Hüo XIX.--2.* EPOCA.-NUM. 881
Hüo XIX.--2.* EPOCA.-NUM. 881

SABADO 21 FEBRERO DE 1904

Ojlpv v3 Ti j Ti j l~rrjTi~)\\»

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sólleb: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 34, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a-—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador 7 Dlreetsr.Propletario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Seductor un Jefes
D. DAMIAN MAYOL ALCQVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

-c**—+ SÓLLER (Baleares) *—«**»-

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0’75 francos id. id.

adelantado.

Número suelto OTO pesetas.—Id. atrasada 0"20 pesetas

La Redacción únicamente ie hace solidaria de loa escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
EL PALCO'NÜM. 12
I
Bn la cuarta plana de un periódico se
publicó un día el siguiente anuncio:
«Matrimonio.—Un caballero, tutor de
una joven de veinte años, hermosa y dis¬ tinguida, con diez millones de dote, de¬
sea casar á su pupila con una persona de reconocida honradez y de buena fa¬ milia. De veinticinco á cuarenta y cinco años. No se exige á los pretendientes que
posean una fortuna. Dirigirse á las ini¬
ciales V. 27, en la Redacción d«l periódi¬ co. Nada de agencias.
Como se comprenderá desde luego, al día siguiente llovieron las cartas en la Redacción. En pocas horas se llegaron á
Teunir más de ochocientas.
Al cabo de algunos días, el vizconde de Castel Ladeche, que era uno de los ■ochocientos, recibía la contestación si¬
guiente^
«Las noticias que se ha tomado usted la molestia de proporcionarme acerca de su posición social y de sus gustos, rae han satisfecho por completo.
Cuando á mi pupila debo decir á usted que es lo suficientemente rica para que
desee contraer—cosa rara en estos tiem¬
pos—un matrimonio de inclinación. No le negaré á usted que la fotografía
que usted ha remitido lia sido del agra¬
do de mi pupila. Esto me ha decidido á procurar á us¬
ted una entrevista con ella. ¿Quiere us¬ ted asistir el 15 del corriente al teatro de
los Bufos? Mi pupila y yo ocuparemos el palco núra. 12 y tendremos sumo gusto
en recibirle á usted durante el interme¬
dio del primer acto.
Firmado: V.37.»
Castel Ladeche echó á correr desde su
casa al teatro de los Bufos.
—¡Una butaca de orquesta!—exclamó dirigiéndose al encargado de la taquilla.
—¿Para esta ñocha? —No, para el 15. —No queda ninguna. —¿De veras? —Si, señor, y tan de veras. Como es una función extraordinaria, no queda
ya ni una sola localidad. E6tá vendido
todo el teatro.
¡Qué desdicha! El vizconde insistió
inútilmente. Desde la platea á las gale¬ rías altas todo estaba tomado. No había medio de encontrar ni una entrada de
palco. El vizconde se vió precisado á retirar¬
se de la taquilla, casi sin esperanza de lograren propósito.
El pobre hombre estaba consternado. Pero á la puerta misma del teatro se
le acercó un individuo, el cual le dijo:
—¿Quiere usted una butaca de orques¬
ta, caballero?
—¡Déjame usted en paz! —¡Para la función del día 151 —¡Eso ya es otra cosa!
El individuo se sonrió de un modo meíistofélico y entró en una taberna
inmediata.
Castei Ladoche le siguió hasta la tras¬ tienda, con el corazón palpitante de
alegría. —Es una buena butaca—dijo el desco¬
nocido.—Primera fila de la derecha; mi¬
re usted.
—Me quedo cou ella. ¿Cuánto es?
—Veinte francos.
—¡Demonio! Un poca cara rae pa¬
rece.
—Pues no puedo rebajar á usted ni un céntimo siquiera—contestó el reven¬ dedor, metiéndose la localidad en el bol¬
sillo.
El vizconde hizo un gesto de desa¬
grado; pero acabó por pagar lo que se le pedía y se llevo la butaca murmu¬
rando:
—Aunque el sacrificio es grande, ya tengo asegurado mi asiento.

La funciónfdel día 15 fué una de laa
más memorables del teatro de los Bufos.
La sala de espectáculos estaba com¬ pletamente llena y ofrecía un aspecto
brillantísimo. Y era tan extraordinaria la concurren¬
cia, que uo quedó ni una sola localidad para los municipales de servicio.
Sólo un palco estaba vacío: el palco número doce, hacia el cual se dirigían los gemelos de todos los concurrentes.
Durante el intermedio, casi todos los
espectadores salieron á los pasillos, don¬ de se formó la más espantosa confusión, como si se tratara de ir á tomar por asal¬ to un punto determinado.
Los alrededores del palco número 12 estaban convertidos en una especie de inmenso hormigueo.
Comenzó el segundo acto y todo el mundo regresó á ira sitio.
El palco número 12 continuaba her¬ méticamente cerrado y vacío como
antes.
II
Durante este tiempo se desarrollaba
en el café del teatro una escena en ex¬
tremo interesante.
En varias mesas cenaban opíparamen¬ te varios amigos, celebrando con gran¬ des carcajadas algún suceso extraordi¬
nario.
Berlingot, el actor cómico de los Bu¬ fos. á beneficio de quien se celebraba la función, presidía paternalmente la cena.
—¡Adelante, hijos míos!—exclamaba el artista.—¡Comed y bebed sin reparo y
llenaos los bolsillos de cuanto se os anto¬
je! ¡Yo pago!... —¡Vaya una gracia!—contestó uno de
los comensales.—Cualquiera en tu caso obsequiaría también á sus compañeros, después de un beneficio como el que has
tenido.
—Ese Berlingot—dijo otro de los con¬
currentes—es el hombre más afortunado
del mundo.
—Gracias á su ingenio incomparable murmuró un tercero, batiendo palmas en honor del espléndido anfitrión.
En aquel momento, la actriz Angela Ribet, que había terminado su papel en el segundo acto, entró en el café, toda asustada y confusa.
—¿Qué «curre?—le preguntaron á un tiempo tres ó cuatro de los circunstantes.
—Corran ustedes, señores. En la sala
hay un barullo espantoso, contra el cual nada puede la autoridad.
—Pero ¿se pega la gente? —¡Ya lo creo! Como que el teatro está convertido en un campo de batalla. Y lo peor del caso es que nadie «abe por qué. —Pues yo estoy en el secreto—dijo Berlingot.—La causa de todo se debe al palco número 12. —¡Pero si no hay nadie en ese palco! —exclamó Angela Ribot. —¡Pues precisamente por eso! Y el maquiavélico Berlingot añadió, guiñando el ojo: —Lo de del palco número 12 ha sido una invención mía para tener gente en
mi beneficio.
No era una carta lo que había recibi¬
do el vizconde de Castel Ladeche, sino
una circular, de la que cada uno de los concurrentes tenía un ejemplar en el
bolsillo.
Miguel Thivars.
I—w o —■
A UNA ROSA
Entre las hermosas manos
d9 la que mi pecho adora
te vi brillar seductora
y deshojada morir. Ignoro, rosa querida,
el crimen que cometiste
cuando de ella mereciste tan dora suerte sufrir.
¿Donde naciste? Lo ignoro. Quien te arrancó de tu cuna

