quantre els an¬
dritxols tres corners.
Tot feia preveure en aquells moments una copiosa victória del Mariá Sportiu. Perú res serví de res. Xuts fortíssims, entrades violentes, tot 1‘ enardiment deis sollerics que veien imminent el fruit deis scus esforgos, tot ho aguantá amb la seva colossal actuació aquell porter, que si normalment ho fa així sempre, no dup-
tarem en classificar-lo entre els millors
que a Mallorca hem vists. S’ igualá després un poquet la lluita,
registrant se a la nostra banda dos kiks
i dues afortunades sortides d' En Mar¬
qués en moments perillosos. Peró prompte tornaren a embotellar
els nostres ais d' Andraix. Dues reme¬
ses d‘ En Vicens J. anaren a kik fregant
la barra. Un xut rás d‘ En Cantarellas
aná dins porta per una obertura de la xerxa. En Jofre repetí la seva colossal

actuació" de poc abans, registrant-se mo¬
ments emocionantíssims. El domini deis
nostres no podia esser més complet. Peí ó, poc abans d' acabar el temps
reaccionaren vigorosament els andrit¬ xols que, veren que era necessari aprofitar totes les oportunidats. Vérem unes bones jugades df En Coll B., el mig cen¬ tre fort i d‘ inagotables energies que repetidament feu passar la pilota an els davanters, donant molt de joc a 1‘extrem dret i al davanter centre, jugadors perillosissims en els avanzos individuáis. Els nostres mitjos i defenses s‘ hagueren d‘ emprar intensament a fons per captu¬ rar el seu ímpetu. Si aquells davanters que en fortalesa i resisténcia físiques, en empenta individual i en domini de pilota són formidables, jugassen un poc més científicament, no hi hauria defensiva
que els resistís. Peró aixó els faltava. En Martorell interceptá colossalment
un avang perillós de 1‘ interior esquerra.
I el mateix i En Fullana aclariren una
émocionant melée davant la porta d‘ En Marqués en que els andritxols també hi jugaven el tot per tot.
Acabá el temps amb una bona íntervenció d‘En Marqués, que difícilment pogué aclarir a córner, llengant-se aquest sens consequéncies.
* **
La característica del segon temps fou la igualdat de forces que palesaren ambdós estols, cosa que contribuí més a fer interessant la lluita, puix durant el pri¬ mer temps el domini solleric havia estat absolut, i no hi havia hagut casi ocasió de posar a pr<?va Ja defensiva mariana. Tothom posá de la seva part tot lo que pogué, i fins a la fí sense defalliments, se sostengué el tren duríssim amb que ja desde el principi se jugava.
De totduna dominaren els d’ Andraitx, peró al poc temps s’ escaparen els de Só¬ ller, En Velasco passá an En Borrás que estava internat, corregué aquest rápid amb la pilota, i a tres metres de la porta quan anava a engegar el xut infalible, li entraren violentament dos jugadors, el porter i un defensa, essent aixó segons el Reglament un faut com unes cases. Peró el referée no ho notá. La jugada aná a córner, que, ai intentar se el remat, desviá altra vegada el porter a comer, que passá sens consequéncies.
Després tocá el perill a la nostra de¬ fensiva, que es portava molt bé, salvant En Marqués amb la seva seguredat acostumada. I després vengué una altra hadada del referée, al concedir un neu¬ tral just davant la porta deis sollerics, essent així que la falta per ell suposada, que era veritat i la pogué veure tothom,
era un hands d’ un davanter andritxol.
Més, tal vegada perque els seus no ten-
guessen res que dir se ‘ns despenjá qmb
una decisió altament perjudicial ais nostres, i molt favorable en camvi an els
qui havien faltat. Valga-li que En Mar¬ qués estigué tot d‘ una al quite.
Avangaren els sollerics molt ordena-
dament amb maravellosa combinació a
que no ens tenien gaire acostumats, i que fou la característica de tots sos avengos. Coroná 1’ arrancada un xut alt, mag nífic, d'En Velasco que aná a kik, fregant materialment el llarguer, de manera que En Jofre no es fiá de la vista.
Les avangades dl uns i altres no minvaren en tot el temps, succeint-se sem¬ pre una emoció a una altra emoció, ilui-

tant els mitjos combats formidables per remetre a sos davanters la pilota. En tot moment se distingiren els dos migeentres, En Coll B. i En Vicens, aquell amb la seva impetuosidat desbordant, aquest amb la seva habilidat de marradejar i el seu extraordinari domini de baló, junt amb una serenidat imperturbable, coses que si no donen molt bon resultat davant jugadors igualment entrenáis, hábils i científics, en donen i prou davant jugadors que s‘ imposen exclusivament peí seu ímpetu i fortalesa.
La pilota corría incessantment d‘ un a l'altre camp, creant a cada banda situa¬ cions perilloses. Un avang hermosíssim molt ben duit pels nostres (aquells excellents passes curts entre En Velasco i En Deyá) fou justament anul lat per offside d‘ En Mas. Un deis groe negres feu
hands casi damunt la retxa de 1‘ área, i
a 1’ haver de llengar-se el free-kik p‘ En
Vicens vérem una altra de les coses
extraordináries que deven s’ usar en el camp d‘ Andraitx, puix el referée no feu
mencions de desautorisar-la.
I és que el Reglament terminantment prescriu que cap jugador del bándol quantre el qual se llenga un d' aquests cástigs pot estar' a menys de nou metres de la pilota, i se doná el cás de que, no
solament n‘ hi havia que estaven a man¬
co de tres passes, sinó que un feu ensai de anar per la pilota, desbaratant així la precisió del xut d‘ En Vicens, que protestáde la il legalidat.
Poc després feu En Marqués una colos¬ sal ji afortunadíssima blocada, seguida d‘ esquivades no menys magistrals i emocionants a tres o quatre jugadors andrit¬ xols, aclarint de peu enseguida col-locat i llarguíssim, de manera que tot d‘ una i en menys temps del que hu contam ja parava En Jofre un xut d‘ En Cantare¬ llas, seguidament un d‘ En Gay i tot seguit un d‘En Velasco, tots tres d‘una
manera émocionant i inverossímil.
El públic premiá per un igual la tasca deis dos porters i els davanters nostres
amb una formidable ovació.
I desde allavor ja fins a la fí els solle¬
rics foren els amos, si bé els defenses i
mig-centre del C. D. Andraitx actuaven magníficament.
I amb el resultat (que casi no és resul¬ tat) de 0 a 0, acabá aquest partit interes¬ sant per tots conceptes i molt mogut, que se desarrollá generalment en un ambient de lloable amistat i noblesa, i que, si desde un principi el mereixien guanyar per ampie score els sollerics, durant el segon temps la actuació deis an¬ dritxols feu la persisténcia de 1‘ empat ben justificada.
Molt ens plauria veure en ti partit de demá, per part d; uns i altres la mateixa voluntariosa i decidida actuació, que ta¬ ran que presenciem un partit inolvidable, com e hu fou el del passat diumenge a
Andraitx.
El Mariá Sportiu deixá a Andraitx una excel-lent impresió per el seu joc
vistós i corréete i sentírem moltes ala-
bances de la intel ligéncia i compenetració que demostraren totes les línies. I nosaltres no esperávem tampoc que poguessen fer un tan excel-lent partit. Tots ho feren molt bé, i seria injust desta¬ carme cap, si bé n‘ hi hagué aiximateix que es guanyaren una especial menció. També el C. D Andraitx, feu sobre tot al segon temps, un bon partit, excel lint

SOLLER

E5R

5

Urquiza y Echeveste, propietarios de fincas en Berlín,
establecidos con personal competente y seguros de dar entera satisfacción, se ofrecen para administrar y todo lo retente a
fincas en esta capital.
PARA INFORMES DIRIGIRSE A LOS SEÑORES:
d. Bartolomé colom
COMERCIANTE
Potsdamerstrasse, 18, BERLIN (Alemania) y Sres. BaRCAIZTEGUí y mestre
BANQUEROS
SAN SEBASTIAN (España) Escritorio: Sachsische Str. 42, Berlín-Wilmerdorf

Société Anonyine Franco-Espagnole
DE TRANSIT & DE TRANSBORDEMENTS

David MARCH, ROCARIES <6 Cie AGENTS EN DOUANE

Siége Social á CERBÉRE ( Pyrées - Orientles)

TÉLÉPHONE:

Maison á PORT BOU (Espagne)

TÉLÉGRAMMES: v

Cerbére N °

TRASBORDO - CERBÉRE
Representes á CETTE par M. Michel BERNAT
TRASBORDO - PORT-BOÜ

Cette N.° 4 08

Qu*i Aspira»t-Heib^, 3

Michel BERNAT—CETTE car».

Agenis de la Compagnie Maritime NAVEGACION SOLLERENSE

•:$? -1-- cp

-+-*4:-*qpqpq?qp*qp

qpípqpq?

sempre la tasca del seu porter, En Jofre qui fos xamba, fos ciéncia, o tot amb un cop, estigué insuperable. També se dis* tingiren els germans Coll i 1' extrem
dret.
Registrám quantre el Mariá 4 cor* ners, 10 kiks i 8 xuts aporta retornats peí porter, quantre 1‘ Andraitx 6 corners, 18 k ks i 20 xuts a porta.
Demá, en el camp de Sóller
C; D. Andraitx— Mariá Sportiu.
Aquest segon partit entre els dos teams que en el partit del passat diumenge de¬ mostraren estar tan igualats, és esperat amb viva espectació per T afició sollerica, desitjosa de sebre, a fi de comptes, a favor de quins s* inclinará la victória. Nosaltres de la nostrapart.no ens atrevim a fer vaticinis, peró sí, tenim el presentiment de que aquesta vegada se faran gols i de que el plet que queda en suspens diumenge passat a Andraitx, se
resoldrá a favor dl uns o altres demá
capvespre a Sóller. Sens dupte que el camp del Mariá se veurá demá capves¬ pre (festa de Tots Sants) extraordina-
riament concorregut.
Atletisme. Les carreres del 16 vínent.
Se ‘ns comunica, que havent rebut a tal objecte un impcrtant donatiu d‘ un entusiasta de l1 atletisme, el primer pre¬
mi de la carrerra de resistencia que
aquell dia s’ adjudicará en el camp del Mariá Sportiu, ha estat aumentat fins a 50 pessetes. Ara no se podrá dir que no ho paga el Córrer. Tots els que tenguen interés en sebre informes de aquesta ca¬ rrera, poden demanar-ne a D. Jaume Coll o a qualsevol deis directius del club.
Rbflv.
En el Ayuntamiento
Sesión de la Comisión Permanente
del dia 29 Octubre de 1924
ASISTENCIA
A las 8’20 comienza la sesión bajo la presidencia del señor Alcalde, D. José Ferrer, y con asistencia de los señores Te¬ nientes D. Miguel Casasnovas y D. Ra¬ món Colom, y el suplente D. Antonio Cas-
tañer. ORDEN DEL DÍA
Se lee y es aprobada el acta de la sesión
anterior. Se acuerda satisfacer:
A D. Antonio Gay, por pintar los hierros de los puentes del arenal y de la Roca Rotja y otros del depósito de carnes re¬
cientemente construido en el sótano de la
Casa Consistorial, 120 ptas., y al mismo por pintar un rótulo-advertencia a los auto¬ movilistas 7 pesetas.
A D. Juan Quetglas, por cal y otros ma¬
teriales suministrados oara la casa cuartel
de la Guardia civil 3’35 pesetas. A D. Pedro Magraner por 66’30 metros
bordillo de piedra labrada para la calle del Principe, 792’56 pesetas.
A D. Antonio Peris, por varios jornales

