AfiO XX.--2í* EPOCA.--HUM. 955
AfiO XX.--2í* EPOCA.--HUM. 955

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 26, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Areeibo—(Puer¬
to-Rico) .

Fundador y Director-Propietarios
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

.Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

-<**»•—«*• SÓLLER (Baleares) +—*3*5-

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

jPAG0 ADELANTADO. España:

0’50 pesetas al mes.U , \_\_ .^

Extranjero: Q’75 francos id. id.

Número suelto O’IO pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace Bolldaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, Serán responsables sus autores.

Sección Literaria
MIGAJAS DE HISTORIA
Había nacido no se sabía dónde; sus primeros pasos en la senda de la vida fueron para recibir denuestos y pedra¬ das de otros chicos de su edad que, lejos dé compadecerse de él, hadan gala de mortificarle más y más, al contemplarlo con su desmesurada y doble joroba, sus ojazos verdes é inquietos, y su aspecto tal de idiota, que en el pueblo fué bau¬ tizado por unanimidad con el sobrenom¬ bre de Ave-fría.
Todos le ereian un estorbo, un mue¬ ble inútil que no servía para nada más que para mendigar de puerta en puerta el trozo de negro pan que alimentaba
su desmembrado cuerpo.
En la AUuera, pequeño lugar de Ex¬ tremadura, á unas cuatro leguas de Badajoz, situado á la izquierda de un riachuelo formado por los arroyos No¬
gales y Chicapierm, en una frondosa vega, y punto donde se desarrollan es¬
tos sucesos, se creía firmamente que el corcobeta Ave-fría atraía la desgracia, y más de una vez, en años de mala co¬ secha ó en los que se desarrollaba el sa¬ rampión, le habían arrojado del pueblo
á pedrada limpia; y él entonces buscaba refugio entre los verdes maizales, ó en el bosque de obscuros alcornoques, des¬ de donde, después de pasar algunos
días comiendo raíces, volvía tímidamen¬
te á asomar al luga rejo-, suplicando in mente á aquella Señora que él había visto en el altar de la Iglesia rodeada de luces, que ya le hubiesen perdonado los daños ó el delito que le atribuían.
* **
Don Buenaventura Fuentes, era uno
de los hacendados más ricos de la Al-
buera en aquella época; sus ganados pastaban en todas partes, y sus posesio¬ nes hacían estremecer de envidia y de¬ seos á los más aventajados jóvenes del pueblo, que suspiraban, al recordar que el feliz mortal que consiguiese la mano de María, su única bija y heredera, tam¬ bién sería dueño de aquellos soberbios
predios. María era lo que gráficamente se de¬
nomina una real moza; de diez y siete abriles, con su tez morena densa, tan
propia de nuestra raza meridional, sus negrísimos y rasgados ojos, pelo abun¬ doso y ensortijado, talle esbelto y cim¬
breante, amén de una educación distin¬
guida, hacía pensar que aquel pedazo de cielo no se había criado para aquellos lugareños.—En efecto. María adoraba con todo su inocente y sencillo corazón á un joven y apuesto oficial de lanceros que militaba en la división del bravo
general Castaños. Ave-fría, al recibir una mañana de
manos de la gentil hija de don Buena¬
ventura la diaria limosna, alzó los ojos
agradecidos para comtemplar á su bien¬ hechora, y al encontrar su mirada, tris¬ te y apagada, la brillante y luminosa de la joven, sintió algo grande é inmen¬ so pero inexplicable dentro de su alma, una oleada de sangre turbó su cerebros y gin murmurar el acostumbrado «Dios se lo pague» corrió al campo, y allí ru¬ gió, lloró y maldijo la suerte que le ha¬
bía dado un alma noble y generosa, en¬ cerrada dentro de un cuerpeeillo enteco y contrahecho.
Desde aquella mañana, Ave-fría no pidió inás en las puertas del rico hacen¬ dado, y cuando sus ojos contemplaban á María, las lágrimas nublaban su vis¬ ta, y cornpreudia más y más la enorme distancia que mediaba entre el harapien¬ to corcobado y la rica y bella heredera; y aquel amor, que llenaba y perfumaba
su alma, lo ocultaba cuidadosamente, Ave-fría, en lo más recóndito de su pe¬
cho, como guarda el avaro su más pre¬
ciado tesoro.

Negras sombras de tristeza entolda¬
ban el cielo de la Patria.
El estruendo de las armas había reem¬
plazado al alegre ruido del trabajo, y el modesto labriego habíase trocado en ágil y valiente guerrillero.
El grito viril de «Independencia», lanzado á los vientos por el alcalde de Móstoles y el pueblo de Madrid, había corrido cual reguero de pólvora de un extremo á otro de la península, y hecho
latir de entusiasmo los corazones de los
españoles, que, prontos á defender la madre Patria, se aprestaban á morir como héroes, antes que sufrir como es¬ clavos las arrogancias del invasor.
Corría el mes de Mayo de 1811; al amanecer del día 16 empezaron á llegar á la Albuera las avanzadas del ejército inglés, al mando dél general Kole, y la primera división del nuestro, que man¬ daba D. Carlos de España con seis pie¬ zas de artillería. El pequeño lugar vióse convertido, como por ensalmo, en cam¬ pamento, y los vecinos se complacían en compartir sus viviendas y su pan con aquellos valerosos soldados, defensores del honor y de la integridad española.
Ave-fría andaba ensimismado entre
los soldados, y las palabras sueltas de Patria é Independencia, que llegaban á sus oídos, repercutían en su alma dolo¬ rida y le hacían dirigir miradas codicio¬
sas á los fusiles de nuestros bravos.
El mariscal francés Soult, duque de Dalmacia, con los generales Víctor y
Sebastiani, al frente de 20.000 infantes,
5.000 caballos y 40 cañones, tomó posi¬ ciones por el camino de Santa Marta,
frente al riachuelo de la Albuera.
Del lado acá, se situó el ejército alia¬ do. El cuerpo expedicionario de Blake, á la derecha en dos líneas, con los gene¬ rales Lardizábal, Ballesteros y Zayas,
La caballería expedicionaria y la del 5.° cuerpo, con el conde Penne Ville-
mur, á la derecha de la infantería, tam¬ bién en dos líneas. El resto de la fuerza,
al mando de Castaños, se colocó á la iz¬
quierda de toda la posición. Convínose en que dirigiría la batalla, como jefe, el general que hubiese conducido mayor número de tropas, en cuyo concepto to¬ có aquel mando al mariscal inglés Beresford, á cuyo cargo iban ingleses y portugueses.
El cañón retumba en la Albuera y ha¬ ce gemir los valles comarcanos. La in¬ fantería coaligada se bate con ardor y entusiasmo y hace huir á los franceses,
aterrados ante el valor de la división
Zayas, que en columna cerrada y arma
al brazo se lanza denodadamente contra
sus contrarios.
La caballería, mientras, carga resuel¬
tamente contra las baterías francesas.
Un joven teniente, al frente de una sección, ha quedado aislado y se bate, con la fuerza de la desesperación, contra infinidad de franceses; su sable gira en círculo de muerte y las armas enemigas parece como que respetan tanta juven¬ tud y valor. Síd embargo, la superiori¬
dad numérica del enemigo le hace re¬
plegarse, y la pequeña fuerza, ya diez¬
mada, va cediendo ordenadamente el terreno, y perdiendo sus hombres uno á uno. Al fin. llegan á las tapias de un frondoso huerto: allí el joven oficial está casi solo, los soldados han caído en la feroz contienda; su caballo se debate á sus pies en las convulsiones de la ago¬
nía y él, con sonrisa desdeñosa, espera
sereno la muerte que por todas partes le
amenaza.
* **
Un agudo grito rasga los aires; un&
hermosa doncella ha visto desde una ventana el horrible cuadro; es María;
María, la hija del rico propietario, que ve
el peligro inminente del adorado de su corazón y se siente morir también; y á este grito responde otro casi salvaje; por la tapia salta un ser extraño, con algo de la agilidad del mono y la ferocidad del tigre; sus nervudas manos oprimen

