AÑO XXV (2.» EPOCA) NUM. 1227
AÑO XXV (2.» EPOCA) NUM. 1227

SABADO 1.» DE OCTUBRE DE 1910

SEMANARIO INDEPENDIENTE

«a

uan Marqués Arbona.

REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

LA CALLE DEL PRINCIPE de quedar con aquella perjudica¬ solo cuestión de voluntad. Y en la de los barrios más pobres de esa ciudad dos, pueden notablemente benefi¬ del Ayuntamiento, lo mismo que del Norte, y sabedor, por otra parte, de

ciar.

en la de la Junta Directiva de la que su suegro no solo era refractario á

Oportuna fué nuestra indicación, y oportuno es todavía el presente
recordatorio.

Si, siguiendo la recta de la calle del Príncipe, la prolongación de ésta dejara dividida la finca Ca-n

compañía del ferrocarril Palma-Sóller, compuestas ambas entidades de patriotas que deben tener el mismo

los consejos que le daban sino que hasta desoía las súplicas de su propia hija, ha¬ bía renunciado á ser por más tiempo el abogado de los obreros. Y una noche,

A raiz de la adquisición de la Mayol en dos partes desiguales, aún interés que nosotros en que Sóller cuando después de una visita á sus pa¬

finca Ca-n Mayol por la compañía suponiendo que la menor fuera la progrese, se embellezca, se moder¬ dres, atravesaba su esposa el patio de la

del ferrocarril Palma-Sóller para la del lado del torrente, y que por lo nice, tenemos confianza absoluta y casa de estos para venir á reunirse con

estación de esta ciudad, con el na¬ mismo la superficie resultante fue¬ nos consta la tiene, como nosotros, él en la suya propia, tan dulce, tan tier¬

tural interés, siempre que de me¬
joras locales se trata, de que resul¬
ten éstas completas: de la mayor utilidad ó del mayor ornato posi¬ bles, ó de ambas cosas á la vez
puesto que raros son los casos en que existe entre ellas desacuerdo,
nos creimos en el deber de llamar

ra insuficiente para todas las nece¬ también el público. sidades de la explotación, quedaría

siempre el recurso á la Compañía
de expropiar el terreno necesario de
las fincas colindantes. Del rema¬

SECCIÓN LITERARIA

nente de dicha propiedad, la faja
destinada á calle sería vendida al-

BU SECRETO

Ayuntamiento, sin pérdida cuando (Cuento de Andrea Vlollis, traducido para el SÓLLER)

na, tan inocente-la compañera de su di¬ cha. lo que más amaba en este mundo, había caído con el pecho triturado y el
cuerpo desgarrado por una bomba lan¬ zada á través de la verja del portal... Decididamente, aquello había llegado á ser su idea fija...
El hombre esperaba inmóvil y callado. —¡Vamos! dijo el doctor Guérard, sa¬

la atención de la Junta Directiva no con beneficio, y la otra parte

cudiendo su entorpecimiento doloroso.

de dicha sociedad y del Ayunta¬
miento acerca de la conveniencia
de aprovechar la buena ocasión que se presenta ahora para prolongar la calle del Príncipe hasta empalmar
con el camino de la Torrentera.

(que hemos supuesto la mayor)
vendible también para solares, que en dicho punto y por la clase de construcciones á que podrían des¬
tinarse, tendrían con seguridad mu¬
cho valor. De modo que .el terreno

Era la primera vez que el doctor Gué-

Y se fué hacia una mesa pequeña, don¬

rard volvía á su chuica gratuita después de escogió diferentes instrumentos de

de la espantosa desgracia que había tras reluciente metal, volviendo después pa¬

tornado su vida. Como un hombre ape¬ ira sentarse junto al paciente.

nas despierto, miraba de uua manera —Voy á hacer sufrir á Vd.. le preven¬

vaga los muebles que le eran familiares, go. dijo el doctor al herido mirándole

el sillón en que se sentaba, la pluma co¬ bondadosamente; pero no hay otro re¬

Y pocos días después, con gran satisfacción supimos que ios escasos y débiles razonamientos que de mo¬
mento se nos ocurrieron para apo¬
yar nuestra tesis, los que con estu¬ dio prévio hubieran podido ampliar¬ se y solidificarse bastante más-, aún
siendo someros, expuestos al correr
de la pluma, habían sido lo sufi¬
cientemente convincentes para que
algunos de los vocales de dicha Junta, algunos de los concejales dek Ayuntamiento (por lo menos algunos) y una gran parte del público, mostráranse persuadidos, y dispuestos por .consiguiente á apoyar la tal mejora en la forma
misma que propusimos. «A la ocasión la pintan calva»,
dijimos entonces, y este mismo re¬ frán repetimos hoy cuando vemos que, por hallarse abierto y en vías
de terminación el túnel mayor,
único que faltaba, y por quedar
favorablemente resuelto por la R. O.
de 10 del próximo pasado mes el interesante expediente que estaba
en tramitación, se vá á imprimir
una mayor actividad á todas las
obras de la linea. Lógico es que se
piense en empezar muy en breve
las del edificio á estación de Sóller
destinado, y si realmente nuestras
indicaciones han de ser atendidas,
hora es ya de que se avisten y se
pongan de acuerdo las dos entida¬ des de quienes esta importantísima
mejora depende.
Al Ayuntamiento corresponde, en nuestro concepto, tomar la inicia¬ tiva, pues que de aumentar las co¬
modidades del tránsito, de airear y
de embellecer la población se trata,
lo cual es de su exclusiva incum¬
de bencia, y en alcanzar esta clase
medros debe poner un cuidado es¬
Corporación el pecial. Y mostrando la lle¬ popular un empeño decidido en
var á cabo la obra magna de que
se trata, no ha de diferirse segura¬
mente su realización, pues que no
encontrar podemos creer haya de dificultades por parte de la empre¬ obtenerla tan sa ferroviaria, cuyos intereses, lejos

de la finca que por uno ú otro con¬

cepto dejara de utilizar la Compa¬

ñía del ferrocarril, podría reportar¬

le mayor suma todavía que la que
por expropiaciones de Ca- n Siró ú otras propiedades contiguas hubié-
rase visto obligada á desembolsar.

Tampoco es pequeña ventaja, para la Compañía como para el público, el poder quedar todo el edificio de
la estación con su hermosa fachada

(que hermosa suponemos ha de ser)
eu la nueva calle, lo misino que

el acceso á la sección de pequeña

velocidad, porque así todo el mo¬

vimiento tanto de pasajeros como

de mercancías podría efectuarse con toda comodidad por la calle del

Príncipe. De otro modo, si esta co¬
modidad no resultara menor para

los pasajeros, lo habría de resultar para el transporte de mercancías,
sobre todo para las de pequeña ve¬
locidad, que no podrían tener otra
salida que la de la calle de Real por el Fossaret, y sabido es que
tanto dicha calle como el camino

de la Torrentera son de una latitud

tan mezquina que en ellos es im¬
posible el tránsito de dos vehículos
á la vez. Prolongando la calle del

Príncipe, y abierta ésta consiguien¬
temente antes de empezarse todas

las demás obras de la estación, ya

de seguida podría utilizarse y no sufriría dicho tránsito molestia ni

entorpecimiento alguno, después de la inauguración; y si más adelan¬ te, para más facilitarlo, resolviera el Ayuntamiento reformar y mejo¬
rar el camino de la Torrentera dán¬

dole salida por medio de un puente en Ca ’n Cap-de-Morí por la calle
de Ramón Llull, entonces la men¬

cionada comodidad del tránsito ro¬ dado sería doble. Y «por demasia¬

do pan nunca es mal ano», dice

refrán.

Siendo, pues, de conveniencia

general la mejora que nos ocupa y contando con todos los medios ne¬

cesarios para realizarla, el que no se desprecie la buena ocasión que

se presenta para

es

locada al lado del papel en que había medio. Animo, pues: se trata de salvar

garabateado su última receta, extrañán¬ este brazo.

dose de encontrarlo todo intacto. Luego Los labios apretados y pálidos, la mi¬

dirigió su vista con indiferencia al pri¬ rada fija, el obrero no lanzó un solo gri¬

mer enfermo que acababa de entrar, un to ni hizo el más pequeño movimiento

obrero joven, de rostro pálido y flaco, ¡ durante la operación. con gestos nerviosos, y cuyas contraccio¬ ! —Es un valiente, pensaba el doctor.

nes dolorosas aflojaban lentamente las Después, cogiendo una pinza más pe¬

sucias vendas que cubrían su brazo iz¬ queña, inclinóse sobre la herida desbri¬

quierdo.

dada. volviendo á enderezarse de segui¬

Al caer el vendaje, apareció dicho bra¬ da con aire satisfecho.

zo iívido, hinchado, desbriznado en dife¬ —Hé aquí de donde venía el mal,'ex¬

rentes partes, con llagas negruzcas que, clamó casi con alegría señalando dos mal cicatrizadas, supuraban todavía. El clavos negros y torcidos, que hacia sal¬

doctor fijóse súbitamente y fué á exa¬ tar en la palma de su mano.

minarlo con la mayor atención.

Pero de pronto le pareció que alguien

—¿Por qué no se ha cuidado Yd. an tes? le preguntó secamenre, casi con du¬
reza. Es inuy tarde ahora... El hombre evadió la respuesta hacien¬

ó algo le apretaba brutalmente el cora zón: estos Clavos, los mismos, ¿donde los
había visto? ¿No eran ellos los que habiau acribillado el cuerpo de su esposa?

do un movimiento con los hombros. El ¿No eran ellos los que cubrían el suela

doctor no volvió á insistir: conocía la •alrededor de los pobres miembros ma¬

negligencia y la resignación de los hu¬ chacados y de aquella cabeza lamenta¬

mildes.

ble. tan encantadora poco antes?

—¿De cuando data el accidente? volvió Dirigió hacia el joven sus ojos ofusca¬

á preguntarle.

dos, en los que se leía la abominable du¬

—De tres semanas, contestó el obrero. da, y encontró su mirada en aquel ros¬

—¿De fines de marzo, entonces?
—Si, señor.

tro pálido una perturbación inexplicable, señal infalible de que había comprendi¬

El doctor tuvo un escalofrío: de esta do y confesaba. Entonces levantándose

misma época databa el accidente que el doctor y lanzando con fuerza contra

había hecho de él un desesperado. ¿El la pared las pinzas y bisturis que tenía

accidente? Nó, el crimen.

en la mano, grita con desesperación:

Pasóse la mano por la frente, y conti¬ —¿Es usted quién la mató! ¡Misera¬

nuó preguntando después: —¿Cómo fué que esto se hizo?

ble... ha sido usted!...
E iba á precipitarse sobre el timbre

—Una explosión... mi motociclo esta¬ eléctrico para llamar.

lló...

—Pues bien. sí. señor, yo fui uno, dijo

El hombre respondía entre dientes, el herido que titubeando se había levan¬

con frases entrecortadas.

tado también; es inútil negar habiéndo¬

—¿Es Vd. mecánico?
—Sí, señor.

lo Vd. adivinado... Le juro, sin embar¬ go, añadió apresuradamente, que nin¬

guno sabía que hubiera allí una perso¬

Calló el doctor y miró distraídamente
por la ventana, á lo lejos. Una explo¬
sión... Esta palabra había evocado una
vez más la horrible escena, y la revivió de nuevo. Era en la quinta del rico in¬ dustrial. su suegro, allá en uno de los arrabales de la gran ciudad. No ignora¬

na... Esta bomba fué lanzada con el ex¬
clusivo fin de asustar al patrón... Pero hacerle daño, á ella, á ella sobre todo, á usted... ¡oh! esto jamás: antes hubiéra¬ mos preferido...
Y no pudo continuar, porque los so¬
llozos apagaron su voz.

ba que era el viejo codicioso, autoritario,

duro, obstinado, y sabio también que á —¡Desgraciado! ¡es Vd. el que la ma¬

las amenazas de huelga del sindicato ha¬ tó! repetía el doctor con entonación pau¬

bía respondido con el lock-out, y que sada y monótona. ¡Y me ha escogido us¬

aumentaba la miseria, y que no cejaba ted. para curarla á mí. á mí á quien ha

la rebelión. Pero absorbido por sus tra¬ matado usted del mismo golpe! ¿Porqué?

bajos
te en

científicos, ocupado
la clínica que había

constantemen¬
abierto en uno

I

¿Pero por qué? ¡Dios mío!
—Precisamente porque es

V...,

contes-

2

SOLLER

tó humildemente el obrero herido. Sabía un sabio cultivando con verdadera uti¬ por haber merecido su confianza, pero los predios convecinos y ponerse de acuerdo

que se adivinaría at ver mi brazo. En los otros médicos no tuve confianza; estaba casi seguro que me denunciarían. A us¬ ted se le conoce por su rectitud, y yo sé que es un verdadero, un buen hombre,

lidad los dones que le concedió Dios, muere verdaderamente para el mundo, renunciando los justos placeres á que tiene derecho, incluso los que proporcio¬ na la familia, se encierra en su cuarto de

también es cierto que una vez puesto en la altura, ha sabido caminar solo y dar
la mano después á los que le habían ayudado.
Braulio.

en la erección de una pequeña iglesia, allí en el campo, fuera de poblado, en que poder satisfacer sus obligaciones religiosas y oir misa en los dias preceptuados por la ley eclesiástica, que entonces eran tan numero¬
sos. A este efecto contrataban un sacerdote'

uno de esos hombres para quienes ante estudio ó gabinete de observación con el todo es el deber, y el deber de los médi¬ fin de vivir únicamente para la ciencia,

de la población más vecina, que por una pequeña limosna se obligaba á celebrarles

cos es guardar el secreto de sus enfer¬ y á fuerza de vigilia y penalidades sin

el santo sacrificio de la misa todos los domin¬

mos, ¿no es así? Por esto me dije: «si cuento, logra reportar un beneficio á la

gos del año y demás días de precepto.

hay uno incapaz de hacerte traición es sociedad, ensanchando el círculo délos

El oratorio de Castelló es de principios del

el doctor Guérard. El ha sufrido por cau¬ conocimientos científicos, merece ala¬

sa tuya todo lo que, se puede sufrir, y banza y que el pueblo se descubra ante

no obstante no te venderá, porque... él y levante á su memoria estátuas y

porque... pues bien, porque no es un monumentos. Si un militar, obedeciendo

hombre como los demás...» Hélo aquí á los estímulos de su corazón magnáni¬

todo. Ahora, si me he engañado, puede mo y á su vocación de guerrero, se lan¬

Yd. llamar á la policía; yo no daré un za á la pelea para defender los derechos

solo paso para escaparme, ni haré el de la Patria, y en cumplimiento del de¬

más insignificante movimiento para de¬ ber contraido ante Dios y los hombres,

fenderme. Me resigno á su voluntad per¬ paga con la vida su arrojo, llevado has¬

suadido de que si Vd. me pierde será ta el heroísmo, en defensa de los altos

porque tiene sobrada razón para ha¬ intereses de la Nación, merece honor y

cerlo...

que su nombre perdure siempre vivo en

'
Siguió un momento de silencio trági¬ la memoria de todos. Si es un hombre

co. El doctor dirígese, cabizbajo hácia la tán generoso y caritativo que emplea sus

ventana abierta, y de codos en la ba¬ facultades y su dinero en bien de sus

laustrada apoya en ambas manos su ca¬ hermanos, fundando hospitales, casas

beza. La nuca y los hombros, hundidos de Caridad ó establecimientos docentes,

en su chaqueta de luto, agitáronse unins- merece-ser su nombre esculpidojén már¬

tante con sobresaltos convulsivos,, oyén¬ moles y bronces y tener un altar levan¬

dose unos gemidos ahogados, profundos, tado en cada uno de los corazones. Y.

