ftflo XXII.--2." EPOCA.-NÜIW. 1052
ftflo XXII.--2." EPOCA.-NÜIW. 1052

SÁBADO U. DE JUNIO DE 1907

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D, Juan Marqués Arbana, REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleases)

Colaboración
¡AY DE L'ESPANYA!
En l' atentat coinés contra sos Reys noviis
INÉDITA
D‘ história honrosa, en temps passat, loh Pátria! Espanya malestruga!
Ja es tardl ja es tard!... Les feres, alletantles De 1* incrodulitat ais pits volcánichs,
Sodollaren aes crios; y ara envesten, Contra tot orde, autoridat y dogma.
Oh! el non avéns y llibertats modernos

años que la había recibido de las roori-
bundasmanosde rai tío Carlos.Un tío más
joven que yo, sea dicho de paso,y á quien su esposa adoraba con delirio. Mi con¬
sorte había obedecido la voluntad del
difunto, pero al terminarse la ceremonia nupcial me manifestó que no me amaba.
Mi mujer era un tipo en extremo ori¬ ginal. Detestaba el trato de las gentes, y los meses que pasábamos en la ciudad constituían para ella un suplicio. En el campo, se volvía loca por los caballos, por los lagos y por las montañas. Cabal¬ gaba durante días enteros, nadaba como

V
Creyendo que no volvería á ver en mi vida á mi infeliz mujer, me abandoné á la desesperación, cuando, de pronto, oí
un sollozo á mi lado. Me eché á llorar,
en medio de la tempestad, y entonces operóse un prodigio. Algo suave y vivo estrechaba mis hombros. Yí junto á mí una cabellera flotante y dos ojos que me miraban con deliciosa ternura; y mien¬ tras rasgaba el espacio un inmenso re¬ lámpago, mis labios obtuvieron por vez primera el beso de amor de Luciana.

reformas de Ultramar, el señor Maura refrenó su paso y lo mantuvo á compás del de su hermano político, sin darse cuenta de la abnegación y modestia de
su conducta. Fué más tarde cuando des¬
plegó toda su individualidad, y cuando apareció el «caballo loco» de que habla ahora el periodismo á la antigua... Pero, en fin, la calle de la Lealtad es esta que empieza á subir él pesetero y esa la pro¬ pia casa del presidente. Denúncianlo los guardias de orden público apostados en la acera y algunos individuos de la ron¬ da que no alcanzarán á mantener su in¬ cógnito, de suerte que bien pudieran ir

neras, conviene tener presente este pun¬ to. Desde Cataluña la acción de Maura
nos parecerá unas veces vaga é incolora, otras veces insuficiente, falta de decisión, falta de arranque definitivo. Desde Ma¬ drid, habida cuenta de los obstáculos y
resistencias formidables que se le oponen
y de la hostilidad del medio con que lu¬ cha, llega á parecer audaz.
Algo quiere decir, esto del «caballo lo¬ co». Acaso el señor Maura es un adapta¬ do nada más que á medias, con la adap¬ tación de la forma, de la elocuencia, del
lenguaje. Algo persiste dentro de él de exótico para la atmósfera de Madrid, de

Que han d' estirpar del mon les injusticias, fiols suprimint a Deu...! Respirém V aure
De 1‘ anarquía, dins el mon Senyora —iQue muirá 1‘ homo que no s‘ embrutesque!
iGuerra á son Creador y á cuant a* informi
En 1* esperit de Cristo y a* Evangeli— Ay{ flestoma el redemptor que s‘ alsa,
Enveriuada s‘ eyma,

una sireaa ó surcaba el agua en una
canoa á la vela que manejaba á la per¬ fección. Y yo, triste y apesadumbrado, velaba desde lejos por Luciana, sin espe¬ ranzas de que olvidase jamás al hombre á quien tanto había amado.

J. H. Rosny.
Días históricos

con gorra de visera é inscripción por es¬ te estilo: «policía secreta». Desciendo del carruaje y penetro en los bajos de la casa, á mano izquierda, donde está el despacho. Desde la habitación anchuro¬ sa, cubierta de estanterías con libros y de pinturas y grabados en que campean

traído de lejos, de irreductible y que no consigue emulsionar ni aun con su pro¬ pio partido. Si ahondáramos un poco ve¬ ríamos que el aglutinante de este partido estriba más en los compromisos históri¬ cos, en la simpatía, en la adhesión perso¬ nal que en la comunidad de ideales y as¬

Preconisant sos idéala utépichs, Entre Ts obrera clucata. ¡Oh gran misérial

Ií

Maura

las firmas de la familia, por los altos ven¬ piraciones. No pocos le siguen sin com¬ tanales descríbense en el fondo las aca¬ prenderle, como siguieron á Silvela. Se

Dejun3 del Pa que alimentava 8‘¡ánima.
En furiosa harpía, Orat, se converteix el proletari;
Mentre *ls grana atóntate ae repeteixón Y amb furor aterrant esclatan bombas
¿Quí d‘ es causa eficient? ¿Quí ‘n té la culpa
De tal follía y de ses hecatombes?
"Els hornos qui dominan Encastellatsjen sa imponent supérbia. Yvolen governar sense mes Cédig <Jue *1 que los dicta la Rahó humana

Rústichs humils, amb caritat bullenta

Predicaren dctze hornos

La vertedera Germanor divina

Y, heréichs, ab sa sanch la segellaren.

Mils de mils nihilistes,

Nissaga de Caín desentranyada,

Yomitant édis d‘ esperit satánich,

Retrer 1‘ insignia cristiana intentan

Y aniquilar frenétichs.

,

Tot lo que ha resistit més de vint sigles.

iTasca de Llucifer recoraensada

Mientras recordaba yo estas cosas, en¬
capotóse el cielo y el aire adquirió una transparencia extraordinaria. Nunca me pareció tan vasto el paisaje.
Un nimbo surgió de poniente, ade¬ lantándose escoltado por otras nubes, que se precipitaron en impetuoso de-
sórden sobre la ribera francesa del Le¬
man.
A los pocos minutos parecía el lago
tan ancho é inmenso como un mar.
Comenzó de pronto á llover á torrentes, y el huracán adquirió formidables pro¬ porciones, arrastrando consigo hierbas, arbustos, hojas y techumbres.
De repente tuve el presentimiento de que Luciana debia de estar en el lago. Mi corazón palpitó como la tempestad, borrándose en mi toda idea que no fue¬

Con toda exactitud puede decirse que la opinión pública tiene actualmente un ojo puesto en la Solidaridad y otro en
don Antonio Maura. Alrededor de estos
dos polos está á punto de desenvolverse toda la actividad política del país y aun diría que de empezar una época nueva,
hondamente diferenciada de las anterio¬
res. ¿Qué extraño, pues, que la primera preocupación del recién llegado sea la de acercarse al hombre singular cuya ma¬ nera de entender los problemas de go¬ bierno,—y ello no puede negarse,—es la que más se aparta de los métodos enveje¬ cidos é históricos? El recién llegado va¬ cila antes de tomar una parte de su tiem¬ po al personaje, que todo lo necesita para sí; mas no tarda en sacarle de sus es¬ crúpulos el propio Presidente del Conse¬ jo de Ministros, siempre fiel á la amistad y á los vínculos del paisanaje. Una esque¬

cias floridas y las columnatas y el tímpa¬
no del Museo del Prado.
Apenas me entero de que esté en el despacho particular de un jefe de gobier¬ no, porque no debo aguardar más allá de tres minutos. De regreso del bautizo, el presidente no ha hecho más que quitarse el uniforme y almorzar rápidamente. Oi¬ go pasos sonando sobre la madera de la habitación contigua y en el acto aparece, no el personaje, no el primer ministro de la monarquía, sino el don Antonio de siempre, jovial y digno al mismo tiempo, natural y llano, con llaneza respetuo¬ sa de sí mismo y de sus interlocutores. Su barba y cabello plateados encuadran un rostro de lozano vigor, una piel tersa, unos ojos llenos de vida y de brillo. Sin vanos circunloquios, sin perder tiempo en divagaciones superfiuas, con una se¬ guridad en que se confunden el hábito

acata á Maura por su autoridad y presti¬ gio parlamentario, no por convicción, no por conformidad de principios. De aquí que su obra tenga que ser personalísima y directa, en gran parte, y que la masa del partido se desvíe con frecuen¬ cia de la jefatura ó que la jefactura ten¬ ga que derivar otras veces para no per¬ der de vista al partido...
Esto iba pensando mientras el señor Maura hablaba jovialmente de las futuras Cortes, de la abstención de los liberales, de una labor fecunda para la cual espera la colaboración de los solidarios, rom¬ piendo los moldes de la oposición á la antigua, para convertirse en oposición positiva, realista, leaL
Miguel S. Oliver.
Madrid 22 mayo 1907.
(De La Vanguardia.}

Contra 1 poder de Deu! iProtérva empresa.

ra la de correr en su auxilio.

la, recibida muy de mañana, sorprende al profesional y la aptitud nativa de abor¬

Eternament destruida!
lOom si d‘ Aquell que ha dit:—Jamay les Portea
Del Abisme infernal contra 1‘ Iglesia
S‘ imposarán—pogués mancar la dita! Iniqiia acció del mal que 't mata, oh, Pátria!
Espanya malestruga Tos Reys que veneraves, relligiosa, ¿Cota podrás respetarlos sent athéa?

