AÍtO XXXlV (2* EPOCA) UTO. 1673
AÍtO XXXlV (2* EPOCA) UTO. 1673

SABADO 10 ABEIL US 1312

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: 0. Juan Marqués Arboaa.

REDACTOR-JEFE: D. Damián IViayoi Alcovsr.

■

‘

r- —-

j

—

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-GÓL.IER (BaIíEabjss)

■

" .• "zm-.i-jaya»»

HiBHBfHlaIiHiaaiaiaaS«aSMaHSBSBSaSBBBSBBaBaaiaBiBaoS«SaSaB5nM8MiBSBsaBB««rnaBaniBK:5ufBiSBSnSBRasS0EiaSiiK8D3QflBa»aiinaB«B&atBSSBñB3B8HSiBS3SBBBiHSHsiRBaDirS.aSaaBxciiSBS2iNnBSBlZu§a»alAsnSüSieSBsBSBS«3S|SSn*iernu»{*as^£
íaBB«gBBg»MiBBBBBBBBBB»BBB«BBBWBWBqBBB>aagPBg«BBBBBBBaBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBB8BBWiB—BBBBBBW?girwPB»aB»B«fl«Sgf

Sus atribulados esposa, D.ft Esperanza Castañer; hijos, D. Cristóbal, D.a Catalina, do¬

ña Isabel María y D. Bartolomé; hija política, D.a Bárbara Serra; hijos políticos, don

s«»
ISSB

Juan Pizá y D. Jaime Serra; nietos, sobrinos, primos y demás parientes (presentes y au¬

«usa

ssss sentes), participan a sus amigos y conocidos esta sensible pérdida y les suplican tengan
(jxsai accn
el alma del finado presente en sus oraciones, por lo que recibirán especial favor.

NOTA.—No habiéndose señalado todavía el día en que podrán celebrarse ios funerales, no se anuncia hoy; al conocerse la fe¬
BBflB
19 cha, se avisará a domidilio.

JSSSSBKSSiSSSS8S!SSSSS33^SS83SSíaS8saSiiSSIí:SSSS
SSSSBSffiaiSSSHSSBBSSSSSSSSSSlSSSSSHSSaSSBI

Sección Literaria

RESURRECCION

El pueblo está en fiesta, La procesión va a pasar. Por los balcones abiertos entran la alegría y la luz, el ruido y el aire perfu¬
mado de hermosa tarde de Abril. El cielo

está azul, limpio, diáfano. Suena una músi¬ ca que recorre las calles. Se oye de vez en
cuando el estallido de un cohete.

Una muchacha esbelta, grácil, flexible,
cruza de una habitación a otra.

—María Rocío...

/

La muchacha se vuelve rápida.

-¿Qu ién? ¡Ah es usted! Le alarga la mano fina, rosada, suave. Tiene María Rocío melancólicos ojos ne¬

gros y una sonrisa pálida, en la que parece

vagar una pena.
—Perdóneme usted. Me llaman aquí... César se indina y contempla luego como desaparece gentilmente María Rocío. Los balcones de la amplia sala, entarimada y puicra, están cuajados de muchachas, la claüe escogida del pueblo, que han venido a ver la procesión. En las habitaciones con¬ tiguas hay otras muchas personas. Se oyen risas, palabras sueltas, susurro de trajes, rumor de abanicos. La casa, como el pue¬ blo, arde en bullicio.
César enciende un cigarrillo y va de un
lado a otro de ia sala. Es un-muchacho ele¬

gante, simpático, de aire franco y jovial. Al cabo de un rato, María Rocío vuelve a

pasar. César la detiene. —María Rocío... Sabía que estaba usted
aquí y he querido tener el honor de salu¬
darla. Usted no se acordará de mí.

—Sí, recuerdo... —Me presentaron a usted hará un mes, una tarde, en la Huerta de los Naranjos.
Iba usted con los señores de esta casa,
nuestros buenos amigos de Arellano. —Cierto, aunque fué un instante... Re¬
cuerdo perfectamente. Hay una pausa. César saborea el encanto
de contemplar a María Rocío. María Rocío, un poco turbada, pregunta, por decir algo:
—¿Ha venido usted a ver la procesión? — Sí, señorita. Estas fiestas de pueblo me son altamente simpáticas. Aquí se di¬
vierte todo el mundo de veras, porque se divierte con poco.
— Usted es forastero, ¿verdad? —No, señorita. Yo he nacido aquí; aquí vive mi padre y tiene su hacienda. Lo que ocurre es que yo he pasado en Madrid mu¬ chos años, estudiando primero el bachillera¬ to y luego la carrera, y... claro, casi resul¬
to forastero en mi tierra. Ahora vine hace
dos meses, y tendré que marcharme pronto. He de hacer unas oposiciones a notarías. Y usted, ¿suele ir por Madrid?
—Poco, Tengo allí una hermana casada; suelo pasar con ella un mes o dos al año.
—¿Le agrada a usted vivir en Madrid? —Yo me encuentro bien en todas partes. —Sin embargo, usted ha vivido dos o tres años en la corte, según tengo enten¬
dido.
—Sí, hace tiempo; más de otros tres. No tengo preferencia por ningún sitio. Yo es¬ toy contenta en todos.
—¿Contenta? ¿Está usted segura de esa
afirmación?
María Rocío sonríe tristemente.
—¿Y por qué no he de estarlo? —Porque no lo parece; porque tiene us¬ ted los ojos tristes y la sonrisa un poco
triste también.

Con forzada alegría: -¿Y eso qué? Será que mis ojos y mí sonrisa son así. Pero yo no tengo ninguna
pena.
—Según eso... es usted dichosa.
Volviendo a su habitual sonrisa vaga:
—No lo sé. Creo que sí. Por lo pronto, no echo de menos nada de lo que dicen que es la felicidad.
César, con ironía: —Entonces es que lo tiene usted todo. —Es posible. —Y, por lo tanto, no espera nada. María Rocío, vagamente:
—Nada.
César sonrie.
—Y no esperando nada... ¿está usted segura de que es dichosa? ¿No cree usted que en toda felicidad, por mucho que se haya logrado en la vida, es indispensable un poco de esperanza? Se sueñan, se espe¬ ran otras cosas. Permítame que no «sté muy conforme con la felicidad de usted. Esos ojos no mienten.
María Rocío, con inseguridad: —Si usted se empeña... —Sí, María Rocío—y perdone usted que la nombre familiarmente,—esos ojos de us¬ ted, tam admirables como tristes, no mien¬
ten: usted tiene una pena y una esperanza;
usted espera una cosa... y es muy natural que la espere.
María Rocío, pensativa: —¿Tan seguro está usted de ello? —Tan seguro. La melancolía que hubo
de nacerle a usted en el corazón se asomó
luego a sus ojos y al semblante entero, ro¬ bándole el colorido, prestándole en cambio, ¿cómo diré yo?, una especie de luz de luna, que es la luz de los tristes. Tiene usted un aire de desencanto y, al mismo tiempo, una nostalgia de ilusión en la sonrisa...

María Rocío, riendo con un poco de
afectación:
—Mucho sabe usted para ser la segunda
vez que me ve.
—¿La segunda? No, por cierto. Desde, la tarde en que la conocí he visto a usted mu¬ chas veces; les domingos, al entrar y salir de misa; algunas mañanas, en el balcón; al¬ gunas tardes, de visita a casa de las ami¬ gas... ¿No recuerda usted>haberme visto en ning ¡na de esas ocasiones?
María Rocío, después de un instante, do
duda:
—Sí, señor; le he visto a usted.
—¿Qué le sorprende, pues, que yo sepa algo de usted por lo que han observado mis ojos y otro poco por lo que he tenido la cu¬ riosidad de indagar? Así, por ejemplo, sé que tuvo usted un.novio, María Rocío.
María Rocío se estremece ligeramente,
—Sé que tuvo usted un novio hace mu¬ cho tiempo, en Madrid... Un botarate que,
según mis noticias, no merecía la pena de
que le hubiera usted escuchado. —No la merecía, no, señor. Pero fe es¬
cuché... y le aseguro que no me quedaron ganas de escuchar a nadie más.
—¿Tanto le quería usted? ¿Tan enamo¬ rada estaba de él, que ha renunciado usted a toda esperanza?
Con melancolía:
—No sé... Lo que puedo decirle es que aquel engaño me robó la facultad de creer, la fé... Desde entonces no creo en las pala¬ bras de ningún hombre.
—Todos no mienten.
—Cierto, no mentirán todos... Pero ya
le digo, es cuestión de fe, de credulidad.,.
—Eso quiere decir que todavía pesa en usted el recuerdo de aquel amor.
—Eso no. Estoy completamente curada de semejante recuerdo. Pequé de confiada

a» 2 a

SOLLER

S55

y nada más. Lo que me duele no es el cari- . fío engañado que pude sentir un día, sino } el engaño mismo.
—¿Y no ha pensado usted luego nunca, < María Rodo, en la posibilidad de un nuevo (
j amor? ¿Va a estar usted condenada a per-
petua tristeza? ¿Piensa usted renunciar :
para siempre a todo cariño que pudiera ofrecerse a usted sincero, lea!, limpio de

Las aguas primaverales que del cielo envía Dios, sobre los campos sedientos
caen como una bendición.
En los tilos de mi huerto
ha anidado un ruiseñor, y son estrofas de amores
las notas de su canción.

engaño...? María Rocío, tristemente: —Aunque así fuera... Sería tan difícil
que yo creyese, ya se lo he dicho. —jQuien sabe...! Deje usted en libertad
a su corazón.
Con risa que quiere hacer frívola:
— ¡Mi corazón! ¡Mi corazón! Dele usted |
con los muertos...

Un ángel alza la losa del sepulcro del S-mor, y dice a las tres Marías: — No está aquí: «Resucitó».
Son más blancas las auroras
y más luminoso el sol, ■y las praderas más verdes y más íntimo el amor.

— ¿Y no cree usted que para ese muertecito podría llegar una resurrección?
Dejando de reir;
—No lo espero.
—Yo sí. Ese pobre «Lázaro» puede re I
socltar un día porque Dios lo quiera. María Rocío calla, un poco emocionada 1
con las últimas palabras de César. —Me ha interesado tanto, María Rocío,

La campana de la torre,
con su metálica voz,
repica a gloria, y se llena de gozo la creación.
Pascua florida: Jardines donde el árbol floreció;
blando aroma de violetas
y cantos de ruiseñor;

la pena de usted, que yo le deseo que vuelva a florecer en su camino, para alivio áe esa desesperanza, lo mejor que hay en la vida: la ilusión. Y ahora voy a decir a usted una cosa. Yo no he venido aquí por ver la procesión... sino por ver a usted.
María Rocío, con voz velada: —¿Por verme a mí? —Sí, María Rocío; por ver a usted.
Desde la tarde del huerto estaba soñando
con la ocasión de hablar con usted a solas
para decirle sencillamente: María Rocío,
me interesa usted, me encanta usted...
¿Quiere usted hacerme la caridad de dejar¬

Fragantes claveles rojos que una hermosa se prendió, y en la blancura del pecho dejaron su fuerte olor;
Día de fiesta y de toros, de regocijo y de sol; amor que surge en el alma
como una resurreción...
Bajo las ramas alegres de los almendros en flor, toca a gloria una campana
dentro de mi corazón.

se querer por mi?

> Miguel de San Ramón

María Rocío no acierta a decir nada.
0000300330000030-300000300000
Hay un silencio. César la contempla con

QUE VALE NUESTRA JUVENTUD sonrisa satisfecha. María Rocío se ha pues¬
to un poco más pálida y le tiemblan las f

manos. Al cabo César pregunta:

—María ^ocío... ¿Qué piensa usted de

Lie. Juan Palou

lo que acabo de decirle?

