ANO XXII.-2.a EPQCA.-NUM. 1067
ANO XXII.-2.a EPQCA.-NUM. 1067
r

7 DE SEPTIEMBRE DE 1907

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D, Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Sección Literaria

de que alguna persona extraña había procurado entrar en él.

—¿Es posible?
—Sí, señor.

ga usted que no hay razón para que nos pertó el gruñido del perro, sorprendido tengan los de abajo el odio que produce por la inesperada visita.

La débil luz de las estrellas le hizo ver, —¿Y no te muerde, ni te ladra?

la envidia!

--¿Quéhaces aquí?—preguntó D. Juan.

LA CASILLA DEL PERRO en efecto, un bulto que, agazapándose —¡Quiá! Si somos muy amigos

V

—Señor—respondió el muchacho le¬

con rapidez, se había ocultado en la ca¬ Llámele usted, si quiere, y verá cuántas

vantándose trémulo, como si hubiera

I

silla del perro.

caricias me hace.

Ocho días después ¿quién hubiera co¬ cometido un crimen;—el pobre Sultán

Este seguía ladrando furiosamente.

Don Juan no salía de su asombro y nocido al granuja, convertido en gallar¬ aullaba todas las noches, me echaba de

Don Juan de Alg'odor, senador vitali¬ cio con dos grandes cruces nacionales y varias extranjeras, sorportaba resignado

Montó el arma el portero, dirigióse re¬ suelto á la vivienda del can y dijo en voz muy alta:

miraba alternativamente al portero, que, rígido y en pie, presenciaba la escena tan sorprendido como su señor, y al

dísimo lacayuelo? Parecía otro. Limpio, bien peinado,|lnciendo su tra¬
je de librea y su gorra de plato, con bri¬

menos..... y yo mir con él.

me he venido á dor¬

—¡Ah!—exclamó D. Juan;—tú eres

su mucho de asma y su poco de gota,

—Salga de ahí al momento, ó le des¬ muchacho, que sobando la mugrienta llante botonadura de níquel sobre el pe¬ agradecido, tú eres bueno.

sin salir apenas del hotel suntuoso que. cerrajo un tiro.

boina y con la cabeza inclinada sobre el cho, enguantadas las manos, lucía su Después dió un beso en la frente al

había edificado, según decía, más que

—Por Dios, por Dios—exclamó enton¬ pecho, como quien se considera culpa¬ airosa figurilla, envidiado por sus com¬ muchacho, y añadió:

para él, para sus libros.

ces una voz infantil:—no me haga usted ble, dirigía, sin embargo, á su severo pañeros de servidumbre, á quienes ya —Con él dormirás de hoy en adelante;

En aquella biblioteca espaciosa con nada; yo no soy el ladrón.

interrogador algunas miradas rápidas y amargaban las preferencias concedidas pero en tu cuarto. Arriba, arriba, y vá¬

cinco ventanas al frondoso jardín, como

—Sal de ahí, granuja, pronto—añadió centelleantes.

al chicüelo por D. Juan de Algodor.

monos, que hace aquí mucho frío.

alhajas riquísimas en lujoso estuche, el portero golpeando sobre la casilla con

—Oye, muchacho—dijo por fin don

Entretenían á éste la locuacidad pica¬

Y cuando, seguido de los criados y

guardaba D. Juan tesoros codiciados por los idólatras de libros viejos, volúmenes

la culata de la escopeta. —Por Dios, por Dios—repitió el niño,

Juan,—vas á explicarme cómo puedes entrar todas las noches en el jardín y

resca del ex-granuja y sus ocurrencias chistosas; pero más que todo estimula¬

precedido por Sultán y Perico, subía la escalera, pensaba D. Juan para sí:

raros, únicos tal vez, incunables de va¬ que asomó con medrosa timidez la cabe¬ cómo te has hecho amigo del Sultán.

ban el cariño paternal que empezaba á

—Yo cultivaré tu alma generosa: la

lor fabuloso, tomos revestidos de sucio za, sin atreverse á salir todavía.

—Pues verá usted. El verano pasado, cobrarle, la sinceridad, la confianza, la gratitud no debe quedar nunca sin pre¬

perganimo. que eran joyas de precio —Yamos, ¡fuera!—gritó el portero.

cuando usted estaba fuera de Madrid y franqueza con que el muchacho se ex¬ mio.

inestimable.

Entonces el niño salió agachado, se ,(,se cerró esta casa, y no quedó más que presaba siempre.

Allí recreaba su espíritu el buen se¬ puso en pie y, juntando las. manos en este señor y su mujer y con sus hijos,

Complacíase el buen señor en el estu¬

Miguel Rayos Carrióñ.

ñor, que sólo salía de casa para dar un actitud de súplica, dijo con la voz tem¬ no abrían la verja, y el perro, en vez dio de aquel tipo desconocido para él,

.«mnapO rwim

paseo en coche, ó asistir al Senado cuan¬ blorosa:

de estar sujeto de día, como ahora, an¬ mezcla de candor y malicia, y gozaba lo

do era necesario su voto, ó para visitar

—No me pegue usted. El perro no me daba suelto por el jardín.

indecidible oyéndole referir sus aventu¬

Variedades

A alguno de los poquísimos amigos que ladra á mí; Sultán me conoce, Sultán —Eso es verdad—dijo Francisco.

ras callejeras, los recursos inspirados por

tenía.

me quiere...

—¡Ya lo creo!— exclamó el muchacho, la necesidad diaria y las costumbres de

Calificábanle éstos de misántropo á

—¡Eh! ¿Qué dices?—preguntó el por¬ —como todo lo que yo digo.

la golfería, sorprendentes y nuevas para

El sultán que declaró la

causa de la vida que llevaba, porque ig¬ noraban que aquel alejamiento del mun-> do, aquella voluntaria soledad, no eran

tero-sorprendido al ver que el animal no hacía caso del muchacho y que, sin la¬ drar ya y sólo gruñendo sordamente,

Don Juan se sonrió al oir aquel alarde jactancioso de sinceridad.
—Entonces—continuó el Mirlo,— un

una persona bien acomodada. Un día, el ayuda de cámara, oyendo á
su señor elogiar calurosamente al laca-

guerra á España
Setenta años antes de la célebre gue¬

sino consuelo buscado para alivio de do-! seguía mirando hacia la tapia.

lores muy hondos, de desengaños crue¬ les que habían amargado el alma del

—Por allí, por allí—añadió el chiqui¬ llo,*—ha querido entrar alguien, y por

día que vine á comer pan y queso junto á la verja, empezó á ladrarme el perrazo, y para que callase le tiré unas cortezas,

yito por sus adelantos en la lectura y la rra de Africa que todo español se sabe escritura, en que procuraba perfeccio-’ de memoria, hubo en Marruecos un sul¬ narle, torció el gesto con visible desdén tán que, sin ofensa alguna de nuestra

opulento B. Juan de Algodor.
Hombre de corazón sensible, generoso
hasta la prodigalidad, tuvo la desdicha

eso ladraba éste.
Sultán se había acercado al granujilla, y frotando con su hocico las piernas del

y se las comió, y le supieron tan bien, que parecía pedirme más cuando ya no me quedaba ninguna. Al otro día volví

y se atrevió á decirle:
—Sí. sí. el muchacho es listo, pero ya
verá el señor cómo al fin y al cabo hace

parte, declaró la guerra á España y es¬ tuvo á punto de enredarnos en una campaña que á todas luces hubiera sido

'de tropezar con seres que jamás corres¬ muchacho parecía afirmar lo que éste á comer al mismo sitio, porque había una de las suyas.

tan sangrienta como costosa. El cómo y

pondieron á sus favores. Sembrando be¬ aseguraba.

una sombra muy fresca, y se dormía allí —¿Y cuáles son las suyas?—preguntó y el porqué de aquella sultanezca deci¬

neficios. no había cosechado más que

En esto se abrió uno de los balcones la siesta tan ricamente, y ya el perro no D. Juan muy airado.

sión, constituye una historia tan curiosa

^ingratitudes, y cuando llegó á viejo, del hotel, por el que salió un torrente me ladró tanto, y yo le tiré también de

—Yo

no sé —añadió el criado y novelezca como poco conocida.

•soltero todavía y dueño de una fortuna, de luz, más viva en aquella obscuridad, lo que comía. Y así, trayéndole siempre ya balbuciente;—pero estos chiquillos

A mediados del siglo XVIII sentábase

apartóse poco á poco de la sociedad, y y apareció D. Juan de Algodor, despier¬ alguna cosilla y rascándole cuando se criados en medio del arroyo y acostum¬ bajo el augusto quitasol de los Jerifes

desde su retiro miró de lejos con tristí¬ to sin duda por los ladrillos de Sultán. ! acercaba á la verja, llegamos á tomar¬ brados á hacer su voluntad

uno de los más nobles monarcas marro¬

simos ojos á la gente que tanto le debía

—Francisco, ¿qué es eso?—preguntó. nos cariño.

