AÑO XXI.-2.* EPOCA.—NUM. 1009
AÑO XXI.-2.* EPOCA.—NUM. 1009

SABADO 4 AGOSTO DE 1906

SEMANARIO INDEPENDIENTE

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D. Damián Mayol Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° 17.-SÓLLER (Baleares)

Editorial

las reformas que pide á voz en grito

Allá en el barrio de Gros Caillou (Pa¬

la parte culta del pueblo solleren- rís), en la esquina de la avenida y no le¬

—Como siempre, la besé. —¿Y respiraba?

Pálido cual flor de otoño, Hácia el sepulcro me inclina.

RENTAS MUNICIPALES
Digimos que el crear rentas es un buen principio de economía, y debemos añadir hoy que sería ade¬ más para nuestro Municipio una acertadísima previsión que no po¬ dría menos de serie en plazo breve de gran provecho.
El actual ministro de Hacienda
tiene en estudio la manera de su¬
primir, ó de sustituir por otro ú otros menos deprimentes, el odioso im¬ puesto de consumos; y como la ne¬ cesidad de esta supresión viene sin¬ tiéndose por doquier, de ella se
ha hablado desde hace muchos años.
Con la idea, á fuerza de repetirla, hemos venido encariñándonos todos, así es que al ser lanzada desde las alturas últimamente, y al ver que en el Gobierno y en las Cortes tie¬ ne partidarios, ha entusiasmado al público, despertando en el mismo halagüeñas esperanzas.
Es casi seguro que en un plazo más ó menos breve la supresión del impuesto, ó la sustitución de éste por otro, será un hecho, y no sa¬
bemos si con el nuevo tendrán las
Municipalidades el mismo margen
Conocimientos útiles que con el actual para cubrir sus
necesidades pecuniarias. Caso de no
tenerlo, Labrase de echar mano á
un determinado número de arbi¬
trios municipales, en su mayor parte tan onerosos ó más que el im¬ puesto que se quiere suprimir, con lo que, en vez de adelantar, ha¬
bríamos retrocedido. Es esta una
de las razones en que apoyamos
nuestra opinión de que el crear ren¬ tas para el Municipio que ayuden á cubrir las cargas del presupuesto, es medida previsora altamente pro¬ vechosa y á todas luces plausible.
Ignoramos si todos los Munici¬ pios están en el mismo caso; lo que sí sabemos es que aquí sería cosa fácil crear algunas rentas de igual
y de mayor importancia todavía
Sección Literaria 23741quelaqueseñalamosaltratarde
los cobertizos del muelle, cuyo pro¬ yecto tiene actualmente el Ayun¬
856.atamientoenvíasderealización,y
por esto nos hemos permitido lla¬
mar la atención de éste en la se¬
guridad de que ha de intentarlo, estudiarlo con interés y esforzarse por conseguirlo.
Si escuchando la voz de la opi¬ nión, de la cual nos hicimos eco, la Corporación popular vuelve sobre su acuerdo y resuelve modificarlo en el sentido por nosotros' indicado, construyendo por cuenta del Mu¬ nicipio los cobertizos y viviendas en el solar que ocupan, en el mue¬ lle, los antiguos almacenes, habrá de procurarse los fondos por medio de un empréstito. Por igual medio habrá de procurárselos si procede á la reforma y embellecimiento de la plaza de la Constitución, con expropiación del edificio S‘ Hostal, ensanche del puente y construcción de un vasto mercado cubierto, con¬ forme lo tiene acordado. Es decir,
.aque de todos modos, y aún cuando

se, las hay que aseguran desde luego una producción para el ca¬ pital que en ellas se invierta: en éstas debe pensarse ante todo, en nuestro concepto, y éstas deben ponerse en primer término para la realización: las que dejen pro¬ ductivo el capital, las que ven¬ gan á crear rentas, á constituir ingresos para el Municipio que han de serle de gran alivio en las con¬ tingencias del porvenir.
Las viviendas en pisos encima de los cobertizos, es una de ellas, y empezamos por ella porque está precisamente sobre el tapete en los
momentos actuales. La construc¬
ción del matadero, es otra; la del mercado cubierto, otra; la canali¬ zación de aguas potables, otra; el ensanche del cementerio, otra; y así podríamos continuarlas en gran número, todas ellas productivas en más ó en menos, como lo es yá, entre las más modestas que se han
realizado últimamente, el tan lle¬ vado y traído servicio de los coches fúnebres, digno por cierto de mejor
acogida y de más simpatías de las que le dispensó una parte de nuestro público. Y entre las reformas pro¬ ductivas, no dejaríamos de incluir
nosotros la instalación de un esta¬
blecimiento de baños en nuestra
playa (por más que á alguno de los que nos leen cause risa la ocu¬ rrencia), porque siendo obra mu¬ nicipal que algo redituaría, como
tantas otras, con más facilidades y en menos tiempo podríamos tenerlo que si lo esperamos de la iniciativa
particular. Verdad es que’ para incluir en
un solo empréstito todas estas me¬ joras, debería pedirse un capital importantísimo; pero se encontraría igualmente, porque, además de las que puede ofrecer hoy, podría el Ayuntamiento dar en garantía las mismas mejoras á medida que se realizaran, que habrían de consi¬
derarse sólidas siendo la base de
rentas verdaderas, de ingresos po¬ sitivos. Y las gestiones, y los tra¬ bajos, y las dificultades para con¬ seguirlo habrían de ser las mismas, con poca diferencia, si se tratara de un empréstito mayor, que de uno
menor.
Si las reformas que llevamos in¬ dicadas cada una de por sí es de grandísima utilidad, muy necesa¬ ria y muy deseada del vecindario bajo el solo punto de vista de me¬ jora local, como base de una renta que viniera á engrosar el cargo del presupuesto, doblemente habría de serlo. Luego en vez de obstáculos
encontrarían nuestros ediles facili¬
dades para llevarlas á cabo; luego, además de los aplausos, habrían de encontrar la protección, el apoyo, la ayuda, así intelectual como pe¬ cuniaria, de los buenos patriotas.
UNA CARTA

jos de la Explanada, había un casucho
de memorialista. Era éste un veterano
de muy mal humor, buen hombre, nada gazmoño; ¡ah! ¡no! nada rico, y que no
tenía la dicha de estar bastante estro¬
peado para obtener su admisión en el cuartel de Inválidos. Y pare usted de
contar.
Juanito le vió al través de los cristales
de su barraca, fumando en la pipa mien¬ tras esperaba la llegada de un parro¬ quiano; entró, pues, y dijo:
—Buenas tardes, caballero: vengo pa¬
ra que me escriba usted una carta. —Te costará diez perros chicos, con¬
testó el tío Bouin.
Pues aquel valiente, que era la cien¬ milésima parte de un mariscal de Fran¬ cia, se llamaba el tío Bouin.
Juanito no se quitó la gorra, porque no la llevaba, pero sí dijo atentamente:
—En este caso me dispensará usted. Y abrió la puerta para retirarse; pero le hizo tanta gracia al tío Bouin que le preguntó: —¿Eres hijo de militar, chicuelo? —No contestó Juanito; soy hijo de
mamá.
—¡Bravo! dijo el veterano. ¿Y no tie¬ nes diez perros?
—¡Oh, ni uno! —¿Y tu madre tampoco? Pero, ya cai¬ go. Lo que tú quieres es una carta para pedir con qué hacer sopa. ¿No es verdad? —¡Cabal!, contestó Juanito.
—Pues entonces acércate. Por diez
renglones y medio pliego de papel, no he de ser ni más rico ni más pobre.
Juanito obedeció. El tío Bouin arregló el papel, mojó la pluma en el tintero y trazó, con una hermosa letra de furriel, lo que sigue:
«París 17 de enero de 1857.»
Y luego, debajo y aparte, «Señor.» —¿Cómo se llama, chico? —¿Quién? preguntó Juanito. —¿Cómo quién? ¡El caballero, pardiez! —¿Qué caballero? — El sujeto de la carta. Juanito comprendió y3 esta vez, y res¬ pondió:
—No es caballero.
—¡Ah! Bueno: será una señora. —Sí, señor... no... quiero decir... —¡Cómo píllete!, exclamó el tío Bouin. ¿No sabes siquiera á quién vas á es¬
cribir?
—¡Oh, eso sí, dijo el niño. —Dilo, pues, y despacha. Juanito estaba sonrojado. El caso es que no es cómodo dirigirse á los memo¬ rialistas para semejante corresponden¬ cia, pero hizo de tripas corazón y dijo: —A la Santísima Virgen es á quien deseo dirigir una carta-. El tío Bouin no se rió; soltó la pluma y se quitó la pipa de la boca. —Rapazuelo, dijo en tono severo; doy por supuesto que no es tu intento bur¬ larte de un veterano. ¡Media vuelta á la izquierda y sal fuera, á ver si no!... Juanito obedeció y enseñó los talones; quiero decir los de sus piés, puesto que sus zapatos no los tenían.
Pero, al verlo tan manso, el tío Bouin
cambió de parecer por segunda vez y miró al niño con mejores ojos.
—¡Voto al chápiro!, exclamó. Todavía hay miseria en París! Y ¿cómo te llamas?
—Juanito.
—¿Juanito qué?