En distintas ocasiones había sido invita¬

Con sinceridad y tristeza: —Que agradezco sus palabras, pero...

do a visitar la fábrica que en esta ciudad tiene modestamente instalada el Lie. Juan

que debe usted renunciar a ese pensamien¬ to. Se lo digo sinceramente. No hay en mí,
por ahora, como antes le he indicado, la

Palou; pero poco, o casi ningún interés me había despertado el verla, puesto que abso¬
lutamente nada había oído decir de tal indus¬

necesaria disposición de ánimo para oir
hablar de amor a un hombre.
César, con sonrisa gozosa: —No tema usted por su disposición de ánimo. Ya sé que ese corazón está frío, muerto, insensible a todo... Mejor que me¬ jor. Así será su despertar más alegre, más ilusionado, más poderoso... María Rocío, o

tria, tanto, que a no ser por la insistencia de un amigo me hubiese pasado desaperci¬ bida la ímproba labor que silenciosamente viene realizando el estudioso joven. Y es
que la sociedad, lejos de alentar a los que trabajan y estudian, tiene más bien para ellos gestos de indiferencia e incredulidad;
mas la labor del Sr. Palou sobresale de

mucho me engaño o usted es la mujercita que Dios me pone a mí en el camino para hacerme feliz. Dígame usted que quiere

lo vulgar, es altamente meritoria, por lo que debe ser conocida de todos nuestros
conciudadanos. Tal fin me induce a escribir

que me quede a su lado, que desde la tarde estas líneas.

del huerto ha visto usted que la han ido si¬

Por espacio de varios años, día tras día,

guiendo mis ojos a todas partes, que al encontrarme aquí el corazón le ha anuncia¬ do a usted estas palabras mías y que ha

nuestro joven farmacéutico se ha venido dedicando, con una constancia admirable,
al estudio de ia elaboración de diversos

temb'ado usted un poco al escucharlas, con temblor que es simpatía hacia mí, cuando menos... María Rocío, ábrame usted las

\\

productos químicos, y gracias a esa gran constancia y a sus vastos conocimientos, ha conseguido ya producir a la perfección,

puertas de su corazón y escúcheme, que y aún en calidad superior, la mayoría de

tengo muchas cosas que decirle... Y César, en voz más baja, continúa ha¬
blando a María Rocío. Y María Rocío, ante

esos produ tos que en gran parte nos lle¬ gan del extranjero: el ácido acético en to¬ das sus diferentes calidades industriales; la

los ojos que la contemplan y ante las pala¬ esencia dq limón, pura, soluble y sin terpe-

bras que escucha, siente en el corazón una nos; el zumo de limón, inalterable; el citra-

dulzura nueva y un jubiloso renacer de to de cal; él ácido cítrico; el formol; el áci¬

flores; siente que su corazón resucita...

do láctico; el sulfato de esparteina y el

La procesión pasa en tanto. En la sala fenol.

se ha hecho una penumbra suave, Voltean

No termina aún aquí su labor, pues si

las campanas alegremente, estallan cohetes su placer es el estudio, natural que de ca¬

el aire está lleno de sonoridades... Huele a i da día, con más ahinco y entusiasmo, con¬

incienso. Las estrellas se encienden en el tinúe en su laboratorio haciendo experi¬

azul pálido. Suena la Marcha Real... Pasa mentos hasta conseguir elaborar, según é¡

la Virgen, sobre las andas llenas de flores, desea, mayor número de productos y llegar

sonriendo...

a transformar su modesta fábrica experi¬

J. Ortiz de Pinedo

mental en un gran factoría que sea no ya

sólo el orgullo de nuestro pueblo sino tam¬

PrtSQUA FLORIDA

bién de la nación. El Sr. Palou es de los llamados a triun¬

Bajo las ramas alegres de los almendros en flor,
al nacer la Primavera
se agitó mi corazón.
De las tierras africanas
Sa golondrina volvió, y trae al cuello una cinta que es un mensaje de amor.

far, pues quien se ha hecho solo pagándose a sí propio su carrera, trabajando y estu¬ diando a la vez, está preparado para vencer todas las dificultades, por lo que no es aven¬ turado predecir que el amigo triunfará, y no ya sólo por lo expuesto sino tamb'én por su laboriosidad, inteligencia y gran vo¬ luntad, unido a sus profundos conocimien¬ tos y experiencia práctica adquirida en el

tiempo que lleva ya de estadio en su pe¬ haber tenido necesidad de dedicar su ac¬

queña factoría, apartado de todos, sin más ción a asuntos de índole diversa, descono-

«Café» que su laboratorio, ni más compa¬ cen lo que atañe y pertenece a la que es

ñeros que sus libros. He visto fracasar a nuestra más legítima gloria.

muchos apicultores porque, creyéndose ) Es bien cierto que durante el tiempo de

expertos después de leer algunos libros, \\ su larga vida puso su actividad y su mucho

empezaron por querer dirigir y explotar un valer al servicio de Sóiler. El fué el alma

gran apiario; pero muy pocos han fracasado ’ de todas nuestras empresas y el consejero

j de aquellos que empezaron por experimen- indiscutible. Cuando no tuviéramos monu¬
tar en una sola colmena, no atreviéndose a mentos permanentes que lo atestiguan, nos

ampliarla sino después de estar seguros de bastaría la tradición y el relato que nos

que dominaban y conocían a la perfección . hacían nuestros padres y abuelos. El es

su ramo. El caso que nos ocupa es de los ! quien de su peculio propio canalizó las

que han empezado por una sola colmena. i aguas potables que abastecen la ciudad; a

Por de pronto, podemos todos congratu- él se debe parte del camino que unía este

j larnos de que el Sr. Palou haya querido es- pueblo con Bañóla y Palma. Monumentos
j tablecerse en su pueblo natal, pues así co- son de su magnificencia los órganos que

mo es un bien inapreciable poder tener a sirven las iglesias Parroquial y de San
j un médico competente, no lo es menos po- Francisco, como también la fuente pública

der también contar con un químico capaz y surtidor de la plaza mayor. Y, como si

de poder hacer el análisis más exigehte, I esto no le fuera bastante para demostrar lo

minucioso y exacto que se requiera, ya 1 mucho que nos quería, dispuso que, des¬

que de éstos depende, la mayoría de las ve¬ pués de su muerte, su corazón fuese lleva¬

ces, eí que un médico diagnostique con do a Sóiler y enterrado en la iglesia del

certeza la enfermedad que pueda uno pade- j Convento.

cer. ¡Que no sería de nuestro amado pue¬ El Obispo Nadal, pues, nos pertenece

blo si aquí mismo pudiesen todos sus hijos por completo. Nació entre nosotros, es hijo

dedicar tas fuerzas y energías de sus mejo¬ de una familia sollerense y durante el tiem¬

res años!...

po de su larga vida tuvo siempre la vista

Decíame el amigo Palou: «Todos mis en su querido pueblo de Sóiler, donde pa¬

ahorros los he invertido en libros, y aspiro saba largas temporadas y expedía docu¬

ahora a poder visitar algunas délas más im¬ mentos en su residencia oficial.

portantes factorías del extranjero, no como A la admiración, pues, que engendra to¬

visitante sino Ingresando en ellas como do lo grande; al culto que merece toda ex¬

simple obrero para mejor ver y estudiar su celencia, debemos unir la gratitud que es

organización». Y yo digo a nuestro animo¬ una de las virtudes que más ennoblecen.

so conciudadano que no desmaye en sus Toca, pues, a nosotros festejarle de una

propósitos, que prosiga siempre adelante, manera digna de nosotros. Si no lo hiciéra¬

hasta llegar a la meta; y ya desde hoy me mos ahora, seguramente nos arrepentiría¬

atrevo a adelantarle mi más entusiasta y sin¬ mos, porque no se presentará ocasión más

cera enhorabuena por el triunfo seguro que, propicia para honrarnos, pues de todos es

en no muy lejano día, es mi opinión ha de conocido aquel antiguo apotegma «el que

obtener.

honra a los suyos se honra a sí propio». La

De ese su triunfo nos alegraremos todos, prensa se ha ocupado de! asunto y a mí me

y con seguridad lo considerarán como pro¬ parece que Mallorca tiene los ojos fijos en

pio y de él sentirán verdadero orgullo to¬ nosotros, para aplaudir la manera digna co

dos !os buenos sollerenses.

mo celebraremos el Centenario que nos

A. Oliver Delgado.

ocupa. Por su parte la junta organizadora hará cuanto esté de sil parte para corres¬

ponder a la confianza que en ella han de¬

UN RECUERDO

positado los iniciadores. Precisa que todos los pudientes se impongan un pequeño sa¬

crificio pecuniario para contribuir a sufra¬

Ha llegado la hora de que e! pueblo de i gar los gastos que necesariamente han de

Sóiler, haciendo justicia al alto concepto j ocasionar las mencionadas fiestas y coloca¬
j de culto, generoso y agradecido que de él ción de la artística lápida que ha de adornar
se tiene formado, en Mallorca y fuera de ¡ para siempre la Casa Palacio en que vi¬ Mallorca, homenajee debidamente, con ] vió. Y, ya que la ocasión me brinda permí¬

muestras externas de regocijo, a su hijo j tanme mis estimados sollerenses que ruegue
más preclaro, el limo. Dr. Bernardo | Nadal encarecidamente a las que tienen ofrecido

y Crespí, con motivo del primer centenario j algún donativo se tomen la molestia de ha de su muerte. Ei Obispo Nadal no es úni- \\ cerlo llegar, durante la semana entrante, al

carneóte gloria legítima de Sóiler, sino * presidente de la Comisión, Rvdo. D. José

también de Mallorca entera. He aquí el j Pastor, Vicario, o al Depositario D. Ga¬

por qué, ai solo anuncio de que en esta ciu- \\ briel Darder. igual súplica dirijo a los a

dad se estaban preparando solemnes fiestas j quienes involuntariamente se haya dejado

para festejar a tan esclarecido varón, pro- 1 de enviar circular pidiéndoles su apoyo, con

dujera en toda la isla vivo entusiasmo, y no j la seguridad de que han de sentir verdade¬

serán pocos seguramente ios mallorquines ¡ ra satisfacción al ver que, con ei pequeño

que, para dar público testimonio de admira- | donativo de todos, de una manera digna
eión al talento y laboriosidad de nuestro \\ se honra a un paisano nuestro, por tantos

j venerado paisano, se trasladen a estg ciu- títulos acreedor a nuestra estimación y res¬

dad para honrarlos con su presencia. Los í peto.

f

intelectuales de la Región están, en estos f

Braulio,

momentos, revolviendo archivos, inquinen- j 3300300300300030000330033000

j do datos en ios diarios de aquel tiempo,
revistas y documentos públicos, y cónsul- ¡ tanda a ios historiadores de aquella época \\
para trazar, documentados, la semblanza f

Crónica Local

del gran hombre que «os ocupa.

El lunes por la tarde tuvo lugar en el sa¬

Hijo de una familia modestísima, sin más \\ lón del «Fomento Católico» una runión de

recomend clones que sus prendas persona- I socios protectores del «Centro Obrero de les, ocupó los primeros puestos en los dife- j Ntra. Sra. de la Victoria», convocada por

rentes ramos de vida pública, abriéndose la Dirección de esta Sociedad con el fin de

paso entre los demás. En los primeros años proceder al nombramiento de una Junta

de su sacerdocio, ejercitó su celo pastoral Consultiva, que considera indispensable la

en Mancor, de cuya parroquia se puede Directiva para poder asesorarse en los ca¬

considerar como el fundador. En Madrid sos en que tenga que resolver algún con¬

ocupó puestos de gran importancia con flicto cuya resolución ofrezca para ella di¬

aplauso de sus superiores, dejando en to- ¡ ficultad.

das partes huellas de su saber y laboriosi¬ Se discutió ampliamente acerca de la ma¬

dad, y últimamente, como obispo de Ma¬ yor o menor conveniencia de que la tal Jun¬

llorca, para cuya Sede fué designado por ta exista, y por eí número de los que habla¬

el Santo Padre, hizo un pontificado glo¬ ron haciendo objeción se vió claramente

rioso.

que el espíritu de la mayoría de los reunidos,

Aunque la acción del tiempo no haya sido —que eran muchos, y seguramente a no

capaz de borrar la figura de tan esclarecido ser la hora un tanto intempestiva hubieran

varón y sus principales hechos estén bien sido aún bastantes más—era contraria a la

grabados en la memoria de aquellos que idea, no considerando fuera dicha Junta de

cultivan las ciencias, las artes y las buenas ninguna necesidad. Si precisa que la Direc¬

letras, cabe en lo posible que sean ignora¬ tiva consulte, para poder resolver con más

dos de algunos paisanos nuestros, que por acierto,—se dijo—no deben ser determina-

/

dos individuos a quienes ha de consultar, civil ha sido destinado a prestar sus servi¬ /a del Hospital a las nueve. Todas las ca¬

que en algún caso concreto pudiera suceder cios en la Comandancia de Valencia nues¬ lles del tránsito aparecían iluminadas, y

fueran aiguno o algunos de ellos los menos tro distinguido amigo D. Valentín Martín como la apacibilidad de la noche permitía

indicados; es mejor que para cada caso se Navarro, Sargento comandante de este permanecieran encendidas las luces, así

elija de entre los socios protectores, si se puesto que ha sido durante tres años, por las de las ventanas y balcones de las casas

quiere sean éstos los asesores, aquellos de lo que le enviamos nuestra enhorabuena como las de los que formaban en la procesión

la lista que tengan a la vista que conside¬ más cumplida y cordial y deseárnosle un resultaba espléndida la iluminación y por

ren más idóneos para el asunto en cuestión. feliz viaje.

consiguiente el paso de ésa del mejor efec¬

Y en efecto, nos pareció tenía más lógi¬ Al despedirse personalmente de nosotros to, agolpándose en todas las calles un pú¬

ca este criterio.

el nuevo Alférez nos suplicó manifestára¬ blico numerosísimo para verla pasar.

