XXXII (2.“ EPOCA) NUM. 1566
XXXII (2.“ EPOCA) NUM. 1566

SABADO 31 MAEZO DE 1917

SÓLLER

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona,

SEMANARIO INDEPENDIENTE REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. D REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.c 17.-$ÓLt£ff (Baleases)

Sección Literaria
Lfl MUERTE DE CRISTO
El Justo moría; del Gólgota yermo, clavado en la cumbre lanzaba un suspiro de ternura lleno. ¡Qué pena en la tierra!
¡Qué pena en el Cielo! Las nubes cubrían del sol los fulgores
con manto sangriento,
chillaban las aves
un ¡ay! lastimero,
el aire silbaba
lanzando los cedros, al verse mecidos, susurros muy tristes
y sordos lamentos.

El Justo moría,

y allí estaba viendo

su Madre, la lucha que en El entablaban el alma y el cuerpo; el alma, expresando

al hombre su afecto,

quería el martirio que nos redimiera del más afrentoso, cruel cautiverio;
el cuerpo, ya exangüe,

gemía, sintiendo del duro suplicio
dolores horrendos, ó

—¡Tengo sed!—decía—; y hiel en sus labios, por burla, los hombres entonces entonces pu-

y ' María temblaba;

[sieron;

gemía en silencio.

Si el llanto apagase la sed de los hombres,

María aplacara la sed del sediento.

¡Oh Dios! Manda el cáliz

de amargura lleno \\

%

para el que te ofende con sus ambiciones

y torpes anhelos;

para aquel que explota tu doctrina santa

aunque para verte, sea torpe, inepto;

para el que comercia con tu santo nombre

sin ningún respeto.

Cristo habla a todos
del perdón eterno, y yo es excesivo
tanto sufrimiento
para un Hombre justo que a trae algo del Cielo...

esta

tierra in¬ [grata

Perdona ¡Dios mío! si acaso mis labios

han sido blasfemos,

y haz que mi agonía sea la del Justo,

que muera diciendo:

~”

—Los que aquí me ultrajan,

les Judas del mundo, los hombres soberbios,

no saben lo que hacen. ¡Perdón, oh Dios mió,

para mí y para ellos!

G. Rodríguez Díaz

OO 30000300000"03303000000003

FANTASÍAS DE ÜN ILUSO

III
Comprendo hubo de llamar la atención y despertar la natural curiosidad a algunos de los que estos artículos leen, mi súplica a don José Rullán Pbro. de que aplazara para el año próximo la labor preliminar que pudiera dar por resultado la realización de la gran mejora local que, según expresé ya, me había manifestado tener en proyec¬ to; por esto, antes de seguir adelante, paréeeme no han de estar demás algunas explicaciones con que pueda quedar dicha
curiosidad satisfecha.
Para poder prestar a mi respetable amigo el concurso que de mi interesó, me era indispensable tener algún tiempo dis¬ ponible, y en aquel entonces,—como casi

IiA ckiebba ichopea

agitación y aquel entusiasmo, tantos años después, impresionados por la indiferencia

que se nota en la época actual, cuando esa benéfica institución parece haber llegado a la sima de su decadencia y del olvido, sin socios que frecuenten el estableci¬
miento a costa de tantos afanes construido

y mejorado, ni que asistan a sus Juntas
Generales mensuales, antes tan concurri¬

das, ni que por nada de la colectividad—que

es en parte suyo—se interesen, ni que los

haya a penas que la quieran bien. No me creía capaz de poder dejar aten¬
didas tantas obligaciones a la vez, y como al señor Rullán no le iba a engañar con

promesas que luego no le pudiera enmplir,

preferí decirle la verdad, hablarle con la sinceridad que es y ha sido siempre mi ca¬ racterística, y sinceramente le hablé; he

aquí el por qué de mi ya repetida súplica, que comprendía, por otra parte, no había de dejar él de atender porque en aquellos tiempos no tenia fijada todavía mi ilustra¬ do amigo su residencia definitiva aquí, si¬

no que residía soló entre nosotros tempo¬

ralmente, los veranos, yendo a pasar en

El general Villaret

Transporte de un herido

compañía de su hermana y familia los in¬ viernos en Establiments, y cuando le visi¬ tamos Pablo Ozonas y yo con el fin indi¬ cado estaba ya terminando la temporada y

pudiera decir durante toda mi vida—una
vez cumplidas las múltiples obligaciones a que me sujetaba la lucha por la vida, junto con otras de un orden más secundario que en bien de mi país o por el deseo de ser útil en algo a mis semejantes yo mismo voluntariamente me había impuesto, no me quedaba ni una hora siquiera libre en todo el día. Ya dije que aquella «mi fantasía» de implantar en Sóller un servicio de vapor que uniera directamente nuestro puerto con el de Barcelona, estaba en aquellos momentos en vías de realización; pues
bien, las dificultades de todo género que
hubimos de vencer los veinte accionistas
de una tan temeraria empresa, fueron muchas, más, muchísimas más todavía de
las que podrían figurarse cuantos hoy, después de veinte y ocho años de tener establecido el importante servicio, quisie¬
ran darse de ellas cuenta, como más
todavía de los que puede figurarse la juventud actual que aquéllas ignora fueron los sacrificios a que nos obligó nuestro empeño patriótico de llevar a cabo una mejora tan original y que, como todas las que se salen de los moldes de la rutina, tan combatida había de ser por la genera¬
lidad de los sollerenses, ' aún por aquellos
que por su-conveniencia particular más debieron acercarse y trabajar a nuestro lado para que no se malograran nuestras iniciativas y nuestros afanes.
Una de dichas dificultades, que ya se

manera; por esto fui yo el consignatario, y este nuevo cargo, aumentando todavía más el trabajo de escritorio que ya antes sobre mí pesaba, privóme de prestar «de momento» al señor Rullán la ayuda que a mi amigo Ozonas y a mí había pedido y
que en nombre de ambos—pues que éste cursaba entonces la carrera del Magisterio —yo, para más adelante, le prometí.
Claro es que la nueva ocupación, la que representaba el despachar dos días en ca¬ da quiucena el vapor, sumada.a las norma¬
les solamente no hubiera sido bastante pa¬
ra obligarme a dirigir a mi antes mencio¬ nado amigo la súplica del aplazamiento para el año próximo de la labor en que sen¬ tíame dispuesto a ayudarle; pero tenía otra, además, por aquellos días que me ab¬ sorbía,muchas energías y mucho tiempo:, la secretaría de la «Defensora Sollerense»,
en época anormal, de muchísimo trabajo, sin duda la en que ha desplegado mayor
actividad esta asociación. Otra de mis
«fantasías» se acababa de realizar, pues que también a mis iniciativas y a mis esfuerzos personales,—unidos, por supuesto, a los de otros amigos mios muy queridos y com¬
pañeros igualmente entusiastas, don Anto¬ nio Enseñat y Caparó en primer término como Presidente,— debióse el que pudie¬ ra quedar instalada la entidad de referen¬ cia en un edificio de su propiedad, el cual, si bien se inauguró el 9 de Octubre de 1887, no había quedado terminado por com¬

próximo a marcharse, con un pie en el es¬ tribo como suele decirse, por cuyo moti¬ vo ninguna contrariedad le había de causar el complacerme, conforme al mismo tiempo que lo hacía me manifestó. Más me dijo todavía mi ingénuo amigo, y fué su espon¬ tánea declaración un nuevo aliciente, un
incentivo mayor que el de la gratitud de que me confesé deudor al decir que «amor con amor se paga» para con abnegación
trabajar a su lado hasta conseguir dejar implantada en Sóller, con arreglo a su plán de empresa particular o sociedad anónima, la industria del gas: me dijo que aún cuan¬ do veía claramente que me había de con¬ trariar, siendo yo el verdadero iniciador del proyecto, la forma distinta como esta¬ ba convencido convenía realizarlo, había
interesado mi colaboración porque abriga¬
ba la íntima convicción también de que,
como director-propietario del único perió¬ dico de la localidad y como amigo de con¬ fianza—de quien por su sordera no podía prescindir,—sin la tal colaboración le seria absolutamente imposible llevar a cabo la mejora; por lo que apelaba a mi patriotismo y á la mancomunidad de ideas que había¬ nos siempre unido cuando del progreso de Sóller se trató, para mejor asegurar el éxi¬
to de su futura labor.
Imposible me hubiera sido resistir aun cuando por las consiguientes punzada de mi amor propio lo intentara; así es que en Mayo del año siguiente, en cuanto mi ami¬ go regresó de Establiments para su vera¬

nos presentó tan luego hubimos vencido las pecuniarias que el ensayo que nos proponíamos verificar exigía, fué la del despacho del vapor, porque al consignata¬ rio que de él se encargara no se le podía
ofrecer como remuneración más que un
prudencial tanto por ciento sobre el importe de los sobordos, en verdad problemáticos, que se fueran haciendo; y de mis compañe¬ ros los había sacerdotes (tres), médicos, industriales, comerciantes establecidos en
Francia, etc., a ninguno de los cuales
le permitían su posición social o’ sus ocu¬
paciones desempeñar este cargo, que, por otra parte, ninguna otra persona extraña a la Empresa, dado los escasos rendimien¬ tos que se vislubraban, había de, admitir. ¿Qué hacer, pues? ¿Había de consentir yo que por falta de consignatario abortara un proyecto que había iniciado y en el que tantas esperanzas para el porvenir de mi amada Sóller había cifrado? De ninguna

pleto cuando la inauguración y debieron neo aquí, empezamos en serio, solitos él y continuarse después otras obras de bastan¬ yo en su estudio, los cálculos, el emborro¬ te trascendencia hasta la adquisición de las nar cuartillas y hacer números, el escribir decoraciones para el teatro, que fué el re¬ cartas de consultas que resolvieran todas sultado de otro esfuerzo parcial preparado las dudas que se nos iban presentando y, desde lejos por medio de diarias reuniones en una palabra, cuantos preliminares re¬ de la Junta Mixta—formada de la Direc¬ quería la para nosotros magna empresa an¬ tiva y de un número igual Me socios que tes de lanzar al público ía idea. Después componían la de Tenedores de Acciones, vino la colaboración del notario don José —oficiales u oficiosas, en las que se calcu¬ Llambías, y más tarde,—bastante más tarde laba y se discutía hasta hora muy avanzada porque el camino era escabroso y la pen¬ de la noche. Y sabido es que la marcha ad¬ diente muy áspera—la constitución de la so¬ ministrativa de una sociedad de la índole ciedad «El Gas», con sus cuatro primeros de la «Defensora Sollerense», con cargos años de nuevas penalidades y sinsabores sin todos ellos gratuitos, es labor que gravita recompensa posterior de ninguna clase, ni de un modo especial sobre el Secretario; 1 siquiera la de la gratitud, ni siquiera la de
representaba, pues, el desempeño de este | la más rudimentaria consideración personal cargo en aquellas circunstancias una fuer¬ ¡ para quienes tanto se habían afanado, tan¬
za de voluntad y una perseverancia de que to tiempo llevaban invertido y tantas mo¬ difícilmente podrán formarse idea los que lestias habían sufrido, que hasta en ocasio¬
juzguen hoy, con la frialdad en nosotros nes llegaron a ser verdaderos sacrificios: proverbial, los hechos aquellos, aquella todo quedó ahogado por la malevolencia

mm 2 ‘

SOLLER

de algunos espíritus mezquinos que no re¬ guán. Vamos recorriendo las piezas, otras a otro de gran trascendencia histó¬ biéndose anunciado películas hermosas

pararon en introducir ia cizaña en el seno de la Sociedad, disfrazando, por supuesto, bajo el holgado dominó de la política local

una a una, cuajadas de curiosidades en marcos, muebles, cerámica, cortinajes: todo de exquisito gusto, revelador del

rica o social se le deja sin bombo de nin¬ guna clase, poco menos que en la obs¬
curidad.

y de mucho interés, que por fuerza a los
aficionados les habían de atraer.

