AfjO XXIV.—2." EPOCA.-NUM. 1164
AfjO XXIV.—2." EPOCA.-NUM. 1164

SABADO 17 DE JULIO DE 1909

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D. Juan Marqués Ariwna.

REDACTOR-JEFE; D. Damián Mayol Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Editorial

co por temperamento, que abando¬ Penetró en la trastienda con la inten¬ ses sequedats, á ‘n es có de s’ estiu? Ergo cajas de galletas, con lo que nos obse¬

ALLELVYA
Albricias sollerenses: La Gaceta
de Madrid, el periódico oficial del Gobierno de Su Majestad, fia pu¬ blicado ya la Real Orden del Mi¬ nisterio de Fomento incluyendo en
el plan general de ferrocarriles se¬
cundarios con garantía de interés
por el Estado, nuestra línea de
Palma al Puerto de Sóller. Antea¬
yer á las doce se recibió en esta
ciudad tan grata como esperada

nando sus propios intereses fia pues¬ to al servicio de su patria chica cuanto vale y cuanto puede, em¬ pleando á este fin sus relaciones
adquiridas tai vez, ó sin tal vez á fuerza de sacrificios, ¿que vamos á
decirle? No lo sabemos. Por ahora
no se nos ocurre más que una pa¬
labra, un consuelo, que sale del fondo del alma y significa, contie¬
ne y resume cuanto puede decirle un pueblo agradecido: D. Jeróni¬
mo, gracias, muchas gracias.

noticia. El telegrama portador de tan fausta nueva, tan lacónico co¬

Sección Literaria

mo expresivo, firmado por D. Je¬

MI SASTRE

rónimo Estados y expuesto con
muy buen acierto en el local don¬
de tiene instaladas las oficinas la
Compañía y en un punto asequi¬ ble al público, era leído con avi¬ dez, y sin temor de equivocar po¬ demos muy bien decir, que, á las
pocas fioras, era conocido de todos
los fiabitantes de esta encantadora

Mientras me probaba una levita de ve¬ rano de rico paño inglés, mi sastre, hom¬ bre obeso y parlanchín, me hizo la si¬ guiente declaración:
—¡En qué época más triste vivimos!
— En efecto—contesté sin saber á pun¬
to fijo lo que quería decir;—la política... —Sí, pero la política es... la política.
En este siglo lo característico es la sofis¬
ticación.

villa. Era natural: ¡lo esperábamos —¿Y eso qué significa?

con tanta ansia! ¡satisface tan bien. —Pues que todo se falsifica. Sí, todo,

nuestras legítimas aspiraciones! ¡re¬ suelve un problema tan importan¬

lo repito. Los periódicos hacen muy bien al denunciar los deplorables abusos co¬ metidos por ciertos comerciantes sin con¬

te! que gustó á todos sin excep¬ ciencia. Estimo que las campañas de la

ción alguna.

prensa son laudables, pero quizá algo

El entusiasmo que despertó la: tibias. En cuanto al Gobierno, da prue¬

lectura del despacho del presidente bas de una mansedumbre incalificable.

de la Sociedad,

expedido en Ma¬

Si yo fuera el amo tan sólo ocho días,
cambiarían las cosas.

drid, pocas fioras antes, no es para —Entonces, ¿cree usted que los falsifi¬

ser descrito. Las conversaciones de cadores son muy ingeniosos y que no

toda la tarde versaban sobre la tras¬ existe materia alguna que esté fuera de

cendencia de semejante concesión, trascendencia que nadie puede des¬
conocer. Nuestro ferrocarril tiene

su esfera?
—Claro que sí lo creo. El vino se hace con palo de campeche; la leche, con al¬ midón. ¡Por falsificar, hasta falsifican el

la vida asegurada por el Gobierno. agua de cebadal

ción, probablemente, de buscar un trozo de caoba falsificado, y aproveché la oca¬ sión para tomar la puerta.
¡Todavía estoy corriendo!
Jacqües Ivel.
"i—r.i 9 lsmuii
Yuyts y nóus
¿No ’us ho vaitx di dissapte passat que, desde que m’ entretench y vos entretench amb aquests «vuyts y nóus» , tench mes gent qui 'm fá ets comptes, 5 lectors que los prenen en serio y no ‘m deixen tran¬ quil? Ydó un d' ells (á ‘n aquest li devía siulá s‘ oreya esquérre quant jó escrivía) tal vegada es mateix día y hóra que‘m dirigía á vóltros per parlarvos de sa celebridat sollerica que molts hem de patí, tenía sa ploma en sa má per férme una pregunta que qualsevól creuría una re¬ convenció, y, entre nóltros sía dit, qui ‘u cregués no s’ equivocaría de gaire.
Se tracta d’ aygo, conforme veureu ó endevinareu, y se coneix qu’ es lector impacient á qui ’m referesch es un d’ aquells que tenen sét. Me diu entre altres cóses que no impórta copió:
—«Y vos, Famo’n... (jó mateix) ¿que mos sortireu cavall de mitja carrera quant vendrá es cap-y-la fí, ó sou cóm «sa patrona qui sempre promét y may dona»? No teniu motius d’ haver perdut es coratja, que jó sápiga, ni es creíble que vos hajeu olvidat de continuó ocupantvos d' ún d’ ets assumptos sollerichs, es més important de quants n’heu tractat, y no obstant pareix que T deixau géure. ¿A ’n á qué obeirá, dónes, es vóstro Uarch
silénci?»
Y jó, sorprés per aquesta 'rruixada de cárrechs que no espera va, y confús y acovardat pe’ sa fórqa y pé' sa forma d’ ets arguments, després de pegarme una gratadeta á 'n es clotell per dissimulá es botxornoque’m causa s’aspror de sa pre¬ gunta, amb sa major timidés, cóm aquells atlotéts qu’ han comés una falta y sa tró-
ben amb sa mirada iracunda d’ un «dó¬
mine» sever, m’ atrevesch á contestar: VeusF... (lietjíu Fulano, vóltros, que
no impórta anomená péssa) fins aquí no hi ha mal; no n‘ hi prengues,, ydó, y dis¬

es reguiu de totes ses finques que no te¬ nen sinies es mes nominal qu’ efectiu, y quant mes necessiten de s’aygo á que tenen drét, menos n' alcancen, «qu’ és lo que se volía demostró». Póchs propietaris hey haurá dins Sóller que puguen disposá de tota s4 aygo qu’ han mesté, y es aixó un gran perjuy pe ’sa producció y tal vegada sa causa única de sa decaden¬ cia de sa nóstra abans rica agricultura.
¿No podría esser qu’ á 4n aquesta falta d’ aygo fos degut sa perniciosa eostum de fé ereurer á ’n ets arbres que beuen, per médi d4 aquellas mesquines garangóles en torn de sa sóca., tan enfóra de ses réls ca* pilars, clotéts amb sa sóca en mitx, milió dit, qu’ apenes pié ün se gira s4 aigo á s4 altra, y així, per milló repartir entre tots ets arbres de s’ hórt sa miseria dispo¬ nible! Es un sistema de lo mes defectuós, que convendría desterrassen per á sem¬ pre ets qui encara el segueixen. Preniu
aquest consey.
Ja veitx á alguns amb mal-de-ventre per lo qu’ he dit. ¿Y cóm pód ’sser, dirán ó pensarán si no ‘u diuen, qué si amb mes escassés d' aygo de sa qu' ara tenim (puis que desde llevó s' han trobades nóves fónts) sa nóstra agricultura vá fé sa ri¬ queza d' aquesta valí, se degue á ‘n aquesta mateixa escassés sa decadéncia? ¿En que quedám?
¡Ah! D‘ aixó n' haurém de parlar un altra día, per quina rahó, ja que per haver ressucitat s' assumpto qui ‘1 preocupa pód quedó un póch mes content qui p' es meu silénci de mi estava falló, tay aquest escrit d4 avuy amb so eorresponent se contínuará,
J5 Mateix
Actualidades
España en el Norte de Africa
La plaza militar de Ceuta
{ Conclusión)
Montamos á caballo, y cuando la ex¬ pedición se hubo adelantado y pisába¬ mos ya el territorio de los mogrebitas,

quian. Allí nos saluda una comisión de moros de Beneselania y Dxixa, y des?pués de recibir sus cumplidos, monta:mos de nuevo á caballo y continuamos la expedición. Nos hace un día gris, que si favorece para la comodidad del viaje, nos prohíbe, en cambio, contemplaren toda su magnificencia lo espléndido del panorama y copiarlo fielmente en la pe.-
lícula.
Bordeando montes feraces llegamos al fin, siempre rodeados de moros cari¬ ñosos, á una plazoleta sembrada de silos
donde los aduareños almacenan la zaina
(cereal que emplean para amasar su pan), el trigo, la cebada y el maíz. E$r
tamos en el aduar de Biuts, una aldea
de dos mil habitantes y seiscientas vi¬ viendas, cuya principal riqueza consiste en la agricultura y el aprovechamiento de los extensos montes que lo circundan, entre los que se destaca el conocido por ChandR (monte grande), que destle.el
Serrallo moro termina en Almarsa.
Recatadas moras, con los rostros vela-
dos por sus ropas, y chillones rapaces,
coronan las cresterías de las montarlas
contemplando como espectáculo raro las
vistosas vestimentas de los militares
españoles, primeros que después de la campaña del año 1860 penetran por aque¬ llos rincones de la mogrebina tierra. Moros de complexión atlética era su ma¬ yoría acuden en tropel, flameando al vieuto diversos pendones, á recibir á loe expedicionarios. Entre ellos, saludamos al entusiasta y brillante escritor y expío
rador africanista Antonio Ramos,
Los moros Vinagres y otros de los más prestigiosos del aduar nos dan hospita¬
lidad en sus modestas casas, de barro y
enea, semejantes á las chozas que &e por los campos andaluces, en lasque so¬ bre el tono blancuzco de La zu.l que las embadurna., se destacan los .tapices y pa¬
ños de chillo ues col ores e m boíl e d dos co a
los destellos de los brillantes objetos de bruñido cobre que constituyen las galas del ajuar le las viviendas moras. Los ca-
bileños nos ofrecen el aromático té con

