AÑO XXI.--2.4 EP0CA.-NUM. 1029
AÑO XXI.--2.4 EP0CA.-NUM. 1029

SABADO 22 DICIEMBRE DE 1996

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleaees)

DESDE PARIS

no eché al cesto su carta, y la contesto Mr. Briand pronunciara su discurso so¬ bieron conquistado todas nuestras colo¬ los pobres, recibieron donativos, obse¬

hoy. Tenga, pues, en cuenta mi anónimo bre la aplicación de la ley de 1905, nias de Ultramar.

quios y socorros. ¡Alélala, alélala! ¡Glo¬

Háblase aquí estos días de una sola
cosa. Todas las conversaciones en círcu¬
los y en cafés, en corrillos al fresco y en tertulias junto á la estufa, en el promenoir de los teatros de moda y en las sa¬ las de espera de las estaciones, en reu¬ niones públicas y en expansiones fami¬

amigo que nada es verdad ni mentira; «todo es segúa el color
del cristal con que se mira.»
y de ahí deduzca el porqué de las opinio¬ nes distintas que le llenaron de confu¬
sión.
Hay dos fanatismos, el blanco y el ro¬ jo; si el que busca la verdad sabe colocar¬

Mr. Viviani, que pertenece al mismo ga¬ binete, había pronunciado otro de tono bien diferente, discurso que he de decir á Vd que produjo desagradabilísima impresión. ¿Cual de los dos ministros representa más exactamente la opinión de la mayoría del Parlamento? Si maña¬
na tomara Mr. Viviani la cartera de Cul¬

Esta es mi opinión, que á última ho¬ ra rae decido á manifestar por si puede ser útil al amigo desconocido que desea formar la suya, ya que quiáo saberla «para salir de dudas» confiando tal vez en mi imparcialidad. De si rae he queda do á igual distancia de uno y otro fana¬ tismo para facilitar el examen del agua

ria á Dios en el cielo y paz á los hom¬
bres en la tierra!
Este precisamente fué el tema de la plática del Prelado que dijo la misa so¬ lemne; ese fué el motivo musical de los coros dirigidos por el más ilustre com¬ positor contemporáneo, cantados por los mejores artistas. Y junto á estos veíanse hombres de estado, ministros,

liares, en los mercados y [hasta en los se equidistante del uno y del otro, es tos ¿como aplicaría la ley? Vd. ya vé de la verdad que mi paisano desea beber, sabios, escritores... todas las fuerzas vi¬

lavaderos! giran sobre el mismo tema: la posible la encuentre; que sino, nó. La donde voy á parar. Lo que la Iglesia creo son buena prueba las fuentes donde vas del país.

aplicación de la ley de separación de la verdadera imparcialidad es prenda rara, quisiera es el no depender del capricho he ido á buscarla para servírsela, á él y El palacio resplandecía como un hor¬

Iglesia del Estado. Fuerza es que tam¬ bién yo ocupe la atención de mis lectores sobre el mismo asunto, ya que es de to¬ dos los que podría escoger el de más actualidad; más todavía que las confe¬
rencias científicas de Mr. d’ Arsouval en
la Academia, y que la importante inven¬ ción del sabio alemán M. Korn, de la transmisión de la fotografía por telégra¬

que pocos consiguen poseer, y hasta ca¬ sos se dan en que, aún poseyéndola, por un dracma, por un escrúpulo de ob¬ cecación en un momento dado, desapare¬
ce por completo; y sucede esto con harta frecuencia ciertamente y por desgracia, pues que hasta los criterios más sanos y las inteligencias más privilegiadas no siempre suelen estar exentas de pasión.

de un hombre que interprete a su mane¬ ra la ley; en lina palabra, una garantía.
Y garantía yo uo conozco otra más que un texto claro de la ley.
—Sin duda; pero esta garantía fuó ofrecida á la Iglesia en la ley de 1905 y
la rehusó.
—La Iglesia no podía aceptar la ley. Había en juego una cuestión de gerar-

á todos mis lectores que tengan igual¬ mente sed, lo más clara posible, limpia de raicróbios y de todas las demás impu¬ rezas de la pasión.
París 16 de Diciembre de 1906.

no inmenso que fundiera oro á quintales; el fulgor, que cegaba, reflejábase en la nieve y en el cielo plomizo; de lejos pa¬ recía un colosal incendio, sin llamas; las
nubes blancas se deshacían eu cobrizos
vellones, como si estuviera cayendo del cielo má> oro, oro siempre, para que la insaciable hoguera no se extinguiese.
Empezó la cena con universal regoci¬ jo. La alegría era sana y comunicativa,

fo, y hasta que el aumento de sus habe¬ Tampoco debe estarlo la mía, más cor¬ quía eclesiástica sobre la cual no podía

no permitiendo en aquel sonreír de ros¬

res, de 9000 á 15000 francos anuales, ta y opaca que las demás, y he aquí la hacerse ninguna transacción. ¿Porque que los señores diputados de aquí se dificultad mayor para poder afirmar ca¬ habiendo anulado el Concordato, contra¬

Sección Literaria

tros y almas que apuntasen la maledi¬
cencia ni la sátira.

votaron semanas atrás con una frescura tegóricamente: «la verdad de ésta»; que to bilateral, se le ha reemplazado por sin igual y con una delicadeza pocas ve¬ tengo yo mi opinión es cierto ¡quién no otro concordato unilateral?

MISA DEL GALLO

De pronto, cuando cada uno de aque¬ llos ingeuios pensaba en lucir sus dotes

ces vista, sin largas discusiones por no la tiene?, pero es seguro que no había de

—Pero si uo hay yá más Concordato.

Fué un verdadero acontecimiento pa¬ oratorias ó poéticas, las luces todas par¬

llamar tanto la atención, sin mucho rui ¬
do que digamos, de puntillas por no mo¬ lestar á los dormidos electores, con la ma¬ yor actividad y.... ¡clarol con el mejor de los fiues. Todo el mundo debe ser igual; así es] que, fieles á este principio de igualdad que los socialistas gubernamen¬ tales predican, á los que quitan al clero
su ración debe parecerles la cosa más
natural el servírsela suya doble.... para
que no se pierdan tantas como en l.° dé Enero próximo van á quedar sin distri¬
buir.
Pero hablemos de lo otro, para hacer
como todos los demás.
Es posible que al ver la luz mi escrito,

dejar satisfecho al que, habiendo oido tantas, se dirije á mi para conocer una más, y probablemente de todas la más floja. Mejor será dejar arrinconadas es¬ tas mis opiniones en sitio donde no es¬ torben, que ya dije en una de mis co¬ rrespondencias anteriores que de si obró el Papa bien ó mal no es á mi á quien toca decirlo, sino que es ésta em¬ presa reservada á plumas mejor cortadas que la mía, y que vayamos juntos mi amigo y yo, cou todos aqnellos de mis lectores que quieran acompañarnos á exa¬ minar algunas de los demás; escogeré en tal caso las que conceptúe de más valía entre tantas que también yo leo todos

Es el régimen de la separación ahora. —¡La ley de 1905 una ley de separa¬
ción! Esto, ¡jamás! Escuche Vd., amigo: busque Vd. cualquier súbdito inglés, cualquier habitante de los Estados del
norte de América, enséñele Vd. tan solo el título de la ley que se refiere á la par te administrativa del culto, y pregúntele si es esta una ley de separación. Que sea católico, protestante ó judío, le contesta¬ rá que nó.
Vivimos nosotros, sacerdotes católi¬
cos, aquí bajo el régimen de la separa¬ ción, tenemos nuestras iglesias para no¬
sotros donde hacemos lo que queremos
siu tener que dar cuenta de nuestros

ra la alta sociedad la inauguración del espléndido palacio. El opulento millo¬
nario D. José María Fernández de la
Mámpara (antes Mampara), no sabía en qué emplear sus inagotables riquezas, y después de mandarse hacer una estu¬ penda capilla mortuoria, mucho mayor que algunas iglesias parroquiales, ideó construir una residencia que compitiera y, á ser posible, superase á los mejores palacios europeos. Adquirió un gran parque en las cercanías de la ciudad, dentro del cual podían inclinarse varias manzanas de casas; una pomarada. como decía el arquitecto municipal que tuvo que trazar las futuras grandes vías del ensanche, procurando respetar las líneas

padearon intensamente, enrojeciéronse los millares de bombillas y el palacio entero quedó sumido en tinieblas. Todos callaron como si un súbito espanto les hubiese ahogado; pero bien pronto se oyó la voz de D. José María, gritando: «Luces, velas, traed las de la capilla, las del nacimiento!» Como fuegos fatuos
encendieron cerillas algunos comensa¬
les. trajeron los aturdidos criados los ci¬ rios del altar; el portero proporcionó unas humildes palmatorias, y mientras tanto el ingeniero de la Compañía eléc¬ trica, pegado al teléfono. ronco, irritado, pedía hombres, dictaba órdenes, pa¬ teando y blasfemando.
Ei cuadro ofreció un aspecto fúnebre.
Los comensales trataban en vano do

