ASO XXI.-2.* EPOCA.--NUM. 1028
ASO XXI.-2.* EPOCA.--NUM. 1028

SABADO 15 DICIEMBRE DE 1906

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOS Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

DESDE PARIS

prensa periódica trata de explicar, bien y cuando ha tenido que censurar alguna mica mes de mitja riaya á ‘n ets demés, ceptible de millora, d‘ adelanto, de percon la plausible intención de hacer la falta administrativa ó combatir algún fias y tot á ln es Mé'úre; quaut, després fecció, es de lo mes errónea y de lo mes

luz para que se conozca la verdad que vicio social, lo ha hecho, haya sido con d‘ algún temps df expansió y góitx, pogué perjudicial.

Nota de actualidad, simpática, de la no pocas veces suele extraviar la pasión dulzura ó con severidad, despojada de es Doctó Cósme nuá es fil de ses seues

Si aquests rutinaria de quí vos parí

que creo conveniente y hasta de mi deber ó el interés de partido, bien con la co¬ toda pasión personal, fijos los ojos en explicacions, continué:

venguessiu á escolté aquí totes aqüestes

ocuparme en primer término, es de la mercial de buscar el propio lucro desper¬ las ideas, en el cargo, y jamás en el hom

—S‘ ayre es igualment indispensable cóses que vóltros apreniu, y estich segú

prorrogación indefinida del antiguo tra¬ tando en el público la afición á la lectu¬ bre ú hombres que lo han desempeñado. á ‘n ets animáis, sien ets que sLn; aixó que los vendríeu á ells molt de nóu, peró

tado comercial hispano-francés. Las pró¬ ra con narraciones estupendas y á ex¬ Por esta razón no se podrá encontrar es una veritat molt sovint olvidada, sino que tant ó raós qu‘ á vóltros los conven¬

rrogas repetidas del modus vivendi hu¬ pensas del honor de algunos pervertidos hojeando la colección del semanario nin desconeguda, en agricultura, y per aquest dría aprender, jó feria de tant en quant

bieran llegado á hacerse pesadas si hu¬ ignorados, maliciosos vulgares, pecado¬ gún ataque, ninguna censura, ninguna olvid ó ignorancia resulten devegades quaique digressió uu póch llargueta en

bieran tenido que continuar de mes en res por obcecación, inteligentes viciosos; indicación siquiera á lo que se ha consi pérdues bastant considerables. Se des- profit seu; y es possible qu‘ amb un póch

mes hasta la terminación de un nuevo pero de todos modos seres desgraciados derado siempre terreno vedado y cuya cuyda una bóna distribució de finestres ó d‘ esforg per part meua y una mica qu‘ es

tratado, que han de dificultar grande¬ más dignos de compasión que de ven¬ puerta no se ha atrevido á franquear ja obertüres suficients per assegurá s‘ ay- despertás en ells s‘ afició ó s* interés de

mente en todo tiempo las intransigencias ganza, como lo son cuantos olvidan sus más: la vida privada del individuo. Y reació y sa veutilació necessaries dins sebrer, acabás per conseguí es ferlós en¬

proteccionistas de los industriales espa¬ deberes sociales para precipitarse por la ha sido respetada siempre aun no cre¬ ses estables, sestadós, gallinés, etc., y tré en gana (perque ‘n sl aprender susce-

ñoles y de los viticultores franceses. Pre¬ pendiente de todas las concupiscencias yendo que sea en todos los casos cosa llevó queda tothóm estrañat de que, á heix cóm amb so graté, y amb so menjá,

ferible es el acuerdo de sustituir los pla¬ al espantoso abismo de la criminalidad. sagrada, respetabilísima, inatacable, co pesá d‘ ets cuy dados de que s‘ els rodetja que tot es es coraenqi), y que logras á

zos limitados y en mi concepto demasia¬ Sin embargo, no puedo menos de recor¬ mo no falta quien sostiene .y es absurdo y d' es bón aliment que se los dona, ets forga d‘ esplicacions y d‘ exemples, de

do cortos por otro sine die, como se ha dar en cada nuevo caso que se presenta á mi modo de ver, porque ha de dejar de animáis doméstichs se debiliten y á s‘ conseys y de serapentes, decidirlós á

hecho, con lo cual podrá discutirse con algún paso digno de recordación de los serlo por precisión la de quien desde lo hora menos peusada cayguen malalts y muda es cayre á ‘u es férro de sa baldufa

más calma si es que en la confección del tratado se insista; que sino, sea tal vez más favorable para ios intereses de la

que quedan para mi marcados con pie¬ dra blanca en lo que va pasado de la vi¬ da periodística del Sóller aún cuando

alto del poder de que esté revestido es
candalice á sus subordinados ó inferiores
con el mal ejemplo. Sin embargo, y á

se muyren. Ses malalties no teneu deve¬ gades altra causa qti‘ aquesta negligéncia, qu‘ aquesta falta d‘ ayreació de ses

que fau ballá y que té tants de carros que no ‘s pód fixá en Uóch, cóm sa fixaría y s* asseutaría si tengués uu bón será.

agricultura y del comercio españoles eu general y más provechoso para los de los sollerenses en particular, el dejarlo como
está.
De todos modos, seguiremos indefini¬ damente con las tarifas ya de antiguo 'conocidas para la introducción de nues¬ tros productos en Francia, quedando sin efecto aquellas otras elevadísimas, im¬

sean de índole muy distinta, casi diame¬ tralmente opuesta, si se quiere, y com ¬ parar la diferencia entre la susceptibili¬ dad roma de este público que sigue con la sonrisa en los labios y la satisfacción en el alma las campañas de difamación con que se llenan á diario columnas y
más columnas en los rotativos de mayor
circulación, con una falta de caridad

pesar de su proceder correcto y de su espíritu levantado, ha sido el Sóller víctima de los mismos á quienes con toda clase de consideraciones, inmerecidas á veces, trató; cada artículo, cada campa¬ ña para avanzar un paso en el mejora¬
miento local le ha creado nuevos y más
crueles enemigos: enemigos de las ideas, enemigos de la persona que ha llevado la

eonstruccións á ‘n es repós dl ets animáis destinades; y es fácil de comprender: s‘ ayre, no estant renovat, prest se tróba viciat p‘ ets aleas de tots ets animáis qu‘ el respiren dnrant un temps mes llarch ó mes curt, y es aquest ayre co¬ rrom put que predisposa á ses malalties fins y tot á ‘n ets mes robnts.
Ses obertüres deuen havé d‘ está fetes

Peró no venen, y predicant jó de.tan enfóra sa meua veu no lls arriba, ni nin* gú es cuyda de ferlós sentí cap d‘ aqües¬ tes enseñances que los podríeu arribé á
convertí.
Molts teneu en veja quant veuen s‘ abundancia de ses cuites y que de ses teróuges y Uimones, de ses tomátiques y monjetes y amb una paraula de tots ets

posibles, absurdas diríase mejor, que se nos dieron á conocer; y si cualquiera de ambas naciones quiere anular este último
convenio, quedarán aquellas tres meses todavía en vigor, tiempo casi suficiente

cristiana que horripila, y la aguda del nuestro, de ese apacible, escrupuloso y delicado público sollerense que se escan¬ daliza por la cosa más insignificante y
se ofende hasta cuando al narrar un

representación, enemigos hasta da los interesas, siendo cosa particular que siempre restó el periódico simpatías obrando en justicia y jamás obrando eu justicia las multiplicó, ni las sumó

á sa part superió de ses parets, lo mes amunt possible, amb so fí de que ses corrents d‘ ayre passin per demunt d‘ ets
animáis establats. Sensa aquesta precau-
ció estaríen exposats quant están bó y

fruvts y de totes ses llegums primerenques que se produeixen á Són Amagat s‘ en trén un capital, quant ells á dures penes poden tróure de ses seues finques per pagá jornals y contribucións; y per

para dejarnos terminar en paz la pre¬ sente temporada de la naranja con los mismos derechos, aún cuando la anula¬

hecho cualquiera, el más trivial, se pu¬ blica el nombre de la persona qué lo
verificó ó en él intervino.

siquiera. El que, por haberle censura¬
do un acto ó una resolución inconve¬
niente volvióle al Sóller la espalda y se

ben calentéis á un retredáment que los podría causa malalties, y fins y tot sa
mórt.

enveja dl ets resultáis vólen imítá, y co¬ pien y ían próves sensa teñí en compte que los falta sa basse, es á di que des-

ción se pidiera á pocos meses de la fecha

No quiere esto decir que en Sóller no apartó, no ha vuelto después la cara ni

Es precís, per altra part, que ses es¬ consixen es perque de lo que fan y per lo

del acuerdo.

gusten muchos de ver fustigar con la se ha acercado si con la misma pluma tables, boals, assolls, sestadós, etc., esti- mateix es perque los surt no póques ve-

Supongo satisfechos á todos mis paisa¬ censura aceiba, mientras sea razonada, otra resolución provechosa se le ha guen netas p‘ en térra, y lo milló per gades es tir pé sa culassa. Aixó, es elá,

nos interesados, basándome en mi pro¬ y hasta con el ridículo más despiadado aplaudido: el enemigo, enemigo ha que¬ conservarleshí es qu‘ es trispól sia de lluñy d‘ estimularlós los fá refredá, y

pia satisfacción, y por esto me apresuro á los hombres de representación, á los dado, y éste no se ha contentado solo con ciment y estiga una mica inclinat ó en quant no póden mes, no volguent rego-

á felicitarles convencido de que esta so¬ que desempeñan algún elevado cargo, á serlo, sino que ha trabajado incesante¬ cap-avallada, cóm solém di; d‘ aquest neixer es podé inaravellós de sa ciéncia

lución es la mejor de cuantas podíamos cuantos se han elevado aunque no sea mente para que con él lo fueran sus módo ets urins van tots á pará á un pon y de s‘ observació inteligent, en agricul¬

obtener, en la cual, desde que de modifi¬ más que unas pocas pulgadas sobre el allegados, sus deudos y sus amigos.

fet aposta per reabrios, y en resalten tura, los fá creure y di que 1‘ amo de Sóu

cación ó rebaja de tarifas viene hablán¬ nivel ordinario; no, que faltaría á la

Hé aquí el porque la suscripción en la dues coses bónes; una que ses olós mal- Amagat té mes sórt que ciéucie. ¿Y cap

dose, á decir verdad jamás soñé.

verdad si tal dijera. Los hay que gozan localidad ha dismiuuido en vez de au¬ sanes no molesten ni perjudiquen ets més n‘ bi hauría de sortat entre tants?

