AtiO XX.--2.1 EPOCA.--NUM. 936
AtiO XX.--2.1 EPOCA.--NUM. 936

SABADO II DE MARZO DE 1905

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Árbona,—Rué Montmartre, 26, París.

Fundador y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

.Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)\_.\_-

jPAG0 Extranjero: 0’75 francos id. id.

adelantado.

América: Sres. Marqués,; Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬ to-Rico).

«So SÓLLER (Baleares) *—

Número suelto OTO pesetas.—-Id. atrasado 0’20 pesetas

~Y^üdacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, Berán responsables sus autores.

Sección Literaria

usted; no3 ha contado todo el bien que una mujer llevando á una criaturita en la más feliz de las casualidades, llegó

La araña todo lo saca de sí misma, de

de usted hablan en la tierra todos sus brazos, no ha querido molestarse, no ha San Antonio de Padua, el cual, como su propio cuerpo; después de haber ha¬

clientes, sus amigos, sus hijos y su des¬ contestado á las preguntas de aquella todos saben, tiene la especialidad de ha¬ lado su tela por sus propios esfuerzos,

LOS FALLOS DEL GLORIOSO SAN PEDRO

consolada viuda...

madre, la cual le ha dicho que su hijo cer que vuelvan á encontrarse los obje¬ sin auxilio ajeno, se envuelve, se fija, se

Hasta aquí, todo marcha A pedir de está enfermo. De este modo, la ha obli¬ tos perdidos.

acantona en ella y de ahí no sale.

boca. Pero la costumbre es la costum¬ gado á irse á otro compartimiento don¬

Precisamente volvía San Antonio de

He ahí la imagen de aquellos que pre-

Fué la semana pasada cuando ocurrió bre. Es imposible pasar1 más allá de es¬ de habia corrientes de aire. El niño ha visitar la tierra y de recoger de los ce¬ tenden hacer salir toda verdad de su

la muerte del señor Duraud. Bien sabéis á quién me refiero: á Jai¬
me, Andrés, Policarpo Durand, el negociantejal por mayor en hilos y algodo¬
nes, hombre de bien, conocido y estima¬ do en su vecindad por haber ejercido
honradamente su comercio, haber paga¬

tas verjas sin que Antes se examinen las muerto.

hojas de servicios. Tómese usted la mo¬ En igual dia y durante el mismo via¬

lestia de aguardar á que yo las con¬ je.—Después de almorzar cumplidamen¬

sulte.

te ha arrojado fuera, descuidadamente,

—Hágalo usted,--contestó apacible¬ una botella vacia. Dicha botella ha heri¬

mente el señor Durand.—Por lo demás, do de gravedad, en la frente, á un em¬

estoy muy tranquilo. El Padre Anselmo, pleado de la via. El empleado ha muerto

pillos de las iglesias su correo diario, siempre tan copioso'. Viendo el Perci¬
bíante desolado del señor Durand, se
enteró por medió de San Pedro de las causas que producían su tristeza, y al saber cuán gran culpable era el que te¬ nia en su presencia, de pronto le vino

propio fondo, sin deber nada á la expe¬
riencia de los demás.
No les digáis que busquen fuera auxi¬ lios para su flaqueza: su razón les sirve para todo, y ellos se bastan á sí mis¬
mos; solo confían en sus propias luces, y gustosos se imaginan que poseen la

do puntualmente á sus proveedores, ío
propio que las contribuciones y, según opinión unánime de sus vecinos, no ha¬
ber calumniado ni hecho mal á nadie en
toda su vida, la cual no fué corta, pues

íni confesor, Capuchino de gran mérito y muy fuerte en teología, me ha dicho que puedo tener confianza. Creo haber¬
me conducido como buen cristiano. Mi
balance debe de arrojar Un superávit

en el hospital de resultas de su herida anónima. Deja á una viuda con dos hijos
en la miseria.
En igual dia y durante el mismo via¬ je-—Llegado á su destino, ha descuidado

algo á la memoria y dijo: —¡Pues calle! ¿Durand?... ¿Jaime,
Andrés, Policarpo? De la parroquia de San Juan Nepomuceno. ¿No es así? Aca¬ bo de recibir una carta, en la cual me

ciencia intusa.
Ese es ei trabajo de los soñadores, de los utopistas, de los librepensadores, de
todos esos hombres dados á la fantasía y
á los sistemas, que se gastan á sí mie¬

Durand murió á los 65 años bien cum¬ considerable en favor mió.

volver á cerrar la portezuela del compar¬ hablan de usted. Es un hombre bellísi¬ mos en loco orgullo, y que tras ese tra¬

plidos; por lo demás, expiró habiendo —No lo dudo, y esto es lo que vamos timiento. Algunos instantes después una mo quien me la dirige. Dice así:

bajo infructuoso, tan sólo logran llenar¬

recibido los Sacramentos de nuestra San¬ á comprobar inmediatamente.

niña se ha asomado á la ventanilla; ha¬

«Gran San Antonio, acabo de saber la se la cabeza de telas de araña.

ta Madre la Iglesia.

Llamando en seguida á uno de los biéndose puesto el tren súbitamente en muerte de mi bienhechor el señor

Existe, en segundo lugar, el trabajo

Durand se casó joven y fué un modelo arcángeles que al mando del glorioso marcha, la niña ha cuido sobre los rieles Durand.

de la hormiga. Esta merece más elogios.

de esposos; no tuvo nada de calavera, de
jugador ni de derrochador. Educó cris¬
tianamente á sus hijos, dióles instruccióu

San Miguel están en el cuerpo de guar¬ dia del Paraíso, San Pedro le rogó que
fuese á pedir á San Marcos, el archivero

y ha muerto. —Ya lo ve usted, ¡tres veces asesino
en un solo dia!—observó San Pedro.

»¡Qué noble corazón el suyo! ¡Qué hombre más compasivo! De quince años á esta parte, no fumó un solo cigarro

La misma Escritura Sagrada no se ha
desdeñado de recomendar á los pe¬
rezosos el ejemplo de la hormiga.

esmerada, procurándoles después un ofi¬ de la localidad, el cuaderno especial de -^¡Esó es inconcebible!—exclamó el (y sabe Dios si los fumaba exquisitos ) (Prov. VI, 6).

cio lucrativo. DuraDd cumplió con su la parroquia del señor Durand, en el señor Durand.—¡Quién lo imaginara!

sin dejar cuidadosamente el residuo no Sin embaígo, hay muchas lagunas en

deber como soldado en 1870 y como ciu¬ cual se hallan inscritas dia por dia las —Debiera usted reflexionarlo... Pero quemado en el cenicero, siguió leyendo su trabajo. Al revés de la araña, nada

dadano cada vtz que hubo de dar testi¬ acciones buenas y malas de todos los pa¬ continuemos...

San Antonio.—Recogía, además, los saca de su propio fondo. Toma su bien

monio de sus opiniones moderadas y
conservadoras. Como administrador ín¬
tegro de un banco popular y de una aso¬ ciación filantrópica, sus amigos lloraron á un buen compañero y la oficina de beneficencia parroquial á un donante generoso. Así, cuando la comitiva de Jaime. Andrés, Policarpo Durand desfiló
modesta, pero recogidamente con el co¬ che fúnebre de segunda clase, el clero, las buenas Religiosas, las cofradías, la

rroquianos, comprendiéndose entre ellas
las del señor cura.
No fué muy larga la investigación. Todo se halla muy bien clasificado en el Paraíso y cada cual tiene allí su cuenta especial numerada.
Cuando el ángel hubo traído el docu¬ mento en cuestión, San Pedro recorrió
las primeras páginas, y el señor Durand vióle en seguida muy satisfecho del
examen.