empleados en podar las palmeras del cementerio, 20 pesetas.
Al Sepulturero, por jornales y materiales empleados con motivo de la autopsia prac¬ ticada a un cadáver 6’10 ptas.
Acordóse pasaran a informé de la Comi¬ sión de Obras las siguientes instancias:
Una de D. Antonio Valls Valls solicitan¬
do permiso para convertir en ventana
balcón dos mostradores de la casa n.° 8
de la calle de Canals.
Otra de D. Jaime Estarejlas Pons, como encargado de D.a Antonia M.a Arbona Bisbal, pidiendo permiso para inutilizar una lápida que existe en la sepultura n.° 212
del Cementerio católico. Vistos los informes favorables emitidos
por la Comisión de Obras, se acordó con¬ ceder los siguientes permisos:
A D. Antonio Martorell Garau, como
encargado de D. Antonio Vicens, para colocar una rejilla y unas barras para sos tenerla sobre una pared de un huerto sito en el Dragonar, en el punto conocido por
Ca ’n Xelin.
A D. Lorenzo Mayol Castañer, para colocar un monumento de piedra sobre la sepultura n.° 228 de! Cementerio católico.
A D. Antonio Martorell Garau, como
encargado de D.a María Bernat Marqués, para colocar una canal en la casa n.° 66 de
la manzana 79.
A! mismo, como encargado de D. Bue¬ naventura Mayol Muntaner, para conducir las aguas sucias y pluviales desde la casa
n.° 51 de la calle de San Pedro a la alcan¬
tarilla pública. Al mismo, como encargado de D. An¬
tonio Mayol Simonet, para colocar una reja sobre las sepulturas números 260 y 261
del Cementerio católico.
A D.a Margarita Ballester Castañer, para enlucir la fachada de la casa r.° 14 de la calle de Batach y dar más anchura
al portal de la misma. A D. Bartolomé Peyeras Estarellas,
como encargado de D. Pedro A. Muyo! Coll, en el sentido de conceder el permiso solicitado por lo que se refiere a cerrar de rejilla la parte de la calle de San Jaime, de una parcela de terreno propiedad del Sr. Coll, y denegarlo de lo referente a la parte de la calle de Rullán y Mir, por no
existir dicha calle en el sitio en donde se
solicita alineación.
Se acuerda el traspaso de la sepultura
núm. 236 del Cementerio católico a favor
de D. Antonio Estades Albertí.
Terminado el despacho de la orden del día y como los señores Tenientes no tu¬ vieran que proponer cosa alguna, ni na¬ die del público deseara hacer uso de la palabra, el señor Presidente, a las 8’42 pronunció las frases de costumbre: Se
levanta la sesión.
Para Prancia
Se necesita una joven, algo instruida, para cuidar unos niños y enseñarles el
español. Otra joven para sirvienta. Y vanos jóvenes para trabajar en el
comercio, aun cuando no hayan estado
nunca en Francia o no conozcan el fran¬
cés.
Dirigirse para más informes a lá im¬ prenta de este periódico.

f BXcuqSiONEjS
MAqÍTIMAS

En bonita y cómoda Gaso¬
linera Automóvil.

A! Torrent de Paréis,

Pollensa, vuelta a Ma¬ llorca y demás lugares a gusto de los señores viajeros.

Para informes dirigirse a PABLO SEGUÍ.

BAJO LA TORRE

PUERTO DE SÓLLER

3

COMUNICADO

LOS PREVISORES DEL PORVENIR

Señor Director del Sóller.
Muy señor mío: Sírvase publicar en las columnas de su digno periódico lo siguien¬
te:
Ya sea que se me haya confundido con otra persona de mismo nombre o bien sea obra de cualquier curioso, he sabido que
rumores tendenciosos e inexactos habían
circulado sobre mi persona. El abajo firma¬ do domiciliado en Marseille 4, Rué des Mi¬ nimes 4, y en Sóller, calle de Isabel II nú¬ mero 19, comunica que no le ha pasado ningún fracaso ni moral ni material, con¬ servando como siempre intactos sus capi¬
tales.
Juan Mayol, hijo de Jaime.
Aviso importante

Sección de Palma de Mallorca

Se avisa a los asociados de dicha Sección

residentes en Sóller, que el lunes día 3 de Noviembre próximo quedará abierto en la oficina social de Palma (Troncoso n.° 3), el

pago de las pensiones vitalicias de «Los Pre¬ visores del Porvenir», correspondientes al

tercer trimestre d.e este año.

Se advierte a los asociados pensionistas

que para el cobro deben presentar su carnet-

libreta en el que se les anotará el pago. Les

corresponde percibir treinta pesetas men¬ suales por cada una Suscrita, o sea por el

importe del trimestre:

90 pesetas a los socios de una peseta mensual

180 »

»

»

» dos

»

»

270 »

»

»

» tres

»

»

800 »

»

»

» cuatro »

»

450 »

»

»

» cinco »

»

-—

=8g B= =B=

MARGARITA NADAL

Sabiendo que mi clientela y el público en general están entendidos que a mi fá¬
brica se han elaborado dos cerdos en mal
estado y dicen que el veterinario los de¬ nunció como malos y que *un servidor no quiso obedecerle; después que me hizo
tirar toda la fabricación de un día.
Hago saber al público y a mi clientela que es una falsedad y calumnia que me ponen y para que conste y se convencen lo hago público y firmo en unión del ve¬
terinario.

El fabricante, Joaquín Forteza.

El veterinario, Cristóbal Trías

AVISO
D.a MariaBujosa, modista en sombreros establecida en Palma, participa a su nu¬ merosa y distinguida clientela y al públ co en general que, de regreso de París, donde estuvo últimamente con objeto de adquirir las últimas novedades, perma¬
necerá en esta ciudad durante toda la
próxima semana con un gran surtido de sombreros para señoras y niñas y de gorras de marino para niños.
Precios sumamente reducidos.
Local de la Exposición: Tienda de
D.a Antonia Estades. -Plaza de la Cons-
titución, 15.

Viuda de Ramis
PROFESORA EN PARTOS
* participa al público sollerense que, habiendo ejercido durante veinte años su profesión en Barcelona, ha resuelto establecerse en esta localidad, habiendo fijado su domicilio en la calle del Padre Baró, núm, 11.
Consulta de 2 a 4 todos los días, y gratuita
para los pobres los sábados.
S92 ‘VEJSÍjDB
La Compañía «Ferrocarril de Sóller» ven¬ de dos porciones de terreno huerto, sobran¬ tes de las expropiaciones, launa denomina¬ da Camp deis Egos, frente a Ca 1s Fedrinet y la otra denominada Ca'n Galló, contigua al puente de hierro de la linea del Puerto. Para más informes, en las oficinas de dicha Compañía.
Se desea vender
una casa situada en la calle de la Luna número 87, de esta ciudad.
En la misma casa informarán.
Se desea alquilar
la casa n.° 8 de la calle de San Jaime. Es espaciosa, tiene jardín y salidas en
las calles de San Nicolás y del Pastor.
Para más informes en la misma casa.

r«agwwrjF72fagC3THBMli
DE

.wr'jwg t

TguuBan

SOLLER

i

L’AGRE DE LA

^
TERRA

ANIVERSARI MEMORABLE

HOMENATGE A COSTA I LLOBERA

Mallorca celebré diumenge passat uu gentil homenatge a la memoria ploradissima de 1’ altissim poeta Costa i Llobera, el qual tengué Iloc a la riolera villa de Pollensa, son bressol, organisat per aquell Ajuntament i per la benemérita «Associació per la Cultu¬
ra de Mallorca».
Amb aquest motiu se reuní a 1’ histórica vila pollensina lo bó i millor de la nostra
intel'lectualidat amb número crescudíssim.
No intentarem sisquera anomenar les distin gides personalidats que hi vérem per no
caure en involuntarios i sensibles omissions.
Basta dir que hi estaven representáis quants
d’ elements de valor cultural existeixen a
Mallorca, i que la concurrencia que de tota Tilla hi comparaguó i que se sumá al poblé pollensí en massa qui volia tributar a son excels cantor tant just i merescut homenatge, no baixaria de t-escentes persones. Feia
bo de veure desde les vuit del mati la ñora-
brosa caravana d’ automóvils i camions que
de totes les encontrados mallorquines anú a
Pollensa!
Nostre poblé tambó hi fou dignament representat. Hi havia una nutrida representa¬ do de la junta de la Delegada de T «Associa¬ ció per la Cultura» integrada peí president, En Guillem Colom; el vice-president, En Mi¬ quel Marqués Coll; el comtador, En Bartomeu Colom; el tresorer, N’ Andreu Canyelles i la vocal Sta. Maria Mayol. També hi vé¬ rem En Maviá Rovira, metje; En Miquel Pizá i sa esposa D.a Francisca Serra i Nogue¬ ra i aes germaues Síes. Maria i Margalida; D.a Catalina Mayol de Marqués i ses filies Stes. Francisca i Catalina; D.a Francisca Rotger de Colom, ,D.a Antonia Rullán de
Colom i D. Salvador Canals.
Pollensa oferia 1‘ aspecto d’ un dia de ses més grans solemnidats. Els carrers estaven eadomassats amb murta, branques de pi i de Ilorer, i hi circulava una gran gentada. A mitjan dematí el cel s’ ennuvolá i deixá cau¬ re unes quantes gotes pero després s’ aclari i al celebrar-se el primer acte semblava que també volgués associar-se a la festa.
Descubriment de la lápida
Poc més o menys a T hora indicada—les onze i mitja—tengué lloc en el flus fa poc carrer Major i avui d’ En Costa i Llobera, a la casa pairal del Poeta, el senzill acte de descubrir la lápida que son poblé dedica «a qui més 1’ ha honrat» com ella mateixa in¬
dica.
Davant les autoridats de la vila i d’ una
nombrosa i selecta concurréacia el senyor
Batle esiirá la cortina que tapava la lápida, que era una autiga i .bella bandera de PoUensa (quatre cortera: vermells i negros i enmig, damunt verd, l’escut del poblé) essent
saludada amb una forta ovació.
La digna lápida és de marbre de Carrara amb un marc de marbre verd deis Alps. El projecte es de 1’arquitecto D. Josep de Olesa; T ha esculpida 1'escultor En Ltoreng Rosselló; el dibuix ósdegut a D Tomás Vila, i del treball referent ais carácters de bronze, romans, se’n encarregá el Sr. Buades. La inserípció diu aixi:
AQVÍ NASQVÉ L’ ALTÍSSIM POETA
MIQVEL COSTA I LLOBERA
PREVERE
MDCCCLIV-MCMXXII
POLLENSA
AL FILL QVI MES L’HONRA
POSA AQVESTA LAPIDA
Descuberta que fou la lápida i després de donar lectura el Secretan de T Ajuntament a diverses adhesions rebudes, el senyor don Joan Vives, Batle de Pollensa, douá lectura al següeut discurs, que fou escoltat religiosament i molt aplaudit a son final. Diu aixi:
«No hi ha res mes gloriós per una mare que la dignificado merescuda deis filis.
Quan, fa dos anys, morí el fill d’ aquest poblé don Miquel Costa i Llobera, i Pollensa contempla coin se commovia de dolor tota Mallorca i tota Catalunya, i vegé després com tota la Premsa, i les viles, i les ciutats, i les corporacious i els particulars, casi ’s disputaveu T honor d1 esser els priraers en dig¬ nificar lo; tot saludant lo a una veu., no sois

