AÜO XX.-2.® EP0CA.--NUM. 934
AÜO XX.-2.® EP0CA.--NUM. 934
r

SABADO 25 FEBRERO DE 1905

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 26, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

fundador y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER. 1

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

-cg-oiH»—-»3» SOLLER (BfllsErGs) °s*—

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 adelantado.

Número suelto OTO pesetas.—Id. atrasado 0’20 Desetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
EL TRAJE BLANCO
I
Aquella tarde el mar mostrábase en todo su magnífico esplendor. Rompían
las olas levantando montañas de espu¬
ma. La playa estaba más animada que nunca; llena de bañistas que habían
acudido á disfrutar de la temperatura
espléndida y del soberbio panorama. Una niña, vestida de blanco, paseába¬
se entre los grupos, llamando la aten¬
ción por su hermosura y gentileza. Se llamaba Rosario, y era hija de un ban¬ quero muy rico llamado D. Rogelio Rondel, que todos los años iba á vera¬
near á San Sebastián.
Llegó la noche y la playa comenzó á quedar desierta. Rosario retirábase á su casa acompañada de una criada, y al volver una esquina le salió al encuentro una pobre muchachita cubierta de ha¬
rapos.
—Señorita, una limosna por Dios. Rosario, que no llevaba dinero, encar¬ gó á la pordiosera que la acompañase
hasta su casa.
—Allí comerás—le dijo y te regalaré un traje igual á éste que llevo. ¡Ya verás qué bieu te sienta!
Y ambas niñas siguieron juntas. Al llegar á casa de Rosario, el padre de ésta acogió á la mendiga con la mayor cari¬ dad, y además del traje que le había
prometido su hija, le entregó una canti¬
dad de dinero. Después le encargó que fuese por allí los domingos y la soco¬
rrería.
Transcurrió algún tiempo, y Rosario no volvió á ver á la pobrecita que todas las semanas había acudido puntualmen¬
te á su casa.
Una tarde estaba bañándose, y un
golpe de mar la separó de la criada que
se bañaba con ella. Por pronto que qui¬ sieron acudir ya la había arrastrado la
corriente mar adentro.
Los bañistas que presenciaban aquel terrible espectáculo comenzaron á dar voces de auxilio, y algunos se arrojaron
á salvarla. Pero todo fué inútil. Las olas
la cubrían, hundiéndola en el fondo y
volviéndola á sacar á flote.
Y como si el día huyese horrorizado, vino la noche y entre las sombras sólo pudo verse una barca luchando con las olas en el mismo sitio en que Rosario se
había hundido.
II
El desconsuelo del papá de Rosario al saber la horrorosa noticia fué desga¬
rrador.
Loco, desesperado, quiso correr al mar confiado en que podría recuperar á
su hija.
Tuvieron que sujetarle. Lanzaba gri¬
tos terribles llamándola.
—¡Yo no podré vivir sin ella!—excla¬ maba.—¡Rosario! ¡Rosario! ¡Que me de¬
vuelvan á mi hija! Y voceando así, llegaba hasta la ven¬
tana amenazando á las terribles olas que le habían robado su felicidad. Después
; besaba frenético el trajecito blanco que se había quitado su hija antes de tomar
el maldito baño.
Fué aquélla una noche terrible. Llan¬ tos y desesperación en toda la casa.
III
Al día siguiente se presentó un mu¬
chacho que llegaba jadeante y cubierto
de sudor.
Pidió hablar al padre de Rosario, y cuando éste le hizo pasar á su despacho se oyeron exclamaciones de júbilo y gri¬ tos de alegría.
¿Pero era posible? Rosario no había muerto. Así lo afirmaba aquel muchacho
portador de tan grata nueva. El mismo se ofrecía áconducirle adon¬
de estaba su hija.
D. Rogelio no quiso detenerse ni un segundo y se lanzó á la calle anhelante por confirmar su felicidad.

Llegaron á una casa modestísima de
los arrabales. Llamaron en un cuarto de
muy pobre aspecto. Les abrió una viejecita que les condujo á una mísera habi¬ tación en la que se hallaban colgados de las paredes algunos enseres de pesca.
D. Rogelio, al entrar allí, lanzó un grito indescriptible. Acababa de ver á su hija que, echada en un colchón y cu¬
bierta con unas mantas, le sonreía.
—¡Papá! ¡Papaíto!—exclamó. —¡Hija mía! ¡Qué feliz soy!
Y se abrazaron estrechamente.
Pero el asombro de D. Rogelio fué mayor cuando advirtió que su hija lle¬ vaba un vestidito blanco igual al que había dejado en la caseta de baños y que había él estrujado á besos como último recuerdo. ¿Cómo era aquello?
La explicación le conmovió. Le había salvado á su hija un pobre pescador que, exponiendo la vida, acu-'
dió con su barca cuando la niña iba á
hundirse para siempre. Sólo tuvo tiempo para sujetar á la muchacha por un bra¬ zo y lanzarla dentro de la embarcación, que fué arrastrada por la corriente mar
adentro. Allí estuvo luchando con el
mar embravecido, y hasta doce horas después no pudo regresar á la playa. Rosario apenas podía andar. Dijo donde vivía su padre y corrieron á avisarle, metiendo á la niña en la cama y dándo¬ la alimento para recobrar la fuerzas per¬
didas.
—¿Pero dónde está el salvador de mi hija? ¡Quiero abrazarle!—dijo D. Ro¬ gelio.
—No tardará en llegar—contestó la viejecita—. Es mi nieto y ha ido cerca de aquí en busca de su hermana que es¬ tá recogida en un colegio.
No tardó en presentarse un arrogante
mocetón llevando de la mano á una mu¬
chacha, en la que D. Rogelio reconoció á la pobrecita que meses atrás habían
socorrido.
Entonces comprendió por qué su hija vestía aquel traje blanco igual al suyo. Era el que regaló á la pobrecita cuyo
hermano había encontrado ocasión de devolvérselo, salvándole la vida.
X. X.
L’ AMETLER
Qoant els gorcs se gelaven dins la nit trasparent y les serres brillaven
corouades d‘ argent,
d‘ argent pur qui *s fonia
dins el fons del barranc,
P ametler ja floría, ja floria tot blanc.
Quant'finava sa vida P Ivern trist y boirós, y la plana vestida d‘ esmeragda llustrós
entre fiors despertava d‘ aquell somni de fret, 1‘ ametler hi brostava,
lii brostava tot vert.
Quant Respiga esgranada,
sobre P era rient,
groguetjava apilada en aurific jayent,
y un viu sol qui creraava a plom queia just foc,
P ametler se secava se secava tot groe.
Quant plorava la térra dins P Octubre plujós, y, abrigant a la serra vel de boires cendrós,
P horabaixa finía ab tristissim sossec, 1‘ ametler se moría, se moría tot sec.
Miquel R. FerrA.

Variedades
Mujeres mudas voluntariamente
Las mujeres coreanas no pueden pro¬ nunciar ni una palabra el día que se ca¬ san. Si infringen tan extraña ley, no
sólo incurren en el ridículo, sino que,
además, las expulsan de la casta á que pertenecen. Por mucho que el marido insista y ruega para hacerla hablar, no debe despegar los labios, porque todos los que habiten en la casa estarán alerta para ver si pronuncia la más pequeña
sílaba. Transcurrida una semana ó más,
la esposa sigue en su mutismo; si rompe el silencio es sólo para pronunciar las frases más precisas.
Aquí, en Occidente, no es común se¬ mejante costumbre; pero, sin embargo, se pueden citar algunos casos de novias mudas, no por la fuerza, sino volunta¬
riamente.
Hace algunos años se casó una joven inglesa que había apostado cerca de dos mil pesetas á que no hablaría nada du¬ rante el primer mes de casada. Su mari¬ do, que no estaba en el secreto, se inco¬ modó ante la repentina mudez de su mi¬ tad, y se separó de ella poco antes de expirar el plazo de la apuesta. Por for¬ tuna para la esposa, el esposo averiguó la causa del mutismo y volvió al lado de su mujer, la cual no sabemos si ha¬ blaría por los codos una vez ganada la apuesta.
