AÑO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1233
AÑO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1233

SABADO 12 DE NOVIEMBRE DE 1010

^ FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

———

'

REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover.

—

I ■ ...II II. MI I

. " llüg.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLL-ER (Baleares) '

SECCIÓN LITERARIA
ELí RPRfÍRDOH
El apañador va gritando por las calle¬ jas: ¡-Componer sombrillas y paraguas! Hay un silencio profundo en la ciudad vetusta; toca de tarde en tarde una cauipanita lejana de alguna iglesia; los re¬ cios portones de las casas están cerrados; sobre los umbrales reposan los anchos escudos. ¡Componer paraguas y sombri¬ llas!, torna á gritar el apañador; un perro pasa junto á él y le husmea un momento; luego prosigue su marcha in¬ definida, sin rumbo. El apañador conti¬
núa marchando también lentamente, un
poco triste. Esta ciudad parece muerta. ¡Componer sombrillas y paraguas!, grita de nuevo nuestro amigo; suenan á lo lejos los martillos de una herrería; bajo
el ancho alero de un caserón se abre una
ventanita. se asoma á ella una vieja y chilla: ¡Eh, eh, apañador! El apañador entonces se detiene y mira á todos lados; no ve á nadie ni en las puertas ni en las ventanas. ¡Eh, eh. apañador!, torna á chillar la viejecita; el apañador levanta la cabeza, la vey dic&-.&Qué quiere ustedf La viejecita le dice que esperecen la puerta, que ella bajará á abrirle, y nues¬ tro amigo se acerca á la ancha y noble portada y espera un momento.
Cuando la viejecita ha abierto la puer¬ ta, el apañador y ella sostienen un breve diálogo; lo que esta buena dueña quiere es que el apañador componga un para¬ guas; el apañador, por su parte, está dispuesto á componerlo. El paraguas es un viejo paraguas. ¿Cuántas generacio¬ nes habrá cobijado este paraguas?
La viejecita y el apañador entran, en una vasta estancia; ya casi no hay mue¬ bles en esta sala. Se ve en ella una vieja cómoda, un poco inclinada, lamentable¬ mente inclinada, porque le falta un pie; hay también unas sillas desfondadas, rotas; se ve también un fanal de vidrio resquebrajado con un niñito Jesús, al que le han quitado las lentejuelas de su traje; están colgados asimismo en las paredes algunos cuadros negruzcos sin marco. El apañatior se sienta en una si¬ lla y comienza á ejercitar su oficio; la viejecita. sentada también en una sillita baja, le mira hacer en silencio. LTn rato llevan los dos en esta guisa, cuando se oye allá erf lo interior de la casa una vuz que grita: ¡Leonor, Leonor! Leonor, que es esta dueña, va á levantarse para acu¬ dir al llamamiento, pero en el mismo instante aparece en la puerta de la sala
un caballero.
—¡Ah!—exclama este caballero,—¿Es¬ tán componiendo el paraguas!
La viejecita no dice nada; el caballero Sé pasa la mano por su barba canosa y larga; está pálido y su traje se ve lleno de manchas y descuidado.
—¿Se quedará bien el paraguas?—pre¬ gunta el caballero al apañador.
—Muy bien—contesta éste—; como si
fuera nuevo.
—¿Como si fuera nuevo?—repite el ca¬ ballero con un gesto de duda.
—Lo que usted oye—replica con fir¬ meza el apañador.
Este apañador es hombre de convic¬ ciones firmes. ¿Cuánto tiempo hace que él va por el mundo? ¿Cuántas cosas ha sido? ¿Cuántas vueltas y revueltas ha da¬ do por caminos y por posadas, y cuántos altos y bajos ha tenido su vida? El viejo hidalgo le contempla en silencio; él no ha salido de su vetusto caserón; ya sus

VOLO AL CIELO
Hoy DIA 12, A Las SIETE DE Lft MAÑANA
Á i\_A EDAD DE S AÑOS

Sus afligidos padres D. Antonio Canals y doña

Carmen Canals, hermanitos, abuelos, tios (presen¬

tes y ausentes) y demás familia, tienen el sentimien¬

to de participará sus amigos y conocidos tan do-

lorosa pérdida y les suplican se sirvan asistir al

m

acto de la conducción del cadáver al cementerio,

que tendrá lugar hoy á las siete de la tarde.

©0@®0@©0®@0@

y Gilbert llegaron á la conclusión de que la fertilización del suelo para este cul¬ tivo debe descansar principalmente en el empleo de los abonos potásicos. Los
estudios notabilísimos de dichos autores
muestran de una manera terminante,
que la potasa es la substancia nutritiva que más influye en el aumento de pro¬ ducción de dicha leguminosa. El sabio profesor Garola también dice en su obra magistral Los Abonos que las sales po¬ tásicas ejercen una acción muy favora¬ ble en el desarrollo de la referida planta, produciendo efectos mucho más patentes que el superfosfato. En fin el Dr. Maria¬
no Patti escribe en su notable monogra¬
fía Lia Haba que en varios ensayos por él realizados, las parcelas abonadas con superfosfato y sulfato de potasa, produ¬ jeron constantemente cosechas casi do¬ bles por otras parcelas idénticas fertili¬ zadas sólo con superfosfato.
Varios agricultores españoles compro¬ baron prácticamente lo que queda ex¬ puesto. A título de ejemplo, citaremos un experimento hecho por D. Pedro Salazar, en Arroyuelo (Burgos) en un terre¬
no arcillocalizo. dividido en tres parce¬
las iguales. La 1.a parcela quedó sin abono; la 2.a fué abonada cor) superfos¬ fato, y la 3.a con superfosfato y sulfato de potasa. La cosecha de habas ascen¬
dió á:
1830 kilos por hectárea en la 1.a par¬ cela (sin abono).
2886 kilos por hectárea’en la 2.a par¬ cela (con superfosfato).
4430 kilos por hectárea en la 3.a par¬ cela (con superfosfato y potasa).
Es. por tanto, necesario aplicar fuer¬ tes dosis de abonos potásicos á las tie¬ rras que se destinan á la producción de habas. En los suelos calcáreos se emplea¬ rán 150 á 250 kilogramos de cloruro po¬ tásico. En los poco calizos, debe susti¬ tuirse el cloruro por sulfato! de potasa, en iguales dosis.

tierras han desaparecido; han desapare¬ cido hasta los muebles de su casa; él no hace nada; él tiene una mirada triste y larga; él dice cuando cae sobre él una desgracia: ¡Que le vamos á hacer! El pa¬ raguas que acaba de componer él apaña¬ dor, ¿es que ha de guarecer á los descen¬ dientes de este hidalgo? No; la estirpe que fué gloriosa un día, se acaba en es¬ te pobre hombre. El apañador ha cum¬ plido su misión y sale á la calle; acaso la viejecita le dice al caballero que la compostura del paraguas ha costado tanto y que en casa apenas queda dine¬ ro para la comida de la noche. ¡Que le vamos d hacer!, dirá tristemente el caba¬ llero. Y en la calle, al mismo tiempo, se oirá la voz del hombre errante que gri¬ ta: ¡Componer sombrillas y paraguas!
Azorín.
Parnaso internacional
EL TIESTO DE FLORES
(De Teófilo G-autier.)
Un niño halla en el campo una semilla, Que reluciente como el oro brilla; La recoge admirado; le dá luego Tierra bastante y oportuno riego En un tiesto de tersa porcelana, En la que un chino, artista encaprichado, Flores, á cual más bella y más lozana, Y dragones azules ha pintado.

Después se marcha el niño: la simiente Echa raíces,' delicadas hebras, Que en pocos dias, prodigiosamente,. Crecen como manojos de culebras; Crece también la planta; Su ya robusto vástago levanta; Arraiga más, y presto Quebranta y rompe el primoroso tiesto.
' El muchacho vuelve: sorprendido, Vé ya rota la hermosa porcelana; El espinoso tallo, en ella erguido, * Quiere arrancar; en su labor se afana: Mas'como dardos son sus fuertes hojas, y tras esfuerzos vanos, Aparta, al fin, ya trémulas y flojas, Vertiendo sangre, las vencidas manos.
En mi fiel corazón, de igual manera, Sembró el amor, cual flor de primavera; Un aloés nació, creció gigante,
Y su raiz voraz ha destrozado
El frágil tiesto, de barniz brillante, Con vistosos dibujos esmaltado.
Teodoro Llórente.
Agricultura
EL CULTIVO DE LAS HABAS

El libre cultivo del tabaco
La Cámara Oficial Agrícola de Granada dirige una exposición al señor presidente del Consejo de Ministros en pro del cultivo del ta¬ baco en España, reglamentado dé modo que queden garantizados los intereses del agri¬ cultor y de la Compañía Arrendataria. Se¬ gún dicha exposición en los trabajos del cul¬ tivo y elaboración obtendrían ocupación 400.000 obreros y la riqueza pública obten¬ dría un aumento de 500 millones de pesetas.
La Compañía Arrendataria compra el ta¬ baco al precio medio de 0‘75 pesetas eh kilo¬ gramo para venderlo á los exorbitantes pre¬ cios que todos sabemos. Afirman que solo en los tres millones y medio de kilogramos de tabaco consumido en cajetillas de 0’45 pese¬ tas, dando 25 gramos de tabaco en vez de 40, lucra abusivamente 15 millones de pese¬
tas anuales.
Termina la exposición pidiendo una ley para la implantación- del cultivo del tabaco en beneficio del país, de los ingresos del Es¬ tado y de la calidad del tabaco consumido, dando á la Compañía las garantías que sean justas y salvando la Agricultura y á sus bra¬ ceros de la miseria y ruina.

Después de una larga serie de experi¬
mentos. durante muchos años consecu¬
tivos. sobre la producción intensiva de las habas, los célebres agrónomos Lawes

S. I.

t

J.'-J-i—

- SOLLER

UN AÑO DESPUÉS »

Pero ya no pudó el orador ir más le¬ empujados por el clero á determinadas cam¬ tre el capital y el trabajo y que en una pa¬ jos. Gritos de «¡asesinol ¡asesino! ¡abajo pañas; ha sucedido todo lo contraído, esto es, labra se sembraran y cultivaran los gérme¬

los parlamentarios! ¡Oraveil!» le impi que los partidarios de don Jaime, como siem¬ nes que pueden concluir á la anarquía á la

i
No se ha conmemorado en París el fu¬
silamiento de Francisco Ferrer y Guar¬ dia el día mismo en que se cumplió el

dieron comiuuar. Esta actitud sorpren¬
dió al hombre desmemoriado que ahora, no siendo poder, fácilmente había dado al olvido su otro yo, aquella su otra per¬

pre, habían creído encontrar en la agitación de orden religioso, causada por la actitud del gobierno actual, un buen pretexto para dar fe de vida en el país.
No es la primera vez que estos señores se

disolución de la sociedad y el Estado. Contra estos sagrados intereses no gober¬
nará nadie. Y de aquí arranca la lección que los pueblos deben tener siempre pre¬
sente.

primer aniversario; pero sí días después, sonalidad de cuando compartía las res¬ han equivocado respecto de la actitud de

Todo el político que ofrezca gobernar de

que no podía pasar sin conmemoración suceso al que tanto relieve supieron dar los «progresistas» internacionales al asir con la mayor habilidad á la ocasión por el único cabello que tenía.

ponsabilidades del gobierno por los in¬ faustos sucesos de Dráveii; pero una vez repuesto de la sorpresa, intentó hablar de nuevo, y de nuevo las mismas pala¬ bras, idénticos epítetos, más fuertes gri¬

Roma con relación á la actual dinastía. A
raíz de la muerte de Don Alfonso XII se or¬
ganizó una peregrinación carlo-integrista al Vaticano; los jefes de la expedición confia¬ ban mucho en que el Pontífice, dada la inte¬ rinidad en que había quedado el trono espa¬

otra manera los engaña y abusa innoble¬ mente de su credulidad; todo el que diga que la libertad puede llegar hasta el ejerci¬ cio de la voluntad propia sin las restriccio¬ nes de la ley, miente; todo el que prometa abolir las leyes cardinales en que descansan

Tampoco ha sido tan ruidosa esta con¬ tos, le interrumpieron y le obligaron á ñol, hiciera, al recibir á los peregrinos, al¬ todas las sociedades medianamente organi¬

memoración como esperaban esos mis¬ callar. Entonces, fuera de sí el orador, guna alusión que ellos pudieran traducir zadas, comete una verdadera falsedad.

