AÑO XXXII (2.a EPOCA) NUM. 1594
AÑO XXXII (2.a EPOCA) NUM. 1594

SABADO 13 OCTUBRE DE 1917

1,1

——*

—-—

■■

1

|

•

■■

w»

£ FUNDADOR Y DIRECTOR: D, luán Marqués Arüoru, REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayo! Alcover. O REDACCION y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.® 17.-SÓLLER (Bat.rvtiks1)

SSSÜñüñíSSKZffiüüSÜKÜSStSRJKSK!
jU|1|i««»»«aaB«ns»B)B«ta«»noi»a«3Ba*«'ianB(?;iPcsw3!BBH«ao«r-dsíBH»M*!!íi3naiW5W ■■BB BBBBBBBB WBBB f*1il '•BBB ¥BBBBMOB''ÍPWB^'BBBBHBB BBBB WBBB BBBB W!

■san

se»

■BBB

Sus atribulados hijos D. Baltasar, D.a Antonia y D. Antonio Marqués Oliver;

3SÍS
5»**

sus hijos políticos D. Vicente Romero Fernández y D.a Catalina Coll Coll; nietos,

BBBB Vicente y Anita; hermanos políticos D. Salvador, D.a Margarita, D.a Catalina, doña

iifi María y D a Magdalena Oliver Castañer; sobrinos, primos y demás parientes; al

ES» »«

tai
participar a sus amigos y conocidos tan irreparable pérdida, les ruegan tengan pre¬

sente al finado en sus oraciones, por lo que recibirán especial favor.

laiaiiflieiissaHi ■sana bbbsbbbbbbbb
ÚBBBBBBBWBBBBBBB 'IIBB WBBBBBBB

■ &BBB iíIBB

-:«>atBa)BBB SBBB4BBB^aBaBaaBfiBBBfl(BflBaBBB««inB»««a au.dB«S«B ^DSSMCaflKaiBflaa»aBBBaB'C»£aa.-iB{B1IlllttBB^«Bii«BaB-fe»**-;;Aa» * m a u «s «. m m b t* * m *t >u*aa

■ ■ ■

3BBB mbbb BBBB

flBBBdBBB JB1B3BBB «liflBfiaaaaBBBaiBBB BBBB BBBB BBBB BBBB

BbaBb aBM bBbiBB«BBttBB BBB8B!bcfUBBiB bnBBBBB BB*B0BÍBBÍ BBflBBssBBaBB9M BBBBaBBDBfici«lB BBB BBti!BtazBaBBBBBaBBxB!BByB»BBaBaBSBHBBoUnBirBBaBBnBBaBgBBaBABuBBnBBaBB*HrBarBBiBBnH»BiB:¿vBSKBUBBSaW BaBB'iBiBaBBaBBBfBlWBBBBnBaBBaBBBBBBflBsBS«BBmBBaBBaBBBBB2BflnBBiB»ffB*B'M BBBaBBsB«BBafBlBaBQ aBBBBBBBBaBiiaBeBBaW BN a9BBf.iiBBfSSBB9aBBBUB*,BB-Lr rBaHSCBiaBBBBBJBEBBjS&BBBBB— SBXsBISsBBaBBfBlaaBasBBaBBffa«i

Is»»»»ess»:sus3sísfs»»s:»esisss^»0§i»
s»»:»s»s3!s:3»»»s»s»»»»»»s»ses»»s

Sección Literaria
EL TESORO ESCONDIDO
En la quietud de la estancia silente, el ruido de las cucharas golpeando con¬
tra la cazuela tenia una extraña sonori¬
dad, muy distinta del grato repiqueteo de las comidas alegres, cuando se mez
ciaba con el estruendo de las risas y el
vocerío de la conversación. Creyérase una cena funeraria a juzgar por la actitud de los comensales, si no lo desmin¬
tiese !la ausencia de lutos en su vestí
menta. Pero todos estaban tristes. La an-
ciaua, sin tratar de ocultarlo, limpiába se los ojos de vez en vez. La joven disimulaba los suspiros que pugnaban por salir de su pecho. El viejo, venden do su pesadumbre con ficticia entereza, no podía evitar que la mano sarmentosa temblase más de la cuenta al esgrimir la cuchara. Sólo el jóven permanecía tran¬ quilo.
—Pero, madre, por Dios, ni que me fuese a la guerra. No llore usted, que de América se vuelve, y, lo que es me jor se vuelve rico.
—Tiene razón Esteban—dijo el vie¬ jo—. No hay que ponerse tontos. A ver,
tú. Lucía, trae la ensalada.
Obedeció la joven. De nuevo resona¬
ron las cucharas contra la fuente talave-
reña. El viento ululaba por la campana de la chimenea, empujando el humo, que, al difundirse, obscurecía la luz del eandil pendiente del vasar. Lentamente, fueron dando las nueve en los relojes de la ciudad vetusta. Primero, oyóse la campana de las moojitas, alegre como

una canción infantil, como el aleteo del —Porque son muy brutos ios mozos
j un alma pura que no reme a oadie. Lúe- de esta tierra. De otro modo... ¿Puede
tro, el bronce solemne de los frailes, to- | darse mejor proporción? Que eres linda,

do majestad y prosopopeya. Por último, no hay más que verlo. Buena y hacen¬

el Ayuntamiento, que siempre marcha¬ dosa, de sobra lo saben todos: que si

ba con retraso, y dejaba caer las campa¬ quedaste huérfana muy niña, mis pa¬

nadas lenta, premiosamente, como si dres lo han sido tuyos, y como a hija

necesitase un laborioso espedienteo pa¬ te han criado. Por si algo te faltaba, he

ra soltar cada una. Iban repercutiendo redaste unos majuelos que puestos en

las vibraciones como una queja, como renta producen poco, pero labrados por

una oración.

tu marido serán el pan de la familia. A

T-Ya es ia hora de irse a la cama—di¬ mi regreso te encontraré casada.

jo el padre.

—O no me encontrarás.

—¿No podíamos esperar un rato?—
musitó la madre—. Esta es la última
noche...
Lucía suspiró, Esteban quiso echarlo
a chanza.
—¿Li última noche? ¡Por Dios, madre! Añada usted que por ahora. Se trata de
una temporada de ausencia: nada más. Seis u ocho años, que pasan pronto. Y
entonces volveré, como Eiadio el de la
Rufa, cargado de dinero. —O como Blas, el de Mariano, enfer¬
mo y pobre. —Estoy seguro de que traeré oro. Y
compraré la mejor casa de la ciudad, para que ustedes pasen una vejez tran¬ quila y opulenta.
—Ya nos habremos muerto.

—Ya lo veremos. Porque el dejar solos a los viejos, no será un obstáculo. Yo sé que tú los quieres, y do has de abando¬
narlos nunca. Sobradamente tienen para
mantenerse con su pegujal, y tu cariño no les faltará mientras yo vuelvo. Bien ves que creo en tí, y como a hermana te hablo. Verdad es que para mí lo eres. ¿Recuerdas^ uestros juegos de chicos? ¿Recuerdas las consejas que me referías para tenerme quieto cuando madre me regañaba por destrozarme los calzones cogiendo nidos y robando fruta? Hasta
inventabas tú los cuentos cuándo ya me cansaba de oir siempre los mismos...
Oye, Lucía, ¿Por qué no me refieres una historia de aquellas?.

—jBah! Ni pensarlo. Y traeré un her¬
moso regalo a Lucía, que se habrá casa¬ do y tendrá varios crios.
—(Oh! Lo que es eso...

—Ha pasado tanto tiempo... Hoy no
sabría.
—Prueba a ver... ¿No quieres darme ese gusto? ¿Ni siquiera por ser la última

—Nada más natural. ¿0 es que vas a noche, como dice madre?

quedarte para vestir santos? Pues no veo —Si te empeñas, lo haré.

la razón de que te pongas colorada por —Así me gusta. ¿Qué cuento vas a

decírtelo. Siempre será que ya estés pen¬ contar?

sando en ello.

—Se llama... El tesoro escondido.

—Bien sabes que no. Nadie me

—No lo recuerdo.

ronda...

—Es inventado por mí... No sé como

saldrá... Se me ha ocurrido ahora mis¬
mo...
—Mucho mejor. Comienza cuanto an¬
tes.
—Pues verás... Y ustedes, duérmanse
si quieren, que me d,a vergüenza qjue me oigan estas tonterías... Verás... Erase que se era un pastorcillo a quien una gi¬ tana vaticinó que poseería grandes ri¬ quezas. Esto le tornó ambicioso y des¬ contentadizo. Su choza parecíale mezqui¬ na, su oficio vergonzoso, y dejaron de tener encantos para él la luz del sol. las flores de las praderas y los halagos de su grey, con la que no era ya cuidadoso y afable... Soñando sus quimeras, dejó que el lobo le matase varios corderitos, obligando al dueño de la majada a des¬ pedirle. Y entonces empezó a correr
mundo, en busca del tesoro soñado. Y
subió montes y cruzó valles y vadeó ríos, siu hallar lo que deseaba. En las ciudades no le hacían caso, porque le veían palurdo. En los campos sobraba gente, y le rechazaban también. Llegó a mendigar para procurarse el sustento. Pero seguía, seguía su caminata, conr vencido de que al cabo vencería a la ad¬ versidad. Hasta que, hambriento y des¬ esperado, enfermó, sin que nadie le atendiera. En un camino, abandonado
como un perro, deliraba, abrasado por la fiebre. Y en el delirio se le apareció su choza, la choza que el menospreciara tanto, y su lecho humilde, del que tan¬ tas veces se avergonzó. Y de un rincón
de la choza, como filtrándose del suelo,
vió salir a la gitana cuyo vaticinio le hizo ambicioso; y mirándole burlona, le decía: «Pero hombre, ¿por qué buscas tan lejos lo que tenías aquí?»

-- 2

ÉgS^jjgg»wMwgBaHgBw¡ggwMgggÉ8WB^j¡gwBgBWHjgjjMjjag» S O L L E R

sanesi

Detúvose la voz de Lucía, tremante de emoción.
—¿Por qué no continúas?—dijo Este¬
ban.
—Aquello le pareció un aviso provi¬ dencial, y quiso volver a su albergue abaodonado. Arrastrándose emprendió la caminata. ¡Cuánto pudo sufrir en el
retorno! Pero le alentaba el anhelo de

Continuaron el sábado y domingo, se- f ha fué invitada nuestra Corporación mu¬ gún dijimos, deleitando, al público inte¬ nicipal para contribuir a instalarla; has¬ ligente y a las personas de refinado gas¬ ta publicamos nosotros una lista de so¬ to, la delicada canzonetista Stella Mar¬ ciedades y particulares que deseaban
garita y el notable pianista don José abonars*. Ignoramos el por qué, habien¬
Merijié, en el teatro de la «Defensora do sido de lo-¡ primeros invitados, que¬
Soliéronse», que equivale a decir reco¬ damos rezagados hasta el punto de que, giendo aplausos del público unánimes y siguiendo con la misma pasividad que se

Pasado el indicado día, no se admiti¬ rán ya más alumnos hasta el próximo
curso.
Vamos a teuer Misión, la próxima
semana. Los Rdos. PP. Gabriel Mira-
lies, Miguel Rosselló y Jaime Rosselló de los S S. C O. son los encargados de

llegar más pronto o más tarde. —¿Y llegó?

mny entusiastas. Sin embargo, pocas ha observado hasta aquí, seremos a no dirigirla.

caras nuevas s* vieron en las funciones dndarlo los ú timos del archipiélago en

Dada la justa fama de misioneros

—Llegó... Maltrecho, dolorido, casi que la excepcional artista dió; casi pue¬ obtener un< tan deseada mejora.

apostólicos de que vienen precedidos, de

agonizante, Jadeaba su pecho, y sus ojos tenían el brillo de la fiebre. Dirigió ee al rincón en que se le apareció la gi¬ tana durante el delirio, y lanzó un grito desesperado.
—¿Qué había en el rincón?
—No había nada. Pero la tierra estaba
removida, como si alguien hubiese es¬ carbado allí recientemente. Aún trope¬
zaron sus uñas con varíes monedas olvi¬
dadas. cuyo hallazgo le hizo bramar de ira. Y subió de punto su desesperación al leer un pergamioo que desarrugó temblando, y en el que decía: «Este es el castigo de los que desprecian la felicidad que tienen a su lado...»
Los sollozos ahogaron la voz de Lucía. Sus lágrimas fueron una revelación pa¬
ra Esteban.
—¡Lucia! ¿Por qué lloras? ¿Será posi¬ ble que llores por mí?

de decirse que los espectadores fueron los de siempre, los mismos aficionados qua a todas las diversiones públicas suelen concurrir, sin que fuera suficien¬ te el arte exquisito ni la hermosa y bien
educada voz de la diva para atraer a
los demás, indiferentes unos, exagera¬ damente místicos otros, materializados en extremo la generalidad.
Los programas de dichas funciones fueron selectos y del agrado de los con¬ currentes, por lo que a proyecciones se refiere, habiendo llamado en especial la atención las hermosas películas La dam¬ nación de Sara y Lady Presión.
*
Ei jueves hubo función también en dicho teatro, proyectándose en la misma

A nuestro entender sería conveniente esperar es que recojan abundantes frutos

que una parte, a lo menos, de las ener¬ en esta ciudad que, cou tal motivo, sabrá

gías que van empleando nuestros repre¬ dar pruebas inequívocas de su fé y de su sentantes en satisfacer ese capricho de piedad. No es aventurado suponer que la

cubrir el torrente, las dedicaran a facili¬ gracia de Dios ha de producir sus salu¬ tar la instalación de esa línea cuya utili¬ dables efectos en el corazón de todos los

dad salta a la vista con sólo tener pre¬ que sepan aprovecharse de la que se nos sente que, pagando una pequeña cuota viene por medio de la Santa Misión.

mensual, un abonado podría comunicar a El miércoles, a la puesta del sol, poco

cualquier hora y todo el tiempo que le fuera preciso con otro abonado residente no sólo en la capital sino que en otro

más o menos a las 5 y media, llegarán por el Coll los Rdos, PP. Misioneros, y
el clero con cruz alzada saldrá a recibir¬

pueblo comprendido en la red insular... les junto a la cruz del Convento.

y de las demás islas.

