AÑO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1222
AÑO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1222

SABADO 27 DE AGOSTO DE 1910

FUNDADOR Y DIRECTOR; D. Juan Marqués Arbona.

SEMANARIO INDEPENDIENTE REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayo! Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

I >. Antonio Maura en Sóller

Perforación del túnel mayor del ferrocarril Palma-Sóller. — Banquete en Santa Catalina.

El martes de esta semana fue el día
escogido por el Excmo. Sr. D. Antonio Maura, ex-presidente del Consejo de Ministros, para visitar las obras del tú¬ nel mayor del ferrocarril Palma-Sóller, correspondiendo á la amable invitación que le hiciera ya en Madrid la compañía, por boca de su digno presidente D. Je¬
rónimo Estades.
El martes fué, pues, día de satisfac¬ ción honda para los sollerenses, porque el hijo adoptivo de Sóller, D. Antonio Maura, quiso honrar con su presencia el acto de la perforación definitiva del tú¬ nel mayor de nuestra linea férrea, obra magna y la más demostrativa de cuanto puede el esfuerzo y patriotismo de un pueblo.
El Sr. Maura, que siempre ha sentido una gran predilección por este valle, al que vino ya en su juventud á divulgar sus ideales políticos, ha tenido la delica¬ deza ahora, que es de agradecer muchí¬ simo, de querer ver con sus propios ojos
como los sollerenses hemos sabido sal¬
var ese valladar llamado Coll de Sóller
que nos aislaba de la capital y demás pueblos de la isla, atravesando las entra¬
ñas de la tierra con un túnel de extensión
de tres kilómetros, cuya perforación ha terminado con los barrenos disparados por la delicada mano de su señora esposa, D.a Constanza Gámazo, y de alentarnos con sus palabras expresivas para que continuáramos siempre fieles á nuestra divisa, que es la de luchar por el progre¬ so de Sóller, basado en nuestro amor
patrio. Por su atención en visitarnos y por el
valioso concurso que en pro de nuestro
ferrocarril hemos encontrado en el señor
Maura, le tributa Sóller, reconocidísimo, mil gracias.
Salida de la Alquería.—En el túnel de
la vertiente de Buñola.
El martes, á las once de la mañana, en cuatro automóviles, salieron de S’ Al¬ quería D. Antonio Maura, señora é hi¬ jos, D. Francisco Maura, señora é hijo mayor, D. Manuel Salas, D. Jerónimo Estades y D. Pedro Garau, ingeniero de la compañía.
Pocos momentos después, detuviéron¬ se en Álfábia para bajar á la boca S. del túnel mayor y visitarlo.
En dicho sitio había preparadas varias vagonetas, artísticamente adornadas, en
las cuales tomó asiento la familia del
Sr. Maura, siendo conducida hasta unos
trecientos metros túnel adentro. Tanto las obras del túnel como las
exteriores causaron excelente impresión
á los visitantes.
El Sr. Maura, por mano del Sr. Esta¬ des obsequió con 25 pesetas á los cuatro obreros que habían conducido las vago¬
netas.
Terminada la visita se emprendió el
camino hacia Sóller.

En la vertiente de Sóller
Esperaban á los visitantes la Junta Directiva de la compañía «Ferrocarril Palma-Sóller» y gran número de curio¬
sos.
El Sr. Maura fué recibido á su llega¬ da con una verdadera salva de aplausos y vítores.
El camino que desde la carretera con¬ duce al túnel estaba adornado con mirto, ramas y flores.
Junto á la entrada del túnel se halla¬
ban colocados los instrumentos que han servido para la aper¬ tura del mismo, tales

Colom y D. Rafael Colom, además del empresario de las obras D. Luis Bovio y del encargado de la parte de Buñola don Luis Garavettia, quienes habían atrave¬ sados los primeros el túnel en toda su
extensión.
A la llegada de estos señores se suce¬ dieron momentos emocionantes, pare¬ ciendo que era quimera fantástica la rea¬ lidad de quedar atravesada la montaña y vernos tan céreamente unidos con Bu-
ñola.
Pronunciáronse repetidos vivas, que
fueron contestados con entusiasmo.
Luego en la misma
boca del túnel se sir¬

como perforadoras,

vió un lunch, consis¬

picos, palas, barre¬ nas y azadones; todo
esto colocado en la
parte izquierda. En
la derecha de la bo¬

tente en dulces, pas¬ tas, licores y cham¬
pagne.
El hijo adoptivo de
esta ciudad D. An¬

ca, estaban hermosos

tonio Maura brindó

taquímetros, cintas,

entonces, con tono

reglas,, niveles, es¬ cuadras y otros apa¬

cariñoso y familiar, por Sóller, por sus

ratos. En derredor de es¬
tos útiles y aparatos
se veían muchísimas

iniciativas, casi te¬ merarias, que otros pueblos debieran imi¬ tar, deseando á Só¬

macetas que conver¬
tían aquel punto en
sitio ameno y agra¬

ller y al ferrocarril las prosperidades que
merecemos por nues¬

dable.

tro esfuerzo.

El señor Estades hizo al señor Maura
la presentación de

Excmo, Sr. D, Antonio Maura y Montaner
HIJO ADOPTIVO DE SÓLLER

El señor Estades
contestó que donde
está don Antonio

sus compañeros de

Maura solo sabe'ca¬

Junta y, organizada la comitiva, pene¬ llar y sentir admiración por lo que hace

tróse en el interior del túnel, que, como y dice su Jefe, pero que en este caso es¬

hemos dicho, estaba adornado de suerte pecial, por escepción, se creía en el de¬

que parecía un verdadero jardín.

ber de decir dos palabras.

Sonaron los timbres del teléfono des-,

En nombre de Sóller y en el propio

de la boca del túnel preguntando á los agradeció la alta honra que nos ha dis¬

obreros del interior si se podían dispa¬ pensado don Antonio, abriendo por la

rar los barrenos. Declarada vía libre, vi¬ propia mano (ó con la de doña Constan¬ no el momento solemne. Ofrecióse al se¬ za que todavía hace más cariñosa y fa¬

ñor Maura apretara un botón eléctrico, miliar su protección), como antes en Fo¬ á cuya presión debían explotar á la vez mento también de manera mágica nos

veinte barrenos, pero el señor Maura ro¬ abrió, el camino por donde nos ha de

gó á su distinguida señora desempeñara venir la verdadera riqueza y prosperidad

tan interesante papel.

de nuestro pueblo.

Doña Constanza Gamazo, aceptando Agradeció las frases de halago y cari¬

la invitación de su esposo apretó enton¬ ño que don Antonio había prodigado á

ces el botoncito eléctrico, disparándose Sóller, inspiradas sin duda, en la estima¬ los barrenos, que produjeron una fuerte ción y afecto que nos tiene. Y aprovecho

detonación y dejaron completamente esta ocasión,—dijo—para de una mane¬

perforado el túnel.

ra pública y oficial agradecer con todo

Simultánea con los disparos apareció mi corazón y con toda mi alma lo que

en el fondo del túnel una inscripción de don Antonio ha hecho por nosotros; que

bombillas eléctricas que decía ¡Viva Sóller sepa corresponderle como debe y

Maura!

brindó por la salud y vida de don Anto¬

Poco después aparecieron en varias nio Maura que es la salud y la vida de vagonetas una brigada de obreros vito¬ nuestra Patria.

reando entusiastamente al Sr. Maura,

Después de entusiasta despedida acom¬

quien contestóles con un ¡Viva los obre¬ pañada de nuevas salvas, y de haber

ros!
A los pocos momentos vinieron también en otras vagonetas D. Manuel Maura Salas, sobrino del expresidente, y una comisión de Buñola compuesta del se¬ ñor Alcalde D. Andrés Homar, del primer

gratificado don Antonio á los obreros con 100 pesetas, también por mano del señor Estades, con su comitiva se dirigió al puerto, donde se le tenía preparado un banquete.
Por las calles por donde debía pasar

teniente D. Antonio Nadal, y de los con¬ el Sr. Maura se había congregado bas¬

cejales D. Ramón Montaner, D. Antonio tante concurrencia, que le aplaudió y

vitoreó frenéticamente al aparecer con su automóvil.
El banquete
El banquete se celebró en el edificio de Santa Catalina del Puerto, en el am¬ plio y hermoso comedor que tiene por fondo el límpido y azulado Mediterráneo, y cuya perspectiva es por todos extre¬ mos bella y encantadora.
Dicho banquete tuvo carácter familiar, pues se sentaron sólo en la mesa la fa¬ milia Maura y el diputado provincial don
Jerónimo Estades.
El menú, que fué impreso á varias
tintas sobre fina cartulina en el mismo
establecimiento donde se imprime este periódico, fué espléndido y servido como él sabe hacerlo por don Juan Vidal, due¬
ño del hotel «La Marina».
Los distinguidos visitantes pasaron el resto de la tarde gozando de las belle¬ zas del puerto, que elogiaron grande¬
mente.
El regreso
A las seis emprendieron el regreso á S' Alquería.
Por las calles que atravesaron, en esta
población, recibieron el Sr. Maura y acompañantes muchas manifestaciones de cariño, pues además de oirse conti¬ nuados vivas eran arrojados sobre los
automóviles muchos ramos de flores.
Al hallarse en la plaza de la Consti¬ tución, bajó el señor Maura del automó¬ vil y subió á la Casa Consistorial, don¬ de saludó á las autoridades y amigos.
Además se le enseñó el hermoso retra¬
to suyo que hay colocado en la sala ca¬ pitular, como hijo adoptivo de Sóller que es, y al verlo, los circunstantes no pudie¬
ron menos de adivinar en su rostro la
emoción que le había producido tan gra¬
ta sorpresa.
Mientras tanto, el entusiasmo en la plaza se había desbordado, y ante los ví¬ tores y aplausos que constantemente se oían, desde el balcón saludó el Sr. Maura á Sóller, recibiendo entonce? una deliran¬ te ovación, que se repitió al emprender
su marcha el automóvil.
También fueron vitoreadas al pasar
por la plaza la señora y las hijas del se¬
ñor Maura.
Por más que la venida del Sr. Maura tuviera carácter íntimo y particular, se le dispensó un afectuoso recibimiento y una gran despedida, según dejamos es¬
crito. De su excursión á esta ciudad
guardará sin duda grato recuerdo. Muchas otras personas acudieron más
tarde á la plaza para ver al Sr. Maura, pero este había ya pasado. Tuvieron que
contentarse con oir los armoniosos sones
de la banda «Unión Sollerense», que eje¬ cutó escogido repertorio.

2

SOLLER

TÓPICOS Y SOFISMAS

la actuación del Poder, arriba, no sea siem¬ sideraciones de ninguna clase y un proceso blar repetidamente de elaborar una ley di¬

pre legal á los principios constitucionales del que resultará seguramente condenado. fícil como se verá á su tiempo, para resolver

ESPAÑA VIEJA
V ESPAÑA NUEVA

por parte de los hombres públicos. Pero ¿qué horrores no podremos decir de la actuación y del uso de la libertad, abajo, y por las ma¬

Todo esto sin ley de jurisdicciones; todo esto en la libre República helvética, donde todavía no se ha llegado á esa libertad nue¬

un incidente local, sean cuales fueren sus proporciones, es eminentemente temerario. El señor Canalejas con la misma tranquili¬

sas? Si el Poder en España ha tomado un va, que consiste en la predicación pacifica dad que dice: cuento con el Rey, suele afir¬

tinte poco europeo, muchísimo menos euro¬ del asesinato, y que en España se comienza mar que cuenta con la mayoría, y todas es¬

No hace muchos días que, en el Congreso, peo es el tinte que dan á la libertad y á las á defender, no por los anarquistas solamente, tas cuentas ó cuentos suelen ser muy aven¬

D. Melquíades Alvarez volvió á hablar de ideas emancipadoras nuestros agitadores, sino por políticos cuyo radicalismo no puede turados.

las dos Españas. Para el Sr. Alvarez, para que no hacen más que continuar el motín de explicar ni explicará jamás tales teorías.