que partían el corazón. Cuando se volvió, finalmente, para no ser prolijos en de¬ sus facciones denotaban impasibilidad masía, un hombre que valiéndose de la

y era su mirada tranquila y firme. Ade¬ influencia á que le dá derecho la amis¬

lantóse hacia el herido, y casi de un mo¬ tad contraida primeramente, cultivada

do automático lavóle la llaga, aceptisándola, colocóla encima una compresa hú¬ meda, y luego, cuidadosamente, con método, envolvió el brazo enfermo con

y conservada después, Dios sabe á costa de cuantos sacrificios, carga sobre sus hombros la difícil misión que la Compa¬
ñía ferroviaria Palma-Sóller le confiere,

vendas de esparadrapo y de lienzo. —Usted salvará su brazo, creo, dijo
enseguida con dulzura. Vuelva á verme

y pura cumplir el encargo que acepta gustoso, aunque con el natural temor de no salir airoso en la empresa, deja el

el martes y podré decírselo ya con más seguridad.
—Gracias, balbuceó el herido...
Y se fué, mientras que el doctor, de pié delante de la puerta del despacho abierta, dirigiéndose á los enfermos que esperaban en el salón inmediato, lla¬
maba:
—¡Al siguiente! ,

suelo patrio'y sus quehaceres, y sin más miras que el. deseo de ser útil á la ciu¬ dad que le vió nacer, vase á ía capital de la Monarquía, se introduce en las ofici¬ nas del Estado y con su carácter jovial y placentero logra ganarse la estimación de aquellos jefes hasta conseguir hacerse interesante, penetrar en el despacho del ministro y alcanzar de éste el objeto de

Ramón J. Quésarba.

sus ansias y deseos, que son á la vez, las ansias y los deseos de Sóller, y que de

tal manera ocuparon la atención de to¬

D. JERÓNIMO ESTADES

dos, que por espacio de más de un año, ha sido la comidilla obligada en la ma¬

yor parte de las conversaciones, merece

m

alabanza, se le debe honor y que su

nombre perdure en algún monumento

Reclama la equidad y es práctica uni¬ que recuerde á los venideros, que sin

versalmente seguida entre los pueblos, ninguna clase de sufrimientos y prue¬

la de tributar homenaje á sus hijos es¬ bas disfrutarán estos beneficios alcan¬

clarecidos que se han distinguido en . zados, la labor prudente y pesada de si

cualquiera de las múltiples manifesta¬ mismo y su feliz éxito. El que ha sabido

ciones del saber humano ó por la abne¬ hacer tales cosas es el que propuso el

gación constante y saludable influencia Sr. Serra á la Corporación para que lo

han sido beneficiosos al pais. Y parece declarase hijo ilustre y colocara su re¬

esto tan natural y tan fundado en los trato en el salón de actos públicos para

' En la primavera de este año estaban los señores del predio de can Prohom acabando la restauración del oratorio público, que como á un tiro de piedra de la casa señorial y en terrenos de los mismos señores se levanta, cuando por una feliz coincidencia, registran¬ do otros papeles, vino á caer en sus manos un libro ignorado de todos, en que se conser¬
va la historia de dicho oratorio. Como si la
Providencia dispusiera que á la restauración material de la pequeña iglesia acompañase la reintegración de su historia y, como al¬ guno ha pensado, el restablecimiento de su
culto.
Los piadosos dueños del predio en que es¬ tá enclavado el oratorio, atentos siempre á
las más leves indicaciones de la divina Pro¬
videncia, se dieron cuenta de la importan¬ cia del hallazgo y de seguida enviaron el li¬ bro á nuestro primer historiador D. José Rullán, quién á pesar de sus muchos años y de las dos terribles enfermedades, la sordez y la ceguera, en que se halla sumido, se ha apresurado á escribir, aprovechando las no¬ ticia^ de dicho libro, una monografía no ya solamente del oratorio consabido, sino del término mismo de Castelló, que se extiende muchísimo y en cuyo centro está enclavado el oratorio que nos ocupa. De esto manera ha tenido la satisfacción de completar él mismo las noticias relativas á Castelló, que, allá por los años 1878, daba en la magna Historia de Sóller, recientemente premiada
de nuevo con medalla de oro.
El objeto del presente artículo es resumir
la monografía del Sr. Rufián, ya que en vís¬
peras de la bendición del oratorio reciente¬ mente restaurado sería imposible dar á la estampa el largo trabajo de nuestro ilustre historiador. Además de que esta monografía juntamente con otros trabajos que viene ha¬ ciendo el Sr. Rufián, vendrá día (y quiera Dios no sea lejano) en que verá la luz pú¬
blica.
Se halla situado, el oratorio, en la pen¬ diente que desde la carretera de Devá sube á la espaciosa explanada de can Proliom. La cómoda carretera, recientemente construida, que, arrancando de la de Deyá en las inme¬ diaciones- de can Bleda, se dirige á can Carabasseta, pasa por delante la fachada de dicho oratorio; lo que facilita sobremañera su acceso. Mide 1176 metros de largo y 6’92 de ancho; adjunta á su lado izquierdo tiene una pequeña sacristía. Es de cañón de bóve¬ da con un arco que la sostiene. En la facha¬
da, que termina en un pequeño campanario con su correspondiente campana, sobre el portal había una pequeña ventana cuadra¬ da, que recientemente ha sido sustituida por una apertura redonda en forma de clarabo¬ ya. La bóveda, en que termina y sobre la que inmediatamente descansa el tejado, en lugar de ser de yeso ó cemento, es de argamaza formada de tierra ordinaria; lo que

siglo xvn. Nuestro concejo municipal en el año 1626, según consta en las actas de dicho año, di ó la cantidad de 10 libras para ayudar
á la conclusión de dicho oratorio. Presididos
por el Sr. Estade Prohom se reunieron los señores de los predios contenidos en el tér¬ mino de Castelló y les expuso la convenien¬ cia de erigir una capilla pública para poder cumplir con comodidad y prontitud, sin per¬ der tiempo, con el precepto de oir la santa misa. El, además de ceder el terreno, se obligaba á contribuir, como los demás en la parte que le correspondiese, á la fábrica del templo y al sostenimiento de su culto. Acepta¬ ron todos y se obligaron á si mismos y á sus bienes, principalmente los enclavados en Castelló, á la erección y conservación de di¬ cho oratorio. Lo bendicen con gran solemni¬ dad y alegría y lo dedican á Nuestra Señora del Rosario, de la cual era muy devoto el Sr. Estade Prohom, que fué el sostenedor del
oratorio todos los días de su vida y que se¬
guramente costearía el cuadro de Nuestra Señora, que se puso en el altar y que pode¬ mos suponer es el mismo que se conserva aún en muy buen estado en una de las salas de la casa del predio de can Prohom: cuadro de mucho mérito en el que, alrededor de la Virgen llevando en brazos al niño Jesxxs, hay representados los misterios del santísimo Ro¬ sario. Como también se conserva junto á di¬ cho cuadro una tabla en que consta la con¬ cesión de indulgencias por uno de nuestros obispos á todos los que rezaren una salve en
el oratorio de N. S. del Rosario.
En el año 1722 se hallaba ya el templo bastante deteriorado y no se celebraba en él con regularidad el santo sacrificio de la misa por falta de persona que se cuidase de re¬ caudar las cuotas á que se habían obligado
los vecinos de Castelló. Por esto otra vez pre¬
sididos por el dueño de la finca de can Pro¬ hom, que lo era entonces D. Juan B. Estade,
se reunieron todos los vecinos de Castelló
(cuyos nombres con el de sus respectivos pre¬ dios nos conserva el Libro de la Obrería) en número de treinta, v ante el notario público y apostólico D. Miguel Aleñar se obligaron
de nuevo á la conservación material del ora
torio y al sostenimiento de su culto. Y para este fin dispusieron la erección de una obre¬ ría que se había de regir por las reglas que allí en el mismo instrumento se determinan, teniendo que intervenir muy directamente en el nombramiento de los obreros el párro¬
co de Sóller. De esta fecha data la construc¬
ción del campanario con su correspondiente campana y el cáliz con un estuche de piel: objetos todos que aún hoy día se conservan. Las reparaciones, que tenían que hacerse en el oratorio especialmente en la bóveda y te¬ jado, eran muy frecuentes, según consta por
el Libro de la Obrería. Los recibos de misas
desde el año 1722 al 1735 están firmados por el P. Guardián del .convento de Jesús de Só-

sentimientos de justicia que instuitiva- veneración de este y estímulo de los de¬ comunica mucha humedad al edificio y, jun¬ 11er.

mente poseemos y guardamos grabados más.

tamente con lo movedizo del terreno en que

No sabemos si se celebró sin intermisión, -

en nuestro corazón, que los pueblos, no

La vida política del señor Estades es está construido, hace que tenga muy poca todos los domingos y fiestas de guardar, el !

solo toman parte en estas manifestacio¬ nes y las celebran con regocijo, sino que

aquí y en la provincia, cuya representa¬ ción ostenta, hace algunos bienios, de¬

solidez ó consistencia, explicándonos esto las frecuentes reparaciones de que ha sido obje¬ to en el transcurso del tiempo. Sobre un al¬

santo sacrificio de la misa en dicho oratorio; pero luego más tarde, por las cuentas en que se consigna lo que daba cada uno de los due¬

consideran que honrándolos á ellos, se masiado conocida. No podemos decir de tar, que es único, en 1873 no se veía más que ños de Castelló para la celebración de la nii-

honran á sí propios. Este es un hecho in¬ él ahora ciertas cosas que con criterio una vieja pintura de S. Pedro Nolasco y co¬ sa, cuentas pertenecientes á los años com¬

negable. Pero si buscamos el fundamen¬ imparcial, y mirando siempre de frente laterales á la misma las de la Concepción y prendidos entre el 1781 al 1794, se echa de

to racional ’de lo que hemos apuntado,
nos convenceremos, á no dudarlo, que
la causa motivo porque se distingue, considera y aprecia á una persona, es¬ triba en la pujanza que tiene sobre los demás, porque supera jos límites ordi¬

á la verdad, juzgará en su tiempo la Historia. Por otra parte, no sería pru¬ dente decirlas porque podría parecer a pasionado mi juicio; además de resultar inútiles á la postre, porque son de ayer y nadie, los tiene olvidadas. Pero, séame

de la Sagrada Familia. Y no es que fuese S. Pedro Nolasco el titular de dicho oratorio;
sino que había llegado hasta tal punto de abandono que afín la misma memoria de su verdadero titular se había perdido; que lo es Nuestra Señora del Rosario, como nos
lo dice el Libro de la Obrería recientemente

ver que durante este periodo se insistió de
nuevo y se trabajó para tener misa en dicho oratorio. Y no sólo esto, sino que estos años fueron seguramente los de más esplendor del oratorio de N. S. del Rosario, porque allá
por los años de 1791, 92 y 93 el IÁbro de la
Obrería habla de recaudación dé limósnas

narios y tiene una excelencia de que ca¬ permitido añadir, con el objeto de apo¬ hallado.

para sufragar los gastos de los padres predi¬

recen los restantes.

yar más y más la tesis que he sustenta¬

Después del descubrimiento de las Améri- cadores Salom y Pons; ni faltó por aquel

Efectivamente: nadié tiene derecho á
dudar, porque es elementado, que el
honor es una demostración externa de
que nos servimos, aprobado por tácito y universal consentimiento, para dar á conocer la veneración, respeto y estima

do. que la labor del Sr. Estades no se ha de juzgar aisladamente sino rodeada de
todas las circunstancias, ó en concreto como se dice ahora y así brillará con todo el explendor su incansable activj-
dadt su prudencia en el manejo de este

cas, el Mediterráneo perdió mucha de su im¬
portancia, se paralizó el movimiento comer¬ cial é industrial de Mallorca y el capital se invirtió en la compra y mejoramiento de fincas ó predios, que se pudieron adquirir á muy bajo precio, pasando sus nuevos dueños á habitar los predios adquiridos, para de es¬

tiempo un padre maestro de Gramática que
enseñaba á los niños del término de Castelló.
Al final del siglo xviii decae otra vez el culto en dicho oratorio, por esto en el año
1810 se ven en la necesidad de reunirse los
dueños dejos predios y después de recordar sus compromisos anteriores se obligan de nue¬

que se tiene á una persona por la digni¬ asunto y su amor á Sóller que. como te modo mejor poder dirigir las obras de me¬ vo al sostenimiento del culto. Y aquí otra

dad de que justamente se halla investida dijo el mismo, en una ocasión solemne, joramiento. De esta época datan la mayor vez el Libro de la Obrería nos da á conocer •

ó por los méritos que ha contraido me¬ diante la práctica del bien. De aquí se desprende claramente que el honorante presupone y reconoce en el honorado alguna perfección de que él carece; pues, de no ser así, resultaría, todo acto exte¬

este solo recuerdo le inspiraba alientos. Se me dirá tal vez que la pequeña patria, sus conciudadanos, le han ayudado á levantarse. Lo sabemos todos y el señor
Estades no es tan falto de razón que no
lo comprenda así. ni tan egoísta que no

parte de los oratorios públicos de Mallorca. Y es que al establecerse los señores en sus predios, en los que construyeron verdaderos palacios, juntamente con la numerosa servi¬ dumbre y falange extraordinaria de traba¬ jadores que les acompañaban, en aquellos tiempos en que estaban tan arraigadas las

los nombres de los señores de Castelló con los
de sus respectivos predios, en los que se han introducido muchos cambios, si los compara¬
mos con los nombres del instrumento de
1722. Basta decir que el dueño de can Pro¬ hom era entonces D. Antonio M.a Serra, y que por primera vez se habla del predio de

rior, á este objeto dirigido, contrario á quiera dar á los sollerenses la parte que creencias religiosas, tuvieron necesidad, an¬ can Bleda, que se formaría de la desmembra¬

la naturaleza y condición del honor. Si le corresponde en su encumbramiento dando el tiempo, de reunirse los señores de ción de otros predios anteriores. Después del

-X00U009.X

pj

.xopaa.xoB

A

soaxip.xoduiapioo

sus

soyya

.xod

Byno.xxo

ojsy

-oub

yap

84.xBd

Bxyonxu

•aSuamog

amiup

-g

9p

BJJUyO^

U{

p

aSJT.8l.Iip

S9UU0JUI

UJUcy

-pnpnio

uysa

9p

amoyoy.xug

ung

9p

'‘itíéMÚAl OyjUO

Uy

XX9

UyiS

‘yU.I.IOO A

USUO

UUU

9pU9A

Og

ap

x>uixjxj.xS

ap

oxxSxp

axxxu

aiopup.xapxsuoa

ÍBpx;U9XUS9p

OU

pBpXSO.XaipBqGO

IX?XqJ9A0jd

ns

ap

SG:pxaxid

sx?i

p

opBiux?p

t?q

anb

piibi?

opox

B.XBd

‘pBpxpouioa

xxs

ap

oxaqxjoBS

a.xd

-xuaxs oisaxjdspx

ísaoxiBiu

ap

uoxaxxxisip

uxs

‘oxj

sooas

sa4ua.x.xo4

ua

snyya

snpoy

A

uoxoByqod

By

ap

o.i4uap

SByya

ap

snunSyn

‘sB.xnpB3oquxas

-ap

SBXJBA

uaua}4

0X.XB.X4U03

ya

.xod

a

uoxoByq

-od

By

ap

sofay

so4onpo.id

soy

OAayy anb

.xo4oay

-oo

un

xxauaxy

ou

íaAiyoap

unSuxxx

o

oaod

abx{

•a

-BpuxaaA

pp

SBtaxjb

sbj

ajqxsod

01

xxa

.xBxpaxu

apuop

souiB.14

soy

ua

so4uaxuxpas

o

so4ysodap

OGOOOOOOOOGGOGOOCCOGOOCOOGOO

20,12

‘

’

■

'

*

'

SVUI|.10J«0 SV.iqir]

90, ¿ 00»ttg 00*9ft 06*26 9¿,00T 91,98

soduu.i¿[

•

■

•

•

■K.X9lV0HqVJJ S9IIÜ199V

'

‘

eimisft

»p

ooung

seuojDoy

'

•

•

o

d

f

I*

»iqvzu.iouiv

'

*

•

*g

d

y

|B 9iq«2|i.ioaiv

.....