Un comerciante de Liverpool, que es¬
taba harto de oir charlar á su esposa,
juró no volverse á casar de no ser con una muda. Años después se quedó viu¬ do, y en este estado permaneció largo tiempo, hasta que ya se hizo viejo y echó de menos una compañera. Encasa de un amigo halló un día lo que buscaba: una señora que no podía hablar, y la ofreció su mano. Aceptada la proposición se casa¬ ron, y tanto de novios como en los cinco años que duró el matrimonio, la mujer no dijo una palabra. Murióse el comer¬ ciante satisfecho del comportamiento de la muda, y ésta, en cuanto se quedó viu¬ da y cogió la herencia, comenzó á hablar á más y mejor, como por ensalmo, pues se había fingido muda para casarse con el viejo y heredarle la gran fortuna que poseía.
En Birtninghan vivían dos hermanas gemelas que sólo se diferenciaban en que una era muda y la otra no. Un ca¬
ballero de Londres se enamoró de la
primera, no obstante el defecto físico, y la hizo proposiciones matrimoniales, que fueron aceptadas. Pocos días antes del fijado para la boda, falleció la muda.
Su hermana escribió entonces al no¬
vio diciendo que se había muerto ella misma, es decir, la que hablaba, y como eran muy parecidas, el pretendiente no advirtió la superchería y se casó. Duran¬ te el primer año de matrimonio todo marchó á pedir de boca; para el marido, su mujer era la verdadera muda; pero á los trece ó catorce meses, la esposa no
pudo resistir más, y con gran contento y asombro del esposo, rompió á hablar.
Cierto matrimonio de Bruselas, apelli¬ dado Dupont. tuvo un grave disgusto, y la mujer prometió que jamás volvería á
oir el marido el timbre de su voz. Por el
pronto se separó del esposo, pero como éste la rogase con insistencia, volvió á hacer vida matrimonial con él. El jura¬ mento, sin embargo, no lo quebrantó. Siguió siendo modelo de esposas y aten¬ diendo á sus obligaciones, pero no vol¬ vió á pronunciar palabra, y quizás por
esta circunstancia, el matrimonio no
tuvo ninguno de los frecuentes disgus¬ tos que antes tenía.
Otra mujer, cuyo marido estaba escon¬ dido porque la policía le buscaba, tuvo
la debilidad de decir á un vecino el lu-
donde se escondía. El vecino le hizo
traición, y el marido cayó en poder de la justicia. La mujer tomó muy á pecho el caso, y comprendiendo que su lengua

era la culpable, resolvió permanecer
muda el resto de su vida, como lo hizo.
No quebrantó el juramento ni aun con su marido, el cual, una vez cumplida su condena, se encontró con la muda vo¬ luntaria, y no pudo obligarla á hablar en los tres años que la pobre mujer vi¬ vió después de la detención del marido.
Tierras inexploradas
La extensión de las tierras que todavía permanecen sin explorar en la actuali¬ dad calcúlase que equivale á la quincua¬ gésima parte de la superficie del globo
terrestre.
Entre las regiones inexploradas no se cuentan las polares.
Hace cincuenta años los países no co¬ nocidos representaban la octava parte de la superficie de la Tierra.
Lecturas científicas
Los vapores sin humo en el porvenir
Cuando se piensa en los notables per¬
feccionamientos alcanzados en las má¬
quinas de combustión interna, tan ge¬ nerales hoy en la industria automovilís¬ tica, en esa industria á la que han bas¬ tado brevísimos años de inteligente trabajo para realizar el milagro de
obtener velocidades en carretera muy
superiores á las del ferrocarril, no puede menos de lamentarse la ceguera de los que se empeñan en emplear las máqui¬ nas de vapor antiguas como fuerza
motriz.
Todo el mundo sabe que uno de los grandes inconvenientes con que ha te¬ nido que luchar la navegación á vapor ha sido el excesivo coste de las máqui¬
nas motoras, tanto más caras cuanto
mayor es su potencia y la dificultad de emplazarlas, dado su gigantesco volu¬ men, á bordo de los buques. Recuérdese, en efecto, que el problema capital á re¬ solver por todo constructor de barcos es el fácil manejo de generadores y moto¬ res. La producción de fuerza, en ese caso, exige aire y espacio abundantes á disposición de maquinistas, fogoneros y paleros; cámaras de gran cabida donde pueda trabajar todo ese personal sin pe¬ ligro de asfixia; carboneras de descomu¬ nal tamaño en que almacenar los miles de toneladas indispensables en una lar¬ ga travesía. Se comprenderá, pues, que á la necesidad de espacio se subordinen casi siempre las restantes condiciones de la nave; que el ingeniero naval supedite al trazado de los órganos motores del buque todos los demás departamentos
del mismo.
Pues bien; nada de esto ocurriría si se generalizaran las máquinas de combus¬ tión interna en la navegación. Sobre que su rendimiento es análogo al de las mᬠquinas de vapor, son bastante menos vo¬ luminosas, y de todas suertes en extre¬
mo seguras y raanej'ables.
* **
Las máquinas de combustión interna pueden ser construidas de cualquier po¬ tencia, desde 1/4 ó 1/8 de fuerza hasta
3.000 ó mas caballos. Sus indiscutibles
ventajas las han hecho conquistar un puesto muy honroso en las marinas de guerra, donde son verdaderamente pre¬ ciosas, tratándose de ciertos tipos de bu¬ ques, cual ocurre con los torpederos y destroyers.
Tomando como tipo un torpedero de primera clase, de 3.200 caballos á tiro forzado, compararemos el gasto del sis¬ tema de propulsión que nos ocupa con el que originaría el de una máquina de vapor ordinaria. Esta consumiría, por término medio, 135 kilogramos de car-
í bón por caballo indicado y hora, lo que supondría un gasto de tonelada y me¬
dia, aproximadamente, en una travesía de diez horas. En cambio, un torpedero

del mismo modelo, provisto de propul¬ sor de gasolina ú otra esencia cualquie¬ ra, gastará cuatro litros y pico por ca¬ ballo y hora, ó 40 durante diez horas, lo
que supone, como podrá observarse, una economia de combustible importantísi¬ ma. Y aun admitiendo que el gasto fue¬ se igual en ambos sistemas, como quiera que la gasolina requiere menos espacio que el carbón para ser almacenada, el buque con motor de gasolina podrá lle¬ var mayor repuesto de combustible y disponer, por tanto, de un radio de ac¬ ción mncho más extenso que otro de la
clase corriente.
Además, las máquinas de combustión interna pueden sostener su máximum
de fuerza desde el comienzo hasta el
término de su funcionamiento; no nece¬ sitan tiempo para adquirir presión, ni hay que limpiarlas en plena marcha, ganándose así un tiempo precioso, ni requieren la atención constante y enervadora exigida por los motores de
vapor.
* **
Por último, y en esto estriba su prin¬ cipal mérito, tratándose de buques de guerra, cuya presencia ha de disimular¬ se ante el enemigo, las máquinas de combustión interna no producen humo alguno y son por completo silenciosas.
Preguntará algún lector si, dadas to¬ das esas ventajas, sería hoy posible do¬ tar á un buque de guerra de gran porte de las máquinas propulsoras que nos ocupan. A esto diremos que los perfec¬
cionamientos de la industria hacen ya
perfectamente posible la construcción de un crucero de 10.000 toneladas y 21 nu¬ dos, capaz de dar la vuelta al mundo sin aprovisionarse de carbón. No es, por consiguiente, aventurado vaticinar, para una fecha próxima, la supremacía del motor de gasolina en la navegación, y prueba de ello es que, de pocos años á esta parte, aumenta de día en día el nú¬ mero de buques provistos de dicho pro¬ pulsor, no sólo en la marina de gue¬ rra, sino en la de comercio y en el yach¬ ting .
No faltan, ¡cómo han de faltar!, los detractores del motor de gasolina, esgri¬
miendo contra él, entre otros argumen¬
tos. el de que los líquidos empleados son explosivos. Precisamente porque la ga¬ solina. la kerosina y el alcohol son ex¬ plosivos. es por lo que se les utiliza en las máquinas de combustión interna; á
esa circunstancia deben el ser considera¬
dos como el mejor combustible desde el punto de vista de la adaptabilidad y la sencillez. Los motores de gasolina sólo son peligrosos cuando se usan negligentementey sin adoptar las necesarias pre¬
cauciones.
