Air O XXV (2.a EPOCA) NUM. 1228
Air O XXV (2.a EPOCA) NUM. 1228

SABADO % DE OCTUBRE DE 1910

SEMANARIO INDEPENDIENTE

■^DA[!QR Y L'iiFuT0R; D- Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Santiago Rusiñol, se resuelven los pro¬
blemas más trascendentales para el pue¬
blo.

El esfuerzo de un pueblo
Supimos., días pasados, que nuestro apre¬
ciable colaborador D. Jaime Torrens había
recibido desde Rufino (República Argentina), acompañado de una carta de un paisano nuestro, el recorte del bello y expresivo ar¬ tículo que nos complacemos en llevar hoy d
las columnas del Sóller.
El señor Torrens, por exceso de modestia, resistíase á facilitarnos para la reproducción el recorte de referencia, y si al fin conseguí mos nuestro intento fue por haber apelado nosotros á la sincera amistad que desde an¬ tiguo nos une.
El artículo ha sido trazado por p>crsona
que conoce á fondo Sóller, sus personas y sus grandes iniciativas y se lo sugerid la noticia de la perforación del túnel mayor de nuestra importante línea férrea. No conocemos el nombre del autor ni el título del periódico en que apareció el escrito, pero de su contenido y galanura de estilo en contar «cosas nues¬ tras» podra juzgar el lector.

Si bien vive aislada del resto de la is¬
la por un murallón de recias montañas, en la botica se ven y se desean hace mu¬ chos años para abrirse camino á través del vaquizal.
Un buen día, llaman á un ingeniero de.alma artística, Pedro Garau. El inge¬
niero traza líneas, muchas líneas blan¬
cas, sobre papel ferroprusiato. Luego arringlera guarismos. Hay que abrir
hasta catorce túneles y el mayor tendrá 2.900 metros; los comensales de la tras¬
botica cambian una mirada de asombro.
El ingeniero, implacable, añade: «Hay
que gastar cuatro millones de pesetas».
¡Dos millones de nacionales! Una racha fría, heladá. está á punto de
marchitar las ilusiones, como el cierzo
en despiadado amanecer marchita la flor ideal del almendro anunciador de la pri¬
mavera.
El almirez tintinea una triste melo¬
pea: el torrente se desliza silencioso al

Enlas frondosidades del servicio tele¬
gráfico de los grandes diarios porteños, quizá hubiera pasado desapercibida la noticia de haberse inaugurado un túnel de una línea férrea que unirá la capital de Mallorca con una aldehuela, en que se mezclan las hojas plateadas de los oli¬ vos milenarios, con la siempre verde y lozana de los naranjales.
Solieres un pueblecillo de 8 á 9.000
habitantes, asentado en el fondo de un
valle, cuyos rincones encantados habéis
todos admirado en la calle de la Florida
y en Bellas Artes, en las telas de Rusiñol, de Quirós, de Mir y de Meiffren.
Un torrente serpentea á través de sus calles morunas, y en sus aguas se espi¬ gan flores ventaneras de vivos colores.
El ruido de los batanes se confunde
con el de los telares á mano que se mue¬
ven con ritmo acompasado'. Las mujeres tejen mientras los hombres luchan, le¬ jos, muy lejos, en las Antillas, en la
América latina, en el «midi» francés, en
París, en Bruselas, en Berlín...
Emigran con oro de ilusiones y unos millares de naranjas, que vocean mien¬ tras arrastran un camión; otros, insta¬
lan bodegones, y á los pocos años, el camión se troca en elegante frutería, y
el bodegón se encabrita, y es hotel.
La fortuna no les hace olvidadizos y
cuantos no perecen en la demanda, á su aldehuela retornan, al valle encantador,
que tiene barrancas con lagunas azules,
crestas violetas con penachos de blanca nieve, perfumes acariciadores de azahar

pie del muro. Un hombre hace carne el proyecto. Es
un mocetón de mirar firme, de labios fáciles á la risa, osado en sus quimeras, tenaz en sus empeños, que como Sar¬ miento profesa el culto «del hecho».
El almirez tintinea un himno que tiene cadencias de alborada, y todos los dollars, las esterlinas, los luises. los argentinos y las dobles águilas bailan en el fondo oscuro de los viejos arcones góticos al compás que les marca el boticario, que se sonrie, y el ingeniero artista va tra¬ zando más líneas, y el notario Alcover con su hablar serioso y siempre atinado avalora el negocio, y Jerónimo Estades, alma del progreso, no tiene papel bastan¬ te para satisfacer la demanda.
Los obreros comienzan su labor de to¬
pos y un día entre alegres gritos se en¬ cuentran y abrazan en las entrañas del
gigantesco vaquizal; otro el humo de la
locomotora mancha el azul diáfano del
cielo y el silbato lanza un triunfal alari¬
do; Maura une su palabra tallada en már¬ mol al esfuerzo de un pueblo, que es grande por ser chico, y mañana, llega¬ rán en artística peregrinación caravanas de turistas, y para recibirlos, el valle se vestirá de gala, perfumándose con jaz¬ mín y azahar, y allá en la farmacia, so¬ bre la cual proyectan sus sombras vene¬ randas la parroquia y la casa de la villa,
continuará el almirez del boticario To¬
rrens cantando su canción jubilosa,
acompañada por el rumorear de la to¬
rrentera.

y jazmín, y mujeres de cuerpos de avis^ pa, andar de pájaro, ojos negros como
las malasintenciones, y rostrosovalados,
trigueños, que enmarcan en el calado y monjil «rebosillo».
Vuelven alegres: han g’uardado dollars, esterlinas, liras, argentinos, dobles

SECCIÓN LITERARIA
i
Eli Sfi^GE^TO fílíÜRfiR

águilas, con las que levantan palacetes
de zócalo de mármol del país y un pozo
de agua cristalina que el Teix les envía y cuyo brocal rodean de flores.
En un rincón de la plaza donde pro¬

I
Los primeros acordes de la diana empeza¬ ban á dejarse oir en el campamento. Las cor¬ netas, respondiéndose á largas distancias,
recordaban el canto de las codornices cuan-

yectan su sombra la parroquia y la

casa

'
do se reclaman en la vasta

extensión de

la

de la villa, hay una farmacia á caballo llanura.

sobre el puente.
La farmacia es el cerebro de la alde¬
huela. Mientras el farmacéutico Torrens,
con su gorrita de seda caída sobre la ore¬ ja derecha, hace cantar el almirezy mui-

En las tiendas, cerradas todavia, se nota¬ ba el vago rumor del despertar del soldado; pero por las calles, formadas por las frágiles viviendas de lona, solo circulaban los asis¬ tentes, que corrían presurosos á despertar á
sus amos.

muran las aguas de la torrentera, en la

La mañana despuntaba no sólo hermosa,

trasbotica, donde escribió artículos para sino hasta espléndida. Al torrencial aguace¬

«Le Journal» Jean Richepen y leyó las ro con que había cerrado la noche, sucedía

primicias de sus más afamadas comedias un horizonte diáfano y puro, en el que el sol,

todavía oculto, mandaba como farautes de
su llegada unos cuantos grupos de nubecillas sonrosadas que festoneaban el cielo en la parte que caía sobre el mar.
Como en Africa, aun en lo más crudo del invierno los crepúsculos son breves> la clari¬ dad, indecisa al principio, no tardó en dejar¬ nos admirar en toda su grandeza la magni¬ ficencia del paisaje que teníamos delante.
Del lado de la marisma se veía sobre una
superficie azul, ligeramente rizada por el viento, la arboladura de aquellos barcos que con tanta ansia habíamos esperado en los angustiosos días en que comenzaba á faltar¬
nos hasta lo más necesario á nuestro susten¬
to. Frente á nuestro campamento el boquete de Anghera abría sus tenebrosas fauces lle¬ nas de misterios y amenazas; á sus píes se extendía el dilatado llano, cuya monotonía interrumpían sólo los espesos é intrincados jarales que marcaban el paseo del Guad-elJelií, y en la parte opuesta al mar, al rema¬ te del extenso valle, pero todavia á las már¬ genes del que nosotros llamábamos Río Mar¬
tín, se destacaban en primer término la acha¬ tada silueta de la Aduana, y más lejos, ce¬ rrando el horizonte, la masa blanca de la ciudad de Tetuán, que apoyaba su espalda en la sierra, dejando ceñir sus flancos por las frondosas huertas que comenzaban á despo¬ blar de naranjos y limoneros la implacable tala que hacían necesaria las obras de defen¬
sa que prevenían los moros. A nosotros se nos- había encomendado el
reconocimiento de una mancha de monte ba¬
jo que bordeaba uno de los lados de la gar¬ ganta que servia de embocadura al valle, y que pqr estar muy cubierta de.maleza ofre¬ cía seguro asilo á los moros que, en peque¬ ños grupos, acostumbraban á hostilizar á los
ingenieros que desde el Serrallo venían abriendo desembarazados caminos á nuestra
artillería.
Nuestra fuerza, poco numerosa, pero ya bien fogueada, se componía de una sección de húsares de la Princesa y media compañía del batallón Cazadores de Baza, que era en el que yo servia. A los jinetes tocaba hacer la verdadera descubierta, limitándose nues¬ tra misión—la de los infantes—á responder á los fuegos enemigos y á proteger una retira¬
da en caso necesario.
De noche todavía, habíamos tomado el ca¬ fé que nos servía de desayuno, y como cada cual por su cuenta se había cuidado de po¬ nerle el epílogo de unos cuantos tragos del buen aguardiente de caña que rara vez fal¬ taba á nuestros cantineros, cuando después de dar el santo y seña traspasábamos el lí¬ mite de las grandes guardias, estábamos ale¬ gres y dicharacheros como si fuéramos á una
fiesta.
II
El único que, como siempre, no salía de su taciturna reserva, era el sargento Aldana. Aquel impenetrable veterano de ceño siem¬
pre fruncido y cuyo cerdoso bigote, ya más blanco que negro, contrastaba con el bozo naciente de nuestros reclutas, nos inspiraba .á todos un cariñoso respeto que no estaba
excento de curiosidad.
En su vida debía haber sombras negras,
muy negras. Soldado ya tan viejo que había
hecho sus primeras armas en la güera civil,
en vez de emplear la influencia que le dfeban sus servicios en procurarse medros en su ca¬
rrera, los había gastado en reengancharse por dos veces, dejando pasar algunos años entre su segunda absoluta y su postrer em¬
peño. Fiel cumplidor de sus deberes militares,
escrupuloso observante de los más nimios preceptos de la ordenanza, esquivaba, sin embargo, hacerse notar, y lo mismo trataba
de disimuiar sus hechos de valor en la gue¬
rra, que la blandura, poco común en las cla¬ ses, con que trataba á los soldados en la paz.
Los que le conocieron de joven aseguraban que había notable contraste entre sus expan¬ sivas alegrías de aquel tiempo y [las negru¬ ras de su reserva de ahora; poro el hecho es
que con el mismo arrojo exponía antaño son¬ riente su pecho áJas bayonetas de los faccio¬ sos, que le ofrecía hogaño cejijunto y hosco á las espingardas de los marroquíes.

III
Nuestra descubierta daba escasos resulta¬ dos. Los moros, ó sobrado cautos para esqui¬ varnos, ó no entrando en sus planes hostili¬
zarnos por aquella mañana, no parecían por ninguna parte.
De cuando en cuando salía un tiro suelto
de entre la maleza, pero al destacarse unos cuantos jinetes hacia el sitio donde todavia humeaba el disparo, con lo que se encontra¬
ban era con la más absoluta soledad. Indu¬
dablemente, los grupos de los demás días no habían madrugado, y sólo operaban por su cuenta y riesgo algunos kabileños aislados que, muy conocedores del terreno, desapare¬
cían tan pronto como daban muestras de su existencia.
Nuestros oficiales, contrariados por la inu¬ tilidad de aquel paseo militar, nos habían hecho avanzar algrinos kilómetros más de lo que les prevenía su consigna; pero conven¬ cidos de que nada conseguirían como no lleg'áramos hasta el mismo campamento marro¬ quí, se disponían á dar las órdenes conve, nientes para que regresáramos al nuestrocuando de pronto vimos que los húsares que nos servían de exploradores se detenían an¬ te un replieg'ue del terreno oculto ¿i nuestra vista por unos jarales.
Cuando llegamos á aquel sitio, el espectᬠculo que nos fue dado contemplar no podía
ser más triste. En el fondo de una hondona¬
da de escasa profundidad se veía el cuerpo de un joven, casi un niño, que aunque des¬ pojado de la mayor parte de sus ropas, aún conservaba algunas prendas, por las que se venía en conocimiento de que el muerto per¬ tenecía á aquella especie de cuerpos francos formados con los penados de Ceuta, que se habían ofrecido voluntariamente á tomar
parte en la campaña. En el cadáver apenas había sitio que no
mostrara la sangrienta huella de los yata¬ ganes y gumías de los feroces rifeños. Solo el rostro había sido respetado, dejando adi¬ vinar por la contracción de las facciones los
terribles tormentos de la victima.
De los últimos que llegaron al lugar en que yacía el infeliz presidiario, fue el sar¬ gento Aldana, que al fijarse en el cadáver sólo tuvo tiempo de lanzar una exclamación de esas que salen de lo más hondo del alma.
Después, como tronco herido por el rayo, ca¬ yó á nuestros piés, tan rígido y falto de co¬
lor como el muerto mismo.
Como con su desplóme había coincidido un disparo salido de entre las jaras, ninguno de nosotros dudó que una bala había alcanzado al veterano sargento. Sin embargo, al reco¬ nocerle minuciosamente, nos convencimos no solo de que no había en él ni el menor aso¬ mo de herida, sino de que su corazón seguía latiendo de modo irregular é intermitente, pero con la fuerza y el vigor de la plenitud
de la vida.
Con rociarle la cara con el agua de un arroyo próximo bastó'para que recobrara el conocimiento y se pusiera en pió como si na¬ da hubiera pasado.
A nuestras preguntas contestó con un de¬ sabrimiento que no era en él habitual. Sólo al oficial que mandaba nuestra fuerza se permitió decirle:
—Mi teniente, quisiera que' se me dejara dar tierra á ese cadáver. Si la tropa tiene
que seguir su marcha, no importa, yo tarda¬ ré .pocos minutos en alcanzarla.
El oficial no sólo accedió á su deseo, sino
que nos invitó á ayudarle en su piadosa ta¬
rea.
Con ello en breves momentos estuvo cava¬
da la no muy profunda fosa. Entonces el sar¬ gento cortó con su navaja un mechón de ca¬ bellos del muerto, y tomando en sus brazos el cadáver, le depositó en el fondo del hoyo sin que un músculo de su rostro se contra¬
jera. Un cuarto de hora después, al emprender
la contramarcha, dejábamos á nuestra espal¬ da la tosca cruz de madera con que había¬
mos señaladQ la tumba del penitenciario de
Ceuta.
IV
El día siguiente fué de aquellos en que desde bien temprano nos tuvieron en jaque

