ASO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1217
ASO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1217

SABADO 23 DE JULIO DE 1310

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Majol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n." I7.-SÓUER (Baleases)

SECCIÓN LITERARIA
Como juzgan los juguetes
PÁGINAS INFANTILES
En el gran bazar de juguetes usados se sentía un murmullo sordo y conti¬ nuado; ¿qué sería? Presté atención y me senté en un sillón muy cerquita del
enorme mostrador donde estaban los
chirimbolos rotos y deslucidos; el rumor crecía á medida que se hacía más distin¬ to. Ya no dudé, los juguetes habla¬
ban.
— Yo no pude resistir más—decía una pelota de goma;—mi amo me daba muy mal trato, pues en vez de jugar conmigo suavemente con sus' manecitas, quería andar siempre á puntapiés, como si yo estuviese hecha para esos trotes. Y todo era por imitar á sus primos; pero ¡ay! ellos habían protegido á su pelota con un traje de piel fuertísimo, y yo estaba indefensa. Os aseguro que sentí verdade¬ ra pena al convencerme de que mi due¬ ño no sabia pensar, era tonto, no me ca¬ bía ya duda; ¿cómo, si no, se le podía ocurrir medir por igual rasero á la fuer¬ te pelota del foot-ball y á mí, delicada y fina? Entre el desengaño y un puntapié mayúsculo, mi piel delicada se rompió. ¡Pobre amito mío! ¿Qué será de él en el
mundo si desconoce el arte de tratar á
las personas según convenga, como des¬ conoce al presente la diferencia de trato que se debe á los juguetes?
—Pues yo—decía una muñeca coja,
manca y tuerta—tengo un ama muy caprichosa y muy desobediente; desgra¬ ciada será si no varía, pues los genios como el suyo sufren mucho en la vida. Sus papás estaban muy preocupados con
ella, y un día que había tomado una ra¬ bieta y se había propuesto no ceder ante los mandatos paternales, pensaron casti¬ garla en lo que más la pudiese afectar, y á tal fin decidieron quitarla los juguetes y regalárselos á sus hermanos; ella pre¬ senciaba el despojo impávida, con sonri¬ sa despreciativa... ¿Pedir perdón?... ¡Ja¬ más!... ¡Antes se quedaba sin un solo
cachivache!... Aros, cocinas, costurero, comba... todo desaparecía sin lograr do¬
meñar su escarmiento... Me sacaron á

mí... Sus hermosos ojos se abrieron des¬ mesuradamente, su boquita se contrajo con un gesto de pena infinita... Al fin se doblaron sus rodillas y rompió en convulsivos sollozos... «¡Esa no! ¡esa no! —decía.—¡Es mi hijita de mi alma! ¡Que me lo quiten todo, todo, pero que me de¬ jen á mi hija!» ¡Poderoso instinto mater¬ nal! El logró lo que ni ruegos ni casti¬ gos habían conseguido. ¡Por tan dulce sentimiento vimos todos que existía al¬ go blando en el fondo de aquella almita rebelde; de esa niña puede surgir una gran mujer! ¡Lástima que su hermanito chiquitín me haya tirado al suelo y me vea aquí en busca de alivio á mis des¬ perfectos! ¡Deseando estoy que venga á recogerme!
—Nosotros—decían unos cuantos sol¬
dados que estaban metidos en una caja —somos los héroessupervi vientes de una terribe batalla; quizá la historia, con sus errores é ingratitudes, no se ocupe de nosotros; pero os aseguro que nos he¬ mos portado como valientes. Lo malo es que nuestro general en jefe, ó sea Luisito R... después de organizar de mal mo¬ do el último .ataque, sin calcular las ventajas que tenía el enemigo, nos ha lanzado á pecho descubierto al combate y ¡claro! el desastre ha sido horroroso. Ese niño quiere seguir la carrera militar, ¡mal estratégico es! ¡Pobres soldados de
veras si se ven un día conducidos á la
derrota por culpa de las torpezas de su superior! Así como nos vemos nosotros, rotos y maltrechos, así se verán quizá en lo futuro, llenando hospitales y au¬
mentando el número de inválidos...
Aquello tenia trazas de no terminar y á mí me faltaba el tiempo. Salí, pero salí pensando:
¿No será conveniente que vosotros, los pequeñuelos. os ejercitéis en jugar culti¬ vando vuestras aficiones, perfeccionan¬ do vuestras bondades y tratando de co¬ rregir vuestros defectillos?
¿No se os ha ocurrido alguna vez cal¬ cular lo que opinarían de vosotros los juguetes si pudiesen pensar y sentir?
María de Atocha Ossorio.

LAS ARAÑAS
Premiada en los Juegos Florales de Palma.
Nosotras las eternas tejedoras, de largos brazos y abultada panza; las que hilamos el hilo de las horas y hacemos el cendal de la Esperanza:
Nosotras que envolvemos á las cosas en el manto de polvo del olvido; sin dibujos, sin oros y sin rosas, nuestra tela de luz hemos tejido.
La hemos colgado entre las ramas viejas de los olivos grises y rajados y en nuestra tela zumban las abejas y mueren los moscones irisados.
Hermanas, nuestra obra está acabada, dejemos nuestra rueca v nuestro lino; nuestra tela de amor ya está bordada con alas de cristal y de oro fino.
Bendito el tejedor que pasa hilando
la tela de su ensueño de colores
y, al terminarla, se le va bordando de mariposas rojas como flores.
Yo, cual vosotras, viejas hilanderas, mi tela de ilusiones tejería. ¡Quien en sus hilos viese prisioneras las cigarras de eterna poesía!!
Mario Verdaguer.
JARDIN INTERIOR
Este es un jardín interior colocado en me¬ dio de la ciudad, cerca de los tranvías eléc¬ tricos, los almacenes de mercería, las casas de vecindad... ¡todas esas cosas eminente¬ mente prosaicas con que se adorna la civili¬ zación! Es un jardín íntimo y recatado, bue¬ no para los filósofos, para los poetas, para los ancianos, y para los niños, para todas las almas profundas. Y ahora el jardín está flo¬
recido.
Este es un bello jardín. Tiene una cintura de árboles muy tupidos que le resguardan del contacto de la vida ciudadana, y como una doncella que se escondiese detrás de un manto, el jardín muestra la pompa de sus flores allá en el secreto y en el silencio, bajo' la mirada vehemente del sol. Tiene el jardín bellos árboles, algunos de ellos poblados de blancas flores, y tiene frágiles arbustos que apenas si pueden resistir el beso tímido de la brisa. Ha,y grandes magnolias, que bien pronto florecerán con flores inmensas, suaves,

femeninas y de sensual perfume; hay unas palmas enanas que sueñan, sin duda, con los climas exóticos y abrasados y con los pájaros de plumas multicolores; hay rosas de té, vio¬ letas, jazmines, y hay dos sauces románticos que doblan sus ramas sobre el agua del es¬ tanque y que parecen llorar quién sabe qué ocultas y misteriosas amarguras.
Pero lo mejor del jardín son los seres que lo habitan. Gorriones, infinitos gorriones que se han cansad ode merodear por las calles y tejados y que ahora llegan al jardín atrope¬ lladamente, se buscan, se unen en bandadas, charlan y ríen, saltan por el césped, ocupan los árboles, chillan v alborotan como mucha¬ chos; un pavo real, magnifico de vanidad, aristocrático, indiferente á cuanto no sea su hermosura; dos faisanes esbeltos, finos, como un simbólico adorno del palacio de un duque, y los patos.'
¡Oh, los patos! Tan grotescos como son v, sin embargo, tan atrayentes; tan fea como es su voz y, sin embargo, tan cariñosos: ca¬ minan de la manera más torpe; son plebeyos y ordinarios; no saben volar ni servirse de ninguna actitud gallarda; vagabundean por el césped y por los senderos; se comunican entre sí como viejos marinos, con el mismo paso de un marino, achaparrados y zambos, y, últimamente, se zambullen en el agua, graznan, sacúdense las alas tan alegremente y navegan, se deslizan suavemente...
Aquí se respira bien. ¡Qué silencio tan amigable! De bruces sobre el pretil, viendo el agua tersa del estanque v los peoecillos bonitos que nadan sin c.esar; aquí, donde no hay ruido ni afanes, ni apenas tiene fuerza el recuerdo para levantar una imagen del pasado; aquí, que hay sol y calma, y seres sencillos*'- y plantas bellas, ¡oh, qué dulce¬ mente pasan las horas, con la aterciopelada blandura de una ala de ave! Parece que el alma, de tan serena como está, quiere aso¬ marse á la superficie, esa alma tímida y vir¬ gen que huye de la aspereza del mundo, y que se esconde en lo más cerrado de nuestro
ser.
Pasa un anciano, pisando poco á poco, y
su mirada se detiene melancólicamente en
un arbusto florido; pasan unos niños sonrosa¬ dos, llegan al estanque, ven un pato y gri¬ tan, alargando la mano como hacia un ju¬ guete. Pero el pato, altivamente, vuelve la vista de soslayo y grazna todo lleno de in¬ dignación, y se zambulle en el agua, todo lleno de desprecio por los necios y voraces hijos de los hombres...
J. M.a Salaverría

Folletín del 5ÓLLER -2-
EL VOLUNTARIO
El comandante levantó su sable, los
tambores, muchachos de quince años, tocaron la carga, y dando fuertes voces el batallón corrió á los prusianos. Les esperaba una terrible descarga. En aque¬
lla multitud hubo como el remolino de
las espigas de trigo movidas por el viento: Miguel vió caer á su lado compañeros que le hablaban hacía un instante; heri¬ dos por delante, caían boca abajo, y los cuerpos, al tocar al suelo, despedían un
sonido mate.
—¡Adelante! repitió el comandante. Los tambores seguían tocando. Miguel se lanzó, pero bruscamente, le pareció que había recibido un bastonazo. Atur¬ dido se detuvo, balbuceó algunas pala¬ bras, giró sobre si mismo y dió también con su cuerpo en el suelo. Su último pensamiento fué de rabia. —¡Los prusianos nos vencen! v El cañoneo había durado largo tiempo, y Miguel había sido herido por la-tarde.

Ya era de noche cuando recobró el
conocimiento. Miguel echó una mirada en su derredor, tratando de orientarse y de adivinar en dónde estaba. ¿Encontrᬠbase aun entre los suyos? ¿Le habían he¬ cho prisionero los enemigos? Recordaba el terrible fuego, las balas que diezma¬
ban el batallón. Deslizábase sobre la tie¬
rra que una lluvia menuda que había caido después del combate había puesto húmeda. El cielo estaba negro de nuba¬ rrones. Miguel no podía distinguir en aquella sombra más que formas vagas, extendidas aquí y acullá; siluetas de ár¬ boles, y como abultada por la noche, á pocos pasos una carreta atascada, rota sin duda y que le pareció enorme. Qui¬ so levantarse y sintió en la Cabeza como un gran vacío. Haciendo un esfuerzo se arrodilló: sus.ojos se acostumbraban á aquellas tinieblas. Ahora veía que las
formas extendidas eran heridos ó cadá¬
veres. A lo lejos ninguna centinela, nin¬ gún ruido. Estaban abandonados.
—Vamos, dijo Miguel, no soy prisio¬
nero.
Se sentía muy débil: su sangre había
debido correr en abundancia. Procuraba
levantarse; era lo más urgente. Magun¬ cia no distaba mucho, y siguiendo la

orilla del Rhin llegaría pronto, quizá
antes de amanecer. Habían debido ba¬
tirse cerca de Lánbenhein. Pero ¿y si se engañaba? ¿Y si caía en las avanzadas de los prusianos? Y luego también ¿ten¬ dría fuerza para arrastrarse?
Habíase levantado y como sentía que la cabeza le daba vueltas, se apoyaba en un árbol. Muy luego le pareció que oía murmurar allí cerca palabras francesas, envueltas en gemidos.
—¿Quién está ahí? preguntó Miguel: ¿estáis herido? No respondieron. Miguel tuvo la idea de que las confusas palabras que acababa de oir salían de una boca agonizante.
— ¡Pobre diablo! pensaba: ¡morir ahí!
Titubeando se había acercado al lugar de donde se exhalaban aquellos gemi¬ dos. Sentía un alivio muy grande, sen¬ tía que le volvía la vida poco á poco. Mi¬ raba los muchos muertos que había ten¬ didos en el suelo, y en aquella noche sin
estrellas había sabido reconocer á los
prusianos y á los franceses. A dos pasos
de la carretera se detuvo.
—¡Socorro! le dijo en francés una voz débil, la voz que había oido antes.
Adelantóse, asió al acaso una mano

que le alargaban, y que se crispó al to¬
car la suya.
—¿Sois francés?le preguntaron. —Si, ¿y vos?
—Yo también.
—¿En donde estáis herido? —Aquí... en el costado... una bala... —¿Podéis andar? —Lo probaré. Miguel se había inclinado sobre el he¬ rido, y ayudándole á levantarse, le te¬ nía por debajo de los brazos y le
decía:
—¡Valor! ¡un esfuerzo!... — ¡Diantre! exclamaba el otro; no es fácil... ¡Ah! gracias, señor. La palabra señor hizo estremecer al voluntario: seguramente era un enemi¬ go el hombre á quien socorría. Un fran¬ cés.le habría llamado ciudadano.
—Veo. le dijo, que no podéis llegar conmigo á Maguncia.
—¿Y por qué? — Quizás» van á volver los vuestros. Quedaos aquí, en Maguncia os harían prisionero. —¿Y qué me importa?... Venga vues¬ tro brazo; prefiero estar preso con patrio¬ tas que libre con prusianos. Era uno de aquellos emigrados que

ECOS

SOLLER
REGIONALES x*

x®1 x*

MEJORAN

namerite su objeto, sin que miras egoístas de ción de la barriada de la Plaza del Olivar, chos días, hará que las fiestas sean en extre¬ ningún género malogren en todo ó en piarte calles de Bobians y Camposanto, para em¬ mo lucidas y animadas.

