AÑO XXV.--2." EPOCA.—NUM. 1199
AÑO XXV.--2." EPOCA.—NUM. 1199
r
Q nin)T\\

i TI

VIERNES 18 MARZO DE 1910
i LPi'i Ln>.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona.

REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Sección Literaria
LA CITA (i)
Era la primera vez, después de ocho días de persianas entornadas y de lágri¬ mas. que venia ella sola á sentarse á la mesa del comedor para probar de reempézar la pasada vida. Durante años, esta
hora de la comida había sido la mas dul¬
ce del día. A menudo, por la noche, su hijo, su querido Mauricio, cenaba fuera; pero siempre el joven había reservado á su madre su compañía por la mañana, y en este frente á frente la vieja señora tenía tiempo para contemplarle como quería, para hablar con él y para sermo¬ nearle un poco acerca de su vida ociosa de guapo mozo mundano, rico y jovial.
Y ahora que no le tenía ya más á su
lado, muerto brutalmente por una em¬ bolia en la plenitud de sus veinte y cinco años, el recuerdo de estos detalles fami¬ liares aumentaba el dolor de la madre,
sentada por primera vez, desde la sepa¬
ración, delante de este sitio vacío. Al lado del único cubierto, estaba el
correo de la mañana: un montón de pé¬ sames garabateados por «amigos» tibios
ó indiferentes, entre un billete de felici¬
tación y una aceptación á un baile. En un sobre colorado, del que se des¬
prendía un aroma sutilísimo, una mano
femenina había escrito esta dirección:
«Señor D. Mauricio Pascal, calle de Médicis,—París.»
La madre cogió este billete, y, como si tuviera miedo de ser sorprendida, se lo metió apresuradamente en el corpino. Después, sin tocar la comida que se le presentaba, se fué al cuarto de su hijo y se sentó en el pequeño diván en donde
cada dia se echaba él indolentemente,
para fumar, con las manos juntas sobre la nuca. Y quedó un instante indecisa y temblorosa, instigada por el deseo de leer, y temiendo no obstante alguna re¬ velación dolorosa que viniese á lastimar todavía más su apenado corazón. Pero pudo más la curiosidad; rompió el sobre y leyó estas líneas:
«Escribo á Vd. la presente para repren¬
derle, mi querido Mauricio. El sábado último, después dei ensayo de Indrómaca, salí muy deprisa por ver de encontrarle en el jardín Montsouris, que tanto me deleita porque es donde le puedo encon¬ trar. Me apresuraba, dichosa al pensar que podía volverle á ver. Tenía como siempre mil cosas que decirle. Ante todo deseaba un consejo acerca del papel que desempeño, y después quería reir con Vd. de la necedad de ese pobre Oreste, que continúa haciéndome el amor. En fin, yo iba á contar á Vd. todos los chis¬ mes de entre bastidores, que sé le divier-
(1) Traducción para el Sóllek, por G. M. C.

QeHnnannannaiaBanaaRinannanniHnnniinnBBBBDiinnnBanaBBBBnnnnnBBnBBnBBRBnnnHaanBBnBBnanBnBRna

Ma||MMjMHMMBBBBtsasiR.DBnnauHBiataHnEiannunuianBBBBUBnaBBiBBiinnannaBBBniBBianBBBHBnBaiBRnanBaHnRnnB

rar,rar-mnrjtifflrasaiaBBE najes EiB-asafumoi nanunaEnH anstareBinatfEBB rao® n Hwraanaoa aBsonanMa Bata tauaua

{atamo tsaEtiHESHECBaasBHasiBa sania aanjta arca aannaaaa obwb Bsacacnu nana anonaananBaBcatiB

-

-

-

-

i

j -«rinaa ssss

no es la amiga de Mauricio, sino su
dre!

ma-

■nía ■«na ■■■■
«ü
■■■■
assi
■■■■
SS5S
aaia
::::
■■■■ anas BBBB BBBB
sss: «SE
BDDH anana
sss: sss: ssss sss:
ssss
■BBB
iUBI
nm\\
Sai
■■i ■■i—
ssss
■■r-
81
ssss ::::
BBBB
88:8 8888
ornan bbbb
■■■a
■Sataarían mana

gsSsSsSsSsBsBSsBsgsSsSsSSsSsSiigiSSSlSiiSa!

D.

BBnHBHnHBHaBRaHBBHBnRnnawBBBieaaioUflnBBnnHBBnBaBnBBnHHBnBBBHnnBBBnBBnBaBHBaanBBnnnaBBBaBnBBBBBBBnaBBBBBBBBBBnn
SBBBBBBBBBBÍBBBBaBBBBB3BaBaiBBBBBBBBBnBaBiaBBJHnKs1>BnBilPOIBfllaZ aGiI9BaIünflaCia|^SaaRSI«B0SDBa3;BaBanBBBnBBBBBBBBBaBBBBBnBnBBBBBMBaBaBBBBBBBBBBBBBBBBBBBHBBBBBRBBBBBBBnBBBBBfiBBBBBnBBBEBBBBBaBBBBBBBBBaBBBafBinBaBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBaBÍBB
BBBB BBBB BBBB BBBB
SSSS
BBBB BBBB
Damián Mayol Marqués BBBB BBBB BBBB
;::s
anua BBBB
sss: ssss

FALLECIO EN SÓLLER

SSSS

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

el día 15 de Marzo de 1910, á las ocho de la mañana

■a|WntalB

BBBB

á la edad de 50 años

hbbh nana BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

BBBB

(E. P. D.) ms

BB
BBBB BBBB BBBB

::::

sss:

Su atribulada esposa D.a Antonia Sbert, hermanos D. Buena¬

ssss
ssss
BBBB

sss:

ventura, D.

Juan y

D.

Miguel,

hermana D.a Catalina,

herma¬

BBBB
SSSS
BBBB

BBBB

nos y

hermanas políticos,

sobrinos,

primos y demás parientes,

SSSS SSSS ssss

participan á sus amigos y conocidos tan

dolorosa pérdida y les

::::
BBBB BBBB
BBBB

BBBB

BBBB

suplican tengan el alma del finado presente en sus oraciones, por

BBBB
BBBB BBBB

la | moas Y como la señora en vez de protestar
j se quedó sin más respuesta que un so-

I BBBB
BnnB BBBB

Hozo,

repentinamente

iluminada

la

jo¬

BBBB

BBBB BBBB

ven por aquel dolor y los vestidos de

nauta

■ BBB IBBB ¡BBB

luto que la anciana vestía, se llevó la

lana

mano al corazón y gritó con desespera¬

tirara
■3aS
®nnn anas rannn lata si pi i«n«H situases
“SSS
nnn na ramas niaras rama,a nona SHQH ¡tuya aran» n ¡erara
oratum «HHB
ISS ÍSS
ara üea a ratita
gggg SSSI
n aun nnww ara tira rararara
gggg
■HHS man: -pirara BBBB «acra ancua naan
SSSS
aans n tarara
ESSg
ara rara anam tañara a rain tu a aína
"SSS ssss

ción:
—(Mauricio!... ¡muerto! Las dos lloraron mucho tiempo sin ha¬ blar, mirando el pequeño lago que se extendía delante de sus ojos. Por fin la madre preguntó: —¿Como llegó Vd. á conocerle? Y la señorita contó sus rápidos amores desde la noche en que alguien se lo ha¬ bía presentado en su palco hasta la últi¬ ma cita, á la que había acudido rebosan¬ do salud, y, como siempre, alegre y jo¬ vial. Nunca habían hablado juntos del porvenir, ni jamás se había preguntado ella hasta donde podría conducirla tanto
cariño...
Hablaron largo tiempo en voz baja co¬
mo al lado de un lecho fúnebre, hasta

■■■■ anca anana ■■■■ ■■an cano
ssss
nona BCflKB ansa ■ana niaan ■ SKW bbbb Dffiaei
■an■eM iDj

recibirán BBBB
BBBB

lo que

nana»! '.QOBBUL
11 BBBB nBBBBBaBBBBBBHMHHMi tacan boibbbbbbbbbii aaavfiiai
mmm'&t&zm <$>. :<& <$>•<$*

especial favor.

