AÑO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1232
AÑO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1232

SABADO 5 DE NOVIEMBRE DE 1910

SEMANARIO INDEPENDIENTE

5 ' FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona.

REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayo! Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

SECCIÓN LITERARIA

nuestro héroe la caña del timón, más
contento y más alegre que todas las Pas¬

cuas de un siglo.

SALVADORILLO EL GOLOSO

—Ya te daremos alguna propina, mu¬
chacho.

Salvadorillo era un chicuelo de trece
años, feo hasta la exageración, y tan avispado y suspicáz de ingenio, como escurrido y desmedrado de físico.
Era .hijo,de uno de los carabineros
destinados en Punta Umbría, esa her¬

—No s1 a menesté, mi capitán—repuso el chicuelo haciendo un delicioso guiño;
—por dineros no peleo yo; con una con¬ vida de durses jasta jincluirme, tengo yo que me sobra.
—Pues vaya por los dulces; como tu quieras,

mosa playa separada de Huelva por un

Salió el vaporcillo echando humo, y

trozo de mar, y vivía en aquel pequeño Salvadorillo, con los ojos clavados en él

y arenoso desierto libre y alegre, como brumoso horizonte se relamía de gusto

los pájaros de la marisma.

pensando en la próxima realización de

En verano, y cuando los ingleses de sus vehementes deseos.

Riotinto pasaban en Punta Umbria el

—Ya estamos cerca, Salvadorillo; mira

caluroso Agosto, nuestro héroe, erigido cuantos barcos; eso de ahí es el muelle

por obra y gracia de su soberano inge¬
nio en hazmerreír de los rubiales, como
él los llamaba, presidía los juegos de los chicos y hasta tomaba parte en los espar¬

de Riotinto. ¿Te parece grande? —Sí. señé; sí, señó; muy grande; pero,
oiga usté, mi capitán, ¿tos los días jasen
durses?

cimientos de los mayores, y de este mo¬

—Sí, hombre; todos los días.

do, burla burlando, hacia él también su —¿Ves aquellos montes, Salvadorillo?

Agosto, entre agasajos y propinas.

Pues son los Cabezos. ¿No has oído ha¬

Y eso que á las propinas no daba Sal¬ blar de los Cabezos?

vadorillo gran importancia. Para él, só¬ lo había en el mundo dos cosas que j ustificaran la pena de vivir en él: el vino

—Sí, señó, los he oído menta; pero, oiga usti, ¿se ven los durses desde la
calle?

y los dulces; sobre todo los dulces. Por una copa de Jerez daba nuestro
mozo tres vueltas en el aire sin pisar tie¬ rra; pero por un pastel, aunque fuera de hojas, era capaz de todos los imposibles.
No obstante la pequeña distancia que media entre Huelva y Punta Umbría,
Salvadorillo no había logrado poner sus
piés en la capital. Su padre no había po¬ dido llevarle, por impedírselo el servicio que desempeñaba, y si alguna vez pre¬
tendió el chicuelo ir á la ciudad, acom¬
pañado por tal ó cual amigo, se opuso, y con razón, el autor de sus días, que co¬
nociendo sobradamente los puntos que
el chico calzaba, temía que algún desa¬ hogado le hiciera beber más de la cuen¬

—Sí, hombre, sí. Y no le hicieron pregunta que el no contestara relacionándola, viniese ó no á pelo, con lo que constituía su único
pensar.
Cuando, por fin, atracó el vaporcillo al muelle de Huelva, los inquietos ojos del corre-playas brillaban como dos as¬ cuas, y cuando, más tarde, le hicieron entrar en la limpia y bien oliente paste¬
lería, temblaban de emoción sus labios
y su boca se licuaba toda. —¡Josti!—exclamó contemplando las
repletas bandejas.—¡¡Virgen der Car¬ men!!—y miraba boquiabierto aquella profusión de golosinas apetitosas, sal¬
tando su mirada de los encaramelados á

ta, para reir luego con sus graciosos di¬ chos y con sus no menos graciosas he-
churias.
Ni que decir tiene que esas continua¬ das prohibiciones aumentaron de tal mo¬
do los vivos deseos de Salvadorillo, que la idea de ir á Huelva llegó á constituir en él una verdadera obsesión.
Y no quería ir á Huelva para ver el ferrocarril, ni los muelles gigantescos, ni aun siquiera los automóviles, de los que oía hacer tan lindos comentarios; nada de eso; deseaba ir á Huelva para
ver... una confitería.
Eso de pensar que había determinados locales donde se exhibían al público cientos de pasteles y golosinas de todas
clases, le volvía loco.
—Ahí es nada—decía él.—¡Poder en¬

los merengues, y de estos á las distintas clases de pasteles que llenaban el mos¬ trador.—¡Josúl—y con el cuerpo arquea¬ do y las manos hacia atrás permanecía quieto, extático, un minuto, otro...
—Vamos, hombre, empieza—le dije¬
ron.
—Sí, señó; sí, señó—respondió él ner¬
viosamente.
—Coge el que más te guste. —¡Este!—dijo, pretendiendo arrancar de una bandeja de latón un pastel de
crema de chocolate.
Pero aquellos pasteles, recien hechos, como lo denotaba la brillante capa de caramelo que los envolvía, estaban fuer¬ temente adheridos á la bandeja.
—¡Ay, mi nutre, si no '¡meoarrancarlo!
—añadió azorado.

tra r y... jincluirse...! Y como cuando menos se piensa salta
la liebre, saltó ésta para Salvadorillo, en forma de capitán de Carabineros, una hermosísima tarde de Mayo.
El capitán y varios de sus amigos arribaron á Punta Umbria con el objeto de merendar en la playa, y como llega¬
ron hasta allí á fuerza de remos, con áni¬ mos de regresar en e! vaporcito de las minas, y había éste de conducir a re¬ molque hasta Huelva la barca que ios había transportado, decidieron buscar
un chicuelo para que manejando el ti¬
món de la misma la hiciese secundarlos
virajes del vapor, y no fuera voltejeando y dando bandazos cual tablón sin go¬
bierno.

—Pues tira, hombre, tira, que...
No pudo el capitán acabar la frase; Salvadorillo. más que tirar, apretó con fuerza, rompió y estrujó la coraza de ca¬ ramelo. y del ventrudo pastel brotó un churretón de crema negruzca, achocola¬
tada. feísima...
—¡Ah!—gritó Salvadorillo horroriza¬ do y mirando al desecho pastel con infi¬
nito asco.
—¿Qué te pasa, hombre? —¿No lo ve usté, señó!¡Mardita sea...! ¡Si tendré yo mala pata! ¡Er primero... podrlo...!
Pedro Muñoz Seca.

Como era lógico, el carabinero, bién á

su pesar, ofreció á Salvadorillo para tal servicio, y horas más tarde empuñaba

LA VIOLETA V LA DALIA
¿Por qué tiemblas, pobrecilla, y entre la hierba te ocultas, y las caricias del aura
llena de temor rehúsas?
Di, que esperas? quien te mira?
Cuál es tu suerte futura?
No sabes que á quien se esconde
nadie le llama ni busca?
En los tiempos que corremos
es la modestia locura:
se ansia lo que se ostenta, se olvida lo que se oculta.
Símbolo fuiste otro tiempo de gracias suaves y púdicas; hoy ya no: pasó la moda de aquellas bellezas mudas.
Si no tienes gallardía es bueno te la atribuyas; y acabarán por creerte esos que hoy de ti se burlan.
Mírame á mí: para el alma no tengo gala ninguna, y hasta carezco de aroma que es tu mayor hermosura.
Mas mi altiva gallardía á los mortales ofusca, y en pos de mi van las bellas, y los amantes me buscan.
Y sabes por qué? Pues oye: apenas el alba alumbra levanto yo la cabeza luciendo mi galanura.
Yo sov la que más se mueve
cuando las auras susurran,
y la que ostenta más pompa, y no se avergüenza nunca.
Yo humillarme? No lo esperes.
Despreciativa y sañuda, para alimentar mi belleza
llamo sobre mí á la lluvia.—
Asi habló la dalia.—Sigue, dijo la violeta pura: sigue cautivando tontos si es que esos triunfos te gustan.
El mérito verdadero, sin que se ostente se busca; y en vano quiere vencerle
la ruin vanidad ilusa.
Que si un momento le iguala es triunfo que poco dura, cual relámpago que nace y entre montes se sepulta.
¿Sabes tú por qué me escondo?' ¿Por qué aborrezco, esa turba que se atrae á cada instante tu coquetería insulsa?
Sólo un alma es lo que busco i un alma elevada y justa, que estime lo que yo valgo y me lo pague en ternura.—
Calló la violeta: un joven, del jardín por una calle
atravesó presuroso
lleno de gozo el semblante.
Junto á la dalia paróse: cortó su flexible talle, y fué á ofrecerla á su amada que sonreía mirándole.
Aceptó la flor ansiosa y acercó su fresco cáliz
á su nariz sonrosada
con vivo afán aspirándole.
Pero indignada, arrojóla entre dos rudos zarzales, diciendo:—Flor sin perfume qué significa ó que vale?
¿Ni para que he de prenderla en mi cabello ó mi talle, si sus vanidosas galas
no existirán á la tarde?
—Toma pues, esta violeta, repuso el joven, mostrándole
la modesta fiorecilla
que cogió dentro el follaje.

Aquella es cuerpo: esta es alma; así benigna la guardes, ¡y ojalá su dulce aroma pueda de mi'amor hablarte!—
La joven sacó del pecho un medallón de diamantes, que contenía la efigie
de una anciana venerable.
Abrió el anverso, y poniendo la flor entre los cristales, —¡Servirá de adorno, dijo,
al retrato de mi madre!—
Y cuentan que aquella joven en el pecho al colocarle, oyó una voz que decía
con acento dulce y suave:
Nunca podrá la soberbia
victoria cantar triunfante:
que Dios ofrece al humilde
sobre el altivo ensalzarle.
María del Pilar Sinués de Marcó.
Pequeñas Crónicas
La supresión de los consumos
Yo no sé que haya mala acción compara¬ ble á la que practican ciertos agitadores pro¬ metiendo a las masas lo q ue no pueden c um¬ plir ni ellos, ni nadie; lo que no se consegui¬ rá nunca. Si el extravío nace de la ignoran¬ cia ó del ardor juvenil que todo lo imagina posible, la cosa tiene cierta disculpa: se tra¬ ta, no más, de un delito por imprudencia.
Pero cuando las propagandas se realizan á sabiendas de la vaciedad de su contenido; cuando se alimentan falsas ilusiones cons¬ tando á quienes las estimulan lá dificultad grandísima de satisfacerlas, ni en plazo pe¬ rentorio, ni en 'una larga serie de años, esa falacia debiera acarrear el desprestigio in¬ mediato y completo de quien la emplea.
Algo así ha pasado con los consumos en España, y en muchos países. Este asunto ha servido de cebo constante ‘para la revuelta. Lo han explotado los agitadores en todas las épocas. Un incidente de consumos promovió
los sucesos de Barcelona en 1840. La t cam¬
paña contra los consumos contribuyó como elemento principal cd movimiento de 18o4, que no pudo suprimirlos. «¡Abajo los consu¬ mos7» se gritaba por todos lados en 1868; se intentó su supresión, se inventaron las cédu¬ las personales para substituirlos y á la pos¬ tre nos quedamos con consumos y con cédu¬
las.
Como ahora nos quedaríamos probable¬ mente, con consumos, y con impuestos ó arbi¬ trios sobre alquileres, sobre solares, sobre lo qué sea, con más el déficit producido por el
tránsito brusco de una á otra tributación.
¿No ¡valiera más, para todos, decir la verdad al país? ¿No valiera más decirle: te engañan quienes te hablan de la supresión radical de los consumos sustituyéndolos por otras gabelas que suelen gravar las mismas especies y son los mismos perros con diferen¬ tes collares, que consisten en abrir un hoyo para llenar el anterior?
Se'pueden ‘mejorar los, consumos; se pue¬ de ir á su extinción progresiva buscando re¬ cursos para las haciendas locales que no consistan en contribución, ¡Jorque éstos están todos agotados y cargadísimos: se podrá ha-, blar de extinción, ác plazo todavía no muy breve, cuando la austeridad y no la franca¬ chela impere en los municipios y sea posible
dusiviales positivos procedentes de lo. rnunicipalizadón de servicios: alumbrado, agua,
tranvías, etc.
Mientras esto no suceda ó no sea posible, se comete una mala acción, sobre todo en las grandes poblaciones, hablando de suprimir de raíz, los consumos. Gracias si se ¡ruede atenuarlos un poquito y hacerlos soporta¬
bles.
C. C.