Con vertiginosa rapidez bajé á la cua¬ dra, monté un caballo en pelo y me di¬ rigí presuroso al lago.
* III
No conservo recuerdo alguno de mi

cronista diciéndole que habrá tiempo pa¬ ra charlar de todo, allá á las dos y me¬ dia, entre el bautizo del príncipe de As¬ turias y la sesión del Senado.
A la hora indicada se toma un simón
y se le dice al auriga: calle de la Leal¬ tad, número tantos. ¡Aquel número que

dar las cuestiones por su mismo centro, empieza á hablar de los asuntos palpitan¬ tes. No he ido allí para celebrar una in¬ terview periodística, sino para oir al es¬
tadista en intimidad amistosa. Habla de
todo lo que nos preocupa en éstos mo¬ mentos: de las nubes que se han cernido

Actualidades
Los Astilleros dei Nemón
(Bilbao)

¿Athéa?... no hu es ella!

recorrido por la costa. Pero me basta ce¬ se saben de memoria todos los preten¬ en el horizonte, de la enemiga que levan¬

Sa política hu es, al menys fins ara.

rrar los ojos para ver nuevamente con dientes, aspirantes, políticos, politicas¬ ta su nombre en determinados grupos y

De la fábrica de los Altos Hornos á los

¿Y el poblé? ¡Pobre poblé que enviliren Per tnedi de la Prempsa y cT espectaclea Pervertidora de cérs é inteligenciesl
¿D‘ hont nos vendrá remej? L‘ Espanya apira Asflcsíada dins el bal’ deis vicia, Saris esporansa ¡ay Deu! de que se trobin Filia justa bastanta, ni en totes ses provincias,
Por cuals virtuts se salvi.
Y els qui planyém lo seu trist fí probable,

toda claridad una barca lejana, agitada
por las olas y próxima á naufragar á
cada resoplido de la tempestad. No me cabía la menor duda. Aquella
embarcación era la de Luciana*.
Apenas perdí dos segundos en con templar la escena. No podía disponer más que de un miserable bote atracado

tros y pedigüeños de España! ¡El poder! —va pensando; idea mágica á la cual convergen, todas las miradas, todas las súplicas ó todas las maldiciones, en un país de fondo colectivista, como lo es el nuestro en gran parte. Mientras el coche rueda estrepitosamente por los sonoros empedrados de Madrid, voy recordando la historia de ese ilustre paisano mío,

en buena parte de la prensa de Madrid, de las elecciones de Cataluña, de las pró¬ ximas tareas parlamentarias, de la refor¬ ma de Administración local, de la Soli¬ daridad y sus hombres...
Le escucho atentamente, cautivado
por su conversación limpia, fácil, llena de chispas y facetas, entre las cuales es¬ talla fugaz, á lo mejor, una palabra grá¬

Astilleros del Nervión no hay más que
unos pocos pasos; pero estos pocos pasos son suficientes para señalar el abismo
que separa á las dos instalaciones fabri¬
les. Los Altos Hornos están en su apo¬
geo, mieutras que los Astilleros yacen en la quietud; en los Altos Hornos vibra
el esfuerzo humano en su tensión má¬

Amilanáis a-sota el dól deis crimens

á la ribera. No había por allí ningún con quien me apresto á hablar, tal como fica é insustituible del argot de los ba¬ xima. corre la vida, fluye la obra perfec¬

Que córs-geíats, nos ha ‘atroncat les llágrimes, Ja 'ns podem enfonsar dins catacumbes, A Deu piadós resant lo Miserere...
No pus divertiments! cuand jermans nostros Yan esquitxats do sanch, vestits de noces.
•Y, ara, enteneuhó, Roya de la terral Ensenj'auvóa els qui jutjau ais pobles! *
Davant la Providencia,,
Peta patent en véa de nostra Espanya, Humillemnós els qui teníra fé amb ella.
¡Sonyó: salva ton poblé!
Bartomeu FerrI.

hombre ni ningún otro medio que pu¬ diese favorecer mis propósitos.
Hice, por tanto, lo único que me era
dado hacer, á menos de abandonar á mi
esposa. Desaté el bote y me lancé al lago. Con la fuerza de uu gigante, lu¬ ché contra el viento y contra las olas. La lluvia y la espuma me herían el ros¬ tro y me impedía el paso el formidable empuje de las aguas, que con gran difi
cuitad cortaban mis débiles remos.
Sin embargo, seguía yo avanzando y

la recuerdo, tal como la vi desenvolver¬ se desde el rincón de Mallorca, hace ya más de veinticinco, cerca de treinta años.
Recuerdo las fases todas de su persona¬
lidad, así como fueron apareciendo á mi imaginación de muchacho, según lo que oía hablar ó lo que leía on los periódicos de la provincia. Recuerdo al estudiante vivaracho, que venía á pasar sus vaca¬ ciones en Palma y que iba mereciendo el calificativo de «listo», el calificativo ma¬ drileño por excelencia. Recuerdo, sobre todo, al joven licenciado de quien se ha¬

rrios populares de Palma. Desde lejos, en Barcelona, me lo había figurado, días atrás, lleno de preocupación, acaso un poco pensativo, acaso perplejo y cercano al desconcierto ante la marea general. Mi impresión es ahora muy distinta y la rectifico: estoy en presencia de un hom¬
bre lleno de confianza en sus fuerzas, y
entregado á una esperanza generosa.
Prodúceme un efecto de fuerza serena,
casi sonriente. En medio de su concepto
claro de los hombres, mantiene su opti¬ mismo personal. Maura no es inclinado

ta, en tanto que en los Astilleros todo casi se ha acabado. Aquí anda la muer¬
te rondando... Los célebres Astilleros
están callados, crece la hierba en sus
gradas, son, además, como un refugio de los recuerdos más tristes. ¡El recuer¬ do de la flota española destruida! ¡El re¬ cuerdo do la gloria española desvaneci¬ da! ¡El recuerdo amarguísimo del crak español!
He penetrado en los Astilleros con la misma actitud de respeto que se adop¬

t de Juny, ísos.
wwaCgwn
Sección Literaria
LA TEMPESTAD

ganando terreno hacia la comprometida
embarcación. A los pocos momentos dis¬
tinguí una silueta femenina y lancé un
espantoso grito.
Era aquel el íustante decisivo. La tem¬ pestad acumuló sus energías, alzóse la
barca sobre una ola amarillenta, descen¬
dió rápidamente y zozobró entre la espu¬
ma. Yí á Luciana saltar al lago y desa¬

blaba ya como de una «esperanza», cuyo
nombre había sonado en la prensa, cujm
palabra se había dejado oir en la Acade¬ mia de Jurisprudencia de Madrid y que había inaugurado con excelente éxito sus tareas de abogado. Recuérdole, por últi¬ mo, cuando su primera elección de dipu¬ tado á Cortes, en 1881... Desde entonces, sin interrupción alguna, ha venido repre¬ sentando á Mallorca en el Congreso.

al sistema de la desconfianza. Sus debe¬
res de hombre de Estado lo mismo que
su experiencia pónenle en guardia con¬ tra los manejos de la política de encruci¬ jada, intriga y complot, que por desgra¬ cia es la que-ha solido privar en nuestro país. A esta política se empeña en con¬ testar con otra política leal, pública y de franqueza. Sabe que tiene en contra suya á muchos periódicos y á gran parte del

ta al entrar en un santuario ruinoso, en
una ciudad muerta, en un templo vacío. Este lugar fué un santuario donde loa españoles pusieron el ara de sus espe¬ ranzas... y el santuario yace roto. Un re¬ ligioso respeto me invade al entrar; camino en silencio, despacito y recata¬ damente para no turbar el sueño de las esperanzas que murieron y aquí yacen

I

parecer rápidamente.

Desde entonces han pasado veintiséis ambiente de Madrid. No cree en la efica¬ enterradas. Voy recorriendo el lugar,

—La tempestad es la juventud del mundo—dijo Charpe.—Cuando respiro el aire violento y la húmeda electricidad,
cuando las nubes se lanzan unas sobre
las otras, como manadas de mastodontes,
paréceme que todo renace y que nuevas
fuerzas van á rechazar la creación. Sien*
do niño, gritaba de alegría cuando esta¬ llaba una tormenta y oia zumbar el
trueno.
Charpe abrió sus fosas nasales, respiró voluptuosamente y exclamó:
—¡Cosa extraña! Los sucesos prósperos
de mi vida han comenzado siempre en
medio de una tempestad, sobre todo uno de ellos, que jamás olvidaré. ¡Que tor¬ menta la de aquel día! El hecho ocurrió en el lago Leman. Estaba yo asomado á
la ventana, con el corazón lleno de tris¬ teza. Amaba á mi mujer, sin esperanzas
de ser correspondido por ella. Hacía dos

IV
Me detuve y me puse á contemplar con terror la superficie del lago. Pero la llu¬ via me cegaba, y en medio de aquellos remolinos, ¿cómo distinguir una cabeza
humana?
Poseído de un vértigo indescriptible, me arranqué la ropa que llevaba puesta
y me arrojé al lago, no con la esperanza
de salvar á Luciana, sino con la volun tad de morir déla misma muerte que ella. Me zambullí en el agua, llamé con todas mis fuerzas á la mujer adorada, y no tardé en adquirir el convencimiento de que Lueiana había perecido.
Es de advertir que pocos hombres na¬
dan tan bien como yo, y, por tanto, nada tiene de extraño que me hallara en el lago como si estuviera en un es¬
tanque.