25 de febrero.—Ha recibido carta de
un cliente pidiéndole informes de un criado á quien su esposa hubo de despe¬ dir por falta de integridad. No ha queri¬ do comprometerse y ha contestado que
se atenia á lo dicho en la certificación librada á dicho sirviente. Dicha certifi¬
cación, aun cuando vaga en sus térmi¬
nos, era todavía demasiado laudatoria.
El cliente ha admitido al servidor y ha sido engañado de una manera indigna.

que tiraban sus clientes y amigos, de modo que todas las noches, al pasar delante de su puerta, recogía yo aque¬
llas colillas, ahorrándome así más de
lina hora de trabajo penoso en los mon¬ tones de basura del barrio. San Antonio, os recomiendo su alma, pues bien me¬ rece el señor Durand gozar del Paraíso.»
Esta carta fechada y firmada en la mañana de hoy—, concluyó diciendo San Antonio—, me ha sido dirigida es¬

de todas partes: hacina, apila, acopia en sus almacenes, sin discernimiento y sin medida. Hay de todo en las provisiones que acumula, yjas cosas más deseme¬ jantes se encuentran en su botín, mez¬ clado y recogido por todos lados.
Imagen asombrosa de esa clase de
trabajadores que sólo se ocupan en lle¬
narse la cabeza de infinidad de mate¬
rias, mal dirigidas, mal ordenadas, un tropel de conocimientos venido de acá

familia y los comerciantes del barrio, á su paso por la gran calle de la Subpre¬ fectura, todas las porteras salían afuera del portal santiguándose con devoción y pronunciando unánimemente por vía
de oración fúnebre las siguientes pala¬
bras, que resumían claramente la bené¬
vola impresión de los contemporáneos
con respecto al señor Durand:
«¡Era una bellísima persona! Se ha ido
derecliito ál cielo.»
Y esta general opinión era la opinión
misma del señor Durand. Este, en su

—¡Perfectamente! ¡Perfectamente!—re¬ Jaime, Andrés, Policarpp es responsable

petía el Santo.—Fe sólida. Prácticas re¬ de este delito.

ligiosas exactas. Conducta ejemplar. —¿Cómplice yo de un abuso de con¬

Creo, señor Durand, que realmente nada fianza?

hay que echarle á usted en cara.

—Tal como suena.

Iba, pues, á darse el asunto por con¬

12 de marzo.—Saliendo de su casa,

cluido y ya se disponía San Pedro á cor¬ I enciende un cigarrillo y tira el fósforo

tar de un libro talonario el deseado bi¬ mal apagado sin mirar á dónde, al do¬

llete de admisión, cuando, volviendo blar la esquina. El fósforo pega fuego á

dos ó tres hojas, de súbito Obscurecióse |í un montón de virutas, las cuales, por ei

el rostro del Santo, que exclamó aterro¬ tragaluz de un sótano, incendian todo

rizado:

un almacén. Hay muchas víctimas.

— ¡Olí! ¡olí! querido señor Durand. ¿qué —¿También incendiario?

pecialmente, puesto que, como es natu¬ ral, soy el patrono del gremio de trape¬ ros por lo de «objetos perdidos» y «en¬
contrados».
Un rayo de alegria iluminó entonces al afligido señor Durand.
—Es verdad—contestó.—¡Qué buen
hombre el tío Barbón! Realmente, iba
todas las noches á mi casa; por cierto que á veces le ofrecía un vaso de vino, y mi mujer, con mi consentimiento, de cuando en cuando le daba alguna ropa vieja para sus niños —

y allá, pero en loa cuales es imposible hallar hilaeión y unidad. Goti tal que
lleguen á abastecer la memoria, creen
que todo está dicho, y todo hecho. Ese género de trabajo produce espíri¬
tus superficiales que han aprendido infi¬ nidad de cosas y ninguna saben bien.
La abeja es más sabia y más hábil. No se obstina, como la araña, en querer sacarlo todo de su propio fondo. No se limita, como la hormiga, á haci¬ nar confusamente las provisiones que allega.

úl ti nía hora, tras de un minucioso exi¬
men de conciencia, no habia encontrado
nada grave que confiar al Padre Capu¬ chino que le asistía.
Así, el alma de Jaime. Andrés, Poli-
carpo Durand, apenas separada del cuer¬ po deleznable que abandonaba, echó á
volar suavemente hacia más allá de las

es lo que veo? En el capítulo de la cari¬ dad y la delicadeza hay acerca de usted algunas notas bien pésimas por cierto.
—¿Bien pésimas?—preguntó el señor Durand aturdido.—No lo comprendo. En cuanto á la caridad, tengo la con¬
ciencia de haber sido siempre compasivo
para con los infortunios que se me han

—¡No que no! Todos los dias, al acostarse, cometía
usted, señor Durand. la falta grave de arrojar las botas produciendo un ruido terrible, en vez de dejarlas quietameute en el suelo. Confieso que tiene usted una excusa, señor Durand, y es que todos los
hombres en la tierra hacen otro tanto,

Entonces el glorioso San Pedro, en su
sabiduría habló así:
—Durand, como acaba'usted de ver, en el transcurso de su vida terrenal ha
sido usted un gran culpable. Su egoís¬ mo y su negligencia le harían merece¬ dor de un castigo duro. Tendría yo toda clase de motivos para mandarle, cuan¬

Más)modesta que aquélla, menos ávi¬ da que ésta,|va en derechura á lo mejor y á lo más perfecto de las cosas. Despre¬ cia lo¡que no es útil: pasa por encima
de las flores de que no espera sacar pro¬
vecho alguno, y sólo se detiene en
aquellas ¡cuya sustancia puede asimi¬
larse.

nubes, por el hermoso firmamento azul; tranquilamente y sin apresurarse mu¬ cho. atravesó la región luminosa de los planetas y de las estrellas; jugueteó en¬ tre los cometas y llegó á las puertas del -Paraíso, pidiendo, según la regla esta¬ blecida, el billete de admisión personal
en el cielo.
El señor Durand llamó. En seguida San Pedro—el cual (como todos saben) reúne en si las funciones de portero y de llavero—fué á abrir al señor Duraud,
acogiéndole muy cortesmente y con una
bella sonrisa.
—¡Ah! ¿es usted, señor Durand?—le dijo.—Me alegro de verle. Se ha retrasa¬
do usted un poco; nos anunciaron su ve¬ nida ayer por la mañana y temia ya que usted hubiese equivocado el camino.
—Me he retrasado algo en mi camino,
efectivamente—contestó el señor Du¬
rand.—¡Es tan magnífico el espectáculo de aquellos mundos luminosos que cen¬ tellean en la inmensidad! Sin embargo,
el señor cura de contíuuo me aseguraba
que muy otros eran los que habia de ver en el Paraíso... ¿Quiere usted, señor San Pedro, darme el billete para entrar?
—Con mucho gusto, pero cuando me¬

indicado.
—Efectivamente—dijo San Pedro—las
notas dicen exactamente que, con arre¬
glo á sus medios de fortuna, daba usted mucho dinero para las buenas obras. Pero, querido señor Durand, no confun¬
damos la «Limosna» cou la «Caridad».
Hizo usted limosna con mucha frecuen¬
cia, pero ¡ay! en ciertos casos, quizás sin que usted mismo se diese cuenta de ello, descuidó la pequeña caridad co¬ mún, de todos los dias, que consiste en
sacrificar cada cual sus actos y sus con¬
veniencias personales en bien de una infinidad de gente.
—No comprendo—objetó el señor Du¬
rand.
—Ha sido usted negligente, descuida¬ do (llamemos á las cosas por su nom¬ bre), ligeramente egoista; y ese egoísmo y esa negligencia, mi querido señor Du¬ rand, á veces ¡ay! llevan consecuencias graves, terribles.
—Pero, ¿será posible?
—Véalo usted mismo, lea usted.—
Lo que el señor Durand leia en su in¬ forme judicial del Paraíso, era efectiva¬
mente espantoso. Jaime, Andrés, Policarpo. El dia 15 de

lo cual no quiere decir que el hecho sea
menos censurable.
—No comprendo una palabra de esto
—confesó el señor Durand atontado.
—¡Cómo! ¿Usted no comprende que hay en eso una falta de corazón, quizás involuntaria, pero de todos modos irri¬ tante? ¿Una prueba de feroz egoismosin ninguna razón de goce íntimo que lo justifique ni excuse?
En el cuarto situado debajo del que usted ocupaba, habia una señora vieja y achacosa que padecía de insomnios, la cual sabia usted muy bien que era ner¬ viosa é hipocondriaca; con todo, por cau¬ sa de usted todas las noches despertaba sobresaltada de su primer sueño. La po¬ bre llegó á no poder dormir ni un mi¬ nuto durante aquellas horas, esperando cada noche los golpes brutales que usted le pegaba; como si dijéramos en la cabe¬ za. Durante muchos años, no osó quejar¬ se y soportó aquel alboroto nocturno con resignación verdaderamente cristiana; pero, andando el tiempo, la ha vuelto loca; actualmente se halla en una casa ;de salud. ¡Señor Durand. usted es, asi¬ mismo. responsable de esta desven¬
tura!....

do menos, al Purgatorio y hacerle pe¬

nar; pero esta carta habla en favor de
usted. Usted fué «bueno» sin cálculo,

sin segunda intención, durante gran
número de dias de su vida. Usted con¬

tinuó pacientemente uua buena obra, tan secreta y al parecer de tal modo na¬ tural é ínfima, que ui aun se le ocurrió á nuestra policía celeste que fuese nece¬ sario señalárnosla. ¡Pues bien! Jaime,

Andrés, Policarpo, Dios nuestro Señor
le tendrá á usted en cuenta acción tan

meritoria en compensación de tantas

otras malas que le ponían á usted en

situación nada envidiable

San An¬

tonio, tomad de la mano á vuestro pro¬

tegido Voy á entregaros su billete de entrada y á hacer que os abran las

verjas —

Y así, pues, el señor Durand se halla ahora gozando inmortal gloria en el
feliz Paraíso del Dios de bondad.

