00 XXII.—2.a EPOCA.-NUM. 1035
00 XXII.—2.a EPOCA.-NUM. 1035

VIERNES l.° DE FEBRERO DE 1907

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (.Baleares)

Guayra. El puerto de esa ciudad puede

ENSOMNI

Sección Literaria

compararse^sin exageración, á esas cal¬
deras de aceite hirviendo donde fríen los
churros en nuestro pais. Dos horas de

Quant tonaba ’l sol y se nega
dins la mar sa llum divina

UN HÉROE ANÓNIMO

ancla en el puerto de La Guayra es un conocimiento anticipado de las delicias

y á poch-pocli la pau llenega per la vesllura opalina,

Los pasajeros formábamos diferentes
corros sobre cubierta, disfrutando de una
de esas incomparables caídas de la tarde que no es posible describir en forma de que de ellas se hagan cargo los que no las han presenciado.
A pesar de navegar en mares intertro¬ picales no era el calor muy molesto, gra¬ cias sin duda al chubasco que poco des¬ pués de mediodía había refrescado el
ambiente.

deda Estigia, —Pues imagínese usted lo que suda¬
ría nuestro viejo viviendo durante trein¬ ta y ocho años bajo aquel sol, que reci¬ bía sobre su cabeza haciendo camionajes á Caracas antes de que se construyera el
ferrocarril.
Pero, en fin, sudando, sudando logró reunir 18.000 pesos que íntegros entregó á su hijo y nuera, cuyas condiciones mo¬ rales eran buena garantía para asegurar el porvenir de sus nietos. Hace dos años

llavor del cor del silenci s’ alsa el cant de 1’ infinit
^
qu’ apar que broll y qu’ aveuci
del fons de 1' inmensa nit.
Llavors s’ axeca la llosa
que in’ engrana y m‘ urapl d’ esglay, y el cor s’ exampla y reposa aletetjaut per 1’ espay.
Y’s rebetja en les onades
d’ una mar sense amargor
on néden escábayades

Estábamos tres ó cuatro sentados en como digo, el viejito se acordó de la tie-

les sirenes de T amor.

■el primer banco de la banda de estribor, ■cuando atravesó por delante de nosotros un viejecito, viva imagen de Víctor Hu¬ go á ser de exacto parecido los últimos retratos que habíamos visto del ilustre poeta francés, profusamente circulados
con motivo de su reciente fallecimiento.

rruca aquella donde nació, y se acordó también que en ella tenía una chocillay un par de fanegas de tierra. Vió en ello el descanso, y la compañía en una her¬ mana que allá dejó, viuda, y con una muchacha. ¡Vea usted como siempre queda en un rinconcillo del corazón al¬

Un cor escolt, qui batega callat dins el pit del món y dins el mén qui m'aafega, me crema, m’ abeura, ’m fon.
Parpelletja en 1’estelada y revola dins la llura

El viejecito, al pasar, iteró una mano, á su gorrilla, y dirigiéndose á uno de los que formaban nuestro grupo, dijole.:
—Buenas tardes, don José.

guna fibrilla que vibra y se conmueve cuando.se piensa en la patria!
Volvió el viejo á su choza, llevándose apenas un puñado de duros, y dejando

No sé por qué me llamó la atención aquel viejillo. antojándoseme ver en él algo fuera de lo vulgar y antitético de
su modesta indumentaria. No es que tu¬ viese aires de aristócrata ni de señorío; era así como la expresión de una volun¬ tad firme, de un ánimo sereno é inflexi¬

á su hijo y á la. familia de éste bastante
bien acomodados en Ciudad Bolívar. Ese Juan Fernández creía su misión
cumplida del todo y se prometía esperar tranquilamente el fin de sus días. Pero no contó con la revolución, ese cólera morbo de las repúblicas hispano-ameri-

ble, algo en fin que yo no sabía expli¬ canas, que causa más víctimas que el

carme, pero que hizo que de momento del Ganges y es el dique que el destino

se despertase en mí una viva simpatía ó el atavismo se complace en oponer á

por aquel anciano, y con la simpatía, la la vida de unos pueblos que, á no pade¬

curiosidad de saber algo de su vida ó de cer ese mal, hoy no tendrían nada que

su historia, sobre la que fantaseaba mi envidiar á la vieja Europa. Vino, pues

imaginación, de suyo propensa á lo ex-, la revolución y los tirios ó los troya nos.

cepcional y extraordinario.

vaya usted á saberlo, dieron cuenta del

Esa curiosidad, sospecha, presenti¬ capital del hijo de Juan Fernández, de¬

miento ó lo que fuere, hizo que dirigién¬ jándolo mondo y lirondo sin más recur¬

dome al pasajero á quien el viejo había so que sus brazos y la impedimenta de

saludado, le.preguntara:

mujer é hijos. Se lo escribieron al viejo

—¿Usted conoce á este viejo? —Hombre, sé de él lo que me contó una noche en que, con pretexto de en¬ cender un cigarro, entró en conversa¬ ción conmigo. Pero, ¿por qué lo pregun¬
taba usted?

y ahí tiene usted al pobre Víctor Hugo, digo, Juan Fernández, vendiendo la chocita y las dos fanegas de tierra, y á sus sesenta años casi, volviendo á Vene¬ zuela para traerles á su hijo y á sus nie¬ tos lo que él se había reservado para su

—Por una curiosidad, ó mejor dicho, porque su semejanza con Víctor Hugo ha hecho que me fijase en él, y al fijar¬ me, mi imaginación. que tiene siempre

ataúd y su entierro.
Acaba de saludarme, como usted ha
visto, y yo creo que debiéramos ser no¬ sotros los que nos descubriéramos cada

las alas abiertas, ha convertido al pobre vez que él pasa con su plato de hierro,

viejo en un héroe de novela, ó si lo pre¬ yendo á buscar eso que llaman la comi¬ fiere usted, protagonista de alguna his¬ da de los pasajeros de tercera.

toria de las que á veces se cuentan y no

—¿Y dice usted que no es héroe de

se creen.

novela? Pues no es poca la miga que me

—Pues, mire usted: ese pajarito de da usted para escribir una y bien intere¬

alas abiertas, como usted dice, no lia sante. Con un poco de aderezo y...

volado, por esta vez á lo menos, por es¬

—¿Aderezó? Me parece que con sólo

pacios imaginarios. Este viejo que, como cualquiera, se llama Juan Fernández, no es héroe de novela, pero mucho de he¬

lo que le he contado á usted, sin requi¬ lorios ni fantasmagorías, hay más que
suficiente. Si eso lo adereza usted con

roico tiene lo que ha hecho y lo que va capítulos y más capítulos donde salgan

á hacer.

á relucir los opalinos celajes del sol po¬

—Vaya: ya decía yo.—repuse.—Por niente. la rielante luna sobre el dormido

supuesto que no va usted á dejarme con la miel en los labios, y me hará e! obse¬ quio de contarme ese cuento, si es que puede contarse.
—¡Ya lo creo!, si al fin y al cabo, para él, no tiene nada de particular.

mar y la lujuriosa y exuberante natura leza de los trópicos, con sus toques de indios raptores, fieras terribles y demás colores de las paletas de los novelistas chirles, lo echa usted á perder, y podrá resultar un Juan Fernández muy poético

Ese viejo llegó á Venezuela hace ya y muy emocionante para las jóvenes ro¬ unos cuarenta años, cuando él tenía mánticas; pero no será ese Juan Fernán¬

veinticinco ó veintiséis. Trabajó allí,
como usted sabe que trabajan en Amé¬ rica los que vienen á ella empeñados en sacarle provecho al trabajo, y hace dos años que regresó á Canarias, su pais, de¬

dez que se parece á Víctor Hago y que
nos ha saludado sin darse cuenta de
que ha hecho la‘cosa más natural del
mundo.
Y tenía razón mi interlocutor.