También aducen los enemigos de di¬
chos motores contra los mismos la razón
de su coste. Es verdad que salen en prin¬ cipio más caros que los motores ordina¬ rios, puesto que la gasolina cuesta más que el carbón. Pero piensese un momen¬ to en lo que economizan en el peso de la maquinaria, en personal, en repuesto de agua y en obra de carga, y se verá que compensan ampliamente el gasto que supone el consumo.
En los países verdaderamente prácti¬ cos existen ya numerosas aplicaciones del motor que nos ocupa en la marina
de comercio. Son muchos los steamers
ingleses y norteamericanos que llevan colgando de sus pescantes botes auxilia¬ res con motor de petróleo. Las flotas pesqueras de la Gran' Bretaña y de los paises escandinavos poseen, asimismo, bastantes barcos provistos de ese motor.
Las naves del porvenir cruzarán, pues, los inares silenciosa y rápidamente, sin dejar en pos de sí la pintoresca nube de humo que tan gallardo coronamiento pone á esa maravillosa concepción del cerebro humano. Pero lo que perderá en poesía el buque lo ganará en baratura y en seguridad. Y esto podrá ser menuü
bello, pí^ro es más práctico.

%
««sr: ——

~~~

SÓLLER

Agricultura
EL MAIZ

Quedaba abierta la puerta para que pu¬ dieran entrar y ser aceptadas aquellas excepciones que tuvieran el amparo de la razón. El interés particular, que no tiene entrañas, levantó gran vocerío,

Maura, que el rey reina y no gobierna, y por tanto que el poder moderador no
debe intervenir en ningún caso en actos
parciales del poder ejecutivo, ni en ca¬ sos generales, subsistir á la 'Opinión

metálica en 562 contos de reis, aumen¬ tando también simultáneamente la pro-
porsión de su reserva de billetes en cir¬
culación. Para efectuar este cambio monetario,

iniciativas y la intensidad del esfuerzi que se necesita para obtener todo el pro vecho de nuestra riqueza natural, sacar á la luz la riqueza inexplotada y redimir
lasque detentan manos extrañas..

El man es una planta que, por reunir condiciones especialísimas. requiere ta tn-
hien circunstancias determinadas para

pero pronto fueron dándose á partido
los rebeldes á la ley. A los quince días
de implantada cumplíase en casi toda España. Vino el Ministerio Azcárraga y

electoral, derribando, cuando lo estime
conveniente, á los jefes políticos y par¬ lamentarios, á pesar de contar con fuer¬ za efectiva entre sus correligionarios y

se fea señalado un plazo de tres años, terminado el cual dejarán de circular
las actuales monedas.

Crónica Local

su buen desarrollo.

con el marqués del Vadillo los intereses en las mayorías legislativas? Como tal

Empeñarse en cultivarlo sin tenerlas particulares sacaron un poco la cabeza. era la situación del señor Maura, al ser Liquidación riel presupuesto de 1904
presentes es renunciar á obtener gran¬ Ha venido el Gabinete Villa verde y con destituido—según él —y como por eso

Ferrocarril Palma -Sóller

des rendimientos y perdurar en la ruti¬ el señor González Besada, esos mismos ha protestado tan gallarda y osadamen¬ Los resultados de la liquidación del

na, que tan atrasados nos coloca con re¬ intereses: además de sacar la cabeza, te su representante en la prensa, el se¬ presupuesto del Estado del año anterior

La nota del movimiento ocurrido entre

lación al resto del inundo.

han sacado las uñas. Y el señor minis¬ ñor Canals, nos pareció de un interés serán satisfactorios para el Tesoro, á Sóller y Palma, según la estadística de

En cada terreno hay que cultivar lo tro, que es uno de los innumerables vi¬ excepcional penetrar el pensamiento del juzgar por los avances hechos para la Comisión Investigadora del ferroca¬

que es propio de él, y sólo así se puede llegar al gran cultivo.
La planta que nos ocupa requiere in¬ dispensablemente un clima caliente y
húmedo. Su constitución lo indica clara¬
mente. Formada por tubos longitudina¬ les y provista de largas hojas, unos y otras son lo más á propósito para absor¬ ber la humedad del suelo y del ambien¬ te. Con esta disposición, la Naturaleza nos muestra la necesidad que la planta
tiene de agua.
Y tan sensible ó más que á la sequía lo es al frío. En cambio, puede resistir perfectamente las temperaturas más ele¬
vadas.
Si nos fijamos en lo débil y corto de
sus raíces, deduciremos fácilmente la
clase de terreno que le es propia. Este ha de ser poco tenaz, para que las débi¬ les raicillas puedan extenderse fácilmen¬ te, y no muy permeable, para que re¬ téngala humedad. Los terrenos compues¬ tos de arcilla y arena ofrecen ambas cualidades y son, por lo tentó, los más apropiados.
El labrador debe acostumbrarse á so¬
licitar de las Granjas agrícolas el análi¬ sis de sus tierras para elegir el cultivo apropiado con conocimiento de causa, pues todos los buenos deseos del per¬ sonal agronómico, no producirán bue¬ nos frutos si el cultivador español no se decide á entrar por la nueva senda de progreso y adelanto.
¡Volvamos al cultivo del maíz.
Los abonos que convienen á esta plan¬ ta son los estiércoles bien preparados, con adición de fertilizantes supletorios, tales como las cenizas y los fosfatos.
El cielo de vegetación suele ser de unos ciento veinte días, si bien este período está sujeto á las variaciones de las tem¬
peraturas.

vos con disfraz de estadista que manejan
el cotarro, en vez de limar esas uñas y
de hacer que volvieran á su nivel esas
cabezas, se ha asomado hoy á las co¬ lumnas del periódico oficial, y desde ellas les ha arrojado la ley del descanso
dominical con una relación de excep¬
ciones que constituyen una burla inicua á las que acordaron y votaron los que representan el País en las Cortes.
Estos son una serie de malos ejemplos
que por venir de lo alto resultan más provechosos para la causa de la anar¬ quía que las sofiasmas más vehementes y
los artículos más ardorosos de los pro¬
pagandistas de esas disolventes ideas. Que burlen las leyes los propios minis¬
tros no es cosa desusada, pero tampoco
lo es que se perpetren atentados y que cada día acrezcan los odios y las ene¬ migas á los que de tal suerte represen¬ tan y ejercitan la autoridad.
Miquel Peñafloü
Lo que piensa Silvela
Todavía están por aclararse las causas de orden interno que derribaron del po¬ der al señor Maura; y á que esas causas no se cristalicen en discusiones apasio¬ nadas y peligrosas, se atribuye la resis¬ tencia del actual presidente del Consejo á presentarse en las Cortes.
A raíz de la caída, es público y noto¬ rio que el señor Maura dijo á -bus amigos:
—Yo no soy un ministro dimisiona¬ rio. Soy un ministro destituido.
¿Quién tenía poder para hacer eso? Nadie lo discute: la Corona, por la Cons¬ titución nombra y separa libremente sus
ministros.

señor Silvela. en tema tan hondo y
trascendental para el desarrollo de la política española.
Vaya, pues, para ilustrar el arduo problema, la opinión que sustenta el señor Silvela, y cuyas palabras y con¬ ceptos estamos seguros que no han de ser desmentidos por ese distinguido re¬ público:
Habla el Sr. Silvela
«Yo lie sostenido siempre que, con arreglo á la Constitución vigente y á la
constitución interna, que crea y man¬
tiene la realidad de las cosas y el estado de las costumbres en un pais, el -rey -en España reina y gobierna, y tiene- debe¬ res de monarca y gobernante, aunque sea irresponsable si deja de ejercitadlos; pero los gobiernos, y singularmente sus jefes tienen estrecha obligación de faci¬ litar al rey el cumplimiento de esos de¬
beres.
