Afilo XXV.--2.® EPOCA.-NUM 1215
Afilo XXV.--2.® EPOCA.-NUM 1215

r
nr t ~Tr““8,i
oUJ jJ j Hj

*

‘
^

■ ,*

✓1 ' ’ >

SEMANARIO INDEPENDIENTE

SÁBADO 9 DE JULIO DE 1910
K
‘

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Sección Literaria
GRAVE OFENSA
—Hola, amigo Lucas Samsón! —¿Qué tal, querido Barón? —Te convido, tornaremos algo. —Muchas gracias, eres muy amable. Y empujándome hacia adelante, me llevó á un café mi amigo el barón de la Trampa.. —Mírame—me dijo,—¿no ves algo ex¬
traño en mí?
Le miré é iba á confesar que nada anormal observaba en él. cuando, sin
aguardar mi contestación, añadió: —¡Cómo! ¿No adivinasen la indigna¬
ción que brilla en mis ojos y en la agi¬ tación de mis labios que estoy á punto
de rebelarme contra la sociedad misera¬
ble é infame en que vivimos? —Sí, sí—le dije por cortesía—iba ca¬
balmente á decírtelo.
—Yo, el noble barón de la Trampaprosiguió en tono teatral,—el noble hi¬ dalgo, como me llaman mis amigos, acabo de ser ofendido por un miserable burgués.
Temblaba yo interiormente pensando
en la suerte reservada al individuo cau¬
sante de la cólera de mi fogoso amigo. —Figúrate—continuó—que hace un
momento advertí que había salido de ca¬
sa sin un céntimo en el bolsillo.
—Eso puede sucederle á cualquiera— repliqué hipócritamente.
—Claro es. Pues bien; ¿qué hubieras hecho en mi lugar? Habrías pedido al¬ gunos luises al primer amigo que halla¬ ses en tu camino; á mí, por ejemplo...
Me sonreí por dentro, porque sé los puntos que calza el Barón.
—Y nadie te los habría rehusado. ¿Qué hice? Seguí tranquilamente mi camino, observando al poco rato que la casuali¬ dad había dirigido mis pasos hacia la ca¬ sa de Vellocino, el riquísimo banquero, Conoces mi timidez y delicadeza. Tuve vergüenza de molestar á un banquero por unos cuantos luises. Reconozco que mis escrúpulos son ridículos; sobre todo, tratándose de semejante personaje; pero yo soy así, no lo puedo remediar. Subí, le pedí prestados 10.000 francos, asegu¬ rándole que se los devolvería mañana.
—¿Y te los rehusó? —¡Ay, amigo mió! Estoy indignado, furioso. ¿Sabes lo que me ha contestado? Que le era imposible complacerme... y me ha ofrecido un napoleón. —¡Qué ofensa! —Sí, amigo mío, se ha atrevido ¿ofre¬ cerme un napoleón.

El barón de la Trampa estaba colora¬ do, sus ojos lanzaban centellas.
Le cogí la mano para calmarle. —¿Qué has hecho, ó qué piensas ha¬ cer?—le pregunté, y al hablarle pensaba en la suerte reservada al pobre Vellocino. —¿Que qué pienso hacer?—me contes¬ tó el Barón con voz trauquila.—Me voy á comer á un restaurant barato. ¡Qué de¬ monios quieres que haga con un napo¬
león! Luc Samson.

Agricultura

Los átonos en ol cultivo
del centeno j ie la avena

El centeno y la avena son dos cereales que en nuestro país dan rendimientos insignificantes, debido á los pocos cuida¬ dos que se prodigan á arabos cultivos.
Las estadísticas oficiales nos enseñan

que la producción media por hectárea de avena y de centeno no pasa de ¡800 á 900 kilogramos! Cosecha tan pobre es una prueba patente de que las tierras que la producen no contienen bastantes subs¬
tancias fertilizantes en estado de fácil

asimilación, por lo cual se impone recu¬ rrir al empleo de los abonos minerales, si queremos duplicar y aun triplicar los
rendimientos de los mencionados ce¬

reales.

¿Es esto posible? Dos ejemplos prácti¬
cos van á contestar.

D. Antonio Oliver (Presidente de la Caja Rural de San Juan (Mallorca), divi¬ dió un terreno en tres parcelas iguales,
de una hectárea, abonándolas en la for¬

ma siguiente.

Primera parcela

180 kilógraraos de superfosfato 18¡20.

Segunda parcela

180 kilogramos de superfosfato 18¡20.

150

»

de nitrato de sosa.

Tercera parcela

180 kilogramos de superfosfato 18(20.

150

»

de nitrato de sosa.

75

»

de cloruro potásico.

Después sembró avena en las tres

hectáreas.

La cosecha obtenida en dichas parce¬ las fué de:

975 kilogramos de grano y 1.137 de paja en la 1.a parcela (con abono fosfa¬ tado).
1.047 kilogramos de grano y 1.483 de paja en la 2.“ parcela (con abonos fosfa¬ tado y nitrogenado).
2.058 kilogramos de grano y 1.881 de

paja en la 3.a parcela (con abonos fosfa¬ tado, nitrogenado y potásico).
D. José Jiménez, en Capileira, Grana¬ da, obtuvo en una parcela con abono

etc., puede acabar la guerra de Cuba es Weyler.
Comprende el tomo primero desde el
10 de Febrero de 1896 hasta el 31 de Ma¬

completo (ácido fosfórico, potasa y ni¬ yo del mismo año. Durante este periodo,

trógeno) 3.645 kilogramos de centeno, principalmente de reorganización, la mientras que en otra parcela fertilizada mira principal del general Weyler fué con ácido fosfórico y nitrógeno (sin po¬ aniquilar la insurrección en Pinar del Río,

tasa) la cosecha no llegó á 3.000 kgs. por no dejando que de esta provincia saliese

hectárea; y en una tercera, sin abono, Maceo con sus numerosas y aguerridas

apenas se recolectaron 2.000 kgs., no 1 huestes, á las que en efecto se les causó

obstante tratarse de una tierra muy considerable daño. En las restantes pro¬

fértil.

vincias, aunque la acción de nuestras

En Galicia D. Evaristo Areces, de Tuy, tropas no pudo ser tan intensa como en

llegó á obtener 45 veces más centeno en Pinar, hubo importantes hechos de ar ¬

una parcela con abono químico que en mas, que no sólo quebrantaron la insu¬

otra sin abono.

rrección, sino que causaron la muerte

Estos y otros ejemplos que pudiéra¬ de algunos cabecillas de relieve, consi¬

mos citar, demuestran claramente la efi¬ guiendo al propio tiempo, tener cons¬

cacia extraordinaria de los abonos en tantemente en jaque á Máximo Gómez,

ambos cereales.

que acabó por retirarse á Oriente, sin dar

Conviene, pues, abonar estos con 200 nunca la cara á las columnas de nuestro

á 300 kgs. de superfosfato y 75 á 100 de sufrido Ejército.

cloruro potásico antes de la siembra, Al final del volumen, ó lo que es lo

aplicando en primavera 150 á 200 de mismo, á fines de Mayo, cuando Weyler

nitrato de sosa, todo por hectárea.

sólo llevaba poco más de tres meses

en la isla, percíbese ya perfectamente el cambio operado: como se reanima el

Bibliografía

espíritu español y como cunde el de¬
saliento entre los rebeldes, los mismos

que al final del mando de Martínez Cam¬

WEYLER EN CUBA
La antigua casa editorial de D. Felipe González Rojas acaba de poner á la ven¬ ta el tomo primero de Mi mando en Cuba, por el general Weyler, obra cuyo anun¬ cio despertó verdadera expectación, por tratarse de un asunto que tanto se ha discutido y, sobre todo, por tratarse de un general que fué á un tiempo atacado con saña cruelísima por sus enemigos y exaltado hasta la idolatría por sus parti¬
darios.
Mi mando en Cuba está escrito con sen¬
cillez; constituye un minucioso relato de todo lo aqaecido en aquella isla, mi¬ litar y políticamente, durante el mando del general Weyler. El método seguido es el rigurosamente cronológico.
En el prólogo expone el autor las ra¬ zones que tuvo para demorar la publica¬ ción de su obra; en la introducción exa¬

pos habían sido poco menos que los due¬ ños absolutos del país. Nada tan elo¬ cuente como el plano de Cuba que va al final del volumen, plano donde se desta¬ ca la linea de invasión, esto es, cómo
desde Oriente hasta Occidente las fuerzas
de Máximo Gómez y de Antonio Maceo
invadieron la isla durante el mando de
Martínez Compos, sin que este hubiera podido impedir aquella imponentey aso¬ ladora marcha. Documentos muy curio¬ sos, datos del más subido interés, cróni¬
ca circustanciada de la guerra, la obra del general Weyler (que va también ilustrada con retratos) será seguramente muy leída y desde luego figurará en muchas bibliotecas, porque tiene todos
los honores de obra de consulta.
En la Administración de este semana¬
rio se reciben encargos de la obra de nuestro ilustre paisano el General Weyler.

mina el estado de Cuba al dejar el man¬ do el general Martínez Campos; á quien relevó el general Weyler, y á partir de este momento, reseña con la mayor mi¬
nuciosidad todo lo allí acaecido. Entre
otros documentos notables, figura una carta confidencial de Martínez Campos á Cánovas del Castillo, en que se confiesa fracasado y declara que el único general que por su talento, carácter, experiencia,

