ASO XXXIV (2.* EPOCA) OTM. 1680
ASO XXXIV (2.* EPOCA) OTM. 1680

SABADO 7 JUNIO DÍ3 1919

Qn)TI i tS i tn?i "rrí

FUNDADOR Y DIRECTORVD. Juan Marqués Arbona.

SEMANARIO INDEPENDIENTE REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayo! Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓUER (Baleases)

literata Sección

| también fui en masa a manifestarme ante
j mi taller; cuando aplastaron con su despre-

* ció a los patronos, yo también me aplasté

EL HUELGUISTA

con mi desprecio; cuando ejercieron el sa¬ botage en sus talleres, yo también lo ejer¬

cí en el mío; cuando gritaron en coro:

En el Juzgado «¡Viva la huelga!», yo grité, en coro tam¬

El Juez. (Al alguacil)—Que pasen ios citados para el juicio siguiente.
El alguacil. (Llamando.)—,juicio de Coudie contra Coudie. Huelguistas contra patrón. Que pasen los huelguistas.
(Entra Coudie. Es un obrero cerraje¬ ro de indumentaria muy descuidada y semblante fatigado por el abuso de la bebida.)
Coudie.—-¿Los huelguistas? jPresente! Juez. (Al alguacil.)—Que entren los
demás.
Alguacil.—Señor Juez, ,no hay nadie
más.
Juez.—¿Cómo que no hay nadie más? (A Coudie) ¿Y sus compañeros?
Coudie. — Mis compañeros soy yo.
Juez.—No diga usted sandeces. Me re¬ fiero a ios otros huelguistas.
Coudie.—Los otros huelguistas soy yo. Juez.—¿No comprende usted? Hablo de
sus acólitos.

bién: «¡Viva la huelga!»; cuando se forma¬ ron en compactos grupos para resistir a las cargas de la Policía; yo también me formé en compactos grupos... Y hay una cosa de la que estoy y estaré orgulloso mientras viva, y es que mientras la Policía de París logró disolver a mis compañeros de la capital, los agentes de Puis-sur-la-Ieule no no pudieron hacer lo mismo conmigo por
más que se empeñaron. Juez.—Y ¿qué? ¿Se niega usted a vol¬
ver al trabajo...? Coudie.—Me niego. (Cantando con
aire de La Internacional.) «¡Es la lucha final... Yo me agrupo, y mañana...!»
Juez.—¿Por qué no cede usted? Coudie.—Porque necesito concesiones. Juez.—Pues ¡hágaselas usted, caramba! Coudie.—Eso, jamás. Juez.—En ese caso, ¿qué pasará? Coudie.—Que pase lo que pase. Juez.—Pero hombre, puesto que usted

Coudie.—Los alcohólicos soy yo.
Juez.—¡Qué bruto! (Al alguacil.) En
fin, que entre el patrón de este huelguista. Coudie.—El patrón soy yo. Juez.—¿Todavía...?
Coudie.—Toda la vida.
Juez.—No lo entiendo. Coudie.—Porque es usted un poco romo. Juez.—¿Qué dice usted? Coudie.—¡Calma! Voy a despejar... Juez.—Despéjese usted primero.
Coudie.—Mi historia será breve. Los

es a la vez su patrón y su obrero, no tiene más que entenderse consigo mismo.
Coudie.—¡Imposible! Como obrero, exi¬ jo concesiones; pero como patrón tengo que negármelas.
Juez.—Entonces, ¿qué piensa usted ha¬
cer?
Coudie.—¡Oh! Es bien sencillo. Como patrón, voy a contratar aun esquirol para que me reemplace, y como huelguista, le esperaré por la noche a la puerta de mi ta¬ ller y le romperé la crisma.

obreros cerrajeros de Puis-sur-la-Yeule se han declarado en huelga.
Juez.—¿Todos?

Pedro Daguerre. GOOOOOOOOQOOOOÓdOOOOOOOOOOOO

Coudie.—¡Todos!
Juez.—Pero ¿dónde están todos ellos?
Coudie.—Todos ellos... soy yo; soy yo,

Lñ PRIMERA HUELGA

porque nq hay otros, porque yo soy el úni^ co obrero cerrajero de Puis-sur-la-Yeule.
Juez.—Bueno, expliqúese usted. Y su
patrón, e! que lo ha demandado, ¿dónde
está?
Coudie.—¡Toma...! ¡Aquí! Juez.—¿Dónde? Coudie.—Sobre mis alpargatas. Juez.—¿Cómo? Coudie.—¡Claro! Sobre mis piernas,
porque soy yo.
Juez.—¿Usted es su patrón? Coudie.—Ni que decir tiene, porque si en Puis-sur-la-Yeule no hay más que un obrero cerrajero, que soy yo, no hay tam¬ poco más que un patrón cerrajero, que tam¬
bién soy yo.
Juez.—Me hago un lío. Coudie.—Yo lo desharé. ¡Ni una pala¬ bra más! Figúrese usted que es obrero ce¬ rrajero en Puis-sur-la-Yeule, y que un día recibe de sus compañeros de la Federación de París un aviso estimulando que la huel¬
ga-
Juez.—Estipulando. Coudie.—Esti... como sea, que ha sido acordada la huelga general de los obreros cerrajeros en toda Francia... Entonces te
dices: yo soy un obrero cerrajero; tengo | que hacer causa común con mis camaradas |
los obreros cerrajeros. ¿Estamos? Juez.—Sí, pero procure hablar con más
respeto al Tribunal. Coudie.—¡Bah! No hay que ser quisqui¬
llosos. Bueno. Entonces, como con mis pa¬ labras me había convencido, yo no podía vacilar. Cuando los compañeros de París se sindicaron, yo me sindiqué; cuando se reunieron, me reuní; cuando fueron en ma¬ sa a manifestarse ante las fábricas, yo

Una vez los plebeyos de Roma, ya cansados de tanto sufrir, declaráronse en huelga y huyeron a un monte que estaba muy cerca de allí. —¿Trabajar?—dijo uno—. ¡Qué guasa!
Es mucho pedir. Que el Gran César (don Julio), si quiere,
trabaje por mi. (La fatiga me ahoga, y el pecho con pereza ya empieza a latir. Compañeros, ¿seguirme os conviene? Y todos dijeron a gritos que si.
Un patricio con toga elegante, ¿íMd.i eomo hecha en París, presuroso buscó a los plebeyos,
y hablóles asi:
—¡Ciudadanos...! ¿Qué causa motiva tan recio jollín?
—El jornal es pequeño—uno dijo —. Se sube la carne, el pan y el anís. El impuesto del inquilinato nos ha puesto a todos, Sempronio, a parir. Lo que sois sin nosotros queremos
que sepa el país. ¿Quién las tierras habrá de abonaros? ¿Quién dara la existencia a la vid si le falta la poda y desbrojo que a la uva da rico elixir? Vuestras manos de lindas doncellas, vuestro seco y enfermo magín, vuestro horror al honrado trabajo, del que siempre, holgazanes, huís, sólo son para dulces placeres,
para vida de orgia y festín. Ya no pudo Sempronio callarse.
Del patricio la hinchada nariz exhaló resoplidos tan fuertes, que se oyeron en Valladolid, — ¡Ah, insensatos, que error es el vuestro! No podéis sin nosotros vivir
ni nosotros sin vuestros auxilios...
Y para probarlo, atentos oid una fábula, o cuento, o historia
que viene de perlas, ¡oh, dioses!, aquí:

Les brazos y las piernas, cierto día, en pacífico mitin se reunieron, y haciendo alarde de sensato juicio discursos pronunciaron muy violentos. — Señores—dijo un brazo... (Me parece que fué el brazo derecho.) Haciendo el primo estamos con quien es un tirano compañero... Sabéis a quien aludo?
-No prosigas, que ya nadie lo ignora—respondieron—. Al estómago infame te refieres. —A ese bribón, a ese me refiero, que no trabaja nunca y nos exige
el diario alimento.
Decidme, ¿qué hace él para ganarse los garbanzos, el pan y el vino añejo? — Pues nada, y ni siquiera luego nos da las gracias el mastuerzo. Así, pues, desde hoy huelga completa;
brazos y piernas en quietud estemos/
Nadie trabaje, a ver si de ese modo,
logramos que ese vago ánde derecho. Pasai*on dos semanas, y los brazos
y las piernas, que antes, altaneros,

proclamaban la huelga, comenzaron a sentir de la holganza los efectos. Claro, con no comer, débil quedaba el cansado organismo del plebeyo, porque no echando nada en el estómago;, éste no daba el necesario fuego para nutrir de sangre aquellas venas que dan vitalidad a todo el cuerpo. Por lo cual el estómago, orgulloso, gritó en tono solemne:
— ¡Majaderos, si a darme de comer no acudís pronto, es indudable que de hambre muero! Pero vosotres moriréis conmigo, porque estando vacio no os sostengo... Conque asi, a trabajar unidos todos, mas teniéndome a thi siempre repleto, que yo, en cambio, os daré salud cumplida, robustez, dignidad, paz y dinero.
Ya lo sabéis, huelguistas engañados. Aplicaos el cuento.
Los ricos, sin vosotros, no son nada. Vosotros, sin los ricos, mucho menos.
Tomás Lucaxo.

La “¡Huelga!,, de nuestros tipógrafos

Véase cómo un individuo, y lo mis¬ pios compañeros empezó a sermonear

mo un establecimiento, aún sin pensar¬ a éstos para convencerles de que debían

lo, sin haberlo jamás soñado, puede ad¬ unirse, y, a imitación de los tipógrafos

quirir en poco tiempo gran celebridad. de Palma, pedir a aquéllos disminución

Y los Sres. Marqués, Mayol y Compa, de las horas de trabajo, con lo que no es¬

o la imprenta de «La Sinceridad», como tuvieron conformes los más, que sostu¬

se quiera, no han tenido ahora que in¬ vieron la improcedencia de tal petición

cendiar su pajar para que en Sóller y fundados en que lo mismo que quería

fuera se hable de ellos, como hubo de aquél reclamar se les concedería la

hacer, según cuentan las crónicas anti¬ Ley en Octubre próximo. De esta dis¬

guas, aquel ya famoso Redó de San cusión salió el acuerdo de pedir el au¬

Marsal. Ha bastado que con la mano mento de jorqal, que iba a ser, por lo

puesta sobre su bolsillo se negaran a com- j dicho, miel sobre hojuelas, pues que de placer a unos operarios que «sólo para este modo se obtendrían próximamente

pedir algo»,—ya que esto de pedir hoy día es lo que priva,—pidieron aumen¬ to de jornal, y colectivamente, solidaria¬ mente unidos, hicieron la petición, por el temor quizás de no ser atendidos si la hacía cada uno en particular, sabien¬ do que de ellos los había que ya de an¬ temano un aumento prudencial habían obtenido. Por otra parte, en colectivi¬ dad, por la violencia, por el «derecho de la fuerza», cualquier súplica de esas que ahora está en boga hacer, resulta mucho más eficaz; fen efecto, ¿qué re¬ medio le queda al que tiene comproTnisos contraídos con el público y no le permite su pundonor faltar a ellos, más que ceder a cualquier pretensión o exi¬ gencia ante la amenaza deque, délo contrario, «ya a la mañana siguiente con la ayuda del personal, que es el medio único que tiene para cumplirlos, no puede contar»?
Unos antecedentes

las dos'«mejoras» a la vez. De modo que, conío se ve, el tal au¬
mento vino a ser como cosa secundaria
toda vez que la disminución de las ho¬ ras de trabajo había sido el asunto prin¬ cipal. Luego la «necesidad» en que se
apoyó la súplica era un engaño, un
pretexto tan sólo para pedir, y prueba que por ninguno de los peticionarios era sentida es que de ella se acordaron solamente cuando con la idea primitiva mostró la mayoría disconformidad. La cuestión efa, pues/pedir alguna cosa, fuera necesaria o no, fuera justa o no, con el fin de promover esa huelga de¬ seada, con la que, tal vez por envidia, por la «gloria» de la novedad quizás, alguno de ellos, más embebido de esas ideas «progresistas» que se esparcen en estos tiempos por do quier, desde re¬
mota fecha venía soñando.
Si otra prueba fuera necesaria para convencernos y convencer a quienes nos lean de que la «necesidad» alega¬