El Conde Emeric.

Ecos

Y aún (de ellas, sólo toma el jugo, es decir,To que hay de más dulce y de más nutritivo;>xtrae la¡médula, la di¬ giere, la elabora, y tras)haberse alimentadofeonfella, la convierte en alimento
exquisito para los hombres.
Así-trabajan los entendimientos sa¬
nos. No se divierten en monadas: al
fondo y á la sustancia de las cosas se
apegan.
No multiplican en demasía sus lectu¬
ras, sino que leen bien y con reflexión. Para ellos, no se trata simplemente de hacinar conocimientos de toda especie, más ó menos útiles; sino de penetrarse bien de las verdades que les son necesar.as, sacar de ellas su provecho, y componer un tesoro inagotable para
todo el concurso de la vida.
De cuanto leen, de cuanto se les ense¬
ña, retienen lo más sustancial y más alimenticio y dejan á un lado todo lo superfino.
Así se forman los entendimientos
sanos, vigorosos, y que adquieren la ciencia por su propia cuenta, no meno3
que para esparcirla en torno suyo, para bien de sus semejarítes,

nos es necesario que yo hojee el regis¬ enero: sube á un compartimiento de fe¬

El pobre señor Durand estaba ano¬

tro. Se que, seguu los juicios del mun¬ rrocarril. Encontrándose allí solo, ha nadado.

do. es usted un hombre 'honradísimo, y puesto el saco, la manta de viaje y el

No podia explicarse lo que le estaba

Tres modos de trabajar

F. Nowy.

«1 ángel de su guarda acaba de llegar al paraguas encima de los bancos para dar sucediendo, y, Heno de vergüenza, iba

cielo, después del oficio celebrado en á entender con ello que todos los sitios á dejar ya el ventanillo del Paraíso, Existe, en primer lugar* el trabajo de

San Juan Nepomuceno, su parroquia de se hallaban ocupados. Presentándose cuando en aquel mismo instante, por la araña, trabajo paciente* pero estéril,.

SOL LER

....

nr.: ....
■

§
^

^ Crónica Internacional

emoción. Así, un hombre que tenga miedo creerá ver un objeto terrorífico cualquiera cada vez que las cosas por él vistas tengan cierta semejanza con aquél.»

ración: que la situación de 1935 es á la de 1895 lo que la lu-z á las tinieblas. Mi¬ llares de portorriqueños y algunos
americanos contradicen esta afirmación
redondamente. Lo que hay de cierto en

paso diciéndonos que se trata de un carbón propio del terreno secundario, que se presenta en masas negras y brillan¬ tes, frágiles, compactas ó de textura la¬ minar. Añade la Química que -la hulla

tria sacaba de ellas -el poco combustibi que necesitaba. Durante la Edad Media
p0r’ I el uso del carbón de piedra fué casi
completo abolido. Hubo un rey, Enriqüe I
II de Francia, si mal no recordamos,

• 'El incidente' de -Hull ha terminado
--•-¿e un modo satisfactorio y, al parecer,
“«•■definitivo.-- La Comisión internacional
encargada por entrambas partes desolueionarlo justa y honrosamente ha puesto fin á sus laboriosas y difíciles tareas,
«dando á luz un-extenso informe. El re-
- ducido espacio de que en un periódico

¿No os parecen estas frases de Sully, ,que he recordado leyendo el informe de
la Comisión internacional solucionadora
del, en un principio, misterioso inciden¬
te de Hull, verdaderamente iluminado¬
ras y aclaratorias? Todo el lance ha sido fruto de una enorme ilusión colectiva;
el relato histórico detalladísimo que en
el documento redactado por la Comisión

ello es que los portorriqueños están des¬

contentos, y que cada día lo están más.

La simple declaración de que los porto¬

rriqueños son gente irrazonable, que

habiendo alcanzado la libertad quieren

la licencia, es-irrazonable en sí misma.

.

:

" —* j

4

..

,

j

| ;J v ■

-Motejar la Legislatura Insular como

«conglomeración de republicanos, fede¬

rales, unionistas, socialistas.y espiritis¬

arde fácilmente, con llama más ó menos castigaba con la prisión á los industria¬

larga y fuliginosa.

j les que lo empleasen, por creerse quehj

En verdad que no nos dice mucho la emanaciones del negro combustibleeraa

científica definición. La holla es algo dañosas para la salud pública. A fi0es

más que eso.

del siglo xvm empezaron á utilizar ¡a

Proteo de los tiempos modernos, surge hulla en gran escala los maestros fundi-

de la tierra negro, viscoso, disforme, dores, comenzando el verdadero reinado

arrancado violentamente de su escondri¬ del cáríóón fósil el día en que nació ¡a

jo diez mil veces secular, para metamór- máquina de vapor.

ge dispone me impide el analizarlo tan figura, así lo demuestra. Salen los mari¬ tas», y desechar todo el asunto como fosearse en fuerza, en calor, en colores,

detalladamente como yo quisiera y el nos rusos bajo la impresión deprimente desvarios de la imaginación, es injusto en medicamentos y perfumes.

asunto merece.
; El informe-de la'Comisión es un pro-
-tiigio de meto diplomático y de equili¬

de. que iban á ser víctimas de una sor¬ presa, impresión nacida á consecuencia de unos informes dados por agentes

y estúpido. Revolución armada, es tan improba¬
ble en Puerto Rico como en Rhode Is-

Dócil á nuestro capricho, pone en mo¬ vimiento las grandes fábricas, empuja sobre los bruñidos rieles ios rápidos fre¬

E! secreto de la salud, según ios japoneses

brio* En sustancia,-viene á reconocer, moscovitas. El-Kamtchatka queda retra¬ land. Agitación y descontento político, nes ó sobre las olas del mar los gigan-8

y es muy justo, la culpabilidad relativa Riel ulmirantdRodjestvensky. Pero este Reconocimiento va precedido y seguido

sado, y, á causa del estado de ánimo supradicho, de su aislamiento, de las ave¬ rias de sus máquinas, y de sus malas

son del todo inconvenientes. Esto no
obstante, existen, y las quejas.persisten. Las causas, frívolas ó serias, deben dar¬

-téseos trasatlánticos, alumbra las pobla¬ ciones, entibia la atmósfera en nuestras casas ó se presta sumisamente á los ma¬

Atribuyen algunos médicos la indis, eutible superioridad física de los japo¬ neses al liberal uso que éstos hacen del

Rio frases laudatorias y de discretísimas condiciones de defensa, cañonea a\\ Alde- se á conocer, y si son fundadas deben nejos culinarios. Otras veces aparece agua, no sólo en forma de baños, sino

-"atenuaciones. Y, por si todo ello no fue-. baran é informa al almirante de ,que es «• Te bastante, en «1 párrafo último la Co- jatacado por una escuadrilla de torpede¬

remediarse. La. probabilidad, si no la certeza, es que la causa del malestar es,

convertido, en transparente bujía de >parafina, ó en brillante.gamma de tonali¬

como tratamiento-interno. Y los que tal opinan no andan desca¬

•' misión reconoce y afirma que ni eUin- ros. Este detalle aumenta en ios espíri¬ en el fondo, la miseria. La .pobreza ge¬ dades que facilitan la qbra del -artista minados, pues entre los nipones es un

'ci den te ni -sus naturales consecuencias tus, ya predispuestos, el temor y los re¬ neral, resultante de la ociosidad forzada, .pictórico ó fotográfico (colores á base de axioma terapéutico que el agua, em¬

perjudican ni; menoscaban la repura- celos con que salieran al mar. Cierra la es terreno fértil para el desorden .políti¬ anilina}; y como si aún no estuviera pleada inteligentemente y con profu¬

ción, el honor y los sentimientos huma- noche, oscura y ventosa. Una luz verde co, y.que en Puerto Rico hay pobreza cansado de rendirnos servicios, deleita sión, cura todas las enfermedades ó pre- i

í unitarios del almirante ruso, y de todos Harpa la atención de algunos oficiales. general no cabe dudarlo. Una carta-re¬ nuestro sentido del olfato imitando ma- viene el desarrollo de las mismas. De

"ios tripulantes de su escuadra.

