ANO XX71¡(2.» EPOCA) NUM. 1272
ANO XX71¡(2.» EPOCA) NUM. 1272
r

SABADO 12 DE AGOSTO DE 1911

■^—»uL.P«^.,i.,|.M,„||W,,„|,|>rTr-Tir—'-ff r
FUNDADOR Y DIRECTOR: D, Juan Marqués Arbona.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

-

-

■

---- - -

-

—

—■

-

.,■.■■■■ «hpt-—.

-nmin.wii.imrTn runir

mumramr-r-i—«nrirm"r~—

REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. ^ REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

EL NUEVO VAPOR “REy JAIME l„

C6L6BR6MOS Lñ MCJORfl
Portavoz el Sóller de un pueblo cuyas generosas iniciativas son por todos conocidas y que ha predica¬ do con el ejemplo, que es la más elocuente de las predicaciones, no puede permanecer indiferente ante
las manifestaciones de avance, ante

misma idealidad y una y otra os¬ tentan el mismo simpático lema: Laborar pro Mallorca.
Por esto hoy el Sóller se honra dedicando principal espacio en sus columnas á la trascendental mejora introducida por la Compañía Ma¬ llorquína de vapores, y se compla¬ ce en darla publicidad, para que el

No es tarea fácil, después de la prime¬ ra visita, por más detallada que ésta sea,
informar debidamente al lector respecto del buque; ¡hay tanto que ver y tanto que decir!
Al recorrer las vastas y lujosas depen¬
dencias se hace uno la ilusión de que se encuentra á bordo de uno de esos trasat¬
lánticos en los que la opulencia aleccio¬ nada por la experiencia y la práctica ha conseguido atender á todo, adivinar las exigencias del más avezado turista.

Los camarotes de 1.a clase son de 2 li¬
teras, sumando en conjunto 60 de éstas. Se desciende á este departamento me¬ diante amplia escalera de madera que resulta muy lujosa y en la parte alta hay una coquetona salita en la que dominan
también en artística combinación finas
maderas de tonalidades claras y una com¬
posición llamada «Eternite» que viene á constituir algo así como un finísimo es¬ malte, El mueblaje de esta dependencia lo forman cómodos sofás en los ángulos,

lo que signifique provecho para Mallorca y pueda
contribuir á que sea más conocida.
Y todo esto sig¬

en los que se ven
además 4 mesitas, de graciosa factura y ricas incrustacio¬
nes. Recibe luz esta
habitación por una artística lumbrera
de cristales de colo¬

nifica el nuevo va¬

res y varias venta¬

por rápido Bey
Jaime 1 con que
ha enriquecido ahora su ya impor¬
tantísima flota la

nas.
El comedor de 1.a resulta verdadera¬
mente espacioso. El mueblaje es de roble blanco de Sajonia y
de esta misma made¬

Compañía de va¬ pores “Isleña Ma¬

ra están forradas las
paredes, donde hay
verdadero derroche

rítima,,.
Lo hemos repe¬ tido muchas veces

de primores escultó¬
ricos.
Entre las dos puer¬
tas que dan acceso al

y no nos cansare¬
mos de hacerlo; el
secreto para en¬ cauzar hacia Ma¬

comedor hay un buf¬ fet muy elegante de tres compartimien¬
tos: en el central
destaca un artístico

llorca la rica co¬ rriente de inmi¬
gración turista, para acrecentar
nuestro movi¬ miento comercial
y perfeccionar y

El “Rey Jaime I,, fondeado en el puerto de Palma.

bronce representan¬
do un faro que puede servir de lámparaeléctrica, y al pié del
mismo destaca la fi¬
gura de un marinero
en actitud de lanzar
un cable á un buque náufrago.

estimular nuestras industrias, radica ejemplo cunda, para que sirva de
exclusivamente en acortar de ca¬ estímulo á nuevas fructíferas inicia¬

da día más la distancia que nos se¬ tivas que redunden en bien de la para del continente, en hacer más tierra que nos vió nacer, ya que esta

imperceptible, digámoslo así, la es una de las labores más. nobles

travesía del brazo de mar que me¬ y simpáticas.
dia entre la tierra firme y nues¬

tra Roqueta, y esto se ha consegui¬ do, en una medida que ni soñarlo

DE NUESTRO REDACTOR-CORRESPONSAL

cabía hace algunos años, con los
magníficos vapores rápidos adqui¬ UNA VISITA AL “REY JAIME l„

ridos por la “Isleña,,.

Obra es esta altamente patriótica

Escelente impresión

y que por lo que afecta á Sóller ha de ser mirada con especial simpatía, puesto que significa algo así como
una mancomunidad de labor: si los
barcos de la- “ Isleña Marítima „
acortan las distancias marinas, los hijos de Sóller abren, denodados,
camino en la dura entraña de los
montes y allanan así y acortan las distancias terrestres. Son pues dos labores que se complementan, dos iniciativas que convergen hacia una

Al tratar de dar á los lectores del Só¬
ller una ideav suscinta de lo que es el nuevo vapor de la «Isleña Marítima» cu¬ yo nombre encabeza estas líneas, entien¬ do que resulta deficiente, con ser bastan¬ te expresiva, la conocida frase de que llena las exigencias del más refinado con¬ fort. Porque del vapor Rey Jaime I pue¬ de decirse sin hipérbole que supera y rebasa tales exigencias, ya que se trata de una verdadera joya que honra á la Compañía, por la que merece entusias¬ tas plácemes, y de una manera singula¬ rísima el Naviero Director, D. Sebastián Simó, alma de tan laudable empresa.

Descripción del buque
Veamos de describir ligeramente el buque.
El Rey Jaime 1 tiene 2.100 toneladas de desplazamiento y sus características son: eslora, 96‘83 metros y entre perpendicu¬ lares, 92‘53; manga en la cuaderna maes¬ tra 11‘50 y puntal 8‘93. La fuerza de sus máquinas es de 4.000 caballos.
La velocidad alcanza á 18 millas y dé¬
cimas.
La estructura de la cubierta en la parte
central es muy alta y en ella se hallan éstablecidos 10 camarotes, 5 por lado, de 1.a de preferencia. Dichos camarotes con¬ tienen una sola litera, un sillón y un có¬ modo mueble lavabo y*al mismo tiempo mesa escritorio y espaciosa ventana, que ofrece la ventaja, como se comprenderá
fácilmente teniendo en cuenta la situa¬
ción de dichos camarotes, de poder te¬ nerla abierta si así place aún en los días de temporal, ya que hasta ella no alcan¬
zan las olas.
Las literas de estos camarotes y lo pro¬ pio cabe decir de los de las otras clases, resultan muy desahogadas y en ellas se ha evitado el encaionamiento, la forma
de nicho característica de las literas de
los antiguos buques. Los armazones son todos de hierro pintados de blanco, re¬ sultando por ende muy limpios.

Hay en el comedor ocho mesas circui¬ das de elegantes sillones giratorios, en
total 40.
Recibe la luz poruña monumental¡llumbrera en forma de cúpula de vidrios de
adecuados tonos.
En esta dependencia, como en todas las del buque, la iluminación eléctrica resul¬ ta verdaderamente espléndida, pues en salas, camaretas, alcazar, puentes y por doquiera hay derroche de aparatos y
bombillas eléctricas.
Hay también en todas las'dependencias gran número de ventiladores eléctricos y
de caloríferos.
El departamento de 2.a está colocado en la parte de popa. El comedor es.muy espacioso; su ornamentación sobria es de exquisito gusto. Hay cuatro mesas muy capaces y los sillones son también fijos y giratorios El comedor tiene una depen¬ dencia aneja para facilitar el servicio á los camareros, en la que hay un destila¬ dor de agua, agua á grifo dulce y salada
y todos aquellos menesteres y accesorios conducentes al esmero y prontitud en el
servicio. Las camaretas son de cuatro literas,
de las mismas condiciones de las antes
descritas; contienen además muebles la¬ vabo-escritorio. Hay 60 literas de esta
clase.
El departamento de 3.a, instalado en la

2

SOLLER

parte de proa, contiene también literas con departamento especial para las mu¬ jeres, ventajas estas de que como es sa¬ bido carecen la mayoría de vapores.
Hay en el buque una dependencia que adrede dejé el ocuparme de ella para des¬ pués de hacerlo de las otras, porque cons¬ tituye un verdadero derroche de lujo y de buen gusto y que con ser muy notables y ricas las demás, logra superarlas; refiérome al salón de fumar de lujo. Las paredes son de caoba con preciosas in¬ crustaciones de cobre y madreperla. La circuyen cómodos sofás que están tapiza¬ dos de cuero rojo y lo propio buen núme¬ ro de sillones giratorios que hay en la
estancia. En el testero destaca un artísti¬
co mueble con espejo tallado de Venecia y hay otros muebles supletorios y un pia¬ no, todo de ricas maderas de tonalidades en armonía con la de las paredes.
• Además vénse artísticamente distribui¬
dos, bronces, bibelots, etc., que comple¬ mentan la riqueza de la estancia.
Una hermosa cúpula de cristales da á la habitación abundante luz; la ilumina¬
ción eléctrica en consonancia con la es¬
plendidez de la estancia. El comedor de oficiales, todo de her¬
niosa madera como también las camare¬
tas de los mismos, reúnen todas las co¬
modidades.
La cámara del capitán se compone de dos dependencias cómodas y elegantes.
Hay para el pasaje de 1.a una espacio¬ sa toldilla. Hay también un espacioso puente para el pasaje de segunda.
El puente de guardia y la casilla del
timonel están situados sobre el camarote
del capitán. Son de teak barnizado y cu¬
biertos de cristales.
Sobre la toldilla de 1.a hay cuatro gran¬ des botes» salvavidas y dos sobre la de segunda.
Hay en las cámaras espaciosos waterclossets, con arreglo á las últimas pres¬ cripciones higiénicas.*
Sobre el alca far ó toldilla de 1.a hay dos máquinas, una para la elevación del agua dulce que alimenta los lavabos y otra de agua salada para los water-clos-
sets.
La parte de maquinaria la constituyen dos potentes motrices con cuatro calderas á tiro forzado y una caldera auxiliar; lle¬ va aparatos auxiliares, molinete á vapor, cinco maquinillas para la carga, un ser¬ vo-motor á vapor para el timón con'axiómetro á telemotor Brown; dos bombas Weiz, dos centrífugas, dos bombas á va¬ por de 40 y 70 toneladas hora y dos po¬ tentes grupos eléctricos para alumbrado y ventilación.
Las bodegas son espaciosas y hay un entrepuente para el embarque de los ga¬ nados, con grandes puertas á los costa¬
dos.
Hay además cuarto de baños, adecua¬ das dependencias para correo, taller de carpintería y herrería, espaciosa cocina y, como al principio decíamos, mucho más de lo que puede exigir el más refina¬ do viajero.
En todo el buque se nota la pulcritud y el esmero, que son la característica del digno capitán del Jaime I don Ricardo
Tarrasa.
Como es sabido, la casa constructora ha sido la de Oclero fu Alies,'de Sestriposite; el Ingeniero jefe, Sir Zauli y el ins¬ pector de la «Isleña», el acreditado pri¬ mer Maquinista Sr. Thomás.
No terminaremos esta información, tra¬ zada al correr de la pluma, sin expresar nuestro agradecimiento al 2.° oficial de á bordo D. Jaime Fornari, que por no per¬ mitírselo al distinguido capitán Sr. Ta¬ rrasa perentorias ocupaciones, tuvo la bondad de acompañarnos en nuestra vi¬ sita al buque, dándonos toda suerte de facilidades para cumplir nuestro come¬
tido.
José M.a Tous y Maroto.
Palma, Agosto 1911.

SECCION LITERARIA
Lifí HÜEliliñ
Los años no han podido suavizar la emo¬ ción que aquella historia extravagante y te¬ rrible me produjo. A pesar del tiempo trans¬ currido, recompongo los detalles de la escena y vuelvo á experimentar la sensación de miedo, fría como una corriente de aire hela¬ do, que extendieron por mi epidermis las pa¬ labras y el sobrio ademán del antiguo ins¬ pector de policía.
Nos hallábamos de sobremesa en la posada de un pueblo. Era verano, y por las venta¬ nas, abiertas de par en par, penetraba á
raudales la luz amarillenta de la luna. En el
mesón todos dormían. Quebrando el silencio
majestuoso de la noche, el viejo reloj de la iglesia dió lentamente once campanadas.
Sentado delante de mi, al otro lado de la mesa, Don Bonifacio acababa de encender su pipa. Tendría apenas cincuenta años. Ba¬ jo el resplandor sereno de la lámpara de pe¬ tróleo, en forma de lira, suspendida del te¬ cho, recortábase claramente su menudo cuerpecillo, de músculos irritables y enjutos. Era su entrecejo fiero y cruel, y sus ojos miraban con terquedad impertinente. Bajo el bigote ralo, de guias caídas, los labios ha¬ blaban con voz gutural y metálica, llena de imperio.
Hacia mi profesión, tan menospreciada, tan vilipendiada por los ignorantes,—decía Don Bonifacio—yo he sentido una verdadera vocación de artista. Comparado tengo el ofi¬ cio de inspector de policía con el arte del novelista ó del dramaturgo. Yo ignoro como ustedes se las componen para desarrollar una fábula; pero imagino que frecuentemen¬ te se valdrán de un episodio ó «momento psicológico» que juzgan interesante y que ha de servirles de cimiento ó punto de arran¬ que para inducciones sucesivas. Por ejem¬ plo: los personajes que en el capitulo prime¬ ro ó en el primer acto de una obra se hallan en «tal situación», pueden llegar á «tal de¬ senlace». O bien: este desenlace exige que las figuras en el complicadas tengan «tal» psicología y pasen por «tales» y «cuales» episodios... ¿No es asi?
Hice con la cabeza un signo afirmativo. Mi interlocutor prosiguió:
—Pues de modo análogo procedemos los que, por exigencias de nuestro cargo, anda¬ mos por el mundo luchando con el mal. En esta ruda labor de perseguir á los delincuen¬ tes que saben ocultarse hay una gran dosis de belleza, belleza balzaciana, humana y fuerte. Es emocionante tener un dato, una pista levísima, y con ello reconstituir la es¬ cena criminal, sacar consecuencias lógicas, trazarse un camino infalible, el camino que, en su huida misteriosa, siguió el delincuen¬ te, y recorrerlo velozmente, tenazmente, hasta llegar al fin y apoderarse del homicida
ó del ladrón. Para obtener resultados tales
precisa hacer maravillas de equilibrio, de valor y de sagacidad, ponderar todas las respuestas, leer sin titubeos en todos los sem¬ blantes, inspirar amistad y confianza á los recelosos, captarse la ayuda de los bien in¬ formados y astutos, sembrar rencillas, por¬ que el buen conquistador siempre halló beneficio en las discordias... ¿Cree usted que para conseguir tanto no es necesario ser un peregrino y esforzado artista?
Interrumpióse para encender de nuevo su pipa, que se había apagado, y continuó:
—En los veinticinco años que llevo de ins¬ pector de policía, he realizado, lo digo sin jactancia, verdaderos prodigios. Goron, á mi lado, no es un maestro: es un compañero. Pero de todas mis hazañas, la más sobresa¬ liente, la definitiva, la que merece llamarse «mi obra maestra», es la que voy á referir. Me hallaba yo en un baile de máscaras de la Zarzuela... ¿Se acuerda usted de aquella célebre sociedad que se llamó «La. Incóg¬
nita»?
—Mucho.
—¿Qué felices tiempos aquellos, eh? • -¡Ah! — ¡Qué mujeres! —¡Ah!... Empuñó, con cierta melancolía cómica, la
botella del vino.
Libábamos sosegadamente, clavando en el techo envigado del comedor nuestros ojos in¬
móviles.
Don Bonifacio prosiguió: —Serian las tres de la madrugada cuando vinieron á decirme que Juanito Buendía, conde de Salazar, acababa de ser asesinado en su propia casa, calle de la Cruz. A pesar del imperio que siempre tuve sobre mí mis¬ mo, no pude reprimir un grito, y mis ojos se llenaron de lágrimas, pues, por razones que no son del caso, yo á Juan le quería más co¬ mo hermano que como amigo. Inmediata¬ mente, me dirigí al lugar de la tragedia; fui sin sombrero, corriendo como un loco; los

