ASO XXIV.--2‘.EP0CA.--NU M. 1145
ASO XXIV.--2‘.EP0CA.--NU M. 1145

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona.

REDACTOR-JEFE: D. Damián MayoI Alcover.

REDACCIÓN y ADMINISTRACION: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

DESDE PARIS
Aquellos de mis lectores que recuer¬
den las crónicas insulsas que con este tí¬
tulo y en este mismo lugar aparecieron en 1906, creerán tal vez que es la pre¬ sente la primera de otra serie con qué me he propuesto hacerles de nuevo bos¬ tezar. Conste, ante todo, que no es así.
Esta crónica irá sola; es accidental.
Como buen mallorquín, poseo (ó me poseen ellos á mi) las mismas cualidades y los mismos defectos que la gran mayo¬ ría de mis paisanos, y una cualidad ex¬ celente de casi todos los mallorquines es la de estimar su roqueta ó interesarse por cuanto le pertenece, si mucho viviendo en ella, todavía más, muchísimo más, estan¬ do de ella lejos.
¿Queda explicado el motivo de haber tomado hoy la plumo?
Nó, pero puede adivinarse después de lo poco que vá dicho. Aquí vive, dedica¬ do al arte, un joven mallorquín cuyo nombre, de cada día más conocido, ha logrado yá entre el público inteligente, «ntre los profesionales de la buena mú¬ sica, una envidiable celebridad, cosa di¬ ficilísima porque en Paria, donde la in¬
telectualidad en todos los ramos se halla
concentrada, solo las verdaderas notabi¬ lidades consiguen destacarse.
Hablo de Antonio Torrandell, á quien
todos los lectores del Sóllbr conocen,
pues que los que no tuvieron ocasión de poderle admirar el verano último en el
teatro de la «Defensora Sollerense», han oído hablar de él con elogio antes y des¬ pués, lo mismo en éste que en los demás
periódicos de la isla; pues bien, Torran¬ dell alcanzó el domingo último un éxito franco, uno de esos éxitos excepcionales, rarísimos en la vida de un artista, que lo elevan de un solo vuelo á grandísima al¬ tura sobre la á que había conseguido an¬ tes llegar.
Y yo, á quien distingue Torrandell con su amistad, y que fui de su triunfo testigo ocular, quizás el único de sus pai¬ sanos aquí residentes, créoine en el de¬ ber de hacer público este triunfo, del que tengo la seguridad han de ulegrarse todos ios mallorquines al conocerlo. Un solo inconveniente para ello existe, y es
lo íntimo de esa misma amistad á que
me referí, por la cual no me considero autorizado para poner eu letras de mol¬ de todas las alabanzas, y menos aún los pronósticos de gloria que, al juzgar los méritos del aludido, pudiéranseme ocu¬ rrir; aún viéndome á ello obligado por el deber de hacerle justicia, podrían pare¬ cer apasionados á quien los leyere. Me

coutentaré, pues, con narrar, y con poner á mi simple narración... los comentarios
de los demás.
Diferentes veces, en nuestras frecuen¬ tes entrevistas, habíame hablado To-
rrandell de unos «Nuevos Conciertos
Populares» en el teatro Marigny bajo la
entendida dirección de Mr. Fernand de
Léry, y de su contrata para tomar parte en los mismos; sin embargo, cuando el domingo por la mañana pasé casualmen¬ te por los Campos Elíseos y vi en los carteles anunciadores de la función, en letras de mayor, tantalio, el nombre de mi amigo, aún no siendo para mi aquello ninguna novedad, me dió un salto el co¬ razón. Escusado paréceme decir que re¬ solví en el acto asistir, que llegué al tea¬ tro con la mayor puntualidad, y que eu él pasé una tarde agradabilísima, doble¬ mente agradable como aficionado al divi¬ no arte á quien embelesa la admirable interpretación de un programa seductor, y como comprovinciano y amigo del «hé¬ roe de la fiesta» á quien de una manera
indirecta alcanzan los lauros con que se ha sabido éste coronar.
Porque en realidad fue Torrandell el
héroe de la fiesta. El concierto era literario-musical se¬
gún el programa; pero solamente musi¬ cal á mi entender, por cuanto la parte de declamación de las dos únicas composi¬ ciones literarias que nos hizo conocer el aplaudido actor Mr. E. Gauley (de! Odeón), fueron más bien «recitatos» de una obra de canto, pues que Mr. E. Roux había adaptado á los poemas (La Vésuve, da fí. Guinaud, y Le Conté de Prin-
temps, del propio E. Gauley) una música muy expresiva y de gran mérito, y él fué quien la ejecutó maravillosamente en el piano á un mismo tiempo que la declamación tenía lugar.
La orquesta de los «Nuevos Concier¬ tos Populares» está formada por sesenta y dos profesores y profesoras, entre los
cuales se cuentan solistas de gran re¬
nombre, que dominan sus instrumentos respectivos de una manera casi diré in¬ verosímil, pues que para expresar su ha¬ bilidad, su maestría, no encuentro adje¬ tivos apropiados. Quienes de entre ellos, en la tarde del domingo, cosecharon ma¬ yores y muy merecidos aplausos, fueron el flauta (Mr. Pascal), el violin (Mr. Bri¬ ce) y el viola (Mr. Bouyer) en la Serena¬ ta de Beethoven; y en conjunto los escu¬ chó muy caluroso? también la orquesta en Obóron (ouverture) de Weber, en Peer Gynt (lere suite), de Grieg, en Scénes Pittoresques, de Massenet, y en la Bourreé
en la menor del director de la orquesta,
Mr. F. de Léry. Vamos, como quien di¬

ce en casi todos los números del progra¬
ma, ó sin casi porque todos ellos fueron interpretados á la perfección y consi¬ guientemente aplaudidos con justicia.
Lo fueron también las hermanas
Miles Demeyrac en el dúo Béatrice el Benedicl, de Berlioz, y era esto lo que me faltaba decir para hacer constar que á ninguno de los que en el concierto toma¬ ron parte se le escatimaron los aplausos; si se hubieran escatimado á alguno, mi opinión (que es la de un profano, por su¬ puesto) disentiría de la de aquellos que de entusiasmo, ó cuando menos de una ingéuiia aprobación, se hubieran mostra¬ do avaros. Ahora bien, si el selecto pú¬ blico que llenaba el teatro Marigny dis¬ pensó á todos los artistas sin excepción una acogida por todo extremo benévola,
con la cual tienen motivos de mostrarse
satisfechos, alguna distinción había de
obtener además nuestro Tonandell para
que resultara apropiado el título que an¬ tes le di; pues sí, la que á éste dispensó
fué cariñosísima.
Y esto que no era, nuestro paisano, del tal público conocido; claramente lo demostró éste al hacer aquel su apari¬ ción en la escena, pues que lo recibió con frialdad, que es como suele recibir el público parisién al que desconoce, al que por vez primera se presenta ante él, por grande que sea la fama de que vaya pre¬ cedido. Pero se sentó Torrandell al pia¬ no y un silencio absoluto se produjo á los primeros arpegios; hubiérase podido
oir en la vasta sala el suave aleteo de
una mariposa, con lo cual creo dejar ex¬ presado que los más débiles sonidos del excelente Steinway que mi amigo pulsa¬ ba llegaban con la mayor claridad á los puntos extremos de aquel ámbito, y que al inteligente auditorio se le iba desper¬ tando el interés, que crecía en la propor¬ ción con que avanzaba el pianista por el conjunto de filigranas de las composicio¬ nes que ejecutaba, que quizás pocas veves como ésta habrán obtenido mejor in¬ terpretación.
Ya he dicho que los comentarios no serían mios, y no lo son en efecto: esto mismo que acabo de manifestar lo oí á unos caballeros que tenía al lado, muy idóneos, al parecer, en cosas de música, y cuyo entusiasmo iba en «crescendo» á medida que Torrandell iba descubriendo, como quien descorre paulatinamente un cortinaje que oculta las bellezas de un paisaje encantador, los méritos que ha logrado acumular como artista que do¬
mina de verdad el instrumento de que se
sirve para penetrar, ó introducir al pro¬ pio tiempo á los que le escuchan, en el mismísimo pensamiento del autor. Estos