com un esperit selecte i uu escriptor de gran
volada siuó com un vertader geni; i procla-,
mant-!o al inateix temps* sense coatradicció de nin-gú, ans bó ambunánim aplaudiment, el cantor més iuspirat de Malldr.ca, el prin cep deis nostres poetes i el rapresentaut més genui després del Beat Ramón Lull. de i’ es¬ perit de la nostra raga; Pollensa se confirmé en el convenciment absolut de que el fill Miquel Costa i Llobera ós la seva gloria tnés ilegítima, es la seva corona més dignifieant. és la joia mes preñada dei seu tresor es¬ piritual; en una paraula: és el fill qui més
l’ honra
I llavors Pollensa hagué de sentir un fond estremiment d’ exnltació materna, vegent-se tan altament glorificada amb ia glorificació.
del seu fill
Que li pertocava fer a Pollensa per hourar a quitant T hourava?
Pollensa haguós volgut aixecar li tot d’ una els dos monuments an a que és acree¬ dor, i que qualcú, tot just després del seu trespás, reclamé com la satisfacció imperio¬ sa d’ una deuta que amb ell té contreta Ma¬ llorca i Catalunya: T un, de marbre i de bronze, perque duri tant com la seva fama; i i’ altre, constituit per T edició de les seves Obres completes, perque figurín no sois a les biblioteques deis hornes de iletres, siuó tam¬ bé a les deis Ajuntaments i les Parróquies, i perque fs posin en mans de tots els joves a fi de que nutresquin son esperit amb 1’ ali¬ men t sá i fortificant del ideal religiós i d’ele vació i cultura que dlns elles batega, i no oblidin mai aquell gran programa que per ells tragá dins memorable oda.
Aquest darrer en part está ja realisat, so bre tot en quant a la prodúcelo exclusivament literária, amb la pulcra edició feta per I’ Ilustrado Catalana, que, segons tenim entes, i aixé inclou un gran homenatge a la memoria d’ En Costa, ha tenguda una aceptació tan extraordinária que a T hora d’ ara, está ja agotada, i que en cás de haver-se de fer altre edició, seria tal volta de desitjar que, perque el titol de Obres com pletes corresponguós a la realidat, no se circunscriguós an aquella part exclusivament literária, sino que compreugués tambó la demés producció, tota ella, com d’En Costa, d’ alt valor literari i doctrinal.
En quant a T altre monumsnt, malgrat el desig de veure-lo a T hora espléndidament realisat, comprengué en la seva petitesa que no són bastants ies seves soles forces per fer una obra digna del alt valor espiritual d’ En Costa; i per alera banda, com encara que el Pí gegant de Formentor revincla sa po¬ derosa reí dins el postre terrer de Pollensa,
pero espolsa sa cabellera reial i extén sos bragos cap a T extrern de les terres catalana»; aixó és, com per la seva obra trascendental, En Costa no perteueix ja úuicament a Po llensa sino que ós de tota Mal,orea i de tota Catalunya; de tota Mallorca i tota Cata¬ lunya té obligado d’aixecar ii el raonument.
Per aixó, després d’ haver-li dedicat ja fa temps un carrer d’ aquesta vila, el rótul del qual avui s’ inaugura, pensá que lo mes propi seria consagrar a la seva memoria la casa pairal a on nasquó, a fi de que no sois fos sempre respectada com el santuari a on fonc ungida tan superabundantment pels genis aquella ánima superior, sino que fos además un recordatori fixe de que Pollensa sap regonéixer el mérit deis seus filis, posant
en honra el talent i la virtut d‘ En Costa i
eí noble asforg per ell realisat en el cultiu de íes seves qualidats extraordínáries per T enaltiment de Mallorca; i al mateix temps fos un estímul ais filis d' aquesta vila i ais
extranys qui nos visitin, a prende-lo per rnodel, conrant les própies aptituds i treba ílant valerosament com ell, aixís^coj-u a cada ú sia possible, per la dignificado de la nostra pátria.
Vet aquí per qué, tot desitjant i fent vots perqúa, Lo més prest possible, s’obri una gran suscripció a fí de que Eu Costa tengui
a Mallorca un monumeat tom el té Mossen
Cinto Verdagaer a Catalunya; Pollensa, avui, per mí, encara que indiguament represen¬ tada, al fill qui més V honra posa aquesta lápida, de marbre i de bronze, perque duri taut com el seu ñora; sobria i senyorívola, com sobri i senyorívol ós son estil; de factura

clássica i de gust romá, com clássica éra la seva formado i romá el sen geni; aquesta lápida qu«, desde aquí, dirá a les genera¬
ción» esdeveuidores T alt nivell de cultura
espiritual que uu dia aleangá Pollensa amb ei seu altissim poeta.
I perque en cap circunstáucia de la vida s’ oblidá mai en Costa de la seva dignidat sa¬ cerdotal, que estimava damunt tot, i perque el seu talent i les seves emiuents qualitats i tota la seva producció les enquadrá sempre dins una vasa de religiosa gravedat; per aixó terminárem aquest modest homenatge amb un acte religiós.
Pero, abans d’ acabar, permeteu-me que evoqui un epissodi de la vida d’ un deis prohorns de la raga llatina.
Atravessant el príncep de T oratoria roma¬ na per 1’ illa de Cicília, volgué indagar, se gons compte ell mateix, el sepulcre del gran Arquimedes, igcorat pels seus compatriotes els siracusans; i rememorant els vernos que sabia estaven gravats a la seva lápida, amb aquell ull seu sagacíssim lográ prest descu briria, mig esborrada, baix un ignominiós mantell de betzers, carts i malesa. Aixís la noble ciutat de Ciracussa, antes doctíssima,
havia arribat a T extrem de decadencia
d’oblidar la lápida-monument del seu fill més iliustre, haguent d’ esser un extrany qui los
ho reveiás i la redimís de T oblit.
Ido, filis de la noble i llatina Pol;lentia\\ que en cap temps s’ esdevengui que els bat-
zers de T incultura arribin a cubrir aquesta lápida amb un mantell d’oblit com la del fill de Síracussa; que no venguem a parar a T íguominiosa decadencia de necessitar que els extranys hagin de revelar-nos els nostres tresors espirituals. Ans bó, donem sempre
proves d’ esser un poblé cuite i progressiu, mantenint en honra aquest monument per ensenyar-lo amb orgull ais qui nos visitin, com el segell de Ja nostra gloria, com T executória de la nostra noblesa, com T «emble¬ ma de T avior Ilegítima».
Acab, senyors, agraínt coralraent en ñora de Pollensa a tots vosaltres aquí presents, i ais particulars i entidats representados, T assisténcia o la adhesió an aquest homenatge d’ admirado a n’ el nostre poeta.
Pollensa rep complascuda, com dirigits a sí mateixa, elsobsequisfets al major deis seus
filis. He dit».
Seguidamert dirigí la paraula al públic el senyor Ecónom, D. Antoni Ferrer, quí digué lo que segueix, essent també molt aplaudit:
«Podría dir-se que Pollensa arribé un poc tard per associar-se a la glorificació del seu fill predilecto, si la memoria que servam del gran poeta i sacerdot exemplaríssim fos de les que s’apaguen o minven amb el temps. Pero no és aixi. Quan passam per aquesta casa honorable on Eo Miquel Costa i Llobe ra va néixer i passá molts d’anys de la seva vida, sembla que encara T hem de veure sortir a n'el seu portal per saludar nos amb
la seva afabilidat accstumada, i al esvaír-se
Til lusió d’ un moment. i pensar que ja no és en aquest món, tornam sentir T esglai ferest que desde el temple de les Tereses fá dos anys i pocs dies s’ escampé aviat oer tota
Mallorca a 1’hora del sea transit desempe
nyant un ministeri sacerdotal. L’imperidel seu nom, de la seva obra, de la seva imatge, deis seus bons exemples sacerdotals viu sempre entre nosaltres, no sufreix intermitéucies, i la seva inspirado banya i refresca la nostra ánima com banya i refresca Ies flors del carap una roada mai eixuta. Per aixó sempre ós bona hora, pollensins, per
dedicar li el tribut de la reconeixensa cons-
tant que li devem i renovar el noble i sant orgull de proclamar-lo nostre.
Tots tenin la conciéncia de la seva immor-
talidat, no sois p8r ¡a claror perpetua de la fama que’l corona, sino per la claror suau que e3 despren de les seves estrofes i ens do na la sensació de la seva presencia, per P in¬ tima comunicació amb T esperit del poeta, mantenguda per les hores de plenitud, aqueixes hores triomfals que amb eis ñoras de «El pi de Formentor», «L’ Arpa», «Cala gentil», «Processó», «Vagant peí bosc», «Wiraiaar», «Mediterránia», i tantes altres no¬ tes vencedores del temps i de T oblit segueixen irradiant lo millor de la, vida del poeta,
Pollensa s’ hauria de sentir gojosa d’ ba-

ver infautat un heme tan extraordinari en¬
cara que en la seva obra no hi trobassim ni un reflexe de la térra nadiva. Quin será, dones, el dente de Pollensa si a més d’ esser la pátria natural es la pátria poética d’ Eu Costa, el centre de la seva inspiració! D’ aquí són els temes, els horitzonts, els escenaris predilectos. La naturalesa
obra de Déu bella i santa, . poema del Creador
I‘ ensenyá a ser poeta, i la naturalesa prenguó per ell la fesomia deis vergers i les muntanyes i el mar i el cel de Pollensa, sovint acariciada peí seu esperit contemplatiu.
L’ any 1908 escrivia un gran amic d' En Costa (En Joan Alcover, un altre príncep de la poesía i de les Iletres, gloria indiscutible de la nostra Roqueta): «L’ inspiració del nostre poeta té dos focus capitals: Pollensa i
Roma... Bastaría T himne de Las Catacum¬
bas, fill d’ Itálía, per acreditar-lo d’ il iustre poeta, peró són encara més fortes, més valentes, mes excelsos les estrofes que T hi ha dictadas la mussa pollensina: es a dir, que en T obra del poeta, la musa camperola d' aquell recó de Mallorca (i dic jo el mes bell de Mallorca) ha vengut la musa capitolina que presideix els horitzons de V historia hu¬
mana».
Vejau, dones, si el nostre Ajuntament, representant del poblé, ha estat acortat en posar a n’ el seu carreí major el nom del altissim poeta, vejau si tots nosaltres, po¬ llensins i no pollensins, estam obligáis, a més de recordar maternalment les fcvirtuts de 1'home immaculat, del sacerdot exemplar, del sacerdot sant, a agraír-li de cor el nim¬ be de noblesa i de gloria amb que, mercós al poeta, nos fá visibles a totes «bandos on es entesa la nostra parla.»
Amb el discurs del senyor Ecónom se dopá per acabat 1’ acte, i després d’ impressionar unes quantes plaques fotográfiques el gran artista de la fotografía, Sr. Bestart, la mul¬ titud se dirigí al cementen, on fou cantant un responso damunt la sobria tonaba d’ En Cos¬
ta i Llobera.
L’ acte literari del capvespre
A les quatre, a la sala de T escola del adifici de Montissión tengué lloc V acte literari a honor d’ En Costa i Llobera que havia or¬ ganisat T «Associació per la Cultura de
Mallorca»,
L’ espaiosa sala estava plena de gom en gom. A T hora abans dita ocupé la presidéncia el Batle, Sr. Vives, qui tenia a la seva dieta a la germana del poeta, D.a Catalina; T Ecónom, Sr. Ferrer, i el President de la
«Associació», D. Elvir Sans; i a la seva es¬ querra el canonge Sr. Quetglas, el jutje suplent de Pollensa, Sr. Cifre, í e! Secretar! de
['«Associació», Sr. Quintana.
Damunt la presidéncia i sobre fons de domás hi havia un retrat del Mestre, a T oli,
orlat de Ilorer.
En llocs de preferencia seien els partnts del poeta i els literats i demés persones distingides que havien assistit a l’acte, formant-se com una segona presidencia forma¬ da per D. Joan Alcover, D. Gabriel Alomar, D Salvador Galmós, D. Joan Rosselló de
Son Forteza i D. Daniel Martínez Ferrando.
Obert T acte peí senyor Batle, el secretari de 1’ «Associació», D. Antoni Quintana, doné lectura ais acords presos per f indicada entidat per hourar la memoria d’ En Costa, i a Ies innúmeres adhesions de personalidats i entidats de Mallorca i de Catalunya que són gran nombre i la manca d’espai ens priva de poder publicar. No obstant, voleoi publicar la bella adhesió de la poetesa donya Mariá A. Salvá i la de nostre director, don Joan Marqués. Haus les aquí:
Atreta per la gloria del Pi de la carena, entre els humils, ma musa volgué aportar un dó. La pia remembranza (que és sa constant ofrena), deixant les fresques murtes i els lliris de l'arena, tria la incorruptible sentor del ginebró.
Maria-A ntónia Salva.
Senyors: Vullau rebre en aquesta diada comraemorativa en que Mallorca bonora 1’ immortal figura de Costa i Llobera, 1’ humil adhesió d’ aquest setmanari, qui ajunta la seva veu al concert de les que avui s- eleven en ala

SOLLER
DE U AGRE DE LA TERRA ®5f' #Pt

banga del nostre Poeta, traspassat ara fa dos anys a les serenes regióos de la gloria
immarceseible.
Ell ens va deixar una herencia preuadíssima: sa producció poética, i un amor: la seva llengua. Reculliguem nosaltres una i altra i fassem-nos-ne dignes.