•

***

La discusión no continuó porque al que¬ rer puntualizar las atribuciones que pudie¬ ran tener los reunidos, simples protectores de! «Centro Obrero» en reconstitución,
se convino en que nada más que proteger podían ni debían intentar, pues que no era bajo ningún concepto conveniente inmis¬ cuirse en ninguno de los asuntos que son privativos de la Sociedad. Entonces don Onofre Casasnovas expuso un esbozo de un plan de protección a ia clase obrera que ha¬

mos desde estas columnas, para conoci¬

A la ceremonia del Lavatorio y sermón

miento de sus numerosas relaciones, que del Mandato asistieron también, como de

no le ha sido posible despedirse de cada costumbre, en gran número los vecinos

uno de sus amigos, por lo que les ruega hasta llenar el templo por completo.

no se ofendan y se sirvan tenerle por des¬

La visita a los Sagrarios se verificó du-

pedido. Queda complacido el Sr. Martín.

Írante toda la velada con gran recogimien¬ to y se prolongó hasta hora muy avanzada de la noche, habiendo llamado en todas las

Causó inmenso regocijo entre los ele¬ mentos maurisías de esta localidad la grata noticia que les comunicó el telégrafo—¡fun¬
cionaba todavía!-reí martes de esta sema¬

iglesias la atención la gran profusión de macetas y flores, blancas éstas en su mayor parte que hacían el efecto de estar cubiertas de nieve las gradas de los Monu-

bía concebido, según el cual no considera suficiente se dé sólo al proletario trabajo suficientemente retribuido para que al go¬ zar de buena salud pueda ganar el pan para sí y su familia, sino que es preciso, además, que no le faite con qué cubrir las atencio¬ nes de ésta y las suyas propias en casos de enfermedad y de vejez, pues que desdi¬ ce de la cultura y de los buenos sentimien¬ tos de humanidad de un pueblo el ver a un trabajador honrado, que durante una vida
laboriosa ha dado a la sociedad todo su
jugo, luego, al hallarse imposibilitado por achaques de la vejez que, para sustentarse, tenga que mendigar. Si el obrero no hubie¬ ra de tener este peligro, ni de preocuparse ante esa perspectiva fatal, sin duda viviría más tranquilo, trabajaría más a gusto y se¬ ria más amigo de quienes cree ahora le ex¬

Imentos. na, de haber encargado S. M. el Rey a
nuestro ilustre paisano, el hijo adoptivo de Sóller D. Antonio Maura Montaner, la for¬
mación de Gobierno.

Anoche, en las funciones del Descendi¬
miento, con sermón, y luego en el ejerci¬ cio de la Soledad, el templo parroquial
volvió a llenarse de bote en bote. La pa¬

Se exteriorizó ese júbilo en el «Centro tética procesión del entierro fué presencia¬

Maurista» hizando en el frontis del edificio da también por un público numeroso que

la nueva y muy bella bandera del partido, se agolpaba en las calles que suele ésta

que permaneció ondeando al viento hasta recorrer,

por la noche. También en otros centros no políticos de
esta ciudad ha causado agradable impre¬ sión el que en momentos tan difíciles para

j

Esta mañana, al toque de Gloria se ha descorrido en el altar mayor la negra cor-
tina que lo cubría y ha aparecido en el elevad® nicho de la Casa Santa la alegre fi¬

España como los actuales haya aceptado el alto honor y empuñado el Sr. Maura las
riendas del Poder.

gura de Cristo Resucitado; en ei exterior, al dar el aviso las campanas de la iglesia, ha respondido el pueblo con salvas yen

diferentes puntos se han fusilado judas de

Las solemnidades que ha celebrado la paja que habían colgado en lo alto algunos Iglesia durante la presente semana en con¬ jóvenes de buen humor.

plotan, valiéndose de sus esfuerzos y de sus memoración del grandioso drama del Cal-

sudores, para medrar.

| vario, han revestido en esta ciudad el acos- En el tren de las 8*45 ha llegado aquí

Y como sobre la expresada base opina 1 tumbrado esplendor,habiendo asistido a to-
debe prestarse la protección de lós reuni¬ \\ dos los actos de piedad con que se medita

esta mañana, después de cuatro años de ausencia pasados en medio de las penalida¬

Ila pasión y muerte de nuestro Salvador dos, o de todo Sóller mejor dicho, al «Cen¬
tro Obrero de Ntra. Sra. de la Victoria», una muy numerosa concurrencia.

con lo que tal vez fuera nuestra ciudad un | Ya el domingo de Ramos asistieron a la
modelo que las demás prodrían imitar, fué bendición y procesión de ramos y palmas

por todos aplaudido y felicitado calurosa¬ los alumnos de las escuelas de párvulos de

mente, acordándose desarrollara el señor las Hermanas de la Caridad, los de! Cole¬

Casasnovas su plan y en otra reunión lo ex¬ gio «Santa María» y gran número de fie¬

pusiera detalladamente. Dijo él que para les. Luego, por la tarde, se llenó de nuevo

ello necesitaba compañeros que le ayuda¬ el templo parroquial, tantos fueron los que, ran, y eligió ipso fació a los señores don ávidos de escachar la elocuente palabra
Jaime J. Joy, donjuán Pizá Castañer, don del predicador cuaresmal, asistieron al de¬

Juan Marqués Arbona y don José Ripoll voto ejercicio del Vía-Crucis.

Magraner, de los cuales los presentes pres¬ El jueves se celebraron las funciones

taron ya en el acto su conformidad, con lo que prescribe ia Liturgia, además de en

que se dió en medio del mayor entusiasmo la parroquia, en las iglesias de Nuestra

por terminada ia reunión.

Señora de la Visitación, del convento de

MM. Escoiapias, del de Hermanas de la

Caridad, y este año, por vez primera, en

des del frente francés, nuestro muy estima¬ do amigo el Dr. D. Emilio Conte, Médico militar que, como saben ya nuestros lecto¬ res, por sus excelentes servicios mereció en distintas ocasiones los mejores elogios de sus jefes y meritorias y muy honoríficas condecoraciones.
Viene con licencia limitada y sólo por breves días,—que es lo que de veras senti¬ mos—con el fin sin duda de poder consolar a su querida esposa, doblemente apenada en la ausencia de su marido con la pérdida de su madre idolatrada, de cuya muerte di¬ mos a nuestros lectores oportunamente
cuenta.
Enviamos a nuestro añorado amigo cor¬
dial bienvenida.

Un joven argentino, Octavio Pinto, pen¬ sionado por su país natal, la populosa ciudad de Córdoba, y que a pesar de no haber cumplido aún las tres decenas ha sido ya laureado, siendo un afamado maes¬ tro en pintura y literatura, es nuestro huésped desde hace un par desemanas y se ocupa en trasladar al lienzo los bellos
paisajes de la Isla Dorada que tanta fama

la del lugar de Biniaraix, que por cierto presentaba un hermosísimo aspecto, con su
nuevo Monumento artísticamente adornado
con plantas y flores naturales, e iluminado con profusión, y su rico sagrario, espléndi¬ do regalo del señor Barón de Pinopar que
en dicho día .-e estrenó.
En todas las mencionadas iglesias se dió en la misa la sagrada comunión, habiendo

y nombre dieron a Rusiñol, Mir y otros

que le han precedido.
Sea bien venido.

I comulgado en la Par oquia el clero, la es¬ colante y la Corporación municipal, presi¬ dida por el Alcalde, donjuán Magraner. Por la tarde se verificó la procesión de la

Sangre, cuya veneranda figura colocada

Por los programas de cine que se han repartido hoy nos hemos enterado de que esta noche, en el teatro de la «Defensora Sollerense» se estrenará una gran película: La joya entre el lodo, la cual, según se dice, es de las buenas, entre las que figu¬ ran en la serie de exclusivas que tiene la Empresa para la proyección en toda la
isla.
Se nos dice que esta cinta se exhibirá también mañana por la tarde y por la
noche.
El lunes habrá también función, con pro¬

Ya ha empezado el Consejo local de los Exploradores de España a poner en prácti¬ ca el vasto programa cultural que no ha mucho publicamos y aplaudimos. Para ins¬
talar el club donde tener sus reuniones, deleitarse e instruirse, se ha adquirido el establecimiento «La Turista», de D. Ma¬ nuel Carrascosa, situado en la calle del Príncipe, y se tiene el propósito de montar seguidamente en el mismo la biblioteca y un vasto y bien acondicionado salón de lectura. Esté ésta montada o no, por las próximas fiestas de la Victoria se hará la
inauguración. ¡Muy bien y... siempre adelante! Creemos excusado decir con cuarfto pla¬
cer damos hoy a. nuestros lectores esta
noticia sabiendo todos cuánto la conside¬
ramos trascendental. En efecto, si la cultu¬
ra de Sóller no empieza por ahí, mucho dudamos que lleguemos a tenerla «real¬ mente» jamás.

bajo majestuoso dosel de seda era llevada
por señores sacerdotes, presidiendo en úl¬
timo término la numerosa colectividad que
formaban unas pocas caperuzas acompañandóal Nazareno cargado con la cruz, algunos pasos de la pasión de Cristo, los Congre¬ gantes Marianos de las secciones menor y mayor presididos por los estandartes de ca¬ da sección, y. precediendo la imagen de la Santísima Virgen llevada en andas, gran número de jóvenes con sendos cirios o blan¬ dones, la brigada sanitaria de uniforme y buen número de socios de la Cruz Roja con la rica bandera de 1a asociación, la escola-
nía parroquia! y música de capilla y cerraban la marcha el Rdo. Cura Párroco, señor
Sitjar, de preste, asistido por los señores Coll y Borrás, e! Ayuntamiento en Corpo¬ ración y la banda de la «Lira Sollerense»
que tocó durante el trayecto escogidas mar¬ chas fúnebres. Del Hospital salió dicha pro¬ cesión a las siete, visitó las iglesias del convento de MM. Escoiapias, Parroquia,

grama nuevo.
* **
En el «Cinema-Victoria» mañana por la tarde habrá función de cine, exhibiéndose
hermosas cintas. El lunes se celebrará también sesión y
se estrenará la hermosa película en cuatro largas partes titulada Atracción del anti¬ faz
* **
En breve se proyectará en esta ciudad la grandiosa película Fabiola, o los Már¬ tires del Cristianismo, que tanto éxito ha obtenido donde se ha proyectado.
Dado el instructivo y edificante asunto de esta grandiosa película, sabemos que la Empresa tiene el propósito de invitar al estreno a las Autoridades, a los maestros y maestras y a los alumnos y alumnas de
las escuelas de esta ciudad.
Se nos informa que mañana, festividad

de N a S.a de ta Visitación, del Convento de la Pascua de Resurrección, en repre¬

Con ascenso a Alférez de la Guardia de HH. de la Caridad y volvió a entrar en sentación de varias personas caritativas,

los vecinos D. Ramón Castañer y D. Se¬
bastián Vidal distribuirán limosnas a los
pobres del Hospital de esta ciudad y alas personas que socorre dicho benéfico esta¬
blecimiento.
Consistirán: en una empanada de a pese¬ ta para cada uno de dichos pobres asilados, y en dos empanadas y una botella de vin© para cada una de las mencionadas familias.
Plausible es la idea y es con verdadera satisfacción que incluimos hoy en nuestra
crónica la noticia de una tan hueva com©
acertada resolución, que es lástima no ten¬ ga imitadores en otras mil solemnidades del año, aunque en formas diferentes.