dos policías que me acompañaban no pudie¬ ron seguirme. En el portal de la casa del conde vigilaban un sereno y varios agentes.
»—¿Ha salido álguien de aquí?—pregunté.
»—No señor.
».—Perfectamente. Custodiad bien el -por¬
tal y los balcones: que no salga nadie, que no pueda escaparse nadie.
»Subí la escalera brincando los peldaños de tres en tres. En el primer rellano había más guardias. Toda la servidumbre del con¬ de estaba consternada y á medio vestir; las criadas lloraban, los lacayos, lívidos y mu¬ dos, parecían embobados. Yo Láncé sobre to¬ dos una mirada terrible, y repetí, con un vocerrón que debió de crepitar como un trueno en la oquedad de la escalera:
»—¡Cuidado! ¡Que no salga nadie! «Precedido por un criado, recorrí varias habitaciones y llegué al dormitorio de Buendia. Allí me detuve aterrado y me llevé una mano á los labios para contener mis sollozos. Era una estancia grande, con dos ventanas que daban á un jardín, y paredes forradas de brocatel azul pálido. En el suelo, delante del lecho, y sobre un charco de sangre, yacía
el cadáver del conde: hallábase en mangas
de camisa y vestía pantalón negro de frac, calcetines calados y zapatos de charol.
Pasada la primera impresión, me acerqué
al burean americano donde Juanito Buendía
guardaba sus papeles, y vi que estaba abier¬ to y que la arquilla de los valores, que luego supe contenía más de cien mil pesetas en bi¬ lletes del Banco y títulos de la Deuda, había desaparecido. También examiné el aspecto de la habitación, y advertí que todos los.
muebles estaban en orden. Allí no había ras¬
tro de lucha. Era, pues, indudable que el conde no se defendió y que debió de ser ase¬
sinado hallándose dormido.
»E1 ayuda de cámara de Buendía, ancia¬ no servidor en quien el conde tenía absoluta confianza, satisfizo claramente y sin la me¬ nor vacilación todas mis preguntas. Aquella noche mi pobre amigo se acostó después de cenar diciendo que le dolía la cabeza y que deseaba dormir un par de horas antes de marcharse al baile. Dió Orden de que le despertasen á las doce en punto; se encerró en su dormitorio con llave, y, sin duda, se
acostó vestido. Toda la servidumbre se ha¬
bía retirado á sus habitaciones, menos el ayuda de cámara que, atento al encargo de su amo, permaneció en el comedor. Cuando el sueño iba venciéndole, oyó ruido en el dor¬ mitorio del conde, y pensó: «Es el señor, que se levanta...» Y ya no sintó más. Al desper¬ tar eran las dos. Entonces, asustado de su
descuido corrió á la habitación de Buendía y llamó suavemente. Nadie contestó. Tornó’ á
llamar más fuerte, y tampoco le respondie¬ ron. De pronto, tuvo miedo, el presentimien¬ to de una desgracia, y íué á despertar á los otros criados. Temblaba. «¿Qué sucede?» le preguntaron. «No sé,—repuso.—Que he lla¬ mado varias veces al señor conde, y el señor conde no contesta.» Al fin, rompiendo la ce¬ rradura, forzaron la pxierta, y hallaron al amo muerto, ya frío, delante clel lecho.
«Mientras el ayuda de cámara hablaba, yo
no cesaba de examinar dos detalles que,
desde el primer instante, atrajeron mi aten¬ ción. Y eran la huella que sobre la alfombra de moqueta color verde claro había dejado un pié ensangrentado y desnudo, y la que estampó sobre el brocatel azul de la pared, cerca del suelo, una mano, una mano dere¬ cha que, al apoyarse allí, también debía de hallarse empapada en sangre. Aquello era un indicio, una pista preciosa, que despertó y puso sobre las armas mis instintos policíacos.
«Reconocí escrupulosamente la huella del pié. Sus dedos estaban dirigidos hacia aque¬ lla de las dos ventanas cuya falleba aparecía abierta. Era, pues, evidente que este rastro lo dejó el criminal, no cuando golpeaba á su víctima, sino cuando huía. Dos puntos obs¬
curos se ofrecían á mi consideración. Prime¬
ro: Aquel pié ¿era de hombre ó de mujer? Segundo: El asesino ¿iba descalzo habitualrnente, ó es que, para mejor trepar hasta allí, se descalzó?
«Más de tres horas permanecí inquiriendo, reflexionando, en tanto el juez de guardia y el médico forense llegaban para proceder al
levantamiento del cadáver.
»A1 principio,, pensé en la probabilidad de un crimen por celos. El pié aquel, en efecto, breve, delgado, elegante, de mujer parecía; pero de mujer campesina, bastota, acostum¬ brada á ir descalza, lo cual era imposible, dada la clase de amigas entre quienes el po¬ bre Juanito Buendía gastaba su alegre exis¬ tencia de soltero. Además, la desaparición de la cajita de caudales acreditaba suficien¬ temente que el móvil del crimen había sido
el robo.
«Continué meditando. Aquel pié, de consi¬ guiente, era el de un hombre fino y elegan¬ te, un criminal del «gran mundo», que, como Prancini, siempre usó calzado de charol. Des¬ pués, relacioné la complexión delicada, casi femenina de su pié, con la huella que su

mano ensangrentada dejó en el muro. Brus¬ camente, recompuse la escena. El asesino, que se había descalzado para mejor disfra¬ zarse de obrero ó de mendigo, entró por la ventana sigilosamente y procedió á abrir el burean del conde. Pero, sin duda, hizo algún ruido y el conde despertó. Entonces, el ladrón se arrojaría sobre su victima, quien, según comprobamos luego, recibió en el pecho, en el cuello y en la espalda, hasta ocho puñaladas, dos de ellas mortales. En la lucha, Buendía cayó al suelo donde fue
rematado. Al correr hacia la ventana el cri¬
minal hubo de tropezar, é instintivamente, para disminuir la violencia del golpe, apoyó la diestra, tinta en sangre, sobre la pared. ¡Qué elocuencia la de aquella mano! Era una mano cruel, una mano pavorosa de arrivista. Sus dedos largos, covulsionados por el terror de lo hecho, ofrecían una anatomía retorcida y extraña. Y yo pensé que, como en aquel instante se crisparon hacia la ven¬ tana, que era la libertad, asi momentos an¬ tes se engarabitaron sobre lo que fueron á robar. Largo rato permanecí absorto, estu¬ diando* la elocuencia de aquella mano codi¬ ciosa, alternativamente vehemente en la acometida y desesperada en la fuga, habla¬ dora, en fin, como un semblante.
»E1 proceso instruido para descubrir quien ó quiénes fueron los asesinos del conde no dió frutos. Todos lo.s criados de Juanito
Buendía estuvieron conformes en sus decla¬
raciones: ninguno sabía nada, ninguno vió nada. El criminal, que sin duda iba disfraza¬ do, aprovechando las festividades carnava¬ lescas y que acaso era amigo del conde, de¬ bió de escapar por la ventana. Asi todos,
tras ocho ó diez meses de reclusión preven¬
tiva, fueron puestos en libertad. «Por mi parte, y merced á mi calidad de
inspector de policía y de camarada intimo del muerto, conseguí que los herederos del conde me permitiesen guardar el retal de brocatel y el trozo de alfombra donde el asesino, al huir, grabó las huellas de su ma no y de su pié. Ambos objetos eran para mi asunto de constante estudio; llegué á verlos en mi imaginación claramente; podía afir¬ marse que «me los sabía de memoria». Pe¬ ro, ante ellos, me encontraba humillado. Sin duda, yo era un policía vulgar cuando con estos elementos no era capaz de descubrir nada, ni de trazarme ninguna pista. Y ladra¬ se orgullosa de Couvier, que se comprome¬
tía á reconstituir con un solo hueso toda
una época geológica, acudía á mi espíritu. «Transcurrieron dos años. Una noche,
arrastrado por un amigo, fui á cierta casa de juego. Confieso que los naipes me han ten¬ tado siempre, han sido mi único vicio y tam¬ bién mi látigo. La banca era espléndida y los allí reunidos «apuntaban» bravamente. Toda era gente distinguida y de buen humor, á quien yo conocía de vista. Mi acompañante jugó con fortuna varia: ganó, perdió, volvió á ganar y perdió otra vez.
»Entre los «puntos» había uno que llamó mi atención. ¿Por qué? Todavía lo ignoro; pero es lo cierto que hay ocasiones en que la mirada analítica de un policía experimen¬ tado no se equivoca. Era un joven elegante y delgado, con un bigotillo rubio que se retor¬ cía caballeresco bajo una nariz aguileña y larga, llena de vigor. En sus ojos azules ha¬ bía una impasibilidad inquietante.
«Aquel individuo llevaba perdidos más de dos mil duros, en pequeñas posturas de tres¬ cientas y quinientas pesetas. Bruscamente, su rostro, hasta entonces tranquilo, se des¬ compuso. Diríase que por su frente acababa de pasar una ráfaga de locura. Sacó su car¬ tera y puso á una carta cinco billetes de á mil pesetas. Ganó. Al cobrar, su mano tuvo un crispamiento que me interesó, cual si avivase en mí un recuerdo. El banquero vol¬ vió á tirar, y el desconocido ganó otros mil duros; y sobre el pañete verde de la mesa, sus dedos largos, inteligentes y codiciosos, dibujaron un perfil, que yo, sin saber dónde,
creía haber visto.
«Repentinamente, mis ideas se precisaron: aquella mano blanca, llena de elegancia y de avaricia, ¿no tenia la misma silueta, idéntica expresión de anhelo y de voracidad, que la que yo vi dibujada con sangre en una de las paredes del dormitorio de Juanito Buendía?
»E1 joven del bigotillo rubio acababa de le¬ vantarse y de apuntar á un caballo quince mil pesetas. Fué una jugada imponente, que
emocionó á los circunstantes é hizo pasar
por el entrecejo del banquero una expresión de inquietud.
»E1 groupier exclamó: «¡Juego!» Y volvió las cartas. El caballo estaba en puerta. Fuera de si, el desconocido extendió su diestra so¬ bre aquella fortuna, y sus dedos se crispa¬ ron de nuevo con un ímpetu tan ambicioso, tan violento, que ya no dudé: la mano que había robado y asesinado al conde de Sala-
zar estaba allí.
»Después de aquel «golpe», el desconocido no quiso jugar más. Muy ufano dirigióse al

SÓLLER

3

guardarropa, cogió su gabán y salió del circulo. Yo le seguí, y en la calle le detuve.
«¿Quién es usted?»—exclamó.—«Un ins¬ pector de policía » «Yo no le conozco á us¬ ted.» Se había puesto intensamente pálido y sus labiós temblaban. Yo le enseñó mi bas¬ tón de autoridad. «No importa,—repitió —yo no le conozco á usted.» Trató de huir, pero le sujeté fuertemente por un brazo, y
mis dedos hubieron de hundirse en su carne,
porque el miserable balbuceó: «Me hace us¬ ted daño. Suélteme usted.» En aquel mo¬
mento se acercaron dos individuos de la
ronda. «A este hombre—les dije—llevadle á
mi casa.»
Al llegar á este punto de su relato, Don Bonifacio calló para sonreir y encender una segunda pipa. Estaba satisfecho, congestio¬ nado de vanidad, orondo, con esa alegría llena de orgullo del artista que vive seguro
de haber llevado á cabo una obra maestra.
—Ya en mi casa y en presencia de los dos agentes—continuó mi interlocutor—sometí al desconocido á un interrogatorio impla¬
cable.
»—¿Cómo se llama usted?
»—Pablo Ruiz.
»^-¿No miente usted? »—No, señor. »Y luego, clavando en sus ojos una mirada recta, buceadora, taladrante como un florete,
añadí:
»—¿Es cierto que hace más de dos años, una noche de Carnaval, asesinó usted en la
calle de la Cruz á Don Juan Buendia?

tos de Jidio Verne donde la. inagotable fanta¬ sía del autor se dibuja en tierras y paisajes cuya lectura hízome siempre sonreir in¬
crédulo.
Yo recuerdo haber visto admirables telas
donde el valiente pincel de Mir, Rusiñol y Meifren, había reflejado estas bravas costas, estos macisos de peñascales amenazadores, en los que el sol irizaba en tranquila puesta reflejos que siempre creí fantasías del pintor.
Yo conocía por libros y cuadros la isla do¬ rada, la de los días grises, perezosos, la de los días azules, azules de cielo y de mar, días alegres, pero nunca impresionaron ni mi co¬ razón ni mi retina, telas y descripciones, ni sentí emoción tan escelsamente halagadora, como la que ha envuelto mi vivir en los días que de esta isla he sido atrevido huésped-.
Mallorca ha sido para mi, la tierra soña¬ da, la deleitosa y deseada tierra de promi¬ sión cuyo recuerdo ha de perdurar inmarce¬
sible en mi corazón.
Altivos peñascos de San Vicente, frondas de Valldemosa, cuevas de Arta y del Drach, tranquila hahía de Pollensq, fantástico to¬ rrente de Pareys, fértil valí d’ en March, ruinas del Puig y del Castillo de Don Jaume, rocas y lugares impostóles de trasladar con justeza á los lienzos y de ser cantados en trovas, revivirán en mi como la dulce recor¬
dación de un sueño de ventura.
F. djg Sorel.

»—¿Yo?... ¿Yo?... »Hizo con la cabeza un gesto negativo, pe¬ ro sus mejillas, de pálidas que estaban, ad¬ quirieron una lividez verdosa. La brusque¬ dad de mi interpretación le había desconcer¬ tado: el muy cobarde apenas podía hablar. Para anonadarle de una vez, le presenté aquel trozo de brocatel donde su mano, tin¬ ta en sangre fresca, había estampado como
un sello de lacre.
»—¿Se acuerda usté de esto?—exclamó. »No contestó, pero retrocedió temblando, con los ojos desorbitados, y el terror dió á su mano aquella misma expresión que años antes tuvo cuando, después de matar al conde, se apoyó sobre la pared en el aturdi¬ miento de la fuga. En seguida, le obligué á descalzarse, y pude comprobar que su pié, fino y delicado como el de una mujer, coin¬ cidía perfectamente con el que yo guardaba pintado en un pedazo de alfombra. Pablo Ruiz acabó por confesarse autor del crimen. Desde mi casa fué á la cárcel y de allí á presidio, uonde ha muerto. ¡Era un pobre
diablo!»
Don Bonifacio dió dos largas chupadas á su pipa, miróme con aire insolente y ufano, y concluyó:
—Confiese usted, señor escritor, que noso¬ tros también, los inspectores de policía, so¬ mos, á nuestro modo, grandes artistas.

CENTELLEOS PARISIENSES
(Traducción para el SÓlili£K)
El parlamentarismo en nuestros días.—
¿Los ingleses lo entienden?
«—¡Vete allá, gandul!—¡Vendido!— ¡Granuja!—¡Cochino!—¿Nos harás el... favor de dejarnos en paz?»
No hagan Vds. caso: son nuestros di¬ putados que cambian, un poco familiar¬ mente, algunas ideas generales. Por fal¬ ta de amabilidad, por poco vienen á las manos, porque ni esa misma ola de ca¬ lor de que «gozamos» pudo apagar su ardor, según parece.
—¿Qué grave asunto apasionaba á la Cámara, pues? ¿Se trataría sin duda de esa pantera que aguza sus garras allá, á las puertas de Agadir? ¿S« preguntaban nuestros Honorables qué respuesta iba á
dar la Francia á la Alemania?
—Nada de esto, ¡ni por pienso! Se tra¬ taba sencillamente de decidir por medio de qué clase de escrutinio seríau elegi¬
dos los miembros de la comisión de pre¬

Eduardo Zamacois. 0000009000030900900090333300
Pequeñas Crónicas
MALLORCA

supuestos.
—¡Cómo! ¿por tán poca cosa? — ¡Como se entiende poca cosa! El pre¬ supuesto. ¿no es toda... I' assiettedebeurre% ¿Cinco millares (de millones ¿eh?) de «manteca» á repartir, le parece á us¬ ted moco de pavo?
Admiren Vds. más bien el contraste:

¡Mallorca!... Yo recuerdo haber leído fan¬ tásticas descripciones de la bella isla, des¬ cripciones que asemejaban uno de estos cuen¬

anteayer, nuestros senadores consagra¬
ron una sesión á escudriñar si, por aca¬
so. Virgilio no sería «la luna de Hora¬

cio» (sic). Y á este propósito pronuncia¬
ron discursos de los más académicos. Los
días se suceden... y las asambleas no se parecen; pero ya hablen en estilo nobleó en estilo truhanesco, ¿por qué nuestros Honorables se muestran siempre igual¬
mente burlescos?
Con gusto nos echan en cara que desa¬ creditamos el régimen parlamentario... Estos señores exageran: no tienen ellos
necesidad de nosotros para eso. Limitémonos á hacer constar que aca¬
ban de votar los presupuestos con siete meses de retraso, y que para fin de fiesta ellos mismos sé tratan de «gandules».
Estos hombres, á quienes tan á menu¬ do se acusa de embusteros, dicen alguna
vez la verdad.
En Inglaterra: una madre, desespera¬ da, prueba de matarse con su hijo. La
criatura muere. La madre sobrevive. El
Jurado la condena á ser colgada. A primera vista, esto nos parece abo¬
minable. A la segunda, monstruoso. ¿Quiere decir, sin embargo,\_ que esos
jurados ingleses sean unos brutos si¬ niestros? Si alguno de ellos pudiera ex¬ plicarnos su juicio, paréceme que, poco más ó menos, nos hablaría de esta ma¬
nera:
—Evidentemente, nuestra justicia no
es la vuestra. Ustedes, franceses, no con¬
sideran más que el caso que se les ha so¬ metido; Vds. dLtinguen sútilmente las especies, Vds. aguzan el ingenio por des¬
cubrir circunstancias atenuantes, uste¬
des ceden á impulsos sentimentales. »Nosotros, aplicamos la ley, estricta¬
mente, y la ley dice: El que lia muerto
voluntariamente á otro, debe morir. Y fuera lo que fuese que ello pudiera cos¬ tamos, nosotros no admitimos excepcio¬ nes á esta regla: el interés público lo exige.
«Vuestra misericordia inconsiderada,
¿no engendra, creen Vds., nuevos crí¬ menes? Al mostraros indulgentescon un medio culpable, exitan Vds. al asesina¬ to á diez foragidos, que no hubieran ma¬ tado si hubieran tenido la seguridad completa de ser ejecutados sin remisión. Puede decirse que vuestra «humanidad» acaba por ser muy inhumana, pues que por no suprimir un ser, las más de las veces muy poco interesante, condenan Vds. á muerte, sin sospecharlo, á diez personas inocentes. Bajo nuestras apa¬ riencias de crueles, ¿no somos en reali¬ dad nosotros más económicos de sangre?»
De esta manera, pienso, hablaría el jurado británico y á mí me parece esto muy razonable, muy justo. Si nuestro Jurado se inspirase más á menudo en estos severos principios, habría cierta¬
mente entre nosotros muchos menos ase
sinos.
—¿Entonces, se me preguntará tal vez, si tuviera Vd. que juzgar la misma cau¬

sa, también entregaría Vd. esa desdicha¬ da al verdugo?
—¡Ah, nó, eso nó, nunca, jamás!
Gustavo Téry.
(De Le Journal).
VARIEDADES
La reina de las enanas
Ha muerto la reina de los enanos, Ma¬ ría Llaurens, á la edad de 107 años. Ella
medía exactamente 60 centímetros de es¬
tatura; había nacido en Tarrie, pueblecito de la provincia de Lérida. Este curio¬ so ejemplo de nanismo fué explotado por empresarios, habiendo recorrido va¬ rias veces el globo. La reina de los ena¬ nos era muy inteligente y poseía una
memoria extraordinaria. Hace apenas un
mes que ha fallecido en París.
Los donativos de Carnegie
El regalo de Christmas más espléndi¬ do que se ha hecho, no sólo en América,
sino en el mundo entero, es, sin duda
alguna, el del archimillonario Andrew Carnegie, quien al acercarse las próxi¬ mas pasadas Pascuas de Navidad, dió religiosamente 10 millomes de dollars para procurar el mantenimiento de la paz universal.
Conocidas son las ideas filantrópicasdel famoso rey del acero, el cual, en publi¬ caciones diversas, ha explicado los de¬ beres que contrae con la humanidad to¬ do hombreque, como él, llega áser dueño de tan fabulosa fortuna, y de acuerdo
con su criterio comenzó á destribuirla,
teniendo en cuenta principalmente la ne¬ cesidad de fomentar la educación, en cu¬ ya base descansa el desarrollo positivo de los hombres y de los pueblos.
Enumeraremos, considerándolo de in¬ terés para todos, y que á propósito vie¬ ne, los donativos del señor Carnegie, á
saber:
Para bibliotecas públicas, 53.000.000; Fundación docente, 15.000.000; Isntitu • to de Pittsburg, 16.000.000; id. de Was¬ hington. 12.000.000; Fundación de la Paz, 10.000.000; Universidades de Esco¬ cia, 10.000.000; premios al heroísmo, 5.000.000; á los empleados de la Carne¬ gie Steel Company, 5.000.000; dotación Dunfermline, 5.000.000; Escuela Politéc¬ nica de Pitssburg 2.000.000; Templo de la paz, en La Haya, 1.750.000; Socieda¬ des aliadas de mecánicos, 1.500.000; Ofici¬ na internacional de las Repúblicas ame¬ ricanas, 750.000; diferentes colegios de los Estados Unidos. 20.000.000; varios en este país, 20.000.000; idem en Europa (aproximado), 2.500.000.
Total,179.500.000 dollars.