2

SOLLER

los moros. El tiroteo duró desde las primeras
horas de la mañana hasta la caída de la tar¬
de, y más dé una vez solazaron nuestros oídos los acres compases de la «polka de Prim», que es como nuestros soldados llama¬ ban al toque de ataque á la bayoneta.
En uno de los más rudos encuentros, el sargento Aldana que, operando más como

Tumultos y algaradas han podido ofrecer en la apariencia un tinte democrático y mo¬
derno, una envoltura revolucionaria; pero nada más que en la apariencia. Si se llega al fondo y se les analiza, encuéntrase por lo común la persistencia de un abuso que se acoge al sagrado de la libertad, como antes buscó la tutela del despotismo. Ha variado

cipal; las calles, anchas y bien empedra¬ das, muestran una densa capa de cal en polvo, donde las pisadas quedan marca¬ das como en la nieve. Igual capa de cal
llevan las casas hasta la altura de un
hombre, y numerosas son las puertas donde se lee la ominosa inscripción: «De-

narca, y entonces, ni aún la represión necesaria pudo ser eficaz, porque faltaba á las instituciones el principal punto de apoyo: la Marina y el Ejército.
•En este ambiente fué creciendo el ar¬
dor y la fuerza de los republicanos. El nuevo Soberano, aunque quiso, no pudo

guerrillero que como individuo de una tropa la forma, persistiendo la substancia. De aquí sinfetato á lysoform.» La población de borrar nada del recuerdo del Monarca

disciplinada, nos había lanzado á una doce¬ que, desde el motín contra Esquiladle, casi Trani ha sufrido mucho; la mitad de los anterior. Los motines, las conspiracio¬

na escasa de soldados á tomar una posición que defendía un centenar de moros, se detu¬ vo de pronto, soltó el fusil, se llevó la mano al pecho exclamando: «¡Gracias á Dios!» y se desplomó, por desdicha no como el dia an¬ terior, presa de un pasajero sincope, sino
atravesado el corazón de un balazo.
Los moros se nos echaban tan encima, que

todas las jaranas se le parezcan y que el mo¬ tín contra Esquiladle dure hace cosa de siglo
y medio. En nombre de una castiza tradición nacional resistióse entonces al espíritu refor¬ mador y de disciplina, de policía y de orden, de higiene y limpieza. Esa tradición no que¬ ría faroles ni rondas, no quería aseo en las calles ni en las viviendas, no quería capas

habitantes visten de luto. Muchísimos
son los que han huido, sobre todo las familias pudientes, de modo que distri¬ tos enteros se hallan desalojados. Si bien en los primeros días se notaba cierta fal¬ ta de organización facultativa, hoy por hoy el servicio sanitario es excelente, de

nes, la enemiga formidable de todos los días y por todos los medios continua¬ ba contra ese Palacio Real que asaltó la muchedumbre y bombardeó la Marina
portuguesa.
La nación portuguesa quedó aisláda, pues los revolucionarios cuidaron de

no me dieron tiempo para más que para re¬ cortas ni luz en las encrucijadas. Entonces modo que la epidemia va disminuyendo. cortar todas las vías de comunicación

gistrar los bolsillos del sargento, en los que aparte de un mal relojillo de plata y algunas monedas, todo lo que encontré fue una carta escrita en papel tosco y amarillento. La re¬ tirada nos costó no pocas bajas; pero co¬ mo yo tuve la suerte de contarme entre los que escaparon ilesos, aquella noche, á la luz de la vela de sebo que iluminaba mi

la resistencia contra el impulso corrector adoptó la forma de protesta contra la ex¬ tranjería. Hoy hubiera adoptado la forma de vindicación de una libertad atropellada, como la han adoptado recientemente la taberna, el hampa, la pornografía, la navaja de Al¬ bacete, las capeas, el odio á la vacuna, etcé¬ tera, etc.

Se ha procedido con tino y energía, cosa que hace diez años parecia imposible en Italia, tanto que las medidas de las auto¬ ridades merecen todo elogio. Verdadera¬ mente admirable es el servicio prestado por los miembros de la Cruz Roja, que
se muestran merecedores de los más al¬

existentes. La primera noticia se supo por medio de la telegrafía sin hilos, cu¬ yos aparatos llevaban varios buques ale¬ manes y el crucero español Cataluña que se hallaba fondeado en Cartagena. Un buque fondeado en Lisboa, por medio de marconigrama comunicó la noticia de

tienda, leí la cax*ta encontrada sobre el ca¬

Más tarde, en el motín de Ar'anjuez contra tos elogios. La ciudad de Trani está di¬ los sensacionales sucesos.

dáver del que fué mi sargento. El escrito no contenía más que estas bre¬
ves palabras: «Querido padre: Ya que no supe heredar
tu honradez, quiero probarte que heredé tu
valor.
»Cuando pases los ojos por estas letras, ó habré realizado una hazaña que haga olvi¬ dar el recuerdo de mis culpas, ó con mi muer¬

Godoy, se reprodujo el mismo fenómeno so¬ cial. Tanto como la indignación por las ar¬ bitrariedades de aquel reinado, por la per¬ secución de los Jovellanos y Saavedra, por
las consecuencias desastrosas del Pacto de
Familia, influyó el mismo espíritu misoneista y de resistencia. No se querían ni cemente¬ rios, ni arreglo de la Hacienda, ni jardinesbotánicos, ni institutos pestalozzianos, ni

vidida en diez distritos; la policía sani¬
taria recorre diariamente casa por casa,
y ¡ay del que se opone á sus disposicio¬
nes!
Admirablemente regularizada está también en Trani la cuestión de panade¬ ría y del proveimiento de agua. Diaria¬ mente llega con el ferrocarril, desde

Desde entonces se han ido conociendo
detalles, si bien bastante incompletos. Lo que podemos adelantar, según te¬
legrama que acabamos de recibir, es que se ha comunicado oficialmente á España el establecimiento de la República en Portugal.
Los Reyes destronados han desembar¬

te te habré librado del borrón que eché sobre tu limpio nombre de soldado.
»De todos modos, perdona á tu arrepentido hijo, Pepe.»
Aquellas líneas eran lg, clave de las triste¬ zas que habían amargado la vida del vete¬ rano y poco dichoso sargento Aldana.
Angel R. Chaves
TÓPICOS Y SOFISMAS
LIBERTAD SIN CONTENIDO
De la libertad, como del acero, como de la dinamita, puede hacerse un uso racional y un uso insensato. Con el acero se puede la¬ brar la tierra ó partir el corazón de un hom¬ bre. Con la dinamita se puede perforar el
túnel ó destruir una ciudad.
El acero, la dinamita, la libertad, como tantos otros elementos y fuerzas del orden físico ó del orden espiritual, pueden conver¬ tirse en instrumentos de perfección ó en ar¬ mas fratricidas y salvajes. Pueden servir á la gloria ó entronizar el crimen. En manos de la civilización abren los grandes caminos victoriosos por donde la humanidad se acerca al ideal; en manos de la barbarie consolidan las degradaciones seculares ó introducen las degradaciones nuevas.
¿La libertad es un fin? No se vive para ser libre. Se es libre para vivir. Se es libre para ascender, para perfeccionarse, para elevarse y redimirse... Triste espectáculo nos ofrecen aquellos pueblos que piden libertad, luchan por ella, vierten por ella torrentes de san¬ gre, y después, al alcanzarla, no saben cómo invertirla ni para qué puede servirles. Los filósofos, publicistas y pensadores de todas las épocas, nos han acostumbrado á asociar intimamente, inseparablemente, las palabras libertad y civilización. Divorciarlas, hacer que pierdan su contacto, es un sacrilegio.
En sus lucubraciones ha flotado .la idea de
civilización como la flor suprema, como el exquisito producto de la libertad.
Porque quisieron que la libertad fuese el artífice, el brazo, el cincel de la civilización futura; esto es, de la perfectibilidad de nues¬ tra especie. No admitían, ni en hipótesis, que pudiese ser torcida en sentido de la degrada¬ ción. No llegaron á barruntar que la liber¬ tad y la civilización, en determinadas tiem¬ pos ó en naciones determinadás, pudiesen vivir en estado de conflicto y presentarse como incompatibles.
Y, no obstante, este hecho se ha presenta¬ do. Si volvemos los ojos á nuestra historia, á los cien años últimos, veremos que los avan¬ ces de la cultura distan mucho de depender de los avances de la libertad, y que, con fre¬ cuencia, se ha dado á la libertad una actua¬
ción contraria á la cultura. El instinto nacio¬
nal no ha sabido poner constantemente la libertad conquistada al servicio del progreso, del ideal, de la mejora de las costumbres, de la extirpación de los malos hábitos, de los instintos regresivos y las lepras inmemoria¬ les. Contra, ellas es fuerza decir que sólo se ha atrevido el «déspota ilustrado» ó el poder dictatorial. Casi todos los motines en España, por bajo de su invocación liberal, han tenido

viajes de exploración á Marruecos. En el sentido de la cultura, y en comparación con todo lo que dió de si, después el popularisimo partido fernandista, Godoy resulta un ver¬
dadero Pericles.
Tal ha sido la norma común de muchas
asonadas y agitaciones que sarcásticamente
se han dicho liberales. Sirviéronse del nuevo
órgano para la vieja función, y en nombre de la libertad hicieron imposibles institucio¬ nes avanzadísimas, aceptadas por todos los pueblos cultos que no quieren morir corroí¬ dos y extenuados por la licencia, el alcoho¬ lismo y el agotamiento. Compárese la liber¬ tad de Suiza—libertad para el bien, para el progreso y la amable austeridad—con ese otro tipo de la libertad por la libertad mis¬ ma, que siempre está á dos pasos de la fran¬
cachela.
Haber divorciado la libertad de la civiliza¬
ción: he aquí el gran error de los agitadores y de las extremas izquierdas en estos últimos años. Haber organizado sistemáticamente contra el Poder los intereses lesionados y los descontentos de todas las medidas, sin exa¬ minar la licitud del interés ni la legitimidad del descontento: he aquí una obra por esen¬ cia corrosiva y la trampa en que han de quedar sucesivamente cogidos quienes la observen así que les toque mandar.
De la libertad han hecho un fin, y la liber¬
tad no es un fin. La han ofrecido á la muche¬
dumbre como una categoría independiente, que tiene en sí misma su principio y su razón última, y la libertad es un medio para la grandeza. Separándola del sentido de la grandeza, del sentido de la perfección, del sentido de la ascensión y del pulimento na¬ cional, lo que debiera ser una ninfa inspira¬ dora y consciente se convierte á menudo en una furia. Los pueblos no son grandes por su libertad, sino por la civilización que saben
crear á su amparo.
Miguel S. Olí ver.
Mi cólera en Italia
Del interesante trabajo del Dr. Rupp, referente á su viaje por la región italiana atacada del cólera, publicado en la Gace¬ ta de Francfort, extraemos los siguien¬ tes párrafos:
«Desde Barletta, donde la enfermedad
sigue haciendo estragos, adelantamos, teniendo siempre el mar á nuestra iz¬ quierda, hacia Erani, el fin de nuestro viaje. La primera impresión que recibi¬
mos al abandonar el tren, fué fatal. La
estación, sin un alma, completamente
abandonada: toda la ciudad envuelta en
una capa de polvo blanco, cal en polvo, como preservativo; los rayos de un sol ardiente reflejando sobre las paredes blancas de las casas y sobre las vías blan¬ cas. al punto de hacerse insoportable á la vista, y con todo esto, un silencio se¬ pulcral. Era un cuadro que hacía surgir inmediatamente en la imaginación los días de dolor por que está pasando la
ciudad!