Sabemos que el jueves próximo saldrá un grupo de los exploradores de esta ciu¬
dad en excursión de cuatro días, con el
objeto de visitar los pueblos de Deyá, Validémose, Esporlas, Estallenchs, Banyalbufar, Andraitx, Capdellá, Calviá, Palma, Son Sardina y Buñola. ¡Hermosa excursión
que es lástima no hagan, además, los más de estos vecinos que tienen sumo gusto en ver, disfrutar y aprender!
Los excursionistas, que son los jóvenes mayores en edad y más adelantados de esta tropa, harán vida de campamento con¬ forme a las prácticas escultistas de la Insti¬ tución, y les acompañará una comisión del Consejo local.

Recibimos con bastante frecuencia artí¬
culos o versos que, si no todos, son muchos de ellos publicables y agradeceríamos nos¬ otros la colaboración a poderlos dar cabida* en nuestras columnas; pero resulta que son sus autores tan modestos que se ocultan detrás de un pseudónimo desconocido e im¬ penetrable, no sólo para el público sino que también para la misma Dirección del perió¬ dico, y es claro que ignorando nosotros quien sea la persona que espontáneamente viene a unir a la nuestra su labor, a ésta,
por buena que sea, no la hemos de dar pu¬
blicidad.
Comprendemos que, por modestia o por otros fines—que respetamos—quiera uno permanecer a cubierto de las miradas de ios lectores; pero de las nuestras... nove¬ mos la razón, máxime habiendo guardad© el secreto siempre que se nos han manifes¬ tado deseos de que el nombre secreto que¬
dara.
Ya lo saben, pues, esos anónimos colabo¬ radores a quienes nos referimos: si desea© ver publicadas sus producciones és preciso que junto al pseudónimo que hayan adota¬ do vaya su verdadero nombre. Que sepa¬ mos, a lo menos nosotros, quienes son.
oooooo. jooooo3QoaacK>oooaoooo0
Registro Ovil

Naoimihntós Varones 6.—Hembras 4.—Total 10,

Matrimonios

Ninguno.

DEFUNCIONES

Dia 10.—Francisca Adoración Altés CoM, de 10 meses, plaza de la Constitución.
Dia 10.—Lucas Sastre Reynés, 51 años, casado, calle de San Ramón (Tuerto).
Dia 11.—Juan Enseñat Frontera, de ®7 años, casado, calle de Jesús.
Día 11. -Guillermo Pina Socias, de 36 ño¬
ras, calle de Santa Apolonia (Puerto). Dia 16.—Emilia Victoria Marthe Masson,
de 29 años, viuda, calle de la Marina (Puer¬ to).
Día 17.—Margarita Deyá Ozonas, de 58 años, casada, calle de Cetre.
Dia 17.—Bartolomé Noguera Castañer, d© 64 años, casado, calle del Mar.
Dia 19.—Antonio Barnat Oliver, de €4 años, viudo, m.a 68.

Motor “OTTO,, fjk
Para gas con §u contador, de 10 caballos fuerza, se vende en buenas condiciones.
Iuformarán: Centro de Anuncios -Palma
% '«%
fie desea Tender
una casa en la calle de, la Rectoría, de esta ciudad, con jardín y agua corriente y de rie¬ go. Para informes y condiciones dirigirse a la Notaría de D. Pedro Alcover, en Palma, o a la de D. Manuel J. Derqui, en Sóller.

H

ECOS REGIONALES « m m<

NOTAS CULTURALES

i ta de medios no encuentran en sus pa¬
trios lares manera de desenvolverse edu¬

La simple lectura de un prospecto de! Tiístitmo «Rhenania», establecimiento de
enseñanza y educación de primer orden
establecido en el antes Grand Hotel Sch
weizei hof en Neuhausen Escafura (Sui¬ za) situación sana y tranquila frente a las cataratas del Rhin, con 70.000 metros cuadtadosde jardines, campos deporti¬ vos y parque, con profesores experimen¬ tados y diplomados ante Jurado según la Ley orgánica de instrucción pública—reconoc'da en el mundo como la mejor—de aquel Cantón suizo y cuya organización y métodos de enseñanza desde la elemen¬ tal primaria a la de comercio y especial¬ mente lenguas vivas corresponden a to¬ das las exigencias de las ciencias peda-
cas; todos esos citados pormenores mueven al cronista a hacer algunas con¬ sideraciones respecto a esa clase de co¬ nocimientos culturales mnndológicos, a ese bario educador, de suficiencia prácti¬ ca y efectiva, que tanto convendría a la juventud espartóla que sube (y con mayor motivo a nuestros estudiantes mallorqui¬ nes que al comercio, a la industria o a la agricultura quieran dedicarse).
Sabido es que la enseñanza va íntima¬ mente unida con la educación, y ésta— para ser perfecta—se ha de proponer en su sistema modelar desde un principio el tempei amento y el carácter, favorecer el completo y gradual desarrollo del cuer¬ po, ejercitar las facultades, arraigar los buenos hábitos, formar virtuosamente el corazón e iiustrar la inteligencia. La edu¬ cación decide del carácter individual, de las costumbres y hasta de la política 3' el esplendor de las naciones: por tanto hay que atender a ella indispensablemente y
sacar la del lamentable abandono en que
entre nosotros yace. ¿Se aplica aquí, en Ja enseñanza, la educación moral y la fí¬ sica como es debido?... Responda por nosotros esa juventud ineducada y débil que va subiendo y que sólo intelectual, y a&n muy impei fectamente (el que ha po¬ dido pagarlo), ha aprendido algo en nuestras escudas, en nuestros institutos,
en nuestros centros docentes...
Por referencias, y tal como nos lo ima¬ ginamos, en el Extranjero—y especial¬
mente en Suiza y Bélgica—los maestros
y profesores en todos los órdenes de la enseñanza hacen de su profesión un
culto.
Por consiguiente, más que enviar maes¬ tros pensionados al Extranjero, o coinci¬ diendo si se quiere con dicho envío, tal vez convendría mandar allá una porción de alumnos de cada provincia, y en esta
forma se favorecería el desarrollo cultu¬

cativamente; alumnos que aprenderían a introducirse y a fruir con los de países extraños el bien que para su engrandeci¬ miento las naciones persiguen, contribu yendo así—nuestros jóvenes enviados - a la prosperidad moral y material de la pa¬ tria, preparándose para ser los futuros viajantes, comerciantes, industriales o agricultores capacitados de ese mañana que asoma y que Dios sabe para nosotros cómo será si no nos hemos apercibido de¬ bidamente para el pacífico combate.
Leoncio.
Palma de Mallorca. 28 Marzo de 1919.
0000000000000900000000000000
Crónica Balear
Palma
El distinguido pintor den Francisco Rosse lió, a quien bien cuadra el calificativo por ser precisamente la distinción la nota predo minante de su labor pictórica, ha verificado en el Salón Montenegro del Círculo Mallor quln una exposición de cuadros.
La constituyen una cuarentena de obras, habiendo tenido lugar la inauguración el
viernes de la anterior semana.
Ha sido objeto de unánimes censuras el acuerdo, tomado por la Junta provincial de subsistencias, de autorizar, con ciertas res¬ tricciones, la exportación de ganado lanar; acuerdo contra el cual se han pronunciado ya e! público y técnicos como el Inspector provincial de higiene pecuaria.
Como lógica consecuencia del acuerdo en cuestión, ha 6Ído aumentado ya en un real por kilo eí precio del ganado lanar en vivo.
Vino a Palma y dió el domingo su anun¬ ciada conferencia, en el salón del Colegio Provincial de Médicos de esta ciudad, el Dr. José M.a Albiñana, tratando sobre el tema: «El estado actual de la lucha por las reivin¬
dicaciones médicas». El disertante resumió al terminar diciendo
que sólo pretendía, con la labor de propa¬ ganda, que la clase médica se manifieste como digna y unida para defender sus peti¬
ciones eintereses. Terminada la conferencia del Dr. Albiña¬
na, éste fué muy aplaudido.
Por la tarde, a las dos, se celebró, en el «Hotel Victoria», el banquete con que se ob sequiaba al Dr. Albiñana. El señor Roca y Rayó le ofreció el banquete, a cuyo discurso contestó el obsequiado alentando a todos a seguir en la lucha por las reivindicaciones
de los médicos
Durante ia comida reinó la mayor cordia¬
lidad.

ral de nuestras clases pobres que por fal-

La Junta de Damas organizadora de la

tómbola de muñecas celebrada recientemen¬ ¡ las figuras, en alto relieve, de la Prudencia,

te en el «Círculo Mallorquín» ha entregado | la Justicia, la Fortaleza y la Templanza; vir¬

al limo, y Rvdrao Sr. Obispo la cantidad de tudes que en grado sumo adornaron a aquel

2 000 pesetas, producto de di<-ha tómbola, Rey. Encima del sacófago campea la esta¬

para los niños que han quedado huérfanos a tua orante del Monarca con corona y hábitos

consecuencia de la grippe y han t-ido acogi¬ reales, delante de su reclinatorio, presentan¬

dos en el Orfelinato fundado por iniciativa do un conjunto armonioso.

de nuestro caritativo Prelado.

El sarcófago de Jaime III estará en una

Su lima, agradeció el donativo.

hornacina de la parte de la Epístola, de la

misma capilla ya citada, y estará sostenido

La escuela católica alemana tuvo el feliz
pensamiento de entregar a los niños del Pa¬ tronato Obrero un buen número de juguetes
con motivo de la feria de Ramos.
Para el acto, que se realizó el lunes por la tarde, se reunieron en el salón teatro del Pa¬ tronato Obrero, asistiendo el profesorado de
ambas escuelas.
Agradecm el Padre Director el regaló de aquellos niños, alabando la obra hermosa d@ caridad que practicaban. *

por seis columnas, llevando en la parte de¬ lantera un hermoso alto relieve representan¬
do la muerte del infortunado monarca en la
batalla de Lluchmayor, ornamentado con cruces y blasones como el anterior. Coronan el sepulcro la estátua,del Rey con armadura
y manto y apoyado én la espada, teniendo a
sus pies el yelmo
Decoran los fondos de las hornacinas los
escudos de Mallorca, de los condados del Rossellón' y de Cerdeña y del señorío de Montpeliev.

La conferencia que se dió el martes por la
noche en e! Museo Diocesano corrió a cargo
de nuestro distinguido colaborador don José
I. Valenti.

Felicitamos al artista, cuya obra es digna del augusto donante.
Inca

Versó su concienzudo trabajo sobre: «Don José M a Quadrado.— Sus grandes dotes inte¬ lectuales y morales.—Riqueza doctrinal da
sus obras ascéticas».
La erudita y profunda disertación del con¬ ferenciante fué premiada con una salva de aplausos por la selecta concurrencia
El M. I Sr. Costa y Llobera, después de felicitar al señor Valenti, dió por terminada la serie de conferencias que con tanto éxito
se ha dado en el. Museo Diocesano.
Deseando S. M. el Rey don Alfonso XIII que los restos de sus augustos antecesores, los Reyes don Jaime II y don Jaime III de Ma¬ llorca, tengan la sepultura que a su alta je¬ rarquía corresponde, se ha dignado costear un sepulcro para cada uno de los citados mo¬ narcas, expresando terminantemente el de¬ seo de que, los mausoleos que se erijan res¬ pondan al gusto arquitectónico que impri¬ mieron sus creadores a nuestra grandiosa Catedral Basílica, en la cual se conservan aquellos restos, encerrados en modestas
nrnas.
Don Enrique Sureda, Bayle del Real Pa¬ trimonio, en vista de la decisión de S. M.,
encargó el proyecto de ios sepulcros de refe¬
rencia al ilustre artista don Fausto Moroll y
Bellet, conocedor experto del arte en gene¬ ral, quien ha presentado dos hermosos pro¬ yectos de sarcófago para guardar en lo su¬ cesivo a los dos mencionados Reyes mallor¬ quines.
Según noticias recibidas estos dias por el señor Sureda de la Mayordomía de Palacio, los proyectos ejecutados por el señor Morell han merecido la aprobación de don Alfonso XIII, ordenando al mismo tiempo la forma¬ ción de los correspondientes presupuestos, para d ir comienzo a las obras a la mayor brevedad posible.
El sarcófago de Jaime II será colocado en la hornacina de la parte del Evangelio, de la Capilla de la Santísima Trinidad, descan¬ sando sobre tres leones y en su cara ante¬ rior, entre cruces y blasones, se destacarán

El lunes por la noche se celebraba en el
Circulo de Obreros Católicos una reunión de
carácter íntimo para dar a conocer los fines
culturales de la nueva sociedad «La Van¬
guardia Inquense». Algunos jóvenes de ideas socialistas se empeñaron en entrar en dicha reunión, y al impedírselo los socios que vigilaban en la puerta, se repartieron algunos puñetazos.
El señor Alcalde, don Pedro Ferrer, salió y exhortó a los grupos a que se disolviesen y se marchasen, pero no sól© no obedecieron sino que tomaron una aetitud revoltosa. La cosa sé agravó por momentos y tuvo que in¬ tervenir la Guardia civil, que repartió sa¬ blazos entre Jos amotinados, y luego salió una compañía de infantería, a las órdenes del capitán señor Engraeia, logrando lim¬ piar por completo las calles de gente revol¬
tosa.
Se hicieron bastantes detenciones de suje¬ tos que fueron conducidos unos a la cárcel civil y otros a los calabozos militares.
Algunos fueron encarcelados por desacato
a la autoridad.
Al día siguiente hubo paro general en las fábricas como protesta contra las detencio nes, y se pretendió pedir la libertad de los presos en una especie de mitin qne se cele¬ bró al aire libre en la plaza de Oriente; pero los reunidos no osaron hacer ninguna mani¬
festación.
Por la tarde se hicieron cuatro detenciones
por coacción en un taller de carpintería en que se trabajaba
Se ha clausurado el Centro Obrero, incau¬
tándose de los sellos de la sociedad «La Jus¬
ticia»,
Un piquete de soldados montó guardia en
la cárcel civil de esta ciudad
Por la noche, ya reinaba completa fcran quilidad que no ha vuelto a alterarse.
La gente de orden, que es la inmensa ma¬ yoría, elogia la serenidad del señor Alcal¬ de y del Juez don Miguel Pujades, y la ac¬
tuación del elemento militar.

