AÜO XIX.—2.a EPOCA.-NUM. 891
AÜO XIX.—2.a EPOCA.-NUM. 891
r

SABADO 30 ABRIL DE 1904

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 26, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Director-Propicia rio:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Bedacior en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Cali, do San Bartolomé, a.» 17

■«m»—* SÓLLER (Baleares) *—**»-

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

,^

,\_\_\_\_T

Extranjero: 0’75 francos id. id.

ADELANTADO.

Número suelto O’IO pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente ae hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

LA NUBE

Aldeanueva 6 de Junio.
Mi dearest cousin Fernanda (dime,
primita, ¿se escribe así? por si acaso, no -enseñes esta carta á tu Miss); cumplo lo
•que te había ofrecido, pues ya voy en la segunda línea de mi epístola, comenzada en el inglés que estudiamos juntos (tú sabías mucho más que el método), y del cual no tengo, por mi parte, la certi¬ dumbre de que sea el inglés que se habla en Inglaterra. Debe de ser un inglés pa¬
ra las colonias; una lengua au ion mar¬
ché. Pues bueno, prima mía; yo te escri¬ bo á las cinco y media de la tarde de un día de Junio, y sé lo que estás haciendo en estos instantes. Estás en tu jardín
cogiendo flores, para reemplazar con «sas recién cortadas á aquellas otras que
se quedaron mustias en los jarrones y búcaros distribuidos por la apacible casa donde impera como absoluta soberana tu señora madre, mi apacible tía. Me
parece que estoy viéndote llevarlas á brazadas orgullosa de tu hermosísima cosecha, y aspirando con deleite su pe¬
netrante aroma, y más que el aroma
propio de cada una de ellas, ese perfume embriagador de vida fresca, húmeda, joven (¿permites?), que salía también de
tus labios cuando atropellabas el aliento
para pronunciar un vocablo difícil in¬
ventado en sus ratos de ocio por cual¬
quier lord aburrido. Te veo en el jardín con tu pamela lle¬
na de gasas y con tus manos llenas de flores, y estás preciosísima, prima. ¿Cui¬ dado que las flores te sientan bien! digo, ¡cuidado que sientas bien á las flores! ¡Y qué modestas son tus manos empleán¬ dose eu cortar flores! ¡Podrían, si quisie¬ ran, coger rayos de sol? Mándame tres,
atados con una cinta verde.
Apropósito de ese color: el señor cura de Aldeanueva, mi compañero de paseos, rae estará esperando ya para la caminata de hoy. ¡Es un excelente cordero! Y que
¿por qué me acordé de él cuando dije verde? porque vi su sotana apenas lo pronuncié. Perdóname que suspenda
esta carta dejándote por el cura. ¡Cómo tú no quieres que suceda al revés !
Muchos besos á tus flores. ¡Prima, hasta
luego!

Pues también el cura me hizo traición,

no por su voluntad, sino porque el reu¬ ma que padece le obligó á traicionarme. Me he ido solo por el campo acordándo¬ me de tus flores y muchísimo más de tí.

En éstas y las otras, es decir, pensando

en ti siempre, llegué á un bosquecillo y
me tendí sobre la verde yerba..., más

verde que la sotana de un reumático.
Estaba tan alegre dialogando in mente

contigo, cuando ¡zás! apareció en el bos¬

quecillo una muchacha; ¿me consientes
que por estar en el campo la llame her¬
mosa? una labradora de Aldeanueva,

morena, robusta sin reuma. Se sentó,

no me había visto. Yo la contemplaba á

ella por entre las ramas de un arbusto.
Media hora estuvo en la misma postura

y mirando al mismo sitio. ¿Qué miraba?
Nada. La encontré cierto día en casa del

cura, y por ello sé que se va á casar con un chico labrador, que dicen es el mejor

mozo de Aldeanueva. No miraba, soña¬

ba; es decir, veía más allá. Y fíjate bien,

prima; acordándome de tus flores y

viendo por su cara pasar los sueños, yo

tendí con la imaginación desde tus ma¬

nos á su frente un sutil liilillo de oro,

uniendo de esta manera las dos cosas

más galanas del mundo: las flores y los

sueños. ¡Por ellas vale la pena de vivir!

¡Si durasen siempre, ¿verdad? si durasen siempre ! Al fio la muchacha se le¬

vantó. y la vi caminar pensativa, soña¬

dora

Y á ti con el alma te veia al

mismo tiempo entre tus hermosas flo¬

res Regresé muy de prisa á Aldea-

nueva, porque al salir del bosquecillo
divisé en el cielo un nubarrón tempes¬
tuoso que avanzaba á la carrera. ¡Qué negro! ¡qué feo! ¡qué amenazador! Y dime si lo sabes: ¿por qué ha de haber
nubes en el mundo? Es mucho cuento

éste de que no pueda cualquier poeta

peripatético como yo reconstruir tu pre¬

ciosa imagen entre las flores del jardín

y sorprender los sueños amorosos que

vagan por la cándida frente de una mu¬

chacha casadera, sin que asome en el

cielo el nubarrón tempestuoso que avan¬

za anunciando desdichas, lo mismo que,

según dicen aquí, sucede con el recau¬

dador de contribuciones

Ello es que

mis nervios se crispan y saltan, que el

nubarrón se aploma sobre Aldeanueva,

envolviéndonos en el remolino de su

electricidad; que la pluma se me cae de
las manos, mientras siento extraños cos¬

quilieos que recorren todo mi cuerpo. ¡Uy! qué deseos tengo de que estalls la tormenta; ¡por algo le dió el ataque reu¬
mático al señor cura!

¡Ya llueve, prima, ya llueve! ¿Me per¬ mites que te bese en la yema de los de¬ dos? ¡Cómo huelen á flores! Besa, firma

y respira tu primo,—Antonio.

Ciudad-Fiel 8 de Junio.
«Querido primo: Las frases que escri¬ biste en inglés estaban bien escritas, pe¬ ro cuando las escribiste yo no me halla¬ ba, como tú suponías, cogiendo flores en el jardín, sino temblando en un rin¬ cón y persignándome con la mano ba¬ ñada en agua bendita. Una terrible tem¬ pestad, ¡pero qué relámpagos, qué truenos, qué huracán y qué diluvio! descargaba sobre esta ciudad; fué una
nube como no se ha conocido otra. Y
cuando pasó la tormenta y salió el sol nuevamente y bajé al jardín, me eché á llorar. ¡No quedaba una flor: el huracán y el pedrisco las habían arrasado! Y lloro todavía. Todo el suelo fangoso estaba cubierto de hojas de flores. Yo que las
cuidaba con tanto cariño! ¡yo que—— Fernanda.»

Aldeanueva 9 de Junio.
«Querida prima: Lamento con toda el
alma la catástrofe de tus flores, pero es¬
cucha otra desgracia mayor. La misma nube de la cual vine huyendo, según te dije en mi carta, la misma sin duda que había arrasado tus flores, sorprendió en pleno campo al mejor mozo de Aldeanueva, al prometido de aquella mucha¬ cha á la cual vi soñar en el bosquecillo. El chico, aterrado por la furia de la tem¬ pestad, se guareció bajo un árbol, y el rayo lo mató. Imagina cuánto habrá llo¬ rado la infeliz, y considera cómo han concluido tus flores y sus sueños, las dos cosas más galanas del mundo, que yo
había unido con un sutil hilillo de oro.
¡Cuestan tantos cuidados, tiembla uno tauto por ellas! ¡Y si durasen siempre, ¿verdad? si durasen siempre! ¡Pero qué han de durar! ¡pasa una nube y se la3
lleva!—Antonio.»

El autor de este cuento no podría jurar ante el juez de guardia que las cartas anteriores no sean apócrifas. Se abstie¬ ne, por consecuencia, de afirmar la au¬ tenticidad de las epístolas transcritas to¬ talmente ó de un modo fragmentario, pero sí aseg’ura que su concepto es cier¬ to. aunque las frases puedan ser supues¬ tas. No hay nada más hermoso, efectiva¬ mente, que las flores y los sueños, y se
los lleva una nube.
José de Roure.
PRIMAVERA
Abre la flor su virginal corola, el ave se revuelve eu su nidada, y se asoma el insecto á la enramada que el sol con sus cambiantes arrebola.

