ANO XXI,—2.a EPOCA.—NUM. 1004
ANO XXI,—2.a EPOCA.—NUM. 1004

SABADO 30 JUNIO DE 1906

SEMANARIO INDEPENDIENTE FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: D. Juan Marqués Arbona. REDACTOR-JEFE: D, Damián Mayol Alcover. REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN: calle de San Bartolomé n.° I7.-SÓLLER (Baleases)

Editorial

mas los rutinarios que, si no mar¬ á la botica á fin de reanudar la sesión de ojos de los circunstantes entonando una El cura, olvidando la puestas y los co¬ chan contra la corriente, se man¬ tresillo suspendida la noche anterior. En praviana y verdaderamente deslumbra¬ dillos, llevó el asunto á Roma, donde

tienen firmes, clavados á sus preo¬ aquel momento, voces y risas lejanas dora de hermosura.

encontró la fórmula conciliadora: Xua-

VOLVAMOS A EMPEZAR

cupaciones, sin querer avanzar un llamaron la atención de todos. Rodeado Avergonzada al ver tanta gente en la nin dotó á la más fea del pueblo, pero á paso en la dirección de esa misma por los mozos del pueblo llegaba Xua- plazoleta, ahogó la copla en los labios, la más fea de verdad, con lo que quedaba

corriente que crece constantemente nin, se presentó á los atónitos ojos de y tímida y ruborosa contestó débilmen¬ desligado de cumplir su promesa.

Hubo un tiempo en que pedir y avanza impetuosa hacia el ancho los circunstantes con toda la facha del te á los piropos que todos la dirigían. Poco después se casaba con Rosa.

algo el Sóller á la Corporación mar del progreso; porque esa juven¬ indiano. Recio traje de paño, botas blan¬ No fué Xnanin el que menos se los pro¬ Y hoy, cuando esta sale por el pueblo

municipal, por mas útil, por mas tud, en años y en ideas, que tiene ac¬ cas, sombrero ancho de fieltro, camisa digara.

luciendo su exuberante hermosura, las

necesario que fuese, equivalía á tualmente confiada la representación bordada, botones de brillantes, gruesa A Rosa tampoco pareció costal de paja comadres se guiñan los ojos maliciosa¬

apoyar que no se hiciera; peor to¬ de Sóller y la administración de cadena de oro y una onza del mismo el indiano, y, mientras escuchaba, re¬ mente y dicen al verla pasar:

davía que si no se hubiese pedido. sus intereses, no ha de dar lugar metal pendiente de ella en forma de di¬ torcía entre sus dedos'pri morosos la pun¬ —¡Ahí va la fea!

¡A tal extremo llegaba la aver¬ sión, el odio, que por nuestra pu¬ blicación sentían aquellos hombres que tenían en sus manos las rien¬
das de nuestra administración lo¬
cal! Sin embargo, sinceros nosotros como siempre, hemos de confesar que algún motivo tenían estos para
odiarnos, ó que la aversión por
ellos sentida no estaba totalmente
desprovista de fundamento. La razón es muy clara, de toda
evidencia.
Acostumbrados como estaban á
permanecer al frente de un pueblo sumamente dócil y exageradamen¬ te obediente, que, considerando los
intereses de todos como si no fue¬
ran de ninguno, permanecía, siem¬
pre apático, á todo indiferente, se
habían encariñado en llevar su
representación, cosa que muy fácil era, y en manejar las llaves de las arcas municipales, cosa que si no les era de algún provecho par¬ ticular tampoco les causaba moles¬
tia, por cuanto nadie se había atrevido nunca á pedirles cuenta de ninguno de sus actos. Según
su manera de ver «había muchas
cosas que no importa que el pú¬ blico las conozca» y fieles á este principio tramaban y obraban siem¬ pre en secreto, á escondidas de
todos sus administrados, de los pa¬
ganos confiados, soñolientos, que si no les habían puesto en la mano la bolsa de la colectividad, se la habían dejado arrancar sin resis¬
tencia.
Pero apareció el Sóller y con tal aparición hubo de operarse un cambio que no pudo series simpᬠtico por ser opuesto diametralmen¬
te á su criterio. Vinimos nosotros
á defender «que de todos los asun¬ tos públicos debía enterarse el pú¬ blico» y predicando con el ejemplo dimos .publicidad á los acuerdos, á los actos de los representantes del pueblo, para poner á éste al
corriente de cuanto le atañe, para
ilustrarle, que ésta consideramos nuestra misión. Se comprenderá fácilmente que poniendo las peras
á cuarto á los tales administrado¬
res, no había de tardar el Sóller
en ser para ellos una piedrecitaen el zapato que, aunque diminuta, pronto había de hacerles cogear; de ahí, pues, el encono, el odio, la sed de venganza, que no se li¬ mitó al desprecio de nuestros avi¬ sos, ni á la oposición á nuestras
justas proposiciones, sino que con¬ tinuó con la persecución constante á nuestro Director, personalmente, y á todo lo suyo, y no se satisfi¬ zo hasta llevarnos al banquillo de
los acusados, en la Audiencia pro¬ vincial, por el delito de haber cumplido nuestro deber en defensa de los intereses del público.
Pasaron ya aquellos hombres y sus proezas: la opinión pública, siempre sensata, que censuraba en¬ tre dientes unos y otras, ha aca¬ bado por arrinconarlos, y el censo electoral, despierto ya de su letár¬ gico sueño por unas ó por otras causas, ha trabajado últimamente y ha conseguido sin grandes esfuerzps sustituir lo despótico por lo razonable, las imposiciones por la argumentación, la tiranía por la libertad, lo rancio por lo mo¬
derno. Difícilmente volveremos ya
hacia atrás, por que los tiempos han cambiado; porque no pueden
satisfacer nuestros deseos de refor¬

á que echemos de menos lo que tanto aborrecimos, lo que tanto aborrecía el público del cual for¬ maban parte esos mismos conceja¬ les en quienes se fijan hoy las miradas y las esperanzas de sus
electores.
Por esto nosotros, saliendo del paréntesis de calma, de relativo descanso, en que nos habíamos en¬
cerrado voluntariamente al ver que
nuestra voz se perdía en las sole¬ dades del desierto, volvemos á em¬ pezar nuestras indicaciones amis¬ tosas, nuestras advertencias razo¬ nadas, nuestras censuras ó nuestros aplausos imparciales, los consejos que nos inspiren nuestros buenos deseos, las proposiciones ó súplicas que nos dicte la voz de la opinión, de la que hemos procurado hasta hoy y procuraremos ser siempre eco fiel y el mas autorizado. Y con segu¬ ridad que no será el mismo el re¬ sultado ahora del que obtuvimos antes cuando nuestros avisos, nues¬ tros consejos, nuestras adverten¬ cias, nuestras proposiciones, causa¬ ban un efecto contraproducente porque se estrellaban contra la ig¬ norancia, contra la presunción, contra el orgullo, contra el odio^
de los endiosados analfabetos
cosa así) que habían tomado la
Casa Consistorial como tierra de
conquista, como otras veces desde
estas mismas columnas se ha dicho.
Si entonces era bastante que el Sóller propusiera para que la me¬ jora dejara de realizarse, esperamos y vivimos en la íntima convicción de que no ha de suceder lo mismo en adelante, porque de antemano sabemos, y nos place consignarlo, que los ilustrados jóvenes que componen actualmente nuestra Cor¬ poración municipal abundan en nuestras opiniones, y, amantes co¬ mo nosotros de Sóller, sienten los mismos deseos de reformas que ha¬ gan de esta ciudad una población bella, cómoda, atractiva, culta, en el mas amplio y verdadero sentido de esta palabra.
■ MBBX» IW»»
Sección Literaria
LA FEA DEL PUEBLO
Es la fiesta de San Roque, patrón del lugar, Rosa, la hija de Pepóny Mariona, dispone sus más ricas galas para lucir¬ las por la noche en la plaza del pueblo, en tanto que sus padres en animado co¬ loquio con el cura de la aldea, el señor doctor y el boticario, comentan las peri¬ pecias y accidentes quu ha sufrido Xúanin, al regresar de América, donde con
grandes afanes había logrado reunir una
fortuna.
Xuanín, como todos los montañeses
que viven lejos de su patria, sintió de¬
seos de ver su aldea, el terruño donde
nació, y lleno de esperanzas y alegría regresaba á España cuando, en alta mar. le sorprendió una tempestad horro¬ rosa. Estas eran las noticias que en el
lugar recibieron y he aquí que cuando casi pensaban todos que Xnanin estaría siendo pasto de los peces, se presenta
inopinadamente en el pueblo, veinticua¬
tro horas antes de celebrar éste la rome¬
ría de San Roque.
Esto servia de asunto á la conversa¬
ción de Pepón y Mariona, ricos labrie¬ gos del pueblo, con el cura, el médico y el boticario; y hartos éstos ya de.charlar sobre lo mismo, despedíanse para volver