«No ens encantem amb les buidors llueutes

d’ una eloqüéncia frívola...»

/

«...No ens imposi FEsfinx sempre enigmática que posa obscur lo ciar, i per profondes
vol vendre coses térboles...»

Sino guaitem el porvenir, que és nostre, «amb gran serenitat, que és la divisa de la potencia máxima».
«Siem qui som» sens «trasmudar d’ esséncia» i sens «renegar de nostra sang», «que cada poblé sois ateny son astre—seguint per
la seva órbita.»
Vosaltres, qui heu «algat 1’ emblema de l’avior Ilegitima» procurau seguir el camí que senyalá el Mestre i fer-Io seguir a tots els mallorquias. Estimem tots la Terra i la Parla que tant ell va estimar i que tan bé sabe cantar, i ens haurem fet dignes d‘ anoinenar-nos sos llegítims filis espirituals.
J. Marqués Arbona, Director del Sóller.
Ademés, enviaren adhesions desde la nos¬ tra ciutat: V Ajuntament, D. Jeroni Pons, Pvre., D. Jeroni Estades, ‘,D. Josep Pastor, Vicari, D. Cristófol Magraner. Tambó s’ hi adtíeriren D. Joan Pons i D. Bartomeu Bar-
celó.
Oesprés de la lectura de les adhesions, el Sr. D. Ramón Martorell, de Pollensa, en nom d’aquell Ajuntament va agrair el concurs prestat peis presents a 1’ homenatge i va trabar després la biografía d’ En Costa i Llobera elogiant lo com a poeta, essent aplaudit.
A continuació 1’eminent escriptor i mes¬ tre en gai saber Mn. Lloreng Riber llegí un
meritissim treball sobre «Pollensa en I’obra
d'En Costa i Llobera», el qual fou una pepa oratoria digna d' En Costa i d‘ En Riber que, sipodem, publicarem algún dia en aqüestes
coluuanes.
No cal dir la xardorosa ovació que esclatá tan bon punt fluí el Sr. Riber la lectura de son treball d‘ orfebre, ovació que durá bar¬ ga estoDa i ambla qual 1‘ auditori volguó premiar la brillant disertació de Mn. Riber.
Tot seguit el Sr. Martínez Ferrando llegí la següent quartilla, que fou també molt aplaudida:
«Fa molts anys, amb motiu de la coronació del nostre poeta Teodor Llórente, arribava Costa i Llobera a! port valenciá en una ñau mallorquína; dia per a mi de dolga re¬ cordaba, ja que vaig tindre 1’ honra d' esser presentat al vostre poeta insigne. Pero par¬ laría millor si diguera que el vostre poeta és nostre, com és de vosaltres el cantor de la
barraca, Valéncia i Mallorca són la mateixa
térra, com és el mateix idioma eí que par¬
len.
En una nit mediterránea, una nit d’ aqüestes nostres en que ja no caben més es¬ trelles al cel, vaig sentir deis seus llavis una salutació vtbrant a Valencia qne diu aixis:
¡Oh, la maravella d’ aqueix’ horta immensa!
Paradís obert
que al Mediterrani de pafir comensa; plana d’ esmeragdes que a lo lluny se perd a la llarga vista
en morades serres de clara amatista.
Aqueixos versos són lo més hermós que se ha dit de Valencia. Dons bé, d‘ aquell pare¬ áis obert, d'aquella iminensitat deis tarongerals, de T horta de les barraques blanquea i les altivos palmeres ombretjants, cim de les morades serres de clara amatista, de les cla¬ res ciutats que alcen liurs torres al cel purissim, deis cauals remorosos i els jardins eternament fiorits, de on sortiren les dolces estrofes d’Ausi as March, vos porte la salutació fervent, coral i entusiasta per a el poeta hel'lónic d’ aquesta illa encantada, amb més hePlenisme jnil voltes que la mateixa Grecia que acab de veure.
Valencia vos envia, amb les seves llágrimes, P incens ubriagador de les seves flors, per a que arrive fins al pi simbólic a on s’ elevá el nostre poeta, amb el marbre mes par, la seva estátua immórtal.
No oblideu mai que, tots els dies al pon¬ dré ’s el sol, desde la plana d’ esmeragdes que a lo lluny se perd, la costa valenciana
euvia a 1‘ estatua miraculosa un cálid bes
vermell i una profonda, profondíssima reve-
réncia.»
Després s‘ aixecá per donar lectura a una quartilla el Príncep indiscutible de les nostres lletres, D. Joan Alcover, el qualíou rebut amb un fort esclat de mans-balletes.
Amb la seva dicció clara i característica
el Sr. Alcover llegí lo següent:

«Ahir a la vetlada pensant en 1‘ acte d‘ avui, com sia que no disposás més qae d‘una hora, vaig vacil'lar sobre la manera millor d‘aprofitar-la: o bé improvisar unes estrofes o bé copiar una poesía d'En Costa per llegir la. La segona idea va triomfar. Ella responia una afíció i una habitud antiga. Si jo fos bon declamador, no m' hauria desagradat 1‘ ofici de rapsoda, a condició de deixar-me triar els fragments predilectes per recitar¬ los. Aquesta es la forma de cuite mes sincera i !a més plaenta pels devots deis grans poe¬ tes, entre els quals figura per mi En Miquel Costa, que es un deis pocs ineorporats fa cinquanta anys a la meva vida espiritual.
Figurau-vos, devés 1‘ any 1875, el terrat d' una despesa on una colla d‘ estudiants mpunta 1‘ horabaixa a solagar-se una estona. Salten, ríuen, canten, esvaloten, i com entre ells domina lf afició literária, sovint reciten versos. Són gent de gust difícil, d' una salvatje independencia de criteri. Creuen, i pot ser tenen rao, que d‘ engá que eí món es món, no passaran d‘ una cinquantena les notes que representen la máxima plenitud de 1‘ inspiració poética; i entre aqüestes no¬ tes nf hi ha que ells declamen amb orgull, com a pertenyents al patrimoni familiar, perque són d' un altre estudiant mallorquí que a n'els ulls d'aquella jovenella ja du el front ungit amb la llum d‘ una augusta predestinado: Damunt V altura, Marina, Nocturn, El pi de Formentor. En boca nie¬
va ressonaven les estrofes sabudes de cor;
amb poc art segurament, pero amb veu tan forta que desiara alguns veins sortien al baleó per assistir a 1' esbarjo del petit cena-
ele.
Fa més de mitja centuria, i la costura persisteix, malgrat la decadencia de les meves facultats orgániques. Sol o en companyia, en actes públics o cenacles íntims, no tant per complaure els altres com per la meva propia delectado, he aprofitat ¡es avinenteses per fer-me eco de la ver. d' En Miquel
Costa.
.1 avui una altra volta. La poesía escullida no és de les més citades. Algunes de les qne va escriure passen amb justicia com a culminants. Pero suposem que no existeixen; encara les que posara en segon terme són un treser prou espléodit per fer-ne la dotació d' un poeta extraordinari.
No seré jo deis que sabiament han raonat la seva admirado, pero ningú rn‘ ha guanyat en entusiasme. I cal afegir que en tal entusiasme no ha influit ei paisanatge ni el tráete fraternal amb el poeta. Si haguas^. sin vengut fins a mi les poesies de 1’ altra banda de la térra, sense conéixer mai T au¬ tor, 1' hauria proclamat amb la mateixa fe que em va dictar les primeros afirmacions imperioses i definitives de la seva sobirania.»
Després de llegir lo transcrit recitá la horaciana «Entrada d' hivern» que fou escol¬ tada religiosament.
Prolongáis i cálids aplaudiments corona¬ ren les darreres paraules de D. Joan Alco¬ ver, amb les quals fioí la simpática festa d' homenatjé al sublirn cantor d'«El Pi de Formentor», de la qual en servaran agra¬ dable record totes les persoues que hi assisti-
ren.
UN HOMENTJE A N' EN COSTA
Avui, sota aquesta llum de mel de les darreries d' octubre, a la vila de Pollensa unes quantes canpobs, unes quantes flors i una lápida mural, faran viva la memoria de mossen Miquel Costa i Llobera. La vila nadiua del caDonge eminentíssim vibrará una esto¬ na de líric entusiasme, i em plau molt i mott aprofítar 1‘ avinentesa d‘ aquest homenatge mallorquí per fer-me venir bé ea el fil dele meus comeutaris el nom d‘ aquell poeta pur, que a mida que passiu els anys anirá pre
nent relleu i consistencia de diamant.
La nostra gent acostuma a ésser una mica oblidadissa, el piiblic s‘ enlluerna amb noms de darrera hora, els éxits es fan i es desfan
amb la inconsciencia més absoluta. Pero ei
temps es euida d‘ endregar les coses, treu la pols de les gemmes venerables i desfá la miséria del llautó. A mesura que els ulls que tenen pretensió de crítics s‘ avesin a esguar-1 dar les coses des d' una certa algária i a una certa distáncia, s' adonaran que en el camp passat de Ies nostres lletres ja s' hi comencen a definir unes figures que tenen aquella magnífica serenitat deis immoríais.
Una d‘ aqüestes figures, la menys dramᬠtica potser, pero sense dubte la més pura, és la de mossén Miquel Costa. Els joves poetes d' avui dia, no diré que desconeguin 1‘ obra d' aquest gran home, pero si m‘ atrevida a afirmar que la tenen un bon tros oblidada i no 1' estiriTen pei que val.

En el ram de les admiracions retrospecti¬ vos, un hom es fia més de la moda i del que
diuen mitja dotzena de persones, qae d' un propi criteri sincer, purament revisionista, i si és cosa noble aquesta constant veneració ais morts, cal, perque siguí noble del tot, que siguí equitativa i intePligent.
Entre nosaltres s' ha parlat molt de Verdaguer i de Maragall; jo, amb la meva raode8tíssima eooperació, n' he parlat tant com he pogut, i no és que ara me ‘n penedeixi ni traeti de llevar un bride gloria a aqüestes dues gran figures, pero em sembla que si hem parlat molt de Verdaguer i de Maragall, potser hem parlat poc de Costa i Llo¬
bera.
A que és degut aixó? Potser els dos poetes catalans tenen una forga emotiva més fácil, un gust més fort de vida qne el poeta mallorqui; potser la poesía d‘ En Costa és més amagada i no es dona amb tanta facilitat. No ho sé. No tracto ara tampoc de fer comparacions ni de determinar preferéncies; tracto simplement de parlar una mica de mossén Costa, d‘aquest mossén . Costa del qual trobo que se n‘ ha parlat poc.
Mossén Costa fou un poeta que vingué de
Roma i es troba amb e! floralisme i amb la
canpó popular. Aquell capellá selecte duia alguna cosa d‘ áliga en els plecs de la seva sotana i en les Abres més amagados del seu cor; una mica de la fredor del marbre i de la llueutor de 1‘ aram, per endolcir la amb
el fonoll de Miramar i amb 1* oliva de Vall-
demossa. I mossén Costa va fer el miracle; alió que a Catalunya anava fent Verdaguer amb la seva intuició divina, tenia un ressó més exigent a Mallorca, amb la voluntat i
amb \\?, consciencia d‘ En Costa i Llobera.
Perqué En Costa era poeta per grácia de Déu, pero tenia una consciencia perfecta de la missió de la seva poesía, d‘ alió a qué devia aspirar el seu vers. No era un ocell que cantava perque si, sino que cantava segons una idea concebuda per un cervell sá i po¬ deros. En aquest cas, mossén Costa és el mestre de tots, és el poeta catalá conscient per excel'lencia. Tenia de la poesía una idea puríssima, purissima en el fons i en la forma. La poesia només podía exaltar senti-
ments nobles, alió mes net i més selecte que hi ha dins 1‘ ánima humana, i aixó havia d‘ ésser exaltat en una forma noble, en un llenguatge noblement iiterari, i en una es¬ trofa feta amb totes les excel léncies de 1‘
art més exigent. Val més pecar de fredor i de rigidesa, que no de banalitat i d‘impu¬ dor; val més una forma hermética i dura, que una forma defectuosa o deixada anar. I aquesta manera patricia d‘ entendre la poe¬ sia, En Costa i Lloberada dugué a la punta de 1‘ espasa, i els seus poemes, els més humils, els més fclklórics, sembla que estiguin escrits amb guant blanc, com es deia de la prosa del comte de Buffon.
Mossén Costa va fer un cuite de la forma, i el seu vers, comparable a les perfeccions deis parnassians, contrastava amb aquellos teories de la paraula viva i del moment de grácia que preconitzava Maragall. De les seves provatures n‘ hi ha dues que mereixen una consideració especialissiraa: la primera és el seu poema «La deixa del geni grec».
En aquest llarg poema, mossén Costa va intentar fer en la seva llengua aquella di¬ vina aventura que André Chenier realitza
a darreries del divuit. Els idilis de Chenier
ressonen amb una nova grácia en 1’ alexandrí ponderat i perfecte de «La deixa del ge¬ ni grec», aquest poema meravellós de rnossón Costa, que resulta tot un fris de marbre que tingués una certa tebior humana. El qui llegeixi avni detingudament aquest poe¬ ma, malgrat trobar-hl un gust arqueológic, s‘ adonará de 1‘ esforg que representa bastir un edifici com aquest en el moment de la seva aparició, i després d1 apreciar el seu valor absolut, que és molt gran, trobará que el seu valor relatiu és inapreciable.
L‘ altra provatura de mossóu Costa ós el
seu volum d‘«Horacianes». Jo hem recordó
de quan va apareixer aquest volum; ais quinze dies estava exhaurida la primera edició. Aixó demostra que en el nostre pú-
bíic d‘ aleshores hi havia una certa cons¬
ciéncia.
Les «Horacianes» d‘ En Costa fan pensar
en la intenció d‘ alguns classicitzants d‘ Itália, especialment Carducci; pero Carduce!, que és molt i molt important, no té mai aquella tendresa i aquella frescor del cape¬ llá mallorquí. Jo trobo sempre en els millors moments del poeta de «La fonte de Cl¡tuta¬ no» un cert regust d‘ arqueóieg : de professor de llengíies mortes. En Costa se salva sempre amb aquella olor camperola, amb aquella mel del paisatge mallorquí, que ve a endolcir la paraula fins en els moments
més retórica.

