AÑO XXVI (2.a EPOCA) NUM. 1262
AÑO XXVI (2.a EPOCA) NUM. 1262

SABADO 3 DE JUNIO DE 1011

-

—■

« FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

*
REDACTOR-JEFE: D, Damián Mayol Alcover.

"■

■■■■'■

-

-

■■■■■

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

SECCIÓN LITERARIA
l±R
(De J. I.e Hénaff irailncido para el SÓLIER)
Pablo á Anita
«Mi querida Anita: Ayer te dije que partía para Italia... tu me propusiste acompañarme á la es¬ tación... yo no lo quise... tenía miedo... miedo de no poder partir... Porque has de saber que este negocio que me llamaba de urgencia á Nápoles y á Roma, no existe... Me voy porque es
necesario que me vaya... que me aparte
de tí... ¡Oh! yo ya sé que esto es un poco romancesco, y hasta romántico. Esa
marcha súbita hácia el Mediodía de
Francia, es el desenlace de muchísimas
historias de amor; el amante abandona¬ do se vá arrastrando su melancolía, su desolación, hacia alguna ribera jovial: todo esto se presta á contrastes muy li¬ terarios. Es verdad que es m'uy de Musset... ¿que quieres?... los poetas pueden muy bien tener razón alguna vez. Es un desenlace muy viejo, muy antiguo... Un novelista buscaría otra cosa... ¿Pero yo?... no vivo para el público ni cuido
mucho tampoco de ningún éxito final.
Ahora todo se acabó ya entre noso¬
tros... voy á partir; lejos, muy lejos...
Desde la fonda de la estación, en donde te escribo esta última carta—porque será
la última que te escriba—oigo ese ruido
confuso de las estaciones, tan triste, tan
lúgubre, como si condensara en el alien¬ to de sus máquinas, en el golpe de las puertas que se cierran brutalmente, en el traqueteo de las vagonetas de los equi pajes al atravesar sobre los railes, en el silbido lejano de un tren que se vá, toda la tristeza de las múltiples partidas.
La máquina, acaba de silbar, y su sil¬ bido es un llamamiento desgarrador. Hay dolor y sollozos que se ahogan, se mezclan y se condensan como el humo y el ruido en el hall inmenso de la esta¬
ción. Y es terrible toda esa trizteza que
se adivina, esas pequeñas penas y esos grandes dolores; todo eso que rueda con¬ fusamente, brutalmente; todos esos po¬ bres seres humanos en quienes solloza un poco siempre el sentimiento de los lugares que dejan, de los seres queridos que abandonan, ó la nostalgia del pais donde se dirijen; todos esos frágiles ca¬
joneros de recuerdos que el tren arran¬
ca inconsciente del andén como paque¬
tes sin importancia... ¡Ah!... mi carta no es alegre... ya lo
sé. ¿Que quieres?... te escribo porque pienso continuamente en tí, porque es de tí de quién me alejo y ‘á tí á quién tengo necesidad de hablar...
Y sobre todo, sobre todo, no protestes. No vayas contra las razones que he de darte de mi partida... Me voy porque te
amo.
Me dirás que tú también, que me amas, que me adoras... Y lo dirás since¬ ramente... porque crees decir la verdad... porque hay cosas que no puedes ver. de¬ talles en que no te has fijado tampoco, en que no puedes haberte fijado jamás...
De lo contrario, me amarías como yo te
amo á tí, y habrías sufrido como yo he sufrido... Hay cositas de las que solo los
amantes saben darse cuenta... porque
esos detalles, esas cositas insignificantes son síntomas que tienen una grandísima importancia...
Si tú me hubieras amado, ó mejor di¬ cho, si no te hallaras yá en la pendiente

por donde se vá á dejar de amar, por
donde lentamente se resbala hácia la in¬
diferencia, hubieras experimentado esta noche misma esta especie de instinto de sensibilidad superior que te hubiera he¬ cho adivinar las razones de mi partida... y hubieras encontrado el medio para ve¬
nir á la estación...
Ya sé que he sido yo el que no lo ha querido, pero hubieras podido muy bien hacerme querer lo que tú...
Todo esto no es nada, es cierto, y loes
todo...
¿Te acuerdas de la primera rosa que te ofrecí? Yo mismo la prendí sobre tu pecho, y recuerdo con que delicia larespirabas... La rosa se marchitó. Tu la hi¬ ciste secar entre las hojas amarillas de un libro viejo... Y después... Y después cierta noche, cuando leíamos juntos al¬ gunos versos de aquel poema, los péta¬ los cayeron y tu ni siquiera los recojiste.
Otro día, al subir al coche, te compré un ramito de muguete... Te acompañé hasta tu casa... y mientras miraba ale¬ jarse tu silueta adorada sentí que pisaba
el humilde ramo.
¡Las flores! ya lo sé... olvidos... ¿que significa todo esto? Evidentemente... Pe¬
ro otra vez...
Cuando ha sido uno demasiado feliz, le llega pronto el dia en que le dejau
sentir las penas todo su acíbar. Y yo he
sufrido...
Ayer, que era el aniversario de la pri¬ mera salida que hicimos juntos, te pro¬ puse como una peregrinación la visita al lugar mismo de nuestro primer beso... Me trataste de poeta, de sentimental, y
reiste... No puede uno reirse de estas co¬ sas... Al fin partimos... El tiempo se mostraba desapacible... Un poco de vien¬
to dificultaba nuestra marcha... A pesar
de oponerte, yo quise terminar nuestro paseo; pero tú no demostraste encanto
ni satisfacción: ni un ademán, ni una
palabra, ni un suspiro... El paisaje nada te decía, no evocaba en tí ningún re¬ cuerdo agradable, estaba muerto... Pero yo sí me acordé de tu admiración infan¬ til, de. tu alegría en aquella nuestra pri¬
mera salida, de tus recuerdos conmove¬
dores. de tu emoción al pensar en este primer aniversario... El amor te con¬
vertía entonces en una mujer sentimen¬ tal. soñadora... y ahora has reído de lo que fuiste otro tiempo... Nos paseamos despacito, de un modo trivial, casi dis¬ plicentes en este sitio que solo un re¬ cuerdo encantador debiera haber poeti¬ zado para siempre por nosotros...
He comprendido que todo había con¬ cluido yá, nuestro amor, nuestros sue¬ ños, y he tomado la resolución de partir.
Adiós, mi querida Anita; he sufrido
demasiado de esas cositas, de esos deta¬
lles que son mi vida... te he amado de¬ masiado y te amo demasiado aún para poder admitir entre nosotros esa calma
triste—demasiado triste—de los.amantes
salidos de su encantamiento. Me resuel¬
vo. y te dejo mientras crees todavía en
nuestro amor, cuando el recuerdo per¬
siste de algo que no ha muerto del todo
aún entre nosotros. Eso vale más que te¬ ner que inclinar más tarde nuestras fren¬ tes amargadas ó dolorosas. abrumadas por el arrepentimiento, sobre el cadáver
de nuestro amor.
Adiós. Anita. adiós para siempre... pa¬ ra siempre... No llores, nó... Era preciso...
Nos hemos cruzado en el mismo cami¬
no. Hemos hecho parada juntos, y aho¬
ra la vida nos arrastra á cada uno por su
lado... ¿Para que luchar si todo nos se¬ para y cada minuto nos aleja todavía
más?

¡Adiós! ¡Adiós! Que esta carta sea para tí como el pa¬ ñuelo blanco que el peregrino agita des¬
de lo alto de la colina, desde el recodo
de la carretera, en el lugar extremo des¬ de donde puede percibir aún á la perso¬ na querida que no volverá á ver.
Y de la misma manera que este viaje¬ ro lleva por última vez el pañuelo á sus labios, yo firmo con un beso esta carta que te llevará mi supremo adiós.—
Pablo.» Manzanilla.
CENTELLEOS PARISIENSES
(Traducción para el SÓLLER)
LOS LIBROS ESCOLARES
El Sr. Steeg, bajo el pretexto de defen¬ der la escuela laica, que no había sido atacada por cierto, acaba de jugar una mala pasada á los profesores de instruc¬ ción pública.
En una circular reciente, afirma, en efecto, que los maestros y maestras de es¬
cuela son libres en absoluto para escoger,
de la lista aprobada, los libros que sean subsceptibles de secundar su enseñanza, y que nadie tiene facultades para res¬ tringir su independencia.
Después invita ó estimula á los direc¬ tores y directoras á que llamen á los pa¬
dres de los alumnos recalcitrantes con
objeto de discutir con ellos los pasajes de
los libros incriminados.
No se discute con personas sin calidad cuando se está seguro de tener razón. La discusión implica tres cosas: primera¬ mente, que el punto sometido á examen no es incontestable; después, que aquel de quién se reciben las objeciones está calificado para presentarlas, y po'r últi¬ mo, que debe uno inclinarse delante la luz que surja del choque de lasideas.
Al recomendar este procedimiento, ó, dicho con mayor exactitud, esta argu¬ mentación, el Sr. Steeg reconoce implí¬ citamente los derechos de los padres de familia que por otra parte niega, é im¬ pone á los profesores que no habrán de¬ mostrado no ser nocivos los pasajes in¬ criminados la obligación moral de cam¬ biar de libros y, sobre la lista autoriza¬ da, designar otros—y los hay—que respeten la neutralidad escolar, las creencias religiosas y los sentimientos patrióticos.
Aun cuando manifiesta la voluntad de
amasar á su manera las inteligencias jó¬ venes, sin soportar intervención, y nos vuelve á llevar á una persecución tanto más odiosa cuanto es hipócrita, el mi¬ nistro, en su circular, pasa una confe¬ sión que es muy bueno retener. Desde el momento en que se discute una cuestión, es que ésta es discutible en derecho y en hecho. Es, pues, como se diría en el Pa¬ lacio, que las reivindicaciones de los pa¬ dres son admisibles y, por consiguiente, que estos padres tienen calidad, no solo en derecho natural, sino en legislación escolar, para protestar contra los perjui¬ cios llevados al espíritu y á la letra de la ley por los que debieran ser sus guar¬
dianes.
Un principio lo domina todo: es que si no hay acción donde no hay interés, por contra no puede rehusarse una ac¬ ción á los interesados. Ahora bien, ¿quie¬ nes son los principales, los verdaderos
interesados en materia de enseñanza sino
los niños, y los padres que les represen¬
tan cuando no han salido ellos de la pa¬
tria potestad?

No se puede dejar de agradecer al se¬ ñor Steeg el haber sacado á luz esta ver¬ dad, aunque lo haya hecho probable¬ mente sin querer. En cuanto á los pa¬
dres, nos complacemos en esperar que, en el instante que se intente probar de «restringir su independencia» por me¬ dio de un proyecto Doumergue ó Tim¬ iamas cualquiera, sabrán por la causa santa que tienen la obligación de defen¬ der, mostrar á lo menos tanto vigor co¬ mo los camelots du roi por el avance do una idea política.

(De La Presse).

Alceste.

ECOS MUNDIALES
Un terrible explosivo
El departamento de Guerra de los Estados Unidos dice que está en posesión del más po¬ deroso explosivo del mundo, superior á la joveita, nitroglicerina, melenita, ó á la shimosa del Japón.
Este invento es una mejora que han hecho sobre un descubrimiento anterior, pero los oficiales, como es natural, no dan ningún detalle sobre el particular. Sin embargo, se supone que este explosivo es aquel mismo á que hizo referencia últimamente Hudson Maxim. Este nuevo terror ha sido probado enteramente en Sandy Hook. Los experi¬
mentos fueron hechos á fin del verano pasa¬
do y durante el otoño, contra fortificaciones mucho más fuertes de las que poseen otrn-i naciones; dicho explosivo lo probaron en forma de bombas, contra la piedra, concreto armado y acero. Todo lo que presentó blan¬ co á estas bombas fué completamente atra¬
vesado.
Los cañones -de 14 pulgadas que hoy dia están fabricando para la defensa de la Zona del Canal de Panamá, llevarán bombas de este nuevo explosivo. Este mismo tipo de ca¬ ñón y munición van á ser colocados en Ma¬ nila, San Francisco de California, PugetSound y en las fortalezas de la costa del At¬
lántico.
La población inglesa
Se han hecho públicos los resultados gene¬ rales del líltimo censo de la población de In¬ glaterra, junto con el país de Gales y dice que es actualmente de 36.075.000 habitantes, de lo que se deduce que en el transcurso de diez
años ha aumentado en unos tres millones y
medio. Londres y sus suburbios tienen ac¬ tualmente una población de 7.253.000 habi¬ tantes, con un aumento durante el último decenio de 671.000 almas, Algunas poblacio¬ nes importantes han sufrido disminución en su censo, pero en cambio han tenido aumen¬ to casi todos los puertos y las principales es¬
taciones balnearias.
Un impuesto curioso
Los vieneses están sujetos á un extraño impuesto, llamado en el pais «Sperrglod» ó impuesto de apertura de las puertas.
Las puertas de los portales se cierran in¬ variablemente á las diez de la noche y des¬ de esta hora todo el que sale ó entra tiene que pagar veinte céntimos hasta media no¬ che y cuarenta desde entonces hasta las seis de la mañana, que se abren los portales.
El impuesto hay que pagarlo tantas veces como se salga ó se entre. Si por ejemplo una
persona está en cíj,sa de un amigo hasta la una, tiene que pagar cuarenta.céntimos por
salir de casa del amigo y otros cuarenta por
entrar en la suya.
Los encargados de cobrar el impuesto son los porteros, á los cuales llaman alli con mu¬ cha razón «jefes de casa».
Robo sacrilego
En el palacio arzobispal de Mesina se ha cometido un robo de joyas y objetos precio¬ sos pertenecientes al tesoro de la Virgen lla¬
mada «della Lettera». El valor de lo robado
se calcula en tres millones.