caballeros eran los que á mi me ilustra¬ ban, y como de su imparcialidad no po¬ día dudar, por sus apreciaciones deduzco que la ovación calurosísima, delirante, que mi amigo obtuvo era merecida, jus¬ to premio á su valer, lo que me complaz¬
co en hacer constar.
Tres piezas tocó el concertista mallor¬ quín: un vals en mi menor, da Chopin; una delicada composición suya que mis lectores conocen: Splendeur du Printemps, y últimamente la Rapsodia n.° 2 de Liszt. Empezó á llamar la atención yá en los primeros compases de la primera, y el público, en suspenso mientras duró, prorrumpió en aplausos al termiuarla. El interés fué mayor en la segunda y más prolongados y más frenéticos los aplausos después: la tercera fué... el non plus ultra, porque una vez terminada la
tan fina como dificultosísima labor de
Torrandell, se sucedieron por largo tiem¬ po las manifestaciones del público entu¬ siasmo, lo que obligó al joven artista á presentarse por tres veces en la escena.
En cada una de ellas fué más nutrido el
palmoteo, y mas repetidas y expresivas las aclamaciones al inclinarse aquel para manifestar á los reunidos, que parecían electrizados, su gratitud por tantas y tan vivas muestras de simpatía que recibía. No las esperaría probablemente tan in¬ tensas mi amigo, ni á recibirlas como aquellas estaba acostumbrado, pues que ni aun las que obtuvo el año pasado en los conciertos del teatro de Capucines, con serlo mucho, con las presentes pu¬ dieron tener comparación. Aquella ova¬ ción no se tributaba al pianista solamen¬ te: el compositor sentimental y técnico la había preparado, y la obra de ambos fué lo que determinó el verdadero triun¬ fo, el éxito excepcional, conforme llevo
mas arriba indicado.
«Y es joveu todavía», decían unos; «y es extranjero», decían otros; «¡vaya una ejecución y vaya uua pulsación!» agre¬ gaban los de mas allá. Y los .de mi alre¬ dedor ya mencionados, que habían de co¬ mentar en alta voz por estar situadas sus respectivas butacas en filas diferen¬ tes, estuvieron de acuerdo en que «el jo¬ ven pianista tiene muy buena escuela, talento y voluntad, y que por esto mis¬ mo... llegará».
¿Tengo ó no motivos de estar satisfe¬ cho por haber empleado de una manera tan grata la tarde del último domingo? ¿No había de ser para mi doblemente ha¬ lagador, después de saborear las dulzu¬ ras de un arte exquisito, primoroso, po¬ der oir el coro de alabanzas al paisano y amigo, y los pronósticos (que yo soy el primero en creer que se han de realizar)

que con igual dulzura resuenan todavía
en mis oidos?
A los del público uní mis aplausos entonces; hoy, al dar cuenta á mis lecto¬ res dei triunfo de Torrandell, siento un vivo placer en repetírselos, con mayor calor si cabe, y de unir á ellos al mismo tiempo mi más cordial felicitación.
Sección Literaria
EL HOSPITAL
En la ciudad de Castromelones no ha»
bía ni comercio, ni industria, ni guarni¬ ción, pero había un hospital.
Nadie sabía ni nadie sabrá por qué. No había enfermos, y en cambio era nu¬ meroso el personal de médicos, de far¬ macéuticos, de químicos, de ayudantes, de empleados administrativos, de coci¬ neros, de enfermeros y de enfermeras.
Vivían todos ellos en una encantadora
quietud desde tiempos inmemoriales,
cuando una noche, al dar las doce, el di¬
rector, Mr. Montalayou, se precipitó en el cuarto del médico en jefe.
— ¡Lupin...! ¡Lupin...!—le gritó al oi¬
do, mientras le sacudía frenéticamente con ambas manos.—¡Despierte usted...! Acabo de recibir un telegrama; estamos perdidos, amigo mío.
—¿Qué sucede?—preguntó Lupin, fro¬ tándose los ojos.
—Lfia usted... Me avisan que el minis¬ tro de la Gobernación estará aquí dentro de tres días; viene expresamente á visi¬ tar el hospital.
Esta terrible noticia cayó como una bomba sobre el pobre Dr. Lupin.
—¡Una verdadera catástrofe!—añadió Montalayou.—Cuando vea el ministro que no podemos presentarle un solo en¬ fermo. se pondrá hecho una furia.
Ambos se miraron consternados.
—Improvisaremos enfermos — excla¬ mó Lupin.
—¿Improvisar enfermos? — Por qué no. ¿Usted cree que el mi¬ nistro es capaz de distinguir entre uu moribundo auténtico y un enfermo fal¬ sificado? Lo principal es que se muestre satisfecho de nuestra ciencia y de nues¬ tra abnegación... Poblemos ¡as salas cou enfermos imaginarios.
* **
Desde el día siguiente afluyeron al hospital los pseudo enfermos. Iban ¿en¬ sayar sus papeles para engañar mejor al inoportuno ministro y para conjurar el peligro que amenazaba destruir la pros¬ peridad de Castromelones.

Pero, al penetrar en la tienda real le¬ dejaba caer en el regio tálamo de Felipe que habiendo sido su amada y debiendo vez y llegaron á hablarse por medio de

vantada para la entrevista y sobre la II, frió aún con la muerte de dos reinas. ser su esposa, era sin embargo la espora aquel lenguaje mudo que todos los que

cual ondeaban entrelazadas las bande¬

¿Qué motivo impeliera á Felipe ¿en¬ ile su padre. Pero fueron vanos sus es¬ han amado comprenden. Sin embargo,

LA ESPADA DEL MUERTO

ras española y francesa, no fué Don Carlos, no fué el gentil mancebo de mi¬ rada melancólica el que se presentó á

lazarse con la prometida, con la amada de su hijo? ¿Qué intención le guiaba á anticiparse á su hijo, verificando una

fuerzos: eu corazón se rebeló contra su
voluntad, y si el deber le mandaba huir, la fatalidad le obligó á permanecer.

ni uno ni otro olvidaron, ella lo que debia á su esposo, él lo que debía á su pa¬
dre. Un incidente, uno de esos inciden¬

un manantial de secretas y deliciosas ella: quien se adelantó á recibirla fué un boda con una princesa que ni tenía su

Carlos se quedó en la corte. El dia que tes que el demonio de la fatalidad pro¬

sensaciones, hasta entonces desconoci¬ anciano de aspecto severo, vestido con edad, ni podía tampoco participar de su tomó semejante determinación firmó su porciona á los que quiere perder, hizo

das para su alma virgen de toda ilusión
de amor.
Sus corazones se habían comprendido, sus almas se habían encontrado en el es¬
pacio y se habían dado el beso de boda.
Rabel era entonces dichosa, como to¬
da joven que siente el pecho lleno de ilusiones, y pasaba el día pensando de¬
leitosamente en las horas de encantos y
delicias que la esperaban bajo el poético cielo de España, en brazos del gentil
mancebo de mirada melancólica que

traje negro, de semblante pálido, som¬ brío y helado como la estatua de un se¬ pulcro.
Isabel, sorprendida, dió un paso atrás
y miró á su madre, la astuta Catalina.
E ta le contestó con aquella diabólica sonrisa que tenía por costumbre, y mur¬ muró á su oido, según es fama:
— Es el rey de España, el otro no era más que príncipe.
Y unió violentamente la mano de su

carácter? ¿Por qué aquel hombre muerto yá para los goces del alma, se había de iníerponer. como un espantoso abismo insuperable, entre la dicha y las ilusio¬ nes de aquellos dos jóvenes?... La razón de estado; se nos dirá. ¡Ay! ¡cuántos
crímenes se han cometido á nombre de
la razón de estado!
Carlos cayó peligrosamente enfermo al saber aquel enlace, al ver unida á la vida gastada de su padre el ángel de

sentencia de muerte.
Huyéronse los dos jóvenes largo tiem¬ po, sumergidos en una desesperación reconcentrada y taciturna, que amena¬ zaba por lo mismo ser duradera. Melan¬ cólico y sombrío Carlos, á todos demos¬ traba con las huellas del dolor grabadas en su rostro, que su corazón era palenque
de una lucha terrible. Isabel sufria todo
lo que es dable sufrir á una mujer ena¬
morada sin esperanza.

que entre Isabel y Carlos se cruzaran cierta tarde unas pocas palabras.
Por aquel entonces había en la corto de España una mujer que podía tener el rostro de ángel, pero cuyo cora¬ zón era de domonio. Había en los ojos negros de esa mujer algo del magnetis¬ mo que Dios ha dado á la serpiente para atraer á los pájaros. Sus miradas atraían, á los hombres que cruzaban por delante de ella y les obligaba á rendirle adora¬

tan bién sabía pintarle las emociones del amor en correspondencias llenas de

bija á la del viejo monarca de España, diciendo á la pobre Isabel, como si con

consuelo que él había soñado para su compañera en el mundo. Terrible fué su

Los dos jóvenes se huían, hemos di¬ cho, pero la fatalidad había atado sus

ción y tributo. Esa mujer era la prince¬ sa de Eboli. Es fama que había poseído

fuego y sentimiento.

esto quisiera recompensarla de la pér¬

Así fué qué, cuando su madre, la ita¬ dida de todos aquellos deliciosos sueños

liana Catalina de Mé leeis. la condujo áv de amor y de ventura que atropellados

las fronteras, la doncella de Valois creía huían en aquel momento de su virgen

caminar á la dicha, y cuéntase que hubo corazón:

de detenerse en el umbral del regio pa¬

— ¡Te hago reina!