Las demás actualidades de por acá son por nosotros de un orden muy se¬ cundario; una parte de la prensa periódi¬

en ver como se molesta á los demás siem¬
pre que no les una á ellos ningún lazo de parentesco ó de amistad muy íntima, y

mentar, y el porque ha aumentado en vez de disminuir fuera de Sóller, donde no llegan esas pequeñeces de la vida de

animáis', y sl altra qu‘ ets urins s‘ aprofiten per regá es femé.
—¿Així cóm heu tenim nóltros á ses

Amb agricultura sa paraula sórt ape¬ nes té rahó d‘ existí: si pión ó si fá sól» si fá vent ó si géla, es per tothóm, y

ca, usando (ó mejor diría yo abusando)
de su amplísima libertad, emprende y sostiene campañas difamatorias contra
unas ú otras personas y esto ha llegado

les divierten de lo más las contorsiones
y muecas del que recibe los latigazos; pero, esto sí, están todos por la finura de la forma; no importa que haya sangre

pueblo, donde se juzga solo de las obras por su mérito intrínseco, que es donde ha podido mejor apreciarse la ímproba labor, el titánico esfuerzo de constancia,

estables de Son Amagat? pregunta amb interés en Francesquet, qui escoltava amb molta atenció, sensa pipelletjá, aquestas explicacions per ell de lo mes

póchs serán ets qui per está arredossats s‘ alliberarán d‘ es perjui general. Sa sórt consistirá, quant ses calamidats continúen molt d8 temps, en teñí raes ó

yá á ser moda ó cosa muy corriente, des¬ con tal que no se la vea correr, y para de paciencia, de abnegación, que repre¬ agradables y desitj ades.

menos fórga, mes ó menos medís per re¬

honrando con ello no solamente á estas, ello es mejor que sea el ataque algo vela¬ senta la empresa del primer periódico,

— Així mateix, Francesch, (s‘ apressu- sistí; llevó sí que si tenen sa desgracia

más ó menos merecedoras de oprobio y do, que quede el paciente un poco en la aparecido en un ambiente falto de con¬ rá á respóndre es Doctó Cósme); y casi de contá en póch, sucumbirán, quant si

aúu de castigo (que en tales particulari¬ penumbra, así es que vuélvense los es¬ diciones para sostenerlo y que ha tenido tot, sino tot, lo que jó diga refereut á tenen molt podrán fé frente, agotitá ses

dades no he de meterme) sino que de re¬ pectadores airados contra el mismo que que abrirse paso paulatinamente á través práctiques d‘ utilidat y á innovacions ó pérdues de males añades, y salvarse á la chazo á las familias inocentes de los in¬ satisface sus gustos si llega á alumbrar de las dificultades consiguientes cuando progressos agrícoles, heu vourás ja apli- fí amb un ó amb varios bóns espíéts, qui

dividuos justa ó injustamente vapulea¬ demasiado la escena, Prefiérese, en una se encuentra en el camino mucho tosco cat á ca-nóstra, perque es teu padrí n‘ han d‘ arriba seguraraeut perque ja ‘s

dos, muy ajenas tal vez á los pecados de palabra, algo de misterioso, algo de que pulir, mucho vicioso que extirpar.

está de tot tant ó mes al corrent que jó, sab que sempre «després d‘ una muró vé

estos que se trata de poner en evidencia enigmático; no quiere el público que le Bueno, me dirán tal vez lo que estas y ton-pare, qui amenguó d‘ ell en teoría una bonanga». Apart d‘ aixó, tot lo de-

y castigar.

dé el trabajo completamente hecho, pues líneas lean, ¿y a que viene ahora todo primó, així cóm tu ara, y després á la rnés son mérits lo que val, y tant mes

Lejos están yá las famosas campañas que, además del gusto principal, encuen¬ eso? Pues a nada más que á lo dicho práctica com heu farás també tú mes productes treurá d’ una finca un agri-

contra Dreyfus, contra Teresa Humbert tra otro accesorio que es el de descubrir antes: á hacer recordar á los pacientes tard, está dispóst á treurerné tot es par- cuitó cuant mes sien sa seua inteligéucia,

y tantas otras; de más actualidad tene¬ una parte de lo ignorado, el de adivinar que me sigau lo que me hacen recordar tit possible, lo qu;d li dona moltes y ses seues habilidats, sa seua economía y mos la declaración pública de las estafas lo que permanezca desconocido, como lo á mí las difamatorias campañas que de grands ventatjes demunt ets agriadtós sa seua diligéncia. Y tot es ben precis: en

de Marc Lapierre, y la ridiculización de toma el que dá con la solución de una tanto en cuanto, casi á diario, sostiene rutiuaris (mes numerosos per cért de lo agricultura, cóm en medicina, no Sempra

los celos furibundos del general Outcha- charada ó descubre la oculta figura de la prensa de París, con el fin de que que convendría), qui dins sa seua dolgn á una mateixa malaltía es aplicable es ma¬

koff, y el estigma por sospechas de enve¬ un rompecabezas ingenioso.

puedan establecer las mismas compara¬ tranquiüdát de cós y d‘ esperit viuen una teix remey; sa dóssis dependeix casi sem¬

nenamiento sobre el monje Parisot, y el

Entre estas trabas á la publicidad ó el ciones que yo establezco entre la falta centuria enrera, á pié amb sa seua igno¬ pre dl es teraperament, d‘ ets habits, de sa

señalamiento del fanatismo cruel y crimi¬ exceso abusivo de la libertad de la pren¬ de caridad que aquí labra fortunas y la rancia, com un cuch dins una roca, sensa robustés, ó de mil altres coiulicions d‘ es

nal del sacristán de Obervaz, y la acu¬ sa que aquí se estila, es eu mi concepto benevolencia del modesto semanario que ambició, sensa desitjos d‘ adelanta, sino malalt, y és es metje es qui ‘u ha de co-

sación de las explotaciones piadosas de preferible lo primero; pero no deja de le ha valido hasta el presente desconsi¬ que tot lo contrari temorechs de lo des tieixer per ordonarla. Lo mateix succe •

Mgr. de Rocquancourt, ex-obispo de ser también perjudicial esto último, y si deraciones, falta de protección, ingrati¬ couegut é incré bils d‘ ets bóns resultáis heix respecta d‘ ets terrenos; hey ha que

las Misiones africanas, etc., etc.; y más los extremos son siempre viciosos aquí tud

de tot lo que per ells sia uóu. Y cóm dl coneixer y teñí en compte sa seua com-

recientes están aún los timos escan¬ ha de estar excelentemente aplicado

¡Compárese, puesl

algún módo han d‘ escusá sa seua indo¬ posició química, ses condiciona ciimato-

dalosos con vistas á lo criminal de la aquello de que in medio consisfit virtus

lencia, sa seua malfeynería, sa seua tes¬ iógiques, sa major ó menor perrneabili-

agencia matrimonial Guérin - Cesbron, La demasiada delicadeza del público so¬

tarudos, sa seua pó, sa seua incredulidad dat d‘ es sub-sól, y tantíssimes d‘ áltres

todavía sobre el tapete en las colum¬ llerense, su excesiva sensibilidad mejor

ó lo que sia, diueu qu‘ á sa seua edat ja cóses; lo qual vól di, amb una paraula,

nas de «Le Matin» y Les Coulisses du dicho, ha dado lugar á muchos disgustos

no lls ho paga aprende de bell-nóu, que que de sa mateixa manera qu‘ im bón

Nalionalisme cuyo prólogo, lo único que y á grandes abusos, volviendo por su¬

ja ‘u ferán ets seus hereus, ó bé s‘ ate¬ metje que couega pe‘ sa ciéncia y s‘ ob¬

se ha publicado, ha sido el desente¬ puesto la oración por pasiva con respec¬

rren amb tota sa convicció qu‘ á ells los servació tot quant li sia uecessari per

rrar con la terminación del proceso la to á lo que aquí se pasa, pues que en

convé á ‘n aquell consey de Salomó de aplicá sa dóssis convenient de medicina

memoria del difunto Gabriel Syveton vez de ser el periódico arma ofensiva de para llenarla de inmundicias, sin nin¬ combate, ha venido á ser el blanco de

Cátedra Popula

«no deixá may ses carreros veyes pe* ses que sa malalíía requereix té moltes pronovel les», seuténcia que tal vegada sí vabilidats de curarla, un agricultó actitt

gún respeto ni aun habiendo dejado de los tiros de todos los enemigos de la luz

estará ben aplicada á quaique part, peió qui posseyesca d‘ es seu art tots ets co-

existir.

cuyos actos hubo de fiscalizar.

