ÁSQ XXVÍ (2.a EPOCA) NUM. 1251
ÁSQ XXVÍ (2.a EPOCA) NUM. 1251

SABADO 18 DE MARZO DE 1911

QH)TI

i T1

TPT3
j P j n.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayo! Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

SECCIÓN LITERARIA

Fui vencido. A la hora de la merienda,
salí de casa, me dirigí á la acacia, arri¬

ELi filDO

mé al árbol la escalera, me encaramé
emocionado, alargué la mano y cogí los

No sé los años que tendría, pero era muy niño. Aquel día rae había levantado temprano y salí sin permiso, á pesar del
frío. Iba con las manos en los bolsillos,

pequeñitos. La madre piaba, y el oirla me hacía daño, casi me daba miedo. Ba¬ jé precipitadamente, seguido por la ma¬ dre, que parecía me decía:—Devuélve¬

llevaba blusa de colegial, un pedazo de me mis hijos.—Llegué á casa y puse los

caña debajo del brazo y en la cabeza un gran sombrero. Solo y libre, saltando y
brincando fui en busca de unos cuantos

pajaritos en una jaula. También ellos lloraban. Oían el piar de la madre, en el que había llanto; y yo, en vez de alegría,

hombres que trabajaban en el desmonte me sentí dominado por la tristeza.

de un terraplén cercano á la casa. Sobre
un montón de arena me senté, y como un hombrecito me puse á conversar con el

Aquella noche no lograba dormir y daba vueltas en mi camita; estaba ner¬ vioso y me parecía oir el quejumbroso

más viejo, que me había visto nacer y piar del pájaro llamando á sus peque-

era muy querido de todos.

ñuelos. y en mi interior oía una voz que

Interrumpió la conversación el piar de un pájaro. Mi mirada se fijó en un árbol frondoso, porque aquel piar revelaba la existencia de un nido. Mis ojos ex¬ presaron al viejo un deseo, y el viejo me comprendió. Levantóse sonriendo, fué

me reprendía. En medio de la obscuri¬ dad vi una sombra que se acercaba. Era mi madre, á la que abracé con toda mi alma, y al abrazarla las lágrimas se des¬ lizaban por mis mejillas. Con su voz dulce, muy dulce, me preguntó:—¿Qué

en busca de una escalera, la arrimó al tienes, hijo mío?—Nada, mamá, contes¬

árbol y empezó á subir. El piar del pᬠté: nada. Tengo ganas de llorar; no sé

jaro revelaba espanto. Le vi volar, vol¬ lo que me pasa.—Me puso la manoen la

ver á la copa del árbol; saltar de una á frente, y me dijo dándome un beso:—

otra rama, alejarse, acercarse, revolo¬ Estás bien de temperatura. Duerme, que

tear. Era un jilguero y parecía que llora¬ tu Angel custodio guardará tu sueño.

ba. El viejo tenía la cabeza echada hacia A la mañana siguiente abrí la jaula y

atrás mirando éntrelas ramas. Dijo: —Ya solté los jilgueros.

veo el nido.—¡Que alegría me produje¬

La madre salió de la acacia, batiendo

ron sus palabras! Subió otro peldaño; las alas, piando alegremente; revoló, se

estiró el cuello; desapareció su cabeza en la copa del árbol. Yo estaba impa¬ ciente y salté de alegría al anunciarme que allí había un nido de jilgueros que

alejaron, y á mi, al mirarlos, se me en¬
sanchaba el corazón.
Han pasado muchos años, y mi buena madre ha muerto. Hallo complacencia

estaban á punto de emprender el primer en sentarme al pié de la acacia, en la

vuelo.

que anidan los jilgueros, porque me re¬

Empecé á discurrir sobre la manera cuerdan á la que me dió el ser. á la que

de apoderarme de ellos y criarlos. Hice tanto me amaba. Y yo rezo por ella, por¬

mil preguntas, contestadas con compla¬ que la oración es la mejor prueba de

cencia por el viejo campesino. Supe que amor á los que duermen el sueño eter¬

había cogido un jilguero, que cantaba no. Y cuando los jilgueros cantan, me

divinamente y lo tuvo muy cuidado hasta parece que hay en sus gorjeos un eco que

que se le murió de viejo.—Yo también responde á mi plegaria; y cuando levan¬

los tendré, me dije. ¡Cómo voy á cuidar¬ tan el vuelo y se pierden en la inmensi¬

los!

dad. pienso que en sus alas la llevan al

De pronto desapareció mi júbilo al re¬ trono del Altísimo.

cordar que se me había prohibido que

J. G.

cogiese, ni siquiera tocara, ningún nido;

y se entabló en mi interior la primera

lucha entre el bien y el mal. Durante to¬ da la mañana pensé en el nido. Llegó la

LA ETERNA CANCIÓN

hora de comer y apenas comí. La tarde de aquel mismo día estaba
sentado junto á mi madre; yo ocupaba una sillita; ella estaba en una mecedora
ocupada en marcar pañuelos. De vez en cuando me miraba tiernamente, fijando

(De Mine. Rostant.)
Cuando los dos, tú y yo, seremos viejos, Cuando mis blondos rizos serán blancos, Iremos al jardín yertos de frío, Buscando el sol del floreciente Mayo. Á su tibio calor nos sentiremos

en mí sus ojos azules, dulces, muy dul¬ ces. |I)ios mío. cuánta poesía, cuanto amor hay en la mirada de una madre! En¬ tonces ya lo sabía; pero ahora lo sé mas! Cosa que me pareció rara: al mirarme mi madre, pensé en el nido. Quise ha¬

Aun jóvenes y al par enamorados; Yo te sonreiré pálida y trémula, ¡Y seremos dos viejos muy simpáticos! Nos miraremos bajo de [aparra, Los aleares ojillos entornando, Citando los dos, tú y yo, seremos viejos,
Cuando mis blondos rizos serán blancos.

blarle de los jilgueritos, pero no sabía

Como en la edad pasada, charlaremos

cómo empezar. Por último me resolví y le dije:— Mamá, en la acacia que se vé desde aquí hay un nido con unos pajari¬ tos muy moninos!—Y bien, hijo mío. ¿qué te propones?—Cojerlos y criarlos.— Me miró un poco, solo un poco seria, y me contestó:—Ya sabes que no quiero que cojas nidos. ¿Te gustaría que vinie¬

En nuestro antiguo y ya musgoso banco; Será Un goce muy dulce y es posible Que termine en un beso nuestro diálogo. Las veces contarás que en otro tiempo El Es tuyo mi amor brotó á mis labios; Recordaremos nimias bagatelas, Que de nuestra chochez serán encanto;
Sobre nuestra cabeza encanecida
El sol vendrá á posar su hermoso rayo Cuando charlemos como en otro tiempo,

se un ogro y te llevase, robándote á tu

En nuestro antiguo y ya musgoso banco.

madre?—Callé, y arreció la lucha en mi
interior.

Como te quiero hoy más que ayer te quise, Y te amaré mañana más que hoy te amo,

¿Qué importan las arrugas del semblante? Más grave y más sereno con los años

CENTELLEOS PARISIENSES

Será mi fiel amor. De día en día

Los recuerdos se irán amontonando;

LA CORTESÍA Y LA EDUCACIÓN

Mis recuerdos serán también los tuyos,

Y estrecharán nuestros perpétuos lázos. Seremos viejos, sí, muy viejos; pero
Con más fervor estrecharé tu mano,

Creo que muchas mujeres podrán me¬ ditar con frutóla opinión contenida en

Porque te quiero hoy más que ayer te quise, Y te amaré mañana más que hoy te amo.

la carta que copio, que me ha sido diri¬ gida por una de mis lectoras á propósito

Quiero, este amor, que pasa como un sueño, de un artículo reciente sobre «La evolu¬

En el fondo del alma conservarlo;

ción de la cortesía».

Su impresión fugitiva retenerla, Y por siempre gozar todo su halago.
Para mi ancianidad ese tesoro*
Con avariento afán oculto y guardo; Rica entonces seré, pues tendré entonces El oro puro de mi amor tempranol El pasado de dichas que se acaban Estará en mi memoria siempre intacto,

«No dude Vd., señor, me dice, que si
los hombres de ahora no son más corte¬
ses, es la culpa sobre todo de sus madres respectivas, que no saben imponerles desde su más tierna edad el respeto que las deben. Yo no soy. la que le escribe á Vd.. más que una pobre anciana, de la

Y el dulce amor, que pasa como un sueño, Podré todo en el alma conservarlo.
Cuando los dos, tú y yo, seremos viejos, Cuando mis blondos rizos serán blancos,

clase obrera; pero he tenido la dicha de
educar á mis hijos en el sentimien¬ to de ía más estricta cortesía. Hoy, cuan¬ do mis hijos me encuentran en la calle,

Iremos al jardín yertos de frío,

vienen á mi encuentro sombrero en

Buscando el sol del floreciente Mayo, Á su tibio calor nos sentiremos
Jóvenes y felices como antaño; Yo te sonreiré, pálida y trémula;
Tú me hablarás de amor balbuceando:
Nos miraremos bajo de la parra, Los alegres ojillos entornados, Cuando los dos, tú y yo, seremos viejos,

mano.
»¿Que quiere Vd.?... Las mujeres jóve¬ nes de los tiempos actuales juegan á mu¬
ñecas con sus bebés, pero no se preocu¬
pan para nada en desenvolver en ellos la educación moral y los sentimientos afec¬ tuosos... Y cuando hablode lasmujeresde

Cuando mis blondos rizos serán blancos.

estos tiempos, meengaño, puesqueelmal

Teodoro Llórente.

arranca ya de más lejos de lo que se cree.

Conozco á jóvenes de veinte y cinca

años, de la clase media, que ‘son de la

Pequeñas Crónicas

más groseros para con su madre... pero, ¡caramba! ésta casi continuamente pue¬

El tiempo es oro

de repetir el mea culpa; si sus hijos ñola respetan es que ella no les ha inculcada el respeto ni la ternura... De modo que

El tiempo es oro les dicen los ingleses á sus en el pecado lleva la penitencia.

hijos. Aquí en España tenemos ese útilísimo

»E1 niño, hoy. apenas viene al munda

aforismo como una curiosidad follc-lórica y es ya el amo y señor de la casa; desde

nada más.

que aprende á hablar no dice más que

Va usted á una función de teatro, anun¬ «yo quiero» y se cumplen todas sus vo¬

ciada para las nueve, cena usted aprisa por¬ luntades. De este hecho, su insolencia

que le interesa ver el espectáculo desde el juvenil empieza á ejercer sobre cuantos

comienzo... y hace usted el ridículo... Nadie le rodean, su padre, su madre, y así...

en la sala. La función suele comenzar una ¿Y como quiere Vd., señor, que el hom¬

horita después de la anunciada.

bre que no ha respetado á su madre pue¬

IjO mismo sucede en conciertos, veladas y da respetar á las otras mujeres y condu¬

hasta en las reuniones de mayor interés.— cirse correctamente en la vida?...»

No ha venido Fulano, hay que esperar á Fu¬

Opino que hay mucho de verdad en

lano—se dice—y la gente comienza a boste¬ esta carta. Pero la debilidad de los pa¬

zar y á mirar el reloj. Al fin se presenta Fulano, que ha empleado hora, y media en acicalarse. ¡Qué bien le luce la corbata, á cambio del fastidio de los demás!

dres phra con sus hijos no es solamente un defecto de nuestro tiempo. ¿Os acor¬ dáis de las palabras de Temístocles acer¬
ca de su niño?

De las citas con amigos no hablemos. Cuán¬

«¿Ven Vds. á este jovencito?, decía el

tas veces le hemos dicho a un amigo:—Ayer hombre de estado ateniense á sus ami¬

te esperé hasta las cinco y después de esperar una hora me marché. Y con un—Dispensa, me tuve que entretener en un asunto—*ya es¬ tá al cabo de la calle, como si nuestro tiempo-

gos. ensenándoles su hijo, un mocosue-
lo de cuatro años apenas; pues bien, hé
aquí el árbitro de ía Grecia. Él gobierna
á su madre.su madre me gobierna á mí,

no fuera una cantidad aplicable á cosas pro¬ vechosísimas, mucho más que esperar al que no viene ó que empiece lo que podía ya estar
hecho.
Un poco de puntualidad, señores empresa¬ rios, -un poco de puntualidad, organizadores de actos de todas clases, amigos que os citáis con otros. El tiempo es oro; robar una hora al que espera, equivale á sacarle del bolsillo un puñado de pesetas. Los únicos que no nos roban en este caso son los empresarios de to¬ ros. Pare eso s:i que somos ingleses.
¡Cuántas cosas se pueden hacer con el di¬ nero! ¿Y con el tiempo? ¿No pueden hacerse

yo gobierno á los atenienses, y los ate¬ nienses gobiernan la Grecia».
Con lo que se demuestra que no es de hoy solamente que el niño es algunas veces el tirano del hogar; es, sin embar¬ go, muy cierto que en la actualidad ha llegado á serlo como nunca lo fué. Los niños ocupan en la familia un sitio más ancho que antes, se vive más con ellos, se vive más por ellos. Esto, claro es que está muy bien, pero á condición de que este aumento de previsión y de cariño no vaya aco.tn pafiado del relajamiento de
la autoridad.

también muchas cosas de provecho? El tiem¬ po es un valor, es oro, una cosa preciosa:
Cinco minutos valen á veces más de cien pe¬
setas, y no es sólo porque lo digan los ' ingle¬ ses. Preguntádselo, sino, al que por un toquecito más á la indumentaria se queda en el andén con el billete en la mano, viendo ale¬ jarse raudo el tren que había de llevarle á

Mamitas, que os sentís un poco débiles algunas veces ante las exigencias del bebé, leed repetidas veces el trozo de la carta que he copiado; en la lección en¬ contraréis indudablemente la energía que os falta.
Juan Lecoq.

sus menesteres...