:<s

*®j>m

BBBB

SSSS

w nibmb

Bam l ara

-ama

wSrSaBMBffliiBOaBBaHraBHSBBBaaHBfflBBBHBraBBBBBBBBwraaBBBBBaCBBBBgBBaBBaaEBBaBBBOBaBSB¡írSaaian

I

I

rn: —

-B^BiiBHgaBBaiiaBBHBainiíiaBanaBBHBBnagHB

¡íasñTTnwnBBfflainEBOHasmUBOIIHHaHnBBBBniñsnBBBBBnaBBHB B B B B B B O « B B B O H a B B el a a a 310 B H B B B H B B n B o

Cí U !&B niBBB azIQIB BBZ WBIBBBBBBBBBUB BBBB BiSSIB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBO SUQBBBBBBBBBBBBB

ranura
SE3S que de la parte baja del jardín llegó á

rara raía

II sus oidos el son de un tambor. Entonces

ssss la señorita se levantó.

nenio

tana:»

nana ratnraia

—Adiós, señora, dijo enjugándose las

nllsn

nnixn sones

lágrimas; es preciso que nos separemos

^EBBBOIBIBBBBBBBIBMBBAlfSIBIBDlQBBBaBBBIBBBBBBBBBBBBIBBiBBflBRBBBBBBBBSSflBSBBBBaaBBBGiaBBBBiQBBBSÜBUaEl^ta RlDiDEl QEBB BOBO IDElBtC BBBB BBBB ÜBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB UBIBB BBBB BRUBflBBB BBBB BBBBflBBB BBBB BBBB
BBBB BBBB BBBB BBBBBBBBnBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBllBBBDISBBBBHfBBB BBBB B13 BBBMBGIBRIüS Q ElflBKSBKi BU BfflBttUBraiHU tú 13 »3B]BI8BBBBBDBBaBISBC]llHB BBBB BOBO tTI ABl UISBBaBBBBBBBBBflBBBHBBBBaBBBBBiBMaBBaBBBBBBBBa^BBClBBBBBira naB¡SHNBiaBi BBBBBBqBBBanHES acaaBBBBQ sana bbbb ataña BBBBBBQa aBaaaaaBBBBifl 8íSBaa»Kei0HinnuaaaEi:i>c<» traían xi HiciBauiaaunaraBnraflBaidnDjaaatiiaKBiBBHaBiaiwMHtBBÍBBBBBBBBBBBBHBBBBBBBBBBBBBQfflSBBBBBBBBBBBBBBBB QHIIBRIB
"I BBS—I iarajBBHBBHaHaBRaianBi!iaraBraBBn3BfliSB»0niBBHBHWBRnraHBHBiiHBHBnHirflj<iBBRnGHWMBHBraD:iBauía':inaacrjíSffl5m*-r.-.f.sasBBaraoHonB:racnrau2inEíRiBBnBtiR! laaBBflaaflBflBBBBBBBBBBBMaBBBflBaaBBBBBBBBaBBBBBaBKBfliBaEn

porque yo he de representar la comedia
esta noche.

ten y que tanto gusto tengo en repetirle cuando estoy á su lado.
«¿Por qué, pues, no le encontré, mi querido Mauricio, en nuestra alameda de la orilla del lago? Le esperé muy tris¬ te, basta el momento en que tocaron el tambor y cerraron la verja. Un guardia me echó á la calle y me fui muy tarde á mi casa, donde mi padre me dijo cien necedades al mismo tiempo que se atusapa su bigotazo de veterano.
«Por fin el lunes representamos nues¬ tra pieza. Su discípula hizo lo que pudo, y estuvo unas veces bien y otras mal. La muchedumbre !a felicitó en el foyer; amigos, periodistas, desconocidos; pero...
ej que ella aguardaba no vino. «Yo no puedo creer que esté Vd. eno¬
jado conmigo ni le quisiera enfermo. Así. pues, hasta esta tarde á las cinco; yo le esperaré en la alameda consabida. No falte esta vez, porque ya vé* yo lloré mucho aquella noche de la semana pa¬ sada, al tener que volverme sola.»
Y esto era todo. Este mismo día en
que ella le había esperado en vanó, el mal habíale sorprendido y acabado con él; ya estaba dentro el ataúd cuando la
amorosa actriz le buácaba con ávidos
ojos en el teatro por eotre los espectado¬ res de la anhelada representación.
La carta, una vez leída habíase des¬
prendido de la mano de la señora, yendo á caer en la alfombra á sus piés. y la anciana ensimismada y presa de una

emoción extraña, de un enternecimiento consolador, hallaba una dulzura infinita
al soñar que su hijo no estaba totalmen¬ te perdido, pues que en el mundo al¬ guien le esperaba todavía. Y le vino de seguida la idea de acudir ella misma á
la cita, de ver á esta señorita, de inven¬
tar un pretexto cualquiera, una salida brusca, á fin de tener con quien hablar de su hijo, no como de un muerto al que no se puede ver ya más, sino como de un viajero cuyo regreso fuera posible, siempre esperado.
Mucho tiempo antes de la hora fijada, se cubrió con un crespón y se puso en camino. Entró en el jardín;, buscó la ala¬ meda del lago, se sentó en un banco y habiéndose levantado un poco el velo miró detenidamente ese paisaje foráneo sobre el cual los ojos de él se habían en otro, tiempo recreado.
En fin, de lejos vió venir una jóven, y advertida por un presentimiento se dijo:
—¡Es ella!
Acercóse la señorita al banco y des¬ pués de mirar á su alrededor se sentó.
La madre no podía apartar sus ojos de las dulces facciones que su hijo había
amado. Sentíase mordido el corazón por
los celos que alteraban visiblemente su fisonomía; pero de nuevo puso sus mi¬ radas en la señorita, y el espectáculo de
su ansiedad, de un dolor mudo en el
bello semblante retratado, la llenó de piedad. No sabía como abordarla ni que

palabras decirle. Pero finalmente, vien¬ do que el día desaparecía y que los jar¬ dineros se marchaban ya con sus uten¬ silios á cuestas, animóse á preguntar
con voz entrecortada:
—Señorita ¿es Vd. la que espera á Mau¬
ricio?
La señorita experimentó un sobresal¬ to; sus mejillas se cubrieron de carmín y balbuceó al levantarse corno para huir:
—¡Dios mió! señora... ¿quien os ha di¬
cho?...
La madre continuó con voz baja:
—No se asuste Vd., niña mía; tne han
enviado para advertirla que Mauricio no vendrá hoy. Se ha visto obligado á au¬ sentarse... Y ha partido en viaje por mu¬ cho tiempo.
—¡Sin decirme adiós! ¡Sin escribir rae!... murmuró la joven con dolor, ¿Y es á Vd.. señora, á quien encarga?... Pe¬ ro, sepamos, ¿quien es Vd? y por qué, pues, quiere Vd. que yo la crea?
La señora sintió las lágrimas asomará sus ojos. Quitóse de una vez el crespón que medio ocultaba todavía su rostro y esforzándose por reir dijo:
—Yo soy una antigua amiga, Mauri¬
cio se ha confiado á mi.
Pero sin responder la simpática actriz contempluba con una especie de pavor á la que le hablaba, y, sorprendida de la semejanza que en el mismo instante ob¬ servó, dijo lentamente:
—¡Vd. quiere engañarme, señora; Vd.

Y se inclinó respetuosa en medio de su grande aflicción; pero la madre la atrajo á sus brazos, y apretándola con efusión la dijo con voz doliente:
—Niña mia. permítame Vd. que la es¬ criba alguna vez cuando esté demasia¬ do triste, para darle cita aquí, cerca de este mismo banco... ¡Hablaremos de él!
Hughes Le Roux.
FLORS DEL CALVARI
D0I9 Amor del meu amor, vida dol$a de ma vida, trobo en Vos tanta dol<;or que tot penar se m’ oblida.
*
Amor y dolor
son dues germanes,
que dalt de la Creu se son abra9ades.
*
Qui no tastará les penes en este valí de dolors,
en les altures serenes
no tastará les dolors.
*
—Al verger de Jesucrist ¿quina flor hi cullirías?
—La flor del lliri.
—De les corones que has vist ¿per ton front quina voldrías?
—La del martiri.
f Mossén Jacinto Verdaguer.

FOLLETÍX (5)
ción. Precisamente en aquel momento un hombre abría la puerta del de la dama del pañuelo. Era Alberto que, sa¬ ludando profundamente á la linda joven, se sentaba sin decir palabra y sin que ella le tendiera la mano que siempre acostumbraba presentar á de Ródez.
En tanto Di Stella, dejando al público fatigado y ronco á fuerza de aplaudirle y vitorearle, se retiraba á su cuarto con no menos agitación que la que dominaba en aquel momento á todos los persona¬ jes llamados á representar un papel im¬ portante en esta historia.
En uno de los bastidores encontró
Gualtero á un mozo del teatro, y cogién¬ dole del brazo, le hizo seguir hasta su cuarto/donde después de haber entrado en él y corrido la cortina, le dijo:
—Corre á informarte quién es la per¬ sona que ocupa hoy el palco principal de la embocadura izquierda. Vuela, ya
deberías estar de vuelta.
Y le empujó bruscamente hácia la puerta acompañando el empujón con al¬

go como una moneda de oro que deslizó
en su mano. El mozo, al hallarse fuera
del cuarto, lo primero que hizo fué abrir su mano, mirar la moneda, y al ver re¬ lucir su rubia redondez, frotarse los ojos para estar seguro de que no se engaña¬ ba. En seguida, animado por este exámen, partió como un rayo á cumplir su comisión. Por ei corredor tropezó con Carolina que entraba en el vestuario, y que ni siquiera reparó en él.
Gualtero se quedó inmóvil al ver una mano de mujer apartar la cortina de su cuarto y aparecer súbitamente Carolina:
en medio de su triunfo la había olvida¬
do. Aquella mujer presentándose á sus ojos, muda é impasible como la persó-
nificación de su conciencia, le causó un
sentimiento de repulsión que hubo de
traducir su rostro, .
Carolina lo leyó en la frente y en la mirada del artista, pero uo dijo nada. Al contrario.su voz vibró dulce, tran¬
quila, ingenua. —Otro nuevo triunfo, amigo mío. ¡Y
qué triunfo! En verdad que eres el hijo raimado del público.
—¿Estás en la sala? preguntó Gualtero
clavando en Carolina una mirada pene¬
trante.
—Nó, contestó la joven naturalmente,

pero llego ahora, y he oído los gritos y
palmadas. ¡Oh. es un bello triunfo!... re¬ pitió maquinal mente dirigiendo á todas partes sus inquietos ojos como si buscacara algo. ¡Un bello triunfo! volvió á de¬ cir fijando su vista en uo objeto que es¬
taba sobre la mesa del artista.
Su mirada había tropezado con el pa¬ ñuelo, Gualtero vió la mirada, y aque¬
lla mirada le dió miedo, tantas cosas
encerraba. La joven se deslizó hasta la mesa con la astucia de una serpiente que vé una presa.
—¡Hola! ¿qué es eso? exclamó con una voz melosa en que Di Stella leyó una multitud de cosas. ¡Qué hermoso borda¬ do el de este pañuelo! ¿Y como se halla aquí?... ¡Ah! ya comprendo, añadió vol¬ viéndose rápidamente hácia Gualtero, es una sorpresa que me preparabas, un regalo que pensabas hacerme...
—Te engañas, Carolina, exclamó Gualtero; ese pañuelo no es mió.
Y adelantó la mano para recobrarlo. — ¡Ah! ¿no estaba destinado para mí? —¿Cómo podía destinártelo si no me pertenece? —¿Pues á quién pertenece? preguntó Carolina dejando caer sobre él una mira¬
da terrible.
—¡A quién, á quién!... ¡Que te im¬ porta!