Folletín del SOLLER -36-
EL DEL CAPUZ COLORADO
En medio del combate sus espadas lle¬ garon á encontrarse.
—Ahora veremos, dijo el marqués, ahora veremos quién puede más, cobarde.
Don Ñuño peleaba ciego de cólera, y conocida es ya la maestría del de Villena en el manejo de la espada. El combate fué corto por lo mismo. El pobre señor de Torre la Selva cayó sin exhalar un grito, atravesado el pecho por el acero
de su noble contrario. En cuanto vieron caer á don Ñuño, los dos bribones vol¬
vieron las espaldas y tomaron soleta más que de prisa.
Rompetejas lanzó una carcajada. —¡Mirad, mirad como corren, ni gal¬ gos] Y se volvió hacia el de Villena, al que halló inmóvil junto al cadáver de don Ñuño, la espada baja y la cabeza incli¬ nada como para escuchar. -¿Que es eso? ¿que teneis? preguntó Rompetejas.

—Me había parecido... dijo el marqués, me había parecido oir un grito de una mujer, de una persona amada, pero...
—Quizá sería de la dama. —¡La dama! ¿qué dama? —Uua á quién veníamos escoltando en una litera por orden de este bribón, dijo Rompetejas dando con el pié al ca¬
dáver.
—¡Oh! habéis venido con una dama. ¿Y donde, donde está? preguntó con an¬ siedad el marqués.
— Desmayada la hemos entrado en la
ermita.
—¡Dios mío! si será...
Y sin acabar la frase, el noble caballe¬
ro corre hácia la ermita, penetra en ella, empuja una puerta que se le interpune y ¡tierra y cielo! el de Villena encuentra á su amada moribunda, á su esposa tendi¬
da en el suelo revolcándose en la sangre
que brota de una herida en el pecho, y auxiliada por el venerable monge que
acudiera al ruido.
Beatriz, al ver á su esposo, quiso in¬ corporarse, quiso hablar, pero solo pudo levantar una mano, dirigirle una mira¬ da, y en el acto mismo, vencida por el esfuerzo, dejó caer la cabeza y espiró.
El de Villena lanzó un grito horroroso,

y se precipitó sobre el cuerpo de su que¬
rida esposa.
—¡Beatriz, Beatriz, ainada mía! grita¬
ba el noble caballero con el acento del
dolor y de la desesperación. ¡Oh! ¿y el asesino? ¿Dónde está el asesino? Quiero beber su sangre. Padre, continuó el ca¬ ballero dirigiéndose al monge y mirán¬ dole con ojos extraviados, decid, decid, vos debeis saberlo, ¿dónde está el asesi¬
no?...
—Dios le ha castigado ya, dijo en esto una voz grave que sonó á espaldas del
de Villena.
Este se volvió y vió de pié á pocos pasos
de distancia al trovador Arnaldo que aca¬
baba de entrar en la habitación. El joven estaba pálido, pero horriblemente pálido. El marqués se levantó y se dirigió á él.
—¡Arnaldo. Arnaldo! ¿Dios le ha cas¬ tigado, decís?¿Pues qué?¿ha muerto ya?
—Peor aun. contestó el joven sin sepa¬ rar los ojos del cadáver de Beatriz.
—¿Cómo?
—Está loco.
—¡Loco! Arnaldo. Arnaldo, decid, ¿lue¬ go vos sabéis quién ha sido el asesino?
—Sí.
—¡Oh! ¿quién, quién?
—Su hermano.

—¡Misericordia de Dios! —Volvía yo en compañía de unos ca¬ balleros, dijo el trovador, con una voz triste y conmovida, pero sin separar los ojos del cadáver. Regresábamos á Segovia por un sendero inmediato, cuando hemos visto que se nos acercaba un hom¬ bre con el traje en desorden, los cabellos erizados, los ojos desencajados, fuera de sí y manchado de sangre. Era don Fadrique de Guzmán. ¡Don Fadrique! han ex¬ clamado algunos déla comitiva sorpren¬ didos. ¡Silencio! ha contestado él con voz sepulcral, pero en seguida, lanzando una carcajada, ha añadido: ¿No lo sabéis?¿no
os lo han dicho?... acabo de asesinar á
mi hermana. Allí está, allí la dejo... en la ermita del Parral. Era la esposa del de Villena y ya es esposa déla muerte. Y di¬ chas estas palabras que á todos nos han dejado mudos, helados de terror, ha vuelto á lanzar una carcajada y se ha puesto á dar saltos de salvaje alegría en
mitad del camino. Su razón estaba per¬
dida, perdida completamente. Los caba¬ lleros se han encargado de él. y yo... yo he venido á rezar junto ál cadáver.
( Continuará)

4

SOLLER

Tribuna Pública

alteración de la salud pública, que aquí nos moríamos todos, que este pueblo era

el más insalubre del mundo... y como esto

no es cierto y no conviene por muchos

EN DEFENSA DE SOLLER...

conceptos que nadie pueda creer tal cosa, me creo en el deber de rectificarlo, pues

de no mediar estas consideraciones no

Y DE LA VERDAD valía la pena de tomarlo en serio.

Repito con satisfacción, que es este

Han aparecido estos pasados días unos artículos firmados por F. C., que pudie¬ ran ser causa para los que no conozcan nuestra población de que se formara en contra de ella una opinión desfavorable
y errónea. Esta consideración me mueve á escribir, contra mi deseo de intervenir en, cuestiones periodísticas, estas líneas para rectificar y esclarecer los errore ■ y enormidades contenidos en aquellos artí¬
culos.

hasta el presente, uno de los veranos más benignos en cuanto á enfermedades, á pesar de los fuertes calores reinantes; que apenas si hay alguna que otra de¬ función, pues en estas últimas semanas la mortalidad ha sido insignificante. Y cuenta que aquí en los pueblos no pueden ocultarse estas cosas, pues las sonoras
campanadas llaman la atención de todo
el mundo cuando la mortalidad es exage¬
rada. Pero esto no basta; conviene que

Suponiendo decir algo gordo estampa el Sr. F. C. que le han asegurado que ha dejado de consignarse un dictamen sobre edificio-hospital-en las actas de la Junta de Sanidad. Pues bien; averiguado el ca¬ so podemos afirmar de la manera más rotunda que el tal aserto es completa¬
mente falso, y desde luego invitamos al Sr. F. C. á que sostenga con su firma, no
ya que el tal hecho sea cierto, sino simple¬

digamos algo más en honor de nuestro pueblo. Ya que el Sr. F. C. nos saca á relucir lo malo, no parecerá extraño á nadie que digamos algo de lo bueno.
A pesar de las deplorables condiciones sanitarias dé Sóller que supone el señor P. C., al ser invadidos varias veces por la terrible enfermedad de la viruela, hemos
tenido la dicha, gracias entre otras cosas, á los medios de desinfección y aislamien¬

mente que ha habido siquiera indicios de to puestos en práctica, que este mal no se

que se ha intentado cometer tal acción.

propagara .y que no haya constituido

Atento sin duda el Sr. F. C. más á otras nunca epidemia ni aun cuando esta en¬

cosas que al bien de esta población y aún fermedad se cebó años atrás en la capital

al de la isla en general, tiene empeño en demostrar que casi no hay peligro alguno en que el cólera penetre por nuestra puer¬
ta y esto es un aserto grave que merece

y varios pueblos de la isla. Las fiebres tifoideas, tan frecuentes en
otros tiempos, en la huerta y otros pun¬
tos han disminuido mucho y se pasan

correctivo; y no porque las autoridades largas temporadas sin registrar un solo

encargadas de su custodia no cumplan, y caso; y la fiebre peuperal, otra de las en¬ aun se escodan, en el cumplimiento de su fermedades infecciosas que en otros tiem¬

deber, lo que con gusto reconocemos to¬ pos causaban verdaderos estragos en esta

dos, sino por deficiencias en los medios población hasta el punto que las mujeres

de que disponen.

buscaban otros puntos para dar á luz, hoy

Así lo han reconocido estas mismas en día es una enfermedad casi descono¬

dignas autoridades y se han apresurado cida.

á proponer, y la Junta de Sanidad ha apro¬

Algo me parece que dice todo esto para

bado, una moción en que se considera ne¬ el público sensato; pero sucede que estas

cesario en caso de peligro de importación mejoras en la salud pública, estos verda¬

de una epidemia, que nuestros buques deros adelantos, se han hecho modesta¬

vengan desinfectados, yendo para ello mente, á la chita callando, sin meter

antes á una estación sanitaria adecuada. ruido y tal vez por eso no han llegado á

Medida altamente prensora que el mis¬ los oidos del Sr. F. C.; ó tal vez el ruido mo Gobierno ha venido á confirmaren que en sus cosas mete el propio interesa¬

una reciente R. O.; pero que no debe do le ha impedido fijarse en ello.

creer así el Sr. F. C., puesto que siendo más papista que el Papa, trata de enmen¬ dar la plana á las mismas autoridades y
al Gobierno.
Trata también el Sr. F. C. del torrente, délas alcantarillas, etc., comoveremos

Y ahora, después de haber informado sinceramente al público de lo que pasa en Sóller respecto á salud pública; después de haber probado que en la actualidad
no pasa nada de extraordinario, que al contrario la salud pública es mejor qüe

después, y trataría de las leyes del Rey otros veranos; calmada, toda alarma que

•sabio y de todo lo divino y lo humano con .las exageraciones del Sr. F. C. pudieran

tal que eso pudiera convenir á sus miras producir fuera de aquí, podemos pasar á

particulares.

ocuparnos de las alcantarillas v demás

Digna de aplauso y alabanza es la con¬ suciedades que el Sr. F. C. parece tener

ducta ele los hombres que sacrificándose gusto en manosear.

por el bien del pueblo, procuran en tiem po oportuno, con mesura y con el ejem¬ plo corregir los abusos y defectos que en los servicios pudieran observarse. Pero es altamente censurable y criminal quien
aprovechándose de los momentos de zo¬ zobra que nacen del peligro de verse in¬ vadidos de una epidemia, exageran de

No se necesita ser un genio, ni mucho
menos, para descubrir, no ya en Sóller, sino én las ciudades más perfeccionadas
descuidos, imperfecciones, faltas ó como
quiera llamársele, no solamente de higie¬ ne si no de cualquier ramo de la Admi¬ nistración pública. Así como no se ha
encontrado todavía el hombre perfecto,

un modo extraordinario ciertos peligros, no se encuentra ni es fácil que se encuen¬ relatan hechos falsos y procuran escan¬ tre nunca la ciudad perfecta. Debemos

dalizar y llamar la atención, por simple contentarnos con una perfección relativa

satisfacción personal, por el prurito de y gracias si podemos alcanzarla. Resulta exhibirse ó como pábulo á particulares de esto que el descubrir los defectos y

venganzas. Estos individuos, más que sacarlos á la vergüenza está al alcance

defensores de la salud pública son unos del primer chisgarabís que pasa. Lo que

verdaderos fariseos de la misma.

no es tan fácil, es ayudar á remediarlas,

Afortunadamente para nosotros y para ser los primeros en cumplir las leyes y

desgracia de las intenciones del Sr. F. C., dar ejemplo y dejar de censurar en los

gozamos en Sóller, hasta el presente, de demás, lo que hecho por nosotros nos pa¬ una salud excelente y mucho mejor que rece bueno. Y viniendo á nuestro asunto;

en veranos anteriores. Es posible que el á las deficiencias del alcantarillado y

Sr. F. C. cogido en ej renuncio, diga para otras que menciona el Sr. F. C., muy po¬ sus adentros: ahora la salud es buena, co trabajo ha debido costarle el encon¬

pero mañana puede cambiar y si llego á trarlas porque reconocidas han sido ha ver la invasión de la más lijera plaga,- tiempo por la Junta de Sanidad, en cuyas

aunque sea de mosquitos, ya me verán actas podrá el que quiera encontrar sus ustedes con mi cara impasible, mi buen dictámenes. Nada tiene, pues, de raro ni

humor y mi desparpajo paseándome por de extraño que el Sr. F. C. las haya vis¬

plazas y cafés orondo y satisfecho dicien¬ to. Lo raro, lo extraño, lo inconcebible es

do á quien lo quiera oir. ¿Lo ven ustedes? que el Sr. F. C., que ha sido concejal,

¡¡Ya lo decía yo!!

que lo es en la actualidad, si bien pidió

Pero... no demos á la cosa demasiada licencia por enfermo, con lo que evita

importancia. En Sóller conocemos al per¬ responsabilidades y conserva el puesto;

sonaje en cuestión, que por sus exagera¬ lo extraordinario, repito, es que el señor

ciones y por su afan de meterse en todo... F. C. no se haya acordado hasta ahora

hasta con las alcantarillas y estercoleros de hacer tales denuncias. Cuando el se¬

se ha hecho célebre y hasta popular. Aquí ñor F. C, actuaba de concejal había las

sus campañas no nos dan ni frío ni calor: mismas alcantarillas que ahora.¿ Por qué

pero fuera de Sóller, los que no conozcan no empleó entonces sus influencias para

este pueblo y aun los que conociéndole hacer un plan de reforma? Nada que se¬

hayan tenido la desgracia de leer los es¬ pamos hizo entonces sobre el particular

critos del Sr. F. C., al oir hablar dé y en cambio todos recordamos haberle

alcantarillado en' malas condiciones, de visto afanoso recorriendo una tras otra

focos de infección, de dejar de consignar las obras del municipio, dirigiéndolas,

dictámenes en actas, etc., etc., pudieran cual si de un ingeniero municipal se tra¬

creer que todo esto era verdad, que había tara. Le hemos visto aplaudir entonces

m

EL NIÑO

i

BERIAT LLÍ

é

YODO AEí CIELO

EL DÍA 7 DE AGOSTO Á LAS DOCE

Á LA EDAD DE 17 MESES

Sus afligidos padres D. Guillermo
Bernat Oliver y D.a Francisca Llinás
Oliver, hermanas, abuelas, tíos y tías
(presentes y ausentes) y demás pa¬ rientes, tienen el sentimiento de parti¬ cipar á sus amigos y conocidos tan sensible pérdida.

las alcantarillas que hoy critica y si no
recordamos mal fué el autor de una cam¬
paña (aquello de aquila non capit mus¬ cas ¿Remember?) defendiendo la altera¬ ción de la profundidad de las mismas que se dijo se hacía con miras particulares. Le hemos, visto también mangoneando las fuentes públicas y haciendo construir una lujosa en su barrio para mayor hon¬ ra y gloria de su influencia, sin previa
consulta de los técnicos, alteran ¡o la pre¬
sión de la cañería principal que no estan¬ do colocada para resistir fuertes presio¬ nes se ha roto varias veces, lo que pudo ocasionar graves daños á la salud públi¬ ca por las contaminaciones que pudiera
sufrir el agua.
Todo esto y mucho más hemos visto hacer al Sr. F. C. que ahora se escanda¬ liza de todo esto. ¿Es que la higiene es una doncella que solo entre las pulcras
manos del Sr. F. C. se mantiene inmacu¬
lada?
Hubiera empleado el Sr. F. C. toda su influencia y toda su facundia en procurar todas estas mejoras de índole sanitaria; hubiese propuesto desde su sillón de con¬ cejal que todo ese dinero que el mismo ha contribuido á gastar ó mal gastar en fiestas y obras de lujo, se hubiera inver¬ tido en cosas útiles, como un plan gene¬ ral de la población, un estudio científico de alcantarillado ú otro sistema perfec¬ cionado de extraer las inmundicias, una buena canalización de aguas potables ó proyectos análogos. Se hubiera opuesto á que se gastara ni un céntimo en obras
innecesarias ó de utilidad relativa antes
de las que se refieren á la Sanidad y solo elogios merecería. Pero hacer lo que ha hecho el Sr. F. C. y luego venirnos con campañas como la que lleva á cabo, solo censuras y desprecio merecen.
Y basta, que solo para el público escri¬ bo y siento haberle molestado tanto. Por¬ que lo que es al Sr. F. C. no estoy seguro que mis razones hayan logrado atravesar su epidermis; y es posible que diga para sus adentros: ¡si á mi no me importan tres pitos la sanidad, ni las alcantarillas, ni las coplas de Calaínos! lo que yo quie¬ ro es hacer ruido, mover escándalo, ver si me hago temible, á ver si logro que se compre á fuerza de favores mi silencio!... pero estas intenciones dejan de surtir

efecto cuando como en el caso presente, el autor enseña demasiado las orejas, y
quien viene á sufrir las consecuencias es la fama .y el buen nombre de nuestra que¬
rida ciudad.
Crónica Local
Para poder dar salida al original que
teníamos en cartera hemos confecciona¬
do el número del Sóller de hoy de doce páginas.
Asi y todo, aún no nos ha sido posi¬ ble ocuparnos de los hechos ocurridos á bordo del guardacostas Nwnancia, en el que hubo una sublevación con carácter republicano, y de cuya sumaria instruida
ha resultado el fusilamiento de un cabo
de mar y la condena á cadena perpétua para seis marineros.
El sábado próximo dedicaremos algún espacio á relatar los hechos realizados por esos desgraciados de ideas radicales, que en momentos de ofuscación creyeron posible hacer prisionera la oficialidad, apoderarse del Numancia é ir á Málaga con el buque y proclamar la República.
Bastante concurrida se vió la fiesta
callejera celebrada el sábado y domingo
últimos en la calle del Mar.
Hubo música por la banda que dirige
don Mateo Galmés en la velada de am¬
bos días, y-corridas de niños en la tarde del domingo.
Lo que no hubo fué baile al estilo del país en la plaza de América, como se nos había anticipado.
Durante el pasado mes de Julio ocu¬
rrieron en Sóller 8 defunciones: 4 varo¬
nes y 4 hembras. Los nacimientos registrados en dicho
mes fueron 10: 5 varones y 5 hembras.