Ofantino, la cantidad de agua necesaria para el consumo, y en cada calle se ha¬ llan emplazados grandes barriles nue¬ vos. limpios, con llaves de metal, donde los habitantes han de proveerse. Todos los comestibles pasan por la más severa inspección, y para las comidas ha que¬
dado instituido un menú sencillísimo.
Las funciones públicas y gran parte de las religiosas han quedado suspendi¬ das; sin embargo, ha permanecido en la ciudad el arzobispo, venerable anciano, que con celo incansable va visitando los lazaretos, animando y consolando con su presencia á enfermos y sanos.
Una visita al puerto me demuestra que allí reina la misma inactividad; fue¬ ra de dos pequeñas embarcaciones no se ve buque alguno en la rada. Cerrada también permanece la antigua catedral, con su torre inclinada del tiempo de
los normandos. Solo me veo en la an¬
cha playa, escuchando el bramido del
mar. Recorro las torcidas calles de los
distritos más cercanos al puerto. Las po¬ cas personas que encuentro se deslizan á lo largo de las casas como medio au¬ sentes, medio paralizadas. Con mirada casi indiferente contemplan la fatal ins¬ cripción en la casa vecina. ¡Bastante bien sabían que la epidemia les estaba cercando! ¿De qué sirve cerrar puertas y
balcones, si una mosca, una sola mosca
puede llevar la infección á la casa? Esta
idea resulta realmente descorazonante y
produce la profunda depresión de ánimo queeslanota predominante en el cua¬ dro general de las poblaciones atacadas de esta epidemia.
LA' REPÜBLICA
EN PORTUGAL
Graves sucesos se han registrado en Portugal, que han hecho sucumbir el trono. La revolución empezó en la noche del 3 al 4, y hay quien dice que tuvo por principio el haber sido asesinado por un teniente del Ejército el Dr. Bombarda, diputado republicano por Lisboa, crimen aislado, pero que se creyó fuera cometi¬ do por inducción de los monárquicos.
Sea por lo que fuera, es innegable que la revolución portuguesa se incubaba desde hace mucho tiempo.
Las más claras y definitivas manifes¬
taciones de este estado de ánimo de los
portugueses, aparecieron en los tiempos de Franco. Buena parte del país ya era republicano, y donde no lo era, se decla¬ raba hostil al Rey por sus abusos econó¬ micos y por sus demasías políticas, al mantener en el Poder á un partido de¬
claradamente reaccionario. Vino el aten¬

cado en Gibraltar, marchando á Sevilla,
para dirigirse desde la ciudad anduiuza al hermoso palacio que la condesa de Pa¬
rís. madre de la Reina Amelia, posee en
Villamanrique. * **
El Gobierno republicano ha conce¬ dido un plazo para que los militares presten juramento de de fidelidad al Go¬
bierno constituido.
Unos lo hacen y otros se retiran á sus casas entregando las armas.
AGRICULTURA
La sepia y los Atonos
En la reciente exposición de Palma de Ma-* llorca, el ilustrado Presidente del Sindicato Agrícola de San Juan presentó varios haces de plantas de trigo, cebada y avena, que segu¬ ramente han pasado desapercibidos para muchos labradores. Y sin embargo esos ha¬ ces ofrecían un interés grandísimo, porque representaban la demostración patente de lo que puede conseguirse con los abonos aún en años de sequía. Había tres haces de cada uno de los referidos cereales, un haz pro¬ cedente de una parcela abonada solo con superfosfato; otro haz de una parcela que recibiera superfosfato y sulfato amónico y el tercer haz de una parcela fertilizada con abono completo, es decir, con superperfosfato, sulfato amónico y cloruro potᬠsico. Las diferencias que existían entre los tres haces eran verdaderamente notables, pues las plantas obtenidas con superfosfato, además de su pequeña altura, tenían pocas y malas espigas; las de la segunda parcela ofrecían mayor desarrollo y espigas mejor granadas; pero aún así eran notablemente inferiores á las plantas de la parcela tercera que había recibido, además del superfosfato y el sulfato amónico, una dosis adecuada de cloruro potásico. Este hecho, en si muy im¬ portante, lo es mucho más si se tiene en cuenta que la isla de Mallorca sufrió una sequía tan grande, que la mayoría de los la¬ bradores que no habían abonado bien sus tie¬ rras apenas obtuvieron una mediana cosecha. En cambio, el Sr. Oliver recolectó tanto ó más grano que en los mejores años, y esto por la sencillísima razón de que viene abo¬ nando sus tierras, desde hace mucho tiempo, con abonos químicos á base de fórmulas completas, sin prescindir de la potasa, que tan excelentes resultados lia manifestado siempre en las fincas donde se emplea. Este fenómeno no tiene nada de particular, puesto que está demostrado por mil experimentos—entre ellos el del Sr. Oliver—que la potasa y todos los productos salinos constituyen para las plan¬ tas un medio de lucha contra la sequía, ha¬ ciendo que los vejetales absorban y evaporen menos agua que cuando viven en un suelo pobre ó insuficientemente abonado. Llama¬ mos poderosamente la atención de los agri¬ cultores de secano sobre el hecho que acaba¬ mos de apuntar, pues si todos los mallorqui¬ nes hubiesen seguido el ejemplo del Sr. Oli¬ ver, no tendrían hoy que lamentarse por la misera cosecha que han obtenido.

un gran fondo misoneista.

Voy encaminándome hasta la via prin¬ tado, que costó la vida al anterior Mo¬

SOLLER

DOTAS TEATRALES
Satisfechos estamos hoy de dar cuenta á
nuestros lectores de las funciones teatrales celebradas esta semana en la «Defensora So-

I B■nonQnndmisanEa^HBBaaKaífacBiMaSaBssatamaBaaBFsmcaHaaHaaea^njaaasamamnaiuBnaMGKmkhSaHnsjBHBHenaBBkBíioünHcsafnflanssiHmnancaisPaSaEnnHnO nsHHBBHGHiEasnaR raitsanmBaenBgigftaMBMBaKBUFBSGB
QHHHHHHHHHHHHiHHHHHHHHHEaaBaBBBBBSBSBBBBaBBaBBBBBaBs&BBBaBaBflBBBBBBBRBBflaBBBBnBBaKiBRBBaBBBBBBiBBBBBBflnBaaais ■BBBBBBBBBBBBBBBBBBBIBBBBBBBBflaBflRBBBBIIBBBBBBBBBBBBBBBBaBBBBBBBBBBBBBBIBBBIBBBIBBBBBBaBBBBBBBBIBBBBBBBIBBBBaBBIBBBB

^ICCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCOIOIOIOI0ICOI<O>ICCCCCCCCCCCCCCCC«^C<

-

-

A

KU
BBBB
s:ss $

sis:
BBBB
■bbrb
BBBB BBBB
BBBB
BBBB BBBB

45..°°de música que dirija se componga en todo
tiempo de 25 números ó sean músicos, como
mínimo.
El precio qne deberá abonar este Ayuntamiento por cada función de música, no podrá exceder de 30 pesetas.

Uerense», porque la justicia y el buen deseo de ser sinceros nos obligan á elogiar la labor de la compañía que dirige D. José Bonnin, por el éxito alcanzado en las obras represen¬ tadas, especialmente en las que se pusieron en escena durante la velada del domingo.
La repetición de El Barquillero tuvo por parte del público buena acogida y en el de¬ sempeño sobresalieron con intenso relieve la simpática tiple Srta. Ladaria y Pepe Bon¬

bis:

IHBSB

D0BB BDBC1 BBBB
sana

$
O

HHna
© BBSID
ancua

Esua

p■ansnil
lli
■bdb
[■ana >r«
BBBB
$ BBBB
¡araan csaao

| ni

i

PRIMER ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO
DE
D. Lorenzo Perelló Gallará

BBBB BBBB
■:s: s::s
BBBB
sis:
IBBBB
ISIS
HI9M BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB
::a:

El servicio de éste Ayuntamiento se considerará como oficial y tendrá siempre preferencia sobre los demás servicios de ca¬ rácter particular.
Se concedió autorización á D. Pedro Al-
cover Pons para cercar con verja de hierro la sepultura n.° 187 del cementerio católico.
Se acordó imponer un recargo municipal del 15 por ciento sobre las cuotas del Tesoro en la contribución industrial y de comercio

nin, siguiéndoles con acierto la Srta. Salas, BBBB

correspondientes al próximo ejercicio dé 1911.

que desempeñó bastante bien el papel del BBBB BBBB

ocurrido en Sóller el día 11 de Octubre de 1909

Previa la lectura de las respectivas cuen¬

nombre de la obra, y los señores Caimari y IE353 aaaB

BBBB tas, se acordó verificar varios pequeños pa¬

Qnetglas. ■

ana »BU
anal

E. P. D.

gos.

La interpretación de

la

agradable

y

di- BBBB | m¡a¡aym

inna

BBBB

Se dió cuenta de una denuncia, fecha 25,

vertida zarzuela Chateaux Margaux estuvo á cargo de la plana mayor de la compañía, ob tu viendo un triunfo personal la Srta. La¬

Todas las misas que el martes próximo, día once, se ce¬ lebrarán en la capilla del Sagrado Corazón de Jesús de

BBIB
■a:
BBBB BBBB IBBBB BBBB BBBB BBBB

firmada por varios artesanos de esta locali¬ dad, qne copiada literamente dice así:
«El que suscribe José Bauzá y Llull, sol¬

daria, que con su elegancia y su inteligente

esta iglesia parroquial, serán aplicadas en sufragio del

BBBB

IBBBB BBBB

tero, mayor de edad, obrando asi en concep¬

comprensión del papel de Angelita, el arte y

el interés que puso en él sedujo al numeroso ama ti

snani

público, que muy justamente la aplaudía,

aoaa acinn '¡HUD

teniendo que salir repetidas veces para re¬

«m—i nnüa

alma del finado.
Su viuda D.a Isabel M.a Vicens Ferrer, hija é hijos y demás familia, suplican á sus amigos y conocidos le en¬

BBBB

IB to propio y como encargado de D. Manuel

OBBB BBBB

Carrascosa, D. Cristóbal Andreu, D. Anto¬

aisS nio Colom y D. Onofre Reinés, á V.a Mag.a

respetuosamente exponen:—Que denuncian

123.° ITINERARIODECORREOS: cogerlasestruendosaspalmadasquelacon¬
currencia le tributó al final de varias es¬
cenas.
Igual éxito logró el Sr. Bonnin en su pa¬ pel de criado. A nuestro juicio no estuvo ni un momento desacertado, logrando arrancar

rmn©
§P
I1S1

comienden á Dios y se sirvan asistir á alguna de dichas misas, por lo que recibirán especial favor.

IhIS j*Ü

i*i! »=■■

sss&£CMC©ICCCCC<>IC< ÜCCCoK>I«uCC<

>I<*>K G3 >I< >I©I©I©I©I©I©I©I©I©I©I©IC^»I©I©I©I<í!l©I<dl>lOl<i1 lili

|

BBBBBBBB BBBBBBBB

BBBBBBBBBBBBBBBB
ÜBOBBBBBRBBBBBBB

BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBB1HBBBBBBBBBBBBBBBBI

■csnanBFaauuraBQMBrann

BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBI■MMMIIMÜÍBDII BBBB BBBB QBBB BBBB

|HMBBÜÜBMMMBBBBBaaBBBB BBBBBBfii BBBB BBBB BBBB BBBB BUDBI»■MW BBBB BBBB BBBB RRRB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BfllgB BBBBHRIIBIS BBBB BBBB BBDB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB

BBBB BBBB BBBB BBBB

BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBB

BBBBBBBH BBBB

BMBaaj■■ BBBB BBBB BBII BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB

las obras qne por cuenta de los fondos mu¬ nicipales se están construyendo en la calle del Príncipe, por no ajustarse, ni de mucho, al plano y pliego de condiciones de antema¬ no fijados, al adjudicarse dichas obras.—Es¬ perando de su rectitud proveerá lo que pro¬

nutridos aplausos durante el desempeño de las más delicadas escenas cómicas que figu¬
ran en la obra.
La Sra. Reynés y el Sr. Caimari merecen también ser citados como principales artis¬ tas de. la compañía por desempeñar todos los papeles maravillosamente. La primera es una actriz que sabe muy bien imponerse de lo que representa y el segundo está dotado de una envidiable pronunciación y esto ha ce que se conquisten grandes simpatías.
El Sr. Qnetglas estuvo menos feliz, aún te¬ niendo en cuenta que su papel era poco pro¬ picio para hacer grandes coSás.
Como final se puso en escena la sicalíptica y nada recomendable obra titulada Las Bri bonas. que fué desempeñada por todas las partes de la compañía con acierto, mere¬ ciendo los honores de la repetición el baile
de la escena última.

see en la carretera del puerto; á D.a Magda¬ lena Serra Albertí, para añadir un cuerpo
de edificio á la casa n.° 82 de la calle de la
Luna, á la alcantaiúlla de dicha calle. Se dió cuenta de una solicitud promovida
por D. Amador Enseñat Borrás, en la que manifiesta que por efecto de la nueva vía en construcción que ha de ir desde el puente de las Almas al camino del Murtará, la finca de su propiedad denominada «Can Canonet» está abierta y á merced de quien quiera li¬ bremente penetrar en ella, pues la pared que la cercaba ha sido destruida para ensan¬ chamiento de la nueva via; por lo cual el ex¬ ponente suplica que le pongan las cosas tal y como estaban antes ó que le cierren la fin¬ ca, con una pared igual de altura y demás á las que se han hecho á los demás vecinos. Enterada la Corporación, acordó acceder á lo solicitado, construyéndole una pared igual

adquisición de las mismas con el fin de dar uniformidad á la rasante de que se lia hecho mención. La Corporación, acordó pasara á
estudio é informe de la Comisión de Cemen¬
terios.
Se dió cuenta de una solicitud, promovida por D. Miguel Serra Cardona, director de la • banda de música de la Corporación munici¬ pal de Palma, solicitando de este Ayunta¬ miento una subvención prudencial y com¬ prometiéndose á fundar en esta localidad i una escuela municipal de música para niños ¡ pobres y organizar una banda y una orques-; ta que, estén á la altura que exigen hoy las j
circunstancias de esta ciudad. Enterada la;
Corporación, acordó quedara sobre la mesa para su estudio.
Se acordó satisfacer á D. Sebastián Vidal.
8Q pesetas para pintar el carruaje de 1.a cía- ; se destinado al transporte de cadáveres..

ceda, á fin de evitar desagradables conse¬ cuencias por abusos no oportunamente cor¬
tados.»
La Corporación enterada acordó unirla al expediente de ejecución de dichas obras para que la tenga en cuenta el Arquitecto Direc¬ tor de las mismas al proceder á su recepción; y al mismo tiempo se resolvió dar trasladó de la misma á dicho funcionario para que de momento pueda tomar las medidas que con¬
sidere más adecuadas. Y se levanto la sesión.
oooooooooooooooooooooooooooo
Defensora Sollerense
Se suplica la asistencia de los socios á la Junta general que se celebrará maíluna á las siete de la tarde, porque se. tra¬
tará en ella cierto ñsunto de mucha im¬

