AÑO XIX.--2.” EPOCA.-NUM. 885
AÑO XIX.--2.” EPOCA.-NUM. 885

VIERNES 18 MARZO DE 1904

Literaria 23456178...°° 12..°°Agricultura SEMANARIOINDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 34, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a Arecibo (Puer¬
to-Rico).

Fundador y Dtrector-Fropietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Kedactor en Jefes
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

» SÓLLER (Baleares) *—

i

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.L.

Extbamebo: 0’7E> francos id. id. jPA0° ADELAANwTrpAADnOft.

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

<sft We 80lidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serau responsables sus autores.

Sección

—Nada.
—Me extraña. Di: ¿por qué, desde al¬

SIN RENCOR

gún tiempo á esta parte, no viene á bus¬
carte Pbdrín?
—Porque no quiere.

I

—¿Habéis regañado?

—No, madre.

Daba gusto el ver á aquellos dos niños —Entonces...

tan hermosos, con los cabellos rubios —Es que Pedro no me quiere ya. Ayer como un haz de rayos solares, juguetear le vi en la playa, del brazo con el hijo

en la playa á la caída de la tarde, cuan¬ del maestrante. Les saludé, y se hicieron

do el globo incandescente del sol se los distraídos.

hundía tras la línea imaginaria que el Y, al decir esto, los ojos de Jorge se

agua y el cielo trazaban allá en lo infi¬ anublaron por las lágrimas.

nito.

Su madre permaneció en silencio.

Jorge, uno de los dos niños, era más —Me desprecia porque soy pobre y él

alto, más robusto que su compañero Pe¬ es rico,—murmuró el niño con voz ape¬

dro; éste más tímido, aquel más resuel¬ nas perceptible. to. Ambos vestían unos trajecitos de Y, levantándose de su asiento, añadió.

marinero, pero el de Jorge era de dril, y á trechos la tela se hallaba superpuesta; en cambio el de su amiguito era de finí¬ simo paño azul, y los botones se aseme¬

—Madre, me voy á la playa á esperar á padre.
v

jaban al oro bruñido por lo dorados y El día estaba apacible, y la playa y el

relucientes.

muelle se veían llenos de curiosos que

j Ambos niños se querían como herma- iban á ver el arribo de uno de los vapo¬

nos: bien es verdad que siempre se ha¬ res correos que hacen su periódica tra¬

llaban juntos y que unos eran sus jue¬ vesía de la Península á la Habana y vi¬

gos y aspiraciones, y aun cuando la ceversa.

diferencia social era notable en Jorge,

Jorge no hizo alto en aquel montón

hijo de un humilde pescador, compara¬ de gente que esperaba ansiosa la llega¬

da con la de Pedro, cuyo padre era ca¬ da del correo, y siguió su camino hasta

pitán de navio, no por eso era menos el encontrarse al pie de un peñasco que ■cariño que se profesaban y al cual coad¬ distaba desde el Embarcadero una milla.

yuvaban placenteramente los progeni¬ Al lleg’ar á aquel sitio, el niño «e de¬

tores de Periquín, porque la familia de tuvo como sorprendido.

Jorge era honradísima y de unos senti¬ En la cumbre de la peña se hallaban

mientos excelentes.

dos jovencitos discutiendo acalorada¬

II
—¿A donde vas, Perico? —A buscar á Jorge-, que me estará es¬ perando en el muelle. —¡Phsl Yo no se como tienes vergüen¬

mente.
En ellos reconoció Jorge á su ingrato amigo y á Antonio.
—¡Ah que no te atreves,—decía el úl¬
timo á Pedro,—á dar un salto desde aqu
á la orilla sin caer en el mar?

za en ir con ese pobrete. —¿Por qué, Antonio? —¡Bahl ¡Mira que traje lleva! Nunca

—¡Ah que sí! —¡Ah que no!
—Mira.

cor es la peor semilla que podemos abri¬ gar en nuestro pecho.
*
Tan embebecidos se encontraban los
dos amiguitos, que no repararon que desde el principio de aquella conmove¬ dora escena, Antonio, avergonzado de su anterior conducta, se había marchado sigilosamente de la peña.
Alejandro Larrubiera.
irn —i n i ill i «i
LA REDENCIÓN
¿Quién es ese hombre á quien la turba [sigue,
que refleja en su faz la paz del alma y á quien insulta audaz por si consigue hacer perder su mansedumbre y calma?
¿Por qué si el rostro la bondad revela,
como vil criminal es conducido?
¿Y por qué su martirio el pueblo anhela y con encono ciego es perseguido?
Es el hijo de Dios, cuyas bondades hacia el humano sér á tanto llegan, que le envía á mostrar sabias verdades y esas verdades con escarnio niegan.
La palabra de Dios es rechazada porque ataca sin tregua las pasiones, y Jesús es la víctima entregada á crueles verdugos y sayones.
Murió en la cruz; el Redentor del mundo su vida dió para salvar al hombre, y el mundo, lleno de dolor profundo, bendecirá doquier su santo nombre.
Murió en la cruz, pero al morir, la vida legó á la Cristiandad, que conmemora el tiempo en que ’su sangre fué vertida y á su recuerdo contristada llora.
Jesús murió; pero la misma muerte se rindió á su poder al tercer día, y quedó su palabra, eterna, fuerte,

pre i oven; pero tú, Primavera de la vida, no tienes mas que un período, y cuando marchas
no vuelves más á refrescarnos con tus aro¬
mas, tus sonrisas, tus suspiros; cuando huyen contigo las bellas ilusiones y desaparecen las gratas esperanzas, no quedan de tu paso otra cosa que tristezas, recuerdos y desengaños. Y luego... el Invierno de la existencia, que es la antesala del sepulcro.
Por eso yo te bendigo, Primavera de flores aromáticas. Y á tí, Primavera de la vida, for¬ mada de ilusiones, con tus mujeres encanta¬ doras, te envío también cordial saludo.
H.
Variedades
Contra la tuberculosis
El eminente catedrático de la Facultad
de Medicina de Zaragoza, doctor Royo y Villanova, ha publicado, para su divul¬ gación. los siguientes preceptos:
La tuberculosis es una enferme¬
dad más evitable que curable. Si todos lo quisiéramos, la tuberculosis no exis¬
tiría.

pecie de polvo, inofesinvo, que agitado en agua se hace espumosa.
Se compone de goma arábiga, regaliz, malvabisco, lactosa y perfume de vaini¬ lla, que tiene la misma propiedad del la
cerveza espumosa.
¿Se ha construido alguna escalera
exclusivamente con oro?
En el palacio que el millonario Gould tiene en Lakewood, hay una escalera monumental, de estilo Luis XVI, en que los candelabros, pasamanos, barandillas, timbres, etc., son del oro más puro. La
construccióu de esta escalera ha costado cerca de siete millones de pesetas.
Otro millonario americano, el como¬
doro Gerry. ha hecho un viaje á Italia con el único propósito de comprar el mayor bloque de mármol que pudiera encontrar, habiendo adquirido uno por 600.000 pesetas, ei cual ha sido enviado á Nueva York para ponerlo en el palacio de Mr. Gerry, cuya escalera principal es de oro. Calcúlase qu® cada peldaño de
ella costará más de 3.000 duros.
-

La tuberculosis es una enferme¬

dad más contagiosa que hereditaria. Con

higiene, el hijo del tísico vivirá robusto. Sin higiene, el hijo del robusto morirá

TUTUIEm BEL OLI IM.

tísico.

La carne y el azúcar deben ser la

El mejor tratamiento que puede apli¬

base de la alimentación. Con la primera carse á los olivos que no dan fruto es el

hacemos máquina. Con la segunda ha¬ de injertarles de árboles fructíferos de la

cemos trabajo.

mejor calidad. Braschi aconseja que se

Dar al descanso el tiempo que comience á aplicar los injertos en ia se¬

dais al vicie y trabajando igual viviréis gunda quincena de Abril, adoptando

más y mejor.

para ello uno de los dos métodos si-

Es más barato sostener la salud ¡ guientes:

que perderla y recuperarla. Escupiendo en el suelo «esiembra
la tuberculosis. En Méjico la mortalidad por tuberculosis ha disminuido en más

Se corta el olivo y en las ramas
cortadas se practica el injerto de corona, empleando de 3 á 4 injertos por cada ra¬ ma. Los injertos tendrán dos ojos. Cuí¬

ha visto en su bolsillo un céntimo, y su
padre es un mísero pescador que no tie¬
ne donde caerse muerto.
—Pero es bueno, y el que sea pobre

Y Pedro se levantó de su sitio, y, po¬
niéndose en pié arqueó los brazos y se dispuso á dar el salto.

el espacio llenando de armonía.
Y en raudo vuelo hacia el azul girando, marcó en su torno sus divinas huellas, aquí y allá en la inmensidad bordando

del 10 por 100 con sólo no escupir en el pavimento.
El polvo atmosférico difunde la
tisis. El aseo de las habitaciones debe

dese. empero, de no obrar con violencia
en la operación, porque al suprimir de una vez toda la copa frondosa del olivo, podría perjudicar al árbol provocándole

no importa. —¡Ta, ta! ¡Ya verás el pago que te da!
Vente conmigo y déjate de mendigos, que fingen quererte tan solo porque ha¬ gas con ellos el primo.
Y el que tal decía, un niño de unos diez años de edad, vestido con preten¬ ciosa elegancia, asió del brazo á Peri¬ quín, que no opuso la menor resistencia, y ambos amiguitos se pusieron á pasear tranquilamente por la Alameda.
III

Jorge vió aquel y escuchó dos gritos
de espanto.
En seguida adivinó la causa que los
motivaba.
Rodeó la peña y pronto vió confirma¬
dos sus temores.
Pedro había calculado mal la distan¬
cia, y. en vez de caer á la orilla, traspu¬ so ésta y fué á parar como unas tres va¬
ras mar adentro.
El peligro en que se encontraba el ni¬
ño era inminente.

con bella confusión soles y estrellas.
Y una frase sublime, aunque sencilla, consignada dejó: «sed siempre hermanos y amaos como tal», rica semilla que ofrece sin cesar frutos lozanos.
Amaos sin cesar—atad los lazos
que unan al hombre con amor profundo, y la infernal discordia hecha pedazos, el Progreso y la Paz vengan al mundo.
E. Ceballos Quintana.

hacerse con paños húmedos ó con serrín mojado en abundancia antes de escobar.
No cepilléis nunca ni sacudáis jamás las ropas dentro de las habitaciones.
No tomar en vuestra boca nada
que se expenda al aire libre sin envol¬
tura.
No toquéis con vuestra lengua los se¬ llos y los sobres de las cartas.
Ni os llevéis á los labios los dedos con
que pasáis las hojas de los libros.
Ni beséis á los niños en la boca, por¬
que aparte de que podéis contagiarles,

enfermedades. Para evitarlo, varias ve¬ ces injertó Braschi los olivos en dos
años; cortando é injertando medio en el primer año, y otro medio en el segundo.
En las ramas principales y á 30 ó
40 centímetros del punto donde comien¬ za el ramaje del olivo, se aplican, al re¬ dedor de las mismas ramas, dos, tres ó cuatro injertos de escudete. Eu el año
siguiente, las ramas en donde prosperó el injerto se cortan inmediatameate en¬
cima del lugar de salida de las nuevas
ramas procedentes de las yemas del in¬

Aquella noche, Pedro, á solas en su No sabía nadar y la marea crecía per lecho, reflexionaba acerca de las pala¬ momentos.

LA PRIMAVERA

los niños agradecen más un dulce qu® jerto de escudete.
una caricia.

bras dichas por su pretencioso amigo. Y, por más que su conciencia las rechazase, un incipiente orgullo le hacía compren¬

Antonio, desde lo alto de la peña, per¬ manecía mudo de asombro; en tanto el
hijo del pescador, con extraordinaria li¬

¿Porqué florece la varita de nardos de San
José embalsamando el aire con su aroma?

Como deben tomarse los aceites

LAS OIAS I US HISPIS

der que. efectivamente, Jorge era muy gereza. se quitaba las botas y el trajeci¬ Porque nos dice que va á comenzar la risueña

medicinales

Se sabe que las avispas causan muy

bueno, si, pero muy pobre, y, aun cuan¬ to de dril y se echaba al mar á libertar Primavera, la estación de las flores, la que

grandes perjuicios en las uvas, siendo

do su trajecito de dril se veía limpísimo, aquella inocente presa, que se debatía alegra el alma y da esparcimiento al espíritu Uno de los mejores purgantes para los siempre las mejores las que atacan de

sin embargo estaba lleno de remiendos; en el líquido elemento angustiosamente. después de las tristezas del Invierno,

niños es el aceite de ricino; el aceite de preferencia.

y por último, que ninguno de los niños Lo consiguió, por fin. después de una j Y pasado mañana proclama el calendario hígado de bacalao es, para los niños, los Un jardinero de los Vosgues encontró,

de su edad, tales como el hijo del capi¬ terrible lucha.

su entrada solemne y triunfal.

adolescentes y gran número de adultos, según asegura, un medio sencillísimo

tán de fragata Rodríguez, el del teniente

Asió a Pedro por la chaquetilla, y á

Vedla aparecer, coronada la serena fren¬ un agente nutritivo y reconstituyente para evitar su perniciosa influencia. Pa¬

del navio Neptuno y otros por el estilo, remolque lo atrajo hacia la playa.

te de rosas y azucenas, y ostentando en el de primer erden. Pero uno y otro son rece que para hacer huir las ayispas,

se reunían al hijo del misero pescador.

Allí, sobre la fina arena, depositó el turgente seno las mil flores que brotan todo desagradables de ingerir, y los médicos basta plantar tomates al pié de los pa¬

Y hé aquí como en el pecho de Pedro cuerpo de Pedro, y notando que éste, el año en nuestros campos, en los patios, en y farmacéuticos tratan constantemente rrales y de las cepas. Los insectos no

penetró algo de repulsión hacia aquel por efecto del terrible trance ocurrido, los jardines del valle encantado, en las ven¬ de encontrar un medio que haga menos pudiendo soportar el fuerte olor de dicha

amigo del alma, y que por ende hiciese formal promesa de cortar las relaciones

se había desmayado, cogió con entram¬ bas palmas de la mano un poco de agua

tanas de las mujeres bellas y bondadosas, que son todas hermanas de las flores. Derrámanse

enojosa la toma de ambos aceites. El suministro de cápsulas es el medio

planta desaparecen. El jardinero men¬ cionado ha empleado este remedio y

tan cordiales que hacia él le unían.

y roció con ella el rostro de su ex-amigo. éstas, por la falda de la gentil matrona, como más cómodo y sencillo; pero se tropieza desde entonces las avispas no le ocasio¬

A los pocos instantes volvió en sí el por el suelo las gotas de lluvia que mandan con la imposibilidad de hacer absorber, nan ningún daño. Se presentan, revolo¬

IV

niño, y al ver á su libertador lanzó un las nubes, y hacen que respiremos con delec¬ á veces, el nudo gelatinoso. Son pocos tean alrededor de los racimos, pero no

Han transcurrido tres meses y encon¬ grito de esperanza.

tación su embriagador perfume, mientras los los niños que pueden pasar el modelo tardan en marcharse. Dicho agricultor

tramos á Jorge, triste y pensativo, sen¬ Después, levantándose, echó los bra¬ pájaros de nuestras campiñas vuelan regoci¬ más pequeño, sin romperlo dentro de la cultiva el tomate primerizo, encarnado

tado en un taburete de madera en la zos al cuello de Jorge, y besándole mur- jados, hermoseando al cuadro con sus brillan¬ boca. Algunos adultos no son más hábi¬ y grueso. En el caso en que no se qui¬

cocina de su casa, mirando como su ma¬ m uró.

tes plumas.

les tampoco. Para obviar estas dificulta¬ sieren recoger los frutos dice que debe¬

dre prepara en una canasta los rodaba¬ —¡Jorge, hermano mió! ¡Perdóname La naturaleza sonríe, desplegando sus des. Mr. Boissel ha ideado un procedi¬ ría plantarse de preferencia una variedad

llos pescados por su padre la mañana si por un momento me olvidé de tí! galas.

miento. fundándose en la facilidad con I tardía y de mucho vigor. Sería de utili¬

precedente.

Ahora te quiero más que nunca, y com¬

La aurora agasaja á la Primavera con el que los aceites permanecen en suspen¬ dad d*jar algunas ramas que crecieran

—¿Qué haces, Jorge? ¿Porque no prendo que la pobreza no es ningún aliento de los céfiros, mientras el sol le envía sión en la cerveza espumosa.

lo más alto posible á fin de que el tallo

sales?

delito. Tu acción tan noble me obliga á sus más ardientes rayos, que la brisa de la

En un vaso de cerveza bien cargado pudiera entrelazarse con la cepa, sin lle¬

—Y ¿para qué, madre?

amarte con el cariño'de hermano. ¡Da¬ tarde dulcifica, haciendo que sea más grata y de espuma se echa el aceite de hígado gar por esto á esconder los granos délas

--Antes no me decías eso. ¿Estás en¬ me otro abrazo... sin rencor! Porque tu placentera nuestra vida.

de bacalao; éste queda envuelto por uvas. El olor de esta manera estando

fermo, hijo mío?

no lo tienes: ¿verdad, Jorge?

¡Oh, Primavera! Todos los años huyes y aquélla y puede pasarse así sin sentir más próximo sería mucho más penetran¬

—No señora.

—Sí; mis padres me han dicho siem¬ todos ios años vuelves de nuevo, con iguales ninguna molestia.

te y eficaz.

—¿Qué te pasa?

pre que no sea rencoroso, porque el ren¬ encantos. La naturaleza se renueva y es siem¬

Mr. Boissel prepara también una es¬

Actualidades

do las caravanas empleen todavía los
mejores caminos antiguos.
Los rusos, además de la vía férrea que

La Mandchuria
breemos oportuno publicar algunos
.dates sobre la Mandchuria, por cuya po¬
sesión, como por la de la Corea, ha esta¬
llad® en el Extremo-Oriente la espanto¬
sa guerra que sostienen Eusia y el
Japón,
Hace pocos años, la Mandchuria era
/un Estado inmenso (942.000 kilómetros cuadrados, de los que Francia ocupa ac¬ tualmente unos 530.000).
Dicho Estado lo constituían tres pro¬
vincias que administraban los chinos: ia de Moukden, la de Girin y la de Tsi-
Tsikar. Habiendo los rusos conducido la vía
del ferrocarril transiberiano hasta el río
Amor, y establecido en este último una flotilla de transportes, continuóse en
Khabarook la construcción del ferroca¬
rril para llegar á Vladivostok. De este
modo habían estrechado la Mandchuria
china en el perímetro de sus trabajos de aproximación. Llevando sus miras á los mares del Norte, aprovecháronse de la ocasión primera para establecer una .guarnición en Port-Arthur. Concluida la guerra chino-japonesa, y cuando las po¬ tencias europeas trataban de atribuirse ventajas en la China, Rusia obtuvo de ■ ésta que el Transiberiano, después del lago Baikal, pudiese continuar directa¬
mente su vía a través de la Mandchuria.
Concediéronse en arriendo los terrenos
necesarios; debían hacer todos los traba¬ jos jornaleros rusos custodiados y prote¬ gidos por tropas rusas. La cesión defini¬
tiva del territorio de Port-Arthur á Rusia
acabó de dar á dicho acuerdo diplomáti¬
co el carácter de una verdadera anexión
• de la Mandchuria á Rusia.
Dicho convenio ruso-chino data de
1896, y los siete años que de él nos sepa¬ ran los dedicaron los nuevos ocupantes
- á un formidable esfuerzo.

les permite llegar á Port-Arthur y esta¬ blecer otras plazas fuertes como Dalny, Blagoveschenk, Kabaresk, Vladivostock, Kharbine y Mouldaden, han echado por el país las mallas de una red telegráfica que les une con San Petersburgo.
Por eso los moscovitas defenderán con
todas sus fuerzas aquel territorio que
consideran como suyo.
Inglaterra y Lusia
Los ingleses empiezan á preocuparse de las probabilidades, cada vez mayores, de un rompimiento de su patria con Ru¬ sia. Este rompimiento podrá retrasarse más ó menos, poro sobrevendrá á la ho¬ ra menos pensada, porque la enemiga
de antaño se ha recrudecido hasta el
punto de no tener ya otra solución que
la guerra.
En Inglaterra saben todo esto las gen¬ tes. y aunque no lo supieran bastaría á
dárselo á entender la inusitada actividad
que se nota en los departamentos de Guerra y de Marina; diariamente salen de los puertos de la Gran Bretaña refuer¬ zos en hombres y artillería con destino
á Gibraltar, Malta y Alejandría, • cuyas guarniciones están en pié de guerra y cuyas fortificaciones van á ser reforzadas
con nuevas baterías de cañones de gran
alcance y de tiro rápido.
La Marina aumenta el número de bar¬
cos en servicio activo, prepara sus reser¬
vas y hace grandes pedidos de carbón, que se destinan á las escuadras del Canal y del Mediterráneo, principalmente.
Los comerciantes ingleses encuéntranse materialmente aterrados, previendo las grandes pérdidas que en caso de gue¬ rra habrían de experimentar, por más que la suerte de las armas fuera favora¬
ble á las armas británicas.
La enseñanza en la Argentina

El resultado de este esfuerzo intensivo

es lo que los rusos no quieren abundo,nar, y de aquí la guerra que tanto preo¬ cupa á todas las naciones.
Per otra parte, el país es de una rique¬ za excepcional desde el doble punto de vista agrícola y minero.
Los habitantes, en su mayor parte,
son cultivadores. Los de pura raza son
de estatura pequeña; su piel es obscura, sus pómulos salientes, su frente espacio¬ sa, sus ojos nada tienen de la estupidez

La instrucción pública marcha á pa¬ sos agigantados en la Argentina, según leemos en los periódicos y revistas de
Buenos Aires de últimas fechas.
El Gobierno de aquel país se preocupa
de un modo notable de todo lo que se relaciona con la enseñanza. Ha contra¬
tado en Alemania seis profesores, que acaban de llegar á la capital argentina, los cuales proceden de los siguientes
institutos:

y oblicuidad de los del chino, pues, por Doctor Stoiuer, de la Ober Realschole

el contrario, son muy rasgados y están en Fulda. especialidad filología clásica.

puestos horizontalmente. Sus costumbres Doctor José Molzer, del Real Gymna-

y trajes son absolutamente chinos. Sin sium en Potsdam, filología clásica.

embargo, las mujeres no practican el Doctor Guillermo Keiper, del mismo

uso de deformarse los pies: además, és- instituto, filosofía y pedagogía.

Jas han adoptado un peinado caracterís¬ Doctor Emilio Philipp, delGymnasium

tico no exento de elegancia y clavan en Vakel, provincia de Posen, matemá¬

gruesos alfileres de plata en la masa de ticas.

sus cabellos.

Doctor Jorge Kreuzberg. de la Reals-

Las costumbres de dichos labradores ^chole en Hechinger (Hoberzoltern), fí¬

■son absolutamente patriarcales; las fa¬ sica.

milias son muy numerosas, y no es raro
ver bajo el mismo techo al abuelo rodea¬ do de dos ó tres generaciones.
Los cultivadores de la Mandchuria tie¬

Doctor Pablo Girth, del Gymnasium en Oppeln (Silesia), química.
Estas profesores han sido destinados
al Seminario de enseñanza secundaria

nen todas las cualidades de amor ardien¬ que acaba de fundarse en Buenos Aires. te á los trabajos del campo, de economía Gozan de un sueldo mensual de 1.250

y de fidelidad á los antiguos usos, que
caracterizan al labrador chino. Constitu¬
yen una suma útil de mano de obra para .grandes emp’resas agrícolas.
Pero la verdadera riqueza de la Mand¬
churia se halla esencialmente en su
subsuelo. Ya desde larga fecha se sabe que el país es muy rico en oro. Los prin¬ cipales yacimientos auríferos están cerca de la frontera rusa. El emplazamiento de muchos de ellos se guarda secreto, por temor á que el beneficiarlos atraiga á multitud de buscadores extranjeros. Además del oro, se conocen en la Mand¬ churia muchas minas de plata, de cobre y de carbón de piedra.
El comercio se concentra, sobre todo,
en las grandes ferias, á las cuales los la¬ bradores conducen, desde muy lejos á veces, los productos de sus caserías: pie¬ les, astas, cueros, pescado seco, y en ellas

francos y el Gobierno les proporciona
alojamiento en el mismo Instituto.
También han sido encontrados tres
profesores de los institutos «reformado¬ res» de Londres, con un sueldo igual al de aquéllos. Estos profesores, que son una especialidad en la materia, dirigirán
los institutos creados recientemente pa¬ ra dar educación ó enseñar un oficio á
los menores vagos ó delincuentes. Estos institutos se levantarán bajo la base de colonias agrícolas, establecidas en los alrededores de la capital, y estarán do¬ tados de todos los elementos indispensa¬ bles y más modernos que se conocen.
Acaban de instalarse en los colegios nacionales y escuelas de comercio de la
República los nuevos gabinetes de física y química adquiridos en Inglaterra y Alemania, en los cuales se ha empleado
más de un millón de francos.

se proveen de telas de algodón, tabaco, panizo, te y ropas.
No se conoce, ni siquiera por cifras aproximadas, el comercio interior del país, sobre el cual sólo existen algunas noticias fragmentarias dadas por los via¬ jeros rusos. Los principales objetos de dicho comercio sou los cereales (trigo, panizo y un poco de arroz), las alubias, el aceite de alubias, el aguardiente chino, el opio, el color «tiyang» (conocido por el nombre de índigo), el alcanfor, el ga¬ nado, el pescado, las maderas, el aceite, la hulla, el oro, etc.
El movimiento comercial ha tomado
naturalmente un vuelo considerable des¬

A la fecha debe haberse lanzado al
mercado una emisión de títulos «escola¬
res» que alcanza á siete millones de pe¬ sos (21 millones de pesetas aproximada¬ mente) destinados á la construcción de nuevos edificios de enseñanza. El públi¬ co esperaba con interés esta emisión, de manera que su colocación se halla ase¬ gurada de antemano.
Frecuentan actualmente las escuela» de Buenos Aiies ciento veinte mil alum¬
nos. El Consejo Nacional de Educación
ha alcanzado el desiderátum que perse¬
guía: que no haya analfabetos en la ca¬ pital argentina, y lo ha conseguido.
¡Bien por la República moderna!

do la creación del ferrocarril, aun. cuan¬

De la Península
Momentos angustiosos de un niño
Comunican de Elda que en el camino
de Pinoso ha sido muerto por un peón
caminero y otros sujetos un pañero am¬ bulante, que iba en un carro.
Al principio le exigieron la entrega del dinero que llevase; pero no accedien¬ do á sus.pretensiones, le mataron y le despojaron de 7.000 reales.
Acompañaba al pobre pañero un hijo suyo de doce años, que tuvo la suficien¬ te serenidad de ver matar á su padre, sin gritar, escondido detrás del carro.
Cuando consideró que podía escapar sin peligro, emprendió la huida, yéndo¬ se á refugiar á una casa de peones cami¬ neros, habitación precisamente de uno
de los criminales.
La mujer de éste, que no tenía cono¬
cimiento del suceso, le encerró en una
alcoba; pero á los pocos momentos lle¬ garon los desalmados, dando cuenta del crimen, y les hizo señas para que guar¬ dasen silencio porque estaba dentro de la casa el hijo de la víctima.
El peón caminero dijo á su mujer que encendiera el horno para echar al chico dentro y meter también allí al hombre que hablan asesinado, con objeto de que desapareciera toda huella del crimen.
Como la conversación se oía en la al¬
coba donde estaba encerrado, y ésta tie¬ ne unas rejas que dan á la calle, empezó á procurar salir por ellas. Sus primeros intentos fueron vanos, porque los huecos de las rejas eran más estrechos que su cuerpo; pero con una serenidad que asombra, dados sus pocos años, se quedó completamente desnudo y logró salir por entre aquellos barrotes y librarse de una muerte segura y horrible.
Los momentos de angustia que pasa¬ ría el muchacho no hay para que nom¬
brarlos. Desnudo como estaba echó á correr
por el campo, hasta que tropezó con una pareja de la Guardia civil, á quién dela¬ tó el asesinato de su padre y el frustrado
asesinato de su persona.
Los guardias aprehendieron á los ase¬ sinos y, convictos y confesos, han ingre¬
sado en la cárcel de Monóvar.
Intoxicaciones
Alicante 14.—Hoy han resultado into¬ xicadas 43 familias por haber ingerido queso confeccionado con leche de cabra.
Un comandante de caballería fué el
primero que experimentó síntomas de
envenenamiento. Penetró en una farma¬
cia donde se le proporcionó un vomitivo, siendo auxiliado después por los médi¬
cos de la casa de socorro. Seis horas es¬
tuvo luchando entre la vida y la muerte, hasta que la enfermedad ha pasado por
una crisis favorable.
Ha desaparecido afortunadamente el peligro de muerte en todos los enfermos, excepto en un niño que está moribundo.
El alcalde ha dispuesto el registro del depósito de los quesos origen de la in¬
toxicación, incautándose de las calderas
de cobre y de una cantidad de leche, to¬
do lo cual ha enviado al Laboratorio
municipal. Varias parejas de la guardia civil recogen el queso de cabra, á fin de evitar que produzca más víctimas la in¬ toxicación. Los tribunales de justicia
entienden en el asunto.
El pueblo pide indignado el castigo
de los adulteradores. A las seis de la tarde se ha dado aviso
á la casa de socorro de haber ocurrido seis nuevos casos de intoxicación por
iguales eausas que las anteriores. Una familia compuesta de siete perso¬
nas ha quedado intoxicada.
Una de ellas sólo había comido por va¬ lor de 20 céntimos de queso:
Un cobrador del tranvía urbano está
grave.
Crónica Balear
Dias pasados en la Delegación del Go¬ bierno de S. M. en Mahon, tuvo lugar una importante reunión á la que concu¬
rrieron el senador del Reino señor Oli¬
ves, los alcaldes de todos los pueblos de
la isla con una comisión de cada uno de
los ayuntamientos y varias otras perso¬ nas de reconocida significación.
El delegado del gobierno. Sr. Cavanilia», expuso la idea de llevar á cabo una mejora importante que había de contri¬
buir al desarrollo de los intereses mate¬
riales de Menorca, por la cual siente vi¬ vísima predilección, cual la sentiría si
hubiese nacido en ella. Tal es el estable¬ cimiento de un servicio de automóviles

ó la construcción de un ferrocarril eco¬
nómico que, partiendo de Mahon ó de Villa Cárlos y pasando por todos los pueblos de la Isla, llegase hasta Cinda¬ dela. Crée el Sr. Cavaniilas que había de suceder en Menorca lo que ha ocurrido
en todas partes, esto es, que con la ma¬ yor rapidez y facilidad en las comunica¬
ciones había de venir forzosamente el
aumento de viajeros y la mayor expor¬ tación de productos.
Discutido detenidamente el asunto, se
creyó que lo mas realizable hoy, sería la
construcción de un ferrocarril económi¬
co y en su consecuencia, se procedió al
nombramiento de una comisión para es-,
tudiar tan importante mejora y presen¬
tar el oportuno proyecto.
El Administrador principal de Correes de esta provincia D. Enrique Fajarnés Tur, ha sido ascendido ,á jefe de Nego¬ ciado de primera clase, con el haber anual de cinco mil pesetas.
A pesar del expresado ascenso, el se¬ ñor Fajarnés continuará al frente de la
Administración de Palma.
El Patronato de la Obra pia de los San¬ tos Lugares de Jerusalem ha publicado
la relación de las cantidades recaudadas
por los señores Comisarios de Diócesis, en concepto de limosnas, mandas testa¬ mentarias, etc., y remitidas por los mis¬ mos á aquel Centro durante el año 1903, que en virtud del Real decreto de 27 de Diciembre de 1888, se envían á Tierra Santa. Según dicha relación, el señor Co¬ misario de Mallorca, D. Matías Compañy chantre de la Catedral, entregó á D. Jo¬
sé María Vidal ia cantidad de 949’31 pe¬ setas.
El precio del almendrón ha mejorado
en el mercado de Felanitx. El sábado
próximo pasado llegó á pagarse á 80 pe¬ setas el quintal.
Colaboración
UNA NUEVA PLAGA
De entre todas las calamidades que,
desde tiempo inmemorial han afligido á la humanidad doliente, ninguna ha re¬
vestido caracteres tan alarmantes como
la que tenemos la desgracia de disfrutar en la actualidad. Las plagas pasadas, cual las de Egipto, se habían cebado úni¬ ca y exclusivamente en árboles, cereales y plantas, y buena prueba de ello es que nuestra huerta, que ha snfrido infinidad de ellas, está boy día, en estado lastimo¬ sísimo, á causa de los coccus, negrilla, asjpidiotus y otros insectos de igual ó peor calaña. La que se nos ha venido encima en el presénte año, y de la que habíamos estado libres hasta la fecha, apesar de
verla en abundancia en los demás pue¬
blos de la isla, será para muchos de tris¬ te recordación, pues esta enfermedad, en¬ démica por lo visto, ataca únicamente á las personas, á la salud de las personas y al bolsillo de las personas. La plaga á que nos referimos es de curanderos, de los que pululan por plazas y calles en nú¬
mero considerable. El ánimo se nos su¬
bleva y abate cada vez que observamos la manera como explotan, esos farsantes, la ignorancia y el fanatismo, origen y fuente de esa misma ignorancia. Conti¬ nuamente estamos viendo en este pueblo, en otros de mayor, importancia, y hasta en las plazas de la capital, cual los cal¬ deos á las puertas del templo, á infinidad
de charlatanes, vestidos á la morisca al¬
gunos, aunque hubiesen visto su prime¬ ra luz en Santa Catalina, ó en los subur¬ bios del Molinar, vendiendo una porción de objetos, cual si fuesen medicamentos, que el menor mal que pueden hacer, es que en bien ni en mal influyan para las enfermedades á que las destinan. Con la oratoria, de antemano preparada, por esa especie de cotorras ambulantes, ve¬
mos con harto dolor la facilidad con que
sacan, ó mejor dicho roban, el dinero de tanto ignorante como les rodea, á cambio de un frasco, ó de ana capta muy empe¬ rifollada y vistosa, para quitar el dolor de muelas, el dolor de tripas, el dolor de vientre y para curar, en fin, toda clase de dolores y enfermedades. Nos da grima ver á esos hombres que desconociendo por completo la ciencia de curar, las causas que originan las enfermedades, y las virtudes de las plantas medicinales y sus productos químicos, como los efectos de los medicamentos, ganan su vida y hasta hacen fortuna, seduciendo y era-

uaunamifl a iv/o íiibautuo ajug
den de unas pesetas, que acaso les hagan falta para dar pan á sus hijos. Hay otra clase de curanderos que hacen mucho más ¡daño aún, que los charlatanes des¬
critos anteriormente. Estos son los cu¬ randeros caseros, aquellos que se desde¬
ñan de exhibirse en público; y en su pro¬ pia casa, ante un crucifijo, una calavera
y un juego de naipes, adivinan, sin nom¬
braría por supuesto, la persona que les quiere mal, la que les ha proporcionado el hechizo, y en que forma, la causante de sus dolencias, y otras y otras que por
dignidad es mejor callarlas. Mentira parece que, en pleno siglo xx,
haya personas acomodadas y serias que quieran poner su preciosa existencia en
manos de esos malandrines indoctos ó
ignorantes, cuando recordamos, en cierta ocasión, haber oido exclamar á un doctor de fama universal, que al darle las gra¬ cias por haber salvado la vida á un clien¬ te suyo, exclamó: las gracias no hay que darlas á mí, sinó á Dios; yo puedo ase¬ gurar que, después de haber estudiado toda la vida, solo sé que no sé nada; men¬ tira parece qne un pueblo que se precia de ilustrado y culto, quiera escuchar y albergar en su seno á esa plaga social que puede llegar á producir los más fu¬ nestos resultados, ya empeorando la si¬ tuación de un paciente, ya precipitándole, en la sima, hasta llegar á su último tér¬
mino. Bien sabemos que esa manada de reptiles tienen la maña suficiente de sa¬ ber escurrir el bulto, cuando de acorra¬
larles se trata. Tampoco ignoramos que sus curas se reducen, en la mayoría de los casos, al empleo de medicamentos
caseros ó empíricos y de uso externo: pero u
lo cierto es que, así y todo, pueden oca¬ sionar trastornos de consideración, sufi¬
cientes á ocasionar basta la misma
muerte.
Que el empleo de esos charlatanes, reptiles, ó curanderos sea entretenido, á la vez que lucrativo, uo hay que dudarlo, y para practicarlo á la perfección, hemos venido en conocimiento, de que solo dos cualidades son las necesarias é indispen¬ sables. La primera es saber hablar hasta por los codos, y apoyar siempre sus ra¬ zones con símiles de pié de banco, ven¬ gan ó nó al caso, y la segunda saber darse tono. Todo lo demás ya vendrá con el tiempo, pues aunque en mil oca¬ siones distintas se baya visto obligado el curandero, se entiende, (por salvar su pellejo) á toear las de Villadiego, por haber abusado del toque del vio¬ lón, basta con que una sola, una sola vez, baya sabido hacer dar una nota á la trompa, épica, para que su re¬ nombre y fama, repercutiendo por estre¬ chos, barrancos y valles, llegue hasta el
llano convertido en una especie de Semi- |
Dios ó niño Dios. En realidad de verdad, no sabemos á quienes culpar de tamaños males, si á las Autoridades que, con la mayor sans fason lo consienten y to¬ leran, ó al pueblo soberano que los encu¬
bre y ampara. El Código penal vigente
fulmina, contra esa clase de intrusos, cas¬ tigos bastante severos; los Gobernadores civiles, Subdelegados de Medicina y Far¬ macia y Alcaldes, que son los más in¬ dicados tienen ancho campo, sin apar¬
tarse ni un ápice de cuanto se ha legislado, para cortar de raiz esa in¬ moralidad y envilecimiento que nos de¬ grada y aterra; á ellos, pues, es á quie¬ nes nos dirigimos con el presente escrito. ¿Seremos atendidos? El tiempo nos lo
dirá.
J. T. y C.
LA SEMANA
CARTA ABIERTA
Sr. D. José Rufián Pbro.
May distinguido Sr. mío: Ante todo
le suplico me preste por un momento su benévola atención, anticipándole las más expresivas gracias.
Vengo á tratar sobre agricultura. Re¬ conozco la inmensa importancia de la
Agricultura. «Todo sale de la tierra» re¬ citan los niños; «en el cultivo de la tierra
estriba la riqueza» proclaman los hom¬ bres. Y la riqueza, el debido aprovecha¬ miento de las cosas, es lo que nos impor¬
ta á todos.
Sé muy bien que para fomentar la agricultura en nuestro valle, se creó el «Sindicato Agrícola Solieren se»; pero

SÓLLER

3

también sé muy bien la vida raquítica que vá arrostrando, á pesar de la cons¬ tancia y de los esfuerzos de V. Creo que V. no debe estar satisfecho de sus resul¬
tados. Por más conferencias, tanto en el
lenguaje oficial como en el habla "vulgar, y por más exposiciones que se hagan,
nuestros terratenientes permanecen ais¬
lados, y persisten en su rutina.
Divulgar y llevar á la práctica los des¬ cubrimientos del científico y las perfec¬
ciones del artista, siempre ha sido tarea
muy ardua, porque contadas veces se aciertan los medios adecuados para elle.
Entiendo, pues, que para extender los
principios de la agronomía, y perfeccio¬ nar las prácticas agrícolas, nos hace
falta un medio adecuado. Apuntar este
medio es mi propósito; y lo someto desde
juego á la consideración de Y.
Vamos á contratar un Perito Agríco¬
la. Lo primero que necesitamos es recau¬ dar su salario; y para ello una comisión,
pasará á domicilio de todos los terrate¬
nientes para invitarles á que contribuyan con una cuota mensual, que ,se fijará
equitativamente según la importancia del
terrateniente. Si, como es de suponer, se
cubre el salario indicado, ya tendremos
Perito Agrícola. Ahora tratemos de la labor del Perito
Agrícola. Éste se trasladará en las pro¬ pias fincas de los asociados, instruirá á
los agricultores, transmitiéndoles gra¬
dualmente sus conocimientos agronómi¬
cos, y en fin, sobre el terreno inculcará
á los obreros agrícolas los preceptos que
las ciencias y las artes señalen en bene¬ ficio de la Agricultura. Es obvio que el
Perito instruirá á los obreros sobre 1®
referente á los trabajos que éstos hagan
cuando tenga lugar la visita. Tal es el medio que considero eficaz
para extirpar los males que sobre la agricultura pesan. A V. transmito la
idea, para que la pueda estudiar y llevar 4 la práctica. Omito hacerle indicaciones

zar la montaña, se vieron como de cosí turnbre molestadas por el falcó, obligán¬ dolas á refugiarse ó tomar distintas di¬
recciones.
Las bajas que se han registrado sólo
ascienden á ocho.
Correspondió el primer premio á la pa¬ loma propiedad de D. Andrés Ofiver; el segundo, á la de D. Eduardo Rullán; el tercero, á la de D. José Frontera y el último, á la de D. Miguel Colom.
Nos añaden de la misma villa que en
los meses de Mayo y Setiembre del actual año tienen organizado dos concursos mas con grandes premios; el primero desde Cabrera, y el segundo de Ibiza: aspiran¬ do con afan verse con sus mensajeras pronto comunicados no sólo con nuestras vecinas islas Baleares, sino también con
Barcelona.»
El domingo por la tarde tuvo lugar, en el «Sindicato Agrícola Sollerense», la
anunciada conversa sobre los métodos
empleados para la extinción de la plaga que azota á los naranjos, la cual corrió á cargo de nuestro estimado colaborador
D. José Rullán Pbro.
El señor Rullán puso de manifiesto, ante la selecta concurrencia que le escu¬ chaba, las medidas que se han de tomar
para la extinción de tan maligna enfer¬
medad, basadas todas en sus numerosos
estudios sobre el terreno.
Después habló de la vida del Sindica¬ to, y expuso á los concurrentes algunos medios que á su parecer podrían dar más
animación á la sociedad.
Los concurrentes salieron muy satis¬
fechos de la reunión.
El Alcalde de esta villa, cita á los mo¬ zos Bartolomé Pérez Vivó, Juan Manuel Yillalta, Guillermo Cardell, Pedro Juan Bauza, y Miguel Moranta Magraner,
que no se presentaron en el acto de cla¬
sificación de soldados.

Cette y se espera llegará á ésta el próxi¬ mo miércoles si el tiempo abonanza.
Conforme anunciamos, mañana y pasa¬
do mañana habrá función en el teatro de
la Defensora Sollerense por la compañía de zarzuela que dirigen los señores Miquel y Barceló.
Eu el primero de dichos días tendrá lugar el estreno de la zarzuela en tres actos, de los señores Camón y Caballe¬ ro, titulada Las dos Princesas, y el do¬ mingo se pondrá eu escena la magnífica opereta La Mascota.
Según rezan los carteles, la banda de música que dirige el señor Galmés eje¬ cutará en los intermedios escogidas pie¬ zas de su repertorio.
En la tablilla de anuncios de la socie¬ dad Círculo Sollerense hemos leido un
aviso, que con el objeto de darle mayor publicidad, lo trasladamos á nuestras
columnas. Dice así: «Se invita á los se¬
ñores socios pertenecientes á la «Sección Colombófila», para que se sirvan asistir á la reunión que, con el fin de tratar asuntos referentes á la colombofilia, se celebrará eu el día de mañana, sábado, á las seis y media de la tarde, en el propio
edificio social. Sóller 18 de Marzo de 1904. El Director de la sección.—Fran¬ cisco Ballestera
Ayer empezaron á recibirse en el «Sin¬ dicato Agrícola», las naranjas destina¬ das á la anunciada Exposición. Esta será pública y tendrá lugar desde las once de
la mañana hasta las siete de la tarde del
dia 19 y todo el dia 20.
Hoy debían salir de Palma para Bar¬ celona D. Bernardo Oliver; Vicario, don Bartolomé Coll Pbro., D. Antonio J. Garau Pbro. y D. Miguel Palou, cuyos señores forman parte de Ja expedición de católicos organizada en Bilbao para ir á visitar los Santos Lugares de Jerusalem

en la «Gaceta de Madrid» del día cuatro del actual.
Después de amplio debate en el que se expusieron diferentes opiniones y quedó
reconocida la necesidad de establecer en
esta localidad una escuela práctica de comercio, en la cual se pueda, á la vez,
ampliar la primera enseñanza, la Corpo¬ ración, teniendo en cuenta lo acordado
en sesión de siete de Marzo de 1903 de fomentar mediante una subvención, la creación de un establecimiento de esta
clase; acordó nombrar una Comisión compuesta de los señores Presidente, Co¬ lom y Estades para promover la organi¬
zación de dicho centro instructivo en forma conveniente á los intereses de la localidad.
Se concedió permiso á D. Guillermo Socías Alcover para construir un piso
sobre la casa n.° 14 de la calle de Santa
Catalina del puerto y agrandar el portal y una ventana /le la propia casa.
Se acordó verificar varios pagos. Dióse cuenta de una comunicación del Vice Presidente de la Excma. Comisión
provincial, eu la cual remite los planos del ateproyecto del camino vecinal deno¬ minado de «La Figuera», modificado por el señor Arquitecto de la provincia, en la forma acordada por este Ayuntamien¬
to en sesión de 31 de Octubre del año
último. Enterada la Corporación, acordó someter la expresada modificación á una información pública por espacio de diez
días.
No habiendo otros asuntos de que tra¬ tar se levantó la sesión.
CURTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana sábado, dia 19, se celebrará la festividad
del Patriarca San José. A las nueve y
media, se cantarán Prima y Tercia, y después la Misa mayor á toda orquesta, pronunciando el panegírico del Santo, el

Sagrada Eucaristía los jóvenes de ambos
sexos, se celebra en esta parroquia. En la iglesia de S. Francisco.—Ma¬
ñana sábado, por la-tarde, los terciarios
tendrán su reunión mensual con plática por el Rvdo. P. Pedro Bautista Na¬
dal, Pbro.

•—

f

¡

Ifcegfistr© Civil

Nacimientos. Varones 1.—Hembras 0.—Total 1
Matrimonios
Dia 17.-—D. Ramón ¿Ubona Bauza, soltero, con D.a Catalina Mayo! Deyá,
soltera.
Defunciones •Día Ib—E>.a Francisca Castañer Oli¬
ver, de 77 años, casada, Alquería del
Conde.
Dia 11.—D. Jaime Frontera Coll, de 76 años, viudo, M.a 31.
Dia 12.—D.a María Magdalena Mar¬ qués Mayol, de ¿0 años, casada, calle de Moragttes.
Dia 13. D. Bartolomé Colom Vicens, de 71 años, calle de Moragues.
Dia 14. D.a Francisca Perelló Sirno-
net, de 77 años, viuda, callo de Isabel II.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
EMBARCACIONES FONDEADAS
Ninguna.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Día 14.—Para Barcelona, vapor Villa de Sóller, de 190 ton,, cap. D. Domingo Picornell, con 14 mar., pas. y efectos.

V Giltci.

por faita de salud

de su dueño, desea venderse un almacén

establecido en una peblación de Francia,

que reúne inmejorables condiciones y tiene muy buena clientela. Dicho alma¬

cén expende frutos, legumbres y licores. En esta imprenta informarán.

SIFONES
Mi BOQUILLA HIGIÉIIÜ PRIVILEGIADA
Se halla de venta en la FÁ¬

sobre su organización; pues la dejo al
arbitrio de su buen -tacto y criterio. Solo ; le mencionaré la necesidad de una Junta
Permanente.
!V. dispense la molestia. Permítame .que adopte el modesto anónimo. De Y. affmo. S. S. q. b. s. m.
Crónica Local
Dice La Almudaina del domingo úlI timo:
«Como resultado del concurso de velo¬
cidad de las palomas mensajeras soltadas
en la Puebla el día seis del actual, nos han facilitado de Sóller los siguientes
datos.
Las palomas fueron soltadas á las dies de la mañana, del día seis, y á las 11 y veinte minutos, las vencedoras se halla¬ ban ya depositadas y presentadas al local social, en donde aguardaba una comisión nombrada al efecto, para su correspon¬

El lunes de esta semana, el contratista del transporte de carnes D. Cayetano Pomar empezó á prestar el servicio, transportando las reses sacrificadas para el abasto público, desde el matadero á los respectivos domicilios.
El carruaje, que fué llevad® á ésta el domingo, es de nueva invención y de
bonito aspecto.
Hora era ya de que desapareciera el carromato que antes se empleaba para el expresado servicio. Ei Sóller, que lo de¬ nunció como inútil, se alegra de la me¬ jora.
Por medio de atenta circular nos par¬
ticipa, nuestro, paisano D. Pedro A. Casasnovas, que acaba de abrir una casa de comercio en Ponce, Puerto Rico, que se
dedicará á la venta de calzado de todas
clases y efectos de peletería. El nuevo establecimiento, que se deno¬
mina «El Globo», está instalado en la
calle de Bardoroty, 1, de aquella ciudad.

y á su regreso la ciudad de Roma. Deseamos tengan nuestros amigos fe
liz viaje y que les sea grata su excur-
ción.
El tiempo que ha reinado durante esta semana ha sido variable. Empezó con días espléndidos, primaverales, como en
la anterior semana. Pero el miércoles de
madrugada comenzó á caer agua y ha llovido en abundancia hasta hoy, acom¬ pañado de fuertes vientos que hau echa¬ do al suelo gran cantidad del dorado fru¬ to y derribado alguno que otro árbol en
los olivares de la comarca.
Efecto de la lluvia, los torrentes han
experimentado una gran avenida.
WrrW-.y’^g|>®<e^g«TrT».-.ll
AYUNTAMIENTO
Sesión del día 12 Marzo de 1904
La presidió el Alcalde señor Joy, y asistieron á ella, convocados por segun¬ da vez, los Concejales señores Mora,
Castañer, Joy (Jaime J.), Colom y Esta-

Rdo. P. Pedro Bautista Nadal. Termina¬
da ia misa, se cantará Sexta, Nona y
Vísperas, y después se dará la bendición con la Sagrada Reliquia de la Vera-Cruz. Por la tarde, después de Completas, se verificará la procesión, que recorrerá el trayecto acostumbrado.
Domingo, dia 20, á las nueve y media, expuesto el Santísimo Sacramento, se cantarán las Horas menores y la Misa mayor con sermón, que dirá el indicado P. Nadal, y después tendrá lugar la pro¬ cesión propia de la Tercera Dominica. Por la tarde, continuará el quincenario en honor de la Preciosa Sangre de Nues¬ tro Señor Jesucristo con sermón por el
mismo orador.
Viernes, dia 25, se solemnizará el mis¬
terio de la Anunciación de María. A las
siete y media, habrá Misa de Comunión para las Madres Cristianas. A las nueve y media, se cantarán las Horas meuores y la Misa mayor á voces, con acompaña miento de órgano y armouium, y en la que pronunciará el panegírico el mismo P. Nadal. A la tarde, después de Com¬

BRICA DE GASEOSAS DE DON
FRANCISCO ALBERTÍ y en to¬ dos los establecimientos que for¬ man sn clientela, á 15 céntimos de
peseta nno, al detall.
Según se desprende del informe del Instituto Médico Valenciano,
dicha clase de sifones reportará un bien muy grande á la humanidad.
La boquilla higiénica privilegiada
ha sido inventada hace muy pocos
meses. Es un aparatito, boquilla ó apéndice para sifones provista en
su parte exterior de numerosas púas gruesas y largas, lo cual evita que se beba el líquido introduciendo en la propia boca el tubo del sifón ó
que se haga otros abusos que per¬
sonas poco escrupulosas pueden ha¬ cer con los sifones sin esta boquilla higiénica. Es, pues, un adelanto de mucha importancia para bien de la higiene, y no hay que dudar que el público sollerense se alegrará de la implantación de este nuevo sistema
de sifones.

diente comprobación y distribución de El lunes por la noche salió para Bar¬ des.

pletas, continuación del quincenario de De venta en la FÁBRICA DE

premios.

celona y Oette el vapor «Villa de Sóller», Fue leída y aprobada el acta de la sa- la Preciosa Sangre del Redentor.

GASEOSAS de D. FRANCISCO

De las 32 que formaban el grupo, sólo llevándose carga general y varios pasa¬ sión anterior.

Sábado, dia 26, á las siete de ia ma¬ ALBERTÍ y en los establecimien¬

6 llegaron juntas; las otras en distintas jeros.

Se enteró el Ayuntamiento de la ley ñana, empezará la solemne función que, tos que forman su clientela.

horas é instantes: calculando que al cru¬

Dicho buque se halla actualmente en relativa al descanso dominical publicada con motiúo de recibir por primera vez la

(25)FOIAETÍM
LA VÍRGEN DE LAS LILAS
que nosotros no podíamos ir á verla! Eso es ser ingrata con los que tanto la queremos!
—¡Es verdad!—respondió Magdalena; —es verdad, mi querida Rosa:—y luego
añadió con un suspiro profundo y do¬
loroso:—¡antes debiera yo haber ve¬
nido!
—¿Qué es eso, señorita? ¿está usted
triste?—exclamó Rosa, á cuya penetra-
Icion no seescapóqueMagdalena sufría; —venga usted, y para alegrarla le ense¬ ñaré su tiendeeita, que la tengo muy bien arreglada. Rosa pronunció estas palabras con inocente alegría; pero de repente se de¬ tuvo: un subido carmín coloreó su fren¬ te y sus mejillas, y murmuró confusa: —¡Ah. perdone usted, señorita! —¿Qué he de perdonarte?—preguntó Magdalena. —Me había olvidado... —¿De qué? —¡De que ahora es usted una gran se¬ ñora!

—¡Oh, mi querida Rosa!—exclamó Magdalena, cuyos ojos se nublaron con una nube de sombrío dolor;—yo no soy, yo no quiero ser más que lo que antes era: una pobre huérfana, cuya poca feli¬
cidad está encerrada en esta tiendeeita y en el cuarto inmediato, nido de todos
sus amores y tumba de los recuerdos de su padre!
—En ese caso, señorita, gustará usted de ver su tienda, ¿verdad?
—Pues ¿quién lo duda?—repuso la Virgen de las Lilas con su sonrisa tris¬ te y dulce como el aroma de aquellas
flores.
—Venga usted, pues.
Y las dos jóvenes se internaron en la pequeña tienda: Rosa llevando en sus labios una sonrisa de orgullo; Magda¬ lena preocupada por dolorosos pensa¬
mientos.
Las paredes del portalillo estaban cu¬ biertas de lindos objetos.
Abundaban las pañoletas, los gorritos y diferentes piezas de envolturas para niños de pocos meses; y aquella gran cantidad do obra, confeccionada en tan corto espacio de tiempo, hablaba muy alto en pro de la laboriosidad de
Rosa.

—Mucho has trabajado, querida mía— le dijo Magdalena.
—¿Verdad que sí?—exclamó llena de orgullo la muchacha;—no puede usted imaginarse cuánto se ha aumentado la parroquia: todo el día estoy recibiendo encargos, y casi todo eso está vendido: además guardo á usted una buena can¬
tidad de dinero.
—¿A mí? —Sí, señora; porque, como dice mi madre, usted me ha dejado su estableci¬ miento arreglado y con crédito; yo hago la obra y sostengo la parroquia, y es muy justo que partamos las utilidades: en el tiempo que hace que usted se ha marchado, he cobrado treinta duros, y le guardo quince. —¡Gracias. Rosa!—dijo la pobre huér¬
fana, estrechando la mano de la modis¬
ta:-¡gracias! guárdamelos, que me ha¬ rán falta quizá.
La hija de Nicolasa no atendió bien á estas palabras, porque otras idsas muy alegres la preocupaban.
—Mire usted qué hermoso canario he comprado, señorita—dijo mostrando á Magdalena una jaula de marfil que pen¬ día del techo sostenida por una cadeni¬ lla de bronce, y dentro de la cual salta¬ ba un diminuto pajarillo color de oro;—

¡si viera usted cuánto le quiero y cuán agradecida le estoy!
—¿Te divierte, pues, mucho? —No es por eso por lo que le estoy agradecida—dijo la muchacha moviendo
maliciosamente la cabeza.
—¿No? ¿por qué, pues? —Es porque cada noche, después que ha concluido su trabajo, viene Germán á verme y á pasar conmigo dos horas.
Como aun hace tanto calor, nos estamos
aquí, en la tienda; la señora Juana, mi madre y otras vecina» se sientan ahí junto á la puerta, yo charlo con Ger¬ mán, y el canario canta, sirviendo para que los que están aquí no oigan lo que
nos decimos.
—¿Canta de noche? —Cuando ve la luz, sí; y yo tengo cuidado de ponérsela muy cerca... Pero, señorita, usted querrá ver su cuarto, ¿es verdad? y á la señora Juana y á la seño¬ ra Ménica, que ahora vive aquí. —¿Que vive aquí?—preguntó Magda¬ lena. cuyo semblante se animó al recor¬ dar la buena anciana que tanto la había consolado durante la larga enfermedad de su padre. —Sí, señorita, vive aquí: poco después de dejar usted esta casa, vino ella á ocu¬ par el cuartito que usted ocupaba con

su padre, trayéndose á su nietecito: y es lo más extraño que. desde que ella está, nadie regaña en la casa; ni aun Francis¬
co y Juana, que antes ya sabe usted que siempre estaban riñendo.
—¡Oh! ¡quiero verlas, quiero verlas! — exclamó Magdalena;—luego entraré en
mi cuarto.
Las dos jóvenes subieron la escalera y llegaron al corredor donde al principio de esta historia jugaban los pobres ni¬ ños de las vecinas con sus piececitosdes¬ calzos y sus cabelleras rubias.
También ahora estaban allí: allí, casi
desnudos, comiendo algunos de ellos un pedazo de pan moreno, llorando otros, y alegres casi todos.
Magdalena les besó y les acarició, en tanto que Rosa volvía á bajar para no dejar la tienda sola, y los niños empeza¬ ron á llamar á voces á sus madres, que salieron y rodearon á Magdalena con gritos de alegría.
—¡Oh! ¡qué pálida está usted, mi que¬
rida señorita!—exclamó la buena ancia¬
na Ménica;—¡cómo lia enflaquecido! ¿es usted, pues, más desdichada qu® aquí?
—¿Por qué, hija mía, por qué ha deja¬ do su cuartito, su tienda y sus amigos? —añadió Juana;— esta es la hora en que ya estaría usted aquí buena y alegre-

•-JW üETincio* U8 g® inserten en esta sección pagarán: Hasta tres in-'Y'iícires & razdn de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á :-in de 0'03 jt setas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. ■XS1 valor mil i rao de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
ore se com| onga, será de 0‘50 pesetás. - Les ílaeas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-
f a por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordiuadíl periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho d una columna 1‘50 ptas., dol de dos 8 ptas., y asi en igual proporcióon
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pe tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que ¡ compongan, 6iendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
l.os sDieriptorea disfrutarán una rebaja de un 35 p*>* Bienio

La Ilustración Española y Americana.-La

11 ATENCIÓN AGRICULTORES!!

Moda

Elegante. - La Ilustración

Artística.-El Si queréis abonar vuestros campos, seguros de obJ|
tener resultados eficacísimos, emplead el

Salón de la moda.-Album Salón.-La Borda-

dora.-La

Perla

Artística.-La

ABO SA f
Mariposa.-Blan- que se expende en la acreditada droguería de

eo y Negro.-La Zapatería Ilustrada.-Nuevo ARNALDO CASELLAS-iCK*. «• I

Mundo.-Sol y Sombra.-La Ultima Moda.-Por En este establecimiento encontrareis toda clase de

Esos Mundos

Lapiz.-El -Pluma y

Teatro.- primeras materias para composición de abonos; sul¬
fatas y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

Hojas

Selectas. - La

Patria de Cervantes. - Alre¬

para azufre; bombas
rizar arboleda.

y

demás

utensilios

para

pulve¬

infinidad de periódi¬ dedor del Mundo, y otra

Instalaciones completas de cañerías para agua y gasj Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬

cos y revistas ilustradas de España sirve el mendrón y toda clase de conservas.

“Centro de Suscripciones,, sección tercera de

PK0ST1T1B, mmmmém y

1

LA SINCERIDAD, San Bartolomé, 17.—S0LLEB. ’ liNo equivocarse, LUNA, 17-SÓLLERü!

yillaIde sólleb

Ú£

íp
DIRIGIDA POR EL PROFESOR

Fotógrafo

D, SALVADOR ELÍAS

Oalie leí Pastel

Servido satis Séüst, laicsleas, Ostia i ?Ic@?sisa
A partir dei próximo mes de Abril serán fijos los dias de
ísalida.
\_\_\_\_\_\_
Consignatarios;—En Sóller, D. G. Bernat.—En Barcelona, D. J. IRoura.—En Cette, Sres. Colom Fréres y J. Cantó.
ICOS Y

Ofrece á sus parroquiajios y al
público en general AMPLIACIO¬
NES ó sean retratos en tamaño
natural, con buenos marcos dora¬ dos, estilo Luis XV, propios para adornar recibideros y salas.
Los retratos son inalterables por
ser hechos con el procedimiento más moderno y mejor, que es AL PLATINO, pero AL PLATINO
verdad.
Lo mismo se hacen directos de
la persona, que de otro retrato, aunque sea antiguo.
ESPECIALIDAD
en ESTRATOS de PRIMERA COMUNION
S®re«i©s ecosiémicos

Clases especiales para la enseñanza práctica y teórica de Cálculo Mercantil, Teneduría de Libros, reforma y adorno de letra, y todo lo perteneciente al comercio, según las vigentes leyes.

Calle de la J^ima, n.° S#

1

mmmnm immmmmm
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
■
Servicio especial para ei transbordo y reexpedición de naranja^ frutas frescas y legumbres
JÉlTGÍ M¡¡ jik Y ASSOT
AGENTES DE ADUANAS
J GIRBiRB y P0RT-B0W (Frontera Franco-Española)

DE

AGENCIA M. BERNAT Y C.a-Rubl 20,

Corresponsales á GIVET, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEG-RAMAS: Bauza Cerbero.—Bauza Port-Bou.

PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS

— 'Tf

—

AB0M0S Qvímem para tobos los ctltiyos

INSECTICIDAS Y PABASITICIDAS

Fincas y casas de diferente importan¬ cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta
en esta Agencia.

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
L‘ ASSICDRATRICS ITALIANA

REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS
CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRICOLA
GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de GILI

POR EL
Vino Uranado Pépsico
el©
J. TORRENS. Farmacéutico

Sociedad de seguros contra los

i"

ACCIDENTES ȣ1 TRABAJO

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÍU

DEPÓSITO Y REPRESENTACION EN SOLLER:
D, JOSE EORTEZA (bib!) u«a, 24

estaurant del Universo
DE
Vda. de j. serra
PLAZA BE PALACIO-8.-BABCELOÍÍA

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está, situado en ano de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es ei más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

CASA FUNDADA EN 1876

LA SOLLERENSE

VINOS AL POR MAYOR COMISIÓN Y AJUSTE

DE
«Mmm COÍI¿K¿ CERillRE j P0RT-B0ÍI (frontera franco-española)

JUAN ESTADAS
tonuaii í «mui»
TELÉFONO

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada “diabetes.,,
IDE •VEÜSTT.A.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Fiza.—Palma, Oentro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Felaoz y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de. J. Torrens
II
DE
AST0HIO BAUZÁ Ó) Serrlé
LUNA, 6—SÓLLER
Ofrece á sus clientes y al público sus varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.
Sn mejor recomendación será, la superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬ ciones y demás trabajos del ramo.
¡¡NO OLVIDAR AL ANTIGUO SERRIÉH

Capital social: 5.000.000 Liras ]
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha 1}
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, i Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente princi} B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNAL]
G ASELLAS.

LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arl
San Bartolomé,-17,-@®MLEB
SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONI
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para socie títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás ios de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, fad¡ programas, carteles. circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y e dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los
nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de e% cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas d( tanjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, est y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, y libretas de todos tamaños y precios,, libros de texto y menaje para las escuelas de niños ¡ niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales, y objetos para hacerlas, sac cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc. etc.

SOLLER.—Imp. de <rLa Sinceridad»

Hm