Ea tota la s«va obra, i en Ies «Horada nes» especialment, Ea Costa s‘ aixeca amb la majestar, d‘ un emperador, fulminant con¬
tra la facilitat, la impuresa o la delinqüéncia de la poesía. S’ encara i s‘ abraqa al roure llati, segar que en aquesta abraqada no hi ha engany ni traíció de cap mena, que está en terca ferina, i que 1‘ art corn a selecció i aristocrácia és una cosa que durará, sempre i surará senripre, malgrat totes les modes i totes les teinpestats. I la seva obra, a més a més de F obra d' un gran líric, és 1‘ obra sana d‘ un mestre que té la veritat ais dits i sembla que digui ais seus contemporanis i els seus seguidors aquells versos d' En Maragall: «Vigila, esperit, vigila;—no per¬
dis mai el teu Nord!».
I penseu la influencia, oculta pero eflxap, que ha tingut en ¡es nostres lletres aquesta consciéncia i aquesta voluntat de mossén Costa, i si algún esperit lliure no vol reeonóixer la gran autoritat i la gran aportació del capellá mallorquí, haurá, si més no, d‘ admetre alguna de les seves poesies com «Cala gentil» i «El gore blau», per exemple, i considerar les al costat de les millors peces líriques que ss han escrit en el segle
diuou.
A mi em plau extraordináriament aquest homenatge de Pollensa, en els dies que vivim de desorientació critica, i em plau retreure el valor i el nom de mossén Costa. A
ell li dec moltes i moltes coses: en la meva
adolescenca fou el poeta mallorquí la meva més intensa admirado i el mestre preferit. Quan tenia tot just di vuit anys, vaig veure *1 i vaig parlar llargament amb ell; la impressió de la noblesa del seu rostre, de la
claror des seus ulls i la dolcesa de la seva
veu, no se m’ esborraran mai més. Ja que avui no puc ésser a Pollensa en
eos i ánima per dur-li un pom de flors, des d’ aqüestes ratlles demano ais meus amics un bon record per al qui fou el més ,pur i el més noble de tots els poetes catalans.
Josep María de Sagarra.
ENTEJADA D’ HIVEEJN
Ja cau la Tardor pal'lida i esíulla sa corona de pampols, que F oratge, marclts i Uagrírnosos, arrossega
com esperances mor tes.
El dia es va arrufant. Legions de núvols, escabelJats i atropellant-se, venené venen del nort amb un poder ombrívol,
com invásió de barbres.
Entre ’l fangos terrer, la mar plomissa i les muntanyes moradenques, sura concirosa tristor, que les imatges
evoca de la tonaba.
Mes ah! ben lluny d’ abominar tais dies,
el meu cor s’ hi cpmpi.au. Es bell trobar-se
fora la pols, F agotament i el tedi
d’ una estació caduca.
Plau-me ’1 torrent que bramulant errissa
sa cabellerra de Ileo rogenca, a on abans el sois hi calcinava
un pedregam de codols.
Plau-me mirar de la segura costa cavalls marins qui desbocáis encrespen
les blanques crins heroiques en la lluita del Rei de les grans aigues.
Plau-me F horror sublirn de la tormenta..,
i quan s’ allunya a l1 horitzó, daurant-se, veure '1 cúmulnimbos, com troné olímpic
de majestat i gloria.
Benvingüt el temps aspre! Amb ell reve[nen
les energies de F esforp, que importen per a enaltir tot ideal en lluita,
que es llei de nostra vida.
Que hi fa si puja el fred? Sera més dolpa la foguerada dins la, llar deis avis, que amb son caliu volgut manten i eleva
el cuite de la patria.
Que hi fa si creix la nit tan llargaruda? Així a la llántia vigilant d’ estudi veuré passar les visions deis genis
com en sagrada pompa.
Oh festivals del pensament! Mon íntim
recó d’ hivern no n’ afretura d’ altres...
Dins aqueix bres de,solitud i somnis tot F univers palpita!
Miquel Costa i Llobera

8

Crónica Local

Noticias varias
La anunciada velada recreativa que sa¬
ben nuestros lectores fué organizada por la Comisión de Beneficencia y Festejos de nuestro Ayuntamiento a beneficio del Hos¬ picio-Hospital de esta ciudad, celebróse anoche, y a ella asistió una numerosa y muy selecta concurrencia.
El teatro estaba adornado como en las
funciones extraordinarias, de fiestas seña¬
ladas: con banderas en las columnas del
salón, rojos damascos en el antepecho de las galerías y macetas con plantas y flores en el proscenio.
El programa de la función,que incluimos íntegro en nuestra crónica anterior, hubo de ser en parte modificado por no haber podido venir el pianista Sr Negre, lo que se supo aquí a última hora, habiendo sido substituido para acompañar al piano a los Sres. D. Juan Riutort, tenor, y D. Rafael Monserrat, barítono, en el número de can¬ to, por la señorita María Teresa Avila.
Qusdó suprimido únicamente el concier¬ to a piano y violín por los señores Negre y Noguera; todos los demás números fue¬ ron ejecutados, si bien quedó alterado el orden de su ejecución, y fueron todos ellos admirablemente interpretados y sumamen¬ te aplaudidos.
La sinfonía, por la banda de ¡a «Lira Sollerense», fué el primero, y a éste si¬ guió la proyección cinematográfica.
Un número que fué introducido con posterioridad a la publicación del prograen nuestra anterior edición, tuvo lugar después: un concierto por el célebre gui¬ tarrista D. Bartolomé Calatayud, quien con gran fidelidad y limpieza suma en la ejecución, interpretó magistralmente dife¬ rentes composiciones de Albéniz. Fué es¬ cuchado con delectación y calurosamente aplaudido al terminar, a cuyas muestras de aprecio correspondió el artista tocando otra difícil y hermosa composición que lla¬ mó «popular», y que fué igualmente del agrado del público.
Acompañados por la distinguida señorita Avila, como queda dicho, cantaron con
maestría unas bellas romanzas de tenor y de barítono los nombrados Sres, Riutort y
Monserrat, separadamente, y para corres¬ ponder a los entusiastas aplausos con que premió el auditorio su exquisita labor, can¬ taron luego otra a dúo para terminar.
Fué muy del agrado de la concurrencia ia representación .por la Srta. Delgado y el Sr. Cortés--ambós de la «Peña Artísti¬
ca», de Palma—de la fina pieza teatral De pesca, en cuya interpretación estuvieron ambos acertadísimos, cosechando nutridos
y muy merecidos aplausos.
Y terminó la benéfica fiesta con la lec¬
tura por la Srta. Delgado de una apropia¬ da poesía de nuestro amigo y colaborador D. José Tous y Maroto, que fué también unánimemente aplaudida.
El Alcalde, Sr. Ferrer, en nombre de la ciudad expresó su gratitud a ios artistas y demás que a la fiesta habían prestado su concurso, y obsequió a las Srtas. Avila y Delgado con sendos, y muy preciosos, ra¬
mos de flores.
En el intermedio de la función, o sea en el «descanso» que se anunció a! terminarce la parte cinematográfica, tuvo lugar el sorteo de un reloj de oro para caballero, en el cual salió premiado el billete número 1778, que, según a última hora se nos in¬ forma, había sido adquirido por los niños Oliver Llinás, hijos de nuestro malogrado amigo D. Antonio Oliver Delgado. Lo que muy de veras celebramos.
* **
Después de esta velada, ligeramente rese¬
ñada, reuniéronse en el casino «La Unión» los artistas que en ella habían tomado par¬ te junto con algunos miembros del Ayun¬
tamiento y otras distinguidas personalida¬ des que por el éxito de la misma se habían interesado. Tocaron algunas composiciones de piano y violín, las Srtas, Avila y Del¬

gado, respectivamente, y cantaron de nue¬ vo los mencionados Sres. Riutort y Mon¬ serrat, a quienes se unió también otro te¬ nor, el Sr. García, que había venido a Sóller para acompañar a éstos. Fueron obsequiados con pastas, dulces y licores,
siendo esta nota final verdaderamente
agradable, de la que guardarán, con se¬ guridad, todos ellos un buen recuerdo.
Sabemos que por el Veterinario e Ins¬ pector de carnes y víveres de esta ciudad ha sido puesto en conocimiento del señor Alcalde que durante las visitas practicadas •por dicho funcionario a los cerdos de pro¬ piedad particular de buen números de ve¬ cinos ha comprobado la existencia en di¬
chos animales de la enfermedad denomina¬
da mal rojo. Ignoramos en el momento de cerrar esta
edición qué medidas habrá tomado la Al¬ caldía para evitar se propague dicho mal.
Se nos dice que el señor Alcalde ha so¬
licitado del Veterinario señor Trías infor¬
me del procedimiento que conviene seguir para evitar los efectos desastrosos que la epidemia del mal rojo está causando a los propietarios de reses de cerda, cuya mortandad, según ya dijimos en nuestro número anterior, es grande.
Sería de desear qne se encontrase pron¬ to el remedio que curase a dichos anima¬ les de la referida enfermedad, evitándose de esta manera los perjuicios a las perso¬ nas que poseen alguno, y que por lo mismo viven intranquilos ante el peligro inminen¬ te de perderlo.
Por la Excma. Comisión Mixta de Re¬
clutamiento de está provincia se ha veri¬
ficado la distribución de los soldados
ingresados en Caja y a quienes por su número en el sorteo les corresponde servir
en filas.
Según dicha distribución, corresponden a Sóller 40 soldados, y este cupo ha sido formado con 37 del reemplazo corriente, 1 procedente de revisión y 2 de prórroga.
Se calcula actualmente,—teniendo en cuenta el número de inútiles y exceptua¬ dos que hay—que el cupo alcanza, apro¬ ximadamente, hasta al mozo número 73 o 74 del sorteo; pero como existen aún algunos casos de individuos que tienen manifestado motivos de excepción, es probable que,
una vez que la Excma. Comisión Mixta haya visto y fallado los expedientes que se tramitan, alcance aquél al mozo núme¬
ro 80.
No es posible en este momento decir nada en concreto, por cuanto todo depende de los mozos que en adelante se declaren inútiles o exceptuados del servicio en filas,
Cuanto sepamos respecto al particular
lo comunicaremos inmediatamente a nues¬
tros lectores, por si a algunos de ellos in¬
teresa conocer la noticia.
***
Durante los meses de Noviembre y Di¬ ciembre todos los individuos que estén sujetos al servicio militar y que no estén en filas deben pasar la revista anual, incu¬ rriendo los que dejaren de verificarlo en la pena de multa de 25 a 1.000 pesetas.
Recordamos esta obligación a todos los individuos separados de sus Cuerpos, pero que no hayan totalmente cumplido sus de¬ beres para con la Patria, a fin de que se eximan de ia multa referida apresurándose a firmar sus pases en los puntos donde ten¬ gan fijada su residencia y ante la Autori¬ dad que para ello está autorizada.
* &£
Esta mañana han sido licenciados los
individuos acogidos al capítulo XX de ¡a ley de Reclutamiento vigente del reempla¬ zo de 1922 que venían sirviendo en sus respectivos cuerpos desde Agosto y Sep¬ tiembre próximo pasado.
* **
Por el Directorio Militar ha sido publica¬ da la siguiente Real orden:
Primero. Se concede un plazo hasta el día 15 de Noviembre próximo inclusive,