Folletín del SOLLER

-3- sa leían con avidez y se comentaban de < las cuatro, y la puota de su cigarro ardía

—No. suamoralapatria.su apasio¬

I mil maneras; pero ni el más paciente en el suelo.

namiento a las formas republicanas...

descifrador de geroglíficos, ni el más hᬠProseguía la conversación, de sobre¬ —¡Pamplinas! ¿Qué ganaba la patria

MORIR SONRIENDO

bil intérprete de textos oseo ros hubieran mesa, cuando un joven abogado de Ge¬

| | podido sacar en limpio la causa ocasional rona que había guardado silencio, dijo:

J í de tan horrible suceso. Todas sus conje- —Esto es morir coo la sonrisa en los

\\ de amigos, y en las que intervenía el í turas tendrían de aventurado todo lo que labios, dicen ustedes; no me opongo. Yo

otro sexo llevábase no solamente los ojos ’ tuvieran de ingenioso. Bl desgraciado jo- no trataré de investigar si este fenómeno

ni la república perdiendo una espada que en casos dados pudiera aún servir para defenderlas?
—Pero, ¿le parece a Vd. que un cobar¬ de tendría ánimo para hincarse un puñal

de jovencillas inexpertas, sino que se | ven se había reservado la originalidad | moral proviene de una excitación ner en el pecho?
fijaban en él con peligrosa complacencia í de no hacer al público partícipe de sus [ viosa, ni si es afectada o sardónica la tal —¿Y les parece a ustedes que es para

I cacareado el valor de arrostrar la muerte los de aquellas mujeres qu8. creyéndose | secretos. Pudiera decirse que le embro-
fuertes y jactándose de virtuosas, gus¬ | maba desde la huesa. Su carta, especie
tan sin embargo de acercarse al borde y i de captítulo humorístico de unas memo¬

sonrisa.
—De todos modos es prueba de una
carencia absoluta de miedo a la muerte.

cuando no se tiene el de arrostrar el su¬
frimiento? Ustedes Hablan del despren¬

echar una furtiva mirada a los abismos rias de ultra tnmha. picaba la curiosi-

—Pero no prueba que esta falta de dí niento de la vida como de un heroico

del vicio. ¿Q néo se hnbiera atrevido a ; dad y al mismo tiempo la desorientaba; miedo a la muerte no sea por sobra de despilfarro; pero convendría sabnr qué

decir que tai vez merecería de lástima lo allí un pensamiento delicado se codeaba miedo a otra cosa peor.

concepto han formado de su propia vida

que se le tenía de envidia?

con uo feroz sarcasmo, una frase senti-

—¿Peor?

los que atontan contra ella, ¿cómo la

La víspera se le habla visto en el café | mental se entrelazaba al chiste más im¬ —Sí, la grandeza de los males de la definen? ¿cómo la juzgan? ¿cuáles son

charlar y bromear con los concurrentes, previsto, y todo con tanta naturalidad, tierra depende mucho de la inmagina- sus verdaderas apreciaciones? Si tantos

después aplaudir en el teatro a una bai¬ con tal carencia de afectación, que por ción. Esta, que no la razón, es quien poetas no mintiesen, nada tuviera de ex¬

larina, más tarde obsequiar indistinta¬ ! ninguna parte podía rastrearse la huella suele medirlos. Sócrates forzado a beber traño que se suicidaran. Algún filósofo,

mente a varias señoritas en un sarao, y de no espíritu preocupado y sombrío. la cicuta manifestó que no temía a la o mejor sofista, se ha valido de una com¬

concluido éste, con su mismo traje de Decía en un paréntesis: «son las tres y ca¬ muerte; pero al dársela Catón, ¿quién paración que no sé si es muy propia:

baile, sin que le temblara el pulso, sin torce minutos: principio un rico habano, asegura que no fuese por un miedo cer¬ quitarse !a vida es desnadarse de un ves¬

una ligera incorrección, sin una falta de espoleta de nueva invención, puesto que val a la humillación de su derrota, a la tido; pues díganme ustedes, ¿tendrían

ortografía, escribió su postrimera carta al concluirse estallará mi cabpza como pérdida de su prestigio, al sonrojo de ver ! por muy generoso a un caballero que

dirigida a un amigo.

> una bomba.» Y en efecto, cuando al rui¬ triunfantes a sus enemigos? ¿Quién ase¬ I diese a uu pobre su gabán estrecho, raí-

| De esta carta, a cuya tinta, fresca aún, do del tiro acudieron los vecinos y le en- 1 gura que no le amilanase, más que !a do, incómodo, de un color y de un corte
se mezcló la sangre de su autor, circula¬ contraron cadáver con el cráneo destro- ! guadaña de la muerte, la mirada de

ban copias que se robaban de las manos. zado, su reloj de oro no señalaba todavía César?

I

f Continuará.)

S O L LE R 9-

3. >®a

m> m* DEL AGRE DE LA TERRA -m *»

Lfl RESURRECCIO
(De A. Manzoní.)
Resurgí! Per quina via fon sa presa a Mort estorta? Com vence la negre porta,
i a la vida renaixía,
qui a I’ eterna 'irania fou sotméa? Ho juraría per Aquell qui ’l suscitá!
Resurgí! La testa santa ja no posa en el sudari: Tota húmida de complanta, del sepulcro solitari
decantada es la coberta.
El Senyor ja se desperta si la mort 1’ embriagá.
Com del fadic del viatge se reposa en la foresta el qui va en pelegrinatge; i s’ espolsa de la testa una fulla qui demanca lenta, ienta ie la branca, una fulla qui caigué;
Tal la pedra feixugosa que la tomba recloía. s’ espo sá amb rná poderosa el Guerrer que dins dormía, quant fou 1’ ánima tornada de la páldida morada, i: Aixeca ’t, li digué.
O Dorments Israelites, quina fou vostra escomesa?
—Les cadenesson contrites!
El Senvor la porta ha fesa! 0 colgats en esperan<ja arribá la deslliuran<ja: Es ben Eli! El Redemptor!
Al regnat qui sempre dura quín mortal hi pujaría?
Per deslüura us de la foscura
del infera, aci venía, Sospir de la rapa antiga. Terror de 1* host enemiga, el promés Triunfador.—
Ais Vidents meravellosos
qui les coses emboirades
del futur, amb lluminosos ulls vegeren com passades ja de temps se demostrara
aquell Sol que Deu jurava que a la térra donará:
Quant Agen quant Isaías te digueren, Raga humana, que un jorn i’ Anyorat veuríes; quant d’ una época llunyana, de bells joras contara, el nombre, i d' els anys encara en !' ombra
Daniel se record á.
Era T alba; i Magdalena , amb les altres dos Martes, amb la cara de dol plena, el Deu mort, feia tres díes, recerc&va, esma-perduda: la montanya conmoguda
de Síón va tremolá.
Un bel! jove, amb vesta clara, se posá en la sepultura:

era llamp la sena cara,
era neu sa vestidura...
A la trista qui gemía amatent li responia: No es aquí! Resucitad

Desterreu ja la tristura

De la pál lida viola!

L’ or joiós de nou fulgura.

Sacerdot, amb blanca estola,

i amb veu d’ hirnne, ja anuncia

la gran nova i 1’ alegría

de la Resurreeeió.

a

Surt de 1’ ara un crit de festa:
«Alegra 't del cel Regina, car Aquell qui a tu s’ inclina, per vestir-se humanal vesta, resurgí, com prometía. Prega per nos!» Eli volia qui fos llei ta oració.
O germana, la liturgia, de gaubanpa avui es plena:
de festins avui es día ' i tothom son dol serena.
No hi ha mare tan esquiva que amb la roba mes festiva No vesteixi sos petits.
Del ric sia moderada la vianda saborosa:
humilraent, i ignorada vaja a taula freturosa lo que a taula abundant sobra; els vils aliments del pobre
sien d’ aimoina amanits.

Fóra els crits, i la tempesta de la dantja inverecunda; 1’ alegría no Ó3 aquesta que fa I’ áuima jocunda; sino 1’ asserenadora,
filia del cel i penyora
d’ aquella altre qui vindrá,
Ben ha jen els qui més pura
avui col en la diada!
Ai del rebelsens ventura
qui va per 1* esgarriada ampie senda qui a mort guía. Qui en e! Senyor se confía
amb Eli resucitará!
Llorenq Riber, Pvr®., trad.

MftTI D' ABRIL
(quadret del natural, a felanitx) '
El cel está boirós; un oratjól hlvernenc en¬ cara fa moure es eapcurucull d’ els ainetlós i ses paumes més altas d’ es fasser de dins es fossar\\ ses baixes no se monea gens. Es sol, que ja comensa a encalantir, guanya poc a poc a sa boiriná i l1 espargeix, perque vol brillar resplandent i poderós sense res que li
fassa nosa. Ara ha coménsat a n’ es Convent 1’ ofici
d’ es Divendres Sant i encara hi van, cami-
naut depressa, qualque pareia d’ atiotes to¬ tes de negre i qualque veinat antick arab sa mudada d’ els diumenges. Els capellans resen oracions amb veu paussada i fan cerimonies magestuoses: sa Casa Santa encara está