mos interesados que tanto se esforzaron y se desvelan todavía para que pase á la posteridad glorificado el nombredel «in¬ victo mártir del clericalismo y de la reacción española». Preparóse una ma¬ nifestación magna, como la del año pa¬

dirigiéndose á los que le insultaban, les dijo «que los asesinos eran ellos», y fué ya esto el non plus ultra, llegando á su colmo la gritería y el desorden. Todos los asistentes en pié protestaban; Laisant y Soledad Villafranca intentaron resta¬

como favorable á sus esperanzas. Su chasco fué grande porque el venerable León XIII al dar la bendición de despedida á aquellos
españoles, entre los cuales había muchos que llevaban en sus cerebros el pensamiento de una nueva guerra fraticida, añadió:
—Amad mucho á vuestra Reina Regente

Esta es la propaganda que hay que hacer entre las multitudes para que no se convier¬ tan en elementos de perturbación alentados por esperanzas que no se realizarán jamás.
Si las naciones pudieran someterse á cier¬ tos procedimientos experimentales, el pro¬ blema de la paz pública quedaría resuelto

sado, y para despertar al público aletar¬ blecer la calma, pero se esforzaron en que es una hija predilecta de la Iglesia.

para siempre. Con entregar el poder á los

gado sacáronse aquellas armas de grose¬ balde; uno de los anarquistas quiso to¬

Con estas sencillas frases se desarmó á los radicales más rabiosos sucesivamente y por

rías é insultos, de falsedades y oprobios, afiladas y relucientes cuando nuevas,
que tantos estragos produjeron, tanto daño causaron, y tan mal parado deja¬ ron el nombre siempre glorioso y respe¬

mar la palabra, los organizadores se lo impidieron, y entonces los compañeros del libertario tomaron por asalto el es¬
trado. Se entabló una lucha feroz en la
que por todas partes llovían bofetones y

belicosos, y Don Carlos no insistió en su pro¬ pósito de realizar un acto que hiciera valer sus derechos en aquellos instantes excepcio¬ nales para la monarquía, porque por prime¬ ra vez en la historia se daba el caso de igno¬
rarse. el nombre del heredero del trono de

tiempo determinado, quedaría pronto de¬ mostrado que ante el desorden y la anar¬ quía, todo el que manda emplea el mismo procedimiento.
El ejemplo de Briand en Francia es un ca¬ so típico y concluyente.

table de nuestra querida España; pero ya no han causado el mismo efecto, pues que llenas de moho han resultado inser

bastonazos. Muchas lámparas eléctricas San Fernando.

fueron rotas, los bancos y pupitres des¬

Hay que reconocer, pues, y debe consig-

trozados, el estrado presidencial arrojado . liarse para que todos los liberales lo sepan,

Emilio Sánchez Pastor. Madrid 4 noviembre 1910.

vibles. y los periódicos «profesionalesde la revolución» que han querido esgri¬ mirlas, lejos de deslumbrar á las multi¬ tudes con el brillo de aquellas, han exci¬ tado su risa y se han quedado en el ridí¬

en medio de la sala resultando herido el
periodista Bourceret, y sobrecogidos de miedo en aquella semi-oscuridad los asistentes pacíficos dejaron en un san¬ tiamén vacía la sala. Esta ha quedado

que la causa de la libertad debe á Roma en España no pocos importantes favores, y será bueno que los gobiernos constitucionales lo tengan en cuenta para no dar pasos impru¬ dentes que puedan romper una armonía ne¬ cesaria para la paz pública y de la que en

LOS HERMANOS DE LAS

culo.

ea deplorabilísimo estado. Una señora primer término resultan favorecidas las ideas

No ha sorprendido esto ni podía extra¬ encontró de menos al salir 112 francos y progresivas, templada la libertad que no es ñará quién, como yo, testigo ocular de su billete de vuelta del ferrocarril, que jacobina y la democracia que no trata de

III

aquella manifestación imponente de an¬ taño, conocía perfectamente las causas

llevaba en un saquito de mano, lo cual
prueba que no todos los que para hon¬
rar la memoria de Ferrer se habían reu¬

destruir la religión ni combatir á la Iglesia. Católicos y liberales deben hacer votos
porque se consoliden las relaciones entre

Puesto que habéis manifestado que de¬ seáis completar la obra que traéis entre

que, de un modo casual, se juntaron pa¬ ra contribuir á su éxito. Explicaré otro día algunas de éstas, á cuya falta, oga¬ ño, se debe precisamente al enfriamien¬ to de aquellos entusiasmos, ó lo que es lo mismo la pasividad que se ha obser¬ vado, y que los más fervientes partida¬ rios del desorden no se saben explicar. Limitóme hoy á decir que en vez de ma¬ nifestación grandiosa ha quedado redu¬

nido, perdieron inútilmente la velada... Pues bien, los que aguaron la fiesta
fueron, como se vé, los anarquistas; ese elemento revolucionario que una parte tan activa tomó el año pasado en la ma¬ nifestación de protesta contra el gobier¬
no español que había tenido entereza y energías para sofocar la revolución y restablecer el orden. Hé aquí lo único

ambas potestades y porque el espíritu de transigencia que ha comenzado á imponerse perdure por muchos años. La flexibilidad de palabra del señor Canalejas le ha hecho ex¬ presarse en la alta Cámara en términos que son una garantía de la paz que encomiamos. Sólo hace falta que acabe de desechar sus resquemores acerca de la actitud de la iz¬ quierda radical, que jamás se dará por satis¬ fecha con ninguna clase de concesiones, como no sea la de entregar el mando á los elemen¬

manos con las restantes plantas que se cultivan en Mallorca—y dada vuestra
vocación á esta clase de estudios y noto¬
ria competencia, no dudo será un hecho dentro un período relativamente corto— decidme ¿cuántos tomos necesitareis lle¬ nar para conseguirlo?
—Exactamente no se lo puedo decir á V. Fáltanme á recoger aproximada¬

cido el acto conmemorativo á simple inexplicable para mí; este cambio de ac¬ tos más levantiscos para acabar con toda la mente la mitad de las plantas que se

meeting. ¡Y que meeting!... Hé aquí en extracto lo que acerca del mismo dice la
prensa incolora de la capital francesa del sábado día 29 de Octubre último:

titud de los que más habían de mostrar¬
se satisfechos é interesados en conservar alrededor del nombre de Ferrer, su com¬
pañero ejemplar, el apóstol del anarquis¬

organización social y política existente. Decía Julio Simón que cada hombre adop¬
taba un procedimiento distinto para escalar el poder, y luego todos gobernaban lo mis¬

crían en Mallorca, y, fundándome en es¬ to, presumo que habré de necesitar seis ó siete tomos más de tamaño igual á los

Primeramente, en el título yá, infor¬ man los periódicos parisienses que fué
la reunión tumultuosa. Y en efecto, este

mo, el revolucionario teórico y práctico,
el fundador de tantas escuelas sin otro
fin que el de infiltrar en las tiernas inte¬

mo. Esta máxima está demostrándose ahora
palpablemente. ¿Quién había de decir al país que gober¬
nando el señor Canalejas irían á la cárcfel

que guardo aquí. A éstos añadiré otro tomo complementario que contendrá al¬ gunas plantas medicinales ó industria¬

es su nombre, porque el tumulto empe¬ ligencias las mismas ideas que ellossus- los catedráticos por la exposición de sus ideas les, que no se cultivan en Mallorca, y las

zó al abrirse la sesión y no terminó has¬ tentan, una aureola refulgente cuyos en público?

que aquí, en esta isla, se emplean co¬

ta que la mayoría de los ferreristas reu¬ destellos no se extinguieran jamás.

¿Quién había de decir al país que gober¬ munmente para adorno.

nidos hubo dejado libre el campo á los

Lo demás sí; lo que ha hecho excla¬ nando el señor Canalejas, el derecho de ma¬

—Celebro, como se merece, vuestra feliz

tumultuarios, una media hora después. De modo que, en rigor, puede decirse
que no hubo para la expresada conme¬ moración ni siquiera el meeting anun¬

mar al público que\_ piensa y observa: «¡cuanto vá de ayer á hoy!», esto... es perfectamente comprensible, racional y hasta lógico, como veremos otro día.

nifestación sería sometido á la conveniencia
del orden público y que las autoridades lo negarían cuando tuvieran por conveniente?
¿Quién había de decir al país que con el gobierno democrático irían los periodistas á

ocurrencia, y tengo el convencimiento de que este último torno no ha de ser me¬ nos importante que los otros. ¿Pensáis poner á disposición del público vuestra

ciado. A las nueve menos cuarto de la noche

Ramón J. Quesarba.

las prisiones, en virtud de la ley que somete ciertos delitos á la jurisdicción militar?

colección luego que la hayais comple¬

del viernes 28 empezó la sesión. Nume¬

¿Quién había de decir á los obreros que se tado?

rosa concurrencia, en la que abundaba
el bello sexo, llenaba el salón de la casa
des Sociétés savantes. Componían la me¬ sa presidencial los señores: general Peigné, que presidía; Pelletan, ex-ministro de marina; Maitre, diputado; Brunet. concejal; de Pressensé. Laisant, y la se¬
ñora Soledad Villafranca.
El general Peigné leyó para empezar varias cartas de escusa de personas im¬ posibilitadas de asistir al acto.
En la sala notóse ya desde los prime¬ ros momentos alguna agitación, pues que unos sesenta anarquistas habíanse agrupado en un rincón al parecer dis¬ puestos á impedir el meeting. Algunos

La vida política
Corren vientos de paz: en la discusión de la ley del candado en la Alta Cámara se ha exteriorizado ya este espíritu de concordia que hace cerca de un mes comenzó á domi¬ nar los ánimos. De las transigencias que han empezado á observarse en*la llamada cues¬ tión clerical, tuvimos noticia cuando más encrespados parecían los ánimos, pero nos
abstuvimos de hacer alusión á estas noveda¬
des por el natural deseo de no dificultar co¬ rrientes que son beneficiosas para el interés de la patria.
La noticia llegó á nosotros per un caracte¬ rizado carlista: se lamentaba de que por ór¬

acumularían más tropas que en Melilla, don¬ de ellos intentasen una huelga precisamente cuando gobernasen los hombres que más les habían hablado de sus derechos en la oposi¬
ción?
¿Quién había de pensar que un gobierno presidido por el señor Canalejas se opondría á que los republicanos en los municipios en que tienen fuerza para ello,, abolieran el impuesto de consumos?
¿No parecen todas estas medidas obra del señor La Cierva y del señor Maura si se re¬ cuerda lo que escribían hace un año, radica¬ les, republicanos, liberales y demócratas?
¡Cuánto puede aprender el pueblo obser¬ vando y estudiando estos hechos! Ahora se llamará apóstata al señor Canalejas como se ha llamado á tantos otros gobernantes y sin

—De seguro que si. Los tomos que tengo actualmente y los demás que se irán formando, estarán siempre en esta estantería, dispuestos para que puedan utilizarlos los estudiosos y aficionados, y principalmente los sollerenses. Y no só¬ lo esto, 3¡no que podrán contar con mi ayuda cuantos se dignen honrarme con su visita/siempre que la hora sea com¬ patible con las que me ocupan lasclases. En mis trabajos lo que busco primera¬ mente es la gloria de Dios, único móvil queme impulsa, y después el provecho del prójimo á quién deseo ser útil.
Era ya tarde y consideré prudente no

gritos de protesta se oyeron contra la denes superiores no pudiera seguir su parti¬ embargo el señor Canalejas está procedien¬ continuar la conferecía. Temí ser dema¬

presencia del ex-ministro de marina, se¬
ñor Pelletan.
Sin embargo, éste quiso tomar la pa¬
labra.

do la campaña violenta que, tomando por pretexto ciertas medidas del señor Canalejas, había emprendido para soliviantar el espíri¬ tu público. Las palabras del personaje á que

do de la única manera posible, en la única forma que las responsabilidades del gobier¬ no exigen, como obraría cualquier otro go¬ bierno político sea cuales fuesen sus ideas.

siado molesto al Hermano y me retiré del Colegio de Santa María satisfechísi¬ mo de las atenciones que había recibido