Con perjuicio para la empresa hubo fun¬ ción el jueves, para dar el beneficio de la ti¬ ple Srta. Ladaria y del primer actor señor Bonnin. El público que acudió fue escasísi mo, y este fué sin duda el motivo de no es¬ tar animados los artistas en la representación
de Marina.
Debemos decir, ante todo que los elemen¬ tos que Marina necesita para estar bien re

á la construida á los demás vecinos.
Se dió cuenta de una instancia promovida por D. Antonio Aguiló y Forteza, pidiendo autorización para ejercer las industrias de
fabricación de. embutidos y grasas en una
casa de su propiedad lindante con el camino de la Figuera y sitio conocido por «Pont d‘ els Ases», construida expresamente para el indicado objeto. La Corporación enterada, acordó que por la Comisión de Policía y Sa¬

Resultando algo incómoda la hora fijada ■ para la celebración de las sesiones ordinarias, que dificulta á la mayoría de los señores Con- ; cejales su concurrencia á las mismas, se i acordó variar dicha hora, estableciendo que j
las sesiones ordinarias se celebren en lo su- i
cesivo, los miércoles en primera convocatoria . á las 17 y los viernes á la misma hora en se- ; gnnda convocatoria.
Y se levantó la sesión.

portancia.
Sóller 8 Octubre de 1910.--El Presi¬
dente, Miguel Forteza.
ocx>oocooroocx>oooaooooooooooo

presentada, no figuran totalmente en la nidad sea reconocido el local de referencia,

Salidas de Palma.

compañía del Sr. Bonnin. Sin embargo, la interpretación resultó bastante aceptable, cumpliendo bien con su deber el tenor señor Arrom y la Srta. Ladaria y demostrándonos el Sr. Bonnin que en papeles como ,el de Ro¬ que, sabe ser artista.
Elogios tributamos á los intérpretes del Chateaux Margaux, pues si bien estuvieron el domingo, mejor lo hicieron el jueves, de¬ biendo hacer especial mención de la señorita Ladaria que cantó la malagueña de una ma¬ nera admirable, acompañándose con la gui¬ tarra, que pulsó con envidiable maestría.
No queremos dejar la pluma de la mano sin enviar desde aquí nuestra felicitación á los agentes de orden público, por haber te¬ nido á bien cumplir con su obligación de mantener el orden en los días que se celebra¬ ron las funciones que acabamos de relatar.
Justo.
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día ig Septiembre de 1910

informando á este Ayuntamiento si reuné condiciones para el objeto á que se destina.
Se dió cuenta de una circular de la Admi¬
nistración de Hacienda de esta' provincia, relativa á la contribución sobre carruajes de lujo para el ejercicio de 1911. La Corpora¬ ción acordó imponer sobre las cuotas del Te¬ soro de dicho impuesto un recargo municipal del 50 por ciento.
Para comodidad y conveniencia pública se acordó modificar una parte del plano de la calle de la Luna con objeto de darle ma¬ yor amplitud y suplicar á la Diputación pro vincial se sirva disponer que el Arquitecto pase á esta localidad para efectuar dicha
modificación.
Se acordó celebrar las sesiones ordinarias
los miércoles á las diez en primera convoca¬ toria y los viernes á la misma hora en se¬ gunda.
A petición del concejal señor Forteza, se
le concedió un mes de licencia para ausen tarse de esta localidad.
■ No habiendo otros asuntos de que tratar se levantó la sesión.
* **

Sesión del dia 50 Septiembre de 1910
La presidió el Alcalde señor Mora y asis¬ tieron á ella los Concejales señores Magra¬ ner, Colom (D. Miguel), Enseñat, Castañer Arbona y Alcover.
Fué leída y aprobada el acta de la sesión
anterior.
Dióse cuenta de la subasta celebrada para
dar en arriendo los pastos de los torrentes públicos de este término municipal y resul¬ tando haberse adjudicado á D. Bernardo Pol Busquets con arreglo al pliego dé condi¬ ciones, el Ayuntamiento acordó aprobar la
subasta.
El Ayuntamiento aprobó también la su¬ basta celebrada para dar en arriendo duran¬ te el año 1911 los almacenes del puerto seña¬ lados con los números 3, 4, 5, 6 y 7, la cual se adjudicó con arreglo al pliego de condi¬
ciones.
No habiéndose presentado reclamación al¬ guna, durante el tiempo que ha permaneci¬ do al público la petición para instalar un
motor de 50 caballos de fuerza en la fábrica
de tejidos de los señores Pizá Alcover y C.a,

Domingo.—A las nueve para Mar¬ sella, á las 14 para Barcelona (vía Alcu¬ dia), á las 18‘30 para Mahón.
Lunes.—A las 9 para Cabrera, á las 18‘30 para Barcelona, á las 23 para Ibiza (procedente de Barcelona).
Martes.—A las 12 para Ibiza y Va¬ lencia, á las 14 para Mahón (vía Al¬ cudia.)
Miércoles.—A las 9 para Cabrera, á las 18‘30 para Barcelona (procedente de
Ibiza), á las 18‘30 para Mahón (vía Barcelona).
Jueves.—A las 17 para Argel, á las 18‘30 para Barcelona.
Viernes.—A las 9 para Cabrera, á las 12 para Ibiza y Alicante.
Sábado.—A las 18’30 para Barcelona.
Llegadas á Palma.
Domingo—A las 9 de Ibiza y Ali¬

La presidió el Alcalde señor Mora y asis¬ tieron á ella los Concejales señóres Colom
(D. José), Forteza, Magraner, Colom (D. Mi-: gnel), Enseñat, y Castañer Arbona.
Fué leída y aprobada el acta de la sesión

Sesión del día 23 Septiembre 1910
La presidió el Alcalde Sr. Mora y asistie¬ ron á ella los concejales señores Colom y
Enseñat.

la Corporación acordó conceder el permiso
solicitado.
Se reprodujo la lectura de la solicitud pro¬ movida por el profesor de música D. Miguel Serra. Estudiada detenidamente la petición

cante.
Lunes.—Á las 7 de Barcelona, á las
9’30 de Mahón (vía Alcudia), á las 17 de
Cabrera.

anterior.

Fué leída y aprobada el acta de la sesión y teniendo en cuenta que el solicitante se

Martes.—A las 7 de Barcelona.

Se acordó conceder los permisos siguientes anterior.

propone fusionar las dos bandas de música

Miércoles.—A las 7 de Ibiza, á las

que habían sido solicitados: á D. Antonio Palou y Morro, para levantar unos seis me¬ tros la casa que posee en la calle de S. Jaime n.° 15, construir un balcón y las ventanas

Se dió cuenta de una solicitud promovida por D. Pedro Serra Cabellas, manifestando que á ambos lados de la sepultura de su pro¬ piedad, n.° 63 del Cementerio católico, exis¬

de esta localidad, cosa en principio ya con¬ seguida; considerando que el Ayuntamien¬ to está en el caso de fomentar en esta pobla¬ ción la estensión del divino arte y dar facili¬

9’30 de Barcelona (vía Alcudia), á las
17 de Cabrera.
Jueves.—A las 7 de Barcelona y de

necesarias; á D. Martín Marqués, para veri¬ ten dos pequeñas fajas de terreno que no dades para la creación de un centro de mú Mahón, á las 9 de Marsella.

ficar ciertas obras á la casa iv° 16 de la calle
de Isabel II; á D. Joaquín Forteza y herma¬ no, para edificar dos casas en los solares que poseen en la calle de Cetre; á D.a Antonia

pueden ser utilizadas por el Ayuntamiento para nada absolutamente y en cambio impi¬ den la definitiva urbanización de las sepul¬ turas de aquel lado, por cnanto no se cons¬

sica donde puedan instruirse gratis los niños pobres; la Corporación acordó lo siguiente:
Acepar las ofertas del Sr. Serra en sn solicitud consignadas.

Viernes.—A las 9 de Ibiza y Valencia,
á las 17 de Cabrera.
Sábado.—A las 7 de Barcelona, á las

M.a Oliver, para enlucir el frontis de la casa truye sobre dichas fajas los pavimentos orde¬

Concederle una subvención anual de 7 de Mahón, á las 8 de Argel.

n.° 2 de la calle de Isabel II; á D. Miguel nados construir sobre las sepulturas, hacien¬ 600 pesetas.

Casasnovas, para cercar por medio de una do que la rasante sea desigual y disforme.

Para poder disfrutar esta subvención

hilada de piedras y regilla un solar que po , Termina proponiendo al Ayuntamiento la será necesario é indispensable que la banda

4

SOLLER

ECOS REGIONALES m ífá *m

OTOÑAL

de curso y principio por lo mismo de comisión de la Isleña, compuesta de D. Ma¬ Dispone el citado Ministro que el arquitec¬

sus estudios. Y sin embargo ¡cuán feliz nuel Guasp y D. Juan Aguiló, y otra de la to señor Reinés se traslade á Mahón, llevan¬

Densos nubarrones empañan el bri¬ llante azul turquesa de nuestro cielo; la
lluvia con monótona cantinela azota ios
cristales de nuestros balcones y enchar¬ ca las calles; grandes manchones pardos menguan la pompa del follaje de los ár¬ boles que festonean las avenidas y pa seos, á la manera que las primeras ca¬ nas empañan la belleza de una cabellera juvenil: estamos en plena estación oto¬
ñal.
Nuestra campiña presenta en esta épo¬ ca uno de sus más típicos aspectos. En el llano las operaciones de la vendimia turbaron la paz de los caminos al rodar por ellos, dando tumbos, los carros col¬ mados de espuertas desazonada uva,ca¬ mino de los lagares. donde fermentará
pronto el zumo con hervores de sangre nueva y los alegres cantos de los vendi¬ miadores se extinguen lejos, en el con¬ fín del horizonte que tiñió de púrpura el sol poniente.
En la montaña los viejos olivos incli¬ nan su lacio ramaje al peso del maduro fruto que va paulatinamente cayendo y extiende un negro tapiz sobre la tierra

y alegre conceptuarán esta fecha cuan¬
do al correr de los años, vuelvan la vista
atrás para recordarla! ¡Cuán hermosa resulta la perspectiva de la vida escolar, nimbada por celajes color de rosa, al contemplarla ya en la lejanía, al avan¬ zar por el camino de la vida!
Cuando al mediodía y al atardecer contemplo los animados grupos de es¬ colares que salen de las aulas, cual ban¬ dada de pájaros bulliciosos que recobran de pronto la libertad, siento por ellos .una simpatía muy honda: ellos simboli¬ zan el porvenir, y en medio de los gran¬ des males que afligen á la sociedad, al volver los ojos á los niños, á los joven¬
zuelos. se siente en el fondo del alma
revivir la esperanza, pues ellos pueden aportará la resolución de los graves problemas que sobre el mundo pesan la generosidad y la energía que alentadas por la Fé constituyen la más sólida ga¬
rantía.
José M.a Tous y Maroto.
Palma 7 Octubre 1910.

Salinera Española formada de D. Manuel Guasp, D. Juan Malbertí, D. Rafael Rosselló, D. Rafael Ribas y D. José Vaquer.
También embarcóse en el Miramar el
Presbítero Rdo. D. Gabriel Estelrich, quien debía celebrar la misa por la mañana del domingo en la cubierta del Miramar.
El vapor Bellver fué portador el sábado, procedente de Barcelona, de un motor gran¬ de destinado á la Compañía Mallorquína de
Electricidad.
Dicho motor es el primero de los tres gru¬ pos que ha adquirido la expresada Sociedad para su central eléctrica del Molinar.
Los tres expresados grupos proceden de la acreditada casa Gasmotoren Fabrik Deutz,
son construidos con todos los adelantos mas
modernos y desarrollarán en junto seiscien¬
tos veinte caballos efectivos.
Los dinamos y transformadores son espe¬ rados á mediados del presente mes, pues el diez de Septiembre salieron de los talleres
de Berlín.
La A. E. G. Iomson Houston Ibérica, que es la casa que ha suministrado dichas mᬠquinas, prosigue también con actividad la re¬ forma de la red, y es de creer que dentro de breve plazo pueda darse ya corriente trifá¬
sica.
Sabemos que hay bastantes instalaciones

do los planos y estudios que tenga hechos, para empezar desde luego las obras.
Felanitx
Ha sido instalada en esta ciudad una «Caja Rural y de Ahorros». El vecindario elogia á los organizadores de la misma, pues una institucón tan beneficiosa ha de influir poderosanente en el desarrollo de la agricultura, industria y comercio, en la extirpación de la usura y en el fomento del ahorro entre la gente joven.
Continúa la emigración á la República Argentina. De esta población parten de tan¬ to en cuanto pequeños contingentes. Ulti¬
mamente se han embarcado varias fami¬
lias; el sábado partió un grupo bastante numeroso y en breve saldrán otras expedi¬
ciones.
Sineu
Se ha despedido de sus lectores el periódi¬ co Sinium que se publicaba en este pueblo
hacia cinco años.
Binisalem
El domingo notóse en este pueblo gran animación, por estar anunciadas en el hipó¬ dromo unas carreras á pié, de resistencia en¬

exhausta. Los animados grupos de ni¬ ños y mujeres los recogerán luego en

Crónica Balear

de motores solicitadas tan luego empiece á- tre varios corredores de la Puebla, y otra

fnncionar la nueva corriente.

de caballos.

los típicos cestos llevando una racha de juventud vivificante al olivar milenario.
En las largas noches, toda la vida, en las grandes masías se concentrará en la vieja tafo na. cuyas humosas vigas, y gruesos velones y la gran caldera que borbotea en el centro, y la roja llama que lengüetea, evocan visiones de cuen¬ tos de brujas y encantamiento.
Y los zagales y pastores después de la cena frugal, allí entonizarán sus ateri¬ dos cuerpos, fumando sus pipas exentas de graves cuitas.
La nota de cansancio de la naturaleza
después de rendir la última cosecha, la melancolía que serenamente flota en el

Palma
El Jefe del partido conservador, Sr. Mau¬ ra, acompañado de su distinguida familia
abandonó el sábado esta isla.
Con tal motivo, desde una hora antes de la partida, que estaba señalada para las cin¬ co de la tarde, se fué animando grandemen¬ te la plazoleta del muelle y el paseo, for¬ mando compacta muralla de curiosos.
Todos los vapores de la Isleña lucían sus empavesadas y también el vapor Villa de
Sóller.
A las cuatro y media llegó el Sr. Maura, en automóvil, al muelle, pasando á bordo del Miramar, después de saludar á algunos amigos.