La autoridad municipal, hacién¬
dose eco de los sentimientos de sus
subordinados, no fia podido menos

—No harían mal en falsificar también
el agua del Sena, que de esa manera se¬ ría quizá potable.
Mi sastre me miró con severidad.

pense' mhó que tú ja sabs que quant no hi ha mala intenció no hi ha pecat. Ets assumptos d*’ una actualidat passatjera m’ han obligat á deixá de costat ets

ofrecióse á uüestra vista un cuadro por demás curioso; las ruinas del arcáico se¬
rrallo moro, cuyos muros, aunque de¬ rruidos, yérguense como acusadores de

hierba-buena, galletas y pastas, y rom¬ piendo el -veto del Bamadán ó Pascua
que celebran nos dán coñac y otros lico^ res españoles. Después, entregan ul ge¬

de exteriorizar y hacer ostensión manifiesta de la alegría que'ern-
barga el ánimo de todos y dispuso, con aplauso general, que las dos
bandas de música de la localidad,

—No hay que tomar á broma estas co¬ sas. Son demasiado graves, pues se relaciouan con la vitalidad de la patria y has¬
ta con la do la humanidad entera.
—¡Demonios!
—Pero no se trata únicamente de los

demés quina oportunidat no vá á má los tiempos de otra edad, vomitaban mo¬

de passar en aixó que no

molt de temps, y es per he parlat fá estona d’ es 1

ros cual abejas que se han albergado

en

que tú volies. Endemés, jó no sebía ni una colmena; no había resquicio por

may vaitx aná á creurer qu' hey hagués donde no apareciera un hijo del Islam,

qui 'n pogués está falló si ‘u perllongava, esgrimiendo su Winchester ó su matiser.

ni sisquera que qualqu' ú desitjás tant que

A no haber conocido la cordialidad de

neral Aldave la siguiente instancia; «Es la primera vez que esta tierra del
Biuts se encuentra honrada con vuestra
visita y eon la de los señores ilustres que 03 acompañan. Tampoco vinieron antes otras autoridades. Esto significa que

á la entrada de la noche, por la líquidos. También las legumbres... ¿Sa¬ ’n parlás; ara qu’ heu sé procuraré no fé relaciones entre moros y españoles, este : nuestras amistades se estrechan y nues¬

plaza y calles con sus alegres y be usted cómo sofistican las legumbres? ses estades tant llargues, per evitar que fantástico cuadro que tenía por grandio¬ tra adhesión se acerca. Para celebrar este

armoniosos acordes pregonasen la gracia que se nos fia concedido; y el Rvdo. Cura párroco, invitado por el Alcalde se fia unido al justo entusiasmo de los feligreses con quienes vive identificado, ordenan¬

Porque lo están todas; el aristocrático es¬ párrago es un vulgar puerro pintado con arte; la alcachofa se fabrica eon ce¬
luloide. ¡Como que se falsifican hasta las patatas!... ¿Y los huevos? ¿Sabía usted que falsificaban los huevos?
—Lo ignoraba en absoluto y me ale¬

péneu tú ó quants per lo que jó diga prenguen interés, puis que, mentres sia possible, á tothóm vuy doná gust.
Y després d’ aqüestes explicacions, fins á un cért punt necessaries per queda bé, vat-me-t’-aquí endidalat no sebent si en¬ cara he d' enserregá’vuy, trobantme á mitjan vetlada, ó si perque no ’u paga já

so fondo las quebradas sierras de Beliu- : acto de hoy queremos recordar á Y. E. y

ner irisando sus policromados tonos en á las altas personas que están entre no¬

el inmenso estrecho de Gibraltar, hubié- sotros, que en la frontera de Lenta en

ranos prevenido para no meternos en la tierra española, existe un santuario mu-

boca del

lobo.

Pero aquellos

moritos

:
es¬

suimán

dicho

de Sidi Jbrahira,

que

se

grimían las armas en actitud de regoci¬ halla derruido. Suplicamos por vuestra jo por la calidad de las personas que mano al rey de España que conceda ree¬

do repicaran, en señal de júbilo, las campanas de la parroquia y demás iglesias de esta ciudad, cosa

graría saber cómo. —La cáscara, con pasta de almendra
endurecida en el horno; la clara, con al¬
búmina, y la yema, con una esencia de

coraenfá será mes convenient deixar sa filoua á un recó per tornarla á prender dissapte qui vé. ¿Que ferieu, vóltros, si
estasseu á ’n es meu llóch?

le visitaban y á guisa de salvas atrona¬ ban el espacio con los disparos de fusil.
Unos nos besaban la mano, otros nos la
estrechaban rivalizando por mostrarnos

difiquemos dicho lugar sagrado para ha¬
cerlo sitio de rezo, como lo es la Mezqui¬
ta, y contribuya cada vez más ó perpe¬
tuar nuestra fé, nuestra gratitud á Espa¬

que produjo excelente efecto, de¬ mostrando una vez más que la Igle¬
sia uo solo no está reñida con el
progreso sino que lo aplaude y fo¬
menta.
Sóller está de enhorabuena. No

topinaraburgo. No hay que dudarlo; al¬ gunos falsificadores tieuen hasta genio, y si hubiesen utilizado su espíritu prác¬ tico en algo bueno, hubiesen descubier¬
to sueros más prodigiosos que los de Pasteur... ¡Hasta los sastres venden unas mercancías por otras! Quizá sea yo el

Milló pensat, y sensa esperó contestació, me decidesch á fé una fuada... per pó de mosques. Endevant, ydó.
Quedarem en que moltes finques á Só¬ ller se móren de sét, y aixó que tenen ets regants ben organisat un Syndicat, y diferents fónts públiques y particulars qui¬ nes aygos se distribueixen tant y tant bé

todos afecto y adhesión. Eran oabileños
de los aduares de H lidra, Dxixa, Benim-
Sala, Almarsa. Beüuner (Sierra Bullo¬ nes}, \\Val del Hoiot. Y^pha y el Biuts. Entre aquellos montaraces se destacaban las partidas de los Vinagres Jameido y Aü, de Aiaeh y Hach.

ña y nuestra devoción á Y. E , que en tan feliz día llega á este aduar.— Sii
Mohamed El Cahelón. — Yorrosdi» El Gor¬ mari ■ —Sid Molí Crimtt Búas.—Abdese-
lam Cahelónel aduar del Biuts en el día 7 del Ramadán.»
M irtitegui y Aldave entregaron la ins¬

se necesita ser muy lince ni tener único en París que no me encuentre eu cóm es possible. Resulta, emperó, qu’

El camino, agreste por extremo, ofrece tancia de los raoro3 al coronel de inge--

la vista, muy larga para conocerlo. Por esto le felicitamos muy de ve¬
ras desde las columnas de este se¬
manario, que nació para defender los intereses morales y materiales do la ciudad, cuyo nombre lleva y
cuya enseña enarbola desde su apa¬ rición en el estadio de la Prensa,
fia fecha del 15 de Julio quedará

este caso. Mis colegas poco escrupulosos, entregan tranquilamente abrigos fabri¬ cados con los desperdicios de las telas de los colchones, y chaquetas confecciona¬ das con papel de seda y peladuras de ce¬
bolla.
—¿Y el cliente no lo advierte? — El cliente os y será siempre uu ino¬
centón.
—Me parece, amigo mío.
Con ’el movimiento de retroceso que

aqüestes no son bastants, ni encara qu’
heu fossen póden anar per hont-se-vuya; de módo que, per bé que fessém, no podrém teñir just amb ses fónts actuáis to¬
tes ses finques solleriques de regadíu.
Sempre, dins es clót només, ó sensa par¬ ló d’ ets costers, hey haurá clápes de secó á una part ó altra... maldament sa señora se móstr compassiva y Iliberal, cósa que no sempre succeheix; y de ses finques de regadiu, tant si s’ hivern ha estat plové cóm aixut, sempre se quedarán assede-

hermosas vistas panorámicas. 4 nuestra nieros Vives, jefe del Parque Aerostático

derecha rasgan el nuboso velo que en¬ de Guadalajara y do la Comandancia

vuelve el horizonte la altiva cresta de exenta de Ceuta, y uno de los más ta¬

Sierra Bullones, los dos escarpados picos lentosos miembros de nuestro ejército,

Yebel Musa y Yebel Belüunes y el airoso El citado jefe ofreció construir la mezquD

tajo de Bsnzú. Llevamos un rato de ca¬ ta y dibujó la traza deella,

mino. y cuando más vamos dándonos

Eutre vítores y aclama cía oes retorna

cuenta del paisaje, una inmensa sábana la caravana á Ceuta, gratamente irnpre-

blanca flamea al viento á guisa de ban¬ . sionada y convencida del afecto que Es¬

dera y un numeroso grupo de moros ro¬ paña ha sabido captarse entre estos hijos
dea á nuestra vanguardia y se deshace en de Mahoma. fronterizos á nuestra plaza

escrita en ios fastos de nuestra his¬ hice al protestar, el cuello de mi levita gats molts dJ aquells hórts qui, segons s‘ genuflexiones y cumplidos con los expe¬ i inerte,

