ASO XZXI (2.a EPOCA) NUM. 1523
ASO XZXI (2.a EPOCA) NUM. 1523

SABADO 3 DE JUNIO DE 1916

■ !■! I i I ’BBBHW IIWI lliM——Wll I
FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona.

SEMANARIO INDEPENDIENTE REDACTOR-JEFE; D. Damián Mayol Alcover, > REDACCIÓN y ADMINISTRACION: calle de San Bartolomé n,° 17.-SÓLLER (Baleares) O

Sección Literaria

siado breve: duró tres meses nada más...
Me destinaron á Canarias, primero. De allí, á Africa... Después, á la Península;

La situación era violenta, difícil, in- i potencia sus alas. ¡Sólo las almas remon¬
grata, para los dos. Cruzamos j algunas tan su vuelo hasta Dios! palabras banales, tontas, «por decirnos j La acción de «La ciudad alegre y con¬

E L ÍDOLO ROTO

pero á Barcelona, donde ascendí á co¬ algo».

fiada» comienza años después de termi¬

mandante...

Había anochecido. Pretexté una ocupa¬ nados los incidentes que integraron la

Los dos amigos acababan de cenar en Parisiana. Era una noche espléndida de
Junio, noche de luna, de ambiente den¬
so y caluroso... Ramírez, encendiendo con displicencia
su cigarro habano, dió dos ó tres chupa¬ das, lanzó al airé el humo y, siguiendo con los ojos las ascendentes espirales, puso unos instantes la mirada en el
manto azul de las estrellas...
—¡Hermosa noche! — murmuró.
Y aun hubo de añadir, con una sonri¬
sa evocadora y triste: —Noche de juventud y de alegría...
noche de verbena!...

— ¡Y no hay que preguntar: tu «Julie¬ ta» pasó á la historia! —hubo de inte¬
rrumpir Arellano.
—¡No lo creas!... ¡No pude olvidarla!... ¡De lejos, rae sentía tan suyo como an¬ tes!... ¡Su recuerdo era una reliquia que yo guardaba en lo más recóndito de mi
corazón con ese mimo, con esa ternura
infantil, limpia de impurezas, que sirve de envoltura á nuestros pensamientos más queridos y más nobles!... ¡Sin em¬ bargo... poquito á poquito, y rindiéndo¬ le siempre el homenaje de una completa fidelidad, el tiempo me hizo verla cada vez más lejana... más borrosa... más fue¬

ción urgente para alejarme. Fué una despedida rapidísima: un solo apretón de manos, en el que cada uno trituraba la
«última ilusión»...
Al llegar á mi casa fui á mirarme al espejo. ¿Para qué?—me dije—, ¡El espe¬ jo es «ella»!
Y en una desoladora cabalgata de re¬ cuerdos vi, por fin. esparcidos en mi alma, los tristes pedazos de mi «ídolo
poto»!... Curro Vargas.
LA CRUZ DE MAYO

de «Los intereses creados». De los perso¬
najes que figuran en esta obra, falta doña Sirena, que ya ha muerto; figuran toaos los otros, y además aparecen va¬ rios nuevos: el Desterrado, protagonista de la nueva farsa; Publio, conductor de muchedumbres, mejor dicho agitador y explotador de las masas; el hijo del Des¬ terrado; la hija de Crispió, una danzari¬ na famosa, y varios poetas amigos de Arlequín.
Venecia y Génova están en guerra.
Los moradores de la Ciudad son neutra¬
les. Pantaleón y Polichinela aman la neutralidad porque, merced á ella, trafi¬

Pepe Avellano soltó la carcajada. —¡Ah, poeta, poeta!... ¡No sueñes!... ¡Es triste, chico, pero ya somos viejos!... ¡Hay que vivir nuestra vejez!... —¡Tienes razón!... ¡Cómo vuela este pájaro silencioso de la vida!... Los dos amigos tenían casi la misma edad: cuarenta y cinco años. La edad dolorosa en que el sol de la juventud se ha eclipsado ya y las tinieblas yertas de la vejez aun tienen que combatir con las luces de fuego de un crepúsculo de ilu¬
siones...
Físicamente, Ramírez, delgado, ágil todavía, con una espesa cabellera salpi¬ cada de hilillos de plata, tenía una apa¬ riencia mucho más juvenil que su con¬ discípulo y amigo, grueso, rechonchete, barrigón y calvo.
—Puedes-creerme—dijo Ramírez—; yo he envejecido sin saberlo, sin darme cuenta, sintiéndome vigoroso, sano y con todas las alegrías de mi primera ju¬
ventud!...
—¿Y el espejo?,—le interrumpió Arellano, implacable.
—¡Es que yo apenas me miraba al es¬ pejo, y si me miraba, «no» quería ver¬ me!... ¡Una vez me miré y me vi!... ¡En¬ tonces supe que era viejo!... ¡Ah. pero no creas que el tal espejo fué de cristal,
sino de carne!...
— ¡Hombre, es curioso! ¡Cuenta, cuen¬
ta!

ra de mí!...
«Ellas» tienen un magnifico reinado de hermosura y de juventud; pero ese reinado suele ser corto, diez años quizá...
Fué una tarde de primavera y bajo las
frondas del Retiro...
¡Cuatro lustros habían pasado!1 En una plazoleta, y junto á un arroyito, me sen¬ té en un banco y comencé la lectura de un periódico.
A los pocos instantes, una gruesa ma¬ trona. precedida de cuatro chicuelos, se dejó caer en el mismo banco donde yo me hallaba. Suspendí mi lectura y le¬ vanté los ojos.,. Tenía á mi lado una
señora ventruda, de cuello grueso y cor¬ to, de cara tan redonda como una libre¬
ta, que surgía, rolliza y carrilluda, bajo un sombrero deplorable...
La madraza respiraba fuerte, con ver¬ daderos resoplidos. Yo continué leyendo mi periódico, cuando he aquí que la cor¬ pulenta señora me dice de improviso:
—Perdone usted, caballero... Una pre¬ gunta... ¿No es usted Carlos Ramírez de Giln*?
—En efecto... ¡Usted me dirá á quién
tengo el honor...! Ella quiso reir con una risa breve,
forzada, triste...
—¿No me reconoce usted?... ¿De veras?
—exclamó.
—Sí... Yo la he visto á usted en algu¬ na parte,señora. Tengo una idea... Pero...
francamente... no sé...

ANTE UN ALTAR
Gqnerosa madrileña de cara linda y risueña,
acércate sin temor
para ofrecerme la enseña
de una flor.
Mas, como guardiana fiel de ese fragante vergel,
ofréceme una flor sola: un clavel
que es la flor más española.
Un clavel rojo, lozano y oloroso, digno hermano de tu boca juvenil, elegido por tu mano
de marfil.
Préndelo, y su delicada corola fresca y rizada será para mi un blasón y una condecoración
perfumada.
•Ya está... Me voy satisfecho, bendeciendo tu bondad,
porque has hecho nacer dentro de mi pecho
la flor de la caridad.
Adiós, mujer de ilusión, vencido por la emoción,
no sé decir si es más rara la hermosura de tu cara ó la de tu corazón.
G. González de Zavala,

can con venecianos y genoveses. Publio la quiere porque se hace pagar el desis¬ timiento de los ardides para quebran¬ tarla. Arlequín y los suyos, porque no conocen otro ideal que el placer del mo¬ mento. Cris pin, porque sabe que la lucha es imposible, y la derrota, cierta, des¬ pertará al pueblo y será su castigo de él y su muerte. El Desterrado, porque opi¬ na que la guerra es el mal que sólo pue¬ de permitirse en último extremo, y no ignora que la Ciudad no está preparada para emprenderla, con esperanzas razo¬
nables de triunfar.
Mas. un día Venecia exige que se le entreguen el puerto y las fortalezas.
Crispió llama á consulta al Desterrado, á Polichinela, á Pantaleón, al Capitán y
á Publio.
El Desterrado y el Capitán se deciden porque se rechacen las peticiones vene¬ cianas y se arrostre la lucha contra Venecia. Pantaleón y Polichinela no ven inconveniente en que á los venecianos se entreguen el puerto y las fortalezas: ¡pagarán á peso de oro las compras que
han de realizar necesariamente! Publio
que antes pretendiera arrastrar al com¬
bate en favor de Venecia, ahora abomina
de toda guerra.
Esta, al fin, se declara. El ejército, sin armas ni municiones, es vencido, y la
•ciudad tomada. Las condiciones de paz
que impone Venecia, son duras. A Poli¬

Y los dos solterones llenaron sus copi¬

Dolorosamente murmuró entonces ella:

chinela y Pantaleón, en especial, pare¬

tas de «chartreuse» mientras que uno de ellos, en ese tono confidencial é ínti¬

— ¡Lola Albornoz!... ¡Qué golpe tan terrible, chico! ¡En un

LA OBRA DE BENAYENTE (1)

cen inadmisibles, porque para pagar la contribución bélica perderían sus teso¬

mo que sirve de engarce á los recuerdos más preciados, comenzaba á referir esta historiadla historia dé su «espejo»...

segundo hube de conocer que todo había acabado para mi!... ¡«Esta» era... aqué¬ lla! Esta mujer gorda, resoplante, ab¬

Revisteros y críticos coinciden en ab¬ soluto: «La ciudad alegre y confiada»,

ros. Publio, como siempre, aprovecha las circunstancias para agitar al pueblo y cotizar la pacificación óe éste.

¡Sí. chico—exclamó Ramírez—; la re¬ surda... ¡Qué horror!

la última obra de D. Jacinto Benavente,

En una revuelta, provocada por él,

velación de mi decadencia me tuvo ate¬

Una desgarradura violenta sentí en mi estrenada en Lara, es una producción muere Crispió, y el hijo del Desterrado,

rrado... seis meses. Después... me he ido alma. Me indigné irrazonadamente con¬ genial, en la que el pensamiento está á que salió á su defensa. Leandro ya había

consolando poco á poco.

tra esta obra brutal, infame, de lá Natu¬ la altura de la palabra que lo expresa, y perecido en la batalla contra los solda¬

Y haciendo una larga' pausa, como raleza, que así destruye sus obras más Ja palabra alcanza la propia envidiable dos de la señoría de Venecia.

para recoger en su pensamiento todo lindas... La miré con pena, ¡con mucha elevación que el pensamiento. En cada

Pantaleón se vuelve al persuadirse de

aquel trocito de su pasado, Ramírez con¬ pena!; y al estrechar en silencio su ma¬ una de las obras de Benavente ha solido su ruina.

tinuó de esta manera:
—¡La vi una tarde en Recoletos!... tenía yo veintiocho años, y ella diez me¬ nos... Me sedujo, me fascinó castamente,

no, sentí que una lágrima me abrasaba
el rostro.
¡Yo lloraba su juventud, su muerte en
el santuario de mis ilusiones!

decirse: «De ahí no se puede pasar». Se creyó sucesivamente que «El Collar de Estrellas», «La propia estimación»,»Campo dé Armiño», eran la cumbre. Pues en

El Desterrado arrebata á Publio la
bandera nacional, que indignamente ondea y simula defender, y con su lien¬ zo sagrado amordaza la boca de Panta-

espiritualmente... La seguí, me hice pre¬ La pobre, trémula y ruborosa, balbu¬ «La ciudad alegre y confiada» Banaven- leon que gime: «¡Mi dinero!» «¡Mi dine¬

sentar... ¡Era la juventud, la belleza, la ceó:

te ha subido más alto. Es que á medida ro!», replicándole: «¡La patria!» «¡La

elegancia y la virtud personificadas! —¡Estoy muy cambiada! ¿Verdad?... que el genio se espiritualiza, tienen más patria!»