para que puedan acogerse al capítulo 20 de ia ley de reclutamiento los reclutas pertene¬ cientes al reemplazo del año actual, agre¬ gados al mismo, y los que se incorporen por haber terminado las prórrogas.
Segundo. Dentro del mismo plazo se
autoriza a los indicados individuos para
que puedan optar a los beneficios del artí¬ culo 268 de la citada ley, los que ya estu¬ viesen acogidos a los del 267 de la misma.
Tercero. Los que se acojan a esta am¬ pliación quedan obligados a presentar los certificados de aptitudes en las mismas condiciones que los demás reclutas de! mis¬ mo reemplazo que se hayan acogido a los expresados beneficios en la época regla¬
mentaria.
Cuarto. Los individuos pertenecientes a los reemplazos de 1922 y 1923 pueden
abonar dentro del mismo término los se¬
gundo y tercer plazos de la cuota militar
si no lo hubieran verificado dentro de la
época correspondiente. Quinto. Las instancias recibidas en
este ministerio en solicitud de los indicados
beneficios, quedan sin ulterior resolución por comprenderlas esta circular y sin curso las que se presenten antes o después de ¡a
indicada fecha.
Como se ve, pues, ios mozos de! reem¬ plazo de 1924 pueden reducir aún e! tiempo de servicio activo siempre que lo soliciten y cumplan los trámites ordenados con res¬ pecto al particular.
El plazo que se ha concedido para que puedan solicitar dichos beneficios las per¬ sonas a quienes convenga, es el de quince días, debiendo también efectuarlo los que hayan ya satisfecho el primer plazo de cuota y no hayan producido la instancia correspondiente.
Estos pasados días ha visto la luz públi¬
ca en esta ciudad el número 11 de la im¬
portante Revista Majórica, número que,
como todos los anteriores, recomendamos a nuestros lectores por el interés que sus pᬠginas encierran y por ia exquisita presen¬ tación de sus grabados.
El sumario de dicho número es el si¬
guiente: «El Dr. Andrés Martínez Vargas», por Jaime Font y Monteros; «Fiestas cen¬ tenarias en la ciudad de Felanitx»; «Ho menaje a un pintor exquisito», ccn recortes de los discursos pronunciados en dicho acto por Gabriel Alomar, Juan Alcover, Ricar¬ do Baeza, Francisco Bernareggi y Jacinto Grau; «La Patria pide a Mallorca nuevas abnegaciones», por Back; «Las familias despiden a sus soldados»; «Manifestación de caridad en la riente y popular ciudad de Felanitx»; «La Unión Protectora Mer¬ cantil celebra ccn animada y simpática fies¬ ta sus Bodas de Plata»; «El llanto de un niño», por Aladino; «Páginas deportivas»; «La entidad Caja de Ahorros y Monte de Piedad de las Baleares y la construcción de viviendas económicas»; «Arte y Cultu¬
ra», por Ala; «Fiestas pueblerinas»; «Er.v
holocausto de la fe jurada», por A. Riera; «Nocturno de Octubre», poesía, por Jaime Ferrer y Oliver; «Las várietés vistas de cerca», por Juan Bauzá Guañabens; «El alférez Sr. Ramis de Ayreflor», por Santia¬ go Alemany; «D. José María Carretero», «El Caballero Audaz»; «Crónica Teatral»; «Notas de Sociedad»; «Tributo de sangre de Mallorca en el altar de la patria», por
Back.
Tan interesante número se halla de ven¬
ta en la librería de esta imprenta.

Como el premio no ha sido aún reclama¬ do, se nos ruega hagamos público que ia persona poseedora del billete podrá cobrar dicho premio en la taquilla del Teatro qualquier día de función, de 9 a 10 de la
noche.
También se nos suplica hagamos público que mañana, además del billete de parti¬ cipación al premio de 200 pesetas que la Empresa ofrece para el domingo en que se proyecte el último episodio de la serie Los Misterios de París, se regalará otro de tres nuevos premios, que se sortearán en la función de pasado mañana, domingo, por la tarde. Son estos premios: uno de 25 pesetas y des de a 10 pesetas.
Para mañana sé ha anunciado el entreno
del segundo libro de la serie Los Miste¬ rios de Paris\\ la cinta en cuatro partes Venganza Japonesa, interpretada por el conocido actor y gran trágico Sessue Hayascawa, y la película cómica de gran risa Charlot y el Conde, original del celebra¬ do cómico Charles Cnaplin.
•i* *»*
Siguiendo la costumbre, ya que ha lle¬ gado a serlo el representar en la fiesta de Todos los Santos la obra original de D. José Zorrilla, D. Juan Tenorio, se ha anunciado la representación de dicha obra por la aplaudida compañía que dirige don
Francisco Fuster. Dicho drama será puesto en escena pasado mañana, domingo, junta¬
mente cón el juguete cómico ¡Jesús qu' es de gran Ciutat!
Siendo la compañía de! señor Fuster una de las mejores de esta isla, conforme ya répetidas veces han podido apreciar nues¬ tros lectores, es de esperar que el teatro se vea el domingo por la noche muy con¬
currido.
* **
Para el próximo jueves, se ha anunciado
el estreno de la serie La vuelta al Mundo
en 18 dias, interpretada por el célebre ar¬
tista William Desmond.
Por la Recaudación de Contribuciones
de esta provincia han sido señalados los días 5 al 12 de Noviembre próximo para la
cobranza en esta cuidad de las cuotas co¬
rrespondientes al segundo trimestre del ejercicio económico de 1924 a 1925 por los conceptos de Industrial, Rústica, Urbana y Carruajes de lujo.
Por iguales conceptos se verificará la cobranza en Deyá el día 1 y 2, y en Fornalutx durante los días 3 y 4 del antes ex¬ presado mes.
Damos publicidad a la noticia para que llegue a conocimiento de las personas a quienes pueda interesar.
Como verán nuestros lectores, en otro
lugar del presente número aparece hoy un nuevo ^anuncio, mediante el cual ofrecen al público sus servicios para la administra¬ ción de fincas en la capital de Alemania los Sres. Urquiza y Echeveste, razón social muy recomendable según nos informa nuestro paisano y amigo D. Bartolomé Colom, que en aquella importante pobla¬
ción tiene su residencia.
Como a muchos de nuestros paisanos,
propietarios de- f.ncas en Berlínr puede convenir conocer la noticia y aprovechar, quizás, el ofrecimiento que por medio del referido anuncio se les hace, es por lo que hemos querido llamarles acerca del mismo
la atención.

No nos equivocamos al presagiar en nuestro número del sábado último^ que se¬ rían muchas las personas que asistirían al teatro de la «Defensora Sollerense>v para

presenciar el estreno de la serie Los Mis¬ terios de París, pues en todas las funcio¬
nes hubo extraordinaria concurrencia. Y es

aún más halagador para la Empresa el que
salieran de las funciones esos numerosos

espectadores en extremo satisfechos; tan¬ to el primer episodio de dicha serie como de la película El barranco de la Muerte,

que se exhibieron en aquéllas, fueron obje¬ to de calurosos elogios por parte de todos
los asistentes.

En la función del domingo por la noche

se verificó el sorteo del premio de 50 pe¬

setas con que la Empresa quiso obsequiar

a sus favorecedores, correspondiendo la

suerte al número 855.

^

"
La temperatura continúa siendo en esta ciudad la misma que ya señalábamos en an¬ teriores crónicas, y sin embargo el tiempo ha sido bastante variable durante la sema¬
na que fine hoy. Hemos tenido días nubla¬ dos y otros despejados, y no ha faltado tampoco su miajita de lluvia y hasta de viento, como para que fuera más completa
la variedad.
Es el tiempo propio de la estación, éste, y por eso no debemos quejarnos. Tal vez debido a ello es que ya han aparecido en los matorrales y pinares de nuestras mon¬ tañas las primeras setas, con lo que queda desmentido el pronóstico de algunos pro¬ fetas de mal agüero que vaticinaron que no las habría este año por causa de la prolon¬ gada sequía, o por no ser ya en tiempo oportuno cuando llovió,

SOLLER

Y menos mal si debido a esto hubiéra¬
mos perdido la cosecha de las setas sola¬ mente y salvado la de las aceitunas; pero ha resultado, desgraciadamente, al revés, pues que la aceituna, que por los fuertes calores y falta de oportuna humedad se
había resecado en el árbol, cuando tuvo
agua apenas si reverdeció y volvida en¬ gordar, cayendo prematuramente, dañada, con lo que en muchos olivares la ya escasa producción de este año por completo se malogró.
Notas Comerciales

La Casa mas acreditada y preferida de los Mallorquines
MIGUEL DE GUZMAN
Exportación especial y esmerada de Pasas - Uvas de Conserva - Vinos Finos
PREPARACION SELECCIONADA PARA LOS IMPORTADORES ESPAÑOLES EN FRANCA

Procedente de Cette y Barcelona llegó el jueves por la mañana a! puerto de Pal¬ ma el vapor «María Mercedes». Después de haber descargado la importante partida de guano que lleva para aquella plaza y tomado las mercancías que con destino al mercado francés se le tienen preparadas, vendrá dicho buque a Sólíer, siendo proba¬ ble sea al amanecer del martes próximo.
Aquí se están preparando también nu¬ merosos efectos para embarcar en el «Ma¬ ría Mercedes», el cual emprenderá viaje, para Barcelona y Cette el miércoles por la noche, salvo fuerza mayor.

Bolsa de Madrid

COTIZACIONES DE LA SEMANA (del 27 al 31 Octubre)

Lunes' . . Martes . . Miércoles .
Jueves . .
Viernes. . Sábado . .