—'¿00100, qué me importa? ¡Hallo un pañuelo bordado, es decir, dije de mu¬ jer en tu cuarto, y no rae importa saber á quién pertenece!
—Carolina, devuélveme ese pañuelo. —¿Su nombre? —Carolina, ¿me lo devuelves? gritó Gualtero dando una patada en el suelo con una cólera que procuraba no obs¬ tante reprimir. —No te acerques, exclamó Carolina viendo que el artista se le aproximaba pálido de ira; no trates de arrancárme¬ lo, ó lo hago pedazos.
A esta amenaza, Gualtero se detuvo.
Conocía á la joven por muy capaz de cumplir su promesa. Sin embargo, repi¬
tió con nueva furia:
—¡El pañuelo! —Su nombre primero. ¡Su nombre! ¡quiero saber su nombre!
En este momento corrióse la cortina
del cuarto, y asomó la cabeza el mozo. —Señor, dijo á Gualtero. el palco prin¬
cipal de la embocadura izquierda por el cual me ha encargado usted preguntar, ha sido tomado por la vizcondesa de
Aurioles.
Era todo lo que Carolina quería saber.
El avisador se retiró.
—¡Abl es la vizcondesa de Aurioles,

exclamó la joven con un acento inexpli¬ cable, ¡La vizcondesa de Aurioles! Bien está. Yo rae encargo de devolverle el pañnelo.
—¡Carolina! gritó Di Stella. —¡Caballero! contestó con arrogancia la joven actriz. —Este pañuelo es mió y vas á dár¬
melo.
—Ese pañuelo pertenece á la señora vizcondesa de Aurioles, y voy con este paso á devolvérselo yo misma.
—¡Oh! tú no lo harás, gritó Gualtero en el colmo de la desesperación ponién¬ dose ante la puerta; tú no saldrás de este
cuarto. Primero...
—¡Fóscari á la escena! grito en este momento la voz del segundo apunte des¬
de el corredor.
—¿Lo ha oido Vd.. señor Gualtero? dijo la actriz con ironía. La escena recla¬
ma á Fóscari.
—¡El pañuelo! —¿No le he dicho á Vd. que me encar¬ gaba yo propia de devolverlo? —¡El pañuelo! gritó Di Stella con la voz ronca por el furor y presa sus raiem-
brosde un extremecimiento convulsivo.
—¡Pronto, pronto, á la escena! repitió
la voz del apunte.
—¡Carolina, quiero el pañuelo! Quie¬
ro...

SOLLER

Vuyts y nóus

j buscado además con minuciosa escrupu¬ losidad las más insignificantes de las consecuencias del desastre de enero úl¬

Per aquells lectors d’ el Sóller qui, á falta de mal-de-caps mes gróssos, s’ atu¬ ren encara amb «vuyts y nóus», aixó de cercarne per dins ses columnes d‘ es setmanari dos 5 tres dissaptes seguits, cóm una fura cerca un coní per dins un cau, y no poderne trobar després de tot, deu esser un poquét mal de prender. Jó ‘u

comprendí, y just de figurarme sa careta de divénres-sant en que un tal desengañy los haurá deixat, m‘ agafa engoixa, y, cóm á causant d‘ un tal disgust, sa con¬ ciencia ‘ni pesa mes que plom.
Y aixó qu‘ es meu pecat es venial; qu‘ es mal de... callar (si mal fos lo qu‘en tants de cassos es virtud) ha estat fet

aquest pich sensa voler. O á mal-grat meu, qu‘ és encara per
mi major disculpa. Perqu‘ heu de sebrer

qu‘ aquell nóu cárrech de cicerone amb

que, fá mes de tres mesos, vaitx aumen¬ tar voluntariament ses meues feynes,
fins aquests dies passats va durá. Aquell
amich meu de s‘ infancia, tan intim, tant coral, que vengué de París , per passar una temporadeta entre nóltros, cóm tots sebeu, ha allargat sa seua estada aquí, per causes diferents, molt mes de lo que feya comptes, y jó no Y he pogut deixar gens ni mica en tot aquest temps. Fins y tot el vaitx havé d‘ acompañar á ‘n es vapó, y... ¡allá si que varen esser ses bónes! ¿ell que me ‘n direu? no mos poguerem separar: ni á bordo me. fou possible desllepissarlo ‘m; volgués ó nó, vaitx havé de seguir amb ell, y ni posant péu-á-bafia em vaitx podé lliurar de passar la má amb sa seua compañía..

Ara bé: per aqüestes nóves ocupacions

meues; per haver hagut d‘ está sempre amb so meu amich, cóm si fos sa seua

ombra, ajudantli en sos seus trabays per¬

sonáis continuaAient v passetjant amb ell

á totes libres 1 ¿no és de lo mes compren¬

sible s‘ irregülaridat d‘ ets meus escrits

desde que vengué, y es meu silénci y tot

d‘ aqüestes derreres setmanes en que,

amb sos preparatius per anarsen, més m‘

havía de menester?

.

Ydó ¡mirau de lo qu‘ és capás sa mali¬

cia d‘ ets hómos!, encara n‘hi ha hagut

qui s‘ han atrevit á dir que no he escrit... «perqu* havía acabat ets menuts»,. cóm si aixó fos possible á Sóller ahont n‘ hi ha tants, y tants dé grossos endemés amb moltes fácilidats per poderlos «descam-
viá» si convé.

¡Ets menuts! ¿Y que son «ets menuts»? Mirau qu‘ així mateix n‘ ha de fer aixó de

riayes á tots aquells qui saben que tench tants d‘ assumptos demunt es tapete, anem á un dir, y que sóls per tocar ets de mes actualidat n‘ he hagut de deixar d‘ altres amontonáis y pleris de pols mesos y mesos. Es casi segú qu‘ aquests qui tais
calumnies fan volar no recórden que
tench un batíe imaginan amb un discurs entrevessat, ni uns quants assedegats qui esperen una regadora d‘ aygo per podé beurer de plá, ni qu‘ es meu amich «pa¬ risién» va rebrer estant aquí un sens fí d‘ impresions agradables que tench promés fer c.oneixer á ‘n es meu públich quant cayga bé.
Ydó bé, encara á tot aixó hey puch afagir que no sóls ses impressions qu’ es meu compañy aquí rebé, sino que ses que vaja rebent d’ avuy endevant allá ahont sía tench facultat per fervos coneixer si vuy, qu' és cóm si diguessem que lo qu’ és per falta de «vapó» no ’s fácil que s' atur sa máquina, ó, lo qu’ es lo mateix, que van ben calpats per aygo tots ets qui, per falta de misericordia ó per sóbra d’ enveja, tal diuen pód ’sser p’ es gust d’ imitar sa famosa trutja de Son Massíp.

Perque lo qu’ es ell, es meu amich, vos assegur qu’ es de lo mes trempat per aixó d’ inspirá ó dictá «vuyts y nóus», puis que en tot se fixa.y póch li basta per enserregar una fuada: es d’ aquells qui amb sa ploma en sa má d’ una paya saben fer un payé, y es aixó condició precisa per aquesta casta d’escrits que jó vos servesch, que, cóm sebeu, tenen sa propiedat de parlar de tot sehse dir rés may.
Vaja, no’us escolteu cansons de ningú; y si amb aquest rutn-rum n’ hi ha qui
vos venen á fer es euch de s’ oreya ma-
lalt per malfamarmé ó posarvos de mal humor, enviaulos á fregir óus de llóca, y viviu tranquils, que lo qu’ és s’ «esperitsant» de que vos parí tti' enviará ses seues llengos de fóch des-y-ara, y entre tots dos podém seguí escampant menuts sensa por d'acabarlos en molts d’añys, qu’es lo que importa.
Ja ’u veys: sa tasca es llarga y es sól alt. Si estau vóltros dispósts á continuá lletgint, sense fervos gróssos de no se¬ brer entendrer es mallorquí, també hey estich á escriurer, y escriuré amb molt de gust, per donarvosné,