El esfuerzo realizado por Mallorca, con su Exposición de productos regionales, secun¬

los positivos resultados y los grandes benefi¬ cios que la nueva fundación está llamada á reportar.

plazar en la misma el nuevo mercado que se
proyecta.
Hasta ahora se tienen reunidos todos los

El pareció del almendrón era el sábado en este mercado de 91 pesetas los 42’37 kilos.

dando las nobles iniciativas de esta Cámara
de Comercio, va cristalizando ya en resul¬ tados de positiva utilidad. Conseguimos co¬ mo apuntaba ya en otra de mis crónicas, lla¬
mar la atención en las altas esferas del go¬
bierno del pais y en ellas se observan en es¬ tos momentos deseos de complacer á los ma¬ llorquines, circunstancia que debemos apro¬ vechar, aunando los esfuerzos para pedir y conseguir aquello que haya de resultar de más positivo resultado y de mayor utilidad para Mallorca; pero con unanimidad de cri¬ terio y de aspiraciones, no desperdiciando el tiempo y la ocasión, siempre fugaz, en inúti¬
les discusiones.
Por de pronto algo se ha conseguido ya, y

Sin que ello sea óbice para insistir de nue¬ vo sobre tan interesante tema, congratulé¬ monos desde ahora de una mejora tan im¬ portantísima para Mallorca y que las venta¬ jas que vamos consiguiendo sirvan de espo¬ leo á nuestra actividad para alcanzar otras-
nuevas.

datos y antecedentes relativos á las fincas que con la mejora han de expropiarse.
En breve se empezarán los trabajos sobre el terreno para la formación de los pílanos, memoria y presupuestos de la obra que se proyecta, con inclusión del nuevo mercado que ha de construirse.

José M.a Tous y Maroto. Palma 21 Julio 1910.
Crónica Balear

El Arquitecto municipal señor Bennazar está ultimando el proyecto para la construc¬ ción de un puente que ha de unir los terre¬ nos del rebellín de Iíornabeque con la ciu¬
dad salvando el cauce de la Riera.
Tan luego como se emprendan las obras se formará el pliego de condiciones para la ven¬
ta mediante subasta de los terrenos del cita¬

Son muchísimos los comisionistas que se
dedican en esta ciudad á la compra de albaricoques por cuenta de los fabricantes de pulpa de Palma y Binisalem.
Desde que éstos formaron el «trust» ha re¬ gido invariablemente el precio de 6 pesetas el quintal.
La Cámara Agrícola de Felanitx empezó
el lunes la elaboración del fruto que reco¬
lectan los abonados, haciendo las operacio¬ nes con la mayor pulcritud y esmero, á fin de que la pulpa fabricada por dicha socie¬ dad logre acreditarse en el mercado consu¬
midor.
Valldemcsa

algo de gran trascendencia é importancia es¬ tamos en vísperas de conseguir; refiérome co¬ Falma

do rebellín.
El señor Alcalde tiene el propósito de que

Este pueblo se prepara para celebrar so¬
lemnemente la fiesta de la Beateta valldemo-

mo comprenderá el lector al paseo de Sagrera y á la Granja Agrícola.
Respecto al paseo, cuantos en esta época de festejos han tenido ocasión de recorrerlo, y disfrutarlo, pudieron apreciar la gran me¬ jora que para Palma representa, no solo ba¬ jo el punto de vista estético, sino también bajo el punto de vista moral, intimamente relacionado con aquel; pues si no ofrece du¬ da que la población gana no poco con esa nueva arteria que favorece su circulación y su vida, no lo es menos que los moradores de
Palma de todas las clases sociales encuen¬
tran en aquel lugar, oreado por las salitrosas brisas marinas, dulce esparcimiento, horas de tónico descanso, después de las fatigas anejas á la cotidiana lucha por la vida.
Lo que se impune ahora es que la mejora resulte completa, que no desaparezca la franja urbanizada, con motivo de la Expo¬ sición, junto á la ribera misma, lugar satu¬ rado de la poesía del mar, arrullado por las canciones marineras, y desde donde se goza, en estas noches estivales, de la espléndida perspectiva del puerto, en cuyas aguas ter¬ sas, como veneciano esp>ejo, surcan silencio¬ sas las pequeñas embarcaciones, y en ellas se

La conjunción republicano-socialista de
esta ciudad ha acordado celebrar el 24 del
actual, á las seis de la tarde, un mitin de ad¬ hesión al Gobierno por su conducta en la cuestión religiosa, cuyo acto tendrá lugar al aire libre, en las inmediaciones del fielato de la antigua puerta de San Antonio.
Se acordó invitar al partido liberal para asistir al mitin, á cuyo efecto visitó á su jefe, don Bernado Amer, una comisión de repu¬
blicanos.
El comité del ¡partido liberal trató del asunto y acordó no tomar piarte en la mani¬
festación de referencia.
Según ha manifestado el Alcalde Sr. Alenrañy, se hallan muy adelantados los traba¬ jos del el expediente relativo á la construc¬ ción de la Escuela graduada en los terrenos
del Ensanche.
Los propósitos son de que en breve que¬ den listos los trabajos de cimentación, piara que sobre ellos pueda el señor Maura colo¬ car la primera piiedra para la coñstrución
del nuevo edificio.
Este acto coincidirá con la clausura de la

tan luego los militares desalojen el baluarte del Sitjar, que deberán verificarlo dentro de un año, de emprender las obras del derribo del mismo á fin de poner en comunicación directa por dicho sitio la capital con el arra¬ bal de Santa Catalina y con el nuevo edifi¬
cio del Instituto en construcción.
Manacor
Hállase en gran efervescencia la labor de la recolección de granos, la que, á pesar de la mucha confianza de los agricultores, no va resultando muy ventajosa en el trigo, en todas aquellas tierras á donde llegó la escar¬ cha ó el mal conocido vulgarmente por rovey.
La cosecha de habas ha sido muy escasa.
Las fiestas que se preparan para principio de Agosto en honor de Santo Domingo pro¬ meten ser lucidas, atendida la actividad que despliegan los elementos de la comisión or¬ ganizadora.
Uno de los proyectados números es la ce¬
lebración de un concierto de bandas de mú¬
sica. Cuéntase ya con que asistirán las ban¬ das del Regimiento de Palma y la de la Ca¬
sa de Misericordia.

sina Sor Catalina Tomás.
El miércoles, día 27, habrá repique gene¬ ral de campanas y canto de completas en la iglesia parroquial. A las ocho y media em¬ pezará sa revetla, que será amenizada por la Banda Municipal de Palma, tocando esco¬ gidas piezas en la plaza de la Parroquia; dis¬ parándose en los intermedios vistosos fuegos
artificiales.
Día 28, festividad de la Beata, la mencio¬ nada banda recorrerá las principales calles de la población tocando diana. En la parro¬ quia, á las nueve y tres cuartos, se celebra¬ rá solemnemente la misa mayor, ocupando la cátedra sagrada el Rdo. Sr. D. Bartolomé Pons. Por la tarde, á las cinco, habrá corri¬ das de hombres y caballerías en el sitio de costumbre del predio Son Gual. A las ocho de la noche partirá de la plaza de la parro¬ quia el Carro Triunfal, magnífica carroza propiedad del Exmo. Sr. Conde de Peralada y Marqués de Vivpt, recorriendo las princi¬ pales calles de la población y plaza de la Cartuja. A las diez de la noche música y fue¬ gos artificiales en la plaza de la Parroquia.
"biza

refleja complacida la luna blanca. No se trata de un asunto difícil, y si úni¬
camente dé un poco de buena voluntad por p>arte de aquellos que en él han de intervenir.
Respecto al otro extremo, ó sea la funda¬ ción de una Granja Agrícola, cuyo estable¬ cimiento ha acelerado el viaje á ésta del Mi¬ nistro de Fomento y del Director general de Agricultura, es á todas, luces evidente que

Expiosición y se procurará que revista gran importancia.
Asistirán al mismo los niños de las escuelas
públicas y las autoridades.
Las limosnas depositadas en el cepélio del Santo Cristo de la SangTe desde el día l.° al
13 del actual ascendieron á 629‘30 pesetas.

Ha dejado grato recuerdo en esta villa la celebración de la magnifica fiesta escolar, que la falta de espacio nos impide ■ deta¬
llar.
A todos los actos asistió una multitud
enorme, entre la cual figuraban las auto¬
ridades.
Los escolares que tomaron parte lo fueron

En nuestra campiña se procede ya á la trilla del trigo, cuya cosecha ha sufrido gran merma á causa de la roya (ruvey) que hizo presa en los sembrados en el momento de la granazón.
Menos mal, dicen los terratenientes, si los precios compensan la mala cosecha.
Con objeto de llevar á cabo en esta Dióce¬

se trata de una mejora de verdadera importancia y que viene á llenar una gran nece¬ sidad en una región como Mallorca en la que la Agricultura representa la primera fuente de riqueza.
Cuando estas líneas lleguen á mis benévo¬

Seg’ún noticias, piuede que solo tenga que construirse un vapor rápúdo en los astilleros italianos para la Isleña Marítima.
Se ha presentado á la venta en uno de los ptuertos de Londres un vapor de mucho an¬ dar, que al p>arecer llena las condiciones exi¬

en número de 1.400, conmoviendo de veras al público al entonar los cantos y los himnos que les había enseñado D. Sebastián Ribot. Felanitx
Se están organizando en Porto-Colom so¬

sis la sustitución del canto llano por el gre¬ goriano, ha venido últimamente de Valencia, llamado al efecto por el Sr. Vicario Capitu¬ lar y por el Cabildo, el Rdo. Sr. D. Francisco Peñarroja, Maesti’o de Capilla de aquel Real Colegio del Corpus Crhisti.

los lectores sé habrá celebrado ya una reu¬
nión magna en el Consejo de Agricultura, Industria y Comercio, para la que han sido convocadas todas las fuerzas vivas del pais.
Del amor á Mallorca por todos sus buenos hijos profesado, cabe esp>erar que la reunión será fecunda en resultados prácticos y que los esfuerzos ele todos tenderán principalmen¬

gidas por la contrata. Si este buque gusta á la Isleña es proba¬
ble lo adquiera y así le faltaría solamente uno de los vapores rápidos que sería el que se construirá exprofeso en Génova.
Por la sección técnica de obras del Ayun¬ tamiento se continúan con gran actividad

lemnes fiestas cívico-religiosas en honor de Ntra. Sra.del Cármen para los días 24 y 25 del corriente. Habrá, entre otros números, regatas, carreras de cintas, fuegos artificia¬ les, música, cucañas , baile y otros espectá¬
culos. Con tal motivo reina mucha anima¬
ción entre los veraneantes en dicho caserío; y esto juntamente con la afluencia de mu¬

Fornalutx
He aquí la contestación al telegrama que dirigió la mayoría de nuestro Ayuntamiento al señor Canalejas:
«Presidente Consejo Ministros á Estades y firmantes Ayuntamiento Fonialutx.—Agra¬ dezco mucho felicitación».—El Corresponsal.

te á epue la nueva Granja Agrícola llene pile- los trabajos preliminares para la urbaniza¬ chas familias que se proponen pasar allí di¬

combatían al lado del rey de Prusia y que le habían acompañado á la Cham¬ paña. por aquella carretera de París en donde el rey, estupefacto, había encon¬ trado el cañón de Kellerman y los com¬ batientes de Valmy. jUn emigrado! Al¬ gunas horas antes Miguel le había arro¬ jado á la cara el nombre de traidor, y ahora le servia de apoyo, le sostenía y le guiaba como un niño.
El emigrado conocia el pais mejor que él; se habían batido á pocos minu¬
tos de Weissenau, donde era inútil bus¬
car un asilo, pues los habitantes habían huido y era preferible marchar en dere¬ chura á Maguncia.
Llevaba el emigrado una calabaza lle¬ na de aguardiente, que bebieron entre los dos para recobrar ánimo. Ya comen¬ zaba á rayar el alba. Aquel resplandor blanquecino iba subiendo lentamente, y por el lado del Rhin venía una niebla
fria.
Miguel y aquel herido eran quizá los únicos seres vivos que habían quedado en el campo de batalla. Con paso tardo y vacilante caminaban á favor de aque¬ lla luz dudosa, y veinte veces Miguel se sintió á punto de detenerse ó de desmay arse. Sus piés se pegaban al suelo,

zumbábanle los oidos y una terrible an¬ gustia le abogaba. Parecíale que si veuía á caer era hombre muerto. Su com¬
pañero, horriblemente pálido, se apoya¬ ba en él y no hablaba.
De repente el desdichado se para y con voz entrecortada dice á Miguel:
—Basta, no puedo más. Y hablando así exhaia un fuerte suspi¬ ro y cae. Miguel le creyó muerto y le puso la mano en el corazón. — ¡Oh! exclamó el herido, palpita to¬ davía, pero pronto cesará. Es asunto
concluido... Pero decidme vuestro nom¬
bre para que sepa yo en este último mi¬ nuto á quied debo...
—Miguel Verdure, ciudadano. Al oir la palabra ciudadano una triste sonrisa iluminó aquel lívido rostro de
moribundo.
—¡Ciudadano! murmuró el emigra¬ do... grande y bella palabra... Sois vo¬ luntario y os batis por vuestra fé... Yo muero neciamente, y ¿por qué? ¿Sabéis por qué?... Emigré porque el decreto de 1790 exigía que todo el Royal-Contois renunciase á llevar el pelo á la catogan
y usase la coleta trenzada como todo el mundo... ¡Malhadado decreto!... Yo también habría servido á la república sin

aquella maldita moda... ¡Pero el cabello trenzado! ... ¡Que cosa más fea!... Eso es bueno para el vulgo... Hace tres años
nos batimos cerca de Amiens nada más
que por eso contra el regimiento de Anjou-Infantería que había adoptado la
nueva moda... Por menos se mata la
gente... Yo quiero llevar el pelo como me acomoda... me parece que soy dueño
de hacerlo...
Hablando asi quería sonreírse y sus ojos, que se abrían cuan grandes eran,
'miraban en el horizonte á la luz de la
aurora, las torres de las iglesias de Ma¬ guncia y el campanario y la cúpula del Dom. que se destacaban sobre el cielo pardo. El viento traía por aquella parte los toques de diana.
— ¡La diana! exclamó el emigrado es¬ tremeciéndose; vaya, de pié. quiero mo¬ rir de pié. Sostenedme, dijo á Miguel.
El voluntario le tomó en sus brazos.
—Gracias, añadió el moribundo...
Cuando vengáis á buscar mi cuerpo por aquí, acordaos que quiero que me entierren con mi peinado... Los emigrados de Coblenza llevan escarapela blanca, los emigrados de Inglaterra la usan ne¬ gra... Yo, á fé mia... poned la escarape¬ la tricolor á mi cadáver... Al cabo y al

fin los colores son más bonitos... Pero
lo principal que no me quiten mi peina¬ do... Mas tengo que deciros, si... ¿os acordareis?... soy el ciudadano Roberto de Piennes... Y digo ciudadano, ciudada¬ no lo mismo que vos... ¿por qué no?... Mucho os he molestado hasta aquí... pero
ya os dejo libre de la carga... Gra¬
cias... En suma, maldito lo que vale la vida... Y lo que os encargo es que derro¬ téis á los prusianos.
Y cayó en el suelo. Miguel le miró un instante, se inclinó hacia él, le tiró del brazo y le vertió en la boca las últimas gotas de aguardiente para reanimarle: su corazón no palpitaba.
—Ha muerto, dijo el voluntario. . Miró en su derredor para pedir socorro y no descubrió á nadie. Era ya de día,
mas los aldeanos, asustados, no acudían
á las faenas campestres. Miguel echó una postrer mirada al difunto, y le pareció que una sonrisa irónica y orgullosa re¬ solución levantaba el labio de aquel ca¬ dáver dejando á descubierto su blanca y
esmaltada dentadura.
J. C.
(Continuará)