El pueblo de Sóllerdebe corresponder

Suplicamos, pues, al Ayuntamiento ha¬ a tal gracia y asistir a todos los actos de ga cuanto esté de su parte para que el la Misión contribuyendo así al mejor

expresado temor, de que vengamos a ser ¡ éxito de la misma.

los últimos en quedar incluidos en la |

mencionada red, no se confirme.

—¿Por qúiéa, si no, habían de ser mis la cinta Mortal desengaño, cinedrama en

lágrimas?

cinco partas admirablemente interpreta¬

La anunciada función conmemorativa

f

—¿Lloras porque me voy? —Porque te vas, porque te pierdo para siempre... ¡Yo que había soñado con ser siempre tuya...! —Escúchame, Lucía... Yo te quiero. Pero ligarme a ti ahora, supone la re¬ nuncia de mis ambiciones. ¡Yo deseo
atesorar oro, mucho oro!
—El oro es lo superfiuo, lo innecesa¬
rio. No se come el oro. Se come el pan. Y mira, a la luz de la luna, cómo se
mueve el mar de oro de los trigales. La¬ brando mis majuelos y el pegujal de tus padres, viviríamos felices, quiéa sabe si seríamos ricos algún día.
Esteban vacilaba.
—Es imposible. Comparada conmigo,
tú eres rica.
—Tu trabajo hará más productivos mis bienes. ¿BVnuncias a un porvenir seguro, para exponerte a que te suceda lo que al pastorcillo del cuento?¿Quére¬
suelves?
Esteban abrazó a Lucia.
—Que no me voy. Por ti me quedo. Pai moteó ella de alegría. Los viejos, que dormitaban, despertaron solivian¬
tados.

do por la simpática artista Hesperia. En el «Cinema-Victoria» proyectóse
el domingo un escogido y variado pro¬ grama, del cual fué el cinedrama Tris¬ te ocaso la película principal.
El progaraa de las funciones de maña¬ na va detallado en la sección de «Espec¬ táculos» del presente número.
Días pasados despidiéronse de nos¬ otros embarcando para Barcelona, nues¬ tros particulares amigos ^D. Bernardo Frontera y familia y D. Ramón Arbona.
El primero ha trasladado sn residencia en la Ciudad condal y este último vuelve
a ponerse al frente de la importante casa «Sucesores de Blanes» de Mayagüez, de la que es socio gestor.
Deseamos a ambos amigos pronto re¬
greso.
Gracias a Dios que íué levantado el estado de guerra y consiguientemente la pluvia censura militar para los pe¬ riódicos, cosa que .si no era muy ínoles-

de los aniversarios 40<> de Ja fundación
de la «Defensora Soilerenee» y 30° de la inauguración de su edificio social,
tuvo lugar el martes de esta semana, y, traspasando los muros de dicho edificio, revirtió carácter de fiesta popular.
La calle de Real apareció adornada con banderas en lo alto y tiras de papel de colores variados, que formaban vistoso cielo-raso, a la altura del primar piso de las casas, estando por la noche conve¬ nientemente ilominada por grandes focos eléctricos y alfomhrado el piso de aromáti¬ co arrayán En el interior, el decorado fné más espléndido y más completo, presen¬ tando el teatro, con los cortinajes encar¬ nados en el antepecho de palcos y gale¬ rías, las guirnaldas de mirto y flores, las macetas de plantas variadas, los es¬ cudos y las banderas de los colores na¬ cionales y una muy profusa iluminación, brillante aspecto.
El lunes fué paseado por la población un corpulento buey que, sacrificado luego, por la tarde fué repartido entre los socios

ieedén Necrológica
Conforme dijimos en nuestra edición anterior, el sábado al anochecer verificóse
la conducción al cementerio del cadáver
de la amable y bondadosa señora doña María Estades, de Ensefiat, de cuya defunción y general sentimiento por la irreparable pérdida habíamos dado cuen¬
ta. Acudió a la casa mortuoria el clero
parroquial con cruz alzada y una muy numerosa concurrencia para rezar el rosario, después de cuyo acto verificóse
el traslado de los restos mortales de la
malograda esposa de nuestro amigo a la última morada, formando eu la procesión, además de la comuuidad parroquial, la música de capilla, que cantó alternando cou ella el Misere, y numerosos amigos
de la familia con sendos cirios encendi¬
dos, siendo la fúnebre comitiva y el as¬ pecto triste de la multitud que se agol¬ paba en las calles del tránsito, espectá¬
culo en extremo conmovedor.
El lunes se verificaron en sufragio del

—¿Qué sucede? —Que Esteban no emigra. Que se que¬
da, que nos casaremos.

ta para las publicaciones de la capital, a las de los pueblos, aun cuando nada se les tachara, molestaba en grado sa¬

copartícipes; y el martes por la noche tuvo lugar la anunciada velada recreati¬ va, eu !a cual tomaron parte algunos

alma de la finada solemnes funerales en
la parroquia, cuyo acto, como el del en¬ tierro, estuyo sumamente concurrido,

. —¡Vaya por Dios!—gruñó el viejo—.
Pudieron más los arrullos de la moza
que las súplicas de tus padres. —Poco importa con tai que se quede—
suspiró la anciana. En tanto, Lacia y Esteban, enlazadas
las manos, se miraban a los ojos tierna¬
mente. Y era su amor como un símbo¬
lo de la unión sacrosanta y fecunda del
hombre con la tierra.

mo por cuanto no podíau empezar la ti¬ rada, una vez hecha ja composición, has¬ ta recibir sellados los ejemplares de prueba. ,
La censara civil se ejerce ahora sin tener que salir de la ciudad, lo cual da muchas más facilidades y se puede por este medio ahorrar mucho tiempo. > Vaya, del mal el menos; lo que cele¬

jóvenes aficionados al arte escénico y la banda de música de la «Lira Sollerense»;
unos y otra cosecharon nutridos y calu¬ rosos aplausos. Se proyectó una emocio¬ nante película, titulada La aparecida y se obsequió coa algunos valiosss objetos a los asistentes que habían contribuido a sufragar los gastos de la fiesta, que faeron adjudicados a los poseedores de

desfilando después los asistentes por an¬ te los apenados deudos para testimoniar¬
les cuanto se condolían de su dolor.
También nosotros reiteramos nuestro
pésame a don Damián Ensefiat, a su pa¬ dre político don Rafael Estades y a toda la demás familia de la desgraciada seño¬ ra que én la plenitud de su vida dejó de
existir.

Augusto Martínez Olmedilla
#####
Crónica Local
'
A la suma de 492’87 pesetas asciende lo recaudado durante el raes de Septiem¬ bre cou destino a las obras qua conti¬ núan ejecutándose en la iglesia parro¬ quial. Corapónese dicha suma de 367 87 pesetas producto de la bandeja y de 125

bramos infinito.
* **
Continúan, no obstante el levanta¬ miento del estado de guerra, suspendí das las garantías constitucionales. Esto
hizo saber la Alcaldía el lunes de esta
semana al fijar en la Casa .Consistorial
el baudo del señor Gobernador civil de
la provincia que había sido publicado en
el Boletín Oficial.

los números 541^-428-—826 y 490. En el teatro hubo lo que bien puede decirse uu Heno completo, y tanto los organiza¬ dores del festival como los que a él
concurrieron salieron sumamente satis¬
fechos.
Agradecemos nosotros al señor Presídente, D. Bartolomé Sampol Colorn, y Jauta Directiva la atención que les mere¬ cimos al enviarnos para la mencionada
fiesta atenta invitación.

El anciano propietario don Ramón Marqués Mayo!, Presidente de la socie¬ dad de crédito «Banco de Sóller», vícti¬ ma de aguda dolencia falleció en la ma¬ drugada del jueves, y causó entre sus
relaciones la noticia de su muerte sor¬
presa, pues que ignoraban los más su gravedad, y general sentimiento. No es extraño, pues que era el señor Marqués persona afable y de corazón franco, de los

por tres donativos particulares.

Llamamos la atención de nuestro

que van sumando siempre simpatías y a*

Quedó en existencia en caja a fin de Ayuntamiento acerca de una noticia que Sabemos que la matricula del presen¬ quienes, por esta misma razón, no se les

Agosto la cantidad de 333’78 pesetas, la publicamos en la «Crónica Balear» del te curso, para el ingreso en la escuela conocen enemigos.

que jnuto con las 492 87 expresadas presente número. Es la que hace referen¬ municipal de música de esta ciudad, se

Demostración de lo dicho fueron jos

forman un total de 826 66 pesetas. Y cia a la inauguración del teléfono, for¬ cerrará el próximo lunes, día 15 del co¬ actos del entierro y del funeral, a los

como durante el mes se pagaron facturas mando parte de ja proyectada Red Te¬ rriente mes. Y damos el aviso para cono¬ cuales asistió una concurrencia muy nu¬

de jornales y materiales por valor de lefónica Insular, en los pueblos de Bi- cimiento de los vecinos, de uno y otro merosa.

,

t

4

j

992’65 ptas., resultó en fin del mismo un nisaiem y Andraitx.

sexo, que a dichas clases gratuitas de¬ El primero de dichos actos verificóse

déficit de 166 ptas., que es de esperar se Es quizás nuestra ciudad, por su ais¬ seen concurrir, los cuales deberán soli¬ por la noche del mismo día de la defun¬

cubra coii lo que se va recaudando du¬ lamiento del resto de la isla, la pobla¬ citar con antelación su papeleta de in¬ ción, previo el rezo del rosario en la ca¬

rante el presénte mes.

ción que más necesidad tiene de ésta greso al Presidente de la «Lira Solle¬ sa mortuoria, de cuerpo presente. A

cómoda vía de comunicación, y tiempo rense».

ól asistió, además de gran número de

•gX

«

OI

®P

soSnixnop

soq

’aajjog—(xx

‘jBag

9p

©UBQ—*oxa

‘sobrad

"qzba«qraa

jap sou.xoxsub.tx

‘zxaxBui

‘soma

soj

9p

S9pBp0OU9JU9

9JqOS

BXIUSUOO

Bapuaj,

-opoeeáB

‘.xgjjog

©p

po0

j©p

BaoxaaaBo

bj

aod

’O'O

S’S

S0Í

®P

89JP®cí

'sopa

SOJ

OB4BS9JJ

‘©pJBX

BJ

9p

SX0S

8BJ

y—

¿X

^ÍP

‘SOJOOa^XJJI

*o9oia90

-«XnnXy

soj

©p

nAjsnjox©

noxonqxaxe

s©

©nb

oaaxuxad

j©

opuaxnodsxp

‘sopx©j

noaanj

©xn©p

•xs©aj

aopas

j©

opuaxpaoon

X

sojnoqan

sop

-«cjio

soj

©p

nanxoej

nj

pxpxg

’Xaq

t?j

©xxraaad

í

•sBjanos©

sbj

snpox

b

sbxsij

sbj

opxpad

OBiqBq

©s

oxuexraBpunqB

.tqXbui

BaBd

©nb

opnexoxp

©XuapxsaaQ

j©

ajopuBXsaxuoo

‘oxnairaBxnnXy

j©

aod

sBpBuoxou©Aqns

snjanos©

sbj

b

uqxsxsb

9SW«S

unnf

f

^ail

oocoooccoooooooooocoooocGOOO

'¿X6I

®P

«Jquieixdag

9p

1Z

‘®ÍJBÍ0N

BpBSajdxa

«1

U9

0^891 J

-iubui

ap

UBjjBq

®8

pBpejdoad ap ojnxjx A

sea

-oxojpuoo 9p oSajjd

jg—oaxmaax

axsa

9p

‘ojjax

-BQ

A

BJOJfl

Bq

SoSBd

S0{

09

9iU901BAl}09dS9.l

SSBpBUXJ¿

‘XaUlJX

U( BQ

X

9S303.X BOO3

Bq

SBp

-

BUIB1I

SBOUJJ SBJ

‘aSuaUlOQ

9UlIBf

Q

4pBpUJO

B^S9

9p

OtJBXOjq

J9p

0JpUX«0

J9

09

BpOOiOOB

B4

-Xl?80d

BJ

18

O^aB?B0J9.T

A

UBJB!}SBqnS

9S

‘BOBO

.-Bill

BJ

9p

Z9Ip

SB]