Deixarem rigueüt de lo mes franch y que quant se tracta d' agricultura, d‘ in¬ neixaiuents y practiques amb s‘ esíensió

Ya he dicho que no be de meterme en En Sóller, la entidad periódico ha sido natural á 'n ets dos joves, missatje y dustria, de comérs, de ciéncies, d‘ arts, y, y profundidat precises, tendrá molt ade-

interioridades, en los misterios que la prudente, comedida, considerada siempre, porquerét de Son Amagat, y feiit una amb una paraula, de tot quant sia sus¬ iantat per aplicá sa vertadera dóssis

SOL L E n

*¡ye*, vVab6:ios, (V aygo, d‘ esdsores, de

Pasó la tarde como pasan esas tardes acto con una ligera modificación, había licia. Los hombres de buena voluntad, les, Sociedades agrícolas y fabriles y re¬

►plació y demésqiiecontribneixá atimen::i y miliorá sa producció. Ergo, ets qui ¿’a-Uen de tala coneixeraents, ets qui imi¬ ten lo que venen rés mes que cóm ses imonéyes, no conseguirán ja may resul4ats-taa.positins cdm aquells que domi-

domingueras en los pueblos, despacio y
aburrí da.
Por la noche, después de cenar me
fui á esperar 7a hora de la función al café de «La Esperanza». Aunque lo que allí daban, no tenía de café más que el color, en cambio se podía ir solamente

un poco de mirto por el suelo. Entre palmas y sobre un burro entró triunfal¬ mente Jesús á Jerusalem por Suiza.
Durante el entreacto la banda tocó
una novedad, el vals de las olas, pero, ¡¡Qué vallsü! Aquello más que vals de las olas fué un temporal deshecho, una

los patriotas, los verdaderos amigos de la integridad nacional, se han percatado de que Cataluña lia dado la voz de ade¬ lante y que las demás regiones, descon¬ fiando de todos los partidos políticos, no quieren sucumbir bajo el despotismo de
sus tutores, los Gobiernos centralistas.

presentantes de todas las fuerzas vivas y productoras de la nación; hechos, en fin, que se ajusten á los requerimientos de las clases proletarias y obreras; de la desdichada clase productora, oprimida por el capital judío y anticristiano, sin corazón y sin entrañas. Pongan aquí el

380 bé s'ofici, que saben lo qiTesfan, por ver la gracia, los grandes ojos y los tempestad horrorosa de desafinaciones. Hasta las provincias castellanas, las más dedo nuestros Gobiernos y lo pondrán

que tomen idéa exacta .d‘ ets efectes y de pequeños pies de la linda.payesa que lo Por fin, los músicos dejaron de soplar españolas, las más patriotas, las más su¬ en la llaga nacional. Y déjense de cues¬

causes de tot.

servía.

y... ¡ay!... respiré. La tormenta había fridas y oprimidas por el caciquismo, tiones religiosas, perturbadoras de la

—Aixó ia dea essé «cavá fondo» (disgttéoamb sa mnjor naturalidat é inocénjda en Jordiét, qui per lo vist no n‘ ente¬ nía pelada); á mi rae pareix que ja ‘s qualque cósa mes que «compre sa crósta»
Supós qii'un bargantell, ja bastant ..gtenat, qui m' estava devóra degué trobá «noli aguda y á ‘n es seu llóch aquella interrupció de s‘ atlolét., perqué me vá to<á

Estaba escuchando á unos labradores
las hazañas de un perro de,pastor, cuan¬ do de golpe las notas brillantes de un airoso pasacalle llenó de vibraciones alegres la noche. La banda de música entre una turba de chiquillos se dirigía
al teatro.
En la taquilla una cola de payeses es¬ peraba. Al pasar por el foyer me encon¬ tré con lo más distinguido y aristocráti¬

pasado. El tercer acto empezó con la cena. En
una habitación estilo renacimiento y
entre un retrato de Zorrilla y otro de Calderón estaba.Jesús en la mesa cou
los apóstoles. Después que Jesús hubo repartido el pan y el vino. Judas vendió á su maestro. Bajó y volvió á subir el telón y, como de costumbre apareció la misma decoración del primer acto. El

sienten vehementes anhelos por desatar sus ligaduras y romper para siempre el cerco de hierro con que las oprime y ahoga el poder central. Los políticos madrileños, que siempre van á su ne¬ gocio. deben convencerse da que el regionalismo sostenido en el Principado con tanto tesón.y constancia, y consa¬ grado ya por la inquebrantable Solida¬ ridad catalana, es ¿destructible y no

paz pública y de las conciencias. Y no se croa que el movimiento re¬
gionalista catalán sea un movimiento de carácter local, como sostenía muy equivocadamente en una célebre discu¬ sión parlamentaria el Sr. Maura. No; el
movimiento catalanista arranca de la
misma entraña del pueblo, es el alma catalana que se agita y palpita para sal¬ var á España, digan lo que quieran los

tarafe so coizo cóm aquel! qui vól di «es- co de la población. Las hijas del alcalde huerto de los Olivos era el mismo paisa¬ puede morir. Mientras ia nación—fy Oi¬ políticos madrileños. En las ciudades,

seltau nixó»; per no passá per desatent -milx contestá amb algunes capadetes, y <í?aitx seguí escoltant lo.que diré dissapte.

com pra ba n avel lanas.
El teatro se iba llenando por momen¬
tos. Di una vuelta por entre la gente que ansiosa buscaba sus sitios, y me

je suizo que había servido también para
la entrada á Jerusalem.
Judas dió el beso á Jesús y después de las caídas reglamentarias de los sol¬

ganlo bien nuestros actuales gobernan¬ tes)— no siga y marche por el camino señalado por la aspiración regionalista de las que hoy sou regiones y ayer fue¬

en los pueblos, en el último rincón délas montañas catalanas; en la Escuela, en el Círculo, en el Ateneo, en la tertulia, en el café y hasta en el fondo del san¬

T&foS.

quedé mirando el telón. Representaba dados romanos, terminó el acto cuando ron potentes nacionalidades, no se le¬ tuario del hogar y de la fábrica; en todas

una vista del pueblo tomada desde el estos le prendieron.

vantará, de su estado de atonía y postra¬ partes no se habla más que del regiona¬

torrente y que había sido pintada por

Los soldados romanos iban de panta¬ ción moral: irá al suicidio perdiendo to¬ lismo y en contra del caciquismo y del

Colaboración

un aficionado, el cabo de carabineros
del puesto. Era un telón sin cortinajes ni borlas, en él no habla más pliegues

lón y americana, armados de lanzas. Lo único romano del piquete fué el casco que llevaba el Centurión.

do esperanza de salvación. Los debates políticos, que casi siem¬
pre revisten el carácter de estériles lu¬

Poder central. Y este movimiento hay que dirigirlo, hay que encauzarlo (si no llega ya tarde el Gobierno) en sentido

AJN ESTRENO

que los del agua del torrente que iba á Yí que los músicos preparaban de nue¬ chas bizantinas, como sucede ahora, español, esencialmente español. Nosotros desembocar en la concha, como querien¬ vo sus instrumentos de tortura y escapé absorben toda la atención de nuestros le¬ sentamos corno principio inconcuso que

A raí compañero do aldea. Santiago Jiusiñol.
Aquella plazuela del pueblo, tan ani¬ mada las na adan as, portel continuo ir y venir deja gente, por los gritos de los verduleras y,las risas de las muchachas; aquella plazuela que, llena de verduras y frutas olía á huerto florido, y en la que mariposeaban alegres los rebosillos y pañolones de las payesas; así que un día de tiesta llegaba, no sé si porque se enlutaban las mujeres para ir A la iglesia, ó si porque á los labradores les raolesta-
--¡aen las camisas almidonadas, lo cierto

do ahogar al apuntador. En la sala ya no quedaba una locali¬
dad vacía. Puede decirse que la pobla¬
ción en masa estaba allí. Hasta los mis¬
mos del «Círculo», aquellos señores tan tacaños que, por todo gastar no gasta¬ ban más quedos asientos de las butacas del casino, se habían permitido el lujo por un par de reales de economizar abu¬ rrimiento y ahorrarse un derroche de
bostezos.
E! tiempo pasaba y el público no pudiendo ya disimular sus deseos de que el espectáculo empezase, comenzó á pal-

de la sala.
Fui á saludar á los artistas. La puerta
del escenario me la abrió el mismísimo
Caifás, quien estuvo muy atento conmi¬ go y haciéndome entrar á su cuarto me presentó á su mujer que era Santa Ana, la que tardó un inomento en contestar á mi saludo porque estaba ocupada arre¬ glándola la barba al Cirineo. En un rin¬ cón, sentada sobre un lío de ropa, la Verónica componía un corsé y la Sarnarita na después que se hubo probado el
canotier de una de las tres Marías, co¬
gió la borla de los polvos y sobre su

