AÑO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1216
AÑO XXV (2.a EPOCA) NUM. 1216

SÁBADO 16 DE JULIO DE 1910

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

¡Un cuarto de siglo!

de todo adelanto en esta localidad ve¬ ejercicio de esta publicación, sería sufi¬ del semanario, que es la verdadera con¬

s cierto que corre veloz el tiempo, nia á ser el porta-voz; y bendición de ciente. Balance, no de pesetas y cénti¬ tabilidad que contiene en detalle los da¬

muy veloz, para el afortunado (¡ra Dios considerarnos, por último, esa sa¬ mos, por supuesto, no de beneficios ó tos que pudiéramos, pero que, como que¬

ra avis!) á quien en este valle de lágri¬ tisfacción que actualmente seutimos y pérdidas materiales, que esto es cuidado da dicho, consideramos innecesario expo¬

mas le sonríe la felicidad; pero raudo y nos proporciona el vernos rodeados de especial de la administración y al público ner en demostración de nuestro aserto.

ligero pasa igualmente para los demás personas queridas que en todo este tiem¬ no interesa; sino de satisfacciones y dis¬ De modo que siendo favorable la dife¬

mortales con ó sin ventura, sobre todo po la fatal guadaña de la muerte ha res¬ gustos, de éxitos y desaciertos, de pro¬ rencia, por superar las complacencias á

para aquellos que saben invertirlo en petado. A nuestro lado están todavía en ductos y quebrantos, de ganancias ó pér¬ los sinsabores para nosotros, las utilidades

labor provechosa, que, por serlo, no pue¬ espíritu, como en los primeros días lo didas morales, en una palabra, en las á los perjuicios para el público; siendo

de por menos de ser grata al corazón.

estuvieron en persona, y con iguales en¬ que, como nosotros, debe tener y tiene en mayor número las victorias alcanza¬

En el número de estos últimos nos tusiasmos que entonces en el corazón, los el público directa participación.

das que las derrotas sufridas en esa lu¬

consideramos incluidos.

esclarecidos sollerenses, compañeros

Largo sería realmente, pues que largo, cha tenaz que hemos tenido que sostener

He aquí sin duda el por qué han pa¬ nuestros muy queridos é inseparables,; es también el período que ha terminado; con la indiferencia, con la rutina y hasta

sado sin darnos apenas cuenta esos vein¬ D. José Rullán Pbro. y D. Juan B. En- y como muchas, por lo menos las princi¬ con la malicia; resultando, digámoslo de

te y cinco años que van transcurridos señat, principales columnas (únicas, me- pales, de las partidas que en él deberían una vez para terminar, un gran exceso

desde que hizo el Sóller su apari-

del «haber» sobre el «debe» al to¬

ción en el estadio de la Prensa; así

talizar las operaciones llevadas á

es que, al levantar la vista que en la labor estuvo fija, si no fuera por la obra hecha, que tenemos delante,
aún cubríanos la duda de si ha si¬

D. Juan Marqués Rrbona
Fundador y Director del SÓILI^IEIR

cabo en el transcurso de nuestra
existencia periodística, contamos con un «beneficio líquido» muy res¬ petable, que es por todo extremo

do sueño ó realidad ese lapso que de nuestra juventud nos separa y que al público casi exclusivamente
llevamos dedicado.

halagüeño y esperanzador á la vez, recompensa tan justa como anhela¬ da para nuestras iniciativas y des¬ velos, merecido premio á nuestros

Admirados han de quedar los pesimistas que viven todavía, aque¬ llos profetas de mal agüero que desde los primeros días han veni¬

afanes y sacrificios.
Con tal resultado á la vista no
es extraño no queramos cambiar de
rumbo.

do anunciando, de buena fe ó sola¬

Debe seguir, pues, el Sóller por

padamente, la muerte de esta pu¬

la misma senda que hasta aquí lo

blicación, de que'á pesar de la mo¬
destia con que nació y ha crecido,

condujo, como antes expresamos; debe continuar siendo lo que siem¬

del raquitismo que prolongó su in¬ fancia, de los muchos obstáculos

pre fué. Semanario independiente, puesto que á su independencia se

que han dificultado su marcha, ha¬ ya podido subsistir, robusteciéndo¬ se en vez de aniquilar y perfeccio¬
nándose de cada día más hasta tro¬

deben los ópimos frutos que cose¬ cha paulatinamente y las simpatías que ha venido conquistando, de las cuales la benévola acogida que por

car la humilde hoja que contenía

todas partes el público le- dispensa

su lacónico programa en 1885, en . la presente edición. A los demás

es prueba manifiesta. Semanario patriótico, defensor de A>s intere¬

que, aún sin ser optimistas,están en

ses morales y materiales de esta lo¬

el secreto, no. pueden admirarles ni

calidad primero, de la región des¬

sorprenderles siquiera nuestros

pués, sin dejar de ser español de .

progresos; todo lo contrario, no ig¬ norando que es el Sóller fruto del

©a En 1885 \\m

En 1910 e®

todo corazón, puesto qué á tales
inclinaciones debe su fácil intro-

maridaje de dos de nuestros más '=

ducción en muchísimas casas. y

puros amores, el filial y el pátrio, ha de jor dicho) en que el Sóller se sostuvo; figurar son casi de todos conocidas,, pues siendo en todas ellas leído con gusto

parecerles cosa natural ese especialísimo favor que nos ha dispensado la divina
Providencia bendiciendo la empresa que

y en las listas de suscripción vemos con¬ tinúan figurando gran parte de aquellos nombres de patriotas verdaderos que á

que en los diferentes balances parciales ó de comprobación que llevamos hechos tuvimos que consignarlas, desistimos de

y esperado con ansia, lo mismo en es¬ ta isla que en el continente, y lo mis¬ mo en Francia que en Alemania, en Sui¬

tuvo por base la obediencia y por ideal nuestro primer llamamiento respondie¬ hacer esta dificultosa operación-resumen, za, en Bélgica y aún en América, puede

el mejoramiento del pueblo que nos vió ron y desde entonces con su fidelidad y evitando así repeticiones enojosas y aho¬ sin grandes dificultades esparcir la bue¬

nacer.

con sus aplausos nos han animado sin rrando tiempo. Aquellos de nuestros lec¬ na semilla, que es su principal fin. Sema¬

Y en efecto, bendición de Dios no cesar.

tores que han seguido paso á paso con nario modesto, despojado de toda preten¬

pueden dejar de ser la prolongación de Pues bien, por tantas bendiciones de¬ admirable asiduidad desde su origen sión, llanote, de pueblo... y de pueblo ca¬

nuestra vida y el restablecimiento de bemos y sentimos reconocimiento profun¬ nuestra ímproba labor; aquellos que al si desconocido, oculto en los pliegues de

nuestra antes quebrantada salud, que nos do Al que sobre nosotros las derramó; corriente de los hechos pasados, desde el las montañas de una isla que apenas si

proporciona hoy el placer inmenso de po¬ y como vivimos en la confianza de que de mayor relieve al más baladí, los con¬ empieza á atraer las miradas de Europa

der trazar estas líneas con la misma ma¬ hemos de continuar mereciéndolas siendo servan frescos todavía en su memoria; por sus encantos naturales, hasta hoy

no que trazó en aquella ya remota fecha idénticos nuestros sentimientos y finali¬ aquellos que por la lectura y el examen aún de los mismos españoles ignorados,

el plan al que ha ajustado el semanario su dad, dispuestos estamos á proseguir por de nuestros «asientos» semanales se fija¬ á cuyas cualidades debe el estar al al¬

conducta en ese cuarto de siglo que acaba el mismo camino, a trabajar con igual ron en el saldo deudor ó acreedor de cada cance de todas las inteligencias y de to¬

de finir; bendición de Dios son sin duda ahinco en la obra empezada, sin enmen¬ uno, saben de un modo positivo que en el das las fortunas, por lo que su circula¬

alguna los alientos que nos infundió pa¬ darla como no sea para ir perfeccionándo¬ «haber» del Sóller son más y mayores las ción se ha extendido y aumenta de cada

ra que no nos amilanara la adversidad, la en cuanto nos sea posible, pues que cantidades que en su «debe», aun siendo día más.

las fuerzas que nos ha dado para que no de su bondad y eficacia nos hallamos considerabilísima la suma de éstas: para

Buscan hoy el Sóller lo mismo los an¬

decayera nuestro ánimo en los momentos plenamente convencidos.

que lo mismo apreuda la nueva genera¬ cianos que los jóvenes, y de un modo es¬

de peligro, y la abnegación, la entereza Sería oportuno quizás llevar hoy este ción, esa pléyade de jóvenes ilustrados pecial el bello sexo, lo que nos complace

y la constancia de que nos dotó para nuestro convencimiento al ánimo de los menores en años que la publicación que poder anunciar, que es como si dijéramos

preservarnos de la postración moral á demás, y pocas dificultades habríamos entra hoy, digámoslo así, en su mayor casi todos los sollerenses (y bastantes

que hubieran podido llevarnos las ma¬ de vencer si tuviéramos en conseguirlo edad, ó que desde que ella existe que no lo son además) que saben leer, sean

quinaciones de los enemigos de la luz, algún empeño: solo con presentar á nues¬ aprendieron á leer, nuestra palabra ha cuales fueren su posición y estado, sus

así ocultos como declarados, que por ser¬ tros lectores un «balance general» de de bastar y se lo aseguramos, pudiendo opiniones y sentimientos, pues que todos

lo de todo adelanto lo habían de ser an¬ cuantas operaciones llevamos realizadas no obstante en caso de dudas facilitar á en el semanario encuentran algo que les

te todo y sobre todo del periódico que en lo que pudiéramos llamar el primer quien las tuviere la colección completa instruye ó que les deleita. El descreído

2

SÓLLER

que refunfuíla porque parécele le llega el periódico impregnado de aromas de incienso con los que teme asfixiarse (sin tener en cuenta que estos perfumes sou
higiénicos como los del alcanfor), y el fa¬

parte no hace falta. No soy del número de los exaltados que creen que el Sóller lo ha iniciado todo; tampoco participo de la opi¬ nión de aquellos que no ven ningún benefi¬ cio reportado por el semanario que, apesar de ser humilde, es notable por haber nacido

rre á la reducción del sulfato cúprico por el azúcar, procedimiento de M. Barresweil ó al sacarímetro de Soleil: se opera, sobre el suero después de añadir algunas gotas de acetato de plomo que produce un precipita¬ do formado, principalmente, por la albúmi¬

ENTRE NOSOTRAS
La obediencia por una parte y el gusto de poder comunicar con vosotras, amables lec¬ toras del Sóller, mis impresiones desde Pa¬

nático que tacha con lápiz rojo nombres y conceptos «demasiado liberalotes» pa¬ ra que sus hijos ó allegados al llegar á ellos interrumpan la lectura, aparten la

entre nosotros y haber visto primero que ningún otro la luz. . Por de pronto son sus páginas un arsenal de datos y noticias que podrá ser valgan po¬ co ahora; pero que tendrán excepcional im¬

na. La leche ensávada por cualquiera de los dos métódos, siendo pura y de buena calidad, clá por litro de 50 á 52 gramos de azúcar. Si el falsificador restaura la leche aguada, ha¬ ciendo disolver en ella un poco de azúcar,

rís por medio de este semanario, es lo que me decide á empezar hoy unas pequeñas crónicás de la moda. Mi gusto hubiera sido
acompañarlas de los correspondientes figuri¬ nes, que os hubieran seguramente ayudado

vista y continúen más abajo del punto portancia, pasado que haya una centuria, se descubre por la verificación de las propor¬ á interpretar las ideas', y á comprender me¬

señalado, lectores son, y muchos de ellos desde la cabecera al pié de imprenta por más que á veces por alardes de vanidad ó de despreocupación nieguen haber

datos y noticias que podrá aprovechar con gran ventaja^ el que se imponga la árdua
tarea de continuar la historia de nuestra pe¬
queña y querida patria; es un monumento que contiene y guarda, como oro en paño,

ciones de manteca y caseína en la leche asi
adulterada.
M. Charles Leconte ha ideado un apara¬
to para determinar la riqueza de la leche y averiguar por tanto si está ó nó falsificada.

jor mis explicaciones; pero como no está to¬ davía en condiciones la empresa del periódi¬ co, tendré que aplazarlo para más adelante. Aunque sin figurín, permitidme empiece ya hoy y que quincenalmente continué, si fuer¬

leído; por esto precisamente, porque lle¬ ga á todos los extremos su acción, ha si¬ do y es eficaz nuestra obra, y por esto de ella satisfechos, orgullosos más bien, con¬ sideramos deber nuestro evitar por todos

muchas de las producciones literarias de nuestros más distinguidos poetas contempo¬ ráneos que andaban esparramadas por allá
y acullá; y tal vez, para no pocos, lia sido el Sóller la causa ocasional para que se lan¬ zaran á la palestra y escribieran para el pú-

Se compone de dos tubos de vidrio, de unos dos centímetros de diámetro, unidos por otro delgado intermedio; el inferior está marca¬ do con divisiones en cinco partes, de cinco centímetros cúbicos de capacidad cada una; el delgado con vigésimas de centímetro cú¬

za mayor no me lo impide; asi es que, des¬ pués de haceros esta mi presentación y de dirigiros á todas amistoso saludo, entro en
materia.
Como que van llegando los dias calurosos de verano será oportuno ocuparme de un

los medios sufra la menor interrupción. No variamos, pues, de programa al
mejorar hoy las condiciones de esta pu¬ blicación; todo lo contrario, tenemos un

blico. La ingratitud no puede caber en pe-' chos nobles y cuadra mal en personas bien
nacidas.
El Sóller ha iniciado importantísimas reformas materiales, las ha dado calor y ha

bico; y el superior sirve para recibir los lí¬ quidos cuando se dilatan por el calor y hace las veces de embudo. Cuando se quiere apre¬ ciar la riqueza de la leche, se miden cinco
centímetros cúbicos en el instrumento -y se

traje cómodo y sencillo para diario, que acabo de ver, y precisamente por su misma sencillez permitome aconsejároslo.
Este sencillísimo traje, es de dril de azul
celeste, chaqueta corta, es decir corta si la

gusto especial en ratificar el antiguo, sencillo y práctico, que guió nuestros pasos y nos ha proporcionado gloria y provecho á la par. Limitámonos en la presente solemnidad, al celebrar sus bo¬ das de plata el Sóller con eí público, á
aprovechar esta buena ocasión que se nos ofrece para repetir á nuestros compa¬ ñeros en la Prensa, á las autoridades de esta ciudad y de la provincia, y á todos nuestros lectores sin excepción, el saludo cariñoso que veinte y cinco años ha des¬ de estas columnas les dirigimos; hacien¬ do votos al mismo tiempo para que al¬ cancemos todos, con salud, la celebración
de las bodas de oro, que serán segura¬ mente si es nuestro voto escuchado más

hecho desinteresada propaganda de todo lo que significa progreso y bienestar para el pueblo que vió su primera aparición. Es de todos conocido el importante papel que de¬ sempeñó, cuando la inundación del mes de Octubre de 1885, de triste recordación. El Sóller fué el que inició, proyectó y alentó la creación de un colegio de segunda ense¬
ñanza en el edificio del Convento que ocu¬
pan hoy los Hermanos de las Escuelas Cris¬ tianas, en aquella época de mucha utilidad,
como lo demuestra con la evidencia de los
números, los muchos alumnos, hijos de Só¬ ller, que se educaban en los diferentes cole¬
gios particulares de la isla, principalmente en el Pont dl Inca; trabajó para la unión de Sóller con Palma por medio de la red te¬ lefónica; y nadie puede haber olvidado, pues son de ayer, los inmejorables servicios pres¬
tados al ferrocarril Palma-Sóller.
Son éstos motivos más que suficientes para

añaden veinte centímetros cúbicos de ácido
acético cristalizable, ó, en otros términos, se llena de leche la división y el resto hasta la 25 del ácido. Se tapa con un disco de cristal la abertura del tubo superior y se agita la mezcla por unos minutos: entonces las sus¬ tancias orgánicas de la leche y la manteca sobrenadan én forma de grumos. Acto conti¬ nuo se pone á calentar el tubo con una lám¬ para de alcohol y se obtiene una capa lim¬ pia de manteca, cuyo volúmen está repre¬ sentado por el número de divisiones que ocu¬ pa en el tubo delgado; siendo de advertir que como la proporción de la manteca en la leche de vaca es de 3 y 5 décimas por 100, debe marcar por lo menos tres y media di¬ visiones en el referido tubo, ó sean tres y media vigésimas, proporción correspondien¬
te á los cinco centímetros cribicos de leche
ensayada. Si, efecto del calor, la manteca va al tubo superior, basta sumergir en agua

comparamos con las levitas que hace un mes
llevábamos. Ya cruzada ésta cerrándose en
el cruce con tres grandes botones del mismo color; se suprime el cuello y solapas hacien¬ do por todo el rededor una cenefa á punto de cruz ó de cadeneta imitando bien, en cue¬ llo y hombrillos, la hechura de la chaqueta. En el bajo de la manga y de la falda la guar¬ nición será igual. El color preferible para la cenefa es el blanco ó azul marino, pero se dá preferencia á este último.
Bajo la chaqueta llévase una blusa blanca con gruesos lunares azules.
Esta toilette por ser cómoda y de la mayor sencillez, como se vé, es la que domina hoy
sobre el boulevard. Manzanilla
París, Julio de Í910.
LA CUESTIÓN RELIGIOSA

solemnes que las actuales, y que con que pueda quedar satisfecho nuestro amigo fria la extremidad inferior del instrumento

idénticos gozo y entusiasmo pueda vol¬
ver á saludarles en tal día, á un cuarto
de siglo de esta fecha,

el Sr. Marqués al contemplar la criatura que trajo al mundo, ya en la edad de la juven¬ tud, llena de vida y en condiciones para sos¬ tener en pro de la verdad y el bien honrosas

para que descienda al tubo delgado y pueda graduarse. El reconocimiento de la leche, por este medio, se hace en unos cinco minu¬ tos. El aparato que hemos descrito, ó sea el

Estadística de Comunidades
Aunque el Gobierno no ha hecno pú¬
blico el avance de la estadística formada

La Dirección.

batallas.

lactómetro de Charles Leconte está en boga por los gobernadores acerca del número

UN RECUERDO
Era una tarde de las calurosas del mes de

Braulio.
r','xcsc£crc£CtcscscscsA'scs':sc?cs';scs'f£cs';s'.'S':s','S'.'S','S','scs',
LA LECHE

y muy acreditado. Mucho se ha escrito, y mucho se podría
escribir, sobre las adulteraciones de la leche, pero para no cansar más á nuestros lectores, pondremos punto final.
J. Torrens.

de comunidades y asociaciones religio¬ sas, los datos recibidos hasta ahora al¬
canzan la cifra de 2.656 comunidades de
religiosas y 597 de religiosos. Religiosas.—Están dedicadas á la vi¬
da contemplativa 717, á beneficencia

Julio; lo recuerdo perfectamente como si fue¬ se ahora, apesar de haber transcurrido cinco

La leche es un líquido blanco opaco, de un

lustros. Salía del Oratorio del Hospital don¬ olor particular, en frió, que se pronuncia al¬

de me había llevado mi devoción y el deseo go más, por la ebullición; sabor agradable y

de venerar el Santo Cristo de la Sangre, cu¬ un poco más pesada que el agua. Su densi¬

ya fiesta celebraba la Iglesia en aquel mis¬ dad es de 1.032 á 1.035. La reacción química

mo día. Al atravesar la calle de la Luna, pa¬ es ácida ó alcalina; será lo primero cuando

ra volver de nuevo á mi casa, me intercepta los animales están en establos con alimenta¬

el paso un chico muy simpático, y, con el ción á mano ó pienso, y lo segundo cuando

buen humor que es característico en aque¬ pastan en prados ó campos, siendo esta últi¬

lla edad, sin ningún preámbulo ni introduc¬ ma, por consiguiente, la preferible, porque

ción, me ofrece un ejemplar, de los muchos se digiere más y mejor. Es, pues, la leche,

que llevaba para repartir al público y hacer un líquido acuoso que contiene en disolución

propaganda, de la primera entrega de la la caseína, el azúcar de leche ó lactosa y va¬

novela «Concha» escrita por un distinguido rias sales, siendo las más importantes los fos¬

literato, hijo de esta ciudad, que al mismo fatos de cal, potasa y magnesia. El agua es¬

tiempo era el primer trabajo que salía de la tá en proporción de 74 á 92 por 100. La leche

imprenta que acababa de instalarse en Só¬ en contacto del aire se cubre de una capa

ller, donde más tarde veríamos aparecer un amarillenta y untuosa llamada crema ó

. semanario que llevaría por nombre el de nata; quitada esta queda un líquido blan¬

nuestra querida ciudad, y por divisa, el fo¬ co, algo azulado, á que se dá el nombre de

mento moral y material de esta porción de leche desnatada.