aaaPBBMMBBaBawBwnfg i

soller

tt Mira i ios ci»s
El sistema de contribución única, sin duda que es un bello ideal; entre sus
ventajas figuraría en primer término la de simplificar el sistema de recaudación, con lo que el personal burocrático po¬ dría disminuir, y, por lo tanto, dismi¬ nuirse los gastos y reducirse 4la cuantía
de las exacciones. Pero este ideal, con la
realización del cual se pagaría menos, no puede realizarse, aunque ello parezca paradoja, sino en los pueblos ricos. La razón es obvia: para pagar en una fecha fija y en una soia cantidad todo lo que
en fracciones de contribuciones directas
y de mil formas, por las indirectas, sa ¬ tisface el contribuyente, lo primero es que éste tenga dinero en caja, holgura suficiente, ingresos bastantes, para, en un momento dado, satisfacer aquello que se le pide. Pero en los pueblos po¬
bres, como el nuestro, volvamos á repe¬
tirlo, lo primero que hay que hacer con la contribución, aunque resulte un poco más crecida, es diluirla, esparcirla, re¬ partirla mucho, de modo que al satisfa¬ cerla en muchas fracciones, en diversos
momentos y en variadas formas se nos haga menos sensible.
¿Hay algo de esto en lasubstitución— si fuera supresión, todos estaríamos en¬ cantados—del impuesto de consumos, según el proyecto de ley que ya ha aprobado el Congreso? Desde luego que no. Sin dársenos garantías suficientes de que con la supresión del impuesto la rebaja de los artículos de consumos, su¬ puesta en teoría, se realice estrictamen¬ te en la práctica, se nos lleva á pagar de manera inflexible aquello que se nossupone disminuido y que no disminuirá
en todo lo calculado. Con el sistema nue¬
vo, el fisco va á perder un tanto por ciento; el contribuyente va á pagar un tanto por ciento más de lo que pagaba. ¿Adonde irá á parar ese seguro margen de mutua pérdida? Por un lado, al bene¬
ficio de los intermediarios, en cuanto
respecta ai comercio de artículos de pri¬ mera necesidad; por otro lado, á las de¬ ficiencias y dificultades de organización y de recaudación del nuevo método.
Son absurdos, completamente absur¬ dos, los impuestos con que se substituye el arbitrio de consumos; y con ellos se prueba que se ha ido á aprobar el pro¬ yecto por aprobarlo, á promulgar una ley por promulgarla, sin acertado estu¬
dio, sin maduro examen, sin reflenionar.
El Gobierno tenía sus compromisos, obe¬ decía á presiones, y allá se disparó á cumplir lo tratado, dejando aparte las preocupaciones por lo que mañana tiene que suceder. Véase, véase al señor alcal¬ de de Madrid clamando ya al ministro de Hacienda por el auxilio que en breve necesitará el Ayuntamiento si ha de con¬
tinuar satisfaciendo sus pagos.
* **
Examinemos los puntos constitutivos
de la substitución. Pase el arbitrio sobre
los solares sin edificar; dejemos á un la¬ do el recargo del impuesto sobre los bi¬ lletes de espectáculos públicos; dejémos¬ lo á un lado, sin contar con que al enca¬ recerse el espectáculo el público puede retraerse, las empresas arruinarse y mu¬ chas familias carecer de trabajo y de pan. Pero ¿y el recargo sobre el consumo de gas y de electricidad? Por la ley que se intenta aprobar se carga en un 50 por
ciento el valor de estos fluidos. Los al¬
quileres de las' casas son cada día más caros; la clase media, sobre todo, los ve subir por día y no puede con ellos. Pues á pagar una contribución sobre el inqui¬ linato. La carne, por lo visto, no es ar¬ tículo de primera necesidad; á pagar por la carne. Y ahí queda, por otro lado, el repartimiento, fuente de injusticias, vi¬ vero de desigualdades, mal para casi to¬ dos. beneficio de muy pocos. He aquí lo fundamental del triste engendro que tal vez se apruebe hoy. La impulsión, la exigencia al Gobierno para que atropelladamente se discutiera y se apro¬
bara, nacían de la soberbia, del amor
propio, del deseo de demostrar una fuer¬ za; en el caso más disculpable, habrá que

decir que ello ha salido de la ignorancia, de la torpeza y del error. El tiempo nos
traerá el funesto resultado. Entonces, si
se quiere exigir responsabilidades, nos encontraremos con que unos se declara¬ rán irresponsables y con que el Gobier¬ no de noy, que sabe Dios dónde estará para entonces, responderá por boca de unos exministros que ellos no hicieron sino atender á las «demandas de la opi¬ nión pública». El mal, así, quedará he¬ cho, y nuestros protectores habrán lle¬ vado á todos á un quebranto administra¬ tivo, á un retraso económico, á un per¬ juicio general.
Y con estas leyes dicen los vocingleros que defienden los intereses del pueblo.
¡Pobre pueblo!, al que se trata de des¬ lumbrar ofreciéndole la supresión de un impuesto para imponerle otros más one¬ rosos y cuya pesada carga difícilmente podrá sobrellevar.
NOTICIAS DE MÉJICO
Por telégrafo se han recibido noticias de Méjico dando cuenta de que el jueves, día 25 del pasado Mayo, dimitió el cargo de presidente de la república mejicana
don Porfirio Díaz.
Inmediatamente fué nombrado presi¬ dente provisional el señor Delabarra..
Una inmensa muchedumbre recorrió las
calles de la población, pero no hubo de¬
sórdenes.
El Congreso mejicano aceptó la di¬ misión de D. Porfirio Díaz por 167 votos,
ó sea el número de sus individuos me-
uos uno, el nieto del antiguo presidente de la república D. Benito Juares. Uno de ios diputados, después de la votación, grito, «¡El presidente Porfirio Díaz ha muerto!» «¡Viva el ciudadano Porfirio Díaz!» Estas palabras fueron acogidas con grandes aplausos por todos los dipu¬ tados y por el público que llenaba las
tribunas.
En su carta de dimisión de la presi¬ dencia declara D. Porfirio Díaz que de obedecer á sus propios y más íntimos deseos hubiera abandonado el poder ha¬ ce muchísimos años y que si fué acep¬
tando sus numerosas reelecciones era por
creer que respondían á la voluntad de sus compatriotas. Además dice no adivi¬ nar que actos de su vida política hayan podido provocar la revolución, y que li¬ mite para evitar más efusión de sangre.
44
Delabarra, el presidente provisional de la república ha jurado su cargo y después ha dicho que no se presentará candidato ni á la presidencia ni á la vi¬ cepresidencia en las próximas eleccio¬
nes.
El presidente provisional de la Repú¬ blica se propone disolver inmediatamen¬ te el ejército insurrecto y liquidar en se¬ guida todas las reclamaciones que se han
basado en la reciente guerra.
Los gastos de ésta se elevan á 20 mi¬ llones de dollares y á 2 millones las in¬ demnizaciones que se habrán de pagar á extranjeros. Los fondos nacionales de la República'pueden estimarse actual¬
mente en 62 millones de dollares, de los
cuales hay 16 millones depositados en un banco de Inglaterra.
44
Se tomaron las mayores precauciones para el viaje de D. Porfirio Díaz á Veracruz. á quien acompañan su esposa y sus hijos. Apenas llegados á dicho puer¬ to. embarcaron en el vaporIpiragán. que debía zarpar el miércoles para Europa.
El general Madero ha publicado un nuevo manifiesto y en él declara que re¬ nuncia á la presidencia provisional é in¬ vita á los mejicanos á que presten todo su apoyo á Delabarra, á disposición del cual pone el general Madero por su par¬ te todo el ejército insurrecto;
La ola de los gastos públicos
Es una ola que va creciendo siempre esa de los gastos públicos.
Sirve de poco que un día y otro se vaya diciendo que España es un país pobre. Los

gobiernos, los técnicos de los ministerios, los diputados y senadores, los mismos contribu¬

Crónica Local

yentes, hacen cuanto está en su mano para

producir la ilusión de que somos un pueblo opulento.
El año de Cobián excederá á todos los de¬
más en cuanto á este éxito. Los gastos de 1910 fueron 1.036 millones; los presupuestados pa¬ ra el año de gracia que corremos 1.122.
En sólo un año nuestra potencia económi¬ ca... para gastar, según los cálculos del se¬

El sábado regresó de Madrid el dipu¬ tado provincial y Director-Gerente del
«Ferrocarril de Sóller» don Jerónimo
Estades, que, como es sabido, fué á la corte para efectuar el traspaso á favor de la actual compañía de la concesión de la

ñor Cobián, ha aumentado en 86 millones; esto es, en un 8 por 100.
El señor Rodrigáñez, partidario de los pre¬

línea Palma al puerto de Sóller, con la
subvención del Estado.

supuestos bienales como medio de evitar ó atenuar los aumentos, ha calculado su pro¬

En nuestra iglesia parroquial y ante

yecto de presupuestos sobre el de Cobián; el altar de la Purísima Concepción, que

pero, no obstante sus principios, no ha sabi¬ do sustraerse tampoco, aunque modesta¬ mente, á la gloria de enriquecer á la nación, y ha aumentado los gastos en seis millones.
He aqui una progresión en los gastos, que

fué espléndidamente adornado é ilumina¬ do con profusión de luces eléctricas, se
unieron el miércoles en el indisoluble
lazo del matrimonio, la distinguida y be¬

convence á cualquiera de cómo vamos pro¬ lla señorita D.a Catalina Llinás Arbona

gresando:

Millones

En 1893-94 ascendieron los gastos á 750

En 1895-96 »

»

á 854

y el joven propietario D. Antonio Oliver Delgado.
Bendijo la boda el Rvdo. Ecónomo

En 1897-98 »

En 1900

»

En 1901

»

En 1904

»

En 1905

»

En 1906

»

»

á 968

»

á 970

»

á 1.008

»

á 1.013

»

á 986

»

á 1.024

D. Sebastián Esteva, y actuaron de pa¬ drinos, por parte del novio D. Ramón Marqués Mayol y D. Fernando P. Ledesma y por la novia D. Guillermo Bernat Oliver y D. Juan Puig Rullán.

En 1907

»

»

á 1.062

Asistió á la ceremonia una numerosa

En 1910

»

»

á 1.036

En 1911

»

»

á 1.122

En 1912

» (según proyecto) á 1.128

Lo único que debe consolarnos es que en los demás países, no ya'solo en los civiliza¬

y distinguida concurrencia, que luego de terminada aquélla se dirigió á la casa que en la calle de Isabel II poseen los desposados. Allí celebróse un magnífico

dos, sino también en los bárbaros (que lo di¬ gan los marroquíes) no parece menos de re¬ lieve esta progresión en los gastos.
Por ejemplo, en Francia los gastos públi¬ cos han tenido un pequeño aumento desde
1798 á 1910. Eran entonces de 750 millones de
francos; hoy no bajan de 4 mil millones. El presupuesto de 1910 era de 4.185; el de 1911 debía ser de 4.269, pero la comisión de pre¬ supuestos de la Cámara de diputados lo ele¬ vó á 4.304 y la misma Cámara á 4.325. El Senado se dedica ahora á desmocharlo, y no se sabe en qué parará.
Inglaterra gastaba 2 millones de libras es¬ terlinas en el sigglo XVIII; hoy se aver¬ gonzaría de gastar menos de 200 millones.
En Suiza el presupuesto no excedía de 7 millones de francos en 1850; cincuenta años

banquete, en obsequio á los invitados. Una banda de música tomó parte en
la fiesta, acompañando al cortejo nupcial y tocando animadas composiciones.
La citada boda revistió gran solem¬ nidad y filé el acontecimiento del día.
Los novios fueron obsequiados con ri¬
cas preseas y otros objetos de valor, ha¬ biendo quedado convertida su casa en una verdadera exposición.
La joven pareja salió el mismo día, á las diez, para Palma, desde donde debía embarcarse para Barcelona y Madrid.
Le deseamos felicidades sin cuento.

después había pasado á ser de 102. Bélgica gastaba 87 millones en 1835; hoy
no pasa por menos de 600. El Imperio alemán tenía en 1880 un pre¬
supuesto de 550 millones de marcos; ahora
es de bastante más de 2.000 millones.
La República Argentina ha multiplicado por 25 sus gastos en 70 años.
Los Estados Unidos no exigían más de tres millones de dollars de los contribuyen¬ tes en 1791; actualmente les cobran bastante
más de 500.

Por Real orden del Ministerio de Go¬
bernación ha sido nombrado repartidor de telegramas de la estación de esta ciudad el muchacho Gabriel Pomar Colom. Este, que no tardará en tomar posesión del citado cargo, ha sido nombrado para ayudar al muchacho que actualmente ejerce aquel servicio.
Además nos enteramos que ha sido conseguida de la Dirección General, á

Pequeñas Crónicas

instancias del jefe de esta central señor Pol, una bicicleta para la repartición de

los telegramas, que debe llegar á esta

Tranquilidad de conciencia

ciudad uno de estos días.
Aplaudimos todo lo que se haga en

• Poder dormir á gusto, es el mayor bien que los dioses pueden deparar d los mortales, porque ello indica tener el espíritu exento de toda cidpa consciente. Aquel á quien duran¬ te la noche de súbito le despierta el sobresal¬

beneficio del público, y tanto una como
otra mejora harán que el reparto de des¬ pachos se verifique con mayor prontitud y rapidez.

to, para acusarle de un proceder injusto, sa¬

be lo que representa el insomnio á solas con su remordimiento. En cambio, pocas cosas
pueden compararse á pegar los ojos y no abrirlos, en dulce y regular sueño, hasta que los resplandores del sol vienen, inflama¬ dos de contento, d anunciar el nuevo día, d

El miércoles por la noche salió para Barcelona y Cette el vapor de esta ma¬ trícula «Villa de Sóller», llevándose va¬ riados efectos y buen número de pasaje¬
ros.

fin de que os preparéis, con la serenidad del

Dicho buque es esperado en nuestro

deber honradamente cumplido hasta enton¬ ces, d reanudar la labor que la vocación pro¬

puerto el miércoles próximo.

pia ó las circunstancias os impusieron. Es la mayor felicidad que es dable apete¬

El miércoles por la mañana poco faltó

cer; estar contento de si mismo cuando uno
sin testigos hace examen de conciencia; cuan¬ do no caben fingimientos, parque es el cora¬ zón quien viene d departir con nosotros, y sabemos que no se le puede mentir, porque está en el secreto de nuestra conducta, y en¬ terado de los móviles que impulsaron nues¬
tros actos. Y si nuestro corazón no viene d
exigirnos cuentas, si conoce la rectitud con que obramos, la ecuanimidad en que preten¬ dimos situarnos en todo trance, si es él quien

para que pereciere ahogada una niña de unos cinco años de edad, en el torrente mayor é inmediaciones del Gamp de sa
Má.
Iban dos niñas, descalzas, á buscar agua á la fuente del lado de la carretera. La más pequeña, en vez de atravesar el torrente pasando por el puente de made¬
ra, lo efectuó por el cauce, por el cual

sabe, mejor que nadie, porque procedimos corre, efecto de las lluvias, bastante

como procedimos ¿no hemos de seguir nues¬ tro'camino modestamente, sin jactancia al¬
guna, pero con la cabeza erguida y con la serenidad de espíritu de quien vive porque

agua. La corriente la empujó torrente abajo; la otra niña ochóse al mismo para salvarla, pero viendo que le era imposi¬

ha de vivir, porque tiene los suyos, y por los ble realizarlo y que corría también ella

cuáles trabaja, para dejarles por herencia, peligro, salió como pudo y pidió auxilio

siquiera tan poca cosa como un nombre hon¬
rado?