je, y bastón con puño cuajado de pe¬
drería. Era Xnanin nn mocetón robusto y
guapote; volvía á su tierra pensando en disfrutar tranquilamente los bienes ad¬ quiridos á costa de tanto trabajo.
Sentáronse todos en los bancos de la
extensa plazoleta y comenzaron á hacer preguntas á Xnanin. La conversación era cada vez más animada y un inciden¬
te la hizo más interesante.
Preguntó á Xnanin el señor cura si se había casado, y como aquél contestara que no, invitóle á hacerlo en la aldea. Xnanin, adoptando cierto aire de solem¬ nidad y con tono sentencioso, dijo:
—En el pueblo me casaré... ¡Ese es precisamente el voto que hice á San Roque!
—¡Un voto!—exclamaron.
—Un voto, sí—continuó Xnanin.—
Cuando la tormenta que en alta mar nos sorprendió hizo zozobrar el barco que me conducía, yo, viéndome al borde del abismo, caí de rodillas, y evocando á mi excelso patrón, al milagroso San Roque, hícele un voto sagrado si salvaba mi vi¬ da de aquella catástrofe. No le prometí misas, ni partidas de cera, ni donativos para la beneficencia, ni ninguna de esas cosas que hacen todos... ¡Yo prometí á San Roque hacer la felicidad de una mujer, casándome con ella, para que conmigo comparta la fortuna adquiri¬
da...!
—¡Yaya una cosa!—exclamó Nisio, sin poder contenerse.
—Yaya una cosa, ¿eh?—dijo Xnanin. —No es eso solamente... La mujer que yo elija para esposa, ha de ser, según prometí á mi santo patrón,—y en e3to consiste el voto precisamente—la más fea. La de rostro y cuerpo más repuguantes y deformes, que haya en todo el Concejo.
Todos se dieron á pensar en cual sería la favorecida, y abogando unos por la Pilar, la chica del herrero, que jamás había tenido novio de puro fea que era, y otros por la Gaspara que, según malas lenguas, además de ser horrible no se lavaba nunca; y á punto de suscitarse una cuestión entre el cura y el boticario, porque este disputaba que la más horro¬ rosa del pueblo era Jacinta, y aquél sos¬ tenía que no había feo más subido que el de la Torcuata, puso Xuanín término á la conversación diciendo que tenía que asegurarse por sus propios ojos y hacer la elección de esposa sin faltar al voto.
Quisieron todos conocer la cifra á que ascendía la fortuna de Xuanín y éste di¬ jo al boticario, que era el que más pró¬ ximo á él estaba, que sus bienes impor¬
tarían unos cien mil duros.
Al escuchar esto el estupor de los cir¬
cunstantes no tuvo limites. Con miedo
de romper aquel silencio sepulcral, el médico preguntó al oído al boticario la cifra que había dicho Xuanín, creyendo
haber escuchado mal...
El boticario dijo al médico con voz baja:
—¡Doscientos mil duros! Nisio preguntó del mismo modo al médico y éste le respondió: —¡Cuatrocientos mil duros! Pepón dirigió á Nisio la misma pre¬ gunta y Nisio dijo muy quedamente: —¡Seiscientos mil duros! Y cuando Pepón habló al oído á Ma¬ riona, ésta después de escuchar á su ma¬ rido, levantó los ojos al cielo y exclamó
llena de asombro:
—¡Virgen! ¡Milenta mil duros! Y quien sabe hasta donde la bola de nieve hubiera hecho llegar la fortuna de Xuanín, si en aquel momento no entra en la plazoleta Rosa, la bija de Pepón y Mariona, gentil aldeana que ataviada con su traje más rico, se presentó á los

ta del delantal, y con los ojos clavados en el suelo imprimía un ligero movi¬ miento á su cuerpo sin saber qué pala¬
bras decir ni cómo contestar á tantos re¬
quiebros.
Cuando la tertulia se disolvió, momen¬
tos después, los tresillistas, esto es, el cura, el médico y el boticario, comenta¬ ban la extraña promesa de Xuanín; Ni¬ sio se marchaba envidiando las riquezas del indiano: Xnanin pensaba en Rosa y repasaba uno por uno sus encantos: Rosa recordaba con placer las galanterías que Xnanin la dirigiera, y la seña Mariona, que había sorprendido la turbación de Rosa y el eutusiasmo de Xuanín. se de¬
cía al ver mai’char á éste:
—¡Qué lástima que se le lleve una fea!
* **
Un mes había transcurrido desde que
Xuanín hizo su entrada en el pueblo. Verdaderamente, había sido una desgra¬ cia para el indiano. ¡Prometer casarse con la más fea y enamorarse de la más guapa! ¡Porque Xuanín estaba perdida¬
mente enamorado de Rosa!
Mas ¿cómo olvidar el voto? ¡Eso era imposible!
Una luminosa idea ocurriósele enton¬
ces. Desde que llegó Xuanín al pueblo
todos los vecinos consultábanle sus asun¬
tos: el indiano era un oráculo; cuanto él decía, verdad inconcusa: puede afirmar¬ se que si á las doce del día se le ocurrie¬ ra asegurar que era de noche, á pesar de lo absurdo del caso, el pueblo entero
dudaría...
En estas condiciones el indiano ideó
un plan y le puso en ejecución. —Después de todo—murmuraba á so¬
las.—la belleza es una cosa convencio¬
nal... La belleza es—continuaba—una
opinión, un juicio que emite cualquiera en presencia de la cosa bella; que otro la oye y la repite algo más exagerada; que más tarde, un tercero la recoje y la au¬ menta más; y al cabo de algún tiempo, la opinión unánime reconoce y acata la
hermosura de la cosa en cuestión... Pues
si desde el primer momento hubieran asegurado que la cosa juzgada era de¬ forme, la opinión se hubiera formado en
sentido inverso... Esto es humano. In¬
tentémoslo...
Y desde aquel día Xuanín se dedicó á la ingrata tarea de restar méritos á Ro¬
sa... En la tertulia de los tresillistas se
dejaba dar codillos á fin de ganar las simpatías de todos. En los corrillos de las alegres comadres que en aquel pue¬
blo, como en todos, abundaban, dedicá
base á explotar la insana murmuración, y halagando las pasiones de unos y cul¬ tivando el agradecimiento de otros, sem¬ braba la mala semilla para que, poco á poco, fuese madurando el fruto...
De esta suerte consiguió lo que se proponía. Las mujeres por envidia á la belleza de Rosa, los hombres por despe¬ cho, por maldad, por pasión, por mil causas diversas, acogieron cuidadosa¬ mente la especie y repetían sin cesar las
alambicadas teorías de Xuanín.
Y no digamos cuál sería la labor de las mozas del pueblo. ¡Con decir que ellas fueron las que á Rosa pusieron por mote la fea! ¡La fea! El día que á oídos de Xuanín ilegó este calificativo aplicado á Rosa, respiró. Aquel dia pidió la mano
de la muchacha.
Y ¡oh decepción! Rosa que estaba ena¬ morada de Xuanín, al saber que en el pueblo tenía por mote la fea, y que por esto se casaba con el indiano, se negó
terminantemente.
Rosa, como todas las mujeres, no qui¬ so sacrificar su vanidad de mujer bonita ¡ni aún á costa de la felicidad!
*
**

José Juan Cadenas.
DOS NIÑAS
Anoche vi dos niñas
¡válgame el cielol más lindas y brillantes
que dos luceros; y, jadeando,
mi corazón tras ellas se fué volando.
Yo no sé quién al verlas, dijo:—Me abrasan.—
Y añadí:—Por ser mías diera mi alma;
que estoy de ellas más prendado que el cielo
de sus estrellas.—
Mas veo, Mariquita, que esto te enoja.
¿Es porque mis palabras hoy te incomodan? Desecha euojos;
¿no ves que eran las niñas de tus dos ojos?
José C. Bruna.
Toda la Prensa ha adelantado la noti¬
cia de que el ex-presidente del Consejo
de ministros don Antonio Maura vera¬ nearía este año en Valldemosa. Para
muchos españoles este nombre les será
desconocido.
Valldemosa es un pueblecillo de los
más encantadores. Está situado en la
cordillera Norte que atraviesa la isla, y es uno de los más frecuentados por los turistas. No está lejos de la capital; de
Palma á Valldemosa median 18 kilóme¬
tros, que se salvan más rápidamente de Valldemosa á Palma porque aquel pue¬
blo descansa á unos 400 metros sobre el nivel del mar.
La población es reducida, pero en ella se goza de panoramas espléndidos.
Existe una antigua Cartuja, que sirve en la actualidad para veranear algunas familias de Palma. En dicha Cartuja permaneció por espacio de dos meses el notable músico Chopín juntamente con la escritora Jorge Sand. Ocuparon la cel¬ da número 4, y en ella uno y otro aman¬ tes escribieron, hermosas composiciones Chopin, y notables escritos Mad. Du-
devant. La venida de Maura habrá dado á co¬
nocer á toda España el nombre de yall-
demosa.
Para nosotros, los mallorquines, es un pueblo eu extremo simpático. Por él atraviesan innumerables carruajes que transportan excursionistas hasta Deyá, hasta Sóller, y, principalmente, hasta Miraraar, una hermosa posesión del ar¬ chiduque Luis Salvador de Austria, pri¬
mo de la madre de Don Alfonso XIII.
En este sitio, de una vegetación salva¬ je, existe una casa donde pueden per¬ noctar cuantos viajeros gusten, y en ella, á cuenta del archiduque, se facilita lumbre, aceitunas y aceite.
A esta casa se la conoce vulgarmente por Ca madó Pilla por existir en ella la posadera así nombrada.
Raya la recia veterana en los cien años y se conserva ágil y con un genio... en¬ diablado. Resulta un tipo digno de es¬
tudio.
Pero acaso lo que más interese al lec¬ tor, siquiera por curiosidad, es dónde
veraneará Maura. Este, que según no’tí-