enfermedad y hubo un momento en que llegaron ya todos á creerle muerto, se¬
gún lo hemos oido referir á Antonio Pé¬ rez en el primer capítulo de esta his¬
toria.
Cuando recobró la salud, cuando el

destinos con un eslabón de hierro, y así como aquellas dos almas puras, vírge¬ nes, soñadoras, habían creído un día que sus labios llegarían ¿juntarse para beber en la misma copa del amor, así debían tropezarse sus mismos labios

un día la llave dbl corazón de Felipe IL. En el momento en que la hallamos, es¬ taba apoderada de Antonio Perez, que no veía más que por sus ojos, que no pensaba más que por su pensamiento, que no obraba más que por su voluntad,

bellón donde la esperaba su prometido,

Y al dia siguiente, medio muerta de joven y entusiasta mancebo fué devuel¬ apurando unidos el cáiiz de la hiel y de Hábil intriganta, la princesa tenía en

para veneer la placentera emoción que terror, pálida como el condenado que to á la corte y al porvenir, trató de fu¬ la amargura.

sus manos y movía todos los hilos de

le caucaba su futura y próxima felicidad. marcha á su suplicio, la pobre Isabel se garse, de huir tejos de aquella mujer

Sus miradas se encontraron alguna las intrigas que dominaban en la corte.

•2

S O LL h'R

Pro'dujéronse escenas como la si¬

Es cas és que dies passats una bufada

guiente:
El doctor Lupvn. -— (Dan do tinas pal¬ madas.) Vamos á ver,.¡vosotros los para-
-3 i ti cosí ¡Más alma, más nervio, hijos míos! Los ojos apagados, los labios cuí•dos. el cuerpo inerte. jBiieno.L! no está -mal del todo; pero cuidado-con reirse.». Ahora que vengan los del tifus... ¿Pero

fOrta de vent de mitxjorn (¡heu havía d’ esser!) me düg'ué un periúdich de Palma: es Pu-Put, y no ’l Vaitx deixá dé ses mans que no ’l m’ hagués passat tot per la vista. M’ alegró molt veurérhí una carta firma¬ da p’ es «Conco^n Xesch», fetxada ó Só11er un día deflOn sOl y vent de tremontanal(es veii't havía camviat, pareix) y di" rígida ó un Pu-Put,)ove per contestar ó

«qué de ¡non ios hace los tíñeos?

una seua que je no conech, ni ’m fó falta

Un catarroso.—Han ido á tomar una ¿per lo que vaitx ó dir, ni Í’hauría entesa,

copa,
Monial%yoU.—(Muy agitado.) Por aquí ios tuberculosos... Me pairee -que -falta
"uno...
Un tuberculoso. — El peluquero de la acalle Mayor no ha venido... Ha cambia¬ do de enfermedad-porque le molesta vto • ser... Prefiere la aperiáícitis.
El doctor Ltpin.^(Birigféndoseá uno ■de Ios-enfermos.) Haga usted el favor,

-ben segú, en no ‘sser qu’ aquests animaféts, de pél 5 de .ploma (6 de ses dues co¬
ses amb un pich) qü’ ara s’ han aficionat ó •escriure, desde que Mallorca progressa •tant, heu fassen amb so mateix llenguat■je que jo desde s’ infancia conech.
Én qüant ó tot lo que sa carta solleri-
ca d‘ es «Conco ’n Xesch» contenía, rés
hey tench que di, si exceptuara alio de que «ses persones son terreno vedat» y que «ningú té drét de goytó dins sa vida

señor Ambrosio, de traer mañana tem- particuló de s’ individuo», que vOl di tot

pratnrásn vecino... ya sabe usted quién...

4-8í zapatero que tiene una pierna de palo. AmbrosioComo usted quiera. Pero

¿con qué objeto? El doctor.—¡Hombre! Para que «.pueda

yo decir que se la he amputado hace

poco.

* ■Se %

10 mateix. ¡No’n faltaría més!... Amb aixO, «Conco ’n Xesch»-, no estam d’ acor¬
des vos y jó, cOm deya molt sovint aquell mestr’ Antoni qüi tants d’jañys vó ocupó tal vegada es mateix «silió» que vo$ ocu. pau ó d’ alt la Sala. Aquesta teoría VOs' tra, que molts Ó Sóller sostenen cOm vos* será tot lo cOmoda que voldreu y de lo millo per anór pe‘ ses seues ó no pOchs

Se verificó la temida visita. El hospi ¬
tal estaba lleno de enfermos: todas las
enfermedades conocidas se hallaban re¬
presentadas en él.
Las cosas marchaban bien, hasta que
el ministro, seguido por el alto -personal

de sollerichs que vos y jó coneixém; pe<rO... no ’s exacta, y fins y tot té també ets seus rivets d’ inmoral. Crech que qualqtñ ■un n’ hi hauró, entre ets lectors d’ aquests «vuyts y nOus», qui voldró vení amb mí per votarvos en quantra, y... ¡qui sab si vos mateix mudaréu també d’opinió!

del establecimiento, se-paró ante la ca¬

Tot podría essér; son molts qui muden

ma que ocupaba el peluquero Cosme, el en mudó d’ edaí 0 quant passen sa creue-

■es-tuberculoso que había preferido la apendicitis. El imprudente doctor, cega¬ dlo por el éxito de su ardid, tuvo la te¬ meridad de afirmar que era indispensa¬ ble operar al enfermo.cuanto antes.
Y exclamó entonces el ministro:
— ¡Me alegro de la coincidencia! ,¡ Asis¬

ta (maldement només sia per anó ó pescó ó ses Cambres), y fins y tot... jO mateix no estich de lo mes segú si quant no tenía
coneixement vaitx defensar 0 nó sa ma-
óeixa teoría que vos encar’-ara defensaü. Y es de lo mes extrañy, no sois que vos en ses veyeses, cóm aquell qui diu, enca¬
ra la defenseu dada sa vóstra manera de

tiré á la operación!

.pensó en tot lo demés, sino qu’ es Pu-Put

%

Yes grós, s’ enten, 6 es vey, cóm volgueu)

*

la vos haja admesa, ell qui amb ses seues

Era indispensvíble que Cosme se resig¬ predioacions y amb so seu exemple cons-

nara. De su sacrificio dependía la suerte tantment la combat.

•de Castromelones... Pero el infortunado

¿Y tant fácil de fé és es separó sa vida

'peluquero no quería sacrificarse. Trata¬ ron de convencerle, prenunciáronle grandilocuentes discursos sobre la abne¬ gación, pero no hubo medio. Cuando volvió el ministro tuvieron que decirle que el enfermo no quería que le opera¬
ran.
El ministro fué á verle y le exhortó

pública de sa privada d’un individuo, tenguent una relació tan estreta una y altra no sóls entre sí, sinó qu’ endémés amb s’ instrucció, amb sos devérs particülars, amb sa posició social d’ aquest mateix in¬ dividuo cada Una d’ elles? ¿Sebrieu dirme ves ahont acaba una y comenta s’ altra?
Un hómo, qu’ ha visitat moltes parróquieSj surt es cap y ó la fí ó ’n es carré

'elocuentemente.

amb la vista térbola y es cap que li vó ’n

Cosme escuchaba, preguntándose á si torn. Camina y no pód anó drét per de-

mismo cómo podría salir de aquel mal paso. De repente tuvo una idea. Cogió su pañuelo, se restregó los ojos, y muy
emocionado murmuró:
—Siga usted hablando, yo selo ruego señor ministro; sus palabras me hacen el efecto de un bálsamo, y ya me siento mucho -mejor.
A los labios del ministro se asomó una

rnunt ses llóses de s’ acera, sino que fó
esses, tambalatjant d’una part ó s’altra; Vaja, estó borratxo per dirhó amb ses signiñcances d’ en Falét. Éll següeix carré amunt sensa di rés ó ningú, sense veurer ó ningú, sensa pensó mes qu’ en arribó bé y prest ó pórt; y per emboratxarsé tampóch ha perjudicat ó ningú puis qu’ ha begut y ha pagat d’ ets seüs dobbés. ¿Es privat ó publich aqtiest acte? ¿Tenim es

sonrisa de triunfo. ¿Era cierto que su elocuencia producía una impresión mo¬ ral suficientemente poderosa para ejer-
rer una influencia bienhechora sobre 'la
naturaleza del paciento? ¡Qué revelación! Continuó su peroración con mayor én¬
fasis, lanzando de cuando en cuando una

drét ó no ‘1 tenim de censurarlhey? Y si ó Un batle, ó un jütje, ó ó qüalse-
Vól altra qu‘ exerceix un córrech públich 11 passa p’ es cap un día de deixó demunt sa taula de s‘ oficina Ids insignias d‘ es
mando per diVCrtirsé y divértirmos ó tots fent una fresa (fóra de sa corema ¿eh?), y amb faldetes y gipó, rebosillo y coúa de
s’érró Sürt en mitx d‘ es Born ó bailó ma¬

mirada sobre el enfermo.

te iXcs, ¿scró privat 6 públich aquest pa¬

La fisonomía de éste se animaba gra¬ réntesis de sa sena vida? ¿Li podrém

dualmente. Sus miembros recobraban su aplaudí s1 humorada ó li haurém de cen¬

elasticidad. Se incorporó de repente. —¡Curado!—dijo,—¡Estoy curado!
Se desarrolló entonces una escena con¬
movedora. El ministro interrumpió su discurso, abrazó al picaro del peluquero y luego, sacando una cruz del mérito agrícola del bolsillo, la colocó en la ca¬

suró s’ escandol qu‘ es seu divertiment representa?
Jüstament ara qué vólíó comentar á fer preguntes y a donar rahons ja no ‘m queda mes Uóch per escriurer y he d‘ aca¬ bó; peró si ‘s «Conco ‘n Xesch» em treu d‘ aquests dubtes, encara podré repicó ets ays moltes vegades, y vos promét que, si

misa de dormir del paciente.

no moltes, los repicaié per lo menos al¬

Los presentes estaban todos honda¬ gunos més,

mente emocionados.