gisladores; en cambio, los asuntos de vital interés quedan relegados á la indi¬
ferencia ó al olvido. Precisamente en
estos días acaba de dar el Parlamento
español el más funesto de los ejemplos y el más triste de los espectáculos.
Aquí no queda en pie más que una tesis y una afirmación: el regionalismo, divorciado por completo del centralismo político y gubernamental.
Después de la pérdida de nuestro im¬ perio colonial y de la ruina de nuestras regiones, ¿que han hecho nuestros go¬ bernantes y nuestros políticos...? De los

las justas demandas de las regiones son las demandas y la sal vación de la Patria
común.
La política causa ya náuseas al pueblo y cada vez la aborrece más el pais.
Para terminar, diremos: quo si el Ga¬ binete actual, por endeble que sea, re¬ suelve el problema magno del regiona¬ lismo español, se afianzará por mucho tiempo en el Poder, dará un golpe do
muerte á la revolución antidinástica que
asoma la cabeza, hará Ja prosperidad de España, y los españoles olvidarán todos los pasados yerros administrativos y po¬

es qué. cuando salían de misa quedaba todo más quieto. Había más gente en la -plaza y había más silencio en ella. Todos ce habían endomingado y estaban to los
más mústios, más tristes.

motear. Por fin. un taconeo unan i mu
salpicado de gritos de impaciencia hizo
levantar el telón en medio de un
¡aaaaahü! general.
En el escenario, entre un pozo y un

pobre cara picada de viruelas quedaron casi todos los que había en la cajita.
En el cuarto de al lado y al rededor de una mesa los Apóstoles tomaban tranquilamente su café.

labios de todos brotó entonces la palabra regeneración, cuyos ecos repercutieron
todavía en el fondo de los honrados co¬
razones españoles; pero ya se ha visto que la decantada regeneración se ha

líticos.
Si no lo resuelve, si no sale del laberin¬ to de las cuestiones clericales y religio¬ sas, si no legisla ni gobierna más quo
para ¿as] minorías sectarias, para las

Un domingo de cuaresma, cuando las mujeres al salir del oficio, se hubieron retirado á sus casas, y á los cafés y ca¬ sinos los hombres, la plaza fué vacián¬ dose lentamente hasta no quedar en ella rala que algunos grupos. Por entre uno de estos, alegró mi vísta los colores chi¬ llones de una parada de cromos. Aquella mota inesperada me quitó el aburrimien¬ to, y dirigiéndome hacia eila me encon¬
tré cara á cara con todas las notabilida¬
des del Cielo y de la Tierra. —No se lo puedo dar más barato, (dijo
el comerciante de cromos á dos novios
que regateaban de mala manera el des¬ cubrimiento de América.) y después de uua pausa añadió:
—Por lo que Vds. me ofrecen si quie¬
ren... les daré la torre Eiffel.
Aquel mercader de estampas, de aire reposado, debía ser un gran conocedor de los hombres y sus pasiones. Tenía de todo y para todos los gustos. Con la
misma facilidad contentaba á la más
mística de las Hijas de María que al re¬ publicano más exaltado. Si traza tenía en endosar á cualquier solterona un San Antonio, más maña era la suya en dejar
una docenita de «Yo vendí al contado.
Yo vendí á crédito» por las tiendas de los pueblos. El no se inmutaba por na¬ die ni por nada. Con la mayor indiferen¬ cia vendía toda tina familia real que el mismísimo sultán de Turquía.
Su puesto de cromos que cubría el
zócalo de una fachada, era toda una en¬
ciclopedia plástica. Ví á León XIII junto á Castelar. Entre una escuadra inglesa y el Purgatorio había un San Luis Gonzaga, con sus ojos bajos, como avergon¬ zado de tener á la Otero por vecina. Aca¬ baba de subir y bajar «la escalera de la vida» y encontrábame ya en plena caza del oso, cuando (le repente los gritos de unos chiquillos y el caminar ligero de
unos hombres me hizo volver la cabeza.
Un coro de gente se agrupaba en la es¬ quina de la plaza. Di la espalda á la emocionante caza del oso y enderecé Ini¬
cia allá.

paisaje suizo, apareció la Samaritana con una jarra de Pidan i tx.
Llegaron unos enfermos y se presentó Jesús, no con los doce apóstoles, como era de suponer, siuó con seis, .no sé si porque en el escenario no cabían más ó si porqué la empresa quiso ahorrarse
media docenita de ellos.
Jesús dió salud á los enfermos entre
la más grande admiración del público; y cuando la Magdalena (que era muy guapa) arrodillóse, y llorando arrepen¬ tida esparramó su hermosa cabellera so¬ bre los piés de Jesús ¡aquello fué emo¬ cionante! A todas las muchachas Jes ca¬ yeron las lágrimas. Luego Jesús despi¬ dió á los... (digo) á dos apóstoles (que eran todos los que cabian en la barca) y cuando ésta se perdió navegando por las montañas de Suiza, bajó el telón.
¡¡Qué acto, qué actores y qué mise en
scenelü
K: protagonista de la obra interpreta¬ ba tan al revés su papel que. por su voz imperativa y sus ademanes violentos, resultaba un capitán de bandidos meti¬ do en una túnica; un cabecilla insurrec¬
to disfrazado de Jesús.
La .Samantana, no sé si porque se en¬ contraba extraña en Suiza, lo único que hizo bien fué sacar agua del pozo, y de la Magdalena lo que estuvo verdadera¬ mente á la altura fué su cabellera. Era
realmente espléndida. Los apóstoles admirables. ¡Qué imagi¬
nación la suya! Con sábanas se habían hecho unas túnicas que" había que verlas, y sus mantos eran de una riqueza de tonos tan grande, como manchas te¬ nían las agujereadas colchas que de
mantos hadan servir. De todos los ar¬
tistas fueron los que estuvieron más co¬ rrectos y sobre todos más discretos: apenas hablaron.
Principió el segundo acto. El escena¬ rio estaba animadísimo. Mujeres y hom¬
bros iban como locos de un lado á otro,
comprando aquí y allí con gran regoci¬ jo de lo3 mercaderes que hacían su agos¬ to. Pero ¿donde estaba el templo de Sa¬

Al subir la escalerilla del escenario
tropecé con Pilatos, que con un puro de
contrabando en la boca, buscaba como un loco una toballa; y allí, entre basti¬ dores. Herode3 y la Magdalena bailaban
«La "Machicha».
Unas campanadas dieron la señal de que el acto iba á empezar, y al bajar
otra vez la escalerilla me encontré á Ju¬
das tomando bicarbonato.
En el cuarto acto, las escenas de Jesús
ante Anás, Jesús ante Caifás y Jesús an¬
te Pilatos se desarrollaron en la misma
habitación de la cena, no sin gran admi¬ ración de Zorrilla y Calderón. Cuando Pedro niega á Jesús, cantó el galio muy á tiempo, el animalito estuvo muy acer¬
tado.
Cambió el cuadro y allí, en el paisaje de siempre, y después de una desespera¬ ción de lo más desesperado y desespe¬ rante que he visto en la vida, se ahorcó Judas entre una delirante salva de aplau¬ sos que le tributó el respetable público.
Quedé al acto siguiente por aquello de que no hay quinto malo, pero ¡cuan¬ to me equivoqué! Casi me muero. La
sentencia de Pilatos á Jesús me hizo el
efecto de que era para tní. En las primeras escenas del Calvario,
ya no pude aguantar más y abandoné el teatro. No quise ver más crímenes.
Aunque en el cartel hubiese una nota cou grandes letras que dijera: «A pesar de los grandiosos gastos que ha tenido que hacer la Empresa para poder pre¬ sentar la obra cou toda propiedad», . á pesar de todo eso, lo único que se pre¬ sentó con toda propiedad fué el pobre borriquillo.
Francisco Bkrnareggi.

Biniaraix, Noviembre (le 1906.

-waw»» O qww».