B

‘aaqnxoo

®P

85

Bip

13

YJLSÍVHÍHS ot¡coocooeocoocccoccoco~occoo

■ oj.d?udiuvsvo filifA

v'f

’sopoSdti

so;

dnb

safiiD

?qdg

yg

(S9!)JBd

g)

BUOJOO

131

©P

T3tU13jp

J3

'•ipqofí

OIUVUVUMg

„'g v‘l

>

,

SBJ

B

*aqOO£

’BIPS'OI

‘SdUOÍOOdUodfJ

J

‘Bip9UI

A

oqoo

A

O.qBTIO SBJ B

‘©paBJ,

•oSuitUOp

‘BOBOBpj

J9p

ooSatA

bj

9p

ombosqo

09

oxoxoaefó

<BOBUBXO

BJ

©p

SX9S

SBJ

y—’9X

Bip

*S9XaBJ\\[

'K

’d

’S

9P

ooxoxsodx©

ooo

ouBsoa

j9p

9^aBd

Ba9oa©x

bj

‘Bxp9ra

A

*sj9s

8Bj

b

A

Í8BX9jdxoo0

a

SBagdsjA

‘agogqoooB

jb

ÍSBOBxxsxa0

s9apBj^¡

©p

ooxobxo

-08B

bj

aod

ooSajA

BxoxspBg

bj

©p

aoooq

09

oxoxoaof©

A

ooxexo9XBQ

j©p

ooxoBOijdx©

'©paBX

BJ

—•0JJ9880a aoj

J9nSlpJ

nop

-opa

I®

BJBOip

©ad

©tib

bj

o©

‘ao^Bin

bsx|J[

x

j

opiBtio A

z©xp

sbj

b

A

saaooooi

sBaoa

BaisíOBO

©s

‘Bipsta

A

OAQXttO

SBJ

y—

SBOBXÍS!a0

S©apBJ\\¡

©p

UOIOBIO

-osy

bj

B.iBd

jBa©o©S

uoxauuiop

©^oQaxBpxnS

-©s

B.xqBq

A

‘BponSes

bj

©x©xs

sbj

b

iox.iBsoa

j©p

©xaBd

Baauqad

bj

BaBZ©a

©s

‘oooxo

sbj

B

‘BOBOBIU

BJ

aOQ

-SSaxiaBOl

OBXraBQ

X

©XUSO0

OBg

b

«pBoxpsp

Bqisaxg—qx

Bip‘oSoxoioq

•obxoibq

A

9uiso0

ssapaBin

80JOBg

SOJ

©p

B1S9JJ

BJ

©p

OOXOB.XBd©ad

o©

seo

-

majos

SBxejdoioo

BaB^oBo

©s

opxnátosoxoBX

’W

’G

’S

®P

nojoxsodx©

000

oxaBSoa

¡®P

0}aBd

Ba©oa©x
‘op.Bq^s

bj

B.iBZ©a

©s

‘a©o©qoooB

iy—'gx

®IP

‘áoq—■p)inbo.uvj

msa/jfo

vj

ug

iO|IIMSlS§

on

©nb

SBAjsaox©

sauoxonqxaxn

snun

©xu©p

-xseag

©pjBOjy

aopas

jb

opxaajuoo

aaquq

aod

soAisnqn

X

s©j«3©ji

©p

nqnmapnoo

soj

‘jndp

-jnnpí

X©q

nj

©p

0

g

ojpaa^d

'f¿

A

g¿

sojnaq

-av

soj

unñxdooaad

©nb

oj

©p

opnáexo©

‘«a

-oq«

©nb

opnapxp

sxmozo

aopas

j©

pxnSig

oxjansaa

X

opq

-nosxp

vA

oxonsn

on

opnnxvax

nq^xs©

©nb

sbo

-ozo

aopas

jn

pAaasqo

©xuapxseaj

aopas jg

•s©jbS©jx

‘ojdpoxad

o©

‘noaapaand

©j

‘©pjnojy

aopes

jb

sBiaxjnxpaoBaxx©

sopnxino

-bj

noaaxpeoooo

©s

sejvno

soj

aod

sopaanoB

soi

‘JOiasxoB

uoxsos

bj

«©

‘oxosxuiBXunXy

j©

aBrnox

JB

©nb

pxsajxxiBox

sbuozq

aopas

jg

•npxsnosxp bxs©

b

up

osnd

©xnapxsoaQ

aopas

j©

opvxs©

©xs©

og

BaBjBXsux

©s

©pnop

jbooj

j©p

aajmbjB

j©

oxdpxonj^

jb

bubxsoo

ojps

Bjanos©

BA©nxx

bj

©nb

osndx©

Ba©xuoag

aopas

jg

•sBi©s©d

jxui

f

©p

spui

BX.1BXS00 Bjano

-s©

BA8HU

bj

©nb

ofxp

©xo©pxs©a¿

aopos

jg

•sBXOsed

jira

sop

b

5ocq

SBun

©p

©p©ox©

on

©xsoo

ng

-aaoouoooa

opia

-anb

Bq

©s

ou

jbuo

oj

‘bsoxsoo

soo©ui

oqonra

X

BiaBsaoau

Xnra

ueiquiBX

»©

anoao

©pu©x

-©ad

©s

BaoqB

©nb

Bjanos©

bj

X

bubo

©xoaux

-BAXS90X©

Bxjnsaa

bzububsu©

bxs©

©nb

BjqBS

©nb

saaqod

snuranjB

sbj

©p

bxsjj

bj

opxpad

BjqBq

ojps

©nb

pxsajxuBxu

sbuozo

aopas

jg

^oxunsB

axsa

b

oxoadsaa

sbuozo

aopas

jBfaoaoo

ja

ozxq

uoxsas aoxaaxuB bj

ua

anb

Boxjdns

buu

aap

-naxB

BaBd

‘apjBOjy

aopas

jap

uoxojxad

b

'sbi

oxoaaip

SBAjxoadsaa

sns

opxxiraaa

unq

anb

‘QXnaxcuBXunÁy

ja

aod

SBpBUOiouaAqns

oo

-sbo

orasxra

jap

sBjenosa

sbj

b

uaaanouoo

saaq

-od

ouioo

anb

sbj

ap

seuoxoBjaa

sbj

b

uaiquxBX

oraoo

‘upxoBjqod

bj

ap

oosbo

jap

SBpju

ap

jbuoxobu

Bjanosa

bj

b

naxsisB

anb

sBuranjB

sbj

ap

jBUxraou

bxsjj

bj

b

Banxoej

Baaip

ojaBx

-aaoap

jb

puapao

axoapisaag

aopas

ja

‘xxjp

jap

uapao

bj

b

soxsand

soxousb

soj

sopBujraaax

•U9J0BJBXSUX

BX89

aifxaip

BaBd

(ojuoxny

nop)

uiojoq

X

Baaxuoag

saaouas

sajnfaouoo

soj

b

opuBuSjsap

‘opsx

-joijos

oj

b

aapaooB

ppaooB

ag

‘Bjauosa

Bpxaaj

-aa

bj

ap asnjo

ap

bjbs

X

BaajBDsa

‘uBnSuz

ja

aBaqumjB

op oxafqo

jb

ooxaxoejo

opBaqumjB

ja

B.iBd

upjoBjBXsuj

buu

aaxsoo

oxuajraBXunXy

jb

Boijdns

anb

bj

ua

‘xiB.iBjaig ap

sopiu

ap

jbuoxobu

Bjanosa

bj

ap

oaxsaBia

ja

aod

upjx

-xraaa

upjoBoxunxnoo

buu

ap

Bxuano

aspiQ

•jBdjoxanra

oajraaex

janbB

ap

souxoaA

op

upapBd

jo

na

«xi®

®P

sopsp

opxs

•bijoxo«a*“‘<biu©u!o

•(BOirapo)

VJ3JJV

p

ti

pfíjLOSjf)

„'g

•(saxaud

f)

bujjxjq

Bq

,

g

•(B109ng)

‘sduopvpdujv

sns

fi

udvvsstjg

ou

;gr

,q

-.szuopodtioj^j

oqoo

sb|

b

'aqoo^j

Hipara

A

'Hipara

A

f

sbj

b

'apanj,

oSujCUOp

‘BnBUBJ|

esuejejjos

‘e-iosuejea

(pjinSds)

•ojunsB

©xs©

opBoxtua©x

opoBpoub

'uoaBXsajom

©nb

sassaj

sbj

Smj

aopas

j©

opnBajxaa

©xoapiseaj

aoqes

j©

op

ostxd

©nb

jb

‘Síoq

aooas

j©

A

(jan^ipí

oop)

xnojo0

4sbu

-ozq

saaonss

soj

©a?u©

oSójBip

opBooxsBdB

X

oaxa

un

pxAomoad

©s

‘soxsejora

uoaBaopxsooo

Bjaouim

bj

ap

sejBfaouoo

soaoues

soj

©nb

‘oq

-axA

©nb

sajdeoooo

soijaap

©p

Bionenoasooo

b

X

Sinj

aopas

j©

uoxsnosxp

bj

n©

ouiAas^uj

■osnqB

©p

ooijxjbo

X

oaepisuoo

©nb

oj

bs©ui

bj

©aqos

SBjpoqoo

OBaBpanb

sauoioisodoad

sbj

saiuaojux

aod

©nb

otip

sbuozq

aopas

jg

•sasuaaejjos

©p

bijoX

-Bra

bj

aod

Bpjxoas

pBpxsooeo

Bon

aaoBjsjxBs

B

ooxa

9JBXSOJ

©s

ouisxtu

i©

o©

©nb

oxS©|oo

o

Bjanos©

bj

©nb

X

‘oxaaxioBxnnXy

jb

Bjpood

-saaaoo

uopBAaasnoo'

ns

X

opBaoja©x©p

Xnra

BqBXS©

©nbaod

©nj

oxu©auo0

j©p

ojopxp©

I©

u©

oaeuxp

oqonra

opbxsbS

Bjqnq

©s

js

©nb

9XS0JIUBXU

(janSxjq:

nop)

ioojoq

aopas

jg

•BqBpoBraap

ooxjqnd

j©

©nb

odmaix

BioBq

©nb

X

BiaBsaoeu

Xnra

‘uproBjiduiB

©p

Bjanos©

Bun

Ba©

oxn©AUOQ-x©

ja

u©

op

-BjBxsux

oxSajoQ

j©

©nb

oCxp

Sxn¿[

aopas

jg

•Bjenos©

BA©no

Bun

UBq

bxjiiubj

ns

X

suodsBpg

X

aaAOojy

oapoQ

uop

pnpnxQ

Bxsa

ap

onj

anb

oxaBXojq

ja

anb

opuBdxojxand

buijbq

ap

BjpjBOjy

bj

op

upxoB©

-xunraoo

Bun

ap

npxoBaodaoQ

bj

9aaxua

ag

•sajBdxoxunra

soxoiAaas

soxnaaajxp

BaBd

‘jbuxob

je

X

9X61

o«b

ja

exuBanp

oxuaxra

-BXunXy

axsa

b

opBaxsxuxrans

oiaoixaasa

ap

jBiaaxBcu

X

Bsaadrax

upxoBjepoui

aod

sBxasad

0g,Q65

‘BjuBdraoQ

X

joXbj^

‘senbaBjv

saaouas

soj

b

X

íupxoBaodaoQ

bj

oxsjsb

X

Baxsoo

anb

sos

-oxSxjaa

soxob

saxuaaajip

soj

Baud

BpBaxsinxm

-ns

uaao

nj

aod

SBxasad

61-fciI

senbaBj^

oxuox

-uy

uop

b

:aaoBXsjxBS ppaooB

as

sBaxaxoHj

X

sbx

-nano

SBAjxoadsaa

sbj

ap

Banxoaj

bj

BjAaaj

sonnoyxaadsa OOOQOCCOOCCOGOQCOOOLXGCCCOOO

•JO^SBJ

*Q

'optllA

‘SOUB

08

op

‘joXbj^

senbaBpj

uouiBg—

XX

bjq

•a9JJ9g

‘BpBSBO

‘SOUB

‘qf

9p

* J9UB18BQ

S9pBXSg

BX4BJ\\[ —

'£

BJQ

'XS

*

m

‘S9S901

g

®P

‘ll°0

S9UXajJ

jaiaqBQ—

f

BJQ

•BIJO^OIA

‘OpBSBO

‘SOOB

6f

ap

‘aBSSBauoa.

na.xag

euijBf—'g

bjq

qg

yra

‘BpBSBO

‘SOnB

f¿

9p

4J9OB!)SB0

BZJJ

BjaBfl¡—-'()g

«10

•B1A'u'b-,0

‘OpniA

‘SOOB

X8

©p

‘BznuBq

ojjassoji

oubx©Xbq—'Qg

btq

'ff

v‘iu

‘BpniA

SOnB

XX

9P

‘«30100

1100

BUIJBXBQ—qg

BIQ

BKNOipfNjQáHQ

•BJ9XI0S

‘BUOq.iy

.IOXSBQ

BiaBJJJ

BlUOXUy

ooo

‘ojosos

4Jids9j}Ba

jB.§J§u©my

ojuoxuy—’gg

btq

SOINOHIBiVpr

*8 1BX0J,— ’g

SBJqiU9II

—

q

S9O0.1BA

«oxNMiwiovíq

l|AO

•a01J9XUB

oáoioiop

J9

OOTOOA9P

B!)S9

.IB^ni

OAtlX

9tlb

09

BUJ.TOJ

BCOSItO

Bj

U9

OIJBSOJJ

{9p

0Z9.I

|9

BJBUUpaOO

98

‘OpaB?