—Hace un año, empezó diciendo, se
fusiló á Ferrer...

aludimos no eran muy favorables para los prelados españoles; suponía que éstos habían empujado á los jaimistas á la lucha, para después ellos, en el momento que lo han

Nadie podrá ejercer el poder dignamente sin aplicar las leyes con la más extricta se¬ veridad y faltaría á sus deberes más elemen¬ tales y hasta á su honor, quien consintiera

y con la promesa del Hermano Bianor de que se pondría á mi disposición, otra tarde, para una nueva interview que

(1) Recibimos el presente artículo poco antes de dar forma á nuestro número anterior, por lo que nos fué completamente imposible darle publicidad. El retirar otras composiciones con el fin de salvar la actualidad con que fué escrita ésta, nos hubiera retrasado mucho la tirada, en perjuicio del público, por lo que resolvimos aplazar la publicación para

creído oportuno, mostrarse transigentes, be¬ névolos y amantes de la paz pública y de la tranquilidad de la conciencia.
Hay que descontar de estos relatos lo que la pasión pone en todos los actos de los par¬
tidos extremos. Siendo- el hecho de la paz

que se atacase impunemente al ejército: que se hiciesen propagandas contra la integridad de la patria; que se hiriese la conciencia re¬
ligiosa escarneciendo el culto; que se faltara á todos los respetos á la persona que la cons¬ titución declara inviolable; que se apelase á

versará sobre el contenido de cada uno
de los tomos, que quedan á disposición de
los estudiosos.
N. B.

hoy.—N. de la R.

cierto, no lo es que los carlistas hayan sido la violencia para resolver las cuestiones en¬

ül iü-

■

SOL LER

»■——g!U". "■ —

LA CUESTIÓN MARROQUÍ
Hace muy mal Francia al oponerse á que líspaña cumpla su misión civiliza¬
dora en Marruecos. Nosotros tenemos le¬
gítimas aspiraciones, sancionadas por la Historia, por la sangre y por los intere¬ ses, á considerar como legitima heren¬ cia nuestra el Imperio moghrebino. Ce¬ diendo á circunstancias, que no son del caso recordar, llegamos con la Repúbli¬
ca vecina al Tratado de Octubre de 1904.
Aquel solemne convenio dividió la tierra
del Xerif en dos zonas diferentes: una,
al Norte, correspondiente á España; otra, al Sur, asignada á la influencia france¬
sa. Además, se recono'ció nuestro dere¬ cho sobre una extensa línea de la costa
marroquí del Atlántico. A esta alianza franco-española fuimos
bajo los auspicios de Inglaterra, la cual nos garantizaba la realidad de dicho
contrato. Por tales servicios, que se su¬
ponía nos prestaban los anglo-sajones,
nosotros, haciendo un esfuerzo sobrehu¬ mano, votamos 300 millones de pesetas
para la construcción de la escuadra, y entregamos nuestros astilleros á una ca¬ sa inglesa. Teníamos la seguridad, cuando á tales larguezas nos prestamos, de que la poderosa Albión serviría de apoyo á nuestras justas aspiraciones so¬ bre Marruecos, pues, de no ser eso así,
hubiésemos excusado los sacrificios que
le suponen á España los gastos de los tales acorazados y la amistosa confianza de permitir que los británicos se pose¬ sionaran de los Arsenales españoles. La defensa nacional no nos exigía más que unas cuantas docenas de torpederos, al¬ gunos submarinos y cañones de costa.
Ahora bien: la fe que nos juró Francia
en el Tratado de 1904 va resultando ver¬
dadera fe púnica. Nosotros hemos res¬
petado á los franceses en todo lo que han hecho en su zona marroquí de influen¬ cia. Tomaron á Uxda, y con ella el Angad, y hemos permanecido mudos ante esta acción; se posesionaron de Casablanca y de la Chauia, y ni una palabra de protesta salió de los labios de nues¬ tros Gobiernos; ensancharon su frontera hasta llegar á la derecha del Muluya y al Alto Guir, y nuestra diplomacia sigue silenciosa; amenazan con posesionarse
de Tazza de un día á otro, haciéndose
dueña de la ruta oriental de Fez, y no puede decir que haya recibido Nota de protesta de parte de España. ¿Por qué, entonces, ella, faltando de manera os¬ tensible al convenio hispano-francés. se interpone en nuestra zona legítima, in¬ tentando hacernos pasar por debajo de la espada de Breno? ¿Qué hace Inglate¬ rra para apoyarnos en nuestra justicia?...
Francia se nos opone en Tánger, se nos opone en Larache, se nos opone en Tetuán, y hasta en nuestra propia fron¬ tera del Rif se nos opone y contraría.
Con Sidi-Mohamed-el Mokri y con su
señor el Sultán ya nos entenderíamos nosotros. Como Nación justa que somos,
habríamos de reconocer el derecho de
los moros al llegar á firmar el Tratado que pondrá fin á'las actuales negocia¬
ciones. Pero la misión civilizadora de
España en el Norte de Marruesos queda¬ ría siempre á salvo y sin traba alguna. Es Francia la que nos cohíbe, Francia la que nos presiona, Francia la que se com¬ porta como enemiga nuestra, Francia en fin, la que echa su poderío á favor del Sultán, con el fin de quedarse ella sola con todo el Imperio de Muley Haffid.
Hace mal Francia en practicar contra España esa conducta. Las alianzas de los pueblos no tanto sirven para la paz co¬ mo para la guerra. ¡Ay de la Nación que en los días tranquilos de prosperidad no sabe rodbar de agradecidos y buenos amigos sus fronteras! ¡Cuando llegue el momento critico de la desgracia se en¬
contrará sola con sus dolores!... Recuer¬
de siempre Francia que en su triste hóra
de Sedán nosotros no hicimos nada con¬
tra ella; tratamos á nuestros vecinos como á hermanos, Los españoles somos

los primeros en proclamar las grandes virtudes del pueblo francés, y la cultura, pundonor, pratiotismo y bizarría de su brillante Ejército; queremos sincera¬ mente ser amigos de los franceses. Pero sepan que España no tiene ya otra es¬ peranza más que Marruecos y que ir contra nuestro legitimo derecho en el Moghreb es ir contra nuestra propia vi¬ da. Y antes que morir, es natural que
nos defendamos.
0000000000000009000000000000
NOTICIAS GENERALES
Las negociaciones sobre Marruecos
El presidente del Consejo ha confir¬ mado que las negociaciones seguidas entre el ministro de Estado y El-Mokri
avanzan considerablemente.
Añadió el jefe del gobierno que el re presentante del Sultán desea terminar pronto su labor por encontrarse enfermo y tener necesidad de ir á Paris, donde han de practicarle una operación.
£1 idioma español
Por gestiones del senador señor Rahola, ha sido admitido en el presupuesto
del ministerio de Estado una enmienda
relativa á que la consignación para la enseñanza del idioma español en Marrue¬ cos, se haga extensiva á Oriente.
Así. pues, se crearán escuelas de espa¬ ñol en Smirna y Salónica, donde hay muchos obreros españoles.
Le Ceuta
Dicen los moros de las kabilas fronte¬
rizas á Ceuta que un súbdito francés in¬ tenta comprar terrenos en lugar próxi¬ mo á Tetuán. Se oponen á la venta los kabileños del Haus, qne hace pocos días hicieron protestas de adhesión á España ante los generales Alfau y Zubia, mani¬ festando que ellos tienen más derechos que nadie, por ser moros, á comprar di¬ chos terrenos, y que nuncan permitirán
la venta de tierras á otra nación que no
fuera España, verdadera amiga de los
moros.
La franquioia postal
Se ha dirigido una circular á los di¬ putados, llamándoles la atención respec¬ to al número de cartas que circulau con el sello del Congreso.
La Comisión de gobierno interior de la Cámara se propone adoptar procedi¬ mientos eficaces para que no se repitan los abusos que se cometen por personas ajenas á la representación nacional.
El cólera en Rusia
Las noticias que se reciben de Rusia
acusan un aumento de intensidad en la
epidemia colérica, que desde hace cinco años castiga aquella nación.
Del 18 de Abril al 14 de Agosto últi¬
mo, las estadísticas oficiales indican
que ha habido 75.723 defunciones de 154.445 atacados. Es decir, una mortali¬ dad de 48 por 10, proporción superior á las de las anteriores epidemias. En las
de 1829 á 1837, hubo 243.000 muertos,
un 43 por 100 de los casos de cólera. En la epidemia de 1847 á 1850 la mor¬
talidad fué de un 40 por 100, falleciendo
1.033.000 personas.
Finalmente, las epidemia de 1865 á 1872 y de 1892 á 1896 fué la mortalidad, respectivamente, de 37 y de 45 por 100, pereciendo 327.000 y 227.000 coléricos.
oooooooooooooooooooooooooooo
DESDE ARGELIA
La cuestión del día
Es evidente que una buena parte del inte¬ rés que despierta la política en España en los días que corren está concentrado en
Africa.
Este interés está basado en la presencia de El Mokri en Madrid y en la actitud en que se supone, por las noticias que se reciben de Marruecos, á los ejércitos de ocupación, tanto español como francés, y á las cabilas
vecinas.
Hay en este Continente una obra feliz¬ mente comenzada, que es necesario termi-

nar y consolidar. Si, por el momento, no al¬ canza grandes proporciones, es, en cambio, muy bella, muy útil y susceptible de ulte¬ riores ampliaciones.
Es bella porque hace entrar en la comu¬ nión de los pueblos civilizados, con objeto de elevarlo hasta su mismo grado de cultura, y no con el de subyugarlo á otro pueblo que, habiendo dejado huellas imborrables de su
antigua civilización en las páginas de la Historia, ha ido paso á paso descendiendo, ba¬ jo el peso de su fanatismo, hasta hundirse en la barbarie y el salvajismo más primitivos; de donde es preciso sacarlo, aun contra su voluntad, como se obliga al enfermo á ab¬ sorber la amarga pócima que puede devol¬ verle la salud y hacerle amar la vida.
Es útilísima porque las riquezas que guar¬ da el suelo ocupado por ese pueblo indolen¬ te, hasta hoy inexplotadas, saldrán á luz me¬ diante el trabajo inteligente de hombres de otras razas, que, aun admitiendo que labo¬ ren por su propio beneficio, contribuirán, sin embargo, al bienestar general.
Que la obra empezada se agranda por sí misma, lo prueban dos hechos que llegan á mi conocimiento por conducto digno de cré¬
dito.
Moros que vienen aquí procedentes de las tribus sometidas á España dicen á los fran¬ ceses que están muy contentos de su amis¬ tad con los españoles, y que esta satisfac¬ ción, que, como todas las alegrías, es comu¬ nicativa, va siendo conocida por las tribus limítrofes, antes hostiles, entre las cuales hay algunas que piensan pedir la protección de España, y otras que ya la han pedido, co¬ mo han hecho parte de los beni-bu-yahi.
Dicen también que no pueden perder nada con los españoles, de los que son amigos tan fieles, que están dispuestos, si llegara el caso,
á combatir á su lado contra las tribus ene¬
migas. La tranquilidad de que disfrutan bajo la
salvaguardia de los españoles y las facilida¬ des que les dan las vías de comunicación ya construidas les permiten dedicarse al comer¬ cio con toda seguridad, lo que, por el mo¬ mento, parece satisfacer todas sus ¡^ambicio¬
nes.
Elogian mucho la carretera de Melilla á
Zeluán.
Cuentan que se van instalando en distin¬ tos puntos algunas familias españolas; pero, por el momento, no pueden hacer otra cosa que roturar los terrenos. Por algo hay que
empezar.
Con esos colonos incipientes están los mo¬ ros en buena armonía. ¿Será la voz de la sangre, que se oiga á cuatro cientos veinte
años de distancia?
Las impresiones que recibo de otras tribus vecinas de nuestras posiciones en el Rif no son tan agradables.
Se agitan mucho los beni-bu-said, los beni-ulichek, el Tamsanzan, el Metalsa, parte de los beni-bu-yahi y los beni-urriaguel.
Todas estas grandes fracciones, al mando y bajo la influencia espiritual y temporal del morabito el Hath Amar, el Metalsin y del caudillo moro en la guerra pasada, Si Mohamed el Mizzian, parece que están pre¬ paradas á cortar el paso á las tropas españo¬
las si inician el menor movimiento de avan¬
ce.
En los zocos de las tribus nombradas, los delláls ó pregoneros, enviados por los jefes, previenen á los moros poseedores de armas y caballos que hagan los preparativos nece¬ sarios y que estén listos para acudir á sus puestos á la primera señal; vociferando, ju¬ rando y agitándose como energúmenos y
maldiciendo á los invasores de sus territorios.
Los españoles, por su parte—añaden mis informadores,—tienen tomadas todas sus precauciones y están decididos á avanzar, esperando sólo la orden para realizarlo.
Por aquí se dice también que el Mizzian,
al frente de una arca de cerca de 3.000 hom¬
bres, tiene el propósito de empezar sus ope¬ raciones en la cuenca del Kert, con objeto de impedir la explotación de las minas.
Los españoles que viven en Argelia y no olvidan su patria han leído con asombro y
comentado con ira las teorías socialistas ex¬
puestas en el Congreso por el jefe del par¬ tido, según las cuales es preferible una re¬
volución fraticida en la’Península á una ac¬
ción civilizadox-a en Marruecos.
Con este motivo, se recuerda la no menos famosa teoría del atentado personal, siistenta por el mismo autor, para conseguir deter¬ minado fin político.
Ambos exabruptos—los llamo asi para suavizar los nombres que aqui se les da—han alcanzado para su autor una populaiúdad que nadie le envidia. k Precisamente en Argelia, los españoles son más españoles que lo eran • en la Península; porque expatriados, sienten más vivo el amor á la patina; y los africanistas son más africanistas que muchos del otro lado del mar, porque ven y palpan los felices resul¬ tados del africanismo extranjero.

