Aíro XXVI (2.a EPOCA) NUM. 1259
Aíro XXVI (2.a EPOCA) NUM. 1259

SABADO 13 DE MAYO DE 1911

SÓLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona.

REDACTOR-JEFE: D. Damián MayoI Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Editorial
DESPUÉS DE LOSJNFORMES

gumentos y números, y esto es lo que no hizo la Comisión informadora. No podía hacerlo tampoco por la sencillísima ra¬ zón de que no había estudiado seriamen¬ te el proyecto, ni había hecho siquiera,

refiere, informó bien, con mucho aplomo, en opinión nuestra: pero claro que nópor lo que á la otra hace referencia, que por ningún concepto se puede con aquella
confundir.

¿Qué ha de ser muy costosa? ¿Qué la resolución es un paso difícil, extraordi¬ nariamente delicado? Cierto que sí, lo
comprendemos; pero... vaya al plebicisto el Ayuntamiento si teme equivocar ó si

I
Hemos de ocuparnos de nuevo de la prolongación de la calle del Príncipe, mejora local que han reconocido ser trascendentalísima propios y extraños, téc¬ nicos y legos, entusiastas é indifei-entes, y que sin embargo... desconfía yá el pú¬
blico de obtener.
Y es fundado, en parte, el motivo que tiene para desconfiar, porque desde que expusimos la idea, desde que insistimos
en demostrar la conveniencia de su reali¬
zación, desde que venimos haciendo hin¬ capié en la necesidad de aprovechar la buena ocasión que se ofrece para llevarla á cabo, ya dos veces se ha informado ofi¬ cialmente acerca de la misma y ninguno de los informes que se han dado le ha

según entonces se dijo, gestión alguna oficial acerca del mismo que pudiera concentrar la luz que iba á reflejar al Ayuntamiento para que con todo acierto pudiera éste resolver. Difícil había de serle, pues, el formarse una idea exacta de cuales pudieran ser las dificultades y los desembolsos con que se había de tro¬ pezar; más aún persuadir á nadie de que
estas dificultades existiesen ó de que no
cuenta el municipio con medios para su¬ perarlas, cuando, sin estudio prévio, de
su existencia tan solo una convicción in¬
tuitiva podía tener.
¿Pero es de la Comisión de Obras to¬ da la culpa de que haya resultado defec¬
tuoso ese informe que tenemos sobre el
tapete en este instante? No por cierto,

En efecto, que de todos esos proyectos en cartera que en el informe se especifi¬ can—entre los que, como hemos dicho, desde hace años figura el ensanche de la calle de Bauzá—«se dé prioridad á los que tiendan al saneamiento é higienización de la ciudad por aquello de salus
popidi suprema lex», nada hay que decir: lo aprobamos y lo aplaudimos; y que á tales mejoras «se dediquen metódica y
mesuradamente los recursos de que pue¬
de disponer el Municipio para no ocasio¬
nar trastornos en la vida económica de
los ciudadanos», muy santo y muy bue¬
no también: es, aunque no estemos con
todo ello conformes en absoluto, la mejor y la más razonada en su laconismo de las contestaciones que al primero de los

quiere evadir á todo trance la responsa¬
bilidad.
SECCIÓN LITERARIA
HA E^FEPJjVHTA
II
La entrada de Daniel Meseguer en ca¬
sa de Don Roberto ocurrió como las co¬
sas más inesperadas de la vida: por ca¬ sualidad. El carácter del jóven, engen¬ drado en el reposo solitario del estudio, había adquirido cierta timidez ante los actos sociales, y el temor al ridículo que se puede correr en las costumbres des¬
conocidas le hacia huir de toda clase de

sido muy favorable que digamos: ninguno apresurémonos á decirlo para con nues¬ dos extremos de la solicitud del «Centro sociedad. Sus hermanas le tachaban de

puede ser consiguientemente esperanza¬ tro juicio imparcial dejar en su lugar la Republicano Sollerense» se podían dar. uraño, de poco cariñoso, de insociable,

do!’.
Es costumbre antigua—que la expe¬ riencia de los sollerenses no puede por menos de poner yá en el rango de las proverbiales—la conformidad absoluta de la Corporación municipal á cuanto comisiones ó individualidades idóneas, á su ruego ó por su encargo, la informan; natural como que sea, pues, basándose en aquella, la tal desconfianza, pues que luciéronse públicos los desfavorables in¬

verdad: al Ayuntamiento que el informe encargó le corresponde una buena parte también, y justo es que cargue con ella para que quede aligerada de esta parte
misma la mencionada Comisión.
Recuérdese que la Corporación muni¬ cipal con una pasividad inexplicable é incomprensible, á nuestras indicaciones sobre la utilidad y la oportunidad de la mejora había puesto siempre oidos de mercader, y que tan solo empezó á mo¬

Pero para el otro extremo, para el que contiene la petición de lo mismo que no¬ sotros venimos pidiendo tiempo há; de lo mismo que en estas columnas han pedi¬
do nuestros estimados colaboradores
Juan de Sóller y Jo Maieix; de lo mismo que algunos de nuestros colegas de la ca¬ pital, con igual convicción é idénticos de¬ seos que nosotros, nos han ayudado á pe¬ dir; para ese... de ninguna manera: nada de cuanto se dijo para basar la informa¬

porque nunca consiguieron hacerle ir á una reunión, ni á un paseo, ni siquiera lograron que las acompañase á un tea¬ tro ó á casa de alguna amiga. Pero aun¬
que odiaba intimamente hasta las lige¬ ras hipocresías de la más sencilla eti¬ queta, como era en extreno bondadoso cedió una tarde á los ruegos de sus her¬ manas. que se lamentaban amargamen¬ te por no poder ir aquel año. como de costumbre, á felicitar á Claudina; la con¬ fidente doncella se había despedido lue¬

formes y, conociéndose, puede hasta cier¬ verse cuando la sociedad «Centro Repu¬ ción lo es, ó á lo menos no es contesta¬ go de un ligero altercado doméstico, la

to punto preverse la definitiva resolución oficial en sentido negativo, tal y como en los informes se aconsejó.
No obstante, toda regla general tiene sus excepciones, y bien podría ser que esta vez nuestros representantes, atentos á los latidos de la opinión, se salieran de los antiguos moldes para resolver de un modo excepcional un asunto de distinto carácter que los demás, y que por lo mismo de un modo distinto, excepcional también, reclama la resolución.
* **
El informe de la -Comisión de Obras
de nuestro Ayuntamiento, que íué el primero de los dos á que nos referimos, obtuvo ya la expresada conformidad en Noviembre del año último, en el instan¬ te mismo de ser emitido; pero á pesar de ello, posteriormente interesó la Corpora¬ ción el del señor Arquitecto de la pro¬ vincia, al persuadirse quizás de que con aquel no había quedado convencido el vecindario que tantas simpatías por la mejora manifestó. No pudo quedarlo en verdad, porque, entre otros, adolece di¬ cho informe del defecto capital, no solo de no concretarse á la mejora en cues¬ tión, sino que de tratarla de un modo tan superficial y vago que, más que informe oficial, parece la opinión «oficiosa» de un
vecino cualquiera. Solo un párrafo se la dedica, y total para expresar que «la

blicano Sollerense» á ella por medio de ción que á ningún sollerense de los que

instancia particular se dirigió. Entonces, juzgan del presente con la mirada en el

con el plausible fin de poder tomar con porvenir pueda satisfacer.

respecto á lo solicitado una más acei ta¬

El ensanche de la callle de Bauzá es

da resolución, acordó pasara la instancia ¡quién puede dudarlo! muy necesario; una

á la Comisión de Obras para que acerca de tantas mejoras que reclaman á voz en

de la misma informara; pero téngase grito la comodidad del tránsito y el em¬

presente también que la solicitud de la bellecimiento de la población. Estamos

sociedad republicana contenía una doble conformes todos, y todos de acuerdo tam¬

petición: la del ensanche de la calle de bién en que su realización inmediata se¬

Bauza, en primer término, y la prolon¬ ría celebrada, que merecería los plácemes

gación de la calle del Príncipe después.
Y no habiendo en el acuerdo observación
ni recomendación alguna especial para ésta, lógico era que, no queriendo exce¬ derse la Comisión, queriendo solo cum¬ plir á la letra su cometido—que es lo que le censuramos hiciera, porque conocía, ó deoía conocer, el espíritu del acuerdo y la causa que mantenía al público en espectación—, prescindiera de la impor¬
tancia intrínseca de cada una de las me¬
joras solicitadas y se limitara á informar
sobre ellas concediéndolas esta impor¬ tancia con arreglo al orden con que se habían señalado, ó bien empleando en¬ globados los mismos razonamientos para ¡as dos peticiones á la vez.

del vecindario en general; pero el que esta realización se demore algunos años no ha de hacer imposible la misma mejo¬ ra después, que mejora será siempre, y con regocijo, con entusiasmo más bien, recibida cuando llegue, en cualquier tiempo sea que el tan suspirado ensan¬ che se verifique. Es por esto que hemos
dicho antes y repetimos ahora que están muy bien aplicados todos aquellos razo¬ namientos que para denegarla de momen¬ to—que á esto equivale el aplazarla—tu¬ vo á bien la Comisión de Obras emplear; pero ¿está en el mismacaso la prolonga¬ ción de la calle del Príncipe? Es cosa evidente que nó, que el caso éste es nue¬ vo, que de súbito se ha presentado aho¬

Hizo las dos cosas: empezó por conce¬ ra y que dentro de muy poco carecerá ya

der escasísima importancia á la mejora de oportunidad, pues que habrá ésta de-

que, aun siendo nueva y de resolución ' saparecido para siempre. Todo lo cual

ingente, había aparecido en la solicitud es como sí dijéramos que siendo de una

en segundo lugar, y se ocupó más dete¬ actualidad palpitante y efímera, de un

madre no quería dejar la casa sola, y las dos jóvenes rogaron mimosas al herma¬ no hasta que consiguieron que las acom¬ pañase.
Las de Meseguer eran dos hermanas, alegres y pizpiretas; acostumbradas á frecuentar las reuniones, lo» paseos y ios teatros, habían adquirido un exceso de elocuencia ocurrente y vivaracha que desbordaban á su paso dejando tras de sí una amable estela de frivolidad y de alegría.
Al entrar en casa de Don Roberto con¬
movieron la melancólica, paz de la estan¬
cia con el estruendo de sus risas, con la
lluvia de sus besos, con el aluvión desús
preguntas. Y hablando de la última zar¬ zuela, del traje de moda, de la nueva costumbre elegante, del paseo más chic,
de la novedad musical recibida para pia¬ no. invadieron la casa con un torrente
impetuoso de vida sana y alegre.
Claudina veía satisfecha la atención
con que María Teresa escuchaba la atro¬ pellada charla de las amigas, y cómo se avivaban sus ojos, y cómo la color de la carita sonrosaba la constante palidez! Se
lo hizo notar á su hermana:
—¿Lo ves. tontita, cómo eso te con¬
viene?
Y luego, dirigiéndose á Daniel: —Ahí la tiene usted: se ha empeñado
en no levantarse nunca de la cama, en
no salir de casa, en que está muy enfer¬ ma. y al fin, va á conseguirlo.
Entonces, el jóven derramaba la ben¬

transformación en cualquier sentido de nidamente de la otra, de la que tiene el modo excepcional y urgente se ha de re¬ dición de su dulzura en palabras de cari¬

la casa y finca denominada Ga-n Mayol para la prolongación de la calle del Prín¬ cipe ha de ser muy difícil y muy costosa, tanto, que nos parece no está en los me¬ dios del Municipio su realización».
No era cuestión de un parecer, sino de una demostración; no debió tratarse de eongeturar, sino de precisar con ar¬

Ayuntamiento en cartera años há; pero las envuelve luego en la misma argu¬ mentación, como si no hubiera entre ellas diferencia alguna, para aconsejar, el em¬ plazamiento indefinido para ambas, ya que niuguna de una manera categórica y definitiva se había de denegar. Por lo
que al ensanche de la calle de Bauzá se

solver; y que si realmente se considera es ésta la mejora trascendental que todas las personas de opinión, en Sóller y fue¬ ra, proclamau al unisono de grandísima utilidad, pasando por encima de todo y
con algún sacrificio si es preciso, se ha de proceder á realizarla sin pérdida de
momento.

