ANO XXV.--2.“ EPOCA.--NUM 1214
ANO XXV.--2.“ EPOCA.--NUM 1214
r
Q O O v\_ ^T1

J TI

SÁBADO 2 DE JULIO DE 1910
J 11 hj,"iRli

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona.

REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Editorial

instancia, sino también de las pala¬
bras alentadoras del Ministro al Al¬

EL DRAGADO DEL PUERTO
Cuando se tiene razón y se pide bien, se obtiene lo que se pide. Es¬ ta ha sido siempre nuestra divisa, y á ella adaptamos la norma de
conducta en todos los asuntos á que
nos obliga nuestra posición y nues¬
tro deber.

calde Sr. Mora; y muy dispuestos á secundar los altos propósitos de la Marítima y del Sindicato.
Adelante pues, y sigamos con la divisa: Cuando se tiene razón y se pide bien, se obtiene lo que se pide.
Sección Literaria

La necesidad del dragado del

LA LISTA

puerto de Sóller, y hasta el ensan¬

che de sus muelles y andenes, es Mercedes; durante su estancia en el

de tal importancia y de interés tan, colegio, y después también, llevaba con inmediato que salta á la vista de todo esmero una lista, á la que concedía cualquiera que sepa que el Villa de excesivo valor.

Sóller, ¿i pesar de su poco calado, toca al fondo, en todas sus entra¬
das, al atracar; y que los vapores carboneros ingleses que surten las fábricas de Sóller, exigen siempre un sobre-flete, porque se ven obli¬ gados á utilizar, para el servicio de Sóller, buques de poco calado, por demás escasos y pequeños, y nada á propósito para travesías de
esta índole.
Si no se atendiera pronto al re¬ medio, llegaría á cegarse en abso¬ luto el puerto, haciendo imposible

Lista donde apuntaba las amigas que tenía, una especie de prólogo de la mun¬ dana «Lista de visitas»; y según se con¬ dujesen con ella sus condiscípulas, es decir, mejor ó peor á su juicio, que di¬ cho sea de paso era juicio á medias, las colocaba en primer ó en último término.
Como Mercedes era impresionable, quisquillosa y altiva, no daba paz á la mano, barajando nombres de infelices amiguitas; y éstas, ya se sabe, subían y bajaban de un extremo á otro del papel á merced del capricho de aquélla.
Mercedes tenía cierto ascendiente so¬

todo tráfico, y convirtiéndose en bre casi todas. Era animada, simpática;

charca, lo que hasta hace poco ha¬ no era tonta, pero... ¡era tan linajuda bía sido emporio de nuestra rique¬ como vanidosa, tan frívola como adine¬

za, y elemento importantísimo del rada!

movimiento comercial del valle.

Tenía la monomanía de las listas. Sus

Penetrados de esta necesidad y compañeras, en son de broma, la llama¬
de esta importancia capitales, to¬ ban el listín.

maron la iniciativa del asunto la

Hasta de sus pecados hacía lista... Y

Marítima Sóllercuse y el Sindicato Agrí¬ en vez de hallar la confesión la leía, cos¬

cola, con el propósito de emprender la campaña conveniente á obtener
del Gobierno la protección adecua¬
da. Y cuando se tenía hecha la

tumbres que algunas mujeres tienen. Andando el tiempo, llegó el día de
cambiar el colegio por el mundo; las «mayores» salieron de aquel para entrar

convocatoria de todos los elementos en éste.

directrices de Sóller, sobrevino la Siguieron siendo amigas, visitándose;

circunstancia feliz de su viaje á Mercedes empezó yendo á verlas alguna

Sóller del Ministro de Fomento, á que otra vez; después se limitó á que

quién, y por indicación del propio fueran ellas á su casa, pero advirtiéndo¬

Ministro, se le presentó por el Al¬ les que se lo avisaran antes; y por esto,

calde de Sóller una instancia, sus¬ cuando «las del colegio» iban, no se en¬

crita por el Sindicato, en súplica contraban nunca con «las del gran mun¬

del dragado y ensanche del puerto do», con las «elegantes». Para las del

de Sóller.

colegio, que eran modestas, ni afecto ni

De modo, que á la reunión del visiteo.

Sindicato, tenida á las seis de la
tarde del domingo, nutrida y se¬
lecta, por cierto, puesto que asis¬ tieron más de cien personas, de lo más granado de Sóller, hubo nece¬ sidad de variarles algo la tesis, toda vez que por la circunstancia indicada, del viaje ministerial, se había dado ya aquel primer paso,

Estas muchachas sin doblez, formales, alegres, afectuosas é invariables, le pre¬ guntaron en una ocasión:
—¿Sigues haciendo aquellas listas...? —Sigo. —¿Estamos nosotras en la de las ami¬ gas?—preguntó sonriente la más avis¬ pada. —¡Ya lo creo!—contestó con frialdad

para hilvanar el asunto. La con¬ Mercedes.
currencia se mostró, no solamente —¿A que no nos la enseñas?—insistió
satisfecha de la presentación de la la otra.

-¿No te basta mi palabra? -¡No! Mercedes entonces, enfadada, biliosa y queriendo vengarse, entregó una lista. —Aquí están mis visitas, mis amistade—dijo secamente. ¡No había allí una sola compañera de colegio! Las pobrecillas, ofendidas, disponían¬
se á salir de esa casa decididas á no vol¬
ver á pisarla, cuando acertó á entrar en el gabinete la madre de Mercedes, seño¬ ra dignísima, distinguida de su hija, á la que cometió el error de mimar dema¬ siado; bien le pesaba esto, pues el carác¬ ter de aquella la tenía muy disgustada.
Enteróse de lo sucedido, y con tanta
bondad como entereza ordenó á Merce¬
des que le entregara la lista de los 'peca¬
dos... —Nadie tiene derecho á leerla, como
no sea mi confesor—dijo Mercedes muy enojada.
—No voy á leerlos; voy á agregar uno que considero imperdonable—dijo seve¬
ramente la madre.
Y en presencia de todas las jóvenes es¬
cribió:
Una grave falta: ser ingrata con las hienas amigas de la infancia.
Pasaron años, y con éstos los días, prósperos, que suelen ser los que más pronto pasan.
La familia de Mercedes se arruinó, y
como los males no llegan solos, esta úl¬
tima enfermó de cuidado. Era inútil dar orden de que no se re¬
cibía; apenas iba gente á la ya modesta casa; pero hubo lista en el portal. Lista que no quedaba en blanco, no...
Se apuntaban en ella, todos los días las antiguas compañeras de colegio.
Mercedes se puso buena, y se curó
también de hacer más listas... Llevó en el corazón el nombre de las consecuentes
amigas, y no volvió á llevar el peso de la ingratitud.
Este pecado, al desaparecer, no se mar¬ chó solo; le acompañaron otros pecados: la vanidad y la altivez, que huyeron
con él.
Y Dios entonces bendijo la Lista de la adversidad, que es la que mejor enseña al que no quiere saber lo que es bueno...
S. N. T.
ESTANCIA S
(DE MUSSET)
Me agrada ver en la vega Junto al río que la riega,
O en el borde del camino Destacarse en mi paseo
Cual trofeo, Las cuatro aspas de un molino.
¡Y me agrada en el misterio
De un austero monasterio

Junto al castillo feudal, Ver á la postrera luz
Una cruz
Y una pila bautismal!
Vosotras, hijas extrañas De las más viejas montañas, Ruinas de iglesias sombrías, Monumentos que arrebatan
Y retratan
Mil triztezas y alegrías;
Si el tiempo os ha respetado, Y el rayo no ha derrumbado Vuestras naves macilentas, ¿De qué montes atrevidos,
Hoy perdidos,
Sois las blancas osamentas?
Agrádame en las alturas
Ver esas torres oscuras
De los relámpagos nidos, Las escaleras de piedra,
Con la yedra Entre sus piés carcomidos,
Que revolvienro en lo oscuro, Y apoyándose en el muro Junto á las ferradas rejas, Forman el eco perdido
Del balido
Que le envían las ovejas.
Cuando el viento gime airado Por el campo desolado Y saquea la montaña, Que con el otoño pierde
Aquel verde Con que el estío le baña,
¡Qué grato es en la espesura Que se extremece y murmura,
Ver allá en el infinito Las torres de la sombría
Abadía, Como árboles de granito!
Ver en la austera fachada
De un convento, iluminada Del sol por los resplandores, Aquel rosetón calado,
Purpurado Por los rayos tembladores.
Ver en los nichos oscuros
Del pórtico y de los muros Los semblantes expresivos De los santos que allí moran,
Y que imploran El perdón para los vivos.
Jaime Martí-Miquel.
Actualidades
La lucha religiosa
Mensaje-protesta del Episcopado
El documento que el Episcopado espa¬ ñol ha dirigido al jefe del Gobierno pro¬
testando de las Reales órdenes relativas
á las Asociaciones religiosas y á los signos exteriores de los cultos, dice así:
«Excelentísimo señor:
Respetuoso siempre el Episcopado con las autoridades constituidas, amante de la paz de los espíritus, promovedor y fir-