un fusil con el que diestramente mata al francés que tiene más cerca; después se revuelve y con la bayoneta atraviesa á otro; el oficial, por su parte, tiende á sus pies de un sablazo á un tercero, el cual antes de caer dirige un furioso ba¬ yonetazo al pecho del joven teniente, que recibe el desgraciado Ave-fría, pues él era el providencial salvador del ofi¬ cial, interponiéndose heroicamente ante la punta del arma. Un surtidor de san¬ gre brota del cuello del infeliz jorobado; sus rodillas flaquean y se doblan; en¬ tonces, en aquel supremo instante, el oficial, que ya no tiene enemigos que combatir, pues han huido ante tal de¬ rroche de valor, quiere socorrerlo; el jorobado con una mirada le indica que para él no hay remedio; cógele la mano, la aproxima á sus labios; después mira á la alta ventana y al ver en ella á Ma¬ ría, trémula y blanca cual la azucena de los valles, presenciando fascinada la te¬
rrible eseena, se sonríe cual los mártires,
y dice con voz entrecortada por la ago¬ nía, á la par que su cuerpo se desploma, y sus ojos se cierran para siempre:
—¡Adiós, María! ¡Adiós! ¡Ave-fría ha servido, por fin, para algo!
Frase que, con ser tan vulgar, encie¬ rra todo un poema de amor y abnega¬
ción.
Miguel Alderete González.
LLUYTA
Militia esl vita hominit súpcr lerram. (Job, vir, 1)
A dins lo temple 1' Angel me diu; Aymada mía Dexa el náon j les gales y al Cel t‘ enpujerás: Be veus que en esta térra no hi trobas alegría, Lluytant ab les tempestes la pau no hi trobarás.
Las flors de suaus aromes me diuan: Qu‘ es de pura Nostre essencia que vola fíns el trono de Deu, Nosaltres yestim sernpre la térra d‘ hermosura,
D‘ inspiració y gauban^a n' omplirem lo cor teu.
—Son bellc3 les estrelles; 1* aubada silenciosa; Son bells los joras de calma, los resplandors del Sol; Es bella la fonteta que corre remorosa,— Me diu de nit y día cantant el rossinyol.
Quant vetx engalanada la gaya primevera Alegres titinoyes me diuan: «Canta y riu, Mira com 1* oreneta hullosa y falaguera Mos portaja la nova quo prest vendrá 1‘ Estiu.»
El só d‘ una campana, me diu.- «Enganyadora Es la pompa y riquesa: cerca T eternitat.* Per altre volta 1' Angel ab veu oícisadora Me diu: «Dexa les gales. Jo som la veritat.»
i Al moni... Jo vull dexarlo seguintne la veu santa Que dins mon cor ressona sens may may sosegar; Penosa n'es la vida qu'emprencb, mes res m' es-
[panta, Ja esticb determinada. No mes no mes lluytar.
Al pas ferm caminava del cel per 1* aspre via Quant sent una veu dol?a que me traspassa el cor.
«¡No 'm dexes amor meua! ¡No 'm dexes filia mial* Me crida me mareta plena angoxa y plor.
Sentir sa veu aymada lo meu dositx s‘ atura. L‘ amarcb plor de ma mare per mi cadenas son... ¡Dexar la mare mía!!... ¡soleta! ¡oh desventura!!... ¿Que fas?... ¡si! isi! per ella, romanch al rnitx del
[moni
Marcelina Moragues.
Conocimientos útiles
Los helados bajo el punto de vista de la higiene
Cuando la temperatura del medio arahiejite ha adquirido, como en estos días, el máximum de elevación á que suele llegaren nuestro clima; cuando los ri¬ gores del estío se desatan entre nosotros con tanto furor como en las presentes circunstancias, el primer recurso á que acudimos para préster consuelo y leni¬ tivo eficaces á nuestra fatigosa y angus¬ tiada naturaleza, es el uso y auu el abu¬ so de los helados, sobre todo e« las cla¬

ses elevadas de la sociedad, una vez que en las no acomodadas, la situación apu¬ rada de sus bolsillos constituye un im-
pedimiento de gran monta para satisfa¬ cer esta exigencia de los helados.
Dedicar, pues, á éstos, algunas lineas bajo el punto de vista de la higiene, no me parece cosa inoportuna, ni despro¬
vista de interés.
El primer efecto del frío ea la econo¬ mía es la enervación y laxitud de todo organismo, á consecuencia de la seda¬ ción que sobre el sistema nervioso pro¬ duce. Figura además el frío á la cabeza de los elementos astringentes y por eso, al penetrar en el estómago un líqui¬ do congelado. contrae rápidamente las fibras de los tejidos; no bien la inges¬
tión se ha verificado, la tendencia natu¬
ral que existe en todo el cuerpo 4 igua¬ lar su temperatura con los que le ro¬ dean, origina una gran pérdida de ca¬ lor en los órganos vecinos de la cavidad gástrica, cuyo calor se emplea en ele¬ var la temperatura de la materia conge¬ lada. Enfriados aquellos órganos, reci¬ ben á su vez y por irradiación, parte del calórico de los que á ellos se hallan pró¬ ximos: y este enfriamiento gradual pero rápido, que se verifica del centro á la periferia, es el que procura esa grata y consoladora sensación que experimenta¬
mos al hacer uso de los refrescos.
Por una ley física muy conocida, á
esta acción de enfriamiento debe suce¬
der una reacción igual en intensidad, pero contraria en calidad á aquella acción; esto es, debe verificarse un desa¬ rrollo de calor exactamente proporcio¬
nal al desarrollo anterior del frío. Así
cuando fué este frío muy intenso, aquel también lo será; y lo es tanto, en efecto, que la aplicación de un cuerpo muy frío sobre la epidermis, ocasiona muchas ve¬ ces una verdadera quemadura.
Tan sencillas y claras observaciones bastan á aplicar los riegos que entraña
el consumo de los helados en ciertas si¬
tuaciones de nuestra economía, como cuando tras un ejercicio violento nos hallamos sofocados y bañados en sudor, en cuyo caso puede la transpiración suspenderse de súbito y acarrear con¬ gestiones gravísimas y dar lugar á que
el pneumococus ó el bacilus de Koch actúen como agentes patógenos en
nuestra economía.
Tal es el resultado, por desgracia har¬ to frecuente, del consumo irreflexivo de
sorbetes y refrescos en los bailes y gran¬ des reuniones, donde la extraordinaria concurrencia, la actividad vertiginosa y la profusión de luces, engendran muy elevadas temperaturas. Y tal es también una de las principales causas de que veamos descender diariamente al sepul¬ cro gran parte de la florida juventud de
nuestros días, víctima de ese horrible y
cruel padecimiento atribuido por lo co¬ mún al pernicioso influjo de las pasio¬ nes, y debido en casos mil, á excesos tan comunes y tan admitidos, como el abuso de los helados en aquellas circuns¬
tancias.
No menos trastornos originan los he¬ lados ingeridos en la cavidad gástrica algún tiempo después de haber comido, y cuando la digestión está algún tanto adelantada* por cuanto la interrumpen y paralizan, ocasionando cólicos, diarreas, vértigos'y aun síncopes.
También debe renunciarse á los hela¬
dos cuaudo se sienta la piel marcada¬ mente fría, cuando se experimente cierta dejadez, debilidad, abatimiento de fuer¬ zas, cansancio, dolor de cabeza y en
cualquier estado patológico ó de enfer¬ medad, salvo los casos en que el líquido en congelación forme parte del trata¬ miento ordenado por el facultativo.
Estas reglas son generales á todos los individuos, pero las hay particulares á algunos, de ellos. Perjudican general¬
mente los helados á los individuos de
temperamento linfático, á los de consti¬ tución débil y depauperada, porque ab¬ sorben todo el calor de su pobre y mísera economía, en la que no hay fuerzas-ni