-g

d

^

jv

aouaynj

a.iquiaiydag

OS

pupupj

S3Nonyznoo

spwinn

OOOOOOOGOOCOOCOCGOOGGOOOOOCO

•|p§.iV

ap

8

sv|

9

‘a.pqepi ap ¿

saj

9

‘vuoiaojvg

ap

¿

svj

y—-opvq^g

•«j0.iqvQ ap

¿j

svj

p

‘biou9|p^

A

uz;qx

ap

6

sv| V—sau-iai^

'VU0Subj\\[

ap

6

s«i

p

‘iipqvpj

ap

A

•euojaojng

ap

¿

svj

y—•saAatif

•uja.iqBQ ap

¿y

svi sv?|

‘(Bjppoiv

«ja)

vuoiaojvg

ap og,6

p

lBz}qx

ap

i

p

sb|

y—sa|OO.ipg\\[

-aj

A

jxo

p

axxiBuiBxjuiiuoa

aadxuaxs

oi.xaxqB

‘aiqBjB

a

osopBpuoq

aappJBO

ns

.xod

anb

ísouans

sosopxab.xbxu

ap

souaui

opunno

o

‘sbo

-ido^n

snpB.xapxsuoa

sapBpxpa.x

.xxaxa

.xaonq

a

JBznBaxxa

opxqBS

Bq

-xs

bx[

BiauB^suoo

A*

aj

anb

.xoiom-oxxuoxx

]a

op

xxB.1.0 ns

‘oíjuaiBX

o.xnp

-a.xd

ns

uoa

p

anb

‘sodxuavi

so-ipanu

aius.xnp

ap

b4uaxuiBouB4sa

ya

a4XA9

A

saAiyoap

soy

onp

-B.xS

anb

oun“yB

yB.xauaS

unyd

uxs

opxn.i4suoo

unq

as

04uaui.xox.xa4socj

-opBpxno

uxxSuxu

uxs

A

sayqBaxu-xad

sapaand

uoo

BiAuyy

op

sbu®b

sny

JBuoBAa

-suoo

as

.xayyog

B.xnd

oxdxoux.xd

un

ua

oAn.14

ap

opByyiJB4UBoyB

yg—--uoxo

-Byqod

By

.iBauBS

op

Buxysap

as

anb

b

uq

ya

bu

SBpBzxjBa.x

8B.xoCam

A

SBsa.xdxua

sapuB.x.§

sb^

SBpoi

p

op]un axuauvBxuxiux ba sapB^sg

• jg

pp

ajqxnou

p

anb

opuB.xapxsuoo

‘Bpuapxsa.xd bj

apuoxoxsodo.xdBi

BpB.xaxua‘u9pB.xod.xo3 ap

vq

•saaqBiq Asa^xB^sa oxuxuo.xap-(jap joabjb pBp

-np

B^sa

ap

a.xxsnp

ohxi

ap

uopBJBpap

bü

o^

uaxxxxBiunAY

IB

osndo.xd‘sBpBisajxuBxn sbulxoj

A

sauoxsBao

sbxuxxsxp

ua

uopBiqod

Bisa

ap

sa^

-uBixqBq

soi

8P

bxjoAbui

Bsuaxuux

bi

ap

sauop

-B.xxdsB

sbi

opuaxSooaj

‘aiuapxsa.xj

.xoxxas

ig

•OUBld

oqoxp

.XBXUBA

-ayy

ou

opbhx.xb4uboib

ya

sayuna

sny

uxs

SB.140

A

‘uoxoByqod

ny

ap

B-xan;

sopnnoapB

sanS

-Bsap

‘so4onpuoo

soy

ap

B4ayduxoo

pBpxyxqBaxu

-.xadxux

‘a4UBpunqB

A

Bnuj4uoo

buSb

.xaua4

ya

oxuoo

‘sauoxoxpuoo

SB4.xaxo

buuo.x

anb

oi.xbs

-aoau

sa

sopB4ynsa.x

souanq

ap

84sa

anb

B.ind

‘sByyx.iB4UBoyB ap Biua4sxs yn a.xaxya.x

as

anb

anb

oy

.xod

sbui

ísauoxooaÁap

sny

ap

uoxoBnoBAa

b{

B.xnd

osn

ua

so4sand

snxua4sxs

sa4ua.xa4yp

soy

.xBuxxuBxa

ap

.xnSny

ya

a4sa

sa

o^y

-opnuoxo

-oaj.xad

snxu oxuoa

n.xapxsuoo

nxouaxo

ny

anb

oy

-ai

p

pBpx¡B3oi

B^sa

p

asBd

Bpu]Ao.xd

bi

ap

01

-oaixnb.xy

p

anb

.xauodsxp

ba.xxs

as

iBpuxAo.xd

uqxsxuiOQ

bi

p

JBoxidns

A

i¿o.ivj<j

duivQ

{ap

opBXxxuxouap

ouxxnBa

ya

B^SBq

ajpQ

ap

apBO

bi

ap

ouBid

p

.xB^uBAai

op.xooB

as

uopniqod

B^sa

ap

o^bujo

A

oxuaxxupapuB.xSua

p

B.xBd

.XB4unydxui

apua4a.xd

as

xs

sayqn.xapxsuoo

sosyoq

-xuasap

uxs

A

a4uaxogns

odiuag

uxs

‘sopxua4ap

soxpn4sa

uxs

sn.xaxux.xd

n

snuanq

ap

asaaAyos

-a.x

npand

anb

ayqxsodxux

sa

nxuayqo.xd

yap

pn4

-XU.0BUX

ny

.xod

‘oxusxxu

oy

.xod

snj^y

-sbxusxxu

sny

ap

04uaxuiBauBS

ya

n.xnd

sayBdxoux.xd

sasnq

sop

•uoxs.xnoxa

n.xysanu

ay>

ouxut.xay

yn

pas

n.xysanu

.xn.§ndn

souia.xpod

anb

uoo

wo'hojlj

uvo

ap

ayuanj

nuxynysx.10

ny

A

ox.x

-nsog

yap

uaS.xyY. ny

npxAuoo

sou

oyyaysng

ap

‘sand

‘ox.xoyn.xo

yy

-sayua.x.inoxxoo soy

sopoy

n

‘oyonyn

oAisnyn

‘uoui.xas aAa.xq un sandsop nfu

-xp

as

A

ox.xnso.x

oyuns

ya

pupxuuiayos

uoo

aoaa

as

ap.xny

ny

.xod

(a.xqnyoQ

ap

9

nxp

ya

n.xnq

as

anb)

npn.xnnyso.x

ayuaxnayuaxoa.x

nxsaySx

ny

ap

.

uoxoxpuaq

A

oua.xysa

yn

ayuaxxx.ois

oSuiuiop

ya

anb

‘noxysnxsayoa

pnpx.xoynn

ny

ap

nxuaA

ny

uoo

‘oysandsxp

unq

sopnoxpux

sajonas

soy

unniig

-.xg

yay)

sauoxonA.xasqo

snpnuxyn

snysa

’moi¿o.icz

uvo

ap

oxpa.xd

yap

n

upxouayn

ug

.xoyonpuoo

ya

‘oqoaq

nq

as

ayuasaod

ya

nysnq

ouxoo

‘OAnyy

ny

opunp.xnn.§ ayuaxuyxany as.xao

-nq

nx.ipod

anb

oy

‘ooxyqnd

ya

n.xqn

as ap.xny ny

.xod

soSuxxuop

soy

sopoy

anb

ap nxoxxaxuaAuoa

ny

A

ox.xoynjo

oqoxp

ua

oyyno

ya

.xaoayqnysaj

ap

pupxsaoau

ny

iuoi¿o¿c[

uvo

ap

sa.xoxxas

soy

n

.xnoxpux

xxaxq

n

opxuay

nq

oysa

.xod

‘uoxooAap

ns

jnAnydxa

.xapod

anb

ua

oyoAay)

ox.xoyn.xo

un

‘nAag

ap

n.xaya.x.xno nosajoyuxd A

npouxoo

ny

npux.xq

ay

anb

uoo

‘oasud

yap

ouxxu.xay

yn

.xn.xy

•«uo|ao.i«g

ap

i

s«|

y—•saiauj^

•aaajqBQ

ap

n

s«|

p

6V|

p

‘(Bipnoiy

pja)

imm

9P 08,6

‘vnojao.iBg ap

¿

sv[

y—’saung

•01UBO

-ijy

A

Bziqj

ap

6

V—'oSniutoQ

•pin^d

p

spppSsn

BpuaxuaAuoa

A

sa.xaxux

ap

oiopup.xapxsuoQ

•ojuap

.xod

09

IaP

IBdpxunui

oS.iBoa.x

un

sbxusxxii

sbi

ajqos

.xauodxux

op.xooB

as

b^sxa

ns

ua

A

TT6T

8P

oxóp.xafa

oxnxxojd

pa

B.tnd

saiBuos.xad

sBinpaa

ap

uo.xpnd

pp

uopBuuoj

bi

p

baxibi

-a.x

‘BxouxAO.xd B^sa ap

BpuapBjj

ap

uppB.xisxu

-xuxpy

bi

ap

.xBino.xp

buu

ap

B^uana

asoxQ

(qua.x.xoj,» •«Bxaua.xQ

UB3

ap

opBxxxui

08.81 *Buo(ao.ivg n.ivd

s«!

V—'opuqpg

•aiuvopy

A

vziqj

vjhcI

gj

s«|

p

‘a.ia.iqv^) vjvd

6

s«| v—‘san.ta|^

•«noiao.iBg vjnd 08,81

-ouap

ouxxjubo

p

ua

sa.xx

A

«uBioax^j

ubq»

ap

oj.xasBO

p

ua

o.xp

‘B.xaiua.x.xox bi

ap

ouxxubo

p

ua

oaqqnd

opB.xqmnyB

ap

io.xbj

un

.xBaopo

op.xooB

as

ox.xBpupaA

pp

pBpxpomoo

B.XBJ

•Bin-t

su[

p

‘[©S.iy

papd

¿i

siq

y—•saAaiif

ujv'd

08*81

•(«no|ao.it?g

S«1

V ‘(«ziqi

vía)

upqvp\\[

ap

ayuapaocud)

Biiojao.iBg

v.ivd

08,81

snl

‘viajqvQ

a.iod

Q sb| y—•sajoo.iaij^

p

(•

V

Jp

11 o

-IV

bja)

u9qoj\\[

v.ivd

f

[

sp|

p

‘xnouai

-«A

&

VZ!8I

P-iwd

21

svl

y~‘S9iavp¡;

-B'4UB3iB

bi

p

ubAba

so.xopoux

soj

ap

soianp

-o.xd

A

sbu.oB

sbi

tmb

.xxpaduxx

p

oAxpia.x

04

-uaxxuBXunAy

84sa

ap

op.xanoB

p

jo“xa

ns

op

-04

ua

Bpanb

anb

sappupagqou

isa4UB4X3]{os

soy

8P

uopx4ad

bi

opunSaxxap‘orasxxu

ya

uoa

pBpxut.xojxioa

ap

.laAyosa.x

op.xoaB

‘04x.xasuB.14

auuojtix

yap

u0x0B.10d.x03

By

BpB.xa4ug •84uaxuaA

-uoa

spxu

xja.xa

ouioa

la4UB4sqo

ou p.xaAyosa.x

‘0x.xa4x.xa

uanq

ns

uoa

-bxo“bp\\[

v/^

-so.xopoux

vjv<I

suj

p

(vuo|ao.ivg

ap

ayuapaoo.id)

vz;qj

82

svl

P

‘Bno|90.ivg

v.ind 08,81

‘vaa.iqxxQ vapd

6

svj

y—•saung

•tioqvpj

n.uíd 08*81

6V!

V

‘(«!P

-no|y

vía)

vuojap.ipg

v.ivd

f\\

sb|

p

‘upas

paed

0A011U

spj

y—oSuunoG

•pth¡p¿

ep

sppgpg

soy

ap

soyonpo.xd

a

sbuSb

sbj

SByyx.xB4UBoyB

sny

ua

uB4.xaxA

as

anb

as.xBÜasuoaB

apand

ou

oyxByy

BÁ’n.i4Suoa as

-x.xB4UBayB

uanq

un

ou

sBJ4uaxxu

anb

ap

opy4uas

ya

ua

-bxoSbj\\[

p

pBpxux

-xxxBun

.xod

.xBxu.xojux

ap

osbo

ya

ua

8a

as

B4

-unp

B4sa

anb

sosoi.xaduix

UB4

uos

nyya

.xod

.XBy

-8A

uaqap

anb

soy

ap

sa.xaqap

soy

A

a4UB4.xod

-lux

UB4

bsoo

sa

Baxyqxxd

pnyns

B{

sbj\\[

-sopo4

p

.iB4ua4uoa

B.xaxpnd

anb

noxanyos

buu

JByyBq

opB.xqayaa

B.xaxqnxy

oxyanxu

A

ayqx40Bj

Bas

04sa

S033300

30

0I3V33NIXI

OOOOOCOQOOQOQCOOGQGGQQCCOQOO

■¡VSUOdSdAUOQ

jgr

SB.x4naxxu sasa.xa4ux

soy

sopo4

.xbzxuoxujb

ap

bxo

-xiaxuaAxxoa

By

B4unp

Bysa

opxua4

Bq

a4uasa.xd

xxaxg

¿osoxaaajxxx

osaao.xd

un

ap

uaui.xaS

ya

ox.xjBq

un

opo4

.xod

.iB4.10dsuB.14

uBpand

anb

•joAguj

BZG[d

B|

ap

aqouvis

a

94ua4sxxa

bA

oxusx4qaxu

ya

.xB4xxaxuuB

p

ub.§

-lia

ja

ua

sopiiaaAU¡

saieiuof

soi

ap

apiod

-iui

soasad

qp,q9I

ap

pBpqueo

b(

|[aaoj\\[

asof

'Q

p

jaoBjsqBs

upiqujBi

asppaooY

•Bqiv

I0p

-naa

anb

sBUBumxy

sauoxaaaAap

sny

snyya

xxa

uB4.xaiA

as

anbí;ya

04uaxuiB4xmAy

-ooSbj\\[

a4sa

p

JBfasuoaB

UBpand

‘sBixuapxda

ap

oyyo.x.iBsap

yo

ayqxsod

.