de la lluna, adorraiscada, impalpable cora el fura.
M’ apar sentir la besada d‘ un bes que no té retorn,
T ardorosa bavarada
d’ un inestingible forn.
Y el temps pasa, y el brugit de la vida me despertar ulls esglayats péch un crit, y apesarat 1' esperit, segueix sa ruta deserta.
t Emilia Surera.
Colaboración
HORACIANE3
Temps enrera els periodichs locáis daven conte de l’aparició d’un llibre non d’en Costa, ses Horada lies; are no fa tnolts de (lies ocnpantsén. lian fot eco de ¡’aciiüida calurosa y afalagadora qu’ha tengan t per part de eminencies espanyoles y estrangeres. Ben provates qu’els lectora judiquen ses obres, no á’n els autors, deixant á una part la cualidat de las personas. Perqué si la curiosidat els he presenta un llibre non al instant el bou gu.st fa que tothom el se prengue
de les inans, confirmació de tot axó n’ss
que les persones cuites se n’hagin ocupat y no fa rés que 1‘eminent critich espanyol en Menendez Pe layo hagi comparut en Costa á n’el poeta italiá Carducci asegurant que ja fa la seva talla; les Hora,clanes han u.bert demunt son cap un cel de gloria, per ell y per Ma¬ llorca. Donchs ¡que béqne 1* ha tocada á n‘ aquella arpa polsosa de dins el palau.
hont hi dormien velles tradición*. ges¬
tes grandilocuente, arrancantli estols de notes mágicas! En Costa agafautla fé corre sos dits segurs, sortint una riuada
caudalosa de ritmes saturats ab l1 um-
bent de .C antiga Roma, un (lia gran en mestres que tenien sorpresos y embadalits ais pobles devant llar grandesa. Aquell Pí de Fonnentor, somnideso.s
ensomnis encare devía sentí les vibracions del cant valent del gran mestre
cuant ha volgut fe brollar de son estre inagotable sempre viu y pótent les Hovaciarles, pedres diarnentines que basti¬ rán lo gran edifiei de la nostra poesía.
L* exhuberantfantasía pareix que tumpocli no s* havia agotada en aquell poe¬ ma imponderable de la Dexa d'el geni

jando aquí al único hijo que le quedó de

grecii. d* el Clqper ó del Temporal y no

seis que tuvo, ya casado y con hijos á

A los cinco días llegábamos á La content ab‘aixó mos fá asaborí nova-

£.u vez, bien acomodado con el disfrute G.iuyra. Vimos descender al viejo por la rnent aquelles descripcions coloridas,

*de la fortunita que él supo amañarse en escala, con una muletilla bajo del brazo. frescas y plenas de naturalidad, y la

treinta y ocho años de sudores: porque Cuando llegó al muelle se volvió, salu¬ dolsó que dexa cada estrofa dins 1* ánima

lo que es sudar, bien se suda en Vene¬ dándonos, y después levantó su mano (Peí qui compren el tresor de les seves

zuela, Sudan los que no trabajan, con derecha y echó una bendición... al bar¬ produecións. El llibre non (Pen Costa no

que figúrese usted lo que sudarán los co. Sería sin duda para que la llevase á tan sois suposa una victoria per Mallor¬

que trabajan. ¿Usted ha pasaao por Ve¬ nezuela, es decir, por Puerto Cabello y La Guayra?

su pajada.

César Nieto.

ca, sino que ha.urá axemplat mes y mes P horitzó radiant de la nostra poesía y ha comensal ana época gloriosa que

—Sí. señor; he pasado una vez y es¬

promet eagratnlirse y pendre majors

pero pasar otra dentro de algunos días,

propqrcions ab los esperits potente d‘ ala

si antes no naufragamos.

qui contan en la llengua materna, y

—Y qué. ¿no hace calor?

qir en Costa nos*'en emaga de cantarín

—¡Caramba si hace! Subre todo en La

lo que sent la seva ánima. ¿Perqué? per¬

qué diu ab n‘ Alcover, «que ‘1 qui á Ma¬ llorca escriu en castellá propendeix á les

Agricultura

generalidats incoloras; en lo vehicle de

la llengua s'allunya d‘el seu centre y
ab la distancia s‘esmortueixen y s‘ apa¬

El cultivo del algodón

gan notes y detalls y menudencies precioses que son la vida d‘ el art. Allá en el fons de 1‘obra del poeta s* ha de colombrar el seu pais, encare que no‘n parli. El pais canta per boca del poeta...» y en altre lloch» L‘ánima del poeta y P ánima del pais a hont reb continnament les seves impresions no poden di¬ vorciarse». Es ve que no tots compen-
drán la trascendencia de ses Horadarles,
perque com diu en Ferrá molt be, se necesita una educació clásica aquí á Mallorca molt poch generalisada. Hora¬ darles produeixen y produhirán una renovació y serán una trompeta pregonera de la cuignda de les columnes del non plus ultra de la poesía y traguentla del cercol monoton per hont rodaven els escriptors del present li han donat una nova orientació, mostrant que ademes de la riquesa de termes, hi ha una corda musical y agradosa. Ha pasat en Costa P estret y ha solcat P Atlantich tenebrós y ha trobat terres llunyanes, al propi temps que ab veu forta ha dat lo crit de ¡endevant! Be porem di are que la llen¬ gua materna no es morta, no está gla-
sada dins un mantell funerari, com
molts creien, perque son cor batega y si aquets batechs donan senyals de vida, viu donchs la nostra parla y viurá mentres tenga un cor que Pestimi. En Costa escalant els cims boyrosos hont mos pa-
rexiau inaccesibles, mos ha mostrat que
á Paltra part hi ha maravelles escondides. descorreguent el vel derrera hon están. Aquella Font, Mediterrania y les altres son composicions que deuen dursé sempre per les commocions que produliexen despres de lletgirles. No sé quetenen d-atractiu y delitós.
No es estrany que li dignen P Horaci modern, el mestre deis poetes lirichs y tothom devant la seva personalidad, no se trobin poseits de certa reverencia els poetas y escriptors tant espanyols cora estrangers. Es un artista, quines concepcions revelan la má potenta d‘ un geni enlayrat; es un artista capas ell tot
sol de dar ana helanada de vida á lo
qu* es creu raort y te una vena que per ell no li es emberás el metra, siuo que raanetje el llenguatje y li dona les for¬ mes qu* ell vol superant las dificultáis que se li oposin. Lo que fa Mástima. qu‘
els mallorquins fessém tan poch cas de lo bó que tenim y que visquém ab’ aques¬ ta indiferencia y oblitd'els hornos que á altres parts es trobarien orgullosos en teñirlos y gojosos de venerarlos. La seva
tillada artística devant la naturalesa ga¬
lana ab que se mostra Mallorca no pot menos sino d‘ expresa ab rítmica gran¬ desa sos cims y fon dala des, la verdor, el cel y el blau de la mar. Y la nostra llen¬

Recientemente se han hecho algunos ensayos en España del cultivo del algo¬ dón, en las provincias de Sevilla, Cádiz y Málaga, conociendo las condiciones favorables de la región andaluza para el desarrollo de la planta, que en otras épocas ha constituido una saneada
renta.
Por lo que á la provincia de Sevilla se refiere, los ensayos se hicieron en el año 1905 en las tierras de Tablada, utilizan¬ do 59 hectáreas de secano, con un alqui¬ ler anual de 10.000 pesetas (170 por hec¬ tárea); circunstancias desfavorables per¬ judicaron mucho las plantas de secano, pues después de los excepcionales fríos de la primavera, una pertinaz sequía produjo grandes pérdidas á los agricul¬ tores. decidiendo entonces regar 15 hec¬ táreas con aguas subterráneas conve¬ nientemente elevadas por una bomba centrífuga.
A pesar de tan anormales circunstan¬ cias y de que los riegos se hicieron en época tardía (en julio y agosto), las 15 hectáreas han producido 25.000 kilogra¬ mos de algodón en hueso; si oportuna¬ mente se hubiera dispuesto de agua en los meses de mayo, junio y julio, la cosecha no bajaría de 100 toneladas de algodón en hueso, que corresponden á, 33 toneladas de algodón en pluma, y á
66 de semilla.
El gasto total de las 59 hectáreas fue de unas 32.000 pesetas, incluyendo los de regadío de las 15 hectáreas; el pro¬
ducto bruto de las 100 toneladas se apro¬ xima á 90.000 pesetas.
En América del Norte se dedican á es¬
te cultivo grandes extensiones de terre¬ no, cuya superficie alcanza la enorme
cifra de 14 millonea de hectáreas.
En Inglaterra se lia constituido re¬ cientemente una sociedad para favore¬ cer este cultivo, prodigando las mejores semillas y difundiendo los conocimien¬ tos necesarios pura el mejor éxito de la explotación; Rusia la cultiva en el Turquestán; Bélgica en el Congo; Francia en el Senegal, Argel, Madagascar y Su¬ dán; Alemania en sus colonias de Afri¬ ca; Italia en Eritrea, y Portugal se pre¬ para para aumentar el cultivo en Mo¬ zambique y Angola.
En América del Sur se extienden las
plantaciones en el Perú, Brasil y en la región del Chaco, vaticinando algunos estadistas que no está lejos el momento en que la República Argentina exporte más algodón que lana.
La producción naranjera

gua que dona un poch d‘ axamplitut á son cor se pot teni per ditxosa en trobá enseguida un pare que Pernbolcalli y li
fassi treure IPiantons deslumbradores
que non serien capas les mans inexpertes deis aprenents. Mallorca, es gran perque ha dat á n‘ei mon üterari hornos eminentisims per tots conceptea. Encare serán d‘ eterna memoria en Marian Aguiló, Forteza. Quadrado. en Pere d* A.
Penya y altres que mos de'xaren privats de las composicions que mos delitaven. Sois en los temps presents ha pogut ocu¬ par sos llochs la figura d‘en Costa que sempre se presenta cora astre lluminós,
contantmos els cants de li Fe. Patria y
Amor, fentmos menos trista Panyoransa que sentian pels poetas que mos dexaren. Sa persona d* en Costa está definida en ses Hor miañes, que juntament ab lo seu uom volarán demunt el temps. ¡Oh que molt mes digne es podría dirsfe d‘ ell!
Cantau, ¡óh bon mestre! qu‘el vostro cant fa rejovenir els cors retuts; cantau qirel vostro cant fa vibrar P anima en eU soscayres d‘ aquesta vida; cantau
qu' un cor que canta ó que plora viu Senyó. (1)
Meleník Flqrdeneu,