sus ambiciones, sus egoísmos, los celos artista su dueño; y, por fio, después de mal reprimidos que los despertara el lucro, saborear tanta exquisitez, penetramos pn

¡Ja ha val!

antes por los mismos discutido y negado, que ya se vislumbraba con alguna claridad y se tenía casi la certeza de que se llega¬

el último rincón (santuario de la casa), que es donde tiene Bernareggi su alma.
Su alma, sí, en un precioso tríptico,

Concurrida, como suelen estarlo siem¬ pre esta clase de recreos cuando se ofre¬

Ofrecen ambos cines programas muy
completos por el largo metraje de las cintas y por lo variado de los asuntos,

ría a obtener...

paisajes de la Calobra, que deja senci¬ cen al público gratuitamente, estuvo la a saber:

La historia de esas intrigas y personalis¬ llamente arrobado al más insensible velada que se celebró el sábado último

En el de la calle de Real, función hoy

mos es bastante asquerosa, y como son to¬ espectador.

en el salón del «Fomento Católico», or¬ y mañana tarde y noche: Falsa amistad

davía relativamente recientes los hechos,
pues que muchas personas que los presen¬ ciaron viven aún, los recuerdan y podrán ilustrar acerca de los mismos a la juventud que los ignore y tenga interés en conocer¬ los, huelga que yo ahora aproveche la bue,na ocasión que se me presenta para volver^ los a sacar a luz y comentarlos cual mere¬

No somos técnicos: no somos por con¬

siguiente competentes para hacer la crí¬
tica cabal de este cuadro, ni es éste

nuestro propósito. Lo único que nos proponemos es decirle a Bernareggi, de¬

cirle a Mallorca, decirle al mundo ente¬

ro, si nos oye, nuestro sentimiento ante

una obra de tal magnitud.

v

ganizada por el Comité local de los Ex¬ ploradores. Ya dijimos que el programa de la misma era selecto y variado; basta, pues, digamos hoy para completar nues¬ tra información que fué en todas sus
partes y por cuantos de su ejecución estaban encargados acertadamente in¬

(tres partes en colores) Excursión por las gargantas de la Chiffa (colores), Magda¬ lena (tres partes), Ráfagas de celos, Pathé periódico 414, ¡ Y todavía hay guien se fía de los amigos! y Pif y Paf profesores
de baile.
En el de la calle de la Victoria no ha¬

cerían serlo. Tomen, sin embargo, nota de

Antes de ahora habíamos tenido oca¬ terpretado.

brá función hoy, pero para mañana tar¬

lo que va dicho los actuales administrado¬ sión de admirar cuadros de Bernareggi,

Recitaron poesías los jóvenes Guiller¬ de y noche se ha anunciado el siguiente

res y cuantas otras personas desde fuera y desde dentro les inspiran o les impulsan pa¬ ra seguir perjudicándome en mis intereses, que a esto equivale el escatimarme una tan

y habíamos escrito alguna nota referante a sus obras, esencialmente mallor¬
quínas, y primorosamente inspiradas y ejecutadas.

mo Castañer/LY dos de Mayo) y Miguel Arboua (Lo pí de Formentó)] se repre¬ sentó el boceto dramático El primer beso y la zarz'ielita El crimen misterioso, y

programa: El pasado (en cuatro partes), Judex (3.° episodio, en tres partes) y Charlot en el parque (cómica).

merecida protección,—después de haber intentado manchar mi reputación, que es bastante más sensible todavía—so pretexto de que «para todos sale el sol», como si
fueran los mismos los méritos que con una
tal falta de lógica se proponen parangonar; sí, tomen nota, que con ello tendrán el hilo para averiguar, siguiéndolo, si lo ignoran, o para recordarlo si ya lo olvidaron, a quien deben en primer térmimo esa breva envi¬ diable que tanto, actualmente, se regalan en chupar...
Conste, pero, que no es para dar a di¬
chos administradores el mencionado conse¬
jo que he llevado a este punto la cuestión: es porque está muy relacionada con la des¬ ilusión que entonces experimenté, al co¬ nocer tan de cerca los bajos instintos de determinadas personalidades de mucho
relieve en esta ciudad, mi actuación pos¬
terior; es porque, escarmentado de ver con cuanta desconsideración, en «El Gas», fuimos tratados los que habíamos sido los iniciadores, los propagandistas, y no sé si también añadir los «peones» de la nueva explotación: el señor Rullátí y yo, sacados a puntapiés muy diplomáticamente de
la Directiva sin otro motivo ni más funda¬
mento que una instintiva malevolencia y una superlativa... cupidité, abase de in¬ gratitud,—que es una mala bestia el inte¬

Antes de ahora habíamos creído que
Bernareggi era .pnode los primeros pin ¬ tores mallorquínes, considerándole co¬ mo tal por los muchos años que lleva de residencia en esta su patria adoptiva.
Pero ante el tríptico de la Calobra, se agiganta Bernareggi a nuestros ojos has¬ ta el punto de salirse del marco ante¬

fueron los números de la parte exclusi¬ vamente musical: Himno délos Explorado¬
res {coro), Serenata de Brega (violoncelo) por don José Hadó, Concierto de violín por don Bartolomé Noguera y La tem¬ pestad, pieza de canto, por don Bartolo¬
mé Martínez.

rior, y de un salto llegar a la cumbre y

Esta culta, diversión debía ser repetida

codearse o superar las obras de los gran¬ des maestros contemporáneos.
El cnadró de Bernareggi, de un realis¬ mo sorprendente, consigue reproducir magistralmente los estatuarios peñasca¬ les de nuestras costas. Interpreta alas
mil maravillas los cambiantes de esos
mágicos verdes esmeralda de las aguas
marinas en uu día de calma estival. Re¬

el miércoles de esta^semana, y así se había anunciado; pero no sabemos por
qué clase de escrúpulos—de monja se¬ rían, sin duda—surgidos a última hora,
fué suspendida y aplazada para después de la próxima Pascua.
Lo sentimos, y con nosotros cuantos, no habiendo podido asistir a la mencio¬

coge en diferentes situaciones típicas nada velada, aguardaban impacientes la

diversos ramajes de nuestros pinos ma¬ repetición.

rinos. Consigue una perfecta entonación

de luz y color; y da al cuadro una har¬ monía arquitectónica de tal naturaleza, que lo hace una obra acabada, definiti¬ va y esencialmente mallorquína.
Después de esta visión espléndida, ge¬
nial,, nos enseñó otro cuadro, a medio acabar, del caserío y alrededores de la Calobra, con un baile de mateixes del

Leemos en la prensa de Barcelona que el conocido naviero de aquella plaza don Ricardo Ramos ha adquirido por 500 mil pesetas el vapor de esta matrícula
«Ciudad de Sóller.»
Y nos alegramos porque si verdade¬ ramente por el mencionado precio ha

país en plena campiña.

sido vendido dicho buque, los beneficios

Si no hubiéramos visto el tríptico, nos que con esta venta sus propietarios han

Por medio de circular comercial que
hemos recibido, la conocida casa Pizáy
González establecida en San Juan de
Puerto Rico nos participa que quedó disuelta la antigua sociedad y con la
misma razón social se ha constituido otra
(jue se hizo cargo de la liquidación de la primera y se dedicará a los mismos ne¬ gocios que aquélla.
•Son socios gestores y administradores
de la nueva sociedad mercantil nuestro
paisano y estimado amigo don Damián
Pizá Bisbal, los señores don Vicente González Victoria y don Segundo Gon¬
zález Victoria, y otro paisano, don José Ganals Pizá, sobrino del primero.
Agradecemos a la nueva entidad Pizá y González la atención que le hemos me¬ recido y la deseamos pingües resultados en todos los negocios a que se dedique.
Publicó el Boletín Oficial de esta pro¬ vincia, en número extraordinario que
vió la luz pública el jueves de esta semana, la circular del Ministro de la Go¬ bernación que contiene el Real decreto ordenando la suspensión temporal de las

rés—; escarmentado de ello, digo, hasta habría parecido este último superiorísi- obtenido son excepcionales y en extremo garahtías constitucionales en todas las

me arrepentí de haber cedido, de no ha¬ mo. Después de aquél, lo calificamos de tentadores.

provincias del reino.

berme mantenido firme eñ mi idea primiti¬ va, de no haber obrado por el impulso inicial de municipalizar la industria... o aguardar, pasivo, in ceternum, que hombres más modernos comprendieran algún día
mi razón. Y consecuencia de este m? arre¬
pentimiento fué la frialdad con que en lo sucesivo apoyé todo otro proyecto, aún mis mismísimas concepciones, si se trató de empresas que por medio de una sociedad anónima se hubieran de realizar: por deber

un tránsito feliz a la escuela (digámoslo asi) del nuevo cuadro.
Muy de veras felicitamos a nuestro ar¬ tista Bernareggi, y muy de veras nos fe¬ licitamos a nosotros. A Bernareggi, por¬ que su gran esfuerzoje resulta de ma¬ nera al parecer insuperable: la compe¬ netración de su alma con la difícil, exuberante naturaleza de Mallorca, se ha conseguido plenamente. Y a nosotros, como mallorquines, porque siempre nos

Nosotros no somos partidarios de que la «Marítima Soliéronse» se deshaga de su vapor, (cosa que hace algunas sema¬ nas se susurró) por que comprendemos no conviene a los generales intereses de la ciudad quedarnos definitivamente sin un servicio para la agricultura, industria y comercio locales útilísimo, imprescindi¬ ble ya; no obstante, si un beneficio proporcional al que ha dado la venta del

Y el señor Alcalde de esta ciudad
comunicó ayer1 a los Directores de los periódicos que en la misma se publican la disposición del Gobernador, según" la cual y como consecuencia de lo decretado por S. M. en uso de las facultades que
le concede el art.° 17 de la Constitución
de la Monarquía, quedan dichos perió¬ dicos sujetos a la oficial censura.
Los mencionados Directores, que res¬

de conciencia las señalé, eso sí; esparcí sin entusiasmos la semilla por si alguien des¬ pués la quisiera cubrir y regar; pero nada más, que nada más podía hacer ya después del aplastante desencanto que había expe¬ rimentado, y a ello es debido, quizás, el

es muy grato ver reproducidas nues¬ tras glorias. nuestras bellezas, por ar¬ tistas eminentes que las sientan con tan¬
ta sinceridad.
A.
Sóller 29 Marzo 1917.

«Ciudad de Sóller» se pudiera conseguir, aconsejaríamos desde luego la enajena¬
ción del «Villa de Sóller», porque con
seguridad podría adquirirse con el capi¬ tal resultante, una vez pasadas las

pondiendo al llamamiento del señor Enseñat acudieron ayer a las seis de la tarde a la Casa Consistorial, se dieron
por enterados de la disposición de refe¬
rencia.

que la canalización de aguas potables, que

circunstancias anormales en que por

hubiera encontrado los mismos inconve¬ 0000000000000300000000000000 causa de la guerra se halla la marina

Siguiendo antiquísima costumbre, que

nientes que encontró el alumbrado por gas si hubiera sido propuesta ia mejora como

Crónica Local

actualmente, un vapor rápido y de mayo¬ por disposición superior se había altera¬
res dimensiones, que pudiera hacer la do y con general aprobación c|el vecin¬

empresa municipal, tampoco la haya reali¬ zado hasta la fecha ninguna empresa parti¬ cular. ¡Y sabe Dios cuando!

A la chitacallando se verificó el do¬
mingo último la bendición del nuevo

travesía de este puerto a Barcelona en pocas horas y de día.
Que es nuestro sueño dorado y el de

dario se restableció el año pasado, en la mañana de hoy han celebrado su pri¬ mera comunión los niños y niñas»de esta

—

r

/y ff

Matadero de esta localidad, parte del muchos sollerenses, y sería sin duda un parroquia.

cual está todavía en construcción.

buen negocio.