Esa afirmación, aunque en términos más

muchas personas que se inspiran en el crite¬ Squilache: contra la limpieza, contra el

A nadie ha sorprendido el rigor empleado prudentes, se la liemos oído á todos los presi¬

rio interpretado por el ilustre orador y reci¬ alumbrado, contra la higiene, contra la co¬ contra un escritor que tan enormemente dentes dpi Consejo momentos antes de caer

ben las opiniones ya acuñadas, como la mo¬ rrección de las costumbres, contra el progre¬ abusa de su pluma, y los periódicos más del poder. Hay que tener siempre presentes

neda, esas dos Españas son la España vieja, triste y repulsiva, representada por la dere¬

so y la civilización substancial, en suma, va¬ liéndose de un arma que se les había conce¬

avanzados de Francia han dado cuenta del
suceso, sin indignarse, por la vejación cau¬

las lecciones de la Historia.
Por lo pronto no cuenta con la confianza

cha, y la España joven, progresiva, lumino¬ dido para extenderla, no para ir contra ella sada al periodista, aunque éste es francés de los obreros de Bilbao, que han desechado

sa y tolerante, representada por la izquierda. y esgrimirla en defensa de las lepras tradi¬ por cierto.

sus promesas y creen en cambio en reales

¿Es esto verdad? Si lo fuera, la lógica im¬ cionales: el hampa, la navaja, la embriaguez

Es verdad que será muy difícil encontrar órdenes que les ofrecen los diputados repu¬

pondría, no ya la derrota, sino el completo y la poltronería.

un pueblo donde se crea que esas excitacio¬ blicanos.

exterminio de la derecha. Pero yo estoy con¬

Se puede ser derecha con arreglo á la ley nes al delito caben dentro de la libertad de'

Es este caso singular y completamente

vencido, porque salta á la vista, porque eS del tiempo y con toda la juventud de espíri¬ opinar que todo el mundo tiene y donde ha¬ nuevo tan digno de notarse como el de los evidente de toda evidencia, que la España tu de nuestra época; se puede ser izquierda, ya aplausos para el crimen, ó se escatimen republicanos que encarcelan periodistas en

vieja y la España joven no están divididas por una divisoria simplemente política. Esta divisoria es apúrente, convencional, burda. Obedece á un criterio materialista y formu¬ lario. La verdadera separación radica más hondo; y unas veces es territorial (comarcas

se es izquierda muy á menudo, de una ma¬ nera ñoña, anticuada y viejísima, de una manera regresiva y en contradicción con Eu¬ ropa. Por esto mismo no coinciden con tales vulgares divisiones la España joven y la Es¬ paña caduca. Yo no sé hallar la juventud

las protestas contra el que cometa cualquier malvado. No habrá gobierno posible en el mundo si llega á prosperar la teoría de que el interés político, el móvil sectario, puede atenuar ó disculpar el delito cometido con¬ tra las personas; la historia está llena de

Suiza y que se preocupan de las condecora¬ ciones en Francia.]
Emilio Sánchez Pastor
Biarritz 19 de agosto de 1910.

que marchan ó no al compás de su tiempo), española sino donde se ama el progreso y la crímenes de este género, realizados por toda

y otras veces de temperamento y concepto civilización substancial, sin verbalismos ni clase de individuos; pero si el progreso es de la vida práctica, que maldito lo que tiene teoremas. La cuestión de método, de oportu¬ una verdad, si la civilización ha de ejercer

DCSDe PARÍS

que ver con los principios y las formas de
Gobierno.
Creo que á los hombres nos dividen más profundamente esas diferencias pragmáticas

nidad, de evolución ó radicalismo es una co¬
sa aparte. Porque también hay radicales más viejos que el fusil de chispa, y que no han pasado más allá del «barricadismo del

su influjo en la humanidad, será preciso que se condenen unánimemente esos atentados; que lleguemos á un estado de educación en que nadie sea capaz de cometerlos ni aplau¬

EL CIRCUITO DEL ESTE DE FRANCIA

que las ideales en absoluto; que nos unen y 48». acercan las condiciones efectivas, de carác¬

Miguel S. Olíver.

dirlos ni disculparlos. Para conseguir esto es • un gran factor la escuela; pero acompañada

Recuerdo ahora, como uná visión ya

ter, de conducta, mucho más que las identi¬ ficaciones de doctrina. Superior á la esfera de los dogmas políticos es la esfera de las «afinidades electivas»; y esas afinidades mis¬
teriosas acaban por cong'regar en una suer¬
te de unidad espiritual, no simplemente inte¬ lectual, á los espíritus más distantes, según el cuadro rutinario de las opiniones.
Hay territorios y temperamentos de Espa¬ ña vieja aun allí donde aparecen en mayo¬ ría las ideas políticamente ultrarradicales, y también al contrario. El ideal politico, con referencia al problema total del progreso, de la civilización, es una cosa harto exigua. El problema politico no contiene todo el proble¬ ma substancial del progreso, sino una parte mucho más insignificante de lo que se cree. Esa cultura europea, esa civilización prácti¬ ca, esa prosperidad, ese espíritu de inven¬ ción, esa fuerza económica que á todas ho¬ ras invocamos y recordamos, no se distribu¬ yen en los grandes paises del mundo según la clasificación de derechas é izquierdas, de avance ó moderación política; se distribuyen según la aceptación de la ley del trabajo, del estudio, de la disciplina y del mérito, co¬
mo base de la vida moderna.
Esa civilización europea, tangible y cor¬
pórea, no abstracta y metafísica, como suele entenderse por acá; esa civilización, repito, no es patrimonio de una república ni de una democracia; no está vinculada á ninguna forma de Gobierno ni se presenta incompa¬ tible con ninguna. Coexiste en naciones grandes y en Estados pequeños y no por eso menos felices. Coexiste bajo regímenes uni¬ tarios y bajo organizaciones federales, en pueblos de voto restringido, no menos que en otros de sufragio universal; en repúbli¬ cas, en monarquías, en imperios. Esta misma
variedad de manifestaciones demuestra la

ENTRE NOSOTRAS
Nada hay más desagradable en viaje (ex¬ cepto el exceso de equipajes) que un som¬ brero pesado y de grandes dimensiones, no solamente para las que lo usamos sino que también para las personas que tenemos á
nuestro lado.
Ahora, á pesar de lo desmesurado de sus formas, según la moda, para el viaje son los chiquitos que triunfan: el lijero panamá y los de broderia inglesa obtienen la mayor preferencia. El panamá conserva su modes¬ tia: solo requiere por toda guarnición un nudo de tafetán colocado al lado izquierdo ó bien detrás. Algunas hay que en vez de adornarlos con un nudo de tafetán prefieren un velo de muselina de cualquier color cla¬ ro, y dejan las extremidades sueltas detrás.
Para los viajes relativamente cortos, los sombreros de broderia inglesa forrados de rosa ó azul pálido son muy elegantes, pero mucho más frágiles. Nunca he visto nada más gracioso que un sombrero de estos últi¬
mos sobre una abundante cabellera negra,
sobre todo cuando conservan sus primitivas e legancia y pulcritud. Pero no resultan con¬ venientes, porque el humo de la locomotora, y el polvo de las, carreteras los marchitan en seguida.
Manzanilla.
París, Agosto 1910.
La vida política

de la ley aplicada con la rapidez y con la se¬ renidad que se acaba de hacer en Suiza.
Con frecuencia los políticos más avanzados caen en los defectos que ellos achacan á los reaccionarios; los radicales españoles que tanta fuerza conceden á la opinión general de Europa, deben experimentar muchas sor¬ presas al ver lo que hacen sus correligionarios en otros pueblos, sobre todo cuando ocupan el poder.
Seguramente les sorprenderá que en la República suiza se cumplan las leyes con tanto rigor, y no menos habrá de asombrar¬ les que en la República francesa esté muy ocupado M. Briand, el socialista revolucio¬ nario, en impedir que se falsifiquen las con¬ decoraciones con que se satisface la vanidad de las gentes en las monarquías y en las re¬ públicas. En Francia, donde hay tantas cla¬ ses de sociedades artísticas y particulares, han dado en la costumbre de adoptar insig¬ nias consistentes en cintas y rosetas en los ojales, que unas veces se confunden con los distintivós de la legión de honor y otras con las de las palmas académicas. M. Briand, enemigo ayer ele toda la organización social, vela hoy hasta en sus menores detalles por el mantenimiento de todas las jerarquías, y ha publicado una circular ordenando á los prefectos que vigilen los distintivos que em¬ plean las aludidas sociedades y no permitan que se confundan con las legítimas cintas y
colores de. las condecoraciones oficiales.
Las sociedades obreras, cuyos individuos se colocaban para ser conocidos una cinta roja ó morada en el ojal de la chaqueta se¬ rán perseguidos si continúan desacreditando el color y la cinta que llevan los burgueses concedidos por el gobierno.
¡Y esto lo dispone el mismo Briand, ariete

lejana, el dia que se empezó el circuito;
lo miraba entonces como una cosa im¬
posible, á lo menos, y lo era en efecto,
como un acontecimiento extraordinario.
Estaba particularmente invitado para asistir á la partida el domingo dia 7 del corriente, y á este efecto madrugué. A. las tres ya estaba en pié y en la calle; pocos eran todavía los transeúntes. Pero á medida que se acercaba el dia acudía la gente engalanada con sus trajes de fiesta. De tanto en cuanto aparecían al¬ gunos grupos que, bulliciosos, se enca¬ minaban hácia el aeródromo de Yssy-
les-Moulineaux.
La noche había sido calurosa en las
primeras horas, luego á medida que avanzaba el dia, refrescábase la tempe¬ ratura é iba poco á poco despejándose el firmamento, hasta que apareció el cielo completamente azul. Como que nos anunciase la victoria que poco después habían de alcanzar los que llamaré los conquistadores del aire.
El automóvil en que iban varios pe¬ riodistas, amigos míos, me aguardaba; subí en él y en un santiamén nos tras¬ ladó á Yssi-les-Moulineaux, desde cuyo punto debía efectuarse la partida.
Pocos eran todavía los curiosos que
allí encontramos; pero poco á poco iba llegando la muchedumbre, que tanto ó más que yo había tenido que madrugar para llegar á tiempo; y ahí, en aquella mañana dominguera, los que se apiña¬
ban hacíanlo ordenadamente, sin que se

equivocación retardaría y terrible que en Es¬ paña hemos padecido al identificar la rege¬ neración nacional, extensa y grande, con el

Sin ningún género de duda, los republi¬ canos de otros paises son muy distintos de

poderoso hasta hace poco tiempo no sólo con¬ tra las preocupaciones sociales sino contra los intereses más sagrados de la sociedad en¬
tera!

hubiese de lamentar ningún accidente. De pronto cinco campanadas, cuyo
eco venía de muy lejos, llegaron hasta

aspecto político, limitado y estrecho. Con menos que ese aspecto politico: con cuestio¬ nes puramente formales casi siempre, mien¬ tras la colectividad, en apariencia avanzada

los españoles en su manera de entender el arte del gobierno. Tales hechos ocurren y ta¬ les procedimientos se adoptan en muchas Re¬ públicas por los poderes públicos, que esta¬

Hay mucho que estudiar en este mundo
antes de conocer á fondo á la humanidad y
en política reciben sorpresas diarias los que

mi oido, y me sorprendió la hora que anunciaba el reloj de la iglesia de Grenelle. Sin advertirlo había pasado el

en cuanto á la organización del Estado, per¬ mos tentados de asegurar que en ellas no creen que un régimen determinado varia tiempo rápidamente; miré hácia adelan¬ manecía misoneista en cuanto á los demás podrían vivir los socialistas y republicanos las condiciones de los individuos y de los pue¬ te por el lado izquierdo, por el derecho,

aspectos de la existencia. Multitudes existen á las cuales se aplica¬
ría en vano la Constitución teóricamente
más perfecta que se haya concedido en el mundo. A los diez años, á los veinte años de vigencia, continuarían siendo tan atrasadas,

de nuestra patria, ó por lo menos habrían de echar muy de menos las libertades y excesi¬ vas tolerancias de que disfrutan en la monar¬
quía española. Recordemos á este propósito de pasada la
lex^ que se ha publicado en Buenos Aires

blos; los que creen que una ley modifica to¬ talmente el organismo íntimo, la constitu¬ ción interna de una nación y la psicología
de sus muchedumbres.
El señor Canalejas menos radical que M. Briand en la oposición entró en el po¬

por todas partes y vi que una ancha cinta humana cerraba el campo. Yo no sé como había podido venir tanta gente; estaba admirado de ver tanta aglomera¬ ción. Todos tenían sus miradas fijas há¬

tan anacrónicas, tan inactuales, como lo fue¬ contra los anarquistas, y vamos á otros he¬ der realizando cosas que revelan un escaso cia el grupo que formábamos mis com¬

ron bajo el sistema absoluto. ¿Qué hará del chos y á otras Repúblicas. Ahora se trata de amor á los prestigios del poder público.

pañeros y yo, y es que á mi lado iba y

cronómetro que se ponga en sus manos el ni¬ Suiza: con motivo del viaje de M. Fallieres al