No hay que olvidar que la fuerza del poder moderador en Esp’aña es hoy mli¬ dio más grande quizás de lo que él piensa. Sí: porque nos encontramos en una situación que tiene grandes analo¬ gías con el estado del pueblo en Europa
(i principios del siglo XV, cuando, huér¬
fano-de protección en las leyes y en las instituciones, acogíase al poder del mo¬ narca para destruir el imperio de la fuerza, de la arbitrariedad, de los privi¬ legios y de los abusos de los señores feudales. Si el poder real de hoy en Es¬ paña, donde, desgraciadamente, nos fal¬ ta una fuerza electoral. se penetra de los impulsos de esa opinión y se apresta á dominar, en nombre del pueblo, los feu¬ dalismos políticos y parlamentarios... entonces ese poder real recogerá una fuerza inmensa en el pais y una gloria inmarcesible para la historia.»

aquélla. La Intervención general de Hacienda
ha publicado los resúmenes de ingresos y pagos verificados en el año 1904 y en los cuatro ejercicios anteriores, y su re¬ sultado de conjunto, expresado en mi¬ llones de pesetas, es el siguiente:

Años

■Ingresos.

-Pagos.

1900 1901 3.902 1903 1904

994.88 1.023.22 1.021.12 1.039,12 1.039.71

906.40 987,28
973,30 1.016,65
985,25

El porvenir económico de España
Comenzando por nuestra población de 20 millones, que acusa una proporción de 40 habitantes por kilómetro cuadrado, con sólo lograr en España la densidad Cataluña, nos daría una población de 30 millones. A más podemos aspirar, re¬ cordando la población que tuvo España en otros tiempos.
A pesar de la emigración y de nues¬ tras guerras desde 1877 á 1900, ha cre¬ cido en la proporción del 4 por 100, lo que constituye un síntoma favorable.
Si nos fijamos en nuestras riquezas naturales, quedamos asombrados, do¬
nándonos al ver cuán poco nos aprove¬ chan.
En 1903 se estimó nuestra riqueza minera en 377 millones, la mayor parte en manos de los extranjeros. La pesca produjo 55 millones, siendo susceptible de mayor rendimiento.
Teniendo abundantes cuencas mine¬
ras, inexplotadas en gran parte, impor¬
tamos todavía 75 millones en carbón de
cok.
Exportamos 300 millones de minera¬

rril. durante- la 7.a semana de 1905, ó sea del 12 al 19 de los corrientes, es como sigue:
Pasajeros: entrados 283: Salidos 303: Total 586 pasajeros.
Mercancías: 4.434 quintales entre im¬ portación y exportación, y comprendién¬ dose las de la vía terrestre y las de la
vía marítima.
* **
En la última sesión de la Comisión
Organizadora del ferrocarril Palraa-Só11er, se acordó el nombramiento de los siguientes vocales:
D. Guillermo Castañer y Bernat.— D. Miguel Bernat y Oliver.—D. Anto¬ nio Castañer y Arbona.—D. Darniaa Orell y Castañer.—D. Guillermo Mora y Castañer y D. Juan Mayol.
* **
Uno de estos pasados dins, se recibió de Francia la primera carta contestación á la circular que expidió la sub-Comisión correspondiente, al enviar el folleto-me¬
moria del ferrocarril á nuestros compa¬ triotas de allende el Pirineo.—Por el
entusiasmo que en ella se revela, por las simpatías que en próle nuestro proyecto se respira en cada una de sus fases, nos fea parecido bien el publicarla; y habieudo solicitado y obtenido para ello la vénia correspondiente, lo hacemos á conti¬ nuación; dice ¡así:
«Marsella 12 Febrero 1905.
Sr. D. Jerónimo Estades.—Sóller.
Muy Sr. nuestro y distinguido amigo: Dispénsenos la molestia que le liemos da •causar al rogarle sea nuestro fiel intér¬

Actualidades
Malos ejemplos
Pienso escribir pocas lineas ni el asun¬ to dan para más. Este Ministerio que preside el señor Villaverde es, dígase lo que se quiera, interino. La interinidad

¿Por qué fué la discordia entre el podei moderador y su primer ministro? Tampoco es un secreto, ni es una inco¬ rrección repetirlo, pues sabido es que el Rey se decidió á elegir por jefe del Es¬ tado Mayor central al general Polavieja. Maura no aceptaba la iniciativa de la Corona, y dimitió.
¿Defendía sólo el referido político al¬ gún candidato determinado, ó repugna¬ ba especialmente el nombramiento de aquel general grato á la Corona? La pri¬

* **
Esta es la opinión auténtica del señor Silvela. Ya saben, pues, el Rey, el señor Maura y sus amigos cuál es el juicio an¬ ticipado del antiguo jefe del partido
conservador acerca de la intervención
de la Corona en la gobernación del país, cuando este delicado punto se trate en
las Cortes al dicutirse la crisis de Di¬ ciembre.
(Do Las Noticias de Barcelona)

les en bruto y nos devuelven 200 manu¬
facturados. Salen 7 millones de tonela¬
das de hierro, y apenas beneficiamos una, con la diferencia de que el hierro en bruto nos lo compran á 12 pesetas la tonelada, y nosotros lo readquirimos en 600 pesetas en manufacturas ordinarias y por 1.600 en locomotoras y maquina¬
ria.
El camino3 seguir es el trazado por los Estados Unidcfs, cuando pretende ex¬ portar algodón manufacturado en vez

prete acerca de los señores que suscriben la carta de fecha 20 del próximo pasada mes, que oportunamente recibimos y á la cual tenemos el grato placer de contestar.
A mucha honra tenemos la inmerecida
distinción de que por su parte hemos si¬ do objeto, y sepan: que el ferrocarril Palma-Sóller fué en todo tiempo nuestro sueño dorado y que no despreciastemos nunca ocasión alguna para hablar en pró de una idea que tiene el deber de apoyar

puede comprender unas semanas ó unos mera hipótesis está desmentida recor¬

de exportarlo en rama. Cuando exporta¬ quien de sollereuse se precíe. Por lo

meses. Si es lo último, no sucederá otra dando que, Órgano tan autorizado como

mos el hierro en lingotes, ya nos vale tanto, al llamar aquellos señores á la

cosa sino que sea larga; pero no por eso La Epoca, dijera á la sazón déla ruidosa

Reforma monetaria en Portugal

110 pesetas la tonelada, y en armas de puerta de nuestro patriotismo, para que

dejará de ser interinidad. Los Ministerios crisis, que ni el señor Maura, ni el mi¬

Eibar 3.000.

fuéramos sus representantes en esta

interinos suelen singularizarse por la facilidad con que se prestan á la resolu¬
ción de determinados asuntos ó de de¬
terminados negocios. El anterior resol¬ vió en un periquete, por la pluma de Castellanos, una petición de ciertos alco¬ holeros que era á todas luces injusta; por la de Cárdenas el expediente sobre

nistro de la Guerra, tenían candidato
preconcebido. No es creible tampoco, en hombre de
la seriedad del señor Maura, que por el nombramiento de un general para un cargo militar totalmente de carácter téc¬ nico, y ajeno á la política, crease con su dimisión un grave conflicto de Gobierno,

El Gobierno portugués ha acordado reformar su sistema monetario y ha pu¬ blicado al efecto una ley..
El ministro de Hacienda opina que lo primero que debe fijarse para la acuña¬ ción del oro es la ley que ha de tener.
Las monedas de oro portuguesas tie¬ nen una ley igual á las de Inglaterra,

Nuestra marina mercante carga tan sólo el 4 por 100 de las mercancías que importamos y exportarnos: los giros los aprovecha principalmente la Banca ex¬ tra ojera.
En estos últimos años algo se ha an¬ dado: buena prueba son las industrias nuevas, la gran producción del azúcar y

plaza, lian sembrado en terreno abonado, y al entretanto fructifique la semilla, quedamos á su entera disposición.