oy

ua

.xaAa.xd

uaqap

BpBquoa

uau

-8x4

anb

yuxaos

i

uoxsxxu

By

.xod

anb

soy

‘Boxyqnd

0|{BO

B[

ap

8^

0'U

BSBO

B[

U9

SBjqo

JBOpia

-aa

BJBd

súaa;Á

A

B'uoqay

upiiseqag

•(]

p

pxxyBS

By

.xod

.xByaA

anb

uauai4

pBpxuBumcy

.xod

A

.xaqap

.xod

anb

soy

anb

ayqxsod

sa.oxuoa?

osim.rad

aapaouoa

pp-ioos

as

uaiqxuB^

■ bsozjoj

uoroBidoad

-’xa

b|

BJBd

aiuaipadxa

ap

uptaBqiuiBJi

b|

p

paap&oojd

as

'aiuatUBuanq

amJoasuoo

opiapod

ou

ag

1 B|aoJBd

«qoip^jod

oiuaiui

-Biuníy

apaa

apouoqB

aq’ap

anb

px.-pq

opBiix.xB4UBaiB

'

;

yayx

sauoxoxpuoa

SB4sa

ug

¿sox.XBXixyj.xo sosn sus B.xBd

sozod

sixs

appn.oB

ya

opuBaydxua

opBnux4uoa

xxB.xaxqnq

soxxxaaA

soy

A

‘oydurafa

.xod

009x4

ou

-auaA

ya

‘osoq.ioux

uoiu.xaS

unSyB

.xBSBd

opBC

-ap

xiB.xaxqnxy

.‘xiiqaadyB ya

oxuoa

ayqxosouooa.x

ayxiaiuyiOBj'

BxauB4sqns

buu

sapo.iBd sus .xod

sny

nos

sbuSb

ap

04uaxxux3a4SBqB

ya

uoo

anb

as.xB.xnSasn

apand

‘.sauoxonyqod

sny ap auax.§

-xq

ny

ap

saynyxdno

SBinayqo.xd

soy

ap

oun

‘snxo

-xpmxxuux

sny

ap

uoxonnoBAa

ny

ap

nxuayqo.xd

a4sa

sg—-uB4xqBxy

anb

sbsbo

sny

ua

sopxooyqn4

-sa

so.xopoux

soy

ap

so4onpo.id

A

sbu.§b

sny

snyy

-x.iB4UBoyn

sny

ua

.xa4.xaA

n.xnd

04uaxuiB4unA'Y

04sa

ap

uox3bzx.xo4ub

xiB4ioxyos

soixxoaA

sox.xba

anb

ny

ua

B4uny*

B4sa

ap

oxu.xoyux

n

Bpuniu

as

anb

pn4ioxyo*By

‘a.xaxnba.x 04unsn a4UB4.xodiux

UB4

anb

04uxauixua4ap

ya

opoy

uoo

opBuxmnxa

nq

pnpxung

ap

nyunp

nysg—:i.xg

-oo®bj\\[»

-nido.)

anb

:isb

uaoxp

n.iyay

ny

14

soy)

‘souxxu.xoy

sayuaxnSxs

soy

ua

oy.xnp

op.ioon

‘sbsbo

sus

ap

so.xopoux

soy

ap

soyonp

-o.xd

A

sbuSb

sny

sByyx.xnyuBoyB

sny

ua

.104,xaA

n.xnd

uoxoBzx.xo4nB

opuaxpxd

‘pnpxyBooy

nysa

op

so u

xo a a

sox.xba

op

pnyxaxyos

nun

ay>

oui.xoy

-ux

ya

opimnoBAa

‘ynnyoB

yapa

9

nxy) ya npn.xq

-ayao

uoxsas

ua

pnpxung

ap

ynooy

nyuny*

nry»

-ux

oA’no

:a4uaxu.oxs

.xouay

yap

Byyx.xnyuBoyB ‘noxyqxid

ny

n

sa

‘auuoy

sbsbo

sus

ua

sopxoayqnysa

so.xopoux

soy

ap

soyonpo.id

A

sbuSb

sny

.xoy.xaA

B.xnd

uoxoBzx.xoynB

opuaxpxd

‘pnpxynooy

nysa

ay)

souxaaA

sox.xba .xod

npiAoxu

-o.xd

Bxounysui

ny

ua

pnpxuBg

ap

ynooy

nyunp

ny

.xod

opxyxuia

aut.xoyux

yap

iguana

asoiQ

•pBpiynooy

nysa

ap

sno

-tyqnd

sniubaon

sbxjba

ap

nzaidiuiy

ny

uá

sop

-naydxua

saynu.xoC

.xod

snyasad

09.98

-xauBysng

oosxoun.ig

-Q

n

A

oyuaxxunyunA'Y

aysa

naysoo

anb

snsoxSxya.x

sauoxouny

sny

n

‘aSx.xxp anb

nyyxdno -asad

ap

noxsnuf

ny

ap

nxouaysxsn

ny

.xod

sny

’o.xqg

oyyassoyy

yan.§xj\\[

-(j

1?

íoyuaxux

-nyunAy

aysa

.xod

snpnaysoo

sauoxouny

snx.x

-ba

n

aSxaxp

anb

noxsnxu

ap

npiinq

ny

ap

bxo

-uaysxsn

ny

.xod

‘snyasad

OOT

sanb.iny^

ozxxa.xog

txop

n

ísayndxoxunxu

soxoiA.xas

sayua.xayxp

n.xnd

oyuaxxuByunA'y

aysa

ap

nyuono .xod sopx.xxnbpn

soyafqo

sox.xba

.xod

snyasad

09.01

UB.iyjag;

unnp

uop

n

íoxuoyoy.xBg

ung

ap

nxp

A

n.xadsxA

ny

no

qsnux

ny

oooy

apuop

‘ooyBynyno ya

saxyoou

sop

A’ opn.xqxunyB yap say

.xB.xqxunyn

.xod

snyasad

py

-o.xny

sox.xba

ap

iioxoByBysux

n.xnd

sopB.xysxuxxu

-ns

soyafqo

.xod

snyasad

09.9

‘ynx.xoysxsuóg

ns

-B3

ny

n.xnd

Bpn.xysxuxiuns

ny

.xod

snyasad

08.45

íoxuxyyn

oysoSy

ap

saui

ya

ayuB.xny)

ooxyqnd

op

-B.xquxnyB

ya

n.xnd

npB.xysxuxuxns

ni.o.rouo

ny

.xod

snyasad

88.999

«asxxa.xayyog

nox.xyoayg»

pnpaxo

-uooua

.xayyog

ap

.xafnxu

nsopnid

A

nxoua.§xyay

-ux

ny

n.xnd

ayuaxoxyn

un

.xas

ap

nq

anb

A

‘soa

-xysay

snxp

soy

ua

sooxuaxSxq

soasnd

ap

A

uoxs

-xxndxa

ap

pnpxsaoau

auaxy

‘sopxfay

ap

snox.xq

-ny

sny

na

nCnqn.xy

anb

uoaoC

.xafnxu

ny

ayxxaxu

-ynxoadsa

‘pnyuaAnC n.xysanu anb

opxpua.xdmoa

nq

‘ox.xxyap

uoo

mun

anb

oyqand

o.xysanu ap

sauoxonsynd

sny

n

a.xdiuaxs

oyuayn

‘unyynyj

-.xg

ya

oxyoaq

nq

snxu

\\

■vfo.uto^

uvo

nysnxy

svj

-v$

uos

apsap

A

so¿

uvo

nysnq

vfojnjxr

opsoy)

isayunysip

snux

soxpa.xd

soy

ap

opuaAnyyn

‘nsxxu

ny

ap

oxogi.ions

oyuns

yn

.xxysxsn

ap

uq

ya

uoo

ox.xnsoyy

yap

-g

^

ap

ox.xoyn.xo

ya

ua

sayunyxq

-nq

sus

ap

soxxoxuna.x

A

so.xyuanoua

soy

A

oyy

-aysng

ap

ouxux.xay

yap

sodtuno

soy

ua

A

Snsno

sny

ua

unqnyyo.x.xnsay)

as

anb

snosa.xoyuxd

snu

-aosa

sny

ouaiun

oyiysa

uoo

aqx.xosap

A

sayynyap

soy

ua

auaxya.xyua

as

‘nx4n.i.oououx n.S.xny ns ua

ayuaransuayxa

aonq

oy

unyynyy

-.xg ya

‘.oyxioxy.xn

aysa

n

opnfqa.xd

axy

anb

sayxuny

soy

sopxpuayn

nsx.xd

ap

oy.xaonxy

anb

opxuay

aq

o.xag

-uoxo

-u.inuysa.x

ayuaxoa.x

ns

ap

oaouii

.xxyns

ap

nq

-non

anb

ua

oyuaxuoui

ayuasaad

ya

nysnq

uaS

-x.xo

ns

apsap

oyyaysng

ap

ox.xoyn.xo

yap

nx.xoysxq

ny

npoy

‘unyynyy

-.xg

yap

snyyanq

sny

opuaxnS

-xs

‘opxransa.x

.xaqnxy

oa.xo

opoux

aysa

ag

•sn.xqo

sny 0p1.oi.11p

unxy

anb

sa.xonas

soy

sopuy

-.xaon

Anm

opnysa

unxy

anb

oy

ug

-odiuno

ap

nxsay.oi

nuanbad

nun

ap

.layon.xno

ya

oyunfxioo

yap

oyoadsn

ya

opoy

n.xnA.xasuoo

A

‘onSiyun

oy

ap

n.xaCxpsap

ou

anb

opn.xnoo.xd

nq

as

‘oAanu

.xaonxy

anb

opxuay

nxy

as

oun.oyn

xs

‘A

sopn.iSns

soyuaranu.TOx soy

ap

uoxoxsodxuooa.x ny

ua

opxp

-aoo.xd

nq

as

opoux

ouxsxm

yap

A

‘pnyxaxiSxyun

ap

.xayon.xno

ns

uu.iaxp.iad

ou

anb

ap

opnnp.

-xno

‘ouiAip

oyyno

yap

soxyxsxyayn

snuxap

A

so.xo

-ns

‘so.xquyapuno

soy

opu.inuysa.x

unxy

ag

-u.xap

-uraap

o.xyo .xod opxnyxysus.opxs

nxy

nx.xaysod

-ranui

ap

.xuyyu

yg

-.xxn.xysuoo

ay>

nqnon

as

anb

oxoqxpa

un

ap

oyoadsn

ya

opoy

uyuasa.xd

A

oaouu

ap

supxysaAa.x

oyxxs

unq

.xox.xayxa

ya

ua

oiuoo

.xox.xayux

ya

ua

xsn

sapa.xnd

sus

snpoy

anb

u.xauuui

ap

‘oyuaxuao ap axyoo.x.xay) ojapup.xaA

un

oyoaja

aysa n

opuaxonq

‘pnpaiunxy

ny

.xuyxAa

na

A

opnfay

yap

uoxoxsodmooa.x

ny

ua

opupxno

as' opoy

a.xqos A

upaAoq ny

ouins

oysand

nq

ua

uuxoa.xndn

anb

suyax.i.§

sny

oy.xaxqxio

unq

as

íyuy.xod

yap

suyaand

sny

uos

oy

uaxquiuy

ouxoo

‘UAanu

ayuaiünyaydxuoo

sa

npnxyouj

ng

-oy.xny

-og

ny

n

í.xaoBjsxyns

oyuoan

as

SB.xnyonj

A

sny

-nano

snAxyoadsa.x

sny

ap

n.xnyoay

ny

bxao.xj;

•saxxSB.xoj\\[

ap

-xsxa

ya

oysn.o

ny)

anb

opoux

ap

‘oAanu ayuam

-x?yaydiuoo

opñfap

unxy

oy

A

oyyaysng

ap

ox.xoy

-u.xo

yap

xiopu.inúysa.i

ny

n'uojaxpaoó.xd oun

ayyno

ny

ay>

gg

o.xauinu

bsbo

ny

ap

Bpn.xyua

ay>

aysa

ap

.sotdxoiix.xd

u

oysa

.xo(y

-soynu

souo.xynd

-ubd

b|

ap

aójaos

jaisa||Bg

-jg

oqoip

xioo

.jGuonsa.rü

B.nid

a#.ibf jy'

'Q

■

io

¿C r?

AaJiSBg

jopba|xíg

-(j

•mo|OQ0sof

’Q

‘sajg

sa|Bfaa

:noa

so|

ap

Bjsandaióo

upisiuioo

büii

pjq

-niba

as

cnoaja

|b

A

■ i?ji{A

Bisa

p

aanpaoo

anb

Bjaia.UBa

B|

-sa[|Bg

jaijqBf)

p

a.qauGsna

jB.p

BJBd

‘jai

-q

op

pfipajdoj'd

bsbo

b|

.iBSBd

.xuCap

op

zaA

no

.xbj\\í

yap

oyyBo

By

ap

Byy

-x.xByuBayB

By

8yx

sbu.§b.

sb{

xs

.xapaons

oyixpod

1

B.xaxq\\xxy-anb

oy

ua

aixxauiBx.xas

opnsnad

nxy

as?

uoxq

B.xoiyy

-sb.x40

A

Aqry'B.g ap

ayyBO

By

ap

By

uoo

A

sBoxyqnd

sayuanj

SBy

ap

sbxiSb

sb{

aonp

:

-uoa

anb

Bx.xaqn4

By

BSBd

apuop. .xod

Bung

By

ayyBO

By

ap

By

uoo

as.xBydopB

anb

oau4

iqTiy)

!

ap

-aui

yppSx

'o¡.iba

as

xxoxoonpuoo

bA'uo

‘nznyd

ap

iB.iJoa

jap

ouaj.iai

ap

Bjaojad

nnn

.iBid

By

op

.xop]4.xns

yap

sbu.oB

sb{

BqBuoxoqux

-O.idxa

pp.ioaB

as

‘oixiaiuiBinn^Y

OJisanxi

*

anb

a4xxayx4sad

o.oubj

.xod

Bpxn.xysqo

ayuaux

.iod

xxpBjqapa

xxpisas

Bxxqi|n

b[

ug

-B4oydmoo

041181^

yap

ayyBO-

bj

ap

By

as.iBio

-ba

anb

opxu04

Giy

soduiary

soucL'ay

Anm

ou

•st’iasad

jg

ap

papo

-ur?a

By

jod

‘]Hqs;g

a.o.iof

‘(j

p

bzbo

b[

ap

b|

BppaipnfpB

A

soisb(I

soi

ap

xxisxxqns

b¡

BUaisap

opxmpanb

‘vssvg

v7

opiuiimon

ua

a4.xBd

B.X40

joj

-yy

yaqnsy

ap

ny

ap

A

01.194

-xiauxag

yap

ayyuo

By

op

xxoxoon.x4suo3

a4ixax3a.x

ap í

SBy

ap

as.xxoap

apand

oxusxux

oy

a

‘biusxui

By

na

BI4.18A

as

anb

uyqoadyy

ya

.xod

Bpnxo

-nsxxa

sozod

sus

op

bu“b

yo

ubj8a anb.xod

‘sou

-ap

iBnntnoo

oiuom

iap

x^zgo

x?y

A

soisnd

soy

ap

Bisvqns

bj

paqi.iaA

as

93

Bip

|g

\\lnimwoj

-X38A

soy

ap

sauoxoBiuByoa.x

ap

o4aCqo

opxs

Biy

.xbj\\[

yap

ayyno

By

ap

By

oiuoo

‘sa4uauodxa

soy

xxn.oas

‘uoxoon.x4snoo

.xofaux

ap

SBg

-Bxouax.xacl

-xa

By

.xod

sopBui.xiyuoa

uauaxA

uoxoon.i4suoo

ns

ay>

xxapua.xdsap

os

anb

sopB.xamnua

S04

-oajap

sog

-803x4x481x1

sasvS

soy

as.xndBosa

uap

yny.xod

ya

JBqoa.xysa

A

BxiByxiOA

nun

.xnpun.xSB

n.xnd

yoABj^;

b4x.xbS.xbj\\t

b

a

íayyno

nqo

-xp

ap

uoxyqnd

Byyi.xByuBoyB

ny

n

yuqoysi.xg

ung

ap

ayyno

ny

ap

gy

o.xauixxu

nsno

ny

ap

saynxA

-ñyd

a

snxons

snnSn

sny

.xay.xaA

n.xnd

‘nznng

nuoq.xy

aiuxnp

f,g

1?

