AÑO XX.--2.1 EPOCA.-NUM. 931
AÑO XX.--2.1 EPOCA.-NUM. 931
r

SABADO 4 FEBRERO DE 1905

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 26, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

—* SÓLLER (Baleares) *—

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.) , \_

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 adelantado.

Número suelto O’IO pesetas.—Id. atrasado 0’20 rosetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

á aquella pobre mujer, su . madre, á la

Dos hombres entraron en la habita¬

—No... estás salvada—dijo Federico, que aerostático dirigible, creo que es

cual yo conocía, y ha obligado á huir á ción: el uno agarró al muchacho y le con débil voz.—Estás salvada, querida una locura pretender atravesar el aire

su padre, desesperado, á Suiza. Piensa tapó la boca con la mano; el otro cogió abuela. Se han llevado el dinero. Pero en todas direcciones, si la nave es más

SANGRE ROMANOLA

en ese triste sujeto, al cual su padre se á la abuela por la garganta; el primero padre... había recogido casi todo. La ligera que el aire. La desgraciada suerte

avergüenza de devolver el saludo, que dijo: «¡Silencio, si no quieres morir!»; el abuela respiró con fuerza.

de Severo confirma esta apreciación mía,

Aquella tarde la casa de Federico es¬ taba más tranquila que de costumbre. El padre, que tenía una pequeña tien¬
da de mercería, había ido á compras;
su madre le acompañaba con Luisita, una niña á quien llevaba para que el médico la viera y le operase un ojo ma¬ lo. Poco faltaba ya para la media noche. La mujer, que venía á prestar servicio
durante el día, se había ido al oscurecer.
En la casa no quedaba más que la abue¬ la, con las piernas paralizadas, y Federi¬ co, muchacho de trece años. Era una casita sólo con piso bajo, colocada en la carretera, y no tenia á su lado más que otra casa deshabitada, arruinada hacía
dos meses por el incendio, sobre la cual se veía aún la muestra de una hospede¬
ría. Detrás de la casita había un huertecillo rodeado de seto vivo, al cual daba

anda en enredos con malvados peores
qne él, hasta el día que vaya á parar á un presidio. Pues bien; yo le he conoci¬ do siendo muchacho, y comenzó como tú. Pienso que llegarás á reducir á tu padre y á tu madre al extremo á que él
ha reducido á los suyos. Federico callaba. En realidad sentía
contristado el corazón, pues sus travesu¬
ras se derivaban más bien de supera¬
bundancia de vida y de audacia que de mala índole; su padre le tenía mal acos¬ tumbrado precisamente por esto; porque considerándole capaz en el fondo de los más hermosos sentimientos, y esperando ponerle á prueba de acciones varoniles y generosas, le dejaba rienda suelta, en la confianza de que por sí mismo se ha¬ ría juicioso. Era, en fin, bueno mejor que malo, pero obstinado y muy difícil,

segundo: «¡Calla!», y la amenazó con un cuchillo. Uno y otro llevaban un pañue¬ lo obscuro por la cara, con dos agujeros delante de los ojos.
Durante un momento no se oyó más qué la entrecortada respiración de los cuatro y el rumor de la lluvia; la vieja apenas podía respirar de fatiga; tenía los ojos fuera de las órbitas.
El que sujetaba al chico le dijo al
oído:
—¿Dónde tiene tu padre el dinero? El muchacho respondió con uu hilo de voz y dando diente con diente:
—Allá... en el armario.
—Yen conmigo—le dijo; y le arrastró hasta el cuartito, teniéndole cogido por
el cuello. Allí había una linterna en el
suelo.
—¿Dónde está el armario?—preguntó.

—Abuela—dijo Federico de rodillas y apretándole la cintura—; querida abue¬ la... me quieres mucho, ¿verdad?
—¡Oh, Federico! ¡Pobre hijo mío!— respondió aquélla, poniéndole las manos sobre la cabeza—. ¡Qué espanto debes haber tenido! ¡Oh, santo Dios misericor¬ dioso! Enciende luz... No, quedémonos á oscuras; todavía tengo miedo.
—Abuela—replicó el muchacho—yo siempre os he dado disgustos á todos...
—No, Federico, no digas eso; ya. no pienses más en ello, todo lo he olvidado: ¡te-quiero tanto!
—Siempre os he dado disgustos—con¬ tinuó Federico, trabajosamente y con la voz trémula—; pero... os he querido siempre. ¿Me perdonas? Perdóname, abuela. Dime que me perdonas. Dí-
melo.

y lo que le ha pasado á él - puede pasar cualquier día á Santos Dumont, si éste
sigue empeñado á volar en «compañía de la muerte». Considere usted los peli¬ gros que trae consigo la ascensión de un
globo lleno de gas y en cuya inmediata
vecindad se encuentra un motor que
puede hacer explosión en cualquier ins¬ tante. Ciertamente no es mi propósito desalentar á ningún inventor, pero no puedo menos de repetir que el aire es un elemento muy diferente de la tierra y del agua. Si se estropea un automóvil,
siempre queda tierra donde apoyarse; si un buque se ve envuelto por ün hura¬ cán. tiene el agua como punto de apoyo; pero en el aíre
—Y ¿qué debe creerse respecto á la teoría del aerostáto más pesado que el
aire?

una puertecilla rústica; la puerta de la tienda, que era también puerta de la ca¬ sa, se abría sobre la carretera. Alrededor
se extendía la campiña solitaria, vastos campos cultivados y plantados de mo¬
reras.

aun cuando estuviese con el corazón
oprimido por el arrepentimiento, para dejar escapar de su boca aquellas pala¬ bras que nos obligan al perdón; «¡Sí, he hecho mal, no lo haré más, te lo prome¬ to, perdóname!» Tenía el alma llena de

Federico, sofocado, señaló el armario.
Entonces, para estar seguro del mu¬
chacho, el hombre lo arrodilló delante
del armario, y apretándole el Cuello en¬ tre sus piernas para poderlo estrangular si gritaba, y teniendo la navaja entre

—Sí, hijo, te perdono; te perdono de corazón. Piensa, si no te debo perdonar. Levántate, niño mío. Ya no te reñiré
nunca. ¡Eres bueno, eres muy bueno! Encendamos la luz. Tengamos un poco
de valor. Levántate, Federico.

—Hace treinta años que junto con Na¬ dar fundamos la Sociedad para vehícu¬ los aéreos más pesados que el aire. Ello bastará para probar á usted que estoy firmemente convencido de que única¬
mente con esta teoría es posible una so^-

Llovía y hacía viento. Federico y la ternura; pero el orgullo no le consentía los dientes y la linterna en una mano, —Gracias, abuela—dijo el muchacho, lución del problema. Bien sabemos que

abuela, todavía levantados, estaban en que rebosase. .

sacó del hdlsillo con la otra un hierro con la voz cada vez más débil.—Aho¬ el pájaro es más pesado que el aire, y,

el cuarto donde comían, entre el cual y —¡Ah, Federico!—continuó la abuela aguzado que metió en la cerradura, for¬ ra^.. estoy contento. Te acordarás de sin embargo, vuela en todas direcciones.

el huerto había una habitación llena de viéndole tan mudo.—¿No tienes ni una cejeó. rompió, abrió de par en par las mi, abuela... ¿no es verdad? Os acorda¬ ¡Pero pruebe usted de construir una má¬

muebles viejos. Federico había vuelto á palabra de arrepentimiento? ¿No ves á puertas, revolvió furiosamente todo, se réis todos siempre de mí... de vuestro quina voladora! Por perfecta que sea no

casa á las once, después de pasar fuera qué estado me encuentro reducida, que llenó las faltriqueras, cerró, volvió á Federico.

pueden evitarse accidentes desgraciados,

muchas horas; la abuela le había espe¬ me podrían enterrar? No debieras tener abrir y rebuscó; luego cogió al mucha¬ —¡Federico mío!-—exclamó la abuela, y al más mínimo de estos accidentes

rado con los ojos abiertos, llena de an¬ corazón para hacerme sufrir, para hacer cho por la nuca, llevándole donde el maravillada é inquieta, poniéndole la cae usted desde las alturas y se estrella. siedad, clavada en un ancho sillón de llorar á la madre de tu madre, tan an¬ otro tenia amarrada la vieja, convulsa, mano en las espaldas ó inclinando la No hace muchos años he conocido á un

brazos, en el cual solía pasar todo el día y, frecuentemente, la noche, porque la fatiga no la dejaba respirar estando
acostada.

ciana, con los días contados...
Pobre abuela, que siempre te ha que¬ rido tanto, que noches y noches enteras
te mecía en la cuna cuando eras niño de

con la cabeza caída y la boca abierta. Este preguntó en voz baja: «¿Encon¬
traste?»
El compañero respondió: «Encontré.»

cabeza hacia el niño, como para mirarle
la cara.
——Sí, acordaos de mí—murmuró toda¬
vía el niño, con la voz que parecía un

hombre que logró construir dos magní¬ ficas alas. Un día se las ató á la espalda,
se echó en el vacío desde lo alto de una
torre y cayó á tierra con la nuca rota.