Así es que tales doctrinas no tendrán aquí adeptos.
En cambio, las frases que atribuyen al Sr. Paraíso los periódicos franceses han cau¬ sado aqui el mejor efecto, elogiándose la en¬ tereza con que ha sabido poner las cosas en su punto é indicar el camino que á España le conviene seguir en Africa; convertir á Tetuán en un anejo de Ceuta; desviar hacia el Rif la corriente emigratoria, que desem¬ boca en Argelia, y organizar los territorios ocupados en los alrededores de nuestras vie¬ jas posiciones africanas como provincias es¬ pañolas.
Este es el sueño dorado de los africanistas.
Hay jornaleros por aqui que, creyendo que esto se va á hacer en seguida, preparan ya el viaje pai'a Melilla.
P. B. Sanz.
Nemours, Noviembre.
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦
TRIBUNA PÚBIIICA
Progreso intelectual
Las intensas convulsiones de nuestra polí¬
tica de actualidad van conmoviendo los áni¬
mos refractarios á las paulatinas evoluciones
de nuestro estado social.
Es que con marcado egoísmo sienten y desprecian la orientación de todas aquellas reformas esencialmente democráticas 'que la ola avasalladoi’a del progreso nos impone, traspasando fronteras más ó menos conocidas que los hombres primitivamente crearon pa¬
ra esclavizarse á ellos mismos...
Pero el tiempo corre y se desliza febril¬ mente...; el pensamiento humano que por
misteriosa trasmisión avanza sin cesar, ya se
refleja en chispas de diáfana luz y va con¬
moviendo lentamente en el fondo de las co¬
lectividades humanas el piúncipio del ideal
sublime de una confraternidad universal. Los lazos de esta indiscutible unión están
en el progreso, están en el adelanto y lo van fomentando esa pléyade de pasadas y exis¬ tentes intelectualidades que no han querido amoldar ni al debese, ni al haber de la mal¬ dita política de campanario, ni á miras pu¬ ramente egoístas é interesadas, y á esas lumbreras que van democratizando el inge¬ nio humano, les ayuda lentamente el eco dulcísimo de esa voz popular que acoge be¬ névolamente en reflejos de bella, esperanza lo que ya pi-incipia á convertirse en pura
realidad.
No, no debe de haber dominios por medio del despotismo, ni por opresión de leyes ba¬ sadas en miras egoístas ó en dogmas. La co¬ munidad de los pueblos solamente debe estrechai’se en el respeto mútuo y en la recipro¬ cidad de ese gran fondo de moral humana ignata en toda conciencia horneada y de bien.
Yo celebro alegremente los pi’ogresos in¬ telectuales que van germinando en nuestra manera de ser, y admiro con gusto y hasta con delirio que más tarde tengamos que confundii-nos en esa gran obra común que el ideal humano progresivamente ya nos va in¬ dicando, donde vencidos y vencedores sepa¬ mos darnos un cariñoso y fraternal abrazo que venga á disipar para siempre las funes¬ tas y perniciosas pasiones que engendran en la actualidad los complicados problemas eco¬ nómico-político-religiosos.
Damián Ozonas.
Sóller 10 Noviembre de 1910.
SEMANARIO INDEPENDIENTE
Precios de Suscripción
En España 0*50 pesetas al mes
En Francia y demás naciones de Europa.
© jFr*a.n.oos anuales.
En América ÍO pesetas anuales.
Número suelto, 10 cts.—Número atrasado, 20 cts.
PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN
En Sóller.—En la Administración, calle de San Bartolomé, 17.
En Palma.—Sres. Fondevila y Alomar, Brossa, 37; Librería.
En Francia. —Maison Marqués, 62 Rué Victor-Hugo.—Levallois Perret.
En Puerto-Rico.— Sres. Marqués Herma¬
nos.—Arecibo.
En la República Dominicana.—D. Lu¬ cas Trías, calle del Comercio, 26.— Santo Domingo.

SOLLER
ECOS REGIONALES

DIGNACIÓN RÉGIA
En las columnas de «La Almudaina»
tuve pocos días ha la honra de dar á la publicidad una noticia que encierra algo muy halagador para Mallorca. La pren sa palmesana toda, se ha hecho eco de ella y seguramente para muchos de los lectores del Sóller no será ya nueva al aparecer en estas columnas. Sin embar¬ go la índole del asunto me mueve á insistir sobre el particular, en la plena convicción de que esta crónica ha de ser leída con gusto no por su forma cierta¬ mente, sino por lo que en su fondo en¬
traña.
Una distinguida personalidad mallor¬ quína residente en la Corte y que fre¬
cuenta el Palacio Real ha tenido la bon¬
dad, que en mucho le estimo, de rela¬ tarme por carta la complacencia con que la Reina D.a Victoria ha aceptado el vestido que le dedicaron la profesora y
al-umnas de la clase de Corte de esta Es¬
cuela de Artes y Oficios y que le presen¬ taron nuestros representantes en Cortes Sres. Marqués de la Cenia y D. Juan Va-
lenzuela.
El regalo ha dado pié á tales deferen¬ cias y delicadezas de la gentil Soberana para con las donantes y por lo mismo para con Mallorca que ello por si solo debe ser motivo de gran satisfacción y de legítimo orgullo por parte de todos los mallorquines.
En primer lugar el mero hecho de aceptar el regalo representa ya una alte¬ ración de las prácticas impuestas por la etiqueta palatina, la que no permite que los Soberanos españoles admitan regalos de particulares. Las escepciones son contadísimas y por lo tanto esta circunstan¬ cia avalora la que ahora se ha dignado hacer la Reina en obsequio de las obre¬ ras mallorquínas.
Pero ha hecho más todavía, no sólo
ha aceptado el vestido sino que se ha dignado ponérselo repetidas veces para asistir á los actos de Corte y para las co¬ midas de Palacio y en varias ocasiones ha manifestado lo mucho que la compla¬ cía el regalo, por la condición de las per¬ sonas que se lo han ofrecido y por lo primoroso de la labor.
Así ha demostrado una vez más la
Reina la exquisitez de sus sentimientos y la grandeza de su corazón acogiendo
benévola el don de las humildes obreras
que bajo la inteligente dirección de su directora, han consagrado á él sus des¬ velos y sus afanes en largas horas de
labor.
Y si bajo este aspecto moral resulta muy halagüeño para nosotros el acto realizado por nuestra Soberana, no lo es menos bajo otro aspecto material: bajo

el de la estima en que son tenidas nues¬ tras labores pertenecientes al ramo de confección y bordado, que .si siempre conquistaron el aplauso doquiera fueron presentadas, acaban de obtener ahora la mas alta y estimable sanción, de la Rei¬
na D.a Victoria.
Y no es sólo ia deferencia y benevo¬ lencia en aceptar el regalo, lo que Ma¬ llorca debe apuntar en el haber de la gra¬ titud para con los Monarcas, puesjo que en el acto de la presentación del obse¬ quio, tanto el Sr. Marqués de la Cenia, como el Sr. Valenzuela pudieron clara¬ mente apreciar el interes que tanto á S. M. el Rey como á S. M. la Reina ins¬ pira cuanto á esta porción de su reino hace referencia. El Rey demostró un pro¬ fundo conocimiento respecto á nuestra agricultura y á nuestra industria, con
minuciosidad de detalles, con cifras
exactas, y tuvo frases de caluroso elogio al describir á su alienista esposa las be¬ llezas de nuestra Roqueta.
Convengamos que todos estos detalles son de verdadera importancia para cuan¬ tos nos preocupamos por la prosperidad moral y material déla tierra que nos vió
nacer.
José M.a Tous y Maroto.
Palma 11 Noviembre 1910.
• Crónica Balear
Palma
El «Círculo de Bellas Artes» anuncia pa¬
ra el 18 de Diciembre próximo un- sorteo de 1.000 pesetas compuesto de la siguiente for¬ ma: 2 lotes de 200 pesetas y 6 de 100.
Ha sido premiada con medalla de bronce en la Exposición de Valencia, una Ortografía esqrita por el culto gramático y profesor de nuestra ciudad don José Llobera y Martorell.
Según los datos facilitados por el servicio agronómico á la dirección de Agricultura,
eíi Baleares se cultivan 670 hectáreas de ce¬
bollas y 320 de ajos, con las siguientes pro¬ ducciones totales en quintales métricos:
Ajos 18.000, cebollas 402.000.
En la madrugada del lunes se fugó de una celda de Capuchinos el detenido Jaime Cerdá Mezquida, presunto autor de la sustrac¬ ción de una cerda del predio Son Daña de este término municipal.
Dicho sujeto, para llevar á cabo su propó¬ sito rompió parte del marco que circuye la ventana, con lo que logró a rrrancar uno de los barrotes de hierro, por cuyo hueco salió, saltando sobre un tejado y desde este sitio al patio del convento de P. P. Capuchinos en
donde cortó la cuerda de la cisterna de la
que se valió para salir á la calle, saltando la pared.
Dicho individuo, que cuenta 29 años de

edad, es un pájaro de cuenta, pues ha sido procesado varias veces por robo y hurto y
además en el año 1909 estuvo reclamado por
rebeldía por el Presidente de esta Audiencia.
Hasta la fecha no ha sido detenido.
En la noche del 2 al 3 del actual se come¬
tió un robo en la joyería que el Sr. Bonnin posee en la calle de Quint.
Les ladrones aprovecharon la ausencia del dueño, que vive con su familia en la calle del Santo Espíritu, y penetraron en la tienda llevándose alhajas por valor de unas 20.000 pesetas.
Los autores del robo no han sido habidos, como tampoco lo han sido los de otros robos cometidos en esta capital y otros pueblos de
la isla.
El Gobernador ha solicitado del ministro
de la Gobernación sea aumentado el perso¬
nal de seguridad.
Manacor
Deseosos los señores Concejales que com¬ ponen el actual Ayuntamiento de esta villa,
de dotarla de todas las necesidades y como¬
didades que exigen los tiempos modernos y que deben disfrutar las poblaciones de la importancia de Manacor, pero luchando con el estado precario en que se encuentra el erario Municipal que imposibilita . toda ini¬ ciativa, han acordado convocar una reunión magna para exponer la verdadera situación; y prescindiendo de miras políticas y movidos únicamente por patriotismo, aunar los es¬ fuerzos de todos, para ver si hay medio de salir del atolladero, gestionando del Gobier¬ no la condonación del grandioso débito que tiene Manacor con la Hacienda, toda vez que por espacio de muchos años ha venido obligado nuestro pueblo á satisfacer una ex¬ cesiva cuota que no le correspondía según su censo de población.
La reunión se celebrará el domingo, día 13.
Inca
En la casa conocida por Can Gayos, inme¬ diata á esta ciudad, ocurrió el sábado una sensible desgracia.
Habitaba dicha casa el vecino de Buger D. Juan Ramón Mateu y su nieto Jaime Pla¬ nas Ramón, de 9 años de edad.
Este, poco antes de las siete de la noche se
fué á dormir. Acercó involuntariamente la
luz del candil á la paja que le servia de ca¬ ma y prendió fuego. El incendio tomó gran¬ des porciones desde él primer momento, im¬ posibilitando que el niño pudiera escapar de
entre las llamas. Todos los esfuerzos que
realizó el abuelo y los vecinos que acudieron á prestar auxilio, no consiguieron salvar al infeliz niño que pereció carbonizado.
Las llamas prendieron por los cuatro cos¬ tados de la casa, en la que había unos cíen quintales de paja y otros tantos de leña, quedando la misma reducida á cenizas.
Acudieron las autoridades y el Juzgado. Fueron removidos los escombros, encon-
trandos varios huesos carbonizados del mu¬
chacho, de los que se incautó el Sr. Juez. Se calcula que los daños causados ascien¬
den á unas 3.000 pesetas.
A mediados de Septiembre último, el Ayun¬