—No sé, contestó el niño, por ventura ¿no se respira siempre?
El tío Bouin volvió la cabeza, porque
gruesas lágrimas surcaban sus mejillas; no replicó á la pregunta del niño, pero con voz algo temblorosa dijo:
—Y cuando la besaste ¿no notaste
nada?

—Sí, señor... estaba fría... ¡Hace tanto
frío en casa!

—Y tiritaba ¿no es verdad?

—¡Oh, no! ¡Estaba hermosa, hermosa!

Sus dos manos, que no se movían, esta¬

ban cruzadas sobre el pecho y tan blan¬

cas

Por la abertura de sus ojos cerra¬

dos parecía estar mirando al cielo.

El tío Bouin pensaba para sus aden¬

tros:

—Yo he tenido envidia á los ricos; yo

que como bien, que bebo bien... y ¡he aquí una que se muere de hambre!... ¡de
hambre!

Tomó al niño, lo sentó en sus piernas, y le dijo con mucha dulzura:
—Chiquito, tu carta ha sido escrita, enviada y recibida. Llévame á casa de
tu madre.

—Con mucho gusto; pero ¿por qué llora usted?, preguntó el niño azorado.
—No lloro, contestó el viejo soldado,

que lo abrazaba hasta el punto de aho¬ garlo inundado en llanto. ¿Acaso lloran los hombres? Tú eres el que vas á llorar. Juanito, pobre niño... ¿Sabes que te quiero como á un hijo? Esto es absur¬ do... Pero yo también tuve una madre, mucho tiempo ha, por cierto, y he aquí que vuelvo á verla, á través de tu cuer¬ po, acostada en su cama, donde me dijo al partir:
«Bouin, sé hombre de bien y buen
cristiano».

La Virgen pendía de la cabecera de la

cama; era una estampa de dos cuartos, que se sonreía, que yo quería y que aca¬ baba de devolverme el corazón. Porque yo he sido hombre de bien, eso si, pero
en cuanto á buen cristiano...

Se levantó, teniendo siempre al niño en sus brazos, y lo estrechó contra su pecho diciendo, cual si hubiera hablado

con alguna persona á quien nadie veía: «Vamos, anciana madre, puedes estar contenta. Los amigos se burlarán de mí si así les place. A donde tú estás quiero yo ir, y te llevaré al chicuelo, pobre an¬ gelito, que no me abandonará; porque la carta, que ni siquiera fué escrita, ha matado de un tiro dos pájaros; á él le ha dado un padre, á mi un corazón.»
Y nada más: la buena mujer, muerta
de infelicidad, no fué resucitada en la

tierra. ¿Quien era? Lo ignoro. ¿Cuál ha¬ bía sido el martirio de su vida? Tampo¬
co lo sé.

Pero existe hoy en París un hombre, joven aún, que es memorialista, y en un
tenducho, como el tío Bouin, redacta

cosas elocuentes, y todos sabéis su nom¬ bre. Llámase Juanito, mondo y lirondo, como en otro tiempo.
El tío Bouin es un anciano feliz, siem¬

pre un hombre de bien, y además buen cristiano; goza con la gloria del «chico»,

como sigue llamando á veces á su ilus¬ tre hijo adoptivo: pues él es quien me
ha relatado esta historia.

No se cuál es el cartero que lleva estas cartas; pero ello es que llegan á su des¬
tino en el cielo.

Apénas breves instantes Disfruté la dulce vida, Y siento mi primavera
Cual sueño desvanecida.
Caed efímeras hojas Y por el suelo tendidas,
A mi desolada madre Ocultad mi tumba fría. Mas si mi amante velada Viene en la tarde sombría
A llorar en mi sepulcro, Agitándoos conmovidas,
^espertad mi triste sombra;
Y su fiel llanto reciba.»
Dijo y partió.....para siempre! Murió y al tercero día La sepultura le abrieron Debajo la árida encina. Su madre, ay! por poco tiempo. Vino á llorarle afligida;
Pero no su fiel amante Como el infeliz creía.
Solo del pastor los pasos En aquella selva umbría, Perturban boy el silencio
En torno de sus cenizas.
José María Heredia.
■-
Regimentaron de las bebidas
en \\rerano
El calor, el intenso calor que sufrimos en la presente época estival, nos impul¬ sa á buscar refrigeración para nuestro cuerpo y calma para nuestra ardiente sed en el agua más ó menos potable, en los refrescos y en los helados; pero las bebia s en verano, usadas sin tino y sin arreglo á las prescripciones de lo que la Higiene ordena, son causa de grandes trastornos en nuestro organismo, que es
necesario evitar.
Al efecto, aconsejo á mis lectores que hagan uso de las bebidas durante el ve¬ rano teniendo en cuenta las reglas si¬ guientes:
El agua potable fría, pero no en¬ friada con hielo, debe usarse sólo duran¬
te las comidas en cantidad abundante. Fuera de la hora de las refaccio¬
nes, no se beberá nunca agua clara, más que un vaso de 200 gramos de cabida al levantarse y otro igual al acostarse.
Para evitar cólicos, indigestiones y diarreas, es indispensable no beber lí¬ quidos de ninguna clase hasta pasadas tres horas después de las comidas.
Para aplacar la sed durante el día,
basta tomar frecuentes buchadas de
agua fresca, y con ellas hacer ligeros gargarismos y enjuagues, pero sin tra¬ gar el líquido.
Los sorbetes y bebidas congeladas sólo se usarán inmediatamente después
de las comidas.
Para refrigerar el cuerpo, ávido de líquidos en el estío, por las grandes pérdidas que de ellos se efectúan á cau¬
sa del aumento de la secreción del su¬
dor, pueden ingerirse algunas bebidas frías refrescantes, corno la cerveza (que es la mejor), los refrescos de limón, gro¬ sella ú otros ácidos, y las bebidas acídu-

para la construcción del proyecta¬ Juanito tenía siete años, un pantalón —Juanito y nada más.

Pablo Fe val.

locarbónicas.

do matadero no le sea preciso recu¬ rrir al medio indicado, del emprés¬ tito no podrá prescindir para aque¬ llas y para cualesquiera otras re¬ formas de trascendencia que intente
en lo sucesivo.
Hágase, pues, el tal empréstito y lo más pronto posible.

agujereado en ambas rodillas, cabellos rubios, formando espesas y ricas guede¬ jas; ojos grandes y azules, que á veces trataban de sonreír, aunque ya habían llorado mucho; una chaquetita cortada, pero cayéndose á jirones; una botina de niña en el pie derecho, un zapato de co¬ legial en el izquierdo, ambos demasiado

El tío Bouin sintió humedecerse los
ojos, pero se encogió de hombros. —Y ¿qué quieres decirle á la Santísi¬
ma Virgen? —Quiero decirla que mamá está dur¬
miendo desde ayer tarde á las cuatro, y que la despierte por un efecto de su bon¬ dad; yo no lo puedo.

LA CAIDA DE LAS HOJAS
De otoño el viento, la tierra Llenaba de hojas marchitas,
Y en el valle solitario
Mudo el ruiseñor yacía.

La mejor bebida refrigerante pa¬ ra tomarla alejada de las comidas, con¬ siste en un vaso de agua de 200 gramos
de cabida, teñida con una cucharada
grande de jarabe concentrado de café, ligeramente alcoholizada con unas go¬
tas de cognac. Durante las veinticuatro horas

Y de hacerse, hágase bien, com¬ pleto, capaz para poder satisfacer todas las necesidades que siente So¬
ltar actualmente en relación con
las aspiraciones de la generación presente. Aconsejaríamos á los con¬ cejales hacer un detenido estudio de esas necesidades antes que del

largos, y ¡ay! bastante rotos, altos de empeine y altos de talón, Tenía frío y
hambre: era una tarde de invierno y se
hallaba en ayunas desde la víspera á
mediodía, cuando le acudió el pensa¬ miento de escribir una carta á la... San¬
tísima Virgen. Fáltame ahora deciros como Juanito,

El pecho del veterano se oprimió, pues temía comprender. Hizo, sin em¬ bargo, esta otra pregunta:
—¿A qué hablabas de sopa hace poco? —¡ Ah!, respondió el niño, era porque
la necesitaba. Antes de dormirse me ha¬
bía dado mamá el último pedazo de pan. —Y ella ¿qué había comido?

Solo y moribundo un joven
Lentamente recorría El bosque donde jugaba En sus niñeces floridas.
«Adiós, adorado bosque, Voy á morir, le decía,
Y mi fin desventurado

del día no deben ingerirse más de 'mil gramos de líquido; pasando de esta can¬
tidad se corre el riesgo de sufrir trastor9
nos gastro-internacionales. A estas sencillas reglas queda reduci¬
da la regimentación higiénica de las be?
bulas dorante el verano.

empréstito se ocuparan, para ver que nunca había borroneado un palote y —Hacía dos días que me deda: «no

Tus hojas ¡ay! vaticinan.