El viento azotaba la lluvia contra los pocos meses y que no comía por entre¬ Y añadió: «Mira á la puerta.»

soplo—. Da un beso á mi madre... á mi Su máquina era perfecta, pero única¬

cristales; la noche era oscurísima. Fede¬ tenerte: ¡tú no sabes! Lo decía siempre: El que tenía sujeta á la vieja corrió á padre... á Luisita... Adiós, abuela...

mente en teoría.

rico había vuelto cansado, lleno de fan¬ «¡Éste será mi último consuelo!» ¡Y aho¬ la puerta del huerto á ver si sentía á al¬ —En el nombre del cielo, ¿qué tienes? Con eso no quiero negar que algún

go, con la chaqueta hecha jirones y con ra me haces morir! Daría de buena vo¬ un cardenal en la frente, de una pedra¬ luntad la poca vida que me resta por
da: venía de estar apedreándose con sus ver que te habías vuelto bueno, obe¬

guien, y dijo desde el cuartito con voz que pareció un silbido-;
—Yen.

—gritó la vieja, palpando afanosamente al niño en la cabeza, que había caído abandonada á sí misma en sus rodillas;

día sea posible inventar el buque aeros¬ tático dirigible, negar esta posibilidad sería negar el progreso. Pero, según mi

compañeros; llegaron á las manos como diente, como en aquellos días... cuando El que había quedado, y que todavía y luego, con cuanta voz tenía en su gar¬ parecer, no daremos el paso gigantesco de costumbre y, por añadidura, jugó y te llevaba al Santuario. ¿Te acuerdas, tenía agarrado á Federico, enseñó el ganta, gritaba desesperadamente: ¡Fe¬ antes que logremos encerrar la fuerza de

perdió sus cuartos, extraviándosele ade¬
más la gorra en un foso.
Aun cuando la cocina no estaba ilu¬

Federico, que me llenabas los bolsillos de piedrecillas y hierbas, y yo te volvía
á casa en brazos, dormido? Entonces

puñal al muchacho y á la vieja, que volvía á abrir ya los ojos, y dijo:
—Ni una voz, ó vuelvo atrás y os de¬

derico! ¡Federico! ¡Niño mío! ¡Amor mío! ¡Cielo santo, ayudadme!
Pero Federico ya no respondió. El pe¬

un caballo en un reloj de bolsillo. Sola-" mente entonces creeré en aquellos vehU culos aerostáticos que según las espe¬

minada más que por pequeño velón de querías mucho á tu pobre abuela; aho¬ güello. aceite, colocado en la esquina de una ra, que estoy paralítica y que necesito Y les miró fijamente á los dos.

queño héroe, el salvador de la madre de ranzas fantásticas de muchos, están su madre, herido de una cuchillada en destinados á reemplazar á nuestros fe¬

mesa que estaba al lado del sillón, sin embargo, la pobre abuela había visto en seguida en qué estado miserable se en¬
contraba su nieto, y en parte adivinó, en parte le hizo confesar sus diabluras á
Federico.
Ella quería con toda su alma al mu¬ chacho. Cuando lo supo todo, se echó á
llorar
—¡Ah, no!—dijo luego al cabo de lar¬ go silencio;—tú no tienes corazón para tu pobre abuela. No tienes corazón cuan¬ do de tal modo te aprovechas de la au¬ sencia de tu padre y de tu madre para darme estos disgustos. ¡Todo el día me has dejado sola! No has tenido ni tan siquiera compasión. ¡Mira, Federico! Tú vas por pésimo camino, el cual te con¬
ducirá á un fin triste. He visto otros que

de tu cariño, como del aire para respi¬ rar, porque no tengo otro en el mundo, una pobre mujer medio muerta... ¡Dios
mío!...
Federico iba á lanzarse hacía su abue¬
la, vencido por la emoción, cuando le pareció oir ligero rumor, cierto rechi¬
namiento en el cuartito inmediato,
aquel que daba sobre el huerto. Pero no comprendió si eran las maderas sacudi¬ das por el viento ú otra cosa.
Puso el oído alerta.
La lluvia azotaba los cristales. El rui¬
do se repitió. La abuela le oyó también. —¿Qué es?—preguntó turbada, des¬
pués de un momento.
—La lluvia—murmuró el muchacho.
Por consiguiente, Federico—dijo la vieja enjugándose los ojos:—¿me prome¬

En el mismo momento se oyó á lo le¬ jos, por la carretera, un cántico de mu¬ chas voces. El ladrón volvió rápidamen¬ te la cabeza hacia la puerta, y con la violencia del movimiento se le cayó el
antifaz.

el costado, había entregado su hermosa y valiente alma á Dios.
Edmundo de Amicis.

La vieja lanzó un grito: «¡Monzón!» —¡Maldita!—rugió el ladrón, recono¬ cido—. Tienes que morir—. Y se volvió
con el cuchillo levantado contra la
vieja, que quedó desvanecida en aquel
instante.

Variedades
Julio Verne y la navegación aérea

El asesino descargó el golpe. Pero con Un corresponsal parisiense hizo una un movimiento rapidísimo, dando un visita á Julio Verne en su domicilio de

grito desesperado, Federico se había Amiens, con el único objeto de pregun¬

lanzado sobre su abuela y la había cu¬ tarle su opinión respecto á la navega¬

bierto con su cuerpo.

ción Aérea. Describe la entrevista en los

El asesino huyó, empujando la mesa • siguientes términos:

y echando la luz por el suelo, que se Después de esperar unos cuantos mi¬

rrocarriles.
—Pero, maestro, usted en sus obras ha previsto tantos inventos...
—¡No, no! Yo no he hablado jamás si¬ no de cosas ya existentes. Cuando he publicado mi libro. «Veinte mil leguas de viaje submarino», estaban ya inven¬ tados buques submarinos.
—¿Y qué obra piensa usted dar ahora ájla publicidad?
—He acabado un libro sobre Klondi-
ke. Hasta hoy ha sido un secreto; usted es el primero á quien lo participo. Es mi centésima obra. Se han publicado 84; las 16 restantes no se publicarán sino después de mi muerte. Creo tengo dere-^
cho á descansar,
Con estas palabras puso término á la
entrevista.

comenzaron como tú, y concluyeron muy mal. Se empieza por marcharse de casa para armar camorra con los chicos y jugar los cuartos; luego, poco á poco, de las pedradas se pasa á los navejazos. del juego á otros vicios y de los vicios...
al hurto.

tes que serás bueno, que no harás nunca
llorar á tu abuela?...
La interrumpió nuevamente ligero
ruido...
—¡No me parece la lluvia!—exclamó palideciendo.—¡Yete á ver! Pero no. quédate aquí.—Y agarró á Federico por

apagó.
El muchacho resbaló lentamente de
encima de la abuela, cayó de rodillas ante ella, y así permaneció, rodeándole con los brazos la cintura, y la cabeza apoyada en su seno.
Pasó algún tiempo; todo permanecía

nutos en un salón lleno de libros, ma¬
pas, geografías y objetos de arte, com¬ pareció el célebre novelista.
Las primeras palabras fueron de ex¬ cusa para recibirme en un salón casi á
obscuras.
—Pero mis pobres ojos—dijo—me

El gondolero del Papa
Estos días ha sido recibido en Audien¬
cia particular por el Papa un individuo

Federico estaba oyendo, derecho, á la mano.

completamente oscuro; el cántico de los obligan á ello; mi vista está tan debili¬ que fué el gondolero de Pío X mientras

tres pasos de distancia, apoyado en un arca, con la barba caída sobre el pecho,
con el entrecejo arrugado, y todavía cal¬ deado por la ira de la riña. Un mechón