ñoso consejo, y para quitarles toda la gravedad paternal les daba un giro ju¬ venil y humorístico:
—Tiene razón su hermana. María Te¬
resa: debe usted cambiar de vida; es un egoísmo imperdonable que una mucha¬ cha inteligente y tan bonita no quiera deberse á los demás y se encierre.
Ella le interrumpía toda confusa:

2

SOLLER

KtwwyRwarw

—¡Por Dios, que voy á ofenderme si usted sigue burlándose de este modo! Lo de inteligente me parece una galantería exagerada; lo otro... ¡lo otro es una
ofensa!
El acabó de turbarla con la cursilería
que no quería decir y al fin dijo:
—Ya lo sabe usted: la hermosura es¬
tá... Y á parte de esto, que puede ser particularísimo, están abonando mis afirmaciones los ojos de usted.,.
Y á propósito de los ojos hizo un elo¬ gio apasionado y seductor, que acabó con una frase de ingenio para quitarle
la seriedad embarazosa.
Las de Meseguer se sorprendieron al descubrir aquel lado, desconocido hasta
entonces en el carácter de su hermano:
—¡Chicas, podéis estar orgullosas de heber merecido su conversación! ¡Es la primera vez que le vemos obsequioso!
Y la más picaresca observó: —¡Ay. ay. ay! Algo saldrá de aquí.
De las dos hermanas. María Teresa
fué la que recibió mudamente la alu¬ sión: no lo notaron los demás, pero Olaudina vió en seguida el rubor que asomó al semblante de la enfermita; para cer¬ ciorarse mejor, recurrió á la compara¬ ción: se miró en el espejo que pendía en la pared frontera, y allí vió su rostro sin alteración de ninguna clase, con la mis¬ ma tranquilidad que interiormente sen¬ tía. Luego su hermana... Y esta sospe¬ cha, deseada como una luz celestial, ilu¬ minó toda el alma de la mayor con eflu¬ vios de esperanza y alegría.
Varias veces intentaron las hermanas
de Daniel poner fin á la visita, y unas por María Teresa, otras por Claudina y otras por Meseguer, fuése alargando la conversación hasta que no hubo más re¬ medio que marcharse.
Fueron á despedirse de Don Roberto, que llevaba unos días hundido en la bu¬ taca de gutapercha, empeorado en sus achaques. Saludaron al anciano y le pi¬ dieron permiso para volver al día si¬ guiente por la pequeña y llevarla á la playa. ¡Cuanto lo agradeció!
—Sí, hijas, sí; lleváosla. Eso es lo que
le hace falta: distracción, mucha dis¬
tracción... Y usted. Daniel, ya sabe que puede venir aquí cuando quiera, aunqne no sea acompañando á sus hermanas: yo tendré mucho gusto en charlar con. us¬ ted algún ratito.
Se despidieron con el estruendo desús risas, con el chaparrón de sus besos, con aquellas alharacas características que las nimbaba con una aureola de dichosa ju¬
ventud...
Y se fueron, se fueron llevándose la
gloria de su alegría; pero en el ambien¬ te melancólico de la casa quedó como una estela de esperanzas inquietas, pro¬
metedoras.
Cuando se quedaron solas las dos her¬ manas, se abrazaron, se besaron... Como una madre mimando á su hija, como una niña jugando con su muñeca. Clau¬ dio a zarandeaba á su hermanita, y ella protestaba riendo, haciendo motivos pa¬ ra queda mayor no la dejase... Todavía en la cama, seguían hablando entre ri¬ sas y ocurrencias: de alcoba á alcoba se cruzaban las palabras proyectando los planes de vida nueva. Y Don Roberto se sorprendía dichoso de aquel cambio inesperado.
—¿Pero qué era aquello? ¿Quéocurría? ¡Nada! ¡Qué había de ocurrir! Que el
Amor había entrado en la casa!
III
Bien pronto las visitas de Daniel fue¬ ron diarias. Al principio, iba acompa¬ ñando á sus hermanas; después, iba á ver cómo se hallaba Don Roberto; lue¬ go. sin pretexto de ninguna clase, en¬ traba en la casa donde era esperado con inquietud.
Claudina, al notar el cambio radical
operado en la enfermita. sonreía satisfe¬ cha de su presentimiento. ¡Ya lo decía ella! Y, en efecto; debía de tener razón porque María Teresa había sufrido una metamórfosis completa: se levantaba temprano, salía todos los días á paseo, tenía más apetito y... se cuidaba del to¬ cado con marcada coquetería femenina.

A Don Roberto tal vez se le escapasen á la observación estos detalles, pero había uno capital, definitivo, del que se asom¬ braba con cierto temor religioso: los ata¬
ques, rebeldes á los tratamientos facul¬ tativos, habían cedido ahora á un poder misterioso que el buen anciano no com¬ prendía.
Una tarde, en que Daniel tardó. María Teresa estuvo muy triste y á punto de
llorar. Entonces, la hermana mayor, que sabía la bondadosa necesidad de la con¬

fidencia, puso en claro su intuición. Y desde entonces la ayudó abiertamente. Cuando llegaba Daniel, ella procuraba
sagazmente que la conversación recaye¬ ra en los asuntos amorosos, y así que lo creía oportuno, con los pretextos de ama de casa ocupadísima y hacendosa desa¬ parecía dejando á los dosjóvenes solos. Al marcharse Meseguer empezaba la fra¬ ternal confidencia, y cuando María Te resa hacía observar que al desaparecer
su hermana Daniel desviaba la conver¬

sación, Claudina achacaba el suceso á la

falta de táctica de la hermanita...

Hasta que, al fin, llegó lo deseado. A
la hora de la confidencia. María Teresa

se lo comunicó á su hermana. Daniel te¬

nia que confesarla un secreto, un secreto que le inquietaba el alma deseoso de sa¬
lir al viento de la libertad.

—Dice que yo puedo salvarle, que de mi depende su tranquilidad, queyo pue¬ do ayudarle á conseguir la dicha que to¬
dos deseamos.

—Y ¿cuándo?
—Mañana en la batalla de flores.

Todos durmieron aquella noche, me¬
nos María Teresa. Desde su lecho veía al

balcón del gabinete, y por el balcón abierto á toda la fragancia estival de las noches valencianas, contemplaba un tro¬
zo de cielo donde las estrellas, como go¬
tas de una lluvia luminosa próxima á descender, titilaban sin acabar de des¬

prenderse.

Julio Hoyos.

fSe continuará).

La vida política
En este país que los franceses llaman in¬ quisitorial, han celebrado los obreros su ma¬ nifestación del l.° de Mayo, sin que el Go¬ bierno haya puesto cortapisa alguna en el ejercicio de ese derecho de exhibición de fuerzas con interrupción de la vía pública y perjuicio de los vecinos pacíficos y transeún¬ tes ocupados. En la Francia republicana y
socialista los obreros no han obtenido per¬
miso para manifestarse. Hay como se ve al¬ gunas diferencias en la práctica de la liber¬ tad entre las monarquías y las repúblicas, entre los socialistas gobernantes y los tira¬ nos de la índole del señor Maura, que permi¬ tió á los obreros todos los actos públicos que
tuvieron á bien celebrar durante su mando.
Oh fusiüe toujours á Monjuick, dicen los carteles que suelen poner los radicales fran¬ ceses en todos los mitins que celebran para pedir la desaparición del absolutismo en Es¬ paña y con esta falsedad se conmueve á las masas ignorantes y se excita el fanatismo rojo de hombres cuya incultura les hace creer como verdades cuantas patrañas se cuentan de la nación española.
Si los que en España forman parte de esa liga internacional que promueve disturbios en Europa, tuvieran algún patriotismo y un poco de amor á la verdad, yá hubieran dicho á sus córreligionarios de Francia que aquí gozan de una libertad de que por lo visto no se puede hacer uso bajo la república socia¬ lista; que aquí no se fusila á nadie por sus opiniones y que la monarquía española ha hecho por las clases proletarias y por que sus legítimos derechos sean respetados, mu¬ cho más que los gobiernos franceses, cuyos ministros estaban hace pocos años predican¬ do al pueblo doctrinas y actos que ahora des¬ de el poder consideran pecaminosos é ilícitos.
¡Buen ejemplo para los hombres reflexivos! Importante contraste que puede y debe ser¬ vir de aviso á los obreros españoles que muy recientemente han entrado en conjunciones con los republicanos creyendo que con otras instituciones han de conseguir las ventajas con que sueñan.
El partido obrero en España tuvo un pe¬ riodo en el que permaneció alejado de la lucha política, dedicándose sólo á la conquis¬ ta de las leyes de carácter social. En ese pe¬ riodo es en el que consiguió la legislación vigente que tanto favorece al trabajador.

Comenzó esta obra el señor Cánovas y la han los monárquicos españoles y á los republica¬ continuado después todos los partidos monár¬ nos franceses.

quicos, distinguiéndose los conservadores por En toda España han hecho los trabajado¬ su interés en incorporar al cuerpo legal res su manifestación político-social sin que

aquellos principios que se habían reconocido su derecho haya hallado cortapisa en la ac¬ como justos entre los defendidos por la clase ción de la autoridad.

trabajadora. En ese período se han hecho las Los mítines, las manifestaciones y las giras

leyes de accidentes, la del trabajo de las mu¬ campestres se han realizado con la más ab¬

jeres y niños, la del descanso dominical y soluta libertad.

tantas otras destinadas á suavizar las aspe¬

Esta es la España inquisitorial, bárbara,

rezas existentes entre el capital y el trabajo de que se habla en el extranjero; esta es la

y á mejorar las condiciones de la vida del España donde todas las manifestaciones. del

obrero.

pensamiento son ahogadas por la tiranía del

Y durante esa época 'las manifestaciones poder público; esta es la España medieval

del l.° de mayo no tenían más que una ban¬ dera: la jornada y el salario, que es lo que
realmente interesa al obrero.

que pintan los radicales franceses, coreados por los mismos republicanas españoles, cuan¬ do les conviene atacar á la monarquía.

Este año, con motivo de la conjunción re¬ publicana el programa ha variado: ya no es puramente social; ahora es política; ahora los obreros necesitan para vivir que se me joren las condiciones del trabajo; que se acorten sus horas; que se pague mejor y... que se revise el proceso de Ferrer.
Esta mezcolanza de asuntos que afectan

A pesar de ser tan salientes estos hechos; á pesar de ser tan vivo el contraste entre lo ocurrido en París y en Madrid el día l.° de
mayo, no esperamos que se haga justicia á nuestra patria en el extranjero.
Todavía se dirá que se sigue fusilando en Montjuich.
Emilio Sánchez Pastor.

realmente al trabajador y de asuntos que no le importan absolutamente nada, es la con¬
secuencia de haberse convertido en auxilia¬

Madrid, Mayo 1911.

res de los republicanos, que tienen, hace muchos años, una minoría numerosa en el

Crónica Local

Parlamento sin que jamás se les haya ocu¬

rrido hacer una campaña en favor de las necesidades reales del proletariado. Las ini¬

Hoy, mañana y pasado mañana son

ciativas en esta materia han sido siempre de los monárquicos y los beneficios otorgados
van refrendados con la firma de ilustres po¬
líticos que los radicales llaman reaccionarios y enemigos del pueblo.
No es la gratitud en el orden privado una virtud que se practique mucho, pero en el orden político no se percibe siquiera,; los que han encontrado apoyo á sus aspiraciones en los partidos monárquicos, se han convertido en ayudantes de los republicanos, sin más razón hasta ahora que conseguir algunas

los días señalados para celebrarse en es¬
ta ciudad las acostumbradas fiestas en
conmemoración de la victoria alcanzada
por nuestros mayores contra la morisma que en 1561 invadió este valle.
Por los preparativos que se han hecho, por los pocos forasteros que han veni¬ do y por el tiempo que reina, es fácil augurar que no estarán estas ^fiestas ani¬
madas como las hemos visto otras veces.

actas en Ayuntamientos, Diputaciones y
Parlamentos.
¿Cómo es posible que los obreros se dejen arrastrar por el peligroso camino que les obligan á tomar sus jefes?

Sin embargo de esto, no dejará de sentir todo hijo de Sóller, en estos días, inflamado y satisfecho su corazón ante
el recuerdo de las heroicidades de nues¬

¿Cómo no ven claro que su intervención en la política ha de hacer sospechosas las peti¬ ciones que hagan al poder piiblico acerca de las condiciones del trabajo?
¿Cómo no perciben que las huelgas, desde que se ha for mado la conjunción socialista-

tros antepasados para repeler la invasión, ni de dirigir una mirada cariñosa á Nues¬ tra Señora de la Victoria, cuya protec¬ ción invocaron y recibieron los valientes
luchadores sollerenses.

republicana tienen un carácter singularísi¬

mo de motín que ha de colocar á las autori¬ dades, en cumplimiento de sus deberes, en una actitud diversa de la que deben adoptar cuando se trata pura y simplemente de la lucha entre el capital y el trabajo?

