ANO XXV.--2." EPOCA.--NUM. 1191 r
ANO XXV.--2." EPOCA.--NUM. 1191 r

SABADO 22 ENERO DE 1910

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleakes)

Editorial
miga m i iib
Debemos á nuestros amables lec¬
tores una explicación, y vamos á
dársela.
Al comentar las últimas elec¬
ciones de- concejales, en esta ciu¬ dad, dijimos: que, aún cuando sea el Sóller periódico «independien¬
te» , había aumentado nuestra sa¬
tisfacción en el caso concreto que tratábamos el triunfo de la candi¬
datura maurista; y estas pocas pa¬ labras produjeron su efecto, como
era natural sucediera teniendo sus¬
criptores de todas opiniones y mi¬ litantes en todos los partidos.
Somos nosotros de los que creen
que todas las formas de gobierno son buenas, si buenos son los hom¬ bres de su aplicación encargados; que lo mismo una monarquía que una república pueden por igual hacer la felicidad de un estado, conduciéndolo por las vías de la libertad, de la justicia y de la paz, hácia el progreso, si á los que tienen en su mano las rien¬ das del poder les impulsa el pa¬ triotismo y solo ideas sanás y sen¬ timientos generosos son la guía
de su voluntad. Si no tuviéramos
tan arraigadas nuestras conviccio¬ nes, bastaría dar una ojeada al mapa inundi para persuadirnos,
con solo recordar los nombres de
todas las naciones, de que las for¬ mas de gobierno pór qué se rigen para nada influye en su avance y bienestar. Repúblicas y monar¬ quías vemos muy prósperas y florecientes unas, estacionadas y obscuras otras, atrasadas y mise¬ rables bastante más, y ésto lo
mismo si están situadas en una
que en otra parte del globo, lo mismo si tienen mayor ó menor extensión territorial y lo mismo si es su población de más ó de
menos millones de habitantes.
Monarquías son Alemania, Ingla¬
terra, Bélgica, etc., que podrían
servir de modelo de buena admi¬
nistración, de orden y de cultura á muchas repúblicus; y repúblicas son los Estados Unidos, la Argen¬ tina, Suiza, etc., que podrían igualmente serlo de muchas mo¬ narquías. ¿Donde está, pues, la
diferencia?
Claro resulta que, tomando lo dicho como base, no podemos ser partidarios de un cambio de las
* instituciones existentes en nuestra

España solamente porque sí, máxi¬ me cuando no sería posible reali¬ zarlo sin grandes trastornos, sin pérdidas considerables y sin mu¬ chísima efusión de sangre quizás; es decir, que no vislumbrando
ninguna ventaja, que no existien¬ do ninguna probabilidad de me¬ jorar nuestra situación actual por este medio, hemos de preferir que¬ darnos con lo que tenemos antes que
aventurarnos buscando á costa de
sacrificios lo que, en nuestro con¬
cepto, habría de resultar igual
todo lo más. Y Jos que vén en un
gobierno republicano la panacea para todos los males de nuestra patria, á pesar de no serlo como la geografía, la historia, la expe¬ riencia y hasta el sentido común nos enseñan, luchaban esta vez,
conforme todo el mundo sabe, en
contra de los inauristas, monár¬
quicos conservadores, unidos con los moretistas y demás liberales,
monárquicos también, lo que nos pareció y continua pareciéndonos mas que un contrasentido una amalgama peligrosa para la mo¬ narquía, que, por las razones an¬ tedichas, no puede ser convenien¬
te destruir.
Y menos mal todavía si la par¬
te sana, los hombres honrados y
de orden con que cuenta el parti¬ do republicano hubieran sido un componente simple de esa masa heterogénea, inasimilable, que el partido gubernamental quiso ha¬ cer, considerándose tal vez impo¬ tente para triunfar sólo de su ad¬ versario; pero vino compuesto ya á su vez, y por los elementos que
en esta combinación secundaria
entraban, había por fuerza de ser repelido el conjunto por cuantos aman la pátria y la sociedad, por cuantos anhelan el progreso efec¬ tivo y la verdadera libertad del pueblo español, de progreso efec¬ tivo y de verdadera libertad se¬ diento, hidrópico más bien.
De la mano el partido liberal con el republicano peligra la monar¬ quía, y de la mano el partido re¬ publicano con aquellos otros partidos que no sabemos si en serio ó irrisoria¬
mente se ha hecho moda llamar
avanzados, peligra el orden social;
en buena armonía todos esos par¬
tidos, estrechamente unidos, apo¬
yándose unos con otros, que es aún peor, ¿que es lo que peligra? Lo han dicho antes que nosotros
y en mejores formas la buena prensa española y la opinión sen¬ sata, y lo repiten á diario en ca¬ sinos y tertulias, en corrillos y aún en monólogos todos aquellos

de nuestros lectores que racioci¬ nan, que se preocupan por el por¬ venir de España, que sienten an¬ helos de regeneración y de pro¬ greso para nuestra querida pátria. Peligra lo que tiene ésta de mas sagrado: su paz interior, el respe¬ to á la ley, nuestra libertad in¬ dividual, la cultura del pais, la producción nacional, el pan del proletario, la estabilidad de cuan¬ to bueno á fuerza de luchas, de abnegación y de sacrificios hemos conservado de nuestro antiguo es¬ plendor ó nuevamente adquirido.
Pues bien, si con la victoria del bando político que con tales refuerzos había engrosado sus fi¬ las y peleaba veiamos suspendida
sobre nuestras cabezas esa fatal
espada de Damocles, ¿no es lógico nos satisfaciera como españoles in¬ dependientes y amigos del orden, base verdadera y única de toda prosperidad y de todo progreso, el
triunfo del otro bando, del opues¬ to, del que en su relativamente
largo período de mando ha de¬ mostrado prácticamente deseos de avanzar en todos los ramos, libe¬
ralizando de verdad y no con pa¬
labras rimbombantes á España y asegurando con hechos y no con promesas la tranquilidad de todos los españoles?
Hé aquí explicado, pues, el con¬ cepto que habíamos vertido. Cons¬ te, pero, que al tratar del bando político vencido no quisimos refe¬
rirnos nunca á los candidatos
que éste presentaba, ni, conocien¬ do las ideas y sentimientos de és¬ tos, su ilustración y buenos de¬ seos, podíamos hacer distinción al¬ guna entre ellos y los que resul¬ taron elegidos. La satisfacción que manifestamos sentir por su derro¬
ta era sólo refiriéndonos á la de¬
rrota del partido que les apoyaba, y aún asi solo por las excepcio¬ nales circustancias en que esta lu¬
cha anormal se había entablado.
Sección Literaria
CHACHARA DE HORAS
El grupo de las veinticuatro hermanas
se ha detenido delante de la puerta por la cual va á salir el nuevo Año. Charlan
y se miran con curiosidad, pues como
nunca están reunidas, dijérase que ape
ñas se conocen.
Las doce de la noche. (Morena ya algo madura, fresca todavía, vestida de mo¬
rado obscuro, y que empuña una esco¬ ba.)—Yo, hermanas mías, más he per¬

dido que ganado con los adelantos de la
civilización. Antes era la hora de las or¬
gías. de la magia, de las citas apasio¬

Las seis.— Yo espanto las postreras pe¬ rezas con la esquila argentina de mis
burras de leche.

nadas y de los crímenes aromáticos. Antes, mis doce campanadas hacían al¬ zarse á los espectros de sus tumbas, y á
las hechiceras, barnizadas de untos fríos,
salir como cohetes, cabalgando en esta escoba, por la chimenea. Ahora no soy la hora romántica, sino la burguesa, en la cual nada de particular sucede... Ya las orgías son juergas; ya no hay magia, sino telepatía; los crímenes se cometen á la luz del sol; las citas... se dan á cual¬ quier hora. Y en cuanto á las brujas...