energías capaces dé desarrollar la reac¬
ción. Por lo mismo deben osar con par¬
quedad y précaxición de estas bebidas
los niños de cierta edad, lós ancianos y las señoras, señaladamente éstas en de¬
terminadas épocas turbulentas y perió¬ dicas, en las que el más leve detrimento en la regularidad funcional, puede aca¬
rrear serios trastornos.
Aparte de estos casos, las bebidas he¿ ladas pueden usarse sin prevención al¬ guna, y aún con favorable resultado, tanto por su acción refrigerante y agra¬ dable, cuanto porque aceleran provecho^ sámente la calorificación y activan la
nutrición á favor de las reacciones. Én el invierno son los helados menos
peligrosos que en el verano, é inmedia¬ tamente después de las comidas son un excelente digestivo. Pero no siendo en este preciso momento, no deben tomarse sino dos ó tres horas después de las co¬
midas.
Y siempre, y en todos los casos, tén¬ gase en cuenta que si el uso prudente dé los helados es por lo común inofensivo,
su abuso es irremisiblemente Ocasionado
á graves consecuencias; que nunca es tan indispensable apelar á la virtud dé la templanza, en materia de bebidas congeladas, como cuando nos hallamos acalorados, que es cuando nuestra natu¬ raleza parece reclamarlas con más ur¬ gencia, y por último, que siempre qúé
Usemos de ellos debeiúos beber antes
una corta cantidad de agua fresca, á fin de que cuando el hielo penetre en el es¬ tómago se encuentre éste algún tanto refrigerado y la impresión no sea tad
brusca.
José Sievert y Alvarbz
Lecturas para
la mujef
LA EDUCACION
He aquí lo que dice un periódico de la península referente á la educación de lá mujer y al deber de la madre de familia?
«Es* éu efecto, defectuosa la educación científica y literaria de la mujer españo¬ la. Da vergüenza la ignorancia supina
de la inmensa mayoría de las mujeres, que no auxilian para nada; ni en lo más mínimo, la instrucción de sus hijos. La mujer en España no lee, no estudia, y esto es verdaderamente denigrante. Con ser muy mujer de su cásti no se arregla todo, señoras mías; bueno es saber diri¬ gir el arreglo del hogar, chapurrar el horrible francés de los colegios; bdrdaf en cañamazo y mandar á las criadas con voz imperativa, pero Un pdco de geo¬ grafía, otro de historia y rudimentos dé
matemáticas no vendrían mal, que no
todo ha de ser freír un par de huevos en caso apurado.
Pero de eso á escalar todos, exclusiva¬ mente todos los puestos que ocupa el
hombre, validas de que su inteligencia Cuando se cultiva es igual ó superior á la nuestra, hay una distancia enorme,'
créanlo ustedes.
Esto parece broma y sería la destruc¬
ción completa de la familia; porque si á la más elevada misión dé la mujer, qué és la maternidad, se la priva el ejercicio constante y purísimo de su influencia* estamos perdidos.
Bueno, necesario, indispensable es crear madres instruidas; pero madres;
no fiscales del Tribunal de Cuentas,
Para tener hombres hay que instruir á la mujer... y al mismo tiempo impe¬ dirla que los hombres futuros queden en poder de la criada, porque saldrán bru¬ tos de solemnidad y perdeiemos doble.
La madre debe vivir con sus hijos. Lo que hace falta es que ella sea su mejor
maestro.»

/

S

SOLLER

Agricultura
^CIENTIFICAMENTE LLAMADO
CBflYSOMPHALUS OICTYOSPERMi
y su
PROPAGACIÓN EN EL MEDIODÍA BE IP.OPi
(Conclusión)
-Se deja entonces al árbol en contacto con los vapores de ácido cianhídrico que Be desprenden, durante cuarenta ó cua¬ renta y cinco minutos.
vLas fumigaciones no deben practicar¬
se nunca sino durante la noche ó en
tiempo fresco y cerrado á la vez/ porque la elevación de la temperatura en el in¬ terior de las tiendas, bajo la influencia
del calor solar viene áser una condición
de las más desfavorables por lo que mi¬
ra á la acción del ácido cianhídrico so¬
bre la vegetación y á menudo acarrea quemaduras. Nunca se deberá tampoco practicar la operación en tiempo húmedo.
La cantidad de sustancias que se han de emplear varía según la capacidad de das tiendas, Se han formado unas tablas que permiten apreciar fácilmente, según la altura y el diámetro del árbol, la can¬ tidad de cyanuro necesario; esa cantidad es por término medio de 3'50 gramos por ■metro cúbico, sin embargo, para obtener 'an resultado completo en cuanto á la destrucción, respecto de ciertas especies -y en particular respecto del Chrysom¬ phalus ficus. hay que aumentar la dósis hasta 4'50 gramos por metro cúbico. En¬ tonces importa sobre todo no practicar la operación durante el día y tomar to¬ das las precauciones útiles para oo lasdi mar la vegetación.
Es muy probable que la precedente observación sea aplicable al Chrysomphalus minor que tiene íntimas analo¬ gías con el Chrysomphalus ficus.
Una cosa nos queda que fijar, y es la época del año en que conviene practicar ía operación para que las fumigaciones obtengan su mayor grado de eficacia. En América, contra el Chrysomphalus ficus sobre los naranjos, se practica la operación durante toda la estación co¬ rrespondiente al período de reproducción del insecto. Sería del caso hacer experi¬ mentos comparativos respecto del Citrysomphalas minor.
Tales son, presentados de'una manera abreviada, los medios de acción á nues¬ tro alcance para contener la multiplica¬ ción de la nueva cochinilla del naranjo.
Conviene, al terminar este estudio, ha¬ cer observar que, si es del caso el tomar
las más enérgicas medidas para luchar contra ese enemigo, no hay sin embargo que exagerar el peligro que podría oca¬
sionar á nuestros cultivos meridionales
ni considerar la región mediterránea,
en dónde acaba de tomar carta de natu ¬
raleza, como un foco amenazador para otras regiones. En efecto, téngase en cuenta ante todo que esa cochinilla exis¬ te en las partes del mundo las más dis¬ tintas. Si es verdad que su naturaliza¬ ción en Europa es rocíente, no lo es menos que desde largo tiempo se ha notado su presencia en los invernaderos ó jardines botánicos de diferentes paisos europeos; los cambios comerciales han hecho cosmopolita esa especie, como tantas otras, y es de esperar que se la encuentre sobre la mayor parte de plan¬ tas de adorno de hojas perennes, cual¬ quiera que sea el punto de donde pro¬
vengan.
Todos los paises que gozan de un clima cálido ó bastante templado, co¬
mo el del Mediterráneo, tienen en sí
mismos, ya sea eu los invernaderos, ya sea en sus jardines focos de invasión de dónde la cochinilla podrá partir para ir á adaptarse á los cultivos del país capa¬ ces de asegurar su desarrollo. En Fran¬ cia, España é Italia el naranjo ha venido por desgracia á ser uno de estos, y es de todo punto probable que este hecho se produzca en toda la cuenca mediterrᬠnea, sin que ninguna medida restrictiva
baste á contener esa difusión si debe
tener lugar. Como que en nuestro litoral no estaba
el naranjo adaptado á ese enemigo nue¬ vo, ha resistido difícilmente y eso mismo ha permitido la multiplicación excesiva del iusecto y ocasionado estragos como no los había tenido nunca que sufrir el naranjo en los paises originarios del Chrysomphalus; con todo es de esperar que poco á poco se establecerá el equili¬ brio y que el árbol acabará por adquirir
una resistencia relativa ante la cochini¬
lla ó que vendráD parásitos á diezmarla.
M. Belle me comunica en ese sentido
una observación por demás alentadora,

diciéndome que en Niza, al menos los estragos oausados por el Chrysomphalus parecen hoy menos sensibles que en los primeros años de invasión. El mal, me dice, parece atenuado, y los naranjos atacados conservan la mayor parte de sus hojas en lugar de perderlas todas.
Seria sin embargo una grande abe¬ rración esperar únicamente con esa atenuación natural que, según las cir¬ cunstancias y según las diversas regio¬ nes, puede tardar más ó menos á efec¬

de sus fracasos, viene abandonando, día tras día, comestibles, arma y municio¬
nes, y sembrando de cádaveres los férti¬ les campos machúes; cuando todos se
preguntan con mezcla de sorpresa y es¬ panto las consecuencias que en los acon¬ tecimientos futuros puede ocasionar es¬ te tan rápido co»o asombroso despertar de los hijos del Imperio del Sol Nacien¬ te, y se buscan ;on afán las causas de tan exuberante como improvisada pros¬
peridad; no será ocioso consignar en es¬

tuarse; desde ahora debe empezar en to¬
do nuestro litoral mediterráneo una lu¬
cha enérgica, basada en el empleo de las pul verizaciones ó si es del caso, de las fumigaciones de ácido cianhídrico con¬ tra la nueva cochinilla del naranjo.

tas páginas el papel que en la resurrec¬ ción de este pueblo corresponde á la in¬ dustria agrícola.
Compuesto este Estado de una multi¬ tud de islas é islotes que se entienden
desde la de Formosa hasta el extremo

Dr. Paul Marchal.