á un hombre que casualmente pasaba por

Silíceo.

• la carretera del puéi’to. Aquel hombre

I

ntujusvmmmw.

SOLLER

llegó á tiempo de poder sacar aún con vida de dentro el líquido á la inocente niña, que se hallaba ya medio asfixiada.

El «Centro Republicano Sollerense»,
entusiasmado con los discursos que con su acostumbrada brillantez ha pronun¬

A las muchas pruebas que de su pie¬
dad tiene dadas el Excmo. Sr. D. Joa¬
quín Aguiló y de un modo especial á la

IOS ABONOS Y LA PRODUCCION
DEL MAIZ EN ESPAÑA

Se le prodigaron toda clase de auxilios y ciado el Presidente del Consejo de Mi¬ ciudad de Sóller, podemos añadir hoy Aun cuando destinamos anualmente

afortunadamente se repuso del accidente nistros señor Canalejas, en el Senado, en otra nueva.

al cultivo del maíz unas 500.000 hectá¬

sufrido.

defensa del proyecto de supresión do los

Ayer tarde el rector de la iglesia del reas, no producimos lo bastante para sa¬

Nuestro aplauso al salvador.

Consumos, que tanta alarma ha produ¬ exconvento de San Francisco quedó agra¬ tisfacer el consumo nacional. Prueba de

cido en la. nación, dirigió el jueves el dablemente sorprendido. Al entrar en el ello es que, según las estadísticas de

Nuestro apreciable colaborador y ami¬ go el elocuente Abogado y propietario D, Francisco Puigserver y de Rentierre, muy conocido y apreciado aquí, donde
pasa largas temporadas en la señorial finca «Oas Don» de Biniaraix, unióse el

siguiente telegrama al jefe del Gobierno:
«Presidente Consejo Ministros—Ma¬ drid.—«Centro Republicano Sollerense» felicita vuecencia simpática defensa su¬
presión impuesto consumos, y rogamos Senado apruebe proyecto.—Presidente».

templo, á las cuatro, para practicar el ejercicio del primer viernes, como es cos¬
tumbre, encontró sobre el altar de la Purísima Concepción una bonita imagen del Sagrado Corazón de Jesús, obra ver¬ daderamente de arte, salida de uno de los

Aduanas, importamos todos los años maíz extranjero por valor de ¡12 millo¬ nes de pesetas! (promedio de un quin¬ quenio). Y esto no obedece á que el área cultivada sea demasiado pequeña, pues
si se obtuviesen las cosechas que se con¬
siguen en otros países, nos sobraría

3421—SNuitlprfaeosmiércolesenPalma,enelindisoluble
lazo del matrimonio, con la distinguida señorita D a María Magdalena Ripoll y de los Herreros, hija del General de Ad¬ ministración militar D. José Ripoll.
La boda se efectuó en el Oratorio par¬
ticular de la familia Ripoll y fué el cele¬
brante el Rdo. don José Palou.
Apadrinaron al novio su tío don An¬
tonio M.a de Rentierre y Moragas y su primo don Antonio Palou de Comasema, propietarios.
Fueron padrinos por parte de la novia sus tios el distinguido abogado Excelen¬ tísimo señor don Pedro Sampol, y el Co¬
ronel de Artillería de la Armada D. Luis
Ripoll. La novia lucía valioso traje negro
adornado con azahar y velo blanco.
Terminada la ceremonia fueron obse¬
quiados los invitados con un lunch. La nueva pareja, á la que deseamos
toda suerte de felicidades en su nuevo
estado, salió para el predio «Son Antich»,
de la familia del novio.
Ante el Alcalde señor Mora y el Sín¬ dico de este xAy untamiento don Miguel Colom, tuvo lugar el jueves por la maña¬ na la adjudicación en pública subasta de la construcción del zócalo y verja de hierro que ha de completar el cercado de nuestra Iglesia parroquial.
El tipo de subasta era de 4.449 pese¬ tas, y fueron presentados dos pliegos: uno de D. Onofre Reynés comprometién¬ dose á ejecutar los trabajos por 4.147 pesetas, y otro de D. Jaime Coll pidien¬ do sólo 3.459 pesetas, adjudicándose, por lo tanto, á este último los referidos tra¬ bajos.
Concedida ya la subasta, no dudamos que en breve veremos terminada aquella verja, que tanto ha de influir en ornar y embellecer las calles del Príncipe y San¬
ta Bárbara.
Por circular que hemos recibido de San Juan Bautista de Tabasco (Méjico), nos participa ha importante casa comercial M. Ripoll y (7a Suc. que habiendo fene¬ cido el contrato social ha quedado for¬

Al anterior telegrama, se ha recibido esta tarde la contestación siguiente:
«Madrid 3—12 m.
Presidente Consejo ministos á Presi¬ dente Centro Republicano.
Agradezco su felicitación y espero que hoy quedará aprobado el Proyecto en la
alta Cámara.»
El jueves de esta semana, después de haber sufrido una completa reparación tanto de casco como de maquinaria, ade¬ más de haberle montado todas aquellas mejoras que el confort moderno reclama, llegó á nuestro puerto el vapor de esta matrícula Ciudad de Sóller, antes Ciudad
de Mahón.
Este buque, luego de haber embarcado algún pasaje y la carga que se le tenía preparada, salió directamente para Cette, de donde regresará el próximo miércoles, día siete, para seguir cumpliendo pun¬ tualmente el itinerario que en otro lugar de este periódico insertamos.
Ayer quedaron suspendidas las clases en la escuela gratuita nocturna del Cen¬
tro Obrero de Nuestra Señora de la Vic¬
toria, á escepción de la de música. Las clases suspendidas volverán á
abrirse al terminar la temporada estival.
Esta mañana se han unido en el lazo
matrimonial la virtuosa y distinguida señorita D.a Catalina Rullán y Mayol con el propietario nuestro querido amigo D. Guillermo Colom y Bernat.
La ceremonia -se ha efectuado en la
capilla de la Purísima de esta iglesia pa¬ rroquial, que estaba profusamente ilumi¬ nada. La concurrencia de amigos, aun¬ que no numerosa, era selecta.
Ha bendecido la unión el Dr. D. José
Pastor, Vicario. Han sido padrinos por parte del novio
D. Antonio Joy y Joy y D. Miguel Puig y Rullán y por parte de la novia, D. Ga¬ briel Llinás y Oliver y D. Antonio Co¬ lom y Casasnovas.
Deseamos á los desposados toda suer¬
te de felicidades en su nuevo estado.

mejores talleres de Barcelona, de la que había sido portador el mismo Sr. Aguiló en la mañana del mismo día, y que á aquella iglesia hacía ofrenda su señora
esposa..
Hemos tenido hoy ocasión de exami¬ narla y aunque á priori pudimos prejuz¬ gar el mérito y bondad de la obra, dadas la generosidad, munificencia y buen gusto del pió donante, la realidad nos ha con¬ firmado lo que presentimos.
Mide un metro de alto y es de cartón madera. Su rostro inspira verdadera pie¬ dad y devoción y como que se lea en el
fondo el sentimiento del Divino Corazón
por los pecados del muudo y la Caridad
con que ama á todos y cada uno de los mortales, y con sus brazos estendidos parece que está diciendo, lleno de mise¬
ricordia á la humanidad entera: «venid á
mi los que os sentis atribulados-que yo
os aliviaré.»
Dicha imagen fué bendecida por el rector de aquella iglesia, quedando inme¬ diatamente expuesta á la pública vene¬
ración de los fieles.
Felicitamos al Sr. Rector de aquella
iglesia por tan valiosa adquisición.
Mañana por la noche celebrará Junta
General extraordinaria la sociedad «Cen¬
tro Republicano Sollerense» con objeto de acordar la creación de una Caja de ahorros y una escuela.
Según nos aseguraron ayer varios se¬ ñores de los que forman parte de la Jun¬ ta Directiva, para el funcionamiento de la escuela se cuenta ya con la respetable suma anual de 1600 pesetas, conseguidas por suscripción voluntaria entre los re¬ publicanos sollerenses.
Se hallan expuestos al público á efec¬
tos de reclamación en la Secretaría de
este Ayuntamiento por espacio de 15 días, los apéndices al amillaramiento de esta ciudad, sobre las riquezas rústica, pecuaria y urbana, que han de servir de base para la confección de los reparti¬
miento de la contribución territorial para
el próximo año de 1912.
El Veterinario é Inspector de víveres

maiz para el consumo interior; pero re¬ sulta que la producción media de dicho cereal, por hectárea, no llega muchos años á 1.000 kilogramos, y rara vez pa¬ sa de 1.500. conforme puede verse por los datos estadísticos publicados por la Junta Consultiva agronómica. Si logrᬠsemos que el rendimiento medio ascen¬ diese á 2.500 kilogramos por hectáreaque no es mucho pedir—habría lo sufi¬ ciente para el consumo interior y po¬ dríamos exportar unos 4 millones de quintales métricos todos los años. Para
esto bastaría abonar el maíz en debida
forma, cosa que por desgracia hacen pocos labradores. Los abonos químicos producen, en efecto, un resultado asom¬
broso en el cultivo que nos ocupa, como
lo demuestran las siguientes cifras re¬ lativas á ensa.yos hechos en España.

Ü

^

S o Sg*

03 o o flJO O
3 03 o

aa«

Sus

£ 10 00

o o o 00 m o ?i a 10 o o a

có

oí LO oí

aa § a§
a-a fi
PP OQ

O CJ O O O O M

9
03

2 ^

O t-

lO H

K3 (M

iO lO

N

GO

g

6O©
g T5

LU

^ tí

OC

'3' N © tí

O

, , OJO © > "tí

£S3

Tí © tí

O ■c

5 £-3 4-2 Cu tí m

O

^

tí tí

^®

Oh c3

Sen cá CG -O
W

® ’5c

OC

>o

LU Q\_

-§•1 Si rh

X

P § £ tí PP © P3 ■

®

O tí tí m .

m

ba •-

Üi Cu ’Zj
Ph |-3

>

tí tí tí

QQQQQQQ

Las anteriores cifras no necesitan co¬
mentarse, puesestablecen de un modo pa¬ tente que, si abonásemos el maiz en de¬
bida forma, no tendríamos necesidad de
comprar grano de éste cereal en el ex¬ tra njero por valor de 12 millones de pe¬
setas anuales.
¿Que abonos emplearon los referidos
experimentadores? Pues sencillamente fórmulas generales que en la práctica

mada nueva sociedad bajo el mismo nom¬

de esta ciudad D. Rafael Vich, nos ha han resultado siempre satisfactorias y

bre, continuando siendo socios comandi¬

Terminó el florido mes de mayo, y facilitado la siguiente relación de las re¬ que pueden encontrarse en cualquier

tarios los señores herederos de D. Mi¬ bueno será el consignar, para eterna me¬ ses sacrificadas en el matadero municipal tratado de abonos. Son las siguientes:

guel Ripoll Pons y las sucesiones de don Juan Rullán Colom y de D. Nicolás Magraner Morell.
Son socios gerentes, como en la ante¬ rior sociedad, los señores D. Juan Ripoll Deyá y D. Juan Oliver Rullán y ha in¬ gresado con el carácter de tal el antiguo apoderado D. José Pizá Magraner.
En obras practicadas por administra¬ ción municipal durante el pasado mes de Mayo, invirtió el Ayuntamiento la suma
de 883‘75 pesetas. Consistieron dichas obras en construir
una pared en la calle del Pastor para darle mayor latitud, limpieza pública, reparación practicada en la casa consis¬ torial, construir un trozo de acera en la calle de Santa Teresa y una pared en el camino de la Torrentera para darle ma¬ yor latitud, y practicar una reparación
en el edificio de Santa Catalina.

moria, que si su empeño fué el de singu¬ larizarse, lo ha conseguido, borrando de una sola plumada la risueña primavera que era lo más delicioso y más deseado de todo el año. Entró junio y hasta aquí sigue las huellas dejadas por su antece¬ sor, pues ayer, sin ir más lejos, amane¬ ció claro y sereno, encapotóse el firma¬ mento á media mañana, haciendo cam¬ biar el viento de cuadrante, serenóse por la tarde y vuelto á las andadas por la noche con tendencia á lluvias que llega¬ ron á cuajar en la madrugada de hoy, si bien en dosis infinitesimales, dosis que se han repetido esta mañana en iguales
formas.
Vamos, que ni el mes pasado en nada se pareció á mayo, ni lo que vemos y
disfrutamos son las normalidades del
mes de junio. Este tiempo, á semejanza de las personas, también tiene cosas, ra¬
ras, por supuesto.

durante el mes de

MAYO

/ Corderos . . .

j Ganado lanar: Ovejas. ... (Carneros ...