I •Sobre el Souvaroff se dirige una masa cién publicada de la-isla dice que hay ra-viliosamente la fragancia de las -viole ¬ ahí que allí todo el mundo, pobres d

Los periódicos ingleses, sobre todo el oscura. Los reflectores giratorios ilumi¬ millares de ociosos forzados y que el ca- tas de Parma, ó nos engaña, disimulado ricos, sanos ó enfermos, sobre echarse

DfDaily Express y el Daily Teleyraph, nan la escuadrilla de barcos pescadores; .pital invertidle huye de P-uerto Rico ..por en el.interior de un bombón ó de una al coleto diariamente varios litros de lí¬

Rían acogido de muy mal talante las no¬ más algunos sin luz despiertan sospe¬ la situación existente.

.prafina, haciéndonos creer en la ..presen¬ quido, no prescinda del baño cotidiano.

ticias primeras del contenido ^de dicho chas. Rodjestvensky ordena al Souvaroff No se disputa que el Gobierno ameri¬ cia del azúcar.

1 Sin duda-,-el agua es un admirable é

"informe.'Sin embargo, carecen de ra¬ ,y á los demás que hagan fuego. El Cra- cano, en ciertos ramos, ha hecho mucho

j Todo eso y mucho más es -el carbón inofensivo agente de limpieza y al mis-

nzón. En el fondo, los comisionados vie¬ ne se hunde; el Mine, el Mulmein, el por la isla;, pero es más indisputable-aún de piedra, el más importante de ios mi¬ mo tiempo valiosa medicina. Empleada

nen á reconocer lá precipitación y la -Gull, el Guipe, el Majestic, sufren gran¬ que hizo lo que menos se necesitaba, ..y nerales, desde el punto de -vista de la al interior, irriga el organismo y puri¬

imprudencia con que los marinos rusos des averías, á pesar de que el almirante dejó por hacer lo más urgente.

utilidad. La hulla ha destronado al oro. fica la sangre. De las virtudes del agua

procedieron. Pero, ¿cómo lanzar nin- ruso manda respetará los barcos de pes¬ Es evidente que si los Estados Unidos •Si aún quedasen en el mundo alquimis¬ usada al exterior, parécenos ocioso ha¬

, gún anatema sobre las cabezas de Rod-' ca provistos de las luces de ordenanza. han de evitar en-Puerto Rico las expe¬ tas tozudos, la piedra filosofal debería blar. Rúes tanto equivaldría ¿ descubrir

jestvensky y de sus subordinados sin El Aurora mismo perteneciente á los riencias de-Inglaterra en-Irlanda, debe¬ ser para ellosda.producción de esa negra el Mediterráneo.

'herir en lo más vivo y sensible el honor
'de Rusia? Tratábase, al nombrar La Co-
•• misión, de resolver pacificamente un

rusos, es cañoneado y resulta con ave¬
rías. De diez á doce minutos dura el ca¬
ñoneo. Después, la escuadra fuerza la

rán empezar .por descubrir la raíz d-el descontento que con tanta frecuencia se anuncia, y excogitar-medios de elimi¬

sustancia que van agotando locamente i-as generaciones modernas, y que ¡ay! no será posible reemplazar cuando lle¬

.¿Cuáles son los beneficios que reporta
el agua desdedípunto de vista terapéu¬
tico? He aquí loque dice4 este propósi¬

-asunto muy delicado y peligroso, no de marcha y se aleja por el Sudoeste. ¿No narlo. -Este país debe á Puerto Rico, gue el momento de -su desaparición en to un famoso doctor japonés:

•dictar una sentencia inspirada en estric¬ recordáis en este punto á nuestroinmor¬ cuando menos, algo mejor que indife¬ la tierra.

«Él cuerpo humano está compuesto

tos principios de Derecho. El artículo 9 tal hidalgo manchego, perpetuo víctima rencia y abandono.

Como ese momento ha de tardar, se¬ principalmente de agua. La presencia

Mel acta de La Haya, base sobre la cual de sus variadas y caprichosas ilusiones?

gún unos sabios, ocho rail años, y doce de ésta en el organismo no es perma¬

se ha formado y trabajado la Comisión,

•Mas en este caso lu ilusión ha sido de

mil según los más optimistas, aún no nente, ¡perdiéndose gran cantidad de

viene á decir, sobre, poco más ó menos, resultados muy dolorosos. Rusia debe

La Algodonera jerezana

debemos inquietarnos de un modo ex¬ ella por el camino de la piel, de los pul¬

que esta clase de procedimientos y solu¬ una reparación pecuniaria á las familias

traordinario y continuar -nuestro artí¬ mones y del riñón. Con ohjeto de com^

ciones tienen un carácter parecido al ¿ juicio de amigables componedores ó al ¿de los Tribunales de hoíior. Cuando dos
•rivales-ó litigantes entregan sus intere-
- ses y derechos en manos de un grupo
-de mediadores técnicos en vez de acudir
al pleito ó á la guerra, señal es de que, si no expresa, tácitamente se muestran dispuestos á ceder algo-en -aras de la paz. Por eso estas soluciones no son ni «pueden ser puramente jurídicas, sino políticas y oportunistas. Inglaterra y •Rusia deben, pues, acoger con agrado el
término feliz de este incidente, tan .pre¬
ciado de peligros cuando surgió, porque -gu honor respectivo queda 4 salvo. Y las demás naciones.y todos los espíritus cul-'
-tos deben felicitarse de tan dichoso suce¬
so, prueba evidente de que, sea por hu-, manitarismo, sea por recíprocos temores, dpor otras causas, las naciones moder¬ nas van entrando, aunque lentamente, por sendas pacíficas.
Pero, aparte de esto, la imprudencia
temeraria de los marinos rusos hállase
harto justificada, ya que no objetiva, subjetivamente. En efectos leyendo el
¡informe de la Comisión, .verdadero estu¬
dio psicológico-téenico del asunto, vié¬ rtese á deducir que se trata de uno de
esos casos de ilusión tan admirablemen¬
te estudiados por el insigne psicólogo James Sully en su interesante libro The illusions of seuses and ofmind. «Nuestro espíritu, dice en uno de sus párrafos, puede, en un momento dado, hallarse predispuesto á dar acogida á cualquiera de las imágenes de un grupo vagamente
circunscrito. Podemos, acaso, no esperar
la aparición de un determinado objeto; pero si encontrarnos, respecto de un grupo de ellos, en una situación
espera. En estas condiciones, basta con
que en el campo de nuestra percepción se presente un objeto que corresponda, aun cuando muy lejanamente, con una de las imágenes asociadas, para que sur¬ ja una tendencia á sobreponer dicha imagen á la impresión real. De aquí na¬ ce la ilusión.» Y un poco más adelante, añade: «Esta disposición á anticipar la formación de la imagen sobre el hecho y la realidad será tanto mayor cuanto más emocionales sean las imágenes que
están de reserva. La emoción es la gran
perturbadora de la inteligencia». «El
efecto de toda excitación emocional pa¬ rece ser el dar una vivacidad y una per¬ sistencia extraordinarias á las ideas que la han suscitado. Por esto, cuando el es¬
píritu se encuentra bajo el temporal do¬ minio de un sentimiento, por ejemplo,
el miedo, estará muy esperó órnente dis¬ puesto á interpretar los objríos por me¬ dio de imágenes que a.mj.üceu con su