—Más vale ese muchacho y mejor sen¬ quíes. Si di Mohammed I. hijo de Abda-

.y que tan mal le había pagado.

—Señor—contestó el portero.—no lo

Don Juan escuchaba al muchacho con tido moral demuestra en cuanto hace y yah. el que tuvo á nuestro barón de Ri-

Entristecido por el pensamiento de sé. Aquí hay un golfo, un ladronzuelo, la boca abierta.

cuanto dice, que todos los que me servís perdá por consejero, sultán de Fez y de

que todas aquellas riquezas que la suer¬ sin duda, que habrá saltado por la ta¬ —Sigue, sigue—le dijo.

hace tanto tiempo—dijo D. Juan.

Marruecos, del Sús. de Tafilete y del

te se había complacido en otorgarle pa¬ pia...

—No crea usted, que si Sultán me

Contó el criado ese incidente á sus Tuat. Era aquel un gran sultán que ape¬

sarían, cuando él muriese, á manos de

—No le hagas daño—dijo D. Juan; — quiere es porque sabe que yo le quiero compañeros, y convinieron unánimes en nas subió al trono probó que á la ener¬

parientes odiosos, llenó su testamento de piadosas funciones y creó un premio

sube con él inmediatamente, tráemelo aquí.

también, y cuando cualquier señor me da en el café terrones de azúcar, le trai¬

que era una chochez del señor su cariño al granuja, y creció contra éste la envi¬

gía mahometana unía la prudencia y
saber de los más doctos imanes.

cuantioso para la gratitud. Una de las virtudes que más digna
consideraba él de ser premiada y enalte¬ cida, era la de corresponder á los benefi¬

Cerróse el balcón, y el portero, cogien¬ do al píllete por una oreja, se dirigió al
hotel diciendo:
—Ahora llevarás tu merecido.

go alguno

y el animal, ¡claro!, me

lo agradece. Verdad es que yo también

tengo que agradecerle mucho, porque

cuando no he comido en todo el día, el

dia de los criados, que desde aquel pun¬ to procuraron darle ocasión para come¬ ter alguna falta y referírsela á D. Juan y hacerle caer de su gracia. Pero pasa¬

Acostumbrado por su padre, bajo cu¬ yo reinado había hecho muchas veces de verdugo, al más estricto cumplimiento de la justicia, fué tan justo con los mu¬

cios y favores recibidos: para aquel hom¬ bre la ingratitud era imperdonable.
II

IV
Envuelto D. Juan en lujoso batín y sentado junto á la chimenea, cuya lum¬

pobre Sultán ni gruñe siquiera al ver que yo.... me aprovecho de lo suyo.
—¡Cómo!—exclamó D. Juan.—¿Es po¬

ron días, y semanas, y meses, y Periqui¬ llo siguió cumpliendo sus obligaciones con asiduidad y exactitud impropias de

sulmanes como con los cristianos. El se
encargó de castigar y disolver la guardia de 100.000 negros que había formado su

El hotel que D. Juan habitaba, situa¬ bre mortecina avivaba con enormes sible que hayas comido

eso?

sus pocos años.

abuelo Ismael, guardia más temible á

do en uno de los barrios extremos de
Madrid, hallábase rodeado por un jardín frondoso con aspecto de bosque por lo crecido y abundante de los árboles.
Á la entrada, junto á la verja y no le¬ jos del pabellón destinado al portero,
había una casilla de madera de más de
un metro de altura por dos de ancho, vivienda holgadísima donde, sujeto con
fuerte cadena de hierro á un grueso pos¬
te, pasaba el día, soñoliento y perezoso, un enorme mastín, más propio para cui¬ dar ganado que para guardar aquella
inorada.

troncos de leña, interrogó en esta forma al granujilla, que temblaba de miedo;
—Yamos á ver: ¿cuántos años tienes? —Nueve ó diez, no estoy bien seguro. —¡Temprano empiezas! —Señor, yo le juro á usted... —Calla. ¿Cómo te llamas? —Perico; pero todos me llaman el Mirlo, porque silbo muy bien. —¿Tienes familia? —No, señor; mi madre se murió hace dos años; me recogió una vecina, que se murió también, y me encuentro en la
calle.

—Pues no que no. ¡Y gracias! Cuando hay gazuza
Don Juan sintió una sensación de re¬
pugnancia y pena, de asco y de lástima, al escuchar aquella horrible confesión
del muchacho.
—¿Y cómo se te ocurrió la idea de dor¬ mir en la casilla sin temor á que te des¬
cubrieran?
—Pues el frío; el frío me decidió. A principio de invierno, cuando cayó aquella nevada tan grande, ¿se acuerda usted?, andaba yo buscando sitio en que recogerme, y de pronto pensé una no¬

VI
Ya por el mes de Marzo, una noche lluviosa y fría en que azotaba furioso viento ios árboles del jardín, á las altas horas y cuando D. Juan dormía, le sor¬ prendió despertándole su ayuda de cá¬
mara.
—¿Qué ocurre?—preguntó sobresal¬
tado.
—Señor, Perico se ha escapado de
casa.
—¿Qué dices? —Casualmente hemos pasado por su cuarto y no está allí; se le ha buscado

los mismos morroquíes que á sus ene¬ migos. Gracias á Sidi Mohammed. los campos que durante un siglo habían si¬ do pisoteados por los caballos del de¬
sierto, viéronse cubiertos de mieses. El
país progresó, y el imperio entró en una era de engrandecimiento.
El único defecto que al gran empera¬
dor encontraban sus súbditos era su des*
medida afición á las hijas de los cristia¬ nos, pues entre las ciento sesenta mujeres que componían su harén, abun¬
daban las beldades robadas en Italia, en
España y aún en ios remotos países del

Cachorro todavía se lo regaló á don Juan el guardabosque de una posesión
suya, como prueba de gratitud por no sé

—¿Y de qué vives?
—¡Toma! De lo que sale. —¿Y qué es lo que sale?

che: si yo pudiera saltar la tapia, ¡qué
calentito dormiría en la casilla de Sul¬
tán! Y vine, y salté, y, como yo espera¬

por todas partes y no parece. Sospechᬠbamos hace tiempo que por las noches se marchaba; pero por no dar al señor

norte de Europa. Al principio de su reinado, y antes de
fundar la hermosa ciudad de Suera, que

■qué favor recibido, lo cual bastó para

—Pues

vendo una contraseña de ba, Sultán me conoció, y en vez de la¬ este disgusto nada habíamos dicho.

nosotros llamamos Mogador, quiso Mo¬

que el amo lo estimase en mucho y le teatro si me la dan, ó me encargan un drar me acarició, y dormimos juntos, co¬

Levantóse D. Juan muy mal humora¬ hammed tener un ingeniero que dirigie¬

destinara sitio en que pasar la vida lo recao que me vale treinta céntimos ú mo dos hermanos. Cuando amanece me do, hizo que el ayuda de cámara le. vis¬ se ciertas reparaciones en las murallas

mejor posible.

cuarenta, y entonces compro medio vein¬ voy; pero esta noche Sultán salió al jar¬ tiera y dió orden de que se buscase á Pe¬ de Fez. Sabedor de que los mejores in¬

En la casilla amarrado, pero sin fal¬ ticinco de La Corres ú de otro papel, y dín de pronto, ladrando como nunca, rico por todos los criados hasta en lo genieros de aquella época procedían de

tarle nunca las escudillas á su alcance así me las compongo.

sin duda porque algún ratero ha queri¬ más recóndito de la casa.

Inglaterra, pidió al gobierno de esta

con agua clara y comida abundante y

—¿Y cuando no tienes para comprarlo? do entrar, y este señor me ha descubier¬

—¿Tendrían razón estos bribones?— nación una persona apta para el objeto,

apetitosa, permanecía el perrazo hasta que se cerraba la verja del jardín y las puertas de la casa. Entonces el portero le soltaba de la cadena, y durante la no¬ che gozaba el animal de libertad absolu¬ ta, gruñendo sordamente al más leve rumor ó lanzando ladridos imponentes Si algún transeúnte pasaba cerca de las tapias.
III
Una noche de invierno, ya cerca del amanecer, ladró el perro de tal manera, y con tenacidad y fiereza tan inusitadas,

—Voy á la sobra del rancho á los

cuarteles.
—¿Y dónde vives?
—En todas partes.

—¿Y dónde duermes?

El muchacho no respondió.

—Vamos, di. ¿dónde duermes?

—Si promete usted no pegarme, le di¬
ré la verdad.

—Puedes estar tranquilo: no te haré daño y quedarás libre, y hasta te daré

una peseta si me dices la verdad, toda la
verdad. .