Adorna con la rústica amapola sn frente la zagala enamorada, y al fin mira el pastor su sed calmada en la fuente que corre oculta y sola.
¿Quién dirá que tal paz, tanta alegría
basta á tornar en torva malandanza
una noche de cierzo cruda y fría?
Lo digo yo que en sin igual mudanza florecer y morir en un solo día he visto mi ventura y mi esperanza.
Angel R. Chaves.
■nri-g.nnr.il i
Ecos
EL NIÑO POBRE
La próvida y sabia Naturaleza no ha repartido sus dones por igual entre to¬ dos los seres que ha producido su in¬
mensa actividad.
La gigantesca musculatura del elefan¬
te contrasta de una manera notable con
la microscópica pequeñez del infusorio. La majestuosa belleza de la magnolia
resalta, espléndida y orgullosa, junto á
la sencilla humildad de la violeta.
Al lado de la opulencia y lujo del rico, se destaca la indigencia y desnudez del pobre.
Porque la ley de los contrastes es una de las que forman el infinito Código del
Eterno.
En otra ocasión nos hemos ocupado del niño rico; por esa misma ley que
acabamos de invocar, nos ocupamos
ahora del niño pobre. Apenas nace, ya siente en su derredor
el vacío de la miseria; ese vacío que contrista el alma y cubre de luto el co¬
razón.
No bien abre los ojos á la luz del día, cuando sus tiernos miembros empiezan
á sufrir el embate material de las incle¬
mencias del cielo y de las amarguras de
la tierra.
No basta que una madre tierna, aman¬ te, cariñosa, solícita, le cobije en su re¬ gazo y le acaricie con sus besos; no es suficiente que un padre bondadoso vele
su sueño inocente, si existe en torno la
falta de alimento y la carencia del ves¬
tido.
No puede gozar en su cuna de esas comodidades que rodean al rico y preca¬ ven sus menores caprichos.
Tiene que sufrir y llorar; tal es el pro¬ grama, el mandato, la ley que le impone
su nacimiento, la Naturaleza, Dios.
Apenas con pie inseguro sabe pisar la tierra, tiene que ganarse el sustento con
el sudor de su frente.
Sus débiles fuerzas, tienen que multi¬ plicarse á su pesar, si ha de lograr todos los días un pedazo de pan, á trueque de los más ímprobos trabajos.
Esta es la infancia del pobre, del des¬ heredado; lágrimas, privaciones y tra¬ bajos.
Sin embargo. Dios, que todo lo prevé con idecible largueza, sabe compensar
tantos males,
El niño pobre goza por lo general de
una salud excelente, de una naturaleza robusta.
Su alma, acrisolada con la miseria, se
purifica, se hace capaz de acciones gran¬ des y heroicas.
Por eso los grandes sabios, los afama¬ dos poetas, los esforzados caudillos, los prudentes legisladores, salieron siempre, con rarísimas excepciones, del seno del pueblo indigente.
Díganlo Pitágoras y Séneca, Solón y Moisés, Aníbal y Napoleón.
Parece que la falta de comodidades, la pobreza suma, es condición indispensa¬ ble para que la inteligencia se eleve, pa¬ ra que la3 potencias del alma se subli¬ men, para que la mente conciba acciones grandiosas.
El que ha sufrido hambre y sed; el que ha sentido sus miembros entumeci¬ dos por el frío y descaecidos por el calor, el que se ha visto sin casa y sin hogar, durmiendo á la intemperie; ese, tal vez,

llega á comprender á Dios antes que el que nada en delicias y placeres, que el que no piensa más que en la crápula y
en el vicio.
Por esto, el hombre pobre tiene más afección á sus hermanos que el rico; por eso siente más sus tribulaciones, y en la hora de la' desgracia está más dispuesto á tenderle una mano amiga.
Los dolores forman un lazo estrechísi¬
mo que une íntimamepte á sus victimas
en la unidad de sentimientos, de ideas y de aspiraciones.
Si todos los hombres se encontrasen
desgraciados en un mismo instante, la
humanidad se daría un afectuoso abrazo
de fraternidad.
No debe olvidar esto nunca el niño po¬
bre; téngalo siempre presente, y logrará
ser feliz.
Debe saber que hay en el mundo una
fuente abundantísima de bienestar: el
trabajo. El trabajo es la gran palanca que
mueve el mundo en sus cimientos; la
gran fuerza que impele á producir todos
los frutos de la naturaleza.
Si el rico posee una riqueza que here¬ dó de sus mayores, el pobre puede obte¬ nerla de la manera honradísima que Dios mandó al primer hombre: con el sudor
de su frente.
El trabajo regenera; el trabajo purifi¬ ca; el trabajo salva.
Con él saben unas naciones ponerse á la cabeza de otras más indolentes; con él se conquista el mundo y se somete á la humanidad á una sola ley, á una sola
voluntad.
No desee el niño pobre llegar á ser ri¬ co por no trabajar, y por entregarse á los placeres.
La riqueza no exime de la ley que Dios impuso á Adán, y mucho menos de los deberes para con nuestros seme¬ jantes.
No hay espectáculo tan conmovedor
comover á esos hombres industriosos
que á fuerza de trabajos han logrado formar un capital, repartirlo entre sus
hermanos cuando suena la hora de una
gran catástrofe. Por fortuna, en nuestro país se dan
bastantes casos de caridad de esta es¬
pecie. El niño pobre no debe olvidar que no
tiene en la tierra más que á Dios y sus propias fuerzas.
Dios ayuda, si, pero quiere que nos ayudemos también nosotros.
Por eso es preciso ante todo que el ni¬ ño pobre se aplique para instruir y edu¬
car sus facultades intelectuales y mora¬
les, que una vez bien modeladas, han de conducirle á la prosperidad por el cami¬ no del trabajo.
Debe huir también de ese enemigo de toda empresa noble, que se llama el des¬
aliento.
El que desalienta no puede ni debe llegar al término que se propone.
El que da cabida-en su pecho al des¬ aliento, da idea de tener el alma apo¬
cada.
Cuando una obra se emprende debe
continuarse hasta el fin si no queremos
exponernos al mayor de los ridículos. Si la apatía, si el desaliento, si la inac¬
ción hubiesen existido para Cervantes y para Fray Luis de Granada, no serían hoy admirados dél mundo entero.
Se debe trabajar con fe, con ahinco, con resolución, como quien cumple un mandato, como quien espera una pingüe
recompensa.
El pobre no tiene en el mundo más porvenir que el fruto de su trabajo.
No se haga pues más desgraciado que nació, sumiéndose en la postración y no luchando por salir de su estado.
En la Naturaleza todo tiende á la per¬ fección, todo marcha al progreso.
El hombre no está libre de esta ley, y puesto que no lo está, cúmplala hasta el heroísmo, porque en provecho suyo es.
El niño pobre tiene más deberes que cumplir que el rico, porque tie-ne que luchar por salir de la indigencia, por