¡Cómo la quise!... Yo no recordaba ni ¡Qué quiere usted, Carlos!... ¡Todo pa¬

La enseñanza de las últimas produc¬

admitía que en el mundo existiese mujer
tan bonita, tan delicada, tan llena de
encantos y de seducciones. ¡Yo ignoraba

sa!... ¡Ya no hay más que una madre, una buena madre, que sólo vive para sus hijos!... ¡Todo lo demás se fué, pa¬

(1). Hubimos de retirar, con otros varios, este escrito, por exceso de composición, al compaginar nuestro número anterior; pero

ciones teatrales de Benavente es esa:
creer en los valores espirituales; fortale¬ cer los valores espirituales; combatir y

hasta entonces el hechizo avasallador de só!... ¡Han transcurrido muchos años!... como la oportunidad aun no ha pasado, pues derribar con piqueta de oro y pedrería

unos ojos negros, de un imperceptible movimiento de labios, de una sonrisa ó de unos rizos que ensombrecen una nuca aterciopelada y blanca como la nieve! ¡Sí, chico, aquella mujer me poseyó, se apoderó de mi alma toda entera, me hizo
su esclavo, emborrachándome de ilusio¬

¡Sí... mi hija la mayor ha cumplido ca¬ torce... es una mujercita!...
Y mirándome con fijeza, y en tono dulcemente vengativo, agregó:
—¡Usted también está cambiado... al¬ gunas canas... alguna arruguilla!
—Sí... sí... ¡Es natural!... ¡Han pasado

que de la genial producción de Benavente continúan ocupándose los intelectuales, he¬ mos resuelto darle publicidad, seguros de que muchos de nuestros lectores residentes en el extranjero que no están al corriente de la novedad han de leer con gusto la infor¬ mación que, acerca de la aplaudida comedia «La ciudad alegre y confiada», hacemos, por

las fortalezas que habían levantado la indiferencia, el egoismo y la incredulidad socavadoras y destructoras de todos aque¬
llos valores. Es una enseñanza, como se ve, eminentemente afirmativa, en el sentido
de que propugna las ideas, los sentimien¬ tos, las creencias, los principios funda¬

nes y de felicidad!... El idilio fué dema¬ años!...

más que les llegue con retraso.—N. de la R. mentales de la sociedad y de la patria.

SOLLER

La predicación de Benavente conduce á ¡ creer y á esperar en Dios y en los altos j destinos de España y á trabajar con fe y I con entusiasmo por ella.
¡Bendita sea la pluma que abre esos,, cauces al pensamiento, á la voluntad y al amor de los españoles!

RBRB80BBHBBBBBflBBRBBBBBBBRBBBBBBBBRBBaflBRBBBBBBBBBBBBBBBBBBBnBRBBBI9BBRBBBBBBBBflBBKBBBBRBBIlBBBHBBSBRBHnBnBn.,SBBBI!SBBRnBBBflBBBBaSBBIISEBBBBRBaBBBBBBBBBB!IBBBBaBBBBBBBSBBBB0BBRBRR nanaGBnaBBsagnBRflaBaaBBBaflBBRaaaEnBHflBSBEBaiBHBEBafinnRnENHBBBBssnaBunftfittaBaBBBanBBSBnBHRanisBaBSHaauaBnasHmHrJtaB-jatfMMfflaiiBaBBKaEtiaaaflaHisBftSBDraiaiasEQasnaaaBBaEasBaKisaEisaBHBalaaBaflBB bbb» aanes HoanneaBR asan BBBBBBBBaiaaBBHaB boba aBBBBsnBBBBBBBBBBBBBBROBinBiaaBnRBBBDHBECiaHKBaisaBHaBSBaBDsiBBtaaBHBBiBBaRtfsuaBEiuaaaMB unas aui«BBBaBBE!>i2SRBaBBnBBBSEiBaBBBflBaaBk]B.Jei'j!aPSü;ar!a nena
BIPBBBBBB^WBBBBIBBBWIWgBBBB^WBBBBBBBBIIBIIBBBBBBB^MMIBBBWBWWBBBBIIlMWBBBIiWIIBBBBBBIIlWgllBIBBBBBBBBBBWIHIBBBBBMBBBBWWBW^BBBBIIBBWilBiaBBailBBBBMBBBBBIIWBBBBBBBBWBlIBBBIBBBBWlBBlIBB WBqBBBBB
lcninBaiiiHBBBnBBBfla«aBBBBBB¿j£Ria8>afl«B(BandBMBaBBBaaBBiaaaaBnBBaBBBaaBaaBBaBBBBaBBBBBaaaBBBaHBaBBBnaBHBBBaBaiui!iHKnHBBsaHaa«aBBaBBBBi<iBBBBaa«MBaBB.iaiaBBBaaBBuBsniauimi 'HdBVi.iEjaBBaBiaiHnzciBHaBQiu.'vaaiRaDBndHeüBNiiaBiBHHBiBiBaaonaBaniBaiiicaiESBiBEiiiisBitBHaB^aKHaoiBaDaBSisii^nBsajaBssBBKiaBnBBiBDaaiiigiBBEaiBBiaBaniiaBnaiiiaHiasiaKfiiaiiigDHaBSH a»f3iE!BBItIP!nBBII!aBB8BBaBBaBBB«DDIIB»BBIGIMBBaiiaOaiaHnBHRBIIIBaBBHHBIEBBBflBOBIBBHUUSIIBBIRBHIKIIBEDBBflRaBS1BnBRfllllBQRaBaQISanaiaXBMIBDBRBOBaaHBaBBIBBBnBIIBBBBr:iB»B | -"nflWC OBBtlilHRRilIBRnHBBRBBBHflBBailBHRIlBIBilRBBRRBIDRIilRRIIDRIBlHBBHHIBRHHOBBRBRlRBBRRBIRIBBIRBIIRIIBRaiRaDBI BOIlRIIIIBDRBBBIBBBRIBIIIIBBROBBRNIBRBIIRBBBliniüNBnBBÜ
LA SEÑORITA

BÜHB

0000300000000000000000000000

¡¿atoa 9BBB

VULGARIZACION CIENTIFICA

Antonia Caflellas

jnai 0H1B
iixi

UNA COPITA

falleció en Sóller el dia 30 de Mayo de 1916

—Voy á poner al alcance de tu mano una copita de Marie-Brizard—dijo mi amigo.
Y añadió, mientras me la ofrecía:
—Cuenta con mi discreción, y piensa que tus lectores no han de ser menos discretos que yo, tratando de curiosear
tu vida íntima.
— Puedo vivir y beber en público—le contesté—siu que se desilusionen los que de morigerado me conceptúen. L‘ alcool est un poison.
Huelga decir—objetó maliciosamente mi amigo—que no recetarás á tus enfer¬ mos ningún elixir, vino medicinal ni poción tónico-estimulante de las que contiene la Farmacopea.
—Yo uso el alcohol de la misma ma¬
nera que otras muchas substancias posi¬
tivamente venenosas, con las cuales, en

A LA EDAD DE 28 AÑOS

HABIENDO RECIBIDO LOS SANTOS SACRAMENTOS

— -( A. E. R. I. P, ) —

*IBBR BRBB
s-.iai
i

Su inconsolable padre, tíos, primos y demás parientes, al

participar esta infausta nueva á sus amigos y conocidos, les

suplican nieguen por el eterno descanso de su alma y la

S»

tengan presente en sus oraciones.

■
»

1

/

-

¡BBáiaBBaaBBnBBBaBnBBBBBBaBBHLaaaBaaBaBBBaBiBHBBBnBaBaBBnBBaBBBSBRaaBBnEBaBBBBBaBBBaflRBBnaflBOBBaiiBBsana BBBBanBBninniaBBaBaBaBBBaaBiaiaBatRBBBaaBiaaEBBaaRan amen sana i

¡simsn«¿asasisanrancBrcnEHaHHts'*ffl0ra3HRnauisreaaEBEranaBBHHBKHaEEnRKBaü:¿rahaHfe;®EBBH3nüHBüEHRnEnE3EUHr2EiBBroBRaauFsaEBanaNEafiaanBBaraJH£aHaa,!nraaaEHa.-9HsoH53H8HHHan:BanS''i;:íMfci‘>!itt

i

S&C6

!!aBBnBBgB^aW¡2BBaBaf^TW^fBciaaBBBUBaBBBlJB!£BBBBglB£BaaBBB»t1IHBBaBBaIBBBH«RBaB>aia«BBHnBaaWHBHaBBBWaBBBBBBaBBaBaBHBaBBBMBSWBaBiWiaBBBaBBW EBBOaBa3BaBBBEBBBBBBBHMBBHBBBBBCIBBBBBaBBRHIBB’BnR«W iaaBBBlaBaBBateBBBBBB9BHHaBB"a»Ba?alBB*áBlEigncS>SWaBaBitBgBBBIBBB’JagajB«®B'nüHBBnaBBBBIUaHa

.2BHaM!J»a«Q«MaBIBWBaHaR.’S;liflnSída TgWBWgigQ *»?gi3TiBHqracnaa qsaa y

1

un momento dado, puedo conseguir un efecto terapéutico estimable; pero lo prohíbo como alimento y no lo aconsejo como condimento. ¿Qué pensarían de mí si te recomendara tomar alguna que otra vez una inhalación de oxígeno?
—Permíteme que te diga que no hay paridad en el ejemplo. El oxígeno es un gas indispensable á la vida, mientras que el alcohol es una cosa de la cual se podría prescindir.
—Estás en un error. El alcohol es im
prescindible; sin él no podríamos vivir. El pan. la patata y otros alimentos se transforman en nuestro tubo digestivo
primero en dextrina, después en gluco¬ sa y, finalmente, en ácido carbónico y alcohol, que es destruido (quemado) por oxidación, y merced áesta serie de dislo¬ caciones y desdoblamientos de alimen¬
to, tenemos todo el alcohol necesario pa
ra mantener nuestro equilibrio térmico. Este alcohol, naturalmente producido
dentro del organismo, sirve de regula¬
dor de las combustiones, evitando que
se quemen demasiado nuestros glóbulos rojos y que se oxiden con exceso nues¬
tras albúminas. Es un alcohol cuyos
efectos fisiológicos son absolutamente contrarios á los producidos por el que tu me ofreces. Si yo te invitase á tomar una inhalación de oxígeno, podrías de¬ cirme: tengo bastante con el oxígeno del aire. Yo te digo que me conformo con el alcohol endógeno, con el que se produce por sabias leyes bioquímicas. Es te no hace daño; es la vida. El otro, el producido por nuestra industria, verda¬ dera caricatura química de la Naturale¬ za, es la muerte.
Yo veo en esa copa, que galantemente me ofreces, una dosis homeopática de veneno capaz de producir (por deshidratación) la muerte de algunas células epi¬ teliales y (por inhibición) la de algunas
células nerviosas. El árbol vive aunque
le arranquen una ó varias hojas, pero bueno es conservar todas las hojas del
árbol.
Los que tomáis diariamente una copi¬ ta «le riquísimo licor, estáis desapercibi¬ dos para todo peligro. Habláis con ho¬ rror del alcoholismo, encontráis lógico el cierre de tabernas, la supresión del ajenjo, y abomináis de los borrachos. Ya no los hay. E¡ Zar los ha suprimido en Rusia. Jorge V. en Inglaterra y Poin ciré en,Francia. He aquí por donde ven go yo á figurar eu las filas de los aliados para luchar contra el alcohol que es mu¬ cho más temible que Wilhelm der zweite.
Nuestros obreros y menestrales son ya más cultos-. Se les habló taDto del abuso
de las bebidas aloohlóicas, que ya se li¬ mitan á usarlas. Toman su copita de co ñac, anís, rom ó aguardiente, según los casos y según ios precios, en el -café ó en el tupi. Ya no abusan, usan, y así. en vez del deliriurn tremens, manifestación