años.
Mis reflexiones toman otro camino y
pienso en la forma como recibía una gran parte de la opinión provincial las noticias del justificado encumbramiento de Mau¬ ra. ¡Aquella atmósfera provincial que só¬ lo se rinde á los éxitos positivos, á los
triunfos materiales! Muchos no veían en
todo aquello más que obra de la suerte; otros más que la sombra protectora de Gamazo. Y, sin embargo, á medida que se formaba mi criterio y podía penetrar
conscientemente en los discursos y en
las ideas del diputado mallorquín, más clara se me ofrecía la originalidad del temperamento político de Maura y máá evidente se me iba haciendo que brilla¬ ría con mayor luz, con luz más intensa y
propia, cuanto más solo anduviera y
cuando menos tuviera que supeditarse su talento á la dulce tiranía de afectos y
gratitudes familiares. Durante muchos años, casi hasta sus

cia de los rotativos para sobreponerse á una obra sincera con adulteraciones y
simulaciones burdas, y lo fía todo al triunfo de la verdad sobre los convecionalismos é imposturas inveteradas en nuestro régimen de partidos.
A medida que habla me voy forman¬ do idea de la posición única de este hom¬ bre. Yo procuro inquirir los motivos de la animadversión que se guarda para con él en los círculos netamente profe¬
sionales del politiqueo. ¿Será que, de un modo instintivo, comprenden que don Antonio Maura no es de los suyos? ¿Re¬
conocerán en él al verdadero enemigo?
¿Les desconcertarán acaso ciertos pun¬ tos de vista, ciertas maneras insólitas efe ver los problemas de la gobernación, ciertas salidas inesperadas y sorprenden¬ tes, como si correspondieran á otra psico¬
logía nacional fuera de la predominante
hasta ahora, á otro sistema intelectual, á otra estructura del alma? De todas ma¬

miro las cosas que hay en torno, apenas
me atrevo á tocar nada. Realmente, éste
es un lugar sagrado, un cementerio de
esperanzas, un lugar trágico. Como en
las ruinas de las famosas ciudades, co¬
ma en los célebres campos de batalla, en este lugar viene á los labios la sacra¬ mental frase: «Aquí fué...»
Aquí fué donde se construyeron aque¬ llos épicos barcos que llevaban nombres tan gloriosos y tan sonoros: Oqueneto.
Vizcaya. Princesa de Asturias; aquí fué
donde la industria nacional quiso reali¬ zar un valiente esfuerzo regenerador;
aquí, donde los españoles quisieron probar su aptitud para las empresas de mayor fuste; aquí fué donde España puso su dinero y su ilusión, y su deseo de sobrepujar á las otras na-
cfbnes. Por virtud de aquel esfuerzo colectivo, las que eran pobres maris-

SCL.LER

'*mzs se transformaron en talleres, di-, blica, quizá la autocracia, ó quizá el á éstos sobre los de la provincia, y á és¬ privadoe los de carácter público re¿e- hallándose su entrada próxima al camino

-^ues^y extensos pabellones; acudió una j Gobierno por quinquenios, ó también tos sobre los del resto de la nación.

ñados.

que de aquella villa conduce al puerto.

multitud de operarios, ingenieros, ar pería autonomía, ó tal vez los hrtffun

En igualdad de circunstancias se opta, 2.® Con lo* elementos que á esta cen¬ Su propietario piensa abril las en bre¬

"Msta?; se pusieron las máquinas á tra¬ dios... Todos los días amanecen 'proyec¬ rá por los que tuvieren mayor número tral ae le faciliten, proponer los medios ve á la visita del público.

iinar, las locomotoras á correr, los bra¬ tos, todos fracasan. Los barcos se hun¬ de hijos aptos para lashibores del campo. de llevar á cabo la subdivisión de la pro¬

cos á moverse, las inteligencias á calcu¬ den, los cañones no disparan. las ban¬ Art. 5.® El reparto y cesión de los piedad privada en aquellas regiones, El almendrón se cotiza en alza pro¬ lar; en peco tiempo se vió el milagro de deras se rinden, la fe huye. Siempre la terrenos se ajustará -¿ las siguientes con¬ cuya excesiva acumulación lo aconseje gresiva; el sábado se pagaba en Fela-

una instalación naval completamente tentativa; nunca el-final de la obra per¬ diciones:

en beneficio del progreso agrícola y de nitx á razón de 98'00 pesetas el quintal.

surtida. Y saltaron de la tierra al mar fecta .

Primera. Se formarán lotes de la ex¬ jas clases rurales.

tres gallardos y hermosos buques, con >|Por qué esto, por qué...? Creo yo que tensión necesaria para sustentar una Art. 7.° Esta junta determinará los Se halla vacante la plaza de Farma¬

—su3 buenos cationes preparados, dis¬ las cosas más complicadas y difíciles del familia en la comarca, según se deter¬ montes y terrenos declarados enajena¬ céutico titular de la villa de San Luis

puestos 4 defender el honor de la rpatria. mundo no son complicadas, difíciles por mine en el plan que establezca la junta bles, fijando el plan á propósito para su dotada con el haber anual de 490’45 pe¬

.jY en seguida vino la ruda prueba, y si mismas, sino porque los hombres central.

división y-adjudicación, y los clasifica¬ setas.

los tres gallardos buques no pudieron quieren complicarlas: las cosas que nos Segunda. Una cuarta parle por lo rá, trazando el plan que haya de seguir¬ Los aspirantes deberán presentar sus

defender el honor de la patria, y sucura- rodean se ordenan inmediatamente que menos de los terrenos concedidos habrán se en cada c^so concreto para la repo¬ solicitudes dentro el plazo de 30 días.

bieroñi

se las mira con buen deseo, con sencillez. de dedicarse á repoblación forestal por blación y explotación de los mismos.

*'Yoy csiúinandocon triste respeto por ■este lugar, turaba de ilusiones. Aquí 'fné .. En esta grada se armaron las qiii-

con justicia y con recta mirada; y las naciones más grandes circulan median¬ te sistemas de una extrema simplicidad,

el concesionario y el resto á otros culti¬ Dicho plan abarcará desde el estudio vos y siembras de preferencia de éste.! y mera forma de reparto cultural hasta pero con el consejo y dirección técnica, la elección é instalación de las familias

Leemos que en algunas casas de co¬ mercio de Felanitx empieza á hacerse provisión de envases yá preparárselos

'lláfi de los gallardos buques; en esta gru¬ ida fueron surgiendo los buques uno á
uno; y de aquí cayeron después al agua íriunfalmente; y ahora en esta grada nace la hierba... Junto á la grada está ' ei diqae seco, un barco hay en él, pero no un barco glorioso y pujante, paladín de la patria, sino un pobre barco coste¬ ño que ha venido á repararse de sus vul¬ gares averías, «Más lejos están los talle¬
res donde se tundían los cañones, aque¬ llos brillantes cañones que cayeron ven¬
cidos en el mar de las Antillas; ahora no
•e funden aquí cañones, sino humildes artefactos de acero, completamente pací¬ ficos. Ya uo hay cañones brillantes... Y aiií cerca está el taller de carpintería, y dentro del taller, qoh, sarcasmo del des¬ tino!, contemplan mis ojos con admira¬ ción tres balandros de regata, de casco
, panzudo, de forma graciosa, de frágiles maderas. Su lugar de acorazados balandrítosí'á cambio de gallardas y valientes «■naves, barquitos coquetos es, para pasar •el rato honestamente...-¿No es éste un "Símbolo'terrible é irónico? ¿Será éste, en realidad, el brusco salto de la gloria y fie la potencia patrias? ¡Horrible salto,

con la misma simplicidad con que el mundo rueda tan admirablemente, sin
apartarse un ápice de su ruta en torno
del sol.
Creo yo. en fin, que la trama de una nación es tan simple é inocente como la
de un individuo de buena voluntad, y
creo que un pueblo rancio como España, si es verdad que no puede ascender á los primeros puestos, porque este ascenso depende de otras causas más profundas, cuando menos puede ordenarse, que es lo principal, lo mismo que una familia se equilibra, se sosiega y pone en orden sus bártulos y sus conciencias. El equi¬ librar. sosegar y poner en un regular plan de vida los bártulos y las concien¬ cias de España, es-posible que sea, más que obra complicada, obra sencilla. Una vez sosegada, veríamos con vergüenza que éramos nosotros xjuienes inpedía¬ mos arreglar la^familia española; noso¬ tros, que gritábamos todos á la vez,
traíamos cada cual nuestro proyecto,
quitábamos y poníamos, chillábamos,
nos dolía la cabeza, llorábamos triste¬
mente.... Después veríamos con alegre estupor que el poner en curso las cosas

que por la junta se facilite.