Ambos permanecieron con la respira¬ ción en suspenso. No oían sino el ruido de la lluvia. Luego, ambos se estreme¬
cieron,

labradores se iba alejando por el campo. La vieja volvió de su desmayo. —¡Federico!—llamó con voz apenas
perceptible, temblorosa.

tada, que no soporta la luz del día. Ya he pasado de los setenta y cuatro años,
—Usted llegará á cumplir los cien. —No, esto sería demasiado. Pero, ¿en

desempeñó el Patriarcado de Venecia. Supo el Pontífice por sus hermanas
que se encontraba en Roma su antiguo barquero, y deseó conversar con él un

de pelo castaño caía sobre su frente, y sus ojos azules estaban inmóviles.
—Del juego al robo.—repitió la abue¬

Tanto á uno como á otra les había
parecido sentir pasos en el cuartito. —¿Quién anda ahí?—preguntó el mu¬

— ¡Abuela!—respondió el niño. La vieja hizo un esfuerzo para hablar, pero el terror la paralizaba la lengua.

qué puedo servirle á usted? —Yo quisiera saber lo qué piensa us¬
ted respecto de la navegación aérea di¬

rato.
El gondolero salid entusiasmado de la
visita.

la, que seguía llorando.—Piensa en ello, chacho haciendo un esfuerzo. Federico. Piensa en aquella ignominia Nadie respondió á su pregunta.

Estuvo un momento silenciosa, tem¬ rigible.

«Me ha tratado—dijo—con la misma

blando fuertemente. Luego logró pre¬

—Ya sabe usted, señor mío, qne no afabilidad con que me trataba cuando

de aquí, del pueblo, en aquel Víctor —¿Quién anda ahí?—volvió á interro¬ guntar:

Monzón, que está ahora en la ciudad gar Federico helado de miedo.

—¿Ya no están?

soy ningún sabio. Si he escrito libros estábamos en nuestra Venecia, y me ha sobre globos aerostáticos y buques sub¬ colmado de atenciones.»

siendo un vagabundo; que á los veinti¬ Pero apenas había pronunciado aque¬ —No.

marinos, lo he hecho con el único objeto

cuatro años ha estado dos veces en la llas palabras, ambos lanzaron un grito

—¡No me han matado!—murmuró la de instruir á los niños, al mismo tiempo

cárcel y ha hecho morir de sentimiento deterror.

vieja con la voz sofocada.

que de entretenerles. En cuanto al bu¬

SOLLER

Ecos regionales

En conjunto habitan el suelo ruso

Estos últimos, por ser en mayoría y do conversa con los obreros y los campe¬ se ha distinguido por su entusiasmo ru-

119.032,750 individuos, los cuales, por distanciados de las grandes capitales, sinos, entre los cuales vivió siempre. No sófilo desde que estalló la guerra.

\\£l Ferrocarril Palma-Sóller
La Comisión Organizadora del ferro¬ carril Palma Sóller efectúa, con verdade¬ ro entusiasmo, los trabajos preparatorios encaminados fique en breve sea un he¬

estadísticas muy fidedignas, profesan las diferentes religiones en esta propor¬ ción: el 83 por 100 profesan el cristia¬ nismo; el 12 por 100 son mahometanos, el 3 y medio por 100 judíos y el 1 por
100 paganos.
La grande Rusia en sentido intelec¬
tual está fatalmente atrasada. La ense¬

comunmente cosmopolitas, son los que con más razón pueden dar idea de la vida rusa. Viven los mujicks en sus isbas, especie de cabañas donde habitan familias enteras en deplorables condi¬ ciones de salubridad. El mujick es por lo regular perezoso, apático y dado á la bebida. Su mujer trabaja en todas las

excluye esta fogosidad del temperamen to una gran sangre fría en la acción. Es un apasionado en frío, que calcula medita aun en medio de las explosiones
de sus entusiasmos inflamados.
Hijo de campesinos, fué pastor en su infancia, que discurrió en Poltava, una fie las regiones del imperio más abiertas

* *♦
El programa político del nuevo Go¬ bierno de Francia, constituido bajo la presidencia de monsieur Rouvier, y que
tiene un acentuado color radical, será el contenido en las cuatro bases de la re¬ forma leída en la Cámara ei día antes de

dió la construcción de aquel ferrocarril, lúe tan útil resultaría para ambas ciu¬
dades.
Dicha comisión nombró á una subco¬
misión, formada por D. Guillermo Colom, D. Jerónimo Estades, D. Pedro Alcover, D. Jaime Torrens y D. Lorenzo - Koses, con facultades para que encargue á persona competente la continuación de los estudios para llevar á cabo la realiza¬ ción de aquella idea.
La subcomisión, desde ayer se encuen¬ tra en esta ciudad al objeto de llevar á
cabo su cometido. Ha visitado esta ma¬

ñanza oficial es mezquina y mal organi¬
zada.
De aquí sin duda el retraso manifiesto del pueblo ruso y el embrutecimiento dominante en la mayor parte de las co¬ marcas, sobre todo en las lejanas de los grandes centros de población. Las leyes rigurosísimas que rigen en el Imperio ruso, por lo temidas han hecho de los súbditos hombres sin voluntad, sin as¬
piraciones ni deseos de regeneración, fa¬ talmente resignados á su miserable exis¬
tencia.
Actualmente se ha iniciado un movi¬
miento turbulento, una reacción mucho

faenas mientras él duerme los vapores
del aguardiente. Sufre resignado los azotes del juez y
vive años saboreando proyectos de ven¬ ganza que no realiza quizás por pereza.
La nobleza hace vida apática y orde¬ nada y se mantiene rigurosamente ádis¬
tancia de las demás clases sociales.
En cambio el comerciante parece po¬
seer la actividad que falta á los demás; es astuto y malicioso. Lo vemos en el establecimiento y en la feria contratan¬ do grandes remesas con aire reservado y avaricioso.
Las ferias son los centros de contrata¬

á las auras de vida nueva, independien¬ la crisis por Mr. Combes. te y libre. Por sus condiciones brillantes Estas cuatro bases, que publicamos en

de imaginaciún distinguióse, desde muy nuestros apuntes de la semana anterior, niño, en la escuela del pueblo. Encanta serán discutidas en el Parlamento tan

dos de aquel naciente ingenio sus maes pronto como se resuelva el orden en que tros, indujeron al padre á que completa han de ser examinadas.

se la educación del niño. Poco después Respecto al grave asunto de las dela¬

ingresaba éste en el Seminario de Polta ciones, que tan grande polvareda levan¬ va. Allí mostróse tan buen estudiante tó en la Cámara, origen del incidente

como exaltado y díscolo. Las malas no¬ tas de conducta que en el Seminario ob tuvo le impidieron seguir en la Un i ver
sidad sus estudios.

-Syveton, el nuevo Gabinete parece de¬ cidido á que no se reproduzca. Para conseguirlo, busca Mr. Rouvier el medio más suave de aplicar las penas impues¬

Al salir del Seminario díóse á leer los tas, especialmente al General Pergne y

libros de Tolstoy. Pocas veces un sem¬ al comandante Regnicourt.

ñana a! ingeniero de caminos, canales y puertos, D. Pedro Garau á quien se le encargó la formación del proyecto defi¬ nitivo de aquel ferrocarril, encareciéndole que su realización se efectúe de una ma ñera económica, sirviendo de base el an te-proyecto que tiene presentado el re ferido ingeniero.
El Sr. Garau ha aceptado el encargo y ha prometido á la comisión realizar di¬ cho trabajo, con verdadera urgencia,
como lo demandan las circunstancias.
Terminado su cometido la comisión
La regresado hoy á Sóller.
❖ **

peor á la inactividad de hasta hoy: la propaganda ácrata en su sentido y sig¬
nificación más radical toma cuerpo y cunde entre las clases desheredadas.
Las deportaciones y destierros á la Siberia, los azotes, los trabajos forzados por delitos insignificantes han hecho de los temerosos, hombres inútiles á la so¬
ciedad, y de los activos, de los pensado res y de los que desean vida nueva, hom bres peligrosos y temibles.
Sin duda alguna que es de deplorar el que así suceda por cuanto Rusia posee
valiosos elementos en todos los ramos
del saber humano y muy especialmente en el literario, que abonarían su creci¬ miento intelectual y civilizador. Y es de

ción donde parece que se echa un parén¬
tesis á la vida normal. Cierto que en
ellas concurren gran número de extran¬ jeros, comerciantes de todos los países... En la feria hay diversiones constantes Teatro, canto, juegos, gimnastas, or¬ questas, coros, bailes, cuadros disolven¬ tes y sobre todo se bebe en grande.
Las clases cultas poseen cierto buen gusto artístico y son por lo tanto aman¬ tes de las Bellas Artes, poco florecientes
en la actualidad.
Por lo demás, el gobierno ruso que fia olvidado las cuestiones capitales de Ta enseñanza, se ha preocupado con -sin¬ gular atención de la fuerza material ya que no de la intelectual. Posee como es

brador fie ideas habrá encontrado terre¬
no más abonado para que fructifiquen las que su mano esparce. En el espíritu de Gapony no hubo desde entonces más que una aspiración: redimir al pueblo, terminar con las iniquidades del Poder, traer á la tierra un reinado fie iguálfiad ■social, inspirado enfia paz y el amor. Su
vocación -al sacerdocio mació fie esta
idea. Se hizo sacerdote para ser en todo el apóstol fiel pueblo. Ha sufrido desde entonces persecuciones .y censuras de •todas clases; pero ha organizado la fuer¬ za inmensa ahora desplegada, y el im¬ pulso fiado por su voluntad ál pueblo de¬ jará huella memorable en la historia de
Rusia.

