AÜO XXV.—2.“ EPOCA.-NUM. 1205
AÜO XXV.—2.“ EPOCA.-NUM. 1205

SABADO 30 ABRIL DE 1910

Q/^v)TI

j TI

L,’ L)
iPin,

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona.

REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Sección Literaria

uta Castellón déla Plana, y un servidor de reconocer á D. Basilio, declararon que El andaluz, el procurador y el barbe¬ de Y. Yenga V. el sábado con nosotros aquel era uno de los incidentes indis¬ ro se reían sin compasión. D. Basilio su¬

Vuyts y nóus

jy pasará un buen día.

pensables 6D toda excursión venatoria. daba, y como iba pegado á la ventanilla

EL EJERCICIO
¿De qué le sirven á D. Basilio sus ren¬ tas pingües y la senaduría vitalicia que

D. Basilio llegó á su casa radiante de júbilo.
—Mira, Angustias,—dijo á su mujer.— Yo estoy decidido á curarme... El sába¬ do me voy de caza.

El andaluz acabó de tranquilizarle di¬
ciendo:
—¡Oh! Ya verazté cmniaz cozas de ez-
tazpazan en er monte. —¿Qué?—preguntó D. Basilio con es¬

y el tren marchaba á toda velocidad, una ráfaga de aire le arrebató el som¬
brero.
—¿Qué hago yo ahora?—decía clavan¬ do los ojos en el techo del carruaje.—¡Yo

Quant aquell amich de qui tant vos he parlat y jó un día, A bracét, passetjavem p‘ es Marja de Ca-’n Alich, me digué en una de tantes returades que feyem per contemplar, extassiats, s'hermós panora¬

le es propia? De uada.

—¿De caza?... Basilio, tú no sabes lo cama.—¿En el monte ocurren siempre que me costipo con tanta facilidad!

ma que teniem devant:

D. Basilio apenas come; D. Basilio se que te dices; Basilio tu eres muy impre¬ pinchazos de éstos?

—Atese V. un pañuelo á la cabeza,—

—I Així mateix heu és notable sa trans¬

fatiga al subir la escalera; y si un amigo
afectuoso le saluda en la calle con un
apretón de manos, el bueu señor se ve obligado á guardar cama al día siguien¬ te y ó envolverse el brazo en algodón.
La esposa de D. Basilio sufre interior¬
mente.
—jDios mío! Nosotros podríamos estar muy bien. Poseemos lo bastante para

sionable, y ese charlatán de barbero te ha sacado de tus casillas. Piénsalo bien,
Basilio.
—Ya está pensado,—contestó él. Y se metió en la cama, porque aquel
día había habido votación en el Senado
y siempre que tenía que votar se le fija¬
ba un dolor en los riñones, sin duda por
la influencia que ejercen las leyes del

Pero no tuvo tiempo de conocer la res¬ puesta. El tren silbó, D.a Angustias agi¬ tó el pañuelo con la misma tristeza que si acabase de despedir á su esposo para las islas Filipinas y los cazadores se apre suraron á subir al coche, donde D. Basi¬
lio, con la mayor resignación, seguía rascándose la parte dolorida.
Hasta entonces ninguno había notado

se atrevió á decirle un segador generoso. Por toda respuesta D. Basilio sacó su
pañuelo y se lo puso á guisa de casque¬ te. Más que senador del reino parecía una cocinera vascongada.
Una hora después, el tren sedeteuía eú
Torrelodones.
—Bájese V. pronto,—dijo el barbero; —Ahora es necesario que emprendamos

formad ó qu‘ un póble que se mira reb en nóu ó déu afiys només! Quant jó vaitx partir, era Sóller una atloteta atxarovida y agraciada, quina frescor de jovintut, quins colors sans, quina riayeta simpática cridaven s‘ atenció y captivaven á quants la coneixien; peró qu‘ apenes tenía róbes elegants ni alaques valioses per poderse presentar A festa modestaqiíat ondiumenjada. Ara la trób igualment viva y

vivir. Basilio es senador del reino y hom¬ país sobre las visceras abdominales.

que el bueno de D. Basilio iba vestido la marcha hacia el monte.

graciosa, igualment sana y riayera; peró

bre de importancia en su partido. Y sin embargo, no tenemos tranquilidad, por¬ que el pobre Basilio, ¡con sus acha¬ ques!...
Un día el barbero de D. Basilio, que le ponía sanguijuelas todos los lunes para prevenirle contra las congestiones cere¬ brales, fijó su mirada inteligente en el infortunado senador, y le habló así:

[ Tres días después, D. Basilio llegaba
á la estación del Norte, donde le espera¬
ban ya sus compañeros de expedición.
El barbero salió á su encuentro, y mostrándole un coche de tercera, que
iba Benito de segadores gallegos, le
dijo: —Señor de Bandullo, aquí tiene V. el
coche.

como el más hábil y consecuente caza¬ dor.
Firme en su propósito de buscar por medio de la caza el alivio de sus padeci¬ mientos, había resuelto proveerse de to¬ do lo necesario para la nueva profesión, y valiéndose de una persona inteligente en asuntos venatorios (que solo cazaba en el plato), D. Basilio adquirió un tra¬

El senador cargó con la escopeta, el morral y un lio conteniéndolas elásticas que le había dejado en el coche su bue¬
na esposa.
—¡Andando!—dijo con acento melan¬
cólico.
—Tengazté mucho ojo,—añdióel an¬
daluz.
—¿Con qué?

ja milló vestida y alacada, y, pe’ sa seua major cultura, mes ayrosa y desinvólta: ara ja pód A una festa A que sia convida¬ da assistirhí sensa encohiment y... fer-
hí bón papé. Aquests añys li han bastat per adqui¬
rir róbes vistoses, preciosos y ben tayats vestits, que li feyen molta falta, y no con¬ tenta amb aixó, perque A una jove ben vestida li falta qualque cósa si altres

•—Señor de Bandullo: V. dirá que me

El senador, que sudaba á chorros, en¬ je de dril á cuadros, un sombrero de pa¬

—Con las calebraz.

adornos no completen es seu trajo, ha fet

meto en lo que no me importa, pero, tregó al barbero la escopeta encerrada ño, de alas anchas; polainas de cuero —¡María Santísima! —murmuró D. Ba¬ ets medís per comprar algunes jóyes, que

Y. debía dedicarse á la caza.

en una funda de cuero, y se sentó en el que le subían hasta los muslos, sujetas silio, y se internó en el monte, mirando posseheix jA, y adornada amb elles sa

—¿A. la caza?—exclamó D. Basilio con el mayor asombro.
—Sí, señor; yo conocí un teniente co¬ ronel de carabineros, que se iba murien¬ do á pedazos, y estaba como V., hecho un buey, aunque sea mala comparación. Le vió un médico húngaro que vendía pasta mineral catalana por las calles, y en pocos días el teniente coronel se ha¬ bía convertido en un sacatrapos.

estribo del coche para enjugarse la frente. D.a Angustias, que no había querido
dejar de despedirle, llegó en aquel mo¬ mento, seguida de la criada, y dirigién¬ dose á su esposo le habló así:
—Mira, Basilio: tú no me quieres ha¬ cer caso, pero esta calaverada te ya á dar que sentir. Toma, ponte esta elásti¬ ca; mira que las noches están muy fres¬
cas.

con heblillas; cinturón de cuero también con bolsas cilindricas para guardar los cartuchos, morral de pelo de cabra y es¬ copeta de dos cañones.
—¡Bravo!—le dijo el barbero cuando hubo pasado revista á los marciales
arreos de D. Basilio.
—Loque tiene,—contestó él,—es que estas polainas ¡me dan un calori...
—¡Toma!—añadió el andaluz.—Ya^-

á todas partes con espanto.
* **
—¡Señora, señora!—gritaba al dia si¬
guiente la criada de D. Basilio, entran¬ do en la alcoba.—¡Al señor le traen en una espuerta!
—¡En una espuerta!—exclamó D.a An¬ gustias, corriendo hacia el pasillo.

seua natural hermosura y sa seua gracia
encisadora resalten de lo més.
Tenía anells y arrecades, tenía guyetes y bracéróles, de més ó menos valor y mérit; li faltaren un rich cordoncillo y una artística y valiosa creu d‘ór y brillants per completarló, y ara ses dues cóses amb un pich adquireix A gust de tothóm, grades A que tots ets qui de bón cór l* estimen s’ hi han empeñat y fan esfóreos per qué de tais alaques, que tant desit-

—Y ¿cómo?
—Cazando.
—¿Cazando? —Sí, señor; no hay cosa como el ejer¬ cicio. No sabe Y. lo que influye en pro
de la salud del endividuo.
El senador se puso á meditar seria¬ mente; después fué á ver á un médico, que era también vitalicio, hombre muy inteligente en interpelaciones y en en¬

El barbero se echó á reir, y D. Basilio, sintiéndose herido en su amor propio, miró despreciativamente á su esposa y no quiso contestar á sus cariñosas indica¬ ciones. Después, dando muestras de una agilidad impropia de su cargo, se incor¬ poró. puso el pié en el estribo, y de dos saltos fué á parar dentro del coche; pero
preocupado con el esfuerzo, no vió que
acababa de sentarse sobre el morral de

razté lo que ez canela. En cuanto ande
ozté cinco ó zeiz kilómetroz, ze le van á
pone á ozté taz piernaz, lo mizmo que doz
hojazAv bacalao.
El senador se estremeció, pero era ne¬
cesario mostrarse animoso, y haciendo un esfuerzo dijo:
—¡Bah! Por mí, no se ha de descom¬ poner la cosa... ¡Tengo unas ganas de
verme en el monte!...