Ecos mundiales
Defensa de París contra las inundaciones
Con el fin de evitar en lo posible las
malas consecuencias de otra inundación
en la capital de la vecina República, co¬ mo las experimentadas hace pocos me-

ses, actualmente se ocupa una Comisión de ingenieros y hombres de ciencia y experiencia, en la investigación de las causas, con el objeto de recomendar un plan de construcciones, por el cual se impidan ó aminoren notablemente las inundaciones que pudieran venir.
Lo principal es encontrar un plan que mantenga al rio Sena dentro de su cau¬ ce, bien aumentando la capacidad por medio de dragados y elevación de los muros, bien construyendo uno ó más canales de alivio que conduzcan las aguas que aquél no pueda contener.
Otras obras de importancia en este
asunto estudia la mencionada comisión,
como el metropolitano, los tranvías, cloa¬ cas, canalizaciones de agua, gas y elec¬ tricidad, telégrafos y teléfonos y todo cuanto pueda contribuir á propagar la
inundación.
Los chinos y el matrimonio
Hace poco tiempo publicó el Gobierno del Celeste Imperio un decreto, por el que se prohibía á los comisionados chi¬ nos que fuesen á realizar estudios en el extranjero contraer matrimonio con mu¬ jer que no fuera de su raza.
La principal razón de esta prohibición es tradicional y de costumbres religiosas. Todo joven chino está desde la infancia prometido á una muchacha de su país, según voluntad de los jefes de ambas familias; ella es desde ese momento la esposa legal, y el matrimonio se consu¬
mará cuando los novios alcancen la edad
conveniente; firmado el contrato, sólo la muerte puede separarlos, y no puede de¬ jar á su mujer sino después de casada y por motivos previstos en la ley china.
Resulta que todos los enviados á Eu¬ ropa están unidos ya legalmente ¿jóve¬ nes de su país, y si se casaran con una extranjera, esa mujer verdadera no po¬
día ser sino una subordinada de la en
cierto modo ficticia que en su país les aguarda.
Los alemanes reclaman del Reichstag un decreto que prohíba á los oficiales del Registro civil la autorización del ma¬ trimonio, aunque el chino asegure la
muerte de su amarilla esposa, porque es
lo que dicen: «Después resulta chinada». En la colonia alemana de Kiao-Tchéon,
esta prohibición se halla ya en vigor.
**
Exportación vinícola ¿ Inglaterra
Durante el pasado año de 1909, Espa¬ ña ha sido el principal país importador de vinos á Inglaterra, habiendo conse-

—¿Qué tienes que comunicarme? res¬ pondió este con amabilidad.
Gastón estaba encarnado y muy inde¬
ciso.
—Nada temas; veamos, ¿de qué se tra¬
ta?
—Señor, dijo el niño dando vueltas á su gorra entre los dedos, yo quisiera al¬ canzar una salida suplementaria, en una
tarde solamente.
—Tu eres buen alumno, estudioso y exacto: tráeme dos letras de tus padres
y yo te concederé permiso para el día que escojas.
—Es que...
—¿Qué, todavía? —Mis padres no deberían saberlo. —Esto ya es otra cosa, dijo el Provi¬ sor frunciendo el entrecejo; sin autori¬ zación de tus padres no puedo otorgarte lo que pides. Gastón rompió á llorar. —¡Oh! señor, yo se lo suplico; yo le aseguro que no haré ningún mal. —Entonces, ¿por qué ocultarte? —Porque... es una sorpresa que qui¬
siera dar á mamá.
—Bien, dime tu secreto; yo veré de se¬ guida lo que se puede hacer.
Gastón, con viveza, contó que había conseguido reunir un capitalito y con qué fin.
El Provisor le escuchaba más conmo¬
vido de lo que quería demostrar.

El permiso por una tarde fué concedi¬ do, y dos dias más tarde, Gastón, dejan¬
do sus libros en el liceo, se fué derechito al «Bon Marché».
IX

Una vez dentro las inmensas galerías,

se encontró el muchacho muy embara¬

zado.

X

¿A quién dirigirse? A causa de su corta edad los depen¬ dientes no le harían caso, y después una
compra de este género era tan difícil!... Y Gastón permanecía plantado. Un vendedor pasa apresuradamente y
el niño avanza hácia él tímidamente.

—¿Los abrigos para señoras, caballero? Será Vd. muy amable...
El empleado se detuvo, miró de arriba
abajo al «cliente» y contestó: —Hay que subir al tercer piso, amigo
mió. ¿Tienes algún encargo? —Si, señor, se apresuró á responder
Gastón, feliz de no encontrar mayores dificultades.

En el tercer piso las capas de astracán y de otras ricas pieles estaban expuestas con esplendidez.
Todo esto debe ser demasiado caro,

pensó Gastón: esto no deben ser capas seguramente.
—¿Qué haces aquí, niño? Era un vendedor que interpelaba asi al muchacho. Gastón enrogeció, pero levantó con dignidad la cabeza, y dijo: —Yo no soy un niño; vengo para com¬ prar algo que necesito. —¡Ah! ¿verdad? ¿Y qué es lo que «el
señorito» desea?

En el «Bon Marché» los dependientes son siempre por todo extremo cumplidos;

pero allí, como en todas partes, á los jó¬ venes les gusta bromear.
—Deseo una prenda para señora. Y de golpe el empleado soltó sonora carcajada. —¿Una prenda para señora? ¡Pues no es poco extraño! Primeramente: ¿por qué
la señora no viene ella misma á esco¬
gerlo? En segundo lugar: para comprar se necesita dinero, ¿lo tienes tú?
—Lo tengo, respondió con sequedad
Gastón.
Durante este diálago otros vendedores
bien humorados se habían acercado.
—Si Yds. no quieren servirme, me iré á otra parte, añadió el muchacho.
Un empleado de superior categoría, que pasaba, oyó el final de la frase y se acercó al grupo, preguntando:
—¿De qué se trata? Gastón comprendió que tenía allí un protector: dijo sencillamente que desea¬ ba comprar una capa para ofrecerla á
su madre en el dia de su santo, y que
para esta compra contaba con sus econo¬ mías, que ascendían á cuarenta francos.
Este jefe, que era un hombre excelen¬ te, hizo seña á un vendedor y le dijo algunas palabras en voz baja.
El dependiente se alejó y pronto vol¬ vió trayendo una valiosa capa bretona.
—¿Te conviene esto, amigo mío? —¡Oh! señor, es demasiado bella y bue¬ na; no podré comprarla con mis econo¬
mías.
—Sí, darás treinta y nueve francos y te quedará un franco todavía; es una
«ocasión»...
Gastón, encantado, dió las gracias á
su protector, pasó á la caja donde pagó

con la mayor gravedad y llevándose el precioso paquete salió como una flecha, rebosando de alegría su corazón.
X
Era el dia 15 de octubre por la noche.
La señora Lasnier estaba muy ocupa¬
da en la cocina; tenía gran empeño en que le saliera bien una crema de vaini¬ lla, y no era ésta cosa fútil.
—¿Por qué esta hermosa crema hoy? había preguntado maliciosamente Gas¬
tón.
Y su madre, con igual malicia, le ha¬ bía respondido sonriendo:
—Ocúpate de lo que te importa, cu¬
rioso.
Luego el señor Lasnier entró y sentá¬
ronse á la mesa.
Gastón, muy agitado, no tenía punto de reposo y por cualquier cosa reía.
—¿Nada de nuevo hoy? preguntó el
señor Lasnier á su esposa. —Sí, una carta del Sr. Verrat: un en¬
cargo bastante regular á tomar en su
casa mañana.
—¡Y no me lo decías! Ya sabes que la casa Verrat es muy importante y si pue¬ des conseguir entrar en ella, no te falta¬ rá nunca trabajo, con seguridad.
—Demasiado importante para mí, justamente, añadió la joven.
—¿Qué quieres decir? —En esta casa las empleadas visten con mucha elegancia, y mi vestido es tan sencillo que no me atrevo á presen¬ tarme en ella así. Delante ciertas gentes
no es conveniente demostrar miseria.
—¡Mi pobre Teresa!, te comprendo: tu te privas de todo por nosotros y no pien¬ sas en tí jamás. Te lo aseguro que esta noche estoy apenado de no poderte ofre¬

cer algo por tu fiesta, y de haber tenido que venir con las manos vacías.
—Papá ¿quiere Yd. ayudarme? gritó una voz alegre. De esta manera no ten¬
drá Vd. vacías las manos. Durante su conversación no se habían
apercibido los padres de la desaparición
de Gastón...
Volvieron la cabeza sorprendidos y
risueños, el muchacho entraba en el co¬ medor llevando un gran paquete.
—¿Qué significa esto? preguntó la se¬
ñora Lasnier.
—Esto significa, querida mamá, res¬ pondió Gastón, que mañana podrá Vd. ir á buscar el encargo y que estará Vd. her¬
mosa.
Y el muchacho desplegó la capa sobre las rodillas de su madre, que no salía de su sorpresa y estaba encantada.
Pintaros la emoción y la alegría de los padres al estrechar á su hijo entre sus brazos y al conocer la manera como ha¬ bía reunido su tesoro, es cosa imposible.
¡Oh! y cuan recompensado se veía el pequeñuelo de las privaciones que se ha¬ bía impuesto!
XI
A la mañana siguiente, camino del
liceo volvió á ver Gastón á su nuevo
amigo; pero no era ya éste un hombre¬
cito. Se había transformado en un bello
adolescente, con una cabeza de querubín y hermosísimos cabellos rubios.
—Vengo á decirte adiós, murmuró á
oídos de Gastón: has escuchado mi voz
y en adelante no tienes ya necesidad de mis consejos. Ahora puedo decirte mi
nombre: rae llamo... Amor Filial.
Matua d’Eschampt.