Jo Mateix

La salida del ministro de la ciudad fué

«na verdadera apoteosis. Pocos días después cada una lluvia de
condecoraciones sobre el personal del

De Política

hospital de Castromelones.
Roberto Francheville.

Nuevo ministro de la Guerra

Vuyts y nóus
Avuy m’ ha pegat per parlá una vega¬ da mes amb so «Conco ’n Xesch», ó d" es «Conco ’n Xesch» per dirhó millo, y, la veritat, no sé si d’ aixó me ’n he d’ alegra ó sí m’ ha de sebrer gréu.
Sí, perqüe jo no sé ell cOm beu sól prender, y no voldría per rés d’ el mon
romprer aquella amista! que de tant de
temps enrera (desde es col-légi d’ el «Bea¬ to Alonso» y d’ antes) mos ha unit. ¿COm heu feré, dones, per anomenar un pich y un altra á ’n aquest amich, sensa allisarli sempre es pél, por supuesto, y conservó á un mateix temps s’amistat, essent aixó
cósa tant rara?
No ‘u sé; peró... seguiguém y ja ’u veu-
rcm.

En la presente semana se ha encarga¬ do de la cartera de Guerra el general
don Arsenio Linares Pombo. El motivo
de que el general Linares haya pasado á formar parte del Gobierno ha sido que, fundada en motivos de salud? presentó
la dimisión leí cargo el teniente gene¬ ral señor Primo de Rivera, que durante veinte meses lo había ocupado.
Ei nombramiento del señor Linares,
que juró el cargo el lunes por la tarde, ha sido acogido por todos con gran com¬ placencia, recordando su prestigio mili¬ tar y las dotes de inteligencia y autori¬ dad demostradas en su anterior etapa de gobernante.
Creemos el nombramiento un gran
acierto, y el señor Maura, que por tener
suerte en todo-sabe hasta en momentos

difíciles, cuando aparece algo que pu¬ diera quebrantarle, sustituir un ministro con otro que goza de justo arraigo, no sólo en el elemento militar, sino en el mundo político, es también, con ocasión de la crisis, digno del aplauso, y no he¬ mos de regatear al jefe del gobierno «ti plausible afán de no cambiar ministros porque sí, sino obedeciendo á justas
causas.
Esto contraría mucho á algünós mi¬ nisteriales, que en la paralización de las escalas ven ün gran torcedor para sus ambiciones, legítimas en la mayoría de los casos, pero que deben ser pospuestas á los intereses del país.
Él país quiere gobiernos estables y ministros que permanezcan en su depar¬ tamento todo el mayor tiempo posible, para que puedan enterarse de la marcha de los asuntos que les estáu encomen¬ dados y llevar á feliz término sus inicia¬ tivas-después de contrastadas por el vo¬
to de las Cortes.
discurso de Moret
El martes último celebróse en Yalla-
dolid el último mitin del bloque de las izquierdas, para el que hablan hecho ios liberales insuperables trabajos de propaganda.
A Valladolid llegaron muchos foraste¬ ros. tantos que jamás se conoció en aquella ciudad una afluencia tan enor¬
me.
En unión del señor Moret fueron des¬
de Madrid los señores Canalejas, Mel¬ quíades Alvarez, conde de Romanones y más de sesenta exministros, senado.res y diputados afectos á la política libe¬
ral.
Tanto la recepción como el mitin fueron actos imponentes.
El discurso que pronunció el señor
Moret fué grandilocuente. De todas las manifestaciones hechas, la más concre¬ ta y categórica es la de atribuirse el cau¬ dillaje, la dirección plena de las fuerzas liberales, demócratas y republicanas que se han reunido en el bloque de las iz¬ quierdas.
Lo demás del discurso del Sr. Moret
se refirió á io que se llama problema
clerical, sobre el cüal ha discurrido am¬
pliamente con el mismo sentido é idén¬ tica orientación que dió á su discurso de Zaragoza y sin especificar ni añadir nada nuevo á lo que entonces dijo.
Las opiniones de los principales pe¬
riódicos sobre el discurso del jefe del partido liberal son bastante encontradas y, según leemos, no han sido tampoco
sus manifestaciones unánimemente bien
recibidas por los bloquistas. Los que con más frialdad han acogido el discurso del Sr Moret son los monteristas, cuyas palabras de ahora reflejan ios mismos recelos que ya expresaron cuando se ve¬ rificaban los mcetinps respecto al bloque.
Azoriii. comenta en el diario A B C
el discurso de Moret, empleando una fina ironía en la que. junte á los elogios van las observaciones de que Moret, al
hablar de administración no ha concre¬
tado nada, limitándose á hablar de ella
en sentido abstracto. Dijo que el partido liberal procurará secularizarlo todo, pe¬
ro todos los liberales bautizan á sus hi¬
jos, los educan en colegios religiosos, se casan canónicamente y disponen que los entierren en sagrado. Termina Azo-
rin diciendo con el mismo tono irónico:
Hacen algunos la observación de que en
es*^ discurso, como en el de taragoza,
no se habla ni de la Hacienda española, ni de la instrucción pública, ni de la be¬ neficencia. ni de obras de irrigación, ni de los caminos, ni del crédito agrícola,
ni de los tratados de comercio, ni de la
supresión de organismos y centros bu¬
rocráticos inútiles etc., etc.; pero en rea¬ lidad no se dan cuenta de que no se tra¬
taba de ésto y que tocar todas estas co¬ sas hubiera sido una inoportunidad ma¬
nifiesta, tratándose de un discurso pro¬
nunciado por el jefe de un partido que ha de gobernar y que desea hacerlo te¬ niendo á su lado la opinión.
Crónica Balear
La Asociación de la Prensa de Baleares
ha organizado una serie de conferencias que se darán durante la presente Cua¬
resma.
Inaugurará la conferencia el presiden¬ te de la Asociación, don Felipe Guasp, y
los conferenciantes serán D. Juan Aleo-
ver, D. Benito Pons. D. José Sureda
Massanet. médico, y D. Andrés Pont,
director de la Gaceta ele Mallorca. Las conferencias tendrán lugar en el
salón del Circulo de Belices Artes, que ha sido cedido para este objeto á la Asocia¬
ción.