E. O.

*

2

soller

REFORMA NECESARIA
EN SÓLLER
Nuestro apreciable y querido colega La Ultima Hora se ha ocupado, en términos ele¬ vados, de la campaña emprendida por el Só¬ ller á favor de la prolongación de la calle del Príncipe. Para que nuestros lectores pue¬ dan saborear el articulo del colega en pro de nuestra idea, lo reproducimos íntegro. Dice
así:
Nuestro estimado colega el semanario
Sóller desde hace varios meses, inició una campaña á favor de una importante
mejora para la ciudad del hermoso valle perfumado con la fragancia del azahar. La campaña iniciada por el Sóller, efi¬ cazmente secundada por varias presti¬ giosas personas amantes del progreso de su país, ha producido una poderosa co¬ rriente de opinión que pronto tuvo eco en el seno de la corporación municipal,
determinando acuerdos de la misma en el
sentido de satisfacer una aspiración que sin exajeraciones podemos llamar unáni¬ me de aquel vecindario.
Nos referimos á la prolongación de la calle del Príncipe, mediante la expropia¬ ción de una parte de la finca «0a‘ n Mayol», adquirida tiempo atrás por la com¬ pañía del Ferro-carril Palma-Sóller para emplazar en ella la estación.
Todo el que ha visitado aquella risue¬ ña población, recordará sin duda la estremada angostura de muchas de sus calles y las consiguientes dificultades que de ella se originan para el tránsito roda¬ do; y seguramente á nadie habrá causado extrañeza que las generaciones pasadas
se mostraran en Sóller tau avaras de su¬
perficie para sus calles y plazas, si se
tiene en cuenta lo reducido del terreno
de que disponen limitado por las altas montañas que lo rodean, y el gran valor que esta escasez y el cultivo altamente remunerador á que está dedicado le pres¬ tan; y se conviene en que, difícilmente podían prever quienes dirigieron el tra¬ zado de aquellas calles, hasta que punto
las harían insuficientes la envidiable
prosperidad alcanzada por la población gracias á una labor constante é inteli¬ gente de sus hijos; y el gran desarrollo que el tráfico universal ha tenido en los tiempos modernos.
Lo cierto es que hoy, á pesar de los grandes esfuerzos y de los sacrificios de relativa importancia empleados por el Ayuntamiento y por los particulares, para remediar las dificultades que de aquel trazado se originan, sólo en parte se ha conseguido; y los ricos sollerenses, dispuestos á gastarse respetables sumas en la construcción de sus viviendas, mu¬ chas de las cuales con propiedad pueden llamarse palacios, deploran que la estre¬
chez de las vías de comunicación les res¬
ten comodidades y visualidad. Y si hasta hoy ha venido siendo difí¬
cil satisfacer los anhelos del vecindario y
las necesidades del tráfico, fácil es con¬
siderar cuanto más lo será el día no le¬
jano en que terminadas las obras de la vía férrea, aumente considerablemente, como es lógico y sucede infaliblemente en casos semejantes, la afluencia de pa¬ sajeros y de mercancías. Se impone pues
la necesidad de redoblar los esfuerzos y
de aprovechar todas las coyunturas fa¬ vorables que se ofrezcan para corregir en lo posible los defectos de que en este punto adolece la ciudad de Sóller.
Una de esas coyunturas favorables se presenta ahora. Si no se aprovecha, y llega á construirse la estación del ferro¬ carril, el mal no tendrá ya remedio.

Sábemos que por parte de la compa¬
ñía constructora no ha de haber obstá¬
culos que se opongan á la realización de
los deseos del vecindario; y que el Ayun¬ tamiento se muestra también propicio á entenderse con la citada compañía para
realizarla; siendo la cuestión económica
lo único que dificulta la favorable solu¬
ción. Y ante esa dificultad creemos y
esperamos que no retrocederá la corpo¬ ración municipal, teniendo en cuenta el
temple de sus administrados, que tan ga¬ llarda muestra dieron'de amor á su país
aportando por sí solos el importante ca¬
pital necesario para la construcción de la línea, férrea que en breve se abrirá al
servicio público.
La vida política
No se sabe todavía como será la ley de Aso¬ ciaciones que está elaborando el actual go¬ bierno; pero se conoce por todo el mundo que constituye un semillero de disgustos y que dará lugar á no pocos conflictos.
La actividad del Parlamento en esta legis¬ latura, toda la fuerza de un partido, va á consumirse en una obra de cuya realización definitiva hay motivos sobrados para dudar: constituye ello un empeño que m᧠parece una terquedad, y á venido ha componer tal empresa la bandera de un gobierno sin que realmente haya pedido nadie la reforma que se intenta y mucho nenos la urgencia de su
discusión.
En cambio parece abandonado el tema de nuestra reorganización local que el señor Maura emprendió con tan vigorosa iniciativa y con tan estéril resultado.
Los liberales habían reconocido ya la ne¬ cesidad de una reforma de la ley municipal; ha figurado en su programa durante veinti¬ cinco años; diversos ministros de la Goberna¬ ción dél partido han llevado los proyectos co¬ rrespondientes á las Cámaras; se ha predica¬ do en todos los tonos la imposibilidad de con¬ tinuar con la actual organización de las pro¬ vincias y los municipios y, sin embargo, en esta etapa de mándo de los liberales se aban¬ dona ese propósito, se olvida ese esencial punto del programa para dedicarse á conse¬ guir otras leyes no tan necesarias y que cons¬ tituyen una verdadera bandera de guerra ó por lo menos como tal la toman los elemen¬
tos extremos de la derecha nacional.
¿Porqué esto? ¿Qué razón hay para que el partido liberal abandone al conservador la
tarea realmente constitucional de asentar
sobre nuevas bases la organización adminis¬ trativa del país en la esfera local?
¿No debe ser ese un empeño común de los partidos gobernantes? ¿No lo era hasta hace muy poco tiempo? ¿Porqué posponer esta obra grande y de transcendencia para la vida fio la nación á la realización de las leyes que aunque al parecer se demandan por un inte¬ rés jurídico, se persigue sólo con ellas un fin político?
¿Porqué no se ha de comenzar esa reedifi¬ cación de la España sin colonias, esa regene¬ ración tantas veces pedida, por la base sóli¬ da que ha de sustentar cuanto después quie¬
ra construirse?
Nadie podrá explicarse que se planteen problemas de importancia constitucional y se abandonen después para perseguir satis¬ facciones de amor propio y complacer á me¬ dia docena de radicales, que son en último caso los que agitan esa cuestión de las Aso¬
ciaciones.
Todos los políticos parecían haber conve¬ nido que la centralización francesa en que vivimos hace un siglo debe desaparecer de nuestra constitución para que las partes to¬ das del cuerpo nacional puedan moverse de¬ sembarazadamente; todas las provincias
reclaman una libertad administrativa de que
carecen; tocios los ciudadanos se quejan de lo que el centro nacional pesa sobre ellos, so¬
metiéndolos en el desarrollo de sus indus¬
trias á expedientes que las esterilizan y á reglas que las agotan; todo el. mundo clama contra la simetría burocrática que somete á Barcelona, á Sevilla y á Madrid al patrón de Jetafe ó de Totana y sin embargo, este gran interés público se pospone á empresas políti¬ cas sectarias, de ruido, de batalla, cuyo pri¬ mer efecto es dividir á los españoles en ban¬ dos de gran hostilidad y por último á los li¬
berales mismos.
No negamos que sea necesaria una ley que regule el derecho de asociación: lo exige el interés mismo de las sociedades religiosas que en la vigente no encajan porque no se las tuvo en cuenta al redactarla y seria ver¬

daderamente vejatorio el someterlas á .ella; pero queremos que la ley que se haga no tenga, como hasta aquí viene sucediendo, un marcado espíritu de hostilidad contra un gran número de españoles y no sea el moti¬ vo, que parece buscado de propósito, para romper nuestras relaciones con Roma.
¿Es que no se puede regular el derecho de asociación, en una forma armónica, en un ambiente de paz general, estampando en la ley los preceptos más democráticos y avan¬ zados que se quiera?
La ley actual está hecha por los liberales; tiene el voto favorable de Castelar, de Martos, de Montero Ríos, de Moret y del mismo señor Canalejas y en esa ley se exceptúa de su aplicación á las órdenes religiosas concor¬
dadas.
¿Ese principio, votado en el Parlamento por todos los señores mencionados es algo contrario á la libertad de conciencia, á la democracia, á la justica y al derecho, como
ahora se predica en todos los tonos?
¿O va á resultar que ni el señor Canalejas, ni el señor Montero Ríos, ni el señor Moret eran liberales ni demócratas en 1886, cuando el gobierno del señor Sagasta presentó á las Cortes la actual ley y fué aprobada con los
votos de calidad citados?
Se puede considerar como una lección, v de trascendencia, en el sentido mismo de las consideraciones que estamos escribiendo, lo que ha hecho en el Congreso el ministro de Fomento señor Qasset.
Su plan de obras públicas y la forma en que fué acogido es una prueba palpitante y decisiva de que hay en el país muchas mate¬ rias que necesitan de la iniciativa urgente del gobierno, con mayores apremios que la ley de Asociaciones. No podemos ahora en¬ trar á discutir el vasto proyecto del ministro de Fomento, que requiere minucioso estudio; pero con decir que se establece un plan fijo en una materia en que el barullo y el de¬ sorden eran los únicos métodos seguidos, ya se hace un gran elogio de la obra.
Años hace que la opinión venía pidiendo' dos cosas en lo relativo á trabajos públicos: orden y actividad. La primera para que el dinero del Estado se gastase bien, la segun¬ da para que el gasto fuese reproductivo.
El entrar el séñor Gasset en los gobiernos á desempeñar la misma cartera es la prime¬ ra causa del fruto que hoy se recoge con el proyecto presentado en las Cortes. Esta cir¬ cunstancia que es otra lección para los polí¬ ticos omniscientes que están dispuestos á ser
ministros de Marina con la misma facilidad
que de Gracia y Justicia, ha permitido que sus gobernantes puedan conocer á fondo las necesidades públicas en un ramo de la go¬ bernación del Estado. La experiencia aña¬ dida á su firme voluntad y á su claro ta¬ lento, ha puesto al señor Gasset en condicio¬ nes de abordar totalmente un problema que se iba resolviendo á saltos y sin método de ningún género.
El plan tendrá defectos y errores ó será perfecto; la discusión parlamentaria habrá de depurarlo; pero por lo menos hay ya da¬ tos positivos y exactos para juzgar, hay una fuente de conocimiento respecto de nuestra situación con relación á las obras públicas, y eso ya es mucho para llegar á soluciones be¬
neficiosas.
Pero para nosotros tiene el trabajo del se¬ ñor Gasset una importancia grande, porque determina una orientación en el gobierno que es la sana y la que verá con gusto la opinión pública; antes que á las satisfaccio¬ nes puramente políticas, antes que á la rea¬ lización de principios de un programa muy reciente en el partido, el ministro de Fomen¬ to ere por lo visto que hay que emprender otras tareas de mas vasta magnitud y que respondan no á las necesidades de un grupo ó fracción sino á requerimientos de la opi¬ nión pública en general y al remedio de ma-,
les universalmente sentidos.
¡Es lastima que el ministro de Instrucción no haya tenido iguales arrestos que el de Fo¬ mento para presentar á las Cortes un plan general de enseñanza!
¡Es lástima que el señor Cobián no se sien¬ ta con fuerzas para intentar lo propio en su departamento y transformar completamen¬ te, radicalmente, los presupuestos generales
del Estado!'
Con empresas de estas proporciones, con intentos de ésta grandeza, con iniciativas de este carácter, vivirían largos años en el po¬ der los liberales y vivirían con el beneplácito de la opinión haciendo patria, qúe'esuna la¬ bor muy superior á la de hacer política.
Todo esto, créalo el señor Canalejas, inte¬ resa mas á la nación que la ley del Candado que tantos disgustos le ha producido y que tan fuertemente alteró la paz pública duran¬
te el verano último.
Emilio Sánchez Pastor
Madrid 10 de marzo 1911.