Dr. Corral y Matrá.

cuales son de más fácil y cuales de que leía tan mal como escribía, pudo, tengo hambre».

La enfermedad que mi seno

más conveniente realización. Entre sin embargo, salirse con la suya,

—¿Como lo hiciste para despertarla?

Está devorando impía.

£$V2§SP&»,*.¿ JLvsM«oij¿S

SOLLER

Colaboración

trabajo,, de Londres sido causa de muchos y lamentables pa á no tener rivales y á que sus colo¬ Los “sin

errores.

nias les enviaran grandes cantidades en

Cátedra Popula

Y además de todos estos enemigos hay metálico, adoptaron una política que

4POBRES PÁJAROS!
No hay libertad tan digna de ser respetada como la del pá¬

otros, los más crueles con que cuentan
los desdichados pájaros: son esos desal¬ mados cazadores (pequeños y grandes) que sin cesar los persiguen y cazan con

pudo convenir en momento dado, pero que en la actualidad constituye una verdadera insania. Francia, Inglaterra y España, las tres naciones que durante

jaro, en el que la animalidad es tan sutil, que se nos apare¬ ce engalanada con las más di¬ vinas gracias y con la idealidad del que tiene por oficio cruzar el cielo.— Julio Michelet.

liga, redes, jaulas con mimbres untados de visco ú otras materias glutinosas (cu¬ yas jaulas se venden coram pópulo é impunemente por nuestras calles y pla¬ zas), lazos, cepos de los llamados lan¬

muchos siglos tomaron por modelo los demás países, cuidaron únicamente de la actualidad sin preocuparse del por ¬
venir.
En el orden económico levantaron,

Acabo de presenciar una escena triste, gosta, perchas, reclamos, jaulas con con sus tarifas de aduanas, barreras in¬

conmovedora.

trampas y otras artimañas que, á pesar franqueables, se aislaron ó poco menos

En una de las calles más céntricas de de estar prohibidas la mayor parte de del resto del mundo. Así, de momento,

esta población., sentado no muy lejos ellas, son las armas de que se valen para obtuvieron grandes ingresos, pero á del umbral de su casa, acabo de ver á dar caza á tales animalitos, á veces para costa de los ingresos del porvenir. Todos

un hombre, á un padre de familia, dan¬ el aprovechamiento de sus carnes ó para los derechos fiscales representan una

do forzosamente de comer á un tierno y
casi impiume pajarillo, sujetado entre
los cinco dedos de una de sus manos. A

destinarlos á la venta, y otras para re¬ crearse con tan bárbaros entreteni¬
mientos.

traba para la industria y el comercio. Y toda traba significa una disminución de actividad. Inglaterra advirtió á tiempo

su lado, sobre una silla, descansaba una

Pero, ¿no existe una ley que protege á el error y lo subsanó.

pequeña jaula que aprisionaba á una los pájaros y señala penas para los in¬ En el orden político no han sido más docena, aproximadamente, de estos ino¬ fractores? ¿No es la autoridad la encar¬ afortunadas las naciones europeas. Nin¬

fensivos animalitos. Por entre hierbas y gada del exacto cumplimiento de la ley? guna reforma verdaderamente impor¬

- rumitas secas, desordenadas y esparcidas ¿Por qué tantas infracciones y por qué tante se ha realizado durante el último

á través de los enrejados de la jaula, las tanta impunidad? ¿A qué obedece esto? siglo. Ningún progreso moral se ha

mismas que con tanto afán buscaron

Es hora, es necesario ya, que el Juez, cumplido. Se acata todavía la ley de las

sus padres para construir sus nidos, le¬ que la guardia civil y que todens los de¬ mayorías, que no es otra que la trans¬

vantaban sus tenues cabecitas y exhala¬ más «gentes de la autoridad desplieguen formación de la ley de la fuerza. Domi¬

ban tristes y lastimeras piadas, justas su celo, que tornen vigorosas medidas nadas por unos odios de raza que ya no

demostraciones de su esclavitud y or¬ para evitar tantas infracciones, que em¬ tienen razón de ser, todas las naciones

fandad.

prendan una campaña enérgica y deci¬ se han.armado hasta los dientes, y en

Transitaba yo por aquella calle, y an¬ siva contra los destructores de los pája¬ vez de gastar sus recursos en instrucción

te aquel cuadro que á mis ojos se ofre¬ ros, contra estas gentes desalmadas y y obras públicas, los consumen en ar¬ cía, no he podido menos de contem¬ sin entrañas; porque lo malo, io que mamentos. Aumenta siempre la pesa¬

plarlo. No he sabido disimular la im¬ tiende á aumentar más la persecución dumbre de las contribuciones en mayor

presión que han producido en mí aque¬ de estas aves, es la falta de castigo.

proporción que las nuevas riquezas, y

llos infelices huérfanos, faltos de libertad,

Y vosotros los maestros, continuad la esto produce un desequilibrio que se

del cuidado y cariño de sus padres, del honrosa tarea emprendida de infundir traduce en un malestar profundo de las

suave calor de sus nidos; y en mi rostro en la mente de los niños, de los hom¬ bajas clases sociales, que son las más se ha dibujado una expresión de des- bres de mañana, los nobles y bellos numerosas y las que. en un momento

-precio contra aquel hombre y otra com¬ sentimientos de respetar la libertad y la dado, pueden ocasionar más graves tras¬ pasiva para aquellas cautivas é inocen¬ vida de los pájaros; recompensad todas tornos.

tes criaturitas.

sus acciones que redundan en bien de

A pesar de que continuamente se crean

¡Un padre de familia martirizando á estas aves, y castigad, en cambio, á to¬ nuevos impuestos ó se recargan los an¬

los pájaros! Esto es cruel, esto es bár¬ dos los que sin piedad ni compasión las tiguos. los presupuestos se saldan siem¬

baro, es inhumano. Si un padre los des¬ maltratan y martirizan, y, entonces, pre con pérdida, y esto obliga á tomar á truye así ¿qué harán sus hijos? ¿No sen¬ habrán desaparecido en gran parte tan préstamo enormes cantidades, cuyos in¬

tirán los mismos y crueles deseos del bárbaras costumbres, y habremos, qui¬ tereses abruman el presupuesto de gas¬

autor de sus días? ¿No imitarán, desgra¬ zás, conseguido el noble, el útil, el feliz tos. Repúblicas y monarquías rivalizan

ciadamente, su conducta?

resultado que perseguimos.

en tal porfía. El servicio de los intereses

Los padres que debieran ser los que

Inculcadles también el amor á los ár¬ de la Deuda representa en muchas na¬

Un interesantísimo experimento va á ser intentado por el famoso «Ejercito de la Salud», gracias á la munificencia de un generoso filántropo inglés.
Dicha experiencia tiene en Inglaterra una gran importancia política, puesto que se relaciona directamente con el problema de los «sin trabajo».
El referido filántropo, Mr. George Herring, opulento capitalista y director de -numerosas empresas de ferrocarriles y electricidad, ha puesto á disposición del general Booth una suma de 100.000 libras esterlinas. Con este capital, el fundador del «Ejército de la Salud» procurará dar ocupación en labores agrícolas á los «sin trabajo» que pululan en todas las gran¬ des ciudades inglesas, principalmente
en Londres.
Como ya hemos dicho en otra ocasión, los referidos huelguistas forzosos decla¬ ran en todos sus mitines que no quieren limosnas, sino trabajo.
En vista de ello, el general Booth se lo proporcionará, pero en los campos, dándoles, por añadidura, el medio de convertirse en propietarios de la tierra
cultivada.
El plan consiste en comprar terrenos propios para la agricultura, y ponerlos á disposición de los colonos por parcelas de cinco acres, juntamente con casa, instrumentos de labor y cierta cantidad en metálico, á fin de que puedan subve¬ nir á sus necesidades mientras produce
la tierra.
Los colonos reintegrarán el capital re¬ cibido á razón de un 5 por 100 anual, comprendiendo los intereses y la amor¬ tización, yendo á engrosar dichas sumas los fondos de la Caja de Hospitales, fun¬ dada por el rey Eduardo.
El descanso dominical en
Inglaterra
La comisión mixta de las Cámaras de
los Lores y los Comunes, que entiende en el proyecto de ley del descanso domi¬ nical, de que lord Avebury fué el rapor-