me defensa de la tranquilidad pública, enemigo de inmiscuirse en el régimen
civil del Estado ni de ocasionar dificul¬
tad alguna á los Gobiernos, no cree fal¬ tar á su tradición y á sus deberes elevan¬ do hoy hasta el Ministerio presidido por V. E. la más enérgica de las protes¬ tas; antes al contrario, callando en estas circunstancias, su silencio equivaldría á la complicidad y podría conceptuarse q ue so abandonaba la obligación ineludible de defender los intereses de la Religión y mostrar á todos los fieles los peligros de la fe y la manera de superarlos.
Las disposiciones últimas llevadas á la Qaceta acerca de las Ordenes religiosas y de la libertad de cultos han producido impresión dolorosísima y gran alarma en el pueblo católico, no tanto por su contenido como por su significado, pues su manifiesta inoportunidad y la falta de causa suficiente que las determine ha¬ cen á muchos temer que sean el princi¬ pio de una serie, la señal de una orien¬ tación, la expresión de una voluntad muy poco favorable á la Iglesia cató¬
lica.
No se explica que cuando hay nego¬ ciaciones diplomáticas acerca de las Con¬ gregaciones regulares, una de las partes afirme que el número de conventos es excesivo y anuncie un proyecto de ley
reformando la del 30 de Junio de 1887 y
prohibiendo el establecimiento de tales
Asociaciones sin autorización de la po¬
testad temporal.
No se comprende por nadie la razón de ocuparse y preocuparse tanto en dis¬
minuir el número de Casas de oración y
de estudio, mientras nada eficaz se hace
para que sean menos las casas de corrup¬ ción y las escuelas de ateísmo, y los cen¬ tros de propaganda antimilitarista y an¬ tipatriótica, y los periódicos que, con no¬ toria infracción de las leyes, socavan y
minan los cimientos de la familia, de la
propiedad y del orden. Cuando la Nación se halla en un estado de decadencia, de postración y de próxima ruina que no debemos expresar, porque nadie goza en exponer las tristezas y las desgracias de su madre, es inconcebible que se quiera
buscar el remedio ó evitar la catástrofe
regulando la vida de los ciudadanos que, en uso legítimo del derecho de asociación, se juntan para realizar el fin religioso, el más importante de la vida humana.
Y mientras así se quebranta el Con¬ cordato, pretendiendo establecer un ré¬ gimen de excepción contra las Ordenes religiosas con la disminución de sus Co¬
munidades, se viola también este solem¬
nísimo pacto internacional en favor de los cultos falsos, y se falta á la Constitu¬ ción, con virtiendo la tolerancia en liber¬
tad, autorizando manifestaciones que
ella categórica y taxativamente prohíbe, y dando al art. 11 una interpretación y

FOLLETÍN (2)\_ \_
CUANDO 1 HOMBRECILLO QUIERE...
invierno, pues que ya este año es dema¬ siado tarde para hacer este gasto. Esta¬
mos en febrero, el invierno está casi pa¬
sado, y además, dijo bajando la voz, ¡es
tan cara!... IV
De la precedente conversación había Gastón retenido lo siguiente: su madre tenía necesidad de un abrigo para pre¬ servarse del frío, y el Gastón, le haría este regalo. ¡Pero esta prenda debía ser tan cara! ¿Cómo encontrar el dinero?
Y á menudo, muy á menudo, en su cerebro se presentaba el mismo poblema, que no se resolvía jamás.
V
Una mañana iba el muchacho al liceo, cuando, de improviso, un hombrecito, alto como un zapato y todo vestido de blanco, surgió á su lado.
Gastón era buen muchacho: miró fija¬ mente al desconocido y le preguntó:
—¿Qué quieres?

—Me has llamado en tu ayuda y héme aquí.
—Yo no he llamado á nadie. Y ante
todo, ¿como te llamas tú.
—Te diré mi nombre más tarde, res¬
pondió el hombrecillo. ¿Tú quieres hacer un regalo á tu madre?
—¿Quién te lo ha dicho? —Poco importa esto. Voy á facilitarte los medios para ser rico.
—Di pronto. —Tienes mucha prisa, amiguito mío.
—Si nada quieres decirme, vete, dijo Gastón volviéndole la espalda.
—Ta, ta, ta, El señor quiere estar ser¬ vido con prontitud. En fin, tú me places y quiero ayudarte, continuó el hombre¬ cito. ¿A qué hora partes tú por la ma¬
ñana? —A las ocho.
—¿A qué hora regresas por la tarde?
—A las cinco.
—¿Recorres el camino á pié? —No, monto en el tranvía: papá me dá treinta céntimos cada día y diez más para la merienda. ¿Pero áqué viene todo
eso? añadió Gastón.
—Paciencia; voy á explicártelo. —Date prisa, pues. —Ya llego. Y el hombrecillo agregó con resolu¬
ción:

—Parte más temprano, no montes en el tranvía, regresa más tarde, sírvete de tus piernas, come el pan seco para la merienda. Total: treinta y cinco cénti¬ mos diarios de economía, ó sea ocho
francos setenta y cinco céntimos al mes. Gastón abrió los ojos; empezaba á
comprender... —Y en seis meses cincuenta y dos
francos cincuenta céntimos! exclamó el
muchacho, que había hecho el cálculo mentalmente. ¡Es maravilloso!
—Tu no vas al liceo durante las vaca¬
ciones, rectificó el nuevo amigo de Gas¬ tón; pongamos cuatro meses de clase solamente. No alcanzará más queátreinta y cinco francos tu tesoro.
—¡Que hermoso abrigo podré comprar á mamá con esta suma! dijo el mucha¬
chito radiante.
—Pero no olvides que para ganar este dinero te será preciso recorrer el camino á pié, tanto si llueve como si hace vien¬ to, y que además en la merienda has de comer el pan seco. ¿Tendrás valor?
—Lo tendré, respondió Gastón. —¡Bien! Eres un buen muchacho; yo volveré á verte, le dijo su nuevo amigo. Y desapareció.
VI
Desde el día siguiente Gastón anunció

á sus padres que se veía obligado á par¬
tir en adelante media hora más tempra¬
no y que llegaría media hora más tarde: los padres no hicieron objeción alguna, sino que se alegraron del celo de su hijo.
Durante cuatro meses el muchacho
cumplió su promesa; el trayecto que re¬ corría á pié, regularmente, le fortaleció y su salud había mejorado; para meren¬ dar comía el pan seco, pero con buen apetito y no envidiaba á sus compañeros que compraban golosinas.
Por la noche, una vez en su dormito¬
rio. sacaba de un cajón una cajitay muy
contento metía dentro las monedas, cuyo
número aumentaba todos los días; de
tanto en cuanto tenía necesidad de cam¬
biarlas por piezas de plata porque la caja era insuficiente para contener las
de cobre.
Al llegar á las vacaciones el tesoro estaba completo. La distribución de premios tuvo lugar: Gastón alcanzó al¬ gunos, y su padrino, en estremo satisfe¬ cho por la distinción dióle una hermosa pieza de cinco francos.
—¿Qué vas á hacer con este dinero? le preguntó su padre.
—Es mi secreto, papá, respondió el ni¬ ño. ¿Me permite que lo guarde algún tiempo todavía?

—Sí hijo mío, porque tengo confianza en tí y estoy seguro de que no has de malgastar ese don con qué tu padrino ha querido premiar tu aplicación y buen comportamiento.
YII
Gastón poseía cuarenta francos; ¡se
creía soñar!
Era no obstante á su amigo, al hom¬ brecillo, á quien debía el ser dueño de esta suma. ¡Pero, vaya un amigo raá3 singular!
Llegó por fin la hora de la vuelta á clase, hora triste de ordinario para los muchachos y sobre todo para los pere¬
zosos. Pero Gastón no era perezoso, pues
que la entrada en clase es á principios de octubre y él esperaba con impacien¬ cia que llegase este mes.
¡Y que no estaba poco contento el
muchacho!
Pensaba en la fecha del 15 octubre, en la fiesta de su madre, en el modo como
lo haría para comprar su regalo, en la en la alegría de sus padres, y su ima¬ ginación volaba, volaba!
VIII
Una mañana, Gastón Lasnier pidió
hablar al señor Provisor.