NOTICIAS DEL EXTRANGERO

Los yanquis se seleccionan
Telegrafían de Nueva York que el Par¬
lamento del Estado de Indiana ha vota¬
do un proyecto de ley. según el cual to¬ dos los habitantes del Estado que deseen
contraer matrimonio deberán presentar
un certificado médico justificando su perfecto estado de salud.
Se ha exigido lá presentación de este
certificado para evitar en lo sucesivo que los esposos afectados de graves enferme¬ dades la transmitan á sus hijos, hacien¬ do degenerar así la raza.
El proyecto se ha. aprobado.por 51 vo¬
tos contra 33.
La mayoría de los qué votaron en con¬ tra fundáronse en que el casamiento no debía perder su carácter romántico para convertirse en un mero experimento
científico.

Las ratas y la peste
Las autoridades del puerto de Londres
han dictado unas severas ordenanzas pa¬
ra impedir que la epidemia pestosa pue¬ da propagarse por medio de las ratas de
los barcos.
Las cuerdas y amarras que han de fi¬ jar cada barco á tierra han de estar vigi¬ ladas por un personal suficie.nte que im¬ pida el descenso de las ratas. Los patro¬ nos de los barcos deberán adoptar las convenientes medidas para destruir á loá roedores durante el tiempo que los bar¬ cos estén en los doks y someter á un es¬ crupuloso reconocimiento los barriles y cajas vacías para estar seguros de que no contienen ningún animal. En fin, ca¬ da barco sólo podrá tener una pasarela para la subida y bajada de los viajeros y deberá estar blanqueada en una longi¬ tud de 10 pies.
La infracción de estas reglas se casti¬ gará con una multa de 125 pesetas.

Lo de Méjico

)

Una casa que representa en Londres importantes intereses mejicanos, ha re¬ cibido noticias de carácter oficial, según las cuales queda definitivamente resuel¬
ta toda dificultad con los Estados Uni¬
dos. El gobierno norteamericano retirará de los puertos de Méjico todos sus bu¬ ques de guerra y además ha reiterado su declaración de que la presencia de tro¬ pas en la proximidad de la frontera me¬ jicana tan sólo obedece al deseo de man¬ tener la neutralidad del territorio y evi¬
tar las incursiones de los insurrectos.

El presidente Díaz
Méjico 14. — En una entrevista perio¬ dística ha declarado el presidente Díaz que no ha estado enfermo desde hace cin¬ cuenta años; que pasa todo el día en su despacho y queá menudo prolonga su trabajo hasta muy avanzada la noche.
Habiéndose preguntado al presidente si la movilización de las tropas nortea¬ mericanas afectaría de algún modo á las relaciones entre ambos países, ha contes¬ tado que no podía dudarse de las garan¬ tías que respecto de ello ha dado el pre¬
sidente Taft.
También declaró el presidente Díaz que en la provincia de Chihauhua la si¬ tuación había mejorado y que las opera¬ ciones en aquella región no tenían en
realidad verdadero carácter bélico, sino
más bien algo así como una caza de re¬
beldes.
A preguntas de que si era cierto que el gobierno se proponía suspender las garantías constitucionales, respondió el presidente que existen enfermedades que no pueden curarse con los remedios or¬ dinarios. y que la anarquía es una en¬ fermedad de ese género.
Ha terminado diciendo que en todo el tiempo que han durado los disturbios, las vidas y los bienes de los. extrangeros residentes en Méjico no han sufrido en
lo más mínimo.

SOLLER

Crónica Local

mente con los guardias don Jaime Cifre del estado de saneamiento de esta pobla¬ se hará sentir doblemente si la simiente Morro y don Gabriel Cerdá Bagur, en ción y recomendado habilitar provisio es escogida y los cuidados del cultivo es¬

averiguación del autor del robo, dando nal mente el edificio denominado Laza¬ merados. siempre tienden á aumentar

En la sesión que celebró el domingo
último la Junta de Gobierno del «Ferro¬
carril Palma-Sóller», se dió cuenta de que D. Lorenzo Roses Borrás, que se en¬ cuentra actualmente en Puerto-Rico, ha¬ bía enviado la dimisión del cargo de Di¬ rector-Gerente de dicha sociedad. La
Junta acordó admitirla, y pasado á ele¬ gir persona para desempeñarlo, por una¬ nimidad recayó el nombramiento de
Director-Gerente en D. Jerónimo Esta-
des, que lo ejercía actualmente con ca¬
rácter interino.
Para el cargo de Presidente, que dimi¬ tió el señor Estades al aceptar la Geren¬ cia, fué nombrado D. Juan Puig y Ru¬ llán, quien continuará desempeñando interinamente el cargo de Depositario.
Fué además elegido Presidente hono¬ rario D. Bartolomé Oolom Morell, en premio de los valiosos servicios presta¬ dos á la compañía y Vocal de la Comisión Permanente, D. Juan Morell Coll.
En la mencionada reunión abundó el
acuerdo tomado anteriormente, de que se imprima á las obras que faltan por rea¬ lizar la mayor actividad posible, á fin de que la línea férrea de Palma á Sóller sea inaugurada á principios de Diciembre próximo.
Por la Comandancia de Marina de es¬

por resultado encontrar en la casa nom¬ brada «Can Catany», habitada por un
individuo natural de Castell de Castetls
(Alicante), 26 conejos vivos y uno muer¬
to. Entre los mismos se hallaban los ani¬ males robados.
Con tal motivo el mentado sujeto fué puesto á disposición del Juzgado.
Las naranjas y limones que se cogen para ser embarcados con destino al mer¬ cado francés, han continuado cotizándo¬ se á los mismos precios que en las se¬ manas anteriores, ó sea á 10 pesetas las naranjas y á 7 pesetas los limoheá, la
carga.
En el periódico Le Petit Marséllais he¬ mos tenido el gusto de leer una corres¬ pondencia escrita en Toulon, dando cuen¬ ta detallada del gran banquete que se
celebró en el hall del Gran Hotel para solemnizar el tercer aniversario de la fundación de la sociedad de socorros mu¬
tuos titulada «La Unión Española», en la que figuran gran número de solle-
renses.
Asistieron buen número de comensa¬
les, entre ellos el vice-consul de España, el presidente de la sociedad D. Damián Plauas, un concejal del Ayuntamiento de Toulon, la Directiva de la sociedad

reto. para destinarlo á hospital de apes¬ tados, para aislar los primeros casos de cualquier invasión de enfermedades epi
123...°°°démicas,aprovisionandolosútilesnece
sariós para albergar y tratar los prime¬ ros enfermos sospechosos. Recomendó que para la conversión definitiva del edificio en hospital, se encargue á un fa
cultativo que formule un proyecto de obras y su presupuesto, tomando por
base el edificio existente. Encargó tam¬ bién que el Ayuntamiento adquiera una
estufa de desinfección, instalándola en
en sitio adecuado; un coche de conduc
ción de enfermos, y carros para traspor¬
te de material sucio y desinfectado. Enterada la Corporación, consideran¬
do que para el mantenimiento del buen estado sanitario de esta población es de indispensable necesidad poseer los apa¬ ratos y enseres expresados, habida cuen ta que la adquisición de alguno de ellos está ya resuelta, acordó lo siguiente:
Practicar desde luego por admi¬ nistración municipal las obras de repa¬
ración necesarias en el edificio Lazareto,
con el fin de habilitarlo para el objeto expresado.
Suplicar á la Diputación provin¬ cial se sirva disponer que el Arquitecto de provincia pase á ésta localidad para levantar el correspondiente proyecto con

as cosechas, poniendo á las plantas en mejores condiciones de alimentación. En a patata, los fertilizantes minerales pro¬ ducen resultados verdaderamente prodi¬ giosos, según puede verse por las cifras siguientes, que se refieren á experimen¬ tos hechos en dos parcelas, una sin abo¬ no químico y otra abonada á razón de 400 á 500 kilogramos de superfosfato ó de escorias, 200 de sulfato de potasa, 100 á 125 de nitrato de sosa y 100 á 125 de sulfato amónico‘por hectárea:

kigs » » »
oooo (moom
lOOtíl^ CO O OÓ CD
CO CO H H

«««
OOO id o o
o >o cq toiÓ í¿
OI <N tH

««« «« «
O O IO o o o io 40 r~ 40 o o 05 <N CO 00 CO O
G oo ai «i co ai
CO 05 t-H OI tH 05

kigs. » » >>
oooo io O oo tH iOO©©
ai tA cq có
rH tH

'
«««
OOO iO(MO
cq -q O r- G --tí'
T-l r-1

Í4 Í4 Í4 íí Í4

40 O O O 05 O t— O O 40 OI o ly 40 40 t> 05 O

ai ai oí

t-H

r—l

o oí
rH i—l

tí o
.^.Cu
tí'

A . tí

1

•

-
<X)

m

©^

w

tí tí

¡ac-o ¡tí o-

cc O Q
<

A <s

•tgí

tí
tí

©u

0-1 O

©
^4 tí\_

.-Tg^I

*
tí

O®©

O^-g

O ^^4-3

. g.s g:

S

O (X)

o® í

tí^

S

te distrito se hace saber: que la Ley pro¬
híbe terminantemente echar al mar en
el interior de los puertos basuras, ceni¬ zas, tierras, etc. etc., asi como descargar los escombros procedentes de obras en la parte de playa correspondiente á la zo¬

cuya fundación se festejaba, una repre¬ sentación de «La Unión Española» de Marsella presidida por D. Pedro J. Coll, y otros distinguidos invitados.
Después del banquete se pronunciaron
entusiastas brindis.

el fin de convertir el Lazareto en hos¬
pital y Adquirir la estufa de desinfección
y demás aparatos expresados.
Se acordó verificar varios pagos por
servicios municipales.

h z
w
2 1

rt Cj ffl »
\_ tí tí 03 tí
■So tí tí a
<V \_ kc
-g

fw tí -tSíf^tí

a y

tí
o

-

Sc-tí SJ

© >- ©

*

1 sJ

2tí

««
tí -tí

c/j ^ Ch Cu v^
tí o c3 &J0 jg “£ tí !H tí 73
‘
o ©§ ®

■
tí«

-OO

cc w CL

CU ^

„©

„

SCO fl- ¡¿¡ -O o "tí

n'.'S tí tí n tí -

® -tí

N -¡

"oPírr-nl

,*2tí

2 o g-,5 \_GO © ^

• ~ S ©í-q1t> .5

g S 24
©"

©

tí
o

O

na marítima-terrestre.
Los infractores serán castigados con el
máximum de multa.

El señor Planas agradeció á los con¬ currentes la asistencia al acto y solicitó el apoyo de todos para lograr la funda¬

Dióse cuenta de una comunicación del Presidente de la «Sociedad Protectora de
Animales y Plantas», comunicando al

X
w

■3 'o ^ 73 ° tí ‘tí .

m os

Yo
«3 O

ce ©tío ,,
« « tí^g

^rtoctí © tí -O

S S S § § “C tí tíi ^

S o

+3 T3 tí ■\_ tí -\_© w K

o Cu

w rji

es o tí © tí

O

CÓ üu *rH O -+A

co i-s ¡z; pq pq

ción en Toulon de una cámara de co¬ Ayuntamiento el acuerdo de celebrar la

Dióse en el «Fomento Católico», el do¬ mercio y la federación de las sociedades fiesta del pájaro, á la que tomarán parte

QQQQQ QQQ QQQQQ

mingo último, la anunciada conferencia sobre agricultura, que corrió á cargo de D. Juan Obrador de Felanitx-, persona muy inteligente en la materia.
En tono familiar desarrolló el tema de
su conferencia, que no fué otro que el de aconsejarse abone convenientemente y con írecuencia la tierra si quiere el hombre, que fué creado por Dios para cultivarla, sacar de ella el apetecido producto.
Hay que confesar, pero, que una gran

de socorros mútuos, constituidas por ele¬ mentos españoles en tierra francesa.
El vice-consul de España Mr. Georges pronunció luego un elocuente discurso. Hizo historia de lo que es y ha sido «La Unión Española», habló de los consuelos
que puede conceder á sus asociados y alabó y felicitó á los españoles, cuyos proverbiales ideales de confraternidad, dignos de admiración, han permitido que los mutualistas españoles hayan fran¬

los alumnos de las escuelas públicas y privadas de esta localidad y solicitando una subvención para ayudar á los gastos que ocasionará la expresada fiesta. Ente¬ rada la Corporación y considerando que
esta fiesta tiene una finalidad altamente
patriótica, porque ayuda á inculcar en el
corazón de los niños, en su tierna infan¬
cia. el amor á los pájaros, preciosos au¬ xiliares de la agricultura y dignos por todos conceptos de la protección de los
hombres, acordó conceder una subven¬

Dichos experimentos han sido realiza; dos. según puede verse, en diferentes provincias del norte, centro y mediodía de España; en tierras muy varias por su fertilidad, de secano unas, de regadío otras y que también diferían por su natu¬ raleza ó composición mineralógica, y con distintas variedades de patata. De aquí que las cifras apuntadas tengan un valor positivo y demuestran plenamente la eficacia de los abonos químicos, siem¬ pre que no se prescinda de ninguno de los

parte del auditorio, mujeres y jovencitos, queado ya las etapas penosas que son el ción de 100 pesetas para ayudar á la ce¬ tres principios fertilizantes esenciales

no gusta que le den temas científicos, prefacio indispensable de toda concepción lebración de esta fiesta.