estén ya enterados los lectores del Sóllkr por los telegramas de la prensa diaria de esa isla de los principales aconteci¬ mientos, tales como la expulsión del te¬
rritorio francés del archivero de la anti¬
gua Nunciatura, Mgr. Montagnini; de la persecución de los sacerdotes Leclerc, Richard y Jotiin acusados de incitar á la rebelión desde el pulpito; del cambio de domicilio del anciano venerable Mgr. Ri¬

los días, y después, cada cual, atando cabos, hará las deducciones que estime pertinentes acerca de cual de los dos, si el "Vaticano ó el gobierno de la Repúbli¬ ca francesa, tiene más firmemente apo¬ yada su causa. Traduzcamos, pues:
Mr. Furnétnont, diputado socialista y presidente del «Libre Pensamiento Bel¬ ga» (paréceme que no es ésta una firma dudosa), dijo:

actos á nadie. La ley de separación es la libertad; aquí la tenemos, pero la ley de
1905 no la dá á los católicos franceses.
En 1871, Mr. Gladstone hizo para los protestantes de Irlanda una ley de separación. Entonces entraron, como no¬

de la regia posesión, rodeada de verja monumental, que inspiraba medroso respeto á todo transeúnte.
Hez años tardó en coucluirse el mara¬
villoso edificio, que proporcionó trabajo á centenares de obreros y artistas. Ocho arquitectos estudiaron los planos; trein¬

sotros, en el derecho común, libres de ta pintores y escultores decoraron las

sus actos, como nosotros lo somos. Si estancias. Capilla, salón de baile, come¬

así se hubiera hecho en Francia, estoy ’ dor. hall, despacho, biblioteca, intermi¬ con vencidísimo de que los católicos hu¬ nables salones de música, juego, con¬

animarse de nuevo; la vista de aquellos cirios que chirriaban y disipaban poco á poco los penetrantes perfumes de las damas con su aliento acre y céreo, fué causa de que todos recordasen lo pa¬
sado.
Los dueños veían en la figulina de alabastro que adornaba la mesa, á la niña muerta que les decía: «¡Ya estoy aquí otra vez!» Y, por alucinación bien explicable, se les aparecía fría y muerte-

chard, cardsnal-arzobispo de París, quien

«La campaña, lo he dicho siempre, bieran aceptado sin recriminar semejan¬ versación, etc., etc., eran verdaderos cita como la noche en que, acongojados,

deja el palacio arzobispal de la rué de empezó muy mal. Debióse conceder á la te estado de cosas».

museos.

la velaron. El Prelado se vió de nuevo

Grenelle para ocupar uu edificio parti¬ cular que ha puesto á su disposición el diputado por Paris, Mr. Denys Cochin; dal cierre del seminario de San Sulpicio,
y de tantas otras cosas como las agen¬ cias telegráficas habrán divulgado á es¬ tas horas por el mundo entero. Por esto, y considerando no serían para mis lecto¬

Iglesia lo que se debe á todas las asocia¬ ciones en un pais libre, es decir el dere¬ cho común. Se ha querido crear una ley especial, y de aquí el mal.
Se ha pretendido respetar la gerarquía eclesiástica y sucesivamente hemos tenido el artículo 4, las trausaccioues, la
ley de 1901, después la de 1881, para

Y para terminar, pues que este escri¬ to va haciéndose demasiado largo, ahí va la opinión de Mr. H. Hárduin, uno de los escritores franceses más imparcial
cuando trata de los asuntos de Francia, el autor del articulito diario que con el titulo de «Propos d’ un Parisién» publica Le Matiri, que uo es por cierto ningúu

Mámpara y su esposa parecían, más que dueños, unos ancianos y bondado¬ sos conserjes que, sin orgullo, con afa¬
bilidad excesiva recibían á toda clase de
gentes, tratando de obsequiarlas con mano generosa y cordial.
No apetecieron títulos ni honores; la fortuna vino á ellos, ciega, loca, enamo¬ rada, con ímpetu de torrente. El dinero

en la humilde celda del convento y com¬
paró su antigua y feliz pobreza con las angustias doradas del presente. El Gene¬ ral, recordaba la sorpresa en el campa¬ mento, donde ganó la laureada: su mu¬ jer, modesta costurerilla encumbrada por el azar, sus noches de hambre y trabajo en la guardilla; y periodistas,
escritores, artistas, sabios, volvieron á

res ninguna novedad al llegar á ellos, de¬ acabar con la confusión actual. La cues¬ neo ui es fácil se inspire en los apasio¬ surgió de minas, de fábricas, de nego¬ sentir reproducidas todas las pequeñas

sisto de narrar los hechos para contestar tión metida en semejantes puntos de de¬ nados argumentos de ningún clerical re¬ cios mil; todos ellos fecundos. Ellos su¬ cosas de la vida triste: la casa fria de an¬

á algunas preguntas de una carta que, talle no puede evidentemente seducir á calcitrante:

pieron encauzarle, recogerle á manera taño, el estudio sin pan, las noches da

desde Marsella, me dirigió uno de estos días un paisano anónimo, «íntimo amigo mió», según él dice y es posible sea ver -
dad.
Entre otras cosas de interés secunda¬
rio, hé aquí en resumen el contenido de la carta en cuestión: «Vd., Sr. Marqués, que por vivir en la capital, debe estar mejor enterado que muchos que en pro¬

nadie entre nosotros; el error fundamen¬
tal está en haber querido conservar el Concordato al mismo tiempo que se hacía la separación.
Hé aquí lo que hubiera debido hacer¬ se: suprimir el presupuesto y dar á to¬ dos los cultos y sociedades filosóficas el derecho de asociación, cou la persouifi cación civil, es decir el derecho de poseer

«Todo el mal viene de que el gobierno quiere que el Estado esté separado de la Iglesia, pero no cousiente que la Iglesia esté separada del Estado. Hé aquí el
punto.
La iglesia, en suma, se muestra pron¬ ta al arreglo. Su tesis es ésta: Nada os pido, ni dinero, ui pensiones, ni bienes; abandono hasta las iglesias si es éste

de molineros sagaces que convierten la rápida corriente en presa mansa, inmen¬ sa, de la cual cae, formando amplia y hermosa cascada, lo sobrante, que dis¬ cretamente aprovechado, aún riega, fer¬ tiliza y esparce la vida y ol¿bienestar por campos y tierras.
Trabajaron mucho; trabajaban siem¬ pre. El único dolor de su vida fué la
muerte de la Nena. acaecida cuando la

guardia en el Hospital, los penosos trabajos de la mina, la tempestad en el mar y, sobretodo esto, la muerte, la
triste muerte, inevitable, traidora, qua
apaga la vida, como aquella luz se había extinguido súbitamente en medio de la alegría, de los goces, de la dicha qua parecían inagotables.
El llanto imposible de restañar de la noble señora, la escena tiernísima délos

vincias hablan y escriben del asunto, ¿no con ciertos límites, por supuesto, y se¬ vuestro gusto. Pero desde el instante en suerte rondaba la casa modesta. Para viejos invocando la Nena, abrazados, podría decirme, particularmente ó por guidamente la libertad absoluta. Esta es que el Estado me desconoce, déjeseme ella fué el mausoleo; en el palacio vivía olvidando á sus invitados, fué la señal da

medio del Sóller, cual de los dos es el
que tiene la razón, si el Papa ó el go¬ bierno de la República, en la cuestión
que tanto tiempo ha ocupa y preocupa á todo el mundo? Porque esto es lo que no he podido averiguar aún oyendo á unos y á otros; todo lo contrario, cuanto más ho oído y leído más confuso he quedado y más dudas he tenido.»
Es natural, apresúrome á responder, y esto prueba que uo es el preguntón Una de tautas vulgaridades (que por desgracia abundan) que con tal que se les evite el pensar para formar criterio,

mi opinión, que jamás he ocultado á mis amigos Jaurés y Briand».
Y un periódico, sino masónico por lo menos anti-clerical y defensor del actual gobierno, publica una interview de su corresponsal en Londres con un alto dignatario de la Iglesia católica, en au¬ sencia del arzobispo de Westminster, quien entre otros mil razonamientos de
peso, dijo; «Oiertameute que no se puede dudar
de la sinceridad de Mr. Briand ni de su
buena voluntad de aplicar la ley cou el más completo liberalismo, pero ¿cuanto