—Pues

dormir

duermo, hace

to

y no hay más.

Calló el granuja, y D. Juan, después

de meditar unos instantes, dijo así al

portero: —Llévate á tu casa á este chico, aco¬

módale allí para que duerma tranquilo y abrigado esta noche, y mañana ve¬ remos lo que se hace con él. Vé sin te¬

mor, hijo mío. que nadie te hará daño. Salieron de la estancia Francisco y el

pilluelo. no menos sorprendido el uno que el otro, y al acostarse luego D. Juan
decía en voz alta, como si conversara

con alguien:

se preguntaba el pobre señor.—¿Sen¬
tirá el muchacho la necesidad de esa
vida vagamunda y se escapará para
disfrutar de libertad todas las noches?
Tal vez aquella criatura, en cuya re¬ generación se complacía el anciano, y á quién cuidaba con el esmero que-se cul¬ tiva un arbolillo del que se esperan dul¬
ces frutos, no era sino una mala hierba,
incapaz de producir nada bueno. De pronto se le ocurrió una idea, y se¬
guido de los criados, muy gozosos por
la ausencia del lacayuelo, bajó al jardín y se encaminó á la casilla del perro.

y habiéndosele enviado á un sargento de zapadores minadores, un inglesóte guapo é inteligente apellidado Brown. le asignó un crecido sueldo y designó una de las mejores casas de Fez para que se alojase con su mujer; porque es
de saber que el militar acababa de ca¬
sarse con una linda irlandesa de blanca
tez y cabellos de oro. El sargento Brown, agradeció la munificencia im¬
perial, y terminados sus trabajos,siguió
viviendo en Fez hasta el día en que,
habiéndole llegado su última hora, mu¬ rió sin hijos.

que el portero se despertó, y, armado ya tres meses, abajo, en la casilla del —¡Eh! ¿Qué tal? Comía las sobras de Allí, abrazado á Sultán y dormido pro¬ La joven viuda lloró al sargento,

con una escopeta, salió al jardín, seguro perro

de Sultán.

mi perro, y se consideraba dichoso. ¡Di¬ fundamente, estaba Perico, á quién des- | acompañándola en sus lamentación^

m

•T1IW.I J— IJ! Ji IWU«U>

—

SOLLER

T/as'-fciióhas damas moras con quienes i to, la rebelión de la guardia negra, y

<ka%ía hecho amistad. 'Pasado algún cuando se dirigia contra su hijo cayó

tiempo, comprendió que debía volver á enfermo, muriendo tres días después.

¿so país, y al efecto solicitó una aurlien- Ya era sultán Muley Yezid. Lleno de

'áa del sultán para pedirle medios con odio hacia España, su primer acta como

- <que regresar á lrlanda.

emperador fué hacer, decapitar al rene¬

' Sidi Mpharaed encontró á la irlandesa gado español, primer ministro de su

'«más hermosa -que todas las mujeres; la padre. Un par de días antes de su muer¬

• abundancia-de -sus cabellos de oro se te, el desdichado visir tuvo que sufrir

ff>pesentó<á los-ojos del monarca como atroz tormento: se le cortaron las ma¬

- tana aureola de fuego que inflamó su nos. y el nuevo sultán hizo clavar el

■ corazón JAsi fué que. sin contestar á su sangriento trofeo en las puertas d«el con¬

. petición¿¿quiso saber ante todo si tenía sulado de España en Tetuán. ordenando

familia en su país, si había allí padres á la vez al cónsul que en el término de

que le abrieran los brazos á su regreso. cuatro meses Abandonase sus Estados.

’La viuda contestó que era huérfana y

Yezid estableció su corte en Larache,

que al volver & Irlanda *se encontraría donde edificó un magnífico palacio, y

sol-a.

allí dió al mismo tiempo muestrasfie la

^-¿Porqué,— dijo entonces el sultán,— más exagerada prodigalidad y de la

si os así, quieres dejar este país donde crueldad más refinada. Los judíos, espe¬

"hallaste amigos, y donde los corazones cialmente, tuvieron que sufrir las con¬

•«e a-bren á tus miradas? Adora al único secuencias del sistema de gobierno del

©ios, de «quien es profeta Mahoma. y nuevo sultán, quien decía que su impe¬ «ntra en mi harén, -donde gozarás dicha rio no estaría en orden sino cuando co¬

■sin límite.

rrieran corrientes de sangre desde su pa¬

Muerte de dos

con la benemérita, en vista de lo con¬
tradictorio de los informes publicados, y

bandidos ha dicho que se atendrá, como es consi¬ guiente, al relato oficial para los efbetos

de las recompensas que va á otorgar.

Una noticia de verdadera y extraordi¬

«No es extraño, ha añadido el Sr. La

naria importancia para el orden social ha corrido por toda España.
El tristemente célebre bandido Perna¬
les y su compañero el Niño del Arahal.

Cierva, que el Pernales fuese montado en una yegua y el Niño del Arahal en una mala, porque sabido es que el en¬ cuentro que tuvieron en Jaén con la

que habían-con sus fechorías sembrado Guardia civil, ésta le mató el caballo al

el terror en los campos de Andalucía, fueron muertos por la guardia civil en la sierra de Alcaraz el sábado por la
tarde.
El ministro de la Gobernación señor
La Cierva, después de conocidos los deta¬ lles de la muerte de ambos foragidos, ha
relatado lo sucedido en esta forma:
«Un pobre leñador estaba haciendo un
haz de leña en un monte situado en el
término del pueblo de Alcaraz y en un sitio próximo á una vereda, cuando vió que se dirigían al punto donde él se en¬

primero y lo malhirió al segundo. De modo que en su fuga echarían mano de lo primero que encontraran.»
Justifica que se hayan corrido hacia Albacete la activa persecución de que eran objeto en Jaén y las muchas deficultudes con que tropezaban entre los campesinos, los cuales daban cuenta á los autoridades del paso de los bandidos.
Es probable que tuvieran el propósito de buscar algún puerto del Mediterráneo para huir á Argelia.

contraba dos hombres á caballo y con

tados de las costas de Levante y Ponien¬ te; de Montserrat y de las islas Baleares.
Es de agradecer por la parte qun toca á Baleares, la propaganda que de nues¬ tras bellezas hace con su proyecto la ci¬
tada Comisión.
Crónica palmesana
alia, latocr cié vin sollerense.-
Bxposición Internacional I-ZCectiter-ránea.. — Esbozo cié lo qia© será esta, exposición,
-Hotel-Casino. — Donde es¬ tará situado.—Se me fio ios
qu.© obtendremos.-Proste-
mos apoyo.
Palma, 6 Septiembre. Dediquemos esta crónica, que bien ló
merece, á un hijo de ese rico valle. Nos referimos á nuestro buen amigo D. Juan Bautista Enseñat. Quien le conozca, com¬ prenderá que no exageramos si decimos que en su imaginación bullen un caudal

Dios me libre de renunciar á mi
fe,—fué la contestación de la irlandesa. • Sidi -Mohamed ofreció, rogó, suplicó. En su corazón ardía ya el verdadero «mor, y según ei poetaárabe el hombre que ama ni se pertenece á sí-mismo. Así no es de entrañar que ante la obstina¬ ción de la viuda en permanecer fiel á la religión de sus. padres, acabase el sultán

lacio hasta las puertas déla ciudad. A las tropas que pedían su sueldo atrasado, les mandó que se cobrasen saqueando durante un día y una noche el barrio
hebreo de Fez.
Pero el objeto principal de los odios de Muley Yezid era España. No contento con haber expulsado á nuestro cónsul, nos declaró la guerra; pero un aconteci¬

armas de fuego pendientes de las mon¬
turas.
Una vez cerca del leñador, uno de los
dos ginetes le indicó que se aproximara, y cuando el leñador estuvo cerca, le pre¬ guntó si la senda por donde caminaban era la más recta para llegar al camino principal que atraviesa la sierra de Al¬
caraz.