tierra estimada. La noticia.me fué muy gra- / En Francia, Suiza y otros puntos se ex¬

ta, el proyecto muy simpático; la celebré plota esta industria empleando aparatos ad

con el entusiasmo de un joven que siente; la hoc que en pocos instantes dan el mayor

juzgué de verdadera importancia; ni faltó rendimiento posible y un producto de supe¬

mi felicitación espontánea, sincera y salida rior calidad, manteca de leche.

del-fondo del corazón, al casi imberbe, en

El alcohol, los ácidos y bastantes plantas

aquella época, fundador y director que ha coagulan la leche. Los análisis le devuelven

tenido la gloria y goza hoy la justa satisfac¬ su homogeneidad, y por eso los lecheros sa¬

ción de celebrar el vigésimo quinto aniver¬ ben muy bien que para retardar la descom¬

sario de su primera salida. Puede estar satisfecho el amigo Juan por
el honroso homenaje que se rinde al Sóller,

posición lo mejor es añadirle algo de bicar¬
bonato de sosa.
Por la leche pueden transmitirse á las

y recibirlo como una pequeña compensación personas graves enfermedades, la tubercu¬

á los disgustos, sinsabores y malos ratos que losis, por ejemplo, y de ahí el que sea de le ha hecho pasar seguramente el haber todo punto necesario la ebullición, antes de

de decir la verdad á los que no siempre es¬ tomarla.

tán dispuestos á oirla. Yo te felicito, mayor¬ Hay infinidad de aparatos para analizar y

mente, cuando puedes decir muy bien, que apreciar la leche; entre otros el galacóme¬

tu la concebiste, sufriste los dolores del par¬ tro centesimal de Chevalier, Henry y Di-

to, la has alimentado con tu propia sustancia, nocourt, el lactodensímetro de Quevenne,

y es muy puesto en razón que experimentes el cremómetro ó batómetro del mismo au¬

la alegría de la madre que contempla el fini¬ tor y oXlactoscopode, Donné, el lactobutiró-

to de sus entrañas. Hoy se encuentra el se¬ metro de Marchant, el lactobutirómetro se¬

manario en la edad juvenil, libre de los em¬ gún Salieron, de fácil manejo unos y algo

barazos de la infancia y con mayores brios complicados y confusos otros. Convencido

para acometer empresas aún las más tras¬ M. Poggiale de la inexactitud de los proce¬

cendentales.

deres usuales propuso determinar la pureza

Son públicos los trabajos del Sóller para de la leche por la cantidad de azúcar, (lac¬

Pequeñas Crónicas
Los alborotadores parlamentarios
Ya volvemos á tener abiertas las Cortes, y de nuevo surgen quienes fueron mandados allí para legislar, y una vez en los escaños, levantan pendón de alborotadores. Como si se tratara de un espectáculo, que debiera amenizarse cada tarde, para que no mengüe la concurrencia, y responda la taquilla, asi no transcurre sesión sin que haya en el Con¬ greso unas cuantas frases gordas y los consi¬ guientes campanillazos presidenciales para
acallar la escandalera.
Claro que de esto ya no debiéramos mara¬ villarnos, mas es fuerte cosa ver que se repi¬ ten tales escenas años y años, siempre igual, cual si la desconsideración personal se eri¬ giera en sistema, y el discutir en el salón de sesiones fuese lo mismo que hacerlo en la plazuela.
A veces caemos en la candidez de pregun¬
tarnos, si es lícito que unos cuantos, deseosos de echarlo todo á .chacota, y de mofarse de quienes les viene en gana, y de torcer toda buena intención, puedan interrumpir la mar¬ cha de una Cámara y hacer perder el tiem¬ po, á quienes, aun con sus respectivos pa¬ receres distintos, acuden guiados del noble propósito de dar solución rápida y beneficio¬ sa á los asuntos que hay que ventilar.
El título de representante de la nación no debiera dar derecho—y si lo da, no habría que tolerarlo—á que, escudándose en él, se desperdicie el tiempo á sabiendas y se tome el hemiciclo para lucir cualidades de juglar, que no cuadran en aquel recinto, adonde se va para algo más que para eso»
Bien encajan los acentos apasionados, si la convicción los dicta, disculpables son las exageraciones si trátase de recabar con ellas lo que se antoje un bien; pero lo que no tiene perdón es convertir el salón de sesiones en una pista de circo.
Silíceo.

1.029 y á enseñanza 910.
Casas en donde residen menos de doce
religiosas. 1.024. Número de religiosasespañolas38.673. Número de religiosas extranjeras, mil
375.
Religiosos.—Número de asociaciones comunidades suscritas, 509; no suscritas
88.
Dedicadas á la misión, 92; á la ense¬
ñanza. 294.
Número de casas de menos de 12 reli¬
giosos. 266. Número de religiosos españoles, 9.722. Número de religiosos extranjeros, 838. Las doce provincias que mayor con¬
tingente monástico dan son las siguien¬ tes: Guipúzcoa. Gerona. Santander. Lé¬ rida, Yalladolid, Alava, Navarra. Caste¬ llón. Logroño, Burgos. Huesca y Cádiz.
La Ley del Candado
El texto del proyecto de la llamada ley del candado que leyó el viernes 8 del actual en la alta Cámara el jefe del Go¬ bierno es el siguiente:
«El establecimiento de Ordenes y Con¬ gregaciones religiosas en España estuvo tradicionalmente sujeto al previo y ex¬ preso consentimiento de la potestad civil. Hoy, que el Gobierno aspira á remover por los procedimientos adecuados los inconvenientes de la excesiva multipli¬ cación de dichas entidades, parece natu¬ ral, mientras no se llegue á un resultado y á un régimen definitivo, volver á po¬ ner en vigor aquel requisito; y en con¬ secuencia, el que suscribe, de acuerdo con el Consejo de ministros, previa la
venia de S. M.. tiene la honra de some¬
ter á la deliberación y voto de las Cortes el siguiente proyecto de ley:
Artículo único. Mientras no se dicte
una nueva ley regulando el ejercicio del derecho de asociación, los gobernadores

entretenerme en enumerarlos aqui. Por otra tina) que contiene. Para la dosificación recu-

denegarán la admisión de los documen-

1
■

SOL LER

'

JL.IÜJIL—

X-

3 5=

tos requeridos por el artículo cuarto de la ley de 30 de Junio de 1837 para el es¬
tablecimiento de nuevas Asociaciones
pertenecientes á Ordenes y Congregacio¬ nes religiosas silos interesados no hu¬
bieran obtenido al efecto autorización
del ministro de Gracia y Justicia, con¬ signada en Real decreto que se publicará
en la Gaceta de Madrid. No se concederá dicha autorización cuando más de la
tercera parte de los individuos que ha¬ yan de formar la nueva Asociación sean extranjeros.—Madrid, etc.»
DESDE MARSELLA
He tenido que batir palmas en honor de españoles, y las he batido, con calor del alma, con entusiasmo del delirio, con fervores de patriota que emergen con más intensidad del espíritu del expa¬
triado.
Yo conocía los arrestos, la decisión, la
multiplicidad del integérrimogénio ma¬ llorquín, pero necesitaba admirarlo en la práctica, de modo tangible, para con¬ vencerme, para arraigar mis conviccio ¬
nes.
Aquí, en Francia, apesar de las turbu¬ lencias de España, se piensa por los es¬ pañoles en algo más que en la insustancialidad de nuestra política, y, se hace algo más práctico que discutir, huera palabrería, actitudes de Gobiernos, y sin razones de hechos que hasta nosotros llegan tergiversados.
El elemento mallorquín, que es el ele¬ mento predominante de la colonia espa¬
ñola, con un criterio loable é incitador
á la imitación, trabaja más que discute y obra más que palabrea.
Así se ha visto que, en un plazo bre¬ vísimo, plazo insuficiente para tamaña empresa, se han presentado al público unos cuantos, más amaieuts que profe¬ sionales, haciendo música, música clási¬ ca, bella y sugestiva, admirando á los franceses y entusiasmando á los compa¬
triotas.
Bien es verdad que si el milagro de la ejecución corresponde á los entusiastas y estudiosos músicos, el de la organiza¬ ción, (iniciativa y detalles prolijos y mo¬ lestos) corresponde al incansable, deci¬ dido y activísimo D. Pedro Juan Col 1, al¬
ma de la entidad isleña en esta villa, y
espíritu grandioso, abierto á todas las impresiones nobles y levantadas.
La banda española, á los quince días de su constitución ha sabido interpretar varias piezas magistralmente, en sere¬ nata al Sr. Coll, como galardón de reco¬ nocimiento á su constancia y á su apo¬ yo valiosísimo.
La batuta del Sr. Casas, director, y la reconocida competencia del Sr. Plá. sub¬ director. llevarán muy lejos, en las re-

giones del arte, á la novel banda de mú¬ sica española.
Cuando anoche la vi tocar por prime¬
ra vez, sentía afluir á mi alma una ale¬
gría inmensa, incógnita, la primera ale¬ gría franca que he sentido fuera de la
Patria...
Gumersindo Echevarría.
Marsella 29 Junio 1910.
RETAZOS HIGIÉNICOS
Limpieza y deiinfección de la boca
Es la boca, además de nido de besos, como dijo el poeta, nido perenne, almacén
constante de una millonada de microbios
patógenos, engendradores de una porción de enfermedades infecciosas,que residen en los labios, lengua, velo del paladar, encías y dientes.
Comprenderáse, por tanto, la necesi¬ dad de emplear una constante y escrupu¬ losa desinfección y limpieza de la boca, si se quiere evitar que esa cavidad, ese zaguán de entrada de nuestro organismo, sea vivienda de esos microbios, que ela¬ boran la tisis, la gripe, la difteria, la es¬ carlatina, la pulmonía, la necroses denta¬ ria, etc., etc.
No quiero yo, con el presente retaso, ni favorecer ni perjudicar á los perfumis¬ tas elogiando ó. vituperando el sinnúmero de específicos preconizados para la higie¬ ne de la boca que el comercio expende; pero sí he de hacer constar que no es preciso usar ninguno de ellos para poder efectuar una completa y perfecta limpie¬ za y desinfección de la boca, cosa que se logrará teniendo en cuenta y practjcando los siguientes preceptos:
Primero. Al levantarse del lecho to¬
das las mañanas deben limpiarse los dien¬ tes con cepillo fuerte, impregnado en agua de jabón común blanco de Castilla.
Segundo. Después de esta limpieza debe enjuagarse la boca con agua hervi¬ da templada, antiseptizada previamente con cuatro ó cinco gotas de esencia de
mentol.
, Tercero. Al terminar cada comida se practicará el enjuague de la boca con agua tibia bicarbonatada.
Cuarto. Todas las noches, antes de ir al lecho, se hará una desinfección gene¬ ral de la boca con enjuagatorio y gargarización de agua oxigenada al 1 por 100.
Quinto. Para blanquear los dientes y evitar las caries basta limpiarlos dos ve¬ ces á la semana con un cepillo humedeci¬ do en agua hervida entibiada é impreg¬ nado en la mezcla de la forma siguiente:
De bicarbonato de sosa y creta prepa¬ rada, 20 gramos de cada cosa; de mentol, 25 centigramos.
Siguiendo con escrupulosidad estos cinco preceptos, puede tenerse por segu¬ ro la más perfecta limpieza y desinfec¬ ción de la boca, logrando á la par tener blanca y pulimentada la dentadura.
Ténganlo en cuenta, pues, mis lectores, y sobre todo mis lectoras.
Doctor Coral y Maira
oooooooooooooooooooooooooooo

SECCIÓN LITERARIA
VIDA DE UN LABRANTÍN
Voy á escribir la historia de un pobre hombre en pocas líneas. La primera par¬ ticularidad de este hombre pobre es que no tiene nombre. Unos, para nombrar¬ le, dicen «un hombre»; otros dicen «aquél»; unos terceros le llaman fami¬ liarmente «tío». Este pobre hombre, sin embargo, no es tío de nadie; en cuanto á «un hombre», hombres hay muchos sobre la tierra; y respecto á «aquel», to¬ dos los hombres de la tierra pueden ser «aquel». Todo esto demostrará ai lector que este pobre hombre no es nada; no se distingue por nada; nadie le echará de menos cuando se muera; no tiene ni si¬ quiera nombre.
Vamos ahora con su habitación ó mo¬
rada. Este hombre vive en el campo. Su casa está lejos de la ciudad. Su casa es pequeña, modestísima. La componen
unos muros de argamasa, una cama,
unas sillas, una mesa y algunos trebe¬ jos de cocina. Detrás de la casa hay un corralillo de cuatro paredes de albarrada. Esto parecerá duro, molesto, cruel á los lectores acostumbrados al atuendo; al pobre hombre no le parece ni bien ni mal; él vive indiferente, sin desear otra
cosa.
La rida del pobre hombre es muy sen¬ cilla: se levanta antes de que el sol sal¬ ga; se acuesta dos ó tres horas después de su puesta. En el entre tanto, él sale al campo, labra, cava, poda los árboles,
escarda, bina, estercola, cohecha, sacha,
siega, trilla, rodriga los majuelos y las
hortalizas, escarza tres ó cuatro colme¬
nas que posee. No muele la aceituna porque no tiene trujal, ni pisa la uva porque no cuenta con jaraíz. Vende la aceituna y la uva á algunos especulado¬ res «á como quieran pagársela». La co¬ mida de este pobre hombre es muy so¬ bria: come legumbres, patatas, pan prie¬ to, cebollas, ajos, y alguna vez, dos ó tres al año, carne; una almuercada de nueces ó de almendras es su más exqui¬ sito regalo. Los ratos en que el trabajo le deja libre, el pobre hombre echa una mano de conversación con algún otro hombre tan pobre como él, y va mien¬
tras tanto labrando unas brazadas de
pleita ó de tomiza. Las cosas de que ha¬ bla son bastante vulgares: habla del tiempo, de la lluvia, de los vientos, de las heladas, de los pedriscos. Algunas veces recuerda también alguna cosa in¬ significante que le pasó en su juventud. Los conocimientos del pobre hombre se reducen á bien poco: barrunta por las nubes si va á llover; sabe, poco más ó menos, los cahíces de grano que dará esta ó la otra haza, y la porción de tie¬ rra que entra en la huebra que un par

de muías puede labrar en un día; cono¬ ce si una oveja está enferma ó no lo está;
tiene noticia de todas las hierbas y ma-
tujas del campo y de los montes: el can¬
tueso, el mastranzo, la escabiosa, el es¬
pliego, la mejorana, el romero, la man¬ zanilla, la salvia, el beleño, la piorna; distingue por sus plumajes, píos y tri¬ nos á todos los pájaros de las campiñas:
la cardelina, la coalla ó codorniz, el cá¬
rabo, la totovía, el herreruelo, la picaza, el pardillo, los zorzales, la corneja, el verderón. Sus nociones políticasson har¬ to vagas, imprecisas; ha oído decir al¬ guna vez algo de los señores que gobier¬ nan; pero él no sabe ni quiénes son ni qué es lo que hacen. Su moral está redu¬ cida á no hacer daño á nadie y á traba¬ jar todo lo que pueda.
Algunas veces viene una mala cose¬ cha, se muere una muía, cae enferma
una persona de la familia, ó no hay di¬ nero para pagar la contribución. El po¬
bre hombre no se derrama en lamentos
ni maldiciones; él dice: «¡Ea! ¿Qué leva¬ mos á hacer? Dios dirá; Dios nos sacará del apuro.» El pobre hombre sonríe re¬ signado, saca su petaca mugrienta, lía un cigarrillo, sacude las manos y se po¬
ne á fumar.
El pobre hombre es ya viejecito. Su mujer es también viejecita. Han tenido tres hijos; uno de ellos murió en la gue¬ rra de Cuba; otro, que era mozo de esta¬ ción. pereció también, aplastado entre dos topes. El tercero era una moza ga¬ rrida; un día se fué con su novio á la capital y no volvió más. El pobre hom¬
bre, alguna vez, cuando se acuerda de todo esto, da un suspiro; pero pronto se anima, sonríe y exclama lo que siempre: «¡Ea! ¿Cómo ha de ser? Dios lo ha dis¬ puesto así.»
El pobre hombre no tiene idea ningu¬ na sobre el porvenir. El porvenir es la pesadilla y el tormento de muchagente. El pobre hombre no se preocupa del ma¬
ñana. «Cada día trae su cuidado», dice
el Evangelio. ¿No tenemos bastante con el cuidado de hoy? Si nos preocupamos del de mañana, ¿no tendremos dos en vez de uno? El pobre hombre vive sin
esperanzas y sin deseos. Su espectáculo
son las montañas, el campo, el cielo. Andando el tiempo morirá el pobre
hombre ó morirá antes su mujer. Si muere él antes, su mujer se quedará so¬ la. Su mujer rezará y suspirará; se irá acaso al pueblo; será pobrecita y ped'rá con sus manos pajizas á los transeúntes. Si muere su mujer la primera, él se que¬ dará también solo; su bella resignación, su bella' serenidad, no se apartarán de él. Un suspiro vendrá de tarde en tarde á sus labios, y luego el exclamará: «¡Ea! ¿Qué le vamos á hacer? Todo sea por
Dios.»
Azorín.

0(X)0000000000000000000000000

>

1

Folletín del SÓLLER -l-
EL VOLUNTARIO
i
En marzo de 1793, las tropas del ejér¬ cito de Custine acantonadas en Magun¬ cia. que habhm arrebatado al enemigo, recibieron orden del general en jefe para salir de la ciudad y replegarse en los Vosges. Custine quería, si era necesario, encerrarse en Estrasburgo, para resistir allí al ejército prusiano que acababa de pasar el Rhin y se adelantaba, según de¬ cían, con fuerzas formidables. Algunos
batallones de voluntarios, reforzados de
artillería, habían dejado ya la plaza, y acampados enfrente de Maguncia espe¬ raban el dia antes de proseguir la mar¬ cha, en tanto que los prusianos, en vez de darles paso para rodearlos y acabar con ellos, se preparaban simplemente á
cortarles el camino.
El campamento dormía, y en las tinie¬ blas de la noche se distinguían los gran¬ des pliegues derechos de las tiendas de

lona. A veces un rayo indeciso tocaba á los cobres, y se veían vagamente refle¬ jos amarillos. En la penumbra se desta¬ caban los furgones, y una calma miste¬ riosa y alarmante envolvía toda esta es¬ cena: aquellos batallones tendidos en confusión sobre la tierra y debajo de los árboles, parecían contener su aliento pa¬ ra disimular mejor su presencia. Algugunas luces cuyo lívido reflejo traspa¬
saba la tela verde, como una mancha de
aceite atraviesa un papel, era lo único que revelaba que había seres vivos bajo aquellas tiendas. Los centinelas marcha¬ ban con paso cauteloso á lo largo de las baterías. Algunos -artilleros circulaban
casi sin hacer ruido, con el arma entre
sus brazos cruzados y el sable que iba pegando en su pierna izquierda: parecía que dormían andando. Un reflejo dudo¬ so bañaba de tiempo en tiempo el metal
brillante de sus armas. Y allí cerca ha¬
bía, como esperando, una fila de carrua¬
jes de hospital, sin duda con los instru¬
mentos preparados, los bisturís bien afi¬ lados para abrir las carnes, y las palas y azadones dispuestos también para en¬
terrar á los muertos.
Tendidos al acaso, arrojados por el suelo, algunos soldados, despiertos aún,

hablaban en voz baja reclinada la cabeza en alguna piedra. Otros acurrucados en torno de las hogueras, dormían con el fusil entre las piernas y el sombrero, de tres picos hundido hasta los ojos, en la actitud de momias mejicanas. Los oficia¬ les. embozados en sus capas, pasaban pegando en el suelo con el pié para ca¬ lentarse. Solo y sentado junto á un ár¬ bol. á dos pasos de los carruajes de hos¬ pital, estaba un joven con la mirada fija y como perdido en la noche, meditando. Era un voluntario que había llegado de Paris hacía pocos dias. el ciudadano Mi¬ guel Verdure, abogado hacía un mes, y ahora soldado de la patria.
No tenía veinte y cinco años. Su larga melena negra caía sobre el cuello de su uniforme: un rostro flaco, inteligente y orgulloso, unos ojazos que rebosaban entusiasmo y nada de barba, tal es su retrato: parecía un Saint-Just moreno. Miguel tenía en Paris, en ese otro terri¬ ble y fogoso campo de batalla, su ancia¬ no padre, ex-alguacil del Chatelet, y que, tímido y azustadizo, y realista ade¬ más por gratitud y por costumbre, ha¬ bía puesto el grito en el cielo cuando la fiebre revolucioqri.a, esa irresistible fie¬
bre, se había apoderado de su hijo.