(potasa, ácido fosfórico y nitrógeno).

más ó menos provechosos, y no otra cosa
demostró el cansancio ó distracción que se notaba en muchos concurrentes.

grandiosa. Terminó brindando por la prosperidad de las naciones hermanas, Francia y España, y por la salud del

No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.

Ferrocarril Palma-Sóller

Ya lo saben los organizadores de di¬ chas conferencias. Lo que más place á la mayoría del público que frecuenta el citado salón, son juguetes literario-musi-
cales.
Durante la presente semana se han practicado los trabajos de demolición de más de una mitad del alto muro que exis¬
tía en la calle de Santa Bárbara y que
circuía la iglesia parroquial.
En el trozo derribado se construirá
luego la verja de hierro al igual que en la calle del Príncipe. La mejora efectiva¬
mente habrá resultado costosa para el Ayuntamiento, pero hay que confesar
que la mayor latitud obtenida por las ca¬ lles del Príncipe y Santa Bárbara, las

Presidente de la República francesa y de SS. MM. los Reyes de España.
Otros brindis también muy expresivos s§ pronunciaron. La fiesta resultó muy agradable y la celebración del aniversa¬
rio terminó con un baile de familia que
tuvo lugar por la noche.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del aia 10 Marzo de 1911
La presidió el Alcalde señor Mora y asistieron á la misma los concejales se¬ ñores Solivellas, Colom (D. José), Magraner, Colom (D. Miguel) y Morell.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.

UN FACTOR IMPORTANTISIMO
EN EL CULTIVO DE LAS PATATAS
De poco sirve dar buenas labores prepa¬ ratorias y de cultivo á los patatares, niernplearsimientes seleccionadas, si al mismo tiempo no se fertiliza el suelo en debida forma, para satisfacer las necesidades nutritivas de la planta, que son muchas.
Frecuentemente se pretende aumentar la producción de tubérculos, sustituyen¬ do las variedades indígenas por otras ex¬ tranjeras de reputación universal, sin contar con que estas son más exigentes que aquéllas bajo todos conceptos y re¬ quieren un cultivo muy esmerado; de aquí los fracasos que á diario produce la
introducción de esas semillas selectas.

Por acuerdo de la Junta de Gobierno se,
ha señalado el día dos del próximo Abril, á las once de la mañana, para efectuar la su¬ basta de las obras del edificio principal y ac¬ cesorios de la Estación de Buñóla, con suje¬ ción al proyecto que estará de manifiesto en las oficinas de la Sociedad, todos los días la¬
borables, de nueve á doce de la mañana. Las proposiciones se presentarán en plie¬
gos cerrados, con arreglo al siguiente Modelo de proposición.—D. N. N. vecino
de con cédula personal que acompaña, enterado del anuncio, planos, pliegos de-con¬ diciones y presupuesto relativos al edificio principal y accesorios de la Estación de Buñola, se compromete á efectuar dichas obras con sugeción á lo que se dispone en los ex¬ presados documentos por la cantidad de (se expresará la cantidad en pesetas y cénti¬ mos, escrita en letras).
(Fecha y firma del interesado). Sóller, 11 marzo de 1911.—Por el Ferroca¬

más céntricas de la población, las dará Se concedieron los siguientes permi¬ Algo análogo sucede con las labores, rril, Palma-Sóller, El Director Gerente inte¬

un efecto magnífico.

sos: á D. Onofre Bauzá. para reparar el pues cuanto más se profundice la tierra rino, J. Estades

Habiendo el comandante de la guardia civil de este puesto Sr. Pastor, tenido noticia de que habían sido robados á los
vecinos de esta ciudad don José Coll
Bisbal y D: Francisco Castañer Rullán, de unas jaulas de los huertos de su pro¬ piedad denominados «Can Mayet» y «Can Hoguera», trece conejos caseros,

frontis y una fachada lateral de la casa que posee lindante con el camino de la Figuera, y á D, Juan Forteza Cortés pa¬
ra abrir una ventana á la casa n.° 58 de
la calle de la Luna.
El señor Alcalde dió cuenta de que el Ir.sInspector provincial de Sanidad, de orden del Gobernador civil, había girado una visita de inspección sanitaria áesta loca¬

con el arado, tanto mayor cantidad de abonos es necesario aplicar á los culti¬
vos.
Y es que la producción agrícola está integrada por múltiples factores tan in¬ timamente ligados entre sí, que basta descuidar uno de ellos para que los de¬ más no surtan el efecto apetecido. Sin embargo, por lo que respecta á la fertili¬ zación de la tierra, el problema varía un

oooooooooooooooooooooooooooo

w^ri|jVi^rfM^ * a

de parcelas y solares
de la finca Can Pereta,

cita en la calle de la Luna de ésta ciudad, á

voluntad de sixs dueños, hermanos Marqués

y Palou, con arreglo al plano, instrucciones

y detalles que facilitará como encargado el

Perito Agrónomo D. Antonio Rullán y Co¬

lom (Isabel II, 17.)

procedió á practicar diligencias junta¬ lidad, habiendo quedado muy satisfecho poco, pues si bien es cierto que su acción

4

SOLLER

ranceog.

nsr

ECOS REGIONALES *»

*s

DE NUESTRO REDACTOR-CORRESPONSAL

EDUCACIÓN CIVICA

La potente sirena del Rey Jaime 11, resonando en la quietud de la noche,
brinda á salvar en un reducido número

de horas la distancia que de la ciudad condal nos separa; con frecuencia nue¬ vos proyectos de ferrocarriles, vienen á confirmar el plausible deseo que existe
de cruzar la Isla de caminos de hierro

que abarquen con su urdimbre aun los pueblos de más limitada importancia; nuestros representantes en Córtes, pro¬ curan no perder las ocasiones propicias para conseguir alguna mejora para Ma¬ llorca; Palma, rompiendo el cerco de piedra que la asfixiaba, se desborda por los amplios boquetes abiertos, y el que al declinar la tarde pasee por las cerca¬ nías de la que fué puerta de San Anto¬ nio, por ejemplo, con poco esfuerzo se puede imaginar trasladado á más febril é importante centro de población, tal es la actividad desplegada en las nuevas construcciones y el número de éstas. To¬ do esto está muy bien; cierto que pro¬ gresamos, y es muy digna de loa esta orientación general hacia todo lo que signifique florecimiento para Mallorca. Asi se labora para atraer aquí á los tu¬ ristas, y algo se consigue que demues¬ tra palmariamente lo mucho que podría lograrse si cultiváramos el turismo, pa¬ se la frase, con todas las de la ley, po¬ niendo en juego todos los ingeniosos re¬ cursos que los países, que reúnen las
condiciones del nuestro, utilizan en pro¬ vecho propio.
Digo que algo se ha conseguido y es cierto; en este mismo momento, mientras estas cuartillas escribo, desfila bajo el
balcón de mi estancia una interminable

caravana de coches de alquiler condu¬ ciendo á una expedición de turistas, lle¬ gados á nuestro puerto esta misma ma¬ ñana, y este espectáculo se repite con
frecuencia.

Pero ¡ah! que no bastan las reformas materiales emprendidas, sino que preci¬ sa también alguna reforma moral para
hacer de Mallorca un centro de atracción.

Acontece con ello lo que la hermosura humana: de poco le servirá á una mujer la belleza física si junta á ella un carác¬ ter repulsivo.
Y aquí nos falta educación. Yo no sé lo que pasará en esa hermosa ciudad, pues las visitas que he tenido el gusto

^w^ll■lll■l

ni»

de hacerla no me permitieron, por lo rᬠpidas, juzgar de la materia con conoci¬ miento de causa; pero por lo que á Pal¬ ma afecta sí que puedo deciros que resta mucho por hacer; que falta educación cívica, que no se ha conseguido todavía infiltrar en el ánimo de todos, pequeños y grandes, el afán de resultar si no agradables correctos al menos para con los que nos visitan: el noble estímulo, que ha de traducirse en obras, de que todo lo nuestro parezca á los de fuera mejor todavía de lo que és. mediante la cooperación unánime, trabajando cada
uno á medida de sus fuerzas.
Y esa falta de educación cívica se tras¬
luce en mil detalles que no pasan desa¬ percibidos nunca al ojo avizor del turis¬ ta. propenso siempre á las comparacio¬
nes.
No hablemos de las deficiencias en lo
que toca á la higiene y policía urbana en sus más generales acepciones; fijémonos en algunas minucias.
Hoy en Palma se nota una saludable reacción en lo que afecta al embelleci¬ miento de las fachadas. Por doquiera, andando por estas calles, hieren vuestros ojos los andamios de los albañiles; pues bien, apenas retirados, el sucio tizne que esgrime el pihuelo callejero ha de poner
indefectiblemente la marca de la mala
crianza, en la tersura de los muros reno¬
vados y en él bruñido de los zócalos. Los trazos de carbón resaltan desvergonzada¬ mente y menos mal, con ser muy malo, cuando son trazos solos, porque con har¬ ta frecuencia el dibujo pornográfico mancha las paredes y ofende los ojos. He aquí aparte de la malicia que el hecho involucra, una gran falta de educación cívica, una lamentable muestra del poco amor á lo nuestro, que comienza ya á
exteriorizarse en los años de la niñez, y
que precisa, que se impone, corregir y
evitar aun á costa de sacrificios.
Otro ejemplo: llegan aquí las expedi¬ ciones de turistas, y no sólo los chiqui¬
llos, sino también los talludos, les ro ¬
dean y contemplan embobados, como si
de seres extravagantes se tratara y esto cuando no se les insulta groseramente.
Pocos días ha. unos extranjeros á quienes acompañaba un respetable ami¬ go mío. fueron apedreados furiosamente por una turba de chiquillos, en las in¬
mediaciones del Molinar, á ciencia y
paciencia de buen número de hombres que ni siquiera se tomaron la molestia de amonestarles; aquí teneis otra reve¬ lante prueba de civismo.

Y la lista sería interminable.
La reforma es árdua, pero es la prime¬ ra que se impone; debe comenzar en el hogar y proseguir en la escuela y apro¬ vechar después todos los buenos medios
conducentes á su realización.
De lo contrario, de poco nos servirán las mejoras materiales, si no logramos
reformarnos moralmente.
José M.a Tous y Maroto.
Palma 16 Marzo 1911.
Crónica Balear
Palma
En el sorteo de la Lotería Nacional cele¬
brado en Madrid el día 10 del corriente, fué agraciado con el segundo premio de cien mil pesetas el número 10.307, despachado en
la admistración de la calle del Sindicato de esta ciudad.
El sábado por la noche, en los bajos donde antes existió Mar y Tierra en el arrabal de Santa Catalina, hubo extraordinaria reu¬ nión de personas de la localidad para tratar
de constituir un Circulo de Obreros Católi¬
cos; pues se falta á notar en tan populoso ba¬ rrio un centro que al par que sea de reunión
sirva también de cultura moral é intelectual.
Usó de la palabra don Juan Bautista Enseñat, vicario de San Magín, quien ponderó los beneficios que podía reportar la sociedad á dicho arrabal; leyó unas bien escritas cuarti¬ llas alusivas al acto don Pedro Cáffaro, en¬
salzó la idea de esta institución don Pedro
Canet y don Gabriel Verger alentó á la ju¬ ventud á persistir en las enseñanzas católicas inculcadas en la infancia y que ningún joven se avergüence de llamarse católico.
Constituyóse la Junta Directiva con los se¬ ñores siguientes:
Presidente.—Don Pedro Cáffaro. Vice-Presidente.—Don Sebastián Bover. Tesorero.—Don Juan Ferrer. Secretario.—Don Gabriel Marcó. Vice-Secretario.—D. José Palmer.
Vocales.—Don Jaime Liado y don Juan
Enseñat.
El domingo por la mañana, con los autos propiedad de don Joaquín Gual de Torrella y de don Joaquín Gelabert, salieron para Po¬ llensa y Campanet los señores Cetre, Conde de Ayamans, Torrella, Gelabert, Fortuñy, Villa,longa y Comas Socias, á fin de dar á co¬ nocer á los vecinos de aquellos pueblos el proyecto de central eléctrica que daría flui¬ do á dichos pueblos.
Llegaron á Pollensa á las once, en donde les aguardaron el Alcalde señor Martorell, el propietario señor Danús y don Rafael Poquet. Se celebró una reunión en el Ayunta¬ miento y después de haber hecho el señor Alcalde la presentación de rigor, el ingenie¬ ro señor Comas explicó á la concurrencia el alcance del proyecto que la sociedad que tra-