*

toria con letras de oro y predicará nueva, que el sastre tenía sujeto entre acte, cóm qu’ bajen de persebre aygo dicionarios. Echamos pié á tierra y to¬

**

con sobrada elocuencia á la poste¬ ridad cuautos sacrificios-sabe impo¬ nerse el que de veras ama á su
patria. , .. k , '
Y á D. Jerónimo Estades, verbo

sus dedos, se desgarró lastimosamente. Pero mi sastre, imperturbable, sin ob¬
servar mi estupor, contiuuaba conven¬
cido:
—¿Y los muebles...? ¿Sabe usted con qué se fabrican los muebles de caoba?

abastament.
En eféete, aquest los dona tants de cuarts ó tants de minuts d’ aygo de tal ó qual
fónt; peró... ¿se sab, se pód precisar quina cantidat d‘ aygo aquest drét representa? Si son iguals sempre ets minuts, ¿heu son sempre ses regadores, abundants pe 'ses

rnamos impresiones del sitio.

Ya en esta expedición quedaron bien

En 4in-Selembia. rico manantial de asentado?, tanto ei arraigo quo tiene en¬

agua helada y cristalina, situado á cua¬ tre los moros el actual gobernador mitro kilómetros de nuestra frontera, to¬ ■ litar de Ceuta, corno la posibilidad de

dos bebiólos con deleite. Los moritos conseguir mayor afecto en los indígenas

tienen allí colocada una tosca mesa con por medio de una buena política ele

y alma de esta concesión, patrióti-' Ahora lo verá usted,

, revengudes primaverals y primes dins .botellas de cristal, va#os para agua y i, atracción. A?í, no fivé cosa extraña

c-
/

SOLLER

al visitar hace pocos meses este territorio tuvieron que hacer también los españo¬ Los vecinos de Melilla acudieron in¬ mis queridos paisanos ha levantado so¬

nuestro monarca Don Alfonso XIII vinie¬ les.

mediatamente con coches y trasladaron bre las raíces de tus flores predilectas,

CONGRESO REGIONAL MARIANO

ran á rendirle acatamiento más de dos Los moros seguían haciendo fuego so¬ á los heridos al hospital militar de la inmuebles preciosos para su propio bien¬

mil moros de los ad-nares del Biuts, El Marsa, Jolot. Beiluidan, Tagaramts. AinynvDxixa. Afnesug, Aspa, Haidra, Be-

bre los fugitivos. Uno de ellos, español también, cayo muerto de un balazo en la espalda.

plaza, El general Del Real y el jefe del Estado Mayor Sr. Larrea felicitaron ca¬ lurosamente á los paisanos por su nobi¬

estar; han cortado con, mano alevosa, en parte, las ramas exhuberantes de tus preciosos naranjos, para elevar aislada¬

Se ha celebrado en Palma el anuncia¬
do Congreso Mariano. A pesar de que no pudieron asistir á él personas de tanta

-msla, Afarsina, Arjuaib, Aonsar d’Ar- Los restantes, con el capataz Gregorio lísimo comportamiento.

mente, fábricas de tejidos, de gas y de valía como los limos* Obispos de Sióñ,

Juaieb, Ketsama, Benim-Sala, Cuff, Dar Otero, consiguieron tomar una locomo¬ El cadáver del teniente Salcedo quedó electricidad, casas y chalets, viniendo á Orihuela y Urgel y los diputados católi¬

Jayar, El Garra, Hatba, El Hauma Ain- tora de la compañía francesa y llegar al en el Hipódromo. La muerte fué produ¬ interceptar la vegetación asombrosa que cos señores Señantes y Salaberry, que

Chuca, Alrnansura, Bu-Abad y otros que campamento del Hipódromo.

cida por un balazo que recibió en la coordinaba simétricamente la idea de habían demostrado deseos de tomar par¬

pueblan la extensa kábila de Anyara desde sus confines de Tánger con Ceuta, y los de la tribus del Haus que asienta sus fértiles campos en las proximidades de Tetuán, la ciudad santa de los mogrebinos.
Y esos mismos, súbditos del anárquico pais que medio gobierno Muley-el-Haffid son los propios que, disputándose por besar las regias plantao de Don Alfonso XIII, le pidieron con entusiasmo que les conceda parcelas de terreno en el campo exterior de Ceuta, la antigua Abyla de los tiempos de Hércules, que les facilite viajar por España para asimilarse los adelantos de la agricultura, de la indus¬ tria, del comercio-y de las artes, y que
subscribieron un memorial solicitando
del rey de España que se le construya -una carretera y un ferrocarril que-una á Ceuta, la antesala deMarruecos, con Te¬ tuán, la Roma de los moros,
Luis Martínez de Escauriaza.
La guerra en Melilla
Las noticias de Melilla dan cuenta de
.graves sucesos ocurridos el viernes día 9 ^que produjeron en toda España honda impresión. Cierto que los preparativos mi¬ litares de los cuales se venía,|hablando y

La represión
En cuanto el jefe del destacamento supo lo que ocurría, aconsejó al señor Barrachina que fuese é dar parte al go¬ bierno militar de la plaza, mientras él se dirigía al lugar del suceso con dos compañías de Infantería.
Al llegar á la segunda caseta del fe¬ rrocarril, se les presentaron unos moros,
suplicando á las tropas que recogiesen los ganados de ellos, que pastaban más allá del Atalayón.
Luego se supo que estos moros han sido los únicos que han favorecido á los españoles.
El Sr. Barrachina llegó á la plaza, é inmediatamente salieron al campo los generales Marina y del Real y el jefe del Estado Mayor Sr. Larrea.
El primero, con dos compañías del regimiento de Africa, la brigada disci¬ plinaria, una compañía de Artillería de plaza, una sección del escuadrón de Ca¬ zadores y la batería de montaña, marchó á castigar á los culpables.
El general Del Real se quedó reco¬ rriendo el Hipódromo y colocando fuer¬ zas en los puntos estratégicos de defen¬ sa de la plaza, para el caso improbable de una agresión.
A las diez y quince de la mañana la batería de montaña rompió el fuego con¬
tra los caseríos de las cabilas vecinas de

frente cuando acababa de matar ¿ un
moro en un combate cuerpo ¿cuerpo. Al capitán Riquelme le mataron el ca¬
ballo momentos antes de herirle. Al te¬
niente coronel de la brigada disciplina¬
ria Sr. Sánchez Prats una bala le atrave¬
só la guerrera. Es incomprensible cómo
resultó ileso.
Los moros agresores de los obreros ca¬ yeron sobre los cadáveres con verdadera
furia, ensañándose con ellos á cuchilla¬
das. Después prepararon una hoguera para quemarlos. La oportuna llegada de las tropas del teniente coronel Baños evitó que se consumase este postrer acto de salvajismo.
En cambio, y como contraste, desde los primeros momentos del combate los
caídes de Beni Eusar salieron en busca
del general Marina para ofrecerle su cooperación en el castigo de los culpa¬
bles.
La mayoría de los hombres de esta ca¬ bila engrosaron las filas españolas; se batieron siempre en primera línea y fue¬ ron muy útiles al general por sus indi¬ caciones acerca de quienes podían ser los culpables y que caseríos eran los que primeramente convenía destruir.
La represión ha sido muy dura. La
sección de ametrelladoras debe de haber
producido enorme estrago en el enemigo.
* **

tus preciosos encantos, y si el melodioso ruiseñor huye algo lejos de tí para can¬ tarte con su diminuta lengua notas su¬ blimes de espresiva alabanza, es porque
el continuo ambiente común de nuestra
intensa vida material interrumpe sus bellas y agradables estrofas, y cede el campo á la voz insistente de sus mora¬ dores que llevan por estandarte la pro¬ pagación del bienestar moral y material de nuestra querida y amada ciudad.
Damián Ozonas.
Sóller 15 Julio de 1909.
Crónica Balear
Leemos que se trata de fundar en Pal¬ ma una Cooperativa de avicultores, con el fin de fomentar y perfeccionar la cría de razas acreditadas como productivas de gallinas y conejos.
Tenderá principalmente la proyectada
asociación á seleccionar las razas exis¬
tentes en el país é introducir otras nuevas y generalizarlas entre los agricultores, garantizando y abaratando cuanto sea posible la reproducción; á fin de que esa importante rama de las industrias agrí¬ colas llegue á ser, como puede y debe sprlo, un factor importante de toda ex¬ plotación agrícola grande ó pequeña.