En Sóller, al igual que en todas las poblaciones de España donde se hallan organizadas las fuerzas de la conjunción republicano-socialista, se celebró el do¬

¿Cómo no ven que los anarquistas, de quienes tanto han renegado los obreros or¬ ganizados, se confunden con ellos y forman á su lado desde que decidieron abandonar
su actitud abstencionista en toda lucha po¬
lítica y fueron á favorecer insensatamente á uno de los partidos que pelean por el poder?
Hace falta en España quien hable á las masas, quien les diga la verdad en estas cuestiones, quien desenmascare á los que guían á la clase trabajadora por tan peligro¬
sos derroteros.
En esa labor social, que consiste en cortar abusos, en evitar la explotación del obrero, en conseguir que llegue á sus manos el pro¬ ducto íntegro de su esfuerzo físico, las clases proletarias se hallaban en España a}rudadas por hombres eminentes en la ciencia social, por espíritus nobles de grande transigencia, que habían puesto su inteligencia y su acti¬ vidad al servicio de la paz entre el obrero y el patrono.

mingo por la noche un mitin á favor del programa recientemente publicado, en el que se pide la supresión de los Consu¬ mos, instauración del servicio militar obligatorio, abolición de la ley de Juris¬ dicciones, apartamiento de toda acción en Marruecos, reforma del Código de justicia militar, ley de Asociaciones ne¬ gando á las Congregaciones religiosas todo linaje de privilegios, revisión de los procesos sobre la semana trágica de Bar¬ celona, inhabilitación política de los con¬
servadores, etc., etc.
El mitin no fue público, pues se cele¬ bró en el local del «Centro Republicano Sollerense», al que acudieron buen nú¬
mero de socios.
Les dirigieron la palabra los señores

Hoy, que tras de cada petición obrera se envuelve un deseo político, hoy que en cada huelga se percibe la levadura de doctrinas que no van á favorecer al jornalero sino á

D. Luis Martí, D. Francisco Roca y don José Agustí, que vinieron á propósito de Palma y que llegaron al anochecer.

producir trastornos públicos y á combatir instituciones que en España simbolizan con¬ juntamente la libertad y el orden, ¿encon¬ trarán los partidos obreros el mismo auxilio
eficaz en los hombres de otras clases sociales
que con la mejor buena fe les ayudaban? Esto es lo que deben meditar los que sin
más aspiración que á vivir de su trabajo de¬

Durante el pasado mes de Abril ocu¬
rrieron en esta ciudad 17 defunciones:
12 varones y 5 hembras. En el mismo período se registraron
11 nacimientos: 9 varones y 2 hembras.

sean, como es natural, que éste se verifique
en las condiciones más favorables para sus
intereses y para su salud.
El ejemplo de lo que acaba de ocurrir en París con motivo de la fiesta del trabajo es

En la sesión celebrada por el Ayunta¬ miento el viernes de la pasada semana
se tomaron varios acuerdos interesantes.
Uno de ellos es la apertura de una

para estudiado por los que sirven de reata á ciertos apóstoles de la política. En París han sido los coraceros cargando sable en mano quienes han contestado á las peticiones de los obreros; en Madrid han sido escuchado^ por el presidente del Consejo, como en otros

gran vía, que partiendo del puente de la plaza ¡mayor vaya en línea recta hasta el puente de Can Barona, al lado de la línea que ha de construirse para el tran¬
vía eléctrico.

años lo fueron por Cánovas, Sagasta, Silvela y Maura, acogiendo benévolamente sus proyectos sobre la reforma de la legislación
Social.

Otro de los acuerdos es el de dar ma¬
yor latitud al camino de la Torrentera,
vía de mucho tránsito.

Hay diferencias esenciales, como se ve,
entre el respeto que merecen los obreros á l

¡Adelante!

SOLLER

3

Eu la iglesia de Nuestra Señora de la Visitación (Convento) celebraron el do¬ mingo su Primera Comunión, 45 niños que asisten al Colegio de los Hermanos
de las Escuelas Cristianas.
La función religiosa que tuvo lugar resultó tierna y solemne. En ella tomó parte el Rvdo. Sr. Esteva, Ecónomo, quien dirigió á dichos niños una elocuen¬ te y efusiva plática.

HBBBMIWBSBllBBBBBHBBBBISHnB/aBBBfinBBIIlBBÍlBBBBBBBHHBHBBBWnBEBBRniSHBHHniBBBIIBBnBBBflnBBnBIBBBBBBBBBBHIliBBBBBBBBBBBBBBBBBHBHBBnBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBSBBBIHBnnBHBBBEnBHHIBnBBBHBBinBrflBBRIB waKBivcEun^rjaBnBi^nainauRmiBiM.'jKaBnnBBnBnBBBMBaBnnaRssBBBcaBtynaKaBnnnBaBBflflnBnisBBBBBBDBBUBinnBOBBBBBiaBBionnnaaBBBBBBnnBBRHaBnBnDBRBBBHBBBOBBBBESBBBunBBBBBBnBDBBuBaBBBBBBBEiniiau'asareinnuirJBW BRICQ UBQrfl anBB lOIK 1901BESIOBHIRBX BS1RU BBBO nBBBBBBBBnniSaaSMBBBiíIRnfiESB BnBDBUKnnBIBCinBlBiBaBBnCiKilJQIRniBBBBBrjaBflBBCiEODIBOBO IBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBEOS BIBBBBBBBiaO RBRIDBBBBB9BBHDinDBnnSnSirrBBSlSBiaKBB «BBP^BfflMaBgiBttMBBgagiBaMagg'tttaPOinqBariPBPmBaigBEBBBKBWgaaBftircOlEaBnaMEHaqiBCaMBBBBgBBBBBaBIgBBBBBBBBBBBgBglfiHiapSBBBBBBBBBBBBBBBPBnBBBBBBBBBSBBBBBBnBBBBBBBBBBaBBBBBBBBBBaaiPClBBaiaHaranBaB
QBBBaBBBBBBttadQBilISBBBBBBailIMBIBBBBSiBBBBBnB BBBBBBBB BIBHB BIBB BBBDflBBB SMBBOIBBBIBQICBB OEOBO CEBBB WBBB BBDBaBHO iSBBBBBBBBQBB BBCQ QBIBB IBOSHnBBIBHBDHDlBBIÍSBISBlHHi Í3R3 SB {1 SIHill BEU^B t> SfCaB 3B 3S3 UBIKIBPnKBICiBniBIBIBBfiBBBaiSRniSSISIffnHBB BRIO Une El BaBB BOBO BBWIBCnBIfl BROS BBa57GaB(ISB!l 3BBI9 DVEI^DB BES BD Fin BSBB 3 Q IB BBDCíBBIBBBflBEQBI BaCiB BnBRBElKBCBQaÍBClBáiBBBBBHnBI nnuaash2ai(ncsBiaBBfln«B»iBRBU¡NBHBBBaBiBiMnBan9SiniSBRiMai*nuB}si2iBi8iBBaasnraanuBiiUiauB'XBBiSBBCPCSBBa»ans«SBHB(SHBRaBBBffiaiHunBi]r3rjaaaBBBiQDBaBaHHBniDirBEaa9BBBiaBE9BMUBmQaBSBQ£3BBrflBB
rjnraK SUSiCBBBBBBUiiSSIiaBDiBaUISBBIQEiaSIBBBCUUttMeiUanBtilIBBBBBBBBIICBBBBBBBBBBBBBBBBISBBBiBHIRBBaBIBBBBBBBBBBBBDBBBEBBBBBBBBBBBBIIlUBBBiBBBBBBBBBBBBIBIBiBBUlBBBBBIBBIflBBBIIBBjjiBM
LA NIÑA
María Estades y Mayol

Tenemos noticias de que buena parte de las 150 cintas que deben colocarse en las carreras que han de tener lugar el domingo por la tarde en la plaza de la Constitución y paseo del Príncipe son ri¬ cas, tanto por la calidad de la tela como
por sus pinturas y bordados, cuya labor ha corrido á cargo de distinguidas seño¬
ritas de esta localidad.
Dados estos antecedentes, es de espe¬ rar se verá dicho número muy animado.
El domingo por la mañana rindió via¬ je á nuestro puerto el vapor Villa de Sóller, con procedencia de Cette y Barcelo¬ na. Fué portador de algunos pasajeros y
variados efectos.
Dicho buque salió para los mismos puntos el miércoles por la noche.

Falleeié en Sóller ei día iO de Mayo de 1911
Á LA EDAD DE 10 AÑOS

HABIENDO RECIBIDO LOS SANTOS SACRAMENTOS

(E. P. D.)

Sus afligidos padres D. Juan Estades y D.a Rosa Mayol,
hermano, hermana, abuela, tios (presentes y ausentes), tías.
|¡¡¡ primos y demás parientes, participan á sus amigos y conoci-
Ü dos tan sensible pérdida y les ruegan encomienden á Dios el
Ü¡¡ alma de la finada, por lo que les quedarán reconocidos.
BK3BB BBBB RUBI BBBB UiaBBEaaBaBSBIOanBBBBBaBBiaBBaSlOBaBBaBBPnBaQiCnilBRBrgBKDnDOeiBBnBBDBBRIBBBeBBBBBBBBBBB.IBBB^nanB'aBBBBBBaBnBOHBDBBnnilBBBaBSBBBBaBBBOBBaiaBBBannaBBBBnaBBflBnBBBnnBnnBnH uimn BBQBBBBBBB1BB a SlBRinniBQBHQB nUBnOBOBMIfllBlin íl ti Sí BÜKOBnaBUBntSDn a HS1BIBBB B BBBB tSBBBBB BBBB BBBB.'2miBBE2IH(lDBBB BBBBBnBBBBQB BBBB QBBB BBBB BBBB BBBB BUBVBBBSIUQlBISaCnB EIBHBBBBI1 HtiBftl QBBHSlüBnKliHBBBlBBSnBBkaBBBIQUBiB BUS nSIBBinBIOBBBBR BIES BflnBlIHB BBBB CIQIRIiaBfilBBBBn BBBB BBiaBBBBBBBBBBiaRlCBBOOBDB BBBB I9BBB BBBB BBBB O BBB BBBB Dann BBBB BBBB HBDiBiaBBDIBBBtRnilBiB BB(8&(BBIBfltanBRI

n»a QBBB BCIBB
BBBB BBBB BBB* auca naacs QBBB asan BBBB 9IIÍIR

Como podrá ver el lector en el anuncio que publicamos en otro lugar del pre¬ sente número, la sociedad «Ferrocarril
Palma-Sóller» celebrará Junta General
extraordinaria el martes á las diez de la
mañana. Según nuestras noticias, el ob¬ jeto de la reunión es acordar el cambio de la razón social, siendo muy probable que se adopte un título más gráfico y más á satisfacción de los sollerenses,
cual es el de Ferrocarril de Sóller.
Leemos que el Ateneo Enciclopédico Popular de Barcelona prepara una ex¬
cursión á la isla de Mallorca.
Nuestra comarca es una de las elegi¬ das para los excursionistas catalanes,
pues la expedición saldrá el 3 de Junio
de Barcelona, el día 4 visitará Sóller y el Torrent de Pareys y el día 5, la capi¬
tal.
Estamos disfrutando, sólo de nombre, de un tiempo primaveral, pues los hechos en nada concuerdán, mejor diríamos, des¬ mienten el que hayamos entrado de lleno
en el último tercio de la risueña estación
de sobra cantada por los poetas. La pre¬ sente semana ha sido, pues, más variada todavía de lo que fué la anterior; ha ha¬ bido días con cielo despejado y claro, en que apesar de la aparente seguridad de buen tiempo, este perdió su firmeza ántes de que el sol llegara á la mitad de su carrera, y ha habido días nubosos tristo¬ nes y ventosos en que las lloviznas, due¬ ñas del espacio, tenían especial empeño en mojarnos, que dejaron siu efecto hasta mayor ocasión. Esta se ha presentado en la madrugada y en la tarde de hoy en que por efecto de las bajas presiones y enrarecimiento del aire, el cielo tuvo á bien regalarnos una menuda lluvia, que no bastará seguramente para mitigar la sed de las plantas, pero sí de los pájaros que en esta época del año alegran con sus trinos y gorjeos los verjeles y cár¬
menes de nuestro valle.
Continúan embarcándose para el mer¬ cado francés importantes cantidades de
limones en cajas y á granel. Su precio, sin embargo, no ha variado: cotizánse á 7 pesetas la carga.
En la próxima semana comenzará en la finca Can Mayol la tala de árboles, en los terrenos que han de ocupar la línea férrea y los edificios que hau de cons¬ truirse para la estación del ferrocarril de
Sóller.

K»Riu»RCBr}aaMsasKiii&íul-uaá.'URB*i««B»uc;B^a[ntay¿auEiRiiaaaaoB^ni^aNt)j!!2:arl»w.rj.,.^n>>AtüCi&ia.-vi3£!cinHtaB£ieit3«Gaia&ifaQ«inuRMtabiaB¡sBBnaBanaaBStiiBBBi]BaBBBKiBteaBiiBaua Batan «ti. a a bBiMBBnníBQiaSflBiflBsOBIDaBBBIlIflMIflnBKlB BBBonBmni Ba¡BB«í[£RBiKUaQlBlBIUI9BlilS9BnBBaB!flBClSBBüllQQIUI fHBHBBBIlKl V8BB 3BflBQ¡ilRB ftQBIEaiSI 5JB>U)tZIl(lll ISKIBEa IHXBBaBElEl BBBB HIBlHaBBEIfl BBBB BMBBBBSflBIflBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBBBBiBBBBBBIBBBnBBaBaaaHBBDBBEiflHiauainiifisiBnKunnKua BBBB BRlBBBJBnBanBB ansa QUOSIHBiBBilZnanHíiBaaMaaaaUBUaDBMHBB HUBO ^BaB-JUUaTiaiBniaBIBB BBBBOSiaBQBOBnBRlBI aaDMBSIBS lODBBBnaBiaBBiaBBBB BBBB BBBBBBBBBBSIBBarrfrfBlBBBBBIIBRBIBBBI UnDUaaBBBaBaMBBBBaBBiaBBMBUBanBaclBUin
SaBBB'iBBUaHBB BBBB BBBB BBBB BBBB3BBBB BBBB BBUB ESB1BB BBBB BBBB HUP9 BBBB UBBH BBBB (DSIBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBBBBUB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBBIIBIHBI

El jueves de la presente semana tuvo lugar en la Iglesia de las madres Escolapias el tierno acto de recibir por pri¬
mera vez el Pan Eucarístico 58 niñas de

organizadores de la citada orquesta y á los obreros que la componen y les desea¬ mos que pronto puedan hacer su presen¬ tación al público, que será en las veladas

raix el distinguido orador sagrado Padre Bartolomé Caldentey C. R. con motivo
de celebrarse la fiesta del mes de María
con la acostumbrada solemnidad.

las que asisten al colegio dirigido por que acostumbran celebrarse en el salón

las reverendas madres.

del «Fomento Católico».