Las siete.—Tus burras son un remedio
de viejas, desacreditado. Las ocho.— Mejor sienta mi café, con
leche también..., probablemente de ca¬
bra. La de vacas, pura y cremosa, es uno
de esos bellos mitos que la antigüedad creó para adornar el otro mito de las Filidas y las Galateas.
Las nueve.—Hermanas diurnas y noc¬ turnas, saludadme. Vosotras habéis ba¬
jado y yo he subido. Como la gente se acuesta más temprano, á las nueve nadie

¡Pobres mujeres! Las llaman histéricas y permanece entre las ociosas plumas. Las
las someten á tratamiento en las clíni¬ nueve verdaderamente inician el día.

cas...
La una de la madrugada.—Pues ¿y yo? Á mí sí que se me ha anulado. Mi her¬ mana las doce habrá perdido en catego¬ ría; yo en vida. Antes me alumbraban las candilejas de la escena. Ahora, á las doce y media no queda sobre las tablas un farsante. La espada déla multa les corta los parlamentos. Y yo llego cuan¬
do los últimos coches ruedan llevando á
sus casas á los últimos trasnochadores.
Las dos.—Vedme á mí. Me han enve¬
nenado con beleño. Sólo los gatos me eligen para sus rondas nocturnas. De ser
hora de desvelo febril y gozoso, en que
los nervios vibran y la fantasía enciende sus farolillos de colores; de ser la hora en que las estrofas acuden aladas al lla¬ mamiento de los poetas, y el champagne bulle en las copas cristalinas, alegrando por un momento el plomizo sueño de la
vida, he venido á ser la hora en que se
ronca; ¡una hora con gorro de algodón y camisón amplio!
Las tres.—Peor es mi caso. Soy una hora inoportuna. Ni pez ni rana. Ni per¬ tenezco al placer ni al reposo. Pocos me oyen sonar estando despiertos. Muchos comienzan á soñar que deben despertar¬ se pronto, porque han de madrugar.
Las cuatro.— (Llevando en una mano un farol del alumbrado público y en la frente un reflejo de sol naciente, apenas

Las diez.—Yo desempeño un papel triste. Soy la hora en que pretendientes, acreedores y sablistas se ponen en cam¬ paña, á fin de «coger en casa» á sus vic¬
timas.
Las once.—Mejor es eso que ser hora
de entrada en las oficinas, como yo. Las doce.—O de la gazuza, como yo...
El que á las doce no almuerza, por lo menos abre la boca y se para embobado ante los escaparates de Tournié y Lhardy.
La una.—Hermanas mías.—vosotras
no habéis sabido salir de la clase media.
Yo soy la hora del almuerzo elegante, con trufas y buisson d‘ écrevisses.
Las dos.—Conmigo empieza la verda¬
dera vida aristocrática. Las bellas pere¬ zosas se deciden á las dos á existir.
Las tres.—Y conmigo la vida intensa, la vida parlamentaria. Las sesiones del Senado, del Congreso...
Las cuatro.—Yo toco el clarín y doy
salida al astuto bruto. En mí suenan
cascabeles, relucen bordados de oro, se
agitan abanicos. Las meo.—¡Pobres cursis! Yo soy miss
Jtve o' cloh. Las seis.—Sí, ponte moños... En Es¬
paña el Jive o’cloh lo hemos convertido en six o'cloh. y como en eso el Gobierno no puede intervenir, la verdadera hora del té y de la murmuración soy yo
misma.

visible.)—¡A mí se me echan infinitas maldiciones! Los pobres trabajadores que tienen que alzarse en lo mejor del sueño y pensar en matar el gusanillo y salir cargados con la herramienta reniegan
de mí.
Las cinco.—(En vuelta en los claros ve¬ los de la aurora, sacudiendo perlas de rocío, con unos dedos que parecen he¬ chos de rosas y rodeada de un enjambre de pajarillos de arpada lengua, que re¬ volotean trinando.)—¡A mí sí que me
mandan á todos los demonios! Tú aun
consientes que se dé una vuelta en la cama y se diga: «Es temprano.» Yo abro con insolencia las ventanas del Oriente; yo, traigo al rubicundo Febo asido de
las mil hebras de oro de su cabellera lu¬
minosa.

Las siete.—Yo soy una hora humani¬ taria. Ya nadie trabaja. ¡Al vermouth! La escarola y las patatas guisadas esperan en su hogar á la gente laboriosa.
Las ocho.—Yo destapo la sopera de plata de los ricos.
Las nueve. — Si el género humano tu¬ viese cordura, yo reinaría sobre los dur¬
mientes.
Las diez.—¡Pues y yo!
Las once.—Callad, charlatanas... El
Año Nuevo está á la puerta. El traerá en sus rnanitas la reforma de costumbres, usos y abusos.
Las doce. (Otra vez)—¡Chist! ¡Ahí le tenemos! ¡Ya viene!
(Por la inmensa puerta sale, titubean¬ do graciosamente, un chiquitín rubio,

FfLLBlllf [n>
ti soja ubi m ímiod
zania y el color de los quince años, sus ojos parecían mas brillantes, mas vivos,
todo revelaba en ella un estado de per¬ fecta salud.
Al 1 legrar á Biarritz, en donde Antonio, cumpliendo su promesa, había prepa¬ rado para recibirla una lindísima casa con vistas al Océano, no pudo menos de
entusiasmarse al verla tan favorable¬ mente cambiada.
A la alegría que el bueno de Villa verde experimentaba, porque ya se ha¬ bían inaugurado las obras de su ferro¬ carril, porque había colocado las accio¬ nes con gran ventaja, en una palabra, porque era ya todo un capitalista, se
unió la inmensa satisfacción de encon¬
trar á su esposa en un estado tan flore¬
ciente. Al estrecharla entre sus brazos dió
por bien empleada su ausencia, y ben¬ dijo al cielo porque le devolvía su pre¬
ciada tesoro.
El tiempo y la distancia habían irre-

sistiblemente aumentado para Julia las cualidades de su esposo; para Antonio
las bellezas de su cara mitad. Su felicidad ai volver á verse fué in¬
mensa.
Con decir que Antonio «no fué bue¬ no», y que sin embargo su esposa se lo agradeció, comprenderá el lector hasta qué punto era dichosa Julia.
Al dia siguiente de su llegada, vió ésta sobre un velador una porción de periódicos.
Hojeándolos al acaso, halló en sus co¬ lumnas grandes elogios al génio em¬ prendedor, al acierto, á la probidad, á la
honradez de su marido.
Esto acabó de completar la gran idea que el viaje, el desengaño, el tiempoy la
ausencia le habian hecho formar de él. Mas entusiasmada que nunca...—pero
poco á poco, que este capitulo es muy largo, y algo he de dejar para los que
vienen.
IX.
Dos corazones en uno
¿Quien es capaz de vivir sin una espe¬
ranza cuando menos?
Nadie.
Hasta los desgraciados que atentan á su vida en un rapto de desesperación,

como dice el vulgo, tienen una espe¬ ranza al quitarse la vida: la de ser mas
felices en la otra.
Julia, que por dejarse seducir de su imaginación, esa eterna serpiente del paraíso ideal á quien por pura galante¬ ría han llamado algunos autores la foca
de la casa, había dado hasta cierto pun¬ to derecho á su confidente musical pa¬
ra aspirar á su amor; Julia, que siendo incapaz de faltar á sus deberes, después de una expansión tan grande como la que
recordarán los lectores, se había separa¬
do algo de su esposo y había sido capaz de abandonarle, de posponerle á su sed de impresiones de viaje; Julia, repito,
al ver la realidad de sus ensueños, al
tocarla, sufrió un inmenso dolor; pero en medio de su naufragio necesitaba la con¬
sabida tabla salvadora.
Amando á su marido con toda su al¬
ma, cumplía un deber sagrado y encon¬ traba una satisfacción, que por de pronto y después de perder sus mas queridas
ilusiones, era mucho mas de lo que ne¬
cesitaba para vivir. El tiempo había arrebatado las encan¬
tadas hojas á la flor, y Julia empezaba á comprender la poesía del fruto.
Pero como no hay mal que por bien no venga, y como lo que se pierde por

un lado se gana por otro, el perfecto es¬ tado de su salud, la importancia que Antonio había adquirido á sus ojos, la
belleza de Biarritz, los solitarios paseos que daba con su marido, la felicidad real que disfrutaba su alma, produjeron
en ella una reacción favorable al amor
conyugal. — ¡Cuanto me quiere Antonio! se decía;
¡con que interés observa mis deseos y los complace! ¡Que injusta he sido abando¬ nándole! Cediendo un poco cada cual por su parte, hubiéramos llegado á com¬ prendernos.
También pensaba otras cosas, que ni aun á su íntima amiga hubiera con¬
fiado.
Antonio mandó preparar la casita de Biarritz sobre poco mas ó menos como la de Madrid; es decir, que dispuso un dormitorio y un gabinete para el uso
exclusivo de su esposa.
En el gabinete había un piano, y en una preciosa biblioteca de ébano estaban los cuadernos de música, y los libros cuya lectura agradaba mas á Julia.
Esta delicada atención de Antonio la
entusiasmó, y se prometió pagarla con
usura.
En sus apartes con su esposo, que eran frecuentes;