"m
- awgaosae.

sSSX

SÓLLER

T"

r um II II

»

• -tí

-..".•v.-nv I

^Ciaá estará en Mallorca antes del día 10 tan distintos elementos; las diferentes to. Ha sacado de su excursión el conven¬ el ministro de Estado. Estas mismas y tant ha conseguit, haventse de procu¬

de Julio próximo, ocupará una casa de razas que habitan la península se dife¬ cimiento de que Austria trabaja para censuras de la malicia infundada dieron rar fins y tot ets médis que li faltaven,

Valldemosa.
Dista del casco dé la población la fin¬ tea unos 200 metros, y se eleva sobre (un
montículo.
Eq Mallorca, 1as casas aisladas, como la que nos ocupa, suelen tener un nom¬ bre vulgar; y la que ha de ocupar el se-
Sor Maura se denomina Can Mossenya. Supónese que hace muchos años pasa¬

rencian enormemente de unas á otras,
como se diferencian las lenguas que
hablan. Entre un vascuence y un va¬ lenciano, entre un castellano y un cata¬
lán, entre un gallego y un andaluz hay tanta distancia como la que pueda exis¬ tir entre un italiano y un inglés, un ru¬ so y un germano; querer juzgar del todo de esa complicada aglomeración por el

conseguir la conquista del Adriático y que busca manera de crear motivo para
un futuro conflicto con Italia. Esta no
puede permitir, según el libro, que los Balkanes y todo el Adriático estén domi¬ nados por Austria.
Dicetambiéu el autor del libro que
Italia es un pais pacífico, que no quiere la guerra, y añude que solo pueden dis¬

más realce á su admirable labor, reco¬
nocida y elogiada efusivamente por to¬ dos los diplomáticos que presidió el du¬ que de Almodóvar.
Enfermo de gravedad, casi al borde del sepulcro, el Sr. Moret conocía tan bien lo que su colaboración en la obra de Gobierno valía, que solventó la crisis sin consentir que el duque abandonara

bé mantendrá un establiment de bañys y bé pód creé y doná vida á millores tan importants y necessaries cóm es servici de tramvies entre Sóller y es Pórt, de que parlam. Que se fará, mós prest ó mes tart, no ‘m cáp cap dupte... ¡de més ver¬
des n‘ han maduradesl Sa llástima es que
no se fassi aviat, per poderhi colcá nól-

ra á vivir en tal casa algún sacerdote nuevo examen de alguno de los compo¬ minuir las probabilidades de un conflic¬ la cartera de Estado, aun siendo preciso tros encara; y tot sería que s‘ assuuto se

catalán (á quienes se les llama en el nentes, como suelen hacer los viajeros to armado, que hoy aumentan, cuando para ello que el propio jefe del Gobierno posás en mitx y que qualques persones

^Principado mossén), y la corrupción del
lenguaje ha traído Ci tan mossenya (casa Fdel sacerdote).
Se compone de planta baja y un piso; la parte de Poniente mira al mar, y des¬ de una galería se contemplan esplenden¬ tes y admirables puestas de sol. Está en¬ clavada á unos 100 pasos de la antigua
¿"Cartuja y recibe sombra de un pequeño
" monte, desde el cual la tradición dice

que se dedican á estudiar la sociedad es¬ pañola es sencillamente un acto de lijereza y de ignorancia.»
Tiene- mucha razón el señor Darsy, pero ¿cómo no han de incurrir los ex¬ tranjeros en el error que tan oportuna¬ mente señala, cuando aquí mismo, en la propia España, son tantos y tantos los hombres, y muchos de ellos encargados de legislar y de^administrar, que todavía

Austria se convenza de que los italianos no están dispuestos á permitir una in¬ vasión en la península balkánica, y que se halla dispuesta á rechazar con proba¬ bilidades de éxito una agresión contra
ella.
Otro descubrimiento de Edison

se encargase interinamente del des¬ pacho.
El duque de Almodóvar del Río ha muerto jóven, pues solamente conta¬ ba unos 56 años de edad. ¡Qué Dios le haya acogido en su seno!
ii
Cátedra Populá

(que n‘ hi ha) qui reuneixen á ‘n es sea patriotisma s‘ actividat, s‘ inteligéncia y ets posibles, el volguessin apadriná: 1' añy qui vé, tal dia cóm ‘vuy, ja podriem
aná amb tota comodidat á posé es cuyro
en remuy, ó á fé una vega á Santa Cata¬
lina...
—¿Ysi comengavem á fé via? (diguó es Doctó Cósme després d'havé consultat

que la beata Catalina Tomás oía la misa no se han hecho cargo ni dado cuenta Telegrafían de Nueva York, que el

es seu rellótja de butxaca y miratessól):

que se celebraba en la catedral de Palma. de que existan aquellas diferencias de célebre inventor Thomas A. Edison, que —No ‘s possible, no, T amo ‘n Tófol, s‘ ha fet tard y es hora de continué es

La venida de Maura ha hecho que en región á región?

en automóvil acaba de hacer una larga calculé devant un present mórt ó endor- nóstro cami, deixant, maldement mos

Valide mesa se instale una estación tele¬ No siéndome posible analizar ni apun¬ y atrevida excursión por los Estados del mit, es pervení d'aetividat, de moví- sápiga greu, aquest ben-está qu‘ aquí dc

gráfica, tnej-cra que sin duda agradecerá 4a población; pero el veraneo del ilustre mallorquín vaá romper una tradicional
costumbre.
Frente á la casa que habitará el señor Maura hay una fuente de la cual mana ■agua fresquísima, cristalina. A. ella es

tar siquiera las múltiples observaciones que á Mr. Darsy le sugiere su visita á nuestra nación, concretaréme á citar una
acerca de la cual omitiré todo comenta¬
rio. dejando exclusivamente al lector el cuidado de hacer los que mejor le ven¬
gan en gana.

Sur de la Unión, anuncia haber descu¬
bierto ricos lechos de cobalto en la Ca¬
rolina del Norte y en Tennessee que ocasionarán una gran revolución en el
mundo eléctrico.
Dice el gran Edison: «Hasta la fecha han tenido los vehículos movidos por la

ment, de vida, d‘ uu póble modérn es dia que se li donin faciiidats per poderse desenrollar á sa seua completa satisfacció. Ja veurém, si vivirn, lo molt ende* rrera que quedarán de sa realidat es nombre de viatjers y de tonelades de cá-

alt hem trobat. Es temps ha passat molt aviat perqu* erem ara doblement felissos disfrutant de s‘ hermosura d‘ es paysatja y de sa dulgura d‘ es clima, y parlant da cóses tan agradables com mos ha inspirat sa vista d‘ aquest paradís. Aixi mateix

consuetudinario en los veraneantes pal-

«He oído hablar mucho en las distin¬ electricidad el grave inconveniente del rrech que s‘ han calculat que transporta¬ succeheix sempra: vóla es temps quant

ímesanos y en la gente moza del pueblo tas ciudades que he visitado, y en esta excesivo peso y elevado coste de sus ba¬ rá es carril, y aixó que se ‘n ha prés estam bó, y per aquest motín sa vida es

I todas las noches ir á aquel sitio á beber cuestión en que la prensa se ocupa con¬ terías en don de está almacenado el fluido. nota exacta d‘ ets que s‘ han transportat una exhalació, un tancá y obrí d‘ uys,

agua.

tinuamente de la regeneración españo¬

Tendrán que sacrificarse los veranean¬ la. ¿Puede ese país aspirar á más altos y

tes este año, privándose de acudir á la mejores destinos de los que de largo

fontana en charla amena y alegre; pues tiempo á esta parte parece haber sido

ya se teme que prohíban el acceso aun á condenada? Esta es4a pregunta que mi¬

los alrededores de la finca que ha de llares de españoles se dirigen á todo

servir de retiro estival al jefe de los con¬ momento y á que contestan los unos ex¬

servadores.

presando risueños optimismos, los otros

A los enamorados, Maura les habrá •con desconsoladores pesimismos. Impo¬

quitado un retaso de poesía.

sible me sería indicar tan sólo de qué

José Vives Vrrgheb.