En aquel momento, el senador se in¬ troducía en su hogar, envuelto en una manta, que traían cogida por cuatro puntas dos robustos mozos del ferroca¬
rril.
—¡Aqui traemos esto,—dijo uno. —¿De donde viene?—preguntó D.a An¬ gustias.
—De Torrelodones. Lo envía factura¬
do el jefe de la estación.

java, no se ‘n veja privada ja may més. Es ciar que no quedar A encara assa-
ciada sa nóstra pajeseta amb tot lo que té (¡és famella!), sino qu‘ amb altres vestits
y jóyes voldrA aumentar sa seua dót, si pód‘sser. No 1‘hey trobém A mal ni li posém emperóns perqu‘ heu puga conse¬ guir, que quant major sía es seu caudal milló rebuda serA en totes parts, que riquesa vól dir consideracions é influencia avuy en día en qu’ es de lo més corrent,

fermedades de la piel.

uno de los segadores.

Los segadores no habían tenido la pre¬

Di Basilio abrió los ojos y lanzó un cóm sebeu, que «qui té dobbés vóla, y qui

—Sí, señor; debe V. cazar,—dijo el médico.—Eso le aligerará á V. la san ¬
gre. Entonces D. Basilio conferenció con el
barbero, que era capaz de cazar encima de un sombrero de copa, y de la confe¬ rencia obtuvo la siguiente declaración:

—¡Cáscaras!—dijo lanzando un chi¬
llido.
D.a Angustias, que se había quedado en el andén, muda como una estatua de
barro cocido, oyó el lamento de su espo¬ so y se lanzó á socorrerle.
—¿Que tienes, Basilio?—pregúntó so¬

caución de lavarse, antes de su salida
de Madrid, y la atmósfera que se respi raba en el coche podía cortarse con un
cuchillo.
—¡Tengo una sed!—dijo D. Basilio al cabo de algunos minutos.
—¿Sed?—preguntó el empleado de

suspiro. —¡Mira cómo vengo!—dijo por último. —Habla, Basilio,—exclamó D.a An¬
gustias.—¿Has cazado? —Sí; he disparado dos tiros. Con el
primero maté una oveja... y he tenido que pagarla. Con el segundo he estado á

no‘n té... redóla»; y quant mes conside¬ rada sia ella, admirada cóm es jA pe‘ sa seua bellesa é ingéni, mes satisfactóri ha d‘ esser per tots nóltros qui, sens aixó y tot, d‘ esser «cósa seua» n‘ estam baves.
Aixó era es meu amich qu‘ heu deya, y jó callat escoltáva tot estorat de sentirló. ¿Qu‘ havía de fer? Per altra part, no li

—Mire V. D. Basilio,—exclamó el bar¬ bresaltada.

contribuciones. Y presentó al senador punto de matar al barbero.

podía quantradir perque, encara qu‘ A mi

bero.—Todos los sábados, por la tarde,

—Ñuii es cosa de cuidan,—dijo el se¬ una cantimplora.

—Y ¿cómo vienes así?

—cóm ne tench donades próves—sa pas-

salimos paraTorrelodones varios amigos; gador.

D. Basilio acercó el frasco á los labios —Vengo así á consecuencia del ejer¬ sió no ‘m tapa ni m‘ ha tapat may ©s co-

un procurador que caza desde el año 33 —No;—añadió D. Basilio, rascándose y sorbió con delicia; pero inmediatamen¬ cicio. ¡Después dicen que la caza es sa¬ neixement, amb tot quant llevó me deya

y no ha tenido nunca un mal catarro; un chico andaluz, del comercio, que tira muy bien y es una especialidad para

la parte dolorida. —Se ha metida la punta de la hoz por
los ijares,—dijo el segador con reposado

te se le vió dar un salto y llevarse arabas manos al cuello gritando:
—¡Dios mío! ¡Yo rae ahogo! ¿Qué es

ludable!

Luis Taboada.

trobava que tenía rahó. Pód ‘sser may ha estat milló aplicat alió de que «qui calla hey consent».
-t—Bé—li vaitx contesta A la fí, sóis per

guisar los conejos con judías verdes; un acento.

esto?

dirli qualque cósa y donarli péu per con¬

empleado en la Dirección de Contribu¬ Acudieron el barbero, el procurador y —Aguardiente,—dijo con la mayor

tinuar—tú, amb aquest estil metafórich

ciones, que una vez se fué cazando has- el oficial de contribuciones, y después naturalidad del mundo el empleado.

qu‘ has adoptat, demóstres un entussias-

FOLLETÍN

¡8)

dirigiéndose á ella, que ella, subyuga¬ da, perdida, loca en un momento de arrebato y de imprudencia, le arrojó un pañuelo bordado, muy curioso por otra parte, que una querida del artista, una mujer cualquiera, se encargó de devol¬ verle y...y que se lo devolvió.
—¡Carolina, por Dios! —Y no paró aquí la historia. El artista al dia siguiente se presentó en su ca-'a, pero no fué recibido. Iba sin duda á pe¬ dirla perdón por la insolencia de la mu¬ jer que le había devuelto el pañuelo. Cuando no se puede hablar, se puede escribir. Esto es lo que pensó el artista. La dama del palco estaba aquella misma
tarde en su habitación, cuando un ruido
repentino la hizo dar un grito. Un cris¬
tal de su balcón había volado hecho pe¬
dazos, y una piedra con ün papel atado á ella cayó á sus piés. El papel decía po¬ co mas ó menos estas palabras: «Señora, si no quiere Vd. que un desgraciado se

haga saltar la tapa de los sesos de un pistoletazo, esta misma noche á las doce y al pié de sus balcones de usted, que á esta hora caiga un pañuelo, una cinta, una flor, cualquiera cosa que le diga al que sufre: ¡Esperanza] —Gua 1 tero.» ¡Sí, firmaba Gualtero! ¿No es verdad que era
romántico el billete?
—¡Carolina! —Y no paró tampoco aquí. A las doce de la noche Gualtero fué puntual á la cita que había dado, y al sonar la última campanada de la hora de los fantasmas, cuidando de hacer todo el mayor ruido posible, amartilló una pistola y se oyó... —¡Por Dios, señora! —¡Oh! no temas, no fué el tiro lo que se oyó; no era Gualtero tan loco que lo tomase de veras... lo que se oyó fué un grito que salió del balcón de la dama, y un pañuelo cayó á los piés del artista, el mismo pañuelo bordado que ya se le ha¬ bía arrojado desde un palco otra vez. So¬ lo que ésta iba acompañado de un bille¬ te. y este billete decía: «Si en el baile de máscaras de mañana, después de las dos, un máscara se pasea por el salón con es¬ te pañuelo en la mano, la Esperanza
acudirá en su auxilio.» Y Gualtero. loco
de alegría, ha venido hoy al baile con el

pañuelo guardado, para ostentarlo triun¬ fante en cuanto el reloj haya señalado la hora. ¿Di, es esta la,historia?¿No es así como ha pasado? ¿Falta algún detalle?
—Carolina, dijo entoncesGualterocon tranquilidad y con acento enérgicamen¬ te pronunciado, te he dejado concluir sin interrumpirte...
—Es que no he concluido aún, dijo vivamente la joven: te he dicho el obje¬ to con que has venido al baile, pero me falta decirte que yo, la mujer ultrajada, yo. la única que tengo derecho á tu amor, yo no te abandonaré un solo instante en toda la noche; y cuando ven¬ ga esa dama, esa señora, esa vizcondesa, hallará á la pobre cómica al lado del
artista.
— Carolina, siento tener que decirte que para ti. para raí, para entrambos, sería mejor que te marcharas buenamen¬
te, porque...
—¿Por qué? — Porque no respondo de mi como te quedes. —¡Oh! pues te seguiré, te seguiré co¬
mo tu sombra, como tu conciencia.
—¡Señora! —Me cogeré á tu brazo, no te abando¬
naré un instante...