En Bilbao no ha podido solucionar el con¬ venía el célebre Bleriot haciendo pre¬

ño que no sabe darle cuerda ni enterarse de la hora? Véase, por ejemplo, lo que ocurre aquí. España no se diferencia del mundo culto por su legislación política. No tiene un
estado de derecho inferior á las naciones
más progresivas libres; legalmente rivali¬

país helvético, un periódico anarquista de esta nación colmó de injurias al presidente de la Repiiblica francesa, por suponerle am¬ parador decidido de la burguesía; después de llamarle cómplice, nada menos de un asesi¬ no indultado recientemente por él, como jefe

flicto ni aun enviando allí un ministro, ni á fuerza de discursos y tolera que aparezcan como auxiliares de su gestión y hombres buenos en el juicio, los radicales más enemi¬ gos de la monarquía.
No se podrá negar comodidad al procedi¬

guntas y dando órdenes. Preguntaba cuando en él me fijé:
—¿Hay orden de inscripción para par¬ tir ó debemos salir de seguida?
—Pueden partir cuando quieran, se le

za con las más avanzadas. Y, sin embargo, del Estado, el autor de estas injurias mani¬ miento. El gobierno encuentra ayudantes contesta.

el mundo nos señala, claro que con mucha festaba su extrañeza porque «en la tierra de desinteresados que van á llevar la paz don¬

—Está bien, gracias, responde él.

injusticia, como una excepción. «Por la ar¬ Guillermo Tell» no quedase un arquero que, de él no pudo conseguirlo. Hágase el mila¬

El señor Bleriot dió algunas instruc¬

bitrariedad de los Gobiernos, dirán algunos; por los obstáculos tradicionales, por la inter¬ ferencia de las oligarquías, que obstruyen los caminos del progreso y falsean monstruo¬ samente, en la práctica, el estado de dere¬ cho, el régimen legal.»
No. Yo concedo por un instante que los Gobiernos desnaturalicen el régimen con

como el héroe de la leyenda, pusiera la fle¬ cha donde colocara la vista, á fin de acabar con el «monstruo de maldad» que rige los
destinos de la Francia. Pues bien: esta exci¬
tación al atentado personal que en España se verifica en mitin es, periódicos y sesiones parlamentarias, sin molestia para los auto¬ res, ha valido al periodista en cuestión el

gro y hágalo el diablo decimos nosotros, si
esa intervención normaliza un estado de co¬
sas insostenible y evita conflictos y sangre, pero ¡qué papel el del gohierno tan poco
airoso!
Desde el primer instante, en esta cuestión de la huelga de Bilbao, el señor Canalejas empezó á hacer ofrecimientos que no sabe¬

ciones á sus pilotos. Diez minutos más tarde partía el primero de sus aeropla¬ nos. En el instante en que dejó el suelo se oyó un rumor y una algarabía formi¬ dables; todo el mundo gritaba ¡ya vue¬ la... ya vuela!...
En estos momentos sentí, como todos

mayor ó menor intensidad. Yo concedo que encarcelamiento inmediato sin fianza ni con¬ mos si estará seguro de poder cumplir. Ha¬ debieron sentir, una sensación profunda

SOLLER

3

é inexplicable. Dirigí mis miradas hácia

Leblanc gana el premio ofrecido por necen los dolores...! Oh, el acento mater¬ repite también ella el mismo nombre:

el firmamento y contemplé como volaba Le Matin ó sea 100.00U francos.

nal de esta voz armoniosa dejoven bella, Pablo de Rochelin.

maravillosamente... era el Bleriot n.° 9,

Aubrun 13.000 francos de varios pre¬ delicada y pura!...

Y rápidamente se inclina sobre el ros¬

Aubrun piloto. Los seguimos iodos con mios ganados por etapas.

Frente el número 25 se detiene. Con tro de la desconocida, preguntándose

la mirada hasta perderlo de vista.

Legagneux ha participado á otros di¬ suavidad separa los cortinajes de la ca¬ quien puede ser esa que viene á abrir

Me recreé un poco mirando á tanta ferentes en Troyes, en Ñancy, en Char- ma, Sobre la blanca almohada, la piel así una llaga apenas cerrada, á enviar

multitud que tranquila y pacientemente ievilie, en Duai y en Amiens y gana hundida en las mejillas por lo que pare¬ un dolor apenas calmado, el único dolor

esperaba. Un murmullo estruendoso, unos 40,000 francos.

cen aun más salientes los pómulos, una de su existencia. Dolor terrible; que la

ensordecedor, llegó á mis oidos. ¡Otro!...

Estos dias se ha escrito con letras de cabeza de mujer reposa. ¿Quién es? ¿De echó del nido familiar, haciéndolo tro¬

¡Otro! gritaron todos. En efecto, eran las oro una de las más gloriosas páginas de donde vino? ¡Que importa! ¿Para la ab¬ car por esta prisión de verdadera abne¬

5.18 cuando el despertar de un motor la aviación.

negación, tiene la desgracia un nombre? gación, de absoluto sacrificio. Y de lo

atrajo todas las miradas, era el Bleriot

Yo no quiero terminar, sin dar las ¿En silencio la Hermana la contempla. más intimo de su ser evocaba, con el

n.° 22, Leblanc piloto.

gracias á ios compañeros en la prensa El médico esta mañana, ha recomenda¬ nombre del que fué su prometido esposo,

Magestuosamente lo vi levantarse, hizo media vuelta y partió directamente. Los compañeros y todos los que allá
había nos miramos emocionados. Tuve
ocasión de saludar á Latham. al cual no
había visto todavía; cambié con él algu¬ nas palabras y por él supe que estaba cansado y que desistía de partir.
Sucesivamente fueron saliendo todos.
Mamet, Legagneux, Lindpaintner, Bregi, Weymann. etc.^Cuando todos hubie¬ ron partido, partimos también nosotros hácia Troyes con la mayor rapidez.
En Troyes encontramos solamente á unos pocos periodistas; yo era el único que hubiera podido haber representado la prensa española.
Por más que nuestro automóvil mar¬
chara á una velocidad de setenta kiló¬
metros la hora, á nuestra llegada ya todos los aeroplanos estaban allí; ha¬ bíanse apeado sus pilotos y hasta pu¬ dieron haberse quitado con calma el polvo del camino.
Apresurándonos á felicitarles, y escu¬
chamos entusiasmados el relato del via¬
je, todas las sensaciones que habían ex¬ perimentado en el camino, las cuales no detallo ahora por no causar al lector; quizá lo haga con más calma otro día. Diré sin embargo que la primera etapa París-Troyes se efectuó sin ningún ac¬ cidente, y con muy pocas averías.
Lo mismo puede decirse de las demás. Pasaré, pues, por alto la narración deta¬ llada de cada una, que haría este escrito interminable, y hablaré solamente de la llegada aquí.
Dejé, pues, á mis compañeros para que continuasen la carrera, y yo regresé á París. El día de la llegada fui á espe¬
rarles en Yssi-les-Moulineaux.
La mañana era magnífica; aviatears y compañeros concluyen el circuito en un día verdaderamente estival, de esplen¬ dente sol y cielo de un azul purísimo. Todo contribuye para que esta mañana, sea una mañana de apoteosis.
Él esfuerzo se ha acabado; una mu¬ chedumbre alegre y entusiasta de qui¬

que tanto han hecho en mi obsequio, y á los cuales guardaré eterno reconoci ¬
miento. Reciban todos desde estas co¬
lumnas un saludo de profunda gratitud.
Baldovinos.
París 18 Agosto 1910.
SECCIÓN LITERARIA
S0$ CURIAR
(Cuento «le M. V., traducido pura el StfliLER)
Con sus altos y numerosos ventanales abriéndose sobre el jardín, su piso claro y reluciente, y, en el fondo,' entre dos
blancas hileras de cortinas, su cuadro de
colores representando el Santo Rey, la sala II es de ordinario la más alegre de las salas del hospital San Luis. Pero hoy,
en estos bochornos días de Julio, un ca¬
lor pesado, sofocante, presagio de próxi¬ ma tormenta, vuelve irrespirable el aire; es como un manto de plomo que se ex¬
tiende sobre las camas dé los enfermos.
No se oye el más leve ruido. Nadiesabría
decir si es el sueño ó la muerte lo que
aquí reina, pues que hasta los mismos pacientes permanecen en absoluta inmo¬ vilidad y ahohan sus gemidos.
Saliendo como una visión de la som¬
bra en que mantienen la espaciosa sala todas las puertas entornadas, una forma se destaca y avanza... Un rumor sua¬ ve, ligero, furtivo, sobre el pavimiento, como el que podrían producir lasalasde un pajaro que rozaran el suelo, se deja
oir... Los enfermos han adivinado. En el mismo instante de detras de las corti¬ nas de las camas infinidad de voces su¬
plicantes llaman: «¡Hermana! ¡Her¬
mana!»
De un fino color de rosa, que hace re¬ saltar aun mas su blanca toca, los ojos brillantes de juventud, iluminados por
la mústica visión del «mas allá», y en
los la bios la sonrisaque infunde la espe¬

do esta enferma á su cuidado especial: «tal vez—le ha dicho—no pasará de hoy». Y grave, inclinada sobre la pro¬
fundidad insondable del misterio que se
cumple, la Hermana sigue los progresos espantosos del mal en la respiración ca¬ da vez más lenta, cada vez mas débil de la pobre mujer. Hé aquí dos horas yá que se halla igualmente'abatida. Muer¬ ta, no estará mas pálida ni mas quieta.
La Hermana se ha sentado junto á la cabecera de la cama. Con un gesto fa¬ miliar ha cogido su rosario, y, los ojos
medio cerrados, sus labios entreabiertos,
dibujan las pababrassagradas que caen y vuelven en un ritmo de inefable sua¬ vidad, en un murmullo dulce y acari¬
ciador.
Es muy hermosa Sor Clara, y la can¬
ción de los veinte años suena todavía
con el encanto melancólico de una mú¬
sica lejana bajo loe pliegues de su hábi¬
to de estameña. Pero sobre las líneas
purísimas de su rostro angelical, flota una sombra... ¡El duelo de los sueños de antaño sin duda... parque los desgra¬ ciados, aún á los veinte años pueden haber soñado y hablan del pasado! Para ella, el pasado es ayer, es el otoño últi¬ mo, cuando, loca de alegría, sola dentro el parque de su casa solariega corría detrás de las hojas que el viento arremo¬ linaba ó seguía ligera el vuelo de una mariposa, cuando no quedaba pensativa, de codos en la balaustrada guarnecida
de hiedra, al aire su rubia cabellera don¬
de encontraba reflejos el sol que, detrás
de las montañas violáceas se hundía len¬
tamente, anegando en efluvios de oro ¡a quinta, la campiña, el cielo y... sus sueños. Algunos meses han pasado des¬ de entonces, meses de pleglarias, de do¬ lor, de inmolación, ¡y de su efímera ju¬ ventud lo ha ya casi todo olvidado!...
La enferma parece que despierta de su letárgico sueño. Atenta, la Hermana sigue sus movimientos. Abre aquella los ojos, unos ojos agrandados por la fiebre, que miran sin ver; se incorpora, las ma¬ nos crispadas, que estrujan las sábanas;
vá hablar... es el delirio... Una sonrisa

todas las delicias de su tierno amor y
todas las torturas de la final decepción... al ver que un dia no volvió ya más su amado á coger con ella las rosas del jar¬ dín. Desde hacía mucho tiempo conoció á otra mujer, á otro amor, y ni la juven¬
tud candorosa ni todos los encantos vir¬
ginales de la que, ilusionada, esperaba hallar en el himeneo el complemento de su dicha, pudieron vencer en la lucha tenaz que sostuvo él con la pasión ab¬ yecta que le atenaceaba el alma y que á poco por completo le dominó.
La enferma, prolongando el cruel enigma, volvió á pronunciar el nombre: ¡Richeli n!
Sor Clara se yergue, pálida, angustia¬ da. ¡Oh! sus votos, su hábito, la sala silenciosa, ¡como se ha espumado todo en un instante! Sus dulces ojos azules, relampaguean ahora, y celosa, provo¬ cante, verdaderamente mujer, espera... Como leyendo en un libro infame, en el que las manchas de la orgía hubiesen borrado las frases no dejando visibles más que palabras aisladas, la desconoci¬ da iba revelándose. Impúdica, detallaba su vergonzosa vida, su antigua y desas¬
trosa unión con su Pablo... Sor Clara, inmóvil, escuchaba. La ola infecta del
albañal subía, desbordaba, sulpicando su hábito santo y la nieve inmaculada de su virginidad.
Pero he aquí que por un misterio ex¬ traño, la historia indecente de esa misma pasión que acabada de quedar al des¬
cubierto. devolvía insensiblemente la
calma á su alma casta. Delante tanta
vergüenza y tanta miseria, movida de piedad, su rostro sombrío se desarruga¬ ba, volvía á iluminarse. Angel, ¿podía ella odiar a esta joven depravada?
Extenuada la enferma, se asfixiaba.
Pronto siguió el estertor, y á los pocos
momentos dobló la cabeza, Todo había
concluido.
Al pié de la cama, de rodillas, Sor Clara recitó el de profandis, y por largo tiempo después continuó rezando fervo¬

nientas mil personas les vitorea y les ranza á los desesperados, entra, y como extraña pliega sus labios exangües, y rosamente por el alma de la que había

aclama.

si un rayo de sol hubiera rasgado las lentamente, sílaba por sílaba, pronun¬ sido su rival.