ta de formarse se propone desarrollar. Don Jorge Aguiió, Gerente de laConpañía Mallor¬ quína de Electricidad, añadió algunas opor¬ tunas observaciones sobre el plan económico del proyecto, procediéndose á reglón seguido á la suscripción de acciones que dió resultado muy halagüeño.
Los expedicionarios se dirigieron luego á Campanet, celebrándose una animada reu¬ nión en la misma forma que la que había te¬ nido lugar en Pollensa, quedando también esperanzados los excursionistas sobre el éxi¬
to de la nueva empresa.
Las próximas fiestas de Pascuas visitará
la isla de Mallorca una caravana de tres¬
cientos franceses, en su mayoría profesores, abogados, literatos y artistas.
Visitarán Valldemosa, celebrando un ho¬ menaje á la escritora Jorge Sand, dando en
Palma unas conferencias sobre la labor lite¬
raria de tan distinguida escritora, á las cua¬ les invitarán á los intelectuales mallorquines.
Inca
Para celebrar la fusión de la sociedad eléc¬
trica del «Gorch Blau» con la del gas «Pro¬ pagadora Balear de Alumbrado», se celebró el domingo un banquete en el «Hotel Do¬ mingo», al que concurrieron los accionistas de ambas compañías, autoridades locales y representantes de la prensa.
Se pronunciaron entusiastas brindis. El se¬ ñor D. Jaime'Vidal, notario, dijo que á pe¬ sar de la fusión, el público no recibiría per¬ juicios, pues antes de firmarse el contrato de dicha fusión, el primer acuerdo de la Junta ha sido rebajar en un 10 por 100 el precio del gas, y que para el fluido eléctrico, se ins¬ talarán contadores y que su precio resultará tres cuartas partes más económico que el de la capital.
Santañy
Comunican de este pueblo que el día 8 del actual salió para trabajar en el campo la jo¬ ven Magdalena Bonet Rigo, de 21 años de edad, quién por la noche no volvió á su casa.
Esto alarmó á sus padres, quienes dieron cuenta de ello á la guardia civil.
Después de múltiples pesquizas se logró
encontrar el cadáver de la mencionada mu¬
chacha en la cisterna del sitio conocido por
Na Glavet, del lugar de la Alquería Blanca. Se cree que dicha muchacha al intentar
sacar agua .de dicha fuente se caería en el fondo de la misma, pues no presenta su cuer¬ po señal de violencia ni lesión alguna.
Además gozaba de gran reputación entre
los vecinos.
El Juzgado se personó en el lugar de la ocurrencia, ordenando el levantamiento del cadáver, que fué trasladado al Cementerio.
María
El Ayuntamiento de esta villa ha acorda¬ do construir un espacioso edificio, con el ob¬ jeto de instalar en él una escuela graduada.
Se ha establecido el predio «Es Pujol», enclavado en los términos de esta villa y de Santa Margarita. En muy pocos días se ven¬ dieron todas las parcelas en que se dividió.

Folletín del SOLLER -20-
EL DEL CAPUZ COLORADO
Mientras que el conde Rodolfo se ha¬
cía traer un caballo de refresco y una
nueva lanza, quiso tender la vista por el palenque y examinar quién podía ser el <jue le hacía el honor de exigirle á él en preferencia por adversario, pero bastóle una de aquellas miradas de hombre práctico en conocerá sus competidores, para adivinar que poco le costaría ven¬ cer al temerario que le retaba á singular
combate.
Montó pues á caballo y bajó paso á paso, como si despreciara al enemigo que se le presentaba, hasta colocarse frente al sitio ocupado por don Ñuño.
Pronunciaron los heraldos la fórmula
de costumbre, y los dos paladines se arrojaron uno contra otro. No dejó el castellano de salir airoso en este primer
•encuentro. La lanza del de Eretein había dado en su escudo resbalándose en él, y
la de don Ñuño en el yelmo de su con¬ trario, pero ambos habían pasado sin al¬ canzar ventaja.

Volvieron pues á sus puestos. En este segundo encuentro, el caballero man¬ tenedor trató de asegurar mejor el gol¬ pe. Apuntó en mitad del broquel de su adversario, pero variando rápidamente
de dirección en el momento de ir á en¬
contrarse, dióle tan terrible golpe en el yelmo, acertándole tan exactamente, que caballo y caballero fueron del bote á ro¬ dar buen trecho por la arena. En cuanto á la lanza de don Ñuño, apenas había
tocado al conde Rodolfo.
El público esperaba ver levantarse al caído, pero éste permanecía inmóvil. Adelantáronse entonces los jueces del campo, y vieron que el golpe de la lanza había sido tan fuerte, que las correas que sostenían el casco se habían roto, ha¬ ciendo con ello chocar el yelmo contra el rostro del caballero hasta el punto de hacerle salir sangre por las narices y la boca. Don'Ñuño, que permanecía aton¬ tado del golpe, fué retirado en brazos de
sus escuderos.
De nuevo volvió á quedar el campo por los mantenedores, y el público todo empezó á dudar que se presentara ya na¬ die más á disputarles su triunfo que pa¬
recía deber tocarles de derecho por su
destreza, por su suerte y su pujanza.

Hasta muchos habían ya laesperanza de ver justar al del capuz colorado, no fal¬ tando quién llegó á añadir que este úl¬ timo, á pesar de su valor y fama, sufri¬ ría la suerte de sus demás compañeros si osaba presentarse.
¿Quién era en efecto el que había de poner coto á las proezas de los mantene¬ dores? ¿quién era capaz de arrancarles el laurel de la jornada?
El desaliento crecía de una manera
extraordinaria é iba ganando terreno en todos los corazones al ver que dos toques provocadores del clarín habían sonado á las puertas de las tiendas, sin que nin¬ gún nuevo lidiador se lanzara al pa¬ lenque.
Ultimamente, resonó el tercero y últi¬ mo toque de desafío, y entonces, como
si brotara del centro de la tierra, el són
agudo de otro clarín contestó desde la puerta de Oriente admitiendo el reto. Al
mismo instante se abrieron de par en
parlas puertas, y un caballero apareció en el umbral álos gritos entusiastas de la multitud, que veía por fin en él al cam¬ peón tan fervorosamente anhelado.
Era efectivamente el del capuz colo¬
rado.
Presentóse airoso y gallardamente.

manejaüdo con una soltura y gracia per¬ fectas su caballo blanco. Iba cubierto con
una.armadura veneciana incrustada to¬
da de ondas é hilos de oro formando ex¬
traños y caprichosos dibujos donde se reconocía el gusto oriental. Su casco liso y sin adornos ostentaba sólo un triun¬ fante plumero de balanceadoras plumas blancas y carmesíes, tan airosas y largas que iban á besar sus hombrosácada uno
de sus movimientos. Su escudo, al revés
del que llevaba en el torneo donde había sellado con su valor la primera página de su nombradia. presentaba un cielo azul y despejado, sin la menor sombra de nube, con una plateada y radiante es¬ trella que se elevaba en el extremo del
horizonte. El mote decia: Salud á mi es¬
trella. Por lo demás llevaba puesto sobre su armadura el capuz colorado que le
diera la bella délas bellas, y cuyo nom¬ bre le había conservado la fama.
Entró en el palenque el desconocido caballero en medio del mayor entusias¬ mo. al són de las más estrepitosas acla¬
maciones. al ondear de las bandas deco¬
lores con que desde las galerías se le sa-
(Continuará)

SOLLER

6

DEL AGRE DE LA TERRA

ARA FA CENT ANVS...

sense balcons y casi sense finestres. Tampoch i 11a qu£ he dit, del mon á s£ enrevés, perque hey hauríau trobat rellotges ni de butxaca obligar á acursar ses passes y á marxar póc

Si poguesseu torna cent anys envera, no eonexeriau sa térra que vos ha nodrit.
Ara fa cent anys, no hey havía carreteres, sino tan sois ben póchs camins plens de sodróchs, per ’hont hi anaven es carros de roda plena. Per ses muntanyes no hey havia ca¬ mins carretés, sino tiranys empedregats per ’ hont solament hey podían aná bisties.
Ara fa cent añys, es vespres, costava pena aná p’els carrérs, perque no hey havia llums.
Ni á ses cases s’ en coneixian d’ altres més
qu’ es de cruya y ses llumaneres, y á ses Esglesies ses llantis y es ciris.
Ningú somiava á les hores en s’ electricidat, ni en so gas, ni en s’ acetileno, ni en sos quinqués de petróleo, ni en ses bugies, ni en
sos mixtos.
Ara fa cent anys, enceníen es foch y es llum ab so fogué, sa pedra foguera y s’ ésca, á forsa de molt d’ enginy y no poca pacien¬
cia.
Si vos haguésseu despért cent anys envera, no duriau calcetíns, ni corbata, ni elástichs,

ni de paret. Sois ses cases de senyó y qualque possesió molt forta ne tenían.
Ara fa cent anys, apenes hey havía llibres, ni diaris, ni papés espargits, perque á ningú li pegava per lletgí, ni tampoch haurían sabut treurerné profit.
Ara fa cent anys, no vos hauríau pogut retratá, perque sa fotografía no era encare coneguda, y es retratos fets de má de pintó
eran molt cars.
Ara fa cent anys, á Mallorca, no s’ hi conexíen es nísperos, ni es taronjés mandarins, ni ses maduxes, ni es muniatos.
Ara fa cent anys, sa nostr’ illa no produhia de les cent parts una de lo qu’ ara produheix, y no podía mantení, y aixó qu’ ab vida mi¬ serable, la tercera part de sa gent qu’ ara mantón a balquena.
Es trabay des mallorquins, durant cent anys, ha lograt aquest progrés.
Voltr-os, atlóts que axó lletgiu, trabayau tambó perque aquest progrés encare aumenti, y se millori es benestar vostro y es des
vostros descendents.

á póc á ses femelles, quins ideáis son passarmos devant y correr sempre, sempre... fins á perderse de vista, ¿no es lo mes oposat, tro¬
bau?
Bono, ydó, ara ja les tenim amb caltjons amb bufes. Vól dir que casi ja no los falta res per esser cóm nóltros; y tant es aixi que si á Pollénsa, posém per cás—qui encara ets calQons á 1£ ampia no han desparegut del tot —sa nova moda hey entra, ningú será capás d£ apreciar de déu passes enfóra quals son ets máseles quand ells amb elles apareyats se passetjin.
Es alió de El Barberillo de Lavapies, referintse á £n ets estudians y á ses modistes:
«Faldas llevan ellos, Faldas llevan ellas, Solo saber falta Quienes son las hembras»
pero... tot just á 1£ inversa, qu£ es de lo que parlam precisament.
Fins á 1£ hora present només haviem vist— aném á un dir ¿eh? ¡Que ningú duga aquesta

prendes que no se conexían, ni tampoch mo¬ cado d’ amocá, perque sa roba anava molt

Miquel Porcel y Riera

expressió meua á mala part, per amor de Den!—dones amb caRons «materials» per

cara.
Cent anys envera, no hauríau menjat pa blanch, ni patates, ni prés café, ni chocolate, perque aqüestes coses ni se feyan á Mallorca ni n’ hi duyen.
Cent anys envera, no hi havia vapors, ni tranvíes, ni ferrocarrils, ni bicicletes, ni automóvils. De Mallorca partía cap á Barcelo¬ na una barqueta cada quinze díes (si feya bon temps) ab es partes del Bey y ben póchs passatjés.
Cent anys enrera, no hey havía corréu, ni sellos. Enviá una carta d’ un poblé a s’ altre, costava paga un prdpi perque la hi dugués,

pudor ó per matar es frét en s£ hivérn, y do¬

nes amb calQons «moráis» per haverse aixe-

Vuyts y nóus

cat mes demati que s£ homo y haverli prés ets seus: aquests homonéts del Bón Jesús (qui aixi mateix abunden un póc per tot), verta-

. deres gallinetes bañades maldement no £u

Sé cért que molts de vóltros, lectors esti- vulguin pareixer, quand se resólen á posar-

mats, ja trobau que £m torb á posarhi sa til¬ los-sé casi sempre es massa tard y ja no hi

de á ‘n aixó d‘ ets calcjons de ses dones; y es son á temps; es per aixó qu£ ets calpons se

ben ver que ‘n podía haver parlat abans, queden amb elles pera sempre. Pero dones

pero... vaja, «no ‘s torba qui arriba».

amb cal<jons en llóc de faldes, jamay entre

¿Y que 'n dic? ¡Ah!... casi res: qu£ aquest nóltros s£ havia vist: sois á 1£ Orient se veu y

nóu capritxo de S. M. doña Moda cóm qui sia no £s raro perque allá usa y ha usat sempre

s£ anterior á £n es de fer caminar á ses seues aquest modo de vestir.

y axí era cósa rara s’ escriure no essent en casos molt importants.
Cent anys enrera, no hey havia telegraf ni teléfon, y per avisa depressa per coses de guerra, hey havia atalayes qu’ ab pales ti ab flamades, se feyen senyes d’ una a s’ altre, de cap á cap de Mallorca.
Cent anys enrera, apenes hey havía ningú á n’ es póbles que sabés lletgí ni escriure, casi ningú sabia parla es castellá, ni hey havía escoles ni mestres qu’ ensenyassen ses
coses més necesaris.
Cent anys enrera, no hey havía comérs d£ una vila á s’ altre, ni podía havernhi, perque res hey havia segú p’ els camins, tots plens de bandetjats qu’ espera ven que passassen els traginés ab concért ó ab doblés per ro-
barloshó.
Cent anys enrera, havían de cosí tota sa roba ab sa má, perque no hey havia máquines de cosí, y 1’ havían de texí tota á n’ es telessos, perque no hey havia máquines de texí; y havían de fila s’ estopa y es llí ab so fus y sa filoa, perque ni s’ era estés es coto ni s’ era inventada sa máquina de filá.
Cent anys enrera, á no essé á ses cases molt riques, no hey hauríau trobat ni mirays, ni cortinatjes, ni cubérts, ni cantara-

