ANO XXI.-2.a EPOCA.-NUM. 991
ANO XXI.-2.a EPOCA.-NUM. 991

SÁBADO 31 MARZO DE 1908

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 13, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA. ,

Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

•S" SÓLLER (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

jPAG0 ADELANTADO España:

0’50 pesetas al mes.) .

Extranjero: 0’75 francos id. id.

\_\_\_

\_Trr

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

sufrido, y retozando con ellos hubiera dades! ¡El tenido por un tiranuelo! Tan los en el aire, y, arrancándose luego en En el siglo xviii se hicieron en Fran¬ pasado la mañana si miss Alicie, una injustificada opinión era para descon¬ un vuelo firme y seguro, se perdió en la cia dos testamentos muy curiosos.

NIÑOS Y PÁJAROS

de tantas inglesas de ocasión que ejer¬ certar al niño más indiferente, para inmensidad. cen de institutriz, no le hubiese llamado arrasar de lágrimas á ojos aun vírgenes

Uno de ellos fué el de un juez que de¬ jó cien mil francos á una casa de locos,

todos los días á la misma hora para en¬ de llorar: y Juanito se afligió y lloró

Acurrucado en un pequeño nido ocul¬ diciendo:

Todas las mañanas, en cuanto Dios tregarse á sus estudios. Con un tirón de tanto que la miss no tuvo otro remedio to entre las ramas de frondoso árbol, el

«Este dinero lo he ganado merced á

amanecía y la doncella iba á dispertarle, rabo ó de orejas despedíase el chico de que dar por terminada la lección.

jilguero ve llegar la noche, amparándo¬ las personas que se pasan la vida plei¬

ya vestido, la primera visita de Juanito aquellos canes, que le acompañaban Con el rostro empapado en lágrimas, se de sus rigores al calor maternal. Al teando. Al legárselo á los locos no hago

era para su jilguero, cautivo en primo¬ rosa jaula de dorados alambres artísti¬
camente combinados con ornamentacio¬
nes niqueladas que brillaban como man¬ chas de sol sobre un haz de rayos de
oro.
Era más que jaula un precioso juguetillo, no sólo lindo por fuera, pues con
serlo tanto, resultaba mucho más agra¬ dable su interior, el cual podía ser con¬ siderado como diminuto palacio de cris¬ tal. Con efecto, de cristal eran el baño y
delicados cachivaches destinados á con¬
tener respectivamente el agua y el al¬ piste; de cristal un árbol de saltadores y Í03 balconcillos salientes á ambos lados, dignos de competir por su deliciosa ori¬ ginalidad con el legendario balcón de Verona; y de cristal, finalmente, el aéreo

hasta el pie de la escalera, que subía ca¬ da vez más perezosamente, volviendo siempre la cabeza atrás para despedirse de sus amigos, cuya suerte euvidió más de una vez. Aquélla era una escala de amargura: en cada uno de sus peldaños iba dejando el niño una alegría: al lle¬ gar á la última, sólo hastío y aburri¬ miento le quedaba.
Salía la miss á su encuentro, murmu¬
raba Juanito un apagado Good morning, al que contestaba la inglesa con cere¬ monioso énfasis, en tanto cerraba la
puerta de la habitación, quedando por consiguiente solos los dos. Cada día más
niño el niño: cada día más institutriz la
institutriz. No podía él remediarlo; pe¬ ro, en cuanto se sentaba y la inglesa empezaba sus preguntas y explicacio¬

agitado el pecho por convulso suspirar y los ojos hinchados por el reciente llo¬ ro, fuese Juanito hacia su cautivo, mi¬ róle á través de una nube de lágrimas, y con voz muy queda y entrecortada por los suspiros le preguntó:
—Dime: ¿es cierto que podrías estar mejor?
Batió el jilguero sus oscuras alas, ir¬ guió su cabecita, y su garganta gorjeó algo que equivalía al más expresivo si.
Luego entre el pájaro y el niño enta¬ blóse este ó parecido diálogo:
—Aquí, ¿qué te falta? —Libertad, cruzar el espacio con mis
hermanos, dormir al calor del nido de
mis padres, bañarme en ese espacio azul que ahora contemplo á través de los hie¬ rros de esta jaula, beber en las nubes,

percibir su confortador contacto, se acuerda de su amiguito. y algo como el soplo de una ráfaga helada lo hace es¬ tremecer.—¡Pobre niño!—se dice.—Si yo pudiese llevármelo á mi nido, ¡qué dul¬ ce le parecería su calor! ¡Ser niño y sen¬ tir frío! ¡Qué suerte más triste! ¡No ca¬ be desdicha igual!—Instintivamente se acerca más y más á su madre, disper¬
tándola con su violento aleteo.
—¿Qué tienes?—le pregunta ésta. —¡Miedo de perderte de nuevo, y con¬ tigo tu calor! Aquella noche al encontrarse Juanito solo en su dorada cama, sintió frío y se acordó del jilguero. Llamó, pero nadie
contestó á su voz: la doncella encarga¬ da de atenderle dormía perezosamente en un sillón. El niño, cansado de lla¬

más que una restitución».
El otro testamento curioso fué el de
cierto Mr. Colombier, que legó 1.200 francos á uua señora de Rúan por ha¬
berle dado calabazas veinte años antes,
«lo cual me ha permitido—decía el tes¬ tador-vivir feliz é independiente en mi
estado de soltería».
También son muy comunes los lega¬
dos á animales favoritos.
En 1805 murió en Knightsbridge un señor muy rico llamado Borkey. En su testamento dispuso que de sus rentas se destinasen 675 pesetas anuales para cua¬ tro perros que poseía; pero su afecto ha¬
cia los canes no carecía de fundamento:
algunos años antes, viajando Mr. Borkey por Europa, fué asaltado por una partida de bandidos, y escapó con vida

columpio que adornaba el centro de aquella alegre cárcel.
He dicho alegre, y he dicho mal: cár¬ cel y alegre son dos palabras que rabian
de verse unidas, son dos corrientes ne¬
gativas, dos polos opuestos, imposibles
de aunar. Por eso el alado cautivo que
la habitaba, por ingratitud, ó tristura (que de todo habría), cada vez hacía más

nes, el jilguero echaba á volar dentro de su pensamiento, repercutían en sus oí¬
dos los ladridos de los perros, que co¬
rreteaban por el jardín; sentía el relin¬ cho de los caballos, enojados con él por¬ que entraba apenas en las caballerizas; todo lo cual hacía que estallara dentro
de su cabeza un clamoreo tan confuso
como perturbador. A seguida venían las

saltar de árbol en árbol, anegarme, en
fin, entre los rayo3 del sol. Yo vivo del calor, y á tu lado me muero de frío; y es que me faltan amigos, familia, ho¬ gar: lo más necesario á mis afecciones y á mi dicha. ¡Déjame volar! Todos los días te lo pido, y tú siempre te muestras inexorable conmigo, hasta cruel. ¿Qué te cuesta franquearme la salida? Verás

mar, hizo para dormir, pero no pudo conseguirlo: el recuerdo de su amiguito le dominaba por completo, no le dejaba
descansar.
—¡Si fuese pájaro! —pensaba. — No tendría frío... ¡y estaría más cerca de
Dios!...
Antonia Opisso.

gracias al valor de un perro que le acom¬ pañaba, que puso eu fuga á los ladro¬ nes. Los cuatro perros á quienes dejó la renta eran descendientes de aquél.
El testador dejó minuciosamente ex¬ plicado cómo había de gastarse el dine¬
ro. A la hora de la muerte rodeaban el
lecho del dueño los cuatro afortunados
animales, acariciándole y lamiéndole.

ostensibles sus mortales ansias, sus nos¬ distracciones consiguientes, tales como qué prouto hiendo los aires y voy á reu¬

Una de las cláusulas del testamento

talgias y melancolías.

dibujar perros ó pájaros en su cuaderno nirme con mi madre, que llora mi cau¬

disponía que se esculpiesen las cabezas

Lo que escapaba de su garganta no de apuntes, profusamente ilustrado con tiverio abrumada de dolor. eran alegres y afiligranados gorjeos: toda suerte de monigotes; el no contes¬ —¿Es que también tu tienes madre?—

Variedades

de los perros y que se pusiese una en cada esquina de su tumba.

eran arpadas quejas, rebosantes de esa tar con acierto á las preguntas de su le preguntó el niño con timidez. dulcisima conmovedora vaguedad, ex¬ profesora, el golpear el suelo con el —Y buena como la mejor. Si tú la

Testamentos extravagantes

La viuda de un propietario de carrua¬ jes y ómnibus dejó 700 pesetas de reuta

presión de una pena inconsolable y que taburete ó marcar acompasado ritmo vieras desafiar la implacable saña con

anual para el sostenimiento de la yegua

cautiva más por las desdichas que deja con el tacón de su bota; distracciones que nos persiguen los hombres cuando