tamiento de esta ciudad solicitó del señor
Ministro de la Guerra, que el Estado se en¬
cargara de la terminación de las obras del
Cuartel de Alfonso XIII destinado á alber¬
gar el Regimiento de Inca, añadiéndose en la instancia que, si se aceptaba esta proposi¬ ción, el Municipio de Inca cedería al Estado el cuerpo de edificio que se acaba de cons¬ truir y los terrenos adquiridos para el Cuar¬ tel, que tienen una extensión mayor de dos
cuarteradas.
El Capitán General de estas islas informó favorablemente la referida solicitud, fun¬ dándose en que los escasos recursos del Mu¬ nicipio de Inca imposibilitarían la termina¬ ción de las obras, cuyo presupuesto [escede de quinientas mil pesetas.
Sabemos que el Teniente general D. Agus¬ tín Luque ha interpuesto en Madrid su va¬ liosa influencia para la favorable resolución de la instancia del Ayuntamiento.
A consecuencia de haber recibido nuestro
Alcalde un telegrama optimista del precita¬ do General, la Corporación municipal acordó pasasen á Madrid el señor Alcalde, D. Fran¬ cisco Llabrés, y el señor Secretario D. José Siquier Verd, con objeto de hacer las gestio¬ nes oportunas sobre el asunto Cuartel.
El jueves salieron ya para Barcelona y Madrid los indicados señores, quienes gestio¬ narán, además del asunto objeto del viaje, la fundación de úna escuela graduada en ésta ciudad y la concesión de una banda de música al Regimiento de Inca. Deseárnosles feliz viaje y completo éxito en sus gestiones.
Mahón
Ha causado aquí hondo sentimiento la inesperada muerte del Diputado á Cortes por esta isla D. Emilio Hediger y Oliver, Capi¬
tán de navio.
El señor Hediger. había nacido en Palma de Mallorca, donde vivía su padre, el gene¬ ral D. Victoriano Hediger, el 4 de Agosto de
1847.
Ingresó en la Escuela Naval el 1 de Julio de 1859, dando comienzo á su brillante ca¬ rrera en la Marina de guerra. Estuvo en la campaña de Joló, donde prestó buenos ser¬ vicios al mando de algunos cañoneros. Fué segundo comandante de las corbetas Joma¬ do y Navarra, mandó luego el cañonero Pi¬ lar y fué comandante del Pelayo.
Navegó en la escuadra de reserva que se
formó en 1898 al mando del almirante Cá¬
mara, de la que Hediger era jefe del Estado Mayor.
Desempeñó después los destinos de secreta¬ rio militar del ministerio, secretario de la Junta Superior Consultiva, y actualmente desempeñaba el cargo de segundo jefe del Estado Mayor Central.
Ascendió á su actual empleo en 21 de Fe¬ brero de 1906, y se hallaba en posesión de varias cruces nacionales'y extranjeras.
Era diputado á Cortes por Menorca y en el poco tiempo que desempeñó ese cargo con¬ siguió la incorporación al Estado del Institu¬
to de esta ciudad.
Era persona de gran ilustración y muy querido en la Armada.
Descanse en paz su alma

Folletín del SOLLER -4-
EL DEL CAPUZ COLORADO
En el ínterin, Rompetejas, describien¬ do semicírculos con su espadón, había mantenido á raya á sus agresores, que
se contentaban con llenarle de denues¬
tos, pero no faltó uno que apoderándose de.un jarro vacío, lo arrojó con toda fu¬ ria á la cabeza del espadachin. Este vió venir sobre él el proyectil y pudo evitar¬ lo bajándose, pero cuando se incorpora¬ ba, otro jarro fué á dar en su mano de¬
recha, causándole tan terrible dolor y
tan fuerte contusión, que se le escapó la espada. El mismo quedó un momento tambaleándose ciego de dolor.
Un hurra general rétumbó al verle de¬ sarmado, y todos se arrojaron hácia él. Comprendió Rompetejas la importancia del peligro, volvió en torno suyo unos ojos despavoridos, y riéndose cerca déla puerta del mesón, se lanzó por ella, agi¬ tando en el aire su estropeada mano.
Cuatro de los más decididos se preci¬ pitaron trás él.

El matachín, á quién la proximidad del peligro daba alas, empezó una carre¬ ra desalada, no parando de correr hasta que al volver una calle tropezó con una piedra, yendo á caer cuán largo era á seis pasos de distancia.
Un hombre pasaba en aquel momento, y al ruido volvió la cabeza, pero creyén¬ dole sin duda algún tuno embriagado, disponíase á seguir su camino, si Rom¬ petejas incorporándose y viendo quizá en aquel hombre un salvador, no le hu¬
biese detenido con su voz doliente:
—¡Oh, quien quiera que seáis, sal¬ vadme, me persiguen, quieren asesi¬
narme!
El desconocido se detuvo y trató de
descubrir entre las sombras de la noche
el porte y las facciones del que asi le pe¬
día auxilio.
—¿No teneis espada? le preguntó con voz dulce y flexible como la de una mu¬ jer, pero en la que bien se notaba, sin embargo, un caballeresco acento va¬
ronil.
—La he perdido, murmuró el espada¬ chín, y tengo estropeada la mano de¬
recha.
—¿Sois caballero? preguntó de nuevo
el desconocido como si hubiese necesita¬

do hacer aquellas preguntas antes de re¬ solverse á prestar el auxilio de su brazo al que se lo reclamaba.
Rompetejas vaciló en contestar: dicien-, do que nó, temía perder el salvador que le deparaba la Providencia, y diciendo que sí, hacía traición a su conciencia y al acento de franqueza y buena fé con que el desconocido le hiciera la pregun¬ ta. Recurrió, pues, á la agudeza de su ingenio y procuró evadirse.
—Esto según y conforme, dijo, vá en opiniones. Yo me creo tan caballeroy tan hidalgo como el mismo Cid, pero mis enemigos... ¡qué queréis!,., ¡los enemi¬ gos!...
El desconocido quería sin duda una respuesta categórica; así es que seencogió de hombros y se disponía á marchar sin hacer caso de las súplicas del perdonavi¬ das, cuando los cuatro agresores del me¬
són desembocaron en la calle blandiendo
unos sus espadas y otros sus garrotes. —¡Ahí está, ahí está! gritaron al ver
al que perseguían.
Esta circunstancia volvió á detener los
pasos del desconocido, que cuadrándose no pudo menos de exclamar, dirigién¬ dose á los recien llegados y hablándoles con el marcial desembarazo y altivo de¬

senfado que caracterizaba á los caballe¬ ros de aquella época.
—¡Cuatro contra uno!... sois unos pe¬
rros.
—¡Eh! ¿quién es ese figurón que aso¬ ma y nos llama perros?
—Quien puede, contestó el caballero. —Haceos á un lado, fantasmón; no vá
nada con vos.
—Pero vá con vosotros. Escoged otro
camino. Esta calle es mía.
—¡Ja, ja, ja! ¿vuestra? ¿Y quién os la
ha dado?
—Mi espada. Dijo el caballero, y sacando en efecto su espada, arremetió contra los cuatro que se dispusieron á resistirle. En aquel momento las nubes se rasgaron y un pᬠlido rayo de la luna vino á alumbrar aquella escena. El de los cuatro que es¬
taba más cerca del caballero y que se
preparaba el primero á sostener el, com¬ bate, se hizo atrás con espanto murmu¬
rando:
—¡El caballero del capuz colorado! i —¡Oh! gritaron los otros con terror, ¡el del capuz colorado!
(Continuará)

SOLLER

5

«M' m* DEL AGREDE LA TERRA <¥$$

miRftMAR
Un dia—quants d’ anys fará?— ja hem partit a Miramá
al pie de la vida; i les rialles y els crits deis jovenqans enardits
peí bosc se perdien.
Els ulls tots plens de visions, el cor broílant &’ilusions,
gaudien alloure. Qui 1’ amor fantasiat, qui poder y magestat,
qui llorers de gloria,
cadascun a dins el pit
hi covava un infinit
d’ ambició sens mida; i, ubriacs de joia i salut, la primera joventut
en la sang glatía.
Encegats per 1’ ideal, Musset, Lamartine, Mistral,
que petits semblaven! I, en nostre deliri enees,
tenien com un no-res sa inmensa volada.
Tot era deixá ’l nadiu
paratge, fugint del niu vers noves altures;
tot era empendre aquell vol que remunten, cara al sol,
les grans criatures,
com tornar ací duent
banyat el front resplendent de llum sobirana,
i en tu, Mallorca del cor, vesar la polsina d’ or
caiguda deis astres...
¡Oh com eres de gentil llavors, poncella d’ Abril,
tor^ó de ma Vida! ¡Com m’ atreia ja llavors
el fondal cobert de flors
que a mos peus obries!
Rosa tu d’ altiu roser, clavell d’ humil claveller
aixi jo ’t mira va. I en un esglai dolc i mut se ’m passá la joventut
sénse retornanqa...
Quan avui a Miramá he pensat en virit anys fa,
me queien les llagrímes. Vora la font assegut, com el pelegri retut
per llarg romiatge,
era un altre o era jo? Ja no ’n queda ñi una fió ,
d’ aquella florida, i aquell món d’ encantament, aquella vida plasent
inai més 1’ he entrevista.
Allá 1£ avís he rebut
d£ una aspror de senectut, d‘ un pas que s£ atanqa.
Desde £1 cim he descobert

tot el terrible desert
que fins al limit incert
cau á 1£ altra banda.
Miguel S. Olivee.
Les NITS AUGUSTeS
T A mo O R. AL
A ran de mar hi vibra 1’ acort del cant ex-
cels. Onades que venen suaument arredoni-
des a morir a la pla'tje en una remor de ca¬
ricia voluptuosa. Dins la íoscor de la vesprada lluhen els
refleigs de 1’ estelada com si hagués passat un sembrador escampant tot arreu llevors resplandentes.
No fá gens de lluna.
Hora baixa lluhía com una faus estreta
damunt el castell de Bellver. Després s’ es enfonsada darrera la montanya fent el seu camí, silenciosa, humil, en seguiment del sol.
Les montanyes d’ allá enfora retayen la
seva ombra dins una altre ombra mes suau.
Y lluhu com una espira a lo mes alt de tot una claror vermella: deu esser una sitja qui
crema lentament.
Damunt la ciutat hi süra boira esblanca-,
liida.
Y de la foscor sorgeix una taca de blancor qui passa silenciosa com un fantasma, sensa
remor d! ales. Es una óliba.
Desprps passa una barca y ressona el ritmic só deis rems al aficarsé dins 1’ aigo.
Algu canta molt enfora, sois se sent una vibració adormida qui sura damunt el mur-
muri del mar com un misteri. Y 1’ encantament de les hores encalmades
dins 1’ asserenada foscor d’ una nit tardoral
plou damunt el cor com una rosada humil y
fresca.
Y passa el temps. El carro clel cel ha pujat victoriosament en la seva marcha gloriosa
dins 1’ infinit. L’ estelada lluhu mes disfosa-
ment en 1’ ampiaría enfosquida, y se cern per tot arreu un polsim blanquinós o com
una cortina de randa sutilísima, mentres ro-
dolant pels costers de la serralada devallen fins a la planura les boires del matí.
Y mentres els estels s’ erifoncen més y més fugint de la clai*or que ha duit 1’ estel de 1’ auba, vibra solemne dins la quietut de la matinada la salutació del Angelus.
Joan Capó.
MMmiMIMMHIIIIINIIIIII
Vuyts y nótis
Alió de que «de vegades es vogá es peste» deu esser una gran veritat, quand fá tant de temps qu£ aquest ditxo vá mereixer pujar á sa categoría de proverbi mallorqui. Aquells de vóltros qui estau mes versats en coses de marina, mos podrieu encendre es llum dient-
mos si heu es ó nó.
Lo cért es qu’ hey ha fets que de tant en quant se succeheixen que com qui sien-apos¬ ta per provar que sí, y un d£ ells, no molt
estentis encara, es sa manifestació, meeting,

ó lo que sía, qu£ es día de s’inauguració d’es trassat per construir un palau y á má ets

«Centre Republicá Solleric» vá teñir lloc á materials necessaris perque resultás un1 obra

’n es «Plá d’ en Bieleta».

bella y de grand mérit artistic, en llóc d’ as-

Já recordaren que fá unes quantes setmanes, con testan t á un qui m’ havía aludit indiréctament per lo de sa sociábilidat sollerica, vos vaig dir amb tota sa sinceridad y franquesa en que he pensat, parlat y obrat sempre, que, per liaverse decidit á associarsé, ó sia por haver comenq.at ses triadelles que jó consider molt necessaries á un poblé ahont hey ha tants de «pastalés» mesclats,

sentar s£ edifici demunt fórt, s£ empeñas en
fer descansar ets fonaments demunt... un

munt de feins?