* *
El telégrafo nos ha trasmitido la afec¬ tuosa acogida que ha dispensado en el Elíseo el -Presidente de la República, Mr. Loubet, al Príncipe D. Carlos, repre¬ sentante del Rey de España para entre¬ garan Berlín al Emperador Guillermo las insignias de los cargos militares que le han sido otorgados al Kaiser en el ejército español. En vista de hallarse en¬ fermo de gravedad el hijo segundo del Emperador de Alemania, se creyó pro¬ bable que D. Carlos esperase en la capi¬ tal de Frauda la mejoría del Príncipe Eitel Fritz ó realizara los viajes proyec¬ tados á Munich y Cannes.

Según nuestras noticias se tiene la
¿ idea de estudiar si seria conveniente que

notar, y quizás esto nos dé razón al re¬ probar los procedimientos del gobierno ruso, que los intelectuales, los que pien¬

sabido y se fia puesto de manifiesto en la guerra actual, poderosas escuadras y
armamento moderno.

-LA SEMANA

* **
De lo imperfecta que es todavía y se¬

dicho ferrocarril fuera movido por trac ción eléctrica, ya que se había dieho que resultaría más económico y la marcha

san, los que por ley de naturaleza se sienten inclinados á la vida moderna (y conste que no nos referimos á los nihi

Después de la gran obra del ferrocaml
transiberia no, la ambición de poseer un
punto estratégico de dominación ha lan¬

Madrid 28 Enero.

guirá siendo por mucho tiempo esta mo.
derna civilización fie que nos enorgu¬
llecemos sin grandes motivos para ello,

sería más rápida.

listas, siempre execrables é indignos de zado á Rusia á la más sangrienta de las

Estaba previsto que las derrotas de los es buena prueba el grito de guerra que

-

También se estudiará si es factible la colocación de un ferrocarril de cremalle¬
ra, desde la salida de la boca del túnel,
hasta el interior de la ciudad de Sóller.
Estas indicaciones, más otras, serán las que estudiará el ingeniero Su. Garau

formar en sociedad), son precisamente los iniciadores, los que han lanzado, acaso no muy concientemente, la semi¬ lla de este movimiento terrorista, semi¬ lla que ha dado ya sus frutos, que ha sembrado el pavor al mundo entero.
El pueblo ruso es, como ya llevamos

luchas que fian registrado los presentes siglos, y que las naciones tan pasiva¬ mente contemplan.
El pleito no se ha resuelto todavía m es fácil preveer el desenlace. Los dos ejércitos luchan aún sin trazas de fati ga, mientras la atención universal está

rusos en Port-Arthur y en el territorio
de la Mandchuria traerían la revolución
en el imperio de Nicolás II. Para levan¬ tar el espíritu público y fortalecer el amor patrio y recompensar el sacrificio de las tropas moscovitas en el teatro de la guerra, el Czar no ha encontrado me¬

llega de todas partes. En el Africa ale¬ mana aumenta la rebelión, sin que bas¬ ten á contenerla los refuerzos que envía el Gobierno fie Berlín al campo insu¬ rrecto. En los primeros dias del presente mes, la columna que manda el coronel Deirneling tuvo varios encuentros cou

/ y según el criterio que torme, efectuará - el proyecto definitivo con el presupuesto

dicho, un compuesto de diversas razas, con vida, costumbres, carácter y lengua¬

fija en los hombres que á la cabeza de las Tuerzas beligerantes luchan por -sus

jor medio que derramar á torrentes la sangre de los padres, los hijos y loa her¬

los ovampos, sufriendo bajas considera¬
bles. Los insurrectos cuando se ven per¬

* correspondiente.

je distintos.

países.

manos de aquellos héroes. Ante la inep¬ seguidos de cerca se refugian en las po¬

■
*
**

En Rusia se habla el velikiruski como
idioma oficial y literario. Este es hermo¬

Dios quiera que en breve se resuélva el litigio y sirva el extraordinario derra¬

titud de los generales rusos elevados á las primeras jerarquías del ejército por

sesiones inglesas, desde las cuales hosti¬ lizan á los alemanes, y según la corres¬

En Sóller continúa ei entusiasmo por so y rico sin menester auxilio de lengua mamiento de sangre causado por la virtud de sus privilegios de raza, presu¬ pondencia que tenemos á la vista, se

ia realización de aquella mejora. La Oo- agena. Procede directamente del eslavo cruel lucha como ejemplo y experiencia mieron los corresponsales de la prensa hallan en combinación con los rebeldes

í* tnisióñ organizadora La nombrado á f- varios empleados encargados de recoger

y como él posee los aumentativos y di¬
minutivos del latín é italiano, de mane¬

para llevar á cabo y afianzar de una vez la deseada paz universal.

que el Czar correría á ponerse al frente
de sus soldados en la Mandchuria. Nada

de Madagascar, haciendo ambas fuerzas la guerra santa contra los blancos.

v nota sobre el movimiento de pasajeros sy carga en aquella población.
Dichos trabajos, están dando excelen¬ tes resultados, probando que el movi-

ra que con una sola palabra pueden dis¬ tinguirse las dimensiones de un objeto.
Esta lengua es abundante en vocablos y posee infinidad de giros variados, sien¬
do extremadamente sencilla su sintaxis.

J. M. Folch.
GAPONY

de eso: el Emperador sólo ha corrido á refugiarse en su palacio de Peterhoff, dejando á su policía y á sus cosacos en San Petersburgo que se emborrachen con la sangre de su pueblo.

* **
Se acentúan las aproximaciones entre el Vaticano y el Quirinal, de que hemos
hablado en las últimas semanas.

• miento de Sóller es mucho, si se tiene en cuenta la época del año en que nos ha-
1 llamos,;que no es la más apropósito para viajar. Eti la última semana hubo el siguien¬
te movimiento: Pasajeros, 598; mercan » cías 6.548 quintales.
* **
"
La subcomisión que hemos citado que

Se hablan asimismo en Rusia, el pola¬ co, el malo-ruski, que se habla en la llamada pequeña Rusia y en la Ukrania. En la Rusia blanca, llamada así por el color claro que es costumbre usar en aquellas regiones, se habla un dialecto compuesto de barbarísimos, el cual es también hablado con ligeras variantes fonéticas en la Volinia, Podolia y la Ga-
lizia. Serna el llamado luzdal en Vladi-

Presentan los últimos telegramas al caudillo, ya famoso, del movimiento re¬
volucionario en Rusia en el lecho de un
hospital, postrado por las heridas que sufrió en la vanguardia de las masas, es¬ perando la sentencia de muerte de un Consejo de guerra implacable. Posible es que el telégrafo, gran servidor de la fantasía reporteril, nos presente dentro

Si antes pudieron dividirse las simpa¬ tías de la opinión en Europa entre rusos y japoneses, ahora cabe asegurar que todos los pueblos civilizados elevarán sus votos en favor de los nipones, vien¬ do en ellos la alta misión providencial de redimir de la esclavitud y la degra¬
dación á tantos millones de seres hu¬
manos.
* **