«siíbdites» cap per avall. Y en efécte, si veym fá estona férm qu£ es gran empeño que té
aquesta reyna absoluta es de fer marxar el mon á s‘ enrevés, no está fóra de llóc deduir
que, constant en sa mateixa idea, ha d£ arri¬ bar aviat á ‘n es caramull, á lo mes alt d£ es fi que persegueix. Y aquest ha d‘ esser per
fór<¿a que caminen amb ses mans, y que fassen amb sos péus... randa amb massetes, per
exemple. Fer de ses dones hómos, lo menos amb apa¬
riencia, es cósa que dú entre señy y seya fá molt de temps.
L‘ añy... tirurañy ja comencjá, manantíos, á elles, que duguessen sa pitera de sa camía blanca y ben planxada, lo mateix qu‘ es cóll enravenat, cóm ets hómos; mes tard, los posá demunt es cap un capell de payetes d£ un mól-lo exactament igual á £n es que molts d‘ hómos duen; aixó dugué uns guarda-pits cóm ets nóstros, y derrera es guarda-pits vengué es jéc, y derrera es jéc s£ abrig. Quand s£ automovilisme vá comentar á pren¬ der un póc de volada, de seguida mos enflóca á ses señores una gorra de chauffeur y les aflea dins una pell d‘ onso, aconseyantles que maldement anassen á péu per la vila podien usar d£ aquest indument masculi sensa pór

Y vat-aqui de £hont surt aquesta nova disposició, aquest nóu capritxo: á £n ets modis¬ tos de París, cóm á £n ets politics, y cóm á ’n es públic en general, per no murmurarle ningú en particular, los ha entrat també sa manía de copiar de s£ extranger, perque may lo que tenim mos agrada tant cóm lo d£ ets altres, maldement sia lo nóstro mes guapo y de mes valor. Es per aixó qu£ en llóc d£ in¬ ventar han girat la vista per aquelles nacions ahont ses dones, ben segur, tenen sa seua girada cap aquí... ¡y amb enveja miren ses nóstres!; y prenguent modélo d£ es seu vestit y d£ es turbant ó cósa aixi .que les cubreix sa cabeyera, han volgut endiumenjar amb un arreglo ridícul d£ aquests á ses nós¬ tres elegants. ¡Ja ’u val, está á £n es sól!...
Pero... ¿y heu conseguirán? Es malét de dir, per mes que los vejem amb sa bossa ubérta y dispósts á tot: que té una gran potestat S. M. tiránica y cap esfloviat, doña Moda, no se pód negar; no obstant, veig que per totes ses capitals d£ Europa—inclús París, qu£ es sa qui dú es pendo—aquest pie li han fet barres, y per aixó, malgrat es meu convenciment en dit poder, també aquest pie
me qued en dubtes,

nos, ni cuadros, ni casi cadires. Un llit, una d‘ es «que dirán». Derrerament, les m‘ em-

Jó Mateix

taula, una pastera y cuatre taburets era tot bolica dins una falda tan póc fonada, que de

es moblatje d’ una casa, regularment sense primera impressió pareixía que caminaven

enretjolá, sense persianes, sense vidrieres, dins un sac: aixó també fou seguint sa curó-

Cartes QUE NO LLIGUEN
Quand se fé sa visita á ses presons, un d£ ets presos manifestá á £n es Presidenta qu’ es pá que se los dava no era menjadó; qu£ era de tant mala calidat, que sa majoría d£ ets presos teníen sa boca malalta. A lo que con¬
testé es President:
—Si no cometesseu vóltros delictes, no tendrieu necessidat d£ haver de manjar aquest pá.
—Y si ets hómos no coúietessin delictes—
contesté y pregunté á un mateix temps es prés, qui segons paréix no tenía sa ñengo travada—¿quina casta de pá menjarien vós-
tés? **
Una veya, molt antipática, repeteix per centéssima vegada s£ elógi d’ es seu difunt marit, á qui havia donat per cért molt mala
vida.
Cansat es seu génre de sentir sempre seguit aquell mateix cantussól, li diu:
—Peró señora, vosté olvida un d£ ets pri-
mers devers d£ es matrimóni.
—¿Qual? —Es de que s’ espósa deu haver de seguir
á £n es seu marit.
**
—Es vósté molt felís, D. Baltasar; no £s queix de sa sena sórt.
—Señora, vósté me falta... —¿Y ara que diu? —Que vósté me falta... —¿Y en que li falt jó á vósté, si £s pód se-
brer?
—Vósté me falta per completar sa meua
felicidat. *«
¡Jesús, y que deu esser de ric el señor Benet!—deya sa madóna de Són Mayacaba á £n es seu hómo—. Aquesta possessió només
li cósta lo menos trécents mil duros.
— ¡Si, ja ’u és ell! Figui-ét qu’ és tres ó quatre vegades millonari.
—¿Y dins quin comérs deu haver adquirit aquesta fortunassa?
—Dins es de pells. —Que vóls dir?; no ’s possible. —Si fá, venía pells negres... només es que dins cad£ una hey havia una persona.
--!...!
A un musen d’ aquets ambulants que sólen instalar á ses fires dins ses grands capitals, hey havía dos póts de vidre plens d£ esperit de vi, un á ’n es costat de s£ altra, que con¬ tenía cada un d£ ells una ñengo humana. Una era gróssa y s£ altra molt petitá.
Un pagés (per totes parts n£ hi ha) qui mirava tot estorat, pregunté á un guarda á ’n á qui ‘pertanyeren aquelles dues ñengos.
—Aquesta—respón es cicerone apuntant á sa mes gróssa—era de s£ emperador Carlo-
magne.
—¿Y aquest£ altra tant petita? —Aquesta era... també de s’ emperador Carlomagne, quand'era nin.

Folletí del SÓLLER -29-
FLOR DE CART
Heu vist 1’ esglay y el dolor planant ab alatetx sinistre sobre el rostre d’ una primi-parturent, xuclantli les colors ab encarnatjament de vampir, sotraquetjantla ab les basques y angoxes d’ una laboració penosa, treballada per 1’ estray sublim y
heróic del esbrancañient d’una vida en
dues vides? Com s’ esvayexen dins la placidesa gloriosa de la maternitat consu¬
mada! Com s’ esfumen dins el ritme d’
amor qui afegex a 1’ armonía universal la nota enigmática d’ «es nat es un ser hutná?
Heu vista 1’ atmósfera térbola, saturada d’ emanacions calitginoses, en una espa¬ cie de congestionament de la natura pro duit per aglomeracions de males humors?
L’ heu vista estremirse ab la fúria pur-
gadora d’un delobí, esdevenint diáfana, nítida, cobricelada de blau purísim d’ intensitat de turquesa; endomassada de trasparéncies blavoses d’ encés; encatifada de sol qui convertex les llágrimes de suare en magnífiq adrés dé pedrería polí¬ croma, talment si de bell de-die hagués

ploguda sobre la térra 1’estelada noc¬
turna?
Heu vistes les ansies de la expectació de lo desconegut, fondrese tumultuosament en les jubilacions del compliment d’una esperansa, o en les resignacions a la voluntat sobirana y sugestionadora d’ una persona bojament estimada?
Dones una cosa cons^mblant a tot axó, sens esserne res, era lo qu’ havía remogut 1’ esperit de n’ Angelina, ab la fúria espáumódica d’un trebolí afiblopat, espol-
santla violentament, infiltrantse en les
més recóndites intimitats de “tot el seu
esser y pensar y voler.
Lletgidor: si no T heu sentida ni 1’ heu vista, aquexa energía torbadora qui edi¬ fica destruint; aquexa ratxa revoluciona¬ ria qui congrega les dispersions; aquexa annhilació qui feny y plasma ab una virtualitat creadora omnipotent; aquexa po¬ tencia metamorfosejadora qui esfulla el cor en Renques ablamades fentne un llibre de foc, com la crémor d’un forn de
cals esbrinaria un manat de papers en
fulls encesos talment una rosa de ñames; si no 1’ heu sentida ni 1’ heu vista, tal volta la creureu d’ eczisténcia purament ideo¬ lógica o febrosa, y, ben segur, no la compendreu.

Pero eczistex: jo Y he fisicament sentida, aquexa forsa, ab la intensitat de la obsesió y sé qu’ es amarguíssima de dolsura; jo 1’ he realment vista ab la violéncia del destronament d'una esperansa nodriia de carícies tota la vida, arrelada per 1’ amor humana més pura y santa, y sé qu’ es inresistible com la mort, jo 1’ he con¬ templada en un desbordellament d’ energies avasalladores y sempre viva fins a xapar 1’ ánima suavissimament; inhumamana, trossetjant els cors anhelosos d’ esser trossetjats; gelosa, fins a menjarse
la criatura humana tota estremida d’es-
paumes de pler y de dolor. Sí: jo 1’ he vista, 1’ he tocada, 1‘ he sen¬
tida, lletgidor, y puc assegurarvos qu’
eczistex. S’ anomena...
XIII
Desnuament.
En Jaumet Belluguins passá les festes
de Nadal a la vila.
No més li mancava un any de mossatge. Si queya soldat encare el podría acabar, car sempre solen estar un any a entregar-

se després de correr la quinta, peró no pararía botiga fins en tornar del servici; are si no hi queya, la pararía tot-d’-una, dins un any... «1’any qui vé per cap-d.’any!» y els priihers diners que guanyaría los etnpraría per fer el parament y... ca¬ sarse, ab n’ Angelina. Era natural!
El jove trobá sa seva atlota un poc tramudada y molt concirosa: —«Que tendrá? Qui sab! Coses d’ enamorades.»—Per ven¬ tura ha sabut qu’ell qualque diumenge acompanyava aquella criada per Ciutat... «Sobre-tot, ja hu dirá!» N’estava ben se¬ gur que le hi diría.
La darrera festa era en divendres. Quedava, dones, un die íeyner tot-sol y en Belluguins tenia resolt romandre tot el diumenge a la vila.
El dissabte demati el temps era espayós y ciar.
Per dins una collada de la banda del
Mestral se destriaven, apropades per la diafanitat atmosférica, les cuculíes de ses muntanyes de sa Neu (1) enjoyades de blancor, retallant la silueta llur dins el blau puríssim del cel.
(1) Ses muntanyes de sa Neu—,Notn poétic ab qu’
els de la encontrada llevantina anomenen la serra
dol.Nort de Mallorca.

6

SÓLLER

¿BBHWHWBWgSWWHHW

I>e Fornalntx
Aprovechando la oportunidad, en que mis ocupaciones me dejaron libre por un mo¬ mento, salí de casa, con un periódico en la mano, con el fin de darme un paseito.
Era á la caída de la tarde, cuando ya el sol se ocultaba tras la cumbre opuesta, entre nubes de fuego, y la brisa empezaba á agitar suavemente las copas de los naranjos y oli¬
vos.
Aquel paisaje del campo que se ofrecía á mi vista era supremo, encantador; pero muy pronto, contra mi voluntad, tuve que aban¬ donarlo, porque se. entregaba la oscuridad de la noche, y era preciso regresar otra vez al pueblo.
El ruido de los pasos acompasados que daba una persona, me hizo volver la vista atrás: era un pobre hombre cabizbajo, que, con un apretado haz de leña sobre sus espal¬ das, regresaba también á su vivienda. Des¬ pués del correspondiente saludo, me pre¬ guntó:
—¿Qué traen de nuevo los diarios? —Nada de particular, por ahora, le con¬ testé yo. El Senado y el Congreso parece que han reanudado ya sus sesiones. —¡Bal! Esto poco me interesa á mi. No sé como tiene V. paciencia para leer esa sába¬ na. Yo no conozco la u, mas si supiese de letra seria la penitencia mayor que podrían imponerme. —Todo es á lo que uno se acostumbra,
hombre.
—Tiene Y. razón; pero el que no sabe le¬ tra es como el que no ve y precisamente eso es lo que me pasa á mi.
Mire V. si soy tonto que hasta el domingo pasado, y esto que me lo dijeron en Can Benet, no supe que en un pueblo de Mallorca hubojaZeo, porque varias mujeres llevaban pantalones en lugar de faldas.
—No, hombre, no; lo que Y. dice pasó en Madrid y en San Sebastián, en donde varias distinguidas señoritas quisieron estrenar la falda-pantalón; saliendo de paseo para lucir la última moda de París. Como la gente no estaba acostumbrada á ver tales pantalones, empezó á seguirlas y á formarse grupos, y, entre gritos y silbidos, no tuvieron otro re¬ medio las pobres señoras que esconderse en una casa, y luego escapar por una puerta
falsa.
—¿Y le parece á V. que es bonito ni inde¬ cente (por decente) esto de que las mujeres lleven pantalones?
—¡Hombre!! Lo que yo creo es que los modistos de París, que son los que han in¬ ventado esta moda, buscan introducirla por doquiera por sus fines particulares.
—Qué modistos ni santos modistos, lo que son ellos unos felsantes (por farsantes) que no saben como arreglárselas para hacer gas¬
tar dinero á las personas.
Si esa moda se introdujera en Fornalutx, Dios no lo quiera, yo le aseguro (y señale V. el día en que se lo digo) que de ningún modo permitiré que mi mujer y mis tres hijas se pongan pantalones.
—¡Pero Hombre santo de Dios! Si eso se le pasará á Y. en cuanto vea que las demás
mujeres los usen; pues como le he dicho en un principio, todo eá á lo que uno se'acos¬
tumbra.
—Si, estoy conforme con lo que dice V.; pero eso de ver á mi mujer con pantalones...