Bé cért que fins ets qui li voldrien fer mes

favo, assegurarien per lo menos que no sab

qu’ es pesca, qu’ es un motiu igual en diferent tó de lo qu’ he vengut á dir d’ ells un

póc mes amuntét,

Jó Mateix

ets republicans son ets qui’u entenen. Idó bé,

ara, y sensa qu’ aixó sía girarme sa casaca ¡ni molt menos!, sino jutjar sois amb tota irn-

Cartes que no lliguen

parcialidat un fet historie, ó un acte públic

que s’ ha realisat, després d’ enterat d’ ets discursos qu’ en es «Plá d’ en Bieleta» se pro¬ nunciaren, sent ha'vervos de dir... qu’ets republicans no ’u entenen gens ni mica. Y tot es per aixó mateix; de modo que si no haguessen «vogat» tant, pód ’sser los hauría
anat molt millor.

Un señor havía fet posar un anunci á un diari, y quant vé un jove que entrava á ca¬ sería amb so diari amb sa má, sospitant per lo qu£ hey anava li sortí á camí dientli:
—Tú vens per criat, ¿no £s vé? Y després d£ una contestació afirmativa d£ es jove, continuá: Está bé, póds quedá si t£ acomoda;

En efécte, ets tais discursos «de péu forcat», pero escolta, parlém clars, ¿es que sabs netet-

serviren per fer riurer á ’n aquella part d’ es
piiblic solleric que no usa uyeres amb vidres
de colors, y á la que tal vegada ets qui los

jar ben-bé una bicicleta? —No, señor—respón es preguntat—pero
no estiga enfadat per axó: jó li podré donar

feyen s’ havíen proposat conquistar. Yaja, es sa direcció,- si vóí, de £hont fas netetjar sa

cóm si diguessem qu’ en llóc d’ esmolar feren meua.

ósques. Y per lo que respecta á ’n ets contra-

ris que, per rahons diferents, tenen sa Repú¬ blica ó ets republicans (lo que no es lo ma¬ teix maldement heu paresca)... ¡aquests sí que f hey feren á sa riaya d£ un forc! En-

Un arhig d’ un metje, li digué es mateix temps que li estreñía sa má per saludarlo:
—Ara acab de deixar un jove á qui tú has
salvat sa vida.

car’-ara quand d£ aquest assumpto los parlen

Es metje, respirant amb delicia aquests

diuen, fregantse ses mans de gust, amb so encens:

mateix sentit qu£ ets castellans aquella tant

—¿Sí, ver? ¿Y que nóm ell?

original maldició de pleitos tengas y los ga¬

—Tóni Bibilóni.

nes: «;que fassen ets republicans sollerics moltes manifestacions cóm aquesta, y... qu’ hey haja encara en cada una d’ elles májor
concurrencia!».

—Tóni... Tóni... Bibilóni, dins? No record aquest nóm... - —Has de pensar qu’ el pobre estava á punt de suicidarse, perqu’ havía acabat ets

Y se compren; perque quant digueren ets grósos y ets menuts, quand es seu onclo ha

oradors aquell dia dins es calor d£ es seu en- rnórt deixantlo hereu d’ uns quants millons.

tussiasme, (copia de lo que sólen dir ets seus

—Pero jó no compreng...

correlligionaris de per tot el mon en totes ses —Si, homo, de lo mes fácil de comprender:

reunions que tenen de 1£ añy passat en aquest tú vares esser cridat per curar el tío.

temps ensá) eren pedres que tiraven-demunt

**

sa seua propia teulada, y aixó per forcea ha d£ halagar á tots aquells qui la voldrien veurer esfondrada, ó per lo manco plena de go-'
teres.
Y bono, die ara aquí cóm á cósa meua: si están ets qui parlaren conveínjuts ele clebó de que sa causa republicana es bóna de sí, cóm hey estig jó y hey están molts qui no son áócis d£ es nóu cassino ni £u serán may, ¿qui¬ na necessidat hey ha de que 1£ hajen de pre¬ sentar ets qui la mos vólen fer mes simpática basada demunt tants d£ ódis y malevolencies personáis, mentides é insults, calumnies y difamacions, quin fi tots coneixém y que, quins més quins menos, tots ets qui no s’ amo¬ quen já amb sa máuega saben clestriar molt bé de sa veritat? ¿No sería mes eficás sa pro¬ paganda apoyada demunt lo real (y si aquest nóm los escarrufa poden sustituirlo per «positiu», «efectiu» ó qualsevól altra d£ una consemblant significació), presentant s£ hermós ideal derrera el qual corren pe’ sa part que té mes brillant y seductora? ¿Que dirien ets mateixos republicans d‘ acció d1 un arquitéc-

Parla una señora á un’ altra á qui havia encarregat de trobarli una cambrerá:
—Jó vos preveng que nó totes m’ agraden: no vuy que me tora may cap respósta.
—Idó mirse, señora, ja no podía vosté caurer millo. Sa persona que veng á proposarli no li respondrá may, heu só cért.
—¡Ah! deu esser ben criada; estig conten¬ ta. ¿Que surt de bóna familia?
—No, señora, de Teléfonos, en quina cen¬ tral ha estat un parey d’ añys empleada.
. fti«
S’ estiu passat, un homo qui liabitava un quarto d’ una fonda, surtí en cós de camí a,
y bufant cóm una manxa de ferréi diu á un
altra hósta qui havía sortit també á ’n es por¬ tal d' es seu, situat devant per devant:
— ¡Re-Deu! Jóm’acub aquí dins; no s’hi pód estar dins aquest forn; es termómetro
marca 38 graus...
—Es que jó teng dins es meu quarto no ’n marca mes que 29—respón s’ altra.—¿voleu qu’ el vos deix y no tenclreu tanta calor?

te qui, tenguént devant un plá molt lien

FolSetí de! SOLLER -14-
FLOR DE CART
—A-nit passada, com vatx veure es Nin, no m’ en haurien treta gota! pero ab s’ esquenada que li teres pegá!... Sobre tot!... t’hauria menjada' t’ hauria acabada!... T’ estim, Angelina, t’ estim!
Ella inconscientment jugava ab lo ven¬
tad. Ascoltant les harmonies infinites d’
aquell marruquetx d’ amor irradiava encisos y benauranses, ab la posa beatífica, la fesomia mitx-rient, 1’ esguart perdut dins la vaguetat, girant desiare vers ell sos ulls homits ó amagantlos sota una cayguda de parpres esllangaida, suau, dolcíssima, com un vel de somnis esto¬ jara un misteri d’amor. Y repetía:—-Tu ja hu sabs, Jaume que jo també E estim! —Sa veu fluxa, desmayada, se fonia dins la natura solemnial just una flaype de passió.
El sol ponent feria de biax ses faccions vellutades coloret-jantles d’ un daurat mate de préssec madur.

Vers la Tramuntana' se dibuxava una
petita serra, de muntanyes rónegues, pelades, rocoses: es Parlamenta el puig més alt, ampie, esíéric, hidrópic; sa Fas, retirant a una testa humana tora-forje ajagudaj s’ Esquerda, ab sa gran corona de ressingles vermellosos com un block d’ aram cremat: es Tresor, rumbetjant en el galter una clapa de grava rossa com la solidificació d’ una glopada d’ or fus; es Puig-agut, d’ una conicitat perfecta y regular, embolcat dins 1’ombra projectada p’ es Parlament.
La petita conca formada p’ els vessants pujava suaument fins a la serra, verdetjant d’ arbreda ab tonalitats diverses com una inmensa catifa de moiré. Lluny, vers el Llevant, la conca baxava convertintse en valí y al fons se destriava la mar, la fada eternalment boja, dormida dins calitja blau-plomosa, ab suau halenar de ventitjol.
Els dos joves, sens esser sortits del ca¬ mí carreter, tornaren entrar a la vila en¬ tre lesdues fosques.
El Ponent s’ era tenyit de carminositats de verge. Sa petita serra s’ aplanava dins la foscor. Es Puig-agut s’ acondonava a una inmensa sitja apagada.
Dins el poblé, a la carrera de les cases,

llurs estadans prenien la fresca. Els porqueretsvilansseretirave.il. La vila bronia ab la fressa moridora d’ un exam qui se colga.
Embocant el carrer de ses Roques afi¬ naren es Nin qui, desenvelat el molí, da-
vallava a la vila.
—Vet-allá es Nin!
Demunt la fesomia satisfeta de la jove hi bellugá rapidament un visatge d’ entremaliadura, un llampec picardiós, de malicie fina, aguda, com el tall d’ una punta de llanseta.
Quant se toparen, n’ Angelina li clavá 1’esguart:
—Adeu 1‘ amo ’n Nin.
V amo! Negú li donava tal tractament p’el seu carácter de fadrí, tractament qui marcava ab crúa ironía la diferencia d’ etat qui ’l separava de n’ Angelina.
L’ escomés no contestá la salutació.
Quedava arreconat per-a sempre del camí de la vida deis dos joves, com una pedra qui fa nosa en el carrerany d’una segadora y un la tira dins un barranc ó a fer munt a un claper.

VII
Bellümes y ombpes.
Era el che de Sant Llorens, la festa major.
En Belluguins, a les seques, sense prenir bravates ni provatures, era sortit a les corregíales y havia guanyats els dos pollastres, la joya d’ honor, vencpnt dos
corredors externs els més anomenats de la rodalia. Estava d’ enhorabona!
Havia fet present d’un pollastre asa enamorada en el cós metex, demunt 1’are¬ na de la victória estotjant 1’ altre per lo endemá anar de bauxa y fer una vega ab
sos amics ala vorera de mar. Ella n’es¬
tava enorgullida. L’ hora-baxa 1’ acompanya per la vila. La festa estava en el bull. L’ aspre só
de les xeremies escampava discordanses d’ alegría primitiva dins 1’ ambent, un ambent gras, heterogeni, format per la
cridória deis venedors ambulants y ve-
llaneres; la veu aguda del revel-ler encantant y lliurant les dot-senes; els sóns
Salvador Galmés y Sanxo
(Se continuará).