SOLLER
*•#- DEL AGRE DE LA TERRA *® -*•

EL SENyO JUSEPH
Un día, y d’ aixó ja fa estoneta, es meu amieh Felip, una primera espasa mallorquí¬ na, que g'uanya sa primera pesseta a Barce¬ lona, m’ enviá un motet, de lletra recomenantme un tal Senyó Juseph mestre d’ es¬ cola que sabía pes cap d’ es dits es francés, s’ inglés, es turch y es rús; era un poch trempát pe sa' cuina, y sobre tot valia tant com pesava per barbé, quin ofici havia practicat a París, cuatr’ añys y tres dies vas’ Escuadra Argentina un parey d’ estius. No me deya si havía estat a Ceuta ni a Sant Boy.
A volta de correu escrich a n’ en Felip diguentli qu’ una celebridat com aquesta se
trobaría estreta dins un corral de bous com
Mallorca, y que m’ extranyava de que un Homo de tants de recursos, y poliglota per afegitó, no se sabés guanyá es ciuron sa Bar¬ celona, París, Londres, Contastinopla, Mos¬ cou, y seguía jo fent comentaris, persuadint a n’ en Felip d’ es desbarat d’ enviarme aquell pou de ciencia, arts y oficis. Y per fi li feya aqueixa pregunta: ¿es qu’ has perduda
sa xaveta?
En Felip era estat deixeble meu v després d’optenguda una carrera facultativa lo vaitx coloca de professor a n’ es meu colegí. Sabia jo ben be de quants de punts se calzava en Felip, sabía que no se mamava es dit, y be poría deduhí jo que coneguent ell que Ma¬ llorca es Son Fam per lo que pertany a s’ ensenyansa, a no ser haventse begut, es seny, no havía d’ aconseyá vengués a esteblirse aquí un savi de tantes campanilles, al man¬ co que aquest bon senyó volgués ensenyá per sport o per amor á s’ art.
En Felip, a volta de correu, me contesta agrahintme sa broma; pero que per molt que cavili, no li veu sa punta a sa meua carta.
¡Veam amb que acabará aquest bugat!
Des cap d’ una mesada, ses derreres que ja tenia ab lo Senyó Juseph, se.’m presenta un homonet de barratina catalana, ximarreta de burell y alpargates; tenia un uy t.rabucat., esportellat, xato, front ampie, de mitjes tayes, goixetonet, una cama més cur¬ ta que s’'altra; des cop de vista que li vaitx da, me resultava o un errat de contes o un
pillo o un t'el o una mala gangaya.
Creguent qu’ era un mendigant, li anava a fe caridat; y ell, aturantme sa ma, me diu: dispens, pare, jo soch el professor de qui li parla el Felip, y...
—Ali! es vosté es mestre de llengos?
—Servidor seu; y ya sap...
—Y que tal en Felip? —¡Renoy! Val les barres d’Aragó aquell xicot...! ¡Renoy! y ¡qué bon cristiá! totes les níts ems vejem a ca ’ls Jesuites. Be ens par¬ la de vusté! qu’ es cuneix que se 1’ estima el noy!
—Jo 1’ estim molt feral.
—¡Y... tal! ell s’ hu mereix ¡renoy! Quant vendrá la fí, els em ferem nostru... Sab vus¬ té que fa 1’ amor a una xicota... ¡no li dich re!... Una pubila rica y lames bona joya de tota Catalunya! Val uys per mirarla. ¡Renoy!

—Passi dins el meu despatx y enrahona-
rem un xich.
—Esperis que vaig a busca la maleta; li portil un recuerdu d’ el Felipet que vusté apreciará de debo. Es el seu retratu amb une dedicatoria lo més expressiva y afectuo¬ sa ¡renoy!
Eíectivament de dins es fondo de sa male¬
ta treguó un retrato: era es retrato auténtich d’ en Felip. A derrera hi duya una de¬ dicatoria; y sa lletra y sa firma eren o pareixien essé d’ en Felip!! Jo vaitx queda bisco, térbol, beneyt y qualque cosa mes.
—Que li sembla? Es vitrat qu’ es un pollo curra el Felip! ¡Renoy! Els jesuites se ’l menjen de tant que se 1’ estimen ¡renoy!
Lod’ es retrato, deya jo, se compren...: una prova que n’ han feta treure o una reproducció ¿pero sa lletra? Aixó me inatava es porch en divenres, y ¡be vatx filá amb un parey de minuts! A demunt es pupitre de sa taula-escriptori hi havia es sobre escrit de sa carta que rebi d’ en Felip;.y mentres el Ju¬ seph me feya es cuch de s’ oreya malalt y jo simulava no perde un amén de lo qu’ ell enrahonava, no perdía jo ses manades p’ es rostoy cotetjant de fit a fit es rasgues de ses lietres deis dos escrits, y com a mestre d’ esco¬ la que, ab molt’ honra, som, prest vatx coneixe sa mettáfera, y com per le gracia de Deu, m’ en he duits molts de cops de lliura, en vatx prende nota, y ’l vaitx deixa canta...; segó de que en veni finis-finis havía ell de mostrá la filassa. Y per fi, fas jo:— Tench, Senyó Juseph, es minuts contats; sense ana de cansons, diga que vol vosté de
mi?
—¡Je sais que vous étes bien aimable! —Aboc, sant homo...! Vosté va de massa solfes... Si desitja, vosté ser col-locat assi, li he de fer avinent que no (hi ha cap íorat
buit.
—No, home, ¡ya verá, yo sé que Vusté té vara alta dins la distinguida familia de Ca ’n Bajoca; que vusté no té pas temps per llevarlse 1’ administració, ni pas donar classe a ’l netet dé 1’ amo Raíel. Vusté ya sab y tal! qu’ esta familia es un tantich maleta de por¬ ta y la Pixédis y la Filomena portan més bigots qu’ un miliciano y volen teñir a la casa un barbé de tota confianza que cada día les fassi ’l repel... Jo, enrahonant ab lo Felip, fa temps me deya: Vajis a Mallorca, allá ferá vusté prou de be y Deu le hi pagará... El Felip m’ ha dada 1’ empenta; y val-hi-aquí el motiu... El Felip ben a prou qu’ afegi: vajis; y al Culegi encontrará vusté la veritable amistat, pa, bona cara y bon llit per hi tumbars’ hi... Vusté, no ’s pot negá, du pintat a la cara la bondat del cor. Axis que val-hiaquí un home que no sortirá deis brassus de vusté ni a cops de balay.
¡Qué m’ en sabia de greu ha ver de arruixá de ca-méua un homo a só de grancra! Tal volta, pensava jo, sa Providencia m’ obrirá un portell, y sens dona escandol tocará ’l dos aquest tipo que jo jutjava un pou de mali¬ cia y un munt d’ infamia...! ¡Benehida Pro¬
videncia!
Sa familia Bajoca eren uns senyós comensats y fets depressa. Arrendados, un temps, d’ una bona possesió, feren un bon cerró d’

unzes; y, retira ts a la vila, se donaren cért tó, y 1’ amo ’n Rafel passá per evolució lenta a sér el senyó Rafel y na Pixédis y na Filo¬ mena feren morros a tot-hom fins qu’ els do¬ naren el tractament de senyores. El senyó Rafel era un inflat sense lletres y ses dues fiy^es, de cap més clós qu’ un reble, se carregaren d’ estufera y solsament sa seua vanidat quedava no poch satisfeta, quant tenían molts de manyefles que les adula van o les feyen santos. Ell y elles, perque tenían cuatre doblés, volían fer de Dominus-tecum en tot; elles qu’ havían rapat térra tota la vida, que no sabían ni casi parla, que no havian anat ni un día á costura en la vida, que Huyen un vell gros de llana a n’ es clotell; elles volían posá sa cuyerada per tot y sa sal a s’ olla de tot-hom; elles volían saber de tot, de ciencies, d’ art, de religió, de po¬ lítica, y, com es natural, deyen més batavonades que paraules. Eran, en fí, un terreno abonat perque qualsevol vivo los posas sa cama demunt y hey fes estelles. He dit que hi havia molt que tondre. Aqüestes dues famelles, ja garrudes, y mes lletjes qu’ el pecat, dues cares que semblaven dos motlos de fe dimonis, no porian fé fira p’ el sant matrimoni, y se anostraren un poch a sa piedat, una piedat, com moltes, sense preparació,
sense coneixements ni sólits fonaments que
se fa tan avinent des fanatisme, de sa superstició y casi de una cérta casta d’ idola¬ tría. An aixó hey posaren forqueta y les meresqué que sa gent les posás es sobrenom de «Ses beates». Nom depressiu qu’ es sol do¬ na aquí y a totes bandes, an aquests trastots que fan ridicula sa vertadera piedat, tan hermosa demunt tota persona, y sobre tot
demunt una dona.
Tenien un nebodet menut ferm encare, y
apenes sabía confegi ses lletres y de éll de¬ yen ellas que ja estudiava es batxille y qu’ havia de aprende totes ses llengos y que li havían de cerca un mestre forasté per ferió
missé.
D’ aqueixa familia, una temporadeta cur¬ ta, s’ en encarregá un poch, al manco per caridat, de dirigirla un bon senyó que duya es meu llinatje. Prest 1’ enviá allá ont no hi pión. Jo no la coneixía sino p’ es forro, y en tenía apróu.
Per aquell temps una colla de cataban s y catalanes carteristas s’ havía colat a Palma, y no mancava cap día que a un o altra no espiñolassiu sa bossa. A un membra de sa
meua familia li havía tocat es torn uns
quants díes abans de posarse dins es meus brassos el Senyó Juseph.
Mentres tant aquést me parlava v treya de sa maleta paperots y recomendacions de personatjés de casta grossa, y retays de periódichs de 1’ Argentina que parlavan d’ ell y des seu sistema original de cura (puis tam¬ bé era curandero) y no sé quin ensiam mes...; sent dins es pati uns atlots qui esperavan entra a classe, que deyan:— ¡Son catalans! ja sa policía, n’ ha ayafats dos... Ara aquést deu and a avisa queja ha sortida sa bossa...
— Y que diuen aquexos noysf me pregun¬ ta el Juseph, tórnense més groch qu’ es
referit.
Y abans que jo li explicás la cosa, ¡tup!

entre un policía que ses catalineres li diuen el senyó Piscual.
—Ja ’n tenim un, diu es policía; no. mos torbarém a posa ses mans demunt s’ altre... ¡farsantes! ¡que hi van de vius aquests catalufes!
Atent jo a sa relació que m’ anava a fe en Piscual d’ una bossa plena de plata suada per mi, que mans Uestes y falagueres havían fet vola per deves es Mercat, casi no me fitsava en so tiramuixell que el Juseph feya dins sa maleta. Creya jo que seguía sa tasca de treure documents, y... quant es cas fon entés, estorjava rebent- y més que depressa es qu’ havia tréts.
—¡Bonu! diu, jo notu que vusté porta taréa; ñus turnarem a veure tout á V heu re.
Jo que ’l tenía una busca dins un uy, ni tant sois li vatx di: ¡au revoir! Y, ni es clechs del dimoni fosen com ell, escala por aval!! Els hornos de be no tenen pó a la guardia-ci¬ vil. ¡Es pecat pesa més qu’ es plom!
¡Be m’ hi feya rech-a-rech dins es meu cervell es borino de Sa curiosidat, quant fon fuit en Piscual, de mira altre volta es retra¬ to y dedicatoria que m’ endressava en Fe¬
lip'!
¿Es retrato?? Anear lo puch cerca. Pero, per un altre costat—¡quina sort! Devora allá ont manyuclava sa maleta el Juseph hey afin, en térra, un sobre que amb sa pressa que duya aquel passarell de fogí, havia oblidat o millo: li havía caigut quant enforinyava documents.
Sa carta era d’ un tal Bonafullá y anava adressada a un altre tal senyó Ventura Desclaus. En resumen deya sa carta: que per fi li enviava es retrato d’ en Felip; que havía hagut de suá llana negre per trobá lletra d’ en Felip, y que’havia derramat molts de cuartús perque els calígrafos no hi volían torsa el coll a fer la copia imitant la lletra, y que per fi en trobá un de desesperat que, per cent péles, se va cendre.
¡Si els crimináis no tenguessin qui los fes inuscle...! Llevors deya: parli molt deis je¬ suites, en treure a rotlo en Felip... ¡esta es la manera de pescar el capellán! ¡está xiflat p’ els jesuites...! Y ent haver aficat el ñas a ca les beates, fassi vosté beatures y miracles; parli sempre de sants y de ses penes de 1’ in¬ fera, y de sa ditxa del cel; no li tench de recomená qu’ estiga vosté alerta a vessá es ne-
goci; c.onvérsi poc ab sos capeílans...; que no
1’ engrunin; munyi be sa bossa y... envihi cuartus. ¡Aqui ’stá es dau!
¡Aquest programa s’ havia de cumplí! Jo era un instrument ceyo d’ aqueixa iniquidat! El senyó Juseph no cal duptar, era el senyó Ventura.... ¿Qui desembuya aqueixa troca? ¿qui desdebana aqucix capdell?
*4
Des cap d’ un parey de díes, vista que no compareixía el senyó Juseph (puis jo volía aprofitá aquesta ocasió per entregarlo a sa Justici) don part a sa policía. Ja ’n feren de passes ¡el Ventura juyaca am sórt! El dimo¬ ni li feya llum.
•*
Creya jo que ja no s’en cantava ni gall ni gallina del senyó Juseph; creya jo qu’ el se¬ nyó Piscual, sense haverso passat pe sa mo-