—¿Has recibido cartas de Madrid? le preguntaba.
—Si.
—¿Y qué noticias hay del ferro-carril? — Muy buenas; las acciones suben, las obras marchan con rapidez; pero tam¬
bién me escriben anunciándome que
dentro de unos dias llegará á mi poder la partitura del Fausto, que he pedido para que te distraigas.
—¿De modo que la línea estará con¬ cluida dentro de los tres años que calcu¬
laste?
—Yo lo creo... pero te aseguro que pasarás momentos deliciosos interpre¬ tando la música de Gounod.
Estos diálogos, como se vé, eran una continua y mútua concesión que se ha¬
cían los espo-os. Cuando se retiraban á las once ó las
doce, rogaba Antonio á Julia que tocase el piano.
—Nó, respondía la joven, ya es tarde, y podemos despertar á los vecinos; ha¬
blando se hace menos ruido.
Y muchos dias les sorprendía la luz
del alba hablando como dos enamorado?.
Contando Julia á su marido sus tristes
impresiones de viaje, confiándole con mas frecuencia y con mas expansión que uunca la felicidad que experimentaba á

2

SOLLfcH

!íbHbBbBoesass5cBacriin aaRs9ean«HBMnBsnBBBEBcBaápcasaam siaaaBiiRBBraaBiKa^BaaBBBsisBasBaaBiaBÍHMamaiaiBflMaM MBsBttBManiHRaiB|fl&MafalaniBBaaaifalBaaiiM BiBMaNaaraaM anBflMsaaaawaM naaBnBBHBaKiBBHiNaBaBne9naa iBaBKnsaiaffRstEaBSfficfiaeiaBscBaiaBnHasasBRaBaasaaalaaBaaaavaaaaaBaHaaaiaBBaaaaBaaBaBaaiiaBaaffiaoaBBBBBBBnMaaBa :BBPonaca^^agBBJigiÉSa«BgSaDUa^ePBgi<BaB»aBBBBBBBBBBBaÍBBaBÍÍMBBBBBaaBBaBBBBBaBBBBBÍlaBaBHBBaBl(BBBgBHMa BBBB

FALLECIÓ
HABIENDO RECIBIDO

SANTOS SACRAMENTOS

Sus afligidos hijos (presentes y ausentes), hija, hija política, hermano y hermanas, herm
políticos, nieto, sobrinos, primos y demás parientes; el Banco de Sóller, los señores M. Ripoll y de San Juan Bautista de Tabasco, y la razón social Perarnau y Uhthoff de Barcelona, participa conocidos tan sensible pérdida y les ruegan se sirvan tener al finado presente en sus oracione:
de la conducción del cadáver al cementerio, que tendrá lugar hoy á las cinco de la tarde coi los funerales que se celebrarán el próximo lunes á las nueve, en la iglesia parroquial de esta < recibirán especial favor.
Casa mortuoria: calle Romaguera u

mm m,

caco

c HPnHBHBBBHHnwBa BBBB beso nana BHaBHBHHBBBBHHaBBBBpaHBaHaHaBBHHHsnHRwaBBHBOBosraheí¡s beso S'BBBBHHaBRKBBfflUBBEEH be® bgbq a HHsra^EnBBBnH nana aras?* c 2

hbhhsbhb ¡aerara üKEBfiassi anas asara C9P35 ISSBBKBBBBBBBBOQEBSfanSBnBBBBBBBI

a»»^SaaDBBBBaBBaaUBBBBBeDSaa«BBaÍBBBBBBBSBBBBBBHBBBBBBBaBBtlBBHSBBaHBBBR!llBBBBÍBBaaSBBBBSnBBBBBaataffiaBEISSBaa«OBSS]QQBBBSBa&aB»BaBn»PSBaGns»BSe!£:SiaBaasSSq»MR!B»amiUaiSBaQOBESBBeaaaaa3SZlni9aaiiBBiSBBaaaiai UBMABBBEtasasUKSSCaianSUaBfllBBBBI

BKHUKBBflnBBBBUBaKaBBBUBBEtiaBBBBBBSBaBBfiBBBHBaBBaBaaaBBBBBBRBHaBBnnBBRBBBSBBBBBaHVBBBBBBBBBnBBBBHBBBBRBSnHSflaHBanunEBBEaanEaDEBBaBBR;: QBflagHaanB WtaSSBBEsaSSi&IHQ ¡2«SUBBBnaUBIIBBaaflH&MSnBaMaHBHaai

¡KvtuEEaaBnefirHsanaiBHHBBni

C a BH3 BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBBBBBB BBBB BBBBBBBB BBBBBBBBBBHB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BHBB BBBB HBBB BBBB aMBHHBBgBB! B 6 B B « BaBBagafflHBBgBiBBBggaHBBBBBBBgHBBBBBBBIgBBBgaaiaBBaPBBBBBnaBI pagas BastaBasaaúnabbbbbbi

mwm. BSBffl
bkks B9G8B «s"aw

es® o

RSBB

t: w& a

BBBB C:r .'<r:^'í33!3Sfé£B£E&*3Lc£?HnSB9nBESMfii5EBflSQDS9IE2B BBBB CBBB3BBB BBBB BBBB BBBB BBBBUBRB BBBB BSMBBEBBHKBBBNBBfillBBBBHBDiaUR BBBB KBBBBBSHCnRB BBBB £Hn SSBflBBttBaB&BBBBanQH ¡3

:
fi SQRaSH'&snnZIBflSBQBini

t¡T.rJSSLV'SíiBB&aiaBBiSHBRSBBflBflBBBSBaSBBBBBBBBBBSRRBBRRaBBRBRBBRBBBaBBUBBBRBaBflaBBRBHBREBBBBBflBRBIBBaiIRRRBHBBBflBBS&SSEBEOeiilBBBag BBBHBaBBnaBBBHBBSIEBS EnSSarSr.aSBsafflG’aKHaHESEESttcanaagBBEEBBBiaiSt

L^ri£l.tr,MI»S%SBHU¡UIB»^élBBDBBI9nBBBEDByiaB)BBBBBBBnBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBaaBBBBBHUBBBBBBBBUBUBBBBBBBSBBBBBaBBBBBBI9nB;B9aBanaBiBMUISBaBBSBBBBIIQBaBBBaBa5aBB3IEQ3S}¿BBGil2EaBlí;-Z*jaC£BBÍ»aul3ilBDUnaanaBBll M£! I3¿S?.32IB BBBB QESBBBtfBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBBBBBBBBBBBBBfl BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBBflBBB BBBB BBBB BBBHBBBBBBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BB BEBES saii51l8BB3 BBBB BBBB BBBB BBBB BBBB BBBI