educar sus facultades y por llegar á ser hombre, y esto solo, sin ayuda de nadie.
Si lo consigue, mucho más glorioso
será el triunfo.
José Nowy y Pereda.
nw lima Q oxrnwrm.
Actualidades
I\_iO DE 1^A.K,R,XJB300S
DECLARACIONES DE SR. RODRIGUEZ SAN PEDRO
Consultado el ministro de Estado acer¬
ca de la actitud del Gobierno ante el
convenio anglo-francés acerca de Ma¬ rruecos. ha declarado que desconoce las negociaciones entabladas por sus prede¬ cesores; pero que desde que él desempe¬
ña la cartera, no han cesado un momen¬
to las negociaciones con Francia é In¬ glaterra y que ha tenido cabal conoci¬ miento de lo que se trataba, como puede probarlo con las notas cambiadas entre dichos Gobiernos y el de España.
Acerca del supuesto perjuicio que á España se origina en el convenio, dice el Sr. Rodríguez San Pedro lo-siguiente, que copiamos del Diario Universal’.
«Este es un pacto hecho á la faz de Europa, en el cual Inglaterra renunciad sus aspiraciones sobre Marruecos, y re¬ conociendo la legitimidad de las nues¬ tras, encarga á Francia que se entienda con nosotros, siempre con la condición
de dar cuenta de lo que se convenga,
como prenda y garantía del cumplimien¬ to de aquel contrato,
»De modo que no podemos estar que¬ josos. El convenio, tal y como está re¬ dactado, al reconocer nnestra personali¬ dad para tratar y resolver de acuerdo
con Francia las cuestiones de Marruecos, es el límite de cuanto racionalmente po¬
dríamos desear, y constituye un recono¬
cimiento expreso, cómo nunca se hizo,
de nuestros derechos en aquel imperio. »¿Cuándo, en qué documento ni en
qué protocolo se formuló declaración parecida?
»Hasta ahora se había hablado mucho
de derechos históricos, pero nunca éstos habían sido reconocidos en ninguna parte.
»En el tratado de ahora se nos consi¬
dera como potencia interesada en Ma¬ rruecos, con títulos análogos á los que ostenta Francia por su vecindad; ella li¬ mita con el imperio por la parte de Ar¬ gelia, y nosotros tenemos posesiones en
la costa, de las cuales se hace en el con¬
venio mención expresa.»
Respecto á lo que pueda hacerse en lo futuro, dice el ministro que en Francia hay dos tendencias: una, partidaria del reparto de Marruecos; otra, de una acción progresiva de influencia, y que, de proceder mancomunadamente con Francia, cualquiera de estos dos caminos nos impondrá sacrificios y compromisos á qne debemos prepararnos.
En el primer caso, necesitaremos em¬ plear un ejército de ocupación propor¬ cionado al de Francia; en el segundo, tendremos que facilitar dinero al Sultán é invertir capitales en caminos, puertos, etcétera, etc.
El señor ministro terminó sus decíaraciones excitando á que. en vez de in¬ culpar á ciegas al Gobierno, se diga concretamente lo que se desea en este
asunto.
Respecto á las negociaciones con Fran¬ cia, interrumpidas por el viaje á Italia de Mr. Loubet y del ministro de Relacio¬ nes exteriores, dice que en breve se con¬ tinuarán activamente; pero que al Go¬ bierno español no le corresponde hacer peticiones de ninguna clase, sino que es el francés quien, por virtud del último tratado, se obliga á hacer proposiciones á España, para que nuesto Gobierno las
examine.
Terminó diciendo que el Gobierno está satisfecho de la gestión del Sr. León y Castillo en la embajada de París.

SOLLER

Editorial

Tribuna Pública

vengut per mor des mal temps. Ydo flet, cuant han aprés sa manera com el va hubiera producido excelente efecto al paciencia y una altra vegada si Deu ho agontar en Colon per primera vegada. aparecer iluminado durante el tiempo que

vol serém mes sortats.

Paciencia, per aquest pich, y procu- S. M. hubiera permanecido en ella. Y

mij M E Y \\ ¡SOliliER CARTA 0BERT4 A F ES J04M’A1ALLÜTI

Es teu amic.
Es Conco ’n Chesq.

rém per un altra, convencer á n’ aquest para que éste fuese más sorprendente, ge escriptor novell y pretenciós de que po¬ habían retirado las arañas del centro de

Son tantas y de tanto bulto las versiones estupendas que se han
echado á volar con motivo del via¬
je del Rey á Sóller, que nos cree¬ mos obligados á rechazarlas, en • términos generales, y á dar, en -«concreto, las siguientes explicacio¬
nes del asunto, que couocemos por cierto de buen erigen.

Molt ben volgut amic: Supós qu’ estás
mes cremat qu’ una moneyay que tayas claus per liare, de veurer qu’es gasto qu’ havias fet ab roba y sabates novas
per rebrer el Rey no t‘ ha servít de rés. No t’ enfadis, que noltros per aquí
tenim mes motiu que tú y mos conten-tam en charrar per dinssastavernas y

P. D.—Te fas a sebre qu’ es qui no heu han perdut tot son es pobres perque
sa «Sucursal d’ es Credit Balear» y es
«Bañe de Sóller» els lian promés cent du¬ ros cada un, s’Alcalde dues pesetas a cada pobre y el señor Rector diumenge pasat los-paga un bon diná. Així al me¬ nos no heurá estat mal añy per tothom.

dría haver tengut un póch de bona es¬ trella (y no me referesch á sa firma que usa) volguent aprender mes y enseuyar menos, y qu’ ara per creurersé massa sabi, mos resulta... que s7 ha estrellat.
No basta teñir brúixula: es precís que
no la duga desbaratada un barco per
arribar á pbrt.

sus respectivas capillas y colocado en la
nave.
El presbiterio estaba debidamente dis¬
puesto.
Bajo hermoso dosel, en el lado del Evangelio, se había colocado un reclina¬
torio desde el cual S. M. debía oír el Santo Sacrificio de la Misa, caso que no

Desde el primer momento que se demunt es pradisos deRlasa sense qü’

hubiese podido celebrarse en la terraza

•dibujó el proyecto del viaje regio aixó mos lle'f sa gana de Encujar. A Mallorca,, inició y aconsejó el se¬ D’ aquí et veya diumenge pasat, a

LA SEMANA

Clara Miraprim.

de la quinta que el M. I. Sr. Dean posee
en el Puerto. En el atrio, además del ar¬

ñor Maura á S. M. su visita á Só¬ s’auba, ab una ruchada com es bras,

co que estaba adosado al portal, hemos

ller, como pueblo tipo de Mallorca: por su espléndida campiña y por
su estado industrial, mercantil y
..agrícola. Durante el viaje, repeti-
-das veces, se refirió Maura al valle < de Sóller, como muestra de Ma-
: Horca.

vestidet de gala, prende es camí des torrent de Pareys. ¡Y en devias dir de grosas cuant veyas qu’ es feya tart y el Rey no arribava!
Yo, assegudet devant es barenar, pensava ab tú y deya: ¡pobre loan! ara s’ ha cansat d’ esperar y s’ en torna

Y de prófetes y profetises com jó n 'es¬
tá pié el mon.
No son póchs els qui, cuailt han mirat devall sa coua, saben si es másele ó fa-

Crónica Local
Los lectores ausentes, que saben por
nuestro periódico el entusiasmo que aqui
reinaba con motivo de la venida del

visto cubiertas las paredes laterales por antiguos lienzos, pintados á imitación de tapices representando pasages bí¬
blicos.
El Excmo. Sr. Obispo accediendo á la invitación del Sr. Alcalde, debía llegaren

Pero ni Maura, ni el mismo Rey renegant cap a caseua bañat com una mella s’ animal.

jóven Monarca, pueden comprender fᬠel Miramar, vapor que acompañaba al

podían prever lo que sucedió el día
24: ni tampoco pudieron evadirse

sopa, ab unes sabates qui no tenen fesomía y una rabiada qui canta es credo.

Y, la verit-at, Jo som un (ó una) de
tants.

cilmente el descontento que produjo entre
el vecindario la-noticia de haber desisti¬

Giralda, y era el que debía celebrar la Santa Misa. Para ayudarle en tan solem¬

- de la impresión que les causó el Te repetesch que no t’ enfades y per¬ Així es que, ara qui el Rey no lia ven¬ do el Rey de visitar al valle donde se res¬ ne acto, además del M. I. Sr. Llobera,

telegrama que dirigió desde ésta á Pollensa, el comandante del «Car¬ denal Cisneros»; ni del consejo de
"das autoridades de marina que cs-
•* taban con el Rey en Pollensa.
El «Cardenal Cisneros» tenía or-
* den de zarpar de, Palma, y de ha-
. liarse en aguas de Sóller, para . unirse á la dota real, al rededor

qué veges que per aquí es pitjor, te con¬ taré la feta ab dues paraules.
Tan prompta com sapiguerem oficial¬ mente qu’ el Rey mos feya sa gran hon¬
ra de venir á visitarmós, es sollerichs y sobre tot sas sollericas s’ entusiasmaren
fora mida; S’ Alcaldía reuní sas autoridads en junta especial per tractar de quina manera s’ havía de rebrer es jove

gut, vos puch assegurar amb confianga... que ja .sabía jó que no vendría.
Per aixó, cuant veya que se prenía en sferio aquí es viatje, y que se feyen preparatius per rebrer dignament es Mo¬ narca, jó feya sa mi.tja riayeta, y fins y tot mirava amb cérte compassió á n’ els
qui tant s’ afanyaven .per fer agradable

pira el delicioso aroma de la flor de aza¬
har. La causa de no haber recibido la
visita regia, explicada queda en nuestro Editorial del presente numere.
Ahora solo añadiremos que Sóller-se
disponía á recibir de una manera muy digna, cortés y entusiástica al joven Rey de España don Alfonso XIII, con lo cual

habían venido anoche los M. I. Sres. Ca¬
pitulares Rotger y Pascual. El Ayuntamiento y la comisión de
festejos -han trabajado con verdadero éxito pues han resultado acabadas las -obras que tenían á su cargo. No podemos pasar sin mentar el buen efecto que nos
Ra causado -el trozo de carretera com¬

de las once de la mañana del 24; Monarca, y tots óferireú es seus medis s’estada d’ es nostro Rey entre nóltros. habría añadido á sn Historia una prueba prendido entre el Pont de Sa Má y la ca¬