Hace pocos años, uo médico que mu¬ favorita de su difunto marido y 125 pe¬

adivinar que por el deleite que sus armo¬ que, sin alterar en lo más mínimo la con la aurora parte en busca de nuestro rió en Escocia legó su cuerpo á los pe¬ setas de renta vitalicia á un perro de

nías causan al oído. Advertido el niño imperturbable calma de la miss, la obli¬ alimento, tendrías orgullo de haber na¬ rros y su alma al diablo. Es posible que caza.

de las inquietudes de su prisionero, gaban repetidamente á llamar al orden cido jilguero. Aquí silba una bala, allá esto último lo viese realizado, porque el La yegua tenía una cuadra muy con¬

amonestábale con bondadosa severidad, á su discípulo. El muchacho, sin em¬ cae una piedra, á lo alto sube una lluvia doctor íué sentenciado á muerte y ahor¬ fortable y no hacía ningún trabajo. Una

amenazándole con abrirle la jaula y po¬ bargo. como si tal cosa: cuanto más le de perdigones, asoma por otro lado la cado por asesino.

persona flaca, para qne no pesase mu¬

nerle en el espacio si no cesaba en aquel amonestaba ella, más impaciente se boca de lina escopeta pronta á vomitar

A fines del siglo xix un caballero de¬ cho, la montaba cuatro días por semana

canto monótono y tristón con que, in¬ mostraba él. Un día, cansada de perder mortífera carga; y amenazas tan tre¬ jó una gran fortuna á uua joven cuyo y la sacaba á pasear durante una hora.

grato, correspondía á sus cariños y bon¬ tiempo, decidióse la inglesa á hablar con mendas, capaces de aterrar á los más nombre ignoraba. En el testamento ha¬

dades.

decisiva resolución al niño:

templados corazones, son heroicamente cía constar que le dejaba aquel dinero

—¿Qué te falta?—le preguntaba.—Tie¬ nes una casita muy linda y aseada, no tienes que apurarte para el alpiste, no

—¿No estás contento de mí?—le pre¬ guntó.
—Sí,—contestóle Juanito con seque¬

desdeñadas por la que, escudada por el amor á sus hijos, salva hasta la muerte, que á cada instante la saluda con sus

por la «adorable nariz» que poseía la afortunada heredera, añadiendo que du¬
rante los tres últimos años de su vida

25.000 francos por un artículo periodístico

te faltan juguetes de pájaro para que te diviertas cuando estás solo, por mi parte te agasajo con cuantas golosinas te son agradables, te quiero cual á mi mejor amiguito, no te molesto ni te importu¬ no... ¿Qué más quieres? Vamos á ver. ¿Qué harías por estos aires de Dios, tan chiquitillo como eres y ya casi olvidado de volar? Caer en manos de algunos chi¬ cos perversos como los que te llevaban cuando te compré.
Por toda contestación el jilguero batía nerviosamente sus alas, agitaba su os¬ cura cabeza, brillaban sus ojos como diamantes negros, lanzaba al aire agu¬ dos y penetrantes píos, y, después de rápidos giros y evoluciones por la jaula, agarrábase á los alambres, presa de la

dad.
—Entonces, ¿por qué no estudias? ¿por qué no sigues mis consejos? ¿por qué no atiendes mis indicaciones ni ob¬ servas el método de estudio que te be
trazado?
—Porque no lo entiendo,—repuso el
niño.
—Porque no tienes afición al estudio. —dirías mejor.—Tratárase de jugar con el perro ó el gato, é hicieras entonces prodigios de inteligencia; pero en tra¬
tándose de estudiar una lección, te re¬ sulta negativo todo tu saber, y es que, más que un niño inteligente, eres un niño precoz, un atolondrado destinado á ser siempre un niño vulgar.
—Con tal que sea bueno, no ambicio¬

más tétricas y lúgubres sonrisas. ¡Ahí ¡Es mucha madre la nuestra! ¿Por qué me robas á su cariño? ¿Por qué no me dejas que me reuoa con el'a?
—Porque estás aqui mejor,—repuso Juanito.—Además, viene la noche y po¬
dría helarte el frío.
—Frío, el que aqui siento. Ya te lo he dicho: no hay calor comparable al de los nidos. Toditos nos cobijamos bajo lósalas de nuestra madre, y ningún ca¬ lor supera al calor maternal. Eso harto
debes saberlo tú.
—¿Yo?—contestó confusamente el ni¬
ño.
—Seguramente: ¿no tienes tú madre?
-Sí.
—Y ¿no cuida de que no sientas frío?

había experimentado un placer inexpli¬ cable contemplando platónicamente el artístico órgano nasal.
Al recibir la noticia de la herencia ase¬
guró la joven que desconocía el nombre de su bienhechor, y como no estuviese enterrado aún, rogó á los testamentarios que la mostrasen el cadáver. Al verlo, exclamó la muchacha,'toda sorprendida:
—¡Este hombre llevaba tres años per¬ siguiéndome, colmándome de atencio¬ nes y enviándome versos dedicados á mi nariz! En los paseos le encontraba siem¬ pre frente á raí, mirándome fijamente á
la cara.
Entre los papeles del difunto se en¬ contraron innumerables dibujos y apun¬
tes de la señorita. revueltos con versos

Cierto periódico ha decidido no volver á solicitar artículos pagados á ese pre¬
cio, desde el momento en que, aunque
parezca mentira, existen personas capa¬ ces de ofenderse por hacerles una invi¬ tación de dicho género. Expliquémonos.
Escaso de artículos sensacionales, el
director de una popular revista nortea¬
mericana tuvo la ocurrencia de escribir
al emperador Guillermo, ofreciéndole, sin ambajes, 25.000 francos por un artí¬ culo de columna y media. Acompañaba á la carta un cheque por la expresada
cantidad.
El audaz periodista no tuvo que espe¬ rar mucho tiempo la respuesta. A vuel¬
ta de correo recibió una nota, en estilo

mayor fatiga.

no ser más.

—No: nunca está en casa cuando me en alabanzas de sus narices.

muy seco, redactada por el secretario

Juanito traducía aquella agitación y

—¡Bueno tú!—objetó la inglesa.—No, acuestan: la doncella rae desnuda, y. en

Lo más singular del caso es que la he¬ particular del kaiser, participándole que

aquellos píos por un—Estoy muy bien, que nunca es bueno el niño que nace á cuanto estoy acostado, me dejan solito redera, aparte de la nariz, que era bas¬ S. M. Imperial no tenía ni tiempo, ni pero ábreme la jaula, que quiero echar la vida demostrando los defectos que y allí rae quedo hasta que me duermo. tante pronunciada, no tenía ningún ras¬ aficiones periodísticas, por lo que se

á volar.

demuestras tú.

—¡Solo!

go fisonómico notable.

apresuraba á devolverle el cheque.

— Ea, que no te la abro,—objetaba el —¡Yo! ¿Qué defectos tengo?

—Solo. Verás: ¡como casi soy ya un

En 1776. un señor que habla reunido

niño.—Eres un desagradecido, y para

—Pregúntaselo á tu jilguero, átu cau¬ hombrecito!...—Y el niño bajó la voz. una fortuna de 300.000 duros eu el co¬

castigarte voy á dejarte hoy sin migas tivo, y él te lo dirá,—contestó la miss llevó su trémula mano á los ojos para mercio, dejó gran parte del capital á un

No poner ligas á los niños

de bizcocho, y mañana sin verme, y pa¬ con irritante severidad.

borrar una lágrima, y, sin explicarse primo suyo, con la singular condición

sado mañana...
Lo que iba á hacer pasado mañana no lo decía nunca Juanito, pues harto sabía el bondadoso niño que, siendo amena¬ zas, no las iba á cumplir:,su purísima
alma se rebelaba á todo sentimiento de
rigor. Cou más pe na "qué disgusto sepa¬ rábase, pues, de la jaula y descendía al jardín en busca de (otros amigos suyos, dos soberbios perros noblotes, animales que correspondían mejor que el jilguero á sus honda les y atenciones. Corriendo tras ejlos, y agasajándoles con terron-

—¡Mi cautivo!—repuso el niño, casi
consternado.
—O tu prisionero, como le quieras
llamar.
—Mi amigo. —Su carcelero dirías mejor. —¡Carcelero yo!—replicó Juanito do¬ minado por violenta emoción y rom¬ piendo á llorar. ¡Qué decía aquella mu¬ jer! ¡Le creía malo! ¡Malo él, que tenía el más noble y hermoso corazón de que puede envanecerse un niño! ¡El, cuya exquisita sensibilidad era de todos bien

por qué, tuvo celos de aquel pájaro. Luego, haciendo un esfuerzo supremo para dominar su emoción, abrió uno de los balconcillos de la jaula y estrechó
violentamente á su cautivo entre su
mano.
Un alarido desgarrador partió de 1a garganta del jilguero, y, próximo á la asfixia, gritó:
—¿Por qué me matas? —¡Matarte yo!—observó Juanito, cons¬ ternado.—¡Si no te mato! ¡Es que te de¬ vuelvo la libertad, y te doy mi adiós!—

de que todos los días había de ir á la Bolsa y permanecer allí desde las dos hasta las tres de la tarde, sin que le sir¬ vieran de excusa sus ocupaciones ni el estado del tiempo. Sólo en caso de en¬ fermedad podría faltar; pero si los testa¬ mentarios probaban que la indisposición no era suficientemente grave para im¬ pedirle salir á la calle, tenían el deber de retirarle toda la fortuna y entregarla
á una institución determinada.
El heredero no podía, p«r lo tanto,
ausentarse de Londres. Unicamente te¬