Se ha comentado la visita de los Du¬
ques de Génova á Pío X. La curia roma¬ na ha hecho constar que no hay ni debe haber motivo alguno de extrañeza en la visita, aunque se hubiera celebrado, co¬ sa que niegan haya ocurrido, «pues los Duques son muy católicos y el Papa muy italiano y muy transigente.»
De todos modos, no pasará mucho tiempo sin que la cordialidad de ambos poderes aparezca restablecida. El sena¬

' encargó al ingeniero Sr. Garau la for rnir, y en reducidas comarcas, el lutiano de pocas horas al apóstol de la libertad

El 22 de Enero, como hace observar dor Saraeco, que goza de gran prestigio

mación del proyecto definitivo del ferro¬ y el olonetz recargado de elementos fin¬ del pueblo ruso sano y salvo, dirigiendo un apreciable colega de la mañana, en Italia, ha declarado que está próxi¬

carril Palma Sóller, ha visitado también landeses.

su palabra de fuego á las multitudes de quedará por siempre en la historia con mo el día en que la casa de Saboya irá

esta mañana al ingeniero jefe de esta

El polaco es sin duda el idioma eslavo Moscou ó de Odessa. De cualquier modo el lúgubre recuerdo de las horrorosas á la residencia del Pontífice con las tro¬

provincia D. Eusebio Estada, con el ob¬ más puro, más aún que el ruso y con que sea, sometido ó rebelde, vivo ó jornadas de San Petersburgo. Y además, pas formadas en las calles. Esa es la vo¬

jeto de cambiar impresiones sobre la obra que se trata de llevar á cabo.

más personalidad propia que éste. La iglesia conserva el eslavón antiguo
con sus oraciones y ceremonias del culto.

muerto, en este personaje encarna vigo¬ rosamente la aspiración de todo un pue¬ blo sediento de libertad y de justicia. Es

es la primera vez que resuena en aque lia nación el grito de ¡muera el Czar! ¡Abajo la monarquía!

luntad del pueblo—ha añadido,—verda¬
dero árbitro en la contienda entre el Va¬
ticano y el Quirinal.

(De La TJltima Mora)

La religión del Estado es la de la Igle¬ el héroe que atrae todas las miradas. Pa¬

El día 25 ignoraban los corresponsa¬

sia griega ó cismática. Se reconoce al sado súbitamente de la oscuridad á la les el paradero de Nicolás jl. Primero se

(Del Boletín de Tabacos y Timbre.)

Tzar ó emperador como cabeza con po¬ luz, perfila su figura en el escenario del dijo que iría desde Peterhoff á Livadia;

Actualidades

sesión de la dignidad pontificia. Con to¬ do, y aunque parezca un contrasentido dadas las leyes restringentes de Rusia,

gran drama con líneas sobrias y enér¬ gicas.
Se sabe que lleva sangre italiana en

luego que se hallaba en su yate /Stan¬ dard, mar afuera; después, con rumbo á Copenhague; por último, en Gatchina.

Crónica Local

R USIA

se tolera en el imperio, el cuito á diver¬ las venas. Por eso se ha dicho de él que

Establecida rigorosamente la previa

sas religiones. Así vemos en Mohileo, la es un Massianelo equilibrado y razona¬ censura telegráfica en todo el imperio,

Ferrocarril Palma-Sóller

estancia oficial del gran arzobispo opos- dor. Su abuelo, Alfredo Gabbony (hoy se advierte cierta oscuridad y concisión

Difíeil ha de ser el dar buena idea de tólico-romano con jurisdicción sobre los por corrupción Gapony), fué oficial del en las informaciones de la prensa noti¬

La estadística del movimiento ocurri¬

Rusia, dado el corto espacio que puede obispos residentes en Teltsh. Vilma, Is- cuarto cuerpo del gran ejército que Na¬ ciera.

do, de pasaje y carga, entre Sóller y

abarcar un trabajo de-esta naturaleza y
teniendo en cuenta el sinnúmero de fa¬
ses y aspectos que presenta el suelo
ruso.
Su extensión total, incluyendo las po¬ sesiones y nacionalidades por el Imperio

tomir y Tiraspol. También el culto pro¬ testante tiene en Rusia representación oficial, por medio de un consistorio ge¬ neral instalado en la misma capital del Imperio.
La religión mahometana tiene asimis¬

poleón llevó á Rusia. Aquel cuerpo, mandado por el Príncipe Eugenio, en¬ tonces virrey de Italia, estaba compuesto todo de italianos. Alfredo Gabbony que¬ dó en el país invadido, como tantos otros oficiales, por una de las mil vicisitudes

* **
El día 26 celebróse en la sala Saint Gerrnain de París, una numerosa reu¬
nión de estudiantes para protestar con¬ tra las matanzas de San Petersburgo. La

Palma, durante la semana del 22 al 29 de Enero último, es como sigue:
Pasaje apuntado en la carretera del
Pont (P en Valls:
Entrada 302 pasajeros: salido 296

es de 22.429.998 kilómetros cuadrados mo un obispo muflí con residencia en de aquella campaña desastrosa. Su mu¬ policía impidió que los estudiantes se pasajeros: Total 598 pasajeros.

que abrazan infinidad de territorios ha¬ Oremburgo. Estas tres religiones poseen er, con un niño de dos años, no tardó aproximaran á la embajada rusa, donde Mercancías terrestres y marítimas, ó

bitados por distintas razas, con campi¬ un departamento especial en el Ministe¬ en re unírsele. Aquel niño fué el padre se proponían realizar una manifestación sea las de la carretera del Pont d‘ en

ñas y aspectos absolutamente diferentes y costumbres totalmente opuestas.
Bastaría con decir que en toda Rusia se rinde culto á más de seis religiones y que viven en su suelo más de quince ra¬
zas distintas, tales como Eslavos. Tur¬
cos, Tártaros. Fineses. Lapones. Ugrios.
Sí-mitas. Lituanios, Letones. Caucasia¬
nos. Germano», Mongoles, Iranios, Es¬

rio del Interior, del cual dependen.
Existe entre los rusos un acentuado
respeto hacia todas las religiones y aca¬
so sea esto también fruto de su indife¬
rentismo más que de su cultura.
Eu Rusia se conservan bien aisladas las
diferentes clases sociales que la integran
ó sean: elemento eclesiástico, nobleza y
milicia, comercio y artesanos y los mu-

del gran agitador. Físicamente,pope Gapony representa
unos treinta y cinco años: es de estatura mediana, ágil, nervioso, demacrado por el estudio y las vigilias. En sus rasgos fisionóraicos hay cierta vivacidad meri¬ dional que campea con mayor intensidad en su palabra arrebatadora, lo mismo cuando maldice al Emperador, y «á su

hostil contra el representante del Go¬
bierno moscovita.
Un grupo de cien estudiantes intentó después visitar las redacciones de los periódicos; pero la policía les salió nue¬ vamente al encuentro, dispersándolos. Según el telegrama de París, se han
efeetuado varias detenciones.
El suceso acusa un cambio de actitud,

Valls, y las marítimas en los puertos de Sóller y Palma: Importación 1848 quin¬ tales. Exportación 4.700 quintales: To¬ tal 6.548 quintales.
Con lo cual, queda rectificado un error padecido por alguno de nuestros aprecia¬ bles colegas de Palma. Puesto que al consignar aquel movimiento de mercan¬

candinavos, etc.

jichs 6 campesinos.

augusto linaje de serpientes», que cuan- tanto más significativo cuanto que París cías, no se hizo manifestación alguna de

SÓLLER

8

que se comprendían las marítimas, y po¬ representó en Fornalutx el juguete bíbli¬ del público sollerense la compañia Llinás- que todos cuantos se sientan con deseo brero,¡á las 10 de la mañana, en el local

dría inducirse quizás la creencia de que co «La Adoració deis Reys Magos». El Palet, que hasta hoy ha venido actuando de asistir, en el transcurso del presente que ocupan las oficinas de la compañía,

toda la suma procedía de la carretera. espectáculo se vió concurrido, habiendo en el teatro de la «Defensora Sollerense». mes se presentaran á inscribirse, y si calle del Príncipe n.o 24.