J5 Mateix

timo: las hay que son bastante impre¬ vistas y verdaderamente curiosas.
Se ha demostrado, por ejemplo, que, cada día que Dios hace, siete personas
se echan al Sena voluntariamente: tres
desesperadas por amor, dos por pérdidas
de dinero, una sin causa conocida y una por miseria.
Pero hé aquí que durante la inunda¬
ción solamente dos sumersiones volun¬
tarias se hubieron de registrar.
Los candidatos al suicidio han retro¬
cedido, al parecer, delante esa agua amarillenta é impetuosa: los 2 m. 40 del Puente Real, en tiempo ordinario, les han parecido suficientes para facilitarles el paso hacia la eternidad, y han resuel¬
to esperar.
Los asesinos se han mostrado igual¬
mente discretos.
Nunca hubo menos crímenes en París
que durante la crecida délas aguas. ¿Por
qué? Porque los asesinos son amigos del reclamo, y es claro que no vale la pena de dar «un buen golpe» si la cosa |debe ser contada en quince líneas éinserta en la sexta página de los periódicos.
**
Otras consecuencias de la inundación
han sido presentadas de un modo mas divertido por un cronista espiritual, quien hace constar que los tales señores asesinos, los romanceros, los autores aramáticos y, en una palabra, todos los
aficionados al reclamo no han muerto ni
apaleado brutalmente á nadie durante estas semanas trágicas. ¿Van ustedes— nos dice—á interesar al público por los amores de la condesa con el marquesito cuando los periódicos anuncian que Pa¬ rís vá á ser destruido, que el estado de sitio debe ser proclamado y que las pata¬ tas han aumentado yá una perra gorda?...
Los duelistas sobre todo se han hecho
notar por su discreción. ¡El excelente Rouzier-Dorciéres no ha dirigido un so¬ lo combate en quince días! Es que había agua en todas partes; en la Grande rue¬ da, en la Jatte, en Longchamps, en el parque de los Príncipes, etc., etc.
Se quiere arriesgar la vida ó el ante¬ brazo en algún duelo, eso sí; pero nó ex¬ ponerse á un baño frió. Y sin embargo,
cuando se trata de lavar el honor, ¿que
puede haber mejor que una inundación?
Hoy, la crecida aquella ya no es mas que un recuerdo desagradable, y hétenos aquí dispuestos á sufrir de nuevo todas las provocaciones, toda la charlatanería y todas las farsas de los profesionales.
En las calles inundadas se pudo circu¬ lar sin peligro, no siendo el’de naufragar navegando en una bañera; ahora debe¬
mos volver á las andadas, contando co¬
mo antes con los «aplastadores» de todos los pesos y de todos los calibres imagi¬
nables.
No nos lamentamos echando de menos
una inundación que para tanta gente fué un gran desastre, conste; pero he¬ mos de hacerla justicia diciendo de ella que ha hecho reinar el orden casi com¬ pleto y la mayor tranquilidad en ciertos barrios que son de ordinario odiosamen¬ te escandalosos. Desgraciadamente este silencio, esta quietud, han costado muy
caros...
Y otra consecuencia, que por muy po¬
cos ha sido deplorada, resulta ser el que
muchas líneas telefónicas no funcionan
por haber reventado las cloacas... Por¬ que, por más que nos pese decirlo, te¬
miendo desilusionar á los amorosos pa¬
risienses que por casualidad estas líneas acertasen á leer, es así: cuando estos te¬ lefonean palabras tiernas, es por las cloacas que pasan antes de llegar á sus
oidos... Un filósofo tendría con esto ma ¬
teria para una disertación, quizás por
todo extremo amarga.
**
A despecho de la inundación, de las crecidas sucesivas y de la persistencia de
las lluvias, la señora Primavera va á ha¬
cer pronto su entrada, y ya estas calles parisinas ven circular desde algunos días acá esos carretones que parecen una fies¬ ta que pasa. Son las primeras flores, mensajeras de los bellos dias, que apare¬ cen, un poco débiles todavía, pero deli¬ ciosas en su misma fragilidad...
Parece que dicen: «Os anuncio que la primavera no tardará en volver».
Son realmente encantadores esos ca¬

Notas Parisienses

rretones que empujan por las calles las
vendedoras de flores: las mimosas osten¬

tan sus tonos de oro al lado de las viole¬

Las estadísticas despiadadas no se tas sombrías y de las grandes margari¬
contentan con solo enumerarnos los es¬ tas de Páscua de un blanco refulgente;

tragos causados por la última inunda¬ ción, clasificarlos por séries y valuarlos con la mayor exactitud, sino que han

y mas allá son los jacintos y alelíes que, en un oleaje amarillo y purpurino, es¬ parcen los más gratos perfumes.

Todo e3to es alegre, lleno de dulce embriaguez y de promesas halagadoras; por esto ninguna parisiense resiste cuan¬
do la vendedora la saluda con su invita¬

ción tradicional:

—¡Florézcanse ustedes, señoras!

**

No serán, pues, las flores lo que falta¬ rá para adornar y perfumar las fiestas y las veladas que es costumbre dar aquí á fines de invierno, que tendrán por obje¬ to este año, con seguridad, ayudar á los
siniestrados.

La municipalidad de Paris, por su

cuenta, ha sabido organizar en todo

tiempo magníficas reuniones populares,

lo mismo en la antigua que en la actual

Casa de la Villa, donde han tenido lugar,

en efecto, fiestas maravillosas.

Es probable no desmerezcan de aque¬

llas las que durante la próxima prima¬

vera prepare, máxime teniendo un fin

tan simpático como es el de enjugar las

lágrimas que arranca el infortunio á

nuestros semejantes.

Ignotus.

Ecos regionales
Las Comunicaciones Marítimas
en Baleares
Como se tenía anunciado la Gaceta
del miércoles publicó el concurso de con¬
trata de los servicios de comunicación
marítima entre las Baleares y los puertos
del continente.
Como llevamos manifestado, este asunto encierra una capital importancia para el ulterior desarrollo material de Mallorca* Y como ha despertado el inte¬ rés de los isleños nos apresuramos |á co¬
municar á nuestros lectores las noticias
que sobre el concurso han transmitido desde Madrid los corresponsales telegrá¬
ficos.
Se establece en este concurso que el servicio que se contrae ha de verificarse por medios rápidos y regulares entre las islas Baleares y entre éstas y los puertos de España, Marsella y Argel.
El día 15 del próximo mes de Abril se celebrará el acto de abrir, ante Notario, los pliegos que contengan las proposicio¬ nes de los que aspiren á la adjudicación
del mentado servicio.
Las proposiciones, según se dispone en el concurso publicado por la «Gaceta», deberán ser presentadas en pliego cerra¬ do dirigido al Director general de Comu¬ nicaciones, depositándose la fianza pro¬ visional de 115.000 pesetas en metálico ó
en valores.
El concursante señalará el precio por el que se obliga á realizar el servicio, ha¬ ciendo constar además que se obliga á aceptar todas las cláusulas del pliego de
condiciones.
En vista de las proposiciones, á las que se dará pública lectura, se hará la adjudicación del concurso. Acordada és¬ ta, dentro de los treinta días siguientes
se formalizará la escritura de contrato.
Si dentro del plazo señalado el adjudica¬ tario no se presenta á otorgar la escritu¬ ra, el contrato se considerará resarcido.
La Gaceta publica además los requisi¬ tos y señala los documentos que hayan de presentar los que hayan de firmar la escritura en representación propia ó en la de las entidades ó empresas á cuyo fa¬ vor se haya hecho la adjudicación.
Según el pliego de condiciones que publica la Gaceta, el contrato durará 10 años, cuyo plazo podrá ser prorrogable
á otros dos.
Durante el primer año, desde la otorgación de la escritura, el adjudicatario vendrá obligado á mantener una flota de ocho buques, de los cuales cuatro han de registrar mas de 800 toneladas de arqueo y una velocidad no inferior á once millas;
otros dos de más de 600 toneladas de
arqueo con velocidad de once millas; y
los dos restantes de más de 250 toneladas
y diez millas de velocidad. Esta flota estará destinada, durante el
primer año, á prestar el servicio siguien¬
te:
Palma-Barcelona.
Barcelona-Palma-Ibiza.
Palma-Ibiza-Alicante.
Palma Ibiza-Valencia.
Palma Argel.
Palma Marsella.
Palma Cabrera; y
Ibiza-F ormentera.
Para verificar los servicios consigna¬ dos en el segundo año, el adjudicatario deberá adquirir ó utilizar tres vapores más, de los cuales dos han de desplazar mas de 1.000 toneladas y desarrollar una velocidad superior á quince millas; y el tercero ha de registrar unas 600 tonela¬ das, con yelocidad no inferior á once mi¬
llas.
Los dos primeros se destinarán á pres¬ tar el servicio de comunicación rápida entre Palma y Barcelona; y el último á
verificar el servicio directo entre Palma
y Valencia.
Para el tercer año se aumenta en tres
vapores más la flota que haya de mante¬ ner el adjudicatario.