te en el mismo, han resultado espléndidas tanto la sesión inaugural como las sub¬ siguientes, y sobre todo de incomparable provecho para la Religión Católica.
De Barcelona vinieron mas de 150 con¬
gregantes y de los pueblos del interior de
la isla acudieron á las sesiones del
mencionado Congreso muchos católicos.
Los actos celebrados lo fueron con
arreglo al programa publicado en las co¬
lumnas de este semanario. Reseñarlos no
es posible, dado el mucho espado que para ello se requeriría. Baste decir que
la suntuosidad de las sesiones de apertu¬
ra y clausura del Congreso; la solemni¬ dad de la fiesta del domingo en la Cate¬ dral, la lucidez de la procesión celebrada el mismo dia, todo indica una organiza¬ ción perfecta, no común, por lo cual hay quefelicitar á los organizadores.
De Sóller asistió al Congreso repre¬ sentación del clero, y el domingo unos 50 congregantes con sus directores, todos los cuales tomaron parte en la procesión, además de concurrir á los actos religio¬ sos celebrados en la Santa Iglesia Cate¬
dral.
Tin dUourso
Habiendo sabido que nuestro estimado amigo D. Francisco Puigserver de Rentierre, había venido á pasar unos días en Sóller, le hemos visitado en su magní¬ fica residencia Ca's Don de Biniaraix, para suplicarle nos diera las notas del discurso que pronunció en la Lonja de Palma en la sesión de apertura del se¬

que las conversaciones políticas alrede¬
dor de> los asuntos de Marruecos eran in¬
dicios de que algo, y no agradable, po¬ dría surgir de un momento á otro.
Ese algo ha surgido. Su gravedad es indiscutible. A la hora misma en que
moa embajada marroquí llegaba á Ma¬ drid para tratar, según se cree, de los
'medios de asegurar la paz en aquel im¬ perio, aparece el conflicto con todo su aparato de sangre y de desolación. ¡De¬ sairada situación la del embajador, y di¬
fícil situación ante él la del Gobierno!
Son estos momentos de los querequieren mucha calma y en los que la prudencia se impone á todos, gobernantes y gobernados. Cuestiones que intere¬ san á la dignidad nacional, pero tam¬
bién á los intereses materiales de un

las agresoras. Estos pertenecen á las tri¬ bus de Beni Buifrur y Nador y fraccio¬
nes de una cabila cercana de la de Mazza
que atraviesa la línea del ferrocarril. Poco después, á petición del general
Marina, el general Del Real envióle la batería rodada y el resto del escuadrón
de Cazadores, dividido en secciones,
mandadas por oficiales, que se colocaron
en distintos límites.
El combate comenzó, como he dicho,
á las diez y quince de la mañana. Las dos compañías de Infantería man¬
dadas por el jefe del destacamento del Hipódromo, teniente coronel Baños, que salieron á recoger los muertos, encon¬
traron la colina de Xifar coronada de
fuerzas enemigas que avanzaban osadas

El Gobierno tan pronto tuvo noticias de estos graves sucesos acordó el envío de fuerias y material de guerra á Melilla. En algunos transatlánticos han salido de Barcelona varias expediciones, que au¬ mentarán el contingente que había de
6.000 hombres á 20.000.
Afortunadamente no se han reprodu¬
cido los sucesos, habiéndose reanudado
los trabajos en las minas y en la línea
férrea en construcción.
Colaboración
HACIA EL BIEN
La transmisión continua de nuestro

El Gobierno ha concedido la subven¬
ción de 250 pesetas al Ayuntamiento de Mahón para que organice una colonia éscolar de niños, primera que se realizará
en Menorca.
El señor Ministro de Instrucción pú¬ blica ha concedido una escogida colec¬ ción de libros para la biblioteca de la «Unión Protectora Mercantil» de Palma, cuya sociedad lo había solicitado.
Han tomado posesión de los cargos de
Auxiliares interinos de la escuela de Ala-
yor los jóvenes maestros D. Francisco Beltrán y D. Jaime Morro Oliver.
El almendrón se pagaba el sábado úl¬ timo, en el mercado de Felanitx, á 100 pe¬
setas los 42 Kilos.

gundo Congreso Regional Mariano, de cuyo discurso habíamos oido elogios.
El señor Puigserver accedió á nues¬ tros ruegos, y hoy nos es grato publicar
en las columnas del Sóller la hermosa
peroración de nuestro amigo. Dice así:
Excelentísimo Señor:
Ilustrisimo Señor: (1)
Señores:
Observador amante de la Naturaleza,, por temperamento, como todo mallor¬ quín; porque pródiga, amontonó todos sm
encantos en los reducidos límites de esta
isla, hasta tal punto, que contemplada desde las alturas, parecería un ramo de
flores en un vaso de cristal mecido por
las serenas ondas mediterráneas y visita¬ da, con los rapidísimos medios de loco¬ moción de hoy, resulta un jardín ameno,, que mantiene siempre viva la atención

pueblo, no pueden juzgarse por impre¬
sión de rnomepto,
Xa agresión
He aquí lo ocurrido, según la versión Tecogida personalmente de labios de uno de los testigos presenciales del he¬ cho, el capataz de los trabajos dé la línea, Gregorio Otero.
Preparábase^’viernes“por la mañana con una brigada de obreros españoles y muchísimos trabajadores moros ¿ prose¬ guir las obras de replanteo del ferrocarril
minero en el kilómetro 7, cuando reci¬
bió confidencias de que los cabileños de Quebdana habían acordado en la noche anterior en una reunión, intentar el si¬
guiente día por la mañana un golpe de mano para apoderarse de algunos obre¬

mente,
Las dos compañías rompieron el fuego. Diez minutos después llegó el general Marina. Destacó las fuerzas disciplinarias y las baterías emplazadas comenzaron á destruir los caseríos y chumberas tras de los cuales los moros estaban apostados.
El combate duró una hora. Nuestros
soldados se batieron admirablemente.
Al sonar ¡alto el fuego!, recogiéronse tres soldados muertos y varios heridos.
A las once y quince de la mañana que¬ dó tomada la posición.
El resto de las fuerzas en las baterías
de á pie se dirigieron al Atalayón para tomarlo á la bayoneta. El combate fué muy duro, porque el enemigo se batía á da desesperada.
A las dos y media de la tarde el Atala-

pensar nos va inculcando deberes inelu¬ dibles que cumplir, nos impone el deber y la obligación de defender con calor y entusiasmo todo lo que pueda aportar¬
nos en el terreno de la idea, libertad y
progreso, cualidades nobles y sublimes que ennoblecen directamente las costum¬ bres del que las sabe practicar y seguir.
Ese libre albedrío que incondicional¬ mente adquiere la conciencia humana, puede dar de sí individualmente lo que nadie es capaz de imaginar, él retuerce convulsivamente sus mismas imperfec¬ ciones y lentamente se va abriendo ca¬ mino, moralizando sus costumbres y
aportando á su familia y á la sociedad nuevos y saludables elementos de vigor y de vida, contribuyendo con su óbolo
al bienestar de la vida común.

El martes por la tarde en el edificio de la Lonja de Palma se celebró una asam¬ blea para propagar la «Lliga del Bou Mot». Hablaron el vicario general, don Antonio María Alcover, el iniciador en Cataluña de la «Lliga» Reverendo señor Aragó, los poetas señores Costa y Llobera, Lorenzo Riber y Miguel Ferrá y don Enrique Alzamorá, en representación del
Fomento del Turismo.
Todos fueron muy aplaudidos por la numerosa concurrencia que asistió al ac¬ to, entre la que se contaban varias seño¬
ras.
El lunes por la noche regresaron á Palma 70 aficionados á la pesca, que ha¬
bían salido de excursión á la isla Cabrera
el sábado por la noche, á bordo del va-

del observador, porque ora atraviesa lla¬ nuras estensas más ó menos fértiles; ora
cruza paisajes ondulados por lomas y co¬ linas cubiertas de exuberante vegetación; ora serpea por la cordillera, con sus picos de piedra azulada que el rayo resquebra¬ ja y sus valles fecundos, risueños y fron¬ dosos poblados de naranjos y circundados de bosques de olivos seculares; ora tro¬ pieza con la abrupta costa contra la que se estrella con estrépito el mar, ó con la arenosa playa que con dulce murmullo besan las tímidas olas: voy á hablaros de una observación, hecha,casualmente, mo¬ mentos después de haber recibido la invi¬ tación, con visos de mandato, para diri¬ giros la palabra.
Perdonad, señores, que asunto tan ba¬ lad!, de inteligencia tan limitada y perso¬ na tan insignificante, ocupe, siquiera sea por brevísimos momentos, vuestra pre¬

ros españoles de la vía ¡férrea y ofrecerjos luego en canje de los cabileños he¬ chos prisioneros por la columna del ge¬
neral del Real,
Aunque en todos los alrededores no se advertía el menor movimiento que jus¬ tificase estas sospechas, ei capataz Gtero

yon quedó en poder de los españoles. El espíritu de las tropas fué admirable
y heróico. El general Marina dirigió per¬ sonalmente las operaciones, sin apartar¬ se un momento de la línea de fuego.
Nuestras bajas
Las pérdidas de los moros deben ser