2

SOLLER

guido introducir más vino que Francia, que era la nación que más caldos.expor¬
taba á las islas británicas.

Tribuna pública

Francia vendió á Inglaterra el próxi¬

AL QUE LEYERE.

mo pasado año 2.969.733 galones (medi¬

da que equivale á 4.543 litros) de vino y SOBRE LA CARIDAD

España, 3.247.901.

El jerez ha conseguido sobrepujar la preferencia de todos los demás selectos, y entre loscomunes ó de mesa, predomi¬ naron los de tipo clarete, que los ingle¬ ses dominan, generalmente, Tarragona.
A la preponderancia del jerez ha con¬

Mucho tiempo ha deseábamos llegara la buena ocasión para desquitarnos de un
grato compromiso contraído con los be¬ névolos lectores del Sóller, escribiendo el artículo presente. La sobreabundancia de material á que ha tenido que dar cabi¬
da en sus columnas dicho semanario en

tribuido mucho la habilísima propagan¬
da realizada por D. Alfonso XIII durante su estancia en Inglaterra, y como conse¬ cuencia de las visitas oficiales y particu¬ lares que hizo entonces; pues si bien es cierto que resulta un vino insuperable por sus condiciones exquisitas y técnicas, la torpe avaricia de no pocos exportado¬ res llegó á desacreditarlo por las mez¬

el transcurso de las pasadas semanas, hacía fuera inoportuno lo que hoy vamos á escribir. Mas hoy, con más ocio y más espacio, podremos satisfacer nuestro de¬ seo, á la vez que á los que con visos de impaciencia han venido esperando el pre¬
sente artículo. Pero es del caso advertir
que no nos proponemos aquí dar in ex¬ tenso un tratado de caridad, sino decir
solamente acerca de esta hermosa virtud
lo que baste para probar que los Congre¬

clas, que lo adulteraban desde unos quince años á esta parte.
La gran aceptación que han alcanzado nuestros vinos de mesa en Inglaterra, débese, en cambio, á que no son objeto de los exagerados coupages á que some¬ ten á los suyos los franceses.

gantes de Sóller no faltaron á ella, cuan¬ do la representación del diálogo sobre Ferrer; cualquier otro discurso acerca de dicha virtud, además de no venir al caso, habría de resultar prolijo, y queremos
atender á la brevedad.
La Teología católica nos dá de la ca¬ ridad la siguiente definición en ese librito, compendio de la más elevada é indis¬

pensable de las ciencias, que llamamos
Catecismo: La caridad es una virtud so¬

Actualidades
La lucha religiosa

brenatural que nos inclina á amar á Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como á nosotros mismos por amor de Dios. En esta definición se establece que, después del amor que debemos á Dios, debemos también amar al prójimo como á nosotros

Respuesta á los prelados.
El señor Canalejas ha contestado al mensaje de los prelados con el siguiente:
«Excelentísimo señor cardenal arzo¬
bispo de Toledo.

mismos,pero no de cualquier manera sino en órden y con sujeción á la ley de Dios y por amor de Dios. Quienquiera extien¬ da el precepto de la caridad en relación con el prójimo, hasta el deber de amarle como á nosotros mismos, y creyere que
con eso ya queda dicho todo sobre este particular, sin tener en cuenta el valor

Excmo. señor: El Consejo de ministros se ha enterado, prestándole la conside¬ ración merecida, del importante escrito en que V. E., en nombre de los demás venerables prelados españoles, se sirve significarme sus sentimientos á propó¬ sito de las disposiciones últimamente publicadas por la Gaceta sobre inscrip¬ ción de órdenes religiosas y ejercicio de cultos no católicos. Respeta el gobierno la diversidad de aquellos sentimientos y la manera con que V. E. entiende sus obligaciones, pero no cree que la respon¬

y el sentido de las palabras: en órden y. consujeción á la ley de Dios y por amor de Dios, ese tal nunca tendrá de la ca¬ ridad el concepto debido y adecuado. Y si no fuera porque en nuestros días la ignorancia religiosa es incalculable,
y porque aún de lo que se conoce de la Religión y,de sus enseñanzas por mu¬ chos se conoce muy superficialmente, se hubiera evitado una infructuosa polémica cuyos ecos destemplados han molestado á los dotados de recto sentir, y no hubie¬ ra sido preciso escribir lo que ahora va¬
mos escribiendo. Mas no es esta la hora
de lamentar un mal ya inevitable, sino de atenernos á nuestro objeto.

sabilidad le aceche ni sus deberes le que¬
branten porque el espíritu del pesimis¬ mo denuncie sobresaltos y alarmas.
La obra emprendida por el gobierno es de prudencia, de tolerancia y de paz, y no puede decirse de ella, sin injusticia, que sea sendero engañoso á cuyo términose halle el abismo. Ni hay abismo en el camino ni hay humillación para la ca¬ tolicidad de los españoles, por haber in¬ terpretado ampliamente el artículo 11 de la Constitución, siendo, en cambio, in¬ sostenible por más tiempo que única¬
mente entre nosotros careciera de ex¬
presiones consagradas por el espíritu
universal la libertad de conciencia.
Sólo atribuyendo al articulo primero del Concordato un alcance que los auto¬

Quien dice caridad, dice amor; quien nos impone la caridad nos prescribe amar. ¿Y qué es amar? «Amar, dice la Filosofía, es querer bien á quién se ama» ¿Y á quién se ha de querer bien después de á Dios? A todos los hombres. Y ¿qué bien se les ha de querer para que este sea
verdadero? Ante todo el bien del orden
sobrenatural, el bien del alma, y después el bien en el orden natural no incompati¬ ble (dicho bien) con aq'uél, es decir, todo bien en orden y con sujeción á la ley de
Dios.
Síguese, pues, de lo dicho, que se pue¬ de amar y querer bien al prójimo disgus¬ tándole, y contrariándole y perjudicán¬ dole materialmemte y aún privándole de la vida en alguna ocasión. Todo está en examinar si en aquello en que se le dis¬ gusta ó mortifica se obra ó nó en bien su¬ yo, ó en bien de otro que tenga más dere¬ cho que él á este bien, ó simplemente en

res de la Constitución vigente expresa y terminantemente rechazaron, cabe acu¬ sar al gobierno de violarlo; sólo con menoscabo de principios jurídicos incon¬ trovertibles y con olvido de anteceden¬ tes por todos conocidos, es posible afir¬ mar que se quebranta aquel pacto al ne¬ gociar con la Santa Sede un acuerdo

mayor servicio de Dios. Y quien eso no entienda, ó es que no tiene entendederas ó no tiene cacumen suficiente para el más lógico y obvio raciocinio.
Hemos dicho que se puede amar á una persona aún disgustándola y mortificán¬ dola, y que todo el secreto consiste en averiguar si en tal caso se obra en bien
suyo, y así al enfermo se le ama abrasán¬
dole con el cauterio ó cortándole el miem¬

sobre la reducción de Ordenes y Congre¬ gaciones, ó al someter en lo porvenir su establecimiento, como tradicionalmente estuvo, á la autorización gubernativa ó al anunciar la reforma de la ley de junio
de 1887.
Si el episcopado español elevara su au¬ torizada voz para discutir esas cuestio¬
nes allí donde, como á otros institutos y
corporaciones la ley fundamental del Es¬ tado le otorga representación privilegia¬ da, el gobierno se complacerá en exami¬
nar sus argumentos y exponer con am¬

bro gangrenado; ó si se obra en bien de otro prójimo que tenga derecho me¬ jor, y en este caso es caridad defender
al inofensivo viandante de la traidora
acometida del ladrón, aunque sea matan¬ do á éste para librar á aquel si fuere ne¬ cesario; ó si se obra por prestar á Dios el justo y debido servicio y atendiendo á su mayor gloria que es el bien de todos los bienes. Por amor á Dios, pues,
y para servirle se debe, si es necesa¬ rio, disgustar á los hombres; se debe, si es necesario, herirlos y aun matarlos, si fuere necesario. Y aquí, como si es¬
tuviéramos sobre ascuas y por temor de escandalizar á tanto humanitario co¬

plitud los suyos.

mo pulula en ese mundo de Dios, nos

En tanto, señor cardenal no quiero de¬ jar vivas sus sospechas de que por aten¬ der el gobierno á los problemas religio¬ sos, descuide otros de orden puramente

apresuramos á recordar las guerras que fué preciso sostener para introducir jun¬ tamente con la civilización, la Religión
salvadora en el continente de América
en el glorioso reinado de los Reyes Cató¬

civil, á que Y. E., llevado de solicitud á las clases proletarias, alude. Las verda¬ deras y genuinas aspiraciones de la na¬ ción serán constante guía del gobierno, mas la esencia del régimen en que vivi¬

licos, D. Fernando y la sin par D.a Isa¬ bel; y las guerras de los intrépitos Cru¬ zados capitaneados por un Godofredo de Bouillon y un Ricardo Corazón de León en la conquista de los Santos Lugares de
Jerusalen y Tierra Santa; unas y otras,

mos nos induce á juzgar de aquéllas al través del sufragio electoral y del voto parlamentario y de este último recibirá el gabinete la seguridad de no haberse

empresas nobilísimas, dignas de tiempos mejores y cuyos altos fines justifican ante el mundo sensato y católico la muchísima
sangre que en ellas se vertió.
No entienden así la caridad los filán¬

equivocado apreciando de distinto modo tropos y los humanitarios de hoy día, pe¬

que V. E. el público anhelo.

ro entienden mal, no entendiéndolo así;

Tengo el honor de reiterar á Y. E. y

por eso lanzan á todas horas contra los
católicos la fastidiosa acusación de into¬

demás reverendos prelados el testimonio lerancia é intransigencia.

de mi respetuosa consideración.