Quizás en él éstaba pensando el vo*
luntario. Mucho lloró el anciano cuando
una mañana de febrero, en mediode una
gran nevada, Miguel había salido con otros jóvenes cantando la Marsellesa. Era una carrera concluida. El pobre vie¬ jo se quedaba solo, y ahora no tenia más que hacer que ir á un sepulcro del ce¬ menterio de los Enfants-Rouges á con¬
versar (como si ella pudiera oirle) con la
«madre del muchacho», con su difunta.
Quizá en su meditación Miguel veía la casa de la calle de Vieilles Haudriettes,
donde había crecido y donde se había quedado su padre.
También podía ser que pensara en los combates del día siguiente, en aquella retirada ante los prusianos, en aquella
marcha hacia atrás, en la invasión que
quizá por segunda vez le esperaba al te¬ rritorio de la república. Las angustias y laresolución. las tristezas y las esperan¬ zas que había entonces en la Francia si¬ tiada, se encontraban en aquel corazón que ansiaba el sacrificio.
Hasta la madrugada no se durmió Mi¬ guel, y un redoble de tambor vino á des¬ pertarle bruscamente. Tocaban áponerse en camino. Formáronse pues los batallo¬ nes de voluntarios con sus singulares

4

SOLLER

** •ECOS REGIONALE S >¥{&

'¥&.

COMEHÍT ARIOS
La traca detonante recorriendo el que
podríamos llamar real de los festejos, ru¬ bricó de fuego la Semana Deportiva del
corriente año.
Durante ésta, la serie no interrumpida
de números atrayentes tuvo en constante
movimiento á la mayoría de habitantes de esta población y á todos los forasteros llegados para presenciar los festejos. No eran pues aquellos dias los más adecua¬ dos para hacer comentarios. Esto es más propio del ¡momento presente, tornados ya á la calma habitual.
Decía hace ya meses en una de mis ct ónicas que la Semana Deportiva iba á marcar este año un notable crescendo, .y creo , que no ha resultado falso el vatici¬ nio. Y no me refería propiamente al ex¬

Comercio ha sido el primer paso en firme por el camino de nuestro resurgimiento, paso de verdadero gigante y que hace exclamar á muchos, al recorrer los edifi¬
cios donde el certamen se verifica: «Esto
no parece Mallorca.» La Semana Deportiva no ha tenido
pues este año por único objetivo atraer aquí á la gente con el brillo de unos fes¬ tejos más ó menos espléndidos: ha sido otra y más importante su finalidad y ha ejercido una noble misión, cual es reve¬ larnos lo que podemos conseguir con la constancia y con el trabajo.
A Mallorca le faltaba que le fueran re¬ petidas las divinas y consoladoras pala¬ bras «Levántate y anda.» ¿Se habrá con la Exposición regional esculpido en pie¬ dra esta frase en el frontispicio de Ma¬ llorca? Así será con la ayuda de Dios.
José M.a Tous y Maroto.

Que se establezcan combinaciones con las líneas del Norte de Africa.»
Manacor
Los señores Hijos de Server o y Melis acaban de montar una fábrica de hielo, con escelente resultado. Esta mejora ha sido ha si¬ do muy bien recibida por el público.
Uno de estos dias cayóse una muger, con tan mala suerte que transladada inmediata¬ mente al Hospipal hubo necesidad de am¬ putarle un brazo. Sigue bien de la dolor osa operación.
Felanitx
El jueves de la pasada semana se produjo entre los propietarios de albaricoques de esta una gran decepción, con motivo de que se redujo el precio de la citada fruta conside¬ rablemente no obstante de que era de supe¬

los,niños y niñas y por la tarde hará la visita pastoral á las iglesias y conventos de la po¬
blación.
El domingo, día 17, efectuará el Sr. Obis¬ po la bendición de las obras del campanario y acto seguido se celebrará oficio solemne, en la que tomarán parte altas dignidades eclesiásticas y predicará el Canónigo D. Ma¬ teo Rotger.
Por la noche habrá muchísimos y hermo¬ sos fuegos artificiales en la Plaza de la Igle¬ sia, tocando la música de este pueblo tas mejores piezas de su vastísimo repertorio.
Muro
Se ha firmado un contrato con las impor¬ tantes casas «La Industria Eléctrica» y mo¬ tores «Otto» para la implantación de un nuevo servicio eléctrico para alumbrado y
fuerza motriz en esta villa.
Dicha fábrica de.electricidad estará dota¬

presarme así, al número de los festejos sino á la índole de alguno de ellos. No se

Palma 14 Julio 1910.

rior calidad á la primeriza; enterándose por da de los últimos adelantos.

medio de distintas cartas que los fabricantes

La dirección del montaje é instalación es¬

han contentado este año los organizado¬

de pulpa habían firmado una escritura com¬ tará á cargo del joven ingeniero D. Antonio

res con incluir en el programa una serie

prometiéndose á no eseeder el precio redu¬ Puigserver y de Rentierre.

de números brillantes, pero que una vez
pasados no dejan más huella que Ja que

Crónica Balear

cido que se había señalado, bajo la multa de 5.000 pesetas al que faltare á este compro¬ Sansellas

en el ambiente sereno de la noche estival
dejan Jos fuegos de artificio al deshacerse en ígnea lluvia policroma; sino que por el contrario han hecho algo que ha dejado surco hondo, que ha resultado labor sóli¬ da, verdaderamente positiva. Me refiero, claro está, á la Exposición regional, ga¬ llardo alarde, hermoso ensayo de nuestra potencialidad agrícola é industrial.
Un ministro de la Corona inauguro el certamen, siendo ello una prueba de que el esfuerzo de las Baleares no pasaba de¬ sapercibido en las altas esferas; proba¬
blemente verificará la clausura nuestro
ilustre compatricio D. Antonio Maura: á nuestra Exposición se le ha dado pues verdadera importancia que se ha puesto
de manifiesto en todos los actos solemnes
á ella concernientes.
Y ciertamente que es ello justo: al re¬ correr las diversas instalaciones, al decli¬
nar las apacibles tardes veraniegas, ó en plena noche, mientras bajo el umbráculo deja la música oii sus armonías y en tor¬ no, en animados grupos, se congrega lo más selecto de nuestra sociedad, se le
antoja á uno que recorre una de esas grandes exposiciones reproducidas en mi¬ niatura, tan bien presentadas resultan la mayoría de las instalaciones, tanta cosa de valía hay en ellas.
Y al ver ahora el esquema de tantas industrias que han logrado alcanzar aquí en el silencio, verdadero florecimiento,

Palma
Ha quedado constituida en esta capital la «Liga de Propietarios de Fincas Urbanas», cuyo fin es la defensa de los intereses de los socios propietarios.
La sociedad de Argel Les Amis réunis organiza una nueva excursión á Mallorca.
Llegará á Palma el día 18 del próximo mes de agosto y los excursionistas se hospe¬ darán, durante su estancia en ésta, en el
Grand Hotel.
Acompañará á los excursionistas la banda de música argelina L'Africaine de Mústapha.
Durante el mes de junio último se deposi¬ taron en él cepillo, del Santo Cristo de la Sangre 739’37 pesetas.
He aquí la contestación dada por la Real Sociedad Económica Mallorquína de Amigos del Pais á la comunicación del Mi¬
nistro de Fomento solicitando una informa¬
ción acerca de las aspiraciones de la provin¬ cia.' respecto á Obras Públicas:
«La pronta terminación del puerto de
Palma. Unir las líneas férreas de Mallorca con el
puerto de Palma, prolongando aquellas has¬ ta éste, y construir la escollera necesaria.
Mejorar los puertos de Mallorca.

miso.
En vista de este general clamoreo se reu¬ nió la junta de la Cámara Agrícola y se están haciendo gestiones para poder los pro¬ pietarios elaborar por su cuenta la pulpa, creyendo que en breve tendrá la Cámara resuelto este asunto, pues reinan buenas im¬ presiones.
El precio del almendrón era el sábado en este mercado de 93‘00 pesetas los 42‘37 kilos.
Inca
El agua potable escasea en esta población, hasta el punto de que la única fuente con que cuenta Inca mana cada día en menor cantidad, corriendo el riesgo de que vaya secándose más durante el presente verano.
Con el fin de resolver el conflicto que po¬
dría producir la sequía, el Ayuntamiento ha nombrado una Comisión de su seno, presidi¬ da por el Alcalde.
Terminada la siega de los cereales, los agricultores.se dedican ahora con febril ac¬ tividad á la trilla de aquellos, siendo las ga¬ villas muchas y veluminosas, debido á haber
alcanzado los aludidos sembrados un desarro¬
llo pocas veces visto.
Binisalem
Habiendo quedado terminadas las obras que desde el 16 de Marzo de 1904 se estaban

El Sindicato Agrícola y Ganadero de esta villa continua laborando patrióticamente en bien de sus socios y de la población en ge¬
neral.
Ahora ha adquirido un trillo-veloz sistema Rodríguez-Maríín que da grandes resultados, pues trilla el doble ó triple del trillo común de piedra.
El mencionado trillo Rodríguez-Martin, combinado con un trillo de Mallorca, hace un excelente trabajo.
También ha recibido el Sindicato una cla¬
sificadora Morat de dos cuerpos. Ha verifica¬ do además una compra'de algunos centena¬
res de sacos de harinas en una fábrica del
continente, consiguiendo módicos precios, por lo cual los socios están sumamente satis¬
fechos.

Fornalutx

"

■■1

El lunes empezaron con gran actividad las obras para construir un nuevo enla¬ drillado en nuestra iglesia parroquial. Dichas obras se efectúan, según me han asegurado, por orden de D. Juan Negre Pbro., ele-Buñola, atendiendo á las disposiciones testa¬ mentarias de la difunta D.a Margarita Ripoll Bisquerra.

El domingo, la Alcaldía publicó un ban¬ do prohibiendo terminantemente el trato y uso en las compra-ventas de toda clase de pesas y medidas antiguas.

comprende el visitante, por poco que se detenga á reflexionar, que Mallorca y las islas hermanas pueden dar mucho de sí, que resultan campo abonado para fructí¬

Dragar el puerto de Sóller. Terminar los nuevos faros de Dragonera. Que los ferrocarriles de Mallorca concier¬
ten con las compañías de transportes marí¬

verificando en el campanario de la iglesia parroquial de esta villa, las autoridades civil y eclesiástica y personas visibles de la loca¬
lidad acordaron efectuar lucidas fiestas.

La mayoría liberal de nuestro Ayunta¬ miento acordó expedir al señor Presidente del Consejo de Ministros el siguiente tele¬

feras empresas, y que por lo mismo se impone el esfuerzo común para empujar¬ las hácia la prosperidad á que se hacen acreedoras y para la que cuentan con sobrada potencialidad. En obrar así es¬ triba el verdadero patriotismo.
La Exposición de productos de Balea¬

timos del Continente acerca de los fletes co¬
rridos.
Que concierten las compañías referidas con las grandes líneas de navegación.
Que se reduzcan las tarifas en ■ las compa¬ ñías subvencionadas.
Que los vapores que prestan servicio en el

El domingo fué bendecida una nueva cam¬ pana, revistiendo la ceremonia la mayor so¬
lemnidad.
El viernes, día 15, llegará el limo, señor Obispo de Mallorca al anochecer y se le dis¬ pensará un grandioso recibimiento.
El sábado, día 16, el Sr. Obispo adminis¬

grama:
«Presidente Consejo Ministros.—Madrid. Majmría liberal Ayuntamiento Fornalutx,
saluda felicita calurosamente Y. E. brillante
campaña parlamentaria. —Estades, Sastre, Mayol, Mayol, Puig, Mayol.».—El Corres¬ ponsal.

res organizada por nuestra Cámara de litoral de España hagan escala en Palma.

trará el Sacramento de la Confirmación á

atavíos: unos cou un sombrero de tres
picos del que pendían unas crines esca¬ sas; otros con un pañuelo arrollado en la cabeza; con polainas y calzones ama¬ rillentos ó pantalones rayados, remen¬ dados y agujereados en las rodillas; la mayor parte de ellos con una vestidura sórdida, cubiertos con el polvo del cami¬ no ó el lodo del campamento, broncea¬ dos, ennegrecidos, pero también con un rayo en los ojos y la llama en sus movi¬
mientos.
La tropa rompe la marcha en medio de la niebla matutina, y al través de unos prados cubiertos con un frió rodo. Los veteranos se reían de la fatiga délos reclutas ó de las precauciones que toma¬ ban para no mojarse un calzado roto ó
descosido. A veces se elevaba una voz
que. marcaba el paso con el CJiant du Départ\\ alguien decía una broma que,
como un cohete, iba encendiendo la risa
en todas las filas. Algunos se quejaban del frió y se soplaban los dedos; pero no tardaba en oirse una voz ruda que les trataba de aristócratas ó de chiquillos.
De repente algunos granaderos que marchaban como exploradores se reple¬ garon sobre los batallones, pues acaba¬ ban de distinguir á los prusianos apos¬

tados en un bosquecillo; en efecto, los soldados de S. M. esperaban al paso á los soldados de la república.
Los oficiales mandaron hacer alto, y el batallón de Miguel, que marchaba ¿van¬ guardia se preparó á entablar el com¬
bate.
Aquí y acullá resonó el ruido seco de los fusiles que se armaban.
—Tú. mozalbete, «lijo un soldado á Miguel con una voz bronca, la ocasión la pintan calva.
—No te dé cuidado, ciudadano, caira,
respondió el jóven con una sonrisa. Miguel se volvió/porque había oido á
su espalda el galope de un caballo. Era
el ciudadano Rewbell. comisario de la
Convención, que acudía con sus ayu¬
dantes.
—¿Que sucede? Preguntó el comisario
con brevedad cuando se hubo acercado á
la vanguardia. ¿Se ha visto al enemigo? — El enemigo se encuentra á tiro de
cañón, ciudadano comisario, respondió uno de los exploradores.
Y como si los prusianos hubiesen que¬ rido certificar estas palabras, pasó una bala ¿ corta distancia de Rowbell y fué á romper el tronco de un nogal conti¬
guo.

El caballo del convencional se había
encabritado relinchando; pero Reyvbell, sujetándole con mano firme, se volvió hacia los voluntarios y les dijo:
—Ciudadanos, sin duda alguna tene ¬ mos delante de nosotros á todo el ejér¬ cito prusiano, somos poco numerosos. Es preciso pasar por en medio de esa gente ó morir. Sois hombres libres, ade¬
lante.
— ¡Viva la República! respondió á una
todo el batallón.
Miguel deseaba ardientemente el com¬ bate. Excitados sus nervios por el insom¬ nio. con los ojos febriles, plantó su sombrero en su bayoneta, y exclamó le¬
vantando en el aire su arma:
—¡Adelante! El batallón corría ya hacia los prusia¬ nos, Al cabo de un instante distinguie¬ ron á la entrada de un bosque al enemi¬ go atento y silencioso. Los voluntarios querían atacar á la bayoneta, cuando la robusta voz del comandante gritó di¬
ciendo:
—¡Alto! Los prusianos habían concentrado to¬ da su artillería en aquel punto, de modo que el batallón habría sido despedazado
en su carrera.

Miguel oyó muy luego el zumbido de las balas y sintió esa impresión de calor, esa atmósfera roja de que habla Goethe. La tierra temblaba á los estampidos del
cañón. Los voluntarios tuvieron que re¬
plegarse á una hondonada, en tanto que la artillería se formaba en línea bajo el fuego de ios prusianos.
Miguel sentía como deseos de gritar, de saltar, de correr á los prusianos y de luchar cuerpo á cuerpo. Miraba en su derredor los semblantes, y veía que al¬ gunos estaban pálidos y todos resueltos. Había ya muchos heridos: un joven miraba correr la sangre de su pecho.
Ahora el cañón francés respondía al cañón prusiano. El duelo se prolongó durante largas horas. Las balas llovían,
se hundían en la tierra, cubrían de lodo
á los artilleros de pies á cabeza ó los des¬ pedazaban.
—¿Estaremos aquí mucho tiempo? preguntó Miguel.
— ¡Adelante! dijo un veterano.
J. C.
(Continuará)

SOLLER

5 fT’?

mu? mu? DEL AGRE DE LA TERRA

CALA GENTIL
Sobre la cinta de blanca arena
que besa un’ aigua de célich blau, grans pins lii vessen a copa plena olor de bálsem, ombra serena,
remor suau...
¡Oh dol<; estatg-e de bellesa y pau!
Un aquí troba la llum més clara, les colors varíes de tó més riu; pura delicia de tot s’ hi ampara, y sol 6 lluna mostrant la cara,
tot hi sonriu...
¡Oh de mos cántichs inefable niu!
Per puigs y serres s’ acaramulla frondós boscatge de vert etern, que eixa floresta de varia fulla la tardor trista may la despulla
ni ’l fret liivern...
¡Oh Paradís qu’ apar al món estern!
Si aquí s’ acosta qualque mal día de nubolades amb negre estol,
sois hi du tendrá melancolía
com una verge sensa alegría qu’ en pau se dol...
¡Oh bou refugi de callat consol!
Aquí, ben jove, pensi abrigarhi
un niu d’ humana felicitat:
després la tomba vaig somiarhi
aont tendría més solitari
repós mes grat... ¡Oh lloch per vida y mort fantasiat!
Es qu’ en la calma de tais p'aratges tan dol<; es viure, veure y sentir, y vora 1’ aigua de purs miratjes, al ritme eólich d’ aqüestes platges
tan dolí; dormir!... —Mes jo tal sort jamay dech posseir.—
¿Qué hi fa? D’ aquesta cala opalina prou el misteri n’ hauré gustat, mentre ara, a 1’ hora que ’l sol declina,
m’ hi sent, corfondre dins la divina serenitat...
¡Oh dolí; moment, oh glop d’ eternitat!
Miquel Costa.
Es blonco ’n Biel
Avuy qu‘ el die es ciar y pur com un ull de vaca, teñe 1’ honra altíssima de presen-
tarvos es blonco 'n Biel.
El mot blonco té aquí una significació una mica elástica, perque en aquesta classe de parentesc n’ hin pren com a la claror qui s’ escampa segons sía major o menor la poten¬ cia llumínica del focus qui ía irradia.
Els bloncos, concos, oncles o tíos, segons sía la seva importancia y el seu valer individuenc, espandexen també la seva relatividat de blonco sobre un nombre major o me¬ nor de parents, estenentse a voltes fins a la tercera y la quarta generació col-lateral.