Esa idea franca y espresiva que tanto nos halaga hácia el bien, no es más que la producción lenta y progresiva de
nuestra manera de ser, es el desarrollo físico de nuestra intelectualidad que magestuosamente se va abriendo camino
en esa lucha perenne y continua de la

porcito Nicolás, con el propósito de re¬ gresar el domingo, no pudiendo efectuar¬ lo á causa del temporal. Las familias de los expedicionarios, presas de natural in¬ quietud, les esperaban en el muelle, pro¬ duciéndose al verles escenas de júbilo.
El Gobernador civil ha denegado la

ciosa atención.
A punto estaba de bajar el primer pel¬
daño de la maziza escalinata de la calle
de la Seo, adosada á los muros del pala¬ cio de la Almudaina; desde donde se veían en primer término, entre las ramas sin hojas de los árboles de la calle del Conquistador, transitar los coches que se

se creyó en el caso de dar cuenta de ello considerables.

vida, aportándonos progresivamente ma¬ autorización que le había pedido don An¬ dirigían hácia el muelle y un poco mas

al ingeniero de laOompañía, Sr. Becerra,

Las nuestras son: el oficial del bata¬ yor cúmulo de facilidades, para poder tonio Mascaró de Petra, para celebrar lejos, la masa multicolor que forma la

el cual, como primera medida preventi¬ llón disciplinario D. Eduardo López Sal¬ luchar con ventaja en el terreno econó¬ una novillada en dicha villa.

numerosa muchedumbre que acude á

va, qrdenó que se suspendiesen los tra¬ bajos.
Mientras llegaba la contestación del ingeniero, el capataz Otero se decidió á
reanudar las obras. Llamóle la atención
que, al repartir como de costumbre las herramientas, la mayoría de los trabaja, dores indígenas se resistían á aceptarlas con pretextos fútiles y objeciones ridicu¬

cedo, muerto; el capitán D. José Riquelme, herido de un balazo, que le atrave¬ só el muslo izquierdo; el tenienteD. Luis Molina, herido también de otro balazo
en el mismo sitio; tres soldades muertos y 33 heridos.
Los obreros españoles muertos en el arroyo de Sidi Musa se llamaban Emilio Esteban. Tomás Almeida. Cristóbal Sán¬

mico y social. Es que la imperfección, el egoísmo y
el medro personal, son los alicientes re¬ pulsivos que cohíben y atanacean los fulgores apetecibles dé la justicia y del bien, que suelen caer como gotas de bál¬
samo consolador en el fondo de nuestras
conciencias, y como el progreso evolu¬ ciona moral y materialmente, es indu¬

La Comisión provincial ha acordado organizar una colonia escolar para el presente año, que, como en años anterio¬ res, vendrá al puerto de Sóller, dirigida por el regente de la Escuela Práctica, don Miguel Porcel.
Se invitará también á los niños de La
Puebla y Alcudia, El Ayuntamiento de Palma ha orga¬

nuestro paseo del Borne, en las prime¬ ras horas de la tarde de los domingos de primavera; cuando un movimiento y gritería inusitados me alarmaron, hasta que siguiendo la actitud del grupo que te¬ nía enfrente y de los transeúntes que dis¬ currían por mi lado, levanté también la cabeza hácia el cielo, y entonces compren di de qué se trataba.
Un aficionado había soltado su «es-

las, como si temieran algo y quisieran chez y Salvador Perez. Los cuatro eran dable de que seremos los más en comba¬ nizado otra colonia escolar, la cual sal¬ campadissa» y el halcón estaba allá, dix>

ganar tiempo; pero como seguía sin ver¬ jóvenes.

tir los escollos que lentamente van de¬ drá en breve para Andraitx.

puesto á embestir y á hacer presa.

se en todo el campo ningún moro, el ca¬ pataz logró imponerse, distribuyó las herramientas y comenzaron los trabajos de cimentación en el arroyo de SMi
Musa,
Bruscamente sonó una descarga cerra¬ da y tres obreros españoles cayeron al suelo. Los demás suspendieron el traba¬
jo. alzaron la cabeza, y como á unoscien

En el hospital ingresó además otro
obrero herido de un balazo en el ante¬
brazo.
Eespués del combate
Las tropas del general Marina queda¬ ron acampadas en el Atalayón.
A las tres de la tarde el general Del
Real les envió, custodiado por una com¬
pañía del regimiento de Africa, un con¬

generando con el individuo que desgra¬ ciadamente los practioa, por ser incom¬ patible á la marcha progresiva de nuestra
sociedad.
Yo me enorgullezco de ver nuestro querido Sóller marchar lentamente en las vías del adelanto y del progreso, y me quedo estaciado al contemplar ese bello conjunto, pintoresco y artístico,

La Comisión provincial ha autoriza¬
do á la Banda de la Misericordia para
que acepte la invitación del diario La Ul¬ tima Hora para el viaje á Valencia que ha organizado.
La citada banda entrará en Valencia
tocando el himno de la Exposición, que está ensayando. Sufraga todos los gastos el citado colega.

Decidíme á disfrutar del espectáculos ¡Es tan grato mirar hácia el cielo! Y ¡Co¬ sa extraña! Cincuenta barquillas, caprL diosamente destribuídas, surcarán nues¬
tra bahía espaciosa y por todas partes veis velas blancas; cincuenta palomos hendirán el inmenso espacio y por to¬ das partes veis palomos. Unos próxi¬ mos, otros mas lejanos y al hundir la mi-rada en el infinito azul del firmamento»

metros de distancia vieron un grupo de voy con víveres y 6 000 raciones.

que constituye la nota culminante de

también vi uno, porque como su ^plumaje

400 moros de á pié y 30 jinetes que ha¬ cían fuega sobre los españoles,
Los trabajadores moros salieron é todo

Próximamente á la misma hora em¬
pezaron á llegar los heridos al campa¬ mento del Hipódromo. Entre ellos figu¬

nuestro querido y ameno valle; ya tu vas dejando de ser aquel hermoso jardín de las Hespórides que en bien combina¬

El miércoles embarcóse para Barcelo¬ na el diestro Machaquito, donde el Doc¬ tor Reventós le practicará la cura de la

era blanco, al recibir los rayos del sol, enviaba destellos de plata; mientras que otro de negra pluma, cuya imagen no al¬

correr hacia el campo. Lo mismo hicie¬ ron los guardias indígenas al servicio

ra. además de los que citó anteriormen¬
te. un hermano del teniente D. Luis Mo¬

das estrofas ó en largos y bien medita¬ dos artículos, te dedicaban tus antiguos

herida sufrida en la última corrida de to¬
ros. El estado del diestro era abatido,

lí) Saludos dirigido* al Sr. Capitán General d* Ral**-, res, que ostentaba la representación de S, M, Don Alfon-

de la Compañía española, y lo mismo lina, teniente también.

admiradores; porque la mano egoísta de

■o XIII y ai Señor Obispo de la Diósesis,

SOLLER

3

canzaría á dibujarse en la retina, porque con su rítmico y acompasado vuelo pa¬ saba por un momento ante una nubecilla blanca, aparecía á la vista, como un pun¬
to negro.
Entre tanto, lleno de magestad y de reposo, recorría el halcón el horizonte, con la misma facilidad con que el caste¬ llano paseara por el salón de su castillo, antes de salir con su mesnada á la pelea.
Llegó el momento de la lucha y veloz como el pensamiento se abalanza hácia su codiciada presa y entonces se les vé for¬ mando casi una sola masa, precipitarse hácia la tierra en rapidísimo zic-zac, solo comparable al del rayo cuando cruza una admósfera cargada de vapores; pero aquella masa al parecer compacta, feliz¬ mente se divide en dos, lo que supone el triunfo de la débil avecilla y un aplauso ensordecedor acompañado de vítores y silbidos atruena los espacios y la alegría y la satisfacción se pinta en todos los ros¬ aros como si real y efectivamente todos y cada uno de los espectadores tuviera par¬ te importantísima en el triunfo que ce¬
lebran.
Yo he presenciado igual espectáculo «n el norte de nuestra isla, desde la alta ¡cordillera que la cruza, junto al inmenso mar, en donde se extienden largos kiló¬ metros de costa brava, cuyas rocas azo¬ can las embravecidas y espumosas olas y los furiosos vientos levantando salvaje
sinfonía.
Todo tiene allá caracteres distintos y
sobre todo ponderación trágicos. El panorama es grandioso, pavoroso
y solitario, (allá no hay espectadores que griten, silben ni aplaudan) la lucha, no •tiene lugar en las alturas sobre las plu¬ mas de los vientos, sinó allá abajo, casi junto á la superficie de las olas turbulen¬
tas.
La paloma que allá lucha, no es la que criamos solícitos en nuestros palomares, alimentándola con cariño y proporcio¬ nándole las primeras materias para for¬ mar su nido, en el fondo del que contem¬ plamos anhelantes sus blancos huevecillos, esperando que se rompiera su débil cáscara, para que un nuevo sér entrara á gozar de la esplendidez de la vida; sinó que la que allá lucha, es la paloma torcaz, que se alimenta de semillas de cardo y
tiene su nido en las hendiduras de la pe¬
ña.
El halcón, no es el ave recelosa de las acechanzas de abajo, que mas que halcón parece águila caudal que cruza magestuosa de una á otra parte el vasto hori¬ zonte; sinó que es la verdadera ave de rapiña, que astuta procura separar á su víctima de la costa, á fin de luchar en de¬ sesperada lid, entre un cielo gris y un mar negro, salpicado de espuma.
Las acometidas, son también allá más rápidas y menos porfiadas y trás inútiles resistencias de agilidad, muere la débil avecilla, e» la más espantosa soledad, entre el pico de bisturí y las garras de acero de su mortal enemigo.
Ahora bien, señores. ¿No es verdad que hay íntima relación entre las luchas del orden instintivo y las del orden conscien¬ te? ¿No encontráis afinidades secretas, ■entre esas luchas que tienen lugar en el inmenso espacio y las que riñe el espíritu en el no menos inmenso campo de la li¬ bertad y del libre albedrío? ¿No resulta también manifiesta la antítesis, entre el espíritu educado, culto y creyente que en alas de la fé y de la esperanza, se remon¬ da á las elevadas regiones que son su ver¬ dadera patria, oyendo en los momentos ^de peligro, el aviso prudente y después ■de la victoria, los vítores y aplausos de abajo, que representan los de su propia conciencia: y la lucha tétrica, del espíritu libre, salvaje y descreído, que lucha solo, ■con las fuerzas del instinto, entre las in¬ mensidades del vacío arriba y los inson¬
dables abismos de un mar de confusiones
abajo? Y tened por cierto, señores, que esa
¡juventud brillante, de fogosa imagina¬ ción, sangre ardiente y nobles arrestos, que será mañana la mano vigorosa ó dé¬ bil que empuñará el timón de nuestra nave social; la cabeza que sábia ó torpe regirá los destinos de nuestra amada pa¬ tria; los hombros robustos ó flacos sobre que pesarán las responsabilidades de go¬ bierno presentes y futuras: necesita pre¬ pararse para la lucha y lucha titánica que se libra en todos los terrenos y en todas las esferas; así en las alturas de la ciencia y en las sublimidades de la filoso¬ fía más encumbradas, como en el terreno social y económico; así entre los hombres que trabajan sobre la faz de la tierra con .el arado ó con el cincel, como entre los que penetran en las entrañas de la misma para arrancarle el metal que dora y en¬ vilece ó el carbón que ennegrece y asfixia ó mueve y alumbra.
Sólo el que tendrá la vista fija en la verdad increada y la voluntad robusteci¬ da por una educación religiosa, sentirá fuerza en sus alas para ascender á las regiones serenas de la luz y bañarse en sus pacíficos resplandores.
El espíritu débil, remiso y contumaz, solo encontrará en la lid, la tortura y el marasmo. Y ¿cómo no ha de ser así,- si cual la paloma torcaz* no podrá mirar