La ceremonia ha revestido gran so¬

Después del sermón cuaresmal, por la

lemnidad y a presenciarla han acudido

tarde, allá se dirigieron los señores Al¬

En la «Defensora Soliéronse» hubo, gran número de personas, en su mayor

0000000000003000000000003000 calde y Cura-párroco, seguidos de algu¬ como dijimos en nuestro número anterior, parte padres u otros deudos de los - nue¬

UN CUADRO DE BERNAREGGI

nos señores sacerdotes y de un número funciones cinematográficas el sábado y vos comulgantes. El número de éstos ha bastante regular de concejales, con el el domingo últimos, y en el «Cinema- sido 197, o sea 105 niños y 92 niñas.

Veterinario e Inspector de víveres, se¬ Victoria» además de en dichos días el

A la terminación del acto, una nume¬

Acompañados del amigo Torrens, aca¬ bamos de visitar el típico estudio de Bírnareggi en Biniaraix.
Hace una tarde espléndida: con esa luz y esa dulzura del ambiente que se disfrutan en Sóller en días primaverales, llegamos a Biniaraix; y en el umbral de su casa, en la cuesta del célebre almez
de Biniaraix nos sale a camino Berna-
reggi, y nos introduce en el pequeño za¬

ñor Vich. Ignoramos si ai acto concu¬ rrió el público; probablemente no, por¬ que no habiéndose publicado la noticia con antelación es lógico creer que todo el mundo lo ignoró.
Aquí, por lo que se vé, solemos pecar
lo mismo por exceso que por defecto; unas veces a un acontecimiento insigni¬ ficante se le da suma importancia y

jueves de ia semana actual.

rosísima concurrencia ha acudido a la

La concurrencia ni en uno ni en otro plaza de la Constitución y calles de Bau-

de dichos salones fué extraordinaria, y zá y Rectoría para presenciar la salida

esto a los asiduos concurrentes no pudo de aquéllos, los cuales, ordenadamente

menos de llamarles la atención. Quizás y pasando por entre la compacta multi¬

fueron múltiples las causas: el frío, que tud de curiosos, se han dirigido a la Casa-

era muy intenso en dichas veladas, y tal Rectoral, donde les ha obsequiado el

vez un poco de causancio también, que Rvdo. señor Arcipreste con una estam-
I otra cosa no se nos ocurre pensar ha¬ pa, recuerdo de la primera comunión, y

SOLLER

3 ?*•

el rollo, que la misma costumbre, quizás

No se diga que.no ha sido este año sías»; en su honor y gloria, por las bur¬ Jueves Santo, dia 5.—A las nueve y me¬

centenaria entre nosotros, ha consagrado ya como obsequio obligatorio.
A partir del día de mañana—1 o de Abril—regirá para el servicio de trenes entre Palma y Sóller el horario acordado"para la temporada de verano, que es

muy variable el mes de Marzo, fiel a su antigua fama; pero... termina bien, pare¬ ce, como queriéndonos probar que no
quiere estar en desacuerdo con el calen¬ dario, que nos señala el 21 de este, mes la entrada en la primavera.
Más vaie así, pues como dice el re¬

las, irrisiones y contumelias dirigidas
contra su sacratísima persona; en sus
propias cosas, al verse despojado inicua y violentamente de sus propias vestiduduras; en su alma por las grandes con¬ gojas y tristezas que le abaten y hacen perder sus fuerzas; en todo su cuerpo, completamente descoyuntado por sus

dia, Horas menores; se celebrará la Misa mayor, y acto seguido se cantará Vísperas. Por la tai*de, Completas y luego solemnes Maitines de Tinieblas. Seguidamente se ha¬ rá la procesión del Santo Cristo de la San¬ gre. Terminada ésta se celebrará la ce¬ remonia del Lavatorio, pronunciándose el sermón del Mandato por el predicador cua¬ resmal. A las once de la noche, se practicará

el mismo que rige actualmente con res¬ frán es bé i es mal quant ha pass 'at es tot múltiples llagas y multiplicados azotes. la Hora Santa.

pecto a los trenes de la mañana varián¬ igual.
dose sólo las salidas de los de la tarde

Si examinamos lo que sufrió en sus

Viernes Santo, dia tí. —Por la mañana, a

miembros y sentidos veremos como no las ocho, el sermón de la Pasión, Horas iúe-

en la forma siguiente: De Sóller para Palma el tren que ha
salido hasta hoy a las 5 t. saldrá a-las 6 t. en los días laborables; y el que en
los festivos sale a la 1‘15 t. saldrá á la
1‘30 t.

SECCIÓN RELIGIOSA
Consideraciones sobre los sufrimien¬
tos que experimentó Jesucristo en su pasión.

quedó eú él parte sana. Padece atroces tormentos en la cabeza por la penetran¬ te corona de punzantes espinas; en los pies y en las manos, con la abertura de los clavos; en su cara resplandeciente, por la injusta bofetada del criado del Pontífice y salivazos de aquella plebe.

nores y acto seguido se celebrará la sagrada
función plopia de este dia; después se canta¬
rá Vísperas. Por la tarde, Completas y Maiti¬ nes de Tinieblas; al anochecer, se verificará el Descendimiento, con sermón, y la proce¬ sión del entierro; acto seguido, se practicará el ejercicio dedicado a la Soledad de la Vir¬
gen.

De Palma para Sóller el tren que sale
a las 235 t. saldrá a las.3 t.
En el servicio del tranvía del Puerto sé altera solamente la salida de Sóller combinada con la llegada del tren, que
a partir de mañana será a las 4’10 tarde, y la salida del Puerto que era a las 3’20
se efectuará a las 3‘30 t. •
Los vecinos del Puerto y las empresas de los cines verían con gpsto que el ser¬
vicio de tranvías en los días festivos no
se interrumpiera, como ahora, con el tren de las 7 t., sino que ese lapso entre éste y el último, de las 9‘15m., se llenara con uno o dos trenes más. Én efecto, el es¬ pacio es muy largo, y resulta que los que vienen a ja población por quehace¬ res o por divertirse han de volverse an¬ tes de su voluntad y han de salir de los espectáculos antes de terminarse.
Si se atendiera esta nuestra indicacióu
serían muchas las personas interesadas que lo agradecerían a la Compañía
Nuestro distinguido amigo el doctor don V. Romero, médico-cirújano, recien¬ temente instalado en esta localidad, ha tenido la atención—que sinceramente le agradecemos—de saludarnos y ofrecernos su casa, calle del Pastor núm.o 22. Su¬ plícanos al mismo tiempo que desde
estas columnas ofrezcamos en su nombre
sus servicios al público sollerense, al que propónese atender como mejor sepa en cuanto esté relacionado con su profe¬ sión y en cuanto, social mente, pueda ser

Easeñan los teólogos que el divino Salvador, para pagar la inmensa deuda que habíamos contraído con la caída de nuestros primeros padres, salvar la dis¬ tancia que nos tenía separados de Dios el pecado, borrar, de una vez para siem¬ pre, el crimen de lesa divinidad que pe¬ saba sobre el humano linaje y reconci¬ liarnos con el Creador, no tenía necesi¬
dad absoluta de sujetarse o ninguna hu¬ millación y mucho menos a la muerte afrentosa de cruz (San Juan cap. X y XIV). Es Dios y una sola palabra, un acto de su encendido\\amor, eran más
que suficientes para redimir al género humano del pecado, que únicamente contra su Soberana Majestad iba dirigi¬ do (Salmo de David). No obstante, el
orden de la Providencia, la economía de
la Redención y el fin que movió al Eterno, al decretar la liberación del hombre de la miseria en que yacía, exi¬ gían del divino Mesías el cruento sacrifí
ció del Calvario.
No era únicamente el oficio del Sal¬
vador satisfacer por nuestras iniquida¬ des y dejar después a la Humanidad abandonada a sus propias fuerzas. Era necesario que el divino Samaritano, después de haber curado nuestras heri¬ das, ingeríase en el corazón del hombre su propia vida, le hiciera levantar su mirada y le condujera por la senda del sacrificio al Monte Santo, para aprender
desde la Cátedra de la Cruz el inmenso
y desinteresado amor de su corazón,
manifestado en momentos tan solem¬
nes; las lecciones Sublimes de humildad, obediencia, fortaleza y justicia, y co¬ rresponder, en consecuencia, a tanta ge¬ nerosidad con el fin de conseguir, con la práctica de esas virtudes, la gloria a que había sido sublimado.

Y quien es capaz de comprender, ni imaginar siquiera, lo que padecería Jesús en su vista al contemplar, desde el sagrado madero, a su tierna y amo¬ rosa madre llorando con su discípulo amado! ¡Qué espada de dolor no atrave¬
saría el corazón del divino Salvador al
oír las horribles blasfemias de aquella gente engañada y ebria de sangre; al darle a probar la hiel y vinagre y verse crucificado en un lugar fétido y hedion¬
do en medio de dos ladrones!
Pero la magnitud y grandeza de los
dolores de Jesús deben ser medidos
igualmente bajo el punto de vista de su perceptibilidad. La carne de Jesús esta¬ ba formada miraculosamente por obra del Espíritu Santo, era la más perfecta, la más complexionada sin ningún géne¬
ro de defecto. Era Jesús el más hermoso
de entre los hijos de los hombres, según frase déla Sagrada Escritura; y estando la percepción en razón directa de la complexión y temperamento ordinario del cuerpo, fpé ésta, sin duda alguna, la causa que le hizo sentir más viva¬ mente el dolor, y su benditísima alma, según sus fuerzas interiores, abarcó to¬
dos los motivos de su tristeza.
Debemos tener en cuenta al meditar la
excelencia de los sufrimientos de Jesús, la
pureza de su dolor, motivada por la pri¬ vación completa, pero voluntaria, de todo alivio. En nosotros, el dolor que experimentamosen cualquiera de los diferentes
órdenes, aún en los trances más apura¬
dos y difíciles de la vida, como la pérdi¬ da de nuestros mayores, sentimos cierto alivio al ver la parte que en nuestros sufrimientos toman nuestros amigos; y si el que padece es verdaderamente cris¬ tiano, le consuela y conforta la confian¬ za de que el que ha dejado este mundo
ha terminado una vida donde toda in¬

Sábado Santo, dia 7.—Por la mañana, a las ocho >e cantará Horas menores, verifi¬ cándose seguidamente las funciones propias del dia; después se cantará Misa de Gloria, y
Vísperas solemnes. Al anochecer, se cantará solemnes completas de Pascua de Resurrec¬
ción.
En la iglesia de N.& S.& de la Visitación.— Jueves Santo, dia 5. A las ocho* se cantará la Misa, en la que, según el rito de la antigua disciplina, se administrará la Sagrada Co¬ munión a los fieles. Y al terminar, será lle¬ vada procesionalmente la Sagrada Forma al
Monumento. Por la tarde, a las tres, se can¬ tará Maitines de Tinieblas. Por la noche, meditación y cánticos.
Viernes Santo, dia, 6.—A las seis y media, empezará la función propia del dia, A las tres y media de la tarde, se practicará la de¬ voción del Via-Crucis.
Sábado Santo, dia 7.—A las seis y media,
empezarán las funciones prescritas por la sagrada Liturgia; y en la Misa se adminis¬ trará la sagrada Comunión a lós fieles.
OOOOOOOOOOOOOOOO 300000000000
DONATIVOS PARA
“LA CRUZ ROJA FRANCESA,,

Suma anterior.
» Andrés Onals Arbona. » Bartolomé Arbona, » Antonio Pina Forteza.
» Jorge Arbona Colom.
» Bernardo Galmés.

Ptas. Ots
259 20
10 00 roo roo 0‘50 2-00

- Suma total.