— ¡Te he dicho que te fueras! exclamó Gualtero palideciendo de cólera bajo su
máscara.
—No, en vano lo intentas. —Pues me iré yo entonces.
Y rechazando tan violenta como bru¬
talmente á la joven, la hizo caer sobre el banco junto al cual había pasado la con¬ versación, y se perdió entre las másca¬
ras.
Carolina no acabó de caer al empuje brusco y repentino que le diera Gualte¬
ro. Un brazo la detuvo. Era Alberto, que
precipitadamente la arrastró consigo fuera del baile, para robarla á la curio¬ sidad de aquellos que á las últimas pa¬ labras de I03 dos amantes pronunciadas
en voz alta, se habían acercado, presen¬ ciando el desenlace de la escena.
Al estar fuera del salón, Alberto dijo
á Carolina:
—Señora, su preocupación de Vd. le ha impedido ver que yo estaba cerca de Vd. escuchándola. He asistido á parte de la escena que acaba Vd. de tener con ese hombre, pero lo que he oido no me basta.
Dios sin duda me lid llevado á pasar por delante de Vds. dos, en ocasión en que
pronunciaba un nombre que me ha im¬ pelido á escuchar. Señora, hay acaso

una mujer en este momento que es más desgraciada que Vd., que sufre más que Vd.. que.se vé arrastrada poruña pasión
tan insensata como invencible, hácia un
abismo en el que puede caer si una ma¬ no no acude á tiempo para salvarla. Yo puedo ser esta mano, señora. En nom¬ bre de Dio?, repítame Vd. lo que há po¬ co contaba Vd.; que yo me entere, que yo lo sepa, que no se me oculte nada.
Había un acento tal de sinceridad en
las palabras d* Alberto, un sentimiento tal de tierna y verídica expresión, que Carolina creyó hallar un salvador en aquel hombre que de improvisto se le presentaba en tan duro trance, como una tabla se ofrece de pronto á un náu¬ frago sin aliento que á ella se agarra con la postrera desesperación de la agonía.
Todo se lo contó.
—Señora, dijo Alberto cuando hubo concluido Carolina; señora, yo la resti¬
tuiré á Vd. el amor de Gualtero. yo sal¬ varé á la pobre mujer que se ha aventu¬
rado en el mar de la vida con un corazón
ingenuo y franco. Y acoinpañaudo á Carolina hasta un
coche en el que la hizo subir. Alberto,
devolviendo la serenidad á su rostro, en¬
tró nuevamente en el salón del baile.

2

SOLLER

me que trób de lo mes natural y apróv. trinas? ¿No será mucho más caritativo, defiende de una agresión injusta de que cuales revestirán este año una extraordi¬ algo al Norte y dominando apenas la

Per ell ja veitx, y n‘ estich de lo més con- en bien de la Sociedad amenazada, po¬ su adversario salga mal herido de la naria importancia, á juzgar por el Pro¬ bruma del horizonte, percibirán como

tent, que no ets cóm altres sollerichs que nerse en guardia y prepararse á la de-
conech, qui, volguent teñir part á’nes ! fensa, en vez de resignarse á una pasivi¬

cordoncillo que sa construeix en aquests dad estúpida y suicida?

moments per regalar á sa nóstra estima¬

Gratuitamente se puede negar lo que

da jovenzana, sortiren fent de Pera-Ma- gratuitamente se afirma, y gratuita por

teu á ses columnes d‘ el Sóller y ara ja demás resulta la afirmación de que no

se paneden d‘ haverse compromés, 6 li perdonemos á Ferrer y de que nos ensa¬

plañen sa part qu‘ hey posaren.

ñemos fieramente con sus restos.

lucha.
En cuanto á suscitar odios, rencores y resentimientos personales, mucho senti¬ remos que así suceda, pero haremos cons¬ tar en nuestro descargo que el resenti¬ miento y el odio no existirá por nuestra parte, ni contra los descontentadizos es¬ pectadores de la discutida representa¬

grama que de las mismas hemos recibido, publicado por el Excmo. Ayuntamiento
de la Ciudad Condal.
Entre los números de dicho Programa figuran como más importantes la Sema¬ na de Aviación, que será dirigida por el famoso Bleriot, y en la que tomarán par¬ te además, pilotos de fama mundial, ta¬

una estrella, cuyo esplendor débil y apa¬ gado contrasta con los vivos destellos y la luz intensa que las estrellas emiten.
Mirando ese extraño astro con unos
gemelos de teatro ó con un anteojo, por pequeño que sea, se verá en seguida que lo que á simple vista parecía una estre¬

—-Póds creurer que nó, que no ‘u som

Aceptamos, como católicos cristianos ción, ni contra su portavoz el señor X, les como Lesseps, Olieslagers, Graham- lla, aunque imposible de ser confundida

cóm ells, me respongué, ni 'm fan enveja: que somos, el deber de perdonar á vivos por más que no participemos de sus opi¬ White y Barrier; el Concurso Internacio¬ con las yerdaderas estrellas, ni aún por

jó trób que quant á una persona á qui y muertos, y nadie, ni aun el señor X”, niones... Aun sabemos distinguir, gracias nal de Voiturettes, denominado «Copa el menos experimentado de los observa¬

s‘ estima de cór se li fá un regalo, no podrá probarnos que odiamos á Ferrer, á Dios, entre las ideas y opiniones y las Cataluña»; la Exposición del Retrato, lla¬ dores, es en realidad un cometa, dotado

s‘ han de teñir mires interessades, ni s‘ ha de pensar més qu‘ en halagarla, en satisferia, en feria felis. Lo demés no es tal amor, sino egoisme, ambició, codicia, tot menos sa lliberalidat que se volgué fer veure qu‘ era es vértader y únicn móvil á ‘n es principi, quant se resolgué fer es regalo y se demanaren particips. ¿Quins

al difunto é inofensivo Ferrer; á quien detestamos es al Ferrer que vive en las ideas y propagandas de aquel desgracia¬ do, porque los hombres se sobreviven A
si mismos encarnados en las ideas que
en vida predicaron, al Director de la Escuela Moderna, al propagandista de
teorías demoledoras de todo orden so¬

personas que las profesan.
Cristóbal Magraner.
Sóller, Abril de 1910.
Ecos regionales

mada á despertar un extraordinario inte¬ rés éntre los amantes del arte pictórico; las Fiestas Marítimas; el Concurso Hípi¬ co y la Batalla Nocturna de Flores, que tendrá lugar en la plaza de Cataluña y en el Paseo de Gracia, cuyas espaciosas vías estarán profusa y artísticamente iluminadas, ofreciendo un espectáculo

de magnífica cabellera y con una cola ya bastante extensa y bien perceptible.
Es el cometa de Halley, tan sin funda¬ mento calumniado y que por indiscul¬ pables ligerezas de escritores poco serios trae aún preocupadas á muchas gentes.
Seguirá siendo astro matutino duran¬

d‘ aquests, creyen llevó en recompenses, cial, al Ferrer que tuvo y tiene adeptos

sin precedentes en las fiestas ciudadanas te la primera mitad del mes de mayo,

ni sisquera esperaven de sa jove una be- y discípulos que viven y trabajan para LA POESÍA MALLORQUINA europeas.

pasando después á ser astro de la tar¬

sadeta de gratitut? Y si algún hey creya perpetuar la persona y la obra del maes¬

Basta lo señalado para augurar á Bar¬ de, visible por todo el mes de junio des¬

y recompénsa esperava, tothóm, tractantló de beneyt y tot, se rigué d’ellfins á convencerló de qu‘ anava cal£at per aygo y havía de desistir...
Seguirem ¡un parey de passes més y
mos tornarem returar. Un altra di a vos
diré lo que diguerem amb aquest' altra returada,
J6 Mateix
Tribuna pública
EN LEGITIMA DEFENSA
Habiendo leído en el último número del Sóller el artículo Contestación A
un reto, firmado por un señor X, debe¬ mos confesar que no nos ha sorprendido ni el artículo... ni la X; si bien nos han sorprendido dos cosas: en primer lugar, que el articulista desconozca el diálogo que califica de contraproducente y poco caritativo (mal puede el señor -X juzgar de la oportunidad y de la caridad de lo que nó conoce) y en segundo lugar, nos sorprende la causa del disgusto de los descontentadizos señores, de quienes se constituye en heraldo el articulista.
Prescindiendo de que nadie podrá sos¬ tener en buena lógica que por el mero hecho de combatir las doctrinas, las pro¬ pagandas y los actos de un personaje, esté vivo ó muerto, con el noble fin de defender á Dios, á la Religión y á la ver¬ dad, de la perniciosa influencia de aque¬ llas doctrinas, actos y propagandas, se profanen sus cenizas, hemos de decir que la argumentación que se nos opone resul¬ ta capciosa y sofística, por aquello de que quod nimis probat nihil probat; pues el caritativo argumento del Sr. X cae de lleno sobre los ilustres varones y emi¬ nentes sabios que en sus obras no vacila¬ ron en poner de relieve la personalidad
moral de los autores de las heréticas doc¬
trinas que combatieron, aunque hubiesen muerto, y cae así mismo sobre la Histo¬ ria que siglo tras siglo conservará y co¬ mentará las doctrinas y propagandas de Francisco Ferrer, junto á la pública rela¬ ción de sus públicos actos ¿Se atreverá nadie á calificar de contraproducente, fuera de lugar y profanadora á la His¬
toria?
Nosotros no alcanzamos la r^zón de que pueda ser contraproducente poner de relieve las tristes consecuencias de los
actos y propagandas de Ferrer, con el
levantado fin de evitar en lo sucesivo la
repetición de las luctuosas escenas de Barcelona y de defender á Dios, á la ver¬ dad y al órden, contribuyendo con ello, siquier sea en pequeñísima parte, al bien¬ estar general, aunque otra cosa piense el señor X y nos tache de poco altruistas.
No se nos diga, no, que sea ya innece¬ sario combatir aquellas doctrinas y exe¬ crar aquellos vandálicos hechos; no más que nueve meses ha que sucedieron y ya en repetidos mítines se aboga por la rea¬ pertura de escuelas del jaez de las funda¬ das por Ferrer, semilleros de criminales; se nos amenaza públicamente, con ver¬