Cada día adquiere más importancia en la región levantina la producción naran¬ jera; su desarrollo lia producido un au¬ mento considerable de la importación, y es hora ya de que los Gobiernos se fijen en esa fuente de riqueza cuyo acre¬ centamiento puede contribuir al bien¬ estar general y especialmente al de im¬ portantes pueblos de Andalucía y Le¬
vante.
L*a mayor intensidad en el cultivo y las nuevas plantaciones en todo género de terrenos, incluso en aquellos que has¬ ta hace poco estaban privados de riego, contribuirán pronto á que la producción se desarrolle y mejore; pero es preciso que los Gobiernos no paralicen la acción de los agricultores y que la favorezcan con tratados de comercio y mejillas va¬
rias que faciliten la exportación. Obsérvese que se trata de una indus¬
tria que prospera sin la protección del Estado, sin la ayuda que de éste recla¬ man otras producciones que para desen¬
volverse solicitan la creación de mono¬
polios más ó menos disfrazados. Ténga¬ se también en cuenta que se trata de un artículo de exportación cuya influencia
es grande en la balanza comercial, se¬

gún se demuestra por los siguientes
datos:

(1) Poosios d‘ eu Costa.

En los meses de Noviembre y Dicienp.

brr último# se hnn cargado en las pla¬ sentando á Murcia hace diez ú once años de consumos es una reforma que, por lo del Gobierno—sean rojos ó blancos—fue¬

La prensa inglesa trata el asunto con

cas y puertos de Castellón, Burriana, y ha sido ya gobernador civil de Madrid fundamental, necesita llevar delante sen como aquéllos de que nos habla mucha discreción, esperando detalle#

Valencia, Denia y Cartagena 1.300.000 y ministro de Instrucción pública.

elementos materiales y económicos su Hurtado de Mendoza! en 'su Guerra de para formar juicio. Los periódicos norte¬

cajas de naranja, y hasta el final de la campaña actual, es decir, hasta fin de Junio, se embarcarán probablemente
4.700.000 más. Deben añadirse á estas
cifras un millón de cajas que irán por ferrocarril á Francia, y medio millón que se consumirán en ia Península.
Toda esa naranja, cuyo valor puede
calcularse en 75 millones de pesetas, que
percibe el productor y que éste invierte, en gran parte, en mejoras y en gastos de cultivo, da impulso á muchas indus¬ trias y facilita, directa ó indirectamente,
el mantenimiento de gran número de familias. Las Compañías ferroviarias co¬

El de Instrucción publica
D. Faustino Rodríguez Sam pedro fué diputado por Cuba, y es ahora senador
vitalicio.
Ha pertenecido á la Junta de Arance¬ les y Valoraciones y á la Comisión en¬ cargada de la revisión del Código de
co meu’cio.
Formó parte del primer Ayuntamiento de la Restauración. Después lia sido al¬ calde de Madrid. También ha desempe¬ ñado posteriormente las carteras de Es¬ tado y Hacienda.
El de Fomento

ficientes para sustituir y dotar de recur¬ sos el vacío que deje aquel tributo.
Siento cierta prevención contra todas esas campañas de reformas que, con barniz popular, son—empleando térmi¬ nos vulgares—puramente callejeras.
Esta de la transformación de los consu¬
mos me inspira el mismo interés qne á quien pueda sentirlo mayor, porque es de esas cosas con las que, como ya he
indicado, todos estamos conformes en
principio. Más no es así en el procedi¬
miento.
Como gobernante yo no puedo acep¬
tar esa reforma en tanto no tengamos

Granada y á q u i enes los Reyes Católicos, ansiosos de la prosperidad de España,
confiaron la árdua tarea del Gobierno.
«Pusieron—dice el historiador—los Re¬
yes Católicos el gobierno de la justicia y cosas públicas en manos de letrados, gente media entre los grandes y peque¬
ños.-sin ofensa de los unos ni de los
otros, cuya profesión eran letras legales,
comedimiento, secreto, verdad, vida lla¬
na y sin corrupción de costumbres; no visitar, no recibir dones, no profesar es¬ trechez;! de amistades; no vestir ni gas¬ tar suntuosamente; blandura y huma¬ nidad en su trato; juntarse á horas

americanos procuran justificar el enrío del almirante Davis, con sus buques de socorro, por razones de vecindad.'i pero se manifiestan muy resentidos de la ma¬ nera de proceder del gobernador inglés
de Jamaica.
Los diarios canadienses son más ex¬
plícitos, apoyando decididamente la
conducta de sir A. Swettenham. Dicen
que el almirante Davis ha procedido co¬ mo si la isla de Jamaica fuese un país de salvajes y no una parte del imperio
británico con autoridades constituidas.
Cualesquiera que sean las consecuen¬ cias de este incidente, es positivo que el

bran unos siete millones de pesetas por transportes y unos 10 millones las Com¬
pañías navieras; 15 se emplean en ma¬ terial para envases de procedencia na¬

D. Augusto González Besada es uno de los jóvenes que más relieve parlamen¬ tario han logrado alcanzar.
Villaverde le hizo subsecretario de

dispuestos los elementos y recursos ne¬ cesarios para ia sustitución del tributo.
Sólo entonces será dable marchar de
frente.

señaladas para oir causas ó para determi¬ nabas, y tratar del bien público».
Así desearla el pueblo español á sus gobernantes. Y estos gobernantes el

gobernador inglés de Jamaica ha dado una lección á los norteamericanos; y
que éstos, si la aprovechan, procurarán
en lo sucesivo no meterse en todas par¬

cional y otros tantos importan los jor¬
nales directamente relacionados con el
trabajo agrícola. Y todo ese gasto lo paga el extranjero
con libras, francos y mareos; pues los compradores franceses, ingleses y ale¬ manes ó compran pesetas para saldar sus cuentas ó envían oro que convertimos aquí en pesetas, influyendo, por tanto, como ningún?, esa clase de exportación en el alza demuestra moneda; es decir, eii^la baja*del|Gambio internacional.
Si nada hacen los Gobiernos para en¬
torpecer el desarrollo de dicha importan¬ te industria y, por el contrario, hacen algo'en su'favor, tal vez no transcurra másale un quinquenio en que la pro¬ ducción de la naranja haga entrar anualmente en España 200 millones.
¿No debe, pues, el Gobierno fomentar, por todos ios medios que tiene á su al¬ cance, la producción naranjera?

— iiTwWT’ftcMm»

■■ ■

De Política

MI nuevo faototerii®
Nada hemos de decir del presidente fiel Consejo de ministros. La personali¬
dad del señor Maura es harto conocida.
El Ministro de Estado
D. Manuel Alleudesalazar es vizcaíno;
actualmente, senador vitalicio. Tiene
gran ilustración y goza de muchas sim¬ patías. Filé alcalde de Madrid en 1899; ministro de Hacienda en 1900; de Ins¬ trucción pública en 1903, y de Goberna¬
ción en 1J04.
El de Gracia y Justicia
El marqués de Figuerua es joven, ilus¬
trado, aficionado al culto de las letras.
Representa desde hace mucho tiempo, un distrito gallego. Puehtedeurne, en las Cortes. Ha presidido la Comisión gene¬ ral de presupuestos yen Diciembre de 1904 desempeñó la cartera de Obras pú¬ blicas pocos días.
El de la Guerra
No’ba sido hasta aquí¿]¡tninistro ni po¬
lítico. El filé, indirectamente, el causan¬
te de la crisis que hizo abandonar el Poder al Sr. Maura. El general Loño, era el candidato propuesto por el Go¬ bierno para la jefatura del Estado Mayor Central cuando el general Linares, en¬
tonces ministro de la Guerra, creó este
organismo. Triunfó la candidatura de Polavieja y cayó Maura. El general Loño tiene setenta años y cuenta con cincuen¬ ta y uno de servicio efectivo. Hizo las campañas de Africa, de la guerra civil, de Cuba y de Filpinas, obteniendo íe-