• y, en cumplimiento de aquellas
-drdenes,. á pesar del duro Nordeste

per prepararlí una rebuda digna des fa¬ vor que mos feya; se nombrá una comi-

¿Y perqué? me preguntarán de segú els qui tenguen menos ventrey. ¿Amb

mas de la proverbial hidalguía que siem¬ pre ha distinguido á nuestro pueblo.

sa de D. Jaime Borras, por la sencillez y elegancia de los cuarenta y dos arcos

.y de la gruesa mar, se vino el
- crucero hácia la costa de Sóller, á
vía hora convenida; pero, no ha¬ stiando en alta mar, ni rastro de la
•dota real, se coló el «Cisneros» en ¿“Sóller, en busca de ..noticias ó de
nuevas órdenes, las cuales, tam¬
poco obtenidas aquí, dirigió el co¬
mandante del «Cisneros» á Pollen-

sió d’ hornos intelli.gents, posaren tots fil a guya y endevant sas atxas.
Tant sa comisió com es particulars
s’ han lluit ferm.
Desde es Convent fins a n‘ es pont de Sa Má, bo havian adornat ab molt de gust y sensa mirar quinientos; devant
sa creti des Convent posaren un are sen-
sill peró ben fet; sas casas des carrer

qué te fundaves per creurer aixó?
Jó ’us ho diré: amb una rahó molt
clara, mes clara quejó, qui ja es tot cuant
se pot dir, y que per lo senzilla tot-hom eomprendrá de seguida que la veja amb
lletres de metió.
Recordé reu, ¡casi heu .juraría! que fá no més tres setmames aparegué un escrit

Y para que se hagan cargo nuestros
lectores de lo que acabamos de decir,
transcribimos á continuación las impre¬ siones trazadas por un querido compa¬ ñero nuestro el mismo domingo por la
tarde. Hélas allí:
«Penosa impresión ha producido en no¬
sotros la noticia comunicada al señor

que se habían levantado á corta distan¬ cia cubiertos de mirto y ayudando pode¬
rosamente á ello las frondosas acacias
que están á -cada uno de Jos lados de la carretera, mereciendo especial mención el adorno de le Cruz del puente, debido A la iniciativa de nuestro amigo D. Fran¬
cisco Oastafíer.

■í sa un delegrama, dando cuenta de
v su arribada, del estado tempestuoso

nou avian adornat sas fachadas ab cor¬
das de murte, paumes de fasser y coro¬

en aquest mateix periódicb y en aquesta
mateixa secció, qu’ estava estrellat, vuy

Alcaide por el Excmo. -Sr. Presidente del Consejo de Ministros, D. Antonio

La pintoresca quinta de D. Joaquín Aguiló «Bona Vista», en la cual debía

-del mar, y particularmente de la
-costa de Sóller, en cuyo puerto de

nas de rosas y esperaven s’ hora deque pasás es Monarca per endomasaró de

dir, qu’ anava firmat amb una estrella... ido bé, aquell escrit, >concebut, ben segú,

Maura, de que S. M. el Rey había desis¬ tido de pasar á ésta á causa del temporal

tener lugar el lunch en obsequio de S. M. producía excelente efecto. Además

¿difícil entrada, no podía permanecer
. el «Cardenal Cisneros». En vista de
/-este telegrama, se planteó en Po•llensa el siguiente dilema: «Con el - tiempo que hace no es posible ir á ¿Sóller, ni permanecer fondeados en <el puerto, buques de .gran porte. «La prudencia más elemental aconeseja pues esperar á que el tiempo . abonance; y esta espera habrá de -•ser indefinida para ir á Sóller. En • cambio para ir á Ibiza se puede .emprender el viaje desde luego. ./¿Que hacer?»
Y en estas circunstancias, con
^mucho sentimiento de S. M. (pala¬
bras textuales del telegrama ofi¬
cial), y con gran contrariedad de Maura, por no poder enseñar al Rey
¿su Mallorca (á parte de la benevo¬ lencia que nos tenga á los sollerenses), se decidió á bordo del «Gi¬ ralda» la supresión de esta escala.
cEsta es la buena versión. Lo otro
son infundios del vulgo, ó de gen¬
tes maliciosas, que deben rechazar
de plano las personas sensatas y
de juicio. Por lo demás, nos escuece á no¬
sotros, muy de veras, lo maltrecha que resulta con nuestra actitud y
con los comentarios del vulgo «nues¬
tra propia ó íntima vitalidad» y
«las intrínsecas energías revelado¬ ras de la conciencia y personali¬

dalt a baix. A nes Born bey havía un
are fet p’ es «Círculo Sollerense» molt hermós; devant can Miquel Fiol es «Sin¬ dicato Agrícola» havía fets dos fassers que pareixian naturals áb sa seua escor¬ cha seca á n’ es tronc, pau mas verdes a s’ uy y unas ramelladas de datils que davan goitx a mirarlós.
Es socios de «La Unión» havian tirat
el resto, han donat prova d’ estimació an es Monarca y sobre tot han demostrat que tenen bon gust y no plañyen -es doblés cuant hey emporta fent un are que val un perú cornea estética y bon
gust. A sas Casas de la Vila ha pasat alió
des sabaters qui son es qui duen sas sabatas mes veyas, es dir. pareixía qu’ ha¬ vian plorat per teñir adornos asa fatxada y per dedins ni una pauma, ni un
brot de rés.
El señor Rector havía tret aquells pre¬ ciosos tapices que tú coneis y constmit un are molt sencill peró hermós e n’ es portal de baix de la Parroquia.
Es carrer de sa Má era es clon de sa
festa, es particulars pareixía que s’ haguesin defiats a n’ aquí heu tendría mes guapo, entre altres es nostro amic en Pep Morell havía fet dos ovats de flors adornats de cintes y rematats ab duas
palometas blancas qu’ agontavan una corona magmífica qui no podían fer millor efecte des que feyan. Desde ca mestre Nofre Cbim fias a n’ es pont de Sa
Má he contats coranta dos ares de murta

per un d’ aquell cervells exaltats per ses predicacions d7 en Lerroux y eompanyeros martirs, havía de produhír per forga efectes desastrosos. ¿S’ havía d’ atrevir el Rey, qui, grades á sa protecció d’ el Cél, havía sortit lliure de tota casta de perills á Catalunya, á venir á Sóller sabent qu’ aquí bey ha persones qui creuen, y diuen, qu’ es un atlót cóm els altres, que fins y tot per no diferenciarse té es uas en initx de sa cara? ¿No voldiia dir molt d’atreviment (ó molta barra, cóm diuen els catalans) es presentarse en mitx d’ un póbble de s’ importancia d’ es nostro per rebrer vives y mansbal leles sense ha ver contrét cap niérit própi, mes qu’ es d’ esser «es mantenidor de sa pau y es fomenta
dor d’ es progrés», que no son aqüestes coses mes que dues petites bambolletes de sabó? ¿Havía de malogra, ó lo manco comprometre s‘ éxit d’ es seu viatje triun¬ fal, venguent á posarsé cara á oara amb qui 1’ havía de despreciar, ó sino 1’ havía de mirar amb llástima, ó amb «mirada
trista y compassiva»? Vaja, el Rey s’ havía de fer por, y
s’ en ha feta; per aixó es que no lia vol¬ gut venir, y ha fet bé.
¡Llástima de dobblés y temp gastats amb adornos y murta! ¡Llástima de co rregudes y ánsies de tantes persones de quí fa fé, y fins y tot de ses qui no fan

reinante en el mar. Los que, en la ma¬ de los adornos del exterior, se había des¬

drugada de Roy, habíamos bajado al plegado en el interior verdadera riqueza

puerto para .embarcarnos en el Villa de de lujo.