Els arbres de davant es Convent han co-
mensat a treure, i per damunt sa teulada i per dins s’ eura de sa capella de Sant N eolau un esbart de teuladés piula que piula perque ja volen comensar a fer es niu. Una papallona volatetj i per entremitj de tres roeíles dobles. Son ses primeres que s’ han
obertes a dins a’ hort de ca 'n Reus. Dues
margalideres están totes reblrdes de flors com estrelles blanques. Un borino ros xupa sa mel de ses floretes d’ una prunera; i per dins un parat de carxofés, que duen molta d’ esponera, passen depressa i volant, molt baix dues oronelles, com si volguessen
deixarse caure damunt ses fulles d’ un verd
cenrós. Una parera ¡sí que ’n du de flor! ja no pod més, i dos aucells festetjivols que hi volatetjen i s’ hi encalcen n’ han feta caure una bona solada p’ en térra. Es sol, que ja no fa sés ombres tan Margues, ha espargit de tot sa boirina i un alé de vida primarenca s’ escampa per dins s’ aire que ha perdut ja sa gelada fredor de 1’ hivern aspre. L’ ora'je s’
é3 mort del tot. Una mescladissa de rosers i
enredaderes me fan ombra i sa dolpa quietut que m’ enrevoita n >més s’ altera, de tant en tant, amb so renóu de ses passes acompassa des de qualqu ’u que p’ es carrer camina. Un es el Sen Rameo qui, amb so rosari passat p’ es coll, ses carnes un poc tortes i un gaiato
fort d’ uiastre se ’n va a l’ oficí. S’ altre es
mado Hosca qui, mirant en térra i amb sa cadireta d’ anar a missa, fa més vía de sa
que pod. S’ altre méstre Lluc qui s’ atura a donar foc a sa pipa amb un misto de pelleta encés amb s’ ungía. Ara sa senyora de sa ca¬ sa bona que surt ben enllestida i quant li dic: —«Bon día; no hi serás a temps» ella me con¬ testa: -«1 tú, ¿que no hi vens a 1’ ofici?»... Llavó per un liare moment no passa ningú... De cop unes passes raenudes i espesses se deíxen sentir. Es na Maria que se ’n va amb sa panera an es bra<j. Na Maria,.. una atlóta molt agradosa, amb dos ulls mes vius que una centella, amb una careta de xerafí i dues raans blanquea com a dos lliris... ;Qu’ ha crescut de molt! ¡qué s’ ha feta de dona! Sembla que era ahir que passava per davant
ca-meua. Duia una camieta curta i anava
sensa sabates, amb una llesca de pa-amb olí en sa má, i quant jo li deia: —«Dios Marieta; ¿me ’n vois dar un bossi?» abaixava els ulls i s’
empagaia. Només tenia tres o quatre anys... Ara ja ’n té setze i ja du sabates de lona blanquinosa i calces negros; botons d’ór a ses mánegues d’ es gipó i una cadeneta de plata amb dues patenes peujada p’ es coll. Un’ altra poncella que s’ obri a la vida com aquests botons de roella doble que están a punt d’ esciatar.
Per s’ altra part d’ es carrer devalla un jove. Fins 1’ any qui véno correrá sa quinta. Dú es capell a la banda i fuma un acigarrillo.
I se troben tots dos i s’ escometen. Paraules
que se diuen son ben dolces. No ’m poden veure a mí, pero jo los sent...
Els aucells festetjívols encara s’ encalcen i dues papalones volen de flor en flor, amb ales pintados... I ells dos beuen amb afany la tendre delicia de 1’amor primera... L’idili dura poc perque ella, temorega, no vol que la vejen Se diuen adiós fins a tres vegades, i el!, tot-soí i dret al mitj d’ es carrer, la veu corno s’ ailunya just la visió hermosa d’ un

somni gentil que se desfá en boira quant els ulls desperten, la dematinada.
Llavórs na Maria torna amb sa panera, contenta i resolta. Jo surt an es carrer i quant
m’ es devora li dic lo que he vist. Ella me
contesta tornant ben vormela:—«Mos hi ha
atrapats; no ’hu diga a mamare.» I se ’n va xalesta de cap a ca-seua, como una titina que per dins es goret casi no toca amb sos peus enterra...
Mes tard me ’n teñe d’ anar ‘per vita i quant a ca-meua me pos sa corbata repar dins es mirai que teñe molfcs de pels blancs a
sa meua barba.
Quant pas per davant cá na Maria, aques¬ ta fa randa de massetes asseguda devora es cantell de sa porta de ca seua. Li dic adiós i, fent-me sa mitja baixa els ulls hormosos to¬ ta avergonyida i li surt a ses galtés el color rosat d’ un aló de vida primaverenca...
La gent ja surt de 1’ ofici d’ es Convent.
Demá tocarán Gloiüa. A.
ESPARCES PA5QUALS
Ais amics, redactors, i sustentors d' aquest setmanarí, desitjant-loshi una Pascua acorull de joia.
Les santos dones pugen al Calvari per a plorá en la tomba del Aimat mes, un moment avantes d’ arrivar-hi, les sopta una encisera claretat.
—¿Qué ha esdevingut? ¿qué tó la nova aurora que s’ alija, aquest raati, amb tant d’ ardí¬
an ent? ¿Es que ja no remembra en aquesta hora, que Aquell qui la va fer tant refulgente jau mort en Ja foscor d’ un monument?.,.
Així pensant x amb fonda melangía, arriven al Sepulcro del Senyor; mes..,;—No ’l cerqueu al Qui en la Creu mo¬
lía¬ les diu un Angel qui esbargint claror
damunt la boca del fossar sevia.—
No ’l cerqueu pas a Crist crucificat, que ha resueitat!
II
Avui, Jesús glories ais Póbles crida i diu al que fa vía cap la mort: —Si vols tornar, com Jo, a una nova vida, estima a Deu, treballa amb fe ennoblida
i sacrificat sense desconort.
¡Que ’l Poblé qn’ aima, creu i ’s sacrifica
tard o d’ hora sos drets i honor vindica,
i pot alear se eom un poblé fort,
III
Amunt els cors, dones!... sota la senyera del sacrifici de la Fó i 1’ Amor, filis d’ eixa Yila noble i encisera, treballeu amb constancia., qu’ es propera 1’ hora del resurgir consolador.
Amigus Verus

m&mmssem

Pollefi.deí $GÜL6R

-4-

—Sí; perd veig que tu t’ empenyes en

f fer te téu lo de tots-dos,

LA TORRE DE LA MAL-MORTA

j —El joc favoreix avui a uns i demá ais \\ altres; es tan inconstant com ses dimes,
r —Idó jo estic pe ’l Magistral, que mos

j favoreix a tots per un igual.

(llegenda castellana)

I —¿Si duría intencions...? ¡ —¡Cal, digué 1’altre comprenguent-lo,

era colgada, sense poder-se dormir, amb j se degué en ar.

\\ la pena de no sebre noves del seu espbs. —No dubfis que hi va haver cosa.

Anava passant la nit entre precs i plors. —¿Per qué ho dius?

Els criats, menys atribuíais, s’ entrete¬ —Perque la sirventa digué que la se¬

jen jugant ais daus.

nyora després plorava.

—Moltes dobles tréus de ta bossa, digué

—Será a causa de 1’ ausencia de son es¬

un al altre, que per lo víst devía perdre. —Me sembla que tu, Fortun, tens una
bossa amb la mateixa suma de dobles.

pbs. Fa dbs anys que son casats i s’ esti¬
men avui tant com en el día del seu casa-
ment.

—¿No trobes que el Magistral ha estat molt franc i generós?
—I aixb que pareixía qu’ el dimoni el se
’n duia!

—Pod ser; petó sospit... En aquell moment sentiren renou d’ ar¬ mes i trepitx per s’ escala.
Els criats s’ aixecaren per anar a veure

—Es una bona persona.
—Deu vulla que sovintetjin les seues visites per aquí.
—Me pareix que no n’ hi fará moltes; treraolava i feia cara de desesperat.
—A mí ’m va dir: jas... i calla!

qu’ era. Mes, abans que ho fessen, s’ obrí la por¬
ta de pint-en-ampla, i entrá un homo,
ventant 1’ espasa.
-¡Don Gutierre! s’ esclamaren els
criats.

—I a mí també; perb t’ assegur que en —¡Callau... miserables!

deu anys no guan/am lo que hem gua-

Ni un crit, ni una veu se sentí més dins

nyat en una nit.

I la casa; no ho deim bé: un crit aborrona-

dor se sentí quasi al mateix temps, dins tierre se trobava a Baeza curant-se una

la alcova de donya Llum.

ferida que rebé en la batalla, de Coljeja -

Després se feu un silenci de tomba. Els res, que, en tot i quedar indecisa, h igué

criats, amb els cabells de punta, tremo- de fer prodigis de valor per aturar ais

lant de pbr, ni tant sois se miraven.

moro*, encoratjats amb la mort del ma-

j riscal Joan de Herrera i els esforpats ca¬

V

lvan ers Alonso Dávalos, Martí Sánchez

j de Rojas y García Alvarez, que també

Ruy Gutierre era un jove de trenta j moriren en dita batalla, retuts al pes de
anys; perteneixía an aquella noblesa an¬ | ses gestes arriscades.

tiga que no tranzigía ni amb la més lleu j Ruy Gutierre, que havía fet manjar

afronta. Era gran, d’ ulls grossos, blaus, j ppls a molts de moros, rebé una ferida en
cabells que tiraven en roig, aixís com la | el cap que, si bé no 1* obligá a fer l¡it, al
barba, cara fina, ñas petit i boca encara I menys li exigía repés.

més petita.

I Dotat d’ una forpa d’ atleta, s’ entrete¬

Era un capitá valent, i atret per la llui- nía a les hores, allunyat de les gestes bé-

ta, aná a la guerra, cridat per el Rei En¬ liques, en 1’ exercici de les armes i en fer

ríe III, qui bé coneixía els seus mérits, en¬ proeses damunt el cavall. *
cara qu’ estigués follament enamorat de Era el día 5 de janer de i’ any 140o

s’ espósa donya Llum, que també 1’ esti- quant rebé a Baeza una lletra, pie ia de

mava a eli amb debliri.

mistéri, que deia aixís:

Era cavaller, i quant la patria reclama- «Un jovensá garrit visita tots els ves-

va la seua espasa sabía cumplir amb son »pres a vostra muller donya Llum amb

dever.

»consentiment d’ ella; si ’ls voleu sorpren^

Els moros de Granada havíen posat siti »Jre, veniu una nit a vostro palau, toca-

a Baeza, i Ruy Gutierre, amb altres ca- »des les once: dins el calaix de la taula de

vallers cordobesos, aná a prestar la seua »1’ alcova hi trobareu un punyal que dei-

ajuda a Pere Manrique i al mariscal Joan »xá amagat per lo que puga succeir; i els

de Herrera. Aixb succeía a la derrería

del mes de desembre de 1405, i Ruy Gu¬

(Seguirá)

i caminos en pos del deseado «botín», dejando

con su huida libre, expedita la vía ancha de

t

la Libertad, del Patriotismo y de la Justicia, que hasta aquel entonces había sido el estan¬

&eécltfxi

ecrolégiea M

darte glorioso que, enhiesto, con orgullo el

mencionado partido siempre llevó.

No, no evoquemos estos recuerdos. Personas

Víctima áe larga y penosa dolencia fa¬ que creíamos sinceras; buenos amigos nuestros lleció anteayer, jueves, en esta ciudad, el que habían militado años y años a nuestro la¬

conocido comerciante D. Bartolomé No¬ do nos abandonaron tal vez persiguiendo qui¬

guera Castañer, retirado ya de los negocios méricamente algún fin para nosotros nunca

después de una larga época de laboriosidad sospechado. ¡Cuánto sufrimos en nuestro de¬

a la cual debía la posición alcanzada que le sierto siguiendo fieles al apóstol!.

permitía pasar ios días de su vejez con Los mismos, esos hombres-veletas que un día

tranquilidad y holgura. No lo ha querido defendieron al señor Maura con tesón, al si¬

asi ¡a Parca cruel, pues que antes que los guiente fueron ya, declarados u ocidtos, sus ma¬ años de la ancianidad llegasen con su se¬ yores enemigos ¿Cómo habían experimentado

cuela de achaques, ha cortado despiadada¬ tan rápida metamorfosis? Difícil es contestar

mente el hilo de su existencia.

a esta pregunta-, lo cierto es que echaron en el

La noticia de la muerte del Sr. Noguera lodo todo un pasado de virtud, y que con su

circuló con suma rapidez, siendo esta des¬ | apostasía dejaron aquellos méritos convertidos

gracia entre sus numerosas amistades y en \\ en falacia sólo digna de ludibrio.

todas partes—pues que no tenía en ningu¬ Miles y miles de veces les pronosticamos la

na enemigos—muy sentida.

llegada del por nosotros desde lejos esperado

Ayer a las seis de la tarde, previo el re; acontecimiento que tuvo lugar en Madrid el zo del rosario en la casa mortuoria, fué ; lunes de esta semana, y ellos, impertérritos, nos

conducido el cadáver a la última morada, ! contestaron siempre con una sonrisa burlona

cuyo acto resultó ser muy solemne y con- \\ y despreciativa. Teníamos fe en España por -

cui rido, pues que asistió al mismo la comu¬ : que sabíamos que nuestra nación es noble y nidad parroquial coii cruz alzada, la música !' justa, por lo que indefectiblemente la verdad

de capilla, buen número de amigos y veci¬ \\ había de abrirse paso más pronto o más tarde. nos con sendos cirios, y, cerrando la mar¬ \\ Nuestros augurios se han realizado por fin, cha, una nutridísima representación de la '■ y hoy los nombres de ciudadanos tan beneméri¬ sociedad política «Centro Maurista», a la i tos como Maura, La Cierva, Ossorio... son

que el finado pertenecía.

pronunciados reverentemente en nuestra na¬

Descanse en paz su alma y reciban sus ción... ¡y fuera de ella!

atribulados esposa, hijos e hijas, hija e hi¬

jos políticos y demás deudos consuelo en

su adicción y la expresión de nuestro pé¬

same más sentido.

i

¡Bendigámosles; ellos salvarán a España!