tro y jefe... Es por lo dicho que nosotros, que so:
mos cristianos, aceptamos todos, absolu¬ tamente todos los deberes que nos impo¬
ne nuestra Religión y entre ellos el im¬
prescriptible de proclamar sus principios donde, como y cuando convenga, defen¬ diéndola de sus enemigos que lo son nues¬ tros... aunque de todo corazón les perdo¬ namos las injurias, los golpes y los sali¬ vazos... ¿De donde saca el articulista que no perdonamos á Ferrer? ¿Es que para perdonar á nuestros enemigos no hemos
de defendernos de sus ataques, que aun duran? ¿Es profanar las cenizas de un
difunto combatir las ideas que en vida sostuvo y los actos que fueron su conse¬ cuencia, cuando subsiste la propaganda de las primeras y la pública amenaza de renovarse los segundos?
Lo repetimos—para sincerarnos ante el pueblo culto y sensato de Sóller—no odiamos á Ferrer, abrigamos por él tan¬ ta cuanta caridad supone el deseo de que
hubiera muerto abrazando los auxilios
de la Religión, y no con las señales de un réprobo iQue más caridad puede sen¬ tir un cristiano para con un muerto! No
nos son extraños los sentimientos de con¬
miseración para con los criminales; pero sabemos hermanar perfectamente el ho¬ rror al delito con la compasión al delin¬ cuente, compadecérnosle sin perjuicio de anatematizar sus actos comprobados y
documentados... sin meternos á averi¬
guar si era ó no era mejor ó peor que
Satanás.
Es posible, que si el articulista hubiese asistido á la representación dichosa, ja¬ más hubiera interpretado tan torcida¬ mente los fines y efectos de la misma; no hubiese tomado por cruel y furiosa dia¬ triba lo que era sencillamente una com¬ posición dialogada en que se procuraba poner en parangón doctrina buena y doc¬
trina mala, como en tantas otras compo¬ siciones de carácter dramático, en que se pintan con los mds vivos colores la virtud
y el vicio, la verdad y el error* con el moralísimo fin y efecto de hacer estima¬ bles las primeras y aborrecibles los se¬ gundos. Es preciso no dejarse llevar de vanas apariencias de forma y penetrar en el fondo de las cosas cuando se quiere
actuar de crítico...
No es buen Juzgador quien juzga
sin notar todo el proceso.
Si la palabra caridad implica los con¬ ceptos de amor á Dios, al prójimo yá nosotros mismos, no creemos que pueda ser caritativo callarse y permanecer inac¬ tivos, cuando todavía se defiende al anar¬
quista de acción á punta de pluma, cuan¬ do se nos amenaza impunemente con la repetición de sangrientas escenas, cuan¬ do se insultan groseramente los más ve¬ nerados principios de esta Religión que V., señor X, se precia de profesar; por¬ que hoy, como en los primeros siglos del Cristianismo, se necesita, si no queremos vernos arrollados, no solo la sublime pa¬
sividad de los mártires sino también el
fuego y ardor de los apologistas. Si V., Sr. X, conviene en que las ideas
y propagandas de Ferrer son diabólicos engendros y deletéreos errores ¿por qué juzga moral mal entendida el combatir¬

El telégrafo nos anunció que en los cen¬
tros literarios de la ciudad condal se de¬
cía que el Jurado calificador de los Juegos Florales, que allí se celebran solemne¬ mente todos los años, había otorgado uno de los premios ordinarios, el de la Viola, al inspirado vate mallorquín Lorenzo Riber y un accésit y uno de los premios ex¬ traordinarios á nuestro joven poeta Mi¬ guel Ferrá. La noticia se ha confirmado aquí en todas sus partes: la poesía mallor¬ quína está pues de enhorabuena.
Y merece fijar la atención este hecho de positiva importancia entre la intelec¬ tualidad, ya que constituye la más pal¬ pable prueba de que la escuela mallor¬ quína continúa sus gloriosas tradiciones y no abandona su puesto de honor en el campo de las letras.
A la larga serie de vates mallorquines que desde la restauración de los Juegos Florales, en la metrópoli catalana, han
ceñido sus frentes con el laurel del triun¬
fo y han conquistado el honroso y codi¬ ciado título de Mestre en gay saber, hay que añadir ahora el de Riber y Campins, el joven sacerdote que acaba de ganar ahora el tercero de los premios requeri¬ dos para alcanzar tan honrosa distinción.
Cuando resuene el nombre del joven maestro bajo las altas bóvedas del salón de la Lonja y se junten todas las manos para aplaudirle, se estremecerán segura¬ mente de gozo en sus tumbas, donde duermen el sueño de la muerte, los hue. sos de los que precedieron al inspirado poeta por la senda de la gloria literaria: Pons y Gallarza, Aguiló, Forteza...
Siempre los representantes de la es¬ cuela mallorquína cosecharon gloriosos
lauros en los nobles torneos de la inteli¬
gencia, y entiendo que el secreto de ello
estriba por manera especial en el sereno y equilibrado critero característico de es¬ ta escuela, y en el esmerado cincelamiento de la forma que en los poetas ma¬ llorquines se observa. Tal vez sea ello cuestión de temperamento, quizás sea de¬ bido principalmente al medio ambiente; pues la serena belleza de nuestra esplén¬ dida naturaleza, inagotable fuente de inspiración para los poetas mallorquines, juzgo contribuye no poco á lo fructífero y meritorio de su labor.
Insistiendo en la circunstancia en pri¬ mer término señalada ó sea en el equili¬
brado criterio de la llamada escuela ma¬
llorquína, es de nótar que sus más legíti¬ mos representantes y por mejor decir to¬ dos Jos que á ella pertenecen no se deja¬ ron llevar jamás de los estravíos de un arte calenturiento que ora á influjo de un exagerado modernismo, ora á consecuen¬ cia de un enfermizo y rebuscado atilda¬ miento, roba frescura, naturalidad y ar¬ monía al verso, perjudicándole por ende asi por lo que afecta al asunto como en lo que atañe á la métrica.
Los óptimos resultados obtenidos por los poetas de Mallorca y la estima en que es tenida su producción demuestra bien á las claras que su orientación es acertada y su producción de un valor positivo.
Por lo que afecta al nuevo Mestre en gay saber, huelga el hacer su presenta¬ ción. En estas columnas ha aparecido re¬ petidas veces su nombre al pié de hermo¬

celona una gran concurrencia de foras¬ teros durante las mencionadas Fiestas, con mayor razón celebrándose en la épo¬ ca primaveral, que tan pródiga en belle¬ zas y en dulzura de clima se muestra en la populosa capital catalana.
Pequeñas Crónicas
España progresa
En el triste epílogo que tuvo la historia de nuestros descubrimientos, conquistas y do¬ minios en América, no faltaron voces fúnebres que salmodiaron el acabamiento de nuestra nacionalidad, como si ésta no hubiese triun¬ fado, al través de las centurias, de más hon¬ das y más graves crisis y convulsiones. Du¬ rante unos cuantos años han pesado sobre los espíritus la zozobra y el dolor de esa impía sentencia, hastaqne la fuerte y vivaz alma hispana, que tantas veces ha dado muestras de su vigor inextinguible, nuevamente se ha remontado hacia los esplendores de la vida.
No sin pena, ciertamente, vuélvense los ojos á un próximo pasado en qne la soberanía es. pañola se extendía en ricos y dilatados terri¬ torios á la parte de allá de los mares; mas, si
se tiene la entereza de acallar esas voces ro¬
mánticas que brotan del fondo de nuestro co¬ razón, es indudable que tenemos hartos moti¬ vos para consolarnos y hasta para sentir grandes esperanzas y alegrías, porque victo¬ riosos en la tremenda prueba, vemos que lo que liemos perdido en extensión lo hemos ganado en intensidad, y que, tanto en lo material co¬ mo en lo ideal, no hemos descendido, sino que caminamos en gloriosa ascensión.
Muévense y se desarrollan los elementos de riqueza, raultiplícanse las industrias no obs¬ tante los inconvenientes y trabas fiscales; preocupan las cuestiones de cultura; nuestras
armas han llevado á indómitas tierras el nom¬
bre y el señorío de España, y ábrense ante ésta perspectivas exteriores que antes yacían
olvidadas ó vedadas...
Ahora mismo, en estos momentos, á orillas del luminoso mar de Levante, entre lozanas huertas y floridos vergeles, una urbe que es gala y orgullo de España, Valencia, celebra un admirable certamen, en que se junta cuan¬ to la inteligencia y el trabajo producen en la nación. Y allí está vivo y poderoso el testi¬ monio de que laboramos, de que creamos, de que vamos hacia arriba, tocando ya la plena posesión de un halagüeño estado de prosperi¬ dad y de progreso.
Y al calor de estos generales regocijos, en la efusión de estos pacíficos triunfos, las se¬
cundarias diferencias de bandería se desva¬
necen y se ocultan, y en una ciudad donde
tanto abundan los elementos adversarios del
régimen actual, el rey, el jefe, del Estado, la más alta personalidad de la nación española, es recibido entre clamorosos y entusiastas ví¬ tores, porque él es otro de tantos, un traba¬ jador entre todos cuantos trabajan por el res¬ peto y la prosperidad del país.
(De La Correspondencia Militar.)