de aquellos pobres pescadores. La Comi¬ sión nada dicede esto; pero ambos gobier¬ nos, el de Londres y el de San Petersburgo, se pondrán de acuerdo para fijar su cuantía. Una vez pagada esta justa
indemnización, sólo restarán como con¬
secuencias del pavoroso hecho dos muy
beneficiosas: una, moral, referente á los
buenos deseos que en pro de la paz han manifestado todas las potencias, incluso las directamente interesadas; otra, .jurídico-política, relativa al precedente que con la presente solución se ha sentado para resolver, en lo porvenir, de igual manera otros casos que pudiesen acaecer.
•Palmerin.
PUERTO RICO
Solicitando la independencia
Dicen de Washington al Sun, de Nue¬
va York:
Las noticias de Puerto Rico indican
agitación y descontento en aquella isla. El sentimiento parece general, y hace poco fué presentado á la Legislatura In¬ sular un proyecto de Ley pidiendo para Puerto Rico un sistema de independen¬ cia, bajo el protectorado de los Estados
Unidos, con el nonbre de Estado de Puerto Rico.
El plan no se presta á descripción en
detalle, debido á su extensión. Es una mezcla peculiar de Poder soberano y de¬ pendencia. El proponente es llamado por los periódicos locales el Patrick Henry de la isla, y el plan ha sido objeto de ge¬ neral aprobación.
Todavía no ha llegado á ponerse crí¬ tica la situación en la isla; pero ameri¬ canos allí residentes expresan temor de que tal vez no pase mucho tiempo sin que se imponga la adopción de medidas sumarias. Sólo de una clase podrían adoptarse en justicia y equidad, consin¬ tiendo en una investigación imparcial y completa de las causas de este descon¬ tento en Puerto Rico, y hallada que fue¬ ra la legitimidad de estas causas, hacer¬ las desaparecer. Los portorriqueños no pidieron ser puestos bajo la dominación americana, si bien, esperando mejorar
su condición cuando la autoridad de los
Estados Unidos se encargó de gobernar¬
les. la recibieron con los brazos abier¬
tos. Solamente poniéndoles en mejores condiciones que aquellas en que esta¬ ban en los tiempos de España podrán los Estados Unidos justificar su acto de
1898.
El fondo del asunto está en comparar
el estado de hoy con el de hace diez años. Dicen algunos que no hay compa¬

El cultivo del algodón se va exten¬ diendo rápidamente en España. Los agricultores adquieren la evidencia de la importancia dé-este cultivo'y con ex¬ celente juicio procuran Hacer de él -úna fuente de riqueza para la agricultura
nacional.
•En Jerez se-trata ahora de crear una
Sociedad anónima por acciones, con ob¬ jeto de emprender en gran escala el cultivo del algodón en las vegas (M
Guada le te.
El propósito es muy loable. Las férti¬ les vegas jerezanas ofrecen el más abo¬ nado campo para el algodón.

la agricultura y el trigo en la Mandchuria

No obstante su clima riguroso, la Mandchuria tiene un brillante porvenir agrícola. Según un reciente informe del cónsul general británico en Niu-Chuang,
sólo el valle de Liao, teatro reciente de
las operaciones de la guerra, exportó el año til timo por más de 50 millones de
francos de artículos de comer.
Las llanuras arenosas y las fértiles co¬ linas de Liao alcanzan una superficie la¬ borable de 62.506 millas cuadradas; el cultivo es allí primitivo y la propiedad de este terreno, casi virgen, pertenece á algunos príncipes mogoles.
En dicho informe se anuncia que el trigo de Liao. de Ussuri y de la comarca de Sungari rivalizará pronto con el tri¬
go extranjero en los mercados de China, y también en el mercado europeo.

■ «r*in

mn»

Variedades

El oro negro
La reciente huelga en la cuenca hu¬ llera del Ruhr (Alemania), la más im¬ portante quizá de cuantas se han regis¬ trado hasta ahora, puesto que el número de huelguistas ha excedido de 270.000, ocasionando la paralización del trabajo pérdidas eval nadas, grosso modo, en 200 millones de marcos, nos sugiere la idea
de dedicar unas líneas al interesante
mineral que lleva el nombre extraño de
«hulla.»
Con objeto de recordar mejor sus ad¬ mirables propiedades, acerquémonos á la chimenea, cojamos lo más pulcramen¬ te posible un trozo de carbón de piedra, y coloquémoslo sobre la mesa. Ahora
meditemos.
¿Qué es la hulla? La Química, con su lenguaje antipático y desabrido, sale del

culo.
¡La hulla!.¿Quién le habrá puesto ese nombre tan poco eufónico? Parece que
su origen etimológico es desconocido. La palabra chulla aparece por primera vez en los manuscritos del siglo xih, aplicada al carbón mineral, asegurándo¬ nos los filólogos que procede directa¬
mente del gótico kaurja (carbón). Re¬
suelta esta dada, enterémonos en donde
se esconde el que llamaba «oro negro»
un famoso literato francés.
interrogada la geología, nos contesta que la hulla se encuentra en la base de
los terrenos secundarios, tan pronto á flor de -tierra como á profundidades más ó menos grandes, formando capas para¬ lelas muy sin uosas y separadas por otras de gres, arcilla y caliza. La formación de dichas capas carbonosas data de las
épocas más remotas de nuestro globo, de tiempos muy anteriores álaaparición del hombre, y debió tener por causa el haber quedado sepultadas bajo las aguas
inmensas selvas. La enorme masa vege¬
tal, en la que abundaban los heléchos arborescentes y las coniferas, plantas ca¬ racterísticas de aquella época geológica, se descompuso poco á poco, en el lento deslizarse de los siglos, y fué depositán¬ dose sobre la tierra en capas de exten¬ sión y grosor variables según las lati¬
tudes.
¿Cuáles son los principales centros de producción hullera? Aunque el carbón de piedra se encuentra pródigamente re¬ partido por todo el globo, son pocas las localidades donde su explotación sea digna de tenerse en cuenta. Las minas
más ricas son las inglesas y norteameri¬ canas. En Europa, después de las ingle¬ sas, son muy importantes las de Fran¬ cia, Bélgica, Alemania y Austria-Hungría. En España existe la bulla en Gijón, Mieres, Langreo y otros puntos de Astu¬
rias, en San Juan de las Abadesas, Cata¬
luña, Espiel y Bélinez, en Andalucía, más los pequeños criaderos de Cuenca, Santander, León y Teruel.
Las hullas empleadas en la industria no tienen todas las mismas propiedades, y por consiguiente los mismos usos, cla¬ sificándoselas en secas, semigrasas y grasas, según tengan aplicación en el calentamiento de estufas y hornos ladri¬ lleros, en las máquinas de vapor ó en la preparación del gas del alumbrado..
Terminaremos esta rápida ojeada so¬ bre la hulla con la indispensable refe¬ rencia histórica. Los griegos, aunque conocieron el carbón mineral, al que llamaban lithauthrax, no le hicieron
gran caso. Y lo mismo aconteció con los
romanos. Eran en tan lejanos tiempos muy abundantes las selvas, y la indus- <

pensar ose gasto, hay que ingerir cada
veintioHafro horas Han cuartillo de agua
próximamente. Si falta osa compensa¬
ción, altéranse los elementos constitu¬
yentes de los tejidos, y sobreviene la
enfermedad.
Veamos, por ejemplo, lo que ocurre
con los ríñones.
Estos tienen tendencia, sobre todo ea los .países húmedos, á depositar micros¬
cópicos cristales de ácido úrico. Déjese
aumentar, por la sequedad del organis¬ mo, esos cristales, y se convertirán en cálculos, ocasionando el doloroso «mal de piedra». Si de las riñones pasamos al hígado, no son en éste menos apre¬ ciables los servicios del agua; ella ex¬ pulsa la bilis luego de disolverla y ha¬
cerla más fluida. La misma intervención
benéfica tiene el agua en los restantes órganos.
Al abundante consumo que se hace en el Japón del agua, se debe el que allí sean poco menos que desconocidos el reumatismo y la gota, explicándose esto porque el agua arrastra consigo los gérmenes de dichas dolencias.
Los japoneses se diferencian de los
europeos, en cuanto al uso del baño, en
lo siguiente: creemos nosotros que el baño debe tomarse, por punto general,
frío. Ellos no se sumergen en el agua si ésta se halla á temperatura inferior de
48 ó 49 grados centígrados.
Ecos regionales
Ferrocarriles secundarios
El de La Puebla á Poilensa
La prolongación del ramal de La
Puebla á Poilensa es uuo de los trozos
incluidos en la ley de ferrocarriles se¬
cundarios.
Parece que para aprovechar los be¬ neficios que concede dicha ley, varios propietarios de Sóller que poseen fincas
comprendidas entre las citadas villas de La Puebla y Poilensa proyectan em¬
prender la construcción de un ferroca¬
rril que las una, para lo cual están estu¬ diando la conveniencia de su realización
teuiendo en cuenta el movimiento co¬
mercial agrícola ó industrial de ambas
villas.
Los proyectos del trazado son dos,
partiendo de La Puebla: uno que termi¬
na en Alcudia sirviendo á la menor dis¬ tancia posible á Poilensa, y el °tr0 va directamente á parar á este pueblo.