Crónica Balear
Por providencia gubernativa ó por acuerdo de los Ayuntamientos respecti¬ vos, se hallan suspendidos en su empleo los secretarios municipales de Villafranca, Montuiri, Alaró, San Antonio y San José.

de ideas que va sucesivamente poniendo en práctica. Su pluma, incansable, va dando montones de cuartillas para im¬ portantes obras que aparecen á la luz pú¬ blica. No hace mucho, el Sr. Enseñat ha permanecido en París y en aquella po¬
blación ha estado laborando en una obra
histórica, que editará la casa Montaner y Simón, con todo lujo, obra que prome¬
te llamar la atención de los bibliófilos.

por declararse vencido y decirle: —.Conserva tu fe, que honras con tu
entereza,^bellísima infiel,*y sé «mi legí¬ tima esposa; tu sola, si Alá es servido,
serás-la soberana de mi harén.
( La irlandesa cesó de resistir, y poco
después contraía matrimonio con el sul¬ tán según los ritos ordinarios del maho¬
metismo. siendo inmediatamente eleva¬
da á la dignidad de sultana favorita. El pueblo recordaba^,que en tiempo del emperador Ismael había habido ya una sultana inglesa, y -no extrañó la elec¬
ción.
Al año siguiente, hubo en Marruecos •grandes regocijos. La sultana de los cabellos de oro acababa de tener un hijo •al quefíe puso-por nombreiMuley Yezid. «Era el primer hijo de -Sidi Mohamed y
había heredado de su madre el color de

miento inesperado impidió que tuviése¬
mos entonces en Marruecos una campa¬
ña sangrienta. «Dos hermanos del sultán, Hi-xem y Abderrahmán, se alzaron en armas contra él, haciéndose dueños de Fez y Marrakesh. Muley Yezid atacó di¬ ferentes veces á los revoltosos, y en las primeras batallas llevó la mejor parte. Valiente é impetuoso, poníase siempre á la cabeza de su caballería, metiéndose con ella donde más ruda y encarnizada era la pelea. Pero su atrevimiento le cos¬ tó caro: en una batalla fué gravemente herido, y á los pocos días murió, des¬ pués de dos afros de-reinado de constan¬ te guerra civil.
Una herencia fabulosa

El leñador contestó á satisfacción del

que le interrogaba, motivo por el cual

La cosecha de trigo en Mallorca ha

uno de los dos ginetes se llevó la mano dado este año buenos resultados, según

á uno de los bolsillos, sacó un duro y se
lo entregó, acompañado de un cigarro’

las noticias que tenemos. No es extraño, pues, que en general se muestren satis¬ fechos los labriegos.

puro, diciéndole:

—Toma este duro y este puro, y di

La Cámara de Comercio de Mahón ha

que te los ha regalado el Pernales.

elevado una instancia al Presidente de la

El leñador quedó maravillado, y tan Comisión de Comunicaciones Marítimas

pronto como terminó su faena se dirigió Regulares pidiendo que, en vez de au¬

al pueblo. Una vez descargada la leña se dirigió
al encuentro del alcalde, á quien contó lo que le había sucedido.
El alcalde informó al jefe de la guar¬

mentar una segunda línea Mahón-Palma,
se establezca una tercera entre Mahón y
Barcelona, lo cual, según la Cámara, re¬ sultaría mucho más ventajoso para Me¬
norca.

dia civil de la línea, y éste hizo llamar á su presencia al leñador, quien repitió lo que había dicho ya al alcalde y mos¬ tró el duro y el cigarro que le había re¬ galado el Pernales.

Las obras dispuestas por el Gobierno
verificar en el lazareto de Mahón, empe¬ zaron hará cosa de un mes, hallándose
ya bastante adelantadas. Trabajan en las mismas 8 carpinteros y 22 albañiles.

Pues bien, con el caudal de notas que habrá recogido en su estancia en París, ha regresado á esta ciudad y allí le te¬ néis, en el Terreno, laborando....
Pero el viaje no ha sido puramente bi¬
bliófilo. También ha dedicado mucha
atención á un proyecto que hace algún tiempo quiere poner en práctica.
Enseñat, ese laborioso sollerense, ha concebido el propósito de organizar en Palma una Exposición Internacional Me¬
diterránea, y creemos qué lo conseguirá
por poco que se le apoye en su empresa. Hemos leído la Memoria que ha escri¬
to y hemos visto el croquis de la exposi¬ ción que ha trazado el lápiz del arquitec¬ to D. Francisco Roca. La exposición constará de dos secciones, Una histórica y la otra moderna, figurando en la pri¬ mera, documentos históricos, obras de arte, reproducciones artísticas, etc. Esta sección de la exposición, se instalada

dos cabellos que hizo le dieran el apodo de el Zaar (el rojo). A medida que fué
creciendo, el muchacho demostró un
■carácter 6 la vez liberal y cruel, carita¬ tivo y caprichoso. Había heredado el ca¬ rácter de su padre, en cuanto á lo indó¬ mito y fogoso; pero Sidi Mohamed no
tardó en descubrir en el un defecto que
le llenó de tristeza. Muley Yezid maniftíStáha-verdadera pasión por todo lo 'in¬ glés, cosa muy natural dada la naciona¬ lidad de su madre, y precisamente el orgullo británico era insoportable para
el sultán, el cual, entre todos loscristia-
nosmo podía sufrir más que á los espa¬ ñoles. La benevolencia que con él había
demostrado CarlosIH al firmarse la paz
después del sitio de Melilla en 1774. in¬
fundió en él verdadero amor hacia Es¬
paña, hasta el punto de*nombrar primer ministro del imperio á un renegado es¬ pañol, y de abrir á los españoles el puer¬ to de -Tánger cuando el sitio de Gibral-
tar.
Españoles é ingleses andaban enton¬ ces desavenidos, y las respectivas incli¬ naciones del sultán y el príncipe hacia una y otra nación, llegó á convertirse ■en profundo disgusto entre ambos. El
citado hecho de ofrecer el sultán á los
españoles el auxilio del puerto de Tán¬ ger, determinó á Muley Yezid á mani¬ festar de un modo más claro sus simpa¬ tías por Inglaterra. El príncipe fué acu¬ sado de conspirar con los ingleses, y tuvo que emprender la fuga. Perseguido por las tropas imperiales, se dirigía á Tetuán donde residía el representante del gobierno inglés, y hubo de detenerse para descansar en una pequeña aldea
del Atlas. Los habitantes de la misma, temiendo las iras del sultán le rogaron
que saliese de allí. El príncipe saltó so¬ bre su caballo y le clavó las espuelas en el vientre, pero el noble corcel no se mo¬ vió. Ni las caricias ni los golpes pudie¬ ron hacerle dar un paso. «¡Ved, incrédu¬ los!—-exclamó el príncipe dirigiéndose á los aldeanos:—¿Teméis las amenazas de un hombre y no escucháis las adverten¬ cias de Dios? ¿Sois más torpes que un animal, que comprende que mi misión está aquí?»
Los fanáticos habitantes de la aldea
creyeron en la intervención di ciña y le prometieron fidelidad. Precisamente, por aquellos días la guardia negra del sultán, recordando los castigos impues¬ tos por éste, se sublevó declarándose por el principe. Lleno de sauta indignación Sidi Mobammed quiso marchar contra los revoltosos poniéndose en persona á

M Correo Español, de México, publi¬ ca lo historia de un pleito, próximo á ser resuelto,-que por sus condiciones y sus antecedentes y por la cuantía de los intereses que en él se cruzan, parece en¬ tresacado de alguna novela de folletín,
estilo Ponson du Terrail ó Javier de
Montepío. En 1802 fué á aquella Rupública un
padre malagueño llamado losé Diez, el cual en «poco tiempo, á lo que parece, logró reunir una gran fortuna en Guadalajara. donde se había establecido.
En 1826 hizo testamento, y se fué á
su tierra natal, donde á los dos años
testó de nuevo y anulo el primero.
Por fin. á los cinco años revocó los dos testamentos anteriores con un terce¬
ro, que fué el último, pues el padre no
tardó en morir.
Parece que un individuo de la con¬ fianza del padre extrajo de la casa de éste toda su documentación y todos sus títulos de propiedad y falsificó un testa¬ mento en Málaga, en el que él quedaba
único heredero.
Con esto se fué á Londres, cobró en el Banco una suma regular que el padre
tenía allí depositada, y fué á Jalianco donde tomó posesión de los bienes que
estaban en manos de Administrado¬
res, operó con ellos vendiéndolos ó traspasádolos todos y se fué á una Repúbli¬
ca americana donde aún vive.
El testamento legítimo ha parecido ya; los herederos, todos residentes en Málaga, se han multiplicado y pasan
ahora de 200. Los bienes de la testamen¬
taría con el tiempo han quintuplicado su valor y se han subdividido bastante, de modo que ahora son: quinientos y tan¬ tos pueblos. 11 minas de oro, cuatro¬ cientas y tantas haciendas y 500 leguas
de terreno.
Todo lo cual se evalúa en la enorme
cantidad de... ¡100 millones de pesos!
¡Cien años de matrimonio!
En la villa de Isombolgi (Hungría) vi¬ ven Juan Szatbmari y su mujer,qu® lle¬
van de casados la friolera de cien años.
Y es fama que jamás este matrimonio ha tenido un quítame allá esas pajas.
El Gobierno húngaro, deseando que este ejemplo de solidaridad matrimonial no tenga que lamentar estrecheces de la vida, ha acordado una pensión vitalicia á la feliz pareja.
Juan Szatbmari tiene ciento veinte
años, y su mujer ciento quince.