'
237-70

(Continuará)

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

DONATIVOS PARA

a alguien de alguna utilidad. Cumplimos gustosos los deseos del
señor Romero, a quien deseamos el ma¬ yor éxito en el desempeño de sus funcio¬
nes en bien de la humanidad doliente y
en su propio bien.
Según leemos en nuestro colega local Heraldo de Sóller, la sección de Explora¬
dores de esta ciudad tiene en proyecto una excursión a Inca, para después de
Pascua, organizada por el Jefe de tropa don José Magraner, con el doble objeto de saludar a los exploradores inquenses y de invitarles a venir para tomar parte en los festejos que aquí se celebren en

Si en el silencio de una dulce y apaci¬
ble meditación estudiamos la enormi¬
dad de los tormentos que padeció el pa-
cientísimo Jesús en el trascurso de su pa¬ sión, nos convenceremos que trascien¬ den a la humana inteligencia y a la an¬ gélica. Forzados, después de la general caída, a conocer las cosas por medio de los sentidos, nos vemos privados de for¬ marnos una idea, ni siquiera aproxima¬
da, por cuanto no hay en el universo mundo imagen alguna que los repre¬
sente. ¡Cuán caro costó aj. divino Ema-
nuel arrancar de las garras de satanás a la humanidad doliente, que, por espacio de veinte siglos, había tenido esclava! Con sobrada razón dijo el Apóstol de las gentes: «habéis sido comprado no con

comodidad tiene su asiento para empe¬
zar otra que consiste en la posesión ple¬ na y completa, todo a la vez, de una vi¬
da interminable. En Jesucristo no fué
así. Gozó, en todos los instantes, de la visfón beatifica de Dios, que excluye todo mal por ser el mayor de los bienes, no pu diendo naturalmente sufrir enlaparte inferior nigún género de mal; pero Dios con su omnipotencia, en consonancia con el decreto de la Redención, impidió que el gozo infinito de su benditísima alma redundara en las potencias inferio¬ res, pudiendo decir en verdad, nuestro divino Salvador, «mi alma está triste
hasta la muerte».
Braulio.

“LA CRUZ ROJA BELGA,,

Suma anterior.
» Hijos de José Casasnovas.
» Antonio Mavol Castañer. » Antonio Piña Forteza. . » Jaime Soler Torrens.
» Miguel Serra.
» Jaime Miró. » Juan Fontanet. » Bartolomé Arbona. » Bartolomé Colom.
» Miguel Martorell. » Ignacio March. » Lorenzo Riera. » Baltasar Marqués.

Ptas. Cts \\
365 50
20 00 5 00 1 00 roo 1 00 1 00
- roo 0 50 2 00 roo roo 1 00 roo

■

las próximas ferias y fiestas de la Vic¬ oro ni con plata, sino con la preciosa

» Domingo Rullán Vives. .

roo

toria.

sangre del Cordero inmaculado.

» Guillermo Colom.

roo

El viaje,, tanto a la ida como a la Jesucristo, en la obra magna déla

vuelta, se efectuará a pie.

Redención, padeció todo género de tor¬

mentos. Parece que los elementos se ha¬

Culto» Sagrado»

» Pedro Antonio Rullán. . » Arnaldo Casellas.
» Antonio Marroig.

1 00 2‘00 1 00

bían conjurado contra él: los judíos y

En la. iglesia Parroquial. —Mañana, do¬ » Jaime Morell.

1 00

Gracias a Dios cesaron los días lluvio¬ los gentiles, los hombres y las mujeres, mingo, dia l.° Abril. A las nueve de la ma¬ » Ramón Lizana.

roo

sos y el tiempo desapacible que hasta el los príncipes y los sacerdotes, hasta sus

principio de esta semana reinó. A las mismos amigos y familiares. Judas, el

nieves, lluvias y granizo de los primeros apóstol traidor, lo entrega a la turba soez

días ha seguido uu tiempo verdadera- - por un puñado de monedas; Pedro, que

mente primaveral, con un cielo comple¬ tamente despejado y del más hermoso azul, invitando un sol esplendente a salir al campo y a disfrutar de la agra¬ dabilísima temperatura a las personas sedentarias y hasta a las de salud más delicada, que se vieron forzadas por

poco antes le había jurado fidelidad, le niega públicamente ante el Pretorio, y sus mejores amigos le abandonan por temor a los perseguidores.
Padece en su justa causa por las blas¬ femias que contra El profieren aquellos ingratos judíos, que pocos días antes le
habían recibido triunfalmente, acusán¬

causa de los anteriores fríos a permane¬ dole de «perturbador del orden públi¬

ñana, se cantará Horas menores y se ve¬ rificará la bendición de ramos y .palmas con la procesión de costumbre, terminada la cual se cantará la Misa mayor, con ,el Passio. Por la tarde, se cantará Vísperas y se prac¬ ticará seguidamente el ejercicio del ViaCrucis, predicado por el Rdo. P. Pascual S. J. Será trasladada después la figura de la Sangre al oratorio del Hospital.
Lunes, día 2.—Ál anochecer, se principiará
devoto Triduo, con meditación y música,
dedicado a la Pasión de Cristo Nuestro Se¬
ñor, y se continuará en los dias siguientes. Miércoles, dia 4.—Por la tarde, Completas
y Maitines de Tinieblas; al anochecer, con¬

» José Puig, » Bernardo Mayol Simonet.
» Pedro Palou. » Mariano Viladoraiu¿
» Guillermo Ripoll.
» Jaime Cañellas. » Matías Moner.
y» José Ferrer Oliver.
» Antonio Colom Casas-
novas.-
» Antonio Marqués Rullán.
Suma total.-

4 00 5'00 2 00 5-00 roo 2‘00 roo 2‘00
1.00 ROO
43F00

cer encerradas en sus casa's.

co», «enemigo del César» y «falso Me¬ clusión del Triduo.

(Continuará.)

4 -—

S OLLE R

ECOS REGIONALES <¥B

^

EL SEUDO-MALLORQUINISMO

al fomento de un localismo estrecho, más ¡i Han desembarcado los radiotelegrafis- pues estaban ocupadas la casi totalidad
esterilizador aún que la propia influencia j\\ tas de los vapores «Balear», «Isleño» y de las localidades.

Un buen psicólogo de multitudes realiza¬ ría una obra interesantísima y provechosa si llegara a explicarnos satisfactoriamente el miedo de ciertos mallorquines a ser in¬

castellana.

| «Lulio», surtos en nuestro puerto,

Si no supiéramos que un animal, desde !i En Barcelona desembarcaron los de

mucho tiempo cautivo, tiene horror a la los vapores «Mallorca» y «Miramar».

libertad; si la Historia.no nos enseñara

Los del «Bellver» y «Cataluña» que

que han existido y existen pueblos lo su¬ fueron a buscar carbón, abandonarán

Después de la repartición de premios, el coronel Sr. Nouvilas pronunció un dis¬ curso, se leyeron poesías y se represen¬
taron escenas de «La vida es sueño», siendo muy aplaudidos estos actos.

tervenidos intelectualmente por sus her¬ manos de raza y de lengua, por los hom¬ bres de la ejemplar Cataluña.
Y lo peor es que esos incomprensibles miedosos y suspicaces fundamentan su des¬ concertante actitud diciendo que quieren ser «mallorquines, muy mallorquines, ab¬ solutamente mallorquines.»
El caso es de los más curiosos que se
presentan y merece que fijemos en él un poco la atención.
Aun perdura sobre nosotros la calamito¬ sa influencia castellana, durante cuyo se¬ cular y desastroso dominio Mallorca no ha producido ni un poeta, ni un grande escri¬ tor; nuestros tribunales, magistrados y jueces son castellanos; castellana la lengua que se habla casi por unanimidad en las
corporaciones públicas y en que se escri¬ ben los documentos oficiales; en castellano están redactados la mayoría de nuestros periódicos; nuestra política es una parodia de la refasta política de Madrid; nuestros diputados unos diputados perfectamente
madrileños... La infuencia de Castilla—de

ficientemente abyectos para bendecir el látigo que les azota; si no resonara aun en nuestros oídos el grito popular español del siglo pasado «Vivan las caenas»; cier¬ tamente no sabríamos a qué obedece el miedo que tienen algunos a seguir el ejem¬ plo de la Cataluña actual, rica i plena ya, como en otros tiempos. *
Mucho apropiarse la exclusiva del amor a Mallorca, mucho hablar de que «hemos de ser mallorquines y nada más que ma¬ llorquines». Nada hacen los que tal dicen en favor de nuestra lengua, de nuestro derecho, de nuestra autonomía política; nada hacen para desterrar de una vez la perturbadora influencia forastera... Los únicos que trabajan y luchan son aquellos que han vuelto los ojos hacia la Metrópoli y que han sentido la necesidad del desper¬ tar potente de Mallorca, no para que ésta se recluya dentro su concha, sino para que, apartándose del africanismo oficial, se incorpore cada día más a Europa, al mundo, como sus 'hermanas en renaci¬
miento.

sus puestos a su regreso a Palma. El miércoles, a bordo del vapor «Ma¬
llorca», llegaron de Madrid 5 radiotele¬ grafistas que serán empleados en los bu¬ ques de la «Isleña». De este modo quedó solucionado el conflicto por parte de la Compañía.
Muchos eran los aficionados motoci¬
clistas que se habían inscrito para tomar parte en la excursión que debía celebrar¬ se el domingo último para visitar los her¬ mosos parajes- de San Telmo.
Pero el tiempo no se mostró conforme, y como su voto es de los que se tienen en euenta, la excursión tuvo que suspender¬ se, puesto que el barro cubría las carre¬ teras y el cielo continuó encapotado y
amenazando lluvia.
Unos pocos llegaron, sin embargo hasta el Cotí de Sóller y en Ca 'n Topa comie¬ ron, pudiendo presenciar el hermosísimo panorama que ofrecían los pintorescos montes cubiertos de nieve por completo.

Pollensa

,

*

...

.

,

Pollensa puede congratularse de que la Compañía de los Ferrocarriles de Mallorca, amante del progreso y del tu¬ rismo, ya que no le es posible a causa del gran entorpecimiento que ha ocasionado la guerra prolongar de momento la línea desde La Puebla a Pollensa, haya conce¬ dido a don Rafael Cortés, dueño de las diligencias, una subvención mensual pa¬ ra que ponga un automóvil desde Inca a Pollensa y vice-versa en combinación con el tren, pudiendo aprovechar de esta manera el tren rápido que sale de Palma
a las 2‘40 tarde.
Enhorabuena, pues, a la Compañía, y de esperar es que el favorecido señor Cortés sabrá corresponder dignamente atan beneficiosa concesión, la cual ha de reportar a sus paisanos suma como¬
didad.

Menoroa

Castilla, la asimilista, la centralizadora, la
tiránica—nos convirtió en colonia, nos hizo
débiles de carácter, borró los trazos de
nuestra personalidad, esterilizó nuestro
pensamiento, nos redujo a seres incapaces de cualquier estímulo, de cualquier esfuer¬
zo propio, de nosotros y para nosotros.
Por otra parte, desde que comenzó el renacimiento literario, económico y políti¬ co en todas las tierras de lengua catalana, después de tantos siglos de estupidez y de inercia, de falta de originalidad y de po¬ breza de creaciones, después de tan larga miseria mental, hemos tenido en pocos
años una pléyade brillantísima de pensado¬ res, de estudiosos, de investigadores, de poetas gloriosos y espontáneos. Nuestra olvidada Metrópoli, rejuvenecida ahora al calor del entusiasmo patriótico de sus amantes hijos, nos ha abierto cariñosa los brazos, ha despertado en nnestra alma adormecida la sed de vivir y la fiebre de esperar, ha fecundado las entrañas, tanto tiempo estériles, de nuestro espíritu, y, al revés de Castilla, nos ha predicado amor, respeto a las agrupaciones humanas, liber¬ tad regional, fraternidad, autonomía...
Y, a pesar del innegable cambio, a pesar de los inapreciables frutos que ese renaci¬ miento catalán nos ha reportado, aun si¬

Juan Estelrich
0000000003000030000300300000
Crónica Balear
Palma
El domingo por la tarde/a las cinco, se celebró en el Teatro Principal el anun¬
ciado festival a beneficio de los tubercu¬
losos, organizado por la Sociedad de Se¬
ñoras de la Caridad de San Vicente de Paul
El teatro estuvo muy animado, particu¬ larmente en butacas, que no fueron sufi¬ cientes, y palcos, que estuvieron todos
llenos.
Fué desarrollado el programa de ante•mano publicado, obteniendo todos los que en su ejecución tomaron parte nutri¬ dos aplausos.
El jueves por la noche a las nueve, dió comienzo en el Teatro Principal la serie de conciertos por la orquesta de música di camera, de Barcelona, dirigida por el maestro Rabentós, conciertos éstos, como saben nuestros lectores, organizados por la sociedad «La Filarmónica» y la Em¬ presa de nuestro primer coliseo.