Feya capadetes es Doctó Cósrae á mesura qu'en Pera parlava, y de tant en quant se girava á mí fent sa mitja riayeta; pero lo qu'es ell, s'oradó, de rés se temía, perque es taya de lo mes entussiasmat amb so seu discurs, y continuava cada vegada amb més forga y, á (n es pareixer, més couvengut de sa veritat de lo que deya. ¡Tal vegada no havía paiiat tant de temps may sensa qne qualqtie compañero Y interrompés per íerlí quan-
tral....
Y de veritats en deya qualqu' una,
aixi mateix.
P‘ en mitx de ses tenebres d‘ aquelles idées desbaratada^, enderrerides, cóm es mal-nóm d‘ es seu autó, s‘ hi veya creuá, des-y-ara, qualque pensament lluminós, cóm aquelles xispes eléctriques lluñaiaes qui brillen amb viva claror dins sa negror d'una nit tempestuosa. Y á nóltros, si vos he de di sa veritat. mos agradava de lo mes sentirlo, perque á través de ses seues rahons de péu de banch qualque cósa nova apreniem y qualques unes més n‘ endevinavem; peró, per més que mos agradás, y per més quc aquell tema no estava agotat encara ni anava á má d( agotarse en molt de temps, mos varen havé de deixá: s‘ havía fet molt tard, sa Figuera era enfóra y haviem de torné é S‘ Illót aquell de-cap-vespra mateix. Mos. despedirem d‘ en Pera sensa haverio convengut, ni ell á nóltros, y mos sepa-* rarem amichs cóm antes y cóm si rés fos estat, seguint ell róst-á-través cap á S‘ Illeta y adressant nóltros tira-tira per dins es Figueral. Cada qual se ‘n auava amb ses seues, cóm Frá-Amorós; tal y cóm haviem vengut
O per milló dir, ja no mos n'hianavera així cóm haviem vengut. No sabem d‘en Pera, perque, no haventlo tornat veure, no mos ho ha pogut esplicá, peró suposaín si se quedá rumiant qualques rahons

debieran enseñar á sus hijos de prote¬ boles, que además de ser de grandísima ciones la mitad del total de gastos. Y los teur, ha terminado sus trabajos.

d‘ es Doctó Cósme, així cóm aquest y jó

gerlos ¡destruirlos Je esta manera!...

utilidad á las necesidades del hombre empréstitos se suceden unos á otros, co¬

Se ha admitido el proyecto, con algu¬ quedarem treguent punta á qualqu' uns

•Y no tan solo los destruyen, sino que por sus indispensables maderas y sabro¬ mo si todos los políticos estuviesen aco¬ nas modificaciones, autorizándose su d‘ ets seus argmnents de mes pés. Preo-

también enseñan la manera de destruir- sos frutos, y de dar realce y verdor á ia

tos.

campiña, son los lugares que sirven de

El pájaro, para ellos, hace á menudo ■albergue á los pájaros; donde constru¬

las veces de juguete. Apenas encuentran yen sus admirables nidos; desde cuyas

alguno de estos nidos, lo visitan con ramas dirigen, con sus armoniosos é in¬

frecuencia y esperan impacientes que comparables cantos, saludos y alabanzas llegue el día en que los animalitos se al Dios que los ha criado, y desde donde
hallen alg’o crecidos, para apoderarse de alegran y dan vida á los campos, delei¬ ellos y llevarlos á sus niños, para darles tan los oídos del hombre é inspiran la
alegría, para que se diviertan á costa imaginación de los poetas.
de aquellos pequeñuelos; ya martiri¬ Los pájaros son los moradores de los zándolos con el inhumano juego de atar 'árboles: los árboles I03 moradores de los

un hilo á sus débiles patitas, arrastrán¬ dolos de un punto á otro; ó ya aprisio¬ nándolos en dorada jaula, privándoles de la libertad con que los dotó Dios al darles sus admirables y maravillosas alas, exponiéndolos á una muerte segu¬
ra, y sumiendo en la mayor amargura y desesperación á sus infelices padres al hallar de menos á sus amados hijitos, á aquellos para quienes construyeron su nido y cazaron insectos para alimentar¬ los, á aquellos que con tanto amor y cariño abrigaron con sus sedosas alas y diéronles con su cuerpo calor y vida; y. entonces, con estrepitosas y llamativas piadas, buscan la felicidad de su peque¬ ño hogar, la libertad de sus hijos, que tan injustamente les robaron. ¡Porque es grande, muy graude, el desconsuelo
que experimenta una madre al perder á sus queridos hijuelos!

campos, y ambos son obras de Dios. Y, sin embargo, los pájaros y ios ár¬
boles son continuamente perseguidos.
Da lástima ver al arbolado existente
en nuestras plazas y paseos, como le son quitadas sus cortezas y tronchadas mi¬
serablemente sus ramas.
Nuestros muchachos, campando por sus respetos, se divierten con el bárbaro placer de prender fuego á las secas hier¬ bas que crecieron alrededor de los tron¬ cos de las jóvenes y frondosas acacias que existen en nuestros ensanches, al¬ canzando las llamas á sus verdes hojas, dejándolas en un estado lamentable, y
formando triste contraste sus copas ver¬ des y lozanas con sus chamuscadas ra¬
mas inferiores, cuyas hojas están secas y caídas.
Y todo eso, por desgracia, sucede en España entera; pero solo en España.

No menos perseguidos se ven por par¬

Yo que he visitado las poblaciones más

te de los campesinos. Es lastimoso ver, importantes de Francia, Holanda y Sui¬

metidos de locura incurable.
La senda escogida no puede ser peor y conduce directamente á un abismo. Hay que retroceder ó habrá que saltar. Y el salto parece que ha de ser mortal. Los descubrimientos científicos aplicados á la industria han hecho que desaparecie¬ ran los industriales de poco capital. To¬ do indica que, dentro de unos años, sólo

presentación en las dos Cámaras. Para declarar el domingo día de repo¬
so, sin entrar en consideraciones de or¬
den religioso ó moral, el proyecto reco¬ noce que ese decanso es necesario para la conservación de la salud y de las fuer¬ zas humanas, y manifiesta quo ningún empleado puede ser castigado por pro¬ ponerse emplear ese día en prácticas re¬

cupat es meu compañero, m' aturava cada mitja dotzena de passes per fermé pre¬ guntes y admiracions que mol tes vegades me vaitx veurer embarassat de contesté, peró qu‘ així mateix li contestava així cóm milló podía per donarií callament.
—¡Que vól dir! (deya remenant es cap y fixant ets uys en térra) ¿Y aixó sería

habrá grandes capitalistas y míseros ligiosas.

ve, 1‘araó‘n Tófol, qu'aquesfs sefiós y

braseros. La clase media habrá desapa¬

El comité declara además que incurri¬ amos qui de derrera sa cortina han diri-

recido casi por completo. El feudalismo rá en responsabilidad, como infractor de git es moviment d‘ oposició á ‘n ets eotxos

renace en otra forma.
Mientras los países europeos persisten en su política imprudente,,,en América hay dos ó tres estados que progresan con rapidez. Fijémonos sólo en los Esta¬
dos Unidos.
Con una superficie casi tan extensa como la de Europa carece en absoluto de esas barreras fiscales que aquí dificultan

la ley, todo patrón que contrate á un dependiente imponiéndole el trabajo en domingo, y recomienda, por último, que se garantice á todos los empleados de
comercio un día de descanso en cada
semana.
Gangas de Madrid

d‘ ets rnórts, heu han fet perque, tenguenfc sa seguredat de que á ca-seua no hi ha de faltá assisténcia en importarhí, se *'n fan un núu es cap-de-vall de sa coua si falta á sa casa d‘ ets demés? ¡Ja ‘u crecli qu‘ amb aquesta falta de caridat se poden satisfé capritxos y pretensions! Es á di, qu‘ aquesta gent de qui fá fé, d‘ influén-

el comercio y la industria; teniendo que

Leemos en un diario catalán las si¬ cia y de podé, fá cóm es cá de s'horto-

defender costas dilatadas y fronteras ex¬ guientes líneas:

lá ni ells presten cap casta de servid

tensas, no gasta más de 1.000 millones «Cualquiera estanquero de Barcelona á ca‘ un seu germá prohisrne, quant hey

en ejército y armada. Puede dedicar, y despacha al día muchos más sellos de importa, ni permeten qu‘ aquest el se pu-

dedica, gran parte de sus recursos á fo¬
mentar la instrucción de sus ciudadanos
y á lograr que sus industrias y su co¬ mercio compitan con ventaja con los del extranjero. Aumentan de continuo la población y las riquezas de la República y otro tanto, aun cuando en menor es¬ cala, ocurre en Brasil, Argentina, Méji¬ co y Chile.

franqueo que el célebre estanco de la ca¬
lle de Carretas de Madrid, que por estar situado junto á los buzones de la Admi¬ nistración principal de Correos agotaba en otros tiempos grandes existencias de sellos en poco rato. Hoy la cosa ha cam¬ biado; en Madrid se escriben muchas
cartas, pero las franqueadas debidamen¬ te son en muy escaso número. ¿A qué

ga procura d‘ altra manera quant Phaja de menesté... ¡Y viva sa llibertat! cóm criden á France tots aquelis qui només la vólen per ells.
Caminavem unes quantes passes més,
y mos tornavem atura, perque pogués fé es Doctó Cósme mes á gust nóves exclamacions, amb intérrogants, admiratius y