—

—

Biografía

meridional del Kamtchatka, su terreno,
generalmente montuoso y de composi¬ ción volcánica, es, por lo común, ingra¬ to y poco á propósito para el cultivo.
Pero dando sus legisladores á la agri¬ cultura la importancia que realmente

D. Raimundo F. Viilaverde

tiene, y comprendiendo que siendo ésta
la más necesaria serviría de fundamento

á las demás industrias, constantes en su

Cuando nada podía hacer presagiar tal desgracia, nos sorprendió el telégrafo
con la noticia de la muerte de don Rai¬

propósito de convertir su país en un pueblo moderno, dictaron leyes que im¬ ponían á sus habitantes como un deber

mundo Fernández Viilaverde, en plena fuerza de la vida, pues mo contaba más que cincuenta y siete años, y se distin¬ guía precisamente por la rubustez de su organismo.
Era hijo de Madrid, y después de luci¬
dísimos estudios, comenzó su carrera

el cultivo de la tierra.
Y así se ha logrado, gracias á tan acertadas disposiciones y á la jamás desmentida laboriosidad de sus pobla¬ dores, que lugares antes incultos se cu¬ briesen de hermosísimos campos, en los que se cultivan con sin igual esmero,

política en las Cortes de 1872, afiliado al partido radical, regido por el señor Ruiz Zorrilla. No siguió, sin embargo,
á éste en su evolución fuera del campo
monárquico, sino que, figurando tam¬ bién como diputado en la Asamblea Constituyente de 1873. fué uno de los que votaron contra la República.
Conocedor de sus méritos el señor Cá¬

entre otros productos, el arroz, que, co¬ mo en China, constituye la base más importante de su alimentación; la mo¬ rera y el árbol del té, especialmente en la isla de Nippón; la caña de azúcar; el alcanfor, que constituye uno de los ar¬ tículos de mayor exportación; el algo¬ donero, que se halla muy extendido; el tabaco y la patata, que han sido aclima¬

novas del Castillo, lo atrajo al partido al fon-sino, y al verificarse la Restaura¬ ción figuró entre los conservadores, en cuyas filas hubo de distinguirse por la competencia que demostraba en las
cuestiones de Hacienda.

tados, y legumbres, frutas y especies de
menor interés.
Lejos de nuestro ánimo el hacer un minucioso estudio del pueblo japonés; nos basta para nuestro objeto el seña¬ lar, aunque superficialmente, el estado

Su carrera fué rápida, pues después de haber desempeñado alguna dirección
general y la subsecretaría de Hacienda, fué nombrado en 1884 gobernador civil de Madrid, cargo equivalente en catego¬
ría al de ministro.

floreciente de su industria agrícola.
Añadamos á esto los admirables progre¬
sos en la explotación de sus ricas mi¬ nas; los grandes adelantos de su indus¬ tria manufacturera, cuyos productos tanto por su buen gusto como su bara¬

Al año siguiente le confiaba el señor tura compiten con sus similares extran¬ Cánovas del Castillo la cartera de Gober¬ jeros; el desarrollo de su comercio, que

nación, y en sucesivos gabinetes las de Gracia y Justicia y Hacienda. Como mi¬
nistro de este último ramo hubo de go¬
zar de singular prestigio, así en España como en el extranjero.
A! fallecimiento del señor Cánovas re¬

se enseñorea de todos los mercados
orientales, amenazando seriamente la
exportación europea, y la importancia extraordinaria de sus poderosas Com¬ pañías de navegación; y se comprende¬ rá fácilmente que fué este exceso de pro¬

conoció la jefatura del señor Sil vela, de quien fuera íntimo amigo, y se encargó del ministerio de Hacienda en el primer gabinete presidido por aquél, y todos recordarán las protestas que ocasiona¬
ron sus presupuestos de liquidación,

ducción el manantial del que brotaron como por encanto esas pederosas mᬠquinas de guerra que tantos laureles les ha conquistado, bosta la hora presente, en una tan inicua como aparentemente desigual pelea.

contra los cuales se levantó el país y

* **

dieron lugar á escenas que pasarán sin duda á la historia. En aquella ocasión
fué el señor Viilaverde un verdadero
dictador y logró imponerse con actos de extremada energía, que recordaban los bríos que desplegara, siendo gober¬ nador de Madrid, cuando la famosa al¬
garada del día de Santa Isabel de 1884.
Durante dicho ministerio celebróse
también el empréstito nacional de 400 millones, cuyo éxito superó todas las

¡Qué de provechosas enseñanzsas po¬ dríamos sacar los españoles del pueblo japonés! ¡Cuánto convendría que nues¬ tros hombres de gobierno llevaran á es¬ ta desdichada nación por los derroteros que han dado la prosperidad á los nippones!
No es teniendo siempre la palabra re¬ generación en los labios como renacen los pueblos. ¿De qué nos servirá tanto
hablar si estamos con los brazos cruza¬

esperanzas.
Los últimos sucesos de la vida políti¬ ca del señor Viilaverde son, por decirlo así, de ayer. Dos veces presidente del Consejo de Ministros, gobernó en ambas ocasiones por corto tiempo, y, al parecer se proponía acaudillar una fracción del

dos? ¡Ah! Si el tiempo que emplean en hacer gala de su oratoria lo empleasen los políticos en cultivar sus inmensas propiedades, no seríamos tributarios del extranjero, ni tendríamos que gravar la contribución con impuestos tan' ver¬

partido conservador, enfrente á la que

gonzosos como el de la extinción de la langosta.

reconoce por jefe al señor Maura.
El señor Fernández Viilaverde no era

Los que dicen querer una España rica

orador brillante, ni improvisador, pero se hacía notar por la competencia con
que trataba los asuntos.

y poderosa, más que soñar en arma¬ mentos, deben procurar fomentar las ciencias y las artes; fovorecer la indus¬

Estaba condecorado con la gran cruz de Isabel la Católica, y pertenecía á las
Academias de Ciencias Morales y Políti¬ cas y de la Lengua.

tria, la agricultura y el comercio; cons¬ truir caminos, carreteras y canales; es¬ tablecer tratados de comercio, reorgani¬ zar la enseñanza, crear puertos francos,

Sin duda los sinsabores de la política minaron su vigorosa naturaleza, arre¬

sanear la moneda, y tantas y tantas
otras cosas encaminadas á acrecentar la

batándole la existencia cuando aun po¬ riqueza patria.

*

día prestar iargos servicios al país.

**

D. E. P.

Y En antiguas épocas la fuerza de un

país radicaba en sus elementos de des¬

Actualidades
Aprendamos
En estos momentos en que los ejérci¬ tos japoneses están admirando al mun¬ do con sus victorias; cuando el coloso moscovita, doblada la cabeza por el peso

trucción; en los tiempos modernos radi¬ ca en los de producción.
Los patriotas de ayer basaban su pa¬ triotismo en el afán de conquistar territorrios por la fuerza de las armas. Las
conquistas modernas se hacen invadien¬ do de productos nacionales los mercados
extranjeros. Las legiones de soldados deben susti¬
tuirse por legiones de obreros. El silbi¬

do de las balas y el tronar de los .caño¬
nes deben enmudecer ante el tric-trac
de los telares y las tijeras de los labra¬
dores. .
Ha pasado ya la época del espíritu guerrero de los héroes legendarios; los héroes del día son los agricultores, los industriales, los fabricantes, los cientí¬
ficos, los artistas, etc., etc.
Los que creen que construyendo es¬ cuadras y organizando ejércitos se rege¬ nera un pueblo, caen en un ridículo se¬ mejante al que quiere comprar un arca sin tener caudales que guardar,
Hasta que se hallen en estado flore¬ ciente la agricultura, la industria y el comercio, que constituyen el verdadero
edificio nacional, no tenemos necesidad de armamentos; como no necesita para¬ rrayos una casa basta que está cons¬
truida.
Haciéndolo así el Imperio del MutzuHito se ha rápidamente regenerado.
Imitemos su conducta.
Salvador Oliver,
Propietario-Agricultor.
(Del Resumen de Agricultura)

constituiaas era esperada, no debían constituir más que uua sola y única Co¬
misión: «la Comisión de mallorquín^
que amantes de su patria, deseaban do¬ tarla de una reforma que tantos benefb cios podría reportarle.
Don Antonio Salvá Ripoll no tan solo acogía el proyecto con fe y confiado que se realizaría, si que también ofrecía gra.
tuitamente los materiales de sus cante, ras de marés para la construcción de
una estación en su predio Son Veri g¡
allí se hacia.
Después de acordado que dentro el plazo de dos meses debía estar termina¬
da la memoria del presupuesto de gastos
é ingresos, se despidieron los reunidos agradeciendo al señor Conde de Aya. mans la deferencia y amabilidad con que los había recibido.
Continúa con actividad el derribo de la muralla de la parte de levante de la ciudad de Palma, de modo que en breve
ya habrán desaparecido los baluartes de San Antonio y Socorrador y la cortina
intermedia.