Uno de estos vapores, de más de 600 toneladas y 15 millas de velocidad, hará el seyvicio de Palma-Mahón.
El segundo de más de 200 toneladas y diez millas de velocidad, será destinado
á verificar el servicio de Alcudia-Ciudadela.
El tercer vapor, de unas 800 toneladas y 10 millas, hará el servicio de Mahón-
Barcelona.
Se aumenta, como puede verse, muy
considerablemente la comunicación entre
las Baleares y el Continente. Hé aquí un
cuadro de servicios:
Durante el primer año se verificarán semanalmente los siguientes viajes.
Tres: Palma-Barcelona.
Uno; Barcelona-Palma Ibiza.
Uno: Palma Ibiza Alicante. Uno: Palma-Ibiza Valencia. Uno: Palma Cabrera. Tres: Ibiza-Formentera.
Uno: Palma-Argel.
Uno: Palma Marsella.
La subvención anual para estos servi¬
cios será de 956.940 pesetas. Para el segundo año están consigna¬
dos los siguientes viajes:
Tres: Palma-Barcelona.
Dos (rápidos): Palma Barcelona. Uno (directo): Palma-Valencia.
Uno: Palma Ibiza.
Tres: Palma-Cabrera.
Uno: Palma-Ibiza. Tres: Ibiza-Formentera,
Uno: Palma Argel.
Uno: Palma-Marsella. Uno: Palma-Ibiza.
Para estos viajes se fija la cantidad de
1.772.181 pesetas.
Durante el tercer año de la adjudica¬ ción la comunicación marítima se distri¬ buye del siguiente modo. Número de via¬ jes semanales:
Tres: Palma-Barcelona.
Dos (rápidos): Palmá-Barcelona.
Tres: Palma-Mahón.
Uno: Palma-Ibiza-Alicante. Uno: Palma-Ibiza. Uno: Palma-Marsella.
Uno: Palma-Argel.
Uno: Barcelóna-Ibiza.
Uno: Ibiza-Valencia. Tres: Mahón-Barcelona.
Tres: Palma-Cabrera. Tres: Ibiza Formentera.
Se señala para estos servicios la sub¬ vención de2.233.473 pesetas.

efecto se colocaron linas tablas en forma
de caseta, alquitranadas y rociadas con petróleo; se les pegó fuego, que muy pronto tomó gran iucremento, despidien¬ do una densa columua de humo. Llega¬ do el momento oportuno para extinguir el voraz elemento por medio deljextintor, resultó que éste no pudo funcionar, por causa de una ligera avería.
Apagóse seguidamente el fuego así co¬ mo mejor se pudo; y se procedió á conti¬ nuación á realizar una segunda prueba, siguiendo igual procedimiento que para la primera vez. El éxito coronó la ope¬ ración: cuando mayor era el fuego se le aplicó el chorro del aparato extintor, que lo apagó en brevísimo tiempo.
Al acto acudió numeroso público, no¬ tándose la presencia de buen número de representantes de comercios y fábricas
de esta ciudad.
Según noticias, dicho Sr. Fau antes de su partida dejó vendidos algunos de dichos aparatos á varios industriales de esta localidad, que por las pruebas de que acabamos de hacer mención se con¬ vencieron de la eficacia que para la ex¬
tinción de los incendios tiene el aparato
«Le Rapid»' El Sr. Fau piensa volver á esta ciudad
pasada la Pascua de Resurrección, para con los nuevos aparatos aquí traídos hacer pruebas generales.
Nuestro amigo D. Salvador Elias ha sido nombrado representante del extin¬ tor «Le Rapid» en esta población. Al efecto tendrá en depósito varios apara¬ tos y una considerable cantidad de car¬ gas, ó sea de botellas con el líquido que se utiliza para las extinciones del fuego.
El Ayuntamiento de esta ciudad, en
la sesión celebrada el viernes acordó con¬
ceder á la Cámara de Comercio de Pal¬
ma una subvención de 250 pesetas, para el fomento de la Exposición de produc¬ tos agrícolas é industriales que este ve¬ rano ha de celebrarse en la capital.

D. FERNANDO WEYLER

Mañana sábado es esperado en nues¬ tro puerto el vapor «Villa dé Sóller», procedente de Cette y Barcelóua.
Dicho buque saldrá nuevamente para los mismos puntos el martes ó miércoles próximo.

Los individuos del reemplazo de 1905 que se expresan á continuación, se pre¬ sentarán en el domicilio del Sr. Capitán de Infantería á recoger documentos de mucho interés para los mismos:
Sebastián Mora Pons.-—José Colom
Colom.—Mateo Pons Cástafier.—Pedro
Juan Frontera Miquel.—Julián Rosselló Polis.—Antonio Deyá Oliver.—José Noguera Bernat.—Juan Vidal Torrens.

Escribimos la presente nota algo me¬

jor impresionados que en las anteriores, Honramos hoy nuestras columnas debido á que, por fin, durante la semana publicando el retrato de D., Fernando doce del año actual en un día de domin¬

Weyler, hijo del ilustre capitán general mallorquín del mismo apellido.
Pertenece D. Fernando Weyler al

go, y trece, por añadidura, el Dios de las
Alturas se apiadó de nosotros y nos re¬ galó la tan deseada lluvia.

Ejército español con el grado de capitán de Caballería y dadas sus relevantes do¬ tes militares son de esperar brillantes
triunfos en su carrera.
Con la subida del Sr. Canalejas al po¬ der, fué D. Fernando Weyler nombrado Gobernador civil de Zaragoza, y ahora, con motivo del mitin católico que el do¬

Empezó sin preparativo alguno, en la noche del sábado y continuó hasta la si¬ guiente, cayendo sobre este valle, y casi
sin interrupción, una pausada, ya que no copiosa lluvia, la que por haberse infil¬ trado toda, há venido á beneficiar gran¬ demente á árboles y plantas, que parecían
todas ellas anémicas. La temperatura

mingo último se celebró en la invicta experimentó con tal motivo, un notable

ciudad, en la que se registraron algunas colisiones por haber los republicanos y socialistas intentado con insultos y gri¬ tos ofensivos interrumpir el acto, se ha elogiado grandemente su conducta de gobernador enérgico, manteniendo con
neutralidad los derechos de todos.
D. Fernando Weyler ha representado en Cortes, en la etapa liberal de 1906, á la vecina isla de Menorca y es casi segu¬ ro que eu las próximas elecciones gene¬ rales será elegido nuevamente diputado por dicha circunscripción.

descenso, debido al cambio de viento, á
un poco de granito y á una miajita de
nieve que blanqueó, por unos momentos,
los picachos de las montañas. Las brisas que nos hicieron tan agradable obsequio provenían de la parte N. NO. y no de Lebeche, como vimos asegurar á algu¬ nos marineros de agua dulce.
El lunes amaneció con tiempo inseguro, cayendo también algunas rociadas, aun¬ que de poca duración, pero que entre las de dicho día y del anterior hicieron co¬ rrer el torrente, limpiándolo algo, aun¬

que no del todo, de los miasmas féti¬

Crónica Local

dos producidos por la desembocadura de aguas sucias procedentes de lavaderos

y cloacas, por la permanencia de cer¬

El tiempo lluvioso, reinante el domin¬ canos apriscosy establos de vacas que, á

go, impidió el que se efectuaran las prue¬ ciencia y paciencia de nuestras Auto¬

bas del extintor «Le Rapid», que por la ridades, están donde no debieran estar,

tarde debían verificarse en el ensanche pues así lo privan, al menos, unas Or¬

del «Noguera», por su representante en denanzas modelo que, para no cumplir¬

España y Portugal D. Joaquiu Fau.

las, no importaba haberlas hecho.

Dichas pruebas se efectuaron el lunes, La temperatura en los restantes días

en el mismo sitio y á la misma hora. Al i de la semana ha continuado siendo va-

SOLLER

3

riable, excepto el de ayer que fuó es¬ pléndido, sin pizca de viento, y con un
sol que calentaba de firme.
Hoy regresan á Palma los inspectores de Hacienda señores D. José Llompart y D. José Bordoy, quienes se encontraban
en esta ciudad desde el lunes.
El objeto de‘ su venida ha sido el de llevar á tributar la riqueza industrial oculta, siguiendo las órdenes del minis¬ tro de Hacienda, que quiere reforzar los ingresos del Estado. Se han registrado aquí unas quince altas por dicha contri¬
bución industrial.

Naufragio de un laúd
Parecen confirmarse plenamente los temores que existían respecto del nau¬ fragio del laúd «San Bartolomé» de la matrícula de Sóller, con pérdida total del buque y tripulación.
Todos los trabajos practicados para saber el paradero del pequeño velero han
resultado inútiles. Las familias de los
náufragos visten de luto. Unicamente se ha podido apreciar que
el día 4 de febrero el «San Bartolomé»
salió de Cette para Gandía, de cuyo puerto transportaba actualmente naran¬ jas y limones. Ignórase si fué víctima de
un choque ó del temporal. El buque, que desplazaba unas cin¬
cuenta toneladas, era propiedad de la señora Vda. de A. Bernat de Oette.
La tripulación la formaban cuatro hombres y un muchacho de 16 años.
Los nombres de los náufragos son los siguientes:
Juan Molí Jaume, Bartolomé Molí Jaume, Juan Grimalt Antich, Domingo Rigo Vicens y Guillermo Oliver Burguera. El primero era el patrón del laúd.
Su familia reside en el Puerto de Só¬
ller. Se compone de su esposa llamada Antonia Ripol!, que actualmente se halla en estado interesante, y cuatro hijas, la mayor de diez años.
Las demás familias de los náufragos
residen en Palma.
La esposa de Bartolomé Molí Jaume llamada Isabel Vidal Burguera, vive en la calle de Salas núm. 11, junto con dos hijos de 16 y 7 años respectivamente.
Catalina Ferrando, es la esposa del
Juan Grimalt Antich. Vive en la calle
de San Lorenzo núm. 75. Tiene cinco hi¬
jos de 14, 12, 10 y 4 años y 16 meses respectivamente.
El más pequeño se halla gravemente
enfermo.
La Comisión provincial el martes con¬ cedió á la desgraciada madre un modesto socorro para alimentar al citado niño.
La familia del Domingo Rigo Vicens
vivía en el barrio de los Molinos del
arrabal de Santa Catalina, en la calle 10 número 30. Sus padres se llaman Do¬
mingo Éigo y Sebastiana Vicens. Tienen
seis hijos. El desgraciado náufrago ayudaba á
sus padres á sostener la familia. El náufrago Guillermo Oliver Bur¬
guera vivía con sus ancianos padres en
la calle de San Pedro núm. 27. Estos se
llaman Lorenzo Oliver y Margarita Bur¬ guera. Son de edad muy avanzada y con dificultad pueden dedicarse á trabajo al¬
guno.
Con lágrimas en los ojos los parientes de los náufragos han facilitado todos los
anteriores datos. Su triste situación, es digna de la mayor lástima.
Seguramente muchas caritativas per¬ sonas procurarán aliviarla haciendo do¬ nativos para dichas familias.