Hacienda y ministro también de Hacien¬ da, j finalmente, de Gobernación.
Y, precisamente, contendiendo en las Cortes con el que hoy tributa justicia á sus méritos haciéndole ministro, demos¬ tró elocuencia grande, entendimiento
claro, firmeza de convicciones y gran seriedad. Puede ser un buen ministro, y
seguramente lo será.
Lo que dice Maura
El Liberal de Madrid publicó el do¬ mingo último las siguientes declaracio¬
nes del Sr. Maura:
«Creo, en primer término, que nues¬ tro país ofrece un vasto campo al traba¬ jo nacional. Para ello se requiere desper¬ tar la energía dormida de los españoles, quienes, poco perseverantes en la direc¬ ción y en el esfuerzo, malgastan su vi¬
talidad en continuas mudanzas de pos¬
tura. Así, el extranjero nos domina y nos conquista en el terreno ecónomico.
El partido conservador estima, como lo más perentorio, atender á la recons¬ titución económica y material de Espa¬ ña paralelamente con su cultura. A tal fin. y para discutirlo apenas se reúnan las nuevas Cortes, hará un presupuesto en que resplandezca la sinceridad, en que sean convenientemente dotados to¬ dos los servicios y en que, además, se consagre la debida atención á la marina mercante y á la de guerra. En esto que¬ damos al dejar el poder en 1904, y á es¬
to volveremos ahora.
Dado ese primer avance, es para mí compromiso de honor hacer que se dis¬ cuta y vote la ley de Administración lo¬ cal, en la que se cifra mi mayor empeño.
No mantendré en ello intransigencia alguna;, antes bien, admitiré todo lo que contribuya á descentralizar el antiguo régimen y á facilitar á los pueblos me¬ dios adecuados para que la vida muni¬ cipal florezca y de nuevo fructifique.
Consecuencia de esas innovaciones
será y se aleo meterá luego la reforma electoral, en términos de que pueda dig¬ nificarse y emanciparse la más alta fun¬
ción de la ciudadanía.
El problema de los Consumos, que tanto importa al país y por cuya solu¬
ción se interesa con tanto calor «Ei Libe¬
ral.» es una de.esas cuestiones á las qne
en principio asentimos tolos, siquier no
estemos acordes en cuanto á la forma y los modos de resolverla.
Etique el impuesto es aborrecible y la recaudación, por lo general, irritan¬ te, ofensiva y vejatoria, coinciden los pareceres. Durante el verano último, va¬
rias Comisiones acudieron á mi retiro de
Valldemosa para hablarme en contra de

Esto es lo substancial, y sin esto ha¬ brá que ir desgravando paulatinamente las especies, según encontremos recur¬ sos con que sustituirlas. Pensar et) cu¬ brir la falta con el superávit ó cayendo en el déficit de los presupuestos, me pa¬ rece una fantasía peligrosa.
Problema catalanista y problema re¬ ligioso:
Considero que ambos son como un traumatismo que se ha producido en la vida nacional, y juzgo que cada uno exige cuidados y terapéuticas diferen¬
tes.
Del problema religioso puedo asegu¬ rar que en mi último período de man¬ do no era tal problema, y como ahora no creo que corra una gran prisa, sólo aplicaré en él lo establecido por los li¬
berales.
En lo que se refiere al catalanismo, debemos parar seriamente la atención para despojarle de todo carácter de lu¬ cha y antagonismos, afirmar la perfec¬ ta compatibilidad de todas las regiones que integran la patria y estudiar la cuestión para resolverla Je un modo permanente y definitivo, así en su for¬
ma como en su esencia.
En lo fundamental, esto es casi todo el programa de la labor que los conser¬ vadores acometeremos desde el poder, ganosos de afirmar la paz material y la
paz de los espíritus, y esperando que la nación nos haga justicia, pues que no pensamos encender las pasiones y así cuidarnos de cuanto á la prosperidad del país importa y de cuanto á su bie¬
nestar interesa.»
Impresiones parlamentarias
Ante todo, el pan para el pueblo
Por lo sugestiva y por existir además en ella una enseñanza para los gobernantes, copiamos la pre¬
sente crónica de la última sesión habida en el Con¬
greso, en la seguridad de que será leída con gusto por nuestros lectores.
A las dos y media* éramos pocos los que estábamos en la Cámara: hacía una tarde desapacible, lluviosa; desde ra«y temprano estaban ardiendo las cuatro
chimeneas del salón de Conferencias.
Junto'á una de ellas platicábamos sobre los asuntos del dia unos cuantos amigos. Poco á poco han ido llegando á la Cáma¬ ra diputados, senadores y periodistas. Entre los primeros se encontraba el ex ministro conservador Sr. Cierva; inme¬
diatamente le ha rodeado un ancho gru¬
po de personas ansiosas de oirda opinión del notable político sobre el tópico de ac¬

primer cuidado que deberían de tener al tratar del bien público, sería proporcio¬ nar al pueblo español, no quimeras, no fantasías, no pedazos de Gaceta con le¬ yes ineficaces é innecesarias, sino un só¬ lido, positivo y duradero bienestar. En¬ tre los consejos que el bueno y querido Hidalgo Manchego daba á Sancho Panza cuando éste se disponía á ir á gobernar su ínsula, hay uno que debía estar gra¬ bado en el corazón de todos aquellos que en alguna manera y de diversos modos rigen, dirigen ó gobiernan un país. «Para g*anar la voluntad del pueblo qme gobierna—decía D. Quijote—entre otras has de hacer dos cosas: la una, ser bien criado con todos, aunque esto ya otra vez te lo he dicho; y la otra, procurar la
abundancia de los mantenimientos, que
no hay cosa que más fatigue el corazón de los pobres que la hambre y la cares¬
tía.»
Esta es la voz del genio más grande que ha producido España.

(De A B O.

Azorin

Actualidades
Entre Inglaterra y ios
Estados" Unidos
i
En Kingston ha ocurrido un inciden¬ te. que tal vez dé motivo á que 6e enfríen las relaciones entrepnglaterra y los Estados|Unidos.
Al tenerse noticia en Norte-América de los horrorosos detalles de la catástro¬
fe de Kingston, donde llegan ya á 1.700 los muertos ocasionados por el terremo¬ to, se ordenó que el contralmirante Davis. con los tres buques de guerra, *«Mi, souri», «Indiana» y «Yankton». marcha¬ se á Jamaica á fprestar toda* clase de ayuda y socorros que fueran necesarios.
Al saber el gobernador inglés de la is¬ la, sir Alexander Swettenham, que se aproximaban los]buques norte-america¬
nos. envió un aviso al contralmirante
Davis, rogándole que prescindiese délos saludos de ordenanza, puestos cañona¬ zos podrían alarmar á los habitantes de Kingston, juzgándolos señal de nuevos
terremotos.
Ya fuese por no hacerse bien cargo de este ruego, ó porque las órdenes consi¬ guientes no fueran bien interpretadas, ello es que los buques de guerra yankis entraron en el puerto de Kingston ha¬ ciendo salvas en contra de lo que había solicitado el gobernador inglés.
El almirante americano además, lleva¬ do indudablemente de un exceso de celo,

tes con la desenvoltura y libertad que
puedan usaren su casa ó en país con¬ quistado.
Hasta para hacer favores deben guar¬
darse las formas.
Crónica Local
Nos escriben desde Lyon que en la mañana del día 24 del próximo pasado mes falleció en aquella ciu¬ dad, víctima de corta enfermedad, j nuestro paisano el joven D. Antonio ¿ Mayol Oliver.
Su entierro, efectuado el sábado C
por la tarde, fué una verdadera ma- 1
nifestación de duelo.
De la carroza fúnebre, severamen¬
te enlutada, pendían infinidad de
coronas con sentidísimas dedicato¬
rias. Los socios de «La Protectora Es¬
pañola de Francia», de la que el
finado era Yice-Presidente, eran por¬
tadores de otra corona también her¬
mosísima.
Después de un Incido responso cantado en la iglesia de San José, se encaminó al cementerio el cortejo, á cuya cabeza iba «La Protectora Es¬ pañola» con todos sus socios y la bandera; el señor de Candarías, vice¬ cónsul de España en Lyon; toda la colonia española ó infinidad de com¬ patriotas que desde otros puntos de
Francia habían acudido á rendir el
postrer tributo al distinguido paisa¬ no y amigo que acababa de fallecer.
Descanse en paz el alma del joven Sr. Mayol y reciban su desconsolada esposa D.a Juana Ballester, su ma¬ dre, sus hermanos y demás familia la expresión de nuestro pósame por la irreparable pérdida que les tiene jlistamente apesadumbrados.
Hemos entrado en el segundo mes del año, y si, á pesar de ser el más corto, resulta tan pésimo como lo ha sido su antecesor, aviados se queda¬ rán los agricultores que confiaban sobradamente en que las lluvias in¬ vernales les irían preparando una regular cosecha. El tiempo, pues,
durante el finido mes, ha sido de eru- I
dísimo invierno, dominando los dias nubosos, con sus correspondientes nieves, heladas, escarchas y carencia absoluta de lluvias y de sol, del que
se han pasado semanas enteras, cual
sucede en la nebulosa Albión, sin
haberle podido ver su risueña faz. Quiera Dios, que este segando mes,
que empezamos hoy, resalte benefi- I
cioso para las necesidades de los cam¬

compensas por sus méritos. Pasa por uno los Consumos. Yo les recordé que en la tualidad. El señor Cierva, apoyado en el desembarcó en seguida, no sélo*médicos, pos.

de ios generales más ilustrados de nues¬ transformación del impuesto fué el par¬ alto zócalo de mármol rojo sonreía de para prestar ayuda facultativa, sino va¬

tro Ejército.

tido conservador quién dió el primer cuando en cuando á las frases halagüe¬ rios destacamentos de marinos armados

Después de haber permanecido al- I

El de Marina

I avance, desgravando los trigos y las ha¬ ñas que se le dirigían y se mostraba pru¬ que procedieron inmediatamente á lim¬ gimas semanas en esta ciudad, ei
rinas y compensando el desequilibrio dente. reservado. Eran ya las tres y diez piar las calles de escombros, A perseguir martes por la tarde salió de Palma

D. José Ferrándiz es segunda vez mi¬ con el impuesto sobre lo§ alcoholes, ad¬ minutos; reinaba cierta animación en el criminales y á ayudar á muchos parti¬ para Barcelona el diputado republi¬

nistro de Marina. Tiene notable hoja de mitido y practicado en todos los pueblos pasillo; de pronto han comenzado á so¬ culares en la reparación de sus casas y cano D. Emilio Jnnoy.

servicios y entre ellos sus trabajos en la cultos.

nar los timbres y hemos subido á la tri¬ almacenes.