y quien puso tu fortuna
en las manos de mi bien.
Si fuiste por ella misma de tu madre, separada;
y por ella destinada á un fin que ignoro también.
Si fuiste prenda de afecto,
lazo de tiernos amores,
recompensa de favores
ó donativo casual.
Nada sé, flor desdichada, de lo que matarte pudo; tan solo testigo mudo
fui de tu suerte fatal.
Al ver tus hojas rosadas
en otras manos de rosa, te creí más venturosa
que las flores del Edén; y cuando la miel probaste
de su purpurina boca
te tuve una envidia loca
y tuve celos también.
A ser expresión sencilla
te creía destinada
•de la pasión que mi amada dice que siente por mí;
y pensaba en mi contento
con cariño custodiarte
en un portento del Arte destinado para tí.
Verte anhelaba en mi seno
junto á mi pecho amoroso
al calor del ardoroso
volcán de mi corazón, para que fueses testigo
de la fuerza con que late cuando oprimido combate la llama de su pasión.
Mas; otro fué tu destino; otra, tu mísera suerte.
Sufriste terrible muerte
que nadie pudo evitar.
¡Ah! cuan gustoso sufriera,
bella rosa, tu desdicha, para disfrutar la dicha que tu pudiste gozar.
P. A. P.
Agricultura
LOS INSECTOS DAMOS El INVIERNO
En invierno, mientras la vida vegeta¬ tiva está en suspenso, quedan los ani¬ males dañinos en un letargo inofensivo. Diríase que no viven, porque no tienen donde hacer daño. Algunos creen que el frío y la nieve los destruyen, y cuanto más riguroso es el invierno, menos te¬ men los destrozos de los insectos en pri¬
mavera.
Esto es un error manifiesto y perjudi¬ cial en sumo grado.
La Providencia, que todo lo tiene sa¬ biamente previsto y legislado, no per¬ mite que el cambio de estaciones impli¬ que la desaparición de especie alguna del reino animal, y á la debilidad de esos pequeños «eres animados, que tan¬
tos daños nos ocasionan durante el ve¬
rano. opone una asombrosa fecundidad, que escapa á toda la solicitud de los agri¬
cultores cuando está en la plenitud de su acción, y una facilidad suma en per¬
petuarse á través de todas las intempe¬
ries.
Una larva, un huevo, una crisálida,
que haya quedado en la hendidura de
una corteza, en una galería excavada en un tronco, en la tierra ó en una cavidad cualquiera, basta para dar origen rápido
y al parecer facilísimo á millares de in¬ sectos que en primavera y en verano se¬
rán suficientes para destruir la cosecha del vegetal en cuyas ramas ó en cuyos alrededores se haya refugiado durante ei otoño para pasar el invierno.
La destrucción, pues, de esta larva, de este gérmen. que espera la elevación de la temperatura para evolucionar y re¬

producirse, equivale al aniquilamiento absoluto de toda la generación á que da¬ ría origen si hubiese quedado con vida, y aplicando el caso á una plantación de
arboles frutales ó á una viña infestada y combatida durante uno ó varios años
anteriores por una ó varías plagas y en¬
fermedades, salta á la vista la necesidad
de sanear durante el invierno los vege¬
tales, por los medios qu« la experiencia aconseja, hasta dejarlos libres de los gérmenes nocivos que en número asom¬ broso les han puesto cerco, de la misma manera que se limpia y sanea una habi¬ tación después que un varioloso ó un ti-
fódico la ha infestado.
Esperar la primavera ó el verano para destruir los insectos, es lo mismo que elegir el momento más difícil é inopor¬ tuno, porque es el de mayor actividad vital de estos animales; es lo mismo que esperar para atacarlos que hayan inferi¬ do daño á las plantas que se trata de de¬ fender; es elegir el momento en que es más difícil, por su numero, reducirles
en su totalidad ó en la medida suficien¬
te: en una palabra, equivale á dejar in¬ tacta la causa para batirse con los
efectos.
Estamos, pues, en la estación más in¬ dicada para prevenir las invasiones de la primavera y conviene aprovecharla para
defendernos.
Veamos como puede operarse. Sábese que pasan el invierno escondidos en las cortezas de las cepas, las larvas y huevos de las altisas, de la cochilis, de la piral y
demás insectos de la vid, así como en la
corteza de los árboles frutales, los gér¬ menes de toda clase de pulgones; que las cochinillas, la serpeta, el antónomo del peral y del manzano, el pulgón le nígero, etc., residen en la superficie de las ramas y de los troncos de las plantas; que la mosca del olivo, el escribano y
otros varios insectos se hallan escondi¬
dos en la tierra de los alrededores de los
árboles, envueltos en capullos;finalmen¬ te que algunos insectos, como el de la
tiña del manzano, se hallan en las extre¬
midades de las ramas, entre las yemas.
Conocido el refugio invernal de estos animales, podemos atacarlos con segu¬ ridad, destruyéndolos en sus escondri¬ jos. Para lograrlo en los troncos y ra ¬ mas, algunos aconsejan rascarlos con algún instrumento apropiado hasta de¬ jarlos libres de musgos, liqúenes y cuer¬ pos extraños, recogiendo éstos por me¬ dio de telas préviamente extendidas en el suelo, para su destrucción por el fue¬ go. Hecho esto, procédese á embadur¬ narlos con alguna solución insecticida á base de alcohol (que disuelve la materia cerosa en que muchos insectosseenvuelven) y jabón negro, operando por medio de un pincel.
Pero este procedimiento tiene varios inconvenientes prácticos que le hacsn poco aceptable. Desde luego, es muy di¬ fícil y costosa la limpia mecánica de los troncos y no menos difícil y pesada la operación del embadurnamiento por me¬ dio de pinceles. Además el procedimien. to es poco radical.
Nosotros hemos procedido de otro mo¬ do, muy sencillo y práctico, que resulta más barato de mano de obra y más enérgico. Consiste en rociar minuciosa¬ mente, por medio de pulverizador fino, como el empleado para combatir el raildiu. las ramas y los troncos de las cepas
ó de los árboles coa una solución de li-
sol disuelto en agua en la proporción del 3 por 100 (3 kilos de este producto en 100 litros de agua).
Este insecticida, gracias á su natura¬ leza aceitosa, penetra en todos los inters¬ ticios de los árboles, y los insectos, hue¬ vos, liqúenes, musgos y materias extra¬ ñas animales y vegetales que por el otro sistema se han d3 eliminar por medio del frote, se secan y caen por sí mismos á los pocos días de haber sufrido el con¬
tacto del líquido, causando un efecto sorprendente la inmediata aparición en la superficie, de todos los pequeños ani¬
males escondidos en las hendiduras, y

su muerte, por coagulación al pie de loa vegetales tratados.
En cuanto á los insectos que residen en galerías y bolsas dentro del terreno
inmediato á los árboles, es conveniente
destruirlos por medio de una labor de azada bien practicada. Removiendo el terreno á una relativa profundidad, se destruyen seguramente las orugas y lar. vas que contenga.
Piacticando esta desinfección enérgica en invierno, las posibles invasiones de primavera y verano, procedentes de otras plantaciones vecinas, serán infinitamen¬ te más débiles y podrán vencerse con
mucha más facilidad con una solución ténue del insecticida.
De este modo la defensa es eficaz y
radical: se destruye la causa en invierno y se exterminan los efectos del contagio en primavera.
J. R.
(De El Mundo Agrícola.)
Lecturas Sociales
EL DRET Á VIURE
El més primordial deis drets del homo, es el dret á viure, y no a viure de cualsevol manera, sinó a viure humanament.
Viure, no es sois vegetar, nodrirse, creixer y morir; es desplegar integralment totes ses facultats físiques, intelectuals y moráis del nostro sér.
Donchs si 1’ homo té dret a viure, té també dret a la sa’ut corporal per medi de 1’ higiene, a la ciéncia per medi de l’instrucció y al be per medi de 1’edu-
cació.
Una sociedat ben organisada ha de garantir a tots els seus membres la vida humana, en se seua triple manifestació: corporal o física, intelectual y moral; de lo contrari faltaría al sen objecte que es assegurar ais individuos el lliure exercisi de tots els drets per medi del cumplí-
ment de tots els devers.
Quin es el dever corresponent al dret a viure?—El trabay; a,b la suor del leu fronl manjards lo teu pd.
Donchs el trabay. obligació de tots, hade garantir a tothom la vida integralment humana, donchs sería una in¬ justicia social, o no poré trabayar per viure o no poré viure trabayant.
El trabay, medi de vida, no pot esser
tan excesiu ni s’ ha de fer en condicións
que perjudiquin la salut, y el seu salari ha de ser suficient, perque tothom puga cumplir la seua missió individual, doméstique y social: al jove li ha de donar temps y medis de instruirse y donarse aquelles satisfaccions honestes que ajudan a soportar la miseria d’ aquesta vida; al casat li ha de permetre gandir de la viia de familia y conrar 1’ amor deis seus infants; a la jove no 1’ ha de posar dins un medi imprópi d’una qu’ha de ser un día mare de familia; a n’aqués-
ta no 1’ ha de treure de dins la llar que
es el seu únich regne o, per milló dir, santuari; y a tots ha de deixar lliure el día del Senyor, festa no sois del cós sinó del ánima. El trabay, rnolt lluny de ser un jou d’ esclavitut, ha de ser un medi de lliurement; sois així s’ humaniza y espiritualisa y es lo qu’ha de ser: la més gran, la més noble, la més honrosa de les funciona «ociáis y humanes.
El capital, qu’ engreixa a costes d’ aquests drets y prerrogatives del trabay; ¡a propietat. que no torna al que la trabaya el préu de la seua suor o sía un queviure propiament humá, son réus de la més gran de les injusticies, perque
atenían contra el més fonamental deis drets del homo, el dret a viure.
L’industrial que avénca. pagant ala seus obrés un salari insufieient; 1’ usurer, que chupa corrí una esponja la suor del front del trabayador, el rich, que neda en 1’ abundancia y gasta un potosí ab luxo y disbauxes, cuant Uey ha po-