IBBa8rSBe3BBSS3SBaflBBR»Ha«BRB»BBB«BBBBBBBI»BBBBniBBBBaflBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBi
|í{sSBsast3s3Bs!Ri:&isiBsaasiBs332X:gsmsíS»iasaasBsBsBBBflBKBSBBKIHaBBKBBsB:BmBfnlB»aBiBBBaaB!§&Ba»BsBi»aBi»BBiuBBsfl»BBuBsaB8B8BBBB8BBSBBsn:i

fresco. En el mismo umbral tropieza y cae de bruces, llorando.)
Las horas. (A una voz.)—¡Ay! ¡Igual que todos los Años! ¡Ha tropezado en |g misma piedra!
La Condesa de Pardo-Bazán.
La vida política
El partido liberal tiene desgracia en el gobierno en lo que respecta á los asuntos militares: á lo que ocurrió en la etapa anterior hay que añadir los incidentes que en Madrid se han producido con motivo de las recompensas. Es asunto éste de tan delicada índole que no he¬
mos de ahondar en sus causas ni exage¬
rar sus consecuencias. Lo que sí pode¬ mos afirmar es que así como en el cuer¬ po humano hay órganos en los que no cabe enfermedad leve, en el organismo nacional hay partes cuya lesión es siem¬ pre grave y la principal de ésta es el ejército.
Lo hecho por el gobierno para que las leyes sean por todo el mundo observadas; lo hecho para corregir manifestaciones más ó menos tumultuosas y protestaste un orden poco conforme con la ley lia merecido el general aplauso de las. gen¬ tes. La disciplina social en España viene muy relajada desde hace años en todos los organismos que integran el Estado; la culpa es de los encargados del poder público, cuyas debilidades han hecho que se aflojen los resortes del poder y que la voluntad individual ó de cuerpo ó de clase, se quiera imponer á las leyes; contra este estado de los espíritus, con¬ tra esta inquietud de los» ánimos es pre¬ ciso reaccionar sin usar más medios, ni otras Violencias que el cumplimiento exacto de las leyes, sin excusarse de ha¬ cerlas efectivas en quien delinca, sea cual fuere su clase, condición ó jerar¬ quía ,
Bien está la actitud del gobierno en el caso presente para que nadie pueda usar otros medios de protesta ó queja que los establecidos taxativamente en la ley.
Pero dicho esto no ocultemos que tra¬
tándose del ejército hay que hacer algo más que cumplir la ley, hay que mante¬ ner aquella satisfacción interior de que las Ordenanzas hablan y esa es una obra de los gobiernos tan importante comoel
restablecimiento de la más extricta dis¬
ciplina.

Por los medios coactivos se mantiene partidos contaban con generales y bata¬

la paz; pero no será ésta duradera sino se llones para escalar el poder y para de¬

estudian las causas que la alteran, los fenderse: han pasado aquellos tiempos

pretextos que pueden servir para pertur¬ en que se daba por seguro que las guar¬

barla y las razones que puedan hacerla niciones tenían éste ó él otro color polí¬

imposible en un orden moral: los parti¬ tico. La institución armada se halla hoy

dos políticos gobernantes tienen esto fuera de esas luchas políticas y como tal

muy presente en todos sus actos y no institución, lo repetimos, no pertenece

deben perderlo de vista ni en el poder ni más que á la patria y al Rey.

en la oposición.

Merced á esta situación del ejército, lo¬

La prensa del trust, para defender al grada por el esfuerzo común de gober¬

señor Moret ante cierto estado de opinión nantes como Cánovas y Sagasta durante

que en el ejército existe, ha tenido el va¬ la Restauración y la Regencia, no hay

lor de sacar á relucir la ley de jurisdic¬ riesgo en estos momentos de que secónciones, presentándola como obra de vierta en cuestión política un incidente

amor á las instituciones armadas, lleva¬ que nada tiene que ver con las ideas de

da Acabo por el actual presidente del Consejo de ministros. So ponemos que
esto no se hace con la autorización del

los partidos; pero si asi no fuese, si estu¬ viéramos en aquellas épocas de O’Donne 11 y Narváez. en que el ejército presta¬

señor Moret, que no puede defender se¬ ba su concurso á las luchas de los polí¬

mejante ley, que las circunstancias le ticos, lo que ahora ha ocurrido traería

impusieron y que será un borrón eterno lamentables y grandes consecuencias.

en la historia del partido liberal. El se¬

No faltan quienes están viendo en es¬

ñor Moret no necesita seguramente de tos sucesos los planes de la reacción y la

tal ejecutoria para demostrar su amor al mano del señor Maura, ayudado por

ejército; se cita ese hecho porque en la ciertos elementos; esto es un juego ver¬

conciencia llevan los auxiliares del par¬ daderamente pueril, porque, porfortuna

tido liberal en la oposición, el remordi¬ para el país, como acabamos de afirmar,

miento que debe causarles el haber com¬ ningún hombre público tiene fuerza

prometido á uu partido monárquico y de bastante para servirse del ejército como

orden en empresas y campañas como la instrumento de sus planes, dado caso

•que siguió á los sucesos de Cataluña. No nos bagamos ilusiones ni se las
bagan los liberales: en octubre del año ¡anterior se dejaron arrastrar é influir por elementos que á título de combatir al señor Maura lo que efectuaban era una campaña contra el orden social y lo que es peor una campaña antimilita¬
rista.

que alguien lo intentara. Y no es menos pueril en este sentido
el que los periódicos industriales recuer¬
den en estos momentos con fruición que
el señor Maura combatió la ley de juris¬ dicciones. suponiendo que con esto le malquistan con los militares. ¡Qué ino¬ cencia! Ese cargo será siempre un tim¬ bre de gloria para el señor Maura, y al

No nos olvidemos que los sucesos de ejército no le importará nunca, con tal

Barcelona empezaron con una batalla que esté debidamente defendido, quesea

contra el embarque de tropas y tuvieron la jurisdicción civil ó la militar la que

por reujate una campaña contra la jus¬ ticia militar calumniada por los anar¬
quistas de toda Europa. A esto ayudaron insensatamente cier¬
tos elementos del partido liberal impul¬

encause y condene. Se vé con todo esto, cómo se pierde el
buen sentido cuando la pasión política
se impone y cómo un mal paso conduce
á una serie de ellos cada vez menos se¬

sados por la impaciencia de las capas inferiores de la agrupación, que no pudie-

¡ !

guros y en dirección más peligrosa. Los famosos auxiliares del partido liberal

ron resistir por más tiempo los días de durante los últimos días de gobierno del

la oposición, y esto, lo decimos con la señor Maura, están palpando las conse¬ sinceridad que debemos al público, no cuencias funestas de su apoyo y discu¬

podía crear en los institutos armados un rren con verdadero desacierto para man¬

amor muy grande hacia hombres y co¬ tener esa especie de tácita coalición que

muniones políticas en que tan duramen¬ tanto disgusta al señor Montero Ríos y

te se les maltrataba.

á otros elementos del partido mismo.

Por fortuna par» todos es hoy el ejér-

El señor Moret debe apresurarse á

cito de la patria y del Rey nada más; han romper esos lazos de un modo osten¬

pasado aquellos días luctuosos en que los , sible.

A cambio de que no se diga una pala¬ bra contra el gobierno cuando entra un periodista en la cárcel por un artículo
como ahora acaba de suceder en Madrid,
hay que aguantar una tutela que no predispone los ánimos de los monárqui¬ cos sinceros en favor del gobierno.-
Hay benevolencias que son peor que la implacable hostilidad para el partido
liberal.
Emilio Sánchez Pastor.
Madrid 14 enero 1910.
Colaboración
Las Elecciones Inglesas
El Sóller publicó en sus números an¬ teriores un articulo del distinguido pe¬ riodista francés señor conde de Vogué y
un extracto de uno de los discursos que
pronunció Mr. Lloyd George. asies^que
los lectores del semanario sollerense es¬
tán al corriente de la crisis constitucio¬ nal británica. El sábado último empeza¬
ron las elecciones en la capital inglesa, y un intimo amigo nuestro que se halla en Londres en calidad de corresponsal de un diario parisién nos escribe sus im¬ presiones y la significación del primer
escrutinio. No sabemos si este articulo
llegará á tiempo para ser publicado en el próximo número, nuestro amigo nos prometió informarnos á tiempo, pero su
carta ha sufrido retraso y como no es
posible basarse en los números que dán los grandes rotativos de París (pues que la mayoría los. llevan equivocados) es que nos hemos visto obligados á esperar los datos que nuestro amigo nos había prometido.
Los números que tenemos á la vista, que solo publicaremos en extracto, nos confirman en la opinión que ya tenía¬
mos: la victoria de los conser vadores y
ésta palabra no es demasiado fuerte. Se confirma por e! número de diputados conservadores elegidos: 43. contra 37 li¬ berales y 6 socialistas (los irlandeses no deben entrar en línea de cuentas) más aún que por el aumento de votos conser vadores. y al contrario por la disminu¬ ción de votos liberales que se observa en casi todas las circunscripciones.
Supongamos que las elecciones del sᬠbado último y demás dias mantengan la repartición de fuerzas conservadoras y liberales. El gobierno liberal no podría