Sin pérdida de tiempo el jefe de la
benemérita ordenó las fuerzas á su ser¬
vicio, y con dos parejas empezaron á correr por la sierra en dirección al pun¬ to indicado por el leñador.
Dos horas escasas llevaban por la in¬
trincada sierra de Akara-z el teniente y
las dos parejas de la guardia civil, cuan¬ do vieron dos caballos sujetos por las riendas á un nogal-, y dos hombres sen¬
tados en el suelo á la sombra de un ár¬
bol en actitud de merendar.
Cuando la guardia civil se aproximó al sitio en que se encontraban, se ade¬ lanto el teniente y les dió la voz de
«alto»
A esta voz se abalanzaron los dos
hombres á los rifles, disparando contra la guardia civil.
Esta fuerza siguió avanzando, y pre¬ parada como iba disparó sobre los ban¬ didos, al mismo tiempo que éstos, re¬ sultando los dos muertos, y gravemente herido en la frente un guardia civil.
El teniente de la benemérita se dirigió á Alcaraz. dando cuenta al alcalde, y de acuerdo con el juez de instrucción, se trasladaron los cadáveres á aquella ciu¬ dad, dando órdenes para la conservrción de los mismos, sin sepultarlos, hasta su completa identificación, aunque fue¬ ra necesario para ello embalsamarlos.»
Los cadáveres fueron conducidos á Al¬
caraz siendo identificados por personas
que conocían á los bandidos. Del inventario hecho por la Guardia
civil resulta que se han recogido á los bandidos dos rifles y las municiones co¬ rrespondientes en gran cantidad; dos revólvers. dos navajas y dos carteras, con¬ teniendo la una 400 pesetas en billetes y la otra 300. En la cartera del Pernales
se han encontrado dos cartas escritas
por él y dirigidas á su madre y á su no¬
via.
En la primera firmaba Francisco Ríos, que era su nombre y apellido, y en la segunda con su apodo.
En la dirigida á su novia la decía que se preparase para un viaje próximo, pues pensaba ir por ella para vivir jun¬
tos.
El Pernales montaba una yegua an¬
daluza y su compañero una muía. Eran jóvenes, ambos afeitados; vestían
traje de pana color de café, con chaque¬ ta corta, á estilo andaluz: faja negra; botas de campo, nuevas, adquiridas en Cabra, en la calle de Sagasta, y sombre¬
ros de fieltro, color de ceniza claro.
El ministro de la Gobernación señor La
Cierva ha ordenado al jefe de la Guardia civil de Alcaraz que haga un relato ex¬

El médico-director de dicho lazareto
ha reclamado del gobierno nuevas cons¬ trucciones, á fin de poner aquel estable¬ cimiento á la altura que le corresponde para cumplir sus fines.
En Santa Margarita se han registrado -algunos casos de viruela, por cuyo moti¬ vo se ha aplazado la apertura de las es¬ cuelas públicas.
Leemos que en Pollcnsa se ha destina¬ do un edificio á Cuartera, á fin de que los que quieran vender los frutos farináceos ú otros, puedan presentar muestras y sus correspondientes precios; la planta baja
del referido edificio es la destinada para
los granos y demás como aceites, almen¬ dras, nueces, etc.; la parte alta ó sea el primer piso está destinado para que los braceros que necesiten el jornal para el sustento, puedan concurrir allí desde el toque de alba hasta que sea la hora de marchar á las faenas para que han sido contratados, pues antes se reunían en la
plaza pública y daba grima verlos tiri¬
tar de frío en días de crudo invierno.
Ahora estarán cobijados y alejados de hacer gastos en días laborables en la ta¬
berna.
Está en auge en Mallorca, y especial¬ mente en Palma, el sport automovilista.
De cada día va aumentando el número
de autos con que cuenta esta isla. Menor¬ ca tiene algunos. En Ibiza, en cambio, no
se encuentra ni uno solo en toda la isla.
Mallorca cuenta ya con 34 automóvi¬ les, número relativamente extraordina¬ rio. Menorca tiene, contando los que prestan el servicio entre Mahón y Cinda¬ dela, 9 autos.
De los automóviles de Mallorca y Me¬ norca los hay que son sumamente lujo¬
sos.
Leemos en un diario de Palma que en
breve se inaugurará en Santa Margarita la estación telegráfica concedida última¬ mente á aquella villa.
Háblase de celebrar en dicho pueblo, con motivo de la inauguración de la re¬ ferida estación, lucidos festejos.
En el Hospital provincial existen ac¬ tualmente 351 acogidos; en la Casa de Misericordia 342 asilados y en la Inclusa 301 expósitos.
Leemos en la prensa de Barcelona que la Comisión de atracción de turistas ha abierto un concursó por el término de 15 días, para la impresión de 1.000 ejem¬ plares de un álbum de propaganda, que contenga un número aproximado de 100 reproducciones de fotografías, tamaño placa entera, de Barcelona, sus monu¬ mentos, vistas, edificios notables, alrede¬

en la explanada de la Lonja, destinando este hermoso edificio á palacio de fiestas.
Frente á la Lonja se instalaría el ma¬
terial flotante de la sección marítima.
La sección moderna se instalaría en
la explanada de Ca ’n Perantoní, levan¬ tándose edificios para Palacios de In¬ dustria y Bellas Artes, que tendrían ca¬ rácter permanente, y otros, donde en¬ cerrar los materiales de los expositores4 con carácter temporal; como temporales también serían los pabellones para los Ayuntamientos de Mallorca, Menorca é
Ibiza.
Se ha calculado que los ingresos de dicha exposición ascenderían á 1. 130.000 pesetas y los gastos á 940.000 pesetas.
Como es natural, para efectuar esta exposición, el Sr. Enseñat pide el apoyo del Ayuntamiento del cual solicita una
subvención de 50.000 pesetas. Todavía nada ha resuelto nuestra cor¬
poración municipal, pero según nos ha
manifestado el Sr. Enseñat, ahora trataj
de remover este asunto, pues como teme;
que el Ayuntamiento tropiece con la par!
te económica, nos ha dicho que en su reciente viaje á París, un banco francés se halla dispuesto á adelantar las canté dades necesarias al municipio para que se lleve á efecto dicha exposición que tan beneficiosa resultaría para Baleares.
Otro proyecto, también de mucha im¬ portancia, pero de carácter permanente,
trata de realizar el Sr. Enseñat. En la
costa de Poniente, en ese rincón delicio¬ so que el vulgo ha bautizado con el poé¬ tico nombre de S’ algo dolea, ha concebi¬ do el hijo de Sóller, levantar un HotelCasino, construido expresamente para que los extranjeros que nos visitan en¬ cuentren todas las comodidades apeteci¬ bles. Allí, además del confort de un ho¬ tel de primera clase, se encontrarían teatros y diversiones en todas clases, adaptadas á los sibaritismos más refina¬ dos. La idea de nuestro amigo, es con¬ vertir en estación invernal esta ciudad, así como lo son otras del extranjero, en
donde desfilan anualmente muchísimas
personas.
También el lápiz del arquitecto ma¬ llorquín D. Francisco Roca ha trazado un croquis que convierte aquel sitio, en
delicioso retiro invernal.
En su viaje á París, el Sr. Enseñat ha encontrado una empresa constuctora que ha aceptado la idea y trata de ponerla en práctica.
Esbozados ligeramente quedan estos proyectos que como se comprenderá son de mucha importancia, pues ellos conse¬ guirán que acudan á Mallorca centenares de personas y cada una de estas dejarán mucho beneficio al comercio y á la po¬ blación en general. ¡Apoyemos, pues, esas iniciativas, hasta conseguir verlas
realizadas.—X.

la cabeza da sus tropas. Sofocó, en efec¬

penso del encuentro de los dos bandidos dores; algunas de los pueblos más visi¬

SOLLEH

%

ggnam*

“

Crónica Local
En obras practicadas por administra¬ ción municipal durante el pasado mes de Agosto se han invertido 798’82 pesetas.
Dichas obras consistieron en una re¬
paración verificada en el ex-convento de

siendo portador de algunos pasajeros y
variados efectos.
Como dijimos, dicho buque ha perma¬ necido algunos días en Marsella, donde se le ha practicado la limpia de fondos.
El Villa de Sóller emprenderá nueva¬
mente viaje para los puertos de su itine¬ rario mañana domingo, á las siete de la

VINOS al POR MAYOR
BARTHELÉMY TOUS.-CETTE (hébault)

Franciscanos, construir una fuente en tarde, habiendo anticipado dos días su Sa calle de la Rectoría, conservación del salida con el fin de aprovechar una regu¬

Propietario negociante. Casa fundada el año 1883.

piso de varios caminos vecinales, repara¬ lar cantidad de carga que se le tiene pre¬ ción efectuada en el lavadero públco de parada en Barcelona para llevársela á

LAS MAS IMPORTANTES BODEGAS DEL MEDIODÍA

Biniaraix, regar las calles y plazas de Cette.