Un estadista americano, que quizá por gastar dinero en sellos existiendo la es¬ suspensius qui á mí me deixaven cóar

como vemos á cada momento, el odio y za, he podido ver cuan ariaigado está su mucha valía no llegó á presidente de tafeta postal del Congreso? El abuso to¬ embambat, sensa respósta per torná.

la falta de piedad que contra estas ave¬ cillas tienen revelado; y es más lastimo¬ so aún el que este odio nazca de su ter¬ queza. No comprenden, no quieren comprender, que por cuatro insignifi¬ cantes granos quo pueden comerse ó por algún picotazo que pueden dar á algu¬ nos frutos, destruyen los pájaros gran número de insectos que tan gravísimos
daños causan á las flores de los árboles
y á las plantas cuando apenas han salido de la tierra y sanean y limpian los cam¬ pos de las semillas de las hierbas perju¬ diciales; y en vez de proteger sus vidas y favorecer su propagación, no cesan de amenazarlos y perseguirlos por cuantos
medios estén á sus alcances. Obrando
asi se perjudican sus propios intereses, y perjudican, también los ajenos, por¬ que efectivamente son ellos (los campe¬
sinos! los favorecidos por esas aves, que
tan grandes utilidades é indispensables servicios reportan al hombre.
Creen ellos, equivocadamente, que destruir á to* pájaros es favorecer a la

en aquellos países el amor á los pájaros y á los árboles.
Y en los parques de París, he visto como los niños arrojaban cariñosamente migas de pan á los pajaritos...
¡Lo que va de país á país!

Sóller, Julio 1906.

F. Arbona.

■

Actualidades

LA CAIDA
Europa llegó á dominar como dueña en el mundo. Suyas fueron ambas Américas, suyas grandes posesiones asiáti¬ cas, suya toda la Oceanía y suyas las
costas africanas.
Ahora ambas Américas son indepen¬ dientes y la influencia europea en Asia disminuye. Japón y China están impo¬
niendo la suya.

los Estados Unidos, mister Blaine, había
concebido el proyecto de constituir un Zollvereiri que comprendiera todas las naciones de América. El golpe hubiese sido muy rudo para la vieja Europa. Lo que en una ocasión no se realizó puede llegar á ser una realidad, fiu tal caso quedarían cerrados todos los mercados americanos á las producciones de Euro¬ pa y cuando hubieran adelantado las
industrias americanas, entonces serían
las naciones jóvenes las que inundasen de sus productos á las de Europa y Asia.
No hace mucho tiempo que lord Avenbury, el sabio inglés, anunciaba los pe¬ ligros que una política desatentada hace correr á Europa. Hay que creer que tie¬
ne razón. Y si en breve no se cambia de
rumbo, la caída de Europa será tremen¬ da. Las cuestiones sociales y económicas producirán verdaderas catástrofes y será quizá demasiado tarde cuando se quiera reaccionar contra la corriente que lleva á la bancarrota y á la guerra de castas.
A. Riera.

ma mayores vuelos cada día y los escrú¬ pulos que algún día conservaban gran
número de habitantes de la corte, que
repugnaban cometer tal defraudación,
desaparecen y el escándalo va propagán¬ dose de un modo alarmante ante el ejem¬ plo pernicioso que dan los que llaman con la mayor naturalidad primo^Ytonto al que ven entrar en un estancó con ob¬ jeto de franquear una carta.
¿Quién no tiene en la villa del oso re¬ lación más ó menos directa con un dipu¬ tado? Pues teniendo esto ya se tiene el servicio de Correos gratuito del todo.
Menos mal si sólo utilizaran este me¬
dio los particulares; al fin y al cabo el hecho tendría su explicación por tratar¬ se de un ahorro de quince céntimos por
ciudadano; lo escandaloso es que empre¬ sas prestigiosas de capitales cuantiosos hagan pasar su correspondencia por la estafeta de Congreso.
Tal defraudación constituye ya un colmo y creemos que ha llegado la hora de que se le ponga las debidas trabas.»

■ —¡Que vól dir! (repetía) ¿Y vos trobau
possible que sia ve qu‘ es cléro deixás
passá per dins unes mánegues tan am¬ pies tots aquelis abusos, tots aquelis escandols, aquelis toros vertadés que feyen á un entérro á presé ocia sena etssenvat-
jes d‘ un bando y de s‘ altra? ¿Y vos creys possible que pugués fé uys gróssos, cóm un qui ífi esta satisfet, devant tants de desbarats, devant tant. de bogiót, devant aquelis espectacles repugnants á tota persona civilisada, qu‘es casi segú qu‘ á ln ets póbles mes atrassats de I1 Africa no se fán? ¡Que vól dir!... ¡Cá! Aixó no pód ‘ssé ¿Y ni lina adverténcia, ni una censura, ni una petita recriminació hanría tengut per fé allá mateix ni desde sa tróna? ¿Vos hen creys?....
—En Pera heu ha dit; jó no hi era Vaitx havé de contesta, compromés y empagahit de no respóndre en tant do temps), y sempre he sentit di que «quant ets cans Fladren qualque cósa hey ha».

agricultura. Siempre la ignorancia ha Acostumbradas las naciones de Euro¬

Ben mirat, no tendría tés d‘ estrafty sa

SOLLER

3

passividat d* ets capellans, si fos vera, * que sus desvelos van á verse, en breve, ña Paula Cañeilas, ayudada por la auxi¬

ni jó la trdb tant censurable cóm vos; recompesados.

liar doña Josefa Martorell y otra.

CULTOS SAGRADOS

AS

perque heu de teñí en compte que son
hornos de cara y da cóm nóltros, y que
per lo mateix están, cóm nóltros y cóm tots ets demós mortals, subjectes á tota
classe de debilidats y de flaqueses, y bó
podría *sser que, per una part es veure
que sa plana majó d* ets partits, ets ho¬ rnos de mes pés, sa gent de més «volé y podé», cóm ha dit en Pera, se deciará en contra (y vos ja saben que amb tots
aquests convé sempre estarhí bé), y pe‘ s* altra sa pó d‘ ets resultáis d* una inno

Cou satisfacción vemos que el Inspec¬ tor de carnes y víveres Sr. Riera conti¬ núa la campaña emprendida contra los
adulteradores de leche. El sábado último
denunció.á un expendedor que vendía la leche en malas condiciones, el cual ha sido multado con cinco pesetas por la
Alcaldía.
¡Muy bien! Duro contra los vendedo¬ res supercheros.

Se compone de catorce niñas: cuatro de cada una de las tres escuelas públicas de Palma y dos de la Casa de Misericor¬
dia. Estarán en Sóller hasta el día 29 del
corriente.
Desde hace algunos días se siente in¬ soportable calor en esta ciudad. Sólo por las noches la temperatura se muestra algo templada y agradable.
A la sombra marcaba esta mañana el

En la iglesia parroquial.—Al anochecer, se cantarán completas, en obsequio á S. José.
Mañana domingo, dia 5, se celebrará la
fiesta del Patrocinio del Santo Patriarca. A
las siete y media, liabrá Misa de comunión para los devotos de Santa María la Mayor. A las nueve y media, se cantarán las horas me¬ nores y después la misa mayor, en la que publicará las glorias del Esposo de María el Rdo. Sr. D. Miguel Morey, Vicario. A la tarde, liabrá explicación del catecismo; y al anochecer, tendrá lugar el ejercicio mensual en honor del Sagrado Corazón de Jesús, con

En la Secretaría de esta sociedad so
halla de manifiesto el Reglamento por qué se ha de regir la Sección Cooperati¬ va de Consumos, á disposición de los so¬ cios que quieran enterarse de él.
Eu la conserjería do esta sociedad queda abierta la suscripción de acciones de dicha Cooperativa.
Sóller 27 de Julio de 1906.—El Secre¬
tario, Gaspar Borras.
SUSCRIPCIÓN para cubrir 600 accio¬ nes de á 5 duros cad« una, de la Coo¬

!

vació, sa pó de lo desconegut, perque vos comprendeu que segons cóm s* haguessen
modiflcat ses costums anaven ells á má
de perdre s* órdi, los haguessin fet permaneixer ets priméis temps indecisos, sensa mal, just per pó d* equivocó, y que després ja ‘u haguessin trobat tard

El domingo último por la noche hubo
música eu la Plaza de la Constitución
por la banda que dirige D. Lorenzo Marqués.
Con tal motivo durante la velada rei¬ nó bastante animación en dicho sitio.
La cobranza voluntaria de las contri¬

termómetro 31 grados.
La Dirección de la «Marítima Solle¬
rense» nos participa, que debiendo el vapor «Villa de Sóller» ir á Marsella á principios de Septiembre para la limpia de fondos, se ha acordado que para el viaje de fin de mes salga dicho buque de

exposición de S. D. M. Miércoles, día 8.—A las seis y media, du¬
rante la celebración de una Misa, se practi¬
cará la devoción mensual en honra de la Con¬
cepción Inmaculada de María.
En la iglesia de San Francisco.—Mañana domingo, día 5.—A las cinco y media de la
tarde se empezará el septenario en honor de

perativa de Consumos de la «Defensora
Sollerense.»
Acciones.