UHiaa &aBHr4SBK;nBk KBinaRRR <

'iHR.,.‘iaRinHaRaRRQiiiBRinHHnmBaRBRfliiRa»!iiiaRaR'3BBRflRiaaDSB0flBRiBBBB3anaaRRaiaoi3BaBiaaRaRnReHSRdaaRnEanHGiBBHDBaBRDciiiiHHiHaHRa>iifiRaRa«Baaaai]aiBBnfliiHi

c jaB*ja»H^uaBBBBnsuBB.jasa '•saK-iaaia 3 ¡a hb acuia saco naan ansiaHuí unaci^R cbhb asas qhbb ttnflflBnRDi aúna teRBB subidsbbb¿sqs{ürehb*bbbr¡aKBiiiHHBsaláiíwsianaansian raenbbbssqbbibipwoasniiiB¡astsa¡hbisbbbmiosasB^BaBRaiiii

uaa8anRS9i<BsanaRSB9B«usB.ifr,we?aaB ^aaa agasajas ansa AMaMBOBaBisaBaBosaasc esasazaBaBaasnuaiskbbi bebo auaHusiuHisuBniDOBRBBEftauRB «BeflBEiBHZBffiu sannsacaHMBBassuusBnBB afta» <3a»a2?!K¡ssaiaaasea

a^na auBBABBBttasBuBBBaaaa ¿jaca ■*BBB»saaaBaBUNi¡i'3HaRBaaaiaciaEaaaHBaBaBai£B0aBaa ¡asea tfoiuy anea asna RBBnasaRcsjaBi&anBiiROBaBBtjaBHsattEa gusa «Biza aattBBBBBSBBBaaaBtfEBaaBBQSBBBardBGfaaiflwaiiBaaaia

tumultuosa del alcohóiismo, padecen durante la segunda mitad de su vida de polisarcia, gota ó artritísmo, producidos por uoa forma insidiosa de intoxicación alcohólica, permitiéndose el lujo de las enfermedades crónicas, como cualquier prócer. Tendimus ad alta.
Juan López de Regó.
Crónica Local
Acompañando una extensa lista de nombres de las personas dadivosas que respondieron al llamamiento hecho .4 es¬ te vecindario, desde las columnas del Sóller, por el Consulado y la Cruz-Roja británicos, el vice-cónsul en Palma de dicha nación, nuestro particular amigo Mr. James AVebb, nos ha dirigido atenta carta para suplicarnos demos en su nom¬ bre y en el del caritativo Instituto men¬ cionado las más expresivas gracias á cuantos en esta ciudad, en Fornalntx y en Deyá contribuyeron al alivio de las necesidades que habían motivado la peti¬
ción.
Queda complacido Mr. Webb. En cuanto á la publicación de las listas no nos es posible complacerle, por falta de espacio; por otra parte, creemos que no viene ésta al caso, por cuanto falta á muchos nombres la cantidad y no sería posible hacer de todos modos la suma de los donativos, que, según dicho señor nos
manifiesta, en el Consulado Británico
continúan recibiéndose todavía.
En el «Cinema-Victoria» hubo proyec¬
ciones el sábado, domingo y jueves úl¬ timos y á ellas, como siempre, acudió un público numeroso. Del programa, esco¬ gido y variado, sobresalió la película de serie Los Vampiros, cuyo 7.Q episodio ti¬ tulado, como dijimos, El amo del rayo fué muy del agrado de los concurrentes.
Estaba anunciado para el jueves el
estreno de otra serie: Moneda rota, pero
no habiéndose recibido las películas á la hora de la función, proyectóse el 8.° epi¬ sodio de Los Vampiros, titulado El hom¬
bre de los venenos.
Esta cinta, junto con dos más formará el programa de las funciones de boy. Para mañana será el programa, variado.
* **
En la «Defensora Soliéronse» fué pe¬
lícula principal de los atractivos progra¬ mas del sábado y domingo últimos El

tres de oros, cuyos episodios 3.° y 4 o anunciamos ya. Pero, aun cuando para una parte del público lo fué la cinta men¬ cionada, para otros muchosi concurren¬ tes—y nosotros con-ellos—lo fué La cartera roja, episodio edificante, delicado y de un alto sentido moral. ¡Lástima que no fueran espectadores ep dicha función todos los jovencitos de la localidad! Con seguridad hubieran sacado mejores fru¬ tos que los que cosechan en esos espec¬ táculos detectivescos, á los que manifies¬ tan, por desgracia, marcadísima afición.
El miércoles y jueves se proyectó la grandiosa obra cinematográfica Christús, de la casa «Cines»; en este último «lía se dieron dos secciones por la tarde y una por la noche, y todas ellas, lo mis¬ mo que la del miércoles, fuerou puede decirse llenos, aun cuando, eu algunas quedaran localidades sin ocupar.
Respecto de la hermosura y arte ex¬ quisito de la obra, nada diremos; bastará consignar que .las personas inteligentes quedaron admiradas; y'que de la limpie¬ za de la proyección y de la excelente in¬ terpretación que obtuvo la hermosa composición musical, oíanse solamente elogios. Hasta el empresario de la obra quedó admirado de la limpidez mencio¬ nada y felicitó á la «Defensora Sollerense» por las excepcionales condiciones del aparato de su propiedad, diciendo que
sólo en el «Palau de la Música Catala¬
na», de Barcelona, habíase proyectado la artística cinta de un modo superior.
Para esta noche y mañana se han anunciado programas variados y muy completos para cada función. Sobresale en ellos la película El tres de oros, episo¬ dios 5.° y 6 Q titulados, respectivamente, La marea de la tarde y El exprés.
El día 21 de Mayo próximo pasado en el colegio de MM. Escolapias de esta cuidad, con motivo de la Exposición de labores de las aluinnas del mismo en las fiestas de la Victoria, verificóse en obsequio á los concurrentes á dicha Exposición el sorteo de un al¬ mohadón muy hermoso, piro-planchado, cuyo trabajo había llamado mucho la
ateución.
Pues bien, correspondió este premio al número 413, y, según tenemos enten¬ dido, nadie hasta el presente se ha pre¬ sentado á reclamarlo. Hacérnoslo público por si de este modo llega á oídos del
afortunado la noticia de su suerte.

Acerca de la excursión al Puerto y fiesta en el oratorio de Santa Catalina
por los Congregantes Marianos de esta ciudad, que anunciamos en nuestra edi¬
ción anterior, nos comunica nuestro co¬ rresponsal en aquella barriada que tuvo lugar el jueves por la tarde, que estuvo muy animada y que revistió la mayor
solemnidad.
Segúu él, al apearse del tranvía los excursionistas dirigiéronse ordenada¬ mente, siguiendo al estandarte de la congrega<iión, al mencionado oratorio, can¬
tando durante el trayecto motetes apro¬ piados. Y una vez en el templo, que es¬ taba profusamente iluminado, expuesto
el Santísimo Sacramento continuaron los
cánticos con acompañamiento de armonium por el Rvdo. D. Miguel Rosselló, organista parroquial. Dirigió luego á los reunidos conmovedora plática el Reve¬ rendo D. Antonio J. Mora, quien, en estilo claro, sencillo, que podríamos lla¬ mar familiar, hizo resaltar la trascen¬ dencia del acto que se celebraba.
Terminado éste dirigiéronse los Con¬ gregantes excursionistas á la alegre quinta del M. I. Sr. Oliver, Deán, con¬ forme habíamos dicho, donde fueron ob¬
sequiados por éste con pastas y helados, reinando siempre entre todos la mayor
cordialidad.
Llamó mucho la ateución el domingo último, y fué motivo para muchos y muy sabrosos comentarios, el que se hubiera trasladado improvisadamente—y decíase que también caprichosamente—el merca«lo de artículos no comestibles que desde tiempos inmemoriales venía celebrándose todos los domingos en el cuadrilátero ceutral de la plaza de la Constitución, á la explanada de la calle del Príncipe,
frente á la estación del ferrocarril, y De esta medida extraña, que tal vez
fué tomada siu previa reflexión, oímos quejas generales, pues que lo mismo ma¬ nifestaban su descontento los comprado¬ res, por versp obligados á ir «expresa¬ mente» al punto indicado, que los vende¬ dores. por falta de concurrencia, pues de éstos hubo quien ni siquiera estrenó.
Nosotros, escarmentados ya en cabeza propia, sabiendo es ese señor que se cree nuestro Alcalde de los déspotas que no consienten se piense ni se hable como ellos no quieren, no nos atrevemos á censurar la resolución. Por esto, por el temor de que se vengue luego de nos¬ otros si le censuramos, quitando al esta-

SOLLER

3

blecimiento «La Sinceridad» la otra mi-.
tad del trabajo de la Casa Consistorial y demás donde tenga acción, nada decimos;
nos limitamos á dar cuenta del hecho y
del irml efecto que en el público ha procido la disposición. Nada más.
El domingo último celebróse en la Pa¬ rroquia la poética fiesta de conclusión del mes de Mayo, y el jueves, con el es¬ plendor acostumbrado, tuvo también lu¬ gar dicha fiesta en las iglesias de nues¬ tra Sra. de la Visitación y de MM. Escol apdas.
En todos ems templos estaban ador¬ nados de flores con arte y profusamente iluminados los retablos de las capillas donde la Reina de los Cielos es venerada;
cantaron las excelencias de la Inmacula¬
da distinguidos oradores, y¡granjmmero
de fieles asistió á todos los actos que
constituyeron la mencionada solemnidad.

Damián Canals flrbona

falleció en esta ciudad el 23 de Mayo último

A LA EDAD DE 62 AÑOS

'

-

C E. P. D. )—

Sus desconsolados esposa é hijos, hermanos, hermanas, her¬ manos y hermanas políticos, tíos, sobrinos, primos y demás parientes, participan á sus amigos y conocidos tan irreparable

Dimos cuenta ya el sábado último de

pérdida, y les ruegan tengan presente en sus oraciones el alma

haber emprendido nuevo viaje á los puertos de Barcelona y Cette, el martes

del finado, por lo que recibirán especial favor.

anterior, el vapor «Villa de Sóller».

Hoy, para iuformar á nuestros lectores

á quienes la noticia interese, podemos

sólo decir que de este viaje regresó dicho

buque días pasados á Barcelona, pero no

á este puerto todavía, por verificar otro viaje intermedio entre Barcelona y Cet¬ te, en cuyo último puerto sabemos se halla á la hora en que escribimos.
Es muy probable rinda viaje en Sóller
el martes próximo.

La distribución de premios á los'Ex¬ ploradores Mallorquines de la Sección de esta localidad que de ellos se hicieron acreedores en la Exposición que tuvo lu¬ gar en la Casa Consistorial durante las-
fiestas de la Victoria de este año, se ve¬
rificará solemnemente el lunes próximo, á las ocho y media de la noche, en el sa¬
lón del «Fomento Católico».
Así nos lo comunica por medio de aten¬ to B. L. M. el Presidente del Comité Lo¬
cal, D. Antonio Castañer Anglada, quien nos invita al mismo tiempo al acto dq re¬
ferencia.
Agradecemos nosotros muy sincera¬
mente la atención.