Oéame, el alma se me va á los pies, sólo al pensarlo.
El sonido de la campana puso fin á nuestro diálogo, y, después de rezada la oración de la tarde, nos despedimos, recomendándole calma y prudencia sobre eso de la falda-pan-
talón.
Andrés Andreu.
0000800030000000000000000000
Cultos üagrados
En la iglesia parroquial.—Hoy sábado,
día 18.—Al anochecer se cantarán solemnes
Completas en obsequio del glorioso Patriarca
San José.
Mañana domingo, dia 19.—Festividad del Patriarca San José. A las nueve y media de la mañana, cantada Tercia, se celebrará la Misa mayor en la cual pronunciará el pa¬ negírico del Santo el Rvdo. Sr. Ecónomo. A las dos de la tarde explicación del Catecis¬ mo, Vísperas y procesión. Al anochecer, el ejercicio propio del dia.
Miércoles, dia 22.—A las seis y media de la tarde se continuará el quincenario en ho¬ nor del Santo Cristo de la Sangre.
Viernes, día 24.—A las tres y cuarto de la tarde se practicará el devoto ejercicio fiel Via-Crucis. Al anochecer, continuación del quincenario.
En la iglesia del Ex-conventoMañana domingo, día 19.—A la tarde, los Terciarios tendrán su reunión mensual con plática;] ac¬ to continuo se practicará la devoción de Via-
Crucis
0000000000800000000000000000
Stegistro Civil
Nacimientos Varones 1.—Hembras 1.—Total 2.
Matrimonios
“
Dia 14.—Juan Vicens Ginestra, viudo, con María Mayol Frau, soltera.
Defunciones
Dia 12.—Miguel Escalas Arbona, de 87 años, viudo, m.a 54.
Dia 15.—Juana-Ana Rullán Ripoll, de 76 años, casada, Alquería del Conde.
0000003000000000000000000000
Movimiento del Puerto
Embarcaciones fondeadas
Dia 13 Marzo —De Cette y Barcelona, en 1 día, vapor C. de Maltón, de 540 ton., capitán D. Domingo Picornell, con 20 mar. y efectos.
Dia 15 Marzo.—De Valencia, en 1 día, va¬ por C. de Maltón, dú' 540 ton., cap. D. Do¬ mingo Picornell, con 20 mar. y efectos.
Dia 16.—De-Cette y Barcelona, en 1 día, vapor Villa de Sóller, de 191 ton., cap. don G. Calafell, con 15 mar. y efectos.
Embarcaciones despachadas
Dia 13.—Para Valencia, vapor C. de Mahón, de 540 ton., cap. don Domingo Picor¬ nell, con 20 mar. y efectos.
Dia 15.—Para Barcelona y Cette, vapor C. de Maltón, de 540 ton., cap D. Domingo Picornell, con 20 mar. y efectos.
Dia 16.—Para Barcelona y Cette, vapor Villa de Sóller, de 191 ton., cap. D. G. Cala¬ fell, con 15 mar. y efectos. '

ULTIMAS COTIZACIONES

La suscripción se cerrará el día primero del próximo Marzo.

Madrid 17 Marzo

Vencimiento de cupones

g. Interior al 4 p

.

.

.

.

.

84‘50 El primer cupón, que será de ptas. 11‘20,
vencerá en l.° de Enero de 1912.

Amortizable al 5 p g. . . . 101‘90

Los fiemas cupones, cada uno de los cuales

Amortizabie al 4 p g.

.

.

.

92‘90 será de ptas. 11‘25, se pagarán en l.° de Ene¬

Acciones Banco de España . . 45Q‘00 ro y en l.° de Julio de cada año.

Acciones Tabacalera . . . . 326'00

El interés de las Obligaciones al tipo de

Francos Libras esterlinas .... .

8‘50 emisión resulta á 4‘639 por 100, sin tener en cuenta la prima de la amortización.
27‘42

Garantías de la elisión

oooooooooooooooooooooooooooo
j La Compañía del «Ferrocarril Palma-Só-

CEDER, A

dans ville importan¬ ! 11er», dueña de la línea en construcción que te de í‘ Alsace, un ha de unir la Capital de las Baleares con la

COMMERCE DE FRUITS, VINS, PRIMEURS

frondosa é industrial ciudad de Sóller, ofrece como garantía de sus obligaciones, además

ayant bonne Clientele bourgeoise

de los ingresos de la Compañía, la especial

Ecrire sous chiffré 1541 D, casier postal 43, I hipotecaria constituida sobre toda la indica¬

Mulhouse (Alsace).

da línea y material fijo y móvil que á la

misma Compañía pertenezca. ¡-Tiene la repe¬

tida linea 27 kilómetros de extensión con 13

La Nueva Hormiga
Quedan por cubrir un pequeño número de suscripciones, de á peseta cada una, de esta
sociedad de ahorros.
Se suscriben en casa del Contador-Deposi¬ tario D. Salvador Elias, calle de la Luna, 30.
Sóller, Marzo de 1911.—El Presidente, Da¬
mián Canals.

túneles de 5.034 metros, todo ello á punto de terminarse; habiéndose invertido en dichas
obras, en la adquisición de materiales y en expropiaciones llevadas á cabo, la importan¬ te suma de 3.250.000 ptas. Está incluida di¬ cha línea 'con su prolongación de Sóller al Puerto en la ley de ferrocarriles secundarios segiín R. O. de 30 de Noviembre de 1910, con la garantía del Estado del 5 por 100 sobre

♦♦♦♦♦♦♦❖♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦ ptas. 4.654.166‘ 90 en virtud de R. O. de 24 Febrero de 1909 y la de la aprobación del

FERROCARRIL PALMA-SOLLER proyecto.

Sociedad anónima. Capital: social 3.500.000 Ptas.

Puntos de suscripción En virtud de convenio con dicha Compa¬

Emisión de 2800 Obligaciones de á 500 pesetas, con In¬ terés al 4 y medio por 100, libre de todo Impuesto, y
amortizables á la par en 80 años á partir del año 1916.

Condiciones de la suscripción

El tipo de emisión es de 485 pesetas por

Obligación; debiéndose hacer efectivas en la

siguiente forma:

Por Obligación

ñía, el «Crédito Balear» se ha encargado de la suscripción de dicha emisión, admitiéndo¬
se por lo mismo encargos desde hoy en su Cenral y Sucursales. También están autori¬ zados para admitir suscripciones en Palma el «Fomento Agrícola de Mallorca;» y en Só¬ ller el «Banco de Sóller» y la Compañía emi-
tente.

El 10 °|0 al hacerse la suscrip¬

Si los pedidos exceden al número de los tí¬

ción

Ptas. 48‘50 tulos emitidos, se hará la reducción corres¬

El 30 010 en 15 de Marzo pró-
ximo
Otro 30 0 o en 15 de Junio siguíente

pondiente.

»

145‘50 ♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

»

145‘50

Sindicato Agrícola

Otro30°|o en 15 de Diciem-
bre del mismo año....
En junto. . . .

»

145‘50

Ptas. 485‘00

Precio corriente de limones
Cajas de 55 á 58 kilogramos de 420 fru¬ tos, á 9 pesetas caja muelle Cette.

Serena Eduardo fiJkSQoys.

OTO

:

o o ro en o
:

•A/
;— PROPIETARIO - EXPEDIDOR -=

PUEBLA-LARGA (Valencia)

Exportador de naranjas, limones, granadas, mandarinas y otras frutas del país.

Especialidad en las expediciones de naranjas á granel de todos calibres á precios reducidos.

rara Casa especial para la confección de cajitas mandarinas de lujo trjy

fn telegráfica: EDUARDO SERENA -

LARGA S

3BHaS5«W*!í>£ífc3»fl2

De la serra devallava un serení gebrat, finíssim qui s’ allotjava dins els foradins epidérmics en subtilitat etéria.
Mes gran-die, 1’ atmósfera s’ enterbolí fins enterenyarse y les terbolenses s’ espessiren y condensaren en niguláda plu¬ mífera. Abans de mitx-die comensá a ploviscar y més tart se mogué vent, ab baula'de Gargal, un vent sec y fret qui pelava y ficava les gotes de pluja dins la carn ab iropressió de picades de tatxeta.
A la tarde el carrers eren un fanquer y just feya bon estar devora el foc.
A les quatre ja s’ era enfosquit una cosa que no es de creure.
Les vel-ladores de ca sa tia Bet Fuste¬
ra hi comensaven a conferir, xalestes y
vi ver oríes de fret.
La vel-la era formada principalment per les fadrínes del carrer. Qualque pie se rí hi aplegaven vuyt o nou acompanya-
des de llurs mares.
Totes contribuien igualitariament a les despeses de llum y foc. En haver d’ anar a comprar olí p’ el llum págaven una dé¬ cima per-hom o posaven un cavalló de carritx les carritxeres y les comptava per cinc o sis vegades, segons el preu corrent; y entre l’any, sobre tot a la estiva¬ da, prou bé se cuydaven totes d’ enviar-

hi per endevant qualque fexet de llenya
o cenalla de rebassons.
Els dies de bon temps no s’ hi aplega¬ ven fins a toe d’ oració (1), després d’ haver sopat; pero si plovia o hi havia molí que no podien sortir a-n el camp, enllestien dejorn de feynes y tocaven comparació prestet, entre dues fosques, cada cual ab sa feyna: calsa, filosa o cárritx per fer
vencisos.
Tot-d’-una passaven el Rosari y des¬ prés xerraven, contant rondalles, coberbos, succehits y coses de 1’ antigor.
No trigaven a comparexerhi els fadrins que hi tenien 1’ estimada, aparellantse insensiblement, sense sebre com, just dues molécules afins, prenint part en la con¬ versa general o festetjant de-petites.
La cuyna de ca sa tia Bet no era gens fumosa. Estava sitada a V aigua-ves de darrera, a ma-’squerra entrant. Prenia claror del corral per un finestró alt—com tots els de les cases velles, perque no dexás entrar les tercianes—, de dos palms en quadro de llum y casi tres d’ espandit,
(1) El toe d' Ave-María (Angelus) es a posta de sol; el d' Oració (Animos) una hora més tart, y el de la Queda al cap de dues hores, o sien tres des¬ prés de post el sol.

barrat ab un retxat de ferro de dues tra-
vesses en creu. Del punt d’ encreuament mirant a defora exia una punta horizon¬ tal també de ferro, d’ un forc de llargaria.
Bax del finestró, ran del portal hi havia
el gerrer y més endins el rentador. Én-
front, adossada a lá paret-mestra partí onera deis dos aygua-vessos, hi havia la fogairya sota una gran campana ab pin¬ ta qui parava un terq de la cuyna. A un recó, 1’ esquerra, s’ hi veya el cóci per fer bugada; a 1’ altre el llenyer.
Sobr’ el pinta, olletes y cassolins, entaringa seriosa de caparrons de nina a cos¬ tura devant la mestra y 1’Inspector. Per les parets laterals de la cuyna, a una alsada convenient, corrien dos escudellers
per banda de mitjans, en forma de repre¬ ses llargueres. Els de més amunt de cada paret estaven emprats d’ olles de totes mides ab la boca cap aval!. Les més avinents y vistables eran d’ aram netes, lluentes, y les altres de test, amb llur ventre mas’carat, com hidrópic, ab una
barrióla de fil-de-ferro. Els dos escude¬
llers més baxos estaven atapits uns de plats rotjos y 1’ altra d’ escudelles verdoses, ab la boca per avall formant munts da mitja dotzena cadasqún. Entre mitx

deis dos escudellers aparellats a cada banda s’hi afilaraven plats mitjansers fondos, rotjos, posats de cantell, presen-
tant a la vista llur fons envernissat.
El pis de la cuyna era de trispol fet de cals y grava qui sembla de pedra en una
sola pessa.
Dins la cuyna, ensá y enllá, mitja dot¬ zena de tibulets p’ els fadrins y va-y-vés, car les vel-ladores habituáisduyen cadasquna cadira de ca se va, si no volien seure enterra com le carritxeres. Qualquna la hi dexava per no haverla de traginar
cada vespre. Sa tia Bet ho menava tot de lo més ben
adesadet. Aquell die havia fet es moro: (1) el feya cada dissabte, dexantlotan crestiá com era posible, sens’ arribar, malgrat els afan37s y el purisme de la vella, a ser blanc de tot, peró quedant ab un coloret vermellós, gens ofensiu, d’ esquena de porc neta y afeytada de frese.
Salvador Galmés y Sanxo .
(1) Fé es moro—emblanquinar la part baxa y re¬ ferida del fogar aon pega inmediatament el fum. per lo qual sempre es negra de mascara y sutja.
(Se continuará).