Suma anterior. . 72

D. Jaime Coll Garriga.
» N. N.

.

1

.

5

» Cristóbal Castañer Trías.

1

» Guillermo Reiués Rotger.

1

» Antonio Reiués Reinés. .

1

per comenqá. Amb una paraula, jó *u buciones correspondientes al tercer tri¬ nuestro puerto, para Barcelona y Cette, Nuestra Señora de los Dolores con sermón » Guillermo Bernat Borras.

1

■trdb, sino ben fet, (perque no hi está), de lo més natural; y encara veitx mes cen¬ surable sa passividat, ó, diguenthó milló,

mestre del ejercicio en curso, tendrá lu¬ gar en esta ciudad, según anuncio publi¬ cado, en los días 6 al 12 del actual, en

el día 29 de Agosto, en vez del día 31. Aunque lo más probable es que pueda
el mencionado vapor salir de Cette para

por D. Antonio J. Garau, Pbro. En el oratorio del Hospital.—Mañana do¬
mingo, día 5, la Congregación de la Inmacu¬

» Juan Barceló Morey.

.

» Miguel Oliver Castañer. .
» Bartolomé Alcover Ferrar.

» Mateo Llabrés Llabi és. .

1 1 1
1

sa covardía de s* Ajuntament qui sa la casa n.° 9 de la calle de la Rosa.

Barcelona y Sóller el dia 5 de Septiembre, lada y San Luis Gouzaga de esta ciudad, ce¬ » Bartolomé Deyá Oauals. „

1

reforma había introduhida, perque aquest,

Sirvan estas líneas de aviso á los con¬ conforme marca el itinerario, fuerza ma¬ lebrará solemne fiesta en honor de sus excel¬ » José Oliver Rós.

.

1

ó es Batle en nóm seu, estava á ‘n es
cas, tenía s* obligació, més ben dit, de defensarla, de mantení s* orde, de fe res¬

tribuyentes.
El miércoles á la hora de costumbre

yor podría impedirlo, así es que conviene que los pasajeros se informen antes con el consignatario en dicho puerto francés

sos patronos. A las siete y media, misa de comunión general para congregantes y caba¬ lleros. A las 10, la misa mayor en la que un coro de jóvenes de la misma Congregación

» Francisco Ferrar Oliver. . » Juan Muntaner Oliver. . » Lorenzo Femenías Fiol. .

1
1 1

pecté es principi d‘ autoridat

emprendió viaje con rumbo á Barcelona D. Mateo Colom, cou el fin de evitarse cantará la Missa de Angelis, prodicando des¬

Total Acciones. . .

91

—Aixó 1* amo ‘n Tófol, (dignó es Doctó y Cette el vapor de esta matrícula «Villa perjuicios.

pués del evangelio el distinguido y elocuente

Cosme) no hauría estat prudent llevó, cóm no ‘u es may s* encendrer mistos devora sa pólvora. Per altra part de S‘ Ajuntament se va arribé á podé di sa
•Junta nient, falta de firmesa perque es¬ tava dividit, y hey estava perque s‘ havía compóst de dues parts qui no pogueren fó may Higa, maldament s* haguessin estret ses mans quant se trabaren; eren cóm s‘ aygo y s* óli dins una cassaróla: una anava demuut s* altra, encara que buliisin juntes, y per tant així y tot ha:gués pogut teñí bón gust s* aguiat si s* •óli no haguós tengut mica de saba De tot aixó, pero, no lm parlérn més, perque ja ‘s passat y no hi ha remey: «d* aigo passada, molí no *~n mol».
Y seguírem ja sensa més returades es
nos tro camí.
Un quart d* hora mes tard eutravem dins s* alegre y pintoresca aucaría de Sa Figuera, tertna d* es nóstro viafja; d* aquella saludable y encantadora passetjada qui per tauts de concéptes difereots vá deixá á ln es meu cor sa més agrada¬ ble impressió y á sa meua memoria ets mes dolpos recórts.
Tófol.

de Sóller».
Llevóse variada carga para la ciudad condal y buen número de pasajeros para ambos puertos.
En obras realizadas por administración
municipal durante el pasado mes de Ju¬ lio se han invertido 1385*59 pesetas.
Las obras de referencia consistieron en la construcción de una alcantarilla en
la calle de Santa Teresa; limpieza prac¬ ticada en el torrente Mayor y en los lavaderos de la calle de la Romaguera; reparaciones efectuadas en el edificio de Santa Catalina y en el porche de debajo «La Torre» y regar las plazas y
calles de esta localidad.
Desde el miércoles por la tarde vá extraviada por esta ciudad una paloma viejera, hembra, de color maqueada pu¬ ra. La persona que la tenga en su poder y quiera devolvérsela á sil dueño, que en está imprenta se lo dirán, será gratifica¬ da con cinco pesetas.
Ha sido nombrado maestro en propie¬ dad de la escuela pública de niños de Bi-
niaraix D. Francisco Echevarría Fer¬
nandez, habiéndose dado por el Rectora¬

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 21 Julio de 1906
La presidió el Alcalde accidental don
Juan Morell, asistiendo á ella los Conce¬
jales señores Rotger, Joy. Rullán, Forteza, Ripoll, Castañer (F.), Castañer Ber¬ nat, Frontera y Colom.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se dió cuenta de varias instancias soli¬
citando autorización para verificar obras particulares, acordándose conceder el correspondiente permiso.
Se acordó verificar varios pagos.
Se acordó que para el ejercicio de 1907 rijan las mismas tarifas de arbitrios mu¬ nicipales que rigen en este ejercicio pa¬ ra los objetos siguientes: Para los per¬ misos que se concedan para la construc¬ ción de obras particulares. Para las cer¬ tificaciones que se expidan de actos del Ayuntamiento y de la Alcaldía y para los permisos que se concedan para la
instalación de fuerza motriz. Este acuer¬
do se someterá á una información pú¬
blica, á efectos de reclamación por espa¬
cio de quince días y después á la apro¬ bación de la Junta municipal.
Consignado en el presupuesto ordina¬ rio para el ejercicio de 1907 un arbitrio

orador sagrado el Rdo. P. Tomás de los Sa¬ grados Corazones.
Por la tarde, á las 7, después de expuesto el Sagrado Copón, el rezo del santo rosario, acto seguido plática de despedida por el indi¬ cado orador y luego con solemnidad continua¬ ción de la seisena de S. Luis Gouzaga. Des¬ pués, por especial concesión del Romano Pon¬
tífice Pío X á instancias de nuestro compa¬
triota D. Antonio J. Mora Pbro., pocos días há llegado de la Ciudad Eterna, nuestro Re¬ verendo Cura-párroco dará la Bendición Apos¬ tólica, habrá la reserva y adoración de una reliquia de S. Luis Gonzaga recientemente
traída de Roma.

Ovil

Nacimientos

Varones 1.—Hembras 1.—Total 2

Matrimonios

Dia 4.—Miguel Vives Estades, solte¬ ro con Isabel M a Estades Estades, sol¬

tera.

Defunciones

Día 28 Julio.—Isabel Billoch Rullán,

de 8 días; calle de la Victoria n.o 40 Dia l.o Agosto,—Paula Miró Garau,
de 82 años, soltera, calle del Hospicio, 6.
Dia 2.—Francisca Coll de 17 años,

soltera, M.a 50 n.° 173,

SUBASTA
A voluntad de los albaceas testamen¬
tarios de la herencia de D. Lucas Anto¬
nio Pons y Gas tañer, se celebrará la subasta de! predio llamado «Sa Viñasa» de esie término, de extensión de unas tre¬ ce cuarteradas y media, ó lo que fuere, olivar, algarrobos, almendral y huerto, con casa rustica y otras dependencias, y dos manantiales de agua; de los cuales uno, el más pequeño pertenece todo en¬ tero á la finca, y del otro tiene 68 horas y media.
La subasta tendrá lugar por medio de pujas á la llana; ó bien de toda la finca como un solo lote, ó bien en diferentes lotes; conforme se indicará oportunamen¬ te en el acto de la subasta, el día 12 de Agosto próximo, á las diez y media, y
demás días consecutivos á la misma ho¬
ra, que se considere precisos, ante el
Notario D. Pedro Alcover; y se rematará á favor del más beneficioso postor ó pos¬ tores, si 1^ posturas acomodan.
El pliego de condiciones para la su¬ basta, y el título de propiedad de la refe¬ rida finca, obran en poder de dicho Nota¬
rio Sr. Alcover.
Sóller 26 de Julio de 1906.
HÍSPANÍA
COMPASÍA GENERAL DE SEGUROS

Crónica Local

do de la Universidad de Barcelona las
oportunas órdenes para que pueda di¬ cho señor posesionarse del mencionado

municipal sobre los «perros que transi¬ ten por la vía pública», se procedió á la formación de la correspondiente tarifa,

Dia 3.—Jerónima Miró Ripoll, de 73 años, casada.