El espectro del hambre

Leemos en el último número del sema¬

De Rusia llegan graves noticias. No se refieren á la guerra, sino á otros hechos que desgraciadamente ejercerán in¬ fluencia directa y muy funesta en todos los países.
Según informes oficiales, se perderán por completo las cosechas de cereales en muchas regiones del Norte, Centro y
Oriente de Rusia.

nario felanigeuse: «Ahora que la recolección de albari-
coques toca á su término, es cuando se animan los compradores, pagando por cada quintal de 4 á 5‘50 pesetas. Si des¬ de el principio hubieran regido parecidos precios, algo productiva hubiera resul¬ tado para los agricultores la actual cose¬ cha; pero habiendo dominado hasta me¬

En los gobiernos de Vjatka, Ivasan, Saratoff, Samara, Yekaterinoslav, Yamboíf, Orel y Kasan pueden considerarse perdidas las cosechas de cereales de in¬ vierno y de verano, las de judías y gui¬ santes y los pastos para el ganado.
La producción es muy deficiente en los gobiernos de Moscow, Novgorod,

diados de esta semana una depreciación ruinosa, las utilidades del negocio, si las hay, resultarán á favor de los prepara¬ dores de pulpa, que han podido obtener la primera materia con una ventaja que ha hecho su industria lo menos dispen¬ diosa que puede esperarse.»

Tula Kursk, Tver y Pskoff. Solamente
en el Sur de Rusia las cosechas serán
abundantes.

El jueves se celebró un mitin obrero en la plaza de toros de Palma con moti¬

Esta espantosa crisis en la producción vo de la carestía de las subsistencias.

agrícola en gran parte del Imperio lía

coincidido en el llamamiento de las re¬

El almendrón se cotizaba el sábado

servas que lia llevado á las filas la ma¬ último, eu el mercado de Felanitx, el pre¬
yoría de los hombres útiles para el tra¬ cio de 78 pesetas el quintal. bajo.

El resultado es que por los campos de
los distritos afectados no se ven rnás
que turbas famélicas de mujeres, niños y ancianos imposibilitados de encontrar sustento. Con esto, á los estragos del hambre se unirán pronto los del tifus, el escorbuto y otras enfermedades infec¬

Con el fin de pasar la visita en el bal¬ neario de San Juan deCampos, hallegado estos dias el respectivo inspector, señor D. José del Pino y Cuenca; que¬ dando é3te muy satisfecho del aseo y servicio que en dicho establecimiento se

ciosas, y al mismo tiempo surgirán los prestan.

motines, los saqueos, las convulsiones iracundas de multitudes desesperadas.
El cuadro es terrible, pero las conse¬
cuencias no sólo se sentirán eu Rusia.

Según los datos facilitados por el se¬ ñor Jefe de Trabajos Estadísticos, du¬ rante el finido mes de Junio se regis¬

El vasto imperio moscovita es una de las principales regiones del globo pro¬ ductoras de cereales. Comparte con los Estados Unidos, la India y la república Argentina el abastecimiento de los mer¬
cados del mundo. En faltando en el pró¬ ximo otoño los arribos del trigo ruso á los centros mercantiles de Europa, todos los demás trigos subirán de precio y vendrá la carestía general que por todas partes amenaza.
. He aquí, pues, cómo el espectro del hambre, que ya se enseñorea pn los cam¬
pos rusos, asomará pronto de los demás

traron en esta provincia 606 nácimientos y de ellos 320 fueron varones y 286
hembras.
Los matrimonios ascendieron á 248 y
de estos 225 fueron entre solteros; 5,
entre soltero y viuda; 15, entre viudo y soltera y 3 entre viudos.
Las defunciones alcanzaron á 361 que
clasificadas por el sexo 188 fueron va¬ rones y 173 hembras.
En cuanto al estado 158 fueron sol¬
teros, 132 casados y 71 viudos.

países. Los mejor prevenidos serán los Nos enteramos por medio de los pe¬

que mejor resistan.

riódicos de Palma de que el nuevo Go¬

bernador civil, señor del Campo, viene

Crónica Balear

castigando severamente toda infracción
á la ley de trata de blancas.
Aplaudimos su campaña emprendida

Dias Rasados se reunieron en Palma, contra el vicio.

en el domicilio del señor Conde de Aya-

mans, los iniciadores del proyecto de un ferrocarril económico entre Palma, Llummayor, Santafiy y Campos.
Las Comisiones encargadas del estu¬ dio y redacción del presupuesto de gas¬ tos é ingresos probables, quedaron cons¬

Crónica Local
Ferrocarril Palma -Sólier

tituidas por importantes personalidades de Palma y Llummayor muy conocidas en el comercio y la industria.
Eutre los reunidos reinó verdadero
entusiasmo y sin la menor discrepancia se aprobaron todas las proposiciones que

Para seguir la información semanal que nos propusimos desde principio de
año, respecto al movimiento de mercan¬
cías y pasajeros recogidos por la Sub¬ comisión Investigadora, insertamos á
continuación el de la semana 28.a ó sea

se indicaron.
El señor Presidente, señor Conde de
Ayamans, en términos sencillos mani¬ festó lo mucho que le cotpplacía la idea de ese ferrocarril y gustoso ofreció su cooperación.
Don Fernando Alzamora con mucha
oportunidad y acierto dijo que las comi¬
siones de Llummayor y de Palma y las de Campos Santafiy, cuya unión á las

la comprendida entre el 9 y el 15 de los
corrientes, y es como sigue:
Mercancías, terrestres y marítimas: Exportación, 112728 ton. Importación,
126730 ton. Total, 239’458 ton.
Pasaje: Entrados, 385. Salidos, 502.
Total, 887 pasajeros.
Pero, además, gracias á la actividad y celo de aquella Sub-Comisión Investiga¬
dora, y en especial de su Presidente, el

SÓLLER

3

infatigable D. Guillermo Colora, podemos gentío que paseaba entonces por la plaza Los limones embarcados esta semana refundido del ejercicio de 1905 que món por el Rdo. D. Juan Negre. A las

hoy adelantar á nuestros lectores el resúmen de aquel movimiento, habido du¬
rante el primer semestre del corriente
año, á saber:
Mercancías por mar y por tierra: Ex¬ portación, 1450‘122 ton. Importación, 2765‘668 ton. Total, 4215‘790 ton.
Total pasajeros, 23.706.
* **
Conseguida por fin la correspondiente
autorización del ramo militar, para los estudios del trazado de nuestro ferroca rrü y nombrado el primer teniente de
Ingenieros D. Ramón Taix para formar parte de la Comisión mixta; sabemos que
se han empezado ya formalmente aque¬ llos estudios, por la brigada topográfica dirigida por el Ingeniero civil D. Pedro GaraU, é intervenida por el Sr. Taix.
* **
Bu la última sesión celebrada por la
Comisión Organizadora, después de ha¬ ber dado cuenta el Presidente D. Gui¬

de la Constitución.
El pueblo soberano, (léase manada de treinta á cuarenta muchachos y algunas docenas de hombres), amante de la liber¬ tad, muchas veces mal entendida, pro¬ testó indignado de la detención, y sin es¬
cuchar las intimaciones del señor Alcal¬
de entró en la casado la villa, producien¬ do alboroto y fenomenal gritería hasta que fuó pjuesto en libertad el detenido.
Por lo visto se confirman nuestros au¬
gurios. Como no se procura dar remedio al mal, los muchachos se van haciendo los amos y dueños del pueblo y de ellos dependerá en lo sucesivo nuestra tran¬ quilidad, debido á que las autoridades se
muestran débiles ante sus censurables
desmanes.
En la mañana del martes rindió viaje en nuestro puerto el vapor de esta ma¬ trícula «Villa de Sóller», habiendo sido portador de buen número de pasajeros y abundante carga.