Mas si la definición que dá de la cari¬

Besa su mano y anillo, el presidente dad el mentado Catecismo es buena (el

del Consejo, José Canalejas Méndez.»

mismo sentido común la abona) la intran¬ sigencia católica contra todo mal y con¬

tra toda libertad que degenera en favor

1 del mal, es pura, católica caridad. Y por

tanto es usar de caridad con el prójimo de injurias, escorpión, lobo cruel. Santo

el confundirle y sonrojarle y castigarle, Tomás de Aquino olvida la calma de sus

para su propio bien. Yes caridad, con el silogismos para dirigirse contra Guiller¬

fin de librar á los prójimos del contagio de mo de Saint-Amour y sus discípulos y les

un error, desenmascarar á sus autores y llama: enemigos de Dios, ministros del

fautores y llamarles con sus verdaderos diablo, miembros del Anticristo, igno¬

nombres de malos 3^ malvados, y hacer¬ rantes, perversos, réprobos. El dulcísimo

les aborrecibles y despreciables como lo S. Buenaventura increpa á Geraldo con

deben ser.

los epítetos de: imprudente, calumniador,

Y finalmente es caridad, cuando se espíritu maléfico, impío, impúdico, igno¬

hace necesario, y á condición de poner á rante, embustero, pérfido é insensato.

salvo la ma>Tor gloria de Dios y su ser¬ S. Francisco de Sales que llegó á decir á

vicio, prescindir de todas las conside¬ un su rival: si me arrancaseis un ojo, no

raciones, lastimar todos los respetos y dejaría con el otro de miraros como her¬

hasta exponer la propia vida para tan mano, con los enemigos de su fe no guar¬

alto fin; y á los que á tal extremo saben daba consideración alguna; y pregunta¬

llevar su celo por la gloria de Dios, los do de un católico si podía decir mal de'

llama la verdadera Religión héroes de la tun hereje, contestó: Sí, podéis, con tal

caridad, héroes del amor para con Dios. que no digáis de él cosa contraria á la

La caridad que hoy para muchos está verdad; y en su popular y precioso libro

de moda, en la forma es el halago y la Pilotea dice: los enemigos declarados de

condescendencia y un bien marcado sen¬ Dios y de la Iglesia deben ser vitupera¬

timentalismo, pero en el fondo es el des¬ dos lo más que se pueda, y añade: la ca¬

precio de los verdaderos bienes del hom¬ ridad obliga á gritar ¡al lobo! cuando éste

bre y de los supremos intereses de Dios. se ha metido en el rebaño, y aún en cual¬

**
Lo anteriormente expuesto podría con¬ siderarse como la parte teórica del asun¬ to que tratamos, como los principios in¬ discutibles sobre los que estriba la doc¬ trina acerca de la caridad que venimos ventilando; y práctica podríamos llamar

quier lugar que se le encuentre. En fin, la caridad sólo prohíbe hacer á otros lo que razonablemente no hemos de querer para nosotros mismos. Nótese y pésese el
sentido del adverbio razonablemente y se verá claro en nuestro asunto.
CONCLUSIÓN

esta segunda parte, siquiera por ir corro¬ ¿Dijeron nunca los Congregantes con¬

borada por el ejemplo y por la conducta tra Ferrer la tercera parte de lo que con¬

observada por eminencias tanto por su tienen las citas antes referidas?

saber como por su virtud, y cuyo cono¬ Ferrer, más que un hereje y enemigo

cimiento y práctica de la misma es á to¬ de la fe ¿no fué, digámoslo así, una hidra

das luces evidente, tanto que supieron de siete cabezas que vomitaba ponzoña

llegar á ser grandes santos.

contra el orden social y religioso?

Esto dicho, establecemos que nadie po¬

La detestable conducta pública de Fe¬

drá negar que si un hombre, sea el que rrer, ¿no es y no era notoria y del domi¬

fuere, profesa teorías y propala doctrinas nio universal? ¿Y no tiene después de

y enseñanzas atentatorias al orden social muerto émulos é imitadores que hacen

y manifiestamente en pugna con la acri¬ ciclópeos esfuerzos y bregan con furia y

solada doctrina de la Iglesia católica, y, con rabia para reimplantar sus doctrinas?

añadiré, hasta con el sentido común; y Juzguen, pues, ahora los lectores sobre

que si ese hombre se jacta abiertamente la pretendida inoportunidad y falta de

de tales teorías y enseñanzas, y no las caridad en que dijeron se incurrió con la

oculta ni poco ni mucho, antes bien se representación del diálogo.

desvive para que cundan y hallen prosé¬

Por deber de justicia y á fuer de sin¬

litos, nadie podrá negar, repetimos, que ceros debemos declarar, al escribir so¬

al que tal haga se le puede llamar con bre el caso nuestra última palabra, que

todas las letras enemigo de la sociedad cuanto va contenido en este artículo no

y adversario de la Iglesia. Principio es de es nuestro. Escribió «gallarda y exten¬

derecho que: no hay injuria en decir lo samente sobre el particular el P. Ma-

que está á la vista de todos. Mucho me¬ machi de la O. de Predicadores (1); re¬

nos la hay en decir de cualquiera lo que fundió su doctrina el fecundo y célebre

él mismo dice de sí á todas horas.

apologista popular Dr. D. Félix Sardá >T

Creemos que en estas últimas líneas, Salvany, Pbro., y su autoridad abona,

que envuelven un sentido general y son además de cuanto llevamos dicho á su

de general aplicación, hemos trazado de favor, la doctrina que profesamos sobre

paso la conducta de Ferrer, su conducta el presente asunto y de la cual no nos han

pública en cuanto á sus ideas y manejos de separar criterios efímeros y mengua¬

en contacto con la sociedad; y si no deci¬ dos.

mos que las ideas de Ferrer eran malas y

Z.

hasta perversas, es porque huelga el de¬

Sóller, Junio 1910.

cirlo, puesto que lo recuerdan los trági¬

cos sucesos de Barcelona, cuyo primer

aniversario, de triste recordación, bien pronto se cumplirá; y si no decimos que

Ecos regionales

en ellos iba metido hasta los codos aquel

fatídico hombre, es porque se lo probó la Justicia. Pues decir de aquel sujeto lo que

LA SEMANA DEPORTIVA

fué, en diálogo, en prosa y en verso y en

todos los tonos, es como dar á una cosa el nombre que le es propio y le cuadra;

La Cabalgata alegórica

es esplicarle la ley de justici^ que se ha
aplicado en todos los tiempos; es hacer lo que constantemente han hecho todas

Fiesta marítima.—Toros y fuegos. Juegos Florales.

las generaciones; es hacer lo que ha he¬ En mi crónica anterior dije ya algo res¬ cho siempre la Historia imparcial, sea pecto á la Cabalgata alegórica, pero no

profana sea eclesiástica; es hacer lo que estará demás ampliar algo aquellos con¬ hicieron los Apóstoles con los primeros ceptos.

heresiarcas, lo que hicieron los santos Figuraban en ella cuatro carrozas, co¬ Padres y la misma Iglesia en su lenguaje rrespondientes á las cuatro sociedades

oficial, y es también hacer lo que dicta el que colaboraron en la organización del sentido común. El lobo fué siempre lla¬ festejo secundando las iniciativas del Fo¬

mado lobo á secas, y nunca se creyó ha¬ mento del Turismo.

cer mal servicio al rebaño, al llamarle la tención sobre su enemigo, designán¬ doselo con su nombre. No hay, pues, fal¬ ta de caridad en llamar á lo malo, malo;

La del «Veloz Sport Balear» que figu¬ raba la primera en el desfile representaba una casa de abejas colocada sobre un es¬
carpado: era muy artística. Muchos so¬

y á los autores y fautores del mal, malos cios de la mentada sociedad seguían en

y malvados, siempre que la maldad es pos de la carroza montados en bicicleta

pública y sobre todo si se hace para pre¬ y luciendo caprichosos trajes de avispa;

caver á los demás.

el conjunto resultaba de muy buen efecto.