Celebró tan solemne acto el Ecónomo
señor Esteva, quien tanto antes como después de comulgar las niñas, dirigió á éstas y á la numerosa y selecta concu¬ rrencia allí reunida, una elocuente y sen¬ tida plática, alternadas con el canto de bonitas composiciones por el coro de aquel colegio.
Después de estas funciones religiosas, y en un vasto salón dispuesto al efecto, las madres obsequiaron á las niñas con
un delicado almuerzo.
Por la tarde, volvieron á reunirse en la citada iglesia las niñas que por la ma¬
ñana habían recibido á Jesús Sacramen¬
tado, celebrándose el mes de María con sentida plática que les dirigió el Reve¬
rendo D. Antonio J. Garau.
El miércoles llegó á esta ciudad, acompañado de su distinguida señora é hijas, nuestro estimado amigo D. An¬ tonio Marqués Arbona, hermano de nuestro Director y socio de la importan¬ te casa comercial Marqués Hermanos de
Arecibo (Puerto Rico), agentes del Só¬
ller en aquella isla. Han regresado también de la pequeña
Antilla otros paisanos nuestros, entre los que recordamos á D. Salvador Oliver, D. Jaime Seguí y D. Antonio Ru¬ fián Mayol.
Les damos á todos la bienvenida.

Expuestos en la tienda de D. Lorenzo
Alou hemos tenido la ocasión de ver los
seis gallardetes con que la «Protectora de Animales y Plantas» obsequiará á las
escuelas de niños de nuestra ciudad con
motivo de la fiesta del pájaro, como tam¬ bién la bandera que dicha sociedad ha hecho labrar para ostentarla en sus ac¬
tos oficiales.
Tanto unos como la otra son del gus¬
to más exquisito y realzarán sin duda alguua muy mucho el acto del lunes por
la tarde.
El Presidente pasó ayer á Palma con objeto de gestionar la adquisición de los pájaros que debían ser soltados, y según nos ha manifestado él mismo, serán muy pocos los que podrán ser presentados á
este acto.
Esto, por más que quite algo de es¬ plendor á la fiesta, alegra mucho á los amantes del pájaro, porque demuestra de un modo patente que al menos en tiempo de.cría se respetan las leyes vigentes.
Por las invitaciones repartidas y por
los acuerdos tomados en la última sesión
celebrada el pasado domingo, es de espe¬ rar un gran éxito á la mencionada fiesta y no dudamos de que serán muchos los niños que concurrirán al acto, máxime debiéndoseles distribuir quinientas ensai¬ madas y otras tantas pastillas de choco¬
late.

f
Sección Kccrolégica
El miércoles de esta semana entregó
su alma á Dios, á la temprana edad de 10 años, la simpática niña María Es¬ tades y Rufián, víctima de un ataque ce¬
rebral. Su cadáver fué conducido al cemente¬
rio el jueves por la uoche, con asistencia del clero parroquial, la música de capilla y las alumnas de la escuela pública de niñas que dirige D.a Fraucisca Valls, á la que concurría la finada. Estas deposi¬ taron, además, sobre el féretro una her¬
mosa corona con sentida dedicatoria.
Ayer mañana se celebraron en la igle¬ sia parroquial solemnes funerales en su¬ fragio de la finada, á los cuales concu¬ rrieron muchos amigos y conocidos de la familia y también las alumnas del cole¬ gio citado.
Pedimos á Dios conceda el descauso
eterno al alma de la angelical niña y el bálsamo de la resignación cristiana á sus afligidos padres, hermanos y demás fa¬ milia, á quienes acompañamos en el sen¬
timiento.
Movimiento del Puerto

El Centro Obrero de Nuestra Señora
de la Victoria no ceja en su empeño de
desarrollar la cultura en este valle. A
las escuelas nocturnas, que se inaugura¬ ron á principios de año y en cuyo fun¬ cionamiento se ha conseguido un éxito notable, pues que á ellas asisten gran número de muchachos que durante el día se ocupan en el trabajo y que no recibirían la apetecible instrucción si no existiera dicho Centro, hay que añadir ahora la organización de nua orquesta.
La componen de momento unos 20 músicos, quienes, poseyendo ya los ins¬ trumentos, que se acaban de adquirir, han empezado los ensayos bajo la inteligente
dirección del Profesor de música D. Mi¬
guel Rosselló Pbro., infatigable propa¬ gador y maestro del diviuo arte.
Enviamos nuestra enhorabuena á los

Felicitamos, pues, á esta humanitaria sociedad que sabe practicar el castigat ridendo mores, inculcando por medio de fiestas y obsequios en el entendimiento y en el corazón del niño, las ideas y sen¬ timientos que tanto honran al hombre culto y civilizado.
Mañana domingo saldrá de Palma para
Madrid el Director-Gerente de la socie¬ dad «Ferrocarril Palma-Sóller» D. Jeró¬
nimo Estades. El objeto de este viaje es realizar el traspaso á favor de la compa¬
ñía de la concesión del ferrocarril Palma
al puerto de Sóller, con garantía del Es¬ tado, que posee nuestro amigo el Nota¬ rio D. Pedro .Alcover y Maspons.
Sabemos que el 21 del corriente, do¬ mingo, predicará en la iglesia de Binia-

Embarcaciones fondeadas
Dia 7.—De Barcelona y Cette, en 1 clía, vapor Villa de Sóller, de 191 ton,, cap. don G. Calafell, con 15 mar. y efectos.
Día 10.—De Barcelona y Cette, en 1 día, vapor M. Espaliu, de 793 ton., cap. don J. Ginard, con 22 mar. y efectos.
Embarcaciones despachadas Dia 10.—Para Barcelona y Cette, vapor Villa de Sóller, de 191 ton., cap. D G. Cala¬ fell, con 15 mar. y efectos. Dia 10.—Para Valencia, vapor M. Espaliu, de 793 ton., cap. D. J. Ginard, con 22 mar. y efectos.
Ovil
Nacimientos Varones 1.—Hembras 3.—Total 4.
Defunciones
Día 10.—María Estades Mayol, de 10 años, m.a 43, (Sa Viñasa).

4
“X'

SX*

SOLLEH
ECOS REGIONALES m m m

DE NUESTRO REDACTOR-CORRESPONSAL,
SALVADOR GALMÉS
Ya que en el número pasado terminó la publicación de la interesante novela Flor de Cari, no estará fuera de lugar decir algo acerca de su autor, tanto mas cuanto que un nuevo triunfo que acaba de obteuer en ios Juegos Florales de
Barcelona, donde se le ha concedido el
primer accésit al premio de prosa, viene á acrecentar los méritos de Galmés y la estima eu que su producción era ya te¬
nida entre ios amantes de las letras.
No trato de hacer aquí su presentación literaria; dice un viejo adagio que el es¬ tilo es el hombre, cuantos pues hayan leí¬ do la novela de Galmés, habrán podido comprender que se trata de un verdade¬ ro novelista, cualidad ésta digna de te¬ nerse en cuenta y de apreciarse en toda su valía, pues que en Mallorca, no diré ya que escasean, sinó que sin exagera¬ ción puede decirse que hasta el presente no existía ninguno. Ha habido, esto sí, gallardas tentativas, pero á todos les fal¬ tó la constancia, el brío para andar la penosa senda que, á través de ensayos y vacilaciones, conduce á la labor positi¬ va. bien orientada y definida, con carac¬
teres delineados, con verdadero proceso
psicológico, con trama racionalmente urdida, y esto lo ha logrado Galmés en sus últimas producciones.
Ha vivido la vida de nuestra payesía y ha sabido contárnosla; se ha empapa¬ do, pase la frase, del paisaje, y ha sabi¬ do pintarlo en sus páginas con toda la viveza de su brillante paleta y no sólo ha sabido, sino que se ha complacido en hacerlo, no perdonando detalle por ni¬ mio que parezca, hasta el punto de que si de algo peca su estilo es de pletórico,
de exuberante.
Las tradicionales costumbres de nues¬
tros pueblos las presenta Galmés inge¬ niosamente, engarzadas eu el atrayen¬ te marco de su fluida prosa, y esos tipos de una gran popularidad que en toda villa y hasta en cada aldehuela encon¬
tramos. resultan en sus novelas muy bien enfocados.
Caracteriza á Galmés una extremada
sinceridad artística; observa, anota y luego confía al papel las impresiones tal cual las ha sentido, sin retocar los clixés,
valiéndonos de un símil. Y esto, aunque
resulte alguna nota que al ojo poco avi¬ zor le parezca poco armonizada y aun¬ que para expresar fielmente el concepto sea preciso valerse de un epíteto vulgar, en medio de un párrafo de alta entona¬ ción. Más aún, se complace á veces en imitar á las golondrinas que gustan de

refrenar el alto vuelo de repente y des¬
cender hasta casi rozar la tierra con las
puntas de las alas. Es de los que van ascendiendo por sus
propias fuerzas. El premio de la Copa del Consistorio que hace algunos años lefué otorgado en los Juegos Florales de Bar¬ celona ganólo con una composición que él pretendía que pasara como anónima. Yo fui el que, contra la voluntad de Gal¬ més puse su nombre dentro la plica que acompañaba á la novelita Negrures, y no me equivoqué; para ella fué el primer premio de prosa.
El trabajo que este año ha obtenido el primer accessit con toda justicia merece ser calificado de notable. Agua-fuerte, á lo Durero, tiene pinceladas de gran vi¬ gor. y la tétrica escena se desarrolla so¬ bre un fondo muy adecuado. Titúlase Entre els dos mons, es el protagonista un sepulturero, y el nexo del asunto puede deducirse del siguiente párrafo que de la narración transcribo para que con la
traducción no pierda intensidad:
« Vejé el passat tot térbol reflectit dins sa memoria com un flum de boyra morta qui co¬ lava per la valí fins an el barranc y s‘ esvaia dins la glotonía del temps. Y sobre aquella llisor colombrava lluny-lluny 1‘ imatge d‘ una dona estimada qui ll rebutjd y la d‘ un home odiat qui la se feu seua. Escupit de la vida s‘ endressá a la mort fentse fosser, y
de llavors en sd morara a una barraca entre
la rila y el cementeri, bandetjat de les dues parts, mort p1, els vius y viu p‘ els morts, moneda refuada qui rodolaría fins a perdresé dins les entranyes sempre dvides de la mare térra, glec de boyra qui rodola per la cresta de la serra arrossegada p‘ el vent fins a fondresé dins V espay sense fites».
Galmés no se duerme sobre los laure¬
les conquistados: trabaja con constancia persuadido de que es esta la única ma¬ nera de fijar un autor definitivamente su personalidad y de perfeccionar sü labor, depurándola cuidadosamente.
He tenido el gusto de escuchar la lec¬ tura de varios fragmentos de otras nove¬ las que Galmés tiene en el telar, y de la audición deduzco que las nuevas pro¬ ducciones han de proporcionar sólidos
triunfos al autor.
José M.a Tous y Maroto.
Palma 12 Mayo 1911.
Crónica Balear
Palma
La R. S. «La Veda» ha organizado una becerrada para el dia 18 de los corrientes en esta plaza de Toros.
Los becerros, de «Son San Marti», serán lidiados por varios distinguidos jóvenes de
dicha sociedad.

Presidirán la becerrada distinguidas seño¬ ritas, que ocuparán una tribuna elegante¬
mente adornada.
Como recordarán nuestros lectores, el Con¬ sejo Provincial de Fomento, solicitó con el apoyo de la Cámara de Comercio y otras Corporaciones el establecimiento de un cable
con Cabrera.
Por el Ministerio de la Gobernación se ha
dictado una Real orden en la que se dice que no existiendo consignación de momento para ello, se proceda al estudio del proyecto con objeto de que aprovechando las oportunida¬ des que puedan presentarse de efectuar re¬ paraciones en los cables subterráneos pueda incluirse la que se solicita.
Han salido para Barcelona, Madrid y Mazagán los comerciantes don Guillermo Bo¬ rras y don Agustín Campins.
El objeto de su viaje es para visitar el es¬ tablecimiento comercial que en Mazagán posee el primero de dichos señores, quien desde hace tiempo es de los españoles que se han preocupado de acrecentar nuestras rela¬ ciones comerciales con el imperio de Marrue¬
cos.
El domingo 28 del corriente mes cumple el sexto centenario de la muerte del hijo de don Jaime el Conquistador, Rey también de Ma¬
llorca con el nombre de Jaime II.
Con tal motivo el limo, señor Obispo de es¬ ta Diócesis, Doctor Campins, de acuerdo con
el limo. Cabildo Catedral ha acordado con¬
memorar dignamente aquella fecha, dedi¬ cando solemnes honras fúnebres para el des¬ canso eterno del que fué nuestro Rey y cuyo cuerpo duerme el sueño de la muerte, bajo
las sublimes arcadas de la suntuosa Basílica
que su Padre edificara. Según se dice, probablemente dichas exe¬
quias tendrán lugar el dia 27, ó sea el sába¬ do, celebrando en ellas de Pontifical el Ilustrisimo señor Obispo.
En el rápido Rey Jaime II salió el miérco¬ les para Barcelona el diputado á Cortes por Mallorca don Antonio Weyler Santacana, después de haber permanecido una corta temporada en la isla.
Se ha publicado una Real orden disponien¬ do sean suspendidas las obras de construcció del nuevo Hospital militar emplazado en el plano del ensanche de esta capital.
Esta disposición obedece á las considera¬ ciones que sobre tal emplazamiento hizo nuestra Corporación municipal al ramo de
Guerra.
Lluchmayor
El domingo se reunieron en el Centro de Propietarios de esta villa un número consi¬ derable de jóvenes, para proceder á los pri¬ meros trabajos de la fundación de la Juven¬
tud Conservadora. Reinó mucho entusiasmo
en la naciente sociedad.
Les dirigieron la palabra D. Francisco So¬ das Ciar y don Juan Mojer Noguera, expo¬ niéndoles el motivo porque habían sido reu¬ nidos, aprobando en todas sus partes las alo¬ cuciones que hicieron dichos señores, las que
consistieron en indicar los beneficios que pue