La A. E. G. en virtud de las condiciones
que le ha impuesto la compañía mallorquí¬ na, garantizan bajo su firma el perfecto fun¬ cionamiento de los motores y asume á su cargo la responsabilidad de ello, lo cual es una garantía importante para el consumidor, pues le ahorra perder tiempo y dinero en pruebas y ensayos á menudo costosos y siem¬ pre perjudiciales.
Continúan con actividad las obras de cons¬ trucción del nuevo edificio del Instituto.
Están ocupados en las obras unos centena¬ res de operarios.
Parece que el Gobernador civil señor la Serna tiene el propósito de emprender una activa campaña contra los juegos prohi¬

Esta fué la más interesante. Verificóse el
match de velocidad, al trote, entre dos her¬ mosos caballos, uno de D. Jaime Oliver de Al¬ cudia y otro de D. Bartolomé Fiol de Inca.
Ambas carreras habían despertado viví¬ simo interés, pero principalmente la de caba¬ llos. Habíanse cruzado apestas de impor¬
tancia.
Los propietarios de los caballos, para el nombramiento del Jurado, dieron un voto de confianza á la Junta directiva de La Veda, la que designó para tal cargo á los aficcionados señores Togores, Suñol y Singala.
Dicho Jurado declaró vencedor al caballo
alazán propiedad de D. Bartolomé Fiol.
Fornalutx
REGISTRO CIVIL

ambiente campestre, ofrece vivo con¬

Penetró el Sr. Maura en el comedor de la bidos.

Movimiento correspondiente al tercer trimestre de 191o

traste con el resurgimiento que se nota cámara de primera del Miramar, y allí des¬ A este objeto encargará á la guardia civil,

ahora en las ciudades, cuyas calles se animan con el regreso de los veranean¬
tes.
En los mostradores de las tiendas se
renuevan ahora las exposiciones de to¬ do lo superfluo, pues según la acertada frase de un escritor contemporáneo, lo útil, lo necesario, no necesita exhibirse; en los escaparates de las librerías co¬ mienzan á aparecer, oliendo á tinta fres¬
ca. las últimas creaciones literarias. Re¬
viven las ciudades saliendo de! enerva¬
miento propio de la estación estival. Páralos estudiantes el principio de

filaron ante él centenares de personas, en las cuales figuraban todas las autoridades loca¬
les.
A las cinco y minutos zarpó el Miramar, dirigiéndose directamente á Torrevieja, cu¬ yas Salinas debía visitar el Sr. Maura y su distinguida familia, saliendo lueg’o para los
baños de Fortuna.
Al arrancar el buque, el ilustre jefe de los conservadores apareció sobre cubierta. Entonces resonaron grandes aplausos y en¬ tusiastas vivas á Maura, mientras una nube de sombreros se agitaban en señal de despe¬ dida. El Sr. Maura, sonriendo, descubierto,
saludaba con la mano á la nutridísima con¬
currencia.

como lo tiene hecho ya á la policia, que ejer¬ za una activa vigilancia contra dichos jue¬ gos, que tanto perjudican al público en ge¬ neral y en especial á la clase trabajadora.
Los infractores serán castigados con el máximum de la multa que la ley le autoriza, entregando á los tribunales . á aquellos que sean cogidos en infragante delito.
También tiene el propósito de castigar á todos los carreteros que transiten de noche sin llevar el correspondiente farol.
El Ministro de la Gobernación ha comuni¬
cado al señor Gobernador el acuerdo toma¬
do de ejecutar sin pérdida de tiempo las
obras necesarias en el Lazareto de Mahón

Nacimientos Varones. 4.—Hembras. 3.—Total. 7.
Matrimonios
Dia 28 Agosto.—Jaime Arbona Mayol, soltero, con María Giuestra Sastre, viuda.
Defunciones Día 6 Julio.—Lucía Morey Barceló, de 81 años, calle del Alba, 8. Dia 18 Julio.—Pedro Ant.° Bauzá Barceló. calle del Sol, 18.
Día 19 Septiembre.—Juan Arbona Ba-
llester, de 75 años, calle del Torrente. 3.

otoño marca una fecha, para la mayoría

Para acompañar al Sr. Maura hasta To¬ para dejarlo de una vez habilitado debida¬

de ellos poco anhelada: la de apertura rrevieja, embarcáronse en el Miramar una mente.

Folletín del SÓLLER -12-
EL VOLUNTARIO
—¡Viva la libertad del mundo! res¬ pondió Otto.
El batallón se puso en marcha. Scévola silbaba una canción patriótica. Brutus Toussaint dirigía terribles amenazas á los austríacos que encontraba en la ca¬ lle. M. de Piennes, que les seguía, iba mirando y requebrando por última vez á las muchachas guapas de Maguncia, que se reían en vez de enfadarse.
Justamente debía pasar el batallón por
delante de la casa de Isabel.
Miguel recordaba aquel día en que le llevaron allí moribundo. ¡Cuánto tiem¬ po había pasado! ¡Qué horas tan largas! Y hé aquí que todo estaba á punto de concluir: parecíale que había tenido un sueño, que nada había sucedido.
Sin embargo, sus ojos se levantaban
hácia las ventanas cerradas con una avi¬
dez trémula, con una ansiedad supli¬
cante.
Cuando pasó vió una mano que tem¬
blaba con un ramillete de no me olvides

que ataba una cinta tricolor, aquella misma cinta que ella había recogido...
El batallón dió vuelta á la esquina de
la calle.
Todo desapareció. ¡Adiós fantasmas!
M. de Piennes cantaba ahora también,
y se distinguía el puente del Rhin con los soldados que desfilaban orgullosamente. la frenteerguida anteel enemigo.
El ejército de Maguncia pasó álaVendée. y peuetró con bayoneta calada en aquellas zarzas, en aquellas retamas tras de las cuales se guarecía el enemigo. Re¬
chazó ardorosamente á las bandas del
ejército real y en aquellas atroces peleas donde Borurbotte y Kleber destrozaban á los vendeanos, los intrépidos de Ma¬ guncia marchaban adelante, dando su
vida, dando su sangre.
Verdad es que sus filas se aclaraban.
Los blancos concluían la obra de lós
granaderos prusianos, de los húsares sa¬ jones y del hambre. Pero ninguno de
ellos murmuraba.
Lo mismo en los altos que en las mar¬ chas, Miguel pensaba en aquel idilio ale¬ mán. en aquel sueño entrevisto á orillas del Rhin y que con tanta rapidez se ha¬ bía disipado. El fin fué trágico, dos pa¬
labras de Isabel noticiaron al voluntario

errante, condenado á la guerra civil des¬ pués de haber deseado la paz universal,
el funesto desenlace de la historia. *
La joven le escribió diciéndole: «Otto ha sido fusilado. Estoy viuda; pero me queda el niño Frantz. Olvi¬
dadme.»
¡Olvidarla! Miguel no podía olvidarla.
El dulce recuerdo de Isabel se mezclaba
con su ardiente amor á la patria. Miguel quería conservar aquel resto de
ternura única, como un secreto amargo,
saboreado en silencio y más querido, y más poderoso, y más profundo por su
misma amargura.
El voluntario había jurado morir con las flores secas y la orgullosa escarapela
en el sombrero.
Una noche que estaba apostadoen una
casita medio incendiada y cuyas cuatro
paredes derruidas ofrecían apenas un abrigo contra la lluvia. Miguel Verdure velaba en tanto que M- de Piennes, apo¬ yado en el marco de una ventana sin
vidrieras, miraba la noche. Los soldados
jugaban en torno de una tea, con una
baraja grasienta. Miguel pensaba en los
ausentes, pensaba en los muertos. M. de Piennes en aquella noche negra, lluvio¬ sa y triste miraba al centinela (era Bru-

tus Toussaint) que se paseaba en el fan¬ go. Scévola tarareaba alegremente una canción patriótica contra la nobleza.
M. de Piennes se volvió diciendo:
—¿Hay algo más desagradable que-
una ventana sin vidrieras, con un tiem¬
po como este? Vamos á ver, ciudadano Miguel, ¿en qué pensamos? ¡Cuidado con el esplin británico! Mirad esé hermoso cielo de Francia negro como la tinta: ¿no os alegra mirarle?
Miguel, como quien sale de un letar¬ go, levantó la vista y contestó:
—Teneis razón, la frente alta. Necesi¬ tamos no amilanarnos por nada.
—¿Lo decís porque esos campesinos creen tenernos cerrados y nos darán ma¬ ñana el asalto? Lo mismo me importan á mí sus guadañas que un resfriado. De¬ jad que venga el día.
—Es que nos atacarán esta noche. —Mejor que mejor, yo no tengo sue¬
ño. Una batalla es un remedio seguro contra el insomnio.
Hubo una pausa. Scévola continuaba
cantando:
J. C,
(Continuará)

DEL AGRE DE L A TERRA m *••

FORTñLESñ

Y ell, el metje, estava convensut de que va, havien sigut compensáis, excesivament homo qui té acciona de totes ses sociedats passaria tranquilnment, naturalment com compensáis en els darrers dies, pero el seu anónimes comerciáis é industriáis d’ aquesta

Y passava atropelladament com si no tengués temps d’ arribarhi.
Era un dia asseriyalat en la seva vida. Re¬ cent vengut de la capital ont havía acabat la carrera, la seva fama de bon metje s’ era estesa com un vol de campana tocant á festa y de per tot arreu acudien les consultes y els malalts, conflats en qu’ ell allunyaria la mort y les malures.
Mes fins á llavores no havía sentit 1’ emo-
ció de la fama que fes tremolar el seu cor d’
artista desfressat amb la ciencia. Desde avuí
tots els seus companys esperaríen anhelosos, el resultat de les seves teories estranyes per lo noves y lo arriscades. El seu cel estava ennigulat en una part, y á 1’ altre lluhia, blavós y seré com una pupila mitj coberta per una perpella gigantilla. Segons d’ ont bufa¬
ría el vent s’ acabaría de asserenar en una
beatitut excelsa, ó s’ ennigularía per á sempre. Per aixó, ell que sempre havía dominat els sacudiments deis seus nirvis, aquell dematí no havía pogut conservar la seva calma habitual y sos llavis mitj tremolaven y les seves carnes fluxetjaven lo mateix que si hagucs begut vi.
Y no era per á menos. L’ única filia d’ una casa noble, rebrot malaltis y esgroguehit d’ una generació decadenta deis héroes de 1’ edat mitjana, estava perennement. dins la gran cambra d’ honor, esperant la visita de 1’ linich que li prometía donarli la vida, la joventut y la alegría que mai havía tengut. Esperava amb una febrosidat inconscient, com si no fos ella la malalta, y dins el seu cervell empobrit de sanch, els ensomnis animats d’ una vida agitada, plena d’ emocions

una torrentada qui baixa per son propi impuls, moguda per la llei de gravedat, cap á
la mar inmensa.
yx
Vertaderament en tot ciutat no ‘s parlava sino de 1£ éxit insuperable d£ aquelles teories ridiculisades ó menyspreciades, y tot liom feia honor al gran doctor qui poría donar la vida ais qui estaven al peu de la fossa. Aquella curació fou tenguda per miraculosa y de totes parts rebé enhorábones y mes feina.
Pero ell, no s£ entemía de res, de res absolutament sino d£ aquella malalta, d£ aquell cas desesperad qu’amb la seva voluntat havía arrencat de mans de la gran enemiga, y
sentía dins el seu cor una onada de satisfac-
ció inmensa qu£ á vegades 1£ aufegava. Casi mai s‘ en separava del seu costat, y
desde el nioment en que posa les seves mans damunt la malalta, seguí tots els pasos d£ aquella curació estupensa-, seguía ara totes les fasses d£ aquella convalecencia franca, y no la deixaria fins que s£ hagués liberta ple¬ na de magestat y hermosura com una rosa
de cent fulles.
Y 1‘ obra s£ acabava, poch á poch. Cada matinada posava una mica mes de carmi á les seves galtes arredonides. Cada horabaixa, 1£ estel del pastor deixava un raig del seu brill á les pupiles de la malalta. Y baix la
mirada fitxa del bon doctor s£ anaven afe-
rrant trossos de carn per el seu eos, com un artista qui 1£ anas laborant amb fanch trans¬ par ent color de rosa.
Y n’ estava satisfet de la seva obra. Era
tota seva. Sensa ell, no sería res mes sino un pelleringo de pell cubrint una ossada roveya-
da dins 1£ inanició d£ una existencio sensa
vida. Era un vertader miracle, un somni