t

Sección lecroiógica

■pin

«i———i

Víctima de rápida enfermedad, el martes por lá mañana falleció nuestro amigo D. Damián Mayol Marqués, que habiéndose creado una desahogada posi¬ ción con los negocios que llevó en Bur¬ deos, vivía áquí continuamente desde hacía algún tiempo.
La noticia de su muerte causó entre

sus amigos y conocidos verdadera cons¬ ternación por lo inesperada, pues el día anterior estaba sano, y porque el señor
Mayol, con su carácter franco y bonda¬ doso, se había granjeado el aprecio de
cuanto.s le trataron.
Su cadáver fuó conducido al cemente¬

rio al anochecer del mismo día, con asis¬ tencia del clero parroquial con cruz alza¬ da, de la música de capilla y de selecto y distinguido ácompañamiento. Del coche fúnebre, lujosamente ataviado, pendían
cuatro hermosas coronas de flores artifi¬ ciales con sentidas dedicatorias de su familia.
El miércoles celebráronse en la iglesia parroquial suntuosas exequias en sufra¬ gio del alma del finado, y á éstas asistió numerosa concurrencia, que pasó luego por el domicilio del difunto para testi¬ moniar á la atribulada familia su pé¬
same.
Pedimos á Dios conceda al alma del
Sr. Maycl la gloria eterna y enviamos á su afligida viuda D.a Antonia Sbert, hermanos, hermana y demás familia la expresión de nuestro profundo sentimien¬ to por la irreparable pérdida que acaban de experimentar.
De F'oriialutx
Sesión celebrada por el Ayuntamiento
el día 5 de Marzo.
Se aprobó el acta de la sesión ante¬ rior. Luego se procedió á la distribución de fondos para satisfacer las obligacio¬ nes del presente mes.
Se dió cuenta del Real Decreto de 21
de Febrero último, que se refiere á la
nueva rectificación del censo electoral de
conformidad con lo dispuesto en los artí¬ culos 10 y 11, de la ley de 8 de Agosto de 1907. Acordóse quedar enterada.
Se acordó conceder el permiso solici¬ tado por D. Matías Mayol Ripoll, para
derribar la casa n.° 2 de la calle de S. Se¬
bastián y reedificarla con sugeción al ali¬ neamiento que al efecto le señalará la
Comisión de Obras.

ma sencillo y con él vencer los obstácu¬ los que sin duda mermarían los frutos que apetece. Estudiado detenidamente el funcionamiento de la caja, para que ésta pudiera desenvolverse sin estorbos,
había indicado á mis alumnos que tan
luego como las imposiciones del alumno llegaran á cinco pesetas, según el estado y posición del imponente, quedarían en la caja escolar dos pesetas ó ninguna, como fondo de reserva para las salidas que pudieran ocurrir, y el resto ingresa¬ ría luego en la caja de ahorros que fun¬
ciona en casa del Sr. Pizá de esta locali¬
dad, para conseguir algún beneficio y así aumentar progresivamente su ahorro.
Meditado suficientemente el contenido
de la comunicación que se me trasladó,
con sentimiento debo manifestar que.
no puedo aceptar la imposición de que cuando el alumno reúna en caja una pe¬ seta, deba proceder al idgreso en la caja
de ahorros citada, puesto que me aca¬
rrearía un cúmulo de trabajos tales qu dificultaría muy mucho la semilla y
buena marcha¡¡que de antemano había
concebido para el feliz resultado de la caja.
Para terminar, pues, réstame tan solo dar á su Magc.a el más expresivo voto de gracias por la favorable acogida que ha dispensado á la humilde y beneficio¬ sa institución que me había propuesto
crear en mi escuela.
Dios guarde á su Mag.a m. a.—El Maestro, Antonio Ferrer.»
Se acordó conceder los permisos si¬ guientes. que habían sido solicitados: al «Banco de Sóller», para hacer varias
modificaciones á la fachada de la casa
n.°34 de la plaza de la Constitución, y á D. Antonio Bennasar Enseñat, para verificar ciertas obras en una parcela de erreno adosada á la parte trasera de su
casa, situada en la calle de Santa Cata¬
lina de la barriada del Puerto.
No habiendo mas asuntos de que tra¬ tar se levantó la sesión.

*

El miércoles, día 16, Jdejó de existir,

**

tras corta pero muy dolorosa enferme¬

Sesión del día 25 de Febrero

dad, el joven y distinguido amigo Barto¬ lomé Mayol Busquets.
La muerte le ha arrebatado de entre

La presidió el Alcalde Sr. Mora y asis¬ tieron á ella los Concejales señores Colora (D. José), Forteza, Frontera. Colom

nosotros á la flor de su edad, pues solo contaba 25 años, habiendo sido su falle¬ cimiento muy sentido por todos ios que
le trataron.
A la conducción del cadáver á su últi¬
ma morada asistieron el clero parroquial con cruz alzada, la «Banda Infantil» y numeroso gentío, quienes quisieron testi¬ moniar una vez más el tpuchísimo apre¬ cio que dispensaban al finado.
Desde estas columnas envío mi mas

D. Miguel), Enseñat y Castañer (don Francisco).
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Previa lectura de las respectivas cuen¬ tas y facturas se acordó satisfacer: á los señores Remington Typewriter y C.a 40 pesetas, por una mensualidad de la mᬠquina de escribir; 14*78 pesetas á la So¬ ciedad «El Gas», por el fluido suminis¬ trado para calefacción de la Casa Con¬ sistorial; á la «Eléctrica Sollerense», 9

sentido pósame á su familia por tan sen¬ pesetas, por dos lámparas económicas; á

sible pérdida.

El Corresponsal.

D. Miguel Colom, 80*40 pesetas, por tra¬ bajos de su arte para la conservación y
aumento del mobiliario de la Casa Con¬

EN EL AYUNTAMIENTO

sistorial y 251*79 pesetas por madera y varios trabajos de su arte suministrados

Sesión del día 18 de Febrero

al Ayuntamiento, para levantar un piso á la casa del sepulturero; y á D. Satur¬

La presidió el Alcalde Sr. Mora y asis¬ tieron á ella los Concejales señores Sol i vellas, Cunáis, Colom (D. José). Forteza. Frontera, Colom (D. Miguel). Enseñat, Castañer Arbona y Castañer (D. Fran¬ cisco).
Fué leída y aprobada el acta dé la se¬
sión anterior.

nino Calvo 50 pesetas, por una repara¬
ción practicada á la caja de caudales de este Ayuntamiento.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.
* **
Sesión del día 4 de Marzo

La Corporación se enteró déla contes¬ tación del Maestro de la segunda escue¬
la de niños de esta localidad, al acuerdo

La presidió el Alcalde Sr. Mora y asis¬ tieron á ella los concejales señores Ca¬ líais, Colom (D. José), Frontera, Colom

de este Ayuntamiento, relativo á la crea¬ (D. Miguel). Enseñat. Castañer Arbona

ción de una Caja de Ahorros escolar, que es del tenor siguiente:
«Magco. Sr.—Atento á la comunica¬

y Castañer (D. Francisco). Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.

ción que con fecha 7 del actual se ha dignado trasladarme y enterado de los extremos que en ella se consignan, debo manifestar que el sistema de funcionar la caja que me propongo crear en mi es¬
cuela no difiere en lo más mínimo del
sistema adoptado por el Sr. Laurent, puesto que ambos vamos al mismo fin; pero sí, me separo en algo de la manera que expresa el Sr. Berdonces maestro de Santurce (Vizcaya) que es quien señala 1 ingréso «a la caja de ahorros de la lo¬ calidad, jtan luego como el imponente

Se concedieron los permisos siguien¬ tes, que habían sido solicitados: á don Sebastián Ferrer Ballester, para levantar un piso á una casita (porche) que posee
en una finca lindante con el camino de
las Arjilas; á D. Simón Marqués, para
enlucirla fachada déla casa n.° 692 de
la manzana 47 y modificar una ventana;
á D. Eduardo Rufián Sastré, para cons¬ truir una acera adosada á la cochera que
posee en la calle del Pastor, con los be¬ neficios que concede el art. 265 de las Ordenanzas Municipales; á D. Juan Pizá

retina una peseta en la caja de ahorros Castañer, para hacer diferentes modifi¬

escolar.

caciones á la casa n.8 73 de la calle de

El Sr. Laurent al iniciar la creación de
edichas cajas, no ¡previó los obstáculos que pudieran presentarse en el funcio¬ namiento de las mismas, dados las cir¬ cunstancias y carácter de la escuela don¬ de debía funcionar la caja; y de ahí que

Isabel II; á D. Pedro Sampol Bernat, para modificar aberturas de la fachada
de la casa número 32 de la calle de Isa¬
bel II; y á D. Francisco Marqués Bisbal, para enlucir á caras vistas la fachada de
la casa número 11 de la calle de Coche¬

la práctica y la experiencia pronto de¬ ras.