BJ

9p

BXp9lO

A

0.X?BT10

SBJ

B

‘oSaiUJOp

‘BOBUBpí

'armvg —

sd

jp

¿vaijQ

p

ud

opvnjjs

<u<yiwLdo

-uoq

vpvjnoviuuj

V]

dp

ouvnpuvg

p

ufí

•pnjBS

B{

9p

OQSX.T0

o^HBg

jop

aoaoq

a©

©laonpi

Boong

bj

©P

oxoxoaofo

050A9P

J9

B.XBOIlJOB.xd

9S

‘9p.XBX

BJ

9p

O.XXBXIO

SBJ

B

‘oSoiUXOp

‘BUBUBJ\\[—

pvpu

-VQ

VI

dp

ifVUVUlUdJJ

SVj

dp

OiUOfVJO

p

Ug

'OOSIOOBaj

UBg

op

SBáBjq

SBp

-B.X^Bg

SB{

9p

.xouoq

09

‘SOSUXOIOQ

OOUXO

S0{

9p

010X0.X9C9

]9p

nOXOOA9p

B¡

©p

UOIOBOOpuOO A

0X.1B80XJ

U0l0IS0dX9

‘©p.XBX B¡

9p

BXp9XU

A

0J1

-Bno

sbi

y— qx

Bip

‘oSuiiuop

‘bobobj^;—’uop

■VfpjA

»/

dp

'vug

’VJigjg

dp

vpdj6t

V]

agr

■QSOf

IXBg

BO.XBl.qBQ

J9p

JOTIOq

09 0I0I0J9\_f9

BOBOBCU

BJ

©P

S19S

SBJ

y—’gX

WJP

‘S90J9JA

•txoisij\\[

bj

aBzaaaxoo

b.xbcí

jBmboa.iBd

©nb

©p

Boxjdns

xtu

b

aepaooB

osxnb

Baaxnbjs

xu

‘bj.xoXbxu

bj

‘uoxsas

Bmrjjn

bj

u©

oxquiBO

ug

•sQuoxoBAaesqo

sBpBoqB

opuaxoBq

aaoaa

Bd

ns

aeoodx© b

oxxujxj

‘opBqoadB

BiaqBq

©s

BaBd

pBpjxuBO

Boanbad

Bun

avjsBS

aaejnb

©s

00

BaoqB

X

oxsnfux

BX«Bq

X

oiaBsaoeuux

ojsbS

on

‘oaaBjjxdsap

on

oaepxsooo

©nb

oj

‘sBX©s©d

ap

sajxra

soqonxu

BaafuBaxx©

bsoi.§

©nb

upxoxsodoad

bou

©xxiBipaio

.XBjaaouoo

©p

-xj©a

pBpiunmoo

bou

b

ojaapeo

B.iBd

X

opBX

z©a

u©

A

SBjqo

©p

jBdxoxnnxu

BpBSxaq

bj

©p

-sg

j©p

oiopip©

un

u©

uo.íbxsbS

ag

-SBX©s©d

soaaaqo

©p

oaaxunu

j©

opuaAnuxrasxp

sbjuioo

-009

a©OBq

©p

pBpxsooau

bj

puozBa

uiojO0

aon

-©s

ja

soonoxug

‘oiaaíiao

ns

a©oodiui

oís

‘bjo

-ornaBq

u©

‘©xoauiaxoepnad

oojxseno

bj

ooa

-BjjoaaBsap

‘oasxunu

j©p

Bzawnj

bj

b

ooaBjadB

oo

oS.xBqm©

oxs

A

b].ioXbxu

o©

UBqB^so

ooxo

-XJBOO

BJ

©p

S9JBC90000

SOJ

‘O^unSB

©^S©

9XB.IX

(jenSxpj

nop)

mojo0

aopas j©

z©a

Baeujxad

aod

©nb

u©

upises

bj

u© ©nb

‘Biaonxxn

bj

aod

BpBA

-aesqo

bj

ooo

BX8B.qooo

pnqjxoB

bs©

X

oaaionu

Oocq

©p

aopapaajB

oxdpxnnj^T

jb

Bxssno

aajxtxb

• jb

oXno

saaBinoqJBd

soppip©

o©

sojaBfojB

©nb

opoaiuax

‘sopxo

©p

¡buoiobu

Bjanos©

Bun

b

X

JXAX0

BipaBUQ

bj

©p

odaanQ

oxiaeraauaq

jb

xjjb

©p

aBOBs

o©

opuajxnxsnoo

‘BsoxSxjaa

pBpxonraeo

bou

aod

opxSxaip

oiSajoo

on

j©

n©

.xbjbxsux

BaBd

‘opBXsg

j©p

pBpaidoad

s©

©nb

X

Bpxonajnsn

ojps

anb

oxoxjip©

un

o©

sBX©s©d

©p

s©[ira

soqonra

anxsB^

ua

p.iBdaa

oo

‘sbxsiu

-oaet

‘oqoxp

aofara

o

‘SBXsjanBra

ap

pBpxjBXOx

j©

aod

pB^unjoA

ns

aauodxux

Band

Bzaanj

©p

©paBjB

nn

a©0Bq

©p

pBpiseoau

opxoax

Bjq

-Bq

sopaanoB

sopBXjo

soj

aBioox

BaBd

BjaoXBUi

bj

©nb

opnoxoip

pnuqooo

sunozQ

aopas

jg

•s©aos©o©xuB sns

opxo©x

UBq

©ad

-xuais

©nb

sauoxonqxaxB

sboisiio

sbj

©p

Baais

ns

n©

oxsandraoo

‘oxoaxraBxnnXy

un

SBaxB

od

-uxaxx

opnBno

‘bixuouoo©

ap

sauozBa

sbs©

u©

©pnos©

©s

uopBaodaog

bj

©p

BjaoXBra

bj

anb

9PB.xxx©

as

X

BzuBpasn©

bj

s©

sBiaBsaoau

sboi

SBSOO

SBJ

©p

BOU

©nb

ofxp

sbuozq

aopas

jg

•nBqBoxjdB©s

©nb

b

-ndsxp

©pjBOjy

aouas

j©

©tib

BaBd

ooa©xoiq

oj

©nb

opoaxpBOB

‘saooxonqxaxB

sns

©p

ojnoajo

j©

oa^oep

opBaqo

aaqBq

oaaao

X

s©jbS©j

ub.x©p

-xsuoo

soj

‘sopaanoB

sopxaajea

soj ©p .xoabj

b

uoavxoA

©nb

s©jbí©oooo

soj

©nb

ofip

‘sbuozq

aopas

jb

opuBXsoxuoo

‘aaAoojy

aopas

jg

oaera

-no

j©p

Bzaanj

bj

op

9snqB

4Biou©a8}©a

©p

sop

-aanoB

soj

aBioox

jb

bj.ioXbxu

bj

©nb

pSaaSy

•©XuaxnjBUBiuas

upxsas

Baqajeo

oxueiuiBXuniy

j©

oxs©

BaBd

a

4oun

aod

oun

‘sajvdxoinmu

sox

-unsB

soj

sopox

aqt>q©p

X

aBzxjBosp

©p

oqoaa

-ap

j©

U90©q

©tvb

SBjaouiui

sbj

OBSjenq

jsb

X

noxsas

aBaoajao

9D

pBpxsaoau

BiaqBq

ou

©nb

otoaaxx©

jbx

b

‘oxuaxmBXunXy

jb

u©qumoux

SO^OnSB

SOXOBnO

U© SBpOOlJUUJO

SOpBXJXXOBJ

©p

-jBojy

jb

©saapaouoo

uBjapod

oxuaimipaooad

©s©

opueinSxg

•aBzijBaa

b

BpvSijqo

©u©xa

bxs©

©nb

BaopBzijBOsp

aoqBj

bj

©p

X

Bjaouiui

bj

©p

soqoaaap

soj

ap

opiníaed

u©

'aopsx

-oxp

o©

xsBo

©¡oposiSia©

‘sbaisqox©

sauoioxxq

-xaxB

SBon

©xoapisaaQ

jb

aapaoooo

©pu©x©ad

©s

s©nd

‘«©jBSajx

oos

sopaanoB

sopxaejaa

soj

©nb

‘oiomf

ns

b

‘uB.qs©mo©p sopi©j

sojxiojx.ib

oxofqo

j©

opBp

soxaBsaosu

sojaBaapxsuoo

aod

©nj

opipnjB

Bq

©s

anb

b

sojsbS

soj

pxoa

Bia

-oXboi

bj

xs

©nb

9A.x©sqo

a©AOojy

aopas

jg

oxs©ndns©ad

j©

©sajxno

-sxp

JB

SOXSBS

SOA9UO

OpBJOA

BXqBq

BjaoXBra

bj

anb

zaA

spoj>oxu9ranS.tB

soxsa

asaaoodxa

oBjqap

ou

anb

pxsajiuBux

sboozq

aopas

jg

•upxoBeao

ns

b

asaapuaxB

papod

zaA

jbx

omxxoad

oub

ja

‘Bjanosa

BA9na

buu

BaBd

pBpjxuBO

oxsand

-nsaad

ua

aBuSxsuoo

‘Biraooooa

ap

saoozB.x

aod

‘opxpod

vq

as

ou

oub

ajsa

is

anb

ofip

X

oxonsB

oxsa

as.xBXB.xx

jb

saaoiaaxoB

saooxsas

ua

oqoaq

BjqBq

atib

sauoioBxssjlBBra

SBrasira

sbj

opuaxuodxa

aaAOojy

aonas

ja

ouiAaaxuj

•axiuiaad

oj

ou

jBdxoiu

-nui

BpuaxoBq

bj

ap

opBXse

ja

anb

0}s©ijxuBm

ap

osnd

©s

oxunsB

©xs©

©xuaraaoxaaxuB

©sajxno

-sxp

jb

anb

9xs0jxuBra

©juapiseaj

aopss

jg

’SBU

-umjB

sbj

©p

BznBuasua

X

uoioBonp©

bj

b

©x

-uauiBpxqap

aapuajB SB.ioxoaaxp

sns

b

©xxraaad

ou

©nb

Bxouaaanouoo

bajsoox©

bj

©p

s©xu©x

-six©

sbj

BjJBuojxsaSuoosap

as

X

sbjouos©

sbj

soj

©nb

opuaxoxp

sbuozq

aopas

j©

onaqu.OQ

ooioBaiídas

X

oxoaiuiBaquiou

ns

u©

©pjBOjy

j

B

BI0U8XSISB

BJ

BXJJX.lBda.T

0S

BJJ©

U00

©Tib

OX

-sond

‘mojo0

jenSipj

«op

aod

BxsQxxdo.xd sbúxxi

j©p

©xoataBAisnjox©

aB.x©pu©d©p sbcu.xb

uesn

©nb

jBdiojumu

bjoobjxSia

©p

s©xu©Sb

soj

©nb

eoxp

opmxSas

j©

X,,loS.iBons

b

obxs©

©nb

soxóxXaas

soj

©p

opxoBZijBaa

bj

B.XBd

soiaBs

©p

Bjanos©

BA©nu

bj

JB©ao

©p

pBpxsaoau

bj

©p

uoxoojAuoo

b|

SBin

nBqBraapuoo

©j

sopxaj

sojBp

soj

©nb

oxsajxuBux

sbuozq

jouos

jg

•©jaaoBjduioo

pjxauioad

©juap

oaaaxq

ap

BtaaA

noo

BjaBaaao

X

ooxj

-9XB0

oxaaxuaraao

jap

gof

o’u

B-mxjndas vj

ua

upaxuBd

un

anoojoo

BaBd

aoAj|Q

aauBaSB^j

ubuj*

uop

b

osxraaad

uexqxuBX

pjpaouoo

ag

‘saaBjnojxaBd svaqo

aBopi.xaA

Basd

souxoaA

soxaBA

b

osjuiaad

pxp

as

sbioubx

-sai

SBAjxoadsaa

sbj

ap

Bauxoai

«f

BiAaaj

•aoiaaxuB

upjsas

bj

ap

bxob

ja

BpBqoads

X

Bpjoj

ong

•raoj

-o0

janSjpf

uop

X

Baaxuo.ig

UBnp

uop

‘jjoq

UpraBg

uop

‘SBUOZO

UBXUJBQ

aopBAjug

uop

‘UBjjna;

saapuy

UOp uop

‘a9AJJQ ‘raojoQ

ojuoxuy

uop

‘Sjnj

ubuj1

uop

‘aaAOojy

oju

-oxuy

oapaj

nop

‘Bzaxaog

ojuoxuy

uop

‘raoj

-00

asop

ojuoxuy

uop

sajvfaouoo

saaouas

soj

uoaajxsxSB

bxusjiu

bj

b

X

joXbj^

XBuasug

oo

-sxouBag

uop

‘apjBojy

aouas

ja

oxpisa.id

bq

©jqiuejxdes

ll

"eip

ep

uoises

OlNailVVlMCAA

13

M3

0|9tlSUO0

Á

aplOBnSjSf).!