—

Actualidades

EN JUSTA DEFENSA

reducido á destrozarse unos á otros.
Cuatro Ministerios y cuatro jefes de Gobierno que nos recuerdan el tiempo de los Gabinetes relámpagos; desmoro¬ namiento completo del partido libera!;
hondas divisiones en los demócratas
del nuevo cuño francés', imposibilidad ó ineficaz deseo de que venga i mediata¬ mente el partido conservador; guerra á muerte entre los güelfos y gibeliaos del republicanismo; profundo disgusto en¬ tre les jefes y oficiales del Ejército por las reformas militares del general Loque; completo desconcierto en el ministerio de Marina, en los arsenales y en los de¬ partí meatos navales; las contribuciones en alza y en baja la producción; despo¬ blados los montes y arruinada la agri¬ cultura; los presupuestos, eje funda¬ mental sobre el que debe girar toda eco¬ nomía política y administrativa, sin dis¬ cutir y sin aprobar; abandonados los más importantes servicios del Estado; huyendo á la desbandada del patrio sue¬ lo poblaciones de la importancia de Béjar, para no morir de hambre y de mise¬ ria; la Prensa de gran circulación des¬ bocada y procaz atizando el juego de todas las malas pasiones, sin abordar nunca los verdaderos problemas econó¬ micos y sociológicos de! país, y pertur¬ bando siempre la conciencia nacional; el desaliento ó ia torpeza en los de arri¬ ba, el disgusto y la desesperación en los de abajo... ¡tal es el cuadro desconsola¬ dor que ofrece España en estos momen¬ tos...! Por esto, los pueblos y las regio¬ nes buscarán la resurrección y la vida, no en los Gobiernos, sino en otra parte; el impulso les vendrá de sí misinos y por sí mismos comenzarán á regenerar¬ se. ¿Comprenderá en toda su intensidad y extensión el problema regional, y es¬ pecialmente el problema catalanista, el actual Gobierno? ¿Tendrá alientos para
resol ver á radice esta cuestión de vida
ó muerte para la paz de la nación y la seguridad del Trono...? Este Jebe ser el punto de partida de su gestión guberna¬
mental.

democracias turbulentas y para los euemigos de la reiig'ióu y de la Patria, fra¬ casará por completo en su gestión gu¬ bernativa, provocará la guerra religiosa, comprometerá á las Instituciones y poudrá á esta pobre nación española en trance de¿destrucción y de muerte.
No olvide el marqués de ia Vega do Armijo lo que con tanta claridad y ruda
insistencia dice el Dr. Qviio de Marrue¬
cos.
Francia é Inglaterra, nuestras natura¬ les é históricas enemigas, aprovechán¬ dose de la agitación anticlerical que, en el seno de la Patria española han provo¬ cado, tai vez ellas mismas, nos pueden arruinar y destruirnos por completo. ¡Quiera Dios que Marruecos no sea pron¬ to para nosotros un nuevo Gavita ó un Santiago de Cuba! Este Gobierno puede salvarnos, si le ayudan, ó puede perder-
uos si lo envenenan los odios reconcen¬
trados y las pasiones intestinas de los que debieran ser sus aliados y amigos.

Fray Salvador Pont

(De A B C).

Agustino

DESDE PALMA
ESPERANTO
Unía oonferenoia
El progreso de! Esperanto es ya un hecho innegable. Nosotros que vivamen¬ te no? interesamos por esta meritisiimi lengua internacional, damos algunos pasos atrás admirando con grande asom¬ bro de nuestra apatía mallorquína, —-pre¬ ciso es confesarlo, ¡mal que nos pese!— la aparición de nuevas publicaciones, la
fundación de nuevos centros con el fin
de estudiar y propagar esta lengua au¬ xiliar del Dr. Zamenhof. Hay que con¬ fesarlo: la ideo del egregio ruso se le¬ vanta nimbada por una aurora boreal de gloria y se lanza al- mundo para ser¬ vir de lazo que una los estados de Europa y del Asia, de las Américas y Oecania. como intérprete de la idea, corno palabra u n i versa!men te co m pre n d ida.

fín la casa Ayuntamiento acababan de fijar un gran cartelón verde. Lleno de asombro empocé á leer:—Gran fun¬
ción para hoy—bstrcno en este Teatro
del grandioso é interesante drama sacro
lírico en skis actos y veinticuatro cua¬ dros—Pasión Y MU3RTB D14 JtSSÚd.—-PutíS-
to en escena con gran decorado y rico
vestuario.» —

lomón? No lo sé. Lo busqué por todas partes pero todo fué inútil, allá no ha¬ bía más que mercaderes. Por fin uno de
estos tuvo la buena ocurrencia de sen¬
tarse y... ¡oh casualidad! pude saber
dónde estaba.
Clavado á una estaca había un letrero
con esta magestuosa inscripción «Tem¬ plo de Salomón» y, á renglón seguido

Para completar el pensamiento que
informa á nuestros artículos «De vida ó
muerte» y de «Mal en peor», saldremos en justa defensa de Cataluña, que es la que marcha hoy sin vacilaciones, sin temores ni flaquezas ai frente del salu¬ dable movimiento regional de España; único, como hemos probado, que puede
salvar á la nación.

Dejando aparte las rencillas persona¬ les, los disgustos y dimes y diretes en que andan hoy afanosos y enredados los políticos liberales, una cosa' habre¬ mos de consignar de una manera solem¬ ne, á saber: que los pueblos ya no creen en promesas y palabras vanas, y antes de levantar nuevos ídolos sobre el pavés de ia opinión pública, exigirán hechos,

En todos las manifestaciones del saber
humano hay hombres ilustres que han abrazado esa milagrosa lengua.. Un gran sabio de América,—cuyo nombre y lugar sentimos no recordar—ha escri¬ to una obra que ha causado una revolu
cíón en el campo-cien tí fleo. Se trata :lc una obra sobre Trigonometría en E¡pe-
ranto que ahora sa está traduciendo a!,
español.
Hay que huir estas manías ó ilusiones

Lo que acababa de ver extraordinario, una mano apuntando hácia los cuartos El regionalismo vive hoy más potente pero hechos bien concretos y determina¬ de que esa gloriosa lengua es un miste¬

no precisamente por el estreno del dra¬ de los artistas.

que nunca, gracias á los desaciertos de dos. Fedirán que se responda á los com¬ rio. es una ridiculez, es una ficción, es

ma que, no dejaba de ser extraordinario jfinó porque una función de teatro, era edí) un acontecimiento en J pueblo

Jt^ús se despidió de su Madre. Bajó el telón, volvió á subir, y apareció de
nuevo la misma decoración del oriaaer

nuestros políticos; tiene hondas raíces en las provincias vascas y Navarra, y
comienza á fermentar en Asturias v Ga¬

promisos contraídos un día y otro día, un año y otro año, con Municipios, Cá¬
maras de Comercio. Asambleas naciona¬

un problema, hay que huirlo. Dígannos
sinó sn verdad vía victoria que ha al¬ canzado e] Esvertinto. los dos Congresos celebrados en 1505 ¡ni Bou‘lognp-su',-MeP

SÓLLER

y este año en Ginebra, donde asistió
gente de mas de veinte nacionalidades inspiradas en un mismo ideal y unifica¬ das por el lenguaje.
Con el Esperanto nuestras ideas toma¬
rán un carácter mundial. Los hombres
de ciencias verán rápidamente difundida su obra qu® una muchedumbre infinita de seres podrán entender con toda la facilidad que es de desear, y así apreciar los frutos de su meditación é investiga¬
ción. Las comunicaciones del comercio de una nación cambiarán con la de otros
países como si no hubiera habido casi, como quien dice, la confusión de len¬
guas.
¡Cuantos creen que el Esperanto es la quimera de unos pocos, de algunos inlectuales! ¡Hasta ae dá quien dice que el Esperanto es hija del liberalismo!! Y eso que el Papa Pío X envió su bendición apostólica al congreso de Ginebra; y eso que un sacerdote católico predicó en Gi¬ nebra á los congresistas en Esperanto!! Por eso hay quien dice que Esperanto es
la redención humana sin dioses ni hé¬
roes.
Eso nos limitamos á decir hoy sobre esta joven lengua dada al mundo con diez y seis reglas sin excepción por el ilustre hijo de Varsovia, l)r. Zamenhof.
Sobre esta lengua internacional dió una conferencia el martes, en el local
del «Orfeó Mallorquí», el presidente del «Grupo Esperantista» de Barcelona don
Alfonso Sabadell. ante un número muy
considerable de personas de toda catego¬
ría, desde el sacerdote hasta la distin¬
guida señorita. Con palabra fácil, correcta hizo una
apología del Esperanto. Nos dió á cono¬ cer la historia de esa lengua. Nos probó con ejemplos y datos precisos su utili¬ dad, su facilidad, su lógica, y su especialísima gramática. La conferencia, que duró más de cinco cuartos de hora, fué muy aplaudida é impresionante. Fruto de ella será, Dios mediante, un «Grupo Esperantista» que los asistentes prometieron organizar.
¡Bien por el «Esperanto»! ¡Bien por el Sr. Sabadell!
Trovador.
Palma 12 Diciembre 1906.
EL NUEVO PRESIDENTE
D. Antonio Aguilar y Correa, marqués de la Vega de Armijo. presidente del Gabinete liberal que se constituyó en la pasada semana es, entre los políticos militantes, el de más larga y brillante historia, y también el de más edad. Na¬ ció el 30 de Junio de 1824, lo cual quiere decir que cuenta cerca de ochenta y tres años. Como gobernador civil de Madrid empezó su carrera política. Este cargo le dió lugar para hacer una campaña acti¬ va contra el juego y la prostitución, creando para este fin un euerpo especial de higiene. Luego, y en tiempos aún de Isabel II, fué ministro de Fomento y de la Gobernación, contribuyendo desde su puesto á dar gran impulso á las obras públicas. Cuando la Unión liberal fué arrojada del poder después de los aconte¬
cimientos del 22 de Junio de 1866. el
marqués, como sus amigos, trabajó por el triunfo de la revolución, y verificada ésta tomó parte en la manifestación que en sentido monárquico hicieron algunos personajes políticos. Formó parte de las Cortes constituyentes, representando Co¬
mo siempre á la provincia de Córdoba.
En el año 1873 fué nombrado embajador de España en la República francesa,car¬ go en el cual hizo siempre activas ges¬ tiones para imposibilitar la acción de los
carlistas en la frontera.
Después de la restauración reconoció la monarquía de Don Alfonso, desempe¬ ñando, cuando subieron al poder los
constitucionales, !a cartera de Estado. Con este motivo acompañó al rey Alfon¬
so XII en su viaje por el Extranjero. Ha sido el marqués déla Vega de Ar¬
mijo, más tarde, varias veces presidente del Congreso. En la actualidad es presi¬
dente de las Academias de Ciencias Mo¬
rales y Políticas y de la Historia, g ratule Je España, con varios títulos de nobleza y hombre de excepcionales cualidades
caballerosidad y distinción.