Los jóvenes sportmens palmesanos D. Miguel Font y D. José Jofre acaban de adquirir en Marsella un balandro de recreo, construido exprofeso para re¬ gatas. Mide siete metros de eslora y dos de manga y su calado es de 1’20 metros.
Los propietarios del balandro se pro¬ ponen verificar con el mismo excursio¬ nes por el interior de la bahía, al rededor de la isla, á Menorca, á Ibiza, y alguna que otra al continente.
Además, tienen el propósito de tomar parte en cuantas regatas «e Organicen
en esta isla-.
Él nuevo Senador por Baleares, señor
Marqués de la Cenia, ha expuesto, en
una conversación particular, la idea que abrigaba de constituir de un modo de¬ finitivo el tan deseado Museo provin¬
cial.
El Sr. Marqués de la Cenia piensa to¬
mar como base las obras de arte anti¬
guas, estátuas y cuadros, que, como se sabe, existen en La Lonja.
Después, el Senador electo tieoe el proyecto de llevar á cabo las gestiones necesarias para conseguir que los ricos
objetos que aun contiene el Museo de
Éaxa Egresen igualmente en él futuro Museo provindiál.
Una vez recabada ésta Concesión, se propone gestionar la adquisición de otras múltiples obras de arte antiguo que existen en este su país natal.
El nuevo Senador se propone evitar de este modo que nuestras obras de ar¬ te sean exportadas de Mallorca, y ad¬ quiridas por coleccionistas extranjeros.
Él distinguido literato don Miguel Sar¬ miento ha dejado la direccióu de La Tar¬ de. Se ha encargado nuevamente de ella
el redactor de dicho periódico don Joa¬
quín Domenech.
El domingo dióse principio en Palma á la serie de conferencias organizadas por el «Centre Catalá» para durante la
Cuaresma. Como estaba anunciando, la
primera de diehas conferencias corrió á cargo del M. f. señor Vicario general D. Antonio Maria Alcover, quien dis¬ curseó sobre el terna «Concepto del re¬ gionalismo» al que definió, diciendo que sólo los que tienen olvidada nuestra historia pueden confundir el naciona¬ lismo catalán con el separatismo.
Después de diferenciar él localismo, del regionalismo, del provincialismo y
del nacionalismo, dijo que se ocuparía de éste, cómo la forma más amplia del regionalismo. Afirmó que en un mismo Estado caben diferentes naciones (Austria-Hungría y Bohemia) y que en dunbio una misma nación puede pertenecer parcialmente á diversos estados (Polo¬ nia). Sostuvo, deduciéndolo de los prin¬ cipales hechos de la Historia de España, que en nuestro Estado han existido va ¬
rias nacionalidades, definiendo la na¬
cionalidad por grupo de razas que con¬
servan su idioma, sus distintivos jurídi¬
cos y su carácter propio, corno Aragón. Cataluña, provincias Vascongadas y Va¬ lencia; y en el sentido de hacer revivir su antigua nacionalidad son regionalis-
tas los catalanes.
El origen del regionalismo, empezó, di¬ ce Mossen Alcover, por un renacimiento literario, cantando los poetas la antigua patria catalana; pero lo que era una es¬
cuela literaria se convirtió en una escue¬
la política; las fuerzas vivas tomaron parte en este movimiento, empezaron los regionalistas á ganar puestos en el municipio, la Diputación y las Cortes y luego vino el triunfo de la solidaridad; lo que prueba que Cataluña es algo más que una región, que hay un senti¬ miento de nacionalidad que por amor á Cataluña ha logrado unir para un fin común á los elementos más antagónicos.
Dice que no son los catalanistas ene¬ migos de los castellanos; pero que no se avienen á ser despojados de su idioma y
de sus derechos.
Explicó Amplia mente las estrechas re¬ laciones de origen que ñas unen á los mallorquines con los catalanes.
Y terminó diciendo que si las demás provincias imitaran á Cataluña para combatir el centralismo, sería la única solución para salvar á España.
Leemos que la Alcaldía de Palma ha hecho gestiones para que se imprima la mayor actividad posible á las obras que faltan practicar en el nuevo matadero, á fin de que pueda este ser inaugurado enl.° de Julio próximo.
Los Hermanos de la Doctrina Cristia¬
na tratan de instalar en Mahón una es¬
cuela para niños pobres.
Continúan activamente en las cuevas

d' els Ams, en Manacor, los trabajos pa¬
ra la instalación de la electricidad.
Ultimamente ¡&e ha procedido al arre¬ glo del depósito del pozo que ha de pro¬ porcionar agua á la turbina que allí de¬
be ser instalada.
Además, se activan las obras para la construcción de los pasadizos en el inte¬
rior de las cuevas.
Su dueño, don Pedro Caldentey. pien¬ sa dotar las grutas de un confort envi¬ diable, á fin de evitar que el visitarlas
ocasione molestias á los touristes.
El mismo Sr. Caldentey tiene también á su cargo las hermosas cuevas del Pi¬ ra td, á las que piensa igualmente dotar de grandes Comodidades para los visi¬
tantes.
El sábado último se cotizaba en Fe-
lanitx, el almendrón, á 79 pesetas los 42 kilogramos.
El domingo último tuvo lugar lainüuguración, en Lluchmayor, de la fábrica de gas, recientemente Construida por la sociedad anónima Él Porvenir.
El acto estovo animado y revistió gran
solemnidad.
El capital de la sociedad explotadora es de 210.000 pesetas. La fábrica está si¬ tuada en las inmediaciones de la pobla¬ ción y en su instalación se han tenido
en cuenta los flltiínos adelantos de la ia
dustria.
En la actualidad hay tendidos 8.300 metros de cañería por las vías principales de Lluchmayor, cantidad que habrá qué aumentar en vista de qué los abonados
aumentan.
La inauguración del alambrado se hi¬
zo con 453 abonados, cifra á las que no
contaban llegar lós iniciadores de la nueva fábrica. Hasta¿la fecha Sólo ha¬
bían podido ser atendidos 120 abonados.
Además cuenta con un impoYtanté consumidor, el alumbrado público, me¬ jora con la que el Ayuntamiento qútéó favorecer al vecindario. Se compone dé 100 faroíe'sdde incandescencia sistema Aiier de una potencia lumínica de 60 á 70 bujías.
El miércoles por la tarde sobre las seis, ocurrió una desgracia en el huerto llamado C' an Tous> encía va do jra el tér¬ mino municipal de Binisaiem.
Hallábase jugando en aquel sitio coil una escopeta el muchacho Miguel Salaa Comas, de 10 años de edad, cuando tu¬ vo lá desgracia de que se le disparara el
arma, hiriendo á una niña de linos diez
meses de edad, hija del arrendatario del huerto, Narciso Lladó Pascual.
La infeliz criatura resultó oon una he¬
rida de gravedad en la frente, á conse¬
cuencia de la cual falleció á los pocos momentos.
El Alcalde de Palma ha puesto á dis¬ posición del ramode guerra las 40 hec«
táreasde terreno y las 60.000 pesetas qtlé
el Ayuntamiento debe entregar á tíam*
bio de la concesión de las murallas.
El Ayuntamiento de Ibiza ha elevado últimamente una exposición al Senado en súplica de que se asignen en la nue¬ va ley de Administración local, dos Di¬ putados provinciales á aquella isla, ó sea¡ igual número que los señalados á Me¬
norca.
Én el mismo sentido se ha dirigido al
Senado la Cámara de Comercio de dicha
ciudad.
A la gran mejora q:ue acaba de recibir la importaute villa de Lluchmayor con la implantación de una fábrica de gas, hay que añadir otras de no menor im¬ portancia, según hemos podido leer.
Se trata de instalar entre dicho pueblo^ y Palma un servicio de coches automó¬ viles, que haría el recorrido entre ambas poblaciones en menos de una hora.
Sotare esta mejora se han hecho los in¬ dispensables estudios y se cree que ten¬ drá realización, dado la cuantía déla empresa, que asciende solo á unas 65.00(1 pesetas.
Aparte de esto, leemos que existen dos proyectos de ferrocarril de Palma á Lluchmayor.
Uno de estos proyectos ha nacido en¬ tre elementos de dicho pueblo, quienes trabajan para que no tarde Lluchmayor
en tener una línea férrea. Este ferro-ca¬
rril iría desde Palma á Lluchmayor pa¬
sando por el «Col 1 d’en Rebasa», y la lí¬ nea marcharía vecina al litoral, prolon¬ gándose hasta Campos y Santañy, po¬ blaciones importantes por su industria y agricultura, que se espera darán vida próspera á la nueva línea.
El otra proyecto lo acaricia, al pare¬ cer, la antigua compañía de ferro-carri¬ les de Mallorca, la que está estudiando’

SÓLLER

8

0OU&

Sa implantación de un ramal que desde cuentas del ejercicio de 1908, siendo los , sapareció bajo un montón de flores natu¬ ffi

Algaida vaya hasta Lluchmayor.

beneficios Obtenidos durante el mismo rales y artificiales.