Valga pues la rectificación en aras de la asistido al mismo buen número de perso¬

Para mañana está anunciado el intere¬ resultara número de asistentes, en Marzo

Y á tenor de lo que previene el artí¬

yerdad escueta, que buscamos y sosten¬ nas de esta localidad.

sante y grandioso drama en tres actos próximo quedaría abierta dicha clase de culo 20 de dichos Estatutos, los accio¬

dremos á todo trance.

original de D. Teodoro Bonaplata titula¬ 8 á 9 de la noche.

nistas deberán depositar sus acciones

Y yá que vamos de rectificaciones, nos

En las obras practicadas por adminis¬ do «El Capitán Derville ó los dos sar¬

El buen deseo que hemos podido apre¬ con veinte y cuatro horas de anticipación

permitiremos hacer otra á un artículo de tración municipal durante el mes de gentos franceses» y el pasillo cómico ciar en el respetable Hermano Director á la señalada, en las oficinas de esta So¬
«La Ultima Hora» de anteayer; cuyo con¬ Enero último, ha invertido el Ayunta¬ de D. M. Matoses titulado «El Frac de satisfacer á un deseo tan plausible ciedad, y recoger al mismo tiempo su

tenido, en su casi totalidad aceptamos y miento la cantidad de 934‘39 pesetas. Se Nuevo».

como el que acabamos de indicar y á correspondiente papeleta de asistencia.

agradecemos de todas veras, porque se
ocuDa de nuestro capital asunto ferro¬ viario, con el interés que siempre de¬ muestra el colega por las cosas de Sóller;
pero que en su último extremo hace ca¬
lendarios sobre dar mayor extensión á
la línea proyectada recorriendo la parte
noroeste de Palma, ó sea por Establi-
ments, Sa Vileta, Son Serra y Son Rapi¬ ña. En verdad, no se ha pensado por ahora en tal cosa, ni la Comisión Orga
nizadora, ni la que fué á Palma estos pasados dias han tratado de ello.
Por de pronto, nos basta y nos ocupa

ha efectuado la recomposición del piso de varias calles y caminos vecinales,
practicado limpieza en otras y plantado
árboles en la calle de Santa Teresa. Se ha satisfecho, además, á D. Miguel Se-
gui uua cuenta de materiales suminis¬
trados para el desagüe de la Huerta.
Se está concluyendo la recogida de aceitunas, y á pesar de la escasez de este fruto en el año actual, el precio del- acei¬ te ha variado muy poco, pues en la actualidad se cotiza á 75 y á 85 pesetas la somada según clase.

Según vemos anunciado en el «Bole¬ tín Oficial» de la provincia, la cobranza voluntaria de la contribución territorial, industrial y urbana correspondiente al primer trimestre del corriente año, se
verificará en esta ciudad en los dias 6 al
10 del actual, ó sea del lunes al viernes de la próxima semana.
El dia 9, jueves próximo, tendrá lugar
en el oratorio de Santa Catalina del
puerto, la fiesta religiosa en honor á Santa Apolonia.
La celebración de la misa será con

cuantos de esta índole se le manifiesten; el esmero con que sabemos se atiende individualmente y de una manera inme diata al adelanto de los alumnos; el estí¬ mulo que los Sres. Profesores han sabido dispertar en los mismos, todo esto nos da lugar á decir: cuando el individuo lo mismo que un instituto colectivo desem¬ peñan en la sociedad un papel conforme á su vocación, el buen gusto, la laborio¬ sidad y la constancia suelen concurrir
simultáneamente á la realización de los
más satisfactorios resultados.—X.

Sóller 2 Febrero de 1905.—El Presi¬
dente, Guillermo Colora Muntaner.
" H * i 11» 11 im»
Sociedad Anónima EL GAS
En cumplimiento de lo que previeua el art. 15 de los Estatutos porque se rige esta Sociedad, la Junta de Gobierno de
la misma ha acordado convocar á la Ge¬
neral ordinaria para el dia 19 de Febrero próximo, á las once de la mañana, en el local que ocupan las oficinas de la Aso¬ ciación, calle de Buen Año, n.o 6.

por completo, la línea indicada por el
Sr. Garau, en su plano adjunto á la me¬ moria publicada; de Palma á Sóller. Na¬
da más.
* **
En la sesión correspondiente al 29 de Enero último, fueron nombrados vocales de la Comisión Organizadora del ferro¬ carril los Sres. D. Bernardo Colom y Barceló, D. Jaime Miquel y Castañer, D. Pedro A. Alcover y Pons, D. Pedro Serra y Cañallas, D. Jaime A. Mayol
y Busquets, D. José Coll y Bisbal, y don Jaime Rufián y Arbona.

Se ha publicado el Almanaque Agríoola para 1905, cuyo texto interesante, profusión de grabados y. esmerada con¬ fección, le hacen muy útil, por lo que lo
recomendamos á todos los agricultores, que pueden adquirirlo dirigiéndose á la Delegación Española del Permanent Nitrate, calle de Pascual y Genis, núm. 15.
Valencia.
En la mañana del martes puso anclas en nuestro puerto el vapor de esta ma¬ trícula «Villa de Sóller», que procedia de Cette y Barcelona.

música, y el sermón de la mártir correrá á cargo de D. Jaime Martorell, Vicario
de Fornalutx.
Sobre el Colegio
A medida que van tocando á su térmi¬
no en el exconvento las accidentales mo¬
dificaciones que aquel edificio requería para que se le pudiera destinar á colegio, modificaciones que (dicho sea de paso) dan un nuevo y agradable aspecto y avaloran en mucho más aquel monumen¬ to digno de conservarse por lo que es en

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana domin¬ go, dia 5.—A las nueve y media, se cantarán las horas menores y á continuación la Misa mayor con sermón parroquial por el Rvdo. se¬ ñor Cura Arcipreste. A la tarde, después de vísperas y completas, se celebrará el ejercicio mensual en obsequio del Sagrado Corazón de Jesiís, con exposición del Santisimo Sagramento. Al anochecer, se dará comienzo al piadoso ejercicio de los siete domingos consagrados al Patriarca S. José, cuya devo¬ ción continuará en los domingos consecutivos
á la misma hora.

Y á tenor de lo quopreviene el artí¬ culo 20 de dichos Estatutos, los accio¬ nistas deberán depositar sus acciones con veinte y cuatro horas de anticipación á la señalada, en las oficinas de esta So¬ ciedad, y recoger al mismo tiempo su correspondiente papeleta de asistencia.
Sóller 19 Enero de 1905.—Por la So¬
ciedad «El Gas»: El Director Gerente,, F. Grespí Morell,

* **

En seguida se practicó la descarga de sí y por lo que fué, también los respeta¬ Miércoles, dia 8.—A las siete y media, Esta Sociedad acordó emprender lá

En la visita que hicieron estos pasados dias, D. Guillermo Colom, D. Jerónimo Estados, D. Lorenzo Roses, D. Jaime

los numerosos efectos de que fué portador, y una vez embarcada gran cantidad de naranjas, limones y otros variados géne¬

bles Hermanos Profesores van dando
forma á su ideal de presentar á la ciu¬ dad de Sóller un colegio montado en

durante la celebración de uua misa, tendrá lugar el ejercicio mensual en honor de la Concepción Inmaculada de María.

reforma del Reglamento general. Y con el fin de que dicha reforma resulte lo más concienzuda y acabada posible, se

Torrens y D. Pedro Alcover, como dele¬ gados de la Comisión Organizadora, á los ingenieros de Palma D. Eusebio Es¬

ros, emprendió dicho buque su viaje pa¬ ra los mismos puntos, efectuando su salida á las siete y media de la noche

regla. Afortunadamente Sóller no se ha hecho de rogar, y muchas familias, reco¬ nociendo la buena ocasión con que se les

Registro Civil

invita á todos los socios á que expongan-,
de palabra ó por escrito, aquellas ideas que crean convenientes á nuestra Socie¬

tadas y D. Pedro Garau, para encargar del miércoles.

brinda, no han vacilado en enviar á sus

dad.—Sóller 25 Noviembre de 1904.—

el complemento de estudios de la línea

hijos á uu instituto docente en donde no

Nacimientos.

Por la Comisión, Miguel Forteza Pomar-.

férrea Palma-Sóller y los diferentes me¬

El jueves de esta semana la Archico- dudan aprenderán á la vez la buena edu¬

Varones 2.—Hembras 2.—Total 4

dios de tracción que acaso puedan utili¬ fradía de Madres Cristianas, establecida cación y la ciencia. Hoy, con satisfacción

Matrimonios

zarse, quedaron muy complacidos del recibimiento y buena acogida que les dispensaron aquellos señores.
También sabemos que D. Manuel Guasp, ofreció todo su apoyo cerca de los

en esta parroquia, celebró con solemnidad la fiesta que anualmente dedica á la Vir¬ gen María, bajo el misterio de su Purifi¬ cación. A la comunión general se acerca¬ ron á recibir el Pan de los Angeles gran

de cuantos acarician tan laudable mejo¬ ra, se ve asistir allí un ya respetable nú
mero de alumnos. A la cifra de cincuen-
tiuno ascienden los niños que van á re¬
cibir allí la más sólida educación.