Nunca se deben poner ligas á los niños para sujetarles las medias, porque en¬ torpecen la circulación de la sangre y el
fenómeno de la conversión de sangre ar¬ terial en sangre venenosa.
Por otra parte, el uso de las ligas impido el desarrollo de las pantonillas y hace que las rodillas se pongan prominentes.
Los daños son tanto peores cuanto más tirantes son las gomas. Por las razones
expuestas, las madres deben poner á sus hijos tirantes en vez de ligas.

citos de azúcar ú otras golosinas, olvi¬ conocida, y cuyos sentimientos eran Abrió la mano, sacudió la avecilla su nía libertad los domingos, porque no se

——«wawaes- f?

————

dábase el niño del disgusto que llevaba siempre reflejo de sus excepcionales bon¬ cabeza, trazó torpemente algunos círcu¬ abre la Bolsa.

SÚLLER

Sección científica

ejercicio fácil y provechoso: un ejercicio achacándola á regionalismos de última respiratorio basado en hechos fisiológi¬ hora, cuando en 14 de Abril de 1855,

Viaje del Rey á Canarias

El señor Gobernador Civil de esta
provincia ha acordado atender las que

¿Se puede prolongar ía vida?
No es posible negar que los progresos •■■calizafios por los últimos cincuenta años han sido tantos y tan grandes, que ú coneept® que antes se tenía de la vi¬
da ha debido reformarse. Pero nada en
concreto se ha averiguado acerca de este punto gravísimo: ¿Puede prolongarse la vida? Y. sin embargo, desde la más re¬ mota antigüedad el tema se ha discutido con apasionamiento. Lo único en que convienen muchos fisiólogos es que la media máxima de una larga vida debe .fijarse en 70 años.
¿Por qué tal cifra? ¿No es dable abri¬ ga ;• la esperanza de resistir durante más tiempo? ¿No son muchos, acaso, los hombres que rebasan tal edad conser¬ vando entera su salud y sus facultades intelectuales? ¿No indica nada el ejem¬ plo de Gladstone que á los ochenta y cinco años hace aprobar el Home rule, y el de Bismarck que abandona el poder á los setenta y cinco y que conserva hasta

cos y que practicado con asiduidad pro¬ duce magníficos resultados. Consiste en profundas inspiraciones seguidas de es¬ piraciones completas. Al hacer la inspi¬ ración se levanta los brazos y se bajan, lo propio que el tronco, al espirar, ó se vuelve el cuerpo y los brazos de izquier¬ da á derecha, manteniendo fijos los pies, cuando se inspira y de derecha á sinies¬ tra cuando se expulsa el aire.
Este ejercicio resulta beneficioso para el corazón, para el sistema circulatorio en general y facilita el proceso nutriti¬ vo de los pulmones.
Estas sencillas reglas, acompañadas de la abstención de los alcoholes, puede constituir un magnífico sistema para dar una salud de hierro y hacer vivir largos años.
Redman.
Actualidades
¿Y ahora?

cincuenta y un años ha. principió esta propaganda la Diputación de Barcelona con un Mensaje á las Cortes?
¿Lograremos para Cataluña y para to¬ da España la promesa del Sr. Moret, he¬ cha en el Parlamento de 1888, respecto de la policía gubernativa y de la judi¬ cial, para evitar la explosión de bom¬ bas, la impunidad de los delincuentes, la organización anarquista, la intran¬ quilidad social y la decadencia y ruina de los grandes centros de población?
¿Qué labor de paz, de progreso, de justicia, de moralidad, de administra¬ ción, de gobierno, emprenderá el poder público para Cataluña y para el resto de España, después de la gran batalla li¬ brada para restituir al fuero militar el
conocimiento de los gestos, los ruidos, las caricaturas, los emblemas pecamino¬ sos? En eso estriba todo: porque si el Gobierno no se anticipa al movimiento de protesta de Cataluña, dentro de seis meses resurgirá el problema fundamen¬ tal con mayor gravedad que el presente.
Para un estado de excitación, no basta
la camisa de fuerza: este remedio es pu¬

El viernes de la anterior semana salió
de Madrid D. Alfonso XIII para Cádiz y Canarias. Es la expedición más impor¬ tante, á nuestro juicio, que realiza Su Majestad desde que ocupa el Trono.
El archipiélago canario es territorio español muy leal, muy abnegado, muy rico, muy simpático; pero muy poco atendido por nuestros gobernantes. La distancia geográfica que separa á Cana¬ rias de España es menor, con ser g’rande. que la distancia moral. Nada, ó muy poco, se ha hecho por aquel país hermo¬ so. La prosperidad que disfruta se la de¬ be á su propio esfuerzo... y al extraño.
Al esfuerzo oficial del Estado tiene
que agradecer muy poco, por no decir
nada. Para fomentar su comercio ape¬
nas le ha dotado de obras públicas; pero,
en cambio, le ha creado dificultades
arancelarias.
No ha servido de escarmiento nuestro
desastre colonial. Menos mal si este via¬
je de ahora significa una rectificación de lo pasado y un principio de satisfac¬ ción á las legítimas aspiraciones de

jas que se producen contra el funciona, miento de máquinas ó aparatos automá. ticos en que el público invierte pequeñas sumas con objeto de obtener las recom¬ pensas que el organismo ó combinación les depare.
En tal virtud, por si pudiera reputar¬ se por juego ilícito ó como estafa tal funcionamiento, ha determinado quesean
denunciadas á los tribunales los referidos
aparatos y sus administradores.
Parece que las señoras que componen la Junta patrocinadora en Palma de la exposición de labores para la mujer que ha de celebrarse en breve en la capital de Marsella, trabaja con mucho entusias¬ mo á fin de que la representación de Mallorca en dicha exposición sea muy
numerosa.
Según noticias, lo que obtendrá mayor representación de Mallorca en dicha ex¬ posición será la sección de bordados.

la muerte su temple de acero? ¿Cómo

ramente accidental, y además contra¬ aquellas islas.

El bergatin goleta italiano Fracesco Zio

íleriberto Spencer, que fué de constitu¬ ción delicada durante sus años juveni¬
les se robusteció en la edad madura y vivió hasta los 83 años? Si este hombre
enfermizo pudo alcanzar edad tan avan¬ zada ¿por qué no lograrla nosotros?
Es necesario confesar que el tema ofre¬ ce un interés extraordinario, y como ha pasado ya la era de los magos, el único medio de obtener alguna indicación útil consiste en oir el consejo de los hombres que han llegado, serenos y robustos, á
una edad avanzada.
El consejo que vamos á relatar tiene excepcional importancia porque provie¬ ne no sólo de un hombre que cuenta
ochenta años, sino también de un mé¬
dico insigne. Hay, pues, en sus pala¬ bras. experiencia y ciencia á un tiempo.
El doctor John Weber. de Londres, es. á
pesar de sus ochenta años bien cumpli¬ dos, un hombre vigoroso, activo, de clara inteligencia. Su rostro revela fran¬ queza y rebosa salud y alegría.
—¿Cree usted, doctor Weber, que la vida humana pueda prolongarse más allá del límite de setenta años que se le asigna?
—Sí. contestó resueltamente; lo creo, y... lo demuestro con el ejemplo. La vi¬ da puede prolongarse más allá de los setenta años si la gente se toma la mo¬
lestia de llevar una existencia activa y
ordenada, no sólo durante la infancia y la juventud sino en la edad madura. Es verdad que la herencia puede bastante, y que los hijos de padres que han tenido una larga vida tienen más probabilida¬ des que otros de vivir durante muchos

Ya están sometidos los violentos, tie¬
nen freno los provocadores y han logra¬ do áspera sanción los caricaturistas gro¬
seros de la rebeldía. Prisión correccional
para los que ultrajen á la Nación y al Ejército; arresto mayor para los instiga¬ dores y los apologistas sediciosos; sus¬ pensión y supresión de periódicos; di¬
solución de los organismos culpables; rapidez en el procedimiento para que en treinta y cinco ó cuarenta días ter¬ mine el proceso desde la denuncia á la sentencia, y la jurisdicción militar reha¬ bilitada y soberana.
Hemos recabado garantías/ previsto contingencias, custodiado instituciones; es un hecho, en suma, hecho afortuna¬
dísimo, la clásica máxima de que la sa¬ biduría de las leyes no consiste solamen¬ te en procurar el bien, sino en perpe¬ tuarlo. Hemos entrado ¡al fin! en la per¬ petuidad apetecible en cuanto toca á los respetos anhelados por la nación. Los audaces han conseguido su fuero, su tribunal, su ley, su procedimiento.
Pero los demás españoles, los demás catalanes, las Cortes, el Gobierno, ¿qué harán, qué han de hacer delante del contenido de los problemas que la rea¬ lidad viene hace años planteando en libros, folletos, artículos de periódico, acuerdos de partido, y aun por medio de tumultos populares? Porque si no se comienza á gobernar en Cataluña, y eso fuera ya gobernar para España, pues son comunes los daños de aquellas y de las restantes provincias, la ley de repre¬ sión tiene escasísima importancia. En pie los problemas, no se habría acudido

producente. Lo declaró el Sr. Moret en 1901. Quien
vió el peligro con tanta claridad, debe aspirar á la gloria de disiparlo. Restau¬ rar un fuero jurisdiccional, no es res¬ taurarla paz. Y en Cataluña la paz no
está restaurada.
Luis Soleu.