Especialidad vinos de Montagne, Aramon, Corbieres, Roussellon, Picpoul esta localidad y limpieza practicada en

en

Muscat. ios lavaderos de la calle de la Romague¬ La brigada municipal continúa los blanco y

ra, en el camino que conduce A Biniaraix trabajos, empezados en la anterior se¬
Algérie, Málaga, Samos Jerez de la Frontera. y en las plazas y calles de esta pobla¬ mana, de canalización de agua potable á

Almacenes de compras en

y

prueba la elaboración de estos vinos garantizados naturales ción.

las calles de la Rectoría, Gran-Vía y

Pulcritud á toda

en

Mar ó Romaguera.
El lunes fueron abiertas las escuelas

sobre factura.

Compra de Bodegas á la comisión. '.públicas de esta ciudad.
Por haber pasado don Francisco Cha-
dirigirse directamente, ó á general Mr, Jai¬ yarda Domingo á dirigir la primera es¬ Boulogne-sur-Mer. cuela de niños de Sóller, establecida en el Negociantes, compréis vinos de la próxima cosecha de recibir Sellen\\ ha quedado sin maestro la escue¬
la de Biniaraix, permaneciendo cerrada. También lo está por idéntica circuns¬
tancia la escuela de niños de Fornalutx.
Según vemos anunciado, la recauda¬
ción voluntaria en esta ciudad de las cé¬
COLEGIO DE S. FRANCISCO dulas personales tendrá lugar, en el co¬
rriente mes de Septiembre, durante los días 12 al 17, ambos inclusive.
ü) Durante las últimas horas de la ma¬
ñana y primeras de la tarde del lunes
superior. último llovió sobre este término, habien¬
do sido la regular cantidad de agua caída
Repaso de asignaturas del Bachiller. Cál¬ beneficiosa para el campo.
De haber durado la lluvia hasta la
partida doble. Francés inglés. ’aoche, hubieran entrado las tierras en
buen tempero y habría beneficiado aún mucho más á los olivares, que ostentan
este año abundancia de fruto.
Miguel, }.—PALMA. Han sido puestos en libertad provi¬
sional por el J uzgado los cinco indivi¬ duos siguientes que fueron detenidos
SUBASTA como resultado del sumario incoado con
motivo de los sucesos de Sóller:
Antonio Martí Mayol, que ingresó en la cárcel el día 14; Aniceto Sánchez Fer¬ nandez, ¿Juan Arbona Serra, Antonio
Se venden'ZZ™y% 321.a BauzáColl,MiguelLópezEstadas,que
ingresaron el día 16; y Mateo Solivedas ‘Cifre, que ingresó el día 1-7.
El miércoles por la noche se reunió
en Palma la Junta Directiva de la so¬
ciedad Fomento del Turismo, y entre otros asuntos estudió el presupueste que tenía pedido para hacer varias obras en el Torrent de Pareys eou el fin de suavizar los inconvenientes que impiden sea visi¬ tado sin peligro dicho hermoso punto. Entre las obras proyectadas figura la colocación de ira pasadizo & la entrada
de dicho torrente para poderlo atravesar en sil anchura con alguna comodidad-
.asuavizar la pendiente del Mal pas de sa
mata y la colocación de una escalera de carácter permanente en el punto donde en otro tiempo hubo una esealera rustica ó sea en Sl Esialó. Aprobó el presupues¬ to la Directiva, acordando además soli¬

El domingo próximo Jos socios de la
Unión Protectora Mercantil verificarán
la anunciada excursión á Sóller por Valldemosay Deyá, al objeto de conmemorar
el 8.0 aniversario de la fundación de la
sociedad y el 3.® de la implantación del
descanso dominical.
Tomarán parte en dicha excursión
unos 70 socios. Los excursionistas saldrán á las dos
y media de la madrugada del domingo regresando á Palma por la noche.
A Sóller llegarán de doce y media á la «na de la tarde y se hospedarán en el
hotel «La Marina».
Los comerciantes en tejidos de esta ciudad, en obsequio de los visitantes han dispueto que una banda de música vaya á esperarles.
Mañana celebra el pueblo de Forna¬ lutx su fiesta mayor, dedicada á la Na¬
tividad de Nuestra Señora.
Como siempre, es probable se traslade al vecino pueblo buen número de sollerenses, para presenciar los festejos.
Ferrocarril
S^alma-Skiller
Con objeto de trabajar en las obras de nuestro ferrocarril, vinieron á Sóller el lunes último unos diez y seis obreros que, procedentes de Valencia y á bordo del vapor correo «Cataluña», habían llegado á Palma en la mañana del mis¬ mo día. Estes son de diferentes puntos
de la Península. En días sucesivos se
han agregado á ellos algunos más tam¬ bién del Continente, y á éstos algunos pocos, muy contados, de Sóller.
Dichos trabajadores unos se han uni¬ do á los que trabajan en los túneles y vía, y otros han formado nuevas briga¬ das, empezando ayer, viernes, la socava¬ ción de la zanja donde se ha de abrir la boca de la salida del túnel del Pujol d’ en Baña en la parte que mira á Sóller. Es¬ tos trabajos se efectúan en la falda de este monte y en terrenos de Can Pipeta.
La gran zanja que ha de dar entrada á este túnel en la parte opuesta se halla á punto de ser terminada, y por tanto,
dentro de unos días se verificará la aber¬ tura de dicho túnel.

Para muestras ó informes

me Rosselló, Rué Thiers 86,

no nuestra visita.

vuestros

su agente antes

días son esperados de Barcelona los ven- j tiladores que han de renovar el aire en el interior del túnel, y es de suponer se colocarán en seguida para facilitar la respiración á los mineros.
En la parte de Alfalia hay de túnel, según se nos ha manifestado, unos 70
metros.
Y no es tan solo en los túneles donde va aumentando la actividad de los tra¬
bajos y acreciendo el número de obreros, sino que también sucede lo propio en la línea de la parte de Burlóla y en el tre¬ cho comprendido entre el túnel Mayor y el que ha de atravesar el Pujol d' en Baña,
EN EL AYUNTAMIENTO

DIRIGIDO POR
J1IAI B. MAYOL

éECCIONEj^:

Primera enseñanza elemental y

®

® culo mercantil. ® Teneduría de libros por

®

é

—& SE ADMITEN INTERNOS

San

Sesión del día 31 de Agosto de 1907

La presidió el Alcalde señor Ripoll y asis¬ tieron á la misma los concejales señores Rofcger, Morell, Joy y Castañer Arbona.
Filó leída y aprobada el acta de la sesión
anterior.
Se dió cuenta de una comunicación del Vice-Presidente de la Comisión Provincial, en la cual devuelve á este Ayuntamiento el pro¬ yecto de reforma de alineación y rasantes de la calle del Lavadero, modificado en la forma
acordada por esta Corporación, para que en nso de sus atribuciones pueda resolver lo que considere más acertado. Enterada la Corpora¬ ción acordo someterlo á una información pú¬ blica á efectos de reclamación por espacio de
30 días.
Se enteró la Corporación de la R. O. fecha 24 de Agosto del Ministerio de la Goberna¬ ción, recaída en el expediente incoado por este Ayuntamiento para adquirir un solar donde construir un matadero de nueva planta y en la cual declara la incompetencia del Mi¬ nisterio para entender en el recurso de don Juan Canals contra la providencia del Go¬ bierno civil fecha 15 de Mayo último, y que una vez que la aludida providencia se haya hecho firme, se devuelva el expediente á dicho Ministerio para autorizar el contrato de com¬ pra si así procede.
Se dió cuenta de varias instancias solici¬

Ci vil
Nacimientos Varones 3.—Hembras 1.—Total 4
Matrimonios
Día 2 de Septiembre.—Guillermo Florit Pons, soltero, con Margarita Bernat Castafíer, viuda.
Dia 3. —Francisco Magraner Berio, soltero, con Catalina M.a Rosselló Barceló, soltera.
Dia 5.—Damián FerráMorey, soltero, con María Oalafat Morell, soltera.
Dia 7.—Miguel Bauza Pons, soltero, con Antonia Morell Rullán, soltera.
Defunciones
Dia 1 Septiembre.—Jorge Llompart Perieás, de 71 años, casado, calle del
Mar,
Dia 6.—Bartolomé Canals Colom, de 75 años, viudo, P. del Sargento Soler,

de la calle del Conde de Ampurias.—Al¬
quería del Conde. Para informes, Angeláis 5.

.