vivir sin el apoyo de los irlandeses, lo que equivale á decir que no podría vivir mucho tiempo. Mr. Asquith, el primer ministro, lo sabe mejor que nadie, él que rehusó pronunciarse sobre la espi¬ nosa cuestión Home Rule, aunque sea discípulo y admirador de Gladstone.
Si notamos en detalle los votos obteni¬
dos, veremos en todas partes la dismi¬
nución de fuerzas liberales. Tomemos
Londres por ejemplo: á Islington (Norte), la mayoría liberal en las elecciones de 1906 era de 866, ayer no obtuvieron más que3l votos.
A Islington (Este) ha pásado de 767 á
330.
A Islington (Sud) de 1.615 á 730. Y asi por el estilo. Podriamos citar una cantidad de ejemplos análogos. La mayoría liberal ha disminuido en Lon¬ dres de 60 á 70 p§ . La mayoría conservadora ha aumen¬ tado en iguales proporciones.
Reflexionemos un instante sobre estos
números y comprenderemos toda su im¬ portancia, sobre todo viendo que el mis¬ ino cambio se produce en provincias.
Es claro, pues, que una masa impor¬
tante Je los electores británicos abando¬
na el partido liberal; que ese movi¬ miento se ha de precisar en el curso de los escrutinios que van á seguir, y que el gobierno liberal si obtiene en totali¬ dad una mayoría, no será sino una ma¬ yoría de las más exiguas.
Comentarios no es neceéario hacerlos,
que los haga el lector y que los tengan en cuenta los españoles para nuestras próximas elecciones.
G. M. C. París 17 Enero 1910.
Crónica Local
Otra vez la R. 0. sobre
ferrocarriles secundarios
Por el interés que encierra este asun¬ to para Sóller, insistimos hoy, en vista de las diferentes interpretaciones que se vienen haciendo de aquella Real Orden.
Después de escrito y publicado nues¬ tro editorial de 24 de Diciembre último,
hemos tenido ocasión de oir otras inter¬
pretaciones á la orden que comentamos, hechas por personas peritas, y que nos merecen toda clase de respetos: Unas,

SOLLER

3

en el sentido de que se trata de fijar el á lino de los siguientes procedimientos: es la vida, y teniéndola el «Sindicato la tarde del día de la fiesta, costumbres sible*pérdida, les enviamos el testimonio

valor que se ha de dar á la concesión, l.o Por medio de suscripción que enca¬ Agrícola Sollerense» la habría de comu¬ ambas antiquísimas que se han venido de nuestro sincero pesar, al propio tiem¬

una vez obtenida, en la constitución de bezara el Ayuntamiento y ála que sin du¬ nicar indudablemente á nuestra abatida, conservando á través de los años y que po que elevamos al cielo una oración pa¬

las Compañías, á los efectos de la garan¬ da figurarían particulares patriotas y al¬ pobre y casi cadavérica agricultura.

probablemente no desaparecerán total¬ ra el eterno descanso del que en vida fué

tía de interés ofrecida en la ley de 26 de guna entidád interesada, como por ejem¬

mente en muchos más, por mas que en querido amigo nuestro.

Marzo de 1908; otras, en el de ampliar plo la «Marítima Soliéronse».—2.a Con¬ El domingo tuvo lugar en la Defenso¬ la bendición se nota anualmente marcada

la subvención, haciéndola extensiva al período de construcción de la línea, de conformidad y por adaptación de la ley
de 30 de Marzo de 1876.
Pero en ninguna de las interpretacio¬ nes que hemos oido y leído; en ninguna

signando el Ayuntamiento en su presu¬ puesto, por una sola vez, el coste total para reingresar sus desembolsos de los propietarios de naranjales por contribu¬
ción voluntaria en relación con la exten¬
sión do sus fincas tratadas, y resarcién¬

ra Sollerense» la subasta para el arrien¬
do del salón-teatro con destino á la cele¬ bración de bailes de máscaras durante el carnaval de este año.
Fué adjudicada dicha subasta á don José Bauzá, Secretario del «Circulo So-

decadencia.
El domingo se reunió en Junta Gene¬ ral reglamentaria la Comición local de la «Cruz Roja» de esta ciudad, al objeto
de renovar la Junta Directiva de la mis¬

De Fornalntx
Eu las dos sesiones últimamente cele¬
bradas por nuestro Ayuntamiento no se acordó nada digno de mencionar.

de ellas, se pretende desvirtuar lo esta¬ blecido en la ley vigente de ferrocarriles secundarios: ni se altera por tanto en lo mas mínimo el precepto legal terminante, de que la subvención ó garantía del 5
POR CIENTO, COMPRENDE TODO EL CAPITAL
DEL PRESUPUESTO, DURANTE EL PERÍODO DE
NOVENTA Y NUEVE AÑOS QUE HA DE DURAR LA CONCESIÓN.
En el “Sindicato Agrícola,,
Selecta, sino mny numerosa, fué la concurrencia que el lunes al anochecer fué á oir la conferencia sobre la plaga del poy-roig, que dió el joven é ilustrado perito agrónomo D. Bartolomé Colom Ferró. Hizo la presentación de éste don Pedro Alcover, Presidente del «Sindica¬ to», y seguidamente tomó la palabra el 3r. Oolom, quien se expresó con claridad y no tardó en interesar al auditorio.
En el exordio trató de las causas que
le habían impulsado i presentar la Memoria, que juzgó conveniente la Junta del «Sindicato Agrícola» fuese leída ó
disertada.
Dividido eu dos partes el trabajo del conferenciante, trató en la primera de
la necesidad de hacer un último esfuerzo
contra la plaga y de las dificultades pa¬ ra sustituir el cultivo del naranjo en es¬ te valle; y en la segunda de los medios técnicos y ecouómicos para combatir la plaga y manera de ponerlos en práctica.
Hizo atinadas consideraciones acerca
de la sustitución del cultivo, lamentando

dose de la parte correspondiente á los que no pudieran pagar con sus propias
cosechas.—3.° Recabando del Estado ó
Diputación parte de la consignación de su presupuesto destinado á plagas del
campo, advirtiendo que hizo el «Sindica¬ to» gestiones en este sentido hace unos cuantos meses sin que hasta ahora se haya obtenido contestación, debido tal vez al cambio de política.
Donde verdaderamente hizo hincapié
el Sr. Colom fué acerca de la necesidad
de la unión de los agricultores sollerenses, interesados como debieran estar en la desaparición de tan funesta plaga, por¬ que en la práctica se ha visto que lu¬ chando aisladamente se ha perdido mu¬ cha energía y lia sobrevenido el cansan¬ cio, cuando laborando en comúu, siguien¬ do el ejemplo de nacioues adelantadas como Bélgica, y aún de la misma región gallega, en España, es el médio único casi seguro de obtener la victoria. Estu¬ vo muy acertado el disertante al apoyar esta su convicción, que es también la nuestra y de muchos más que han podi¬ do observar, después de haber limpiado sus huertos, qué han vuelto á ser inva¬ didos por los insectos que en los huertos vecinos, por incuria de sus dueños, no
habian sido combatidos.
Y lo estuvo igualmente al encarecer la necesidad de crear un solo tipo, ó una sola variedad de naranja por medio del ingerto, lo que por otra parte coadyuva¬ ría á la estinción de ¡a plaga si se prac¬ ticara esta operación el mismo año del tratamiento, por la extraordinaria dis¬

llerense» por la cantidad de cien pesetas.
La sociedad «Circulo Sollerense» tie¬
ne proyectado celebrar ciuco bailes en el mencionado salón, exclusivamente para los socios y sus familias. Para su organi¬
zación se han nombrado las correspon¬ dientes comisiones.
El domingo por la noche emprendió yiaje para Barcelona y Cette el vapor de esta matrícula «Villa de Sóller», lleván¬ dose variada carga y algún pasaje.
Al atardecer del lunes, festividad de San Antonio, nuestro querido amigo don Ramón Lizana notó que de una casa de la calle de la Romaguera salía espesa
humareda.
El Sr. Lizana acudió al lugar del in¬ cendio y logró con sus trabajos apagarlo, evitando así que el fuego causara proba¬ bles perjuicios.
Se nos suplica hagamos público que el tema de la Conferencia que debe dar ma¬
ñana en el salóu del «Fomento Católico»
D. Buenaventura Barceló, de la Facul¬ tad de Derecho, versará sobre «Eficacia de los principios católicos eu el gobierno de las Naciones», y no sobre: «Relacio¬ nes entre la Iglesia y el Estado», como
nos habian informado.
Para hacer más ameno el acto prece¬
derá dicha conferencia una pieza al pia¬ no á cuatro manos, y después de la mis¬ ma se ejecutarán estos números: la Baldnfa, Melilla, (diálogo); y el canto á coro y al piano Funiculí-Funiculá.