SÓLLER

3

tCOLV**-*—

'

Los iniciadores se inclinan más al úl¬ | El libro es muy interesante y en él se
timo de los proyectos citados, por no trata extensamente y con hechos positi¬
tener de este modo que evitar ningún vos de la floreciente situación que guarda
grave accidente del terreno, que es lla¬ actualmente México comparada con la
no en extremo, lo que simplificaría la época del año 1876.
construcción.

Fué leída y aprobada el acta de la

sesión anterior.

Se dió cuenta de la distribución de

fondos por capítulos para satisfacer las

obligaciones del. presente mes, siendo

aprobada.

’

la Misa mayor con sermón cuaresmal, que predicará el Rdo. D. Rafael Ramis, Pbro. A la tarde, después de vísperas y completas, se continuará el novenario de S. «José con exposición de S. D. M. y sermón por el indicado orador; y á con¬

C/UOU
lada con el n.° 27 de la calle de la Luna.
Para más informes diríjanse á su propietario D. Bernardo Oabot.

En caso de que el estudio preliminar aconsejara su realizacióu con probabili.
dades de éxito los propietarios entrarían en tratos con la Compañía de Ferroca¬ rriles de Mallorca para su explotación y se encargaría de la dirección técnica de las obras al conocido ingeniero y paisa¬
no nuestro don Pedro Garair.
(De La Almudaina)

La oración de Cuarenta-Horas, anun¬ ciada en nuestro anterior número, se ce¬
lebró en la iglesia parroquial con el es¬
plendor acostumbrado. Todas las funciones de los tres dias
resultaron solemnes y se vieron muy concurridas de fieles, en especial la misa
mayor del domingo y el Triduo que te¬ nía lugar por la noche en desagravio al Sagrado Corazón de Jesús.

Se dió cuenta de varias instancias so¬
licitando autorización para verificar obras particulares, acordándose pasarán
á informe de la Comisión de Obras.
Se acordó verificar varios pagos.
Se enteró la Corporación de un comu¬
nicado del Sr. Gobernador civil de la
provincia, participando haber acordado acceder á lo solicitado por este Ayun¬ tamiento, para realizar sin previa su¬ basta ni concurso, las obras necesarias

tinuación, se practicará el piadoso ejer¬ cicio del via-crucis. Al anochecer, tendrá lugar el sexto ejercicio de los siete do¬ mingos consagrados á S. José.
Jueves, dia 16.—A las siete y cuarto, durante la celebración de una misa, se
practicará el ejercicio mensual en obse¬ quio de la Virgen del Carmen.
En el oratorio de las Hermanas de la
Caridad. —Mañana domingo, á las cinco de la tarde, se celebrará ei ejercicio men

La Ilustración Española y Americana.—La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—-El Salón de la
moda.—Album Salón.—
La Bordadora.—La Perla
Artística. — La Mariposa.

Crónica Local

El Presbítero D. Miguel Rosselló es¬ tuvo elocuente y acertado eu todos los sermones dirigidos al devoto auditorio

en el ex-convento de Franciscanos para atender á la reforma del mismo.
Se dió cuenta de otra comunicación

sual de la Buena Muerte, en honra del
Santo Cristo de la Salud.

—Blanco y Negro.—La Zapatería Ilustrada.—Nue¬

durante dicha solemne oración de Cua¬ también del Sr. Gobernador civil de la

vo Mundo.—Sol y Som¬

Ferrocarril Palma - Sóller

renta-Horas.

provincia, remitiendo aprobado el pro¬

Registro Civil

bra, y otra infinidad de pe¬

yecto de canalización de la aguas de la
La nota que nos ha facilitado la Sub¬ , El tiempo que ha reinado en la pre¬ fuente dél Rafal á la barriada del puer¬ comisión Investigadora del ferrocarril sente semana ha sido mejor que en las to. Enterada la Corporacióp acordó que

Nacimientos. Varones 2.—Hembras 2.—Tufcal 4

riódicos y revistas ilustra¬ das de España sirve el

Palma-Sóller, del movimiento de pasaje y anteriores. El sol ha brillado con toda la Comisión de aguas, formulara el

Matrimonios,

«Centro de Suscripciones»

carga ocurrido durante la semana última, su esplendidez, y la temperatura, de dia, pliego de condiciones facultativas y eco¬ Ninguno.

sección tercera de La Sin¬

ó sea desde el 25 de Febrero al 5 de Mar¬ go, es como sigue-.
Pasajeros entrados 306: salidos 347:
Total 653.
Mercancías 5.130 quintales, compren¬ diéndose las terréstres y marítimas, ó sean 205 toneladas aproximadamente.
* **

se ha mantenido benigna, y algo fría, por laá noches, efecto del rocío que cae
durante las mismas.
Desde hace algunas semanas se es¬ tá trabajando en las excavaciones para abrir la gran zanja donde han de fabri-.
carse los cimientos de la nueva fachada

nómicas para contratar la construcción y colocación de la tubería, sirviendo de base las condiciones señaladas por el arquitecto autor del proyecto y las im¬ puestas por el Sr. Gobernador civil.
Para declarar como testigos por parte del Ayuntamiento, en los expendientes de excepciones legales que promuevan

Defunciones
Dia 6.—Franca Pons Sena, de 34 años, casada, M.a 42.
Dia 8.—Antonia Escalas Rufián, de 92 años, viuda, Ensanche «El Sellé».
Dia 10.—Catalina Ripoll Frontera, de 74 años, viuda, M.a 44.

ceridad, San Bartolomé,
17.—SÓLLER.
•—s*>
SUSCRIPCION
con el fin de allegar recursos fiara las obras de reparación y ensanche

En la última sesión celebrada por la Comisión Organizadora, leyó el Presi¬ dente D. Guillermo Colom, un trabajo-
‘resúmen, muy bien compilado, del movi¬ miento de pasaje y carga ocurrido du¬ rante los meses de Enero y Febrero.
Y en la propia sesión, se nombró Vo¬ cal á D. Miguel Forteza Pomar.

de la iglesia parroquial. El Arquitecto catalán señor Rubió vi¬
no á esta población á mediados de Fe¬ brero al efecto de realizar los trabajos definitivos del proyecto.
Por lo que se vé, pues, y por los resul¬ tados que se desprenden de la suscrip¬ ción que semanalmente publicamos en
nuestras columuas, puede afirmarse que

los mozos concurrentes al actual reem¬
plazo y de los tres anteriores sujetos á nueva revisión; se acordó nombrar á to¬
dos los mozos á quienes no asista nin¬ gún motivo legal para eximirse del ser¬
vicio militar. En este estado entró en el Consistorio
el Consejal Sr. Morell. Se dió cuenta de una sentida y bri¬

Eli «,1.4.8
La «Junta de Gobierno de esta Socie¬
dad, ha acordado señalar los dias 13 al 18 del mes de Marzo próximo, de 10 á 12 de la mañana, y terminado este plazo, queda señalado el jueves de cada semana

fie la iglesia parroquial.
Pesetas Cé8.

Suma anterior.
D. Miguel Valcanéras (en Varias partidas).
D. Juan Muntaner Colom. . Úna devota persona. D. Amador Canals Pons.
Un devoto.