lado está la mayoría. Cuanto á mí, en¬ ciendo, después del no muy profundo

»Guando yo equipe un automóvil im¬ amb un añy; sa diferéncia, no vuy dir ets

pulsado por el sistema del cobalto, que¬ primés afíys, sino amb el temps, sorpren¬

dará reducido á la mitad el peso de las derá á tothóm: flus y tot ets mes opti—

baterías y depósitos, mientras que baja¬
rá asimismo considerablemente ó sea en
un 55 por 100 el precio délos vehículos.» De acuerdo con las personas, todas
ellas electricistas de fama, que han acom¬ pañado á Edison en su excursión, el co¬

mistes quedarán satisfactoriament eu-
ganats.
Heu crech així també (vaitx respóndre) perque eomprench, córa vos, qu‘ ets cal-
culs sont molt mals de fó dins ses condi-

balto cumplirá perfectamente cuanto- cions en que ‘s tróba Sóller avuy en dia.

promete aquel gran físico., quien ha Desde fa trenta ó eorauU añys, ha cam-

mandado una comisión de ingenieros y viat completament, y es camvi ja s‘ha

que convendría aprofitassen tots ets qui tenen sa gran sórt... de trobarsé en aquest cas. Seguiguem, ídó...
Y diguent aqüestes paraules es meu compañero s‘ aferré á una róca que tenía á ‘n es costat, perque li ajudás á aixecarsé. Peró amb aixó allargá la vista, y veyent que de derrera un coizo que feya es eamí sortia un hómo vestit de negre, amb camia blanca, guardapits posats, es jach demunt s‘ espatla, es cóll desembotonat

-Palma, Junio 1906.
Actualidades
Busca, buscando

estudio que he podido hacer en estopáis, que con un poco más de energía y de buena voluntad por parte así de gober¬ nantes como de gobernados, sería muy factible el modificar por completo la vi¬ da pública de una nación que cuenta con tantos y tan admirables recursos naturales, que posee—y esto es un gran tesoro—razas tan sufridas, tan pacientes, tan ansiosas de mejoramiento y que obe¬

geólogos para que investiguen el grueso de las capas de terrenos ricos en cobalto
en cuatro condados distintos de la Ca¬
rolina del Norte.
En los contras electricistas de Ingla¬ terra, Francia y Alemania hay, lo mismoqueen los de los Estados Unidos, gran confianza en el nuevo descubri¬ miento hecho por el incomparable Edi¬
son.

pogut observé cada déu, y, si voleu, cada cinch nornés: mos verem sensa recursos,' casi á ses portes de sa miséria, quant moriren ets tarougers y s‘ aturaren ets telessos á má, que constituíen sa riquesa
d‘aquesta vila isolada dius montañés que la separen d‘es resto de s'illa; sercarem en s‘ emigració sa vida y la trobarem, perque d‘ América y de France varem

y es capell amb sa má, que venia cap á nóltrós, no acabé-de fé sl esforg y se que¬ dé assegut. Jó no m‘ havia mogut enca¬ ra, y quant me vaitx teme qu‘ es Doctó Cósme mirava fixo y en es pareixer sor» prés, vaitx mira tambó y vaitx coneixer tot-d‘ una es qui venia: era en Pera Euderrerit, un bargantell de vint y sis ó sót añys, sapat, mes sé qu‘ uu gré d‘ ay, ds

Un periodista canadiense ha publica¬ decerían ciegamente á los hombres en

canalisá cap aquí dues fontetes de pesses seyes grósses y negres, casi uuides, y

do las impresiones de un largo viaje por España realizado durante el año último. Por regla general, los escritores extran¬ jeros que nos dispensan el bonor de vi¬ sitarnos y de emitir luego el juicio que
les hemos merecido, lo hacen en térmi¬
nos ó muy entusiastas y laudatorios, ó depresivos en demasía, pero revelando
escaso conocimiento de nuestro carácter, de nuestras costumbres, de nuestro mo¬
do de ser, denotando que no se han he¬

quienes viesen verdadero celo y podero¬ sa volición en pro del bien público. Un solo y grave defecto, común por desgra¬ cia á la inmensa mayoría de los españo¬ les que en esto sí se parecen mucho unos á otros, podría entorpecer el camino ha¬ cia la regeneración. Ese defecto es el de
la lentitud.
El español es el hombre lento por ex¬ celencia; nunca lleva prisa; diríase que le sobra siempre el tiempo y que jamás

Necrología
El duque de Almodóvar
Después de una agonía prolongada, al cabo de grandes sufrimientos, y á los veinte días justos del fallecimiento de su esposa, dejó de existir el sábado por la

dc ór que ratjaren amb fórga molt de temps, y si per desgracia ha minvat sa primera, continua encara sa segona, gra¬ des á Deu, que veym revení mós cada temporada amb ses plujes de sa laboriosidat y de sc inteligéncia comercial d‘ ets sollerichs, que de cada dia s‘ estenen més p‘ el mon descubrint y aprofitant nóus degotissos; hem vist millorá, grades á ‘n aixó, sa posíció de moltes families; hem

cara afeytada de tresch. Ets seus modals
eren uu póch bruscos, de voreréuch, y quant arribé á nóltrós saludé es mateix
temps que se passava es dit grós p‘es front per ferse caurer sa suhó, que fé regalim.
—¿Qu'hey ha res de nóu, Pera, (li
vaitx pregunté després d‘ haverli contestat á ‘n es saludo) ó es que vens de sortí de la parróquia, tant mudat en dia feyné?

cho cargo de aquello mismo que han le acosa el temor de llegar tarde ni de tarde, á las dos y media, el Excmo. señor vist modificá moltes costums, es lleuguat-

—Rés d‘ aixó (me responguó): vench

«visto y querido estudiar y soltando, de cuando en cuando, á cambio de tal cual
apreciación exacta y acertada, cada dis¬ parate que tiembla el orbe. Si fuese po¬ sible reunir una recopilación de cuantas enormidades han escrito los extranjeros, en especial franceses é ingleses sobre nuestro país, tendríamos materia larga para regocijarnos ó sulfurarnos, aunque en casos tales siempre es mejor tomar

hacer las cosas fuera de sazón. Una fra¬
se muy conocida en toda España, «ma¬ ñana será otro día», parece ser una di¬ visa nacional. Basta examinar el aspecto que ©frece la multitud en las calles de todas las ciudades, así grandes como pequeñas, para comprender cuan arrai¬ gada está la lentitud en el organismo fisiológico y psicológico del español. To¬ do el mundo anda despacio; las mismas

D. Juan Manuel Sánchez Romate y Gu¬ tiérrez. duque de Almodóvar y actual
ministro de Estado.
Su carrera política ha sido de las más brillantes. Diputado por Jerez en distin¬ tas legislaturas, conocedor experto de los asuntos internacionales, fué llamado
por primera vez á los Consejos de la
Corona, en situaciones tan críticas, que
sólo el hecho de que entonces se le hi¬

ja, y ñus y tot es vestuari d‘ ets habitants ha sufrit notable transformació; hem vist
embellí sa ciutat amb uóus edificis que s'han construit en es mateix solé qu‘
ocupaven altres veys, petits, feos y rui¬ nosos; hem vist monté fábriques y de¬ senrollaré empresses que donen trabay y pá á ‘n ets póbres que d‘ aquí no ‘s móuen; s‘ instrucció ha millorat moltissira

d‘ es cemeutéri, d'ajudá á durhí 1‘ amo ‘n Tiá de sa Bardissa, qui la mos ha feta,
cóm en Parreta.
—¡Que vóls dirl ¿L‘ amo ‘u Tiá es
mórt?
—Y enterrat ja á ‘n aqüestes hóres. No ¡y qu‘ heu era faixuch! Podía haverse ‘n anat á morí á sa posada que tenía á la Vila, y no mos hauría fet suhá tant,

las cosas en broma.

personas que van á sus negocios cami¬ ciera ministro, indicaba su valer y la desde D. Cayetano Argenté fina á ‘n ets aquest bó d‘ hómo. ¿Saben qul heu es es-

El señor Darsy, que así se llama el nan sin apresurar el paso. Esa marcha confianza que en sus dotes excepcionales nóstros dies, havent rebut dins aquest tat de saborós després de sa baixada de

aludido canadiense, es acreedor á nues¬ rápida de los transeúntes que se observa tenían los que le llevaron á la poltrona temps sempentetes tan oportunas y efi¬ sa cósta aquest trós de carretera d‘ es

tro sincero elogio, así por el espíritu de en las grandes poblaciones de Inglate¬ ministerial. Pero aún hubo algo más caces cóm s‘ instalació d‘ es col-légi de pórt! Y llevó per afagitó tots aquells

independencia y de justicia con que ha procedido, como también por la sagaci¬ dad de sus observaciones y la amenidad
de sus relatos. Si unas veces nos censu¬
ra, otras nos alaba; si ciertas cosas le inspiran severos juicios, otras le merecen

rra, Francia, Alemania, Estados Unidos, etc., etc., no la veréis nunca en las ur¬
bes españolas, ni siquiera en la activa é
industriosa Barcelona. De Madrid no
hablemos: lo que allí llaman la santa ca¬
chaza, es la característica de la vida ofi¬

significativo, y fué el hecho de que todo el mundo recibiera con aplauso tal de¬ signación.
Era en Mayo de 1898; estábamos en plena guerra con los Estados Unidos, y
sobrevino una crisis ministerial que so¬