KO)|W

BJBd

9jsoinjped

‘9)89

9p

nui|B

|9

ouos

ns

110

«C

-OOB

9llb

BJBd

UQ10«.I0

Xilin

SOIQ

B

JjSuip

jtí

A

‘soxii9üimn

soxse

u©

ubjou

opiaanb

jes

j9p

BpxpjQd

*B|

9tib

sexuwund

wymep

A

J9ÜBJSBQ

J9Al¡0

BU9|BpSBjiy;

B^op

£

üjjop

‘nui|BXBO

«uop

‘vxubSjvpj

wgop

‘Jop«A|Bg

nop

sooixj|od

sounra

-J9q

SOJ

B

í(|0|3

BniJBXBO

B0Op

Á

OJHUIO3J

exaaoi^

«op

jojooq

|9

sooixjiod

soíiq

soj

b

íopnug

j9p

soCjq

‘oiuoxnv

uop

A

Bino?

»ay

Bgop

souenuaq

ens

b

A

‘aaAj

o

-jb¡\\¡

ausBxjsg

«op

‘pnpnioBxso

©p

|Kdroin

-nai

z©«f

|9

soSiaiB

sopBaiixse

soJxsnnH

b

oxu9juijxo9S

J9

U9

somBUBduicoy

*XU0|^

ojx«®noi

J9p

uidindaj

9p

bsiui

boix

‘9lBd

bj

‘amiuonuB

ep

oxueiuiBguduiooB

uoo

‘b|jidno

bj

.iod

esopuyxnBO

4099S

0UB10UB

J9p

BIU|B

|9p

0}SwjjnS

09

sdaqannj

sBauoq

susonjuns

Binbo.ued

bj

U9

OOJtUq0J9O

9S

BUBÍJ8U1

B{

aod

j-iAy

•nyisaoojd

B|

00 Bqo.iBai

BIS9jSx

BJ

B

OB.XxSx.Tip

9S

0^90J

A

©jaBplXJBS

BJBd

B.xqBjBd

bj

ooxjqnd

jb

uBJiSxaip

oitmd

Oifuo

09

‘OXO9AOO0

J9p

ZTU0

BJ

B

O^OXlf

9S

9090

OB98

9nb

X

s9jBdioxunui

sopuoj

soj

op

SOpBSBd

S9XU9ipa9d©p

X

SOpB©[dui©

SOJ

SOpOJ

©p

upiOBaBdas

X

oxtiaiaiBaqtuoa

jo

soxoqxui

XS9.XQ

jg

-SBidBjoosg

-jjy

sbj

©p

Bjanos©

BJ

U©

BXJXlXBaS

©SBJO

BJ

B

0S©.tJ§UI

BjpjBOjy

BJ

ep

opBXjoxjos

UBq

©xuaiaaoo

oub

j©

©xuBanp

AHIHII «■!■■■■■ ■■■■■■■nram

imHSWSBBI

¡i ■■ n

XVNIlMSd

30

ONIIOW

VONM

VI

N3

❖—>■

Z\\

B

OI

aP

soSuiinop

so¡

A.

9

b

p

ap

^sopeqps

so|

sxinsuoQ

'opio

á

zueu

e¡

dp

Sdp2p3uiid|ud

uq

^sjjepddsg

S

ombíojiq

ooipa\\\\[

ebuojejjjA

ueyseqas

BB BB tute mm «a BB BB BB BB BB BB

SS

1

•■■unBanasannaBRBOis^BanBBniHBraBBBBngBsiBaiBBRisi'UvsefBBVHBaBVBSiaanBnBBHaBRBBK'i

BBBBBBBnBBBS33BBRBBBímBBBaBBaaBBMBBBB«BBBBffiatSBaBSBBBBBBBBBBBBBBfflBBaBBBBeEie1

©nb

sbuiu

sbj

ap

Bxsij

buu

axuapxsaaj

aopas

jap

psa.xaxux

(ianSij^

nop)

uiojoq

aopas

jg

-00

‘uoxonqxaxoa

opun.oos

ja

oSau

anb

bs

ue^Bd

sbuiuujb

sbj

sajBuoxo

-bu

«Bjanosa

sbj

ua

anb

oaaraiad

ja

ananSasB

aod

(oiuoxuy

uop)

ujojoq

X

B.iaxuoag

saaouas

soj

aaxua

axuapjoui

oaaSij

un

ojAoraoad

ag

•fl

uaxsisB

‘apooQ

¡ap

Bjaanbjy

bj

ua

‘sBiaj,

uiojoq

BiaBj^r

Bpop

aod

BpiSiaip

BJ8U0

-89

BJ

B

X

Buanxoou

BJ

B

gg

X

BUanxp

9SBJ0

BJ

B

XS

‘SBXdBJOOSg

SBtllOJ^

SBJ

ap

Olá©¡O0

JB

ísBuxunjB

gg

uaaanouoo

jBuoxoBu

Bjanosa

bj

b

anb

oxjnsea

sbxsij

SBqojp

ap

B.injoaj

bj

©q

BJ

BqBJ490

BAI1O0JJO

BJUBf

BAnO

‘«J9JÍ

*gg

ep

ooueg»

pepixae

bj

©p

A

soSixub

A

BijiaiRj

bj

ep

oinbesqo

‘sBuóxRoipep

sBAiso.idx©

nob

SBuo.100

sbsoijba

UBjpaed

OlJÓnXJOm

0IJ3OD

J9(J

•S9Jq©lipj

8Bq9JBlU

sepixoes

ojobAbjx

j©

9xuB.inp

poox

©nb

bj

—oxnnjip

jop

oxin^SoniLid

ojiq

‘synbjvjf

ansBiing

'Q

exnepisajj-eoi^

s©

pBjwioos

bAud

ep—«esoeaejiog

BJiq»

b|

ep

epnsq

B|

A

‘dÁdAdSlJH

J9

9JHB0

19

UOO

Op«HUJ01JB

enb

‘BjjidBO

ep

Boisnai

bj

‘npvziB

zn.10

uoo

¡BinbojuíBd

o.ie|o

je

‘sojjio

sopnes

noo

‘sopnep

sns

ep

o

opeoij

|ep

soSiiub

M

a

n

o

s

4 aam

“

SOLLER

máBSa,

m* m> » ECOS REGIONALE S <m >m <m

LA “ISLENA”
La tercera reunión de accionistas de la
«Isleña Marítima» celebrada el domingo último en los salones del «Crédito Balear»,
fué tan numerosa como correspondía la espectación reinante para ver cómo se des¬ arrollaba y qué final obtenía el que acabó por ser llamado pleito de la mayoría.
Definitivamente, todos los que asistie¬ ron o nos asomamos a dicha reunión, vista la clasificación de los grupos y oídas las argumentaciones, los ataques y recelosas defensas de los llamados oradores, nos di¬
mos cuenta—lo corroboraba el comentario
unánime—de que asistíamos más que a una tarea de orden administrativo, a una
controversia netamente personal cuyo fin parecía ocultarse en un egoísmo mal encu¬ bierto toda vez que en ciertos momentos pareció que se sacrificaba a la idea, in luso el prestigio individual.
La discusión acabó por declararse lucha de dos bandos, cada uno de los cuales pa¬ recía dispuesto a lograr victoria aunque fuera prescindiendo de la razón.
Mal dispuestos los cabecillas del movi¬
miento o extraviados a causa de aconteci¬
mientos inesperadamente surgidos, la falta de una orientación firme se dejó advertir en las dos partes litigantes, y ello provocó
un desorden lamentabilísimo en la discu¬
sión, origen de gran número de vergon¬ zantes escenas que, seguramente, aque¬ llos mismos que eran factores principales en ellas, son los primeros en lamentar. De¬ jemos, pues, reconocida la intención de enmienda, de ensañarnos contra aquellos que están en falta cón sus amigos y con la opinión, que fácilmente perdona.
Mas no puede pasar sin comentario el origen y finalidades de la actitud franca¬ mente de oposición, adoptada, cada cual desde sus diferentes puestos, por los dos grupos en que quedó dividida la reunión.
Es necesario saber si se ha alzado, en¬
tre el interés del público y de la Compa¬ ñía, un nuevo interés que dispute con la propiedad, el pabellón de la Compañía in¬ sular para cubrir con él necesidades indivi¬ duales o satisfacer, a la sombra deja insig¬ nia popular, querida y honrada por todos los mallorquines, ambiciones cítyo logro no sanciona la generalidad.
No se trataba ya en la última reunión
de dar una u otra orientación ni de buscar
hombres para ocupar los cargos vacantes. Se trataba de adquirir la propiedad, por lo menos de la dirección, para después ocuparse en aquello que, al modo de ver de muchos, debía ser el único objeto de la reunión. Se sabía que no era posible llegar a una inteligencia para formar una Junta de Gobierno mixta en la que estu¬ viesen representadas las dos tendencias para que aquella después discutiera el plan

a desarrollar, la norma a seguir. Esto nos , hora se vió imposibilitado de pasar a villa en tren militar preparado al efecto.

inclina a pensar que las dos tendencias son 1 Palma El discurso del Sr. Oliver, magis-

Con toda la fuerza de que se compone

irreconciliables; que se persiguen distin¬ ] tralmente leido e interpretado por don el Regimiento se ha formado un batallón,

tos fines; que el objeto de ambos partidos Juan Alcover, fué muy aplaudido.

que va al mando del comandante don

es completamente desigual.

Inmediatamente el secretario señor Juan Coll Fuster.

Y cabe preguntar: ¿cuál de los dos sec¬ Tous y Maroto dió lectura a unas senti¬ Por abandonar esta plaza las fuerzas

tores defiende el verdadero plan benefi¬ das cuartillas y al fallo del Jurado, según del Regimiento de Palma, se ha dispues¬

cioso para la Empresa?

| el cual ha sido premiado con la flor natu- to que el primer batallón del Regimiento

Porque no suponemos que si los dos no | ral, como se dijo, el director de Correo de Inca, 62, destacado en Palma cubra el

tuvieran más que un sólo fin, el de salvar | de Mallorca, don Juan Ramis de Ayre- destacamento del polvorín de Na Baya-

a la Compañía, estuviesen tan distanciados | flor, quien, entre los aplausos del público, na y esté de parada para el servicio de
los criterios, que se hiciera imposible llegar í pasó al escenario para recoger el premio plaza.

a un punto de armonía en que coincidiesen obtenido, yendo después a buscar a la

todos, guiándoles un mismo ideal.

Reina de la fiesta, la distinguida señorita

En el último real decreto de recluta¬

Mas, por otra parte, nos parece tan in¬ verosímil, tan monstruoso, que haya quien se atreva a introducirse en aquella Empre¬ sa a no ser guiado por una idea de lealtad hacia el interés común de la Compañía y

Emilia Ramis de Ayreflor y Rosselló, la miento del ejército se señalan los siguien-

que a su paso por la sala fué saludada ] tes cupos para las zonas de Baleares:

con nutridos aplausos. El señor Ramis

Palma, 488.—Inca, 533.—Mahón, 120.—■

recitó la composición premiada, y ai ter¬ Ibiza, 88.

minar fué nuevamente aplaudido, a cu¬

del pueblo mallorquín, que no nos atreve¬ yos aplausos, justos y merecidos, desde La Puebla

mos a hacer conjeturas de ninguna clase sobre la intención de las dos divisiones,
esperando que se vayan desarrollando los sucesos para adquirir más elementos de juicio y poder aplicar, oportunamente y en

estas columnas unimos los nuestros mo¬
destos al par que sinceros, esperando futuros triunfos de nuestro amigo y com¬
pañero. Sucesivamente fueron citadas las com¬

Mañana, domingo, dia 14, celebrará la Tercera Orden la fiesta que todos los años dedica a su excelso patrón S. Fran¬
cisco de Asís.

conciencia, el calificativo que cada cual posiciones premiadas y abiertos los so¬

merezca.

bres que contenían los nombres de los

Las habichuelas se cotizan a pesetas

La votación del domingo último dotó a autores. Casi todos concurrieron a , reci¬ 65‘50 los 100 kilos.

la «Isleña» de una nueva Junta y es pre¬ bir el diploma, excepto unos pocos, en su

Las patatas a pesetas 9 los 100 kilos,

maturo juzgar sobre el resultado de su mayoría de Barcelona.

tanto las llamadas Bolados como la Bufé.

actuación cuando apenas ha quedado cons¬

Por último, el señor Nicolau d' Olwer

El precio del arroz oscila de pesetas 38

tituida.

leyó el discurso de gracias, que fué tam¬ a 40 los 100 kilos sin descascarillar.