Hemos dicho «sólo para pedir algo», da era más imaginaria que real, nos lo

y estas palabras reclaman una, aunque daría el hecho de que esos señores que sencilla, explicación. También dijimos tan irreflexivamente y dan de improviso

en nuestra edición anterior que dichos abandonaron el establecimiento don¬

nuestros operarios «han querido seguir de se les daba trabajo, al mismo tiem¬

la moda», lo cual viene a significar que po que hacían gestiones para obte¬

de ese aumento que pidieron no sentían ner una favorable solución y, al per¬

ellos, hablando en general, una absolu¬ suadirse de la imposibilidad de con¬

ta necesidad. Pues bien, ya que de ex¬ seguirlo, por ver de alcanzar ser read¬

plicaciones se trata, explicaremos am¬ mitidos en las anteriores condiciones,

bas cosas a la vez.

intentaban la compra de una imprenta

El promotor, según creemos, de ese nada menos, y a este fin hicieron inda¬

conflicto creado a un mismo tiempo a gaciones y proposiciones en Palma y

los dueños de la imprenta y a sus pro¬ en Felanitx. ¿Y tiene alientos para ta-

•**

2

SOLLER gMsj^raswMasEwaaMgEsaaramiaaEmreflae^^

maña empresa el que si no se le au¬ movidos por las necesidades indiscutibles

A las demás cláusulas de vuestro escrito qués que no le quedaba otro remedio que

menta en una peseta, en media o en veinte y cinco céntimos el jornal no puede vivir?
¿Y era necesaria, por otra parte, la disminución de las horas de trabajo, que fué lo primero que se intentó? ¡Es claro que sí! Téngase en cuenta que -años ha en el establecimiento tipográfico

que padecen, se ven forzados a ello para hacer frente a las rigurosas circunstancias que atravesamos.
Y, sentado esto, es bastante obvio com¬
prender que, a medida que los jornales au¬
mentan, los artículos necesarios a la vida, van aumentando también de precio, o sea
que están recargados ya conforme a ios aumentos de jornal que a los operarios se

las tomamos en consideración y accedemos a satisfacer vuestros deseos; de modo que de las tres peticiones que dicho vuestro escrito contiene, por lo que hace referencia a las dos que está en nuestros medios mate¬ riales complaceros, quedáis complacidos ya, y tened por seguro que lo mismo sucedería con la otra si al igual pudiera ser.
Acerca de estas dos a que accedemos

cerrar la imprenta. Nosotros, ante esta contestación tan rotunda, le esplicamos que podía hacerlo cuando quisiera, retirándonos aeto seguido.
Hemos procurado por todos los medios que han estado a nuestro alcance arreglar el asunto por mediación del señor Alcalde,
el cual nos convocó a una reunión con el
patrono en la alcaldía, y el resultado de

de «La Sinceridad» se trabaja... ¡nueve les ha concedido, lo cual, unido al desbara¬ creemos oportuno manifestaros que espon¬ ella fué: que el Sr. Marqués expuso una

Tiórás" diarias!, un poco mal contadas, es juste creciente del mundo, empeora nues¬ táneamente os hubiéramos hecho las conce¬ série de calumnias en contra de sus opera¬

cierto, porque la puntualidad suele siem¬ pre ser mayor para salir que para entrar,
pero nueve horas al fin, y esto es ina¬ guantable siendo el trabajo de los cajis¬ tas de imprenta tan pesado casi como
en unas minas de hulla o en unos altos
hornos. Por otra parte, ¿no es la im¬

tra situación y que por lo mismo desnivela enormemente nuestra vida, lo cual justifica nuestra demanda, pues con menos ingresos jamás podremos hacer frente a las críticas circunstancias por qué desgraciadamente
atravesamos.
Esperando sean condescendientes para con nosotroa en este particular, y en la

siones ahora solicitadas si hubiéramos sabi¬
do o imaginado que las deseábais; pero no pudimos sospecharlo siquiera, siendo una de ellas—la de la hora de trabajo del do¬ mingo para plegar y fajar el Sóller— condición convenida al cambiar, en favor vuestro y con vuestro beneplácito, los se¬ manales por jornales con pago de las horas

rios, sin querer llegar al acuerdo deseado. Nosotros, al imprimir esta.hoja, es sola¬
mente para que el público sepa el proceder del Sr. Marqués, pues además de negarse a ceder la pequeña retribución del salario
(50 céntimos por operario al día) ha seguido una conducta poco ejemplar buscando per¬ sonal inepto en el oficio, y por más burla

23.aprenta de «La Sinceridad» una de las confianza de que obtendremos una pronta extraordinarias; y la otra—la del pago de substituir el personal masculino pormuje¬

más funestas y anti-higiénicas, no sólo contestación, pues nuestro deseo es que a los jornales al terminar el trabajo el sábado res y niñas.

de Mallorca sino de España y hasta po¬ dríamos añadir del mundo entero? ¿No
han visitado Vds. nunca ese hediondo
cuchitril, sin aire y sin luz? Visítenlo, pues, y se convencerán de que el tra¬ bajaren él nueve horas diarias es into¬ lerable, irresistible, mortífero, y por con¬

los ocho días a partir de hoy se haga ella, se reiteran de Vds. atts. Ss. Ss. q. 1. e.
1. m.
Andrés Gelabert=Juan Pujo!=Venancio Santamaría=Primitivo Márquez—Juan Eugenio=Bernardo H»rrach=Bartolo.mé Darder=Cristóbal Eugenio.
Sóller, 19 de Mayo de 1919.»

por la noche o en la mañana del domingo,
indistintamente—consecuencia de haberos
considerado siempre como operarios de nuestra mayor intimidad, casi como miem¬ bros de la misma familia, pues jamás se nos ocurrió pensar pudieran tener las pre¬ tensiones de independencia y solemnidad de los grandes talleres o empresas donde

Las dos peticiones que cita en e! suelto de referencia y que ha accedido a ellas son: abolición dei trabajo los domingos, pues hacía trabajar a cierto número de operarios, y segunda, que en una hora dada sea el cobro de los jornales devengados durante la semana; y la tercera, ¡ah, la terceral la tercera es la cuestión del aumento de jor¬

siguiente el imponer el trabajo en tales

se pagan a cientos o a miles de empleados nal. Esta petición no la cita el suelto de

condiciones, o solamente tolerarlo, es

los... ocho operarios de nuestro humildísi¬ referencia. ¿Por qué? Seguramente porque

una de las mayores tiranías, algo inhu¬ «Sres. D. Andrés Gelabert, D. Juan Pujol, mo establecimiento.

no le conviene que el público se entere que

mano, verdaderamente criminal...

D. Primitivo Márquez, D. Venancio Santa¬ Lo dicho, pues; contad con ello y con él es el único patrón (dentro de esta ciu¬

maría, D Juan Eugenio, D. Bartolomé Dar- cuanto esté en nuestra mano hacer en vues¬ dad) que por !o visto no quiere que sus

lia solicitud y la respuesta. der, D. Bernardo Horrach y D. Cristóbal tro obsequio, y disponed de vuestros afec¬ operarios disfruten de un jornal (proporcio¬

Eí martes se publicó en esta locali¬ dad una hoja impresa, con fecha dej dia auterior, suscrita por Los ex-operarios de «La Sinceridad*, que estos mismos habían compuesto y tirado en la Otra imprenta que en Sóller existe,

Eugenio: Enterados, los que suscribimos, de vues¬
tro escrito de fecha 18 de los corrientes he¬
mos de manifestaros:
Que en nuestro concepto es oportuna y muy exacta la observación que hacéis acer¬ ca de la carestía dé la vida en los tiempos

tísimos y S. S.=Marqués, Mayol y C.a Sóller, 24 Mayo de 1919.
Lo que entre «patronos» y «huelguis¬ tas» sucedió después, al día siguiente, domingo, casi a primera hora, lo saben ya nuestros lectores que se enteraron

nal a su trabajo) suficiente para poder ha¬
cer frente a las calamidades de la vida.
Creemos que quienes hayan leído el suel¬ to publicado en el último número del sema¬ nario Sóller y lean esta hoja, podrán ver claramente que nosotros llevamos la razón. Cada cual que haga los comentarios a su

cuyo dueño les dió toda clase de facili- presentes; pero a la petición de aumento de de una gacetilla con que principiamos gusto.

- dades, según se dijo, para que pudieran jornal que nos habéis hecho por ver si os será la crónica de nuestra edición anterior, y

Nosotros, que vivimos del trabajo y por

«vindicarse», poniendo a su disposición tipos y máquina y regalándoles ádemás !a tinta y el papel. ¡Muy bien! Es decir,

más llevadera, con sentimiento hemos de
contestaros que no nos es posible aumentar nuestro presupuesto de gastos actual ni en un céntimo de peseta, precisamente por las

conste, a pesar de lo que en la hoja se asegura para desvirtuarlo, que lo que en la gacetilla se dijo es la pura verdad.

ende nuestras familias, no cejaremos en
nuestra justa petición, porque la necesidad lo reclama y porque es justo para vivir, y no como dice el Sr. Marqués que nosotros

muy bien sería si la tal hoja, echada a mismas razones en que fundáis vosotros

La hoja repartida el martes. queremos seguir la moda para hacer de él

volar por la ciudad para enterar al pú¬ vuestra petición.