El detenido estudio que de la memoria
que tuvieron á bien remitirnos, liemos hecho, nos ha convencido aún más, si cabe, de que verdaderamente se trata

riesgos del Romeral, que aunque se hu¬ como ha sucedido.. Causas más hondas y Turquía y Brasil, ó sea 916,26 milési¬ el aumento considerable en la produc¬ de una obra de inapreciable utilidad pa¬ biese tramitado y resuelto con todas las de mayor relieve debieron de ser las ins¬ mas; pero el tipo más generalmente ción del trigo, de 700 á 1.000 millones. ra nuestro querido Sóller y de positivos

de la ley, ni en la tramitación ni en la piradoras de su conducta.

adoptado, sobre todo en los países que Los trabajos hidráulicos en curso per¬ resultados para la economía pública.

resolución concurren todas las de la mo¬
ral, y por la del señor Ugarte se abrie¬ ron varios boquetes en las leyes del No¬ tariado y en las que rigen ó regían los nombramientos de los encargados de administrar justicia, por los cuales bo¬ quetes se colaron en las notarías, en la judicatura y en la plantilla del Ministe¬ rio varios amigos y parientes del señor

¿Cuáles fueron esas? No es dudoso adi¬ vinarlas, y mucho menos después de la campaña periodística del señor Can ais, director de España, hombre.tan íntima¬ mente ligado á la devoción del ex¬
presidente del Consejo. Los tiros por ele¬ vación que el distinguido escritor dirigió
á la Corona con motivo de la crisis, de¬
muestran que el señor Maura no admite,

forman parte de la Unión latina y los Estados Unidos, es el de 900 milésimas.
También se propone el Gobierno por¬ tugués sustituir el actual rei, cuyo va¬ lor, comparado con el de las -unidades monetarias de otros países, es demasia¬ do pequeño, con una nueva moneda que se llamará luso y cuyo valor será igual al de las demás unidades moneta¬

mitirán incorporar á la agricultura sin¬ número de hectáreas improductivas.
El saldo de la balanza comercial lia
mejorado, los presupuestos acusan supe¬ rávit, y la situación monetaria es más halagüeña.
Todo depende de la política económi¬ ca que sigan los gobiernos, basada en el Arancel, en la higiene pública, en la

Los Sres. Estadas y Mayol han gusta¬ do mucho del proyecto y no creemos aventurado asegurar que su valioso apo¬ yo no nos ha de hacer falta.
Lo mismo podemos decir de la mayo¬ ría de nuestros compatriotas de esta, pues todos nos han dado inequívocas
muestras del más franco entusiasmo.

Ligarte.

ni en el caso del general Polavieja ni en rias de los países de la Unión latina, de instrucción.

Ya lo vó, pues, querido amigo, esta¬

Este Ministerio quiere pasar de interi¬ no á definitivo en fuerza de repartir y de prodigar lo graciable, que es lo de me¬ nos, y también lo justo, que es lo
demás.
Quiere ganarse amigos, y como los

ningún otro que pueda presentarse el
derecho de la Corona á intervenir en la
dirección del gobierno del país; es decir, que Maura y los suyos sostienen tenaces la antigua teoría constitucional de que «el rey reina y no gobierna».

Rumania, de Bulgaria y de España. El luso será equivalente del franco; pero
sene-uñarán monedas, no de 20 lusos ó
francos, como en Francia, sino de 25
corno en España.
Una moneda de 25 lusos vendrá á va¬

Para concertar tratados de comercio
de mutua conveniencia, se requiere un Arancel prudente, bien regulado, que asegura la debida protección á la riqueza propia, con, un margen perfectamente estudiado, para tratar á base de recipro¬

mos preparados para llenar dignamente el cometido con que nos brindan, é Ínte¬
rin venga el dia de prueba, nos repeti¬
mos de Y. muy aftmos. amigos y atentos S. S.—José Ripoll.—B. Arbona.»

amigos son como las moscas, que se ca¬

En asunto de tan gran interés político, ler. por lo tanto, lo que una libra ester¬ cidad. Un error en este campo, puede

zan mejor con miel que con hiel, miel so ¿que pensará el señor Silvela? nos pre¬ lina. de curso en Poitrigal.

originar un fatal retroceso.

El sábado por la tarde fué curado por

vuelven algunos ministros, y todo lo guntamos en cuanto vimos en Barcelona

El cambio ^le la moneda de plata pro¬ Por otra parte, nuestra política debe el Médico Sr. Mayol un trabajador que

que les piden lo dan con tal de no mal¬ quistarse con nadie. Para ellos el arte de gobernar no es sólo el arte de transigir, es más que eso, es el de ceder á cual¬ quier amenaza, ó á cualquier temor, ó el de inciinarsé'delante de cualquier exi¬ gencia. Votaron las Cortes con unani¬ midad pocas veces vista una ley de des¬
canso dominical. El Instituto de Refor¬
mas Sociales estudió todas las reclama¬

al ilustre ex jefe del partido conserva¬ dor. Porque es verdad que dicho dis¬ tinguido personaje está por voluntad apartado de la gobernación del país; pe¬
ro. hombre de su entendimiento, de su
historia, de sus aficiones á estudios mo¬
rales y políticos, no podrá menos de te¬ ner una.opinión íntima, personal, con¬ secuente con sus actos y opiniones de otras épocas en el Gobierno y fuera del

porcionará un importante beneficio al Tesoro portugués. La actual moneda, que representa 750.000 kilos de plata, se reacuñará en nuevas piezas de 5, 2, 1 y medio luso, por valor de 150 millones
de lusos.
La moneda de níquel se dividirá en piezas de 10, 5. 2 y 1 céntimo, para reemplazar á la de bronce hoy en cir¬
culación.

tender á transformar el suelo y á mejo¬ rar la raza. Hay que devolver al monte los bosques y al llano las lluvias; hay que refinar la raza por la mejor alimen¬ tación del cuerpo y la mayor cultura del espíritu. Se impone una política de hi¬ giene y de educación, que debiera estar en el programa de todos los partidos, uniéndolos, que procurara disminuir la mortalidad y mermar los analfabetos.

presentaba varias contusiones en dife¬ rentes partes del cuerpo y una profunda herida en la cabeza, que según dictamen del facultativo.fue calificada de..pronós¬
tico reservado.
La desgracia acaeció en un olivar
M cercano á la carretera de Deyá, y
motivado por haberse desgajado la rama
de un olivo que dicho trabajador estaba

ciones que debían atenderse.

Gobierno.

Con esta transformación el Banco do

Sólo así podremos conseguir que au¬ podando.

El ministro rédpctó un Reglamento.

¿Cree el señor Sil vela, como el señor Portugal verá aumentada su reserva mente nuestra población, logrando las

Los compañeros de oficio le prodiga-

.íSAX-l't-i-'

SÓLLER

3

ron los auxilios que tenian á mano y le transportaron á su casa. Según se nos ha manifestado, el' enfermo continua mejorando^en sus heridas.
La sociedad «El Gas» celebró en la mañana del domingo su anunciada Junta
general ordinaria, á la que asistió regu¬
lar número de accionistas. Por unanimidad fueron reelegidos pa¬
ra los mismos cargos todos los vocales y
suplentes á quienes por turno les corres¬
pondía cesar. Dióse lectura á la Memoria de las ope¬
raciones realizadas durante el ejercicio
de 1904 y de ella se desprende que el benefloio líquido alcanzado durante el finido ejercicio, asciende á 14.134'84 pe¬ setas, cuya distribución se acordó se hi¬ ciera en la siguiente forma: 8000 pesetas para un dividendo activo de 4 pesetas
por acción: 6000 pesetas para gastos de amortización y el sobrante para unirlo al
ejercicio corriente.
Felicitamos á la Junta de Gobierno y al Director Gerente D. Francisco Cres¬
ol á cuyo celo se deben los-satisfactoiios
resultados obtenidos.
El martes de esta semana pasó á mejor vida la señorita D :a Mariana Martí
Polis, víctima de cruel enfermedad sufri¬
da con cristiana resignación. Su' cadáver fue conducido al cemente-
terio en la noche del mismo día, á cuyo acto asistió selecta concurrencia, como
igualmente á los solemnes funerales ce¬ lebrados en la iglesia parroquial el miér¬
coles por la mañana.