cor no poría viure amb 1£ honor qu£ liavia coronat el seu cap amb una auripla de sabiesa. Yanitat, res mes que vanitát; y una buidor mes ampia ont les ales del seu cor no £s porien extendre en un altre vol d£ idealisme
científich. Tot era mort á n£ el seu costat.
Y passaven les hores tranquilament, sensa atropellarsé. Y cada oscilació de la péndola del rellotje, li sémblava un crit auguniós que li sonava feréstech dins el seu cervell, com una massa qu£ esbucás una á una totes leá
seves ambicións.
Fins á la matinada, quant el sol guaitá dins la seva cambra com un amich qui anás á consolarlo, no pogué descifrar 1£ enigma del seu cor. Y quant pogué lletgir, entre tota aquella confusió de ruines qui devallaven cap avalí, el secret del seu esperit, sentí un calfret d£ agonía que li atura la respi-
ració.
Estava 'enamorat. Y ell, tan avesat á lletgir les emocions deis altres, ell qui sabia veura en les rúes del front ennigulat, les preocupacións mes delicades de 1£ esperit, no
s£ havía temut del seu enamorament fins que tot el seu cor s£ havía encés en una llamarada
destructora. Mes no s£ acovardá. En un sol moment
passá devant els seus ulls aquell pensament vestít amb tots els colors possibles; y natu¬ ralment, com si fos un altre, comprengué
1£ absurditat del seu sentiment. Pero de la
mateixa manera pogué endevinar que. nial per mai se fondría aquell ensomni que s£ ha-
via fonamentat damunt les ruines de tots els
ideáis de la vida passada.
>¿X
Quant torná veure la seva malalta, un moment tant sois, sentí el seu cor dominat

ciutat, y es endemés de sa Defensora, y de l’ Unió, y d’ es Circuí, y d’ es Foment Cqtblic, y d’ es Sindical Agrícola, y de sa Crea Fotja, y de Sant Vichis de Paul, y de sa Protectora (V animáis, y que me sé jó de ’hont més, y es no obstant... d’ escampadissa: sempre vá tot-sól, no pód lligá amb ningú, no está may conforme en res, aviat tot li pud, se mira sa
gent per devall unes seves cóm á barraques, casi patnetja quand parla, y fins creg que no ’s pód sufrir á sí mateix. ¿Es aixó esser sociable, vos pareix?
Sociable es «aquella persona naturalment inclinada á sa sociedat», y sociedat es «sa totalidat. de persones cuites que s’ inspiren amb uns inateixos principis de tolerancia, cordialidat y justicia.» Si jó ment, es es diccionai-i qui ’n té sa culpa.
Ara bé, després d’ aqüestes explicaeions, per sebrer si som ó nó vertadei-ament socia¬
bles, en conjunt, no tenim mes que mirar amb tota calma y amb sa vista clara cóm si mos hi acabassem de passar un óu d’ el dia calen t encara, si tant aquells qui quand veuen qu’ un alqa es dit tot-d’ una li corren derrera, cóm ets mes asprius qui en veurer
gent s’ amaguen cóm si temessen esser agafats, son d’ aquesta casta de persones cuites qui... etc., etc., ó de s’ altra, de sa que n’ lie tret cóm á móstra un exemplar no-més. Y vat-aquí lo qu’ aconsey que fassa aquest qui tróba tant raro lo que jó, no record si una ó diferents vegades, he assegurat; llevó ja rne’n tornará sa respósta.
Pero no fá res: sensa esser sociables y tot, venguen així mateix noves sociedats (¡per ventura hey toi-narém!), puis que bónes son sempre ses triadelles de qualsevól casta sien. Y quant se tracta de política, á un póble

y rialles y crits, ni tant sois rissaven el vel cenrós de la seva imaginació esmortuida. Ni tant sois sabia perqué 1’ havien de canviar de postura, ara qu’ estava tan avesada á dei-

brillant, d£ un prestigiador qui lia fet en¬ carnar dins una massa podrida, una figura
ideal.
Y tot seguit 1£ admirava, com una ideali-

per la covardía; brillaren els seus ulls en els refleig d£ un llarnp que cremá el seu cor en
un mutisme etern. Y fon mes afable y mes
alegre que mai.

ahont abunden ets «pastales» qui tant bé se tróben amagadéts en veys-no ’m veys derre¬ ra sa cortina... encara son millors. Vaja, qu’ ets republicans son ets qui ’u entenen, som

xar passar els dies, tots igualment monotons sació cristalisada; pom si ja hagués donada

Y aquell brill de la seva pupila, qui fou jó qui ’u dic, y estic segur que ningú que sía

y entristits, en la companyia deis quadros vida á 1£ obra inmortal que niava enterboli- 1£ únich tresor qui deixá guaitá la seva áni- d’ es meu paré ’m quantradirá.

envellits que la miraven fitxament desde les da dins les quimeres deis replechs del seu má, sabé guardar el secret del seu cor. La

¡Sebeu si tots ets demás partits fessen lo

parets. Y dins la seva manicio se sentía con¬ cor. Era una fascinació. No sabía deixar ni vegé moltes vegades. Fins y tot li mitj di- mateix qu’ hey ’niria de bé! Així sebría cada

formada y casi bé felina, sensa desítjar res, una hora en tot lo dia que no pensás amb la gueren qu‘ ella, havía cregut endevinar un amb qui cornpta, quins son ets seus, qui¬

sensa aspirar á res, sino á vegetar amagada, seva malalta, y cada vegada que sortía de qualca cosa mes que 1£ interés del metje, en na toi-Qa té per defensar es seu ideal; y en

olvidada en aquella habitació, ont ja mai ca-seva, inconscientement, anava á la visita, la seva afecció. Mes ell passá tota la vida, dia d’eleccions... cada elector votaría de

fioriria ni un sol pensament de vida, ni s’ 1£ única que feia amb gust, 1£ única en que altiu, asserenat, valent, pié de fortalesa com bón-grat, amb fe, amb entussiasme, amb

obriria mai son cor empés, per una onada de mai frissava.

un pi qúi ha arrelat dins les encletxes d‘ una gran satisfacció; seria aqui una bassa d’ óli,

sanch ardenta, en una rosa d’ amor eternal.

Per aixó sentí un esqueixament á la seva roca, y desde ont deixa passar el ressó de puis que s’ acte solemne en qu’ exerceix es

1" vet-aqui que vendría un metje jove, per ánima quant hagué de aclarir els moments la -tempesta, sempre tot podex-ós, inclinat ciutadá un d’ ets seus dréts, dic en que cuin-

arrancar-la de la seva conformidat y ferlí d£ estar amb la seua companyia y el primer solsment la seua aspre cabellera, al bes pleix es mes sagrat d’ ets seus deverá, se

sentir aspiracions y anhels, vibrants com un dia qui no ouja aquella escalera encatifada terrible del fibló. sé de trompeta-, que donaría color á la linfa que tant coneixía, fou un dia llarch, ben

Joan Capó.

verificaría sensa corregudes, sensa estirades, sensa pressions, sensa tropellíes, sensa por d’

que corría dins les seves arteries y qu’ en un llarch, sensa fí, y tengué el seu coret pié d£

infidelidats, sensa disgusts de' cap casta, y...

espasme de violencia, reaccionaria la seva propia voluntat com un cavall despert per una punyida violenta de 1’ esperó del cava-

augunía. Passá una nit terrible, sensa dor¬ mir gens. Dins les ombres qu’ el rodetjaven lii entreveía tota la seva existencia, com un

Vuyts y nóus

amb mes economía, si m’ apuran, perque cóm no hi hauría hagut conquistes, no im¬ portaría hey hagués tampóc gratituts, per lo

11er.

rosari d£ esforsos assenyalats amb trossos de

No ha faltat qui ha dit, aquests dies, amb qué fins se podrien suprimir ses ensairnades,..

Y desde aquell día comensaria á pujar en vida qui havía deixat damunt els llibres y rnotiu de sa fundació d’ una nova sociedat s’ anisat y ets resólis de palo, si se cregués

una corrent constant de sanch vermella y damunt les eines. Se veia estudiant, allá, tant póc temps després d’ haverné fundat un’ convenient. Pero d’aixó... sé cért n’hi hau-

viva, un ratjoli etern d‘ alegría y d£ ensom¬ lluny de ca-seva, passant un any y un altre altra: «¿y encara n’ hi ha qui diuen qu’ á ria de fallons.

nis. S‘ aniriá desenrotlant poch á poch en to¬ anv, tots iguals, plens sempre d£ estudis pro- Sóller no som sociables?» Aixó anava per mi,

¿Una bassa d’ óli, he dit? Millo, molt millo:

tes les seves manifestacions sensitives, y 1£ fonds, no pensant sino amb un pervenir pié lieu juraría; així es que, considerantme con- si no fos perque, amb sa triadella y tot, en¬

únich perill sería la natural exaltació moral de gloria, no soinmiant sino un temps pié de frare, preng candela. Y contest:

cara mos quedaríen mosques, pusses, y de¬

que produiría en el seu cor un excés de vida ditxa. Y ja era vengut. Tots els seus esfor¬ Ido si, germanét; es qu’ es nóu «Centre más per 1’ estil, m’ atrévese á dir que sería

física y espiritual, ja que totes les emocions, y tots els desenrotlos de la seua naturalesa voldríen recuperar el temps perdut.

sos, totes aquelles hores de prempsar el seu cervell pera comprende una teoría nova, per arrencar el secret á les malures qu£ estudia-

República. Solleric» venga á ’sser entre nóltros sa sociedat mil y tantes, encara no próva que siem mes sociables ets sollerics. Jó eoneg

Sóller un segon paradis terrenal, Jó Mateix

Folletí del SÓLLER -12-
FLOR DE CART
El firmament estenia son gran vel d’ ombra blava puntetjat de pedrería. Dins la quietesa infinitament dolsa de la nit estival hi vibraven en vaga discordansa el .eantd’una ronda de fadrins, qualqu’ údol de cá, miuladissa de moxos, y en la llunyania, endins, les estridencies agres, y monotoniques del cant de les granotes y el bram d‘ un ase.
VI
Píe
Lo endemá dematí, dejorn, en Jaumet tocá comparació a qa s’ estimada. N’ An¬ gelina, ab altres amigues, seya a la. ca¬ rrera regada de frese, dins la faxa d’ om¬ bra projectada per la banda llevantina
del carrer.
Parlaven de les operacions y provatures fetes en bon die de Sant Juan, per co-
nexer 1’ a-venir.

Unes, volien sebre la posició crematís¬
tica de llur matrimoni, y el vespre' abans
havien posades faves deval! el Hit,—- tres cada jove,—una sencera, una cellada y una mitx-partida, per sebre, a la primera que trobarien a les palpentes en llevarse,
si el futur marit sería ric, la sencera, po¬
bre, la mitja, ó si camparía dins una me-
diocritat, la cellada.
Altres, preszindien coinpletament d’ accidéncies y volien sobre qiiin jove sería «es seu», dexant a la serena tres caixofes per-hom ab la bruza sacorrade y qui
no ’s vessen una ab 1’ altra, encarnant ca-
descuna intencionalment la'persona d’ un fadrí. El representat per la qui floría, si florien, «havia d’ esser» el futur espós.
N’havía qui s’ aconhortaven de sebre 1’ ofici o professió «des seu» dexant a la serena, el vespre abans, un ou romput dins un plat d! aygua, y «se veyen de lo més bé» els sítnbols representatius de llurs respectives professions, ses eynes
«d’ells».
Pero la prova clássica, infalible se de¬ xa va per 1’ hora de «mitx-die en clau» y totes ja tenien preparada llur corresponent cruya de llum ab trossos de plom de dins, haguts Deu sab d’aon, per fondrelos y a mitx die en punt tirar la fusa

dins una ribella d’ aygua. Aquella si que no faltava, era cosa de veure:
«St.Juan peliiP ;St. Juan pelat! Feys sorti ses eynes
De s’ enamorat/»
Y sortien d’una manera! «sobre tot, sa
cosa més purificada!» En Jaumet no se va seure pero seguí le
conversa ab elles, recolzat a la rebranca
del portal, fins que va esser hora d’ anar
a 1’ Ofici.
Al moment qu’ ella entrava dins caseva per enllestirse, el jove ab veu baxa y atropellada la convida per anar a passetjar plegats 1’ hora-baxa; per acompanyar-
la a íer «una volta».
Les oronelles també feyen festa. Aquell die feyen llur primera exide un parell de nierades, ab vol insegur y vacil-lant. To¬ ta 1’ oronellada de la vila, formant un sol esbart apilotat, les seguía oficiosament, esbojarradament, en giscadissa sonorosa com una fuyta musical, passant y tornant passar, brunzentes, ubriagades de vida y llum, per tots els carrers del poblé, ab alegria femenina, festetjant 1’ entrada de les novícies dins el gran món, dins les Uumitiors de les primicies de la vida. Just-y-fet persones!