Aquex es el cas cl‘ es blonco 'n Biel, ho- nell qui ven una cussa grossa y esquita un

mo de qualitats adquiridos en gros, notabi- cantó; perque el cas es qu’ aquells ulls rot¬

lissim, superlatiu, liare ampie y fondo, qui jos eren... de dona, malgrat els mostétxos

rae dispensa 1’ honrament superb d’ esser mon negres.

blonco, malgrat esser jo no més un parent

El fet no més de sabré clavar una mirada

erranfr, allunyat d’-ell per la distancia de tres com la d’ es blonco n Biel y de sabrerne xu-

generacions y mitja y perdut dins 1’ órbita clar un’ altra com la que va xuclar d’

infinita de la nieva insignificancia. En agrai- aquells ulls rotjos, constituex el major elogi

ment a tan grandissima mercé, me impós la de la. prepotencia sugestiva d’ es blonco vi

obligació de presentarlo-vos perque... 1’ad- Biel, y sabrela clavar en la dona posseido-

miréu axí com pertoca.

ra d’ aquells ulls y d’ aquells bigots es la més

gran llaor del gust selecta y reflnat d’ es

blonco 'n Biel, perque aquella dona, era

Té cinquant’ anys y es casat de frese. Re¬ tira una mica a un boc gras. Es forsarrut y dominador, fort de génit y flux d’ enteni¬ ment, dur de voler y molí de carácter, com ulia especie d’ orifanv (1) aximplit.
De jovenot desenrolla pura bestialidat d’ una manera selvatge y efectiva v quant va esser madur sentí anhels de nodrir 1’ esperit y el nodrí y 1’ engrexá, com a-n els endiots (ab un embut), de ciencia, de lletgir, d‘ escriure y de comptes, de tal manera que ’n tengué... per un passament.
Després desplega els seus afanys naturals de dominació. Ya teñir poder, valer y saber per encamella rse a la Secretaria del Jutjat municipal y desde tan enlayrada posició,ajudat d’ un procurador ex-seminarista mort-
de-fam, aconseguí texir una terenyina qui embarriolava tota la vila. No més qu’ un die va veure la mar bruta y espontaniament, ab una gran dignitat, abandoné la Secretaría com-e centre de terenvina y 1’ establi á la
taverna d’ es Ccirábiner.

una adquisició de gran preu. . No hi fa res que sía esterna. No he pogut esbrinar be el seu origen ni ’l motáis que la menaren a la vila, pero axó no es estranv perque jo som una mica molí d’ ulls (per servirvos!). Lo indiscutible es que sa sane es més blava que la nostra y basta veurela per romandre convensuts. Males Rengues deven si era fadrína ab graduació de casada, si pel¬ la fortor de sane patia de desvel-laments y amava anar de nit, etz. etz., pero es blonco 'n Biel, tal com li pertocava, tengué un
ampie y magnifle gest d’ indulgencia sobre aqueys punts, y un jorn de grata recordansa per tota la parentel-la es blonco 'n Biel a les seques, la s’ en mené a ca seva, obse-
quiantmos ab lo present d’ una tía nova, llampant, honra de la familia; una notabilidat, foguera per tots els cayres, constituida essencialment per la rotjor deis ulls, la ne¬ gror deis mostétxos y la blavor de sane, tres potencies de color fuses y resumides en la claror d’ un enteniment másele allotjat

Pero per centre d’ opeTacions caciquistes
no es lo metex una taverna de mala mort

dins un cap ubert en tota 1’ extensió de la paraula, constituint aquex gran esser qui es

que una Secretaria de Jutjat municipal, per¬ que allá la materia prima per texir terenynes es liquida, bona de rompre y cara, y
aquí es de paper sellat, cosa fortísima bestreta y pagada p’ el metex consumidor; y si a-n axó hi afegiu una ma criminal qui poca-poch comensa a tallar la malla—qu’ era de lo més ben feta—de la terenyina d’ es blon¬ co 'n Biel mompendreu ben-bé que, sense perdre res de la seva dignitat hierática, s‘ encollás fraternalment ab en Palou, el de
Sa-Pobla.

y se dexa dir sa tia Coloma, nom escullit entre mil y d’ una flyre encisadora.
Passat, 1’ eclipse natural de la «lluna de niel», es blonco 'n Biel torna escampar una
gran dignidad, ampia, protectora, próvida sobre la parentel-la y poc-a-poe s’ espandex sobre tota la vila, no ja com una terenyina, ans com un cobricel de seda moiré, ondulat, ab irisacions de mare-perla qui alegren la vista y alleugeren el cor.
Aital reviscolament «corretgit y aumentat» de 1’ espléndida beneytura d’ es blonco

Després del atentat de la ma criminal, du¬ ré una temporada que vertaderament es blonco ln Biel feya llástima. Abandonat de tothom, com un escorxador social, el vevau alís y coppiu, la vista apagada de xot malalt y uns ayres balders-balders com un ca¬

'n Biel, es degut (pero d’ axó no ’n fasseu gaire us) a la seva fluxedat d’ enteniment y mollesa de carácter, qualidats admirables qui li lian permés arrebassarlos-se com si fo¬ sen dents aldanes y sustituirles p’ el carácter mostetxut y 1’ enteniment ullastrenc de sa
tia Colonia.

rro vell durant 1’ estivada, fins que un die— de sempiterna remembransa—uns ulls rotjos com-e de cabra, qui presidien uns mostétxos negres, el se miraren fit-a-flt y els ulls d’ es blonco 'n Biel, uns ulls petitons amagats derrera una bossa grassa de pipelles, esguardaren fit-a-fit aquells lilis rotjos. D‘ aquella mirada en va brollar un brant d’ ai¬
gua qui va restrénvef les pesses aldanes d‘ es blonco 'n Biel, y al metex temps—cosa ben rara!—en va botir una espira qui li ca¬ lé foc en el cor; (un cor tendre de naturalesa d’ esca); y de llavors ensé, la dignitat ma-
1 en cónica d’ es blonco 'n Biel se redressá

Diuen—sempre hi ha Rengues de veri—si sa tia du els calsons y es blonco la gonella, pero axó no li lleva gens ni mica la seva
magnificencia decorativa, superlativament
senatorial, en no esser en els moments de intimitat doméstica que lá duresa de voler d‘ es blonco 'n Biel 1’ etzilla y el tren de ¡to¬
lla güera.
Fa unes quantes setmanes qu’ axó sovintetja y par qu’ es blonco 'n Biel torni anar un poc coppiu. Sospit que ’ls desvellaments nocturns y la mala jeya de sa tia Coloma no ’l dexin dormir a-pler, produintli mal-de-cella
com si li aficassen dos claus a cada banda

convertintse en dignitat conscient de ca na- del front.

La rotjor d’ ulls, la negror de bigots, la

(1) Elefant.

blavor de sane y la claror d’ enteniment de

sa tia deveg-ades me donen mala espina. Ja veurém que será! Mcntres no comprometin la ampia v majestática superlatividat d’ es blonco 'n Biel, el mon fará la seva via, pero... ay! si la comprometen...
Martí R. Umbert.
ELS GRINS
(TRADUCC1Ó DE MISTRAL)
¿Com es, digan, mos pobres grins, grinets Riients, negres y fins, que no alsau may remor ninguna durant el día, y a la Runa cantau, els vespres, camp endins?
—Tanta remor y canturía se mou, p’ el mon, de bell de día, que ’l nostre cant fora aufegat; y si arribava a essé escoltat prest 1’ aviram ens menjaría—
Pobres grinets!—Mes al moment qu’ es recullida ja la gent y al seu forat es la formiga, mitj amagats per 1’ herba amiga a que tot. cali posam esment.
Y quant les coses son callades, alsam les veus, totes plegados pera formar un chor mes viu; •v tot filant, la Runa riu
al escoltar nostres cantados.
María Antonia Salvá.
Galería d’ hornos célebres
EL SEN DAIXO
Aixó era, poch més poch manco, per devés 1’ anv 80 del sigle que morí fa den anys, p’ el
mes de Juliol. A-les-hores tenia un amich
coral, estudiant com jo mateix, que vivía a La Romana, una possessió, a una gaita d‘ un costé, que per fondo té un pina inmens, a cada banda dues comellerades de conradís,
per basse sa carretera d’Andraix, 1 larga y blanca cinta que are onetja, are s’ allarga are s’ arregussa, s’ en puja, s’ en devalla com si s’ oratjol de la má no la deixás may quieta; y baix d’ aqueixa veta s’ hi alzan airosos pujolets, com a formigués que tacan de vert
pinotells nans semblants a bellveuros ó aufabagueres, y mes avall la mar blava qu’ engronsa l’ambat mitjornoll, quines aigos fan cabrioles allá lluny, y en acostarle á la plaja se canvían de vestit, y doblegan tse y fenfc tavelles besen y tornan besa la costa, afalagan la fina arena y remoretjan per dins les barbacanes deis torrats penyals.
¡Qué be hi estava jo a La Romana en aquell temps, jove, pie d’ ilusions, net d’ examens, jochs a balquena, encalentit p’ el focli d‘ una bona amistat, una bona familia que rae feya moixonies y no me deixava tocé ab sos peus en térra, sense mals de cap, panxeta plena y... bossa buida! ¡Que felís era jo en

Folletí del SÓLLER

-i- once, y la sexta comensava tot-d’-una

La vida regular de la quadrilla se des-

Tot axó constituía 1’ acció política de

després.

enrollava dins la clastra del Pou-Vey.

la petita república.

Els boyets s’ aplegaven en el Pou-Vey, L’ indumentaria, llevat del color, oferia Alguns passaven tot el temps jugant

FLOR DE CART <•> un pou públic a la sortida de la vila ab certa uniformitat. Tots anaven en cós diners a-n el canonet, y formaven la es abeurador, porxo a devant y clastra a de camisa, capell posat—qualqu’ un de la pecialitat financiera.

darrera enrevoltada de piques de rentar: banda y ploma de pago a la baga del Devegades se barallaven. Comensava

tot a cobri.

floc—, mocador de butxaca p’el coll y la brega ab pinya per-hom de dos conten-

I

Qualque diumenge, a toe de Vespres, sabates ó espardenyes, encara que sovint dents, per via de proemi; s’ abraonaven

veyent extingirse la seva sobirania dins molts duyen un péu calqat y 1’ altre des- després esperonetjant fins que rodolaven

flinades

la, vila emprenien una excursió rural per- calg, ó una sabata y una varea ó espar- p’ en térra; s’ hi acaramullaven els afires

llongant un parell d’ hores 6 tres la seva denya. Per qué? EUs ho sabrien. No obs- formant garbera y... y res pus. Al cap

Negú s’ en va témer ni s’ en adoná fins que la cosa era ben manifesta.
N’ Angelina y en Belluguins festetja-
ven!

precária autonomía y independencia. Lla¬ vors era quant la quadrilla alloure, en plena llibertat, com el simoun en el desert, justificava el seu nom de dimonis

tant jo teñe sospites, corroborades per 1’ experiencia própia, qu’ era per no teñir els dos peus empresonats simultaniament (ja que de qualque manera havien d’ hon¬

d' una estona se desfeyen senzillament, naturalment, com una bajoca qui s’ esbrella y s’ esgrana, tot enfarinoats, amb qualqu' escarrinxada y mica de cop-blq.u.

Eli formava part de la quadrilla deis dimonis boyéis, com les anomenaven en el poblé, ó més senzillament els boyets, composta.de casi tots els bergantells de la vila qui corrien deis dotze fins ais sétze
ó dessét anys. De la Fira del matx fins a Sant Mi¬

boyets realisant vertaderes proeses y va- ■
lenties.
Bon-Jesuset, quin estropici! No quedava fruyta per un remey, ni arbre condret, ni figuera-de-moro ab fesomia de persona. Sobre tot les figueres-de-moro. Romanien trinxetetjades, capolades, ataucades; y

rar la festa), y per un esperit equitatiu alternaven cada diumenge, dexant fruir de llibertat al qui, el diumenge abans, havia suportades les horrors del captiveri.
Y eren de veure aquells peus callosos, negrenes, ampies, disforjos, de dits es¬ campáis just monstruosos potons de tor¬

Res pus! A lo millor arribaven elles, la correla¬ tiva quadrilla femenima, a cercar aygua. Movien bogiot com un esbart de galli-
nes acalorades.
Per omplir dos gerricons d’ aygua n' ha¬ vien de tréure sis o sét poalades, perque,

quel eczercien una vertadera sobirania colectiva. Llur imperi comensava a mitxdie, car la modorra soporífera del estar mans-fentes era causa de qu’ en el poblé dinassen en sortir de 1’ Ofici, devers les

tot... per fer perdre el rovell a-n els gui-
navets.
En tais casos una faxa d’estropici, marcava el pas de la quadrilla, com el d' una microscópica invasió deis hunnes ó deis agermanats.

tuga 1 La tasca deis boyets era sempre ia ma-
texa: xerraven, reyen, flastomaven (1), fumaven, escopien, s’empenyien, s’ encal¬ caven... y floretjaven les atlotes.

(un no sab com era! per-paga eran tan estrets de coll els gerricons!) tota la ves-
saven dins 1’ abeurador.
Després de gremoletjar ferm s’ en tornaven a ca la que vivía més prop del PouVey; peró en arribar, 1’ aygua ja s’ era

(*) Premiada en els Jocs Floráis de Palma de

Pero axó no més passava qualque diu-

(1) Flastomar, verb distint de blasfemar.=D\\r se bevien—feya tanta calor!—y al punt

1910.

menge.

paraules grolleres y gruxades.

centre d’ operatornaven a cercarne.

SOLLER

aquell temps! el mon no m’ havia donat cap poblé que dormía v, també somiava pod ser!!

;Bq mos daixonarem noltros de riure en je, sa hosca ofegava, sa carretera era un-

betcollada, ni havia rebudes ingratituts, ni j De tant en tant, de ses voltes de banda tant de daixoná y de daixóns y daücones! Hit de pols bullenta; noltros pareixiem je-

ningú me tenia enveja ni m’ havia trahit cap amicli...! ¡Quin temps aquell! no tornará pus!.

baix de la rila renou de rach-trach des ca¬
rros carregats de rollos de corda de pauma y cualque baday en solfa que feyen geme-

**
El Sen Dago era un daixonero que te¬

rrets enferinoats...; ses cigales mos aixordavan, sa fam y sa son mos rendían; caminavem y caminavem, y no mos movíem d’ un

Si ara tornava a La Romana, aquell pa¬ gant y cantussetjant carreters morts de son nía una cara molt daixona que revelava un lloch. Fins y tot s’ idea d’ en Daixó en nol¬

norama no sería ja tan bell, mon amich fa y vessa, mos arribavan ab s’ oló de formigué cervell molt daixo, y duya més daixona tros havia moría.

anys que se prodeix á Córcega, d’aquella que cremavan allá baix.

demunt qu’ el rey porch.

Si mos arriba a veure es carabinero, no s’

bona familia, molt desgraciada per cer't, ja

Era masse dejorn per ana á la vila, y mos

Ab so rallá fort se desperté es daixonet, ho hagués bagut qu’ eram es nobles senyós

’n román pochs; a mi el anys me comensan a resolguerem de fe, camí cap a n’ es Port. fiv del Sen Daixó, v...! vaja una daixona de Ca La Romana!

emblanquiná sa barba, he rebut molts de Es meu amich bey sabía ses tresques, jo hi més escupida de son pare! An aquest li fal¬

Si un carreté mos hagués demanat ¿qui

desengañes, he arribat a coneixer els hornos anáva aclucat, per un tiranv de 1’ esquerra tava sa daixona des Bril y an aquell tota sou? li haguessem pogut. respondre: som un

y aixó m’ ha mortes sés ilusions; he tractat que du a n’ es Cap des Llamp.

sa daixona del cél. En daixonet armá dai¬ de tants de Daixóns que daixónen per de¬

de prop sa sociedat alta y baixa y dins totes

Unes voltes oblicuas, altres casi pérpendi- xona ab son pare, sobre si hey havia doblés munt es daixó del mon.

ses estratificacions socials hi he afinat sa do¬ culás, aquí tropessant, allá llenegant, mos de papé; perque així ho dugué sa convérsa;

Bernat Balle.

ble intenció, s’ hipocresía, es cuch de s’ enve¬ amollavem per avall; y a un moment en que y si daixonava es vey, mes redaixonava-

ja, s’egoisme desnüu, s’ ambició sense fré, es meu ponent besava demunt una pedra es jove. Armaren una daixona de trenta

en fi... sa bestia que se resisteix a ennoblir- llisa y casi lia vía perdut el mon de vista jo... mil daixóns: se daixonaren, se digueren se a pesar de ses saludables ensenyanzas de —Alto ¡les seques! sent que mos fan de daixóns a la daixona; y heurían arribat a

CANT DÉ TARDOR (*)

Jesucrist y de sa sanch redentora d’ un Ho¬ dins una socota geperuda de garrové.

daixonarse fort, si noltros no ’ls fossem

mo-Den. »«

—¡Que alto! feu en Juan. —Suelta el tabaco, sino...

Un vespre, hermosa vesprada d’ estiu, el

Y mirau si lio era jo ben valent! duva un

cel pié de lluentons, un troset de lluna ver- cigarret, cigarret d’ estudiant de costa rica,

meya qu’ aguaitava demunt la mar, baix 1£ prim com un fideu, y ’l vatx tira tot-d’-unq.

horitzó, després d’ haver pegat un roech de

Amb aixó un carabinaire de bigots

pa y sobresada, mos resolguerem es meu llargs, s’ atraca, carabina en devant ¡av,

aniig, Juan (al cel sía) y jo anarmosne a An¬ quina pó! y..—¿De que vamos? Jo volia

draix, poblé que jo desitjava coneixer. Dit. y respondre que anavem fuyts; pero no hi

fet. La nit era fresqueta, perque s’ ambat vatx essé a temps, perque s’ interrogatori

feya els derrers halens; baixarem per un£ anava de pressa.—¿Quien sois? ¡Vaja un

adrasera cap a sa carretera, v en dos bots hi altra apuro! Jo, en aquell temps, encara te¬

forem. Rosegant es peus per dins un paum de nia fresques cuatre idees de Metafisica, y li

pols teba encara peí calor del sol que 1’ ha¬ anava a amolla un quants arguments sobre

via coirada y bescuita, una nota prossáica, s’ ente, s’ ob/ectividat, subjectividat, con¬

de prossa feixuga que no logré desxondi ni ciencia y conoscibilidat que 1’ heurían dei-

sa remoreta de la má ni es picarolets de les • xat bisco; pero en Juan, més práctich que jo

guardes ni el cant deis musols ni el llap del dins aquelles timbes, li diu:—No coneix vos-

ca ni sa cantona deis grins, mos tenia muís té, p’ es ñostro porte que som es senvós de

y a ninguns mos faltavan ganes de tombar- Ca La Romana?

mos devora una soca y fe roncá sa són. Pe¬

Aquell homo, vuy di, aquell carabinero,

ro... era a veure ets andritxols que anavam; quedá freí; s’ atraca a mi (jo, a les hores du-

ja descansarém a ca ’s conco, me deva en ya una llegosteta de moda y una galleta

Juan.

de pava fina) y vejentme tan ben trincat, va

De pas falagué arribarem á agafá un ca- prendermos, de ve, per senvós de casta

rretot que s’ en pujava aquí caich aquí m£ grossa; y... en voleu de perdons y reveren¬

aixech: becava es muí, testenetjaven ses ro- cies, y carabina en térra y ros llevat y...

des y dormía com un tronch es carrete.