Crónica Local
Ha abierto su despacho en Palma, Rambla 22, entresuelo, nuestro pai¬ sano y querido amigo el abogado D. Miguel Polis y Ripoll.
De todas veras le deseamos los me¬
jores éxitos en su carrera.
Don Gabriel Ballester Busquets presentó, días atrás, la dimisión del cargo de Alcalde de Fornalntx, cu¬ yo Ayuntamiento no se la quiso aceptar, concediéndole, empero, li¬ cencia para que pueda restablecer su
salud.
Se encargó interinamente del
mando de la Alcaldía del vecino
pueblo D. Bernardo Mayol.
Nuestro paisano el conocido co¬
merciante 1). Antonio Beriiat nos
participa que acaba de fundar en Marsella, en la Rué de la Republi¬ que n° 30, una sucursal de su im¬ portante casa do Cette.
El principal objeto de esta su¬ cursal será la venta y reexpedición de los productos que la otra sucursal de Orán exporta á Francia, aprove¬ chando los buques rápidos de las diferentes compañías de navegación que explotan la línea Marseille-
Orán. De esta manera sus numerosos
clientes podrán recibir sus pedidos
con la mayor rapidez posible, que es una ventaja muy apreciable y más tratándose del comercio de primores.
Que el éxito corone sus esfuerzos
deseamos al señor Bernat.
Por real orden de 16 de Octubre
ha sido prorrogada la revista anual hasta fin del presente mes, no exi¬ giendo responsabilidad á los que hayan cambiado de residencia, pero se impondrá á partir del l.° de Ene¬ ro próximo los correctivos de 2, 4 ó 6 meses de servicio, según ios ycasos, á los que hayan dejado de hacerlo
hasta fin de este año.
Recordamos á los reservistas la
conveniencia de pasar la revista mencionada, si quieren evitarse los correctivos que van á imponerse.
Después do permanecer fondeado algunos días, en espera de buen tiempo, en el puerto de Barcelona, llegó el lunes á ésta el vapor «Villa de Sóller», siendo portador de algu¬ nos pasajeros y efectos vario?. Vol¬ vió á salir para los mismos puntos de itinerario, el martes por la noche.
Mañana domingo debe salir de Cette para Barcelona, siendo espera¬ do en nuestro puerto el martes pró¬
ximo.
Nos escriben desde Chambery (Francia) que el día 30 del pasado Noviembre falleció en aquella pobla¬ ción nuestro paisano el joven José Colora, victima de corta enferme¬
dad.
La conducción del cadáver al ce¬
menterio fué una verdadera mani¬
festación de duelo, habiendo acudi¬
do ai acto muchos sollerenses resi¬
dentes en aquella ciudad y en otros plintos de Francia.
Sobre el féretro fueron colocadas
hermosas coronas de ñores artificia¬
les.
Descanse en paz el alma del finado y reciban sus atribulados padres y
demás familia nuestro sentido pé¬
same por tan irreparable pérdida.
En-algunos periódicos de Palma y en «La Vanguardia» de Barcelona, leemos la grata noticia de que en Madrid, en la Dirección de Correos y Telégrafos se ha celebrado la subasta para la instalación del cable entre Palma de Mallorca y Barcelona.
Se presentaron tres proposiciones, aceptándose ia hecha por la casa «Telegraph Construttion» de Lon¬ dres, la cual hará el tendido bajo la subvención de 81.551 pesetas, du¬ rante nueve años y medio.
El plazo para ia instalación del
cable es de dos meses.
El cable como se vé costará al Es¬
tado la cantidad de 774.734*50 pese¬
tas.
Nos alegramos vivamente - de que al fin vea Mallorca cumplidos sus déseos, tantas veces manifestados, de tener un cable directo con Barcelona, y felicitamos á cuantas personas han infinido para conseguir tan impor¬ tante mejora para nuestra querida
roqueta.
En las primeras horas de la tarde del lunes, un cano oue transitaba

por la calle de la Gran-Vía atrope¬
lló á un muchacho de unos ocho
años, cogiéndole la caballería y pa¬ sándole una de las ruedas por enci¬ ma de la cintura, resultando con algunas rozaduras en diferentes par¬
tes del cuerpo.
Fué curado por el médico señor Mayol.
¿Conocen todos nuestros lectores La Escuela y el Hogar que publi¬ ca en Ciudadela (Baleares) D. Juan Benejam? Vale la pena de gastarse cuatro pesetas al año para recibir esta publicación quincenal que hace circular por las venas del magisterio riquísima savia pedagógica.

vi i los presupuestos de otras casas-* algunas de gran importancia, y
tal vez hallarán medios de conciliar
la bondad con la baratura.
Otra noticia que también podemos adelantará nuestros lectores, segu¬ ros de que ha de resultarles grata, es la de que á mediados de la pasada semana fué despachado el expedien¬
te del Ferrocarril Palma-Sóller para Madrid, favorablemente informado
por Obras Públicas, por la Diputa¬ ción Provincial y por el Exorno, se¬ ñor Gobernador civil de la provin¬
cia, esperando que su aprobación por las Cortes no se hará esperar, desde el momento en que continúan abier¬
tas.

Ampliando las noticias que en
otra ocasión dimos referente á la ins¬

El crimen de Biniaraix

talación de la electricidad en Sóller,

podemos hoy manifestar que las En nuestro número último dába¬
obras de construcción de la fábrica mos cuenta á nuestros lectores de

han dado ya comienzo en «La Cos¬ tera», donde como es sabido, se apro¬ vechará un salto de agua para hacer funcionar la dinamo que ha de pro¬
ducir el fiúido.
Está encargada de la instalación
la casa «Juan Venzel» de Madrid y
Barcelona, hallándose actualmente en Sóller uno de sus ingenieros para practicar los estudios preliminares
del tendido de los cables conductores
de la electricidad.
Las naranjas que se embarcaron para el mercado francés en el último viaje del «Villa de Sóller» se pa¬ garon de 20 á 25 reales la carga.
Los limones se cotizaron á 12 pe¬
setas, también la carga.

que había sido puesto eu libertad el Pedro Juan Deyá Puig (á) Figue, que fué detenido por sospechas de
que pudiera ser el autor del horri¬
ble asesinato cometido en Biniaraix.
Los vecinos de dicha aldea, in¬
dignados por la libertad del proce¬
sado, promovieron la noche misma de su llegada una cencerrada fe¬
nomenal, apedreando la casa y cau¬ sando desperfectos de consideración á las puertas y ventanas del domi¬ cilio del Deyá. Este se trasladó á la población á solicitar el auxilio de las autoridades, y en su vista acudieron al lugar del escándalo la Guardia civil y municipal, hallán¬ dose en que los promotores habían¬ se ya retirado.

El martes y miércoles de esta se¬ mana, por la noche, postuló por las
calles de está ciudad una comisión
de la Casa de Beneficencia (Hospi¬ cio.)
En la madrugada de ayer entregó su alma á Dios, víctima de una en¬ fermedad que solo le duró un día, el joven y conocido sastre D. Miguel Raymond.
Tanto á la conducción del cadáver
á su última morada, que tuvo lugar anoche, como á las solemnes exe¬ quias celebradas hoy en la iglesia parroquial, han asistido gran nume¬ ro de personas, prueba de las gran¬ des simpatías que en vida supo cap¬ tarse el Sr. Raymond.

Eu esta población el viernes se promovió también algún alboroto, en el ensanche del «Sóller», donde el Deyá posee una casa de reciente construcción. Esta fué apedreada, causando la pedrea graves desper¬ fectos en las puertas y ventanas. Los promotores fueron amonestados por la autoridad.
*
El sargento do la guardia civil del puesto de Sóller D. Pedro Alón,
dió cuenta do la cencerrada de Bi¬
niaraix al señor Gobernador civil
de esta provincia, con fecha 7 del actual, en la siguiente forma:
«A consecuencia de la muerte
violenta de Catalina M.a Frontera
Bisbal, fueron detenidos los vecinos

Para su alma pedimos al Todopo¬ deroso descanso eterno, y enviamos á su atribulada viuda D.a Paula Agui¬
jó, hijitas y demás familia la expre¬ sión de nuestro profundo sentimiento

de esta ciudad Pedro Juan Deyá (á) Figue y su esposa Francisca Mayol Arbona, que viven en la casa inme¬ diata á la de la interfecta, por cuan¬ to en otras ocasiones la había apalea¬

por tan dolo rosa pérdida.