de reportar á todos en general el seguir una política tan sana, tan moral y tan justiciera como la que desarrolló sigue desarrollando el
Exmo. Sr. D. Antonio Maura.
■ Acto seguido se procedió á abrir las listas de socios en las que se cuenta por de pronto con más de sesenta inscriptos y quedaron en reunirse el próximo domingo dia 14 del actual para proceder á la elección de cargos.
Felanitx
El próximo domingo 14 del actual se cele¬ brará en esta ciudad la primera feria de la temporada de este año.
En este mercado se cotizaba el almen¬
drón el sábado último á 99‘00 pesetas los
42‘37 kilos.
En la sesión última celebrada por el Ayun¬ tamiento de esta ciudad, el Sindico don Pedro Arnau propuso que el Ayuntamiento solicitara de la superioridad que la Estación telegráfica de esta, sea de servicio perma¬ nente en vez de limitado, puesto que las ne¬ cesidades del comercio y del público en ge¬ neral lo exigen, como lo demuestra el gran número de telegramas que diariamente cir¬ culan por ella.
Inca
En la mañana del sábado ocurrió una sen¬
sible desgracia en una casa de la calle de
Cueto. Una niña de unos dos años de edad se en¬
cendió su vestido en el fuego del hogar, la cual, como no había nadie más que una her-. mana suya de poca edad, no fué auxiliada hasta que los vecinos se dieron cuenta del
percance.
\_\_ La infeliz criatura falleció á consecuencia de las quemaduras.
La Junta Directiva de «La Constancia» ha
tomado el plausible acuerdo de celebrar una serie de conferencias de vulgarización cien¬
tífica.
La primera conferencia, que probable¬ mente tendrá lugar el domingo 21 del que cursa, versará sobre Agricultura y corre¬ rá á cargo del ilustrado Catedrático de dicha asignatura en el Instituto de Palma, don Pe¬
dro Estelrich.
El próximo domingo 14 de los corrientes tendrá lugar en esta ciudad la inauguración de la temporada taurina con la becerrada organizada por la sociedad «Club Velocipe¬
dista de Inca».
En una fiesta literaria celebrada en Léri¬
da, ha sido premiado el poeta y estimado co¬
laborador del Sóller don Antonio Gelabert
Cano, maestro de la escuela pública de Inca, por una composición titulada «Dins un co¬ val», habiendo además obtenido nuestro amigo mención honorífica por otra composi¬
ción titulada «Hivernenca». Felicitárnosle cordialmente.
Deyá
El Ayuntamiento de este pueblo ha nom¬ brado médico titular de Deyá á D. Adolfo Sagristá.

Folletín del SOLLER -25-
EL DEL CAPUZ COLORADO
lido, y no tanto por la sangre derra¬ mada y la poca gravedad de la herida, como por la rabia y el coraje de la hu¬
millación.
Don Fadrique se adelantó hácia él, y
■demasiado conoció el de Torre la Sel¬
va que era portador el conde de alguna
terrible noticia. Bastaba solo mirar su
demudado rostro y sus ojos que pare¬
cían nadar en sangre.
—¡Don Fadrique! exclamó el herido en un tono entre interrogador y admira¬
do.
—¿Sabéis lo que sucede? le preguntó en voz breve y acentuada el de Guzmán.
—No sé de qué me queréis hablar. —¿Sabéis quién es el vencedor del tor¬
neo? —Nó. murmuró débilmente don Ñu¬
ño, á quien la sola palabra torneo le atravesaba el pecho como un dardo en¬
venenado. —Pues bién. es el caballero del capuz
colorado.

Don Ñuño se puso espantosamente lí¬ vido bajo su palidez.
—¿Y sabéis quién es ese del capuz co¬ lorado? añadió don Fadrique.
El de Torre la Selva miró al conde con
una ansiedad mortal.
—i«¿Sabéis quién es? repitió don Fadri¬ que, decidlo, ¿lo sabéis?
—Nó.
— Es don Juan Pacheco, marqués de
Villena.
Don Ñuño dió materialmente un salto, como el tigre que oye un grito huma¬ no resonar en su guarida.
— ¡El marqués de Villena! exclamó
como si no acertara á dar crédito.
—Nuestro mortal enemigo, dijo don Fadrique.
—Mi odiado rival, repuso don Ñuño.
Hubo un momento de silencio entre
aquellos dos hombres, cuyos ojos, por igual ó parecido sentimiento, brotaban fuego. Durante este silencio, oyéronse resonar distintamente los gritos de lar¬ gueza de los heraldos y las aclamaciones de la multitud que palmoteaba al ven¬
cedor.
—¿Oís. oís? exclamó don Fadrique con un reconcentrado acento de ira, y cris¬ pados ios puños. Todos los labios mur¬

muraban el odiado nombre de Villena,
y mi hermana, mi propia hermana, es decir, una hija de los Guzmanes, ciñe su pecho con el lauro de la victoria. ¡Rayo de Dios, rayo de Dios, que no sé cómo no salgo y no la mato!
El de Torre la Selva tomó una mano
á don Fadrique. —Oid, conde, y departamos con cal¬
ma, le dijo. —¿Qué queréis? murmuró el conde
bruscamente.
—Empiezo á ver claro en este asunto. ¿Queréis que os diga lo que pienso?
— Decid.
— Vuestra hermana...
—¿Mi hermana? preguntó el de Guz¬ mán. viendo que se interrumpía.?
—Vuestra hermana ama al marqués
de Villena.
Don Fadrique se hizo atrás y su ros¬ tro se puso espantoso de cólera.
—No os irritéis, y oídme, prosiguió el
de Torre la Selva. Se aman, sí, me lo
prueba el escrito que os enseñé hallado en la puerta de rai.casa. y me lo dice... me lo dice mi corazón. Ahora bién, nos vengaremos, nos vengaremos de todo. Se me ha ocurrido un plan.
Don Fadrique miraba á su interlocu¬

tor con ojos extraviados, y en los que sólo se leían la cólera y la saña.
—¿Y este plan? balbuceó. Os lo comunicaré á tiempo, pero an¬ tes decidme: ¿Me prometéis la mano de
doña Beatriz?
—Prometida está yá. Un Guzmán solo tiene una palabra.
—¿Seré pues esposo de vuestra her¬
mana?
—Sereis su esposo.
—¿Mas qué ella se oponga? — Mas que se oponga el infierno. —¿De grado ó por fuerza.? — De grado ó por fuerza. — Entonces yo me encargo del de Vi-
llena.
—¿Vos? ¿y cómo? —Este es mi plan .
—Pero...
—El de Villena es un obstáculo que
se ha presentado en nuestro camino.
—Sí.
—Pues bien, añadió don Ñuño bajan¬ do la voz, los obstáculos se quitan de en
medio.
(Continuará)

SOLLER

HKBWgwiaa-Ttseiif-gss

S

■s^ ^ DEL AGRE DE LA TERRA -k»

EL SENVO BOTANA
fConclusió)
—Bones tardes, madona. —Tardes tenga, senyó Yicari... Oh, perdoni, jo £m pensava qu£ era es nostru Yicari! Qu£ es vengut a veure aixó d£ es Cnnvent (s£. Exposició) de Solle? Diuen qn£ es tan hirmós! — Y vos que no hi heu estada a veurerla. — ¡Ah! naltrus...! que hi entenem náltrusf Sa testa d£ es mórus diuen que fou garrida ferm...; la va veure vosté? —No, madona. —Jo hu sé, perque es meu hi fa cad£ any de soldat cristiá... May som volgut que tos móru... ¡me tan una pó es mórus! Jo vatx xaiá de té sa xerradeta ah aquella doneta tan senzilla, quina ditxa la cifrava ab s‘ homu y es xutet. Un poquet més avall prench un costa-tra¬ vés, m£ afich dins un hort per veure si a una vorereta, devall un fuyam de cartxofera hi trobaria qualqu£ escarabat raro. Mitx recelosa y com empagahida s£ arramba una dona redona com una costerola, esportellada, cara entre tomátiga y pebre, moquedó mplt tirat demunt es front y ab ses mans apoyades demunt es cintar, que talment semblava una gerra ab anzes. —Qué anau de tarónges, capellá? —No, madona; jo cerch escarabats. —Escarabats...! Vusté que s£ es cregut que naltrus mus mamam es dit? Jo no pensaré que vusté vaja de mala vólta; pero no fa gaire garrit q£ un homu d£ es seu estament m£ haja cuntestat qu£ anava d£ escarabats...! Axó es té befa de ses pressones! Tot aixó m£ ho deya aquella doneta entre llastiinosa y reconvenciva ab un tó semi-tonat, un conversa cantant, que me feu molta passió de riure. — Vusté, ab aqueixa riaya, ja diu qui es... M£ engana que vusté no sía un bon estudiant de la sopa! —Jau (mostrantli una barrioleta d£ esca¬ rabats que duya dins sa butxaca) jau! per¬ que no fasseu j udicis temeraris. —¡Jesús! ¡Sanch divina! Vusté está lócu! Surti £m d£ aqní-dins! depressa, dich, sino feré vení £s meu homu... Vaj£ un capellá mes purcell, cassá ets escarabats! ¡Cap com aquesta! Jo quant vatx sentí que m£ afuaria s£ ho¬ mo, vatx pensá que per evitá un casus beliz, lo millo era tirarme casi perpendicularment baix d£ un marge un poch altet per cért. Es bot fou res; pero ses consequencies, fatals pe sa meua lloba. Un batsé des temps des moros, ab unes púes d£ un dit, s£ afuá a sa meua sotana es temps que volava amb mi per avall des marjot, y 1£ obri no sé si de d£ alt a baig o de baig a dalt. Es modistes de París per inventa sa jupe cullotte que, gracies a Deu, no ha arribat a prospera ¡y es molt tractantse de modes! n£ heurían pogut prende es patrons. Jo pensava ¡en entra a Solle, y ets atlots
m£ afinan...!
Pero ¡aixó tenim ets hornos, y ses dones sobre tot, tenim molta manya amb oculta es nostros detectes! Aquest detecte o esquilma¬ da de sa ñoba £1 vatx tapa devall sa capa, y arribarem a la fonda sense més susto qu£ es susto de sa pó.
Sa madona quant me vejé, s£ esbossiná de
riure.
—Voleu, madona, entre la paga, sercirmé
aixó?
—Senyó, aixó vól dits, y a mi ses manyes no m£ hi bastan. Vol vusté qu»£ enviy un re¬
cada a n£ en Butanaf
—Qui es en Botana?
—Un sastre molt bon homu, y que té mol¬
ta destresa.
Jo tench per mi que sa madona lo tenia amegat dins una nia de ses faldetes y que £1 tirá su en mitx, tan prest lo vatx veure de-
vant mi a n£ el Senyó Botana. Tenia aquést a les hores una cincuantena
d£ anys, homo de mitjes tayes y de mitjes carns, de cara simpátich, y atractívol per
son dí marcadament valenciá.
Petes ses exclamacions del cás y ses pre¬
guntes sobre es fracds, posá fil a 1£ aguya, y foren faves contades una sarcidura que jo creya més mala de fe qu£ adressá un geperut. Acabada sa feyna, y cobrada a la íorsa per aquell homonet a £n aqui es pél sembla¬ va li lluhia poch ferm, se treguó de sa carte¬ ra una tarjeta de cartolina coló de rosa que m£ oferi, dient: som un servido seu. Dita tar¬ jeta deya: Juan Pinol.—Sastre.
May aquella fasomía se pogué borrá de sa meua imaginació.
Arribaren mos companys, y cascú contá ses impressions de llur eixida. Jo los vatx enseñá ets efectes d£ una brega entre un