ma, resultando elegidos para los ejerci¬ cios de 1910 y 1911 los siguientes so¬
cios:
Presidente:—Dr. D. José Pastor Cas-
tañer (Vicario).
Vice-Presidente:—D. Antonio Ferrer Fanal s.
Secretario:—D. Salvador Elias Cape-
lías.
Depositario: —D. Jaime A. Mayol Ar-
bona.
Vocales:—D. Antonio Pons Estades y D. Cuillermo Valls Valls.
Al mismo tiempo, á propuesta de la Directiva, con aprobación, por unanimi¬ dad, se nombró Presidente Honorario de
dicha Junta á su Prosidente D. Pedro
A. Ripoll Estades, eu virtud de los ser¬ vicios prestados durante su presidencia y en recompensa de la honrosa inaugura¬
ción de dicha asociación en esta ciudad.
También se acordó que, á tenor de sus deberes y obligaciones reglamenta¬ ria, recorrieran seis parejas de ambulan¬ cia las calles por donde debían efectuarse
las carreras acostumbradas el día de
S. Antonio Abad por la tarde, y al efec¬ to vimos con gusto y aprobación del pú¬ blico el personal de aquella en vigi¬ lancia de los accidentes que pudieran ocurrir durante dicho acto, personal que iba dirigido por el Jefe de ambulancia D. Ramón Lizana y Garau.
Con motivo de celebrar el jueves su fiesta onomástica el digno cura-arcipres¬ te de nuestra parroquia, D. Sebastián Maimó, fueron á cumplimentarle las au¬

El dia cuatro del corriente fue hallada
abandonada en la via pública una cade¬
na de oro de las llamadas cordoncillo, lo cual se hace público para que la persona que la perdió se diríja al Sr. Alcalde D. Juan Estades, quién entregará di¬ cha alhaja al que justifique ser su dueño.
Como había acordado el Ayuntamien¬ to, se ha procedido á la plantación de tres árboles, dos en la plaza Mayor y
uno en la Placeta.
Según varías opiniones, el buen gusto de quien dirigió los trabajos de la citada plantación se quedó algo atrás.
El dia 17, festividad de S. Antonio tuvo lugar la acostumbrada bendición de
caballerías sin que afortunadamente ocu¬
rriese el menor incidente.
Después de la citada bendición se co¬ rrió la voz de que en la carretera de Sóller había ocurrido una desgracia; acudí in¬
mediatamente al sitio indicado para en¬
terarme de lo que sucedía, y resultó ser, que el joven José Arbona Vila había sa¬ lido de su casa en bicicleta con el propio sito de presenciar la bendición de caba¬ llerías en Sóller, y'al4hallarse en el sitio denominado «Pont de Ca' na Guiema,» tu¬ vo tan mala suerte que fué á dar con la mqáuina al pretil de dicho puente y á consecuencia del choque fué á precipi¬ tarse dentro del torrente, resultando con varias contusiones de alguna importan¬
cia.
El Corresponsal.

haya de desaparecer de esta comarca un mi luición del ramaje de ¡os naranjos. Di¬

Por fin, como dijo nc sabemos quién toridades locales, el clero y gran número

árbol que la dió tantos años un aspecto jo también que siendo tan antiguo en en «La Correspondencia» hemos tenido un de personas, buena prueba de la popula¬

Cultos Sagrados

peculiar y que fué apreciado no solamen¬ te por su belleza sino que también por los pingües rendimientos que hasta hoy

esta localidad el cultivo del preciado ár¬ bol que deberíamos esforzarnos en sal¬ var, apoyado en ¡a Historia de Sóller de

cambio en el tiempo. Con este cambio se ha ganado algo, pero no tanto que obli¬ gue, para eso, á tener que echar las

ridad de que goza entre sus feligreses y de las muchas simpatías que ha sabido captarse entre todas las clases de la so

En la iglesia parroquial.— Mañana, domingo, día 23.—Se celebrará la fiesta de los Desposorios del Patriarca S. José con la

ha dado, insustituibles estos por los que otras plantas herbáceas ó arbóreas pue¬ dan darnos, aun las llamadas industria¬

que es autor ei benemérito Presidente honorario del «Sindicato», D. José Ru¬ fián Pbro., y lo espesos que se plantaron

campanas al vuelo. El jueves, día medio festivo, eu esta ciudad, fué un día es¬ pléndido y bonancible, cual pocos se re¬

ciedad sollerense.
Correspondió el Sr. Maimó á sus visi¬ tantes con pastas, dulces, licores y ciga¬

Virgen María.—A las siete y media, habrá Misa de comunión general para las Hijas de la Purísima. — A las nueve y media, se can¬ tarán las horas menores y después la Misa

les por la dificultad de colocar los pro¬ ductos de éstas, debido á los trusts. Des¬ pués de varias citas en apoyo de sus ra¬

los árboles en la segunda y sucesivas plantaciones; no puede ser de menos que la tierra esté esquilmada, por lo que

gistrarán de mejores en el transcurso del mes. El sol, sin que nubecilla alguna em¬ pañara su brillo, nos envió ardientes ra¬

rros, además de con su amabilidad exqui¬ sita que á todos dejó satisfechos.

mayor en la que pronunciará el panegírico del esposo de María el Rdo. D. Juan Fronte¬ ra, Pbro.
A la tarde, habrá explicación del catecis¬

zonamientos, dejó demostrado que el al¬ mendro no conviene en general á nues¬ tros terrenos aun cuando se pueda dar en diferentes puntos, y mostróse partidario

aconsejó so abonara científicamente y al efecto puso en la pizarra una fórmula que, aún cuando la hayan publicado di¬ ferentes revistas valencianas, para cono¬

yos calentando de firme á cuautos salie¬ ron á paseo para hacer acopio de él. El
viernes fué el reverso del auterior. Ama¬
neció nublado; densas nubes impregna¬

§eecié it

f
USecroldglca

mo; y al anochecer, después de los actos cora¬ les, tendrá lugar el ejercicio mensual de las Hijas de María.
En la iglesia del Exconvento .—Mañana domingo, día 23.—A las cuatro y media de

de cultivar siempre plantas de regadío porque teniendo agua y tantas obras hi¬ dráulicas es un contrasentido desperdi¬
ciarlas cuando el afán de todos los go¬
biernos es de dotar de estas mejoras á los terrenos que de ellos carecen y son susceptibles de tenerlas. Y puso por con¬ clusión de la primera parte la necesidad

cimiento de ¡os que no la hayan leído ni la copiaron, ponemos á continuación:

Superfosfato de cal. . .
Sulfato amónico .... Sulfato ó cloruro de potasa.