Ses Escolápies y sa venguda de D. Fran¬ cisco Saltor; y, amb una paraula, á tots y á totes ses coses de Sóller ha tocat una pinzelledeta d‘es llustrós vernis de civilisació que mos presenta mós brillants,

cants y aquelles simólses, caminaut tan póch-á-póch, sensa poderlomós posé de¬ munt s‘ espatla. ¿Y de sf empit&da fins á Son Sanch, que‘n dirém?
—Tota aquesta pena era ben bóna d‘

calurosos elogios; se esfuerza, en una cial, de la vida callejera, de la vida en lucionó el inolvidable Sagasta, dando á donantmós una apariéncia, y si voleu un estelviá (li respongué es Doctó Cósme);

palabra, por ser imparcial y casi siempre todas sus manifestaciones. Ahora bien: Gamazo la cartera de Fomento, á Ro¬ valor, qu‘ antes no teniem.

no tenieu més que posé es mórt derauut ^

lo consigue.

esa invencible lentitud la considero co¬ mero Girón la de Ultramar, al general

S‘ esperit sollerich s‘ ha aixamplat y es cotxo quant heu arribat á ‘n es Pórt,

Mr. Darsy penetró en España porlrún mo uno de los síntomas más graves en Auñón la de Marina, y la de Estado al perfeccionat de cada dia mós, cóm no y...»

y salió de ella por el mismo punto, des¬ pués de haber dado la vuelta entera, re¬ corriendo casi todas las regiones y visi¬
tando treinta ó cuarenta ciudades gran¬
des, medianas y chicas. La impresión más sintética que de su detenido examen ha sacada el viajero, es la que intercala
en uno de los párrafos del primer capí¬
tulo.

el organismo de un pueblo.» ¡Caramba, señor Darsy!. yo no diré
que tenga usted razón, pero sí que po¬ dría muy bien que la tuviese...
Juan Buscón.
Austria é Italia

Sr. León y Castillo. Este último hizo no¬ tar al presidente del Consejo la conve¬ niencia de no separarse de la Embajada de Francia en aquellos momentos, y de acuerdo en este punto, el Sr. Sagasta ofreció la cartera al duque de Almodó¬ var. Era el día 24 de Mayo de 1898; es
decir hace ocho años.
No defraudó esperanza alguna en su

podía menos de succehí, y obrintsé á s‘ esperanga en lo modérn, ha fet que s‘ obrissen igualment de pint‘-en-ampla ses bosses d‘ ets patriotes, antes tancades á
tota casta d‘inuovacions comerciáis ó
industriáis, per mós provabilidats d‘ éxit que tenguessin. Mes esfórgos costé, per exempla, es reuní es capital necessari per

—¡Ahí no señó (va interrompre molt secb en Pera), aixó si que nó: es cotxos serán per passetjarsé, essent vius, ets qui tenen moltes pessetes, si voleu, ó per acursá camí si tenen pressa y no ‘s volen
cansé; ara lo qu‘ és ets mórts... han d‘
aná á péu á ‘n es cementéri, malJament no ‘u vulguin quatra xitxirétlos de per la

«España es todavía un pueblo desco¬

gestión; pero pasó por la tristeza impon¬ montarsé sa fábrica de «La Solidez» qu‘ vila. ¡Ja‘u veurém qui podrá mós!

nocido para muchos de los extranjeros

Con el título de «Hacia la guerra» se derable de estar al frente del ministerio ets qiT ha costat ara derrerament es reu-

Haguerrem de riurer tant si volguerem

que tienen la pretensión de conocerlo y ha publicado en Roma un libro sensacio¬ cuando se firmó la dolorosa paz con los nirló moltes vegades més grós per obrí cóm no, de sa sortida d‘en Pera, y ben

que después de haber permanecido ocho
días en Madrid, cuatro en Sevilla, Va¬
lencia y Barcelona, uno en Granada pa¬ ra ver la Alhambra y otro en Burgos pa¬ ra admirar la Catedral se imaginan can¬ dorosa 6 presuntuosamente haber hecho cuanto era menester para tener una idea exacta de aquel país. Es esto un error y una necedad. Poeos pueblos habrá como

nal que trata de las eventualidades de una guerra entre Italia y Austria.
Esta obra ha causado grande impre¬ sión. Es original de Bautista Pellegrini, que fué amigo íntimo de Zanardelli y su secretario cuando este último fué presi¬ dente del Consejo de ministros.
Pellegrini ha escrito su libro después de un viaje por la península balkánica,

Estados Unidos.
Dos veces más ha sido ministro de Es¬
tado, una con el Sr. Sagasta y ahora
con el Sr. Moret. Nada diremos del triun¬
fo brillantísimo que para él fué la tras¬ cendental Conferencia de Algeciras, du¬ rante la celebración de la cual, el espí¬ ritu de desconfianza llegó á formular
censuras sin advertir el éxito admirable

es Cóll de Sóller y fé vení es carril: aquesta diferéncia, fiya de tot quant acab de dir, es per mí de lo mós elocuent. Ido bé, y amb aixó (córa amb moltes altres cóses) som, vos y jó, de sa mateixa opinió: un poblé qui, cóm es nóstro, p‘ es seu coratja, pec sa seua abnegació, pe‘ sa seua constancia en es trabay y p‘ ets seus

segú qu‘ é molts de vóltros, lectors, feré
riurer tambó sí la preniu així cóm *nól-
tros. Reys un póch, idó, y ja ‘u veurém dissapte qui té.
Tófol.

el español tan complejos, formado por que ha estudiado con gran detenimien¬ que poco á poco lograba para su patria sacrificis de tota casta, ha sehut fé tant

SÓLLER

a

Noticias granel 21.Será á

llegar por la vía más recta á sus palo¬ manifestar que todavía hay que

mares de Bélgica.

esperar bastante rato, pues sin que

4.a ESPAÑA

EXTRANJERO
<

el Gobierno, por medio de las Córtes, boy cerradas, hayan aprobado el

El ministro de Fomento ha ordenado
que’salga inmediatamente un ingeniero agrónomo para la Rioja y Navarra, con objeto de estudiar la plaga del gusano que ha invadido casi todas las viñas de aquellas provincias.

Comunican de Londres, que el barco de tres palos Bertha d‘ Esburg, que pro¬ cedía de Río Janeiro y navegaba con rumbo á Hamburgo, vía Salmouth, chocó el jueves día 21, á la una de la
tarde, con un vapor americano, proce¬ dente de Rotterdam y Amberes, que se

plano, y sin que la Compañía, próvios los anuncios consiguientes, du¬ rante algunos meses por lo menos,
baya concedido la subasta al me¬
jor postor, es de todo punto impo¬ sible el que se empieceu las obras,
que por muchos esfuerzos que se

5.a Comunican de Lugo que en el pueblo
de Nogueira, cerca de Chantada, una
cuadrilla de bandoleros asaltó la casa de
un rico labrador que consiguió huir y
avisar á los vecinos.
Entablóse entonces una lucha á tiros

dirigía á Nueva York. El Bertha, destrozado á consecuencia
de la embestida, se hundió inmediata¬
mente, desapareciendo toda la tripula¬ ción excepto un hijo del capitán. En el naufragio perecieron ocho personas.

bagan no podrá ser antes de fio. de año. Ahora si el móvil era simple¬ mente la propagación de falsas alarmas, deshechas quedan por si solas, como el azucarillo eu el
agua.

y cuchilladas entre los vecinos y los
bandidos, resultando herido de un na¬
vajazo el hijo del dueño.
6.a En un monte próximo á aquel sitio
encontróse herido á Nicolás Auraujo Erana, quien falleció en la cárcel de Chantada, después de declarar que el je¬
fe de la cuadrilla era un vecino de Bele-
sar á quien pudo detenerse.
78..a Estesehanegadoádarlos nombres
desús compañeros, la mayoría de los

El buque americano no sufrió la me¬
nor avería,
En el mar de Behring ha surgido una
nueva isla, á consecuencia de una erup¬ ción,
Los pescadores no pueden aproximar¬ se á ella, pues el agua que la rodea está
hirviendo.
La prensa de Berlín ha publicado grandes elogios del duque de Alraodó-

En la mañana del miércoles
llegó á este puerto, procedente de los de Oette y Barcelona, el vapor
de esta matrícula «Vi i la de Sóller».
Fué portador de variados efectos y buen número de pasajeros.
Dicho buque quedará despachado hoy para los mismos puntos y sal¬ drá mañana por la noche á la hora
de costumbre.

cuales son vecinos deMonforte (Orense), y proyectaban asaltar varias fincas.
Siguen algunos periódicos dando cuen¬
ta de una nueva falsificación de billetes
a de Banco de 50 pesetas. Se diferencian de los legítimos en que

var del Río, haciendo resaltar los méri¬
tos grandes que contrajo presidiendo la Conferencia de Algeciras.
También hacen resaltar algunos pe¬ riódicos que con el duque pierde Ale¬ mania á uno desús más sinceros amigos.