Pero, fuerza es decirlo, la expedición regia, que envuelve una noble y gene¬ rosa idea del Rey, revela en el Gobierno una deplorable falta de tacto.
Las Canarias no conocían hasta ahora
más que el principio autoritario; lo que significa, más que tutela cariñosa, do¬ minio y explotación. El poder civil, el poder militar; el juez, el vista de Adua¬

que de Castelamare se dirigía á Alican¬ te con cargamento de duelas embarrancó
el 22 de este mes en la costa de Formen-
tera eu el punto conocido por la Caseta de Punta Pedrera, con peligro inminente
de zozobrar.
Apercibido el suceso por los indivi¬
duos de la Almadrava «Nuestra Señora

nas, el recaudador de contribuciones.

del Carmen», que está calada en la ba¬

Sobre la catástrofe de

Ahora conocerá al jefe supremo, al hía que forman las costas de Ibiza y que simboliza todos los poderes juntos, Formentera, acudieron á las órdenes de

Courriéres
Demostrado está ya técnicamente que
la catástrofe de las minas de Courriéres
—ó cuando menos la extensión inaudita
que la catástrofe ha tenido—débese á descuidos ó negligencias imperdonables de los directores de la explotación, que jugaban así tranquilamente con la vida de millares de hombres. El pozo núme¬
ro 3. destinado á la entrada de aire fres¬
co que, después de haber vivificado la atmósfera de las profundas galerías, sa¬ lía ya envenenado por las emanaciones de la hulla y la respiración de los mine¬ ros por los pozos 2 y 4. provistos de po¬ derosos ventiladores absorbentes, servía al propio tiempo de tubo de salida para los gases nocivos producidos en su zona propia, cuando para este servicio debió haberse dispuesto un pozo aparte y ex¬
clusivamente destinado á ello. Un com¬
partimiento dividía en dos el pozo nú¬ mero 3, y roto este compartimiento por la primera explosión, pues hubo varias explosiones sucesivas, fué ya imposible
la aireación de la extensísima zona de

pero también los sentimientos todos de
la nación.
Con el Rey ha debido ir haciéndole corte la más brillante y valiosa, lo que más enaltece y más esplendor da á un pueblo, representaciones del arte, de la ciencia, de la literatura, en una palabra, del humano saber español. El pueblo ca¬ nario habría conocido así á la España que ansia y necesita conocer y los lazos de amor fraternal quedarían estrechados
de manera más solemne, más firme.
Si esa hubiera sido la labor organiza¬ dora del Gobierno en la expedición re¬ gla, el espectáculo sería más consolador para aquellas islas; la grandeza de lo que vale rodeando á la grandeza de la majestad Real constituiría una esperan¬ za fundada para aquel sufrido país que hoy se comunica con la metrópoli por cable extranjero, porque el nacional es¬ tá averiado hace tiempo y los Gobiernos, que tanto derrochan y tantos créditos extraordinarios y suplementarios de¬ mandan, alegan no disponer de fondos para reparar vía de comunicación tan
esencial.

su capitán don Vicente Llorca á prestar los auxilios que el caso requería, consi¬ guiendo, ya que no poner el buque á flo¬ te, cuando menos colocarlo en situación
menos embarazosa.
Solicitáronse entonces los auxilios del
vapor «Salinas», cuyos esfuerzos fueron inútiles por cuánto al llegar á los «Freos» el citado vapor no pudo pasarlos debido á lo recio del temporal.
A la mañana siguiente, como conti¬ nuase el expresado bergantín en igual comprometida situación, fué suficiente para ponerlo á flote una nueva tentativa de los individuos de la Almadrava, lo¬ grando finalmente remolcarlo hasta el puerto de Ibiza el indicado vapor «Sali¬ nas» que de nuevo había salido en su au¬
xilio.
Permanecerá en dicho puerto de Ibiza hasta tanto que se haya depurado el expediente de averias que se instruye al
efecto.

años; pero no hay que exagerar esa in¬ sino al esceso de los radicalismos engen¬ las galerías subterráneas, demasiado ex¬ fluencia. Puede quedar anulada por un drados por la falta de solución de los tensa también con referencia á la segu¬

Crónica Local

régimen de vida desordenado, y, en problemas mismos.

ridad de los mineros.

cambio, una existencia activa y ponde¬ ¿Se podría saber qué causas impulsa¬ De manera que la catástrofe se debe á

Crónica Balear

Ampliando la noticia que dábamos

rada puede alcanzar mejores frutos que ron á los ministros de la Gobernación y haber la Compañía querido ahorrarse al¬

? ley de herencia.

Gracia y Justicia, del Gabinete liberal gunos miles de francos en la construc¬

en nuestro penúltimo número de la visi¬ El Ayuntamiento de Cindadela sigue ta girada á las escuelas públicas de esta

La primera norma, á juicio mío, está de 1901. para convenir en la necesidad ción de un nuevo pozo á fin de poder de¬ trabajando para conseguir la conducción ciudad, publicamos gustosos el resultado, en la elección de los alimentos y en su de moralizar toda la Administración de jar el número 3 «exclusivamente» desti¬ de agua y construcción de depósitos pa Hélo ahí:

medida. Vivirá más aquel que observe
cierta moderación así en la cantidad co¬
mo en la calidad de los alimentos que ¡mima diariamente. Pocos son los que
s- dan cuenta exacta de que. para man¬ tener la salud en condiciones favorables,
bfíSta ana mediana cantidad de comida; y que los excesos de gula no sólo produCrti mayor esfuerzo en los órganos di¬ gestivos, sino que determinan frecuen¬
tes modificaciones en los diminutos va¬
sos sanguíneos de los cuales depende la

Justicia de Cataluña? ¿Qué medidas
adoptaron para moralizarla los señores Moret y marqués de Teverga, después de reconocer en el Consejo de ministros celebrado el 13 de Mayo de aquel año la urgencia del caso?
¿Por qué no se cumplió el acuerdo adoptado en el mismo Consejo de mi¬ nistros, de satisfacer las aspiraciones de Cataluña, que había formulado en Ene¬ ro de aquel año el actual presidente del Consejo?

nado á la entrada de aire fresco, con lo
cual quedara mejor garantida la reno¬
vación de la atmósfera en las entrañas
de la tierra y no se hubiera dado el las¬ timoso espectáculo de que durante va¬ rios días haya sido «imposible» penetrar en las galerías por culpa del envenena¬ miento del aire producido por lo pésima¬ mente dispuesta que estaba su airea¬
ción...
Quizás crea alguno de mis lectores más ingénuoa y sencillos que la Compa¬

ra el abastecimiento de la población.
Continúa la reparación de las averías que sufrió el vapor «Bellver» al chocar con el peñasco llamado Se Mola.
Efectúan la reparación unos veinte operarios.
Los trabajos se realizan con gran ac¬
tividad.
Es muy probable que el «Bellver» va¬ ya á Marsella para terminar la repara¬

Eu la primera escuela elemental de niños que dirige D. Antonio Miralles Ti* có, se adjudicaron 1 sobresaliente, 2 buenos y 31 regulares. Grado de ins¬ trucción: algunas nociones de Geografía de Baleares, pocas de España, reducidas de Historia y varias de Religión y mo¬ ral. Concepto higiénico del local y capa¬ cidad, inmejorables, siendo ventilado y con mucha luz; material completo y en
buen estado. Formaron tribunal: Presi¬

nutrición de los órganos y de los tejidos: lo cual les da mayor volumen, les quita elasticidad é inicia un lento proceso de
calcificación.
Resulta también perjudicial dormir co.i exceso ó dar al cuerpo menos des¬ canso del que pide. Por regla general puede decirse que seis ó siete horas de
sueño en una habitación bien ventilada