Folletí del SÓLLER -2-
FLOR DE CART
La vista de sa Trebolina 1’ ag'itava, el treya d’ aquell ensopiment, esperonant-li 1’ afany de fer qualque cosa, de desplegar qualque habilitat qui cridás 1’ atenció de 1’ atlota. Llavors era en Belluguins, el Belluguins del «manat de nirvis ab ánima d’ argent-viu, espolsat de pessigolles.»
Ella l’esguardava, mitx-reya, li endressava qualque mot de simpatía dins un esguart tendre ó dins una onada lleument carminosa de ses galtes molsudetes y vellutades, sempre benvolenta; y ell los hi agraia en formes estranyes: un cop ab xicalines, un altre ab habilitats, qualque pie alsantse cap de bandolina ab ses proposicions arriscades qui entusiasmaven les dues quadrilles y animaven la deis boyets a realisar les bel-lendines més sonades y devertides.
Un die, a la derrería del juny, davant sa Trebolina y les quadrilles va proposar:
—Atlots, qu’ anam a roba els aubarcocs a-n en Rosset-Bayó?

May per may s’ hi eren atrevits. En Rosset-Bayó era un jay ravescós, falaguer com una titina y més maleyt que peste. Tenia dos albarcoquers á 1’ hort de sa Coca-Frita, un quartet lluny de la vila, y des-que comensaven a inflar fins qu’ en romanía cap per un remey les guardava die y nit ab una escopetota vella, a tall de trabuc, carregada de metrall: llimadures, cagaferro, cabotes de clau y grums de sal per afegitó. Arriscauvos-hi voltros.
La proposició les dexá beneyts. Es Bisco metex, el cap de la quadri11a,—un bergantell rabassut, color de térra, semi-bisco, de cara grosserament cantalluda, qui ja s’ afeytava cada quinze dies—va fer anques enrera, tal volta per considerar la proposició inrealisable, potser per fer la quantre a-n en Belluguins. Aquest agitá sa figureta bellugadissa escupintlos a la cara, ab mica de despreci 1’ argument suprem:
—No sou hornos si no hi veniu!
—E-hi hem d’ and—deciará resoltament
en Val-Deu, el segon de la quadrilla, cap indiscutible de la sccció financiera.
Pero la majoría restava indecisa. L’ es¬
copetota y el mal génit d’ en Rosset-Bayó les acoquinava. Fonc necessari 1’esperó
del ridícul acorat fins a T ánima per una

d’ elles:— «Ala, porucs!»—y se resolgue-
ren.
—Com e-hu hem d’ enranjar? —’Xau ho fé tot a compte meu.—Y en Belluguins exposá el seu plá. Farien un homo de bulto ab la pitrera plena de pe¬ drés «perque fos fexuc», y al temps qu’ en Rosset-Bayó seria a diñar 1’encamallarien dalt un albarcoquer, sostengut ab una cordellina qu’ ells servarien de darrerauna bardissa:—«...y venga lo que ven¬ ga!»—Peró haurien d’esperar el diumenge vinent. L’ idea va agradar. —Noltros vos farem s’ homo de bulto,— deciará sa Trebolina;—peró mos heu de dü aubarcocs per noltros. La proposició fonc rebuda ab entusias¬ me qui esclatá en mans-balletes, giscos, siulos y cridadissa. En Belluguins xalava de ventura. El diumenge, damunt mitx-die tot estava a punt. En Belluguins y en Vál-Deu
sostenien el bulto verticalment ab una
corda de palmes. Els demés boyets feyen la torniola devers els safretx esperant la feta, plens d’ intranquilitat y gens segurs.
Feya un sol qui bofegava. Voltat de sorts de térra prima, sens-’ arbres, tot sec, la mica de reguiu s‘ es-

campava dins un baxol. rumbetjant sa tonalitat verdosa, just-y-fet un ratx d’ esperansa dins una vida d’abandonament
v desolació.
Per la camada (1) venia daxo-daxo el pobre vell ab T escopeta penjada al coll, acariciat per 1’ halenada calenta de 1’ at. mósfera, perdut son pensament dins for¬ mes vagues, imprecises, com un insecte
entabenat dins borrallons de cotó fénicat.
Pegá una sopegada y alsá la vista. Sudevant ell els albarcoquers, els seus al¬ barcoquers, pomposos, de rama atapida, ab brostada rovellosa de tendror, ostentaven l’esplet d’esferetes d’or mate, ab posa majestática de nabab nou. Li semblá, a-n el jay, afinarhi un embalum sobre el de més prop:—«Re-mil-llamps!»— peró no s’ en fiá gaire car la vista li flaquetjaya. S’ hi acostá més, tot concentrat en 1’ esguart y 1’ esguart en 1’ albarcoquer.
—Es un homo!... e-hu es!... e-hu es!...
mal llamp!.... cara de poca-vergonya!... de bell de die... re-mil-llamps!...—y esclafint de rabior s’ encará 1’ escopeta y engegá el tir.
El bulto se remená aturdidament, trabucá ab rompedissa de brancons y caygué en térra.
(1) Camada.—Camí d’ establidors.

ESZSKS

Z±.

SOLLER

llera, 1’ havía arruixat cap a Barcelona. Jo ssos y no volía altre carn que de gallina; per¬ pic sa seua ven poten! cóm á s’ instant histo¬

no sé si passá la nía o si per'po de maretjar- que deya que sois sa carn blanca y tenre no rie qu’ atravessam ara.

so, romangué aquí; lo cért es que a un po¬ mou sa concupiscencia de s’ altre carn.

Fícxauvoshi, reparauhó bé, señores y se-

blé! de Mallorca en feyen manjarets d’ un

Prest es galliné de ses boatos bagué fet ñors qu’ aqüestes retxes vos passau per la

sant que vivía dins una cova de la qual en flamada; pero elles ¡qué no hagueren fet p’ vista, y veureu cóm es ve lo qu’ heus he dit

sortía un pich cada día per capta un trosset de pa, com més du millló, sois es necessari per no morirse de fam; que vivía no més que de pa y aigo; que geya demunt una llosa ab sos péus en remuy dins un coco d’ aigo; qu’

es sant!
¡Poretjals més que peretjals! Y en Tocoris de son pare... ¡que s’ en per den en aquest mon, de verduchs d’ uyastre y tafarres de
ruch!

L’ Iglesia católica,, per mes avesada qu’ estiga á trapitjar eritjes y batzers, xorbarrates y carts, amb vint sigles que fá que tréu rotes y rementers de lo qu’ abans eren garrigues y peñalars pagans, s’ ha aficat una es¬

en veura dona, acala va ets uys; que duva

*4

pina ara derrerament en forma de real orde

un dogal p’ es coll; que anava carregat de medalles, defenssius y un Sant Cristo grós demunt son pit; que parlava poch y veubaixa; que s' extassiava; qu’ endevinava; que curava malats, reiiunciats de tots els metjes; que a lo millo lo trobaven ajonoyat dins un’ ancletxa; que bastar a tocas ab un gayatet una persona per teñí aqueixa assegurat el cel; qu’ liaría donat s’ halé a un atlot mut, y aqueix haría parlad un pare-y de paraules, y que si no liaría recobrad per a sempre sa paraular era degut a que ’l seu pare haría dubtat des podé de fer miracles tan evident amb éli; que predicava que perque els richs
no fant molta caridad tendrán males anva-
des y malaltíes y pésta a ses guardes; que

Un día un pagés vengué á veurem, y en¬ care me contaría coses des sant y de ses boa¬ tos si jo no li hagués fuit.
Me contá qu’ el Gorma Juseph uns quants pichs havía sortit y tornat entra clausis januis, y sensa clau per obrí ni tanca; que liaventlos dit que en so rain de possesió líavían adquirit un capital de deu mil duros iiijustament demunt sa sanch des trabavadó y
per baver aficat un pocli massa sa guinaveta en questió de negocis de compra y venta de géneros, Deu 1’ havia enviat per salva ses seues animetes, lo cual seria impossible si
aquests dinés no passaven a ses seues mans per repartirles ais pobres que Deu li indi-
cava.

dictada p’ es govérn d’ en Canalejas, y se llamenta fórt férm. Ses potedetes que fá pro¬ ven que li fá molt de mal; no es extrañy qu’ á ses seues llamentacions y protestes les sentin de per tot el mon, ni que per tot el mon
tróbin éco.
L’ Iglesia pro testan!... ara no protesta pareix; tot lo contrari, si béla fórt férm també, no es de dolor, sino d’ alegría. Sa mateixa real orde qu’ abans he dit li ha donat facul¬ táis que may havia tengut y molt desitjava. Ara ja pód posar a sa part exterior d’ ets seus temples señáis de qu’ heu son, y per médi de lletreros y programes clavats á sa paré! fer cóneixer sa seua doctrina y anun¬ ciar ets seus cultos. Xo es molt gróssa aques¬

des roegons que captava, al cap de sa sed-

Per aixó ell sovint s’ en a nava a Barcelo¬ ta volada d’ aydo per regar un taulá que té

mana, duva ses sóbranzas a uns ermitans;
que ell liaría baixat del cel, que íio haría
tengut mav ni pare ni mare; que no era d’en lloch, y era de per tot; qu’ allá ont Deu 1’en¬ viara parlaría sa llengo loca lv per provarho, devant qui convengués, parlava (• francés, s’ inglés, etc; qu’ liaría recorregut tot lo

na, voíant, segons deya, y duva ais pobrets
d’ allá partidetes de mil durets per ajeujerá ses animetes de sa familia de Ca ’n Bajoca.
;Y aquelles blayes estavan tot fidotes amb el Gemid an aqui si el dimoni no hagués acabat es buf, sa camia de demunt [li beu-
rían arriba! a dona.

tanta sét, es vé; pero... qualque cósa es qual-
que cósa, y caminant-caminant se fan enfóra. S’ ha donat un pas cap á una de ses pó-
ques llibertats qu’ encara falten conquistar á España; y... ¡visca sa llibertat! (y es Puput tancat) cóm deya s’ filtra dia el señor, ó la señora, II de sa polémica d’ el Sóller.

mon; s’ adormía aquí y sa despertara a Xi-

Sa veu d’ aqüestes dues Iglesies ressóna

11a tot seguit, y pér dona proves d’ aixó do¬

»4

armoniosa dins molts de córs y té es poder

nara detalls de mitx mon.

Un cap-vespre d’ estiu jo prenía la fresca marevellós d’ inflamarlos amb so fóc de s’ en-

¡Quina llebra correguda qu’era aquell dia¬
blo de sa xamarreta!
Tot-hom corría a veure ’l Gorma Juseph d’ allá y de fora rila; curara amb orácions y saliva... de; un a. S’ únicli incredid era es vicari des poblet qui a ses preguntes que li fevan els filigresos, responía ab capedetes y fent sa mitja, tot lo cual significara molt. Y tot es poblé eslava furiós contr’es Vicariper(jue en lloch de dona llum, anant a ajono-

a n’ es cap des Molí; cornava es vapó corréu que havía de sortí per Barcelona: m’ hi atrach. Una pareya de guardies civils me¬ llen un prés engrilionat; era un homenet de ximarreta, pie de defensius, un cordell a n’es coll, un Sant Cristo penjat demunt es pit. Sa gent s’ hi enrevoltava, éll no niirava ningú... Uns li tenían llástinia, altres deyan: vaj’ un farsante! en sa capa de bon homo lia saupat
cinch mil duros a una familia tota do Deu!

tussiasme, quines flamades aviven sa fé y donen forces extraordinarios á ’n aquells qui saben sentir y aprofitar sa seua calentó.
Pero no son aqüestes veus d’Iglesies ses úmques que se deixen oir en aquests moments: dins ses corts españoles n’ han ressonat tres més (¡y son cinc!) quin eco, si no ha arriba! tan llufiy. cóm es d’ aquelles, no per aixó ha deixat de repercutir dins ses columnes de tots ets periódics ni han deixat d’ es¬

varse a n’ es peus del Gorma Juseph, donara fum, riguentse d’ ell y de sa tafar rería deis
seus feéls.
ib»
En aquest pobled hi vivien ses bajoques de Ca ’n Bajoca, siti abona! per rebre, com pluja del Cel, qualsevol Gorma o sant envernissat com el Jüsoph. ¡Quina ditxa teñí un sant a ca-seua aquelles dues cares de patata bollida! ¡Quin infló pe sa seua vanidad de se-

¡Oh! fas jo, ¡es el sonyó Juseph! Una volta demunt cubería des vapó, m’ hi arrarnb. Tot d’ una me vengeuren unes ganes d’ arrancarli aquell Cristo tan vilment profana!...; y
li dicli:
—Senyó Ventura, fassis el favo do coma¬ narme molt ferm en Felip, y li diga qu ’ oís jesuitos están bons, y que sos bajoquos están dosbajocados y que a Mallorca, encar hi que¬
da molta llana...

coltarlo tots ets qui de sa cósa pública s’ ocu¬ pen. Son aqüestes veus, cóm supós haureu casi tots endevinat, sa d’ es compañero Pau, sa d’ es ciutadá Emiliá, y sa d’ el señor Dal-
más.
Sebém já lo que ses dues primeres defénsen; es natural es nóstro mal-de-ventra per sebrer lo qu’ aqüestes altres tres pretenen. Aclariguemhó, si pód esser.
Sa derrera qu’ he anomenat, casi diría que

nyós de cama curta, ser elles ses secretarios d un sant; ses qu’ obrien ses ¡cortos del Col a tants de desven-turats! Quina sort jf el Gor¬ ma Jüsoph poré ser 1’ amo de ses medies d’

Una mirada de ca rabiós fogi [de sos uys de cap a mí. Jo me i*atx fe pó d’ ell, valdeinent anás anmanillat y entre dos guardi-ci-
vils.

vá á tó amb aquelles altres quines queixes y complacéncies ja coneixeu; pero lo qu’ és ses dues que li precedeixen, vos assegur que no hi ha médi de que amb elles puguena justar.

aquella casa de beneyts, per quina conecució liaría trabucad el mon demunt devall,
sensé are costarli cap mica de pena! Sá gent fanática ja no va a sa cova; es un

¡Tanta es sa pó que me fan ets hipócrites, sien Jusephs, Peres Peixets o Peres-Estepes!
Be los afeytá a ses beatotos... y ¡ben me-
rescut!