16.806*00
100*00 25f00
100*00 25*00 25T0

Él domingo>por la mañana, tan luego hubo amainado el temporal, emprendió viaje para Barcelona y Cette el vapor «¿Villa de Sóller», que había quedado despachado el viernes. Llevóse algunos pasajeros.y carga general en abundan¬
cia.
De regreso de dichos pinitos era espe¬ rado hoy dicho buque.
Los bailes de máscaras que se celebra¬ ron el domingo, lunes y martes últimos

el proyecto de la grandiosa obra anda pórbuen camino.
Para el juicio de exenciones alegadas por los mozos de esta ciudad comprendi¬ dos en el reemplazo del corriente año y para las Excepciones concedidas á los re¬ clutas pertenecientes á los reemplazos de 1902,1903 y 1904, que ha de tener lu¬ gar ante la Comisión Mixta de Recluta¬ miento, se ha señalado el día 22 de Abril próximo.

llante comunicación dirigida por el Excmo. Sr. D. Antonio Maura y Muntaner á este Ayuntamiento con motivo
de haber acordado dar su nombre á la
plaza del Arrabal; dice así: «Tanto más agradezco la prueba de afecto con que me honra esa Ciudad trabajadora, mode¬ lo de iniciativas y de unión para el pro¬ greso local, y siempre digua de la es¬ plendidez con que el Cielo la dotó de fertilidad y belleza, cuanto más vivo y constante ha sido y es mi amor á Sóller y el orgullo con que hago justicia á ta¬

á la misma hora antedicha, pava el pago del dividendo de cuatro pesetas por ac
ción, fijadas en la reunión ordinaria ce
lebrada el 19 del actual. Sóller 21 Febrero de 1905.—Por la So
ciedad «El Gas»: El Director Gerente, F. Crespí Morell.
Marítima Sollerense
La Junta de Gobierno de esta socie¬

(Continuará)

Suma.

17.081*00

SUSCRIPCIÓN MENSUAL
Pesetas Cts.

Suma anteñor.

.

D. Cayetano Aguiló.

.

58*45
TOO

(Continuará)

Suma.

59*45

ÚLTIMAS COTIZACIONES
"V"alores D^a,llor*qúin©s

vióronse concurridos, no tanto pero co¬
mo en años enteriores.
El alocado Carnaval va perdiendo en esta ciudad sus prosélitos de año en año, pues durante los últimos días del mismo no se vió aquella algazara y jolgorio que hemos presenciado en otros tiempos.
Durante el mes de Febrero último se
registraron en esta ciudad 14 nacimien¬ tos: 4 varones y 10 hembras.
Las defunciones acaecidas en el mis¬

Hemos entrado ya en el periodo del recogimiento y devoción. La imposición de la ceniza y las palabras de la Iglesia «Memento homo, quia pulvis est, et in pulverem reverteris» nos ha hecho recor dar tal obligación. Así, pues, los sermo¬ nes cuaresmales que están á cargo del Rdo. D. Rafael Rauiis Pbro., se ven su¬ mamente concurridos de fieles, que acu¬ den á la iglesia á oir las predicaciones de los apóstoles de Cristo en la tierra.

les paisanos en cuantas ocasiones se me ofrecen para mentarles. Madrid 21 de
Febrero de 1905.—A. Maura.» La Cor¬
poración enterada, acordó constara en el acta, como igualmente la satisfacción con que la había visto.
A tenor de lo dispuesto en el artículo 45 de la ley electoral vigente, procedió la Corporación á designar los locales
donde han de constituirse las mesas
electorales durante las próximas elec¬ ciones de Diputados provinciales.

dad acordó señalar todos los días labora¬
bles, del 13 al 28 del actual, de diez á doce de lá mañana, y terminado este plazo el lunes de cada semana de once á
doce, para el pago del dividendo activo de 12‘50 pesetas por acción fijado en la
Junta General ordinaria celebrada el dia
26 de Febrero último.
Lo que se anuncia para conocimiento
de los señores accionistas. Sóller 2 Marzo de 1905.—Por la «Ma¬
rítima Sollerense». El Naviero-Director,

acciones Valor nomial Desm¬ bolsado Dinero

Palma 10 Marzo ¡ duro s

duros

Crédito Balear . .
Fomento Agrícola. .
Isleña Marítima. . .
Ferro-carriles de Ma .
Salinera Española. Alambrado por Gas .
La Económica . . .
Bonos Municipales. . Id. Obligaciones. .
Salinas 6 pg...
Idem 5 p§....

loo loo loo loo 2oo
Go 2o 2o

4o o'° 75 • todo

>

»

,

,

»

a

,

»

88'oo lOO'oo
G3'oo 66‘oo 140‘oo 95‘oo ll'oo 42'5o

00 todo lo4‘

00

» « loo‘5o

Obligaciones 1.a M.m.

oo

• » lo4‘

Sóller 11 Marzo

Banco de Sóller. . ,

loo

2o 5o

mo periodo fueron 18: 9 varones y

No habiendo otros asuntos de que Lorenzo Roses,

El Gas. La Solidez . . . .

2o loo

2o 2o

loo

•

9 hembras.

EN EL AYUNTAMIENTO

tratar se levantó la sesión.

Marítima Sollerense .

5o

5o

»

Valores p>ú.k>lioos

Hemos recibido un ejemplar del libro titulado México.—«Ayer y Hoy» que

Sesión del día 4 Marzo de 1905

CULTOS SAGRADOS

Se desea ceder en arrenda¬ 4 pg interior

Madrid 9 Marfco 78 65

autorizado por el Gobierno de los Esta¬ La presidió el Alcalde Sr. Joy, y asis¬

miento veinte y cinco minutos de agua

Araortízablo al 5 pg Banco de España,

98 30 450 00

dos Unidos Mexicanos se ha puesto en tieron á ella, convocados por segunda

En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ de la fuente llamada de la Alquería d‘ Tabacos Francos

-

circulación siendo traducido en diversos vez, los Concejales señores Mora, Casta- mingo, dia 12.—A las nueve y media, es Coute informaran en Can Burdils Libras

409 00 31 56 00 00

idiomas.

ñer, Ffbntera, Colom, y Estades.

se cantarán las horas menores y después Plaza de la Constitución.—Sóller.

(20) FOLLETÍN
LA SORTIJA
Luego los empaquetaron, y en tanto pagó, vaciando su bolsillo sobre el mos¬
trador. Los dos vestidos habían absorbido la
cantidad que ella dedicaba al de gran precio de que había hablado á Lucila.
Ésta estaba atónita: ¿para qué quería Juanita dos trajes idénticos?
Preguntándose esto salieron de la tienda, seguidas de un muchacho, que llevaba el paquete.
—Querida mía—dijo Juanita:—tene¬ mos ya vestidos ignales.
—¡Cómo!—exclamó Lucila.—¿Es uno
para mí?
—Ciertamente.
—¿Pero no decías que te querías ha¬ cer uno de mucho precio?
—Después he pensado que tendría más g'usto en que lleváramos las dos uno que no valiese tanto: ¿qué más da que el vestido tenga más ó menos valor? Lo que importa es la elegancia de la for-

tiía, y esa la dará una buena modista: lo peor es que son tan caras... Tu padre se resiente algunas veces de los crecidos gastos que la moda exige.
—Pero ¿no se ahorraría algo haciendo
nosotras los vestidos?
—Ya se vé que sí; pero eso no es po¬
sible.
—¡No es posible!
—No.
—¿Pero por qué? —No me atrevería yo ahora á echar la tijera á esos vestidos, y eso que antes cortaba muy bien; pero la falta de cos¬
tumbre...
—¿Y si los cortase mi amiga? —¿Qué amiga?
— Adela, nuestra vecinita.
—Qué. ¿tienes ya amigas á quienes quieres más que á mí?—preguntó Jua¬ nita con una extrañeza que no estaba
exenta de pesar.
—Aúna hermana se la quiere más que á una amiga—contestó Lucila abra¬
zando á Juanita.
—Pero ¿cómo haremos para que esa señorita venga .aquí?—dijo ésta última. —Yo apenas la conozco y...
—Se lo rogaré yo y vendrá. —¿Cuándo?
—Mañana,