El ministro de la Guerra General sombras de la noche, la vida renace á su cia un nombre: Pablo de Rochelin...

Ramón J. Quesarba-.

Brun, les felicita á todos en nombre del alrededor... Y pasa, dejando detrás una

Sor Clara, que se ha levantado para

Gobierno. Los vencedores reciben otras estela de palabras de dulzura que, por observar, retrocede espantada. Con voz

muchas felicitaciones.

un momento, cierran las heridas y ador- sorda, que le tiembla en la garganta,

Folletín del SÓLLER -7-
EL VOLUNTARIO

— ¡Frantz! —Sí, el hermano de mi prometido es¬ poso. Un cuñado que será y que es mi hijo. Miguel habría preferido una puñalada
en el corazón. Tomó su sombrero brus¬

—¿Qué se ha de hacer? decía, ¡le ama! Habría querido huir de Maguncia para no volverla á ver, juraba que no volve¬ ría á poner los piéí en aquella casa en donde entraba tan alegre, y de donde salía inquieto y turbado, y aquella mis¬ ma noche volvía con el corazón palpi¬
tante.
Por lo demás, jamás había dejado es¬ capar una palabra que pudiera hacer sospechar que amaba á la joven que llamaba en voz baja Lisbeth, el mismo nombre que la daba Otto en voz alta.
Una tarde hablaban del porvenir uno y otro, y la joven le dijo:
—Estoy triste, muy triste. He visto ha¬ ce un instante á una madre cuyo hijo acababa de morir de un balazo. ¡Pobres madres! ¡Contra ellas se hace la guerra!
¡Si yo tuviera un hijo!... —Se sonrió tristemente y añadió: —Y le tengo, el huerfanito, mi que¬
rido Frantz...

camente, y le dijo la joven: —¿Salís? —Sí, se están batiendo, y quiero ba¬
tirme.

Tenía deseos de decir:

Quiero morir cuanto antes* Batíanse, en efecto, ó iban á batirse

para rechazar un asalto. Era el 6 de Julio. Ya desde la víspera
se sabía que los prusianos querían re¬
sueltamente tomar el reducto de los Clu¬

bistas. Merlin había acudido arengando á los artilleros, y apuntando él mismo
los cañones. El batallón de voluntarios,

en cuyas filas estaba ya Miguel, espera-

ba
.

con

el

arma

en

descanso.

Brutus

Toussaint se mordía los bigotes, en tan¬ to que Miguel pensaba en las últimas palabras de Lisbeth, y sentía que sus ojos se inundaban de lágrimas. «¡Mi prometido esposo/» No se le olvidaba: tenía deseos de arrojarse al frente de las balas. ¿Qué le importaba ya la vida? No

podía casarse con Lisbeth, que pertene-

cía á Otto, al valiente y altivo Otto, que
la amaba también con toda su alma.
Merlin recorría las filas infundiendo
entusiasmo á todo el mundo. Merecía
efectivamente que los alemanes le llama¬ ran el Pemonio del fuego. Parecía estar
en su elemento en la atmósfera de la
batalla.
Los prusianos habían cesado de bom¬ bardear el reducto, y por aquella parte
había ahora ese silencio solemnemente
mortal que precede al asalto. El enemigo debía seguir sin duda el surco de su ter¬ cera paralela, y descubriéndose de re¬ pente, saltar con el arma blanca sobre el reducto. Con los fusiles cargados y las mechas encendidas le esperaban, y cuan¬ do asomó el primer batallón; la voz de Merlin fué la señal; hubo una carnicería espantosa.
La metralla hizo retrocederá la oleada
de prusianos que se reunieron mily lue¬ go bajo el fuego de los voluntarios, y
rodaron tumultuosamente hasta los ca¬
ñones. escalando las faginas. Los voluntarios se habían precipitado
ya con la bayoneta calada. Miguel, en
su apetito de heroísmo, penetraba en el batallón prusiano con la cabeza baja como un toro que lucha, y hería como

un ciego en el ruido y en el polvo. El ataque de los prusianos fracasó, y ya se retiraban en confusión por sus foros para disponerse á un nuevo ataque, cuando los cañones de Merlin les desalojaron á toda prisa: se les veía corriendo y abri¬ gándose detrás de las obras de tierra.
—¡Viva Francia! exclamó una voz cla¬ ra detrás de Miguel: ¡el reducto es nues¬
tro!...
Y volviéndose, el voluntario distin¬
guió un semblante pálido y demacrado, pero risueño, que reconoció inmediata¬ mente. Era el emigrado Piennes, aquel compañero de camino abandonado, que quedó por muerto algunas semanas an¬
tes al borde de un barranco.
—¡Cómo! ¿Estáis vivo? —Y tan vivo, gracias á Dios. ¿Con que
al fin os encuentro? Os he buscado por todas partes. . M. de Piennes, vestido con un unifor¬
me semi-militar. procedente de algún" pobre diablo, se quitó el sombrero y en¬ señó á Miguel la escarapela tricolor. ;
—Es vuestra escarapela, ciudadano,
teníais razón, es la buena. Me la disteis
y la conservo. Y volviéndose, enseñó, á Miguel su
cabello cortado.

4

SOLLER

w? W& m* ECOS REGIONALES 4® ^ -k*

IT1ARASM0.-EL CÓLERA
Terminado el periodo de. fiestas que du¬ rante mes y medio lograron transformar la paz de Palma y comunicar á sus moradores una animación desusada, hemos vuelto á la normalidad, á la acostumbrada calma, coin¬ cidiendo ello con lo más enervante y calu¬ roso del estío, ya que éste, rezagado en el presente año, deja sentir ahora toda su pe¬
sadez.
Este enervamiento trasciende á todos los
órdenes y tarea harto difícil resulta ahora el dar alguna nota viva. En todo caso, en la presente semana, algo que muy directamen¬ te atañe á Sóller sería lo que con más justi¬ cia podría constituir el tema de esta crónica puesto que la perforación total del túnel de la línea Palma-Sóller (ya había adivinado el lector que á ello me refería) constituye un hecho trascendentalísimo no sólo para la vida y progreso de ese delicioso valle, sino también para toda Mallorca. No soy yo sin embargo .el indicado en el presente caso, para reseñar la simpática fiesta que espero tener el gusto de poder conocer en todos sus
detalles.
El asunto de la presente semana, por lo que á mi toca, no pertenecerá á la crónica grata; pues que he de referirme á ese terri¬ ble y temido espectro que se llama el cólera, y que desde las riberas del Ganjes, avanza devastador por las naciones de la vieja Eu¬
ropa.
El telégrafo nos trasmite á diario alar¬ mantes noticias de ios progresos del temido huésped que comenzó por asolar las vastísi¬ mas comarcas de Rusia y ahora siembra ya la desolación y el luto en la riente y meri¬
dional Italia.
Ese gran salto constituye justo motivo de zozobra para España y de manera principa¬ lísima para sus provincias marítimas y por lo mismo para nuestra Mallorca.
Mientras la terrible epidemia estuvo cir¬ cunscrita á Rusia el peligro, de tan remoto, perdía casi los caracteres de tal; tenia que franquear varias fronteras, entre ellas la ale¬ mana , en donde todo lo concerniente al ramo de higiene se lleva á la perfección; pero da¬ do el salto, disminuyen las defensas y por lo mismo aumenta la posibilidad del ataque.
Urge pues adoptar sin pérdida de tiempo,
todas las medidas conducentes á evitar en lo
humanamente posible, la terrible epidemia. A fuer de imparciales hay que consignar
que se nota una saludable actividad en todos aquellos á quienes compete velar por la sa¬ lud pública y que se labora con conocimiento de causa, y sin desmayo.
Por lo que á Palma afecta está sobre el tapete el asunto de la habilitación del hos¬ pital para sospechosos y primeros atacados, en el desgraciado caso de que nos visitara tan terrible plaga y en adoptar todas las me¬ didas para que se ejerza la más rigurosa vigi¬ lancia sobre los buques que arriben á las
costas de la isla.
En esto estriba el secreto de nuestra inmu¬
nidad; nuestra condición especial de isleños, por otra parte no exenta de grandes incon¬ venientes, constituye en cambio una gran

ventaja por lo que afecta al aislamiento en un caso como el presente.
Aprovechémonos pues de la ventaja, de nuestra situación topográfica y que la más escrupulosa vigilancia se ejerza en nuestras costas; pero que el esfuerzo particular se¬ cunda el esfuerzo oficial, única manera de conseguir que esa vigilancia sea una reali¬ dad. Que las miras egoístas y de lucros no
induzcan á nadie á burlarla.
Esto y un gran esmero en todo lo concer¬ niente al ramo de higiene, constituye ya una buena y sólida garantía, siempre con la ayu¬
da de Dios.
José M.a Tous y Maroto.
Palma 25 Agosto 1910.
Crónica Balear
Palma
En la capilla de la Virgen de la Catedral se han unido en matrimonio el profesor don Jaime Morro Oliver y la bella profesora se¬ ñorita doña Margarita Coll Muntaner.
Apadrinaron la boda por parte de la novia don José Coll y don Tiburcio Flores y por parte del novio don Juan Capó y don Gui¬
llermo Martorell.
Bendijo la unión don Lorenzo Riber.
Deseamos á los novios muchas felicidades.
El día 7 del próximo mes de septiembre llegará á este puerto una división de la es¬ cuadra inglesa del Mediterráneo, que per¬
manecerá en esta varios días.
El Cónsul de Inglaterra Sr. Bosch ha co¬ municado al Sr. Gobernador la próxima - lle¬ gada de dichos buques.
Trátase de construir una sociedad anóni¬
ma con un capital de un millón de duros pa¬ ra comprar y después urbanizar los terrenos procedentes del derribo del Hornabeque, y otros adjuntos.
La extensión total de los terrenos que se
trata de adquirir asciende á 85.000 metros cuadrados, los cuales, circuidos por unos grandes edificios, entre los qué se levantaría un gran palacio con salones del cual pudie¬ ra dedicarse: en la planta baja un gran sa¬ lón para exposición permanente; en el l.° pi¬ so habría salón de fiestas y exposiciones de Bellas Artes y en el segundo piso un casino
dotado de todos los adelantos modernos.
Ha sido nombrado Capitán general de Ba¬ leares don Emilio March, teniente general, en sustitución del general D. Ricardo Orte¬ ga, que pasó recientemente á la reserva.
El segundo premio de la Lotería Nacional
celebrada en Madrid el día 20 del actual con¬
sistente en 60.000 pesetas, correspondió al número 10.217 despachado en esta capital.
El poseedor del billete entero fué D. José Sancho y Sureda, escribiente en las oficinas del ferrocarril de Mallorca, cuyo señor había obtenido un premio de 80 pesetas el dia 10,

con cuyo producto adquirió el billete entero que con tan bonito premio ha sido favore¬
cido.
Felanitx
La recolección de la almendra toca á su
término, mostrándose los agricultores, en general, satisfechos del resultado de la cose¬ cha; pues aunque no haya alcanzado una abundancia excepcional, ha sido regular y casi igual en todos los distritos del término, por .cuya razón nadie ha quedado descon¬
tento.
Los trabajos de organización de los feste¬ jos que han de celebrarse en esta ciudad el próximo domingo dia 28, con motivo de la feria y fiesta de San Agustín, se hallan muy
adelantados.
Se ha procurado darles todo el atractivo posible, á fin de proporcionar distracción á los muchos forasteros que nos suelen visitar en semejante día.
El precio del almendrón era el sábado en este mercado de de 94 pesetas los 42‘37
kilos.
Los vinicultores se muestran muy espe¬
ranzados ante las buenas ^impresiones que reinan respecto á los precios de la ‘futura co¬
secha de uva.
Se han hecho ya diferentes compras de es¬ te fruto á razón de 2’50 y 2’75 pesetas el quintal.
Inca
Siguen sin interrupción las obras para ter¬
minar el circo taurino de esta ciudad con el
fin de poderlo inaugurar con una importantante corrida el día 4 Setiembre próximo, como se propone el propietario de la plaza
D. Juan Ordinas,
Se teme que las obras no puedan tocar á su término para la expresada fecha, á causa de que hace algunos dias se declaró una huelga parcial entre los carpinteros que tra¬ bajan en aquel sitio, en demanda de un au¬ mento en el jornal.
Montiiiri
El martes ocurrió en esta villa la siguiente desgracia:
Estaba junto al pozo del molino de agua
conocido por Els Daus el niño MÍartin Com-
pany Jaume de 15 meses, que estaba vigilado por su abuela, pero á un descuido de ésta el niño se acercó al pozo cayendo al fondo del mismo pereciendo ahogado.
AL apercibirse de ello la anciana mujer dió
voces de auxilio acudiendo varios vecinos que
sacaron del pozo el cadáver de la infeliz
criatura.
El pozo mide unos doce metros de pro¬
fundidad.
Santa Eugenia
Toca á su término en este pueblo la reco¬ lección de la almendra; esta ni en cantidad ni en calidad ha dejado satisfechos á los agri¬ cultores, pues la mayoría de estos no consi¬ deran más que de regular la actual cosecha, y la almendra salvo algunos escepciones es pequeña y abundante en «sequéis».
Para proceder á la recolección á pesar de