SÓLLER

1

Ib :«s al sea costat que moren de fam de tabla en el mar—nos cautiva con encan¬ arrastren Gobierno y cosas hasta donde rusos, japoneses y chinos, aun cuando

Según noticias que hemos podido re¬

j ó y d’ instrucció; 1' obrer que tuda ab to irresistible. Sin embargo, nos cansa¬ no debieran ir.

cada uno de ellos mire más las minas, el coger, se mandarán á estas Islas 6.000

íbegudes que 1’ enveredan lo que deuda remos pronto de mirar hacia el Extremo

Hagamos votos por que tal no suceda, porvenir comercial y la situación geo¬ hombres. Estas fuerzas se distribuirán

servir .per la sena familia o per la sena Oriente, si la pugna del Japóm y Rusia pues el conflicto, localizado en el Extre¬ gráfica, que la barbarie y poltronería de del siguiente modo: 3.000 á Mallorca,

íriillor instrucció y educació; els rnals- no toma las proporciones de grandes es¬ mo Oriente, poco puede alcanzarnos súbditos y mandarines!

que irán á Manacor, Lluchmayor y An-

feners que viuen de Pespeculoció ya dios els .palaus de la Bossa ya dins els meetigs populars, o que j ugun dins-els
clubs aristocrátichs o bé dins P infumio-
sa taverna, y, amb una paraula, tots els =qu’ abusan deis frui-ts del trabay. faltan sa la justicia social, raen tres bey baja un sol horno que trabayant no puga satis-
4er el dret a mure.
Andreu Pont, P^re.
Actualidades
.IMPRESION DE LA QUINCENA
ISTueva. orientación
Para ciertos hombres el Parlamento es
•una especie de-Oirco donde los gladia¬
dores de la oratoria pueden vilipendiar
impunemente á la Religión y ó la Justi¬ cia y perturbar el orden moral y jurídi¬ co de España. Por esto el número de las ; sesiones suele contarse, por el de los es¬ cóndalos, y desde este punto de vista,
.las Cortes últimamente abiertas poco se
'diferencian de las demás que el país es¬ tá acostumbrado á sufrir pacientemente.
Pero esta vez nos ofrecen una nove¬
dad rara que merece ser apreciada y aplaudida. Consiste en ia entereza y ei valor de un hombre que, siendo Jefe del Gobierno, se atreve á batirse, solo impᬠvido y con denuedo, en defensa de lo ■«que cree justo, bueno y digno, frente á frente de todos los grandes colosos de la prensa y de la política que hasta hoy han dominado despóticamente á Minis¬ tros, Gobiernos y Parlamentos de Espa¬ ña, proponiéndose derribar con su con¬ ducta y con el mandoble de su extraor¬ dinaria elocuencia á todos los ejércitos de la vieja rutina que han arruinado al país, con mengua de su buen uornbre.
Hasta hoy ningún gobernante se ba¬ hía atrevido á despreciar la omnipoten¬ cia de la prensa asalariada de gran

cenas trágicas.
Demostrada la inferioridad material
de la marina rusa, por los graves daños experimentados y por los insignificantes ó nulos causados al enemigo, las mira¬ das van hacia tierra, donde el moscovita, el soldado más recio de Europa, habrá
de encontrarse trente á frente con el pe¬
queño y menudo soldado japonés. La
batalla se ha de librar en condiciones
muy distintas de aquellas en que se ha
dado el combate naval de Port-Arthur.
La superioridad física, el orgullo de raza, que en los slavos es tan poderoso,
la adhesión entusiástica á su soberano y su bandera, el recuerdo de brillantes
glorias militares, todo ha de impulsar al
soldado ruso á batirse con extraordina¬
rio denuedo, y. en último extremo, con desesperación. En tierra, las distancias
se acortan entre los combatientes con
más facilidad y mayor rapidez que en el mar; la calidad del material de combate influye menos; la derrota no admite análogas excusas. La vivísima expecta¬ ción que hay ante los probables encuen¬ tros en el territorio de Corea, se halla
muy justificada. Aun los que sienten grandes simpa¬
tías hacia el Japón, ya porque éste re¬ presenta en el cruento litigio la parte más débil, ya por espíritu de justicia, lasti¬ mado por las impacientes codicias con¬ quistadoras de Rusia, reconocen el gra¬ ve peligro que las huestes del imperio de
Sol Naciente corren sobre el suelo de
Corea. Podrán éstas rechazar y vencer á sus enemigos en varias marciales accio¬ nes; las modernas armas igualan mucho las condiciones físicas de los que las ma¬ nejan. y el fusil de repetición exige sólo conocimiento de su uso y serenidad en el que dispara. Mas, el Gobierno del Czar puede estar por mucho tiempo empujan¬
do oleadas de hombres hacia el territo¬
rio coreano, y. al cabo, á los japoneses no
será dable resistir la inundación.
En cambio,‘á éstos parecía ya asegu¬ rada la superioridad sobre los mares. Porque, si de ellos eran ya las ventajas

cuando liemos perdido el archipiélago filipino. En cambio, extendido á toda la tierra y á todos los mares, es incalcula¬ ble lo que podría hacernos perder.
LA PENÍNSULA LE COLEA
La Corea es en el Extremo Oriente lo
que el territorio de ios JBalkanes en Eu¬ ropa: una causa de discordia constante.
Tiene forma semejante á la península italiana, aun cuando su población y su¬ perficie son menores: 12 millones de ha¬ bitantes y 230.000 kilómetros cuadrados.
Es rica en minas, que acechan varias Sociedades americanas é inglesas; sus ríos arrastran arenas auríferas, cuyo la¬ vado es uua de las pocas industrias del país. Su suelo produce arroz, y legum¬ bres, con abundantes pastos, y en la zo¬ na septentrional, provincias limítrofes con la Mandchuria, háy bosques de ricas maderas, cuya explotación ofrece pin¬ gües rendimientos. El comercio y la ma¬ nipulación de casi todo lo que da el país, está en manos de japoneses, rusos y
chinos.
Como los Apeninos en Italia, el Rapoiseian, ó Monte blanco, forma á modo de espina dorsal del territorio, trazando dos cuencas con ríos de desigual exten¬ sión: al mar del Japón, el Yalu-kiaug, que desagua en Port-Lazarew, y el Tsin. en el Puerto Fosan; el Heng-, que baña
la capital. Seoúl; el Tato ni que vierte
cerca de Hai, y el Yalú. qué sirve de lí¬
mite con Mandchuria, van al mar Ama¬ rillo y bahía de Corea.
El sistema de Gobierno es el absoluto,
y la Monarquía un remedo del Imperio chino. El país está en un estado inci¬ piente y á merced de bandas cortesanas, que á las veces, como en 1894, levantan rebeldías cual la de los togakufcos, con tendencias salvajes y odios al europeo, semejantes á la de los boxers chinos.
Pocos son. y no buenos, los caminos que surcan el suelo coreano. En cuanto
á los ferrocarriles, en realidad sólo exis¬

* **

Este ha de ser el primer teatro de la
guerra terrestre, si las noticias contra¬
dictorias de un desembarco se corfirman.

La actitud resuelta de los japoneses no debe causar extrañeza: la guerra es la

política en acción y en ella se exteriori¬ za el vigor de la raza. Quien conozca el desenvolvimiento del pueblo japonés ve¬
rá sin asombro sil ofensiva marítima.