SOLLER

LA CUESTIÓN MARROQUÍ

glaterra, concediendo á España como una mismos periódicos protestaban contra una y Pecuario: «Este año, escribe el Sr. Rei-

EN FRANCIA Y EN ESPAÑA
Campañas de Prensa. Los periódicos franceses se apoyan en los nuestros. La diplomacia francesa. Sorpresa de Europa.
Indudablemente, España ati'aviesa en la
actualidad uno de los moinentos más críticos
de su vida como nación.
La cuestión marroquí significa para noso¬ tros alg’o que va anexo á nuestro futuro en¬ grandecimiento, siendo incomprensible, y únicamente pecando de corta visualidad so¬ bre el porvenir pueden sostenerse las teorías que, por fortuna, cada vez cuentan con me¬ nos adeptos, de que á España nada interesa la suerte del vecino y caduco Imperio mogrebino y el anuncio de que ciertos elemen¬ tos se opondrán por medio de la violencia á que España intervenga con las armas en Marruecos para hacer efectivo un ideal que siempre fué sustentado en la política exte¬
rior de nuestra Patria.
Los que insensatamente originaron aque¬
llos luctuosos sucesos de Barcelona contra-'
jeron una responsabilidad inmensa ante la historia patria, que no podrá absolverlos ja¬ más de haber promovido aquel momento de aguda crisis nacional que tuvo su período álgido el 27 de Julio, dia triste, terriblemen¬

compensación la zona de influencia que, par¬ tiendo desde Cabo de Agua, sigue el curso del Muluya, que ha de separar á España de Argelia y de la Chauía, anexionada á Fran¬ cia, sirviendo el curso del río Seba para se¬ parar el Marruecos español del francés, y dejando á Tazza para Francia, por ser el único camino posible para unir la Argelia á la parte de Marruecos que baña el Atlántico, quedando para nosotros todas las costas del
Mediterráneo.
Esto es lo estipulado en el Tratado francoespañol, de acuerdo con Inglaterra, y esto es lo que no creyó jamás la diplomacia fran¬ cesa que nosotros pudiéramos ocupar, y esto es lo que ocuparemos poco á poco y pese á quien pese, porque, además de interesar á nuestra propia independencia, existe un Tratado que clara y tácitamente nos i-eco-
noce estos derechos.
Por otro lado, Inglaterra, que ha sido has¬ ta el momento una leal amiga nuestra, está más interesada que nosotros en que ese Tra¬ tado se cumpla en la forma estipulada, por¬ que jamás podrá consentir que otra nación que no sea España se apodere de unas costas que son la garantía de su política mediterrᬠnea, que significa el sostenimiento de su sobe¬ ranía en Egipto y en la India, por eso se cui¬ dará de garantir nuestro derecho, si es que Francia no se aviene á dejar en el olvido el
sueño irrealizable de anexionarse todo el
Imperio marroquí, dando por buenos y acep¬
tando todos los hechos consumados en ese

«política de aventuras» y contra las negati¬ vas del Gobierno. Esos artículos, justos ó no, produjeron inpresión en Tánger, y esa im¬ presión fué compartida por el Comité de Obras públicas».
Y así por ese*stilo fundamenta Le Temps
que las razones para combatirnos se la dan nuestros propios periódicos, dejando entre¬ ver que nosotros vamos á violar los Trata¬ dos- y poco menos que á la conquista del
Africa entera.
Abandonen, pues, unos y otros una acti¬ tud injusta y perjudicial, ya que los hechos
consumados demuestran á Yodos claramente
cuál es el camino á seguir, y dejen á su vez los diarios franceses de lamentarse de equi¬ vocación que su diplomacia sufriera. Nues¬ tra Prensa "deje también de perjudicar más el porvenir de la Patria hispana, que nece¬ sita del generoso concurso de todos sus hijos para salir en bien de la trama en qxie se nos ha querido envolver.
Los hechos consumados, como ya decimos, hay que aceptarlos plena y tácitamente, Los Tratados entre Francia y España de que es fiadora Inglaterra, limitan .claramente nues¬ tra acción, y á ellos habremos de atenernos, á pesar de las insidias de la Prensa francesa, de los manejos del partido colonial francés y de la a}ruda que puedan prestarles ciertas propagándas tendenciosas hechas dentro de España, las cuales cada día tienen, por for¬ tuna, menor eficacia.

»na, á causa de las persistentes y gran»des lluvias, ocurridas durante la pri¬ mavera, el encamado ha producido »enormes perjuicios á estos labradores, , »pues quedan reducidas las cosechas á »un 50 por 100 de lo que prometían, en »todos los casos en que el trigo se viene »á tierra: accidente que han evitado
»cuantos labradores abonaron sus sem¬
brados con cloruro potásico, en dosis de »75 á 100 kilogramos por hectárea.»
Tengan muy en cuenta los agriculto¬ res hecho tan importante y no dejen de emplear, además del superfosfato y el abono nitrogenado, 75 á 100 kilogramos, por hectárea, de cloruro potásico ó bien iguales cantidades de sulfato de potasa, debiendo preferirse este último para las tierras pobres de cal.
No es necesario advertir que la potasa produce, además, un notable aumento de cosecha, según lo han comprobado cuantos agricultores emplearon dicho
abono.
0000000009000000000000000000
La vida política
Tareas parlamentarías

te triste para España, en que, comprometido en Marruecos nuestro honor, en vez de la necesaria cohesión, nuestros revolucionarios, en combinación con los de Francia, oponían una brutal resistencia, que á punto estuvo de comprometer la suerte de España, salien¬

Tratado que con nosotros firmó en 1904.
La sorpresa de Europa, como ya decimos, ha sido, pues, enorme al contemplar cómo e^te pueblo, que parecía moribundo, cumplía sus

S. Cánovas Cervan.tes. 0000000000000090009000000000
El caucho en Fernando Póo

Muyen breve espera el jefe del Go¬ bierno que estará aprobada la ley dél «candado», cuya discusión en el Senado toca ya á su fin.
Ha dicho el Sr. Canalejas que esta ley

do victoriosos, más que por nuestro instinto de conservación, por la ayuda del destino, que contrarrestó aquellos momentos de locu¬ ra suicida, que conducía á España fatalmen¬
te hacia su derrumbamiento final.
Ha pasado un año desde aquella fecha, y, por fortuna, la opinión pública española ha
reaccionado visiblemente á favor de que no
sea interrumpida la política marroquí, que

compromisos internacionales, había restau¬ rado su hacienda y soportaba con relativa holgura los gastos de la campaña de Melilla,
la cual, á pesar de algunas lamentables equivocaciones, significó un progreso visible en nuestro Ejército, y al poner en relativo corto espacio de tiempo más de cuarenta

Las plantaciones de caucho en la isla de Fernando Póo parece ser que están
resultando excelentes.
La mayor parte del arbolado que aho¬ ra existe en aquella colonia, correspon¬ de todavía á semillas importadas de fue¬

mil hombres, en los campos del Rif, afianza¬ ra, especialmente de Pará y Ceilán, pero

mos nuestra nacionalidad, demostrando á las ‘ hay también plantaciones de buena se¬

es transitoria, y con una duración, á 10 sumo, de un año, y que no tiene otro fin que fijar situaciones y determinar la
orientación del Gobierno.
No puede esta ley durar más, porque en ese espacio de tiempo se habrá pacta¬ do con Roma, quedando convenido cuanto se refiere á las Ordenes religio¬

nosotros calificamos entonces, y seguiremos calificando siempre, como «política de salva¬ ción nacional», que, además de asegurar la independencia patria, impidiendo que nin¬ gún molesto vecino ocupe esas costas, dará ancho cauce á las energías de la raza para que en el porvenir pueda fundarse, al otro lado del Estrecho, una segunda España, y pueda fundirse á la vez, en la nuestra, la

demás naciones que áquel pueblo muerto de años atrás podría convertirse en un momen¬ to dado en un pequeño pueblo vivo, y que aún podíamos hacer en la política de Europa un papel decoroso, aunque se empeñe en lo contrario la Prensa francesa, en alianza con
nuestros revolucionarios. '
La campaña que la Prensa de la nación ve¬ cina hizo contra nuestro Ejército, toda aque¬

milla indígena, lo cual hace suponer que este producto, cada día más avalo¬ rado por el desarrollo de la industria constructora de automóviles y para el uso de instalaciones eléctricas, llegará á
representar una gran riqueza dentro de muy pocos años.
En la costa española de Africa, en la

sas. ó, de lo contrario, se habrá aproba¬ do la ley de Asociaciones, en la que quedará resuelto cnanto á dichas Con¬ gregaciones se refiere.
Respecto del proyecto de ley de Aso¬ ciaciones. él Sr, Canalejás ha comenzado ya su labor, reuniendo y ordenando an¬ tecedentes y trabajos que desde hace

raza marroquí, cumpliéndose de esta forma una ley fatal é histórica.
Nosotros repetiremos un día y otro, aun¬ que la osadía de la frase haga sonreír á los escépticos, que la campaña de Melilla y la política que España sigue en Marruecos es el acierto político más grande que la diplo¬

lla trama del proceso Ferrer, que en Fran¬ cia se explotó con marcada mala fé en con¬ tra de España, todo eso obedecía á una con¬ signa y era fruto de la inesperada sorpresa que el partido colonial francés sufrió al ver que España vivía, y se intentó matarnos de un golpe, para lo cual hábiles agentes se

desembocadura de río Muni, van igual¬ mente á verificarse plantaciones de cau¬ cho y algodón. Varios entusiastas pa¬ triotas. entre los que figura el conde de Ayamans, de Palma, y otros personajes de Madrid, han adquirido del gobierno

tiempo viene haciendo. En cuanto termine el Congreso sobre
enseñanza se redactará y presentará á las Cortes el proyecto que sobre ella tie¬
ne anunciado el Gobierno.
Los infundios sobre crisis

macia española ha realizado desde los Reyes Católicos hasta nuestros días, y tan es asi, tanta importancia se le da á nuestra obra en Europa, princi pálmente por nuestros ve¬ cinos, que basta observar desde el comienzo de las operaciones la Prensa europea, y so¬ bre todo la francesa, para percatarse á las claras que algo muy importante se ha ini¬
ciado en nuesta vida nacional cuando tanto
se ocupan de nosotros los unos y con tanta saña y malicia los combaten los otros.

cuidaron de esparcir aquella absurda traína de que España iba á defender al Rif los mi¬ llones de unos mineros, como después se hizo armas de la cuestión Ferrer, puesto que á nadie cabe hoy ya la duda que aquella pro¬
testa no ocultaba una solidaridad entre pe¬
dagogos más ó menos libertarios, sino una indigna trama política, en la que iba en¬ vuelta la. cuestión marroquí.
Nosotros nos guardaremos muy bien de acusar de mala fe á los que en España se¬

vastas extensiones en dicho territorio.
Según cálculos efectuados en América respecto al consumo de caucho, si con¬ tinúa en la progresión ascendente que hasta ahora va experimentando, el año
1913 habrá una demanda de unas 105.000
toneladas. Y como se supone que la co¬
secha no alcanzará esa cifra, ó encarece
extraordinariamente, el artículo ó se le habrá encontrado algún similar que lo sustituya.

Nuevamente han vuelto á circular ru¬
mores de crisis, suponiendo que en bre¬ ve el Sr. Canalejas modificaría el Gabi¬
nete.
Nada de esto es cierto, como es un bu¬
lo lo que se refiere al cambio de destinos de los generales Ríos y Echagüe. Am¬ bos generales seguirán en sus puestos, salvo acontecimientos imprevistos, para el día en que este Gobierno deje de serlo.
En cuanto á los ministros—decía el

¿Que cuál es el secreto que encierra estas actitudes de Francia y del resto de Europa? Para algunos hombres que miran con sere¬ nidad los acontecimientos políticos, tiene una sencilla y fácil explicación.
Ocurrió que al iniciarse por el Sr. Silvela las negociaciones del primer Tratado franco

cundaron y siguen secundando las campañas
insidiosas de la Prensa francesa subvencio¬
nada por el partido colonial, pero sí hemos de combatir su instinto suicida, haciendo re¬ saltar que en esas campañas de la Prensa española y en esas protestas mal fundadas se basa El Mokri y sus amigos para estorbar la

Agricultura
Interesantes otomciones sota

Sr. Canalejas—yo me propongo que has¬ ta el día en que salga del Poder el par¬ tido liberal, las carteras sigan desempe¬ ñadas por los mismos que hoy las de¬ sempeñan. Sólo en el caso de una enfer¬ medad cuya importancia sea de tal

español, nuestra Patria hallábase atravesan¬ do los horrores de la liquidación colonial, y tales síntomas de descomposición observᬠbanse en la vida de nuestra nación, que no era extraño el que Salisbury proclamara el finís Híspame, cuando entre nosotros mis¬ mos hablábase sin rubor y sin vergüenza de un próximo reparto, y el entonces presiden¬

labor de España y que en esas mismas cam¬ pañas se funda también la Prensa francesa cuando lanza sobre nosotros algún malicioso infundio con el fin de molestar y desorientar en las negociaciones que se vienen sostenien¬ do, manteniendo de paso un estado de cons¬ tante alarma que tanto perjudica á nuestros
intereses.