no haber una gran abundancia de fruto, se ha notado la falta de brazos, seguramente debido al gran número de mujeres (se calcu¬ lan unas doscientas) que se dedican á la fa¬ bricación de malla para bolsillos de plata.
Reina también aqui la fiebre de la emigra¬ ción. Se asegura que un número regular de braceros, piensan enbarcar en breve para la Argentina y la Isla de Cuba. En Francia hay ya bastantes jóvenes dedicados al comercio, naturales de Santa Eugenia.
Capdepera
Por tina mano criminal fué colocado el
martes un alambre á un metro de altura del
piso atravesando la carretera, contra el que choca ron unos vecinos sufriendo ligeras con¬
tusiones.
Se cree que la intención era para que cho¬ cara contra él algún carruaje ó automóvil.
Se practican gestiones para descubrir á
los autores.
Valldemosa
El martes por la mañana se declaró un in¬ cendio en el sitio llamado S’ Estaca, en el predio de Miramar, propiedad de S. A. R. el Archiduque Luis Salvador.
El voraz elemento tomó, desde un princi¬ pio, gran incremento, no pudiendo ser sofo¬ cado hasta después de cinco horas de ince¬ santes trabajos, realizados por la guardia civil del puesto de Valldemosa y por la ser¬ vidumbre del Archiduque Luis Salvador.
Quemáronse las leñas bajas y varios árbo¬ les, abarcando el fuego una extensión de
seis hectáreas.
Las pérdidas materiales calcúlame en unas 150 pesetas.
Créese que el hecho fue casual.
St. Llorens des Cardessar
La sociedad «La Peña» de esta villa ha
querido solemnizar la pronta curación del s eñor Maura y á su iniciativa se debe el TeDeum cantado en la Iglesia de este lugar, con asistencia del Ayuntamiento, personas de viso y numerosísimo público, quienes fue¬ ron ob sequiados con esquisito lunch por el Directorio de tal Sociedad, recibiendo su presidente, don Martin Rosselló, muchos pa¬ rabienes, que transmitió inmediatamente por telégrafo á su ilustre jefe el señor Maura.
Ferrocarril Palma-Sóller
Por acuerdo de la Junta de Gobierno y á tenor de lo dispuesto en el articulo diez y ocho de los Estatutos, se convoca á Junta General ordinaria para el día veinte y ocho del corriente mes, á las diez de la mañana, en eí local que ocupan las oficinas de la So¬ ciedad (Calle de Castañer número 7).
Los s eñores accionistas que deseen asistir, se servirán recoger papeleta de entrada, que les será expedida en las oficinas de la Socie¬ dad, hasta veinte y cuatro horas antes de
abrirse la sesión.
Sóller, 11 de Agosto de 1910.—El Presiden¬ te, Jerónimo Estades.—Por A. de la J. de G., J. Torrens, Srio.

—Ya veis que se acabó la coleta; esta¬ ba escrito que moriría sin la coleta del Real Comtois. Un húsar prusiano me la cortó de un sablazo en el prado de Plo¬ mo. ¡Diablo! Ya me lo pagarán, añadió
mostrando su fusil.
En aquel instante llegaba Merlin, se¬ guido de Aubert-Dubayet y de Kleber:
—Necesitamos, dijo, diez hombres de buena voluntad. Los prusianos han ins¬ talado cerca de nosotros dos piezas de artillería que barren nuestro muro prin¬ cipal: preciso es arrojarles ó morir allí; ciudadanos, manos á la obra.
Unos treinta hombres salieron de las
filas.
—Diez nada más. dijo Aubert-Duba¬
yet.
•—Diez repitió Kleber. Los treinta hombres permanecían in¬
móviles.
—Pues bien, dijo Merlin designando á los que estaban más cerca, los tomaré
al acaso.
Y puso la mano en el hombro de M.
de Piennes,
—Tú el primero.
—Gracias, ciudadano comisario, y vas
á ver cómo se portan los antiguos nobles. —Y tú el segundo.

Era Miguel.

joven le recibía con su encantadora bon

Cuando hubo elegido diez, se pusie¬
ron en marcha con Brutus á la cabeza.
Deslizáronse á lo largo de la muralla,

dad. sin descubrirse, y sin embargo de¬ jaba escapar su secreto encada uno de sus ademanes, en cada una de aquellas

salieron por la brecha, y una vez fuera miradas que Miguel no sabía compren¬
de los muros los diez voluntarios, corrie¬ der.

ron con la báyoneta calada á los pru¬

Una noche Miguel estaba en la venta¬

sianos.

na contemplando las estrellas, en tanto

Ya casi tocaban á los cañones, cuando que Isabel, silenciosamente y con los

la batería hizo fuego. —¡A tierral dijo Brutus.

ojos sobre ijm libro, parecía que estaba
leyendo y no leía.

El grupo heróico se arrojó al suelo, y ' Aquella noche de verano, calurosa,.á

levantándose después lanzó un gran la vez espléndida y siniestra, era atroz¬

grito y se precipitó sobre las piezas. Loa mente dolorosa para Miguel, que se pre¬

artilleros murieron al pié del cañón; guntaba si no se acabaría nunca. Cuan¬

Miguel saltó sobre ellos el primero con do se padece se desearía poder acelerar

una especie de rabia.

la marcha del tiempo. Estar en mañana,

—¡Bravo, ciudadano! le dijo M. de es el deseo de todos los que sufren.

Piennes que clavaba un cañón, sois un

Ahora bien, mañana para Miguel, y

Aquiles... Pero habríase dicho que bus- para el ejército, era el aniversario de la

cábais la muerte...

Federación, el 14 de Julio, el día patrió¬

—¡Quien sabe! exclamó Miguel.

tico y sagrado. Miguel se veía con el

Decididamente. Miguel se sentía inva¬ fusil al hombro corriendo á la Bastilla,

dido por un sentimiento singular: su
amor crecía, llenaba su corazón, le ab¬ sorbía enteramente. Ahora estaba som¬
brío, casi desesperado, y al cabo de una

que era preciso tomar, y luego acarrean¬ do tierra en el Campo de Marte con mu¬
jeres de sayas rayadas, con muchachas vestidas de blanco y adornadas con cin¬

jornada heróica en que había visto la muerte de cerca, iba á mendigar una sonrisa de la señorita de Smeyer. La

tas tricolores, y trabajando en el altar de la Patria. ¡Qué de recuerdos en una fecha! ¡Y habían pasado ya cuatro años

desde aquellas primeras fiebres! Aque¬ llos deslumbramientos del pasado le hacían olvidar lo presente; pero poco á poco su pensamiento volvía á Maguncia, y se fijaba en Isabel, en Otto, en aquella joven á quién no podía menos de amar, en aquel rival que no podía menos de
aborrecer.
—¡Ah, la muerte, sí, la muerte glorio¬ sa, en medio del día, bajo una bala pru¬
siana!
Y Miguel escuchaba el ruido incesante del cañón, y miraba en los aires el surco que trazaban las bombas, fugitivas cla¬ ridades que rayaban con su fuego el
cielo esmaltado de, estrellas.
No oyó que Isabel se aproximaba, y así fué que se volvió vivamente y con
una sonrisa de asombro, cuando la seño¬
rita de Smeyer, poniéndole con suavidad la mano en el hombro, le dijo:
—¿En qué pensáis, Miguel? v —En vos, respondió el joven. Estas palabras se escaparon, digámos¬
lo así, de sus labios.
J. C.
(Continuará)

•

———

SÓLLER ge—■

s

•>* «* DEL AGRE DE LA TERRA m

Torrent pregón
Per allá baix, dins la sinistra fosca del comallar selvatge, salta ‘1 torrent dsficiós. Cap home devalla mal sos enasprats costers. El sol qui daura £ls cims deixa dins P ombra d‘ un horabaixa etern aquells esquerps fondals plens de tristesa solitaria. Del ferreny penyalar penja £1 boscatge demunt els gorcs callats com silencioses y doloroses animes... Si alguna pedra cau, sonen els ecos en P aire buit, desert de veus... Llavores un clam seguít y tenebrós arriba de los profondes aigues, com un plor o una amenaza sense fi qui puja vers la quietut serena de P altura, y en les nits hivernals, mudes de por, evoca la llegenda misteriosa deis negres cavallers, qu£ allá perdura en les veus y P horror del mal paratje...
Miquel Ferrá.

Les campanes de ma vila
tocant de mort
Ploren les veus dalt el cloquer. P£ el silencios nocturn qu’ avansa passa P olor de taronjer
deixant esteles d‘ anyoransa.
Toca de mort el campanee
y, com un chor de verges, llansa cada campana ‘1 crít darrer amb un gemec sens£ esperansa.
—Oh el campanar d£ aquella vila! oh aquell ciprer de cap de fila qui guarda aquell repós sagrat
vessant perfums de rams de lliris y tremolors de pálits ciris 'qui ‘s van torcent de feretat!—
Guillem Colom.

N IT DE CALMA

Yuyts y nóus

Nit hermosa, nit d’ ensomnis. Damunt la mar encalmada com un mantell de satí, jüguetetjen els raigs de la mitja lluna que de-

Un día, no sé quin día, vaig dir qu’ en aquest mon tot es un jóc de balanza, y que may sol estar aquesta á la fí-’n-fi. Encara
som es mateix.

valla suaument vers la serrelada gegantina que s’ aixeca tota negror a ponent. Una bar¬ ca creua P inmensitat de la mar, d’ aqueixa mar infinita que murmura rimes eternes amb la tendresa ignocenta de besos d’ un infantó.
La farola parpelletja rítmicament, tranquilament com si s’ hagués de adormir. La seva llum tranquila sembla un estel radios, P estel d’ una aubada incerta, pálida, emi-
sari del astre de la llum cenrosa que se pon¬ drá a mitja nit.
De la ciutat no arriba ni un murmuri. Tan
sois el ressó enigmátic d’ una música llunyana desperta P anyoransa de tot lo qu’ es en¬ foca de nosaltres. Una renglera de llums s’ esten per la costa de llevant. Y a ponent, a dins P ombra de la serra, escampats en desorde maravellós, semblen els estels d’ un tros de cel, els llums de les casetes llunya-

Desde llevó, sa balanza ha fet molts de moviments, pareix; y referintme ara á ’n es mateix assumpto... per lo menos un: es plat qui estava á d’ ált ha baixat, y pe’ sa mateixa ralló es qui estava á baix ara está alt. Aixó es ciar, cóm s’ aygo de Ses Piquetes, ¿eh?
No obstant, heu diré en ses significances d’ en Falét, perque tothóm heu puga entendrer millo. Aquells retgidors d’ es nóstro Ajuntament quí tiraven serredis dins ets uys á uns quants vehins de Ca’-les-Animes per veurer de minvarlos fórqa quant, abrahonats á sa barra, premien tant cóm podien perqu’ es Matadero no corregués fins devés ca-seua, ara son ells ets qui ’l reben. Ara son ets ve¬ hins de Ca’-les-Animes ets qui de sa part de d’ alt el tiren, y per lo tant ets retgidors qui, quant miren á ’l cél, fan sa mateixa cara de

nes.
Nit hermosa, nit d’ ensomnis. El cel es ciar i radios. La carrera de Sant Jaume palidet-

serrado de baix qu’ abans aquells feyen. ¿Cóm ha estat aixó? No ’u vulgueu aclarir.
¿Miracle? ¡Cá! Ardides del juego y... res més.

ja dins la claror argentada de la mitja lluna. S’ han fet es Governadó seu, y aquest, qui té

Tres pescadors, asseguts sobre una roca sem¬ sa pella p’ es manee...fá anar s’ óli allá ’hont

blen estatúes de pedre; no ‘s moven gens ni vól.

es belluguen. No romp P encant de la nit cap

No los ho hem de trobar á mal, que pód

paraula humana: que tan sois els cors ente- ’sser nóltros á ’n es seu llóc hauriem fet lo

nen la cansó del silenci, tan sois els cors fruei- mateix y més. ¿Creys que seriem d’ es ma¬ xen la dol^ura d’ aqueix cel ciar, y tan sois teix paré qu’ ara som tots ets qui compre-

el bateigs del cor poden respondre a la veu ném qu’ á s’ Hórt-de-Viu no está bé ferhi taninfinita que vibra solemne en un salm mara¬ tes mórts, sino que tais matances dirien mes

vellós.

devés Ca’-les-Animes, si tenguessem dins

Mes tard la lluna ’s pondrá. El cel perdrá la claror blanquinosa. Es tornará fose, fose. Y els raigs deis estels, mes brillants dins la foscuria, teixirán un drap sutil y hei broda¬ rán els ensomnis deis cors plens de joventut,

aquest’ encontrada (kilómetro mes ensá ó mes enllá) una casa ó un hortét? ¡S’ interés es mala bestia!... y llevó que solem enten¬ drer es patriotisme á sa nóstra manera en aquest pays d’ insociabilidat, d’ egoisme, y...

tot caridat, tot amor.

de lliures, sóus y diners ahont vivim. Primó

Joan Capó.

jó, llevó nú, sempre en meu, y que rebenten

ets demés; qui no pensa així, que no venga

á viurer á Sóller.