:sopnyxoxyos

opxs

unxqnq

anb

sosxiu.xad

sayxxamSxs

soy

uo.xaxpaouoo

og

•vphdJQ ud ,p n:/nd.(-toj.

o

n]'¡oc[

vft

ap

oyxuuxiuoixay)

ynuxoaA

oxixxuno

yap

oyoaAo.xdayun

yn

oySa.x.xn

uoo

uo.xanj

oy

say

-ntio

soy

‘sopno.xuux

nA

soyund

o

uoxonauxyn

ny

.moiyxpoui n

.xnSny

nxy

ou anb

ayxmyxoxyos

yn

.xny

-sayxunux

op.ioon

as

pnyxoxyos

.xox.xayun

ny

‘uoxo

-n.x0d.x03

ny

.xod

ayxiauxnpxxiayap

npnxymysg

•nsa.xag

nyung

ap

ayyno

ny

ap .xnyos yap

.xng

ay.xnd

ny

xxa

.xnyunAay

aqap

anb

no.xao

ny

n.xnd

soyund

soy

sopno.xnm

OAxyxxxxyay)

ua

unas

ay

opunyioxyos

‘n.x.xag .xaysayyng yan.8xy\\[

-yy .xod

npiAouxo.xd

‘nxounysux

nxux

ap

nyxxano

asoxg

-.xox.xayun

uoxsas

ny

ap

nyon

ya

npnqoadn

A

npyay

ang

-.xaAooyY

A

nuoq.iY

.xaunysn3

‘ynuasug

‘(yanS

-TK

-q)

uxoyo3

‘.xaun.x.§ny\\[

‘nzay.xog

‘(asoy*

-q)

sus

a.xdxuaxs

sopn.xapxsuoo

xiojany

sa.xosaOay

-un

sus

ynno

yap

A

uauaiy

oxpa.xd

ns

ap

no.xao

uúy

anb

oydiuay

un

ap

osouxxysuy

oyxnysa

yap

as.xaoapndmoo

ap

souaux

uo.xaxpnd

ou

‘yu.xau

-a*

ua

ouiAxp

oyyno

yay)

soysuS

soy

u

.xapuayú

n.xnd

suyjaxqu

sounm

sny

uaxiaxy

a.xdiuaxs

anb

‘y.xaqng;

iiaraong

,,-g

A

yaunssny\\[ yax.xquf)

-g

woi[Odj

iivo.ro\\)

sajonas

sosopnxd

sayunyon

sog

'0T6T

opnysa

xis

uxjas

ynno

.xxonpap

apaxxd

ujaxubynno

‘uun.oyu

uoxon.inda.x opx.xyns

uxqnq

ou as

non

saouoyua

apsap

xsn

xg

-«suCoxa

o.xxid

A

gigy

ua

nqu.xyuooxxa

'suy.xand sxis A

ap

uauo

uuin.x

nznuaiun

npuxyony

ng»

ropámnxy ayuaxu

-nrans

A

zayixyos

nsnosa

ay>

sa

anb

oqoxp

.xaqnq

ay)

sandsap

‘soxxxra.xay soysa

xxa

aonq

oy

‘osoiü

-xysuy

opnysa

ns

.xxqx.xosap

yn

‘nx.xoysxq ns .xxq

-xjosa

n.xnd

oyyaysng

ap

ox.xoyn.xo

ya

oyxsiA

unyy

-nyy

-.xg

ya

g¿gy

soxju

soy

.xod

uyyu

opuung

•yauomxg

ixunf

-g

soxxu

sónnSyu

.xod

.xn.xqayao u

xyyu

auy

‘o.xqxg ya

na

op

-úuSxsixoo aysa

ou uA anbunu

‘snxp sojysanu ua

ayuamnraxyyn

g

-uoxonyqod

n.xysanu

ap

snfatA

suxxos.xad

sny

.xod

sopxoouoo

sa.xqmoxx

‘.xoysug

•xioxsas

B|

01XIBA9Í

as

y

■ox.xoisxsnoQ

ajsa

a|j

sa.xisiijx

SaXIOJBA

ap

BX.X9IB.C?

xxa

0XB.X19.X

ns

.XB30I00

A

ptjptixo

Bisa

ap

aaisiqi

ofxp

sajqxxiq;

A

sa|3x?i

-sg;

ouixxiojap

‘q

p

.xBJBpap

pBpxiuxuBxxn

.xod

opjoaxx

ísBjnjxxj

saxxoxoB.xoxxaS

sx?i

ap

o^uaxiu

-and

apuop

.xod

sa.xo43npxxoo

S04UB4

so.140

uaA

-U4X4SUOO

anb

a

.101.184x8

ya

uoo

a.x.xaxo

uxs

bxa

-nyy

ap

buSb

ya

.xaSooa.x

B.xnd

sa4anboq

soso.x

-amnxx

uauayx

-snyya

snpoy

.xod

ou

A’

pBpgxiBO

mi.x.o

ou

ua

btx.§b

.iBynojxo

aonxy

as

snxp

sou

-n.o{B

84uauiBoxun

sand

‘a4uauiBnux4uoo bxx.§b

uxoyo3

sa.xoxxas

saynCaouo3

soy

nyya

n

uo.xaxy

-sxsn

A

n.xoy,\\[

.xoxjas

apynoyY

ya

oxpxsa.xd

ng

0161

¿V

ajqvidyidds

op

6

wp

pp

ñopos

01M3IHV1NÍ1IV

13

H3

oosxouu.xg

uop

A

pjj

uvo

ap

ynu.xag

uuxxung

uop

ap

soy

uos

‘vpi&jqQ

v\\

op

odqyj

ya

lia

sop

-nuSxsuoo ayuamumxyyn

‘.xn.xqayao

n

xyyu

110.1

-anj

anb

sayop.xaons

soy

ap

sa.xqmou

sog

'098T

oun

ya nysnq

usxra

ny

ap

uoxon.xqayao

ny

‘saxxoxo

-dn.x.xayux

sny.xoo

uoo

‘onuxyuoo

as

QT8I

oun

H31TOS

4

SOLLER

ECOS REGIONALES «e -m *s>

COMENTARIOS
Como tregua, en la cotidiana labor, he pasado, lejos de la ciudad, unos días entregado completamente á la vida del campo, haciendo abstracción de todo asunto, de toda noticia, extraña á aquel
medio ambiente, no escribiendo mi una
línea, cosa verdaderamente inaudita en
quien, como yo se pasa la mayor parte del tiempo con la pluma en la mano; no leyendo ni una parafada, permitiéndo¬ me á lo más el lujo de mirar los graba¬
dos de las varias ilustraciones que se
reciben en aquel palacete, donde la ama¬ bilidad de unos buenos amigos, rae pro¬ porcionó estancia y esparcimiento.
Y he podido saborear una vez más todo
el encanto, toda la belleza de nuestra
privilegiada campiña justamente admi¬ rada por propios y extraños, más. qui¬ zás, por estos últimos.
El goce de aquella paz de égloga, hízome afirmar por la correlación de ideas, en la opinión de que precisamente en nuestras bellezas naturales y en lo que podríamos llamar nuestra idiosincrasia radica exclusivamente el interés y el atractivo que para los de fuera tiene Ma¬ llorca y que, como consecuencia de ello,
el esfuerzo de los que se preocupan por
la prosperidad de nuestra Roqueta en todos los órdenes, debe principalmente tender á que ésta couserve su fisonomía propia y á dar por otro lado las mayores
facilidades á los turistas para que pue¬
dan cómoda y fácilmente visitar cuanto
de notable encierra Mallorca así en su
parte urbana, como también y en una proporción, muchísimo mayor, en su parte rústica.
Respecto al primer extremo, no se tra¬ ta, bien se echa de ver, de fomentar el
estacionamiento de que por desgracia adolecemos; nada de esto; el aplauso más caluroso y al agradecimiento más vivo, merecen todos aquellos que dedi¬ can sus energías el progreso de nuestra tierra, acometiendo empresas que han de redundar beneficiosas para Mallorca; lo único que hay que combatir es el pru¬ rito iconoclástico de aquellos que creen hacer un gran bien sustituyendo lo vie¬ jo, lo típico, lo que constituye la propia familia, por lo nuevo de mal gusto que ninguna mayor ventaja proporciona: el que sustituye, pongo por caso, una am¬ plia y airosa ventana antigua queda
carácter á toda una fachada por un pro¬
saico balcón-invernadero; el que cubre la dorada patina de los viejos muros, con una capa de cal, con el pretexto de
hermosearlos.
Tengamos el pleno convencimiento de que la única manera de llamar la aten¬

ción de los que nos visitan, es con núes- i lindan con terrenos, de particulares, fue¬

tras cosas típicas; medrados estamos si ran vendidas en un mismo dia pero en
creemos deslumbrar con nuestras fla¬ lotes distintos.

mantes obras á los que proceden de las

Con el producto de la venta de dichos

grandes urbes. Acométanse grandes empresas, intro¬
dúzcanse mejoras, procúrese el confort,

terrenos, se construirá un puente sobre la Riera, entre Tirador y el Hornabeque,
el cual comunicará directamente con el

edifíquense nuevas casas á gusto del camino de la Yileta.

que ha de habitarlas, pero respétese, mientras posible sea, todo aquello que da carácter y con él encanto á nuestras ciudades y villas.
Y por lo que afecta al otro extremo, á nuestra naturaleza espléndida ¡cuánto

Una vez construido dicho puente se venderán las restantes manzanas, que son de bastante extensión y que están
circundadas por vias de veinte metros
de ancho.
Igualmente aprobó la Comisión el

podría decirse! Como muchas ricas venas de agua que se pierden ignoradas circu¬ lando por el corazón de la sierra, como el preciado y aurifico filón que perma¬ nece muchas veces ignorado en las en¬

proyecto de las obras de desmonte de la parte del recinto amurallado entre el Baluarte del Sitjar y el de la Plaza de
Toros.
Estudió la Comisión la conveniencia

trañas de la tierra, asi muchas de las de abrir un portillo que ponga en comu¬ espléndidas bellezas de la incomparable nicación directa la calle de Lulio con

naturaleza mallorquína son desconoci¬ das y así seguramente permanecerán.
Téngase la plena seguridad de que á más de las perspectivas que podríamos llamar consagradas por la pública admi¬
ración, en Pollensa, Sóller, Valldemosa,
Miramar, Estallenchs, Torrent de Pareys, etc., etc., existen otras muchas, á corta

el camino vecinal de Can Perantoni.
La Comisión encargó ál arquitecto Municidal la confección del plano pro¬ yecto de este portillo.
Parece que los agricultores mallorqui¬ nes han hallado dos nuevos puntos de salida del importante producto de al¬

distancia tal vez de aquellas de las que mendrón: uno en Alemania, Hamburgo,

podría gozarse, si se realizara un peque¬ y otro en la provincia de Alicante, Ji¬

ño esfuerzo para habilitarlas, digámoslo jona.

así.

Las condiciones de venta han resul¬

Y esto debería procurarse, no sólo por
dilettantismo. aunque en este concepto ya debería hacerse, sino por el provecho

tado muy ventajosas, una vez apreciada la bondad del producto presentado con¬ cienzudamente y sin las odiosas mezclas

material, por el lucro que presupone.

que especuladores atentos sólo al lucro

Todo lo que tienda á dar facilidades hacían, fuera de lá isla, con el almen¬

para visitar las bellezas que Mallorca drón procente del Norte de Africa.

encierra; todo lo que rodee esta visita del

Celebramos el descubrimiento de estas

mayor número posible de comodidades,, fuentes de riqueza y de esperar es que

ha de ser, téngase por cierto, un medio los campesinos prosigan en el convenci¬

práctico de atraer viajeros ricos á Mallor¬ miento de que el género servido con

ca, y esta, claro es, ha de ser una de las toda pureza es el único medio de acredi¬

principales miras de los que fomentan tar y robustecer nuestro floreciente mer¬

el turismo.

cado.

José M.a Tous y Maroto. Palma 30 Septiembre 1910.
Crónica Balear

Según noticias, estos días se dará co¬ mienzo á la exportación á Barcelona del ganado de cerda de esta isla.
Los traficantes catalanes ya han con¬ tratado para el embarque crecidísimo número de cabezas de dicho ganado,
haciéndose ascender á 36.000.

Palma
El sábado se reunió la Comisión de
Ensanche de nuestro Ayuntamiento y tomó importantes acuerdos, que de¬ muestran que dicha Comisión se preo¬ cupa seriamente del desarrollo y fomen¬
to de la nueva urbe.
Se acordó la venta en pública subasta
de las manzanas de solares resultantes
del derribo del Hornabeque y se convino en que cuatro de dichas manzanas, que

En una de nuestras anteriores cróni¬
cas dimos cuenta de los buenos resulta¬
dos obtenidos en los últimos trabajos de perforación verificados en el pozo de la rinconada de Santa Margarita, los cuales han quedado confirmados con las prue¬ bas que han venido realizándose después.
En la reunión celebrada últimante por
las Comisiones de Aguas y Hacienda, se acordó suspender por ahora otros traba¬ jos. al objeto de adelantar en lo posible

los del pozo en construcción en los te¬
rrenos lindantes con el Matadero.
De dar éste el resultado que se espera
quedará resuelto de una manera defini¬ tiva el problema que podemos llamar pequeño del abastecimiento de agua.
En uno de los escaparates de «La In¬ dustrial» está expuesto el retrato al óleo del director de la «Isleña Marítima», don Sebastian Simó, obsequio que hacen á dicho señor el personal de las oficinas y la dotación de los vapores de la misma compañía.
El notable pintor don Francisco Mau¬ ra ha puesto con esta obra una vez más
de manifiesto su maestría en el arte de
la pintura.
Felanitz
La vendimia está á punto de terminar
en este término. A ella se han dedicado
con tal ímpetu todos los viticultores, in¬ tranquilos por el temor de que se per¬
diera el fruto á causa de las últimas llu¬
vias, que en poco más de dos semanas habrá ido al lagar casi toda la uva, que no es poca dado el incremento que ha tomado aquí la replantación de viñedo, cuya cosecha actual es algo mejor que
las de años anteriores.
El movimiento de carros y vendimia¬ dores, de operarios y maquinaria dedi¬ cados al estrujamiento y á la elaboración del vino, unido al mayor interés por la mejora de los precios, han traído á la memoria de todos los felanigense el re¬ cuerdo de aquellos tiempos en que la in¬ dustria vinícola tuvo para esta comarca una importancia verdaderamente escep-
cional.
La mayor parte del vino que se está elaborando ha sido ya vendido, para ex¬ portarlo á los mercados de Cette y Mar¬
sella.
Hace tiempo que se viene hablando con insistencia del proyecto de edificar en esta ciudad una nueva plaza de toros.
Hemos procurado informarnos de lo que había de cierto respecto de esta cuestión y ha resultado que efectiva¬ mente, algunos entusiastas por la fiesta nacional trabajan para convertir en rea¬ lidad dicho proyecto; y á este fin des¬ pués de designar el sitio que el edificio ocuparía en el ensanche de La Torre, han conseguido que una persona com¬ petente formule los planos necesarios, para luego abrir una suscripción de ac¬ ciones con cuyo capital se acometería la
empresa.