Se recibió días pasados en la Alcaldía
de esta ciudad una carta del Senador del
Reino por esta provincia D. Jerónimo Pou, dirigida al Alcalde D. Nicolás Ale-
many. Es dicha carta el documento de remi¬
sión de un metro modelo que ha deveni¬ do un objeto histórico y que el señor Pou destina al museo del Ayuntamiento.
Cuando el Gobierno español ocupó la isla de Santo Domingo, dice en síntesis la carta, envió el mencionado metro co¬ mo tipo regulador de medida.
Cuando los españoles abandonaron la isla, un capitán de la marina mercante recogió el metro y lo trajo a Mallorca, donde lo dió a D. Antonio Garau y Tous, quien a su vez hizo de él presente al se¬
ñor Pou.
Por estos antecedentes, cree el Sena¬ dor reformista que el metro citado es digno de figurar en el Museo municipal.
El metro en cuestión va encerrado en
una caja de madera.
El martes por la tarde se celebró en el Teatro Principal la fiesta para la reparti¬ ción de premios del segundo concurso

En la reciente granizada que cayó acompañada de exhalaciones eléctricas, una de éstas alcanzó el campanario de
la Casa Consistorial de Villa-Carlos.
’
Quedó dertruída la esfera del reloj (que no dejó por esto de funcionar perfecta¬ mente) y agrietada parte del muro de la
torre.
Un cajón que contenía papeles cerca del sitio en que ocurrió él accidente tam¬ bién fué alcanzado e incendiado por el
rayo.
Por fortuna acudieron a tiempo varios dependientes del Ayuntamiento para so¬ focar el pequeño incendio.
Ha reinado un tiempo desapacible en extremo: a los vendavales de la penúlti¬ ma semana, con su secuela de incomuni¬ caciones marítimas, ha seguido la ante¬ rior con vientos fríos, aunque no tan fuertes, tempestades y lluvias.
La incomunicación marítima fué com- ^
pletada con las del cable por espacio de tres días, que pasamos aislados del resto del mundo. Y en verdad que sólo en una incomunicación tan absoluta puede apre¬ ciarse lo que significan las exigencias de la vida moderna, anhelosa siempre de la

guen los corifeos del seudo-mallorquinismo El maestro Rabentós fué recibido con regional de trabajos manuales y certa¬ última noticia'.

con sus recelos absurdos, con sus temores ridículos y con sus susceptibilidades que a nada obedecen y a nada conducen más que

prolongados aplausos al aparecer por vez primera en el escenario.

men literario científico organizado por los Exploradores Mallorquines.
La sala presentaba brillante aspecto,

Folletín del SOLLER -18
SOLITA
de su infortunio, de su desgracia. A las once y media de la mañana si¬
guiente la mesa estaba dispuesta con un lujo inusitado en la casa, pues era preci¬ so obsequiar al tenor italiano. .
Nieves, obedeciendo a esos impulsos de la coquetería que por espacio de quin¬
ce meses se habían adormecido en su al¬
ma, se vistió y se peinó con más esmero que nunca, deseando producir un buen
efecto al convidado.
Y en verdad que aquella mujer estaba encantadora, irresistible; poseía una de esas hermosuras que hieren vivamente más a la materia que al espíritu.
A las doce en punto el tenor Pórteci se presentó en casa de Aurelio.
Pórteci era un Apolo un tanto afemi¬ nado; la frescura de su cutis, la langui¬ dez de sus grandes ojos azules, el vivo carmín de sus labios, sus largos y bri¬
llantes cabellos castaños formaban un
conjunto de beHezi maravillosa.

Aquel hombre, vestido de mujer, hu¬ biera podido representar a la perfección el papel de Doña Juanita, en la opereta
del mismo nombre.
Nieve?, al verle, tuvo que hacer un es¬ fuerzo para dominar el efecto que le cau¬ saba; este efecto debía crecer viendo en la escena aquel hombre abrumado por los aplausos del público.
Pero no adelantemos los acontecimien¬
tos.
El tenor Pórteci, durante el almuerzo, estuvo muy obsequioso con Nieves y más de una vea sus ojos se fijaron con exce¬ siva tenacidad en los ojos de la esposa de su amigo.
Aurelio era, como todos los hombres
de alma noble y generosa, muy confiado, y no advirtió aquellas miradas harto im¬ prudentes para una primera entrevista.
•Después del almuerzo pasaron desde el comedor al gabinete de estudio; allí se habló mucho de música, Nieves tocó al piano unas variaciones de gran ejecu¬ ción. escritas por su marido y Pórteci cantó el aria de la Favorita y dos o tres
piezas más. Nieves le acompañó al piano y los tres
músicos pasaron una tarde encantadora

recordando las sublimes bellezas del ar¬
te.
Al despedirse, Nieves notó con cierta satisfacción que el tenor Pórteci le apre¬ tó la mano más de lo que permiten la buena y honrada amistad que un hom¬ bre siente hacia la mujer de su amigo.
Aquel apretón de mano, acompañado de una mirada expresiva, fué, por decir¬ lo así, la primera declaración de amor que hizo Pórteci a Nieves.
Aurelio no vió nada, no sospechó na¬ da, pero, ¿cómo era posible que él creye¬ ra a su esposa capaz de una liviandad?
En la vida real se encuentran con fre¬
cuencia esos maridos excesivamente con¬
fiados, pero que no por eso dejan de ser
menos temibles el día que se arrancan
la venda y ven la espantosa verdad que
les ha tocado en suerte.
Pórteci tuvo un verdadero triunfo la
noche de su estreno.
Nieves se hallaba en el teatro Real y
y le plaudía con frenesí, arrojándole a
la escena un ramo de violeta que poco
antes le había regalado su marido. Aurelio encontró muy natural este
arranque, porque para todo el que tiene sangre de músico en las venas, oir a un tenor que canta maravillosamente y que

es al mismo tiempo artista de pura raza, es trasportarse a las regiones vertigino¬
sas del entusiasmo.
Desde esta noche el carácter de Nieves
sufrió un cambio notable.
Aurelio no se explicaba la razón dé aquel cambio.
Nieves estaba enamorada de Pórteci, o
por mejor decir, quería a aquel hombre con esa impetuosidad de la mujer que no sabe dominar sus pasiones, que descono¬ ce la delicada hermosura del rubor y las imperiosas leyes del deber.
Aurelio, sin embargo, no sospechaba nada, y eso que Pórteci iba con mucha
frecuencia a almorzar con él.
El viejo profesor, que conocía las veleidades de su hija que tantos disgus¬
tos le había dado de soltera, estaba in¬
quieto. porque no pasaban inadvertidas para él las coqueterías de Nieves con el
tenor.
Comprendiendo que su hija caminaba por una pendiente resbaladiza y peligro¬ sa, quiso darle un consejo; pero Nieves se encogió de hombros despreciando las prudentes advertencias dé su padre.
Todos los amigos de Aurelio critica-
(Continudrá).

SOLLER

S

«» «» DEL AGRE DE LA TERRA <m

PF50CESS0

Impessió de Setmana Santa

Per la frescor d’ Abril perfum de violetos',
celatge moradenc per 1’ horitzó flotaht, i sobre 1’ esperit les uncións secretes
del día moridor... Era’l Divendres Sant.

Baixant entre ciprés desde’l vehí Cal vari,
seguia poc a poc la llarga processó: brillaven ja sos llums, i el cantic funerari de lluny fcia sentir sa lenta oració.

Les notes d’ aquell cant, com un vol d’ tuis noctur-

per 1’ auba de la nit giraven. vagamente

[nes,

fins a tocar del puig les roques taciturnes,

fins a morir avall peí remorós torrent.

Cendrosos olivars i bosc obscur i roques
i camps de sembradís fpníen ses colors, surgínt com un trofeu palmeres d’ altes soques demunt un llunyedá de pál’lides blavors.

Com una reina en dol de trágio infortuni, la lluna arob roig esguart de dins la mar sortí, com oscampant records d’ un altre pleniluni 8n que suor de sang guaitá a Gethsemaní.

Semblava ella parlar de 1’ única diada en que ’l sol per horror va cloúre el gran ull seu i en qu’ella cap al tart végé 1’ Inmaculada plorar sobre ’l eos fret la mort de soii Fill Deu.

Llavors moa esperit volá dins 1’ harmonía del cant i la vesllum, de l’ hora i deis records'; i al fons de lo indecís pintá ma fantasía 1‘ inmensa processó que formen vius i mQrts.

I vet aquí que arreu generacions passaven: miseries i esplendors, lo débil i lo aspriu; i essent tan diferents d’ enfora s‘ igualaven,
com son iguals de lluny les ones d‘ un gran riu.

Mes, alta demunt tot se veia la figura del abatut suprem, del Home deis dolors,
vessant amor sublim del fons de sa amargura
i de sa horrenda ereu un rastre de dolfors

Irradiava llum son cap cenyit d‘ espines,
llen9ant sobre aquest rnón un raig net i suau; i com dins un boirim de llágrimes divines
li feia nimbe entorn 1* are iris de la pau.

Blanc d‘ inmortals amors i d‘ odis implacables, demunt 1‘ oneig del temps seguía son camí, mostrant-se mai confús, entre corrents mudables,
profondament humá, profondament diví.

Profondament humá de penes i tendresa, profondament diví d‘ oracles i virtut: bé ’s veia esser 1‘ Ungit d‘ eterna reialesa, per Salvador d‘ un rnón culpable i decaigut.

Eli víctima innocent, redempció sens mida;
Eli consol infinit, un Deu qui sab plorar; Eli sant treballador, exemple i llei de vid»; . Eli mestre del morir, qui pot ressuscitar...

Es 1‘ únic qui desclou el llibre del misteri

tancat amb nou.segells que mai obrí ningú...

/

Es Es

Eli Eli

qui a térra i cel aixampla son imperi principi i fi. Es ell qui ho fa tot ú.

..

Adoren cels de cels devant sa faQ humana, adora també ‘1 mon, adora fius T infera,
puix tot lo que contr‘ Ell s'aixeca en lluita vana, devall sos peus rendit, acreix son sol i etern.

Aixó per un moraent ab claretat intensa llavors més bé que mai brilla a mon esperit, raentres moría el só i per la volta inmensa s' alfaven transparente les ombres de la nit.
Miquel Costa, Pvre.