SOLLER

5

El domingo último la banda que diri¬ tendría sumo gusto en asistir al acto y

No se sabe con certeza si el estableci¬ inteligente y bien encaminada, sino que

ge don Loreuzo Marqués tocó escogidas que de todos modos, antes de marchar á miento lo explotará directamente la ios mismos elementos que emigraron, re¬

piezas en el catafalco de la plaza de la Madrid, que será en el mes de Octubre, Compañía ó lo cederá por concurso bajo gresaron al país natal, después de haber

Constitución.

irá á recorrer la línea, lo cual le permi¬ la inspección de la misma.

uchado en tierras lejanas donde todas

La animación en tal sitio, á pesar de tirá poder disfrutar de las sorprendentes

Por lo que hace al trozo de línea que as iniciativas prosperan en sus manos,

ello, no fué mucha.

perspectivas que ésta, según sus noti¬ media entre Sóller y el puerto, que se para traer sangre como nueva, para re¬

cias, ofrece en la parte de Sóller.

inaugurará más tarde, diremos que hay juvenecer á sus hermanos de patria en¬

Muy escasa fué la concurrencia que
asistió á las funciones de zarzuela cele¬
bradas el. sábado y domingo últimos en
el teatro de la «Defensora Soliéronse»

Los señores de la Junta Directiva del «Ferrocarril de Sóller» salieron • muy
complacidos de su visita al señor Maura.

bastantes obreros ocupados en los puntos donde el trabajo sería difícil en invierno, como por ejemplo el muro de hormigón que ha de bordear la playa antes de lle¬

señándoles y contagiándoles la osadía en el empleo de los capitales, para embelle¬ cer, oxigenar y levantar la vieja ciudad
de los azahares...

por la compañía que dirige don José Roig.
El martes hubo también función y ésta se vió algo más concurrida que las ante¬ riores. Se pusieron en escena La Señora
Capitana, ¿Sirvopara actor?... y Noche de Beyes. Los actores fueron aplaudidos
en distintas ocasiones, especialmente el señor Bernáldez en la pieza ¿Sirvo para

Se han despedido de nosotros nuestro querido amigo D. Antonio Oliver Delgalio y su simpática señora D.a Catalina Llinás Arbona, quienes el lunes de esta semana salieron de Palma para Barcelo¬ na, desde donde debían continuar su viaje á Puerto Rico.
Deseárnosles una feliz travesía.

gar al puerto y el puente que desde el de la plaza ha de conducir al otro lado, hasta llegar á la calle de la Romaguera, para desde ésta continuar en línea recta hácia abajo.
En la construcción de los cimientos de
este puente ú obra para cubrir un trozo del torrente mayor, se ha hecho precisa la instalación de una máquina para ele¬

Esto pensaba y decía yo á ios jóvenes propietarios del predio «Llenayre» en días anteriores, sentado en el amplio mi¬
rador de su casa señorial.
¿No conocen los soilerenses el predio «Llenayre»?
Situado junto al hermoso puerto de Pollensa, este predio es uno de los gran¬ des y buenos predios de aquella pagesía,

actor?..., de la que es su autor. El barítono señor Balaguer fué tam¬
bién aplaudido en el aria de La Bohéme, que canto en uno de los intermedios.
La citada compañía, en vista del poco entusiasmo que ha notado existe entre el
público sollerense por las representacio¬ nes teatrales, lo cual no es de extrañar

Ha sido restaurada la capilla del Pa¬ triarca San José de nuestra iglesia pa¬ rroquial.
Las obras terminaron el sábado, vís¬
pera de la fiesta celebrada con toda so¬ lemnidad en obsequio de su glorioso
Patrocinio.

var las aguas que ádicho puente aflu¬
yen.
f
Sección jVecrológica

máxime ahora que la distinguida señora D.a Catalina Casasnovas, viuda de Colom, lo embellece y mejora grandemente. Su amplia casa de verano, llena de luz y de aires purísimos de mar, culmina sobre un montículo, sin que le falte comodidad
alguna, ni una espaciosa terraza-mirador que domine la cordillera norte de Alber-

en días tan caluro§os como los que dis¬ frutamos, resolvió regresar á Barcelona.
Se nos queja de que á pesar de lo que disponen las Ordenanzas Municipales y el reciente bando publicado por la Al¬ caldía, se ven aún pulular por estas ca¬ lles á mendigos forasteros, sobre todo

Esta mañana, en el túnel que tiene su salida en las inmediaciones del puente de Ca'n Penlinat, una vagoneta ha arrolla¬ do á un obrero, pasándole por encima del muslo derecho, y causándole una de¬
licada herida en el mismo y va*rias con¬ tusiones en otras partes del cuerpo.

Nuestro querido amigo D. Guillermo BernatOliver y su distinguida señora acaban de pasar por el duro trance de per¬ der á su hijo Guillermito, preciosa cria¬ tura de diez y siete meses, encanto de la familia, que voló al cielo á las primeras
horas de la tarde del lunes.

uix y Formentor, Alcudia y su vasto pi¬ nar, las brumosas montañas de Artá...
Nada falta á este hermoso edificio: ni
siquiera una capilla semi-pública, dedi¬ cada á la Sagrada Familia, donde los cristianos señores de «Llenayre», los arrendatarios del lugar y los vecinos al predio puedan cada domingo cumplir con

los domingos. Se nos queja también de que las Orde¬
nanzas citadas dejan de cumplirse en lo que se refiere á la circulación de los pe¬

Esta mañana ha sido paseado por esta
población un hermoso y corpulento buey,
anuncio de la fiesta que hoy y mañana
celebran los vecinos de las calles del Pas¬

rros. Estos vagan por doquiera, con gran tor, Cementerio, Unión é inmediatas.

molestia de los vecinos. En la calle de la

Amenizarán ambas veladas las dos

Luna, donde hay varias personas enfer¬ bandas de música de esta ciudad, para

mas de cuidado, ocurre muchas noches cuyo objeto se han levantado nada me¬

que se reúnen tan gran número de perros nos que tres catafalcos.

y mueven tal algarabia que es imposible' Habrá también baile al estilo del país

á los dolientes conciliar el sueño.

en la plaza de Estiradors.

Vale la pena, y, así lo esperamos, de

Por el entusiasmo que reina entre los

que la Alcaldía tome medidas encamina¬ organizadores, las iluminaciones que se

das á evitar molestias al vecindario.

preparan y la avidez de diversión que

existe entre el elemento joven, dicha fies¬ El Centro Obrero de Nuestra Señora ta promete verse muy animada.
de la Victoria de está ciudad ha tenido

la feliz ocurrencia de organizar un bata¬ llón infantil, la cual ha sido acogida con
gran regocijo por los numerosos mucha¬ chitos que suelen frecuentar el salón del

Por la actividad que se despliega en las obras del ferrocarril que ha de unir¬ nos con Palma, es fácil creer que podrá inaugurarse la línea á últimos de Diciem¬

Su cadáver fué conducido al cemente¬
rio el mismo día por la noche, siendo muchísimas las personas de esta locali¬ dad que con tan triste motivo desfilaron
por la casa de nuestro amigo. Reciba la afligida familia Bernat el
testimonio de nuestro sincero pesar por
la sensible pérdida que acaban de sufrir.
* **
En la tarde de ayer falleció en la finca «Plá d’ en Bieleta», después de larga enfermedad sufrida con resignación cris¬ tiana, la anciana señora doña María Simonet Mayol, madre de nuestros par¬ ticulares amigos D. Antonio y D. Ber¬ nardo Mayol Simonet.
La finada contaba 87 años de edad.
Le acompaña al sepulcro el cariño de los suyos y de cuantas personas le trataron y tuvieron ocasión de apreciar sus bon¬
dades.

el precepto de oir misa. Nada falta ya: ni un lugar donde la rica y amable fami¬ lia de Colom adore y ofrezca á Dios Nuestro Padre, Señor de la vida, de las íiquezas y de las tierras, el homenaje, sólo á El debido, de piedad filial y de gratitud sincera.
El día 27 del pasado mes el Sr. Ecó¬ nomo de Pollensa, D. Francisco Rayó, bendijo dicha capilla y celebró la prime¬ ra misa por el alma de D. Guillermo Co¬ lora. El distinguido maestro en música D. Juan Albertí Pbro., celebró misa en los días siguientes.
Nuestra sincera enhorabuena á la fa¬
milia Colom por la edificación de la ca¬ pilla de referencia, en la que deseamos pueda orar muchos años, y nuestra fe¬ licitación también por el estado próspero á que ha sabido elevar la agricultura eu su preciosa finca «Llenayre».—B.

«Fomento Católico».
Componen ya el batallón más de cien niños, divididos en 5 pelotones, quienes reciben la instrucción del capitán de In¬ fantería don Bernardo Costell y del te¬ niente don Pedro Sampol, ambos de la Reserva de Sóller, á los cuales ayudan
unos diez muchachos de los más aventa¬
jados.
Cuando estén adelantados en la ins¬
trucción y conozcan ya las reglas milita¬ res, se celebrarán unos exámenes para proceder al nombramiento de los peque¬ ños oficiales que han de hacerse cargo del futuro mando del batallón. Después

bre próximo, como'se tiene proyectado. Hasta la fecha hay tendidos ya uuos
21 kilómetros de línea férrea, faltando solamente 7 kilómetros para llegar á Só¬
ller.
La estación de Palma está muy ade¬
lantada y produce sorprendente efecto al que pasa por delante de ella en los via¬ jes á la capital. Solo faltan pequeños de¬
talles en el interior del edificio y estos días se está termiuando la colocación de
la marquesina. En breve se montará un motor eléctrico y el mecanismo corres¬ pondiente para hacer la aguada.
El edificio para la estación de Buñola

Al anochecer de hoy tendrá lugar la conducción del cadáver al cementerio, con asistencia del clero parroquial con cruz alzada, y mañana se celebrarán exequias en nuestra parroquia en sufra¬ gio del alma de la difunta.
Enviamos á la afligida familia Mayol nuestro muy sentido pésame por la irre¬ parable pérdida que experimenta.
DESDE ¡POLLENSA
Una distinguida familia de Sóller

Pollensa, Agosto 1911.

Civil

Nacimientos

Varones 0.—Hembras 2.—Total 2.

Matrimonios

Día 9.—Antonio .Llaneras Bernat, soltero,

con Catalina Carclcll Vicens, soltera.

Día 9.—Pedro Cardell Vicens, soltero, con

Antonia Valls Arbona, soltera.

^

Defunciones

Día 6.—Jaime Juan Colom Reynés, de 75 años, casado, m.a 57.
Día 7.—Elena Vau Maulé, de 27 años, sol¬ tera, m.a 72.

se adquirirán los uniformes y el arma¬
mento necesarios.
Merece aplausos el Centro Obrero por sus constantes y entusiastas iniciativas, y son dignos de loa y agradecimiento los señores Costell y Sampol por su genero¬

está también algo adelantado y en breve quedará colocada la techumbre.
Dentro algunos días se dará comienzo á la construcción del pequeño edificio
destinado á estación en Son Sardina.
En la casa Can Mayol hay ocupados

Siempre he mirado con simpatía á la próspera ciudad de Sóller, al viejo pue¬ blo de emigración, al pueblo que, salien¬ do de sus poéticos naranjales, ha sabido ponerse á una altura envidiable. Sóller-

Día 7.—Guillermo Bernat Llinás, de 17 meses, calle de Isabel II.
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦
íie necesiten varios jóve¬
nes para trabajar en Alemania, en alma¬
cenes del comercio de frutas. Informaran en la Administración del

so ofrecimiento en enseñar al infantil una numerosa brigada de obreros que ¡caso raro!-nos está demostrando palpa¬ Sóller.

batallón.

practican la reforma de aquel edificio blemente que una corriente emigratoria

para convertirlo en estación.

seleccionada y bien dirigida, lejos de ser

Ferrocarril de Sóller

E! miércoles estuvo á visitar al Exce¬
lentísimo Sr. D. Antonio Maura la Junta
Directiva del «Ferrocarril de Sóller».
La visita fué muy cordial. La Junta, después de tributar su más vivo agrade¬ cimiento al Sr. Maura, por su concurso valioso en pro de las aspiraciones de Só¬ ller, le dió á conocer los deseos vehemen¬ tes que aquí tenemos de que asista á la inauguración dé la línea férrea. El jefe de los conservadores manifestó que si se lo permitieran sus ocupaciones y deberes

Además se tiene el proyecto de que parte de dicho edificio se pueda destinar á fonda, para lo cual se practican los tra¬ bajos correspondientes:
El comedor de la fonda estará situado
en la planta baja y los dormitorios serán instalados en el primer piso. Dichos dor¬ mitorios serán capaces para colocar en
los mismos 24 camas.
Si más adelante las exigencias del ser¬
vicio lo reclamaran se habilitaría el 2.°
piso de dicha casa para dormitorios.

un mal, muchísimas veces puede ser un gran bien para el país de origen: los otros pueblos de la isla, con su contras¬ te, hacen resaltar la verdad del caso de Sóller. En aquéllos la emigración no tie¬ ne nada de seleccionada; pues apenas emigran inteligencias ni capitales; emi¬ gran, en general, músculos y carue de fatiga y de trabajo, y esto al azar, sin probabilidad de éxito, lo cual creo no
sucede en la bella Sóller. Es más: no só¬
lo la emigración en Sóller es escogida é

Por acuerdo de la Junta*de Gobierno,
y a tenor de lo dispuesto por el artículo diez y ocho de los Estatutos, se convoca á junta General ordinaria, para el día veinte del corriente mes, á las diez de la mañana, en el domicilio social (calle de
Castañer n.° 7.) Los señores accionistas que deseen
asistir se servirán recoger papeleta de entrada, que les será expedida en las oflnas de la Sociedad, previo depósito de las acciones, hasta las veinticuatro horas
antes de abrirse la sesión.
Sóller 7 Agosto de 1911.—El Presiden¬ te, Juan Puig.-P. A. de la J. de G.: Jai¬
me Torrensj~Srio.

SOLLER
m m m ECOS REGIONALES

propiedad rústica Mallorca La

Para que nuestros lectores se convenzan

en

de ello, nos permitiremos algunas reflexio¬

nes sobx^e la forma en que se opera en esta

La desmembración de las grandes propie¬ isla la transformación de la propiedad rús¬

dades rústicas, que desde hace años viene tica y sobre las consecuencias que dicha

observándose en esta isla, ha tenido notable transformación ha de tener en la riqueza

incremento en los últimos meses.

general y en el bienestar de los habitantes.