¿Por qué el Sr. Moret ofreció en Di¬
ciembre de 1905. esto es, hace tres me¬
ses, una ley para el estado de Cataluña, ley que abarcara tres aspectos: el políti¬ co. el administrativo, el social, y no hay hasta ahora el menor indicio de esta ley, que la reciente sancionada por la Coro¬ na? ¿No puede ser motivo de protesta en Cataluña, apenas levantada la suspen¬

ñía no construyó el cuarto pozo indis¬ pensable en esa zona de la explotación por razones económicas, porque se ha¬ llase quizás el negocio en estado preca¬ rio; más yo he de decirle que no puede ni debe ser así, pues existe un dato asaz elocuente, y es el que sigue: las acciones de las minas de Courriéres, que tenían al ser emitidas un valor de 500 francos,

ción.
El día 23 del actual se libraron los ha¬
beres de los maestros de Mallorca, co¬ rrespondientes á la mensualidad de
febrero. En Menorca é Ibiza todavía no se han abonado.
Hacía ya bastantes años que uo se

dente D. Guillermo Colom y concejal
D. Francisco Castafier-.
Segunda escuela elemental de niños dirigida por D. Antonio Ferrer Fanals. Asistieron á los exámenes 102 niños; se adjudicaron 9 sobresalientes, 54 buenos y 39 regulares. Por el detenido exámen
de los numerosos alumnos asistentes al

y en una cama que no esté mullida con sión de garantías, el hecho de que se valen ahora, ó valían antes de la catás¬ había sufrido tanto retraso.

acto, se observó que estaban perfecta^

exceso, es lo que necesita un organis¬ invitara al Parlamento á elaborar una trofe, 3.740 francos; de manera que, en

mente impuestos de todas las materias

mo que ha llegado á la plenitud de sus
fuerzas.
Es necesario, además, hacer ejercicio, porque éste es uno de los medios más eficaces para lograr una salud robusta. E! andar es. sin duda alguna, una de las formas más sencillos y beneficiosas de! ejercicio: las contracciones del cora¬

ley que comprendiera aquellos tres as¬ pectos, y se dejen las cosas como antes?
Pasa con Cataluña lo mismo que con
Andalucía. ¿Cuánto tiempo tardará en presentarse á las Cortes la ley para el estado de las provincias andaluzas, ley también ofrecida por el señor Moret en Diciembre último, y que ha de compren¬

treinta ó cuarenta años, han aumentado
su valor casi «ocho veces»... Yo no en¬
tiendo, ni me harán entender jamás las disquisiciones de los más sabios econo¬ mistas. cómo puede haber sido hecho esto, si no es á co ta de las más grandes injusticias y de los crímenes más ho¬
rrendos.

En el local que ocupa en Malión el
Banco del mismo nombre se ha celebra¬
do una reunión para oir á los comisiona¬ dos que acaban de llegar de París en busca de colocación para los calzados de aquella isla.
Las impresiones que comunicaron los

que comprende el programa oficial de enseñanza, demostrandó conocer con perfección toda la Geografía, Historia de Baleares y de España, y también en per¬ fecto estado de Religión y Moral. Las
salas de clase reúnen condiciones exce-;
lentes do higiene, habiéndose observado

zón y la respiración adquieren mayor der la parte social y la parte política ne¬ Ahora bien podrían los mineros de Sres. D. Pablo Kulgelman y D. Gabriel un aseo y limpieza esmerados, estando

energía y hacen que se aspire mayor cesarias para restablecer una normalidad Courriéres, los que han salido vivos de Coll fueron bastaute favorables: de ella el edificio en inmejorable estado de com

cantidad de oxígeno y que se espire más ácido carbónico. Los músculos se vigo¬ rizan. todo el sistema circulatorio, desde
la periferia al centro, tn.biju con activi¬ dad'más grande,
A los que no pueden andar mucho, á causa de sus ocupaciones ó por otro mo¬ tivo cualquiera, se ha de recomendar

no conseguida por los créditos extraor¬ dinarios votados por las Cortes?
¿Se tratará de poner pronto remedio á las corruptelas de la Administración municipal, ó volverán los Ministerios y
los ministros á las censuras contra las
Corporaciones catalanas por su propen¬ sión á la Administración autonómica,

la mina, encararse con los señores accio¬
nistas y decirles: ¿Veis ese montón de cadáveres de los que fueron nuestros hermanos?... ¡Pues ellos son el precio
de vuestras rentas!

>

Raimundus.

se desprende que pueden colocarse en el
mercado de París, á precios remunerado-
res, grandes cantidades de calzado fiuo, con solo adoptar las formas al gusto fran¬ cés y variar algunos detalles sin impor¬
tancia.

servación. El estado del material esco¬
lar, nuevo y moderno. Formaron el trb bunal: Presidente D. Guillermo Colon; y vocales D. Miguel Colom y D. Fran¬
cisco Cas tañer.
Elemental de niños de Biniaraix, diri¬
gida por D. Jaime Borrás Ferrer. Sí

SOLLER

s

adjudicaran 3 sobresalientes, 3 buenos y 12 regulares. El grado de instrucción de los alumnos^respecto de la Geografía de esta provincia, de las demás de Espafia; hechos notables de Historia de Es¬ paña y |Religión y Moral, es muy re¬ lativo. Concepto higiénico y capacidad del local inmejorables; haciendo poco tiempo que es maestro interino el señor
Borrás. Formaron tribunal: Presidente
D. Sebastián Máimó, cura párroco y vocales D. Juan Marqués Frontera y D. Ramón Escalas.
Escuela de niños del Puerto, que diri¬ ge D. Juan Covas Capó. Se adjudicaron 3 sobresalientes, 19 buenos y 24 regula¬
res. Grado de instrucción: Conocimientos
de la Geografía general de España. No conocen la Historia de España. Dominan la Religión: poseen la Arimética y tienen principios de,Moral. El local reúne con¬ diciones higiénicas y capacidad inmejo¬ rables, estando situado en el monte de
Santa Catalina. Estad» del material bue¬
no. Formaron tribunal: Presidente don
Pedro Serra Cañellas, alcalde, D. Da¬ mián Deyá, juez, y vocal D. Miguel
Forteza.
Escuela pública de niños, subvencio¬
nada, de la Huerta, que dirige D. Juan Torrens Calafat. Se adjudicaron 2 so¬ bresalientes, 6 buenos y 8 regulares. Tienen nociones generales de Geografía y rudimentos de Historia, Religión y Moral. Concepto higiénico del local:
buenas condiciones. Material en buen
estado y abundante. Formaro ntribunal: Presidente D. Pedro Serra, alcalde, don D. Damián Deyá, juez, y vocal D. Mi¬ guel Forteza.
Primera escuela Elemental ’?de niñas, dirigida por D.a Francisca Valls Cortés. Se adjudicaron 4 sobresalientes, 17 bue ¬ nos y 7 regulares. Grado de instruc¬ ción: en Geografía de España bien; His¬ toria de España poseen algunas nociones;
en Religión y Moral se hallan en perfecto estado. Concepto higiénico y capacidad del local inmejorables. Material en buen
estado. Formaron tribunal: D. Guillermo
Colom presidente y vocales D. Francisco Castañer y D. Miguel Colom.
Elemental de niñas de Biniaraix, que dirige D.a Catalina Cuenca Bil. Se adju¬ dicaron 3 sobresalientes, 6 buenos y 17 regulares. Grado de instrucción: sólo tienen conocimientos muy elementales. Concepto higiénico y capacidad del local: bueno. Material: en regular estado. For¬ maron tribunal: D. Sebastián Maimó, Presidente, y vocales D. Ramón Escalas y D. Juan Marqués.
Escuela de niñas de lajpluerta que di¬ rige D.a Paula Euseñat Oliver. Se adju¬ dicaron 4 sobresalientes 25 buenos y 28 regulares. Grado de instrucción: tienen nociones de Geografía^ de Baleares y general de España, poseen la Religión y conocen la Moral. Concepto higiénico
del local: buenas condiciones, es poca la capacidad en relación con el número de
alumnas. Material en bastante buen es¬
tado. Formaron tribunal: Presidente don
Pedro Serra, alcalde, D. Damián Deyá, Juez y vocal D. Miguel Forteza.
Escuela de niñas de la Alquería del Conde que dirige D.a Juana Ferrer Puig. Se adjudicaron 2 sobresalientes, 3 bue-