pués del ocaso solar. Por su tamaño y por su aspecto no
constituye todavía un espectáculo para el público, pero llegará á serlo muy pronto si, como es de esperar, sigue cre¬ ciendo en la misma proporción que ac¬ tualmente. Pero ni por la mañana ni por la tarde será para la generalidad de las gentes otra cosa que eso: un espectᬠculo más ó menos atractivo, según el de¬ sarrollo que llegue á adquirir la cola, y nada más. La importancia y el verdade¬ ro interés de su observación pertenecen á los astrónomos profesionales, que apro¬
vechan afanosos hasta los instantes en
que la observación es posible para deter¬ minar, con los anteojos, las posiciones exactas que el astro va ocupando en el espacio y conocer así todas las influen¬
cias perturbadoras del movimiento pla¬ netario; para registrar con las cámaras fotográficas cómo va produciéndose y modificándose la cola por las emisiones
continuas ó interminentes del núcleo ba¬
jo la potente energía radiante de sol; pa¬ ra determinar con espectroscopios y es¬ pectrógrafos la naturaleza físico-quími¬ ca de los componentes del astro, pidiendo á la física y á la química de los cuerpos celestes una colaboración de gran valia, para complementar las investigaciones que, con el fin de penetrar cada vezmás
en el conocimiento de la materia, se lle¬
van á cabo constantemente en nuestros
Laboratorios.
Por todo esto, el cometa de Halley tie¬ ne interés extraordinario para los astró¬ nomos; pero para las personas ajenas á la profesión, no tiene más importancia que cualquier otro cometa de brillante núcleo, extensa cabellera y prolongada cola; porque la circunstancia de llegar
á encontrarse en linea recta con el Sol y
la Tierra al tiempo de su conjunción, particularidad explotada tan sin motivo para impresionar al público con el anun¬ cio de posibles catástrofes, no es ningu¬
na novedad en la historia del cielo.
Seguirá el cometa recorriendo su ór¬ bita según las leyes que regulan los mo¬ vimientos de los astros; brillará ahora como astro de la mañana; pasará el 19 de mayo por delante del Sol; huirá de nuevo, por la tarde, al Occidente, se ale¬ jará después de nosotros con velocidad vertiginosa, tanto que por completo le perderemos de vista; y al final quizás la ciencia se habrá enriquecido con algún nuevo descubrimiento; al menos habrá perfeccionado los que ya poseía; pero la humanidad seguirá luchando con sus propias miserias, sin que á las calamida¬ des que se atrae con sus pasiones y ruin¬ dades tenga que añadir ninguna catás¬ trofe ocasionada por el astro que en la actualidad nos visita, y que no dejará otro recuerdo sino los ratos que haya cautivado la atención de las gentes con la magnificencia de su aspecto.

gonzosa impunidad, con la repetición de las? Nosotros confesamos ingenuamente sas composiciones en que dejó bien pa¬

la semana trágica, que no se duda en ca¬ lificar de gloriosa; en numerosos perió¬ dicos nacionales y extranjeros se sus¬

que no comprendemos como pueda ser inmoral perseguir el vicio, el error y el crimen, ni que pueda ser poco caritativo

tentizada la robustez de su inspiración y las delicadezas que sabe arrancar á las
cuerdas de su lira.

Actualidades

La reforma del Concordato

tentan, más ó menos encubiertamente, procurar extirpar por todos los medios

Recientemente se ha dedicado Riber

doctrinas similares á las de Ferrer (no ha aquello que consideramos pernicioso para al cultivo de un género de un alto subje¬

El cometa de Halley

El Jefe del Gobierno Sr. Canalejas, en su diaria conversación con los perio¬

muchos días hemos podido ver, profusa¬ la Sociedad y para el individuo.

tivismo inspirado principalmente por la

mente repartidas, por aleve mano, dichas

En cuanto al Evangelio, y sin meter¬ privilegiada naturaleza mallorquína de

distas, dijo refiriéndose á un suelto de
Este astro, tan notable en la historia A B C sobre la reforma del Concordato:

publicaciones en un concurridísimo cen¬ tro de Sóller) y se trata de obtener con públicas manifestaciones la excarcela¬ ción de los delincuentes de Julio, con lo cual no cumpliéndose los fines de la pena, que justamente se les impuso, queda sin reparar el orden jurídico violado y la sociedad, privada de la garantía que le

nos á exégetas, no hemos olvidado que el Dios que perdona es el Dios que castiga; que el que redime á Israel es el mismo que destruye á Sodoma y fulmina su ana¬ tema sobre el pueblo y la ciudad deicidas; que el Dios del Calvario es el mismo
Dios del Sinaí.
En resumen—y nos dirigimos al públi¬

que antes hice mención. Sus composicio¬
nes de una fluidez é intensidad extraordi¬
narias é impregnadas de un alto senti¬ miento religioso, constituyen á mi juicio lo más positivo y principal de la obra del inspirado poeta á quien me complazco en felicitar desde estas columnas por el justo y alto triunfo que acaba de obtener.

de laAstronoinía, y á propósito del cual
tanto se ha exagerado, por no decir dis¬ paratado, recientemente, ha pasado ya en su órbita por detrás del Sol y se ha
colocado en el cielo al Occidente de este
último, al cual precede, por tanto, en su salida y en su movimiento diurno

«Todo lo que discretamente puedo de¬ cir sobre este punto es que hace algún tiempo celebré dos conferencias con el Nuncio de Su Santidad, que medevolvió dichas visitas. En una y otras entrevis¬ tas le expuse con claridad el desarrollo que el Gobierno daba á las negociacio¬

ofrece el elemento coactivo del Derecho, co culto y sensato—el diálogo Preludios sin el que éste se convierte en vana ilu¬ de una conquista no era, no podía ser

José M.a Tous y Maroto.

aparente. Hallándose en su mayor proximidad

nes que se seguían con Roma y sin am¬ bages de ninguna clase, cuál era mi

sión, papel mojado las leyes y organismos
inútiles los tribunales...
Si todo cuanto llevamos dicho es cier¬
to, y no se puede negar que lo sea, si todo esto perdura de la inicua campaña de Ferrer y sus satélites ¿no será oportu¬ no, una y mil veces, poner de relieve la

una sañuda diatriba contra la persona de Ferrer, sino la refutación de las doctrinas de aquel desgraciado y de cuantos con él contribuyeron á escribir una página de sangre en la Historia de España y de Ca¬ taluña, no teniendo nosotros la culpa de que al refutar tales doctrinas queden sus

Palma 28 Abril 1910.
LIS FIESTAS M BARCELONA
Durante los próximos meses de Mayo

al astro del día. su tamaño aparente crece
con rapidez y ha dejado de ser un astro telescópico para ser visible á simple vista.
Los aficionados á madrugar—ó á tras¬ nochar—podrán ver por el Oriente poco antes de las cuatro de la mañana, brillar

pensamiento para el dia que este asunto
fuera llevado á las Cortes.
El Nuncio de Su Santidad me pregun¬
tó si podía dar á mis manifestaciones carácter oficioso, para transmitirlas te¬ legráficamente á Roma, manifestándole

personalidad moral y la escasa compe¬ autores en el lugar que merecen y se han y Junio se celebrarán en Barcelona las esplendorosamente al planeta Venus, lu¬ que no tenía en ello ningún inconve¬

tencia científica del aposto! de tales doc¬ conquistado, como no la tiene el que se llamadas «Fiestas de Primavera», las cero matutino ahora; y no lejos de él, niente.