—Para obligarla más, esta noche iré yo á visitarla contigo.
—¿De veras? —Claro está; te han convidado á co¬ mer. te obsequian, te aman, y á raí rae toca darles las gracias. —¡Ah, eres rauy buena!—exclamó
Lucila.
—No lo'creas; entra por mucho el egoísmo de llevar bonitos los vetidos; pero ¡Dios mío, coser tanto!
—Yo los coseré.
—No, coseremos las dos.
—Enhorabuena; y saldrán mejores que hechos por la modista, porque Ade¬ la tiene un gusto exquisito.
—¿De veras? —Sí; saldrán muy bien.
Hablando de este modo las dos ami¬
gas llegaron á su casa; Lucila, animada por una alegría que jamás había senti¬ do, se puso á arreglar su cuarto con ayuda de la criada, y aquella habita¬ ción, que no era fea, despojada de la es¬ pesa capa de polvo que la cubría hacía tanto tiempo y de la ropa y objetos de vestir que se veían por todas partes, pa¬ reció bien pronto agradable á los ojos.
Después de puesta en orden la habita¬ ción, procedió Lucila al arreglo de su guardarropa; colocó cada cosa en su lu¬

gar y se propuso irle reformando poco
á poco.
El resto del día se pasó mejor que
hacía muchos, hablando coa Juanita y haciendo proyectos para el porvenir, y
después de la comida, que terminó á las siete, fueron las dos á casa de la señora
de Castro.
IX
Una flor, extinguiendo el rencor en aquellos dos jóvenes corazones, había
restablecido en ellos esa armonía que
hace nacer el cariño y que regularmen¬ te no se extingue ya jamás, porque está basada en la simpatía.
Juanita y Lucila eran muy capaces de amarse y comprenderse, y Dios, en
su infinita bondad, se había valido, co¬
mo mensajera de paz, de una inocente y perfumada flor.
La visita de la señora de Castro, tan digna, tan noble, tan tranquila, tan amada de aquella joven, la que, según
las leyes más usuales del corazón, debía aborrecer, le hicieron pensar en que ella también podía tener aquellas ventajas, unidas á las inapreciables de la belleza y juventud.
La velada se pasó muy agradable¬ mente; Fernando fué á las diez en busca

de su hermana, y acompañó á las dos á casa, agradeciendo á Juanita lo que había hecho por su hermana durante aquel día.
Al llegar encontró el joven en su
cuarto una carta de Sevilla con sobre
negro; su vista le llenó de sobresalto,
porque la letra era de Enrique, á quien
amaba como á un hermano,
Siguiendo ese instinto del corazón que hace buscar consuelo en las des¬ gracias con la compañía de los'más,
Fernando fué á abrirla á la sala donde su familia se hallaba reunida para to¬ mar el té.
La carta decía así;
«Mi querido Fernando; Bujo una de
las impresiones más dolorosas que pue¬
do sentir en mi vida, te escribo ésta
carta; mi hermana Marta acaba de mo¬ rir; seis horas hará apenas que su alma angelical ha subido al cielo, separándo¬ se de su débil cuerpo que, durante sus últimas horas, he sostenido en mis
brazos.
»Marta llegó aquí cotí mí tía hace quince días, después de dos meses de recocer la Italia; nada habíamos querido decir á mi madre de su llegada para que no se alarmase, pues mi tía había dejado escritas algunas cartas con dife-

SÓLLER

Sección de Anuncios

VILLA DE SOLLER

ISLEÑA MARITIMA

ua.HL'í :• / t

?'

: c-

L. STEINER

PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES

COfflPASÍA IIALLOR4L1AA DE VAPORE*
VAPORES

Se vende á 30 Cts. en la Far¬
macia de J. Torrens.—SÓLLEB.

Miramar-Bellvir-Cataliña-lalear-Iilefte-Ltilio.

DE

'Servicio catre Sóller, Barcelona, Cette y viceversa
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id, Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 dé id. id.
CONSIGNATARIOS;—BN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BABCELONA. — D. J. Boura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—Mr. Mateo Colom, Bue Lazare-Car-
not, 34.
v»NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.
¡¡ATENCIÓN AGRICULTORES!
Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬ tener resultados eficacísimos, emplead el
“GUAMO SAT" '■*
que se expende en la acreditada droguería de

Servicios esmerados y á buenos precios

MATEO COLOM

Rué Lazare-Carnot,, S4
CETTE

Consignatario del vapor

“Villa de Sóller,,

b!,r ’im l.ui, U* 11 vmi'l 1 “fh

mr+r-vJ

Plantel de algarro-

bos superiores, en macetas', apropiadas

para el fácil trasporte.
Almacenes de ios Sres. Alzamora her¬

manos, al lado de la estación del Ferro

carril.,—PALMA.

JOSE PONS
Mué JÜTationale* 18

Trasbordos, consignación y tránsito, á precios moderados.

FINOS AL POR MAYOR

IRA Y VUELTA

ENTRE

PALMA—MARSELLA y PILMA-ARGEL

SALIDAS

para Argel los Jueves.
Oe Argel los Viernes.

para Marsella los Lunes.
De Marsella los Jueves.

Servicios combinados con fletes, á fort-fait en conocimientos directos
para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristo], Ull, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdarti y principales puertos de Italia, para los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.
El vapor que sirve la línea Palma-Marsólla, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.

SERVICIO FIJO
ENTBE

ARNALDO CASELLAS-msta, 17
En este establecimiento encontrareis toda clase de

COMISIÓN Y AJUSTE

MARSEIdLA* PALMA,

primeras materias para composición de abonos; sul- JUAN ESTADAS

íatos y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

tomín y piopimw

para azufre; bombas y demás utensilios para pulve¬

TELÉFONO

rizar arboleda.

liBZlfcnyAIV (Awdc)

ARCrEL
Y
VICE-VEHSA
POR EL ACREDITADO VAPOR

temps Instalaciones completas de cañerías para agua y gas.
Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬

Are es
brar garrovés y qui ‘n

de vnlga comprar,

de la Compañía francesa CAILLOL DÓUVILLABD.

mendrón y toda clase de conservas.

en es carré de Sant Pere ‘n trobará de
bous y barato. També hi ha oliveres

JiAvníiAlin íiA novilla \\i aíimíi ñopo rliplmc niinfn^\_\_flnnniilotQílnr

PROSTITUI, PIRFIOCldH Y IGOÍOMlJt

venáis.

¡;No equivocarse, LUNA, //—SÓLLER!! LA SOLLEREN£E

Agente: FEDERICO MARET.

DE

LA ARTISTICA

\_

LADRILLOS

CALLE DE LA LUNA N.° 30.— SÓLLEB

CERBÍRE y PORT-BOU (Frontera franco-^afiela).

I

Ofrece al público á precios sumamente económicos todos sus artículos como son: IMAGENES estatuarias de madera, piedra, mármol y fibra madera, decre¬ tadas y ordenadas para su bendición é indulgencias. CAPILLAS, ALTARES, ORNAMENTOS y sus reparaciones. ESTAMPERIA, CROMOS, OLEOGRAFIAS y FANTASIAS de todas cla¬ ses en gran surtido. MARCOS y MOLDURAS con rico muestrario y clase fina. ESPEJOS y CRISTALES de todas dimenciones en clase superior. GRAN DEPOSITO DE TARJETAS POSTALES en colecciones y sueltas pa¬
ra felicitaciones.
OBJETOS PROPIOS PARA REGALOS.

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
Clltl III IMS
POR EL
Vino Uranado Pépsico

‘
DB LA CASA
ESCOFJET, TEJERA Y €.* de BARCELONA
Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.
MANUEL SORIANO Y COMPAÑIA
MECANICOS ELECTRICISTAS

Clases y Precios ventajosos sobre todos los similares.
~~ TBANSF0BT1S IlTIllMIOIáLIg
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especia! para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

de
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, muGho más económico y de mejores resaltados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex

iía General Española de Electricidad A: E. G.
BABCELOIA
INSTALACIONES completas de alumbrado eléctrico, transportes de fuerza, Beparaciones de dinamos, alternadores, transformadores,
motores, ventiladores y toda clase de aparatos eléctricos, etc.
Instalaciones de luz eléctrica, timbres, teléfonos, pararrayos, etc.

BAUZA ¥ MASSOf
AGENTES DE ADUANAS
ORltU y PORT-BOU (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVF.T, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbero.—Bauza Port-Bou.

perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente
enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada "diabetes.,,

Catálogos de material, Presupuestos y Proyectos gratis OFICINAS Y TALLERES: Calle de la Fábrica n.° 24, bis, SANTA CATALINA,—PALMA^
L‘ ASSICPRATRICE ITALIANA

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE

Sociedad de seguros contra los

del fniverso
DE
Vda. de j. serra
PLAZA »E PALACIO-3.-BABCELOAA
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restauran! á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es eL más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el menstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE -VENTA.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.— Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bernaudez. — Sóller, Far¬ macia de J. Torrens,

ACCIDENTEN

TRABAJO

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

Capital social: 5,000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley-

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal) B. HOMAB, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ABNALD0
GASEELAS.
SQLLEU—Imp. de «La Sinceridad»