(Accidentes del trabajo, incendios, seguros agrícolas, y otros)

Si el día 30 de Julio del año 1905 se
hizo célebre en los anales de la historia
patria por haberse colocado, en una reu¬ nión magna habida en el salón-teatro de la «Defensora Sollerense», los primeros cimientos de la gran obra de nuestro ferrocarril, el l.o de Agosto del año ac¬ tual, no le irá en zaga, por haberse podi¬
do enviar desde esta ciudad á la Corte
de España el Proyecto del ferrocarril se¬
cundario de Palma á Sóller trazado por
el estudioso Ingeniero D. Pedro Garau y Cañeilas.
Este proyecto, que encerrado en una caja hecha exprofeso, ha sido ya enviado
al Excmo. Sr. Ministro de Fomento para
su aprobación, contiene entre otros do¬ cumentos una Memoria, reseña de todo cuanto se ha hecho y resta que hacer en el asunto; un plano acabado de la obra,
una relación de las obras de fábrica y
edificios, con un presupuesto general y tarifas. Una relación de propietarios, cuyas fincas por donde pasa la línea deben ser expropiadas; un talón depósito,
hecho en la Tesorería de Hacienda, im¬
portante 39.500 pesetas, en garantía del 1 por 100 á que asciende el presupuesto general; una razonada solicitud al Exce¬
lentísimo Sr. Ministró de Fomento para

cargo.
Desde hace algunos meses se halla
ausente de esta ciudad el conocido orga¬
nista de nuestra parroquia D. Juan Al-
bertí Pbro. Marchó á Orihuela con el fin
de dirigir un trisagio, original suyo, que cantaron los alumnos del Colegio de reli giosos jesuítas, del que es Rector nuestro paisano el Rvdo. D. Bartolomé Arbona. En aquella ciudad se ejecutaron otras composiciones del Sr. Albertí,. merecien¬ do todas muchos elogios de los entendi¬
dos en el arte musical.
El señor Albertí se trasladó después á la hermosa ciudad del Turia, en donde ha continuado recogiendo premios á su meritoria labor. De ello son testigo las siguientes líneas, que leemos en La Voz de Valencia y que gustosos copiamos:
«Se encuentra entre nosotros el nota¬
ble compositor de música religiosa el Pbro. D. Juan Albertí, organista de Mallorca, que nos ha hecho conocer com¬ posiciones de verdadero mérito artístico. Entre ellas figura una Misa á tres coros que ha llamado la atención á la junta técnica de esta capital, tanto por su. ori¬ ginalidad como por el dominio que su autor demuestra en dicho trabajo del

quedando redactada en la forma si¬

guiente:

Ptas. anuales

Por cada perro de presa, bul-

dochs y asimilados.

.

Por cada pero de Terranova .

Por cada perro de los llamados

de agua, falderos y similares.

Por cada perro de caza.

.

Por cada perro de pastoreo,

dedicados exclusivamente á la

15’00 10‘00
5‘00 3-00

guarda de ganados.

. qAO

Este acuerdo y tarifa se someterán á

una información pública por espacio de

quince días á efectos de reclamación, y

se someterán también á la aprobación

de la Junta municipal.

No habiendo otros asuntos de que

tratar se levantó la sesión.

* **

Sesión del día 28 de Julio de 1906

La presidió el Alcalde accidental don
Juan Morell, asistiendo á ella los Conce¬
jales señores Rotger. Joy, Rullán, Forteza, Ripoll, Castañer Bernat, Frontera y Colom,
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se dió cuenta de varias instancias so¬
licitando autorización para verificar obras particulares, acordándose conceder el correspondiente permiso.

ÚLTIMAS COTIZACIONES

Madrid 3

Interior al 4 p °

Amortizable al 5 pg.
Banco de España

Tabacos . . .

Francos . . .

Libras.

.

,

.

8P20 100‘75 432*00 394*50
11*10 27-90

SUSCRIPCION
con el fin de allegar recursos para las obras de reparación y ensanche de la iglesia parroquial.
Pesetas Cts.

Suma anterior.
D. Jaime Mayol Mayol.
» P. C.
En acción de gracias por un
beneficio recibido.
En obsequio de Sta. María la Mayor.
A mayor gloria de Dios.
Un devoto de S, José.
F. O.

27.511*92 50* 25*
100*
50* 25* 10*
5*

(Continuará)

Suma.

27.776-92

Capital social:5.000.0QQ de ptas.
Domicilio sitial: Cortes, 347,-BARCELOSfl.
Agente en Sóller:
Damian Mayol Alcover, S. Bartolomé 17
lílá SISO 1 Ti BASTIDA,,
Pruébese: es la mejor recomendación. Se detalla e» garrafones de á 2 litros y en botellas de á litro.
Un litro sin envase 0*45 pesetas. Una botella con envase, Ptas. 0*60; sin envase, 0*50 Ptas.
Los garrafones de á 2 litros, Ptas. 1*50
menos 0*60 á la devolución del envase.
Los garrafones van capsulados y los corchos marcados al fuego y lo mismo que las cápsulas marcan La Bastida, do
P. Martínez.
El importe del garrafón se abona á la devolución de éste, en el único despa¬ cho, calle de San Bartolomé, n.° 13, en
Sóller.
Se venden las casas nú¬
mero 4 y nú¬ mero 6 de la calle de Ampurias, Alquería del Conde; esta última tie¬
ne buen corral-huerto y agua de la fuente de S‘ Uyet.
En la misma casa informarán.

que nos conceda acogernos á la ley de «Divino arte», por lo cual tendrá indu¬ Se acordó verificar varios pagos.

ferrocarriles secundarios, sin subvención del Estado, mientras no se publique otra que conceda mayores y más favorables garantías á las empresas de esta índole.
Y si á lo escrito, se añade, que por mediación de leales amigos, se ha conse¬ guido que el hijo adoptivo de Sóller don Antonio Maura, se presta gustosísimo á patrocinar la obra de los sollerenses, que es á la vez de interés general para la is¬

dablemente general aceptación. Damos la bienvenida al señor Albertí,
y esperamos el momento oportuno para que el público pueda deleitarse oyendo la ejecución de sus obras.»
El jueves por la i^añana vino á esta
ciudad, en dos carruajes, la colonia esco¬ lar de niñas organizada por la Diputa¬
ción provincial, pasando á ocupar el edi¬

Dióse cuenta de una comunicación re¬
mitida por la Comisión provincial soli¬ citando el concurso de este Ayuntamien¬ to para la instalación en esta ciudad de
dos colonias escolares, una de niños y una de niñas, en los edificios deSanta
Catalina y del Lazareto de este puerto. Enterada la Corporación, acordó ceder con gusto los expresados edificios para
los fines indicados.
No habiendo otros asuntos de que tra¬

AVISO
Habiendo resultado la primera remesa de cajas de petróleo en biuto, en clase superior y condiciones muy ventajosas, se participa á los señores socios que que¬ da abierta la suscripción para la segunda remeso, pitdiendo alistarse y dar aviso al Conserje hasta la noche del próximo día 9.—Sóller l.o Agosto de 1908.—El Pre¬

Se vende la casa señalada
con el n.° 341 del ensanche del Seller.
En la misma casa darán infor¬
mes.
A^LLirc|t. Semdaesreaencoamrrpieranrdoó uton-
cuarto de hora de agua de la fuente da 5* Olla, de la sección de arriba.

la, se comprenderá cuanta satisfacción ficio del Lazareto.

tar se levantó la sesión.

sidente, Jaime A. Mayol.

Informarán, calle Rectoría, n.° 2.

cabe a la Compañía del ferrocarril al ver La dirige la maestra de Párvulos do¬

4
¿íSwi"