Junta de construcción de la escuadra.

Nadie habrá olvidado la ardiente ba¬ buna.

Al gobernador de aquella colonia in¬

Para la recaudación en esta ciudad

El de Hacienda

talla que libramos, contra los liberales En el sillón presidencial estaba ya

D. Guillermo J. de Osma va por se¬
gunda vez á este ministerio donde pue¬ de afirmarse que hará labor fecunda, porque es hombre que á sus condiciones
de hacendista consumado une la de una
laboriosidad á toda prueba. Es persona seria, de gran cultura y de consecuencia política que nunca vió decaer. Repre¬ senta á M-onforte en el Congreso desde
la Restauración.
El de Gobernación

para que aquella deagravación subsistie¬
se. Se la combatía entonces con el argu¬
mento, cierto en algunos puntos, falso en su esencia, de que el provecho de tal mejora se filtraba y perdía entre las re¬ des y murallas que separan al productor
del consumidor.
El impuesto de alcoholes tiene sus di¬ ficultades, que se irán limando y suavi¬ zando en las leyes y con la experiencia; y el problema de la transformación del
de Consumos adolece de un defecto, qne

sentado el vicepresidente Sr. Yincenti; el Sr. Jove, correcto y elegante, ha co¬ menzado á leer el acta. «¡Pido la pala¬ bra ¡», ha gritado el Sr. Bores y Romero. A seguida del acta, el señor secretario ha leído la comunicación en que el Go¬ bierno da cuenta de la crisis. «¿Acuerda el Congreso suspender las sesiones hasta que se resuelva la crisis?», ha pregunta¬
do el Sr. Yincenti. Lo ha acordado así el
Congreso, han lanzado dos ó tres seño¬ res las frases un poco chocarreras que

D. Juan de la Cierva es de los políticos lo liará insoluble en tanto no se atienda en estos casos se profieren y ha termi¬

que más rápida carrera han hecho. Prue¬ á lo que en él es primordial.

nado la sesión.

ba de que vale. Cuando Maura le enco¬

Yo he leído cuanto aquí se ha publi¬

Estamos, pues, en plena crisis; no sa¬

mienda esta cartera al constituir un Ga¬ cado acerca de ese interesantísimo asun¬ bemos qué señores serán los que nos van

binete que ha de hacer las elecciones to, y puedo asegurar que de todo ello á gobernar. Todos merecen nuestra con¬

provinciales y generales, algo excepcio¬ e sacado el doloroso convencimiento sideración; pero quisiéramos que estos

glesa no dabió parecerle muy bien esta ingerencia norteamericana, aun agra¬ deciéndola mucho, y dirigió una carta al almirante Davis rogándole que reem¬ barcase inmediatamente á sus marinos,
pues las tropas, milicias y policia de Kingston bastaban para la conservación del orden y la# autoridades de la isla para afrontar la situación en todos sus
aspectos. Ante esta comunicación, M. Davis
juzgó que la dignidad de los Estados Unidos no consentía el que los buque# yanquis permanecieran allí un momen¬ to más y. reembarcando su gente, levó
anclas con rumbo á la Habana.
Este incidente ha ocasionado fsensación inmensa lo mismo en los’|Estados Unidos que en Inglaterra tan pronto co¬

de las contribuciones correspondien¬ tes al primer trimestre del corriente año, se han señalado los días 5 al 9 del actual, ambos inclusive.
Leemos que en el vapor de Barce¬ lona llegó el jueves á Palma el ins¬
pector de Policía de aquella ciudad I don Salvador Mas, acompañando á I un individuo dependiente del comer- I oíante de la capital D. José Fuster, I á quien había estafado, como ya di- I jirnos á su debido tiempo, 1700 pese- I tas qne debía entregarle procedentes I I de una factura cobrada en Sóller y
con las cuales desapareció.
El detenido ha sido puesto ádis- I posición del señor Juez del distrito I
de la Catedral.

nal verá en éi. Vino á las Cortes repre¬ de que la transformación del impuesto señores que van á empuñar las riendas mo de él se ha tenido noticia.

SOLLER

3

La Alcaldía do esta ciudad cita

Desde el Puerto se telegrafió al presan. Enterada la Corporación acordó

En el oratorio de las MM. Escolapios.

para el día 9 del corriente mes á las cónsul inglés en Palma. El señor acceder a lo solicitado con arreglo á lo —El jueves próximo se celebrará fiesta

once, en que tendrá lugar el cierre
definitiva del alistamiento del reem¬
plazo actual, y para el día 10 á las siete, que se celebrará el sorteo, á los padres, tutores, parientes, amos 6 personas de quienes dependan ios
mozos que á continuación se expre¬ san, naturales de esta ciudad, com¬
prendidos en dicho alistamiento y cuyo paradero se ignora:

Ayudante de Marina señor Costa telegrafió también al Comandante de Marina del puerto de Palma señor
Pidal lo que ocurría, y éste se avistó
con el Director de la Isleña Maríti¬
ma y una vez resueltas algunas di¬ ficultades se acordó que el vapor Is¬ leño, único disponible que tenía di¬ cha Compañía, encendiese las calde¬ ras y saliese lo más pronto posible

informado.
Se acordó verificar varios pagos. Pióse lectura a la memoria formulada
por el Secretario, de la gestión del Ayun¬
tamiento durante el año 1906. Enterada
la Corporación acordó aprobarla y sacar dos copias de la misma, una para remi¬ tir al Ministerio de la Gobernación y la
otra al Sr. Gobernador civil de la pro¬

de Desagravios con exposición solemne
del Santísimo Sacramento. A las seis y
media de la mañana se expondrá S D. M. á las diez se empezará el Oficio Mayor en que predicará el Rdo. D. Jaime Borrás, á las tres de la tarde" se hará un devoto ejercicio, y á las cinco y media se cantará el Trisagio, después habrá ser¬ món y la reserva.

Por acuerdo de la J unta de Gobierno de esta Sociedad se convoca á los seño¬ res Accionistas á Junta General ordina¬
ria que tendrá lugar el día 10 del próxi¬ mo Febrero, á las diez, en el local que ocupan sus oficinas.
Sóller 30 de Enero de 1907.—Juan
Morell Roses, Srio.

Juan Bautista Forteza Ramírez, para ir á darle auxilio.

vincia en cumplimiento de lo dispuesto

Baldomcro de la Cruz Hernández,

El Isleño á launa y media déla en el R. D. de 14 de .Junio de 1905.

Pedro Juan Bernat Palmer y Mel¬ madrugada abandonó el puerto de Acordado por esta Corporación en la

Regl«tro Civil

chor Galmés Mari.
Ayer mañana fondeó en nuestro puerto, procedente de Barcelona, el vapor de esta matrícula «Villa de Sóller», siendo portador de variados
efectos.

Palma dirigiéndose á esta costa con objeto de llevarse de remolque al
Bollenhol.
A las seis de la mañana del martes
llegó el Isleño en aguas de Sólier. No encontró, en seguida, al Bollenhol, el que se hallaba á unas millas al N-. de

sesión celebrada el día 19 de Agosto de 1905 levantar un plano de la parte del
edificio del ex-cou vento de Franciscanos
que mira al huerto de don Guillermo Rufián, con objeto de reconocer á el señor Rufián el derecho de anular ciertas; ser¬

Nacimientos Varones 4.—Hembras 0.—Total 4
Matrimonios
Dia 31.—Nicolás Morell Bernat, sol¬ tero, con María Alcover Bauzá, soltera.
Defunciones

Habiéndose de proceder al arriendo
de un local para la instalación de los ofi ciñas de Correos de esta ciudad, con ha¬ bitación adecuada para el Jefe délas mismas según el pliego de condiciones
que obra en esta Administración y bajo

Dicho buque quedará despachado nuestro puerto.

vidumbres de luces y vistas establecidas

Dia 26 —Catalina Humbert Colom, el tipo máximo de ciento noventa y cinco

hoy y saldrá mañana por la noche,

El Isleño á las ocho divisó al vapor ó favor del expresado edificio y sobre el de 58 años, viuda, calle de S. Jaime, 23. pesetas anuales, se convoca á los señores

si fuerza mayor no se lo impide.

inglés, el cual, al notar á aquel, dis¬ citado huerto; se dió cuenta de dicho pla¬

Dia 28.—María Colom Joy, de 68 años, propietarios de fincas urbanas para que

paró varios cohetes. En seguida el no firmado por duplicado por el Arqui¬ viuda, calle de la Alquería del Conde, 30. presenten proposiciones.