Triunfó uno de los grupos y se dice que bién muy aplaudido

les que forman el bando opuesto trabajan para llamar a los accionistas a otra reu¬
nión a fin derrocar el acuerdo de la ma¬
yoría del domingo. Mientras tanto, es de esperar que aque¬
llos que fueron nombrados aprovechen el tiempo en hacer labor fructífera y saluda¬ ble para el bienestar de la institución, al objeto de recuperar la mayor parte posible del tiempo desgraciadamente perdido.
A. Carrió Salas
00000000000003Q000300Q030003

Asistió al acto una comisión del Ayun¬ tamiento, compuesta del Alcalde señor Suau y los concejales señores Barceló y
Carrió.
El sábado a última hora, cumpliendo las órdenes del Gobierno, se reunieron las autoridades civiles y militares levan¬
tando el estado de guerra.
Con tal motivo el domingo por la ma¬ ñana a primera hora fué fijado en los si¬ tios de costumbre el correspondiente
bando del General Gobernador de esta

En el elegante teatro Novedades, vie¬ nen proyectándose interesantes pelícu¬ las, y el propietario del mismo, D. Rafael Simó, no reparando en sacrificio^ ha con¬
tratado a la notable cantante Stella Mar¬
garita para dos funciones, hoy sábado y mañana por la noche.
Binisalem
Anteayer, jueves, quedó completamen¬
te terminada la instalación de un circuito tele'ónico entre Binisalem e Inca.

Crónica Balear
Palma
LOS JUEGOS FLORALES
Con gran lucimiento se celebró el do¬ mingo por la tarde en nuestro Teatro Principal la fiesta de los Juegos Florales,

plaza, en representación del de Mahón que ocupa el cargo de Capitán General interino, para anunciarlo.
* **
También fué fijado otro bando del Go¬ bernador civil de la provincia para anun¬ ciar que habiendo quedado levantado el Estado de guerra subsiste, no obstante, la suspensión de las garantías constitu¬
cionales.

El Directo? de Telégrafos, señor Car¬ dona, dió anteayer mismo cuenta a la Di¬
rección General del ramo de la termina¬
ción de esta nueva mejora y se esperan las órdenes para su inauguración, la que reportará grandes utilidades al servicio público, pues formando como forma di¬ cha nueva instalación, parte de la Red Telefónica Insular, los abonados de Pal¬ ma lo mismo que los de Inca y Sineu podrán comunicar con los del expresado

organizados por la entidad «Nostra Par¬

pueblo.

la», agrupación de baleares, catalanes, El miércoles comenzó el Regimiento

valencianos y roselloneses. La numerosí¬ de Infantería de Palma, n.° 61, el des¬ Andraitz

sima concurrencia, que llenaba la sala, arrollo de las Escuelas Prácticas ordena¬

contribuyó a dar mayor realce y brillan¬ das en Junio último.

Nos consta que también se han empe¬

tez al acto.

El punto designado para su realización zado los trabajos para estáblecer este

Don Juan Alcover fué el encargado de es el pueblo de Campos, donde permane¬ nuevo servicio telefónico en el pueblo de

leer el discurso del mantenedor don Mi¬ cerán acantonadas las fuerzas que en la Andraitx siendo los propósitos inaugu¬

guel de los Santos Oliver, quien a última mañana de dicho día salieron para dicha rarlo el dia l.° de Enero del año próximo

Folletín del SOLLER 4-
DEUDA DEL CORAZÓN
maestría, con destreza, con verdadera posesión dsl piano, con completo domi nio de las teclas; y el pobre hombre no acierta a explicarse cómo han podido
reunirse en la misma persona unas ma¬
nos tan dóciles y un gusto tan rebelde. Cada vez que el maestro hace un ges¬
to de disgusto, Margarita sonríe de sa¬ tisfacción, y él se eneoge de hombros, indeciso entre aplaudirla o matarla.
Los días de lección entra en la casa
» alentado por la esperanza de corregirla, pero a la media hora sale abrumado por el convencimiento de que es incorregi¬
ble.
Lo mismo que toca canta. El maestro la admira y la detesta; la admira, porque tiene en la voz y en los dedos el genio de la música, y la detes* ta, porque es una criatura invencible
que se burla de la severidad del arte.
Unas veces se irrita y otras veces se
aflige. Después de abandonarla a las extravagancias de su mal gusto, siente con más ímpetu el deseo de vencer su

obstinación. Es uoa lucha sorda que moria las beiías u^fi.iiciones del Cate

agita su espíritu, que le quita el sosie¬ cismo, principios de moral un tanto có¬

go; es una especie de manía que se ha modos, algo doctrinarios. para que pue¬

apoderado de su pensamiento; no pien¬ dan avenirse las asperezas de la virtud

sa en otra C03a... Está herido su orgu¬ con las dulzuras de la conveniencia; si

llo de maestro y desgarrado su corazón se añade, en fin. la lectura de unas

de artista. Y lo peor de todo es que ex¬ cuantas novelas de Dumas, de Soulié,

perimenta horribles temores de que su de Sué. etc., tendremos poco más o me¬

propio gusto se corrompa bajo la in¬ nos uoa idea de la brillante educación

fluencia avasalladora de tan tenaz dis- que ha recibido Margarita.

cípula. Semejante sospecha lo pone fue¬ Desde que la materia, según los au¬

ra de sí. tiembla, y se estremece porque tores del nuevo Génesis. perdió la mila¬

tiene miedo de tener miedo. En fin, es grosa virtud de producir por sí misma

una idea fija que lo persigue y lo domi¬ al hombre hecho y derecho, los que ve¬ na, una angustia ridicula sin duda al¬ nimos ai mundo nos vemos en la doble

guna, un dolor risible a todas luces, necesidad de nacer niños y de tener pa¬

pero que no obstante puede acabar por dres. He aquí la razón por qué Margari¬

volverle loco.

ta es hija de los señores de Miramar.

Por lo demás, la señorita de Miramar

Ella está contenta y ellos orgullosos.

habla en inglés con bastante desemba¬

Además del vivo sentimiento que los

razo, posee el francés, no le es descono¬ hijos despiertan en el corazón de sus pa¬

cido completamente el italiano, y sabe dres, Margarita tiene a los ojos de los

aprovechar la energía y la dulzura, la suyos el singular mérito de ser hija

majestad y la gracia de la lengua caste¬ única.

llana.

Todos los hombres pueden ser padres,

Si a esto se añaden algunos elementos y, francamente, todas las. mujeres de¬

de Historia, ciertas nociones de Geogra¬ sean ser madres; más ¿deberían serlo to¬

fía y de Física, las cuatro reglas déla dos y todas?... No basta ser padre, no

Aritmética, la idea de Dios algo confu¬ basta ser madre; es ante todo preciso sa, por no conservar fielmente en la me¬ 1 saberlo ser. ¡Es tan triste y tan cruel

dtb<ir la desgracia a aquellos a quienes al mismo tiempo les debemos la vida!...
Del regazo de la madre sale el niño sano o enfermizo, débil o robusto, lle¬ vando en su sangre el germen de la vi¬
da o de la muerte. Del seno de la fami¬
lia sale el hombre bueno o malo, llevan¬ do en su corazón y en su entendimiento el germen de su dicha o de su desgracia.
Hay ternuras crueles y cariños funes¬ tos; el amor a los hijos no debe ser un amor ciego, porque precisamente es un amor que necesita verlo todo.
Pues bien; los señores de Miramar son unos padres que no ven más que por los ojos de su hija. Hermosos ojos sin duda, pero ojos al fio, que poco acostumbra¬
dos a los falsos efectos de la luz del
mundo, toman las perspectivas por rea¬
lidades.
Ella es la reina déla hermosura y de la moda, y sus padres son los primeros cortesanos de su belleza, de su juven¬
tud, de sus caprichos y de su lujo%
¡Cómo la quieren! ¡Cuántas mujeres al verla le envidia¬ rán la fortuna de ser hija única de se¬ mejantes padres! Tal es el mundo y ta! es Margarita.
(Continuará)

SOLLER
m m DEL AGRE DE LA TERRA m m

“MIREIA., DE FREDERIC MISTRAL

Tradccció catalana de María A. Salva.

Setmanes enrera 1' Instituí d’ Estudis

Catalans la llen^á a la llum pública i de Uavors en^á no ha passat un día que no n’ haja estat d’ elogis i d’ éxit creixent. Hora es ja que nostre setmanari en doni

compte. Se tracta no ja d’ una espléndida traduc-
ció de Mireto, sino de la primera, de la única, en tot i haver-n5 hi tantes: apart de la riquesa de léxic i versificado, apart del valor integral de cada estrofa, pesada i aquilatada a tall de joia, apart de i’ amor pacient i francisca amb que cuida de la més petita flor, la traducció de Mireio ofereix el cas poc freqüent de la més perfecta
assimilació de la cosa traduída: es T obra

d’ un artista posada en les nostres mans, sencera i tota d’ una pe<pa, per la pietat de
les mans d’ un altre artista. Duites en

aquest punt, les traduccions deixen ja de esser-ho pera passar a formar parí del tresor espiritual i artístic del qui les fá: son un segon part tríonfal ja que no poden

esser un segon engendrament. D’ aqui vé que en aquesta traducció
poguem tan plenament ensaborir aquella gracia narrativa extraordinaria qui s' ex¬
hala exuberant de Y ánima* de Pro-

venca (tan sovint esfumada en altres

traduccions) aquell fidel sentit de lo popu¬ lar qui llampega a tot arreu, tot aquel! alé magestátic de formidable grandesa, aquella ánima gran i serena de son autor, el Vir-
gili cristiá, totes aquelles coses, en un mot, que fan que En Mistral siguí ell i no un
altre.

Més, no acaba aquí el Miracle: María A. Salva ha fet qualca cosa més: aquesta
assimilació no 1’ ha realitzada tan sois en el

sentit artistic de la paraula, sino també en el gran sentit espiritual del territori i la ra^a. La llum de Provenga i de Mallorca s’ ha fusa en un sol raig i les dues n’ han re¬ mases igualment il'luminades. Germanes per tants de titols, s’ han abracades avui amb aleteig efussiu, i en el més bell catalá
s’ han dita llur confidencia...

Prec a Deu que Mireia, tot fent bó son alt significa! de mirall, ho siguí complidament d’ avui endevarit per nostres belles

pageses!

Guilílem Colom

Mallorca 12 d: Octubre de 1917.

LA CflNCÓ DE MflQALf

Á ,Í
'«—O Magalí, ma ben amada! Guaiti ton cap al finestró! Escolta un poc aquesta albada de tamboríns, tota dol^Ó.

..v4L *

Lluu deis estels la munió; T aura és callada...
Més deis estels s’ esblaimarán
qttan et veurán!

—A la cán^ó que él bosc entona més que a ta albada jo faig cas: nT en vaig a mar, i en poca estona tornada anguila ja em veurás.

—O Magalí! Quan tú serás el peix de 1’ ona,
un pescador jo em tornaré: te pescaré!

—Oh! jVlés, llavors, si et fas pescaire, ton volantí quan danzarás jo esdevindré V ocell volaire, vola que vola i volarás!

—O Magalí! Quan tú serás P ocell de 1’ aire,
un calador jo em tornaré: te cacaré.

—A l’ ocelleta més garrida quan vulguis tú parar ton llac, jo esdevindré Y herba florida: m’ amagaré pels pedregás.