do en la misma casa de la Frontera

En el establecimiento «La Since¬
ridad»—San Bartolomé n.° 17, aca¬ ba de recibirse un esteiiso y variado surtido en tarjetas postales. Las hay de bellezas artísticas, parejas amoro¬
sas, espléndidos paisajes y otras pro ¬ pias para felicitar la entrada de año
nuevo, etc. etc.
Se ha recibido también una gran
variedad de cromos y carnets de fe¬ licitación, clases hermosísimas.
Hay en venta igualmente una in¬ finidad de décimas, muy á propósito para felicitar las próximas Pascuas
de Navidad y año nuevo.
Todos estos artículos se venden á
precios baratísimos.

el Pedro Juan Deyá, siendo la única familia que siempre ha vivido ene¬ mistada y publicar la interfecta que el Deyá le había amenazado de que
le había de matar cortándole el cue¬
llo y así se ha comprobado por medio de las personas que han intervenido en las diligencias practicadas, lo cual siendo público ha convenido el vecindario quo los autores del crimen lo eran los referidos Deyá y
su esposa, por lo que al ponerse en libertad á la Francisca Mayol Ar¬ bona ya ai vecindario le causó mal efecto y en diferentes ocasiones ha sido insultada en público en el case¬ río de Biniaraix y plaza de esta po¬ blación diciéndole. asesina, taya-colls:

El grabado quo en otro lugar pu¬ blicamos, nos lo ha facilitado el im¬ portante diario «La A.lmudaina.»
Por ello le quedamos agradecidos.
Ferrocarril Falma-Sóller

y á las 18 de ayer llegó á esta ciu¬ dad el referido Pedro Juan Deyá
Puig (a)' Figue, diciendo que se le había puesto en libertad y al aperci¬ birse parte del vecindario de Binia¬ raix sobre las 21 le promovieron una cencerrada, tirando piedras á bis

puertas y ventanas de la casa y al A mediados de la pasada semana ver aquella actitud el mencionado se recibió en las propias oficinas del Pedro Juan Deyá salió escondida-

Ingeniero de la Compañía Sr. Ga~ mente de su casa y dió cuenta ai rau, un presupuesto eléctrico forma¬ señor Alcalde, quien se sirvió recla¬ do por la casa Cherlikon de Suiza, mar el auxilio de la fuerza del cuer¬

y á principios de ia presénte llegó po, sobre las 20, primera noticia que á esta ciudad don Udo Sieinberg, se tuvo del hecho, y los guardias
siendo portador de otro, confecciona¬ segundos Estéban March Gaita,

do por la importante casa Siemens de Berlín, al que para mayor claridad
ha vertido al castellano el mismo
Sr. Steinberg. Tanto uno como otro presupuesto, por las impresio¬ nes recibidas, agradaron á la Junta,
si bien se lamentó mucho del aumen¬
to de capital que tendría que repor¬ tar á la Compañía, en caso de que, una vez estudiado detenidamente,

Miguel Galmés Nicolao, Miguel Oiiver Mairata y Bernardo Casto!!
Amengnal, se personaron en iacasa del Deyá viendo que el público se había retirado, quizás al apercibirse de la comparecencia de los guardias enseñándoles el Deyá los desperfec¬ tos causados en las puertas y venta¬ nas ite ia casa y procedieron á la ave¬
riguación de los autores sin ningún

y pesado el pro y el contra de una resultado, lo cual ha sido denuncia¬

y otra tracción, se adoptara la mo¬ do al señor Juez municipal de esta

derna.

| ciudad para ios electos de justicia,

Tengamos un poco de paciencia 1 quedando en continuar dichas dili¬

v no desaminafse. cues faltar, tona- gencies por si puede lograrse cd ¿es*

cubrimiento de los autores; debién-5 dolé añadir que varios vecinos inme¬ diatos á ia casa que habitaba la
interfecta Catalina M.a Frontera
Bisbal cambian de domicilio, por
cuanto viven atemorizados por el referido crimen, siendo la opinión general de aquellos que los autores lo son los referidos Pedro Juan Deyá (a) Figue y su esposa Francisca Ma¬ yol Arbona, por lo que es de temer se repitan manifestaciones contra los mismos, comentándose mucho res¬
pecto á su libertad.»
*
Según informes que tenemos', Ja libertad de Pedro Juan Deyá (a) Figue ha sido decretada provisional-
mente, mediante fianza de cinco mil
pesetas que constituyó el Procurador
D. Juan Fio 1.

-

^ ^b?s»h.

EN EL AYUNTAMIENTO

Sesión del día S Diciembre de 1906
La presidió el Alcalde D. Miguel Rb poli, asistiendo á ella los Concejales se¬ ñores Escalas, Rotg-er, Castañer Arbona, Rufián, Oanals, Castañer (F.), Castañer Bernat, y Colora.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Dióse cuenta del extracto de los acuer¬
dos tomados por ei Ayuntamiento y Junta Municipal en las sesiones celebra¬ das durante el mes de Noviembre, siendo
aprobado y acordada su remisión ;fi Sr. Gobernador civil de la provincia á los electos procedentes.
Se dió cuenta de la distribución do
fundos por capítulos para satisfacer las obligaciones del presente mes, formada por la Contaduría de este municipio, siendo aprobada.
Dióse cuenta de una instancia promo¬
vida por Don Antonio Pastor Marqués,
solicitando autorización para colocar un
guarda-cantón en la casa de su propie¬
dad señalada con los números 10. 12 y 14 de la calle de la Rectoría. Entrada la
Corporación acordó pasara á informa
de la Comisión de Obras.
Se acordó verificar varios pagos. No habiendo otros asuntos de qua
tratar se levantó la sesión.
* **
Sesión extraordinaria del día 13 de
Diciembre de 1906
La presidió el Alcalde Sr. Ripoll, y
asistieron á ella, convocados por segun¬
da vez, los Concejales señores Encalas, Rufián, y Colom.
El señor Presidente manifestó que la reunión tenía por objeto, como se había
expresado en la pa pelota de con vocatoria* dar cuenta de que la segunda subasta
celebrada el día 9 del actual, para dar en arriendó los derechos municipales impuestos sobre el matadero de reses do esta ciudad, había quedado desierta y acordar respecto de ello, lo que sojuzga¬
ra más conveniente. En su consecuencia
ordenó al señor Secretario diera lectura
al acta, al efecto levantada.
Asi se hizo; y enterada la Corporación, después de breve discusión, en la quo
quedó demostrada la conveniencia do de rebajar ei tipo de subasta, para facili¬
tar, la. concurrencia de licitadores, so acordó anunciar una tercera subasta
para el día 28 del actual á las once, quo se celebrará bajo la presidencia del señor Alcalde y Regidor Síndico, fijándose el .tipo para este eontracto en 4.750 pesetas y la fianza difinitiva en 712’50 pesetas.
Terminado el objeto do la convocato¬
ria se levantó la sesión.

....

—mngn?o

■■

CULTOS SAGRADOS

En la iglesia parroquial.—Mañana dornia go, día 10—A las nueve y media, expuesto el Santísimo Sacramento, empezarán los divi¬ nos oficios, propios de la tercera dominica, ocupando el pulpito el Rdo. Sr. D. José Pas¬ tor Vicario. Por la tarde, á la hora de cos¬
tumbre, habrá explicación de la doctrina
cristiana; y al anochecer, se cantarán víspe¬ ras y completas.
En la iglesia de San Francisco.—Al ano¬ checer se cantarán solemnes Completas en preparación á la fiesta de la Inmaculada Con¬ cepción de María.
Domingo, día 16 — A las siete y cuarto de la mañana. Misa de Comunión general y sex¬ to ejercicio de los Trece domingos en honor de Sv Antonio de Padua A las nueve y media, Exposición del Santísimo, Tercia y ia Misa mayor á canto Gregoriano por el Orfeón del Colegio de Santa Maria. Pronunciará el pane¬ gírico el joven I). Jaime Borrás Pbro. Por la tarde, á las tres y media se practicará un pia¬ doso ejercicio en obsequio de la Purísima Con¬ cepción con Exposición y música por el Orfeón del Colegio, predicando en el acto el Rdo. se¬ ñor D. José Pastor, Vicario.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

Madrid 13 Diciembre

§. Interior al 4 p

.

.

..

.

.

81‘35

Amortizadle ni 5 p 0. . . . 100‘00

Banco de España . . . . . 440'00

Tabacos

. . . 450‘00

Francos

.

.

.

935

\\abras

.

.

.