45 Ks.
30 »
25 »

100 Ks.

Después de lo cual siguió acousejaudo

das de humedad se cernían en el espa¬
cio; las veiamos correr de una parte á
otra llevando á sus lomos la tan desea¬
da lluvia, y ésta, á cosa de las once, lle¬ gó á la tierra, pero por medio de dósis ho¬ meopáticas. Continuó la lluvia en igua¬ les formas; aumentó la cerrazón en los horizontes; aquel ambiente, de olor sui

En la noche del domingo falleció, víc¬ tima de aguda enfermedad, el conocido propietario D. Sebastián Aibona Colom.
Su cadáver fué conducido á su última
morada el lunes por la tarde, asistiendo al fúnebre acto el clero parroquial cou cruz alzada, una representación de las sociedades «El Gas» y «Banco de Sóller»

la tarde, se continuará la devoción de los tre¬ ce Domingos en honor de S. Antonio de Pa-
dua, con exposición.
Registro Civil
Nacimientos Varones 3.—Hembras 2.—Total 5

de seguir luchando eu esta lucha noble que no se abonara como se había hecho generis, precursor de las grandes tormen¬ [de las que el finado era Vocal y Vocal

Defunciones

en que caso de ser vencidos no quedamos hasta hoy, empleando mucho nitrato de tas, repercutía en nuestros sentidos; y suplente, respectivamente) y numeroso Día 8.—Margarita Morell Rufián, de

humillados, y esforzarnos en sujetar los sosa y sulfato amónico, porque los abo¬ cuando confiábamos en que pronto ve¬ acompañamiento.

56 años, viuda, Plaza de la Constitución.

seres inferiores que puso Dios bajo la nos nitrogenados producían naranja ríamos pasar copiosos raudales de agua,

Del coche fúnebre, lujosamente atavia¬

Día 9.—Pedro Lucas Vicens Frau, de

mano del hombre.
En la segunda parte, después de ha¬ blar de las ventajas económicas del em¬

abombada y sin condiciones para la ex¬ portación, y terminó diciendo que los téc¬ nicos en general no estaban conformes

corriendo hacia el mar, lo primero que vimos, tan luego quedó disipada la cerra¬ zón, fué que nuestros torrentes permane¬

do, pendían hermosas coronas de flores
artificiales con sentidas dedicatorias.
El martes se celebraron en la iglesia

73 años, casado, ma. 70. Día 10.—Guillermo Bauzá Colom, de
19 años, soltero, Calle de la Luna.

pleo del petróleo, hizo evidentes sus in¬ acerca del nombre científico del poy-roig, cían secos, cual lo estaban en los meses

rroquial solemnes funerales en sufra¬

Día 11.—María Bauzá Mayol, de 9

convenientes, como son, por ejemplo, el que no se puede comparar con la cochi¬ de julio y agosto, y que una blanca sᬠgio del finado y á ellos asistieron igual¬ años, soltera, Calle Capitáu Angelats. disminuir la producción y quedar siem¬ nilla roja de California, y que ignorando bana de nieve cubría los montes de L’ mente numerosos amigos y conocidos de

pre algunos insectos que á la primavera siguiente se reproducen con intensidad.
Declaró considerar mas eficaz el empleo
de gases, sobre todo el sulfhídrico, á pe¬ sar de ser el bianhídrico mas enérgico, aunque muy difícil de manejar porque no tiene en realidad contraveneno. Explicó que el empleo de gases es mas racional porque una vez colocada la cubierta á los árboles que se quiere tratar no queda

sus costumbres y generación, la épo¬ ca mas apropiada para destruirlo es el nacimiento de los huevos, que se efectúa en primavera y verano.
Hemos hecho de la conferencia del
Sr Colom un extracto algo mas extens o que el que tenemos por costumbre hacer
cuando de otras conferencias locales nos
hemos ocupado, porque el asunto que
trató consideramos es uno de los mas in¬

Ofre, Puig Mayor y Sierra de Alfabia, No hay que extrañar, pues, que se sien¬ ta frío, y que el termómetro haya sufri¬ do un bajón hasta colocarse á bajo cero grados.
Hoy continua nublado, pero para que el cambio no nos parezca tan radical hemos vuelto á las andadas; esto es, á la carencia absoluta de agua, y á la abun¬ dancia de vientos frescos, esta vez, pues

a familia.
Descanse eu paz el alma del Sr. Arbona y reciban su atribulada esposa, hi¬ ja y demás parientes la expresión de nuestro sentido pésame.
* **
Esta pasada noche ha entregado su alma á Dios, después de haber sufrido penosa dolencia, nuestro estimado,amigo y acaudalado propietario D. Juan Rufián

Banco de Sóller
La Junta de Gobierno de esta Sociedad, á tenor de lo que proviene el artículo 17 de los Estatutos, lia acordado convocar á la General Ordinaria para el 23 del corriente mes, á las diez y media de la mañana, en el domicilio
social.
Lo que se hace público para conocimiento
de los señores accionistas. Sóller 9 de Enero de 1910.—El Director
Gerente, Damián Magraner.

oquedad sin que entre el gas y deja éste teresantes que en Sóller pueden tratarse. soplan del N. O. al que damos eu ma¬ y Colom.

CORSETERÍA

por consiguiente destruido el poy-roig A los calurosos aplausos que el público llorquín el nombre de Mestral, y ha (con¬ Había sido el Sr. Rufián el fundador

DE

por completo. Añadió que la producción del gas se obtiene tratando la pirita de hierro por el ácido sulfúrico diluido y

le tributó, unimos los nuestros mas sin¬ ceros, y algo mas liemos de añadir, ya
que por nuestros artículos «Naranjales

seguido derretir la nieve en su totalidad. Prueba de ia religiosidad de este pue¬

de la casa que actualmente gira en San
Juan Bautista de Tabasco (Méjico) bajo el nombre de M. Ripoll y C.a Stic. , de

ROSITA GOMEZ
143, Luna 143.—SÓLLER

que asi como tiene la pirita compuestos de arsénico, dá gases muy venenosos. Aconsejó que las cubiertas se coloquen

y limonares», «Proteccionismo ó... lo que sea» y otros, hemos demostrado tiem¬ po há estar conformes con las ideas del

blo, han sido las fiestas de San Antonio, abad, y de San Sebastián, mártir, esta semana, pues que á pesar de no ser de

a cual era comanditario; tuvo participa¬
ción en casas comerciales establecidas en
a ciudad condal, y era Vocal del «Banco

Se hacen Corsés de todas clases y he¬ churas, á precios reducidos, desde 2‘50

por medio de trípodes con regatón de
hierro.
Al tratar de la necesidad de extirpar

joven é ilustrado perito agrónomo que
un asunto de tanta vitalidad vino á es¬
tudiar: que no sea ésta su última confe¬

precepto, fueron muy contados los esta¬ blecimientos y particulares que trabaja¬ ron el lunes yjueves, respectivamente.

de Sóller» desde su fundación.
Con su carácter franco y bondadoso se había captado el Sr. Rulláu numerosas

pesetas uno.
Fajas ventrales con ó sin placa umblical y se hacen toda clase de compos¬

la plaga en toda la localidad, indicó la
conveniencia de hacer un estudio del cos¬
te total del tratamiento por un ingeniero

rencia sobre el mismo tema, y que por
otros técnicos y prácticos, igualmente competentes, se vea secundado eu su

Se celebraron por medio de funciones muy solemnes en la iglesia parroquial, y la primera, además, con las fogatas en la

simpatías, por cuyo motivo ha sido muy
sentida su muerte.
A. sus afligidos hijos y demás familia,

turas.
Previo aviso se pasa á domicilio á to¬ mar medidas y á provar Corsés.

agrónomo, y luego para cubrirlo apelar provechosa labor, porque el movimiento vigilia y la bendición de caballerías por justamente apesadumbrados por tansen-

SOLLER

ISLEÑA MASIflMi
COMPAÑÍA MAErlíOEjQUINA DE VAPOI{EhSf
memo social: raima ole Malíl'orca.—uireccion teiegranca: uriunia-

DE PALMITO
ESPECIALIDAD EN ESPUERTAS
para manipulación de naranjas y frutas

LA SOLLERENSE
Ga?a española de comisión y da exportación
de
3

VAPORES

í

lfita&w-BeUyn

á precios económicos

2, - Mué Fran^aise-^,-FAMS

Continuarán durante el presente año los viajes quincenales de los va¬ Se facilitan notas de precios y detalles

pores de esta compañía desde

á quien los solicite.