2

SOLLER

alcance que pugna con su texto y con su «

| espíritu, expresado en las discusiones ■■■■

parlamentarias y en las columnas de la Gaceta por sus mismos autores.
Las religiones disidentes tenían todo
linaje de facilidades para ejercer el proselitismo; sus templos eran bien conoci¬ dos y abiertos estaban al público. El per¬ mitir que se pongan en su exterior le¬

■ana INIIB
■ aaa ■ ana nnne
sana Bllll uuaa ■ni ■asa ■■ai aaaa ■aaa nasa nasa ■ BBB ■ BHH BBBB
Raaa aana ■ BBB
BHRbGdBb

treros, emblemas y demás manifestacio¬

nes que la Constitución no permite, más

SEaBBBÍBBKBBaaBBaSiEBaBBBBBBBBBBBBBSSBBBifeBSilBtiSSdaGiaaBl a¡K»« HPiimaaa* hubh BBaa *aaa iímbb ataBstaRisa cuaca ana* a?»uss*E»Bd ■ cBUlBSDBfHIHBHÜD&BBÜBNSIiiSBeBIBISaCCIUBaaaiSaiSlIBBESSRBMHMi 933101 SBBaBBBVBBBBBSIlBBaBBnfl!BBBBBBBRHBSVEBBB!lWB3ilBMBS¿3B8B5CBIfB8&l
(Sana BBRSBaBBBMBMB SBBII BBBB inaaMEaS flEBa BEMS SBBBBBBBIBBB ■ O a ■ ISACH BESMBSKffiB lllBBlHBBBSIBaaBiBMBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB ■■■■BBBBBBBB BBBB BBBB BBBB BBBBBBBB BBBB laaaa asan sasBaanBi bbb ■■■■■ana man íiibixcsb bbbbbbbbbbbbbsbbmbbb Bisca ¡v usa 3B3 ■ s afli bb ■ sua isa b ■ is zana e ■■■■■■■■■■■■■&■■■■□&«■ ■■■■£■■■ «■■■&■■■■■■■■■■■ ■■■■■■■■■■■■■■■■ SOIIB BBBB BBBB BBBB BBBBBBBB BBBB aBB9 SBBaEBBB BBBB BBBB BBBB BBBB IBÜ1B 3 SBB 3 B UPS BE 3 ■■■BBBB BBBB BUS BBBB 91) BBK1BB BBBB BBBB BBBBBBBB BBBBBBBB BBBBBBBB BBBB BBBB BBBB BBBBBBBB BBBB| latlBB BBBB ■■■■■(!■■ BBD B BBBB BBBB BE CBdBBB BBBB BBBB BBdBUB&B BBB Unan M aSBB SOGBCBrSBaBBiflBBSBBB BBBBBBBB BBBBBBBB ■■■■■■■■ BBBBBBBB ■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■■ ni

SSSS

■ BBB

BBBB

Sanjuán D. Damián Pastor

■BBB

SSSS

BBBB

BBBB

■BBB

FALLECIÓ EN LA CIUDAD DE PALMA

■ BBB

■■■■

ssss

que un beneficio concedido á la escasísi¬ ■ana

■BBB

ma, á la insignificante minoría de los

■ BBB
ssss

■ BBB

que profesan religión distinta de la del

BBBB ■ BBB

■asa

■BBB

Estado, parece á algunos una humilla¬

■BBB ■ BBB

ción inferida á la casi totalidad del pue¬

SSSS
■naa BBBB

■ ■■■

blo español en lo que le es más intimo y

■BBB ■BBB

más caro, como es el sentimiento reli¬

gioso.

■ BBB BBBB ■BBB

Nosotros, que estamos en contacto in¬

:sb
BBBB »>■

BU

mediato con el pueblo, con el pueblo que

■ ■■i
■ BBB

■BBB

trabaja y paga, que da al Estado el su¬

BBBB
SSSS

aoaa

dor de su frente y la sangre de sus hijos,

ana» BBBB «UBI

illBB

podemos conocer como pocos el «público

BBBB nana

■ana

anhelo», las verdaderas y genuinas as¬

■ BBB BBBB
SS|

piraciones de la Nación. La verdadera sí:

opinión pública demanda la resolución

de múltiples cuestiones que afectan á la

prosperidad y decoro nacional, y, en

EL DIA 2*7 ¿TXJlSriO 1910

BBBB

!■■■■

BBBB

■ BBB

■BBB ■ BBB BBBB

Después de recibir los Santos Sacramentos y la Bendición Apostólica

BBBB

ssss

sana

BBBB BBBB

ssss

—(Q. E. P. D.)

|

■ ■■■

■ BBB

Su esposa (ausente), su madre, hermana, sobrinos, primos y jjjj
demás parientes, al participar á sus amigos y conocidos tan sen- jjjj
sible pérdida les suplican se sirvan tenerlo presente en sus ora¬

BBBB BBBB

ciones, por lo que recibirán especial favor.

p

ncBtn

acan BBBB

s¡„

■■■■

■■■a

■BBB

■BBB ■ BBB BBBB

El Excmo. é limo. Sr. Obispo de esta Diócesis se ha dignado conceder 50 días de :[£2

SSSS
■BBB

indulgencia por cada misa, comunión ó parte de Rosario que se ofrezca en sufragio de

«[[■

SSSS su alma.

■BBB

■BBB

■■■■

■■■BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

SBBBBBBBBBBB

BBBB

BBBBSBBB

BBBB

SíaSB

BBBB

liiBaB

BBBB

89B3BB

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

ZBBBBBBBBBBBBBBB

BBBBBBBB

BBBB z

■■■■■■■■■■■■

BBBB

BBBB

BBBB

IIIIIHII BBBB BBBB BBBB

■BBBBBBBBBBBBBBBBBBBB

primer término, el abaratamiento de las subsistencias para que la situación del trabajador deje de ser tan precaria y an¬

BBBB naca BBBB
j—BBBBBBBBBBBBBBBBBBBaijBBBBIBMBBIIBIIBIIBIBMBM BBIBMBBIIBIIBliBBHIBEBiBlBBBKBBBR BaRBBRBHBMXBBBlBiiBaHBBfBllaBBBPBIM aBIBNBU BBiH liBIHlBBIBIBBBIaIIBIBBBBBB BBBBB BBfiBHaB BBllBUBB BBDBBBBBBNBBllBlBBIBBaBDnIBKBIBHBB BBBBBBBBBIBBBRBBBBBBB BBBBBBBIBBBBIBBBBBBBIBMMnMMIIIIII paNRBIiBIM»lBHBBIIBMBIIBafBlalBBBBBBBlBBBIBBBllBBBRBMHBIBBBBBBBRBBIIBBBIli»HIBIBHBBBUHIBHBIiiBDa»BflBlHBafM llfalBBB9BlNaBlU aiÍBBBISBtDIHHHBQHtallBlRBBllBIBB»BBl(BaMBBfM lHBIBIRBfBlBM BBMBBMiBM BBMBBMiBMBiÜBBMBÍBHBBIMBBIM BBIBüBMBM BBMBBi BBBBBBBBBBBfiBBBBBBBBBBB KBBERBBBBBIBRlBia BBB nBBHffi BBB BBBBM nHB|M B BaBBiaB BilB|M BB IH|EM 3RiM nnBM )lflR|BM BBB B BMBBHK)M CSM HBM BMH i(BfM íM9M t&BM B9H BBM HBH R!BHHM BBaBilBM I!Bann«BBIB BflIBIBIIB SI3M IBB 9BIBIBIIBIMIIIIIIiaBIBIBUIIUaiBBIIHIIBBIBBIBBIBBBBRIBIIIBIII

gustiosa é insostenible; no se preocupa de la cuestión religiosa, que, por lo mis¬ mo que no existe, no se ha resuelto ni se puede resolver, pues no tiene otra vi¬ da que la que le dan los periódicos cuan¬ do no tienen de qué hablar.
El pueblo quiere paz y pan; ahito de libertades, sufre hambre, que no se ali¬ via con mayor ó menor dosis de anticle¬ ricalismo. Sería tristísino por demás que cuando con su pacífico trabajo princi¬ piaba á restañar las heridas de la Patria y abrir fuentes fecundas de progreso y de gloria y de esperanza, se fomentase en su seno la discordia, y en los campos regados con su sudor se sembrasen gér¬ menes mortíferos, cuyo desarrollo puede esterilizar las energías nacionales y aho¬ gar en flor la ilusión risueña de que ha¬ bían terminado para siempre nuestras
disenciones fratricidas.
Por amor á la patria, á la que no du¬
damos desea el Gobierno ser útil con to¬
dos sus actos, nos permitimos rogarle, con tanto respeto como encarecimien¬ to, que tenga en cuenta la voluntad na¬ cional, ya enérgicamente manifestada cuando se presentó al Parlamento el pro¬ yecto de ley de Asociaciones, y no la pos¬ ponga al capricho de una minoría que con nada se satisface y más se envalen¬ tonará y exigirá cuanto más se transija y más se le conceda.
Ante la consideración de que hemos de comparecer en el juicio de Dios y en el Tribunal de la Historia, nos hemos creído obligados á llevar hasta Y. E. el eco de la verdadera opinión, déla que no
se forma artificiosamente con recortes
de papel, y de su acendrado patriotismo y claro talento esperamos que nada ha¬

haber designado á uno de sus miembros para realizar la solemne inauguración
del Certamen.
D. José Esteva, Secretario de la Cᬠmara, leyó después una bien razonada memoria y después el Sr. Calbetón pro¬ nunció un hermoso discurso que fué muy celebrado por todos los presentes.
Ponderó la hospitalidad de nuestra tierra y dedicó un caluroso elogio á don Antonio Maura, de quien, dijo le separa¬ ban los ideales políticos, pero á quien le unía una antigua y franca amistad, y en quien reconocía un insigne é integérrimo patricio.
Habló después de la Exposición, feli¬ citando á todos por el gallardo esfuerzo
realizado.
Cantó un himno al trabajo, ley im¬ puesta por Dios al hombre para el cum¬ plimiento de sus fines.
Terminó manifestando que conserva¬
ría perdurable recuerdo de su visita á esta isla donde tantos agasajos había re¬
cibido.
Inaugurada la Exposición, el Ministro, acompañado de todos los concurrentes al acto, recorrió los dos edificios de la
Exposición examinando las diversas ins¬
talaciones.
Al pasar la pasarela la comitiva ofi¬ cial, el aspecto que ofrecía el nuevo pa¬ seo de Sagrera era verdaderamente so¬ berbio, una multitud inmensa que se ex¬ tendía hasta la explanada del Muelle, se apretujaba en él, deseosa de presenciar los primeros festejos.
Desde la Exposición trasladóse el Mi¬ nistro á la Capitanía General y desde allí al Ayuntamiento, donde fué obsequiado con un banquete.
Al volver á la Exposición, á las nueve de la noche, para embarcar desde allí, ofrecía aquel recinto un aspecto anima¬ dísimo: parecía haberse uno trasladado de repente, á una de estas grandes urbes donde la plétora de vida se traduce en
sus más variadas manifestaciones. Una
concurrencia selectísima en animados