el encamaio ie los cereales
En años muy lluviosos, los cereales suelen encamarse y las cosechas dismi¬ nuyen considerablemente, resultando, además, muy difícil y penosa la siega y
recolección de la miés volcada. Este ac¬

naturaleza que obligue al ministro á es¬ tar alejado de su cargo por mucho tiem¬ po. ó por esas exigencias imposibles de contrarrestar, haría una crisis, y esto había de ser después de aprobados los presupuestos, pues antes, de ninguna manera ni por ninguna razón.

te del Consejo, Sr. Silvela, declaraba tam¬

Y para demostrar cuanto decimos, vea¬ cidente es debido á que los tallos ó ca¬

bién que el pueblo hispano hallábase sin mos el siguiente párrafo, en el cual Le ñas de las plantas ofrecen poca resisten¬

Maniobra incalificable

pulso. Y en estas circunstancias, amenazándonos
Francia con intervenir nuestra Hacienda, viéndose precisado Villaverde á estampillar el exterior perteneciente á tenedores extran¬ jeros, ¿puede convencer á nadie que la veci¬ na República viniese á tratar con nosotros

Temps, de París, fundamenta las voces de alerta que constantemente viene dando á la opinión francesa.
Dice así el periódico francés: «Necesario es añadir que ese estado de es¬ píritu está robustecido por los artículos de os periódicos republicanos de Madrid. Esos

cia. son muy endebles y no pueden re¬
sistir la acción de las lluvias sin doblar¬
se. Pues bien, el Dr. Solarolu ha demos¬ trado, en un interesante estudio experi¬
mental, que los abonos potásicos consti¬ tuyen un remedio muy eficaz para lu¬

Desde hace algún tiempo viene tele¬ grafiándose al extranjero noticias falsas,
con las cuales en nada se beneficia el
buen nombre y el crédito de España. Al recibir el Sr. Canalejas, el miérco¬
les, á los periodistas, sus primeras pala¬

con el convencimiento de que, llegado el lperiódicos denuncian cada día proyectos de char contra el encamado, en cuanto bras fueron para censurar un hecho de

momento, podríamos sostener una dura y acción militar en los alrededores de Ceuta; contribuyen á la formación de tallos re¬ éstos, que, sin duda, le había impresio¬

costosa campaña en Marruecos?

el envío constante de refuerzos, de baterías sistentes y rígidos, que permanecen de¬ nado honda y desagradablemente.

No; Francia y Europa entera creyó que
nosotros nos aventurábamos demasiado y
que no podríamos cumplir lo estipulado; nuestros mismos políticos tuvieron miedo, y á esto obedece que se abandonara el primer Tratado, en que se nos concedía mayores

de Artillería, batallones de Ingenieros; el aumento de la guarnición, primero á 15.000, luego á 20.000 hombres; la construcción de nuevas barracas, el viaje á Madrid del gene¬ ral Aldave y su entrevista con el Rey y con Canalejas, su reciente ascenso á teniente ge¬

rechos en tiempos lluviosos. La práctica
ha confirmado el descubrimiento del
Dr. Solarolu, según pueden ver nuestros lectores por la siguiente observación he¬ cha por un distinguido agricultor de

En telegramas enviados desde Madrid y destinados á París y á Londres, se de¬ cía que en la capital de España y en
Barcelona habían estallado graves
desórdenes. Fuera de la apreciación de

compensaciones territoriales, y que el nego¬ neral, ascenso que le permite tomar el man¬ Puente Genil (Córdoba) D. Antonio Rei¬ gravedad, nada más parece se añadía á

cio terminara entendiéndose Francia é In¬ do eventual de un Cuerpo de Ejército. Estos na y publicada en El Progreso Agrícola estos supuestos sucesos.

SOLLER

3 833,1

De ambas capitales extranjeras reci¬ tra riente campiña. Y continúo ensimis ¬ dad, existiendo temores de que pueda evitar tamaño inconveniente, estimaría¬

bieron telegramas preguntando la exac¬ mado sintiendo correr por mi mente ocurrir algo con motivo de la próxima lu¬ mos del Ayuntamiento procurase aplicar

titud de la noticia, y el Gobierno, por ideas cada vez más extravagantes y es¬ cha electoral.

sus medios.-—Con la prolongación recta

cuantos medios tiene á su alcance, pro¬ curó restablecer la verdad.
Maniobras de esta índole, sean inspi¬

trambóticas, hijas solo de un cerebro débil, enfermizo y obscurantista.
La hora del regreso ha llegado ya y al

###*########################
EN EL AYUNTAMIENTO

de esta calle, opinamos que el erario mu¬ nicipal no sufriría importantes quebran¬ tos; y en cambio creemos de gran utili¬

radas por el deseo de producir trastornos bajar la empinada cuesta me fijo en que

dad para el pueblo el engrandecimiento

bursátiles, sean por otros móviles como los árboles van perdiendo sus hojas, do¬ éstos, no pueden ser encaminados á un radas las unas, de esmeralda y plateadas

Sesión del dia 28 Octubre de 1910

de sus viras.

•

Suplico, pues, á ese Magnífico Ayun¬

fin lícito, y sólo han de redundar en las otras, y el viento va arremolinándo¬

La presidió el Alcalde señor Mora, y tamiento, se sirva practicar lo más pron¬

perjuicio del buen nombre y crédito de las todas. Ahora se juntan unas á otras asistieron á ella los Concejales señores to posible, las gestiones necesarias para

España, y merecen ser condenados por y se dan fúnebre cita para salir agarra¬ Colom (D. José), Magraner, Colom (don conseguir el ensanche de la calle de

toda conciencia honrada.

das en vertiginosos remolinos á ejecutar Miguel), Enseñat, CastañerBernat, Cas- Bauzá y la prolongación indicada de la

la danza de la muerte.

tañer Arbona y Alcover.

calle del Príncipe,, y acordar lo condu¬

DIVAGACIÓN

Cada racha de viento arranca nuevas
parejas á las ramas y las pone sobre los senderos para que emprendan el viaje

Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se concedieron los siguientes permi¬

cente á este objeto». Enterada la Corporación, acordó pa¬
sara á estudio é informe de la Comisión

Dan las tres y media, yo tengo cita con unos amigos para ir de excursión; me levanto vivamente y á las cuatro, que
era la hora señalada, ya estoy en su
compañía. El cielo está encapotado, el tiempo es pues inseguro, pero somos valientes y no nos arredra tan poca cosa. Emprendemos nuestra marcha y á las cinco en punto atravesamos el pueblecilio de Fornalutx. De pronto miro el firmamento y veo que poco á poco va despejándole; eso me asegura el buen tiempo para todo el día. Ya llegamos á lo alto de la montaña en el punto deno¬ minado «Sa Comuna». Mis compañeros empiezan á buscar setas, mientras yo quedo contemplando extasiado el pano¬ rama que delante de mi vista se extien¬ de. Estando en esta espectación llega á
mis oidos el son de una campana que
tañe y el rumor de una ráfaga de aire me inspiran pensamientos tristes y me recuerdan que es hoy el día de los di¬
funtos.
¡El día de los difuntos! Yo recuerdo que este día en París es el
día de la emoción íntima, del recuerdo
sagrado, de la ternura infinita. Allá na¬ da de fúnebres pensamientos; algunas lágrimas apenas. El recuerdo de los muertos aparece sonriente y apacible. La ausencia de los que fueron entristece
menos en medio de las flores.
En París cúbrense las tumbas de ra¬
mos y coronas. Los campos mortuorios presentan en el día de difuntos un aspec¬ to excepcional, como si una segunda

sin término ni medida. Los árboles la¬
mentarán la pérdida de su pompa, lle¬ garán los hielos á estas alturas para ate rirlos y las hojas en tanto, seguirán su
baile acelerado sin hallar descanso á su
fatiga. ¡Danza macabra, ronda de la muerte, baile de las hojas, seguid, seguid vuestro paso inseguro sobre la tierra sin lamentar el darnos la despedida!
El baile de la humanidad llegará tam¬ bién á unirse cou vosotras, allí donde espira la vida, vacila el pensamientoy se abre como flor de la materia el espíritu.
Baldovinos.
Sóller, Noviembre 1910.
NOTAS DE PORTUGAL
Las últimas noticias de Lisboa recibi¬
das por emigrados que se refugian en Badajoz, se refieren á lá detención y procesamiento de Juan Franco, que tras un interrogatorio fué puesto en libertad provisional, bajo fianza de un millón de
pesetas. En las cartas recibidas se añade, que
el gobierno ha ordenado á las tropas que patrullen por las calles con el fin de evi¬ tar cualquier acto que pueda intentarse contra el nuevo régimen.
Entre los ministros existen' grandes discrepancias, habiendo presentado tres de ellos la dimisión de sus cargos, reti¬ rándola luego, merced á los razonamien¬ tos, ruegos y súplicas de Teófilo Braga.
Por el gobierno provisional se inter¬

sos, que habían sido solicitados: á doña María Ballester Canals para modificar
una ventana del frontis de la casa nú¬
mero 16 de la calle de Serra; á D. Miguel Colom, para construir una acera adosada al edificio que posee lindante con la pla¬ za de América y calle de la Gran-Yía y para continuar la expresada acera por el frente del solar de su representado don David March Alcover; á D. Sebastián Sbert Cañellas, para cercar con verja de hierro la sepultura número 359 del Ce¬ menterio Católico, y á D.a Antonia Mo rell Arbona, para construir un panteón sobre la sepultura número 423 del Ce¬
menterio Católico.
Previa lectura de los correspondientes recibos y facturas se acordó satisfacer: á D. Luis Riera 11,76 pesetas, por impre¬ sos suministrados al Ayuntamiento para la confección de los repartos de la con¬ tribución territorial, á don Pedro Juan Bernat Moranta 10 pesetas por la des¬ trucción de un animal dañino; á D. Bar¬
tolomé Alzina 50,05 pesetas por 776 ki¬ los de paja suministrados á este Ayunta¬ miento para manutención de los. caba¬ llos propios de esta Corporación y á don Lorenzo Alón 55 pesetas, por una gue¬ rrera y una gorra para la Guardia Mu¬ nicipal.
. Se dió cuenta de una instancia pro¬
movida por el Presidente del «Centró Republicano Sollerense», que dice así:
«La calle de Bauzá, la más importante de esta ciudad, por su frecuente tránsito como carretera que conduce al Puerto, es tan estrecha, desdice tanto de una

de Obras.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.
ITINERARIO DE CORREOS
Salidas de Palma.
Domingo.—A las nueve para Mar¬ sella, á las 14 para Barcelona (vía Alcu¬ dia), á las 18‘30 para Malión.
Lunes.—A las 9 para Cabrera, á las 18‘30 para Barcelona, á las 23 para Ibiza (procedente de Barcelona).
Martes.—A las 12 para Ibiza y Va¬ lencia, á las 14 para Malión (vía Al¬ cudia.)
Miércoles.—A las 9 para Cabrera, á las 18‘30 para Barcelona (procedente de Ibiza), á las 18‘30 para Malión (vía Barcelona).
Jueves.—A las 17 para Argel, á las 18‘30 para Barcelona.
Viernes.—A las 9 para Cabrera, á las 12 para Ibiza y Alicante.
Sábado.—A las 18’30 para Barcelona.
Llegadas á Palma.
Domingo.—A las 9 de Ibiza y Ali¬
cante.
Lunes.—A las 7 de Barcelona, á las
9’30 de Mahón (vía Alcudia), á las 17 de

primavera les prestase sus galas. El viene toda clase de correspondencia pos¬ población medianamente urbanizada, Cabrera.

musgo es verde todavía, las losas sepul¬ crales desaparecen bajo cintas y coronas, místicos emblemas y guirnaldas de flo¬ res; los sepulcros presentan un aspecto dulce, tierno y melancólico.
En esto estaba pensando cuando mis

tal y telegráfica que se le hace sospe¬
chosa.
Se han repartido en Portugal hojas clandestinas dirigidas al pueblo, en las que se dice que si mucho le costó la mo¬ narquía más le costará la República, que

que reclama sin demora su ensanche. Esta estrecha calle parece que significa la impotencia, la miseria de un pueblo.
Y la calle del Príncipe, en la parte de arriba, es susceptible de una importan¬ tísima mejora: su prolongación. Ahora,

Martes.—A las 7 de Barcelona.
Miércoles.—A las 7 de Ibiza, á las
9’30 de Barcelona (vía Alcudia), á las
17 de Cabrera.
Jueves.'—A las 7 de Barcelona y de

buenos amigos me advierten que ellos hasta el presente sólo reserva su energía tal como está, limitada por la casa «Can Mahón, á las 9 de Marsella.

ya han encontrado un cesto de setas^y que la hora de regresar se acerca, más yo no hago caso de lo que me dicen y sigo en el recogimiento, en el silencio y en la postración que las ideas de ultra¬

para perseguir la religión, abandonan¬ do y postergando la Hacienda.
Dícese que entre el. ejército existe gran disgusto por la exoneración de dos pres¬ tigiosos generales afectos á la monar¬

Mayol», constriñe, ahoga, el centro de la población. Con el proyecto que tiene la compañía «Ferrocarril Palma-Sóller» de
construir la estación sobre el mismo so¬
lar que ocupa dicha casa «Can Mayol»,