Francos Libras Dólares Belgas
. 3875 33‘49 7‘45 3570 . 38‘60 33‘50 7‘44 0000 . 39‘05 33‘51 7‘44 35'90 . 39‘25 33‘50 7‘44 36’05 . 39’05 33‘57 7*41 35’90 . 00 00 00‘00 0‘00 00‘00

Notas de Sociedad

BODA
Ayer, jueves, por la mañana, se unieron con el perpetuo lazo del matrimonio la sim¬ pática y virtuosa señorita Antonia Rullán Oliver y el acaudalado industrial catalán
D. Baudilio Navarro Torres. La ceremonia
tuvo lugar a las once er* la bella Cartuja de Valldemosa, y bendijo la unión el Reve¬ rendo D. Rafael Sitjar, Cura-Arcipreste
de Sóller.
Apadrinaron a! novio sus amigos los distinguidos caballeros D. Pedro Peris Torné y D. Alfonso Par, venidos expresa¬ mente de Barcelona; y a la novia, su her¬ mano, el experto industrial D. Pedro Anto¬ nio Rullán Oliver, y su hermano político, el
Primer Teniente de Alcalde de esta ciu¬
dad, D. Miguel Casasnovas Castañer. Terminado el religioso acto, se celebró
espléndido banquete en la señorial casa que D. Juan Sureda posee en la villa vali-
demosina.
Los noveles esposos salieron luego en viaje de recreo por el interior de la isla y muy en breve se embarcarán para Barcelo¬ na, donde tendrán su habitual residencia.
Les felicitamos cordialmente y les desea¬
mos en su nuevo estado eterna dicha.
DESPEDIDAS
En la presente semana ha sido nuestro huésped el distinguido jurisconsulto ale¬ mán, funcionario de la Administración de Hacienda de aquel país y periodista, Her. Woffgarten, de Dusseldorf que, comi¬ sionado por el Gobierno de Alemania, se halla recorriendo España y sus posesiones y realiza un estudio de la Hacienda y Eco¬ nomía españolas.
Lleva de nuestra isla una agradabilísima impresión, que ha exteriorizado a cuantos tuvieron ocasión de interrogarle, y nos ha ofrecido confirmarlas en el próximo verano pasando en Sóller o en Pollensa las vaca¬
ciones.
Celebramos que este ilustre funcionario haya obtenido tan grata impresión de núes*
tro valle.
Después de una muy breve temporada
de descanso en esta su ciudad natal, el miércoles despidióse de nosotros nuestro
distinguido y apreciado amigo don Salva¬

DIRECCION POSTAL Y TELEGRAFICA: GUZMAN-MALAGA
DIRIGIRSE DIRECTAMENTE A LA CASA O A SU AGENTE-VIAJANTE EN
Francia: Mr. J. ROSSELLÓ, 7 Rué Lecourbe-LONS-LE-SAUNIER (Jura)

dor Canals, quien regresa a Frankfurt, dei Main, en cuya importante población alemana tiene establecidos sus negocios.
Deseárnosle un feliz viaje y que vuelva pronto para una estancia más larga entre
nosotros.

IMPORTATION EXPORTA TIOX
MAISON RECOMMANDÉE

Vida Religiosa
CULTOS
En la iglesia Parroquial.— Mañana, domingo, día 2—Fiesta de la Cofradía de las Almas. A las siete y media, Misa de comunión general para los cofrades. A las nueve y media, Horas menores y a las diez y cuarto Oficio, con sermón, a cargo del Rvdo. Sr. D. Rafael Sitjar, Arcipres¬ te. Por la tarde, a las do ;, Visperas y Com¬ pletas y seguidamente la Rvda. Comunidad se dirigirá al Cementerio, en donde se can tarán los responsos para las almas de los fieles difuntos; a las seis Matines y Laudes
de Difuntos, solemnes. A las siete y cuar¬
to, se dará principio a unos Ejercicios Espi¬ rituales para los miembros de la Adoración Nocturna y Congregantes de Ntra Sra. de la Victoria, bajo la dirección del P. Juan Sofá, de la Compañía de Jesús.
Lunes, día 3.—-La Conmemoración de
todos los fieles difuntos'. A las cuatro y
media se celebrará la Misa primera y a las cinco empezarán los Oficios cantados para los difuntos; a las nueve y media, Horas menores y a las diez Misa solemne y los responsos quemanda el Ritual. A las siete y cuarto de la noche, continuación de los Santos Ejercicios para hombres.
Miércoles, día 5.—A las seis y media, ejercicio mensual dedicado al Patriarca San José.
Jueves, día 6.—A las cinco de la tarde se dará principio a una solemne oración de Cuarenta Horas, dedicadas al Sagrado Co¬ razón de Jesús y en sufragio de los difun¬ tos de una devota familia. Al anochecer,
después de la Reserva; a las siete y cuar¬ to, continuación de los Santos Ejercicios.
Día 7.—Primer viernes.— A las seis y
media, exposición dei Santísimo y acto seguido Misa matinal; a las siete, Misa de comunión para los asociados al Apostolado de la Oración, con plática; a ias nueve y media, Horas menores y Misa mayor. Por la tarde, los actos corales y la Reserva. A las siete y cuarto, continuación de los San¬ tos Ejercicios.
Sabado, día 8.—A las seis y media, ex¬ posición del Santísimo y Misa matinai: ejercicio mensual en honor de la Inmacula¬ da. A las nueve y media, [Horas menores y Oficio mayor. Por la tarde, los actos cora¬ les y la Reserva. A las siete y cuarto, con¬ tinuación de los Santos Ejercicios.
Domingo, dia 9.—A las siete y media, Misa de comunión general para las Madres Cristianas; a las ocho, comunión general para los Congregantes de Ntra. Sra. de la Victoria y Adoradores Nocturnos. Acto seguido, exposición [del Santísimo. A las diez y cuarto, Oficio con sermón a cargo del P. Juan Solá, S. J.
En la iglesia de Ntra. Sra. déla Vi¬ sitación {Convento). —Todo el mes de Noviembre, durante la Misa primera, que será a las cinco y tres cuartos, se practica¬ rá el ejercicio dedicado a las benditas Al¬ mas del Purgatorio, y por la tarde, a las
seis, se hará con más solemnidad.

pour le groa marrón doré ET OHATAIGrNE, noix Marbot

♦

et corne fraiche et séche.

♦

♦

♦

EXPÉDITION IMMEDIATE

♦

♦

♦

♦
Pierre Tomas

m

• Rué Cayrade DECAZEVILLE (Aveyron) m

ijp#.

Qg|

Mañana, domingo, día 2.—A las ocho, Oficio. Por la tarde, a las cuatro, ejercicio en sufragio de las benditas Almas del Pur¬ gatorio, con plática. Después se rezará el
Saltillo de las Almas. Al mediodía se em¬
pezará el Jubileo de las Almas, concedido por el Papa Pío X, que solamente se puede ganar para las Almas de! Purgatorio, y
terminará mañana a media noche.
Lunes, día 3.—A las cinco se dará prin¬ cipio a un turno de Misas que durará hasta las siete y media.
Viernes, día 7.—En la Misa primera, a las cinco y media, y en la segunda, a las siete, se hará el ejercicio propio del pri¬ mer viernes. Por la tarde, a las seis, se
hará la función acostumbrada dedicada al
Santo Cristo.
Intención particular de la confradia del
Santo Cristo durante este mes: ofrecea
nuestros trabajos y oraciones en sufragio de las Almas del Purgatorio y especial¬ mente para los cofrades difuntos.
E(i la iglesia de las Hermanas de la Caridad.—Mañana, domingo, día 2.—A las siete y media, Misa de Comunión para los Congregantes del Niño Jesús de Pra¬ ga. Atendiendo a que por ia tarde habrá ios responsos en el Cementerio, el ejercicio se hará durante la Misa y después se cantará un Te-Deum al Niño Jesús a intención de
una devota persona.
Sábado, día 8.--A las seis y media, du¬ rante la Misa conventual, se practicará el ejercicio propio del día consagrado a la
Inmaculada.
Registro Civil
NACIMIENTOS
Día 20.—Bartolomé Estades Canals, hi¬ jo de José y María.
Día 20.—Francisco Aleover Pérez, hijo de Juan y Eusebia.
Día 20.—Catalina Bennassar Alcover, hija de Miguel y Magdalena.
Día 23.—Jaime Perelló Llabré*, hijo de Antonio y Magdalena.
Día 25. -María Vicens Mayol, hija de Juan y María.
Día 28.—Juan Rullán Colom, hijo de Marcelino y Paula.
Matrimonios
Día 23.—Juan Pascual Colom con Ana Puig y Puig, solteros.
Día 25.—Salvador Ferrer Pizá con Ca¬ talina Antonia Ribas Cardona, solteros.

Día 25.—Bartolomé Oliver Seguí, viu¬ do, con Margarita Gelabert Castañer, sol¬
tera.
DEFUNCIONES
Día 22. — Antonia Oliver Escalas, de 46 años, casada, calle de la Bola, n.° 4.
Día 24.—Catalina Rullán Arbona, de 73 qños, viuda, calle de Ampunas, n,° 15.
Día 30.—Francisca Serra Albertí, de 56 años, soltera: Alquería del Conde, núm 27.
Día 31.—Bartolomé Trías Colom, de 54 años, casado, calle de Fortuny, núm. 21.
Día 31.—Antonio Rullán Canals, de 70 años, casado, manzana 64, núm 2.
Día 31.—Damián Casfañer Frontera, 29 años, soltero, calle de San Jaime, núm 1 bis.
OFERTORIO
A ELVIRO SANS
GRAN CORBATÍN DE HONOR
ADHERENCIA, nominativa y ape¬ lativa, con expresión del número de orden representativo de un factor a multiplicar por diez gramos de co¬ bre amonedado, en evitación de con¬ tabilidad logism ográfica.
266 Dr. D. Emilio Conte 267 D. Ramón Casasnovas 268 » Pedro Coll Ballester
269 » José Cifre Frontera
270 » Bartolomé Canals
271 » Andrés Cantallops 272 » José Colom 273 » Jaime Capó Pons
274 » Antonio Coll 275 » Onofre Garau Cervera 276 » Gillermo Colom Oliver
277 » Antonio Cañellas Puig 278 » Juan Coll Coll 279 » Bernardo Marqués . 280 » Sebastián Deyá Ruilan 281 » Sebastián Deyá Mir 282 » Bartolomé Deyá Oliver
283 » Lucas García
284 » Joaquin Garda Tuy
285 » Clemente Homar
286 » Joaquín Joy Timoner 287 » Jaime Mari Bernat 288 » Gabriel Magraner Arbona 289 » Antonio Mayol Bernat 290 * Pedro A.° Mayol Pastor
(Continuará.)

10

SOLLER

SECCION LITERARIA

LA CRUZ, EL CIPRÉS Y LA TUMBA
Junto al margen de una tumba abierta en el Campo Santo, se ostentan, entre otros, dos emblemas muy expresivos,
dos símbolos de inmortalidad: una cruz
y un ciprés. Tallada en piedra, artísti¬ camente labrada, se alza esbelta cruz sobre severo pedestal, teniendo a uno de sus lados un alto ciprés, como si qui¬
sieran confundirse en un ósculo frater¬
nal aquellos dos mudos guardianes del sepulcro, que guarda los mortales des¬ pojos de seres inolvidables para mí. ¡Cuán gráficamente significan tales em¬ blemas las ideas que respectivamente simbolizanl ¡Qué bien adecuada es su presencia en aquel lugar de tiernos re¬ cuerdos y de copiosas lágrimas!
La cruz trae a la memoria del que la mira y la venera como creyente, mil re¬ cuerdos tristes al par que consoladores. Recuerda escenas trágicas, momentos históricos de indecibles angustias, de cruelísitnos martirios, de inauditos tor¬ mento»: la agonía y muerte del Hijo de Dios, inmolado en el altar de la cruz, so¬ bre la cima del Gólgota. Recuerda, tam¬ bién, el lábaro sacrosanto de la cruz, a través de las opacas nubes de duelo uni¬ versal que un día la envolvieron, la luz radiante de un sol espléndido, la belleza de un díá sin noche, de un horizonte lle¬ no de celestes armonías, aromas y cán¬ ticos de júbilo: la gloriosa resurrección de la augusta Víctima del Calvario, triunfante de la muerte y del sepulcro.
El ciprés, árbol funerario, con sus ho¬ jas de color verde obscuro, con sus tintes amarillentos, con su fantástica sombra, simboliza y representa el dolor, la tris¬ teza, el llanto y el luto. Pero su tallo que se yergue mirado al cielo, su figura pi¬ ramidal, como si module una plegaria,
invitan a levantar la vista a otro mundo
más feliz que el nuestro, a dirigir el pen¬ samiento a una patria inmortal, dichosa, bienaventurada, donde no se conoce el dolor, ni el llanto, ni el luto. Gruesas nubes nos ocultan ahora la vista de aquel nuevo mundo, en el que nuestra alma permanecerá eternamente.
Al pie de aquellos mudos guardianes sepulcrales, que con su mutismo hablan hondamente al corazón, hay una subte¬ rránea tumba, herméticamente cerrada su boca por gruesa losa. Ante un cuadro tan patético como sugestivo, enmudece la lengua, las palabras son innecesarias; porque todo habla silenciosa e íntima¬ mente al alma; todo evoca tiernos re¬ cuerdos a la memoria; todo impresiona vivamente a la imaginación. Como la cruz y el ciprés, confundidos en celeste