Sóller, fletado por el Ayuntamiento para Nadie puede extrañarlo conociendo el recibir á S. M. en el Torrent de Pareys, modo como sabe presentar las cosas el

en cuyo sitio había de detenerse para admirar las muchas bellezas que encierra, al ver la bravura de las olas que azota¬ ban la ribera, abrigamos este temor; pero sabedores más tarde que el Giralda con¬ tinuaba anclado en la bahía de Pollensa,

Sr. Aguiló por lo acabadas y perfectas, teniendo que recibir á la persona de S. M. el Rey. La hemos visitado hoy y nos hemos convencido que difícilmente, en el comedor, se pueden reunir cosas tan diferentes y ricas, mereciendo la

y el deseo vivísimo que teníamos de ver atención de los que me han acompañado,

al Rey, nos hacían concebir fundadas la servilleta que debía usar el Rey y el

esperanzas de que aquello no sería in¬ sillón donde debía sentarse.

conveniente para privarnos de la satis¬ Muchas personas visibles de Palma

facción de tenerlo entre nosotros aunque que habían venido con ocasión de la vi-

fuese por breves horas: á lo más lo retar¬ j sita de S. M., esta tarde han regresado á

daría.

la capital, después del bando del señor

Y no es de extrañar si so tiene en Alcalde anunciando que, á causa del

cuenta el entusiasmo que despertó el solo temporal, había el Rey suspendido la

anuncio de su visita, entusiasmo que iba venida».

creciendo á medida que se acercaba la hora por todos anhelada de darle la bien¬ venida y manifestarle el amor y cariño que le profesan los habitantes de este ameno y delicioso valle.
Los preparativos que se habían hecho no son para ser descritos: es necesario verlo para formarse idea exacta. Toda la semana se ha trabajado con asiduidad. Todo lo que significa vida y progreso ha aunado sus fuerzas para obsequiar dig¬

El domingo por la noche hubo la
anunciada función en el teatro de la
«Defensora Sollerense», poniéndose en escena el drama Las dos madres y el juguete cómico Varios sobrinos y un ño.
Las obras fueron fielmente interpreta¬
das por la compañía Llinás Palet, que cosechó repetidos aplausos de la escasa
concurrencia que asistió á nuestro tea
tro.

dad moral por la que subsisten las
humanas sociedades» (1). No es de hombres serios, ni de
sociedades robustas y bien organi¬
zadas, dejarse llevar por impresio¬
nes infantiles, á impulsos de una contrariedad, puramente material.
Está escrito que el obrar bien, lo mismo individual que colectiva¬
mente, -lleva consigo, más ó menos
tarde, su recompensa. Nosotros hi¬
cimos una buena obra ál preparar¬
nos y refocilarnos en espera de la

que convertien sa carretera ab un paseitx de jardí; devora es pont de Sa Má alsaren un are gotic que feya molt bon efecte y mes n’ hauría fet encara si no V hagués aturat de resaltar sa verdor des tarongés y abres de sa carretera.
Es Gas tenía també es seu are de mur¬
ta sencill y de bon gust. Sa creu histórica des pont de Sa Má
estava dins una capella de murta ador¬ nada ab banderas españolas y mallor¬
quínas y feya bon efecte. Can Butana, Pau Frare y Damiá Ca¬

fé rés ni elles fan!...
Aconsolemmós, pero, perque después de tot noltros en tenim sa culpa. Si no voliem qu’ el Rey lletgis en el Sóller aquell escrit qu’ aconseyava á s’ Ajun¬ ta inent no gastás els fondos estrujados del rostro del pobre trabajador, haviem de cremá tots els exemplars y ventá sa cenra, es mateix temps qu’ haviem d’ aná á s’ im¬
prenta per espenyá els motlos perque no s‘en poguessin ja fer de bell nóu. ¿No ’u feiem? Idó... roeguém s’ain.

namente al Rey. Las casas de las calles por donde ha¬
bía de pasar la regia comitiva han apare¬ cido con sus fachadas engalanadas, desde
la más pobre hasta la de los más acomo¬ dados. Las sociedades El Gas, La Unión, Sindicato Agrícola, Círculo Sollerense y
el clero parroquial habían construido artísticos arcos y los socios de la sección
colombófila de esta última tenían prepa¬
radas unos 500 palomas para soltarlas en el Torrent de Pareys. desde el Villa de

En las veladas del sábado y domingo últimos y no obstante lo desapacible del
tiempo, hubo música en la Plaza de la
Constitución y paseo del Príncipe por las dos bandas de música de esta Reali¬
dad, que ejecutaron escogidas piezas de
sus respectivos repertorios.
La animación por aquellos sitios no
pasó de regular.
El domingo, á medio día, entró en nuestro puerto el crucero acorazado

visita régia. Pues esperemos tran¬ líais havian tret cara p’ els hortolans, Ja ’n deya jó: ¡ay si ’s budells heu sa¬ Sóller, al divisarse el Giralda. El Ayun¬ «Cardenal Cisneros» que venía en busca

quilos, con la conciencia del que adornant sas seuas casas ab gust y so¬ ben! qu’ es com si diguessenv. ¡ay si heu tamiento por su cuenta había levantado del yate real «Giralda».

obró bien.

bre tot ab molta bona voluntat.

sab el Re}'’ y els qui 1’ acompanyen!... los del Puerto, Pont de Sa Má, éste de Debido al temporal reinante tuvo que

Sursum corda. Elevemos nuestros A n’ es port s’ Ajuntament bavia posat Ben segú que, cuant haurali lletgit aixó, estilo gótico, dos en la Plaza de la Cons¬ ejecutar una hábil maniobra para entrar

corazones. Juzguemos de las cosas un desembarcadero magnific y alsat un bey farán un calcul y desistirán d’es titución, uno en la carretera que conduce en el puerto, practicando además algunos

y circunstancias que nos rodean, con alteza de miras, con espíritu
elevado.
«¿No nos darán, hasta ganar la cumbre,
alas la ciencia, la esperanza aliento

are precios. Per acabar te diré ab duas paraulas
que Sóller havía posat s’ olla gran dins sa petita y tot ha estat en va, de modo

viatje... Com de fado, així ha succehit. Ja’u sabeu idó, lectors amables: el
Rey no ha vengut perque, amb motiu

á Palma y el que está colocado en la que conduce á la casa del Sr. D. Joaquín
Aguiló. La parroquia estaba adornada como

trabajos de sondeo.
Bastantes curiosos se dirigieron á la barriada marítima al saberse la noticia
de que en núestras aguas había uu buque

y el triunfo Dios?... ¡Arriba!... /Sursum corda!»
P. d’ Aubarca.

que tu qui sois has perdut un parey d’ horas y goñyat un pop, no tens tant de motiu por estar falló com noltros, y
noltros mos haurem d’ aconortar ab ses

sobrat, se va fer por de s’ article que
tots vóltros coneixeu.
Heu api es també un’ altra cosa que no

nunca la habíamos visto, aun en las
mayores solemnidades. Ostentaba sus mejores galas y era tai el número de ci¬

de guerra.
El «Cardenal Cisneros» se hizo á la
mar á las cinco de la tarde del mismo

(1). Palabras de la hermosa Carta Pastoral de
nuestro limo. Prelado.

ganas.

sabíeu: que jó som une profetisa com rios colocados con verdadero arte en el

Per sa plasa diueu qu’el Rey no es i aquells qui saben agontar un óu drét j cuadro, cornisa y columnas laterales, que

día.