El jueves, víspera de la fiesta del Apóstol San Pedro, la banda de música que dirige D. Antonio Rot-
ger dió una serenata al Alcalde se¬
ñor Serra, quién obsequió á los músicos con pastas dulces y licores.

el busto de Velázquez es completamente La Cámara de representantes de Was¬

borroso.

hington ha votado el proyecto del canal

Los limones que se embarcan con

Nótanse en la cara muchas manchas de Panamá, que se construirá por el destino al mercado francés ban ex¬

que no existen en los legítimos, y en la sistema de represas.

perimentado una nueva alza. Los

mascarilla que existe al trasluz, resulta más que dibujada toda una mancha.
Además, el 5 y el 0 que componen la

Dicho proyecto ya había sido aproba¬ do por el Senado, faltando tan solo la firma del presidente de la República.

recogidos en estos días ban sido sa¬ tisfechos á 25 y 30 pesetas la carga,
según clase.

cifra de cincuenta pesetas, están hechos

El canal quedará terminado en 1913 y

con menos cuidado.

su coste total será de 147 millones de

La fiesta que anunciamos, cele¬

9.aLafraguadeVulcano,quefigura en
el reverso, es más imperfecta. Las cifras de color son menos vivas,
sobre todo la diferencia se nota en el re¬
verso, es más imperfecta.
Las cifras de color son menos vivas, sobretodo la diferencia se nota en el
papel, que es más ordinario y moreno que los legítimos.

dollars.
De Londres comunican que se han
sentido dos fuertes sacudidas sísmicas, una de ellas violentísima, en todo el Sur
del país de Gales, cada una de las cuales ha durado tres segundos. ,
El movimiento del suelo ha producido en muchas partes grandes destrozos, ha¬
biendo oscilado infinidad de casas, lo

brada ayer y anteayer por los ve¬
cinos de la barriada marítima en
honor al Apóstol San Pedro, se cumplió en todas sus partes.
La animación que reinó en di¬ cho punto fué mucha, especial¬ mente ayer tarde en que se tras¬
ladaron al mismo numerosas per¬ sonas de esta ciudad.

Vera.—En la mina «San Manuel» ha
ocurrido un desprendiraiento^de tierras,
sepultando á seis obreros. Se ha extraído un cadáver y los res¬
tantes es difícil sacarlos.
Dicen de Almería que en el pueblo de Calvas, estalló la máquina de vapor de la sociedad minera «La Almagrera».
De resultas de la explosión murió un joven de 17 añ03, llamado Mario López Collado, y fueron heridos gravemente, Tomás López, Justo Molero y Pablo Na¬
varro,

cual ha despertado en varias poblaciones
un inmenso terror.
En Cardifí, el palacio de la Bolsa ha quedado todo agrietado, y otros edifi¬ cios, también de piedra, han sufrido ave¬
rías de consideración.
En Swansea las obras de la casa de

Se halla en esta ciudad y tiene instaladas sus oficinas en los bajos
de la Casa Consistorial el Fiel con¬
traste de pesas y medidas de esta provincia. Permanecerá aquí, según noticias, basta el lunes próximo.

Correos se desplomaron con gran estré¬ pito á la calle; una joven, llena de pá¬

En los exámenes celebrados an¬

nico, se tiró por dose un brazo y

una una

ventana,
pierna.

rompién- . Hay mu ¬

teayer en el Instituto de Palma, ob¬ tuvo el grado de Bachiller nuestro

chos edificios que han sufrido daños has¬ paisano el estudioso joven D. José

ta en sus cimientos.

Casasnovas Pastor..

En Newport algunas personas que es¬

Le felicitamos.

Telegrafían de la Coruña que se ha
embarcado, se cree con rumbo á Cuba,
el dependiente de un corredor que, en ausencia de su principal, robó del escri¬
torio títulos de interior, valorados en
51.000 pesetas. Los referidos títulos los negoció antes

taban almorzando fueron derribadas
bruscamente al suelo.
En todas estas ciudades y en los pue¬
blos de sus alrededores se han derrum¬
bado gran número de chimeneas, hirien¬ do á no pocas personas. El pánico y la desbandada por las calles de las pobla¬
ciones era inmenso.

Se nos dice que boy y mañana
los vecinos de la aldea de Biniaraix
celebrarán fiesta popular, que será amenizada por la banda de música
que dirige D. Lorenzo Marqués. Habrá baile al estilo del país en
la plaza de dicha aldea..

de emprender la fuga.
SUBASTA Se ha telegrafiado para que sea dete¬
nido á su llegada á la isla, pues se supo¬
Crónica Local ne que embarcó en el Alfonso XIII.

Para conocimiento de nuestros
lectores publicamos íntegro el plie¬ go de condiciones para la construc¬ ción de cobertizos en el puerto,

En la provincia de Cáceres comienza á
231.a 2S1S.alevantarelvuelolalangosta. El ministro de Fomento ha dictado
una real orden encargando á los gober¬ nadores de las provincias próximas que publiquen en sus boletines oficiales una disposición ordenando á las autoridades locales que observen la dirección del vuelo de la langosta y anuncien luego
los terrenos donde la aovación se verifi¬
que.
El cuerpo agronómico dictará las me¬ didas oportunas para la extinción de la plaga.
e vende Las sociedades colombófilas belgas
van á efectuar el día 22 del mes próxi¬ mo, desde Barcelona á Bruselas, Lieja y Amberes, un gran concurso nacional de velocidad que han dedicado á 8. M. el Rey de España.
e vende La Real {Sociedad Colombofilia de Ca¬
taluña ha sido la encargada de gestionar el permiso del gobierno español, que ha

Hace cosa de un mes hubo, eu esta ciudad, cierto empeño, uo sa¬ bemos por parte de quien, ni de quienes, en bacer rodar la bola de que el Ferrocarril Palma-Sóller, no había empezado las obras de ex¬ planación, ni de fábrica, ni de per¬ foración de túneles, porque al decir de ciertas gentes, encontraba sérios obstáculos, á la vez que insupera¬
bles dificultades económico-admi¬
nistrativas, para su desenvolvimien¬
to. Pensábamos no hacernos eco de
semejantes infundios, que se ban esparcido basta más allá del valle produciendo, como es de suponer, la consiguiente alarma en las per¬
sonas de buena voluntad: más con
el fin de bacer el bien, sin mirar
á quien, y para que, de una vez para siempre, cesen esos falsos ru¬ mores, competentemente autoriza¬ dos podemos manifestar á nuestros

qne quedó redactado en la última sesión celebrada por el Ayunta¬
miento. Dice así:
Pliego de condiciones, bajo l is cuales el Ayuntamiento de Sóller saca á concurso de proposiciones la construcción de unos cobertizos en él muelle de este puerto para depósito de mercancías.
Reconocida evidentemente la ne¬
cesidad de construir en el muelle de este
puerto y en el mismo sitio que ocupau los actuales almacenes, inútiles para el servicio á que están destinados, uuos co¬ bertizos para depósito de mercancías; y no hallándose ei erario municipal en con¬ diciones de abordar y ejecutar por sí es¬ ta mejora, este Ayuntamiento en la se
sióu celebrada el día 21 de Abril de es¬
te año acordó intentar su realización
mediante un contrato de los que autori¬ za el párrafo 2.° del art.o 85 de la Ley municipal.