Viernes.—A las 9 de Ibiza y Valencia,
á las 17 de Cabrera.
Sábado.—A las 7 de Barcelona, á las 7 de Malión, á las 8 de Argel.

tumba engendran. Mis ojos siguen re¬ quía.

quedará definitivamente cerrado el casco

creándose, admirando la belleza de nues¬

La situación actual es de intranquili¬ de esta ciudad en su linea más corta. A

♦ ♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

♦

LA SINCERIDAD
♦ ♦♦♦♦♦♦♦♦♦ ESTABLECIMIENTO COMEiqGIAD É INDUÚTiqiALr ♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Este establecimiento, fundado por D. Juan Marqués Arbona en Junio de 1885, ha sido el primero y continua siendo el único en su género en esta localidad. En el mismo se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al-portador, láminas de emisión de valores, bonos, cheques, y demás trabajos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, recordatorios, talones, fac¬ turas, membretes, etiquetas, programas, * carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, libros rayados especiales, muestrarios, etc.; y encuadernaciones económicas y de lujo.
Véndese en la tienda de este establecimiento: resmillería y sobres de todas clases desde los más económicos á los de más lujo, pápeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papeles de embalaje, papel cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, papel de seda para confec¬ ción de cajas de naranjas, de limones y de mandarinas, libritos de-fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y
sorpresas para felicitaciones, postales, libros en blanco y rayados para contabilidad, copiadores de cartas, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos
variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales, y objetos para hacerlas, carteras para niños, boquillas, petacas, carteras de bolsillo j
de variedad de clases, estuches de papel y sobres blancos, de colores y de luto, de superior calidad, etc., etc.
Se sirven las suscripciones al SOLLER que se le encarguen, de cuyo periódico, propiedad de la casa, tiene la Dirección y Administración.
Se sirven además suscripcipciones á periódicos y revistas ilustrados de España y del Extranjero y se reciben pedidos de toda clase de libros.
Las notables -mejoras implantadas en este establecimiento permiten que todos los encargos que la numerosa y distinguida clientela de LÁ SINCERIDAD tenga á bien confiarle sean cumplidos con prontitud, esmero y economía.

SOLLER
m m ECOS REGIONALES m m m

NUESTRO PROGRESO INTELECTUAL

cen algunos de ellos, que en breve podrá el público saborear.

Crónica Balear

Se convino en celebrar en breve otra reu¬ nión.

En diversas ocasiones y siempre que se presentó ocasión propicia ha sido para mí verdadero motivo de complacencia el ocuparme en estos Ecos de todas aque¬ llas iniciativas y mejoras que redundan en pró del progreso material de nuestra Mallorca, procurando hacer notar en
todos sus detalles ese movimiento de as¬

En el pasado uúmero del Sóller apa¬ recieron las primicias de un libro de Lo¬ renzo Riber, el laureado poeta que de alentadora esperanza pasó á ser gloriosa realidad y que condensa ahora en un tomo que verá la luz en breve el jugoso fruto de su inspiración. El Porqueret de saqiallissa es una galana muestra de lo que será el libro, del que á su debido

Palma
Bajo la presidencia del Teniente de Alcal¬ de señor Canet, se celebró el martes una reunión en uno de los salones del Ayunta¬ miento de Palma para tratar de la creación
de una Bolsa comercial.
El señor Canet explicó el objeto de la reu¬ nión y dijo cual era el criterio de la Comisión
de Ensanche.

En breve aparecerá en el Boletín Oficial el pliego de condiciones para contratar por
subasta las obras del derribo de la cortina
del Sitjar y parte del baluarte de la plaza
de Toros.
Comprenderá dicha subasta la construcción de la alcantarilla que á partir de la que hay construida hasta el baluarte de Sta. Marga¬ rita vaya á empalmar con la de la Rambla.
Además se construirá otro ramal desde el

censo y recabando el aplauso para cuan¬ tos dedican sus energías al bien de la patria chica y ponen para ello á contri¬ bución su talento ó su capital.
Y si esto ha sido siempre la norma en lo que hace referencia al progreso mate¬ rial de la tierruca, con más razón debe¬
mos seguirla por lo que toca al progreso moral, mucho más noble y levantado. Y en este sentido es grato el consignar que aquí en el transcurso de varios lus¬
tros se nota una reacción favorable, sin¬
gularmente entre el elemento joven, cosa que lo honra y lo enaltece en gran
manera.
Se ha hablado mucho, y con sobrado
fundamento, de nuestra indolencia que
tiene no poco de musulmana, de nuestra apatía proverbial. Es más, aunque triste sea el consignarlo, entre la generación que hoy se encuentra en la plenitud de la edad eran relativamente pocos los que no obstante tener aptitudes y cualidades para ello, contaban con suficientes alien¬ tos para luchar contra el medio ambien¬ te y remontar el vuelo más allá déla atmósfera enervadora aquí dominante, á lo que tal vez hayan contribuido no

tiempo hemos de ocuparnos, Dios me¬
diante.
Otro libro está á punto de salir de las prensas; es de la exquisita poetisa María Antonia Saivá, que recientemente se nos
reveló notabilísima traductora y pronto
nos presentara el alma payesa mallor¬ quína adornada con las ricas galas de la inspirada poesía de ia autora del libro.
El joven archivero provincial JoaéRamis de Ayreflor, cuyas interesantes in¬ vestigaciones, en ios Archivos de Ma¬
llorca, son de todos conocidas, prepara un libro, fruto de las mismas, que pro¬ mete resultar notable; ia competencia del autor en la materia constituye la
mejor garantía de ello. ¡Salvador Galmés que en buena lid ha
sabido, en poco tiempo, conquistarse un distinguido puesto entre ios novelistas, publica, como vé el lector, en estas co¬
lumnas su interesante novela «Fiors de
Cart», que aparecerá luego en edición
aparte y en la que se nos presenta como felicísimo pintor de nuestra payesía.
Y la lista sería larga si tuviéramos que hacer aquí mención de todas las iniciativas y proyectos de que tenemos
noticia.

Cedida luego la palabra á don Bartolomé Castañer, éste se ocupó de la proposición que había presentado.
Dijo que la creación de una Bolsa comer¬ cial, obedecía á una necesidad generalmente sentida, toda vez que han desaparecido los centros de contratación que existían en la plaza de la Cuartera, plaza del Mercadal, plaza de Palou y Coll, y que está á punto de desaparecer el mercado situado en la plaza
de las Enramadas.
Demostró la gran conveniencia de que to¬ maran parte en la creación de dicho centro las sociedades agrícolas, industriales y mer¬ cantiles y el Ayuntamiento, por ser los prin¬ cipales interesados en la mejora.
Abogó ¿>ara que el nuevo centro se insta¬ lase, á ser posible, en los terrenos compren¬ didos entre la plaza del ferro-carril y la pla¬ za de las Enramadas, pues en dicho punto desembocan además de las vías férreas, las carreteras de Inca, Manacor y Lluchmayor, por las que circulan los industriales y agri¬ cultores de la mayor parte de la Isla.
Indicó como sitio apropósito para dicho centro una gran plaza de 60 metros de diᬠmetro que existe proyectada en el plano de Ensanche y que está situada en las inmedia¬
ciones de la carretera de Manacor.
Añadió el señor Castañer, que el edificio de Bolsa comercial podía tener 'grandes de¬ partamentos, destinados á volatería, ganado

baluarte, del Sitjar hasta la alcantarilla ci¬
tada.
Además comprenderá la rasante desde el
nuevo edificio del Instituto hasta la Rumbla
El importe total de las obras ascenderá á unas 100.000 pesetas.
La Gaceta publica una Real orden apro¬
bando la distribución de cantidades que se
indican para la adquisición de material cien¬ tífico y pedagógico con destino á clases y gabinetes de las Escuelas Normales de Maes¬
tros.
Se asignan 500 pesetas á la de Baleares.
Felanitx
Varios comisionistas trabajan activamente para adquirir los pocos vinos que quedan de la última cosecha. Apesar de que en bastan¬ tes lagares no ha resultado muy perfecta la elaboración, y los mostos dejan algo que de¬ sear, se hacen compras á precios inmejora¬ bles; pues no es caso raro ahora pagar á cinco pesetas cuartín, vinos cuya riqueza alcohólica no excede de 10 grados.
Esta animación comercial ha dado á los
viticultores felanigenses nuevos bríos para proseguir la ya muy adelantada repoblación de los viñedos que destruyó la filoxei-a.
Deyá
El lunes de esta semana falleció en este

poco las condiciones étnicas.
Pero, venturosamente, la reacción ha
venido y de cada dia más se acentúa,
demostrándose ello con un alentador flo¬
recimiento intelectual.
Yo no he de hablar aquí de los que en el campo de la Ciencia, del Arte, ó de la Industria, han logrado aquí y fuera de

Si del elemento joven que ya supo crearse un nombre pasamos á los que llevan camino de lograrlo pronto, á juz¬ gar por las galanas muestras que nos dan, más larga todavía resultara la enu¬
meración. Para convencerse de ello bas¬
ta hojear la prensa mallorquína y las re¬ vistas catalanas en que colaboran los

en sus variadas clases y los productos agrí¬ colas, respectivamente.
Don Honorato Salóm, Presidente de la Fe¬ deración de sociedades y sindicatos agrícolas de Baleares, manifestó que era un acérrimo entusiasta de la idea propuesta de la crea¬ ción de una Bolsa comercial y que conside¬ raba que para ellofera necesario la unión de todas las fuerzas productoras de Mallorca,

pueblo, después de corta y cruel enferme¬ dad, el joven D. Juan Vives y Gamundi.
Su entierro, verificado el día siguiente, vióse concurridísimo, siendo una verdadei-a manifestación de las simpatías y gratitud
que le tenían los habitantes de este pueblo, debido seguramente á los muchos y buenos servicios que en él prestaba.
Sus conocimientos no vulgares en música,

aquí poner muy alto el nombre de Ma¬ llorca al par que el suyo, lista gloriosa en la que se suman ya bastantes nom¬ bres, pero cuyo triunfo presupone no pocos años de lucha tenaz. He de limi¬
tarme exclusivamente á la nueva gene
ración, á los que sólo han andado las

escritores mallorquines, y hallaremos una serie de trabajos á cuyo pié apare¬ cen nombres nuevos en el campo de las letras, que vienen á ser aleteos gallar¬ dos, precursores de serenos y elevados
vuelos.
De todo lo cual se deduce que la pre¬

la agricultura, industria y comercio.
Es tal mi entusiasmo por la idea, añadió el señor Salóm, que si no hay más remedio la Federación de sociedades agrícolas lleva¬ rá á cabo dicho proyecto, que ya tenía en estudio y que en breve pensaba desarrollar.
Además, dijo el señor Salom, tenemos en proyecto la creación de un Banco Agrícola,

adquiridos cuando, jovencito aún, fue cole¬ gial del de Nuestra Señora de Lluch, fuei-on motivo para que al ti*atai-se aquí de formar una banda fuese designado, sin divergencia de ninguna clase, pai-a director de la misma.
Por idéntica razón desempeñada el cai*go de organista de esta iglesia.
Con aplauso de todos ejerció también has¬

primeras jornadas por el camino de su misa, al principio sentada, es cierta, y para dar toda clase de ventajas morales y ta su muei’te el cargo de Secretario de la fructífera carrera, ó que sólo han dado debemos complacernos en hacerla re¬ económicas á todos los pequeños agricultores, Sociedad Deyanense, distinguiéndose, sobre

por él los primeros pasos que. vacilantes saltar.

para encaminarles á su engrandecimiento. todo, por el acierto con que sabía instruir á

y todo, denotan ya sólida potencia ini¬ cial, lo que, como ya otras veces he in¬

Hizo el señor Salom una reseña detallada los niños que asistían á la escuela instalada José M.a Tous y Maroto. de los propósitos que abrigan las sociedades en el edificio de la sociedad.

dicado, constituye la mejor garantía. Fijándonos en los primeros ó sean los
que han desplegado ya sus alas á pleno viento, no pocos ejemplos podríamos ci¬

Palma 4 Noviembre 1910.

de su presidencia para lograr la prosperidad de la agricultura.
Don Benito Pons, Secretario de la Liga de
propietarios del Ensanche, puso de manifies¬ to las excelencias que tienen los centros de

Por esto, sus consocios, sus discípulos y todo el pueblo profundamente afligidos, acompañaron el cadáver hasta su iiltima
morada.
Descanse en paz el alma del finado y reci-

tar; y si es muy cierto que por el fruto

que se trata, para el engrandecimiento de ba su afligida familia nuestro sentido pé¬

se conoce el.árbol, sabrosos nos los ofre¬

todas las clases productoras.

* same.