Al cabo, es la misma de 1894. Enton¬
ces, dueño del mar desde el combate na¬

val del Yalú, desembarcó en Corea por

tres pantos: Chemulpo, Geusan, en la

bahía de Lazarew, y Puerto Fusan, base

de sus operaciones, unido por cable con

Nagasaki.

n

Luego de esto avanzó hacia la Mand¬ churia, riñendo la batalla de PuyongYang, en la que el mariscal Yamagata
infirió fácil derrota á los chinos.

Sería aventurado discurrir sobre suce¬

sos que no conocemos. De todos modos, las campañas no se desenvuelven con la fantasía: la máquina Ejército, en todas
partes y más en aquel país, sin grandes medios, marcha siempre con lentitud y, sobre todo, desde que se establece el contacto con el enemigo, que disputa el camino y hace dificilísimas las opera¬
ciones.

Crónica Balear
E CULTIVO DE ALGODÓN I MALLORCA
Pruebas d© ensayo
La escasez de las existencias de algo¬ dón y el acaparamiento que de ellas han hecho algunos comerciantes, han hecho que subieran extraordinariamente los precios de esta materia textil.
Estas circunstancias, unidas á las fa¬ vorables condiciones de nuestro clima y de algunos terrenos de Mallorca han de¬ cidido á varias personas á implantar co¬ mo ensayo el cultivo del algodón en Ma¬

draitx; 3.000 á Menorca, que también se distribuirán entre varios pueblos de la
isla. De Ibiza no se habla, aunque supo¬
nemos que por lo menos se mandarán á aquella Isla de mil á mil quinientos
hombres, pues no creemos que se deje desemparada á nuestra hermana que tie¬
ne los mismos derechos que nosotros. Se dice, como noticia cierta, que e*n
breve serán movilizadss los cuatro bata¬
llones de Infantería de la 1.a reserva de
las Baleares.
Estos cuatro batallones se componen
de 800 plazas. El Sr. Gobernador civil ha participado
á un redactor de La Ultima Hora que el refuerzo de guarnición obedece á una medida de precaución tomada por el Go¬ bierno español, á igual que hacen todas las demás potencias neutrales, y que por ahora no existe creado peligro de ningu¬ na especie.
En las oficinas de Obras Públicas se
halla de manifiesto al público para los efectos de reclamación el proyecto de
travesía de la villa de Sta. Eulalia, per- /
teneciente á la carretera de tercer orden i
de San Miguel á San Carlos, cuyo pro¬ yecto es obra del Ingeniero Don Pedro
Garau.
1 En la madrugada del martes se de¬
claró un incendio en la casa de campo titulada Cas Sisero, del término de Al¬
gaida. El incendio se declaró en un pajar, en
el cual dormían los jóvenes Matías guí Amengual, de 19 años y Juan To¬ más Isern, de 10 años, cuyos jóvenes murieron quemados.
La estancia se desplomó y de entre los escombros fueron sacados los cuerpos cíe aquellos desgraciados jóvenes completa¬
mente carbonizados.
Las pérdidas materiales ascienden á unas 900 pesetas.
La desgracia ha causado dolorosa im¬ presión entre los vecinos de Algaida.

circulación que en Madrid se irroga el privilegio de monopolizar la opinión pública de los españoles; nadie había
sabido substraerse á las tentaciones del

cuando dieron comienzo á las operacio¬ nes marítimas, no hay necesidad de de¬ tallar las calculadas en su favor, inutili¬ zados, temporalmente id menos, varios

te el de Seoúl á Chemulpo. Sin embargo, hay concedidas las siguientes construc-
cciones:
Línea de Seoúl á la desembocadura del

llorca, que de tener los resultados que se espera, constituiría un rendimiento beneficioso para la isla, donde muchos agricultores viven en la estrechez por

—
Crónica Local

elogio y de la popularidad con que aque¬ lla potencia ha logrado sostener su caci¬ cato despótico en lo político, en lo social

de los mejores buques rusos, y acrecido el ánimo de los japoneses con la victo¬
ria. Las últimas noticias lian hecho al¬

Yalú. que unirá con el transíberiano mediante su prolongación á Dalnyí en
la hermosa ensenada de Talin Wan.

dedicar sus tierras á cultivos poco rema¬ ne rudo res.
A fin de llevar á vías de realidad el

En la mañana del domingo próximo pasad) celebró sil anunciada Junta Ge*

y en lo económico de la vida de España; gunas restas en esa suma.

Línea de Sébül á Fosan, concedida á ensayo, se ha tomado en arriendo varias neral ordinaria la sociedad auóniraa «El

nadie había intentado amordazar, desde

De suerte que, tras un período más ó una Compañía japonesa.

fincas en distintos puntos de Mallorca Gas», bajo la presidencia de D. Jaime

el poder, á la fiera del fanatismo ácrata menos breve de combates, lo probable

Línea de Seoúl á Puerto Lazarew, otor¬ para apreciar los resultados: en total no Colom Muntaner.

con que ciertos políticos de oficio ame¬ será que los rusos se encuentren vence¬ gada á urm Compañía rusa.

se cultivarán este año más que unas ca¬

En ella se dio lectura á la Memoria de

nazan perturbar la vida nacional arras^trando al motín callejero á los infelices .que les siguen como corderos hambrien¬ tos; nadie, en fin, se permitía aplicar el peso de la ley á Generales, Almirantes y ¿Gobernadores con igual inflexibilidad
que al más modesto de los empleados
del Estado.

dores en tierra, sin por eso contrarrestar la influencia y el poderío del adversario sobre los mares, y expuestos al ataque
inesperado y frecuente que puede dar á las extensas costas de una península quien domina en las aguas que la ba¬ ñan. Cada una de las dos potencias dis¬ pondrá de espacio sobrado para conven¬

S. M. el Rey de Corea posee un ejérci¬ to permanente, casi nominal, de 10.000
hombres, divididos en tres campamen¬ tos. al frente de cada uno de los cuales
hay un mandarín ó general, que odia á sus camaradas vecinos por Norte ó por
Sur.
Como la tropa es mercenaria y de la

torce á quince cnarteradas en diferentes parcelas, como en «Son San Juan», «Son Suñer», «Son Metje» y otras de la parte de Levante y tal vez un trozo de «Santa
Ponsa.»
Se experimentará con semillas del al¬ godón que se produce en la parte de Georgia (Estados Unidos) y también y

los trabajos realizados durante el ejerci¬ cio de 1903, y de la misma se deduce que los beneficios obtenidos ascienden á Ptas. 14.098*64, cuya cantidad se acordó fuese distribuida en la siguiente forma:
Ptas. Cts.
Para un dividendo activo de

Esto vemos que ha hecho el Sr. Maura cerse de que no le es dable arrollar á su peorcita condición, no son difíciles estas en mayor escala, con la procedente de

4 pesetas por acción. . . 8.000‘00

en poco tiempo y debemos celebrarlo, adversario para imponerle la paz. ¡Ojalá constantes rivalidades, que, por otra las plantaciones de Ibiza, cuyos terrenos Para amortización de ma¬

como simples espectadores que somos que así sea, para bien de ésta en todo el parte, vienen al Soberano como de mol¬ no difieren gran cosa de los nuestros y

quinaria y utensilios. . .

de la política, porque su conducta nos mundo!

de, porque le dejan en paz y el reino es¬ en donde este cultivo ha dado buen re¬ Para unir á las utilidades

5.500‘00

seduce con los atratactivos de una espe¬
ranza.
.Falta ahora que este predominio im¬

Sin duda alguna, no se llegará ahí sin que se áplaque, á fuerza de desengaños y de sacrificios, el orgullo patrio, herido

tá también sosegado.
No son caros ni los soldados ni los ofi¬
ciales. A los primeros se les da arroz en

sultado.
De tener el éxito en que se confía, se podrá obtener el algodón en la isla á

del ejercicio corriente . .