Cuando dos potencia de la calidad de muy satisfactorios para los accionistas, El Colegio de Gaudefroy de Bouillón,

las interesadas en estos proyeetos se afa¬ tatito que permite sea elevado a 15 pese¬ donde se educa el hermano mayor del

nan para llevar el ferrocarril á la indus¬ triosa villa, prueba de que su industria y comercio son prósperos, que dan ri¬ queza á la población, riqueza que é's vital cuando circula y Lluchinayor, de¬ muestra que„quiere¿vivir.

tas ei dividendo activo, cuyo pago que¬ fiuaclo, queriendo dar una prueba de

dó abierto el lunes, y se destine á la afecto á nuestro amigo asistió á la con-

amortización una respetáble cantidad.

dución dél cadáver al 'cementerio y ofre¬

En la misma Junta fueron reelegidos ció hermosas coronas.

los señores vóeales á quienés por turno 1 Enviamos á nuestro amigo y á su es¬

les tocaba cesar en sus cargos.

posa D> Antonia Rufián la expresión dé

Crónica Local

Reciba la d unta de Gobierno de la nuestro mas sentido pésame que hacemos «Maiítiraa Sollerense», y en especial su extensivo á sus abuelas paterna y mater¬

Naviero-Director don Lorenzo Roses, na y demás familia, y consuéleles la con¬

Habiendo leido con gusto y grata sa¬
tisfacción un suelto que publica «La Ul¬
tima Hora», en su número correspon¬

nuestra sincera felicitación por los pin¬ gües resultados obtenidos durante ‘él pasado afió.

fianza de que tienen eú el Cielo un ángel
que rogará por ellos.
*. **

FALLECIÓ EN SÓLLER,

diente al veintisiete del próximo pasádó febrero, dando cuenta de un nombra¬
miento recaído á favor de nuestro buen

Mañana domingo tendrá lugar eú la
casa consistorial el acto de la clasifica¬

Al anochecer del lunes entregó su al¬ ma á Dios, víctima de corta enfermedad,
la bondadosa señora doña Francisca De-

el martes día 2 Marzo de 1909

amigo D. Domingo Casasnovas, á quien cordialmente felicitamos por tan mereci¬ da distinción, reproducimos integro el suelto de referencia, para conocimiento

ción y declaración de soldados y talla y
reconocimiento de los mozos del reem¬
plazo del corriente año.
Además deben ser revisados lós expe¬

yá Beruat, madre de nuestro estimado amigo don Andrés Bisbal, Pbro.
El martes por la tarde fuó conducido
al cementerio el cadáver de la señora

á los 24 años do édad habiendo recibido los Santos Saéramentos

(E. P. D.) de los innumerables amigos con que cuen¬
ta el agraciado en esta ciudad. Dice nuestro colega-
D. Juan CáL «Se encuentra en esta ciudad, proce¬ sarñájó, padres, padres políticos, her¬ dente de Madrid, nuestro amigo el denhérmánó hermánas polítb tist?a don Domingo Casasnovas.

dientes de excepción temporal y exención legal de los dos aúteriores reemplazos.
Dicho acto dará comienzo á las diez
de la mañana.

Deyá, asistiendo al acto el clero parro¬ quial con cruz alzada, la música de ca¬ pilla, los asociados de la Congregación Mariana y buen número de amigos y co¬
nocidos de la familia.
Esta mañana se han celebrado én lá

-==
Su atribulado esposo

===■■

manos^

y

f sobrinos, El viaje obedeció á asistir á diferentes
primos demás reuniones celebradas para la organiza¬ Sección Hecídlégica

parientes, participan á amigos ción del Congreso que este año ha de pérdida les celebrarse en Berlín.

Én una correspondencia dirigida desde

Este Congreso se celebrará en el pala¬
suplican el alma de la finada cio del Reichtag de dicha población en oraciones, lo agosto próximo.
quedarán agradeci¬ A este concurso del saber acudirán

Puerto-Rico á un colega palmesano lee¬ mos la triste noticia de que el 24 del pa¬ sado Enero, dejó de existir el que en Vida fue don Sebastián Colom y Alcover,

seguramente todos los dentistas aman¬ tes de su profesión y celosos en llevar á sus gabinetes en beneficio de sfi Cliente¬ la, cuantos perfeccionamientos y noveda¬ des se iutroducen á diario en esta'impór-

natural de Sóller, el cual hacía muchos
años vivía eú el barrio Bartolo de la ju¬
risdicción de Lares, y siempre fué muy apreciado por cuantos lo trataron.
Reciba su familia nuestro pésame.

tante rama de la medicina.

¡

**

iglesia parroquial solemnes fúneraleá éÚ sufragio de la finada, los cuales se han Visto también muy concurridos.
A sus hijos y demás familia les envia¬ mos vuestro sincero y seutido pésame por tan sensible pérdida, al propio tiem¬
po que elevamos al cielo una oración para el alma de la virtuosa señora Deyá.
fe
.
fe *
En la tarde del martes entregó sil al¬ ma á Dios, después de haber sufrido cristianamente laVga y penosa dolencia,
la joven señora doña Catalina Magraner

eos,

tíos,

y

sus conocidos tan sensible

tengan

presente en sus

por

les

eternamente

dos.

y y
que

El señor Casasnovas ha sido nombra¬

Por el misino coiidúcto nos enteramos y Berio.

do presidente de la Sección de Odonto¬ logía y Legislación del Congreso de Ber¬
lín.
Nos alegramos de que el señor Casas-
novas haya merecido tal distinción.»
Durante el pasado mes de Febrero se invirtieron en obras practicadas por ad¬ ministración municipal 1.124M6 pesetas.
Las obras de referencia consistieron en la modificación de una acera en la ca¬

de que en la noche del 31 de Eneró tam¬
bién falleció él acaudalado comerciante
del pueblo de Lares {Puerto Rico), don «luán Marqués y Marqués, natural de Sóller, hombre inteligente y emprende¬
dor, que con sü laboriosidad logró hacer una fortuna y era socio fundador, de ia
firma «Marqués y Compañías.
A su entierro católico asistió inmensa
Concurrencia y en el sitial de costumbre
despidió el duelo don Eduardo Quintana

Su Cadáver fué conducido á su última morada el miércoles ai anochecer con
asistencia dei clero parroquial cou cruz aleada y la música dé capilla.
Sobre el féretro y la carroza fúnebre, lujosamente ataviado, fueron colocadas
siete hermosísimas coronas de flores ar¬ tificiales con sentidas dedicatorias de su
esposo, padres y allegados.
Al acto del entierro asistieron nume¬
rosos amigos y conocidos de la familia,

drán ocupar úna súperficié dé terreno dé
la anchúrá dé la fácñadá dé sús casas.
Diósé cuenta del expediente instruido para declarar prófugo al recluta Ramón Rufián Domínguez, número 13 del sorteo de 1907. Exaráinado por él Ayuntamiento
acordó éste manifestar que entiende rio procede declarar prófugo aceitado récluta, ello sin perjuicio pero de lo que tenga
á bien resolver la Comisión Mixta de Re¬
clutamiento.
Para declarar por parté de éste Ayun¬ tamiento en los expedientes dé excepción

Día 5.—-Catalina Noguera Enseñat; de 90 años, viuda, ensanche «El Sellé».
La Junta de Gobierno de esta Sociedad lu
acordado señalar todos lós díás láborables, á éscépción de Aquellos de ehtrádá ó sálida del vapor, de diez á doce dé lá mafíáná, én las oficinas de la Compañía, Príncipe n.° 24, pa¬ ra el pago del dividendo activo de 15 pesetas por acción, fijado en la Junta General ordina¬

lle de la Victoria; limpieza practicada en varias calles y caminos; construir un
trozo da maro eu el camino de «Can
Gaspá»; recomponer el piso de la calle déla Victoria; construcción de un lava¬

y Marqués.
También leyó correctamente una elo¬
cuente y sentida oración fúnebre la se¬ ñorita Cármen Acevedo, y eü prueba de
afecto hacia ei finado concurrieron va¬

como igualmente á las solemnes exequias Celebradas en sufragio de la finada en lá iglesia parroquial el jueves por la ma¬
ñana.
Hedimos á Dios descanso eterno para

legal que se promuevan, se acordó desig¬ nar á todos los mozos del actual reempla¬ zo qué no produzcan ningúria excepción física ni legal.
Se aprobó el traspaso de la sepultura
n.° 65 del cementerio católico á favor de

dero público en la carretera del puerto; podar el arbolado público y reparar con piedra machacada el piso de las calles del Mar, Bauzá, Principe, Isabel II y plaza de la Constitución.

rios profesores y alumnos de todas las
escuelas de Lares. Sentimos vivamente la muerte del se¬
ñor Marqués y enviamos á su distingui¬ da familia, especialmente á su hermano

el alma de la señora Magraner y envia¬ mos á su atribulado esposo, padres, her¬ manos y demás parientes la expresión de nuestro profundo sentimiento por la irreparable pérdida que acaban de expe¬

D. Emilio Conte Vieulles.
Se acordó satisfacer á la «Marítima
Sollerense» 14‘30 pesetas por fletes de diez fardos árboles para plantar éri lá vía pública.
Ño habiendo otros asuntos de qué tiri¬