„

,

(Terneros. . .

j Ganado vacuno: Terneras ...

Ganado cabrío' Cabras. ...

486
55
10
2 2 2

j í Ganado de cerda: Lechonas." ! !

Total reses. . . . 562 OOOOOOOOQ03000DOOOOOÓOOOOOOO

COLOC4CIOKI
En un almacén de vinos y frutos si¬
tuado en el Norte de Francia se necesita
un empleado competente, con un sueldo
elevano.
Se necesitan varios otros jóvenes de Sóller, con buenos antecedentes, para
marchar también á Francia. Informarán en la Administración del

Kilgrs. por
hectárea

18¡20 . . de potasa ó cloruro potásico
de amoniaco. . . .
de sosa ó de cal. . .

300 á 400
150 á 200
100 á 150 100 á 150

Las tres primeras materias, después de mezcladas, se distribuyen en los sur¬
cos destinados á la siembra ó bien uni¬
formemente á voleo, antes de sembrar el cereal. El nitrato se esparce superfi¬ cialmente y sin enterrarlo cuando apa¬
recen las primeras flores masculinas ó penachos.

ÍIIIMllMlilMIIIIIIIMMIII

A L a UiJP SlkU 171iüí dteandsevpillAeisimacpeo,rutann-
COMMERCE DE FRUITS, VINS, PRIMEURS
ayant bonne Cítentele bourgeoiss
Ecrire sous chiffre 1541 D, ccisier postal 43, Mulhouse (Aisace).

Sóller. ' ’ ’

4
@5^

SOLLER
^ ECOS REGIONALES m -m m

DE NUESTRO REDACTOR-CORRESPONSAL
EXCURSIÓN ARTISTICA
Cataluña, cuya vitalidad é iniciativas
se revelan en una serie de instituciones
de finalidad la más compleja, nos ha ofrecido, recientemente, á los mallorqui¬ nes un hermoso ejemplo de cultura en
excursión artística, de buen número de sus arquitectos, que al emprender el viaje de estudio que anualmente realizan,
conforme á los estatutos de su Asocia¬
ción, han escogido este año nuestra Mallorca, para campo de sus observa¬
ciones artísticas.
Motivo debe ser ello de satisfacción
para todos los amantes de la Roqueta, puesto que viene á constituir un público y podríamos decir oficial tributo d« ad¬ miración á las bellezas que ella encierra, así bajo el punto de vista monumental, como bajo el aspecto puramente pinto¬
resco.
Noble es la misión del Arquitecto: su obra es de las más estables, pues que es la concreción en piedra de los gustos y aficiones de un pueblo, la cristalización de las energias y de las iniciativas de una raza; de aquí que el progreso de la Arquitectura corra siempre parejas con el empuje y el progreso de las socie¬
dades.
Cataluña en los actuales momentos,
encuéntrase en un período de grandiosa eflorescencia arquitectónica: podrán ser discutidos el gusto y las orientaciones, pero no cabe poner en duda el hecho en sí; para convencerse de esta verdad, bas¬ ta y sobra con recorrer rápidamente las viejas y nuevas vías de la ciudad condal, principalísimamente las últimas, y ad¬ mirar esas monumentales y ricas cons¬ trucciones que, en progresión creciente cada día. van surgiendo y elevándose, casi podría decirse que por arte de en¬ cantamiento, tal es la rapidez con que
se llevan á cabo las obras.
Y de aquí creo puede deducirse, como
consecuencia, el motivo de satisfacción
que como indiqué antes, debe constituir para Mallorca esta visita, y la razón es obvia: si los Arquitectos de la metrópoli catalana, en una época de apogeo y prosperidad para aquella Arquitectura, eligen como meta de su romiaje artístico la Isla dorada, señal que algo hay en ella que les cautiva y agrada y que lo conceptúan provechoso para sus estu¬
dios. Así lo hicieron constar con fran¬
queza catalana en los brindis del ban¬ quete dedicado á sus compañeros de pro¬
fesión de Palma, á los M. I. Sres. Vica¬
rio General y Arcipreste, y á la Prensa

de Palma, y tal manifestación, con ser halagüeña siempre, lo resulta todavía más en boca de los representantes de una Arquitectura de la que tenemos mucho que aprender, pues como hacía constar muy discretamente el Arquitecto provin¬ cial Sr. Reynés, en el indicado acto, si ellos han de venir aquí por algunas co¬
sas, nosotros hemos de ir á Cataluña por casi todo.
Los distinguidos visitantes recorrieron lo más grandioso y riente de nuestra privilegiada campiña, mostrándose en¬ cantados de su visita y no eran cierta¬
mente las menos entusiastas alabanzas
las dedicadas á ese florido valle.
Visitaron también detenidamente
cuanto encierra de monumental, en el arte de la construcción, la ciudad de
Palma y de una manera singularísima nuestra espléndida Basílica Catedral.
Lumiuoso comentario de esta visita
fué la interesante conferencia que sobre el primero de nuestros templos dió el ilustrado Arquitecto D. Juan Rubió, en
la noche del viernes, en el salón-teatro
del Círculo de Obreros Católicos de esta
ciudad, conferencia ilustrada con profu¬ sión de proyecciones fotográficas que contribuyeron sobremanera á la mejor comprensión de cuanto expuso el confe¬ renciante durante su erudita peroración.
Algunos de los conceptos'vertidos por el Sr. Rubió, singularmente por lo que afecta al Arte gótico, originó amigables disquisiciones, singularmente entre los profesionales partiendo de la diversa y hasta opuesta manera de apreciar algu¬ nos la cuestión. No tengo yo competen¬ cia alguna para intervenir en tales liti¬ gios artísticos; pero sí he de hacer cons¬ tar. prescindiendo de las discusiones técnicas, que el Sr. Rubió cautivó agra-
dabilísimamente la atención de su dis¬
tinguido auditorio y demostró vastos y profundísimos conocimientos de la ma¬
teria.
El Sr. Rubió conoce palmo á palmo nuestra escelsa Basílica hasta el punto de poder calificar su conferencia de verda¬ dera revelación, pues nos dió á conocer detalles y pormenores referentes á la Ba¬ sílica que el auditorio, con ser en su mayoría docto y competente, ignoraba casi por completo.
Este, entre otros, ha sido el ópimo fru¬
to de la excursión artística á Mallorca
realizada por los arquitectos catalanes, en la que se han combinado sabiamente el estudio y la expansión, y que ha ser¬ vido de sedante á las fatigas propias de la profesión y al propio tiempo de (solaz artístico para los verdaderos amantes de
su carrera.
Excursiones de esta índole, abiertas y

orientadas hacia los horizontes del ver¬
dadero progreso y de la sólida cultura, son las que deben servir de ejemplo y procurar ser imitadas.
José M.a Tous y Maroto.
Palma l.° Junio 1911.
Crónica Balear
Palma
La Junta de Obras del puerto ha dispuesto para comodidad del público que por las tar¬ des se pasea por el muelle, que la descarga
del carbón se efectúe en el muelle nuevo.
Leemos que á principios del mes de Julio vendrá á Mallorca el ex-presidente del Con¬ sejo de Ministros don Antonio Maura, con el propósito de veranear, junto con toda su fa¬ milia, en la finca «La Alquería», del término de Buñola, en la cual ya veraneó el año til-
timo.
El día 9 del corriente mes de Junio tendrá
lugar en la Casa Consistorial la subasta pa¬
ra contratar la construcción de un nuevo
tinglado de hierro como el que ya existe en la plaza de abastos.
El tipo de subasta será de 4.552‘31 pesetas.
Es notable el aumento que durante estos tiltimos cuatro años ha experimentado el ser¬ vicio telegráfico en esta isla.
Durante el mes de Abril del año 1907 se
expidieron y recibieron en la estación de Palma 12.485 telegramas de todas clases y en igual mes del corriente año han ascendido á 22.953 telegramas.
Este dato demuestra la importancia del
aumento de dicho servicio.
Durante el mes de julio próximo pasará á Palma, en donde permanecerá una tempo¬ rada, el diputado á Cortes por Mallorca don Alejandro Rosselló.
Por el Ministro de Fomento ha sido conce¬
dida la cantidad de 150.000 pesetas para las obras del puerto de Palma.
En Baleares, según el movimiento de pa¬ quetes postales de servicio interior no hace mucho publicado, durante el año 1910 se impusieron 142.109 paquetes ordinarios; 8.451 con declaración de valor y 827 con reembol¬ so. Total, 151.387 paquetes postales. Los re¬
cibidos fueron en total 21.791.
En una sola oficina de estas islas, en la de Alaró, durante el año 1910 se impusieron paquetes 29.148 para el interior del reino, lo que acusa un aumento del 35 por 100 con respecto á los impuestos en 1909.
Se hacen gestiones para construir un tran¬ vía eléctrico que atraviese la ciudad y reco¬ rra diferentes suburbios. Este proyecto es independiente de la concesión que ya tiene

hecha el Estado. Los iniciadores cuentan con
capitales extraños á ésta.
Entre los elemtos artísticos que se reúnen
en casa de don Benito Pons, se trata de cele¬ brar un homenaje dedicado al músico Chopin. Se cantará una composición original del señor Pons y música de don Andrés Torrens y
se efectuará una excursión á Valldemosa.
Manacor
Ha causado aquí escelente efecto y es obje¬ to de elogios el acuerdo tomado por la Caja de Ahorros y Monte-Pío, de destinar la canti¬ dad de 5000 pesetas á aliviar á los perjudica¬ dos por el pedrisco caído sobre ese término.
Felanitx
En este mercado se cotizaba el almendrón, el sábado, á 102 pesetas los 42’37 Kilos.
La banda de música del «Círculo Conser¬ vador» continúa amenizando las tardes de los
domingos y días festivos tocando en el cata¬
falco levantado en la Plaza del Arrabal.
Con tal motivo, dicho sitio se ve concurrido por compacta multitud, en la que predomina el elemento joven.
Inca
Tal es la demanda y escasez de albaricoques en esta comarca, que ya se han cerrado contratos á 30 pesetas el quintal.
Binisalem
En este pueblo han comenzado los traba¬ jos de elaboración de pulpa de albaricoque.
Se reciben grandes partidas de dicha fruta, procedentes de Murcia y Alicante.
Esporlas
Se tiene el proyecto de instalar en esta vi¬ lla una central de producción de energía eléctrica para alumbrado y fuerza motriz.
Don Juan Riutort Cabrer ha solicitado ya
de la Jefatura de Obras Públicas de la pro¬
vincia la correspondiente autorización.
Llubi
Ya se tiene la red para el alumbrado eléc¬ trico de esta villa, cuya inauguración se anuncia para primeros de julio.
También está á punto de terminarse la nueva carretera de Artá á Inca pasando por el centro de Llubí. Con esta última mejora vendrá un servicio ds carruajes para el pú¬
blico.
Muro
El miércoles, á las once y media de la ma¬ ñana, se desencadenó una gran tormenta. Cayó fuerte granizada, que ha desolado los campos de una gran parte de esta comar¬ ca, dejando en la miseria á número conside¬
rable de familias.
No ocurrieron desgracias personales. Los perjuicios materiales son de gran consid eración; las sementeras han quedado com¬ pletamente devastadas. Los almendros, viñedos y planteles han
sufrido muchos daños.

Folletín del SOLLER -28-
EL DEL CAPUZ COLORADO
—¿Y quieres decir que la flor ha per¬ dido su perfume, que al ángel le han
caído sus blancas alas?
—¡Ay! sí: la paloma, herida por el dar¬ do, ha caído moribunda en el lodo de un
charco. Y no extrañéis oirme hablar así.
el de Villena, que nosotros los de la gaya ciencia, los que inspiramos nues¬ tros cantos bajo el cielo de Provenza y Cataluña, los que tañemos nuestro laúd
de amores cuando susurran melancóli¬
cas las auras cuyas caricias buscamos, porque sus caricias nos alimentan, noso¬ tros somos no más que romeros tran¬
seúntes en las estancias doradas de las
bellas castellanas, y vivimos en otra at¬ mósfera más rica, donde todo es pureza como el aleteo de un ángel, donde todo es casto como el perfume de la flor de mayo. Hé ahí por qué si alguno de no¬ sotros pierde la luz que le guía, tanto se valdría que le arrancaran el corazón á ¡pedazos para dárselo á comer á fieras.

Hé aquí por qué os seguí ayer, el de Villena, y hé aquí, en fin, por qué hoy me presento á vos y os digo: matadme con vuestra daga, que más vale morir de muerte airada que morir de amores de
deshonesta dama.
El de Villena le dejó decir sin inte¬ rrumpirle. Cuando hubo concluido le
habló de esta manera:
—Trovador favorito de doña Beatriz,
oye el mayor secreto que puedo deposi¬ tar yo en tu pecho y guárdale en él ce¬ rrado como en un arca santa; oye. Arnaldo. el de corazón de oro. oye y cálla¬ lo. Y no extrañes á tu vez que te lo diga en voz baja, porque secreto es de tal im¬ portancia, que miedo tengo áqueleoiga
el aire.
Y dicho esto, don Juan Pacheco se
acercó al trovador, y le dijo al oído, pe¬ ro en voz baja, muy baja, dos ó tres pa¬ labras, alejándose enseguida de él como para que no sintiera remordimiento de habérselasdicho, como para notenerluego que matar á aquel hombre, en quién había depositado un secreto de tal im¬ portancia.
Por lo que toca al trovador, quedó un momento inmóvil al oir aquellas pala¬ bras que quemaron su oído como si por

él le hubiesen introducido un hierro ar¬
diendo; vaciló después como un hombre ebrio y, vencido por la emoción, cayó desplomado al suelo, escapándose su ar¬ pa de las manos, que fué á romperse contra la pared.
¡Pobre Arnaldo! ¡Pobre trovador á quién á un tiempo se le rasgó el corazón y se le rompió el arpa!
VII
Reto
Al llegar el de Villena á su casa, vió con sorpresa un cartel clavado en su puerta por medio de una daga.
Arrancó la daga y llamando á uno de sus servidores para que le alumbrara, leyó el cartel.
Decía así:
«Si entre don Ñuño y doña Beatriz está el del capuz colorado, entre doña Beatriz y el marqués de Villena está el
odio á muerte de don Ñuño. »Cuando de dos hombres sobra uno en
el mundo, los buenos caballeros empu¬ ñan la espada y se baten mientras haya un resto de fuerza en el brazo y un há¬
lito de vida en el corazón.