¿Podía ser ésta un atenuante o había una víctima de nuestra ambición. ¿Quién

blico de un asunto de carácter privado,

Antes, o al mismo tiempo, de la subida de de ser un agravante? No lo diremos es la víctima, él o nosotros?

qtíe maldito lo que le podía importar; se hubiera limitado a exponer los hechos sin malicia, sin segunda intención, sin faltar ni en un ápice a la verdad; pero...
Acerca de dicha hoja haremos nos¬ otros algunas observaciones al final. Léanse antes, pero, los «documentos oficiales» que vienen a ser el meollo, digámoslo así, de la huelga en cuestión:
«Sres. Marqués, Mayol y C.a.
Muy Sres. nuestros: Los abajo firmantes

las subsistencias, aumentaron considerable¬ mente ios precios de ios artículos indispen¬ sables a nuestra industria: el papel, las tin¬ tas, la pasta de rodillos, benzinas y demás primeras materias de que no nos es posible prescindir ni ahorrar, por le que hemos te¬ nido que aceptar ese aumento para soste¬ nerla, aún con la constante amenaza de su¬
cumbir, no pudiendo aumentar por nuestra
parte en la misma proporción los precios de suscripciones y anuncios de los periódicos qüe editamos ni siquiera los de los impre¬ sos y encuadernaciones que se nos encargan

nosotros; saboréela y dígalo después
el benévolo lector. Dice así:
«AL PÚBLICO.=Por medio de la pre¬ sente hoja nos proponemos explicar detalla¬ damente los motivos a que nos ha inducido a suspender el trabajo en el establecimiento tipográfico «La Sinceridad», délos señores Marqués, Mayol y C.a, de esta ciudad, por el mero hecho de pedir nosotros aumento de jornal y negarse el Sr. Marqués (Pinoy)
a concedérnoslo.
En el último número del semanario Só¬

No entremos más en consideraciones; lo único que ha guiado nuestro ánimo al pu¬ blicar esta hoja, ha sido porque así se sabrá la verdad del conflicto planteado y hasta la hora presente sin resolver. En ciertos casos no es oportuna la defensa, máxime si antes
se ha atacado. Las cosas se deben decir tal
como son.
El público que nos juzgue,=Los ex¬ operarios de «La Sinceridad».=Sóller, 2 Junio de 1919.»
Observaciones y... reflexiones.

exponemos a Vds. las petiófottes siguifen-
fitfes:
1 .a Que considerando' que la Vida- es
cara y qué no es llevadera así como- en la
- actualidad nos hallamos, hemos pensado
- pedirles un aumento/ de jornal conform^
aquí exponemos: Cristóbal Eugenio, 0l50 ptas.—Juan Pu:
ptas.—Andrés Gelabert, Q‘25 pe!
^íféfas.—Primitivo Márquez, 0C50 ptas.—
tyfcnfcncio Santamaría, 0*50 “pías.—Juan
efed^eftio, Ó*50 ptas.—Bernardo Hdrrach,

ante e1 temor de que disminuya el número dé los abonados o nuestra parroquia. Ade¬
más detesta lucha, 'hemos -de sostoner la
misma que vosotros para vivir, pues quehemos de comprar en el mismó mercado y en idénticas condiciones-los artículos necesa¬
rios-para nuestra manutención y la de las respectivas familias, y el aumento que han experimentado ios precios de éstos ha si¬ do para tódos igual.
Incurrís, pues, en error af apoyar‘vuestra petición sobre la indicada base, y arranca

ller salió un suelto, el que hace referencia

a la huelga, y entre otras cosas dice:

«

La que en los tiempos presentes

causa por todas partes lamentables estragos

(se refiere a la causa que dice motivó nues¬

tro paro) entre los obreros, incubada más

aún que por las verdaderas necesidades

que siente la clase proletaria y se suelen

aprovechar como pretexto, ¡por ciertas pre¬

dicaciones funestas de los apóstoles o de

ios profesionales de la revolución, que in¬

culcan en el ánimo de los ignorantes el des¬

No fué el Sr. Marqués (Pinoy), como se asegura en la hoja, quien se negó al aumento de jornal que habían pedido
los firmantes de la misma: fué la So¬
ciedad Marqués, Mayol y C.a, a la que se habían ellos dirigido, la que, previo acuerdo, por conducto del Sr. Marqués (Pinoy) Ies contestó.
El suelto que publicó el Sóller para disculparse abte sus abonados de la re¬ ducción de lectura con que se veían

? ©A50 ptas. -¿-Bartófómé Dafder, 0‘50 ptas. 'tal vez este error de habernos considera¬ contento, les inducen a la rebeldía y siem¬ obligados a servirles el número ante¬

•Sé adviértele el aUntedta es ébbre* el do como ¡patronos más o* menos adinerados, bran en su corazón el ódio, que ha venido rior, ya hemos dicho era exactísimo en

Jornal* diario.

de los que viven y medran sobre el trabajo

Que miren ustedes de abolir laocu- de sus operarios, cuando en realidad no*so¬

pación-de los operarios los domingos* pues mos más que obreros .como .vosotros -» de

aunque no sea más que una hora que se les un grado superior, si, queréis establecer

detiene, es un estorbo; grande para cellos, categorías — obligados a calcular más y a

\\ piíes es una sujeción a que están someti- trabajar más horas, con el doble fin de ga¬ '
dos toda la mañana; eso uno, y lo otro, znar nuestro pan cotidiano... y que a vos¬
*■
que los domingos no es nada bien visto otros no os falte.

^
qué se les estorbe con trabajo alguno; y

Por otra parte carece algún tanto de ló¬

Que sé fije tina hora para el cobro gica esa necesidad de- aumento de jornal

a substituir ya, en la generalidad, el amor fraternal que debiera ser la base de todo
progreso y del común bienestar. »
¡Qué modo de expresarse, Sr. Marqués! Nosotros no somos de esta categoría. Nosotros pedimos mejoras en el jornal para
poder vivir, para no padecer hambre, pues salta a la vista que, operarios de entre no¬ sotros que ganan un mísero jornal de 1’25 a 2’50 ptas. diarias, o han de comer hierba

todas sus partes, y es fuerza lo ratifi¬ quemos antes de proseguir. Obsérvese, en corroboración, que lo mismo que niegan los que quieren desmentir dicha exactitud, sin darse cuenta lo confiesan
después. Dicen que lo copiado, que ponen entre comillas, «es faltar a la verdad», y a renglón seguido afirman que uno de ellos, el que de los peticio¬

del jornal de la*sémana.

que exponéis, cuando tos hay entre vos¬ o han de padecer miseria. ¿Está esto claro? narios era el porta-voz, dijo ne estar

No sótrtos nosotros de los qué están mez¬ otros que, siirmotivo alguno justificado, Sigamos adelante.

conforme con la respuesta. El no estar

clados en la vandálica masa bolchevikista, por mero capricho solamente, pierden horas Recortamos también otro trozo del suelto conforme, llevaba en sí, naturalmente,

que con sus desmames perturba la vida en el mundo; somos, sí, a nuestro criterio, obreros conscientes que, amantes del or¬ den tan necesario para el próspero desarro¬ llo de la vida de los pueblos, nos decidimos
f jpledir ló que, a nuéstro juicio, es indispen¬
sable para hacer más llevaderas las caíami-
r;sdade^de la vida.
Todos'losObreros, poco a poco, van ób-

de jornal y hasta jornales enteros cuando así se les-antoja, con bastante frecuencia por cierto, y aún sin mirar si con ello se nos perjudica o no, por lo que nos vemos obli¬ gados no pocas veces a trabajar en horas extraordinarias para no quedar mal con las empresas periodísticas o con el público; y éstas vuestras faltas «voluntarias», con el
principal argumento de vuestra súplica vie¬

antes citado, en el que dice el Sr. Marqués que nosotros le dijimos: «que si no quería¬ mos complacerles en todas sus peticiones, ya para lo sucesivo, a partir del día si¬ guiente, no contáramos con ellos». Esto se
dice faltar a la verdad.
Animados íbamos para solventar el asun¬ to, y al decirle uno de nosotros «que no
estábamos conformes con su contestación»

el insistir en la petición, y entonces fué cuando al repetir el Sr. Marqués lo que por escrito la Sociedad les había con¬ testado ya, dijo aquél lo que entre co¬
millas expresamos en el número ante¬ rior. Sin lo cual, es decir, sin esta
renuncia categórica, no venía al caso
de que el Sr. Marqués replicara que, de

Wíehiendo uh aumentó de jornal, los ¡cuales nen a ser una muy notable contradicción. que nos dió por escrito, replicó el Sr. Mar¬ no poder contar con personal para rea-

lizar el trabajo, no habría otro remedio
que cerrar la imprenta. La causa ver¬ dadera y tal vez única del conflicto
está, pues, en que tuvieron los huel¬ guistas un mal abogado defensor, que
en vez de solventar el asunto en la for¬
ma que deseaban, y a lo que «anima¬ dos iban», al meter la pata, como sue¬ le decirse, lo echó todo a perder.
Deduciendo, resulta claro que no es
cierto, «procuraran por todos los me¬ dios que han estado a su alcance arre¬ glar el asunto», porque la «mediación
del señor Alcalde» la buscaron el mar¬
tes, cuando la expresada renuncia — o amenaza de dejar a los dueños de la imprenta «en las astas del toro»—había sido hecha el domingo por la mañana, y el lunes había estado en Palma una delegación con el fin de buscar otros apoyos, de dar a los hechos gran reso¬ nancia, informando de la huelga de tipógrafos de «La Sinceridad» a nues¬ tro colega La Ultima Hora, y proba¬ blemente por ver de impedir que pu¬ dieran sus patronos encontrar operarios para reemplazarles, explicando a su mo¬ do lo sucedido a la «Unión Tipográfica Balear». A todo esto no se le puede llamar, en nuestro concepto, intento de
arreglar, ni cosa que se le parezca; llᬠmesele, si acaso, deseos de agravar el conflicto, o de querer coger pescado a pedradas, lo que no es cosa fácil ni creemos haya conseguido nadie jamás.
Y si no, que se nos diga: ¿qué le que¬ daba por hacer el martes al señor Al¬ calde, a quien no se había enterado el domingo de la respuesta de los señores Marqués, Mayol y C.a, ni se le había comunicado ninguna resolución, ni te¬ nía noticia alguna de la tal huelga,
cuando con la rotunda renuncia de ma¬
rras todo arreglo se había malogrado ya? Y fueron también las circunstan¬ cias, además de los hechos, lo que
ayudó a malograrlo, pues que sien¬ do fiesta el jueves y debiendo publi¬ carse durante la semana por lo menos La Vanguardia Balear y el Sóller —prescindiendo de Baleares, que se contaba poder publicar por atrasado en la semana próxima—venía muy cuesta arriba a los Sres. Marqués, Mayol y C.a faltar a tales compromisos; así es que ya el mismo domingo, al tener la ines¬ perada e ilógica respuesta de sus ope¬ rarios, hubieron de buscar, deprisa y corriendo, nuevo personal. Y es eviden¬ te que una vez dado entrada en su ta¬ ller a quienes en momentos de apuro se habían apresurado a complacerles, a ayudarles para que pudieran salir del paso, el despedirles luego sin más ra¬ zón que «porque sí» hubiera sido una m,uy censurable informalidad.
Respecto a la ineptitud de este nuevo personal, que en la hoja se menciona,
hacen mal sus firmantes en calificarla:
publicáronse dichos periódicos y se hi¬ cieron además otros trabajos particula¬ res de los que no podían unos parro¬ quianos prescindir, y nadie más que los censores de la tal ineptitud la conoció. Mejor hubiera sido pensaran que tanto o más ineptos que estos principiantes de ahora fueron la mayor parte de ellos mismós poco tiempo ha, pues que tam¬ bién, habiéndolos tomado de niños en el taller que voluntariamente han aban¬ donado, se les enseñó todo lo que del oficio saben y les servía para ganar ese jornal que consideran insignificante, y que habiendo empezado por cobrar cin¬ co o seis pesetas semanales, al mismo tiempo que [aprendían, se les iba au¬ mentando, y sin necesidad de solici¬ tarlo, a medida que han ido prestando al establecimiento mayor utilidad. Esto no lo mencionan en la hoja publicada, y he aquí el por qué hemos hablado más arriba de malicia y de segunda in¬
tención.