SÓLLER Folletín del

-11- os he tendido la mano, soldado marchan¬

do en las filas, os habría aborrecido.

—Nada temáis, dijo Miguel, tenemos

EL VOLUNTARIO generales que si hacen la guerra es por alcanzar la paz. Hoche llama á sus sol¬

dados mis camaradas y les dice: [)eno-

temos al enemigo para volver cuanto

—He ahí sin embargo lo que ha hecho antes á nuestras casas. La Francia ha que nos conozcamos nosotros dos, esa tomado las armas para defenderse y no

horrible cosa que llaman la guerra. ¡Mal¬ las conservará para atacar.

ditos sean los que nos condenan á esos

—Lo deseo, contestó el joven.

crímenes! Miguel, os he tenido afecto

Mientras así hablaban la puerta del

porque sois el soldado de la libertad, el cuarto se había abierto, y un niño de

ciudadano armado para conquistar las diez años, rubio y ya de rostro formal,

libertades patrias, y el voluntario del se había deslizado detrás de Otto; cuando

derecho. Pero temo cuando oigo á vues¬ éste se volvió le dijo mostrando su frente

tros granaderos esas canciones de cuar¬ adornada de hermosos rizos:

tel. Vuestro carácter francés es belicoso

—Hermano mío, ¿por qué no me has

y tiemblo que después de las guerras de dado hoy un beso? ¿Estás enfadado?

justicia algún general vencedor, vuestro —¡Querido mío!

Dumouriez ó vuestro Moreau, emprenda

Otto le besó repetidas veces y después

esas guerras odiosas, criminales, guerras mostrándosele á Miguel, le dijo con me¬

que se hacen con el fin de ganar grados lancolía:

y no con otro. ¿Por qué habéis destroza¬ —Hé aquí el hijo de Lisbeth.

do á los batallones del rey de Prusia? El niño miraba sin comprender y con

Porque con vosotros marcha la idea. La un aire triste.

idea contra la obediencia pasiva, la fé

—Ella le educará y hará de él un hom¬

contra el salario, el ideal humano contra bre. ¡Mi querido Frantz!

la abdicación del individuo, hé ahí las Sin decir una palabra Miguel volvió á

verdaderas fuerzas. Ciudadano armado tomar la mano de Otto.

—Teneis razón, dijo en voz baja y

—Leed, dijo el joven, entregándole un

ahogando un sollozo.

billete.

Otto le abrió sus brazos y el se preci¬

El voluntario abrió el papel con mano

pitó en ellos. Cuando se hubieron abra¬ trémula y leyó estos renglones trazados

zado. dijo Miguel:

por la señorita de Smeyer:

—No tendría valor para volverla á ver. «Adiós: Debo casarme con Otto Schwart-

Decidla que la amaba y que no la olvi¬ zen. el cual pretende casarse con la muer¬

daré nunca. ¡Oh, nunca!

te. Si esto último sucede, si no puede ya

Y salió.

cuidar de Frantz. yo me quedaré en el

Ya llegaba la noche. Ató bien su mo¬ mundo, vestida de luto, y enseñaré al

chila; puso el ramillete de no me olvides joven el nombre del patriota muerto por

que Isabel le había dado entre las hojas su pais. y también el vuestro. Miguel,

de su Montaigne y preguntó á Tous- el del valiente soldado que ha entrado

saint:

en nuestro hogar dejando en él una me¬

—¿Cuando partimos nosotros?

moria eterna.»

—Mañana al amanecer, le respondió.

—¡Ah! esclamó Otto, viendo la emo¬

Miguel tomó un papel y escribió con ción de Miguel, razón tenemos para

mano firme las siguientes líneas:

amarla, es lo que se llama una mujer.

«Isabel, os amaba; pero el que es dig¬ —¡Adiós, hermano mío! dijo el volun¬ no de vuestro amor, es aquel á quien tario.

llamareis esposo. Amadle. Es el alma de

Se oían los tambores

hombre y de republicano más elevada —¡Adiós! dijo Otto: yo aquí y vos en

que haya encontrado el que firma

otra parte combatiremos con el mismo

VüESTRO HERMANO.»

nombre en los labios. Id al combate, que

Miguel pidió á Scévola que llevase este yo voy á la muerte.

billete á la casa Smeyer.

—¡Viva la república! exclamó Miguel

En la mañana siguiente, cuando el con una especie dé embriaguez y como

tambor tocaba diana, Miguel dispuesto' para contrarrestar su dolor. á partir bajó al patio del cuartel, y dis¬

J. C.

tinguió á Otto que le buscaba.

(Continuará)

iniumni» IH—ITOMWBP———a»iaanMWHW!».iiiH>jj8iiMiir iuhhj—mmu»iwi'iiiihiiwmiiiw—■a—

g

& &

DEL AGRE DE

LA TERRA

<¥®

Q
-jc®

DE COM AQUESTS... A BETZEFS
(Romans dedicat á la jovenea)
Derrer flll de mare viuda, Llepolit mamant de dret, Cuant sa mare ’spadant canvem, S’ aturava a prende alé;
De petit, va mal-criarse, A son poljle arrevelench Coin espárech dins mal-herba Entre pedres y bolets.
Ais sét anys ja mal-parlava A tot-homo, sense fré, Pues sa mare le hi prenia Coma grácia y per poch seny.
Ees d’ anar a la Doctrina
Y á 1’ Escola, d’ axó res; A jugar y a robar metles Ab ganduls y altres pillets.
Ais catorze anys, fora mida, Despuntava entre ’1 floret Deis jugadorets a cartes, Que, per tot, abundan ferm.
Llevó s’ fé repartidor De setmanaris molt verts; Y, sa mare, tota baves, Ja ’s creya veurel burgués.
Després, lo posa per mosso D’ una imprenta, y, mal-a-pler S’ acostumá, per setmana De sis dies, perden, tres.
Pero, axo si, molts de vespres Se ponían els estels, Y éll encara, dáli-dáli Escapsant, y dasa, y prén...
Si sa jsórt lo desairava,
A dormir sens tastar res;
Pero, si lo favoria, Llavó ’s feya llulii ’s pél.
Entra en quintes, y, sa mare: «¡Ay, fiy meu, ahont te veig! Jo no he pogut ara; un cabo T’ haurá d’ ajusta ’s correigs.»
Massa tart y concirosa, Hagué de convencerse Que aquell fiy de ses entranyes
Ja no tenia remey.
Adins es cuarté va aprende D’ aguantar es fusell dret, Mentres, amb sos camarades, Anarquista se fé, enees.
Un pich que se prepassá A un major, dins un fondet Lo posaren bén a s’ ombra,
Com 1’ Ordenance estableix.
Y p’ els ferros de sa reixa, D’ allá hont estava prés, Deva: «¡Ay ma mareta meua: Lo que ’m passa, jo hu meresch;
Are me duran á Ceuta Per haver, vos, mal-entes S’ estimació de mare
Y jo incumplit mos devérs.»
Pero, no son sois els pobres Cegos qui, sens guia, han prés

El cami torsut qui mena Prést ó tart dins un’ avench;
Aquell fiy de casa honrada Que amb ses dénts sa brilla prén Y a 1’ estudi no s’ aplica, Y sois novél-les llegeix;
Retirantse a la mal-hora, Serindependent se creu, Apladint dins cérts teatres Els sicciliptichs cuplets.
Que, sens politxó vol viure
Refiiant tot bon consey,
, Pues sois llibertats somia Y esclau de sí meteix és;
Fugint de fam y de feyna, Per duda la santa fé, Y, amb sa péssima conducta,
Se fá un non-cns, un no-res;
Que entrampat y anant de vega, Y ab son géni repelenc Trata ’s priu, sempre, a sos pares Sens ajudarlos en rés,
Y, en llóch d’ agrahi ’ls esforsos Y cuant, per éll han despés, Sois de disguts los abeura, Pensant en serlos hereu;
Viurá vida miserable, En que ’s dón tó de marqués, Y, com succehi al fiy pródich, D’ aglans no se veurá pié.
Y si, per tentar fortuna, D’ emigrant pren el billet, Cualcú diga: «Per Mallorca ¡May més tojenin a veurer ’t»!
¡Ay! aquesta cansoneta Segons per qui, no serveix; Que, es de mal gust, ’vuy en día,
Dir veritats vérs en séch.
Bartomeu Ferrá.
Diada de Snt. Agusti de 1910.
Vuyts y nóus
«Qui viu molta cósa veu», sólen dir uns; «tant cóm vivim aprenim», sólen dir altres; y aquests dos ditxos populars, que venen á ’sser un tot-sól si bé se mira, son veritats cóm es Puig Major. Si ’n voleu próves... aquí’n teniu ja una, per comentar.
P’ es Novembre qui vé ferá dos afiys, vos vaig dir, no record si en secret ó sensa, qú’ un amic meu se pica, y deixá de saludarme y tot, perque quant me fé sa consulta de si se podía fer pagar es pantalons, qu’ un auto¬ móvil amb una esquitada de fánc li havia tirat á perder, jó no li vaig sebrer contestar. ¿Vos né recordau? Si deys que sí, es que te¬ niu bóna memoria, ¡Deu la vos conserv!
Ydó si fos ara, maldement de llevó ensá encara no haja éstudiat de Drét (aquesta paraula justament creg que va esser 'es bu¬ silis ó causa de s’ eclipse, perque es meu
amic no se vá aturar á destriar si sa D era
majúscula ó minúscula), pód ’sser trobaria médis per deixar satisfet á ’n aquell y conser-

var per lo mateix sa seua confianza que d’ un cóp vaig perder. Y vos diré cóm.
Un periódic francés que vaig llegir despuis-ahi, (luya aquesta noticia: «Un proeés quantra es propietari d’ un automóvil, de Berlín, acaba d’ esser fallat en última ins¬ tancia p’ es tribunal suprém de Dresde amb una forma que inquieta de bón-de-veres á
tots ets automovilistes alemans. Es fall és es
sigüent: Per totes ses carreteres utilisades per peatons, ets automóvils venen obligats á marxar tan póc-á-póc cóm sia necessari per¬ que no sien esquitades p’ es fanc que surt de de valí ses ródes ses persones qui van á péu. Y dit propietari, quin cotxo havia embrutat un peató, fou condemnat á pagar una multa, ets dañys y perjuis causats, y ses costes.»
Ja ’u veys: mes ciar, aigo. Es vé qu’ aquí no és Alemania; pero de tots modos sa pre¬ gunta no m’ liauria vengut tant cóp de descuyt, y si només hagués pogut contestar lle¬ vó á’n es meu amic lo qu’ ara derrerament he aprés, tot hagués anat en popa: ell hauria
fet amb ses meues indicacions ets seus comp-
tes, y es casi segú qu’ encar’-ara se conser¬ varía aquella amistat que desde molts d’ añys mos havia unit. ¿Per qué dimónis no degué esquitar un póc mes prest aquest bó d’ alemán castigat á s’ altra qui ’l duqué á ’n
es tribunal?
Jó diría qu’ aquesta noticia m’ arriba un póc tard, perque s’ asumpto d’ es meu amic ja haurá prescrit á ’n aqüestes hóres; y per altra part, maldement quand pensa en so fet sa rabieta encara li torn, tenguent uns pan¬ talons nóus en sustitució d’ aquells (ó ja al¬ tra vegada veys, si desde llevó los usa) ja no vé es cás ara de móurer beyes, ni d’ anar á cercar na María pe’ sa cúyna.
Lo qual no impedeix, pero, que quedi demostrat lo que jó volía: si no haguessem viscut fins ara, jó no hagués vist es periódic aquell, ni aprés per lo mateix lo que ’us he dit... ni vóltros tampóc. Es vé, ydó; que «qui viu molta cósa veu» y que «tant cóm vivim aprenim»: malavetjém á viurer molt y així pód ’sser quand vendrá es cap y la fí arribarém á sebrer qualque cósa.
Y á propósit de viurer molt, ¿no trobáu qu’ ets sabis haurien de fer tots ets possibles per veurer d’ afinar de no morirmos may? Ja que demanam, demaném que ’u pag. ¡Així si qu’ heu arribariem á ’sser sabis, amb el temps, nóltros també, per mes fórt qué tenguessem es cap!... N’ hi ha qui s’ hi peguen, es vé, y tal vegada á fórtja de calquetjar y de fer próves arribarán- á fer téc; pero hau¬ ria d’ esser prestet si s’ ha de fer, aixó si, perque lo qu’ es si s’ afina, quand tots nóltros ja serém mórts, de sa tal invenció ó descubriment trób que mos ne podém fer ben-bé un núu á ’s cap-d’ avall de sa coua,
Jó Mateix
Cartes que no lliguen
—¡Mosso!—cridá un señó assegut á sa tau-
la d’ un restauran!.
Y quant s’ hi acostá, mostranli un tros de llefia qu’ havia trobat dins sadlengonissa, li
diu:

—Jó consent, encara que per fóiya, á menjarme s’ase; peró sa menjadora... ¡per amor de Deu! aixó ja es abusar un póc mas¬ sa d’ ets parroquians.
—¡Señora!—digué un homo amb quatra pañis d’ espatla, allargant sa má— ¡un poc de caridat, per amor de Deu!
—¡Cóm!-—contesta ella—¡un horno fórt v sá, cóm vos, qui pód fer feyna!... es vergoñós, deurieu haver d’ estar empagahit de
demanar doblés.
—Jó hi estig, señora, jó hi estig; peró no teng coratja per prenderlos sensa demanar: sempre he tengut pór de que m’ hi atrapin y em posín ses mans demunt.
**
Sa criada á ’n es señor qui vé de cassar; —¿Es señor no du rés? —Rés, Francinayna; demati quant he partit he olvidat de durmen es portamonedes.
.
Un missé qui defensava una causa á 1’ Au¬ diencia, quant vé qu’ es tribunal s’ havia adormit es temps qu’ ell parlava, s’ atura en séc. Es silénci vá despertar á ’n ets magistrats; llevó ell reprén es seu discurs cóm si tal cósa, dient:
—Vos deya ahí, señors... Aquests se miraren uns á altres de lo mes embarassats: era, dónes, evident que, si no tots, alguns d’ ells lo manco, se cregueren haver dormit desde es día abans.
Un burgués inflat y curt de gambals (casi sempre aqüestes dues cóses sólen anar jun¬ tes) vá prender un cotxo de plassa. Quant pujá, es cotxer li feu sa pregunta de caixó:
—¿Ahont és que se vos ha de eonduir? Es parroquiá aquell, donantse importan¬ cia, contesta: —Aixó no vos importa. ¡N’ hi lia de per¬ sones curiosos per aquí!... Y sobre tot feys via ¿eh? que teñe pressa d’ arribar.
SEMANARIO INDEPENDIENTE
Precios de Suscripción
En España 0‘50 pesetas al mes.
En Francia y demás naciones de Europa.
& francos anuíales.
En América ÍO pesetas anuíales.
Nimero suelto, 10 ets.—Número atrasado, 20 ets.
PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN En Sóller.— En la Administración, calle
de San Bartolomé, 17.
En Francia.— Maison Marqués, 62 Rué Victor-Hugo. —Levallois Perret.
En Puerto-Rico.—Sres. Marqués Herma¬
nos.—Arecibo.