»Mañana á las oraciones, junto á las tapias de la ermita consagrada á Santa María del Parral, espero al marqués de Villena;
«Don Ñuño de Torre la Selva.»
—Por San Juan que no he de faltar, murmuró el de Villena, y ya verá el que ha mordido el polvo en el torneo como es más pesado mi brazo que el de Rodol¬
fo de Eretein.
VIII
Rompetejas
—No seáis pesado. maeseCorneja.y de¬ jadme concluir. ¿A qué venís aquí zum¬ bándome como un grillo los oídos, cuan¬ do me veis gravemente ocupado en ga¬
narles los ducados á esos camaradas?
¡Por San Jorge, que os apartéis de mi lado y me dejeis en paz. ú os rompo la cabeza con esta vasija qn que nos habéis
servido vuestro infernal vino!
Así lo decía el irascible Rompetejas al posadero de la Cruz de hierro, la misma noche en que más tarde debían tener lu¬ gar los acontecimientos que se han refe¬ rido en los dos últimos capítulos.
C Continuará)

DEL

i aaBBgraraB^swM mmmm

SOLLER

mea

AGRE DE LA

TERRA

6

rercw

PETITESES
ni
¿La sabeu, amiga meva, la sabeu la bella historia de la capelleta del Sant Amor?
Fá molts de dies, molts de dies: Vos enca¬ ra no perfumaveu la térra, ni vostres ulls lluhien plens de pau, ni vostre veu ressonava la nota divina de vostre parla.
Lluny de tot vilatje, á dins el cor de la montanya, s£ aixecava ondulant suaument un pujolet. Com una montanyeta de cova de Betlem semblava entre els penyalars altius y esquerps d£ el seu revolt. Tot pie de plantes silvestres era, al venir la primave¬ ra, una faldada de flors: rubins, amatistes, turqueses, zafirs, brodaven un are en cel
miraculós.
Y entre totes les flors, y entre tots els colors, com una flor mes gran, hi havia una capelleta abandonada, olvidada, perduda de
la memoria deis homes...
¿No heus ha passat, la meva amiga, sentir en el vostre cor una nota d£ estranya dolsura, al veure lluhir al esperit un mot divi escoltat temps enrera, i que s£ era perdut dins la pols de 1£ inconsciencia?...
Dolsa y melengiosa fou 1£ estranya visió de la capelleta del Sant Amor, el día que me va apareíxer devall el domás d£ eures y enredaderes, degotant llágrimes vermelles de flors camperoles i humils.
Y vaig entrarhi. La porta empesa, giscá. Unes aranyes sortiren d£ un recé per veure qui rompía els seus brodats. Y la llum, cu¬ riosa, esplendenta y vibrant, s£ en entrá victoriosament á besar el trespol humit de la ca¬ pelleta.
A 1£ esquerra hi havia una piqueta d£ aigo beneita, seca. A la dreta un bañe de pedre. Al fons un altaret y una Mare de Deu petita.
Y damunt 1‘ altaret, un canalobre amb degotisos de cera, com llágrimes caiguent eternament. Humil, tot humil y senzilla.
Mes dins aquella solitut, hi vibraven unes notes d£ extranya armonía. ¿D£ ont bro¬
llaven?
Ara heus diré amiga meva lo qu£ el esperit
sentí. **
«Mare de Deu de la Capelleta del Sant Amor! De totes les flors mes belles, de la primavera mes florida, me xuclaren les abelles d£ ales d£ or y de mi en feren una bresca. Y la bresca fou mel divina y fou la cera del meu cor. Y un día me portaren térra endins y montanya amunt y atrevessí planes y monts y me dugueren aquí. Peí cami havia vistes coses belles, pero al sentirmé dreta devant la vostra mirada, una dolsa emoció, suau y desconeguda me feu vibrar com si tengués un ánima, com deuen vibrar els esperits humans al ser plens d£ amor y de dol<¿ura... Y la meva ánima cremá... Era diumenge. Hi havia molta gent: Tres donetes velles y dos nins. No sé que deien. Assemblaven el murmurá de les abelies, o el par¬ lar deis pins qu£ havia sentit venint á la san¬
ta casa. Devien resar. Devien dir coses her-
moses; paraules dolces, com aquela mel qu£ havia estat en temps enrera... Després s£ en
anaren.

»Jo vaig quedar encés i tot sol., »La porta se tanca. No entrava sino un fileyó de llum de sol, pálid, esmortuit. Després se vá apagar.
»Com lluhien totes les coses al bes de la
meva claror! Cremava, cremava lentament.
La nieva essencia suravaenuna boirina suau
que pujava ais vostres peus, Mare de Deu, i heus feia un nuvolet, i heus acariciava dol-
sament, amorosament. Y reflectía serena,
recta, sincera; tota, tota, pels vostres ullets divins que brollaven serenitat i quietut; to¬ ta, tota, per les vostres mans de lliri; tota, tota, pels vostres cabells d£ or, qui llenegaven damunt el mantell blau tota per aquella amor meva, de catiu per una gran régina.»
«Y passaren hores, hores, i hores. Tota me
consumía, tota resplandent fins la darrera hora; lluminosa com un sol, com una estrella, com un diamant; era el sol, 1£ estrella i el diamant d£ aquell mon d‘ aqueix cel inflnit en la seva petitesa.»
«Fou de matinada, quant un raig de sol, sutil y humil, retjá per entre el cruis de la
porta, que la meva llum se torna blavosa y
morada... i mor i.»
«Mare de Deu nosaltres som les gotes de cera, les llágrimes humils qui devallaven plorant d£ amor per vos, nosaltres volem ere-
mar; volem termos tot sentiment y llum per besar el vostres ulls, i els vostres peus, i les vostres mans, i el vostre front, i els vostres cabells; i pujar al infinit. Ningú ja mai mes, ha tornat per aquí. El filet de llum que pas-
sava, per el crui de la porta ja no vé. Ama¬ ra de claror les tulles de 1‘ eura qui s‘ es estesa al seu devant. Feis que brillem eternament, per Vos tota sola, per la nostre Regi¬ na, per la nostra Escohida, Mare de Deu del
Sant Amor...»

Es humil, amiga meva, 1‘ historia qu£ heus
he contat. Pero es bella. Es excelsa. Jo vol-

dria rimar vos 1£ armonía que vibrava al fons de la capelleta. No eren mots, ni cants, ni sons de música. Era una ánima sutil, infini¬ ta, senzill. Una sola vibració de tota una
vida.

Un dia, del bell temps qu£ ha de venir, vos i jo enirém a n£ aqueixa pujolada i entrarem á la capelleta del Sant Amor, y sentirem
aqueixa armonía divina per á sempre, per á

sempre.

Joan Capó.

0300003000000900000000000000

Vuyts y nóus

Res interessant, que jó sapie, ó qu£ heu

sia més qu£ alió que dissapte vos vaig pro¬

meter per £vuy, hey ha hagut aquesta set-

mana. Pug nuar es til, ydó, per fer alguns

judiéis temeraris, que també podría esser

que no £u fossen á £s cap

la tí... vóltros

ja sebeu per qué. De tote modos, escoltau lo

que jó creg qu£ hauría contestat es Director

del Sóller sí, «encara que no tos mes que

per un pie», hagués deixat anar es Pu-Put

tots aquells miraments que va teñir:

«S£ independencia d£ es nóstro setmanari

—supós hauria dit—es cóm una cinta clava¬

da en es centre d£ un gran circle, llarga...

fins á sa circunferencia qu£ el tanca, pero nó més. Aquest circle es «sa realidat», y es ciar que totes ses persones, totes ses idees, tots ets fets, que de sa realidat no vólen may sortir, queden dins aquest circle inclóses, per lo qual á totes pód arribar y arriba naturalment, sensa violéncies de cap casta, sa cinta qu£ abans he dit. Vos podeu figurar per un moment, si voleu, qu£ á s£ extrem lliure de sa cinta hey ha unes mans cariñoses, dispóstes á «la bai’beta» á tots aquells á quina cara pil¬ güen alcanzar, y tendreu explicat es per qué un d£ ets acariciats es dón Antóni Mau¬
ra, cósa que tróben extrañy y no poden su¬ frir molts que se móstren contraris seus, pe¬ ro que per esserhó no tenen cap motiu ni son capassos de donar una rahó de pés que justific sa seua aversió. Es qu£ aquest señor ha donat próves fins aquí de trobarse bé, molt á gust, dins es circle de que vos parí, puis que totes ses idées que mosga fet coneixer y tots ets fets amb que les ha posat de relleu, no surten d£ es ról-lo, no traspassen en res ni per res sa circunferencia quf es cir¬
cle limita. Cóm ell n£ hi ha molts d£ altres
també, d£ opinions distintes á ses meues, y fins-y-tot diametralment oposades, lo mateix en política, qu£ en sociología, qu£ en qualsevól altra ciencia ó art, cóm en creéncies relligioses, á quins arriba per igual sa cinta, y están per lo mateix exposats cóm ell á que ses mans imaginaries qu£ aquesta subjécta los fassen sa moixonieta es dia menos pensat, si es qu‘ encara no s£ han distingit abastament per haverla obtengut á 1£ hora d£ ara. Devegades s£ extravé més amb un£ hora qu‘ en cent añys...
»Se veu, just per aixó només qu£ he dit, qu£ es rebrer caricies del Sóllbr es sa cósa més senzilla del mon, lo mes fácil de conse¬ guir qu£ hey puga haver: basta permaneixer
Constantment dins es «circle de sa realidat»
y... remenars' hi una mica, á fí de cridar d£ un modo ó s‘ altra sa seua atenció. Vuy dir, que si un té ganes de que li fessém «la bar¬ beta»—y aixó convé heu tenga present aquell suscriptor nóstro tan amig d£ es PuPut—no té més que fer qu£ anar alerta á passar á s£ altra banda de sa circunferencia amb sos seus pensaments, paraules y obres, y procurar no estarse dins es ról-lo cóm un granót á £n es sól, sino amb algún moviment
r
d£ utilidat general, trabayant p£ es bé del comú, fent p£ ets seus semblants ó per sa seua patria qualque cósa de profit. D£ aques¬ ta manera, pód estar segú de que sa cinta de sa nóstra imparcialidat, de s£ «independen¬ cia» qu£ asseguram teñir, mes prest ó mes tard li arribará; ara si d£ es circle surt, cóm hey surtiren una vegada ets neos, temps enrera, quand volgueren quatre fanátics blancs aclucats organisar una manifestació «de protesta» á s£ inauguració en aquest po¬
blé d£ una sucursal de la Unión Obrera Ba¬
lear, de Palma, y cóm hey han sortit ara derrerament ets republicans sollerics amb sos seus discursos extemporans de fanátics rótjos exaltats... sa cinta no li podrá arribar, per¬ qué no essent elástica no se dona gens ni mica, perque sa seua mida es limitada, per¬ qué de sa circunferéncia no pód passar en manera alguna, cóm abans he dit.»
Vat-aquí, póc mes ó manco, segons jó creg, lo qu£ es Director del Sóllbr hauría con-

testat á £n aquell suscriptor qui li volía do¬ nar conseys, si á ell s£ hagués dirigit, ó sí, ja qu£ amb aquest setmanari no va teñir próu confianza, T£ hagués volgut complaurer es Pu-Put, en qui la va teñir. Advertint, qu£ ets exemples que s£ han citat no son mes que per abreviar, puis que, si bé son ells dos d£ ets dos extrems—aném á un dir—, entre mitx n£ hagués pogut citar docents d£ altres, de époques, d£ opinions, de forma y d£ enti-
dats diferents.
Ja que vaig prometer dies passats dedicar un d£ ets meus escrits setmanals, complet, á parlarvos de s'■ independencia del Sóllbr, casi-casi podría servir aquest de £vuy per cumplirvos sa promesa, ó per sortir d£ es compromis; aixi amb una pedrada heuria fet dos tirs. ¿Heu voleu, vóltros, amb qui teng es deute? Digau sí, y ja no importará paríame més... «per ara», amb lo qual me fereu de lo mes content, perque teng moltes altres coses de que ocuparme que son totes elles mes importants encara que donar satisfacció á £n aquests «caga-quantres» que de tot quand passa, de tot quand veuen y de tot quand senten se móstren descontente «per sistema».
Dissapte qui vé, si Deu heu vol, vos diré qu£ és lo qu£ hauría contestat es Director del
Sóllbr á £n alió altra d£ «esser carlistót»—
un barrét cóm qualsevól altra, que tanta facilidat tenen cértes persones en posar—; qu£ hauria contestat... entenguemmos, y parlant ciar s‘ entenen, segons creg,
Jó Mateix
oooooooooooooooooooooooooooo
Cartes que no LLIGUEN
A Monte Cario, una señora obté permis d£ es seu espós per provar fortuna á £n es jóc.
Un d£ ets concurrente diu que ses señores guañen sempre qu£ apunten á £n es número d£ ets seus añys.
—Jug, ydó, á £n es 25—s£ exclamá tot-d£ una aquella.
Peró sur es 31, y en vista d£ aixó es seu marit pegantli una passigadeta dissimulada á £n es bra<¿, li diu melancólicainent á. s£
o reya:
—¡Heu veus, dona, si haguesssis dit sa
veritat!...
Entre un jutje y un processat: —¿Tú no serás un vagabond, eh?
—No señor.
—¿Y á£ná quin trabay te dediques? —Jó... ajud á ma mare. —Molt bé, ¿y en que s£ ocupa ta mare? —¡Oh! ¡Lo qu£ és en quant á ma mare, no
fá res absolutament.
**
Entre amigs: —Figurét, homo de Deu, qual seria es meu espant. Ahí, quand vaig tornar á casa, me trób es meu fiy, un nin de tres añys, qu£ estava rompent ses meues poesíes. — ¡Que vóls dir! ¿Peró y ara ja sab lletgir aqueixa criatura?