Para que viera el público su sinceri¬ dad, ya que al público han tenido a bien dirigirse, nombrándole juez de una causa puramente personal, no debieron callar esos detalles, y debieron además añadir que esos operarios que ganan el mísero jornal de V25 a 2’50 pesetas son muchachos casi todos imberbes,
algunos de los cuales están todavía un tanto lejos de entrar en quintas, que en ninguna otra parte, en otros oficios, aún haciendo un mayor esfuerzo muscular que el que a los cajistas de imprenta se exige, ganarían más, ni probablemen¬ te tanto, y que, aún prescindiendo del plus semanal por extraordinarios, la es¬ cala de esos sueldos, en relación con las aptitudes de los que los perciben, es rigurosa, concienzudamente proporcio¬ nal. Más aún debieron decir para obrar con lealtad: que otros operarios hay en la casa entre los descontentos qüe fir¬ maron la petición que cobran 3, 375 y 4 pesetas diarias, precios superiores a los convenidos al ingresar, pues que
desde entonces, accediendo a sus sú¬
plicas, se les ha aumentado, y con los que, aún a pesar del aumento de las subsistencias, algo más que hierba, si
el ama de casa sabe hacer bien las
cuentas, se puede comer.
* **
Vaya, digamos, para terminar, que es muy triste lo que está sucediendo des¬ de cierto tiempo a esta parte en nues¬ tra desorientada y desequilibrada socie¬ dad, y que la desgracia que pesa sobre la clase proletaria, deslumbrada por tantas predicaciones absurdas y tantas promesas halagadoras de engañosa re¬ generación, es verdaderamente lamen¬ table y de cada día mayor; siendo aún lo peor que en medio de ese caos no surjan en gran número voces amigas que, a manera de faro, alumbrando a tantas inteligencias ofuscadas, por cari¬ dad les saquen del error. Amigos del
ilusionado obrero serían los que en reu¬
niones, por medio de conferencias en los centros que frecuenta, o de cual¬ quier otra manera, rebatiendo los argu¬
mentos de esos sus «redentores» por
quienes se deja guiar, le hicieran caer la venda que cubre sus ojos impidiéndo¬
le conocer la verdad. Haciéndoles ver a
los desheredados de la fortuna que esos
paraísos tan bellos, esas encantadoras tierras de promisión, que se descubren en la lejanía a través de los cristales de «derechos», «reivindicaciones», «sindi¬ calismo» y demás de ese telescopio «modernista» por el que se afanan los descontentos en mirar, no son más que
espejismos, y que los espejismos son sólo efectos de óptica que están, en la vida social como en la naturaleza, muy
lejos de la realidad, sería, a no dudarlo, una excelente obra de misericordia.
De este modo instruidas las masas,
no se rebelarían contra los patronos de las fábricas o talleres donde trabajan, que son, más bien que los causantes de sus desventuras, otros desventura¬ dos como ellos en la mayoría de los casos, a quienes envidian porque des¬ conocen su situación y odian porque
han infiltrado ese virus maléfico en sus
corazones los que de ellos piensan va¬ lerse para sus fines, en su día, como a instrumentos poderosos de destrucción. No, no son esos patronos que conocen los obreros porque inmediato a ellos viven y con ellos han de rozar cons¬ tantemente los que tienen en su mano el mejoramiento que, con justicia, anhe¬ lan; son otros, más opulentos que ellos, que viven en otros mundos, a largas distancias, a grandísimas altu¬ ras, desde las cuales no se ven las lá¬
grimas ni se oyen las quejas, las súpli¬ cas, ni aún los lamentos que a las víc¬ timas del infortunio arranca el dolor; y

sin embargo no es a dichos potentados a quienes se acude ni de quienes se acuerda nadie para cubrir necesidades y disminuir o extirpar miserias, que no existirían, o serían en menor número, de estar más próximos unos de otros los que lo tienen todo en abundancia y los que de todo carecen. Intermediarios entre unos y otros son los patronos en su mayoría... y a éstos es a quienes los obreros aborrecen cuando por infi¬ nidad de conceptos deberían cordial¬ mente apreciar.
Somos nosotros de los que creen
que el remedio para mejorar la situa¬ ción de la clase proletaria no está en el aumento de los jornales, con el que por fuerza ha de ir encadenado el va¬ lor de toda producción, sino en el aba¬ ratamiento de las subsistencias, y que éstas no siendo por la abundancia no abaratarán jamás. Luego, en vez de «estrangular» con sus peticiones, con sus amenazas, con sus violencias, los obreros a quienes junto a ellos tienen en movimiento el capital, aguzan el ingenio y desarrollan su actividad para producir más y mejor con el auxilio de su trabajo manual, y de cuyos produc¬ tos reciben, en remuneración de este trabajo, directamente el pan, debieran exigir de esos grandes propietarios cu¬ yas extensas fincas—que quizás no han recorrido nunca ni siquiera han vistoson casi del todo improductivas, dedi¬ cadas en gran parte a la caza, y que, aún las que producen, manejadas con inteligencia, substituyendo por los ade¬
lantos de la ciencia rancios sistemas y
perjudiciales rutinas centuplicarían la producción; deberían exigir, repetimos, mayores rendimientos, aumentos con¬ siderables de cereales, frutas, legum¬ bres, hortalizas, ganado, aves, etc., etc.; y por otra parte de las autorida¬ des que prohibieran e impidieran a to¬ do trance la exportación de cuantos ar¬ tículos para alimentarse sus habitantes necesite el país. Por conseguir estas dos cosas debería imponerse, sí, y, si preciso fuera, holgar la masa obrera en Mallorca y en todas partes, con la se¬ guridad de que para los fines que per¬ sigue serían las tales huelgas un reme¬
dio más eficaz.
Por el contrario, si continúah repi¬ tiéndose esas exigencias de aumento de jornal, disminución de horas de trabajo, y demás con que se van encareciendo los productos, imposibilitando a los pa¬ tronos de sostener la competencia con
los artículos similares elaborados con
mayores ventajas en otros puntos donde se economicen los transportes y las pri¬ meras materias se tengan más a mano, y robándoles, por otra parte, con ese descontento y esa amenaza constantes, el sosiego y la tranquilidad, acabarán por cansarse, por retirar de las indus¬ trias y de las artes capital, inteligencia, actividad individual y cpantc* las hace vivir y mantiene hoy pujantes, en bien del proletariado, cuya ayuda les es in¬ dispensable, y de rechazo en bien del país en donde se desenvuelven. ¿Y han calculado los obreros lo que sería de ellos, jlo que sería de todos! si a fuerza de ver repetirse las huelgas, y de su¬ frirlas, y de no encontrar ya medios para solucionarlas, resolvieran los pa¬ tronos... declararse en huelga también?
Teatro “Defensa Sollerense“
HOY Y MAÑANA
Colosal proyección de la maravillosa cinta, interpretada por la gran actriz Soava Gallone, titulada
La Bella Salamandra

Crónica Local
Por medio de hojas anunciadoras se dió cuenta al público durante las anteriores se¬ mana sde las condiciones económicas y del
horario de los trenes extraordinarios para
la excursión organizada por la «Lira Sollerense» y los «Exploradores de España» en esta ciudad a Manacor y cuevas del Drach» Según vemos, los precios del pasaje de Sóller a Manacor y vice-versa son: en Ia clase, 10’25 pesetas y 745 en 2a.
Saldrá el tren extraordinario de esta ar
Palma el domingo ,dia 15 del corriente, a las 3 de la madrugada, y el de Palma a Ma¬ nacor a las 5. Los de regreso saldrán de Manacor a las 8 de la noche y de Palma a
las 10'30.
En los antedichos precios no va compren¬ dido el viaje de Manacor a las Cuevas, y se recomienda que para poder contar con el número de carruajes que para el mismo se necesiten no esperen a última hora inscri¬ birse los que en dicha excursión deseen to¬ mar parte, y que al hacerlo indiquen si de¬
sean visitar las cuevas o no.
Tenemos entendido que en Palma se agregarán a la excursión los Exploradores de, la capital, y probablemente durante el tra¬ yecto los deBinisalem, Inca y San Lorenzo,, qne han sido invitados. De todo lo cual pue¬ de deducirse que reinará en el viaje recrea¬ tivo en proyecto mucha animación.
La suma de 364*36 pesetas que en la ca¬ ja de las obras de la iglesia parroquial que¬ dó de existencia, según dijimos, en fin de Abril último, durante el mes de Mayo se ha aumentado en 819*65: procedentes de las colectas por e! interior del templo 239’65 y de donativos especiales 580, de los cuales uno solo fué de 500 pesetas.
No se pagó ninguna factura durante el expresado mes de Mayo, estando paraliza¬ das todavía dichas obras, por lo que en
l.° del actual había de fondos existentes 1.184‘01 pesetas.
El sábado de la anterior semana por 1$ tarde, tuvo lugar en el tea&o de 1$ «De¬ fensa Sollerense», ante los alumno de.la$ escuelas de esta ciudad, la proyeppión de W película Fabiola, con la que obtuvo; la Empresa un gran éxito, pues a las fundió? nes del domingo asistió inusitada concu¬ rrencia, la que salió muy satisfecha de la mencionada; proyección.
❖ **
El martes de esta semana, en el salón
del <<Cinema-Victoria» se dió fin a la serie
La nueva misión de Judex, cuya exhibí* ción ha sido, para los aficionados al cine,
un verdadero deleite. El mismo día se dió
principio a otra serie que sin duda será el clou de la temporada; se titula El gran, secreto y se proyectará en nueve jornadas.
Esta noche, en el teatro de la «Defensora Sollerense» se estrenará la precios? cinta La bella Salamandra, la cual se repetirá en las funciones de mañana tarde y noche.
* **
Nos comunica la Empresa que, a partir de mañana, las funciones de los domingos por
la tarde se celebrarán únicamente en el tea¬ tro de la «Defensora Sollerense» y que las
funciones de por la noche tendrán lugar en el «Cinema-Victoria», al aire libre, a partir
del sábado día 21 del corriente mes.
Empiezan ya a madurar los albaricoques de la actual cosecha en este valle y con la maduración han empezado también las comí pras de este fruto por diferentes casas que se deaican a la exportación. Dicha cosecha no es muy abundante, y a fe que es una lástima, pues que siendo la fruta tan solici¬ tada y siendo muy remuneradores los pre,-¡ cios a como se paga, sin duda una mayor cantidad había de ser para los agricultores un excelente negocio.
Los precios que han regido esta semaná han sido de 31 pesetas el quintal de 42’3g kilógramos, y de 35 últimamente, sieridf éste el dominante al cerrar la presente fcdb
ción.

/

tesa*

4

a

Verificáronse el domingo último en esta dudad, como en toda España, las anuncia¬ das elecciones de diputados a Cortes. Rei¬ nó el mayor orden y tranquilidad, y acudie¬ ron a cumplir este deber de ciudadanía gran número de electores, la inmensa ma¬ yoría de los que componen aquí e! censo
electoral.
Fué el resultado de la votación el si¬
guiente:
Distrito l.°

Convento y Rectoría

Votos

D. Antonio Maura Montaner.

.

318

» José Cotoner Conde de Salient . 132

» José Socías Gradolí.

.

81

* Alejandro Rosselló Pastors. . 71

> Eusebio Pascua! Bauzá

.

68

» Francisco Villalonga Fábregas . 41

» Juan Monserrat Parets.
» Lucio Martínez Gil.

.

28

,

27

Distrito 2.°
Casa Consistorial y Hospicio

D. Antonio Maura Montaner.

.

370

» José Cotoner Conde de Salient. 82

» José Socías Gradolí

. 102

» Alejandro Rosselló Pastors. . 61

» Eusebio Pascual Bauzá.

,

60

» Francisco Villalonga Fábregas . 64

» Juan Monserrat Parets

.

53

» Lucio Martínez Gil.

.

48

Distrito 3.°

Alquería del Conde, Huerta

y Ca’n Guixa

D. Antonio Maura Montaner.

.

299

» José Cotoner Conde de Salient. 66

» José Socías Gradolí

.

68

» Alejandro Rosselló Pastors. . 84

» Eusebio Pascual Bauzá.

.

70

» Francisco Villalonga Fábregas . 32

» Juan Monserrat Parets.
» Lucio Martínez Gil.

.

27

.

21

RESUMEN

D. Antonio Maura Montaner.

.

987

» José Cotoner Conde de Salient. 280

» José Socías Gradolí

. 251

» Alejandro Rosselló Pastors.
» Eusebio Pascual Bauzá

. 216

.

198

» Francisco Villalonga Fábregas . 137

» Juan Monserrat Parets.