¡ ■pobladoras, con inclusión del régimen

Tercera. Durante los cinco primeros; de vida de la colonia, de conformidad

años el concesionario de un monte del con lo señalado en el artículo 5.*

Estado será mero poseedor del lote que se le haya adjudicado, y podrá privár¬ sele de la posesión cuando no cumpliere las condiciones fijadas en esta ley y las que para su mejor aplicación le señale la Junta encargada de este servicio.
Cuarta. Transcurridos los cinco años
adquirirá la propiedad de los terrenos y

Art. 8.° Un real decreto dictado por
la Presidencia del Consejo de ministros aprobará cada plan y ordenará su ejecu¬ ción, siendo obligatorio constituir una asociación cooperativa entre los nuevos pobladores de cada monte ó terreno sub¬ di vidido que habrá de servir de órgano
intermediario de los mismos en sus ne¬

empezará á satisfacer al Estado la con¬ tribución territorial correspondiente, se¬ gún la calidad de la finca y clase de
cultivo.

cesidades de crédito, ahorro, socorro,
seguro, compra, venta y mejoras cultu¬ rales, ¿proporcionando las ventajas mo¬ rales y económicas de la recíproca unión

Quinta. En los montes que sean de de fuerzas para un fin común.

propiedad y de aprovechamiento común de los Ayuntamientos, los lotes se adju¬
dicarán á censo reservativo, abonando
el censatario á lo menos como canon del
mismo el 2 por 100 del valor en que se hubiese tasado el terreno, y pudiendo redimir el importe de su capitalización
hasta cincuenta consecutivas anualida¬
des.
Sexta. No podrán recaer dos lotes en personas ligadas por vínculo de paren¬

La junta ejercerá cerca do dichas aso¬ ciaciones cooperativas las funciones de dirección y patronato hasta que los so¬ cios adquieran la práctica necesaria pa¬ ra regir la asociación.
Art. 9.° También se aprobarán por Real decreto de la presidencia del Con¬ sejo de ministros los proyectos munici¬ pales de reparto individual de sus bie¬ nes comunales, de propios y los baldíos.
Para ello se hará constar la extensión

tesco dentro del segundo grado, salvo de cada una de estas clases de bienes, su

aparatos indispensables para empezarla fabricación de pulpa de albaricoque.
La cosecha de dicha fruta se presenta abundante en aquel término; lo cual, unido al escaso entusiasmo que reina éntrelos fabricantes, hasta el punto da no haberse hablado todavía de precios,
hace presumir que éstos no serán muy
elevados.
La Compañía de Ferrocarriles de Ma¬
llorca ha introducido un nuevo servicio
de coches de primera clase especial que circularán á partir del día de hoy.
Dice El Felanigense del sábado último: «Estos días han regresado de América muchos hijos de esta ciudad, que la abandonaron para ir en busca de mejor fortuna. Vienen de Buenos Aires, y la? impresiones que de allí traen son algún tanto desconsoladoras; pues, ademé? de patentizar que ya no tienen razón de ser las quimeras de realizar rápidas fortu¬ nas en aquellos países, añaden que han quedado forzosamente muchos mallor¬ quines, que no han podido reunir el importe del pasaje para repatriarse.»

desde acorazado de pelea, hasta balan■drito de regata!
Ultimamente he subido á las oficinas
de los Astilleros y he penetrado en un
so km cilio recatado, en cuyo centro, co¬
mo glorioso emblema, hay un barco en -miniatura, perfectamente construido,
con todos sus nimios detalles, cañonci-
tos, «adenitas, anclas y mástiles. Nada falta, todo está aquí representado en *«?te modelo de los famosos buques. El

de un país no era una empresa de semi¬ diosas. sino de hombres buenos, senci¬
llamente. J. M.* Salaverria.
(•3D<6 A. JB O,)
la colonización interior
He aquí el texto íntegro del proyecto de ley sobre colonización interior, leído •el martes por el ministro de Fomento en

que fueran todas ellas de mayor edad, cabezas de familia y con demostrada ap¬ titud para el cultivo.
Séptima. Será nulo todo pacto de ce¬ sión permuta ó venta durante los diez primeros años á partir de la adjudica¬
ción.
Octava. Tanto en los casos de trans¬
misión por herencia como por actos in¬ tervivos. después de diez años, serán indivisibles á perpetuidad los lotes adju¬

valor aproximado y la parte que con¬ siente el aprovechamiento cultural, la que debe dedicarse á la repoblación y aprovechamiento forestal y la que esté
destinada ó deba dedicarse y reservarse
á aprovechamiento comunal. En cada Real decreto se fijará el plan
de reparto que haya de seguirse y las respectivas atribuciones que deban co¬ rresponder á la Junta Central para velar por su recta aplicación, ó á las provinci¬

El jueves llegó á Palma el Contador de la Diputación provincial de Barcelo¬
na, don Antonio Torrens.
Dicho señor que regresó hace poco de Madrid lleva el propósito de dar en la capital una conferencia á los Secretaios de los Ayuntamientos de la provincia, sobre los procedimientos que les convleue seguir aute las circunstancias actua¬
les.

airoso ca-sco tiene la ¡proa aguda, ame¬ nazadora. «puntando hacia adelante co¬ mo un buen paladín.; el puente selevanta en la mitad, con su casilla del co¬
mandante; los masteleros se yerguen bien rectos y bien firmes, las doschime:ne :a están prontas á humear; loa caño¬
nes sacan sus bocas fuera de los reduc¬

el Senado:
Articulo l.° Tiene por objeto esta ley arraigar en la nación familias desprovis¬ tas de medios de trabajo y de capital pa¬
ra subvenir á su sustento.
Su fin es doble; oponer un dique 4 la emigración y repoblar el país con deter¬
minados cultivos adecuados á terrenos

tos y amenazan ttl enemigo; tan gallar¬

improductivos ó insuficientemente do¬
tados.

do. tan completo es el raiuúscnlo acora¬ zado. que da una fuerte impresión de realidad y aparenta que va4 ponerse á navegar repentinamente, á humear, á disparar cañonazos, á izar las banderas en él tope de los masteleros... Por un
instante me olvido de la realidad pre¬
sente y pienso que este buque vive to¬ davía, y que también viven otros mu¬ chos como él. y que todos ellos andan por los mares arrogantemente, hacien¬ do respetable el nombre de España.

Como procedimiento, se ensaya repar¬ tiendo entre familias pobres y aptas para el trabajo la propiedad de los terrenos y montes públicos incultos que en esta
ley se señalan y mediante las condicio¬
nes que en la misma se establecen. Art. 2.° La aplicación de esta ley
tendrá por ahora carácter de ensayo y se reducirá exclusivamente ¿aquello» mon¬ tes de propiedad del Estado declarados enagenables, que sean susceptibles de cultivo en ciertas zonas, sin menoscabo

¡Pero después me acuerdo de aquella de la couservacióu y cuidado déla rique¬ trágica hora española, en que uno tras za forestal de los mismos.

otro. C0ino¡oi¿golpe despiadado de la fa¬ talidad. se cayéronlo tos todos los casti¬ llos de España: Ejército. Marina, dinero, reuombre, fe. energía. Me acuerdo de lo que estos astilleros fueron y de lo que pon ahora, de lo que pudieran haber he¬ cho y de lo que ahora hacen; me paro á
considerar los innumerables fracasos de

A este efecto, todos los montes y terre¬ nos referidos que hoy dependen del mi¬ nisterio (le Hacienda, se declaran com¬
prendidos en la presente ley y su enagenación se sugetaró á las condiciones de la misma, procurando el gobierno llevar á cabo el ensayo en todas las regiones

dicados á cada uno -de lo» censatarios, debiendo en todo caso traspasarse ínte¬
gro á una persona sola, á no ser que tuviera especial y motivada autorización
del gobierno.
Novena. No podrán gravarse los lotes
adjudicados, con más hipotecas que las legales á favor del Estado, municipio, consortes é hijos, para la responsabili¬ dad real del propietario como base del crédito agrícola de que desee y piense hacer uso en las operaciones de cultivo y explotación.
Unicamente les será permitido con¬ traerías con las asociaciones cooperativas que se organicen al crear los núcleos de población.
Décima. En el caso de ejecutación del referido crédito, el dominio pasará al acreedor pero con la precisa condición de no poder desmembrarlo y de que una nueva familia reemplace á la ejecu¬
tada.
Undécima. Se facilitarán por el go¬ bierno los auxilios necesarios para la explotación délos terrenos adjudicados, ajustándose á las reglas que las juntas
formulen, atentas á las condiciones de
los terrenos<que han de ser colonizados y especialmente á las de cada región de
cultivo.

ales ó locales que en cada caso se creen, así como la dirección técnica que el Es¬
tado habrá de facilitarles.
Art. 10. Se autoriza,un crédito de un millón de pesetas, cifra bastante para llevar á cabo el primer ensayo de colo¬ nización en los montes y terrenos ena¬ genables del Estado, calcul indo un mᬠximum de mil pesetas por colono y lote
concedido.
Art. 11. Un reglamento dictado con audiencia del Consejo de Estado en ple¬ no desenvolverá el contenido de esta ley, ajustándose á su espíritu y finalidad.
Art. 12. Anualmente se presentará
por el Gobierno á las Cortes una memo¬ ria de las aplicaciones hechas de esta ley y sus resultados.
Sobre la abstención de los liberales
Dice un periódico: «En el campo que cultiva el señor Moret parece que se presentan nubarro¬ nes que amenazan descargar furiosa tormenta. Poco dura la alegría en casa de los pobres, tan poco como en casa de los liberales; aquellos entusiasmos béli¬ cos se han ido enfriando poco á poco y

El próximo domingo los republicano? mallorquines se reunirán en asamblea, discutiéndose la siguiente proposición:
«El partido republicano de Mallorca, aprueba la orientación que don Nicolás Salmerón ha dado á la política republi¬ cana de Cataluña, y desea que asi cons¬ te en la próxima Asamblea republicana que ha de celebrarse en Madrid.»
El jueves por la noche se estrenó en el Teatro Principal de Palma el drama escrito en catalán por el conocido litera¬ to D. Santiago Rusiñol y traducido al castellano por don Gregorio Martínez Sierra cuyo título es «La Madre».
Como saben nuestros lectores, dicha obra fué escrita durante una de las últi¬ mas estancias en Sóller del celebrado es¬ critor.
Después de haber inspeccionado la?
fortalezas de los islas de Mallorca. Me¬
norca é Ibizn, ha regresado á Madrid el jefe del Estado Mayor Central, general Martitegui. acompañado de sus ayudan¬ tes y demás señores que cou él vinieron,