Es lógica consecuencia de lo dicho que La carroza de la «Unión Industrial»

si para combatir el mal ya notorio se re¬ simbolizaba la Industria: en la parte an¬

quiere el empleo de frases duras contra terior destacaba la prora de un buque de los errores, y aún contra sus autores, guerta; en el centro una fragua en la que

pueden estas emplearse sin faltar á la iban trabajando varios obreros; y en la caridad. El mal debe hacerse aborrecible, parte posterior una locomotora saliendo

y eso no se obtiene sino denostándolo y de la boca de un túnel resultaba muy vis¬

haciéndolo despreciable.

tosa.

Bien á cuenta viene aquí el repetirlo: á

La carroza de «La Veda» era un sím¬

nadie que no esté obcecado por turbios y bolo del Comercio. Entre nubes aparecía

nimios escrúpulos pudo dejar de parecer la terrestre esfera y sobre ella el cuerno

una despreciable sinrazón aquello de que de la Abundancia vestiendo aureas mo¬

los Congregantes faltaron á la caridad nedas. Iban en esta carroza una mujer

con Ferrer en el tan zarandeado diálogo. simbolizando la Fama y un hombre re¬

Corroborará la presente doctrina el haz presentando á Mercurio.

de poderosos testimonios que vamos á «La Veda» además aportó al festejo

aducir.

buen número de ginetes luciendo artísti¬

El Bautista empezó por llamar á los fa¬ cos y ricos trajes de diferentes épocas >T

riseos: raza de víboras. Jesucristo los países

apostrofó y desacreditó para siempre lla¬ Cerraba marcha la carroza del «Círcu¬

mándoles: hipócritas, sepulcros blan¬ lo Mallorquín» representando las Obras

queados, y generación malvada y adúl¬ públicas. La blanca torre de un faro er¬

tera. San Pablo decía á los cismáticos de guíase sobre unos cantiles en los que se Creta: mentirosos, malas bestias, barri¬ quebraban las olas.

gones, perezosos; y el mismo Apóstol lla¬ Varias bandas de música y buen núme¬ maba al seductor Elimas Mago: hombre ro de peones completaban la cabalgata lleno de todo fraude y embuste, hijo del que deslució lo desapacible de la noche.

diablo, enemigo de toda verdad y justicia. El infatigable Miguel Mestres proyectó

Los Santos Padres en sus polémicas y dirigió la cabalgata, secundándole el

con los herejes no dudaron emplear á ca¬ joven pintor Vicente Llorens, que dirigió da paso rasgos de esta misma naturaleza. la construcción de las carrozas, escepto
El acerado S. Gerónimo, impugnando al la correspondiente á la «Unión Industrial»

hereje Vigilando, tabernero de profesión que fué proyectada y dirigida por varios

y que negaba la excelencia del ayuno, dí- socios de dicha entidad.

cele con chistosa ironía: no es por cierto

*

cosa que pueda ejecutar bien un hombre,

**

catar los vinos y tener inteligencia de los escritos de los Profetas y de los Apósto¬ les, y añade: «si predica así, esto es, con¬ tra el ayuno, para no perder el consu¬
mo de la taberna». El melifluo S. Bernar¬
do, calificado de tal por la suavidad y dulzura de su estilo y de sus escritos, co¬ mo que mojara en vinagre su pluma para impugnar á Arnaldo de Brescia, enemigo

Pero el número que resultó verdadera¬ mente brillante y fantástico fué el de la fiesta marítima organizada por el Real Club de Regatas.
Oí decir á un cultísimo é ilustre literato
y crítico mallorquín apropósito de dicha fiesta, que ella evidenció que dada nues¬
tra condición de isleños es en el mar don-

de la fe y gran agitador de su siglo, y le (1) Reprodujo tales escritos el poriódico italiano, la llama con todas las letras: seductor, vaso Civiltá Cattolica,

de debemos buscar los éxitos de nuestras
fiestas. La celebrada en la noche del pa¬
sado sábado demostró lo cierto de aquella aseveración. Evocación de las esplendo¬
rosas fiestas venecianas en los fastuosos
tiempos de los Dux: derroche de luz po¬ licroma sobre las espejeadas aguas del puerto y la bahía; fantástica flota avan¬ zando armoniosa, en la calma de la no¬ che, esto fué la fiesta marítima. Miguel Mestres autor del proyecto se excedió á sí mismo, el Club de Regatas hizo un ga¬ llardo alarde 3^ logró llevar al programa de festejos un número tan culto como bri¬
llante.
Los vapores «Cabrera» y «Miramar» y una lancha automóvil dieron remolque á la marina caravana, en la que figuraban
dos lanchas convertidas en colosales fa¬
rolas destacando en una el escudo del
«Club de Regatas» y en la otra el del «Fomento del Turismo»; la mayoría de embarcaciones inscritas en el Club, lle¬ vando todas ellas cuajada la arboladura de farolillos venecianos; una serie de blancos y gigantescos cisnes, en fantás¬ tica bandada de un gran efecto; una gran barcaza sobre la que se erguía un castillo feudal con su torre del homenaje, su puente y sus almenas y finalmente la blanca carroza de Neptuno, el dios de las aguas, que se sentaba en ella empuñando el tridente y guiando los cisnes que la
arrastraban. Profusión de luces de aceti¬
leno y de bengala formaban juntamente
con los farolillos la iluminación.
Al llegar la caravana frente al «Corp Mari» desde una de las barcazas quemóse un castillo de fuegos artificiales, al que
se contestó desde tierra con otro quema¬
do en el campo de tiro de la Real Socie¬ dad «La Veda», donde á aquella hora se
estaba celebrando una verbena á la que
concurría una numerosísima y distingui¬ da concurrencia, y que resultó una ani¬
mada fiesta llena de color.
* **
En la tarde del domingo nuestra plaza
de toros ofrecía el animadísimo aspecto característico de la llamada fiesta nacio¬
nal: cuadro g03Tezco pletórico de tonos vivos y rebosante de animación.
La corrida resultó muy mediana, pues
si bien los diestros hicieron una buena
faena, la mayoría de los toros resultaron verdaderos bue3res.
Por la noche los fuegos artificiales congregaron en la esplanada del muelle, recinto de la exposición y paseo de Sagrera una multitud tan enorme que raras veces hemos presenciado en Mallorca es¬ pectáculo igual.
Verdadero río humano para el que re¬
sultaban cauce estrecho nuestras más
anchurosas vías.
* **
Los Juegos Florales de la «Asociación de la Prensa» constituyeron un digno final de la Semana Deportiva. Fiesta cul¬ tísima á la que asistió una concurrencia selecta que llenaba por completo nuestro primer coliseo que presentaba el sorpren¬ dente golpe de vista de las grandes solem¬
nidades.
En el palco escénico, decorado por el distinguido pintor Sr. Cáffaro, tomaron asiento una nutrida representación del Ayuntamiento presidida por el Alcalde Sr. Alemañy, y el Jurado.
El Presidente del mismo, el eximio lite¬ rato Sr. Alcover pronunció un discurso, notable como todos los suyos.
El poeta Sr. Riber premiado con la
Flor natural nombró Reina de la fiesta á
la distinguida señorita D.a Antonia Montaner y Ramonell, que del brazo del man¬ tenedor Sr. Carner pasó á ocupar el tro¬ no, desde donde repartió los premios á los autores premiados.
El discurso de gracias dpi Sr. Carner fué un hermoso canto á Mallorca y á la mujer mallorquína.
La fiesta de la «Asociación de la Pren¬
sa» pertenece á las que dejan en pos de
sí estela luminosa.
José M.a Tous y Maroto.
Palma 7 Julio 1910.
Crónica Local
La exposición que el «Sindicato Agrí¬
cola Soliéronse» elevó al Ministro de
Fomento y que el señor Alcalde entregó
al Sr. Calbetón durante su estancia en
Sóller, está concebida en los siguientes
téi minos:
«Exmo. Señor;
Pedro Alcover y Maspons, Presidente del «Sindicato Agrícola Sollerense», en representación de esta Sociedad, tiene la
altísima honra de saludar á V. E. como
huésped ilustre de Sóller y de exponer¬ le respetuosamente una aspiración del pueblo de Sóller, considerada de apre¬
miante necesidad.
El puerto de Sóller, está á punto de cegarse; y sus muelles y andenes son á todas luces insuficientes para el tráfico
normal.
Buques de insignificante calado, tocan el fondo muchas veces; los vapores car¬ boneros ingleses que abastecen las fábri¬ cas de Sóller, exigen un sobre-flete, por¬ que han de hacer el transporte en buques especiales de poco calado.
En méritos de lo expuesto. Suplica á V. E. el que suscribe, en
nombre del «Sindicato Agrícola Solle¬ rense», que se sirva dictar las ordenes convenientes á fin de que se proceda cuanto antes al dragado del puerto de