23561..°°enelvapor«VilladeSóller» con desti¬
no al mercado francés, han sido pagados al precio de 25 pesetas la carga.
Como se vé ha sufrido este fruto uná
baja de 5 pesetas la carga, pues á últi¬ mos de Junio se hicieron importantes embarques al precio de 30 pesetas.
La banda de música «Unión Solterea¬ se» durante la velada de mañana domin¬
go ejecutará, en el catafalco de la calle del Mar, el siguiente programa:
Paso-doble «Gigantes y Cabezu
dos». Sinfonía Silbons. Polca Boers.
4.o Overtura Bella Rosa. Mazurca de los paraguas. Paso doble de la «Banda de Trom¬
petas.»

■■■

• - —■

— ■■■-■ —

EN EL AYUNTAMIENTO

también con dicha liquidación se acom¬ paña. Examinados por la Corporación los expresados documentos y encontrán¬ dolos ajustados á las disposiciones del
R. D. de 21 de Marzo último R. O. cir¬
cular de 18 de Abril de este año, acor¬ dó aprobarlos.
Suprimiendo por R. D. de 21 de Mar¬ zo de este año el período de ampliación de los presupuestos provinciales y mu¬ nicipales, y como consecuencia del mis¬ mo, el presupuesto adicional que venia
á normalizar la situación económica de
este municipio, por cuanto servía para ampliar las consignaciones del presu¬ puesto ordinario, en aquellos capítulos que su dotación era insuficiente para subvenir á los servicios con cargo á los mismos; y encontrándose algunos capí
tulos del actual presupuesto, en este ca¬ so; aquella disposición ha venido á crear un conflicto económico, que para salvar¬ lo, se impone ineludiblemente la reforma del presupuesto, bien sea por medio de

seis de la tarde se cantarán vísperas;
acto continuo sermón, por el mencionanado orador, estación al Santísimo y la
reserva.
Lunes, día 24.- -A las seis de ía ma¬ ñana exposición y oficio matinal; á las nueve y media horas y la Misa mayor, A la tarde vísperas y rosario. Al ano¬ checer solemnes completas.
Martes, día 25.—A las seis y media de la mañana exposición y oficio mati¬ nal; á las diez Tercia y la Misa mayor con música y sermón por el mencionado Sr. Negre. A la tarde Maitines y Laudes solemnes, y la reserva del Santísimo Sacramento precedida de procesión y
Te Deum.
KOvil
Nacimientos
durante la anterior y presente semana:
Varones 7.—Hembras 3.—Total 10

llermo Colom, del resúmen semestral Dicho buque salió nuevamente con

Sesión del día 15 Julio de 1905

un presupuesto extraordinario ó de una

Matrimonios

expresado mas arriba, indicó la conve¬
niencia de abordar cuanto antes la sus¬
cripción de acciones; puesto que no ca¬ bían ya mejores demostraciones que las de los números apuntados. A lo cual, se
manifestaron conformes los setenta y
tres vocales presentes; y añadió el señor Roses, con su habitual modestia y pro¬ dición, que se estaba ocupando en hacer un estudio demostrativo de que aún y todo restando de los cálculos hechos
todas aquellas cifras, basadas más ó me nos en probabilidades, y castigando aún más los precios de pasaje y carga; aún así, cubriría el ferrocarril todos los gas¬ tos, y rendiría un modesto interés. Es posible que en el número próximo con¬ sigamos una nota expresiva del estudio
del Sr. Roses.
* **
Por último: según noticias oficiosas, se planteará en breve, quizás en la pró¬
xima junta, la suscripción de acciones; y
es tal la efervescencia que reina, que se
abriga la fundada esperanza de que se cubrirá aquella en Sóller.
Nosotros, por las noticias particulares que tenemos, sabemos de cuotas muy elevadas, que apuntaron estos días algu¬ nos capitalistas; y conocemos notas po¬ pulares muy significativas, precursoras

rumbo á los puertos de Barcelona y Cette el jueves al anochecer, llevándose una regular partida de cajas de limones
y cajas y fardos de tejidos.
Las playas de nuestro puerto empie¬ zan á verse muy concurridas de bañis¬ tas, lo cual no es de extrañar dado el sofocante calor que se deja sentir.
Debido al mal estado en que se halla la carretera, ocasiona bastantes moles¬ tias el tener que trasladarse á dicho si¬
tio, aunque se viaje en carruaje. ¡Lástima de un servicio de tranvías y
de un establecimiento de bafíosl
La Diputación provincial de Baleares,
en atenta comunicación ha solicitado
del Ayuntamiento de esta ciudad le sea
cedido el edificio de Santa Catalina del
puerto, para instalar en él, durante el presente verano y al igual de años an¬
teriores, una colonia escolar de niños. Como no es de dudar que nuestro
Ayuntamiento acordará ceder dicho edi¬ ficio para tan humanitario finóla colo¬ nia escolar de niños, vendrá probable¬ mente el día l.o del próximo Agosto, per¬
maneciendo en ésta todo el mencionado
mes.
En el corral común de esta ciudad se

La presidió el Alcalde Sr. Jov, y asistieron á ella, convocados por segun¬ da vez, los Concejales señores Mora, Castañer, Joy; Colom y Morell.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se dió cuenta de diferentes instancias, solicitando autorización para verificar obras particulares, acordándose pasaran
á informe de la Comisión de Obras.
Se acordó verificar varios pagos.
Se enteró la Corporación de una co¬
municación del Naviero Director de la
«Marítima Sollerense», participando que no necesitando por más tiempo, la com¬ pañía, los almacenes del Puerto número 6 y 7, dejará de utilizarlos á partir del
día último del corriente mes.
Se dió cuenta de una comunicación de
la Alcaldía de Palma, participando que el día 18 del actual á las 12, tendrá lu¬ gar en aquella Alcaldía, el acto de pro¬ ceder á la aprobación de las cuentas de la Cárcel del partido correspondiente al año 1904 y á la discusión y aprobación del presupuesto de la misma para el año
1906, ó interesando que un representan¬ te de este Ayuntamiento, asista á aque-
acto. Enterada la Corporación acordó
nonbrar al tercer Teniente de Alcalde
D. Juan Deyá.

transferencia de crédito de un capítulo á otro; camino este último mucho más espedito y realizable, si se tieue en cuenta que las consignacioue del vigente presupuesto, dejarán sobrante, por no
ser necesaria la inversión de todo su
crédito; mientras que de apelar al otro expediente, es necesario acudir á la
creación de nuevos arbitrios también
extraordinarios, de lo cual es convenien¬ te separarse mientras no sea en un caso extremo y obligado. En su virtud se acordó, que la Comisión de Contabilidad estudie el vigente presupuesto y formule
una transferencia de créditos de unos
capítulos á otros.
No habiendo otros asuntos de que tratar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo, día 23.—Se celebrará fiesta vo¬ tiva en obsequio de la Inmaculada Con¬ cepción. A las siete y media-, habrá Mi¬ sa de Comunión para las Hijas, de Ma¬ ría. A las nueve y media, se cantarán las horas menores y después la Misa ma¬ yor con sermón por el Rdo. Sr. CuraArcipreste. A las tres y cuarto de la