¿Y cóm no han de dissonar si unes sostenen sa doctrina y sa moral de Cristo y ses altres una doctrina y una moral diametralment oposades? ¿si unes aconseyen s’ orde y sa pau

carrero seguit a ca ses boatos bajoquos. A

Bernat Balee.

social y ses altres es desorde y sa revolució?

elles ni ab sis flassades los taparien es d,ollo-

¿si unes prediquen: «estima á ton gerrná

nero; sa bava los cau... A elles los conta es #########/############/##### prohisme cóm á tú rnateix» y ses altres: «an¬

secrets de cada un des malalts que hi van

tes que tal cósa consentir anirém á s’ aten-

per consol; a n’ en fulano li anirá malament; «va fe aixó y alió quant era jove»; a n’ en

Vuyts y nóus

tat personal»? Ydó bé (¡y aixó es lo millo de tot!), ífllgle-

zutano Deu no 1’ lia escoltat, «perque té un

sies qui aixi amenaqa y n’ Iglesies qui tais

deuta que paga de fa molt’ estona»... Y elles

Per ventura... dic, tal vegada (sí, tal ve¬ amenaces aplaudeix, tots dos contraris de-

liey xalaven de sabor es misteris de cada per¬ gada, perque ¡qui sab si es per desgracia!; clarats d’ aquelles altres Iglesies qu’ abans

sona, y després 'armolars’ en sa garrova. sempre he sentit dir que devegades es vogá he anomenat, maldement sien... tocayos, y

Ell, a ca ses bajocotes, por no feries enrabia es peste) may per may s’ ha vist á España un lo mateix tots ets qui d’ igual mal-cór donen

y fent un sacrifici gros, s’ atapía de bon tro- tant gran nombre d’ Iglesies alear amb un próves y amb semblant poca vergoña en

bravetjen, junt amb ets xotéts de cordéta qui, aclucats per una gróssa bena de calum¬ nies y difamacions que teñen manes aquells de posarlos devant la vista, dócils los segueixen; son, germanets, els qui mos volen re¬ generar 1’ España á fór^a de paríannos de llibertat y de progrés, de fraternidat y d’humanitarisme... que devant tothóm ells mateixos trepitjen. ¡Ja ’u val!...
¿No creys qu’ hauria valgut más que tais Iglesies no haguessen badat boca? A ells sobre tot (son Iglesies máseles) los hauria convengut; estallen mes amuntét á 1’ hora d’ ara en es concepte de molts, y á tots quants han queda! desilusionáis; de sentirlos los tendrien encara de part seua.
Ells mateixos ’n irán dient qui son, no tengu eu ansia, y póc-á-póc y tira-tira se ’ñirá obrint pas sa llum...; heu se cért,
Jó Mateix
Cartes que no lliguen
Un babaluét se ’n anava un dia ’menant
es seu ase p’ es cabreste. Dos tramposos el veren y un diu á s’ altra:
—Gós massions que som capas de ferme meu aquest ase sensa fer sa mes petita vio¬
lencia á son amo.
—¿Y cóm podrás ferhó? —Seguim y heu veurás. Aquell póca-són se dirigí cap á s’ ase de péu-á-puntes, y caminant-caminant li tre¬ güé es cabrestell y el se posa á si mateix, mentres entregava s’ ase á ’n es compañy fentli señes de que se ’n anás en sentit con¬ trari, sensa aturarse ell de camina tira-tira derrera es traginé. Quant aquell amb s’ ase s’ hagueren perdut de vista,, s’ atura es qui duya es cabres¬
tell passat p’ es cóll; es traginé se gira y quant el veu s’ exclama tot estorat:
—¿Qu’es lo que tu fas aquí?... ¿Qui ets, diguéin, per amor de Deu?
—Jó som es teu ase, respongué aquell polissó^y encara que sa meua historia sia molt extraña, la te vuy comptar. Escolta:
«Jó tenia sa mala costum de beurer y un
dia me vaitx presentar borratxo devant ma mare. Quant aquella bóna veyeta me feya sermons perque ’m corretgís, vaitx prender
un garrót y li vaitx enciveílá dues garrota-
des ben dades. Indignada, me vá inalaí, y Deu, per castigarme, me fé torná un ase y
vaitx caurer dins ses teues mans. Ara pa-
reix que maniate s’ha recordat de mi, ha implorat es meu perdó, y jó perdonat he tornat altra vegada un homo.»
Es beneyt aquell cregué aqüestes parau¬ les, y tot coninogut li va dir:
— ¡Oh, germanét! perdonen! d’haver tantes vegades qualcat demunt tú, d’ liaverte qual¬ que pie maltraetat, y repren sa teua lliber¬ tat, que de molt bon cór te don.
Aquell pillastre no volía altra cósa y se ’n aná, mentres qu’ es traginé purango se ’n tor ná á ca-seua espanta! de lo qu’ havia sen¬ tit, y compt-á es fet á sa seua dona.
— ¡Desgraciáis de nóltros! s’ exclama aques¬ ta després d’ liaverlo escoltat. ¡Que vóls dir, durant tant de temps haver fet una bistia de cárrega d’ un fill d’Adam!...
No obstant, veyent qu’es seu marít estava de lo mes enfadat desde qu’havia perdut s’ ase, li digué un día:

El vell resta esfereit, corprés—«Ja 1’ he gueren els vineles de simpatía qui lliga-

batut...»—y s’ atura.—«Ja 1’ he batut...» — ven en Jaumet Belluguins y n’Angelina

Com si un ser invisible, una idea venja- sa Trebolina ab los d’una complicitat

dora li barrás el pas, g'irá poc-a-poquet, inconfessada pero regonescuda y els d’

ab recansa, y partí cap á la vila obses- una mica de penediment comú.

sionat per la metexa idea crexent-crexent

com una fantasma de paor nocturna, qu’

el pobre vell expressava remugant sor-

II

dament:

—Ja 1’ he batut!...

En t*aüge

Els boyets rigueren que cuidaren a es- '

clafir; s’atapiren d’albarcocs; s’en om- En la bellugadissa pererosa y. monóto¬

pliren les butxaques (els qui en tenien) y na de la vida d’ en Jaumet s’ hi era ope¬

la faldriguera... per elles] apuntaren les rada una transformació.

flors de les carabasseres perqu’ esvortas-

Aquell estiu 1’ aset del sen Nofre, el

sen; cercaren figues-flors primerenques y pare d’ en Belluguins, pogué rescabalarse

y per falla menjaren figons, y se rebetja- bé de la set patida fins a-les-hores. Hi

ren dins el safretx.

hagué dies, sobre tot els festius, qu’ el

En Rosset-Bayó tirá una malaltia qui jove 1’ abeurá sis y sét vegades. Sa Tre¬

1’ enllitá una quinzena de dies. Ells y elles bolina vivia su-ran del Pou-Vev y el pe-

colectivament s’ en rigueren; individual- tit ase experimentava 1’ influencia benfac-

ment sentien una especie de formiguetx tora de 1’ atlota per tal procsimitat. Si axí

interior, devall la post del pit, qui ben-bé com s’ inflava d’ aygua hagués pogut sa-

podrien esser remordiments.

dollarse de menjar!

En Belluguins tengué prou coratge per

reprobar aquella passada, cara alta da- Era la diada de St. Jaume un poc abans

vant les dues quadrilies, el diumenge de mitx-die.

vinent.—«Está mal fet!»

D’ els camps arrostollats s’ alsaven ba-

L’ardidesa d’aquell projecte y 1’inge- varades de xafogor enervant com una

nuitat noble d’ aquexa confessió estren- inmensa boada de forn. L’ ayre flametja-

va prenyat d’ oftálmies. Caldetjat p’ el
contacte ardorós de la térra sufría extre-
miraents de febre, d’ una grogor bullenta,
com una mar de sofre volatilisat espur-
netjant bellumes. El firmament, de contorns calitjosos
s’ extenia blau-blanquinós ab rutilacions
de diamant.
Ni un halé d’ embat.
Els molins de vent estiraven llurs ante-
nes tristes, despullades de veles, com ales sense plomissó de monstres inmóvils dins
una visió llumínica.
Les flors de les figueres-de-moro, mosties y pál-lides, esfuma ven llur esgrogueiment mate y oferien—impúdiques!— son néctar viscós a les abelles, papellones y bronidores.
El poblé no ’s bategava sepultat sota una llosa de llum y bavor.
Les tonalitats verdes de 1’ arbreda es-
campaven una nota de color lassa dins la natura seca y dessustada.
Davall les Agüeres, ensá y enllá, sestaven ovelles d’ escampadissa, remugant filosóficament, unes dretes, altres ajagu-
des.
Nos’ oia més que 1’ apagada bronidiss.a deis insectes com lleu rugall de la natura
dormint la séxta.

La respirado topava ab emanacions de térra, de crémor de formiguer, qui la dificultaven lleugerament.
P’ el camí carretel* de la vila veynada s’ hi destriava, lluny, la silueta d’ un
vianant.
Dins la clastra del Pou-Vey, separada del abeurador per una paret mitjera, hi borinetjava es Bisco. Certa expressió fe¬ lina indicava qu’ estava a l’aguayt. Com-e cap de la quadrilla deis boyets comptava que de dret natural y diví li pertocava a
ell esser l’enamorat de sa Trebolina. En-
demés tenia els punys g'ranats y era més vell qu’ els altres. No eren tots aqueys
títols de dret indiscutible?
El tiapitx d’una bistia qui s’acostava el feu apilotarse dins la pica més propera
del coll del Pou.
Al’altra banda de la paret un siulet trémolos, d’intermitténcies rítmiques y vellutades, convidava la bistia a beure. Era en Belluguins.
S’oí una veu crestallina, fresca, com
un sarcasme a la canícula:
—Molts d’ anys, Jaume!
Salvador Galmés y Sanxo
(Se continuará)

SÓLLER

\_

,

J ■■'■'■■"■I"

5 J55

—Tú no póds está aixi; veten á.’n es mer¬ cal y compra un altra ase.
Y se ’n hi va anar es seu homo. S’ aturá á
s’ endrét ahont solen vendrer ets ases, y de seguida vou es seu. Qiiant el s’ hagué mirat be per convencerse de que no s’ liavía enganat, s’ acostá mes á ell y tot indignat li crida dins ses oreyasses que mitx li penjaven:

El proceder del antiguo jefe del parti¬ do liberal merece más plácemes que cen¬
suras.
Preferible hubiera sido que se presen¬ tara como correcto ministerial, pero no hay que exigir a los seres humanos mas
sacrificios que aquellos que están en ar¬

inconcientes, ó interesados en proseguir
sus anárquicas doctrinas. Frente á ellos surgen dos hombres,
dos fuerzas, Maura y Canalejas, que en interés del país sabrán defender el Tro¬ no con unánime aplauso de los que fían la prosperidad de España en su tranqui¬

sejo, el de hoy puede reputarlo por el mayor y más legítimo.
Animado sin duda por haber salido airoso en estos primeros pasos, anunció
su firme decisión de vivir en el Parla¬
mento casi constantemente, porque uno
de los principales vicios del partido libe¬

— ¡Perdut! ¡No-ningú! ¿Vóls dir t’ has tOr- monía con su carácter. El del señor Mo¬ lidad interior.

ral ha sido ese alejamiento constante de

nat engatar y has tornat pegar á ta mare?... ¡Ydó bé, aquest pie no seré jó qui’t compraré!
Y donantlí s’ esquena se ’n torna á ca-seua, sensa ni sisquera girarse derrera.
i
Dins un ball, diu un amic á s‘ altra: —¿Yeus aquell señó qui está devora sa ximenéya? —Si fá qu‘ el veitx. — Ydó ningú es capás de creurer lo molt que li dec. —Deu esser un gran protector teu. —¡Cá, homo! Es es propietari de sa casa que jó habit.
y/
—Yaja, Baltasar—li deven anit passada á
un sucjécte molt conegut.—¿Per qué tens aquest empeño en’ que no se casi es teu fiy?
—Per una rahó ben sencilla...—r^spongué es preguntat, mes serio qu£ el Pare Bestard:
—perque no vuy que se convertesca en sógra sa mena dona.
CASA PA6ESA (*)
Yólguda casa pagesa, plaent, com una escomesa, oberta, com una má, com una má sempre estesa que convida a reposa,
Com la flor de tora vila
ets 1’ amor del soleyet, tens una jove pubila, y una padrina qui fila, y aigo qu’ apaga la set,
Ta xelesta emparralada acull totlioin amatent, tens per tots bona arribada, y una cadira cordada que ’ls espassa ’l cansament.
Tens devant una perera
rica d’ esplets esquisits, y al costat una Agüera que revolten per Sant Pere els infants enllepolits.
Eilats fusada a fusada,
tens dins la caxa tancada
llensols nets, de bona olor, —la que ’ls dona la bugada quantles pren la morenor.—
Tens estormíes de Agries, tens pá demunt el raol, tens oronelles amigues, y ets rossa com les espigues grañades al bes del sol.
Y com a joya he retad a deis bons temps de 1’ avior, ta paret blanca forada una rosa mostretjada qu’ a ta llar dona claror.
¡Benhaja ta senzillesa, y aqueix noble conAá que ’m te 1‘ ánima corpresa... volguda casa pagesa oberta, com una má!
María Antonia Salva.
La vida política
¡Madrid 19.