En la calle del Príucipe, en los altos
del cafe «Las Delicias» se ha consti¬

tuido una nueva sociedad que, con sólo

apuntar su título, ya tendrán una idea
cabal nuestros lectores de cual es su her¬

mosa finalidad. Titúlase «Pro-Patria»,

y, según tenemos entendido, figuran ya
en su nómina considarable número de so¬

cios, la mayor parte de los cuales son jóvenes que no alcanzan todavía á su

mayor edad.

'

Buen síntoma es éste á nuestro pare¬

cer: fomentar en la juventud el amor á

la Patria, y los principios de sociabi¬

lidad, amor al prójimo, instrucción y bue¬

na educación, ya no puede haber nada

más laudatorio, y de un modo especial en Sóller, donde todas estas virtudes no

suelen, por desgracia, abundar. Deseamos á la nueva sociedad larga y
próspera vida.

Continúa rigiendo en este mercado el precio de 5 pesetas la carga para los li¬ mones, y es la demanda menor que otros años en esta misma época. Espérase que
aumentará ésta en el mediodía de Fran¬
cia á medida que avancemos en la esta¬ ción del calor, y sería de desear que esto fuera, pues que queda todavía una canti¬ dad muy considerable de este fruto pen¬ diente de los árboles, á causa de lo abun¬ dante que fué la última cosecha.

El martes y miércoles de esta semana llovió copiosamente en esta comarca, de

un modo especial durante la noche' de
este último que puede decirse cayó el agua

UNAS BODAS DE PLATA

en abundancia y casi sin interrupción. Las tierras, que en algunos puntos I

Rerum Novarum

estaban excesivamente secas, y cuyo ar¬
bolado parecía pedir ya á voz en grito un poquito de humedad, absorbieron to¬ da el agua caída; por lo que apenas, ni en los sitios de más pronunciado declive,

También queremos nosotros conme¬ morar las bodas de plata de la grandiosa Encíclica «Rerum Novarum» que dió al mundo el Papa de los obreros, el inmor¬
tal León XIII. con un acto altamente

notábanse al día siguiente señales de provechoso para los jóvenes obreros de

arrastre de.tierras ni de otros objetos, si¬ la escuela del Centro de Nuestra Señora

no todo lo contrario, un buen tempero y de la Victoria.

una más lozana vegetación.

Estas bodas de plata son, ciertamente,

La temperatura refrescó notablemente el primer día; después ha vuelto á sen¬ tirse igual calor.

■

un gran acontecimiento. El día quince de Mayo pasado se cumplió el XXV ani¬ versario desde que León XIII, el gran Papa sociólogo, escribió la incomparable

Carta Encíclica sobre el estado y situa¬

ción de los obreros.

En este grave y luminosísimo docu-

f

mentó, León XIII, desde la Cátedra de

Pedro, abordó el gran problema social,

¡lección Necrológica principalmente en su aspecto más difícil
y candente; lo expuso con tanto valor como sabiduría; llegó hasta el fondo de

La señorita Antonia Cañellas Rufián,
la hija única de nuestro muy estimado amigo D. Jaime Cañellas, víctima de esa cruel enfermedad que tantas causa, y de un modo especial se ceba en la juventud, falleció el miércoles de madrugada, de¬ jando, como es muy natural,, apenadísi¬ mo á su infortunado padre y á toda la
demás familia.
Fué en Sóller muy sentida la muerte

la cuestión y, sin disimulos ni parciali¬ dades ni halagos, descubrió toda la ho¬
rrura y maldad de los abusos, de las in¬
justicias y desórdenes de los unos y de los otros: del capitalismo sin entrañas y del socialismo opresor y falaz. Y, final¬ mente, presentó los remedios, en todos los órdenes, para sanar la enfermedad y resolver el problema.
La influencia que ha ejercido este do¬
cumento soberano ha sido en todo el

de la Srta. Cañellas, y se comprende pues que con su carácter bondadoso granjeᬠbase el aprecio de cuántos la conocían.
En la noche del mismo día verificóse
el entierro, previo el rezo del rosario en la casa martuoria por el clero parroquial, que asistió prqcesionalmente con cruz alzada, y numeroso público, á pesar de la lluvia que caía; y al día siguiente por la mañana se celebraron en la iglesia pa¬ rroquial solemnes honras fúnebres, á cuyo acto asistió también una nume¬ rosa concurrencia. Desfilaron por ante los apenados deudos de la finada los amigos asistentes, en el templo mismo, donde se despidió el duelo, testimoniándoles con las frases de consuelo que vertían en sus oídos lo mucho que se condolían de
su dolor.
Acompañamos también nosotros en el sentimiento al Sr. Cañellas y demás pa¬ rientes que con él lloran la pérdida irre¬ parable de su hija querida, uniendo á las suyas nuestras preces para que conceda
Dios al alma de ésta descanso eterno.

mundo enorme y eficacísima^
No un libro, sino muchos volúmenes
se necesitarían para exponer lo mucho que ha influido este documento magis¬
tral en la evolución de las ideas, en la
reforma social y en la promoción de nuevas y más prácticas instituciones.
Justo es conmemorar fecha tan simpᬠtica y de tanta significación y trascen¬ dencia con actos religiosos y literarios, con festejos y solemnidades que demues¬ tren la gratitud y entusiasmo que sien¬ ten los católicos, mayormente los obre¬ ros, por la publicación de tan memorable
documento, síntesis de las enseñanzas y
afanes de la Iglesia por el bien de la sociedad y en especial de las clases más necesitadas de auxilio y de defensa. ‘
Hagamos, pues, demostraciones y fes¬ tejemos con entusiasmo tan memorable fecha, con actos provechosos conformes
con las orientaciones de la misma Encí¬
clica, y difundamos por doquier sus be¬ llas enseñanzas, poniendo en práctica algún extremo de ella, como intentamos hacerlo los que constituimos la Junta
Directiva del Centro Obrero de Nuestra
Señora de la Victoria de esta ciudad, al

cumplir el acto que tendrá lugar maña¬

na por la tarde en el «Fomento Católi¬ co», repartiendo á los jóvenes obreros de nuestra escuela prendas de vestir, como prueba y muestra de acción social cristiana y en recompensa de la asidui¬ dad y aplicación de dichos alumnos obreros. Y sea este acto el germen y el
principio de otros para el mejoramiento
de la clase obrera, la predilecta del in¬ mortal Pontífice León XIII, cuyo docu¬ mento es la más alta significación de la estima que siempre ha tenido la Iglesia para con los honrados trabajadores.
La Junta Directiva.
Sóller, 3 Junio 1916.
OOOOOOOOOOOOOOOOOOÓOOOOO ooo
Cual tos ' ^sagrraalos
En la iglesia Parroquial. — Mañana, do¬ mingo, día 4. A las seis, el ejercicio del Mes consagrado al Corazón de Jesiís. A las nueve y media, se cantará Horas menores y la Misa mayor, en la que predicará el Rvdo. señor D. Andrés Bisbal, vicario. Por la tarde, ex¬ plicación del Catecismo; al anochecer, Víspe¬ ras,, Completas y rosario; á las ocho, el Mes del Deifico Corazón, con exposición de Su Divina Majestad.
Miércoles, día 7. A las cinco y media de la mañana, se practicará el ejercicio en ho¬
nor del Patriarca San José.
Viernes, día 8. Por la mañana, ejercicio en obsequio de la Inmaculada Concepción.
En la iglesia de N.'A S.a de la Visitación (ex-convento de franciscanos.)—Mañana, do¬ mingo, día 4. Fiesta solemne en honor del Santo Cristo, costeada por una devota perso¬ na en acción de gracias por un beneficio re¬ cibido. A las nueve y media, exposición del Santísimo, Tercia y la Misa mayor, en la que predicará el Rvdo. señor Acipreste, D. Ra¬ fael Sitjar. Por la tarde, á las cinco, exposi¬ ción, Trisagio solemne y ejercicio en honor del Corazón de Jesús, bendición y reserva.
En la iglesia del Plos'pital. —Sábado, día 10. Empezará solemne oración de Cuarenta Horas dedicada á la Sangre Preciosa de N. S. J. C. A las siete habrá misa de exposi¬
ción. A las diez, oficio. A las siete y tres cuartos de la tarde, rosario, trisagio con música y la reserva.
000000000000000300000^000000
VJEMTA
Se desea vender solares de 1» finca Ca 'n
Xeliu, con frente á la calle del Capitán An¬ geláis.
Informarán en esta imprenta.
OOOOOOOOOOOOOOOOOODOOOOOOOOO
AJEJWA
Se vende una porción de tierra huerto si¬ tuada en el punto el Rafal, de este término.
Para informes en la Notaría de D. Jaime
Domenge.

4

SOLLER

ECOS REGIONALES m <m m

JUEGOS FLORALES EN MALLORCA j muy apropósito para indigestar á cuatro
| generaciones seguidas.
Claro está que ante la perspectiva de

Sobre nuestras cabezas, estas últimas semanas, sin darnos cuenta, confiada¬ mente,- ha pasado un bólido horroroso.
Y el bólido ha caído con unas tremen¬

la ridiculez de unos juegos florales, que harán buenos y serios á los de Camprosa, concebidos, paridos, bautizados, criados, presentados y decapitados en un mes, po¬

das ganas de deshacernos partiéndonos por la mitad.
Este bólido son los Juegos Florales que, aprisa y corriendo, como quien prepara unas regatas ó una cabalgata histórica, ó una corrida de toros (género preferido, pues da muy saneados rendimientos), or¬ ganiza la Asociación de la Prensa de Ba¬
leares.

cos días más ó menos, las personas de respeto, llamadas á intervenir en la fiesta para darle realce y prestigio, se han de¬ clarado en contra, como también buena parte de los compañeros que dirigen la
Asociación de la Prensa Balear.
Se prepara, por tanto, la más estupenda farsa, comedia ó broma que se consigna¬
rá en los anales de la historia literaria

Ya se ha dicho: hoy las ciencias adelan¬ mallorquína. Acudir á esos juegos será

tan que es una barbaridad. Y efectiva¬ un descrédito, un desprestigio, un ente¬ mente. Todo se industrializa; hasta la rramiento para las personas que lo ha¬

poesía. Por eso nos ha reservado el tiem¬ po á nosotros, mortales infelices, la lectu¬ ra de diarios industriales, y la contempla¬

gan. Preparémonos á reir si los innomi¬ nados organizadores de la farándula no desisten de su empeño.

El Delegado de Hacienda de esta provincia ha publicado un edicto anunciando las su¬ bastas para la venta de 25 pinos del monte «Es Pinaret», 25 de la «Era des Bubot», 150 de «La Moleta» y 150 de la «Esquena de .Subias», valorados en 282, 400, 1.737 y mil 419 pesetas respectivamente.
Las subastas se celebrarán en las Alcaldías
de Sineu y Selva, en cuyos términos munici¬ pales están enclavados dichos montes.
El lunes por la tarde, con objeto de tomar parte en la carrera de seis horas, estaba
entrenándose en el Velódromo del Tirador
un súbdito francés que hasta hace poco estu¬
vo luchando en el frente. Se llama Caris
Piejers. En dicho entrenamiento se propuso batir el record de la vuelta 333 que verificó el campeón mallorquín Sr. Oliver, pero al intentarlo subióse, con demasiada velocidad sobre el peralte y dió contra un poste. Cayó y se produjo una extensa herida en la cabe¬ za. Fué conducido al hospital. La herida ha
sido considerada grave.