nos y 7 regulares. Grado de instrucción:
Tienen solamente conocimientos muy so¬
meros. Concepto higiénico y capacidad, en muy buen estado. Material, en muy
buen estado. Formaron tribunal D. Se¬
bastián Maimó, Presidente y vocales don Ramón Escalas y D. Jnan Marqués.
Escuela pública de niñas del Puerto, que dirige D.a Antonia Juliá Verger. Se adjudicaron 1 sobresaliente, 2 buenos y 17 regulares. Grado de instrucción: ig¬ noran la Geografía é Historia, tienen ru¬ dimentos de la Gramática y Aritmética y tienen nociones de Religión y Moral. Con¬ cepto higiénico y capacidad del local,
buenas condiciones. Material bastautedn-
completo: formaron tribunal, D. Pedro Serra, presidente, D. Damián Deyá, juez y vocal D. Miguel Forteza.
* **
La distribución délos premios conce¬
didos á los alumnos de las escuelas refe¬
ridas, por consecuencia de los últimos exámenes, tendrá lugar mañana á las dos de la tarde en eljeatro de la «Defensora¡Sollerense.»
A dicho acto hemos sido invitados
por el Sr. Alcalde, de quien quedamos agradecidos por la atención.
En el pasado año nos quejábamos de la poca protección que se dispensaba por parte de la Municipalidad á las acacias
sembradas en la calle de la Gran-Vía, al dejar que los muchachos camparan por
sus respetos en dicha vía y destruyesen aquellos arbolitos sin compasión'alguna. Hoy podemos repetir la misma queja, pues los muchos chiquillos que por allí juegan con cometas dejan á aquellas acacias^hechas una lástima, tantas son las ramas que van tronchando.
De desear .fuera que la guardia muni¬ cipal ejerciera más vigilancia en la Gran Vía y esperamos que así lo dispon¬
drá el señor Alcalde.
El domingo último pasó á mejor vida
la anciana señora D.a Antonia María
Bisbal y Coll, viuda de Pizá, víctima de una pulmonía que le tuvo postrada en cama sólo algunos días.
El lunes por la noche fué conducido al cementerio el cadáver de la finada y el martes se/celebraron en sufragio de su alma, en la iglesia parroquial, solemnes honras fúuebres, habiéndose visto ambos actos concurridos por los muchos amigos y conocidos que tieue la familia en esta
ciudad.
Descanse en paz el alma de la señora Bisbal y reciban sus hijos, hija, sobrinos y demás parientes la expresión de nues¬ tro más sentido pésame por la irrepara¬ ble pérdida que acaban de experimentar.
* **
Nuestro sentido pésame enviamos también á D. Bernardo Colom y familia por la pérdida de su madre D.a Mariana Barceló y Vicens, que falleció el lunes
de esta semana.
Que Dios haya acogido en su seuo al
alma de la anciana señora.
Durante la presente semana una bri¬ gada de trabajadores se ha ocupado en la construcción por cuenta del Municipio

de una alcantarilla en la calle del Mar, en el trozo comprendido entre la calle de la Rosa y la calle de Bauza, habiendo llamado la atención la gran profundidad que se ha dado á la alcantarilla de refe¬
rencia.
La zanja abierta tiene unos cuatro metros de grosor y los comentarios han sido mayores por suponerse que se ha construido en esta forma para favorecer intereses particulares.
Nosotros no estamos en antecedentes;
solo nos hacemos eco de los rumores que hemos oido. La Comisión de Obras de
nuestro Ayuntamiento tieue la palabra.
Un ciclista forastero que el jueves de esta semana regresaba del Puerto, .junta¬ mente con dos compañeros suyos, atro¬ pelló en las inmediaciones del «Pont de sa Má» á un trabajador que por aquella
vía transitaba.
El atropello fué debido á que, á pesar de los toques de bocina que dieron los
ciclistas, ni el trabajador de referencia
ni otros tres ó cuatro que con él iban dejaron libre la carretera, como corres¬ pondía, lo cual fué motivo de que uno de los ciclistas, al pasar, diese al hombro del desgraciado, que cayó del lado iz¬ quierdo con tan mala fortuna que se da¬
ñó dos costillas. El ciclista dió también
de bruces al suelo saliendo del percance
con ligeras contusiones. El herido, de oficio podador y de unos
cincuenta y ocho años de edad, fué reco¬ gido y llevado en casa del médico señor Serra, donde se le practicó la primera cura. El ciclista, por otra parte, filé con¬ ducido á la Gasa Consistorial y allí per¬
maneció detenido hasta ayer mañana, que fué puesto en libertad por haberse depu¬ rado los hechos.
Tal detención fué muy comentada y tratada de extemporánea por cuantos se enteraron del hecho, máxime habiendo los ciclistas ofrecido sus máquinas como garantía del daño que habían desgracia¬
damente hecho.
El jueves último, á la hora de costum¬ bre, salió de nuestro puerto con rumbo á los de Barcelona y Oette el vapor de es¬
ta matrícula «Villa de Sóller» llevándo¬
se regular número de viajeros y varia¬
da carga.
Dicho buque estará de regreso á nues¬ tro puerto á últimos de la semana entran¬ te si fuerza mayor no se lo impide.
Se nos dice que mañana domingo ha¬
brá función en el teatro de la «Defenso¬
ra Sollerense», poniéndose en escena el drama sacro-lírico en seis actos y veinte cuadros titulado Pasión y muerte de Je¬ sús, original de D. Enrique Pérez Es-
crieh.
La compañía que ha de representar dicha obra será probablemente la de don
Andrés Palet.
Las naranjas embarcadas en el vapor «Villa de Sóller» en su último viaje se pagaron de 25 á 30 reales la carga, se¬ gún ia calidad del fruto.
Los limones continúan cotizándose á
10 pesetas, también la carga.
La demanda de dichos frutos desde el
mercado francés es floja.

Ll Ilustrado Catalana ha dedicat lo Puig Rufián, en la que después de ex¬

sen últim número al Temple de la Sa¬ poner varias consideraciones encamina¬

grada Familia de Barcelona, número que, sense cap mica d‘exageració, pot califi¬ carse d‘ extraordinari, no sois per la
pulcra estampació deis gravats, quc acre¬ dita una vegada més a la casa Thomás, sinó per la cantidad de vistes y detalls

das á demostrar la imposibilidad de rea¬
lizar la construcción de dicho camino en
la forma proyectada, suplica al Ayunta¬ miento se sirva retirar el anteproyecto por innecesario. Enterada la Corpora¬ ción acordó quedara ocho días sobre la

de tan preuada joya arquitectónica, fi mesa.

obra mestra del gran Gandí, ja ano me¬

Se hace constar que desde que se dió

llada ab molt acert la Nova Catedral de cuenta de la anterior reclamación, salió

Barcelona.

del salón de sesiones ei señor Morell por

No detallarém lo que tan bellament ser pariente dentro del cuarto grado del

nos dona á conéxer del referit Temple la señor Puig.

Ilustrado Catalana, perque creyera més

No habiendo otros asuntos de que tra¬

acertat, y filis ho considerém de justicia, tar se levantó la sesión,

recomanar ais nostres llegidors se pro-

cu rin un exemplar d‘ aquest número, que

CULTOS SAGRADOS

coustituheix un recort d‘aquella iglesia qu‘ ha d‘ admirar ales generacions del pervenir.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 24 Marzo de 1906
La presidió el Alcalde Sr. Serra, y asistieron á ella los Concejales señores Escalas, Rotger, Morell, Castañer Arbona, Joy, Forteza, Castañer (Francisco), Castañer Bernat, Frontera y Colom.
Fué leída y aprobada el acta de la
sesión anterior.
Se aprobó el traspaso de la sepultura núrn. 389 del cimenterio católico, á fa¬ vor de D. Juan Umberty Vicens.
Se dió cuenta del informe emitido por
la Comisión de Obras y Cementerios, en

En la iglesia parroquial.—Mañana domin¬ go, día l.° de Abril.—A las nueve y media, se cantarán las horas menores y después la Misa mayor con sermón cuaresmal. A la tar¬ de, habrá explicación del catecismo, vísperas, quincenario de ia preciosa Sangre de Jesu¬ cristo y el piadoso ejercicio del vía-crucis. Al anochecer, tendrá lugar el ejercicio mensual en obsequio del Sagrado Corazón de Jesús con exposición de S. D. M.
Viernes, día 6.—Se celebrará la fiesta de la Virgen de ios Dolores. A las siete, habrá Misa de comunión para las Madres Cristia¬
nas. A las nueve, se cantarán las horas me¬
nores y después la Misa mayor en la que pro¬ nunciará el panegírico el R. D. Gabriel Co¬ mas, Pbro. Por ia tarde, se practicará el ejer¬ cicio del vía-crucis. Al anochecer, tendrá lu¬
gar el último día del quincenario en honra de la Divina Sangre del Salvador.
Sábado, día 7.—A las siete, se celebrará la solemne función de costumbre, con motivo
de administrarse por vez primera la Sagra¬
da Comunión á los niños de ambos sexos con¬
venientemente dispuestos para ello.

la instancia promovida por D. Bartolomé

Negre Marcús, solicitando autorización para adquirir dos pequeños solares exis¬
tentes en el cementerio católico para