hácia tierra, porque astuto el enemigo procuró separarle de la costa, que signi¬ fica los principios sólidos, la fé inque¬ brantable, que si bien es dón gratuito de la Providencia, suele nacer al calor de principios santos que en forma de plega¬ rias vierte al oido la madre piadosa y repite el niño con labio balbuciente y suele afianzarse y ungirse en esas Con¬ gregaciones Marianas, que son escuelas de buenos ejemplos, gimnasios do se for¬ man los grandes atletas que saben reñir y vencer en las grandes batallas de la
vida?
¿Cómo no ha de ser así, repito, si tam¬ poco podrá mirar hácia arriba, que sig¬ nifica la esperanza, porque el cielo es gris, no cree en Dios; ni podrá mirar hᬠcia abajo, que significa el pasado, porque el mar es negro, como lo es la duda, co¬ mo lo es el remordimiento y salpicado de espuma, como la que brota de la boca de los que eternamente dirán: ¡¡¡Ergo
erravimus!!!?
Hé aquí, señores, la observación, co¬ mentada, de que os hablaba al principio de mi discurso. [De alguna manera había de salir del compromiso en que me había
enzarzado!
Permitidme que antes de dejar esta tribuna, dirija breves frases, siguiendo mi tema, á los señores congresistas fo¬
rasteros.
Vosotros sí que no sois halcones ni gavilanes de esos que de vez en cuando vienen del continente para traernos ideas maleadoras y principios deletéreos, sinó que sois palomas mensajeras que apor¬ táis á nuestras playas principios vivifi¬ cantes que rejuvenecen nuestra sangre, ideas de bienandanza y auras de paz. Pues bien. ¡Palomas mensajeras que ha¬ béis posado vuestro vuelo, siquiera sea por breve tiempo, en esta isla, sed bien venidas; y al remontar de nuevo vuestro vuelo para dirigiros á vuestra patria, llevaos de aquí para nuestros amigos de allá, nuestro afectuosísimo saludo y de¬ cidles que también aquí, sentimos entu¬ siasmos, amores y delirios por la que es nuestra madre común, la Reina de los
"cielos! He dicho.
Francisco Puigserver y dr Rentierre Abogado
Crónica Local
A las primeras horas de la noche del 9 del actual, fueron encontrados dos ni¬ ños abandonados por las calles de la vi¬ lla de Buñola, de unos seis y nueve años de edad, respectivamente, quienes mani¬ festaron procedían de Sóller, habiéndose escapado de sus domicilios con la inten¬ ción de dirigirse á Bujer á casa de los
abuelos de uno de ellos.
Fueron inmediatamente detenidos y
recogidos por el concejal de aquel Ayun¬ tamiento D. Bernardo Cabot, y una vez en su casa (Calle Mayor, Tienda nueva) con un desprendimiento que le honra, dióles de cenar y dormir, Ínterin daba
aviso á Sóller de lo ocurrido.
El sábado por la maflaua, á las siete, llegaron á Bufíola los padres de ambos nifios, ansiosos de recogerlos y llevarlos de nuevo á sus respectivos hogares; lo que realizaron, después de agradecer al Sr. Cabot el acto humanitario practicado en sus hijos y su generosidad por negar¬ se á percibir gratificación de ningún gé¬
nero.
En la tarde del domingo último cele¬
bró Junta General ordinaria la sociedad
«Círculo Sollerense» con asistencia nu¬
merosa de socios.
Se dió cuenta á los reunidos del estado
económico de la sociedad, según el ba¬ lance cerrado el 30 de Junio último, por
el cual se vino en conocimiento de que la vida del «Círculo Sollerense» es de¬
sahogada y de que cuenta con la respe¬
table suma de 456 socios.
Fueron aprobadas las cuentas, y des¬ pués de tomados acuerdos pertinentes al régimen interior de la sociedad, se pro¬ cedió á la renovación parcial de la Junta Directiva, resultando elegidos por mayo¬ ría de votos los señores siguientes:
Vice-Fresidente, D. Jaime Rulláu Frau. Depositario, D. Bernardo Galmés Mir. Secretario, D. José Bauzá Llull. Vocales, D. Miguel Sabater Bennasar y D. Mateo Seguí Humbert. Felicitamos á los elegidos por la dis¬ tinción de que les han hecho objeto sus consocios y les deseamos el mayor acier¬ to en el desempeño de sus respectivos
cargos.
La fiesta callejera de la calle de la Lupa vióse muy animada, principalmen¬ te el domingo.
Por la tarde de este día hubo carreras,

que se vieron bastante concurridas y por la noche la aglomeración de gente fué tanta que se hacía imposible el tránsito por dicha calle.
Las bandas de Deyá y Fornalutx y la «Unión Sollerense» ejecutaron durante la velada variadas piezas de sus reperto¬ rios respectivos.
El adorno de las calles por donde ha¬ bía la fiesta, efectuado con papeles de colores nacionales presentaba un bonito efecto. Y mucho más sorprendente era
cuando estaban encendidos los arcos vol-
táicos y la infinidad de bombillas eléctri¬ cas que había colocado la «Eléctrica So¬ llerense» por encargo de los organizado¬
res de la fiesta.
Con un cargamento considerable de carbón mineral para la fábrica «El Gas» de esta ciudad, llegó el sábado el vapor danés Salas, que procedía de Newcastle.
Su gran calado, 18 pies, impidió pu¬ diera dicho buque fondear en el puerto, que solo tiene 14, lo cual efectuó después que lo hubieron aligerado de carga que le fué extraída con ayuda de algunas
barcas.
Durante esta semana se ha practicado la descarga del citado vapor, la cual ter¬ minada hoy, ha salido el Salas al medio día para Ibiza, donde debe tomar un car¬ gamento de sal para uno de los puertos de Noruega.
Según estaba anuuciado, el martes, á las cinco de la tarde tuvo lugar, en el espacioso salón del «Fomento Católico», la repartición de premios de fin de curso á los alumnos que concurren á las aulas del Colegio de Santa María.
Al acto, que resultó brillante, asistió numerosa y selecta concurrencia, figu¬ rando entre ésta los padres y parientes
de los escolares. El local se llenó de bote
en bote, y la mayor parte del mismo fué ocupado por multitud de bellas señoritas que, con su presencia, contribuyeron á
que resultase la fiesta con más realce y
animación.
El programa del festival, (que publi¬ camos en nuestro último número), se cumplió en todas sus partes, resultando su ejecución esmerada y de buen gusto y llamando agradablemente la atención la agilidad, desenvoltura y ajuste con que todos los colegiales supieron desempeñar sus respectivos papeles; por cuyo motivo se oyeron nutridos aplausos.
Nuestro parabién para los Hermanos de las Escuelas Cristianas, organizado¬ res de tan simpático festival, y también para los jóvenes y niños que con tanto
acierto tomaron parte en ól.
Esta mañana ha llegado á nuestro puerto el vapor Villa de Sóller, que pro¬ cede de Cette y Barcelona. Ha sido por¬ tador de buen número de pasajeros y va¬
riados efectos.
Dicho buque saldrá de nuevo para los mismos puertos al anochecer del martes próximo.
Durante el presente mes tendrá lugar en esta ciudad, en los dias 18 al 22, am¬ bos inclusive, la recaudación voluntaria de las cédulas personales correspondien¬ tes al ejercicio de 1909.
La cobranza se efectuará en la oficina
instalada en la fonda «Pentinadó», calle
de Castañar.
En nuestro próximo número publica¬
remos la Real Orden del Ministerio de
Fomento relativa al ferrocarril Palma al
Puerto de Sóller que acaba de ser firma¬ da por S. M. y cuantos otros datos poda¬ mos recoger y que han de interesar sin duda á nuestros apreciables lectores.
Esta mañana ha sido hallado muerto en una choza en la finca El Teix, el mu¬
chacho Martín Negre Negre, de trece años de edad y natural de Buffola.
Este muchacho ayudaba á sus padres en la elaboración de carbón, cuya carbo¬
nera tenían instalada en la citada finca y
al estremo del punto conocido por Volta
llarga de la carretera de Palma. Anoche cenaron todos juntos, comien¬
do al final albariooques. Esta mañana al ir á llamar el padre á su hijo en su choza,
que se encontraba á unos diez metros de distancia de la de sus padres, le halló
muerto.
Dado aviso á las autoridades, se ha
personado en el lugar del suceso el Juez Munioipal Sr. Deyá, el médico titular