que le desconozca yo también y no se me exijan formalidades inútiles.»
Podría continuar opiniones de perso¬ nas de buen criterio, de todos los parti¬ dos y de todas creeucias, y razonamien¬ tos basados en la lógica como los apun¬ tados; pero será bastante lo dicho para
juzgar que una cosa es la razón y otra la fuerza. La ley que hizo y promulgó una mayoría más enemiga de la religión que amiga de la libertad, será aplicada, no cabe duda; pero á los que la apliquen les quedará la misma satisfacción perso¬ nal y la misma gloria que qu8dó á los

inmortalizada por los grandes artistas que copiaron su rostro y sus gráciles formas eu la mayor parte de las obras que embellecían la capilla y los salones todos. Era un culto místico-profano el de aquellos buenos señores que no conce¬ bían virgen, ninfa ni diosa que no se pareciese á la inolvidable criatura.
Después de muchos preparativos, en¬ sayos y disposiciones, se abrieron las puertas de la encantada mansión el día
de Nochebuena, con misa del Gallo, ce¬
na, seguida de fiesta mundana. Belén, con figuras de movimiento para la gen¬ te menuda á primer hora de la tarde, árbol Noel para grandes y chicos. Era

desbandada. Algunos espíritus prácticos
trataron en vano de contener á la mayo¬
ría. Fueron desfilando presurosos sin hacer caso del ingeniero que con una brigada de obreros, buscaba las causas
del conflicto pavoroso.
Alumbrados con hachones que ilumi¬ naban con ráfagas rojizas la nieve, fue¬ ron saliendo y dispersándose aquellos seres envidiados por ¡a muchedumbre, que rodeaba la verja monumental, y cuando ya no quedaba ningúu invitado en el palacio, volvió á brillar la hogue¬
ra dorada, dentro déla cual sedeshacían
en llantos unos pobrecitos viejos sin hijos.

todo lo tragan ó se vau con el último que tiempo Mr. Briaml será ministro? A la victoriosos yaukes cuando, por dar la li¬ preciso que todos gozasen en el santo y

El Doctor Fausto.

les habló; por esto precisamente es que apertura de las Cámaras, antes que bertad á los «oprimidos cubanos», hu¬ memorable día; los asilos, Iqs hospitales,

■<ve»

SOLLER

Actualidades

Cuando el anverso ó el reverso hayan, en todo ó en parte, desaparecido por los
efectos naturales del degaste, carecerá

Un médico español fué el que más trabajó por la urbanización de Tánger; españolas fueron las primeras transac¬

ños de gloria que tanto han de redundar rocomo joya de museo, con cariño de

en provecho de sus semejante*.

. obra de arte; y como última parra calle-

Ivona sostiene entonces una lucha te i jera, te contemplo con admiración de

la emigración

de curso legal y podrá ser refundida.

ciones comerciales: español el buque rrible. Ama á Kerbil, y sostiene su espí¬ reliquia venerable.

Art. 5.® Se concede un crédito extraor¬ que comunicó áMarruecos con ei mundo; ritu la fe en el indisoluble sacramento

Francisco Bebnareggi.

dinario de472.000 pesetas con cargo al español, él primer teléfono que se ha del matrimonio. Pero la grandeza de su

'Hi los españolas todos no estuviésemos capítulo adicional, sección 10.a del .pre¬ instalado en Tánger, españolas, las pri¬ cariño es tal, que llega á comprender Sóller, Diciembre 1906.

plenamente convencidos de que cada supuesto de obligaciones de los departa¬ meras luces que han alumbrado calles que por-eocima de todo está la realiza¬

«éía va acentuándose más el malestar de mentos ministeriales para 4907, de las marroquíes; español, el primer periódico ción de la obra de Kerbil, está la dicha

muestro país, á consecuencia de la falta •afesolu-ta-de buenos estadistas que dirijan
la nave del Estado con desinterés y pa¬
triotismo por las vías de su posible pros-

que 72.000 pesetas se destinarán á la adquisición de máquinas y -útiles nece¬
sarios en la Fábrica Nacional de la Mo¬
neda y Timbre para realizar la acuña¬

que se ha leído en Marruecos, y español ha sido todo lo que significa cultura y regeneración, y nada que represente egoísmo.

del sabio. Al fin Ivona cede, consiente en el divorcio desolada, sacrificándose en holocausto á la felicidad de los de¬ más.

Impresiones parlamentarias

lindad, nos quedaríamos perplejos y -asombrados cada vez que los periódicos
-nos dan cuenta del movimiento de emi¬
gración que se opera en España. Ya no son aventureros que van al
¡nuevo mundo en busca de una fortuna, ní alucinados que creen hallar en leja¬ nas tierras el secreto de la felicidad, que en vano busca el hombre en este valle
de lágrimas:; son pueblos enteros que quieren vivir, trabajar y prosperar en España, y se mueren de hambre, porque en este país de las mentidas libertades, nadie les ampara en el derecho á la vida

ción, y 400.000 pesetas á la compra del material que sea indispensable.
El importe de este crédito se cubrirá bien por la venta de las piezas de bron¬ ce que existen sin aplicación, bien con ei exceso de los ingresos sobre los pagos y si fuesen insuficientes con la deuda
flotante del Tesoro.»
El Japón y los Estados Unidos
Los periodistas han celebrado una in¬
terview con el ministro de los Estados

Es cierto que la colonia española que hay en Marruecos es pobre y qut el poco terreno que teníamos lo hemos perdido; pero no pueden los franceses negar, si reflexionan detenidamente, que su colonia en el Norte de Africa
cuenta sobre la nuestra con una osadía
que no podremos jamás tener los compa¬ triotas de Don Quijote. Así se comprende que después que á Marruecos no han traído más que la usura, el ajenjo, la cupletista y el escandaloso número de quiebras comerciales, se atrevan á atri¬ buirse méritos que son de otros.

Pero cuando el sacrificio va á consu¬
marse, cuando Chambalot está próximo á ver el éxito de sus combinaciones y de la filosofía brutal de que es representan¬ te, Kerbil se arrepiente, anteia desespe¬ ración de Ivona, del actoque va á rea¬
lizar.
La dulzura, el profundo amor de aquella mujer con la que ha vivido en perfecta comunicación espiritual, ope¬
ran una reacción en su ánimo vacilante.
Entonces Kerbil se decide. No aban¬
donará su hogar, no dejará á Ivona. Po¬ bre ó rico, enfermo ó sano, terminará

Debate sin calor
No hay interés ninguno en la Cámara;
estas'brevísimas líneas no tienen más
objeto que hacerlo constar así. Ayer (día 18) continuó discutiéndose la ley de Asociaciones; estaban las tribunas reple¬ ta*; se veían más y más bellas damas que acaso se han visto ninguna tarde; pero no había diputados en los escaños; pero éramos pocos los periodistas que
asistíamos al debate. Y sobre todo, se
respiraba en la Cáipara un ambiente de

por el trabajo. Aquí se desconoce por completo 4a
acción tutelar y benéfica del Estado: por rara y humillante esc^pción, en algunos pueblos se han-repartí do, en casos gra¬ ves., algunas miserables pesetas entre
cierta clase de menesterosos, que no
siempre han sido auténticos; pero al ver¬ dadero necesitado, al que lo es todo el

Unidos en Madrid y otra con el ministro del-Japón para preguntarles su opinión acerca de la cuestión surgida entre aque¬
llas dos naciones con motivo de la ense¬
ñanza de los niños japoneses en las es¬
cuelas de los Estados Uuidos.
Tanto el ministro de los Estados Uni¬
dos como el del Japón han declarado que se ha dado extraordinaria gravedad

Marruecos cuesta á España mucho di-
Dero.
Y aunque es fatalidad de nuestro país que no tomen sus Gobiernos nada en
serio, hasta el extremo que parece que la conciencia nacional hace mucho
tiempo que no interviene en la dirección
de nuestros destinos en el Norte de Afri¬
ca, el espíritu de generosas aventuras

sus experiencias... Chambalot queda vencido y abandona
la casa. El desinterés triunfa en toda la
línea sobre el egoísmo. Esta es la obra de Adara, que ha me¬
recido el aplauso del público y de la crí¬
tica.

cansancio, de desengaño y de excepticismo. El señor marqués del Vadillo fué quien hizo uso ayer de da palabra; en el
banco de la Comisión se hallaban casi to¬
do* los individuos que han redactado el dictamen; en lo» escaños conservadores se sentaban notables personalidades del partido. Y el señor marqué» pronunció un discurso largo, minucioso, á ratos

año por falta de elementos -indispensa¬ bles para que su trabajo -sea remunera¬ do!’, á ese el Estado le cobra los tributos, le exige todos loa sacrificios, le usurpa su voluntad en tiempo de elecciones, pe¬ ro en todo lo d*más, le deja siempre en el disfrute de su libertad, esto es,4e deja
abandonado del modo más absoluto,
sin caminos^para transportar los.produc-

á este asunto, y no la tiene; y más que
nadie ha contribuido á ello la prensa.
Si bien es cierto que las relaciones entre los dos países han sufrido un mo¬ mento de contrariedad, se ha suavizado
mucho la tirantez y más todavía desde que el presidente de los Estados Unidos señor Rooseveit leyó el mensaje á las
Cámaras.

del pueblo español ha suplido los abusos de la parte oficial.
Guillermo Sánchez Cabeza.
Novedades teatrales

Colaboración

vehemente. El Sr. Maura le escuchaba
atento; firmaba cartas sobre su bufete

el Sr. Dato, y otros correligionarios pa¬

La última

recían atender, en actitudes un poco so¬

segadas, lo que iba diciendo el orador.

parra callejera Yo no he de extractarlo aquí; el distin¬

guido ex-ministro defendió bien á las

A mi compañero de valle1 Ordenes religiosas y con decir esto basta.