RECONCILIflCIO
La primavera encare no gosava a riure esperant que passás el día del Gran Dol, esperant que lluís 1’ alegría del Dissapte de Pas-
qua.
Queia el día pié de suavitats melancóniques i clares. L’ horitzó era tenyit de dolceses fonadisses, daurades, pal' lides com la mort len¬ ta d’ un mig riure sobre els liavis rosats d’ un infant qui se dorm.
Dins 1’ atmósfera crepuscular úna mica ca¬ liginosa, lleugeramente gris moradenca, la petita vila aplegava ses cases blanques i hu¬ ndís entorn de l’ esglesia descolorida, com a rossa de vellura, formant un conjunt d’ irre¬ gular margalida boscana.
El poblé bategava en anormalitat. Les do¬ nes, Uestes de feines, totes endolades, embolcat ?1 buste dins grans mantos de merin, recorríeií els Passos devotament, resant les Mil Ave-Martes. Qualque jornaler endarrerit,

amb 1’ eina a I’ espatla, atravessava com un
anacronismo els estols femenins.
El crepuscle moría. El cel se mullava de llágrimes voladores, llágrimes de pietát, Ilágrimes d’ amor infinita.
Les dones en fileres de gran comunitat cristiana conferien a 1’ esglesia.
En el presbiteri s’ alijava la Casa Santa, devall una gran cortina vermella. Eu mig apareixía el Monument, la Presó envoltáda
de ciris il'luminant la nit. A cada banda
feien centinel'la dos centurions, heroicament inmóvils, amb élm i corassa de llauna llarga i túnica curta, color de carn, en forma de
faldallins.
L’ esglesia s’ omplia. El senyor Rector comemjá el Lavatori, agenollat devant dotze atlots els més esburbadets de la vila, els qui se guanyaven el lloc del primer bañe a forija d’ empentes i poca-vergonya. Les i’entáva up. peu per hom, dotze peus no gaire nets, més ben dit, bruts, besant-los després amorosament i amb humilitat. Elsacerdot ajupit, besant els peus de T humanitat, irradiava vesllums de célica
bellesa.
El'sen Xuarp se mirava la feta dret en el portal deis hornos, amb 1’ espatla atracada a
1’ escanzell cotn si ’l servás fent-li d’ estaló.
Era un jai repelenc, euvellit abans d’ hora, odiant i odiat de tothom.
Ja hi havía temps, més de trenta cinc anys, que no havía passat més envant, car era. cosa sabuda que no sortía de la parro¬ quia, molts de diumenges salana la missa i quant no, s’ aturava sempre en el bat-i-port, per si d’ acás 1’ esglesia s’ esbucava.
Parlava malament deis capellans. «¡Polissons!/> Prou grossa Ii havíen feta, i ell tenía per adagi qu’ «a qui ’t fa mal, fes-li igual». Polissons! Contan que com era fadri el dis¬ sapte del Ram anava a confesar-se, tart ferm, un bon trotj passat la queda, 1 quant arribava an el confessionari el Rector, des¬ prés de quatr’ hores seguides d’ escoltar miseries, sortí per anar-se ’n a fer col'lació. «Polissó!» Ho havia fet per ell! i en revenja, el sen Xuarp se va fer republicá i no se confessá pus. No més quant se va casar va «fe com que confessar-se». Ja hi havía un grapat d’anys—Deu sab quánts! ell no ho sa¬ bia—que no havia vistes les funcions de Set¬
mana Santa.
Pero aquell Dijous Sant hora-baxenc va teñir «gust i gana» de veure-les i se presenté d’ hora an el seu lloc del cantó del éscanzell, tot enllestit amb espardenyes—solía anar sempre descalq. i no tenia sabates-embotónats els dos únics botons de 1’ espitrelladura de la camia, cosa no vista des que hi havía memoria d’ hornos, i enfundat dins un jaquet de llista, la pessa d’ etiqueta, no més usada per portar morts i anar a votar.
¿Que cercava el sen Xuarp a 1’ esglesia? Res; just hi anava per curiositat, per un
devertiment.
El señor Rector seguía el Lavatori. A les hores estava agenollat devant un baldrumer, nét del sen Xuarp, lletx com un mal any, més dolent qu’ una cirera menjada de formigues, la desesperado del padri per
belitre i mal ánima. El sacerdot li rentá un
deis peus sempre descalzos i després s’ acalá per besar-lo. El sen Xuarp no ho haguera fet per mitja pesseta, pres d’ estuguetat aristo¬ crática i d’ antipatía an aquell esquit de perversió.
Dins 1’ esporguim selvatgé de la pensa del
vell hi bruiá un sentiment d’ admiració pre¬
gona p’ el sacerdot, car ell reconeixia qu’ aquell acte era desinteressat, qu’ indicava al manco una mica d’ estimació, i ell no podía comprendre que cap estera no avprrís per forca aquell nét seu, brut, lletx i dolent. De
bon-de-veres, sería un sant homo el senyor Rector, i ell, el sen Xuarp, hauría anat tort duranttant de temps? Aquesta interrogado Uenegá insídiosameut borrosa i térbola dins 1’ atmósfera caliginosa de son pensar.
Els centurions de centinel'la se rellevaven, amb Ileu dringuedetx de llaunetes i enravanament de disciplina militar.
Dins les capelles i p’ els alts de la cortina vermella, agitats per la tremolor deis ciris i del llatoner, hi voleiaven pelleringos de fosca, com esperits temorecs.
L' esglesia s’ era omplida de gom-en-gom i bategava de devoció senzilla, dins una gran cantitat amorfa d? indiferencia encu
riosida.
Dins les capelles, mesclats amb les.devotes i sota llurs observacions i indicácions, els sobreposats de les obreries se prepai-aven concienciosament per la processó.
Sobre la multituthi plana va una curiosi¬ tat expectant. Havía de fer el primer sermó un fill del poblé, ordenat de diaca dotze dies

abans. Tal -volta tal conexensa del sen Xuarp amb lo pare del predicador, mort vinticinc anys enrera, va esser la causa vagament motivada de qu’ el vell republicá anás a 1’ es¬ glesia.
El diaca pujé a la trona, amb estola creuada sobre el pit. Deya que comenijava el seu ministeri dins 1’ esglesia aon el feren cristiá; dins el poblé aon va nexer, entre persones conegudes i a les quáls estava lligat per vin cíes de sang, d’ amistat i de conexensa. «Axó constituex per mi una de les satisfaccions més grans de la meva vida, pero vos teñe a confessar que semblant satisfacció es trista, dolorosa, i que m’umpl el cor de pena produída per 1’ abséncia de persones estimadísssimes qui se ’n anaren per no tornar mai més;—el sen Xuarp experimenté un calfret que li pujava per 1’ espinada—produida tam¬ bé per T allunyament d’ una partida de cristians qui, renunciant la fe de l’avior, mos fan empagair d’esser germans seus;—el vell ho va pendre per ell i se ’n avergonyí—: i per 1’ assunte de que vos teñe de parlar...»
El jove predicador comptava els fets conmemorats en aquelles hores,—la preparado de la Cena, 1’ institució de 1’ Eucaristía, les reeomanacions del Bon Jesús, la traició de Judes de Kariot, 1’ oració dins 1’ Hórt de Get-
zameni-^fent ressaltar la caritat del Fill de
Deu en vers deis homes «qui per nosaltres i per la nostra salvado devallá del cel a la te; rra i se va fer home; se volgué deixar en aliment de les nostres ánirnes, i consentí a mo¬
rir afrontosament perque tenguessem vida ,
abundor de vida, vida eterna».
La narrado era persuasiva. El sen Xuarp no la «momprenía de tot» perque 1’ afalagava en onades de suavitat, insinuant-se amb frescor de pluja d’ estiu dins son pensament aixut qui s’ amarava de dolgors tebes i aca¬ riciadores, i poc a-poc el pobre vell pará més 1’ orella, abandoné el seu posat d’ estaló del escanzell, avenQá el cap vers la tróna, amb 1’ esguard fit en el predicador, lluent sota les
celles de cerres de color indefinida que un no
podía dir si eren grises o rosses. Un infantó comengá a plorar. El sen Xuarp
1’ hag’uex'a esbaltit. «Per qué han de dur els infants a 1’ esglesia i no vos deixen sentir es predicador?» Tenía fam de sentir-lo.
«Ja era vespre de tot. Els carrers de Jeru-
salem estaven desolats i silenciosos. A una
ordre del Bon Mestre, ell i sos deixebles partiren cap a 1’ Hort de Gethsameni aon havía de comentar la seva Passió dolorosa. P’ el camí, en mig de les efusíons del seu Cor, tot amor, los feia la comanda suprema: Vos don
un nou manament: estiman-vos uns ais al-
tres aixi com Jo vos he estímats; i Eli les ha¬
via estimats fins abaixar-se i besar els seus
peus, fins a donar-los el seu Cós i la seva Sang».
Sería possible! Si qualqu’ú havía de guardar aquell manament eran els capellans, es Redó, i el sen Xuarp no podía capir que el senyor
Rector no 1’ avorrís, amb tan malament com
havía parlat d’ ell i de les coses de I’ Esglesia, i sobre tot amb la que li havia feta una quinzena d’ anys abans. Contau que 1’ havía tret fóra de ca-seva quant hi donava el Sol-Pas,
fent-li ofertes de ronsar-lo amb una camella
si hi tornava.
La pensa del jai era un tou de boira i ombra, i son cor una bollidissa d’ inquietuts desconegudes. Estimativos uns ais altres! Qualqu’ ú el podría estimar a ell? i colombrava borrosament qu’ ell era el dolent i que ha¬ via anat tort, sentía necessitat d’ una recon-
ciliació que finís aquella vida orada, selvatge, d’ odi; no perque T estimassen, sino per¬ que no 1’ avorissen. Amb aixó se ’n aconortava! Estimau-vos uns ais altres! Si qualqu’ úpodía estimar-lo! Ell estimaría tothom, fins-i-tot el seu net, 1’ imatge viva de la seva
dolentia.

Acabada la processó, quan ja no romanien dins 1’ esglesia més que beates i devotes amb 1’ escolé i el maiol qui havíen de vetiar tota la nit, ePsen Xuarp entré vergonyosament dins 1’ esglesia perdent-se dins les ombres de la capella fonda de Comunió.
Sobre la postissada dé la Casa Santa els dos centurions de centinel'la esperaven el relleu definitiu, rígits, heroicament inmóvils.
La cortina vermella cobricelava el Monu¬
ment com una onada d’ amor. Els ciris lluien
en constelació de serafins convertits en fla-
marades. Dins els llantions apagats del llantoner pipelletjaven els cremallons despedint filets de fum flonjos i seriosos.
Quant el senyor Rector, despedides les Autoritats i obreries, se ’n tornava a passar la
nit devant el Monument de la Victima d’

amor, va sentir un pxxt! feble i temoree dins la capella fonda i cregué veure un’ ombra
devora el seu confessionari.

•

.

.

•

..

•

•

«

•

I

l

Vint minutéis després, úna veu amb tremolins murmurava ansiosament:— Si té gust
de veni a fer el Sol-Pas...!
Salvador Galmés, Pvre.

PANGE LINGUA...
Canta, canta llengua mía el misteri gloriós
de la Santa Eucaristía
que en perdó deis pecados el Rei del món oferia,
fruit d’ un ventee generós:;
fruit d’ un ventre qui ’l nos dava, fruit de branca virginal.
Amb má oberta arreu sembrava
1’ Evangeli divinal: cent per ú fructificava i ne feia pá vital.
Per fer la Cena derrera
reuní 1’ apostolat; observé la Llei primera amb menjar preceptuat. A Sí mateix, sense espera, ais Apóstols s’ es donat.
Se feu Carn i Pá de taula molt en 1’ ara de la Creu.
Fé ’l miracle una paraula...
Si vi 1’ ull humá sois veu
Es Sang divina, adox-au-la! diu la fe an el cor qui ci-eu.
Dones, cap cli, genolls en térra adorém tal Sagi’ament!
El Testament vell s' aterra
sui'geix el nou Testament. Supleix la fe qui no s’ erra
deis sentits el mancament.
Gloria i cántics doném are a Pare i Fill inmortal honor í virtut encare
al Espeiát divinal. Si és igual al Fill i al Pare la lloan<ja sia igual.
Llorens Ridejr.

A JESÚS CORONAT D’ ESPINES

Venlte adoremus
I

Jo deis misteris del sant rosari
sempre gi-anejo los de dolor; i a cullir i;oses vaig al Calvar! ¡no les mareixo les del Thabor!
II

Dau les corones a qui les vulla, les de la ten*a s’ han de marcir; jo.’n vull una altx*a que ’l vent no esf lilla més ab la vostra la haig de teixir! v-
III

¿La poesía que m’ heu deixada
voleu llevar-me de brot- en brot?
¿Voleu la lira que he tant aimada?
Preneu ab ella mon cor i tot.