Anoche tuvo lugar la Cabalgata Ale¬ górica organizada por el Fomento del Tu¬ rismo con la cooperación del elemento civil y militar y de las importantes socie¬ dades La Veda, Círculo Mallorquín, Ve¬ loz Sport Balear y Unión Industrial, cada una de las cuales presentó una artística
carroza.
De ella me propongo, Dios mediante, hablar en la próxima crónica.
José M.a Tous y Maroto.
Palma l.° Julio 1910.
Crónica Local
Conforme estaba anunciado, el domin¬ go último realizó su viaje á Sóller el Ex¬ celentísimo Sr. D. Fermín Calbetón, Mi¬ nistro de Fomento, invitado por la Cá¬
mara de Comercio de Palma.
Salió de Palma á las ocho y media de la mañana y le acompañaban el Director General de Agricultura D. Tesifonte Gallego y buen número de personas dis¬ tinguidas de la capital, ocupando los ex¬
cursionistas catorce automóviles.
En Valldemosa y Deyá se dispensó al
Ministro un afectuoso recibimiento, que no uos detenemos, muy á pesar nuestro, á detallar porque carecemos hoy de es¬ pacio.
A la hora señalada llegó á Sóller el se¬ ñor Ministro, deteniéndose los automóvi¬
les en el «Pont d’en Barona». Dieron la bienvenida al Sr. Calbetón el Alcalde
Sr. Mora, el teniente de Alcalde señor

ella pudo deducir y lo celebró vivamente la importancia y vitalidad de la ciudad
de Sóller.
Aprovechando la estancia del Ministro en la Casa Consistorial, el señor Alcalde hízole entrega de la exposición del Sin¬ dicato, en la cual se pide el dragado del puerto y ensanche de sus muelles y an¬
denes.
Terminada la recepción bajaron los
visitantes del salón de la casa de la vi¬
lla. El Ministro, desde el portal de la misma vitoreó al pueblo de Sóller, siendo
contestado frenéticamente por un nu¬
meroso público. El Sr. Solivellas pronun¬ ció un ¡Viva el Sr. Calbetónl y fué igualmente contestado entusiastamente por el pueblo.
La comitiva, en los mismos automóvi¬ les se dirigió al hotel «La Marina», en donde el Ayuntamiento de Sóller quiso obsequiar al Ministro de la Corona con un exquisito lunch. Fué este preparado magníficamente y como él sabe hacerlo por el dueño del citado establecimiento Sr. Vidal, y servido con arreglo al si¬ guiente orden:
Fiambres. — Capón trouffe. Jamón en dulce. — Emparedados de Bolonia.
Mortadela. — Sanwichs.
G-ateau de almendra. — Pasticería variada.
Jalea de guayaba y de naranjas.
Helados de limón.
Mantecados. — Fresa. — Naranja.
VINOS
Champagne Moet et Chandeau. Vino de Jerez del Marqué» de Mina y de la
Sra. Viuda de Torres. Licores. — Frutas.
Naranjas de Sóller y Fornaluig.
Los invitados eran en crecido número, ocupando distintos comedores del hotel.

^Manifestó que consideraba compensa¬ dísimas en aquel momento las penalida¬ des inherentes á la Exposición.
Dijo que, á pesar de la rapidez de su viaje, el Sr. Calbetón, con su talento, ha¬ bría podido ver las necesidades de Malorca, lo cual seguramente se traducirá, con el tiempo, en algún acto beneficioso
oara esta isla.
El Ministro de Fomento se levantó pa¬
ra hablar, poniéndose de pie todos los
comensales.
Os confieso—dijo—que nunca he usa¬
do de la palabra con tanto gusto como ahora, porque aquí, entre vosotros, me
siento como entre hermanos/y ello háceme hablar con espontaneidad; todo lo que os diga no será artificioso: lo siento en el alma, y por si solo brota de los
abios.
Ante todo—añadió—debo agradecer as manifestaciones de afecto que me ha¬ béis tributado, y debo hacerlo mayormen¬
te porque son, como aquí se ha dicho
desinteresadas.
En un sentido párrafo alabó nuestra isla. Aquí—dijo—he visto lo que no he presenciado en ningún otro punto: un pueblo que trabaja con afán y que sabe desarrollarse y engrandecerse por si soo. Aquí casi el Estado podría decir que no puede hacer nada, porque todo lo en¬ cuentra ya hecho. A pesar de esto—aña¬
dió—el Estado, que ha de ser interven¬ cionista, no para poner su mano sobre el pueblo, sino para ayudarle, no puede me¬ nos de cumplir sn misión,
Manifestó que la impresión que se lle¬ vaba de Mallorca era gratísima é imbo¬ rrable. Hasta cuando mi alma—dijo -se haya desprendido del cuerpo para dar cuenta de sus actos al Altísimo, hasta después de esta vida terrena, dedicaré yo un recuerdo á Mallorca (Aplausos).
Dijo que, á pesar de la rapidez del via¬ je, ha podido ver que Mallorca necesita algo: ese algo que toda parte de una co¬
lectividad necesita de la misma. Las ne¬
cesidades que aquí he visto son modestas, y por eso pueden ser atendidas. Dos son: la primera, el dragado del puerto de Só¬ ller, y la segunda el pronto remedio de la plaga del poy roig que ataca los na¬ ranjales de este valle. Respecto al dra¬ gado el Ingeniero jefe de la provincia me ha manifestado que es fácil su reali¬ zación, y esta necesidad será atendida. En cuanto á la mentada plaga, las expe¬ riencias hechas en el extranjero, sobre todo en California, han demostrado que el sistema más eficaz para combatirla es el empleo del ácido cianhídrico, y si las experiencias que en España se practican
ahora dan el resultado que se espera, se
comisionará á algún ingeniero agrónomo para que los aplique á lo naranjales de
Sóller.
Dedicó después galantes frases de elo¬
gio á la mujer sollerense, cuya hermosa alma se refleja en su parte física de helé¬ nica perfección.
El Ministro terminó su discurso su¬

rá para mantener el estado de alarma, corrillos bajo el pintoresco umbráculo, Solívellas y le invitaron á que fuera á- A la misma mesa que el Ministro se sen¬ plicando al Alcalde de Sóller que hiciera

de recelos, de inquietud y de sobresalto que se ha apoderado de muchos espíri¬ tus, sobrecogidos por el temor de que el Gobierno quiera caminar por unos sen¬

comentaba el éxito de la Exposición; por doquiera derroche de luz, de vida y mo¬ vimiento, contrastando con la poética calma del mar espejeado en el que pro¬ yecta su silueta blanca y sus luces el nue¬

visitar nuestro hermoso puerto, invita¬ ción que fué aceptada. Subieron dichos señores al automóvil del Ministro y este, el Director de Agricultura y parte de

taron la Sra. Viuda de Sanz Selma de
Valencia; el Alcalde de Sóller, Sr. Mora; el Director general de Obras públicas, Sr. Gallego; el capitán general, señor

pública su admiración por este hermoso y potente pueblo.
Después de acallados los nutridos aplausos que se tributaron al Ministio,

deros á cuyo fin se encuentran abismos vo edificio de la Exposición.

los acompañantes se trasladaron á la ba¬ Ortega; el Gobernador civil interino, se¬ el Capitán General de Baleares señor

en que ningún patriota puede poner la vista sin que á sus ojos salten las lᬠgrimas.
Dios guarde á V. E. muchos años.— Toledo,21 de Junio de 1910.—Sígnenlas

* **
La fiesta de la Aviación logró desper¬ tar aquí un verdadero interés, que se tra¬ dujo en hechos en la tarde del pasado
miércoles.

rriada marítima, donde fueron recibidos por el Notario D. Pedro Alcover y el Di¬
rector de la «Marítima Sollerense» don
Lorenzo Roses.
Detúvose la comitiva algún rato en la

ñor Pascual; el presidente de la Cámara de Comercio de Palma, Sr. Roca; el se¬ cretario de la misma, Sr. Esteva; el in¬ geniero agrónomo D. Isidoro Aguiló; D. Pedro Alcover, Notario; el diputado á

Ortega pronunció breves frases, en las que hizo constar que el elemento militar vé con gusto la prosperidad de los
pueblos.
El Director de la Isleña Marítima,

firmas.