Perdonau aquesta digressió, ó escape de gas, y torném á s’ assumpto.
Si teniu mal-de-ventra per sebrer cóm han pogut convencer á ’n es Governador» de que sa seua pretensió es sa mes justa, no ’l vos podré llevá, y em sab greu. Li deuen haver donat rahons molt bónes, molt reforqades, d’ aquelles de sa marca de s’ ám, qu’ bajen po¬ gut ferli trobar óssos á un lleu, quant sa Comissió provincial, després d’ haverló examinat bé y vist que no ’n tenía, per majoría havía acordat aconseyarlí... que no n’ lii trobás. Y pód ’sser sensa cap ralló y tot 1’ han convenqut, qu’ ets politics d’ en temps primé so¬ líen teñir per divisa: á los nuestros con ra¬ zón ó sin ella, y encara n’ hi ha molts de mo¬ deras, en aquest altra temps que corrém, á quins convé mes seguir*pe’ ses carreres veyes que deixarles pe’ ses novelles.
De tots modos, sempre s’ ha vist qu’ ets qui qualquen... no van á péu; y s’ adagi diu que «qui día passa añy empeñy», qu’ es lo que vólen aquests bóns sollerics qu’ á totes ses reformes tenen es gust d’ oposarsé per siste¬ ma, ó... per ferse veurer y qu’ es parí d’ ells. ¡Sa celebridat d’ aquell recto de Sant Mar-
sal!...
Per ara ja ’u sebeu, lectors estimats: tots ets qui teniu desitjos de veurer transformat s’ asquerós Matadero actual en un hermós, gran, nét, elegant y cómodo edifici fet apos¬ ta, alluñát d’ es centre de sa població; tots ets qui, interessats en que tal millora heu sía de bón-de-veres, heu vist y aplaudit es plá d’ un projecta tan acabat... preniu la có¬ sa amb paciencia y esperau ressignats un poquét més: vendrán temps millos, si Deu heu vól. Y quant es Governador qui sa pre¬ tensió d’ ets seus amics apadrina se ’n haurá anat; y quant ets dissidents estiguen ja
esbrahonats de teñir estrét es fré de ses ró-
des de dit projecta; y quant s’ Ajuntament s’ haurá vist obligat, perque no passin aquests en la seua á gastar uns quants cents duros de sa caixa d’ el comú, llevó se cons¬ truirá es nóu Matadero, que costará tot aixó mes que no hauría costat, per satisfacció d‘ ets caga-quantres, y á quin -reirás será degut qu’ uns quants de partidaris s’ en haurán anat d’ aquest mon sensa es gust de veurer
s’ obra realisada.
Peró se construirá, estaune segurs, que vos ho pronostic basat demunt s£ experiencia
J5 Mateix
Cartes que no ¡liguen
El sen Simó, aquell pastó de cabres que molts de sollerics coneixeu de vista, lo man¬ co, y en Massianét, un aprenent d£ es mateix ofici, se trobaren dies passats devora Alfábia. Asseguts á sa vorera d‘ un torrentó, capolant es tabac per pegá dues xupades á sa pi¬ pa, parlaven d£ un assumpto de molía actúa lidat aquells dies:
—¿Vól‘ dir, dón Tóni s£ ha estimat mes vení enguañy per assí qu£ habitá per Yalldemosa?—preguntá en Massianét á £n es vey.
—Així pareix—contestó el sen Tqá.

—¿Y que deu esser perqu' és mes soladá dins aquesta montaña y no ‘1 destorbarán tant per pintá?
—¡Cá! No £s aixó. ¿Sabs per qu‘ és? jó t’ ho diré; dón Tóni té un póc de feyna señada, segons diuen, dins es túnel d£ es carril de Só¬ ller. Ydó bé, visquent á S‘ Alquería d£ Avalí, haurá de caminó menos, perque tendrá es tay més próp.
—¡Ah! ¡Ja ‘u veig!—digné en Massiá tot convemjut.
M
Passant per un cért camí que no importa anomenar, dimars d‘ aquesta setmana sentirem (y aixó es ben vé) qu‘ un señó y un pagés tenien sa sigüent conversa: ‘Jp—Vos m‘havieu promés, 1‘ámo‘n Francesc, que me tornarieu pe£ sa primavera ets cent duros que vos vaig deixar, y...
—Si fá, té rahó vosté, señor Jaume, peró... no n£ hi hagut enguañy de primavera, y es¬
pera^ veurer si 1£ añy que vé...
—Si no comprau un calendan pód £sser vos trobaren encara á ses mateixes; no vos podeu fiar d£ es temps, qu£ ha tornat cóm á loquénc de póc ensá, y ja no sab un may per
£hont el té.
—No tenga ánsia, heu feré així cóm vosté diu per estar mes segú: compraré un calen¬
dar i...
—Si, y quant el tendreu malevetjau á no perderlo; aixó sobre tot.
Y seguí el señor Jaume es seu camí, dei¬ xant á 1£ amo £n Francesc un poc enfrescat per lo d£ es calendari, que no acabava de comprender, peró de lo mes contení y satisfet per haver lograt amb sa seua sortida y dues gratados á £n es clotell un añy mes de temps per ‘replegar ets cen duros.
Una señora, molt inflada amb so premi qu£ es seu Toniét (un nin molt atxarovit, de deu añys) havia obtengut á s£ escola, aná á fer visita á una amiga seua que vivía á fóra vila. Es nin, tot goijós amb so premi devall es bra<¿, anava amb sa mare, y quant passa ren per ca£ madó Catalina d£ es Camp, una hor¬ telana antiga coneguda, s£ aturaren també escuses de saludarla per mostrarli es premi.
Madó Catalina, á qui alió vengué de nóu y no sebia cóm s£ havia d£ explicar per fer un eumpliment adecuat, li amolló:
—Jó compreng bé sa seua alegría, señora, per aquest prémi tan maco qu£ ha merescut es seu fiyét... Es lo mateix que nóltros qui de satisfacció estavein tots que no cabiepi en poli, quant á £n es derré concurs es nóstro pórch va esser prémiat... ¿no se £n recórda? ¡Jesús! ¡Aixó umpl es cór, no diga!...
—Mira, Lluisseta— deya sa mare á una nina—no vuy que mengis mes cireres; ja n£ has menjades massa.
—No, ma mare—contestó sa nina—jó no
teñe encara mal de ventra.

Folletí del SÓLLER -6-
FLOR DE CART
La secció de /manees capdillada p’ en Val-Deu, arma joc de canonet a un recó
de la clastra.
Els qui le formaven se distinguen per llurs flema y seriositat, Unicament en haver acabat un joc, quant s’ escallaven per comensarne un altre, movien una mica de trull, poc ferm, qui s’ esvaía, com el giscament d’ una máquina en darli oli, tot-d’-una qu’ el darrer aplegava les pesses-de-dos y en columneta les col-locava damunt el canonet de canya, alt de dos dits de travers, formant un’especie de gírgola rara.
De-vegades, aximetex, en les canades duptoses y qüestionables hi havia mica de maror, peró la prudéncia diplomática d’ en Val-Deu les resolía equitativament y, si era precís, sancionava ses resolucións ab una pinya somerina. Era el recurs suprém, 1’ argument decissiu, encare que poc freqüent, y constituía 1’ especia-
litat de son autor. Llavors le calma se

restablia entre protestes ofegades de res¬ pecte torsos y d’ impoténcia.
La resta de la quadrilla estava emprada en sos que-fers d' habitut les manifestacións deis quals s’ endresaven totes a un fi únic, a un ideal comú, consistent en esser hornos, o(al-mancos en aparentarho.
Ben mirat, axó no es més qu’ una ma-
nifestació de la tendénsa nadina vers la
major suma de perfectibilitat orgánica, tendénsa que teta mal-be per un ergull y egoisme desmanyotats cau en la més IJastimosa ridiculesa qui ’s manifesta ab oyositat de crisálida, ab grolleries de tranzició, dins la llefiscositat repulsiva d’ aquell període en que, els qui 1’ atravessen, no formen ni son més qu’ una es¬ pecie d’ erobastament humá.
Qué hi farém? Es aquesta, al-cap-y-ala-fi, una lley natural qui integra un tot harmónic, el més maravellós de tot 1’ Univérs, la reverberació més perfecta de la Divinitat, ó sia, la vida humana.
Qui no tornaría a-n aquell temps malgrat tots els seus emperons!
Anau a-n els boyets ab aqüestes conterelles y vos beurán p’ el seny; lo manco pensarán qu’ el cervell vos torna aygua!
Es bisco se mostrava més xalest que
d’ habitut, més cáustic, més agfessiu ab

en Belluguins. Unes quantes vegades en Val-Deu despertat de sa abstracció finan¬ ciera per les riallasses brutals deis de¬ més, comprenent que se reyen del seu atlot, d’ «en Belluguins meu» com li deya carinvosametit, havia fulmináis esguarts d’ ira quantr’ es Bisco, pero 1’ afany p’ el joc qui P estirava irresistiblement d’una banda, y de 1’ altra cert respecte ingénit a-n el cap de la quadrilla imposat per 1’ any de ventatge qu’ es Bisco li duya, el retenien en la neutralitat, anc que, interiorment y part damunt el seu voler, sen¬ tía petit-petit mermulls de sa conciencia qui li asseguraven la superioritat despertantli desitjos lleus y insidiosos de teñir un arrap ab so Bisco.
En Belluguins no se donava per entés de lo que passava. Distret, en aparénsa ó en realitat, se decantava de la bulla, casi d’ una manera inconscient. L’ anhél y el desitg secret de reveure sa estimada 1’ empenyien fora de la clastra. En sortí y aná a axencarse damunt el cayre del abeurador, posant el peu dret en remull y fent llenegar dins 1’ aygua el bras arromangat fins ai coizo, com un infant qui no te juguetes ni ab-e qui jugar.
La bollidissa argentina de les atlotes, arrabassantlo a 1’embadaliment, li feu

alsar la testa, 1’ esguart radiant, la íesomia ardorosa, el cayent apassionat; pero també feu sortir, desparada de dins la clastra, tota la companyia d’ es Bisco, impertinents y encadissos, com un esbart de gorrions abocantse a una magrana cop-en-sec esgranada.
Vers el Xeloc el terrer llenagava en suau capavallada formant un regueró proper. En el fons hi corría una faxa vivament verda de pollar y olmeda, voretjant un torrent axut. A ma esquerra s’ in¬ flava un pujolet reblit de pinar.
S’ era mogut embatol, vent d’ era com diuen els pagesos. El talla-vent del cam¬ panar apuntava el Llevant.
Els moliners envelaven, desplegant 1’ entorcillament del drap, en forma de ble, com un gran cuc de térra homida, y subjectantlo a les perllongues laterals su-ran de les bosines y en el veleró de bax.
Mala senyal! L’ imperi deis boyets era
a les acaballes.
De la torrentera s’ alsava una lleu bro-
nidissa de resos: 1’ oratjol polsava ab rápides modulacions de fervor les innúmeres llengues del pollar y 1’ olmeda.
Salvador Galmés y Sanxo
(Se continuará)

6

SOLLER

Crónica Local

de los servicios de tan escelente funcio¬ nario.