Cristóbal Fizá.

En cambio el Sr. Rodríguez Muñoz,

4os, sin mercados ¿para adinerarlos, sin obras de riego para defenderlos de las sequías, y sin unojsolo de los elementos de civilización que en las demás nacio¬

Por consiguiente, loa anuncios de una guerra eutre los dos países carecen por completo de fundamento.

LES MOUETTES
Ha poco se ha estrenado en el teatro
de la Comedia Francesa la obra en tres

Como huyendo de la indiferencia de
los hombres do ahora, tu tronco retorci¬ do de columna salomónica sube á abra¬ zarse á los barrotes de la ventana más

que fué quien contestó al señor marqués del Vadillo, se creyó en el deber de ex¬ tremar sus ataques contra las institucio¬ nes monásticas. Yo creo que algo de lo

nes cultas implantan los gobiernos, su¬

actos, de Paul Adam, Les mouttes, en la alta de tu casa; y allí, donde no llega el que afirmó este orador sería un poco di¬

pliendo las deficiencias y limitaciones -de la iniciativa privada.

Una exposición universal

que el insigne literato desarrolla un polvo de tu calle, vibran más puras las fícil de probar. Uno de los «caracteres» asunto ya tratadoen su novela La ser¬ gotas de roclo que tiemblan en tus pám¬ de las Ordenes monásticas, según dijo

¡Y todavía hay -quien, -en -serio, osa
lamentarse del carácter refractario de
nuestros agricultores, y señala, como un estigma denigrante para la clase rural, el promedio de siete hectólitros de trigo .por hectárea que producen las tierras españolas!...
Ese estigma debiera-salir al rostro de los verdaderos culpables, ¡que son los políticos de oficio, pero nunca en justi¬ cia podrá deshonrar á las victimas, que son por desgracia.las que hoy, silencio¬ samente, resignadamente, con lágrimas en los ojos y con el corazón amargado por el dolor y la desesperación, se ale¬ jan de la patria, que tanto les necesita, en busca del pan que no hallan en nues¬ tro país, ni amasándolo con todo -el su¬
dor de su rostro.
(Be la Revista del Instituto Agrícola Catalán de ■San Isidro.)
Proyectos de Hacienda

En San Francisco de’California se ce¬
lebrará una Exposición Universal en 1913. con objeto de conmemorar el CD
aniversario del descubrimiento del Pací¬
fico por Vasco Núñez de Balboa -y la
conclusión de las obras del Canal de Pa¬
namá, si es que está terminado para en¬
tonces.
Piénsase en que esta exposición supe¬ re en importancia á todas las anteriores
del mundo entero.
Saamos justos
importadores de la civilización, base de toda obra culta, cicerones de Europa en Marruecos, dice La Dépéche Marocaine. un periódico de Tánger espléndida¬ mente subvencionado por el Gobierno de la vecina República, son los franceses. Según esa publicación, lo poco que en el Norte de Africa se !ba conseguido se debe á sus compatriotas. Si no fuera por el ingenio, por el sentimiento de rege¬

piente negra.
Paul Adam combate las nuevas ten¬
dencias filosóficas, sobre todo las de
Nietzche, que tratan de arrancar del corazón déla juventud toda vana sensi¬ bilidad. inclinando á los espíritus á u*na concepción egoísta de la vida.
El argumento de la obra es el si¬ guiente’.
El doctor Juan Kerbil vive obscura¬
mente en Bretaña con su mujer Ivona.
El doctor ha descubierto un suero que debe salvar á millares de existencias. A
ese descubrimiento ha consagrado todos los afanes de su vida; pero es pobre, y
su falta de medios de fortuna no le per¬
mite hacer las experiencias decisivas. Su vida de sabio se desliza tranquilamente en compañía de Ivona,que es una santa.
El anhelo del triunfo anima al matrimo¬
nio, haciéndole concebir lisonjeras espe¬
ranzas.
Al rincón de Bretaña donde viven llega la prima de Ivona Adriana Darnot. que
es una viuda rica enamorada del sabio
pálido y enfermizo. Adriana, bajo pre¬

panos.
Desde que pinto en la aldea del cam¬ panario blanco, cada día pasq por tu ca¬ lle. Te he visto al principiar el alba, al so i del medio día., al oscurecer y ála luz de la Luna, y siempre te he mirado co¬
mo recuerdo con vida, como monumento
arqueológico pero sin la frialdad de rui¬ na, como monumento que va cambian¬
do de aspectos.
En Abril, cuando bajo el azul virgen del cielo, en las huertas y en la montaña florecen los frutales, brotan de tu tronco
tallos flexibles, cenefas de verdes tier¬
nos que empiezan á enredarse por tus
mismas rama*.
En Agosto, cuando rien los claveles en las ventanas de las muchachas, llega la fiesta de tu calle y cuando las muje¬ res, alhajadas y cou sus más vistosos trajes pasan por tu lado, te miran y se alegran al ver tu lozanía. De tus ramas exuberantes de verdor cuelgan amonto¬
nados los racimos, de uvas más transpa¬
rentes que ei ámbar que en Primavera lloran los manzanos, y ya más dulces

el Sr. Rodríguez Muñoz, es el de haber
perseguido, «en todo tiempo», la cien¬ cia, el arte y la literatura. Repito que sería esto un poco arduo de probar con la historia en la mano; nada más con nombrar los religiosos que han sido hombre* de ciencia, literatos y artistas, bastaría para poner al Sr. Rodríguez Muñoz en un ligero aprieto. Y luego so¬ bre la vida espiritual, sobre la necesidad
que ella constituye para ciertos espíritus, sobre la libertad que estos espíritus de¬ ben tener para abrazarla ó no, habría también que discutir.
Pero, en fio, el señor diputado de la Comisión cumplió elocuentemente con su cometido; le estrecharon la mano sus
compañeros; dió por terminado el deba¬ te el presidente y todos abandonamos nuestros puestos. Nadie hablaba en los pasillos del proyecto de Asociaciones. «¡No lo combate nadie!», exclamaba el señor Francos Rodríguez, presidente de la Gomisión. Y en este grito del notable
periodista está compendiado todo el es¬
tado actual de la cuestión.

El ministro de Hacienda leyó en el Con¬ neración y de amor á la humanidad que texto de que el clima bretón conviene á que la miel de los jazmines.

greso, el martes de esta semana., los si¬ distingue al pueblofrancés de los demás, su hija Gilberta, se queda con sus pa¬ En Noviembre, cuando se desprenden

guientes proyectos de ley;

Marruecos, aunque está separado de rientes, cada vez más interesada por de los cerezos las hojas con reflejos de

(Da A B C).

Azorin.

El del impuesto transitorio sobre los Europa por un charco viviría á la mane¬ Kerbil. Entonces se presenta Chambalot, mayólicas, y el viento en remolinos las

lBO<

trigos extranjeros dice así:

ra del Celeste Imperio.

el cínico apóstol del egoísmo, en quien hace volar como nubes de mariposas

«Articulo l.° So establece un impuesto

No es extraño que La Dépéche se Kerbil reconoce un antiguo camarada del con tonalidades de puesta de sol, tus

Noticias varias

transitorio de 2‘15 pesetas por cada 100 alabe á si propia, porque la vanidad es internado de Medicina. Como represen¬ pámpanos se tiñen con todas las colora¬

kilos de trigo y 4 pesetas por cada 100 condición humana, pero sus palabras tante de una Sociedad, y además por su ciones de frutas maduras, y cuando kilos de harina de trigo que se importen quedan sin valor alguno si se las con¬ propio interés, Chambalot viene A vigi¬ caen, al abandonarte se despiden melán-

Del Extranjero

por las aduanas de la Península é islas trasta con la historia de otros pueblos, ó lar las experiencias de Kerbil, célebre colicamente, besando tus rama* y las

Baleares.

con un balance de todos los actos de ya, merced á un informe discutido y paredes de tu casa.