ret es débil, y careciendo de energía pa¬ ra atacar y no teniendo por otra parte valor para confesar sus torpezas, adopta un prudente término medio, quedándo¬ se en guardia para el porvenir.
Por fortuna, esta guardia es inofensi¬ va porque son escasísimos los que le aplaudieron y menos serían los que le seguirían á una disidencia, si su mala suerte fuera capaz de conducirle por tal
camino.
Ahora ya no es fácil que se presente ocasión para tales aventuras, pues el se¬ ñor Canalejas ha logrado fortalecerse ca¬ da vez más al frente del gobierno, y por si algo le faltara, cuenta con el apoyo, oficialmente publicado, del señor Maura.
Este criterio, que hemos juzgado siem¬ pre beneficioso, se ha ratificado en ple¬ no Parlamento, sin suscitar protestas ni admiración alguna, porque flotaba en el
ambiente la necesidad de una fuerte in¬
teligencia entre los partidos de gobierno. La forma en que expresó el señor Mau¬
ra lo que esta unión representaba, fué una magistral concepción de los deberes de los monárquicos en un país constitu¬ cional, tomando base para ello de la cri¬ sis de octubre y refutando uno de los cargos más duros quecontra él se habían formulado: el de abondono del poder contando con la mayoría y la confianza
de la Corona.
Es verdad; y sin embargo, no podía gobernar, porque le faltaba el apoyo del otro partido de turno, que le había ne¬ gado la sal y el fuego, llegando, en su insensatez, á aliarse con los republica¬
nos.
Yo solo contra todos, decía el jefe del partido conservador, no debía, no po¬ día continuar, porque comprometía el régimen, y por esto me fui, y no seré yo jamás quién merme á otro prestigios pa¬ ra cumplir sus deberes.
El resto de su oración parlamentaria, en la que ha procurado prescindir de acentos tribunicios para que loa razona¬ mientos llegaran á todos con mayor cla¬ ridad, ha sido una defensa de la política que siguió en los asuntos del Rif y en la represión del movimiento revolucionario
de Barcelona.
En cuanto al primer punto, demostró cumplidamente que, siendo siempre pa¬ cifista en teoría, tenía que acudir á la guerra cuando el honor nacional lo re¬
clamara.
No cogió de sorpresa á la opinión, por¬ que en el Senado, el genera! López Do¬ mínguez. con gran altruismo, prometió, y todos le aplaudieron, cooperar á la ac¬ ción del gobierno. Si el público no llegó á percibir bien la necesidad de una ac¬ ción militar, es porque gran parte de la prensa presta más atención á las corri¬ das de toros que á los asuntos de interés
nacional.
El hueso del Rif, como le han llamado
algunos, es base para una expansión co¬

Madrid SO.
Gratamente resonarán en los oidos de.
todos los monárquicos los aplausos tribu¬ tados en el Congreso al señor Canalejas, ya que su triunfo no ha sido el de la perso¬ na, que por respetable que sea poca fuer¬ za puede encarnar, sino el resurgir de un partido que, por acéfalo, resultaba inútil para la gobernación del Estado.
¡Viva el jefe del partido liberal!, excla¬
maron muchas voces, elevando sobre el
pavés á quien legítimamente había con¬ quistado el puesto.
La sesión de esta tarde trajo á nuestra memoria otra famosa en los fastos parla¬ mentarios: aquella en la cual el señor Maura, contestando al señor Villaverde,
le obligó á someterse. Esa labor es la que enérgicamente, gallardamente, sin bajas abdicaciones de volunlad ni pro¬ mesas de futuras contemplaciones, ha realizado también el presidente del Con¬ sejo.
Respeto al señor Moret, justo será re • conocer que este desdichado hombre pú blico, puesto por primera vez en contac¬ to con la realidad, comprendiendo lo fal¬ so de su situación, ofreció su apoyo al gobierno; pero como en él es difícil que aparezcan francas las resoluciones, hizo distingos, tuvo vacilaciones, exigió prendas, insinuó ataques á algunos de los que ocupaban el banco azul y hasta á la presidencia de la Cámara, llegando á convertirse en paladín de la unidad del partido.
Había en el fondo algo que parecía brindar protección, y un jefe de gobier¬ no no puede tolerarlo, no debe admitirlo, ni ser prisionero de nadie.
Rotundamente proclamó el señor Ca¬ nalejas que él no reconocía ningún gru po. y que si había alguno, podía desde luego contarse fuera del partido liberal. Provocó la votación, y como corderos, el señor Moret y sus amigos fueron obe¬
dientes la mandato.
Resuelto este pleito, que no podemos llamar de familia, porque también im¬ porta al país desde le momento que hace concebir esperanzas de que acaben en el partido liberal sus intestinas divi¬
siones. vamos á analizarían someramen¬
te como el señor Canalejas lo ha hecho, sus afirmaciones en orden á la política que vaya á desenvolver.
Desde luego afirmó que el programa que ahora se propone llevar á término es el mínimo, sin señalar plazos de días ni de meses, sino contar para él con el tiempo como principal factor, sin que hipotecara en nada su criterio en cues ¬ tiones de gobierno, ni vacilara en decla¬ rarse estricto cumplidor de las leyes fren¬ te t'i los que amenazan perturbar el or¬
den, si se intentara una acción militar
en Africa. No alienta el espíritu aventu¬ rero en el señor Canalejas, pero reprimi¬ rá con energía cualquier agresión á nuestras posesiones.

la representación del país. Ante ¡a opinión es donde se contrastan
las ideas, en aquel augusto recinto la crítica ejercida es acicate al cumplimien¬ to del deber, y las responsabilidades se comparten con quienes tienen el derecho, más aun, la obligación, de señalar desa¬ ciertos y corregir errores.
Inspire su conducta en nobles móvi¬ les y procure ser enérgico sin bajezas, que el pueblo, ansioso de gentes que le guíen, será su principal valladar, su constante defensor contra ajenas ambi¬ ciones é intolerables intrigas.
Un rey en aeroplano
Comunican de Bruselas que el Zar de Bulgaria y sus dos hijos estuvieron el domingo en el aeródromo de Kiewit.
Ante ellos realizó el aviador Lamine
un vuelo de diez minutos, con admira¬ ble éxito.
Al tomar tierra el aviador, aproximó¬ se á él el Zar y le felicitó calurofamente por la pericia demostrada.
El Zar hizo una porción de preguntas relativas al aparato y al arte de volar.
Lamine, advirtiendo un interés dema¬
siado profundo en el monarca de los búl¬ garos. se atrevió á decir que estaba dis¬ puesto á efectuar un vuelo llevando con¬ sigo á un pasajero que se ofreciese á ello
—Aceptado—contestó el Zar;—lleve, usted á uno de mis hijos.
Y dicho y hecho, el príncipe Boris, primogénito del Zar, se acomodó en el aparato y voló con Lamine durante cin¬
co minutos.
Un descenso feliz terminó la excursión
aérea.
—¿Qué tal?—se apresuró el Zará pre¬ guntar al principe Boris.
—Magnifico, papá. —Pues entonces ha llegado la vez átu
hermano Cirilo.
Nuevo vuelo de Lamine con el segun¬ do retoño del Zar.
Tras el príncipe Cirilo, acompañó al
aviador el secretario del Monarca.
A continuación el Zar quiso dar fin á la serie de experiencias, y, como si no
hubiera hecho otra cosa en su vida, ocu¬
pó un puesto en el biplano.
Lamine enmudeció. Le aterraba la
enorme responsabilidad que podía caber¬
le si se lanzaba á la atmósfera con
aquel compañero. Pero un signo autoritatorio del au¬
gusto pasajero le desidió. Momentos des¬ pués ambos atravesaban las capas aé¬ reas á gran altura.
A los pocos minutos, el biplano ha¬ cía su atlerrissage sin novedad. El Rey de los búlgaros no tenia palabras para expresar su entusiasmo y admiración.
Para recompensar las amabilidades del
aviador, le ha nombrado oficial de la
Orden de Santa Alejandra.

Algunos curiosos que han acudido al Congreso, como van al circo taurino, es¬ peranzados de que surja el hule y se re¬ tire á la enfermería algún infortunado
diestro, se han visto defraudados ante el
ambiente de placidez en que se ha desa¬
rrollado el debate.
El Sr. Moret rompió al fin su mutis¬ mo, y breve, sin hacer alarde de sus in¬ discutibles condiciones oratorias, sorteó el escollo de la crisis, dejando á salvo la Corona, teniendo dejos de amargura pa¬ ra los individuos del partido liberal que cooperaron á su destitución, y ratificán¬ dose en la carta publicada á raíz de la caída, sin pararse á explicar el conteni¬ do de la misma, porque lo peligroso es¬ taba precisamente en personalizar.

mercial. y legado de nuestros antepasa¬ dos, que no podemos abandonar.
El constante cumplimiento de las le¬ yes le movió á reprimir la revolución de julio, sin infuir en. nada sobre los tri¬ bunales y sin crueldad, pues sólo hubo cinco fusilamientos y nadie se acuerda ya de las víctimas causadas por las tur¬ bas, que fueron muchas más.
Por lo visto, dijo, para ciertas gentes la sangre n.o empieza á correr hasta que la derrama la justicia.
Esta irónica reflexión encierra una de
las más amargas verdades sociales. El
crimen más odioso alcanza en el ánimo
de las multitudes conmiseración cuando
se va á ejecutar al criminal. El mismo Ferrer, absuelto por el tribunal cuando el proceso de lá calle Mayor, fué conde¬

La inflexibilidad del artículo segundo del Código de Justicia militar será dul¬ cificada, de acuerdo en este punto con el señor Maura, pero no ofrece derogar la ley de jurisdicciones, porque aun re¬ pugnándole por ser de excepción, cree que no ha llegado aun el momento de privarse de los resortes que en ella
existen.
Tampoco acometerá el problema de régimen local, porque antes necesita que-haya una verdadera hacienda muni¬ cipal.
Esto, y marchar hacia el servicio mi., litar obligatorio, han sido sus principa¬ les aseveraciones, expuestas con verda¬ dera sinceridad y á sabiendas de que mu¬ chas de ellas disgustarían al bloque, rompiendo asi. con buen acuerdo, las

Crónica Local
Con motivo de las mejoras que hemos introducido en el Sóller, nuestros cole¬ gas palmesanos Correo de Mallorca, La Almudaina y La Ultima Hora han teni¬ do para nosotros frases cariñosas, por las cuales les damos expresivas gracias.
Las damos igualmente á los numerosí¬ simos suscriptores y colaboradores del Sóller que bien de palabra, bien por es¬ crito se.han dirigido á nosotros para fe¬ licitarnos por el mejoramiento de nuestra publicación, iniciado al conmemorar el 25.° aniversario de la aparición de la
misma. Todas esas manifestaciones de cariño

(*) De la colecció de poesías tituladas Espigólayes, premiada amb P Englantina en els Jochs Plo¬
ráis de Palma d’ enguany.

nado por la opinión pública, y fusilado como enemigo de la patria tiene aun defensores. Bien es verdad que éstos son

amarras que á él pudieran sujetarle. De entre los muchos éxitos que en las
Cortes ha obtenido el presidente del Con-

y apoyo nos alientan para continuar con más entusiasmo, si cabe, nuestra labor.

6

(•«USaaSSSVnSWBSSSe

ZDS'SOíEX&aCZ

SOLLER

A las ocho de la mañaua ele ayer sa¬ lió de Madrid el Exmo. Sr. D. Antonio
Maura y Muntauer, ex-presideute del Consejo de Ministros, que, como saben

Nos llegan noticias de que en ciertos cafés y tabernas se juega á los prohibi¬
dos. Nada podemos nosotros afirmar en
cierto, pero creemos nosotros que no es¬

derecho. Enterada la Corporación, • después de detenida discusión, y previos los requisi¬ tos legales, acordó por unanimidad, que
siendo, como es, lesiva para los intereses mu¬ nicipales la resolución de referencia, deducir

El señor Presidente dió lectura á un tele¬
grama. que acababa de recibir del señor Jefe de la Sección de telégrafos de Palma, en que le participa que la Dirección General de Co¬ rreos y Telégrafos, ha acordado incautarse

nuestros lectores, ha de pasar el verano taría desacertado que por quien corres¬ contra ella demanda contencioso-administra- de esta Estación telegráfica á cargo del Es¬

en Mallorca acompañado de su distin¬
guida señora é hijos. El Sr. Maura llegó á Barcelona anoche

ponda se procurara no se falte á las le¬ yes, si es que en realidad se falta.
La guardia municipal debiera evitar

tiva ante el tribunal provincial; autorizando al Regidor-Síndico D. Miguel Colom para que en representación de este Ayuntamiento otorgue poder bastante á favor de los procu¬

tado, la que por el momento prestará servi¬ cio limitado y si las circunstancias lo aconse¬ jaran, se elevaría á día completo tan pronto se dispusiera de personal. Interesa la confor¬

á las once y se había de embarcar á las do¬ también que grupos de muchachos se de¬ radores del Colegio de Palma, I). Rafael Ciar midad de este Ayuntamiento.

ce en el magnífico vapor Miramar, que la «Isleña Marítima» puso á su disposición.
Hoy de diez á once debía llegar á Pal¬ ma nuestro ilustre paisano. De Sóller

dicaran á dichos juegos, como lo efectúan hasta en el mismo paseo del Príncipe y
en otros sitios céntricos de la población.