Abril 19—1919

Baldovinos

£M EL ATONTAMIENTO

Tribuna púb.ica

Sesión del día 20 de Marzo de 1919

BREVE COMENTARIO

Se celebró bajo la presidencia del señor Alcalde accidental, D. Miguel Ripoll y Ma-

Esta pluma, que durante un largo periodo . ha estado dormida, paralizada, muerta, vuelve

graner, asistiendo a la misma los señores concejales D. Gabriel Darder, D. Bartolomé Coll, D. Antonio Pina, D. Ramón Coil, don

a la vida precisamente el día de Gioria. ¿Lla¬ Juan Frontera, D. Miguel Colom y D. Barto¬

bra algo más simbólico?

lomé Sampol.

¡Escribir' unas líneas para hablar del nue¬ Fué leída y aprobada el acta de la sesión

vo Gobierno la víspera de la Resurrección anterior.

del Salvador!... ¡Evocar en este día algún re¬ Se dió permiso a varios vecinos de esta ciu¬

cuerdo de los gobernantes que fueron en 1909! ¡<c¿ué nombres y qué fecha, cuantas veces re¬ pelidos!
Por la prensa diaria nos hemos enterado de que quedó el martes de esta semana consti tuído el siguiente Gobierno:
Presidencia, don Antonio Maura Monta-

dad para realizar obras particulares. Previa la lectura de las respectivas cuen¬
tas y facturas se acordó satisfacer a la socie¬ dad «El Gas» 1.198 45 pesetas, por energía eléctrica suministrada para el alumbrado piibiic© y Casa Consistorial; a D. Guillermo Barceló, 7 86 ptas. por varios artículos de es¬ critorio suministrados para uso de la Secre¬

ner.

taría; al Jefe de la estación telegráfica, 6‘25

E4ado, don Manuel González JJ.ontoria.

pesetas, por el canon de la linea telefónica,

Gracia y Justicia, señor Vizconde de Ma¬ correspondiente al primer trimestre; a don

tamata.

José Socias, 1.090*17 ptas. por materiales y

Guerra, General de división D. tiago y Aguirrevengos.

Luis de

San¬

5

jornales invertidos para la reparación y construcción de varias obras, realizadas por este
Ayuntamiento.

Hacienda, don Juan de la Cierva.

El Sr. Sampol denunció que varias boqui¬

Gobernación, don Antonio Goicoecliea.

llas de riego de una acequia que pasa por el

Marina, don Augusto Miranda:

camino de S071 Pusa permanecían descubier¬

Instrucción Pública, don Cesar Sitió.

tas constituyendo un peligro para los tran¬

Foótenlo, don Angel Ossorio.

seúntes El señor Presidente prometió que

Abastecimientos, D. José Maestre. Ossorio, Lacierva, Maura. No importa re¬

obligaría a sus dueños a cubrirlas. El señor Darder usó de la palabra y mani¬
festó que deseaba ocuparse como otras veces

cordar ahora ninguna de las insidias y ca¬ í había hecho de! asunto de las subsistencias

lumnias lanzadas por sus soberbios y ofusca¬ \\ para ver de hallar el medio de abaratar al-

dos enemigos; no vale ya la pena del comenta¬ \\ gún artículo de los de primera necesidad,

rio Estos citados grandes hombres tan siquie¬ | que se ponen más caros cada día, haciendo

ra no se preocuparon de desvanecer las falsas más difícil la vida a las clases menesterosas.

acusaciones con que se intentó mancharles, ni Indicó la conveniencia de imitar al Ayunta-

quisieron tan sólo desmentirlas. Todo ha ido ; miento de Palma qne adquiere huevos y pa¬

cayendo por sí solo. ¿Quién inicuo Maura, no.? Nadie,

se acuerda ya nadie osa ya

del hoy

] \\

tatas de los puestos productores, cuyos artículos vende después directamente al público; pudiendo aquí hacerse lo mismo o bien en¬

no s Aumente repetirlo, sino que ni siquiera re¬ tregarlos a los vendedores fijándoles el pre-

cordarlo. La falange de los foragidos levantó | ció de venta.

esa humareda del ¡Maura, iu! y ha bastado el j El señor Colom expuso que para esto esta-

hálito de unos honrados y aguerridos jóvenes i ba la Comisión de subsistencias, la cual po-

que pronunciaron réemnente el , Maura, sí! | día practicar las gestiones oportunas infor¬

para que aquélla se disipase, para que fuesen mando al Ayuntamiento.

barrólos de nuestro horizonte esos nubarrones

El señor Coll (don Ramón) manifestó que

maléficas que eclipsaron por algunos años con un veto infame el brillante sol cte la justicia y

el Ayuntamiento de Palma para la adquisi¬ ción de patatas se había puesto en inteligen¬ cia con el Banco Agrario, de cuyo Director

de la verdad, que rubricaron para colmo de era él muy conocido, prestándose a hacer cer-

désdichas y por su propio desprestigio ciertas cadel mismo cuantas gestiones fueran opor¬

clases conservadoras de nuestra infortunada tunas para conseguir el objeto deseado, resol¬

nación. -

viendo la Corporación que la Comisión de

Da pena, causa profundo dolor todavía el recordar aquellos días aciagos en que la ma¬ yoría de ese mismo partido que el señor Mau¬ ra d'rigiera, claudicó, renegó de sus tradicio¬ nes para huir a la desbandada por tortuosos

subsistencias en unión del señor Coil, visita¬ ran al Alcalde de Palma y al señor Director del Banco Agrario para ver de conseguir huevos y patatas para abastecimiento de esta ciudad a los mismos precios que los adquiere aquel Ayuntamiento.

Sesión del día 27 de Marzo de 1919
Se celebró bajo la presidencia del señor Alcalde accidental D. Miguel Ripoll y Magraner, asistiendo a la misma los señores Concejales D. Bartolomé Coll, D. Francisco Bernat, D. Ramón Coll, D Juan Frontera,

unión entre esta calle y la proyectada en di cho ensanche; resolviéndose a propuesta del señor Colora que la prolongación de esta ca ile se proyecte en el plano genera! de ia po blación, cuya formaeióu tiene el Ayunta¬ miento encargada
El señor Sampol indicó la conveniencia de

D. Miguel Colom y D Bartolomé Sampol. Fué leída y aprobada el acta de la ante-
terior sesión.
So aprobaron los traspasos de los solares números 26 y 27 a favor de D. Antonio Oliver Ferrer y 70 y 71, a favor de D.a María Castañer Rullán, para perpetuar sepulturas
en el ensanche del Cementerio católico.

expropiarla casa número 15 de la caile de Moragues que dificulta la prolongación de la calle de San Jaime y su enlace con la ca¬
lle del mismo nombre del ensanche del Se-
11er, entorpece la visualidad y la cómoda circulación de una a otra, y a propuesta del señor Colom se acordó que la Comisión de Obras gestionara con los vecinos pro¬

Dióse cuenta de no haberse presentado pietarios pudientes de aqueüas inmdiacio-

ninguna reclamación durante el plazo al nes la cantidad que voluntariamente se efecto señalado, contra el acuerdo do este avendrían a satisfacer para la consecución

Ayuntamiento, por el que resolvió contratar de esta mejora que ha de beneficiar sus in¬ en pública subasta para durante el año eco¬ muebles y el valor que por el edificio que se

j nómico de 1919 a 1920 el arriendo de ios de- ha de; expropiar desearla su propietario que
rechos municipales impuestos sobre ocupa- j le fuera abonado.

ción de la vía pública. Enterada la Corpora- j %%Wfc fe%%%**t%%%%%«%%%%%*%

| ción y considerando la celebración de esta
subasta de urgencia, dada la proximidad de

Cu i tMm Maggra

la fecha eu que puede empezar a regir el citado año económico, acordó, (en virtud de lo dispuesto por la R O. de 18 de Enero de 1919) señalar el día diez y nueve de Abril próximo a las once para efectuarla.
Dióse cuenta de una instancia promovida por D.a Ana Pastor dayol y D.a María Ma¬ yo! Borrás, en concepto propio y como mandatarias de D a Ana Canals y D a María Ignacia Ferrer, en la que exponen que para ir a sus casas situadas en la calle de Isabel If, tienen el pase por sobre la acequia de la fuente de S' Olla que está al lado de la casa Ca 'ti Monserrat, cuyo paso es interceptado frecuentemente por haberse convertido en la vadero el tramo de la referida acequia que linda con el subidero que da acceso al paso

Eii la iglesia Parroquial.—Mañana, domiugo, dia 20. —Festividad de la Resurrec¬ ción del Señor. Por la mañana, a las seis, Maitines y Laudes, procesión, y seguidamen¬ te la Misa solemne, con sermón por el Reve¬ rendo P. Riera, C. O A las diez, Tercera Do¬
minica del Santísimo Sacramento, se cantará
Horas menores y la Misa mayor. Ai anoche cer, Vísperas, Completas y rosario.
Lunes, día 21.—A las nueve y media, se cantará Horas menores y a las diez y cuarto la Misa mayor, ea la que predicará el Reve¬ rendo P. Lorenzo Riera. C. O. Al anochecer, Visderas, Completas y rosario.
Martes, dia 22.—A las seis de la mañana saldrá la procesión para el cumplimiento del

indicado y su lican ai Ayuutamientc acuer¬
de tomar las medidas necesarias a fin de de¬
jar expedita la servidumbre de paso de refe¬ rencia, prohibiendo que se lave en el punto indicado Enterada la Corporación y consi¬ derando que el sitio de la expresada acequia que se ha convertido en lavadero no reuue condiciones adecuadas para ello, siendo ade¬ más este abuso nocivo para la salud de

precepto pascual de los enfermos que habi tan en el casco de la población.
Viernes, dia 25. —A las seis de la mañana se verificará el cumplimiento de! precepto
pascual para los enfermos que residan en las afueras de la población.
En la iglesia de Ntra. Sra. de la Visitación.— Mañana, domingo, dia 20.—Se empe¬
zará solemne oración de Cuarenta Horas en

aquel vecindario que se sirve del a ua que discurre por aquella acequia para beber y para usos domésticos, acordó que por la Al¬ caldía de acuerdo coa el Sindicato de Riegos, se adopten las medi tas necesarias para evi¬ tar el abuso denunciado y para que la ser¬ vidumbre de paso a que aluden los solici¬ tantes quede expedito.
Dióse cuenta de la dimisión presentada por D. Matías Moner y Pujol del cargo de relojero de esta ciudad, con motivo de haber
trasladaeo su residencia en la villa de An-
draitx. Enterada la Corporación acordó ad -
mitirla.

honor del Misterio de la Resurrección del Se¬
ñor, y del Santo Cristo. Después de la proce¬ sión, será trasladada a esta iglesia la imagen de la Santísima Virgen, e inmediatamente se expondrá el Santísimo y se cantará la Misa mayor. Por la tarde, a las cuatro, Vísperas solemnes, reunión de Terciarios, rosario y plática sobre el Misterio del día. A las siete y media, solemne Trisagio y la reserva.
Lunes, día 21.—A las siete, exposición y Ofi¬ cio matinal y a las ocho, la Misa mayor. Por la tarde, a las siete, solemnes Completas en preparación a ia fiesta del día siguiente, y la
reserva.