598‘64

Total. . . . 14.098-64

perioso de la justicia, de la verdad y de por los respectivos vencimientos. Pen¬ abundancia y tres marcos escasos por precios mucho más cómodos, por dedi¬ Los accionistas salieron satisfechos de

Ja razón persista y que se aplique tam¬ bién á los intereses de la agricultura, por encima de todo rutinario empeño. .Falta que, en vez de regatear á los ca¬ minos vecinales el 50 por 100 de su coste y reducirlo al 15 por 100, como lo hace el Sr. Allendesalazar, se equiparen esta clase de-necesidades vitales de la patria siguiera á la relativa conveniencia de
organizar los arsenales y preparar la

sando razonablemente, habrá que supo¬
ner que con todo ello cuentan las otras grandes potencias, que hasta boy asis¬ ten como espectadoras de la empeñada lucha. Los intereses que de la paz viven en toda la superficie de nuestro planeta, son tan inmensos y hablan con voz tan fuerte en todos los pueblos civilizados, que el primero de los deberes de todo Gobierno es prestar á su clamor atento

mes, esto es, unos 15 reales, con más
una pieza de algodón crudo al año, para vestirse, quedando á su cargo el corte, adorno y conclusión de los trajes. Los sargentos, sin duda por tener estómago más amplio, reciben mayor cantidad de arroz, 8 marcos, esto es, 10 pesetas al mes y seis piezas de algodón al año.
Los capitanes y jefes superiores son plazas montadas: los caballejos del país

carse á este cultivo muchos agricultores
que esperan conocer los resultados. El cultivo del algodón es poco compli¬
cado; no es como el de otras plantas que necesitan cuidados especiales; una vez que se ha preparado bien el terreno con abonos porque es planta muy esquil¬ mante, no necesita otros cuidados que el riego y limpieza necesaria, de malas hier¬ bas. Tiene la ventaja de que no es anual,

la reunión, como no podía menos de su¬

ceder dados los lisonjeros datos que les

fueron leídos.

/j

Por la buena administración de los

intereses de la sociedad «El Gas», me¬

recen plácemes la Junta de Gobierno y el Director-Gerente D. Francisco Orés-

pí Morell. Nosotros, gustosos se lqs tri¬

butamos.

construcción de barcos, y al efecto se des¬ oído. El derecho internacional privado, son especie dspemeys baratos, pues sólo sino perenne, evitándose con esto las la¬

licen á dichas atencianes sumas sufi¬ no el público, es quien laboriosamente cuestan 100 ó 125 pesetas. Los genera¬ bores de siembra.

Leemos que es objeto de una impor¬

cientes en los presupuestos.

va preparando esa solución pacífica de les, como iniciados en la divinidad sa¬

Sí tienen éxito los ensayos de este año. tante reparación la carretera de Palma á

Esto, Sr. Maura, es conveniente y ne¬ los conflictos, con la cual sueñan muchos cerdotal, van en silla de manos, adorna¬ que se harán bajo los consejos de perso Sóller, en el trozo comprendido entre los

cesario al país y además es justo, y sién¬ pensadores. Y al presente, lo menos que dos de plumas y bajo amplio quitasol.

ñas peritas y en vista de los procedi¬ kilómetros 3 á 5.

dolo. debiera prevalecer, pese á quien demanda de los hombres, que dirigen

Tales huestes bizarras, cuyas manio¬ mientos de cultivo modernos, se desa¬

pese,

los destinos de las naciones, es que, ya bras parsimoniosas en los arrabales de rrollará mucho en Mallorca, pues se han

Ya era hora.

(Do El Mundo Agrícola)
LOCALIZACION DEL CONFLICTO La lucha entre rusos y japoneses ab¬
sorbe, aun aquí, donde atención tan es¬

que no pueden todavía evitar el mal, lo
localicen.
Queda, sin embargo, un escollo, en el cual podrán naufragar todos los buenos deseos. Cabe presumir que Inglaterra, al valerse del Japón, como se vale de. una de sus piezas más fuertes un juga¬ dor de ajedrez que, con su juego bien

Seoúl constituyen un número para los viajeros y residentes europeos en aque¬ llos lugares, están armadas con fusiles Remington y Martini, vendidos por ne¬ gociantes yanquis é ingleses: de ametra¬ lladoras Gattling. cuya venta hizo míster Acoles, de Birminghan, y por alguna pieza de los talleres de Eissen.

ofrecido ya capitales para destinarlos á la explotación de esta materia tan nece¬ saria á la industria y tan cara hoy. lo que sería un venero de riqueza para Ma¬
llorca.
Oportunamente daremos á conocer los resultados de estos ensayos, debidos á la iniciativa y buen deseo de algunas per¬

En diversas manifestaciones se puede conocer el gradó de cultura de un pue¬
blo. En el teatro hallareis una de ellas.
Nosotros como fervientes amantes del
progreso y civilización de la sociedad humana, vemos muy enorgullecidos la
nutrida asistencia á nuestro teatro, que

casa prestamos á lo de fuera, el espíritu colocado, trata de descomponer el del ¿Su espíritu militar...? En 1894. chi¬ sonas que se. interesan por el bien de la de cada dia vá progresando con notable

público. ¡Así. por lo menos, apartamos enemigo, se ha propuesto contener á nos y japoneses invadieron la península; agricultura y la industria mallorquínas. crescendo. La Junta General de la So¬

la mente, durante algunos días, de nues¬ tras internas miserias y nuestras con¬
suetudinarias discordias!
Tan lejano como el teatro de la gue¬ rra vemos el conflicto en que. bien ó mal de nuestro grado, podríamos ir en¬
vueltos. Lo dramático nos atrae en todos
terrenos, y lo que hay de azaroso en

Rusia en sus precipitados avances de ambición, sin provocar la guerra uni¬ versal. Pero, aun cuando todas las con¬
tingencias antes señaladas hayan sido previstas á distancia por los estadistas ingleses, existe el peligro de que el pue¬ blo ruso, conociendo el juego de la gran potencia rival, é impulsado por soberbio

pero los bravísimos pretorianos de Su Majestad Li-ILoui XXVIIÍ. representante de la dinastía de Han, creyeron de su deber continuar eugullendo el arroz en blanco, aderezando sus trajes y cobran¬ do sus soldadas. Y sólo se pegaron tiros y mandoblazos los bélicos huéspedes: ellos actuaron de espectadores.

(De La Alviudaina.)
El Gobierno de Su Majestad, querien¬ do dar muestras de previsión por si aca¬ so llegara hasta nosotros alguna salpica¬ dura—como dijo Maura—de la guerra de Rusia y Japón, ha acordado aumen¬ tar la guarnición de Baleares con algu¬

ciedad «Defensora Soliéronse», compren¬ diendo que no en balde pasa ©1 tiempo, que la cultura se dilata, y que su molde, como es el teatro, se ensancha, resolvió
con muy buen acuerdo, proceder á algu¬ nas reformas que se hacen necesarias para alcanzar mayor capacidad de asien¬

cualquier contienda—más si ésta se en¬ enojo, se entregue á manifestaciones que ¡Con razón quieren dominar el país nas fuerzas más,

tos en su teatro, y hacer desaparecer

SÓLLER

3

aquella destartalada escalera que dá vér¬ El primer domingo de Marzo próximo, 115 mozos del reemplazo de 1904. Con Francisco Miró Coll

,

71

También se acordó alumbrar por me»

tigos.
Sabemos que ya hay una Comisión nombrada para dicho objeto; y que ésta mientras encarga á personas técnicas la

según ordenan las vigentes leyes, tendrá lugar en la sala de sesiones de la Casa
Consistorial.el acto de la clasificación y declaración de soldados.

tal motivo vióse bastante animación en la Plaza de la Constitución durante el
tiempo que tuvo lugar aquel acto. He aquí la lista de los mozos sorteados con

Simón Garcés Arbós
Antonio Arbona Marqués
Jaime Borras Ferrer Matías Servera Rebasa

. 72 dio del gas la calle se Santa Teresa, ad¬

. 73 quiriendo para ello seis faroles con sus

correspondientes columnas.

.

74

No habiendo otros asuntos de que tra¬

.

75 tar se levantó la sesión.

formación del proyecto y presupuesto,

expresión de los números con que les Bernardo Segura Vidal

.

76

. .«o»

»

*

*

ha encabezado una suscripción volunta¬ Nuestro amigo y paisano Sr. Pizá ha designó la suerte:

Antonio Rullán Frontera

.

77

CULTOS SAGRADOS

ria para coadyuvar en algo a la reforma. expuesto un nuevo cuadro en una de las Antonio Serra Pascual

1 Pedro Juan Mayol Castañer

.