Ofrece servir con la mayor prontitud; esmero y economía lo mis¬

vice-versa jVíiguel Caldentey jVíoll ♦ ♦ Palma á Marsella y

♦♦

En los periódicos de Palma se anunciarán con la anticipación posible los

mo á los que importan á este mercado sus productos que á los co¬

y

merciantes establecidos fuera á quienes pueda convenir surtirse en esta plaza.

días de salida. — Los viajes para Argel continuarán también. Saldrán de Palma los vapores los días 25 Enero y 8 y 22 de Febrero y de Argel para

CñPDEPERñ-(Baieares)

Su dirección telegráfica es: DÁMIÁC0L-PAR1S teléfono: 163.52

Palma los días 26 Enero y 9 y 23 de Febrero.

IIA DIABETES

CONSIGNATARIOS:

POR EL

MARITIMA

BARCELONA. Sucursal “Isleña Marítima, ALICANTE. Sucursal “isleña Marítima,,
VALENCIA. Sres. Carbonell Hermanos.
GRAO. D. Juan Domingo.

MARSELLA. Sres. Majol, Brunet j ARGEL. Sres. Sitjar Hermanos CETTE. Mr. Bartiielemy Tous.
IBIZA. Sres. J. 61. Wallis

Vino Ukanado Pépsioo SOLLERENSE de J. TORRENS, Farmacéutico

Servicios combinados á íort-fait en conocimientos directos para los principales puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamar¬

El primero y único elaborado en

Servicio

j vieifiis

ca, Suecia, Canadá y Estados-Unidos.

esta forma en España, mucho más Salidas de Sóller para Barcelona los días 10, 20 y último de cada mes

TRAK3P0ETES IITIBIÁCIOIALIS
\_
Comisiones—Representaciones—- onsignaciones— Tránsitos
PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

económico y de mejores resaltados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex¬ perimentados y acreditado como

„ de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y >21 de id. id. „ de Cette para Barcelona: los días 5, 15 y 25 de id. id. „ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS: —EN SÓLLER.-r-D. Guillermo Bernat, calle

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, un reconstituyente sobradamente iel Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.---D. J. Roura, Paseo de la

frutas frescas y pescados
ii )H 1 AGENTES DE ADUANAS

enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada “diabetes.,,
DE VEÜSTTYA:

Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quau de la Ville, 15.
y •
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬
celona coincide en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida
24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para

casa principal:
OERBÉRE (]JVa/n.oiei) (Pyr.-Orient.)

sucursales:

||

PORT-BOU (España)

f

HENDAYB (Basses Pyrenées)

CASASlen 0ETTE:

Q,nai de la Republique 8-teléfonc 3.37

» MARSEILLE: Ene Lafayette 3-teléfono 2.73

TELEGRAMAS: BAUZÁ

En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬
macia d.el Dr. Pelaez y Bermudez.—Sólíer, Far¬
macia dé J. Torrens
CULTIVO PRÁCTICO del OLIVO
POR

el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.
LA EXPORTADORA NARANJERA
PUEBLA LARCA (Valencia)

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Luna 10, al que pueden dirigirse para todo informe.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

D. José Rnllán y Mir, Pbro.
Se halla de venta al precio de 1 ‘50 ptas. en “La Sinceridad,,.

Transportes Marítimos y Terrestres m

<u 00

AGENCIA DE ADUANA

W

co
• rH
03

o3
Tj

LOUIS CASTEL

£

CETTE (Francia)
TRÁNSITOS, COMISIONES, CONSIGNACIONES

¡h

Oh

o3

r~a

ru o

©

TJ
•N

>>
LO

g

ESPECIALIDAD DE REEXPEDICIONES INTERNACIONALES DE FRUTAS

b

O
0O

PRECIOS REDUCIDOS

9 fi

3
o

O bo

ti

Servicios regulares para España, Italia, Marruecos y Canarias

**T—H

•N

4-1

oá

0

1-1

5-h

5-i

&

G

03

5—i

^oá

Agente de las Compañías de Navegación «Italo-Spagnola» y «Puglia»
SI EXPEDI
DAVID MAHCH Hermanos
Boulevard du Musée. 47.-—MARSEILLE

O o

co
-o3

Oh có

oo

<u

¡H

© <4
m
<1

CU

5-h

G

O

<U
-o

(U
T?

a

e

l-l s o
fe G

£3

08

5—i

K*''»

O

cu

§

CO

O

fe 9

Q

o?
+~»
o3
>i—»
oá

o3

cu

a

S
a

a

G
<1

Vh
Oh O

©

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones y bananas.

m

Oh

Ps

G

•N

Especialidad en toda clase de frutos y primeurs.
Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE

o h-i

Cü

o
P

T3
o3

G

m

T3

-O

•N
>
©

Rapidez y Economía en todas las operaciones.

PQ

• r-H r'H
o3
• r-H

• rH
o
• t-H

*

U

rT3

cu

• CU

JfTHMFA CASA o&i

0¡

Oh
00
cq

Oh X
w

La más bien plazada por la naranja .extracolorada.
Rapidez en los envíos. TELEGRAMAS: ((EXPORTADORA»

F. ROI

PUEBLA JLAR&A (Valencia)

Telegramas: ROIG.

«1»

IH nilHII—3—H ' I H lili I —

CASA DE COMISIÓN Y EXPEDICIÓN

CARDELL Hermanos
Quai de Celestins, IO.HLYOW (Rhone)

Especialidad de frutas del pais de todas clases.—Na¬ ranjas y limones.
Vinos al por mayor.—Bodegas á la comisión.
Servicio esmerado y económico.
TELÉFONO 34, 41
Importaciones y Exportaciones
para Francia y demás naciones de luropa

Calle Colón, 34—PALMA
le lisia, hstroBlos, Armóniums y
Depósito exclusivo de las incomparables maquinas
PFñFF

Venta
A voluntad de su dueño, se desea vender el edificio-molino, con su derecho de agua, sito en la Plazuela llamada den Eloy, en Sóller; contiene máquina de aserrar y otros enseres
en buen estado.
Para informes, en la Notaría de D. Pedro
Alcover.

JUAN MIRO BISBAL
Rué Nationale.—CLERMONTH Herault.—Teléfono-19.
Especialidad en cerezas, ciruelas, almendras, hi¬
gos y uvas.
Precios económicos y servicio rápido en ¡os pedidos.

para coser, bordar, fruncir, hacer calados, encajes, realces etc,
REPRESENTNTE EN SÓLLER: Bartolomé Castañer
Calle de la Lima n.° 2S

VINOS AL POR MAYOR
JUAN ESTADAS

Importaciones y Exportaciones
3DH1
FRUTOS, LBSdHBBBI y PRIHEURS

CASA. DAMIAN CANALS

COMERCIANTE 1 PROPIETARIO
LESKIGIVAIV (Ande)

francisco" arbona

LA SOLLERENSE FUA®ABA EW 1873
Gran Diploma de Honor obtenido en la Exposición Internacional de París; medallas de oro

6, Cours Julien, 6 — MARSEILLE

cruz de Mérito y miembro del Jurado en la Internacional de Marsella.
Expediciones de toda clase de frutos del país, para

DE
JTMSÉ COUL

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas,' limones, ba¬ nanas, dátiles, higos, uvas pasas y en fresco.

Francia y el Extranjero. Especialidad en uva de mesa, CERBER.E y PORT-BOD (frontera franco-española) Especialidad en toda clase de frutos y primeurs de España y Argelia.

procedente de las viñas Gard y V Herault. Flor de Aduanas, transportes, comisión,

FRUTOS SECOS DE TODA CALIDAD

Chasselats dorados primera calidad en cajitas de 5 consignación y tránsito

Telegramas: EAFJBONA — MARSEILLE — Teléfono 29.68

kilos marca D. C.

Agencia especial para el trasbordo y

Servicio rápido y económico en todos ¡os servicios.

Rapidez y economía en todas las operaciones.

reexpedición de naranjas, frutas

Teléfono 21. Telegramas: Batíais Tarascón Rhone.

y frescas pescados.

SQLLER.—Imp. de «La Sinceridad»