Dia 12.—Juan Bauzá Miró, soltero’,• con María Timoner Bernat, soltera.
Dia 15.-—Guillermo Ohumet Pons, sol¬ tero, con Margarita Bullan Reinés, sol¬
tera.
Dia 19.—Dayid Roca Sabaté, soltero,con Ana Castañer Puig, soltera.
Dia 19.—Juan Albartí Joy, soltero, con Francisca Pizá Xiraelis, soltera.
Dia 19.—-Mateo Muntaner Frau, sol¬ tero, con Rosa M.a Mayo! Ripoll, viuda.
Dia 20.—Pablo Trias Colom, soltero, con Margarita Oüver Morey, soltera.
Dia 22.—Antonio Mir Homar, soltero,con Ana Alcover Bauzá, soltera.
Defunciones
Dia 8.—Catalina Bernat Oüver, de 78 años, casada, M.a 48 mira.. 114.
Dia 9.—Francisco Bernat Marqués, dé 4 meses, c. de Buen año num. 5.
Dia 15.—Antonio Joy Frontera, de 70 años, casado, calle de la Trinidad n.° 38
(Biniaraix). Dia 20.—Catalina Garau Liado, de 2
años, Manzana 53. Dia 20.—Juana Ana Gamnndí Moya,
de 30 años, casada, carretera de Palma;
SUSCR1PCI0M

de un movimiento de entusiasmo tal,
capaz de hacer muy probable aquella su¬ posición, y hasta de producir cifras sor¬

halla depositada una cabeza de ganado lanar que se encontró extraviada en la vía pública.

Se dió cuenta de una comunicación
del Gobierno civil de la provincia, lla¬ mando la atención de este Ayuntamiento

tarde, habrá explicación del catecismo para niños de uno y otro sexo, y á las cuatro y media, habrá otra explicación

con el fin de allegar recursos para las obras de reparación y ensanche de la iglesia parroquial.

prendentes, dando al traste y barriendo

La persona que acredite ser su dueño acerca de la circular de la Dirección Ge¬ catequística para los adultos. Al anoche¬

Pesetas Cts.

para siempre los pocos parias que nos deberá pasar á recogerla dentro el plazo neral de Administración, la cual intere¬ cer, vísperas y después tendrá lugar el

Suma anterior.

. Í8.60P00

quedan ejerciendo eternamente de rómo- de cuatro dias.

sa la remisión de ciertos datos relativos ejercicio mensual de las Hijas de María. D.a Magdalena Bauzá Fron¬

ras en esta Mallorca de las tortugas y el

á Policía urbana y rural. Enterada la Lunes, día 24.—-A las seis y media,

tera.

.

50'00

murciélago.

Los trabajos para la colocación de la Corporación acordó reunirlos y uua vez durante la celebración de una Misa, se Una devota persona.

.

20'-00

Pronto se verá.

tubería de cemento que ha de conducir las obtenidos los que se interesan, cumpli¬ practicará el ejercicio men'sual en honor En sufragio de un difunto .

50 00

Bastante animación reinó el domingo
último en la plaza de la Constitución y

aguas del Rafal á la importante barria¬ da del puerto, continúan sin interrup ción alguna, hallándose en la actualidad

mentar aquella disposición. Dióse cuenta de la liquidación del pre¬
supuesto del ejercicio de 1904 y demás

de S. Bartolomé.
Martes, día 25.— A las nueve y me¬ dia, se cantarán horas menores y des¬

(Co'ntintiard)

Suma.

18.72 roo

calle del Mar, con motivo de amenizar trabajando los obreros albañiles en las justificantes que la acompañan, como pués la Misa mayor. Por la tarde, á las

la velada en dichos puntos las bandas de inmediaciones de la carretera que cou- igualmente de las relaciones de las can¬ horas de costumbre, habrá explicación

música de esta localidad.

duce al Camp de sa Má.

tidades que quedan pendientes de cobro del catecismo.

Se desea vender la

El caño de agua que hasta dicho pun¬ y pago, cuyas partidas debidamente re¬ En la iglesia de S. Francisco.—Maña¬ casa n.0 13 de la calle de la Luna

El domingo por la noche promovióse
frente á la Casa Consistorial una peque¬
ña algarada, debido á haber sido deteni¬ do un jovenzuelo que disparó un cohete

to llega es de bastante importancia, y á buen seguro dejará, al llegar al puerto,
debidamente satisfechas las necesidades
de aquella barriada.

lacionadas se incorporan á los respecti¬ vos capítulos y artículos del presupues¬ to de gastos del ejercicio corriente, viniendo con Jas consignaciones del pre¬

na, día 23.—Empezarán las Cuarenta Horas en honor del Santo Cristo; á las siete de la mañana exposición dei San¬ tísimo y oficio matinal; á las nueve y

de esta ciudad. Informarán en la
calle de la Rectoría n.° 13 y en la de la Alquería del Conde n.° 24.

ó pequeño petardo en medio del mismo

supuesto actual, á formar el presupuesto media Tercia y la Misa mayor con ser¬

(1| FOLLITÍ»
MARÍA TERESA
quiere que le vista una muñeca, ya que por aquel día no empezará las lecciones: la niña bate palmas y exclama:
—¡Que dicha, Dios raio! ¡qué buena es usted! Adriana, trae aquella tela rosa tan linda que compramos el otro día, y los encajes blancos: además, hilos, tije¬ ras, dedal y agujas. Yo también coseré: apenas me duele la cabeza. Tomaría al¬ go, porque siento debilidad. ¿Quiere us¬ ted también alguna cosa, María Teresa?
—No, hija mía, muchas gracias, ex¬ clama la joven, encantada de la gracio¬ sa charla de aquella niña vehemente y
cariñosa.
—Cuando venga tío Alberto le diré que me compre una muñeca grande, y le pondré María Teresa: las otras ya tie¬ nen su nombre y no se les puede qui¬ tar. Dígame: ¿le parece mal que tenien¬ do nosotras luto de mamá, vistamos de color de rosa y de azul á las muñecas? ¿no importa que ellas no lleven luto? las
tuve de negro tres meses-

—No, Elena; las pobres muñecas no tienen necesidad de un luto tan largo como el de Vds.: estarán mejor vestidas de colores alegres.
Cuando Adriana regresa con una pri¬ morosa cestita de labor y las telas y adornos para vestir la muñeca, que des¬ cansa, en enaguas, á los pies de la cama de la enferma, María Teresa se pone de
pie y dice á las niñas que volverá pron¬ to; va á saludar á la abuelita y á pedir¬ le hora para acompañarlas á su habita¬
ción todos los días.
—¡Vuelva V. pronto! —En seguida: estaré fuera de aquí lo
indispensable, —Verá como se niega á su deseo, dice
Adriana acompañando á María Teresa hasta la puerta, mientras llama con el
timbre á la doncella.
—Juana, acompañe V. á madamoise-
lle á las habitaciones de la señora. Esta se hallaba arrellanada en cómo¬
da butaca leyendo los periódicos de la mañana; y al ver á la institutriz los dejó
sobre la mesa al alcance de su mano, y
correspondió fríamente al saludo que la dirigía.
—¿Se ha instalado V. ya? le pre¬ gunta?
—Acabo de llegar, señora condesa, y

he querido saludarla y ponerme á sus órdenes, suplicándole además se digne fijar hora para que las niñas vengan to¬ dos los dias á ofrecerle sus respetos y pedirle la bendición.
La condesa frunce el entrecejo y titu¬
bea un momento.
—No han venido nunca, dice con alta¬
nería, como si extrañase la petición. —Lo sé, y me parece que no han he¬
cho bien las niñas: las disculpan sus pocos años; su carácter tímido habrá
influido... los más elementales rudimen¬
tos de educación las imponen el deber de saludar diariamente á la que es dos veces su madre, y la ley de Dios les ad¬ vierte que deben honrar á sus mayores: creeria. pues, faltar á mi deber si no procurase inculcarles estas ideas.
La condesa se mordió los labios.
—Pueden venir á estas horas, pero
que no alarguen sus visitas, dice; me molesta el ruido y la charla de las cria¬
turas. Procure V., madamoiselle, domi¬
nar á Adriana, que es muy altiva, y me parece llena de amor propio. La peque¬ ña es diferente; su genio dulce y apaci¬ ble se deja imponer fácilmente ía ajena
voluntad.
—Espero que no tendré que esforzar¬ me mucho para ser obedecida. Me han