78

Aplaudimos sinceramente las nobles salas de la sociedad de recreo «La Rafael Segura Pomar

2 Juan Arbona Arbona

•

79

En la iglesia parroquial.—Mañana

aspiraciones de la numerosa sociedad Defensora Sollerense.
Durante el mes de Enero último se re¬
gistraron en esta villa 16 nacimientos y

Unión». Representa el jardín señorial de la antigua casa Palou y su trazado ha merecido los elogios de las personas entendidas en el arte pictórico.
Adelante, señor Pizá, y reciba por

Juan Oliver Ballester
Miguel Castañer Rufián
Andrés Fiol Poncell Juan Oliver Pastor Bartolomé Pérez Vives

3 Alfonso Pastor Bisbal 4 Nicolás Teófilo Casellas Gilí 5 Antonio Oliver Arbona 6 Antonio Pons Santandreu
7 Miguel Vidal Enseñat

. 80 domingo, á las nueve y media, expuesto

. 81 al Santísimo Sacramento, se cantarán

.

82 horas menores y después la Misa mayor

con sermón; que pronunciará el reveren¬ . 83 do Sr. D. Juan Pou, Pbro. A la tarde,

. 84 después de vísperas, se continuará el

18 defunciones.

sus artísticos trabajos nuestra felicita¬ Bernardo Albertí Miró

.

8 José Mayol Coll

ción mas sincera.

Salvador Alemafiy March

9 José Colom Gomila

Los bailes de máscaras que se celebra¬

Bartolomé Vicens Casasnovas . 10 Pablo Castañer Colom

ron el domingo, lunes y martes últimos estuvieron muy animados, como lo sue¬
len estar todos los años al terminar el

Pasaron ya los locos dias de bullicios y divertimientos. La imposición de la ceniza sobre la frente del hombre y las

Juan Alemañy Frontera
Jaime Vicens Coll
Antonio Colom Oliver

. 11 Gabriel Socias Abraham
. 12 Pedro José Mayol Sánchez
. 13 Jaime Castañer Alcover

carnaval. Con tal motivo era considera¬ veras palabras de la Iglesia Memento Bartolomé Vidal Vicens

. 14 Juan Alcover Colom

ble el número de las mascaritas elegan¬ homo, quia pulvis est, el in pulverem re¬ Lorenzo Bauza Frontera

. 15 Andrés Palou Busquéis

tes y bulliciosas que en dichos dias se veían transitar por el centro de|la pobla¬
ción, en sus correrías de unos á otros

verter is, nos ha hecho recordar la obli¬ gación de entrar en el periodo del re¬ cogimiento y devoción. Así es que los

Amador Ensefiat Arbona
Miguel Colom Colom
Antonio Pons Ferrer

. 16 Sebastián Ferrer Frau
. 17 Antonio Rotger Femenias . 18 Miguel Morante Magraner

salones.

sermones cuaresmales que están á car¬ Andrés Arbona Coll

. 19 Juan Rullán Rullán

go del Rdo. D. Juan Pou Pbro., elo¬ Gabriel Arbona Mayoi

. 20 Bartolomé Bernat Colom

Conforme anunciamos, el sábado por la noche salió para Barcelona y Cette el vapor Villa de Sóller, llevándose gran cantidad de carga y algunos pasajeros.
Dicho buque es esperado eii'este puer¬ to mañana domingo >¿de regreso de su viaje, siendo probable salga de nuevo
para los puntos de su itinerario el pró¬ ximo martes|al anochecer.

cuente orador sagrado ya conocido de los sollereuses, atraen á nuestra parro¬
quial iglesia gran concurso de fieles,
amantes de observar las predicaciones
de los apóstoles de Cristo en la tierra.
Mucho nos placería el poder consig¬ nar, á los lectores del Sóller, noticias
favorables referentes á lo que en mallor¬
quín llamamos el temps, que para los co¬

Guillermo Tous Verdera Juan Manuel Villalta Veral Pedro Ant.o Frontera Pizá
Juan Arbona Puig Ignacio Forteza Serra
Francisco Oliver Vicens
Juan Puig Canais
Antonio Arbona Castañer Antonio Arbona Rufián Juan Casasnovas Vicens

. 21 Antonio Miró Aguiló
. 22 Cristóbal Trias Palou
. 23 Lorenzo Mayol Castañer . 24 Pedro Ant.o Mayoi Castañer.
. 25 Marcelino Rullán Oliver
. 26 Antonio Martí Oliver . 27 Guillermo Colom Sancho
28 Pedro Juan Martí Oliver
29 Juan Ripoll Vidal 30 Bartolomé Ozonas Deyá

85 quincenario en obsequio de la Preciosa

. 86 Sangre ele Jesucristo; y acto seguido, se

. 87 practicara el piadoso ejercicio del vía-

crueis.

.

88

Miércoles, día 24. A las siete de la

.

89 mañana, durante la celebración de una

. 90 Misa, tendía lugar el ejercicio mensual

.

91 en licuor de San Bartolomé.

.

92

.

93

.

94

Ovil

95

Nacimientos.

.

96

Varones 3.—Hembras 2.—Total 5

,

97

Matrimonios

.

98

Ninguno.

Defunciones

.

99

Dia Í3.--D. José Colom Deyá, de 78

. 100 años, casado, calle del Viento.

. 101

Dia Í3.—D. Juan Bia. Ballestee Ca-

. 102 sasnovas, de 81 años, casado, calle do

. 103 San Bartolomé.

. 104

Dia 13.-0.* María Morey Mayol, de

47 años, soltera, calle de Isabel II.

. 105

Dia 16.—D a Catalina Canais Colom,

. 106 de 68 años, viuda, M.a 54.

. 107

Dia 16. — D. Amador Marcús Coll, de

El vapor de esta matrícula León de Oro, que permanecía amarrado en nues¬ tro puerto desde que el Villa de Sóller presta el servicio de la línea Sóller-Bar¬ celona-Cette, ha sido vendido estos días á una compañía catalana de navegación.
Actualmente se está tomando inventa¬
rio para luego firmar la escritura de su
venta.
Seguidamente emprenderá el León de Oro viaje para Barcelona, y se nos dice que hará el comercio de cabotaje entre la ciudad condal y San Feliu de Guixols, con escalas en diversos puntos de aque¬
lla costa.
La oración de cuarenta-horas que en
la sección correspondiente de nuestro

lonos y agricultores de esta comarca, habrá sido, durante el presente invierno,
de funestísimos resultados. En anos an¬
teriores, por esta época, los veleros de esta matrícula y el vapor «León de Oro», extraían semanal mente grandes cantida¬ des del dorado fruto para los puertos de Marsella, Cette y Agde, y en el presente no llegan á media docena los cargos que se han extraído, y no queda ya fruto en los árboles por haberlo echado por el suelo el fuerte viento Poniente que, hace un mes, nos está acariciando con soplos bastante molestos, y como se vé han
causado muchísimos daños á los naran¬
jos, almendros y otros árboles. De ma¬ nera que la semana transcurrida en nada ha desmerecido de las anteriores, mucho

José Forteza Forteza
Amador Marcús Ripoll Bartolomé Mariano Serra Sampol José Bibiloni Miquel Gabriel Frontera Ripoll Bartolomé Bauzá Mayol
Guillermo Oardell Bauzá
Pedro Juan Palmer Esteva
Miguel Serra Albertí
Juan Colomar Ferrer
Miguel Frau Deyá
Jaime Soler Morell Pedro Lucas Ballester Escales Dainian Enseñat Canais
Juan Frau Puig
Pedro José Cabrera Bauzá Juan Castañer Castañer
Bartolomé Gamundí Amengual .

31 Antonio Pastor Ferrer

. 108 53 años, casado, calle del Mar.

32 Antonio Arbona Colom

. 109

33 Antonio Oliver Ballester

. 110 MOVIMIENTO DEL PUERTO

34 Gabriel Cabot Ripoll
35 Antonio Bauzá Bauzá

36 Jaime Ferrer Oliver

37 Miguel Janer Llompart
38 Antonio Bernat Rosamor

39

40

AYUNTAMIENTO

41

. 111

. 112

Emuaiicacioñus fonokadas

. 113

Dia 18.—De Cette, en 2 días, laúd

.

114

Esperanza, de 32 ton., pat D. J. Vicens, con 5 mar. y lastre.