Aquí vatx comensá a coneixe ’l mon! Des

—Germá, oh germá! entre la paga mos cap d’ una estona toparem un rot-let de cases,

deixarieu coica? diguerem.

eran ses primeres des Coll dl en Boig, y

Es carrete, sorprés, ¡Deu sab en qué somia¬ hauríem passat de llís si en Juan no hagués

va! fa ¡ou!, pega un’ estirada de cabessó a s£ perduda 1’ eyine: hey havia un parey de ca-

animal, y descosintse ets uvs ab sos punys, minoys y no sabía, ni jo manco, quin anava

despres de fregat mitj’ hora, tartamusetja un a lies Port. Ab aixó sentim roncá devall una

poch, se gratá es cap, feu un estirement, se figuera, dins un munt de payús; v per alió

torna a llevá ses lleganyes, y...

de que fos un homo y no un pórch, duguent

—De qu’ anau voltros? mos digué. ¿Qui com duyem es castellá des carabinero dins

sou? Noltros, en aquella edat, encara no mos sa mollera, cridarem:—¡Paisano!—se va

havian preguntat may qui erem. Y no ten- bien para ir al puerto?—Qui es que me

guent personalidat, en Hocli de di una men¬ daixona? Noltros ab so modo de parlá, de-

tida es dos mos mirarem y quedarem amb sa duirem que dins aquell munt de paya s’ hi

boca uberta..—¿Qui sou? torná pregunta.— estorjava una gloriamallorquina. —¿Se va

Noltros som... noltros, contestarem després bien para ir al puerto?—Por aquí baixo

d’ una estona de mastegá fasóls. Es di que se dellona al porto. >

en noltros no hi afinaren! sino s’ essencia ro¬

Mos hi acostarem, perque creguerem que

ñica sense cap qualidat accidental.—Ido, si ab ell mos hi haviam de daixona y de-

voltros sou voltros, jo som jo; y... ¡arri fu- lloná un poch.

mat! Aquell homenet s’ en devia haver duit —¿Qui sou vos?

qualcún de cop de lliura, y no ’s flava d’ ets —En Juan Dago; yo cuant era petit,

hornos ni d’ ets bergantells com noltros. Jo, daixonava porchs a Son Caliu, llevó me

en aquell temps m’ en flava; pero are, com vatx daixona per misatje a Son Mas; me

daixonats.
S’ auba apuntava... ¡qu’ es de bell es clot
d’ Andraix!
¡Quina ilástima que dins sa bellesa de sa naturalesa hi haja daixóns que fassin tan-
tes daixones!
Subaix d’ un marge, sa claroreta des día naixent mos hi fe destria un, «en tera caiga y mal no fassi», un ase, oreyes baixes, magre que queya sech; un ase prehistórich, antediluviá, en fi: un ase vey, tot emblanquinat... ¡Vaja una fatxa d’ ase!
Li demanam datos a n’ en Daixó, y... co-
mensa a daixonarse daixóns pes cap—
Daixó, oh Daixó, ¿en sa neuada qu’ ha teta en sa nit, no has sebut entra es daixó?
El Sen Dago estava tan ilusionat ab sa neu, y, sujestionat, comensa a tremola de fret y... pata pum... pega grufada dins es payús. A n’ es cinch minuts tornava ronca
com un... benaventurat.
Se coneixía que a n’ el Sen Dago es jovent de per allá 1’ havia pres de broca y n’ hi feyen cent per un passól.
Aquell vespre li havian embianquinat s‘
ase...
En daixó del sen daixó també s’ ho cre-
gué que s’ ase estava llis de neu; 1’ agafa p£ es cabreste y rossegant rbssegant 1’ entre dins sa casa, pega foch a un munt de paya; hey ferme s’ animal a un’ estaca de su-ran, perque se fongués sa neu y s’encalantis s£
ase.
Aquell animal, mitx mort, tira petnades, brama com un desesperat; sa {¡llamada y es fum el fan desepareixer de sanostra vista...; sentim oló de cuiro rostit... Jo no puch pre¬ sencia aquell martiri; tay es cabreste...; aquell animal, agrahit, pega un bot y una cabriola y llunyet, enfora fa capades, com qui di: ¡an aquests daixóns los falta un ble! ¡Ells si qu’ heu son mes ases qu’ en Taleca\\
A mitx día, ab mes fam que riaves, entra-
rem a Andraix. Per nost.ro carcabós no hi
havia passat sino un tassó d’ aigo, á n’ es Port, que ja 1’ haviem suada vint pichs. Arribam a ca 1’ onclo d’ en Juan; ses portes p’ ets uys. Eran á pesca a nes Fren de sa

Tench fosca 1’ ala volandera
y tench vol curt d’ aucell gentil; com rossinvol de primavera cerch les ruines y 1’ abril.
Posau mon cor sobre una branca
d’ eura qui endoli 1’ alta tanca; donauli un raig de lluna blanca...
Are escoltan son cant humil!
Jo esíim ascetichs santuaris
colrats de sol y d’ antigor qui sobre singles solitaris se son posats com un voltor, ahont la esglesia apar somnía
dins la suau melancolía
qu’ escampa lenta 1’ agonía del horabaixa moridor;
del hora baixa qui se exhala
entre una pompa rosa y or
en qu’ el cel té tremolors d’ ala,
la térra te batechs de cor;
en que son plens de gent petita
els camins vists desde 1’ ermita
morena com la Sulamita; y ’ls campanars resen a chor;
en que vital púrpura cola 1’ ampie ferida del Ponent y ’l día mor, mor y tremola com un guerrer sanguinlent, y dins la fosca qúi s’ entrega vibra una estrella qui llénega amb tremolor tan fredolega que sembla F ha d' apaga ’l vent.
Jo estim els claustres de colimes
grácils qui s’ alsen del subsol com monjes pálides, dejunes, dretes y extátiques al sol: lliris gentils d’ arrel esclava devora ’l taronger qui esbrava la nupcial joya de sa sava en flors qui tomben al tréspol...
Jo estim la torre tota sola
del vell molí qui está aixalat: es un colom qui ja no vola, es un cor gran qui ja no bat, es un gegant que al vent densava y amb sos llargs brapos menaqaya la minyonía qui jugava y se men java tot el blat.

aquell carreté, m’ en fiy ben pocli.

vatx daixona dos pichs y de sa derrera dai¬ Dragonera.

Jo estim perduda y solitaria .

Camina, caminarás, fent ses adrasseres de xona varem teñí un daixo que ara daixona

Ja ’l me vatx cercá a un cuartillo dins

marcida ja d’ anyoramént

Biniorella y Son Fortuny, arribarem a nes dins sa casa, demun un daixo * de paya d£ tots ets butxacons y faldonets de sa levita;

F lata atalaya visionaria

Coll-Andritxol, sempre sa mateixa pols, ordi.

¡ni un céntim hey corría per nat senval! Per

qui s’ enderroca heróicament

senipre sa música des grins. Desd’ allá sa llu¬ —Y de que feis?

espassá sa rusca, ja li hem eiivelat cap a sa

na mos mostré se silueta de cases que sem-

—Ara ja som tornat un poch daixo y fas possessió, dellonero batut y cara... trista.

(*) Poesía premiada amb el premi de la Flor

blava roba blanca estesa per aixugá: era un daixones de pauma.

Es sol queya a brases, no corría gens d’ orat- Natural en els Jochs Floráis de Palma.

EOH aBMMBaDHaHBHHnHUHHBHBHaBBHB

Tal volta aquexa excusa d' elles era la causa primordial de qu’ el Pou-Vey fos evaporada ó la escullit per ells com-e
cions.
Allá se desplegava 1’ estrategia deis g'rans conqueridors.
D’una part, paraules maliciosetes (guerrilles) d’ un engin}" suprem fins a perdrese de vista del.metex qui les profería; expressions gruxades, d' homo, (canonades) manifestacions indiscutibles del poder y valer de la persona; mirades incendiáries, terrorífiques (bala-rotja); riallasses mefistoíéliques (emboscados); escopinades trágiques (bombardes): y de 1’ altre banda, mitjes-rialles d’ inteligen¬ cia; ullades desvergonyides; moneries y gatzara d ’ escandalitzament faritzáic, atracantse elles ab elles perque 1‘ agose. rament y 1’ ironía fossen mes intensos
com les resultants de forses. Tot axó em-
bullat dins una forma grossera, niala, buyda: innocénciés malicioses y malicies
innocents.
Tant els uñs com les altres atravessa-
ven 1’ época objéctivament més llastimosa de la vida, encara que subjectivament, potser, la més despreocupada.
Ells semblaven homoniquéus, setmesons esvortats, ab la roba curta y estreta,

la veu apollastrada y llurs cares en tramudansa cubertes de pel-rucá.
Elles no eren més favorides. Ab lo
desenrollament prematur de la dentadu¬ ra, llavis ó brassos, com parts de dona empeltades tropell-sobre un cós de nina, totes desgarbades, malfetes, ab la roba baldera y sens una cayguda condreta, eren talment aucelles en temps de muda.
Tots festetjaven. Si qualqu1 un no s’ hi arriscava, els altres li senyalaven atlota, 1‘ embromaven y... ja tenia.
Eren unes amors platóniques, purament objectives, pero, ja n’ hi havia prou.
Més de dos ja n’ havien festetjades un parell, 6 tres, 5 quatre, prevalguts del privilegi de no necessitar en res ni per res 1’ acquiescencia d’ elles, car bastava mirarles, pensar-hi una setmana y ja les havien festetjades.
Lo metex les passava a elles.
/X
N’ Angelina y en Belluguins festetja¬
ven.
Ella, cap de la quadrilla femenina del Pou-Vey, era atlota qui feya gotx: alta, grossa, ben desenrollada, cós de dona d’jayres masculins y més resolta que 1’ oratge. Per aquexes qualitats li deyen

també sa Trebolina, feminisant el nom sens’ arribar a personificarlo anteposantli
P arríele na.
Pero en Belluguins, en Jaumet Bellu¬ guins! qui era ell? El més insignificant de la quadrilla, el derrer mot del Credo, un atlot petit y magre com una esquerda, més tímit qu’ un ratolí.
Tenia bones qualitats, es ver. Era el més aferradís, el més corredor, el mes jonquívol. Cap com ell per asseure-se a un plá horitzontal y axencar les carnes fins a posarles en finia recta; per engirgolarles-se sobre les espal-les enrondant el coll; per ajeure-se d’ esquena y poc-a-poquet alsar-se encorvant V. espinada y vin-
clant la clotellera fins embocar ab les
dents una cirera col-locada en térra su-
ran de la coroneta; per posar els ulls en blanc just un cegó; per esfondrar-se les juntes deis dits revinclantlos per sobre el dors de la ma, 6 fentlos pendre aparenses
de baldadura.
Pero fora d’ axó, qui era en Belluguins per festetjar sa Trebolina? per plaure a-n aquell fex de múseuls opulents, macisos, animats d’ energía desvergonyida? per fruir d’ aquella esplendidesa de formes palpitants ab sacsaments de plétora?
Pero el fet no podía esser més ciar.

Abans, en Jaumet no tenia aturall. Com una papellona loca s’ aficava per tot y
ab tots. Era un manat de nirvis ab áni¬
ma d’ argent-viu espolsat de pessigolles. Vet-aquí F origen del seu nom.
Peró després, els primers qui arribaven a-n el Pou-Vey ja ’l trobaven ajegut diagonalment dins una pica, ab lo cap sobre el cayre, fumant llosques silenciosament, escopint a un costat, la vista perduda y les carnes y brassos tirats en?á y enllá com pesses désfetes d’ una máquina aban¬
donada.
Quines pensades colaven, durant aque¬ lles hores mortes, dins el llaberinte de son cervell? Quins sentiments borbolletjaven ab les glopades de sa sane adolescent qui batía les parets del cor y del albellonatge arterial? Anau a aclarir-ho!
Exteriorment era un esser passiu; pero es mólt mal de fer conéxer les energies latents d' una massa líquida y el procés que seguexen abans d’ esclatar en fervent
ebullició.
Salvador Galmés y Sanxo
(Se continuará)

SOLLER

7

y dreta dins la nit qui plora

lluites de la vida han fuites lluny, ben lluny. rles á Deu, lectors estimáis, per qué cap d’

Es deixeble respón tot seguit y sensa tar-

espía ál lluny, la vela mora... Qu’ es alió blanch qu’ es véu enfora? La lluna amb un turbant d’ argent!
Oh lluna amiga exangüe y alta, tu ’m feres 1’ ánima bada;
de ton sonriure de malalta
mon pobre cor s’ enamorá. Mon ull feel sempre ’t seguía y vaig plorar de gelosía perque ’l mar blau qui ’t corprenía amb un bés llarg tota ’t xuclá.
Jo estim 1’ antiga cansó tendré que sobre ’l cor meu ha passat com passa un buf sobre la cendra d’ ardent caliu de foch colgat. Ventant amb 1’ ala, ella ha alsada 1’ intima flama ja apagada. Com un glop llarg de sang- nostrada te bech amb llavi assedegat
cansó poruga v tremolosa difosa en un raig argentí
en la dolsura nuvolosa
del bell crepuscle vesperti. Tu voles lenta, voles lenta les ales mofles, macilenta com cadernera sangonenta qui ja 5’ arrufi per morí.
Jo estim 1’ alta hora del misteri
qu’ els esperits ne té constrets; y ’l cor, aucell en cativeri, el pit atupa amb vius batechs; en que ’ls recorts feels s’ apleguen; les esperances, lluny, naveguen; y ’ls puigs altius les ales pleguen, com a voltors, per dormir drets.
¡Fulles qui queis en lenta dan (ja giravoltant, grins qui plorau, aigües excelses qui amb recansa sonant la flauta, devallau, com a pastors de pastoría... tochs vesperals d’ Ave María,
derrers batechs vitáis del día
qui s’ amortalla ja de blau!
per dins la pompa ponentina del jorn de Deu agonizant
com caravana femenina
mos pensaments venen y van. Van a cercar la poesia a vostre font de melangía y sobre ’l front qui no somnia posen la gerra senglotant!
Llorens Riber Pvre.
DEL PLÁ
A mitjan horabaixa havía ploviscat y els ametlers lluhien mes el seu fullatje atapit, rentats per la pluja. De moltes tulles penjaven gotineues d’aigo y la llum del sol se re¬ fractiva en archs-en-cel joguinosos com en els crestais d’un salomó gegantí.
Enllá, al horitzó, els nuvols s’acaramullaven en una confusió de mati<jos vermevosos y rosats. Mes aprop el campanár qui rompía la monotonía de la planura inmensa y muyada amb la tristor de tot lo grata. Mes aprop encara, casas negrenques amb lo por¬ tal d’arch y flnestrons petits ombretjats per una parra veya; un esbart de nins correguent y cridant; á devora mi un molí agegantat qu’esten dins l’espai sos brasos com
una gran creu.
El portal del molí també era redó, empero a’damunt no hi havía cap finestró. Un jardinet a 1’esquerra del portal amb una bardissa de rosers de roses blanques que s’abrassaven á una barrera mitj podrida peí temps; clavells y jeranios umplien Taire de perfums ubriagadors. Al mitj delpati, á l’enfront del portal, una cisterna amb una corrióla roveyada, un poal esmorrellat, y tets d’aufabegueres y floquets.
Allá, a baix de T infinita transparencia del cel blavós y el vel lluminós de la claror del sol devallant á poc á poc, el perfum de
les flors y T olor penetrant de la térra banyada, en un estol de cors alegres com un estol
d’aucells, les joves pajeses d’ ulls humits y plens de vida amb pupiles negres y groses com á mores y de cares sanes colrades pels besos del sol, esclafeixen d’ alegría y cantusetjen les tonades de la térra.
Cansons d’ amo'rs, cansons de guerra, sur¬ ten de sos llavis fets aposta per cantar y per donar besades. Cansons plenes de sentiment y de poesía qu’ aneguen el cor d’ anyoramja divina y que fins i tot fan cruixir d’ anyora-
ment les entenes inmenses del molí...
En aquesta cantonada hi ha florit un rose, de quaire roses que té

Aqui sois hi ha dolíjura. Per T ampia espai del cel passen els au-
cells amb brinets al bech. S’ afanyen per fer el niu. Ais sementers, el blat inclina ses es¬ pigues, en humil adoració. Per un caminoi que hi ha ran de les cases del molí passen els enamoráis parlant baixet, baixet.
Y una jove, tot cor, tot amor, canta al meu
costat
Una vida, dices vides ¿qudntes vides teniu vos?
Vos teniu la vida meva
y la vida de tots dos.
Joan Capó.
Vuyts y nóus
Sé de bóna tinta que sa pluja d’ estrelles de qu’ hus vaitx parlar en so meu escrit ante¬ rior, está per acabar... ¡grades á Deu! Pero encara que no m’ ho hagués dit ningú cree qu’ heu hauría endevinat, justament perque sa qu’ ha caiguda derrerament en forma de H es de ses qu’ han tengut un brillo mes viu y mes hermós, y ja ’us vaitx dir un altra dia, fá temps, qu’ una candela quant crema
es blau fá mes claror.
Ydó bé, perque sa pluja se vá á acabar es que jó torn á prender ets ormetjos.
¿Quin assumpto teñe per tractar avuy, voleu sebrer? Ni jó mateix heu sé.
A mi me ’n pren cóm á un pallasso que vaitx veurer una vegada á un circo: se trabayava en diferents parts fent preparatius pe’ sa funció que s’ anava á comen<jar y ell volía posar ses mans per tot. Anava d’ un costat á s’ altra, y apenes arribat á un punt s’ en tornava tot-d’ una; resultat: que vá pegá una bóna suada, que se cansá molt, y que... no vá haver fet rés en llóc. Teñe jó també molts d’ assumptos ahont posá ses mans, y no pócs d’ ells ja comencats; de cap de tots aquests (si exceptuam es discurs d’ aquell batle ideal, que m’ entrá ben endins y en teñe notes preses endemés) casi ja ni sisquera m’ en record: quant vendrá la fi, [ja ’u veitx, no hauré fet res; pero tampócli m’ hauré cansat tant cóm es pallasso aquell, y aixó de tots modos es un conórt. j
Convendrá que deix encara ’vuy lo vev ¡tant mateix ja ’u es! per dedicar dues retxetes á sa memoria d’en Fernando, qui pareix que mos ha volgut deixar... de servir, y jó d’ aquest fet tant important, p’ ets motius que coneixeu, res nat d’ el mon n’ havía dit. Es ciar que tampóc gran cósa d’ es nostro ex-municipal heus puc comptar, de mal ni de bé: de mal, perque se tracta d’ un ho¬ mo simpátic, d’ un bón-atlót que si qualque pecatót ha comes es venial; y de bé, perque havent publicat aquest setmanari sa seua vida y mírateles ja nohn queda res de nóu per afagirlií. ¡Miran, y jó qui ’m pensava que perqu’ ets diaris parlassen bé d’ una per¬ sona era necessari qu’ aquesta se moris!...
Nó, y que lo que digné el Sóller deu esser ben ve, sobre tot lo d’ es gran disgust que s’ Ajuntament tengué de que en Fer¬ nando los deixás. Y en íund per creurerhó no tant sois en qu’ es molt gran es buyd que deixa, perque umplía aquell sa Casa de la Vila y demés, sino en que amb aixó de fer constar en acta sa nóstra Corporació muni¬ cipal es seu sentiment, sé per experiencia propia que sól obrar amb un escrupol de lo mes alt de punt.:
Una vegada, á un amic meu que molt apreciy, qu’ estava empleat á ’n es Teléfono, T obligaren un parey qui ’l tenien montat demunt es ñas, á torca de ferli sa traveta, á presentar sa dimissió. Ydó bé, á pesar d’ haver ben servit es públic aquest amic durant alguns añys; d’ haver introduit reformes iitils y per tothóm alabades, á s’ estació; d’ haver volgut unir telefóniquement la vila amb so pórt, fent ell tots ets trabays d’instalació y estalviant 4 ’n es municipr ets gas¬ tos d’ un técnic que vengués de Ciutat apos¬ ta; d’ esser molt consideíat p’ ets superiors y estimat d’ ets seus compañys de s’ estació de.Palma; de... etc., etc., s’ Ajuntament res
nat d’ el mon vá fer constar. Era natural: si
no ’n tenia sentiment de que se ’n anás aquest empleat, ¿per qué heu havía de dir

ets retgidors n’ estiga malalt, y acabém plaiñguent á tots ets qui amb sa partida d’ en Fernando haurán quédat cóm un ferré
sensa carbó.