SOLLER

Crónica Local
Leemos en un colega palmesano que continúan con gran actividad las obras
de la estación del ferrocarril Palma-Só-
11er y las de los edificios anejos á la
misma.
Se ha constituido en Piedritas (Repú¬ blica Argentina). una sociedad colectiva, que girará bajo la razón de Bullan y Vi llapol para continuar los negocios de la
casa de comercio de los señores S. Vi¬
lla pol y C.a, de cuyo activo y pasivo se han hecho aquellos cargo.
Forman la nueva sociedad los señores
D. Bartolomé Rullán Frau, paisano nuestro, y D. Francisco Villapol, como socios activos y solidarios, teniendo am¬
bos el uso de la firma social.
Les deseamos en sus negocios felices
resultados.
Durante el pasado mes de Octubre
ocurrieron en esta ciudad 13 defuncio¬
nes: 6 varones y 7 hembras. En el mismo período se registraron 14
nacimientos: 5 varones y 9 hembras.
Se hallan expuestas al público, á efec¬ tos de reclamación, en la Secretaría de es¬ te Ayuntamiento, la matrícula industrial y de comercio y la de carruajes de lujo, formadas para el próximo año de 1911.
El martes, á las ocho de la mañana, uniéronse con el indisoluble lazo del ma¬ trimonio, ante el altar de Nuestra Seño¬
ra del Rosario, la distinguida y simpáti¬ ca señorita D.a Rosa Margarita Canals Pougin y el joven Abogado D. Miguel Pons y Ripoll.
La artística y elegante capilla de Nues¬ tra Señora del Rosario estaba profusa¬
mente adornada é iluminada, presentando un magnífico aspecto.
Bendijo la unión, revestido de ricos ornamentos, el primo del novio Rdo. don Pedro Lucas Ripoll, Pbro., asistiendo como padrinos D. Pedro Antonio Ripoll Estades y D.a María Antonia Ripoll Estades por parte del novio y D. Bernar¬ do Togores y Billón y D.a Margarita Pougin Celarier por parte de la novia.
Asistieron á la ceremonia numerosos
y distinguidos invitados, quienes acom¬ pañaron á los recien casados hasta lg se¬
ñorial morada de la novia, donde se sir¬ vió un espléndido almuerzo.
A las diez salió en carruaje la joven pareja hacia la finca Moncaire.
Deseárnosla toda suerte de prosperi¬
dades en su nuevo estado.
En la mañana de ayer regresó de Cette y Barcelona el vapor de esta matrícu¬ la «Villa de Sóller», siendo portador de variados efectos y algunos pasajeros.
Dicho buque emprendrá nuevamente viaje para los mismos puntos mañana domingo por la noche.
Los limones que se recogen en nues¬
tros huertos para el embarque, conti¬ núan cotizándose á 15 pesetas la carga.
El precio de la naranja ha sufrido ba¬ ja, pues oscila entre 25 y 30 reales la carga, según clase.
Para el 17 del próximo Diciembre es¬ tá señalada la boda del distinguido in¬ geniero industrial don Pedro FontyGorostíza con la distinguida señorita doña Antonia Mayol, hija del consignatario de la «Isleña Marítima» en Marsella, D. José Mayol, paisano nuestro.
La boda se celebrará en dicha ciudad francesa.

f
üeccidn Necrológica
Nos escriben desde Lyon que el día 31 de Octubre último falleció en aquella ciudad, víctima de aguda dolencia, nues¬ tro paisano el comerciante D. José Puig y Enseñat.
El entierro del finado fué una verda¬
dera manifestación de duelo, pues acu¬ dieron al mismo muchos españoles resi¬ dentes en los pueblos limítrofes, además
de gran número de franceses que sentían simpatías hacia el malogrado señor Puig. La colonia española de Lyon tomó parte en el fúnebre acto, cumpliendo como siempre con su alto deber de patriotas.
Presidían el duelo el hijo del finado y sus hermanos D. Valentín, D. Juan y D. Francisco Puig, que habían acudido
al lado de su hermano al tener noticia
de su gravedad. Reciban su afligida esposa, hijos, her¬
manos y demás familia la expresión de nuestro sentido pésame.
* **
Los distinguidos señores D. Antonio Canals y esposa acabau de pasar por el durísimo trance de ver desaparecer del mundo de los vivos á su hijito Juan An¬ tonio, preciosa criatura de cinco años que
era el encanto de la familia.
Una cruel dolencia que no han podido
dominar los constantes auxilios de Ja
ciencia le ha arrebatado la vida, falle¬
cido á las siete de esta mañana.
Esta noche será conducido el cadáver
del encantador niñito á su última mo¬
rada.
Enviamos á sus afligidísimos padres y
demás familia el tributo de nuestro sin¬
cero pesar por tan sensible pérdida.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del dia 4 Noviembre de 1910
La presidió el Alcalde Sr. Mora y asis¬ tieron á ella los concejales señores Solivellas, Forteza, Magraner, Colom (don Miguel), Enseñat, Castañer Arbona y
Alcover.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Concedióse permiso á D. José Borrás para blanquear los bajos del frontis de
la casa n.° 7 de la calle de la Luna.
No habiéndose producido reclamación alguna, durante el tiempo que ha per¬ manecido expuesta al público, contra la petición de D. Juan Pizá Castañer para
instalar un electro-motor de 20 caballos
de fuerza en la fábrica de tejidos cons¬
truida en el huerto ó corral de la casa
n.° 73 de la calle de Isabel II, la Corpo¬ ración acordó conceder el permiso soli¬
citado.
Accediendo á la instancia promovida por D. Jaime Arbona y Serra, se acordó la enagenación de una parcela de terreno
del cementerio católico, existente entre
las sepulturas n.° 28 y 29, fijando como
valor de la misma la cantidad de 125
pesetas.' Se acordó satisfacer: á D. José Socías,
817‘41 pesetas, por las obras practicadas por administración municipal durante el mes de Octubre; á la Eléctrica Sollerense, 796‘24 pesetas por el alumbrado público durante el mes de Octubre y 33’54 por el alumbrado de la casa Con¬ sistorial; y 13‘60 pesetas al Mayordomo de la casa provincial de Misericordia, por
la inserción de dos.anuncios de subasta en el Boletín Oficial.
Dióse cuenta del extracto de los acuer¬
dos tomados por el Ayuntamiento y la Junta Municipal en las sesiones celebra¬
das durante el mes anterior, siendo
aprobado y acordada su remisión al se¬ ñor Gobernador civil de la provincia.
Se dió cuenta de la distribución de fon¬

•••••••••

1

L

i

Exporta bue¬

■■

I

na naranja*

Carcagente -- Puebla Larga — Alcira — Manuel
Telegramas: I^OIG1 — PUEBLA LARGA

dos por capítulos para satisfacer las obli¬ gaciones del presente mes y fué apro¬
bada.
A propuesta del concejal Sr. Colom, se acordó construir para comodidad del tránsito público un trozo de acera en la carretera del puerto, desde la carpintería
de D. Antonio Bauzá hasta la casa de
don José Bernat. en cuyo tramo no exis¬ ten todavía edificaciones.
El señor Presidente manifestó que se hallaba terminada la construcción del
muro y verja de hierro de la cálle del Príncipe, sacados á pública subasta, y que durante la semana próxima vendría el Arquitecto director de dichas obras para efectuar la recepción provisional de las mismas. La Corporación enterada acordó que la Comisión de obras y de¬ más concejales que á ella quieran agre¬ garse, asistan á dicho acta.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.
0000000000300000000000000000
NUEVA DILIGENCIA

Por la tarte, Catecismo, Vísperas y expli¬
cación de la Doctrina cristiana.
Miércoles, dia 16, á la hora de costumbre y al tiempo de una misa, el ejei’cicio de Nues¬
tra Señora del Cáimien.
Sábado, dia 19, á la hora de costumbre y al tiempo de una misa el ejercicio dedicado
al Patriarca San José.
En el oratorio del Cementerio.—YA Jueves
de la semana próxima, dia 17 del corriente, en el Cementerio de esta ciudad, á las 10 de la mañana tendrá lugar la bendición de una devota figura de Nuestra Señora de los Do¬ lores, que una piadosa persona ha regalado
al Oratorio de dicho Cementerio á fin de for¬
mar un «Stabat Mater», sublime cuadro de
nuestra redención. Con este motivo habrá
misa cantada con sermón que dirá D. Sebas¬ tián Esteva, Ecónomo de esta parroquia.
En el oratorio de las Hermanas de la Cari¬
dad.— Mañana domingo, á las cuatro y media de la tarde, se celebrará el piadoso ejercicio de la Buena Muerte en obsequio del Santo
Cristo de la Salud.
oooooocxsoooooooooooooooooooo
S&egistro Civil

Nuestro particular amigo D. Jaime Riera, antiguo conductor de una de las diligencias que hacen el tráfico entre esta ciudad y la de Palma, en atenta comunicación nos par¬ ticipa que habiendo cesado en el carg-o que desempeñaba á cargo de la sociedad por la cual prestaba sus servicios, ha resuelto esta¬ blecer una nueva diligencia á su cuenta con la cual y con la mayor comodidad posible, procurará servir á todas las personas que tengan que trasladarse de Sóller á Palma ó
viceversa.
Los sitios destinados para la salida y para¬ da de dicha diligencia, en donde los pasaje¬ ros podrán acudir para inscribirse, serán:
En Sóller, casa denominada Sa Cova, pla¬
za de la Constitución.
En Palma, en el establecimiento del señor Saldugas, calle de San Miguel, n.° 111, es¬ quina á la de Muntaner, frente á la plaza
del Olivar.
Dicha diligencia, que empezará á prestar el servicio, mañana domingo dia 13 del ac¬ tual, saldrá de ésta diariamente á las tres y media de la madrugada y de Palma á las dos
de la tarde.
La pericia que en dicho servicio ha conse¬ guido demostrar el Sr. Riera y las muchas simpatías que ha logrado captarse el popular Jaume es dilitgencié con su afable y ameno trato, son prueba segura de que la nueva diligencia, en la cual el pasaje por persona, sólo importará 1’25 pesetas, tendrá vida prós¬ pera y será un factor importante entre los medios de transporte con que cuenta esta ciudad por los que se ven en el caso de pasar
de Palma á Sóller ó vice-versa.
Celebramos muy de veras la instalación de
ese nuevo servicio deseando un feliz éxito al
simpático Jaume es delitgencié.
S.
oooooooooooooooooooocooooooo
Cultos Sagrados
En la iglesia parroquial.—Hoy sábado, á las 6, completas en preparación de la fiesta del Patrocinio de la Virgen María.
Mañana domingo. Fiesta del Patrocinio. A las nueve y media, Horas menores, y á las diez Oficio mayor con sermón por D. Bernar¬ do Oliver, Vicario. Desde las primeras víspe¬ ras de hoy hasta la puesta del sol de mañana domingo, se puede lucrar indulgencia plenaria por los que, confesados y comulgados vi¬ sitaren la parroquia en honra de la Purísima Concepción y oraren por la intención de la Santa Iglesia, la que es aplicable á las San¬ tas almas del Purgatorio.

Nacimientos
Varones 0.—Hembras 1.—Total 1.
Matrimonios
Día 8.—Miguel Pons Ripoll. soltero, con Margarita Rosa Canals Pougin, soltera.
Defunciones
Día 5.—Ignacio Marcli March, de 6 años,
calle del Mar.
Día 7.—Francisca Bernat Mairata, de 70 años, viuda. m.a 54
Día 8. —Antonia Pons Pol, de 67 años, soltera, calle de Batach.
Día 10.—Margarita Morell Arbona, de 7 años, Plaza de la Constitución.
Día 10.—María Moranta Martorell, de 82 años, casada, m.a 65. ^ Día 12.—María Villalonga Isern, de 23 años, soltera, calle de Vives.
Día 12.—Juan Antonio Canals y Canals, de 5 años, calle del Mar n.° 31.

ULTIMAS COTIZACIONES

Madrid 11 Noviembre

Interior al 4 p g

.

83*95

Amortizable al 5 p g. . . . 101‘65

Amortizable al 4 p g.

.

.

.

92*13

Acciones Banco de España . . 457‘00

Acciones Tabacalera . . . . 348*50

Francos

7T5

Libras esterlinas .... .

27‘08

Ó ~ ol/Nnílo una casa en la ca-
hjt) di(^Lllld i]e de la Luna nú¬
mero 27, que reúne todas las comodida¬ des apetecibles.
Informarán en la misma calle n.° 32, Sóller.
••••••••••••••••••••••••••••
SI3 DESEA
tomar én arriendo una casa amueblada que
reúna algunas comodidades. Darán razón en la calle del Mirto n.° 5 carpintería.
0000000000000000030000000000

vender 12 acciones de la «Marítima Solleren-
se». Para mas informes diríjanse á la Admi¬ nistración del Sóller.