A la sortida del Ofici, en Jaumet sense sebre com se torná trobar a ca-n’ Ange¬
lina.
El sol batía la paret del carrer, y p’ el portal ubert marcava dins ses cases una Henea embiaxada de llum, farcidade pol-
sim daurat.
La jove s’ era arreconada dins 1’ ombra,
la cadira estisora estesa en térra suman
d’ ella; el rosari de pinyols d’ oliva enrondat en el braó en forma de bracero.la, y el manto d’anar a missa, gros, de merin negre, posat sobr’ el cap, descuydadament esbadellat per devant, dexant veu¬ re el comens tou y blanc de la gorga. En Belluguins restava dret sobre el llindar ab 1’ esquena al sol y la cara dins 1’ om¬
bra.
Brometjaven; no havien encetada con¬
versa seria.
Una etzebor d’ atlotéya los feu sortir a-n'
el carrer:
—Ja venen! En el portal de ca sa tia Bet Fustera s’ hi aplegava un estol de veynades. Els dos joves s’ hi atensaren a esperar... St.Juan,
Salvador Galmés y Sanxo
(Se continuará)

6

SÓLLER

saappaBHawgngCTasgss

Crónica Local
El domingo al anochecer celebráronse en nuestra iglesia parroquial los anuncia¬
dos actos en consonancia con las mani¬ festaciones católicas verificadas en toda
España contra la política antirreligiosa
del Gobiernó. La concurrencia de fieles fué enorme,
pues el templo parroquial estaba lleno de bote en bote, incluso las capillas la¬
terales.
La función religiosa se realizó del mo¬ do más solemne posible.
La tierna devoción del Rosario fué re¬
zada por 2.700 y pico de fieles (número igual al de hojas repartidas), cantándose por el coro infantil, y bajo la dirección del infatigable Maestro de Capilla señor Roselló los Misterios, y por el pueblo, la Letanía Lauretaua y dos motetes reli¬ giosos, uno antes de comenzar y otro al
finir.
Por circular recibida en esta Redac¬
ción nos enteramos de que, mediante es¬ critura notarial, la casa Cosío & Primo
de Playa de Ponce (Puerto Rico) ha com¬ prado todas las pertenencias, derechos y acciones de la antigua casa que gi¬ raba en dicha plaza bajo la razón de Cosío & Pujol.
Al propio tiempo ha entrado á formar parte de aquélla, con el uso de la firma social, nuestro paisano D. Antonio Morell Bauzá, á quien por tal motivo feli¬
citamos.
Aprobado por el señor Gobernador civil el presupuesto de ingresos y gastosde la cárcel de Palma para el próximo año 1911 y verificado , el repartimiento entre los pueblos del partido, ha corres¬ pondido al Ayuntamiento de Sóller la cuota de 111P10 pesetas, que deberá consignar en su presupuesto ordinario.
El vecino pueblo de Fornalutx deberá satisfacer por el mismo concepto 109l78 pesetas.
Duraute el pasado mes de Septiembre
ocurrieron en esta ciudad 11 defunciones:
8 varones y 3 hembras. Los nacimientos registrados en el
mismo periodo fueron 16: 8 varones y 8
hembras.
El pasado domingo, día fijado por la Junta católica de Vizcaya, organizadora
del inmenso movimiento católico en toda
España, para hacer bien notoria la más elocuente protesta contra el proceder dél Gobierno Canalejas en la cuestión reli¬ giosa, la Congregación Mariana de ésta cursó los siguientes telegramas:
«Junta Católica—Vizcaya.—Congre¬ gación Mariana jovenes (Sóller Mallorca)
en número doscientos cincuenta celebra
gozosa magnánimo espíritu católico vas¬ co; adhiérese todos sus actos manifesta¬
ción.—La Junta».
A este telegrama contestó el Sr. Urquijo, miembro de aquella Junta, en es¬
tos lérminos:
«Agradecidísimos entusiasta felicita¬ ción; resueltos continuar santa Cruzada. —Urquijo».
También la Congregación Mariana
cursó este otro telegrama: «Sr. Presidente Consejo Ministros.—
Madrid.—Congregación Mariana de jo¬ venes (Sóller Mallorca), adhiérese mani¬ festaciones católicas, protestando gestión
anticatólica su Gobierno.—La Junta.»
En un registro practicado días pasa¬ dos en una casa de la huerta, hallóse que había sido manipulada para confeccionar embutidos y sobrasadas la carne de un cerdo que estando enfermo fué sacrifica¬

do. La Alcaldía impuso una multa á los
delincuentes.
Celebróse en Biniaraix, el sábado y domingo, la fiesta anunciada.
La parte religiosa revistió solemnidad, y el oratorio de la hermosa aldea vióse muy concurrido de fieles durante las fun¬ ciones piadosas.
La parte popular estuvo animada. Hu¬ bo baile en la noche del sábado y domin¬ go, y música también en la velada de este último día por la banda sollerense, que ejecutó con ajuste un escogido pro¬
grama.
Por la tarde del domingo celebráronse también carreras á pié desde la plaza á
la fuente. Las calles fueron adornadas con pape¬
les de los colores nacionales y por la noche producían sorprendente efecto ilu¬
minadas con multitud de farolillos á la
veneciana.
La Junta Directiva del «Centro Re¬
publicano Sollerense», de cuya constitu¬ ción dimos cuenta, ha quedado compues¬ ta por los señores siguientes, que resul¬ taron elegidos por mayoría de votos:
Vocales: D. Buenaventura Mayol Marqués, D. Antonio Mayol Simonet, D. Damián Ozonas Pastor, D, Arnaldo Casellas Gili, D. Jaime Bennasar Mayol y D. Bartolomé Alou Cervera, cuyos se¬
ñores formarán el directorio de la so¬ ciedad.
Tesorero-Contador-. D. Mateo Seguí
Umbert.
Secretario-, D. Gaspar Borrás Ferrer.
Vice-Secretario: D. José Pomar For-
teza.
En obras practicadas por administra¬ ción municipal durante el pasado mes de Septiembre invirtió nuestro Ayunta¬
miento la cantidad de 1.370’62 pesetas. Consistieron las obras de referencia en
la construcción de una alcantarilla en la
calle de la Luna; limpieza en las calles y en los cauces de los torrentes; cambiar los grifos de la fuente de la plaza de la Constitución; reparar la tubería que con¬ duce las aguas á la fuente de la calle de la Victoria; conservación y reparación de varios.caminos vecinales y clavar colum¬ nas y faroles para el alumbrado público.
Sabemos que en contestación al tele¬ grama que el Centro Republicano Solle¬ rense mandó al Presidente del Consejo de Ministros, recibió dicho Centro el siguiente:
«Presidente Consejo Ministros á Cen¬ tro Republicano Sollerense.—Agradezco
colaboración de esos elementos á la obra
del Gobierno, obra inspirada en el res¬ peto al derecho de todos y en la práctica de las ideas liberales consignadas en nuestro programa. Les saludo afectuosa¬
mente.»
En la mañana del miércoles 5 del ac¬
tual, en la Capilla de lar Purísima Con¬ cepción de esta Iglesia Parroquial, se
unieron en el indisoluble lazo del matri¬
monio, el comerciante D. Cristóbal Ferrer Morell y la bella y simpática señorita D.a Margarita Ferrer Marqués.
Bendijo á los desposados el Doctor D. José Pastor, Vicario, apadrinando el acto, por parte del novio D. Pablo Ferrer y de la novia D. Juan Ferrer, padres respectivamente de los contrayentes, ac¬ tuando de testigos D. Juan Vallcaneras y D. Lorenzo Bauzá.
Terminada la ceremonia, la numerosa comitiva que había asistido al acto, se trasladó á la casa del novio, donde se sirvió espléndido lunch, terminado el cual, los desposados emprendieron el viaje á la capital con el fin de embarcar para el continente y trasladarse después

á Orleaus (Francia), en donde tienen sus
negocios. Deseamos á los noveles esposos toda
suerte de felicidades.
El miércoles hubo en la plaza de la Constitución una algarada, por haber el Inspector de carnes y víveres Sr. Rie¬ ra mandado retirar alguna carne de ter¬ nera de la mesa de «La Reguladora», que se hallaba en mal estado para la venta pública.
Hubo protestas por parte del cortan¬ te y de una parte del público contra la determinación del Inspector; intervino la autoridad; llevaron á Palma una comi¬ sión de la Reguladora y un municipal algunos pedazos de carne de la ternera muerta un día ó dos antes; la carne si bien no se la creó nociva, tenía según dicta¬ men, señales de descomposición y... así terminó lo que podría llamarse comedia, en la que es opinión general no estu¬ vieron á la altura de su cargo ni el Ins¬ pector de víveres ni la autoridad local.
Mañana se celebrará en el «Fomento
Católico» otra velada literario-musical, que, como la del domingo, correrá á car¬ go de los congregantes marianos.
El programa que ha de ejecutarse es el siguiente:
Pieza al piano, por Jaime Deyá. La Baldufa, (coro de niños). Los tres jibosos de Egipto, (juguete cómico).
Saludo á la bandera, (coro). El Criat nou, (juguete cómico). Brr... que frío! (coro de niños).
Bendición del Oratorio de Ia S,a del Rosario
EN CASTELLÓ
Correspondiendo á la generosa aten¬ ción que con nosotros tuv.o el Sr. D. Ga¬ briel Massanet y Verd, conocido aquí y fuera de Sóller por su piedad y por las buenas prendas personales que le ador¬ nan, lo mismo que á su señora esposa D.a Carmen Rubert, dueños del pinto¬ resco predio Ca'n Prohom, nos traslada¬ mos allá el jueves de la presente sema¬
na con el fin de asistir á la bendición del
Oratorio de Castelló, recientemente res¬ taurado, cuya historia, vicisitudes por que pasó, lo mismo que las causas que indu¬ jeron á los mencionados señores á res¬ taurarlo, pudieron conocer y apreciar nuestros lectores por el artículo de nues¬ tro colaborador B, inserto en el número del próximo pasado sábado.
Eran las ochó y media cuando, acom¬ pañado de algunos amigos, llegamos á Ca ln Prohom, siendo recibidos por los dueños de aquella señorial casa. A las nueve y media, en la vasta y alegre esplanada, en aquel espacioso sitio, allana¬ do por la mano del hombre y que contri¬ buye no poco á hacer más deliciosa la estancia en aquel vetusto edificio, cuando no bastara y sobrara la amabilidad y galantería de los nobles señores que la habitan, se veía mucha animación, gra¬ cias á los muchos invitados que habían llegado ya, amen de los campesinos que viven ordinariamente en aquellos contor¬ nos, que afluían de por todas partes en gran número para asistir al acto religio¬
so. Hacen los honores los señores de la
casa.
Son las nueve y media cuando la comi¬
tiva se traslada al Oratorio restaurado.
Éste, en el cual ocupan sitio preferente
D. Guillermo Massanet Verd y su seño¬
ra esposa D.a Margarita Muntaner Verd, D. Miguel y D.a Rosa Palou Barbarín, y las señoritas María Esteva, Loreto Gómez Gabucio y Carmen sobrina de los señores de la casa, se llena al momento, y, no pudiendo contener la numerosa

concurrencia, á causa de sus relativas tivas estrechas dimensiones, muchas per¬ sonas tienen que quedarse fuera, ocupan¬ do un buen espacio. El Rvdo. D. Sebas¬ tián Esteva efectúa la bendición según prescribe el Ritual, siendo padrinos doña Rosa Palou Barbarín y D. José Santandreu, exmayoral del predio Ca ‘n Prohom, entonando enseguida el Te-Deum que es cantado por un nutrido coro de jóvenes marianos de Sóller, bajo la dirección del maestro de Capilla D. Miguel Rosselló. . Acto seguido comienza la misa, que cele¬ bra el mentado Sr. Ecónomo, cantándose la de Angelis por los congregantes y al¬ gunos señores sacerdotes que habían acudido para dar realce á la función. Después del Evangelio, ocupa el sagrado púlpito el vicario de San Jaime de Palma D. Miguel Gayá, quien, después del exor¬ dio en que expuso á la concurrencia las vicisitudes porque pasó el oratorio desde la fundación hasta nuestros días, partien¬ do del hecho de que éste estaba consa¬ grado á Nuestra Señora del Rosario, de¬
mostró la eficacia de esta devoción como
medio de regenerar la Sociedad. El coro de niños, antes del sermón cantó el him¬ no Ave Maris Stella y después de la ele¬ vación de la Sagrada Hostia, el motete
O bone Jesu.
Terminada la misa, se sirvió en Ca ‘n Prohom un espléndido refresco á todos
los asistentes durante el cual el coro de
congregantes hace las delicias de la con¬ currencia interpretando algunas compo¬ siciones humorísticas de su escogido re¬ pertorio.
Los señores de Ca ‘n Prohom fueron .
entusiastamemente felicitados por la con¬ currencia, la cual alabó la acertada res¬ tauración del oratorio y el éxito dé la función inaugural.
Por la tarde, después de un rato do ameno entretenimiento, dado por el coro de congregantes, se rezó en el oratorio el Santo Rosario, verificándose después
por el Sr. Gayá la instalación del Vía
Crucis.
El Oratorio ofrecía buen golpe de vis¬ ta, adornado por fuera con mirto y lau¬ rel y por dentro con macetas de flores naturales y graciosos festones de palme¬ ra artísticamente dispuestas por la se¬
ñorita D.a Loreto Gómez Gabucio.
Tomaron parte en la función, además de los señores sacerdotes mencionados, D. Ramón Colom, iD. Bartolomé Coll, D. Andrés Bisbal, y D. Pedro Lucas Ripoll de Sóller, y D. Bartolomé Gomila, de
Palma.
Era ya caída la tarde cuando nos re¬ tiramos de allá satisfechos por las aten¬
ciones recibidas.
Reiteramos desde estas columnas nues¬
tra más sincera felicitación á los nobles
y piadosos señores D. Gabriel Massanet y D.a Carmen’ Rubert de Massanet por la
restauración del oratorio de Castelló.
€uIío§ Sagrados
En la iglesia parroquial.—Mañana, do¬ mingo, día 9.—A las nueve y media Horas menores y la Misa mayor en la cual pronun¬ ciará el panegírico ele los santos mártires Cosme y Damián el Rdo. Sr. Ecónomo. A las dos de la tarde explicación del catecismo y vísperas. A las seis y media Rosario con ex¬ posición de S. D. M.
En el oratorio de las MM. Escolápias.— Durante los días 15, 16 y 17 del corriente se
celebrará un solemne triduo de Cuarenta
Horas en honor del Niño Mesús de Praga, á petición de una piadosa devota.
El domingo 16, segundo día de dicho ejercí- . ció, en la misa solemne predicará el Rdo. se¬ ñor D. Matías Crespi; y por la noche del mis¬ mo día, inmediatamente después de la reser¬ va, se impondrá la medalla de la Cofadria á los nuevos socios. La hora de exposición
del Santísimo será todos los días á las seis de la mañana con una misa.
En el oratorio del Hospital.—El martes, día once, se dará comienzo á unos ejercicios es¬ pirituales para los Congregantes de María

S OLLER

7

Inmaculada y San Luis Gonzaga, de Sóller, bajo la dirección del distinguido orador Rvdo. D. Matías Crespí, Vicario de S. Joseph del Tenue. Por la noche, á las siete y me¬
dia, rosario y luego plática preparatoria. El miércoles y los tres días siguientes se darán
en esta forma: Por la mañana á las cinco y
media la primera plática y misa, á las once y media la segunda y á las siete y media de la noche la tercera precedida de rosario. A la primera y última solo podrán asistir los Congregantes de la Sección Mayor, la inter¬ media será propiamente para los de la
Menor.
En la iglesia de Biniaraix.—Mañana do¬ mingo, á las cuatro y media de la tarde ha¬ brá rosario, plática por el Rdo. Sr. Ecónomo y acto continuo la repartición de premios á los niños y niñas que durante el año han asistido al catecismo en dicha iglesia.
En el oratorio de las Hermanas de la Cari-
dad.—Mañana domingo, á las cuatro y media de la tarde, se celebrará el piadoso ejercicio de la Buena Muerte en obsequio del Santo
Cristo de la Salud.