Realizó una excursión á las extensas po¬
sesiones de Binifarda, con objeto de obtener conocimientos especiales sobre el lenguaje
relacionado con el olivo.
El auto-camión últimamente adquirido por la sociedad «Pro Felanítx» ha pasado á ser propiedad exclusiva de uno de los accionis¬ tas, el activo y emprendedor comerciante D. Miguel Llodrá.
Así se acordó por todos los compartícipes
reunidos el martes de la anterior semana en
junta general extraordinaria. El Sr. Llodrá, al apropiarse dicho vehícu¬
lo, lo hace con el propósito de continuar de¬ dicándolo al transporte de pasajeros desde Felanitx á Palma, prolongando el viaje de regreso hasta Porto-Colom, durante la época
de veraneo.
El precio del almendrón no había sufrido alteración alguna el sábado último.
Se pagó en este mercado á razón de 85‘00 pesetas los 42'37 kilos.

ción de fiestas industriales, y de concursos

Esas ramplonas manifestaciones de la

Inca

de belleza industriales, y de juegos flora¬ les industriales. La peseta impera por doquier é incluso se mete con los versos.
Pues bien. Ya se ha hecho pública la celebración de unos juegos florales, cele¬ bración que no puede ser más inopor¬ tuna, ya que al mismo tiempo, con oca¬ sión de los próximos festejos, habrá otro

pobreza de espíritu artístico que anjda en

Por R. O. de 25 de Marzo dé 1915 fué crea¬

ciertos seudo-escritores dan asco y pro¬ da la «Medalla de la Mutualidad Escolar».

ducen repulsión. Aquí se convocan unos

Esta distinción acaba de merecer, por su

juegos florales como se declaran unas fie¬ «benemérita obra pedagógica y de previ¬

bres intermitentes ó se celebra una expo¬ sión», don Rufino Carpena, maestro nacional

sición perruna ó se acuerda la venida de ‘ que desdé Lluchmayor ha pasado á desem¬

Bel monte.

peñar una de las Escuelas nacionales de Pal¬

Tal camino es pésimo; demuestra, ade¬ ma.

Tenemos noticia de que el pulgón del al¬ mendro se propaga rápidamente en distintos puntos de este distrito, amenazando seria¬
mente la existencia de los árboles atacados.
’
Es el pulgón del almendro una nueva pla¬
ga para los agricultores, cuyo remedio debe¬ rían procurar la Diputación y los Ayunta¬ mientos pidiendo al Estado los auxilios nece¬

acontecimiento Iiterario-científico-musi-
cal, o como sea, que es el concurso luliano convocado el año pasado á cuya ejecu¬ ción (¡oh diversos sentidos de las pala¬ bras!) ha ido dando largas el excelentísi¬ mo Ayuntamiento de nuestra capital.
Ya tendremos fiesta de la poesía... lu¬ gareña. La Corporación municipal pal¬ mesana ha ofrecido la englantina, pre¬

más, en nosotros, una miseria espiritual que, por suerte, no padecemos.
Si en la capital de Baleares se quieren organizar unos Juegos Florales, hágase en buen hora, que lo aplaudirán cuantos ven con gozo cualquier demostración de arte. Pero hágase de una manera defini¬ tiva, anual; y no como un número del programa de unos improvisados festejos.

En la iglesia de San Jaime se celebró el martes la función religiosa que el cuerpo de Ingenieros dedica cada año á su excelso pa¬
trón, San Fernando. En el cuastel se sirvió á le tropa un rancho
extraordinario.
En «La Isleña Marítima» se recibió un te¬
legrama diciendo que el gobierno inglés ha

sarios para la extinción total de aquel pará¬
sito de los almendrales.
El día de Pascua de Pentecostés, 11 del mes actual, en la plaza de toros de esta ciudad, se celebrará una gran becerrada á beneficio de los pobres.
Comenzará el espectáculo, que será ame¬ nizado por dos bandas de música, con gran¬
des carreras de cintas.

mio al patriotismo ó patriotería poética. ‘Fórmese un Consistorio de personalida¬ No se conoce aún el cartel. Pero se hará des que gocen de verdadera reputación

autorizado á Jos vapores Cataluña y Bellver para que carguen carbón en Cardiff'y que

San Llorens

(¡3'a lo creemos que se hará!) en un dos por tres. Habrá premios de los diputados, de los senadores, de las entidades econó¬ micas y de los amigos y enemigos del

en el campo de las letras mallorquínas, las cuales se encarguen de mantener siempre encendida el ara santa y sobre todo no se confundan berzas con coles;

el gobierno español ha autorizado á «La Is¬ leña» para que los vapores rápidos, en vista de la escasez de carbón, empleen dos horas más en el trayecto entre Palma y Barcelona.

Por dimisión del Secretario D. Juan No-
guer ha sido nombrado para ocupar dichó cargo D. Pablo Morey Pujol.

país. Habrá objetos de arte, plumas de plata meneses, Venus sostenedoras de relojes y tomos sueltos de alguna enciclo¬ pedia. Acudirán al certamen los que al¬
macenan los versos de la misma manera
que coleccionan cuidadosamente sus pro¬ ducciones periódicas; alguien intentará el copo; esotro presentará trabajos en música, en verso y en prosa, y acaso va¬

preséntense las composiciones exclusiva¬ mente en catalán, en el catalán puro de
nuestros buenos literatos.
Lo demás, es decir, lo de ahora, es de¬ dicar un homenaje á lo provinciano, lo cursi, lo mezquino y lo estúpido.
Juan Estelrich
000000000000003000000000000o

A más de 20 asciende el número de Ayun¬ tamientos de la provincia que se han adhe¬ rido en absoluto al proyecto de don Luis Alemany sobre la reorganización de la Di¬ putación provincial.
Se sabe que el nuevo obispo preconizado de Mallorca, doctor Doménech, ha designado provisor y vicario general al doctor D. José

Los labradores de esta comarca ya han dado principio.á la siega de la cebada y muy pronto se efectuará la del trigo.
A no venir algún contratiempo los trigales y demás cereales habrán llegado á su com¬ pleta granazón, presentándose una cosecha
como pocas veces se había visto; por este mo¬ tivo reina gran animación y alborozo entre
los moradores de esta localidad.

liéndose de distintas y variadas lenguas... Porque, eso sí, diz que procurando la
mayor amenidad del acto y á fin de con¬ tentar á todo el mundo—paisanos y mili¬ tares, moros y cristianos, hebreos y filis¬ teos—el concurso será bilingüe. Es decir: se dará culto á la cursilería, al mal gusto y á lo ridículo: se propinarán monumenta¬ les disgustos á la estética y á la sindére¬ sis: en fin, se condimentará una especie

Crónica Balear
Palma
En la madrugada del domingo salió una peregrinación al monte de la Bona Pau, si¬ tuado en Móntuiri. Estuvo concurridísima, asistiendo cerca de 2.000 personas. Fué or¬ ganizada por los PP. Capucñinos y regresó en las primeras horas de la noche.

Mur y Sancho, y secretario de Cámara al
doctor Balanzá Navarro.
El primero es capellán (mayor de Nuestra Señora de los Desamparados, y el segundo
vice-rector del Seminario de Valencia.
Felanitx
Ha permanecido algunos días entre noso¬ tros el ilustrado filólogo noruego Sr. P. Hjalmar Rokseth, licenciado en filosofía, recién llegado á Mallorca para hacer un estudio de

En la Escuela Nacional de niños se ha
constituido legalmente la Mutualidad Esco¬ lar, habiendo resultado designados, para la .Tunta Directiva los señores siguientes:
Presidente, Rdo. Sr. D. Jaime Pascual,
Cura Páx-roco.
Secretario, don Andrés Andreu. Tesorero, don, José Cortés Aguiló. Contador, don Juan Galmés Riera. Vocales: don Bartolomé Sureda Masanet, don Bernardo Perelló Planisi y Don Juan

de ensalada rusa ó gaspacho andaluz

la fonética peculiar de nuestro dialecto.

Antonio Planisi.

Folletín del SOLLER -11-
EL TORRENTE DEL DIABLO
extendidos,—aparta, eres bastante infa¬ me para procurar la perdición de una mujer. Yo no he venido aquí más que á saber de Pedro, y fuera de é! es inútil cuanto hables y cuanto intentes; no ejer¬ ces influencia alguna sobre mí.
—¡Me desafías!—exclamó Raimundo
de un modo terrible.
—No, pero una vez para siempre te digo que no te amo ni te amaré nunca.
— E-úo lo veremos; he jurado que serás mía y he de ver cumplido mi juramento.
—¡Nunca! — E'tás en mi poder. La joven sonrió burlouamente y lle¬
vando la mano á su pecho'con rapidez
hizo brillar á los ojos del conde la relu¬ ciente hoja de un puñal.
Raimundo retrocedió un paso sorpren¬
dido. pero luego soltando una carcajada preguntó con tono burlón:
—¿Tanto amas á Pedro que le sacrifi¬
carías tu vida? —Tanto le amo como te odio á tí. Sin

él es imposible mi vida, ya lo sabes de una vez para siempre.
Otra carcajada estridente del conde heló la sangre en las venas de la joven.
— Presumía que mientras tuvieras es¬ peranzas de casarte con él,—dijo el
noble —desoirías mis ruegos, y me
congratulo de haber llevado á cabo mi
plán. —¿Qué plán? Decídmelo por piedad,—
exclamó Rosa acercándose al conde.
—Ninguno, amada mía; mientras es¬
tamos solos los dos no debemos hablar
más que de amor: ven.—añadió tratando de rodear con su brazo el talle de la jo¬ ven,— ven y oye la confesión dulcísima de todo el cariño que me inspiras.
—Jamás,—exclamó Rosa apartándose del conde con visible repugnancia,—yo no te amo, te lo lie dicho muchas veces.
—Sí, ya sé que te inspiro odio, según me has dicho, y que me matarías si pu¬ dieras; pues bien, odio me inspira Pedro también, y quizá por esta razón cuando ha pocas horas se puso ante mis ojos, olvidé que era vasallo y yo señor, no di oídos más que á mi cólera, y...
—¿Y qué?—preguntó Rosa anhelante.
—Nada, no sueñes más con él, porque
es un imposible para tí.

—¿Por qué motivo? — Porque ha muerto,—respondió con
odio feroz el señor del castillo.
— ¡Esto no es verdad! vos no habéis
cometido tamaña infamia, vos no habéis
destruido nuestro hermoso porvenir por medio de un asesinato; habréis tenido compasión de mí.
—¿La tienes tú de mis tormentos? ojo por ojo, diente por diente. Oye: baj.aba enta tarde del castillo y me encontré con
Pedro á la entrada del valle. Al verle
comprendí por su mirada que no igno¬ raba lo que un dia te dije respecto á vuestros amores, vi resplandecer en su fisonomía el odio más profundo, me son reí con todo y traté de seguir adelante siu mirarle; pero él. pálido por la ira, detuvo mi caballo, me preguntó, me in¬ crepó. olvidando su posición y la mía llegó á amenazarme.
—¿Y qué hicisteis? —Nada, ó casi nada; sepultarle mi da¬ ga en el corazón para que mañana, al encontrarse su cadáver, escarmienten en cabeza ajena cuantos hayan soñado con faltar al respeto que se debe á un des¬
cendiente de los Montbars.
Al oir las últimas palabras del conde, la pobre Rosa quedó petrificada, sin

aliento y sin voz; su espíritu perturbado
no acertaba á medir la inmensidad de
su pena.
—Ya ves el fruto que han producido tus desdenes; te lo predije,—concluyó el
noble:—si me hubieras escuchado, Pedro
viviría, y nosotros dos nos hallaríamos lejos de la Provenza felices y dichosos. Tu terquedad ha sido la causa de la muerte de Pedro, á fin de que sin espe¬ ranza ninguna oyeras la confesión de mi amor. Ahora eres libre; tu amante desde la tumba no vendrá á exigirte el cumplimiento de tus promesas; decide, pues, lo que quieras que persista entre nosotros, la paz ó la guerra.
—Guerra, pero una guerra implaca¬ ble,—dijo por fin la joven levantándose
delirante, desmelenada, del sitio donde
la había desplomado el dolor;—eres un asesino, un miserable, y morirás, puesto que has destruido de un modo tan infa¬
me mi dicha.
Rosa, ciega de desesperación, loca de
dolor, se abalanzó hacia el conde con la
fiereza de la pantera herida, con el pu¬ ñal en alto; pero Raimundo, sereno y robusto, la recibió en sus brazos, arrancó
(Continuara)

£5S!SK3B23EIH!