. 108

y> Lucio Martínez Gil.

.

96

El jueves tuvo lugar en Palma, en la Audiencia Territorial, según previene la Ley, la reunión de la Junta Provincial del Censo electoral, para proceder al escruti¬ nio general de las pasadas elecciones de diputados a Cortes.
Abierta la sesión, se dio cuenta de las actas de cada uno do los colegios electora¬ les y del resumen formado, los cuales dan el resultado siguiente:
Excmo. señor don Antonio Maura, 23.488
votos.

Excmo. señor don José Socías, 23.113
votos.
Excmo. señor don José Cotoner, 21.961
votos.
Excmo. señor don Alejandro Rosselló,
21.282 votos.
D. Eusebio Pascual, 20.759 votos. Excmo. señor don Eduardo Dato, 111
votos.
D. Francisco Villalonga, 5.167 votos. D. Lucio Martínez, 3.594 votos. D. Juan Monserrat, 4.917 votos. D. Manuel Guasp, 101 votos. Excmo. señor don Fernando Truyols, 73
votos.
Papeletas en blanco, 12. El presidente de Sala mañifestó, des¬ pués de firmada el acta, que quedaban pro¬ clamados diputados por mayoría de votos los candidatos siguientes: Don Antonio Maura Montaner, don José Sodas Gradolí, don José Cotoner AllendeSalazar Conde de Salient, don Alejandro Rosselló Pastors y don Ensebio Pascual
Bauzá.
Y se dió por terminado el acto.
Se encuentra en esta ciudad, con objeto de pasar en ella algunos días, el director
de los Hermanos de las Escuelas Cristianas
de Alayor, Hermano José, profesor que fué del colegio de Santa María de esta ciudad, donde se grangeó numerosas simpatías.
Dárnosle la bienvenida y cordial saludo, deseándole al mismo tiempo le sea agrada¬
ble su breve estancia entre nosotros.
Ante el altar de la Inmaculada Virgen María de esta iglesia parroquial, se han
unido esta mañana con el indisoluble lazo
del matrimonio la simpática Sta. Ana Bujosa Coll y el joven viajante de la casa Sucesores de Juan Morell, D. Marcelino
Got Niubó. Ha bendecido la unión el Rvdo. Cura-
Arcipestre, Sr. Sitjar, celebrando después
la misa de velaciones el Rvdo. D. Pedro
A. Magraner, vicario. Han actuado de padrinos por parte del
novio los comerciantes D. Antonio Valls
y D. Damián Mayol, y por parte de la novia su hermano político D. José Ferragut y el joven industrial D. Guillermo Frontera Magraner.
Después de terminada la ceremonia, los invitados, que en gran número habían asis¬ tido a la misma, han sido obsequiados en casa de los novios con un espléndido
lunch.
Deseamos a la joven pareja, que ha sali¬ do en el tren de las 9‘15 m. para Palma y que debe embarcarse en el rápido de ma¬ ñana para Barcelona, toda suerte de felici¬
dades en su nuevo estado.
Una sorpresa grande nos proporcionaron las pasadas elecciones, pues que nos dieron ocasión de poder apreciar que las ingenio¬ sas habilidades que inesperadamente suele

de tanto en cuanto poner en juego lo que hemos dado en llamar «la política»—y que no es sin embargo, ni de mucbo, lo que esta palabra debería expresar—no van a mano de agotarse todavía; al contrario, se¬ gún parece, no tienen fin. Nos referimos, por supuesto, a la novedad de haberse eli¬
minado del censo electoral en número muy considerable de nombres de vecinos que
eran y continúan siendo electores y por el antedicho «ardid» se han visto privados de poder votar.
En Palma, en Madrid y en todas partes ha sucedido lo mismo, lo cual prueba que fué ésta disposición que se dió desde arri¬ ba... y hay periódicos que quieren hallar al hecho inaudito y nunca bastante execra¬ do una explicación, atribuyéndolo a que al repartirse las papeletas para la formación de este censo fué en época en que muchos se hallaban ausentes de la población.
No, no es cierto, y lo prueba el que mu¬ chos de los eliminados no se han ausentado, ni poco ni mucho de la ciudad. Si son esto ardides del juego, convengamos en que es éste un juego muy sucio, indecoroso, que no puede menos de asquear a los buenos patriotas; un recurso extremo que viene a demostrar la pobreza de méritos y... de esperanzas en que, políticamente, se hallan quienes a él para salir airosos en sus pre¬ tensiones hubieron de apelar.
La Biblioteca de autores catalanes Lec¬
tura Popular ha dedicado su último cua¬ derno semanal, el número 314, a nuestro
paisano, distinguido colaborador y estima¬ do amigo D. Bartolomé Barceló Miquel. Contiene gran número de las bellas compo¬ siciones en verso del joven poeta, después de un muy expresivo y cariñoso prólogo en que van incluidas en extracto algunas notas biográficas del autor.
Las poesías que el tomito contiene son: La canqó de la vida, Evocado, La da¬ lla del hort, Nit dautumne, A una alta beutat, Tsil-la, Horabaxa cFhivern, L'alegria qui pasa, Mes de María, Prega¬ ría d'amor, Cant de posta, Sonet, Hora blanca, La mort i 7 poeta, Del bell aclariment, Balada a la lluna, Hivern y La balada del recort, algunas de las cuales han podido ya saborear nuestros lec¬ tores y tenemos el propósito de darles a
conocer en números sucesivos las demás.
Reciba nuestro amigo cordial felicitación y la Ilustrado Catalana nuestras más expresivas gracias por el obsequio que nos ha hecho al remitirnos un ejemplar del cua¬
derno mencionado.
También agradecemos a D. José Galí, autor de un precioso libro de enseñanza es¬ crito en catalán, la atención que le hemos merecido al remitirnos un ejemplar de la obra que acaba de publicar. Es un curso de Aritmética y Geometría, muy completo por cierto, que ha editado L‘Associació Protectora de V En&enyanqa Catalana

con el fin que ya de su título se deduce, y con cuyo libro ha enriquecido el número de sus publicaciones la antedicha Asociación.
En los últimos días de la semana pasada salió para Inglaterra en uso de licencia nues¬ tro particular amigo el oficial encargado de la estación Radiotelegráfica D. Francisco Short acompañado de su distinguida seño¬ ra, e hijas.
A causa de la premura con que hubo de efectuar-el viaje no le fué posible despedir¬ se de sus amistades, rogándonos lo haga¬ mos desde estas colmnas. A lo que accede¬ mos gustosamente.
En la mañana de hoy se han unido en per¬ petuo lazo el joven comerciante D. Miguel Alcover y Bauzá y la bondadosa señorita Magdalena Morell y Bernat.
La ceremonia ha tenido lugar en la capi¬ lla de la Purísima, a las seis y media de la
mañana.
La novia vestía elegante traje de seda negro con manto blanco y adornos de aza¬
har.
Ha bendecido a los novios el Dr. D. Jo¬ sé Pastor, vicario.
Han sido padrinos: por parte del novio su señora madre, Da. María Bauzá Frau, y su primo el propietario D. Pedro Antonio Al cover y Pons, y por parte de la novia don Teodoro Ferrer y Alemany y la esposa de éste Da. Magdalena Alcover y Bauzá.
Los noveles esposos, a quienes deseamos
toda suerte de felicidades en su nuevo es¬
tado, han salido para el monasterio de Lluch, donde pasarán algunos días.
La fiesta 'de conclusión del Mes de Ma¬
ría, que se celebró en la iglesia del colegio de MM. Escolapias de esta ciudad el martes de esta semana, revistió inusitado esplen¬ dor. Presentaba el retablo, adornado con flores y profusamente iluminado, brillante aspecto, estando el templo lleno de una muy selecta concurrencia.
Por el orfeón del colegio se cantó una bella partitura en la misa mayor, y ocupó la sagrada cátedra el Rdo. señor D. Rafael Sitjar, Arcipreste, quien en hermoso pane¬ gírico ensalzó las glorias y excelencias de la Virgen Inmaculada.
La función, por la tarde, fué también muy solemne y estuvo concurrida por igual.
* **
Esta mañana se ha dado principio a la
solemne oración de Cuarenta-Horas que,
como todos los años por la Pascua de Pen¬ tecostés, se celebran en la iglesia del Hos¬ pital, dedicadas a la preciosa Sangre del
Salvador.
Continuará mañana y terminará el lunes, constituyendo la expresada solemnidad los actos religiosos que se especifican en la sección de «Cultos Sagrados» del presen¬
te número.

Folletín del $OLUER -i-
ROBANDO CORAZONES
CAPÍTULO I
¡Joaquinito se casa!...
Joaquioito Sarmiento era lo que en el lenguaje de las madres de familia se lla¬ ma «un buen partido»; tenía veinte y cuatro años de edad, buena figura, ros¬ tro simpático, carácter alegre, salud in¬ mejorable, ingenio natural, don de gentes y heredero de unos padres millonarios.
Además, era abogado con título legiti¬ mo para defeüder el pro y el contra y como profesor en la ciencia del derecho, podía, cuando se le antojara, probar que «lo blanco era negro» y lo «negro blan¬ co» privilegio exclusivo del talento que se ríe muchas veces de la lógica, la justi¬ cia y la rasón: de modo que si alguna persona se consideraba feliz sobre míse¬ ro polvo de la tierra, era indudablemente Joaquinito Sarmiento.
Con estas dotes morales y materiales nadie extrañará que en el pueblo donde

tiene lugar la acción de esta verídica
historia se comentara en todos los tonos
la estupenda, la asombrosa noticia de que Joaquinito se casaba con una madrileña pobre; esto era un absurdo, una afrenta hecha al pueblo, que tenía la buena cos¬
tumbre de odiar cordial mente a los foras¬
teros, un bofetón moral impreso en el rostro de todas las muchachas casaderas,
un insulto arrojado a la faz de las buenas y honradas madres de familia, que ha¬ bían pensado más de una vez en llamarse mamás políticas de Joaquinito.
Defraudar las esperanzas es tener mal corazón y con justicia «pusieron el grito en el cielo» cuando, un sábado del mes
de Mayo, corrió por el pueblo la noticia del próximo casamiento de Joaquinito.
Al día siguieute, domingo, cuando la campana de la iglesia dió el primer toque de misa mayor, las señoras del pueblo se pusieron las mantillas, cogieron los ro¬ sarios y los libros devotos, y, haciendo pasar a las hijas delante, se encami¬ naron a la casa de Dios, llenas de místi¬
co recogimiento. Por el camino doña Agueda tropezó
con doña Soledad, y éstas se encontraron
con doña Angustias y 'doña Visitación;
después de saludarse, como es propio

entre gentes bien educadas, preguntar por los respectivos esposos y gozarse en los inocentes besos que cambiaban bus angelicales hijas, se encaminaron todas hacia la iglesia, a cumplir con Dios.
Como era natural, las hijas en la cua¬ drilla de delante y las madres en la cua¬
drilla de detrás, comenzaron a hablar de
la cuestión latente, de la noticia de efec¬
to, del casamiento de Joaquinito con
la forastera.
Cada cuatro pasos se detenían, porque en los pueblos ha quedado la costumbre
tradicional de los frailes, es decir, hablar
parándose durante sus higiénicos pa¬
seos.
Comentaron en todos los tonos el in¬
sulto que se infería al pueblo, casando un muchacho tan simpático como Joaquioi¬ to con una forastera, que Dios sabe quien podría ser.
Aquellas «buenas» y «piadosas» ma¬ más soltaron por sus bocas «sapos y cu¬
lebras», dulcificadas con estilo compa¬
sivo e intercaladas con palabras místicas. —Créanme Vds., señoras; esta boda
acabará mal,—dijo doña Angustias, ex halando un suspiro.
—¿Quién lo duda? Dios sólo sabe de quién será hija esa muchacha,—añadió

doña Visitación, poniendo los ojos en
blanco.
—Lo que a mí me extraña—repuso doña Soledad—es que don Joaquín y doña María le den el consentimiento a su hijo para hacer una boda disparatada; porque creo que en el pueblo no le hubiera fal¬ tado a Joaquinito con quien casarse dig¬
namente.
—Calle Vd. por Dios; ese casamiento es un disparate,
—Pues las barbaridades se pagan. —Ya lo creo que se pagan, y muy ca¬
ras.
—Bien pueden Vds. decirlo; pero, en fin, allá veremos quien es esa rnucha-
chuela de Madrid.
—Alguna coqueta engatusadoru dehombres'.es género que abunda en la corte.
—Déjela Vd., que en el pecado lleva la penitencia, y yo confío que nos hemos de reir mucho andando el tiempo, porqueesa boda no puede hacerla otro que el diablo.
—Así saldrá ella.
—¡Y que callado lo llevaban!...
—Cuando se ocultan las cosas no es
por nada bueno, porque yo sé... pero cierro la boca, porque no me gusta mur¬ murar de nadie; cada cual en su casa y
Dios en la de todos.