SÓLLER

8

Con un cargamento de naranjas, limo¬ nes y otros eíectos salió con rumbo á Barcelona y Cette el vapor «Villa de Sóller» el lunes por la mañana. De vuelta del puerto francés ha llegado á Barcelo¬
na en la mañana de hoy, y como ha de
entrar en dique para limpiar fondos, se
cree estará dicho buque de regreso á este
puerto el próximo miércoles.
El martes, á las cinco de la mañana, emprendió la marcha con rumbo al San¬
tuario de Lluch, la compañía del Bata¬
llón de Cazadores de Alba de Tormes
n.o 8, que vino á este pueblo con motivo <de la proyectada visita de S. M. el Rey.
Dichas fuerzas debían pernoctar el ¡mismo día en aquel punto y al siguiente, miércoles, trasladarse á Inca, en cuya ciudad se halla apostado el Batallón
•mencionado.
Al anochecer del lunes, un repique general de campanas anunció al vecinda¬ rio que el Excmo. é limo, señor Obispo había llegado á esta población, y apesar de no desplegarse para recibirle aquel aparato exterior que suele preceder á su venida, por haberlo asi suplicado el Pre¬ gado, la noticia de su llegada corrió rᬠpidamente y se extendió por todo el pueblo.
El día siguiente, martes, acompañado por el Ayuntamiento y el Sr. Juez Mu¬ nicipal; á las diez de la mañana, se tras¬ ladó, desde la Casa Rectoral á la Parro¬ quia, al objeto de hacer la visita según prescribe el Ritual, siendo recibido bajo palio á la entrada de la misma. Aprove¬
chando la ocasión de ver reunido en
torno suyo á un público bastante nume¬ roso, le dirigió la palabra. Por la tarde, é las cuatro, administró el sacramento de la Confirmación á 390 niños y 433 niñas, retirándose después de dicha iglesia, en¬ erada ya la noche.
El miércoles por la mañana visitó la barriada del Puerto é iglesias de aquel 'Caserío, administrando el sacramento de la Confirmación á 18 niños y 28 niñas. Por la tarde, pasó á la iglesia filial de Forualutx, siendo recibido por el Ayun¬ tamiento y el pueblo á la entrada de la población. Durante su permaneceucia en aquella feligresía les dirigió la palabra y
administró la Confirmación á 45 niños y
35 niñas, deteniéndose de regreso en la iglesia de Biniaraix.
El jueves hizo la visita á las Escolapias, Hermanas de la Caridad, Hospital, Convento y Oratorio particular de don Joaquín Aguiló, y ayer mañana, después
de haber confirmado en la Parroquia á 9
niños y 7 niñas y visitadas las escuelas de párvulos que regentan las Hermanas de la Caridad, salió para Deyá y Validemosa, acompañado delRvdo. Cura-Párro¬ co y sus familiares.
El jueves de la anterior semana el notable pintor Sr. Mir tuvo la desgracia de resbalar y caerse en un despeñadero
de las inmediaciones de «La Calobra»,
donde como saben nuestros lectores se
hallaba desde hace algunos años dedica¬
do á su artística tarea.
Como iba solo y las heridas sufridas no le permitieron moverse, estuvo en el

barranco tendido toda la noche, hasta que á la mañana siguiente fué hallado en estado delicadísimo por las personas que
en la misma noche le habían buscado.
Las principales heridas las recibió en
la cabeza.
Nos hemos enterado esta mañana del
estado del enfermo, que fué conducido á Sóller, y podemos comunicar á nuestros lectores, con suma satisfacción, que el Sr. Mir se halla casi restablecido, tanto es así que á mediados de la semana pien¬ sa embarcarse para Barcelona acompa¬
ñado de su familia.
Sin embargo los grandes sacrificios hechos por el Municipio en festejos para
solemnizar la anunciada venida de S. M.
el Rey, tendremos en el presente año las acostumbradas ferias y fiestas de la Vic¬ toria. El Ayuntamiento, deseando satis¬ facer los deseos del vecindario y tenien¬ do en cuenta lo muy visitado que es este valle con motivo de dichas fiestas, no ha cejado en hacer un sacrificio más, cele¬
brándolas con la misma solemnidad y
esplendor que le es peculiar al pueblo de Sóller. Nosotros nos alegramos mucho de ello, y al aplaudir sinceramente al Ayuntamiento, nos complacemos en pu¬ blicar el programa de los festejos que tendrán lugar. Hélo aquí:
PROGRAMA de las Ferias y Fiestas que se celebrarán en la villa de Sóller durante los días 7, 8 y 9 de Mayo próximo, en conmemoración
de la victoria alcanzada por nues¬
tros antepasados contra los musul¬
manes en el año 1561:
Sábado, día 7.—Al anochecer será trasladada en procesión la imagen de la
Virgen de la Victoria desde el oratorio del Hospital á la parroquia, cantándose acto seguido solemnes completas por la música de capilla.—A las ocho ilumina¬ ción general y á las nueve empezarán á
amenizar la velada las dos bandas de
música de esta localidad.—Durante la
noche se dispararán bonitos fuegos arti¬ ficiales confeccionados por los pirotécni¬ cos J. Espinos é hijo, de Reus.
Domingo, dia 8.—A las diez, en la iglesia parroquial se celebrará Misa ma¬ yor á toda orquesta, ocupando el púlpito el Rvdo. P. Auba, Filipense.—A las tres de la tarde, habrá carreras de bicicletas, hombres, mujeres y niños, amenizando
el acto una banda de música.—A las seis
procesión general, á la que asistirán las Valentas Donas, Capitán Angélats y Sar¬ gento Soler.—A las ocho, al igual que en la noche anterior, iluminaciones y músi¬ ca por las dos bandas.—En los interme¬ dios se dispararán sorprendentes fuegos artificiales y ai final granadas y bombas de gran efecto.
Lunes, día 9.—De 9 y media á 11 y
media el «Orfeón de la Defensora Solle-
rense» cantará en el catafalco de la Pla¬
za de la Constitución algunas bellas composiciones.—De 11 y media hasta
terminada la misa de campaña, que em¬
pezará á las 12, una banda de música
amenizará el acto.—A las dos de la tar¬
de habrá reconcentración de las impro¬ visadas huestes con arenga á las mismas
por el Capitán Angélats, marchando se¬ guidamente ol puerto para verificar el

simulacro, á cuya función asistirán las
dos bandas de música.—Al anochecer
traslado procesionalmente de la Virgen de la Victoria desde la iglesia parroquial al oratorio del Hospicio, asistiendo las tropas que hayan tomado parte en el si¬ mulacro y las Valentas Donas de Can Tamañy.—A las ocho iluminaciones y
67453..°°músicacomoenlosdíasanteriores,dis¬
parándose también fuegos artificiales de
buen efecto. Además durante las veladas
de los tres días mencionados habrá dis¬
paros de múltiples culebrillas detonan¬ tes, bombas de gran iluminación y de lluvia de oro y por último, incendio de luces de bengala.
EXPOSICIÓN AGRICOLA EN SÓLLER
La Junta Directiva del «Sindicato
Agrícola Sollerense» acordó, en sesión de ayer, celebrar una exposición de limones, nísperos y cerezas, en sus varias clases, bajo las siguientes bases:
l.° Podrán ser expositores todos los propietarios y agricultores de esta villa, siempre y cuando los frutos sean de su propiedad ó pertenencia.
2.o Para cada uno de dichos frutos
se otorgarán dos premios consistentes en un diploma cada uno, ambos cedidos á juicio del Jurado nombrado al efecto, quien deberá deliberar, los limones á favor de las clases mejores para la ex¬ portación y los nísperos y las cerezas para la mejor cantidad en el consumo.
Solamente tendrán derecho á
premio los expositores que sean socios del «Sindicato Agrícola Sollerense».
Con el fin de que el Jurado califi¬ que con toda imparcialidad, se omitirán los nombres de los expositores é irán se¬ ñalados por numeración correlativa, has¬ ta después de conocerse el recto dictamen del Jurado, siendo acto seguido sustitui¬ dos los números por los respectivos nombres de los expositores y los premios con la distinción que hayan merecido.
Cada expositor deberá entregar
su instalación en la forma que crea más conveniente á sus intereses con tai que sea bien presentada, la que se le devol¬
verá una vez terminada la exposición. Los que deseen tomar parte en
la misma deberán presentar sus frutos en el día 7 de Mayo próximo de 10 á 12 de la mañana y de 1 á 3 de la tarde, á la comisión nombrada al efecto y en el do¬ micilio de la sociedad (calle del Príncipe
n.o 10) en cuyo acto se les entregará su respectivo resguardo.
La exposición, cuya visita será pública, tendrá lugar durante los días 8 y 9 del próximo mes ó sean los mismos en que se celebre la feria de esta villa.
Digna de aplauso es la labor del «Sin¬ dicato Agrícola Sollerense» y nosotros
le tributamos nuestro mas sincero. Con
semejantes exposiciones se estimula á los agricultores á seleccionar las variedades
de sus frutales. ¡Adelantel