—O Magalí! Més, si tú et fas la margarida,

jo 1’ aigua clara em tornaré: te regaré.
—Si tú et tornesses 1’ aigua pura, jo esdevindría nuvolás, i endre9aría, a la ventura, cap a 1’ América mon pas.
—O Magalí! Si tú t’ en vas lluny per Y altura,
1’ aura de mar jo em tornaré: te portaré.
—Més, si tú et fas la marinada, quan de seguir-me provarás jo esdevindré la calorada que escampa el sol quan fon el gla?!
—O Magalí! Quant tú serás
la soleiada, la sargantana jo em faré
i t’ em beuré.
—Si et fas reptil de dura esquena, quant peí pedreny t’ amagarás jo esdevindré la lluna plena qui deis bruixots fa llum al pas.
—O Magalí! Quant tú serás
lluna serena,
jo blanca boira em tornaré:
t’ embolearé.
—Més, si la boira m’ emmantella, encare presa no hem tindrás, jo esdevindré rosa-poncella entre espináis, i no m’ haurás.
—O Magalí! Quan tú serás
la rosa bella,
la papallona jo em faré:
te besaré.
—Corre que corre, bé et pots moure!... jamai, jamai m’ agafarás: jo de 1’ escorca d’ un gran roure
me vestiré sens fer-te cas.
—O Magalí! Més no serás
encare a lloure:
jo branca d’ eura em tornaré: t’ abracaré.
—Quant et creurás tenir-me estreta, sois un vell roure agafarás: seré a Sant Blai ben tancadeta,
i el monestir barra ton pas.
—O Magalí! Més, si tú et fas monja blanqueta,
el teu confés jo em tornaré:
Y escoltaré.
—Si del convent passes la porta, totes les monjes trobarás cantant responsos amb veu forta,
i amortallada allí em veurás.
—O Magalí! Més sí tú et fas
la pobre morta, llavors la térra em tornaré,
i aquí t* hauré.
—Ja de ma fé et puc dar fermanca: cree ton parlar que no és fingit.
Mon anellet de recordanca
deixa que posi en el teu dit.
—O Magalí! Com bat mon pit! Quina alegranca!...
Mira els estels, o Magalí!, tot just llui»
(Mireia, cant III, pags. 61 a 65.)

dic si hi badocarem molt de temps conteraplant aquest recreo que no tan sois serveix de entreteniment sinó que aumenta els caudals de sa Sociedat, redundant a la fi en be-
nefici d’ ets mateixos socis.
Preniu nota,—los vaig dir.—A veure si a
sa vostra sociedat «Defensora» i a s’ altra
«Centre Obrer» que segons mos comptava s’ altra diassa el Sóller, se rumoretja que heu de fundar, hi implantau tais millores.
Aquest edifici, com veis, no está en punt céntric, perque quant se construí, per porer teñir es perímetro necessari, va esser preeís
edificar a un extrem de sa ciutat. i, a pesar
d’ aixó, contemplara tanta gent; lo que demostra que a ses vostres sociedats si hi voleu
veurer concurrencia i molts de socis hei heu
de posar entreteniments. Sortirem de ses sales de passa-temps i mos
asseguerem a una taula d’ es cassino aon prenguerem un refresc. Ferera comentaris sobre lo que havíera vist i me comptaren lo que passa per Sóller i recaiguó sa conver¬ sa sobre els teus escrits, i m’ explicaren an a qui feien alusió els teus dfrrers .. Apropósit, los vaig dir; crit, un criat i li dic que ens dugui es derrer número d’ es no>tro Bolleti que surt cada dissapte
¿Veis aqueix bolleti? En es principi era men¬ sual, i sois donava compte an els socis de s’ estat de sa Sociedat; pero un bon senvor que tenia numen poétic, per més que, a causa d’ ets seus poes estudis, no era molt esmerada sa seua dicció i forma métrica, no faltant-li córt xiste, determina fundar amb alguns companys un setmanari de bon humor que titula Es Bugadé, a fi de divertir-se, i a un mateix temps que li servís d’ ajuda per la vida; pero ets compromisos, segons me comptá, el rebentaren, perque va arribar a esser un paper aont sois s’ hi llegian mhéries; servint per satisfer venjanqes fins an es punt qu’ es bu de sa genteta quant feia una brega, tira va ses derreres diguent: «Te posaré damunt Es Bugadé»; aixó i es veure que un partit politic ja hi mostrava ses arpes, noltros que tant haviem lluitat per desterrar sa malahida política, va fer que sa Junta d’ aquesta polent i numerosa Sociedat, dás més extensió an es Bolleti, que fos semanal i que además publicas coverbos i escrits hnmoristics per divertir an els socis, que hi comptam casi tots ets joves de sa nostra ciutat. El Di¬ rector de Es Bugadé, comprengnent es nostro bon fi mos fó costat, i avui el tenim amb noltros i prou que mos serveix.
Vat’ aqui s’ historia d’ aqueix Bolleti que veis. Aixó si; es qui'hi vol teñir part, es qui hi vulga redactar, s’ ha de subjectar a ses normes que se donaren en es primer número: re3 de personalismo; ets periodistes s’ han de respectar mutuament. Cada qual que deféns es seu ideal, i que tot s’ encamini a moralisar, instruir i engrandir es poblé, posant tots es grá d’ arena per fer patria.
Veiam si vcltros a Sóller lograu despertar energíes, despertar ets cap-pares que hi ha massa temps que fan la siesta, i aqneixa son es sa causa que surten els infantons de caseua i fan rompedissa de plats,i olles... ¡en
fan de ses seues!
Quant veig lo que passa a sa vostra ciutat, me fa recoi’dar lo que diu En Rnssinyol, quant a «L’ Illa de la Calma», descriu sa Bo tigueta: hi passam un’ hora, hi passam 1’ al tra i sempre els trobam que descansen... des¬ cansen...; per aixó crideu fort: Desperta fe¬
rro...
Al dia sigüent mos despedir em prometen tme que lluitarien per poder implantar lo que aqui havian vist; i per ells te vaig enviar co¬
ral i efussiu salut.
Esper prompte rebrer alguna noticia teua. Ton amic,
Feliu.
Bell-Puig, 10 Octubre.

Adeu, convent de novicies, embaumat i recullit,
on les mundanes delicies
ha ofrenat vostre esperit!
En ell deixáreu un día, amb gest d' abdicado la falda de pagesía la trunyella i el gipó;
la vesta amb la qual balláreu
«lis baixos, rostre encarnat, el derrer estiu que anáreu
a festa a poblé veinat.
La toca, qui té ’1 caient
del volant de la pagesa, envoltará eternament vostra fas tota dolcesa,
Ara sumisa anireu
ont vos mani la priora;
nostres viles trescareu rienta i benefactora.
Bell camí, Sor Angelina, camí d’ amó i patiment, empreniu sortint de Pina per aná a un altre convent.
Comensaréu fent costura a dins una sala gran;
pels infants heureu ternura >
i els infants vos amarán.
Ensenyaréu pacienta les lletres i oración;
vostra boca somrienta
será plena de perdons.
Com ningú sabreu fer randes de coixenera i altar; la jove us fará comandes
en haver-se de casar.
A P ermita de María, en el romiatge anyal, hi duréu la minyonía amb un posat maternal.
Vostra ma amb blancor de ciri
a la Verge mudará, peí Maig, cada día el lliri del pitxer de son alta.
I els dijous, que no hi ha escola, feinejaréu amb amor peí temple, dins P auriola els vtratges de color.
Envoltada de Y infancia,
la vida conventual
tendrá per vos la fragancia
d’ una rosa matinal.
Pero us darán cualque día uns quefers encar més alts; deixáreu la minyonía per aná a servir malalts.
De les mullers confidenta, les penes de cada llar
escoltaréu amatenta
quan hi quedeu a vel-lar.
Curaréu amb paciencia les ferides sense fer mal, pels malalts, P experiencia vos dará un ull profetal.
Ai d’ aquell de qui diguéu —Tem que no arribi a demá— quan el Vicari aviseu!
Abans d’ alba morirá.

CARTES DESGLOSES
iii
A mon amJc Ciar i LlampanL
Benvolgut amic: He tingut sa plaent sor¬ presa de rebrer sa visita d’ els dos confrares mestre Lluch i en Pep de Y Horta, i escús dirte si m’ he aprofitat de passetjar-los i fer-los tocar amb ses mans ses profítoses millores de que te parlava en ses meues anteriors missi-
ves.
Demostraren molta curolla per veure de prop sa «Progressiva deBell-Puig» ¡i ja heu cree, que no me vaig fer pregar! Tot d’una hi anarem... Allá quedaren embadalits veient els distints centres plens de socis que s’ hi entretenien; i com era diumenge, es cap-vespre, estava tambó ubert s’ esport de tir, i no te

JOCS FLORALS DE MALLORCA
Organisats per V entitat *Nostra Parla» sota el patrocini de V Excm. Ajuntament
ele la Ciutat.
PREMIS
¿ SOR ANGELINA
Lema: Monja pagesa.
Ahir vareu professá a Y humil convent de Pina,
I és un nom ben franciscá
el vostro, Sor Angelina.
(1) Premiada amb la Flor Natural, en els ]ocs Flo¬
ráis d’ enguany.

Si fou per la minyonía vostra fresca joventut, heureu dat al qui patía vostra forta plenitut.
I en mig de les malaltíes
envellireu lentament... tendreu doló i molts de díes no sortireu del convent.
Com una santa padrina tothom vos respectará, í al morir, Sor Angelina, tot el poblé plorará.
Joan Ramís d’ Ayreflor.
Solució a s\\ endevinaia d' es número 1591, de 22 de S ptembre prop passat:
Un tjiastre

6

SOLLER

PUAiSON D‘ EXPEDITIONS El C0M MI SSION S
Michel CASASNOVAS
55, Place des Capucins, 55
SUCCURS.ALE: Cours St. Jean, 73
SspgoUlité si Saosats, Omigig, I&atóiii,
Siirsas st fioiti sses ás Toutes sortes

♦ Norberto Ferrer ♦

♦

CARCAGENTE (VALENCIA)

♦

0

“

0

EXPORTACIÓN de Mamujas, Mandarinas, ^

^

Uniones y Cacahuetes.

^

^ Dirección telegráfica: BERTOFERRER-CARCAGENTE

Ádresse Télégraphiqae -Casasnovas-Capacins, 55-BORDEÁUX
TÉLÉPHONE 1106

lito de tente sorte de FETOS & PBIMS1BS

—

■.

pour le. Frano© Se 1‘ jÉStreungar’

IMPORTATIOS

RXF0RTÜTIOM

MAISON CANALS FONDÉE EN 1872

Successeur

16, f^ue des halles - TARASCON-(B-du -Rh.)
Diplome de grand prix Exposition internationale. París, P906.
Hors concours : Membre du Jury Exposition internationale Marseille 1906
Croix de mérito Exposition internationale. Marseille, 1906
Télégrammes: PASTOR - Tarascón - a - Rhon.©. Téléphone: Entrepóta Se >»¿lBLge,siia n.° si
m

La Fertilizadora-S- AFÁBRICA DE ABONOS QUÍMICOS DESPACHO: Palacio, 71.—PALMA *—
Superfosfafes de cal, sulfato de amoniaco, hierro y cobre. Abonos completos para toda clase de cultivos
ÁCIDOS: Sulfúrico y muriático de todas graduaciones
SERVICIOS GRATUITOS Consultas sobre la aplicación de los abonos; análisis de tierras y envío de varios folletos agrícolas.
FRUITS - PRIMEURS - LÉGUMES
Naison FERRAGUT FRÉRES

■¥ /

:—■—

ü (n

tu if\\ r /> \_

| = Jr . RullX”

fj FCJBBl^A JLABKUAl- Valencia

Exporta buena naranja.

Carcajeóte- Putbia Caria Tleira-Haanil

,
V
.
CPJU*

Telegramas: GOIbr — PUEBLA LARGA

1

¿3b

nfrfr)'¿*n

nfwMwk.ifDQu.lDC-U.¿Kllt. ..1?3Ca,

FONDÉE EN 1908
Expéditeurs - AVIGNON-(Vaucluse)
Siéji Social: 6, Rué St. Agricol - Zéléphone 4-10
Maison d’Expédition: Rué Buffon - Mresse téiégr. "Ferrafréres"
Spécialité en figues cantines et bourdissottes de Majorque, preparées par notre Maison de Lloseta.

:: Transportes Internacionales ::
C0i8Ísioiies4eiiMtaéiies-Cdii8ÍpacÍ0D08-Trái8Ítos-PreoÍ08 alzados para todas destinadnos
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de
NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

BAUZA Y MASSOT

AGENTES DE ADUANAS

OASA PKXNCIPAL:

I

-

SUCURSALES:

OSRBÉR.E (Franela)

PORT-BOU (Espafia)

fPyr.Orient.)

| HBNDAYH! (Basses Pyrctiéesj

Sa,sa 6& Ssttr. Quai de la Repnbliqne, 8.—Teléfono 3.37

TELEGRAMAS. BAUZA

iLAS NOVEDADES!

1

- DE -

¡5»
s

I2.SLfa.el Rovori

VICTORIA, 1 5.

!

Gran variedad en todas clases de géneros para la presente tempo¬
rada de invierno.

Se facilitan muestrarios a domicilio.

No efectuar compras sin antes visitar esta casa,

15 Victoria 15

SÓL.LEFL

fisipiffls en mi del vapor Villa de Sóiler

—-

—

Rapidez y Economía en todas las operaciones.