Descanse en paz el alma de la señorita Martí y reciban su atribulada madre, hermano y demás familia la expresión
de nuestro sentido pésame.
Las naranjas que se-recogen en nues¬ tros huertos, para el embarque, se pa¬
gan actualmente al rededor de 45 reales
la carga. „
Los limones se cotizan á 15 pesetas.
Eu la noche del martes emprendió
viaje para los puntos de itinerario el vapor de esta matrícula «Villa de Soller»,.
llevándose abundante carga, entre ella
gran cantidad de naranjas y limones.
Dicho buque se halla actualmente en Gette y se espera llegará á nuestro puerto el miércoles próximo.
Durante la presente semana ha reina¬ do en esta ciudad un tiempo desapacible, propio de la estación y mes en que nos hallamos. El martes aparecieron cubier¬
tas de nieve las montañas que nos cir¬ cundan, habiendo nevado también en abundancia en la pasada noche y en la del miércoles. Los días so han presenta¬ do lluviosos, pero solo ha caido el agua
suficiente para que se cubrieran de
mucho barro las calles de la poblacióu. La temperatura se mantiene en extre:
mo fría.
Esta mañana, á poco más de las nue¬ ve, ha ocurrido una sensible desgracia en la fábrica de tejidos mecánicos «La Soli¬ dez». Un engranaje ha cogido la mano

derecha del operario Bartolomé Gamun-. que habiendo tenido necesidad repenti¬

di, con tan mala suerte que se la ha de¬ namente de cambiar de local la escuela

jado completamente estrujada.

de niñas de esta localidad, la había

Los facultativos señores Marqués y instalado provisionalmente en un* edifi¬

Euseñat han practicado la cura al des¬ cio que reúne buenas condiciones para

graciado operario, al que han tenido que escuela y habitación de la maestra, que

amputarle los dedos índice, medio, anular le ofreció D. José Forteza, quien lo

y meñique.

alquilaría al Ayuntamiento por la can¬

Lamentamos de veras tan sensible tidad de 30 pesetas mensuales. Entera¬

accidente y hacemos votos para el pron¬ da la Corporación acordó aprobar lo re¬

to restablecimiento de la víctima.

suelto por el señor Alcalde, autorizán¬

dole para formar compromiso de arrien¬

Según dicen unos avisos circulados
por la población, mañana debe venir á
esta ciudad una comisión de republica¬
nos de Palma, al objeto de hacer propa¬
ganda de sus ideales y atraerse votos para las.próximas elecciones de diputa¬
dos provinciales. El acto tendrá lugar por la tarde en
el salón de «Can Cudoñy.»

do del local expresado por término de
diez años.
Eu este estado eutró en el Consistorio
el Concejal señor Morell. Se acordó eu definitiva dar por ter¬
minada la cuestión axistente entre el
Ayuntamiento y D. Manuel Borrás, due¬ ño de la noria de «Son Llampayas», sa¬
tisfaciendo á dicho señor la cantidad
reclamada en el juicio declaratorio cen¬

El domingo dia 5 del mes de Marzo próximo, por la mañana, tendrá lugar, en la sala Capitular de la Casa Consisto¬ rial, el acto de la clasificación y declara¬ ción de soldados del reemplazo actual.

tra la Corporación. Se enteró el Ayuntamiento del arre¬
glo escolar publicado para Baleares y quedó acordada la resolución que ha de
darse al mismo en lo que atañe á esta ciudad.

No habiendo otros asuutos de que ABONO DEL OLIVO.—Interesa á tratar se levantó la sesión.

los olivicultores la lectura de este folleto,
que pueden adquirirlo dirigiéndose á la

—.nr7TTnars¡B>®^BBC¡ag^

Delegación Española del Permanent
Nitrato, calle de Pascual y Genis, nú¬
mero 15.—Valencia.

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana do¬

EN EL AYUNTAMIENTO

mingo, dia 26.—A las siete y media, habrá Misa de Comunión para las Hijas de María. A las nueve y media, se can¬

tarán las horas menores y después se ce¬

Sesión del día 11 febrero de 1905

lebrará la Misa mayor con sermón pa¬

La presidió el Alcalde Sr. Joy, y asis¬ tieron á ella, convocados por segunda vez, los Concejales señores Mora, Deyá, Castañer, Frontera, Joy, Colom y Es¬
tajes.
Fué leída y aprobada el acta de la
sesión anterior.
Se dió cuenta del estracto de las sesio¬
nes celebradas por el Ayuntamiento du¬ rante el mes de Enero último y fué aprobado y acordada su remisión al señor Gobernador civil de la provincia, para sil publicación en el Boletíu Oficial.
Pasó á informe de la Comisión de
Obras una instancia de D. Ramón Vi-
cens en la cual solicita permiso para
efectuar obras en la casa n.° 22 de la
calle de Ozonas.
Se dió cuenta de una comunicación del
señor Gobernador civil de la provincia, en la cual manifiesta que de conformidad con lo informado por el Ingeniero Jefe de Obras públicas, ha resuelto aprobar
las modificaciones introducidas en el tra¬
zado del anteproyecto del camino veci¬ nal de «La Figuera», en los términos propuestos por la Diputación provincial. Enterado el Ayuntamiento acordó con¬ formarse con esta resolución; y deseando
realizar cuanto antes la construcción de
este camino por los medios que la ley pone á su alcance, resolvió solicitar de la Comisión provincial se sirva disponer que el señor Arquitecto de la provincia pase á esta localidad á formar el proyec*

rroquial que pronunciará el Rvdo. señor Cura Arcipreste.
A la tarde, después de vísperas y completas, tendrá lugar el ejercicio men¬ sual de las Hijas de la Purísima. Al anochecer, se practicará el cuarto ejer¬
cicio de la devoción de los siete domin¬
gos consagrados al Patriarca S. José. Martes, dia 28.—A las seis y media,
durante la celebración de una Misa, se dará principio al piadoso ejercicio del mes dedicado á S. José y continuará en
los dias consecutivos.
En la iglesia de S. Francisco.—Sába¬ do, dia 25, al anochecer, se cantarán so¬ lemnes completas en preparación á la fiesta de la traslación de las reliquias de
San Antonio de Padua.
Domingo, dia 26, á las siete y cuarto, comunión general para los miembros de la Pía unión, canónicamente erigida en esta iglesia, y devotos del Santo. A las nueve y media, se expondrá el Santísimo Sacramento .y luego se cantará Tercia y la misa mayor predicando después del Evangelio, el panegírico del glorioso Taumaturgo, el Dr. D. José Pastor,
Vicario.
Por la tarde, á las cuatro y media, puesta de manifiesto S. D. M., se cantará el Trisagio de los serafines y la reserva.
Registro Civil
Nacimientos.

to del expresado camino..
Se acordó verificar varios pagos.

Varones 1. —Hembras 5.—Total 6 Matrimonios

El señor Presidente dió cuenta de

Dia 21.—Pedro A. Frontera Bernat,

soltero, con Paula Morell Castañer, sol¬
tera.
Dia 21.—Cristóbal Pizá Enseñat, sol¬ tero, con Mariana Ramis Palou, soltera.
Defunciones
Dia 21.—Mariana Martí Pons, de 26 años, soltera, calle-de Isabel II.
Dia 21.-—Isabel M a Bujosa Bujosa,
de 10 años, M.a 44. Dia 22.—Rosa Rufián Mir, de 23 años,
soltera, M.a 32.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Día 19.—De Cette y Barcelona vapor Vi¬ lla de Sóller, de 190 ton., cap. D. Picornell, con 18 mar. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Día 21.—Para Barcelona vapor Villa de Sóller, do 190 ton., cap. D. Picornell, con 15 mar. y efectos.
o——O» —*—
MJj CwM
La Junta de Gobierno de esta Socie¬
dad, ha acordado señalar los días 13 al 18 del mes de Marzo próximo, de 10 á 12 de la mañana, y terminado este plazo, queda señalado el jueves de cada semana á la misma hora antedicha, para el pago del dividendo de cuatro pesetas por ac¬
ción, fijadas en la reunión ordinaria ce¬
lebrada el 19 del actual. Sóller 21 Febrero de 1905.—Por la So¬
ciedad «El Gas»: El Director Gerente, F. Orespí Morell.