recibido con simpatía, y nos entendere¬ mos pronto: ¡son tan sencillas!
—¿Qué? dice !a condesa con irónico acento: ¡en pocos instantes ha podido V. apreciar ya la sencillez de las niñas! dentro de nada las amará seguramente.
—Señora, contestó María Teresa sin
perder la calma, pero con firmeza, los niños son transparentes, porque igno¬ ran completamente el arte de fingir, que enseña el mundo: en cuanto á lo que dice de que en breve las amaré, es bien cierto: creo que sería muy pesada
mi labor si no las amase.
—Vamos, V. debe ser algo altruista, contestó la condesa, molestada por la superioridad de María Teresa.
—No, señora condesa, soy caritativa, lo que es muy difereate.-
— Espero que su amor también llega¬ rá hasta mí. á pesar de mi poca amabi¬ lidad, añadió la altiva dama, que á toda costa quería mortificar desconcer¬
tándola á María Teresa.
— Es probable que llegue á amar á V., señora: por lo pronto ya la compa¬ dezco profundamente. . —¿A mí? exclamó con acento irritado, entornando los ojos y frunciendo las ce¬ jas, con aquella dura expresión que i-ra¬

ponía á todos: ni quiero ser compadeci¬ da, ni tengo por qué serlo.
—Yo entiendo lo contrario, señora.
Veo claramente que V. lia sufrido mu¬ cho, y que sus sufrimientos la han he¬ cho desconfiar de todo y envolver en general antipatía á toda la humanidad,10 cual no es justo y deja mucha amar¬ gura en el corazón. Cualesquiera sean las penas que la hayan herido, el bál¬ samo de la resignación cristiana pue¬ de,suavizarlas y hasta cerrar las llagas por antiguas que .sean, porque el Divino’ Maestro, como el buen Samaritano, está
siempre dispuesto á curar á los que en El confían. Yo también, señora condesa, he sufrido mucho y he aprendido mu¬
chas cosas en la triste escuela de la ex¬
pe ríen ciá. —Es V. muy orgullosa á lo que veo,
y esto la ha de causar contrariedades teniendo que comer el pan ajeno.
—Soy digna solamente, y entiendo* que por muy precaria que sea la situa¬ ción de una mujer, no debe sufrir cier¬ tas imposiciones úi abdicar de so digni¬
dad. Usted, señora condesa, parece ex¬ trañar que le hable con esta libertad; pues le aseguro que no hallará nadie tan fácil á respetarla y hacerla respe¬ tar; pero tan decidida al mismo ttempe

SOL LER

Sección de Anuncios

YILLA DE SOLLER

PASTA FOSFOREA

ISLEÑA MARITIMA

de

COMPAÑÍA MALLORQLIAA DE VAPORES

L. STEINER
PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES

VAPORES

Se vende á 30 Cts. en la Far¬ Mirawar-Bellver- Catalu&a- Balear-Islelio-Eittlie.

macia de J. Torrens.—SÓLLER.

UNIMOS í luid DE DES

TIMBRES ELÉCTRICOS

IDA Y TUELIA

Stmeio entre Sóller, Barcelona, Cetto y viceversa

DE LUJO Y ECONÓMICOS

ENTRE

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y ultimo de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.— D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.^—EN CETTE.—Mr. Mateo Colom, Rué Lazare-Car-
íiot, 34.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

¡ATENCIÓN AGRICULTORES!!
Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬ tener resultados eficacísimos, emplead el

'GUA.

Sfijgl (0)1,11,

PRESUPUESTOS GRATIS

Informes: Francisco Bover, Es¬
tación telefónica.-—SuLLER.

ITOI

L

Servicios esmerados y á buenos precios

MATEO COLOM
Ru.e Lazare-Oarnot, 84
CETTE
Consignatario del vapor
“Villa de Sóller,,

VINOS AL POR MAYOR
COMISIÓN Y AJUSTE

SALIDAS

para Argel los Jueves. De Argel los Viernes.

para Marsella los Sábados.
De Marsella los Lunes.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos
para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Ull, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬
lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.
El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.
i

que se expende en la acreditada droguería de
ARNALDO CASELLAS-ic»*, ir
En este establecimiento encontrareis toda clase de

JUAN ESTADAS
COMMHH Y PROPIETARIO
TELÉFONO

ENTRE
MARSEIiEA, PALMA,

primeras materias para composición de abonos; sul¬ EEZXRYAY (Ande)

fatas y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos para azufre; bombas y demás utensilios para pulve¬

LA

SOLLERENSE

rizar arboleda.

DE

ARGEL
Y
VICE-VERSA
POR EL ACREDITADO VAPOR

Instalaciones completas de cañerías para agua y gas.

jr&é coiii*

Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬ CERBÍRE y PORT-BOU (Frontera too-española) de la Compañía francesa CAILLOL DOUVILLARD.

mendrón y toda clase de conservas.
PR0ITITTO, PEHFBOOXÓX T IO010MÍA
¡¡No equivocarse, LTJNA117—SÓLLER!!
LA ARTÍSTICA
CALLE DE LA LUNA N.° 30.—SÓLLER

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y

Despacio le pasajej carga para lelos juntos:-Conquistador, 45,Agente: FEDERICO MARET.

COLL REYNÉS reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

PABLO

y F.

1

AUXOOTE (Cote d’Or)

SUCURSAL DE LA CASA COLL, de Dijon

Ofrece al público á precios sumamente económicos todos sus artículos como son:

POR EL

IMAGENES estatuarias de madera, piedra, mármol y fibra madera, decre¬ tadas y ordenadas para su bendición é indulgencias.
CAPILLAS, ALTARES, ORNAMENTOS y sus reparaciones. ESTAMPERIA, CROMOS, OLEOGRAFIAS y FANTASIAS de todas cla¬
ses en gran surtido.
MARCOS y MOLDURAS con rico muestrario y clase fina.

Vino Uranado Pépsico
d©
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en

Especialidad en patatas y demás artículos del pais.
Expedición al por mayor de espárragos y toda clase de legumbres.

ESPEJOS y CRISTALES de todas di mención es en clase superior. GRAN DEPOSITO DE TARJETAS POSTALES en colecciones y sueltas pa¬
ra felicitaciones. OBJETOS PROPIOS PARA REGALOS.
Glasea y Precios ventajosos sobre todos los similares.

esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados
que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex

Servicio esmerado y económico
CASA ESPAÑOLA DE COMISION ~~

TBAffSFQ&TI8 IITIEIMIQIáilS

perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente

Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito enérgico para suprimir la elimina¬

Exportación de productos industriales.

Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,,

Consignación de frutos y primores. Subastas á los más altos precios de esta Plaza.

Ék

1 OT

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE

Comisión 5 por 100 arreglos inmediatos y se anti-

AGENTES DE ADUANAS
CIBBÍRS y PORT-BOSF (Frontera Franco-Española)

INULA HELENIUM

cipan fondos y materiales á los

Corresponsales á G1VF.T, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)

Con estas píldoras, preparadas

señores remitentes.

TELEGRAMAS: Bauza Oerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

por J. Torrens, se cura pronto y
radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorósis (colo¬

PAST 0.H-BERHAT

Hotel testaufant del Universo DE

res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬
rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-

fériebo 1 L, et rae áu Vieux iarclé ai Grains 41 j
RRIJXEIjljE$-(Relgiqiie)

Vda de j. serra
PLAZA D£ PALACIO-3.-BABC£LOM

léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DS VENTA:

LADRILLOS «AULICOS, BAÑERAS,

Hospedaje desde 5 pesetas eu adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.

—EFanrmBaarcciealodneal , DSro. cPieidzaád.—FParamlmaac,éuCtiocnatrEospFaarñmoala¬

céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬

macia del Dr. Pelaez macia de J. Torrens.

y

Bermudez.—SóHer’,

Far¬

PELDAÑOS, PEGADEROS 1 TODA CLASE #1 PIEZAS DI (MIO ARTIFICIAL
be la casa

El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de

Algarrobas. LaShay pa-
ra vender al por mayor y menor
en la calle de San Pedro n.° 19.

ESCOFET, TEJERA Y C.» de BARCELONA

lle

Único representante
del Mar.

en

Sóller:

Miguel

Colom,

ca¬

Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

También se venden limones.

SQLLE&,—Imp, d® «La 8inoerÍda$»