SOLLER «

5

Como obsequio al joven propagandista de 3 ma los señores concejales don Miguel Ripoll,
la política maurista en esta localidad y en- i don Gabriel Darder, don José Bauza,

| tusiasta jefe de tropa de los «Exploradores don Bartolomé Coll, don Juan Frontera,

de España», D. José Magraner, hijo del se¬ don Miguel Colom y don Bartolomé Sampol.

ñor Alcalde, con motivo de tener que au¬

Fué leída y aprobada el acta de la anterior
sesión.

sentarse próximamente por tiempo ilimita¬ do, el «Centro Maurista» le obsequiará

Se aprobaron ios traspasos para perpetuar sepulturas en los solares del ensanche del ce¬

mañana con un banquete y por la noche to¬ menterio católico señalados con los números

cará la banda de la «Lira Sollerense» fren- 24 y 25 a favor de D.a Catalina Casasnovas ne al «Club de los Exploradores» selectas Enseñat.

piezas de su repertorio. Motivos de satisfacción son para el joven
Magraner estas demostraciones de aprecio desús correligionarios y de sus compañe¬ ros, que con seguridad han de endulzarle las nostalgias de la patria querida, allá, en la vecina nación, con su agradable re¬
cuerdo.

Se acordó satisfacer, previa lectura de sus respectivas cuentasra «El Gas» 904*21 pesetas por energía eléctrica suministrada a este Ayuntamiento durante el mes de Abril últi¬ mo; a D. Juan Oliver 28*50 ptas. por 807*500 kilogramos de leña, suministrados para el fielato de consumos de Ca 'n Bleda\\ a don
Juan Guay 18 ptas. por trescientas relacio¬ nes juradas de tenencia de sustancias alimen¬

ticias; a D. Bartolomé Pons 25 ptas. por

Esta mañana, en la sala capitular de la Casa Consistorial, se ha procedido por el Ayuntamiento y mayores contribuyentes a la elección de compromisarios para la de
Senadores.
Por unanimidad de los electores presen¬
tes, que han acudido en número bastante

arreglo de sillas de esta Casa Consistorial; a D. Federico Fernández 6*50 ptas. por cin¬ cuenta hojas de papel carbón para la mᬠquina de escribir, y al mayordomo de la casa provincial de Misericordia 2*30 ptas. por la inserción de un anuneio de subasta en el Boletín Oficial.
Se dió cuenta de los gastos ocasionados

regular, han resultado elegidos los señores durante las ferias y fiestas de Ntra. Sra. de

D. Juan Magraner Oliver y D. José Ripoll la Victoria, siendo un total de 2.172,26 ptas.

Magraner. Á quienes por la distinción felicitamos.

Luego se dió también cuenta cke los donati¬ vos que las entidades «La Unión», «Ferro¬ carril de Sóller» y «Círculo Sollerense» sa-

tisfacieron para ayudar a sufragar los gas¬

tos, que ascienden a 1,090 ptas., que deduci¬

f

das de las 2.172,26 a que se elevan los gastos,

acordó satisfacer las restantes, o sea 1.082

ecrolé^iea lección 1

pesetas 26 cénts. Se dió lectura a una carta que recibió el

En la tarde del miércoles, después de lar¬ ga y penosa enfermedad sufrida con pacien¬ cia cristiana, se durmió en la paz del Señor,

señor Presidente firmada por D. Bartolomé Vaquer, apoderado de Da Margarita Pizá Scarxel, heredera de D. Miguel Bernat Oli¬ ver, en la cual manifiesta qne este señor, en

en Palma, la virtuosa y respetable señora su testamento de 25 de Marzo de 1912, legó

Da. Ana de Rentierre, viuda de Puigcerver. al Hospicio de esta ciudad 3.000 ptas., cuya

De arraigadas convicciones cristianas a las que adaptó todos los actos de su vida, iuéun modelo de esposas y madres.
Su muerte ha sido muy sentida de cuan¬ tos la trataron y de los pobres que socorría con mano generosa, dejando .en el mayor

cantidad ha de ser invertida en el mejora¬ miento y en alivio de las necesidades de los asilados, la cual se hará efectiva en la nota¬ ría de D. Rafael Tugores y Palou. Enterada la Corporación acordó designar al señor Al¬ calde para recoger dicha cantidad legada y consignar en acta el agradecimiento de este

desconsuelo a su familia.

Cuerpo Municipal por el rasgo patriótico y

El entierro y funeral que se celebró en la parroquia de San Jaime fué una prueba
patente y manifiesta de las buenas cualida¬ des que adornaban el alma de la finada,
concurriendo a unir sus oraciones con las
de la Iglesia lo más selecto de la sociedad

caritativo, muy digno de imitación, del se¬
ñor Bernat.
De orden del señor Presidente se dió lec¬
tura a una carta que recibió el señor Vice¬ presidente de la Comisión Provincial, pi¬ diendo el apoyo material de este Ayunta¬ miento para la adquisición del llamado Mu¬

palmesana.

seo de Raxa, a fin de que éste quede incor¬

Reciban sus hijos D. Ignacio, D. Anto¬ nio, Sor Catalina, Religiosa del Sagrado Corazón de Jesús, Da. María y de un modo especial nuestro querido amigo D. Francis¬ co, Barón de Pinopar, con la demás fami¬ lia, la expresión de nuestro más sentido pé¬
same.

porado para siempre al patrimonio Balear. Enterada la Corporación, acordó contri¬ buir a la suscripción con la cantidad de 300
pesetas que se solicita. Se dió permiso a varios vecinos de esta
ciudad para realizar obras particulares. El Sr. Bauza, en nombre y representación
de la Comisión de Obras, informó al Ayun¬

tamiento de la conveniencia y necesidad de

emprender la construcción de los corrales

EN EL BYUNTAMIENTO

en el Matadero, para la guarda y descanso de las reses destinadas al sacrificio para el

Sesión del día 22 de Mayo de 1919

abasto público, cuya construcción deberá hacerse en la forma señalada y con arreglo

Fué presidida por el señor Alcalde, don al pro /ecto aprobado. Añadió que la Comi¬

Juan Magraner y Oliver, asistiendo a la mis¬ sión, en una reciente visita hecha a aquel

establecimiento, se había convencido de la necesidad de estos corrales, tanto por la hi¬ giene de la población como por las recla¬ maciones que se hacen a diario por los cor¬ tantes, quejándose de la falta de local apro¬ piado para la estancia yel reposo del ganado destinado al sacrificio. La Corporación, en terada, acordó acceder a lo solicitado.
No habiendo otros asuntos de qué tratar,
se levantó la sesión.
Sesión del día 29 de Mayo
Se celebró bajo la presidencia del señor Alcalde, D. Juan Magraner y Oliver, asis¬ tiendo a la misma los señores Concejales don Miguel Ripoll, D. Antonio Piña, D. José Bauza, D. Bartolomé Coll, D. Antonio Forteza, D, Ramón Coll, D. Juan Frontera, don Miguel Colom y D. Bartolomé Sampol.
Fué leída y aprobada el acta de 1a, sesión
anterior.
Se dió permiso a varios vecinos de esta ciudad para realizar obras particulares, que
tenían solicitado.
A propuesta del señor Coll (D. Bartolomé)
se acordó formar un cuadro de honor con el
nombre de todas aquellas persona que bene¬ ficien de algún modo extraordinario el esta¬ blecimiento de Beneficencia y tenerlo ex¬ puesto en la sala donde celebra las sesiones la Junta Administrativa de aquel estableci¬
miento.
A propuesta del señor Colom se acordó su¬ bastar mediante pujas a la llana, en la plaza de la Constitución, la cosecha de almendras
de este año de los almendros existentes en la
finca que adquirió este Ayuntármete» para en¬
sanche del Cementerio católico.
A propuesto del señor Frontera se acordó activar el engrandecimiento de la sala de
clase de la escuela de niñas de Biniaraix y se
acordó encargar a la Comisión de Obras que
estudie sobre el terreno la reforma que con¬
viene hacer y formule el correspondiente presupuesto do la misma.
Y no habiendo más asuntos de que tratar
se levantó la sesión.
0000000000000000000000000000
Caito» Sangrado»
En la iglesia Parroquial.—Mañana, do¬ mingo, dia 8. Festividad de Pentecostés.—A las seis y media se continuará el Mes consa¬ grado al Deifico Corazón. A las siete y media, Misa de Comunión General para la Asocia¬
ción‘de Madres Cristianas. A las nueve y me¬
dia se cantará Horas menores, y a las diez y cuarto la Misa solemne, en la que predicará el Rdo. Sr. Cura-Arcipreste. Por la tarde, explicación del Catecismo y ejercicio dedica¬ do a las Madres Cristianas; al anochecer Vís¬ peras, Completas, Rosario y el ejercicio en honor del Sagrado Corazón de Jesús, con ex¬ posición de S. D. M. y sermón doctrinal.
En la iglesia de Ntra. Sra. de la Visita¬ ción.—Mañana., ’ domingo, día 8 de Junio.— Festividad de Pentecostés.—A las ocho, Misa solemne. Por la tarde, los Terciarios tendrán su reunión mensual. A las cinco y media, corona franciscana, plática y conclusión de la novena del Espíritu Santo.
Jueves, día 12.— A‘ las ocho, solemnes com¬ pletas en preparación a la fiesta de San An¬
tonio de Padua.
Viernes, día 13.—A las siete, Misa de Co-

m unión general para los miembros de la Pia Unión, Terciarios y demás devetos del Santo. A las nueve y media, Tercia y la Misa ma¬ yor, con música, en la que hará el panegíri¬ co del Santo el Rdo. D. Miguel Rosselló. Por la tarde, a las ocho, Trisagio solemne.
En la iglesia del Hospital;— Mañana, do¬ mingo, dia 8. Segundo dia de Cuarenta-Ho¬ ras en honor de la Sangre del Salvador.—A las ocho y media habrá misa de exposición; a las nueve y media se cantará Tercia, y acto seguido la Misa mayor, con música, ocu¬ pando la cátedra santa el Rdo. D. Antonio Caparó, Vicario del Puerto; a las cinco y me¬ dia de la tarde, Vísperas solemnes; a las ocho y cuarto, rosario, y acto seguido un ejercicio solemne, con sermón por el Rdo. D. Miguel Rosselló, y reserva de S. D. M. Lunes, dia 9. Misa a las siete y media; a las nueve y media, Tercia y Misa mayor, en la que predicará el Rdo. Sr. Arcipestre, D. Rafael Sitjar; a las cinco y media, vísperas solem¬ nes; a las ocho y cuarto rosario, Trisagio solemne, procesión y reserva de S. D. M.
El viernes, día 14, a las siete y media, oficio en honor de San Antonio de Padua, repar¬ tiéndose pan a los pobres; a las ocho y cuarto de la noche se practicará un ejercicio solem¬
ne en honor del Santo.