Mir, D. Sebastián J. Ballester Mas y D. Bar¬ tolomé Fiol Duran, para que cualquiera de ellos á elección del señor Sindico, entable
aquella demanda y designar como Letrado del Municipio, en dicho litigio, á D. José Al¬

La Corporación enterada del anterior tele¬ grama, acordó manifestar telegráficamente al expresado funcionario su disconformidad con la resolución de la Dirección General,
porque la importancia industrial y comercial

han ido á esperarle la plana mayor del partido conservador, una comisión del Ayuntamiento y otra del «Ferrocarril
Palma-Sóller».
E! Sr. Maura, después de detenerse
un rato en el «Círculo Conservador» de¬

El precio de los limones que se embar¬ can para Francia no ha experimentado durante la presente semana variación al¬
guna.
Se nos dice que mañana domingo y el

cover v Maspons, uno de los informantes. Y no habiendo otros asuntos de que tratar
se levantó la sesión.
* **
Sesión del día lo de Julio

de esta población demandan y requieren esta¬ ción telegráfica de servicio completo; y esta fué la base, sobre la cual este Ayuntamiento,
consintió en ceder al Estado la línea telefóni¬
ca, facilitar casa para instalar conveniente¬ mente la oficina, habitación para el Jefe de la misma y mueblage que se indicaba. Al

bía partir para la Alquería d‘ Avall de Buñola, donde veraneará este año. A su llegada la empresa Bovio había de dispa¬ rar una docena de morteretes, en forma
de salvas.
Sea bien venido á su pequeña patria
el ilustre mallorquín.
* **
Con motivo de la estancia del Sr. Mau¬
ra en la fiuca Alquería d Avall el Direc¬
tor General de Comunicaciones ordenó
la instalación de una linea telegráfica entre Palma y Buñola.
* **
Al ir á entrar en prensa este núme¬ ro nos enteramos de que anoche fué el Sr. Maura, en Barcelona, víctima de un atentado criminal que ha causado gene¬ ral indignación en toda España, como nos la ha producido á nosotros.
Un individuo disparó tres tiros de re¬ vólver al ilustre jefe del partido conser¬

lunes habrá fiesta callejera en el barrio La presidió el Alcalde Sr. Mora, y asistie¬

del Convento, amenizaudo ambas veladas ron á ella los Concejales señores Solivellas,

una banda de música.

Colom (D. José), Forteza, Frontera, Magra¬

ner, Colom (D. Miguel), Enseñat, Castañer

Arbona, Morell (D. José) y Alcover.

Reina aquí mucha animación para la

Fué leída y aprobada el acta de la sesión

peregrinación al santuario de Nuestra Señora de Lluch, proyectada con motivo de la bendición del segundo misterio de
Dolor, costeado por las Hijas de María

ordinaria últimamente celebrada.
Después se dió lectura á la sesión extraor¬
dinaria celebrada el día once del corriente
mes, siendo también aprobada y ratificados
los acuerdos en ella tomados.

de Sóller.

Se reprodujo la lectura de la solicitud pro¬

La peregrinación estará presidida por. el Sr. Maimó y de ella se calcula forma¬ rán parte un millar, al menos, de per¬

movida por el Presidente de la «Cruz Roja de Sóller», pidiendo una subvención .anual de doscientas cuarenta y cuatro pesetas para atender al pago del alquiler de dos pisos to¬

sonas.

mados en arriendo para instalar el domicilio

La peregrinación se realizará con arrégio al siguiente programa:
Saldrán de Sóller mañaua domingo

de la institución referida. Enterada la Cor¬
poración detenidamente de la solicitud de referencia, considerando que desde el naci¬ miento de la Cruz Roja en Sóller, este Ayun¬

dop grupos de peregrinos: unos álas tres tamiento puso á disposición de la misma, una

de la mañana y otros á las seis de la tarde. Para que los primeros puedan cumplir con el precepto, se dirá una mi¬ sa en la iglesia parroquial á las dos y

sala de la casa
.

Hospicio,

para que pudieran

reunirse las veces que lo tuvieran por con¬

veniente; autorización que no ha sido retira¬

da; considerando que de acceder á lo solici¬

tado sería sentar un mal precedente, por

mismo tiempo que se resolvió suplicar al Di¬ rector General de Correos y Telégrafos, que no pudiendo instalar comunicación telegrᬠfica de dia completo, se digne tolerar el fun¬ cionamiento de la linea telefónica particular de este Ayuntamieto, tal cual actualmente funciona, á cuyo servicio se halla acostum¬ brado el público.
Por motivos de higiene v sanidad pública, se acordó que por los empleados de este Mucipio se gire una visita de inspección á las alcantarillas públicas, para ver si hay ino¬ doros de casas particulares que desagüen en las mismas, por haberse denunciado á esta Corporación que hay algunos.
Habiendo devuelto la Dirección General
de Obras públicas el proyecto instruido por
este Ayuntamiento para la construcción de una nueva casa Consistorial, y ensanché de
la plaza de la Constitución, para que fueran subsanadas varias deficiencias que contiene y resultando que el autor del proyecto don
Francisco Roca se halla ausente de estas is¬
las, á las cuales no se sabe cuando regresará, la Corporación acordó encargar al Arquitec¬ to de la Provincia D. Guillermo Reynés la
subsanación de las deficiencias observadas.

vador, hiriéndole, aunque afortunada¬ media de la madrugada.

cuanto las otras Sociedades de carácter be¬

mente no de gravedad. A pesar del atentado, y con algunas
horas de retraso, embarcóse el Sr. Mau¬

En Lluch
El lunes, día 25, festividad del Após¬

néfico ó que se dediquen á algún fin benefi¬ cioso para los intereses de esta localidad, tendrían las mismas pretensiones; conside¬ rando que este Ayuntamiento no puede ni

Culto» Sagrados
En la iglesia del Ex-convento.—Maña¬

ra en el Miramar, llegando felizmente á tol San Jaime, á las tres y media de la debe recargar los presupuestos venideros con na domingo, dia 24.—Continúan las Cuaren -

Palma, donde ha sido objeto de una in¬ descriptible ovación.
A las tres y media de esta tarde ha llegado el Sr. Maura á S' Alquería d'
Avall.
El sábado y domingo últimos hubo fiesta callejera en la Alquería del Conde, consistente en baile al estilo del país y

mañana se reunirán todos los peregrinos en el sitio conocido por Font cubería, pa¬ ra entrar en procesión en el Santuario.
A las cuatro habrá misa de comunión
general y terminada los peregrinos po¬
drán almorzar.
De seis á nueve y media podrán des¬ cansar los peregrinos. A esta hora, un repique de campanas será la señal para

gravámenes de tal naturaleza, que siempre
dificultan la situación económica del Munici¬
pio, acordó denegar la petición de referen¬ cia, y ofrecer en cambio al solicitante una gratificación de ciento cincuenta pesetas, por una sola y xínica vez, á cobrar en el ejer¬ cicio próximo, porque en el actual ya no hay consignación para ello, dado el carácter be¬ néfico de la institución y como ayuda á los gastos de su nueva instalación.
Dióse lectura á una comunicación, firmada

tas Horas en honra del Santo Cristo. Exposi¬ ción á las seis y media, acto continuo Oficio matinal, á las nueve y media, Tercia y la Mi¬ sa mayor, con música y sermón por el elo cuente orador sagrado D. José Auba Pbro A las seis y media de la tarde, solemnes comple¬ tas, estación al Santisimo y la Reserva.
Lunes, día 25.—Exposición álas sies y media y Oficio matinal, á las nueve y media, Tercia y la Misa mayor, con sermón por el

música durante la velada de ambos días.
La gente joven, ávida de diversiones, invadió de tal suerte el lugar por donde se celebraba la fiesta que el tránsito ha¬ cíase poco menos que imposible.
Nuestro Municipio tiene en caja, se¬ gún pudieron leer nuestros lectores en nuestro último número, la respetable su ma de doce mil duros. Ya que ahora, por motivos políticos, ó lo que fuera, no pue¬
de realizarse la construcción del nuevo
matadero, tan indispensable para las ne¬ cesidades de la población, y no se habrá

que todos los peregrinos se reúnan en la iglesia para ir en procesión á bendecir
el Misterio.
Efectuará la bendición el Rvdo. señor
Rector y después dirigirá la palabra á los peregrinos. Al regreso á la iglesia se celebrará el oficio con sermón, cantándo¬ se la misa de Angelis.
Después de haber comido podrán des¬ cansar los peregrinos hasta las cinco, hora en que la peregrinación emprende¬ rá el regreso á Sóller.
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

por el señor Vice-Presidente de la Excelen¬ tísima Comisión provincial, solicitando como otros años, autorización para instalar una
Colonia escolar de niños e n el edificio de
Santa Catalina del Puerto. La Corporación enterada, acordó acceder á lo solicitado.
Dióse cuenta de una comunicación de la
Cámara Oficial de Palma, manifestando que dicha Cámara en pleno y unánimemente, en
su última sesión acordó reiterar á esta Cor¬
poración la profunda gratitud que la Junta Directiva de dicha entidad había expresado ya á- este Consistorio, por las expléndidas atenciones dispensadas al Ministro señor Calbetón y á los Comisionados que le acompa¬ ñaron en su excursión á Sóller. La Corpora¬
ción enterada acordó manifestar á dicha Cá¬

mencionado orador sagrado. A las cinco y tres cuartos de la tarde, Trisagio, sermón en preparación al .Jubileo de la Porciúncula por el Sr. Auba, y solemne Reserva, precedida de Procesión y Te-Denm.
Todos los que visitaren, con las debidas disposiciones, el Santísimo Sacramento, du¬ rante las Cuarenta Horas, podrán ganar in¬ dulgencia plenaria.
En el oratorio de las MM. Escolápias.— El jueves día 28. por la tarde á las 7, se empezará un triduo en obsequio del Niño Je¬ sús de Praga, continuando los demás dias á
la misma hora.
El domingo siguiente 31, por la tarde, se

de invertir por de pronto cantidad algu¬ na en las obras del mismo, nos atreve¬ mos á solicitar del Ayuntamiento dis¬

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 11 de Julio

mara de Comercio el gusto con que mira las desinteresadas muestras de gratitud de que es objeto, y su complacencia en hacerlas
constar en acta.

practicará el ejercicio mensual del día 25, con sermón por un Padre Carmelita, y se impon¬
drá la medalla de la Confradia.

traiga una pequeña cantidad en una mo¬

La presidió el Alcalde Sr. Mora, y asistie¬

Se dió cuenta de una solicitud promovida

desta mejora: es ésta la colocación de ron á ella los Concejales señores Solivellas, por el Director Gerente de la Sociedad Eléc¬

Subasta voluntarla

dos grifos más decentes en la fuente de la plaza de la Constitución, pues los que
hay son impropios de una población que tiene una rica hacienda municipal.
Esperamos vernos atendidos y si así
no resulta, no será porque sea innece¬ sario el cambio de los viejos grifos por unos nuevos, ni será tampoco porque se

Canals, Colom (D. José), Forteza, Frontera, Morell (D. Juan), Magraner, Colom (D. Mi¬ guel), Enseñat, Morell (D. José) y Alcover.
El señor Presidente ■ manifestó que la se¬ sión había sido convocada para dar cuenta del dictamen emitido por los letrados, al efec¬ to consultados, D. José Alcover y Maspons y D. Guillermo Alcover y Sureda, relativo á la procedencia del recurso contencioso-admi-
nistrativo contra la resolución del señor Go¬

trica Sollerense, pidiendo autorización para
instalar en la fábrica de electricidad un mo¬
tor á gas pobre de 800 caballos de fuerza, destinado á la producción de energía eléctri¬ ca y al mismo tiempo pide autorización para verter las aguas de refrigeración del expre¬ sado motor, al cauce del torrente mayor y conducirlas de nuevo al pozo de donde fue¬ ran extraídas, á fin de que se conserven frías, sin que esto constituya aprovechamiento de

De una casa y corral, señalada con el nú¬ mero 28 de la calle del Alba, en Fornalutx, que tendrá lugar en Sóller, el día veinte y cuatro de los corrientes, á las once, en el des¬ pacho-notaría de D. Pedro Alcover, con arre¬ glo al pliego de condiciones y títulos de pro¬ piedad, que obran en poder de dicho Notario.
SUBASTA

halle falto de fondos el Municipio de Só¬ ller. ¿Verdad, lector?
En la mañana del domingo regresó á nuestro puerto el vapor «Villa de Só¬
ller», conduciendo variados efectos y
buen número de pasajeros. Dicho buque salió nuevamente para
Barcelona y Cette el miércoles por la
noche.

bernador Civil de la provincia, por la que desaprobó el proyecto de Matadero formado por el Arquitecto D. Jaime Aleñar y negó á esta Corporación la autorización para cons¬ truirlo y al propio tiempo resolver en conse¬ cuencia lo que se estime procedente.
Por el señor Secretario y á disposición del
señor Presidente se dió lectura al dictamen
de dichos señores Letrados, quienes acorde¬ mente opinan ser procedente el recurso con-
tencioso-administrativo contra la menciona¬
da resolución gubernativa que estiman lesiva

las aguas que circulan por el torrente ni ocupación de su cauce. Enterada la Corpo¬ ración, acordó someter dicha solicitud á una información pública, á efectos de reclamación por espacio de quince días, en cumplimiento de lo prevenido en el artículo 805 de las Or¬ denanzas Municipales.
Se concedió autorización á D. Mateo Mun¬
taner para modificar las aberturas de la fa¬
chada de la casa número 26 de la calle de
San Juan, y reconstruir su actual balcón en otro que tenga de longitud todo el ancho de

De una finca consistente en casa-molino
harinero, cochera, corral y derecho de agua, llamado «Es Molí de Can Eloy», sita en esta ciudad, plazuela d’en Eloy, cerca de la Vuel¬ ta Piquera, de unos 209 metros cuadrados de extensión; la cual tendrá lugar en la Notaría de D. Pedro Alcover, el día 7 de Agosto pró¬ ximo, á las diez, y demás días sucesivos que convenga á la misma hora, con arreglo al pliego de condiciones y títulos de propiedad, que se hallan de manifiesto en dicha Notaría.