Folletí del SÓLLEFi -ll
FLOR DE CART
—Bon vespre! —Bon vespre! En Belluguins se sentí espolsat per un calfret d’ ánsies; n’ Angelina presentía 1’ aietetx el’ un’ esperansa qui arriba. Les converses parcials convergiren cap
al Nin com. vers un centre d’ atracció po¬
derosa y captada. Parlava reposadament, d’ una faysó
sempre elevada, sempre digna, ab ayres de superioritat, vessant proteccions com un aristócrata vell, emprant mots cuites la major part eczótics, en un refinament d’ ergull fantasiós.
En Lau becava. Un fotimó, fastidiat de tanta cerimoniositat va fer un badall qui li despertá una mala pensade. Cullí furtivament un códol y de su-ran, ab un bondret de foner mallorquí 1’ etzibá a la gerra-sient del pobre botx esquerdantla sorollosament y fentli pegar una tomversa.
—Mal te botissen els llagrimés! Escuma
del dimoni!

Sa veu aguda tenia vibracions de meu-
lo de mox.
Sa tia Bet Fustera del retgiró va rompre l’agullei; que fiiava: — Germanets del Senyó!—Les fadrines giscaren esvalotades y a punt de fugir pensant que volien escarabutar el fogueró ab una padregada. En Lau s’ era axecat furiós y encal-
sava el fotimó.
Coneguda 1’ innocencia de la causa se
restablí la normalitat.
Entre n’Angelina y la seva companyona quedava el buyt qu’ abans ocupava en Lau Mendingo. Es Nin ab habilior se colá entre les dues joves. N’ Angelina, ull aler¬ ta a la maniobra, com una l!oca vel-lant la mi lana, s'axecá just picada d’aranya, abans que 1’ intrús digués paraula ni que son estimat tengués temps d’aturmentarse per l’atreviment, y agafant la cadira aon seya, tota remolesta passá a 1’ altra banda del carrer: —Fe ’m lloc Jaume!—y s’ assegué al seu costat.
—Ben fet!... Ben fet!... Ben fet!... Xu-
pa ’t aquexa esquenada (1) Nin, qu’es
(1) Esquenacla=L’ acció de caure d’ esquena, y el xasco que dona una jova a un fadrí quant, estant ab ell, el dexa per anarsen devora un altre.

més amarga que sa meva... v... ó hu es...
ó no hu es!
Era en Lau, el pobre beneyt qui havent perdut el quest del menut tornava ab la rabieta ja espassada, y ab 1’ intenció del qui no discorre endevinava tota la significansa del fet, expressantla crua, rónega, ab l’ingenuitat de la, beneytura qui entre la mentida y ficció de la vida diu la veritat clara y sencera. Després, com el qui ha cumplida una obligació ordinaria, sense fél ni dolsor, sense pena ni glória, se tombá sobre les quatre borres que res-
taven.
Es Nin sentí com si de dins el cor s’ hi
revinclassen un niu de serpetes furients-, eczasperades, qui volien botirli p’ els ulls, per la boca, p’els punys, peró ab un esfors dominador de sa voluntat despótica les abessivá ajassantles, quietetes dins son pit. Fingí no pararhi esroent y malevetjá encelar conversa ab 1’ altra fadrína; peró, malgrat els esforsos d’ aquesta, la
situació restava violenta.
, Els circunstants xepetetjaven comentant la feta. Es Nin comprengué que feya nosa, qu’estava en'ridícul, máxima teménsa de son inflament de reyetó, y axí com millor pogué y sabé se despedí com era vengut; engallat, ampie, majestátic,

solemnial, com un bal-le novcll presidint una porfessó.
En Lau roncava sobre les borres; els atlots s.’eren adormits ensá y enllá ran de llurs pares ó mares; una colla de nines
encara cantaven:
St.Juan pelós
va vestit de seda. Ab una candela
agenoyammósl
En Belluguins resplendia de ven tu res, n’ Angelina, de glóries, com una esclava enamorada qui hagués retut un gran ser-
vey a son amo y senyor.
Aquell vespre, a l’hora de retirarse, el jove acompanya s’ estimada fins a ca ella, a la destapada, sens amagars’en gens,
vessant arreu felicitat sobrera.
Sa tia Bet, qui vivía just devant ca n’ Angelina, les seguía ab la fusada en una ma y la filosa en 1’ altre, complacent y
bondadosa.
Quant se despediren, ell, furtivament, agafá una ma de 1a. jova. y 1’ estrengué com un símbol possessori de presa de
domini.
Salvador Galmés y Sanxo
(Se continuará)

6

SOLLER

Crónica Local
El sábado dióse comienzo en esta ciu¬
dad á la matanza de cerdos, habiéndose
sacrificado desde entonces buen número

tirá en funciones religiosas en las igle¬ sias parroquiales, al anochecer del do¬ mingo, en las que se rezará con toda
solemnidad el Santo Rosario y se canta¬
rán los Misterios y la Salve, con exposi¬
ción del Santísimo.

de cabezas.

Así se celebrará, por consiguiente, en

I21—V.°—PieLFzoastógrfElpreciodelacarnedecerdaesde
2 })esetas kilogramo.
Durante las pasadas semanas báse no¬
tado bastante demanda de melocotones

Sóller, repartiéndose, como en las demás poblaciones, una hoja apropiada al acto en los portales del templo á fin de saber el número de católicos que asistirán al
acto.

en esta comarca. Los precios han osci¬ lado entre 8 y 10 pesetas el quintal, se¬ gún la calidad del fruto.
Las remesas del melocotón han: sido

Las hojas que han de ser repartidas contienen una deprecación al Altísimo,
para que conceda constancia y. fortaleza á los fieles en la defensa de los' intereses

dirigidas á Francia, en donde, á causa ■ de la santa religión católica.
de las frecuentes lluvias caídas durante

la primavera yel estío, ha habido este año gran carencia de toda clase de
frutas.

En Biniaraix se'celebra hoy y mañana fiesta popular, además de la religiosa que se anuncia en otro lugar del presente
número.

En él domicilio del carnicero Juan Ge-

Habrá baile a! estilo del pais en am¬

labert, fue encontrado el domingo últimp un cordero que no había sido sacrificado en el matadero. El inspector de víveres

bas veladas y durante la de mañana do¬ mingo la banda de esta ciudad ejecutará un escogido programa.

ordenó fuera enterrado y el señor Alca!- .

de, que fué quien había dispuesto se 1 En el «Fomento Católico» se celebra¬

realizara el registro, impuso al carnicero rá mañana una velada literario-m'usical,

de referencia el debido corrctivo.

para la que hemos sido invitados.

El programa de la misma es el si¬

Con gran esplendor se celebró en la iglesia.parroquial la oración de CuarentaHoras que las hijas de María dedican á su excelsa patrona la Virgen Purísima.

guiente: al piano por Jaime Deyá.
II— Quico Timbal.
en apuros.

El templo vióse muy concurrido de fie¬

Pilariea.

les, especialmente el domingo durante la

al piauo, por José Canals

misa mayor.

Serra.

El P. Doroteo de Barcelona, tanto en

V —Els Soldadels.

los sermones que pronunció el domingo

tres jibosos.

y el lunes, días de Cuarenta Horas, co¬

VI—La Escuela de Aldea.

mo en los que dijo en los ejercicios du¬
rante la anterior semana, estuvo muy
elocuente y prodigó á sus oyentes salu¬ dables y santas doctrinas.

Debiendo dar principio hoy l.° de Oc¬ tubre la revista anual reglamentaria, se previene á todos los individuos sujetos al servicio del ejército, la obligación que

El martes por la mañana regresó ¿es¬ te puerto el vapor «Villa de Sóller», siendo portador de variada carga y re¬ gular número de pasajeros.
Después de practicadas las operaciones de descarga salió dicho buque para Pal¬
ma, para cuya plaza era portador de una partida de abonos químicos.
Como dijimos, al «Villa de Sóller» se le practica en Palma la reparación de calderas, por cuyo motivo no saldrá pa¬

tienen de firmar los pases que tienen en su poder, para cayo fin se presentarán al señor capitán de infantería de la compa¬ ñía de ésta demarcación, en su domicilio calle de Isabel II n o 79, en cualquiera
de los días de los meses de Octubre y
Noviembre de 9 á 18, provistos del co¬ rrespondiente pase, bien hayan servido en cualquier cuerpo armado ó se hayan librado por haberse redimido, excedente de cupo ó por cualquier otro concepto.

ra Barcelona y Cette hasta el próximo

Habiendo sido ya aprobados los Esta¬

día 10.

tuto.*. por que ha de regirse, hoy será

abierta la sociedad político-recreativa

El jueves embarcóse en Palma, para Centro Republicano Sollerense.

Barcelona, el diputado provincial D. Je¬ Ha llegado á nuestro conocimiento

rónimo Estades.

que los elementos principales que com¬

El Sr. Estades se dirige nuevamente ponen dicha sociedad, ante las manifes¬

á Madrid con el fin de gestionar que se taciones católicas que han de celebrarse

realicen con la mayor actividad posible mañana domingo en toda España, han

los trabajos inherentes al expediente telegrafiado al señor Canalejas lo si¬

aprobado del ferrocarril Palma al puerto guiente:

de Sóller con la subvención del Estado.

drid.

Ante el altar de la (Purísima Concep¬ ción de nuestra iglesia parroquial con¬ trajeron matrimonio, el jueves por la mañana, la señorita D.a Catalina Ferrer
y Vadell, y el joven comerciante D. Se¬ bastián Ferrer y Rufián.
Bendijo la unión el Vicario D. José Pastor y apadrinaron al novio D. Pablo Ferrer, y á la novia D. Pedro Salvá.
Terminada la ceremonia, la comitiva
que ai acto había asistido se trasladó a la casa del novio, donde se sirvió esplén¬
dido lunch.

En nombre del Partido Republicano de Sóller protestamos contra manifesta¬ ciones fanáticas de mañana y suplicamos al Gobierno prosiga hasta conseguir la libertad religiosa».
Llamamos la atención de nuestros lec¬ tores sobre el nuevo itinerario de correos
que publicamos, el cual el día 25 de Sep¬ tiembre último empezó á regir para
nuestras comunicaciones con las islas
hermanas y la Península.
0000030000030300030000000000

Deseamos á los desposados eterna lu¬
na de miel.

DOTAS TEATRALES

Para mañana domingo, día 2 de Oc¬ tubre, se han organizado en España, por
los elementos católicos de la nación, ma¬ nifestaciones de protesta contra la polí¬ tica antirreligiosa del Gobierno.
En Mallorca la manifestación cousis-

Con bastante concurreucia se celebró
el domingo en la «Defensora Sollerense»
la función teatral.
Las obras puestas eu escena por la compañía del Sr. Bounin son zarzuelas que por su interesante argunmento, no
pierden jamás la actualidad.

0 0

Juan

Llopis

Llopis

0 0

0

PROPIETARIO - EXPEDITOR

©

©

oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

0

0

0 Exportador de naranjas, limones, granadas, cacahue¬

0 0 tes, arroz y toda clase de frutas secas á precios muy reducidos.

0

Expediciones por vía férrea y por vía marítima.

©

0 0 ESPECIALIDAO PARA MANDARINAS DE LUJO

0

Rapidez y economía en las expediciones

0

0

La casa no se ocupa de naranjas en cajas, se dedica exclusivamente en la naranja á granel.

©

0 Dirección telegráfica fie rigor: LrLrOPlá’ EDOPIjSÍ- CARCAGENTE 0

Los interpretes actores de La Caña¬ monera estuvieron bastante acertados,
siendo ovacionados en diferentes ocasio¬
nes, especialmente el Sr. Bouuin y la se¬ ñorita Ladaria. Con la representación de la referida obra la compañía habría con¬ seguido un éxito satisfactorio de no ha¬ berse bajado el telón algunos minutos más temprano de lo que requiere la obra en la escena final del segundo acto.
Estas faltas del director de escena son
muy lamentables para la compañía y re¬ sultan en perjuicio del espectador. La consecuencia de ésta está en que la ma¬ yoría de los concurrentes uo pudieron comprender la causa de que en el final
de la obra fuera llevada á la cárcel la
compañera de La Cañamonera. Dé La alegría de la huerta, uos vemos
obligados á censurar la mala interpreta¬ ción que tuvo por parte de casi todos los actores. El que mejor desempeñó su pa¬ pel fué el señor Fuster, que cantó muy
bien.
Sentimos el no poder disponer hoy de espacio para puntualizar las faltas gra¬ ves cometidas por la mayoría de artistas: conste, pero, que el que mejor se lució
en hacerlo mal fué el Sr. Bonnin.
En el desempeño de Los Bohemios bien
como acostumbran hacerlo el Sr. Caima-
ri y la Srta. Ladaria y aceptable el señor
Bonnin.
El tenor Sr. Arrom no pudo lucirse por estar algo afónico, y el Sr. Quetgias, en el papel de Roberto, intentó agradar durante todo el transcurso de la obra,
no consiguiéndolo en ningún modo por desconocer bien su papel.
Una nota nueva y agradable debemos
hacer constar. Reinó el orden.
* **
El jueves hubo también función, á la que asistió muy poca gente.
La presentación de Les Montagnars resultó admirable. ¡Lástima de no haber un lleno completo!
El Trio Hispania, consistente en una guitarra, laúd y bandurria agradó mu¬ chísimo, tanto que el público pidió la re¬ petición de algunas piezas que fueron eje¬ cutadas con gran maestría.
El Sr. Calatayud con su guitarra se propuso deleitarnos un rato, uo pudiendo satisfacer sus deseos y los de la ma¬ yoría de los asistentes más que con una composición, á eausa de que el públi¬ co del paraíso vociferó, como sabe hacer¬ lo, contra el renombrado guitarrista y solicitó insistentemente «que saliera la Conchita». Y en efecto salió la Oonchita, que cantó y bailó tanto como quisieron los
alborotadores.
El público sensato abandonó el salón, prometiendo no volver al teatro, mien¬ tras la autoridad uo sepa evitar tan la¬ mentables abusos, de los que por segun¬ da vez nos quejamos amargamente por¬ que desdicen de una población culta.
Justo.