España, de las muchas cosas que fraca¬ san aquí, en esta nación donde casi se ha llegado al culto del fracaso. ¡Cuántas cosas fracasan en España...!

del territorio en que pueda disponer de
montes cedibles del Estado ó de los ayun¬ tamientos, bienes abandonados, baldíos
ó incultos, para queá toda3 alcance el beneficioso pensamiento que la informa,

Las asociaciones cooperativas forma¬ das para la nueva colonización inter¬ vendrán para el conveniente empleo de los auxilios, por parte de los colonoq, conforme á los cálculos que por las jun¬

á la hora presente la nostalgia del Par¬
lamento desmoraliza las filas de los ami¬
gos del señor Moret y al Congreso vuel¬ ven sus miradas muchos diputados que
sólo allí tienen, al decir de ellos, am¬

La Sociedad de socorros tnútuos crea¬ da en Marsella con el título de Lo. Unión
Española, compuesta en su mayor parte
de socios sollerenses. conmemoró, el 12

Todos los dias amanecemos los espa¬ y para mejor observar la eficacia de la tas se señalen.

biente apropiado para la vida.

de Mayo, el 8.° aniversario de su funda¬

ñoles con un nuevo, caliente y salvador misma en las respectivas comarcas.

Duodécima. En la repoblación de los La aparente ó real indiferencia del ción.

proyecto; cada momento pasa por enci¬ ma de los cerebros españoles el aura de
la fantasía. «1 viento del buen deseo, el
.«o.p!o deí ideal; cada momento surge un

Art. 3.° Podrán los ayuntamientos
enagenar sus bienes patrimoniales que no estén catalogados por causa de utili¬ dad pública y sean susceptibles de divi¬

terrenos de los ayuntamientos podrá hacer el Estado anticipos á las asociacio¬ nes cooperativas que en cada caso debe¬ rán también formarse, quedando á és¬

gobierno ante la retirada de los moretistas, el encogimiento de hombros con que la gente la ha acogido, ha llevado á aquellos espíritus, primero, la duda,

A las 8 de la mañana del citado diay
en el local social, dióse comienzo á la
fiesta con un espléndido lunch, asistien¬ do lo más distinguido de la colonia es¬

español con una panacea bajo el brazo, sión j venta en pequeños lotes, en la tas responsables para con aquél y afec¬ más tarde, á la hora presente, el deseo pañola.

y todos los días, al llegar la noche, Es¬ forma y condiciones que se fijarán para tas en garantía á los lotes adjudicados. de volver á la vida parlamentaria, y, A las 10 y á los acordes de la Marcha

paña es un cementerio de fracasos, po¬ los montes deiEstado.

En la concesión de préstamos se seña¬ mañana, en un mañana muy próximo, Real descendióse lo bandera, emblema

mo «i el sol fuera demasiado vivo, dia¬

Del mismo modo todos aquellos propios larán las condiciones de los mismos, el el desfile hacia la casa de en frente, ha¬ de la patria y de la Sociedad, y precedi¬

riamente se realiza en nuestra patria de los pueblos que uo estén declarados tanto por ciento de interés y la amorti¬ cia el Congreso, sin que basten á evitar dos de la música titulada «Fanfare An¬

una floración espontánea y gentil de enagenables ó pendientes de venta por zación á que han de ajustarse.

el hecho todos los arrestos de elocuen¬ dró» procedióse á visitar al Sr. Alcalde.

hermosos proyectos, y viene la noche, y el ministerio de Hacienda, podráu serlo Art. 6.® Para la mejor ejecución de cia del jefe.»

Formaban la comitiva D. Guillermo

las flores se mueren. E<ta es una dicho¬ conforme á esta ley, bien á petición de esta ley y realización total del pensamien-

Deyá. celoso Presidente. D. Luis Cabello,

sa tierra de pujante fecundidad, en que los pueblos propietarios, bien por reco¬ toque lainforma.se creará una junta
brotan anhelos cómo la hierba en un nocerse la conveniencia de la división central compuesta de un exministro de

Crónica Balear

Vice-Presidente y Presidente de la Co¬
misión de fiestas. D. Bartolomé Coll.

campo tropical; brotan proyectos, se por el gobierno, mediante el organismo la corona, presidente, dos senadores, dos

activo Tesorero. D. Pedro Juan Coll. et-

agotan todos; los políticos fundan uue- que 8n la misma se establece.

diputados á Cortes, el director general

En Munacor se ha descubierto recien¬ Presidente ó infatigable socio de mérito,

vqs partidos, las regiones inventan nue¬ Art. 4.® Tieuen derecho á beneficiar de Agricultura, el de contribuciones, temente unas hermosas cuevas, de bas¬ D. Antonio Cervera, Vice-Tesorero y don

vos motivos de regeneración, las Asam¬ de esta ley los que acrediten no pagar impuestos y rentas, dos ingenieros de tante extensión, en el punto conocido Antonio Vicente, Secretario de la Comi¬

bleas patrióticas se suceden; hoy se mi¬ contribución y sean casados ó viudos con montes y dos agrónomos.

por La boca d' els ams. enclavadas en la sión de fiestas.

ra hacia el Africa, mañana á América; hijos, dándose preferencia á los del tér¬ Esta junta tendrá á su cargo:

finca de don Bartolomé Caldentey.

Al pasar por el Quni du Port, frente al

ahora es la industria la queinos salvará, mino municipal en que se lleve ¿ cabo l.° Organizar la elección, división y Distan unos doce kilómetros de Mana- lugar en donde se encontraban anclada?

luego es la agricultura; quizá la repu¬ el reparto sobre los del partido judicial; adjudicación como bienes de dominio cor y unos dos de las Cuevas del Drach, varias barcas délas que se dedicíinl

transporte de naranjas, se hizo alto, cru¬
zándose saludos coa las banderas de
aquellas y la de la Sociedad. 1 las 1L se oyó misa mayor en la
Iglesia de St. Cannat (les Préeheurs).
asistiendo la Exorna. Sra. Condesa de
Torrijos, esposa del respetable Cónsul de España, la Sra. de Estrada y esposo el simpático Vice-Cónsui, Sra. de Escu¬ dero y esposo Canciller del Consulado de Cuba, Sras. de Coll, Michel, Arbona

conscientemente crueles instintos, en es¬ ta época del año, cogen nidos y desbara¬
tan las crías de los pájaros que habitan el campo, contribuyendo á destruir uno de les más preciados y variados atracti¬ vos de la naturaleza y que más anima¬ ción y vida da á la desierta campiña; ha
creído conveniente reproducir á conti¬ nuación el art.o 597 de las Ordenanzas
municipales de esta ciudad, de fiel ob¬

y otras cuyos nombres sentimos no re¬ servancia yá, por haber sido aprobadas

cordar.

por el M. I. Sr. Gobernador civil de la

Terminada la ceremonia religiosa, provincia con fecha 10 del actual.

continuó su pasa-calle, la comitiva, vi¬

Dice así:

sitando las autoridades y prensa. Al lle¬ gar frente al edificio ocupado por el Consulado de nuestra nación y á pesar de encontrarse indispuesto el Sr. Cónsul,
asomóse al balcón, demostrando una

«Art.o 597. Se prohíbe en absoluto cazar ninguna clase de pájaros, declara¬ dos insectívoros por la ley y reglamento de caza; así como tambiéu se prohíbe co¬

vez más sus simpatías hacia la Sociedad j ger nidos, desbaratar las crías, y en ge¬ de la que es digno Presidente honorario. neral perjudicar la procreación de los

Acto seguido se dirigió la comitiva á pájaros insectívoros, declarados benefi¬

los Salones «Pain», agrupándose delan¬ ciosos para la agricultura.

te del objetivo del Sr. Bianc y sacándose Se declaran comprendidos en la clasi¬

dos fotografías.

ficación de insectívoros y queda por tan¬

A la 1 y media sirvióse un espléndido to prohibida su destrucción, los llama¬

banquete asistiendo más de 50 comensa¬ les, entre los que figuraban lo más dis¬ tinguido de la sociedad francesa, repre¬ sentación de la prensa local y colonia española.
El Sr. Casals, Canciller del Coasulado de España, escusó su asistencia.
Al descorchar el champagne inició los
brindis el Sr. Estrada, Vice-Cónsul, el
cual presidió en representación del señor Cónsul; levantó su copa por España y Francia y por la prosperidad de la So¬

dos en el país rupits (Ley 16 de Mayo 1902: Reglamento 3 de Julio 1903).
Siendo insuficientes los dependientes municipales para vigilar las infracciones de dicha ley, concederá el Ayuntamien¬
to una retribución de cinco pesetas, ó
consignará su agradecimiento, al vecino que denuncie cualquier abuso ó infrac¬ ción que se cometa de dicha ley; siem¬ pre que presente pruebas suficientes pa¬ ra justificar la infracción, á fin de poder

ciedad «La Unión Española».

denunciar á los tribunales ordinarios al

El Sr. Deyá, Presidente, leyó un dis¬ que la haya cometido.» curso. dando las gracias á todos los

asistentes y brindando por las personas Reales,,congratulándose del feliz nata¬
licio del heredero del Trono S. A. R. el
¿Príncipe de Asturias. El Sr. Cabello, Vice-Presidente, brin¬
dando por su prosperidad, por la de Es¬ paña y por Francia, la potencia noble y amiga.
El Sr. P. J. Coll abogó por la cons¬
trucción de un edificio destinado á Cír¬

En su consecuencia esta Alcaldía es¬
pera que cesará la injustificada cuau inútil persecución de que son víctima es¬ tos pequeños pobladores del campo, in¬ separables colaboradores sin fatiga del agricultor; y si así no fuera, se verá en el sensible caso de aplicar á los infrac¬ tores todo el vigor de la ley, para lo
cual solicita el concurso de todas las

culo donde se reuuirían la mayor parte personas sensatas y amantes de la agri¬

de los compatriotas residentes ó de paso cultura, á fin de que le ayuden al descu¬

en la Capital.
Al terminar su discurso anuncióse la
¡llegada del Sr. Cónsul que fué acogida con calurosos aplausos; hecha su pre¬ sentación expuso el disgusto que le ha¬ bía producido su indisposición y que le

brimiento de los culpables y no queden sus faltas ocultas, pasando sin el mereci¬ do castigo.
Sóller 22 de Mayo de 1907.—Miguel Ripoll.