á los intereses municipales y no ajustada á la fachada de dicha casa.

SÓLLER

GRANDES ALMADENES DE ROPAS CONFECCIONADAS
EL ÁGUILA PARA Caballeros v Niños

—

—

,

® ® Casa fundada en 1850 ® ® Denominación y marca registrada ® ®

Colón, núni. 39.-Palma de Mallorca

Sucursales: Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Cádiz, Gijon, Málaga, Cartagena, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza

—= iKCCIOlí DE ROPAN C09ÍFECCI0NADAN PARA CABALLERO

AMERICANAS de alpaca negras y colores CAZADORAS y GUERRERAS para el campo GUARDA POLVOS para viaje CHALECOS óe piqué blanco y colores PANTALONES de dril crudo y colores
lana, tricot, paño y armoure novedad TOGAS de seda ó pañete con vueltas de terciopelo

de 8 á

»

3 V2 á

»

8 -á

»

4á

»

3 Vs á

»

6á

» 100

á

30 12 40
12 Xl2
11 25 150

ptas.
» »
»
» ». »

FRACHS de paño y casimir negro

de 30

LEVITAS CRUZADAS de paño y casimir negro

» 50

SACOS v SOBRETODOS de entretiempo

» 25

AMERICANAS y CHAQUES de lanilla, vicuña y tricot » 10

TRAJES completos de dril crudo y colores

»-

8

de lanilla, vicuña y tricot

» 15

de alpaca negra y colores

» 25

á 75 á 65 á 100 á 50 á 32 á 80 á 60

ROPAS COVFECCIOIMADiIS PARA MIAOS

'

TRAJES Americana de lana, vicuña y gerga para
niños de 10 á 16 años
TRAJES Americana de dril crudo y colores para
niños de 10 á 16 años
TRAJES Marinera de lana gerga vicuña y alpaca para niños de 4 á 10 años
TRAJES Marinera de dril, piqué y franela para
niños de 4 á 10 años
TRAJES Blusa y otros modelos de lana dril y al¬ paca para niños de 4 á 10 años

de 14 de 6 de 4 de 4 de 4

á 40 á 16 á 38 á 20 á 26

ptas.
»
»
»
•
»

CHALECOS piqué para niños de 10 á 16 años

de 4

á6

AMERICANAS de alpaca negra para niños de 10

á 16 años de 8 á 14

GORRAS de lanilla, dril y seda, forma Alfonsina para caballeros y niños de í)

á4

GORRAS de lana y dril forma Japonesa para caba-

lleros y niños de 3 á 5

, SOMBREROS de dril blanco y de imitación Panamás de 2 á 3

SOMBREROS de paja para niños de piqué blanco para niños

de 1 xn á 6

á

0

O O I Ó txr DE UVE EDID A

———

Selecto surtido de Novedades en géneros nacionales y extranjeros.—Surtido completo de gorras para caballeros y niños.—Mantas para viaje.= Impermeables.—Todos los artículos llevan los precios marcados en sus respectivas etiquetas.

>® PRECIO FIJO

VENTAS AL CONTADO ®

EXPOSICION DE TODO^ LíO£ AE{TIGUEO^ DE ErA TEMPORADA

:
pías.
» » » » » »
ptas.
»
»
» » » »

■■■■■■■■ ■■■■flBHI■ ■■■■■■■■
COMISIONES, REPRESENTACIONES, IMPORTACIONES Y EXPEDICIONES

z o

DAVID

MARCH

Ho
ermanos >—<

Boulevard du Musée, 47. MARSEILLE—Teléfonon.°37-82

Q

Expediciones al. por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ &3

nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y pri- CL

meurs. Frutos secos de toda calidad.

XS

Telegramas: MARCHPBIM MARSEILLE

&3

¿ Rapidez y Economía en todas las operaciones X

Casa JíaMIAN #ANALS

— FUJ¥1>AI>A El ,1872 -
Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de Paris; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Inter¬
nacional de Marsella.

Expediciones de toda clase de frutos del país, para Francia y el
Extranjero. $ Especialidad en uva de mesa, procedente de ias viñas Gard y VHerault. 0 Flor de Chasselats dorados primera calidad en cajitas de 5 kilos marca D. O.

=

—

Rapidez y economía en todas las operaciones

—=

Z O
)—-<
00
o
o
m a

Teléfono, 21 ^ Telegramas: CANALS TARASCON RH0NE ■c

mmmasim

DQ

<

Importaciones y Exportaciones

O

DE

•• ••

Til

o^

©

z9

9

fi £ c¿ á •N

s •p’.'S
c¿ .2

8©

[jsj] ^

© 9

®§
Ph

i
co
ctj
o

9

m C5

hD

<15

co

o <x>

n3 1§ w

É h-5

<D

6

m

O9

'
O

ce ce
Ph s
cn 75 ÍH
o ’XZ O

a
n
9

5 02 PH

ce

O

3

<u

9

O

<D p

ca =3

í> 9

O ce

9

O

le

’ü

CD

Ph

co

(FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURSN
FRANCISCO ARBONA
6, Cours Julien, 6 — MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de -España y Argelia.
FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD
Telegramas: EAE{BONA--Marseille—Teléfono 29.68
Servicio rápido y económico en todos los servicios

Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas para visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
San Bartolomé, 17.—SÓLLER
Joven de 16 años,
que posee el idioma francés por ha¬ ber residido una temporada en Francia, desea colocación en algu¬
na casa de comercio de la nación
vecina.—Para informes, á D. Anto¬
nio Ferrer.—Cocheras, 8-SOLLER.

•:

Maison MAMEY Fréres

EXPÉD1TEURS

53, Cours Berriat, 53—GRENOBLE (Isére) FRANCE !•

•TEXm ^

> •••••• f

FRllTi © PRÍXSSRS ® LÉQffHBB

Expédition ponr la France et l‘Etranger.c=Spécialité de Pommes á Conteau par wag'Ons, Poires, Primes, Péclies et Abricots. =Petits Oignons en Chaines eten Vrac.=Cerices et Bigarreaux. —Noix de Grenoble.—Exportaron Directe d‘Oranges, Citrons, Mandarines, Grenades et Fruits Secs.
Télégrames: MOREY- GRENOBLE. Télephone 22-36

Maison Guillaume Coll

g

FONDEÉ EN 1902

Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs. Spó-

ff cialité de peches mollea, prunes reine-claude, raisin chas-
selas, abricots, etc.

Articbauds, asperges, salados et toute sorte de légumes.

-a TRES BONS EMBALLAGES

-

Service complet íe colis-postaux (i 10 k. pocr la France et l'Etranjer
ADRESSE: G?. GODD*l*Avenue de la Pepiniére (en face
du Marché en groe) á Perpignan (PjroiléeS Oriéntale S) Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ Perpignan

PABLO COLL IF. REYNÉS
AIJXOA A E (Cote d’ Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país. Expedición al por mayor de espárragos y de toda
clase de legumbres.
"
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

8

SÓLLER

1SL1M. m

MARÍTIMA

COMPAÑÍA MAEíDOl^QUINA DE VAPOqES
— Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma

SOLLERENSE

vapom: faiir-BériárriiWá

Continuarán durante el presente año los viajes semanales

Palma á Marsella y vice-versa
En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los días de salida. — Los viajes para Argel continuarán también.

CONSIGNATARIOS:

BARCELONA. Sucursal “Isleña Marítima,,
ALICANTE. Sucursal “isleña Marítima,,

MARSELLA. Sres. Majo!, Rruuet y C.a Rué Republique
ARGEL. Sres. Sitiar Hermanos.

VALENCIA. Sres. Carbonell Hermanos.

CETTE. Mr. Bartheíemy Tous.

GRAO. D. Juan Domingo.

1BIZA. Sres. J. é I. Wallis y

Servicios combinados á fort-fait eu conocimientos directos para los principales

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca', Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.

irado entre Sóller,

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y 21

de id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER.—D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

no
DE LOS
Almacenes MATONS

CAN JUANET

NOVEDADES para Señora.
♦♦♦LflNAS^SEDAS^*^ PAÑERIA para Caballero.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES PUNTILLAS ♦ ENTREDOSES
SOMBRILLAS ♦ PARASOLES
IP AYR^G-TT.A.S ♦ ♦ ♦ ♦ ♦
♦ ♦ Y OTROS MUCHOS ARTÍCULOS.

— Casa especial para ♦ ♦ ♦ ♦ ♦
EQUIPOS DE NOVIOS
MANETAS m LAMA ♦ ♦ ♦ ♦ YUTES ♦¡ALFOMBRAS ♦ RETORTS'
Cualquier artículo que no tenga esta Sucursal, es pedido telegráficamente, para complacer al cliente.
® ® PRECIO FIJO. ® ®

ESPECIALIDAD EUST XjOÜSTAS PARA CARRUAJES

DOMICILIO EUí §OLLEB:

Plaza de Antonio Maura y Calle de Santa Bárbara.

GRAN CORSETERÍA “LA CATALANA,,

Costa de Brossa, 12-PALMA.$$$ %

* * ELEGANCIA.-HIGIENE.-ECONOMÍA

'

~

"

Inmenso surtido en corsés de diferentes modelos á pre¬ cios sumamente económicos.
Especialidad en la medida y en la confección de Corsés, Corte Sastre, Imperio, Rectos, Sport, Soutieu-gorge. Fajas ventrales con ó sin placa umbilical. Corsés higiénicos para
Señoras en estado interesante.
Esta casa ha recibido ya el modelo de corsé que será
moda en París este verano.
Modelos y figurines de los principales centros europeos de la moda, exclusivos para la

CORSETERÍA CATALANA, Rrossa-12.

Composturas de todas clases. Ligas y artículos para
corseteras.

Ultimas creaciones de parís. ** ricos corsés para novia.

NOTA: -Cualquier encargo que se haga á esta casa, se cumple con puntualidad y esmero.

LA SOLLERENSE
DE
COLL
CERBERE y PORT-BOU (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

GÍBELLINO Fréres
Place Marché aux Fleurs
l^nOIsrT^E3X\_.I\_.IElE^

Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘Herault en colis postaux y vagones completos.
Embalajes cómodos -Rapidez en los servicios.

«£♦ <$►

«$► ♦}►«£♦

Fonda Balear

de
JOSÉ FLORES

C. Mayor INGA

(Subida calle Eubí, n.° 1) (MALLORCA)

situada en la mejor calle y la mas céntrica,

Dependiente y carruaje £*—>s* 1" á la llegada de todos los trenes.

1
VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
COMERCIANTE Y PROPIETARIO
LEZIDMÁSI (Ande)
tfDoT)or}orDtfDorDorDorDo?aDtfsa

JACQDES COLL CASASKOVAS
PERPICNAN
CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CASASNOVAS — PERPIGNAN
Expediciones al por mayor de frutos’ y legumbres del país. Especialidad en alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios, reducidos y servicio rápido eu los pedidos.

m*
Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsito s
PRECIOS ALEADOS PARA TODAS DESTINACIONES Servicio especial para el transbordo y reexpedición de
NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

ii

MASSOT

AGENTES DE ADUANAS

CASA peincipal:

SUCURSALES:

CERBERE (Pranoia) PORT-BOU (España)

(Pyr.-Orient.)

hendaye (Basses Pyrenées)

en CETTE:

Quai de la Kepublique 8-teléfono 3.37

» MAPSEILLE: Eue Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Victoria 5, al que pueden dirigirse para todo informe.

— — Rapidez y Economía en todas las operaciones. — —

en
LU CU e-
en cu
OC U
CU
Ijɔ1
|0
cc <¡
<3 CO
en O Ho cu < O
OC u
o cu en
OC E—<

oo <c

c5

m w
z o
HH
O
< z o
HH
en
,Z .2 0
«ü
2 tn

Q
00 LU
I
< 2 O O V2 <O 2= P1 oc
o —

«g ^
¡2. so
03 tí
=r m
oW O
f*i

A

en *5

.2 *o

í= tí
g feo
a 5* o^
ca

—
CO O

i O, I—i

o

<D

3H

|^ -tOí

Lu w
wz o 111
t en
oO

co m LU P3
z O en
SS
OO LU r¿j

.s S

—
res

ba
o

—

>

03
?£= CS JQ> Q\_ reí co
LJU ra

ü UU P4
tn LU
O OC h LU
i—i O
en

>r¡

tí.

co tí

<rj M

s\_

O

CCS O

Z

O <c

03

O

»t3

IX l h *<
O LU
Q\_
co

03
OO Í3D
<!

on la reforma

jtotel Restauran!

del edificio
propónese el

ANTE S

nuevo propietario re¬

cuperar la fama uni¬

oté Universo
f f f BAQGEDONA 4-4- 4-

versal que este esta¬ blecimiento había al¬
canzado. Al efecto,
embellecidas las habi¬
taciones y ampliada

■■■*1ja renombrada cocina

% española y francesa, peculiar de esta casa, no duda el propietario ^ verse favorecido por los hijos de estas Baleares, que siempre

honraron el citado hotel con su presencia.

Representante en todos los trenes y vapores.—Coche particular

de la casa.—Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres eléc^i

tríeos en todos los departamentos.-Hotel el más próximo de las

estaciones, muelle, aduana y centros oficiales.

Plaza de Palacio, 3.=BARCEL0NA .

ANTIGUA CASA BANQUÉ
CALLE DE COLÓN, 34.— PALMA

DE

í

Depósito exclusivo

para coser, bordar,

PFAFF de las incomparables
máquinas

fruncir, hacer cala¬ dos, encajes, realces, etc., etc.

Representante en Sóller: BARTOLOMÉ CASTAÑER

—

—

—

-

CALLE DE LA LUNA'N.® 28 — — — -

SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»