SÓLLER

7

EL AGUILA
Grandes Almacenes de ROPAS CONFECCIONADAS para
CABALLEROS Y NIÑOS
Colón, 39.-Palma de Mallorca — Casa fundada en 1850—Teléfono n.° 14$
^TEMPORADA DE INVIERNO DE 1910 Á1911
Selecto surtido en géneros nacionales y extranjeros para la medida. Grandes existencias en trajes confeccionados de Patén, Vicuña, Tricot, Gerga y Armure. — Abrigos de todas clases y precios. Surtido completo de GORRAS para caballeros y niños. — Mantas para
J viaje, Impermeables, Portamantas, Perchas, Ligas, Tirantes, etc., etc.
Todos los artículos llevan marcados los precios en las etiquetas
PRECIO FIJO — VENTAS AE CONTADO
SUCURSALES: Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Cádiz, Cartagena, Gijón, Málaga, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza.

®© 00©

••©•e®®

SI BIEf'l J B©MXCXLXO •

®®®©®®®@©®©©®®®®®@®®®®®©.®©®®@®®©®®«'

m

FRANCISCOJlAYOL ®

®

i:

sg:
I oc 3
© CC ©

= FABRICA DE ASERRAR = I ©
I cc |
FRAU sSs ® CC ®

88<^*>8®

IUJ g
Por su gran existencia de madera aserrada de 8^2

s • <i

®

©

cajas para LIMONES y NARANJAS,

las ofrece al

• LU •

© ©

5 a

•
©

púbico confeccionadas á

lü C2

medio reales fg 4 y ©
®

<\_ £

©
©

©o ©

mía g <e

©— ©

«—

• cc •
i
rs

Los demás envases en relación á dicho precio.

Para evitar confusiones, toda clase de envase irá

í ■

.

marcado con el nombre de la casa al fuego.

INACABABLE EXISTENCIA de madera para dicha fabricación.

© cc

8“»
8 «2 §

•

A

©

©

©•©••••

•••®®®®®®®®00®®®®®®®®®®®®®©®®o®®®®o®©©®®®®e®®

®

1
©

lÉI’ '

|*®®®®L®e®ñ©a®®P®a®ra®®e®s®t©u©fa®®á®®1®*®2®®00®®pí®a®s©, «e®l®9q®u®in®©ta®l®®®®®

-|pr

8

®®®®A®®

«©A®®®®

PABLO COLL Y F. REINES
AUX0WMJS (Cote «F ©ir)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición, al por mayor de espárragos y de toda
clase de legumbres.
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

Maison Guillaume Coll

FONDEÉ EN 1902

Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs. Spécialité de peches molles, prunes reine-claude, raisin chasselas, abricots, etó.

Artichauds, asperges, salados et toute sorte de legiones.

*s° TRES BONS EMBALLAGES »i*

•<=3°«g=>-

Serme cenplet íe eolis-pestau Je IB L paur la France et l'Etranger
ADRESSE: Gb CODDTAvenue de ¡a Pepiniére (en face
du Marché en gros) á Perpignan (Pyreiiées Orientales) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan

Precios alzados para todas las destinaciones
|f Servicio especial para el trasbordo y reexpe^ dición de naranjas, limones, frutas frescas y secas
y demás artículos.
M. BERNAT Y A. PONS

®©©©© ©© ©© ®©®® ©© ©® ®©®

Maison MORIY' Fréres

EXPÉDITEURS

• 53, Cours Berriat, 53—GRENOBLE (Isére) FRANGE

§««»I> • »

@

rftVXTB ® PS1M11R8 ® L:ÍSW*1S

Quai du Sud, 3 -CETTE^(Herault)
— Teléfono, 4 08 "-Vn-V' Telegramas: Bernat FPons
Importaciones y Exportaciones
DE
FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS
FRANCISCO ARBONA
6. Cotn-s Jnlién. 6.—MARSEILLE
Expediciones al por mavor de naranjas, mandarinas, limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco. ^ Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia.
FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
Telegramas: BAP{BONA-Marse¡lle—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en lodos los servicios

Expédition ponr la France et l'Etranger. = Spécialité de pommes á couteau par wagons, poires, primes, péches et abricots. ^=Petits oignons en cháines et en vrac.=Cerices et bigarreaux. =Noix de Grenoble.=Exportation directe d'oranges, citrons, mandarines, grenades et fruits secs.
Télégrames: MOREY-GRENOBLE. Tólephone 22-36
•©•©© e©© ©®© ®©@©®©®®©

Suscripciones
á REVISTAS y PERIÓDICOS na¬
cionales y extranjeros.
Se reciben encargos en
”ILa Sinceridad”
San Bartolomé n.° 17.—SOLLER.

ÍES Y EXPEDICIONES
t
ni áirá"
Boulevard du Musée, 70. MARSEILLE—Teléfono 11.°37-82
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri-
meuvs. Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MARCHPEIM MARSEILLE
Rapidez y Economía en todas las operaciones

jtotel Restauran!
ANTES
80
4- BARCELONA m

• /U? ox la reforma
del edificio
propóuese el nuevo propietario re¬ cuperar la fama uni¬ versal que elste esta¬
blecimiento había al¬
canzado. A efecto,
embellecidaslas habi¬
taciones y ampliada
la renombrada cocina

h española y francesa, peculiar de esta casano duda el propietario
verse favorecido por los liijos de estas Baleares, que siempre honraron el citado hotel con su presencia.
Representante en todos los trenes y vapores.—Coche particular de la casa.—Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres eléc-f trices en todos los departamentos.-Hotel el más próximo de las estaciones, muelle, aduana y centros oficiales.

Plaza de Palacio, 3.=BAEGEL0NA

1 ®i IMl-li
Exporta fenena naranja.

Carcagente — Puebla Larga — Alcira — Manuel

Telegramas:

— PUEBLA LARGA

mmmm
flanco y ]Iegro
De venta en
‘La Sinceridad'
S. Bartolomé, 17 SÓLLER
f

8

eppÉS

SOLLER

mmemmmKMmaEBOKK

LA SOLI,ERENSE
DE
SBHM COUL
I \\ fORT-ílOIl íFrootefa fraiicó-espaíiolai
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

Vapor
: : : SERVICIO REGULAR
PARA LA EXPORTACIÓN
DE NARANJAS ENTRE : :

“UrVIOIV 66

Este magnífico y veloz vapor expresamente adecuado para el tras¬ porte de frutas, saldrá todas las semanas de'Gandía para Marsella con cargamento de naranjas á la orden de los señores
RIPOLL Y C1^ 15, Cours Julien—Teléfono, 21-50

o™™ 11
VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
COMERCIANTE Y PROPIETARIO
IiEXIU\\.lX (Anade)

JAGQDES COLL CASASNOTAS PERPÍGNAN CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CASASNOVAS — PERPIGN AN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos.

TBAISPDMIS
Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos
PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

ÁUZÁ Y MASSOT

AGENTES DE ADUANAS

casa principal:

I

sucursales:

OERBÉRE (Francia) PORT-BOU (España)

(Pyr.-Orienta

¡ HEüsriDA.'Y'EJ (Basses Pyrenées)

\\ en CETTE:

Quai de la Republiqne 8-teléfonc 3.37

( » MAESEILLE: Ene Lafayette 3-teléfono 2.73
TELEGRAMAS: BAUZÁ

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Victoria 5, al que pueden dirigirse para todo informe.

— — Rapidez y Economía en todas las operaciones. — —

GQ PJ
CX É-
GO GD
íX
CX Al
PJ
,&a
-an
<0^
^ £ >—<
EX <1
■E—1 o
X
O (X GO 5S
CX E—1

co <c

cS

cc
en W LU Z <=>

£^
«2 eo
03 ¡3
=r
o^ o

O co

*

Oü

co *3

<<

,E2 V

*=

§1 d &0 5 re

«

ÜM o

S2, ca

(/) < O

Z Jp
8eg .2
’o
c
03 C/) “ « S í

W CO W

re

z LU P3

&D
o

UJ 2 i*

> Cj

“S h-
h“ -

re íc: re o>

2 LÜ

oo

o. *tí
en

Oo
o

pq UJ ca tí re re
ní ,S-*
re

U)
o cc H
(/)

co C
£o \_re o
=3

z

o <c

'<! o

CC I

O •tí

h
o
LÜ Q\_
CO

<X>
oo bO
<í

ISLEÑA 1
COMPAÑÍA MALtLrORQUINA DE VAPORES

Ctf

*4Ül

•<L>

rf

s

til rd

cJ

— Domicilio social: Palma de Mallorca - Dirección telegráfica: Marítima-Palma —

F3

re

*t5 CQ

es: lipaniar-BellveLMalorca-Balear-Cataluiia-LuIio-Isleño-Ciudat! de Palmarlormentcra

Continuarán durante el presente año los viajes semanales

K99E8E££S£.t&!¿rV’i

JPalma ú Marsella y vice-versa

En los periódicos de Palma se ciaranunán con anticipa la ción posible los días‘de salida. — Los viajes para Argel continuarán también.

CONSIGNATARIOS:

m

i
i

V
Bí

o
f-4
P4 Q

i—i

tí

tí

É=«i

tí

tír re

m

V
o

o
£
I—I

ps

en

BARCELONA. Sucursal “Isleña Mima

MARSELLA. Sres. Majol, Bruuet j C.a Rué Republique
ARGEL. Sres. Sitiar Hermanos.

t>> re

i-.

m

re ín

o>

VALENCIA, Sres. Carbonell Herminios,

CETTE. Mr. Ikrllielriuj Tous.

&

GRAO. 1). Juan DominCgJo,

RIZA. Sres. J. é Llallis y CU v

OT Servicios cambín a (jos á fort-fai t en conocimientos directos para los principales

>
15

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.

r
Almacén de maderas : : :

: : : : Carpintería movida á vapor

Especialidad en muebles, puertas y persianas

(%-

rr«

$

l

s
Calles del Mar y Gran-Vía — SÓLLER 0) SE CONSTRUYEN == = = -= = =

de inmejorable calidad con sujeción á la siguiente tarifa de precios:

° &o

//

i

ANCH 0 S

1.a clase 2.a clase Pesetas Pesetas

\\S De 0’60 á 0'70 m.
LO i De 0’71 á 0’80 m. .
00 1 De O’Bl á 0’90 m.
T l De 0’91 á roo m.

12’ 13’ 14’ 14’90

] De co

roí á no m.

1 De rii á 1 ’2 0 m. . .

CO 0c

|

De

1 ’ 21

á

1 ’3 0 m.

.

16’30 17’20 18’30

s De 1’31 á 1’40 m.

19’20

s De 1 ’41 á 1’50 m.

20’

O
CO vDe lMl á 1’50 m. en (los piezas 25’

10’65 11 ’3 5 12T5 12’ 3 0 14’ 14’90 15’65 16’40 17’ 15 23’

los clientes que tomen de una vez dos ó mas sommier

se les concederá un descuento del 5 por cielito.

L

J

tiran! flAUIt
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
jVíartín Carcasona
vvvrvvvvrrvrvvvvvrrvv El más cerca de los Estaciones :
Junto al Muelle : Habitaciones para familias y particulares : Esmerado servicio á carta y á cubierto : Cuarto de baño, tim¬ bres y luz eléctrica en todos los departamentos de la casa : Intérprete a la llegada de los
: : : : trenes y vapores : : : :
Plaza Palacio, 10*rBARCELQNA

MARÍTIMA
SOLLER EN SE

COMPAÑÍA FRANCO-ESPAÑOLA
SERVICIO FIJO Y DECENAL
entre los puertos de Valencia, Sóller, Barcelona y Cette y viceversa
POR LOS VAPORES

Manuel Espaliu : : : :

10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Cette: los días L 11 y 21

ele id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

,, de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER. — —DD . Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana. 25.—EN CETTE.—Mdme. Vve. Beanat, Quai de la Ville, 15.

NOTA.—Siempre que el din de salida de Sóller y Cette para Baicelona coincida
en sábado de día festivo, letrasara el vapor su calida 24 Loras.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, seiá en todos los viajes á las ocho
v media de la noche.,

SOLLER. — Imprenta de «Lá Sinceridad»

y Ciudad de Malión

De Valencia para Sóller los días 9, 19 y . 29 de cada mes. i De Sóller pura Barcelona » » 1, 11 y 21 »

COJn!lJIUfUnCu

'De
, p)e

Barcelona para Cette
Cette para Barcelona

»
»

» 2, 12 v 22 )) » 5, 15 y 25 »

[De Barcelona para Sóller x> » 6, 16 y 26 »

De Sóller para Valencia t> » 7, 17 y 27 »

*

>- CONSIGNATARIOS

En VALENCIA: Sres. Borras y Piá.—Grao.
En SOLLER: D. Ramón Coli.—Calle del Mar.

En Barcelona: Sr. Mitjaviia.—Comerlo n.° 29, frente la estación dfí Francia,.
En CETTE: Sra. Viuda de A. Bernat.—Quai de la Vil le, 15.