ósculo, despiertan recuerdos tristes al par que consoladores, así también la fría tumba, la lúgubre fosa que encierra los restos de seres queridos, aviva en la me¬
moria el dulce recuerdo de felices días
pasados en su compañía; revive en el corazón afectos inextinguibles y causa un fuerte estremecimiento, que hace sal¬ tar lágrimas de los ojos.
Pero, no todo es trágico: no todo es terrorífico a la vista y contemplación de aquel cuadro imponente, de aquel sim bólico conjunto, formado por la cruz, el ciprés y la tumba. De aquellas tétricas ruinas del cuerpo humano que inspiran horror; de aquel puñado de estiércol y de polvo: de aquella semilla informe y horripilante, que, con la espantosa ma¬ jestad de un cadáver, arrojó la muerte en las oquedades del sepulcro, ha de salir un día, al sonido de la trompeta del Angel Apocalíptico, un ser superior, co¬ mo la mariposa de la crisálida, como la espiga del grano, como el árbol de la se¬ milla. El cuerpo humano, dice el Apóstol, es enterrado disforme y resucitará glo¬
rioso. Es enterrado sin movimiento y
resucitará lleno de vigor (1). El inmortal
Dante cantó un himno de triunfo a la
resurrección de los muertos con las si¬
guientes esculturales estrofas: «Oh so¬ berbios cristianos, débjles y miserables, que con la vista y la mente enfermas, ponéis vuestra confianza en los pasos que dáis hacia atrás, ¿no os acordáis que so¬ mos la crisálida nacida para formar la mariposa angélica?» (2);
¡Oh dulce esperanza! [Oh deseado por¬ venir! Todos, los hijos de Adán, cierta¬ mente resucitaremos, dice S. Pablo, en términos bien explícitos (3). Es esta afir¬ mación clara y terminante, una verdad 1e fe católica,, uno de los dogmas de nuestra sacrosanta Religión. Verdad consoladora, ésperanzadora, arroba¬
dora.
Gabriel Vila, Pbro.

MEDITACIÓN

¡Qué largo es el camiao del camposanto que ilumina la aurora con sus reflejos!... Para llegar al borde de aquellas tumbas que de adorados seres guardan los restos, hay que cruzar veredas llenas de abrojos, que salpican las aguas de un arroyuelo, y salvar una cuesta penosa y triste, triste, como las quejas que lanzo al viento.
La pasé muchas veces con las mortales

(1) Epist. II a los Corintios.

0) Dante: Del purg. cant. X.

,

(3) Epist. I a los Corintios,.

angustias que en el fondo del alma llevo; fatigado y medroso crucé las puertas derruidas y pobres del cementerio, y apoyado en el tronco de un viejo sauce que con sus ramas presta sombra a sus huesos, ¡cuántas veces la noche me ha [sorprendido! [cuántas otras tu tumba con llanto riego!
¡Qué largo es el camino del camposanto que mis ojos vislumbran allá a lo lejos!... Por no cruzar nosotros la árida cuesta, solos allí se quedan los pobres muertos.
Pensando en las veredas llenas c^e abrojos,
del camino a la entrada nos detenemos, sin advertir siquiera por un instante, sin meditar acaso por un momento, que por rutas distintas, por sitios varios,
todos vamos camino del cementerio.
Rafael Hernández y Estebañ,
LA CAZUELA DE LAS ANIMAS
Su mismo marido, como buen caste¬ llano viejo, del riñón burgalés por apén¬ dice, fué el que se lo propuso. Era llega¬ do el 2 de Noviembre, el día clásico de5 hogar cristiano, en que la memoria se
convierte a los miembros de la familia
que se quedaron para siempre en el ca¬ mino, en que se reza a los muertos y se pone una luz por sus almas y, alimentan¬
do una vez más en la fecha solemne el
sagrado fuego de la tradición, dispúsose
aquel celta de nuestros tiempos a satis¬ facer piadosamente los manes de sus di¬
funtos.
La pobre mujer se echó a temblar y necesitó de toda su presencia de ánimo para no venderse y descubrir su emo¬ ción ante su marido y sus dos hijos que, con la impaciencia natural en su edad, se quitaban la vez por echar las simbó licas lamparillas en la cazuela llena de aceite y agua. Como era naturgl, pasába¬
se revista a la familia entera muerta,
para que no quedase nadie sin la luz compasiva que disminuye los tormentos del purgatorio, pronunciándose en voz
alta los nombres de los eternos ausentes
a medida que se dejaban caer en el oleo¬ so aceite las bo}ras de corcho y naipe. Y por medida de precaución se contaban de nuevo. Esta por el abuelo paterno, ésta por el materno, estas dos por sus respectivas mujeres, estas tres por los tres tíos, ésta y ésta por los dos herma¬ nos, ésta por el sobrino, ésta por el pri¬
mo, ésta... Esta... en la mente de la angustiada
mujer surgió de golpe todo su pasado, aquel ayer de lágrimas que aún goteaba y gotearía siempre en su corazón, en una herida muy honda y muy oculta, sólo acusada, a veces, por la tristeza de su sonreír. Su primer amor de adoles¬

cente confiada y crédula, su pasión impe¬ tuosa hasta el rendimiento, la desapari¬

ción para siempre del rque impulsado únicamente por el apetito la abandonaba al verla madre, la muerte del hijo del

pecado cuando empezaba a parpadear la luz en sus ojos, cuanto constituía la his¬ toria de su caída resplandeció con lúgu¬ bre reflejo en su memoria evocado por
la corona de llamítas de la cazuela, Lue¬

go se acordó de su matrimonio impuesto por la miseria, realizado de una manera cobarde, sin valor para confesar la falta, el remordimiento perdurable de su vida, más abrumador teniendo nuevos hijos a

quienes adoraba y siendo su marido amante y bueno para con ella.
Esta... Sintió de pronto el deseo impe¬ rioso de no dejar sin lamparilla al hijo del amor, concebido con culpa, a espal¬ das del deber, y que precisamente por eso la necesitaría más que sus dos her¬ manos de legítimo matrimonio, muertos después. Pero ¿cómo justificar la nueva

mariposa si ya ardía un bosque por la familia y no quedaba miembro suyo que
no contase con su redentora luminaria?

A punto estuvo en su agonía de caer de rodillas ante el esposo ignorante y con¬ fesarle la terrible verdad; pero le consi¬ deró feliz con su ignorancia, vió las ru¬ bias cabezas de ángel de sus hijos, sobre las que iba a caer aquella mancha ori¬ ginal y se calló, determinó una vez más seguir sufriendo en silencio,
Su marido, ajeno a la lucha cruenta

que en el alma de su esposa se libraba, vino sin saberlo en su ayuda, la iluminó
bruscamente el cerebro mostrándola el

camino anhelado.

—Ahora,—exclamó después de un último recuento de lamparillas,—pon¬

gamos una tú y otra yo por el ánima de nuestra obligación que hayamos po¬
dido olvidar.

Y mientras el marido cogía una mari- ' posa y la echaba, después de encenderla, en el aceite sagrado, ella tomó otra lam¬

parilla y, sin desplegar los labios pero bañado el rostro de una suprema alegría que apenas pudo contener, fa depositó junto a las demás, murmurando con el
corazón:

—¡Por él!

Alfonso Pérez Nieva,

PENSAMIENTOS

Cuando la caridad tiene los efectos del

sacrificio y la humillación, su divinidad

no existe. — Victorio Osorio.

\\

Las grandes almas perdonan por des¬ dén cuando no por bondad.—LuisVi-
dan.

| Folletín del SOLLER -13- al salón un brazado de leña. ¿Marchará
bien el fuego? ¿Será acogido el viajero,-

dentro de un instante, con un hermosa

LA OFENSIVA

danza de las llamas? Corro a cerciorarme, y heme aquí en la habitación obscura

(Del diario de Miette)

añadiendo un leño a la chimenea y dan¬ do golpecitos con las tenazas para obte¬

—Tranquilízate... Me presentaré cuan¬ do llegue el momento oportuno de rom¬ per el fuego...
Para calmarle le tiro de las patillas y consigo hacerle reir.
Merlín quiere servirme en el acto, an¬ tes de llevar los platos al comedor, de modo que yo coma al mismo tiempo que mi primo, ya que no a la misma mesa. Pero yo me niego en redondo. Comere¬ mos los dos tranquilamente dentro de un momento. Merlín suspira y me predice que, con ese régimen, dentro de ocho días estaré tan delgada que daré lástima;

ner el fuego más alegre y más brillante.

Observo que los asientos están demasia¬ do lejos de él y coloca al lado izquierdo,

un gran sillón y una mesita, sobre la cual

pongo una lámpara encendida y con

la pantalla muy baja. El arpa y los otros instrumentos envían hacia el fuego re¬

flejos que parecen sonrisas de inteligen¬

cia...

Pero en este instante oigo el ruido que

hace mi primo al levantarse de la silla y

huyo como un aparecido.
'■'.‘9 -

’ 7-

EL DIARIO DE MARCOS

pero por fin se decide a servir a mi pri¬ mo. Y yo, un poco humillada por no ha¬

Miércoles, 4 de diciembre, 9 de la noche.

ber tomado parte en la confección de

Hoy que, según parece, se emancipan

aquella comida más que con la coloca¬ las muchachas y no temen ya decir en

ción de las flores, me pregunto cómo po¬ alta voz lo que piensan, la inocente ma¬

dré emplearme todavía aquella noche en nía de escribir un diario va a pasar, .aca¬

el servicio de Marcos... ¡Ya di con ello!

so, a los solterones solitarios como yo.

Al anochecer, Merlín había juzgado Ese es, al menos, mi capricho de esta no¬

insuficientemente elcaloiífero y llevado che, al lado del fuego, cuyo chisporroteo

me hace compañía,' y junto a esta lámpa¬ ra cuya luz, velada de rosa, es inofensi¬ va y alegre como una risa de niño...
Pero un diario debe relatar algo «sen¬ sacional», aceptando esta palabra moder¬ na. ¿Qué hay sensacional en mi vuelta a París después de un viaje arqueológico? No encuentro nada que escribir, como no sea lo que he dicho a Merlín al sentar¬ me a la mesa. La frase es ciertamente
manoseada y trivial, pero creo que el día en que la Verdad salga entera de su po¬ zo nos quedaremos admirados al encon¬ trarnos con que somos antiguos conoci¬ dos suyos. Me cito, pues, a mí mismo:
—¡Es asombroso cuánto mejor está uno en su casa que en cualquiera otra parte!
En primer lugar, es la imaginación la que ensancha y decora los horizontes, más que la extensión de los cielos y de los mares. ¿Y dónde encuentra la imagi¬ nación más libre ejercicio que al lado del fuego, en una noche de invierno, cuando el ser físico, enteramente satisfecho, dis¬ pensa al ser moral de escuchar sus que jas y le deja tomar el vuelo sin presión alguna?
Cuando he venido del comedor al sa¬
lón. he sentido como un ligero roce de alas al cerrarse la puerta del otro lado.

Sería probablemente Miette, mi nueva

cocinera, la sobrina de Merlín, que había

venido a encender la lámpara y huía

asustada ante la idea de hallarse por pri¬

mera vez en mí presencia. Esas chica» de

nuestros pueblos, que proceden con fre¬

cuencia de lo más puro de la raza latina,

son tan mujeres como en otras partes las

del gran mundo, lo que quiere decir que

no están desprovistas de esas delicade¬

zas de inteligencia y de corazón que ha¬

cen realmente de la mujer un sexo.sepa-

rado.

r

Miette. me ha puesto flores en la mesa.

¿Qué ha bastado para darle esa idea?

Sencillamente que su tío le haya hablado

de mí con ese cariño respetuoso de los

criados de otros tiempos, de los que con¬

servo en mi casa, por fortuna, uno de los

mejores ejemplares.

La llegada de esa arlesianita a mí ca¬

sa me lleva el pensamiento hacia el Me¬

diodía y le hace detenerse en la desgra¬

cia ocurrida en los Angles... ¡Pobre tío!

¿Por qué no he podido satisfacer su deseo

de tenerme por yerno? Pero casarme...

¡Dios mío!... ¿Para qué?... No veo cómo

la presencia de una mujer en mi hogar

(Continuará)