Trenes, automóviles, coches, todo re¬ Sanidad Marítima, en donde dispensó ca¬ Cortes D. Juan Valenznela; el Presiden¬ señor Simó, manifestó su satisfacción por

Ecos regionales

sultaba insuficiente para trasladar al Hi¬ pódromo de «Son Maciá» á los que desea¬ ban presenciar la fiesta aérea, completa¬
mente nueva en Palma.
A la hora prefijada, las seis de la tar¬

riñosa acogida al Ministro el médico Sr. Enseñat. En el poco tiempo que el Sr. Calbetón permaneció en nues¬
tro puerto pudo hacerse cargo de la ne¬

te de la Diputación provincial, D. Anto¬ nio Barceló; el primer teniente de alcal¬ de Sóller, D, Lucas Solivellas: el Alcalde de Palma, D. Luis Alemany; el senador

haber sido el portador del Ministro de Fomento y sus acompañantes, y se feli¬ citó de la cariñosa acogida que aquí se les ha dispensado.

de, abandonó el hangar la máquina vo¬ cesidad del dragado.

por Baleares Sr. Marqués de la Cenia; el

El Ministro de Fomento dijo que se

LA SEMANA DEPORTIVA
Inauguración de la Exposición.
La fiesta aérea.
La Cabalgata Alegórica.
Amablemente invitado por la Cámara de Comercio de esta, tuve la honra de asistir como corresponsal del Sóller al acto solemne de la inauguración oficial de la exposición de Productos baleares que presidió el Excmo. Sr. D. Fermín Calbetón, Ministro de Fomento.
El vasto salón de la Lonja presentaba, con tal motivo, en la tarde del pasado domingo un brillante golpe de vista: Au¬ toridades, Corporaciones, representantes de todas las fuerzas del pais, destacando
los brillantes uniformes militares sobre
las negras tonalidades de los frachs, ha¬ llábanse reunidos en aquel recinto que
constituía adecuado marco á la solemni¬
dad que se celebraba. Ocupó la presidencia e'1 Ministro de
Fomento teniendo á su izquierda al Obis¬ po de esta Diócesis Dr. Campins y á la derecha al Capitán General de estas islas, D. Ricardo Ortega.
Usó primeramente de la palabra el
Presidente de la Cámara de Comercio de
Palma D. Ricardo Roca, el cual con frase correcta hizo la historia de la Exposición y agradeció al Gobierno la deferencia de

ladora, especie de libélula colosal. Con¬ ducida por varios hombres dió la vuelta por la anchurosa pista; después tomó
asiento en ella el aviador Mamet. Fué un
momento de espectación general intensí¬ sima. Un mecánico empujó la hélice y esta se puso en movimiento; poco después la máquina se deslizaba rauda y remon¬ tábase luego con la seguridad del pájaro que conoce bien la agilidad y potencia de sus alas. Un aplauso entusiasta resonó por todos los ámbitos del hipódromo, mientras el monoplano volaba lejos.
Unos cuatro minutos después, con una precisión pasmosa pasaba de nuevo Ma¬ met, por el recinto del hipódromo, por encima la tribuna precisamente, vertien¬ do ñores, mientras la concurrencia le aplaudía entusiasmada.
Casi al final del primer vuelo una panne de motor privó al público mallor¬ quín de presenciar nuevas pruebas de aviación que á juzgar por la descrita hu¬ bieran resultado notabilísimas, pero que así y todo dejaron satisfechos aún á los más exigentes.
De resultas del imprevisto aterrisage el monoplano de Mamet resultó con la
hélice destrozada.
Ha prometido el notable aviador vol¬ ver á Palma el 15 del corriente, después
de terminada la semana de aviación de
Reims.
* **

Los automóviles pusiéronse luego en diputado provincial D. Miguel Rosselló

marcha y al llegar á la entrada de la Alemany; el director de la compañía

calle del Mar se Ies unieron los que ha¬ del «Ferrocarril Palma-Sóller» D. Lo¬

bían quedado en el cruce délas carrete¬ renzo Roses; los ingenieros Sres. Calvet

ras de Deyá y el puerto. Todos juntos y Garau; el redactor de «Las Noticias»

hicieron su entrada en la ciudad, yeudo D. Raúl Mir y D. Juan Ramis Director

en primer término el automóvil que con¬ del «Correo de Mallorca», designados

ducía al Sr. Calbetón.

para asistir á la excursión en represen¬

El recibimiento fué muy cariñoso. tación de la Prensa del Continente y de

Aguardaba en la calle del Mar y Plaza la de Palma, respectivamente.

de América una inmensa multitud, que

Al final del lunch hubo discursos.

aplaudió y vitoreó al Ministro.

Los inició el presidente de la Cámara

A la entrada de la calle de la Gran- de Comercio de Palma, D. Ricardo Roca.

Vía se había montado un bonito arco, Dijo que no deseaba hablar, pero que se

artísticamente construido y adornado, veía obligado á hacerlo para expresar la

por los obreros del taller de carpintería satisfacción que en aquellos momentos

de D. Miguel Colom. Lucía esta inscrip¬ sentían los vecinos de Sóller y la Cáma¬

ción: Sóller á Calbetón.

ra que él preside.

La comitiva se dirigió á la Casa Con¬ Debo hacer constar—indicó—que los

sistorial, que había sido adornada con agasajos tributados al Ministro no tie¬

plantas y flores de suerte que parecía nen un fin utilitario, no tienden á sacar

un jardín, y allí tuvo lugar la recepción raja, como vulgarmente se dice: son ver¬

oficial. Acudieron á saludar al Ministro daderamente espóntáueos, Por otra parte

todas las autoridades locales, representa¬ añade, no es de extrañar el recibimiento

ciones de sociedades, una comisión del que se ha tributado al Ministro de Fo¬

partido liberal, mayores contribuyen¬ mento y al Director de Obras públicas,

tes, etc. etc., causando en el Sr. Calbetón porque así lo hacía esperar la fama de

excelente efecto tal recepción, porque de que uno y otro venían precedidos.

veía obligado á volver á hablar. Se mos¬ tró partidario de que los Ministros viajen para que conozcan la necesidades de los pueblos. Esto—indicó—es alta política, y en este sentido he venido yo á Mallor¬ ca á hacer política.
Dijo que al encontrarse en Mallorca no podía dejar de dedicar un recuerdo al íntegro político de esta isla, don Anto¬ nio Maura, del que fué condiscípulo, re¬ conociendo en él, aunque les separase la política, un gobernante de altas dotes. Recordó que, cuando la cuestión antilla¬ na, estuvo al lado del señor Maura, com¬ partiendo con él aquellas penalidades. Dijo que los pueblos no deben olvidar á los hombres que les enaltecen, y, por lo tanto, el recuerdo del señor Maura debe vivir siempre en Mallorca.
Terminó su discurso dando vivas al
Rey, á España y á Sóller, que fueron en¬
tusiastamente contestados.
Los comensales vitorearon también al
Ministro.
El Presidente de la Cámara de Comer¬
cio, señor Roca, usó nuevamente de la palabra. Dijo que creía que en aquellos
momentos todas las fuerzas vivas desea-

SOL.LfE R

3

.ufclWT,

«■*

‘

Mr:4U. ■ ar.a»i¿ ~

—

■■■■»■■•—-■■ -

. .„,

,

^

ban abrazar al Ministro. Creyendo in¬

El miércoles celebraron los pescado¬ oposiciones fué nombrado Cura-párroco ,

terpretar sus deseos—añadió—quiero yo
abrazarlo en nombre de todos. Y así lo
hizo. Fué un abrazo cordial, al que los
comensales unieron sus entusiastas

res fiesta popular en honor de San Pe¬ de Esporlas por el limo. Sr. D. Jacinto

dro, su patrón.
Con tal motivo

se

trasladaron

al

puer¬

¡

M.a Cervera. El mismo obispo le confirió el cargo de Arcipreste de Puigpuñent, cargo que ejerció al par que el de Cura-

to muchas personas de esta población y párroco de Esporlas. En el transcurso de

aplausos.

del vecino pueblo de Fornalutx.

doce años fué confesor ordinario de Reli¬

El Presidente de la Diputación saludó

Hubo cucañas y baile por la tarde y giosas, y durante veinte y tres, confesor

extraordinario.

al Ministro en nombre de la Provincia noche, amenizando estos actos la Banda

En 1899 fué nombrado Cura-arcipreste

y, como conservador, agradeció las fra¬ infantil fornalugense.

de Sóller por el limo. Sr. Campins, y,

ses dedicadas por el Sr. Calbetón al se¬ Todos los buques fondeados en el después de haber ejercido este cargo con

1

ñor Maura.

puerto lucían sus banderas.

aplauso unánime, por espacio de más de

El Alcalde de Palma felicitó al Minis¬

dos lustros, acaba de ser agraciado con

0*

tro en nombre de esta capital y los pue¬ blos, y dijo que Mallorca enviaba al Con¬

f

una canongía. Tal es, á grandes rasgos, la línea de-
marcatoria que debemos seguir si quere¬

Necrológica tinente por conducto del señor Calbetón, Sección
un fraternal abrazo.

mos barruntar la actividad y celo infati¬ gables de un apóstol. Bien penetrado de

m

El notario don Pedro Alcover mani¬
festó que la ciudad de Sóller había tribu¬ tado al Ministro un espontáneo recibi¬ miento prescindiendo de diferencias polí¬
ticas.
El señor Valenzuela celebró en nom¬
bre de la provincia la venida del Minis¬ tro, cuyas dotes elogió, lo mismo que las del Director general de Obras públicas.
El señor Alcover volvió á hablar pa¬
ra decir que el Ministro, para acordarse de todos, hasta no había olvidado á los pobres, para los cuales había entregado un donativo (200 pesetas).
El ingeniero señor Aguiló propuso en¬ viar un telegrama de saludo á la esposa del señor Calbetón, y el señor Roca pro¬ puso telegrafiar también al Jefe del Go¬ bierno y á los diputados por Mallorca señores Maura y Rosselló. Una gran acogida encontraron estas proposiciones.
Acto seguido, los comensales abando¬ naron el hotel, emprendiendo el regreso
á Palma.
La despedida fué muy cariñosa. Al pasar el Sr. Ministro y demás acompañantes por las calles de la pobla¬

El lunes por la noche falleció en Pal¬

ma, á donde había acudido en busca de alivio á la enfermedad que padecía,

nuestro paisano D. Damián Pastor San-

juán, hijo del difunto D. Audrés Pastor,
Médico.