Sr Marqués, el oficial del Juzgad® señor Ramis y la Guardia civil, y una vez ins¬ truidas las oportunas diligencias se ha
ordenado la conducción del cadáver al
cementerio.
Se cree que la muerte ha sido ocasio¬ nada por un cólico efecto de los albaricoques comidos anoche, según algunas se¬
ñales halladas. No se ha encontrado al
finado señal de violencia alguna.
En la mañana del martes llegaron á
esta ciudad los Rvdos. P. P. Jesuítas
D. Vicente Hernández, prefecto de es¬ tudios del antiguo y acreditado colegio de segunda enseñanza que en Orihuela tiene establecido la Compañía de Jesús D. Moisés Vigo, profesor del mismo y D. Juan Bautista Juan, mallorquín, di¬ rector de la Congregación de Hijas de María instalada en la iglesia de Santo Domingo del indicado colegio.
Su venida á Mallorca tuvo por objeto asistir y tomar parte activa en las dife¬ rentes sesiones del Congreso Mariano celebrado recientemente en Palma; y aprovechando su estancia en Mallorca, se trasladaron á Sóller para saludar á la familia de nuestro paisano y respetable amigo el Rvdo. P. Bartolomé Arboua y Estades, que con aplauso de todos re¬ genta hace tiempo aquel importante Es¬ tablecimiento docente; y admirar al pro¬ pio tiempo las bellezas de nuestro valle encantador que no cesaron de alabar. Visitaron además las iglesias de esta ciu¬ dad y detenidamente la parroquial, cuya
fachada calificaron de monumental.
El dia siguiente por la mañana se di¬ rigieron por Valldemosa á Palma, desde cuyo punto se embarcarán para la ciudad
alicantina.
Mucho celebramos les haya sido grata y conserven los citados Padres buenos re¬ cuerdos de su corta permanencia en esta
ciudad.
Enviamos un sincero aplauso al inicia¬ dor y á los músicos por el acto realizado anteanoche de partir las dos Bandas de delante las Casas Consistoriales tocando, juntas, un mismo número, y un millón de aplausos por el paso doble final, que también tocaron juntas y que nos pare¬ ció miel sobre hojuelas.
Parece que existe bastante entusiasmo para el viaje de recreo á Valencia que trata de realizar el vapor Villa de Sóller, si reúne suficiente número de pasajeros.
Los precios se han fijado definitiva¬ mente en 30 pesetas los pasajes de 1.a, 20 pesetas los de 2.a y 10 pesetas los
de 3.a
Según hemos oido decir, la lista de pasajeros inscritos alcanza ya á unos cuarenta y solo falta que muchos de los entusiastas por el viaje acudan á inscri¬
bir sus nombres en las listas abiertas ai
efecto.
Las noticias de la Exposición de Va¬ lencia son de que los visitantes se llevan una impresión inmejorable de su visita á la bella ciudad del Turia y á su mag¬
nífico Certamen.
La animación continúa in crescendo, dice un corresponsal, y en los trenes co¬ rreos y de baños llegan diariamente á Valencia miles y miles de forasteros.
Para la segunda quincena de Julio, que hemos empezado, á más de las corri¬ das de toros, prepáranee grandes feste¬ jos. El Comité organiza funciones de ópera en la Gran Pista, para lo cual ha contratado al tenor Paoli, á la contralto Lucrecia Borja y á otros notables ar¬
tistas.
De realizar el viaje el Villa de Sóller, podrían los viajeros que en él se embar¬ caran permanecer más tiempo en Valen¬ cia que el que han disfrutado y disfru¬ tarán otras expediciones que se organi¬ zan, pues llegaría al puerto del Grao en la mañana del día 28 y saldría de Va¬ lencia el dia 31 por la tarde.
Para el citado día 28 hay anunciada una gran corrida, en la que se lidiarán ocho toros elegidos, de la afamada gana¬ dería del Marqués de Guadalest de Sevi¬ lla, con divisa blanca y negra, en la cual actuarán de matadores Bombita (ya res¬ tablecido de la herida que sufrió en Algeciras), Gallo, Bombita III y otro espa¬ da que suplirá á Machaquito.
Los precios de esta corrida son 4‘80 pesetas la entrada general de sombra, in¬ cluso impuestos, y 2‘60 pesetas la entra¬ da general de sol.

f
Sección Necrológica
El sábado por la noche falleció en Pal¬ ma, víctima de cruel enfermedad sopor¬ tada con cristiana resignación, el acau¬ dalado propietario paisano nuestro don Pedro Antonio Mayol y Arbona, Presi¬
dente de la sociedad de crédito «Banco
de Sóller».
Su muerte fué aqui muy sentida, pues contaba con generales amistades, lo mis¬ mo que su distinguida familia.
El señor Mayol habíase labrado en su juventud considerable fortuna, desarro¬ llando sus negocios en Ponce (Puerto Rico).
Actualmente tenía aún considerables
intereses en aquella isla, en la casa Su¬ cesores de Mayol Hermanos y C.a de Ponce y en la sociedad agrícola indus¬ trial Trujillo Mercado y C.a de Guaya-
niia.
Fué don Pedro uno de les más entu¬
siastas fundadores del «Banco de Sóller», del que ha sido Presidente hasta su muer¬ te, y demuestra su ferviente cariño á la sociedad banearia el que este año, á pesar de su delicado estado de salad, quisojvenir aun á presidir la Junta general que acostumbra celebrarse en el raes de
Enero.
A la conducción del cadáver al cemen¬
terio, que tuvo lugar el domingo al medio día, lo mismo que á los funerales cele¬ brados en la iglesia de San Jaime el lu¬ nes, asistió nutrida concurrencia. Para tomar parte es estos tristes actos se tras¬
ladaron á Palma el Director-Gerente del
«Baneo de Sóller» don Damián Magra-
ner y los Vocales déla Junta de Oobierno don Damián Crespí y don Jédme Co¬
loro.
Pedimos á Dios acoja en su seno al alma del finado y enviamos á su afligida esposa, hijos, hijas, hermanos, hermanas y demas parientes el testimonio de nues¬ tro profundo sentimiento por la irrepa¬ rable pérdida que .acaban de experimen¬
tar.
Culto» Sagrado»
En la iglesia parroquial.—Mañana domin¬ go, dia 1 8. A las nueve y media, expuesto el Santísimo Sacramento, se celebrarán los ofi¬ cios divinos propios de la tercera dominica de mes, con sermón por el Rvdo. D. José Pastor, Vicario. Por la tarde, explicación del catecis¬ mo y después se impondrá el Santo Escapula¬ rio de la Virgen del Carmen á todas las per¬ sonas que quieran ingresar en la Cofradía del
mismo nombre.
En la iglesia del Exconvento.—Hoy sábado dia 17. Al anochecer, se cantarán solemnes completas en preparación á la fiesta del Doc¬
tor Seráfico S. Buenaventura.
Mañana domingo, dia 18.—Alas nueve y media, exposición del Santísimo, Tercia y la Misa mayor, eu la que hará el panegírico el Rvdo. D. Miguel Rosselló. A las cinco y me¬ dia de la tarde, exposición, trisagio. conclusión del Triduo, con sermón por un Rvdo. Padre de la Compañía de Jesús y solemne reserva.
Sábado, día 24.—A las siete de la mañana» se dará principio á la solemne oración de cua renta horas en obsequio del Santo Cristo, can¬ tándose la Misa matinal. A las nueve y mediaTercia y la Misa mayor. A la tarde, víspera, y al anochecer, completas solemnes y la res
serva.
En el oratorio de las Hermanas de la Ca¬
ridad.—Mañana domingo, á las cinco de la tarde, se concluirá la novena dedicada á San Vicente de Paúl, siendo cantada por niños de las escuelas de párvulos que dirigen las Her¬ manas.—Al anochecer, se cantarán, por los mismos párvulos, solemnes completas en pre¬ paración á la fiesta del Santo Fundador.
Lunes, dia 19.—Se celebrará la fiesta de
San Vicente de Paúl. A las siete habrá misa
de comunión general para las señoras de la Conferencia y demás personas devotas del Santo.—A las nueve y media se cantará Ter¬ cia y después la Misa mayor con música y canto por los párvulos, pronunciando el pane¬ gírico el Reverendo don Andrés Bisbal.—Al anochecer, tendrá lugar un piadoso ejercicio en obsequio del Santo, con meditación^ música y canto por los párvulos.
DE PADMITO
ESPECIALIDAD EN ESPUERTAS
para manipulación de naranjas y frutas
EXPORTACION í ESPAÑA y al EXTRANJERO
á precios económicos
Se facilitan notas de precios y detalles á quien los solicite.
jVíigud Caldentey.y jVíoll
CñPDEPERfl-(Baleares)