—

.««wiariñtit>»*ijgriíiii——

EN EL AYUNTAMIENTO

Sesión del día 23 Abril de 1904
La presidió el Alcalde señor Joy, y
asistieron á ella, convocados por segun-

da vez, los Concejales señores Marqués, Casasnocas, Castañer, Colora, Joy (Jai¬ me J.), Morell, Frontera, Estades y Deyá.
Fué leída y aprobada el acta de la se-
ción anterior.
Se concedieron algunos permisos para verificar obras particulares.
Dióse cuenta de dos comunicaciones
respectivamente del Banco de Sóller y de la Sucursal del Crédito Balear, por las que. cada una de estas sociedades, á fin de solemnizar la visita de S. M. el Rey á este pueblo, se complacen en poner á
8.Mdisposicióndeesta Alcaldía, en bonos
de á peseta, la suma de 506 pesetas para ser repartidas entre los pobres de esta localidad, Enterado el Ayuntamiento,
acordó haber visto con suma satisfacción
este donativo y dar un voto de gracia» á dichas sociedades por tan espontáneo y generoso desprendimiento, nombrando al propio tiempo una Comisión com¬ puesta del señor Alcalde, señor Cura-pᬠrroco y Director del Banco para efectuar la repartición de la cantidad ofrecida por éste, y para la ofrecida por la Sucur¬ sal otra Comisión compuesta del señor Alcalde, señor Cura-párroco y Adminis¬
trador de la misma Sucursal del Crédito Balear.
También se dió cuenta de que el señor Cura-párroco de esta villa ha resuelto, en obsequio de la visita regia, pagar una comida extraordinaria á los pobres que asisten al Hospicio, de lo cual con vivo agrado se dió por enterado el Ayun¬
tamiento.
Por último, para honrar no menos la visita de S. M. á esta población, acordó el Ayutamiento abonar dos pesetas á cada uno de los pobres que asisten al
benéfico establecimiento.
Y no habiendo otros asuntos de que tratar se levantó la sesión.
* **
Sesión extraordinaria del día 26 Abril
de 1904
La presidió el Alcalde señor Joy y asistieron á ella los Concejales señores Estades, Mora, Frontera, Deyá, Colom, Castañer, Joy (Jaime J.) y Morell.
Acto seguido expuso el señor Presi¬ dente que la sesión era con objeto de tratar, en primer lugar, de si debían quitarse los adornos colocados con moti¬ vo de la venida á esta población de
el Rey Alfonso XIII, ó si debían, por el contrario, no quitarse y dejarlos
hasta haber transcurrido la fiesta cívico-
religiosa que todos los años celebra este pueblo en honor de la Virgen de la Vic¬ toria, á fin de que sirvan de festejo á la misma fiesta; y en segundo lugar, tratar
sobre la couveniencia de levantar un
nuevo plano de alineación de la Plaza de la Constitución, atendidas las obras que D. Joaquín Aguiló verifica en su ca¬ sa n.° 14 de dicha plaza.
Después de detenida discusión sobre los dos extremos expresados, el Ayunta¬ miento acordó, en cuanto al primer ex¬ tremo. dejar los adornos mencionados
hasta haber transcurrido la fiesta de la
Victoria, y en cuanto al segundo extre¬ mo. levantar un plano de alineación de
la Plaza de la Constitución á fin de que
tenga una configuración mas regular
en lo sucesivo.
No habiendo mas objetos de que tra¬ tar, se levantó la seción.

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Hoy, al anochecer, se cantarán solemnescomple*
tas- en preparación á la festividad de Nuestra Señora de la Rosa, y luego des¬ pués se dará principio á la popular de¬ voción del mes de Mayo.
Mañana, domingo, á las siete, conti¬ nuará el ejercicio del mes de María, du¬
rante la celebración de una misa. A la3
nueve y media, después de tercia, se cantará la misa mayor con sermón que pronunciará I). José Marqués Pbro. Por la tarde, después de vísperas, se verifi¬ cará la procesión que recorrerá las calles
de costumbre, é inmediatamente se ce¬ lebrará la devoción mensual en honor
del Deifico Corazón de Jesús, con exposi¬ ción de S. D. M. Al anochecer, se conti¬ nuará con solemnidad el ejercicio del
mes de las flores. Martes, dia 3, A las nueve, horas me¬
nores y después tendrá lugar la ceremo¬ nia de la bendición de frutos, celebrán¬
dose á continuación laa misa mayor.
En la iglesia de S. Francisco.—Ma¬ ñana, domingo, por la tarde, continuará la popular devoción del mes de María, con música, y sermón por el Dr. D. José
Pastor, Vicario.
Heglstr© Ovil
Nacimientos. Varones 6.—Hembras 0.—Total 6
Matrimonios
Día 20.—D. Jaime Enséñat Joy, sol¬ tero, con D> Juana M.a Villadoniiu Frau, soltera.
Defunciones Día 16.—D. Guillermo Muntaner Al-
cover, de 66 años, casado, calle Roma¬
guera.
, Día 17—D.a Catalina Bauzá Mayol, de 79 años, viuda, calle de la Luna.
Día 19.—D.a Antonia Frontera Miró, de 65 años, casada, calle de San Jaime.
Día 24.—Da. Antonia Fontanet Cas-
tañer, de 74 años, casada, Manzana 43. Día 24.—D.a Francisca Bernat Serra,
de 81 años, viuda, M.a 63. Día 25.—D. José Ferrá Ferrá, de 82
años, casado, M.a 15.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 21.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Villa de Sóller, de 190 ton., capi¬ tán Di D. Picornell, con 16 mar. y efec¬
tos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 24.—Para Barcelona, vapor Villa de Sóller, de 190 ton., cap. D. Domingo Picornell, con 16 mar., pas. y efectos.
Círculo Sollerense
. La Comisión del Concurso Ibiza-Sóller
hace presente á los señores socios que el miércoles 4 de Mayo próximo, de seis á seis y media de la mañana, admitirá las palomas que se presenten para la prime¬ ra suelta marítima que se verificará en el mismo día, desde 30 millas del puerto
de Palma dirección Ibiza. Sóller 26 de Abril de 1904.—El Director
de la Sección Colombófila, Francisco Ba-
llester.

(28) FOIíIíETÍW
LA VÍRGEN DE LAS LILAS
dignación;—después, conteniéndose por un violento esfuerzo de su voluntad,
añadió:
—¡Clara, perdóname! —¡ Perdonarte! „¡ja más, ja más! —-raurmuró la Marquesa, cuya fiereza se fundió en una aflicción profunda. —¿Por qué? ¿qué te he hecho?—excla¬ mó Eugenio; y dejándose llevar del odio¬ so egoísmo que invade el corazón del hombre’que se ha sentido muy amado, prosiguió: —¿Qué es lo que te he arrebatado, Cla¬ ra? ¿Eras, por ventura, dichosa con tu esposo? ¿No \_te abandonaba él por las causas mas fútiles y por los motivos mas indiferentes? Si he’podido distraerte con mi afecto, con mis galanterías du¬ rante algunas de tus horas de aburri¬ miento, ¿acaso soy culpable por esa
causa?
—Ahora eres aún más culpable que entonces—dijo una voz de, mujer, dulce y vibrante, pero con acento severo, que
so oyó á alguna distancia del cuadro.

Magdalena se estremeció profunda¬ mente. ¿Quién seria aquella mujer que llegaba á tomar parte en tan triste esce ¬
na?
—¡Ah, madre mía!—exclamó Euge¬
nio, desvaneciendo con estas palabras la duda de Magdalena.
—Véte—repuso la Condesa.—véte, hi¬ jo mío; y tú. Clara— añadió con acento más dulce,—tú á quien tanto amo, á quien tanto estimo aún, á pesar de tu desgracia, sosiégate, no llores; hay un Dios de bondad que vela por nosotros; un Dios que mira con ojos de piedad y
de misericordia nuestros extravíos; cál¬
mate: si aun estás en el cuarto del Con¬
de de Torren ueva, ahora estás en con pa¬ ñí a de su madre.
Clara respondió solo con un gemido, al que siguió un largo silencio que inte¬ rrumpió ella misma.
—Vuelvo á mi casa, señora—dijo con voz trémula;—necesito recogerme y re¬ posar, porque me siento muy enferma.
La madre de Eugenio no respondió nada; pero Magdalena oyó el rumor de un beso de piedad y de perdón que la Condesa depositó en la frente de la des¬
dichada Clara.
Luego se oyeron pasos lentos é inse¬ guros. Eran los de la Marquesa de Alba-

rreal, que salía de la casa del hombre á quien tanto amaba, con el corazón des¬ garrado de dolor.
Magdalena se apartó del cuadro, páli¬ da, yerta; su cuerpo temblaba; su cora¬ zón se había refugiado á lo más hondo de su pecho.
XV
El suntuoso palacio de los Marqueses de Albarreal estaba preparado para una magnífica fiesta, algunos dias después de los acontecimientos que acaban de
referirse.
Espiraba Octubre, y las elegantes da¬ mas regresaban á Madrid desde las aguas de Vichy y Biarritz, ó desde las playas de Deva y del pintoresco Cabañal
de Valencia.
Casi todas las familias de la alta socie¬
dad se hallaban ya en la capital, y en la noche de que voy hablando, en los es¬ pléndidos salones de Clara.
Todavía no se ha abierto para el lector el interior de aquella magnifica morada, que ahora vamos á poner antes sus ojos.
Imagínese un gran salón que sigue al vestíbulo, y e! cual está pintado al fres¬ co y rodeado de taburetes de damasco carmesí, cuyas armaduras son de acajú con filetes y flores doradas.