dos y hecha por el Ayuntamiento la re¬ cepción provisional quedarán de propie¬ dad del Municipio.
Las proposiciones deberán ha¬ cerse por escrito en papel sellado de una peseta, dirigidas al Sr. Alcalde, dentro de los 30 dias siguientes al de la publi¬
cación de estas condiciones y de su anun¬ cio en la Gaceta de Madrid y Boletín
Oficial de la provincia. El Ayuntamiento aceptará la
proposición mas ventajosa á los intereses municipales que se presente al concurso; pudiendo no obstante desechar todas las que se presenten, si uo se acomodan á estas condiciones; sin que por ello con¬ traiga ningún compromiso y sin que sus dueños adquieran derechos de ninguna clase contra el Ayuntamiento.
Necesitando este contrato para
su validez, la aprobación del Sr. Gober¬ nador civil de la provincia, la proposi¬ ción que se haya aceptado como mas ventajosa, no surtirá efecto de ninguna clase mientras esta no se haya obtenido.
Si por cualquiera circunstancia no llegara á obtener el contrato la supe¬ rior aprobación del Sr. Gobernador civil, el dueño de la proposición aceptada no
podrá reclamar indemnización ni perjui¬
cio de ninguna clase al Ayuntamiento.
Una vez que el contrato haya merecido la aprobación del Sr. Goberna¬ dor civil, y antes de dar principio á las
obras, el dueño de la proposición acep¬ tada, para garantir el cumplimiento del contrato, deberá constituir en la Deposi taría municipal, la fianza de 1000 pese tas; que le serán devueltas tan luego de tenido efecto la recepción definitiva de
los cobertizos.
El terreno sobre el cual se han
de emplazar los cobertizos, mida una su¬
perficie de 713 metros; siendo su figura igual á la que describe el plano unido á
estas condicioues.
10. La forma ó estilo do construcción
para estos cobertizos, será la misma que
demuestra el plano que á estas condicio
nes se acompaña. 11. Las paredes serán de mamposta
ría ordinaria careada, compuesta de pie¬ dras y mortero, cuya mezcla se compon¬ drá de dos espuertas de arena y una de cal. El espesor de estas paredes será de
70 centímetros.
12. Las columnas de los arcos exte¬
riores ó de la fachada, serán de piedra caliza labrada y tendrán 70 centímetros
cuadrados. Las interiores, serán de la
misma clase, pero solamente tendrán
60 centímetros cuadrados.
13. Las bóvedas del techo serán uni¬
formes de sillería de marés de 60 centí¬
metros de espesor y 40 cents, de altura. 14. El pavimento se construirá á 15
cents, de altura del piso del muelle y será de piedra labrada enraodillada, ter¬ minando con una cadena de piedra á la
distancia de 70 cents, de la línea de la
fachada. De la terminación de este em¬
pedrado ai piso de la calle se construirá una rampa de piedra labrada para que los carros puedan penetrar con comodi¬
dad al interior de los cobertizos.
15. Los desmontes pue haya necesi¬ dad de verificar para el replanteo y cons¬ trucción del pavimento de los cobertizos,
serán de cuenta del concesionario.
16. Los maderos del techo de los co¬
bertizos, serán de abeto, de los llamados en el pais de 3 por 9 y se colocarán á una
distancia máxima uuo de otro de 43 cen
tímetros.
17. Las paredes del interior de los cobertizos serán revocadas y enlucidas.
18. Las aguas del tejado del edificio no verterán directamente á la vía pública sino que serán recogidas conveniente¬ mente por medio de canales de zinc y tubos de bajada hasta conducirlas por medio de una tajea al mar.
19. La recepción provisional de los cobertizos tendrá lugar una vez que esté colocada la cubierta ó tejado del edificio para cuya operación se señala el plazo

obligación del concesionario
mientras dure la construcción de los co¬
bertizos, celebrar un contrato con los obreros que hayan de ocuparse eu la obra. Eu este contrato se estipulará ne¬ cesariamente en cumplimiento de lo dis¬
puesto en el R. D. de 20 de Junio de 1902, la duración del mismo, los requisi¬ tos para su denuncia ó suspensión, el número de horas de trabajo y el precio del jornal.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión dél día 23 Junio de 1906
La presidió el Alcalde Sr. Serra y asis¬ tieron á ella ¡os Concejales señores Morell, Rotger, Joy. Forteza. Rullán, Ripoll, Castañer (F.), Castañer Bernat, Frontera y Colom,
Filé leída y aprobada el acta de la se¬ sión anterior,
Orillados ciertos inconvenientes qne
habían demorado el cumplimiento del acuerdo tomado en la sesión celebrada el día 21 del pasado Abril, relativo á la
construcción de unos cobertizos en el
muelle de este puerto, la Corporación prosiguiendo en su propósito de llevarlo á la práctica acordó abrir un concurso de proposiciones para su realización en
la forma determinada en el art.° 40 de la instrucción de 24 de Enero de 1905 y
procedió á formar el pliego de condicio¬ nes que ha de regular el mismo, que¬ dando redactado en la forma que pueden ver nuestros lectores en otro lugar del presente número.
Se acordó verificar varios pagos.
Se enteró la Corporación de una co¬ municación suscrita por D. Francisco Col 1, dueño del molino denominado de
Can Coll. manifestando su conformidad
con el acuerdo de este Ayuntamiento to¬
mado en la sesión celebrada el día 9 del
actual, relativo á cerrar el lavadero
nombrado de Sa siguí d• en Pacó.
No habiendo otros asuntos de que tratar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial— Mañana doraiu* go, día l.° de Julio.—A las nueve y media, horas menores y después la Misa mayor. A la tarde explicación del catecismo, y después el ejercicio del Sagrado Corazón de Jesús. Al anochecer, vísperas y completas.
En la iglesia de San Francisco.—Mañana domingo, día l.° Julio.—A las seis de la tar¬ de, expuesto el Santísimo Sacramento, se em¬ pezará un piadoso triduo eu honor del Seráfi¬
co Doctor S. Buenaventura.
En el oratorio del Hospital.—Hoy sábado, al anochecer se cantarán solemnes completas en preparación á la fiesta de la Preciosa San¬ gre de Jesucristo.
Mañana domingo, día l.° Julio.—A las nueve y media, se cantará Tercia y después la Misa mayor con música, pronunciando el panegírico el Rdo. Sr. Cura Arcipreste. Por la noche, se cantará la corona de la Divina Sangre con música.

Para el día 12 de Julio próximo, á las ouce, en el despacho del Notario D. Pe¬ dro Alcover, de las siguieutes fincas, si¬ tas en el término muuicipal de esta ciu¬ dad; procedentes de la testamentaria de D. Miguel Muntaner y Mayol.
Olivar llamado «Can Bigalot», pago «La Figuera», de extensión de 2
hectáreas, 36 áreas 82 centeáreas, ó lo
que fuese.
Otro olivar llamado «Se Llebrera», pago «Can Costuren»; de extensión de 51 área 49 centiáreas, ó lo que fuese.
Los títulos de propiedad, y pliego de condiciones, se hallan de manifiesto en la expresada Notaría.
Sóller 28 de Junio de 1906.
.—-o—
una casa con co¬
rral situada en la calle de Isabel
II n.° 30.
Informarán en esta imprenta.

con el n.° Seller.

341

la casa señalada del ensanche del

podido al fin conseguir, venciendo gran¬ lectores que la sociedad Ferrocarril

A este efecto, el Ayuntamiento de dos años á partir del dia que este

En la misma casa darán infor¬

des dificultades, por un acuerdo reciente Palma-Sóller, tal vez para algunos, cedería á perpetuidad, ai particular ó contrato sea definitivo.

mes.

del Consejo de ministros y poF recomen¬ podrá caminar despacio, pero, eso Compañía que se comprometiera á eje¬ 20. La recepción definitiva de los

dación especial del Rey, que es presi¬ sí, sin apartarse poco ni mucho de cutar á sus costas estos cobertizos con cobertizos se efectuará transcurrido un

dente honorario de aquella sociedad, pues la ley prohíbe efectuar sueltas ex¬ tranjeras en la zona de costas. Será, pues, ésta la primera vez, y sin duda la

la senda que de antemano tenía
trazada, y de ahí el que hasta? la fecha, gracias á Dios, el viento de la fortuna no baya cesado de soplar

arreglo á los planos y condiciones que se insertarán, el derecho de poder edificar pisos en la forma que mas le convenga

año después de tenido lugar la recepción provisional, siendo de cuenta del conce¬ sionario todos los gastos que se originen

Se vende una porción de
tierra con una casa enclavada en la mis¬
ma, denominada «Can Camasdaigo» sita

única, por ser gracia especial, que Bar¬ favorablemente ni por un solo mo¬ sobre estos cobertizos, pasando aquellos con motivo de las reparaciones ó correc¬ en este término, pago las «Taúcas d‘ eu

celona podrá preseuciar el espectáculo mento. Si el móvil de tan absurda pisos á ser de su propiedad exclusiva; ciones que haya necesidad de ejecutar Frontera» cerca de «Son Bou.»

de ver partir en rápido vuelo á varios como intencionada patraña, la mo¬ pudiendo enagenarlos ó explotarlos en la por uo haberse sugetado á estas condi¬ Informarán en el número 6 y $ de

miles de mensajeras, para realizar un tiva la tardanza en empezarse las forma que mejor le convenga.

ciones, ó por deterioro que haya sufrido calle de la Victoria de esta ciudad-

viaje de más de 1.000 kilómetros hasta obras, ménos mal; si bien debemos

Los cobertizos, una vez construí la construcción realizada.

SOLLER
JK¡*.

t») FOIiMETÍaí
3LA RAMA DE SANDALO
la cual halló al supuesto hermano de *u amante: la desgraciada niña quedó ate¬
rrada; más el impostor la tranquilizó con un razonamiento que ya tenía pre¬ parado para el caso.
—Mi hermano, le dijo, ha tenido que marchar precipitadamente á la ciudad, llamado por nuestro padre; pero me ha dicho que dentro de un mes, recibiré un poder para que me case contigo en su
nombre.
—¿Qué es un poder? preguntó asusta¬
da la doncella, ante la idea de casarse con aquel hombre, que le inspiraba una repugnancia instintiva.
—Es un documento en virtud del cual
mi hermano se casará contigo, represen¬ tándole yo aquí: acabada la ceremonia, te conduciré á la ciudad; más antes es preciso que veas si tus padres se avie¬
nen al casamiento.
—Jamás consentirán, dijo la niña de¬ rramando lágrimas; ya sabe Vd. que es¬ toy prometida á Miguel.