De Berlín dicen que los periódicos so¬

Art. 2.° Este impuesto transitorio se Europa en Marruecos.

aprobado por la Academia de Medicina. En invierno, cuando por los torrentes cialistas de Alemania publican todos ím

cobrará en oro, al mismo tiempo que

Frente á la barraca de madera aguje¬

Chambalot representa el hombre de de la montaña las aguas se derraman manifiesto del partido dirigido á los elec¬

los derechos de arancel, á partir del día reada, vivienda sin luz y sin higiene instintos materiales y groseros, que todo impetuosas en cascadas con espumas tores, en el cual se dice que la situación

de hoy. con las condiciones que deter¬ mina la ley de 6 de marzo de 1900, Ínte¬ rin el precio medio en los mercados de Castilla no exceda de 25 pesetas los 100

del moro, se levantan hoy soberbios edificios, grandes obras arquitectónicas fabricadas por obreros españoles..
En el silencio de la noche, la voz del

lo sacrifica al logro de sus ambiciones personales y que no repara en los me¬ dios para la realización de sus propó¬
sitos.

arco iris, y precipitándose en la costa
cambian en rosas los azules del mar. en¬
tonces ya no queda más que tu esquele¬ to. Ayer te vi, estabas triste pero, con

del país es muy grave, pues el Imperio
alemán va colocándose en un absoluto
aislamiento dentro de Europa. El manifiesto dice que solamente el

kilos.

muezzin que desde el minarete de la Chambalot carece de dinero para que tristeza de esperanza, tristeza de rueda de presupuesto de la Guerra absorbe mil

El proyecto de ley relativa á la acuña¬ mezquita avisa el momento de las ora¬ Kerbil pueda realizar las experiencias fuegos de artificio antea de quemar; y millones, y acaba pidiendo la pronta

ción de moneda de nikel, dice así:

ciones. se confunde con el timbre de difinitivas que han de conducirles á la así como en fiesta Mayor, esta no se lie* aplicación del programa socialista como

«Articulo l.° Se acuñarán monedas de un reloj que, levantado en alta torre, riqueza; pero para él no ha pasado na de esplendores luminosos hasta que único remedio á los males del país.

0’25 pesetas, con el peso de 7gramos, de diámetro 25 milímetros, por valor de ocho millones de pesetas, retirándose al efecto igual cantidad en moneda de bronce de 0’05 y O’IO pesetas, quedando el gobierno autorizado para la venta del

parece ahogar con el sonido de su cam¬ pana el eco de una religión sustentadora de la incultura y de la ignorancia, y ese reloj es español. Los primeros que lleva¬
ron la cruz del cristianismo, símbolo de
todas las grandezas, enseña sublime del

inadvertido el amor de la jóven viuda por el sabio y se propone conseguir el
divorcio de Kerbil é Ivona. á fin de que
el inventor, casado con Adriana, pueda
dar cima á sus maravillosos descubri¬
mientos científicos.

en el cielo brillan las estrellas, tú no te
engalanarás de guirnaldas de pámpa¬ nos y racimos floridos sinó cuando en los naranjos del valle se vuelvan á abrir los
azahares.
¡Oh! espléndidos parrales que adorna¬

Telegrafían de Nueva York que en aguas de Duluth han chocado dos vapo¬ res llamados Mauistique y Trelani.
El primero naufragó, ahogáudoseJl hombres de su tripulación.

bronce desmonetizado.
Las condiciones en cuanto á forma, grabado y leyenda de la moneda, se determinarán por el gobierno.
Art. 2.° La moneda de níquel que se cree por virtud do esta ley podrá entre¬

progreso, con intención de acabar con
la maldita influencia de la media luna,
han sido los frailes españoles. Las pri¬ meras escuelas que para todas las creen¬ cias y para todos los idiomas se han abierto en el Norte de Africa, han sido

Al llegar á este punto la comedia se
convierte en drama, drama intenso, con¬
movedor*.
Todos se hacen cómplices del’proyecto egoista de Chambalot. Adriana, por su amor á Kerbil; Gilberta, porque siente

bais las fachadas de las easas mallorquí¬ nas, que artesonabaia las calles de pám¬ panos esmeralda y racimos de oro, y cu¬ ya sombra acarició tantas generaciones!
De toda vuestra hermosura no existen
más que restos carcomidos de los empa¬

En la Cámara de representantes de Londres ha sido votado un proyecto de ley aumentando la consignación de los ministros, que era de ocho mil hasta do¬
ce mil dollars.

garse en las cajas públicas y tendrá españolas. Si algún moro aplica hoy un también dejar al doctor, que coge para rrados donde dormíais. De todo lo que El Vaticano ha enviado á las potencial

curso legal entre los particulares hasta termómetro á otro musulmán para ella flores y le acaricia dulcemente, y el fuisteis no queda más que el recuerdo y europeas, menos á Italia, una nota pro¬

la cantidad de cinco pesetas cualquiera conocer la graduación de Ia fiebre, ó misino Kerbil. al que halaga la idea de una’sola de vuestras compañeras.

testando de los atropellos cometidos en

que sea la cuantía de los pagos, pero acude á la ciencia para auxiliar á los un j existencia más desahogada, en la

Por eso. cuando paso por tu calle, oh Francia contra altas diguidades de la

las cajas públicas la recibirán sin limi¬ enfermos, lo h ¡ce por haberlo aprendido que pueda á un tiempo mismo cuidar de parra centenaria, único vestigio de un Iglesia.

tación alguna.

dé maestros españoles.

1 su salud quebrantada y realizar los sue¬ paisaje que murió ya en Mallorca, te rai-

SOLLER

3

flBWíri*.»

.

■■

De Nueva York comunican que en el El discurso dpja tan buena impresión Eugenio Cecilio y Vocales D. Mi¬

CULTOS SAGRADOS

SUSCRIPCION

mensaje dirigido al Congreso por el Pre¬ sidente Roosevelt, da cuenta de su viaje á Panamá y expresa la esperanza de que obra tan gigantesca será llevada á buen

que el Sr. Ruiz Velasco apoya el dicta¬ men en unión del Sr. Avilés. Este elogia
también á Mallorca votándose definiti¬
vamente la inclusión en el plan general

guel Seguí Oliver y D. Francisco
Pastor Albertí.
Les-fe licitamos i

En la iglesia parroquial.—Mañana domin¬ go, día 23.—A las siete y media, se celebrará Misa de Comunión para las Hijas de María.

con el fin de allegar recursos para las
obras de reparación y ensanche de la iglesia parroquial.
Pesetas Cts.

fin, á pesar de todassus grandes dificul¬ tades, dando á América la gloria de haber cumplido la empresa más grande que han visto los siglos.
The Daily Telegraph publica un des¬

de carreteras.
El señor Martínez Rosich, con motivo
de su discurso, ha sido felicitado por el general Ochando y otros senadores.
El señor Administrador de Correos de

Eu la carretera del puerto, eu el trozo comprendido entre la torre y la barriada marítima, han sido
plantados buen número de acacias y algunos pinos.

A las nueve y media, empezarán los divinos oficios, con sermón parroquial por el Rdo. se¬ ñor Cura-Arcipreste. A la tarde, habrá ex¬ plicación del catecismo; y al anochecer, des¬ pués de los actos de coro, tendrá lugar el ejercicio mensual de las Hijas de la Purísima.

Suma anterior.
D. Jorge Sastre, residente en Lyon.
D.a Catalina Rullán.
Importe líquido del legado

29 737 35
10*00 60*00

pacho de Tánger diciendo que El Raisuli se prepara ya para refugiarse, con su gente más adicta, en las montañas, pues se considera impotente para luchar con¬ tra todas las naciones juntas.

esta provincia ha publicado una circu¬ lar reproduciendo la Real orden dispo¬ niendo que desde el día 1.® de Enero próximo, el ¡imite máximo de peso para los paquetes postales que se cambien

Sabemos que nusetro querido
amigo el Pbro. D. Juan Albertí,
organista de esta iglesia parroquial, ha recibido de la Junta de Seglares Católicos de Palma el encargo de

Lunes, día 24.—A las cinco y media, ex¬ puesto el Santísimo Sacramento, empezará la llora de Prima, cantándose con música el mar¬ tirologio, que es el anuncio de la festividad del siguiente día. Después pronunciará el

pió de D. Andrés Oli¬ ver Llompart, q. e. p. d.
Por mano del Sr. Rector.
Suma.