SOL.¡4R R

3

Sóller, y al ensanche de sus muelles y Durante el pasado mes de Junio ocu¬

andenes.
Dios guarde á V. E, muchos años.
Sóller 26 de Junio de 1910.—Por El
Sindicato Agrícola Sollerense.—El Pre¬
sidente.—Pedro Alcover.»
Por una circular recibida en esta Re¬
dacción nos enteramos de que con fecha 2 de Junio último y según escritura otor¬ gada ante el notario D. Antonio Soliveres, se ha constituido en Arecibo (Puer¬ to Rico) una sociedad agrícola que se de¬ nominará Sociedad Agrícola de Bayaney, de la cual son gerentes administradores D. Honorato Berga, D. Fernando P. Ledesma y D. Juan Pizá.
Dicha sociedad se dedicará á la siem¬
bra y cultivo de caña y otros fines. La
deseamos felices resultados.
Ha sido desiguado por el limo, señor
Obispo para sustituir al Sr. Mairnó en el
régimen de esta parroquia, con el cargo* de Ecónomo, el Rvdo. Sr. D. Sebastián Esteva y Flaquer, actualmente adscrito á la Santa Iglesia Catedral Basílica de
Palma.
Es el Sr. Esteva oriundo de la pinto¬ resca villa de A rtá, en cuyo punto na¬ ció el año 1868, siendo promovido al Presbiterado por el limo. Obispo Sr. Cer-
vera en el año 1891. No tenemos el honor de conocer al que
dentro algunas semanas regirá esta igle¬ sia parroquial; pero sí sabemos que es de un carácter afable y bondadoso y que por esto se ha conquistado el aprecio de cuantos le han tratado; de vasta ilustra¬ ción, poseyendo el grado de Licenciado en Sagrada Teología; y ha sabido desem¬ peñar con celo y prudencia exquisita,
cuantos oficios le han sido encomenda¬

rrieron en esta ciudad 14 defunciones:
7 varones y 7 hembras. En el mismo mes se registraron 12
nacimientos: 9 varones y 3 hembras.
La Cámara Oficial de Comercio de
Palma, que fué la que. organizó la excur¬
sión del Ministro de Fomento á Vallde-
mosa, Deyá y Sóller, ha enviado al se¬
ñor Alcalde de esta ciudad una muy ex¬
presiva comunicación, que nos place mu¬ cho publicar. Dice así:
«Las atenciones que dispensaron á es¬ ta Cámara el Ayuntamiento de la digna presidencia de V. S., las autoridades, personalidades y funcionarios de todo or¬
den durante la visita del señor Ministro
de Fomento y la cooperación que pres¬ taron á los organizadores, fueron tan ex¬ traordinarios que no tenemos palabras para agradecerlas.
A ellas se agrega ahora el acuerdo de la Corporación municipal de recabar pa¬ ra sí exclusivamente el obsequio del magnífico lunch dado en «La Marina» al Ministro é invitados de Palma, exce¬ diéndose en la cortesía y la correspon¬ dencia con que esa ciudad en masa co¬ rrespondió á la visita del Sr. Calbetón.
Por todo, y ya dentro de las exagera¬ ciones de amabilidad con que esa ciudad, honra de Mallorca, recoge á los foraste¬ ros, les damos gracias efusivas, y en nombre de la Cámara les dirigimos este mensaje de simpatía afectuosa y de apre¬ tada solidaridad para sus intereses, que son y serán los nuestros y más que los
nuestros.
Les rogamos que se sirvan participar al Ayuntamiento y á todos nuestro afec¬
tuoso recuerdo.
Palma 1 o Julio 1910.—La Comisión
Ejecutiva, Ricardo Roca, José Esteva

f
Heeelú n Xee r©I4glea
Nuestro particular amigo D. Guiller¬ mo Bernat y esposa, acaban de pasar por el duro trance de perder á su hijita Francisca, preciosa criatura de dos años y diez meses que era el encanto de la fa¬
milia.
Falleció en la madrugada del martes en la barriada del puerto, donde tempo¬ ralmente reside la familia Bernat, y su
cadáver fué conducido al cementerio al
anochecer del mismo día, habiendo sido
colocadas sobre el féretro hermosas coro¬ nas de flores artificiales.
Para testimoniar á los atribulados pa¬
dres su pósame desfilaron por la casa mortuoria gran número de amigos. No¬ sotros, desde estas columnas, se lo en¬ viamos también muy sentido.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 3 de Junio
La presidió el Alcalde señor Mora, y asistieron á ella los Concejales señores Solivelias, Colom (D. Miguel), Frontera, Enseñat, Morell (B. José), Magraner y Castañer (D. Francisco).
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se enteró la Corporación de una circu¬
lar del señor Gobernador Civil de esta
provincia inserta en el B. O. n.° 6769, relativa á los documentos que se han de acompañar con la rendición de las cuen¬ tas municipales.
Previa lectura de la correspondiente instancia, se concedió autorización, á D. Jaime Pons Pizá, para abrir una ven¬ tana y modificar otra de la casa número

©0000©!©
©
ü l
ü
p
m ¡I

H

¡If

1i

LA NIÑA

m

i

FRANCISCA BEBNAT Y LLINÍS

VOLÓ Air CIELO

i

el dia 5 de Julio por la madrugada Ú

á la edad de dos años y diez meses

m
ü

fcüs

p

i

Sus atribulados padres D. Guiller¬ M

mo Bernat y Oliver y D.a Francisca Llinás y Oliver, hermano, hermanas,

H
s

abuelas, tíos y tías (presentes y au¬

sentes) y demás parientes, participan

á sus amigos y conocidos tan dolo-

rosa pérdida.

dos.

Boscana, Miguel Salom, Gabriel Mu- 4 de la calle de Balitx y conducir las

Felicitamos sinceramente al Sr. Este¬
va por su nombramiento y hacemos vo¬ tos para que su estancia entre nosotros le sea agradable y de resultados prove¬
chosos.
En obras pacticadas por administra¬ ción municipal durante el mes de Junio último, ha invertido nuestro Ayunta¬
miento la cantidad de 807‘86 pesetas. Han consistido las obras de referen¬
cia en construir una acera y un trozo de pared en la calle de San Pedro; practicar una operación en la alcantarilla de la calle del Mar; otra reparación á la calle del Lavadero; cubrir una tercera parte de la acequia que conduce las aguas de
la fuente de «S’Olla» en el tramo com¬
prendido entre el puente de «Cas Jurat» y el molino de «Can Carabasseta»; lim¬ pieza pública y conservación del piso de
varias calles.

let, Gabriel Juan Ribas».
Procedente de Cette y Barcelona fon¬ deó el jueves en nuestro puerto el vapor Villa de Sóller, siendo portador de buen número de pasajeros y de variados efec¬
tos.
Dicho buque quedará despachado hoy para salir mañana domingo, por la no¬ che, para los mencionados puertos.
En carta particular que ha dirigido el Ministro de Fomento al «Sindicato Agrí¬ cola», le participa que la instancia que se le entregó á la mano, cuando su paso por Sóller, pidiendo el dragado y ensan¬ che del Puerto, se ha enviado ya á infor¬
me del Jefe de Obras Públicas de la pro¬
vincia; y que mantiene sus vivos deseos de complacernos en aquella tan justa as¬ piración de esta ciudad.

aguas sucias y pluviales de esta casa
á la alcantarilla de la citada calle.
Previa lectura de las respectivas cuen¬ tas y facturas, se acordó satisfacer: á la
Sociedad «Eléctrica Sollerense» 24’81 pe¬
setas, por la energía suministrada para
el alumbrado de la Casa Consistorial du¬
rante el mes de Mayo, y 565’23 pesetas por la suministrada para el alumbrado público, durante dicho raes; á los seño¬ res Bayer Hermanos 15 pesetas por la suscripción á la «Administración Prácti¬ ca»; a D. José Socías 1216’46 pesetas, por los jornales y materiales invertidos en varias obras realizadas por administra¬ ción municipal durante el mes de Mayo; y á D. Lorenzo Marqués 50 pesetas, por
la asistencia de la banda de música que
dirige, á las funciones de Semana Santa. A propuesta del señor Solivelias, se
acordó publicar un bando, recordando al vecindario las disposiciones de las Orde¬ nanzas Municipales, relativas al sanea¬ miento y limpieza de las viviendas, áfin

«Eléctrica Sollerense» 53‘40 pesetas, por efectos suministrados para la instalación de nuevos faroles del alumbrado público; á diferentes individuos 1L‘25 pesetas por la destrucción de animales dañinos; á D. José Mir 14 pesetas, por una pieza de papel ferropruciato. para sacar copias de planos; á D. Isidoro Lassalle2,50 pesetas, por un pesa-leche y á D. Juan Beltrán 19‘50 pesetas,"por un traje y una gorra para la guadia municipal.
No habiendo más asuntos de que tra¬
tar se levanto la seción.
* **
Sesión del día 17 de Junio 1910
La presidió el Alcalde señor Mora, y asistieron á ella los Concejales señores Solivelias, Colom (D. José), Enseñat y Morell (D. José.)

En la iglesia del Ex-conventoMaña¬ na domingo día 10.—A las seis de la tarde, se
continuará el triduo en honor de S. Buena¬
ventura, con esposición del Santísimo Sacra¬
mento
En el oratorio del Hospital.— Mañana do¬ mingo, á las siete y media de la mañana, se
continuará la seisena en honor de San Luis
Gonzaga.
En el oratorio de las Hermanas de la Cari-
dad— Lunes, día 11.—Se dará comienzo á la
novena dedicada al Fundador San Vicente de
Paul, celebrándose todos los días á las siete de la mañana y siendo cantada por los niños de las escuelas de párvulos que dirigen las
Hermanas de la Caridad.
Registro Civil
Nacimientos

De Fornaliitx

de evitar en esta época del año la intro¬ Fué leída y aprobada el acta de la se¬

durante la anterior semana

ducción y propagación de enfermedades sión anterior.