SÓLLER

Í20) FOEiliETÍW
XA RAMA DE SÁNDALO
—¡No saldrás de aquí, hijo mío! repi¬ né la señora Cecilia cogiéndole las ma¬
nos: ¡no, no saldrás! Volvióse Benito, y mostró á la aneia-
• iin la figura inmóvil4e Marg-arita, que habiendo pasado su primer espanto, pervmanecía tranquila y silenciosa.
—¿Ha intentado siquiera ella detener¬ me ó pedirme perdón? preguntó á media voz el pobre padre, en tanto que con¬
traía sus duras facciones una amarga sonrisa.
—¡Te teme, hijo mío! murmuró la an-
ciana'defenJiendo aún el paso.
—¡Miedo! ¡á mí! exclamó Benito con acento terrible: y luego,, enjugando el angustioso sudor que no cesaba de ba¬ ñar su frente, añadió con respetuosa fir¬
meza:
—¡Paso, madre! —¡Hijo, por Dios! — ¡Paso! repitió Benito con voz más
fuerte.
Apartóse la anciana de la puerta, y

fué á caer de nuevo sobre su asiento, lanzando un doloroso gemido, en tanto
que Benito atravesaba el patio con paso firme, y se dirigía al campo.
XI
SBl padre y el amante
Benito había dicho á Miguel que le esperase junto al álamo grande, y hácia él se dirigió con paso firme y apresu¬
rado.
Aquel árbol secular estaba situado al fin del valle, y daba frente á la anti¬ quísima y enmohecida puerta del cas¬
tillo.
Durante el buen tiempo, las mucha¬ chas iban á bailar bajo la sombra que proyectaba su copa, en las tardes de los domingos, en vez de ir á la plaza de la aldea, siempre bañada del sol..
Miguel, apoyado tristemente en el grueso tronco, miraba hácia la senda que blanqueaba á través del verdor de los campos, y que debía conducir á Be¬
nito.
Mil imágenes sombrías pasaban por la mente del jóven: es verdad que sentía allí sobre su pecho la rama de sándalo, que poco antes había recibido de la ma¬

no de su novia: más ¿podía olvidar la fría sonrisa de la jóven al presentársela, y los desdenes que hacía un mes venía
sufriendo"?
En tanto que se había hallado junto á Margarita, todo lo había olvidado: la presencia de aquella mujer, amada por tanto tiempo y con tanta ternura, puri¬
ficaba cuanto había en torno suyo, y,
por decirlo así, refrescaba su alma. Pero cuando se alejaba de ella, la duda vol¬ vía, á su pesar á mortificarle despiada¬
damente.
No obstante, jamás estos accesos ha¬ bían tenido larga duración: en el alma fogosa, leal é intrépida de Miguel, la duda mezquina y la tímida incertidum¬ bre no podían aposentarse durante mu¬ cho tiempo: y la alegría de un hermoso porvenir le sonreía casi siempre.
Sin perder, pues, su postura medita¬
bunda, la dicha había vuelto á iluminar
su frente, en tanto que esperaba á Beni¬ to: habiéndose refugiado á los radiantes horizontes de lo futuro, veíase el esposo de Margarita sentado junto á ella á la puerta de una blanca casita rodeada de
árboles á la caída de una hermosa tarde,
y después de volver del trabajo.
Tan absorto estaba en estos risueños
pensamientos, que no oyó acercarse á

Benito, quien andaba rápidamente sobre la yerba.
La voz del labrador le hizo volver á la
realidad.
—Dios te guarde, Miguel, le dijo el padre de Margarita, apoyando una ma¬
no en su hombro. —Y á usted también, señor Benito,
contestó el jóven volviéndose presuroso.
—Sentémonos.
Y Benito señaló una enorme piedra, situada á pocoe pasos del árbol, que aún estaba cobijada por la sombra de sus
ramas.
Junto aquel banco rústico brotaba una fuente natural; la misma fuente, á cuya orilla iba Margarita cuando era niña á coger cara panillas blancas, para adornar
sus cabellos.
Allí iba á esperarla Miguel por las tar¬ des, á la hora en que las campanas de la aldea tocaban las oraciones; y deseando embellecer aquel sitio amado de Marga¬ rita, había plantado en él una clavellina, un rosal y una hermosa mata de alelíes color de oro, que despedía un suave y penetrante aroma.
Sentóse Benito en el banco, y Miguel
se sentó también á su lado.
—Te he dicho que me esperases aquí, Miguel, dijo el padre de Margarita con voz firme, para darte una mala noticia.

—¡Una mala noticia! repitió el jóven. admirado: y luego preguntó con ansia:
—¿Está enfermo mi padre? No le he
visto desde esta mañana...
—Tu padre está bueno, respondió Be¬
nito: acabo de verle sentado á la puerta del molino.
—Entonces...
—No puedes casarte con Margarita. Benito dijo estas palabras con seque¬ dad, pues el temblor de su voz vendía su emoción, y él quería ante todo de¬
mostrar firmeza.
Pero Miguel, al oirlas, saltó de su asiento como movido por un resorte in¬ visible, agrandáronse sus ojos, y se fi¬ jaron con espanto en el semblante de
Benito.
Este había recobrado su firmeza á,
costa de un esfuerzo poderoso, y con¬
tinuó:
—No puedes casarte con Margarita, Miguel; y al decírtelo, créeme, quebran¬
ta mi corazón un dolor tan fuerte como
el día que me quedé viudo. —¡No puedo casarme con Margarita!
murmuró con voz sorda el desdichado.
Y después, irguiendo su gallarda es¬ tatura, dando un salto hácia Benito,pre¬ guntó echando llamas por los ojos:
—¿Por qué'?

ISLEÑA MARÍTIMA

Suscripciones al ^Album

COMRAYÍA

MALLOKfUIlA

DE

VAPORES

Salón, Hojas Selectas, Blanco y Negro, Bor esos mundos,

VAPORES

La Ilustración Española y

Hit mil VILLA DE SÓLLER

Americana, Nuevo Mundo,

.paos

La Moda Elegante, La Ilus¬
tración <\_Artística, y otras re¬

vistas y periódicos. — Se
admiten en la Administra¬
IRA Y VUELTA
ción del Sóller, San Bar¬

ENTRE

tolomé n.° 17.

PALMA—ARGEL

SALIDAS

para Argel los Jueves.

para Marsella los Sábados.

De Argel los Viernes.

De Marsella los Lunes.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos

para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristo!, Ull, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes vi a-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que Ies convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itineraria.

El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de
hacer las escalas que le convengan.

IttSlTO unían ~
Servicios esmerados y á buenos precios
MATEO COLOM
K.U.© Lazare-Carnot, 34
CETTE Consignatario del vapor “Villa de Sóller,,
CASA FUNDADA EN 1876
VINO AL POR MAYOR

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calis del Príncipe n.® 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. Mateo Colom, Rué Lazare-Car-
no t, 34.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas. —La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.
CASA ESPAÑOLA BE COMISION

COMISIÓN Y AJUSTE

REYNÉS PABLO COLL v F.
AUX#MMIS (Cote «P Os*)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón

JUAN ESTADAS

Exportación de productos industriales.—Consigna¬ ción de frutos y primores.—Subastas á los más altos

nmun v «oran»
TELÉFONO

precios de esta Plaza.—Comisión 5 por 100 arreglos

Especialidad en patatas y demás artículos del pais.

liEZUCtaTAflí

(Ande)

inmediatos y se anticipan
señores remitentes.

fondos

y

materiales

á

los

Expedición al por mayor de espárragos y toda clase de legumbres.
Servicio esraieratlo y económico

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL CERBlRE j POET-BOD (Frontera franco-espaflola)

Ruc le Jériclio 11, et me lu fieux tetó aux finí 41 y 41
BRlTXElilYES-(Belg:iqwe)

LA ARTÍSTICA

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito

TBAWSFOBTB IISfiiáOlQIállS

CALLE DE LA LUNA N.° 30.—SÓLLER
Ofrece al público á precios sumamente económicos todos sus artículos como son: IMAGENES estatuarias de madera, piedra, mármol y fibra madera, decre¬ tadas y ordenadas para su bendición é indulgencias. CAPILLAS, ALTARES, ORNAMENTOS y sus reparaciones. ESTAMPERIA, CROMOS, OLEOGRAFIAS y FANTASIAS de todas cla¬

Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
JABI)! FLD1B0 GORGGT

Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especia! para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

ses en gran surtido.

MARCOS y MOLDURAS con rico muestrario y clase fina. ESPEJOS y CRISTALES de todas dimenciones en clase superior. GRAN DEPOSITO DE TARJETAS POSTALES en colecciones y sueltas pa¬
ra felicitaciones. OBJETOS PROPIOS PARA REGALOS.
Clases y Precios ventajosos sobre todos los similares.
L' ASSIGGRATRICE ITALIANA

Este jabón compuesto de hiel de
vaca, afrecho y salo!, es de perfu¬ me finísimo y viene recomendado
por la higiene moderna para la limpieza del cutis, en sustitución del jabón en pastillas.
Indicadísimo y necesario para la¬ var la cara; por no producir esco¬

AGENTES DE ADUANAS
ClElSll y PO&THBOV (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVF.T, JEUM0NT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Eou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

Sociedad de seguros contra los

zor, consérvala tersa, sin manchas,
granos, rojeces y arrugas prema¬
turas.

lotel lestaurant del fniverso

ACCIlíMfES REI- TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

Usándolo en el baño preserva á
la piel y cuero cabelludo de toda enfermedad contagiosa.
Con su uso diario se conserva la

DE

S

Vda. de j. serra

PLAZA »E PALACIO-8.-BABCELOM

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

belleza eternamente.
Enviando Ptas. SC00 se manda
el frasco á esta población, franco de porte, escribiendo al Centro de
Anuncios de D. Juan González,—
PALMA DE MALLORCA.

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachad*a á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.-—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASE LL AS.

Desde media docena frascos, des¬
cuentos según la importancia de los pedidos. A cada frasco acom¬
paña prospecto indicando la mane¬
ra de usarlo.

tranvías,* y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de
Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
SQLLEB.—Imp. de «La Sinceridad»