Por unanimidad, la Corporación acordó nombrar encargado del reloj público de esta Casa Consistorial, con carácter interino, a D. José Girbent y Sabater, quien percibirá la gratificación señalada en el presupuesto para dicho trabajo mientras lo ejecute.
Dióse cuenta de tres comunicaciones remi¬
tidas por los maestros de las escuelas nacio¬ nales de niños, primera, segunda y tercera de esta ciudad, contestando a la comunica¬
ción que les dirigió esta Alcaldía (como a los maestros y maestras nacionales de la locali¬ dad), eu virtud de acuerdo de esta Corpora¬
ción llamando su atención sobre el hecho de
haber llegado a su conocimiento que en al¬ gunas escuelas se cobran retribuciones a los alumnos; manifestando que en sus respecti¬ vas escuelas no se exigen estas retribuciones desde que están prohibidas, y si algunos
alumnos las satisfacen es porque sus encar¬
gados voluntariamente las ofrecían al matri¬ cularlos, cosa que les está permitida por la Ley a los Maestros. Enterada la Corporación y considerando que la ignorancia de las dis¬ posiciones legales en la materia por parte de los padres o encargados de los alumnos da lugar a que no sepan si es obligatoria o vo¬ luntaria ia percepción de retribuciones, se acordó que por parte de la Alcaldía se dé la mayor publicidad al artículo 10 del R. D. de 14 de Marzo de 1913 que dispone que en lo sucesivo los maestros de escuelas públicas

Martes, día 22.—Fiesta del Santo Cristo. A las siete, exposición y Oficio matinal. A las diez, Tercia y la Misa mayor, con músi¬ ca, y sermón por el R'lo. P. Riera de la Con¬ gregación del Oratorio. Por ia tarde, a las siete y media, solemne Trisagio, Procesión, Te Deum y la reserva
En la iglesia de las MM. Eseolapias.— Mañana, dorniugo, dia 20.—A las ocho se
cantará ua Ofició con toda solemnidad.
Lunes, día 21 —A las siete y media, Misa de Comunión para los asociados a ia Guar¬ dia de Honor; por la tarde, a las seis, se practicará el ejercicio consagrado al Sagra¬ do Corazón" de Jesús, con exposición de
S. D. M.
En el santuario de la Inmaculada Con¬
cepción, situado en el Olivar d' es Fanás.— Domingo, dia 27 de Abril —Solemne fiesta de la Inmaculada Concepción. Por la maña¬ na, a las siete y media, Misa de Comunión general. A las diez se cantará Tercia y acto seguido la Misa mayor, con música, en la que predicará el Rdo. P. Francisco Fornós,
Franciscano. Por la tarde, a las cinco, se su¬ birá en peregrinación al Santuario, rezando durante el trayecto el rosario, partiendo des¬ desde el piúncipio de la entrada a la carrete¬ ra del Santuario, seguidamente sermón por el mencionado Padre y se terminará cou un devoto ejercicio y adoración de la Virgen,

nacionales de primera enseñanza no podrán reclamar cantidad alguna en concepto de

Se venció

retribuciones; pero que este precepto no se¬ rá obstáculo para que los Ayuntamientos o los padres de los alumnos otorguen a los maestros premios en metálico en la forma que tengan por conveniente.
A propuesta del señor Bernat se acordó arreglar el piso del lavadero d8 la calle de este mismo nombre para comodidad de las

Una casa, compuesta de sótanos, zaguán, entresuelo, dos pisos y desván, y un corrali to, situada en la calle de Bauzá, u.° 21, con salida en las calles del Mar y de ía Rosa, de
esta ciudad.
Informarán en esta imprenta.
DOOGOOOO 300099309SO OQ1000000'

mujeres que concurren a lavar en el mismo
El señor Bernat indicó la conveniencia de

Me desea vender

prolongar la calle de Fortuny hacia el en sanche de Ca 'n Pe-reta, haciendo gestiones para adquirir el solar en el cual se labran piedras, que se interpone para conseguir la

la finca huerto de Ca V Guixa, en uno o
varios trozos.
Para informes dirigirse calle de Canals
número 1,

SOLLER

7*

Este edificio situado entre las estaciones de los ferrocarri¬

les de Palma y Sóller, con fachadas á los cuatro vientos, reúne

todas las comodidades del confort moderno,

•

.

.

V.

Luz eléctrica, $gua á presión fría 7 caliente, Depar¬

tamento de baños, Extensa carta, Servido esmerado

y económico.

Directores propietarios: Covas y Sampol

| CARCAOENTE
I (Valencia)

TELEGRAMAS: G I N E R - C AR C A G E N T E

m

EXPORTACIÓN:

§

Maranjas, Mandarinas y £J ratones |§

!¡| Frutos escogidos ** Lo mejor del país
¡§| Envío de precios corrientes sobre demanda

wm
TRANSPORTES TERRESTRES Y ÜjÍRÍTIMGS
WjA BOJLUBRMUSAS

Casa Principal en CERBÉRE

PArmnniNalw ^ GETTE: Francois Solatjes—Rué Lazone Carnot, I
! BARCELONA: Seba tián Rubinosa —Plaza Palacio, 2

ADUANAS, COMISION, CONSIGNACION, TRANSITO

Agencia especial para e! transbordo y ¡a reexpedición de frutos y P- ’-rcusu.K'es shir.'vtoio y^Aupioq y hjqoistc^míioo

íiégliebfiounhu o

1
,

Cérbere,
cette.

1.09 j|
0.00

’

ei8&ramas

*
<

José Coll - CERBERÍ..
SOLATGES-CETTE.

KXPIDIOIOMli kh POR MAYOR
de toda clase de frutos y legumbres dai país. —===^z:—== Naranjas, mandarinas y limones.
===== Rus des Clercs II, VlENHE-(lsére) =
Tetegrajaisus: FIOL—VIENNE-(Isére). TE33L.álF’03sro e
Telegramas y Ooerespokivkncia: FIQL-AL.CIRA

©

Pruits frais et secs de toutes sortes

@

V franges ® Citrons # Mandarines ©

I — PRIMEURS — i

i Expediíions de NOIX et MARRONS i

W i bis Place des CAPDG1S

W BORDEAUX

0 Telégrammes; Ripoll-BordeailX 0

tTelephone números 20-40 ||

+$++++++*********+••+*•**+++**+**++++++++

♦ Exportación de Pasas y Vinos Pinos ♦

BERNARDO GONZALEZ
SUCESOR DE
PABLO DELOR
MALAGA

CASA FUNDADA EN 1863
X Se suplica á ios comerciantes españoles estable-
0 cidos en el extranjero, consulten á esta casa antes
0 de comprar.

COMISIONES — CONSIGNACIONES — TRANSPORTES
IMPORTACION —EXPORTACION — ADUANAS
•GM8IIS ¿IKA.CIMS Pili DEPÓSITO Di MERCANCÍAS flLICADAS-*-

PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

PORT-BOU
CERBÉRE

NVCIJRiA LB8

CETTE MARSEILLE

PALMA DE MALLORCA
SÓLLER

CASA CEMTRAK
Cristina, 7 — Teléfono A. 1242 interurbano
Telegramas: BANSECOLOM
BARCELONA

Antigua casa JrAJBLlJ K&MMJIS
FUNDADA H¡ 3ST 1SSO
Expediciones de frutos, primeurs y legumbres del país.
Especialidad en esparrag s, melones, tomates y todo clase de fruta de primera calida 5.
ANTONIO FERRER
46, Place du Ckatelet—HALLES CENTRALES—OBLE A MS

Maison ruyymui rMp
FONDÉE &M 1908
Expéditeurs-AVIGNON-(Vaucluse)
Social: 6, Rué St. ñqricoí- Zéiéphone 4-10
Maison d’Expédition: Rué Buffon - (tese télépr. "FerraMres
Spécialité en figues canfines et bourdissottes de Majorque, prepa rées par notre Maison de Lloseta.

SOLLER

Comisión, exportación é Importación

CARDELL Hermanos
Quelí de Céleatlns, lO.-I^YON

Expedición al por mayor de todas clases de tratos y legumbre» de) pata Naranja, mandarina y toda clase de frutos secos.
Telegramas: Oar-deii — LYON.

Sucursal en

thor ("Vauoius©;

Para la expedición de uva de mesa y vendimias por vagones completo» y denuda.
Telegramas: Ostr*ei©ii — LE THOR

Sucursal en ALGXBA (Valencia)
Para la expedición de naranja, mandarina y uva moscatel Frutos superiores.
== = == AL,aiR,A = ■VILiIjA.K,BSJfik.U = ====
Telegramas: Carden aLCIRA

MAISON FONDÉE EN 1910
Expeditions de toute sorte de fruits et primeurs
Cerises, bigarreau, peches, abricots, tomates, choux-fleurs
apéela lité de melón s verts que lité espagnol© et de malons de podli©, pimenta d‘ Bapagne
24 Rué Vieux Sextier—AVIGM3ftl“(Vaucluse)
Télógrames: COLOM-SEGURA, AVIGNON-Téléphone 4-77

FRUTOS FRESCOS IT SECOS — IMPORTACIÓN DIRECTA —
~ DAVID MARCH FRÉRES * * i, ASCHERI & C>
M. Seguí Sucesor EXPEDIDOR
70, Boulvard Sari bal di (antiguo Museé). MARSCILL6
Telefono n.° 37-82. ♦ ♦ ♦ Telegrama: ^archpnm.
Importadlos»ISxportetioBi
FRUITS FRAIS, secs et primeurs
Maison principale á MARSEÍLLE: 28, Cours Julien
Téléph. 15-04—Telégrammes: ABÉDÉ MARSEILLE
Succursale á LAS PALMAS: 28, Domingo J. Navarro
Telégrammes: ABÉDÉ LAS PALMAS PARIS
Maison de Commission et cT Expáditions SAMANES, FRUITS SECS, FRAtS, LÉGUMES
8 et 10, Rué Berger—Télégrimaies: ARB0NA-PAR13—Teléptone: Central 08-88

MAISON BARTHÉlEMY ARBONA, propriétaire
FONDB5B5 HJ3ST ISO 5
Pour la France et 1’ Étrangor
Cerises, Bigarreau, Péches, Abricots, Tomates
Chasselas et Clairettes dorées du Gard

S ÚCCESSEUR
Boule^ard Stam. # ZftRfi&COYl
Adresse Télegraphique: ARBONA TARASCON.

sur - S^hone
Tóléphone n.° 11

NMKTATIOSÍ — EXPORTAH0H
!Frnits frafs, secs9 prímeur§
EXPEDITEUR
Boulevard Garíbaldi, 27 (Anden du Musée)
RSEILL
Adresse Télégraphique: JASCHERL Téléphoae 21—18

Se ofrecen en esta población aguas meneroles como procedentes de ios manantiales Vicll^ Catalán, sin serlo.
Llamamos la atención de los consumidores para que no se dejen
sorprender y para que se fijen bien en las botellas qu8 les ofrezcan,
puesto que las de los manantiales Vich^ Catalán llevan tapones, cá sulas, precintos y etiquetas con el nombre Sociedad anónima \\7 ch^ Catalán, y por levanto dejan de proceder Je dichos manan¬
tía es las que no los lleven.

l^oadé® en
Expáditions directas de t ute serte de fruits et légumes
fe Chasselas, clairettes, choux-flears, sala des, haricóte fins et
E-j egramés, spécialité de tomates rondes et rayéis par vagons.
P ááresse: VISEIS B&GNOLS-Sur-Cézt (G®rd)
d Ponr les íruits: cerises, bigarreau, pe bes, abrió» >ts, poires, etc.
ü adresse: VICENS REMOULINS CGARD) Teléfono núm. 7

lOlPORTATIOn — COMISSIOn — EXPORTñTSOH
MAISON D'EXPÉDITION DE FRUITS et primeurs de la Vailée du Rhóne et de l'Ardéche
Espécialité en cerises reverchort, abricots, peches, primes, poires Wii'am, chasselas, pommes á couteau et a cídres.-Pommes deterre par vagons compleís
Oranges, citróns et fruits secs (Importation dirécte)
Ántoine Montañer
¡2 — 14 Place des Oleres 12 — 14
Suooursales: 5 Avenua Viotor Hugo 5
VALENCE-SUR-RHÓNE — (DROME)
TélégrammeB: Montaner Valence.—Téléphone: O. 94. MAISON Á PRIVAS
Pour l‘expéditíon en gros de noix, chataignes, marrons, combal*es de l‘Ardéche.
Télógrammes: M O £■* TAIST £3 F2. — 23£?.I'VA.
tíOLLtCK.—iínpreüwi de «La binu*iríaa.ti»

Maison L. et M.
EK AR 8E I Ij 1j E
CamnnIssióiB9 JExporteÉion, ¥r»n$ii
DS FRUITS FRAIS ET 8KCS DE TOUTE PRO VEN ANO E
5o, Rué des Trois Mages, 50
Telegrammes: E¡ I E AbAU BS A R S E I LLE MAISON A PARIS
4, RUE DE LA POTERIE, 4
Telegrammes EJIEE^AElAU ? ARIS
SUCCURSALE: A LE THOR (VAUCLUSE)
Spécialité d‘ expeditions de raisin de table et de vendange pour vagons complets.
Telecrammes: RIERA LE THOR