Cultos Sagfrsiitos
En la iglesia parroquial.—Mañana, do¬ mingo, día 2.—Fiesta de Nuestra Señora del Rosario. A las nueve y media Horas meno¬ res y Misa mayor con sermón por el Rvdo. se¬ ñor Ecónomo. A las dos de la tarde explica¬ ción catequística, vísperas y procesión, ter¬ minada la cual se practicará el ejercicio del Sagrado Corazón de Jesús con Exposición. A las seis y media Rosario solemne.
Viernes, dia 7.—A las siete y cuarto misa de Comunión general para los asociados al Apostolado de la Oración.
Sábado, dia 8.—A la hora acostumbrada y durante el tiempo de una misa se celebra¬ rá el ejercicio propio del día. Al anochecer solemnes completas en preparación de la fiesta de los santos Cosme y Damián.
En la iglesia del Ex-convento-Mañana domingo día 2. —Después de la procesión de la Parroquia, expuesta S. D. M. se rezará el santísimo Rosario y acto continuo se dará principio á la piadosa devoción de los cincodomingos de las Sagradas Llagas de S. Fran¬ cisco, enriquecida con indulgencia plenaria cada domingo.
Lunes, día 3.—Al anochecer, se cantarán solemnes Completas.
Martes, día 4.—-Festividad del Serafín de Asis S. Francisco, á las siete, Misa de Comu¬ nión general. A las nueve y media, Horas menores y la-Misa mayor, con panegírico por
el Rvdo Sr. Ecónomo D. Sebastián Esteva.
Al anochecer, después del rezo del Rosario, con Exposición, se hará la Ceremonia del Tránsito, con plática por el Dr. D. José Pas¬ tor, Bendición Papal á los Terciarios y Ado¬ ración de la Reliquia del gran Patriarca.
En el oratorio de las MM. Escolápias.— Mañana domingo, á las siete y cuarto Comu¬ nión general en obsequio del Niño Jesús de Praga. La Misa será con exposición del San¬ tísimo Sacramento y durante ella se rezará el rosario. Por la tarde, después de la pro¬ cesión, se practicará el ejercicio mensual en
honor del Divino Niño.
En la iglesia de Biniaraix.—Mañana do¬ mingo, dia 2.—Solemne fiesta en honor de la Virgen Santísima. A las nueve y media, ter¬ cia cantada y Misa mayor con música y ser¬ món por D. José Marqués, Pbro. Por la tar¬ de, á las cinco, rosario y un piadoso ejerci¬
cio con música.
0000003000000000000000000000
Stegistro Civifi
Nacimiento»
Varones 4.—Hembras 1.—Total 5.
Matrimonios
Dia 26 Septiembre.—Pablo Castañer Co¬
lora. soltero, con Catalina Ballester Pizá, sol¬
tera.
Dia 27.—Vicente Bauzá Colom, soltero,,
con Catalina Martí Gamundí. soltera.
Dia 28.—Pedro Ant.° Bnsqnets Nadal, sol¬ tero, con Jerónima Calafat Fajardo, soltera
Dia l.u Octubre.—Jaime Trías Noguera., soltero, con Margarita OliVer Casasnovas.
soltera.
Defunciones
Dia 26.—Antonia Pons Noguera, de 82 años, viuda, M.a 42.
Dia 28.—Pablo Ma3fol Bernat. de 28 años,, casado, calle de Ampurias
Dia 29.—Pedro Marques Borras, de 60
años, soltero, m.a 63.

SÓLLER

> mrr.'wamivwm

JAGQDES COLL CiSMMS
FERFIGNAM
CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CASASNOVAS — PERPIGNAN
Expediciones ai por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos.
Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos PRECIOS ALZADOS PARA TODAS BESTI,«ACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de
NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS
BAUZA Yw mar k
AGENTES DE ADUANAS

en PJ
E-
en ca
02 oq
,&3
~
HO
<gOQ <jh t n\\
H> \\
en cD >—t

en <c

ZD

cc

ta

co

tí

W

Ph

2

O
H-H
O
<
2 O
M
(/)
.2 .2 O

en üü
i
<c z o
o ca <o
-5

>

C3
"s— c«
c CS
o

cj
■* o
tí m cS
ca

tó'
o o 03

»O
s
2w
lo- w
w2 Lü O
KH
h- m
t¡ §
OO

2= í=»
O — GO H
O x/1
oo
H
Oo
¡f-1 R

<33 cí

•-= *0

es

o

±; >

c3

J-S3
Ctí o am
en
LU xa

><s ü CCS

i. i Ph

bes

**=*
c«

1
[ Almacén de maderas
: : : : Carpintería movida á vapor
I Especialidad en muebles, puertas y persianas

f MIGUEL OOLOM~

1 Calles del Mar y Gran-Vía -- SÓLLER i f

SE CONSTRUYEN

-

i

11

de inmejorable calidad con sujeción á la siguiente tarifa de precios:

o
be

//

ANCHOS

l-'claso, 2.a clase
i Pesetas Pesetas

i—1

i

i B

De o to O á 070 m. .

.

i 12:’

io ' .De 0’71 á 0580 m. . . . 13’

00 De 0’81 á 0’90 m.

14’

10’65 i:ll’35
; 12 ’ 1 5

-CASA principal:

sucursales:

CBRBBRB (Francia) PORT-BOU (España)

02

(Pyr.-Orient.)

PiBisnDA.'Y'Hi (Basses Pyrenées) O

en CETTE:

Quai de la Republique 8-teléfonc 3.37

CL en

» MARSEILLE: Ene Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

<

23

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Victoria 5, al que pueden dirigirse para todo informe.

02 E—•

Rapidez y Economía en todas tas operaciones.

U) LU
O CC

h
i—i O
U)

2

o ■c

O

a h
O
LU D\_ GO
LU

co £| £o
\_Í5 °
bD c«

t/j

,

o 'O

o
^ o 03 <u
CO bu

<S <¡De 0’91 á roo m. . . . 14’90 12 ’ o 0

.1 -4-J
en iDe l’Ol á no m. . .

16’30 14"

rJP 1 De m á K-* ro o m. .

17’20 14’90

.1 GO
CC

j
|

De

1}21

á

rH co o m.

.

.

18’30 lo’6 5

LU f

SE De 1’31 á 1’40 m. .

19’20 1 (i‘40

s \\ De 1’41 á 1’50 m. . . . 20’

1715

GO v De 1 ’41 á 1 ’ 5 0 m. en dos piezas125’ ¡ 23’

los clientes que tomen de una vez dos ó mas sommiers se les concederá un descuento del 5 por ciento.

J

«Na

SUBIA MAHflMi
\_
COMPAÑÍA MADDORQUINA DE VAPORE^

C$
el Nj

n03
a.
o
q’:

C$

pi

Domicilio social: Palma de Mallorca— Dirección telegráfica: Marítima-Palma —

•TÍ

CQ

rrJ!

CQ

Yapores: Mirailiar-
Continuarán durante el presente año los viajes semanales|1

/ E®
■i* ucs

i J
Q U oí

Palma á Marsella y vice-versa ^

Ph G

en

61

05

En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los

fril
«bt=S1

G

días de salida. — Los viajes para Argel continuarán también.
CONSIGNATARIOS:

6

c3
•H

CH1 O

O
2
>—i

tí co

l. Sucursal “Isleña Marítima,, ALICANTE. Sucursal “Isleña Marítima,,
VALENCIA. Sres. Carbonell Hermanos.
GRAO. D. Juan Domine.

i. Sres. Majo!, Brunet y C.a Rué Republique
ARGEL. Sres. Sitiar Hermanos.
CETTE. Mr. Bartlielemy Tous.
IBIZA. Sres, J. é I. Wallis y Ca

Servicios combinados á tort-fait cu conocimientos directos para los principales puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y
Estados-Unidos.

£9)
!
a
m1

cS <1
5-i cS Ph
ctí
¡a t>
a;
iQ

Oí Qlin (l iiu üin
AAAAAAAAAAAAAAÁÁAAAAA
jVíartm Carcasona
rrrvrrrrvrrrrrvrrrFrr
El más cerca de las Estaciones : Junto al Muelle : Habitaciones
para familias y particulares : Esmerado servicio á carta y á cubierto : Cuarto de baño, tim¬ bres y luz eléctrica en todos los departamentos de la casa : Intérprete á la llega.da de los
: : : : trenes y vapores : : : :
Plaza Palacio. 10 BARCELONA

MARITIMA

SÜOU
DE LOS

SOLLERENSE

Almacenes MflTONS

^SÜglü^lií
,

CAN JÜANET

idtto y ?tet?tna

NOVEDADES PAEA SeÑOKA.

— Casa especial para ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Cette: los días i, ii y 21

de id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

dé id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER..— T). Guillermo Bernat, calle

del Príncipe ni0 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Pedro Pí y Suñer.—Quai de Base, 6.

♦♦♦LANAS*SEDAS♦♦♦
PAÑERÍA para Caballero.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES
PUNTILLAS ♦ ENTREDOSES
-- SOMBRILLAS ♦ PARASOLES —
ZPYY:EU.A\_a-TT A\_S
♦ ♦ Y OTROS MUCHOS ARTÍCULOS.

♦♦♦ EQUIPOS DE NOVIOS
MITAS »e LAMA * * * * YUTES ♦.ALFOMBRAS ♦ RETORTS
Cualquier artículo que no tenga esta Sucursal, es pedido telegráficamente, para complacer al cliente.
® ® PRECIO FIJO. ® ®

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su calida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

ESPECIALIDAD BIST ILOISTA-S F’AAR.A. CARRUAJES
DOMICILIO EUS iOLLER:
Plaza de Antonio Maura y Calle de San*a Bárbara.

VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
■ COMERCIANTE Y PROPIETARIO
LEZieiIVASI (Ande)

Fonda Balear

de
JOSÉ FLORES

C. Mayor INGA

(Subida calle Hubí, n.° 1) (MALLORCA)

situada en la mejor calle y la mas céntrica,
I

Dependiente y carruaje §*■—»s* •*& >«§=-

-*t

«° tí la llegada de todos los trenes.

GIBELLÍNO Fréres
Place Marché aux Pleurs
Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘ Herault en colis postaux y vag'ones completos.
Embalajes cómodos-Rapidez en los servicios.

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL
y PORT-BOU (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para d trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

8

=? SÓLLER

EL AGUILA
® Casa fundada en 1850
Colón, núin. 39.—r

GRANDES ALMACENES DE ROPAS CONFECCIONADAS
PARA

Caballeros y Niños

—<^3TM"

——"——

>

Denominación y marca registrada

Sucursales: Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Cádiz, Gijón, Málaga, Cartagena, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza

'
SS5CCIOK DE ROPAS CONFECCIONADAS PARA CABALLERO

AMERICANAS de alpaca negras y colores
CAZADORAS y GUERRERAS para el campo GUARDA POLVOS para viaje CHALECOS de piqué blanco y colores' PANTALONES de dril crudo y colores
lana, tricot, paño y armoure novedad TOGAS de seda ó pañete con vueltas de terciopelo

de 8 á 30
» 3 i/2 á 12

ptas.
»

»

8

á 40

»

>>

4

á 121/2 »

» 31/3 0 11

»

»

6 á 25

» .

» 100

á 150

»

FRACHS de paño y casimir negro

de 30

LEVITAS CRUZADAS de paño y casimir negro

» 50

SACOS y SOBRETODOS de entretiempo

» 25

AMERICANAS y CHAQUES de lanilla, vicuña y tricot » 10

TRAJES completos de dril crudo y colores

»

8

de lanilla, vicuña y tricot

» 15

de alpaca negra y colores

» 25

SECCION DE ROPAS CONFECCIONADAS PARA NIÑOS

.
á 75 á 65 á 100 á 50 á 32 á 80 á 60

TRAJES Americana de lana, vicuña y gerga para niños de 10 á 16 años
TRAJES Americana de dril crudo y colores para
niños de 10 á 16 años
TRAJES Marinera de lana gerga vicuña y alpaca para niños de 4 á 10 años
TRAJES Marinera de dril, piqué y franela para
niños de 4 á 10 años
TRAJES Blusa y otros modelos de lana dril y al¬ paca para niños de 4 á 10 años

de 14 de 6 de 4 de 4 de 4

á 40 á 16 á 38 á 20 á 26

ptas.
» » » .»

CHALECOS piqué para niños de 10 á 16 años

de 4 á 6

AMERICANAS de alpaca negra para niños de 10
á 16 años

de 8

á 14

GORRAS de lanilla, dril y seda, forma Alfonsina

para caballeros y niños de 2 á 4

GORRAS de lana y dril forma Japonesa para caba¬
lleros y niños de 3 SOMBREROS de dril blanco y de imitación Panaraás de 2

á5 á3

SOMBREROS de paja para niños de piqué blanco para niños

de 1 !/2 á 6

á

o

O 0 H Ó TXT

ID 3E3 ' 1S/L EDID A

-

ptas
»

-

»

»

»

»

»

ptas.
»
»
>> » » »

Selecto surtido de Novedades en géneros nacionales y extranjeros.—Surtido completo de gorras para caballeros y niños.—Mantas para viaje.= Impermeables.—Tpdos los artículos llevan los precios marcados en sus respectivas etiquetas.

I# PRECIO FIJO ® ® VENTAS AL CONTADO 9 9 9

EXPOSICION DE TODOS P°S ANTICUEOS DE DA TEMPORADA

Gn asa JSi gAMIAN 3§ANALS

FUNDADA EN 187»

Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de París; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Inter¬
nacional de Marsella.

Expediciones de toda clase de frutos del país, para Francia y el Extranjero. © Especialidad en uva de mesa, procedente de las viñas Gard y IHeranlt.. % Flor de, Chasseiats dorados primera calidad en cajitas de 5 kilos marca D. C.

=

—

Rapidez y economía en lodas las operaciones

—=

Teléfono, 21 ^ Telegramas: CANALS TARASCON RH0NE

Importaciones y Exportaciones
DE
1 FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURSl

FRANCISCO ARBONA I

6, Cours Julien, 6.—MARSEILLE

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas,
I limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
11 Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de
España y Argelia.
I FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD

Telegramas: EA^BONA-Marseille—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en todos los servicios

I1

COMISIONES, REPRESENTACIONES, IMPORTACIONES Y EXPEDICIONES
$ Bicivíu mai rit iiBflMftOB i
Boulevard du Musée, 47. MARSEILLE—TelétollOn.°37-82
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri¬
men, s Frutos secos de toda calidad.
Telegramas; MARCHPRIM MARSEILLE
Rapidez y Economía en todas las operaciones

z o
>——<
o
Q
w CL
X¡
&3
Z O
>—<
OQ
>—(
o
o
&3
Q
<
OQ
<
O

50
O s 03
s
S-i O»
M
8-1 8-3
a ¡v*
<3 O
•• ••

©

$~

03

a

A

C§ pSS ce 3 ND

2 ss

o fl
°

8I *

fe CD 03
e ^ ce o
fe en &
81 rO O -4-)
O©

^ ctí
0Q

bo ki sp

oí

ro

^a

^
H

V sS

o 2 O

- IL

^
V)
.E
•4—1
C/5 O

OQ
'ES

&

,

,

©

H3

«
s \_i
Wl W $h

CD oq

O4

O

CD u -O hh
©

$ 03
O I*

=3

í> M

O 03 m «

T3
• r-t

Wl

53

*o

©

Oh
0Q

m

Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas para visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
San Bartolomé, 17.—SÓLLER

á REVISTAS y PERIÓDICOS na¬
cionales y extranjeros,
Se reciben encargos en
”La Sinceridad”
San Bartolomé n.° 17.—SOLLER.

PABLO COLL Y F. REINES
MJXOMD (Cote d’ Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos y de toda
clase de legumbres.
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

Maison JIORIT Fréres EXPÉD1TEURS
53, Cours Berriat, 53—GRENOBLE (Isére) FRANCE

FRUTE ® FEIilliai ® LÉSWMli'

a

•

• Expédition pour la France et l‘Etranger.= Spécialité de pom-
mes á couteau par wagons, poires, prunes, péches et abricots. =Petits oignons en chaines et en vrac.=Cerices et bigarreaux. • =Noix de Grenoble.=Exportation directe d‘ oranges, citrons, • mandarines, grenades et fruits secs.

• Télégrames: MOREY-GRENOBLE. Télephone 22-36

i

•

Maison Guillaume Coll
FONDEÉ EN 1902
Expéditions de toute sorte de fruíts et priincurs. Spécialité de peches molles, primes reine-clnude, raisin chasselas, abricots, etc.
Artichauds, asperges, salados et toute sorte de légumes.
TRES BONS EMBALLAGES ===
Service complet de colis-postaux de 10 i pour la France et l'Etranger
ADRESSE: &. GODD-hAvenue de la Pepiniére (en face
du Marché en gros) á Perpignan (Pjreilfe Orientales) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan

SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»