¿Quins son aquests? Tots ets atlóts de Só11er, en... segon tenue (si, perque á ’n es pri¬ mé bey está s’ Ajuntament, cóm queda dit); llevó es «Conco ’n Xesc», es «Puput jove» y tots quants escamparen tanta tinta demunt s’ altra Puput mes granat repetint es seu nóm y ocupantse d’ ets seus actes, y per líltim, per no adargar ja mes sa processó, tots ets sollerics, perque tots el eoneixen de vista ó de veu lo manco, V á tots ets qui ’l veyen passar sovint per ca-seua ó T havien de sen¬ tir cridar amb so seu llenguatje xamporrat especial, sa celebridat d’en Fernando los in¬ fla cóm á mi mateix y no han de sebrer ara
cóm d’ ell passarsen.
No vos ne rigueu vóltros, no, d’ aixó de «sa celebridat»: vos ne puc donar próves. Per de prompta una d’ elles ja es qu’ es nóm de «Fernando» haja quedat á Sóller sinónim de «municipal». P’ ets atlóts sollerics,

un municipal, qualsevól sia es seu nóm, es «un Fernando», y tant es aixi qu’ un ninet que jó coneg y estim molt, qui fá uns quants mesos vá aná á París y allá viu, encar’-ara quant torna á ca-seua y descriu lo qu’ ha idst per defóra, diu: «qu’ hey havía. tants de
Fernandos allá ’hont dos carrers fan creu

qui aturaven ets cotxos de passá y llevó amb
una batuta cóm es méstre de sa música los

tornaven donar orde de fer vía».

¿No es d’ esser célebres doná es seu nóm á un descubriment, á un’ obra, á un carré, á
un’ institució?...

Queda, doxnjs, demostrat lo que volía: que

quant dic una cósa es perqu’ es véra; de mo¬

do que, ja ’u veys, may per may quedareu

enganats si creys sempre, per grós que sia,

lo qu’ heus diga,

Jó Mateix

Cartes que no lliguen
—No bega vosté tant de licor—deya un metje á un comandant retirat—; sa beguda
li acursará sa vida.
—Me deixi en pau, Doctor, amb sos seus conseys—li contesta es veterano;—á mi me vá bé aixi, y teñe ja xeixanta cinc añys.
—Ydó ha de sebrer que si no hagués begut vosté tant de rom—digué es metje mitx enmóseat—li aniría molt mill-ó, perque a ’n aqüestes hóres ja ’n tendría vuytanta.
Un homo, acusat de robo, escoltava uys baixos s’ increpado que li dirigía es presi-
dent d’ es tribunal:
—¿Cóm, desgraciat,—li deya aquest—heu pogut arriscar es vóstro honor, sa vóstra llibertat, es vóstro pefvenir, per robar tres miserables pessetes d’ es calaix de sa tenda?
—Té rahó vosté, señor jutje,—respongué s’ acusat—ara heu coneg, y em sab greu férm; pero ¿que n’ hem de fer?... ¡si nó n’ hi
havia més!
Vá entra un pagés á una sala de billa,, y després d’ estar un rato mirant cóm jugaven, demaná á un altra aspectador que tenía a ’n
es costat:
—Digau, señó, ¿me voldríau dir aqui qui gu aña?
—Es qui no juga—contestá tot rebent es preguntat.
**
Idili:
—No tenim més qu’ un tassó, ángel meu. A tú no ’t íerá res aixó ¿veritat?
—¡Que vóls que ’m fassa! Jó beuré amb sa
botella. **
Quantre lo que sueseeix generalment, un genra feya grands elógis de sa seua sógra.
—¡Ah!—s’ exclamava;—no hi ha sógra cóm sa meua. Es una dona molt inteligent, bóna, alegre, generosa... No té mes qu’ un defecta.
—¿Y qual és?—pregunta un curios de sa
rol-lada.
—Sa seua fiya—respongué aquell.

tamussetjar: —Jó creg que coixetjaria també.
DE AVIACION
Le Maten está organizando una gran carrera de aeroplanos hacia la frontera
alemana.
«El circuito del Este», para el cual destina el popular periódico parisién
100.000 francos, distribuidos en varios
premios, ha sido recibido con extraordi¬ nario entusiasmo por las ciudades fron¬ terizas del Meuse, del Meurthe y Moselle y de los Vosgos, donde, á través de cua¬ renta años de forzada espera, late toda¬ vía el patriótico sentimiento de la «revanche», un poco amortiguado después del fracaso de aquel aparatoso general Boulanger. que no fué sino un colegial
romántico, muerto de sentimentalismo decadente ante la tumba de su amante,
después del fracaso de sus otros amores: I03 de la revancha patriótica.
El interés que en Francia despierta este proyecto de Le Matin, que, disfra¬ zado cortésmente con el ropaje de una prueba sportiva, significa en realidad un ensayo casi hostil para Alemania, es
formidable. Los aviadores franceses lanzarán sus
aparatos sobre la ciudad fronteriza de Nancy, pasando por Troyes. Va á ser, pues, una verdadera carga de caballería con alas, futura y terrible arma de com¬ bate. que tal vez renueve en lo futuro
las andantes é inverosímiles hazañas de
aquellos caballeros del Ariosto. á quien los magos favorecedores dotaban de al¬ gún hipogrifo violento
que corría parejas con el viento.
«El año último, casi en esta misma
época — escribe Le Matin, — Alemania
lanzaba alrededor de la flecha de la cate¬
dral de Strasburgo su formidable Zeppelin.
Creíase, con un orgullo justificado, dueña de los aires, y trataba de demos¬ trar el poderío de sus navios aéreos.
Alemania entera estaba interesada en
estas pruebas; las excitaciones oficiales partían de muy alto; el Emperador mis¬ mo se había puesto á la cabeza del mo¬ vimiento. y en todos los campanarios, por encima de los cuales pasaba el enor¬ me aeróstato se agitaban las campanas, lanzando al aire sus más alegres sones.
De muchedumbres enormes colocadas
en el trayecto se elevaban gritos estruen¬ dosos, celebrando á la vez la gloria del constructor y la gloria del Imperio.
Hacia el Este, el 7 de Agosto próximo, y como para devolver una visita de cor¬ tesía que el genio de un pueblo debe al genio de otro pueblo, se lanzarán los pajarillos de Francia.
Ninguna iniciativa oficial habrá pre¬ parado estos vuelos gloriosos. La sola iniciativa de un gran periódico, unida á la buena voluntad de algunas ciudades francesas y á la audacia de un puñado
de aviadores, serán suficientes para rea¬ lizar el proyecto.»
Las ciudades chauvinistas no han que¬
rido ser menos que Le Matin y entre
todas han reunido otros 100.000 francos,
para sumarlos á los que ofrece el perió¬
dico.
He aquí la lista de los aviadores que, respondiendo á la invitación de Le Matin. se lanzarán en walKiriesca carga sobre
la frontera alemana:
Baeder, con biplano; Anbrun.con mo¬ noplano Bleriot; Martinek, con biplano Farman; Andemars, con monoplanoBayard Clement; Labouchere, con mono¬ plano Antoinette; Simón, con monopla¬ no Bleriot; Morane, ídem; dos aviadores, todavía desconocidos, que tripularán biplanos Sawary; Vallon. con biplano

vos ne seu u^a, estimada,

y fer escriurer á ’n es llibre d’ actes? Ergo

Farman; Daillens. con biplano Sommer;

Y passa el temps á poch á poch. Y T espe- es ve lo qu’ abans he dit, qu’ es de lo mes es¬ rit com'qui se sentí neixe ais qui ’l fan pujar crúpulos; y es ve també qu’ es disgust qu’ ha

A un examen de cirugía, diu es professor: Metrot, con biplano Voisin; Legagneux, —Sa persona á qui aludid té una cama con biplano Sommer; Battriat, con bi¬

amunt, amunt, dins la pau tant desitjada. tengut ara no es flngit sino que tot lo que mes curta que s’ altra, y per lo tant coxeit- plano Breguet; otro aviador desconocido,

Les febrors, les angunies, les cavilacions, les de bón-de-veres podía esser. Fassem prega¬ ja. ¿Qué feria vosté en aquest cas?

con biplano también Breguet; Andró

8

SOLLER

Noel,con monoplano Bleriot; Sindpaint- autiliberales del pasado serán abolidas timas de una pesadilla, que el parlamenta¬ bien de la patria, impedirlo, esos hombres

ner, con biplano Soinmer; Efimoff, ídem; antes de mucho tiempo.»

rismo no ha podido caer tan bajo; pero la con tal saña combatidos.

RogerSomuaer, ídem, y Weymann, con biplano Farman.
Total, 21 aviadores. Pero se espera que
sean muchos más, pues todavía no se ha cerrado el plazo de admisión.
El desgraciado Wakcher. muerto eu el campo de Betheny, también se había inscrito en esta carrera patriótica spor¬

Este último pasaje se refiere al cargo del lord Chanceller, el cual, según la Constitución inglesa, no puede ser de¬ sempeñado por uu católico.
Mister Asquith ha declarado, pues, pú¬ blicamente que un católico lopodráoeupar algún día.
Es inútil añadir que el discurso de

implacable realidad nos presenta á los acto¬ res de la deplorable escena con los ojos fuera de las órbitas, como enorgúmenos necesita¬ dos de sangre para saciar su venganza ó apetitos.
Los elementos francamente revoluciona¬
rios, los que se han de lanzar por el camino de la violencia, de la amenaza á los poderes públicosy cuanto representa el orden, tienen

Madrid 8.
Los dias parlamentarios se suceden, pero por fortuna no son iguales.
El de ayer, dejó en nuestros ánimos amar¬ guras; el de hoy, augurios de un bello resur¬ gimiento. Es el éxito de la sinceridad y la gallardía frente á la injuria y la calumnia; es el despertar del Parlamento español rei¬

tiva.
Crónica de Londres

mister Asquith t'ué calurosamente aplau¬ dido por la Cámara, y he aquí, en pocas palabras, como uu ministro inglés acla¬ ma á los católicos y nadie se atreve á censurarle, porque Mr. Asquith ha teni¬

para ello lugar apropiado en los clubs ó en las manifestaciones públicas, pero jamás en las Cortes, donde la cortesía y nobleza espa¬ ñolas han de tener y tienen su asiento. Des¬
de el momen,to#que á ellas acuden y prestan
promesa de respetar la Constitución, hacen

vindicando sus fueros, haciendo justicia á un hombre atacado por cumplir el más sacro¬ santo de los deberes de- gobernante: el de restablecer el orden perturbado por anár¬ quicos factores, capaces de unirse para la
destrucción.

do en cuenta que hay en Inglaterra 12 profesión de caballerosidad, y no es digno,

Resuena aún en nuestros oídos la más for¬

ESPAÑA Y EL VATICANO
La política de Inglaterra y la de Es¬ paña nunca han estado, con relación al
Vaticano, tan diametral mente opuestas como en la presente ocasión.
Inglaterra sigue una política de apro¬ ximación, y España una política de aleja
miento.
En Inglaterra, á pesar de la influencia de los protestantes, á pesar de la propa¬ ganda anticatólica, los católicos reciben
dedia en dia más consideración, más
simpatías y mayor número de privile¬ gios. Iuglaterra se muestra reconocida á la obra práctica, bienhechora y carita¬ tiva de los católicos, no solamente en el Reino Unido, sino á través del imperio
británico.
Esta simpatía por los católicos se mánifiesta en todos los partidos políticos,
libéralos ó conservadores.
¿Se sabe en España que el sueño del gran liberal M. Gladstone consistía en
ser acreditado ante el Vaticano como
embajador de Inglaterra? Es muy posi¬ ble que Gladstone hubiera realizado es¬ te ideal si no hubiera emprendido la ta¬
rea de la liberación de Irlanda del yugo
inglés. Sin embargo, aquella ilusión deGlads-
tone no se ha desvanecido; más tarde ó más temprano, Inglaterra se verá obli¬ gada á hacerse representar en el Vatica¬ no, aunque esto no sea muy del agrado del Quirinal.
No hay para ello más que leer el dis¬ curso pronunciado por el presidente del

millones de católicos y 1.064 Sociedades dirigidas por los católicos; la influencia moral de éstos es, pues, un hecho, y en Inglaterra los hechos no se discuten. Es is d fact (es ya un hecho), se acostum¬ bra á decir, y ya toda discusión huelga.
España, por su parte, y al decir Espa¬ ña quiero circunscribirme al ministe¬ rio Canalejas, parece hallarse en vías de llegar á una ruptura con el Vaticano.
Aquí, en Inglaterra, la política de Ca¬ nalejas es juzgada como una política de aventuras, como una política que no se preocupa de las consecuencias que pue¬
de acarrear.
La Prensa no ha dado todavía su opi¬
nión acerca de las relaciones entre el
Gabinete de Madrid y la Santa Sede, por la única razón—y esto os lo puedo ase¬ gurar—de que no se atreve.
Pero políticos y periodistas entienden que hay otros problemas mucho más importantes para España que el reli¬ gioso.
España—y esto es lo que creen aquí los políticos.—conmovida por la semana trágica de Barcelona y por la campaña del Rif, debe empezar por tomar algún reposo, poner orden en sus asuntosinteriores. hacer algo práctico por el de¬ senvolvimiento del Rif. en lugar de entrar en esos debates con el Vaticano;
y aquí hago punto, porque si dijera to¬ do lo que aquí se piensa, se dice y se co¬ menta acerca de la actual política espa¬ ñola. iría quizá demasiado lejos y ten dría que decir cosas muy desagradables.
St. Albans Harmer.

decoroso, ni gallardo, ampararse en la inmu¬ nidad parlamentaria para llamar asesino á un hombre honrado como Laeierva, que ten¬ dría que rebajarse mucho para ponerse al nivel de quien por armas de combate elije la injuria y la calumnia ó excita al atentado personal contra uno de los más prestigiosos gobernantes que han existido en este país.
Digámoslo con franqueza y con valentía: los provocadores de los sucesos de julio con¬ templan en el señor Maura al defensor de las Instituciones, una garantía de orden, una sa¬ na energía que les imposibilita todo avance, y se revuelven contra él como la fiera contra
su domador.
La revolución que con clarividencia anun¬ ciaba el señor Maura, quiere llamar á la puerta y aspira á inutilizarlo para que á su paso no encuentre más que gobiernos débi¬ les á quienes quebrantar y de aquí las ame¬ nazas hasta llegar al atentado personal, co¬ mo manifestó Pablo Iglesias en su discurso, de aquí los desplantes para impedir, que vuelva á la presidencia del Consejo. Pero la España que trabaja, la España que anhela tranquilidad, está á su lado como lo está el señor Canalejas, como lo estará siempre cuanto represente oponerse á peligrosas convulsiones que nada justifican ni produ¬ cirán otro resultado que una terrible pertur¬
bación en la economía nacional.
¿Qué era lo que con su insensato acto bus¬ caba el jefe del partido socialista señor Iglesias?
Algo insinuó el señor Canalejas en su vi¬ gorosa réplica á las amenazas formuladas: quería conseguir un efecto; haber llegado hasta el Parlamento español' para después, con un pretexto más ó menos burdo, salirse de él ó hacer que le echaran diciendo que con el régimen era incompatible.
Creyó que ayer le llegaría el turno para hablar, y movilizó sus huestes para hacerle

midable explosión del entusiasmo que en la ya larga vida parlamentaria hemos presen¬ ciado; era una protesta viva, un sentimiento de dignidad que se agrupaba en derredor del señor La Cierva, cuando serenamente, orgullosamente, presentaba su pecho á los asesinos, pronto al sacrificio por la patria.
Había llegado el turno al ministro de la Gobernación del gabinete conservador, de sincerarse de los cargos que la pasión y la maldad dirigieron contra él.
El momento era solemne; su fracaso re¬ presentaba el de todos los fundamentos del orden social; su triunfo, el del restableci¬
miento de la verdad.
Jamás político alguno ha sido combatido con armas tan bajas como el señor La Cier¬
va, pero el ensañamiento de sus enemigos ha dado, para ellos, un resultado contraprodu¬ cente, para él, elevarle en la consideración social, pues se llegó á un pleno reconoci¬ miento de sus méritos y á una leal y hermo¬ sa reivindicación, si de tal puede calificarse el unánime aplauso con que lian sido acogi¬ das sus palabras.
Fué durante el tiempo que estuvo en ei poder, la coraza del señor Maura. Leal á su jefe, todas las medidas de rigor, todos los ac¬ tos de impopularidad que como gobernante realizaba, se los achacaba á él mismo, ha¬ ciéndose conscientemente responsable. Tan generosa conducta la ha seguido ahora y so¬ bre él, pues en nombre propio se dirige al Congreso, quería atraer los rayos que se fra¬ guaran en tenebrosos antros.
Su discurso, que aún no ha acabado, fué una terrible, abrumadora prueba de cómo se desarrollaron los sucesos de julio en Barce¬
lona, colaborando anarquistas, radicales y socialistas; una demostración del carácter francamente revolucionario de los mismos, con textos sacados de documentos de quienes en ellos tomaron parte.

Consejo. Mr. Asquith. hace pocos dias.
en la Cámara de los comunes; yo tuve
ocasión de escuchar este discurso, y, él
ha servido de inspiración á la presente
crónica.
Era verdaderamente curioso escuchar
á Mr. Asquith. el mismo que en los prin¬ cipios de su carrera política se opuso á

Londres, Julio 1910.
¡®t©[©j®!©i©l©'©i©i®'©i©'©i®'®i®'®'©^©'®i©l©'\_®l-©l©1©1©1
La vida política
Madrid V «Julio.

una ovación cuando saliera del Congreso. Lo organizado ayer, se realizó hoy; la comedia ha terminado aunque sin el desenlace que se propusieran sus organizadores porque no se le dió ocasión para una retirada al Aven-
tino.
Cabe pensar que lo deseaba y que todas
estas malas andanzas no tienen otra finali¬
dad que dejar flotando en el aire imputacio¬

La lectura de una carta de Pablo Iglesias,
publicada en Bruselas, diciendo que si no creció más la revolución fué por cobardía de los republicanos, produjo verdadera impre¬ sión en la Cámara, convencida ya de que no era un movimiento clerófobo, como preten¬ día don Emiliano Iglesias, sino una revolu¬ ción contra el ejército y las instituciones.
Se sigue.aún llamando á aquellos luctuosos

la procesión del Santísimo Sacramento

Salimos honda, tristemente impresionados nes calumniosas y desaparecer antes de que días la semana sangrienta de Barcelona,

en Londres, decir ahora que «los súbdi¬ tos católicos de Inglaterra habían sido
admitidos al ejercicio de todos los dere¬ chos políticos y civiles; aun quedan uno
ó dos oficios de los cuales están todavía

del Congreso, al contemplar hasta qué pun¬ to ha podido llegar el relajamiento de nues¬ tras costumbres políticas, y como lo soez, lo grosero, lo tabernario ha podido resonar en aquel recinto, antiguo templo augusto de las leyes.

los diputados se conviertan en acusadores demostrando los errores que, á título de de¬ defensores de la libertad, han cometido quie¬ nes incendiaron templos y agredieron al ejército, no llegando á lograr que se entro¬ nizara la anarquía porque, aun á riesgo de

porque nadie se fija más que en la represión, no en los crímenes que se cometieron en los actos de salvajismo que tuvieron lugar. Se pretendía abominar del castigo, pero no de
los delitos.
Esto era imposible. Era preciso restable¬

excluidos; pero áspero que las reliquias

Antéjasenos á veces que hemos sido vícti- su popularidad y de su vida, supieron, en cer los hechos, y con sólo realizarlo, se ope-

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

LA SINCERIDAD
♦ ♦♦♦♦♦♦♦♦♦ EjSTABDECIMIENTO COMERCIAE É INDU^TEpAD ♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Este establecimiento, fundado por D. Juan Marqués Arbona en Junio de 1885, ha sido el primero y continua siendo el único en su género en esta localidad. En el mismo se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos, cheques, y demás trabajos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, recordatorios, talones, fac¬ turas, membretes, etiquetas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, libros rayados especiales, muestrarios, etc.; y encuadernaciones económicas y de lujo.
Véndese en la tienda de este establecimiento: resmillería y sobres de todas clases desde los más económicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papeles de embalaje, papel cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, papel de seda para confec¬ ción de cajas de naranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, postales, libros en blanco y rayados para contabilidad, copiadores de cartas, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales, y objetos para hacerlas, carteras para niños, boquillas, petacas, carteras de bolsillo de variedad de clases, estuches de papel y sobres blancos, de colores y de luto, de superior calidad, etc., etc.
Se sirven las suscripciones al SOLLER que se le encarguen, de cuyo periódico, propiedad de la casa, tiene la Dirección y Administración. Se sirven además snscripcipciones á periódicos y revistas ilustrados de España y del Extranjero y se reciben pedidos de toda clase de libros. Las notables mejoras implantadas en este establecimiento permiten que todos los encargos que la numerosa y distinguida clientela de LA SINCERIDAD tenga á bien confiarle sean cumplidos con prontitud, esmero y economía.
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

S OLLER

ró en el Parlamento una saludable reacción,

que se tradujo 'éír la más delirante de las
ovaciones cuando el señor La Cierva excla¬

mó:

v-'

—Defendimos el honor de España, y por ello se formulan amenazas de muerte, que'

ble retraso que sufrió un paquete postal qué • contenía los clisés que hoy publicamos en honor de nues¬ tro dignísimo y querido Director, nos impidió pudiéramos satisfacer

segundo trimestre del corriente aíló, ren¬ dida por la Depositaría de fondos muni¬
cipales de Sóller. Según la misma, el Municipio tenía en existencia en caja el
día 30 de Junio último la cantidad de

composiciones, en cuyo dempefio se lu¬
cieron de veras los alumnos que en ellas tomaron parte.
Los Hermanos de las Ecuelas Cristia¬
nas recibieron muchas felicitaciones pol¬

no se cumplirán, y si se cumplen, mejor, por¬ nuestro deseo.