Las paredes, cubiertas de ensambladu¬ ras de cedro hasta la tercera parte de su altura, están después cubiertas con las pinturas más deliciosas que se puedan imaginar, y que representan escenas pastoriles de una belleza encantadora.
Allí se veían pastoras rubias y rosa¬ das, con cayados que remataban en ra¬ milletes de flores; zagales blancos y es¬ beltos, con talles sueltos y flexibles y lazos de cinta en los vestidos; amorcillos que disparaban sus flechas ocultos entre los árboles de la floresta; y finalmente, fuentes cuya corriente de plata se perdía entre el verde musgo de la pradera.
De aquel salón ó gran antecámara se pasaba á los salones de recibo, que eran
dos.
La cantidad de los muebles no era
muy considerable; pero en cambio, la elegancia de su forma y la inteligencia que había presidido á su distribución
eran admirables.
Pequeños divanes rellenos de pluma y cubiertos de sedería, colosales espejos de
Ve necia encerrados en marcos de oro
mate, bronces antiguos, pequeñas estátuas de mármol blanco sobre ligerísimos pedestales, y un soberbio reloj de bron¬ ce de la época de Cárlos I de Inglaterra: tales eran los objetos que decoraban

aquellos dos salones, obra maestra de
gusto artístico y de comodidad.
Poco más de las diez serían cuando se
detuvieron á la puerta los primeros ca¬ rruajes, y pronto crujieron en la ancha escalera de mármol blanco los largos pliegues de los trajes de seda y gasa.
A la puerta del primer salón se halla¬ ban el Marqués y la Marquesa para reci¬ bir á sus amigos.
Ambos vestían luto por el coronel Mi¬
randa, muerto hacía dos meses, y con¬ forme se iban sentando los concurrentes, tenían unos con otros la misma conver¬
sación.
—¿Be le hubiera á usted ocurrido ja¬ más el que la Marquesa pensase en dar
una fiesta con un luto tan reciente, ge¬
neral?—preguntó una bella jóven á un
anciano militar.
—En verdad que no, querida Julia— respondió el interpelado á la jóven que le interrogaba, que no era otra que la hermosa señora deOsorio, amiga íntima de la Marquesa;—pero—añadió el gene¬ ral—aquí hay algún motivo extraño que
usted debe saber.
—¿Yo debo saberlo? —Sí por cierto. —¿Por qué, general?. —¿No es usted la más antigua amiga
de Clara?

SÚLLER

S&ss-samaciwi ti» bs inserte» en esta sección pegarán. Hasta tres in«¿táteneji á rasán’óe 0'05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á
de O'OS jt setas, y. de cinco en- adalaute á razón de 0M)2 pesetas. 381 valor raíilsao de un anuueio, sea cual fuere el número de lineas
que teeomjenga, será de 0‘50 pesetas. S%A» lineas, de cualquiera tipo sea la tetra,-y los-grabados, se conta-
•' .'21 por tipos del-cuerpo 12 y el-ancho será el de una columna ordina-
d»l periódico.

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán; Del ancho de una columna 1'50 pías., del de dos S ptaa., yasl en igual proporeióon,
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘06 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0*10 ptas. la linea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste bí es mayor.
Lo« sn'oriptores disfrutarán una rebaja de bu SS pe»
ciento

La Ilustración Española y Americana.-La

Artística.-El Moda Elegante.-La Ilustración

Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬ tener resultados eficacísimos, emplead el

Salón de la moda.-Album Salón.-La Borda- “GUANO SAINT G0B1T®”

dora.-La Perla Artística.-La Mariposa.-Blan¬ jue se expende en la acreditada droguería de

co y Negro.-La Zapatería Ilustrada.-Nuevo ARNALDO CASULLAS-*-*™*, 17

Ultima Moda.-Por Mundo.-Sol y Sombra.-La

Em este establecimiento encontrareis toda clase de

Esos

Mundos.....-Plurna

y Lapiz.-El

Teatro.- primeras materias para composición de abonos; sul¬ fatas y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

Hojas

Selectas.-La

Patria

de

Cervantes.-Alre¬

para rizar

azufre; bambas
arboleda.

y

demás

utensilios

para

pulve¬

infinidad de periódi¬ dedor del Mundo, y otra

Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬

cos y revistas ilustradas de España sirve el mendrón y toda clase de conservas.

“Centro de Suscripciones,, sección tercera de
LA SINCERIDAD, San Bartolomé, 17.—SOLLER.

proutoto®, mmmmém y
¡¡No equivocarse, LUNA, 17— SÓLLER!!

VILLA DE SÓLLEll

el©
L. STEINER

ACADEMIA MERCANTIL
DIRIGIDA “POR EL PROFESOR
D. SALVADOR ELÍAS

PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES

Se vende á 30 Cts. en la Far¬ Olase8 especiales para la enseñanza práctica y teórica de Cálculo macia de J. Torreas.—SÓLLER. Mercantil Teneduría de Libros, reforma y adorno de letra, y todo
la perteneciente al comercio, según las vigentes leyes.

Servicio entes Sóiler, Barcelona, Cette y riceversa
Saldrá de Sóiler para JBarcelona y Cette los días 10, 20 y último
« de cada mes.
Consignatarios:—En Sóiler, D. G. Bernat.—En Barcelona, D. J. íRoura.—LEn Cette, Sres. Colom Fréres y J. Cantó.
ABONOS QUÍMICOS Y LABORATORIO BIOLOGICO
.DE GILI Y SAINT flOBEIH
PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS
ABOIOS QOtmCOg PA1A TOBOS LOS OOLTIf08
INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS
REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS
CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA

AGENCIA M. BERNAT Y C.a-Rubí 2Q,
Fincas y casas de diferente importan¬ cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta en esta Agencia.
I DE li
POR EL
Vino Ukanado Pépsico
d©
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes. „

Calle de la Luna, n.° 30
'
Tmmmm immmmmim
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres
BAUZÁ Y MASSOT
AGENTES DE ADUANAS
CSEBÉR1 y P01T-10U (Frontera Franco-Española)
¡Corresponsales á GIVET, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
L1 ¿SSICURATRICE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los
ACCIDENTES BEL TRABAJO

GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de CHXI

PÍLDORAS FERRUGINOSAS

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

DEPÓSITO Y REPRESENTACION EN SOLLER:

D, JOSÉ FORTEZA (BIBÍ) Luna, 24

r*

■ ■ ——————————————,——————————,——1mmmm——,——„^

lote! Mamut del Universo
DE
Vda. de j. serra

!*JLA.KA ®JE PAIiACiIO-3.-BARCML.OSiA

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana ó Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

LA SOLLERENSE

FINOS AL POR MAYOR COMISIÓN Y AJUSTE

DE
COIiJj
GERBERE y PORT-BOÜ '(Frontera franco-

JUAN ESTADAS
nuiuti i rifu
TELÉFONO
IdEZICn» AIST (Ande)

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

DE
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el menstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
XDHJ VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia dol Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóiler, Far¬
macia de J. Torrens
ANTIGUA ESPARTEMA
DE
Anona mwk ® s**
LUNA, 6—SOLLER
Ofrece á sus clientes y al público sus varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.
Su mejor recomendación será, la superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬ ciones y demás trabajos del ramo.
UNO OLVIDAR AL ANTIGUO SERRIÉJ!

Capital, social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóiler, ARNALDO
OASELLAS.
LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona
San Bartolomé, -17, - SOIíIíEB
SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás trabaios de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬
nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje
cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos vanados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales, y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc. etc.
SOLLEBi—Imp. d$ «La SinooridacU

'

'"

'■ / '

.

...

''\\

■ A,

v-V