Vapor sin hélice
en las cosías de Sólier
El día 22 del pasado mes de Di¬ ciembre salió de Galvestón (Estados Unidos), con un cargamento de al¬ godón, el vapor inglés Bollenhol.
Dirigíase á Genova (Italia).
Como.lo hacen casi todos los bu¬
Máquinas «Singer ques que por aquellas aguas nave¬
gan, el Bollenhol hizo escala en Nor¬ folk (Virginia), con objeto de apro¬
visionarse de carbón, víveres y agua.

Isleño se acercó al Boltenhol, sin repa¬
rar el capitán D. Jaime Estarellas, el peligro á que se exponía, pues
reinaba viento duro del O. y mar
gruesa del N. E.
Después de haber zarpado el vapor inglés, se tiraron ambos amarras, dándole de remolque el Isleño. A és¬ te le costó mucho trabajo el poder arrancar, siguiendo luego su viaje á Palma. A las ocho y media ambos
buques se pusieron en marcha.
Como reinaba fuerte viento O. con

tecto don Francisco Roca, en el cual se
demuestra las ventanas nuevamente
abiertas y modificadas. Enterada la Cor¬ poración acordó aprobarlo y archivar un ejemplar del mismo firmado por el señor Rufián y que el otro se entregue á dicho señor debidamente (autorizado por este Ayuntamiento para su custodia.
Sometidas á la deliberación y resolu¬ ción del Ayuntamiento, las cuentas mu¬ nicipales relativas al ejercicio de 1906, rendidas por el Depositario y censuradas

Dia 28.—Margarita Coll Pon, de 50 años, casada, M.a 31.
Dia 28.—Catalina Canals Vidal, de 32 años, casada, calle de la Victoria, 38.
Dia 29.—Juana Mayol Humbert, de 1 año, M.a 44.
Dia 30.—Juan Aguiló Salom, de 3 años, calle de la Luna, 3.
Banco de Sólier

Las solicitudes se admitirán en esta Administración hasta los treinta días de
publicado este anuncio en el «Boletín Oficial» de la provincia.
Sóller 25 Enero 1907.—El Adminis¬
trador, Antonio Colom.
»
D. Amador Sastre, representante en esta cindadjde la¿¡casa Singer, ofrece al

Dicho buque abandonó el puerto
de Norfolk el día 2 de los corrientes.

gruesa mar del N. E. que dificulta¬ ba mucho las operaciones, el Isleño

favorablemente por el Procurador Síndico de la Corporación, despúes de un deteni¬

La Junta de Gobierno de esta socie¬
dad ha acordado señalar los días 28, 29,

público sollerense máquinas de coser de
toda clase de sistemas. Ventas al contado

Cuando se halló en medio de la tuvo que forzar mucho las máqui¬ do examen de las mismas, acordó su 30 y 31 del corriente mes de 2 á 4 de la y á plazos de 2*50 pesetas semanales

travesía de Norfolk á Genova, rom¬
piéronse, desapareciendo, las palas
de la hélice.
Una de ellas fué á dar en el casco
del buque, abriéndole un boquete de un palmo en el lado de babor de la

nas, teniendo ocasión de demostrar
su pericia la oficialidad. A las seis y un cuarto fondeó fren¬
te al Corp Mari el vapor inglés Bol¬ tenhol, entrando el Isleño á amarrar,
en el puesto de costumbre. El Boltenhol es un hermoso buque,

aprobación, quedando fijado el cargo en 84:502 75 ptas. y la data en 73.909‘30 pesetas, resultando una existencia de 10.593‘45 pesetas. Estas cuentas con todos los documentos justificativos, á ellas unidos, serán sometidas á una in¬

tarde, y todos los martes y viernes sucesi vos de 9 á 12 de la mañana, para el pa¬ go del dividendo activo de 13 pesetas por acción, fijado en la sesión general or¬
dinaria del día de ayer.
Lo que se auuucía para conocimiento

Hay-en venta aceite y piezas sueltas para.dichas máquinas. Se practican ade¬ más las composturas que sean necesarias
á las mismas.
Representante: calle de la Luna, 101.
—Sóller.

popa.
El boquete está sobre un metro y
Está para arrendar medio sobre la línea de flotación.

de elegante corte. Es un cargo-bot,
siendo de excelente y nueva cons¬

formación pública por espacio de quince días, antes de someterlas al examen y

de los señores accionistas. Sólier 21 de Enero de 1907. —El Di

.

En seguida el buque quedóá mer¬
ced de las olas.
Como que reinaba duro viento el buque andaba á bastante velocidad.
El Bollenhol tocó en diferentes oca¬
siones la sirena en demanda de auxi¬
lio.
Se A unas 40 millas al Norte de la
alquila isla de Menorca, el vapor griego
Ora!ios Coupas encontró al Bollenhol, al que prestó auxilio dándole remol¬
que.
Paulatinamente, á causa del tem¬
SÓLLER poral reinante, iban andando dichos
buques. El temporal iba aumentan¬ do por momentos, mientras que el remolque se hacía más dificultoso.
De repente, los cabos por los que iban atados ambos buques se rompie¬ ron. No pudiendo el vapor griego

trucción.
Su capitán. Sir Simonds, un ancia¬ no de 65 años, padece del reumatis¬ mo, por lo que actualmente cogea.
El buq ue pertenece á la matricula de West Hartlepol (Escocia). Despla¬ za unas 6.000 toneladas, y su tripu¬ lación se compone de 28 plazas.
Permanecerá el Boltenhol en Palma
hasta que llegue un remolcador que le conduja á Génova.
A los tripulantes del laúd Provi¬
dencia, á los otros dos laudes que también acudieron al vapor inglés para ofrecerle sus servicios, y á la ofi¬ cialidad y tripulantes de) vapor Is¬ leño, tributa el Sóller sus aplausos
por los humanitarios servicios pres¬ tados al vapor inglés Boltenhol, con los cuales se evitó un naufragio de
fatales consecuencias.

aprobación de la’Junta Municipal. Llamado nuevamente á regir los des¬
tinos de la nación ¡desde la Presidencia del Consejo de Ministros elj ilustre||mallorquín Excmo. Sr. D. Antonio Muura. hijo adoptivo de esta ciudad, se acordó dirigirle un telegrama de felicitación.
No habiendo'otros asuntos de quejtra-
tar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En\\la iglesia parroquial.—Mañana sá bado día 2, á las siete y media de la ma¬ ñana, se celebrará Misa de Comunión general para las Asociadas á la Archi
cofradía de las Madres Cristianas. A las
nueve y media, después de Tercia, se veri¬

ector Gerente, Damián Magraner.
En cumplimiento de lo que previene os artículos 18 y 19 de los Estatutos de esta sociedad, se convoca á Junta Gene ral ordinaria para el domingo 17 de actual, á las tres de la tarde, en el loca que ocupan las oficinas de la Compañía calle del Príncipe n.o 24, debiendo los accionistas, para asistir á ella, depositar en dichas oficinas por lo menos con vein¬ te y cuatro horas de anticipación sus acciones y recoger la correspondiente papeleta de entrada.
Sóller l.o de Febrero de 1907.—El
Presidente, Guillermo Colom Muntaner.

hr casa n.° 30 de la calle de la
Romaguera. Para informes dirigir¬ se á su propietario D. Guillermo Cardell, que vive en la misma
calle.
la casa n.° 13
de la calle del Príncipe. Informa¬ rán: Mar, 44.
SEMANARIO INDEPENDIENTE
ADMINISTRACIÓN. --Sección de anuncios
Los anuncios que se inserten en esta sección pa¬ garán: Hasta tres inserciones á razón de 0‘05 pese¬ tas la línea; hasta 5 inserciones á razón de 0'03

recuperar el cable, después de ha¬

ficará la bendición y¡distribueión de can¬

pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0'02 pe¬

berlo intentado, abandonó el buque

delas con la procesión de costumbre; acto

E

setas.