Esta Sociedad ha de realizar varias
obras, y al efecto saca á subasta dos lotes: l.° Carpintería; 2.° Herrería.
El pliego de condiciones y diseños,
están de manifestó en la Secretaria.
La subasta tendrá lugar el miércoles próximo á las veinte y inedia.—Sóller 25 Febrero de 1905—. Por la Comisión, Miguel Forteza Pomar.
A tenor de lo 'que previene el articu¬ lo 10 de los Estatutos y por acuerdo de la Junta Directiva, se convoca á los se¬
ñores socios á Junta General ordinaria
que se celebrará en segunda convocato¬ ria mañana, dia 26, á las diez y ocho, en el local que ocupa la sociedad.
Sóller 20 Febrero 1905.—El Presi¬
dente, Jaime A Mayol
En cumplimiento de lo que previene
el art. 18 de los Estatutos de esta Socie¬
dad, la Junta de Gobierno de la misma
ha acordado convocar á la General ordi¬
naria para el dia 26 del actual mes de Fe¬ brero, á las 10 de la mañana, en el local que ocupan las oficinas de la compañía, calle del Príncipe n.° 24.
Y á tenor de lo que previene el artí¬

culo 20 de-Yüchos Estatutos, los accio¬ nistas deberán depositar sus acciones
con veinte y cuatro horas de anticipación á la señalada, en las oficinas de esta So¬ ciedad, y recoger al mismo tiempo su correspondiente papeleta de asistencia.
Sóller 2 Febrero de 1905.—El Presi¬
dente, Guillermo Colom Muutaner.
.
L 0 Ct0S0ci ceder en arrenda¬
miento veinte y cinco minutos de agua de la fuente llamada de la Alquería d‘
es Coute informaran en Can Burdils Plaza de la Constitución.—Sóller.

Se hace público qiie el
maestro albañil Miguel Valls, que arregla las cocinas y chimeneas cuyo humo se
desparrama por las habitaciones, liase
establecido en Sóller, calle del Sol, n.° 11.

SUSCRIPCION

con el fin de allegar recursos para las obra3 de reparación y ensanche de la iglesia parroquial.

Pesetas Cts.

Suma anterior.
En sufragio de una difunta .
D. Fernando Alzamora Go*

16.081‘00 100‘OQ

má residente en Palma. D. Juan Pons Castañer. D. Antonio Pons. Una devota persona.

50‘00 100‘00
5 (TOO 50‘00

(Continuará)

Suma.

16.43F00

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

Pesetas Cts.

Suma anterior. .
R. .

54‘45 2‘00

(Continuará)

Suma.

.

56‘45

ÚLTIMAS COTIZACIONES

Valorea IvTallor-qTj.inss

bolsudoDesm- Dinero ACCIONES

O
*3 g
o

Papel

1

Palma 24 Febrero

duros

du,ros

Crédito Balear . . .

Fomento Agrícola. .

Isleña Marítima.

.

,

Ferro-carriles de M* .

Salinera Esnañola. .

Alumbrado por Gus .

La Económica . . .

Bonos Municipales. .

Id. Obligaciones. .

Salinas 6 pg. . .

Idem 5 pg....

Obligaciones 1.a M.*„

loo 4o 0 0 lOO'o >

loo ■ 75 » lOO'oo

loo todo 61*60 .

loo

, 9 6o‘oo

2oo > » OíO'oo

6o

» , 95*00

2o

9 » 10'5o

2o

9 » 43 5o

00 todo lo4‘

oo

» 9 lo2‘

00

> > k>4‘

Sóller 23 Febrero

Banco de Sóller. . .

loo

2o 5o

El Gas

2o

2p 2o

2o

La Solidez ....

loo

loo

>

Marítima Sollerense .

5o

5o

•

00

Valorea prjl’oIíoos

Madrid 23 Febrero

4 pg interior Anadrtizable al 5 pg Banco do España,
Tabacos
Francos
Libras

78 20 98 20 459 00 406 00 31 35 33 99

«5

(i| FOSjXíMMW
LA SORTIJA
hizo volver los ojos del alma hacia Dios, eterno dispensador de las humanas ven¬ turas, y le dió gracias con una fervoro¬
sa oración.
Mas ¿por qué se las daba? ¿Por los diamantes que brillaban en sus manos? ¿Por los encajes que adornaban su
pecho? Seguramente no; era Lucila una de
esas hermosas y escogidas naturalezas, para las cuales son mucho más los afec¬ tos del alma que los dones de la fortuna; daba gracias á Dios porque á través del abandono en que durante tanto tiempo había vivido, veía los rayos de una feli¬
cidad cercana; pórque había algún sér que se interesase por ella y que pensase en ella, para cuidar de su presente y de
su porvenir. Durmióse deseando que llegase el si¬
guiente día. y pensando en escoger para Juanita la tela más rica y más bella pa¬ ra el hermoso traje que aquélla iba á comprar; y la dolorosa envidia que an¬

tes la había hecho sufrir tanto, se trans¬
formó en un inmenso deseo de que
llegase el instante de la compra del ves¬
tido.
Llegó por fin y muy pronto; cuando la noche se pasa con un sueño feliz y tranquilo viene el día al instante. Lucila se levantó temprano, y buscó en su có¬ moda y eu su ropero lo menos malo que tuviera para acompañar á Juanita á sus
compras.
Pero aunque no carecía de algunas prendas buenas, todas estaban inservi¬ bles por su completo desarreglo; sacó
tres ó cuatro vestidos de diversas telas,
todos descosidos y rotos; manteletas grasientas y manchadas, guantes sucios, cuellos llenos de puntos, ajados y llenos de arrugas; era, en fin. el equipaje de una persona ociosa y que abandona ade¬ más todo cuanto lleva puesto, como si nada le importase de ello.
Prometióse Lucila á sí propia que en
adelante sería mucho más cuidadosa de
su aseo, y preparó un vestido negro de
seda, destrozado en el cuerpo y mangas,
pero que se encargó de cubrir una de
sus manteletas, la más de moda y menos deteriorada.
Apenas había acabado de arreglarse cuando llamaron á la puerta de su

cuarto.
Lucila, creyendo que sería su her¬ mano, abrió y se halló con la criada de
la casa.
Los señores esperan á usted para el desayuno—dijo con una deferencia y un respeto que jamás había demostrado á la joven.
Esta comprendió que ya ocupaba su lugar en la casa de su padre, y se acusó amargamente de haberlo tenido perdido por su culpa durante tan largo espacio de tiempo.
Encontró, en efecto, en el comedor á
su padre y á Juanita; ambos la espera¬ ban, y Lucila tomó su vaso de leche acostumbrado con más placer de que sen¬ tía desde hacía largo tiempo.
Luego que acabaron. Juanita se levan¬ tó y dijo á su marido.
—Voy con Lucila á comprar el vestido de que tan tai veces te lie hablado.
Detúvose aquí confusa y como si hu¬ biera deseado decir algo más, y luégo
añadió:
—Si no te parece mal. daré á Lucila uno de los dos sombreros que me trajo
la modista hará dos meses, y cuyo pre¬
cio te pareció extremadamente caro. —Caros eran, en efecto—respondió don
Joaquín con una sonrisa que jamás ha¬

bía mostrado al oir hablar de aquellos objetos—tan caros que, según recuerdo,
costaron una onza cada uno, ¿no es eso?
—Sí por cierto. —Pues bien, francamente, querida mía, me pareció.demasiado el que gas¬ tases 32 pesos para una sola estación; pero sirviendo para las dos ya es otra cosa; ¿cuál vas á dar Lucila? —El azul, porque es rubia. —Me parece buena idea; para ti el
blanco, que eres morena.