Varones 3.—Hembras 0.—Total 3.

Celebráronse en Palma el lunes de es¬
ta semana, los Juegos Florales organiza¬ dos por la Asociación de la Prensa de Baleares, resultando muy lucidos.
Resultó premiado con la «Flor natu¬ ral» el novel Mestre en Gay Saber don Lorenzo Riber Pbro. por su poesía Cant
de tardor. También obtuvo el Sr. Riber
el premio de la «Viola d'or» por su poe¬
sía Procesó humil. Los accésits de la
«Flor uatural» los obtuvieron D. Anto¬
nio M.a Peña y D. JoséMA López Picó. El premio «L’Euglantina» fué ganado
por la distinguida poetisa D.a María A. Salvá, colaboradora del Sóller, por su bella composición Espigolayes.

Sesión celebrada por él Ayuntamiento
el dia 18 de Junio
Se dió cuenta de una instancia presen¬
tada por el señor Vicario de esta Iglesia pidiendo sea deslindada una parcela de terreno que tiene la casa Vicaría que liúda con la calle de la Iglesia.
Se dió cuenta de una instancia presen¬
tada por Simón Vicens Sastre, pidiendo permiso para poner la casa n.°l de la plaza pública á la rasante de la misma.
Se acordó conceder el permiso solicitado. Habiendo observado que en el cemen¬
terio católico de esta villa existen escom¬
bros de la sepultura de propiedad de Mar¬

infecto-contagiosas.
Y no habiendo más asuntos de que tratar se levantó la sesión.
* **
Sesión del día 10 de Junio
La Presidió el Alcalde señor Mora, y
asistieron á ella los Concejales señores Colom (D. José y D. Miguel), Forteza, Magraner, Enseñat y Morell (D. José).
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se acordó concede); los siguientes per¬ misos que habian sido solicitados: á don Amador Coll Enseñat, para construir una pared de cerca, eg una fábrica de yeso que posee, lindante con el camino

Previa lectura de las respectivas cuen¬
tas se acordó satisfacer: á D. Mateo Gal¬
més, director de la banda de música
«Unión Sollerense», 77 pesetas por la asistencia de la misma á las procesiones de la Semana Santa y Corpus Christi; á D. Luis Riera, 7‘86 pesetas, por impresos suministrados para servicio de la Secre¬ taría y á D. Antonio Frau 125’88 pesetas por 96 kilogramos de algarrobas, sumi¬ nistradas para manutención de los caba¬ llos del Municipio.
El señor Presidente manifestó que cuando se celebraron este año las fies¬
tas de la Victoria, ocurrió el desgraciado accidente de todos sabido, motivado por el disparo de un castillo de fuegos arti¬

Matrimonios
Día 28.—Guillermo Vidal Rosselló, soltero, con Sebastiana M.a Tomás Sampol, soltera.
Día 2 de Julio.—Antonio Colom Ferrá, soltero, con Francisca Bernat Colom, soltera.
Defunciones
Día 27.—María Joy Pizá, de 84 años, viu¬ da, m.a 71. (Carretera de Palma).
Día 28.—Miguel Forteza Aguiló, de 53 años, casado, calle del Mar.
Día l.° de Julio.—Marcos Oliver Llinás,
de 36 años, casado, calle del Principe.
Subasta voluntarla
De una casa y corral, señalada con el nú mero 28 de la calle del Alba, en Fornalutx,

Nuestro estimado corresponsal en garita Vila y Capó se acordó pasar ofi¬ del Camp Llarch; á D. Ramón Rullán ficiales que ocasionó varios contuso? y que tendrá lugar en Sóller, el día veinte y

Palma D. José M.a Tous y Maroto, ob¬ cio á éste para que en el plazo de ocho Vicens, para construir una casa en un fué herido de gravedad D. Antonio Gui- cuatro de los corrientes, á las once, en el des¬

tuvo en dicho certamen literario dos pre¬
mios: el concedido por el Sr. Marqués de la Cenia y el de la Real Sociedad «La
Veda».
El joven literato D. Mario Verdaguer obtuvo el premio del señor Conde de Sa-
llent.
Nuestro estimado amigo D. Salvador

dias extraiga dichos escombros, dejando el piso en que se hallan colocados en es¬ tado de limpieza.
REGISTRO CIVIL FORNALUGENSE
Segundo trimestre año 1910. Nacimientos
Varones 6.—Hembras 1.—Total 7. Matrimonios

solar lindante con la calle de Santa Tere¬
sa; y á D. José Morell Castañer, para co¬ locar un toldo adosado al portal de la casa número 5 de la plaza de la Consti¬ tución, igual á los muchos ya colocados en esa citada plaza, debiendo ser coloca¬ do este toldo bajo la dirección de la Co¬ misión de Obras de este Ayuntamiento.
Diose cuenta de una solicitud promo¬

xeras y Miró. Las personas contusionadas lo fueron sin importancia ninguna, no habiendo tenido que guardar cama; pero el indicado Antonio Guixeras no se halla aún restablecido, si bien en estado
satisfactorio. En una de las últimas visi¬
tas que le ha hecho se ha convencido de la precaria situación en que se halla, porque carece de recursos para hacer

pacho-notaría de D. Pedro Alcover, con arre¬ glo al pliego de condiciones y títulos de pro¬ piedad, que obran en poder de dicho Notario.
Sóller 8 de Julio de 1910.
Se desea vender dos
una de siete años y la otra de doce. En esta imprenta darán razón.

Galmés Sanxo obtuvo el premio concedi¬
do por la Sociedad Económica de los

Ninguno.

Defunciones

GIBELLIN0 Fréres vida por D.a Antonia y D.a María Sbert frente á los gastos que le ocasiona su to¬
y Cañellas, pidiendo autorización para tal restablecimiento: por lo tanto, ya que

*

Amigos del País, con su trabajo en prosa titulado «Flors de Cart», obra que ya tenía el autor destinada para folletín del Sóller y que empezaremos muy en bre¬ ve á publicar.
A nuestro paisano el joven seminaris¬
ta D. Guillermo Ferrá Colom se le con¬
cedió el premio del Excmo. Sr. D. Anto¬

Día 9 de Abril.—Antonia Castañer
Ballester, de 74 años, casada, calle Nue¬
va n.° 11.
Día 12.—Margarira Vicens Bisbal, de 6 años, calle Mayor n.9 8
Día 12.—Paula Mayol Mayol, de 79
años, viuda, calle del Alba n.° 15.
Día 15 de Mayo.—Margarita Bus¬

cercar con verja de hierro, la sepultura
número 385 del Cementerio católico. La
Corporación enterada, acordo, pasara á
informe de la Comisión de Cementerio.
Diose cuenta de la subasta celebrada
el diá dos del actual para la construcción de los nueve primeros tramos del muro con verja de hierro, que se ha de cons¬ truir en la calle del Príncipe, para en¬

se trata de un obrero, que ha agotado sus recursos con esta enfermedad, recogien¬ do los deseos manifestados por el mismo, proponía al Ayuntamiento se sirviera
concederle una subvención de los fondos
municipales. Enterada la Corporación,
acordó satisfacer á D. Antenio Guixeras
y Miró, por esta única y sola vez. una
indemnización de 250 pesetas.

Place Marché aux Fleurs
nvnoiÑr'TFiBX-iX-.üEn^Ry
Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘ Herault en colis postaux y vagones completos.
Embalajes cómodos - Rapidez en los servicios.

nio Maura por su presentación de tres quéis Barceló, de 54 años, casada, calle sanche y embellecimiento de la misma. No habiendo más asuntos de qué tra¬

bellas poesías.

de S. Bartolomé n.o 13.

Examinando el expeliente instruido y tar s e levantó la sesión.

Sindicato Agrícola Sollerense

Otros premios fueron concedidos, que

Día 16.—Mateo Llobera Escales, de resultando haberse adjudicado provicio-

Este Sindicato, en combinación con

no detallamos por carecer de espacio.
Nuestros lectores tendrán ocasión de
poder saborear las composiciones pre¬ miadas, porque tenemos el propósito de publicarlas en los números sucesivos.
Hoy nos limitamos á enviar á los pre¬ miados, la mayoría amigos nuestros y apreciables colaboradores, uuestra más cumplida enhorabuena.