,

g~-ni.» mmmt

El día 22^del mes actual, á las diez y media de la mañana, en el despacho del Notario D. Pedro Alcover, tendrá lugar la subasta voluntaria de las siguientes fincas, sitas en este término de Sóller:
Pieza de tierra huerto, llamada
«Can Lluch Siquié», pago «Huerta de Abajo» ó camino del Mar,de irnos 18 des¬ tres, con casa rústica en ella enclavada,
de unos setenta metros novemtitres cen¬
tímetros cuadrados. Tiene anejo el dere¬ cho de un cuarto de hora de agua cada, semana de la fuente «La Villalonga», y cinco minutes también semanales da
la fuente de la «Olla».
Pieza de tierra huerto naranjal,
llamada «Can Paras», pago «Huerta da Abajo», de unos veinticinco destres. Tienie anejo el derecho de cuatro minutos de agua semanales de la fuente de la
«Olla.»
Porción de terreno huerto, llama¬ da «Ca Ne Menga», de unos cinco des¬ tres. Tiene anejo «1 derecho de medio minuto de agua cada semana de la fuen¬
te de la «Olla».

citar algunas noticias sobre otras obras
en proyecto. Celebramos muchísimo el transcrito
acuerdo, por las facilidades que ha de
dar al turista la realización de dichas

Ayer visitamos las obras en el Pont d‘ en Valls y penetramos en el interior del túnel Mayor, donde hay perforados muy cerca de 160 metros. Actualmente el trabajo se halla repartido en tres bri¬

tando permiso para verificar obras particula¬ res y se acordó pasaran á informe de la Co ¬
misión de Obras.
Se acordó verificar varios pagos. No habiendo otros asuntos de que tratar se levantó la sesión.

SUBASTA
El día ocho del corriente mes tendrá
lugar la subasta voluntaria de las dos fincas siguientes sitas en este término de

La subasta de las expresadas fincas, se verificará, así en tres letes como en parcelas; y se rematará á favor del me¬ jor postor, si la postura acomoda.
El pliego de condiciones y los títulos

mejoras, las cuales harán se vea doble¬ gadas. La primera, que es la que traba¬ mente visitado el pintoresco Torrent de ja más cerca de la boca y la que deja el

Sóller:

de propiedad, están de manifiesto en la

1 a Casa y corral número 9 de la referida Notaría.

Pareys.

túnel á la supeificie plana definitiva, tie¬ ne á su cargo el ensanche de la parte

CULTOS SAGRADOS

calle de San Cristóbal.
2.a Porción de tierra huerto, llama¬

Sóller 6 Septiembre de 1907.

En la presente semana la fuerza de la Guardia civil de este puesto se ha insta¬

baja y construcción de las cunetas y pies derechos; la segunda, que es la que se

En la iglesia parroquial.—Al anoche¬ cer, se cantarán completas en preparación á

da «Can Gancho», sita en la carretera del 'Puerto, contigua á «Can Magadedeu», de unos veinte y dos destres, ó lo

Desea venderse

lado en el nuevo edificio situado en El encuentra á un nivel más alto que la an¬ la fiesta, del día siguiente.

que fuere, atravesada por dicha carrete¬ un bonito almacén-tienda de comesti¬

Fossaret, que el Ayuntamiento acordó
destiuarle.

terior y después de pasar en un buen trecho por sobre un piso de madera ba¬

Mañana domingo, día 8.—Se celebrará so¬ lemne fiesta en obsequio de la Virgen de Bon-

ra, y con el derecho anejo de nueve y medio minutos de agua semanales de la

bles, bien provisto y aparroquianado, si¬ tuado en punto céntrico de uno de los

Los Hermanos de las Escuelas Cris¬ jo el cual trabaja la primera brigada, se any.—A las siete, durante la celebración de fuente de la Olla.

pueblos más importantes de las inmedia¬

tianas han tomado ya posesión del lugar que en el Convento ocupaban los guar¬
dias de la benemérita.

halla á unos 60 metros de la boca y se
ocupa en la ampliación de la parte alta y construcción de la bóveda en su medio

una Misa, se practicará el ejercicio mensual en honor de la Concepción Inmaculada.—A las nueve y media, se cantarán las horas me¬ nores, y después la Misa mayor, en la que

La subasta se rematará á favor del
mejor postor si la postura acomoda, y
se celebrará á las diez de la mañana, en
el despacho del Notario D. Pedro Aleo-

ciones de París.
Para cualquiera que se dedique al co¬ mercio de frutos, vinos, etc., es una ver¬ dadera ocasión, pues que se le cederá en

El jueves por la noche celebró sesión

círculo. La otra brigada, la de avance, es la que va perforando con su penoso

pronunciará el panegírico el Rdo. Sr. Cura Arcipreste. A la tarde, habrá explicación

ver, en donde se halla expuesto el pliego
de condiciones.

muy buenas condiciones. En esta imprenta facilitarán á quien

la Junta local de Reformas Sociales para
proceder al nombramiento del vocal del seno de la misma que ha de presidir la Junta local del censo electoral, conforme á la nueva Ley.
Por unanimidad fué elegido don Ma¬ teo Colom, quién, por lo tanto, presidirá

trabajo las entrañas de la Sierra de Al¬ folia.
El terreno que se encuentra ahora es duro y está compuesto de yeso y piedra calcárea, permitiendo así la perforación sin necesidad de puntales y haciéndose
necesarios á cada momento los barrenos.

del catecismo; y al anochecer, vísperas y completas.
En el oratorio de las Hermanas de la Cari¬
dad.—Mañana domingo, á las cinco de la tar¬ de, se celebrará el piadoso ejercicio de la
Buena Muerte en honor del Santo Cristo de la-Salud.

Se vende la casa n.° 58 de
la calle del Mar.
Para más informes diríjanse á esta imprenta.

a

=0*

.

la pida la dirección del dueño, con quien podrá entenderse directamente el com¬ prador.
»
Ultimas cotizaciones
Madrid 6 Septiembre

la Junta local del censo, tan pronto en¬
tre ésta en funciones.
En la maííana de hoy ha fondeado en nuestro puerto el vapor Villa de Sóller

Hay agujereados en esta forma de unos
15 á 20 metros.
El aire empieza ya á escasear, hacién¬ dose, con tal motivo, pesada la perma¬ nencia en lo más hondo de aquel subte¬

En la iglesia de San Francisco.—Domingo, día 8 de Septiempi’e.—A las cinco y cuarto de la tarde se continuará el septenario en ho¬ nor de la Virgen de los Dolores, con sermón por el Rvdo. don José Pastor, Vicario.

iVmPnIlU /lnv

la casa denomi-
nada Can Cani-

huix de la Plaza de los Estiradors.

Para informes: Antonio Bauzá, calle

de la Luna, n.® 6.

Interior al 4 p g. . . . Amortizable al 5 p §.
Banco de España . . .

Tabacos .

.

.

.

.

.

Francos

Libras.

......

. .
.

. .
.

i00‘3Q 447'00
28 58

G on procedencia de Cette y Barcelona, rráneo. Se nos dijo que dentro breves

,

.

,,

.»

--

«Sí-

SOLLER
JBJtt

FOLLETIN (34)
«EL, .L/AZQ DE-FLORES
—^Si tardo, acuéstate. —No pases pena por mí, dijo F toreo-usía haciendo un esfuerzo para sonreírse. m alumbró á su marido, que bajó la escalera lentamente y como de mala
• gana.
—Acompáñame, Ramón, dije Floren¬
cia al muchacho así que volvió á entrar
en la cocí na.'■Vamos á casa de la señora Jüita.
-Fl chicóse puso en pié, y ambos pa-saromá una casa de muy buena aparien¬
cia, situada enfrente de la suya.
En una gran cocina, en cuyo hogar ardía un robusto tronco, había una an¬ ciana venerable, rodeada de una porción
do niñas de todas edades.
Eran nietos suyos, huérfanos y enco-
’®endades á su cuidado.
—Bien venida, hija mía, dijo la seño¬ ra Rita á Florencia: ¡ola! ¿es éste tu hi¬ jastro? ¡Guapo-muchacho! ¿Y qué oficio aprende?
—'Hasta hoy ninguno, señora Rita, respondió Florencia.