Dia 2.—Jorge Arbona Busquets, soltero, con Margarita Colom Planas, soltera.
Defunciones
Dia 29 Enero.—Francisca Mayol Vicens,
de 56 años, viuda, Manzana 62.

SUSCRIPCION
con él fin de allegar recursos para oiras de reparación y ensanche de la iglesia parroquial.

Exmos. Sres. D. Antonio Maura y señor número de asociadas. La misa mayor se

El nuevo colegio viene á llenar el va¬

Dia l.°—Bernardo Soler Arbona, de 62

Pesetas Cts.

Conde de San Simón, por todo lo que cantó con acompañamiento de órgano y cío que desde tiempo sentíamos en Sóller años, viudo, calle S. José 9. (Biniaraix).

Suma anterior.

15.07P00

sea de la incumbencia gubernativa de
nuestra línea férrea.
De todo corazón agradecemos á unos y á otros, su decidido y franco apoyo.
Como estaba anunciado, el domingo último por la mañana celebraron Junta
General ordinaria les accionistas de la

armonium, y desde el púlpito el Rdo. don Antonio Alcover Pbro. dirigió á los fieles
elocuente sermón. Al anochecer tuvo lu¬
gar el ejercicio mensual de la Asociación, dirigiendo D. José Pastor Vicario, en una sentida plática, saludables consejos
á las madres de familia.

de una enseñanza tan completa en su
forma.
De entre el citado número de alumnos
quince asisten en calidad de medio pen¬ sionistas y varias son las peticiones de familias para colocar internos, peticiones que no han podido ser por el momento satisfechas, atendido lo reciente de las

MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Día 31.—De Cette y Barcelona vapor Vi¬ lla de Sóller, de 190 ton., cap. D. Picornell, con 18 mar. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS

R. R.
D. Miguel Colom (en dos partidas).
DA Rosa Mayo! Busquets (eu varias partidas).
D. Antonio Vicens Mayol. .
Uua devota persona.

25l00
50‘0Q
250‘OQ 25 TQ
ÍOO'OO

importante fábrica de tejidos mecánicos «La Solidez», bajo la presidencia de don
Pedro J. Coll.

Víctima de aguda enfermedad, sufrida con resignación cristiana, en la mañana de hay ha fallecido D. Bartolomé Magra-

modificaciones hechas en el edificio que
no permite sea por ahora totalmente ocu¬ pado.

Día 1.—Para Barcelona vapor Villa de Sóller, de 190 ton., cap. D. Picornell, con 15
mar. *y¡efectos.

(Continuará)

Suma.

15.52P00

En dicha sesión se dió lectura á la ner y Ripoll, padre de nuestro apreciable Habiendo llegado á conocimiento del

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

Memoria y Balance correspondientes al ejercicio de 1904, cuyo contenido mere¬ ció la aprobación de los asistentes.
Acordóse, además, vistos los lisonje¬
ros resultados obtenidos durante el fini¬

amigo D. Pedro Antonio Magraner, Vi¬
cario de Orient.
Descanse en paz el alma del finado, y reciba su atribulada familia la expresión de nuestro sentido pésame por la irrepa¬

Hermano Director el deseo expresado por varios jóvenes, pertenecientes prin¬ cipalmente á la clase obrera, de asistir á una clase nocturna de dibujo, dado ca¬ so que ésta se implantara, el mismo Di¬

Pesetas Cts.

En cumplimiento de lo qite previene

Suma anterior;

.

En obsequio de Santa María

la Mayor.

;

49l75
2‘00

do ejercicio, repartir un dividendo activo de 40 pesetas por acción.

rable pérdida que experimenta en estos
momentos.

rector ha hecho la declaración siguiente: Que, por cuanto una clase de dibujo,
como otra cualquiera,' requiere ciertos

el art. 18 de los Estatutos de esta Socie¬
dad, la Junta de Gobierno de la misma
ha acordado convocar á la General ordi¬

(Continuará)

Suma.

;

51‘75

En la tarde del domingo último se Con una escogida función se despide enseres peculiares, sería muy del caso naria para el dia 26 del actual mes de Fe-

(16) FOLLETfK
LA SORTIJA
pasar el día, ó á lo menos una parte de él, en compañía de sus padres.
—No puedo mirar como á mi madre á
mi madrastra.
—Ese es un error del que yo quisiera, por su propio bien, que usted se corri¬ giera; si la trata á usted como á hija, ¿por qué usted no ha de tratarla como á
madre? —Pero si ella me trata mal.
—Ella no la trata ni mal ni bien; pero si usted empieza á tratarla bien, ella ha¬
rá lo mismo.
—¿Y he de empezar yo? —Eso es lo más natural y más justo. —¿Y qué he de hacer? —Ya se lo he dicho; desde mañana, ó mejor dicho, desde esta noche, cuando
vuelva á su casa, estar afable con la es¬
posa de su padre, ó al menos hablarle sin acritud y sin mal modo.
—Haré lo posible.
—Mañana le diré otras cosas; ¿cenan en su casa de usted?

—No, señora; mi paire y su mujer
toman té.
—¿Y usted?
—De mí nunca se acuerdan.
—Pero si usted está presente le toma¬
rá con los demás.
—Parecería que estaba allí para eso, y más bien quiero huir.
—¿Y por qué huir? ¿No es aquel su sitio de usted? ¿No es la hija de la casa? No debemos jamás abandonar nuestro sitio en ninguna parte, pero menos to¬

Penetraron en su inteligencia como una luz nueva y bienhechora; parecióle que se rasgaba una densa niebla que envolvía su pensamiento, y que veía en los horizontes del porvenir el radioso sol
de la esperanza.
Tal es el poder de la verdad y de la dulzura reunidas; persuaden y consue¬ lan inspirando honor al mal y aclaran¬ do las nubes con que los pesares ofus¬ can la inteligencia.

davía en nuestro hogar, en el seno de nuestra familia, que es el asilo más se¬ guro en todas las tempestades de la
vida.

VIII
El día se pasó agradablemente. Oyendo Lucila el lenguaje sencillo,

—Pero ¿y si nos quitan ese sitio?

cándido y armonioso de aquellas dos jó¬

—Debemos reclamarlo, al menos con venes, le parecía que su alma volvía á

nuestra presencia; así., pues, hija mía, cobrar una nueva vida llena de vigor.

que no extravíe su buen .sentido, que no Es verdad que en el idioma de la ju¬

la haga cometer faltas irremediables un ventud hay algo semejante al dulce y

falso orgullo; será mucho más digno el amoroso arrullo de las tórlolas, cuando

que aprecie y conserve su sitio en la ca¬ la juventud se ha nutrido con la rica

sa y en el cariño de su padre, que el que savia de la religión y de los buenos

le abandone con desprecio.

ejemplos.

Adela, que volvía en aquel instante á

Lucila habló con Adela de su herma¬

la sala, cortó aquí la conversación de la no y de su madre, descubriendo aun

señora de Castro y de Lucila; pero las otras dos cosas: la lina que Enrique de¬

palabras de la noble dama quedaron bía á su segunda madre tanto amor,

grabadas con indelebles caracteres en el tanta ternura, tantos cuidados como ella,

alma ardorosa y en el magnánimo co¬ y que él, por su parte, la amaba con to-

razón de la joven.

* do su corazón.