. 115

EMBAltCAG’IONKS despachadas

Dia 20.—Para Cette, laúd Esperanza de 32 ton., pat. D. J. Vicens, con 5 ma> rineros y frutas.

42

Sesión del día 13 Febrero 1904

43 La presidió el Alcalde señor Joy, y

Mfj «A®

44 asistieron á ella, convocados por segun¬

45 46 47

da vez, ios Concejales señoras Mora, Castañer, Frontera, Joy (J. J.), Colom, y Puig.
Fuó leída y aprobada el acta de la

La Junta de Gobierno de esta socie¬
dad, ha acordado señalar los dias veinte y dos al veinte y siete de los corrientes,

48 sesión anterior.

de dos á cuatro de la tarde, y terminado

anterior número anunciamos, se celebró este año con el acostumbrado esplendor.
Resultaron solemnísimas todas las fun¬
ciones religiosas de los tres días y se vieron sumamente concurridas, en espe¬ cial la misa mayor del domingo y el tri¬ duo de desagravio al Sagrado Corazón de Jesús por las ofensas que recibe de la ingratitud de loslcristianos, mayormente en los tiemposfde Carnaval.
En virtud de telegrama dirigido por

viento, mucha nieve, y el frío que no lia escaseado; lo que si ha escaseado ha sido el sol, que, es necesario para que las plan¬ tas se alegren y vivifiquen.
Por medio de pregón se ha anunciado al público esta mañana, que los que no hayan satisfecho sus cuotas de contribu ción industrial, territorial y urbana co¬ rrespondientes al primer trimestre de este año, podrán verificarlo hasta el lu¬ nes próximo en la casa de costumbre de

Vicente Arbona Frontera Juan Coll Rullán Antonio Castañer Alcover Jaime Fernandez Arbona
Bartolomé Mariano Cayetano Buenaventura Canais Marqués
Juan Pascual Casasnovas
Juan Morante Magraner
Bartolomé Bauzá Jaume Juan Fornés Ramis Antonio Pizá Vicens José Forteza Fuster

49 50

Se acordó aprebar, para que sea remi¬
tido al señor Gobernador civil dada pro¬

éste plazo queda señalado el jueves de cada semana, de diez á doce dé' la maña¬

51

vincia, el estrado de las sesiones cele-
aradas durante el mes de Enero último.

na, para el pago del dividendo de cuatro pesetas por acción fijadas en la reunión

52

Se acordó conceder á los señores don ordinaria celebrada el catorce del ac¬

Antonio Casasnovas Magraner, D. Mi¬ tual.

53 guel Vallcaneras y D. Rarnóu Rufián, el

Sóller 16 de Febrero de 1904.—Por

54 permiso que para verificar obras particu¬ fia Sociedad «El Gas»: El Director Ge¬

55 lares tenían solicitado.

rente, F. Crespí Morell.

56

En vista de los informes emitidos por

a Comisión de Obras se denegó la auto¬

57 rización solicitada por D. Bartolomé

58 Estades para practicar obras en la casa

59 número 12 de la calle de la vuelta Pi¬

el Gobernador civil al Alcalde de esta
villa, fue detenida el miércoles, por el guardia municipal, una pareja de tórtolos y conducida el jueves á Palma por fuer¬ za de la-benemérita. La criminal mujer es casada, y habíase fugado del domicilio conyugal, dejando una criatura de corta edad enferma de sarampión. Su acom¬ pañante,, también casado,^ marchóse de su casa llevándose dinero y alhajas.

la calle de la Rosa.
Las naranjas y limones que vienen embarcándose para el mercado francés continúan pegándose á igual precio que en las anteriores ¿emanas: á 6’25 y 8 pesetas la carga, respectivamente. -
El domingo último celebróse en el en¬ tresuelo de la Casa Consistorial, confor¬

Bartolomé Enseñat Rufián Jacinto Barceló Sastre Juan Arbona Frontera Francisco Coll Gelabert Bartolomé Rullán Pastor
Miguel Bernat Ferrer
Bartolomé Timoner Vives Antonio Alcover Bisbal José Forteza Miró
Sebastián Mir Puig

60 quera y en la casa n.° 5 de la calle del 61 Hospicio, cuyos edificios se hallan com¬

Bellezas y Artistas espa¬

extranjeras, 62

prendidos en lo ordenado por R. O. de
12 Marzo 1878.

ñolas y

nove¬

tarjetas ilumina¬ 63

dades En este estado entró en el Consistorio

en

64 el Concejal Sr. Estades.

65

Se acordó verificar varios pagote;

das, bonito surtido.

66

En este estado entró en el Consistorio

De venta en La Sinceri¬

67

el Concejal Sr. Morell. Para completar el alumbrado de la

dad,

San Bartolomé.

17—3

SÓLLER. 68 calle de la Gfan-Vía se acordó adquirir
69 cinco faroles á gas con sus, correspon¬

me‘habíamos anune-iado, el sorteo dejos Jaime Mayol Bernat

70 dientes columnas.

(21)WmijJjMTÍW
LA VÍRGEN DE LAS LILAS
corazón, sino en dar publicidad á su amor por tí.
—Luego, madre mía, si yo amase á una jó ven á quien pudiese hacer mi es¬ posa. ¿aprobarías mi elección?
—Cualquiera que fuese, siempre que esa jó ven tuviera irreprensible con¬
ducta.
—¿De veras? —¿No sabes que mi deseo mayor es el
de verte casado?
—¡Ah! ¡gracias! ¡gracias, madre que¬
rida!—exclamó el Conde, besando con efusión las manos de su madre.
Pero ésta le miró fijamente sin corres¬ ponder á sus trasportes, y le preguntó
con acento firme:
—¿Has roto tus relaciones con Clara?
—Aun no, madre mía.
—¿P-piensas en casarte? — Por lo mismo no puedo romperías
todavía.
—N-) comprendo...

—Pues bien, madre mía, voy á decir¬ te toda la verdad: la mujer á quien yo amo.'eomo uu loco, es hermana de Clara.
—¡Qué escucho!—exclamó la Conde¬
sa;—¿es esa jovencita que Clara se ha
llevado á su casa... y que dicen que tra¬ bajaba como modista en una pequeña
tienda?
—La misma.
—¿Pero dónde... cómo la has cono¬
cido...?
— La conocí cuando era pobre: no sa¬ bía yo que fuese hermana de Clara: ésta, aunque muchas vecess« quejaba á mí del abandono en que vivía, jamás me nom¬ bró á su padre ni á su he mía na... jamás pensó ir á buscar á su lado consuelos legítimos...
—¡Eugenio!—interrumpió la Conde¬ sa;—es muy indigno el acusar á una mujer, y más indigno aún á la mujer que te ama!
—No la acuso, madre mía: te cuento
solo cómo conocí ó Magdalena: como te digo, su hermana no me la lnibia nom¬ brado jamás: un día pasé por su casa, y
me llamó mucho la atención su cabeza
de querubín; era á principios de verano:
llevaba uu vestido blanco y una rama
de lilas en los cabellos: solo por el gusto de verla, pasé aquel día tres ó cuatro ve-

ces por su tienda, y al siguiente la quise enseñar á algunos amigos.
— ¡Qué imprudencia! —Es verdad... pero ¿qué quieres, ma¬ dre mía? el deseo de que admiraran mi
descubrimiento... el anhelo de saber si
alguno la conocía... pero no; aquella ce¬ leste niña era desconocida para todos: yo hice tomar informes acerca de ella, y su¬ pe que era muy pobre y que trabajaba de modista para sostener á su padre en¬ fermo y anciano!
—¡Desgraciada criatura! ¿por qué no me lo dijiste? yo hubiera socorrido su
miseria.
—Mis designios eran perversos enton¬ ces, madre mía: pensé que su extrema pobreza, que su inocencia, me ayuda¬
rían á vencer su virtud... ¡vana esperan¬
za! Al vernos pasar á mis amigos y á mí, ya en coche, ya á pié, bajaba sin afecta¬
ción su cabeza sobre la labor, y perma¬ necía tan tranquila y serena como cuan¬
do pasaban por delante de su tienda las pobres lavanderas sus vecinas: ni se sonrojaba, ni siquiera era más apresuradofel movimiento de su aguja.
—¡Qué admirable fortaleza! — Esa fortaleza, esa serenidad, son la
expresión más elocuente de la virtud: la
mujer que se sonroja, que tiembla, duda

de sí misma: aquella inocente nada te¬ que conozco su fidelidad; pero éste ha¬

mía... Mis amigos, según su costumbre, bló dq esta nueva aventura mía con Sil-

le buscaron un sobrenoaibre... pero, á vina, una de las camareras de Clara,

pesar de su depravación, solo pudieron quien por1 su parte informó bien pronto

hallar uno tan puro, tan dulce como su á su señora ds cuanto pasaba. Ciara, ce¬

rostro, como su alma: la llamaban La losa, tomó informes acerca de la pobre

Virgen de las Lilas, aludiendo á su afi¬ modista, y descubrió que era su herma¬

ción por aquellas flores.