batsé y una sotana y ets antecedents entre una madona histérica y un capellá locu. Es docto y tot, qui a les hores se pósava devall sa pell dues terces de costelles y próp d£ un aumut de vi ranci, s£ aturá de manjá per fé una riaya, que li feu fé mala-via y li deixá xinglot.
De regrés a Palma en riguerem ferm de ses nostres coses, fins que a tots mos embolicá sa són. Es mitx batxillé, en Campins, can¬ tant cantant becava y es cavalls caminant
caminant becaven també.
Ja se xerrumetjava p£ es Barri de ca-meua que na Botet per fí havía trobat un beneyt. ¡Caaa! no pot essé, deyan unes donetes... ¡Y ben rich! un sollerich de molts de mils, afegian unes altres. Lo cert era que dins aquell
rum-rum hi havía un fondo de veritat.
Un dia ben dematinet, anant jo a la Sanch, veig un homo dins ca na Botet... ¡Jo conech aquest homo! ¿y d£ hont lo conech? A sa tor¬ nada se curiosidat me picava... Pero, dich per mi mateix, ¡si es el Senyó Pinol! No m£ havía equivocat; era es mateix senyó Botana que déu anys enrera m£ havía sarcida sa llo¬ ba, a Solle.
No sé, ni ho he preguntat may, de quin pa feya se sopes aquell matrimoni; jo supós que vivían d£ es cuatre doblés que tenía arreconats es sastre. Próp d£ un any hi hagué pau en aquella casa; pero después..., venia a terramoto per día.
Era un cap-vespre d£ estiu, sa basca havía adormides y tot ses pedres deis empedrats de Palma, ni se sentía un crit d£ atlot, ni un llap de ca, ni un carro sodrocá, ni un homo blasfemé ni ses donetes murmuré ni posá barréis...; qualsevol heuría dit que Ciutat era una ciutat morta, si ses oronelles ab sos seus giscos, no haguessen donat a entendre que sortían forsa de moscarts ben vius de dins es pous negres, clavagueres brutes y botigons humits.
De cop en resposta de per devés Son Ba¬ rrí de sa Costeta de 1£ Hospital se sent un gran crit, llavor sembla que destaparen una fibla de flestomias, después renóu de castanves... Es carré estav£ alt...; aquella vida amagada brollé per balcons y finestres, portalets y terrats... ¡Anau a ie vení un muni¬ cipal!, sentía jo que deyan. Tot eren dones qui esqueinaven, dins quins crits se sentía sa véu de córn esquerdat de na Botet qui deya: ¡si torna, ‘l mat! Era el senyó Botana qui
s£ en havía duites ses tornes ab un manech
de granera. Par qui £1 veja, collet tombat, plorant com un infant, es ñas esclatat, vestit ab cuatre pelleringos, xoquinets a n£ es peus, un saquet a n£ es coll, sense capell, devallá pe sa Costa des Jardi Botánich...
¡Pobre homonet! Ahont anirá aquest£ animeta, oblidada rd£ els seus, arruixat pe s£ esposa..., sense que
ni un ca 1£ estimi dins Mallorca?

Fa un cinch anys sa roda del món que mou ses plenetes qu£ hem de corre, me deixá caure aqui, a n£ es Pont d£ Inca.
Anant un día a consolé un pobre malaltet a £n a-qui ja coneixía de Ciutat, veitx ¡qui¬

na sorpresa! dins un casull fosch y humit, un veyet embolicat ab una flassada: era en Botana. Tot d£ una m£ hi acost, y prenguentli sa ma, li dich:
—¡D. Joan! jo £1 feya mort...! —Ho som com a mort, senyó! ¿Qui 1£ ha duit per assí a vosté? Jo no 1£ havía vist pus desd£ aquell día... ¿sab? Qu£ estich de con¬
tení de veurel...!

—Y está vosté tot solet?

—No, senyó...; jo tench aquesta familia

(un cuadro de la Sagrada Familia) que me

tracta próu be.

,

Un sacerdot que venia ab mí no sé lo qu£

arribé a creure, quant sentía que jo £1 trac-

tava de vosté. Tres anys hi havía qu£ admi-

rava sa conducte d£ aquell pobret, relligiosa

y socialment parlant; era un etxemplá en tot y per tot; lo socorría sovintet; y essent éll tan ben educat en preguntarli qu£ era nom, li contestava sech: no tench nom ni llinatje

¡som unpobre! y es pobres,... senyó,... no

son persones; son coses.
Efectivament aqui ningú li sab es nom, y quant qualcú ha de fer referencia d£ éll, diuen: aquell veyet tan bon homo.
¿No £s vé qu£ aquest atribuí val més que totes ses unzes de que van carregats molts
d£ ases?

Cada dia surt ben dematinet a fé sa volta:

un pich lo veureu pe Sant Jordi, un altre per Marratxí; ell córr S£ Endiotería, Son Sardina, L£ Horta de Dalt y de Baix; no deixá una possessió sense resarhi un PareNostre; éll retorna a n£ es niuet ben tart de sa nit, y a mitja-nit s£ escalda unes sopetes

que diu que ni el Rey no £n menja de millors. roto m£ ha fet un póc d£ enveja quand de sa

¡Lo qu£ es sa conformidat! no hi ha pa més próxima setmana sportiva—no sé si £1 dig bó

sustan ciós.

á £n aquest nóm tant foresté--ja un parev

Lo veureu molts de pichs pe sa carretera: de vegades s£ ha ocupat. De llevó ensá estig

de lluny vos semblará un sach de garroves, pensant: ¿y jó que no podría també dirhi sa

de prop un homo de bulto que fa pó a n£ es meua?

bestiá; es es Veyet sense nom d£ es Pont d£

Si aquesta festa es «mallorquína», es ciar

Inca, un munt de pols que se rossega per que sí; no £m cab cap dubte, ni hi pód haver

dins sa pols.

inconvenient ningún, puis que jó som ma-

Es diumeng£ es a missa primera, val1 Ofi- llorquí fins á sa rél d£ ets cabeys, tant cóm

ci els días de gran solemnidat; hi ha que may heu puga'esser es qui preten esserhó

veurel, net com un ivóri, robetes que donen més, y en braveitx sempre que vé bó perqu£

goig; no manca may es seu centimet a n£ es heu teng á molta d£ honra. Cóm á mallorquí,

bassinet ni sa pessa de dos a 1£ oferta, quand pug y deg ocuparme de ses coses d£ aquest£

n£ hi ha: aquells doblés de sa caridat van a illa, així cóm m£ ocup des-y-ara, cóm espa¬

sa caridat...!

ñol de ses d‘ España, cóm européu de ses d£

Quánts de detalls eus poria contá d£ aquest Europa, y de ses de tot el mon cóm á «mi-

Veyet anónim!

cróbi» d£ ets que viuen aferrats á sa crósta

Fa pochs díes, assegut jo demunt sa ba¬ d£ aquesta bolla que redóla per dins s£ in-

randa d£ es poní de Sa Cabana, a s£ ombra mensitat... de lo infinit. Ara si tal festa no-

d£ un garrové, sent rallé dos hornos su-baig. més es «ciutadana»—vuy dir de Palma, con-

Conech aquelles dues veus: una es sa de 1£ vé parlar clars, perqu£ ara ja £n tenim no sé

amo £n Pere de Son Torrat; y s£ altra sa del quantes de ciutats á Mallorca—aixó ja son

senyó Joan Piñol.

figues d£ altra sostre; en aquest cas... no-

—...Jo no diré que vos siau o deixeu d£ rés... no £n parlém pús.

essé...; pero molts agafan sa senayeta per Pero... sí (encara £m re-vé, cóm sa xuya)

viure esquena dreta. A quants d£ anys co- ¿y per qué nó? ¿No s£ ocupen de Sóller per

mensareu vos aqueix ofici de malfané?

pá y per sal tots ets periódics de Palma, y

—Jo no vos diré quo no hi haja de tot a la fins-y-tot de ses coses mes insignificants que

vinya de Deu; pero vos puch aseguré que sa dins aquesta valí tan tancada se passen, que

vida de captá té moltes cap-amuntes y po- cóm que just per entre nóltros haguessin de

ques cap-avallades. A ca £s Rossón ja m£ esca- quedar? Ydó pe£ sa mateixa rahó trób qu£ ha

nyava de set, y perque a moltes bandes los de teñir drét també el Sóller, y amb qual-

fa estuguedat sa ribella en que ha begut un sevól altra de ses seues seccions que no sien

pobre, vat aqui sa creueta d£ agontá sa set «Ecos regionals» y tot, á pegar cuatre salís

fins qu£ he aficat es morros dins aquest co¬ en teñir delit per demunt aqueixes monta¬

co... ¿qué hi deis vos a £n aixó?

ñés de Mitx-jorn, desde es Puig-Major fins á

—Y ja £s segú...! pero es Govern hi heuría £n es Teix, y á passar amb un llongo á s£ al¬

de posá retgit a n£ aquesta pobréa gandula... tra part si hi importa ó quand li puga con¬

Jo, ja hu sab tot-hom, afüu es ca a n£ es pri¬ venir. Y si el Sóller n£ hi té... jó qui som

mé que vengui a n£ es portal de ca-meua. de casa y casi sempre parí en mallorquí, cóm

Creysme... ¡sou una mala gentussa...! y no que n£ haja de poder pretenir una mica així

torneu perque... hey jugará un garrot.

mateix. ¿Que no sou d£ es meu paré?

Es veyet, rossegant es péus, per dins sa

Justament sa meua curólla de pretenirló

pedruscada, s£ en va afligit y passant el ro- £vuy, á £n aquest drét, es per parlar d£ una

sari, torrent per avall. L£ amo, siulant y cósa ben mallorquína: perqu£ he vist es pro¬

ventant es látigo, puja a sa carretel-la; y... grama embastat de sa próxima setmana fes¬

¡tira gris! s£ en va, escapat, carretera per tiva y trób qu£ entre tantes de diversions y

amunt... ¡Qui sab si may se toparán aqueys tants de gusts amb els quals s£ han de que¬

dos cossets!...

dar ets espectadors amb sos uys plens y ses

mans buydes á £s cap y á la fí, s£ hi podría

Pes caminot de Son Amassones, un camí aficar també un número nóu que deixás á

de ginyes fondos, pié d£ encallados fités y re- dins Mallóca qualque cósa permanent y de

claus, passa falagué un carretó tirat per profit quand s£ haurán apagat es fócs artifi¬

briós cavall, lo guiava gayart amo, uns d£ ciáis, ses derreres llums y ses derreres lluen-

aquells amos de possessió presumits que con¬ versan arrufant es morros, remenant es cap

tons amb que sa vista s£ haja recreat, y se £n haurá duyt s£ embatól s£ eco de ses detona-

y mirant a la bisca. Fos per lo que fos, es cavall pega grufada, es carretó trabuca y

cions, d£ ets derrers sóns y de ses dolces armonies amb que s£ haurán escarrufat ó deleitat

aquell amo fou escupit un tros enfora, pié de nyarcos y cóps. Be malavetja per treure es cavall d£ es brassos y adressá es carretó...

ets nóstros oidos.
Y á £n es cas de que se crega convenient
no afegirhi já rés mes á £n es programa, per¬

Crida, s£ esgargamella...; ni un£ ánima perduda hi topa per bona sórt. Un ombra s£ hi

que per enguañy hey ha números y variació abastament, bó se £n podría substituir un

balleruga per allá baig; áquell amo 1£ afina, li pega un crit, li fa senyhs ab sa ma, diguentli que fassi vía. Aquell bultet indefinit remena més aviat es péus, fa tot quant pot per arribarhi prest. Es aquell simpátich ve¬ yet d£ es Pont d£ Inca. A penes pot tira halé,
tira es sach y se panera, posa mans a sa ro¬
da tombada, treu forses de flaquesa; ajuda, y ab aquella petita ajuda fou lo bastant per salvé es cavall y sa carretel-la. Llests de feyñas, aquell amo se mira es vey, y sa cara li cau de vergonya: era aquell amo tan estufat d£ es poní de sa Cabana. Se butxaquetja..., no s£ hi troba una pesseta per nat senyal.

| ¡

pe£ s£ altra, amb lo qual es conjunt no bati¬ ría de quedar gayre perjudicat. Veys, lo d£ ets Jócs floráis, per exemple, qu£ encara s£ ha de pregar á sa Prempsa veja d£ organisar cóm 1£ añy passat, se podría suprimir: es aquesta una cósa tant bóna, que no convó se fassa ordinaria usantla amb excós. ¿Que dirieu d£ una atlóta que tenguent un ric co¬ llar de perles, ó qualsevol altra joya molt vistosa y de gran valor, la se posás per assistir á totes ses festes á que fos convidada? Ydó bé, suprimiguém un parey d£ añys ets Jócs floráis y posérn á £n es seu llóc festeitjos igualment úUls, qu£ honrin ses arts ó ses lietres per igual, y sien també cóm aquest un

—Germanet, jo no duch res per donarvos1 Vos sebeu a ca-meua, veniu per tot lo que us fassi falta...; may mes vos acabusserán en blau... ¡Fins avuy no havía comprés que sa llimosna apaga sa necesidat!
—Pe £s vostros bons desitjos deman a Deu

refleig de sa cultura mallorquína. ¿Per qué no s£ organisa una vegada, enguañy mateix já, un Congrés d£ es nóstro descuvdat y hermosissim dialécte regional, que tant necessi-
ta que se £1 «ficxi», que se £1 «llimpiy», y que se li «don esplendor»?

que vos pagui sa caridat de no refuá els po¬

Vat-aqui, ydó, lo que m£ havía passat p£

bres... Ve un dia, P amo, que tots ets hornos es cap de proposar—y no gosava—á £n ets

heu son.

organisadors d£ aquesta gran festa añal que

—Voleu colcá, germanet? —Gracies; jo vos ho apreciy.

se tracta de celebrar; festa que queda ja introduida dins ses nóstres costums, podérn dir,

El senyó Joan aquest pich s£ en pujava xalest per amunt...; 1£ amo £n Pere s£ en bai-

y á quin éxit, mes que provable segú recordant ets antecedents, tants d£ elements dis-

xava lento, lento... per avall... ¡Quin contrast!

tints y valiosos contribueixen. Aquest, endemés d£ esser un número d£ una gran utilidat,