61.705‘27 pesetas.

la excelente enseñanza que dan á sus

que dejaré á mis hijos el nombre más glo¬ rioso que podría legarles.
Electrizada la Cámara con aquel rasgo de nobleza, estalla en aplausos, iniciados por el señor Canalejas, al frente del banco azul.
Muchos diputados lloran, otros pugnan por abrazarle; los vítores se suceden, y ante la emoción que le embarga, el señor La Cierva no puede continuar hablando, y cae rendi¬ do, abrumado por el cariño.
El jefe del gobierno cruza el hemiciclo pa¬ ra abrazarle; la Cámara no cesa en los
aplausos y vivas á los monárquicos honra¬ dos, al Rey y al Ejército, mientras los seño¬ res Maura y La Cierva se confunden en es¬

Ya que nuestro propósito no pudo realizarse, nos place el obsequiar hoy á nuestros apreciables lectores con el presente número de 12 pági¬ nas, impreso sobre papel satinado y compuesto de una selecta variedad de originales inéditos y expresamen¬ te trazados para el Sóller por dis¬ tinguidos colaboradores nuestros.
El Sóller constará en lo suce¬
sivo de ocho páginas como las de este número,' impresas también so¬

La iglesia parroquial ha sido enrique¬
cida con dos nuevas estatuas de santos,
las que fueron bendecidas solemnemente y puestas á la veneración de ios fieles. La una, que ha sido colocada en uno de los ninchos laterales de la capilla del Carmen, representa á S. Francisco de Paula; y la otra, que recibe culto en la capilla del Dulcísimo Nombre de «Jesús, representa S. Marcial. Ambas figuras llaman la atención por su mérito artístico.

alumnos.
Según referencias que tenemos, pode¬ mos adelantar queda peregrinación pro¬ yectada al Santuario de N. S. de Lluch, con motivo de la bendición del segundo misterio de Dolor, costeado por las Hi¬ jas de María, saldrá de esta ciudad el domingo, día 24, á las seis de la tarde. No conocemos el programa, pero en el próximo número daremos toda clase de
detalles.

trecho abrazo, con la intima satisfacción de los que, después de. haber sido torturados, escarnecidos é injuriados, logran hacer bri¬ llar la justicia que le,s rodea como la más pura aureola de patriotismo.
Triste, tristísimo es que existan españoles para quienes la suprema razón sea el asesi¬ nato, pero seremos siempre una nación gran¬ de con gobernantes que ante tan infames amenazas no retroceden en el cumplimiento
de sus deberes.
Fué doloroso, más para ellos que para na¬ die, aplicar las leyes, pero el valor cívico es¬ táprecisamente en esto: en no claudicar fren¬ te á insensatos; en reprimir los crímenes sin temor á las consecuencias, porque lp. Histo¬ ria, ese gran libro de la humanidad, despre¬ cia por igual á los débiles que á los tiranos,

bre papel satinado. Y cuando la
abundancia de asuntos de actuali¬
dad lo reclame, publicaremos, como hoy, el número de doce páginas.
Estas mejoras del Sóller y otras que irán observando nuestros cons¬ tantes favorecedores, no implican aumento alguno en los precios de suscripción, pues no responden más que ai deseo de corresponder de al¬ gún modo al inmenso favor que al Sóller dispensa no solo el público sollerense sino que también el ma¬ llorquín.

El domingo, por la noche, emprendió viaje para Barcelona y Cette el vapor Villa de Sóller, llevándose variada carga y regular número de pasajeros.
Dicho buque es esperado mañana en
nuestro puerto.
El lunes por la noche celebró sesión extraordinaria nuestro Ayuntamiento, para enterarse del dictamen emitido por los Letrados consultados, sobre si es pro¬
cedente recurrir contra la resolución del
Gobernador civil denegando la autoriza¬ ción para construir el proyectado mata¬

f
Üeccióu Meci’ológica
El lunes de esta semana entregó su al¬ ma á Dios, después de haber sufrido cris¬ tianamente penosa y larga dolencia, doña Juana M.a Arbona Deyá, madre de nuestros amigos el piloto D. Antonio Ar¬ bona y el comerciante D. Francisco.
El cadáver fue conducido á su última
morada el martes por la noche y el si¬

y. escribe con letras de oro los nombres de los que no temen en arriesgar su propia existencia por garantir la de los demás y
restablecer el derecho conculcado.
3VEa.clr*icl 13.
Manifestaciones de Canalejas
Hablando de los debates parlamentarios, decía el señor Canalejas esta mañana que el gobierno sigue manteniendo su criterio de dar á los debates toda la amplitud que se desee, añadiendo que lo que no es aceptable

A las diez y media de la mañana del sábado día 2 de los corrientes, después
de terminados los divinos oficios en la
Santa Iglesia Catedral Basílica, el Ilttstrísimo Cabildo, precedido por el bedel y con el ceremonial que es costumbre en estos actos, cumplimentó al nuevo Maes¬ tre escuela, Rvdo Sr. Maimó. La visita tuvo lugar en una de las habitaciones del Palacio Episcopal.

dero.
Enterada la Corporación del dictamen de referencia, acordó por unanimidad de¬
ducir contra la resolución del Goberna¬
dor civil, que se considera lesiva para los intereses municipales, demanda conten-
cioso-administrativa ante el Tribunal
provincial y designar como Letrado del Municipio, en dicho litigio, a D. José A Ico ver Maspous.

guiente día celebráronse en la iglesia pa¬ rroquial solemnes funerales en sufragio
de la difunta. Ambos actos se vieron
concurridos por muchos amigos y cono¬
cidos de la familia Arbona.
Descanse en paz el alma de la finada y reciban sus afligidos hijos y demás pa¬ rientes nuestro pésame.
* **
En la madrugada del martes voló al

y á eso se ha de oponer, es que bajo el pre¬ texto de amplitud en la discusión, se haga obstrucción, como sucedió ayer.
Recordando sus afirmaciones, al contestar
ayer al señor Salvatella, en su ruego en fa¬ vor de los expatriados que en situación pre¬ caria se encuentran á la frontera francesa, repitió el señor Canalejas para que siempre resulte bien definido, aunque, dijo, parezca pesado, que él entiende que deben venir sin

El mismo día recibió el Sr. Maimó, de manos del Rdmo. Prelado, colación é ins¬ titución canónica de la prebenda con que había sido agraciado, en la capilla del SS. Sacramento de la Obispalía.
Falta únicamente la toma de posesión de dicha prebenda que, según noticias, será á últimos del corriente mes ó prin¬

Se ha despedido de nosotros nuestro particular amigo D. Antonio Pastor Oli¬ ver, quien marcha á pasar una corta temporada en San Juan Bautista de Ta-
basco (Méxicó), donde tiene establecidos
sus negocios. Le deseamos feliz viaje.

cielo el alma de la encantadora niña
Margarita Galmés Campomar, que á la temprana edad de 33 meses y víctima de aguda dolencia ha pagado su 'tributo á
la muerte.
La simpática criatura era el encanto y la alegría de sus padres, el guardia civil D. Miguel Galmés y esposa, que han

cuidado ninguno los que se fueron por mie¬ do, y los rebeldes comprendidos en el indulto, en la seguridad que no se les ha de molestar.
Manifestó que sus acentos de energía, que algunos le han censurado, fueron consecuen¬ cia de la actitud amenazadora en que se han colocado esos emigrados, que en el mo¬

cipios del entrante. Mientras ésta no se verifique, continuará el Sr. Maimó al frente de esta parroquia ejerciendo toda la jurisdicción aneja al ctíra propio, se¬ gún dispone el derecho vigente.

Se ha anunciado para los días 26 al 31 del corriente, ambos inclusive, la cobran¬ za voluntaria en esta ciudad del impues¬ to de cédulas personales correspondien¬ tes al actual ejercicio de 1910.

quedado sumamente afligidos con esta sensible pérdida.
Consuele en su aflicción la seguridad de que tienen eu el cielo un ángel que intercederá por ellos.

mento en que el gobierno, con el capitán general y el gobernador de Barcelona, se ocupaban de buscar una fórmula en favor de aquellos que tienen cuenta pendiente con la justicia, contestan amenazando con pasar
la frontera violentamente.
Aunque el gobierno comprende, y así lo reconoció ayer el señor Salvatella, que de esas actitudes no son responsables más que unos cuantos anarquistas y libertarios que aconsejan á los demás, no puede en manera alguna tolerar, por su decoro y su prestigio,
esa clase de amenazas.
Como demostración de la actitud en que
esa gente está colocada, relataba el señor Canalejas que habiendo ido un inspector de policía por orden del gobierno á la frontera, para estudiar las necesidades de los expa¬

El miércoles de la pasada semana con¬

trajeron matrimonio, ante el altar mayor El jueves por la noche celebró la so¬

de esta iglesia parroquial, espléndida¬ ciedad «Círculo Sollerense» Junta Gene¬

mente iluminado, la bella señorita Lucía ral ordinaria, con gran asistencia de

Colom Colom, hija del acaudalado pro¬ socios.

pietario D. Bernardo Colom y Barceló,

En ella se dió lectura al balance é in¬

cou el joven comerciante D. Vicente Sas¬ ventario correspondientes al ejercicio

tre Colom, vecino de Fornaluig, estable¬ que terminó el 30 Junio, siendo apro¬

cido en A mieus (Francia).

bados.

Bendijo la unión el Vicario Sr. Oliver Luego procedióse á la renovación par¬

y terminada la ceremonia dirigióse la cial de la Directiva y elección del cargo

comitiva á la casa de la novia, donde se de Vice-Presidente, que había dimitido

sirvió á los invitados exquisito lunch.

'
D. Miguel Castañer.

Deseamos á la joven pareja eterna

La votación estuvo muy animada, cir¬

dicha.

culando diversas candidaturas.

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 24 Junio 1910
La presidió el Alcalde señor Mora y asistieron á ella los Concejales señores Solívellas. Colom (D. José). Forteza, Ma¬ graner, Colom (D. Miguel), Jilnseñat y
Castañer Arbona.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Acordóse conceder los siguientes per¬ misos que habían sido solicitados: á do¬ ña Antonia Oliver Morey. para blan¬

triados y fijar su número, en cuanto aque¬

Resultaron elegidos por mayoría de quear el frontis de la casa número 6 de

llos se enteraron intentaron matarlo.
El señor Canalejas insiste en que, á pesar de sus buenos deseos, no ha de tolerar impo¬ siciones, y como estos diás se ha dicho que los partidos avanzados realizaban trabajos para reproducir los sucesos de la semana sangrienta de Barcelona, el jefe del gobierno ha conferenciado con el gobernador y no deja de tener presente .esta cuestión.

Los limones han experimentado una nueva y notable alza. El precio de los que la anterior semana se recogieron pa¬ ra ser embarcados con destino á Francia, osciló entre 15 á 17 pesetas la carga.
Debido á las importantes remesas efectuadas en estos últimos meses, el ci¬

votos los señores siguientes: Presidente, 1). Juan Magraner Oliver. Vice-Presidente, D. Antonio Ferrer
Fanals.
Contador, D. Mateo Seguí Umbert. Vocal, D. Guillermo Vaquer Maimó.
Les felicitamos.

la calle del Obispo; y á D. José Antonio Garau Rosselló para edificar una casa en un solar que posee lindante con la calle
de Santa Catalina de la barriada del
Puerto.
Previa lectura de las respectivas cuen¬
tas se acordó satisfacer: á D. Luis Riera
26’04 pesetas, por impresos suministra¬

Terminó manifestando el señor Canalejas tado fruto va escaseando bastante en los

dos para la confección del padrón de cé¬

que podía asegurar que no se advierte mo¬ huertos de esta comarca.

En el salón del «Fomento Católico» dulas personales; á los señores The Re

vimiento alguno en Barcelona.

tuvo lugar, el jueves por la tarde, el ac¬ mington Typerviter y Cia. 40 pesetas

Ha quedado instalada en la huerta, en to de la repartición de premios á los por una mensualidad de la máquina de

Crónica Local
Teníamos proyectado para el lu¬ nes, 11 de Julio, día en que se cum¬ plieron veinticinco años de la apari¬ ción del Sóller, publicar un nú¬

el puente de «Can Carol», carretera del puerto, la fuente que acordó el Ayun¬ tamiento establecer en aquel sitio, to¬ mando el agua por elevación de la cañe¬ ría que conduce á la barriada marítima el agua de la fuente del «Rafal».
Eu el («Boletín Oficial» de esta pro¬

alumnos que durante el curso 1909-1910 han asistido al Colegio de los Hermanos
de las Escuelas Cristianas.
Asistieron á la fiesta las autoridades, muchos padres de los alumnos y nume¬
rosos invitados.
El reparto de los premios estuvo acom¬ pañado de la representación de diferen¬

escribir; á varios individuos 1P25 pese¬ tas por la destrucción de animales dañi¬ nos; á D. Bartolomé Negre 6’75 pesetas, por blanquear varias dependencias de Cementerio católico; y A D. Guillermol Vidal 20 ptas. por carruajes facilitados para efectuar cuatro viajes al Puerto.
Concedióse una temporada de licencia, que había solicitado, al Concejal don

mero de ocho páginas, pero el nota¬ vincia se ha publicado la cuenta del tes obras literarias y del cauto de bellas Francisco Castañer, para restablecer su

s®. ÍO 1

,

—

soller

quebrantada salud, castigada última¬
mente á consecuencia de una caída su¬
frida hace unas cuantas semanas.

te mayor, por la cual las aguas sucias de su casa fueran á parar á este último to¬
rrente.

* **
Sesión del día l.° de Juli o
La presidió el Alcalde señor Mora, y asistieron á ella los Concejales señores Colom (1). José), Forteza, Magraner, Co¬ lom (D. Miguel), Enseñat y Castañer (D. Antonio).
Se concedieron los siguientes permi¬ sos que habían sido solicitados: á la So¬ ciedad «El Gas», para cercar con sillares
de cemento una finca lindante con la

Se díó cueuta de una comunicación
del Reverendo Cura Arcipreste, en la cual tiene á bien poner en conocimiento de esta Corporación Municipal que el día l.° del presente mes, el limo. Prela¬ do de esta Diócesis se sirvió designarle
para la Dignidad de Maestrescuela de la Catedral Basílica, y acercándose el mo¬ mento en que con gran dolor de su co¬ razón se han de romper los vínculos ca¬ nónicos que por más de once años le han ligado con los moradores de este valle,

carretera de Palma al puerto de Sóller, cumple un deber, para él muy grato,

situada en el kilómetro 32; á D.a María dando á esta Corporación con toda la

{ Oliver Pastor, para enlucir el frontis de efusión de su alma un voto de gracias la casa n.° 4 de la calle Isabel II; á don j por el valioso apoyo que le ha prestado

Antonio Balaguer y Sastre para cons¬ para la realización de sus proyectos du¬

truir un balcón en la fachada de la casa rante el tiempo que como Cura propio

n.° 41 de la barriada del Puerto, y á don ha regido esta parroquia, ofreciendo

Antonio Bennasar Enseñat para verifi¬ ai mismo tiempo sus humildes servicios

car ciertas obras en una parcela de te¬ en el desempeño de su nuevo cargo. La

rreno que posee á la parte trasera de la Corporación enterada, acordó felicitar casa de su propiedad situada en la calle cordialmente al señor Maimó por su me¬

de Santa Catalina de la barriada del recida y acertada elevación á la Dignidad

Puerto.

de Maestrescuela, manifestándole á la

Dióse cuenta de un telegrama dirigi¬ do por el Exmo. Sr. Ministro de Fomen¬ to al señor Alcalde. Enterada la Corpo¬
ración acordó constara en acta y que se comunicará al Exmo. Sr. Ministro su
profundo agradecimiento por la distin¬
ción merecida.
Dióse cuenta de un mensaje de felici¬ tación que la Cámara Oficial de Comeroio de Palma dirige al Ayuntamiento, que no reproducirnos por conocerlo ya nuestros lectores. Entelada la Corpora¬ ción acordó constara en acta, y demos¬ trar su profundo agradecimiento á la Cámara de Comercio por la distinción merecida y por sus ofrecimientos.

vez el sentimiento con que mira su sepa¬ ración de nuestra Parroquia, durante cuya larga regencia ha cumplido con acierto su espinosa y delicada misión y sabido conquistar y merecer el amor de¬ sinteresado y sincero de sus feligreses, pudiendo de esta manera realizar obras importantísimas en nuestro templo pa¬ rroquial, con motivo de su reparación y ensanche, y otras mejoras en su exterior que todavía se están efectuando, y que
contribuirán al embellecimiento de la
población, por todo lo cual el nombre del Cura-Párroco señor Maimó ocupará un puesto distinguido en la historia de
nuestra Ciudad.