SOLLER

5

DEL AGRE DE LA TERRA 46* 46»

RECONSflGRftCIÓ {1)
«Un altre nom se ’ns imposava, en dirigir -els ulls travers de la . mar, a ía niñeta deis ulls de Catalunya, á 1’ áurea Mallorca: el nom d’ un poeta que de temps es parteix el pá i la mel atnb els mes alts- poetes nostres i ens encisa a tots amb les músiques d’una llengua depurada on reconeixem la parla nostra, aixi com mare pagesa pot reconéixer, en hora dé retorn, el flll enviar a ciutat i universitat, surtit minyó rústec, tornat cavaller polit... Aquell poeta de la «Balanguera» i del «Faune mutil lat»; áquell de 1’ atlota sobtada i de 1’ hoste pál-lid; aquell que canta en tan numerosos versos pars que de llegir-los frisantja a hom ve, no solament de cantar-ios, pero de dan<jar-los i tot, ferint la térra amb el peu, a cada rotunda caiguda de l’ictus. Caldrá dir-lo, el nom de don Joan
Alcover?» Eugeni d’ Ors.
A LA MARE OE DEU DE LA PAU (2)
O Ver ge María pregar jo voldria -mon prec escoltau
Reina de la Pau:
—Del flagell de guerra que assola la térra,
el mon lliberau Reina de la Pau!
Sou la nostra Mare,
sou corrí 1’ auba clara
que ens il-luminau, Verge de la Pau.
La blancor deis lliris,
Ies colors de 1’ iris
quant la pluja cau, Verge de la Pau,
no son ni figura de la joia pura que en els cors sembrau, Verge de la Pau.
es sentir-se lliure
1’ esser-vos esclau,
Reina de la Pau.
Ma vida confia; veu, en llunyania, com un llumet blau, Verge de la Pau.
¡No preguen debades
(1) Una volta més Catalunya, la forta, la amatenta per boca de sos representatius, ha retut homenatge al poeta'nostre qul, malgra’t deis anys, encara rima cants de joventut i de vida. 1 ens ha seinblat oportú copiar aqüestes frases del glosador catalá, incloses en la bella oració deis corresponents nóus llegida en la darrera sessió solemne de 1’ Instituí d’ Estudls Catalans, per tal que se T aprenguin de cor els castellanitzants que dlssortadament rauen per ací 1 seguesquen el formós exemple de 1’ Alcover.—J. E.
(2) Poesía llegida en la Peregrinacló Franciscana, de Palma, aNtra. Sra. de la Bona Pau, de Montulri, el dlumenge día 28 de Malg d’ enguany.—N. de la R.

tantes mans alrjades a vostre palau,
Reina de la Pau!
María Antonia Salva.
LA GENT INFLADA
¡Homo de Deu! no ’t pots. figuré, lo que ’m rebenta aquesta gent que tot heu posa en
vanitat.
M’ embaía; no hi puc fe de més. 1 al contrari, ¡si vesses es gust que hi pas de coneixe i tractá gent franca i alegre, i natural, que no pretéri de carnes primes i heu diu tot aixi
com és!
Tú i jo, i tots ets qui vivim dins sa soeiedat de vui en día, tenim a cada instant ocasions d’ observá i coneixe aquests tipos ridículs i beneits que’s pensan fé molta de retxa, i pretenen que tot-hom los vaja barret en má i peu enrera. Vertadés endiots, s’ es¬ tufan i s’ estufan, sensa que mai los acudesca s’ idea de mirar-se un “poc ets peus.
Repara lo que son casi tots ets hornos. (De ses dones inflades, n’ haurem rao un altre día). Mentres fan es mossatge, cada un en es seu ram, se mostran amb tú. obsequiosos i tractables: te saludan en trobar-te, i parlan amb tú d’ una manera que ’t deixa satisfet. Pero arriba es día que los fan cósa, que s’ umplen bé sa bossa, o ¡os donan un poc d’ autoridat, i ¡adiós món! ja no pareixen ets mateixos: s’ empiulan més i se tiran per en¬ rera, se refilan ets mostatxos, pegan fort en térra amb so bastó, te miran de través per damunt «’ espatla; i en topar-te amb ells, com qui ’t fassan un favo de dir-te bon día o
bones tardes.
¡Mira que saben poc lo que los té conte! Peí aná bé, haurian de teñí uis an es elotell, i veurían amb quina mésela de riaies i de despréci los mira casi tot hom, tot-d’ una que han girat s’ esquena.
No sé com no comprenen sa ventatja que hei ha d’ esse hornos íranes i tractables, més tóst que bagóts inflats de vanidat i de supér-
"bia.
I lo millo de tot es que, de deu nóu, si los, ho demanas, no saben de que s’ inflan. Repareu bé, i veurás que casi tots son uns curts de gambals, que maleit tot es merit i totas’ importancia que pugan teñí.
Jo no dic que s’ homo no haja de prende, quant convé, un tó de gravedat formal: jo no pretenc que uns amb sos altres, a escuses de franquesa, mos hajem de tractá comsevuia i a la descosida. ¡Res d’ aixó! Lo que jo dic es que massa ocasions se troban en que un homo necessariament ha de fé es serio, perque també el fassa ridículáment en día que s’ en pót escusa.
Que un jutje administrant justicia conversi poc i fassa celes, ¡molt sant i molt bó! Que un majó de tropa devant es retgiment cridi fort i fassa veure que está rabiós, ¡no hei ha res que di! Que un capellá no aixec ets uis d’ en térra i parli seriament i a poc a,poc, ¡transeat! Que un Retgidó o tinent d’ Alcal¬ de, assegut a sa cadira de vellut, estiga dalt la Sala, durant sa sessió, més sério que el Pare Bestart, es una cosa que’s compren,

perque es cas no es per a menos... Pero que un torra-pipes qualsevol, pariant amb tú de coses de no res, aont-se-vuia, dins cau-seua, o
per mig d’ es carré, o an es teatro, se don tanta importancia, amb aquell aire de som jo, som jo... ¡vaja! no le hi perdón, i trob que
es una arriesa i una manía sense tó ni só ni
clavellera-pórta. Si no tenen importancia, ¿an a que vé 'do-
nar-se ’n tanta? I si realment en tenen, hau¬
rian de pensá que més los ne concedirán,
com manco s’ en donarán a si mateixos.
D’ aquests polis estufáis, repara bé que n’
hi ha de dues castes: uns s’ estufan per pura
vanidat; ets altres per conveniencia. Aquests darrés son ets qui més fan riure.
Veus, per exemple, un atlot jove que comen¬ ta a homonetjá, que ha acabada depressa
una carrera, que comenta a guanyar-se
qualque dobbeifet, que fan més cas d’ ell que no feian quant era estudiant, que tracta de vegades i s’ acompanya amb gent distingida; i ¡naturalmeit! 1’ homo s’infla i no cab en pell. Si li converses, fará com qui no sentir¬ te, i le hi haurás de di dos pies; si li dones maneta, fará una culadeta enrera i alejará
molt es coizo decantant-lo d’ es cós; si saluda atlotes o senvores, allargará tot es bi‘a<j amb so capell amb sa má; si du guants, no ’s des¬ cuidará de doblegá ets dos dits d’ es mig i allargá ets altres dos, com qui fé banyes.
Si qualque día el trobes devés la Séu o per entre es Mercat i eá Born, fent ses passes cur¬ tes i espesses, saluda ’l i no més te contestará ¡buenas! casi sense mirar te de cara. Llavó ve de fé qualque comanda a ca ’s General o a ca ’s Governadó, i 1’ homo encara respira s’ atmósfera elevada d’ aquelles sales grans”.
¡I meém! ¡que ha de fé!... Veus, jo an aquest atlot el disculp casi de tot. Ben mirat, ell veu que el mon judica pe’ ses apariencies; que més considerat es aquell qui més tó se dona; que s’ humildat i sa modestia tot-hom les pren per curtedat i pobresa de remeis: ell veu tot aixó; veu que sa gran majoría d’ ho¬ rnos pretenen essé més de lo que són; veu que tots fan lo mateix, copiant-se uns a nt ets altres, just moneas; i compren que també li convé a ell fé sa monea ¡i fá lo que veu fé!
Altres vegades, s’ inflat no es un aucell de primera volada, sino un homo d’ es comers, que te ca-seua dividit en dues parts: a dedalt, sales empaperades, quadros de barcos mal pintats i cortines amb molta coloraina; i abaix, un escriptori amb barrerons, fose, humit, i que fá oló d’ espides i de caixes de
sucre.
O devegades, un qui bravetja de descendent del rei Vambol, que tot lo día retreu ets seus rebesavis i compta lo que ells feren, (perque no té res seu propi que comptá) i que damunt sa portalada de ca-seua hei té no sé es conta de lleons, dracs, sargentanes i altres
animalons, entremesclats amb corones, caps
de moro, castells i abrets de pedra de Santanyi.
Ó sino, un americá. de Mallorca, fill de me¬ nestral, amb molta cadena de rellotge, molt d’ anell i molt de puro, que ’s día que ’s posa levita i misto pareix un mal bolcat; i que no coneix que tant d’ aire de senyoriu i s’ empa¬ que de millonari que se dona, tant mateix no
s’ hi aferran damunt ell.
I tots aquests (i d’ altres que n’ hi ha) pa¬

reix que ’s provan a qui fa més bambolla. Lo¬

que jo no comprenc es com teñen seriedat abastament per no esclafi de riure, es dia

que ’s contemplan un poc de cap a peus. Jo

sospit que qualque vegada, en está tot-sols, que ningú los veu ni los sent, se deuen riure,

ja que no d’ ells mateixos, de tants de be'ninónis que los fan cóu-cóu i devanfl ells do¬

blegan s’ espinada fins en térra.

Aquesta turba de gent baixa i aduladora té bona part de culpa de tanta infladuría. No hei hauria tants d’ idols, si no hi hagués
tants d’ encensadós.

Amb aixó no hei ha remei: cada homo fa

ets seus contes, i cádascú sab quin pa més T assacia. Sempre m’ en recordaré d’ un amjc

que vaig. teñí, geperut, molt vivaratxo, i

que de bot i bolei se posá a pfetení una atlota molt lletja, molt desgarbada, molt curteta de front, peró molt rica.
Un dia que sa conversa heu va dú, jo li feia ets comptes i li deia:

—Peró, homo, ¿ja hei has pensat bó?

— ¡Vaja si hei he perisat! (responía ell.) — Peró, ¿i no veus que es de lletja? —¡I qué!

—Peró, ¿i no veus que es de mal forjada? —¡Poc rh’ importa!