ÍjJí A H inglés, siguiendo su camino.
Otro vapor intentó dar remolque al Boltenhol, impidiéndoselo el mal
tiempo. Por fin, al atardecer del domingo,
después de cuatro días de permane¬

EN EL AYUNTAMIENTO Sesión del día 26 de Enero de 1907
La presidió el Alcalde Sr. Ripoll, y

seguido, se cantará la Misa mayor con música, ocupando el púlpito el Rvdo. se¬ ñor D. Miguel Rosselló, Pbro. A la tar de, habrá explicación del catecismo. A anochecer, sefcantarán Vísperas y Com¬

En cumplimieuto de lo que previene
el artículo 15 de los Estatutos por que se
rije esta Sociedad, la Junta de Gobierno
de la misma ha acordado convocar á la

El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas do que se componga, será de 0*50 pesetas.
Las líneas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se contarán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordinaria del perió¬
dico.

cer á merced de las olas, desde á bor¬ asistieron á ella los Concejales señores pletas, celebrándose después el ejercicio general ordinaria para el día diez y siete Los anuncios mortuorios por una sola vez paga*

do se divisó la costa de Sólier, y entonces, todos los tripuhwites die¬

Escalas, Rotger, Morell, Joy, Castañer Arbona, Forteza, Castañer Bernab

mensual, propio de la Arehicofradía, con plática, que dirá el Rdo. Sr. D. Bernar¬

de Febrero próximo, á las once de la mañana, en el local que ocupan las ofici¬

rán: Del anche de una columna 1*50 pesetas; del de dos, 3 pesetas, y así igual en proporción.
En la tercera plana los precios son dobles, y tri¬

ron un fuerte grito de ¡tierra!. Es¬ taban en aguas de Sólier.
Cuando se hallaba á una distancia

Frontera y Colom. Fué leída y aprobada el
sesión anterior.

acta de la

do Oliver, Vicario. Domingo, día 3.—A las nueve y me
dia, se cantarán las horas menores

nas de la Asociación calle de Buen-Afío
n.o 6.
Y á tenor de lo que previene el artí¬

ples en la segunda. No se admiten anuncios para su inserción en la
primera plana. Los comunicados yüanuncios oficiales! pagarán á

de tierra de unas once millas, el bu¬ que tiró una áncora al agua. Al ir á tirarla, para aguantarse, á fin de no estrellarse contra las rocas, la cade¬
na que la sostenía se rompió, que¬
dando el áncora en el fondo del mar.
Poco tiempo después tiró otra án¬

Consignado en el presupuesto del ejercicio corriente el crédito necesario para la creación de dos plazas de guar¬ dias jurados rurales, se acordó que inte¬ rinamente el señor Alcalde provea di¬ chas plazas en personas que reúnan las

después tendrá lugar la bendición de pan y frutos, propia del día de S. Blas y á continuación se celebrará la Misa mayor con sermón parroquial por e'¡ Rdo. Sr. Cura Arcipreste. Por la tarde después de la explicación del catecismo

culo 20 de dichos Est atutos, los accionis¬ tas deberán depositar sus acciones con veinte y cuatro horas de anticipación la señalada, en las oficinas de esta So¬ ciedad, y recoger al misino tiempo su correspondiente papeleta de asistencia.
Sóller 23 de Enero de 1907.—Por la

razón de 0*05 pesetas y los reclamos á razón de 0‘10 pesetas la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éstejsi es mayor.
LIBROS RAYADOS para el co¬ mercio, de infinidad de clases y pauta¬

cora al mar, con la que se pudo condiciones exigidas, por ser dependien¬ se practicará el ejercicio mensual en Sociedad «El Gas»: El Director Geren¬ dos variados, á precios económicos.

aguantar. El lunes, al medio día, el Boltenhol
fué visto desde el Mirador del puerto
VENTA de Sólier, y al observar que ondea¬
ban á bordo varias banderas en de¬
12.amandadeauxilio,elvalerosopatrón
Jhan Vicens Garau, juntamente con
nueve marineros de los que ocupa en
la pesca del «bou» se hicieron á la

tes que hau de usar armas y depender
su nombramiento de la Alcaldía.
Dióse cuenta de que no se había pro¬ ducido reclamación alguna durante el plazo legal de exposición al público con tra las listas de mayores contribuyentes que tienen derecho á elegir compromisa¬ rios para la elección de senadores. En

obsequio del Sagrado Corazón de Jesús Al anochecer, se cantarán Vísperas Completas y después tendrá lugar tercer ejercicio de la devoción' de los siete domingos consagrados al Patriarca
S. José.
En la iglesia de S. Francisco.—Maña
na sábado, al anochecer, se cantarán so

te, F. Crespí Morell.
De las siguientes fincas, sitas en el término municipal de Sóller:
Pieza de tierra olivar y huerto, llamada Muleta, pago de este nombre,

Resmillería y sobres. Gran sur¬
tido, clases blanco, de color y de luto, á precios reducidos. Venta al porma¬
yor y menor.
Tarjetas postales, tarjetas de fe¬
licitación, cromos, sorpresas, estampas, petacas, boquillas, etc. Bonito surtido.

mar, en su laúd «Providencia», sin terada la Corporación acordó publicarlas lemnes completas en preparación á

de cabida unas diez y seis cuarteladas,

DE VENTA

repararen el duro temporal delN. con carácter definitivo.

fiesta de la Traslación de las Reliquias ó lo que fuese; cerca del Camp de «Sa en el establecimiento LA SINCERIDAD

que reinaba.

Se dió cuenta de una instancia promo de San Antonio de Padua.

Má»; lindante con la orilla del mar, me

San Bartolomé, 17.—SOLLER.

Dicha barca después de luchar algunas horas consiguió llegar al lado del Boltenhol, poniéndose al ha¬ bla con su tripulación, á la que ofre¬ ció su apoyo por lo que fuera necesa¬
rio.
Entonces el Boltenhol echó al agua
un bote y con el Contramaestre y
cuatro marineros ó cinco vino al

vida por don Amador Coll Enseñat, so¬ licitando autorización para conducir las
aguas pluviales de la casa n». 271 de la carretera del puerto á la alcantarilla que pasa por aquella carretera. Pasada á in¬ forme del señor Ingeniero encargado de la carretera de Palma á este puerto, lo omite en el sentido de que no existe in¬

Domingo, dia 3. A las siete y cuarto de la mañana, Misa de comunión genera, para los miembros de la Pía-Unión
demás devotos del Santo. A las nueve
media, exposición del Santísimo Sacra mentó, Tercia y la Misa mayor con mú sica, composición del MaestroGoigoechea y sermón por el Rvdo. D. José Marqués,

diante el camino del faro.
Pieza de tierra huerto llamado
Ses Argiles ó El Puig, pago «Sas Argiles», de cabida de unos dos cuartones y diez destres, ó lo que fuese, con el dere¬ cho de una hora de agua de la fuente Al¬ quería del Conde.
Para las condiciones de venta, infor

ÚLTIMAS COTIZACIONES

Madrid 31 Euero

§. Interior al 4 p

.

.

,

.

.

8190

Amortizable al 5 p g.

. . 10P15

Banco de España . . . . . 432*00

Tabacos . . .

. . 390‘50

puerto, acompañado del laúd Provi¬ conveniente alguno por su parte en que Pbro. A la tarde, á las cuatro y cuarto, mará D. Gaspar Borrás, en la Notaría Francos

dencia, cuyos tripulantes fueron se conceda dicho permiso, sujetándose á conclusión de los Trece Domingos y so¬ de D. Pedro Alcover,

Libras

.

.

27 36

grandemente elogiados.

las condiciones que en el informe se ex lemne Reserva precedida de Te-Deum.

yywtmu t ***•*»"

-

SOLLER

F@MiETJ|lí

•V-i

1 1■

—

¡£L, LAZO DE FLORES

In la alcoba, que era espaciosa y es-
aba cerrada con cortinas de indiana os¬
cura y anticuada, lucía una excelente camafsus tres colchones, gruesos y bien rellenos, de tela de estopa de cuadros azules y blancos: los pies de los banqui¬ llos de pino, pintados de verde, estaban
-oeultos con un ancho ruedacatna de in¬
diana, como las cortinas, y guarnecido con un fleco blanco de algodón..
Sobre los^olchones enrollados, se veían dobladas con aseo dos limpias sábanas 4e lino, dos excelentes mantas de pelo largo, y dos almohadas pequeñas con guarniciones festoneadas con algodón grueso, y con puntadas desiguales.
A la cabecera de la cama había una
imágen de la Virgen, y á los pies, la fa¬ mosa arca de nogal negro, donde Flo¬ rencia y Trinidad veían cada sábado .guardar á su abuelo un envoltorio más ó mén osJvo 1 u m i noso.
La llave del arcén estaba siempre en el bolsillo del tío Pedro, quien para todo lo demás, era bastante confiado.

Esta sal i ta tenía una ventana pequeña
que daba á la calle, cerrada por una vi¬ driera compuesta de pedazos de cristal unidos con plomos, pero limpios y cubiertos por una cortina de percal blanco.
Inmediata á aquella salita. había otra mayor, habitada por Baltasara y sus dos hijas.
La viuda oaupaba majestuosamente
su cama matrimonial, colocada en un
ángulo del cuarto, alta por lo rollizo de sus dos colchones, y lo relleno de su enorme 'pajero (1) y cubierta siempre por
una colcha de indiana azul, excepto los días festivos, que se la; engalanaba con una de fondo blanco y ramos de rosas, con follaje verde trigo.-
Los lechos délas dos jóvenes ocupaban la alcoba: ambos elevados y cuidadosa¬
mente mullidos, revelaban la excelencia
de las piezas que entraban en su confec¬
ción.
Extrañando Florencia y Trinidad, cuando empezaron á tener uso de razón, que su madre durmiera en la sala por
haberles cedido á ellas la alcoba, le pre¬
guntaron un día: —Madre, ¿por qué no duerme Vd. en
la alcoba?
(1) Jergón.