En la iglesia de las MM. Escolapios.— Mañana, domingo, día 8.—A las seis de la
tarde se continuará la devoción del Mes con¬
sagrado al Sagrado Corazón de Jesús, con exposición de S. D. M.

En el oratorio del Convento de Hermanas
de la Caridad.—Mañana, domingo, dia 8.— A las cinco de la tarde se practicará el de¬ voto ejercicio de la Buena Muerte, en obse¬ quio del Santo Cristo de la Salud.

En el santuario de la Inmaculada Con¬
cepción, situado en el Olivar d' es Fands.— Mañana, domingo, dia 8.—A las cinco de la tarde, se practicará un devoto ejercicio.

%

i» fe &

fe fe & fe % fefes fe * * % fe fe fe fe * fe'fe fe

Registro Ovil

Nacimientos
Varones 1.—Hembras 3.—Total 4.
Matrimonios
Dia 7.—Miguel Alcover Bauza, soltero, con Magdalena Morell Bernat, soltera.
Dia 7.—Marcelino Got Niubó, soltero, con Ana Bujosa Coll, soltera.

desea vender
una finca de dos cuarteradas y destres de extensión, situada en este término, denomi¬ nada ,Ca ln Posteta, compuesta de huerto y
árboles frutales.
Para informes, dirigirse a su dueño: calle
de Bauza núm. 15.—Sóller.
OOOOOOOOOOOOGOOOOOOOOOOSOOOO
Se desea alquilar
el l.° y 3.er piso de la casa cita en la plaza de la Constitución, esquina calle de la Luna,
de esta ciudad.
Para informes: dirigirse a su propietario Luna 38, Sóller.

—Pues hace mal Vd. callar, doña An¬
gustias; si sabe Vd. algo de esa mucha¬ cha, debe decirlo, porque en Madrid se da «gato por liebre», y uo es cosa que una con su buena fe y su inocencia abra de par en par las puertas de su casa a una desconocida y, en fin, cuando una tiene hijas mozas debe mirar mucho con quieo se trata.
Las buenas señoras llegaron a la puer¬ ta de la iglesia, y se detuvieron forman¬ do un corro; las hijas entraron en el tem¬ plo. La misa había comenzado, pero las
mamás estaban tan vivamente interesa¬
das en comentar la ofendida dignidad del pueblo, que continuaron despelle¬ jando & la madrileña, a quien no cono¬
cían.
Ni siquiera se apercibieron de que se hallaban solas en la plaza de la iglesia.
Un señor, vestido de negro, apareció en la calle inmediata y se acercó a las murmuradoras, con una sonrisita burlo¬
na en los labios.
—Se quedan Vds. sin misa—les dijo
saludándolas.
—¿Cómo puede ser eso, si no hemos oido el segundo toque?—exclamó doña Angustias, que llevaba la batuta eu aquella sinfonía de desolladura.

Bien es verdad que doña Angustias tenía cinco hijas en estado de merecer.
—Eso no me extraña,—contestó mali¬
ciosamente el caballero:—muchas veces
está uno tan embebido en la conversa¬
ción, que no oye nada. —Dice Vd. bien, señor don Serafín,—
añadió doña Soledad:—estábamos ha¬
blando del acontecimiento del día, de la
próxima boda de Joaquinito y la madri¬
leña.
—Lo supongo; la noticia ha caído en el pueblo como una bomba—repuso don
Serafín.
—¡Qué boda, amigo mío, qué boda!... —repitió doña Angustias.
Don Serafín hizo en gesto que era sus¬ ceptible a darle muchas interpretaciones.
Este gesto aumentó la curiosidad de aquellas honradas madres de familia.
—Usted sabe algo, don Serafín... de seguro que sabe usted algo—repuso do¬ ña Angustias—porque lo que usted ig¬
nore...
Y terminó con una sonrisita de esas
que llenan de satisfacción al que se la dirigen.
—Psch—repuso don Serafín, inflando los carrillos.—Algo sé, porque además de ser gran amigo de los padres de Joa-

quinito, he estado en Madrid, y conoz co a la novia personalmente.
—Cuando yo digo que es Vd. de la piel del diablo...
Todas las madres clavaron los ojos en don Serafín; el interés, la curiosidad brotaba a borbotones en aquellas mira¬ das que le devoraban, e indudablemente se hubieran quedado sin misa, a no apa¬ recer una joven en el átrio de la iglesia, que dijo en voz alta:
—Mamá, por Dios, que ha comenzado la misa; ¿qué hacen Vds. que no entran?
—¡Jesús, Jesús! Este don Serafín es el mismo demonio,—exclamó doña Angus¬ tias, persignándose.
—Bah, eso todo se reduce a oir dos
misas mañana y queda uno en paz con los preceptos de la Santa Madre Iglesia,
—contestó riéndose don Serafíñ.
Mientras tanto, aquellas buenas ma¬ dres no avanzaban un paso para entrar
en la casa de Dios.
—Propongo una cosa, señores—dijo doña Angustias:—que después de misa nos acompañe don Serafín a casa, y nos diga por el camino todo lo que sabe de
la madrileñita.
—Aceptado, aceptado,—dijeron todas
a coro,

—Poco es lo que Jyp puedo decir de Teresita Segura.
—¡Ah!... ¿Se llama Teresa? Que nom¬ bre tan prosaico.
—¿Es guapa? —¿Es de buena familia?
—Teresita no tiene familia.
—¡Ah! ¿es inclusera? —Señoras; yo no he dicho eso.
—Como no tiene familia...
—Toma; porque es huérfana. —Vamos, será una cualquiera,
—Dios solo sabe los antecedentes de
esa muchacha.
—Yo sólo puedo decir que Teresita Segura tiene ángel; y que la basta una sonrisa, una mirada, y cinco minutos de conversación, para robar los corazo¬ nes de todos los que la escuchan, y es¬ toy persuadido que, antes de un año,
Teresita será la reina absoluta del
pueblo. —Bah; es Vd. un exagerado. —Al tiempo me remito,—repuso don
Serafín.
—¿Pero no entran Vds?—volvió a decir la joven desde la puerta de la iglesia.
—¿Con que quedamos en lo dicho?—
(Continuará.)

SO LLSR

•m'ísmEmvm&sx&gzmr&s'jm

^P«& **>■ /ÚMnOv\\ /wO»

:: Transportes Internacionales ::
Cofflisiones-Represeníaclones-Consignacioíies-TráDsitos-Precios alzados para todas destinaciones

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

A Y MAS OT

AGENTES DE ADUANAS

GASA principal:

O

(prvs.xiola.)

(Pyr.-Orient.)

stJCUBBAliES: POR.'T-BÓU (España)
KH32STD A\_^r:aj (Basses Pyrenées)

Cara ta Cette: Qnai de la Republique, 8.—Teléfono 3.37

TELEGRAMAS: BAUZA

—

—

Rapidez y Economía en todas las operaciones.

——

♦{♦ <£*©><$►©>

*£♦«?♦<J**$►©► |

«$>©►©► ©►♦**<}♦

♦♦
©►<©

Expedltions Commission

44 44

¡¡

♦H ❖❖ 44

MÁISON

FERRAGÜT

JOSEPH♦*&♦&I>

❖❖

6 rne Carreterie 11 et 12.—HALLES CENTRALES

44 AVIGHOlf (YaueSuse) ss n a Telephone 435

44 44 ❖❖
❖❖
♦♦♦♦♦♦

EXPEDITIONS JOURNALIERES DE TOUTES SORTES DE FRUITS ET LEGUMES EXOTIQUES ET DE
PROVENCE
La Maison se recommande par les bons soins et la célérite qu‘ elle apporte aux ordres que 1‘ on vent bien
luí confien

♦♦
n¡*
❖❖
# m

❖❖

MAISON DE PREMIER ORDRE

44

44 ❖❖

Telegrammes: FERRAGÜT CARRETERIE (AYIONON)

44
44

444 44444444444% 444 44444444444

a*
F. ROIG
1*Ü®»JLA íiA®CAA-Tal«n«lá
Exporta buena naranja.
Carcajint? -Puebla Carga —Hidra—Manuel
Telegramas: KOI© — PUEBLA LARGA

♦ Norberto Ferrer %

#

CARCAGENTE (VALENCIA)