— Peró, ¿no repares lo tonta que es? — ¡Me ’n regal! Peró es rica. — I essent rica i tot, aixi com es, ¿trobes

que ’t convé? —¿Si ’m convé, dius? Jo no vaig de blaiu-
res: jo lo que cerc ¿m’ entens tú? (deia es meu amic geperut), jo lo que cerc i ’m convé, es viure esquena dreta.
I ben mirat, tenia raó.

D’ hornos com ell, en aquest mon, ¿penses tú que ’n trobarás pocs? Només un a cada

passa.

Goriet.

UN BON CONSEI
Si tú, per bé teu, desítjes Els bens que tens conservé, I viure dins 1’ alegría Sensa plets ni maldecaps;
Mentres que tos pares viscan, Sempre, sempre, has de pensá Que lo que tens i que guanyes Es tot d’ ells i los pertany.
I tú, com bon fill, procura Veure el teu pare medrar
En bens de fortuna i en honra
Perque gaudeixea molts anys.
Quant ja sían morts sos pares Llevó sempre pensarás Que aquells bens qu’ ells posseían Han passat ais teus infants.
l\\s I que tu que euidaves
Com a séus ara has d’ obrar Com si fosses d’ els teus filis
Curador o apoderat.
B. P. C.

Solusió de s' endevinaia d' es número an¬ terior:
Carabassa

Folletí de! S0LL6R -24-
NEUS
hiescrivía en mig de la seva tribulació, i esperar a que vingués quan li fos possi-
ble.
La carta de la Neus quedá damunt de la taula del menjador, després d’ haver-la llegida don Tomas, i aixi fou cóm veientla en Joan la llegí curosament, trobant-lo sa germana absort en la lectura.
—Quin interés tens per aquesta noia! Se pot estimar el servei, perb no cal patir-
hitaiit!.
En Joan deixá la carta sense tornar resposta ni saber qué dir, puix les parau¬ les de sa germana íoren una revelació per a ell mateix.
Com de costum, aquell día s’ estava en JoanJa les sei del matí, assentat a taula, acabant de desdejunar-se, quan sentí tru¬ car amb precaució i d’ una manera espe¬ cial a la porta del pis, com anunciant a una persona coneguda, i ell,T home més segur de si mateix, sentí com son cor bategava precipitadament.

Ais pocs minuts la Neus era arribada al menjador.
Vestida de rigorós dol i amb la cara esblaitnada, 1’esguard fondament trjst i el posat decaigut, la Neus estava her¬
mosa.
—Bon dia tinga, senyoret. —Déu te guard. Neus.Sentó molt la teva pena, i puc saber-ne la seva intertsitat perque he vist morir a la meva mare. —Gracies, senyoret; peró si bé la pena de perdre els pares, en tots els fills que ’ls estimin, és igual, les circunstancies amb
mi són més doloroses.
-Ja me ’n faig cárrec, Neus. --La meva mare es va morir, i quedantme el pare jo sé lo que he sofert. Qué será, ara, que quedo sola al món? —No siguis tant desconfiada... —Fa bé, vosté, de voler-me donar áni¬ mos, peró la veritat és que jo quedo del tot desamparada, i que no cal quo confii en ningú. —Confía, sobre tot, en tu mateixa. Si¬ gues forta! Ja sé que, donada la teva situació, et será molt difícil. Del primer dia que ’t conec he pogut apreciar els teus sentiments, pobre Neus! No estás bén ini¬
ciada en la vida!
Aqüestes paraules queien en 1’ ánim de

la Neus com el reflexe del séu propi sen¬ tir, revelant-li aquella afinitat de senti¬ ments una íntima compenetració que no sabía compendre ni desxifrar. Li semblava que no sortíen deis llavis del senyoret Joan, sinó que les. hi deia una veu sentida ja infinitament en lo més pregón de son esperit, car elles li aclaríen sos propis pensaments i a 1’ enseras li eren, una sub¬ til revelació de quelcom que no s’ atrevía
a endevinar.
En Joan, veient 1’ esperit de la Neus disposat a rebre aquelles observacions i portat ell mateix per un dalit estrany de dir lo que malgrat els séus propósits sortía de sos llavis, com obeint a una forqa fatal, li parlá amb emoció creixent.
—No t’ apuris, Neus; no ’t tens de deses¬ perar. Encara podríes iniciar te en el verítable camí de la vida, si tinguqssis la virtut d’escoltar a qui et guiés amorosa-
ment...
Les darreres paraules foren dites amb tal emoció, que la Neus ne sentí tota la
seva intensitat. I áixecant son boirós es¬
guard, dubtant encara de lo que sentía, sos ulls toparen amb la mirada amorosa i compassiva den Joan, que 1’ envolcallava amb una onada d’infinita i devota ado-
ració...

1 Dos dies després, a, la mateixa hora
en el mateix 1 loe, en Joan esperava a la
Neus. Ella li doná el bon dia amb una veu
quasi imperceptible. Ell li parlá amb ten-
dresa.
—Estigues tranquila, Neus, i tingues confianza. Tu i jo hem de parlar amb la
serenitát deis néts de cor. Passo avui una
tribulació que’m dóna molta pena. La
vols saber?
Ella no respongué.'peró el séu esguard
s’ ennuvolá tristament. Resolta i confiada, se atansá an ell, i amb una mirada clara
com les aigües del més trarisparent estany, li deixá veure fins al fons de la seva
ánima.
—Que hermós és el teu sguard, Neus, quan emmiralla tant fidelment els senti-
merits del teu cor!... Escolta: vares fixar-
te en 1^. mala impressió que ’m produí la
carta que m’ entregares ahir al portar el
correu del día?
—Sí; al llegir-la, mudá de color... —Dones aquella carta és la causa de la meva pena. Me diu en ella el director de la clínica ont jo estic, a París, que té la seva senyora molt malalta en un poblet
(Seguirá).

0

r

r

C/3

i?j DO

M
t=J

o

P

O

o> 2

i-S crK

U—I.

& CD

P

02 SD

02

<1

a

o

i—*•

02

*=j O £5

02

I—

z

>

Z

>'

00

03

33

!" 00

a O ' Q o §

g

O

ü

s

ÍS5

cp

u

>

r

is; 03
ir

o

3

sr >o w r

O P1

Q

>

O

>

> Cfl

C

Z

I
g.l i D >

m

z

O)

00

oo

□

m

co

ce>

m

H

m

P!

CD
ü. 3
CD
Ov CD

CT aa

»

03

3 ~S
-3

cr CD

aa
c/a

aa

aa

o “S

aa

o. CD

aa

o ca

Oo CD

o-

3

CD

3

CD.

CD

CO

O 00

T3 03

“3

B2

O

3

O

O

¡»\_ CD

CD C/3

O

O

“3

er

o

a?

00

aa

CD CD

V)

cd"

3
aa -“3

i—+■ CD co

3 CD

aa CD

3

o
C£3

CD aa — aa 03 03

o

00

CO

:K3E3

3

— O3
cu

(t>

O p

n> 5‘ ¡J* -i O 3 ro W £ o

3

r+* g EL

n>

3

O

o«

oí

n> ai 3< a;,

*3 a>

rf

c/i

n> o

(a

a>

STal:S ?

ai

O» ai

a>

O

m

S

o

>

o

m

o

—3

>*

09

po

en

LO

en

LIBREAdtirpaocgbleáa¬jssOPfel:ó,dBEesqualnmansoCtoyc¿rlebreets,CPMahrmioqpánu-d*s,tc. *~n
22m
O
es
**«

m* Oh

o

o

2

C (A

r

H

>

r-

o

C/i

m

m

m

m

w

&»

&

Cu rt>

4u.

05,

03

1

>

O

m

P3

Sí (5

©

w »'

© $5 é*

ar

©

P

H

89

CD

3*

5*

CD

IYMPRENTA todrtíicos Circulaes, e, ■ 1 .
:<$> :<$>:
deyTarjets, enlac LO
Confeció lujo Tlonaris,de : de:: ::ficos,dicos ción ciones

::

Sincerda18©x5§) SOLERfuneda B1art7o-lm.é,«r-LT .

C&?a San rx§

La

Cale

CP

f r5

73

3 -e

3

s

A

r1

3

CP

a

Ou 3 3-

SOLLER

»»^^SSS^MP33SS^^!;EW^i;ggS«^a3SS5

¡SIES

lestaurant lerroearril

tasa r-ana JkSHB

X Este, edificio situado entre las estaciones de los ferrocarri¬

naiís Boan

les de Palma y Sóller, con fachadas á los cuatro vientos, reúne

BBBO

XRías todas las comodidades del confort moderno,

illl IB1I

Luz eléctrica, Agua á presión fría y caliente, Depar¬

■nao

tamento de baños, Extensa carta, Servicia esmerado

y económico.

Directores propietarios: Covas y Sampol

X VICHY CATALAN

RHB0

■ B0M

mana

XnüBa Balneario de primer orden. — Temporada de l.° de Mayo á 32 de Octubre.— Montado á la altura de los mejores del extranjero

»■■■

BHBH

a«aa ««***

Situado entre la estación y el pueblo de Caldas de Malavella (Gerona).

X
BERH

Teléfono de la red de Gerona combinada con la red de Barcelona.
Distancia de Barcelona. En tren ligero, 2 horas 30 m.-, en tren correo, 3 horas.

HQBH

BSSfl r<ava

Aguas minero-medicinales, termales de 60°, alcalinas, bicarbonatado-sódicas, de fuerte

X mineralización, son las más aconsejadas por todas las eminencias módicas, para la completa curación del Reumatismo y Artritismo, en todas sus formas, y de la Gota, asi como tam¬

m bién para combatir las afecciones del Estómago ó Intestinos, los trastornos del Hígado y

la Diabetes.

X

Administración: Rambla de las Flores. 18, entresuelo.—BARCELONA

Boua

»»aa

KíifaW

La Fertilizadora. S- A

Expéditions de tonte sorte de F1U1TS & FB1M1TOS

P>otj.x- la. Franoe 8s 1‘ Btranger

ÍMP0RTITÍ0M

IXP0RTATI0M

MAISON CANALS FONDÉE EN 1872

|.i w ^ mPAÁ.S'aTmOm M Successeur

16, F^ue des Halles - TARASCON - (B-du- Rh.)
Diplome de granel prix Exposition internationale. París, 1-906. FTors concouvs : Membre Ju .Jury Exposition internationale Marseille 1906
Croix de mérite Exposition internationale. Marseille, 1906
Télégrammes: FA-STOR, - Tarascón - s - RUaon.©. Téléphone: Elntrepióts & IVCeLgeLSin. n. ° SI

<$>*$>€ ¡K8

Fábrica de abones químicos en Santa Catalina
DESPACHO: Conquistador, 7.—PALMA
Nu per fosfato de cal, sulfato «le asuonlaco
Y DEMÁS PRIMERAS MATERIAS PAHA ABONOS
Abonos especiales (compuestos) para viñas, cereales y toda clase dé cultivos.—Laboratorio para análisis de tierras.
Esta Sociedad garantiza la pureza de sus productos, y para mayor se¬ guridad de sus clientes les aconseja compren A TANTO POR GRADO, siendo el precio anual del grado del superfosfato de cal á ptas. (>‘45.
g
:: Transportes Internacionales :: §
C()ínisiones-Re|)resenlacioiuiS-Consi^D|eiones-Tráii8¡iüs-Precios alzados para todas déstinaciooiis'
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de.
NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

Tf

—
F.

—
ROIG

N <qp
rpsesssw•so#'*. vxjzssssan
rzñaac&am

PIIKBLA L.AK6A- Valesicln

Exporta buena naranja.