* **
Sesión del dia 8 de Julio

Dióse cuenta de una comunicación del
señor Gobernador Civil de esta provincia, resolutoria del expediente instruido por

La presidió el Alcalde señor Mora y este Ayuntamiento para conseguir la

asistieron á ella los Concejales señores aprobación del proyecto tramitado para Solivellas, Colom (D. José), Forteza, construir en esta localidad un matadero

Morell (I). José), Frontera, Colom (don de nueva planta. Manifiesta la citada

Miguel) y Magraner. Previa lectura de las respectivas cuen¬
tas y facturas se acordó satisfacer: á don José Socias 804’36 pesetas, por los jorna¬ les y materiales invertidos en varias obras realizadas por administación mu¬

Autoridad, después de una serie de con¬
sideraciones, haber acordado no prestar
la aprobación al proyecto de Matadero formado por el Arquitecto D. Jaime Ale¬ ñar, y en consecuencia denegar la auto¬ rización para su construcción.

nicipal durante el mes de Junio; á don Enterada la Corporación con deteni¬ Jaime Magraner, 149’25 pesetas por ave¬ miento de la referida resolución del señor

na v habas suministradas para manu¬ Gobernador Civil, la cual résulta toma¬

tención de los caballos de este Munici¬ da separándose del dictámen emitido

pio, correspondiente á los meses de por la mayoría de la Comisión provin¬

Abril, Mayo y Junio últimos; á Ana cial. que aconsejó la aprobación del pro¬

Yila, 105’50 pesetas por jornales y mate¬ yecto; considerando la resolución referi¬

riales invertidos en la limpieza de la ca¬ da, lesiva para los intereses municipales

sa consistorial durante el primer semes¬ y no ajustada á derecho, por cuanto las

tre; al encargado de la estación telefóni¬ principales consideraciones en que se

ca, 13 pesetas por cinco asientos á la di¬ funda son de que hay necesidad de pro¬

ligencia y dos kilos de sal amoniaco; á ceder á ciertas expropiaciones, cosa per¬

don Arnaldo Casellas 33‘65 pesetas por fectamente factible; acordó consultar á

objetos de su tienda suministrados para los letrados D. José Alcover y Maspons

diferentes servicios municipales; á don y D. Guillermo Alcover y Sureda si pro¬

Domingo Riutort 57’95 pesetas por im¬ cede, por parte de'esta Corporación, la

presos suministrados para el servicio de demanda ante el Tribunal Provincial de

esta secretaría; á la «Eléctrica Solleren- lo contencioso Administrativo contra la

se 475’60 pesetas por la energía suminis¬ mencionada resolución.

trada para el alumbrado público y 20’50

Habida cuenta de que el R. D. de 15

pesetas por la suministrada para el
alumbrado de la Casa Consistorial.
Se concedieron los siguientes permi¬

de Noviembre del año último, dispone una sustanciación breve para- esta clase de recursos y previene han de ser inter¬

sos que habían sido solicitados: áD. An¬ puestos durante los diez días siguientes tonio Palou Morro, para modificar el á la notificación de la resolución ó pro¬

portal mayor y abrir una ventana bal¬ videncia que se quiere impugnar, se cón á la casa n.° 15, que posee en la ca¬ acordó recabar con urgencia el anterior

lle de San Jaime; á D. Joaquín Borrás. dictamen y celebrar sesión extraordina¬

para levantar un piso y modificar varias ria para dar cuenta del mismo y adoptar aberturas á la casa que posee al extremo en su vista la resolución que proceda.

de la calle de Ramón Llull; á D. Jaime
Atcover Palou. para agrandar una ven¬ tana de ja fachada de la casa número 72 de la calle del Mar; y á D. Antonio Aguiló Forteza, para construir una alcanta¬ rilla á la casa dé su propiedad situada en el camino de la «Figuera» y punto

Se acordó quedara ocho días sobre la mesa para su estudio, una solicitud pro¬ movida por el señor Presidente de la Comisión de la Cruz Roja de Sóller. en la que manifiesta que visto el incremen¬ to que afortunadamente vá tomando en esta ciudad, de algún tiempo á esta par¬

conocido por el «Pont deis Ases», para te, la caritativa Institución de la Cruz

conducir al próximo torrente, denomina¬ Roja, la Junta de Gobierno, creyendo

do de «L’Ofre». las aguas sucias y plu¬ llegada la hora de procurarse casa pro¬

viales de la misma casa, con la condición, pia, á fin de poder obrar con la necesa¬

empero, de que el solicitante construya ria independencia que requiere la im¬

una alcantarilla por el cauce del torren¬ portancia de la Institución y cumplir á

@©o®©o©©o©©o©©o®©o©©o©©o©^>:©o©©o0©o©©o©©o©©o0©ó©©o©@

VOLO A Ti CIELO
EL DIA 12 DE JULIO, A LAS DOS Y MEDIA DE LA MADRUGADA
A LA EDAD DE 33 MESES

Sus afligidos padres D. Miguel Galmés y D.a Catalina Campomar, her¬ mano, hermanas, abuela, tíos y demás parientes, tienen el sentimiento de participar á sus amigos y conocidos tan dolorosa pérdida.

©©O©©O@©O©i©O®!©O©©O^©O©©O®^©O©.©O®©O©©O®©O©!©O@©O0©O®!©

la letra las prescripciones del Reglamen¬ to, tan sabiamente pensado y tan esen¬ cialmente práctico y beneficioso; solicita del Ayuntamiento se sirva conceder á
tan caritativa Institución la subvención
anual de 254 pesetas, cantidad que im¬ porta el alquiler de dos modestos pisos
de una casa de la calle de la Luna que han tomado en arriendo.
Cultos Sagrados
En leí iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo, día 17.—A las nueve y media, se’ ex¬ pondrá el Santísimo Sacramento, celebrán¬ dose después los divinos oficios propios de la tercera dominica de mes, con sermón por el Rdo. D. José Pastor, Vicario.—A la tarde, después de vísperas y completas, habrá ex¬ plicación del catecismo.
En la iglesia del Ex-convento. — Ma¬ ñana domingo, dia 17.—A las nueve y me¬ dia, expuesto el Santísimo Sacramento, se cantará la Tercia y después la Misa ma¬ yor, en la que hará el panegírico D. Barto¬
lomé Coll Pbro. A las seis de la tarde se con¬
cluirá el Triduo, con exposición, música y sermón por e‘1 Dr. D. José Pastor Pbro., ter¬ minando con la bendición del Santísimo, precedida de Te-Deum.
Sábado, día 23.—Se empezarán las Cua¬
renta Horas en honor del Santo Cristo. Ex¬
posición á las seis, acto continuo oficio mati¬ nal, á las nueve y media Tercia y Misa ma¬ yor. A la tarde Vísperas y al anochcer solem¬ nes completas y la reserva,
En el oratorio de las Hermanas de la-
Caridad.—Mañana domingo, dia 17, á las siete habra misa y continuación de la nove¬
na en honra de S. Vicente.
Lunes, dia 18.—al anochecí* la Comunidad de Hijas de S. Vicente y un nutrido coro de párvulos cantarán solemnes completas
Martes, día 19.—Festividad de S. Vicente
de Paul. A las siete habrá misa de comunión
general por todas las socias de la Conferencia de S. Vicente y por todas las personas que deseen asistir á ella. A las nueve y media se cantará tercia y acto seguido se bendecirá un riquísimo pendón bordado de sedas y oro, obsequio que este año, para mayor solemni¬ dad y realce, tributan las monjas á su excel¬

so Fundador; luego de cantado el Te-Deum se dará comienzo á la misa mayor, oficiando el M. I. Sr. Maimó y ocupando la cátedra sagrada el Rdo. Sr. D. Antonio J. Mora. A las 6 de la tarde tendrá lugar un devoto ejercicio en honor de S. Vicente, que servirá
á la vez de conclusión de la noveúa.

ULTIMAS COTIZACIONES

Madrid 15 Julio

Interior al 4 p 0. . . . . . Amortizable al 5 p 0. . . , Amortizable al 4 p g. '. . .
Acciones Banco de España . .
Acciones Tabacalera ....

84l35 101*50 00*00 457*50
368*00

Francos .....

.

.

7*50

Libras esterlinas . . . ...

27*10

SÓLLER
SEMANARIO INDEPENDIENTE
Precios de Suscripción
En España 0*50 pesetas a.1 mes.
En Francia y demás naciones de Europa.
S9 francos anuales.
En América IO pesetas anuíales.
Húmero suelto, 10 etsHúmero atrasado, 20 ots,.
PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN En Sóller.—En la Administración, calle
de San Bartolomé, 17.
En Francia. —-Maison Marqués, 62 Rué Victor-Hugo.—Levallois Perret.
En Puerto-Rico. —Sres. Marqués Herma¬
nos. —Arécibo.
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦
Subasta voluntaria
De una casa y corral, señalada con el nú¬ mero 28 de la calle del Alba, en Fornalutx, que tendrá lugar en Sóller, el día veinte y cuatro de los corrientes, á las once, en el des¬ pacho-notaría de D. Pedro Alcover, con arre¬ glo al pliego de condiciones y títulos de pro¬ piedad, que obran en poder de dicho Notario.
Sóller 8 de Julio de 1910.

S O L LE R

11

GRANDES ALMACENES DE ROPAS CONFECCIONADAS
EL AGUILA PARA Caballeros y Niños ' II.T—

® Casa fundada en 1850 @
Colón, núm. 39.—

Denominación y marca registrada

Sucursales: Madrid, Barcelona, Alicante, Bilbao, Cádiz, Gijón, Málaga, Cartagena, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza

SKCCI03Í BE ROPAS CONFECCIONABAS PARA CABALLERO

AMERICANAS de alpaca negras y colores CAZADORAS y GUERRERAS para el campo GUARDA POLVOS para viaje CHALECOS de piqué blanco y colores PANTALONES de dril crudo y colores
lana, tricot, paño y arinoure novedad TOGAS de seda ó pañete con vueltas de terciopelo

de 8 á

»

3

á

»

8

á

»

4á

» 3 ^3 á

»

6á

» 100

á

30 12 40
12 ^2
11 25 150

ptas.
» » » » » »

FRACHS de paño y casimir negro

de 30

LEVITAS CRUZADAS de paño y casimir negro

’» 50

SACOS y SOBRETODOS de entretiempo

» 25

AMERICANAS y CHAQUES de lanilla, vicuña y tricot » 10

TRAJES completos de dril crudo y colores

»

8

de lanilla, vicuña y tricot

» 15

de alpaca negra y colores

» 25

SECCION BE ROPAS CONFECCIONABAS PARA NIÑOS

TRAJES Americana de lana, vicuña y gerga para
niños de 10 á 16 años

TRAJES Americana de dril crudo y colores para
niños de 10 á 16 años

TRAJES Marinera de lana gerga vicuña y alpaca

'<

para niños de 4 á 10 años

TRAJES Marinera de dril, piqué y franela para

niños de 4 á 10 años

TRAJES Blusa y otros modelos de lana dril y al¬

paca para niños de 4 á 10 años

de 14 de 6 de 4 de 4 de 4

á 40 á 16 á .38 á 20 á 26

ptas.
>> » » »

CHALECOS piqué para niños de 10 á 16 años

de 4

. AMERICANAS de alpaca negra para niños de 10
á 16 años de 8

GORRAS de lanilla, dril y seda, forma Alfonsina para caballeros y niños de 2
GORRAS de lana y dril forma Japonesa para caba¬
lleros y niños de 3 SOMBREROS de dril blanco y de imitación Panamás de 2

SOMBREROS de paja para niños

de 1

de piqué blanco para niños

á 75 ó 65 A 100 á 50 A 32 A 80 A 60
A6
A 14
A4
A5 A3 ó6

ptas.
» » » » » »
ptas.
»
»
» » »

SEOOTOIST IDE MEDIDA

Selecto surtido de Novedades en géneros nacionales y extranjeros.—Surtido completo de gorras-para caballeros y niños.—Mantas para viaje. — Impermeables.=Todos los artículos llevan los precios marcados en sus respectivas etiquetas.

) • PRECIO FIJO MI VENTAS AL CONTADO •• EXPOSICION DE TODOS EOS ANTICUEOS' DE DA TEMPORADA

■■■■■■■■
33S333BS
■■■■■■■■
33333333

COMISIONES, REPRESENTACIONES, IMPORTACIONES I EXPEDICIONES

DAVID MARCH Hermanos

Boulevard du Musée, 47.—MARSEILLE

Caballo de seis años
Se desea vender uno. tanto
solo como juntamente con dos
carretones en buen estado. En la Redacción de este semanario informarán.

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limo¬ nes y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y primeuvs. Erutos secos ¿e toda calidad.
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE
¿ Rapidez y Economía en todas las operaciones

AMIAN. ^ANALS

Maison MilIIII Fréres
EXPÉDITEURS
53, Cours Berriat, 53—GREN0BLE (Isére) FRANOE
•••••••
fruits m FExmwRS ® bMismm
Expédition poitr la France et l‘Etranger.=Spécialité de Pommes á Conteau par wagons, Poires, Primes, Péches et Abricots. =Petits Oignons en Chaines eten Vrac.=Cerices et Bigarreaux. =Noix de Grenoble.=Exportation Directe d'Oranges, Citrons, Mandarines, Grenades et Fruits Secs.
Tétégrames: MOREY- GRENOBLE. Télephone 22-36

- FITNBABA EN 1*73 -
Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de Parts; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Inter¬
nacional de Marsella.

Expediciones de toda clase de frutos del país, para Francia y el
Extranjero. % Especialidad en uva de mesa, procedente de las viñas Gard y VHerault. % Flor de Chasseiats dorados primera calidad en cajitas de 5 kilos marca D. C.

=

—

Rapidez y economía en todas, las operaciones

— ==

Teléfono, 21 ^ Telegramas: CANALS TARASCON RH0NE

Importaciones y Exportaciones DE
FRUTOS, LEGUMBRES Y PRIMEURS

Maison Guillaume Coll

FONDEÉ EN 1902

Expéditions de toute sorte de fruits et primeurs. Spécialité de péches molles, pruues reine-claude, raisin cliasselas, abricots, etc.
Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes.
—- TRES BONS EMBALLAGES -

Service complet de colis-postaux de 10 i poer la France et 1‘Etranp

ADRESSE:

CODD*l*Avenue de la Pepiniére (en face

du Marché en gros) á Perpignan (Pyreitées Orientales).

Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ-Perpignan

FRANCISCO ARBONA I1

6, Cours Julien, 6.—MARSEILLE

Ü

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, S5H

limones, bananas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.

i Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de

ii España y Argelia.

T.

I FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD

| ü Telegramas: EATJBONA-Marseille—Teléfono 29.68

Servicio rápido y económico en todos los servicios H

Tarjetas para visita
Inmenso y variado surtido en Tar¬ jetas para visita. Tarjetas fantasía para participaciones de matrimonio y nacimientos.
Imprenta «La Sinceridad»
San Bartolomé, 17.—SÓLLER

PABLO COLL Y F. REINES
AUXOTSXE (Cote d’ Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del país.
Expedición al por mayor de espárragos y de toda clase de legumbres.
SERVICIO ESMERADO Y ECONOMICO —

12

SÓLLER

Bill

MARITIMA

COMPAÑÍA MALLORQUINA DE VAPORES

SOLLERENSE

— Domicilio social: Palma de Mallorca — Dirección telegráfica: Marítima-Palma —

vapMeJiraiir-Bdlfrlallora-íialerCáliiiirLiilifllslíio-KiitóiiePáia-taiitera
Continuarán durante el presente año los viajes semanales

Servicio entre Sóller, Barcelcna, Cette j

JPalma á Marsella y vlce-versa
En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los días de salida.—Los viajes para Argel continuarán también.

CONSIGNATARIOS:

BARCELONA. Sucursal “Isleña Marítima,,

MARSELLA. Sres. Mavol, Rrunet y C.a Rué Republique

ALICANTE. Sucursal “Isleña Marítima,,

ARGEL. Sres. Sitiar Hermanos.

VALENCIA. Sres. Carbonell Hermanos.

CETTE. Mr. Bartlíelemy Tous.

GRAO. D. Juan Domingo.

IBIZA. Sres. J. é í. Wallis y C.a

Servicios combinados á fort-fait eu conocimientos directos para los principalesr

puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Canadá y

Estados-Unidos.

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y 21

de id. id.

„ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER.—D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—-EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, i5.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Barcelona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho
buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

I

m

DE3 LiOS

Almacenes MATONS

CAN JUANET

NOVEDADES para Señora.
♦ ♦♦LANAS*SEDAS^^ PAÑERIA para Caballero.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES
PUNTILLAS ♦ ENTREDOSES
SOMBRILLAS ♦ PARASOLES
f.A-ZR.-a.g-'O'-A.s ♦ ♦ ♦ ♦ ♦
♦ ♦ Y otros muchos artículos.

— Casa especial para ♦ ♦ ♦ ♦ ♦
♦ ♦♦ EQUIPOS DE NOVIOS
MANTAS de LASA ♦ ♦
YUTES ♦ ALFOMBRAS ♦ RETORTS'
Cualquier artículo que no tenga esta Sucursal, es pedido telegráficamente, para complacer al cliente.
® ® PRECIO FIJO. ® ®

DOMieiLIO El §OLLER:

Plaza de Antonio Maura y Calle de Santa Bárbara.

GRAN CORSETERIA "LA CATALANA,,
Costa de Brossa, 12 - PALMA. & % « üí
• • ELEGANCIA. - HIGIENE. - ECONOMÍA
Inmenso surtido en corsés de diferentes modelos á pre¬ cios sumamente económicos.
Especialidad en la medida y en la confección de Corsés, Corte Sastre, Imperio, Reutos, Sport, Soutieu-gorge. Fajas ventrales con ó sin placa umbilical. Corsés higiénicos para
Señoras en estado interesante.
Esta casa ha recibido ya el modelo de corsé que será
moda en París este verano.
Modelos y figurines de los principales centros europeos de la moda, exclusivos para la
GORSETERÍA CATALANA, Brossa-12.
Composturas de todas clases. Ligas y artículos para
corseteras.
ÚLTIMAS. CRIACIONES DE PARÍS. ** RICOS CORSÉS PARA MIA.
NOTA:—Cualquier eucargo que se haga á esta casa, se cumple cou puntualidad y esmero.

LA SOLLERENSE
DE
JOSE COLL
MERE y PORT-BOU (Frontera franco-española)

GÍBELLINO Fréres
Place Marché aux Fleurs
^OISTTIFíEIjXjXIEIR,

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘ Herault en colis postaux y vagones completos.
Embalajes cómodos -Rapidez en los servicios.

Fonda Balear

de
JOSÉ FLORES

0. Mayor § (Subida calle Eubí, n.° 1)

INGA

(MALLORCA)

situada en la mejor calle y la mas céntrica.

Dependiente y carruaje §* •8*-

—$

<»• á la llegada de todos los trenes.

'©VoToTb* '©* W '©* 'o'itf tí No*

» \\ » \\ » \\ « N. * \\ » S

«W\\

VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS
COMERCIANTE Y PROPIETARIO
liEZI^STAií (Ande)

JACQUES COLL CASASNOVAS
PERPIGNAN
CASA FUNDADA EN 1903
Telegramas: CASASNOVAS —PERPIGNAN
Expediciones al por mayor de frutos y legumbres del país. Especialidad eu alcachofas, espárragos, melocotones y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos.

TBAHSF0BT1& llflIIABIO
Comisiones — Representaciones — Consignaciones — Tránsitos PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio .especial para el transbordo y reexpedición de NARANJAS, FRUTAS FRESCAS Y PESCADOS

ÜZA Y MASSOT'

AGENTES DE ADUANAS

casa principal:

sucursales: •

CBRBÉRB (Francia) PORT-BOU (España)

(Pyr.-Orient.)

hbndayb (Basses Pyrenées)

en CETTE:

Quai de la Kepublique 8-teléfonc 3.37

» MARSEILLE: Rué Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ >

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Victoria 5, al que pueden dirigirse para todo informe.

— — Rapidez y Economía en todas las operaciones.

-Si*

¿g.on la reforma

Jfotel Restauran!

del edificio
propóuese el

TES

nuevo propietario re¬

cuperar la fama uni¬

hiverso

versal que este esta¬ blecimiento había al¬
canzado. Al efecto,

embellecidas las habi¬
4- 4- 4- BARCELONA 4- 4- 4- taciones y ampliada

la renombrada cocina

% española y francesa, peculiar de esta casa, no duda el propietario ^ verse favorecido por los hijos de estas (Baleares, qüe siempre

honraron el citado hotel con su presencia.

Representante en todos los trenes y vapores,—Coche particular

de la casa.—Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres eléc-|

tríeos en todos los departamentos.-Hotel el más próximo de las

estaciones, muelle, aduana y centros oficiales.

Plaza de Palacio, 3.—BARCELONA .

ANTIGUA CASA BANQUÉ
CALLE DE COLÓN, 34.—PALMA

DE

Y

Depósito exclusivo

para coser, bordar,

PFflFF de las incomparables

fruncir, hacer cala¬ dos, encajes, realces,

máquinas

etc., etc.

Representante en Sóller: BARTOLOMÉ CASTAÍER

—

—

—

— CALLE DE LA LUNA N° 28 — —

—

—

SÓLLER.—Imprenta de «La Sinceridad»