Folletín del SOLLER -3-
EL DEL CAPUZ COLORADO
tuviera lugar al entrar Rompetejas, y este mismo se había olvidado ya de que¬ rer indagar la causa. El tío Corneja se
retiró en silencio, acurrucándose tras el mostrador.
—Con que vamos á ver, preguntó Rompetejas, ¿hay uno que se atreva á apropiarse este motoncito de oro por medios legítimos?
—Se acepta el guante, dijeron dos ó tres á un tiempo.
—¡Al avío pues!
Y los cubiletes volvieron á su movi¬
miento, y de nuevo rodaron los dados por encima de la mugrienta mesa. La fortuna empezó á sonreír á Rompetejas, cuyas continuas risotadas y bruscos ges¬ tos daban una expresión diabólica á su
rostro. Pero no tardaron esas risas en ser
menos frecuentes, hasta acabar por ex¬
tinguirse del todo, y sus ojos que hasta entonces habían bailado juguetones y chispeantes bajo el espesísimo velo de sus pestañas, empezaron á cobrar cierta

fijeza y gravedad como si nadaran en una atmósfera de codicia. Era que dos ó tres jugadas habían notablementedisminuído el montón de oro, y que' Rompetejas empezaba á alarmarse por su pro¬ piedad.
El juego continuó sin interrupción y con suerte varia hasta llegar un mo¬
mento en que la vacilante fortuna pare¬ ció completamente decidirse contra nuestro perdonavidas. Sólo dos monedas lucían ya ante él su triste y rubicunda redondez, y sus labios se agitaban tré¬ mulos, crispándose su mano en torno del cubilete que febrilmente estrechaba.
—Van mis dos últimos ducados, dijo el despechado Rompetejas.
Y movió el cubilete haciendo sonarlos
dados con un ruido que tenía para él al¬ go de lúgubre.
Todos los cuellos se alargaron y todas
las cabezas se inclinaron sobre la mesa
donde iba á decidirse la fortuna del
matón.
Este paseó sus ojos bizcos por los cir¬ cunstantes, clavólos en su oro que te¬ nían recogido sus contrarios, y hacien¬ do un esfuerzo volcó el cubilete y envió á rodar los dados por la mesa.
—¡Doce! dijo.

Y respiró como un hombre que se aho¬ ga y al que un movimiento ondulatorio
le hace sacar la cabeza fuera del agua.
Uno de sus contrarios recogió los da¬
dos, los volvió á meter en el cubilete y vaciándolo,
—Diez y seis! exclamó. Y alargó la mano para apoderarse de los dos ducados. Rompetejas, por un movimiento que no pudo reprimir, des¬ cargó un puñetazo sobre esta mano que se adelantaba con el justo y piadoso ob¬ jeto de dejarle sin blanca. —Yo no pago, dijo recogiendo su di¬
nero.
—¿Cómo es eso? —Aquí hay ardid. —¡Infame! —Aquí hay fraude. —¡Miente el bellaco! — ¡Cortarle la lengua! — ¡Tirarle por la ventana! —¡Afuera el matachín! — ¡Al ladrón! —¡Al asesino! Todas estas voces y otras muchas que se perdieron en la confusión, fueron pro¬
nunciadas de una manera amenazadora.
En medio de la gritería un puño cerrado y unido á un brazo nervudo, como un

pomo á un garrote, fué á sentarse entre los labios y la barba de Rompetejas.
Este se hizo atrás y desenvainó su es¬ padón.
Un bullicio infernal, una barahunda
imposible de describir tuvo iugarenton-
ces. Todos se levantaron, las mesas y asientos rodaron por el suelo, los votos
y juramentos llenaron la estancia: quién blandía una espada, quién enarbolaba un banco, con el que hacía un molinete sobre su cabeza, quién presentaba su mano armada de Un puñal, quién de un
garrote. El pobre mesonero, despertado por la
centésima vez, se subió sobre un viejo taburete de cuero y empezó desde allí á exhortar á la paz y á la concordia para honra siempre de su mesón, y sin atre¬ verse á acercar al grupo, por prudente temor á una advertencia como la pasada, pero no hubo de valerle. Uno de sus huéspedes, cansado de sus gritos, se apartó del sitio de la querella y dió un puntapié al taburete. El mesonero rodó por el suelo hasta llegar debajo del mos¬ trador, donde se mantuvo agachado
mientras duró la contienda.
(Continuará)

DEL

!giCTspg

SOLLER

AGRE DE LA

3H?S3^«SS2H32Ka2K3S3SH!
TERRA

ssxEaiarjMS^^Piis»

NOBLE VENJñNZñ

de bon grat o per forsa. Sa questió era du es

De cop en resposta, una dona, manades

sach pié y una pesseta dins sa butxaca per fetes, s’ hi acosta. S’ abrassen, se bessen, plo¬

prende píndoles a Ca ’n Basca; lo demés eran ren y riuen, salten y boten, s’asseuen, s’aixe-

Cada volta que a ca na Clara hey baixava violes.

quen, se separen, se repleguen, caminen y

un angelet del Cel, en Nofret, un renegat de

Nit y dia na Clara rodara a sa sini per corren y com a falcons s’ en entren dins la

sa pell del diable, espós de na Clara, hey du miquetes per apaixí sos infants, y dona casa; sa madona y 1’ amo, els jornalers y els

feya puja, per un carrero de llarnps, pestes bona vida a n’ es Sultán; y quant es eos no ’n missatges surten avalotats uns ab so manjá

y flestomíes, un enfilay de dimonions.

poria du pus de feina a jornal, agafava sa a sa boca, altres ab so bossí afegit; un agafa

Na Clara no era cap liebre correguda ni senaveta, y de porta en porta captava figues una camella, un altra afúa es ca: tots creyen

cap batxillera; pero tenía pesquis, que vól seques, garroves y crostons de pá.

que madó Clara tenía ram de loquería y que

di seny, y co, que vol di, bous sentiments,

Tothom la reborda, encar que pochs cone- en Tomeu y na Pixedis estavan eteisats.

coses que no solen teñí totes ses dones ni... guin.s’ historia, a na Clara, cara fresquívola Treis el San Cristo de ses indulgencies!! cri-

tots ets hornos. Per altre banda era ben edu¬ de jove en vellida p’els sentiments, rosse en- dava sa madona; tiraulos tots tres dins es

cada y no li mancava es temó de Deu que -la fosquida y torrada p’ el sol, cabeys d’ or pin¬ sefereig, afegía 1’ amo; sa criada s’ entrega

feya tot arreu una bona cristiana; y bona táis de plata, dins un munyich de padassos, ab una cassa d’ aigo bullenta per donarlos

cristiana vol di: bona dona, bona filia, bona sa cara mitx tapada baig un capellot de pru¬ un ’escaldada. Fermaula, deya un’ está ra¬

esposa y bona mare. Bones cualidats ingénites, conrades dins son cor d£ infant per sos
bons pares, y cultivades ab esment per ella mateixa durant sa jovenesa, foren, en aque¬ lla edat que se diu madura, en que els realismes de la vida se presentan nüs y criis

ína comuna, un infantó a n’ es bras, una panereta a s’ altre, y una nineta de cara espi¬ ritual, descalzeta, un altre boliquet de pa¬ dassos, que la seguía aglasadeta, suant unes
voltes, y altres pichs ab dues candeletes baig des lias; tothom la recorda, empagahida, uys

biosa deya un altre; feis vení un... Pau que li fassi ses creus... Madó Clara volía parlá, pero allá ningú s’ hi entenía; y la pobre lla¬ gué de tocá soletes, duguentsen de remoleh ses dues ninetes de sos uys qui, én mitx des susto, voltavan d’ alegría.

sense cap carangóla de somiadores ilusions, baixos, damaná almoyna de portal en portal,

un sementé ben goratat per rebrerhi seguit seguit ruixades de llágrimes que havían de fe neixer, llevors creixer y después madurar el fruit de sa paciencia que ella lii havía sembrat; y recohi finalment ses bones meses

y quant qualcú li donava, en lloch d’ una petita cosa que ella demanavá per 1’ amor de Deu, un aixabuch, tractanla de malfenera; ella, na Clara, sensible com era, s’ en vía va sa saliva y se bevía es cóp com la figuera, y

En Pau, es clavetayne, de jovensá fogí a América per fé 1’ ITavana, feya una pila d’
anys. Ningú may sabé noves d’ ell. Era germá de mestré Cosme, pare de na
Clara. Allá s’ hi forrá d’ unzes, pero no se

que solen ser manadetes de pau que seca ses sense murmura s’ en anava a s’ altre porta, pogué safa de la mórt. No s’en dugué una

penes deis qui han roegat fam.

fumetjant son cor demunt s’altar del. gran maya a sa fossa ni nombrá hereus ni llegats.

En Nofret era tot 1’ inversa: tany de mala sacrifici, esperant millo sórt; tothom la re¬

Fetes averiguacions, na Clara era sa pa-

soca, fou més tart estella de mal llenyam. Desde menudo ja mamá mala llet; y sa
llet tira. Atlotet puse, anava alloure, may

corda qualque pich en cops blaus pe sa cara, cops de puñy d’ en Nofret, que equivocadameíit es públich traduía maliciosament en

renta més parenta que deixá es clavetayne. Sa fortuna pujava un parey de cents mil
duros.

dugué cabreste y se cria sense pulitxó. A efectes de borraxera, quant en sa vida havía

ca-seua may en la vida li feren alsá £ls uys a n’ él Cel, ni li obriren sa boca per ferli di un’ oració ni 1’ enviaren may a ’scóla ni li ense-

ella buidat una copa d’ aigordent. ¡Quánts de barrets posa ’l mon!
El vehins en sabían la prima, y ella més

Un cotxo de llogué, tirat per dos gayarts cavalls, s’ atura devant es portal majó de la Misericordia. Una senyora, de mitjana edat,

nyaren en la vida cap deis devers que per- que ningú, des martiris de la pobre Clara, ben enjoyada,, vestida ab elegancia, guapa

tanyen a s’ homo com a creatura racional. Buit es cervell y més buit encare es có, nanes eren ses ideas e innobles sos sentiments; arbre nat entre roquissá, y sense cap mica de cultiu, puja com un revell, quins brosts li manjaven ses orugues,, haventli abans els banyarriquers barrinat es có. ¿Que se pot esperá d£ un jove an aqui manquen els sen¬ timents? ¿Pot vola 1’ aucell sens ales?
Per no empleá un llenguatje de clavaguera pudenta, deixarém d’ historiá de sa seua vida uns set o vuit anys, dedicats a no fe petjada bona. Malfené, caire bó may trobava a cap ofici, fins que ’s sebateratje li entra un poch pe s’ uy dret; y va-l-me-t-aqui un mitx fadri de Ca’ n Ceról, y cap de bandoli¬ na, per aná de vegues, de tota sa colla de gatvaires des taller, devots d’ ana de borina y de tres qui n’ agafa cuatre, empenyats que sa setmana té un diumenge y sis dilluns.
En Nofret duya escrit qui era: cara esllanguida, uys esbadellats d’ un mira d’ oliba dins unes uyeres o nimbes blaus, morros pálits, cuatre pels rucas a sa cara, coll de gar¬ za ab una nou de gargamella que semblava una llopia a baix de sa barra, estret de pits, carregat d‘ espatles, un poch geperut, sense ventre ni moca, brassos amollats, mans pensides; y tot aixó era sa somada que pasetjavan per dins es vici unes cametes de perillo

Angel en carn humana qu’ havía plogut del Cél, pera beure fins a una gota tota s’ amar¬ gura des calzer de la tribulació.
De cop en resposta, desapareix de s’ esce¬ na na Clara, y a n’ es portáis ja no hi fa nósa sa pobreta escambuixada, sa gatona, sa que, com deyan males llengos, especidava demunt l’ ofici, y per moure més sa llástima, havía llogats aquells dos vironets. De tant en tant, entre vehinats se sentía aqueixa pregunta: ¿qué se deu haver fet aquella bruixota?
Badayant en es sol, dins es pati de la Mi¬ sericordia, vestit de llista blava, s’hi torra un bossinet d’ horno, cara de renegat, mitx cegó, mitx coix, una ma espaumada, llengo travada, cap pie de clapes, ses mosques que li xupen ses baves que li regalimen seguit-seguit; reguina, murmure y en acostarshi qualcú per demanarlí noves, bada una boca tot esportellada y par que vulga mossegá.
Els assilats li fan ampies, perque diuen qu ’es un renegat de sa pell del dimoni. Qualqu’ atlot passant li tira un pedrolí, y éll, donant una uyada de fera, no poguent venjarse, se mossegue sa ma. Flestoma de la casa, diu que tots els qui governen allá son un pillos, perque no li donen seca.
¡Be les pagues, Nofret!

com un sol, entra a la Casa acompanyada d’ una polleta molt mona y d’ un jovenet molt distingit; parlan en gran secret ab un empleat; s’ obren unes revengudes portes, y dues monjes acompanyen, duguenlo per devall sella, rossegant es peus, un assilat, de cara coló d’ oli de crimes, uys plens de lleganyes, bavant asquerosament.
En Nofret, amb un mirá d’ idiota, quant fou devant na Clara, alza sa crossa y li entaferra un boley que li va fe veure ses estre¬ lles. Tots els qui presenciaren la feta pega¬ ren un crit d’ espant; pero na Clara, resolta, dona una passa en devant, y un munt de mans s’ hi interposan, mes no hi ha mans que sían barreres per aturá un có desbordat; y diu: ¡deixaume, que jo me vuy venjá! y fermats sos brassos a nes coll d£ aquell munt de ruines, queda cosida ab sos llabis a n’ es front d’ en Nofret, exclama: ¡aixi se venjan es
cristians!
Aquella fera s’amansa... ¡S’acte heróich
esta va fet!
Tres n’ havían venguts dins es cotxo...;
cuatre s’ en van...
Sa portalera se tanca, parteixen afuats es cavalls..., es carruatje pareix que vola, pel¬ la Rambla, cap a valí...
Bernat Balee.