na: entonces determinó, aconsejada por

¡Perdón!—prosiguió el Conde;—per-
don. madre mía. si te ofendo con este
importuno relato: tú lo has querido, y
además á mí me hace mucho bien.

los celos, llevarla á su lado, para salvar¬ la de mis constantes persecuciones. El mismo día que Clara tomó esta resolu¬ ción, envié yo á Magdalena un magnífi¬

—Es una historia triste y dulce—dijo co aderezo de diamantes: aunque débil, pensativa la Condesa;—prosigue, hijo era trti úIti ma esperanza.

mío.

—¿Y lo aceptó?

—Durante un mes—continuó el Con¬

—Lo rehusó, madre mía, pero con ta¬

de—Magdalena desapareció de su tien¬ les frases, con tanta firmeza y dignidad,

da: el primer día que volví á verla, estaba que Bartolomé, que fué el portador, me

vestida de luto y muy flaca y descolorí-' rogó con lágrimas en los ojos que no le

da: su padre había muerto, y la tristeza enviase mas en persecución de esa santa

la tuvo muy enferma: volví á mis paseos joven: estas fueron sus palabras. Aquel

por delante de su tienda, pero solo: mismo día fué á buscarla su hermana:

aquella criatura interesaba ya á mi co¬ por la noche entró en el cuarto de Clara

razón; mirábala como cosa mía, á la que hallándome yo con ésta, y al verme, ca¬ á costa de todo debía conquistar, siquie¬ yó sin sentido, recordando sin duda el

ra por amor propio.

cruel ultraje que 1c había hecho yo ofre¬

—¡Fatal y cruel orgullo el de los hom¬ ciéndole el aderezo de diamantes.

bres! ¡a cuántas desdichadas pierde!— Ahora bien, madre iníu—prosiguió el

murmuró la Condesa.

Conde, apoderándose de nuevo de las

El Conde prosiguió de esta suerte:

manos de su madre;—ahora bien, yo

—Era mi confidente Bartolomé, por¬ conozco que amo á Magdalena con todo

>v$

SOLLER

$Ujíg arcad© «« ** inserte a en esta sección pagarán? Hasta tres in•^SSlcxc* 4 raaá ft-de 0‘06 pesetas la linea; • basta> cinco inserciones *á
4n d* ©'OSjy* setas, y 4e cinchen adalante á razón de 0*02 pesetas. 3S1 valor anir ico áe^n-anuucio, sea cual fuere el número-de lineas
a»jé woomjenga, seráde 0'60 pesetas. -Xas lineas,'de cualquiera tipo sea la letra;.y los -grabados, se cónta-
-sn por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordinad»l periódico.

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho d

una columna 1‘50 ptas., del dedos 3 ptas., y asi en igual proporcióon,

En la tercera plana los precios son dobles, y triples ea la segunda.

Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese

tan y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que se

compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

|||

l.*« suscribieres dtifrutarnu una rebaja «le un St |t>i

«lento

La Ilustración Española y American a.-La

¡ATENCIÓN AGRICULTORES!!

Moda Elegante.-La Ilustración Artística.-El Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬

^alón de la moda.-Album Salón.-La Borda¬
dora.-La Perla Artística.-La Mariposa.-Blan-

tener resultados eficacísimos, emplead el
"GUANO SAINT GOBEffi”
}ue se expende en la acreditada droguería de

*co y Negro.-La Zapatería Ilustrada.-Nuevo ARNALDO CASELLAS-'-t *<*, w

Mundo.-Sol y Sombra.-La Ultima Moda.-Por En este establecimiento encontrareis toda clase de

Esos Mundos

Lapiz.-El Teatro.- -Pluma y

primeras materias para composición de abonos; sul¬ fates y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

Hojas

Selectas.-La

Patria de

Cervantes.-Alre¬

para azufre; bombas y
rizar arboleda.

demás

utensilios

para

pulve¬

infinidad de periódi¬ dedor del Mundo, y otra

Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬

cos y revistas ilustradas de España sirve el mendrón y toda clase de conservas.

“Centro de Suscripciones,, sección tercera de
LÁ SINCERIDAD, San Bartolomé, 17.—S0LLEB.

PRONTITUD, PERFECCIÓN T ECONOMÍA
¡¡No equivocarse, LTJNA, 17—SÓLLER!!

VILLA DE SÓLLER

PISTA FOSFÓREA

TRANSPORTES INTERNACIONALES
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito

cié
L. STEINER
PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES
Se vende á 0*30 ptas. el bote
en la Farmacia de J. Torrens.

Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres
BAUZÁ Y MA5S0T

AGENTES DE ADUANAS

POR EL

OKRBiRX y PORT-BOU (Frontera Franco-Española)

Vino Uranado Pépsico Corresponsales á GIVET, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Beiga)

Desvíelo eatse Sóilir, Barcelona., Gette y viceversa

d©
J. TORRENS, Farmacéutico

TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

El primero y único elaborado en

A partir del próximo mes de Abril serán fijos los dias de esta forma en España, mucho más

calida.

económico y de mejores resultados

—•
L‘ ASSICPRATRICE ITALIANA

‘ Consignatarios:—En Sóller, D. G-. Bernat.—En Barcelona, D. J. *Roura.—-En Cette, Sres. Colom Fréres y J. Cantó.
ABONOS PUCOS Y LABORATORIO BIOLÓGICO
DE
PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS
ABOHOB QUÍMICOS PARA TOBOS LOS CULTIVOS
INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS

que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada "diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM

Sociedad de seguros contra los
ACCIDEKTEN DEL TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital, social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS
CONSTRUCTORAS 0E INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA
GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de OIEI
DEPÓSITO y REPRESENTACION EN SOLLER:

Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorósis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬
rrea (ó supresión del mismo), la

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASEELAS.
LA SINCERIDAD

D. JOSÉ FORTEZA (BIBl) Luna, 24

debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un

Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona

lotel lestaurant del Universo
DB
Yda. de j. serra
PLAZA DE PALACIO-8.-BA11CELOSA

exitante poderoso y enérgico.
DHl VBUSTTA.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las C«»piñus.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Felaez y Bermudor,.—Sóller, Far¬
macia de J. Torren*

San Bartolomé,-17,-SOIdLKR
SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás trabaios de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel dkl Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza áe Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

DE
ANTONIO EAU2Á (*) serrié
LUNA, 6—SOLLER
Ofrece á sus clientes y al público sus varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.

SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Túndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, lentos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos
variados para escritorios y oficinas, coronas, jlorcs artificiales, y objetos para hacerlas, sacos y
cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc. etc.

Sil
VINOS AL POR MAYOR COMISIÓN Y AJUSTE

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL CERBlRE y P0RT-B011 (Frontera franeo-espafloia)

Su mejor recomendación será, la
superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬ ciones y demás trabajos del ramo.
UNO OLVIDAR AL ANTIGUO SERRIÉM

LADRILLOS IIDBIDLICOS, BAÑERAS.
Fm»S, FREGADEROS I Til CLASE Dt FIB1S DE BB1 ARTIFICIAL
DE LA CASA
ENCOFET, TEJERA Y C.» de BARCELONA

JUAN ESTADAS
COMERCIANTE I PROPIETARIO
TELÉFONO
^EZICIKAlí (Añile)

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agenda especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

AGENCIA M. BERNAT Y C.a~RÉ'20, PALMA
Fincas y casas de diferente importan¬ cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta en esta Agencia.

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.
S0LLEB.—Imp. de «La Sinceridad»