.v

IV

Donau ais altres honor i gloria, a mi els oprobis, burla i menyspi'eu: no vull la palma sens la victoiáa: ma palma sia la vostra Ci*eu.

V

Dau a alti'es liavis vostres oi*acles, vostra ciencia dau a altres fi’Onts; amé més pura vostres miracles, jo. més m’ estimo vostres afi'onts.
VI

Donau ais pobi-es vosti’a í’iquesa, donau ais tx-istos vostre somrís; mostrau ais cegos vosti*a bellesa, dol<ja bestreta del paradis.
VII

Sian les vostres olors divines
per qui vos hajá robat lo cor; jo sois demano vostres espines, ¡oh Rosa vera del meu amor!
t Jacinto Verdaouer, Pvre.

1

6 *«*

SOLLER

EN EL BVONTAMIENTO

f

Sesión del día 27 de Febrero

Se celebró bajo la presidencia del señor

$eceldn

Necrológica Alcalde, D. Francisco Enseñat Mayol, y a la misma asistieron Jos señores conséjales don Antonio Forteza, D. Jaime Morell, D. Juan

Imp«»i*tation - Exportado ti

Puig, D. Antonio Colom, D. Andrés Rullán,
Conforme dijimos en la sección necro¬ D. Ramón Coll, D. Juan Frontera v D. Mi¬

FRUITS F R AIS, secs et primeurs

lógica de nuestro número anterior, al dar guel Colom.

cuenta de la defunción de nuestro buen

Fué leída y aprobada el acta de la sesión

Maison principale á MARSEILLE: 28, Cours Julien

amigo don Bartolomé Oolom Morell, cuyo cadáver permanecía todavía en la casa mortuoria colocado en la capilla ardien¬ te—de una sencillez y severidad admira¬

anterior.
Se concedieron los siguientes permisos: a D.a Catalina Bernat Colom, para elevar una azotea de la casa n.° 2 de la calle del Hospi¬ cio; a D. Bartolomé Coll Rullán para cons¬

Téléph. 15-04—Telégrammes: ABÉDÉ MARSEILLE Succursale á LAS PALMAS: 28, Domingo J. Navarro
Télégrammes: ABÉDÉ LAS PALMAS

bles—al escribir aquel modesto homenaje a la memoria y a los méritos del difunto; se celebró el domingo por la tarde el

truir un zócalo con verja de hierro en un so¬ lar lindante con la calle de San Ramón, pro¬
piedad de D.a Rosa Mayo); a D.a Margarita Coll Bauza para cerrar con pared de mam-

PARIS Maison de Commission et d’ Expéditions

entierro, cuyo acto imponente revistió gran solemnidad. A él asistió, además del clero parroquial con cruz alzada, la.
Junta de Gobierno de la sociedad «Fe¬
rrocarril de Sóller» a la que había per¬

posteria la finca denominada Ca ’n Lluis; a D. Pedro Juan Pastor Olí ver para modifi¬ car el portal de entrada de la cochera seña¬
lada con el n.° 22 de la calle de Isabel II y
reparar el tubo de desagüe adosado a la fa¬ chada que desemboca a la alcantarilla pú¬

BANANES, FRUITS SECS, FRAIS, LÉGUMES 8 et 10, Rué Berger —Telégrammes: ARBONA-PARIS—Téiéphone: Central 08-85

tenecido el finado y de la que era últi¬ blica.

mamente Presidente honorario; una nu¬

Previa la lectura de las respectivas cuen¬

merosa representación de le «Defensora Sollerense», presidida por la Junta Di¬ rectiva, pues que también de esta

tas y facturas, se acordó satisfacer: a D. José Coll 81 pesetas por 27 jornales empleados por diferentes operarios en la poda verificada durante este año al arbolado púbjico; a don

♦

Exportación de Pasas y Vinos Finos

♦
♦

asociación filantrópica había sido muchos Bartolomé Alzina 56’66 pesetas por paja su- ♦

♦

años socio protector, y extraordinaria
concurrencia.

minisirada para manutención de los caballos del Municipio, y 20 pesetas al Adminis¬ trador de la Gaceta de Madrid por suscrip¬

♦ ♦

BERNARDO GONZÁLEZ

♦ ♦

£1 martes, a las diez de la mañana, se ción correpondiente al primer trimestre.

♦ ♦

celebraron suntuosos funerales en la pa¬

Para tallar los mozos del actual reempla¬

SUCESOR DE

♦ ♦.

rroquia en sufragio del alma del anciauo zo y los procedentes de las revisiones ante¬

♦ ♦

casi uonagenario, a los que asistió igual¬

riores, se acordó nombrar a don Ramón Liza-

na Garau.

•

♦ ♦

mente un número extraordinario de ami¬

♦
Para declarar por parte de este Ayunta¬ ♦

PABLO DELOR

♦ ♦
♦ ♦

gos y conocidos de éste y de su distin¬ miento en los expedientes de excepciones le¬ ♦

MALAGA

guida familia. Puede decirse que tanto
con motivo del uno como del otro de los
actos mencionados desfiló por ante los apenados deudos el pueblo entero, sin dis¬

gales que se promuevan por los mozos del actual reemplazo y los que se hayan de ins¬ truir pertenecientes a los de revisiones ante¬ riores, se acordó designar a todos los mozos concurrentes al alistamiento actual, a quie¬

'

*

\\^

>

:

CASA FUNDADA EN 1868

♦

♦

tinción de clases, de sexo ni de edades. Sirvan de lenitivo, estas muestras de
aprecio recibidas, al dolor que experi¬ mentan por la irreparable pérdida que

nes no les asista ninguna causa de excepción
o exclusión.
El señor Morell recogiendo censuras oídas a vecinos del ensanche del Setter y Ca ’n Pe ■
reta sobre alteración de la rasante de la ace¬

Se suplica á los comerciantes

españoles estable¬

♦ ♦

cidos en el extranjero, consulten á esta casa antes ♦

de comprar.

♦

lloran la desconsolada viuda, doña Ma¬ ría Ferrá e hijos, nuestros amigos don Bartolomé y don Guillermo, y toda la demás familia, a quienes reiteramos, con motivo de esta información suplementa-

ra que se construye en la prolongación de la
calle de San Bartolomé en la última de estas
fincas, por parte de un particular interesan¬ do, pidió que la Comisión de Obras gire una visita de inspección a la misma, Quedó asi
acordado.

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

, ria, la expresióu de nuestro pésame.

No habiendo otros asuntos de que tratar,

se levantó la sesión.

*

* **

OOOCOOOOOOOOOOOOOOOOOO300030

' •

' (' - ' ■

Ayer noche falleció en esta ciudad,

Registro Civil

después de dar a luz algunos días antes

Nacimientos

un hermoso niño* la señora doña Inés

Varones 0.— Hembras 3.— Total 3.

Pérez Olavería, esposa de nuestro esti¬ mado amigo don José Yillabona, Oficial de la Estación radiotelegráfica de Mu¬

Ninguno

Matrimonios * Defunciones

leta.

Dia 24.—María Coll Estades, de 36 años,

Esta noche, a las seis de la tarde, se i soltera, m.a 44.

rezará en la casa mortuoria el santo ro¬ I Dia 24.—Bartolomé Colom Morell, de 87

sario y seguidamente se verificará la con¬
ducción del cadáver al cementerio.

! i

años, casado, calle de Isabel II. Dia 26.—Maria Joy Vidal, de 82

años,

viu-

j da, m.a 42.

Baja al sepulcro la señora Pérez a la S Dia 27/—José Coll Joy, de 76 años, casado,

edad de 31 años confortada con los San: I m.a 52.

tos Sacramentos.

j Dia 30.—Maria Pons Reynés, de 70 años,

Su muerte ha sido muy sentida porque I viuda, calle de Balitx. además de las simpatías que entre sus OOOOOOOOQOOOOOOOOOOOCO300003

| relaciones y amistades con su carácter

Crédito Balear

bondadoso y franco

se había captado

'
en

Por haber extraviado don Andrés Fiol y

el corto tiempo que llevaba de residencia Verdera el talón n.° 25.612 de un depósito

en esta, la triste circunstancia que ha voluntario de 750 ptas. constituido a su nom¬

motivado la defunción ha hecho

bre dia 23 de Agosto de 1916 en la Sucursal que sea , que esta sociedad tiene en Sóller, y para cu-

aún tnátf deplorable la desgracia.

j yó reintegro se requiere el aviso previo de

FU lunes, a las diez de la mañana, en 180 días; ha solicitado dicho señor se le faci -

la iglesia parroquial, se celebrarán hon¬ lite duplicado del talón que sufrió extravio.

ras fúnebres en sufragio del alma de la En su consecuencia, se previene que, trans-

finada.

| curridos quince dias desde la publicación
oficial de este anuncio sin que se aduzca re¬

Que Dios haya premiado a la señora clamación que merezca ser atendida, será

Pérez con el galardón de los Justos.

declarado nulo y sin valor ni efecto el talón

Reciba el amigo Villabóna la expresión
siucera de nuestro sentido pósame por la pérdida irreparable que acaba de

extraviado, y se expedirá el duplicado que
se interesa. Palma 14 de Marzo de 1917. —Por
el Crédito Balear —El Vocal de Turno, Juan Aguiló.

experimentar.

VENTA
’ De una finca rústica con casita en ella en¬
clavada, situada junto a Ca'n Nicolau en las inmediaciones de la plaza de Estiradors.
Para más informes dirigirse a su propie¬ taria, calle de Moragues n.° 22.

Se desea vender
Una casa de grandes dimensiones, situada en las afueras de esta población, junto al
molino de Ca' n Redó. Es la misma en donde
estuvo instalada antiguamente una fábrica de hilados y en época más reciente una fá¬
brica de cartón.
En esta imprenta darán razón de con quién han de entenderse los compradores.

Academia de Corte sistema Moliné

dirigida por la profesora

D.a ñntonia Rotger Femenía

Mar, 46 — £> Ó El Ir E B

\\

En esta Academia se puede aprender con extraordinaria facili¬ dad y en poco tiempo todo cuanto se relacione con la confección de cualquier prenda de vestir, así de ropa blanca como desde la más usual a la de fantasía. El adorno y elegancia de las prendas se enseña con especial esmero y se dedica a ello gran cuidado por ser los detalles de más importancia en la confección.
CLASES Y PRECIOS MENSUALES

En la Academia:—Clase diaria de tres horas, a excepción de los sába¬

dos, 10 pesetas.

x

A domicilio:—Clase diaria de una hora, a excepción de los sábados, y

para una o dos alumnas, 15 pesetas.

Se darán otras clases que se soliciten, a precios convencionales.

COMPAÑÍA MADElOqQUINA DE VAPORES

'

1■"

‘

Servicio oficial de Comunicaciones Marítimas rápidas y regulares

entre las Isla$ Baleares, Península, Extranjero y vicevers

i Salidas fijas de Palma para Marsella »
Todos los Domingos á las 9 mañana

« Salidas fijas de Marsella para Palma»
Todos los Miércoles á las 8 mañana

CONSIGNATARIOS —'

ALICANTE. “Isleña Marte,, (Sucursal) Bilbao, 4 MARSELLA. Sres. Mayel, ftnmet j C.a Rae Refiablp

ARGEL. Sres. Sitjes flermaBos.

VALENCIA-GRAO. B. Joan Domingo,

BARCELONA. “Isleña Marte,, t Su. Ménica, 29 iBIZA. Sres. Wall» ? Ca

Vapores de 1.a ciase: Rey Jaime I - Rey Jaime I! - Miramar
- Bellver - Mallorca - Balear - Cataluña - Lulio - Isleño -

Ciudad de Palma - Formentera

i

Servicios combinados á fort-fait en conocimientos directos para los principales puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y para todos los que concurren los vapores de la Trasatlántica Española y de la Compañía Correos de Africa.
Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palraa

A

SOLLER

7

M A i SON D‘ EXPEDITIONS ET COMMISSIONS
Michel CASASNOVAS
55, Place des Capucins, 55
SUCCURSALE: Cours St. Jean, 73
Especiante en Baaan.es, Orangee, Mandarines,
Citrón® ©t fnlto seo© de Tontas series
Adrase Télégraphiqne - Casasnovas^-Capucins, 55-BORDEAÜX
TÉLÉPHONE 1106

g¡

.Üerff®ri,t
.