—Pues ya es hora de que elija alguno: hijo mío, Dios nos manda ganar el pan.
—Él lo ganará, señora; pero hasta que llegue este caso, tenemos poco, y quisiera yo hacer algo para tener más.
—¿Qué quieres decir, Florencia? —Yo me explicaré: oí el otro día á mi madre que Vd. buscaba una persona que cosiera algunas.piezas de ropa. —Si, hija: camisas y calzones para estos niños, que rompen mucho. —Pues bien, señora, yo los coseré. —¿Tú? exclamóla anciana, admirada. —Yo: además, lavaré la ropa de la casa, si como me han dicho, Vd. piensa
darla á lavar.
—Pero hija: ¿no te han dado tu dote?
—Mi abuelo no me ha dado nada, se¬
ñora Rita.
—¡Dulce nombre de Jesús! ¡Es esto
verdad!
—Tan verdad como el Evangelio, se¬ ñora Rita: y mientras Dios nos da hijos, quiero ayudar á mi marido, que solo gana tres reales de jornal.
—Dios te bendecirá, hija mía, porque Dios bendice siempre el trabajo honrado.
—Pero me dará Vd. costura, ¿no es verdad?
—Si por cierto, y ahora mismo.
La anciana se levantó: fué á una gran

alhacena que se veía en el costado de la cocina y sacó un enorme rollo de lienzo.
—Toma, dijo, corta camisas y sábanas hasta que se acabe; cada sábado por la
noche me traerás la labor concluida, y
yo te pagaré á peseta la pieza: si quieres
hacer el lavado, ven mañana á recoger la ropa.
—Gracias, señora Rita, y quédese Vd. con Dios, dijo Florencia levantándose.
—¡Que! ¿Ya te marchas? —Sí, señora; Ramón y yo estamos aquí, y liemos dejado la casa sola. —Pues adiós, hija mía, y cuando te falte trabajo/acude á mí: y tú, Ramón, aprende luego á ganar el pan, para no ser gravoso á tus padres. Ramón no respondió, y salió con
Florencia.
Esta encontró á su madre y á su her¬ mana en su casa, que habían ido á verla.
—¡Yo creí que por las noches te ven¬ drías á casa! dijo Baltasara eQ tono de
reconvención.
—Madre, respondió Florencia: si yo salgo de casa, Jacobo, persuadido de que
me divierto, se irá á la taberna todas
las noches: y si ve que me estoy sola, quizás perderá la costumbre de ir á tan
mal sitio.
—¿Y si no la pierde?

—A. lo ménos llevará consigo la pena de proceder mal conmigo.
—Siempre he dicho que sabías tú más que todos nosotros juntos, dijo Baltasara mirándola con admiración: pero, añadió, viendo que Florencia desdoblaba ei lien¬ zo y se ponía á cortar; ¿qué traes ahí?
—Es costura que he ido á pedir á la
señora Rita, madre.
—¿Tú trabajar para otro? —¿Por qué no? Jacobo gana poco. —¡Ah, pobre hija mia! exclamó llo¬
rando la señora Baltasara, mientras su
hija cortaba sábanas con toda tranqui¬
lidad.
—Madre, respondió Florencia: ¿á qué viene afligirse así? El trabajo es bueno, y Dios le bendice! solo es triste la amar¬ ga ociosidad.
—Madre, dijo una voz á su espalda: desde mañana, yo también trabajaré.
Volvióse Florencia y vió á su hijastro
detrás de ella con aire confundido.
—¿Tú, tú trabajarás, hijo mío? le preguntó.
—Sí, señora: que no es justo, ni regu¬ lar, que Vd. y mi padre se estén matan¬ do para mantenerme á mí.
—¡Bien por Ramón! dijo Trinidad. —Solo una* cosa siento, prosiguió el
muchacho.

—¿Cuál? preguntó con ánsia Flo¬
rencia.
—Que no sé de que modo decir á mi padre que me enseñe á trabajar con él: ¡como me aborrece tanto!
—Yo arreglaré eso, dijo Florencia: mira, esta noche, así que entre y se sien¬ te, le dices estas palabras:
«Padre, me ha de perdonar Vd. todo lo malo que he hecho hasta hoy; desde mañana quiero aprender.á trabajar, y á
ser bueno».
—¿Y nada más?
—Nada más; pero esto lo has de de¬ cir con humildad, y con intención ver¬ dadera de cumplirlo.
—¡Vaya si lo cumpliré! .¡hoy se me ha hecho un día tan largo!
—Y cada uno que pases en la ociosidad, se te hará más; con que, desde mañana,
al campo.
—Bien dice doña Agueda, exclamó Baltasara levantándose para irse: tu ma¬
trimonio será un lazo de flores!
Baltasara y su hija salieron de casa de Florencia; la primera llena de gozo: la segunda poseída de tristeza y comparan¬ do ei risueño porvenir que se preparaba á su hermana, con el sombrío que Dios parecía destinarle.

VILLA DE SOLLER

filio IMMlll

ISLEÑA MARITIMA

Servicios esmerados y á buenos precios COMÍPAMÍA MALLOBOONA I VAPOREN

MATEO COLOM
IR,Lazare-Garnot, 34
CETTE

VAPORES
MiiaaM-lellw-Catalifta-laleai-Miio-liilB.

VINO AL POR MAYOR

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias U 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette parsi Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del4 Príncipe n.G-24.—EN BARCELONA.—D. J. Roura, Paseo de la Aduana,'25.“^EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15.
NOTA.-—^Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en-sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas. —La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, *será en todosí los-viajes á las ocho y media de la noche.

Comisiones—Representaciones— Consi naciones— Tránsitos
PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados

AGENTES "DE ADUANAS

>casa principal:
OBRBÍS R/E3 (IDraxioi^) (Pyr.-Orient.)

.J!

sucursales:

PORT-BOU (Espacia,)

®j|®

J3E3NDA.YB (BSíSSGS-Pj/t,)

CASA M CETTE: Qmti du Sud n. 8 bis

TELEGRAMAS: Bauza

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

PABLO COLL ^ F. REYNÉS
AUXOraD (Cote d’ ©r)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón

Especialidad en patatas y demás artículos del pais.

Expedición al por mayor de espárragos y toda clase de legumbres.
Servicio esmerado y económico

L' ASSICDRATR1CE ITALIANA

COMISIÓN Y AJUSTE
JUAN ESTADAS
l.:. mi t PloniTIIIO
TELÉFONO
TaEaSIC^SrAM (Ande)
LA SOLLERENSE
DE
*IO$É COIjIí MERE y PORT-BOD (Frontera franco-espaiíola)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
ii'sciipsioiie
al Album Salón, Hojas Se¬ lectas, Blanco y Negro, Tor
esos mundos, La Ilustración
Española y <\_Americana, Nue¬ vo Mundo, La Moda Elegan¬
te, La Ilustración Artística,
Gedeón, La Última Moda,
El Consultor de los Bordados, Diario Universal, La Mari¬
posa, La Época, ABC, y
otras revistas y periódicos.
—Se admiten en la Admi¬
nistración del Sóller, San
Bartolomé n.° 17.
THE ENGL1SH ACADEMY
Calle del Príncipe n.° 9
DIRIGIDO POR
Mu. GrEORGrE LYNCH
Exprofesor de inglés del Instituto General y técnico
de PIQUERAS

PALMA—MARSELLA y PALMA-ARGEL

SALIBAS

para Argel los Jueves. De Argel los Viernes.

Rara Marsella los Sábados. De Marsella los Lunes.

Servicios combinados con Retes á fort-fait en conocimientos directos

para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Ull,

Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes vía-Argel.
Los señores paspjeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.

El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.

SOLLER
SEMANARIO INDEPENDIENTE
ADMINISTRACIÓN.— Sección de anuncios
Los anuncios que se inserten en esta sección pa¬ garán: Hasta tres inserciones á razón de 0‘05 pese¬ tas la línea; hasta 5 inserciones á razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0'02 pe¬
setas.
-El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas de que se componga, será de 0‘50
pesetas.
Las líneas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se contarán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordinaria del perió¬
dico.
Los anuncios mortuorios por una sola vez paga¬ rán: Del ancho de una columna 1‘50 pesetas; del do dos, 3 pesetas, y así igual en proporción.
En la tercera plana los precios son doblos, y tri¬ ples en la segunda.
Los comunicados y anuncios oficiahs pagarán á razón de 0‘05 pesetas y los reclamos á razón do 0‘ 10 pesetas la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
DOS y dos fcM CURtrO ó sia primera
tanda de veritats, ditas á n‘ es vesins de sa populosa ciutat de S‘ Illot per un tal V amo ’n
Tófol de Sa Llana (molt conegut á ca-seua).—
Este folleto se vende en la Administración
del Sóller al precio de 0‘50 pesetas.

MIC! IIU IBS
POR EL
Vino Uranado Pépsico
d©
J. T0RRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado enj
esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex¬ perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada “diabetes.,,
DE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Spller, Far
macia de J. Torrens.

Sociedad de seguros contra los
ACCIDESTBS BEL TRABAJO
ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, cóntra los riesgos indicados en dicha Ley*
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal,
B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

Conferencias en francés y en inglés en la Academia y á domicilio.
Clases para señoiitas.
CULTIVO PRÁCTICO del OLIVO
POR
L. José Bullan y Mir, Pbro.
Se halla de venta al precio de USO ptas. en “La Sinceridad,,.—
Método de solfeo por
D. Hilarión Eslava.—Se halla en venta en la Administración del SóLLEii. San Bartolomé 17.'

Vda. DE J. SERRA
r*liA*A DG PALACIO-8.-BARCELOM
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana ó Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de
Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad*