SEMANARIO INDEPENDIENTE
SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 26, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Ditcctor-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Bedactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALGO VER,

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

-cgHfe. *S« SÓLLER (Baleares)

PEE OIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.

Extranjero 0’75 francos id. id.

ADELANTADO.

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasado 0’20 peseta^

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD responsables sus autores.

Sección Literaria
HONORES Y DESHONORES
¿Qué e3 la opinión? ¿Quién la da? ¿Qué el deshonor? ¿Dónde duele?
Maldades que son just icias.
El honor es, sin duda, nobilísimo resor¬ te de las acciones humanas, regulador de la vida, freno de los malos instintos,
grandeza del hombre y dignidad de la mujer. Pero no es un concepto de ley natural, sentido igualmente por todos
los nacidos. Es invención social, aunque
tan alta y útil que, parodiando la frase de Yoltaire, pudiera decirse que si el ho¬ nor no estuviera ya inventado, habría que inventarlo. Y es concepto de las
sociedades á medio civilizar. Así se ve
cómo las sociedades primitivas no lo conocieron, mientras los siglos medio¬ evales, tránsito de la barbarie á la cultura, lo exaltaron con tal fuerza y tanta fe, que hicieron de él culto de su alma y estímulo de su brazo. En lo pre¬ sente, aquel culto va decayendo, y lle¬ gará día en que la modificación esen¬ cial de la idea del honor será signo de
la plenitud de los tiempos civilizados.
La sociedad, acendrando el concepto,
conservará la parte pura en que reside la dignidad humana, y eliminará la par¬ te artificiosa y las reminiscencias bárba¬ ras. La luz seguirá brillando aunque los ciegos no la vean, y los hombres serán buenos ó malos siempre que ellos lo sean y no cuando los demás lo quieran.
La buena ó mala opinión no es sino lo que se nos quita de lo que á veces no te¬ nemos, ó nos dan otros de lo que á veces no tienen. Mil lenguas honradas, ha¬ blando desfavorablemente, pueden hacer un pillo de un honrado. Y mil pillos, hablando favorablemente, pueden hacer
un hombre honrado sin serio ellos.
El honor no es oro contante y sonante
que donde quiera que está vale lo que pesa. Es carta de crédito comercial con el valor que le da quien ha de pagarla.
Por todo lo cual se explica la diversi¬ dad del crédito de las personas, según la posición en que están y las gentes que las ven y las oyen. Sucódeles lo que al sol: siempre es el mismo, y para unos hace el día y para otros la noche. El no
cambia de sitio ni de luz: cambian los
que lo miran. Y esa es la opinión: para
éstos es blauco lo que para aquéllos
negro.
Es sentir común que el honor de la mujer consiste en su castidad. Pues si, conforme á la moral, se peca de obra y también de palabra, y si la castidad pe¬ rece, no sólo por incontinencias de la carne, sino por descompostura en el ha¬ blar y el vestir, reconozcamos que hay pocas mujeres honradas en las costum¬
bres modernas.
Atiéndase á los casos.
Margarita es la mujer fuerte, intacha¬ ble é intangible á la maledicencia, res¬ petada hasta la veneración. Nunca pen¬ samiento lúbrico ha manchado su frente, ui mal deseo ha turbado su corazón. Lleva dentro una santa. Y sin embargo,
es por fuera un demonio tentador. Cuan¬
do habla, incita; cuando mira, enciende.
Quien la oye cree hallar una perdida:
tan libre es su conversación. Por decir
un chiste no repara en decir una desver¬ güenza que ruboriza al que la escucha:
tanto se sacrifica á la gracia. En el recogimiento de su casa se cu¬
bre hasta las orejas por arriba, y nadie le ha visto el pie p@r abajo. Pero se transfigura en los salones y teatros. Por abajo luce el calado de las medias en
cuanto sube una escalera, baila un vals
é se retrepa en un sofá cruzando las piernas. Por arriba luce sobre el elegaute deseóte inedia espalda y medio pecho,
que, por hermosos, atraen la mirada de los hombres y la envidia de las mujeres.
Y la opinión sigue diciendo que es una santa sin altar y sin rostrillo.
En cambio, murmura despiadadamen¬

te de Josefina, mujer muy callada de boca, grave de aspecto, recatada de cos¬ tumbres, que se presenta con cuello alto y falda baja; pero de quien dicen que en¬ seña á solas lo que encubre en público.
¿Por qué esta variedad de la opinión? Enseñar el pecho á un hombre solo es deshonestidad; enseñarlo á bqü es ele¬
gancia. Las Margaritas se dejan abrazar á placer en un cotillón, se dejan tentar la mano en un saludo, se dejan besar la

ten á su salón. Todas parecen lucirse con su compañía y enorgullecerse con
sus besos de intimidad.
Y, sin embargo, tiene doce deslices por año. La opinión murmura de Mag¬ dalena, pero no se atreve á injuriarla de palabra ni de obra. No la ensalza, pero tampoco la deshonra ni la confina como á Matilde. ¡Es una loca!—se dice á lo su¬ mo. Y la declaran irresponsable, apli¬ cándola la doctrina de la degeneración

la sena cara resplandía sa correspondencia.
M’ ha enllüernat. Entretant la música tocava; mesclat amb
aquelles armonías ressonava el sen nom degotant pler dins lo meu pit.
Si no m’ he acostat á ella que no ’s queix; per ara m’ aconortan les senes ullades.
Bartomeu Febrá.

mejilla—en el extranjero, en España, no.—Pero ¡ay! de las Josefinas que se dejan abrazar en un gabinete recóndito, y ¡todo es abrazo!, ó se dejen besar los labios ó tentar la cara, y ¡todo es carne!, lo mismo la de la mano que la de la bo¬ ca. El pecado no está en la acción, sino en el lugar. La opinión sitúa el honor donde quiere, sin ver que así cambia el oro, de valor intrínseco, por papel-mo¬
neda de valor convencional.
Enriqueta junta en si el pudor secreto de Margarita y el pudor público de Jo¬ sefina. Es la castidad perfecta, en el fon¬ do y en la forma, en las realidades y en las apariencias. Imagina que con esta virtud la basta para hacer lo que le dé la gana, y guarecida de su firmísima
honestidad descuida las demás virtu¬
des y no teme caer en los vicios opuestos
á ellas.

mental y de la fuerza insuperable de los instintos con que la criminología nueva
cohonesta el delito.
Y en cambio, carga la pena de infa¬ mia sobre el marido. ¿Por cuál absurda ley de la opinión la mujer soltera paga con su honra sus extravíos, y la mujer casada, siendo también suyos, los pone á la cuenta del cónyuge traicionado?
¡Honor y deshonor! ¡Cuántas malda¬ des cometéis con nombre de justicias! ¡Ay! si la realidad, poder moderador de la vida social, no supliera y enmendara los fallos de la opinión pública! Porque, en suma sólo es válida y tiene fuerza coercitiva la conciencia propia, que es la opinión interna, el libro de votos reser¬
vados de cada hombre sobre sus actos.
Eugenio Selles.

EOS TRES SUEÑOS
(De Meine)
Lloraba en sueños: con secreto espanto Soñé que estabas muerta, vida mía.
Desperté, y aún el llanto
Por mi rostro corría.
Lloraba en sueños: con mortal despecho Soñé que me dejabas inclemente.
Despertó, y largo trecho
Lloré insensatamente.
Lloraba en sueños: con anhelo suave
Soñé, mi dulce amor, que aún eras mía. Desperté, y—Dios lo sabe— ¡Hoy lloro todavía!
T. Llórente.

Honra á su marido, pero deshonra su
casa. No le engaña con un amante, pero

SED DE AMOR

Ecos

le engaña con los tenderos. Pide dinero

en las tiendas, amaña cuentas falsas y
aumenta el importe de las verdaderas,

¡Necesitaba amar!... ¿Qué alma no tuvo

tan dulce aspiración?

OBREEOS r SOLEADOS VEGETALES

procurándose por tales medios más re¬ cursos de los que le da su marido para atender á sus caprichos de mujer de mundo. Quien conociera el desorden de
su casa, el despilfarro de su caudal, la tomaría por una perdularia. Siente con pasión irresistible el amor más caro de
los amores femeninos: el amor de las

¿quién no ha sentido arder en sus entrañas el fuego del amor?
Cuando pasada ya la edad primera
se abrió mi corazón
á los risueños goces de la vida como se abre el capullo de una flor, la luz, la tierra, el cielo, el mar, el río, las estrellas y el sol,

Es tan hermoso y contiene tanta savia psiquica y social el artículo que el gran patriota é insigne es¬ critor D. Joaquín Costa ha dedicado á los niños do Eicla, que nos permitimos copiarlo de «El Mercan¬ til Valenciano*, en cuyas columnas lo hemos leído.
-A. los niños el© :R.iola.
©n. su Fiesta, del A.r*Iool, 13 de

joyas.
Cuando se enamora de un brazalete ó
un collar, la enciende un deseo á modo de apetito carnal, y no repara en conve¬
niencias ni obstáculos. Compra al fiado y no paga; y cuando aprietan los apuros contrae deudas peligrosas y firma docu¬

las criaturas todas, el aire, y el sonido, y el color, y la ciencia y el arte, me arrancaron gritos de admiración, y el alma enamorada, de rodillas en éxtasis cayó.

Marzo d© 1304.
Son los árboles obreros incansables y
gratuitos, cuyo salario paga el cielo, que no se declaran en huelga, ni entonan el himno de Riego, ni vociferan gritos subversivos, ni infunden espanto á las

mentos que pueden comprometerla ante la justicia.
Y aquella mujer pura y limpia y pu¬ dorosa, que tal vez se desmayaría si un hombre la dirigiese un piropo, se expo¬ ne diariamente á las injurias de los acreedores y sufre con frecuencia las pu¬ llas maliciosas de la gente maleante que puebla los pasillos de los juzgados mu¬ nicipales.
Y la opinión sigue poniéndola como
santa en el altar del honor femenino.
La vergüenza tiene diversas caras, y el rubor no puede asomarse á la vez á
todas ellas. Cuando acude á una falta en
otra.
La desgraciada Matilde cuenta ya treinta y ocho años. Su vida y su belleza van pasándose tristemente en soltería sin esperanza. No hay hombre que se acerque á ella pretendiéndola con fines

Necesitaba amar y que me amasen
con la misma pasión; y amé y me amaron, ¡ay! pero de pronto se interpuso el dolor!
El mar tenía tempestades fieras; las ciencias un misterio abrumador; las criaturas se morían luego ó me hacían traición; y sediento de amores el espíritu andaba ansioso navegando en pos de un amor infinito que llenase
sus abismos de amor.
¿Dónde hallaré un amor firme y durable? me preguntaba yo: ¿no habrá entre tantos uno que no deje
vacío el corazón?....
Y herido en el combate de la vida
caí sin fuerzas; se apagó mi voz, ¡ay de mi! lo buscaba entre los hombres y estaba sólo en Dios.

clases conservadoras, ni socavan los ci¬
mientos del orden social. Para ellos, la cuestión social no está en que los explo¬ ten, sino, al revés, en que los hagan holgar.
¡Y cuán variadas sus aptitudes y cuán solícitos sus cuidados para con el hom¬ bre! Ellos hacen tablas y vigas, hacen leña, hacen carbón, hacen alcohol, ha¬
cen azúcar, hacen pan, hacen sidra, ha¬ cen aceite, hacen cacao, hacen café, ha¬
cen jarabes y refrescos, hacen seda, ha¬ cen quina, hacen papel, hacen caucho, hacen forraje, hacen uvas, higos, dáti¬ les, naranjas, melocotones, cerezas,' pe¬ ras y manzanas; hacen tierra vegetal, hacen manantiales, hacen oxígeno, ha¬ cen salud, hacen pájaros y flores, hacen poesía, hacen hogar, hacen sombra, ha¬ cen país... Me explico la dendrolatría.
En otro orden, el señor maestro os ha

honestos. Las mujeres se apartan de su trato y la colocan á distancia previsora como si padeciera enfermedad de conta¬

Luis Ram de Viu.
JB. de Hervés.

enseñado que hay en lo que llamamos nuestra Península una colonia, Gibral-
tar, y una República, Andorra, y un rei¬

gio. Las madres cuidadosas no la dejan

no, Portugal, que no dependen de la

á solas con sus hijas y evitan su compa¬ ñía en público. ¿Por qué? Matilde es

PLANTS D’AMOR

soberanía española; y yo quiero deciros que existen en el solar ibérico otros mu¬

buena, su dulzura de resignada llega á la humildad, es discreta y callada hasta parecer taciturna. Lleva en el semblante
la sombra de la tristeza imerecida.
En sus años primeros tuvo un desliz.

XJXjXjAOEíS
Ja sé que ha nom. He passat tres vegades per devant ca-seua; sol séure en el baleó, brodant, amb un test de

chos reinos, de bastante más cuenta que esos, donde tampoco dominamos noso¬
tros y que no-es fuerza conquistar: el reino sahárico de la langosta, que perió¬
dicamente rebasa sus fronteras é invade

Era una niña: la engañó el novio liber¬ tino, ó la engañó su misma inocencia, más peligrosa que el libertinaje. Y la

pensaments blanchs al seu costat. Ahí vaig alsá ’1 cap y s’ en temé; una boira
m’ entela la vista, el cor me bategava bén

nuestro territorio propio, como en otro tiempo los almohades y los almorávides de Africa; el reino del fuego abrasador,

opinión la ha marcado con el sello im¬ espés; sois la vaig escometrer, fent ma vía.

el reiuo del granizo y de la helada, el

borrable de los condenados á infamia

Avuy m’ be vestít'pér anar á la festa; es- reino de la inundación, el reino de la

perpetua y deshonor irredimible.

campant ma vista per totes parts, á la fí, 1’ marisma, el reino de las arenas volado¬

Todos conocen, muchos tratan, algu¬ he descuberta trepitjant murta enraitx del ras, el reino estepario de la sal de Glau-

nos adulan á Magdalena. Es Magdalena truy. M’ ha mirat y 1’ be compresa. Ja me ber, el reino, cada vez más dilatado, de

antes de oir á Cristo, y ésta no lo oirá basta.

la roca desnuda y de la torrentera. Para

nunca. Continuará pecadora. Es casada:

¡Quin feix m’be llevat de demúnt! Ara no conquistar estos Estados Unidos de Tip-

el sacramento cubre el pecado. Es rica: me costa pena ! aleñar. Anit dormiré en sos- hon, el soldado es el árbol; el general, el

el oro aplaca las fierezas de la moral. séch perqué sé que m’ estima.

hombre. En eso, pero nada más que eu

Las mujeres más castas solicitan su

Jo no li he parlat ni ella m‘ ha dit res á eso, os permito, queridos niños, jugar á

amistad. Las niñas más candorosas asis¬ ’ mí; peró, la meua ullada vessava amor, y en ! los soldados...

No os distraigáis, como algunos he: bres, á labrar flores de trapo ó de papel; colaboradores en el plan divino de la
creación, haced flores de verdad, de las que nacen, viven, se agostan y granan; con el alcalde, con el médico, con el
maestro, con el juez, con vuestros padre y hermanos mayores, seguid convirtien do los llamados Juegos Florales en Jue¬ gos Frutales. ¡Proteged el árbol, como él os protege y sirve á vosotros, y ayu¬ dadle á crecer y á multiplicarse!
Joaquín Costa.
NOTAS PEDAGOGICAS
Los maestros de antaño no compren¬ dían la misión de educar sin tener siem¬
pre la correa ó la palmeta en la mano, y la mejor disciplina para ellos eran los golpes. Tenían como máxima pedagógi¬
ca «la letra con sangre entra», y su pru¬
rito consistía en que los pobres niños
estuvieran las seis horas de clase en con¬ tinua esclavitud, sentados sin moverse
en estrechos y duros bancos, con los brazos cruzados, sin atreverse á articular palabra por miedo á los castigos, ni á mirar siquiera al maestro, en quien veian un ser cruel y antipático. Aquellos maestros no hubieran condescendido ja¬
más á tener ciertas confianzas con los
niños, á ayudarles en sus trabajos y
mucho menos á animarlos y mezclarse en sus juegos, por miedo á perder la au¬
toridad.
¡Qué diferencia tan grande de aquella época á la de ahora, en que los maestros son los primeros en alentar á sus discí¬ pulos, dejarles en completa libertad para
sus recreos, cuando sus facultades inte¬ lectuales dan muestras de cansancio ó
fatiga, iniciándolos en ciertos juegos para su desarrollo físico, haciendo por
este medio en ellos amar la escuela y
ver en su maestro un segundo y cariño¬ so padre!
Visitad si no los Jardines de la Infan¬
cia y veréis la manera como esto se hace, en que los juegos organizados constitu¬ yen todo el nervio de los procedimientos de educación y es uno de los caracteres por que más se distinguen las escuelas de Froebel y uno de sus mayores en¬
cantos.
El maestro que comprende hoy su verdadera misión y conoce la pedagogía moderna, no debe mirar como cosa im¬
propia los juegos de los niños, sino pro¬ vocarlos, organizados, dirigirlos mez¬ clándose entre ellos y haciendo por este medio la gimnasia que la sabia natura¬ leza nos ha enseñado para que la educa¬ ción física camine á la par que los cono¬ cimientos instructivos.
Suprimid el juego, este ejercicio tan importante para el desenvolvimiento de los órganos, y habrá desaparecido toda la poesía de la escuela y sus atractivos, y los niños volverán á ver en ella el su¬ plicio, el martirio, el lugar de tormento. Por lo mismo que el juego es en el niño actividad, física, intelectual y moral á la vez, la educación debe aprovecharla de modo que constituya una, especie de
gimnástica física, intelectual y moral.
A medida que se acentúa el desarrollo
físico, al que viene á pastar ayuda la
manifestación del juego, se desenvuel¬ ven con mayor fuerza los sentidos; pues los niños, en general, nunca trabajan con más alegría que después de haber jugado. Por eso no nos canearemos de repetir que el juego es de gran impor¬ tancia para el educador, y que lejos de
desdeñarlo se le debe de mirar como po¬
deroso auxiliar educativo, puesto que en el se puede observar la libre expresión
de ios instintos del niño.
X.

S ÓLLER

Diggle, inglesa, y D.a Celina Girard, hermosísimo con las multicolores colga¬ las varas los señoras D. Trinidad de azul del hermoso mediterráneo. Palma

francesa. El ramo era un bonito cuadro duras y otros adornos puestos en balco¬ Fontcuberta, de la Real Maestranza de se afana por engalanar sus vias y sus

EL REY Á BARCELONA
La, circunstancia de ¿aliarme acciden¬
talmente en Barcelona, me permite de¬ dicar estas líneas al entusiasmo espontá. meo con que lia recibido á nuestro joven

formando la inicial de D. Alfonso y la cifra XIII con corona superpuesta todo de flores naturales blancas y encarnadas,
teniendo á un lado en forma de artístico
marco ancha cinta de seda con los colo¬
res nacionales que ostentaba la siguiente
inscripción: «Él Hotel de Inglaterra á
S. M. el Rey Alfonso XIII».

nes y ventanas, y que se extendían por de Sevilla; D. A. de Azara, de la de Za¬ la parte alta de dicho Paseo y por las ca¬ ragoza; D. José O. de Sentmenat, de la lles afluentes al mismo en una conside¬ de Valencia; D. Eduardo de Casanova, rable extensión, coa el magnífico arco de la Orden militar de Santiago; el mar¬ levantado en el cruce con la calle del qués de Villamediana, de la Real Maes¬ Consejo de Ciento, con el obelisco cons¬ tranza de Ronda, y D. Guillermo de Ca¬ truido por el ejército junto á la Puerta sanova, de la de Valencia. del Angel, con los gallardetes colocados Con dificultad inmensa pudo seguida¬ de trecho en trecho en lo alto de másti-' mente organizarse la comitiva, que

calles para recibir al Monarca. En Bar¬ celona. se trabajó dia y noche para igual objeto. Y los Ayuntamientos de ambas
ciudades destinan considerable suma para mantener el boato.
¿Quién es el Rey?—Un jóven.—¿Ex¬
traordinario?—Que sepamos, no; un ser
como los otros.- El atavismo absurdo de

¿monarca el culto.pueblo barcelonés, ya La Srita D.a María Herminia Garzón, les que ostentaban las cuatro barras, con guardaba el mismoorden que indicamos las monarquías, sostenido por el llamado

$que ha sido esto inesperada novedad para ha dicho al Rey: «Magestad: La colonia el paso continuo de tropas de diversas en nuestra última edición, con la sola derecho divino, no tiene razón de ser en

«cuantos habían leído y creyeron las alar¬ mantes asérciones que.han hecho circu¬ lar los rotativos de mayor importancia.
El Sóller, que es periódico indepentdiente, aunque un pigmeo, él mas insigni¬ ficante de todos los periódicos españoles, . .puede, sin ambaies ni. perfiles, decir pan -ni pan y vino al vino; por esto me apre¬

extranjera residente en el Hotel de‘In¬ glaterra, por nuestro intermedio os dá la bienvenida y os ofrece estas flores. Os suplicamos las aceptéis como testimonio de respeto y simpatía». El Rey ha podi¬ do apenas contestar, pues que la emo¬ ción le cortaba la palabra: se ha limitado á manifestar que agradecía con toda el

armas, vestidas de gala, y con la enorme multitud que transitaba por los paseos laterales, con los balcones cuajados de señoras elegantemente vestidas, con los
terrados también llenos de gente.
Minutos antes de las diez llegó la es¬ colta Real, que fué aplaudida por los compactos grupos colocados junto á la estación-apeadero.

excepción de que el Emilio. Sr. Cardenal, que, con los señores Dachs y Ribera, es¬ tuvo en el Apeadero, aguardó ál Rey en la misma puerta de la Catedral.
El tránsito desde la puerta de la capi¬
lla de Santa Lucía hasta dentro del tem¬
plo fué de una dificultad imponderable, pues aun cuando se había mantenido despejada totalmente la calle, los.nume¬

todo pueblo civilizado. Cuando los pue¬ blos eran rústicos, cuando la fuerza, solo la fuerza imperaba, se hacía precisa la monarquía hereditaria/porque el i>ueblo carecía de organización suficiente, y no era capaz de elegir y hacer prevalecer al hombre de mérito. Pero hoy que las na¬ ciones se rigen canstitucionalmente, que

suro á calmar el animo sobresaltado de alma tantas atenciones y pruebas de afec¬ A las diez y cuarto el castillo deMont- rosos grupos que rodeaban entonces al la ley electoral se hace indispensable, no

los monárquicos y en especial de los to como recibía, y ha estrechado cariño¬ juich ha hecho la salva anunciando la Soberano se apoderaron de él en cuanto se concibe que el azar, la fatalidad, les

unauristas de esa, que sin duda espera¬ samente la mano á la Srita Garzón.

llegada dei Rey, haciendo lo propio In¬ echó pié á tierra, y entre empujones, imponga el jefe supremo. Y como si los

ban accidentes desagradables por lo que "La oleada de gente ha crecido estando mediatamente los buques de guerra ex¬ apreturas, vítores, aplausos, aclamacio¬ españoles no tuvieran su historia llena

¿habían oido ó leido: sino tumultos, silbas
^estrepitosas, y sino silbas, indiferencia
cuando menos.
Nada de esto, queridos paisanos: la -'llegada del Rey, con el Presidente del

parada la comitiva, y entonces un obrero, aprovechando el momento en que el mo¬
narca estaba inclinado sobre el cuello de
su caballo para oir mejor lo que la seño¬ rita Garzón le decía, le ha cogido la

tranjeros, y se han echado al vuelo las campanas de las iglesias.
Al aparecer el tren Real, la banda del regimiento de infantería de cazadores de montaña di ó un toque de atención, y acto continuo tocó la marcha Real, ha¬

nes delirantes, llegó bajo palio á la pla¬
za de la Seo á los acordes de la Lauda
militar allí situada.
En la puerta de la Catedral le dió agua bendita el señor Cardenal, colocándose-á su derecha, acompañándole hasta el altar

de crímenes y de guerras causadas por las familias reinantes, helos aquí todavía inflamados por fervoroso monarquismo.
A mi me dá pena ir á ver al Jefe del Estado, y no poder dirigir un entusiasta,

'■Consejo de ministros y el ministro de la mano en que tenía las riendas del caba ciendo los honores una compañía del ex¬ mayor. Oró-el monarca breves momentos ■un bravo vítore al hombre de mérito.

* Guerra,, ha sido un verdadero aconteci¬ lio, y se la ha besado repetidas veces con presado regimiento.

arrodillado en un reclinatorio colocado Cuando vea al Rey, solo podré entregar¬

miento; el entusiasmo popular ha rayado frenesí. ¿Puede pedirse nota más simpᬠAl apearse S. M., que vestía traje de en el centro del presbiterio; luego pasó le por ofrenda una mirada triste, compa¬

en lo indescriptible, y si verdaderamente tica? ¿No basta solo lo que va dicho para diario de Capitán general, fué saludado al trono, entonándose el Tedéum acto siva. Triste, porque aquella loca sociedad,

«entre la multitud había quien iba dis¬ puesto á protestar, ha ahogado de seguro
sus intenciones belicosas ante la espon¬
taneidad de los aplausos de la multitud, « de los saludos, de la agitación de pañue¬ los, de la lluvia de flores que pudieron * «observarse, por doquier.
Yo, que en poco tiempo.he podido presenciar.los recibimientos entusiastas

dar idea del cariñoso recibimiento que
se ha hecho al Rey en Barcelona? Y como el curioso lector podrá leer
más detalles en la sección de Actualida¬
des del presente número, dejo la pluma, no sin antes manifestar que quedo muy satisfecho hayan fracasado cuantos de¬ seaban y pronosticaban una silba tre¬ menda para el hijo predilecto de Sóller

por los Excmos. señores Capitán gene¬ ral, Gobernador civil y por S. E. @1 señor Cardenal Obispo, siendo vitoreado por el numeroso y distinguido público que lle¬
naba á rebosar los andenes.
AMlegar el Tren Real á la Estaciónapeadero fué precedido de una salva de aplausos que corría como reguero de pólvora á lo largo de la calle de Aragón.
Un clamoreo ensordecedor se levantó

seguido; -durante él llegaron el presi¬ dente del Consejo de ministros, que se colocó á la derecha del trono, y los ge¬ nerales que figuraban en el cuarto mili¬ tar y Estado mayor. D. Alfonso sonrió
cariñosamente al señor Maura cuando
éste apareció en*el presbiterio. Termina¬ do el Tedéum, bajó B. Alfonso á la crip¬
ta de Santa Eulalia, orando breves mo¬
mentos ante el altar, que «se hallaba ilu¬

encomienda su mala organización Á las manos de un jóven. Compasiva, por el Monarca, porque la- impía sociedad, la mete en un triste berengenal.
No comprendo el entusiasmo, el deli¬ rio y las fiestas de mis paisanos, por el Rey, ni como Rey ni como J efe del Es¬ tado. Las aclamaciones y las fiestas solo •se tributan en casos excepcionales, cuan¬

¿que la capital de Francia ha tributado á D. Antonio Maura,'habiendo sido el via¬ en seguida en los alrededores del Apea¬ minado espléndidamente.

do el personaje tiene contraídos méritos

■Eduardo VII de Inglaterra, primero, y á je de D. Alfonso XIII á Cataluña un dero y se extendió á lo largo del Paseo El doctor Casañas después dió algunas propios. De lo contrario, todo lo que se

* Víctor Manuel III deGtáliá, después, he ¿fausto acontecimiento que le engrandece. de Gracia. Tres minutos después apare¬ •explicaciones á D. Alfonso respeeto de la haga es pura comedia. Así lo ha enten¬

‘-quedado con el que acabo de ver agra¬ dablemente sorprendido. No ha bajado - nuestro joven monarcapor el,paseo de * Gracia en laudó rodeado de tropas do caballería, como recorrieron aquellos las ".calles de París, sino mentado á caballo, * adelantándose al elemento oficial que le
.acompañaba, y, solo, como quien dice,

J. Marqués Arbona.
Actualidades
’VIAJE DEL REY Á BARCELONA

cía S. M. en la pequeña entrada de la es¬ tación mas próxima á la calle del Conse¬ jo de Ciento. El 'Clamoreo se hizo mas denso, y cuando el Rey montó á caballo
la ovación se hizo delirante.
A pesar de todas las precauciones adoptadas, el gentío ha rodeado á don
Alfonso XIII, aclamándole sin cesar y
casi impidiendo el paso de su caballo.

cripta y de la Patrona de Barcelona. Acto continuo salió dei templo la co¬
mitiva, despidiendo al Rey en la misma
•puerta.
El público, en cuanto vió aparecer de nuevo á su jóven Soberano, prorrumpió en nueva y frenética ovación, que llegó al delirio cuando D. Alfonso con ligere¬
za extremada montó á caballo y empren¬

dido con muy buen sentido Alfonso XHI, al encargar á sus subordinados que las cantidades para festejos, sean destinadas á los pobres.
No en vano pasan los tiempos. Cuando ■vino aquí, á Sóller, Isabel II, se gastó la friolera de cuatro mil pesetillas. Tiene
razón la Historia al decir: más que para

^aislado completamente en medio delpue-

Con gallarda apostura se ha dirigido al dió el camino de la calle del Chispo. estudiar las necesidades públicas, que es

íblo que había traspasado las filas que

Desde las primeras horas de esta ma¬ centro del Paseo saludando militarmente Nuevamente los grupos rodearon al Rey, lo que debiera ser objeto de los viajes de

v debían contenerlo, y le aclamaba por do- ñana ha comenzado á notarse en esta á la muchedumbre, mientras tocaban siendo easi milagro que no ocurriera al¬ los -reyes, para recibir ovaciones, marchó '-quier. No abundaban en esa.gran masa ciudad un movimiento extraordinario las músicas militares, las cornetas, los guna desgracia. S. M. saludaba militar la reina Isabel II á Baleares. Hora es

de gente que frenéticamente vitoreaba al ¿Rey los-traes y sombreros de copa; •veíanse solamente trajes modestos de la ¿clase media y muchas, muchísimas blu¬ sas: dominaba, en lina palabra, la clase « obrera, ese. pueblo trabajador y sobrio de «cuya hostilidad ó indiferencia tanto se

que ha ido en aumento á medida que se acercaba la de la llegada del Rey. Los balcones de todo el curso que debía se¬ guir la comitiva regia se han engalanado y puede decirse que á las nueve eran eontadísimas las casas que no lucían colgaduras, siendo igualmente muchas las adornadas en el resto de la pobla¬

tambores y crecía el clamoreo. -Ha sido éste un largo momento, solemne, mag¬ nífico y conmovedor, prueba evidente de que tenían razón cuántos sostenían que esta ciudad no- sería una escepoión en el entusiasmo general «que nuestro Rey despierta en toda España.
Al llegar S. M. al arco de triuufo ele¬

y cariñosamente á las señoras que ocu¬ paban los balcones y galerías del Cole¬ gio de Abogados.
Al señor Arzobispo le asistieron de capa pluvial los señores Vilarrasa, Arci¬ preste, y Pal, maestrescuela.
Al entrar el Reyen la Plaza de San Jaime ha resonado un aplauso, que se

ya que en los tiempos actuales nos adap¬ temos á la realidad. Los Ayuntamientos faltan á su deber cuando gastan sus fon¬ dos en superfluidades semejantes; aque¬ llos fondos sagrados, estrujados del ros¬ tro del pobre trabajador.
Esperamos, pues, de nuestro Ayun¬

había‘'hablado con - anticipación en los ción.

vado en su honor frente á la calle del ha extendido inmediatamente por todos tamiento que si el Rey llega á este va¬

¿periódicos políticos de toda España, tal En el puerto todosdos buques estaban Consejo de Ciento, era tan grande la los ámbitos de la Plaza, con vítores entu¬ lle, se mostrará franco é hidalgo, á la

■ vez .para excitarle, invitándole á obrar en contra de sus propios sentimientos.
A la amabilidad (que en el alma agra¬ dezco) de-mis estimados amigos I). Da¬ mián Frontera «y señora, • débo el haber
podido presenciar la entrada de S. M. en da espaciosa plaza de Cataluña desde uno
•de los balcones del chaflán del Hotel de

empavesados. También desde muy temprano se ha¬
llaban ocupados los balcones por nume¬ roso gentío.
Para proteger la circulación y mante¬
ner el orden se han situado fuerzas déla
guardia civil en la carrera.
A las nueve han salido de los cuarteles
las tropas para ocupar el sitio que te¬

multitud que abriéndose paso por entre la hilera de soldados se agolpaba junto al Monarca, que éste tuvo que detener
varias veces su caballo, saludando con
muestras de contento y emoción. A las 10’35 ha llegado S. M. el líey á
la plaza de Cataluña. En este momento el eutusiasmo lia sido grande; desde el obelisco levantado por el elemento mili¬

siastas, aclamando al Monorca en una
verdadera ovación. D. Alfonso contesta¬
ba, como durante todo el trayecto son¬ riente y emocionado. Las aclamaciones
se han sucedido en la calle de Fernando
y Ramblas. El Rey se detuvo un momento para
contemplar el monumento á Colon, diri¬ giendo entonces la palabra al ministro

vez que parco en los gastos, cumpliendo así los consejos regios; le expondrá las necesidades que sentimos, y le dirá que el pueblo de Sóller saluda con profundo respeto al mantenedor de la paz y al fo¬
mentador del progreso.
*

¿Inglaterra, donde se hospeda actualmen¬ nían designado. A dicha hora eran en tar se lian soltado centenares de palo¬ de la Guerra que iba á la derecha del

, -\_

h- i ■ m, - -

te la distinguida señora ó hija de otro gran número los carruajes que se diri¬ mas; las señoras desde los balcones agi¬ Monarca.

amigo íntimo, el colaborador al Sóller gían al Apeadero del Paseo de Gracia con taban sus pañuelos y prorrumpían en En las calles Dormitorio de San Fran¬

D. Antonio Arbona, médico en Brooklyn, comisiones y particulares que iban á aclamaciones y vítores.

cisco y Ancha el Rey lia tenido que de¬

Necrología

de paso para esa. El hermoso aspecto que ofrecía dicha plaza mirada desde el balcón que la dominaba por completo, lo mismo que al paseo de Gracia hasta el apeadero en doude se ha detenido el tren ■••real, es imposible de describir, superior á. toda ponderación. Engalanados todos •los balcones y ventanas y llenos de gen¬

recibir al Monarca, figurando entre aquéllas la oficialidad de los buques de guerra extranjeros surtos en el puerto.
A las nueve y cuarto subía por el Pa¬ seo de Gracia un grupo de algunos cen¬
tenares de estudiantes con una bandera
nacional y al llegar cerca del Apeadero se Irán oído vítores y nutridos aplausos. Un cuarto de hora después han comen¬

Frente al Hotel de Inglaterra unas se¬ ñoritas extranjeras se lian adelantado y lian entregado al Monarca un magnífico ramo de flores, que el Rey ha aceptado
sonriente.
El público entonces rompió la línea, rodeando al Rey, hasta el punto de que parecía que el caballo era llevado en
alto.

tenerse varias veces por el número con¬ siderable de flores que se le arrojaban.
A las doce menos cuarto las salvas de
Montjuiéh han anunciado que el Rey ha entrado en el Palacio de la Capitanía
General.
Cuando D. Alfonso llegó á la Capita¬ nía general, las aclamaciones del públi¬ co, en el que dominaba el elemento es¬

D. PEDRO RULLÁN Y GARAÜ
Víctima de larga y penosísima enfer¬ medad. falleció á últimos de la penúlti¬ ma semana en el hospital Saint-Lóuis, de París, nuestro estimado suscripto!’y particular amigo I). Pedro A. Rullány Garau, natural de la Calobra y residen¬

te, apiñada Ja multitud en las aceras y zado á llegar las tropas del cordon. sien¬

Costó no pocos esfuerzos á I). Alfonso colar, le obligaron á asomarse al balcón te estos dos últimos años en uno de los

hormigueando en toda la plaza, variados uniformes de la tropa, banderas de varios colores ondeando en las fachadas, un día ■espléndido de sol primaveral, y, al acer¬ carse S. M., aquella nueva oleada de
gente, músicas, fiares, brillo de armas, palomas soltadas allí que cruzaban los aires en todas direcciones, aplausos y aclamaciones, todo jauto constituía un espectáculo nunca visto, emocionante, del que con dificultad podrá formarse

do el primer batallón de artillería de pla¬ poder seguir su camino avanzando por za el que lia formado á la salida de la la Puerta del Angel, lo cual consiguió

estación. Por el centro del Paseo subía destacándose de la comitiva, dirigiendo

la guardia civil de caballería con su bati¬ saludos á lu.muchedurnbre y á las seño-

da de trompetas, mientras embocaban

ue desdé los balcones le arrojaban

de la Gran Vía de la izquierda los drago-,5 ríes de Santiago, y luego lian ido llegan¬

* de fl
En

le Santa Ana la explosión

do los demás cuerpos de caballería. El de ent

ha repetido, cayendo

regimiento de artillería noveno montado so"

ires dearanfilletes

ha formado en la acera de la Plaza de sultán

Cataluña que sigue la alineación del Pa¬ ba loone.L
seo de Gracia, desde el kiosco de frente cional.

cuatro ó cinco veces.

Después, rodeado del presidente del

Consejo de ministros, del Capitán gene¬

ral, del jefe del Cuerpo de Alabarderos y

otras personalidades, presenció el desfile

de las tropas por el Paseo de Colon.

Sin exageración de ninguna clase pue¬

de afirmarse que la recepción que se ha

hecho al Rey ha sido entusiasta y ex-

pontánea por parte de la ciudad toda.

• L LL;;

/.

.. .i :/

(Del Diario de Barcelona.—6 Abril)

pintorescos pueblos de les inmediacio¬
nes de París.
Establecido desde su juventud en Bue¬ nos Aires, había conseguido el Sr. Hui¬ lón á fuerza de moralidad y de trabajo crearse una posición desahogada; pero (¡destino cruel de los hombres!) cuando más le sonreía el porvenir, hubo de abandonar sus negocios de allende el Cecea no y regresar á Sóller molestado por doloroso enfermedad, tal vez el prin¬ cipio yá de la que le ha llevado al se¬

exacta idea quien no lo haya podido pre¬ al Hotel Colon hasta la Puerta del An¬

El Rey

senciar.

gel. y el primero de montaña frente al Catedral La

o hasta la üFeado con entu-

pulcro. Los aires de su pais natal, el cambio de clima y de alimentos, ú otras

Del Hotel de Inglaterra ha salido una
comisión de bellísimas señoritas extran¬
jeras para saludar á S. M. y ofrecerle un
lindo ramo de flores. Formábanla: doña
María Mezzalama, italiana, D.a María Herminia Garzón, imiguayana, doña Rosario Garzot, puertorriqueña, doña

montado, abarcando todo el paseo y arroyo contiguo á la acera de los edifi¬ cios. Los cuerpos de infantería lian for¬
mado el cordon dé honor en las demás
calles del curso.
A las diez de la mañana las vías por
donde había de pasar el Rey. especial¬
mente el Paseo de Gracia, estaban ani¬

siasrao.
A las once menos cinco minutos llegó
S. M. á la Catedral. Cubrían las escaler
de la entrada los Alurbaderos. Con lige¬ reza suma descabalgó el Monarca y ado¬ ró arrodillado la Vera Cruz, que de rodi¬ llas también le presentó el señor Arzo bispo de Tarragona, efectuándose la ce¬

Tribuna Pública
LA SEMANA Eli viaje clel Rey
El Rey viene aquí, á Mallorca, esta

cualesquiera causas que ignoramos, in¬ fluyeron tanto en su salud, que al poco tiempo quedó completamente restableci¬ do. ó á lo menos así lo creyó él cuando
se sintió con fuerzas, y por no’ estar
aquí ocioso determinó' instalarse en Francia. El pueblo de Saint-Germain-eu Laye, residencia, veraniega de muchas

Marta Heiberg,

alemana,

D.a Maní

madísimas, ofreciendo

uto espectáculo

remonia bajo palio, del que sostenían

pequeña isla que surge gallarda

'
dei seno

familias ricas de París, fué

el

que esco-

SOLLER

3

gió Rullán para continuar, dedicado al ñola» y en él figuraban toda la colonia

En obras efectuadas por administra¬ niente, pasando por el campamento de de la Buena Muerte en honra del Santo

comercio, trabajando en aumentar su Española y bastantes franceses.

ción municipal durante el mes de Marzo> Santa Catalina.

Cristo de la Salud.

capital para asegurar el porvenir de sus
hijos.
Más, las fuerzas le faltaron y hubo de
Tendirse de nuevo: la enfermedad que minaba su existencia, se exteriorizó en forma horrorosa y horripilante; el mal interior salió á la piel, empezando por la boca, así es que el enfermo, amante de los suyos y temiendo que su enfer¬ medad se propagara á éstos, quiso in¬
gresar en el hospital Saint-Louis, en ca¬ lidad de pensionista, y allí fué él mismo

Al momento de dar sepultura al cadᬠver, el Presidente de «La Unión Españo¬ la», pronunció un sentido discurso, des¬ pidiendo con frases sentimentales al consocio, que desde la fundación de la sociedad, había compartido los trabajos de la misma, haciendo resaltar sus mé¬
ritos. Los presentes vertieron lágrimas, al recuerdo del ser apreciado que les de¬ jaba.
Descanse en paz el inolvidable amigo Alcover, y reciba su familia, nuestro

se han invertido 611‘62 pesetas. Hóse recompuesto el piso de varias calles y caminos vecinales y practicado la limpie¬ za al torrente Mayor y á una alcantari¬ lla del camino de Deyá, y además han trabajado los operarios del Municipio en la construcción de un desagüe en la huer¬ ta de abajo y en construir un muro de
sostenimiento en el camino de «Son
Pons» y otro en el camino de «Can Gaspá».

Después regresará D. Alfonso á comer.
Por la noche se celebrará la fiesta ma. rítima en medio de la bahía.
También habrá iluminación general. Día 21.—En este día partirá el «Gi¬ ralda» para Artá visitando el Rey las
maravillosas cuevas de renombre uni¬ versal.
Después de esta visita seguirá el «Gi¬
ralda» bordeando la costa visitando los
puertos de Alcudia y Pollensa, Pernoc¬

Registro Ovil
Nacimientos.
Varones 2.—Hembras 2.—Total 4
Matrimonios
Ninguno.
Defunciones
Día 26.—D.a Catalina Castañer Ar-
bona, de 67 años, Viuda, manzana 5.a.

por sus propios pies á pesar de la gra¬ más sentido pésame.

tando en este último.

Día 26.—D. Guillermo Coll Arbona,

vedad de su estado. De este modo, al

El Corresponsal.

El martes se verificó desde Palma, la

Día 22.—El yate real llegará á Sóller, de 71 años, Casado, manzana 56.

mismo tiempo que alejaba el peligro del contagio en su familia, tenía mayores esperanzas en su curación, tratado por los especialistas de aquel benéfico asilo,
uno de los más antiguos y mejor aten¬
didos de París.
No han sido pero suficientes, por des¬ gracia, los cuidados especialísimos que
allí ha tenido, ni los auxilios de la cien¬
cia; de mal en peor vió transcurrir nues¬
tro amigo más de dos meses entre crue¬ les sufrimientos, á los cuales sucumbió
por fin con la mayor resignación, (cosa difícil, casi incomprensible á su edad,
encontrándose en la plenitud de la vida
.y de sus aptitudes) conforme repetidas
veces manifestó á nuestro Director, se¬
ñor Marqués, en los últimos dias, cuan¬ do éste, en las frecuentes visitas que le hacía, procuraba consolarle y alentarle con palabras de esperanza que por cier¬
to él no tenía.
Sin gran pompa, sin ridicula ostenta¬ ción, celebráronse los funerales en la
iglesia de San José, siendo conducido luego el cadáver al cementerio de Pantin con acompañamiento de numerosos ami¬ gos del finado. Presidió el duelo el tío
de éste, D. Pedro Rullán y Deyá, que había ido desde Toulouse en donde tie¬
ne su residencia, y formaban la fúnebre
comitiva todos los sollerenses residentes
en Paris, Versailles y demás pueblos in¬ mediatos á la capital de Francia; el Di¬
rector de «L’ Alimentatión» Mr. León
€harpentier con el personal encargado
de las ventas en esta casa de comisión,
de ¡a cual era el Sr. Rulláu asiduo pa¬
rroquiano, é infinidad de personas que,
desde Saint-Gennain, á Paris fueron ex¬
presamente para rendir el último tributo al que en el poco tiempo que entre ellos vivió había .sabido conquistar su amis¬ tad y captarse sus simpatías. Del féretro pendían vistosísimas coronas, obsequio de la esposa del difunto é hijos, del tío Pedro y su esposa, de la colonia solié¬ ronse, y del personal de «L’ Alimenta-
tion».
Para la desconsolada viuda, que en
estos tiempos de prueba ha sabido de¬
mostrar su fuerza de ánimo, cuidando
con serenidad y acierto, al mismo tiem¬ po que de sus cuatro pequeñuelos. de os negocios de la casa, pedimos á Dios resignación y consuelo al pedir para el alma de nuestro malogrado amigo des¬

Marsella 26 Marzo 1904.
Crónica Local
El corresponsal de «La Almudaina» en este pueblo escribe á dicho periódico las siguientes líneas, que hacemos nues¬ tras, lio solamente por ser trazadas de un compañero querido, si que también por interpretar fielmente nuestro pensa¬
miento. Dice así:
«En esta ésta época del año, era, anti¬ guamente, cuando nuestra huerta pre¬ sentaba mejor y mas bonito aspecto; por un lado se veía á las especies de la fami¬ lia de las auranciáceas, naranjos, limo¬ neros y cedratos, que empezaban á ves¬ tirse con sus galas enseñando á manera
de ramillete adornado con millares de
brotecitos tiernos, á la inimitable flor de azahar, que esparcía desde un confin á otro, aquel suave aroma, aquel perfume encantador que nos hacía permanecer
estasiados ante los inescrutables secretos
de la madre Naturaleza. Aquello parecía
un vergel que arrancaba delirios de en¬
tusiasmo á cuantos tomistas nacionales
y extranjeros tenían la suerte de visitar á la Balear mayor. Pues aquel encantado Edén sólo comparable al jardín que nos pintan de las Iiespérides, desapareció tal vez para no volver jamás; de él uo queda ya ui la fragancia de sus aromas ni el verde brillo de los naranjos; la pla¬ ga de los Aspidiotus, del Armillaria me¬ llen (según Rollaud) y otros insectos ejusden furfuris, todo lo ha invadido, todo lo ha reducido á la nada, sólo quedan los troncos, sin flores ni hojas ni ramas, cual si un fuego abrasador hubiera secado aquella, antes hermosa comarca.
Hasta cuando durará esta terrible en¬
fermedad ó plaga, no podemos decirlo, lo que si podemos asegurar es, que aque¬ llos acomodados propietarios, en minoría por cierto, que un día se empeñaron á fuerza de desvelos, gastos sin cuento y otras yerbas en mantener lozana su parte de naranjal, lo han conseguido no del to¬ do, sino en parte, prueba inequívoca que si todos los hortelanos en general, gasta¬

primera suelta oficial de palomas mensa¬ jeras que han de tomar parte en el Con¬ curso Ibiza Sóller que ha de llevar á
cabo el Círculo Sollereuse. El resultado fué satisfactorio.
Mañana es esperado en nuestro puerto el vapor «Villa de Sóller» que salió para Barcelona y Cette el domingo último. Dicho buque saldrá nuevamente para los mismos puntos el martes próximo al ano¬
checer.
A continuación publicamos el itinera¬ rio que seguirá S. M. el Rey durante su permanecencia en Baleares. Conforme podrán ver nuestros lectores, el yate real «Giralda» hará parada, el día 22, en el puerto de Sóller. Hemos procurado reco¬ ger informes sobre el particular y se nos ha dicho que D. Alfonso se detendrá en el Torrent de Pareys para admirar sus bellezas y que luego proseguirá su viaje
entrando el «Giralda» en nuestro puer¬
to solo por poco tiempo, pues ni siquiera
desembarcará á tierra.
He aquí el itinerario: Día 17.—S. M. el Rey llegará en el «Giralda» á Cindadela por la tarde, ve¬ rificándose acto seguido el desembarque. Después se dirigirá la comitiva regia á la iglesia, en donde se cantará un TeDeum. Poc© después habrá recepción en el Palacio episcopal, desfile de la cabal¬ gata, regresando á bordo. Por la noche
se verificará la fiesta marítima.
A la madrugada saldrá el «Giralda» de Ciudadela dirigiéndose á Mahón, to¬
cando antes eu Fornells. Día 18.—Don Alfonso en este día lle¬
gará á Mahón; á eso de las diez desem¬ barcará dirigiéndose á Santa María del
Mar entonándose un Te-Deum en acción
de gracias por la feliz llegada de S. M. Después habrá recepción en el Ayunta¬
miento.
Por la tarde visitará la forteleza de
La Alóla y demás fuertes verificáudose simultáneamente regatas al remo.
Por la noche se celebrará la fiesta marítima.
El hacendado D. Joaquín Vigo dará

saliendo después para el puerto de Andraitx, haciendo luego rumbo para la ve¬

cina isla de Ibiza, llegando á dicho puer¬
to á las 6 de la tarde.

En este día llegará S. M. á Ibiza en
donde desembarcará.

En la catedral se cantará un «Te-

Deum». Después habrá recepción en el Ayuntamiento y acto seguido se verifica¬ rá la ceremonia de inaugurar el monu¬

mento que Ibiza levanta al general Vara

de Rey.

"•

D. Alfonso regresará al «Giralda»

emprendiendo después la marcha para

Melilla.

—-—rneírr-ñm

•

AYUNTAMIENTO
Sesión del día 2 Abril de 1904
La presidió el Alcalde señor Joy, y asistieron á ella, convocados por segun¬ da vez, los Concejales señores Mora, Castañer, Frontera, Colom y Estados.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se concedió permiso á D. Bartolomé Castañer Rullán para que pueda cons¬ truir un cuerpo de edificio en una finca de su propiedad denominada «Can Lluis», con arreglo pero á lo informado por el Ingeniero encargado de la carretera de Palma á Sóller, por Valldemosa.
Oido el informe verbal de la Comisión
de Hacienda, se acordó satisfacer dos cuentas presentadas por D. José Liado de obras y objetos invertidos en el cuer¬ po de edificio del cementerio católico, destinado á depósito de cadáveres y sala de autopsias, cuyas cuentas importan la cantidad de 87‘25 pesetas.
Con cargo al presupuesto corriente, se
acordó satisfacer á D. Pedro A. Alcover
Morell 130’26 pesetas por 1002 kgs. de algarrobas suministradas á este Ayunta¬ miento á razón de 13 pesetas el quintal métrico, para la manutención de los ca¬ ballos que posee el municipio, y 75 pese¬ tas con cargo al capítulo de imprevistos al Tesorero del Laboratorio químico-bio¬ lógico provincial por el análisis practica¬ do á una muestra de agua de una fuente
de esta villa.

Día 27.—D.a Catalina Marqués Pons, de 66 años, viuda, calle de la Luna.
Dia 2 Abril.—Rosa Ozonas Berio, de 11 horas, calle de la Luna.
Dia 3.—D. Jaime Serra Oliver, de 82 años, casado, calle de la Bola.
Dia 5.—D.a Catalina Vicens Coll, de 87 años, viuda, M.a 44.
.c»art3i>-^»-<n=n«»i
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 28 Marzo.— De Palma, en 1 dia, laúd San José, de 19 ton., pat. D. M. Fe¬ rrando, con 5 mar. y piedra.
Dia 29.—De Newcastle, en 10 dias, vapor Urda, de 440 ton., cap. Nulsen, con 13 mar y carbón.
Dia l.o—De Barcelona, en 10 horas, vapor Villa de Sóller, de 190 ton., capi¬ tán D. D. Picornell, con 16 mar. y efec¬
tos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 28 Marzo.—Para Palma, laúd San José, de 19 ton., pat. D. M. Ferrando, con 5 mar. y lastre.
Dia 31.—Para Valencia, vapor Urda, de 440 ton., cap. Nulsen, con 13 mar. y
lastre.
Dia 3.—Para Barcelona, vapor Villa de Sóller, de 190 ton., cap. D. Domingo Picornell, con 16 mar., pas. y efectos.
Círculo Sollerense
La Comisión del Concurso hace pre¬
sente á los señores que forman la Sección Colombófila de esta Sociedad, que el lu¬ nes próximo, 11 del actual, de 9 á 9 y media de la noche, admitirá las palomas que le presenten para la segunda suelta preparatoria, que se verificará á 15 kiló¬
metros de la carretera de Andraitx. Sóller 6 Abril de 1904.—El Presiden¬
te de la Sección, Francisco Ballester.
Unión Republicana Sollerense
Por medio del presente anuucio se in¬ vita á todos los correligionarios á la reu¬ nión que tendrá lugar mañana domingo á

canso eterno. Reciban aquélla, los padres ran en abonos, insecticidas y demás za¬ en una quinta inmediata al puerto, una

Deseando dar otra organización á los las cinco de la tarde.

<le éste, hermanos, tíos y demás familia, randajas lina cantidad, equivalente al expléndida merienda á los niños y niñas empleados de policía nocturna, en har¬ Sóller 8 de Abril 1904.—El Presiden¬

la expresión de nuestro más sentido pé¬ producto de media docena de años, tal de las escuelas municipales.

monía con los intereses y comodidades te, Juan Mayol.

same.

vez, y todavía no lo aseguramos, se lo¬

Día 19.—Llegará á Palma á la una de del vecindario, se acordó que en lo suce¬

graría hacer desaparecer s anímalo como la tarde. Desembarcará S. M. en el «Real sivo quede siempre de guardia en la Casa aquí le llamamos, causante de nuestra Club de Regatas» dirigiéndose á adorar Consistorial, desde las once de la noche

SIFONES

Desde Marsella

desgracia. Y como ahora, con la venida la Vera Cruz en los pórticos de la calle á las tres de la madrugada, uno de los del joven Monarca á estas islas, se pre¬ de Palacio. Después marchará la comiti¬ serenos para que el público pueda utili¬

m BOPILU HIGIÉNICA PRIVILEGIADA

D. BARTOLOMÉ ALCOVER Y COLOM
La colonia mallorquína de Marsella, ha tenido el sentimiento de perder á uno de sus compatriotas de Sóller, el que más apreciaba, por su carácter siempre jovial, y por su gran amor patrio, pues siempre buscaba ocasión para que los españoles figurasen en primer término y dignamente; me refiero al muy queri¬ do amigo D. Bartolomé Alcover y Colom, que falleció en ésta el día 24 del actual.
El entierro ha sido una gran demos¬ tración del aprecio que le tenía la colo¬
nia española en Marsella y en especial los mallorquines, pues á la conducción
riel cadáver asistieron todos los socios de
«La Unión Española», sociedad de la que D. Bartolomé Alcover había sido socio fundador y á la cual tenía un in¬
menso cariño, debiéndose á él machas de las reformas llevadas á cabo desde su fundación. Abría la marcha del fúnebre
cortejo la bandera de la sociedad en¬ lutada. seguía el clero parroquial, el paño mortuorio de la sociedad, llevado por los individuos de la Junta Directiva,
el carro mortuorio con el féretro cubier¬
to de hermosas coronas.
La corona que le dedicó la Sociedad «La Unión Española» era llevada eu brazos por los socios de la misma.
El duelo lo presidían los hermanos y sobrinos del difunto y D. Pedro Juan

senta oportuna ocasión para suplicar clemencia eu pro de nuestros huertanos, bueno sería que el Ayuntamiento y el Sindicato Agrícola, ya solos ya aunados sus esfuerzos, trabajaran para que, ó se
condonara la contribución territorial por
un limitado tiempo ó se concediera del capítulo de calamidades públicas una cantidad suficiente á estinguir esta plaga que nos empobrece y aterra.»
Desde hace algunos dias se trabaja eu
la demolición de la fachada de la casa n.o 14 de la Plaza de la Constitución. El
público elogia el noble proceder de su propietario Sr. Aguiló.
Ha sido introducido en Sóller, por al¬ gunos estudiantes que vinieron á pasar
las vacaciones de Pascua al lado de -sus
respectivas familias, el juego sportivo deuominado íoot-ball. A ejercitarse en el
mismo salen todos los días buen número de socios del «Círculo Soliéronse».
El lunes por la noche, en el teatro de la «Defensora Sollerense», la compañía del señor Ribas puso en escena las zar¬ zuelas «El puñao de rosas», -«La corría de toros» y «Los camarones». La fun¬ ción, que estuvo concurrida, no fué muy del agrado de los asistentes.

va á la Catedral en donde se cantará un
Te Deum.
Acto seguido habrá recepción en el Palacio de la Almudaina y después mar¬ chará la comitiva á la plaza de San Fran¬ cisco, colocándose la primera piedra del nuevo Monte de Piedad y caja de ahorros.
D. Alfonso NIII visitará la tumba
del Beato Ramón Lull en la iglesia de San Francisco, dirigiéndose después á la explanada de la Lonja en donde tendrá lugar el desfile de las tropas que guarne¬
cen á Mallorca.
El Rey regresará al «Giralda» á
comer.
Por la noche visitará S. M. el «Centro
Militar» y después asistirá á la función de gala que se celebrará en el Teatro Principal.
Al anochecer se iluminarán todos los
edificios públicos y muchas casas parti¬
culares.
Día 20.—A las ocho de la mañana vi¬
sitará D. Alfonso los fuertes del Cap En¬
derroca t é Illetas.
La visita se liará por mar.
Desde las Illetas se dirigirá al castillo de Bellver regresando á Palma á las seis de la tarde. Si no se encuentra fatigado,
visitará S. M. el fuerte de la Torre d’
en Pau ó bien directamente de Bellver, marchará á la fábrica de tapices de los

zar sus servicios siempre que sean com¬ patibles con el desempeño del cargo.
Siendo costumbre añeja en esta pobla¬ ción, que muchos de sus moradores que han de madrugar temprano se hagan lla¬ mar por los serenos, se acordó adquirir una pizarra y colocarla en el zaguán do la casa Consistorial, al objeto de que puedan dejar escritos sus nombres aque¬ llos que tengan que madrugar y no quie¬ ran esperar que los serenos entren de
servicio.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana domingo, día 10.--A las nueve y media,
se cantarán las Horas menores y á con¬ tinuación la Misa mayor con sermón pa¬
rroquial por el Rvdo. Sr. Cura Arcipres¬ te. A la tarde, después de vísperas y completas, tendrá lugar el ejercicio men¬
sual de las Madres Cristianas.
Sabado, día 16.—A las seis, duraute la celebración de una Misa, se verificará el ejercicio mensual en honor de la Vir¬ gen del Carmen.
En el oratorio de las Hermanas de la
Caridad.—Mañana domingo, á las seis

Se halla de venta en la FÁ¬
BRICA DE GASEOSAS DE DON
FRANCISCO ALBERTÍ y en to¬ dos los establecimientos que for¬ man sn clientela, á 15 céntimos de peseta uno, al detall.
Según se desprende del informe
del Instituto Médico Valenciano, dicha clase de sifones reportará un bien muy grande á la humanidad. La boquilla higiénica privilegiada
ha sido inventada hace muy pocos
meses. Es un aparatito, boquilla ó apéndice para sifones provista en su parte exterior de numerosas púas gruesas y largas, lo cual evita que se beba el líquido introduciendo en la propia boca el tubo del sifón ó que se haga otros abusos! que per¬ sonas poco escrupulosas pueden ha¬ cer con los sifones sin esta boquilla higiénica. Es, pues, un adelanto de mucha importancia para bien de la higiene, y no hay que dudar que el público sollerense se alegrará de la implantación de este nuevo sistema
de sifones.
De venta en la FÁBRICA DE
GASEOSAS de D. FRANCISCO
ALBERTÍ y en los establecimien¬ tos que forman su clientela.

Col! Viee-presidente de «La Unión Espa¬

*3rés. Vidal situada en la Ronda de Po¬ de la tarde, se practicará el ejercicio

sait2E«l08 ne se inserten. en esta sección pagarán: Hasta tres in'ííaeBss á razéa. de 0’05 pesetas la linea; baste cinco inserciones á <'in de 0‘03 pcretas, y de cinco en.adelante árazónde 0‘02 pesetas. YStl ?elor mir ino de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
qae *e corojonga, será de 0‘50 pesetas. IIns lineas, de cualquiera tipo-sea la letra; y los . grabados, se conta¬
ba por tipos del cuerpo 12 y el anebo será el de una columna ordinadíl periódico.

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho J© una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporclóon,
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0*05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se corooongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
JLOa auecriptorea disfrutarán una rebaja de un ti po*
ciento

La Ilustración Española y Americana.-La

ATENCIÓN AGRICÜ1T0RESI

n
.

m

Moda Elegante. - La Ilustración Artística.-El
Salón de la moda.-Album Salón.-La Borda¬
dora.-La Perla Artística.-La Mariposa.-Blan¬

Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob-1 tener resultados eficacísimos, emplead el
'Al® HAUff üOBlfw fi»
;jue se expende en la acreditada droguería de

co y Negro. - La Zapatería Ilustrada.-Nuevo ARNALDO CASELLAS-J-csía, ir

Mnndo.-Sol y Sombra.-La Ultima Moda.-Por En este establecimiento encontrareis toda clase de

Lápiz.-Él Esos Mundos.....-Pluma y

Teatro.- primeras materias para composición de abonos; sul¬
fatas y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

Hojas

Selectas.-La

Patria

de

Cervantes.-Alre¬

para rizar

azufre; bombas
arboleda.

y

demás

utensilios

para

pulve¬

infinidad de periódi¬ dedor del Mundo, y otra

Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬

cos y revistas ilustradas de España sirve el mendrón y toda clase de conservas.

‘‘Centro de Suscripciones,, sección tercera de
LA SINCERIDAD, San Bartolomé, 17.—S0LLER.

wmmmvB,

y mmmt&

¡¡No equivocarse, LUNA, 17—SÓLLERI!

..l-mmmmmmmmmmmtmam unir»', i, mmmmcrnammmmmmn i i 11 mmmn 1m mimi i imui i mu r ■■■ irn—b——mmmmmmmiii n i i 11 i n n ■■■ n "win —mmmmmmmmmmmmmmmmmsmmammmm—— ■ i mi— mihhiii i wmmmmmmmmmmmmmmmmmma
VILLA DE SÓLLEJtt

ACADEMIA MIHCAim
DIRIGIDA POR EL PROFESOR

Fotógrafo

D. SALVADOR ELÍAS

Calle del Pastor

íÜtevM© :@ntf© Sálte, Barcelona, Oette j viceversa
Saldrá de Sólier para- Barcelona y Cette los días 10, 20 y último
<de cada mes.
Consignatarios:—:En Sólier, D. G. Bernat.—En Barcelona, D. J. VRoura.—‘En Cette, Sres. Oolom Fréres y J. Cantó.
Y LABORATORIO BIOLOGICO

Ofrece á sus parroquianos y al público en general AMPLIACIO¬
NES ó sean retratos en tamaño
natural, con buenos marcos dora¬ dos, estilo Luis XV, propios para adornar recibideros y salas.
Los retratos son inalterables por
ser hechos con el procedimiento más moderno y mejor, que es AL
PLATINO, pero ÁL PLATINO
verdad.
Lo mismo se hacen directos de
la persona, que de otro retrato, aunque sea antiguo.
ESPECIALIDAD
en RETRATOS de PRIMERA COMUNION
Precios económicos

Clases especiales para la enseñanza práctica y teórica de Cálculo
Mercantil, Teneduría de Libros, reforma y adorno de letra, y todo lo perteneciente al comercio, según las vigentes leyes.
Calle de la ILana, n.° 8©

TBAJSPOBTZS IITlIláOIOfálIS

Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito

Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

a

ASS0T

AGENTES DE ADUANAS
CURRÉ!® y PORT-BOV (Frontera Franco-Española)

m¡

O) ¡Fp

Corresponsales á GIVET, JEUMQNT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)

HJlSí

AGENCIA M. BERNAT Y C.a~M20, MUI

TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.

PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS
SMQMQB míMWQB PASA TODOS DOS OIDTIfOS
INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS

Fincas y casas de diferente importan¬ cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta en esta Agencia.
“Iaci i u diabetes

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
Ii ASSICÜRATRICE ITALIANA

REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS

POR EL

-CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA Vino Uranado Pépsico

di©

Sociedad de seguros contra los
ACCUBENÍTEIÍS DEL TRABAJO

GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de «ILI

j. TORRENS, Farmacéutico

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

DEPÓSITO 1 REPRESENTACION EN SOLLER:
D. JOSÉ FORTEZA (BIBÍ) Luna, 24
ote! testaarant del Universo
DE

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente

Capital social: 5.000.000 Liras

1

—-

Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20,

Vda. de j. serra

3PJLAS5A

PAIiACIO-a.-ESABCEIiOiVA

enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada “diabetes.,,

Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sólier, ARNALDO
GASELLAS.

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza

de! ■VEíisrrr.A.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia do las Copifias.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bormudez.—Sólier, Far¬
macia de J. Torrens

LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arlona

ANTIGUA ESPARTERÍA de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los
tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de

San Bartolomé, - 17, -SOMLJEB

Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de

Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

DE

SECCIÓN PKIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES

LA SOLLERENSE

álfOIÍO BÁüZJl, (á) Serrié
LUNA, 6—SÓLLER

Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás trába¬ los de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas,

programas, carteles. circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬

FINOS AL POR MAYOR
COMISIÓN Y AJUSTE

DE
JO&É COXjJL CERBÍüRE jPORT-BGU (Fronte faco-espalola)

Ofrece á sus clientes y al público sus varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.

dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas Clases desde los más eco¬
nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬

JUAN ESTADAS
COMERCIASTE Y PEOPIETARIO
TELÉFONO

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y

Su mejor recomendación será, la
superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬

ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales, y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc. etc.

YaMW*IfilAI (Ande)

reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

ciones y demás trabajos del ramo.
¡¡NO OLVIDAR AL ANTIGUO SERR/É/I

SOLLEBv—Imp. de «La Sinceridad»