SOLLER

3

Al efecto; redactamos dos documentos llorca su hermano don Antonio Weyler, les ha enviado atenta invitación la Jun¬

encaminados á reducir y regular las Or¬ abogado.

ta Directiva.

denes religiosas, los cuales se remitieron Durante la permanencia del general Se proyectarán doce películas, algunas

por conducto de nuestro embajador cer¬
ca del Vaticano. Mas como entonces se
hablaba de las dificultades con que se

en Palma, le han sido entregadas las in¬ signias completas de la gran cruz de Isabel la Católica, que regala el partido

de ellas de gran efecto. Hoy termina la décima octava semana

Hotel Universo

suponía tropezaba el Gobierno para pu¬ al general Weyler, compuestas de la obrera con el último día del llamado apa¬ blicar el decreto de disolución de las Cor¬ placa y el bastón de mando, cuya em¬ cible abril. Su obra, agricolamente ha¬

■ BARCELONA

tes, encargué al señor Ojeda que no los entregara al secretario de Su Santidad hasta que insertara la Gaceta dicho de¬
creto, con el fin de evitar malas inter¬
pretaciones. Una vez que dichos documentos han
sido entregados al señor Merry del Val, ha manifestado éste que después de es¬

puñadura lleva las insignias del capitán general y en su parte superior la corona de marqués rodeada de circuios de pie¬ dras preciosas; también lleva, en esmal¬
te, los escudos de Mallorca, Menorca é
Ibiza.
Igual regalo se ha mandado á don Aljandro Rosselló, diputado por Mallorcae.

blando, no ha sido tan beneficiosa y fruc¬ tífera como hizo concebir en un princi¬
pio, que empezó enviándonos agua, que fué recibida como miel sobre hojuelas.
Pero nuestro gozo en un pozo; esta ope¬
ración que hubiera convenido se repitie¬ ra con alguna más insistencia y algo más

Con la reforma del edificio propónese el nuevo propietario recuperar la fama universal que este establecimiento había alanzado. Al efecto, embellecidas las habitaciones y ampliada la renombrada cocina española y francesa, peculiar de esta casa, no duda el propietario verse favorecido por los hijos de estas Balea¬ res, que siempre honraron el citado hotel con su presencia.
Representante en todos los trenes y vapores.—Coche particular de la casa.—

tudiados le daría á nuestro embajador la respuesta consiguiente, la cual aún des¬ conozco, suponiendo que tardará algu¬
nos días.
Esto es todo cuanto hay sobre la3 ne¬ gociaciones con el Vaticano, pudiendo asegurar que no se habla en aquellas no¬
tas de Jesuítas ni de nada absolutamen¬
te de lo que dice el periódico citado, cu¬ ya información está apartada de la rea¬

El partido republicano ha proclamado candidatos para Diputados áCortes á don Francisco García Orell y á don'Jerónimo
Pou.
Para que la candidatura sea completa, el partido socialista ha nombrado can¬
didato á D. Lorenzo Bisbal.
En unas excavaciones practicadas en

de abundancia, no se ha efectuado hasta hoy, que sin preparativo alguno á eso de las cuatro y media de la madrugada han caído algunas gotas, insuficientes para el buen tempero de los campos. En lo res¬
tante del día el firmamento ha permane¬
cido encapotado, repitiéndose á las ocho y á la una de la tarde la caída de agua, pero en dósis todavía más homeopáticas.

Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres eléctricos en todos los departa¬ mentos.—Hotel el más próximo de las estaciones, muelle, aduana y centros
oficiales.
Plaza de Palacio, 3.—BARCELONA.

lidad en este asunto, como muy pronto
ha de verse cuando se publiquen los re¬
feridos documentos».
Crónica Balear
El precio corriente del almendrón en el mercado de Felanig era el sábado de 86 pesetas los 42’37 kilos.
El Ayuntamiento de Felanig, tenien¬ do en cuenta que el día 8 del próximo Mayo han de celebrarse las elecciones generales para diputados á Cortes, ha acordado aplazar la feria que debía cele¬ brarse en dicho día para el domingo si¬ guiente día 15.
*•
En. Palma fué detenida dias pasados una mujer que al parecer se dedicaba á la expendición de moneda falsa.
Al ser detenida se le ocupó un paque¬ te que contenía 20 monedas de una pese¬ ta falsas y en un reconocimiento practi¬ cado en su domicilio fueron halladas, es¬ condidas en un hueco cerca del pozo de la casa, cinco monedas de 2 pesetas y treinta y cinco de una peseta, todas ellas
falsas.
El martes, á las dos de la tarde, un tren de mercancías arrolló cerca de la es¬ tación de Binisalera áun muchacho, que
se supone intentó encaramarse al citado tren, cayéndose.
Las ruedas de la locomotora pasaron
por encima de las rodillas del desgracia¬ do muchacho rompiéndoselas.
En gravísimo estado fué sacado de en¬
tre las ruedas.
El infeliz muchacho, que falleció á las pocas horas, se llamaba Juan García (a) de C• an Fumat y tenía nueve años de
edad.
En Pollensa, en Ja tarde del día 21 del actual, al salir del punto conocido por el Barcarets el falucho Ligno, tripulado por cuatro hombres, una racha de vien¬ to le hizo zozobrar, cayendo al agua los tripulantes.
Tres de ellos se mantuvieron en la su¬
perficie, siendo salvados por el patrón
Juan Pons Vives (a) Churich.
El otro tripulante, llamado José Font Casanova, desapareció sin que pudiera ser recogido su cadáver.
La embarcación pudo ser recogida y llevada de remolque al puerto.
La prensa de Barcelona ha publicado el veredicto de los Juegos Florales que el domingo primero de Mayo han de ce¬ lebrarse en aquella ciudad.
Según dicho veredicto resulta haber sido adjudicada la viola al laureado poe¬ ta mallorquín don Lorenzo Riber y uno de los accésits del mismo premio al joven poeta Miguel Ferrá.
Este ha obtenido además el premio ex¬ traordinario creado por el Consistorio, por una traducción de la inspirada poe¬ sía de Victor Hugo «Booz adormit».
Habiendo obtenido el señor Riber con
el premio que acaba de serle otorgado ahora, los tres premios ordinarios regla¬ mentarios, será proclamado Mestre en Gay saber.
Igual distinción será otorgada al poe¬ ta catalán don José Carner, á quien ha sido adjudicada la Flor natural.
El y el señor Riber serán los más jó¬ venes de los Mestres hasta el presente proclamados.
Ha permanecido algunos días en Ma¬ llorca el general Weyler, acompañado de su hijo don Valeriano.
Se ha acordado que en vez de éste,que no tiene la edad reglamentaria, sea pre¬

la explanada de Santa Catalina de Pal¬
ma se han encontrado restos de una
iglesia. Según datos históricos, esta iglesia
llamábase Santa Catalina de los pobres, y fué fundada en 1345, con objeto de albergar doce pobres, como legado del testador, don Ramón de Salellas, en agradecimiento de haberse salvado en una tabla de un naufragio. Se han en¬ contrado notables azulejos.
Habiéndose declarado desierta la su¬
basta celebrada para enajenar el dique¬
de Mahón, se ha acordado anunciar una
nueva subasta en iguales condiciones que la primera.
Crónica Local
Por el señor Gobernador civil de esta
provincia ha sido aprobado el nuevo re¬ glamento acordado por la sociedad re¬
creativa «La Unión», en reciente Junta
General.
Como según el mentado Reglamento la
Junta Directiva de dicha sociedad debía
ser ampliada con dos vocales, fueron es¬ tos elegidos, quedando constituida la ci¬
tada Junta Directiva en la forma si¬
guiente: Presidente, D. Antonio Pastor Mar¬
qués; Vice Presidente, D. Lorenzo Roses Borrás; Tesorero, D. Juan Puig Rulláu; Contador, D. Bernardo Colom Barceló; Secretario, D. Ramón Lizana Garau; Vice-Secretario, D. Francisco Euseñat Mayol; Bibliotecario, D. Bernardo Galmés
Mir. Les felicitamos.
El viernes 22 del actual, por la noche, fondeó en nuestro puerto el vapor alemán «Joñas Vell», que procedía de Newcastle-on-Tyne con un cargamento de car¬ bón minerál para la fábrica de «El Gas»
de esta ciudad.
Terminadas las operaciones de descar¬ ga salió dicho buque, que desplaza 900 toneladas, el miércoles al medio día para Valencia, en donde debía cargar de fruta.
Según anuncio publicado en el Boletín Oficial de la provincia, se han señalado los días 15 al 20 del próximo mes de Ma¬ yo para la recaudación en esta ciudad del impuestojde cédulas personales corres¬ pondientes al actual ejercicio de 1910.
El Ayuntamiento de esta ciudad ha anunciado para el día 2 de Junio próxi¬ mo, á las once, la subasta para la cons¬ trucción de los nueve primeros tramos, del proyecto aprobado, del zócalo con verja de hierro para circuir la iglesia pa¬ rroquial en la calle del Príncipe, en sus¬
titución de la derribada muralla. El acto se celebrará en la Casa Con¬
sistorial, habiéndose señalado como tipo
de subasta la cantidad de 8.088‘24 pe¬
setas.
En la Secretaría de este Ayuntamien¬ to se hallan de manifiesto el pliego de condiciones, planes y presupuesto de la
obra.
Las obras objeto de esta subasta de¬ berán empezarse á los quince días de ha¬ berse formalizado el contrato, debiendo dejarlas terminadas en el plazo de cuatro
meses.
En el cine de la «Defensora Sollerense», se celebrará esta noche una extraor¬
dinaria función en obsequio de los que