D. Damián Pastor residió en Puerto-

Rico durante buen número de años y ha¬ cía algunos meses que había regresado á Sóller con el fin de pasar al lado de los

suyos una corta temporada.
Descanse en. paz su alma y reciba su
atribulada familia nuestro sentido pé¬

same.

* **

Ayer mañana entregó su alma á Dios, victima de larga dolencia, D. Marcos Oliver Llinás, dueño de la barbería de la calle del Príncipe.
Tanto á la conducción del cadáver al
cementerio como á los funerales celebra¬
dos hoy en la parroquia han asistido mu¬ chos amigos del finado.
Reciba su atribulada esposa y demás familia nuestro pésame.

su alta misión se hace todo para todos, da mayor auge y esplendor á las solem¬ nidades religiosas, cela por el decoro y ornato de las iglesias á su custodia con¬ fiadas, bastándonos á nosotros los solle-
renses estudiar la obra del M. I. Sr. Mai¬
mó en nuestra ciudad para adquirir un
convencimiento íntimo de nuestro aserto.
Quien, siendo aún diácono, se entrega sin reservas, con un celo apostólico sin igual, á los sagrados ministerios; quien reparte sin tregua la palabra divina, con
su elocuencia sencilla cuanto arrebata¬
dora, sin los remilgos ni afeites de una oratoria vana y huera, muestra bien á las claras 1q que tenía que ser el futuro sacerdote, el futuro párroco.
* ■a *
Hasta aquí hemos cumplido con un deber de cortesía; hemos cumplido, con más ó menos acierto, con la etiquetacomo diríamos en lenguaje moderno—; empero ésta queda hecha añicos cuando se trata de relaciones de padres á hijos: esas son más íntimas, más holgadas; en estos casos hay que romper el troquel que la corriente nos impone y que apri¬ siona el corazón; hay que romper esa crisálida para dejar curso libre á los afectos de gratitud que espontáneamente
brotan.
Conocemos la personalidad ilustre de

i

BALtliEGIÓ EN j^ÓLíLEiq

II

el día l.° de Julio de 1910

SV0

ft LA EDAD DE 36 AÑOS

UUDI) «Mi LOS SINOS SICUIENOS

-3=3 (E. P. D.) —

Su atribulada esposa D.a María Vi-

cens, hijos, hija, padres políticos, her¬

mano, hermanas, hermanos y herma¬

nas políticos, sobrinos, primos y demás

parientes, participan á sus amigos y

conocidos tan dolorosa pérdida y les

ii!

suplican le tengan presente en sus oraciones, por lo que recibirán espe¬

cial favor.

ción, camino de Palma, el pueblo les tri¬ butó muchos aplausos.

1 Sr. Maimó nombrado Itostimiá nuestro buen Párroco; apreciamos su in¬ teligencia privilegiada, su carácter em¬

* **
El miércoles recibió la Alcaldía de

ENHORABUENA

prendedor con iniciativa para todo lo grande,—y lo decimos también—para to¬ do lo árduo y difícil; bien se nos alcanzan

©O© &£ ©0©©0©©0©©ó®
m

Sóller el siguiente telegrama del Minis¬ tro de Fomento, que luego de recibido se publicó para conocimiento de este vecin¬
dario:
«Ministro Fomento á Alcalde Ayunta¬
miento:
Presidente Consejo Ministros me en¬ carga les dé las más expresivas gracias por la calurosa acogida que me dispensa ron y que yo reitero en nombre propio.
Me ocuparé del puerto y de las nece¬ sidades de la Agricultura. Suplicóle que al Ayuntamiento, á los habitantes de Só¬ ller y muy particularmente al bello sexo de esa ciudad, les exprese mi inolvidable recuerdo y mi más alto testimonio de consideración y respeto.»
En la mañana del martes fondeó en
nuestro puerto el vapor Villa de Sóller, siendo portador de variados efectos y buen número de pasajeros.
Tan luego hubo dejado la carga, salió nuevamente para Barcelona, para tomar los excursionistas catalanes, que en nú¬ mero de 45, deseaban visitar Mallorca.
Los citados excursionistas se embar¬
caron el martes en el Villa de Sóller.
Este estuvo frente al Torrent de Pareys el miércoles por la mañana. Visitaron aquel delicioso lugar y luego con el mis¬ mo buque se dirigieron á Artá, donde
visitaron las maravillosas cuevas. Re¬
gresaron á Palma el jueves por la maña¬ na, donde desembarcaron para seguir el viaje en carruaje por Valldemosa y Deyá después de haber visitado la capital.
Mientras, el Villa de Sóller vino á este puerto, cargó y emprendió viaje por la

Ayer por la tarde, un repiqueteo gene¬ ral de campanas nos indicó que algún evento insólito, extraordinario pasaba entre nosotros. A poco cundió por do¬ quiera, con la rapidez de una chispa en reguero de pólvora, la noticia agradabi¬ lísima cuanto inesperada de que nuestro
amadísimo Rector había sido nombrado
por su Ilustrísima, dignidad de Maestres¬
cuela de la Catedral Basílica de Mallor¬
ca, por defunción del M. I. Sr. D. Joaquín Dameto. (q. s. g. h.)
Lectores queridos: la emoción nos em¬ barga completamente; un sentimiento in¬ definible con dejos de amargura y ale¬ gría cierra nuestro corazón á todo otro sentimiento, y apenas si podemos perge¬ ñar esos rasguños, sin ninguna trabazón ni enlace, sin acertar la honda impresión de tan fausta nueva. Hemos perdido una joya de inestimables quilates, de positivo valer, un preciado tesoro que un día—día de perenne recordación—hicimos nuestro con suma complacencia. Sponsabo te mihi in sempiternum leíase con grandes
caracteres en un rótulo estéticamente co¬
locado sobre el portal de nuestro templo, y, respondiendo el Sr. Maimó, en su pri¬ mer discurso, á estas palabras que alu¬ dían á sus desposorios con la iglesia de Sóller, nos pedía, con palabras caldeadas de profunda emoción, siete palmos de tie¬ rra en nuestro cementerio que guardaran sus cenizas, las cenizas—decimos noso¬ tros—de quien tanto había de laborar, de afanarse en pro del bien de sus hijos.
Mas jay!; obedeciendo al mandato su¬ perior nos va á dejar, va á dejar su por¬ ción amada... y nosotros vamos á quedar
huérfanos de tan solícito como buen Pa¬
dre...
Enhorabuena; si, amadísimo Rector, enhorabuena; recibidla de todos vigoro¬ sa, candente, filial; pero, creed, que un acerbísimo dolor, un intenso quebranto dilacera nuestros corazones de hijos... de hijos amantes vuestros.
* **

sus méritos, de pura ley, y ese reguero espléndido que deja tras sí, le ha valido tan alta como honrosa distinción;—tanto más, si se atiende á qué él es el párroco más antiguo de la diócesis entre los que están habilitados para obtener dicha pre¬ benda—; pero todo esto no nos exime an¬ te la Historia, ante las edades futuras,
del deber de testimoniar nuestro eterno
reconocimiento por tantos afanes y des¬ velos que por prez y lustre nuestros car¬ gó sobre sí; nosotros reverentes rendi¬ mos pleitesía y homenaje á nuestro bien¬ hechor esclarecido, sin que queramos omitir aquí las múltiples mejoras intro¬ ducidas durante su permanencia entre
nosotros.
No haremos más que enumerar. En Ma¬ yo de 1900 se bendijo el nuevo órgano compuesto de tres cuerpos. En Octubre
del mismo se ultimaron las obras de
nuestra Torre-campanario. En 1901 se
llevó á cabo una verdadera reforma en
los ornamentos sagrados, reforma tanto más apreciable, cuanto no vista ni nota¬ da. En Agosto de 1904 el limo. Sr. Cam¬ pins colocó la primera piedra para pro¬ ceder al magno proyecto de ensanche de nuestro templo parroquial. En 1905 veri¬
ficóse la restauración del Oratorio del
Hospital. Debido á su celo muchas de las imágenes de la parroquia han sido susti¬ tuidas por otras de más méritos artísti¬ cos, talladas algunas por renombrados
escultores.
Quien tanto se desvelaba por el ornato del templo no podía menos de sentirse
conmovido ante las dolencias de sus hi¬
jos, ante las angustias y penas de sus fe¬ ligreses. El establecimiento del Ropero de las Hijas de María para los pobres, Protección á la infancia, etc. nos eviden¬ cia que procuraba el bien del desvalido y del pobre. Siempre os encontrareis con
la constancia incansable de un héroe que
se sacrifica por un ideal sublime. Pero estudiemos al orador, al catequis¬
ta, al adalid, al heraldo de la comunión frecuente, al fiel cumplidor de las nor¬