428*50 5 00
30 230*85

De la Habana dicen que la rebelión reina otra vez en la provincia de Santa Clara, donde se ha lanzado af campo, con 200 hombres armados, el antiguo gobernador de la misma revocado por los yanquis.
Un prelado romano recién fallecido ha dejado al Papa catorce millones de liras para que los dedique al sosteni¬
miento del culto católico en Francia.
De la Península
En Valencia, se celebró el domingo una manifestación de agradecimiento del pueblo valenciano á la República francesa, con motivo de las condecora¬ ciones que el gobierno de la vecina na¬ ción ha concedido á los señores Blasco Ibáñez y Sorolla.
Componían la manifestación de dos
á tres mil personas.
Iba presidida por los concejales y diputados republicanos, y ha recorrido las principales calles en medio del ma¬ yor orden.
Se cambiaron afectuosos discursos en¬
tre el cónsul francés y los presidentes de
la manifestación, dándose vivas á Va¬
lencia, á Francia y á España.

entre España y el extranjero se eleva á cinco kilógramos, puesto que las Gompañias de Ferrocarriles encargadas en la Península del trasporte de los referi¬ dos envíos han aceptado la modificación.
Se advierte igualmente que esta dis¬ posición se aplicará á Baleares á contar de la fecha expresada.
En Consejo de Ministros se ha acorda¬ do autorizar al parque de artillería de Palma para que pueda comprar un mo¬ tor á gas, de tres caballos de fuerza de la casa Korting, de Barcelona.
En el mercado de Felanitx se cotiza¬
ba el sábado último, el almendrón, á 91‘50 pesetas el quintal.
Leemos que la sociedad «El Fomento
de la Producción» de Lérida ha acorda¬ do estudiar la conveniencia de adherir¬
se á las gestiones de los centros oficiales de Tarragona, para conseguir un vapor
correo directo con Palma de Mallorca.
El miércoles fué remitida á Madrid la
exposición de protesta contra la ley de Asociaciones, elevada por iniciativa del
Centro de Defensa Social á los Poderes
públicos.

componer un himno para la Solida¬ ridad Católica de Mallorca, iniciada
recientemente.
El himno, que es un hermoso canto á Dios y á la Patria, es origi¬ nal del laureado poeta el Rvdo don Miguel Costa y Llobera.
Esperamos que el Sr. Albertí, cu¬ yas disposiciones musicales son muy elogiadas, sabrá adornar como se
merecen los sentidos versos del exi¬
mio poeta mallorquín.
Como pueden ver nuestros lecto¬ res en otro lugar del presente núme¬ ro, el Ayuntamiento ha acordado abrir una fuente á grifo cerrado en las inmediaciones del puente de ma¬ dera del «Camp de sa má» tomando el agua de la cañería que conduce al
Puerto.
Aplaudimos dicho acuerdo.
La semana que está á punto de finir ha sido igual, en un todo, á la que todos los años acostumbra haber al llegar las fiestas de Navidad. Pa¬ rece ya de cartel que en los días de fórias en pavos, turrones y lechonas, sean dias de mucho frío y mucho ba¬

sermón de la Calenda el joven seminarista D. Jerónimo Pons, y i continuación se cele¬ brará la Misa matinal. Al anochecer víspera» y completas y á las nueve de la noche, se da¬ rá principio á las solemnes Maitines, cantán¬ dose después de las lecciones los correspon¬ dientes responsorios con música del maestro Perosi. Terminados los -Maitines y después del canto de la Sibila, se celebrará la Misa
del Gallo con música del mismo Perosi.
Martes, día 25.—Se celebrará solemne
fiesta en obsequio del misterio del Nacimiento
del Salvador. A las nueve y media, se canta¬ rán las horas menores y la Misa mayor con sermón por el Rdo. D. Ramón Colom, Pbro. A la tarde después de vísperas, se dará princi¬ pio á la novena en honor del misterio de Be¬ lén; y al anochecer, se cantarán completas en preparación á la fiesta del día siguiente.
Miércoles, día 26.—Se celebrará la fiesta en honra de la Virgen de la Esperanza. A las nueve y media, se cantarán las horas meno¬ res y después la Misa mayor, pronunciando el panegírico el Pbro. D. Jaime Borrás.
En la iglesia de San Francisco.—Mañana domingo día 23.—A las cuatro y cuarto de la tarde, se continuará la devoción de los Trece domingos, con exposición del Santísimo, en
honor de S. Antonio de Padua.
Eu la iglesia de Biniaraix.— Mañana do¬

(Ckntinuafá)
Esta Sociedad abre sus clases de
enseñanza el día dos Enero próximo.
La clase será diurna, nocturna y par¬ ticular en el local de dicha Sociedad
y á domicilio. Para mas informes diríjanse de 11
á 12 á la calle de Real, «Defensora Sollerense».—El Profesor, J. Borrás.
MERCA00 DE INCA
Regularmente animado de compra¬ dores se vió el jueves este mercado.
Abundaron ¡as manadas de pavos,
que se pagaban á precio bastante ele¬ vado: á 85 y á 90 céntimos de peseta la
tercia.
Los precios que rigieron en los demás artículos son los siguientes:
Almendrón, de 92’00 á 00'00 pesetas lo3 42’32 Kg. (quintal).
Trigo, á 14’50 pesetas los 74’34 litros (cuartera).
Candeal, á 14’50 id. id.
Cebada del pais, á 9‘00 id. id.
Id. forastera, á 8’00 id. id.

El señor Nougués ha conseguido que
se admitiera una enmienda al presu¬
puesto de la Gobernación, estableciendo un correo semanal entre Tarragona y
Baleares.

Suscriben dicho documento 29.690
firmas y de ellas corresponden á Pal¬
ma 6.291.
La exposición ha sido dirigida al se¬ ñor Maura para que éste á su vez haga la entrega á las Cámaras.

rro y que hay de esto último en
abundancia, puede cualquiera com¬
probarlo, aquí y en Palma, con solo asomar las narices por plazas y ca¬ lles. El agua caída, si bien en canti¬ dades pequeñas, ha sido casi á diario,

mingo, día 23.—Fiesta de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen Ma¬ ría. A las siete y media, Misa de comunión general. A las 9 y media, tercia cantada y Misa mayor con música de Perossi y sermón por el Rdo. Sr. D. Antonio J. Garau. Por la

Avena del país, á 7’25 id. id. Id. forastera, á 6’50 id. id. Habas para cocer, á 18'00 id. id.
Id. ordinarias, á 16’00 id. id.
Id. para ganados, á 15’00 id. id.
Maiz. á I3’25 id. id.
Garbanzos, á 24ú0 id. id.

Comunican de Málaga que se declaró
un incendio en el trasatlántico Martin

por las mañanas, tardes y noches; tarde, á las tres, rosario, sermón por D. An¬ Leemos que en el presupuesto general las montañas por tercera ó cuarta tonio J. Mora, Pbro. y un piadoso ejercicio

Fríjoles, á 33'50 id. id. Habichuelas (confits). á 50!G0 id. id.

Z^'enz. perteneciente á la casa Pinilloa,
de Cádiz.

del Estado, y por iniciativa del diputado á Cortes D. Alejandro Rosselló, se con¬

vez, en este invierno, se han visto cubiertas de nieve, y el frío que con

con música.

Id. blancas, á 30’00 id. id.
Cerdos cebados, á 13’0Q ptas. arroba

Dicho buque procedía del puerto de Galweston (Estados Unidos) y dirigíase 4 los de Valencia y Barcelona, para
cuyos puntos llevaba 7.000 pacas de

signan 20.000 pesetas para el laboratorio de biología marítima de Palma, esto además de las gratificaciones de perso¬
nal. También se destinan 5.000 pesetas

tal motivo se ha dejado sentir, y
provinente de la parte N. y NO., ha sido intensísimo, llegando el baró¬ metro á marcar, en dias como el

SUSCBIPCXOBIS
al Album Salón, Hojas Se¬

Higos pasos, á 8’00 ptas. los 42’32 kg,
Azafrán, á 2’50 id. onza.
ÚLTIMAS COTIZACIONES

algodón y mucha madera. El fuego inicióse en las bodegas.
Dadas las señales de auxilio, acudie¬

al Museo Arqueológico de Ibiza, que di¬ cen es una verdadera preciosidad.
En la Escuela de Comercio que se crea

martes, hasta 4 grados sobre cero. El martes por la mañanana dió

lectas, Blanco y Negro, L*or
esos mundos, La Ilustración

Madrid 21 Diciembre

g. Interior al 4 p

.

.

..

.

.

81*20

ron al muelle de Cánovas, donde estaba
atracado el vapor, el cuerpo de bombe¬ ros, las autoridades y fuerzas de la guar¬ dia civil y de carabineros.

en Palma se establece una clase deárabe
vulgar. También se crean, sobre todo en Ibiza,
una serie de escuelas sostenidas por el
Estado.

fondo en nuestro puerto el vapor de esta matrícula «Villa de Sóiler»,
con procedencia de Cette y Barcelo¬ na. Fué portador de algunos pasaje¬

Española y Americana, Nue¬ vo Mundo, La Moda Elegan¬
te, La Ilustración Artística,

Amortizable al 5 p g.
Banco de España . .
Tabacos
Francos Libras

. .

. .

. .