Esta seguridad era la que el ayuda de ció absorto en estas reflexiones, en tanto cámara necesitaba: la desconfianza ex¬ que Margarita lloraba en silencio.

trema de Margarita, respecto á que su

—Veamos, se dijo por fin: veamos la

padre y su abuela le permitiesen faltar manera de asegurar esta rica presa: una

á la palabra comprometida con el hijo vez casados, durará el enojo de la famide Antonio; la timidez de la jóven, y su I lia un mes, dos: mi señor se reirá de la

profundo abatimiento cuando se trataba ; travesura, cuando lo sepa: ¿cuántas he-

de contrarrestar las miras de su familia, ; mos hecho juntos en París, en el tiempo

eran otras tantas garantías para la rea¬ en que quería ser mi hermano, para ir á

lización de los proyectos de aquel hom¬ los bailes y á las cenas, á donde no po¬

bre vil y depravado.

día concurrir con su verdadero nombre?

Por nada del mundo hubiera él queri¬ ¿no le servía el mío de comodín, para las

do que Margarita hubiese aventurado la orgías de bodegón? ¿por qué no ha de

menor súplica: habia oído hablar del ca¬ servirme ahora el suyo, para hacer un

rácter de Benito lo suficiente para que buen negocio?

su innata cobardía le permitiese ponerse

Y alzando luego la voz, dijo á Marga¬

en evidencia con éi: además, se figura¬ rita:

ba, y con sobrada razón, que el honrado

—Puesto que tu familia es tan cerca,

labrador se informaría de todo lo con¬ no es necesario que te expongas á su

cerniente al aspirante á la mano de su hija; y tanto más, cuanto más elevada era su clase: de este modo, el marqués y sus hijos, que eran muy poco conoci¬ dos en aquellos contornos, por cuanto jamás habían vivido en ellos, ni aun los habían visitado, hubieran sido envuel¬

enojo: apenas reciba el aviso y el poder de mi hermano, partiremos juntos á la ciudad y allí nos casaremos, y esperare¬ mos á que mi hermano vaya á reunirse contigo, así que le sea posible.
Margarita iba á responder: más un ligero ruido que oyó á su espalda, la hi¬

tos en un proceso, y él hubiera pagado, con un presidio de por vida, sus impos¬ turas, y su fingido parentesco con su
señor.

zo volver la cabeza asustada.
En el instante sus mejillas palidecie¬ ron, tembló violentamente y se apoyó
contra un árbol cercano, murmurando:

Durante algunos instantes, permane¬

—¡Mi padre!...

Benito se acercó á su hija: nada había

—No la hará Vd. más vestidos nuevos,

oído de lo que le decía el hijo mayor del pues llevando honradamente los que

señor marqués: más, al verla hablando tiene, pueden durarla hasta que se caje,

con él, comprendió instantáneamente el Y dicho esto, entró en la huerta, tomó

motivo de los largos paseos de su hija, su azada y se puso á cavar vigorosamen¬

su afan de engalanarse todos los días te la tierra.

con sus más hermosos vestidos, y su Margarita, sin embargo, varió muy

profunda aversión á todos los oficios de poco en su método de vida: no quería

la casa.

lavar, ni amasar, ni guisar, por temor

—Hija, le dijo tomándola por la mano de embastecer aquella manecita blanca

y haciéndola andar lentamente á su la¬ j delicada que debía dar al galante En¬

do: hija, tu madre no habló á solas ja¬ rique: únicamente se vió privada de sus

más con ningún hombre, más que con citas con el rubio Santiago; pues su

su marido: yo quiero que tú seas como abuela no la dejaba de la vista, y esta es

tu madre.

la razón por qué las encontramos juntas

Calló Benito, dichas estas palabras, en el huerto la tarde en que da princi¬

que pintaban bien su recto y enérgico pio esta historia.

carácter: y el silencio no volvió á inte¬ Ahora volvamos á la alquería de los

rrumpirse hasta que entrambos llegaron álamos.

á la alquería.

El buen padre llamó al soportal á la

IX

anciana Cecilia, que hilaba con Inés á la

puerta de la casa, y sin soltar la mano

Xja rama do sándalo

de Margarita, dijo con voz firme:

—Madre mía, desde hoy mi hija no se Dos días después del en que empecé

separará del lado de Vd.

mi narración, es decir, la noche en que

—Bien, hijo mío, dijo la anciana sor¬ Miguel exhaló su tristeza en tan sentidas

prendida.

coplas, se hallaban en el soportal de la

—Trabajará en la casa, lo mismo que alquería la señora Cecilia, sus dos nie¬

su prima.

tas, y Miguel: éste, sentado junto á Mar¬

—Yo cuidaré de que así sea.

garita, la miraba melancólicamente:

ISLEÑA MARITIMA

Suscripciones al Jílbum «MOL VILLA DE SOLLER

COMPAS! A

MALLOB^riM

K

VAPORES

Salón, Hojas Selectas, Blanco y Negro, Lor esos mundos,

VAPORES

La Ilustración Española y

4

,U,y

i Sin SEMANALES

^Americana, Nuevo Mundo,
La Moda Elegante, La Ilus¬
tración Artística, La Época y

DE

otras revistas y periódicos.

—Se admiten en la Admi¬
II*A Y YfJEI/ffA nistración del Sóller, San

ENTRE

1 JlIilB&S

para Argel los jueves. .

para Marsella los Sábados.

De Argel los Viernes.

De Marsella los Lunes.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos

para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Ull, Bamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.

El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.

Bartolomé n.° 17.
Bpr
Servicios esmerados y á buenos precios
MATEO COLOM
R/ue Liazare-Oamot, 34
CETTE
Consignatario del vapor
“Villa de Sóller,,
VINO AL POR MAYOR

Servicia entre Sóller, Barcelona, Cette y viceversa
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id, Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. Mateo Colom, Rué Lazare-Car-
not, 34.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.
GASA ESPAÑOLA DE COMISION

COMISIÓN Y AJUSTE

PABLO COLL y F. REYNÉS
MJXIMIE <€©t© d’ ©r)
SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijón
Especialidad en patatas y demás artículos del pais.

JUAN ESTADAS

Exportación de productos industriales.—Consigna¬ ción de frutos y primores.—Subastas á los más altos

«HUI! í PRIMARIO
TELÉFONO
(Ande)

precios de esta Plaza.—Comisión 5 por 100 arreglos inmediatos y se anticipan fondos y materiales á los
señores remitentes.

Expedición al por mayor de espárragos y toda clase de legumbres.
Servido esmerado y económico

LA SOLLERENSE
DE
MÍRE y PORT-BOU (Frontera, fraoco-espaSola)

PASTOR-BERNÁT j
Ene de Mío 11, et rae k lux Marché ai tos 41 j § BMIIXjEEJLES-ffielglque)

LA ARTÍSTICA
CALLE DE LA LUNA N.° 30.— SOLLER

Ofrece al público á precios sumamente económicos todos sus artículos como son:

IMAGENES estatuarias de madera, piedra, mármol y fibra madera, decre¬

tadas y ordenadas para su bendición ó indulgencias.

-=■

CAPILLAS, ALTARES, ORNAMENTOS y sus reparaciones.

ESTAMPERIA, CROMOS, OLEOGRAFIAS y FANTASIAS de todas cla¬

ses en gran surtido.

MARCOS y MOLDURAS con rico muestrario y clase fina.
ESPEJOS y CRISTALES de todas dimenciones en clase superior. GRAN DEPOSITO DE TARJETAS POSTALES en colecciones y sueltas pa¬
ra felicitaciones.

OBJETOS PROPIOS PARA REGALOS.

Clases y Precios ventajosos sobre todos los similares.

L‘ iSSICDRATRICE ITALIANA

Sociedad de seguros contra los
ACCHAEXTES DEL TBABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra ios riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, ÍL HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASEELAS.

Aduanas, transportas, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
JABÓN FLUIDO GORGOT
Este jabón compuesto de hiel de vaca, afrecho y salol, es de perfu¬ me finísimo y viene recomendado por la higiene moderna para la limpieza del cutis, en sustitución del jabón en pastillas.
Indicadísimo y necesario para la¬ var la cara; por no producir esco¬
zor, consérvala tersa, sin manchas, granos, rojeces y arrugas prema¬
turas.
Usándolo en el baño preserva á la piel y cuero cabelludo de toda enfermedad contagiosa.
Con su uso diario se conserva la
belleza eternamente.
Enviando Ptas. 3’00 se manda
el frasco á esta población, franco de porte, escribiendo al Centro de
Anuncios de D. Joan González,—
PALMA DE MALLORCA.
Desde media docena frascos, des¬ cuentos .según la importancia de los pedidos. A cada frasco acom¬ paña prospecto indicando la mane¬
ra de usarlo.

TEAISB0BÍÜ IlfllIAOIQIáLIS
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

AGENTES DE ADUANAS
emitas y pokt-bov (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVF.T, JEUM0NT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbero.—Bauza Port-Bou,
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

lote! ítestaurant áel fníverso

DE

Vda. de J. SERRA

I

PLAZA B£ PALACIO-3.-BABCELOM

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta,^ resta urant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á, la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»