Según informes recogidos, el Vapor
Villa de Sóller, que salió de nuestro puer¬ to el sábado último por la mañana para Barcelona y Cette, ha llegado á dichos puertos sin novedad alguna. Se le espe¬ ra de regreso en el nuestro el miércoles próximo.
El precio de los limones que se reco¬ gen para ser embarcados con destino al mercado francés, oscila actualmente en¬ tre 6 y 7 pesetas la carga.
Sobre la naranja no rige precio, toda Vez que la demanda puede decirse que es

don Martin, nuestro sentido pésame por tan sensible pérdida.
* **
Con gran retraso líos comúníCan la noticia de que el día 20 del mes de Ene¬ ro último falleció en Sens (Francia), vic¬ tima de aguda enfermedad, doña María Villadomiu y Frau, á los 32 años de edad.
Su entierro fuó úna verdadera mani¬
festación de duelo, habiendo acudido al mismo gran número de españoles y fran¬
ceses.
Sóbre el féretro, que aparecía cubierto por muy hermosas coronas, fué colocada

rimentar.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 27 de Febrero de 1909.
La presidió él Alcalde don Pedró J. Mora y asistieron á ella los concejales señores Castañer Arbona y Colom.
Fué leídá y aprobada el acta dé la se¬
sión antériür. Dióse cúerlta dé los informes emitidos
por el señor ingeniero encargado de la carretera de Palma al puerto de Sóller en las instancias pronlovidás por D. Juan
Pons y Vicens y D. Guillermo Póns y
Vicens pidiendo autorización para cons¬

tar se levantó la sesión.
Cultos Sagrados
Éií la iglesia parroquial.—Mañana do¬
mingo, día 7.—A las uneve y media, se cele¬
brarán los divinos oficios con sermón por un
Padre Misionero. A la tarde, después dé lá explicación del catecismo, sé cantarán víspe¬ ras, y acto seguido se continuará la Santa Misión, cou los sermones de cóstfimbre; ter¬ minados éstos, tendrá lugar el ejercicio men¬ sual en honor del Sagrado Corazón de Jesús con exposición de S. D. M. Al anochecer, se
celebrará el sexto ejercicio dé la devoción de

nula.

una de ellas con sentida dedicatoria de truir, respectivamente, una bóveda en él los Siete Domingos del Patriarca S. José.

Los cinematógrafos de la «Defensora Soliéronse» y «Fomento Católico» conth
núan viéndose concurridos en los días
de función, no tanto pero como en las semanas anteriores.
2Unoyotroponenespecial interés en
ofrecer al público películas entretenidas ó instructivas, cuya proyección resulta
*
Jó catalán, gXpi"£ esmerada.
3Losejerciciosquetodoslos días cele¬
bran los Misioneros en esta iglesia pa¬ rroquial vónse concurridísimos.
546.aDurantelasemanaquehoytermina,

la colonia española. Enviamos al esposo de la finada don
Jaime Enseñat y «Joy y demás familia, nuestro pósame por la irreparable pérdi¬ da que han experimentado;
* **
Por carta que tenemos á la Vista ños euteramus de la sensible pérdida que acaba de experimentar nuestro querido amigo D. Luis Arbona eu la persona de un pequeñito Luis, fallecido en Clermont Ferrand el 24 del pasado Febrero, vícti¬ ma de un bronquitis que le duró única¬ mente cinco dias. Era el angelito Luis,

subsuelo dé la callé de San Ramón dé Id
barriada del puerto frénte á las casas números 57 y 59 de la misma calle. Ente¬ rada la Corporación acordó acceder á lo solicitado, con arreglo á las prescripcio¬ nes siguientes:
l¡a Se obsérvaráti artté todo las con¬
diciones exigidas por el señor ingeniero
en su informé.
La atitoriZaéióri qúe sé concede es temporal, rio prescribiendo én ningún cdso ni fecha, la propiedád dél Ayunta¬ miento, la cual podrá recabar cuando conveniencias públicas lo hagan necesa¬
rio.
Las obras para garantid de su so¬ lidez hari de ser intervenidos por él

<>■
ttegtstro Civil
Nacimientos
Varones i.—Hembras 0.—Total 1
Matrimonios
Día 2.—Jaime Estarellas Bons, Solte¬ ra, con Antonia Custro Rulláú, soltera.
Día 3.—Antonio Mayol Beruat, solte¬ ro, con Ana Canals Frau, soltera.
Día 4.—Felipe Balou Morro, solteío1,
con María Llull Davo, soltera.
Defunciones

ria celebrada eu el día de hoy.
Sóller 28 Febrero de 1909.—El Naviero
Diréctor, Lorenzo Roseé.
Sociedad aatéstlma É! ©as
La Junta de Gobierno de ésta só’diéáad lid
acordado señalar los días oché ál trece del
mes de Marzo próximo, dé núevé á doce, y terihinádo estos días- el jáeris dé éada sema¬ na, á las mismas líórás áütódiélias, para el pa-r go del diviáéiídé activo de cinco pesetas por Acción tíjadé etí. lá reunión ordinaria celebra¬
da el día de ayer. Sóllér 22 de Frebrero de 1909.—Por la So¬
ciedad «EL Gas» El Director Gerente, F. Cres; pí Morell.
Ferrocarril Palma-Sóller
Por acuerdo de la Junta de Gobiériió sé
hace presente á los séñorés ácciofiistas qué
desde el 31 de eneró al 31 dé uiarzo del co -
rrierité añd, estará abierto el pagó del sexté dividendo pasivo, del 12 y medid por cientd en Sóller en las (Oficinas de ésta Sociedad, ert. las del «Banco de Sóllér» y eii las de la Su¬ cursal del «Crédito Baleár» de 9 á 12 de to¬ dos los días laborables; y en Palma quedará tanibién abiertó el pago de dicho dividendo pasivo en las OficidáS de las sociedades «Cré¬ dito Baleár» y Fomentó Agrícola de Mallor¬ ca». Es indispensable qde al ir á verificar el pagó sé presénten los títulos de las acciones.
Sóller 18 Enero 1909.—El Director Ge¬ rente, Lorenzo Rosés.
ven
tico eu contabilidad, escritorio, almacén; etc. desea colocación en ésta; excelente^
referencias. Razón: Galle del Mar 27.
WOBBISA

ha dado conferencias en castellano, á las

á pesar de no contar mas que 8 meses,

Ayuntamiento, debiendo los solicitantes
sujetarse á las condiciones que les impon¬

Día 26 Febrero.—José Oastáñer Pas¬

Oori leche de un mes, puede criar tan¬

diez y media de la mañana, un Rvdo. Pa¬ el encanto y alegría de sus padres, por ga, por lo que respecta d la construcción tor, de 25 años, soltero, callo de Cásta- to en casa de sus padres couío éñ lá siiyá.-

dre de la misma Orden de San Vicente cuyo motivo y por haber sido arrebatado de las habitaciones subterráneas que ha¬ fleí\\

Pará informes dirigirse eií esta irií-

de Paúl.

á la Vida en tan temprana edad, ha su¬ brán de constituir el piso dé la callé.

Día í.° Marzo.—Éspetánza Riera Bo-

Los temas han sido desarrollados con mido á estos en el mayor desconsuelo.

La rasante dé Id callé será Uni¬ net, de 79 años, soitefá; calle Berra.

prerítá.

.

,

precisión y claridad y han acudido á es¬
cucharle buen número de fieles.

El entierro fué una verdadera mani¬
festación de luto acudiendo, á más de la

forme y la marcará él Ayuntamiento. Ño se permitirá abrir ningún por¬
tal al mturo de contensión de la calle dé

Día í.o—Francisca Deyá Bernat; de 63 años, viuda,' cálle Romaguera.

Para primera comunión

colonia mallorquína, sus amigos y cono¬ San Ramón, para dar acceso á las habi¬

Día I.0.-—Francisco Vallcarierás Ca¬

Estampas, sorpresas y devocionario#

En la maftaua del domingo último ce¬
lebró Junta General ordinaria la socie¬
dad «Marítima Sollereuse» bajo la pre¬
sidencia de D. Guillermo Colom Rufián,
Eu ella fueron leídas y aprobadas las

cidos que los tienen en gran número en taciones subterráneas que sé proyectan

dicha ciudad á causa de sus extensas Construir y las puertas dé las ventanas

relaciones, quienes juntamente con el

que se construyan á dicho' muro' sé abri¬ rán por el interior de la población.

clero parroquial, acompañaron al cadá¬

Estas concesiones se entienden á

ver á la última morada, cuyo féretro de¬ ’ condición de q.ue los solicitantes solo’ po¬

ñáis, de 62 años, Viudo, M.a 44. Día 2.—Catalina Magraner Berio, de
24 años, casada, cálle Luna nfi 99. Día 4.—María Alcover Ferrá, de 27
aÉos,'soltera^ M.a Í5. {.barrio' Cementerio.)

propios de la primera comunión. Hallarán un Variado sürfidó én «Lá
Sinceridad» callé S. Bartolomé Í7.—Sós
LLER;

4

SOLLER

Grau

m

CJAffiCACJEWT® (España)

Exportación de naranjas, limones, mandarinas, gra¬ badas y cacahuetes para todos los paises extranjeros
Especialidad en toda clase de cajas de mandarinas,
recios los más reducidos.
Servicio rápido en todas las operaciones.
CASA DE COMISIÓN Y EXPEDICIÓN
CA1TDELL Hermanos
Oiiai de Celestina, lü.-JLYIIW (Illtéii©)
Especialidad de frutas del país de todas clases.—Na¬ ranjas y limones.
Vinos al por mayor.—Bodegas á la comisión.
,®&rvlei® esmerado j ©eoiiémleo.
TELÉFONO 34, 41