Carcajeníe—Puebla Carga —fÜcíra—Manual

¿fe V

Telegramas: í^OIGr — PUEBLA LARGA

V ¿fe

u

¡3> El :yi

AGENTES DE ADUANAS

casa principal:
ÓHJK.BH5K.H1 (FranQ!a| (Pyr.-Orierit.)

sucursales:
PORT-BOU (España; HENDAYHJ (Basses Pyi cnAs,

Casa en Cette: Qaai de la Republique, 8.—Teléfono 3.3'/

TELEGRAMAS: BAUZA

(«ptafios.eii CEU del vapor Villa de Sóller

—

—

Rapidez y Economía en todas las operaciones.

——

MARITIMA

Almacenes jViontaner a
■í\\

(hrs

i íh íro

SOLLERENSE

Sindicato, 2 á 10 y milagro, 1 á 11—PALMA

|j§) Pañería, Sastrería, Novedades para Señora y Caballero. ^ j
| Camisería, Lencería, Mantelería, Confección de blanco, Géneros de
punto, Estatuaria Religiosa, Plata Meneses, Medallas, y Rosarios. |
OBJETOS PARA REGALOS

Efectos Militares, Uniformes, Gorras, Espadería, Corbatería,

H§)

— Tapices, Alfombras y Cortinajes.

I

a¿w#/4^?aa»-TW*»tawíW^rwTO*M»8Sírit,aj»5w*rva?»rxxx.tr. ■h^sjwwíManual

RIBRISIHTAJITI II SÓLLER;

11110 L4' %J>. Á LO

w

Servido entre Sóller, Barcelona, Cette y viceversa

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último ddee ccaaddaa mme ess

„ de Barcelona para Cette: los días 1, 11'y 21

de id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id

CONSIGNATARIOS:—EN SOLLER. — D. G. Bérnat, calle leí Prin¬

cipe, 24.—EN BARCELONA. — Sres. Fábregas y Garcías, Paseo de Isabel II, 8.—-EN CETTE.—Bauza y Massot, Quai de la Republique, 8

©ttttffftffff

§>

®h ® Transportes Internacionales ® •©

MAISON FONDÉE EN 1905

Pour la France et 1’ Étranger
Censes, Bigar'reau, Peches, Abricots, Tomates du pays et de Majorque), Chasselas et Clairettes dorées du Gard
■Jr

PRO PRIÉTAIRE
Bouievard Itam.—TARASCON - sur-RHON6

Adresse Télógraphique: ARBONA, Tarascón.— Téléphone n.° 11.

Succursale a REMOULINS.—Téléphone n.° 7.

.-

■

I
^

LA FRUTERA •# •O
^ de Aaltal® S®!©*,
CI1BÉRI y P.0RT-B00 (Frontera Franco-Española, •48*

&

^erbére \\ TELEGRAMAS t Port-Bou

LA
LA

F R U TE R A
FRUTERA

TELÉFONO

Casa especial para el transbordo de wagones de naranjas y todos otros artículos.

Agencia de Aduanas, Comisión, Consignación y Tránsito, •O ♦ ♦ ♦ PRECIOS ALZADOS PARA TODO PAIS ♦ ♦ ♦ •e

m

m

i

8

SOLLER

❖♦♦♦♦♦♦❖♦❖♦<»♦♦♦♦♦« <>♦♦♦♦♦♦♦

4 ♦ TRANSPORTES TERRESTRES Y NRRÍTIMOS

♦

liA «OLLERESISIE

♦

♦
Ájjk W
♦

de JOSÉ COLL
Casa Principal: CERBERE. — Corresponsal en CETTE-3, Quai du Sud.
ADUANAS, COMISION, CONSIGNACIÓN, TRÁNSITO

•# ♦ ❖

♦ ♦

Agencia especial para el transbordo y la reexpedicic’n de frutos y primeurs
SERVICIO RÁPIDO ~5T HiOONÓMIOO

Tt eJiwtílOnlnlü,‘

Cérbere,
Bernat-Cette,

1.09 || Tn|Art,som0D»

C10*1 -‘CERBERE.

4.08 || 1-eiegrdIIIdb ( mICHEL BERNAT-CETTE.

A
x
♦

MfitiNtitiittiüflill X

fcafi

~o

CD>

CS

Q\_

-o

Fondée ©n 1S98

O

c

Rué de la Rópublique, 11—PERIGU6UX (Dordogne)

Kxj»é<iitions -par wagons et en sacs de —

'—

Noix, Chataignes et Marrons
Spóoleulité» de oolis - postaux cLo ÍO ls.ilos

“O

P3

VCD Q\_

Téléphone, 0.87 $§£ Atese Télégrapllique: RIPOLL Périgueux

13
crq

éééééé¥ééééééW¥¥éWéé¥@é

♦:♦ <%>♦$►<%> <£♦ <%> <£♦<£♦ <%>«$®♦*♦♦*♦ ♦*♦♦**

*;♦

|❖
❖

Grandes

Almacenes

Bon

Marché

I

❖

DE

♦

♦

♦

♦ JUAN URGELLES ❖

❖

♦

PALMA

❖ ♦ Recibidas las ÚLTIMAS NOVEDADES para Primavera y Verano B3XTBNSO y ESCOGIDO SURTIDO cS© BLUSAS

♦

á sus clientes y durante el mes de mayo:

♦

♦

BLUSAS CONFECCIONADAS, Á 0*80 PESETAS

♦

♦ Unica casa en las Baleares que tiene montados á la perfección ios TALLERES DE MODISTERIA ♦i»

❖ Los más acreditados de la isla por su buen gusto, prontitud y elegancia. *

❖ Escribiendo mandamos muestras de los géneros que se deseen

♦

PLAZA DEL MERCADO

PRECIO FIJO

*

«£♦ «£♦

♦♦♦ ♦♦♦

♦♦♦ ♦♦♦ ♦♦♦ ♦♦♦ *

fflarsnsnaiEnoii

^^H-eo’t’eljy-íaRretsítnaurCanat ‘rMcaasroinnaa^^j
E1 V más cerca de las estaciones: J un-
to al Muelle : Habitaciones para fa¬ milias y particulares:Esmerado ser¬ vicio á carta y á cubierto : Cuarto de baño, timbres y luz eléctrica en todos los departamentos déla casa : Intérprete á la llegada de los tre¬
nes y vapores. :: :: :: :: :: :: ::
Celéfono 2869 :
Plaza Palacio, IQ-BARCELONAI

Comisión, 6xportación é Importación
CARDELL Hermanos

frotes de Espala, á® las Celoaiag y dei País IMPORTACIÓN DIRECTA
DIPLOMA DK HONOR

Quai el© Oélestins, ÍO.-LYON.

a

Expedición al por mayor de todas clases de frutos y legumbres del país.

Naranja, mandarina y toda clase de frutos secos.

Telegramas: Oeurdlon — LYON.

Sucursal en XjH¡ THOR CVia/u.oi-u.€»©)

Para la expedición de uva de mesa y vendimias por vagones completos

y demás.

m

Telegramas: Os/r-deli — LE THOR.

Sucursal en ALCIBA (Valencia)

Para la expedición de naranja, mandarina y uva moscatel Frutos superiores.
= Caroagente = = Alolra = = Pciotols. Larga
Telegramas: Carden — ALCIRA.
i BIglloiI5it5U5|15l^¡ ®!®l®í®l®l®l®l®|®»®l®l®l®i®|®í®»®Í®<® loiioiroisicnoi ®»®¡l®»®l®l®l®l®l®l® foirolíoi^ToIfolpltoiroiroiIolfoItoiIolgi

|||

ISION. I

1

EXF10ICI0KEE AL POR MAYOR

de toda clase de frutos y legumbres del pais. \_\_\_

©

--f - Naranjas, mandarinas y limones.

FRANCISCO FIOL y Hermanos

.

Rué des Clercs II, VIENNE-(lsére)

.

T©le>gr*s,xn.H,s: FIOL—VIENNE-(Isére). TBLÉFONo s—&T.

I

KN I.A EXPOSICION DK BUKDKOS 1908

24, RUE RAVEZ, 24 — BOíjDEAUX
«j®«}»♦j® *j® ®2® ♦j® ®j» ®j® «$► ♦j® *2® ®2® ®2® «5» ®2® ®2» ®j® ©j® ®2® ♦t*® *♦» ^ *2* ♦♦♦ ♦♦♦ *!♦
Comisiones, Consignaciones y exportación de frutos del Pais
Mandarinas - Ananas - BANANAS - Cocos - Nueces
del Brasil - Ciruelas d’ Ente - Uva fresca del país Dátiles muscades - Kakis del Japón - Naranjas y Limones
Especiando,d en frutos de primera calidad á precios moderados Dirección Telegráfica: ENSENAT - Bananes - BOKDEAUZ

©0®©@©©©@@©©@©©©©©0

| EXPORTACIÓN DE FRUTOS

i V (3 ner4 9 cente
©

(Valencia) 8

| ■■■ | 8 ©I

:Tm

\_

^

ACTUALMENTE

X

©

8

m Naranjas, Mandarinas, Limones y Cacahuet §

©

■■■■ .—“

8

^ TELEGRAMAS: GINER-C ARCAGENT E Q

CASI i ALCIRA (Valencia) para la expedición de naranja Telegramas y Correspondencia: FIOL-ALCIRA

COMPAÑÍA MAErlrOI^QUINA DE VAPOEJEjSf

LA MUNDIAL^
Sociedad anónima de s'ecuro^
Administradora de Cooperativas-Mutuas y Asociaciones de Previsión y Ahorro
Seguros Mútuos de Vida.—Supervivencia.-—Previsión y Ahorro.—Seguros de Ganado.
Autorizada por Reales órdenes de 8 Julio 1909 y l.° Abril 1912
EFECTUADOS LOS DEPÓSITOS NECESARIOS CON ARREGLO Á LA LEY Y AL REGLAMENTO DE SEGUROS DIRECTOR REGIONAL DE CATALUÑA Y BALEARES
D. BARTOLOMÉ FERNANDEZ Y FERNANDEZ, Cortes, 558, L-BARCELONA Inspector general en Baleares: D. FRANCISCO BENAGES FLORENZA
Representante cobrador en Sóller: D. Benito Pascual Casasnovas, Romaguera, 16

Servicio oficial de Comunicaciones Marítimas rápidas y regulares entre las Islas Baleares, Península, Extranjero y viceversa

« Salidas fijas de Palma para Marsella» « Salidas fijas de Marsella para Palma i

Todos los Domingos á las 9 mañana

Todos los Miércoles á las 8 mañana

r— CONSIGNATARIOS

—

ALICANTE. “Isleña Marítima,, (Sucursal) Bilbao, 4 MARSELLA. Sres. Mayol, Brunet y C.a Rué Republip

ARGEL. Sres. Sitjes Herimos.

VALENCIA-GRAO. D. Juan“ ’

BARCELONA. “Isleña Marítima,, R. Sta. Ménica, 29 ÍBIZA. Sres. Wailis y C.v

Vapores dé 1.a clase: Rey Jaime I - Rey Jaime II - Miramar
- Bellver - Mallorca - Balear - Cataluña - Lulio - Isleño -

Ciudad de Palma - Formentera /

Servicios combinados á fort-fait en conocimientos directos para los principales puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y para todos los que concurren los vapores de la Trasatlántica Española y de la Compañía Correos de Africa.
— Domicilio social: Palma de Mallorca.—Dirección telegráfica: Marítima-Palraa —