4

SOLLER

MARÍTIMA

SOLLERENSE

VINO AL POR MAYOR
COMISIÓN Y AJUSTE

I»E VAPORES

'Servido eatre Sólfc Barcelona.

titimna

Salidas de Sóller para Barcelona: los días 10, 20 y último de cada mes „ de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y 21 de id. id. „ de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id., id. „ de Barcelona para Sóller: los días 6, 16 y 26 de id. id.

JUAN ESTADAS
mame y mmmio

SERVICIOS FIJOS QUINCENALES
ENTRE

TELÉFONO
IÚEZXC3-MAST (Ande)

Palma-Marsella—Palma-Argel
Y VICE-VERSA.

CONSIGNATARIOS: —EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, «alie jA SOLLERENSE

VAPORES

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—I). J. Roura, Paseo de la Adnana, 25.—EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15.

JO&É COJLJj

Miramar-BcUver-Catalu&a-Balear-LaUo-IsUfio.

NOTA.—-Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincide en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida

DERBÜRE j PORT-BOU (Frontera franco-espanola)

SUIDAS DE MÍA PARA MARSELLA

SALIDAS DE MARSELLA PARA PALMA

24 Loras.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

Aduanas, transportes, comisión,

Enero 14-28 Febrero 11-23

Majo
Junio

18-27
17

Septiembre 16-30 Enero 17-31 Majo 2-16-30 Septiembre 19
Octubre 14-28 Febrero 14-28 Junio 20 Octubre 3-17-31

fMISfOlfIS IlflBIáOlOSáitlS

consignación y tránsito

Marzo 11-23 Julio 1-13-29 Noviembre 11-23 Marzo 14-28 Julio 4-18 Noviembre 14-23

Agencia especial para el trasbordo y Abril 13-29 Agosto 12-26 Diciembre .16-30 Abril 18 Agosto 1-13-29 Diciembre 19

Comisiones—Representaciones-—Consignaciones—Tránsitos reexpedición de naranjas, frutas

SALIDAS DE PALMA PARA ARGEL

SALIDAS DE ARGEL PARA PALMA

PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESMAMES

frescas y pescados.

Enero 12-26 Majo 11-23 Septiembre 14-28 Enero 13-27 Majo 12-26 Septiembre 13-29

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, CULTIVO PRÁCTICO del OLIVO Febrero 9-23 Junio 13-29

frutas frescas y pescados

POR
D. José Rullán y Mir, Pbro.

Marzo 9-23 Julio 13-27 Abril 13-27 Agosto 10-24

Octubre 42-26 Febrero 10-24 Junio 16-30

Noviembre 9-23

10-24 Julio 14-28

Diciembre Í4-2R Abril 14-28 Agosto 11-23

Octubre 13-2? Noviembre 10-21

©y
AGENTES DE ADUANAS

Se halla de venta al precio de USO ptas. en “La Sinceridad,,.

CASA principal:
(Francia) (Pyr.-Orient.)

Jk

sucursales:

❖❖

PORT-BOU (España)

Y

HCH33srDA.-Y-H¡ (Basses Pyrenées)

C1 %

^ en ^ &^

dual de la Republique 8-teléfonc 3.37

» MARSEILLE: Une Lafayette 3-teléfono 2.73

SUSCRIPCIONES
al Album Salón, Mojas Selectas, Blan¬ co y Negro, Por esos mundos, La Ilus¬ tración Española y Americana, Nuevo

BARCELONA, Sucursal “Isleña Marítima,, ALICANTE. Sucursal “Isleña Marítima,,
MEMA. Sres. Carbonell Hermanos.
GRAO, D. Juan Domingo,

MARSELLA, Sres. Mayol, Brunet j C, ARGEL. Sres. Sitjar Hermanos.
CETTE. Mr. Bartbelemv Tous,
IBíZA. Sres. J. é Llallis y

TELEGRAMAS: BAUZÁ

Mundo, La Moda Elegante, La Ilus¬ Servicios combinados á íort-fait en conocimientos directos para los

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Miguel Seguí, calle de la Luna 10, al que tración Artística, Gedeón, La Última principales puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamar¬

pueden dirigirse para todo informe.

Moda, El Consultor de los Bordados, ca, Suecia, Canadá y Estados-Unidos.

RAPIDEZ ¥ ECONOMÍA EH TODAS LAS OPERACIONES

Industria é Invenciones, Diario Uni¬
versal, La Mariposa, La Época, ABC

Transportes Marítimos y Terrestres

LA SOLLERENSE
lía^a española áe comisión y ü% exportación

y otras revistas y periódicos.— Se
admiten en la Administración del
Sóller, San Bartolomé, 17.

AGENCIA DE ADUANA

LOUIS CASTEL

;

—CETTE (Francia)

—

de

TRÁNSITOS, COMISIONES, CONSIGNACIONES

9
ESPECIALIDAD DE REEXPEDICIONES INTERNACIONALES DE FRUTAS

^j-Isse ]Fraii$ai$e-29-FÁMI§
Ofrece servir con la mayor prontitud, esmero y economía lo mis¬ mo á los que importan á este mercado sus productos que á los co¬ merciantes establecidos fuera á quienes pueda convenir surtirse en esta plaza.
Su dirección telegráfica es: DAMIACOL-PARIS Teléfono: 163.52
CASA DE COMISIÓN Y EXPEDICIÓN
CARDELL Hermanos

%
'O *~7)
HH
Ó
H «
A
©o
o
©<
m
<¡
o

00
O
i-4 Lh
-oj O-, oo
co cu

PRECIOS REDUCIDOS
Servicios regulares para España, Italia, Marruecos y Canarias
Y VICE-YERSA Agente de las Compañías de Navegación «Italo-Spagnola» y «Puglia»
COMISIONES
Representaciones “Importaciones.—Expediciones.
DAVID MARCH Hermanos
Boulevard du Musée. 47.—MARSEILLE

Quai de Celestino, I0.-IPEO1Í (Hhóne)

Q

<1

Especialidad de frutas del país de todas clases. Na-

GQ
P3

ranjas y limones.

fc>
O

Vinos al por mayor.—Bodegas á la comisión.

m

Servicio esmerad© y económico*

TELÉFONO 34, 41

LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona
San Bartolomé,
SECCIÓN PRIMERA
IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y ai portador, láminas de omisión de valores, bonos y demás trabajos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles,
circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y‘ en¬ cuadernaciones económicas y de lujo.

CS &* ©
©
5
H
6
pg
$ ©
©
©
K1
W©

SECCIÓN SEGUNDA
PAPEüEBÍA, LIB&EKU Y AKTÍTJLOS DE ESCEXTOSIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmi Hería y sobres de todas clases desde ios más económicos á los de más lujo, cajas papel y so¬ bres blancos, luto y de colores de infinidad de clases, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje en rollos, papel cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de naranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas, postales muy varia¬ das; tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de ^exto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de esta ciudad, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efec¬ tos variados para escritorios y oficinas, carteras para niños, petacas, . boquillas, cortaplumas, carteras piel de bolsillo, etc., etc.

^I
mI ©
'tí.
o
•rH
O
cá ©
H-3 *N
©
O© &©
3
©
J* ©

l
oG S5
O

Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones y bananas.

Especialidad en toda clase de frutos y primeurs.

Frutos secos de toda calidad.

x

Telegramas: MAKCHPRIM MARSEILLE

Rapidez y Economía en todas las operaciones.

GASM0T0REN FABRIK BETO-ALEMANIA
Sucursal Barcelona

w o ■o
■ts 03

*

ja i

C2.

liaSisuii'kiFíKwiiíLS'í

“CO

i-

MH

.2
o
">
t-
03 CO

</) O o
S
V0 s= o o 03

en o
’o
03

oo

^

W CO

O

b£>

Única casa constructora de los legítimos molOfeS “0TTQn

para gas de alumbrado.

La fuerza motriz más sencilla y económica de la actualidad.

Instalaciones sencillísimas.

j

Para toda clase de informes y detalles dirigirse al Director da la

fábrica de gas en SOLLER, y á Tous Hermanos, Bosch 22 al 30 y

Desamparados 12, en PALMA.

SOLLER.—Imp. de «La ^incaridad