unían sentimos más hondamente tan ines¬
perada separación! La voz del pueblo es la voz de Dios.
¿Y que ha dicho el pueblo? «Era un sacer¬ dote modelo, ilustrado; como párroco se perdía de vista»; así se expresaba un hijo de Sóller que le calificó también de espepecialista consumado en su ministerio. Sentimos que la premura del tiempo nos impida extender más esa voz del pueblo; pero no podemos inhibirnos al deseo de transcribir algunas frases que han hecho brotar de nuestros ojos copioso llanto.
«¿Repican perque l' han fet canonge? ¿tocan á alegría? Molt bé porían toca de mortü ¿Qué sentido entrañan estas pala¬ bras? ¡Ay! acabamos de perder el ángel
de paz.
«Si aixó s' hagués de fé d vots—decía otro—/ó sería es primé que votaría en contra.» Ved ahí, lectores, la venganza de un pueblo; acata el mandato superior; pero siente desgarradoras nostalgias por el bien perdido.
Hace una centuria que un hijo ilustre de Sóller, que coronó de gloria el nombre de nuestra ciudad, ocupaba la sede ma¬ llorquína. Todos recuerdan su nombre, y su gloria... es nuestra gloria. De entre los párrocos que desde entonces regenta¬ ron la parroquia de Sóller, tres de ellos alcanzaron una canongía, y su prez... es
nuestra prez.
¿Cómo, pues, no gloriarnos hoy tam¬ bién? Perdemos un bien inestimable, pero debemos gozarnos porque su honor... es
nuestro honor.
Junto con el recuerdo del obispo Na¬ dal, de los canónigos M. I. Sres. Sebas¬ tián Serra, Bernardo Galmés y Pedro J. Llompart, evocaremos el recuerdo del
M. I. Sr. D. Sebastián Maimó. A la escla¬
recida personalidad del M. I. Sr. D. José Oliver, hijo nuestro, irá aneja la del Muy
Ilustre Sr. Maimó...
Llorad, hijos de Sóller, si os place, dad rienda suelta á vuestras lágrimas; pero sustituya en breve al llanto la ale¬

En el oratorio del Hospital. —Hoy sábado, solemnes completas en preparación á la fiesta de la Preciosísima Sangre de Nuestro Reden¬
tor.
Domingo, día 3.—A las nueve y media, prima y tercia y la misa mayor con música y sermón, que pronunciará el Rvdo. Sr. D. Jo¬ sé Marqués. Por la tade, á las cinco y media, tendrá lugar un ejercicio en honor de la San¬ gre Preciosísima. Al anochecer se practicará con toda solemnidad el ejercicio de la Corona, interpretándose algunas composiciones clási¬ cas de música religiosa.
Registro Civil
Nacimientos Varones 3.—Hembras 0.—Total 3.
Defunciones
Día 21.—Miguel Arbona Fontanet,
de 11 años, m.a 34. Día 22.—María Marqués Enseña!, de
84 años, viuda, calle de la Luna. Día 24.—Francisco Ferer Gomila, de
57 años, casado (Can Muntané).
Día 24.—Catalina Pastor Morell, de 75 años, viuda, m.a 5.a.
Sindicato Agrícola Sollerense
Este Sindicato, en combinación con una casa de Pítima, se encarga de la ven¬ ta de albaricoques, de los socios, á pre¬
cios corrientes. Los señores socios que
tengan de dicha fruta y quieran vender¬ la, pueden entregarla al Sindicato (Isa¬ bel 2.a n.o 26), y á precios corrientes se es abonará lo que corresponda.
1 Sóller 22 Junio de 1910.—P. A. de la
J. de G.: el Vocal Secretario, Antonio
Rullán.

noche, llevándose á los excursionistas ca¬
talanes.
Leemos en nuestro colega palmesano La Tarde que los liberales de Sóller re¬ mitieron días pasados á Madrid el si¬ guiente telegrama:
«Excmo. Sr. D. José Canalejas.
Partido liberal Sóller felicita efusiva¬
mente á V. E. por Reales Ordenes dic¬ tadas y propósitos mensaje, rogándole perservere en igual tendencia que espí¬ ritu liberal país demanda poderosamente.
Por el Partido liberal—Juan Canals1
Jaime Domenge, Jaime Antonio Mayol Busquets, Jaime Antonio Mayol Arbona, Ramón Coll, Andrés Albertí.»
Según la cuenta correspondiente al primer trimestre del corriente año publi¬ cada en el Boletín Oficial de la provincia, el Municipio de Sóller tenía en existencia en caja el 31 de Marzo último la canti¬
dad de 60.779’58 pesetas.
Los limones han experimentado esta
semana una nueva alza. Los que se em¬ barcaron en el Villa de Sóller con desti¬ no al mercado francés se cotizaron a
precio de 10 pesetas la carga.

No es nuestro objeto hacer un detalle mas fijadas por Pió X respecto del canto minucioso de cuanto atañe al ya Muy gregoriano. No dudamos en afirmarlo: ha Ilustre Sr. Maimó. En los fastos de sido un párroco á lo Pío X, según el co¬

nuestra historia patria su memoria será imperecedera, el recuerdo de su nombre llenará una de sus más brillantes páginas; pero no nos sufre el ánimo que hagamos preterición de esa boyante y feliz oportu¬ nidad que nos viene á la mano para apor¬ tar algunos datos biográficos referentes al M. I. Sr. Maimó, archivándolos en las
columnas de este semanario que con tanto entusiasmo saludó un día su venida

razón de PioX; él ha encarnado perfec¬ tamente esa magna trilogía del Papa que actualmente rige la nave de Pedro: catequesis, comunión frecuente y canto gre¬ goriano.
Todos conocéis al orador; no hay para qué mentar sus facultades, no hay para qué ponderar los efectos de su lógica in¬ flexible. Pero donde qneda delineada su fisonomía, su quid optimum} es en la ca-

á este vergel de Mallorca.
Vió la luz en Felanitx en 1855. Desde
sus primeros años sintióse llamado al sa¬ cerdocio, iniciando sus estudios en el Se¬ minario de esta diócesis. Cursó y probó cuatro cursos de Latinidad y Humanida¬ des, tres de Filosofía y siete de Teología.
Durante sus estudios dió claras señales

tequisis; contemplad un espectáculo gra¬ tísimo, ved á centenares de niños y niñas que, pendientes de sus labios, escuchan las palabras de vida eterna que fluyen de su boca. Creemos que ésta es su mayor prez, los niños así lo dicen: Es Redó de sa doctrina. ¿Que elogio más colmado puede salir de la boca de tan tiernas cria¬

de su preclaro ingenio y talento perspi¬ turas:

caz, siendo y maestros

admirado de sus compañeros conocedores de sus excepcio¬

I

Sentimos no poder continuar; pero cordad todos el inusitado esplendor

re-
de

nales prendas, hasta que sazonó y madu¬ nuestras fiestas; recread vuestros oidos

ró su ya copioso caudal tomando más con los rítmicos acentos y melódicas

tarde el grado de Licenciado en Teolo¬ cadencias que á diario oímos en nuestro

gía en el Seminario Central de Valencia templo, y no olvidéis que son vuestros

con la nota hemine discrepante.

hijos quienes cantan, que sois vosotros;

Recibió la clerical tonsura de manos pero no olvidéis tampoco que todo se de¬

del limo. Sr. D. Miguel Salvá en 1872. be al celo de quien... en breve nos va há Fué ordenado de sacerdote en 1879 y dejar...

nombrado, el mismo día en que celebró

su primera misa, Rector de la Iglesia de

Adiós, adiós ilustre hijo adoptivo de

San Agustín de Felanitx por el limo, se¬ Sóller. Pártense de una dulce-pena—per¬

ñor D. Mateo Jaume, cargo que desem¬ mitidme la expresión—nuestros corazo¬

gría, al dolor el regocijo, á la pena el gozo. Escuchad lo que le oía decir ayer con la voz entrecortada por el sollozo: «el lazo, el vínculo que me une á voso¬ tros es indisoluble; Sóller me ha amado y en retorno yo también le doy mi amor.»
Verdad es que hemos perdido al solí¬ cito Pastor, al Padre amoroso; pero este Padre, este Pastor háse convertido en
decidido Protector de cuanto nos atañe, de cuanto es nuestro.
Recibid, ilustre señor, nuestra reitera¬ da enhorabuena, nuestra cordial enhora¬ buena; recibid mil plácemes por vuestro ensalzamiento, las felicitaciones más efu¬
sivas de todos nosotros.
J. Pons.
Culto» Sagrados
En la iglesia parroquial. —Mañana do¬ mingo, día 3.—A las diez, misa mayor. Por la tarde vísperas, explicación de la Doctrina cristiana, practicándose luego el devoto ejer¬ cicio de cada primer domingo de mes en ho¬
nor del Deífico Corazón. Al.anochecer se con¬
tinuará el ejercicio al Sagrado Corazón de
Jesús.
En la iglesia del Ex-convenlo.—Mañadomingo, día 3.—A las ocho, misa cantada en
honor del Beato Ramón Lull. A las seis de la
tarde, se principiará un piadoso triduo, con