La Comisión organizadora de los fes¬ tejos con que se ha de honrar la victoria alcanzada en 1561 por nuestros antepa¬ sados contra los musulmanes que inva¬ dieron este valle, ha confeccionado ya el
programa. Para conocimiento de nuestros apre¬
ciables lectores nos complacemos en pu¬
blicarlo á continuación:
Sábado, día 14.—Al anochecer, tras¬ lado de la histórica imagen de Nuestra Señora de la Victoria, en solemne pro¬ cesión, del Oratorio del Hospital á la Parroquia, donde se cantarán acto se¬ guido solemnes completas.
A las ocho, iluminación general en la Plaza de la Constitución, paseo del Prín¬ cipe y plaza de Antonio Maura.
A las nueve empezarán los disparos de los magníficos fuegos artificiales que, confeccionados por una acreditada casa de Binifayó, serán del mejor efecto y del gusto más artístico, amenizando la vela¬
da las dos bandas de música de esta lo¬
calidad en la plaza de la Constitución y paseo del Príncipe.
Domingo, día 15.—A las cinco de la mañana recorrerán las principales calles de la población las dos bandas de música tocando alegre diana.
A las diez en la Iglesia parroquial se cantará solemne misa mayor con sermón que dirá el Catedrático del Seminario Rvdo. D. Antonio Truyol Pbro. y á la
cual asistirán además de las Autoridades
locales, las Valenlas donas, Capitán An¬ geláis y Sargento Soler con la histórica Barra d'en Tamañy.
A las tres, en la plaza de la Constitu¬
ción una banda de música tocará las más
escogidas piezas de su repertorio. A las seis, procesión general á la cual
asistirán los personajes históricos y las
Autoridades.
Por la noche, á las ocho, iluminación general, y á las nueve, segunda tanda de fuegos artificiales, amenizando la ve¬
lada las dos bandas de música.
Lunes, día 16.—A las diez de la ma¬ ñana^ en el ensanche de «El Noguerá» tendrá lugar una tirada de pichón, sien¬ do soltadas las palomas con arreglo á las condiciones que allí estarán de mani¬
fiesto.
Por la tarde, carreras de cintas en la plaza de la Constitución, organizadas por la sociedad sportiva «Círculo Sollerense» bajo los auspicios y con la subvención del Ayuntamiento.
Al anochecer reconducción de Nuestra
Señora de la Victoria desde la Parroquia al Oratorio del Hospital.
A las ocho y nueve de la noche ilumi¬ nación general y disparo de la última tanda de fuegos artificiales, cuyo acto será amenizado por las dos bandas de
música como en las noches anteriores.
De Fornalutx
Publicada la convocatoria para Dipu¬ tados á Cortes para fecha próxima, ya se nota en este pueblo algún movimiento político, pues las personas más salientes de los partidos liberal y conservador se
dedican á la busca de votos.
Durante estas pasadas semanas se han registrado en esta villa algunos ca¬
sos de escarlatina.
Dado lo contagiosa que es dicha enfer¬ medad es de esperar se tomen por el se ñor Alcalde las precauciones indispen¬
sables en tales casos.

PUEBLA LABOA (Valencia) Telegramas: ROIG.

EN EL AYUNTAMIENTO Sesión del dia 22 de Abril

tecismo, habrá vísperas, procesión y el ejer¬ cicio mensual en obsequio del Sagrado Cora¬ zón de Jesús con exposición mayor. —Al ano¬

La presidió el Alcalde Sr. Mora y asis¬ tieron á ella los Concejales señores Co¬ lom (D. José), Castañer Arbona, Morell (D. José), Forteza, Enseñat y Colom (D. Miguel).
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Dióse cuenta de que no se había pro¬
ducido reclamación ni observación nin¬
guna, contra el proyecto modificado de alineación y rasante de la calle del Viento de esta localidad, durante el tiempo que ha permanecido expuesto al público, á dichos efectos. Enterada la Corporación, acordó aprobarlo definitivamente.
Se concedió á la «Eléctrica Sollerense»

checer, se continuará el ejercicio del Mes de
María con toda solemnidad.
Martes, dia 3.—Después de la procesión de las Letanías mayores, tendrá lugar la solem¬
ne bendición de los frutos de este término, y á continuación se celebrará la Misa mayor
con exposición de la Sagrada Reliquia de la
Vera-Cruz.
Jueves, día 5.—Se celebrará la solemne
festividad de la Ascensión del Señor.—A las
nueve y media, empezarán los divinos oficios» pronunciando el panegírico de tan glorioso Misterio, el Rdo. Sr. Cura Arcipreste. Ter¬ minada la Misa mayor, se cantará la Hora canónica con exposición de S. D. M.—Por la tarde, después de vísperas y completas, habrá

la autorización solicitada para instalar dos postes en la plaza de Estiradors pa¬
ra el tendido de cables conductores de

explicación del Catecismo; y al anochecer, continuación del ejercicio del raes de las Flo¬
res.

energía eléctrica, facultando al Sr. Al¬ Viernes, día 6.—A las siete y media, des¬

calde para designar el sitio donde han pués del ejercicio del Mes de María, tendrá

de ser colocados.

lugar la Comunión general para los Asocia¬

Dióse cuenta de otra solicitud, promo¬ dos al Apostolado del Sagrado Corazón de vida por D. Pedro Antonio Pizá Bisbal Jesús.

en concepto propio y como mandatario
de los vecinos de la barriada de la fuente
de «S’ Olla», pidiendo la instalación de tres faroles ó lámparas de alumbrado eléctrico, una en la esquina de la casa de D. José Escarchen, otra á la espalda de la casa del solicitante y otro en el su-
bidor de la cuesta de «Can Carrió». Ente¬
rada la Corporación, y considerando que aquella barriada, por sus muchos mora¬ dores y por lo tortuoso y accidentado del camino, requiere mejora de tal impor¬ tancia, acordó acceder á lo solicitado; y

En la iglesia del Ex-convento.—WsXixaXk domingo, día l.° A la tarde, después de la pro¬ cesión de la parroquia, se practicará la devo¬ ción del Mes de María, con solemnidad y plá¬
tica.
Jueves, dia 5.—A las cinco y cuarto de la tarde, se practicará la misma devoción, con
la misma solemnidad.
Viernes, día 6.—A las cuatro y media de la tarde, tendrá lugar el ejercicio propio del dia en honor del Sagrado Corazón, con ex¬ posición del Santísimo.

que la Comisión de Obras, constituida so¬
bre el terreno, señale el número de faro¬

Registro Civil

les que es necesario instalar, como igual¬
mente el sitio donde han de ser colo¬

Nacimientos

cados.

Varones 2.—Hembras 2.—Total 4.

Concediéronse luego los permisos si¬ guientes que habían sido solicitados: á don Gabriel Casasnovas y Magraner, para modificar una ventana que existe en el zaguán de la casa número 5 de la calle del Mirto; á D. Antonio Pons
Martí, para modificar una ventana de la casa número 127 de la calle de la Luna,
y al «Banco de Sóller», para demoler la casa número 34 de la plaza de la Consti¬ tución, y volverla á construir con arre¬

Matrimonios Día 27.—Francisco Frontera Bus¬
quéis, soltero, con Ana Gabot Lladó, sol¬
tera.
Día 30.-—Juan Reynés Colom, soltero, con Gerónima Oliver Escalas, soltera.
Defunciones
Día 27.—-Antonio Aibona Castaller, de 50 años, casado, calle del Cementerio.

glo á la alineación que señalará la Co¬
misión de Obras.
Se acordó satisfacer á la Sociedad «El
Gas» 3’54 ptas. por flüido suministrado á este Ayuntamiento, para calefacción
de esta Casa Consistorial, durante el
mes último; y 40 pesetas á los señores The Remington Tipefwiter y C.a de Bar¬ celona, por una mensualidad de la mᬠquina de escribir.
Publicado el R. D. convocando á elec¬

Fonda Balear

de

JOSÉ FLORES

C. Mayor (Subida oalle Rubí, n.° 1)

INGA

(MALLORCA)

situada en la mejor calle y la mas céntrica.

SERVICIO ESMERADO. -PRECIOS MODICOS.

ciones generales de Diputados á Cortes para el dia 8 del próximo mes de Mayo; fecha que coincide con la celebración de la feria de esta ciudad; se acordó apla¬ zar ésta y festejos organizados para la misma, para los días 14, 15 y 16 del pro¬ pio mes de Mayo.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.