EL GAS - SOCIEDAD ANÓNIMA

Los amigos de D. Jerónimo Estades Según noticias que hemos adquirido, y

preparan un banquete, como homenaje á
su laboriosa tarea en Madrid, para con¬ seguir la Real Orden de 10 deloscorientes, reconociendo la garantía del interés

lo consignamos con gusto, el domingo 4 de Septiembre se inaugurará una nueva
serie de conferencias científico-lite¬
rarias en el salón del «Fomento Cató¬

La Junta de Gobierno de esta Sociedad, ha acordado expender á sus abonados, á partir del día l.° de septiembre próximo el flúido para alumbrado, calefacción y fuerza motriz, á los precios siguientes:

del Estado, al 5 por ciento, para la línea lico», estando encargados del desarrollo de Palma al Puerto, con abono de gastos de importantes temas distinguidos ora¬

ADUMBRADO Y CALEFACCIÓN

hechos á la Compañía actual. Celebramos muy de veras la oportuni¬
dad de los numerosos amigos de Estades en Sóller; y nos adherimos de corazón á tan hermoso pensamiento, porque cree¬ mos muy justo el homenaje, y porque en¬ tendemos que con estos aplausos se pres¬ ta calor y ánimo al que con sus actos, desvelos é inteligencia, se ha hecho acree¬ dor á la admiración de sus amigos, y al aprecio y protección de altos personajes, que con su poderosa ayuda facilitan la labor de nuestro antiguo colaborador se¬
ñor Estades.
Como estaba anunciado, cantóse el do¬ mingo, á las doce, un Te-Deum en acción

dores de la capital.
La oración de Cuarenta-Horas cele¬
brada en nuestra iglesia parroquial en honor de San Bartolomé, patrono de esta ciudad, ha sido como siempre solemne.
A todos los actos han asistido numero¬
sos fieles ’y de una manera especial al oficio mayor del miércoles, en el que pre¬ dicó las glorias del apóstol el M. I. señor D. Mateo Rotger, Canónigo.
La fiesta popular en honor del Santo consistió en música en la plaza de la
Constitución durante las veladas del
martes y miércoles y .carreras á pié en la
tarde de éste día.

Consumiendo de 1 á 50 metros mensuales, á 20 Céntimos el metro cúbico.

Id.

de 50 á 100 id.

id.

á 19 id.

id. id.

Id.

de 100 en adelante id. id,

á 18 id.

id. id.

FUERZA MOTRIZ
A razón de 18 Céntimos el metro cúbico con descuentos de 5 al 10 p.§ según consumo.
NOTA.—En las oficinas de esta Sociedad hay existencias de material para alumbrado, calefacción, fuerza motriz y demás anexos-de nuestra industria á disposición del público, á precios económicos, y personal idóneo para su colocación gratuita.
Lo que hacemos público á fin de que llegue á conocimiento de nuestros constantes favorecedores; no dudando que la notable rebaja de precios que queda anunciada, contribuirá á que con más entusias¬ mo sigan prestándonos su cooperación.
Sóller 27 Agosto de 1910.—El Director Gerente, F. Crespí Morell.

de gracias al Altísimo por el restable¬ En la mañana de hoy ha fondeado en

cimiento de las heridas que recibió don nuestro puerto, procedente de Cette y dos por la Comisión al efecto nombrada | Junta para que de acuerdo con el Ayun¬

Anttínio Maura al ser víctima de un Barcelona, el vapor de esta matrícula en la anterior reunión y merecieron la I tamiento proceda á buscar local adecua¬

atentado en Barcelona.

«Villa de Sóller», siendo portador de aprobación unánime de los reunidos.

do ó solar donde pueda construirse un

Asistió bastante concurrencia, entre la regular número de pasajeros y variados Luego tratóse del nombramiento de edificio exprofeso. Fueron nombrados pa¬

cual figuraban además de muchas perso¬ efectos.

as personas que han de formar la Junta ra esta comisión D. Amador Enseñat y

nalidades pertenecientes al partido con¬ Dicho buque saldrá nuevamente para Directiva y se acordó efectuarlo en otra el Inspector municipal de Sanidad don

servador, otras del partido liberal.

los mismos puntos mañana por la noche, reunión que se celebrará mañana domin¬ Juan Marqués Frontera.

Durante la presente semana no solo nos hemos acercado al vecino pueblo de

siendo motivo del adelantamiento de va¬
rios días en su salida, el tener que reali¬ zar un viaje intermedio entre Barcelona

go, á las cinco de la tarde, en el mismo ocal, á cuya sesión se invita á los seño¬ res socios y personas que desean serlo.

oooooooooooooooooooooooooooo
Cultos Sagrados

Bu ñola con la perforación del túnel ma¬ yor, sino que también por medio de la
línea telefónica se habrán estrechado los
vínculos que unen á ambas poblaciones. El jueves por la tarde, á las tres y
media, se hicieron las primeras pruebas de la línea telefónica que ya nos comuni¬

y Cette.
La importaute sociedad sollerense
«El Gas» acaba de acordar una nueva
rebaja en el flúido, segúu podrán ver nuestros lectores por el anuncio inserto en otro lugar del presente número.

La cuota mensual para los socios de
número será de 0’25 pesetas.
OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOQGOOOOO
Junta local de Sanidad
Ayer reunióse la Junta de Sanidad

En la iglesia parroquial. —Hoy sábado,
día 27.—Al anochecer se cantarán solemnes
completas en preparación á la festividad de
«1‘ Obra»
Mañana domingo, día 28.—A las siete y me¬ dia misa de Comunión general para las Hijas de María Asociadas. A las nueve y media Pri¬

ca con Bu ñola y á ellas tuvimos el gusto

Este acuerdo ha de ser muy celebrado bajo la presidencia del Alcalde Sr. Mora ma y Tercia, y Misa mayor con sermón por el

de asistir, atentamente invitados por el por los consumidores, por cuanto la re¬ y de los Vocales señores D. Amador En- Rvdo. Sr. Ecónomo. A la tarde explicación de

distinguido Jefe de la estación telegráfica
de Sóller don Antonio Pol. Gracias á la
amable invitación de este señor, que
agradecemos en el alma, fuimos los pri¬ meros en saludar, en nombre del Sóller
al pueblo de Buñola y felicitarle por haber conseguido esta inmejorable refor¬
ma eu la comunicación con el resto del
mundo.

baja de referencia ha sido concedida por la citada compañía sin que hubiera reci¬ bido Ja más pequeña queja contra los precios vigentes, y vendrá á abaratar la vida, bastante precaria hoy en día á causa de los elevados precios de las
subsistencias.
¡Bien por la sociedad «El Gas»! Y reciban su Junta Directiva y en particu¬

sefiat, D. Juan Marqués Frontera, don Damián Deyá y D. Amador Canals.
El señor presidente manifestó que el objeto de la reunión era para tratar de
as medidas que se crea conveniente to¬ mar en vísta de haberse presentado el
cólera en Italia.
Seguidamente hicieron uso de la pala¬ bra varios de los vocales y después de

la Dotrina cristiana, Vísperas y completas, ejercicio mensual de la Asociación de Hijas de María y al anochecer Trisagio solemne.
Viernes, día 2 de Septiembre.—-A las siete, en la capilla del S. Corazón de Jesús habrá Comunión general para los asociados.
En la iglesia del Ex-convento.—Maña¬
na domingo, á la cinco de la tarde se conti¬ nuará el Septenario de Nuestra Señora de los Dolores, con sermón.

La estación telefónica municipal de Buñola funcionará á cargo de aquel Ayuntamiento y estará encargado de la misma el personal de las oficinas muni¬

lar su Director-Gerente D. Francisco
Crespí Morell, nuestros plácemes por la
loable determinación que acaba de to¬
marse.

discutido el asunto se acordó lo siguiente : Combatir cualquier foco de infección
por insignificante que sea, á cuyo efecto conviene limpiar las acequias y algibes.

Eu la iglesia de la Alquería del Conde.—
Viernes, 2 Setiembre, á las siete y media, se empezará una novena en preparación á la fies¬ ta del Dulce Nombre de María, y se continua¬

cipales.

que tengan materias que al disecarse rá todos los días á la misna hora.

El servicio será limitado, de modo que La compañía «Marítima Sollerense», puedan entrar en putrefacción; y la mis¬

lashoras de despacho serán de 8 á 12 y por nuestro conducto suplica á los seño¬ ma limpieza debe procurarse en los to¬

de 3 á 7 en los días laborables, y de 8 á
12 en los días festivos.
Dicha estación dependerá de la de Só¬ ller, de manera que los despachos que se depositen en Buñola serán por teléfono transmitidos á Sóller y de aquí se les dará el curso hacia Palma por la línea telegráfica. Lo mismo sucederá para los

res pasajeros procedentes de Francia, procuren no viajar en el vapor «Villa de
Sóller» llevando bultos de ropa sucia, con los que pueden ser portadores de gérmenes de la enfermedad colérica que se está desarrollando en Rusia é Italia y
entorpecer además la rapidez en los de¬
sembarques.

rrentes, letrinas, establos y otros puntos donde se acumulan materias orgánicas.
Que se cumpla extrictamente lo man¬ dado sobre pocilgas y estercoleros que no solo no deben permitirse dentro de la población sino que deben estar á cierta distancia de los caminos y edificios ha¬
bitados.

En el Colegio de Santa María, los Cursos empezarán el viernes 2 de Septiembre. Para
facilitar la clasificación de los alumnos se su¬
plica á los padres la asistencia de sus hijos desde el primer día de clase. Respondiendo á una necesidad que parece imponerse cada día más, este Colegio atiende de un moda

que se expidan para Buñola desde cual¬ quiera estación telegráfica, por la senci¬ lla razón de que Buñola se comunica di¬ rectamente con Sóller y no con la capital.
Bien por Buñola y también por Sóller, que tendrá con el citado pueblo esta ventajosa facilidad en las comunicacio¬ nes. ¡Que podamos ver pronto igual comunicación con los pueblos de Fornalátx y Deyá es lo que de todas veras
deseamos.
* **
Tenemos noticias de que D. Antonio

Es bueno advertirles además que la
Sanidad Marítima detiene los bultos de
referencia como medida higiénica, que de veras aplaudimos.
Hoy y mañana habrá fiesta callejera en las calles de Buen Año, Cocheras, San Bartolomé, etc, organizada por al¬ gunos jóvenes de buen humor.
Las citadas calles han sido adornadas
con papeles de los colores nacionales y
duraute ambas veladas habrá música por la banda «Unión Sollerense».

Desinfectar las alcantarillas y sitios análogos que por su uso pueden produ¬
cir malos olores.
Para hacer más eficaz el cumplimiento
de estas medidas conviene destinar á ello
un empleado del municipio. Vigilar la expendición de alimentos y
bebidas á fin de que sean de buena cali¬ dad y aconsejar al público que beba agua que no pueda contaminarse fácilmente como la de fuente, desechando en absolu¬ to el agua de pozo.
Igualmente se acordó recomendar al

práctico al estudio del Comercio y al conoci¬ miento y manejo dejos idiomas extranjeros, dando preferencia al francés, inglés y ale¬ mán, de que difícilmente pueden prescindir en la época actual los que elijan las carreras comerciales. Desde la apertura de Curso se darán lecciones especiales de Matemáticas,.
Contabilidad é idiomas.
Sóller 26 de Agosto 1910.—Hermano Pros
pero.
A ios agricultores
Petróleo crudo para pulverizar los na¬ ranjos atacados, se halla en venta al

Pol, Jefe de esta estación telegráfica, ha
solicitado de la Dirección General de
comunicaciones el pase supernumerario,

La Protectora fle Míales y Plantas

vecindario el mayor aseo en las casas y sus dependencias, pues la suciedad es e medio más adecuado para la multiplica¬

precio de 20‘50 pesetas la caja en la
calle del Mar n.° 7.
A la devolución de las cajas en buen

para poder atender á asuntos particula¬ En el «Sindicato Agrícola Sollerense» ción de los agentes infecciosos.

estado se abonará una peseta.

res que demandan su residencia en Palma. se reunieron el domingo por la tarde

Siendo de primera necesidad el tener

Nosotros que hemos podido apreciar el cGo que le distingue en el desempeño
de su carrera, sentimos que nuestra es¬
tación se haya de ver en breve privada

gran número de personas entusiastas por
la creación en ésta de la sociedad protec¬
tora de los animales y plantas.
Se dió lectura á los Estatutos redacta-

un local á propósito para poder albergar los primeros casos de enfermedades con¬ tagiosas y no teniéndolo en la actualidad,
se acordó nombrar una comisión de esta

VJEMTJl
Se desea vender una casa situada en la ca¬
lle de la Vuelta Piquera, 11.—Informarán, calle de la Romaguera 11.