. Registro Civil
Nacimientos

construir dos sepulturas. Enterada la

Varones 0.—Hembras 0.—Total 0

Corporación acordó enageuar los solares de referencia por la cantidad de treinta pesetas cada uno; expidiéndose el co¬ rrespondiente título tan luego como se acredite haber ingresado el importe de los mismos en la Depositaría municipal.
La Corporación se enteró de que no se había presentado reclamación alguna contra el Registro de los pobres de este término municipal, que tienen derecho á
la asistencia médico farmacéutica gra¬

Matrimonios
Día 29.—Gabriel Mayol y Ballestee, soltero, con Catalina Busquéis y Colom,
soltera.
Defunciones
Día 25.—Bartolomé Marqués y Pons, de 60 años, soltero, calle de la Luna
n.0 120.
Día 25.—Jaime Oarbonell y Rosselló, de 21 año, soltero, M.a 53, n.o 226,
Día 25.—Antonia M.a Bisbal y Coll, de 74 años, viuda, c. de Pastor n.o 2.

tuita, durante los quince días que ha

permanecido expuesto al público, acor¬ dándose luego aprobar el expresado do¬

C. PÉREZ

cumento.
Se dió cuenta de no haberse presenta¬

Fotógrafo

do reclamación alguna contra el ante¬ proyecto del camino vecinal denominado

calle del Pastor

de Son Angeláis ó antiguo de Deyá, du¬

rante los veinte días que ha sido sometí do á lina información pública. En su

BASTIS JLV0S

vista, la Corporación acordó elevarlo al en todos tamaños y procedimien¬
Sr. Gobernador civil de la provincia á tos. Grandes cuadros tamaño na¬

los efectos prevenidos en el párrafo ter¬ tural propios para salas (colocados
cero del artículo 50 del Reglamento de en buenos marcos dorados si lo

10 de Agosto de 1877, dictado para la aplicación de la ley de carreteras.
Dióse cuenta de las reclamaciones pre¬
sentadas al anteproyecto del camino ve¬ cinal que partiendo de Can Gaspar

desean) pudiéndose hacer de otros retratos por pequeños y antiguos
que sean.
retratos

enlaza con el que desde Sóller dirige á Fornalutx, en el puente de JBinibasí. Resulta que durante la exposicióu al público del referido anteproyecto, se ha

en trajes de comunión
TRABAJOS Á DOMICILIO

presentado una reclamación de D. Juan

O) folleIcíi
LA RAMA DE SÁNDALO
mientras viva, dijo la bondadosa ancia¬ na: es Vd. bueno y honrado, y cuando yo muera, aquí quedarán mis hijos.
-¿-Gracias, señora Cecilia, dijo el an¬ ciano, cuyo rostro venerable, á pesar de estar bañado en lágrimas, había recobra¬ do su habitual expresión de bondadosa alegría: tengo la certeza de que mi Tere¬ sa está en el cielo, porque ella, no obs¬ tante el engaño de que fué víctima, era honrada... sí, muy honrada, puesto que pensó casarse como Dios manda.
El tío Melchor tenía unos de esos ca¬ racteres en los cuales el dolor no alcan¬
za á hacer muy honda mella; sienten vivamente durante algunos instantes, y luego, tranquilizados en parte por la paz de su serena conciencia y acosados por su necesidad de alegría, olvidan sus pe¬
nas más hondas.
El tío Melchor pensaba en su pobre Teresa todas las noches y mañanas al encomendarla á Dios, y la recomendaba también alguna vez en medio del día; érá todp lo que podía hacer.

V
Q viejas
Benito había quedado pensativo y ca¬ bizbajo. desde que oyé la triste historia de la hija del tío Melchor: su frente, cargada de tempestuosas nubes, se apo¬ yaba en sus manos, en tanto que Marga¬ rita oía distraída é impaciente las amo¬ rosas palabras de Miguel.
La señora Cecilia, á cuya penetrante
mirada no se ocultaba la sorda tormenta
que rugía en derredor suyo, quiso con¬ jurarla y dijo á Inés.
—Vaya, hija mía, levanta la mesa, y mientras Margarita y tú tomáis la rueca y yo la calceta, Miguel nos cantará unas coplas.
—Señora Cecilia, dijo éste con una amarga sonrisa; esta noche debo tener muy mala gracia para cantar.
—¿Por qué hijo mío? pregunto la an¬
ciana.
—Estoy de mal humor. — Qpien canta su mal espanta, dice el refrán; pero ¿qué haces, Inés, que te has puesto tan triste? añadió la anciana; ¿por qué no levantas la mesa?
Estremecióse la joven al oir la voz de

su abuela, como si la despertase de un profundo y penoso sueño: largo rato ha¬ cía que permanecía en una actitud me¬ ditabunda. doloi'osa y como extraña á todo cuanto pasaba en torno suyo: con la cabeza caída sobre el pecho, y las
manos cruzadas sobre las rodillas, nada
oía de lo que se hablaba más que la voz de Miguel, que resonaba hondamente en su corazón, amante y sencillo.
La de la anciana la sacó de su triste
arrobamiento: levantóse, y empezó á re¬ coger los platos y los cubiertos de la
mesa.
Margarita, en vez de levantarse ¿ayu¬ dar á su prima, permaneció en su
asiento.
Su abuela la lanzó una severa mirada,
y la dijo: —Margarita, ayuda á tu prima: Obedeció la joven, y muy pronto la
mesa, desocupada y arrimada á la pa¬ red. dejó libre la anchurosa cocina.
A una seña de la abuela, salió Maríani 11 o y volvió á poco con una guitarra que puso en las manos de Miguel.
Este preludió con destreza, y dejó oír algunos acordes, á un tiempo melancó¬ licos y dulces; la anciana tomó su calce¬ ta azul; las dos jóvenes pusieron en sus delgadas cinturas dos ruecas cargadas

de blanco lino, con rocadores (1) de raso
azul, lindamente bordados de talcos.
Los hombres tornaron asiento, y todos se prepararon á escuchar á Miguel, quien después de un armonioso preludio, em¬ pezó ó tocar la jota con un primor sin igual.
¡Bravo! gritaron entusiasmados todos
los concurrentes.
— ¡Bien por Miguel! —¡Qué gracia y qué destreza! —Pues, y ¿cuándo canta? —¡Qué ca □ te! —¡Sí, sí. que cante! — ¡Canta, Miguel! Este se sonrió con tristeza y rasgueó con más fuerza, anuncio seguro de que
iba á cantar.
Todos callaron': la anciana é Inés sus¬
pendieron su labor para no perder nada de la canción: solo Margarita continuó hilando sin volver los ojos al músico.
Miguel clavó en ella una mirada más triste que su anterior sonrisa, y cantó
con voz dulce y sonora:
Algún día llorarás, Cuando no tengas remedio; Me verás y to veré,
Pero no nos hablaremos.
(1) Rocadores ó enrrocadores. Juguetes Ce cartón á ma¬ nera de basquinas forradas de raso y bordadas de lente-
judias, que usan ¡as labradoras para sujetar el lino de sus
ruecas.

—¡Bien, Miguel! gritaron palmetean¬
do los mozos de labor, con ese entusias¬
mo sencillo que reina en los campos por
su música favorita.
— ¡Qué voz! ¡qué voz! exclamó el tío
Melchor.
Al mismo tiempo que aquellas honra¬ das gentes demostraban así su admira¬ ción. los ojos de la anciana Cecilia y de su nieta Inés se llenaban de lágrimas, y la ruda fisonomía de Benito expresaba un dolor agudo y penetrante.
Miguel, pues, alcanzaba el mismo triunfo que el más eminente artista: su pobre copla había arrancado bravos y palmadas de entusiasmo: había agolpa¬ do el llanto á los ojos de las mujeres, y
había hecho sentir dolor á un corazón
varonil.
Es que la verdad y el sentimiento triunfan siempre y en todas partes.
Miguel, arrebatado de sus propios pensamientos, preludió de nuevo, y can¬ tó esta otra copla con el mismo profun¬ do sentimiento de tristeza y de queja:
Hasta la guitarra siente la pena de mi dolor; ¡siendo de madera, gime! ¿qué será mi corazón?
Un completo silencio siguió á estos versos: tan desgarradora había sido la expresión del mancebo al cantarlos, que

4

SÚLLER

ÚLTIMAS COTIZACIONES

ITIIRARIO DE LOS SERVICIOS MARÍTIMOS

Valores 3VEa.llorq-u.ines

DE LAS ISLAS BALEARES

Palma 30 Marzo

Crédito Balear
fomento Agrícola
Isleña Marítima. . . . .
Perro-carriles de Mallorca
Salinera Española Alumbrado por <aras
La Económica
Bonos Municipales Id. Obligaciones
Salinas 6 pS Idem 5 p§ Obligaciones 1.a M.*

96*50
90‘80 71‘ 72* 140‘ . . 96*
10*
43'
104* 101‘ l04‘

Banco de Sóller El Oas la Solidez ^Marítima Sollerense

Sóller 31 Marzo
5o 2o loo 5o

Valores piAtalioos

4 pS interior Ainortizable al 5 p§ Banco de España,
Tabacos
Francos
Libras

Madrid 29 Marzo
81 60 100 10 432 00
398 00 15 26 28 93

Salidas de la Península
De Barcelona para Palma, directa, todos los lu¬ nes, miércoles y jueves á las 18*30.
De Barcelona para Mahón, directo, los domingos
á las 18*30.
De Barcelona para Mahón con escala en Alcudia,
los martes á las 16.
Do Valencia para Palma con escala en Ibiza, los domingos á las 12.
De Barcelona para Ibiza con escala en Palma,
las sábados á las 18‘30.
De Alicante para Palma con escala en Ibiza, los
viernes á las 12.
Salidas de las Islas Baleares
De Palma para Barcelona, directo los lunes, mar¬ tes y sábados á las 18*30.
De Palma para Valencia con escala en Ibiza, los
viernes á las 12.
De Ibiza para Barcelona con escala en Palma, los
miércoles á las 24.
De Palma para Alicante con escala en Ibiza, los
miércoles á las 12.