i ni

tilfB'iniina—nmag—u csuM&Bsna wstuñta exa

Folletí del SOLLER -2-
EN f^UPIT
El parayer major, qui seya á cap de
taula, va fer trossos de la coca encara calenta; cada un prengué ’1 seu trop y se-
guiren xerrant y menjant. El pastor, sen¬ sa haver dites gaire paraules raes, s’ aixecá ’l primer de tots amb el boci de coca ab la ma y sortí tot-d’ una a defóra, seguit del ca, qui li feya falagadurcs.
Les montanyes de la serra de tramon¬ tana eren llises de neu, y 1’ oratjol, sec y fret, remoretjava per les raines deis arbres. Les ovelles, escampades per entre les mates de la garriga, pasturaven arreu, desitjoses de rescabalar el temps perdut. El día s’ era estirat y el sol brillava, reflectint lluentors argentines de les roques banyades y deis coconets d’ aigua deis roquissars de la pleta. El sol podía Huir, peró el sen Ramón, intran¬ quil y preocupat, passava un deis dies més dolents de la seua vida plañera y monotona. S’ acostaren an el pastor tres

o quatre ovelles de les més grosses y grasses de la guarda, y va donar a cad’ una un trocet de pa que tragué del bossot: eren els animaiets de la seua barquera.
Amb una destral que duya va tayar ra¬ ma deis ullastres, y les ovelles de la guarda hi brostetjaren a voler tot el cap-
vespre.
A la part del gregal s’ estenía nova ennigulada cendrosa ab lluentors groguenques, y en el ponent el sol s’ enramava depressa esgrogueit. El pastor el mirá un’estona amb els ulls mitg elues, y, trobant que ja era hora d’ aplegar el bestiar, digué an en Ramell: —Envant, envant,—mostrant-li amb el braq estés un indret de la garriga pera que hi anás a girar els animáis escampats, mentres ell
baixava an el fonds del comallar y se-
guint per la vorera de la paret de la par¬ tió, en manco de mitja hora, ab 1’ ajuda del ca, tengué reunida tota la guarda. Les oveyes, a poc a poc, s’ ajuntaven y amb el cap baix s’ empenyíen unes ab les altres, sense voler caminar, fins que ab el fiadrar d’ en Ramell va envestir el
passador y tot el bestiar el seguí de-pressa belant y fent sonar els picarols. Sois va aturarse al arribar a la Pleta-veya, ahont el pastor el tancava cada nit, per por de

que a la garriga^més llunyana de la casa,
no hi fessen carn.
II
De S5n Corbella a la Rota de V Ermita
El pastor tot-d’ una que tengué tancat el bestiar, ab lo desig d’ arribar prest a ca-seua, se va enllestir depressa, posantse ’l mariotlo de llana aspre y fos¬ ca, calqons de calamandrí, varques de cuiro, pellissa y bossot de pell de bóc, y dos c pells grisenes an el cap, un demwnt 1’ altre, com solen dur els pastors anant de camí, y va empendre a bon pas el qui, encaxonat entre dues parets seques esboldregades, de pedres grises mitg tapades de matul-lons y batzers, condueix cap dret a Fornells. Hei sovintegen les cap-amuntes y cap-avalles, y en aquell temps plujós de 1’ hivernada no hi manca fang y bassiots en els baixests, ni regates fondes y pedreny alloure per
tot arreu.
Hei ha prop de dues hores fins a For¬ nells, y encara mitja hora més pera arri¬ bar a la Rota de 1’ Ermita, aont tenía el pastor la seua casa. Comengava a fer fosqueta, el cel s’ era tapat altra volta, y
se sentía la frescor de la cama d’ aranya

qui apenes mullava. El sen Ramón, amb el boliquet de la roba bruta penjada en el cap de les escorretjades, que, com si fos 'una escopeta, duya demunt l’espatla, se¬ guía la seva ruta, sempre amb el mateix
pas, rumiant pensaments dolents y trists: —¿Trobaré la dóna a ca-meua? ¿Será
tornada de Ciutat? Ja ’s segur que sí, peró per mi no haurá trobat infant. ¿Y si n’ hagués duyt un de la Sang? Diuen qu’ allá sempre n’hi ha. No; aixó si que no m’ agradaría. Es meu que ’l vuy y no de Deu sab... Ja no n’ estimaré cap tant com
es que vaig perdre.
En Ramell, falaguer y content, tant aviat quedava enrera com passava da-
vant an el pastor; trescava una estona
peí sementer, tornava entrar dins el ca¬
mí, s’ acostava a son amo, 1’ ensumava y partía lleuger altre vegada.
Tant com se feya tart s’ esvaía més de¬
pressa la llum del dia, substituintla una
claror difusa y grisa de nit ennigulada d’ hivern. Ja sois se distingien: la massa negre deis objectes de més aprop, la clapa ab perfil d’ arbre, mata o claper, o el de qualque casa enqá y enllá a la vora

(Se continuará).

Juan Rosselló.

•O.oUraiOQ OlUBg

—•93

‘opjsrao3

pp

aguo

‘sbtjjl

sbo

-nq

-q— 'vuvonntuoQ

vopqn<}dp[

v\\

ug

■oqpo.iv—'sou

-euuon

sonbiBiy

*ssj<$— ’ooi^jrOÁdfifj ug

•19J.T3J ST0IIt?A3q—-O.onH-JOplA

ang

Z9

‘sanb.irajy

uospiy—-vpuv¿¿[

ug

•Buaaqiq

í¿g

‘essoag

‘JBUIOIV

A

■B[IA3pU0g

-S3.1S—u3

•L\\

praoiopiug

ui?g

ap

.sipo

‘uppejisiunupv

raí

ug—■¿37/05*

ug

Noodraosns

hci

soxmd

•S^o

02

‘opüstíjl

%)

OJ

f0ps

OJ01UP^

■■sei’Bnxns

soasad

oí

■sai'Bnu'B

soou'hjj

q

vara^wv

Ng

mlo.mq

op

sauopmi

syraop

A

viaNvag

Ng

•ssxxx

i'B

s'BT.ssecS

OS,O

VNv’jsg

Ng

UOlDCÍliDSnS

3p

S0D9JJ

HXN3iaN3d3CINI

0I3VNVIV3S

OOOGOOOÜOOOOCOOOOOOOOOOOOOOO

•uy.rmu.iojui

pira.icliui

biso

ug;

•0pilXS9

UOliq

119

uoiqraBi

‘soijosooob

A

souoioiujeuS

‘oj.ibo un

tioo

‘pups

op

A

1101013a.Tgstioo 9p

opuiso

uonq

Aura

no

‘pupo

Bumpara

ap

Piuiu

mm

og

TJLMSÍA

OQOCOCQOOOCQOOOOOCCQOCCOCOCO

(•¿I

‘II

pqnsi)

uioj

-03

A

upiiiiH

oiuoiuy

*g

oraouojJSy

oii.iaq

¡9

0pn“.l130ll9

OlUOO

pjpqiO'BJ

91lb

S9JPPP

A

souoponaisui

‘omqd

p

0x80.1.113

1100

‘nopq

A

S9nb.ii3x\\[

soumujoq

‘souonp

sns

op

piqmqoA

y

‘puptip

biso

9p

Bunq

bi

op

ogBO

bj

ua

pío

‘iqo.19 J

UBQ

BOUp

1?I

9p

so.tbios

A

SBpojBd

op

\\

kBiJMiillim

OCOOOOCOOOOOCOOGGOOGOSOCOCGO

•sopojo

A

'.ibih

zz

uoo

‘p.imng

*f

’g

’d^o

‘moi

86¿

9P

‘miradsq

pnuBjy

.lodüA

‘nioitapA. 13.113g—qg

Big

•sopo;©

A

mbui

qx

uoo

‘popí

-133

••¡3

uop

-diio

‘-no;

X6I

9P

‘-T9II9S 9P

^lUA

.iodi?A

£apP3

A

Buopo.iBg

ra.iBq—q^Big

•sopop

A

'.lililí zz 1109

‘p-irauig

'C

uop

'dúo

‘'uox

86¿

9P

‘tqiradsg

pnuBp

.iodi3A

‘i3ip

x

U9

‘Buopoarag

A"

ohoq

og—qg

Big

svpvdpuoj

sdiiopvojcvqwftr

8P

6S

8P

’O

’H

el

9P

soppauoq

so(

soa

j

ap

osbo

p

ua

A

íeÜuaAUOO

a[

aoCacu

ouioo

-puoixa

axopuppeq

‘upromipnj^

npniio

I

soga

ap

aauodsip

Bapod

aainb

-oiuaiuiB;

e[

aiaopaouoo

au^jp

as

eoiidns

-g

V

-unAy

p

u^jiiaaAaa

sopipao

souaaaaj

so[

=‘oa[ioui

oAna

jod

‘sepnosa

sajenpe

*uoiob[Bpu 1

Bpa

opaja

y

opuAaq

asaiq

sb[

saiuatopnsui

opuegnsaa

*auaii

anb

-uq

as

ou

ouc

un

ap

oziqd

p

ua

is

anb

o}jqv\\¿

pp

o;u0¡uiiAO]/\\f

COOGGQGGOOOGGCOGOCOCGOOOGOQO •u.ou.ig

op

snsop

oupq

p

opBoipop

pnsuoiu

jo

uoo

0pU9AH|0U00

‘snsop

op

UOZB.TOg

OpBJ.SBg pp

01010.19fo

p

b.tbuuiiuoo

os

‘ooup

sbj

y

;9X>.ii3X

131

"d

■uSu.tg

ap

snsop

oui]sj

pp

ombosqo

119

JU.19119.0

110111U11I03

13{

13.113011013.id

OS

13ip

-9iu

A

apis

si3j

y—•o.oiiiuiop

aau.ii.id

‘uuuuuj^

—•svplvposj\\r

j\\[

s®2

dp

ouoivao

p

ur¿l

•pi31SOCl3J\\[

13111A

-ig

ng

op

13A.19S9.1

A

uinopoi

‘01S13s1.11 aaoaqo

-01113

113

A

SU.iadSlA

13tp91U

A

C

S13[

y

M0A13UI

oppo

a

up.iag

op

13S1UI

13ip9UI

uipoiu

A

q

sbj

u

:uopisodxo

A

y—‘9

13ip

£S91.113X\\¡;

l

S13X

’H

’a

'S

9P 'BA.igsoa

i3i

£

oiSusiaq

aaoaipouu

113

A

suaadsi^

‘op.rei

ni

9P

nipoui

A

f

si3i

13

:i3A9isg

ituiisuqag

-g

ouiouoog

-ag

p

aod

uoiuaos

A

izoaog

o.iisou]^;

pp

sipopiiuog

usiiu

v\\

osopupiiiuo

‘aoAimi

-13111

usij^

A

up.iag

uipoiu

A

q

sq

13

:usira

uoo

i3ipoui

A

1

si?x

p

tiopisodxg—-q

uip

‘saiing

'W

’Q

’S

9P ^A"sa.i A

o.iaiiq

-so.id

oqassog

pnSij\\r

-g

Mg

'opy;

p

aod

iioiu

-aos

uoo

opxoaaCo

osopuid

un

oiausog

oiuus

p

opuzaa

ap

sendsap

uaooipouu

p

íaa.Suug

13]

op

13U0.I00

131

U.U31U130

9S

Op.IUl

131

9P

^ÍP

-9UI

A

C

S13J

13

ÍOlUISIlIIUg

p

13.ipil0dx9

9S

91lb

131119

rastra

paquq

uipoui

A

i

suj

y

•oisiaons

*9f

’S

‘N

9P

rasopaaj

aa.Suug

ni

p

snpnoipap

S13.I0II

131UI9.U3113

SUI

Il13Z9ldui9

P

13ip

O.oIIIUI

-op

13U13Ut3J\\[ — qvpldsojj

pp

O't.lO'pjJO

p

V^[

•iiopdaouoQ

nraisiang

ni

n

opnoipop

nip

pp

oidoad

oppaafa

p

‘nsuu

nun

aiunanp

‘apis

sni

y—-soAanC

‘g

nig

•snsop

op

hoz

-b.ioq

opn.iSng

pp

oiopaoCa

p

aaooipoun

p

A

snioiduioo

A

sn.iodsiA

‘nuniisiag

nuiapog

op

uopnoiidxo

‘opani

ni

y

-oiuonoog

Mg opuo.i

-OAog

p

aod

itouiaos

uoo

aoAnui

nsiui

ni

A

np

-aoi

‘minad

ñipara

A

oaouii

sni

y

•ooipisody

oiSapg

p

o.iqos

oping

nipiidso

pp

npiu

-oa

ni

op

ouoisira

pp

npoiq—y

nip

‘oSuira

-op

nununj\\[—’jvpibo.utvd

vp^di

ug

oooooooooooooooooooooooooooo

«•soijb

soqontu

anioasa

osuaa

opioaao

p

H

uqpbqqod

ns

ap

niouBpodaii

n¡

npup

aJoixa

ntóoJdep

-ad

B[

anb

sauoioipuoa

se[

eunoa

anb

n[

-añosa

nun

,ieaao

ap

BJiuanoua

as

anb

ua

uinpsqe

pepisaoau

n[

aiUBisqo

ou

‘soas

-ap

sns

sopna¿0[

upioejodaog

nisa

oisia

bq

ou

‘0[Jaisiuij\\[

p

ua

aejqo

aqap

anb

aiuaipadxa

p

«piun

soptAjas

ap

ufoq

e[

ua

bisuoo

auuojuoo

‘sapJda{

sauop

-ipuoo

sn[

aopajiQ

pnpn

[a

opuaiunaa

ap

Biouo^qaiui

B[

ua

ÍBogpi^aiai

oipe.i

uqtOBpa

buu

soqa

ua

aeppui

BJ«d

soqq

uis

BgBJ^api

ap

puoiOB^

BiueduioQ

iq

ap

U9;oisodsip

9

soua.uai

sopssajdxa

soj

.lauod

ppaooB

•upioBJodJOO

i;l

epujapig

•oiuaiuiBiunAy

apa

ap

pBpaidoad

jos

y

ubsbcI

BJnipiosa

Bqoip

ap

pnuiA

ua

sou

-aaaai

soAno

•Bog^aJoapi-oipBa

upi.iBpa

B[

JBP1SU1

BJsd

sopi^oosa

■pppij\\[

0\\\\)