Señorita “garde- malade d‘exper¡ence„
de 37 años de edad, con el dominio de las lenguas inglesa, alemana y francesa, que conoce la española y que desea vivir en Sóller, ofrece su compañía á persona de edad ó su instrucción á señoritas jóvenes. Dirigirse á MI le. C. B. en casa del nota¬ rio 0‘ Oallaghan.—PORRERAS.
GIBELLINO Fréres
Place Marché aux Fleurs
Expediciones de uva superior de las viñas de 1‘ Herault en colis postaux y vagones completos.
Embalajes cómodos - Rapidez en los servicios.
Por exceso de composición nos vemos obligados á retirar del presente núme¬
ro un artículo de «Tribuna Pública» so¬
bre la Caridad; la contestación del se¬ ñor Canalejas á los prelados; varias se¬ siones del Ayuntamiento; la exposición del Sindicato Agrícola al Ministro de Fomento; una correspondencia de For¬ nalutx; varias gacetillas y parte del registro civil.

peñó hasta que en 1887 después de lucidas nes. Cuando tan estrechos lazos nos exposición, en honor de S. Buenaventura.

4

SOLLER

AGU

G1A11IS

OBRES

PARA CABALLEROS

IOHADAS
ÑIÑOS

® Casa fundada en 1850
Colón, ntim. 39. —
elona. Alicante

Denominación y marca registrada ®
cío Mallorca
Santander, Sevilla

¡SECCION DE ROPAS CONFECCIONADAS PARA CABALLERO

AMERICANAS de alpaca negras y colores

de

CAZADORAS y GUERRERAS para el campo

GUARDA POLVOS para viaje

CHALECOS de piqué blanco y colores

PANTALONES de dril crudo y colores

lana, tricot, paño y armoure novedad

TOGAS de seda, ó pañetfe con vueltas de terciopelo

FRACHS de paño y casimir negro

8
3 1/2
8 4
3 123
6 100
30

30 12 40
12 1/2
11 25 á 150 á 75

ptas.
u

LEVITAS CRUZADAS de paño y casimir negro de 50

SACOS y SOBRETODOS de entretiempo

a

25

AMERICANAS y CHAQUÉS de lanilla, vicuña y

tricot

tt

10

TRAJES completos de dril crudo y colores de lanilla, vicuña y tricot de alpaca negra y colores

u

8

u

15

u

25

a 65 á 100
á 50 á 32 á 80 á 60

ptas,
(l
u íí li íí

SECCION DE ROPAS CONFECCIONARAS PARA NIÑOS

TRAJES Americana de lana, vicuña y gerga para fliííOS de 10 í 16 aíé TRAJES Americana de dril crudo y colores para 11ÍÍÍ0S de 10 á 16 aill TRAJES Marinera de lana gerga vicuña y alpaca paraililiOS de 4 á 10 TRAJES Marinera de dril, piqué y franela para ÍÍÍÜ0S de 4 á 10 aÜOS
TRAJES Blusa y otros modelos de lana dril y alpaca para
de 4 á 10 alies
CHALECOS piqué para niños de 10 í 16 anos

de 14

“

6

“

4

“

4

á 40 á 16 á 38 á 20

ptas.
íí
“ “

á 26 á6

AMERICANAS de alpaca negra para 11ÍÜ0S de 10 í 16 alíOS
GORRAS de lanilla, dril y seda, forma Alfonsina para C
GORRAS de lana y dril forma Japonesa para CakllerOS
SOMBREROS de dril blanco y de imitación Panamás
SOMBREROS de paja para niños de piqué blanco para niños

de 8

íí

2

á 14 ptas.
á4

íí

3

á5

u

2

á3

íí 1 1/2 á 6

á2

S B O O I O IST DE IsZH EDID A

Selecto surtido de Novedades en géneros nacionales y extranjeros.—Surtido completo de gorras para caballeros y niños.—Mantas para viaje.—Impermeables. Todos los artículos llevan los precios marcados en sus respectivas etiquetas.

PRECIO FIJO #• # VENTAS AL CONTADO
EXPOSICION DE TODOS LOS AgTICULrOjS DE ElA TEMPORADA *-

SUCURSAL

O

DE3 LOS

>—<

o

Almacenes MflTONS Q

CAN JUANET
CL

NOYEDADEjSí pana Señona.
♦♦♦LANAS^SEDflS^*^
PAÑERÍA paira Caballejo.
LIENZOS ♦ MADAPOLANES

Casa especial paira ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ X ♦ ♦♦ EQUIPOS DE NOVIOS &3
MITAS m h&m ♦♦♦♦ X
YUTES ♦ ALFOMBRAS ♦ RETORTS.

PUNTILLAS ♦ ENTREDOSES

Cualquier artículo que no tenga esta Z

SOMBRILLAS ♦ PARASOLES Sucursal, es pedido telegráficamente, O
PARAQUAS ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ para complacer al cliente.

♦ ♦ y otnos muchos airtíeulos ® ® PRECIO FIJO. ® ® co

RORieiIiIO EN SOLLER:

Plaza de Antonio Maura y Calle de Santa Bárbara.

MARÍTIMA

SOLEERENSE

Serrleio Mito

0G
O
©
¡=¡ ;3
c
a3
5-1

I

¡z; c

o
» t-H
C/3

<L>
DO
vá
f——■
u
en 03

8
O
1 u
ci '©

r-O

o

©

©

1) r-r-J

W
QJ

W
C\\J

©

en (~s <U

co

S Q-i. So PQ
-8

-1i

0 2
p

Maison MOREy Fréres EXPÉD1TEURS — —
53, Cours Bernat, 53 — GRENOBLE (Isére) FRANGE.
FiiUITS dPIR/IIMIIETTSS * LIÉGbTJMH3B
Expédition pour la France et 1’ Etranger.—Spécialité de Pommes á Conteau par wagons, Poires, Prunes, Péches et Abricots.—Petits Oignons en Chaines et en Vrac.—Cerises et Bigarreaux.—Noix de Grenoble.—Exportation Directo d’ Oranges, Oitrons, Mandarines, Grenades
et Fruits Secs.
Télégrames: MOREY-GRENOBLE. Téléphone 22-36.
MICO

SJtí

FONDEÉ EN 1902

I h Expéditions de toute sorte de fruits et de primeurs.

%-i © Spécialité de péches molles, prunes reine-claude, raisin

o
Qh ©

chasselas, abricots, etc.

rcS U
oo ©

Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes
Tres bons embailages-Service complet de colis-postaux de 10 i pour la France et 1‘Etranger

O
a
• T—I

%

>

ADRESSE:

GOHD—Avenue de la Pepiniére (en face du Marché en gros)

á Perpignan (Pyrenées Orientales).

^ Adresse télégraphique: GOLL GROS MARGHÉ - IPerpignan sp

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

CASA DAMIAN CANALS

„ de Barcelona para Cette: los días h 11 y 21 „ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25 „ de Barcelona para Sóller: los días 6, 1166 y 26

de id. id. de id. id. de id. id.

VINOS AL POR MAYOR

FCSIDADA EN 1872
Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de París; medallas de oro, cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Internacional de Marsella.

JUAN ESTADAS CONSIGNATARIOS: — EN SOLLER. — D. Guillermo Bernat, calle

Expediciones de toda clase de frutos del pais, para

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la

COMERCIANTE Y PROPIETARIO

Francia y el Extranjero. Especialidad en uva de mesa,

Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15. IíFZI&NAN (Au«le) procedente de las viñas Gard y I Herault. Flor de

Importaciones y Exportaciones
DE
FRUTOS, LEGUMBRES y PRIMEURS

LA SOLLERENSE
de
JOUÉ COLE CERNERE y PORT-HOlí (Frontera íranco-espaiiola)

Chasselats dorados primera calidad en cajitas de 5
kilos marca D. C.

Rapidez y economía en todas las operaciones.

Teléfono 21.

Telegramas: Ganals Tarascón Rhone.

FRANCISCO ARBONA
6, Cours Julien, 6 —MARSEILLE

Aduanas, transportes, comisión,

lisie, KMimiEs, 1mis i mu

consignación y tránsito

DAtlD MARCEE Hermanos

Agencia especial para el trasbordo y

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones, ba¬ nanas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia.
ERUTOS SECOS DE TODA CALIDAD

reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
Caballo de seis años
Se desea vender uno, tanto solo como

Boulevard du Musée, 47.—MARSEILLE
Expediciones al por mayor do naranjas, mandarinas, limones y bananas. Especia¬ lidad en toda clase de frutos y primeurs. Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MAROHPRIM MARSEILLE

Telegramas: BAPJBONA — MARSEILLE — Teléfono 29.68

juntamente con dos carretones en buen
estado. En la Redacción de este semana¬

Rapidez y Economía en todas las operaciones.

Servicio rápido y económico en todos los servicios.

rio informarán.

SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»