No se trata ya solamente de ventas forza¬

Hasta hace pocos años la propiedad terri¬

das, consecuencia de quebrantos de fortuna torial constituía el patrimonio de un núxnero

ó de particiones impuestas por la legislación muy reducido de familias, que vivían holga¬

vigente, causas principales que determina¬ ban ese cambio de manos de la propiedad rural. Hay también terratenientes que, sin

damente de la renta, sin estrecheces que les estimularan para aumentar la capacidad productiva y perfeccionar el cultivo de sus

que á ello les obligue ninguna de las dos fincas, A fin de obtener de ellas mayores ren¬

causas indicadas, seducidos por el elevadísi- dimientos. Pero reformas legislativas y mo¬

mo precio que alcanzan sus fincas, se deci¬ den A venderlas, por estimar más convenien¬ te dar distinta aplicación al capital que en

dificaciones de las costumbres mallorquínas impuestas por la mayor cultura general y la
más frecuente comunicación con el conti¬

ellas tenian invertido.

nente, variaron el modo de ser de aquellas

Sin embargo, estos son los menos; y como familias, y de ahí empezó la división.

la demanda aumenta de cada día, los precios

Se produce ésta en dos formas algo dife¬

se mantienen firmes, más bien con tendencia rentes entre si. Unas veces un predio ó pro¬

al alza.

piedad rústica pasa integramente A un po¬

Entre las muchas causas que contribuyen seedor distinto que la mejora y la cultiva,

A sostener la elevada cotización de la pro¬ gastando el dinero necesario y empleando

piedad territorial, figuran como principales procedimientos culturales más perfecciona¬

el exceso de numerario que hay en la isla y dos. Otras veces el predio es adquirido por

la predilección que por esta clase de propie¬ un particular ó una empresa que lo cede en

dad sienten los mallorquines.

pequeñas porciones A gentes pobres, gene¬

El saldo A nuestro favor de más de dos mi¬ ralmente por muy poco dinero al contado,

llones de pesetas que anualmente deja núes- j aunque con un censo ó renta bastante creci¬

tra balanza comercial; la renta de la impor¬ do. En esta última forma el traspaso es tam¬

tante masa de valores mobiliarios domicilia¬ bién altamente favorable al país en general,

dos en esta isla; y los cuantiosos capitales en cuanto aumenta en proporciones increí¬

que A ella han afluido y siguen afluyendo, bles la producción y fija en cierto modo la

procedentes de la liquidación de negocios población, neutralizando la tendencia natu¬

explotados por mallorquines que años atrás ral de los campesinos A emigrar al extranje¬

emigraron en busca de fortuna y que conse¬ ro ó A los grandes centros de población na¬

guido su objeto, regresan A sus lares, llegan cionales. De este resultado no cabe dudar,

A componer una respetable suma de dinero pues son innumerables los predios enclava¬

que forzosamente ha de buscar colocación dos en distintas comarcas de Mallorca, hace

más productiva que la que provisionalmente pocos años mal cultivados y casi improducti¬

encuentra, constituido en depósito ó en cuen¬ vos, hoy convertidos en hermosos vergeles

ta corriente en las sociedades de crédito, que producen ricos y abundates frutos.

mientras sus dueños estudian el pro y el con¬

Se dirá tal vez que esta última forma con¬

tra de las distintas aplicaciones con que se siderada bajo el punto de vista puramente

les brinda y se deciden por una de ellas; ha¬ económico no es conveniente, puesto que los

ciéndolo la mayoría por la compra de fincas productos cosechados en esas parcelas resul¬

rústicas.

tan recargados por el mayor interés del ca¬

No abona seguramente esta preferencia el pital ó la renta capitalizada, según los casos,

mayor rendimiento del capital invertido en y por las condiciones antieconómicas en que

esta clase de inmuebles, ya que, como sabe se han roturado y se cultivan.

todo el mundo, por regla general no suele

En efecto, el campesino que adquiere esas

alcanzar el 3 por ciento. Tiene sin embargo, parcelas paga por ellas un capital ó renta

una explicación lógica y es el mayor grado de seguridad que comunmente se le concede con relación A las demás especulaciones.
Los capitales acumulados A fuerza de tra¬

superior al que realmente les corresponde y gasta sin tasa su esfuerzo muscular en mejo¬ rarlas y cultivarlas, en cantidad despropor¬
cionada con el valor de los frutos. Pero aun

bajo suelen ser muy recelosos; y como la mayor parte de los que afluyen A esta isla tienen este carácter, no es extraño que pre¬
fieran una colocación segura, aunque poco

siendo así, hay que considerar como muy conveniente la división territorial agrícola en esta forma. Es indudable que propieda¬ des de cierta extensión, de determinadas con¬

lucrativa, A otras de mayor rendimiento pero sujetas A vaivenes y modificaciones difíciles de prever.'
Las explotaciones industriales que nunca han gozado de gran favor en Mallorca, ins¬ piran hoy escasa confianza A causa de la enconada lucha entre el capital y el trabajo, que con frecuencia perturba su marcha y compromete su existencia.
Queda A los capitalistas que no se confor¬ men con alguna de las aplicaciones indica¬ das, el recurso de invertir su dinero en la
compra de valores mobiliarios, inversión más lucrativa que la compra de tierras, pero que A juicio de los más medrosos no está comple¬ tamente exenta de peligros.
Pfoducto de las causas brevemente enu¬
meradas, es la división y subdivisión de la propiedad territorial y el aumento en gran¬ de escala de los propietarios de fincas rústi¬
cas.
Las grandes proporciones que esta divi¬ sión ha alcanzado iiltiinamente, ha dado motivo A que se alarmaran ciertas personas ante el temor de que se llevase A un extre¬ mo tal que resultase el cultivo antieconómico y los productos agrícolas en esta isla tuvie¬ ran que luchar con gran desventaja en los centros de consumo, en competencia con otros productos similares cosechados en otras

diciones topográficas y de constitución geo¬ lógica especial, pueden ser roturadas y cul¬ tivadas empleando la maquinaria agrícola perfeccionada, movida por la fuerza animal ó por la del vapor; y la economía que de ello resulta puede influir bastante en el precio por unidad de los frutos cosechados. Pero nada de esto tiene aplicación práctica en la mayor parte de los terrenos de Mallorca, aún
cuando estuvieran éstos concentrados en po¬ cas manos é invirtieran sus dueños el dinero
necesario para ponernos en cultivo de con¬
formidad con los sistemas modernos.
Sin la división parcelaria que nos ocupa, seguramente no se hubieran sembrado y criado en Mallorca almendros, cuyos frutos alcanzan un valor medio anual superior A 15.000.000 de pesetas.
Resulta, pues, que los amantes del- progre¬ so agrícola de Mallorca, según nuestro modo de entender, lejos de lamentar y contrariar la desaparición de los latifundios y la divi¬ sión de la propiedad rústica en pequeñas porciones, han de fomentarla y estimularla. Hasta tal punto la consideramos útil, quo no vacilaríamos en aconsejar A ciertos propieta¬ rios de tierras que en sus manos resultan y han de resultar por fuerza improductivas ú onerosas, que las cedieran A censo.

regiones donde el precio de las tierras no alcanza tipos tan elevados ni el cultivo re¬

G-. Creus.

sulta tan caro.

Es este un asunto que realmente merece ser estudiado, puesto que interesa al porve¬

Crónica Balear

nir de la riqueza agrícola de Mallorca, ma¬

yor indudablemente que las demás de la isla. Sin embargo, creemos que por- ahora son
infundados los temores de que antes hemos

Palma En sesión extraordinaria, se reunió el lu¬

hablado; y juzgamos que la división de la nes el Consejo provincial de Fomento, al ob¬

propiedad rústica, como en todos los países jeto de ocuparse en la extinción de la plaga

relativamente atrasados y más que algunos de que están atacados los naranjos y limo¬ de ellos por circunstancias especiales de que neros de esta isla.

luego hablaremos, es en Mallorca altamente Después de extensa discusión, se acordó,

beneficiosa y hasta necesaria para llegar A por unanimidad, adquirir un tren completo

obtener de nuestro suelo todo el producto de para aplicar A los árboles atacados las fumi¬

que es sxisceptible.

gaciones de ácido cianhídrico, que tan buen

resultado han dado en muchas provincias españolas donde se cultiva en grande escala el naranjo.
El aparato completo, con todos sus acceso¬ rios, costará, puesto en Palma, unas 9.000 pesetas, que se pagarán de la cantidad de que para plagas del campo dispone el Consejo.
El Ministro de Instrucción Pública ha con¬
cedido 500 pesetas para invertir en premios para los alumnos de la Escuela de Artes y
Oficios de esta ciudad.
La Dirección general de Enseñanza ha or¬ denado A la Diputación Provincial de Balea¬ res la organización en el presente año de dos colonias escolares, las que se formarán de 18
alumnos de las escuelas nacionales de esta
ciudad cada una.
Dirigirá las colonias, las que se establece¬ rán en el puerto de Sóller, los profesores don Miguel Porcel y doña Paula Cañellas.
El Estado subvencionará ambas colonias
en 1.000 pesetas.
Estas colonias han de durar forzosamente
veintiocho dias.
Según carta que ha recibido el señor Pre¬ sidente de la Diputación, don Antonio Barceló, del Sr. Director general de Agri¬ cultura don Tesifonte Gallego, cabe augu¬ rar que pronto será un hecho la instalación de la Granja Agrícola de esta Región.
En virtud de una Real orden, reciente¬ mente dictada por el Ministerio de la Gue¬ rra, el Cuerpo de Ingenieros de esta plaza desalojará el Cuartel y palomar del Baluar¬ te del Sitjar, para entregar dichos terrenos al Ayuntamiento en compensación de las 40 hectáreas del Pont d‘ Inca y 60.000 pese¬ tas que el Ayuntamiento entregó al ramo de
guerra.
Según noticias, los referidos terrenos se¬ rán entregados el día 15 de Septiembre pró¬
ximo.
Dichos terrenos y local el Ayuntamiento los tendrá provisionalmente sin derribar, por
si hubiera necesidad de ellos en caso de haber
el cólera en esta ciudad-.
Parece que por la Comandancia de Inge¬ nieros se adquirirán solares suficientes para edificar en ellos el Cuartel para los inge-
niei*os.
Es probable que dichos solares sean ad¬ quiridos de los resultantes del derribo de murallas, bien en las inmediaciones del Ba¬ luarte de la Plaza de toros, ó en las inme¬
diaciones del Baluarte de Moranta.
Parece que se tiene el propósito de que el día l.° de Octubre próximo empiece A dar corriente de día y de noche la Central Eléc¬
trica de Palma.
La inauguración será el día 30 de Sep¬ tiembre por la tarde. A la hora ordinaria de dar corriente, se pondrán en función las nueve máquinas, y ya no habrán de parar
ni de día ni de noche.
La necesidad de esta mejora, hace tiempo que se dejaba sentir en Palma.
La energía eléctrica A disposición del pú¬ blico A cualquier hora del día y de la noche, tiene una importancia capital. El motor eléctrico, por su poco coste y fácil mane¬ jo, presta cómoda y práctica solución A muchos problemas hasta hoy tenidos por insolubles, abre nuevos horizontes A las pequeñas industrias, y hace posible en las grandes, una prudente y bien entendida división de fuerzas que permite llevar las máquinas A su máximo de rendimiento.
Felanitx
Ha recrudecido este año con tal fuerza la
terrible enfermedad que azota al ganado de cerda, que tienen el alma en un hilo todas las familias que, siguiendo añeja costumbre, se
dedican A cebar anualmente una ó varias de
dichas reses. Es incontable el número de és¬
tas que actualmente están atacadas, siendo lo más sensible que la muerte del animal so¬ breviene rápidamente en la mayor parte de los casos, privando así A mucha gente nece¬ sitada de un ingreso quo, por la fuerza de esa misma necesidad, resulta de imposible compensación en la economía doméstica de las casas que sufren tal quebranto.
Ante la profusión de la mortandad, como medida de higiene y para evitar posibles contagios, el señor Alcalde ha recordado por medio de pregón que los enterramientos de reses deben hacerse precisamente A una dis¬ tancia mínima de un kilómetro de la pobla¬ ción y en hoyos que tengan por lo menos un metro de profundidad.

Los agricultores de este término han em¬ pezado ya la recolección de la almendra.
La impresión general, respecto al rendi¬ miento de esta cosecha, es algo pesimista. Limitada ya desde un principio en la mayor parte de los distritos de esta comarca, suce¬ diéronse diferentes contratiempos que fue¬ ron restando paulatinamente de la cantidad un valor aproximadamente equivalente al que en calidad pierde desde hace días, por efecto de la persistente deshojadura de mu¬ chos almendros y de la intensidad, de cada momento más patente, con que se presenta en tan preciado fruto la enfermedad gomo¬
sa todavía no combatida ni clasificada.
En este mercado se cotizaba el sábado úl¬
timo el almendrón A 109£00 pesetas los 42£37
kilos.
Lhichmayor
Ha poco se inauguró en esta villa un cole¬ gio de primera enseñanza, fundado particu¬ larmente por el celoso señor Ecónomo don Andrés Mas y dirigido por el. inteligente profesor don Francisco Bello.
Deseamos tenga feliz éxito el citado cen¬
tro docente.
La sociedad anónima El Porvenir, propie¬ taria de la fábrica del gas de esta localidad, ha abierto al público un establecimiento dedicado A las operaciones de Banca.
Celebramos la mejora.
Como ya sabe el lector, ha sido cimentado el pavimento de la Plaza Mayor, sitio donde
se celebra el mercado dominical. En el cen¬
tro de esta plaza se acaba de colocar una gran columna de hierro con cinco monu¬ mentales mecheros, columna de elegante as¬ pecto que ha construido expresamente para Lluchmayor la conocida casa de Palma Ccilvet Vadell y (7.a.
La inauguración de este iluminativo y nuevo ornato público tendrá lugar esta no¬ che, víspera de la fiesta que mañana domin¬ go ha de celebrarse en honor de su patrona Santa Cándida. Habrá música y otros varia¬ dos festejos.
Alaró
El domingo se registró en la iglesia de es¬ te pueblo una alarma, que dió motivo A que
ocurrieran accidentes.
A las siete de la mañana, mientras se ce¬ lebraba la Santa misa en la iglesia de esta villa, se cayó un tapón de esparto, colocado en un agujero del techo, seguido de algunas piedrecitas y tierra que durante el trans¬ curso del tiempo se había depositado allí, produciendo gran estrépido al dar en una
cornisa de madera.
El ruido puso en alarma A los fieles, pues mientras unos creían se trataba de un petar¬ do, otros opinaban que era producido por un
derrumbamiento.
La gente, atropellándose, salió apresura¬ damente de la iglesia. Muchas señoras su¬ frieron desmayos y contusiones de poca im¬ portancia.
Üna mujer de 30 años de edad, llamada Co¬ loma Guardiola Ferragut, sufrió la fractura de una costilla del lado derecho y varias contusiones en distintas partes del cuerpo, que fueron calificadas de pronóstico reser¬ vado. También resultó con magullamientos y contusiones leves una hija suya, de dos
años de edad.
Algaida
Dias atrás, se registró una sensible desgra¬ cia en la finca llamada Ca ln Hiera, sita en el término municipal de Algaida.
Un niño de seis años de edad, llamado Ra¬ fael Sastre Fiol, que estaba jugando junto A una alberca, al pretender coger unos pe¬ ces, tuvo la desgracia de caerse al agua.
El infeliz niño fué encontrado más tar¬
de, ya cadáver, por su hermano Miguel, de
20 años de edad.
Mahón
Habiendo declarado desierta la subasta re¬
cientemente celebrada para la venta del di¬ que flotante del puerto de Mahón, se ha dis¬ puesto la celebración de otra con el mismo fin, la que tendrá lugar en el Ministerio de Marina del día l.° el mes próximo.
En toda la isla de Menorca es tan perti¬ naz la sequía, que muchos pozos de la mis¬ ma se han secado; los cultivos padecen mu¬
chísimo.

SOLLER
^ «*- DEL AGRE DE LA TERRA

7

t&ZoSI

SA PATRONA MUSSOLA

Entre tant per entre es concurs sentía

Avuy 1£ he vista endolada,

sé coneguent ses meus idées pacifistes—totes

conta romansos d’ es prodigis des café. Una

tendrá flor de gessemí,

>■

ses precaucions que se prenguen per evitar

No fa gaire teraps finí cl‘ anemia xui bon senyó, Deu 1£ haja perdonat, qui, per una pila d£ anys, dirigí un periódich, qui tambó

contava més ab ses mans que ab sa llengo que molts d’ extremunciats se son resucitáis beguent un café; un’ altre deya que un tal

y £1 cor m£ ha tornat glatí: ¡perqué no du dol de mí
la meua dolsa estimada!

un atentat ja dues vegades «frustat», y que
no se cansen d£ anunciar á só de bombo per
medi cP amenaces é instigacions, socialistes,

morí d£ anemia, el qual prodigava tant s’ amistat, que aquelles columnes de V aludit

Reguitsa, baldat des cuatre costats, avuy calefata un barco a nes Mollet; un altre,

A. García Rover

radicáis, y, parlant mes en general, tots «ets progressistes», ó sia ets 'defensora teorics de

diari semblaven un mosáich de testes d‘ magre com un fús, ab uns uys d’ histérica y 0003000000090000000000000000 sa llibertat, qui, fentmos veurer qu£ avorrei-

amichs del bon directo; pero ab sa particularidat de no caberhi dins es có d£ aquella
fuga prensada sino altes amistats, amistats de casta grossa, de tinent fins a general. Jo, al revés d’ aquell bon senyó, quina memoria vener, tench ses meues amistats literaries desde sargent fins gran cero o sía fins allá
ont comensa sa democracia. Per assó els

ab un baf d’ aigordent ab café medicinal, afegia a n’ es miracles d’ aquell such sa sórt que duya sa Sollerica en ses joyes. Es muni¬ cipal a tot feya capades de assentiment, y resumí es discursos ab aqueixes solemnials paraules, dites dins un silenci qu’ infundía respecte: ¡ningú sab es bé que a Mallorca ha fet es café g s’ aigordent de Santa María!

Yuyts y nóus
Una vegada 1£ amo de Muleta gran va en.viar es missatje á la vila (vos compt ara de fa mes de corant£ añys), y á sa tornada lo pri¬ mó que li vá demanar, cóm era natural, fou

xen s£ intransigencia, sa reacció, sa tiranía,
duen sa seua intolerancia á s£ extrem d£
odiar á mórt, de voler llevar d£ es vent, á tot aquell qui no pensa cóm ells; m£ atrévese á preguntar: ¿Que deuría haver d£ esser motiu de satisfacció ó de disgust, p£ ets qui pretenen d£ avamjats, és que ses persones, qui
sustenten idees contraríes á ses seues no pil¬

meus llegidors, si n’ hi ha qualcún qui tenga ‘1 mal gust de fe corre sa nineta de sos uys per demunt ses meues lletres, no han d’ extranyá que m’ ocupi de personatjes microscópichs com-es-are sa Patrona Mussdla, una antiga vehinada meua, des carré de S’ Al¬

Totes aquelles rahons a mi no me convence¬ ren cap mica; me vatx cerrá a la banda, y ab ses dents estretes, perque qualque fanᬠtica de sa virtualidat d’ aquell especifich de curá ventres no me n’ hi tirás un esquit d’ aquelles matzines des pitxé, vatx engegá

lo de caixó:
— ¿Qu£ hey ha rés de nóu, Pép, per allá? —Per la vila rés, 1£ amo £n Tóni, que jó sápie, contestá es missatje; pero lo qu‘ és devés Binidórm es segú que si: hey havia mes de cent córps qui revoltetjaven... gosaría mas-

güen viurer tranquiles á £n es seu costat? ¿Qu£ és una gloria ó una vergoíia per ells, que creuen que los re m u.ntá ó que los des¬ honra es fét de qu£ ets seus caporals, ets seus directors, tots ets hornos d£ acció dins es seu partit, per esquinsats que sien, pu¬

midonera, un boulevart qui en iloch d’ arbres hi ha mollera roquera, el cual arranca de sa Font de Sant Pere y s’ aboca de pié dins es carré de S£ Olivera, próp des carrero des
Bous, un poch més avallet de Sa muradeta, 10 més noble de Palma, ahont s’ hi escuma s’ escuma de sa pésta.
La patrona Mussdla era un’ especi de cortarolóta o millo un parót bonyerrut, ampie

aquella xusma de ca-meua; y ab sos cuatre llibrots, de ses asigniatures, com així ho deya na Mussdla, li envel cap a sa cátedra, ahont es Catedrátich, que per cert era un poch rebeco, me feu espassá es mal-de-ventre a forsa de preguntes que jo les trobava
tan males de beure com es calenl medicinal
d’ en Peragre. De retorn a ca ’S meu xibiu, trob es carré

sions qu£ hey ha animal mórt. Y el sen Pau de sa Pedrissa, qu£ era á les
hóres es parayé de sa possesió, un homo de 10 mes serio y relativament illustrat—lector entussiaste ele ses Fábules d£ Esóp, quin llibre me tenía captivat y me regalá tant prómpta cóm vaig sebrer llegirló—quand sentí lo qu£ es missatje deya á 1£ amo, se gira á ell y amb tota sa seua habitual caxassa

gnen passatjarse per totes parts y á qualsevól hora sensa que p£ ets seus inimics politics se vejen may molestáis en rés ni per rés, mentres qu£ aquests no tenen en mitj d£ ells respécte personal algún, tranquilidat d£ esperit ni hora segura? Sa tolerancia que tenen amb sos «avancats» ets qu£ aquests han batiat amb sos noms de reaccionaris, superbiosos, dóspotes, etc.,—ets insults sólen

d’ en mitx, estret d’ abaig y prim de d’ alt; 11 deyan patrona no perque son espós fos patró, sino perque a n’ es Puig de San Pere ses dones que no arriban a senyores son patro¬ nes, valdement es sen homo fassi de qualsevol ofici, mentres no sía manestral; així com a altres barris totes ses dones sos mestresses, encar que son marit no haja fet de mestre
may.
Na Mussdla, y deixem ana sa patrona, per acursá, era una dona mal trempada del tot, y demunt tot sa distingia pe sa seua gran llengo que armolava desde que badava ets uys fins que los aclucava, y fins y tot somiant, segons asegurava en Lau, son esclau,

alt, un’ especi de revolució; y quant enfil per devora sa manxa de sa font de Sant Pere, una doneta m’ agafa y ab molt de misteri me diu: está alerta que te van a fé sa pell.
—Quí? —Na Mussola, aquella cara de cá ervicench, geneta com sa mare. ¡Tú no la conei-
xes encare! Tot-hom de ses seues viós ha
passat per Ceuta... ¡sabs quina culebra que hi ha ab aquesta pell del diable! ¡Sabs quina gentussa que s’ hi passetja per assí! qui no ha matat son pare ha penjat sa mare!... Ten pipella... y bada 1’ uy!
Jo, a di vé, me vatx fé com un poch de pó. Pero, li pregunt: qu’ he fet per durles tant

11 diu:
—¿Mes de cent córps has dit? ¿Y que no son molts de córps amb un pie, aixó, Pép? A mi me pareix qué sí; ja sé que qui no pon¬ dera no comptá, pero... vaja, heu has fet un póc massa grós. . —Ydó cincuanta, respongué en Pép mitj enmoscat, jo no £ls he comptats: n£ hi havia
molts.
—Y cincuanta y tot encara heu és grossét; si haguesses dit tres ó quatra... sería mes
creíble.
No rés, en Pép, després d£ unes quantes estirades y de premer fórt déu minuts més, posant péu-á-baña, pero sempre baixant-bai-

esser sa seua suprema ralló—y s£actitut brutalment intolerant d£ ets «regeneradora» de sa sociedat y de sa patria que los voldrien ex¬ terminar, ¿no son sa millo próva de que ses teoríes se donen cóps de puñy amb sos fets, y punfades de péu molts d£ ideáis amb sa
realidat?
Seria bó sebrer qu£ hey diu Un altre á £n aixó... y no vuy dir qualsevól altre, nó, sino aquell professor de Ilógica y raciocini que tenen á sa redacció de El Ideal. ¿Que n£ hi deu trobar de Ilógica á £n aquesta satisfac¬ ció, pler, alegría millo dit, que senten molts d£ es seus per haver d£ esser el señor Maura constantrnent guardat? Si m£ ho volgués dir,

un homonet, de barres tristes, fluixet de mo¬ llera y un poch afectat de seca, abonat cada diumenje a nes Caputxins, ahont hi escor-

de mi?
—¡Ah! aquell pitxé dé calent que t’ han abocat pe sa teua salut y que tú has refuat;

xant, arribá á convenir amb sos tres ó qua¬ tra que deya el sen Pau... ¡y encara no fo¬ ren tants! Dos dies després hagué de baixar

—sensa parlar de beurer, no fos cósa que s£ alcohólica mos fes mal—y de passada tambó si es aixó «política conservadora», 1£ hey

xava sa monda qu’ havia agafada es vespre elles, de ma en ma y de boca en boca, ’1 s’han aquest á la vila per fer ferrar es parey, y agrahiría molt y amb tot es meu cór,

abans.

empassolat!... Na Mussola refúa de pagarlo a anant per Binidórm, perqu£ es torrent Major

A ella no 1’ impressionava gaire que ’n n’ es cafetero, y totes fan anques enrera; y venía grós y no se va arriscar á pasarlo á

JÓ MaTEIX

Lau agafás sa turca sovintet, sempre y quant . t’ esperan com a llucifés per etzigirté es pa¬ ses Passadores grósses, vá veurer á tres ó

li entregas una pesseta cada día, de quins go; y si no escups ¡y son déu reais, perque hi cuatre cirés dins es Camp de Són Sales y á

cuatre reais ella en camviava dos ab romet ha entrat una lliure d’ aigordent! aquell Ca£-n Ahí, amb un padás negre enganxat á que glopetjava per conserva sa dentadura y pipioli d’en Lau, qu’es un estrafolari, y una .caña llarga á £n es caramull, per fer pór

Cartes que no lliguen

tassonets de calent ab gotes que passetjava que va calent d’ oreya, perque també hi ha á £n ets aucells.

en Peragre, un antich cafetero, una institu- llepat a n’ es pitxó, y ja ’n duya un’ asseró

— ¡Jas! va pensá tot-d£ una, ¿qué serien

Un señor entra á una tenda elegant á fer

ció des Puig, qui, segons es técnichs y ses que ses carnes li feyan figa, s’ ha deixat di aqüestes banderes aquells «mes de cent unes compres, y paga lo comprat amb un bi-

técniques des barri, afectades de glopetjd, qu’ en feria un odre de sa teua camía des córps» qu£ havia vist en Pép?

llét de Bañe.

era es qui despatxava es xarob més espés y diumenjes, si no afluixas la mosca.

Y quand tot va está aclarit, així va esser:

L£ amo de sa tenda no tengué menuts per

sobre tot més medicinal per cura un mal-de-

Ja no hi cabía en pell; y aquell municipal, tants de córps revoletetjant per dins sa reco- camviar es billét y surt á cercar camvi, á £n

ventre per rabiós que fos.

propagandista des cafó ab gotes, s’ atraca, y nada de Binidórm, no foren en realidat mes es veynat. Quand se £n anava diu á un nin

En Peragre y jo teniam s’ alta honra de fon sa meua salvació: ab ell vatx presentar¬ qu£ uns quants padassos negres qu£ es vent seu, á s£ oreya:

donarmos s’ esquena, es di: eram vehinats a me a judici devant en Lau, en Peragre y na movía, fent vinclar ses cañes que los soste-

—Mira, Miquelét, vigila bó aquest señor,

retro, y jo qui per un finestronet que donava Mussola a ’n aquines barbes vatx dona ses nien, á £n es caramull de tres ó quatre cirés... no fos cósa que í’obás qualque cósa.

dins un mompeller li veya trempá aquell meues rahons que foren tengudes per fora- per espantar ets aucells y veurer de salvar

Es nin mirá, y quand torná son pare li

ensiam de cafe de totes herbes, no vatx poré dades. Es municipal, feu ofertes de Caput¬ s£ esplét.

diu tot d£ una en alta veu:

may, y aixó que per aquell temps tenia fres- xins y de durmos devant s’ ancalde, y mos

¡Moltes, moltíssimes coses hey hauria per

—Nó, mon-pare, es señor no ha robat rés.

qúes cuatre nocions de Química y Botánique, diguó que la cosa jugaría brut; y per fí, se 1£ estil, á £n aquest mon, si tot lo qu£ amb

. sabrer a ’n aquina d’ aquelles reís, tronquets, feu s’ homo bo de tots, xapant sa barrina, més ó amb menos exageració mos compten

fuyes o a una cosa qui semblava soles de sa- com éll deya, resolguent que tots pagassin, heu volguessim capbrevar! Y amb aixó pre-

Pregunta una señora á un amig qu£ havia

bata, se de vía sa virtut curativa des mal de per totum barbotum, (aquesta llatinada tam¬ cisament vaig pensar dies passats quand un anat á ferli visita:

ventre. Lo cert y segú era que aquella gent bé es seua) es gasto a n’ en Peragre. Llavors amig—republicá, que també en teng qu£ heu

- ¿Quina edat tenía vósté, don Bartomeu,

may tenia sa panxa malalta. ¡Qui sab si los cap d’ aqnelles donetes volía havé arrembat son, ó... que se pensen esserhó—me duguó sa qua nd se vá casá.

curava sa féü o si realment feya es miracle es morros a n’ es pitxó. Pero s’ autoridat alzá noticia de que per tota sa carretera, desde

Jó no £u recórd, señora marquesa—contes¬

aquell suc coló d’ ala de mosca!

sa ma, y digué: ¡Callemos! y tot-hom se posá Alfábia fins á Ciutat, no se veuen més que tá es preguntat—: lo que sí li pug dir, per¬

Un pich pareixia qu ’es budells se nuaven sa coua entre ses carnes, abonantse a paga guardies d£ ensá que dón Antóni Maura ha¬ que heu só positivament, es que no tenía en¬

dins sa caixa des meu cós, y sa Patrona mitx réal por barba. A mi tambó me tocá dú bita á s£ Alquería d£ Avall... A £n es dir d£ es cara s£ edat de sa rahó.

Mussdla qui s’ en adoná, moguda de bons barba. Eli feu s’ uyet a n’ en Peragre, com qui parlava, aqueixa carretera amb tanta

sentiinents, puis m’ estimava, perque jo hi qui dirli: sa barba d’ aqueix. va pe sa meua gent armada se pareix á un Camp de' Mars comprava a ca-seua,una petita plassa abas¬ barba: jo bech a-espera, com sempre, a sa en dia de gran parada, y jó m£ he preguntat

A sa tañía d£un café:

tos, desde es bacallá remuyat y arengades salut des beneyts.

ja varíes vegades desde qn£ heu sé: ¿qué no

—¡Mosso!

roveyades fins a ses coues estentisses des

¡Jo, cada día en pagaría mitx de real per podría £sser tambó que tot se reduis, si £u

—¿Qué mana es señor?

grells, per ferme la manjúa, ja li ha estret un’ escena com aquella!

volguessim aclarir, á s£ ombra d£ un parey

—¿Qué teniu sét?

fent manotades y fentne un pregó per tot

Bernat Batlle

de bossóts de peons caminers, balamjatjats

—No señor... ¿per qu£ heu deya?

aquell vehinadum de donetes de portalet que s’ estudiant tenia un ampatx, a cerca en Pe¬

(Continuará)

p£ es vent, qui se mogués dins sa blancor de

—No-rés, no-rés; está bé. Jó vos volía do¬

sa pols d£ es cami?...

nar per-beurer, peró, vaja, així no impórta.

ragre que vengués ab sa bomba des calent a 0000000030030000000000000030

Pero lo millo de tot no es encara s£ exage¬

«¡a

donarme romey. Jo m’ ex-butsava més de riayes que de mal de ventre, quant afin en Peragre que puja s’ escala des pis, y a derrera na Mussdla ab un pitxó de litro y mitx, y un enfilay de donetes, tétes, atlotoyes, una processó de genteta ab un municipal qui demanava pas per arriba primé que tots a nes Iloch de sa catástrofe.

PLANyiy OLA
Avuy 1£ he vista endolada, tendrá flor de gessemí; lo que £1 cor me féu glatí al foch d£ una dolsa ullada,
de ma vida al bell matí.

ració amb que se propalen tais noticies, sino sa satisfacció amb qu£ heu fan ets qui han prés á cárreg escamparlés, y sobre tot es gust amb que les escolten ets qui creuen donarse importancia declarantse inimics de dón Tóni... Aquests si que n£ hi tróben de saborí a £n aixó de que es nóstro illustre paysá haja d£ esser tant guardat!... Un d£

Pregunta una mare á sa seua fiya: —Diguém, fiya meua, ¿quin es s£ animal humil ó insignificant, en apariéncia, gracies á quin trabay pug dú jó aquest vestit de
seda tan maco?
Y respón sa nina amb aire de trionf: —¡Mon pare!

Tant reya, que sa meua vista s1 entela de llágrimes, y aquella gent qui me mirava ab uys esbadellats, compassiva des meus sufriments, uns a n’ ets altres sentía jo que de¬ yan: ¿perqué en Peragre no n’ hi aboca un
tassonet?

Dins el verger de 1£ amor vaig cullir la flor més bella, ofrena del cor per ella; mes, ay!, ¡tristesa y dolor!... ¡la flor se £m torná poncella!

ells, me digueren la setmana passada, qui no pogué ja mes contenir es seu goig, reben¬ tá amb aquesta: «¡miran si 1£ hey deu teñir á sa conciéncia póc tranquila aquest homo, que £n no esser rodetjat de guardies no s£
atreveix á sortir á £n es carré!» De modo que

PENSAMENTS
Ets vestits magnifics son embarassos á £n es cós, y ses grands riqueses á s£ ánima.— Demófilo.

¡Un tassonet! deya na Mussóla, ¡un bon pitxé ben acaramull; ¡toca, toca! y ben carregat de sa ab ginebró, prebes de cirereta y cireres guindes... ¡aquest cós ha de tés’ es¬ trago/... s’ ancdlica ha de rebentá... y foris!

D£ un altre amor la promesa
la seua esclava la féu, y avuy ne plora tristesa... ¡No prevaleix fortalesa contra £ls designis de Deu!

tot aquest moviment que se nota pe£ sa ca¬ rretera de Palma, és per guardar á dón Tó¬ ni «sa conciencia»... ó per guardarlo d£ ella, cóm volgueu.
Jó, després d£ aprovar—cóm pód suposar-

Una sóla mentida destrueix pera sempre
aqueixa confianza que, per cértes ánimes,
és es fonds mateix de s£ amor. —Balzac.

^ 8 «>— «r ■» ™ IWIW'MÍ ■ IT»!! I mW.

SOLLER

EL EJEMPLO DE FRANCIA

de Dios; en una descripción de Reims no se nombra ia famosa catedral (que es como sí aquí, al hablarles á ios niños de

Si se examina la Historia se ve que en
las naciones las épocas de esplendor, de poderío, han coincidido siempre con la
actuación de un fuerte poder autoritario
y militar, y que en cambio, sus periodos de decadencia y disolución han sido engendrados por ia anulación de esa auto.idad suprema y de ese poderlo mi¬ litar ú oligárquico. Los hechos son los hechos, y contra ellos no valen nada las

los mouumeotos de Toledo, no se men-
ciouera su catedral); eu ía enumeración
de los hombres ilustres de la Borboüa se
ha borrado á Bossuet; se ha llegado á pensar en suprimir de ios relatos y cuentos dedicados á los niños ex¬ clamaciones • familiares, como ¡Dios mió!, por considerar inconveniente que, aun en esta forma, el nombre de Dios entre en los cerebos infantiles; en cuan¬

declamaciones de «sentimentales» y «humanitarios». Estas líueas pueden ser el comentario y el resumen de un estu¬
dio ^ue en la Norht American lieview lia

to á ia parte militar y guerrera, ha sido suprimido en ios manuales y libros es¬ colares todo lo que se relaciona con las pasadas grandezas de Francia, y se ha

•ido publicado sobre la situación ac¬ hual de Francia. .No es un estudio único; desde hace algunos años van aparecien¬

puesto empeño en inculcar á la infancia un pacifismo y un antimilitarismo furi¬
bundos.

do otros análogos en publicaciones de Alemania, Inglaterra, los Estados Uni¬ dos, y aun en revistas de la misma Fran¬
cia. En ia república vecina existen mu¬

¿Cuales son los resultados de toda esta obra? El relajamiento de todo lo que á lo largo de la historia ha constituido el
poder y el esplendor de este admirable

chos pensadores independientes, insig¬

nes, que no cesan de advertir á sus com¬

patriotas e) peligro.