•había privado del gusto de asistir desde
su comienzo.
F¿1 Sr. Cabello, en nombre de la Comi¬
sión de fiestas, con brillantes frases ofre¬
ció al Sr. Cónsul un magnífico ramo de flores destinado á su respetable esposa. El Sr. Conde de Torrijos agradeció esta muestra de simpatía, dando las gracias.
Hicieron también uso de la palabra JMr. Querrin. Capitán del Cuerpo de bom¬
beros. el Sr. González. Secretario de la

Según una esquela que tenemos á la vista, nuestro paisano el Canónigo don Juan Mayol y Cauals, Decano del Vene¬
rable Clero de la Diócesis de Tabasco,
Canónigo el más antiguo y Presidente del Cabildo eclesiástico, ha sido agracia¬ do por el Soberano Pontífice Pío X, por su Breve de 7 de Febrero de 1907, Ar¬ cediano de la Santa Iglesia Catedral de San Juan Bautista de Tabasco (Méjico),

Sociedad, el Sr. Zaldumbide y el decano En debida ejecución del mencionado Bre¬

de los representantes de la prensa local.
Por la noche á las 9 dióse una velada
cómico-literaria, tomando parte varias señoras, señoritas y señores aficionados que demostraron sus buenas cualidades
artísticas.
A causa de interrupción en la corrien¬ te eléctrica no pudo funcionar con per¬ fección el aparato cinematográfico, sien¬ do de deplorar este contratiempo por cuanto no pudo ejecutarse el programa

ve, el limo, y Rmo. Sr. Obispo Diocesa¬ no le dió posesión canónica de su silla coral el día 9 del próximo pasado mes, fiesta de la Ascensión del Señor, cuyo acto tuvo lugar á las nueve y media de la mañana en la Santa Iglesia Catedral
con asistencia de selecto público.
Fueron sus padrinos en dicho acto los señores D. Justo Condey, Canónigo Pe¬ nitenciario; D. Sebastián Guerrero, Pri¬

compuesto de 17 cuadros, todos ellos de mer Canónigo de Gracia; D. José Gon¬

actualidad.
Llegada la media noche empezó el
baile siendo insuficiente el local para contener á la inmensa concurrencia, que
por ciorto era de lo más distinguida. Alas 4 de la madrugada dió fin tan
hermosa velada, dejando el agradable recuerdo que es de suponer.
Felicitamos á los señores que forma¬ ron parte de la Comisión de fiestas; y el
éxito obtenido debe servirles de estímulo
para redoblar su interés proporcionando «o el próximo año, si es posible, mayo¬
res atractivos.

zález Latnadrid y D. Antonio Búlnes
Cuanda. Felicitamos sinceramente al M. I. se¬
ñor Mayol y Canals por su elevación á dicha Dignidad y le deseamos largos años de vida para que pueda desempeñar
tan delicado cargo.
Los apicultores de este valle están de enhoramala, pues sabemos que á pesar de las muchísimas colmenas que existen, son muy pocas las que hayan enjambrado,
tanto si estaban en sitios fríos como tem¬

L. 0.

plados.

Marsella, 23 Mayo 1907.

La miel que se ha recolectado, ha sido

en menor cantidad que la recogida el

Crónica Local

año anterior, que por cierto ya fué es¬
casa.

La Alcaldía de esta ciudad publicó el domingo último el siguiente bando, que
sería de desear se le diera en toda oca¬
sión estricto cumplimiento: D. Miguel Bipoll Magraner Alcalde Pre¬
sidente del Ayuntamiento de esta ciudad.
Al vecindario:
Haciéndose eco esta Alcaldía de ati¬
nadas demandas de la opinión pública, que con justicia clama contra los que Por pueril pasatiempo ó hirviendo in¬

Numerosa concurrencia asistió el do¬
mingo por la noche al teatro de la «De¬
fensora Sollerense».
Se puso en escena el drama «Juan José a, en cuya representación sobresalie¬ ron la señora Rarnis y señores Sepúlve¬ da y Sbert, quienes recibierou por ello muchos aplausos del auditorio.
La señora Ramis no pudo en los in¬
termedios cantar las romanzas anuncia¬
das, por encontrarse afónica.

El anunciado Congreso celebrado en Manacor y organizado por la «Federa¬ ción Agrícola Catalaua-B.le&i» ha re¬ sultado muy animado, según las noticias que tenemos. Acudieron muchas perso¬ nas de Cataluña y Mallorca, cuyos co¬ nocimientos en agricultura son notables, y de los temas desarrollados en las con¬ ferencias se sacaron provechosas ense¬
ñanzas.
Sentimos no poder dar dienta deta¬ llada de dicho Congreso, pero procura¬ remos reproducir los trabajos que fueron en él leídos, entre los cuales figura, fuera de concurso, uno de nuestro muy querido amigo el Rvdo. Don José Rullán
Pbro.
Durante la presente semana se han efectuado algunos robos de conejos y otros objetos en diferentes puntos de
esta ciudad.
Que sepamos, los ladrones no han si¬
do habidos.
Los limones que se embarcan para el mercado francés continúan pagándose á
razón de 8 pesetas la carga. Las naranjas embarcadas estos días,
las últimas de la cosecha, puede decirse,
se han cotizado de 35 á 40 reales, tam¬
bién la carga.
El miércoles estuvieron en esta po¬
blación, hospedándose en el hotel La Marina, buen número de los señores ca¬ talanes que habían asistido al Congreso agrícola celebrado en Manacor.
Su visita á este valle les fué en ex¬
tremo grata.
Con todo esplendor se celebró ante¬ ayer en esta ciudad la festividad del Corpus.
A las diez, empezó en la parroquia la misa mayor, ejecutándose la partitura Pontificaba del maestro Perossi. Después del Evangelio, el distinguido orador sa¬ grado Rvdo. P. Casas pronunció un elo¬ cuente discurso en castellano, que fué del agrado del numeroso auditorio que le
escuchaba.
Por la tarde á las seis, salió la pro¬ cesión de la iglesia parroquial siguiendo
el itinerario de los años anteriores.
Además de ios pendones de las distintas cofradías constituidas en esta parroquia, vimos á los congregantes de San Luis acompañando al santo, al colegio de MM. Escolapias con su estandarte y tabernáculo, algunas niñas vastidas en traje de primera comunión, las dos es¬
cuelas de Párvulos de las Hermanas de
la Caridad, el colegio de Santa María
de los Hermanos de las Escuelas Cris¬
tianas y los profesores D. Antonio Ferrer, D. Juan Torrens y D. Francisco Chavarría, con los alumnos de sus res¬ pectivas escuelas. Los de la escuela del señor Ferrer entonaron con ajuste, du¬ rante el trayecto, hermosos cantos reli¬ giosos. Hubo muchos niños y niñas vestidos de santos y santas. Precedían á la Cruz parroquial, doce señores sa¬ cerdotes, revestidos con sus mejores ornamentos, que representaban á los doce apóstoles; venía después el Santí¬ simo Sacramento bajo palio, escoltado por fuerzas de carabineros, cerrando la procesión el Magnífico Ayuntamiento con las autoridades militares y última¬
mente la banda de música «Unión So¬
llerense».
Las casas de las calles por donde pa¬ saba la procesión aparecieron adornadas con ricos damascos, arrojándose desde
los balcones multitud de flores al pasar
la Sagrada Hostia.
Ayer viernes, á la hora acostumbrada,
se hizo á la mar con rumbo á Barcelona
y Cette, el vapor do esta matrícula «Vi¬ lla de Sóller», llevándose algunos pasa¬ jeros y abundante carga.
Dicho buque estará de regreso á nues¬ tro puerto, salvo fuerza mayor, el vier¬ nes próximo, día 7.
Habiéudose coucluído ya la pía devo¬ ción del Mes de las ñores consagrado á la Inmaculada, se nos podría tildar de injustos si desde estas columnas no di¬ rigiéramos cordialísima enhorabuena al selecto coro filarmónico de Hijas de María que, gracias á la singularísima afinación con que hau cantado las esco¬ gidas y variadas piezas, fruto todas de
celebres fantasías en el horizonte clásico-
sacro-musical, han logrado que resultara en extremo lucido; mereciendo especial