99*90 441*00

Al conocerse la noticia, que cundió con rapidez, un público enorme enca¬
minóse al muelle.
El capitán del buque, don José Lutina, dirigió personalmente los trabajos de
extinción, ordenando fuesen abiertas las

Con objeto de establecer un servicio de automóviles que recorrerán el trayec¬ to comprendido entre Palma y Porto-Pí,
se ha constituido una sociedad anónima,
emitiendo acciones de á cien pesetas.

ros y variados efectos. Dicho buque volvió á salir para
los mismos puntos el miércoles á las
ocho de la noche, llevándose carga
general. Llegó á Barcelona el jue¬
ves y después de efectuadas las ope¬

Gedeón, La Última Moda,
El Consultor de los Bordados, Diario Universal, ABC, y
otras revistas y periódicos.

DIETARIOS para 1907.—De 3, 2‘50, L50 y 1 pesetas uno, según sea el número de hojas de que constan y

escotillas, con objeto de inundar las bo¬ El expresado servicio estará prestado raciones de descarga y carga salió —Se admiten en la Admi¬ ¿lase de encuadernación de los mismos.

degas, Las pérdidas ocasionadas son de con¬
sideración.
Créese que el fuego había comenzado

por tres automóviles ya contratados en la casa Delahaye.
ii ■ m

por la noche con rumbo á Cette, habiéndose visto ayer obligado á
derribar á Rosas á causa del tempo¬
ral reinante en aquellas aguas.

nistración del Sóller, San
Bartolomé n.° 17.

LIBROS RAYADOS para el co¬ mercio, de infinidad de clases y pautados variados, á precios económicos.

haca tres días.
La mayor parte del cargamento ha
sido salvada.

Crónica Local

Este derribo le impedirá el que
pueda hallarse de regreso á ésta el
día de Navidad, como se tenía pro¬

Registro Civil

Resmilíería y sobres. Gran sur¬
tido, clases blanco, de color y de luto, á precios reducidos. Venta al porma¬

Tanto el capitán como la marinería á
sus órdenes han realizado actos de ver¬

Ferrocarril Palma-Sóller yectado.

Nacimientos

yor y menor.

dadero heroísmo.
Con gran brillantez se celebró en Pa¬
lacio, el martes, el bautismo del infante
Luis Alfonso, hijo de la infanta María Teresa, hermana de S. M. el Rey.

Dijimos en nuestro número ante¬ rior que el proyecto del Ferrocarril
Palma-Sóller, favorablemente infor¬
mado, sin excepción alguna, por
cuantas Autoridades de la isla en el
mismo habían intervenido, llegó á Madrid, en donde debía seguir allí los trámites reglamentarios inheren¬

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 15 Diciembre de 1906
La presidió el Alcalde D. Miguel Ripoll, asistiendo á ella los Concejales se¬ ñores Escalas, Rotger, Morell, Joy, Castañer Arbona, Forteza, Canals, Castañer

durante la anterior y presente semana'.
Varoues 4.—Hembras 5.—Total 9
Matrimonios
Día 13.—Antonio Castañer y Bauzá, viudo, con Francisca Casasnovas y Es tades, viuda.
Defunciones

Tarjetas postales, tarjetas de fe¬
licitación, cromos, sorpresas, estampas, petacas, boquillas, etc. Bonito surtido.
DE VJESTTA
en el establecimiento LA SINCERIDAD
San Bartolomé, 17.—SOLLER.

Crónica Balear
La carretera de Buñola á Orient

tes al mismo. Estos son todavía en
bastante número, pues entre otros, habrá que reunirse el Consejo de Obras Públicas en pleno, próvio in¬

(F.). y Colora. Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
A petición de los moradores del Camp

Día 8.—María Alcover y Ripoll, de
3 meses, M.a 44 n.° 80. Día 14.—Miguel Raymond y Estel-
rich, de 28 años, casado, calle de la Lu¬

liotería Nacional
Sorteo del día 22 Dioiembre de 1907,

En el Senado se ha puesto á discusión, forme de su Sección 2.a que debe for¬ d* sa Má y considerándolo de convenien¬ na, n.o 38.

Primer premio, 6.000.000 de pesetas

el jueves, el dictamen incluyendo en el mar ponencia y siendo este y el in¬ cia y utilidad pública. se acordó cons¬

Dia 16.—Catalina Nadal Arbona, de

Ha correspondido al número 34 746,

plan general de carreteras la de Buñola
á Orient.
El Sr. Ruiz Velasco la impugna, pi¬ diendo explicaciones sobre este proyecto, para saber si se trata de una verdadera
necesidad ó es una de tantas carreteras
incluidas para demostrar que determi¬
nados senadores efectúan una bueua

forme de aquella ambos favorables,
cosaque esperamos, entonces pasará á la aprobación del Excmo. Sr. Mi¬ nistro de Fomento para la definitiva
aprobación. Esperemos tranquilos este día, que no se hará tardar, pues la persona, eu cuyas manos está nuestra representación allá eu Ma¬

truir una fuente de grifo cerrado, en las inmediaciones del puente de madera que conduce á dicha barriada, tomando el agua de la tubería conductora del ma¬ nantial que alimenta las fuentes del
Puerto.
Se acordó satisfacer varias cuentas por
servicios municipales.

18 años, soltera, calle del Cementerio, 12. Dia 18. —Juan Cuart Ensefíat, de 65
años, viudo, calle de Isabel II, 48. Dia 19.—Esperanza Arbona Vicens,
de 40 años, soltera, M.a 38 n.° 265. Dia 20.—Antonia Morell Fontanet,
de 3 años, M.a 50 n.° 86.

despachado en Alicante.
Segundo premio, 3.000.000 de pesetas
Ha correspondido al número 39.560,
despachado en Barcelona.
Tercer premio, 2.000.000 de pesetas
Ha correspondido al número 9.016,
despachado en Madrid.

campaña en el Parlamento.

drid, no puede ser ni más valiosa,

No habiendo otros asuntos de que

Dia 21.—Bárbara Socías Miró, de 82

El Sr. Martínez Rosich da explicacio¬ ni más activa.

tratar se levantó la sesión.

años, casada, M.» 63 n.° 186.

Cuarto premio, i 000.000 de pesetas
Ha correspondido al número 3225.

nes, haciendo una brillante defensa de Mallorca.
Dicha isla—dice el citado orador—por ser un pedazo de patria tiene derecho á que se la atienda en las verdaderas ne¬ cesidades como es la presente. En Ma¬ llorca se siente verdadero patriotismo.

En la Junta General ordinaria ce¬
lebrada en la «Defensora Sollerense»
el domingo 9 del actual, procedióse á la renovación parcial de la Junta Directiva conforme dispone el Re¬ glamento. Resultaron nombrados:

Almaaapg del Rosario PARA 1907
Véndese al precio de 30 cénttmos en el establecimiento «La Sinceridad», San

Se desea vender un
enorme cerdo de unos veintiocho me¬
ses de edad y 30 arrobas de peso. Dirigirse al panadero de la Huerta,

despachado en
Quinto premio, 500.000 pesetas
Ha correspondido al número 4.256,, despachada en Madrid.
Sexto premio, 250.000 pesetas
Ha correspondido al número 12.518,

Aquella isla siempre tiende á estrechar i Vise-Presidente, D. Miguel Forteza Bartolomé 17—SOLLER.

los lazos con Castilla.

j Pomar; Vice-Secretario, D. Cristóbal i

despachado en Madrid.

*

jcj» y <

SOLLER

m f#JjJjWwín

c*m*m«mu i

■

—

...i.—......

-

■ — -— '

lá RAMA DE SANDALO

Secáronse de súbito las lágrimas de Margarita, y un observador inteligente hubiera podido ver la expresión extraña que iluminé sus facciones.
— ¡Todavía no me ha devuelto Miguel 4a rama de sándalo! pensaba ella, enton¬ ces: aún me ama!... ¡quién sabe!...
Y luego añadió: —¡Oh, si pudiera volver la vida á mi pobre abuela! Como se ve, Margarita pensaba, ante lodo, en sí misma, y después en los demás. Mas su último pensamiento fué inte¬ rrumpido bruscamente por la anciana
moribunda.
Incorporóse ésta en la cama, y mur¬ muró con ahogado acento::
—¡Me muero! —¡Dios te fspera, alma santa! dijo el
Párroco á media voz.
—¡Si!... ¡me... muero!... repitió la anciana: ¡me muero y dejo á mis hijas... huérfanas y solas!... -Inés, hija de mi alma... tú aún puedes ser dichosa ;¡él te quiere... y...