La otra, que Adela profesaba á aque¬
lla excelente señora la más viva y acen¬ drada ternura.
Adela le habló de Enrique con entu¬ siasmo; para ella no había en el mundo
un hombre más noble, más hermoso,
más digno de ser querido, en una pala¬ bra, que su hermano.
Enseñó á Lucila un retrato suyo y la joven quedó sorprendida de la varonil y expresiva belleza del joven militar.
Representaba el retrato, que tenía me¬ dia vara en cuadro y estaba colocado en el' gabinete de la señora de Castro, á un gallardo joven esbelto y moreno, con cabellos, cejas y ojos negos; era su cara grave y un tanto austera, pero noble y muy bella en todas sus proporciones; á primera vista se comprendía que aquel joven era incapaz de una bajeza.
Luégo pasaron á hablar de tocador y de trajes, que es la conversación favolita de las jóvenes.
— Yo—dijo Adela—-apenas gasto nada
en vestir.
—¡Como no—exclamó Lucila—si us¬ ted viste tan elegante!
—Pues, amiga mía, casi ninguno de mis trajes se ha comprado para mí.
—No comprendo. —Todos eran de mamá, que tenía

muchos cuando se casó con mi papá; hablo dej mi segunda madre,’ que los que dejó la primera ya los gasté de
niña.
—¿Y usted no se quejaba de que la
diesen vestidos usados?
— ]A.1 contrario! Me gusta t anto mi madre, que todo lo que tiene y lleva participa de este afecto; asi es que pre¬ fería sus trajes viejos á los más ricos cortes de los almacenes, y siempre la
decía:
—Mamá, cómprate un vestido nuevo para que ine dés á mí ese.
—¡Pero si todos parecen nuevos! —Pues ninguno lo es sino de modas muy atrasadas; pero las modas vuelven y algunas veces tiene más mérito lo que ya pasó que lo que se compra en el día; este mismo traje fué un regalo que le hizo mi papá cuando se casaron; ella lo
estima mucho por eso y lo llevó más de se'is años, haciéndose la sorda siempre que yo se lo pedía; pero al fin me lo dió el día en que cumplí catorce años; ya
ha sufrido más cíe siete reformas.
—Yo también podría arreglarme mis trajes, que son buenos, pero están muy descuidados.
Llegó, por fin, la hora de marcharse
á casa: Fernando fué á buscar á su he?-*

WSBbwm

SOLLER

Sección de Anuncios

II VILLA DE SOLLER

PASTA FOSFOREA

ISLEÑA MARITIMA

de

COUPAflA MALLOIíQljlVA DE VAPORES

• L. STEINER

PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES

VAPORES

Se vende á 30 Cts. en la Far¬
macia de J. Torrens.—-SÓLLER.

Miraaar-'BeUver-Catakfta-Baleai-Iskftct-LuHe.
«Mili

3>E

Servicios esmerados y á buenos precios

IDA Y VUELTA

SirrMd satis Sóller, Barcelona, Cette y viceversa MATEO COLOM

ENTRE

Lazare-Carnot, 34

•Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias i, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS;—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—Oolom fréres & J. Cantó, Quai Commandant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Sóller y Cette para Bar¬
celona coincida en sábado de día festivo, retrasará el vapor su salida 24 horas.—La salida de dicho buque del puerto de Barcelona para el de Sóller,. será en todos los viajes á las ocho y media de la noche.

CETTE
Consignatario del vapor
“Villa de SOller,,
Plantel de algarro-
bos superiores, en macetas, apropiadas para el fácil trasporte.
Almacenes de los Sres. Alzamora her¬
manos, al lado de la estación del Ferro
carril.—PALMA.
JOSÉ PONS “

PALMLARGEL

SALIDAS

para Argel los Jueves. De Argel los Viernes.

para Marsella los Lunes.
De Marsella los Jueves.

Servicios combinados con fletes á fort-fait en conocimientos directos
para Cette, Gibraltar, Tánger, Londres, Liverpool, Glagow, Manchester, Bristol, Ull, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Amsterdam y principales puertos de Italia, pa¬ ra los que igualmente se despachan pasajes via-Argel.
Los señores pasajeros que en Francia tomen billete para la Arge¬ lia, ó España via Palma, podrán permanecer en esta todos los días que

¡ATENCIÓN AGRICULTORES!!

Mué Mafionale, 18 CETTE

les convenga, si bien combinando la salida con los vapores correos
de itinerario.
El vapor que sirve la línea Palma-Marsella, se 'reserva elj derecho de

Si queréis abonar vuestros campos, seguros tener resultados eficacísimos, emplead el

de ob¬

Trasbordos, consignación y tránsito, á precios moderados.

hacer las escalas que le convengan.
Para i

GUA Uíñs ¥¥ k

>Á. @i k wmm « #

que se expende en la acreditada droguería de

i
VINOS AL POR MAYOR

feréz tónico especial para enfermos

ARNALDO CASELLAS-tra*. ir

COMISIÓN Y AJUSTE

RECOMENDADO POR LiA.
Academia Médico-Farmaciutica de Barcelona

En este establecimiento encontrareis toda clase de

primeras materias para composición de abonos; sulxatos y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

JUAN ESTADAS
mmnie y paonnm)

El aspecto de este vino, su transparencia, su color, su aroma y su sabor, revelan desde luego la inmejorable especie de uva de que pro¬ cede, el predilecto clima en que se cultiva y su excelente preparación

para azufre; bombas y demás utensilios para pulve¬
rizar arboleda.
Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬ mendrón y toda clase de conservas.

TELÉFONO
liEZICUUAar (Ande)
Are es temps de sera.
brar garroves y qui ‘n vulga comprar,
en es carré de Sant Pere ‘n trobará de
bons y barato. Tambó hi ha oliveres

y conservación. Se trata de uu vino natural, añejo, seco, bueno, sabroso, comple¬
tamente exento de toda alteración y sofisticación, y que por su natu¬ raleza y cualidades dependientes de la reunión de las muchas condi¬ ciones que ostenta, es sumamente recomendable.
De venta en el café LA UNION, calle del Príncipe n.° 8.—SOLLEE.

FR01TITWB, PlRFICeiéH Y M0S0MÍA

venáis.

¡¡No equivocarse, LUNA, 17-SÓLLER!! LA SOLLERENSE DE

MANUEL SORIANO Y COMPAÑIA

JOISÉ CMlili

MECÁNICOS ELECTRICISTAS

CERBERE y PORT-BOD (Frontera franco-espanola)

LADRILLOS HID8ÍULIC0S, DAMAS,
mus, mullís i m cusí be piéis be miro mi DE LA CASA ESCOFET, TEJERA Y CV de BARCELONA

BARCELONA

A. E. G.

Aduanas, transportes, comisión,

consignación y tránsito

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca-

Agencia especial para el trasbordo y lle del Mar.

reexpedición de naranjas, frutas

INSTALACIONES completas de alumbrado eléctrico, transportes de fuerza, Reparaciones de dinamos, alternadores, transformadores, motores, ventiladores y toda clase de aparatos eléctricos, etc.
Instalaciones de luz eléctrica, timbres, teléfonos, pararrayos, etc.

frescas y pescados.
;i i la
POR EL

L’ UNION
«ASÍA FRANCESA DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS FUNDADA EN 1828

Catálogos de material, Presupuestos y Proyectos gratis

Vino Uranado Pépsico Esta Compañía, LA PRIMERA DE LASsCOMPAÑÍAS FRAY-

OFICINAS Y TALLERES: Calle de la Fábrica n.° 24, bis, SANTA CATALINA,—PALMA

J. TORRENS, Farmacéutico

CESAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPOR-
TANCIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incen¬

TBAVSraTIS IITIEI Cioiáps
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resaltados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por
procedimientos científicos bien ex

dio, los daños qne pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS
EXPLOSIVOS.

Capital social. ....
Reservas ......
Primas á cobrar. . . .

10.000, 8.705,
74.287,038

Francos
„ „

BAUZA Y MAS! f
AGENTES DE ADUANAS
GIRRÉRf y FOET-BOU (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVF.T, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.--Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE

Total

92.992,038

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

„

Siniestros pagados . . .

194. ,

„

NEGVBO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

trigo, cebada y avena, tanto en pié como segadas, en gavillas y so¬
bre la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22

lotel Mamut del Iniverso

INULA HELENIUM

y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Sama-

ritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17. Con estas píldoras, preparadas

DE
Vda. de j. serra

por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬

AOAB

'A

¡Aim

DIRIGIDA POR EL PROFESOR

PUA® A. ©JE PALACIO-8.-BARCELONÍA
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
EL Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de
Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de
Fi-aa na, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬
rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE -VEJIsriLA.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pclaez y Bermudez.—Sóller, Far¬ macia de J. Torren»,

D: SALVADOR ELIAS
Clases especiales para la enseñanza práctica y teórica de Cálculo Mercantil Teneduría de Libros, reforma v adorno de letra, y todo lo perteneciente al comercio, según la» vigentes leyes.
Calle de la Luna, n * 30
SOLLEB.—Imp. de «La Sinoeridad»