mostraron la existencia de algunos in¬

Previa lectura de las respectivas cuen¬

convenientes que solo ve y conoce cada tas y facturas, se acordó satisfacer: ádon

maestro en su escuela; y como es consi¬ Damián Canals 166 27 pesetas por traba¬

guiente éste antes de la creación de la jos de carpintería confeccionados por

caja, como medio previsor, debe estu¬ diferentes servicios municipales y á don

diar con calma y mucho tacto un siste- 1 José Socías, 1106*71 pesetas por diferen¬

tes obras practicadas por administración municipal.
Para tallar los mozos del actual reem¬
plazo y ios sujetos á revisión de los tres
anteriores, se acordó nombrar á D. Ra¬ món Lizana Garau.
También se acordó designar á todos los mozos del reemplazo actual que no aleguen excepción ninguna del servicio, para declarar en los expedientes de ex¬ cepciones legales que se promuevan.
Dado lo avanzado de la estación, se
acordó celebrar las sesiones ordinarias á
las veinte. Dióse cuenta de una solicitud firmada
por los vecinos del camino del Murtará, en la que manifiestan verían con la ma¬ yor satisfacción y les prestaría un gran beneficio disfrutar del alumbrado públi¬ co; á cuyo fin suplican á este Ayunta¬ miento se digne acordar la prolonga¬ ción de dicho alumbrado por medio de la energía eléctrica en el camino vecinal del Murtará, partiendo de la calle de la Alquería del Conde hasta llegar al sitio denominado «Pont Nou», La Corpora¬ ción enterada, considerando la petición justa'y equitativa, acordó acceder á lo
solicitado.
Hallándose muchas rotulaciones de
calles y plazas inservibles por hallarse deterioradas é ilegibles y debiendo pro¬
cederse á su sustitución, en virtud de lo
mandado, con motivo de tener que veri¬ ficarse el 31 de Diciembre próximo el censo de población, se acordó, á pro¬ puesta del Sr. Enseñat, que las nuevas rotulaciones se hagan con placas de hie¬ rro esmaltado, que son mucho mas mo¬ dernas y visibles y se nombró una Co¬ misión compuesta de los señores propo¬ nente, Colom (M.) y Castañer (F.) para determinar las calles y plazas en donde
se ha de efectuar la rotulación.
Y se levantó la sesión.

tres de la tarde, se practicará la devoción del
Vía-crucis.
Sábado, día 26.—A las seis y media, se celebrarán los oficios propios de este día.
Iteglsti’o Civil
Nacimientos Varones 3.—Hembras 1.—Total 4.
Matrimonios Dia 16.—Cristóbal Martí Bernat, soltero, con Rosalía Bibiloni Colom, soltera,
Dia 18.—Cristóbal Mayol Brunet, soltero, con Antonia Mayol Coll, soltera.
Defunciones Dir 12.—María Coll Albertí, de 70 años, viuda, «El Seller» Dia 13.—Ramón Gallart Servera, de 64
años, casado, calle de San Jaime. Dia 15.—Damián Mayol Marqués, de 56
años, Casado, calle del Mar.
Ferrocarril Palma-Sóller
Por acuerdo de la Junta de Gobierno se
hace presente á los señores accionistas que pesde el l.° de febrero al 31 de marzo próxi¬ mo, estará abierto el pago del octavo y último dividendo pasivo del doce y medio por ciento, en Sóller en las Oficinas de esta Sociedad, en las del «Banco de Sóller» y en las de la Sucursal del «Crédito Balear», de nueve á doce de todos los días laborables; y en Palma quedará también abierto el pago de dicho di¬ videndo pasivo, durante igual tiempo, en las
Oficinas de las Sociedades «Crédito Balear»
y «Fomento Agrícola de Mallorca», siendo indispensable que al verificarse el pago se presenten los títulos de las acciones respecti¬
vas.
Sóller, 28 de Enero de 1910.—El Director Gerente, Lorenzo Roses.
Sindicato Agrícola Sollerense

Deseoso este Sindicato de reanimar la ex -

Cultos Sagrados

portación de naranjas y limones, harto decaí¬ da actualmente, por desgracia; tiene en estu¬

dio un proyecto, que bien podría dar el resul¬

En la iglesia parroquial.—Mañana sá¬
bado, día 19, se celebrará solemnemente la festividad del Santo Patriarca, Esposo de María. A las nueve y media, se cantarán las horas menores y después la Misa mayor con música, pronunciando el panegírico el Reve rendo D. Gabriel Comas, Pbro. A la tarde, después de la explicación del catecismo, se cantarán completas, y seguidamente tendrá lugar la procesión de costumbre. Al anoche¬

tado que todos apetecemos. Para ello, necesita por de contado la cooperación de los socios cosecheros de aquel fruto, á quienes por tan to invita, por si quieren atender á los pedidos de embarque que se nos hagan, de fruta de buena calidad, y mediante turno que se esta¬ blecería entre aquellos cosecheros, y con arreglo á las demás condiciones que se hallan
de manifiesto en las oficinas del Sindicato
en donde se recibirán notas de las ofertas que

cer, se celebrará el ejercicio mensual consa¬ grado al Santo Patriarca.
Domingo, día 20.—A las nueve, se canta¬

se nos hagan en el sentido indicado.
Sóller 1.® Marzo 1910.—Por A. de la J de
G.: El Secretario, Antonio Rufián.

rán las horas menores; y después de la bendi¬

ción de palmas y ramos, se verificará la pro¬
PLANO DE JERDSALÉN cesión de costumbre, cantándose á continua¬
ción la Misa Mayor con el Pasio solemne. Por

la tarde, á las dos y media, se cantarán vís¬

Precioso grabado muy antiguo en la

peras, dando luego principio al ejercicio del proporción de 30 x 48 centímetros, digno

Via-crucis, con los doce sermones acostum¬ de figurar en un marco en lugar prefe¬

brados.

rente, porque ha de ser objeto de viva
curiosidad.

Lunes, día 21.—A las siete de la mañana

En él se describe vertido en castella¬

se celebrará solemne Misa de Comunión para no, dando nombres y señales de todos los

los jóvenes de ambos sexos que por vez prime¬
ra la han de recibir.—Al anochecerse comen¬
zará un devoto triduo en honor de Jesús Cru¬

sitios y lugares, palacios, edificios, mo¬ numentos, cosas y'{ personas que repre¬ sentan en figuritas que son un encanto, lo
que era Jerusalén en los días de Ntro. Se¬

cificado, con meditación y música, continuando ñor Jesucristo, y como si esto fuera poco,

el martes y miércoles siguientes

á

la

misma '

están trazados y dibujados con la mayor pulcritud y detalles todos los misterios de

hora y con igual solemnidad.

la Vida, Pasión y Muerte del Señor, in¬

Jueves, día 24.—A las nueve y media, se cantarán las horas menores, y después se cantará con música la Misa mayor, con la co¬

cluso su Resurrección y Ascensión con los actos de sus Apóstoles.
Lleva diseñado, el camino recorrido por Jesús con su Cruz á cuestas, por to¬

munión acostumbrada. Terminada la misa se¬ dos los sitios públicos de la Ciudad, y es¬

rá colocada con solemne procesión la Sagrada

cenas que tuvieron lugar en el trayecto hasta la colina del Gólgota donde fué

Forma en la Urna del monumento. Por la crucificado.

tarde se cantarán maitines solemnes, y al auochecer, saldrá del Oratorio del Hospital la procesión propia del día, visitando las Igle¬ sias de esta parroquia. Terminada la proce¬ sión tendrá lugar en el templo parroquial, la ceremonia del Lavatorio, pronunciándose des¬ pués el sermón alusivo al acto.
Viernes, día 25.—A las ocho y media, se

Queda uno admirado al observar la grandeza y explendor que en aquellos tiempos ofrecía la Ciudad Santa, con la residencia de Herodes, el templo de los Judíos, las estatuas y sepulcros que había en sus cercanías, ofreciendo por límites el mar de un lado y de otro la ruta hacia distintos puntos de la Judea ó Palestina.
- PRECIO: 1‘50 Ptas. -

rezarán las horas menores y después se veri¬ ficará la función propia del día, cantándose el Pasio, según S. Juan. Por la tarde, se canta¬ rán maitines solemnes; por la noche tendrá lugar el Descendimiento del cuerpo de N. Se¬ ñor Jesucristo con sermón y música polifónica y terminada la conmovedora ceremonia se

Se regalará á todos los que adquieran esta preciosa lámina, un librito numérico que dá á conocer con sus explicaciones, lo que era la populosa Ciudad de Jerusa¬ lén en tiempos de Ntro. Sr. Jesucristo,
con las escenas de su Vida, Pasión y
Muerte, y otros detalles curiosísimos.
De venta: Imprenta de “La Sinceridad"

celebrará la acostumbrada procesión, seguida San Bartolomé, 17.--SÓLLEFL
de la piadosa meditación, sobre la Soledad de

María, cantándose en los intermedios esco¬

gidas composiciones. Sábado, día 26.—Se celebrarán las funcio¬

SUSCRIPCIONES

nes de cultos que la sagrada Liturgia pres¬ al Album Salón, Hojas Selectas, Blan¬

cribe, con la misma solemnidad que en años co y Negro, Por esos mundos, La Ilus¬

anteriores.

tración Española y Americana, Nuevo

En la iglesia del Exconvento. — Jueves Mundo, La Moda Elegante, La Ilus¬

día 24. A las siete y media, se cantará la Misa mayor, en la que, según el rito de la antigua disciplina, se administrará la comu¬ nicación á los fieles. Acto continuo, se hará la procesión para trasladar la sagrada Forma
al Monumento. A la tarde se cantarán mai¬
tines.

tración Artística, Gedeón, La Última
Moda, El Consultor de los Bordados, Industria é Invenciones, Diario Uni¬
versal, La Mariposa, La Época, ABC
y otras revistas y periódicos.— Se
admiten en la Administración del

Viernes, día 25.—A las seis y media, se Sóller, San Bartolomé, 17.

empezarán los oficios propios del día. A las i

SOLLER

GRAN HOTEL ULTRAMAR*

OBRA NUEVA

TBAI8F0BTK8 IlflEIAGIOIALIS

hotel Universo antes

ESPÍRITU DEL B. RAMÓN LULL Comisiones—Representaciones—Consignaciones—Tránsitos

POR

PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

BAHCELOMA

-

D JAIME BORRÁS RULLÁN Pbro.
Lie. en Teología y Detecto Canónico y Do. en filosofía.