mención y entusiasta parabién las dos señoritas que respectivamente han diri¬ gido la batuta y tocado el armoniutn por haber contribuido poderosamente ai feliz
éxito alcanzado.
Los colonos y propietarios de los oli¬
vares de este término se muestran satis¬
fechos, por creer que la próxima cosecha de aceitunas será abundante, si la niebla ú otras causas no la malogran en todo ó en parte. Fundan su creencia en que la pareya es considerable, lo mismo en el llano que en la parte alta de la montaña.
En la presente semana ha sido firma¬ da definitivamente, ante el notario don Pedro Aleo ver, la escritura de la subas¬ ta de las obras de fábrica, explanación de vía y túneles de toda la línea del fe¬
rrocarril Palma-Sóller con el contratista
D. Luis Bovío, á quién había sido adjudi¬ cada provisionalmente el 30 de Abril último por la cantidad de 1.783.980 pe¬ setas y plazo de 34 meses para practi¬
carlas.
El señor Bovío ha prestado ya la fianza que se expresa en la escritura elevada, y como desde el martes por la
noche se hallan en esta ciudad unos
veinte obreros venidos del continente y
contratados por dicho señor para empe¬
zar los trabajos de perforación del túnel y esta tarde ha llegado precedente de Barcelona un buque que lleva á bordo
todo el material necesario para la rea¬ lización de las obras, se espera que el lunes ó bien eu alguno de los primeros
días de la entrante semana se comenzará
á abrir las trincheras contiguas al túnel mayor y luego la perforación del mismo.
En los terrenos donde se han de em¬
pezar las obras, que se hallan á algunos
cieutos de metros más arriba del Pont
d’ en Valls, se notan ya las huellas del Progreso. Se han arrancado corpulentos olivos, algarrobos, naranjos, limoneros, etc. Aquellos bancales, en que la vegeta¬ ción era abundante y bella, se hallan ya completamente desiertos y tristes. Con¬ templando aquel terreno y aún fijándose sólo en estos pequeños detalles, no pue¬ de uno sino sentirse vivamente impresio¬ nado ante el gran patriotismo que repre¬ senta el emprender la gigantesca obra
del ferrocarril Palma-Sóller.
El punto donde ha de construirse la estación en Sóller no ha sido aún fijado. Según nuestras noticias, se acordará de¬ finitivamente en la reunión que mañana ha de celebrar la Junta Directiva, y en vista del acuerdo, el señor Garau, inge¬ niero de la compañía, señalará inmedia¬ tamente el punto exacto en donde se de¬ ben empezar las obras para la perfora¬
ción del túnel.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 25 de Mayo de 1907 La presidió el Alcalde don Miguel Ri¬ poll, asistiendo los Concejales señores Morell, Rotger, Joy, Castañer Arbona, Rullán, Frontera y Colom. Fué leída y aprobada el acta de la
sesión anterior.
Se dió cuenta de varias instancias, so¬
licitando permiso para verificar reformas en diferentes casas particulares, y se acordó pasarlas á informe de la Comi¬
sión de Obras.
Se dió cuenta de otra instancia promo
vida por don Bernardo Galmés Mir, co¬ mo encargado de don Joaquín Forteza Aguiló, en súplica de que le sea concedi¬ da autorización para construir una casa
en un solar liudaute en la calle de la
Gran-Vía. Eut^rada la Corporación
acordó conceder la autorización solicita¬
da y que la Comisión de Obras señale la
alineación.
Se acordó verificar varios pagos.
A propuesta del señor Presidente se acordó proceder á la rotulación y nume¬
ración de las calles de la barriada del
Seller. Considerando necesario á los intereses
públicos reorganizar el servicio de los empleados de policía municipal, se acordó
conceder un voto de confianza al señor
Alcalde para que efectúe esta reorgani¬
zación en la forma más conveniente. El señor alcalde dió lectura á una car
ta recibida de la presidencia de la Cáma¬ ra de Comercio de Palma, felicitando al Ayuntamiento por el éxito de las gestio¬ nes seguidas mancomunadamente por dicha Cámara y esta Corporación, que han dado por resultado la autorización á

las oficinas de Correos de esta ciudad pa¬ ra el servicio interior é internacional de
paquetes postales, y al mismo tiempo
ofrece la colaboración de la Cámara para cuantos asuntos interesen á esta ciudad.
La Corporación, enterada, acordó agrade¬ cer estos ofrecimientos y reiterar á la dicha Cámara, su concufso y colabora¬ ción para cuantos asuntos puedan inte¬
resarle.
No habiendo otroj asuntos de que tra-i tar se levantó la sesión.

CULTOS SAGRADOS

Bu la iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo, día 2 —A las nueve y media, expues¬ to el Santísimo Sacramento, se cantarán las
horas menores y después la Misa mayor con sermón, qne pronunciará el Rvdo. Sr. CuraArcipreste. A la tarde, después de la explica¬ ción del catecismo, se cantarán vísperas con exposición de S. D. M., y se continuará el ejercicio del Mes del Sagrado Corazón de Jesús, celebrándose después la procesión de
costumbre.
Jueves, día 6.—Al anochecer, después de los actos corales, tendrá lugar la procesión propia de la octava del Corpus.
Viernes, día 7.-—Se celebrará la festividad del Sagrado Corazón de Jesús. A las siete y media, habrá Misa de Comunión general. A las nueve, exposición del Santísimo Sacra¬ mento, horas menores y la Misa mayor, eu la qne pronunciará el panegírico el Rvdo. se¬ ñor D. Jaime Borrás, Pbro. A la tarde, I03 actos corales; y al anochecer, se continuará el ejercicio del Mes consagrado el Benéfico Corazón, con plática, y la reserva del Santí¬ simo Sacramento que habrá estado expuesto
todo el día.
En la iglesia de Biniaraix. — Mañana do¬ mingo. día 2.—Fiesta del mes de María. A las siete y media Misa de Comunión general. A las nueve y media, expuesto S. D. M , se cantara tercia y la Misa mayor, ejecutándose la partitura Pontificalis del maestro Perossi, con sermón que predicará el Rvdo. Sr. don Francisco Sitjar. Por la tarde, á las cinco y media rosario, acto seguido se expondrá .el Santísimo Sacramento, luego sermón por el mencionado orador y un ejercicio en honor de la Virgen Santísima con el canto de la
coronita de las doce estrellas.
«O»1 *
lleglmíro Ovil
Nacimientos
Varones 1.—Hembras 2.—Total 3
Matrimonios
Ninguno.
Defunciones
Día 28.—Margarita Arbona Arbona, de 42 años, casada, calle Victoria.
Día 30. —Magdalena Alcover Coll, de 20 días, m.a 60, n.° 30.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

Madrid 31 Mayo

Interior al 4 p 3 Amortizable al 5 p §. . , . Banco de España .....
Tabacos

Francos

,

...

Libras

82‘50 100‘35 448'00
405*50
10*95
27‘87

VENTA
Se hallan en renta las dos casas sitas
en esta ciudad que se expresan á conti¬
nuación:
Una en la barriada del Seller, calle de Santa Teresa, n.° 341 del plano.
Y otra en la calle de la Yictoria, n.o 6
de orden.
Informarán en las respectivas fincas y además D. Juan Bautista Rullán y Portell (a) Ros.
MÁQUINASjSINGER,,
Ventas al contado y á plazos do
diez reales semanales.
Se venden igualmente toda clase de accesorios para las mismas,
dirigirse á
MATÍAjfí MONER
Luna., 9—SÓLLER
Amador Sastre
CALLE DE LA LUNA.—SOLLER
Ofrece al público toda clase de máquinas «Singer» y accesorias pa¬ ra ius mismas. Se practican toda clase de composturas.
Ventas al contado y á plazos do
10 reales semanales^
CALLE DE LA LUNA N.° 10L

FOJLdLETÍar (20)
cEL ¿«&£G> X>E FLORES
—Madre, repyso el novio: es que á es. *-las horas ya tenía yo en mi casa en e
cuerpo una tortilla con magras, que mj - otra madre me daba por primer desavu
no; y hoy estoy aolo coa nua:».pocas so-
3pa*.
—Es que tu má<lre, repuso Trinidad
dándose tono» te tenía hecho 4 muchos
'«ánimos, que ahora tendrás que dejar. Andrés calló y siguió comiendo; pero
en el fondo de su corazón j uró no dejar
sus mimos, sino mimarse más si po-
• uía.
Por la noche y después de cenar, se fué - A casa del herrero; y dándole una cerra¬
dura vaciada en cera, le encargó que le
i-hiciese una llave.
—-¿Para qué la quieres? preguntó ad¬
mirado el herrero. —Para abrir el arcón, donde mi mu¬
jer guarda el dinero.
—¿Por qué no pides la suya á Tri¬
nidad?
No me la querría dar: y además, yo

tengo la costumbre de no pedir lo que puedo tomarme.
Ai mismo tiempo que Andrés salía de
la tienda del herrero, entraba Jacobo en
casa de doña Agueda.
La buena señora había en viado á lla¬
marle diciéndole .por medio de Juana, su criada, que deseaba hablar con él.
Jacobo se presentó lleno de cortedad: quitóse su pañuelo de la cabeza, y fué necesario que doña Agueda le dijese dos veces que tomase asiento.
Aquella habitación perfumada y ca¬
liente, cubierta con una hermosa alfom¬
bra y cerrada con cortinas, imponía mu¬ cho á Jacobo, que toda su vida se había
visto rodeado de miseria.
—Jacobo, dijo con dulzura doña Ague¬ da, después que aquel se hubo sentado
con cortedad en el borde de la silla: Ja-
cobo, he querido verte, A pesar de que tú nunca has querido venir á mi casa.
—¡Señora! murmuró él novio de Flo¬
rencia, todo confuso.
—Yo sé que llevas una vida muy ocu¬ pada, uii pobre Jacobo, prosiguió doña Agueda, viendo que aquel no tenía pa¬ labras pava contestarle: así, aunque
hubiera estimado mucho tus visitas, no
te culpo por no habérmelas hecho: ya ves como hoy que te necesito, te he enviado
á llamar.