-aad

pp

saiuapaooad

souajaai

so(

ap

wad

A

upioisodsip

BpBuopuacu

B[

aod

opííjixa

0[

uoo

pnpiuiaojuoo

ap

sauopoas

sBAanu

sb[

^

aiuaiuoAUOO

XBiaaincu

ap

aqjns

A

sutaBsaoau

seaqo

sbi

aaoeq

y

uppBaodaoQ

sajqfiiot'

Bisa

asaB^qqo

A

sauoioipuoa

-auiui

poo[

p

aiunaa

ap

aesad

^

*A

Boqq

-ng

upioonaisuj

ap

ofosuog

p

*A

‘|biouia

-uioo

ap

BJnigosa

8[

ap

Biuano

aspig

•joiJaiUB

uqis

-as

B[

ap

biob

p

BpBqojdn

A

Bpp]

qng

•Buoqjy

jauBpso

A

*(pnihj\\r

*g

A

psop

oiuoiuy

-g)

uiopo

sa.iouas

sapfaonoo

so[

B|p

?

uo-iaipiss

A

Bjoxy

aouas

appojy

p

pipisaad

«g

-oag

biuní

b[

aod

aiuauiaiqeaoABj

opsua

-aojutpnj

anb

‘o^uiaiog

niaaBAéqg

oosio

H

6i'

ay

oílvh

.96

viy

py

uoisd$

-ueaq

-g

aiíiaip

anb

souiu

ap

npnosa

6[

ap

upiOBiipBa^

ap

aiuaipadxa

ouniaodo

p

pooui

0161

8P

oAecu

ap

9

ap

oiaao

-ag

pag

p

o[^aaan

uoo

an(p

lappuaiuod

-xa

-g

\\¿\\

y

aipnos

piApsaa

ouiii[n

oAbx\\[

9P

9g

bÍP

l9P

opaanoe

A

upisas

ua

‘saasaj

-eg

sb{

ap

BioutAoad

‘aaqps

9P

oiuaicuni

-unAy

|g—:-ag

ouixg»:oaisiu;x\\f

aouas

op

-laajaa

[B

pnipqos

aiuain^is

B[

o.\\anu

ap

aiSiaip

ppaooB

upiOBaodaog

B[

ípupipooi

Bisa

ap

souiu

ap

Baauaiad

e[

upsupsa^

Bpnosa

ua

npiiaaAUOO

naanj

opua;pid

Boqqnd

upioonaisux

ap

oaisiuix\\[

’ag

p

sp

-BA8[a

•oiuaicuHiunAb

apa

ap

upptpd

n[

sqooj

B{

Bissq

oipnsaa

asopuapraq

0^

•aoapnd

anb

pBparaaajua

B[

ap

oiAip

nasd

‘baiibuhobj

upiodiaosaad

aod

MipnoB

anb

auaq

apuop

y p

‘sodcuBQ

ap

usnp

UBg

ap

oianaupg

ua

SBiounisa

sn[

'SBisax^x

soig

ap

asop

pspipooi

Bisa

ap

aaqod

oupaA

p

uBaisoo

ppaooB

as

‘opBsaaaiui

|ap

upioipd

y

•ooiippQ

oiaaiuatuag

pp

91Z

oaaranu

Bangndas

B|

y

sauoiOBasdaa

sbuba

JBOiiOBad

Basd

*aaunpB0

ipunuisg

oosiouBag

-g

y

osimaad

pipaouoo

ag

•pdioiun]y

upiOBaodaoQ

*

*

*

•upisas

B[

piuba8[

as

^

■sapdioiunui

soioiAaas

aodseiuano

sbijba

aaoupips

ppaoou

og

■sa[BnuB

sepsod

09Q

9P

opsu^iSB

auai;

anb

jaquq

p

uoo

‘pnQ

A

pd«o

oiuoiuy

uop

xi

oáaBo

ouisira

p

apiaiuBuiaaiui

jbii

-adiuasap

Basd

paquiou

A

epsaiiiuipii

pp

-joob

upioBaodaoo

b[

BpBaaiug

-pupun

b;

-sa

ap

oiaajuauiao

[ap

oaaani[ndas

ap

oti

-jbo

pp

upisimip

b[

Biuasaad

pno

b|

ua

snoaHp¡[

A

aa^ajq

pcuo[OiJBg

uop

aod

RpiA

-ouioad

RiouBisui

buu

ap

Biuano

aspig

•oipnisa

ns

Baed

Bsaui

bj

aaqos

BJBpanb

ppaooB

upioeaodaoo

bj

Bpeaaiug

•oiaa

-Bq

oqoip

?

aonpuoo

anb

ouicubo

p

juaq

-uinp

BJod

ooqqnd

opsaqump

pip

ztq

Bun

ap

upiOBpisui

B[

opuaipid

’vpqy

ouvj

opRunuouap

oiaJBq

pp

souiobauoo

snsap

opB^aeoua

ouioo

A

oidoad

aaquiou

ua'iauouiig

Bnoqjy

oiuoiuy

-g

aod

«piA

ocuoad

pniioqos

eun

ap

Biuano

pip

ag

qi

pqrasi

ap

aqeo

r|

ap

Zf

0‘a

bsbo

b{

ap

pdiouiad

pijod

p

jbpurjííb

Baed

opBiioqos

osiuiaad

p

‘Jip¡

saiupg

opjBuaag

-g

y

aapaouoo

ppaooB

og

•oiuaiuiBiunAy

p

aiioqos

sbiusicu

svpvqovdsdp

sditopvodvqui[¡p

'SOpOp

A

‘.113111

9X

1100

‘IPJT3P3

•£>

uop

'dúo

‘•U0XX6I

9P

‘-iQIIPS 9P ^IHA

.iodi3A

‘Bip

x

119

miopo.iBg

A

‘oipg

9Q—’LZ

raía

soig

apiBnS

raptA

nAno

“g

-agsip

anb

npiisnf

npuixo

P

uon^

Á'

ouoiuo

opoi

pp

JOOOJ9CU

Biodso

uppejodjoo

npo

onb

Bpejg=r:'oue

aiuagoad

pp

juqe

-

-

mí$m«iiOí)3

-

-

faf

•ouin.i

oqoip

ap

sopfqo

uo

opixins

Bisa

apuas

anb

cqis

bia-ubjO

9P

QII109

p

ua

yaspisui

as

ü9

9l^od

13

0'f

•8aui[

bqo 1 p

ap

upiosAaasuoo

Bpiqap

B[

raaed

sapod

ap

upiopodaa

B[

pBpaioog

Bqoip

ap

emano

ap

?aas

uaiqun.’q

0-g

•pBpaioog

Bqoip

ap

Biuano

ap

upa

-as

upiOBXBisui

ap

soisbJ§

so[

sopox

0’S

•oiuaiuBiunAy

aisa

apuas

anb

Banip

B{

y

pepapog

B|

ap

saisod

so[

ua

paspisui

as

BOiupjaxai

Bauij

Bq

0q

sb[

ua

upisimpB

bAuo

souluu|b

soi

sopoi

jBuasua

A

aiiicupB

9

sbcusiui

sb^

ap

upio

-oaaip

B[

Biaiuoaduioo

as

A

'BOisnui

A

oC

-nqip

ap

aiuauipioadsa

‘ussaadxa

as

pn;

-loqos

bi

ua

anb

sBijapcu

p

sBjniBuiíiSB

sb|

aiuacuBiiniBa^

uauasua

as

íaiuaio

-gns

ojuiii

uoo

aosajoad

un

ap

upiooaaip

B[

ofRq

SBisand

uaisa

SBuanpou

sB|anosa

SBptaajaa

sr[

opusno

A

aaduiais

‘ounxpad

oub

p

JBinjjsip

y

yjBzaduia

anb

‘SBiasad

m SV;
ggÉ mm

oprai.iBA

A

op|dtnoo

un

sasua.iaips

so|

«isa

uo

uyiB.guooug

’zi&zmmzz

yraaivid:

rana

aouoi

ap

jop

-pg

na

rapmios

v.A

prapisaaau

nun

.laonjsuns

n

ouoia

‘adionuj

pp

apno

noimpa

n[

ua

os.u.iqn

op

nqnon

anb

oinaimpa[qeisa

epg

mm mm

bauaogí—'si

o»

sdisund

i^p

3nBo

8I1HOO

IIY

Al

aa

VIH31

VTd

:aiuain.8is

Buiaoj

b¡

ua

opBiToijos

oj

y

aapaooB

ppaooB

upiOBaodaog

bj

BpBaaiug

•souisun

so(

y

Borappp

Bi^aaua

ap

Baui[

buu

aionp

-uoo

ap

opfqo

uoo

‘mo[OQ

xan^gy

-g-op

saaajiBi

so{

ap

oisando

opfij

p

‘Biv-usab)

b[

ap

aip.o

b{

ua

aisod

un

jb[t¡isui

Basd

upiOBziaoinB

uaiquiBi

apij

-oiuaimBi

-unAy

pp

upioisodsip

b[

y

tpaupanb

sa[

-Bno

sof

‘sapmos

saisod

soj

ap

anbunaafi

A

upiofipisur

ap

soisb.§

so[

Biuano

ns

ap

opuais

‘SBauq

ssquiB

asassnBO

UBiap

-od

anb

saiufiuaAUOOux

soj

anipa

ap

oí

008

9P

pnm;

uppua.\\qns

nun

uppRioosB

Bqoip

b[

y

jbJojoio

piAjosaa

as

upiquiRj,

•soisiAoaduii

ap

o|niidBO

pp

BipajsiiRS

^jas

anb

b[

‘sBuanioon

SBpnosa

sRisa

ap

upioBjBisui

ap

soiSRjg

soi

?

‘seiasad

0O8

9P

uoiouaAqns

JBpnAfi

Basd

buu bijoioia.

81

9P

‘S

’M

9P

oaaaqo

oaiuag

p

aapaouoo

A

upioipd

b[

JBiuiisa

ppaooB

npioRJod

-aoo

b[

ÍBZUBnasua

ap

op[duioo

ubi

oap

-Bno

un

uoo

sonups

ap

SBuaupou

SBpno

-sa

SBisa

ap

Biouaisisqns

Bj

upiOBpod

ex

-saBJBd

pepigin

Bqonui

ap

opuBaaptsuoo

•oiunsB

p

aoaaaui

anb

uppuapp

B]

uoo

■®^3"

❖

❖

♦

V0S011TK

Ba

VW’XVé

❖

s9

li

£

l

uHivr

¿

s

‘i

‘vanvw—ie

¿

et

‘¿i

‘

•oinjuq

S13LU

apusA

onb

n[

.ias aadiuais p.m.11

-sornap

‘sa.iopaaa.ioAnj

sns

u

sauodng

uoa .minbasqo

ap

msad

p

nsna

msg

VHON3S

VHVd

SOH3HaPÍOS

a

‘VIHaSIMVO

‘VJH3HASVS

=

=====

=

ESUD

X

SEpE§3.I§B

SOUOpDOg

=

-afqo

uoo

‘BpBiaafiq

Bipip

ap

opfiaqmnjB

p

R.iBd

Bopnoqp

BiSaaua

bj

ap

saaoionp

-uoo

saisod

so[

ua

‘oiuaiuiEiunAy

apa

ap

jBinoipBd

‘ouand

pap

Boiuojapi

Bauij

n|

JBOOJOO

BJ fid

IippBZIJOinB

opufilionos

‘‘O

ua

*g

‘B.iaiuo.ig

opjBuaag

*g

jod

bpia

-omoad

bioubpui

Bun

ap

muano

aspig

’SBip

Binpji

ap

010

-Bdsa

aod

npiOBuiBpa.i

ap

soioap

b

Boqq

-nd

uppBauojut

nun

b

ogaiamos

ppjoob

‘ouisira

p

opuBuiniBxa

A

UpT0B.I0d.I00

rj

RpB.iaiug

•RiouiAO.id

ap

opannb.iy

lonas RiqBq

p

opR^jRoua

oiuaiuiRiunAy

p

UpTORCUJOJ

bAuO

‘PBPUROOT

rapa

ap

a.nag

op

aipo

Bf

ap

3iubsbj

A

npiORau

-ip

ap

oioaAoad

p

opBotidnn

aod

RURd

-mooB

pno

bi

ua

‘pioni/íojd

upisimog

ri

A

pniqduiB

uoo

opnnostg

•up;oBiRisui

ns

opBuoiSBOO

usq

anb

soisbíí

so[

jbi[

-ixns

BJBd

oiuatuom

ap

oaiiruop

un

A

SBpioa[qBisa

auaii

anb

sbujuioou

SB[ano

-sa

sb[

ap

oiuaiuiiuaisos

p

JBpnAB

BJBd

pnriR

upiouaAqns

Bun

an^aoio

oiuaiuiB;