CARCA GENTE (VALENCIA)

♦

0 ~~ ~~~~~

0

^ EXPORTACION de Naranjas, Handarlnas, -3^;

^

Umoaeis y Caeabnete».

S Dirección telegráfica: BERTOFERRER-CARCAGENTE ^

1
©O0©O0©O©

Expéditions de tonte sorte de FEUITS & FBI1BTOS

*

*

ls. Franca Se 1‘ Étrangar

IMPORTATIOM

IXPORTATIOB

M A ISON CANALS FONDÉE EN 1872

Tfjjgl Successeur

Í6, FJue des Halles - TARASCON - (B - du - Rh.)
Diplome de grand prix Exposition Internationale. París, 1-906. Flors con cours : Membre du Jury Exposition internationale Marseille 1906
Croix de mérite Exposition iiiternationale. Marseille, 1906 Télégra trunes: PASTOR - Tarascón - a - Rh.one.
Téléphone: H3n.tr>©p>e>ts Se A/reugsLsln. n ° si
>!©o@i<$>:i

FÁBRICA DE ABONOS QUÍMICOS
-=s>£»» —► DESPACHO: Palacio, 71.—PALMA «—
Superfosfatos de cal, sulfato de amoniaco, hierro y cobre. Abonos completos para toda ciase de cultivos
ÁCIDOS: Sulfúrico y muriático de todas graduaciones
SERVICIOS GRATUITOS
Consultas "sobre la aplicación de los abonos; análisis de tierras y envío de varios folletos agrícolas.
ALMACEN DE MADERAS f Somlers de inmejorable calidad
con sujeción á los siguiente tama-

sp /í

— —-

IF.

ROIG§ —

^ —-— * —^

n <qp
““w

PCEBLA MBtIA- Valencia

Exporta buena naranja.

Garcajente—Puebla Carja -fllcira-Manael

Telegramas:

— PUEBLA LARGA

ESPECIALIDAD EN MUEBLES,
PUERTAS Y PERSIANAS
Calles del Mar y Granvía
SÓLLER (Mallorca)

f-h ¡
cdj i De 0‘60 á . . 070 m.

\\ 3 i De 071 á . . 0l80 m.

iDe 0‘81 á . . 0‘80 m.

J De 0‘91 á . . roo m.

\\De «J *
en

1‘01

á.

.

rio m.

etí
j=a I De rn á . . 1‘20 m.

CO CCS

De 1 ‘21 á .

.

1‘30 m.

üü De 1 ‘31 á . . 1‘40 m.

<=> 60

De 1 ‘41 á .

.

1‘50 m.

1
(De 1 ‘41 á . . 1 ‘50 m.

MARITIMA

SOLLERENSE

:: Transportes Internacionales ::
Cmiiisi<inos-R.eiireseiil.acioiies-Coiisi^üacioiies-TráQSÍtos-Precios alzados para todas destinación^

■ Servido especial para el transbordo y reexpedición de

naranjas, frutas frescas y pescados

Wff A

m A El íf%

£■*

Jk>

¿JL

AGENTES DE ADUANAS

casa principal:
(Franota) fPyr.-Orierit.)

sucursales:
POJRT-BOU (lispahaj “ ICHJNT3A.YHJ (Ba.ss£S Py i e«n?e-sj

Casa ©a Gette: Qnai de la Republiqae, 8.—Teléfono 3.37
TKIiEGRAMAS: BAUZA

)0r Villa de Sóller
Rapidez y Economía en lódas las operaciones.

©o©®o@©o®©o©

JUV6NTUD ETERNA
La única verdad para hacer desaparecer las canas. ' Se garantiza no contener nitrato de plata ni sustancia alguna nociva para la salud. No mancha el cutis ni la ropa.
PRECIO: 5 PESETAS FRASCO.
' De venta en PALMA: en la Perfumería inglesa, Cadena 6—Perfume*
Üj ría La Oriental, Quint 1 y 3 -Perfumería de D. Lucas Canals, Brossa
10, y en SOLLER, Hermanas Estades, Plaza Constitución 16 y en la
H Perfumería La Artística, Luna 5 y en todas las principales perfume-
rías de España.

Barrido eatre Sóller, Barcelona, Cette y viceversa

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

de Barcelona para Cette: los días 1, ll y 21

de id. id.

de Cette para Barcelona: los días 5, 1 5 y 25

de id. id

de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

.CONSIGNATARIOS;—EN SOf.LER.—S). G. Bernat, calle Je] Príi-
cipe, 24.—EN BARCELONA. — Sres. Fábregas y Garcías, Paseo de Isabel II, 8.—EN GETTE,—Bauza y Massot, Quai de la Republique, 8

i

® Transportes Internacionales ©

*
V

i LA FRUTERA *

*

* ^ de AatoffiJ®

^*

•*

•<©

A. CBRB3SRB y P-ORT-BOW (Frontera Franco-Española,

A**» ^ TELEGRAMAS Port-Bou LA FRUTERA

•# •#

•*

TELÉFONO

#•

Casa especial para el transbordo de wagones de naranjas

y todos otros artículos.

Agencia de Aduanas, Comisión, Consignación y Tránsito •#
•• * ♦ ♦ PRECIOS ALZADOS PARA TODO PAIS ♦ ♦ ♦ *
•A

•

»•

—8

SOLLER

:ss:
3€0XMXSmMQ9Q||

©©©©®®©®©©©©©©®®©®®

estaurant

|:fteente]Aef1rmm(Valeancia¡)

Este edificio situado eutre las estaciones de los ferrooarri-
les de Palma y Sóller, con fachadas á los cuatro vientos, reúne
todas las comodidades del confort moderno,
Luz eléctrica, Agua á presión fría y caliente, Depar¬
tamento de baños, Extensa carta, Servicio esmerado

TELEGRAMAS: GINER-CARCAGENTE
EXPORTACIÓN: Híaraikja§9 Mandarinas y Uniones

y económico.
Directores propietarios:
■KSSl

Covas y Sampol

■:¡s:a

■ ÜISÍ.

■■■■na
■■OKU*
.■HBIg

Frutos escogidos ❖❖ Lo mejor dél país
Envió de precios corrientes sobre demanda

¡f¡3¡]r©l js

m gaassss®®®®lli!|

TRANSPORTES TERRESTRES Y MARÍTIMOS

LA NOLLEKEME

Se admiten suscripciones á todas las revistas y periódicos en
LA SINCERIDAD—Calle de S. Bartolomé, 17—SOLLER

Casa Principal en CERBÉRE

Corresponsales CETTE: Francois Solatjes—Rae Lazone Carnot,

■■ ■■

BARCELONA: Sebastián Rubinosa —Plaza Palacio,

ADUANAS, COMISION, CONSIGNACION, TRANSITO

Agencia especial para el transbordo y la reexpedición de frutos y primeure SERVICIO RÁPIDO Y ECONÓMICO

Télefono [

1-09 II Tp|po.ram;,0t José Coll - CERBERE.
0.00 II ie,eoramas<SOEATGES-CETTE.

^SSSSSSSSSSSS «hSSÍSSSSSSSSS^D^

9

03

99999999999999999999999' x

9

tai)

f

ft CtS

9

9

9
9
9
i
9
9
9 "O
9 V<D Q\_ X Luí
9

ir>oxxGlée ©n 1898
1, Rué de la Rópublique, 11—PERIGU6UX (Dordogne)
Bxpéditions par wagons et en sacs de —:-'t —-r—
Noix, Chataignes et Marrons
Sp>éaia.llt© de o o lis - postaux da ÍO Itilos
Téléphone, 0.87 *}§£• Ádresse Télégraphique: RIPOLL Périgueux 99999999999999999999999

9 9 9
é
9 * m
r+ “1
■s é 4

r>B

LAVADO IPLANC1AD0 “HIGIENE,,,

SECCION ESPECIAL PARA
€UEIíIíO% PllSOS Y «CAMISAS
Primera y tínica casa en Mallorca DIRECCIÓN Y TALLERES:
SAN MAOIN, 211, Interior (Sta. Catalina. — PALMA

SUCURSAL:—Hermanas Estades, Plaza de la Constitu-í

Ción.—(SOLLER).

r . - .

.,

Importaciones y Exportaciones

DE

,■

FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS

FRANCISCO ARBONA
6. Cours Julián. 6.—MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas,
limones, bananas, dátiles, higos, uras pasas y en fresco. Pj Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de ||
Espada y Argelia. FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
BAEpB'ONA-Marseil le—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en todos los servicios

COMISIONES, REPRESENTACIONES, IMPORTACIONES T EXPEDICIONES ' í
David Mareh Fréres J. Aseheri & C#ie Successeurs
Boulevard du Nlusée, 70. MARSEILLE—Teléfono n.° 37-82
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, lime- | nes, bananas, frutos secos, etc. Especialidad en primores de I
Argelia, España y del Pais.
i Rapidez y Economía en todas las operaciones f
SOLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»

ce &3
QC CQ
y>~*
<
E-‘
Z
CQ ce ce

1

»

»

'W o n

b/c s

o

«

p Cu T3

•s'<ü

c/3 i
u es
co o.
«:s
O -+\_>
S2 «3

-o o T3 A: CflM- gTJ

<l> 3

-b - cr en cr

en en a; <D

íl 3 ^3 TtT A—.

\_-§<J

ajO g « .

2«5g

::

c c5

>>52 B ~

o

CT¿

o

c en e ■.

en S
oJB

-jr*
©

’ts c

CJ

TJ u ce F 03 "

£ o e w b l.
-»-* en e> ■-» o

O g3

©»

^ en
C >, ce

^^

oj
o

O -£ <5

C-3

ü O -p3 en n C.O

8 5¿.g «

„,Hn n

J2 o

..

C8
C

"O«

Cacq

\_p2 £ £ ..
::

en o

o

n t—1

c

03

o .o o

o

q ie ’S ‘o • • ’éj

PLATERÍA
DE
Calle del Príncipe n.° 13.—£ÍÓDDEí^
En este establecimiento, situado en la céntrica calle
í del Príncipe, encontrarán los sollerenses un completo y variado surtido eií objetos de dicho ramo, todo A PRECIOS ECONOMICOS — Especialidad en bolsos de plata para Señora, á - PRECIOS DE FÁBRICA
Almacén á» FRUTOS ISPAIOLSS
ESPECIALIDAD EN FRUTOS DE PRIMERA CALIDAD
AL POR MAYOR Y MENOR
Libourne—Place de F Hótel de Vil le, 6—Libourne

Q•
ce: S «o
Q~
«a
«0
01 «
LU CQ
TS
O «a
-: ^
t/D ¿

co
I
i
ti oess CQ s= es t CO OJ "éc O

Naranjas, Limones, Mandarinas, Granadas de España,

Dátiles, Pasas, Uva fresca, Higos de Mallorca, Ciruelas

—

—

PRIMEURS DE ESPAÑA

—

—

Bananas, Ananas, Nueces, Avellanas, Cacahuetes, Castañas, Ajos, Cebollas, CharlotaS

THlI.iriJir'OisrO, 131

®¡

Médico y Odontólogo
ÚNICO EN MALLORCA CON AMBOS TÍTULOS DE MADRID

ENFERMEDADES DE BOCA Y DIENTES ® ® © ©

(jj © © © © © © © © © © Y MEDICINA GENERAL <9 ESPECIALIDAD EN DENTADURAS DE ORO

é)

.

.

^

\_

á Consulta todos los miércoles y domingos en Sóller:

Calle de Batach, n.° 19.

En Palma: Calle de San Francisco, n.° 18.