*

Aquí tenemos á un gran pueblo, á un

pueblo admirable, que se ha formado a

lo largo de ios siglos merced á dos insti¬

tuciones fundamentales, á dos ideas

esencialisunas: la monarquía y el catoli¬

cismo. Su literatura, su arte, sus monu¬

mentos, su comprensión de la vida, su

buen gusto, sus jardines, sus catedrales,

todo, en suma, responde á un hondo

sentido de ia simetría, de la autori¬

país. No hay más que observar cómo se halla en la actualidad el espíritu militar en Francia y qué es lo que podría ocu¬ rrir en el caso de una guerra, de una invasión. Lo raro, lo extraño y paradó¬ jico del caso es que mientras los mas ilustres y fuertes pensadores franceses del siglo XIX han inspirado sus libros
en un sentimiento contrario á la obra
de la Revolución; que mientras todas estas altas inteligencias—Taine, Le Play, Balzac, Comte, Fustel de Coulanges, etc.,—lian visto los peligros á que se es-

dad, del orden, de la jerarquía. La esté¬ ponía la nación por seguir tal camino, tica ciasicista francesa—clásica en un los gobernantes y directores de ese

jardín de Le Notre tanto como en una tragedia de Haciné—está inspirada en esta concepción profunda de ia simetría y del orden. Las dos cosas—orden y si¬ metría-suponen una fuerte autoridad. A su vez, la autoridad implica un in¬ quebrantable poder supremo y un ejér¬ cito disciplinado. En resumen de cuen¬ tas, rey y ejército vienen á ser la clave de tu ia una civilización, de la formación, desarrollo y engrandecimiento de un pueblo.
Ahora supongamos que este pueblo, en una hora trágica—la Revolución,— olvida todo esto. Supongamos que, á par¬
tir de esta hora, toda su vida nacional ía
inspira en ideas, sentimientos y proce¬
dimientos totalmente contrarios á estos.
Un siglo de esta labor, ¿que es lo que producirá? Producirá la disgregación lenta, la anulación lenta de ese pueblo. Al amor á la realidad, á una politca realista, se habrá ido substituyendo el culto á una abstracción—la Razón;— pretendiendo hacer una obra progresiva, de avance, de modernidad, se habrá ido
haciendo una labor de reacción, de re-
tardamiento y de anulación,
En Francia, desde el advenimiento de
la tercera República, la actual, la situa¬ ción se ha ido agravando rápidamente;
ahora es cuando aparecen patentes y
trágicos los frutos de la revolución del 79. Ha acelerado el movimiento disgregador la enseñanza primaria. Los

pueblo, han marchado franca y resuelta¬ mente en contra de lo expuesto y predi¬ cado por su aristocracia intelectual, por lo mejor y lo más ilustre de ese pueblo.
No hace mucho, uno de los más noto¬
rios políticos francesesexclamaba: «Fram cia irradia hoy una luz magnífica sobre el mundo». A estas palabras pueden oponerse estas otras del articulista de la Nortli American lieview (la revista más importante de los Estados Unidos): «Es precisodecirlo para vergüenza délos hom¬ bres que gobiernan la Francia, de esos hombres que con sus propias manos han hecho añicos sus grandes tradiciones y que pisotean todas las glorias pasadas:
una invación alemana no realizaría tan¬
tas destrucciones estúpidas como acu¬ mulan hoy los franceses en su propio país».
Debemos mirar los españoles muy de¬ tenidamente lo que ocurre eu este país vecino. Costumbre es en nuestros políti¬ cos, ciertos políticos, y en nuestros pe¬ riodistas, ciertos periodistas, el traer
continuamente á nuestra casa, como
dignos de imitación, ejemplos de Fran¬
cia.
Digamos una vez la verdad y conside¬ raos cuáles son los resultados, patentes tangibles, desastrosos, de una enseñan¬ za que ahora comienza á alucinarnos á
nosotros: de la enseñanza neutral, de la
enseñanza antimilitar y atea.
Azorín.

fiuWadores de la República actual
establecieron la enseñanza neutral en
la escuela primaria; sobre tal ense¬

OOOQOOOOOOOOOOOOOOOOOQOOOOOO
EN EL AYUNTAMIENTO

ñanza fundaban ellos el porvenir prós¬

pero y grandioso de la patria. La en¬ señanza neutral era ya un atentado á las ideas fundamentales del pueblo fran¬
cés. á las bases en virtud de las cuales el

Sesión del día 28 de Jallo de 1911
La presidió el Alcalde señor Mora y asistieron á ella los concejales señores

pueblo francés se ha formado y engran¬ decido. Pero las cosas no podían dete¬
nerse aquí; la neutralidad en las escue¬ las as un imposible; la neutralidad es un artificio que encubre una labor antiso¬
cial. No muchos años han sido necesa¬

Colom (D. José), Forteza, Colora (D. Mi¬ guel) y Enseñat.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se concedieron los permisos siguien¬ tes que habían sido solicitados: á D. An¬

rios para que tal artificio se deshiciera y para que la escuela neutral apareciera
tal como es en realidad: una escuela

tonio Y. Enseñat para verter las aguas sucias y pluviales de la casa n.° 46 de la
calle del Cementerio á la alcantarilla de

atea, antiautoritaria y antimilitarista. Se lo» llegado en Francia en este punto
á extremos verdaderamente inauditos.

dicha calle; áf D. Miguel Magraner para elevar y enlucir á caras vistas la facha¬
da de la casa n.° 64 de la calle de la Al¬

Se ha hecho desaparecer de los manua¬ quería del Conde y á D. José Palou para les escolares todo lo que de cerca ó de construir una acera adosada á la casa

lejos en el presente ó en la historia, se n.° 1 de la carretera del Puerto.

r. lacíona con Dios ó con las glorias del

Se dió cuenta de una solicitud promo¬

Ejército. Por ejemplo: en una edición pedagógica de las fábulas de La Fontaine, se ha hecho desaparecer el nombre

vida por el Director-Gerente del «Ferro¬ carril de Sóller», que dice así: «Jeróni¬ mo Estades Llabrés, Director-Gerente del

Fábrica de Platería, Orfebrería
BOLSILLOS EN ORO Y PLATA

Marina, 9.— PALMA DE MALLOECA

—

1

11

Deseosa esta casa de atender á las repetidas indicaciones de su nume¬ rosa clientela de Sóller, tiene el gusto de participar á esta y al distinguido público sollerense, que con el fin de dar á conocer nuestro extenso y va¬ riado surtido en plata de ley de 916' milésimas, el próximo sábado día 12, pasará á Sóller nuestro representante, quien permanecerá en el Hotel “l\_ia. Marina., hasta el día 16, donde recibirá todos los encargos que le confíen las personas que tengan el gusto de visitarle.
Sólo estará en Sóller del 12 al 16 y recibirá de9ál,yde3á8 tarde. Todos nuestros artículos proceden de nuestra fábrica establecida en

1

PALMA — lancina,, &

Esta casa hace toda clase de trabajos especiales que se le encarguen. Tiene montado un laboratorio especial para dorados, plateados y ni quelados. Todo á precios convencionales.

«Ferrocarril de Sóller» á V.a Mag.a aten¬ tamente expone: Que la sociedad de refe¬
rencia ha de construir un muro deconteu-
sióuen el cauce del torrente mayor para
obtener uua vía por donde ha de pasar el tranvía que ha de llegar hastq. el puer¬
to.—La construcción de este muro es
de bastaute importancia. Pero conocedor el que suscribe de los proyectos á realizar de este Ayuntamiento, entre los que se
cuenta el de cubrir el cauce del torrente
mayor eu la parte que atraviesa el casco de la población, ya para sanear el expre¬ sado torrente, como para disponer del área resultante para destinarlo á servi¬ cios públicos; considera llegado el mo¬ mento de hacer un ensayo de la expre¬ sada mejora, ahora que se presenta oca¬ sión propicia para ello.—La sociedad que representa ha de construir el muro de que se ha hecho mención, pero el
mismo servicio obtendría cubriendo el
cauce del torrente; para ello debidamen¬ te autorizado por dicha sociedad, ofrece al Ayuntamiento la cantidad que habrá
de costar el muro de referencia para con
ella y la que al mismo objeto destine el Ayuntamiento, hacer un ensayo de cu¬ brir parte dei torrente.—Tengo la hon¬ ra de someter esta proposición al Ayun¬ tamiento, que confío se dignará estudiar y si mereciese, como es de esperar, su aprobación, entonces sería llegado el ca¬ so üe estudiar la forma legal que se ha de dar al asunto y convenir las bases con arreglo á las cuales se lia de reali¬ zar y llevar a efecto la mejora.—Sóller
24 de Julio de 1911.—J. Estades.»
Enterada la (Juiporación acordó to¬ mar en consideración esta proposición, y nombrar uua Comisión compuesta de la Cumision de Obras y de los señores Pre¬
sidente, Suliveiias, Castaner Bernat y
Enseñat para estudiarla y proponer los
medios de realizarla si conviniese acep¬
tarla.
Se dió cuenta del informe emitido pol¬ la Comisión de Obras en la instancia
promovida por D. José Colora Frontera, como encargado de los hermanos D. Ra¬ món, D.il Margarita, D. José y D Salva¬ dor Fortuñy Moragues, pidiendo autori¬ zación para levantar una empalizada ó
cerca de tela metálica con sostenes de
barras de madera ó de hierro al límite
de la antigua finca El Sellen con la de¬
nominada Can Pereta, que cierre lascalies de San Jaime y San Bartolomé. Consta en el informe, que á juicio de la Comisión puede concederse la autoriza¬ ción solicitada, salvo el derecho de pro¬
piedad y sin perjuicio de tercero y ha¬ ciendo la salvedad de que esta rejilla no ha de aumentar en ninguna manera el valor de la superficie deterrenoque ocu¬ pa la pared que dividía ambas fincas; la cual superficie habrá de adquirir este Ayuntamiento para cumplir el acuerdo . del día 16 de Junio último, por el que se resolvió prolongar las calles de San Jai¬ me y San Bartolomé. La Corporación en¬
terada. acordó resolver de conformidad
con lo informado.

Cultos Sagrados
En la iglesia parroquial.—Hoy sábado,, al anochecer, se cantarán solemnes comple¬ tas en preparación á la fiesta del Pea. S. Joa¬ quín.
Mañana domingo día 13.—A las nueve y media, horas menores y la Misa mayor, en la-que hará' el panegírico el Rdo. D. Andrés Bishal Pro. A la tarde, doctrina y los actos
de coro.
Lunes día 14.—Al anochecer, solemnes completas en honor del Misterio de la Asun¬
ción de Ntra. Señora.
Martes dia 15. A las nueve y media, horas menores y la Misa mayor con sermón. Por la tarde doctrina, vísperas y Procesión.
En la iglesia del Ex-convento.—Mañana domingo dia 13.—A las cinco y media de la tarde, se continuará el septenario en honor de Ntra. Sra. de los Dolores, con sermón por
D. Ramón Colom Pro.
Martes dia 15.—Por la tarde á las cinco, los Terciarios tendrán su reunión mensual, con platica.
En el oratorio del Hospital.—Mañana, do¬ mingo, á las siete y media se continuarán los Seis Domingos de San Luis Gonzaga du¬
rante la celebración de la Santa Misa con
Comunión general para los conguegantes.
En el oratorio de las Hermanas de la Ca¬
ridad.—Mañana domingo, á las cinco déla tarde, se celebrará el piadoso ejercicio de la Buena Muerte en obsequio del Santo Cristo
de la Salud.
Movimiento del Puerto
Embarcaciones fondeadas
Día 6.—De Ciudadela, en 2 días, laúd Jai¬ me, de 7 ton., pat. J. Biscafe, con 3 mar. y trigo.
Día 7.—De Felanitx, en 2 días, Jabeque S. Miguel, de 42 ton., pat. Antonio Vicens, con 5 mar. y lastre.
Día 8.—De Cette y Barcelona, en 1 día, vapor Ciudad de Mahón,de 540 ton., cap. don Domingo Picornell, con 21 mar. y efectos.
Dia 8.—De Cette y Barcelona, en 1 dia, vapor Villa de Sóller, de 191 ton., cap. don G. Calafell, con 16 mar. y efectos.
Dia 11.—De Palma, en 1 día, laúd Inter¬ nacional, de 19 ton., pat. P. A. Balves, con 6 mar. y efectos.
Embarcaciones despachadas
Dia 5.—Para Mahón, land Joven Pablo, de 19 ton., pat. José Pons, con 4 mar. y al¬ garrobas.
Dia 8.—Para Ciudadela, laúd María, de 7 ton., pat. Juan Vicens, con 4 mar. y lastre.
Día 7.—Para Ibiza, laúd Jaime, de 7 ton,, pat. Jaime Biscafe, con 3 mar. y lastre.
Dia 8.-—Para Valencia, vapor Ciudad de Mahón, de 540 ton., cap. don D. Picornell, con 21 mar. y efectos.
Dia 10.—Para Cette, y Barcelona vapor Villa de Sóller, de 191 ton., cap. don G. Ca¬ lafell, con 16 mar. y efectos.
Día 11.—Para Palma, laúd Internacional, de 19 ton., pat. A. Balves, con 6 mar. y las¬
tre.
PIAMO
Por tener que ausentarse su dueño, se vende un piano en buen estado por 55 du¬ ros. En esta Imprenta informarán.

asa*™

SOLLER

9

por Mar y Tierra
Comisión,
Consignación, y Tránsito

CASA PRINCIPAL:
(Pyr. Or.) ¿£ü

Casa en:
CETTE (Herault)
-4—>
Sucursales en:
Valencia Palma de Mallorca
Barcelona Fort ■ Bou
Irun
Hendaye
freeios filiados
(forfaits)
para todos los países
-y

asa fundada en ierbére (Irancia) el año

-4-

4-

►I

,*I*C|

Casa en CETTE

Quai de la Républíque, 12

Creada esta nueva casa en Ce!te, a instancia de mi numerosa clientela con el fin de defender sus intereses,
se ofrece á cuantos quieran honrarle
con su confianza y facilitara cuantos
datos le sean solicitados.

:>c

><$>-

=30

5^! 10

SOLLER

El cultivo de la avena y los abonos

Se cree generalmente que la avena es
una planta muy poco exigente por lo que á su alimentación se refiere y puede, por tanto, cultivarse con éxito en las tie¬ rras más pobres, sin necesidad de recu¬ rrir al empleo de abonos. A lo sumo, se
reconoce la utilidad de los fertilizantes

fosfatados para dicho cultivo, por haber observado muchos agricultores que se
consigue aumentar la producción de grano mediante la aplicación del superíosfato..

Cierto es que la avena prospera mejor que otros cereales en terrenos de media¬ na fertilidad; pero esto no obedece á que sea menos esquilmante, sino al extraor¬
dinario desarrollo de sus raíces, circuns¬

tancia que le permite aprovechar en gra¬
do máximo las reservas fertilizantes del

suelo. Para convencerse de ello basta

comparar las cantidades de materias nu¬ tritivas que absorben, con su paja y raí¬ ces correspondientes, dos cosechas de

avena y cebada, calculadas en 30 hectólitros de grano cada una. He aquí dichas cantidades, según el agrónomo Garoea,
en cifras redondas:

Avena.

Cebada.

Potasa .

.

.

Acido fosfórico .

Nitrógeno

77‘5 kilgms.

47,5 »

76

»

30 kilgms. 21 » 51 »

Por consiguiente, la avena esquilma más á la tierra que la cebada, aunque
en apariencia, aquélla resulte menos exigente que ésta. De aquí la eficacia in¬ contestable de los abonos químicos en el cultivo del primer cereal, eficacia que ha sido demostrada en la práctica por medio de la experimentación.
Citaremos, entre los muchos ensayos de abonos en el cultivo de la avena que
se han hecho en España, uno realizado
por el culto presidente de la Caja ru¬ ral de San Juan (Mallorca), don Anto¬ nio Oliver. Este agricultor dividió un campo en tres parcelas iguales, abo¬ nando una ccn sólo 180 kilógramos de
superfosfatos por hectárea, según cos¬ tumbre del país; otra con igual canti¬

dad de superfosfato y 150 de nitrato de

sosa, y la tercera parcela con las mismas

materias que la segunda, más 75 kiló¬

gramos de cloruro potásico. Sembradas

de avena las tres parcelas y hecha la re¬

colección, se obtuvieron los resultados

siguientes:

COSECHA de grano
por hectárea.

Parcela con superfosfato . . Parcela con superfosfato y
nitrato

975 kilgms.

1.047

»

Parcela con superfosfato, ni¬ trato y cloruro potásico . 2.058 »

Estas cifras muestran bien claramente

la superioridad del abono completo y,

por consiguiente, la enorme ventaja que se obtiene empleando potasa y nitrato, además del superfosfato.

0000000000300093003000000000

COMUNICACIONES MARITIMAS

ITINERARIO DE CORREOS PARA EL AÑO 1911

Salidas de Palma

Domingo
A las 9 mañana para Marsella. A las 6 y media tarde paraMahón. A las 10 noclie pa?ra Barcelona

Lunes

(Rápido)

A las 9 mañana para Cabrera. A las 6 y media tarde para Barce¬
lona.

Martes

A. las 2 tarde para Malión (vía Al¬
cudia) . A las 5 tarde para Valencia (directo)

Miércoles
A las 9 mañana para Cabrera. A las 9 noche para Ibiza. A las 10 noche para Barcelona
(Rápido)
A las 10 noche para Mahón (vía Barcelona).