-unAy

popuaipid

•rijoioiv

bj

ap

Mug

bji

san^apoaajqo

OJiuag

p

aod

BpiAOiuoad

pnipips

b[

ap

Banpai

B[

ofnpoadaa

ag

•oipnisa

opiuaiap

syui

ns

y

JB¿ju[

JBp

BJBd

Bsara

B{

aaqos

BJBpanb

asopuyp

-joob

-oiaang

pp

Bjapaaso

bj

y

JBUjp.d

-nía

y

ba

svp.6¿y

SdS

9P

ouiaaixa

[ap

op

-uaiiJBd

anb

puioaA

ouuuro

ap

oioaAoad

-aiuR

p

bjiuoo

sBpiAOuiojd

sauopBcu

-Bpaa

sbi

ap

OAanu

ap

Biuano

ptp

ag

■JOiaaiuB

upis

(o.liaaj

JKVí3>

®-er

ff

ap

aiu9PP8.ig-ooiA

Jouas

p

aod

Rpnrm

-aj

upioRoiunuioo

buu

ap

mnano

aspig

•fRdioiuniy

npioRjodaog

Rpa

ap

ai

-jRd

aod

soinoBpqo

B.iRipq

ou

anb

pRpu

-n^as

R[

na

^ogauodoad

pB

apand

‘sapRp

-ipuuo.j

s^ui

uoo

asjaoRii

Riqap

upisao

-as

b[

ap

biob

p

BpBqoadB

A

Bpiai

png

■Buoqay

aauRiSBQ

A

iBuasug

•(pnííg/g;

nop)

uiopQ

‘iBuaag

aauRiSRQ

*aauBJJdRi\\[

‘(asof

oiuoiuy

uop)

uiojoq

*se i

ja

a

i

i°g

saaouas

sapfoouoo

soi

Bjp

y

uoaaiisisB

A

bjoixi

aouas

appoiy

ja

pipisajd

raq

Risa

anb

asRjapisnoo

RiuRdmog

Rf

ts

9r>b

naiquiRi

RpaanoR

ag

'RiaRdmoo

Ripio

ap

nRpaidoad

aas

b

n^jRSBd

R0ijB.T.3api-oipR.i

uppBpa

bi

oijB

un

ap

ojjuap

jBfRpui

Húf

vy

ofi vjf

67

viy

py

ugisaft

OLKZmVlññXV

13

N3

H31TOS

SOLLER

7

Almacenen $G\\ T&/2 jVíontaner fe Sindicato, 2 á 10 y milagro, 1 á 11 PALMA DE MALLORCA

U> Pañería, Sastrería, Novedades para Señora y Caballero. ®
Camisería, Lencería, Mantelería, Confección de blanco, Géneros de

punto, Estatuaria Religiosa, Plata Meneses, Medallas, y Rosarios.
OBJETOS PARA REGALOS

Efectos Militares, Uniformes, Gorras, Espadería, Corbatería,

Tapices, Alfombras y Cortinajes.

©

En la Sucursal ”Can Bitla99

i

• y B&i

Qjj

LAS MONJAS
is=- NOVEDADES PARA SEÑORA

Ricas BLUSAS confeccionadas en Nansú bordado, Tul,
Seda, Crespón y Ga\\a
Modelos exclusivos de la casa

: Sedas : Paraguas : Tejidos : Bánovas : Lanas : Liberty : Cubre-camas : Ropa blanca : Chales y Mantillas blonda.
: Especialidad en artículos JAECEROS s s

Esta casa no dá cupones pero vende sus artículos un diez por cieuto más barato.

CARLOS ALABERN

25, MONJAS, 25 PALMA MALLOUCA

| Expéditious directes
ele toutes sor-tes de Primeurs

— EXPORTATION POUR TOUS PAVS —

(sF*
Cerises : Bigoneaux : Peches : Abricots

'‘QilSÉ’
Tomates

: : Raisins chasselas, Clairette, Doré du Gard : :

Entrepot d’ oranges, fruits secs á REMOULINS (Gard)

Barthélemy Arbona Rué du Chateau, TA^A^CON (B.-du-Rh.)

BQaBBBSIBHRaaSBanBBaBBBBIBBHHBHBaaaBBBHHBBHaneSBinHBBnaaBe

besi:r/

”“r

mmmr
■ o r/

Casa

'II
JUAN

^ssksb

^

^ \\«¡sp

C<ñN<ñl\_S vina

(antes Damián Canals)

= FUNDADA EN 18 72 —

Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Interna¬ cional de París; medallas de oro, cruz de Mérito y miem¬
bro del Jurado en la Internacional de Marsella.

Expediciones de toda clase de frutos del País, para Francia y el Extranjero. :: Especialidad en uva de me¬ sa, procedente de las mejores viñas Gard y V Heraidt.

* Rapidez y economía en todas las operaciones o
TELÉFONO, SI
/Á
—Telegramas: CANALS-TARASCON RHONE-
L- BtSRBBBaw
HflBBBflBBBBBflaiBBBBBBaBflBBBBBBBBBBBBBaBBflBBBBfianBIBBaBBfflE!l9BI!ia BaBBBBBBHBBBlBBHBBBBBBBBBBBflBflBBBBBBBBBBBBBBBBBliBHBBBgiBBIHBB

ffililIiÉtl
Nuevo Mundo
FOB1808 MUIDOS
De venta en la librería
“La Sinceridad,,
San Bartolomé, 17.—SOLLER

PIELO COLL Y F. REYNES
AUXONílVE (Cote d» ©r)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos y de toda
clase de legumbres.
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

Precios alzados para todas las destinaciones

Servicio especial para el trasbordo y reexpe¬
dición de naranjas, limones, frutas frescas y secas
—
y demás artículos.

M. BERNAT Y A. PONS

Quai du Sud, 3^CETTE^(Her.ault)

— Teléfono, 4-08

Telegramas: Bernat Pons =

mSm
^ Importaciones y Exportaciones DE
FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS
FRANCISCO ARBONA
6. Cours Julién. 6.—MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia.
FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
Telegramas: EA^BONA--Marse¡lle—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en todos los servicios ga

Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas para visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
San Bartolomé, 17.—SOLLER
-^gqgmaauaaauaB^aflaBBBB

5C

O^

s I ce tí

‘2 03

oá gq

ce

s| te

a

o

s ¿
^ H-í
O
< o
•• ••

& co

m

o ce ce o bO ka ^

<33

GO

s
é
^
\_

e SceS

'"tí
<33

U CQ v

«5
03

§ nd tí 02 O

s ce

¡>> ce

Ph a *

o
% o u* tt
J
w

2 'o o

H

02

<3 ce •+^> 3

o
•rt

<x>

9

O ia<

£ ¡* 03 tí
cC H3

3 rcS
O ce

$

T2

&

O

<33

&

02

P4

A

Maison Guillaume Coll

FONDEÉ EN 1902

Expéditious de toute sorte de fruits et primeurs. Spé-

cialité de peches mol les, pruues reine-claude, raisin chas¬

selas, abricots, etc.

i

Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes.

<£>£>•

«► TRES BONS EMBALLAGES *

Service complet de colis-postaux de 10 i pour la France et 1‘Etranp
ADRESSE: G. COLL Aven ue de la Pepiniére (en face
du Marché en gros) á Perpignan (PyreiÉS Orientales) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan

Maison \_MOMI¥ Fréres EXPÉDITEURS
53, Cours Berriat, 53—GRENOBLE (Isére) FRANGE #:
FRUTE ® FEimWli m LftSVMBS
Expédition pour la France et l‘Etranger.= Spécialité de pommes á couteau par wagons, poires, pruues, péches et abricots. =Petits oignons en chaines et en vrac.=Cerices et bigarreaux. =Noix de Grenoble.=Exportation directe d‘oranges, citrons, mandarines, grenades et fruits secs.
Télégrames: MOREY-GRENOBLE. Tólephone 22-36
COMISIONES, REPRESENTACIONES, IMPORTACIONES I EXPEDICIONES
avid Bareh Hermanos r
Boulevard du Musée, 70. MARSEILLE—Teléfonon.°37-82

Suscripciones
á REVISTAS y PERIÓDICOS na¬
cionales y extranjeros.
Se reciben encargos en
”La Sinceridad”
San Bartolomé n.° 17.—SOLLER.

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri¬
meurs. Frutos sécos de toda calidad.
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE
Rapidez y Economía en todas las operaciones

8

SOLLER

LA SOLLERENSE
DE
«ÍO&É COJML CERBERE y PORT-BOU (Frontera írauco-espaiiolai
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

"Vapor “UIXTOIN^

: : : SERVICIO REGULAR
PARA LA EXPORTACIÓN
Dfí~ÑARANJAS ENTRE : :

Sandia y

arsella i

Este magnífico y veloz vapor expresamente adecuado para el tras¬ porte de frutas, saldrá todas las semanas de Gandía para Marsella con cargamento de naranjas á la orden de los señores
RIPOLL Y CP—15, Cours Julien — Teléfono, 21-50

VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
COMERCIASTE í PROPIETARIO
LEZIOHASí (Auile)

Mi
mm JAGQDES COLL ÜASASNOVAS PERPIGNAN CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CASASNOVAS —PERPIGNAN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos.

Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de
NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

AGENTES DE ADUANAS

CASA principal:
CKRBBRB (Francia) (Pyr.-Orient.)

sucursales:
PORT-BOU (España) BLElisrD.a.ye¡ (Basses Pyrenées)

j en CETTE:

Qtnai de la Kepublique 8-teléfonc 3.37

( MARSEILLE: Ene Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

11
mor Villa de Sóller

— — Rapidez y Economía en todas las operaciones. — —

en <c

Almacén de maderas : : :

M—I
PZ E—•
cO CjJ
-*c
w^
E— «tj
H-1

LO

tn

tí

w uu

F4

zQ

o CO

o3

.—*

< <c

O
tí

LO

rt

o ce

l-H

-
O V*

O

Di

ID <c o

.2 ‘o

c

cd
t/) — «

W WH

fefi W

Z

!±JP3

-=
<2

LO °>

2 LÜ

—

>

O o,

2 SS I—

cT tz¡

h-

it= cd o

Sao uJ

Q- ’VS
en

cniD O O

LU xa

-

<3

O x« CU *-r—I

Ph , i. i

03 pj

(/)
O CC

íi. en tí
£o

O

H Luí
i—I O

\_cc o

ÍX

íñ

Ia

LO
-< Dd E-

<1 Q
ffi “ h
O Luí Q\_ cn

en

o

o tJ

Üo
>
tí <D o CO LO

<í

: : : : Carpintería movida á vapor

Especialidad en muebles, puertas y persianas
$

i

i Calles

del Mar y

Gran-Vía

—

SÓLLER

I 4

SE CONSTRUYEN = = = = = =

de inmejorable calidad con sujeción á la siguiente tarifa de precios:

°/ b£

AlNCH OS

1.a clase 2.a clase Pesetas Pesetas

i s De OYO á 0:70 m.

12’

De io 1

0’71 á 0’80 m. .

13’

00 De 0’81 á 0’90 m.

14’

^5

1
<

De

0’91

á roo m.

.

-4—1

] De en

roí á no m. .

cz

.

1 rC De í’n á 1’20 m.

CO 1
oc | De 1’21 á 1’30 m. .

14’90 16’30 17’20 18’30

s De 1 ’31 á 1’40 m. .

19’20

S De 1’41 á 1’50 m. .

20’

O

CO vDe 1 ’41 á 1’50 m. en dos piezas 25’

10’65 11’35 12T5 12’30 14’ 14’90 15’65 16’40 17’15 23’

A los clientes que tomen de una vez dos ó mas sommiers se les concederá un descuento del 5 por ciento.
J

COMPAÑÍA MALLORQUINA DE VAPORE^

Servicio oficial de Comunicaciones Marítimas rápidas y regulares entre las Islas Baleares, Penínsela, Extranjero y viceversa

— Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma —
Vapores: Jaime 2.°-Miramar^Bellver^Mallorca-Balear^
Cataluña-Isleñ'o^Lulio^Ciudad de Palma-Formentera

CONSIGNATARIOS:

BARCRLOHA. Sucursal “Isleña Marítima,, ALICANTE. Sucursal “Isleña Marítima,,

ARGEL. Sres. Sitjes Hennanos.
Mr. Bartteleinj Tous.

GRAO. 1). Juan Domingo.

Sres. J. é I. Wallis y C.*1

MARSELLA. Sres. Mayol, Bru’net y C.a Rué Republique

Servicios combinados á íort-fait eu conocimiento^ directos para los principales

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.

*431

EU

Ti

\_o
o

<n$:

tí

-A

ClJ

srgf
m

i

i

€$

c¡

s-.

<¡

d

Q
i—i

£31

P5

5—fl

H

«■i1 i¡

xa

& m

a
.r-t
>
o

O
Z
i—i

tí m

m

c3

<

5-1

í3

P*

QC > <v Q

II
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
jVíartín Carcasona
vrvrvvvvrvvrrvrrvrvvr El más cerca de las Estaciones: Junto al Muelle: Habitaciones
para familias y particulares : Esmerado servicio á carta y á cubierto : Cuarto de baño, tim¬ bres y luz eléctrica en todos los departamentos de la casa : Intérprete á la llegada de los
: : : : trenes y vapores : : : :
VVVVVVVWVWWVW9WV
Plaza Palacio, 10*fBARCELONA Jí

MARITIMA SOLLERENSE

COMPAÑÍA FRANCOESPANOLA
SERVICIO FIJO Y DECENAL
entre los puertos de Valencia, Sóller, Barcelona y Cette y viceversa
POR LOS VAPORES

Manuel Espaliu : : : :

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Gette: los días u 11 y 21

de id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 1166 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER.—D. Guillermo Bernat, calle

Jel Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. —D. J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25.—EN CETTE.—Bauzá y Massot, Quai de la Republique, 8.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Oette para Barcelona coincida en sabado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller; será en todos los viajes á las ocho
v media de la noche.

SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»

: : y Ciudad de Maltón

De Valencia para Sóller los días 9, 19 y 29 de cada mes.

i De Sóller para Barcelona » » 1, 11 v 21 »

»

'De Barcelona para Cette » » 2, 12 y 22 »

»

i De Cette para Barcelona » » 5, 15 y 25 »

»

f De Barcelona para Sóller » » 6, 16 y 26 »

»

'

De Sóller para Valencia » » 7, 17 y 27 »

»

CONSIGNATARIOS -*P

En VALENCIA: Sres. Borrás y Plá.—Grao.
En SOLLER: D. Ramón Coll.—Calle del Mar.
Eu BARCELONA: Sr. Mitjavila.—Comercio n.° 29, frente la estación (le Francia.
En CETTE: Sra. Viuda de A. Bernat. —Quai de la Ville, 15.