Registro €ivií
Nacimientos Varones 1.—Hembras 2.—Total 3.
Matrimonios
Día 5.—Cristóbal Ferrer Morell. soltero, con Margarita Ferrer Marqués, soltera.
Día 6 —Miguel Bauza Bernat. soltero, con Catalina M.a Cañellas Vanrell, soltera.
Defunciones
Dia 2.—Margarita Pizá Frontera, de 70 años, viuda, calle de la Rosa.
Día 4.—Damián Mayol Arbona, de 7 me¬ ses, m.a 57.
Día 4.—María Rúllán Alcover, de 84
años, viuda. m.a 5a.
Día 8.—Antonio Serra Santiago, de 76 años, viudo, m.a 44.

Braulio González

ULTIMAS COTIZACIONES
Madrid 7 Octubre

VICTORIA, 6

Interior al 4 p g

Instalaciones eléctricas de todas-cla¬ Amortizable al 5 p g. . . .

ses, á precios económicos.

Amortizable al 4 p §.

.

.

.

Gran surtido en material para instala- j Acciones Banco de España . .

dones de alumbrado, electromotores 3^ Acciones Tabacalera ....

83;45 110‘ 15
92l00 443‘00
335'00

timbres.

Francos

.

.

7 20

Se repara gratuitamente cualquier Libras esterlinas

27 04

desperfecto en las instalaciones.

0000000000000000000000009D30

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO I

VMTA

VEXTA

Se vende una casa y corral, sita en la calle

j Se desea vender una casa y corral, com- de San Bartolomé de esta ciudad.

puesta aquella de dos vertientes, planta baja.

!

Para informes dirigirse D. Jaime D.omenge.

á

la

Notaría

de

piso y desvan, situada en esta ciudad calle oooooooooobooooooooooooooooo

del Seller. Y una porción de tierra ó solar, sita en la calle de la Victoria, cotí derecho de
agua anejo. Para informes dirigirse á D. Juan B. Rullán y Portell (Ros) Oficial de la Nota¬ ría de D. Jaime Domenge.

VEATA
De una ñuca olivar y algarrobos, deno¬ minada La Copia, pago-La Figuera, de ca¬
bida de una cuarterada un cuartón siete des¬
tres poco más ó menos. Para informes dirigirse á D. Antonio Cas-
tañer calle de la Rectoria N.° 5.

EL

AGUILA

0 0

Juan Llopis Llopis

©1

Grandes Almacenes de ROPAS CONFECCIONADAS para
CABALLEROS Y NIÑOS
^ Colón, 39.--Palma de Mallorca — Casa fundada en 1850--Teléfono n,° 148

0 0

PROPIETARIO - EXTEDITOR
ALCISA-CAaCAfillTS
oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

¡
i

© 0

'

TEMPORADA DE MIMO DE 10 í 1911

0

10 Exportador de naranjas, limones, granadas, cacahué- 1

0 ©I tes, arroz y toda clase de frutas secas á precios muy j reducidos.

0 Selecto surtido en géneros nacionales y extranjeros para la medida.
Grandes existencias en trajes confeccionados de Patén, Vicuña, Tricot,

Expediciones por vía férrea y por vía marítima.

@1

0 Gerga y Armure.—Abrigos de todas clases y precios. Surtido completo de GORRAS para caballeros y niños. — Mantas para

ESPECIALIDAD PARA MANDARINAS DE LUJO

0

viaje, Impermeables, Portamantas, Perchas, Ligas, Tirantes, etc., etc. Todos los artículos llevan marcados los precios en las etiquetas
PRECIO FIJO — VENTAS AL CONTADO

0

Rapidez y economía en las expediciones

0

La casa no se ocupa de naranjas en cajas, se dedica exclusivamente en la naranja á granel.

0

0 © SUCURSALES: Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Cádiz, Cartagena, Gijón, Málaga, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza,

Dirección telegráfica de rigor: LUQUIS LUQUIS-CARCAGENTE

■——■—————■■■>

*8*8=-
Casa JüAMIAN ÜANALS
FAADADA EA 1§73
Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de París; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Inter¬
nacional de Marsella.
Expediciones de toda clase de frutos del país, para Francia y el Extranjero. 0 Especialidad en uva de mesa, procedente de las viñas Gard y l'Herault. 9 Flor de-Chasselats dorados primera calidad en cajitas de 5 kilos marca D. C.
.= — Rapidez y economía en todas las operaciones — = Teléfono, 21 ^ Telegramas: CANALS TARASCON RH0NE
Importaciones y Exportaciones
DE
FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS

PABLO COLL IF. REINES
AI XO.VVB (Cote «!’ Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos y de toda / clase de legumbres.
'
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —
Maison MORIS Y Eréres \\9\\
EXPÉDITEURS
53, Coürs, Berriat, 53—GREN0BLE (Isére) FRANGE

FRANCISCO ARBONA
6, Coiirs Judien, 6.-MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia,
FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
Telegramas: EAE¡B:ÓNA--Marse¡lle—Teléfono 29.68
Ü Servicio rápido y económico en lodos los servicios
fHH

m vy EXPEDI

t

$

id SiRi

Boulevard du Musée, 47. MARSEILLE-—Teléfonoü.°37-82

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri-
meurs. Erutos secos de toda calidad.
Telegramas: MAROHPRIM MARSEILLE

Rapidez y Economía en todas las operaciones

Expédition pour la France et l‘Etranger,== Spécialité de ponímes á coutean par wagons, poires, prunes, péches et abricots. —Petits oignons en cliaines et en vrac.=Cerices et bigarreaux. =Noix de Grenoble.r=Exportation directe d‘ oranges, citrons, mandarines, grenades et fruits secs.
Télégraúes: MORÉY-GRENOBLE. Télephone 22-36

Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas pura visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
San Bartolomé, 17.-SÓLLER

Maison Guillaume Coll

$

FONDEÉ EN 1902

Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs. Spé-

ff cialité de péches molles, prunes reine-claude, raisin chas-
selas, abricots, etc.

Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes.

TRES BONS EMBALLAGES —

á REVISTAS y PERIODICOS na¬ cionales y extranjeros,
Se reciben encargos en
Sinceridad”
San Bartolomé n.° 17. —SOLLER.

Service couplet de colis-pistam fie 10 L pour la transe et 1‘Etranpr
ADRESSE: Qr. CODD-bAvenue de la Pepiniére (en face
du Marché en gros) á Perpignan (PjreiléGS Orientales) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan

8

SÓLLER

m MIES COLL «NOVAS
PERPIGNAN
CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: GAS ASNO VAS —PERPIGN AN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y oti’os frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos.

Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos ¡'RECIOS ALZADOS PARA TODAS -DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

BAUZA Y MASE®!

AGENTES DE ADUANAS

CASA PRINCIPAL: '

SUCURSALES:

CERBBRB (Francia)

PORT-BOU (España)

(Pyr.-Orient.)

Hbndaye (Basses Pyrenées)

en CETTE:

Quai de la Republique 8-teléfonc 3.37

a MAKSEILLE: Ene Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Victoria 5, al que pueden dirigirse para todo informe.
Rapidez y Economía en todas las operaciones.

r

go <c

Almacén de maderas : : :

w
E—•
DQ CU -
C*2
PJ
,&3
r„DOQ
°G

<CgOQ

H

\\

t/Q O

'

o cu DQ
<c
E-

fciO

co

rs

U

n.

z o
M
o
< z o
üQ
z ctí O
■gü
2 i/)
La- Id WZ LÜ O
HH
(/)
OO
ü
í/f O
h
T-f
C/3

o
GO Lui
o co <o z
CE Z
“g ¡2=
o — GO W LuJ p-
~?r
O xa
Oo
H — Oo LU M
Q\_ U» XR
ÍA
cc
Q

-> >>

oo

So

A^

Fí W

«* O^
CO

-

o

E2 re

¡r

re

Q. ai ÜLl M

re
!= «3

Q\_ ^
P*

SS

U.

o

re O

zQ <C
'<J O

cc I

h
o Luí a\_
GO

re
co fco
<í

: : Carpintería movida á vapor
i Especialidad en muebles, puertas y persianas

MIGUEL «OH S

Calles
©

del

Mar y

Gran-Vía

—

SÓLLER

I &)

SE CONSTRUYEN = = ' ^ = = =

ii

de inmejorable calidad con sujeción á la siguiente tarifa de precios:

/ o /

60

'

b/

ANO H 0 s

1.a clase 2.a clase Pesetas Pesetas

l s De 0’60 á 070 m.

m i De 0’71 á 0’80 m.

oo ] De O’Sl á Q’90 m.

i De 0’91 á LOO m.

-4-*

De ca
j

COI á Í’IO m.

| r-j

De Un 4 U20 m. .

GO ao

1
j De

1 ’ 21

a

1’30 m.

12’ 13’ 14’ 14’90 16’30 17’20 18’30

De 1531 á 1’40 m.

19’20

S De 1 ’ 41 á 1’50 m.

20’

o

GO vDe I’41 á 1’50 m. en (los piezas 25’

10’65 11 ’ 3 5 12’15 12’30 14’ 14’90 15’65 16’40 17’ 15 23’

los clientes que tomen de una vez dos ó mas soromiers se les concederá un descuento del 5 por ciento.

COMPAÑIA MALLORQUINA DE VAPO^E^
Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma

MlSbiim-iimuiur¡j«

n

Continuarán durante el presente año los viajes semanales

JPalma á Marsella y vice-versa

En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los días de salida. — Los viajes para Argel continuarán también.

C O N S I G N A T ARIOS:

BÁRCEIM. Sucursal “Isleña Marítima,, ALICANTE. Sucursal “Isleña Marítima,,
VALENCIA. Sres. Carboiiell Hermanos.
GRAO. D. Juan Domingo.

Sres. Majo!, Brunet y C,
ARGEL. Sres. Sitjar Hermanos. CETTE. Mr. Bartueleraj Tons.
IBIZL Sres. J. é 1. Wallis y

Servicios combinados á fort-fait en conocimientos directos para los principales

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.

fea' ccl
M

ctf

TÍ

d

í=¡

m

TÍ

03

m

m
«ÜS

i
i. O

5-]

<

a

w
m -re co

Sr=Íl

m

ilBr=#

Kí

m

re
>H

m> O

o
Z
i—i

n

co

re <1
f-i

re

o

Pu

a

d

re
Q

ll

;¡M

•i

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

jVíartín Carcasona
rvrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
El más cerca de las Estaciones :
Junto al Muelle : Habitaciones
para familias y particulares : Esmerado servicio á carta y 4 cubierto : Cuarto de baño, tim¬ bres y luz eléctrica en todos los departamentos de la casa : Intérprete á la llegada de los
: : : : trenes y vapores : : : :

Plaza Palacio, 10-f BARCELONA

MARÍTIMA

SUO.UH m
DE LOS

SOLLERENSE

Almacenes MflTONS

Servido lili© Sóller,

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Cette: los días L 11 y 21 „ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25 „ de Barcelona para Sóller: los días 6, 1166 y 26

de id. id. de id. id. de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER. —D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25.—EN CETTE.—I). Pedro Pí, y Suñer.—Qnai de Base, 6.

NOTA.—Siempre que el día dé salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su calida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

CAN JUANET

NOVEDADES para Señora.
« ♦ ♦LANAS♦SEDAS ♦♦ ♦
PAÑERÍA para Caballero.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES
PUNTILLAS ENTREDOSES
-- SOMBRILLAS *> PARASOLES —

— Casa especial para ♦ ♦ ♦ ♦ ♦
♦♦♦ EQUIPOS DE NOVIOS
ii ASTAS m. LASA ♦ ♦ ♦>
YUTES ♦ ALFOMBRAS ♦ RETORTS
Cualquier artículo que no tenga esta Sucursal, es pedido telegráficamente, para complacer al cliente.

♦ ♦ Y OTROS MUCHOS ARTÍCULOS.

® ® PRECIO FIJO. ® ®

EISF’BCIA.I-íIIDAAID E3ST I\_i O 3STA.S PARA CARRUAJES

DOMICILIO
Plaza de Antonio Maura v Calle de Santa Bárbara.

mm ND&DA K
VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
COMERCIASTE I PROPIETARIO
LEZIftKAK (A ude)

Fonda Balear

de

JOSE FLORES

C. Mayor IMG A

(Subida calle Eubí, n.° 1) (MALLORCA)

situada en la mejor calle y la mas céntrica.

Dependiente y carruaje —=>&— 4 ■"» la llegada de todos los trenes.

GIBELLINO Fréres
Place Marché aux Pleurs
nvEoisrT^E]i\_.iLiB:L^
Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘ Herault en colis postaux y vagones completos.
Embalajes cómodos -Rapidez en los servicios.

j.\\ SOBIiERENSE
DE
•FOSE
] PORT-BOU (Frontera. íranco-espaflola)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»