SÓLLER

'“J cama

EL

AGUILA

© ©

Juan Llopis Llopis

© %

Grandes Almacenes de ROPAS CONFECCIONADAS para

PROPIETARIO - EXPEDIDOR

CABALLEROS Y NIÑOS

©

JiLOXSA-OASOAOISTI

© © " Colón, 39.-Palma de Mallorca — Casa fundada en 1850—Teléfono n.° 148

oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

TEMPORADA DE INVIERNO DE 1910 í 1911

©

© Exportador de naranjas, limones, granadas, cacahue¬

© 0 tes, arroz y toda clase de frutas secas á precios muy reducidos.

© Selecto surtido en géneros nacionales y extranjeros para la medida.
Grandes existencias en trajes confeccionados de Patén. Vicuña, Tricot,

Expediciones por vía férrea y por vía marítima.

©

© Gerga y Armure.—Abrigos de todas clases y precios. Surtido completo de GORRAS para caballeros y niños. — Mantas para

ESPECIALIDAD PARA MANDARINAS DE LUJO

©

viaje, Impermeables, Portamantas, Perchas, Ligas, Tirantes, etc., etc.

Todos los artículos llevan marcados los precios en las etiquetas

I

™ " PRECIO FIJO — VENTAS AL CONTADO

/(sr5-

©

Rapidez y economía en las expediciones

m

©

La casa no se ocupa de naranjas en cajas, se dedica exclusivamente en la naranja á granel.

©

© © SUCURSALES: Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Cádiz, Cartagena, Gijón, Málaga, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza.

Dirección telegráfica de rigor: LLOPIS LLOPI^Í- CARCAGENTE

PABLO GOLL Y F. REYNES
AUXOMME (Cote d’ ©r)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de D*tón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos y de toda
clase de legumbres.
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

Precios alzados para todas las destinaciones
Servicio especial para el trasbordo y reexpe¬ dición de naranjas, limones, frutas frescas y secas
y demás artículos.

Quai du Sud, 3^CETTE^(Yrierault)

!p

mmmmm

1 H

Importaciones y Exportaciones

DE

fSa

82 FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS

1

II1

FRANCISCO ARBONA
6, Coars Julien^ 6.—MARSEILLE

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas,
i limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco. 1I Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de i España y Argelia.

1iI

FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
Telegramas: BARBONA"Marsei I le—Teléfono 29.68

I Servicio rápido y económico en todos los servicios

Maison Mil Mil IT Fréres
EXPÉDITEURS
53, Cours Berriat, 53—GRENOBLE (Isére)-FRANCE •
fruitb ® psisiiiii ® htmmm
Expédition pour la France et 1‘Etranger.— Spécialité de porames á couteau par ivagons, poires, primes, péches et abricots. —Petits oignons en cliaines et en vrac.=Cerices et bigarreaux. =Noix de Grenoble.=:Exportation directe d'oranges, citrons, mandarines, grenades et fruits seos.
Télégrames: MOREY- GRENOBLE. Tólephone 22-36

Casa MaMIAN ÜANALS

FIJUÍDADA M 1&72

Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de Paris; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Inter¬
nacional de Marsella.

Expediciones de toda clase de frutos del país, para Francia y el Extranjero. 0 Especialidad en uva de mesa, procedente de las viñas Gard y VHerault. © Flor de Chasselats dorados primera calidad en cajitas de 5 kilos marca D. C.

=

—

Rapidez y economía en todas las operaciones

—=

Teléfono, 21 ^ Telegramas: CANALS TARASCON RHONE

”La Sinceridad”
San Bartolomé n.° 17.—SOLLER.

;

—•

avia taré Hermanos §
Boulevard du Musée, 47. MARSEILLE—Teléfonon.°37-82

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri-
meurs. Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE

Rapidez y Economía en todas las operaciones

'on la reforma

jtotel Restauran!

del edificio
propónese el

ANTES

nuevo propietario re¬

cuperar la fama uni¬

universo
A- 4- 4- BARCELONA Ar d- 4-

versal que elste esta¬
blecimiento había al¬
canzado. A efecto,
embellecidaslas habi¬
taciones y ampliada

la renombrada cocina

I española y francesa, peculiar-de esta casa, no duda el propietario

verse favorecido por los hijos de estas Baleares, que siempre

honraron el citado hotel con su presencia.

Representante en todos los trenes y vapores.—Coche particular de la casa.—Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres elécq

tríeos en todos los departamentos.-Hotel el más próximo de las

estaciones, muelle, aduana y centros oficiales.

Plaza de Palacio, 3.=BAHCEL0NA .

Maison Guillaume Goll
FONDEÉ EN 1902
Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs. Spé¬ cialité de péches mol les, primes reine-claude, raisin chasselas, abricots, etc.
Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes.
* TRES BONS EMBALLAGES
Service complet ie col-postara ie 10 k. poor la France ct l'Etranpr
ADRESSE: GP. CODD-fAvenue de la Pepiniére (en face
du Marché en gros) á Perpignan (Pjreilées Orientales) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan
ESTUCHES de papel y sobres
blanco, de color* y de 1-u.to, en variedad de clases.
Tienda «LA SINCERIDAD», S. Bartolomé, 17.—Sóller.

Obras de texto, li¬
terarias, históricas,
sociales y científicas.
Se sirven por encargo en el es¬
tablecimiento de «LA SINCERI¬
DAD», calle de San Bartolomé
núm. 17.—Sóller.
Braulio 6onzález
VICTORIA, 6
Instalaciones eléctricas de to.
das clases, á precios reducidos-
Gran surtido en material pa¬
ra instalaciones de alumbrado, electromotores y timbres.
Se repara gratuitamente cualquier desperfecto en las
instalaciones.

8

—

nfc5HHG?!

SÓLLER

JICiES COLE CASASNOVAS
PIRPICNAN
•CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CASASNOVAS — PERPIGNAN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos.

Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos
PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

Servicio especial para ei transbordo y reexpedición de
NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

BAUZA Y ¡y

i

AGENTES DE ADUANAS

CASA principal:

SUCURSALES:

CERBÉRB (Francia) port-bou (España)

(Pyr.-Órient.)

PÍE3LTIDA.YH] (Basses Pyrenées)

( en CETTE:

Q,uai de la Republique 8-teléfonc 3.37

( a MARSEILLE: Rué Lafayette 3-teléfono 2.73
TELEGRAMAS: BAUZÁ

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Victoria 5, .al que pueden dirigirse para todo informe.

y Economía en todas las operaciones. — —

oo <c

en

w oz E—' en cu
w
^<1,&3

hO

(/)

P3

tí uJ

m
5»

zO

o GO

►—I UJ
o

c

re o P¡

z^

gS

Í3D
re

üo Mo

O

ce
‘o

<o
R
o:

c/y o O <D =3

o «—i
re
fi—I

ES

«

ce í/) — Pi S: -o

—

W w w .A re

Q P¿ <¡
co

LÜ

& Z wpí —;
O "2:
HH o ca

Í30
£
cí

° o

re fe
íc=

re o

UJ

o o Q. nj c/o

íG en O

OO
ü

UJ M
P3 05 rrerl -rt

uq < o
Dd

fU
U) UJ
0 GC

re

«3 re

Q\_

00 FS
£o

h UJ

\_re O

o

O

cu

(/)

§) re

GO

§s

00 fl»

!3¡

o *ü

cc 5

Hg

E—'

UJ

GO ÍJO

Q\_

GO

| Almacén de maderas : : :
: : : : Carpintería movida á vapor
] Especialidad en muebles, puertas y persianas

1

S

4 * Calles del Mar y Gran-Vía — SÓLLER I

SE CONSTRUYEN = = = -=

'=¿=

de inmejorable calidad con sujeción á la siguiente tarifa de precios:

[ o /
tS)

.

ANCH 0 s

1.a clase 2clase Pesetas Pesetas

l a De 0’60 á 070 m.

lO ' l De 0’71 á 0’80 m. .

0° ] De •0’81 á 0’90 m. .

re i De 0’91 á roo m. .

] De -4—'

<Ju

l’Ol á rio m. .

[De l’ll á 1 ’20 m. .

GO GC

j j

De

rH cs> r-H

á

1’30 m.

.

UJ f

De 1 ’31 á 1’40 m. .

12’ 13’ 14’ 14’90 16’30 17’20 18’30 19’20

s De 1’41 á 1’50 m. .

20’

o

GO v De T’41 á 1’50 m. en dos piezas 25’

10’65 11 ’ 3 5 127 5 12’30 14’ 14’90 15’6 5 16’40 17 ’ 15 23’

los clientes que tomen de una vez dos ó mas sommiers se les concederá un descuento del 5 por ciento.

'me
ISLEH u

IV
lil

COMPAÑÍA MADIrOqQUINA DE VAPO^Ep

Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma

Vipotes:lirpar-lj()llf6r-Miura-Diiiti¥-baffliiiua\_iiiiiu-isiw'iitiU(iuüe
Continuarán durante el presente año los viajes semanales

%g£flK Palma a Marsella y vice-versa
En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los días de salida. —Los viajes para Argel continuarán también.
CONSIGNATARIOS:

ALICANTE. VALENCIA. GRAO.

ííIsl6Fl9i Sucursal “1 Sres. Carbonell D. Juan Dominffo.

. Sres. Majol, Brunet y
ARGEL. Sres. Sitjar Heriuarios
CETTE. Mr. Bartlieleiuj Tous.
IBÍZA. Sres. J. é I. Wallis

Rué Republique

Servicios combinados á í'ort-fait eu conocimientos directos para los principales puertos .de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia,, Canadá y
Estados-Unidos.

£4)
d

d
<$
íD
«-i
asNÜ
m ©»

O1 O

To
O; —

re
'GÍ i CQ (D ** i cd

I

G

f-i <J (2* Q

M
^re tí

vi tí

re

O

• r—I

>

o

M

S=¡ en

re <

re

G

S*

a

1U
II •I
AÁÁÁÁAAÁÁAÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁ
jVíartín Carcasona
rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr El más cerca de las Estaciones :
Junto al Muelle : Habitaciones
para familias y particulares ■: Esmerado servicio á carta y á
cubierto : Cuarto de baño, tim¬ bres y luz eléctrica en todos los departamentos de la casa ; Intérprete á la llegada de los
: : : : trenes y vapores : : : :
Plaza Palacio,10tBARCELONA

MARITIMA

BieiasAL
DE DOS

SOLLERENSE

Almacenes MflTONS

CAN JUANET

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Cette: los días i, ii y 21

de id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER.— D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25,—EN CETTE.—D. Pedro Pí y Suñer.—Quai de Base, 6.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

NOVEDADEp vaha Señora.

— Casa especial para ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

♦ ♦♦LANflS*SED/\\S***
PAÑERÍA para Caballero.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES

♦♦♦ EQUIPOS DE NOVIOS
HUTA! de MIA ♦ ♦ ♦ ♦
YUTES ♦ ALFOMBRAS ♦ RETORTS

PUNTILLAS ♦ ENTREDOSES

Cualquier artículo que no tenga esta

— SOMBRILLAS ♦ PARASOLES —

Sucursal, es pedido telegráficamente,

^ VATU WG-TITA S ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ para complacer al cliente.

♦ ♦ Y OTROS MUCHOS ARTÍCULOS.

© ® PRECIO FIJO. ® ®

ESPECIALIDAD EUXT LONAS PARA CARRUAJES

DOMICILIO M SOXiIjÉRs

Plaza de dntonio Maura y Calle de Sar|ta Bárbara.

VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
COMERCIANTE t PROPIETARIO
LlÍiBI«i\\AX (Aude)

Fonda Balear

de
JOSÉ FLORES

C. Mayor § (Subida calle Rubí, n.° 1)

IMS A

(MALLORCA)

situada en ia mejor calle y la mas céntrica.

Dependiente y carruaje -•* «i» áda llegada de todos los trenes.

fíTBF.TJ.TNO FvÁres
Place Marché aux Fleurs ñVEOIÑrTT^EnLILTET^
Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘ Herault en colis postaux y vagones completos.
Embalajes cómodos-Rapidez en los servicios.

LA SOLLERENSE
DE
COIjJj
VERBERÉ y PORT-BOD (Frontera, franco-espailolal
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y vpescados.
SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»