Jueves
A las 5 tarde para Argel. A las 6 y media tarde paraBarcelona
Viernes
A las 9 mañana para Cabrera.
A las 12 mañana para íbiza y Ali¬
cante. Sábado
A las 6 y media tarde para Barcelona
□legadas á Palma
Domingo
A las 7 mañana de Barcelona.
Lunes
A las 7 mañana de Ibiza y Alicante. A las 9'30 mañana de Mahón (vía
Alcudia).
A las 5 tarde de Cabrera.
Martes
A las 7 mañana de Barcelona.
Miércoles
A las 6 mañana de Ibiza. A las 6 mañana de Barcelona
Cqápido)
A las 5 tarde de Cabrera.
Jueves
A las 7 mañana de Barcelona.
A las 7 mañana de Mahón (vía Bar¬ celona) .
á las 9 mañana de Marsella.
Viernes
A las 6 mañana de Valencia (directo)
A las 5 tarde de Cabrera.
. Sábado
A las 6 mañana de Barcelona
(Rápido)
A las 7 mañana de Mahón.
A las 8 mañana de Argel.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

Precios de Suscripción

En España 0‘50 pesetas a.1 mes.
En Francia y demás naciones de Europa
3 francos anuales.
En América ÍO pesetas anuales,
Número suelto, 10 cts—Número atesado, 20 cts.
PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN
En Sóller.—En la Administración, calle de San Bartolomé, 17.
En Palma—Sres. Fondevila y Alomar, Brossa, 37; Librería.
En Francia.—Maison Marqués, 62 Rué Victor-Hugo.—Levallois Perret.
En Puerto-Rico.— Sres. Marqués Herma¬
nos.—Arecibo.
En la República Dominicana.—D. Lu¬ cas Trías, calle del Comercio, 26.—. Santo Domingo.
0000030900000090000000093000

VEMTA
de una pieza de tierra con casa rústica, plan¬ ta baja, piso y desván, de tres cuartones, más ó menos, con derecho de una hora y diez mi¬ nutos de agua de la fuente de S’ Olla y des¬ perdicios del torrente mayor. El terreno es llano y está situado en la Huerta.
Para informes dirigirse á Juan Bta. Rufián
(á) Ros, oficial de la notaria’de D. Jaime
Domen ge.
0000030000000000000000009000

VEATA

de parcelas y solares de la finca Can Pereta,

cita en la calle de la Luna de esta ciudad, á

voluntad de sus dueños, hermanos Marqués

y Palou, con arreglo al plano, instrucciones

y detalles que facilitará como encargado el

Perito Agrónomo D. Antonio Rufián y Co-

lom (Isabel II, 17.)

0000000003000900000000000000

EHT YMTA

A precio ventajoso hay en venta 20
acciones de la Marítima Sollerense. Dirí¬
janse á la Administración del Sóller, San Bartolomé 17, donde se facilitarán
informes.

99

1

999

©

ESPECIALIDAD EN FRUTOS DE PRIMERA CALIDAD

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦ ♦♦♦♦♦♦♦♦♦ ♦♦♦♦♦♦♦♦♦* ♦♦♦

♦$»<5*♦♦♦\_♦♦♦♦♦♦ <£♦

S

DIPLOMA DE HONOR

IJUEFOR/TA-OIÓlSr DIRECTA

= = = AL POh MAYOR Y MENOR = « = =

I&UEL RIPOLL::
Libourne - Place de I6 Hotel de Ville, 6 - JLiteoiirsie

¡Naranjas, Limones, Mandarinas, Granadas de España, Dátiles, Pasas, Uva fresca, Higos de Mallorca, Ciruelas

i

—:r-—... PRIMEURS DE ESPAÑA

|s Bananas, y-- irm— An-anasA, joNsu,ecCese,boAllavse,l aCnhaosc,oClaatecashuetes, Castañas, Jg TELEFONO, 131

EN LA EXPOSICION DE BURDEOS 190S

24, RUE RAVEZ, 24 — BOqDEAUX

*:♦

♦> ♦:* ♦>

♦> ♦:« ♦> ♦> ♦> ♦:<

♦> ♦> ♦> v

Comisiones, Consignaciones y exportación de frutos del País
Mandarinas = Ananas = Bananas = Cocos = Nueces del Brasil-
Ciruelas d’ Ente = Uva fresca del país — Dátiles muscades = = = Kakis del Japón = NARANJAS Y LIMONES = =
Especialidad en frutos de primera calidad á precios moderados
Dirección Telegráfica: ENSENAT - Bananes - BORDEAUX

COMPAÑIA FRANCCHESPANOLA

«m a lidAlmacenes jiUontaner«Saí

SERVICIO FIJO Y DECENAL
entre los puertos de Valencia, Sóller, Barcelona y Cette y viceversa
POR LOS VAPORES

Sindicato, 2 á 10 y milagro, 1 á 11

Manuel Espaliu : : : :

PALMA DE MALLORCA

y Ciudad de Mahón

|H Pañería, Sastrería, Novedades para Señora y Caballero. ©
Camisería, Lencería, Mantelería, Confección de blanco, Géneros de punto, Estatuaria Religiosa, Plata Meneses, Medallas, y Rosarios.
OBJETOS PARA REGALOS

Efectos Militares, Uniformes, Gorras, Espadería, Corbatería,

© == Tapices, Alfombras y Cortinajes. ■■■ ■■

^

, De Valencia para Sóller los días 9, 19 y 29 de cada mes.
i De Sóller para Barcelona » » 1, 11 y 21 » » » i De Barcelona para Cette » » 2, 12 y 22 » » » De Cette para Barcelona » » 5, 15 y 25 » » » De Barcelona para Sóller » » 6, 16 y 26 » » » l'De ‘Sóller para Valencia » » 7, 17 y 27 » » »

■$

J. CONSIGNATARIOS

«"“I-

P“

En la Sucursal ”Can Bitla95

En VALENCIA: Sres. Borrás y Plá.—Grao.
En SOLLER: D. Ramón Coll.—Calle del Mar.
En BARCELONA: Sr. Mitjavila.—Comercio n.° 29? fronte la esta CÍÓI1 (le Frauda

yviW

w En CETTE: Sra. Viuda de A. Bernat.—Qnai de la Ville, 15.

sóLLer

11 ss

appnp^
ÜUGlluu

|T

(C’A\\ PERICO) S-^r-

= Secciones agregadas á la casa = = = ==

SASTRERÍA, CAMISERÍA,

Y SOMBREROS PARA SEÑORA

Esta casa á pesar de obsequiar coa Cupones á sus favorecedores, demos¬ trará siempre ser la que vende más barato.

|| COLÓN, 17, 19 y 21—MAURA, 1, 3 y 7 y JAIME II, 68
❖ ❖ PALMA DI MALLORCA ❖ ❖ ❖

LAS MONJAS
:=l NOVEDADES PARA SEÑORA
Ricas BLUSA confeccionadas en
Nansú bordado, Tul,
Seda, Crespón y Ga%a
Modelos exclusivos de la casa
: Sedas : Paraguas : Tejidos : Bánovas : Lanas : Liberty : Cubre-camas : Ropa blanca : Chales y Mantillas blonda.
: Especialidad en artículos JE i* I£ O &
Esta casa no dá cupones pero vende sus artículos un diez por ciento más barato.
CARLOS ALABERN : mS«ScXca

m»
Br

Expéditions directes
de toutes sortes de Primeurs
— EXPORTATION POUR TOUS PAVS —

(sjp®’
Cerises : Bigarreau : Peches : Abricots : Tomates
: : Raisins chasselas, Clairette, Doré du Gard : :

Entrepot d’oranges, fruits secs á REMOULINS (Gard)

Barthélemy Arbona Rué du Chateau, TAEJA^GON (B.-du-Rh.)

i le 20 MAI,
Artresse Télé^rapliiqne: ARBONA-RGiHOlIIilBiS

Jí\\
Adressc Tl-lrgrapliique: ARBOBÍA-TARASCOA

■■■■■■■■■■HHBUaBHHMBBIIBBHBBBaaBMBaBIIMaBHHIIHHaBBBHBUI!

■ «•■■■■«r

—

—^;

■

—

vuuua| ¡

■isrurr

“SSSÉsa ¡

HgSBBBHr/

'BBBBMH

CflNflLS BBür
mmy/

Casa JUAN

Y^bbSIBS
XBH

(antes Damián Canals)

= FUNDADA EN 1872 =

Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Interna¬ cional de París; medallas de oro, cruz de Mérito y miem¬
bro del Jurado en la Internacional de Marsella.

Expediciones de toda clase de frutos del País, para Francia y el Extranjero. :: Especialidad en uva de me¬ sa, procedente de las mejores viñas Gard y V Herault.

o Rapidez y economía en todas las operaciones $

TELÉFONO, SI

=BBIk\\ IbbbblX

-Telegramas: CANALS-TARASCON RHONE-

gHBBBBW

¡IIBflE

G'imm
JUBj»

|f

íBBirII I
IIIBIHD 1

Nuevo Mundo
B IBI
De venta en la librería
4íLa Sinceridad,,
San Bartolo§, 17.—SÓLLER

PABLO COLL Y F. REYNES1
AUXOH'WJG (Cote <!’ ©r)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos v de toda
clase de legumbres.
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

I ¡ ■ Suscripciones á REVISTAS y PERIODICOS na¬ cionales y extranjeros. Se reciban encargos en ”La Sinceridad” San Bartolomé n.° 17.—SOLLER.
Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas-para visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
San Bartolomé, 17.—SOLLER

Maison Guillaume Coll

FONDEÉ EN 1902

Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs. Spécialité de peches molles, prunes reine-claude, raisin chas¬ selas, abricots, etc.

Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes.

-=£*&**

*s« TRES BONS EMBALLAGES °s*

-»=s<s=-

Service conpltt Jí ctlis-pistan di 10 k, piar la France et 1‘Etranger
ADRESSE: (N. GODD-fAventie de la Pepiniére (en face
du Marché en gros) á Perpignan (Pypenées Orientales) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan

|| Precios alzados para todas las destinaciones Servicio especiaUUU^do y reexpe- K
^ 5n de naranjas, limones, frutas frescas y secas y demás artículos. ©

M. BE EN A T Y A.-PONS

Quai du Sud, 3-CETTE-(Herault)

= Teléfono, 4-08

Telegramas: Bernat Pons

Importaciones y Exportaciones
DE
| FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS

FRANCISCO ARBONA

6, Courá Julién. 6.—MARSEILLE

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas,

limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.

Especialidad en toda, clase de frutos y primeurs de España y Argelia.

O

FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD

Telegramas: EAí^BONA--Marseille—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en lodos los servicios

a

Maison

Frores

| «

i

«g A OS ¿

C

’E*
o¿

A 1«

oS
§ ° T. &

'*

cc

m rrrj>j

©3

o3

73

^

9 C3 03

<-o

O

«3 III -+-> 03

O

ja Tí s®

a s* ti) c3
S ht C PM a

H « OO "j®
03 rO

g

»S co
O

o xn ^
c3
-i-= Te

¡3

<v

Vi m-h

2 02
o W*

-a

•! t 03
’c5 rÓ

=3 rCS

O

c3 re5

O
•• ••

03
*E3
03
Q*
xa
&A

EXPÉD1TEURS
53, Cours Berriat, 53—GRENOBLE (Isére) FRANCE
F&W1TE ® FS11I1W&S ® LBOVM18
Expédition pour la France et 1‘Etranger.— Spécialité de pommes á coutean par wagons, poires, primes, péclies et abricots. —Pertits oignons en chaines et en vrac.=Cerices et bigarreaux. =Noix de Grenoble.AExportation directe d‘oranges, citrons, mandarines, grenades et fruits secs.
Télégrames: MOREY-GRENOBLE. Télephone 22-36

COMISIONES, REPRESENTACIONES, IMPORTACIONES Y EXPEDICIONES

David Mareh lemanoB

Boulevard du Musée, 70. MARSEILLE—

n.° 37-82

Expediciones al por mayor de naraujas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri-
meuvs. Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE
Rapidez y Economía en todas las operaciones

12

K-.«aSS5£ ZT&S&mTH5-S53E?

±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±±

SÓLLER
PLATERÍA

,—,

pjUU 171
VINOS AL POR MAYOR
j JUAN ESTADAS COMERCIASTE I PROPIETARIO
liEEieSTASr (Alisie)
”o*\\so* o* *ow#\\Nr'os •owv*ow*\\*ow,N\\vo'v* *Ow*\\
TTTTTTT TTTTTTTTTTTT TTTT^PTTTT

COJRTES

Calle del Príncipe rí,° 13.—SÓLL'Klí

}4>

Este establecimiento que acaba de abrirse en la céntiica calle del Príncipe, viene a satisfacer una necesidad ya sentida en Só11er de tener una PLATERIA PERMANENTE.

Encontrarán en esta los sollerenses un completo y variado
L surtido en objetos de dicho ramo. - - PRECIOS ECONOMICOS - -

LA SOL LEPENSE
DE
JOSÉ €OLL CERBERE y PORT-BOÜ (Frontera franco-espaííolal
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para ti trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

JACQDES COLL GASASNOVAS PERPIGN AN CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CASASNOVAS —PERPIGNAN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos.

Comisiones— Representaciones — Consignaciones — Tránsitos
PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

AIZ

SOT

AGENTES DE ADUANAS

CASA principal:

sucursales:

OERBBRB (Francia) (Pyr.-Orient.)

PORT-BOU (España) HBNDAYB (Basses Pyrenées)

en CETTE:

GLuai de la Republiqne 8-teléfonc 3.37

» MARSEILLE: Rne Lafayette 3-tsléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

signatarios eii CETTE del vapor Villa de Sóller
— Rapidez y Economía en todas las operaciones. — —

-S'-

OI
Í-U CU
xrx cu
cu
cu 21
cu
cogCO

CU«d\_.
<gOQ

oí O

E—• o

CU
O

u

CU

OQ

SU

cu E—1

GO <C

cj

(/) u~ W uu
ZQ

£ Í2
a> tí
T P*
03 v
O

O GO

6

A
00 *2

<5

.S o
tí

Z
ü
hh

©

g

es

-
o ca

o

tJO 5
ca

(/) <í o «T o

5 r

o c3

as 0 "o o

H-í?

03 3H

I « s

cd (/) — o

■r-1

W GO w

C3

° cj

Z

!±|P3

== C®

«50
Q>

2|ca LÜ

±: t>
cj

HS h-
h“
LÜ

3S

oo

cT ic M
c® o a. tJ cn

O

8

Luí ta
tí nrl
xg «tí Q\_ tí

w

O cc

<D s O

bO
m

c® O

ZO <c
•< o

a:» w-t
o *tí

hí o uu cigo

2
> U
°°

o +3
E¡
bO

r
Almacén de maderas : : :
: : : : Carpintería movida á vapor
Especialidad en muebles, puertas y persianas

I

i

I Calles
*

del Mar y Gran-Vía —

SÓLLER

I
$

SE CONSTRUYEN

TPDQ de inmejorable calidad con sujeción á la
IlillÜ siguiente tarifa de precios:

o
feo
f-, /

ANOH OS

1.a clase 2.a clase Pesetas Pesetas

.1 a De 0’60

m i De 0’71

00 ] De 0’81

c3 i De 0’91

] en De UOl
pa De Til

GO CC

j
I

De

T21

LftJ

% De 1’31

i De T41 GO VDe 1’41

á G’70 m. .

.

.

á 0’80 m. .

á 0’90 m.

l’OÓ á

m.

.

■

.

á TIO m. .

.

á T20 m. .

á 1’30 m. .

á 1’40 m. .

á 1’50 m. .

ci T50 m. en dos piezas

12’ 13’ 14’ ' 14’90 16’30 17’20 18’30 19’20 20’ 25’

10’6 5 11’35 12T5 12’30 14’ 14’90 15’65 16’40 17’ 15 23’

A los clientes que tomen de una vez dos ó mas sommiers se les concederá un descuento del 5 por ciento.
J

Gran jdolel CÜtraiqar

Üonedilfaiciorefporrompóanedne-l
se los nuevos propieta¬

Hotel Universo

rios recuperar la fama
universal que este es¬ tablecimiento había al¬

canzado. Al efecto,

embellecidas las habi¬

Propietarios: OLIVERAS Y SANVISENS taciones y ampliada la renombrada cocina es¬

4- 4 4- BARCELONA 4 4 4

pañola y francesa, pe-

■

inni-mi'i una

rf* cubar de esta casa, no

dudan los propietarios Verse favorecidos por los hijos de estas Baleares, que
w
.siempre honraron el citado hotel con sn presencia.

Representante en todos los trenes y vapores.—Coclie particular de la casa. — • Habitaciones exclusivas para familias.—Hermoso cuarto de baños.—Timbres eléc¬

tricos en todos los departamentos.—Hotel el más próximo de las estaciones, mue¬

lle, aduana y centros oficiales.

Plaza de Palacio, 3. BARCELONA
V

ii ii
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
júartín Carcasona
rvrvvTvvvrvvvvTvvvrvY El más cerca de los Estaciones:
Junto al Muelle : Habitaciones
para familias y particulares : Esmerado servicio á carta y á cubierto : Cuarto de baño, tim¬ bres y luz eléctrica en todos los departamentos de la casa: Intérprete ó la llegada de los
: : : : trenes y vapores : : : :
Plaza Palacio, IO4BARCELONA
Bi

MARITIMA

SOLLERENSE

COMPAÑÍA MAErLrOINQUINA DE VAPO^E^
Servicio oficial de Comunicaciones Marítimas rápidas y regulares entre las Islas Baleares, Penínsela, Extranjero y viceversa

— Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma —

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes ,, de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y 21 de id. id. „ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25 de id. id. „ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER. —D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—Bauzá y Massot, Quai de la Republique, 8.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.
SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»

VAPORES: Rey Jaime I ^ Jaime 2.° ^ .Miramar ^
Bellver - Mallorca ^ Balear - Cataluña

- Isleño ^ Lulio ^ Ciudad de Palma - Formentera

CONSIGNATARIOS:

BARCELONA. Sucursal aísleiia Marítima,
ALICANTE. Sucursal “¡sien

ARGEL. Sres. Sitjes Hermanos.
CETTE. Mr. Bartíelemy Toas.

GRAO. D. Juan Domingo.

1BIZA. Sres. J. é I. Wallis y

MARSELLA. Sres. Mayol, Blrunet y u.“ líue itepuüu

Servicios combinados á l'ort-fait eu conocimientos directos para los principales

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.