27 62

m

SOLLER

m WOMjWSÍÍSÍ

ii i—■

—— ■»■■ •■- ■■--- ■ ■ —■—■—-■—■■■

SARAMA DE SÁNDALO

•<£&. casa no viene -nadie, á no ser el
^¿áñor Rector que acompaña frecuente¬ mente á ini abuela, y la consuela con •ti-us-santas palabras: por lo demás, nos
estarnos solas mi abuela y yo, porque
Margarita pasa su vida en los alrededo¬
res del castillo.»
«Sabrás, Miguel, que aunque todos nuestros amigos han dejado de venir á -casa, desde nuestras desgracias, á mí diodos me detienen cuando voy á misa ó é la fuente, y me hablan con agrado; y el domingo pasado que fué ayer, vino fíO-r la noche Andrés, el hijo del señor Pedro el Rico; y delante de mi abuela j de Margarita, me dijo que se quería casar conmigo, y que si yo consentía, vendría su padre al día siguiente por la imañana, y extenderíamos los contratos, en los cuales, y por escritura, me dota¬ rían en ochocientos duros y dos pares de muías de labor, que valen cada -una
siete onzas de oro: á mi abuela se la
alegró toda la cara y me dijo que ella,

por su parte, me dotaba en seiscientos
duros, con el huerto de los frutales y con el olivar grande, amen de la Camay el menaje de la casa; pero yo respondí, agradeciendo k Andrés-sus favores igual¬ mente que á su padre, y le dije que por ahora no pensaba casarme, porque quería cuidar á mi abuela.»
«Esta mañana, cuando se lo conté todo 4 tu padre, me abrazó casi llorando,
y me dijo: ¡DiosTe bendiga, hija mía!» «Y esto no te lo cuento por vanidad,
Miguel; sino porque tú me dejaste en¬ cargado que te diese parte si alguno me pretendía para casarse conmigo: que yo, por mí, nunca hubiera pensado en
decírtelo.»
«La maceta está buena y muy hermo¬
sa: ha crecido tanto como una criatura
bien cuidada, y cuando pasan las vecinas y la ven en la ventana de mi cuarto, se paran á mirarla con envidia y se dicen
unas á otras:
—«¿A quien dará Inés la rama de sán¬
dalo, cuando la alumbre la luna?»
«Yo rezo por tí, como te lo ofrecí: todas las mañanas me siento junto á la ventana, y rezo mirando al sándalo, y todas-las noches hago lo mismo.»
«Por las tardes, cuando me pongo á coser me siento también junto á la

ventana, y entonces me viene á la me¬ moria esta copla:
Ojos que le visteis ir Por aquellos olivares,
¿Cuándo lo vereis volver Para alivio de mis males?»

«Quédate eon Dios, Miguel: recibe

expresiones de mi abuela y de Margarita,

y el fino afecto de

Inés.»

Cuando la jóven volvió á su casa, después de escrita esta carta y de dirigir¬
la á su destino, subió al cuarto de su
abuela según acostumbraba y la encon¬ tró tendida en el lecho, inmóvil y casi
helada.
Inés envió á uno de los mozos de
labor, montado en una muía, á buscar al médico de la aldea, y al señor Rector, que no tardaron en llegar.
—Es una luz que se apaga, dijo el
médico al Sacerdote: usted solo, señor
Cura, tiene que hacer aquí: yo diré á Inés que vuelvo, pero es inútil mi pre¬
sencia.
Salió el médico, y dos horas después,
la señora Cecilia habia entrado en la
agonía, ¡Pobre madre, cuya vida había sido
tan santa, tan ejemplar! ¡cuya muerte era un largo y doloroso martirio!

XX
Los mensajes
Ocho días después, aún conservaba la anciana un soplo de vida.
Moría sin dolor físico, pero martiriza¬
da cruelmente por sus penas.
Poco á poco se habían ido debilitando todos sus sentidos; mas en su corazón, en aquel gran corazón fuerte, magnáni¬ mo y generoso, aún habia calor.
Eran las cuatro de una abrazadora
tarde de Julio: el cuarto de la anciana
estaba á media luz: sentado á su cabece¬
ra, le dirigía el venerable Párroco consoladoras palabras: á los piés del lecho, y en pié, estaba Inés llorando
silenciosamente.
Algo más lejos, Margarita, sentada,
tenía cruzadas las manos sobre las
rodillas: también lloraba, aunque ménos copiosamente que Inés.
La desgraciada había llorado tanto, que apenas quedaban lágrimas en sus ojos.
Ambas jóvenes vestían de luto: hacía tres años que no habían dejado sus ropajes negros, pues también llevaban
luto en su corazón.
Margarita estaba inmóvil al pié de la cama de su abuela; desde el instante en que empezara la agonía de la anciana,

no había ido á vagar por los alredederes del castillo: su corazón, su pensamiento, estaban allí: disipadas las nieblas de su alma, veía á su abuela, cuya vida había abreviado con los pesares; á su abuela,
tan buena, tan noble, tan tierna para
ella, tan benéfica para todos, tan santa, en fin, que moría sin quejas, sin impa¬ ciencia, pero mártir de un profundo
dolor.
Recordó junto á aquel lecho el hermo¬ so porvenir que habia destruido con sus locos sueños, y lloró, lloró con amar¬
gura.
De improviso, y del centro mismo de sus remordimientos, surgió la serena imágen de Miguel: la soledad en que iba
á verse la asustaba: en su alma dominaba
el egoismo á los buenos instintos, y se reconvino amargamente por haberle qui¬ tado toda esperanza al tiempo de su par¬
tida.
En el momento en que presento á las dos jóvenes á mis lectores, ambas lloraban, pero la buena.y afectuosa Inés lloraba la muerte de su abuela: Marga¬ rita lloraba su felicidad perdida.
El sol penetraba á través de las corti¬ nas blancas de la ventana, corridas coa
cuidado, y reflejaba en el rostro de la moribunda una ténuey dorada claridad-.

ISLEÑA MARÍTIMA
CUMPAJfiA MAXJLOBQUINA JE VAPORES
VAPORES

Servicios esmerados y á buenos precios
MATEO COLOM
K/ii© Ijsiza,i*e-Oa,i*n.ot, 34
CETTE
Consignatario del vapor
“Villa de Sdller,,
Juan Bta. Bullan
Alquería del Conde, 4.1

JABON FLUIDO GflBGOT
Este jabón compuesto de hiel de vaca, afrecho y salol, es de perfu¬ me finísimo y viene recomendado por la higiene moderna para la limpieza del cutis, en sustitución del jabón en pastillas. *
Indicadísimo y necesario para la¬ var la cara; por no producir esco¬
zor, consérvala tersa, sin manchas, granos, rojeces y arrugas prema¬
turas.

Usándolo en el baño preserva á la piel y cuero cabelludo de toda enfermedad contagiosa.
Con su uso diario se conserva la
belleza eternamente.
Enviando Ptas. 3’00 se manda
el frasco á esta población, franco de porte, escribiendo al Centro de Anuncios de D. Juan González,—
PALMA DE MALLORCA.
Desde media docena frascos, des¬ cuentos según la importancia de
los pedidos. A cada frasco acom¬ paña prospecto indicando la mane¬
ra de usarlo.

SALIDAS

para Argel los Jueves.

para Marsella los Sábados,

De Argel los Viernes.

De Marsella los Lunes.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos

para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Ull, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales pnertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.

El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.

TRANSPORTES ÍITIBIA0I91ALIS

Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito

Y PRECIOS ALZADOS

TODAS DESTINACIONES

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,

frutas frescas y legumbres

bauza

AGENTES DE ADUANAS
CERBMl y PORT-BOU (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVF.T, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

CASA ESPAÑOLA DE COMISION

Exportación de productos industriales.—Consigna¬ ción de frutos y primores.—Subastas á los más altos
precios de esta Plaza.—Comisión 5 por 100 arreglos inmediatos y se anticipan fondos y materiales á los
señores remitentes.

te ile Jériáo 1 i, et rae k fiem Marché aux Grains 41 j 43
BRUXEiLILE8-(BelgIqne)
PABLO COLL t F. REYNÉS
A1JXOSIE (Cote d’ Or)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del pais.
Expedición al por mayor de espárragos y toda clase de legumbres.
Servicio esmeratlo y económico

Representante en Sóller de la
acreditada casa de los Sres. Fran¬
cisco y M. Simó, Horticultores y
Floricultores de Barcelona.
Ofrece á los agricultores y al pú¬ blico en general: Hermosos almendros injertados de
variadas clases. Id. melocotoneros id. de toda clase.
Id. perales id. de id. id.
Id. manzanos id. de varias clases.
Id. ciruelos españoles, chinos y ja¬
poneses,
Albaricoqueros clases enormes y productivas.
Kakis de doce clases. Cerezos de todas clases.
Pinos de piñones (á) ves. Encaliptns.
Además de lo anunciado posee dicha casa toda clase de frutales
tnaderales y floríferos, con catálogo de todas las clases y precios.
VINO AL POR MAYOR
COMISIÓN Y AJUSTE
JUAN ESTADAS
COMERCIANTE Y PROPIETARIO
TELÉFONO
XiEZICUVAN (Ande) LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL GERBERE j PORT-BOU (Fronte franco-espaflolai
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
DOS y dOS fan cuatre Ó sia primera
tanda de veritats, ditas á n‘ es vesins de sa populosa ciutat de S‘ Illot per un tal V amo ’n Tofol de Sa Llana (molt, conegut á ca-séua) — Este folleto se vende en la Administración del Sóller al precio de 0‘50 pesetas.
Método de solfeo por
D. Hilarión Eslava.—Sa halla en venta en la Administración del Só¬ ller. San Bartolomé 17.
CULTIVO PRÁCTICO del OLIVO
POR
D. José Bullan y Mir, Pbro.
Se halla de venta al precio de U50 ptas; en “La Sinceridad,,.—

!M MOL VILLA DE SÓLLER
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS;—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. Mateo Colom, Rué Lazare-Oarnot, 34.
NOTA.—Siempre que el clía de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas. —La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.
ote! estamnt del fniwso
Vda. de j. serra
PLAZA ȣ PALACIO-3.-BABCILOM
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana ó Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles áe Francia, Tarragona, Valencia. Zaragoza v Madrid.
L‘ ASS1GURATRICE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los
ACCIDIIflH ©Eli TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»