>*
K
tí
tí
pH
tí tí
O
Q
O
tí tí

vO
t—i
Q fe
©P
tí tí
©O
o
<1
w <1
o
B <¡
§°
<¡
zn
tí
^ tí o tí 02

tí

<D

oo

C/í

Cu

• v-H

a

,-pintor-pscorador

Oh

Cu

O

00
O
3
o
-V—< te
OS

oo
O bi3
Cu 5-i 5-i “03

©
O
«N

Se pintan y empapelan toda tanto al temple como al oleo.

clase de habitaciones

a La colocación del papel á real el rollo.

s $KGur?al en Palma: San Miguel, 21

©

En Sófller: Plaza de la Gansfifnelón, 6-1.°

9

oo
-«tí

Oh «75

00

CD

CL> te

CD

hO <D

o

"tí

TS

tí

$

5-1 b£i

o <d

§

oo

tí'.

o?
-I—»

a3

cu

l

cd

"tí

aa

-*-»
cá
Ctí
tí
<D

te
O Oh
'"tí

©

SEEYIJÜIQS FIJOS «CENALES

©

ENTRE

© ►

Palma-Marsella—Palma-Argel

cá
• T-tí r~—H
<A$
. r—i
u <D
Oh

'tí
“O
• r—<
O
• r-H
T3
CD
Oh X

fe ©
&

Y VICE-VERSA.
VAPORES
'Catelila1

■Meló,

cq M

«IMS DE MUI DADA DAfiSELLA

SALIDAS DE MARSELLA PARA PALMA

MARITIMA SOLLERENSE

-Sérvido titee Sélisi?, laiitlsia, Gilí® j

-Salidas de Sóller para Barcelona: los días 10, 20 y último de cada mes

„ de Barcelona para Oette: los días 1, 11 y 21 de id. id.

„ de Oette para Barcelona: los días 5, 15 y 25 de id. id.

de Barcelona para Sóller: los días 6,16 y 26

de id. id.

CONSIGNATARIOS: —EN SÓLLER. — D. Guillermo Bernát, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — I). J. Roura, Paseo de la

Aduana, 25.—EN OETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Oette para Bar¬ celona coincide en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

LA SOLLERENSE

española de ¿omisión j i® exp®r!a$pn
de
.Damián Coll
JS3 - iKiie S?r4n$'alse-Sf9 - FAllli

CD "S3
'ñ ©
|
**!
m©
M
EH &
tíS
03
co
Ho Sa
1-5
B
<1 o C/5 GS
>
“OS
<S3 sa.
B
o
O

ctí

Enero 14-28 Mayo 13-27 Septiembre 16-30 Enero 17-31 Mayo 2-16-30 Septiembre 1!

Sc3 ti—íi

rO
'03

CD

02

^ 03

E

3 -2

o ^

3
03

Q- ^ ^

“ec>
QJ
*
>

ce
08
O >■
-C O jtíj rH
tí
«Ttí
ctí

Febrero 11-25 Jimio 17 Octubre 14-23

Marzo 11-25 Julio 1-15-29 Noviembre 11-25

OS
®[35t

Abril 15-29 Agosto 12-26 Diciembre 16-30

o
tí

10

§

<
ü’

SALIDAS DE PALMA PARA ARGEL

CC tí

d
•H

tí fe

t> LO 08

0&¡ o r

—i

Enero 12-26 Febrero 9-23 Marzo 9-23

Mayo 11-25
Junio 15-29
Julio 13-27

Septiembre 14-28
Octubre 12-26
Noviembre 9-23

J (D pí e J nd

Abril

13-27

Agosto 10-24

Diciembre 14-28

Febrero 14-28 Junio 20 Marzo 14-28 Julio 4-18
Abril 18 Agosto 1-15-29

Octubre 3-17-31

SALIDAS DE ARGEL PARA PALMA

Enero 13-27 Febrero 10-24 Marzo 10-24 Abril 44-28

Mayo 12-26
Junio 16-30
Julio 14-28
Agosto 11-25

Octubre 13-2! No Dic

3 Q ce

05 - "O

CD 5 tí r pi CD "3
: • ce
tí ^ -tí

00 <

W ^ tí ü tí

oT ®
<7?

t"Oí

tí
aj

ce

é « ®

oo

09 «5

CD ce OO

w Q

c«

O C-I

o

©

$ << CD
© ?h ce
m ce

rji O d

oQ O

SS
•

ce tí

tí

CD

CONSIGNATARIOS:

, Sucursal ^isleña Marítima,, ALIGANTE. Sucursal "Isleña Marítima,,
VALENCIA.. Sres. Carbonell ííeru

LLA. Sres. Mayol, Brunet y C.a ARGEL. Sres. Sitjar Hermanos.
CETTE. Mr. Barthelcinv Tous.

GRAO. D. Juan Domingo.

[BIZA. Sres. J. é I. Waflis y IIa

Servicios combinados á fort-fait en conocimientos directos para los

principales puertos de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamar¬

03
s.„ o
C3

tSí
5O? ’o
o>

m

| ^ ce- w-

03

1
q

Cu
be

tí o

o9 y ce

oo

co

tí

"*

02 •s 03

Sh “ T3

ID
®

9
■*3

hJ
<
íh

CD 5 a 1 S

tí 6 t 0 ©

.tí tí ¡a

ce ce'
tí

&

ca, Suecia, Canadá y Estados-Unidos.
GASSOTOHEN FAB8ÍK DEDTZ-ALEMASIA
Sucursal Barcelona

1S.I FIINMDAIS U

Ofrece servir con la mayor prontitud, esmero y economía lo misuro á los que importan á este mercado sus productos que á los co¬ merciantes establecidos fuera á quienes pueda convenir surtirse en esta plaza.
Su dirección telegráfica es: DAMIACOL-PARíS Teléfono: 163.52

VINO AL POR MAYOR
I..:
COMISIÓN Y AJUSTE
JUAN ESTADAS

COMERCIASTE Y PROPIETARIO

TELÉFONO

Comisiones—Representaciones—Consignaciones—Tránsitos L1MSIAS (AisJe)

mk TODAS DE:

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, LA. SOLTE

DE

frutas frescas y pescados

t3e»)

!ál m Habmsut

CpJjJj
CERSllE i PORT-B0U IFroolsra fraEii-cspaSulai

AGENTES DE ADUANAS

Adoarias, transportes, comisión,

CASA principal:
OTDI^SH3K.H! (Francia) (Pyr.-Orient.)

ji^

sucursales:

**

FORT-BOU (H3spa.fi&.)

consignación y tránsito

Y

I-lEOl'ÍIDFvArH] (Basses-Pyr.) Agencia especial para el trasbordo y

Única casa constructora de los IsjlfifÉOS

66üTT0„

A e¡s ® «U en CETTE:

13 dual de la Bepnblíqus.

( » MAB.SE1LLE: 40 Bue de V Arsenal.

TELEGRAMAS: BAUZA

REPRESENTANTE EN SÓLLER: D. Aliguel Seguí, calle de la Luna 10, aí que
pueden dirigirse para todo informe.

RAPIDEZ Y ECONOMÍA E^l TODAS LAS .OPERACIONES

COMISIONES

reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescadas.
SUSCRIPCIONES
al Album Salón, Hojas Selectas, Blan¬ co y Negro, Por esos mundos, La Ilus¬ tración Española y Americana, Nuevo Mando, La Moda Elegante, La Ilus¬
tración Artística, Gedeón, La Última

para gas de alambrado. La fuerza motriz más sencilla y económica de la actualidad.
Instalaciones sencillísimas.
Para toda clase de informes y detalles dirigirse al Director de al fábrica de gas en SOLLER, y á Tous Hermanos, Bosch 22 al 30 y Desamparados 12, en PALMA.
de! Universo

Representaciones.—Importaciones.—Expediciones.
DAVID MAE.CH Hermanos

'Moda, El Consultor de los Bordados, Industria é Invenciones, Diario Uni¬ versal, La Mariposa, La Epoca, ABC

Vda. de j. serra
S*i.A®A IMÜ .E»A LA<T33:3A SM'IS 1.0XA

Boulevard du Musée, 47.—MARSEILLE
Expediciones al por mayor de naranjas, mandarinas, limones y bananas. Especialidad en toda clase de frutos y primeurs.
Frutos secos de toda calidad.
Telegramas: MARCHPRIM MARSEILLE
Rapidei y Economía en todas las operaciones.

y otras revistas y periódicos.— Se
admiten en la Administración del
Sóller, San Bartolomé, 17.
CULTIVO PRÁCTICO del OLIVO
POR
D. José Bullan y Mir, Poro.
Se halla de venta al precio de
1£50 ptas. en “La Sinceridad,,.

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restauran! á la carta, mesas particulares, se sirve á tolas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
SOLLEB.—Tmp. de «La Sinceridad»