—Vamos, pues. Lucila—dijo la joven tomando el brazo de la hija de su esposo
—vamos, en mi tocador acabarás de ves¬
tirte.
Las dos salieron; llegadas al tocador, Juanita abrió las dos sombrereras y sacó
de la una un lindo sombrerito de raso
azul celeste, sin más adorno que algunos graciosos copos de cinta; ella misma lo colocó en la cabeza de Lucila, y luégo. llevándola ante el espejo, la dijo:
—Mírate aquí. Dirigió Lucila sus ojos sobre el cristal y se halló encantadora; su blancura ala¬ bastrina y sus cabellos dorados no po¬ dían hallar mayor realce que aquel som¬ brerito encantador, .del color de sus ojos.

Juanita la puso en la mano una som¬ brilla oscura y unos guantes nuevos de
medio color, que eran suyos, pues am¬
bas tenían la misma mano y casi la mis¬
ma estatura.
Después de ataviada. Juanita la mira¬ ba con delicia; ¿en qué Consistía que la
vista de la belleza de Lucila la había im¬
presionado de un modo tan desagrada¬ blemente la primera vez que la había visto, y entonces le era tan grata mi¬
rarla?
En que entonces podía decirse que aquella hermosura era obra de generosi¬ dad, y esta virtud hace brotar ñores eu
el alma más estéril.
Salieron por fin las dos jóvenes; Luci¬ la, gracias al sombrero, á la sombrilla y á los guantes, parecía mucho mejor ves¬ tida. á lo que contribuía también su ele¬ gante y esbelta figura.
Hablando como dos buenas amigas llegaron á. una de las más hermosas tiendas de la calle del Carmen, y allí, con gran sorpresa de Lucila, pidió Jua¬ nita telas de seda de precios regulares.
Eligió una de buen gusto: era un gm de Ñapóles, color de pizarra, de un efec¬ to fresco y delicioso: Juanita lo ajustó y
mandó cortar tela en abundancia para
dos trajes.

4

SOLLER

Sección de Anuncios

)L TILLA DE SOLLER

PASTA FOSFÓBEA

ISLEÑA MARITIMA

ele

COMPAÑÍA MALLOR4UIM BE VAPORES

L. STEINER

PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES

VAPORES

Se vend-e á 30 Cts. en la Far¬
macia de J. Torrens.—SÓLLER.

Hiramar-iellYir-Oat&lifia-Bdear^gleie-Liilíe.

11

L

DE

Servicios esmerados y á buenos precios

I®A Y VUELTA

Símele eatre Sóller, Barcelona, Oette y ?iee?@;ga
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Oette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Oette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN OETTE.—Mr. Mateo Colom, Rué Lazare -Car-
not, 34.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Oette para Bar¬ celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller, será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.
¡¡ATENCIÓN AGRICULTORES!!
Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬ tener resultados eficacísimos, emplead el

MATEO COLOM
Lazare-Carnot, 34
CETTE
Consignatario del vapor
“Villa de Sóller,,
Plantel de algarro-
bos superiores, en macetas, apropiadas para el fácil trasporte.
Almacenes de los Sres. Alzamora her¬
manos, al lado de la estación del Ferro
carril.—PALMA.
JOSE PONS
Mué laíionale, 18 CETTE
Trasbordos, consignación y tránsito, á precios moderados.

ENTRE

FALMA—MARSELLA y PALMA-ARGEL

¡SALABAS

para Argel los Jueves. De Argel los Viernes.

para Marsella los Lunes.
De Marsella los Jueves.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos
para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Uli, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.
El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se reserva el derecho de hacer las escalas que le convengan.

“CUJA.”" 0 4 ™* n"way*»™”
que se expende en la acreditada droguería de
ARNALDO CASELLAS-ioía. ir

leréz tónico especial para enfermos
VINOS AL POR MAYOR RECOMENDADO POR TxA.

COMISIÓN Y AJUSTE

Academia Médico-Farmacéutica de Barcelona

En este establecimiento encontrareis toda clase de

primeras materias para composición de abonos; sul¬

JUAN ESTADAS

El aspecto de este vino, su transparencia, su color, su aroma y su sabor, revelan desde luego la inmejorable especie de uva de que pro¬

fatas y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

BiütiiNt) v runnnt

cede, el predilecto clima en que se cultiva y su excelente preparación

para azufre; bombas y demás utensilios para pulve¬
rizar arboleda.
Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬ mendrón y toda clase de conservas.

TELÉFONO
1.EZ1CAJVABÍ (Ande)
Are es temps de sem.
brar garrovós y qui ‘n vulga comprar,
en es carré de Sant Pere di trobará de
bons y barato. També hi ha oliveres

y conservación. Se trata de un vino natural, añejo, seco, bueno, sabroso, comple¬
tamente exento de toda alteración y sofisticación, y que por su natu¬ raleza y cualidades dependientes de la reunión de las muchas condi¬ ciones que ostenta, es sumamente recomendable.
Ba venta en el café LA UNION, calle del Príncipe n.° 3.—SOLLER.

PR01TITOB, wmwmméM y icohomU

venáis.

¡¡Ño equivocarse, LUNA., 17— SÓLLER!! LA SOLLERENSE DE

MANUEL SORIANO Y COMPAÑÍA

«JOSÉ €OLL

MECÁNICOS ELECTRICISTAS

CERBERE y PORT-BOÜ (Frontera franco-española)

LADRILLOS HIDRÁULICOS. RASERAS.
SI
DE LA CASA
XBSCOFJB2T¿ TEJÍEMA Y CV de BARCELONA

REPRESENTANTES de la tapia General Española le Electricidad A. E. G.

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬

BARCELONA

Agencia especial para el trasbordo y lle del Mar.

reexpedición de naranjas, frutas

INSTALACIONES completas de alumbrado eléctrico, transportes de fuerza, Reparaciones de dinamos, alternadores, transformadores, motores, ventiladores y toda clase de aparatos eléctricos, etc.
Instalaciones de luz eléctrica, timbres, teléfonos, pararrayos, etc.

frescas y pescados.
GIRACION DE LA DIABETES
POR EL

L’ UNION
COMÍA FRANCESA DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS FUNDADA EN 1828

Catálogos de material, Presupuestos y Proyectos gratis

Vino Uranado Pépsico Esta Compañía, LA PBIMEKA DE LAS COMPAÑÍAS FRAN¬

OFICINAS Y TALLERES: Calle de la Fábrica, n.° 24, bis, SANTA CATALINA,—PALMA

da
J. TORRENS, Farmacéutico

CESAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPOR¬
TANCIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incen¬

TBAISP0BTI8 IITIEIÁCIOIáLIS
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres
BAUZA Y MASSOT
AGENTES DE ADUANAS
OIKBftRZ y PORT-BOU (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVF.T, JEUMONT y ERQUEL1NNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbero.—Bauza Port-Bou.

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sns similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente
enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,,

dio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS
EXPLOSIVOS.

Capital social
Reservas
Primas á cobrar ....

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos
„ „

Total

92.992,038

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

„

Siniestros pagados . . .

194.000,000

„

SEGURO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

trigo, cebada y avena, tanto en pió como segadas, en gavillas y so¬

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DB

bre la era.
Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22

estaurant del Universo

INULA HELENIUM

y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Sama-

ritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

Con estas píldoras, preparadas

DE
Vda. de j. serra

por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬

A*

AlflL
DIRIGIDA POR EL PROFESOR

PLAZA DE PALACIO-3.-BABCELOAA

res pálidos), la Eismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬

D. SALVADOR ELÍAS

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restanrant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬ macia de J. Torren»,

Clases especiales para la enseñanza práctica y teórica de Cálculo
Mercantil Teneduría de Libros, reforma v adorno de letra, y todo lo perteneciente al comercio, según las vigentes leyes.
Calle de la Luna, a * iC
SOLLEE.—Imp. de «La Sinceridad»