que tastanetjavan y li feyan figa. Aquest sach de prodidura, després d’ haver
donades ses popes a n’ el diable, pensá de regala sos óssos a una dona; y trobá una dona condreta qúe li dona es sí. ¡Secrets des col ¡Planetes de sa dona! ¡Quantes dones, si les poriem contá, hi ha, com na Clara, que son nn tresor, y tota la vida han de roegá un crostó de pa florit o un ós sech qu‘ es cans afamegats refuan llepá! Sa psíquica de sa dona es un ram especial de sa filosofía que encar ningú s’ hi ha volgut crema ses seyes. Moltes millores s’ han fetes en favo d’ elles; pero ¡quant hi manca encare perque s’ homo, en general, tenga sa dona per qualque cosa més digna qu’ un fregay de rentado o qu’ una granereta d’ emblanquiná o un’ al¬ tre cosa que sa ploma no pot escriure sense
vestirho d’ enfemisme!
Jo no sé si na Clara havía somiat ditxa o
si ana a n’ es matrimoni per alió de sa pó de romandre per vestí sants; lo cért es que prest fou la pobrassa un calvari massell de creus: un tipo oyós, veguero, gandul, gato, mal-

A un poblet de Mallorca, de costuras pa¬
triarcal, una doneta s’ hi cola, una pobreta ab dos infants; llogue una caseta pobre, y allá hey viuen, fent feineta, hey viuen com a sants. Ella, una jayeta, hi torna jove, y els infants esgroguehits per 1’ anemia se posen sans com un gra d’ ay. Aquella caseta es s’ enveja de tot el vecindari: se resa, se tra-
bava, hey canta cansonetes aquella doneta que te ’l cor més ampie que 1’ espay.
Dona goig sentirla com fa escola, escola cristiana a sos filis, enseñanlos s’ amor a Deu, s’ amor ais pares, valdement sían flachs, s’ amor al germá prohisme, perdonant ses ofenses, s’ amor a sa feyna, a s’ honradés; y si qualque pich sa fia li objecta si també ha d’ estima son pare que li ha donattantde, verdanch, sa mare li demana una besadeta, y quant aquells llabis innocents s’ han cosits una estona a sa gaita de sa mare, llavores
n’ hi demana un ’altra de besada torta y
efusiva, y li diu: aquesta 1’ envías de có a n’ es front de ton pare y demana a n’ el Bonjesuset que lo fassi un sant.

Vuyts y nb us
Si, per cumplir sa promesa que dissapte passat vos vaig fer, anás á cercar ets peñódics parisiens de colors mes clars: blancs, grogs, grisos, color-de-cél, etc., etc., no sería gayre difícil umplir amb retays demostratius de s£ afirmació que vos teng feta, no sois moltes columnes del Sóller, sino que també alguns números complets d‘ aquest setmanari solleric. Pero s£ opinió aquesta no tendría molt de pés per convencer á £n aquells d£ ets meus lectors qui creuen, cóm jó mateix, qu£ ets fets histories se sólen alterar, que ses veritats mes evidents sólen esser presentades cap per aiTall, quand d‘ una mane¬ ra apassionada se vólen donar á ‘n es públic «figues per llenternes».
Nó, ydó; fóra tot lo que puga fer parexer sa censura parcial, y deixaume copiar tant sois d£ un periódic, modera ell, de grand ti¬ rada y molta circulació, que pretén d£ independent, y té donades próves de formar á sa

parlant, s’ escuma de sa peste, y, que per

fila d£ ets mes «avanqats» en so sentit que se

afegitó, li donava un cen cada dia y li feya Assegudets a un pedris d’ una clasta de sól donar á £n aquesta paraula £vuy en día:

roegá fam.

possessió, a s’ ombra d’ un nogué asponerós, Le Petit Journal. Seues son aqüestes parau¬

La pobre no era duenya de cumplí en cap su-ran d’ una siquioleta d£ aigo que llenega- les, y moltes més encara per 1£ estil que pei¬

de sos devers ni de cristiana ni de creatura va falagnera dins un sefereig, fet un miray no allargar massa deixaré de traduir:

racional; per éll no hi havía ni Deu ni ánima, p’ els raigs de sol que s’ hi abocavan de pié,

«Entre Somain y Arniche, dins el Nórt,

ni Infern ni Gloria; éll s’ en reya des consol hey manjavan una escudella de sopes un dos maquinistes qui trabayaven foren aco-

de s’ oració y per aixó en feu una fogatera de atlot d’ uns dotse y un ’atlota d’ uns cators mesos per una multitut de folguistes. Des¬

tots ets cuadros d’ imatges de Sants que sa anys, y rallavan ¡de penes passades y de so- prés d£ liaverlos apedregat, los forjaren á

pietat de sa dona havía penjats dins sa cam¬ mits de ditxa quant serían grands. Eran el baixar de ses locomotores; los maltractaren

bra; per éll no hi havía res positiu sino es porqueret, y sa teta de Son Lleganya, qui lo que no £s pód dir, umplintlos de bofetades

positivisme de sa vida: viure esquena dreta s’ hi feyan ses sopes hey havía un muntet y de cosses, y cóm si encara aquest castig no

demunt qualsevol que ’l dugués a s’ esquena d’ anys.

fos bastant per satisfacció d‘ ets agressors,

¿sebeu qu£ imaginaren? ydó... ¡de ferlos meujar carbó!» Revolver en má los hi obligaren, y aquells infelisos sufriren es martiri... per¬ que tal vegada en aquell ihstant se recor¬ daren qu£ eren esposos y pares de familia.
«Sa tortura está organisada dins ses cases sindicáis. S£ agafa á £n ets obrers perque trabayen, y se los empresona, se los ferina, se los escup á sa cara... Totes ses brutalidats y tots ets opróbis...»
«¿Voleu encara un testimóni mes elocuent-
ment demostratiu de sa tiranía sindicaliste
qu£ es suicidi d£ aquest maquinista de 1£ OestEstatf L£ homo no esta va sindicat y no havía volgut deixar es trabay: se li vá caure de¬ munt y se li fó una tal vida... qu£ el pobrét preferí la mórt. D£ aquesta manera aquest desgraciat vá expiá es doble crim d£ haver volgut esser llíure y de trabayar p£ es seu gust ó necessidat. S£ ha donat la mórt per escapar d‘ ets sufriments de que £I feyen víc¬ tima ets folguistes sindicáis: amenaces, inju¬ ries, escupinades á sa cara, cóps de puñy, ó de matraca, ó de qualque cósa pitjor... Pero estau segurs de que no era es presen!; qui £1 sustava: sebía bó que ses seues desgracies
no acabañen amb sa fójga, sino que, una Vegada passat es conflit, quedaría ell «es sorro», es fals germá, s£ homo quantra el
qual s£ ódi sindicaliste no desarmaría may. No £sól desarmar, en efócte, y no es aquest es primer cas d£ un obrer einpés á £n es sui¬ cidi pe£ sa tiranía d£ es sindicalisme». Es pe¬ riódic d£ hont copiy compta alguns cassos més, que jó deix dins es tinté.
«Y ets hómosqui fan aixó, (es Le Petit Jou>‘~ nal qui £u diu, no jó) parlen sempre seguit de dignidat humana y de fraternidat. Edgar
Quinet deya: «A £iTes tribunal de 1£ Inqui,si-
ció. ses paraules d£ ets jutjes eren evangéliques y ses seues accions infernáis». Lo ma¬ téis, exactament, son ses paraules y ets fets
d£ ets nóstros sindicalistes. Sa doctrina es
excel-lent: igualdat perfecta, benestar absolut, dins sa florescencia de sa fraternidat universal. Vat-aquí lo que se promét á £n ets trabayadors; pero mentres tant se los tracta amb tota sa brutalidat d£ ets seuvatjes y se los ofereix, y se los regala, qu£ es pitjor, un sens fí de suplicis qu£ ha inventat s£ imag-i-
nació fecunda d£ ets malvats».
| ¿Que tal? Creg- que podém quedar en qu£ es ve lo que vos deya: qu£ hey ha «progressos» qui en teoría... tot quant voldreu; pero qu£ á la práctica ja no son tant seductors. Idó bé, quand los sentig-ueu predicar, quand los vos ensalcen devant per conquistarvos, no vuy més sino que, penseu en mí, ó en lo que £us he dit perque pogueu «prender llum de na Pintora»,
Jó Mateix
Cartes que no lliguen
El rey Eduard, d£ Inglaterra, (que Deu tenga) fumant se passetjava un día d£ un cap á s£ altra pe£ sa terrassa d£es castell de Widsor, ahont s£ hi feyen á las hóres obres
de restauració.
El rey tirá sa punta d£ es xigarro (una punta... real, ¿eh?), y dos manobres d£ ets qui allá trabayaven, quand cregueren que ja no £s giraría derrera, corregueren per aixecarla. Tots dos posaren amb un pie sa má demunt sa Hosca, y ¡es ciar! eóm ninguns volien renunciar es drét de propiedat, una paraula va dú s£ altra, pero ells d£ allá no se movien y amb sa mateixa posició eontinuaven. Segurament que de ses paraules prest haguessen passat á £n ets fets; pero el rey, qui s£ havía temut de cósa, vá fó sa tirada mes curta y girant los va sorprender amb sa disputa. Los demaná quals eren ets motius, y ells, tot empagahits, los hi varen haver d£ explicar.
—Bóno-bóno, deixau anar aixó y no ,£n parleu pús—los diguó—: jó ja veig qu£ es un assumpto aquest que té fácil arreglo, y fins creg que jó sería capás d£ arreglarlo. Meém.
Y treg-uentse sa petaca, 1£ allargá á £n ets dos manobres, mentres deya:
—¿Yoleu aceptar cada un de vóltros un xigarro, per recordanqa mena, y douarvos
ses mans?
Aixi £u feren, quedant un y altra de lo mes confusos, pero vertaderament, molt més que confusos, satisfets.
Aixó es historie.
VEITA
De una finca olivar y algarrobos, deno¬ minada La Copia, pago La Figuera, de ca¬
bida de una cuarterada un cuartón siete des¬
tres poco más ó menos. Para informes dirigirse á D. Antonio Cas-
tañer calle de la Rectoria N.° 5.

6

SÓLLER

Crónica Local
Tenemos hoy el gusto de publicar la lista de las recompensas concedidas á personas ó entidades de esta ciudad, que enviaron productos ala Exposición Ba¬
lear c ‘lebrada recientemente en Palma.
Héla ihí, y reciban los premiados nues¬
tra er horabuena:

?!BB(39E?£1Bi?BBBBBIBEIBBHBBBflB8MSfNIKftKlBBBBBBBBBBBDHPBBBBBBEII£9H£{5DBBBElBBK]FSnBHBi3nBflBBBI3HBBf¡9BBB&IBilBBBBBElBBB9BBBíU0I98!Bt3!3BOt5S3IS!£3&¡BHB8&CI]QBIflBftBRHBE3E9HISBBBBBBB3IBBB(IBflBBII3llBBBBEEK¡3Q[2BBBB>{aBaIH BBBB ¿HBfSB BBBB BBBB BBEBBnBB BBBB UIBBBUBBBSiHIiBIlBBS BBBB KIBBBBQBB BBBB SBBflBBHB BBBB BBBBaHBni3BHBBSBBBBBniSj[9B!BnBMDfiBm3níSB2llIB¡¡9!9£iBOIK9SI3flB BBBB BBBB BBBB BBBB RHISB BBBB BBBB BBEB BBBB EBQEXBBESBBZIBBB BUS KBBB<1BBBaBWBMBM8ie3r;BBaBPBgBBB6»gBB^BaBBBBBWBBBaa»awnBBBnBHlBBB«igHBgaBBBBPaBHBBBF3lggagBHHaaBgPBEIBBlBBBgBC>Ba!SHBBgaBBaCBBBBBBaBHHBHgHBBBBBBBBBBBIiianaMaaBBaB!aBgBBBBBBBBHBBBBCBCagBCnBlBB

Slñi

!<&?$><$>! <$><$> <$>!