— -»

VICHY CATALAN
Balneario de primer orden.—Temporada de I.® de Mayo á 30 de Octu¬ bre. Montado a la altura de los mejores del extranjero.
Situado entre la estación y el pueblo de Caldas de Malavella (Gerona).
Teléfono de la red de Gerona combinada con la red de Barcelona.
Distancia de Barcelona: En tren ligero, 2 horas 30 m.; en tren correo,
3 horas.
Aguas minero-medicinales termales de 60®, alcalinas, bicarbonato, sódicas, de fuerte mineralización, son las más aconsejadas por todas las eminencias médicas para la completa curación del reumatismo y artritismo en todas sus formas, y de la gota, así como también para combatir las afecciones del estó¬ mago é instestinos, los trastornos del hígado y la diabetis. ADMINISTRACIÓN: RAMBLA DE LAS FLORES, flúm. 18, «amuelo.—BARCELONA

® Transportes Internacionales ® •# •m
LA FRUTERA m

a. Aatoato S@lo»

*

•#

#• 0I&BÍRI y P0RT-BOU (Frontera Franco-Española) ■#

Cerbére LA FRUTERA

TELEGRAMAS

*

Fort-Bou LA FRUTERA

TELÉFONO

Casa especial para el transbordo de wagones de naranjas y todos otros artículos. ■

Agencia de Aduanas, Comisión, Consignación y Tránsito ♦ ♦ ♦ PRECIOS ALZADOS PARA TODO PAIS ♦ ♦ ♦ 9

SOLLER mexmmm

jiiTiipTiiinijjjiiiiwiiiiMiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiniiiiiiHiiiiiiiiMiiiHiiiiMW—mi»

❖❖ •H*
❖4* ❖*>

ExpedHions ComiMissSon
MAISON FERRA6DT JOSEPH
6 rne Carreíerie 11 et 12.—HALLES CENTRALES
HVIGMOH (Validase) se ss se Telephone 435

44 44 ♦♦ 44
44
❖❖ 44

COMPAÑÍA MAÜDOINQUINA DE VAPORES (S. A.)
Servicio de Gomunlo aciones Marítimas, postales y comerciales entre PALMA, IBIZA 7 GONTIN SNT2J —Itinerarios provisionales 7 transitorios

SALIDAS DI PALIA PARI 11, (MIMATE

SALIDAS DEL MIMATE PARA PALMA

❖❖
<♦*>
♦♦ ♦♦ ♦♦ ♦♦ ❖❖

EXPEDÍTIONS JOURNALIERES DE TOUTES SORTES
DE FRUITS ET LEGUMES DU PAIS ET ETRANGERS
La Maison se recommande par les bons soins et la célérite qu‘ elle apporte aux ordres que s‘ on vent bien
lui confier.
MAISON DE PREMIER ORDRE
Telegrammes: FERRAGUT CARREIERIE (AYIONGN)

♦♦ ❖❖ ❖❖
❖❖
♦♦♦♦♦♦

Lunes, 6 tarde, para Barcelona. Martes, 6 tarde, para Valencia. Miércoles, 8 y media noche, para Barcelona
(rápido). Jueves, medio dia, para Alicante, (escala en
Ibiza). Viernes, 6 tarde, para Barcelona. Domingo, 8 y media noche, para Barcelona,
Rápido).
SERVICIO

4 4 4 4 4 4 4* 4 4 4 4 44 44? 4444444444444 Salidas de Palma para Ibiza, martes 6 tarde.
Salida de Ibiza para Valencia, miércoles 6

| tarde.
? Salida de Valencia para Ibiza, jueyes 6 y

media tarde.

Miércoles, 8 y media noche, de Barcelona (Rá pido).
Miércoles, é tarde, de Barcelona.
Jueves, 6 tarde, de Valencia. Viernes, 8 y media noche, de Barcelona (Rá¬
pido). Sábado, 1 tarde, de Alicante (Escala en
Ibiza).
Domingo, 6 tarde, de Barcelona.
DE IBIZA
Salidas de Ibiza para Barcelona, viernes 4
tarde.
Salida de Barcelona para Ibiza, domingo I
tarde.
Salida de Ibiza para Palma, lunes 6 tarde.

#

MAISON FONDÉE EN 1910

♦

Vapores de 1.a clase: Rey Jasme I - Rey Jaime II - Miramai
- Bellver - ¡Mallorca - Balear - Cataluña - Luiio - isleño -

♦ Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs ♦

Ciudad de Palma - Tormentera

♦

Cerises, bigarreau, peches, abricots, tomates, choux-fleurs
s;p©oia,lit© d© malons verts Q.-u,e.lit© espagnole

Domicilio social: Palma de Mallorca Qtrección telegráfica: Mantima-Palma

♦

©t d© melons d© poohe, jDiixxents d‘ HIspagne

#

♦ @1119 lililí tí 189911 ♦

♦ ♦

24 Rué Vieux Sextier—AVIG^SO^S-(Vaucluse)
Tólógrames: COLOM-SEGURA, VIGNON-Téléphone4-77

X

mili»?, intuí «a mi lis
Importation - ExpoHatíon

FRUITS FRAIS, secs et primeurs

a
i
i®»
fas
mm si n

Comisión, Exportación é Importación
CARDELL Hermanos
Qulslí el®* Oél©»tirs.sJ, ÍO.-LYOK
Expedición al por mayor de todas clases de frutos y legumbres del país. Naranja, mandarina y toda clase de frutos secos.
Telegramas: OsucdLasn — LYON.
Sucursal en xjB tihcok.- ('V’a.ia.csi-ua®)
Para la expedición de uva de mesa y vendimias por vagones completos* y demás.
Telegramas: Gia,r*de»ii — LE THOR.
Sucursal en AL GIBA (Valencia)
Para la expedición de naranja, mandarina y uva moscatel Frutos superiores.
Caroagrant® .== = Alolra == = IPizetolst. Xja.r’gi»,
Telegramas: Oard.©n —- ALCIRA.

Maison principale á MARSEILLE: 28, Cours Julien
Téléph. 15-04—Telégrammes: ABÉDÉ MARSEILLE Succursale á LAS PALMAS: 28, Domingo J. Navarro
Télégrammes: ABÉDÉ LAS PALMAS

—

PARIS —

-

Maison de Commission et d’Expéditions

: : NES, FRUITS SECS, F R SS, LÉGUANES 8 et 10, Rué Berger—Télégrammes: ARBONA-PARIS—Téléphone: Central 08-85

mmmmmrnMmmmmmmmMm

MAISON FONDEE EN 1905
&" |éiiti8as dirsetes d§ tontea sortea de primara Pow la Franoe. .et Y Étranger

Cerises, Bigarreau, Peches, Abricots, Tomates du pays et de Majorque, Chasselas et Clairettes dorées du Gard

wM&mmmmu al por katoa
de toda clase de frutos y legumbres del país. Naranjas, mandarinas y limones.
i FRANCISCO FIOL y Hermanos Rué des Oleres i!, VSENNE-(lsére) T?©i©®x‘íax*x«a.ei: FIOL—VIENNE-(Isóre). TBGl\_=to,02^0 St—&ry. fjKKtM CASA EN ALCIRA (falencia) para la expedición k
1 Telegramas y Correspondencia: FIOL-ALCIRA

lérMááééááéáéáárMéééááyiáéáMéáÉéé4Méééáááéáiééá^?

i- JíUf IV VÍCfifinüTi JUI ür\\

E£T¡TLP Q iínM nA

se consigue usando el AGUA
triunfal progresiva.

^

La única verdad para hacer desaparecer las canas.

Se garantiza no contener nitrato de plata ni sustancia alguna nociva

para la salud. No mancha el cutis ni la ropa.

8*

PRECIO: 5 PESETAS FRASCO.

De venta en PALMA: en la Perfumería Inglesa, Cadena 6—Perfume¬ ría La Oriental, Quint 1 y 3 -Perfumería de D. Lucas Canals, Brossa 10, y en SOLLER, Hermanas Estades, Plaza Constitución 16 y en la
J Perfumería La Artística, Luna 5 y en todas las principales perfume-
-Jj rías de España.

m

MM

PROPRIET AIRE

Boulevard Itam.—SdRdSCOH - sur-^HOH6

Adresse Télegraphique: ARBONA, Tarascón.—Téléphone n.° 11 Sucursale o REMOULINS —Téléphone n.

Exportación de Pasas y Vinos Pinos ♦'

♦

bernardcTgonzalez

♦ ♦

SUCESOR DE

♦

«

PABLO DELOR

i
♦

<e>

♦

ALAGA

♦ ♦

♦

♦

CASA FUNDADA EN 1863

t

♦

Se suplica á los comerciantes españoles estable¬ cidos en el extranjero, consulten á esta casa antes
de comprar.

♦ #
1

♦♦♦♦♦♦♦♦

— 8 «■

1 armo"

soller

Suevo lestaurant ferrocarril
Este edificio situado entre las estaciones de los ferrocarri¬
les de Palma y Sóller, con fachadas á les cuatro vientos, reúne
todas las comodidades del confort, moderno,
sil Luz eléctrica, ligua á presión fría y caliente, Depar¬
tamento de baños, Extensa carta, Servicio esmerado
y económico.
Directores propietarios: Covas y Sampol
ssss
HmMHMMggS
TRANSPORTES TERRESTRES Y MARÍTIMOS
LA SOLiLJEISEMSE

Casa Principal en CERBÉRE

Corresponsales ■■

CETTE: Franpois Solatjes—Rué Lazone Carnot, 1 ■■

1 BARCELONA; Seba tián Rubinosa —Plaza Palacio. 2

ADUANAS, COMSION, CONSIGNACION, TRANSITO

Agencia especial para el transbordo y la reexpedición de frutos y

«íours

SSRVIOIO RÁPIDO Y BOONÓMIQO

Télefeno ¡ g*"-

L09 0.00

l|í|

T«peiiPeigrrraammaaes

'

Jose Co11 * CERBERE.
yoLATGES-CETTE.

inmi ■ananas

ananas «nansa nnananasanas

m

Vicente Qiner ®

CARCAGENTE

(Valencia)

.

TELEGRAMAS: GINER-CAR CACENTE
EXPORTACIÓN:

Naranjas, Mandarinas y Kiimenest

Frutos escogidos ** Lo mejor del país
Envío de precios corrientes sobre demanda
\_\_\_

Se admiten suscripciones á todas las revistas y periódicos en
LA SINCERIDAD—Calle de S. Bartolomé, 17.—SOLLER

Mil

t

§

8111II

t

f

Fondéo «n 1888

| 11, Rué de la République, 11—PERI6Ü6UX (Dordogne)

f
i

fíxpéditions par wagons et en saca de —— • ——

é

Noix, Chataignes et Marrona é

Sjaéolalitiá do oolis - 550st.stu.3c ele ÍO kilos

é

Téléphone, 0.87 «$£ Ááresse Télégraphiljue: R i POLI Pórigueux

é

éééé i

LAVABO Y PLABCBADD “HIGIENE,,
SECCION ESPECIAL PARA
EUEEIiéS, PUMUi Y CAMISAS
Primera y única casa en Mallorca DIRECCIÓN Y TALLERES:
SAN MAGIN, 21!, Interior (Sta. Catalina. — PALMA
SUCURSAL:—Hermanas Estades, Plaza de la Constitu¬ ción.—(SOLLER).
Importaciones y Exportaciones DE
FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS
FRANCISCO ARBONA
6, Cours Juiién, 6.—MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia.
FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
TelspflM: BARBONA~Marse¡lle—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en todos los servicios

1

•

1 co •

‘í! O C D «

tveti

3
%

to
ÍS

a
o

0.0, -a 0*^3

*
>-

¡o
•S.-S 2 £ \_ 5® 3=5 JH flj co
•9 O <v 0)

Í3 ^ creo cr
CO CO O) <L> j4 \\ Cu [tJ J—, -C
-Sj= \_-§o

O<)dO § 00 .

co

c í^S2

-e :: ce E ~ ti p to 3+í

ce

co £ oiS

-Jrí

T3
c

Ti U « F e -

fe feo

^PCQO g o

•o ce -

~

o ^3 ce ce

'H .2.‘ír"5
$.2*21!

co o

n o

o " ..u

O

•• ::

cemiosss, mmiism, isprnc» í miera
David March Fréres
J. Ascheri & C,ie Successeurs
Beuievard du Musée, 70. MARSEILLE—Teléis a.® 37-12
Tblisramas: MARCHPRIM MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes,, bananas, frutos seeos, etc. Especialidad en primores de Argelia, España y del Pais.
| Rapidez y Economía en todas las operaciones
SOLLER,—Imprenta de «La Sinceridad>

cc «
-
UJ «
= i Ai
5 — Ir
OJJ£S «cc
<11 |;

Alm&eés de IBUTOS ESPÁfOLIO
ESPECIALIDAD EN FRUTOS DE PRIMERA CALIDAD
AL POR MAYOR Y MENOR

y! J&JLj JEUüfe
Place de l’Hótei dé Ville, 6—Libourne

Naranjas, Limones, Mandarinas, Granadas de España,

III Dátiles, Pasas, Uva fresca, Higos de Mallorca, Ciruelas

—

—

PRIMEURS DE ESPAÑA

—

—

Bananas, Ananas, Nueces, Avellanas, Cacahuetes, Castañas, — Ajos, Cebollas, Charlólas — ——

THJL.ÍSirONO, 131

ÜIGUEL BAUZÁ
Médico y Odontólogo
ÚNICO EN MALLORCA CON AMBOS TÍTULOS DEjMADRID
ENFERMEDADES DE BOCA Y DIENTES © © © © » © ©>@ © © 9 © © © Y MEDICINA GENERAL
ESPECIALIDAD EN DENTADURAS DE ORO

Consulta todos los miércoles y domingos en Sóller:
Calle de Batach, n.° 19. En Palma: Calle de San Francisco, n.° 18.
■'AS~5?r'Gí

PLATERÍA
DE

RAFAEL CORTES

Calle del Príncipe n.° 13.—/ÍÓDDEI^
-=«*♦*-

a

En este establecimiento, situado en la céntrica calle

del Príncipe, encontrarán los sollerenses un completo y

variado surtido en objetos de dicho ramo, todo ¿

PRECIOS ECONOMICOS

-

-

Especialidad en bolsos de plata para Señora, á

--

PRECIOS DE FÁBRICA