SÓLLER

7

GRANDES ALMACENES DE BOFAS CONFECCIONADAS
EL AGUILA PARA Caballeros v Niños

® Casa fundada en 1850
Colón, níim. 39.—

Denominación y marca registrada ®
de Mallorca

Sucursales: Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Cádiz, Gijon, Málaga, Cartagena, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza

: SECCIOBÍ BE SOPAS CONFECCIONABAS PARA CABALLERO

AMERICANAS de alpaca negras y colores CAZADORAS y GUERRERAS para el campo GUARDA POLVOS para viaje CHALECOS de piqué blanco y colores PANTALONES de dril crudo y colores
lana, tricot, paño y armoure novedad TOGAS de seda ó pañete con vueltas de terciopelo

de 8 á

»

3 x22 á

»

8

á

»

4á

»

3 ^3 á

»

6

á

» 100

á

30 12 40
12^2
11 25 150

ptas.
» » » » » »

FRACHS de paño y casimir negro

de 30

LEVITAS CRUZADAS de paño y casimir negro

» 50

SACOS y SOBRETODOS de entretiempo

» 25

AMERICANAS y CHAQUES de lanilla, vicuña y tricot » 10

TRAJES completos de dril crudo y colores

»

8

de lanilla, vicuña y tricot

» 15

de alpaca negra y colores

» 25

=-
á 75 á 65 A 100 á 50 á 32 á 80 á 60

ROPAS CONFECCIONABAS PARA ÑIÑOS

TRAJES Americana de lana, vicuña y gerga para
niños de 10 á 16 años
TRAJES Americana de dril crudo y colores para
niños de 10 á 16 años
TRAJES Marinera de lana gerga vicuña y alpaca para niños de 4 á 10 años
TRAJES Marinera de dril, piqué y franela para
niños de 4 á 10 años
TRAJES Blusa y otros modelos de lana dril y al¬ paca para niños de 4 á 10 años

de 14 de 6 de 4 de 4 de 4

á 40 á 16 á 38 á 20 á 26

ptas.
» » » »

CHALECOS piqué para niños de 10 á 16 años

de

AMERICANAS de alpaca negra para niños de 10
á 16 años de

GORRAS de lanilla, dril y seda, forma Alfonsina para caballeros y niños de
GORRAS de lana y dril forma Japonesa para cabaMeros y niños de
SOMBREROS de dril blanco y de imitación Panamás de

SOMBREROS de paja para niños

de

de piqué blanco para niños

4

A6

8 á 14

2

A. 4

3 A5
2 á3
1 l?2 A 6
A2

c 0 H Ó ZCST IDE MEDIDA

ptas.
» » » » » »
ptas.
»
»
» » » »

Selecto surtido de Novedades en géneros nacionales y extranjeros.—Surtido completo de gorras para caballeros y niños.—Mantas para viaje.= Impermeables.-—Todos los artículos llevan los precios marcados en sus respectivas etiquetas.

I • PRECIO FIJO • • • VENTAS AL CONTADO f (

EXPOSICION DE TODOS EOjS AíJTICULrOjS DE LA TEMPORADA

COMISIONES, REPRESENTACIONES, IMPORTACIONES Y EXPEDICIONES DAVID MARCH Hermanos
Boulevard du Musée, 47. MARSEILLE-—Teléfono n.° 37-82
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo-
™ £ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y priméurs. Erutos secos de toda calidad. Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE
i Rapidez y Economía en todas las operaciones

Casa IgAMIAN #ANALS

FFNBABA EN 1872

Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de París; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Inter¬
nacional de Marsella.

Expediciones de toda clase de frutos del país, para Francia y el
Extranjero. % Especialidad en uva de mesa, procedente de las viñas Gard y l‘Herault. % Flor de Chasselats dorados primera calidad en cajitas de 5 kilos marca D. C.

=

—

Rapidez y economía en todas las operaciones

—=

Teléfono, 21 ^ Telegramas: CANALS TARASCON RH0NE

MM

II iIi1Iii

Importaciones y Exportaciones *É

DE

<$>:

FRUTOS,

LEGUMBRES

Y

PRIMEURS

w. w.

FRANCISCO

ARBONA

1
<$>

&

6, Cours Julien, 6.—MARSEILLE

<&

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, <$>

limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco. <$>:
Ii Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de u

ies España y Argelia. FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD

<$>: <$>:

IiSai

BA^BONA-Marseille—Teléfono

29.68

i
<$>:

Servicio rápido y económico en lodos los servicios s>:

z o
o
Q
&3 CU
X
&3
X Z O
OQ
O
o
Q <
OQ
O

t

Ttl

O <*>

©

Zfli #a a ñ •r-3 'O

ce « U 3

i M a 'O

E

8a

o

<3 & o

CD

0Q

CQ

a es

o w feo ki sf

<D
2^

CO

B® O w

(X)

S 2M

O

Hl
H
r

é
^
)
\_
’■§ co

TS
OJ
S
Ph
73

U O ¡>> cd
a
u o

£

Z O

& tu W

sJ

%w

$H

Q 1 CQ &

c3

e

3

•p*

J-i
Bf M-H o

0Q
O •N a

£

T3
cd

Oí

O

T3
• rH i1 1.
cd
’3

*

Q

&

m

24 JS

A

Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas para visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
San Bartolomé, 17.—SÓLLER

á REVISTAS j PERIÓDICOS na¬
cionales y extranjeros,
Se reciben encargos en
”La ¿Sinceridad”
San Bartolomé n.° 17.—SOLLER.

PABLO COLL Y F. REINES
AFXONNE (Cote «P Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos y de toda
clase de legumbres.
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

Maison MCI MIS Tí Fréres *
EXPÉDITEURS
53, Cours Berriat, 53—GREN0BLE (Isére) FRANCE

F1WITS

PEÍMIURS

LÍfiWME

€*••••

Expédition pour la France et l‘Etranger.= Spécialité do pommes á couteau par wagons, poires, primes, péches et abricots. =Petits oignons en chaines et en vrac.=Cerices et bigarreaux. =Noix de Grenoble.=Exportation directe d'oranges, citrons, mandarines, grenades et fruits secs.

Téléyrames: MOREY-ORENORLE. Télephone 22-30

Maison Guillaume Coll
FONDEÉ EN 1902
Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs. Spé¬ cialité de péches molles, pruues reine-claude, raisin chas-
selas, abricots, etc. Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes. - TRES BONS EMBALLAGES l.....
Service cuplet ie celis-postaux Je II t pour la France et r Etranger
ADRESSE: G. GODD*fAvenue de la Pepiniére (en face
du Marché en gros) á Perplgnan (Pjrenées Orientales) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan

8

SÓLLER

SOLLERENSE LA

♦♦♦ ♦♦♦ ♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦ ♦♦♦♦♦♦♦♦♦ ♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

DE
JOÜE COLL

MBELLINO Fréres

CERBER.E y PORT-BOU (Frontera franco-española)

Place Marché aux Fleurs nvnoisrT^EiLXjiE]^

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas

Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘ Herault en colis postaux y vagones completos.
Embalajes cómodos-Rapidez en los servicios.

frescas y pescados.

Fonda Balear

de

JOSE FLORES

C. Mayor $ (Subida calle Rubí, n.° 1)

INGA

(MALLORCA)

situada en la mejor calle y la mas céntrica.

Dependiente y carruaje g*—»s* "»á la llegada de todos los trenes.

• \\«\\»\\»\\ •wv*\\*\\
VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
COMERCIANTE Y PROPIETARIO
L£ZIC}NIANI (Ande)
tf'Wo O*

MARÍTIMA

COMPAÑÍA MALtEíOqQUINA DE YAPOqEjS
Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma

SOLLEKENSE

Vapores: Mirailiar-líeilíer-lllallOM-liMr-uaiaiuiift luuu-imu uutud
Continuarán durante el presente año los viajes semanales

JPalma á Marsella y vice-versa .
En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los días de salida. — Los viajes para Argel continuarán también.
CONSIGNATARIOS:

BARCELONA. Sucursal “Isleña Marítima,,' ALICANTE. Sucursal “Isleña Marítima,,

MARSELLA. Sres. Majol, Brunet y C,a Rué Republique
ARGEL. Sres. Sitiar Hermanos.

VALENCIA. Sres. Carbonell Hermanos.

CETTE. Mr. Barthelemy Tous.

GRAO. D. Juan Domingo.

IBIZA. Sres. J. é I. Wallis y C.a

Servicios combinados á fort-fait eu conocimientos directos para ios priucipales

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

de Barcelona para Cette: los días i, ii y 21

de id. id.

de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER. — D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

sien
DE LOS
ñlmacenes MATONS

CAN JUANET

NOVEDADES para Señoba.
♦♦♦lanas^sedas**^
PAÑERIA PAEA CABALLEEO.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES
PUNTILLAS ♦ ENTREDOSES
SOMBRILLAS ♦ PARASOLES
IP.AB^a-TT.A.S ♦ ♦ ♦ ♦ ♦
♦ ♦ Y OTEOS MUCHOS ARTÍCULOS.

- Oasa especial paea ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

♦♦ EQUIPOS DE NOVIOS

DE

m ♦♦♦♦

YUTES ♦ ALFOMBRAS ♦ RETORTS'

. Cualquier artículo que no tenga esta Sucursal, es pedido telegráficamente, para complacer al cliente.

® ® PRECIO FIJO. ® ®

BSPBCIALiIDAD HUST DOUSTAS PARA CARRUAJES

DOMICILIO M SOLLER:

Plaza de Antonio Maura y Calle de San*a Bárbara.

6R4N CORSETERÍA "LA CATALANA,,

Costa de Brossa, 12 - PALMA.

%

• * ELEGANCIA.-HIGIENE. - ECONOMIA

Inmenso surtido en corsés de diferentes modelos á pre¬ cios sumamente económicos.
Especialidad en la medida y en la confección de Corsés, Corte Sastre, Imperio, Rectos, Sport, Soutieu-gorge» Fajas ventrales con ó sin placa umbilical. Corsés higiénicos para
Señoras en estado interesante.
Esta casa ha recibido ya el modelo de corsé que será
moda en París este verano.
Modelos y figurines de los principales centros europeos de la moda, exclusivos para la
GORSETERÍA GATALANA, Brossa-12.
Composturas de todas clases. Ligas y artículos para
corseteras.
ÚLTIMAS*CREÁCIONES DE PARÍS. ** RICOS CORSÉS PARÍ NOVIA.
NOTA:—Cualquier encargo que se haga á esta casa, se cumple con puntualidad y esmero

JiEQUES COLL CASASNOVAS PERPIGNAN CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CAS ASNOYAS —PERPIGN AN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido eu los pedidos.

Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de
NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

BAUZA Y MASSOT

AGENTES DE ADUANAS

CASA PRINCIPAL:

I

SUCUESALES:

CBRBÉRE (Francia) PORT-BOU (España)

(Pyr.-Orient.)

I Hbndayb (Basses Pyrenées)

o*c ( en CETTE:

Quai de laPepublique 8-teléfono 3.37

( » MAESEILLE: Ene Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

REPRESENTANTE EN SOLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Victoria 5, al que pueden dirigirse para todo informe. — — Rapidez y Economía en todas las operaciones. — —

GQ W
CX E—1
GG CjJ
CX CX GD
,5*3
GG q
¿Hp
5ss& >-t
p >—\\
tn P
é- O
CX
O ex GO £2
ex

oo

60

m u-

Pí

W LU

fH

2Q

O co

OS

C3

<1 <

o

2

O

■

■

o

g

ra

ota O

60 g
ca

U) <c o en o

Z 5h

.5 O n “o

sz

^ ¡z»

ce en — «

tí WH .2

2 !±¡ P3

O

LÜ

O Sí

z

—

Oca \_

> «3

h-

(/)

o°

ca >cz

Ja

a — t-t cas o

§ QO

o. r¡-¡
en

OO

LU ca

ü

caí

„ uj
(f) LU
O °= H LU
l-H Q
m
2Q <o

8S

s.

O

o

S) ^

<D

,

en o o nd

h =£
o LU Q\_
OO

co 60

ON la reforma

Jdotel l^estaurant
A- NTB S
Hotel Universo
-b 4- 4- BARCELONA 4 4 4-

del edificio
propónese el nuevo propietario re¬ cuperar la fama uni¬ versal que elste esta¬
blecimiento había al¬
canzado. A efecto,
embellecidas las habi¬
taciones y ampliada
la renombrada cocina

b española y francesa, peculiar de esta casa, no duda el propietario verse favorecido por los hijos de estas Baleares, que siempre
honraron el citado hotel con su presencia. Representante en todos los trenes y vapores.—Coche particular
de la casa.—Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres elécq tríeos en todos los departamentos.-Hotel el más próximo de las
estaciones, muelle, aduana y centros oficiales.

Plaza de Palacio, 3.=BARCEL0NA

ANTIGUA CASA BANQUÉ
CALLE DE COLÓN, 34.—PALMA

DE

IGNE

Depósito exclusivo

para coser, bordar,

PFfiFF de las incomparables

fruncir, hacer cala¬ dos, encajes, realces,

máquinas

etc., etc.

Representante en SólSer: BARTOLOME CASTANER
CALLE DE LA LUNA N.° 28

SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»