—¡Usted me necesita, señora! exclamó con alegría aquel pobre hombre, delicio¬ samente admirado co.x el lenguaje ue doña Agueda.
—Sí, Jacobo, respondió ésta: te nece¬ sito para suplicarte que aceptes mi ¿pe¬ queño regalo de boda.
Coloreóse el sem blante de Jacobo con
un penoso rubor, y guardó silencio, no sabieudo qué responder.
—Tengo algunos ahorros de viuda, prosiguió doña Agueda, ¿porque mi es¬ poso, que en paz descanse, me formó
antes de morir una renta vitalicia, que excede á mis^gastos algún tanto: cada año he ido poniendo en esta bolsa algu¬ nos pesos, y como ya haca bastantes
que por desgracia estoy viuda, han lle¬ gado á formar una suma regular.
Acéptala, Jacobo; prosiguió doña Agueda alargando al pobre jornalero
una bolsa de seda carmesí, á través de
cuyas mallas brillaban muchas mone¬ das de oro: guárdala: Florencia y tú me interesáis mucho, y sé que el tío Pedro piensa dar muy poco á tu mujer.
—Mi señora doña Agueda, contestó Jacobo separando suavemente la mano de la viuda que seguía ofreciéndole la boba: perdone Yd. que no admita su caritativa oferta: siempre he sido muy

pobre, nunca he podido ahorrar un violento á quien todo el pueblo mirada

cuarto: pero nunca tampoco he gastado con cierta aversión: el hombre que no

un ochavo que no haya sido ganado, y pisaba jamás la iglesia, el hombre que

bien ganado por mi.

pasaba las uoches en la taberna: el padre

—Pero, Jacobo, esto te lo quiero yo que no se acordaba de que tenia un lujo,

regalar, dijo doña Agueda: tengo gusto más que para maltratarle.

en ello: Dios no me ha dado hijos por

—Siento, señora, contiuuó el aldeeno

quienes mirar, y considero como á tales poniéndose en pié, siento que me haya

á los pobres; tú no eres rico, y además Vd. creído capaz de aprovecharme de su

á tí y á Florencia os estimo: ¿por qué uo buen «orazón; pero llevo tan mala fama

quieres admitir un dinero que para nada en el pueblo, q ue no me extraña.

me sirve?
—Señora, hay en el pueblo muchos po¬ bres ancianos éimpedidos, y algunas in¬ felices viudas cargadas de hijos y sin un bocado de pan que darles: yo soy jóven, robusto, tengo buenos brazos para tra¬ bajar, y creería robarles la limosna de
Vd. si la admitiese.
—Esto no es una limosna, Jacobo; es un regalo.
—Si yo fuera una persona bien acomo¬

—Dices bien; repuso doña Agueda pe¬

sarosa: tienes mala fama, y en verdad

que no sé porqué, pues eres el hombre

más honrado que conozco.

—¿Porqué, señora? exclamó Jacobo

con vehemencia, y como deseando des¬

cargarse de un gran peso: ¿por qué? Yo

se lo diré áVd.y verá como tienen razón;

y verá también, como yo no tengo la

culpa de lo que ha pasado.

,

Me casé muy jóven con una mujer é

dada como Vd., doña Agueda, sería re¬ quien creí querer; pero, la verdad, seño¬

galo, porque podría devolverle otro del ra, pienso que solo deseaba casarme pa¬

mismo ó mayor precio; pero como yo ra ser amo en mi casa y para salir del

soy un pobre, es una limosna, puesto que lado de mi madre, que me cuidaba muy

yo no puedo darle una cosa que valga mal, y malgastaba mis jornales.

tanto como lo que contiene esa bolsa.

Mi mujer era tnás jóven que yo, y no

Doña Agueda miró á Jacobo asombra¬ fea, pero no tenía alma, ni gracia, ni

da de la claridad de su juicio: parecíale alegría, ni ninguna de esas cosas que

imposible que aquel fuese el hombre son tan buenas en la casa: me quería

í VILLA DE SÓLLER

1101

L•

ISLEÑA MARITIMA

Servicios esmerados y á buenos precios COMPASÍA YlA LLOlttl 1IVA DE VAPOREN

MATEO COLOM
R.U.O Liazare-Carnot, 34
CETTE

VAPORES
Miramar-Bellver-CaíalsSa-Balear-Isíefto-Ldio.

DE

VINO AL POR MAYOR

IRA Y VUELTA

.Servicio entre Sóller» Bueeloaa, Cette y viceversa
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id Salidas fie Cette para Barcelona: los fiias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.

COMISIÓN Y AJUSTE
JUAN ESTADAS
COMERCIASTE Y PROPIETARIO
TELÉFONO

ENTRE

PALMA—MARSELLA y PILMA-ARGEL

i AL IDAS

para Argel los Jueves. De Argel los Viernes.

para Marsella los Sábados. Be Marsella los Lunes.

CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle LEZieAAA (Ande)

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—-EN CETTE.—Mr. A. Bernat, Quai de la Ville, 15.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas. —La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

LA SOLLERENSE
DE
JOÜÉ COLL CERB1E y PORT-BOU (Frontera franco-espanola)

para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, UII, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge*
lía, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.

flAífSPOETIS IlfllláOlOIáilS
Comisiones—Representaciones—Consignaciones—Tránsitos
PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas

El vapor que sirve la linea Palma-Marsella, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.
i

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados

frescas y pescados.
mmmñ

SOLLER
SEMANARIO INDEPENDIENTE

cuas i u Miras
POR EL

BAUZA

AGENTES DE ADUANAS

casa principal:
OE3R/BH3R.H3 (Pranoia) (Pyr.-Orient.)

jk

sucursales:

PORT-BOU (Kspaña)

tt

HHLN'IDA.YHJ (Basses-Pyr.)

CASA El CETTE: Quai du Sud n.* S bis

TELEGRAMAS: Bauza

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

PABLO COLL y F. REYNÉS
AUXOHWJE (Cote d’ Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón

Especialidad en patatas y demás artículos del país.

al Mlbum Salón, Hojas Se¬ lectas, Blanco y Negro, Tor
esos mundos, La Ilustración
Española y ^Americana, Nue¬ vo Mundo, La Moda Elegan¬
te, La Ilustración Mrtistica,
Gedeón, La Última Moda,
El Consultor de los Bordados,
Diario Universal, La Mari¬
posa, La Época, ABC, y
otras revistas y periódicos.
—Se admiten en la Admi¬
nistración del Sóller, San
Bartolomé n.° 17.

ADMINISTRACIÓN.— Sección de anuncios
Los anuncios que se inserten en esta sección pa¬ garán: Hasta tres inserciones á razón de 0‘05 pese¬ tas la línea; hasta 5 inserciones á razón de 0‘Q3 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pe¬
setas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el
número de líneas de que ¡fe componga, será de 0‘50
pesetas.
Las líneas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se contarán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordinaria del perió¬
dico.
Los anuncios mortuorios por una sola vez paga¬ rán: Del ancho de una columna 1'60 pesetas; del de dos, 3 pesetas, y así igual en proporción.
En la tercera plana los precios son dobles, y tri¬ ples en la segunda.
Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘06 pesetas y los reclamos á razón de 0‘10 pesetas la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

Vino Uranado Pépsico
de
J. T0RRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada “diabetes.,,

Expedición al por mayor de espárragos y toda clase de legumbres.
Servido esmerado y económico
L' ASSI0DRATR1GE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los
ACCIDENTEN DEL TRABAJO
ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAfÍA

HISPANIA
COMPASÍA general de secüros (Accidentes del trabajo, incendios, seguros
agrícolas, y otros)
Capital social:5.000.000 de ptas.
Domicilio social: torteo, 34T.-BARGEL0M
Agente en Sóller:
Damian Mayol Alcover, S. Bartolomé 17

Dos y dos fan cuatre ó sia primera
tanda de veritats, ditas á n‘ es vesins de sa populosa ciutat de S‘ Illot per un tal V amo ’n Tofol de Sa Llana (molí, couegut á ca-seua) —
Este folleto se vende en la Administración
del Sóller al precio de 0‘50 pesetas.

DE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Español*. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Contro Farraic céutico.—E'armacio de las Copinas.—Málaga, Far macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far
macia de J. Torreas

estaurant del Universo
DE
Vda. de j. serra

Capital, social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30
de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

CULTIVO PRÁCTICO del OLIVO
POR
D. José Bullan y Mir, Pbro.
Se halla de venta al precio de 1‘50 ptas. en MLa Sinceridad,,.—
Método de solfeo por
D. Hilarión Eslava.—Se halla en venta en la Administración del Só¬ ller. San Bartolomé 17.

PLAZA DE PAUACIO-3.-BARCjBU.OarA
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más inp
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana ó Isabel II, donde cruzan todos lo$ tranvías, y es el más próximo á la Aduana, MuelJes, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza v Madrid.
SOLLEB.—Tza]5, «La Sinceridad»