—¡Oiga! ¿y á Vd. que le importa, se¬ ñora picotera? repuso dirigiéndose á Florencia, que era la que se había atre¬ vido á hacer la pregunta.
—A raí, nada, madre; solo que como
va á venir el frío... nosotras creíamos
que,estaría Vd. mejor adentro. —Pues sepan Vds. que estoy mejor
afuera: ¿estamos? y cuidadito con las preguntas, que ya se sabe que no me gustan: ea. á trabajar.
—Mujer, tienen razón, dijo el tío Pe¬ dro luego que las niñas hubieron salido con la cabeza baja: mejor estarías tú en
la alcoba.
—¿Pero no vé Vd., padre, que pasarían frío las hijas de mi alma? exclamó Baltasara: vaya, mientras tengan á su ma¬
dre han de estar cuidadas como reinas.
—¡Tú. con todo tu geniazo, eres lo más madrona! ¡A bien que las chicas ya te conocen, y te temen tanto, á pesar de tus gritos, como las gallinas al trigo!
El tío Podro decía la verdad: las mu¬
chachas hacían lo que querían de su madre, que las amaba más que á las ni¬ ñas de sus ojos, á pesar de sus regaños y de alguno que otro torniscón, con que acostumbraba á sellar sus correc¬
ciones.
Además del gran lecho de B iltasara,

había en su cuarto cuatro sillas grandes de pino verde, un excelente armario
blanco como la cera, una mesa con un
espejito, y debajo de este una caja de madera con peines y horquillas.
Frente del armario, un arcén grande de madera blanca, encerraba la ropa de Baltasara y de su difunto, y otro igual la de las jóvenes.
En la alcoba había, además de los
lechos de las muchachas, un hermoso
Crucifijo, otro gran armario oscuro que contenía la ropa blanca de Camay mesa, y una piliila de agua bendita, fija en la pared, y coronada por una imágen de
Nuestra Señora de los Dolores.
La ventana que daba luz á este apo¬ sento, era del todo igual á la que alum¬ braba el del tío Pedro; pero atestigua¬ ban estar ocupado por mujeres, dos her¬ mosas macetas de sándalo y yerba-bue¬ na, plantadas por Baltasara los días en que nacieron sus hijas.
Aquella señal graciosa y poética, esta¬ ba colocada allí por carecer la casa de huerto: y aunque las raíces principales de las dos plantas se habían secado, las existentes, pertenecientes ya á una dé¬ cima generación de raíces, estaban loza¬ nas y habían brotado multitud de ramas copudas y lustrosas.

Sobre estas dos habitaciones se exten¬
día un¡hermoso granero que servía de despensa.
El tío Pedro no’dejaba jamás el traje que habían usado su padre y su abuelo: reducíase^ á ¿un 'calzón de paño negro, vasto parajlos días de^trabajo y más fino para los’,festivos; chaqueta y] chaleco de igual clase, medias^deflana negras, za¬ pato de cordobán con un lacito, y un go¬ rro de seda negro, que cubría su gran calva, y dejaba*escapar algunos mecho¬ nes de cabellos blancos, que. con la ca¬ misa, era lo único que animaba su seve¬ ro traje.
Para el taller se ponía sobre su vestido negro un gran mandil de lino blanco, que le cubría el pecho, cayendo después, corno una gran falda, hasta-sus delga¬
das canillas.
La casa del tío Pedro parecía un nido rodeado.de verdura; estaba muy blanca, porque cada año se la engalanaba con un^vestido de cal nueva: junto á la puer¬ ta había plantada una gran parra, que la
festonaba como una corona de verdor, y subiendo hasta las ventanas, la hermo¬ seaba durante el estío con sus flexibles
pámpanos y con sus dorados racimos. &*Todos^los viajeros que pasaban por aqu-elkCpobre aldea quedaban extasiados

II VILLA DE SÓLLEtó

al Album Salón, Hojas Se¬ lectas, Blanco y Negro, Bor
esos mundos, La Ilustración
Española y tAmericana, Nue¬ vo Mundo, La Moda Elegan¬
te, La Ilustración 'Artística,

ISLEÑA MARITIMA ¡
ANÍA BAliLOB^UMA [E VAPORES
VAPORES
Mir&mar-BellTer-Catalafia-Balear-Isleño-Iriilie.
s mui

Gedeón, La Ultima Moda,

DE

El Consultor de los Bordados,

Servicia saíro Sóller, Barceloaa, Calis j floresisa

Diario Universal, A B C, y
otras revistas y periódicos.
—Se admiten en la Admi¬

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Beraat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—D. J. Roura, Paseo de la Adnana, 25.—EN CETTE.—Mr. Mateo Colom, Rae Lazare-Carriol}, 34.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

nistración del Sóller, San
Bartolomé n.° 17.
HISPANLA
COÜPíSii GENEEU [IE SÍPKOS (Accidentes del trabajo, incendios, seguros
agrícolas, y otros)
Capital social: 5 000.000 de ptas.
Donilio social: Cortes, 3fl.-i8CELil
Agente en Sóller:

REY.NÉS PABLO COLL Y F.

Damian Mayol Alcover, S, Bartolomé 17

(Cote d9 Or)

UTA Y VUEJjTA

ENTRE

PALIA-MARSELLA y PALMA—ARGEL

SALIDAS

para Argel los Jueves.

para Marsella los Sábados. *

De Argel los Viernes.

De Marsella los Lunes.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos

para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Uil, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬

lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.

El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.

MU

SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del pais.

VINO AL POR MAYOR JABON PLDIRO OflRRBT Juan Bta. Ruttán

COMISIÓN Y AJUSTE

Alquería del Conde, 41

Expedición al por mayor de espárragos y toda clase de legumbres.

JUAN ESTADAS

Este jabón compuesto de hiel de
caca, afrecho y salol, es de perfu¬ me finísimo y viene recomendado

Representante en Sóller de la
acreditada casa de los Sres. Fran¬

•*!Lí ••

>01* la higiene moderna para la cisco y M. Simó, Horticultores y

¡Servicio esmerado y eeosadmfeo

TELÉFONO

/impieza del cutis, ‘en sustitución Floricultores de Barcelona.

del jabón en pastillas.

Ofrece á¡los agricultores y al pú¬

; TláiSPOlTiS INTBHIACIOIALIS

lijKZICtSTAJy (Ande) LA SOLLERENSE

Indicadísimo y necesario para la¬ var la cara; por no producir esco¬
zor, consérvala tersa, sin manchas,

blico en general: Hermosos almendros injertados de
variadas clases.

Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servieio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,

DE
JtÓ&ÉÍ COIili
VERBERE j PORT-BOU (Pronto franco-española)

granos, rojeces y arrugas prema¬
turas.
Usándolo en el baño preserva á la piel y cuero cabelludo de toda enfermedad contagiosa.

Id. melocotoneros id. de toda clase.
Id. perales id. de id. id.
Id. manzanos id. de varias clases.
Id. ciruelos españoles, chinos y ja-

I

frutas frescas y legumbres
BAUZA Y MAS SO T
AGENTES DE ADUANAS
mmMm y p©it-bo® (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVF.T, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
L' ASSICPBATRICE ITALIANA

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
Servicios esmerados y á buenos precios
MATEO COLOM

Con su uso diario se conserva la
belleza eternamente.
Enviando Ptas. 3’00 se manda
el frasco á esta población, franco de porte, escribiendo al Centro dk Anuncios de D. Juan González,—
PALMA DE MALLORCA.
Desde media docena frascos, des¬ cuentos según la importancia de los pedidos. A cada frasco acom¬ paña prospecto indicando la mane¬
ra de usarlo.

poneses.
Albaricoqueros clases enormes y

productivas.
Kakis de doce clases.

Cerezos de todas clases.

Pinos de piñones (á) vés.

Eucaliptus.
Además de lo anunciado posee dicha casa toda clase de frutales

maderajes y floríferos, con catálogo,

de todas las clases y precios.

.,J¡

Sociedad de seguros contra los
ACCIBOT'KS DEL ÍBABiJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

R-xa© Lazare-Oarnot, 34
CETTE
Consignatario del vapor
“Villa de ¡Sóller,,

staura.nt del Universo
DE
Vda. de j. serra

FLASA ©B PALACIO-8.-BABCKLOJÍA

Capital social: 5.000.000 Liras

Método de solfeo por

D. Hilarión Eslava.—Se halla en Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe-*

Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 36 venta ea la Administración del Só¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.

de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ ller. San Bartolomé 17.

El Hotel del Universo está situado en. uno de los sitios más im¬

trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Le/-

CULTIVO PRÁCTICO del OLIVO

portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los1

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principia!, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CABELLAS.

POR
D. José Bullán y Mir, Pbro.
Se halla,de venta al precio de 1‘50 ptas. en “La Sinceridad,,.—

tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías d© Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
SOLLEK.—Imp. de «La Siscerídads