De Mabón para Barcelona directo, los viernes á
las 16.
De Mabón para Barcelona con escala en Ciudadela y Alcudia, los domingos á las 6.
SERVICIOS ENTRE US ISLIS DE MLL1CI1lEM
De Palma para Mahón, los jueves á las 18‘30. De Mahón para Palma, los martes á las 17.
Servicios con el Extranjero
De Barcelona para Palma y Argel (vapor español)
los miércoles á las 18*30.
De Palma para Argel (vapor francés quincenal) los miércoles. No tiene hora fija.
De Palma para Argei (vapor español) los jueves á
las 17.
De Argel para Palma y Barcelona (vapor espa¬
ñol! los viernes á las 17.
De Alicante para Palma y Marsella (vapor espa¬ ñol) los viernes á las 12.
De Palma para Marsella (vapor español) los sába¬
dos á las 12.
De Marsella para Palma y Alicante (vapor espa¬
ñol) los lúnes á las 18. NOTA.—Para el interior da la isla salen todos
los dias de Palma á las dos de la tarde y llegan á la capital por la mañana á las nueve.

SERVICIO BE TREfiES PARA VIAJEROS ORE RIGE
DESDE El 10 ABRIL DE 1888
De Palma á Manacor y Felanitx: á las 7’40 m.. 2 y 6’15 (mixto entre Empalme y Manacor y Santa María y Felanitx) t.
De Palma á Manacor y La Puebla: á las 7’40 m., 2’30 y 6’15 (mixto desde Em¬ palme) t.
De Manacor á Palma: á las 2’30 (mixto) 6’30 m. y 515 t.
De Manacor á Felanitx y La Puebla: á las 6'30 m. y 515 (mixto en los ra¬ males) t.
De Felanitx á Palma. Manacor y La Puebla: á las 6’40 m., 1215 (mixto hasta Santa María) y 5’25 (mixto desde Em¬ palme) t.
De La Puebla á Palma. Manacor y Fe¬ lanitx: á las 6‘55 m., 1 y 5’25 (mixto hasta Empalme) t.

MERCADO DE INCA
Los precios que han regido'en las transacciones verificadas el jueves úl¬ timo, son los que siguen: ,
Trigo, á 17'50 pesetas los 70 litros (cuar¬ tera).
Candeal, á 17’50 id. id.
Cebada del pais, á 11*50 id. id. Avena del país, á 9’50 id. id. Habas para cocer, á 23’00 id. id.
Id. ordinarias, á 21’50 id. id.
Id. para ganados, á 20’00 id. id.
Maiz, de 17’00 id. á 18’50 id. Garbanzos, á 26’00 id. id.
Fríjoles, á 38‘00 id. id. Habichuelas (confite) Já 50’00 id. id.
Id. blancas, á 38’00 id. id. Azafrán, á 2’50 id. onza.
Almendrón, á 70 ptas. los 42 kg. Cerdos cebados, á OO’OO ptas, arroba Higos pasos, á 8’50 ptas. los 42 kg.

Sección de Anuncios

ISLEÑA MARITIMA
COHPASÍÁ II JjSjOIMtUIWA DE
VAPORES

Suscripciones al Album
Salón, Hojas Selectas, Blanco
y Negro, Bor esos mundos, La Ilustración Española y
<\_Americana, Nuevo Mundo,

VILLA DE SÓLLEE

La Moda Elegante, La Ilus¬
tración ^Artística, La Época y
otras revistas y periódicos.
—Se admiten en la Admi¬
IM ¥ VÜIMA nistración del Sóller, San

ENTRE

Bartolomé n.° 17.

Servicio entre Sóller, Barcelona, Cette y viceversa

CULTIVO PRÁCTICO del OLIVO

SAIilMl

para Argel los Jueves.

para Marsella los Sábados.

De Argel los Viernes.

De Marsella los Lunes.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos

para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Ull,

Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.

El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.

POR
D. José Bullan y Mir, Pbro.
Se halla de venta al precio de 1‘50 ptas. en “La Sinceridad,,.—
I). Juan Bta. Bullan
(á) MOYANE Representante en ésta de la acreditada casa
m t 11
HORIICULIORES í FLORICULTORES DE BARCELONA
Ofrece á los agricultores y al

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Oette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de al Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. (Mateo Colom, Rué Lazare-Car-
not, 34.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.
CASA ESPASOLA DE COMISION

público en general toda clase de

JIlOtfHtS

injertos, garantizando sus razas co¬
mo también toda clase de árboles

Exportación de productos industriales.—Consigna¬

tanto del pais como extranjeros. ción de frutos y primores.—Subastas á los más altos

calle Brondo — PALMA

¡OJO AGRICULTORES!

precios de esta Plaza.—Comisión 5 por 100 arreglos

no compréis sin haber visto antes el catálogo de dicha casa que es {a que ofrece los arbustos más

inmediatos y se anticipan
señores remitentes.

fondos

y materiales á los

Surtidos considerables
vendidos á precios redu¬

Numerosas ocasiones buenos y económicos. en artículos alta nove¬ ESPECIALIDAD EN OLIVOS

PAS1

iatH

cidos.

dad.

LA SOLLERENSE

de Jcriáo 1 i, et roe 111

í m Grains 41 j 43

DE

BBUXELLES-(Belgiqne)

Panas, Sedas, Terciopelos, Veludillos, Pañería, Cha-

JOHM €OLL

viots, Franelas, Géneros negros, Algodones, Tejidos, Estampados, Alfombras, Cortinajes, Tapicerías, Man¬

CERBERE j PORT-BOU (Frontera franco-española)

tas de lana, Pañuelos de abrigo, Paraguas, Cubre-ca¬ Aduanas, transportes, comisión,

fMJfrSfOITlg ISTimCMAIBS
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

mas, Cepillos, Corbatas y Boas.

consignación y tránsito

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,

IMPORTANTE

Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

frutas frescas y legumbres
fiJklJJíA. Y IIIÁSSCIIF

Después de grandes reformas ha permitido montar

grandes talleres de

iáiTRIEÍJL Y C&MIilEla

VINO AL POR MAYOR

AGENTES DE ADUANAS
0IKBÉR1 y WQWi^mm (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVFT, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.

como también una sección especial de abrigos para Se¬ ñora y trajes para niños.
lirondo, Y, © y ll.-Borne, US—PAliMA
LA ARTISTICA
CALLE DE LA LUNA N.° 30.—SÓLLER

COMISIÓN Y AJUSTE
JUAN ESTADAS
COMERCIASTE Y PROPIETARIO
TELÉFONO
LEmKASr (Ande)

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
lotel lestaurant del Universo
DE
Vda. de j. serra
PLAZA BE PALACIO-3.-BABCELOJÍA

Ofrece al público á precios sumamente económicos todos sus artículos como son: IMAGENES estatuarios de madera, piedra, mármol y fibra madera, decre¬ tadas y ordenadas para su bendición é indulgencias. CAPILLAS, ALTARES, ORNAMENTOS y sus reparaciones. ESTAMPERIA, CROMOS, OLEOGRAFIAS y FANTASIAS de todas cla¬ ses en gran surtido. MARCOS y MOLDURAS con rico muestrario y clase fina.ESPEJOS y CRISTALES de todas di menciones en clase superior. GRAN DEPOSITO DE TARJETAS POSTALES en colecciones y sueltas pa
ra felicitaciones;
OBJETOS PROPIOS PARA REGALOS.
Clases y Precios ventajosos sobre todos los similares.

Servicios esmerados y á buenos precios
MATEO COLOM
3R»u.© Lazare-Carnot, 34
CETTE
Consignatario del vapor
66Villa de Sóller,,

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»