10 años, calle de Palma n.o 8. Dia 16 de Junio.—Antonia Busquets
Sastre, de 12 años, calle de San Bernar¬
do n.o 27.
Dia 22.—Catalina Puig Barceló, de 61 años, soltera, calle del Monte n3.
Día 29.—Francisca Estadas Vicens, de 84 años, viuda, calle del Estanco nú¬
mero 6.

nalmente la subasta á D. Jaime Coll y
Garriga; autor déla propocición mas ven¬ tajosa, por la cantidad de 7470 pesetas; y no haberse presentado durante los cin¬ co días siguientes á la subasta, reclamamación ninguna contra dicho acto; la Corporación acordó adjudicarla definiti¬ vamente al expresado D. Jaime Coll y Garriga, por la cantidad señalada.
Previa lectura de las respectivas cuen¬

Cultos Sagrados
En la iglesia parroquial.—Mañana, do¬
mingo, día 10.—Se celebrará solemne fiesta en honor de la Virgen del Carmen. A las nue¬ ve y media, se cantarán las horas menores y después la Misa mayor, pronunciando el pa¬ negírico el Rdo. D. Jbsé Marqués, Pbro. A la tarde después de vísperas y completas, habrá

una casa de Palma, se encarga de la ven¬ ta de albaricoques, de los socios, á pre¬
cios corrientes. Los señores socios que
tengan de dicha fruta y quieran vender¬ la, pueden entregarla al Sindicato (Isa¬ bel 2.a n.o 26), y á precios corrientes se les abonará lo que corresponda.
Sóller 22 Junio de 1910.—P. A. de la
J. de G.: el Vocal Secretario, Antonio
Rullán.

El Corresponsal.

tas y facturas, se acordó satisfacer: á la explicación del Catecismo.

SOLLER

===™» CABALLEROS Y ÑIÑOS

«

■■■■■■■■—»-

iiminmn irir.wu—

!..l ■ —■)

® ® ® ® ® Oasa fundada en 1850 ® © Denominación y marca registrada ® ® ® ® ®

Colón, nüm. 39. — Palma cío Mallorca

=— iICCION »E HOPAS CONFECCIONADAS PARA CABALLERO

AMERICANAS de alpaca negras y colores

de

CAZADORAS y GUERRERAS para el campo

(C

GUARDA POLVOS para viaje

u

CHALECOS de piqué blanco y colores

u

PANTALONES de dril crudo y colores

(C

lana, tricot, paño y armoure novedad

a

TOGAS de seda ó pañete con vueltas de terciopelo u

FRACHS de paño y casimir negro

(C

8

á 30

3 l¡2 á 12

8

á 40

4

á 12 D2

3 123 á 11

6

á 25

100

á 150

30

á 75

ptas.
u u ll u u u u

LEVITAS CRUZADAS de paño y casimir negro de 50

SACOS y SOBRETODOS de entretiempo

u

25

AMERICANAS y CHAQUÉS de lanilla, vicuña y

tricot ~

u

10

TRAJES completos de dril crudo y colores de lanilla, vicuña y tricot

u

8

u

15

de alpaca negra y colores

u

25

-

á 65
*
a 100
á 50
á 32
✓
a 80
'
*
a 60

ptas.
u
a a u cc

SECCION DE HOPAS CONFECCIONADAS PARA NIETOS

TRAJES Americana de lana, vicuña y gerga para QÍfiOS de 10 á 16 afiOS TRAJES Americana de dril crudo y colores para 11ÍÜ0S de 10 á 16 aíífn TRAJES Marinera de lana gerga vicuña y alpaca para DÍAOS de 4 á 10 TRAJES Marinera de dril, piqué y franela para flíflOS de 4 á 10 aflOS
TRAJES Blusa y otros modelos de lana dril y alpaca para
de 4 á 10 anos
chalecos piqué para díhos de 10 í 16 anos

ddee 1144

““ 6a

“

4

“

4

áá 4400 áA 11 6a
á 38 á 20

ptas. u

á 26 á6

AAMMEERRIICCAANNAASS ddee alpaca neeggrraa pliara nHiÍfDiO0S de 10 í 16 aífíiOS
GORRAS de lanilla, dril y seda, forma Alfonsina para C
GORRAS de lana y dril forma Japonesa para Caballeros
SOMBREROS de dril blanco y de imitación Panamás
SOMBREROS de paja para niños
de piqué blanco para niños

de 88
2

á 14 ptas.

a4

u

3

á5

2

á3

1 1/2 á 6
á2

■■■; ■■¡■-«ni,.,,,, = ■■■■ ■

i

-

I —1 nV s B O O X Ó 3ST ID H 3SZC EDID A

Selecto surtido de Novedades en géneros nacionales y extranjeros.—Surtido completo de gorras para caballeros y niños.—Mantas para viaje.—Impermeables.— Todos los artículos llevan los precios marcados en sus respectivas etiquetas.

0 PRECIO FIJO

VENTAS AL CONTADO *

EXPOSICION DE TODOS DÓjí ARTIGUEOS DE EA TEMPORADA «S* •*3=e$x>S*-

-=- S U C U R S A L

25 O

DE LOS

>—<

O

Almacenes

MATONS

>—<
Q

CAN JUANET

&3

CL

NOVEDADES pat^a Señora. Gasa espeeial papa ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

♦ ♦♦LflNAScSEDASc^
PAÑERÍA papa Caballepo.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES

♦♦♦ EQUIPOS DE NOVIOS
MASTAS m LAMA ♦ ♦ ♦ ♦ >-<
YUTES ♦ ALFOMBRAS ♦ RETORTS.

PUNTILLAS ♦ ENTREDOSES

Cualquier artículo que no tenga esta

SOMBRILLAS ♦ PARASOLES Sucursal, es pedido telegráficamente, O

]F.AJE^AuGKCr JAS ♦ ❖ ♦ ♦ ♦ para complacer al cliente.

>—<

♦ ♦ y otPos muchos aptíeulos ® @ PRECIO FIJO. ® © OQ >—<

DOMICILIO JEN SOLLEB:

Plaza de Antonio Maura y Calle de Sania Bárbara. O

MARÍTIMA

o

SOLLERENSE

Q

<

OQ

<

TU
O
pa
c3 i
a|

sg
a©

5
tí I

gl ■-

i

tí «*-* c/>

o

a <D O

tí ce

O

ci
£
co
QJ
co
oí
Tq

G kO
• Y—l
en
©
o
o

co oS

r-Oj 'O

rX

s

o

o

&

OJ r-rt

CQ (u

02 ce

$

G

co

Stí r-H
ce

^

Q-..: o

PQ

co
©o

o

L

1a3 s ^
-
G
,
«tí

.S. o 5^ ce
ce
J-H

*
©

W J
W h

<L> 5-h

O

"X

CL ©

ce

XJ
» T—<

Te

* r-l
u <L>
Oh
C/T
w

oo ©
o G
•H
í>

Maison MOREy Fréres EXPÉDITEURS
53, Cours Berriat, 53 — GRENOBLE (Isére) FRANGE.
IFZR/TTITS % IFíRLCIMIIETTIR/S % LIÉO-TTIMIiElS
Expédition pour la France et 1’ Etranger.—Spécialité de Pommes á Conteau par wagons, Poires, Prunes, Péches et Abricots.—Petits Oignons en Chames et en Vrac.—Cerises et Bigarreaux.—Noix de Grenoble.—Exportation Directe d’ Oranges, Citrons, Mandarines, Grenades
et Fruits Secs.
Télégrames: MOREY-GRENOBLE. Téléphone 22-36.
FONDEÉ EN 1902
Expéditions de toute sorte de fruits et de primeurs. Spécialité de péches molles, prunes reine-claude, raisin chasselas, abricots, etc. Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes
Tres lions emballages—Service cuplet de colis-postaux de 10 i pour la France et 1‘Etranger
ADRESSE: G1. GODD—Avenue de la Pepiniere (en face du Marché en gros) á Perpignan (Pyrenées Orientales).
«-35 Adresse télégraphique: COLL GROS MARCHÉ - yerpi^nan

O Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

CASA DAMIAN CANALS

„ de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y 21 „ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25 „ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id. de id. id. de id. id.

FINOS AL POR MAYOR

FUNDADA HA 1,7.
Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de París; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Internacional de Marsella.

JUAN ESTADAS CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER.—D. Guillermo Bernat, calle Expediciones de toda clase de frutos del pais, para

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la

COMERCIANTE I PROPIETARIO

Francia y el Extranjero. Especialidad en uva de mesa,

Aduana, 25.—EN QETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15. liFZIOJNAjy (Ande) procedente de las viñas Gard y /‘ Herault. Flor de

Importaciones y Exportaciones
DE
FRUTOS, LEUUMBBEN y PRIMFtJRS

LA SOLLERENSE
DE
eaiL
CERBERE y PORT-BOU (Frontera íimo-espailoia)

Chasselats dorados primera calidad en cajitas de 5
kilos marca D. C.

Rapidez y economía en todas las operaciones.

Teléfono 21.

Telegramas: Ganáis Tarascón Rhoite.

ÁRBONA FRANCISCO

Aduanas, transportes, comisión, COMISIONES, MOTACIOIS, 1IP0RTAC10NESI EXPEDICIONES.

6, Cours Julien, 6—MARSEILLE

consignación y tránsito

DAVID MARCH Hermanos

Agencia especial para el trasbordo y

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones, ba¬ nanas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia.
FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD

reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
Caballo de seis años
Se desea vender uno, tanto solo como

Boulevard du Musée, 47.—MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones y bananas. Especia¬ lidad en toda clase de frutos y primeurs. Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE

Telegramas: EAI^BONA — MARSEILLE — Teléfono 29.68

juntamente con dos carretones en buen
estado. En la Redacción de este semana¬

Rapidez v Economía en todas las operaciones.

Servicio rápido y económico en todos los servicios.

rio informarán.

SOLLER.—Imp, de «La Sinceridad»