Dependiente y carruaje v—»» «H* -»t ■■■■—» á la llegada de todos los trenes.
SUSCRIPCIONES
al Album Salón, Hojas Selectas, Blan¬ co y Negro, Por esos mundos, La Ilus¬ tración Española y Americana, Nuevo

Mundo, La Moda Elegante, La Ilus¬

Cultos Sagrados
En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo, día l.° Mayo.—Se celebrará la fiesta
en honor de la Virgen de la Rosa. A las nue¬ ve y media, se cantarán las horas menores y

tración Artística, Gedeón, El Mun¬ do, El Consultor de los Bordados, Los Toros, Industria é Invenciones, A B C,
La Mariposa, La Época, etc. etc.— Se
admiten en la Administración del

después la Misa mayor, en la que pronuncia¬ Sóller, San Bartolomé, 17.
rá el panegírico D. Antonio Ferrer. Vic-0.—

sentado para Diputado á Cortes por Ma¬ fueron accionistas del mismo, á los cua¬

A la tarde, después de la explicación del ca¬ SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»

i % S O l Lí E R

i¡Kipjyiü
COMPAÑIA MAErltOEjQUINA DE YAPOipS

OBRA NUEVA

CASA DE COMISIÓN Y EXPEDICIÓN

ESPÍRITU 1EL B. RAMÓN LULL
POR

CARDELL Hermanos

D JAIME BORRÁS RULLÁN Pbro.

Lie. en Teología y Derecho Canónico y Dr. en Filosofía.

Quai de Celestins, lO.-IiYON (Rbóne)

Vapores limaaf»8ellv§ff-C&tdii&»Bal®ap«LiUo-Iil®fl0

Continuarán durante el presente año los viajes quincenales

Se vende al precio de una peseta en «La Sinceridad», Sóller, y en las princi¬

♦ ♦ ♦ Palma á Marsella y vice-versa ♦ pales librerías de Palma.

En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los días de salida.—Los viajes para Argel continuarán también.

LA

SOLLERENSE

Especialidad de frutas del pais de todas clases.—Na¬ ranjas y limones.
Vinos al por mayor.—Bodegas á la comisión.
Hervido esmerado y económico.

— CONSIGNATARIOS: —

DE

BARCELONA. Sucursal “Isleña Marítima,, ALICANTE. Sucursal “Isleña Marítima,,

MARSELLA. Sres. Mayol, Brunet j C; ARGEL. Sres. Sitjar Hermanos.

JOSÉ COLL MB<E j P08.T-B0U (Frontera fraaco-espaltulat

VALENCIA. Sres. CarbonelL Hermanos.
GRAO. D. Juan Domingo.

CETTE. Mr. Barthelemy Tous. IBIZA. Sres. J. é l. Wallis y C.'1

Aduanas, transportes, comisión,

Servicios combinados á fort-fait en conocimientos directos para lo-

consignación y tránsito

principales puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamars Agencia especial para el trasbordo y

ca, SüeCiá, Canadá y Estados-Unidos.

reexpedición de naranjas, frutas

TELÉFONO 34, 41
LA SOLLERENSE
Ga;a española de comisión y de exportación
de *

... lis, lira*! j

frescas y pescados.

2,-Rne Fran$aise-S,-PARIS

DAVID MARCH Hermanos m o

00

*^

Ofrece servir con la mayor prontitud, esmero y economía lo mis¬

ti
■H

mo á los que importan á este mercado sus productos que á los co¬

r ■ .

.

Boulevard du Musée, 47.—MARSEILLE

U1

m
w LU

O

ZO

P* merciantes establecidos fuera á quienes pueda convenir surtirse en Ph esta plaza.

<x>
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones y bananas.

O oo

«o

O^ s

Su dirección telegráfica es: DÁMIACOLrPARIS Teléfono: 163.52
c3

Especialidad en toda clase de frutos y primeurs.
Frutos secos de toda calidad. Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE
Rapidez y Economía en todas las operaciones.
INDUSTRIAL É INTERNACIONAL
^ $ § % « de BRUSELAS %

o
EH . 5x3
fH

<5
^ Z o
O—

a

,

O

^.

S)
u

o ca

^ * a- ■(/) «C o

ZS&

Cl

gn o

p p

OQ
<3

.£2
o
B CCS 1\_

^ B^

* 2= 83

(/) — «

|

• rH
. -i—i

^

o

I W 00 m
Z £ P5 « 1
2i»1a i

OQ

(/) o °

LA EXPORTADORA NARANJERA
rDEBLA LARCA (Val.neia)

La más bien situada por la naranja extracolorada.

Rapidez en los envíos.

TELEGRAMAS: «EXPORTADORA»

■"■—i"-

—

1

1

.

ABRIL Á NOVIEMBRE} DE 1910

ai

-s ¿ LÜ

2
^

ZQ

M O

^

PABLO

COLL y F.

REYNÉS

O O£«

La casa Española de JOSÉ PASTOR, fundada en 1880, ofrece sus servicios

al público y particularmente á los señores expositores. La práctica y buen gusto

lo prueban los ocho grandes diplomas de honor y seis medallas de oro, etc. etc.,

obtenidas en las exposiciones ó concursos que ha tomado parte.

?H O

o j

(/) UJ
O“ P LU

^a
gH i

AIXOA.YE (Cote *V Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón

— SECCIÓN COMERCIAL

Se recomienda á las casas productoras y exportadoras de frutos y legumbres pri¬

00
«

53 Q

^ a

§3 S:

vx
45

Especialidad en patatas y demás artículos del pais.

ti

merizas para la venta en Comisión.

cS

Exportación de productos del país. ® Uva fresca en toda estación del año.

K h

5^

o

LU

to O

Expedición al por mayor de espárragos y toda clase

Pt
o
feo

de legumbres.

CONSIGNACIÓN DE VINOS GENEROSOS Y DE MESA.

Qu CO

<1

Ss.

Direjcción postal y telegráfica: Pastor-Bruxelles

¡Servicio esmerado y económico

jnLvJí U JLa-jjEjL

® Casa fundada en 1850

Denominación y marca registrada

Colón, níim. 39. —

(SñSieiisdes; Madrid,

Málaga, Cartagena, Santander

failaielM y

l-BSÍBci BljíK SECCION BE ROPAS CONFECCIONADAS PARA CABALLERO

AMERICANAS de alpaca negras y colores

de

CAZADORAS y GUERRERAS para el campo

GUARDA POLVOS para viaje

OHALEOOS de piqué blanco y colores

“

PANTALONES de dril crudo y colores

“

lana, tricot, paño y armoure novedad

k‘

TOGAS de seda ó pañete con vueltas de terciopelo “

FRACHS de paño y casimir negro

“

8
3 l¡2
8 4
3 1¡|3
6 100
30

30 12 40
12 1/2
11 25 á 150 á 75

ptas.
te

LEVITAS CRUZADAS de paño y casimir negro de 50

SACOS y SOBRETODOS de entretiempo

u

25

AMERICANAS y CHAQUÉS de lanilla, vicuña y

tricot

a

10

TRAJES completos de dril crudo y colores de lanilla, vicuña y tricot de alpaca negra y colores

u

8

u

15

íí

25

^

H£€€ION BE BOFAS COMFECCIOBÍABA1S PABA \\LVOS

á 65 á 100
a 50 á 32 á 80 á 60

ptas»
u
u rt (f te

TRAJES Americana de lana, vicuña y gerga para DÍAOS de 10 á 16 añOS de 14 TRAJES Americana de dril crudo y colores para hifiOS k 10 á 16 aílOS í“*. 6

TRAJES Marinera de lana gerga vicuña y alpaca para níftOS k k <110 afiOS " 4

TRAJES Marinera de dril, piqué y franela para ílil OS fe 4 i 10 aÜOS

“4

TRAJES Blusa y otros modelos de lana dril y alpaca para l ípOS

v

, v.,nde 4 á 10 anos

‘

CHALECOS piqué para niños de 10 á 16 años

á 40 á 16 á 38 á 20

ptas.
u

á 2 C> á6

AMERICANAS de alpaca negra para niños fe 10 í 16 ailOS
GORRAS de lanilla, dril y seda, forma Alfonsina para C
GORRAS de lana y dril forma Japonesa para caballeros
SOMBREROS de dril blanco y de imitación Panamás
SOMBREROS de paja para niños de piqué blanco para niños

de 8

á 14

«

2

á4

3 ii ’

a5

u

2

á3

(( 1 1/2 á 6

á2

ptas.
“
fí
u
*
“

,■

SECCIÓN IDE MEDIDA

.

Selecto surtido de Novedades en géneros nacionales y extranjeros.—Surtido completo de gorras para caballeros y niños.—Mantas para viaje. -Impermeables.' Todos los artículos llevan los precios marcados en sus respectivas etiquetas.

# # PRECIO FIJO m * VENTAS AL CONTADO /TjVv /7Jv\\
»-»»■ * EXPOSICIÓN DE TODOS DOS .AQTICUDOS DE DA TEMPORADA *