<$><$><$>

<$> <$>

BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBRBBBBB9BBBBBBBBBBBBBBBB5BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBB ID BBBBBBBBBBBBBBBB BBBBBBBBBBBBSBBBBBBB BBBB BBBB BBBB BtEBIl BBEIBBBBBBBBaBHBBBBBBBBnEVaBBBHBBBBBHBBHOnRHHBEBBBBEBBncaBaBBaBBIBanBB^aBDaHBnsaBBBBBBaBBaBnBBnSBSSBHKBnnBnsaBBEaBBBaBHBBiZiaBBKaBRBBBanaBBBBBBBBBIIBBBBHBBBBaaESa I ^BBnaBaBaBaR3asana!aSaaSaBBSEQBBBaHnRBBE3BBBC(aQBB»BBBSannB(SaRISBBEraBa»?EiaBBSBaaSHBBB«DHBr3BBBtlBBaB;BEBaBaB¡9SDSaBBBBSF¿aBSBQBBBBaBBB9BlEaOBBaiBBBBBnaaBBBBODEanBBB3eiHa ttttBBHSUBHUaBEB!SBBaSBOaBS9BaBBBBBi9iaBUBBfiBBBaBBac;aaBBaaBHBBBBBBBHBBKBBaBBBaBBBBBaBBVBBaBBBBBaBQBaH9BBBBiaafBBBBBHBBBBBBUBBaBBBaBBBaBBBaBBBaBBBBBBBBHBBBBBBBBEaZ3
PÜHÍIK

D. José Colom y Morell
falleció en Chambery (Francia), el dia 29 de Noviembre de 1906

Diploma Premio de honor
He ¡nanos de la Escuela de la Doctri¬
na Cristiana, por su colección de plantas
de Ba eares.

A LA EDAD DE 17 AÑOS

HABIENDO RECIBIDO LOS SANTOS SACRAMENTOS

iSiS
EIBQH
□ BBB

Diplomas de Medalla \\de oro D. Manuel Carrascosa, por sus hierros

(Qf Q-. J].)

i irjados. » P¡ dro A. Rullán, por sus tejidos. Sres Morell y Compañía, por sus tejidos
blanqueados y por sus hilados de algodón. D. Jaime Torrens Calafat, por sus pre¬ parados farmacéuticos. » José Rullán Mir Pbro., por sus obras
científicas.
» Miguel Forteza Pomar, por sus cho¬
colates.

El próximo lunes, día 7, se celebrará en esta iglesia parroquial un turno de misas, y á las nueve, un oficio en el altar mayor en
sufragio de su alma. Sus padres D. Bartolomé Colom y D.a Catalina Morell, abue¬
los, tíos, primos y demás parientes, suplican á sus amigos y co¬ nocidos le tengan presente en sus oraciones y se sirvan asistir á
alguno de dichos sufragios, por lo que recibirán especial favor.

» Pedro A. Ripoll Estades, por aceite. » Bartolomé Colom Morell, por id. » Jaime Colom Casasnovas, por id.

QB1R
BHBEflBBBCBBBSBBBBBaBBBflBBBBBaBBBBBEBBBBBBBBBBBBBHaBBBBBB&IElE «BBBHHBBBnBHBBBBBBBBBBaBBBBBBBHBBaBBBBBBBnBBaBBBaaiBHBilHBCieiBBiaBBB&BBBBnBBanaHBBBBIBBSBieeiaQaBBHBBBMBBBBUBBBaBSaaBaBBBBBS
,,
UBBS SBBBBBBBülHHBBB&BBBflBBBEBBDBBBBBBBntlBBSBBflHBESBiSBBBBBBBQKiBBBBBIEIQISSIBIÍlBBEBBBBBtlBBB HHBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB KiaHH BBBB HBBBBWKBBBBBBBBBBBBBBBHBBBBBBBBBBBBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBBBBBBBBBB BBBB BBBB BBBB CIBBB BBBB IRRIBR BBBB BBBB BBBB EBRiEBBfl! RES EB8BB BBBB B9BB BBBB BBBB BBBB BHBBBEIHB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BHBBBBBB BBBB BBBB BBBB ¡:

3BRB BBBB BBBB

» Ramón Casasnovas Miró, por id. » Antonio Bauzá Pons, por id.

BBBBHHBH «BBB 4MBH JliaMIk UfclrtB «BAR a«00 saMBB dMBB «BBBaagBBBHB jaffl* aunu

...^«^ú^uaiiulHRIIIOR í izIüR ¡ tt CE a E a a n a n a » e¡ a. a , s a ■ B c BBEBBHBGS0OIB8B dBOiaHaBIHIHSnBIBBBBOBRBBISIIIHiaBB BB BBIBBIBBB BBBB BBBB BH BBBiBBBBBB

BBBB

fiBBB

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

3B

BB

BHBB

BBBB

UBBB

SBBEi

■BHBBBBB

íiBSBQSBB

31380

BBBB

SKBBSQ BB EBBEI IHSOEBISQHQBESK

3BBBIBBBBBBSíBEIBB■B■B

BBBB

BBBBBBBB

BBBB

BBBB

BW BBLB-

BBBBBBBBBBBBIBB ,

BBBB

BBBEB

BBBBBHBBBOBHBB

BB9BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBHBBBBBBBBBBBBBBBBBBBMBBBBBBBBBBBBBBBE3ZBaBBaBnEBBBaB9BBBOBBB■H■B■B|IBBBBBBBaBBBBBBBgBaBBaBBHaaáBHaB3>aÉgBBBBlBBÍBÍBBBBBBBÍBaÍBsm BeBbBbÉhIbIUBm acBaIHIIB—BB—rs— n H— HH— KBJ—3

BBBBBBBB BBBB BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBIIB BQBB BBBBBBUB RBElBISMIElBEIRliBiaBBIif B39B □OBBB BBB BQIBBBOBa BBBB BSB9 B BBB BBBB BBBB BBBB B BBB Q BBB BBBB

» Cristóbal Magraner Ripoll, por id. Sres. Jerónimo y Lucas Rullán, por id.
Diplomas de Medalla de plata Sres. Morell y Compañía, por sus tejidos.
» Andrés Albertí y C.a, por sus te¬ jidos.
D. Miguel Colom Mayol, por sus mue¬
bles.
» Jaime A. Mayol Arbona, por aceite. » Jerónimo Canals, por almendras y
algarrobas. » Pedro Alcover Maspons, por alga¬
rrobas.
» Jaime Colom Casasnovas, por alga¬
rrobas hermafroditas.
Diploma de mención honorífica Academia Mercantil, dirigida por D. Sal¬
vador Elias, por sus dibujos.
Gran Premio de cooperación

El clero parroquial, con cruz alzada, se trasladó al cementerio para cantar los responsos en sufragio de los difuntos.
Eu obras practicadas por administra¬ ción municipal durante el pasado mes de Octubre, ha invertido nuestro Ayunta¬
miento la cantidad de 817’41 pesetas. Las obras de referencia consistieron
en construcción de un lavadero en el ca¬
mino de la fuente de «S’Olla»; recompo¬ ner el piso de varias calles y caminos vecinales'; clavar columnas para el alum¬ brado público; cubrir un trozo de la ace¬ quia mayor; reparaciones practicadas á los pretiles de los caminos de «Can Pétlos» y de «La Figuera»; construcción de un trozo de acera en la calle del Mar; por agua alquilada para limpieza de al¬

nes territorial, urbana, industrial y ca¬ rruajes de lujo correspondientes al cuar¬
to trimestre del corriente año y perma¬
necerá abierta hasta el próximo día 9
eu la casa de costumbre de la calle de la Rosa.
En el actual trimestre se pagan ade¬
más los recibos de contribución sobre
préstamos hipotecarios, ó sean las utili¬ dades del capital.
Siguiendo la costumbre introducida años anteriores, el domingo, día 13, en el cementerio de esta ciudad, se celebra¬ rá fiesta solemne en sufragio de las ben ditas almas del Purgatorio, estando en¬ cargado del sermón el Rdo. Sr. Ecónomo
Después de una corta permanencia

Sindicato Agrícola Sollerense
Próximo á comenzar la campaña de em¬ barque de naranjas y limones, se invita á los señores Socios de este Sindicato, que quieran entrar en el turno al efecto estable¬ cido, que se sirvan pasar aviso al Conserje, con arreglo á las condiciones que obran en
esta oficina.
Por acuerdo de la Junta General.—El Vo¬
cal Secretario, Antonio Rullán.

Qrv ol/vmilo «na casa en la ca-
kjO clJiqUIIci ne Re la Luna nú¬
mero 27, que reúne todas las comodida¬ des apetecibles.
Informaráu en la misma calle n.o 25,
Sóller.

99®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®$®

«p

v\\ oUInJ.rUl.oC

™acasay oorral mi‘ raer0 22 de la calle

Ayuntamiento de Sóller.

cantarillas; rotulación de calles y plazas; en esta ciudad, el lunes embarcóse para de Santa Catalina, de la barriada del Puerto

Diploma de cooperación

arreglar herramientas y limpieza públi¬ Marsella nuestro paisano y amigo don de esta ciudad.

«Banco de Sóller».—D. Jerónimo Es¬ ca y en las cloacas del alcantarillado.

Pedro J. Coll, Presidente de «La Unión Para informes dirigirse á D. Juan B. Rul¬

tades Llabrés.—«Ferrocarril Palma-Só11er».—«Marítima Sollerense».—D. Pe¬

Española», sociedad de socorros mutuos lán y Portell (Ros) Oficial de la Notaría de La Administración de Hacienda de establecida en aquella población fran¬ D. Jaime Domenge.

dro J. Mora.—D. Lorenzo Roses, Direc¬
tor-jSiaviero de la «Marítima Sollerense». -—Director del Sóller.
Tenemos la satisfacción de poder co¬ municar á nuestros lectores que el ilus¬
trado médico de Nueva-York Di. D. A n¬
tonio Arbona, que presta sus servicios en el hospital de Brooklyn en la capital del Reino Unido, se encuentra perfecta¬ mente curado de la dificilísima operación que sufrió en el oido y que puso en peli¬ gro su vida.
Según noticias que se han recibido, puede ya el docto hijo de Sóller dedicar¬ se de nuevo al ejercicio de su profesión, interrumpida durante unos tres meses.
Felicitamos á nuestro amigo por su completa curación y vuelta al ejercicio
de su carrera.
Como de costumbre viéronse muy con¬
curridas de fieles las funciones religiosas celebradas en la iglesia parroquial el martes y miércoles de esta semana, días de Todos los Santos y de Difuntos.
Al cementerio asistieron el martes,
durante el día, muchas personas, sobre todo por la tarde, que fué de sol esplén¬
dido. Dicho recinto estaba adornado con
gran cantidad de coronas de flores natu¬ rales y artificiales y sobre los sepulcros ardían, además, blandones y cirios en profusión.

Baleares ha publicado el repartimiento formado del cupo de pesetas 693.519 que por contribución urbana, más el 16 por 100 para atender á las obligaciones de primera enseñanza, corresponde sa¬ tisfacer esta provincia al Estado en el
año de 1911.
Según el citado reparto, corresponde á
Sóller satisfacer 13.603‘33 pesetas.
El Presidente de la Audiencia territo¬ rial de Palma ha nombrado Fiscal del
Juzgado Municipal de Sóller á nuestro particular y querido amigo el médico D. Jaime Antonio Mayol Busquets.
Para el cargo de Fiscal suplente ha
sido nombrado el acaudalado comercian¬
te D. Miguel Trías Alcover.
El martes por la mañana fondeó en nuestro puerto el vapor «Villa de Sóller» procedente de Cette y Barcelona, siendo portador de variada carga.
El miércoles, después de las operacio¬ nes de descarga, salió dicho buque para Palma, para cuya plaza llevaba una im¬ portante partida de abonos químicos.
Regresó de Palma ayer mañana y em¬ prendió viaje para Barcelona y Cette por la noche, llevándose abundante car¬ ga y buen número de pasajeros.
Hoy ha empezado en esta ciudad la
cobranza voluntaria de las contribucio¬

cesa.

OS8OOOOO80O000D0000D00O0O0OQ

TJBITA

Cultos

De las.siguientes fincas:

Porción de terreno huerto, llamado «Can

En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ Senat», de unos 28 destres, ó lo que sea; con

mingo, dia 6. A las siete y media, misa de comunión g’eneral para los cofrades de las Animas. A las nueve y media Horas menores,
y Misa marvor con sermón por el Rdo. señor Ecónomo. jPor la tarde, á las dos, explicación del catecismo, actos de corofy seguidamente el ejercicio del Sagrado Corazón de Jesiís.
Martes, día 8.—Por la mañana, al tiempo de una misa, el ejercicio propio del día, de¬ dicado á la Inmaculada Concepción.

cinco y medio minutos semanales de agua de la fuente de la Alquería del Conde.
Otra porción de terreno huerto de cnareuta destres, ó lo que sea. con once y medio minu¬ tos semanales de agua de la fuente de la Al¬ quería del Conde, y una casita enclavada en la misma finca, conocida bajo el nombre des Camp d’ en Serra.
Para informes, eu la Notaría de D. Pedro

En el oratorio ele las MM. Escolápias.— Alcover.

El domingo, día 6, á las siete y media habrá la Comunión mensual en obsequio del Niño Jesús de Praga, y por la tarde, á las cinco, el breve ejercicio acostumbrado.
00000,00000000000000000000000

OO0OO0OOOOOO0OOOOOOOOOOOOO0O
VÉMTA
De una pieza de tierra, olivar y selva, lla¬ mada «Muleta de Can Pati,» sita en el tér¬

Civil

mino de Sóller, con casa rústica, cisterna y otras dependencias; de extensión de unas
cinco cuarteradas.