Y jo ara dich: benaventurats els bons po¬ d£ un profit incalculable, sería sens dubta

bres perque tenen el Cél asegurat. ¡Qui sab molt á gust de tantíssims de mallorquins cóm

si un dia li tendrem enveja a n£ en Pinol que ara a molts fa estuguedat...!!!

hey ha qui, persuadits de sa necessidat que tots tenim á Mallorca d£ aprender de parlar

BernAt Balle.

y d£ escriurer bé es mallorquí, tant cóm jó

desitjen que sia netetjada de defectes, y co-

oooooooooooooooooooooooooooo neguda y estesa amb tota sa seua puresa y

possible perfecció sa nóstra rica y expressiva

Vuyts y nóus

llengo. No creg que impórt demostrar aquesta

necessidat y per aixó m£ atur aquí. Bastará

Tots ets qui sebeu lo molt que m£ agrada que diga que son en gran nombre ets nóstros

es passar un póc es ram per tot, íacilment paj^sans quí quand vquen un escrit en ma-

heu de comprender que no £us engan si vos llorqui tenen basques y giren fuya: es qu£

dig qu£ es meu amig don Juseph Tous y Ma- amb gran dificultat el confeigeixen, y quand

6

rt'uvi’&vriasrzrjxm:

SOLLER

lien han lograt no entonen moltes vegades ]o que ses paraules vélen dir. Sa culpa la tenim nóltros tots ets qui sentim alguna afició á cultivar aquest dialécte: no n‘ lii ha cap dos que fessém tira.. Uns despenjen d‘ ets niguls paraules tan antigües 6 enrevisclades, que casi nipgú sah ja á Mallorca qual es sa seua significado; altres les apleguen d‘ en¬ térra plana, y moltes vegades están soyades de fang, amb sa curólla de prenderles directament d‘ es poblé. Ni una cósa ni s‘ altra es sa realidat, y fuigint de sa realidat no s‘ introduirá may es gust dins es públic que una vertadera afició podría despertar.
Aqüestes y moltes altres coses més á un Cóngrés se podrien discutir y deixar resol¬ tes. ¡Ala, 3M0, sefiors organisadors de sa «Setmana Deportiva»!; veyau d‘introduir dins es vóstro programa aquest nóu festeitj y donareu gust férm á tots aquells amants de sa nóstra llengo regional de quina voluntat m- he atrevit á ferme interprét, avuy,
Jó Mateix
OOOOOOOOQODOOOOODOODOOOaOOOO
DE MARRUECOS

OCUPANDO POSICIONES

La operación de policía

La operación de policía de Ceuta, co¬ mo la llama el presidente del Consejo de
ministros, se ha realizado felizmente.

Sin un disparo, sin una baja, sin un dis¬ gusto, las tropas españolas han cumpli¬ do con su deber y ocupado posiciones importantes que garantizan la seguridad de Ceuta y la propia tranquilidad de los marroquíes. Estos han acogido, por lo
menos, con indiferencia á las tropas en su campo. No se han enfurecido, por ahora; pero bueno será que estemos pre¬
parados para cualquier contingencia. Délas posiciones ocupadas, la de los
altos de la Condesa, en las inmediacio¬

nes del río Negrón, está fuera de todos

los Tratados que España tiene con los marroquíes y con las Potencias. Ni el del año 1861. ni después en las negociacio¬ nes entre Inglaterra y Francia, se nos permite ir hasta allí. Esa posición ga¬ rantiza el camino de Tetuán, y nos pareee que ha hecho perfectamente el Go¬ bierno en ocuparla. Para caso de necesi¬
dad. nuestras fuerzas tienen el camino

exmMito á la gran ciudad mora.
No ha sido una operación de impor¬ tancia la realizada, por los esfuerzos que ha costado; pero sí por los resultados. Ce ita. sin las posiciones ocupadas, sin el
nacimiento de los manantiales de agua,

sin las alturas de Benzú. estaba á merced

dccnalquier golpe de mano de unaska-
hilas atrevidas. Por lo menos, aun de¬

fendiéndose bien, su vida era precaria

y miserable.

A nosotros, que somos soldados; que

vemos en el Ejército á lo mejor de la na¬

ción

armas, nos satisface este modo

ejemplar de cumplir las órdenes que se leí dan. Nuestros soldados emprendieron
el domingo el camino de los alrededo¬

res de Ceuta dispuestos á todo. No hubo

gr ^ra. porque los moros no quisieron; pero allá fueron nuestras tropas dispues¬
tas á todo. Con ellas estamos nosotros; en <ns éxitos fiamos el honor de la pa¬
tria. Nos parece rauv bien que el presi¬ dente del Consejo de ministros sostenga un día y otro que no queremos aventu¬ ras. que la política pacífica es nuestro ideal, que debemos estar en paz y armo¬
nía con nuestros hermanos los moros,

por quienes tantas simpatías tenemos los españoles y tanto nos gusta reñir; pero a g<> hay que hacer en Marruecos,
Lo-1 Tratados hechos y firmados por rm-otros nos obligan; tenemos deberes

graves que cumplir, y, sobre todo, no debemos consentir que Francia, que se llama nuestra amiga, limite con noso¬ tros por el Norte y por el Sur. Es mucho el pueblo francés para dejarle tamaña po¬ sición. Somos muy débiles nosotros pa¬ ra sostener por siglos esa difícil y peli¬ grosa situación geográfica.
Nuestra expansión es Marruecos; en Africa están los mejores territorios para nuestro futuro desarrollo. A cuidarlo,

pues, con interés, con amor, con cariño; á sostener á los Gobiernos que lo hagan; á no mirar pequeneces de partido ó di'
fracción. Seamos todos unos en la defen¬

sa de nuestros derechos.

La nota oficiosa
El domingo se facilitó en el ministerio de la Guerra la siguiente nota oficiosa:
«El gobernador miliar de Ceuta venía
señalando al Gobierno de S. M. el au¬
mento de los robos y tropelías de los moros en las vecindades de aquella pla¬ za y los obstáculos que así resultan para el tránsito y para el comercio permitido por el art. 45 del Tratado hispano-marroquí de 20 de Noviembre de 1861.
Ante tal situación, y en vista de que el remedio á que cabría acudir, confor¬ me al acuerdo entre España y el Maghzen de 16 de Noviembre último (orga¬ nización de la policía indígena), no se ha puesto en práctica por causas ajenas ála voluntad de España, ni podría, aunque comenzase ahora á organizarse, consti¬ tuir antes de algunos meses una garan¬ tía positiva, el Gobierno ha decidido au¬ torizar al general Alfau para que. pro¬ visionalmente. dedique al servicio de vi¬ gilancia en las vecindades de Ceuta un contingente adecuado de la guarnición de la plaza, formándolo en gran parte con tiradores del Rif, que, por su condi¬ ción de indígena, parecen especialmente
idóneos al efecto.
El general Alfau, usando de la autori¬ zación concedida, procedió esta mañana á la instalación en campo marroquí del contingente aludido, distribuyéndolo en tres puestos ó Cuerpos de guardia: uno. en la Cudia Fedrico, que permite vigilar la cuenca del riachuelo Almarza; otro, en Cudia Fahana, con idéntico objeto respecto á la orilla izquierda del río de los Castillejos, y otro, en los altos de la
Condesa, á corta distancia de este último
río, para impedir que el camino hacia Tetuán pueda ser cortado por los mero¬
deadores en las inmediaciones del río Ne¬
gro. necesidad á la que el tabor de Te¬ tuán no puede atender por la distancia.»
LAS CORTES ABIERTAS
El lunes se reanudaron las sesiones parla¬ mentarias, y tal fné la desanimación que hu¬ bo en el Congreso durante toda la tarde, que faltó muy poco para que no se celebrara se¬
sión.
Los republicanos, al ver que los diputados de la mayoría no acudían á la Cámara, con¬ cibieron la idea de pedir votación nominal para la aprobación del acta, y hubieran rea¬ lizado su propósito si no hubiesen mediado conferencias entre ellos y el conde de Roma¬ nónos. Logró éste convencerlos de que desis¬ tieran de la idea que abrigaban, y pudo em¬ pezar la sesión.
Casi toda la tarde estuvo ocupada por la lectura de los proyectos del Gobierno, tales como Ley de Asociaciones, Supresión de Con¬ sumos, División de las islas Canarias en dos provincias, etc.
Aun cuando es pronto para dar una opi¬ nión sobre tantos y tan extensos proyectos, sí recogeremos la impresión desfavorable que produjeron algunos de ellos.
En el que se refiere á la supresión del im¬ puesto de consumos, era opinión predomi¬ nante que resultaría mucho peor el remedio que la enfermedad.
Es decir, que con aquél se haría más gra¬ vosa é imposible que hoy la vida del consu¬ midor y sólo encontrarían ventajas los inter¬ mediarios entre el que produce y el que con¬
sume.
En la segunda parte de la sesión hubo al¬ gunos incidentes promovidos por los señores Lloréns é Iglesias (D. Pablo) al tratar, res¬ pectivamente, de la venta de oro realizada por el Estado al Banco de España y de la
cuestión de Marruecos.
Especialmente las manifestaciones del di¬ putado socialista sobre los asuntos de Ma¬ rruecos, rebatidas por el señor Canalejas, hicieron que la inmensa mayoría de la Cᬠmara pusiese dé manifiesto sus sentimientos de protesta contra ciertas tendencias que el patriotismo y las ideas gubernamentales más
rudimentarias rechazan.
0Q000000Q03000DÓ000000000003
m EL AYIIMTAMIEMTO
Sesión del dia 5 Mayo de 4911
La presidió el Alcalde señor Mora y asistieron á ella los Concejales señores Solívellas. Colom (don José), Forteza. Castañer Bernat, Colom (don Miguel). Castañer Arbona. Enseñat y Morell (don José).

Almacenes MATAS
® (CP A. A' PERICO) ®—sb = Secciones agregadas á la casa = = == =
SASTRERÍA, CAMISERÍA,
Y SOMBREROS PARA SEÑORA
Esta casa á pesar de obsequiar con Cupones.á sus favorecedores, demos¬ trará siempre ser la que vende más barato.
h COLÓN, 17, 19 y 21—MAURA, 1, 3 y 7 y JAIME II, 68

m:

PLATERItA

ÉÉ
m

DE

¡y
im

is.jrja.IL CORTES ■

Calle del Príncipe n.° 13.—jáOIrlfEl^

¡gpS

Este establecimiento que acaba de abrirse en la céntrica calle del Príncipe, viene a satisfacer una necesidad ya sentida en Só-
11eEr ndceotnetnraerráunnaenPLesAtaTEloRsIAsoPlieEreRnMseAsNEuNn TcEo.mpleto y variado
surtido en objetos de dicho ramo.
- - JPRISCIOS E€OM§flI€©i - -

Él
m
m

Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se aprobó el extracto de los acuerdos tomados por este Ayuntamiento duran¬
te el mes de Abril último.
Se acordó satisfacer á don José Socías
748,35 ptas. por obras practicadas duran¬ te el pasado mes de Abril; á don Juan Bordas 225 ptas. por suministro de 45 plátanos para plantar en calles, plazas y otros sitios públicos, y á varios indivi¬ duos 37*50 ptas. por destrucción de ani¬
males dañinos.
El señor Presidente manifestó la con¬
veniencia que reportaría á esta población la apertura de una gran calle al lado de la via férrea que ha de ir al puerto desde la plaza de la Constitución hasta el puen¬
te denominado de Can harona, ó sitio
que se considere más adecuado, con ob¬ jeto de facilitar la construcción de edifi¬
cios, aumentar las vías de comunica¬
ción. contribuir al embellecimiento y
ensanche de esta población y evitar la
edificación de edificios diseminados sin
sujeción á planos de alineación que en lo futuro estorbarán y dificultarán el en¬ sanche que forzosamente ha de sufrir es¬ ta población por aquel lado. Enterada la Corporación de lo manifestado por el se¬ ñor Presidente y considerando muy ati¬ nada su exposición, acordó resolver de conformidad con lo propuesto, y supli¬
car á la Comisión Provincial se sirva dis¬
poner que el señor Arquitecto de provin¬ cia pase á esta ciudad para levantar los planos de alineación y rasante de esta gran calle.
El señor Solivellas indicó la conve¬
niencia de dar mayor amplitud que la proyectada al camino vecinal de la To¬ rrentera. por ser una vía de circunvala¬ ción de la ciudad. Propuso que así se acordase y se aprovechase la venida del señor Arquitecto de provincia para mo¬ dificar el anteproyecto aprobado. Ente¬ rada la Corporación acordó resolver de
conformidad con lo informado.
Se enteró la Corporación de una circu¬
lar de la sociedad en comandita Fronte¬
ra Vidal y Comp* manifestando en ella haber dejado de formar parte de dicha sociedad el socio don José Vidal y Ros. siguiendo ésta no obstante, con las mis¬ mas condiciones que tuvieron el gusto
de indicar en la circular de l.° de Marzo

último, sin alteración alguna de las contratas vigentes de la compañía, y sin más variante que la separación del se¬ ñor Vidal, y como consecuencia de esta separación, la razón social girará ahora bajo el nombre de Bernardo Frontera
Sociedad en Comandita. Y se levantó la sesión.
OOOOOOOOOOOOCOOOOOOOOOOGOOOO
Cultos