W

^

~~~

@

^ EXPORTACION de Maraiijas, Mandarinas, ^

^

Limones y Cacabnetes.

^

^ Dirección telegráfica: BERTOFERRER-CARCAGENTE ^

©♦♦♦♦♦♦♦♦©♦♦♦♦♦♦♦♦O

MAISON D‘ EXPEDITIONS ET COMMlSSIONS
Michel CASASNOVAS
55, ftace des Capuclns, 55
SUCCUBSALE: Cours St. JeaH, 73

j©•

■#

#• ® Transportes Internacionales © ©

.«ss.

w*

w

LA #*

FRUTERA

# •#

©

de AsInalÉ S@l@» ♦ ©

#•

©

CX&BÉSEI y FOET~BOU (Frontera Franco-Española!

•*

| Colom—Cerbére TELEGRAMAS ( Colom—Port-Bou

© #

TELÉFONO

#

Casa especial para el transbordo de wagones de naranjas #

& y todos otros artículos.

©

Agencia de Aduanas, Comisión, Consignación y Tránsito #

* ♦ ♦ PRECIOS ALZADOS PARA TO0O PAIS ♦ ♦ ♦ ©
©

#<

®

. •. TRANSPORTES Y NAVESAC10N . ■.

Ramírez Hnos, y Delgado, s. CONSIGNACION ES- ADUAN AS-FLETAMENTOS

Agentes de la Compagnie de Navigation Cyp, Fabre & C.e, de Marsella; de la Nippon plisen Kaisha, de To¬
kio; de la Havraise Peninsulaire, del Havre, y de la
Compagnie de Navigation Mediterraneenne, de Cette. Rambla de Santa fónica, 14-Barcelnnae
TELEGRAMAS: RAMIRHOS.—Teléfono n.° A 1933
Corresponsal en Cerbero 7 Port-Bou:
ANTONIO COLOM

lip«ei&Uté «a Buanes, Oraages. Maadariaas, Citsons et Fiiiti seca de frates serles
Adrense Télégraphique - Casasnovas - Capucins, 55-B0RDEAÜX
TÉLÉPHONE 1106
*83«

tente serte de 7BÜITS & PBDKKVBS

— pour ígt Franoe Se 1‘ Étranger

IMPORTA TIO®

IXPORfAtTO»

MAISON CANATS FONDÉE EN 1872

a>P'Ai» Successeur

PROPBIBTAIRE
16, Rué des Halles - TARASCON-(B-da-Rh.)
Diplome de grand prix Exposition internatioaale. París, 1906, Hors concours : Membre du Jury Exposition intérnationale Marseille 1906
Croix de mérito Exposition Ínternationale. Marseille, 1906
Télégrammes: PASTOR - Taráaoon - s Téléphone: M5ntr,©]p6ts Se Magasln n,0 él
y: :©$eev3:<sx>©©o@®()®(^:(^ íM

jffWtyfifitiofMiMSitNstmraHMWMiramMMifMj

Maison d’Expedition j

ANTOINE Vi CE NA

|

FRUITS, LEGUMES ET PRIMEU8S

•

Specialité en Raisins par vagons complets t

i

ADRESSE TELEGRAPHIQUE: Vicens Cavaillon.

#

t

Correspondencia
.•

española—English

correspondence—Correspondencia

italiana

S
m

#
Maison RAPHAEL PERELLO

I Montélimar (Dróme)
I IMPORTATION & EXPORTATION DE FRUITS & PRIMEURS ^
Spécialité de tomates rondes, cerises, bigarreau, chasselas doré du §
I Gard et de Vauciuse, chátaignes, marrons de 1’ Ardéche, pommes á cou- §

eau et noix.

I

EXPEDITIONS POUR LA FRANCE ET L’ ETRANGER

I La maison se recommande pour les bons soins apportés aux marchandises qu’ on veuille bien lui commander. \_

1«H

Telegrammes r Perelló—Montélimar.

as SOLLER

X Este edificio situado entre las estaciones de los ferrocarri¬ les de Palma y Sóller, con fachadas á los cuatro vientos, reúne todas las comodidades del confort moderno, Luz eléctrica, ligua á presión fría y caliente, Depar¬ tamento de baños, Extensa carta, Servicio esmerado y económico. Birectores propietarios: Covas y Sampol ^sjsss^B-gag^i-gg IMS SgSss£isaijs6^^5ís5ESSM^ii^K5KE5iM8^irSfiSSSSgS!5a«
TRANSPORTES TERRESTRES Y MARÍTIMOS
LA «oujlemexwe

X
■■■■ KtSBK
«nao

Vicente Giner CARCAdENTE m (Valencia) m

&©

©

£SSS
«■■i
«■■■

0

TELEGRAMAS: GIN ER - C AR C A G ENT E

X©

EXPORTACIÓN:

JOBS

Bteao

© © ■■■■

ISTaranJas, Mandarina» y Jjimones

m

©

Frutos escogidos ❖❖ Lo mejor del país

Envío de precios corrientes sobre demanda

| COMISION, IMPORTACION, EXPORTACION

m

SXPXDIGIOHSS AL POR MAYOR

de toda clase de frutos y legumbres def pasa. \_

—========== Naranjas, mandarinas y limones.

Casa Principal en CERBÉRE

CorreSDODSaleS ^ ^"l”í'E¡ Fr&ncois Solatjes—-Rué Lazone Garnot, 1
| BARCELONA: Sebastián Rubinosa—Plaza Palacio, 2

ADUANAS, COMISION, CONSIGNACION, TRANSITO

^ Agencia especial para ef transbordo y ia reexpedición de frutos y fix-íno.^xar’ia
SB3H.VIOIO RÁPIDO Y 3CONÓMIOO

Télefono

í
’

£Ceéfclítee,re’

0.00 |IIt Te«l‘e«ggrraammaass.iJsoosólaCtogn e- cse-crbejtitrke..

w Qjjocco;©m©mig3s©í
MAISON
Michél Ripoll et C.
Commission •*
SPECIAtITÉ -DE BANANES
Fruits frais et secs de toutes sortes ©ranges § Otrons ® Mandarines

FRANCISCO FIOL y Hermanos

■

■

- Rué des Clercs II, VIENNE-(isére) ■ :.■■■■■ - ==

Telegramas: FIOL—VIENNE-(Ijére). TKL.ÉFONO a—€37\\

Telegramas y Correspondencia: FIOL-ALCIRA

i
S. en C.

COMISIONES — CONSIGNACIONES — TRANSPOETES IMPOSTACION — EXPORTACION — ADUANAS
«-GRIPES ALMACENES PARA DEPOSITO DE MERCANCIAS DELICADAS-».

PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

,

,

■——

PORT-BOU
'CERBÉRE

SU CURSA LES)

CETTE MARSEILLE

PALMA DE MALLORCA
SÓLLER

CASA CENTRAL
Cristina, 7 — Teléfono A. 1242 interurbano
Telegramas: BANSECOLOM
BARCELONA ' !

Expeditions de NOIX et MARRONS

1 bis Píate des CÁPUCINS

BORDEAUX

leiégmmes: Ripoll-Bordeaux

Telpphone números 20-40

®©©©©©©#©#©©©

casa » ajwmw a-

i

—

FUNDAD A BN 1© S O

Expediciones de frutos, primeurs y legumbres del pais.

Especialidad en espárragos, melones, tomates y todo dase de fruta de primera calidad.

f4N TONIO F ERRER

46, Place du Chatélet—HALLES CENTRALES—0RLEAMS.

♦ w

Exportación de Pasas y

Vinos

Finos

♦
❖

'♦
m

BERNARDO GONZÁLEZ

*♦ ,♦

t♦

♦ ■ ♦ . *♦
♦ $
•
♦ ♦ ■

SUCESOR DE

\\

♦

,♦

PABLO J>£LOR

*♦ ♦
♦ -

♦

♦ V♦

MALAGA

♦ ■

%
♦

« .

♦

♦

♦

♦ •

♦ -

*♦

CASA FUNDADA EN 1863

♦

¿t

*
Se suplica á los comerciantes españoles estable- T

& cidos en el extranjero, consulten á esta casa antes T

^ de comprar.

^

: FRUITS - PRIMEURS - LÉGUMES.
Maison FERRAGUT FRÉRES
FONDÉE EN 1908
Expéditeurs-AVIGNON-(Vaucluse)
Siéje Social: 6, Rué St. Ugricol - Séléphone 4-10
Maison d’Expédition: Rué Buffon - Adresse léléff. ”Ferrafréres”
-55-
Spécialité en figues canfines et bourdissottes de Majorque, preparées par notre Maison de Lloseta.

SOLLÉR m

Comisión, exportación é importación

CARDELL Hermanos
Qvis-i di© Célestina, IO. -L.YON,

Expedición al por mayor de todas elases de frutos y legumbres de) país. Naranja, mandarina y toda clase de frutos secos.
Telegramas: Cardan — LYON.
Sucursal en XjSJ THOK. (Vs.u.olu.s©J
Para la expedición de uva de mesa y vendimias por vagones completo» y demás.
Telegramas: Oai*dl©ii — LE THOR.

Sucursal ea ALOIKA (Valencia)

Para la expedición de naranja, mandarina y uva moscatel

|| Frutos superiores.
= — — ALiOIRA — 'VILiIjA.Í^HJA.'Lj = =

Telegramas: Giar-ci©ii — ALCÍRA.

i

maaiMramMUlMBimMlBnaa

MAISON FONDÉE EN 1910
Expéditions de toute sorte de íruits et primeurs
Cerises, big arreau, peches, abricots, tomates, choux-fleurs sioéoiSL lité cie> melons verts qvisiiité espagnola
©t ci© riaelons d© p>©oli©, plments d1 Hlspagne
iilll 111111 #1111911
24 Rué Vieux Sextier—A VIGILO NKVaucluse)
Télégrames: COLOM-SEGURA, AVIGNOM—Tóléphone 4-77

FRUTOS FMEÜ€Oi Y

— IMPORTACIÓN DIRECTA —

«♦ DAYID MARGB FRÉRES «♦

J. ASCHERI & C.ía i

M. Seguí Sucesor

EXPEDIDOR

70, Boulvard Garibaldi (antiguo Museé). MÓ3RS6ILL6

Teléfono n,° 37-82.

♦ Telegrama: Marchprim.

Imp«rtatí«n - £xportation

FRUITS FRAJS, secs et primeurs

Maison principale á MARSEILLE: 28, Cours Julien
Téléph. 15-04—Telegrammes: ABÉDÉ MARSEILLE
Succursale á LAS PALMAS: 28, Domingo J. Navarro Télégrammes: ABÉDÉ LAS PALMAS

PARIS

——

Maison de Commission et cT Expéditions

BANANES, FRUITS SECS, FRAIS, LÉGUÜES 8 et 10, Rué Betfjger—-Télégrammes: ARBONA-PARIS—Téléphone: Central 08-85

MAISON BARTHELEMY ARBONA, propriétaire

FONDKH3 E33ST 1005

%„

lipitttasi ikestii át tontee seríes ie primeáis Pour la trance ©t V Étranger
Cerises, Bigarreau, Péches, Abricots, Tomates
Chasselas et Clairettes dorées du Gard

S ÚCCESSEUR
Bouievard ítam. ® SdRflSCQTJ
Adresse Télegraphique: ARBONA TARASCON.

sur - Rhóne
Téléphone n.° 11

impoRTATioir—jEXPOirr
F’fiiíés frafs, sees9. prlmeiirs

U. A.SCHERI

|

EXPEDITEUR

S

| 5 Bouievard Garibaldi, 27 (Anden du Musée)

l

MARSEILLE

J

Adrésse Télégraphique: JASCHERI. Téléphone 21—18

§

ea

Balneario de primer orden.—Temporada de l.° de Mayo a 30 de Octubre. Montado a la altura de los mejores del extranjero.
Situado entre la estación y el pueblo de Caldas de Malavella (Gerona).
Teléfono de la red de Gerona combinada con la red de Barcelona.
Distancia de Barcelona: En tren ligero, 2 horas 30 m.; en tren correo, 3horas. Aguas minero medicinales termales de 60°, alcalinas, bicarbonato sódicas, de fuerte mineralización, son las más aconsejadas por todas las eminencias médicas para completa curación del reumatismo y artritismo en todas sus formas,fy de la gota, así como también para combatir las afecciones del estó¬ mago e^intestinos, los trastornos del hígado y la diabetes. Administración: RAMBLA BE LAS PLORES, 18, entresuelo.—BARCELONA
p
imPORTñTIOn — COMISSION — EXPORTATIOn
MAISON D'EXPÉDITION DE FRUITS
et primeurs de la Vallée du Rhóne et de i’Ardéche
Espéciaiité en cerises reverchon, abricots, peches, prunes, poires Wiliam, chasselas, pommes á couteau et a cídres.-Pommes deterre par vagons complets
Oranges, citrons et fruits secs (Importation dirécte)
Antoine Montaner
12 —14 Place des Cleros 12 — 14
Suocursales: 5 A-Ven. vi© Víctor Hugo 5
VALENCE-SUR-RHÓNE — (DROME)
Télégrammes: Montaner Valence.—Téléphone: O. 94. MAISON Á PRIVAS
Pour 1‘expédition en gros de noix, chataignes, marrons, cemballes de l(Ardéche.
Télégrammes: MONTANER — PRIVA

Maison Yicens fréres et Uabrés
Fondée en 1IM$5
Expéditions directes de toute sorte ú® fruits et légumes
MM TOfJT FAY§ Chasselas, clairettes, choux-fleurs, salados, haricots fins et
egrainés, spécialité de tomates rondes et rayées par vagons. Adresse: VIGEIIS BAGNOLS-Sur-Géze (Gard) Pour les íruits: cerises, bigarreau, peches, abricots, poires, etc. ADRESSE: VICENS REMOULINS CGARD)
Teléfono núm. 7
4iaG¡Éfedfeáfe>£li»dh><db^^
* " ison L. et M. RIERA Fréres?
MAMÜMLLE
Commission, Ixportatlon, Transí!
DE FRUITS FRAIS ET SECS DE TOUTE PROVENANCE
5o, Rué des Trois Mages, 50
Telegrammes: I E £( A Et A U MARSEILLE MAISON A PARIS
4, RUE DE LA POTERIE, 4
Telegrammes: E(I E E( A Et A U ? ASIS
SUCCURSALE: A LE THOR (VAUCLUSE).
Spécialité d‘ expéditions de raisin de table et de vendange pour vagons complets.
Tblbcrammes: RIERA DE THOR

SOLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»