Iuterrumpióse con fatiga, pareció re¬ cogerse, y luego echó sus brazos al cue¬ llo de Margarita, que se ie habla acer¬
cado.
—i Ah... tú... exclamó con arrebato,
tú serás la -dichosa... sí!... aún no te
ha devuelto... el sándalo, y eso prueba... que todavía te quiere!...
Calló de nuevo la anciana, quebranta¬ da con aquel esfuerzo: en el momento de morir, su razón tan fuerte, tan justa, parecía brillar en todo su explendor.
—¡Pero entonces .. qué será de Inés!... prosiguió como hablando consigo mis¬ ma. ¡Ah, hijas mías! gritó de repente y con un extraordinario vigor: ¡ah mis pobres hijas! ¡no teneis más que una di¬ cha para las dos! ¡cómo haréis para re partirlal...
—¡Dios decidirá! dije con solemnidad
el Sacerdote.
En aquel momento se abrió la puerta \_y apareció la cana cabeza del tío Melchor.
Las jóvenes, absortas en su doior, no le vieron: pero el Sacerdote se adelantó
bácia él.
—Señor Cura, dijo el anciano: ^está en en el patio un licenciado que trae un recado de Miguel.
—¡De Miguel! murmuró débilmente la
anciana.

—¡De Miguel! repitieron las jóvenes. —Trae un paquete para la señora Ce¬
cilia.
El Párroco meditó un instante, y lue¬ go dijo:
—Que suba. Un momento después, entró en la
estancia el licenciado.
Era un gallardo mozo, en cuyo rostro resplandecía la alegría de volver á su lugar.
—Señor Cura, dijo quitándose con respeto el pañuelo que rodeaba su cabe¬ za. me alegro de verá V<i. bueno, tanto por lo ménos como siento ver enferma
á la señora Ceciiia.
—Gracias, Juan, respondió el Sacer¬
dote: seas bien venido entre nosotros.
—¡Ese paquete.... ese paquete!.-.-., ex¬
clamó ansiosamente la moribunda, cla¬
vando una mirada en el que tenía Juan
en la mano.
—¿Queréis que lo abral preguntó el
Párroco.
—Si... sí. prouto... porque me muero!
El Sacerdote abrió el paquete: conte¬ nía do cartas: la una, que era bastante abultada, iba-dirigida á Margarita.
El Rector leyó el sobre, y A una seña que le hizo la jó ven, rompió el sello.
Una bolsita de seda negra cayó ai

suelo, dentro de la cual estaba, seca é
inodora, la rama de sándalo.
El Rector leyó el contenido de la carta, que Margarita oyó con la frente entre las manos, y derramando amargo llanto.
Decía así:
«Margarita: Ya ha muerto en mi co¬ razón para siempre el amor que te tenía: te devuelvo tu rama de sándalo y tu li¬ bertad. —Miguel.»
La otra carta que venía en el paquete era para Inés, y estaba concebida en
estos términos:
«Inés: Acabo de recibir tu carta: nun¬
ca olvidaré que has renunciado por mí á serla mujer de Andrés, el rico, y que me quieres en silencio, y me eres fiel
hace siete años. Dentro de diez meses
iré á casa de mi padre, y nos casaremos. ¡Ojalá pueda pagarte de este modo lo mucho que te debol»
«Inés, la luna está llena: corta esta noche de tu maceta la rama de los des¬
posorios, y envíamela mañana por el
correo.»
«Hasta la vista se despide de tí tu novio. —Miguel.»
Inés alzó al cielo los ojos y las manos, y rezó con fervor durante algunos ins¬
tantes.
Eq aquel momento se oyó en el patio

de la alquería el ruido de un caballo, y poco después volvió á asomar á la puerta el Sr. Melchor.
—¿Que hay? preguntó el Párroco.
—Un correo de Madrid, que trae un pliego para Margarita.
—Que suba, dijo la jóven. —Ha vuelto grupas, y ha marchado á escape dejando el pliego, contestó el anciano mostrando un paquete volumi¬
noso.
Margarita le tomó, y le presentó al Sacerdote, que le abrió enseguida.
Apareció en suvseno una carta y una
escrito ra.
La carta decía lo que sigue:
«Señora viuda Duval: El Excmo. se¬
ñor D. Enrique Augusto Luis de Guzman, grande de España de primera cla¬ se, caballerizo de S. M. y Duque de..... ha fallecido de una pulmonía el día 8 del pasado mes de Junio, en Madrid.»
«Abierto su testamento con la solem¬
nidad debida, en presencia de la Excelen¬ tísima Sra. Duquesa viuda, y con todos los requisitos queprescribe la ley, hemos hallado en él la donación que hace á Y. de su castillo del término de Montaña, con cuantos muebles y riquezas enciarra, y el inmenso pinar que le sos,ane¬
xos.»

ISLEÑA MARÍTIMA
COMPAAÍA MALLORqiJraA DE VAPORES
VAPORES

Servicios esmerados y a buenos precios
MATEO COLOM
R.U.0 Lazare-Oarnot, 34
CETTE
Consignatario del vapor
“Villa de S<Mler„
Juan Bta. Bullan
Alquería del Conde, 41

JABON no GOBOOT
Este jabón compuesto de hiel de vaca, afrecho y salol, es de perfu¬ me finísimo y viene recomendado por la higiene moderna para la limpieza del cutis, en sustitución del jabón en pastillas.
Indicadísimo y necesario para la¬ var la cara; • por no producir esco¬ zor, consérvala tersa, sin manchas, granos, rojeces y arrugas prema¬
turas.

Usándolo en el baño preserva á la piel y cuero cabelludo de toda enfermedad contagiosa.
Con su uso diario se conserva la
belleza eternamente.
Enviando Ptas. 3’00 se manda
el frasco á esta población, franco de porte, escribiendo al Centro de Anuncios de D. Juan González,—
PALMA DE MALLORCA.
Desde media docena frascos, des¬ cuentos según la importancia de los pedidos. A cada frasco acom¬ paña prospecto indicando la mane¬
ra de usarlo.

PALMA-MARSELLA y PALMA—ARGEL

SALIDAS

para Argel los Jueves.

para Marsella los Sábados.

De Argel los Viernes.

De Marsella los Lunes.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos

para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Ull, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les eonvenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.

El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de haG@r las escalas que le convengan.

mmmmm iitibiacioialis
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS RARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,
frutas frescas y legumbres

Representante en Sóller de la
acreditada casa de los Sres. Fran¬
cisco y M. Simó, Horticultores y
Floricultores de Barcelona.
Ofrece á los agricultores y al pú¬ blico en general: Hermosos almendros injertados de
variadas clases. Id. melocotoneros id. de toda clase.
Id. perales id. de id. id.
Id. manzanos id. de varias clases.
Id. ciruelos españoles, chinos y ja¬
poneses.
Albaricoqueros clases enormes y productivas.
Kakis de doce clases. Cerezos de todas clases.
Pinos de piñones (á) ves. Eucaliptus.
Además de lo anunciado posee dicha casa toda clase de frutales
maderales y floríferos, con catálogo de todas las clases y precios.
. CASA FUNDADA £N 1876
FINO AL POR MAYOR

VAPOR ESPAÑOL VILLA DE SOLLER
Servicio eatre Sóller, Bareeloaa, Cette y viceversa
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mea Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bemat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. Mateo Oolom, Rué Lazare-Carnot, 34.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas. —La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

AGENTES DE ADUANAS
eiEiin y fmY~mm (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVF.T, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
CASI ESPASOLA DE COMISION
Exportación de productos industriales.—Consigna¬ ción de frutos y primores.—Subastas á los más altos precios de esta Plaza.—Comisión 5 por 100 arreglos inmediatos y se anticipan fondos y materiales á los
señores remitentes.
PASTOB-11B1AT
Rae de Jériclio 1 i, et rae da ficux Marché aai Grains 41 j 4R
BKCXELLlS-fBelgiqBc)
PABLO COLL y F. REYNÉS
AIIXOME (Cote d’ Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del pais.
Expedición al por mayor de espárragos y toda clase de legumbres.
Servido esmerado y ecosadimeo

COMISIÓN Y AJUSTE
JUAN ESTADAS
COMERCIANTE Y PROPIETARIO
TELÉFONO
LEZIOXAV (Ande) LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL CERBERE ] PORT-BOU (frontera franco-espanoia)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
Dos y dos fan cuatre ó sia primera
tanda de veritats, ditas á n‘ es vesins de sa populosa ciutat de S‘ Illot per un tal V amo ’n Tofol de Sa Llana (molt conegut á ca-seua) —
Este folleto se vende en la Administración
del Sóller al precio de 0*50 pesetas.
Método de solfeo por
D. Hilarión Eslava.—Se halla en venta en la Administración del Só¬ ller. San Bartolomé 17.
CULTIVO PRACTICO del OLIVO
POR
D. José Bullan y Mir, Pbro.
Se halla de venta al precio de U50 ptas. en “La Sinceridad,,.—

Vda. de j. serra
PLAZA BE P1LACIO-3.-BABCELOM

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza v Madrid.

L‘ ASSICDRATflICE ITALIANA

■

i

ii i 11 ni

Sociedad de seguros contra los
ACCID1XTES DEL TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas lag indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALD0
CASELLAS.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»