En la iglesia parroquial.—Hoy sábado, 13. A las seis y media de la tarde, solemne procesión en que será trasladada la imagen
de nuestra Señora de la Victoria desde el
oratorio del Hospital á la parroquial iglesia; seguidamente se cantarán Completas y se terminará con el ejercicio del mes de Mayo.
Mañana domingo, día 14.—Fiesta de Nues¬
tra Señora de la Victoria. A las nueve y me¬
dia Prima y Tercia; á las diez Misa mayor, en la cual pronunciará el panegírico el reverendo D. Francisco Sitjar, Pbro. A las cinco y media de la tarde, Vísperas y proce¬ sión, practicándose el ejercicio del mes de Mayo á la hora acostumbrada.
Lunes, dia 15.—A las seis de la tarde se verificará solemne procesión para devolver al oratorio del Hospital la gloriosa imagen
de nuestra Señora de la Victoria.
Martes, día 16.—A las cinco y tres cuartos de la mañana se practicará el ejercicio pro¬ pio del día, dedicado á Nuestra Señora del
Carmen.
En la iglesia del Ex-convento.—Mañana domingo, día 14.—A las ocho, se continuará, con solemnidad, la devoción del Mes de Ma¬ ría, durante el santo sacrificio de la Misa.
En el oratorio de las Hermanas de la Ca¬
ridad.—Mañana domingo, á las cuatro de la tarde, se celebrará el piadoso ejercicio de la Buena Muerte en obsequio del Santo Cristo
de la Salud.
OOOOOOOOOOOCXSOOOOQOOOOOOOOOa
Ferrocarril Palma-Sóller

Por acuerdo de la Junta de Gobierno de
esta Sociedad, se convoca á los señores accio¬ nistas á Junta general extraordinaria en el domicilio social (Castañer 7), para el diez y seis de los corrientes, á las diez, á fin de tra¬ tar y resolver la modificación de los Estatu¬ tos, en cuanto al nombre ó razón social de esta Compañía.
Sóller 9 Mayo 1911. El Presidente, Juan Puig.—P. A. de la Junta de Gobierno, El Vocal Secretario, Jaime Torrens.

•

■- •——

SÓLLEH

*2 tas»

[ibAlmacenes jiüontaner A LAS MONJAS

Sindicato, 2 á 10 y milagro, 1 á 11

=== NOVEDADES PARA SEÑORA

PALMA DE MALLORCA

Ricas BLUSAS confeccionadas en

^ Pañería, Sastrería, Novedades para Señora y Caballero. e
Camisería, Lencería, Mantelería, Confección de blanco, Géneros de punto, Estatuaria Religiosa, Plata Meneses, Medallas, y Rosarios.
OBJETOS PARA REGALOS

Nansú bordado, Tul,

¡7@) , .

....

Seda, Crespón y Gaya

Modelos exclusivos de la casa

Efectos Militares, Uniformes, Gorras, Espadería, Corbatería,

®

■

Tapices, Alfombras y Cortinajes.

■ ■■■■=■■

®

: Sedas : Paraguas i Tejidos : Bánovas : Lanas : Liberty : Cubre-camas : Ropa blanca : Chales y Mantillas blonda.

En la Sucursal ”Can Bitla55

: s ¡Especialidad en artículos W €*- It O s :
Esta casa no dá cupones pero vende sus artículos un diez por ciento más barato.

0tí

h§§hi^ j/ SáST&KBÍA ECONÓMICA QAJ]LII?V9 CARLOS ALABERN ;

¡f JExpéditlous di recles
de toutes sortes de Primeurs
— EXPORTATION POUR TOUS PAVS — Cerises : Bigoneaux : Péches : Abricots : Tomates : : Raisins chasselas, Clairette, Doré du Gard : : Entrepot d’oranges, fruits secs á REMOULINS (Gard)
Barthélemy Arbona Rué du Cháteau, TAt^A^CON (B.-du-Rh.)
Adres.se TélégrapHique: ARBOJÍA-TAKASCOS
feflsfe

Nuevo Mundo
seos linee
De venta en la librería
“La Sinceridad,,
17.—í'

on la reforma

jtotel Ültranqar

del edificio
propónese el

ANTES

nuevo propietario re¬

rt

cuperar la fama uni¬ versal que elste esta¬

ruverso blecimiento había al¬ canzado. A efecto,

embellecidaslas habi¬

4- -4 4 BAT^CCELONA 4- 4- 4 taciones y ampliada

■

,r la renombrada cocina

% española y francesa, peculiar de esta casano duda el propietario
*
verse favorecido por los hijos de estas Baleares, que siempre

honraron el citado hotel con su presencia.

Representante en todos los trenes y vapores.—Coche particular

de la casa.—Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres eléc-fl\_

tricos en todos los departamentos.-Hotel el más próximo de las

estaciones, muelle, aduana y centros oficiales.

Plaza de Palacio, 3.=BARCEL0NA

PABLO COLL T F. REYNES
AUX©MMJ3 (Cote «F Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos y de toda
clase de legumbres.
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas para visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
fían Bartolomé, 17.—SÓLLER

Maison Guillaume Coll
FONDEÉ EN 1902
Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs. S.pécialité de péches mol les, pruues reine-claude, raisin chas¬ selas, abricots, etc.
Artichauds, asperges, salados et toute sorte de légumes.
*3° TRES BONS EMBALLAGES
Service complet le colis-postaux de Id i poar la France et FEtranger
ADRESSE: Gb GOLDTAvenue de la Pepiniére (en face du Marché en gros) á Perpignan (Pvreilées Orientales)
Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan

oiiuo t Lunommvu

Precios alzados para todas las destinaciones

^Servicio especial para el trasbordo y reexpe-

dición de naranjas, limones,.frutas frescas y secas ai

•

1

-

-

"

..-.—i.-—-—

y demás artículos. ^

M. BERNAT Y A. PONS

Quai du Sud, 3--CETTE^(Herault)

= Teléfono, 4-08

Telegramas: Bernat Pons =

Importaciones y Exportaciones
DE
| FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS
FRANCISCO ARBONA
6. Cours Jolién. 6.—MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, jp|
limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco. ^ Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de
España y Argelia.
FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
Telegramas: BARBONA—Marseilie—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en iodos los servicios

Maison Jff O Mil Fréres EXPÉD1TEURS

58, Cours Berriat, 53—GRENOBLE (Isére) FRANGE
fp 9 9 © © © © ©
FMJITi ® P&liilffES LÍSVIKl'8

®©©é©©, ©©\_

o
o
m

Expédition pour la France et 1‘Etranger.— Spécialitó de pommes á couteau par wagons, poires, primes, péches et abricots. =Petits oignons en chaines et en vrac.—Cerices et bigarreaux. =Noix de Grenoble.—Exportaron directe d‘ oranges, citrons, mandarines, grenades et fruits'secs.
© Télégrames: MOREY-GRENOBLE. Télephone 22-36

Q

<

COMISIONES, REPRESENTACIONES, IMPORTACIONES I EXPEDICIONES

co

T

m

Manes i

o

Boulevard du Musée, 70. MARSEILLE—TeléfonoII.037-82

Suscripciones
á REVISTAS y PERIÓDICOS na¬
cionales y extranjeros.
Se reciben encargos en
”La Sinceridad"
San Bartolomé n.° 17.—SOLLER.

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri-
meuvs. Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MAROHPRIM MARSEILLE
Rapidez y Economía en todas las operaciones

8

.JHX'4!r.

SÓLLER

LA SOLLERENSE
DE
jamm coul '
CERBERE y PGRT-IIOII (Frontera franco-espaiíolai
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para d trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

Vapor ¿6

u

: : : SERVICIO REGULAR
PARA LA EXPORTACIÓN

DE NARANJAS ENTRE : :

Este magnífico y veloz vapor expresamente adecuado para el tras¬ porte de frutas, saldrá todas las semanas de Gandía para Marsella con cargamento de naranjas á la orden de los señores
RXPOLL Y CP 1 5 , Cours Julien — Teléfono, 21-50

mmwfw.
VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
COMERCIANTE 1 PROPIETARIO
IjJEKiensrAar (Ande)

JACQDES COLL CASASNOYAS
CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CASASNOVAS —PERPIGNAN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos.

Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

i < féSS) MASSOT

AGENTES DE ADUANAS

CASA principal:
OERBÉRB (Francia) (Pyr.-Orient.)

sucursales:
port-bou (España) Hbnbayb (Basses P3rrenées)

,v , en CETTE:

Q,nai de la Republique 8-teléfono 3.37

y> MAESEILLE: Une Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

10imlíl)t(jniA°

van Villa de Sóller

o

— Rapidez y Economía en todas las operaciones. — —

GQ PJ
Dd 8—1
GQ UJ

u &3 E-<
§ xn. co
oq <
o

CZ <1
<3 OQ

GO

&
O

ÍD

DJ <1
E—< O

CZ O

u

CE

GO

< Od E—'

co <c
co
en u-
z°. O co

cS
£^
<D tí > fu <D »

ü ^1

cJ

•

I

<

O

tí

2

fco

o

c3

O-
O ca

O

ÍU M

(/)

o

Z?B
o^ LU
üh°

s en
fe ' W Z
2 üJ
en
H.0 o
^

—o

co W

—

o

ro

c3

P5 = C®

LO
<D

g«

> cj

aT o ° 1C

— '—'roo

O O Q\_ «id co
LU pq UJ t/3

xg LU fu

cS cS . ■—B
ití

en

O “=

e

H LU
•—i e—3
en
zQ < Q
K h <c
O
Q\_ CO

°

W) "
a> AJ

co

cu

o 'tí

O
co feo
<¡

UlmacAde maderas : : “í1
: : : : Carpintería movida á vapor
Especialidad en muebles, puertas y persianas

é Calles del Mar y Grasi-Vía -- SÓLLER SE CONSTRUYEN = = = -== =
¡Tino de inmejorable calidad con sujeción á la siguiente tarifa de precios:

§d i
'
!

\_\_

\_

ANCHOS

1.a clase 2.a clase Pesetas Pesetas

\\é De OVO á OVO m. i De 0’71 á 0’80 m.

.

,

.

.

.

12’ . 13’

00 ] De 0’81 á 0’90 m.

.

.

14’
.

v1
i De 0’91 á 1 ’OO m. . .

14’90

•4—1

ÍÍJ

j1

De
De

U01
1 ’ 11

á
á

TIO m.
1"20 m.

.
.

16’30 17’20

co I
co De 1'21 á 1’30 m. .

.

. 18’30

s ! De 1’31 á 1’40 m. . . . 19’20

S De 141 á 1’50 m. .

20’

o

GO vDe i’4i á uso m. eu dos piezas 25’

10’65 11’35 12’1 5 12’30 14’ 14’90 15’65 16’40 17*15 23’

A los clientes que tomen de una vez dos ó mas sommiers se les concederá un descuento del 5 por ciento.

COMPAÑÍA MAErlrORQUINA DE VAPOREjS

Servicio oficial de Comunicaciones Marítimas rápidas y regulares entre las Islas Baleares, Penínsela, Extranjero y viceversa

— Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma —
Vapores: Jaime 2.°-Miramar-Bellver-Mallorca-Balear^
Cataluña-Isleño^Lulio^Ciudad de Palma-Formentera

CONSIGNATARIOS

113(11 OUlUlóU

“Inlm,
IMUliCl
“loltitin

.11(11111111(1

ARGEL. Sres. Sities UermaBOs. CETTE. Mr. Bartbélemy Tous.

GRAO.

I). Juan Dos “o*

[BIZA. Sres, J. é I; Wallis v CU

MARSELLA. Sres. Mayo!, Brouot y C.a Roe Republique

Servicios combinados á fort-fait eu conocimientos directos para los principales

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.

I!
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
jYíartín Carcasona
rrrrrrrrrrrrrrrrvrrrr El mas cerca de las Estaciones : Junto al Muelle : Habitaciones
para familias y particulares : Esmerado servicio á carta y á cubierto : Cuarto de baño, tim¬ bres y luz eléctrica en todos los departamentos de la casa : Intérprete á la llegada de los
: : : : trenes y vapores : : : :
Plaza Palacio, 10-tBARCELONA
mmw

MARÍTIMA
SOLLERENSE

COMPAÑÍA FRANCO-ESPANOLA
SERVICIO FIJO Y DECENAL
entre los puertos de Valencia, Sóller, Barcelona y Cette y viceversa
POR LOS VAPORES

Manuel Espaliu : : : :

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y 21

de id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25 de id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26 de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER.— D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BALtCELONA.— D. J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25.—EN CETTE.—Bauzá y Massot, Quai de la Republique, 8.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida
en sabado de día lestivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho
v media de la noche.

SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»

y Ciudad de Mahón

De Valencia para Sóller los días 9, 19 y 29 de cada mes.

i De Sóller para Barcelona »

1, 11 v 21 »

'De Barcelona para Cette »

2, 12 y 22 »

i De Cette para Barcelona »

5, 15 v 25 »

' De Barcelona para Sóller »

6, 16 y 26 »

De Sóller para Valencia »

7, 17 v 27 »

CONSIGNATARIOS -**-

En VALENCIA: Sres. Borrás y Plá.—Grao.
Eu SOLLER: D. Ramón Coli.—Calle del Mar.

Eu BARCELONA: Sr. Mitjavila.—Comercio n.° 29, freille la estación de Francia»
En CETTE: Sra. Viuda de A. Bernat.—Quai de la Ville, 15.