Servicio especial

para el transbordo y reexpedición frutas frescas y pescados

de

naranjas,

Con la reforma del ediíicio propónese el nuevo propietario recuperar la fama Se vende al precio de una peseta en universal que este establecimiento había alcanzado. Al efecto, embellecidas las «La Sinceridad», Sóller, y en las princi¬ habitaciones y ampliada la renombrada cocina española y francesa,' peculiar de pales librerías de Palma. esta casa, no duda el propietario verse favorecido por los hijos de estas Balea¬

res, que siempre honraron el citado hotel con su presencia.

Representante en todos los trenes y vapores.—Coche particular de la casa.—

Habitaciones exclusivas para familias.—Timbres eléctricos en todos los departa¬

DE PALMITO

mentos.—Hotel el más próximo de las estaciones, muelle, aduana y centros

oficiales.

ESPECIALIDAD EN ESPUERTAS

uz

m
m

AGENTES DE ADUANAS

CASA principal:
OERBBRE (Francia) (Pyr.-Orient.)

sucursales:

FORT-BOU (España)

f

hbndaye (Basses Pyrenées)

CASAS* *n CETTB:

Quai de la Republique 8-teléfono 3.37

» MARSEILLE: Ene Lafayette 3-teléfono 2.73

Plaza de Palacio, 3.—BARCELONA.

para manipulación de naranjas y frutas

TELEGRAMAS: BAUZÁ

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Luna 10, al que

EXPORTACION á ESPASA y al EXTRANJERO pueden dirigirse para todo informe.

á precios económicos

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

FONDEÉ EN 1902

Se facilitan notas de precios y detalles á quien los solicite.
Expéditions de toute sorte de fruits et de primeurs.
Spécialité de peches molles, primes reine-claude, raisin jYíiguel Caldenfey y jMoll

LA SOLLERKNSE
Gaya española de comisión y de exporfacidn

chasselas, abricots, etc.

C/tPDEPERA-(Baleares)

de

Artichauds, asperges, salades et toute sorte de légumes

Tres bous emballages-- Service cuplet fe colis-postaux de 10 i pour la France et 1‘Etranger

ADRESSE: G". COLL—Avenue de la Pepiniére (en face du Marché en gros)

á Perpignan (Pyrenées Orientales).

£

¡H ^ Adresse télégraphique: GOLL GROS MARGHÉ - ferpijiian Sp

JACQUES COLL CASASNOVAS
PERPIGNAN

Ph 9 ft •>

CASA FUNDADA EN 1903

% fe fe

Telegramas: CA3ASN0VAS-PERPIGNAN

fe © i»

O o

©

Expediciones al por mayor de frutos y legumbres K GG

del pais. Especialidad en alcachofas, spárragos, melocotones
y otros frutos.
Precios reducidos y servicio rápido en los pedidos,

fe
fe O

§ fe fe ©

<1
O
^
fe fe

fe R fe

Importaciones y Exportaciones
DE

GQ

§ fe

O

fe
o

FRUTOS, LEOUMBRES y PRIMEURS fe

fe
GG

fe

FRANCISCO ARBONA

6, Cours Julien, 6— MARSEILLE

&

CU

co

c/3

03

Damián Coll

• r-H
c3 .
Oh

Uj
fe

2,-Rué Fran$alse-2,-PARIN

""cu
"TU
LO
O
fe
o
+-> ?-i
03

-fe O
LO
O bjQ
fe 5-h
5-i
~fe

©
fi¬ fi

Ofrece servir con la mayor prontitud, esmero y economía lo mis¬
mo á los que importan á este mercado sus productos que á los co¬ merciantes establecidos fuera á quienes pueda convenir surtirse en

S esta plaza.

© ©

Su dirección telegráfica es: DAMIACOL-PARIS Teléfono: 163.52

©

en

Oh LO

^03

LO

CU

CU fe

S
<U
"fe.

-D
s CU
-fe

© *

fe

COMISIONES, fflHIÍMlIR, IMMCÉe y BU DAVID MARCH Hermanos

fe bU

O CU
1

§

Boulevard du Musée, 47.-—MARSEILLE

LO

+->

2 fe
S "fe

a Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones y bananas.

•4—»

©

5-!

o

©

Oh fe
d>

•N
©

fe

•P*

-fe

vj

fe

©

"fe

-o

©

» y—I

• t-H
U

ffi

• .—I
O CU

• r*H
-fe
fe

Oh fe

en

X

Especialidad en toda clase de frutos y primeurs.
Frutos secos de toda calidad.
Telegeamas: MARCHPRIM MARSEILLE
Rapidez y Economía en todas las operaciones.

IfKIA

Ale

Calle Colón, 34—PALMA

CU w

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones, ba¬ nanas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.
Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia.
FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD

VINOS AL POR MAYOR

de sica, insfflie» ¡mniiis y
Depósito exclusivo de las incomparables maquinas

Telegramas: EAí^BONA — MABSEILLE — Teléfono 29.68 Servicio rápido y económico en todos los servicios.

JUAN ESTADAS

PFñFF

COMERCIARTE Y PROPIETARIO

para coser, bordar, fruncir, hacer calados, encajes, realces etc,

CASA DE COMISIÓN Y EXPEDICIÓN

(lude) REPRESENTANTE EN SÓLLER: Bartolomé Castañar «-O

CARDELL Hermanos
Quai de Celestins, IO.-IíYOW (Mlidne)
Especialidad de frutas del pais de todas clases.—Na¬ ranjas y limones.
Vinos al por mayor.—Bodegas á la comisión.
Servicio esmerado y económico,
TELÉFONO 34, 41
MARITIMA
SOLLERENSE

Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Oette: los días 1, 11 y 21

de id. id.

,, de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25

de id. id.

„ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SOLLER.— D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—D. J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Oette para Bar¬

celona coincide en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida

CO

• 04

C

ai
CD fe -fe ai <x> fe fe

y—

ZD Oc

§

LO

■CO u-
W UlI

O

El fe

2¡ Q

O co

Sj

3

el

<£>

fe fe

<¡ <C
Zg
o-
►H o m

S
^ i 5s.
V.
%s

fe

CO <c O r^¡ X 2= fe ~

ai
o
a
•pH
vrH
fe
^

P co .£5

fi

o c

i 03
fel o

M
LxJ

P CO fe fe UJ

O
fe

O £5

O fe O

, z fe

^ co — fe Ófe F

:O 2

W co fe

cj

Z fe! fe Q

LO
o

g H O
i—i zi
'gn (0 o O

l> c«
525

§Q

E o

fe

o X fe

^ LU fe

o

>tí
N

Q

m

*3

^

*r—i

^ •i

o

o fe

(0 LiJ

fe

O“
[h UJ

g

a
o
O

t-H Q

fe
GQ
a

(0
zs

a

d .—1

^o

o
•ti

cS

K5

o

O
*

■p
a

fli

UJ

*

Q\_ CO

fe

<u
LO
<1

LO

LA SOLLERENSE

Calle de la Lima n.° 28
LA EXPORTADORA NARANJERA
PUEBLA LARGA (Valencia)
La más bien situada por la naranja extracolorada.
Rapidez en los envíos. TELEGRAMAS: «EXPORTADORA»
COMPAÑÍA MALLOíJQUINA DE YAPOl^E^
i Domicilio social: Palu de Mallorca,—Dirección telegráfica: iaritín-Palii. i
VAPORES
Continuarán durante el presente año los viajes quincenales de los va¬ pores de esta compañía desde
♦ ♦ Palma á Marsella y vice-versa ♦ ♦
En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los días de salida. — Los viajes para Argel continuarán también. Saldrán de Palma los vapores los días 25 Enero y 8 y 22 de Febrero y de Argel para Palma los días 26 Enero y 9 y 23 de Febrero.
CONSIGNATARIOS:

24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

DE
JOSÉ COLL

BARCELONA. Sucursal “tóeüa Marítima,, ALICANTE. Sucursal “Islefia Marítima,,

MERE j PORT-BOO (Froalera franco-española) VALENCIA. Sres. Carbonell Hermanos.

Naranja I íiHMia

Aduanas, transportes, comisión, GRAO. D. Juan Domingo.

■MARSELLA. Sres. Majoi, Brunet y C.a Ruc Republique ARGEL. Sres. Sitjar Hermanos. CETTE. Mr. Bartlielemy Tous. IBIZA. Sres. J. é 1. Wallis y C.a

F. 1.01
FUEBLA LAREA (Valencia)

consignación y tránsito

Servicios combinados á fort-fait en conocimientos directos para los principales puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamar¬

Agencia especial para el trasbordo y ca, Suecia, Canadá y Estados-Unidos.

reexpedición de naranjas, frutas

Telegramas: ROIG.

frescas y pescados.

SOLLER.—Imp, de «La Sinceridad»