Nacimientos Varones 1.—Hembras 5.—Total 6.

Darán razón, en la Notaria de D. Pedro
Alcover.

Matrimonios

oooooooooooooooooooooooooooo

Dia 5.—Francisco Ripoll Colom, soltero,

ULTIMAS COTIZACIONES

con Francisca Sastre Mayol, soltera. Dia 5.—Lorenzo Bauza Rullán. soltero,
con Francisca Frontera Bisquerra. soltera.
Defunciones

Madrid 4 Noviembre

Interior al 4 p §

.

83‘55

Amortizable al 5 p g. . . . 101‘65

Dia 2.—Antonia Canals Numet, de 55 años, Amortizable al 4 p g.

.

.

.

91‘85

casada, calle del Sargento Soler.

Acciones Banco de España . . 453‘00

Dia 8.—Margarita Cabrer Moya, de 29 ho¬ Acciones Tabacalera . . . . 350D0

ras, M.a 5.a

Francos -

Dia 4.—María Vicens Fontanet, de 17 me¬

ses, calle de Santa Catalina, (Puerto).

Libras esterlinas .... .

7‘25 27‘08

SÓLLER

¡sbosbbi

7

EL

AGUILA

0 0

Juan Llopis Llopis

0 Grandes Almacenes de ROPAS CONFECCIONADAS para
CABALLEROS Y NIÑOS

PROPIETARIO - EXPEDIDOR
áhCmá-§Á&€M§ÉMTM

0 Colón, 39.--Palma de Mallorca — Casa fundada en 1850—Teléfono n.° 148

oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

TEMPORADA DE INVIERNO DE 1910 i 1911

0

Exportador de naranjas, limones, granadas, cacahue¬

0 tes, arroz y toda clase de frutas secas á precios muy reducidos.

0 Selecto surtido en géneros nacionales y extranjeros para la medida.
Grandes existencias en trajes confeccionados de Patén, Vicuña, Tricot,

Expediciones por vía férrea y por vía marítima.

0 Gerga y Armure.—Abrigos de todas clases y precios. Surtido completo de GORRAS para caballeros y niños. — Mantas para

ESPECIALIDAD PARA MANDARINAS DE LUJO

viaje, Impermeables, Portamantas, Perchas, Ligas, Tirantes, etc., etc. Todos los artículos llevan marcados los precios en las etiquetas
PRECIO FIJO — VENTAS AL CONTADO

0

Rapidez y economía en las expediciones

0

La casa no se ocupa de naranjas en cajas, se dedica exclusivamente en la naranja á granel.

0 SUCURSALES: Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Cádiz, Cartagena, Gijón, Málaga, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza,

Dirección telegráfica fie rigor: LErOPlS' LLOPIf» - CARCAGENTE

PIELO COLL IF. REYNES
AUXOIII (Cote «F Oí*)
SUCURSAL DE LA CASA OOLL, de D*tón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos y de toda
clase de legumbres.
'
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

m*

Precios alzados para todas Jas destinaciones

Servicio especial para el trasbordo y reexpe¬

dición de naranjas, limones, frutas frescas y secas

-■■■

'

~— .

=

y demás artículos.

X

11

O Quai du Sud, 3-CETTE~(Herault)

Importaciones y Exportaciones
DE
FRUTOS, LEGUMBRES Y PR1MEURS
FRANCISCO ARBONA
6, Coiirs Julien, 6.— MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, ™ limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia.
ERUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
Telegramas: BAl^BONA—Marseille—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en todos los servicios

Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas para visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
San Bartolomé, 17.—SÓLLER

Maison MORE Y Fréres
EXPÉDITEURS
53, Cours Berriat, 53—GRENOBLE (Isére) TRANCE
fswiti ® wmmwom ® Liem

• Expédition pour la France et l‘Etranger.= Spécialité de pom- *

mes á couteau par wagons, poires, primes, péclies et abricots.

=Petits oignons en cliaines et en vrac.—Cerices et bigarreaux. • =Noix de Grenoble.—Exportaron directe d‘ oranges, citrons, m

é mandarines, grenades et fruits secs,

•

• Télégrames: MOREY-GRENOBLE. Télephone 22-36 #
i

Casa JDaMIAN «ANALS <|=S«S>-
- FtpiJfeADA IBA 1&72
Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de Paris; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Inter¬
nacional de Marsella.

Expediciones de toda clase de frutos del país, para Francia y el Extranjero. 0 Especialidad en uva de mesa, procedente de las viñas Garcl y VHerault. 0 Flor de Chasselats dorados primera calidad en cajítas de 5 kilos marca ü. O.

=

—

Rapidez y economía en todas las operaciones

——

Teléfono, 21 ^ Telegramas: CANALS TARASCON RHONE

O
Suscripciones
á REVISTAS y PERIÓDICOS na¬
cionales y extranjeros.
Se reciben encargos en
”La Sinceridad”
San Bartolomé n.° 17.—SOLLER.

)

y

lavid fiaré Hermanos

Boulevard du Musée, 47. MARSEILLE—

i.° 37-82

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri-
mems. Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE

Rapidez y Economía en todas las operaciones

■W

tUon la reformiaa

jdotel Restauran!

aIA' del edificio
propóuese el

ANTES

nuevo propietario re¬

cuperar la fama uni¬

1

iverse

versal que elste esta¬
blecimiento había al¬
canzado. A efecto,

embellecidaslas habí-

T T 4- BAI^CCEBONA i + 4 „

taciones y ampliada

fe—# la renombrada cocina % española y francesa, peculiar de esta casa, no duda el propietario ^ verse favorecido por los hijos de estas Baleares, que siempre

honraron el citado hotel con su presencia.

Representante en todos los trenes y vapores. — Coche particular

de la casa.—Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres eléc-|

tríeos en todos los departamentos.-Hotel el más próximo de las

estaciones, muelle, aduana y centros oficiales.

Plaza de Palacio, 3.=BAECEL0NA \_
V

Maison Guillan me Coll
FONDEÉ EN 1902
Expédiiions de toute sorte de fruíts et primeurs. Spécialité de peches molles, primes reine-claude, raisin chasselas, atíricots, etc.
Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes.
* TRES BONS EMBALLAGES
Service coinplet fie cilis-postau fie 10 i. poiir la Frailee et l'Etranjer
ADRESSE: G. CCODDTAvenue de la Pepiniere (en face
dn Marché en gros) á Perpignan (PjreiléeS Orientales) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan
EUf U€ME§ de papel y sobres
blanco, de color* y de luto, en variedad de clases.
Tienda «LA'SINCERIDAD», S. Bartolomé, 17.—Sóller.

Obras de texto, li¬
terarias, históricas,
sociales y científicas.
Se sirven por encargo en el es¬
tablecimiento de «LA SINCERI¬
DAD», calle de San Bartolomé núm. Í7,—Sóller.
Braulio González
VICTORIA, 6
Instalaciones eléctricas de to¬
das clases, á precios reducidos.
Gran surtido en material pa¬ ra instalaciones de alumbrado,
electromotores y timbres. Se repara gratuitamente
cualquier desperfecto en las
instalaciones.

8

SÓLLER

JACQDES COLL GASASNOVAS
PERPICNAN
CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CAS ASNOVAS —PERPIGN AN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos..

TBAISPBSfIS IlTllláOIOláLiS
Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos
I'ltECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

AUZA Y

AGENTES DE ADUANAS

CASA principal:

sucursales:

CSRBERB (Francia)

port-bou (España)

(Pyr.-Orient.)

HENDAYE (Basses Pyrenées)

' ( en CETTE:

Gluai de la Republique 8-teléfonc 3.37

i » MARSEILLE: Eue Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

REPRESENTANTE EN SOLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Victoria 5, al que pueden dirigirse para todo informe.
— — Rapidez y Economía en todas las operaciones. — —

co <c

ua
e-
C/Q Cxl
cz

E- P
CZ <1 OQ

5 en o

pj e-

<1

o

cz

o

Cu

co

OZ E—•

co w
zQ

«2 eo o r* >m
CD «
O

o CO

h—I

A

o

oo «2

<

.<2 *o

Z
O
M

S
S
o co o W

feo
* ^
E/3

co < o

z z: q 2 O “= i—i
UJ 0
sü

2 en
Ll. W wZ

O —
co m UJ P3

O LU

O co

t> cJ

h“ co o o

H CC O

O O Q\_ Tj

co

O O

UJ r.i UJ M

« ü X
Lu *4

b: «3
5 rt

U) UJ
O QC

S2*
00 g
£o

h UJ

\_ts O

i—( O
co
ZO -<
O

§ “ 8 r~l
co ® O "O

cc

h
O UJ Q\_
CO

<U
CO bO
<

Almacén de maderas : : :

: : : : Carpintería movida á vapor

Especialidad en muebles, puertas y persianas

(9

i

I

5

Calles
*

del

Mar y

Gran-Vía

--

SÓLLER

I *

SE CONSTRUYEN = =

=

= •=

de inmejorable calidad con sujeción á la siguiente tarifa de precios:

í o
bn

ANCH OS

1.a clase Pesetas

r—(

1

s De OVO á 070 m.
lO [De 0’71 á O’BO m.
OQ ] De o 00 T—í á 0?90 m.
03 í De O7 91 á l’OO m. .
) -4-»
en De roí á l’io m.

12’ 13’ 147 14790 16 ’ 30

De l’ll á 1 ’2 0 m. .

17’20

OO 1
□c j De 1’21 á 1’30 m. .

18730

LU
s

[

De

131

á

1’40 m.

19720

s De 1 ’41 á 1’50 m. .

20’

o

oo 'De T41 á 1750 m. en dos piezas •25’

2.a clase Pesetas
10 ’ 6 5 117 3 5 127 5 12730 147 14790 1 5765 16740 17’ 15 23’

A los clientes que tomen de una vez dos ó mas sommiers se les concederá un descuento del 5 por ciento.

COMPAÑÍA MADIjOCQUINA DE YAPOíjES

Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma

í-l

i-

i-fOlMB

Continuarán durante el presente año los viajes semanales

jPalma á Marsella y vice-versa
En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los días de salida. —Los viajes para Argel continuarán también.
CONSIGNATARIOS:

BARCELONA. Sucursal “isleña Marítima,, ALICANTE. Sucursal “isleña Marítima,

MARSELLA. Sres. ivi v
ARGEL. Sres. Sitiar Hermán

Rae Republique

VALENCIA. GRAO.

Juan omsngo.

CETTE. Mr. Bartheleiny Tous.
ÍBÍZA. Sres. J. 61. Wall»

Servicios combinados á fort-fait eu conocimientos directos para los principales

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.

I!
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
júartín Carcasona
rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr El más cerca de las Estaciones •' Junto al Muelle : Habitaciones
para familias y particulares í
Esmerado servicio á carta y á cubierto : Cuarto de baño, tim¬ bres y luz eléctrica en todos
los departamentos de la casa Intérprete á la llegada de los
: : : : trenes y vapores : : : :
Plaza Palacio,10-bBARCELONA

MARITIMA

b

L

DE LOS

SOLLERENSE

Almacenes MflTONS

CAN JUANET

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y 21. de id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER. — D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana. 25.—EN CETTE.—D. Pedro Pí y Suñer.—Quai de Base, 6.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

NOVEDADES paea Señora.

— Casa especial para ❖ ♦ ♦ ♦ 4

♦♦♦LANAS♦SEDAS♦ * ♦
PAÑERÍA para Caballero.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES PUNTILLAS ♦ ENTREDOSES — SOMBRILLAS ♦ PARASOLES
ZPAAT^/AYO-TJ.A.S ♦ ♦ ♦ ♦ ♦
♦ ♦ Y OTROS MUCHOS ARTÍCULOS.

♦ ♦♦ EQUIPOS DE NOVIOS
HUTAS MIA ♦ ♦♦♦
YUTES ♦ ALFOMBRAS ♦ RETORTS
Cualquier artículo que no tenga esta Sucursal, es pedido telegráficamente,, para complacer al cliente.
® ® PRECIO FIJO. ® ®

ESPECIALIDAD EHST LONAS FAJELA. CARRUAJES

DOMCILIO M iOLLEB:

Plaza de Antonio Maura y Calle de Santa Bárbara.

uAM rUíTUAU
VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
T PROPIETARIO
liESBICUffÁBÍ (Aucle)

Fonda Balear

de

JOSE FLORES

C. Mayor § (Subida calle Rubí, n.° 1)

INGA

(MALLORCA)

situada en la mejor calle y la mas céntrica,

Dependiente y carruaje f*—

•*§*$=>-

á -r» la llegada de todos los trenes.

gTbELLINO Fréres
Place Marché aux Pleurs
Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘ Herault en colis postaux y vagones completos.
Embalajes cómodos -Rapidez en ios servicios.

jA soli.erense
DE
j PORT-BOU (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»